ÍNDICE

PRIMERA PARTE

CAPÍTULO I

1. INTRODUCCIÓN
2. ORIGEN
3. DESCRIPCIÓN

CAPÍTULO II

1. TARJETA DE CRÉDITO COMERCIAL
2. TARJETA DE CRÉDITO BANCARIA

SEGUNDA PARTE

CAPÍTULO I

1. NATURALEZA JURÍDICA DE LA TARJETA DE CRÉDITO
2. EL CONTRATO DE APERTURA DE CRÉDITO
3. EL PAGARÉ
4. CONCLUSIÓN
5. ANEXOS

CITAS BIBLIOGRÁFICAS
BIBLIOGRAFÍA
_____________________

NOTA ACLARATORIA

La escasa bibliografía que al respecto del tema existe disponible en nuestro
medio y el hecho de que nuestra legislación mercantil no regule todavía de
manera directa la institución de la Tarjeta de Crédito, específicamente como
contrato mercantil “sui generis”, representaron perspectivas poco halagadoras
en las etapas iniciales de esta investigación.

Siempre estuve consciente que el tema de la Tarjeta de Crédito no había sido
desarrollado por autores nacionales desde el punto de vista de su naturaleza
jurídica, y lo digo después de haber revisado ficheros e buen número de
bibliotecas. Por supuesto, con ello tampoco pretendo ser el primero en realizar
un profundo análisis jurídico acerca de este “nuevo medio de pago”, pero si

despertar el interés y curiosidad de todos aquellos que viven inmersos en el
apasionante mundo del Derecho Bancario y Mercantil.

Es mi deseo sincero que estas páginas puedan ser complementadas y aún
corregidas por aquellos que tienen habilidad con la pluma y que gustan de la
investigación jurídica. Gracias a ellos, las mismas no quedarán para siempre
impresas.

Quise presentar este trabajo de manera sencilla. Su contenido se resume en
algunas generalidades doctrinarias y jurídicas acerca de la Tarjeta de Crédito,
presentado con lenguaje claro; carente de tecnicismos jurídicos o del idioma,
todo con el objeto de que sus páginas sean entendibles aún para aquellas
personas con conocimientos mínimos de Derecho Mercantil.

Naturalmente, todas mis apreciaciones y comentarios están impregnadas de
mi particular concepción sobre el campo de posibilidades que ofrece
actualmente el Derecho Mercantil para hacer mas viable la dinámica y mutable
realidad económica, tratando de anticiparme a su encuadre jurídico y
regulación legal.

Para ello, tuve que destacar buen número de páginas al contrato de Apertura
de Crédito y sus peculiaridades, que como se verá en el capítulo
correspondiente, es el que da nacimiento a la “vida jurídica” de la Tarjeta de
Crédito. He de hacer finalmente, público reconocimiento de la deuda que tengo
con todos aquellos que obraron por encima y más allá del deber, al
proporcionarme la bibliografía necesaria para documentar cada capítulo
expuesto en esta monografía… Sólo el tiempo, el único con autoridad para
condenarme o absolverme, dirá si los he defraudado o no.
JOSÉ ROBERTO LAHUD G.

San Salvador, Febrero de 1991.

_______________________

PRIMERA PARTE

CAPÍTULO I

INTRODUCCIÓN, ORIGEN Y DESCRIPCIÓN

1. INTRODUCCIÓN

No son pocas las personas que se preguntan hoy en día que cómo es posible
que una diminuta tarjetita de material plástico y de llamativos colores, que

cuando ciertas cadenas de hoteles emitieron unas tarjetas personalizadas que eran entregadas a los mejores clientes y que servían a éstos para la utilización de los servicios de hotelería en cualquier punto del país dentro de los hoteles asociados o de propiedad de la cadena. Dicho desarrollo se suprimió a raíz de los problemas económicos que tuvieron lugar en los Estados Unidos de 1929. sino simplemente conformando las estadías o consumos que eran liquidados a posteriori por las oficinas centrales de la empresa. pues hay que caracterizarlo como un conforme de débito y de reconocimiento de deuda. conocido más bien en nuestro medio y léxico jurídico como PAGARÉ. por otra. y al cupón firmado por el usuario al facturar la compra o servio pagado por medio de la tarjeta. porque considero que dicho documento representa la garantía legal más eficaz para la entidad emisora de la tarjeta. y con los comerciantes o proveedores adheridos al sistema. Esa aptitud como medio de pago y a la vez como instrumento de crédito impone el imperativo de analizar la naturaleza jurídica de la tarjeta de crédito. quizá hasta pecando de ilusorios. y el régimen legal que regula las relaciones que surgen entre la entidad emisora con los usuarios de tarjetas. les permita adquirir bienes de primera necesidad. es oportuno reconocer que la fuerza y las grandes posibilidades que representa la tarjeta de crédito. Sin embargo. sin necesidad de hacer efectivo pago alguno en moneda de curso legal. la tarjeta de crédito constituye una nueva y decisiva etapa en el proceso de desmaterialización de la moneda. bienes de gran valor o determinados servicios? Como bien lo señalan algunos autores. . El origen de la tarjeta de crédito se remonta a comienzos del siglo XX en los Estados Unidos. y más adelante con el estallido de la Segunda Guerra Mundial. estriba en cierto modo de haber corrido en el correcto sentido de la historia monetaria. líneas aéreas. ORIGEN Más allá de aquella época prehistórica en que las transacciones se canalizaban por la vía del trueque y pasando en este mismo camino evolutivo por el uso de la moneda y luego por el cheque y las órdenes de pago bancarias. (1) Posteriormente en el tiempo. fueron incorporando su uso las grandes empresas petroleras (Texaco. 2. así como tiendas y cadenas de almacenes de mucho prestigio. de trascendencia jurídica incuestionable como documento ejecutivo mercantil que permite la recuperación inmediata y segura de los saldos de cuenta.conocemos con el nombre de TARJETA DE CRÉDITO y que muchos llevan hoy en día en sus carteras. En ese sentido dedicaré un capítulo especial para el estudio del Contrato de Apertura de Crédito. Ello. por una parte. llegamos hoy a las “tarjetas de crédito” para encontrarnos frente a los últimos peldaños que nos pueden llevar a la “sociedad sin dinero” que muchos autores preconizan. ESSO Standar Oil) compañías de ferrocarril. configurando el instrumento más avanzado tendiente a la utilización masiva del crédito para consumo.

la tarjeta de crédito ha permitido y facilitado su extensión hasta para disponer de manera inmediata de fondos las 24 horas del día. Ya para finales de la década de los 50 surgieron innumerables tipos de tarjeta de crédito con cobertura nacional e internacional. mayor credibilidad de pago y una más acorde funcionalidad en el retiro y depósitos de dinero aun en horas nocturnas. el dinero se acepta porque es generalmente aceptado !” (3). surge la tarjeta de crédito American Express Co. En ese mismo trayecto. Es de destacarse el hecho de cómo mayormente la práctica comercial y económica crean sistemas operativos propios. me pareció oportuno destacar el comentario del Paus Samuelson. Pocos años después. a través de las llamadas “cajeras automáticas”. que en un principio cubrió limitados rubros. tal como sucedió también con el dinero. que de seguir el curso que lleva bien podría. adoptado por el sistema bancario norteamericano. la tarjeta de crédito se constituye hoy en día como una particular especie de “sustitutivo temporal del dinero”. Al respecto. agrupadas hoy en día por el Bank Americard e Interbankcard. todo el mundo empezará a darle valor. y siendo que. viajes y turismo. Mientras las cosas se puedan comprar o vender por una determinada sustancia. incluso los abstemios. que aparece como epidemia en la banca norteamericana en 1957. Premio Nobel de Economía en 1970. sino que se ha perfeccionado hasta para ser utilizado como llave de seguridad electrónica para puertas y sistemas de comunicación telefónicas locales e internacionales. en mi opinión hasta llegar a desplazar a la institución del cheque. dijo: “El dinero es una convención social.Después de la Segunda Guerra Mundial su difusión y auge de su desarrollo fue muy notable en el mercado norteamericano. Tanta es la importancia que merece la tarjeta de crédito bancaria. artificial. imponiéndose simplemente por medio de su constante y periódico uso. y puesto en uso en nuestro país por la banca nacional en la década de los 80. Considerando entonces el comentario del profesor Samuelson. la cual estudiaremos en detalle más adelante. aunque muy luego abarcó sus operaciones ya no sólo a la compra al crédito de limitados bienes o servicios. quien refiriéndose a la evolución y origen del dinero. desde luego permitiría con su uso e implementación. es digno destacarse que la . destacándose su uso para muchos y variados rubros de la actividad económica y comercial. Merece especial atención la llamada tarjeta de crédito bancaria. o la gente que no aprecia en absoluto su utilidad intrínseca. en mi opinión.. utilizando y desarrollando el rubro de turismo. Surge entonces la primera empresa emisora del “credit card” como objetivo propio y específico: Diners Club. Paradójicamente. comienza a utilizarse una sustancia determinada como dinero. sino que se extendió al campo de las diversiones. Ya para 1982 su solidez financiera y su empuje había comenzado a desplazar a su antecesora. las gentes están dispuestas a comprar y vender con ella. vegetarianos. Si por cualquier razón. (2) La utilización del sistema de “tarjeta” ya ha derivado no sólo al uso de “cajeros automáticos”.

