Roger Pouivet

Miembro Senior del Institut de France

DESPUÉS DE
wittgenstein,
santo tomás

preámbulo de
mauricio beuchot

estudios y ensayos
j bac j
FILOSOFÍA Y CIENCIAS

Biblioteca de Autores Cristianos
Madrid ● 2017

01. Wittgenstein (I-VIII).indd 5 03/02/17 07:28

ÍNDICE GENERAL

Págs.

Preámbulo, por Mauricio Beuchot............................................. xi
1. El tomismo....................................................................... xii
2. La filosofía analítica........................................................... xiv
3. El tomismo analítico......................................................... xvi
4. El trabajo de Roger Pouivet................................................. xxiv
5. Conclusión........................................................................ xxvii

DESPUÉS DE WITTGENSTEIN, SANTO TOMÁS

Capítulo I. El intervalo internalista........................................ 3
1. De Wittgenstein a Tomás de Aquino.................................. 3
2. Neoescolástica................................................................... 7

Capítulo II. Los actos mentales............................................... 11
1. Una crítica de Gilbert Ryle................................................ 11
2. El abstraccionismo............................................................. 16
3. La disposición conceptual.................................................. 23
4. La naturaleza humana........................................................ 27

Capítulo III. Anti-Descartes..................................................... 31
1. El sentido interno............................................................. 31
2. El error del cogito.............................................................. 39
3. El privatismo.................................................................... 43

Capítulo IV. La intencionalidad............................................... 49
1. Esse naturale y esse intentionale............................................ 49
2. La corrupción de la lógica y sus consecuencias noéticas........ 51
3. La intencionalidad y el lenguaje......................................... 58

02. Wittgenstein índice (IX-X).indd 9 03/02/17 07:28

................................................................................ 73 Capítulo V..... 89 4..... 111 Anexo: ¿Cómo comprender la noción de fantasma? (Tomás y Quine).. Tomismos.. 80 2............... Wittgenstein índice (IX-X).. La intencionalidad de la percepción..................................................................... ¿Se puede observar querer?................................. Intelecto y voluntad en santo Tomás................ 119 Glosario....... El mito de las voliciones................................... 4.........................indd 10 03/02/17 07:28 ........ La voluntad................................................ 105 2.. 123 02. 105 1................................................................ 85 3................ ¿En qué sentido Wittgenstein es un filósofo?............................ 79 1... Una tradición filosófica.................. El libre albedrío y el fantasma de la libertad.................. El objeto intencional......................... X ÍNDICE GENERAL Págs..................................................... 101 Capítulo VI. 67 5... 115 Indicaciones bibliográficas................................................................................................

está ya desde hace mucho tiempo muerta y rebasada. pero es uno de los que mejor han trabajado en esa relación que pretendo destacar.indd 11 03/02/17 07:30 . dentro de él. según señala Walter Redmond 1. con la reciente filosofía analítica. ya que ella ha incorporado elementos de dicha tradición a su acervo. ya no tiene nada que ofrecer. o se inspira en él. hay dos maneras de ver la historia de la filosofía: una sublacionista o superacio- nista y otra argumentativa. mientras que la segunda. en pinceladas muy breves. para ter- minar señalando las aportaciones de Roger Pouivet. Con ese fin hablaré primero brevemente acerca de qué es la filosofía tomista. la que sigue a santo Tomás de Aquino. inspirada en él. 03. ya que depende de muchas cosas del momento. Tuvo que ser la filosofía analítica la que lo rescatara. pero. La primera se inspira en Hegel. privilegia la fuerza de los argumentos. Supera- ción y vigencia»: Prometeo 2 (1985) 43-57. señalada- mente de Aristóteles. propia por ejemplo de la filosofía analítica. qué es el tomismo wittgensteiniano. Y es que. Redmond. recibidas de los filósofos griegos. igual ha sucedido con el tomis- mo. Este filó- sofo analítico francés no tiene la intención de colocarse como tomista analítico. Uno creería que la filosofía tomista. o filosofía tomista. 1  W. PREÁMBULO En esta presentación trataré de señalar algunas relaciones de la filosofía de santo Tomás. «Filosofía tradicional y pensamiento latinoamericano. y piensa que todo pensamiento pasado ya feneció. así como este último ha manifestado también una gran actualidad. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). esto es. así podré acceder a lo que es el tomismo analítico y. para pasar después a ver qué es la filosofía analítica.

