You are on page 1of 16

Escritos Joánicos 1

IFTIM

Escritos Joánicos
Segunda Unidad: Acercamiento a cuestiones generales y particulares del Cuarto Evangelio

LA DIMENSIÓN LITERARIA Y TEOLÓGICA DEL CUARTO EVANGELIO1
DIMENSIÓN LITERARIA: EL ESCRITO Y LA TRADICIÓN

1. Algunas peculiaridades del Evangelio de Juan como escrito

Para este apartado se considerará el Evangelio de Juan como una obra literaria, así como el
modo en que se ha ido gestando la obra.

a. Lengua y estilo
Es sumamente sencillo e incluso pobre en su griego (koiné). Es correcto en su forma pero
bastante pobre desde el punto de vista literario: sólo utiliza 1000 palabras diferentes.
Es un estilo directo y tiene una sintaxis bastante elemental. Abunda el presente histórico y
la conjunción  (y). En conjunto es sencillo y directo.
A pesar de sus limitaciones, su lenguaje y estilo tiene el encanto de una obra madura, que
hace notar que el objeto ha sido largamente contemplado y amado. Es una obra de profunda
intensidad “monotonía grandiosa” que poco a poco se va acercando al centro -Jesús- con fe
y reverencia.

b. El mundo conceptual del Evangelio de Juan
Es muy unitario, no hay distinción clara entre el lenguaje del narrador (o evangelista) y el
lenguaje de Jesús (habla igual que el autor y de forma muy parecida al mundo conceptual de
las carta: mismas palabras, mismos giros, estilo…). Nos hallamos en un mundo conceptual
no sólo muy unitario, sino también muy diverso del que reflejan los sinópticos:
 Los vocablos de significación teológica no suelen tener preeminencia alguna en las
presentaciones sinópticas (luz, conocer, vida, judíos, mundo, testimonio, de Dios,
enviar –ser enviado-, manifestar, verdad).
 Están ausentes las palabras más características de los sinópticos (evangelio, reino,
fuerza, llamar, limpiar, proclamar, conversión, parábola).
 Los acentos teológicos están totalmente cambiados, no se corresponden. El Evangelio
de Juan parece no saber nada de lo referente al reino (conversión, llamado, invitación,
obras extraordinarias). El Evangelio de Juan no anuncia el Reino, ni lo proclama, ni lo
ilustra por parábolas.
 Los gestos que realiza no son actos llenos de poder, son signos.
 Los hombres no son llamados e invitados: simplemente los exhorta a creer en Jesús.
Por ello es difícil hacer un estudio comparativo con los sinópticos. Lo que si podemos
decir es que hay fragmentos tradicionales en Juan de los sinópticos, los cuales habrá qué

1
José Oriol Tuñí y Xavier Alegre., Escritos joánicos y cartas católicas. EDV, Navarra, 1995.

. 31-36.. hay indicios que apuntan a una clara historia de la redacción (obra redactada en varias etapas. Es decir. 1). 2. en verdad…)(contestó y dijo)(creer hacia). otra en 7. 14. Aporías (dificultad para el paso: contradicciones. Las llamadas características joánicas A pesar del estilo monolítico (“manto sin costuras” –Strauss). i. en el orden cronológico (secuencia inicial marcada cronológicamente (1. en los diálogos y discusiones. 31-18. En conjunto el relato es poco equilibrado y el marco cronológico no acaba de ser una ayuda para el lector.1 no hay indicación cronológica. Escritos Joánicos 2 IFTIM hallarlos a través de un análisis muy detallado del estilo y de la estructura de los fragmentos que componen este evangelio. sin embargo. el estudio del estilo y los giros peculiares de Juan se ha ido imponiendo poco a poco. los discursos parecen incorporados sin más a un texto.1.(dar la vida) Parece muy probable que estamos ante una obra que tiene una historia que ha ido gestándose poco a poco. flotantes 3. sin enlace ni relación posible con el contexto (Ej.  Además.. 29. 12. ii. a partir de este momento las noticias cronológicas casi desaparecen (hasta el 5. 2. Indicios de una historia de la redacción Juan tiene una fuerza y una personalidad tan grande que parecen haber traducido los fragmentos tradicionales de la manera que resulta muy difícil detectar qué fragmentos pertenecen a etapas de tradición antigua y que ha sido incorporado por el evangelista.en verdad.4. Una historia de la composición que resulta bastante paralela a la que se ha esbozado en los sinópticos. 1. luego otra fiesta 6. 3. en el sentido de un todo sin partes ni posibles fisuras. paradojas insalvables…) del texto:  Hay numerosos textos difíciles de comprender en su situación actual. como si no se hubiera hecho la corrección final (textos poco pulidos: 3. 22-30…)  En otro sentido.19-28. Falta de plan definido  Hay una cierta falta de plan claro y definido. no enlazados con su contexto 3. parecen “oráculos” que llegan a sus interlocutores desde el mundo celestial. como si la obra no hubiera sido acabada. 44-50. por otra parte el texto ofrece altibajos notables en su marco cronológico.2…). c. La narración de la visita a la tumba de Jesús por parte de los discípulos está muy mal hilvanada con el relato de la aparición de Jesús a María Magdalena. a partir de un núcleo fundamentalmente narrativo). porque aparte de los giros característicos que tenemos en Juan.5-8.(dar testimonio sobre). Algunas de estas características son evidentes y basta leer el Evangelio de Juan en comparación con los sinópticos para apreciar que hay expresiones que sólo aparecen en Juan: . que constituyen una parte importante de la presentación. algunos textos enlazarían mejor con otros 1.15 con 1. Esto es verdad hasta cierto punto. 31-36). que si bien nos han dado una serie de datos al estilo de una crónica y con detalles relativamente precisos. d.13). Algunas veces.

