Él bebe conejo de pascua

El conejo de Pascua es uno de los símbolos representativos de la Semana Santa
para los pequeños. Para que puedas explicarles de mejor manera la razón de
esta figura, ¡cuéntales una historia del conejo de Pascua para niños!
Hay varias versiones de la historia del conejo de Pascua. Una de ellas cuenta
que los anglosajones fueron los primeros en celebrar la Pascua conmemorando
a la diosa de la fecundidad y la primavera, Eostre. El conejo representa la
fertilidad así que quedó como el símbolo de la celebración.
Durante la Edad Media, el conejo se asoció con los huevos de gallina como
signo de fertilidad y florecimiento de la primavera. En Alemania se inició la
tradición de obsequiar huevos decorados para la Pascua hasta que en la
costumbre se incluyeron conejos de chocolate, dulces y huevos de colores.
Y por último, puedes usar esta historia del conejo de Pascua para niños que
está relacionada con la religión. Se dice que cuando llevaron a Jesús a la
tumba, un conejo presenció el momento. Cuando Jesús resucitó, el conejo quiso
contarles a las personas lo que había visto. Pero como no podía hablar, les
trasmitió la buena noticia con huevos pintados de colores.
No importa la historia que escojas, sin duda mantendrás entretenido a tus hijos
y les ayudarás a entender mejor la celebración.