Salamanca 2004). quien. pues lo expone con gran claridad y objetividad. gran sintetizador y sistematizador de la teología cristiana y ca- tólica 2. por lo cual ha sido comparado con los filósofos analíticos contemporáneos. pero también incorpora elementos platónicos. Y precisamente en esta reflexión sobre su fe cristiana encuentra muchas de sus innovaciones. para pasar a señalar qué es el tomismo analítico. tanto judíos como árabes y cristianos. El tomismo El tomismo es la corriente filosófica y teológica que brota de santo Tomás de Aquino (1225-1274). recoge lo mejor de otros sistemas. como la famosa tesis de la distinción entre esencia y existencia. puede ser más aceptable y útil que el más reciente posmoderno. pensador medieval. singularmente de san Agustín. Aun- que usa la filosofía como ayudante de la teología. comenzaré exponiendo muy breve- mente qué es el tomismo y qué es la filosofía analítica. 2  M. Introducción a la filosofía de santo Tomás de Aquino (Ed. Tomás usa la filosofía para hacer una reflexión sobre su fe.indd 12 03/02/17 07:30 . sino abierto. San 3  Esteban. ha sido uno de los que más han beneficiado esta corriente. Con todo. El sistema tomista tiene algunos rasgos particulares 3. sabe respetar E. 1. y este lo ha construido después de una labor de análisis muy acuciosa y dedicada. También obtie- ne muchos conocimientos de sus debates con otros pensadores medievales. En realidad. 03. XII PREÁMBULO de modo que un filósofo pasado. así sea Parménides. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). no tiene un sistema rígido. Pamplona 1989) 629ss. sobre todo de la patrística y. Para entender esto. Beuchot. Gilson. El tomismo (Eunsa. Ciertamente es una filosofía que depende mucho del pen- samiento de Aristóteles. Después abordaré el trabajo de Roger Pouivet. que en- cuentra para distinguir a Dios de las creaturas. en su labor de teólogo. sin decirse tomista analíti- co.

fue muy seguido entre los agustinos. pensaba ser un tomista ortodoxo. sino también fue adoptado por otras órdenes y multitud de clérigos seculares y laicos. hubo pensadores tomistas que dialogaron directa y explícitamente con el análisis lingüístico. Por ejemplo. incluso formaron parte de sus filas. que desató el neotomismo. 03. Da una impor- tancia fundamental al intelecto. Por eso conviene decir. dentro del florecimiento del tomismo en el siglo xvi. Husserl y Heidegger. Tomás tuvo muchos seguidores. qué es esa filosofía analítica y después pasar a lo que se ha denominado tomismo analítico. y no con la otra línea. el último como historiador y el primero como expositor de santo Tomás. presente sobre todo en el siglo xx. como en estética. y se basa en la distinción de acto y potencia. No solamente porque la Orden dominicana lo colocó como el escolarca o pensador principal que debían seguir sus miembros. pero lo conecta con la volun- tad. reflejada en la distinción entre la esencia y la existencia o el acto de existir (actus essendi). También tuvo el tomismo un florecimiento a finales del siglo xix. No en balde fue el principal doctor de la Iglesia. u ontológica. Usa mucho de la lógica y del análisis lingüístico. PREÁMBULO XIII la peculiaridad de cada uno de estos dos saberes. Pero dialogaban más con filósofos que pertenecían a lo que se ha llamado filosofía continental. carmelitas y diocesanos. incluso en temas donde no había sido usado. amén de muchos laicos. En esa línea descollaron escritores como Maritain y Gilson.indd 13 03/02/17 07:30 . Sin embargo. Inclusive Suárez. como Bergson. que era la de la filosofía analítica. aun sea resumidamente. que será el principal teórico de los jesuitas. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). mercedarios. Su filosofía es altamente metafísica. con León xiii y su encíclica Aeterni Patris (1879).

Ayer y llevado a Inglaterra. influyó sobre él. En Estados Unidos la filosofía analítica entroncó con el pragmatismo. Filosofía analítica (Sur. Searle. centrado en el lenguaje ordinario. que fue maestro de Quine. quien. E. con Whitehead y Russell. Neurath y otros. Putnam. sino por desmenuzar los problemas con una consideración detenida. O. R. T. Reichenbach y otros. y a veces también se pasaban bajo la lupa de la formalización lógica. Después surgió el logi- cismo. Geach. En seguimiento de Peirce. Algunos que adoptaron una línea intermedia fueron E. Wittgenstein tuvo influjo. Era el análisis que primero se llamó conceptual y después lingüístico. Ryle y otros. a pesar de que era su alumno. La filosofía analítica La corriente llamada filosofía analítica (considerada más un estilo que una escuela) se caracterizó por no construir sis- temas extensos. con el propio Russell y con Wittgenstein. Buenos Aires 1974) 25ss y 63ss. Schlick. Y el atomismo lógico. Luego se dio el análisis conceptual. para ver si resistían la reconstrucción lógico-sintáctica 4. L. Lewis. y también G. a lógicos de la talla de Peirce y Frege. XIV PREÁMBULO 2. De ellos pasó al Grupo de Berlín. con G. en el siglo xix. 03. En esta línea caminaron J.indd 14 03/02/17 07:30 . con H. La filosofía analítica tuvo como preparación. En este país. con M. Este positi- vismo lógico fue recogido por A. Davidson y H. Anscombe y P. Austin y su discípulo estadounidense J. de la manera en que se expresaban por medio del lenguaje ordinario. Se analizaban los problemas a través del lenguaje. J. para una filosofía del lenguaje de índole pragmático. En pos de este último fueron D. S. von Savigny. Carnap. cultivó la lógica I. Wittgenstein también influyó sobre el neopositivismo o positivismo lógico del Círculo de Viena. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). Moore. en lo que se llama su segunda época. Esta línea ha sabido tomar 4  E. esto es.