la tarjeta de crédito se identifica como un instrumento físico. ha perdido credibilidad y aceptación entre los comerciantes y usuarios. lleva el espacio reservado para la firma del titular del derecho. (5) 3. según el tipo de tarjeta de que se trate. que por reunir determinadas condiciones requeridas por la entidad emisora. al intentar el pago de la cuenta de un restaurante. empezó a difundirse desde 1954”. Al reverso. el nombre del tarjetahabiente. bienes o servicios a crédito con extensión o diferimiento de su pago según los casos. emitido a favor de un usuario consumidor. al decir: “El mismo (el origen) se atribuye a un neoyorquino que. Si eso es histórico. de dimensiones muy reducidas (8. No quiero terminar este subtema. la tarjeta de crédito se presenta como una laminilla generalmente de plástico. quien señala que el origen de la tarjeta de crédito es de fecha más reciente. tarjeta plástica o elemento similar. es decir del usuario o tarjetahabiente. Pero lamentablemente el caso no ha podido comprobarse. aprox. el número de código y la fecha de vencimiento. sin antes mencionar a otro connotado autor. en 1950.). DESCRIPCIÓN En sentido específico o material. Bullrich y Hernardo Sarmiento Recaurte.5 x 4.) permite al usuario o “tarjetahabiente” llevarla muy cómodamente en su cartera del bolsillo. que como todos sabemos. don Guillermo Cabanellas (4).5 mm. relativo a la evolución histórica de la tarjeta de crédito. Por regla general.5 cms. ya sea un Banco o una organización empresarial. presenta una fragilidad fundamental: ¿quién asegura que el que se olvida una cartera no se olvida también esa tarjeta que casi todos llevamos probablemente juntas? La propaganda se inició por una cadena de restaurantes.aceptación de ella se refleja en que en todo establecimiento comercial o de servicio. y algunas normas generales acerca del uso a que están sujetas las mismas. permite a ese usuario obtener dinero. . sea cualquier placa. ni los autores citan documento alguno que respalde ese supuesto origen de la tarjeta de crédito. difícilmente encontramos la frase “NO SE ACEPTAN TARJETAS DE CRÉDITO”. Después por iniciativa de un banco de Carolina del Norte. a diferencia de lo que sucede con el cheque. En términos generales. en su cara principal va impresa el membrete o logo de la entidad emisora. Similares versiones a la del Maestro Cabanellas da algunos autores como Santiago J. a favor de una persona natural o jurídica que es cliente suyo y que tienen su confianza y crédito aceptada por aquella entidad. aprox. la tarjeta de crédito es un documento acreditativo a modo de credencial de pago emitida por una entidad de crédito. Su espesor (0. comprobó que se le había olvidado la cartera y tuvo necesidad de quedarse como rehén mientras la mujer volvía a la casa a buscar fondos. En forma descriptiva.

compañías de alquiler de automóviles. b) Tarjeta de Viaje.tarjetas de crédito emitidas por sociedades formadas por grupos de bancos. tiene el mérito de facilitar la circulación del dinero. sin que sea necesario que el tarjetahabiente lleve consigo cantidades exageradas cuando viaje.tarjetas de crédito emitidas por un banco.Al respecto.tarjetas de crédito emitidas por sociedades autónomas que cuentan con la participación de bancos para el funcionamiento del sistema. American Express. Me pareció muy buena la clasificación de la tarjeta de crédito presentada en una tesis doctoral (6).tarjetas de crédito emitidas por empresas subsidiarias de un banco. etc. y c) Tarjetas de crédito emitidas por bancos o grupos de bancos que posibilitan al portador la utilización de un crédito bancario. la cual transcribo a continuación: a) Tarjeta de Cuenta. etc. b) Tarjetas de crédito emitidas por empresas que sirven de intermediarias entre compradores y vendedores para posibilitar la adquisición por el titular. y . emitidas por almacenes. CAPÍTULO II LA TARJETA DE CRÉDITO COMERCIAL Y LA TARJETA DE CRÉDITO BANCARIA 1. las cuales están determinadas por el servicio que prestan o por su forma de funcionamiento. debo hacer la aclaración de que existen diferentes tipos de tarjetas. restaurantes y hoteles. de bienes y servicios en los establecimientos afiliados a la empresa emisora (ej. como la Master Charge. Dentro de estas últimas distingue: . quien señala que existen los siguientes tipos de tarjetas de crédito: a) Tarjetas de crédito emitidas por empresas comerciales. TARJETA DE CRÉDITO COMERCIAL: La tarjeta de crédito comercial. . c) Tarjetas de Descuento. algunas asociadas a sistemas internacionales. para uso de sus clientes (o tarjetas de pago). e) Tarjetas de Crédito Comerciales. Diner’s Club). Diners Club. . emitidas por cadenas comerciales (grandes almacenes. etc. emitidas por instituciones bancarias para respaldar o garantizar el pago inmediato de sus cheques. cadenas de tiendas.). Los servicios que prestan son de incalculable valor . d) Tarjetas Garantizadoras de Cheques. No menos importante resulta la clasificación que hace Fran Martins (7). emitidas por líneas aéreas.

el representante legal de la misma. difiere de éste en que para el suscriptor no implica un pago frente al comerciante. a quien se expide la tarjeta cuyo nombre está grabado en la misma. Si bien es cierto la función que así cumple la tarjeta de crédito pudiera parecerse a la del cheque. Los establecimientos afiliados deducen a favor de la entidad emisora de la tarjeta. Posteriormente. Mario Bauche Garciadiego (8) comenta que las tarjetas se expiden tanto a personas físicas como a personas morales. alimentos. el tarjetahabiente tiene necesidad solamente de expedir un cheque personal a la orden de la acreditante por el importe de los cargos. el tarjetahabiente puede adquirir boletos de avión. mientras que la firma del cupón o comprobante . El tarjetahabiente tiene la obligación. La tarjeta en sí. Al recibir la tarjeta deberá firmarla de inmediato. como se infiere. inclusive. etc. sigue siendo propiedad de la expedidora. En esta forma periódica. o el comerciante. en casi cualquier parte del mundo donde existan establecimientos afiliados a ellas. renta de automóviles. servicios de hospedaje. el prestador de servicios. de igual manera. precisamente. es decir cualquier particular solvente puede obtener su membresía y pedir además tarjetas adicionales para sus familiares mediante los pagos correspondientes. ya que no es endosable ni transferible. El tarjetahabiente es la persona. de enviar inmediatamente un cheque por el importe de los cargos. existen “tarjetas de empresa” en las que el titular es. sino hay inconformidad de su parte en el estado de cuenta. Su uso es manifestación expresa del tarjetahabiente (acreditado) de haber aceptado las normas de la entidad emisora (acreditante). periódicamente las entidades expedidoras envían al tarjetahabiente un estado de cuenta que muestra las cantidades cargadas y abonadas desde el último corte hasta la fecha del estado.pues con el lema de “pague firmando”. el hotelero. Para ser tarjetahabiente se necesita inicialmente formular una solicitud y una vez investigada su solvencia generalmente después se suscribe un contrato de apertura de crédito en cuenta corriente. Esta es otra de las grandes ventajas que presentan las tarjetas de crédito. el tarjetahabiente puede solicitar que la entidad emisora de tarjeta le envíe directorios con los nombres de las ciudades y las negociaciones afiliadas en diversos países. Es la única persona que puede utilizarla. física o moral. quien acredita a los ejecutivos o funcionarios que también puedan hacer uso de tarjetas adicionales. quien podrá pedir su devolución o cancelarla sin expresión de causa. puesto que en infinidad de establecimientos comerciales y de servicios se ostenta un letrero que dice: “No se aceptan cheques personales”. como dijimos.. por la desconfianza que ha creado la expedición de cheques sin fondo. y como ya lo expresamos anteriormente. artículos de consumo duraderos. Esta firma sirve de única identificación para la aceptación de las notas a cargo que. Por otra parte. Ellas ostentan en lugares visibles de sus escaparates o puertas los emblemas de la cantidad a que están afiliados para fácil identificación. se expide la tarjeta que es firmada por el beneficiario. comparan con la de la tarjeta. un determinado porcentaje del importe de las notas de cargo que firma el tarjetahabiente.

