El Amazonas corre hacia arriba a causa de una erosión terrestre.

Según el Dr. Victor Sacek, de la Universidad de Sao Paulo, en un estudio
publicado en el portal científico Science Direct. El Orinoco y el Río de la
Plata corren de la misma manera.

El Amazonas descarga cinco veces más agua que cualquier otro río en el
planeta, comparado con el Orinoco y el Río de la Plata. Cualquier río
de América del Norte o de Europa parece minúsculo en comparación con estos
monstruos.

Sacek muestra en su estudio que la elevación de los Andes conocida como la
placa Sudamericana, que pasa por encima de la placa de Nazca, puede
explicar el proceso, él incluye en su modelo el hecho de que, a medida que las
montañas se elevaban, interceptaban más nubes lluviosas, hecho que
provocaba mayor erosión.

Al principio, la elevación de los Andes originó el surgimiento de un canal hacia
el este, que se convirtió en el ‘paleolago’ en el que ‘se vació’ el Amazonas en
su trayecto hacia el oeste.

Con el tiempo, sin embargo, este hundimiento se desaceleró, mientras la
erosión se aceleraba hasta convertir este lago en una serie de humedales
conocidos como la Formación Pebas.

Las vastas marismas de Pebas habrían sido un ecosistema que en nada se
asemeja a lo que vemos hoy, pero con el tiempo la acumulación de sedimentos
hizo emerger la región hasta el punto de que las precipitaciones fueron
empujadas hacia el otro lado.