Por eso la filosofía analítica fue muy benéfica. Dentro de ella se cultivó y desarrolló mucho la lógica. se tenía algo muy aceptable. 5  E. Esto confería a la filosofía analítica un carácter muy serio. y la del análisis del lenguaje ordinario. se hablaba de análisis ordinarista. J. la filosofía del lenguaje y la filosofía de la ciencia. Rabossi. El análisis filosófico se ha distinguido por ser muy riguroso y exigente. en busca de su coherencia interna. En todo caso. para ver la coheren- cia y la verdad de las expresiones. lógica y metafísica (Monte Ávila.indd 15 03/02/17 07:30 . de muy objetiva. Madrid 1986) 17-28. al aná- lisis lógico-lingüístico. 03. la filosofía analítica ha sido una de las corrien- tes filosóficas principales en el siglo pasado y el presente. PREÁMBULO XV una postura intermedia. a eso se le llamaba análisis reconstruccionista. gracias al análisis lingüístico y al análisis lógico. Análisis filosófico. Filosofía y análisis del lenguaje (Cincel. ya que a veces se reunían ambas cosas. Cuando sólo se atendía a los usos del lenguaje ordina- rio. A. porque trataba de reconstruir las expre- siones del lenguaje ordinario por medio de la formalización lógica. Caracas 1975) 28ss y 97ss. este tipo de filosofía se ganó la consideración de muy exigente y difícil. pero llegaron a un punto de desarrollo bastante aceptable. Acero Fernández. Algo menos pasó esto con la ética. al principio. entre el análisis lógico. la estética y otras. En verdad. por el rigor que daba. Antes compartió el panorama del pensamiento con el marxismo y ahora lo hace con la filosofía posmoderna. para aplicar los formalismos. pero después fue una de las corrientes que más apreciaron la ontología 5. Fue la más científica de todas las vertientes de la filosofía 6. 6  J. México 2004) 371ss. Tomasinis. Por el afán metodológico que desplegó. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). la filosofía política. Filosofía analítica: un panorama (Plaza y Valdés. exageró al rechazar la metafísica. Por ejemplo. Cuando se usaba el tamiz de la lógica. esto es. pero si se evitaban. Ciertamente tuvo sus exageraciones.

Este tomismo analítico sigue cultivándose 8. P. México 1991). Así podrá dar mucho más esa corriente. Ver también S. El tomismo analítico Para esta filosofía analítica. Redmond. «En torno al tomismo analítico»: Estudios Filosóficos 49 (2000) 151ss. que ha fortalecido a la otra. Llano.indd 16 03/02/17 07:30 . Haldane. Kenny. Interpretación y realidad en la filosofía actual (UNAM. Veremos algunos ejemplos concretos de esta actualidad del to- mismo en diversas disciplinas o ramas filosóficas. F. Massini y otros 7. 03. Es verdad que muchas de sus tesis o contenidos han muerto con el tiempo. Krapiec. Ross. J. aun mayor. con la época. Castro. Lógica y ontología (Uni- versidad de Guadalajara. y que se ha llamado tomis- 7  Ver el número dedicado al «Analytical Thomism» de la revista The Monist 80/4 (1997). Se lo ha reconocido por tesis que aun hoy en día persisten. que hemos descrito a muy grandes rasgos. I. F. S. Sobre el realismo y la verdad en el camino de la analogicidad (Universidad Pontificia. Otras más podrán serlo en la medida en que el tomismo no se dedique tanto a conservar la doctrina cuanto a ponerla en diálogo con las nuevas corrientes. M. en el que sue- len colocarse autores como E. Breton. W. Dubarle. C. que si- gue vivo y ofreciendo respuestas y aportaciones. Inciarte. de modo tal que ha llegado a hablarse de un tomismo analítico. XVI PREÁMBULO 3. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). Geach. A. México 1999) y El tomismo en el México del siglo XX (UNAM-UIA. México 1983). Esto se ve precisamente en la corriente de tomistas que han usado la filosofía analítica. pero otras siguen vivas y actuantes. J. 8  Es lo que he tratado de hacer en mis obras Filosofía analítica. D. M. México 2004). el tomismo ha tenido mucha actualidad. Esta es una muestra de la vitalidad del tomismo. el Aquinate ha mostrado tener una singular pujanza y actualidad en recientes discusiones. J. Guadalajara 1986). que llegó a llamarse la philosophia perennis. Anscombe. Conocimiento. causalidad y metafísica (Universidad Veracruzana. A. filosofía tomista y metafísica (Universidad Iberoamericana. e incluso se han revitalizado. el tomismo. Xalapa 1987). Tópicos de filosofía y lenguaje (UNAM. I. Bochenski. México 1996). En la filosofía del lenguaje.

