You are on page 1of 3

1

Secularización del Estado y de la sociedad en México
Karina Morales Arias
karhistor@live.com.mx
La secularización del Estado se entiende como el desplazamiento e independencia de las
instituciones estatales, junto con su constitución jurídica, de la influencia de la religión.
Proceso que da cuenta en México desde aquella separación de los asuntos civiles y los
religiosos en el siglo XIX que significaron los primeros intentos de la separación Iglesia y
Estado en nuestro país; hasta las definiciones constitucionales de Estado laico y libertad
religiosa, las reformas constitucionales que se dieron en 1992 y las recientes. Por otro lado
la secularización de la sociedad -siguiendo el modelo que propone Jürgen Habermas para
comprender la secularización en dos dimensiones las Estatal y la Social, cada una con sus
ritmos y características- tiene que ver con valores, sistema ético, ideológico y moral de la
sociedad independizado de la influencia de la religión, es el proceso social de desapego de
lo religioso (Rivera Castro, 2010; Habermas, 2011). Si bien podemos entender estos
procesos por separado, tienen vasos comunicantes entre sí, por ejemplo, las tendencias de la
sexualidad y reproducción que se vienen configurando desde hace algunas décadas,
contrarias a lo que la doctrina católica dispone, es sustentada a su vez por la promoción y
defensa estatal de los derechos sexuales y reproductivos1.
Así el proceso de secularización del Estado mexicano establece condiciones para la
configuración del proceso de secularización de la sociedad, aunque es necesario aclarar,
que no sólo el actuar del Estado es el que determina el secularismo en la sociedad, ahí
intervienen otra serie de factores, entre ellos están, por ejemplo, los flujos de información
por medio los avances tecnológicos, que significan el choque y la influencia de tantas
fronteras culturales, la apertura al conocimiento de otras cosmovisiones, en otras palabras,
un mercado abierto no sólo de sistemas y valores religiosos, sino de valores sociales,
morales y culturales, al que la sociedad se enfrenta, del que toma y construye sus códigos
sociales y conforma su conciencia, a través de la capacidad racional de cada sujeto, que es
a su vez otra de la características fundamentales de la modernidad.
El impacto del proceso de secularización del Estado mexicano en la secularización
de la sociedad, es complejo y de larga carrera histórica; desde las reformas constitucionales
de 1992 se otorga el reconocimiento jurídico de las diversas iglesias o asociaciones
religiosas en México y la igualdad ante la ley de todas éstas, con la definición de sus
derechos2, así se ha abierto el espacio público no sólo para la Iglesia católica, sino también

1
Por ejemplo el discurso del Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara, en los años 2006 y 2007 difunde
con fuerza la postura de la Iglesia católica ante la discusión de las reformas a los libros de texto de nivel
secundaria en temas de sexualidad, y la despenalización del aborto que se dio en México D.F, y deja ver
precisamente la correlación entre el proceso de secularización del Estado y el de la sociedad.
2
Derechos y obligaciones para la realización de actos de culto público religioso y el uso de los medios de
comunicación masivos, entre otros. De dichas disposiciones sobresalen una serie de limitaciones,