iniciaron su aparición en el período de 1966- 1967 en los Estados Unidos de América mediante la asociación de dos bancos que actuaban independientemente. por razones de espacio no se desarrollarán en este trabajo. puesto que lo libera y no le impone la garantía de pago que si existe para el firmante del cheque. por sociedades subsidiarias de bancos o por sociedades autónomas con la participación de bancos para el funcionamiento del sistema. crédito. considera como tarjeta de crédito bancarias aquellas en que el emisor de ellas es un banco o una sociedad en la cual participa en forma directa o indirecta un banco. estas tarjetas se encuentran en poder de millones de usuarios y su acelerado crecimiento habla por sí solo de la aceptación que este servicio tiene del público. para obtener en forma inmediata bienes o servicios de los establecimientos afiliados. Estas son emitidas por una institución bancaria a favor de una persona que es cliente suyo y que tiene capacidad de pago. En ella el banco debitará las compras que el cliente realiza con la tarjeta y mensualmente le recabará su pago. sin hacer desembolsos en efectivo. que la tarjeta de crédito cumple también cuatro funciones: desarrollo comercial. Hoy en día. adopta los sistemas de crédito masivo a través de identificación personal. es decir. llamadas “TARJETAS DE CRÉDITO BANCARIAS”. El mecanismo corriente consiste en la apertura de un crédito por el banco al cliente seleccionado y su funcionamiento mediante la apertura de una cuenta corriente. que es un sujeto de crédito. TARJETA DE CRÉDITO BANCARIA: La Banca. Es importante tomar en consideración. terminan siempre en operaciones bancarias. cuyos antecedentes y situación patrimonial son estudiados y analizados como los solicitantes de cualquier operación de crédito bancario. por sociedades formadas por grupos de bancos. El cliente está autorizado a disponer en forma permanente de un crédito en descubierto en la cuenta corriente hasta un monto predeterminado por el banco. Sin embargo.de la compra opera como tal para el usuario. 2. Y las consideramos en esta obra por cuanto las operaciones comerciales que se efectúan con estas tarjetas. Son pues documentos de crédito a modo de credenciales de pago. Carlos Alberto Villegas. Los bancos intervinientes van a proveer de tarjetas a consumidores previamente seleccionados. La mayoría de las tarjetas de crédito son tarjetas bancarias en el sentido de que son emitidas por un banco. con todas las consecuencias vinculadas a ellas. (9). de modo que si sus compras mensuales exceden esa cantidad. en la búsqueda de nuevas perspectivas para otorgar al público un servicio que facilite la adquisición inmediata de bienes y servicios. debe pagar la suma de dinero que . los cuales la Organización del Banco de América-Bankamericard y la Organización Interbankcard Association. y pago. garantía. Las tarjetas de Crédito Bancarias.

pudiendo utilizar el crédito hasta el límite otorgado por el banco cancelando la diferencia que surja del resumen presentado. También se obliga a pagar los resúmenes de cuenta que presente el emisor mensualmente dentro del plazo que se haya convenido (normalmente entre 5 y 10 días de recibido o emitido el resumen). Su posesión habilita al titular a usar un crédito abierto en su favor por una institución bancaria. en cambio. Comúnmente se pactan las siguientes obligaciones y derechos del usuario: a) Obligaciones.exceda su margen crediticio. el crédito de que dispone. o no. Sin embargo. el usuario de la tarjeta ha celebrado con el banco emisor un contrato de apertura de crédito que funciona en una cuenta corriente y la tarjeta es el medio que permite hacer uso del crédito concedido. Los clientes realizan las compras en los negocios adheridos a la tarjeta de su banco con la sola presentación de ella. En el contrato de apertura de crédito se regulan las obligaciones que el usuario y el banco emisor asumen recíprocamente y los derechos respectivos. los bancos van a contratar con los comerciantes y proveedores de bienes y servicios la atención de sus clientes que operen con las tarjetas por ellos emitidas. Asimismo. como el caso de Diners Club y otros. . Se limitan a adquirir los bienes o servicios que necesitan como si operaran con dinero efectivo y por compra de contado. de uso personalísimo. La tarjeta de crédito bancaria es un instrumento de crédito utilizado por su titular para la adquisición de bienes y servicios. Es una tarjeta intransferible. el usuario tiene concedido un crédito hasta una suma determinada y sólo debe pagar mensualmente la cifra que exceda del crédito. Como dijimos anteriormente. por regla general. sin tener necesidad de convenir forma laguna de crédito ni pago con el proveedor. la tarjeta de crédito comercial concede los mismos privilegios que la tarjeta de crédito bancaria. En la tarjeta bancaria. razón la cual no puede considerársele un título de crédito. Esta diferencia sustancial es lo que ha popularizado la difusión de las tarjetas de crédito bancarias. El usuario asume la obligación de pagar una comisión o cuota anual por el uso de la tarjeta y los intereses por el importe del crédito que utilicen mensualmente. es que en éstas las compras hechas por el usuario deben ser. La diferencia esencial que separa estas tarjetas con las no bancarias. También tendrán derecho a obtener dinero presentando la tarjeta en cualquier casa del banco emisor. pagadas íntegramente cuando el emisor le presenta la factura de los gastos mensuales. en nuestro medio. Es decir que es el cliente quien resuelve la utilización o no del margen crediticio acordado. y puede utilizar.

2) Se crea un contrato entre el Banco y el establecimiento afiliado. y se obliga a asumir como deuda suya cualquier compra que haya sido realizada con la tarjeta extraviada hasta el momento de su cancelación y reemplazo por otra. El funcionamiento de la tarjeta de Crédito Bancaria. El usuario no puede sobrepasar en ningún caso el cupo de crédito que le ha concedido el banco por cada período mensual. administración. y el segundo se responsabiliza de aceptar las tarjetas de los clientes y pagar al banco una comisión por la venta efectuada. Asimismo se obliga a identificarse cada vez que ello le sea requerido. morosidad. o abonando en su cuenta corriente el valor de las ventas realizadas. Además se obliga a mantener vigente la cuenta corriente para que el banco pueda debitar en ella los pagos que realice por su cuenta. Todo sistema tiene ventajas y desventajas para cada una de las partes relacionadas con el mismo. etc. Ventajas para el usuario: . Para la realización de sus compras y para obtener dinero en cualquiera de las oficinas del banco. También a obtener dinero en cualquiera de las oficinas del banco hasta la cantidad fijada por el emisor. al establecimiento comercial afiliado y al Banco. promoción. b) Derechos. en el cual el primero es el que se compromete de todas las operaciones que se produzcan y de todos los gastos en concepto de propaganda. 5) El banco administra la cuenta del cliente y hace los cobros oportunos. 4) El banco paga al comerciante al contado. robo o hurto de la tarjeta en forma inmediata en las oficinas del banco emisor. El usuario tiene derecho a realizar compras en los negocios adheridos a la tarjeta hasta el límite que le haya autorizado el banco. 3) El banco obtiene sus ingresos por las comisiones y el interés percibido cuando el cliente demora sus pagos. donde consta el importe de su compra o retiro. A continuación se plantearán éstas con respecto al usuario o tarjetahabiente. se resume en los siguientes pasos: 1) El Banco se encarga de afiliar a los establecimientos comerciales interesados en estimular sus ventas mediante este servicio..El usuario debe denunciar la pérdida o extravío. se obliga a firmar el comprobante que se extienda en cada caso.