Si se escribieran una por una. por tanto el capítulo 21 es un apéndice que se añade cuando la obra ya estaba acabada. paralítico 5. 1-15. La palabra libo (20. Mt 8. Esta reducción es consciente y tiene una finalidad bien definida: “Jesús realizó en presencia de los discípulos otras muchas señales que no están escritas en este libro” (20. Paralelos con los sinópticos  Relatos de curaciones (funcionario: 4.). 46-54. el lector tiene la sensación de estar ante un escrito poco trabajado. Clases de signos El tipo de relatos de milagro del Evangelio de Juan coincide fundamentalmente con el de los sinópticos: . 30). Número de signos Hay mucho menos “gestos extraordinarios” de Jesús que en los sinópticos.1-10. conserva el anonimato al no desvelar quién es el discípulo amado.Tres que están presente en los sinópticos: o La curación del hijo del funcionario real (4. los pasajes que presentan mayores posibilidades de pertenecer a capas más antiguas son los pasajes narrativos. pienso que ni todo el mundo bastaría para contener los libros que se escribieran” b.  El cap. ciego 9. la unción de Jesús 12. El capítulo 21  Poco congruente con el antecedente. Lc 7.  El 21 formaría parte del acervo de la tradición de signos de Jesús y habría sido incluido al final como justificación del status de Pedro y del papel del discípulo amado de cara a la comunidad. 1-44)  Hechos extraordinarios (multiplicación de los panes 6.1-18. 21 a primera vista desvela al autor. Escritos Joánicos 3 IFTIM iii. 12. Como iremos viendo a lo largo del estudio este estilo paradójico es parte de su identidad última. . caminar sobre las aguas 6. Juan ha conservador siete hechos prodigiosos de Jesús. Historia literaria o historia del texto: la tradición narrativa de los signos de Jesús Entre los materiales que forman el Ev. 13-17. Mc 6. 1-15. sin embargo. El autor de capítulo 21 también señala: “Hay además otras muchas cosas que hizo Jesús. 46-54. la que da a estas afirmaciones la fuerza de la obra concluida y acabada. cf. a. donde se nos cuentan los signos de Jesús. 2.30). resurrección de un muerto 11. 16  Otros textos que narran los sinópticos: la entrada en Jerusalén 12. 5-13) o La multiplicación de los panes (6. 1-7. 1-8 Nos deja una impresión paradójica: por una parte. iv. 32-44 par. cf. el lenguaje y estilo son muy peculiares y unitarios (fuerte personalidad literaria) y por otra parte. expulsión de los vendedores del templo 2.

Ejemplo: Curación del ciego (Juan 9) . y untó con el barro los ojos del ciego y l dijo: vete. . Esto nos lleva a decir que es posible distinguir entre tradición y narración. 6. escupió en tierra. al pasar. Estructura de los relatos de los milagros El esquema tradicional de los relatos de milagro es: . se lavó y volvió ya viendo” (9. También se puede ver presente en el Evangelio de Juan. Tres gestos prodigiosos que son semejantes: o La curación de un paralítico (5. 11-17 y Mc 5. Tradición y redacción en el evangelio A través de los pasajes de los signos. lávate en la piscina de Siloé (enviado)” (9. 45-52 y Mt 14. Escritos Joánicos 4 IFTIM o Jesús camina sobre las aguas (6. . decían: ‘¿No es éste el que se sentaba para mendigar’?” (9. 16-21.Realización del milagro: “el fue.).Presentación de las personas necesitadas y del taumaturgo .Petición implícita o explícita de curación por parte del enfermo: este aspecto no se da aquí.Presentación del taumaturgo y de las personas necesitadas: “vio (Jesús).1-7.Respuesta de Jesús mediante un gesto o una palabra . Mc 8. Hay un relato tradicional que ha sido remodelado por el evangelista e introducido en el evangelio. 46-52) o La resurrección de un muerto (11. ya que la iniciativa saldrá de Jesús. Uno sin referencia en los sinópticos o La conversión del agua en vino (Capítulo 2). 22-23) . cf.22-26 y Mc 10. 1-18. Se podrían haber introducido multitud de detalles.Respuesta de Jesús mediante un gesto o una palabra: “Dicho esto. 6ss) . 1-12 par.) o La curación de un cielo (9. a un hombre ciego de nacimiento” (9. cf. 21-43 par. Esto fortalece la hipótesis de la elaboración progresiva del evangelio. . cf. parece claro que en Juan hay un nivel tradicional después ampliado. 1-46. Nos encontramos frente a un relato fundamentalmente coincidente con los que teníamos en los sinópticos.Realización-constatación del milagro Este esquema se puede detectar en la mayoría de las narraciones sinópticas (aunque no siempre están los cinco puntos). hizo barro con saliva. cf. En lugar de petición hay n diálogo entre Jesús y los discípulos. Mt 2. a pesar de que la unidad estilística haga más difícil que en los sinópticos donde empieza y dónde acaba la tradición. d. c.Constatación del milagro: “la gente del vecindario y los que había conocido al mendigo.1) . Lc 7.Petición implícita o explícita de curación por parte del enfermo . 8). Hay que señalar que la reproducción de un esquema no se da porque sí. pero donde han sido incorporados elementos propios de la narración joánica. a pesar de que la unidad estilística haga bastante más difícil la tarea de identificar todos los puntos.7) .

