Mi hijo/a tiene dos años y no habla, ¿es

normal?

Muchos padres esperan con
ansias el momento en el que sus hijos le llamen “mamá” y “papá”, e
incluso esperan ese día en que sus pequeños puedan contarles cómo
les fue en el colegio o en casa de los abuelos. Para algunos, esta
emoción se convierte en angustia, ya que esas primeras palabras tan
esperadas tardan en aparecer y los padres se preguntan: ¿es normal
que mi hijo(a) no hable al cumplir los dos años?

Es importante recordar aquella frase ampliamente usada por
educadores y psicólogos “cada niño tiene su propio ritmo de
desarrollo” la cual, sin duda, se aplica al área del lenguaje. Sin
embargo, los padres no deben descuidarse en cuanto a la aparición
de hitos y el dominio de ciertas habilidades en el desarrollo de sus
hijos, de modo que se pueda prevenir o atender a tiempo cualquier
dificultad que surja.

Volviendo a la pregunta inicial de si es “normal” o no que a los dos
años el niño no hable, conviene conocer cuál es el desarrollo
esperado para dicha edad planteado por diversos especialistas en el
área y utilizarlo como marco de referencia al valorar el lenguaje de sus
hijos. A partir de ahí, se podrá determinar si es pertinente una
evaluación logopédica.

Un niño de dos años debe:
 Tener un vocabulario promedio de unas 50 palabras. No
necesariamente con correcta articulación, MAS sí una relación

Si aún su hijo no habla de acuerdo a lo esperado.  Aproveche situaciones de la vida cotidiana para favorecer la comunicación e interacción con su hijo. exclusiva entre la palabra y el objeto (a la leche siempre le dice “eche”). “Busca el teléfono y dámelo”  Identificar objetos de uso común.  Tiene dificultad para imitar sonidos o palabras. partes del cuerpo. etc)  Identificar y nombrar partes del cuerpo. juguetes. algunas sugerencias para estimular la aparición del lenguaje se enumeran a continuación:  Lea cuentos y comparta canciones y rimas. Existen algunas señales de alarma que también resultan útiles al valorar el lenguaje del infante:  Prefiere comunicarse con gestos en lugar de vocalizaciones. No hace esfuerzos por verbalizar sus deseos o necesidades. artículos del hogar. . tanto cuando están presentes como cuando no (animales.  Seguir instrucciones de al menos dos pasos.  No genera ninguna palabra espontáneamente y se limita a imitar o repetir.  Utilizar frases de dos palabras: “mamá ven”. “bebé come”.  Le cuesta comprender peticiones verbales simples.

Ofrecer un ambiente rico en estímulos debe ser el primer paso para incentivar la aparición del lenguaje. . Describa acciones rutinarias al niño. claro y correcto para comunicarse con el niño. y que ustedes. muy suavemente…”  Utilice un lenguaje rico.  No olviden que el lenguaje se aprende en gran medida por imitación. como el momento del baño o de vestirlo. “Mamá te va a lavar las orejas con la esponja. los padres. son el principal modelo de sus hijos.