b) Hace que el usuario sea considerado “Sujeto de Crédito”. porque está respaldado por un Banco. . e) Le permite al usuario llevar un control de sus gastos. si el cliente no la utiliza no paga cuota alguna. descontado en el momento del retiro. etc. c) Puede utilizarse como tarjeta-empresa. clínicas asistenciales. j) Es un medio de identificación. cuando el usuario realiza gastos que son a cargo de la misma. k) Pueden emitirse tarjetas adicionales al cónyuge del titular de la cuenta y a cualquier otra persona que sea autorizado. g) Permite disponer en efectivo mediante su presentación en cualquier agencia bancaria. b) Cargo mensual por manejo según el saldo al de la fecha de corte. servicios profesionales.). mediante un estado de cuenta elaborado por el Banco. Desventajas para el Usuario: a) Recargos de un porcentaje por adelantos en efectivo (al cual varía en cada país). c) Recargo mensual sobre el saldo en mora. almacenes. pues no se precisa llevar mucho en el momento de hacer cualquier transacción comercial. e) Descuido del pago de las mensualidades asignadas por el Banco. además del cargo por manejo. d) En algunos países es gratuita. f) El cliente puede utilizar la tarjeta en una diversidad de establecimientos (Hospitales. h) En muchos países estas tarjetas tienen validez también en el extranjero (por ejemplo: Bankamericard e Interbankcard). por cuanto dispone de lo que tiene asignado en su tarjeta. d) Riesgo inherente al extravío de la tarjeta sin notificar oportunamente al Banco. i) Permite tener acceso a un servicio que no tiene horario determinado.a) Facilita el manejo de efectivo.

sin efectuar desembolsos de efectivo. quien lo incluye en sus guías de compra. . cuando las transacciones son menores que el límite asignado por el Banco. el cual varía al tipo de negocio. b) Riesgo debido al descuido de la consulta de los saldos. c) El Banco corre con todos los riesgos del cobro a los clientes y demás operaciones. Desventajas para los Establecimientos Afiliados. permite recibir compradores extranjeros. g) Le ahorra hacer los descuentos acostumbrados a los clientes. e) Obtiene promoción por parte del Banco. de cobro. c) Debe consultarse cuidadosamente los instructivos elaborados por el Banco. y otros documentos que son instrumento de prevención de riesgos mayores. b) Incremento en las ventas por la facilidad que supone al cliente comprar. etc. como los administrativos. a) Le evita crear una tarjeta de crédito propia y los gastos que con ella conlleva. d) Se ve favorecido con el prestigio de estar afiliado a Organizaciones Internacionales. b) Constituye una alternativa para la colocación de créditos al consumo.g) Las diferenciaciones entre la firma de las facturas con las de la tarjeta. f) Se beneficia sin costo alguno de la publicidad realizada por el Banco. además. a modo de “GUÍA PARA EL COMERCIO”. a) Deberán compartir un porcentaje de las ventas con el Banco. Ventajas para el Banco a) La utilización de la tarjeta como medio para atraer a usuarios potenciales que no son clientes de los servicios bancarios. Ventajas para los establecimientos Afiliados.

representan una doble función: tarjeta de crédito y tarjeta para cajero automático. el cliente recibe una tarjeta que contiene un número y un código personal secreto de conocimiento del cliente. h) Permite reforzar la buena imagen del Banco y la calidad de sus servicios. en todo el mundo. . i) El logro de una mayor vinculación con el comercio. puede motivar al cliente a hacer uso de otros servicios y con ello aumentar sus relaciones financieras. f) Permite la promoción y presencia del Banco en lugares donde no existen sucursales y en horas no hábiles de atención al público. vencidas y otros. d) El Banco. a) Es un servicio muy caro. serían otros posibles riesgos para el Banco. g) Atracción de un segmento importante de clientes. como en nuestro medio. En este punto. La difusión del uso de cajeros automáticos de depósitos y de extracción de dinero. pues dichos informes contienen los datos de tarjetas extraviadas. constituyen una mayor captación de beneficios. Al acceder a ese servicio bancario. algunas. e) Es una fuente importante para la captación de fondos en cuenta corriente. así como el descuido en la elaboración y envío de informes semanales al establecimiento afiliado. d) Un control deficiente. una mala selección de clientes y comercios. hemos de reconocer también la importancia que tiene actualmente otros tipos de tarjetas bancarias. c) Se corre el riesgo de que el indebido uso del crédito algunos sean de difícil recuperación o irrecuperables.c) Las emisiones por manejo y los intereses por retrasos. que representa costos elevados. b) Se necesita de un personal especializado para su manejo y control. Desventajas para el Banco. Tal es el caso de las tarjetas para cajeros automáticos. ha popularizado el uso de las tarjetas que permiten el funcionamiento de esas máquinas. que si bien es cierto no constituyen una tarjeta de crédito propiamente dicha.

Para algunos es una simple “llave” que sólo abre una puerta. a su vez. EL PAGARÉ. son intransferibles. (10) Sin embargo. SEGUNDA PARTE CAPÍTULO I NATURALEZA JURÍDICA DE LA TARJETA DE CRÉDITO. el connotado profesor argentino de Derecho Bancario. y en la otra marca las cifras de su número o clave secreto. ni puede circular. También se ha señalado que si bien es un documento.Cuando el cliente quiere operar con el cajero. el tarjetahabiente o acreditado. la máquina expide los billetes y devuelve la tarjeta. Klemens Pleyer nos expresa. Pero también se ha dicho que representa un título-valor. EL CONTRATO DE APERTURA DE CRÉDITO. por cuenta del tarjetahabiente. por virtud del cual la sociedad expedidora se obliga a pagar al establecimiento. . ello será hasta el límite pactado con el banco. 1. introduce la tarjeta en la ranura de la máquina y se abre una puerta que libera dos teclados. sino que. Es sólo un medio que posibilita el funcionamiento de la máquina y que permite que se ponga en ejecución el contrato respectivo (contrato de cajero automático). Pero no hay dudas de que representa un derecho de crédito y que para su ejercicio se requiere la posesión de la tarjeta. Pero no expresa ni representa una cantidad cierta y determinada de dinero. el importe de las notas de cargo firmadas por éste y. En un teclado el cliente marca la cantidad de billetes que quiere retirar. en las relaciones de la entidad emisora o acreditante. al contrario. sólo puede ser leída por la máquina. coincide con la cifra marcada. NATURALEZA JURÍDICA DE LA TARJETA DE CRÉDITO: El uso de la tarjeta de crédito crea un contrato de apertura de crédito en cuenta corriente. Pero se observa también que ellas no han sido hechas para circular. Carlos Gilberto Villegas (11). y el correspondiente establecimiento. sostiene que no estamos en presencia de un título de crédito ni de un título de legitimación. Se ha planteado en la doctrina el estudio de la naturaleza jurídica de estas tarjetas. Si bien permite la extracción de dinero. al recordar esa discusión. el tarjetahabiente se obliga a restituir a la espedidota o acreditante esa suma de dinero. que la tarjeta legitima a su tenedor y que es un documento similar a un valor. Cuando el número secreto que está codificado en la tarjeta.