Ni tampoco narra ningún exorcismo de Jesús.23: en Jerusalén muchos creen en Jesús por los signos que hace o 3. No quiere decir que no existe en Juan hostilidad entre Jesús y Satanás (cf. como prueba apologética que legitime las pretensiones de Jesús (Mt 12. 38-39). pero no es el sentido preponderante en el cuarto evangelio. en función de las preguntas y de las preocupaciones de la comunidad a la que se dirige el Ev.24. 3. Habrá que ver si con la palabra signo el Evangelio de Juan quiere designar lo que los sinópticos nos presentan cuando hablan de actos poderosos de Jesús. En Juan hay dos textos que hablen de “signo” como prueba apologética que legitime las pretensiones de Jesús (2. Hay núcleos narrativos antiguos. Se puede decir como consecuencia: Juan no presenta simplemente un conjunto de datos y tradiciones sobre Jesús. Y esta profundización lleva a un enriquecimiento del sentido original de la tradición. Escritos Joánicos 5 IFTIM Con todo ello.  Características de los signos joánicos Especialmente la relación de los signos con la fe.  La ausencia de “actos poderosos” Dinamys. 1Juan 5. en los sinópticos son actos poderosos que acompañan a Jesús y que acompañan la presencia activa del reino entre los hombres. Es lógico. Los signos están ligados a la fe: o 2. 41: Juan bautista no hizo ningún signo . 18 y 2. en el libro de los Hch la palabra semeion se une a la palabra teras con una expresión técnica que designa los “milagros” de Jesús y de los apóstoles: señales y prodigios. haciendo referencia a los signos de los últimos tiempos y a los que acompañará la parusía (Mt 24. 8.30). 31. de noche.11: primer signo de Caná y fe de los discípulos o 2. no hará más signos que éste o 9. ni que la acción salvadora de Jesús no comporte una victoria sobre el demonio. ni describe el proceso de implantación de éste entre los hombres mediante la expulsión de los demonios y la curación de los enfermos.2: Nicodemo va donde Jesús. sino que hay un ahondamiento en estos datos y en estas tradiciones.31: el Mesías. paralela a la que tenemos a la base de los sinópticos. o 7. 44. e. presumiblemente a base de la ampliación de una tradición narrativa sobre Jesús. 16. 30). movido por los sigos que hace o 4. 12. cuando venga. que no hable de dynameis de Jesús. 33). podemos decir que el Evangelio de Juan se ha elaborado poco a poco. Pero la victoria de dará en otro nivel (cf.  Los signos en los sinópticos Semeion es utilizado por los sinópticos en tres sentidos: escatológico. por tanto. 4). porque los hechos prodigiosos no son tan esencialmente relacionados con la destrucción del poder del demonio. 54: el funcionario real y su familia creen por el signo. Los “signos en el Evangelio de Juan El Evangelio de Juan no utiliza nunca la palabra dynamis para referirse a los gestos de Jesús. En cambio habla de los hechos de hechos portentosos de Jesús como signos. En Juan no se habla de reino.16: un hombre pecador no puede hacer estos signos o 10.

11. 2. 37. las señales en Juan tienen un antecedente en el AT: las señales que Dios hace para su pueblo en el éxodo hacia la libertad. para el evangelio el sino no es imprescindible para la fe: “dichosos los que no han visto y han creído” (Juan 20. 30-31). el elemento extraordinario que envuelve las acciones de Jesús: Lázaro. verás la gloria de Dios?” (11. 7-10. mucho más que los sinópticos. el ciego lo era de nacimiento. La palabra signo tiene diversos sentidos: prueba apologética. la gloria del hijo único (1. o 20. un acto de ahondamiento en la realidad de Jesús lleva a entender que en él está la presencia de la realidad poderosa de Dios lejano e invisible. Así.30: hizo muchos signos… para que crean. El sentido. En esto consiste la gloria de Dios (Ex 16. Por eso. 3. Jesús desconfía de los signos como medio único para creer: “si no ven señales y prodigios. El concepto de gloria es del AT. Y manifestó su gloria y creyeron en él sus discípulos” 2. la manifestación visible de la majestad de Dios en actos extraordinarios y el hecho de que el Dios invisible se manifieste a los hombres en actos extra ordinarios. es doble: gesto prodigiosos de Jesús. 29). o 12. conduce a la fe. 37: a pesar de haber hecho tantos signos… no creyeron en él. una vez ha sido visto por los hombres. 23.17.23). 6. en realidad. Por ello. la presencia de la gloria. Escritos Joánicos 6 IFTIM o 11.26.2.14. Ahí la palabra tiene dos connotaciones importantes.). llevaba muerto cuatro días. invita al hombre a un presentación del misterio que se acerca a los hombres en Jesús. 26 y 12. 47: este hombre hace muchos signos… todos creerán en él. Los signos son rechazados como prueba apologética. el enfermo de la piscina lo estaba desde hacía treinta y ocho años. A primera parece que el signo joánico es aquel gesto hecho por Jesús que. 24. en Jesús se da ya la plenitud de la salvación. si crees. etc. el más específico de Juan. No es necesario “ver” para creer. Contrariamente el creer llevará hacia un ver más hondo: “¿No te he dicho que.  El sentido de los signos joánicos No son un prueba que demuestra la vedad de la pretensión de Jesús. los signo no llevan siempre a la fe: 6. Por eso subraya. No son un medio insustituible para acceder a la fe Los signos son instrumentos de manifestación de la gloria para aquellos que están dispuestos a seguir la dinámica de la fe. Por los signos son una manifestación de la gloria para aquellos que están dispuesto a penetrar el misterio de Jesús: “así en Caná de Galilea. 20. la fe que viene de los signos no es una fe de la que Jesús se fíe: 2. Para ellos los signos son un medio que los lleva a la verdadera fe: contemplar la gloria en Jesús. dio Jesús comienzo a sus señales. 40). no creen” (4. etc. Jesús es la plenitud de la revelación salvadora de Dios. por lo tanto. . Por otro lado. Y. pero además. Además.48 cf.

