Música y Danza, en la América Precolombina

Existe una dificultad para estudiar las formas musicales y danzarías precolombinas
debido al “impacto a-culturizador” que tuvo la conquista y posterior colonización de las
Américas” (Martínez, 2016).

De acuerdo a los grados de desarrollo de las sociedades precolombinas, por el nivel de
complejidad de sus funciones productivas, podemos distinguir según Castellano y otros
autores el tipo de desarrollo tecnológico e instrumental, y por tanto musical que
poseían los pueblos precolombinos. De esta forma podemos distinguir 4 períodos,
según sus modos de producción, que sin embargo pueden superponerse en algunos
aspectos musicales.

1.- Preagrícola: Recolectores, cazadores y pescadores. Presentan simples refugios,
nomadismo. Presentan utensilios ligados en su mayoría a su actividad de producción.
En lo musical poseen poco desarrollo de instrumentos musicales, sin embargo utilizan
del cuerpo y la voz fundamentalmente en un alto grado de desarrollo. Las danzas
según Sachs, pueden clasificarse en introvertidas y extrovertidas (Martínez, 2016).
Introvertidas son las danzas alrededor de un hombre, u objeto y extrovertidas las de
imitación animal. Otra clasificación del mismo autor es la de “movimientos abiertos y
cerrados”. Las primeras son a saltos, intervalos disjuntos, en posición sentada con
formas musicales ternarias. Las segundas presentan una estructura simétrica, ritmos
intervalos conjuntos, pares o binarios netos. Polirritmia. En general en este período no
existen escalas bien definidas ni una supremacía rítmica por sobre la melodía en las
diferentes danzas. El carácter mágico-ritual es lo que define principalmente a la danza
y por ende existe una unión entre música, poesía y danza muy fuerte. Algunos
ejemplos de comunidades y su tipo de música son los Tepehuanes y huicholes con
danzas abiertas y melodías de tres sonidos, danzas cerradas y de repetición mágico-
terapeútica en Qawashqar y Mapuches, entre otros.

2. Agrícola: Primeros cultivos organizados, presentan objetos muy refinados y
funcionales. Religión basada en mitologías o cultos ancestrales y el rol del shaman es
muy importante. En lo musical, las danzas son no-imitativas e introvertidas. Existen
danzas de convulsión y éxtasis. La determinación precisa del tiempo y de las
estaciones dan cuenta de rituales recurrentes, festividades y ritos simbólicos para
cada ocasión. Con respecto a los instrumentos musicales, es en este período que se
crean la mayor parte de ellos, en cuanto a sus principios fundamentales, los sistemas
musicales, las escalas y los primeros sistemas polifónicos. Ejemplos de estos son los
Tunkul o teponaztli, flautas con hoyos, trompetas construidas con conchas marinas,
tambores relacionadas al poder simbólico del shaman, tambores de agua, ocarinas.
Etc. Desde un punto de vista estructural aparecen ritmos complementarios. Existen las
primeras “suites de danzas” con carácter religioso y de larga duración. Se utilizan
máscaras en la danza, como “Koyón” mapuche.

3. Clásico: Ciudades-estados, culturas más desarrolladas de América. Olmecas,
Aztecas, Mayas, Tiahuanaco (Incas), Chimú, etc. Perfección en construcción de
instrumentos musicales (flautas, ocarinas, siringas, tambores, de agua). Aspecto
religioso y social Teocracia tipo socialista. Danzas y formas musicales poseen carácter
de “arte”. Se realizan obras de dramaturgia, según cronistas europeos, sin quedar
vestigios de ello. La actividad artística adquiere un carácter profesional. En la
organización musical se presume la existencia de formas polifónicas, con flautas de 3 y
4 tubo, intervalos microtonales, y diversos tipos de afinación. Danzas refinadas
religiosas o paganas.

4. Sobreviviencias: En esta etapa se trata de distinguir la música precolombina de la
europea, asumiendo un sincretismo ulterior a la conquista. Se afirma que las formas
precolombinas más resistentes son las de las culturas preagrícolas y agrícolas. Según
Carlos Chávez existen diferentes tipos de danzas según el grado de influencia europea
que posee. 1) Danzas de tribus lejanas: conservan casi toda su pureza; 2) Danzas
indias tradicionales: pocas modificaciones, superposición de música india pagana con
ritual católico; 3)Danzas de carácter indio: más o menos influenciada por españoles en
temas religiosos no litúrgicos; 4) Danzas de origen indio: Muy adulteradas, de fiesta o
diversión, con implicaciones religiosas. En cuanto a los instrumentos a cuerda, los
únicos precolombinos son el arco musical rítmico y el Kunkulkahue mapuche. En cuanto
a los xilófonos, el Tepontztli también es de origen precolombino. Los “Kantús” para
conjunto de siringas algunas formas de danza como la q’ashwa son parte de lo que se
ha conservado de los Incas.

En cuanto a los aerófonos, la kena y sus derivados también son de origen
precolombino, al igual que una larga serie de silbatos, ocarinas simples y jarros
silbadores con doble cámara. Muchos aerófonos que existen actualmente presentan un
tipo de embocadura que se asimila a la forma europea, sin embargo es peculiar la
forma de entonar estos instrumentos por las culturas andinas. Otro punto es la
inexistencia de la tarka en culturas europeas. Se determina que el origen de la mayoría
de los instrumentos de vientos actuales podría ser europeo , su uso es autóctono, sin

Hornsbostel y Sachs postulan un origen oceánico para estos aerófonos: Antes de la llegada de los españoles. escalas originarias. Con respecto a las culturas más simples como las Mapuche y Qawashqar estas se han mantenidosin grandes intervenciones. huapangueras. arpas diatónicas.poder determinar si son pre o postcolombino. asimetría rítmicas. Las sikus o siringas sintetizan varias características de las culturas ancestrales. Instrumentos de cuerda postcolombinos encontramos el Rabel. . debió existir un contacto entre ambos pueblos. etc. de acuerdo a la clasificación de Chavez. charango. como parte de “tribus lejanas”.