You are on page 1of 86

5• 41)1e1\111,X

Tallo De 1› ab,34-4, fA.CCI110

EDITORIAL
OCTAVIO N. DERISI: Entre el liberalismo económico y el so-
cialismo 307

ARTICULOS
OMAR ARGERAMI: La cuestión "De aeternitate mundi": po-
siciones doctrinales 313
JULIO DE ZAN: Precisiones sobre la doctrina de la abs-
tracción según Santo Tomás 335

NOTAS Y COMENTARIOS
AZUCENA ADELINA FRABOSCHI: La conciencia moral 351
J. E. BoLZÁN: Boletín de historia y filosofía de las
ciencias 356

BIBLIOGRAFIA
FRANCESCO ALBERONI y COLAB.: Cuestiones de sociología ,(Rosamaria Zocchi),
p. 362; SARA CAMERÓN: La apercepción trascendental kantiana (Celina A. Lér-
tora Mendoza), p. 362; J. JAVAUX: ¿Dios demostrable? (Celina A. Lértora Men-
doza), p. 363; RENÉ COSTE: Las comunidades políticas ,(Celina A. Lértora Mendo-
za), p. 364; LUIGI PAREYSON: Veritá e interpretazione (Celina A. Lértora Men-
doza), p. 365; SERGIO CarrA: El desafío tecnológico (Carmen Valderrey), p. 366;
JosÉ FERRATER MORA: Indagaciones sobre el lenguaje (Celina A. Lértora Men-
doza), p. 367; E. CASTELLI: I paradossi del senso comune (Celina A. Lértora
Mendoza), p. 368; Y. M. J. CONGAR: Situación y tareas de la Teología hoy
(Celina A. Lértora Mendoza), p. 369; ISMAEL QUILES: Persona y sociedad
hoy (Celina A. Lértora Mendoza), p. 371.

CRONICA 372
LIBROS RECIBIDOS 377
INDICE DEL VOLUMEN VIGESIMO SEPTIMO 381

Año XXVII 1972 N9 106

(Octubre-Diciembre)

Directores

OCTAVIO N. DERISI - GUILLERMO P. BLANCO

Secretario de Redacción

J. E. BOLZAN

Comité de Redacción

MANUEL GONZALO CASAS (Tucumán)
ALBERTO CATURELLI (Córdoba)
ALBERTO J. MORENO (Buenos Aires)
GUSTAVO ELOY PONFERRADA (La Plata)
ABELARDO F. ROSSI (Buenos Aires)

Dirigir toda correspondencia relativa a manuscritos, suscripciones y libros para
recensión a:
REVISTA SAPIENTIA
Calle 24 entre 65 y 66
LA PLATA — REPUBLICA ARGENTINA

ENTRE EL LIBERALISMO ECONOMICO Y EL SOCIALISMO

1. — Los bienes materiales están destinados por su Creador al
servicio del hombre; deben contribuir a su desarrollo material y es pi-
ritual o, más brevemente, a la promoción de la persona.
De aquí que el mejor régimen económico sea el que más se ade-
cue a tal promoción de todas las personas. Se trata, en una palabra,
de encontrar el régimen económico que más produzca y a la vez mejor
distribuya entre todos los hombres los bienes producidos, sin detri-
mento de su libertad y derechos personales, que le vienen de ser un
ser espiritual, destinado, en definitiva, a un Fin divino, trascendente
y eterno.
2. — El liberalismo económico, en mayor o menor grado, sustenta
la absoluta libertad en la posesión de los bienes, aún de la produc-
ción, así como en la producción. misma y distribución de los bienes
materiales. Cada uno es libre para elegir su trabajo, para la produc-
ción, adquisición y venta de los productos. En todo lo económico rige
la más absoluta libertad. El mercado y toda la economía se rige con la
ley de la oferta y la demanda. Los obreros y asalariados venden su
trabajo como una mercancía y entran en este juego de libre compe-
tencia. El Estado debe garantizar y defender esa libertad, a eso se
reduce su misión.
El liberalismo cree que con la libertad la economía logra su má-
xima producción y por sí sola se equilibra y favorece el bien de los
hombres.
En el fondo, el liberalismo desarticula la economía de su esencial
sometimiento al hombre. Olvida él que la economía no tiene como
fin la producción y abundancia de bienes por sí misma, sino para el
servicio del hombre. Los bienes han sido dados por Dios y aumenta-
dos por la industria humana para que todos los hombres puedan
lograr su bienestar material y, mediante él, también el espiritual, en
cuanto éste necesita de aquél. Por eso también, el liberalismo olvida
que la misión del Estado no se detiene en la pura defensa de la liber-
SAPIEN'TIA, 1972, Vol. XXVII

M8 °arma() N. DERISI

tad y derechos persónales y de la familia y de otras sociedades inferio-
res, sino que abarca también la consecución del bien común, es decir,
de todas aquellas instituciones, obras y condiciones con que las per-
sonas, familias y otras sociedades disperfectas puedan lograr más ade-
cuada y eficazmente sus propios fines.
Como consecuencia de esta libertad más o menos absoluta, el
liberalismo económico conduce al sometimiento y pérdida de la liber-
tad y dignidad personal de una gran parte de los miembros de la
sociedad, obligados a trabajar en condiciones muchas veces infrahu-
manas o no tan humanas, para poder subsistir con sus familiares. En
otros términos, al no admitir el contralor de la actividad económica
por el Estado, dentro del ámbito de su fin que es el bien común, el
liberalismo económico, por grandes que puedan ser los bienes mate-
riales que consigue, conduce, por una lógica interna, a una pérdida
de la libertad y de los derechos de la persona y, consiguientemente,
también de las familias de los asalariados, que en muchos casos se ven
obligados por necesidad a aceptar condiciones inhumanas o menos
humanas, en una palabra, conduce a una especie de esclavitud.
3. — Por el otro extremo el estatismo en sus diversas formas asume
la responsabilidad de otorgar los bienes materiales y espirituales a las
personas, familias y otras sociedades inferiores, desconociendo y atro-
pellando los derechos que, por naturaleza, poseen éstas para procu-
rarse su propio desarrollo en orden a su fin específico. El Estado
suprime la libertad y los derechos de las personas y lo somete a su
propio fin o grandeza del Estado mismo. Aquí la esclavitud es más
acentuada que en el liberalismo, porque el Estado asume la suprema
instancia, contra la cual no hay ya recurso alguno, mientras en el
liberalismo contra las condiciones inhumanas que pueda querer im-
poner el capital privado, está siempre la instancia suprema del Estado
que puede obligarlo y someterlo al bien común. En el estatismo, lejos
de servir el Estado al fin de las personas, familias y otras sociedades
imperfectas, de amparar su derecho y crearles las condiciones del bien
común para poder realizarse más perfectamente —fin que da origen
natural y funda al Estado con sus derechos— el Estado se coloca por
encima de las personas, familias y de toda otra sociedad para someter-
las enteramente y hacerlas servir a su propio fin, desconociendo y su-
primiendo aquellos derechos.
Tal sucede principalmente con el marxismo. El sistema de Marx
reduce toda la realidad a materia, niega la existencia y supremacía del
espíritu, destruyendo así el fundamento mismo y la esencia de la per-
sona. Sin espíritu no hay conciencia ni libertad y el hombre se reduce
a una mera porción de materia, sin libertad ni consiguientes derechos,
sometida enteramente —como todo el orden material—aun determi-

sino que están determinados exclusivamente por la única estructura real que es la materia y. la "superestructura" o "ideologías". no es solamente un hecho. por este movimiento dialéctico ciego e inexorable. Y también lo impone el sistema. suprime. sino una con- secuencia del sistema. porque el hombre natural- mente está inclinado a poseer un mínimum de bienes para ser realmen- te libre en la elección de su trabajo y lugar. por eso mismo.de leyes físicas. La sociología. y también a proveer y procurarse con su propio esfuerzo los bienes necesarios para él y su familia en el futuro. tampoco conduce de sí a una mayor y mejor producción. El totalitarismo y consiguiente esclavitud o pérdida de la libertad. antes de todo derecho positivo de la sociedad. biológicas e instintivas. con independencia del materialismo marxista y sin lesionar consiguientemente los bienes del espíritu y los derechos de la persona y de la familia. Para quebrantar esas inclinaciones naturales y someter a la persona a un estado de socialización de los bienes. en los regímenes comunistas. Por lo demás. que creen propiciar y erigir este régimen económico so- cialista. químicas. Son los bienes de la producción los que determinan inexorablemente el tipo de socie dad y. Más aún: tal tesis es defendida por autores espiritua- . aunque pretenda hacerlo con in- dependencia del materialismo marxista. Hay en la actualidad ciertas tendencias. el cual. En estos estados socialistas sólo con la violencia pueden lograrse ciertos resultados económicos: la producción —no la más abun- dante ni la mejor— a costa de la libertad y de la dignidad de la persona. los medios de la producción. se llega a la sociedad organizada o estructurada con la posesión en común de los bienes de la producción —la sociedad socialista—. 4. las cuales no tienen ningún valor absoluto. ENTRE EL LIBERALISMO ECONÓMICO Y EL SOCIALISMO 309 nistno . la filosofía y la religión no son más que maneras de pensar determinadas por los medios de la producción. proveniente de Dios. por su concepción materialista destruc- tiva del espíritu. con ella. Cuando. que el hombre posee por ley natural. este sistema marxista. la economía. la libertad y suprime la persona. que suprime la libre inicia- tiva en el orden económico. el derecho. de acuerdo al momento de la evo- lución dialéctica que necesariamente las determina y que van deter- minando las diferentes estructuras históricas con aquellas ideologías. concretamente. el Estado necesita la violencia y la consiguiente vejación de la libertad y de los derechos personales. la persona queda reducida a una pieza de un engranaje enteramente sometido al Estado. Tampoco se libera del totalitarismo y consiguiente esclavi- tud un régimen económico que se funda en un socialismo o posesión de los bienes de la producción por parte de sólo la sociedad con la supresión de la sociedad individual.

que se funda en la inclina- ción y derecho natural del hombre a procurarse por sí mismo y libre iniciativa los bienes necesarios para él y su familia y que conducen a . la llamada "liberación de la esclavitud del capi- talismo liberal" mediante la socialización de los bienes de la produc- ción y consiguiente supresión de la propiedad individual de los mis- mos. Paradojalmente. al suprimir ese estímulo natural del trabajo y ese natural anhelo en la realización de los esfuerzos en busca de la realización de la propia vocación y personalidad. siempre la más grave y que menos defensa ofrece. sólo puede obtenerse paradojalmente con la violencia o im- posición del Estado. conduce a una natural —sin violencia— mayor producción de los bienes nece- sarios para el bienestar material y espiritual de los hombres. conduce a una esclavitud más grave y más absoluta que la de aquél. incluso cristianos católicos. con la supresión de la libertad y de la dignidad humanas. La verdad es que todo socialismo o supresión total de la propie- dad de los bienes de la producción. Tal natural inclinación a procurarse el propio sustento y los bie- nes necesarios y convenientes para la propia vida y la de la familia para el presente y el futuro. Brevemente. a que nadie —así sea el Estado— le imponga a la fuerza lo que debe hacer y las condiciones con que debe ejecutarlo. o con pretensiones de espiritualismo personalista. así se lo propicie con independen- cia del materialismo marxista y con intenciones de "liberación de la persona". Toda socialización' de los bienes de la producción. que contraríe constantemente tales inclinaciones naturales.310 OCTAVIO N. y a elegir libremente su trabajo. 5. sin recursos de amparo a una ins- tancia superior. Frente a un socialismo —materialista como el marxismo. se defiende un socialismo puramente económico como defensa de la dignidad y derechos de la persona frente a los excesos del liberalismo. con la disminución del ámbito y nivel de los bienes de la producción y.es menester defender el derecho de propiedad no sólo de los bienes de consumo sino también de los bienes de la producción. DERISI listas. so pretexto de "liberación de la per- sona" frente a las vejaciones y esclavitud impuestas por el liberalismo. no puede lograrse sin la implantación de un sistema policial o totalitario. El hombre tiene una inclinación natural a procurarse por su propio y libre es- fuerzo e iniciativa los bienes que necesita para él y los suyos en' el presente y en el futuro. porque es la esclavitud impuesta por el Estado. pues únicamente por un totalitarismo de Estado se puede suprimir ese derecho. y tiene también inclinación natural a su liber- tad. lo que es más grave. porque todo socialismo o supresión total de la propiedad de los bienes de la producción es antinatural.