tiene carácter social y no individual. Su tomismo analítico»: Estu- dios Filosóficos 53 (2004) 379ss. Geach ha hecho una compa- ración de Tomás con Frege. Conde Gaxiola. J. sino que se da en las relaciones comunitarias 13. por la expresión. Asimismo. Frege (Basil Blackwell. Three Philosophers: Aristotle. existe la disposición para hacer público lo que pensamos. es decir. Mental Acts.indd 17 03/02/17 07:30 .. así como recibir cosas de él. Aunque Tomás habla de un lenguaje de conceptos. M. 03. en efecto. y N. y su adquisición no es meramente ostensiva o abstractiva. 13  P. y pueden aportarle cosas. 12  G. Pouivet. Haldane y el autor de estas líneas 11. E. «Mauricio Beuchot y la filosofía analítica. París 1997) 79ss. Es una idea muy cercana a la de función. J. Oxford 1967) 76ss. Castro. a diferencia de Ockham y otros. La noción de signo tiene dos aspectos: sentido y referencia (Frege) y significación y suposición (Tomás) que son ampliamente coincidentes (aunque no en su estatus on- tológico. Tomás tiene una estructura enunciativa de su- jeto y predicado (SP) y no de sujeto. Kenny. que incluyen la cópula.c. Londres 1971) 72ss. PREÁMBULO XVII mo analítico 9 o tomismo wittgensteiniano 10. Geach.P. dedicado al Analytical Thomism. 10  R. «En torno al tomismo analítico». Haldane. Muchos de los elementos de la filosofía del lenguaje de Tomás casan con los de la filosofía analítica del lenguaje. Algunos de los representantes de esta corriente han sido E. 80/4 (1997) de The Monist. a. Th. 11  S. compilado por J. 156ss. Geach muestra cómo no está reñido con la idea de que no hay lenguaje privado. Th. Geach. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). no privado. saint Thomas (PUF. coincide con Frege. En filosofía del lenguaje. mostrando cómo coinciden en varias cosas. Aquinas. ya que el sujeto es el argumento y el predicado 9  Ver el ya citado vol. También hace ver Geach que Tomás coincide con Wittgenstein en la idea de que el lenguaje es público. Après Wittgenstein. P. cópula y predicado (S es P). Their Contents and their Objects (Routledge and Kegan Paul. Anscombe. A. pues para Frege los sentidos son una especie de ideas platónicas y para Tomás son conceptos mentales) 12. Anscombe . Geach.

coincide con la de Frege. o. Geach defiende la modalidad de re. defiende el esen- cialismo aristotélico-tomista como interpretación semántica u ontosemántica de la lógica modal 18. Asimismo. Peirce de signos tipo (type) y signos réplica (token). Los nombres propios son los sujetos por excelencia y los comunes los predicados por excelencia 16. y no de la del sujeto. Geach hace ver cómo en ciertos casos (cuando el sujeto es individual o nombre propio) la existencia puede ser predicado lógico y no sólo gramatical. el dominico medieval san Vicente Ferrer. Y. que si lo borramos. 18  Íd. «Form and Existence»: God and the Soul (Routledge and Ke- gan Paul. esto es. 03. un predicado válido 17. asimismo. respecto de la función proposicio- nal o enunciativa 15.indd 18 03/02/17 07:30 . A History of the Corruptions of Logic (University Press. De modo que el signo tipo «libro» designaría a todos los signos que tengan esa forma. además. Ferrer se anticipa a Frege en su esquema de sujeto y predicado. Igualmente. Berkeley-Los Ángeles 1972) 174. la cuantificación es parecida. concretamente la de necesidad.. Lógica y ontología. en cuanto a la semántica de la lógica mo- dal.. 17  P. Th. Un eminente tomista. 44ss. 14  P. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). XVIII PREÁMBULO el functor 14. S. La doctrina general de la semántica de los nombres propios. con su idea de una suposición material simple y también discreta o distribuida. resal- ta su carácter de functor. Y. Leeds 1968) 16ss. esto es. «The Identity of Propositions»: Logic Matters (The University of Califor- nia Press. no hace desaparecer al otro. Th. con el cuanti- ficador del lado del predicado.c. es decir. Reference and Generality (Cornell University Press. Beuchot. se anticipó a la idea de Ch. 15  Íd. Geach. esto es. Londres 1970) 42ss. el cuantificador está por la parte del predicado. sino que además se anticipa a la noción de Quine de que el sujeto es un signo saturado. cuantificada. 16  M.. así como la de los nombres comunes. Ithaca-Londres 1970) 171ss. ya que para Tomás. que conduce a esencias. al igual que para Frege. mientras que este uso de «libro» es sólo una réplica suya. Geach.