los discípulos. los temas y las consecuencias. Este género literario no es frecuente en los escritos bíblicos.13. 22-39. 8. la gente de Cafarnaún. Las controversias y los diálogos del EJ En los doce primeros capítulos encontramos muchos diálogos de Jesús. Hay una serie de características que nos hace que los distingamos en dos clases de diálogos según los interlocutores.31-59. 7. Son los judíos que se encuentran alrededor del templo y del culto. efectos del diálogo. 10. el tiempo. el ciego de nacimiento. I. La acción de Jesús se da preponderantemente en Judea y más en concreto en Jerusalén.25-31. Los sinópticos lo utilizan con un esquema sencillo: cuadro de narración. a.14-24.30) queda de tal manera encuadrada . las hermanas de Lázaro. En contraste con ésta.19-47) 1. el lugar. los fariseos. pregunta. Muchas de las escenas clave de Juan están presentadas bajo la forma de diálogo: Nicodemo. Hay otros que parecen ser más piezas sueltas o menos acopladas con el hilo conductor de la narración. 7.  Interlocutores: En todas estas controversias los interlocutores son los judíos o más en concreto. Escritos Joánicos 7 IFTIM LA DIMENSIÓN LITERARIA: DIÁLOGOS Y CONTROVERSIAS. la samaritana. breve debate (punta en la sentencia de Jesús). Juan se extiende largamente en presentar aspectos doctrinales o discusiones en el marco de grandes diálogos de Jesús (incluso con grandes monólogos (5. 32-39. La excepción (8.16-47. los judíos. Diálogos y controversias El diálogo es muy conocido como género literario: se utiliza como vehículo de una presentación más o menos elaborada de aspectos doctrinales que se tenían que profundizar o entender poco a poco. 8. 5.12-20. 7.  Tiempo: Es interesante notar que estas controversias se tienen siempre con motivo de una fiesta judía. Controversias: Se encuentran en 2.22.21-30.21. Los fariseos son los responsables directos de la represión vs Jesús (sorprende la ausencia de saduceos)  Lugar: Las controversias con los judíos y los fariseos tienen lugar siempre en Jerusalén y más concretamente en el templo. 8.

54) Los que aceptan su doctrina viven en el temor a los judíos (7. Los interlocutores de Jesús están de tal modo ligados al templo que difícilmente se puede evitar la impresión de que el conflicto de Jesús con los "Judíos" está íntimamente ligado al templo y al culto.13).  Tono fundamental: Es el de oposición. no puede estar en las fiestas con la multitud (7.. . engaña al pueblo y lo desvía de la recta doctrina (7.18.. Las fiestas judías es como nos ponemos en contacto con los judíos de Jerusalén y representan el locus theologicus por excelencia de la teología judía.. el Mesías. 59). el malentendido. Es una oposición sistemática que viene del grupo que se considera en posesión de la verdad y que puede tomar medidas contra Jesús ya que.  Forma de progresar las discusiones Todas estas controversias avanzan hacia una enseñanza cada vez más profunda. Por eso Jesús ha de huir (5. tiene que vivir escapando (11.dan pie a una nueva aclaración ulterior de Jesús. con una técnica literaria clara.21 el templo del cuerpo de Jesús: el sábado 5. templo. con motivo de las fiestas judías. .. el templo. pero siempre finaliza con una relación con Jesús: el templo: 2. Jesús hace una declaración y los interlocutores la entienden mal-. según ellos. legitimidad del testimonio de Jesús. la circuncisión. Sobre todo es la fiesta de la Tiendas (punto doctrinal más profundo) es donde más se presentan las controversias (fiesta mesiánica por excelencia-. la Ley.59). El malentendido es grosero e irónico. la filiación de Abrahán.  Temas de discusión: A pesar del tono de enseñanza que caracteriza las intervenciones de Jesús. Los temas judíos convergen en Jesús y es Jesús quien les da sentido y los ilumina: la ley.10). no deja de ser interesante constatar que las controversias con Jesús con los judíos de Jerusalén se centran en temas doctrinales de una cierta importancia para el judaísmo y con una profundización que no tenemos en los sinópticos: sábado. Jesús Mesías-Hijo de Dios. el origen del Mesías. En el fondo se centran en una pregunta fundamental ¿qué queda del judaísmo después de Jesús? Lo que se discute son las convicciones judías más centrales las que se cuestionan (comunidad post-pascual).17 Jesús por encima del sábado. Escritos Joánicos 8 IFTIM por la escena anterior (8.20) y la posterior (8. la Escritura. Hay un cristocentrismo que no encontramos en los sinópticos.escatológica).47-49)  Conclusiones: Todas estas características convergen en centrar las controversias en el templo.. Le piden explicaciones de lo que hace desde el primer encuentro 2.  Culmen de las discusiones En casi todas estas controversias el tema se inicia con una discusión sobre algunos de los puntos aludidos en él. Moisés y Jesús.