Consiguientemente es menester defender el derecho del Estado de vigilar el cumplimiento del fin social de la propiedad e imponer a todos los propietarios el sometimiento al bien común. sin recursos a una instancia superior de liberación. porque sin ella no hay ni libre iniciativa o libertad de la per-. a las condiciones humanas del mismo y a la justa retribución para su sustento y el de la familia. que limita el derecho de propiedad y lo somete al servicio de la comunidad de las personas. podrá inclinarse . la gama inter- media de matices en la solución del problema económico es inmensa. tam- bién esclavizante. o sea. Con el socialismo o supresión de la propiedad individual se pro- duce necesariamente un totalitarismo de Estado. el sentido social de la propiedad. a las condiciones necesarias para que la propiedad ceda y contribuya al bien de todos y no sólo de los que ejercen' el derecho de propiedad. en una palabra. al contrariar la natural inclinación del hombre a procurarse por sí mismo los bienes necesarios. según su idiosincrasia y su historia y según su situación de recursos naturales y humanos. conduce a un deterioro de la producción. y porque este sistema. que conduce a un capitalismo que desconoce la libertad y la dignidad de la persona humana y que la somete a sus exigencias esclavizantes. puesto que los bienes materiales. cona en la elección y realización del trabajo. un acrecentamiento y mejoramiento de los bienes materiales necesarios para el desarrollo humano. con la diferencia del pri- mero. aún poseídos en pro- piedad individual. no pierden jamás su natural destino de servir al bien de todos los hombres. Cada pueblo o nación. en que queda siempre en defensa de la libertad y de la persona la libre organización sindical y la instancia superior e intervención del Estado. ENTRE EL LIBERALISMO ECONÓMICO Y EL SOCIALISMO 511«. Con el liberalismo económico o valor absoluto del derecho de propiedad con la supresión del sentido social del mismo y consi- guiente intervención del Estado para exigirlo en virtud de su fin que es el bien común. es menester defender el sentido humano o social de la propiedad. se engendra necesariamente un totalitarismo. y 2> contra el liberalismo económico. que no hace a quien la posee dueño absoluto de la misma. En síntesis: 1) es menester defender contra el socialismo la pro- piedad. en mayor o menor grado. Entre esos dos extremos contrarios a la dignidad y bienestar del hombre: el socialismo y el liberalismo económico. Frente al liberalismo económico. que conduce lógica" mente a una esclavitud total. es menester defender el dere- cho de la persona a la libre elección del trabajo. 6. con la consiguiente intervención del Estado para im- poner tal sentido social como bien común o condiciones necesarias para obtener la realización mejor de las personas y de la familia.

ha condenado el comunismo o supresión de la propiedad y el totalitarismo. con tal que se salven. y. progresivamente desarrollada a través de los siglos. que no tiene en cuenta el sentido humano del trabajo y la dignidad y derechos de la persona que lo realiza. El derecho natural —y tam- bien la Iglesia— deja en libertad a los hombres para la organización de una economía o de otra. exige a la vez derecho de propiedad individual y límite del mismo o sentido social de la propiedad. el sentido social o servicio de la propiedad al bien de la sociedad. es decir. La Iglesia. de acuerdo a las circunstancias geográfico-históricas y a la idiosin- crasia de cada pueblo. con la consiguiente negación de sus derechos y dignidad. y el liberalismo económico. por otro. la elección de un sistema económico o de otro se reduce. Salvando esos dos principios. en definitiva. por un extremo. al que necesariamente conduce. OCTAVIO N. especialmente por los últimos pontífices. salvando un espiritualis- mo personalista —acrecentado con el sobrenaturalismo cristiano de los hijos de Dios—. con su doctrina social. a un problema de prudencia político-económica.312 OCTAVIO N. con inclinación hacia uno u otro extre- mo. indispensable para asegurar la libre iniciativa de la persona y su dignidad y para el fomento o incentivo de la pro- ducción. un mínimun de derecho de propiedad individual. Salvados tales principios fundamentales. sin el cual la persona caería en otro tipo de escla- vitud. destructor de la persona. Una vez más la Iglesia ha defendido el derecho natural en todo este orden económico-social. DERISI hacia uno' u otro extremo: hacia una mayor socialización y consiguiente intervención del Estado en la posesión de los bienes de la producción. que hace servir la propie- dad individual al bien de la comunidad. o hacia una mayor libertad individual en la posesión de los mismos. ha de- tendido fervientemente el derecho de la propiedad individual y a la vez el sentido social del mismo o sometimiento del derecho de propie- dad al bien de la comunidad. DEusi .

este trabajo ha sido realizado con amplitud y compe- tencia por conocidos autores 1. librum de sommo et vigila. 1931-1942. Para nuestro propósito bastará señalar algunas fechas de fundamental importancia en el desarrollo del aris- totelismo parisiense. LA CUESTION "De aeternitate mundi": POSICIONES DOCTRINALES 1. 1889-91-94-9'1. SAPIENTIA. Louvain. 4 vol. especialmente de la Universidad de París. pp. librum de memoria et reminiscentia. 2 DENIFLE y CHATELAI14. Y del mismo. vol. pp. II. 277-79. el Liber de Anima. resulta confirmado y ampliado por los estatutos que la Facultad de Artes promulga el 19 de marzo de 1253*. XXVII . n9 201.. Siger de Brabant d'aprés ses oeuvres inédites. librum primum metheo- rorum. la nación inglesa promulga los estatutos que reglamentan la admisión de candidatos a la licentia docendi 2. Chartulariutn Universitatis Parisiensis. 227-30. librum de anima. librum de plantis.. A comienzos de 1252. París. n9 246. tal como se lo conocía en aquel momento. El comienzo de esta problemática está marcado por el desarrollo del aristotelismo. Así se mencionan: ethicam quantum ad quattuor libros. 1 Cf. librum de causis. librum de generatione. Entre las obras exigidas por dicho estatuto se encuentra. librum de sensu et sensato. en la gran fuente de controversias acerca del entendi- miento humano. pp. además de las obras lógicas del Aristóteles. librum de morte et vita. La Philosophie au XIlle. 1972.. metaphysicam et librum de animalibus. F. El ámbito El de la eternidad del mundo puede considerarse como uno de los principales temas de discusión en la segunda mitad del siglo XIII. siéde. 1966. 80-181. No pretendemos aquí exponer una historia del aris- totelismo latino. physicam Aristotelis. 8 Ibidem. librum coeli et mundi. VAN STFZNBERGIIEN. Las obras mencionadas en este caso comprenden el corpus aristote- licum integro. pp. librum de differentia spiritus et animae. Louvain. Este primer paso dado por la Universidad en la ofi- cialización del aristotelismo. durante la segunda mitad dele siglo XIII. vol. El tra- tado Acerca del alma se habría de convertir. Vol. dentro del ámbito universitario. 389-497. I.

et a quibus scripta non sunt facta. 1861. la Metafísica. En esos momentos no hay ningún maestro de renombre. 376. en. por lo menos hasta donde llegan nues tros conocimientos de la época. Roger Bacon. había Comentado ya en 1245 la Física. el quinquenio 1260-65 representa una etapa singularmente apta para el crecimiento de esta tendencia filosófica. se desarrolló en París una fuerte corriente de aristotelismo radical. y gran parte de los Parva Naturalia. Ninguno de ellos ha dejado huellas destacadas de actividad filosófica durante este período. Hay 91 ed. Sa vie. 31 ed. En el desarrollo del aristotelismo latino podemos señalar. p. 21947. pero no penetró en París antes de 1230. posiblemente hacia 1220-30. aunque sólo sea con fines de sistematización. La discusión de este nombre. y el dominico Pedro de Taranta- sia de 1259 a 1264. no se hizo sentir en la Universidad antes de 1240. En general. ses ouvrages. tiene ya una larga historia. su testimonio adquiere mucha mayor relevancia. ses doctrines. poco feliz respecto de las características de la escuela que designa. Si se piensa que el autor de estas expresiones. en la Universidad de París. adhuc sciri non poterit apud vulgum. 1866.314 OMAR ARGERAMI Hacia 1260-65 cobra cuerpo la corriente que Renán 4 bautiza con el nombre de "averroísmo latino". . A nuestro juicio. y llegó a su punto culminante en la década del 70. según lo trasmite Charles 6: Naturalis philosophia Aristotelis. Retomando el desarrollo histórico del aristotelismo radical. y los de "aristotelismo heterodoxo" y "aristotelismo radical" (Van Steenberghen). CHARLES. y fue traducido al latín por Miguel Escolo. vertidas en 1267. entre 1260 y 1277. Se puede asegurar que. 5 E. cuanto a su veneración por el "Filósofo". la influencia de Aristóteles y de la corriente aristotélica. pp. París. entre Averroes y las escue- las posteriores. de 1935. esta última fórmula es la más adecuada. y que constituye el nexo. Etienne Tempier de 1263 a 1268. Para confirmarlo basta el juicio terminante de Rogerio Bacon. y Santo Tomás en 1259. Essai Historique. et a paucis viris. París.. San Bue- naventura ha dejado la ciudad en 1257. Entre los sustitutos que se han propuesto. y esquematizando en grado sumo 4 E. RENAN. dores a lo largo de los siglos XIV y XV. esp. están los de "aristotelismo independiente" o "filosofía independiente" (Kri- zovljan). Averroés et l'averroisme. Roberto de Sorban desde aproximadamente 1250 hasta 1274. que tuvo luego continua-. quae vix a triginta annis lecta est. En la Facultad de Teología encontramos a Gerardo de Abbeville de 1255 a 1272. El Comentador murió en 1198.