«Lo- gica e ontologia delle relazioni nel pensiero di Tommaso d’Aquino»: ibíd. se- gún lo ha mostrado Geach. «La logica delle relazioni nella Summa Theologiae di Tomma- so d’Aquino»: Rassegna di Scienze Filosofiche 26 (1973) 65ss. 23  P. se anticipa a la idea de Strawson de la asimetría entre sujetos y predicados. 21  M. Otros han ido por la lógica de las relaciones 21. Como se ve. 03. 32ss. con replanteamientos por parte de tomistas analíticos. como es el de la semántica de Frege y los principales aspectos de la de Wittgenstein. 27 (1974) 227ss. Bochenski. Malatesta. 20  J. 22  S. Malatesta. Nove Lezione di logica simbolica (Edizioni Studio Domenica- no. Th. por cierto. Por su parte. a la tradición analítica. desde la doc- trina tomista. Bolonia 1995) 71. PREÁMBULO XIX mientras que al predicado le falta saturación y por lo mismo. En cuanto a la lógica formal.J. en N. o la lógica modal 22. en 19  F.indd 19 03/02/17 07:30 . Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). han hecho aprecio de las doctrinas del Aquinate en este campo 19. M. The Cambridge His- tory of Later Medieval Philosophy (Cambridge University Press. 273ss. ha habido algunas aporta- ciones que se han hecho del lado de los tomistas analíticos. M. Filósofos del lenguaje de la línea analítica.. Ha habido también mucho aprovechamiento de la teoría del conocimiento tomista. como Strawson. en cuanto a la misma presencia de los objetos y los hechos ante y en la mente. «La problematica tomistica delle relazione alla luce della logica matematica e dei moderni indirizzi di pensiero»: ibíd.c. también Elizabeth Anscombe ha dejado interesantes aportaciones. que es un clásico de la filosofía analítica. Conesa . y.. como los trabajos del eminente lógico polaco I.). Chisholm y Armstrong. Knuuttila. M. Kretzmann (ed. Mental Acts. Bochens- ki 20. Nubiola. 85. o. Malatesta. Un claro ejemplo de construcción gno- seológica utilizando el tomismo es la obra del ya mencionado Peter Thomas Geach. Cambridge 1982) 342ss. Geach. «Modal Logic». Barcelona 1999) 112ss. de los más clásicos y extendidos. la semántica tomista (o filosofía del lenguaje) es altamente compatible con la semántica o filosofía del len- guaje de ciertos sectores de la filosofía analítica. Filosofía del lenguaje (Herder. sobre los actos de la mente 23.

México 1994) 101-122.. causalidad y metafísica. en esta perspectiva. del hilemorfismo. Tales los conceptos de materia y forma. II: Metaphysics and the Philosophy of Mind (Basil Blackwell. «Causality and Determination». han sido expuestas en términos filosófico-analíticos por autores como Elizabeth Ans- combe 27.. Filosofía analítica. 123ss. E. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). en El legado de Witt- genstein (Siglo XXI. Y lo mismo ha G. Mileslaw Krapiec ha usado ex professo la semiótica y la lógica matemática para estructurar la metafísica 29. «Pour une interprétation contemporaine de la métaphysique thomiste»: Miscellanea Mediaevalia 2 (1963) 342ss. Para las doctrinas de Tomás sobre el verbum. 27  G. Conocimiento. como sus nociones de causa y determinismo. que fueron recuperados para la física nada menos que por Heisenberg. se mantienen e incluso han sido recuperados por investigadores actuales para apoyar la marcha de la ciencia más reciente 28. Causation and Conditionals (Oxford University Press. Oxford 1981) 57ss. 25  A. E. Oxford 1980) 63ss. «Intencionalidad: Aquino y Wittgenstein». se ha usado y re- vitalizado a santo Tomás en un ambiente de filosofía analítica. y son precisamente los que tienen más nivel de principios. También se han estudiado algunos aspectos del conocimiento necesario y su relación con el contingente. Krapiec.indd 20 03/02/17 07:30 . filosofía tomista y metafísica. en The Collected Papers of G. o. En el ámbito de la metafísica u ontología.). También aspectos de la física aristotélico-tomista. M. pero varios de los principios.. Anscombe. Anscombe. Tomás de Aquino y Saul Kripke»: Revista de Filosofía 15 (1982) 211ss. Muchas de las teorías y expli- caciones más concretas y directas han caído. o.c. 26  M. y para la filosofía de la ciencia de la línea de la filosofía analítica. 24  M. Beuchot. también recogido en el mismo. Kenny. XX PREÁMBULO la intencionalidad 24. de lo a prio- ri con lo a posteriori 26. Sosa (ed. De modo igual. Conocimiento. M. esto es. Todo indica que hay aspectos del tomismo valiosos para la ciencia de la actualidad. Anthony Kenny ha de- sarrollado. el autor usa a Bernard Lonergan. 29  M. Íd. en E. muchas tesis del Aquinate 25. E. «Events in the Mind». «Necesidad y contingencia en Aristóteles. 03. de más alto nivel. Xalapa 1987). 71ss. Anscombe. 28  M.c. famoso epistemólogo tomista reciente. causalidad y metafísica (Universidad Veracruzana. Beuchot.

