You are on page 1of 1

ESTADO Y MICRO-ESTADOS

Las nociones de Estado y justicia son concebidas, engendradas y entendidas desde diversas
perspectivas a través de un proceso histórico inagotable, en donde lo importante de la ley es
hacerla cumplir, independientemente de su origen, de su fuente.

En la sociedad actual, un mundo tan acelerado, tan precipitado, con auges inmensos y sed
infinita de poder, el Estado, así como era definido por nuestros antepasados, busca ejercer
presión social para solidificar una ideología que poco o nada guarda relación con una ley
natural.

Así como se evidencia, dentro del orden social preexistente, en donde el Estado es “una
forma particular de dominación, en la que la amenaza del uso de la fuerza es la
característica fundamental”, existen “micro-universos” medidos bajo parámetros sociales
notorios, índices y cifras, en donde la ley es a otro precio, y los dueños de las “ollas” únicos
legisladores. La violencia, homicidios, amenazas, el narcomenudeo, coerción, marcación y
delimitación de territorios, su única bandera, y el imperio del crimen organizado, el ejercito
milenario que le hace frente a ese muro social que hemos decidido construir…

Y nuevamente evocamos la concepción social del derecho, del Estado en donde la
moralidad encuentra cabida, a pesar de que, tanto las leyes como la sociedad solamente
están separadas por el modo en que prohíben ciertas conductas. Se hacen valer, se
sancionan y se condonan.

Cada porción, cada rincón de esta sociedad no está exento, de dirimir, y querer llevarse por
delante el verdadero significado de Justicia, y tomar el control por propia mano, crear
normas de conducta, señalizar delimitar zonas como propias, marcar vidas como “suyas”
generar pánico…atemorizar.

En esto se centra, así como el Estado busca un control generando terror, los mercados
urbanos engendran el derecho dando origen a una nuevo control ajeno a cualquier otro ente
Social.

Daniela Reina – 2110802
Criminología