Dijimos que especial análisis requiere el contrato de adhesión. por medio de formularios. Aquí el contrato es tal por el hecho de que el cliente acepta –libremente. También debemos recordar que en nuestro medio la casi totalidad de entidades emisoras de tarjetas de crédito están constituidas por los Bancos del sistema o por empresas asociados con ellos para la explotación de la institución de la tarjeta de crédito. a la orden de la acreditante. así como la superación permanente de la actividad socioeconómica motorizada por el creciente desarrollo hacen surgir a la vida comercial mecanismos y fórmulas contractuales que dinamizan precisamente dicho desarrollo. destacándose las exigencias del tráfico mercantil y del mercado consumidor. he tomado los apuntes del maestro Carlos Gilberto Villegas (12). Este tipo de relaciones jurídicas en donde se destaca el predominio de uno solo de los contratantes que disponiendo de las cláusulas del contrato las hace operar como una ley favorable para sí mismo nos hace recordar que estamos en presencia del denominado contrato de adhesión.Las notas de cargo tienen casi siempre la forma de un pagaré incondicional suscrito por el tarjetahabiente. por el importe de los cargos que le hayan sido documentados en forma diferente a la de un pagaré. 1105 de nuestro Código de Comercio. Sin ánimo de apartarme del tema central de esta monografía. ello sin perjuicio de que se le requiera suscribir un pagaré a determinados días vista o a día fijo (por lo general a diez días) a la orden de la citada acreditante. En el mundo actual. donde predomina el poder económico de la empresa sobre el individuo. debo entonces referirme a él en ese sentido. Para ello. de todos modos. en nuestro caso del cliente.las condiciones preestablecidas ya por el banco. . de todo lo cual hablaremos con detalle más adelante. un enfoque particular. Antes he de hacer también la aclaración de que en nuestro medio todavía no se conoce propiamente la denominación de Contrato de Tarjetas de Crédito. Más bien se utiliza la figura del Contrato de Apertura de Crédito. pues es el modo normal en que se realiza la contratación bancaria relacionada con la tarjeta de crédito. que regula el Art. al menos de una de las partes contratantes. donde la institución preestablece las condiciones del contrato respectivo. e inclusive aunque falte su intervención en la redacción de las estipulaciones contractuales. porque en ellos se advierte una evidente disminución de la autonomía de la voluntad. pero considerando la importancia que tienen las peculiaridades o características del contrato de tarjeta de crédito. especialmente si hemos de considerarlo como un contrato de adhesión. En efecto. pagadero a la vista o a cierto plazo fecha. el contrato no será por ello menos válido. pero requieren. aunque el consentimiento del cliente no se producto de una previa discusión de todas las condiciones y modalidades del contrato. Estos contratos no son por ellos menos válidos que los otros.

. o las rechaza. Estos “contratos por adhesión”. Y a veces no le queda al adherente ni siquiera esa posibilidad. Se ha abandonado así el mecanismo de la oferta y contraoferta. a fin de proteger a quien no está en concisiones de discutir los términos de los contratos que la vida contemporánea le impone realizar. que algunos autores llaman también “contratos-tipo”. como modalidad contractual. procurando elevar al máximo su productividad con el menor desgaste productivo posible. mediante la utilización de formularios donde la empresa establece las condiciones bajo las cuales está dispuesta a contratar. Situación que se agrava en el caso de ciertos oferentes de bienes y servicios que realizan una actividad monopólica. Ello ha llevado a cambios fundamentales en materia de comercialización y. la utilización de contratos donde una de las partes preestablece las cláusulas que van a regir la relación con la otra parte. Si a lo expuesto se suma el fenómeno de la estandarización. ya que al cliente le quedan sólo dos posibilidades: o se adhiere a ellas y las acepta tal como están. que conlleva no solamente una producción uniforme sino también una comercialización estándar de bienes y servicios. Las grandes empresas aplican dos importantes principios económicos: la racionalización y la automatización. tienen dos etapas bien diferenciadas: 1) la de elaboración de los contratos. La determinación de las condiciones generales descarta toda idea de discusión de las distintas cláusulas que componen el contrato-tipo. al fortalecer el poder político y económico de ciertos grupos de particulares. para dar paso a este otro que responde a las necesidades de la gran empresa contemporánea que debe contratar con innumerables consumidores de bienes y servicios a la vez. Esta transformación económica ha producido un gran desequilibrio entre los individuos. en consecuencia. la determinación en formularios de las condiciones generales. de las relaciones contractuales. es decir.Las necesidades del tráfico económico contemporáneo han impuesto. Es una demostración del desajuste producido entre la gran transformación que ha sufrido la economía mundial a partir de este siglo. La aplicación de las consecuencias derivadas de la automatización acrecentó también la despersonalización de los contratos. el derecho toma partido por el “débil jurídico”. Frente a esta realidad. y 2) la perfección del contrato mediante la adhesión del cliente. tendremos explicado el porqué de la utilización predominante de este tipo de contratos. con relación a la evolución seguida por el derecho y especialmente por la institución del contrato. lo que impide al individuo que contrata con ellos ejercer el derecho de no contratar. que es también consecuencia de la evolución de la economía moderna. lo que ha llevado a casi anular la libertad de contratación. Se ha tenido que uniformar cada vez más las relaciones jurídicas que mantienen las empresas con sus clientes.

presupuesto básico de la existencia del contrato. ambiguas. para poder resolver en cada caso particular si el contrato exhibe o no un comportamiento abusivo de una parte respecto de la otra. están permanentemente en la búsqueda de nuevas y mejores cláusulas para incorporarlas al contenido de éstos contrato-tipo. Así es como ahora comprende no solamente las expresiones del desequilibrio económico entre las partes. Esta estandarización del contrato es lo que ha permitido a la empresa contemporánea lograr plena eficacia en la racionalización y distribución de bienes y servicios. Por ello es común asignarle a esta contratación una versión contraria a derecho. Ello nos impone admitir que el acuerdo de voluntades. debe ser interpretado y ajustado a esta nueva realidad. lo que implica un evidente debilitamiento de la libertad contractual. los poderosos estipulantes. Además. Este método contractual. Pero. se ha señalado que es a partir de mediados de este siglo que se advierte una evolución del contrato por adhesión al llamado “contrato estándar” o “contrato-tipo”. La tipificación y estandarización de los bienes económicos ha conducido. pasando de una primera época signada pro su faz abusiva que evoluciona hasta convertirse en el instrumento más idóneo del tráfico de masa. coloca en pie de igualdad a los adherentes. sino también la técnica necesaria para poder satisfacer adecuadamente los requerimientos que demanda la economía contemporánea. sus razones. a la tipificación y estandarización de los negocios jurídicos. . quienes prefijan las condiciones generales de esta contratación. En su contra se ha observado que las grandes empresas. necesariamente. En tal sentido. como ya lo adelantamos. donde es frecuente el empleo de cláusulas oscuras. Ello le ha posibilitado uniformar la oferta y utilizar los servicios de representantes y agentes. permitiéndoles conocer de antemano las condiciones bajo las cuales está contratando. facilitando la circulación de la riqueza. la complejidad técnica que ofrece la contratación actual puede reglarse mejor por medio de la determinación de cláusulas uniformes. Pero exigen el conocimiento de esta nueva modalidad técnica. la doctrina destaca la ausencia de este acuerdo de voluntades en la discusión y elaboración del contenido de estos contratos. ni disminuye su validez. al uniformar la oferta. En tal sentido. sus ventajas y sus inconvenientes. ello no le quita a estos acuerdos al carácter de contratos. apoyados en magníficos asesoramientos técnico-jurídicos que les permiten saber con precisión los alcances exactos de esas condiciones generales. habiéndose señalado que ello permite brindar una seguridad en la “interpretación y en la ejecución de los contratos”.como cuando se contrata con empresas que venden bienes o prestan servicios en condiciones monopolíticas.

Alemania Democrática. el agregado de cláusulas especiales que se insertan a mano o mecanografiadas. . ni siquiera puede resolver libremente su adhesión. en esta contratación. Estas condiciones generales se imprimen en formularios y preestablecen el contenido base del “contrato-tipo”. pero no puede discutir el contenido predispuesto. en nuestro caso). y a sus datos personales o sociales. estableciendo su contenido normativo”. de alta complejidad técnica. Israel. La orientación general de la legislación y jurisprudencia internacional es en el sentido antes referido. Etiopía. En tal sentido. vejatorias de la igualdad de las partes. etc. Por ello. la solución de esta problemática se encauza hoy por el adecuado control de las condiciones generales impuestas al contratante “débil”. a veces. Admiten. protegiendo al adherente. en algunos casos. Suecia. o la comisión a cobrar. a veces casi ilegible. han regulado sobre este tema Egipto. que se anexa al contrato. como las que contienen exoneración de responsabilidad de la parte que estableció las condiciones generales. es la limitación de la libertad contractual del adherente. quien puede o no contratar. el que se completa con algunas particularidades referidas al bien o servicio que toma el cliente.incorporadas a un formulario. Quizás haya que señalar en esta definición que esas cláusulas van a ser o no aceptadas por los clientes o adherentes. con letra pequeña. Holanda. al cual se hace referencia en el formulario-contrato. en el Código Civil de 1942. sin duda. Rusia. estas condiciones generales suelen presentarse al adherente en las siguientes formas: . o su facultad potestativa de reglar tal o cual aspecto contractual (la fijación de la tasa de interés. Allí se han consagrado reglas que tienden a restablecer la igualdad de las partes contratantes. Además. abusivas.o bien agrupadas en un “reglamento”. En la actividad bancaria. de efectuar un adecuado control de estas condiciones generales. no “por las partes”. Las condiciones generales han sido definidas como “una serie de cláusulas formuladas preventivamente en forma general y abstracta. ya que emanan de una de ellas.casuístas. Alemania Federal y Finlandia. fue Italia el país que primero legisló sobre la eficacia y la interpretación de las condiciones generales. en concreto. Y. Lo más grave. . en vista a la celebración de una serie indefinida de contratos que al ser aceptadas por las partes pasan a regular la relación contractual que aquellas desean crear.