en seguimiento de Wittgenstein. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). Muchas teorías o doctrinas tomistas. México 1992) 59ss. del privatismo e internalismo cartesianos al publicismo y ex- ternalismo wittgensteinianos. Beuchot. Pamplona 1984) 137ss. Su utilización de un tomismo analítico en filosofía de la mente ha servido para sacar. «On Analogy»: The Thomist 11 (1948) 474ss. Kenny. ape- titos. y que ha revolucionado la reflexión sobre este concepto en la filosofía posterior 36. y.. em- pleando elementos tomistas. Tal vez la doctrina del Aquinate que ha tenido más aplica- ciones en la filosofía analítica actual es su filosofía de la mente. M. Alejandro Llano ha revisado el estatuto cognoscitivo de la metafísica a la luz de las teorías analíticas 33.. llenos de contenido. Y el trabajo continúa 34.c. como sobre las dispo- siciones. PREÁMBULO XXI hecho G. Llano. Muchos temas de la metafísica tomista se mues- tran muy vivos y vigentes. M. Elizabeth Anscombe. 34  Puede verse M. 03. 31  I. Bochenski y James Ross han trabajado la analogía con lógica analítica 31. etc. Aquinas on Mind (Routledge. así como sobre las pasiones... Metafísica y lenguaje (EUNSA. París 1981) 184ss. en Metaphysics and the Philosophy of Mind. intencionalidad. «The Intentionality of Sensation». sobre el tema de la intencionalidad. Anscombe. La esencia y la existencia en la filosofía escolástica medieval. lo que es más importante. Oxford 1957) 39ss. Fernando Inciarte Armiñán ha comparado ciertos temas metafísicos tomistas con la ana- lítica 32. 36  G.. a la luz de los nuevos métodos lógico-semánticos de la filosofía analítica. Kalinowski 30. se han 30  G. En cuanto al alma y sus potencias. Cambridge 1981) 58ss. Londres 1993) 73ss. Intention (Blackwell. E. Bochenski. Madrid 1974) 98ss. J. Anthony Kenny ha sido uno de sus más preclaros promoto- res 35. pueden inyectar a la propia filosofía analítica nuevos contenidos y aportaciones. Inciarte Armiñán.indd 21 03/02/17 07:30 . Ross. Portraying Analogy (Cambridge University Press. Íd. o. L’impossible métaphysique (Beauchesne. F. El reto del positivismo lógico (Rialp. han sido utilizadas con provecho por autores como el mencionado Kenny en los estudios de filosofía de la mente más recientes. 32  F. Kalinowski. 33  A. Su repercusión en la filosofía analítica actual (UNAM. 35  A.. hábitos y virtudes. 3ss. ha producido una obra clásica de la filosofía analítica.

). Pamplona 1993) 126ss. claro que con las naturales discusiones que se suscitan. «Modern Moral Philosophy»: Philosophy 33 (1958). Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). Las virtudes (Eunsa. quien ha puesto varias tesis fundamentales del Aquinate en formulaciones de filosofía analítica. 03. en AA. 41  J. 1-2. en filosofía del derecho su libro Natural Law and Natural Rights 42 ha sido un manifiesto del iusnaturalismo tomista en la más reciente iusfilosofía analítica. 42  J. The Cambridge History of Later Medieval Philosophy (Cambridge University Press.c.A. A. 39  A. Kretzmann . Ans- combe. «Thomas Aquinas on Human Action».c. The Metaphysics of Mind (Clarendon Press. Pinborg (eds. Íd. Mental Acts. 37  A. Grisez. Question 94. Oxford 1980) 121ss. M. Geach. Algo parecido han hecho Peter Geach y Elizabeth Anscombe 40. a tal punto que ha sido muy aceptado por sus cultivadores.indd 22 03/02/17 07:30 . T. pero discutido por muchos. Utilizando los mismos términos de la discusión entre analíticos. Edimburgo 1973) 46ss. «The First Principle of Practical Reason: A Commentary on the Summa Theologiae. por ejemplo en trabajos de Kenny y Geach 37. En ética ha sido sobre todo Germain Grisez el represen- tante del tomismo analítico. Kenny . Moral. P. Oxford 1998) 38ss. 38  G. Natural Law and Natural Rights (Clarendon Press. Aquinas. ha sabido volver mo- neda corriente muchas tesis tomistas. 41ss. 40  P. Kenny.J. Finnis. Political and Legal Theory (Oxford University Press. o. Cambridge 1982) 642-654. Oxford 1989). Finnis. The Development of Mind (University Press. y ha puesto en circula- ción un iusnaturalismo tomista planteado en nuevos métodos. en N. «The Origin of the Soul»..VV. o. G. También Alan Donagan 39.. Th. God and the Soul. Además. En la filosofía del derecho se ha destacado John Finnis. Kenny.. Article 2»: Natural Law Forum 10 (1965) 168ss. También ha sido la filosofía analítica la que ha aprovecha- do muchas ideas y tesis del Aquinate en ética y filosofía del de- recho. Así se ve en algunas obras suyas 38. E. Donagan. 80ss. Geach. Su libro Aquinas 41 es un ejemplo de tomismo analítico en ética y filosofía del derecho.. XXII PREÁMBULO beneficiado de doctrinas tomistas.