En 6. Lo que hay que subrayar es que en estos diálogos hay una labor de instrucción y catequesis: pedagogía de Jesús. Diálogos Nicodemo (2. de manera no es casual que todos finalicen con una plena manifestación de Jesús.21) Samaritana 4. Hay disposición a aceptar la revelación de Jesús. a pesar del caso particular de Juan 6.  Temas: Nos encontramos con temas cristianos: bautismo. Estamos ante creyentes o futuros creyentes. más bien se pasa a una revelación personal de Jesús a sus interlocutores. El clima es catequético y de instrucción. culto. Por eso terminan con una referencia a la fe y a la vida eterna.  Lugar: Los diálogos se tienen en diferentes lugares. pero siempre fuera de Jerusalén. Escritos Joánicos 9 IFTIM b. parece que es muy diferente de los que hemos encontrado en las discusiones.49. (3.  Tiempo: Las indicaciones sobre el tiempo son poco importantes en el caso de los diálogos  Interlocutores: Son bastante variados pero claramente delimitados y definidos. El contexto no es tan doctrinal como el que teníamos en las controversias. La oposición no aparece directamente (sólo el cap 6 hay indicios de mezcla y de ahí que tenemos a los judíos como interlocutores.7-42. Hay un tipo homogéneo de diálogo que se distingue de las controversias. Judea (Betania).  Tono fundamental: Es más amistoso y abierto. sino más bien por cuestiones que surgen de los signos.24-59. Hay que ver si estos datos tienen una significación más profunda. resurrección  Formas de progresar: Característica estilística: es la misma que el de las controversias: el malentendido.24-59 se detecta elementos de discurso con argumentación derásica (de enseñanza a base de iluminar la doctrina eucarística con el texto . La actitud abierta de los interlocutores: petición. eucaristía. las hermanas de Lázaro (11. Este tipo de de profundización lo tenemos en todos estos diálogos. En el fondo la punta de estos diálogos es una revelación de Jesús (Yo soy). 4'. aceptan la corrección. Estamos en otro contexto: aquí (en la noche). Lo que caracteriza a estos diálogos es que no son introducidos por una pregunta de Jesús.23-3. la gente de Cafarnaúm 66.51). mediante el malentendido. galilea (Cafarnaúm). Este conjunto de interlocutores. Samaria (Sicar).17-44). pero aquí es menos grosero  Culmen de los diálogos: Los temas se van profundizando a lo largo del diálogo.13-14) (6.

releída a la luz de las dificultadas y preguntas de la comunidad en tanto a la profundización de la fe. Los interlocutores en las controversias son los que no aceptan el mesianismo de Jesús. Juan nos habla de su propio tiempo. ni las consecuencias de éste de cara al judaísmo. que al del tiempo de Jesús.2) (excomunión) y lo aplica al tiempo de Jesús (anacronismo). Los diálogos podrían haber surgido del ambiente vital de la comunidad. en el que el Judaísmo oficial cuestiona la doctrina y la praxis de los seguidores de Jesús. A la luz de esto. lo cual es una medida disciplinaria que emprendieron contra los cristianos a partir de la reunión de Yamnia (85 dC). Ejemplo importante es la expulsión de los cristianos del culto sinagogal. ni las consecuencias de este mesianismo de cara al judaísmo. Diálogos y controversias. de la eucaristía. La presentación corresponde mucho más al judaísmo de finales de s. como a la discusión doctrinal con el judaísmo farisaico. Tiempo de escritura y clave de interpretación a. La comunidad ha partido de Jesús para su reflexión y su profundización pero que tiene sintonía tanto con el texto del AT. a la autoridad de su Maestro y Señor. Escritos Joánicos 10 IFTIM del AT).42. Por otra parte. En todo ello apela a Jesús como punto de referencia esencial. Es a través de Jesús cómo se ha de interpretar el judaísmo. Una clave de lectura de Juan Por un lado nos habla de Jesús y del ministerio de Jesús y por otro parte. I. 16. b. 12. la fe cristiana necesita profundizar sus propios puntos de vista. I. Indudablemente los temas sapienciales han jugado un papel esencial en la estructuración de este discurso y han ayudado a explicar el sentido de la expresión inicial.22. como con la tradición oral del judaísmo. Todo corresponde a una etapa de profundización catequética que se encuentra claramente reflejada en los diálogos más que en las controversias. A la luz de esto. Los diálogos y las controversias nos dan una clave de lectura de esta obra que deberá ser leída teniendo presente el doble nivel: la vida de Jesús como punto de partida y segundo. La comunidad respondería a estas críticas apelando a una respuesta de Jesús. El Sitz im Leben de los diálogos es la comunidad creyente y el contexto es catequético litúrgico. del culto fuera de la sinagoga. 2. Juan habla de expulsión de los creyentes de la sinagoga (9. En Juan esta sospecha toma más consistencia si consideramos que se hace alusión a la prácticas judías contra los cristianos que se comenzaron a llevar a término sólo a finales del s. . de las dificultades doctrinales que comporta le re respecto del judaísmo oficial (Sinagoga). las controversias quedan situados dentro de la comunidad joánica: no están de acuerdo con la comunidad joánica. la resurrección. reflejo del tiempo en que se escribe el Ev. necesita aclarar el sentido oscuro del bautismo.

