You are on page 1of 2

 LOS LIBROS LITÚRGICOS (Ll) EN EL RITO ROMANO

 Expresan y guían las celebraciones de la comunidad cristiana en el respeto, la fe y la oración
litúrgica a través de los siglos.
 Su sentido: están escritos y sirven a la celebración litúrgica. Contienen: los textos y ritos de una
celebración.
 Los (Ll) son vehículo de la tradición en cuanto expresan la fe de la Iglesia (lex credendi), ya
que se celebra aquello en lo que se cree (lex orandi) y lo que se celebra repercute en la fe-
vida (lex vivendi).
 En virtud de esto la tradición litúrgica es inmutable y vital porque comunica, expresa y
celebra el depositum fidei, y por esto que se llega a la pluralidad expresivo litúrgica que
cuenta con las siguientes fases: gestación (S. II-IV) paso de la lengua griega a la latina;
creatividad (S.IV-VI) de textos litúrgicos en las diversas iglesias locales; y codificación
litúrgica (S.VII) composición de sacramentarios y restantes (Ll).
 HISTORIA DE LOS (LL), SEIS PERIODOS:
1. Improvisación litúrgica (S.I-III) no hay (Ll), excepto el texto de la Biblia, lo demás todo se
manejó a la creatividad oral, pero haciendo un análisis a este periodo se encuentran esquemas
propios de este periodo en la didaché y textos ecológicos para uso del celebrante a saber, el
sacramentario: formulas eucológicas para la EU y los sacramentos. Tres son los principales: S.
Gelasiano antiguo (S.VII) primer (Ll), verdadero organizado como tal, para uso presbiteral y su
característica es la división en tres libros y la distinción entre el temporal y el santoral. S.
gregorianos (S.VII) manuscritos de uso estrictamente papal y presbiteral. S. Gelasianos (S.
VIII) manuscritos de origen franco. El leccionario: libro de perícopas bíblicas destinadas a ser
leídas en la celebración litúrgica, clasificado en leccionario, evangeliario y epistolario. El
antifonario: (S.VIII) libro que contiene los cantos de la misa y está destinado a la schola
cantorum. Los ordines u ordo: rubricas para la celebración litúrgica.
2. Creatividad litúrgica (S. IV-VI) creación de textos que cada Iglesia compone y comienza a
fijar por escrito aunque no de forma oficial. Abundan los textos eucológicos. Se da el paso de la
lengua griega a la latina en la iglesia de Roma.
3. Los libros litúrgicos puros (S. VII-X) contienen cada uno un elemento de la celebración, la
descripción de la celebración, su ritmo y las distintas intervenciones de los ministros y los
símbolos y la lista de objetos litúrgicos.
4. Los libros mixtos o plenarios (S. X-XIII) son fruto de la fusión de los diferentes (Ll) por
motivos funcionales en un solo libro. Entre ellos tenemos: el pontifical (propio para las
celebraciones reservadas al Papa u el obispo), el misal (es fruto de la combinación de los
sacramentarios, epistolarios, evangeliarios y antifonarios, y con el cual solo el celebrante es el
único actor), el ritual (junto con el misal, propio para las celebraciones reservadas a los
presbíteros) y el breviario.
5. Los libros tridentinos (S. XV-XX) el concilio de Trento (1545-1563) tenía como proyecto la
reforma litúrgica, pero no se logró, entonces en adelante será la sede apostólica la encargada en
el campo litúrgico. Así aparecen, el martirologio (nombres y datos esenciales relativos a los
santos y a los mártires) y el ceremonial de los obispos (contiene las normas y el sentido de las
celebraciones reservadas al obispo). Todos estos libros se llamaran romanos, en el sentido de
que serán válidos para toda la Iglesia de occidente e imponen uniformidad acompañada en
cuanto formulas y ritos y para mantener esta liturgia fija e inalterable el Papa Sixto V creo en el
año 1588, la sagrada congregación de ritos.
6. Los libros del Vaticano II
 a partir del S. XVI san Pio X y Pio XII: hacen unas modificaciones a los libros tridentinos
e incluyen el restablecimiento de la vigilia pascual (1951), la semana santa (1955), el nuevo

de tal manera que la comunidad celebre el misterio. Pablo VI el (25/01/1964) instituye una comisión especial llamada sagrada congregación de los ritos. celebrar. Luego de la aprobada SC.  Presentar la variedad de posibilidades celebrativas.  LAS PARTES DEL LIBRO LITÚRGICO  Todo libro litúrgico en su edición típica es escrito en latín y elaborado por la autoridad competente de la santa sede y debe ser publicado bajo decreto por la sagrada congregación del culto divino y la disciplina de los sacramentos. Appendix: contenido del libro de manera general. Criterios para el uso de los libros litúrgicos:  Utilizarlos con inteligencia y creatividad de manera que la celebración sea viva y creativa pero privilegiando la comunión con la Iglesia. para que la celebración no sea monolítica.  Ser instrumento para que la celebración sea autentica y eficaz. comunicar el acontecimiento que motiva la celebración. escapándose de las normas oficiales. en espíritu y verdad litúrgica. el ordo implica el conjunto de acciones o gestos simbólicos que tienen por objeto asumir. Está dividido en cuatro partes: 1.  Cuando se habla de creatividad no consiste en cambiar cosas o recurrir a novedades. que promueve la renovación general de los libros litúrgicos. sino en dar vida a los textos. y pastoral-celebrativa de los sacramentos o sacramentales. 3. y del misal romano (1962). expresar. código de rubricas (1960). El ordo: presenta la secuencia ritual del sacramento.  Facilitar la participación de la comunidad en la celebración y asegurar que la celebración sea eclesial. desde ahí el trabajo ha sido enorme ya que se han elaborado (32 elencos de (Ll) que están al servicio de la celebración en su edición típica. que luego el mismo la transforma en sagrada congregación para el culto divino (1969). La Contitutio Apostolica: describe la esencia del libro y el valor magisterial. se publica las ediciones típicas del breviario romano (1961). a los signos. Las funciones del libro  La celebración viva y autentica del Misterio de Cristo. 2. 4. la cual sufrirá diversas transformaciones hasta que Juan Pablo II la transforma en congregación para el culto divino y disciplina de los sacramentos (1988). al material que el mismo libro nos ofrece.  Se debe tributar al libro litúrgico el mismo respeto y veneración que la Iglesia profesa a la Palabra de Dios.  Se deben mantener al margen de la variedad y flexibilidad a la hora de presidir una celebración y compete al ordinario del lugar o al sacerdote adaptar las moniciones adecuadas y vivas para que la celebración sea autentica. Los praenotanda: presentación bíblica-teológica. Características de los libros litúrgicos  Buscan responder al que y al para celebramos. . del pontifical romano (1961-1962).