Beuchot. Milán 1999). Ha habido. 43  C. muchas de ellas provenientes de la línea analítica 48. 44  Véase M. la política del reconocimiento y el republicanismo 46. Más que ciencia de las religiones (un tanto como la filosofía de la religión de corte fenomenológica). más recientemente. «Ideas and Experience in the Political Thought of Aquinas»: Past and Present 71 (1976) 3-21. Catto. Beuchot. tesis y teorías de la filosofía política tomista 49. iuspositivismo y iusnaturalismo (UNAM. La falacia de la falacia naturalista (Corripio. que ha renovado los principios tomistas frente a las teorías del liberalismo. Barcelona 1987). aplicacio- nes de ideas tomistas a situaciones nuevas 47. Sigmund. Tres versiones rivales de la ética (Rialp. 49  M. PREÁMBULO XXIII Es lo que han hecho otros tomistas analíticos. MacIntyre 45 y. México 2002). Cam- bridge Mass. Natural Law in Political Thought (Winthrop Press. En estos estudios de talante analítico se han revitalizado muchas tesis de santo Tomás. Asimismo. Barcelona 1994). Se han dado re- flexiones profundas sobre las objeciones modernas contra la teoría tomista del estado. 45  A. Massini 43 y algunos más 44. Un ejemplo preclaro es el de A. Massini. México 1999). como Carlos I. se trata de un estudio muy filosófico acerca de Dios. MacIntyre. Identità e comunità.indd 23 03/02/17 07:30 . Derechos humanos. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). Madrid 1992). México 1993). historia y filosofía (Fontamara. 48  P. Viola. Y se ha usado el instrumental conceptual de la filosofía analítica para revisar conceptos. I. Tras la virtud (Crítica. el comunitarismo. asimismo. Il senso morale de la política (Vita e Pensiero. 1971). E. En la actual filosofía analítica se llama filosofía de la reli- gión a lo que antes se llamó teología natural o teodicea. Justicia y raciona- lidad (Eiunsa. el del italiano Fran- cesco Viola. 03. 46  F. Filosofía y derechos humanos (Siglo XXI. Dere- chos humanos. varios intentos de recuperar doc- trinas de la filosofía política del Aquinate para reformularlas en términos de la filosofía analítica. Los principios de la filosofía social de santo Tomás (IMDOSOC. Santiago de Chile 1995). 47  J. México 1996).

Geach. de índole tomista.).. 51  A.. Después de enseñar en liceos obtuvo plaza en la Universidad de Rennes I. García de la Sierra (ed. Y también se han dado intentos de repensar globalmente los principales problemas de teodicea. en God and the Soul. Fue agregado de filo- sofía en 1983. 52  J. 93-108. Thomas Aquina’s Proofs of God’s Existence (Rout- ledge and Kegan Paul. la metafísica y la estética.. 54  B. aunque en un tono más bien crítico.indd 24 03/02/17 07:30 . ha hecho una labor sin par destacando la actualidad de santo Tomás para la filosofía analítica. Th.c. Oxford 1987). Se ha dedicado eminentemente a la filosofía analítica. 03. Nancy II. en A. o. o.). en la línea de la filosofía analítica 54. Lo mismo ha hecho Anthony Kenny. en A. García de la Sierra (ed. The Rationality of Theism. The Rationality of Theism (Rodopi. 53  M. Beuchot. 57ss. Fue director del Laborato- rio de Historia de las Ciencias y la Filosofía (Archivos Henry Poincaré). The God of the Philosophers (Clarendon Press. God and the Soul. «Saint Thomas’ Third Way: Possibility and Necessity. Davies. Amsterdam-Atlanta 2000) 61-92. acerca de la estructura lógico-semántica de la terce- ra vía tomista 53.c. ha abordado el de la filosofía 50  P. Entre otros temas. «The Five Ways». Londres 1969). En esa línea. y ahora en la Universidad de Lorraine. ha investigado la filosofía de la religión. M. 4. teología natural o filosofía de la religión. Essence and Existence». Kenny. Bochenski. An Introduction to the Philosophy of Religion (Oxford University Press. Oxford 1986). desde la perspectiva analítica. el cual. doctor en filosofía en 1992 y habilitado para dirigir investigaciones en 1998. XXIV PREÁMBULO Peter Geach. Bochenski realizó. ha usado varios con- ceptos tomistas de manera analítica 50. Íd. St. The Five Ways. al final de su vida. en The Five Ways y The God of the Philosophers 51. una revisión lógica de las cinco vías tomis- tas 52. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). Yo mismo he tratado de reflexionar. El trabajo de Roger Pouivet Pasemos a Roger Pouivet. sin decirse tomista ana- lítico.