De estos tres periodos. sed ille est in lücta contra interpretes et propagatores doctrinae aristotelicae 7. pp. que constituye una pieza clave en la discusión. en algunos teólogos y artistas. Su entrada en la lucha doctrinal es casi inmediata. 121-165. 130. La primera gran reacción frente al aristotelismo radical aparece en 1267. ministro general de los frailes menores. 27. Collectanea franciscana. en la cuaresma de 1268. entre 1270 y el fin del siglo. LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDr: POSICIONES DOCTRINALES 315 la realidad multifacética del ámbito escolar de París. La permanencia en París se habrá de prolongar hasta 1272. y el aristotelismo moderado. generó. 2) la eclosión y enfrentamiento de las distintas tendencias. p. el aristotelismo radical. O HADRIA'NUS A. Santo Tomás está nuevamente en París. Este ataque se repite. 130-34. especialmente entre los teólogos. . que San Buenaventura arremete contra toda posición filosó- fica que no se reduzca a ser un lazarillo de la teología o de la fe. y puede considerarse como el ataque filosófico más certero a las ideas del aristotelismo ra. San Buenaventura. Krizovljan 6 intenta mostrar Bonaventuram nolle apparere tamquam adversarium philosophiae vel aristotelismi. 7 Loc. pues a fines de 1268 ha dejado Viterbo y la Curia Romana. 1957. la estructuración de tres orien- taciones claramente distintas y enfrentadas: la posición conservadora. que han llegado a nosotros con el título de Collationes in decena praeceptis. KRIZOVLJAN.. Cf. En 1270 redacta el De unitate intellectus contra averroistas. reafirma una y otra vez su acometida. pero creemos. En mayo de 1269. en el capítulo general de los frailes Predicadores. u ortodoxo. en la Universidad. en la Facul- tad de Artes. con mayor énfasis. entre 1260 y 1277. tres etapas de evolución: 1) la penetración de Aristóteles. y luego lo veremos en detalle. ofrece en París. cit. Ha llegado con toda pro- babilidad a principios de ese mismo año. NO vemos muy bien la diferencia entre aristotelismo y propaga- dores de la doctrina aristotélica. La impetuosa entrada y el posterior afincamiento del aristotelismo. durante la cuaresma de 1267. en distintos sermo- nes pronunciados en París. "Controversia doctrinalis inter magistros franciscanos et Sigerum de Brabant". durante los primeros sesenta años del siglo XIII. pp. En ellos ataca con violencia al aristotelismo. una serie de siete ser- mones. el más importante para nuestro propósito es el segundo. y 3) la formación de las escuelas. Al mismo tiempo. con las Colla- tiones de donis Spiritus Sancti.

"Thomas d'Aquin lecteur á la Curie Romaine". 10. Louvain. hace pública su condenación de las ideas que considera inaceptables en el ámbito del cristianismo. III. Münster. 1938. Quod Deus non potest dare inmortalitatem vel incorruptionem rei co- rruptibili vel mortali 9. Quod omnia. Xenia Thomistica. VERBEKE. probablemente. KEELER. 2. 5. 11. Quod anima post mortem separata non patitur ab igne corporeo. 8. Quod ista ets falsa vel impropria: homo intelligit. Quod voluntas hominis ex necessitate vult vel eligit. tocan directamente a nuestro tema. Parisiis. Thomas von Aquin. 9. Die Werke des hl. Sancti Thomae Aquinatis tractatus de unitate intellectus contra averroistas. entre 1272 y 1275. Isti sunt errores condemnati et ex communicati. 4. W. subsunt necessitati corporum coelestium. 9-40. 1949. 12. nos permitimos transcribirla: 1270. Quod liberum arbitrium est potentia passiva. Decembris 10. A fines de ese mismo año. obispo de París y antiguo canciller de la Universidad. quae hic in inferioribus aguntur. pertenecen al período comprendido entre 1271 y 1277. El de Boecio se ubica. 7. Quod Deus non cognoscit alia a se. 3. sabemos que fueron compuestos entre 1271 y 1272. El sentido. Commentaire sur le traité de l'dme d'Aristote. L. NARDI. fechada el 10 de diciembre de 1270. cum oinnibus. M. problemas y fecha de composición de este opúsculo han sido analizados por diversos y destacados autores 8. San Tom- maso d'Aquino. constituye un punto importante en la cuestión de aeternitate. B. 1930. die mercurii post festum beati Nicolai hye- malis. Como esta primera condenación del obispo de París. Quod humani actus non reguntur providentia Dei.316 OMAR ARGERAMI dical. y 6. 1957. 1936. Thémistius. Quod mundus ets aeternus. a domino Stephano. Quod anima. 13. 3* ed. Siger de Brabante y Boecio de Dacia. quae est forma hominis secundum quod homo. non activa. Primus articulus est: Quod intellectus omnium hominum est unus et idem numero. anno Domini M9CC91. Quod numquam fuit primus homo. Traduzione. Etienne Tempier. Firenze. MANDONNET. Trattato sull'unitd dell'intelletto contro gli averroisti. Los tratados acerca de la eterni- dad del mundo de Santo Tomás. alcance. et quod ne- cessitate movetur ab appetibili. Otro testimonio de la caótica situación que reinaba en las controversias filosóficas de 8 Cf. corrum- pitur corrupto corpore. 6. Las proposiciones 5. con las discu- siones acerca de los temas que señala. qui eos docuerint scienter vel asseruerint. GRABMANN. De los dos primeros.XX9. G. . Eine literar-historische Untersuchung und Einführung. Quod Deus non cogniscit singularia. Parisiensi episcopo. Roma. pp. commento e introduzione storica. ni mucho menos. Pero la condenación de Tempier no acabó. P.

una "encuesta" sobre los errores que se propagan en París. En su libro sobre Duns Scoto. Tampoco nos concierne aquí juzgar a quienes. n9 432. Se ha escrito mucho y en muy diversos tonos acerca de esta medida del obispo de París. está marcada por la condenación que hace pública Tempier el 7 de marzo de 1277. LANDRY. Duns Sart. 1922. lo menos que puede decirse de ella es que constituye una acción excesiva y apresurada. mauvaise réputation auprés de nombreux historiens de la scolastique. encomienda a Tempier. . fait "connaitre par ses entreprises arbitraires et incohéren- tes et qu'il rédigea un catalogue de propositions incohérentes et problé- matiques". Magnarum et gravium personarum crebra zeloque fidei accensa insinuavit relatio. Todo esto acontece hacia 1275. lo constituye el De quindecim problematibus de Alberto Magno. Le fait est qu'Étienne Tempier ne devait pas étre un homme tras commode. La segunda gran fecha. de la que nos permitimos citar el comienzo: Étienne Tempier a. I. da a entender claramente la actitud que ha presidido la decisión episcopal. que no son otra cosa que tesis propias del aristote- lismo. Estos "quince problemas" corresponden a una consulta que Egidio de Lessines hace al gran maestro respecto de "articulos quos propo- nunt magistri in scolis Parisius. con el nombre de Juan XXI. Paris. De estos quince articulas. 11 B. 37-39. le R. Suele señalarse.. en la cuestión de las luchas doctrinales del siglo XIII. el 19 de enero de 1277. quod nonnulli Parisius studentes in artibus propriae facultatis 9 Chartularium Universitatis Parisiensis. podríamos decir que una fecha definitiva. que la primera condenación de Tempier tuvo poco o ningún efecto en aquellos a los que estaba directamente encaminada. Mandonnet nous apprend qu'il s'était déjá. Esto significa. Sin entrar de lleno en la cuestión. elegido Papa el 8 de setiembre de 1276. emporté. 486-87. Landry 11 nos da una semblanza de Tempier. un golpe de partido y una imprudentísima acción de gobierno". qui in philosophia maiores reputan- tur". Los aristotélicos heterodoxos de París continuaban con su enseñanza sin demostrar la menor incli- nación por abandonar las tesis reprobadas. que esta fecha marca el tercer ani- versario de la muerte de Santo Tomás. y es necesario acabar con su circulación. como dato curioso. de Wulf le représente comme un homme servile. cependant. ni más ni menos. P. pp. como Enrique de Gante. El tono mismo en el que se presenta y determina la condenación de 219 artículos. plein de rancunes. M. intervinieron en esta acelerada caza de "errores condenables". 10 Si bien es cierto que Pedro Hispano. a pesar de que "iam in multis congregationibus impugnatos" se los sostiene todavía. LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 317 París. vol. Lo cierto es que la actitud de Tempier constituye una toma de posición. este último se excede ampliamente en su misión. ortodoxo u heterodoxo. trece son los con- denados en 1270. pp.

vol. quasi sint duae contrariae veritates. ne capiaris in verbo indisciplinato. 543. p. responde proximo tuo: sin autem. qui dictos errores vel aliquem ex illis dogmatizaverint. pero nos permitimos señalar los siguientes: 1) la intervención de los maestros de artes en dominios que los teólogos juzgan de su exclusiva atingencia. En todo este grandilocuente párrafo. nisi infra vii dies nobis vel cancellario Parisiensi duxerint revelandum. I. 2) la enunciación de la famosa doctrina de la doble verdad. Quod nihil ets aeternum a parte finis. Utinam tales attenderent consilium sapientis dicentis: Si tibi est intellectus. manifiesta e indiscriminadamente antifilosófica del syllabus. nihilominus processuri contra eos pro qualitate culpae ad poenas alias. et ea totaliter condemnamus. responsiones ita pa- lliant. Ne autem. nos tam doctorum scarae scripturae. como más o menos relacionadas con nuestro tema. Quod omnia separata coeterna sunt primo principio. asserere videantur. non attendentes illud Gregorii: Qui sapienter loqui nititur. 3) la intervención de un grupo. 4) la actitud. incidunt in Caribdim. quod non sit aeternum a parte principii. 12 Chartularium Universitatis Parisiensis. de quibus scriptum est: Perdam sapientiam sapientium. necnon et auditores. quam aliorum prudentium virorum communicato consilio districte tafia et similia fieri prohibemus. quod sic innunt. aut deffendere seu sustinere preasumpserint quoquomodo. quas. ut eis nesciant respon- dere. evidentemente antiaristotélico. dum cupiunt vitare Scillam. proh pudor! ad suam imperitiam asserunt sic cogentes. infligendas 12 . De entre la selva de proposiciones que componen el cuerpo de doctrinas incluidas por Tempier en el reino de la heterodoxia. et quasi contra veritatem sacrae scripturae sit veritas in dictis gentilium damnatorum. ex comunicantes omnes illos. praesentibus hiis annexo seu annexis contentos quasi dubitabiles in scholis tractare et disputare praesummunt. 5. immo potius vanitates et insanias falsas in rotulo seu cedulis. sit manus tua super os tuum. n9 473. ne eius eloquio audientium unitas confundatur. sed non secundum fidem catho- licam. Dicunt enim ea esse vera secundum philosophiam. .318 OMAR ARGERAMI limites excedentes quosdam manifestos et execrabiles errores. Ne igitur incauta locutio simplices pertrahat in errorem. prout ius dictaverit. las siguientes: 4. hay una serie de elementos cuyo análisis irá presentándose a lo largo de la subsiguiente exposi- ción. pode- mos señalar. cum errores praedictos gentilium scripturis muniant. prae- sertim. quia vera sapientia perdit falsam sa- pientiam. magno opere metuat. y 5) el exceso en la acción punitiva y pretendidamente preventiva del acto episcopal. quod. en la gestación del acto condenatorio. et confundaris.