muestra este proceso paulatino. pero por el otro lado. en este inicio de siglo XXI. defendido y promovido históricamente. y ha minado la fuerza mayoritaria de la Iglesia católica. datos que se pueden encontrar en la web: http://sic. impactan en el panorama secular de la sociedad. Lo que ha contribuido desde entonces al aumento de la diversificación religiosa entre la población mexicana 3. pero en los próximos diez años. como lo mencioné arriba. en 2010 ya es el 83. 2 a las demás agrupaciones religiosas. pues de los que se consideran católicos son sólo alrededor de la mitad los que la practican. el infierno (alrededor del 60% creen que existe). la Iglesia católica.gob. el censo del año 2000. como de los que se dicen no profesantes de alguna religión. mientras que el 3. en otras palabras.9 por ciento de la población. el impacto no fue tan evidente sólo disminuyó el porcentaje en menos de dos puntos. también hace acto de presencia. que indican el peso de los principios y valores católicos en la sociedad. la Virgen de Guadalupe (con un alto porcentaje de creencia. Es un dato revelador que nos acerca a la cotidianidad de los creyentes.1% indiferente a cualquier religión. por ejemplo está la creencia en el alma (alrededor del 80% creen en ella). es decir. la revelación de algunos comportamientos.7 por ciento de la población mexicana de cinco años o más.pdf . representada en los jóvenes encuestados.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/censos/poblacion/2010/princi_resu lt/cpv2010_principales_resultadosVI. de 2000 a 2010. Es posible encontrar en la Encuesta Nacional de la Juventud realizada en el año 20054. Éste fenómeno del pluralismo y la diversidad religiosa que se abre en México. Acudir a los reportes de los resultados de los censos aquí mencionados en la página web del INEGI: http://www. que indica que el 88 por ciento de la población mexicana se decía católica. muchos de los símbolos y conceptos que históricamente en nuestro país los ha promovido y difundido desde su perspectiva. ya que por un lado de lo que se dicen católicos sólo la mitad practica la religión.4% del total de encuestados se dice católico practicante y el 40 % católico no practicante. La misma encuesta permite conocer dentro de los que se dicen creyentes. y profundizadas en la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público). son más de cuatro puntos los que disminuye el porcentaje de católicos en México. por ejemplo. milagros ( alrededor del 80%). 3 Según los censos poblacionales que el INEGI ha levantado entre 1990 y 2010 (sumando tres). Pero para ver el impacto de las reformas en materia religiosa de 1992.pdf 4 Datos obtenidos de la Encuesta Nacional de la Juventud. Por otro lado se indaga sobre las creencias que los jóvenes tienen sobre algunos elementos que forman parte del sistema simbólico de las religiones.gob. se decía católica. quiénes llevan a la práctica su religión. En ella se puede leer sobre la aceptación y el aumento de varias prácticas entre la juventud mexicana. que son contrarias a lo que dicta la doctrina católica. sobresaliendo en porcentaje.conaculta.inegi. mientras que en 1990 el 89. junto con otros más. Los datos anteriores muestran un panorama secular ambiguo en la práctica. elementos que la Iglesia católica ha definido. resultando que 44. Mientras que el aumento de religiones protestantes.mx/centrodoc_documentos/292. es necesario fijarse en el dato faltante. se ha establecido legalmente la pluralidad religiosa en México. Lo que quiere decir que en los primeros años después de las reformas. siguen teniendo fuerte principalmente en los derechos a los ministros de culto (expresadas principalmente en el Artículo 130 de la Constitución Mexicana. las relaciones sexuales fuera del matrimonio y el uso de anticonceptivos. alrededor del 90%) y por último el pecado (alrededor del 80%).

3 presencia y siendo fuente de creencia. entre los mecanismo que ésta utiliza en esa arena de combate. (2001). permite enfrentarse a cambios y fluctuaciones en el impacto del capital moral que la Iglesia católica tiene o pretende tener sobre la sociedad. 2001). a todos incluso a la Iglesia católica. Rivera Castro. que nos indicaría de manera más clara los vasos comunicantes entre la secularización del Estado y la secularización de la sociedad. (2011). aunque el peso histórico de la Iglesia católica signifique todavía una fuerza importante. pero está organizado y funciona sin ellas. se vislumbran dos esenciales. incluso a las Iglesias. Así. en base a reglas que no dependen de ellas" (Blancarte. . J. está establecido en buena medida desde 1992. como son las libertades. la primera es que este mercado es un espacio de combate. en la toma de decisiones y las formas de actuar y relacionarse. apoyándose en Émile Poulat. Esta apertura del espacio público a la oferta de diversos valores y tendencias religiosas. Así el panorama de secularización estatal. que es regir u ordenar las practicas de vida (sea en privado o público). Fuentes Blancarte. es combate y es espacio de acción abierto. parece sobrevivir como mera tradición y no como lo que ella misma pretende. Lo que mantiene y a la vez renueva la histórica contraposición entre el Estado y la Iglesia. "Lo político: el sentido racional de una cuestionable herencia de la teología política". R. que se debe pensar que en México "el espacio público está abierto a todos. su postura. la influencia de ésta en todos los aspectos de la vida es ambigua. el mercado religioso y de valores en México sucumbe a la pluralidad. ciertamente aunque la Iglesia católica en números conserve la mayoría de adeptos en nuestro territorio. (2010). Lo que no es posible deducir con esta encuesta es el impacto de la religión en la vida cotidiana de las personas. Para ello sería necesario indagar en las prácticas cotidianas de los sujetos. F. de nuestro panorama secular. éticas y culturales. "Laicidad y secularización en México"/Habermas. morales. teniendo en el flujo de información y las tendencias globalizantes una fuerza que empuja y acrecienta dicha diversidad y pluralidad. La segunda situación es que esa misma apertura de mercado de valores religiosos y morales. Frente a este panorama es posible decir que el Estado ha propiciado que el espacio esté abierto a la diversidad de religiones. plantea dos situaciones. uno es el uso de los medios masivos de comunicación para difundir su discurso. En este sentido dice Roberto Blancarte. que para nuestros días. y el otro es precisamente la construcción de su discurso en torno a temas que la misma modernidad mantiene en la mesa. muchas veces sustentadas y promovidas por el Estado. a través de la promoción y difusión de sus valores. y las nuevas tendencias de valores y prácticas sociales. "Laicidad y el Estado Laico".