el tomismo wittgensteiniano. y el autor señala que no se necesita ser neo-escolástico para aceptarlo. Perspectives in Religious Epistemology (con D.. L’ontologie de l’oeuvre d’art (Vrin. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). y expone las críticas de Gilbert Ryle al fantasma en la armadu- ra (ghost in the machine). De entre sus numerosas obras cabe señalar: Après Wittgens- tein. Esto es un hecho. Pouivet comienza con la distinción del internalismo mo- derno. saint Thomas (PUF. Lukasiewicz) (Ontos Verlag. El externalismo consiste en superar el internalismo y el individualismo en el conocimien- to y tomar en cuenta elementos externos al individuo (como actos de habla en comunidad) para poder justificar los pensa- mientos. ha dado mucha luz y difusión a este tipo de estudios.. París 2010). sino las disposi- ciones de este o la capacidad de acción voluntaria. Centrándonos en el libro que trata de Wittgenstein y san- to Tomás. Sin declararse tomista ana- lítico. La philosophie de Nelson Goodman (con J. The Right to Believe. vemos en él una exposición de trabajos muy principales en la línea del tomismo analítico o. Morizot) (Vrin.. París 2008). así como las críticas de Wittgenstein 55  R. el acto voluntario requiere no una volición o estado interno del sujeto. Tiene también varios artículos interesantes que sería muy prolijo enumerar. París 2011). En el caso de la voluntad. Philosophie contemporai- ne (PUF. Pouivet.indd 25 03/02/17 07:30 . 5-11.c. 03. que coincide con el de santo Tomás 55.. por ejemplo cartesiano (la «filosofía reflexiva»). y el externalismo de Wittgenstein. Fráncfort 2012). además de toparnos con el inteligente y provocativo título en el que Pouivet pone al Aquinate después del autor del Tractatus (invirtiendo el orden cronológico). o. Después pasa el autor a la naturaleza de los actos mentales. París 1997). PREÁMBULO XXV polaca y el del tomismo analítico. Après Wittgenstein. como él prefiere llamarlo.

31-47. es decir. 57  Ibíd. Algo muy importante es la noción de intencionalidad. a saber. Geach se ha distinguido por atacar ese abstraccionismo. que encuentra un trabajo clásico en la obra Intention. pero uno de ellos es el analítico o wittgensteiniano. 104-114.indd 26 03/02/17 07:30 . 78-103. 48-77. De acuerdo con ello. Luego Pouivet se dedica a mostrar cómo el tomismo witt- gensteiniano va contra el internismo cartesiano 57.. pues no habla de procesos ocultos de la mente (experiencia interior). en cuyo estudio sobresalió mucho Anthony Kenny. 56  Ibíd. y ha sido clave para la filosofía de la mente. de Elizabeth Anscombe 58. Pouivet termina reflexionando sobre la tradición filosófica tomista 60. sino del uso de los enunciados. XXVI PREÁMBULO al abstraccionismo 56. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). Se rechazan las voliciones como un mito. 12-30. Esta noción está muy presente en santo Tomás. Más bien se analiza la explicación que da santo Tomás sobre la voluntad y el libre arbitrio (free will). superando la egología que se deriva del «cogito» de Descartes y del priva- tismo que prescinde de los actos de habla de los usuarios. 03. 60  Ibíd.. No hace mucho Hi- lary Putnam rechazó el funcionalismo porque le pareció que la noción de intencionalidad es indispensable y esa postura la relegaba. diciendo que santo Tomás no incurre en él. Algo de esto lo ha señalado Alasdair MacIntyre en su recupe- ración del legado de santo Tomás. Encontramos entonces un capítulo en el que se aplica todo esto a la voluntad 59. que encuentra diversas líneas.. 58  Ibíd. 59  Ibíd.. hay diversos tomismos.. Witt- genstein es un filósofo más tradicional de lo que se supone: camina por esa tradición (no es el anti-filósofo que a veces se pinta). esa concepción de que la voluntad se mueve por esta- dos internos que son motivaciones suyas.

la ética. sino des- de su filosofía analítica muy consistente y bien asimilada. El análisis lingüístico es una corriente muy seria. un anexo sobre el fantasma. así como en la filosofía de la religión. Conclusión Como puede verse. ha mostrado la actualidad de muchas doctrinas tomistas para el análisis filosófico. pero lo aclara a partir de Quine. PREÁMBULO XXVII Hay. Grandes nombres en el campo de la filosofía actual han hecho uso de tesis tomistas o cultivan el tomismo analítico. la filosofía de la ciencia. 115-118. Mauricio Beuchot 61  Ibíd. o imagen de la fantasía que es necesario tomar en cuenta para el conocimien- to intelectual (reductio ad phantasmata) 61. y en ella se reconoce una vertiente llamada tomismo analítico. ambos muy útiles. casi en todas: la lógica. Wittgenstein introducción (XI-XXVIII). la metafísica y ontología. Eso es síntoma de su vitalidad. lo cual llama mucho la atención. sin proclamarse tomista analítico.. La obra termina con una bibliografía comentada y un glo- sario.indd 27 03/02/17 07:30 . es sobre todo en la filosofía analítica en la que ha encontrado más valoración el tomismo. Esas tesis de santo Tomás tienen una no- table concordancia con tesis de Wittgenstein. Se ha aplicado en varias ramas filosóficas. la filosofía del lenguaje. lo cual nos recuerda cómo Wilfrid Sellars reivindicaba las «especies» (spe- cies) cognoscitivas. y Pouivet ha hecho una labor muy notable señalándolo. la filosofía del derecho y de la políti- ca. Todo ello es una clara muestra de la vitalidad que tiene la filosofía tomista. Pouivet lo señala en santo Tomás. la filosofía natural. y que de nosotros depende el revitalizarla aún más. 03. y cómo Roderick Chisholm usó muchas nociones tomistas para la teoría del conocimiento. además. 5. Roger Pouivet.