Error est quoad duo prima. 52. 80. sed ab intellectu creato. per quam prius sit in potentia quam in actu. necesse est ut transmutetur natura et specie. Quod primum prin. et impossibile ets innovationem esse in effectu sine innovatione in causa. nec erit ultimus. quod esset prius illo. nisi dicamus. quia. Quod. et susci- . Quod corpora coelestia habent ex se aeternitatem suae substantiae. LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 319 6. licet sit factus de nihilo. Quod omne. aliter ab alio determinaretur. sed non aeternitatem motus. 98. 89. Quod mundus est aeternus. 45.cipium non est propria causa aeternorum. 90. quod non est factum per transmutationem materiae. et quia non habet materiam. 87. quia Socrates factus est non receptibilis aeternitatis. quia quod habet naturam. non tamen est factus de novo. Quod id. ea non essent. 94. 31. id est. 99. nisi me- taphorice. immo semper fuit et semper erit generatio hominis ex homine. _quod multa sunt aeterna. Quod tria sunt principia in coelestibus: subiectum motus aeterni. et mirum. quia conservat ea. Quod Deus est aeternus in agendo et movendo. Quod redeuntibus corporibus coelestibus omnibus in idem punctum. et quamvis de non esse exierit in esse. quantum ad mines species in eo conten- tas. 93. et motus. sicut in essendo. 9. nisi coelum esset variatum respectu. quia innititur causis naturalibus. 34. 10. Quod impossibile est solvere rationes philosophi de aeternitate mundi. si debet esse aeternus. Quod generatio hominis est circularis. quia. et anima eius. et agens.infinita. quia innititur causis supernatu- ralibus. Quod duo sunt principia aeterna. et primum movens ut desideratum. 91. qui sunt modo. Quod mundus. Fidelis autem potest negare mundi aeternitatem. prius non fuit: ergo est aeternum. 12. 95. sciliet corpus coelis. quod homines profundi hoc non vident. quod voluntas primi implicat incompossibilitia. quod fit in xxx sex milibus annorum. Quod ratio philosophi demonstrans motum coeli esse aeternum non est sophistica. et quod tempus est aeternum. et materia. per quam possit esse in toto futuro. quia est a causa eodem modo semper se habente. et quia est a potentia Dei . Quod infinitae praecesserunt revolutiones coeli. ani- ma corporis coelestis. 88. est aeternum. vel semper agit. 101. Quod non fuit primus horno. per quam potuit esse in toto praeterito. Quod mundus est aeternus. materiae generabilium. et.piens. Quod intellectus humanus est aeternus. quas non fuit impos- sibile comprehendi a prima causa. sed natura tantum. redibunt idem effectus. . 51. quod de_se determinatur ut Deus. et rationibus naturalibus. Quod prima causa non posset plures mundos facere. eo quod forma hominis redit pluries super eandem partem materiae. Quod nihil esset novum. tamen non esse non praecessit esse duratione. Quod naturalis philosophus debet negare simpliciter mundi novita- tem. vel num- quam. habet naturam. quod non habet materiam. nisi esset.

Quod elementa sunt aeterna. et quod intellectus agens et possibilis sunt aeterni. Y es fácil ver los juegos que se realizan con el adjetivo aeternum. Su promulgación aventajó en sólo once días a la que Robert Killwardby. opiniones probables. razón por la cual soslayamos su exposición. obispo de Canterbury. "Archives d'Histoire Doctrinale et Littéraire du Moyen Age". Como ejemplos de este "préstamo" podemos señalar: la creación en el tiempo como objeto de demostración filosófica. no toca para nada el tema de la eternidad del mundo. Quod elementa praevia generatione sunt facta ex illo chaos. Quod tempus est infinitum quantum ad utrumque extremum. introdujo en el pensamiento teológico. quorum nullum fuit pertranseundum 13. esta segunda conde- nación. del aristotelismo ecléctico de la década de 1240. mucho más breve y menos ambiciosa que la de Tempier. Sin embargo. pesó gravemente sobre el pensamiento escolástico parisiense durante el último cuarto de siglo XIII. Quod substantia animae est aeterna. (1926) . su tesis de la iluminación divina. La sola lectura de los articuli transcritos basta para tomar con- ciencia de que en el syllabus de Tempier se mezclan errores. licet enim impossibile sit. una serie de tesis inspiradas en Avicebrón y Avicena. quam modo habent. Pourquoi saint Thomas a critiqué saint Augustin. GILSON.320 OMAR ARGERAMI 107. quarum aliquid fuit pertran- seundum. después de Guillermo de Alvernia. impusiera. es una simple prolongación. pp. non tamen impossibile est. en Oxford el 11 de marzo de 1277. y sobre todo de Ale- jandro de Alés.558-59. el "neoagustinismo" acepta. sed sunt aeterno. pp. 544-555. 2. Por ello resulta difícil aceptar la tesis de Gilson15 de que la ruptura de Santo Tomás 18 Ibídem. Es decir. Esta postura. infinita esse pertransita. y toda suerte de elementos heterogéneos. 14 Ibídem. 109. infinita esse pertransita. la pluralidad de formas. el hilemorfismo uni- versal. I. 15 E. una metafísica que debe muy poco a San Agustín. el voluntarismo. las razones seminales. El texto de la misma aparece en el Char- tularium 14 . desmesurada en su extensión e intenciones. 205. 1-27. malinterpretaciones. por no decir un estancamiento. bizanti- nismos. Esta condenación.. pp. que habría de constituir luego la base de la escuela "neoagustiniana". Sunt tamen facta de novo' in disposi- tione. 202. — La posición conservadora El grupo conservador. que remontaba sus orígenes a los santos Padres y en especial a San Agustín. . primordialmente.

Bonaventurae . II.) 19. Philosophica scientia via est ad alias scientias. 33. p. pp. insanis cima Deum. et ibi deveniat homo. uf ibi quiescat. cit. esta tendencia. Si aliter credas. Su desprecio por los cultores de la filosofía. 514. cadit in tenebras.. 25) 17. Revue Neoscolastiqu4 de Philasophie. sive secundum hoc incedit. será John Peckham.. 17 S. (íbide) . más que en la dirección heterodoxa solamente. (ibid. vol. stultus factus est. aut tuetur. 10 vol. se convierte en posición militante hacia 1270.. que se prolongará a lo largo de lo que resta del siglo XIII... concebida como cien- cia autosuficiente. Su más encendido promotor. 1882-1902. (De decem praeceptis. Igitur ista scientia praecipitavit et obscuravit philosophos. p. LA CUESTIÓN' "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 821 con San Agustín se realiza sobre todo en el orden de la teoría del. 19 Ibídem. . Quaracclii. V.. 18 op. proviene de San Buenaventura. 1931. En este mismo párrafo del De donis Spiritus Sancti.. V.. 12) 18. 475. El empuje inicial de esta lucha. sed qui ibi vult stare.. quod proprium est Dei attribuis alteri. De hecho. conocimiento". quae se extendit ad substantias summas. En sus sermones parisienses y en las collationes de 1267-68. Hoc igitur ponere provenit ex improbo ausu investigationis philosophicae. Ponere enim mundum aeternum hoc est pervertere totam Sacram Scrip- turam. IV. (De donis. quia non habuerunt lumen fidei. BUENAVENTURA.. hoe est impossibile quin cadat in errorem. 11-39. San Buenaventura ataca con rigor el aristotelismo en todas sus formas. DE WULF. Sus palabras son por de- más explícitas: Ex reprobo asu investigationis philosophicae procedunt errores in philo- sophis sicut est ponere mundum aeternum et quod unus intellectus sit omnibus. p. . Et qui hoc confingit. 16 M. se esse meliorem.. traza el si- gúiente cuadró de la filosofía: Esto quod homo habeat scientiam naturalem et metaphysicam. que en principio era co- mún a las órdenes mendicantes. aut imitatur. 476.. Doctoris Seraphici S. sicut si homo simplicitatem Dei vel huiusmodi attribuat alteri. errat gravissime. . opera omnia. llega hasta el punto de hacerle afirmar que son simplemente estúpidos: Qui confidit in scientia philosophica et appretiatur se contra hoc et credit. blasphemas et idolatra es.. en los comienzos. "L'augustinisme avicennisant".

cit. ut videtur dicere Aristoteles secundum omnes doctores graecos. cit.. III. II. número 2". con su búsqueda profunda de un retorno a la simplicidad evangélica y a lo sobrenatural.. podemos resumir la posición del Doctor Seráfico con la fórmula de Van Steenberghen: extremismo cristiano 25. VAN STEENBERGHEN. Hay sin embargo. (De donis... vol. 469. 22 VI.361. 25 Cf. necessario aliquod istorum sequitur: vel quod animae sunt infinitae. VIII. disct. Ello lo lleva a desconfiar de los valores puramente humanos y a emitir juicios muy duros acerca 20 Loc.322 OMAR ARGERAMI Entre los errores que San Buenaventura fustiga en sus sermones. cit.. 365. I. 485-86. una frase curiosa en la cuestión VII. el primer lugar aparece siempre ocupado por el tema de la eternidad del mundo. Sin pretender un análisis exhaustivo de los textos buenaventuria- nos. scilicet quod per naturam non potuit incipere.' 3. vol. Su figura personifica de manera admirable el ideal franciscano de vida. Primi fundant se super circulum motus et tem- poris . Si sentis diminute de potentia Dei. Ex isto sequitur alia caecitas de unitate intellectus. V. Sententiarum II. non sentis altissime. p. Op.. scilicet quod non possit omnia de niki- lo creare. desarrolla el siguiente ar- gumento: Ex quibus seguitur triple caecitas vel caligo. cit. loquens ut naturalis. qui error attribuitur Aristoteli secundum Commentatorem. En las Collationes in Hexaemeron 22 .. vel quod est transitio de corpore in corpus. op.. 28 op.. Pero ello no puede hacernos olvidar que ya en el comentario al libro II de las Sentencias había argumentado largamente contra la eternidad del mundo". Allí dice de Aristóteles: De aeternitate mundi excusar posset.. V. cosa que no nos concierne en este trabajo. I. Tres sunt errores cavendi in scientiis.. Totum est haereticum. II. Op. q. p. p... si ponitur mundus aeter- nus. quia.. . 497. P. vel quod intellectus sit unus in omnibus. 21 Loc. sciliet de aeternitate mundi. pp. 15) 21. 19-25.. 24 CL esp. vol. pp. art... vel quod anima est corruptibilis. II. I. Error contra causam essendi est de aeternitate mundi ut ponere mundum aeternum.. cum Nomines fuerint infiniti. cit. vol.. . (De donis. quorum unum est contra causam essendi. quod intellexit hoc ut philosophus. p. 5) 20.. cit.