. las obras que Jesús hace son obras del Padre (10. Por eso. Son revelación del que ha enviado a Jesús. Dos características: a) Jesús habla de obras que él hace y b) los interlocutores no hablan así. no se habla de signos.4. desde el punto de vista teológico.34. Carácter teológico de los diálogos y controversias Contenidos teológicos a) Indicación terminológica En los diálogos y controversias cuando se habla de los gestos de Jesús. Jesús no habla de sus gestos como de "sus obras". Consecuentemente. son la obra que el Padre le ha encomendado. presentan la misma estructura interna. palabras y obras son la tarea que Jesús ha recibido y ha de llevar a cabo. sino de obras (ergon. Las obras serán un término estrictamente teológico. no son propiamente las suyas.16). porque son sus palabras y sus obras. Estamos ante un estadio diferente que corresponde a una nueva etapa en la elaboración progresiva del evangelio. Son un alargamiento en profundidad. De hecho. Y éste es el corazón de la teología joánica. Escritos Joánicos 11 IFTIM 3. Las palabras de Jesús. 4. b) Reflexión sobre los gestos y palabras de Jesús. gestos y palabras de Jesús son lo mismo. erga) que hace. 17. . Vistas desde el Padre que envió a Jesús.37) La importancia del tema de las obras viene también señalada por el hecho de que Jesús puede referirse a toda su actuación empleando la palabra "obra". las obras que hace refieren al encargo que ha recibido de llevarlas a término y perfección () por parte de aquel que le ha enviado al mundo. Por otro lado. los diálogos y discusiones de Jesús son una ampliación dee las narraciones de los signos. sino de aqueel que lo envió al mundo (7.

I (Hostilidad judíos samaritanos 4. encuadrado en Palestina del s. griegos 12. Ausencia de cualquier tematización del Reino (excepción Juan 3. son preguntas que apuntan por su identidad última.46. 2. 3. el camino-verdad y vida. o La expresión “yo soy” es para indicar la identidad de su persona que apunta a la época mesiánica de plenitud: Él es el maná.. En doble dirección: Interés por la persona de Jesús (1.7. Utiliza el nombre de Jesús como en los Hebreos y con una frecuencia mucho mayor que en los sinópticos (237 veces). Jesús en Juan se predica a sí mismo. Escritos Joánicos 12 IFTIM DIMENSIÓN TEOLÓGICA 1. 6.25 tímido y del epílogo). romanos 19.44. 1-2. Jesús en la comunidad joánica a. El predicador pasa a ser el predicado.31-36)  Hay que recordar que la cristología de Juan presenta un interés y una profundización notables en la identidad de Jesús. 3-8).. pastor. Es lo que hace del texto una gran pregunta por Jesús. o El lector tiene la impresión de que el narrador (comunidad) es igualmente Jesús (3. hasta cierto punto la naturaleza misma del Ev. una pregunta: ¿quién es Jesús? Entre los datos que proporciona el análisis literario hay uno que sobresale: la centralidad de Jesús (JESUCENTRICO). pero por el mismo.9. 4. 45. 11.38. El Evangelio de Juan. 14-15.) Interés por su identidad. 45.52. b. . Hay por lo menos tres aspectos en los que Juan presenta una concentración cristológica más densa que los sinópticos:  La ausencia de cualquier otro tipo de tema central. 4. 4. No se concentran en una respuesta fácil y superficial (6.11).40) etc. o Además de que en varios textos se apropia el nombre divino (8. 20-22. 7. costumbres religiosas (11. 21. 45).42): Es el hombre llamado Jesús (9. 12. Este interés por ver dónde ha salido Jesús. El carácter explícito de esta pregunta es algo que marca. 40-42. Sus padres son conocidos. la vida. La concentración de toda la predicación de Jesús en su misma persona. judíos 8. la luz.24. 11-12. 37-42.42. Una primera respuesta Podría parecer que la realidad de Jesús de Nazaret se ha ido diluyendo.28. etc). 19. 31.  No hay otro "yo" que el de Jesús (excepción el 21. 6. Función de predicador el mismo pero a la vez es la misma función de la comunidad cristiana de estos años.9. En Realidad Juan ha tenido siempre presente este punto de referencia esencial:  Signos del Hijo de José (1.