Aunque se trate de una declaración de voluntad “limitada” en cuanto a su libertad. por cada retiro que haga. En consecuencia. consiste en la declaración de voluntad prestada por el adherente que acepta las condiciones generales predeterminadas por el oferente. por las casas vendedoras de material de construcción. y de allí que se pueda hablar todavía de una relación contractual bilateral. es la circunstancia de que. cosa que es muy frecuente en el giro ordinario de las casas comerciales. ha creído conveniente también mencionar algunas generalidades que le son propias. Este compromiso de conceder un crédito es lo que. el acreedor no ha realizado la prestación en virtud de la cual existe la deuda a cargo del deudor. sino hasta que ha hecho uso total o parcial del crédito prometido. de una sola vez. por lo que su obligación existe y es actual. para impedir que en alguna forma se duplique la obligación. regulando el plazo de tales títulos de acuerdo con las condiciones del contrato de apertura de crédito. Roberto Lara Velado (13). a medida que el deudor vaya haciendo uso del crédito prometido. en este tipo de crédito. es indispensable introducir una cláusula en el contrato. sin discutir su contenido. el acreditado puede hacer uso del crédito prometido. Dr. que detalle a modalidad.En cuanto a la otra etapa de perfeccionamiento de estos contratos. la obligación no es líquida. como letras de cambio o pagarés. esta liquidación puede hacerse en cualquiera de las cuatro formas siguientes: a) La forma más corriente es la de que el deudor firme por cada cantidad que retira. d) Cuando el . 2. en consecuencia. El adherente acepta “en bloque” las condiciones generales. en cambio. el deudor ha recibido previamente la prestación del acreedor. que se denomina acreditado. mediante una distribución predeterminada o conforme a sus necesidades. la obligación del deudor no nace. EL CONTRATO DE APERTURA DE CRÉDITO Como dijimos anteriormente. hasta por una cantidad determinada o determinable. que se denomina acreditante. lo que diferencia la apertura de crédito del crédito a secas. a fin de que quede establecido en los títulos-valores que se libran al amparo del contrato. puesto que el compromiso del acreedor de conceder un crédito no significa que de hecho lo haya concedido. mediante el cual una de las partes. se compromete a conceder un crédito a la otra. b) El llamado crédito de caja en el cual el deudor firma títulos-valores. no hay dudas de que ella existe. sino liquidable. en daño del deudor. las cuales abren créditos ya sea a los constructores o a los dueños de las construcciones. a la adhesión. dichos recibos acompañados del contrato de apertura de crédito respectivo. para ser retirados en materiales de esta clase. en la segunda figura. únicamente que goza de un plazo para su pago. c) Cuando se trata de apertura de crédito cuyos retiros se harán en mercaderías. el nacimiento a la vida jurídica de la tarjeta de crédito está determinada por la suscripción de un contrato de apertura de crédito. Por ello. en consecuencia. en la primera. es decir. pueden establecerse antes los tribunales la obligación a cargo del deudor y la cuantía de la misma. que se emplearán en los trabajos que realizan o han ordenado los respectivos acreditados. sino que se ha comprometido a realizarla. tomando los apuntes del destacado abogado y catedrático salvadoreño de Derecho Mercantil. esta modalidad se usa con mucha frecuencia. El contrato de apertura de crédito es un contrato bilateral. se llama abrir un crédito. en Derecho Mercantil. estos retiros se documentan con factura que ampara las entregas de mercaderías y son firmadas por al acreditado o por la persona o personas que éste haya autorizado al efecto. la apertura del crédito supone el problema de liquidar la obligación del deudor.

porque el acreditante se ha visto obligado a mantener ociosos los fondos necesarios para hacer frente a los retiros convenidos. el acreditante puede constituirse en fiador del acreditado o en deudor directo de sus acreedores. el acreditante tiene derecho a cobrar al acreditado. tendrá que reembolsar al acreditante las cantidades que éste pagó por tal motivo y abonarle los intereses correspondientes. en virtud de la credibilidad de que gozan legalmente estas instituciones. En el contrato de apertura de crédito. el acreditante entrega al acreditado el crédito que le ha abierto. durante este primer plazo. Normalmente. si no lo hiciere. esto es que se fija definitivamente el saldo deudor que deberá ser pagado. 1113 Cm. este privilegio se hace extensivo a los bancos cuando también actúan como entidades emisoras de tarjeta de crédito. mientras este primer plazo no haya vencido. siempre que el mismo se acompañe de la certificación del estado de cuenta del deudor. ante los tribunales. el acreditado puede retirar cantidades a cuenta del crédito que se le ha abierto. quise comentar la sentencia pronunciada por el Juzgado Segundo de lo Mercantil (14) en un caso relacionado con el ejercicio de la acción ejecutiva en un juicio promovido por una empresa emisora de tarjetas de crédito. 1113 del Código de Comercio permite que el saldo sea establecido. el Art. Por ello. así: 1) El plazo durante el cual el acreditado tiene derecho a hacer uso del crédito. según se haya pactado. si así lo hace. merece especial atención el “privilegio” que el Art. la cual adeuda al acreditante y tendrá que pagarla en la forma en que se haya pactado. las cuales las deberá al acreditado sobre la totalidad del crédito abierto. 1113 Cm. mediante el informe del contador de la institución bancaria. el acreditado tiene la obligación de proveer oportunamente al acreditante de los fondos necesarios para efectuar los pagos. Por supuesto. si la apertura de crédito es en cuenta corriente. extendido por el contador de la institución acreedora (Banco) y con el visto bueno del gerente de la misma. en caso de no haber pacto alguno. concede únicamente a los bancos para revestir con carácter ejecutivo al mencionado contrato. el acreditado no está obligado a pagar las cantidades retiradas. también tendrá derecho a cobrar las comisiones que se pacten. durante dicho plazo. haya hecho o no uso de él. por regla general. destacándose la aplicación exacta del mencionado Art. al final de dicho plazo. los intereses convenidos sobre las mismas durante los períodos en que el acreditado haya hecho uso de ellas. pero puede hacerlo. por excepción. antes del vencimiento de los mismos. con el visto bueno del gerente de la misma. en este último caso. . y que narro a continuación únicamente con fines didácticos. además de la suma que le hayan prestado. al vencimiento de este primer plazo. las cantidades que pague no pueden volver a ser retiradas por él pero desde luego disminuye el saldo del deudor que se determinará al final de este plazo. cualquiera que sea la naturaleza de la apertura de crédito. mediante cuotas en efectivo o en mercaderías. el pago de estas cantidades puede ser de una vez o por cuotas. este último plazo se entiende de tres meses y las cantidades retiradas se pagan de una sola vez. cuándo la apertura de crédito tiene por objeto facilitar al acreditado la cancelación de sus deuda. mediante otra modalidad. 2) El plazo para pagar las cantidades retiradas durante el período anterior. no deberá al acreditante dichas sumas ni intereses sobre ellas. se establece la cantidad total que ha retirado.acreditante es un banco. En el contrato de apertura de crédito. el deudor podrá volver a retirar las cantidades que haya pagado. según se trate de una institución bancaria o de una empresa comercial de otro tipo. dentro del contrato de apertura de crédito hay que distinguir dos plazos. o sea que cualquier pago que haga aumenta su disponibilidad hasta el límite de crédito que se la ha abierto.