quae sit ergo solidior et sanior doctrina: vel filiorum Beati Francisci. sed prophanas vocum novitates. debe contarse en primer lugar a John Peckham. puede verse en el siguiente fragmento de esta carta del 1 de ju- nio de 1285: . Su actitud es la del hombre profundamente reli- gioso que se aferra a la sabiduría del evangelio frente a la ciencia soberbia y vacía de los filósofos. Esta obra. pugnas verborum inferens toti mundo". vol. Tanto en París como en Oxford. cualquiera fuese su especie. 97-101). quidquid docet Augustinus de regulis aeternis et luce incommutabili. by Ch.philosophorum studia minime reprobamus. Die Geschichtheologie des heiliges Bonaventura. quatenus misteriis theolo- gicis famulantur.. toda filosofía que pretenda constituirse como tal con independencia de la fe. p. de potentiis animae. LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 328 del saber profano. San Buenaventura condena. a partir de 1267. Entre los teólogos conservadores que con más ardor atacaron toda posibilidad de compromiso con el aristotelismo. 59-62) y Laurenziana XVII. sin. vel illa novella quasi tota contraria. sino también al teológico 26. quae contra philosophi- cam veritatem sunt in sanctorum iniuriam citra viginti annos in altitudines theologicae introductae. RAD/INGER. y pregona el florecimiento de una sabiduría mística que subsistirá. sanctis et philo- sophis innituntur.. J. 1959. Según sus palabras: . London. pero no discute en el plano de la razón. abiectis et vilipensis sanctorum assertionibus evi- denter 27. sus De aeternitate mundi quaestiones disputatae (Inc. 27 JOHN PECKIIAM. Recorrer sus cartas significa encontrarse a cada paso. cuando afirma que no rechaza la filo- sofía. que se sitúa entre el De aeternitate de Santo Tomás y el 26 Cf. A qué doctrinas se refiere.3. Registrum Epistolarum fratris Johannis Peckham. precisamente de la época en que las disputas doctrinales estaban en su culmen (1271). conservamos. 1. en lo que respecta al tema de la eternidad del mundo. J. 1885. destruat pro viribus et enervat. con la condenación reiterada y contundente de lo aristotélico. 3 vol. 8 (ff. (ff. 28 Ibid. . o a cada página. Trice Martin.. III. su presencia señala la intransigente oposición a la filosofía independiente. .: Quaeritur utrum aliquid factum sit) en dos códices de Florencia: Nazion. En sus últimos sermo- nes aflora un atiintelectualismo profético y escatológico. cuyos errores condena en nombre de la fe. de rationibus seminalibus inditis materiae et consimilibus innu- meris. qui in suis tractatibus ab omni calumnia alienis. . sanctae scilicet memoriae fratris Alexandri ac fratris Bonaventurae et con- similium. quae. no sólo al saber profano. 901. Ed. Y. München.

que intervendría. También entre los dominicos se encuentran los contradictores de la tesis acerca de la eternidad del mundo. y Quaestio est de duratione mundi utrum debeat dici perpe. 80 'ENRIQUE DE GANTE.272. habría que citar a Alejandro de Halés.. ex parte finis. la posición de los autores que se movieron en París en la década del 70. 4 vol. 169va-173ra) comienza: Quaeritur an mundus sit aeternus.406. Quaracchi. De las obras que de 29 ALEJANDRO DE HALES. 15. 84-91. debida a un compilador desconocido. de Arlotto da Prato (Ms. podemos citar. 6ra-9rb). difícil y por el momento poco menos que insoluble. de las ideas que al respecto tenía San Alberto Magno. y 16. Socii Sorbonici et Archidiaconi Tornacensis. Tours 704. lat. Nat. Doctoris nis. Entre los franciscanos que han dejado testimonio de su posición antieternalista. sin duda. a petición de Etienne Temples. que conser- vamos en dos manuscritos de la Biblioteca Nacional de París (Cod. a Eustaquio de Arras. . y cuyos incipit son. utrum aeter- nitas sit. que detenta la cátedra dominicana en París entre las dos estadas magistrales de Santo Tomás. respectivamente: Tres oppiniones fuerunt philosophorum de materia prima.. constituye el primer ataque del franciscanismo contra la tesis eternalista. Repr. Enrique de Gante. En la segunda parte 29. ff. et argui- tur quod sic.. Cronológicamente hablando. ff. París. en general. Otro escrito de la misma época. del que conservamos una cuestión disputada en la Biblioteca Vaticana (Borghese 139. aunque probablemente pos- terior a 1274. 181-183). pero a nuestro propósito interesa. ff. en la preparación del famoso documento de 1277. 1924-1948. hacia esta época. fotomec. Alexandri de Hales Summa theologiae. tuus.726. También aparece con claridad su posición en la Summa que se le atribuye. vol. encontramos a Pedro de Taran- tasia.324 OMAR ARGERAMI de Siger. la discusión del tema se prolonga hasta entrado el siglo XIV. 1518. es con toda probabilidad uno de los textos a los que hace referencia este último cuando en su opúsculo cita a rationem. ff. Louvain. y que toma posición con los opuestos a la eternidad del mundo. ff. Hubo también maestros seculares que adoptaron con rigidez la posición conservadora. Sin entrar en la discusión. quae ab aliquibus demonstratio esse creditur. Su De duratione mundi. Corno antecedente e inspirador de los maestros franciscanos que. II. 148rb-151ra. Quodlibeta magistri Henrici Goethals a Gandavo. ex parte motus". se desarrolla la argumentación contra la eternidad del mundo "ex parte initii. lat. sobre todo. aeternitate mundi questio disputata". se pronunciaron contra la eternidad del mundo. 58Y-691: Quaestio est de aeternitate. Su "De aeternitate mundi" (Ms. El más conocido de todos ellos es. 1961. es la "De. 14. pp.

la cuestión 8. Taurini. por su parte. Por ello su opúsculo no está dirigido contra los que impugnan la fe. la respuesta es estrictamente negativa. en las obras sistemáticas. a la filosofía. TOMÁS. En ambos casos la solución es rigurosamente anti-eternalista. Quaestiones quodlibetales. Por otra parte. le dedica un opúsculo. las expondremos en sus más destacados representantes: Santo Tomás de Aquino. parecería ser simplemente el resumen de un desarrollo en la actualidad perdido. articulo 1. 227. la Suma Teológica y la Suma contra Gentes. y precisa- mente en los momentos de mayor efervescencia de la lucha escolar en París. no sólo en las disputaciones quodlibetales. sino. por su misma brevedad. La delimitación "contra murmuran- tes". que no alcanzan a ocupar cuatro páginas en la edición de Marietti 31. p. del Quodlibeto XII 32 . En 1286. Taurini-Romae. Se suele plantear la hipó- tesis de la identidad entre el De aeternitate y la cuestión VI. "utrum repugnet creaturae fuisse ab aeterno". el Quodlibeto I y el Quodlibet° IX. Y su con- tenido confirma esta impresión. LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 325 este maestro parisiense conservamos". es como la cifra del pensamiento tomista. el aristotelismo mode- rado y el aristotelismo radical. —El "De aeternitate" de Santo Tomás El problema de la eternidad del mundo ocupó en distintas oca- siones el pensamiento de Santo Tomás. que data de 1276. Thomae Aquinatis Opuscula philosophica. . Sin embargo. que agregan algunos manuscritos. 1956. plantea el problema "utrum creatura potuit esse ab aeterno". el "De aeternitate mundi contra mur- murantes". sino contra quienes. pp. le hacen el mal favor de apoyarla en una pobre y errada argumenta- ción filosófica. Santo Tomás miraba. La cuestión surge. en su problemática. El título mismo indica ya su carácter polémico. como son los comentarios al Libro de las Sentencias. 3. Boecio de Dacia y Siger de Brabante. Las posiciones que adoptan. y con más razón. 1954. La obrita es breve. Tanto en elproblema de hecho. la cuestión 17 del Quodlibeto IX enuncia: "utrum positis fundamentis Philosophi sit necesse quod semper fuerit horno. La cuestión 7 del primero. hay dos. pero se atenía siempre a la fe. 32 Eiusdem. Esta última. 105-108. pretendiendo salvar la fe. apenas 16 párrafos. S. que tocan el tema de la eternidad del mundo. como en el de la posibi- lidad de este hecho. la línea de argumentación anunciada en esta cuestión 31 Sino. et horno ad homine ex parte ante in infinitum".

pero no obsta para que Dios haga algo que siempre sea. tanto en el planteamiento como en la demostración. es erróneo afirmar lo contrario. O porque supondría una potencia pasiva eterna. Y 2) no tener un comienzo en la duración. el no ser de algo debe preceder en el tiempo a su ser.326 OMAR ARGERAMI no parece ser idéntica con la desarrollada en el opúsculo. Que constituye un error tanto desde el punto de vista teológico como desde el punto de vista filosófico. potest ita esse si non sit mundus sicut si sit mundus. Lo que resulta inaceptable si se tiene en cuenta el poder infinito de Dios. entre un mundo eterno independiente de Dios. La argumentación del opúsculo sigue un cambio distinto. Et ad hoc quod non sit. possunt esse et non esse. en el planteamiento. Tesis: no lo son. no puede ser. 3) La posibilidad de que el mundo sea eterno puede rechazarse porque. non inducit aliqua necessitas ex parte Dei: divina autem bonitas. Pero algunos filó- sofos afirman la eternidad del mundo. Esto resulta inaceptable según la fe. son contradictorios. O aunque Dios lo pudiera hacer. O porque implica contradicción. Esquemáticamente po- demos presentar ambos de la siguiente manera: 1) La fe nos dice que el mundo no es eterno. Por consiguiente puede pre- guntarse si es posible que el mundo sea eterno. non sub de- monstratione. 7) La contradicción puede darse por una de las dos razones si- guientes. Responden dicendum quod non. Nam quae dependent ex simplici voluntate Dei. utrum caelum vel mundus sit aeternus. 5) Si un mundo eterno causado por Dios no implica contradic- ción no es falso aceptar su posibilidad. porque con ello se niega expresamen- te la omnipotencia divina. 4) La imposibilidad de un mundo eterno puede afirmarse por dos razones. 6) Problema: si 1) ser creado por Dios en toda su realidad. Y un mundo eterno causado por Dios. Et circa hoc quaesitum fuit: Primo. . Sed mun- dum incepisse est de numero eorum quae cadunt sub fide. o Dios no puede hacer algo que haya existido siempre. 2) Hay que distinguir. quae est finis rerum. Nos permi- timos transcribir el texto de la cuestión: Deinde quaesitum est de caelo. o por ambas: la causa debe preceder en el tiempo a su efecto.

