la realización personal y la felicidad. Establecer. Contribuirán a la formación adecuada de su autoestima personal y académica. Les ayudarán a construir conocimiento de manera tranquila y segura. Antes de comenzar a estudiar. una hora para el estudio sin esperar indicaciones de sus padres. Estudiar siempre a la misma hora y en el mismo lugar. con todo esto. 2. por ejemplo. los hábitos de estudio se implementan en casa. Ayude a sus hijos a elaborar un plan de estudio que les de una idea general y clara del trabajo que tienen que hacer y de las horas que deben invertir.BENEFICIOS Antes de aplicar estrategias dirigidas a adquirir buenos hábitos de estudio. 6. Con el dominio de hábitos de estudio conseguirán un buen rendimiento en el colegio. 4. 3. Les permitirán desarrollar habilidades como. la de organizar su tiempo. Explíqueles los beneficios de adquirirlos: 1. ellos mismos. . Los hábitos de estudio les aportarán seguridad y confianza. comprendiendo y asimilando de forma efectiva. Encontrar un lugar apropiado. Favorecerán distintas facetas de su vida. ESTUDIAR EN CASA Generalmente. 5. 2. Impulsarán su éxito académico y el logro de sus metas. Puede sugerirles estos 8 tips para estudiar en casa: 1. es importante que sus hijos comprendan la importancia que tienen para ellos y para su futuro. 3. reunir todo lo que necesiten y planificar qué harán primero. el éxito en diferentes áreas y.

Usar herramientas colaborativas. Presentar. Utilizando o no las tecnologías. Leer de forma comprensiva. 8. Hacer ejercicios de práctica y consolidación. 3. fotocopias y cuadernos. Dedicar al estudio en torno a una hora cada día. sus hijos debe tener en cuenta cuáles son las técnicas más adecuadas y cómo las TIC les pueden ayudar a ponerlas en práctica utilizando herramientas digitales y recursos en línea. 6. Tomarse algunos descansos. sino que también están aprendiendo a estudiar bien y aquí usted debe ser su ejemplo y su guía. 4. Preparar un plan de estudio con base en las materias que ven durante la semana. Buscar información en Internet o en libros. 10. Comenzar a estudiar por lo difícil y acabar por lo fácil. Incluir notas y emoticonos que les ayuden a resaltar ideas o conceptos. 6. Actualmente. puede darles las siguientes sugerencias al respecto: 1. 8. 5. constancia y según vayan creciendo los hábitos de estudio serán comportamientos que sus hijos tendrán de manera natural. 12. Memorizar de forma comprensiva. Al principio. Con dedicación. Hacer más de una actividad. Tenga en cuenta que no solo están aprendiendo lo que les enseñan en el colegio. Subrayar o marcar ideas y conceptos principales. 13. en cada materia. Hacer esquemas y mapas conceptuales. 7. . ante las dificultades ayúdales mejor a razonar. 2. 7. Prepararse algo de comer y de beber para cuando se tomen un descanso. 9. 5. lenta y pausadamente. Ordenar el material de estudio como libros. TÉCNICAS PARA DESARROLLAR HÁBITOS DE ESTUDIO Y UTILIZACIÓN DE HERRAMIENTAS Y RECURSOS TIC Tan importante como los hábitos de estudios son las técnicas para desarrollarlos. a la hora de prepararse para el estudio.4. Evite resolverles los problemas. Hacer una pequeña pausa entre actividad y actividad. Resumir. Repasar y autoevaluar. 11. para sus hijos será muy importantes su ayuda y supervisión.

Volviendo a la pregunta inicial de si es “normal” o no que a los dos años el niño no hable. conviene conocer cuál es el desarrollo esperado para dicha edad planteado por diversos especialistas en el área y utilizarlo como marco de referencia al valorar el lenguaje de sus hijos. Sin embargo. MAS sí una relación . se podrá determinar si es pertinente una evaluación logopédica. No necesariamente con correcta articulación. esta emoción se convierte en angustia. los padres no deben descuidarse en cuanto a la aparición de hitos y el dominio de ciertas habilidades en el desarrollo de sus hijos. de modo que se pueda prevenir o atender a tiempo cualquier dificultad que surja. se aplica al área del lenguaje. Un niño de dos años debe:  Tener un vocabulario promedio de unas 50 palabras. Para algunos. ¿es normal? Muchos padres esperan con ansias el momento en el que sus hijos le llamen “mamá” y “papá”.i hijo/a tiene dos años y no habla. A partir de ahí. sin duda. ya que esas primeras palabras tan esperadas tardan en aparecer y los padres se preguntan: ¿es normal que mi hijo(a) no hable al cumplir los dos años? Es importante recordar aquella frase ampliamente usada por educadores y psicólogos “cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo” la cual. e incluso esperan ese día en que sus pequeños puedan contarles cómo les fue en el colegio o en casa de los abuelos.

exclusiva entre la palabra y el objeto (a la leche siempre le dice “eche”).  Utilizar frases de dos palabras: “mamá ven”. Si aún su hijo no habla de acuerdo a lo esperado. partes del cuerpo.  No genera ninguna palabra espontáneamente y se limita a imitar o repetir.  Aproveche situaciones de la vida cotidiana para favorecer la comunicación e interacción con su hijo. “bebé come”.  Tiene dificultad para imitar sonidos o palabras. “Busca el teléfono y dámelo”  Identificar objetos de uso común. juguetes. tanto cuando están presentes como cuando no (animales. artículos del hogar. etc)  Identificar y nombrar partes del cuerpo. .  Le cuesta comprender peticiones verbales simples. Existen algunas señales de alarma que también resultan útiles al valorar el lenguaje del infante:  Prefiere comunicarse con gestos en lugar de vocalizaciones. No hace esfuerzos por verbalizar sus deseos o necesidades.  Seguir instrucciones de al menos dos pasos. algunas sugerencias para estimular la aparición del lenguaje se enumeran a continuación:  Lea cuentos y comparta canciones y rimas.

. “Mamá te va a lavar las orejas con la esponja. son el principal modelo de sus hijos.  No olviden que el lenguaje se aprende en gran medida por imitación. y que ustedes. claro y correcto para comunicarse con el niño. muy suavemente…”  Utilice un lenguaje rico. Describa acciones rutinarias al niño. Ofrecer un ambiente rico en estímulos debe ser el primer paso para incentivar la aparición del lenguaje. como el momento del baño o de vestirlo. los padres.