el revelador El aspecto revelador es el más característico de los signos. judío 4. hagamos la prueba de sacarlo de estos diálogos. el cual Juan lo aplica a Jesús (12. que tiene amigos 11. En los diálogos se hace un énfasis especial en la humanidad de Jesús (4. 35. que se ve obligado a esconderse 8. Las afirmaciones teológicas se hacen precisamente del hombre Jesús. que reacciona violentamente ante los abusos del templo (2.33.7) 2. certifica que verdaderamente murió Jesús de Nazaret (19. Pero hay otros datos: 1.Insistencia en quien muere es Jesús de Nazaret (18.35). se abre el costado para hacerla patente (19. Jesús es un anthropos.9. 12.27.1 que llora 11.6. Escritos Joánicos 13 IFTIM Desde siempre han sorprendido todos estos datos tan precisos y exactos sobre Palestina y más en concreto sobre Judea y Jerusalén. 54-57. 28. fue signo de que no fue suficiente con hablar de Logos.La muerte de Jesús además de polarizar todo el EvJn nos presenta que el que murió es Jesús.. 59.13-17. Esto nos sirve para describir al taumaturgo Jesús.7. c. 11. Jesús. 11.24.38. Estos datos nos presenta a un JESÚS CONCRETO. Es por tanto muy importante haber constatado que los datos aparentemente anecdóticos del nivel narrativo (signos). La revelación de Jesús hace referencai al origen de .29. 2. de los diálogso y discusiones y del mismo relato de la muerte deJesús.47. que huye 6. Si pensamos que el tema de Jesús. que se fatiga 4. 19. que vive perseguido 11. 9.32..hombre es un tema marginal. En Juan hay serie de textos en los diálogos de Jesús y en sus discusiones se da este aspecto una importancia cristológica mayor. Para Juan la muerte de Jesús es su entronización: "sin el grano de trigo no muere…”. Quizás nos quedaremos sin diálogos y discusiones y en consecuencia sin Ev. 5-7) Los textos presentados son suficientemente centrales en el argumento fundamental de diálogos y discusiones. Si Juan. 36b.18. 5. tiene sed 4. Recordemos que Juan presenta la estructura de un proceso judicial contra Jesús. 12.23). El tema del mismo es precisamente la humanidad de Jesús y su especial relación con Dios. 10. 8. A primera vista: Jesús es Jesús de Nazaret: valoración teológica de la humanidad de Jesús. consideró necesario hablar Jesús para hablar de Dios.  La muerte de Jesús de Nazaret También en el relato de la muerte de Jesús encontramos este énfasis en la humanidad de Jesús.33). 4-5.15.  Diálogos y discusiones del hombre llamado Jesús Resulta importante ver que la realidad humana de Jesús juega también un papel relevante o si la elaboración teológica ha prescindido ya del hombre Jesús para darnos simplemente una doctrina o reflexión teológica al margen del hombre Jesús. 19.40. ha sido recogidos y constituidos en tesis fundamental en el nivel de los diálogos y controversias. se angustia 12.

. el de la Escritura 5.25). 7. 18.53.  El hablar de Jesús como revelador Aspecto clarificador: la identidad entre el hablar (lalein) y su testimonio (martyrein).33 se repite en los discursos de despedida. ya que el testimonio llevará al juicio (condenación) del mundo. La fórmula tauta lelaleha hymin (les he hablado (revelado) estas cosas 14. Es una palabra joánica. Pero revelador también es el hombre llamado Jesús (9. enseñanza.34. Esto subraya también la oposición y el clima judicial en que se da el testimonio de Jesús.28. 14. encaminada a mostrar quién es Jesús. sus obras. 6. 62). 6. nos da su carne y sangre (6. en primer lugar el talante revelador que caracteriza a Jesús. En efecto el testimonio no es propiamente plural.  La figura del revelador La respuesta a la pregunta es muy clara: Jesús. este testimonio del Padre es el mismo testimonio de Jesús (8. 12. 13-14. es el Hijo del Hombre. obras 5. martyrein está muy cerca de juzgar (krinein). 8.4.11) Por eso los textos sobre el hijo de Ho están íntimamente ligados con la muerte de Jesús (las predicciones de la muerte de Jesús en términos de Hijo de hombre (3.26.32). Es pues el revelador. 38. 8.17.11. en la condición caduca del hombre que alcanza su punto culminante en la muerte.13.37.. 38).34 JB. En este último sentido.)  La revelación de Jesús. 12. La figura del Hijo de hombre se caracteriza por su talante revelador (1. 23. que designa la revelación de Jesús en muchos textos (3. El Hijo de hombre es visto por los ho (1. Testimonios en favor de Jesús (5. como el revelador que se ha acercado a los hombres para comunicarles lo que ha contemplado en el mundo de arriba. . porque los judíos han puesto en marcha un juicio contra Jesús. 3. La . El verbo lalein es utilizado en Juan con un sentido revelador. El hablar de Jesús es un medio de revelación.37). 10. 1..28. Ahora bien lo que tenemos que subrayar es que el hablar de Jesús es idéntico con su testimoniar (3.18 el Padre. un testimonio Juan utiliza 33 veces martyrein y 15 martiria. 48.. una revelación: sus palabras. Juan subraya dos cosas.25.51. Lo utiliza para legitimar su propio testimonio.51). el que ha venido de arriba. 8.15. para señalar que esta revelación se ha dado en la sarx. 8. 13. 6.4.25. 25. 3. 8. en segundo. 10. 8.36. 10). El hablar de Jesús es un TESTIMONIO: la revelación (su hablar) de Jesús es un testimonio. 3. 16. 11. Escritos Joánicos 14 IFTIM su hablar y obrar: EL PADRE que lo ha enviado.28). 8. La acción testimonial está por tanto. Es el que ha bajado del cielo.. 8. Piden a Jesús que se revele abiertamente (7.11.18). es elevado a la cruz (3. gestos.32. El del Padre se da a través de JB Ahora bien. 31c-32.40.8. El carácter revelador de lalein viene señalado por su íntima relación con la palabra o las palabras de Jesús (3. 1.7.63. Cf. 15. Toda la actividad de Jesús es un testimonio.27).39.32.6.