y Dios es una causa tal. y a Dios nunca le falta algo que lo complemente. se puede dar el fin de su acción. "hecho de la nada" significa "no he:. entonces no . Y: si el actuar voluntariamente no disminuye en nada el poder del agente. puede siempre darse lo causado por El. LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 327 8) No es necesario que la causa deba preceder en el tiempo a su efecto. que la causa que produce la forma en la producción de la forma. sino más poder en la producción de toda la realidad. entonces. o se da simultáneamente su efecto. y en la acción instantánea su principio y su fin se identifican. 9) No es necesario que el no ser de algo preceda en. entonces no es contradictorio que. 2) Si la causa que produce toda la realidad de la cosa tiene. el agente no obra voluntariamente. según San Anselmo. de modo que no es necesario que Dios preceda en el tiempo a su efecto. Porque: si en el instante de darse la cosa se da el principio de su acción. entonces Dios. entonces no es necesario que Dios preceda en el tiempo a su efecto. 4) Si. según sus adversarios. en el instante de darse un agente que produce su efecto instantá- neamente. sobre todo en Dios. dada una causa que produzca instantáneamente su efecto. y si algu- nas causas que producen sólo la forma pueden hacer que lo produ- cido por ellas exista siempre que existan ellas. no preceda en el tiempo a su efecto. 3) Si dada una causa. 1)' Si. y Dios obra voluntariamente. y todo lo creado ha sido hecho de la nada. también al actuar voluntariamente Dios puede hacer que lo causado por El exista desde siempre. no menos. entonces. enton- ces. o a esa causa le falta algo que la complemente. que pro- duce toda la realidad de la cosa. entonces. según Aristóteles. Y: si el fin de la acción es simultáneo de lo hecho. con más razón puede hacer que lo por El producido exista siempre que El exista. cho de algo". las cosas existen desde siempre poi que lo mismo hace siempre lo mismo. dado Dios. el tiempo a su ser. Porque: 1) Si no es necesario que una causa que produce su efecto en forma instantánea preceda a éste en el tiempo.

no seria nada. nuestro articulo "El infinito actual en Santo Tomás". En toda la cuestión hay. en la creatura es por naturaleza anterior la nada que el ser. no nos interesa tanto como la acota- ción con que termina el párrafo: "adhuc non est demonstratum.828 OMAR ARGERA MI se da un orden entre lo hecho y la nada. en una breve referen- cia ubicada casi al fin del opúsculo: "si mundos semper fuit. entonces. Tal es el esquema argumental del De aeternitate. primaria y universalmente. 211-232. De hecho. es el de la posibilidad de un infinito actual en el orden cuantitativo. pp. a la naturaleza y no al tiempo. "después de la nada" implica que la nada es por naturaleza anterior al ente. quod Deus non possit facere un sint infinita acto". y el ser no le corresponde a la creatura por sí sino por otro. necesse est modo infinitas animas esse". no que al- guna vez ha sido nada. de modo que "creatura hecha de la nada" signi- fique "hecha después de la nada". como si primero debiera darse la nada y luego lo hecho. sin embargo. su naturaleza es tal que. Y: si en cada cosa es anterior por naturaleza lo que le corresponde por sí y no por otro. nos encon- tramos aquí con un punto en el que el pensamiento tomista es muy ineguro". El problema al que se hace referencia en este caso. y este "después" implica un orden en sentido absoluto. sino que. si exceptuamos los cinco párrafos (306-310). . entonces. et clon eis oritur sapientia!". un punto crítico de la dis- cusión. cuando afirma que puede aceptarse un mundo eterno sin que ello implique necesariamente la eternidad de la especie humana. que Santo Tomás no toca sino al pasar. 2) Si se supone afirmado el orden a la nada que implica la pro- posición precedente. puesto que el orden se refiere. abandonada a sí misma. entre los que intercala frases marcadamente irónicas para aque- llos que pretenden sostener la contradicción de un mundo eterno: "Ergo Mi qui tam subtiliter eam percipiunt. en que analiza los argumentos de auto- ridad. 1971. Y: si decir que la creatura ha existido siempre significa. SAPIENTIA. no es necesario que en la creatura "hecho de la nada" signifique que la nada es anterior en el tiempo al ser. La elegante salida que ofrece. Boli sunt hornines. entonces. XXVI. 38 Cf.

LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 329

La noción de infinito en acto, precisamente, constituye el eje
de todas las discusiones acerca de la eternidad del mundo. Excep-
tuando la cuestión especial de una infinitud de almas humanas, que
coexistirían simultáneamente, en todos los demás casos, _no se la puede
limitar a decidir si ha de aceptarse una sucesión infinita de un número
finito de entes, considerando que en tal caso nos encontramos ante
un infinito potencial. De hecho, cada uno de los entes que llega a la
existencia, ya sea en el pasado, en el presente, o en el futuro, es indi-
vidualmente distinto de todos los demás, y por consiguiente, aunque
no simultánea, ha de admitirse una infinitud en acto de entes distin-
tos, si se afirma la posibilidad de un mundo eterno. Y es en este
aspecto de la cuestión donde vemos que el pensamiento de Santo To-
más se muestra más fluctuante. Posiblemente pesaban sobre él dos ele-
mentos dispares y dignos de consideración: el rechazo aristotélico de
una infinitud actual en el mundo natural, y la aceptación aristotélica
de un mundo eterno. Recordemos que en el De aeternitate señala,
irónicamente, la estatura intelectual de aquellos que, al rechazar la
eternidad del mundo, se oponen a todo el pensamiento filosófico anti-
guo. En la cuestión XIV, artículo 2, del 'Quodlibet° 111 84, se plantea
"utrum possit demonstrative probari quod mundus non sit aeternus".
La respuesta es negativa, con la aclaración de que "cum p/erumque
tales rationes frivolae sint, dant occasionem irrisiones infidelibus"",
En el Quodlibeto V, cuestión 1, artículo 1 36, vuelve a sefialar Santo
Tomás que, por parte de Dios, no es contradictoria la posibilidad de
un mundo eterno. Pero, vuelve también aquí a señalar la distinción
entre un infinito actual y un infinito en potencia.
El comentario al libro XII de la Metafísica nos presenta una vez
más la cuestión, partiendo de la argumentación aristotélica. En la lec-
ción. 5 37 desarrolla el tema de la eternidad del movimiento y del
tiempo, pero hace al final (d) 2497-99) la acotación de que
scienduni est quod rationes ab eo inductae in octavo Physicorum, ex qua-
rum suppositione hit procedit, non sunt deinonstrationes sirnpliciter, sed
probabiles rationes.

Otra vez nos encontramos con la presentación de un probable "sí",
seguido de la de un probable "no". La disyuntiva entre Aristóteles
y la fe sigue siendo un problema irresoluto en la mente del filósofo,
no en el sentido de que pueda plantearle dudas acerca de la verdad

84 Quaestiones quodlibetales, p. 68.
86 Ibidem, p. 69.
114 Ibid.,, p. 94.
37 S. Thomae Aq. In duodecim libros Metaphysicorum Aristotelis Expodtio, Taurini,
1964, 1k9 2488-2499.

330 OMAR ARGERAMI

revelada, sino en cuanto el dato de la fe sigue siendo la piedra de
toque para rechazar la argumentación aristotélica. En todos los casos,
Santo Tomás se atiene a la estricta ortodoxia, y dentro de este campo
mueve las piezas de su problemática. Lo que puede cuestionarse es si
en el planteamiento de esta problemática no hay datos incoherentes.
En la Prima Pars de la Suma Teológica, la cuestión 46 consti-
tuye una especie de cruce en la trama de las argumentaciones tomistas
respecto de la eternidad del mundo y del infinito 38. Su tema es, pre-
cisamente, "De principio durationis rerum creatarum". No nos inte-
resa tanto el artículo 1, que trata la cuestión de hecho, es decir, si el
mundo es eterno; sino el artículo 2, que enfoca la cuestión de derecho,
o sea, si puede demostrarse que no lo es. Ello no nos exime de pre-
sentar la referencia que en el primer artículo hace de Aristóteles:
Nec rationes quas ad hoc Aristoteles inducit, sunt demonstrativae simplici-
ter, sed secundum quid: scilicet ad contradicendum rationibus antiquorum,
ponentium mundum incipere secundum quosdam modos in veritate im-
possibiles. Et hoc apparet ex tribus. Primo quidem, quia tam in VIII
Physic. (VIII, 2, 250b21) quam in I De codo (I, 10, 279b4-280a30) , prae-
rnittit quasdam opiniones, ut Anaxagorae et Empedoclis et Platonis, contra
quos rationes contradictorias inducit. Secundo, quia, ubicumque de hac
materia loquitur, inducit testimonia antiquorum: quod non est demons-
tratoris, sed probabiliter persuadentis. Tertio, quia expresse dicit in I lib.
Topic. (I, 9, 194b16) , quod quaedam sunt problemata dialectica, de quibus
rationes non habemus, ut utrum mundus sit aeternus.

El artículo 2 es, en forma de quaestio, un esquema del opúsculo De
aeternitate, y en él insiste Santo Tomás: "mundum incoepisse est
credibile, non autem demonstrabile vel scibile". Los argumentos pre-
sentados aquí son los mismos que se presentan en el opúsculo; las
objeciones, también. Inclusive, aquí sin ironía, la observación de que
tal tipo de demostración lleva al ridículo, nos remite también al De
aeternitate.
Podríamos, en relación con este tema, prolongar las citas de luga-
res en los que Santo Tomás toca la cuestión y esboza soluciones que no
siempre son del todo conciliables entre sí. En el Compendium theo-
-logiae, obra del último período de su vida (1272), presenta los argu-
mentos en favor de la eternidad del mundo de una manera que
podríamos llamar ingenua (cf. cap. 98-99) 39 .
Entre los escritos de la primera época, podemos señalar, en pri-
mer término, el Commentarium in quattuor libros Sententiarum". En

88 Para los datos previos de este tema, cf. mi artículo citado (supra nota 33) . pp. 220-23.
89 En: Opustula theologica, Taurini, 1954.
40 ScriPtuM super libros Sententiarum magistri Petri Lombardi Episcopi Parisiensis,
Parisiis, 1929-47, 5 vol.

LA CUESTIÓN' "DE AETERNITATE MUNDI”: POSICIONES DOCTRINALES 331

el comentario al libro II, Dist. I, qu. I, art. V, se plantea explícita-
mente la cuestión "utrum mundus sit aeternus". Santo Tomás pro-
pone catorce razones en favor y nueve en contra de la eternidad del
mundo. Las rechaza todas. Su posición es bien explícita:
mundum incepisse non potuit demonstrari; sed per revelationem divinam
esse habitum et creditum... Et huic positioni consentio: quia non credo,
quod a nobis possit sumi ratio demonstrativa ad hoc...
Dico ergo quod ad neutram partem quaestionis sunt demonstrationes, sed
probabiles vel sophisticas rationes ad utrumque.
(SOlUtiO) 41.

Sin embargo, conviene tener en cuenta algunas de las observa-
ciones que hace a propósito de las objeciones. En primer lugar
Deus praecedit mundum non tantum natura, sed etiam duratione: non
tamen duratione temporis, sed aeternitatis: quia ante mundum non fuit
tempus in rerum natura existens, sed imaginatione tantum.
(Ad septimum) 42.

En lo que respecta a las objeciones contra la eternidad, tenemos
en primer lugar que, para que el cielo sea eterno
Cum enim sit finitae virtutis, eo quod corpus est, indiget aliquo agente
infinitae virtutis, a quo et perpetuitatem motus habeat, et perpetuitatem
essendi, sicut motum et esse.
(Ad primum) 48.

Del mismo tenor es la observación respecto del infinito:
infinitum actu impossibile est, sed infinítum esse per successionem, no
est impossibile.