La revocatoria fue declarada sin lugar. pero la acreedora era la empresa). según Contrato de Administración celebrada con un Banco de reconocido prestigio. el banco puede extender el documento que señala el Art. especialmente las denominadas tarjetas de crédito bancarias. se firme un pagaré a día fijo (Art. y 792 Cm. como se desprende claramente de la lectura del Art.) que garantiza a la empresa el cobro judicial por la vía ejecutiva. quien declaró inadmisible la demanda porque el documento presentado (o sea el estado de cuenta de los deudores) carecía de liquidez. y recordemos que en el caso apuntado la ACREEDORA era la empresa. En resumidas cuentas. en caso de mora. También ha sido costumbre en nuestro medio que además de la suscripción del mencionado contrato. el contrato de apertura de crédito regulado por el Art. ya que cumplen con todos los requisitos que para el pagaré señala el Art. promovió en nombre de su representada. 3. argumentando que si bien es cierto la acreedora era su representada y no el banco. sin perjuicio de la obligatoriedad contractual que tiene el usuario de la tarjeta de firmar unos vales o cupones al momento de facturar la compra o servicio. Otras.. 1113 Cm. EL PAGARÉ . que la susodicha certificación extendía por el contador de la institución ACREEDORA debe ser un banco exclusivamente. entregarle los documentos para que esta última proceda al cobro correspondiente… Se opera. y 192 Cm. cuando éste actúa como tal. 1113 Cm. es decir. El apoderado de la empresa.). este último.. usuarios de dicha tarjeta. Tanta es la importancia que merece el pagaré. dijo. juicio ejecutivo mercantil contra supuestos deudores. 788 Cm.. el fallo del Juzgado Segundo de lo Mercantil. suscribió el respectivo contrato de apertura de crédito con los supuestos deudores. dijo el apoderado. El juicio fue promovido en el Juzgado Segundo de lo Mercantil. actuando como mandatario mercantil de aquella. (Había sido emitida por el banco. que dedicaré el tema final de esta monografía a la descripción breve de este título valor. por estar vinculado precisamente con la tarjeta de crédito en lo referente a su parte jurídica. con la ventaja de facilitar los abonos que hará el tarjetahabiente a través de su cuenta bancaria personal. utilizan el contrato de apertura de crédito en cuenta corriente. no como mandatario. Por lo tanto. convertirla en ejecutiva y al cargarla a la cuenta de la empresa acreedora. 1105 y sig. La Cámara estableció. 706 III. y el juicio pasó en apelación a la Honorable Cámara Segunda de lo Civil de la Primera Sección del Centro (15) quien confirmó la interlocutoria mencionada. Cm. una figura similar en características a la cesión de crédito.El apoderado de cierta empresa emisora de una prestigiosa tarjeta de crédito bancaria. inclusive. es el que utilizan la totalidad de empresas expedidoras de tarjetas de crédito. 706 IV. no el banco. de la totalidad de crédito concedido al usuario de la tarjeta. solicitó revocatoria de la resolución. y que también están diseñados como pagarés a la orden y generalmente emitidos a cierto plazo fecha (Art. Todo lo anterior.

Aquí no hay una orden contra un tercero como en la letra de cambio o en el cheque. Además. a días fecha. Es él quien contrae la obligación principal de pagar ese título. el pagaré es un “título de crédito”. En la actividad bancaria se ha difundido en nuestro país. puede contener o no cláusula ampliatoria del plazo de presentación. Por ello. De esta forma. dos o tres cuotas. librador o suscriptor se obliga no sólo frente al beneficiario del pagaré. 792 Cm. el no pago de una. Por ello podemos decir que el pagaré es un título valor por medio del cual una persona (librador o suscriptor o firmante) promete incondicionalmente pagar cierta suma de dinero a otra (tomador o beneficiario). y esas distintas formas traen aparejadas diversas situaciones jurídicas que obligan al banco a proceder de modo también diverso. es un título generalmente “abstracto”. habilita al banco a ejecutar el pagaré por su monto total. por ejemplo.. por el importe total del capital. Mientras en la letra de cambio aparecen tres personajes en su nacimiento (el librador que emita la letra. puede indicar o no domicilio de pago. Esto es muy importante en cuanto al alcance y efectos de la obligación que adquiere el emitente del pagaré. en forma directa y principal. un documento escrito representativo de un derecho creditorio literal y autónomo. como las letras de cambio. Junto con la suscripción del mencionado contrato se le hace firmar al cliente un pagaré librado a la orden. el librador que se compromete a pagar él mismo y el tomador o beneficiario del pagaré. El emitente. transmisible por endoso. Pero se debe señalar que el pagaré es un “título distinto” de la letra. el uso del pagaré como complemento de la instrumentación de los contratos de apertura de crédito. en el lugar y fecha indicados en su texto. sino frente a cualquier posterior portador legítimo. Al igual que la letra de cambio. pero con la aclaración expresa “en lo conducente…”. con principios propios que emanan de su particular naturaleza. queda obligado con el mismo alcance que el “aceptante” de la letra de cambio. el girado que recibe la orden de pagar dada por el librador y el tomador o beneficiario de la letra que es la persona en cuyo favor se extiende la letra). por ello. a días vista o a la vista. declara aplicables gran parte de las normas sobre letra de cambio. etc. También es un título “a la orden”. Los pagarés. deducidas las cuotas de capital pagadas. pueden ser emitidas a día fijo. Pero el pagaré ofrece muchas variantes respecto de la forma como puede haber sido librado.El pagaré es una promesa pura y simple de pagar determinada suma de dinero. en el pagaré son dos los personajes. . es decir. por eso es obligado “directo”. sino una promesa directa efectuada por quien emite el pagaré (librador o suscriptor). ya que puede estar desvinculado de la relación contractual que le da origen y se independiza de ella. el Art. el pagaré puede llevar o no intereses. pues desaparece el “girado” o destinatario de la orden de pagar. Así.

se produce por la simple tradición manual. Esta especie difiere. En nuestra legislación sólo se contempla la emisión de pagarés a la orden. Se encuentra sujeto a las reglas generales de la transmisión de las obligaciones civiles. estriba fundamentalmente en haber recorrido una apropiada trayectoria de desarrollo desde su país de origen. sin perjuicio de las relaciones entre él y su inmediato transmisor. La cambiante realidad económica y el desarrollo del comercio hacen surgir nuevos mecanismos que agilicen las operaciones de crédito realizadas ahora también “en masa”. como la de todos los documentos de índole análoga. siempre que se pruebe el carácter mercantil de los sujetos y la igual índole de la operación. (Art. en lo que a transferencia concierne. sino la genérica de la cesión de créditos. los pagarés al portador se incluyen siempre dentro de los negocios mercantiles y producen las consecuencias naturales de los efectos al portador. es decir. Los pagarés nominativos. el Derecho Bancario y Mercantil no deben permanecer estáticos frente a las modernas modalidades contractuales y negociables. incorporando al circuito económico un medio de pago de particularismo carácter. PAGARÉ NOMINATIVO. En este sentido. hurto o robo de tal titulo. o lo pertinente en los casos de extravío. soy de opinión que la dinámica que caracteriza a estas dos . y cobrable exclusivamente por aquella o ésta. sin ninguna otra formalidad. que no puede utilizarse en esos pagarés la fórmula mercantil peculiar del endoso. del pagaré a la orden y del pagaré nominativo. 788 Cm. en el plazo que se establezca. Así surge la tarjeta de crédito que posibilita en nuestros días el manejo del crédito para la adquisición de bienes y servicios de manera automática. sin embargo pueden regirse por las reglas del Derecho Mercantil cuando se expidan entre comerciantes o procedan de actos de comercio.Por otra parte.) CONCLUSIÓN La rápida evolución y aceptación que ha tenido la tarjeta de crédito a nivel mundial. que son: PAGARÉ A LA ORDEN. Lógicamente. que obliga a la atención de legisladores y juristas. El extendido a favor de persona especificada por su nombre y apellido o por la razón social. hasta constituirse en nuestros días como un “novedoso medio de pago”. Por tal circunstancia traslativa inmediata. lo cual convierte en acreedor legítimo al tenedor del documento. PAGARÉ AL PORTADOR. la doctrina reconoce que el pagaré puede emitirse de tres maneras. Promesa escrita de pagar cierta cantidad a determinada persona o a su orden. Aquel título o efecto mercantil cuya transmisión.