2. y b) hay que notar que el contenido de las confesiones es Jesús y su relación con el Padre. Esta es la razón por la que desde el comienzo mismo Juan presenta a Jesús con una verdadera acumulación de títulos cristológicos. 20. Jesús en el evangelio de Juan Juan ha sido llamado el ev de la fe.8. pero al mismo tiempo hace caer en la cuenta que Jesús es presentado en Juan. 3.31. 14. 14.10. La confesión de fe forma parte de la fe verdadera.21. en la medida que es creído y confesado.24. La plenitud y la consumación de Jesús es lo que hace que tengamos a este Jesús en Juan. Es lo que hemos de ver en el apartado siguiente: la relación entre Jesús y Dios. 4.18. ven a través de los signos. 16. 28. el confesado o por otro lado el que no ha sido aceptado por todos (rechazado).27.) Dentro de estos textos hay muchas confesiones que jalonan el Ev de Juan: 1.27. no es una fórmula externa. 35-51. Y es como confesado como aparece en Juan. Y esta confesión es lo que constituye el meollo de la identidad de Jesús según Juan. 2. La confesión de Jesús como Dios la tenemos en este Evangelio en el prólogo (1. 4.1) y en el epílogo (20. 17.42. meramente verbal. Mesías. d. Si no hay confesión. 7.42.23-25. 20.28). 11.45. le siguen (1. Escritos Joánicos 15 IFTIM imagen de Hijo de hombre en Juan para: a) talante revelador y b) revelación que está arraigada en la carne del hombre Jesús. Se habría quedado fuera. sino también la exaltación.38.28. Jesús no estaría en el marco del Ev.1-12.69. . De ahí la importancia de la utilización del verbo confesar (9 veces en Juan). de Juan. Otro trazo es que en Juan. Jesús sólo es verdaderamente conocido en tanto que es confesado. por la razón de que todo el relato puede leerse con el hilo de la aceptación de Jesús por parte de múltiples interlocutores que acogen su enseñanza. 42. etc. 19). Dos consideraciones: a) este conjunto de confesiones y fórmulas de fe no presentan un Jesús fragmentario. Confesar a Jesús como Mesías. 1. Hay unido a estas confesiones una declaración doctrinal en algunos textos. Es la persona de Jesús como totalidad da que arranca la adhesión de los interlocutores. 1. Porque no tendríamos a este Jesús si no hubiera la fe y la confesión. 11. . Jesús es presentado ofreciendo la vida desde el primer momento. Hijo de hombre. La confesión por tanto es un aspecto constitutivo de creer. 1. Las confesiones tienen un cierto carácter de plenitud y se dirigen siempre a un Jesús que parece haber dejado tras de sí no solamente la vida terrena. 39-42. para señalar su referencia central: Sólo la referencia al Hijo de hombre ha arrancado la adoración del ciego (9.49. 50-52. 9.30.12. La confesión adoración nos lleva a esta última consideración .etc. 16. 13.11.53. Una última característica: Hijo de hombre sirve para corregir otras confesiones cristológicas que resultan menos satisfactorias (títulos dados a Jesús como mesías por los primeros discípulos: hijo de Dios. 8. Jesús en Juan es siempre el creído. 37-38). 4. dado con la palabra creer (pisteuein) (6. Esto apunta: el objeto de la fe y la confesión es Jesús.

Escritos Joánicos 16 IFTIM II. JESÚS Y EL PADRE: LA REVELACIÓN DE JESÚS La cristología de Jn tiene un punto de referencia fundamental en Dios: «sabiendo (Jesús) que había salido de Dios y que volvía a Dios» (1. aconsejar. En el Evangelio Joánicos. honrar al Hijo es lo mismo que honrar al Padre. En una palabra: Jesús es el revelador. Jesús habla las palabras de Dios y hace las obras que el Padre le muestra.26) Relación: Dar testimonio de Jesús – y conducir a la verdad plena. así también el Padre lo dará como lo ha dado al hijo. Por eso. DE JUAN 1. 16. . cf. ¿qué nos dice Jesús de aquel a quien llama Padre? El apartado anterior nos ha conducido hasta la confesión cristológica.18). Procede del padre de la misma manera que Jesús ha salido del Padre (15. conocer al Hijo es conocer al Padre. ver al Hijo es ver al Padre. En cambio. Es Jesús que habla a Dios como Padre.28). como ya hemos constatado. el Espíritu ha sellado su permanencia sobre él En el libro de la Gloria. El Espíritu Santo y Jesús En los doce primeros capítulos nos mencionan la figura del Espíritu Santo. en su íntima relación con Jesús: Jesús bautiza con el Espíritu Santo. III. Lo que caracteriza la presentación de Jn en este punto es la inusitada identificación entre Jesús y Dios. el Paráclito tiene como función: el que ha sido llamado para ayudar. ¿Qué es exactamente lo que nos revela Jesús? Y. EL ESPÍRITU SANTO EN EL EV. el Espíritu de la Verdad. si queremos hacer una presentación mínimamente completa de la cristología. La expresión el Padre (mi padre) sirve a Jesús para expresar quién es aquel que lo ha enviado.18. Origen: El Padre lo envía a Jesús. acompañar. hemos de profundizar todavía en la realidad de Jesús y en el misterio de su origen y destino. es evidente que el Padre de Jesús es Dios. Por otra parte. lo interlocutores de Jesús hablan del padre de Jesús como Theos. Jesús es el «Dios hijo único» (1. Por ello.