Nos encontramos aquí como antes en el De aeternitate, con una
cura aceptación de la posibilidad de un mundo eterno, pero con dos
variantes dignas de tenerse en cuenta: Dios precede al mundo en
duración, en razón de su eternidad; y, la eternidad del mundo es posi-
ble porque exige un infinito, no en acto, sino sucesivo.
La Suma contra Gentiles, libro II, caps. 31 al 38, se plantea ex-
presa y largamente la cuestión de la eternidad del mundo. El capí-
tulo 31 muestra que la eternidad de las creaturas no es necesaria. En
el capítulo 32 se exponen las razones, derivadas de los caracteres divi-
nos, que parecen demostrar la eternidad del mundo. Todas ellas sus-
tentadas en los siguientes presupuestos: Dios es eterno, es acto puro,

41 Op. cit., vol. II, p. 35.
42 Ibid., p. 37.
48 Ibid., p. 38.

332 OMAR ARGERAMI

es 'bondad infinita, es causa primera de todo lo que existe. Las razo-
nes que parten del ser de las creaturas aparecen en el capítulo 33; y
se reducen a extraer la eternidad del mundo de la capacidad de algu-
nas creaturas: las formas separadas, en cuanto no tienen posibilidad
de corrupción; la prepetuidad del movimiento; la eternidad del tiem-
po; y lo contradictorio de negar esta eternidad. El capítulo 34 refiere
algunas razones derivadas del concepto mismo de producción, tal como
se entiende en el_ caso de las cosas creadas. Siempre, según tales argu-
mentos, hay que suponer un sujeto eterno, y distinto de Dios, de toda
mutación. Los 'capítulos 35, 36 y 37 se aplican a la refutación de estos
argumentos. En el capítulo 35 hay una observación curiosa:
Excessus autem divinae bonitatis supra creaturam per hoc maxime
quod creature non semper fuerunt.

¿Significa esta afirmación que puede elucubrarse sobre ella un argu-
mento para probar la temporalidad de la creación? Santo Tomás no
nos' da ninguna' indicación al respecto, pero el carácter platonizante
del campo en que se mueve esta consecuencia parecería excluir, por
su parte, semejante tentativa. Una pregunta similar desencadena la
observación del capítulo 36:
...sicut non est ponenda quantitas corporis infinita, ut dicitur in III
Physicorum, ita nec tempus aeternus.

Sin embargo, en el capítulo 38 (respuesta a los argumentos que quie-
ren probar la creación en el tiempo), encontramos este párrafo:
Finis enim divinae voluntatis in rerum productione est eius bonitas inquan-
tum per causata manifestatur. Potissime autem manifestatur divina virtus
et bonitas per hoc quod res aliae praeter ipsum ab ipso esse habent, quia
non semper fuerunt. Ostenditur etiam quod non agit per necessitatem
naturae; et quod virtus sua est infinita in agendo. Iloc igitur convenien-
tissimum fuit divinae bonitatis, ut rebus creatis principium durationis darét.

Para dar por terminada nuestra encuesta, hemos de remitirnos a otro
grupo de obras ubicadas en el período 1256-1259: algunas de las
Quaestiones disputatae. La cuestión 3 De potentia, artículo 17 44, pre-
senta la más larga serie de argumentos que Santo' Tomás expone en
una misma cuestión respecto de la eternidad del mundo. Los treinta
argumentos que allí se aducen en favor de la eternidad del mundo,
y que luego se refutan, son de muy desigual valor, y en muchos casos
no responden a razones de orden filosófico, sino teológico. La cues-
tión en su totalidad aparece, sin embargo, como uno de los textos más

44 Quaestiones disputatae, 2 vol., Taurini-Romae, 1964-65, vol. II, n9 30.

Non enim processit ex consideratione illa qua intelligitur exitus universi esse a Deo. rationes eius. LA CUESTIÓN "DE AETERNITATE MUNDI": POSICIONES DOCTRINALES 333 remisos a considerar la cuestión de las razones filosóficas en pro de la posibilidad de un mundo eterno. Unde non potest necessario concludi aliquid de universi duratione. qui voluit quod mundus non esset semper. quod si ponatur causa constituens mundum agere per motum.. sed quandoque esse inciperet. rationes suas sumit ad mundi aeternitatem ostendendam. al- gunos que resultan de interés respecto de la posición tomista. . unde diligenter consideranti. En pri- mer lugar. Nec hoc potest aliqua physica demons- tratione efficaciter impugnari. Et propter hoc ex motu et immobilitate primi motoris.si universitatis creaturae productionem consideramus. Tras esta larga revisión. sed ex illa consideratione qua ponitur aliquod agens incipere operari per motum. no hay argumento 'demostrativo alguno que permita su afirmación o rechazo indudable. . En los datos del artículo 17 se pueden señalar. el punto de partida: Respondeo dicendum quod firmiter tenendum est mundum non semper fuisse. En el mismo cuerpo del artículo. sequeretur quod sit abire in infinitum. quod est particularis causae. inter quas est etiam ipsum tempus. salva la posición de Aristóteles con- siderándola una posición dialéctica. ut per hoc ostendi possit demonstrative mundum semper fuisse.. est considerandum quare tali tempori talem mensuram praefixerit/Deus/. debemos afirmar indiscutiblemente la creación del mundo en el tiempo. El planteamiento se mueve estricta- mente en el ámbito determinado por la enunciación misma de la cues- tión tercera en su totalidad: QuaestiQ est de creatione quae est primus effectus divinae potentiae. 2) por lo que hace a la posibilidad de un mundo eterno. apparent quasi rationes disputantis contra positionem. quia ante quemli- bet motum erit motus. sin embargo. podemos proponer las principales tesis del pensamiento tomista en torno a la eternidad del mundo: 1) a partir del dato revelado. sicut et voluit quod caelum nec esset maius vel minus. Praefixio autem mensurae temporis dependet ex simplici voluntate Dei.ex simplici Dei voluntate dependet quod praefigatur universo deter- minata quantitas durationis. más que doctrinal: Aristoteles yero. . et non universalis. sicut fides catholica docet. sicut et determinata quantitas dimensionis. posuit mundum semper fuisse. . Afirmación que se reitera a lo largo del cuerpo de la cuestión: . non quare hoc fecit in tali tempore. considerans.

pero lo separa de la posibilidad de un mundo eterno.334 OMAR. rechaza todo infinito en acto. c. el pensamiento de Santo Tomás oscila entre dis- tintos planos: a. aunque en Contra Gentes afirme la imposibili- dad de un tiempo eterno. cuantitativo per accidens. en el segundo período parisiense.). Mezan« 3) respecto de la infinitud cuantitativa que supone la posibilidad de un mundo eterno. . b . en su primera época (Comentario a las Sentencias. acepta la posibilidad de los siguientes infinitos en acto: negativo. rechaza el infinito actual en la creatura. de cantidad intensiva. en el período 1256-59. (continuará) OMAR ARGERAMI La Plata . pero no la posibilidad de que Dios haga un número infi- nito actual de cosas (adhuc non est demonstratum. Contra Gen- tiles).

Esta antinomia fue resuelta por Aristóteles con el descubrimiento de los principios de la inteligibilización humana de lo real. ad fidem codicia autographi nec non ceterorum codicum manuscriptorum. Los escolásticos. continuando la misma línea de los principios aristotélicos en esta materia. como en lo tocante al nivel más elevado de inteligibilidad. 1 Expositio Super Librum Boethii de Trinitate. constituyen la conocida teoría de la abstracción. es fácil detectar en los textos tomistas preocupaciones que no se hallaban presentes en Aristóteles. el cono- cimiento metafísico-teológico. XXVII . como la ley del ser. y las contingencias a-racionales de lo individual que aparecen. aún cuando en algunos aspec- tos. Leiden. Brill. BRUNO DECKER.) Ahora bien. y línea). han desarrollado y completado dicha teoría. El desconocimiento de estos principios había conducido a Platón a la formulación de toda una metafísica y una antropología. entre ellos Santo Tomás de Aquino. el pensamiento universal. J. rec. de Trin. de tal modo que mediante ellos el hombre ha conseguido explicarse a si mismo uno de los aspectos más elevados de su vida interior. E. por una parte. (Aunque también es cierto que el hallazgo platónico es inmensamente más que un intento de solución al problema de la ciencia. SAPIENS. esos principios fundamentales que Aristóteles des- cubrió desentrañando al mismo tiempo sus fundamentos ontológicos y psicológicos. las necesidades inteligibles y lo universal que son el elemento del pensar y la forma de la ciencia. 1965. 1972.PRECISIONES SOBRE LA DOC-1 RINA DE LA ABSTRACCION SEGUN SANTO TOMAS Desde los albores de la filosofía griega se había planteado la antinomia entre. como respuesta sistemática y global al viejo problema.. por otra parte. citándose también según pág. la meta- física de las ideas y la antropología dualista. (en adelante: Com. sobre los cuales se apoya todo el trabajo científico y filos& fico. y es por eso que el platonismo sobrevive a la demoledora crítica aristotélica de su teoría de la ciencia. Vol.

LOS "GRADOS" DE ABSTRACCION El tipo de abstracción debe variar esencialmente para cada especie de ciencia. el análisis directo de los diversos textos de Santo Tomás concernientes al problema de la abstracción pone de relieve algunos aspectos de su pensamiento que nos parecen bastante mal conocidos. Philosophie et Spiritualité. Lo que se da. 87-134.-B.. como uno de los pilares de la filosofía clásica. por otro lado objetos matemáti- cos y por otro los objetos metafísicos. des Scien-Phill. Esta es la conclusión que se desprende del minucioso estudio comparativo realizado por L. Hemos procurado realizar una exposición ceñida a los textos. du Cerf. la inteligencia debe constituir los objetos propios de cada una de las distintas ciencias. en el plano de los sensible. GEIGER. Thomas". Sin embargo. No obstante. A pesar de su heterogeneidad cualitativa podemos hablar de una perfecta homogeneidad de io dado en cuanto cognoscible. dé la profunda heterogeneidad de las operaciones inte- lectuales implicadas en la constitución del nivel propio de inteligibi- lidad de cada una de las ciencias especulativas. lo que aparece inmediatamente en la experiencia humana concreta es siempre lo sen- sible. pro- gresivamente. et Theol. De tal modo que no parece acorde con su pensamiento esta terminología de los "grados". . Ed. 3-40. A partir del objeto sensible que es el único que se nos muestra inmediatamente con una uniformidad que abarca todo el campo de la percepción. Geiger 2 de los autógrafos de Sto. 1963.336 JULIO DE ZAN Los neo-escolásticos han mantenido esta doctrina tradicional de- fendiéndola de las fuertes críticas que ha recibido de parte de los filósofos post-modernos. 2 "Abstraction et séparation d'aprés St. pp. Las ciencias se especifican y diferencian por sus objetos formales. des- tacando aquellos aspectos doctrinales que nos parecen menos conocidos o que más difieren de las exposiciones corrientes sobre la materia. aparecido también en L. Tomás en los que constan los distintos borradores manuscritos de los sucesivos ensayos de forma? lación doctrinal de los tipos de abstracción. el propio Santo Tomás no habla en ninguno de sus textos de "grados" de abstracción. En la redacción del comentario Super Librum Boethii de Trinitate 1 parece tomar conciencia. Rey. Esta es la función tradicionalmente acordada a los tres grados de abstracción formal.-B. No hallamos por un lado objetos físicos. 1947. Esta comprobación nos ha llevado a la relectura y estudio de dichos textos que ahora presentarnos. Pero el objeto formal de cada ciencia no se da como tal. pp.