donde cada relación entre los intervinientes (entidad emisora. y lanzar al caso todo el sistema moderno de contratación empresarial y bancario en que descansa el mundo occidental. usuario de la misma como medio de pago dentro del sistema. Bueno resulta recordar en esta conclusión. podría ser simplemente la de “Contrato de Tarjeta de Crédito”. que es el desarrollo de la comunidad toda. la función socio- económica del Derecho. ser indiferentes a esa realidad significaría desproteger el común de los individuos. Vista entonces la naturaleza jurídica de la tarjeta de crédito como un negocio jurídico complejo. Finalmente deseo recalcar que dada la singularidad que presente la institución de la tarjeta de crédito. La naturaleza jurídica de la tarjeta de crédito estriba también en considerarla como mero elemento probatorio del acuerdo que derivó de la celebración de un contrato de apertura de crédito a priori. tienen una regulación y una naturaleza jurídica propia. la tutela del crédito mismo y su finalidad. La funcionalidad del sistema de la tarjeta de crédito. también se está asegurando cada vez con mayor acierto. por parte de quienes buscan tener acceso a un sistema de crédito ágil que permita la . habiendo entre ellas una coordinación de finalidades en que comulgan los intereses que les es común a todas. El caso es que las relaciones económicas limitan y condicionan la escogencia de normas jurídicas. y por las razones de índole propiamente jurídica expuestas anteriormente. tarjetahabiente y negocio o comercio afiliado). demandan una mínima regulación legal que de valor jurídico a este tipo de relación. independiente y autónoma. debería establecerse una regulación específica. se impone el imperativo de crear mecanismos legales regulatorios que de algún modo impidan los desbordes lógicos que toda institución no legislada y de reciente uso pueda facilitar. De este modo. son las llamadas en primer orden a salvaguardar la seguridad jurídica que el devenir socioeconómico requiere para su propio y acertado desarrollo… No entenderlo así. y más aún. conformado en una unidad de relaciones jurídicas diversas. que no estoy diciendo que el Derecho debe expresar relaciones económicas. quien decía que el Derecho es la forma de las relaciones económicas. sin inmovilizar u obstaculizar esta nueva oportunidad para el desarrollo. y sabedores de poco vigor que en nuestro medio tiene el principio de la buena fe contractual. Considerando la idiosincrasia de nuestra población. 945 y sig. y su encuadramiento legal debería ser precisamente el Libro Cuarto de nuestro Código de Comercio (Art. Debe quedar claro. la tesis de Stammier. pues no está comprobado que determinadas relaciones económicas impongan de manera necesaria determinadas normas jurídicas.importantes ramas de la Enciclopedia Jurídica. y que por lo tanto las comprime y dirige… Ello no significa que la economía sea rectora del Derecho. cuya denominación. entre la entidad emisora del “credit card” y el futuro titular.) No olvidemos que se trata de una muy peculiar forma de contratación mercantil que ha tenido mucha aceptación en nuestro medio.

S. (5) Muguillo. página 3. dicho estado de cuentas es el resultado de la sumatoria. (6) Rivas Cáceres y otros. San Salvador. 15ª Edición. . (4) Cabanellas..adquisición de bienes y servicios. Tarjeta de Crédito. Roberto A. y conformarían la prueba integral. Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual. Opus cit. 1982. (3) Samuelson. 1ª Edición. Por ello. Tesis Doctoral. éstos gozan del beneficio que les confiere el Art. página 18. (2) “Cajero de Oro”. y cuyos estados o cuentas se encuentran en mora. como ya lo expresé en el capítulo correspondiente. ya que de ellos emana una liquidez fácilmente comprobable. ____________________ CITAS BIBLIOGRÁFICAS (1) Muguillo. Paul A. 1113 Cm. en lo referente al establecimiento de la liquidez de la cuenta y la posterior preparación de este documento como título ejecutivo. notas al pie de la página 3. 17ª Edición. de todos los cupones o pagarés firmados por el usuario al momento de facturar la compra o servicio. Ventajas y Desventajas del Servicio de la Tarjeta de Crédito Bancaria en El Salvador. y una exigibilidad derivada de las cláusulas consignadas en el contrato de apertura de crédito. Régimen Legal. Roberto A. Guillermo. Como es lógico suponer. A. Doctrina Jurisprudencia. La óptima celeridad mercantil exige crear también los mecanismos de recuperación de los créditos otorgados a través del sistema. Estos documentos son comprobantes legales de la utilización del crédito. Tomo VIII. Curso de Economía Moderna. utilizando simplemente el lema “pague firmando”. pues son ellos los que determinan el monto de la liquidez de la deuda. el cual acompañará a la demanda. Distinto sucede cuando la entidad emisora de la tarjeta de crédito es un banco. la preparación de la vía ejecutiva mercantil para efectuar el cobro compulsivo del crédito implica reconocer que no basta agregar a la demanda el correspondiente contrato de apertura de crédito. 1985. Universidad Politécnica de El Salvado. página 17. porque. 1986. 1973. Banco Cuscatlán. página 304. sino también el estado de cuenta mensual aceptado expresa o tácitamente.

Buenos Aires. Compendio Jurídico Técnico y Práctico de la Actividad Bancaria. Primera Edición. 1985. Madrid 1978. (10) Pleyer Klemens.. Opus cit. Editorial Astrea. Editorial Aguilar. Buenos Aires. (15) Sentencia de la Honorable Cámara Segunda de lo Civil de la Primera Sección del Centro. Carlos Gilberto. página 449 y sig.Muguillo. Centro Judicial “Dr. (13) Lara Velado.. página 941. 1985. 3. Mario Bauche. Revista de Derecho Comercial y de las Obligaciones. 5ª Edición. _____________________ BIBLIOGRAFÍA 1.Rivas Cáceres. Editorial Heliasta. Régimen Legal.Samuelson. Guillermo. (8) Garciadiego. 1976. Operaciones Bancarias. Tomo II. San Salvador. (12) Opus cit. Curso de Economía Moderna. Décimo séptima Edición. 4. 1ª Edición. página 940. EM-2612-87. Tomo I. Introducción al Estudio del Derecho Mercantil. página 40. Roberto A. Décima quinta Edición. (14) Expediente No. Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual. 2.. página 244.(7) Martins Fran. Tesis Doctoral previa opción al grado de . (9) Villegas Carlos Gilberto. Tomo VII. 1981..Cabanellas. José Isidro Menéndez”. Roberto. Ventajas y Desventajas de la Tarjeta de Crédito Bancaria en El Salvador. (11) Villegas. páginas 849 y sig. Recientes Evoluciones en el Derecho Bancario y el Derecho de Valores en la República Federal de Alemania. Tomo II. Cartoes de Crédito. 1982. Paul A. Doctrina Jurisprudencia. Juzgado Segundo de lo Mercantil. 1985. Lissette Carolina y otros. pronunciada a las diez horas y veinte minutos del día siete de febrero de mil novecientos noventa y nueve. Folio diez frente. Tarjeta de Crédito. Página 215.

.Villegas Carlos Gilberto. Compendio Jurídico Técnico y Práctico de la Actividad Bancaria. Recientes Evoluciones en el Derecho Bancario y en el Derecho de Valores en la República Federal de Alemania. Buenos Aires. 1985. 1976. RFA. Primera Edición.. Río de Janeiro. Editorial Forense. Tomos I y II. 1985. 1986. San Salvador.Técnico en Comercialización.. Universidad Politécnica de El Salvado. Editorial Porrúa. Operaciones Bancarias.Lara Velado.. Cartoes de Crédito. 1981. México.. 8. Mario Bauche. Roberto.Pleyer. Revista de Derecho Comercial y de las Obligaciones. 6. San Salvador. El Salvador.Martins Fran. Ediciones de Palma. Quinta Edición. 5. 7. 9. Klemens. . Introducción al Estudio del Derecho Mercantil.Garciadiego.