p.distinguit unum ab altero aliter et aliter secundurii diversas'operatio- nes". En la Suma Teológica Santo 'Tomás se ocupó de rechazar expresamente ciertas concepciones simplificadoras. 3. 2. 20. habiendo partido de la realidad snsi. en un pasaje. Cap. nos entregara a la postre. encabeza dicho párrafo así: "Patet ergo quod triplex est abstractio qua intellectus abstrahit". La expresión esteriotipada en sus textos es "duplex abs- tractio". PRECISIONES SOBRE "1. Q. Con respecto a este punto tenemos un documento precioso que puede verse en las "Liturae in autographo" de la Edición Decker del Comentario al "De Trinitate" de Boecio. "Puesto que. "Nuestro intelecto usa una doble abstracción para la inteli- gencia de la verdad" 3. y luego continúa exponiendo la división bipartita que más ade- lante vamos a comentar. 20 y 25.. 233.. se eleva hasta 3 De Substantiis Separatis seu de Angelorum Natura.. Tomás de 'una división:tripartita de la abstracción. tenemos una doble abstracción . 5 Loc. abstracción no puede verificarse más que con respecto' a términos uni- dos a la realidad.aparecer ya en el texto definitivo. Entendemos que debajo de la terminología de los "grados" de abstracción se ha ocultado y se ha trasmitido una profunda tergiver- sación de la doctrina tomista sobre la abstracción. V. 1. Una segunda es la abstracción del todo" 4.D. gracias a sucesivas abstracciones. 183 23. cuando Sto. Esta cuestión reviste una especial gravedad si se advierte su conexión y dependencia de los supuestos metafísicos que entraña: en ella está puesta en juego la misma posibilidad de superar la metafísica griega de la inmanencia ontológica. bie inmediatamente dada. p. cit. . entre cada uno. a. No es correcto concebir a la abstracción como un proceso gradual de pro- gresiva desmaterialización que.. .4:-. 2 c. un inteligible plenamente inmaterial 7.. Q. de Jos tipos de abstracción.. 185. cit. 184. que ha pasado mu- chas veces inadvertida. conforme a los dos modos de unión arriba mencio- nados. La expresión "triplex abstractio" no vuelve a . 7 Suma Teol. 4 Com. una primera es la abstracción de la forma ." $. tampoco habla Sto. a. 88. "La inteligencia practica por lo tanto dos abstracciones . cit. . 6 Loc.. El propio Santo Tomás es plenamente conciente que esta concepción de la abstracción como proceso gradual que. Cfr op. por lo tanto la. pero inmediatamente esa formulación viene a ser rechazada por el propio Sto. la unión de la parte y el todo y la unióh de la forma y la materia. a saber. DE LA ABSTRACCIÓN 3W7 Según SantoTomás no hay difetencia de grado sino de naturaleza.. I. p. Tomás va a hacer una síntesis de su planteo géneral para entrar en análisis de los detalles 8. . diferencia esencial. Pero más aún. Tomás que vuelve a comenzar el párrafo en esta otra forma: "sic ergó intellectus . p. de Trin. "Liturae in autographo".00TRINA 1..

La metafísica en cambio supone para su constitución una efectiva separación o separabiladad de su objeto. Puesto que dichos objetos no se presentan como tales. o mejor. "La inteligencia practica tres clases de distinciones: Una que pro- viene de la operación por la cual ella compone y divide.838 juuo De ZAN el nivel metafísico sin discontinuidad. así como una cierta independencia de los mismos en el orden de la inteligibili- dad. separación ontológica con respecto a lo material sensible. En el caso de la física y las matemáticas la fidelidad de sus obje- tos a la realidad está garantizada por una cierta complejidad del mismo ente sensible: distinción entre la esencia específica y las notas individuantes que proceden de la materia. sino que debe. favorecen las operaciones. y que se llama. . cit. Además. Este es el aspecto que podíamos llamar objetivo del problema. el valor realista de los inteligibles propios de cada una de las ciencias y su fundamento en la misma estruc- tura ontológica de lo real. la cual se manifiesta en una doble preocupación: a) Garantizar la objetividad. distin- ción entre la cantidad y todas las otras propiedades en el caso de las ma- temáticas. Estas distinciones no son obra de la inteligencia sino que son distinciones reales que descubren los principios ontológicos realmente distintos que componen la estructura del ente en sí mismo. por su propia actividad. 8 Loc. no permite salir del círculo de la inmanencia. Geiger destaca otro aspecto de la intención de Santo Tomás en la cuidadosa y compleja elaboración doctrinal de este problema 8: la intención de fidelidad a las estructuras ontológicas de lo concreto. la función de la inteligencia no puede reducirse a seguir pasivamente los diferentes aspectos de lo que se nos manifiesta en la experiencia dejándose actualizar por esta manifestación. "TRIPLEX DISTINCTIO" Para designar en su conjunto lo que habitualmente llamamos "los tres grados de abstracción" Santo Tomás prefiere servirse del concepto más genérico de la distinción. b) El aspecto subjetivo es el de las operaciones de inteligencia que se requieren para develar y constituir en su nivel propio de inte- ligibilidad a estos objetos. en el caso de la física. en cada caso. el orden ontológico de los elementos de dicha composición. supone una metafísica de la inmanencia. de la Suma Teológica. delimitar un campo específico de inteligibilidad y depurarlo de adherencias extrañas. esta preocupación es patente en el citado art.

ya sea que nunca existen en la materia. de Trin. p. -. 10 Loc.. el ente. no dependen de ella en cambio en orden a la intelección. . ya sea que en algunos casos existen en la materia y en otros no. es la abstracción de la forma a partir de la materia sensible. Ella pertenece a la física y es común a todas las ciencias. p. Entre éstos todavía hay que distinguir": a) "Hay algunos que dependen de la materia en el orden del ser y también en el orden de la intelección. Q. sin embargo. 186. que proviene da la misma operación. 16-25. 13-21. "Hay otros objetos que dependen de la materia según su ser. De todos los cuales trata la teología." b) "Hay otros objetos en cambio que. I. como Dios y los ángeles. en fin. Es la que pertenece a la ciencia divina o metafísica. Santo Tomás va a aplicar aquí el principio de propor- cionalidad de la inteligibilidad de un objeto con respecto a su inmate- rialidad. 165. Q. V. B) Dependencia de la materia. a. separación. de Trin. 3. la cualidad.. es la abstracción del universal a partir de lo particular. de esta clase de objetos trata la física. 165. es decir. pues no pueden existir si no es en la mate- ria. a. la ciencia divina" O. . Una segunda proviene de la operación por la cual la inteligencia forma las "quididades" de las cosas. . Com. p. porque en sus definiciones no se incluye la materia sen- sible. Pero ésta es. lo uno y lo múltiple y otros por el estilo. una forma muy simplificada y esquemática de presentar las cosas. La clasificación de los objetos en este sentido es la siguiente: A) Independencia de la materia en el ser mismo. puesto que en toda ciencia se omite lo que es accidental para no retener más que lo que es por sí" 8. como la linea y el número. 8 bisCom. "Los objetos que pueden existir independientemente de la materia.. aunque dependen de la materia según su ser. 25. cit. Una tercera. Hemos de estudiar cómo se consi- guen estos niveles de inmaterialidad y cuáles son las condiciones de validez objetiva de las operaciones requeridas. De los objetos de esta clase trata la matemática" 1°. Es la que pertenece a las matemáticas. 1. como aquellos en cuya defi- nición se incluye la materia sensible . como la sustancia. PRECISIONES SOBRE LA DOCTRINA DE LA ABSTRACCIÓN 339 hablando con propiedad. V.EL PUNTO DE VISTA OBJETIVO Desde el punto de vista objetivo los diferentes niveles de inteli- gibilidad se establecen según los modos de independencia con respecto a la materia.

Otra a modo de una pura y simple aprehensión. la doctrina tomista sobre el modo de constitución del objeto de cada una de las ciencias se apoya sobre las diferencias entre la pri- mera y la segunda operación de la inteligencia. ella distingue la "quididad" de A sin ocuparse de la de B. a todas las cosas que. . Esta distinción debe llamarse. como cuando entendemos que una cosa no está en la otra. pues allí se llama también abstracción a la distinción que se opera por medio del juicio. a distinguir. como cuando entendemos una cosa sin pensar en otra alguna" 12. hablando en pro- piedad. Q. en el bloque concreto de lo sensible tal como nos es dado. evidentemente. los diferentes principios que lo constituyen. creadora. a fin de estudiar los 11 O. Por el contrario. 1. a modo de composición y división. V. están unidos en la reali- dad.340 JULIO DE ZAN II. Tomás en Comentario al De Trinit. Según la operación por la cual compone y divide (juicio) . Una. "Platón. a. de los cuales uno es comprendido sin el otro. los contenidos no son puestos sino descubiertos. a. no decimos que es abstraído animal de piedra. pues. cit. ad 2. o está separada de ella. las consideró como existiendo sepa- radamente en la realidad" 13 LA SEPARACION La función de la inteligencia en la constitución del objeto de la ciencia no es. 13 Op. aunque no se mantiene la terminología. pero solamente cuando los dos términos. "La inteligencia distingue diversamente según las diversas opera- ciones. a. al no tener en cuenta lo que dijimos anteriormente ad 1 sobre la doble abstracción. p. cuando se conoce el uno sin el otro" En la Suma Teológica se expresa la misma doctrina. Q. 1 ad 1. pueden ser abstraídas por el entendimiento. 12 Suma Teol. dis- tingue dos términos entendiendo que el uno no es en el otro. de las operaciones de conoci- miento. según la terminología preferida por Sto. 23. según la operación que aprehende la "quididad" de las cosas.. 3. 173. 85. ni para afirmar la unión ni para afirmar la separación. sino solamente la primera. cit.. En efecto. esta última manera de distinguir no se llama separación. Así. 85. El trabajo activo de la inteligencia se reduce. "La abstracción puede realizarse de dos maneras distintas. correctamente abstracción. Q. según dijimos.. — EL PUNTO DE VISTA SUBJETIVO Desde el punto de vista subjetivo.

De Subst. La ciencia que sobre ellos se elabora trasciende entonces el ámbito de la realidad física. p. I. es la meta- física. pero no de tal modo que las entienda como siendo separadas. p. de Trin. n9 784. es necesario analizar el carácter de las rela- ciones que unen a esos principios en la estructura de lo concreto. a. In de An. 1. n9 161. lect.. 12. II. Res- pecto a los principios que pueden existir fuera del ser sensible.. separadamente las entiende 16. sino que. etc. entonces. ne- gando que mantengan una relación de dependencia necesaria con respecto a la materia en la cual son aprehendidos originariamente. dijera que el músico no es blanco. lect. lect. V. 431 b 13-20. 1. 85. la potencia y el acto. Q. Q. III. 1 y 2. 3. Suma Teol. cap. de Trin. L. Santo Tomás va a poner sumo cuidado en este análisis de las condiciones que garantizan la fidelidad de la inteligencia a lo real. la inteligencia puede con- siderarlos como separados de la materia. como el ser. 15 Com. 431 b 13-20. cap. III. ad 1. Para que quede asegurada la validez objetiva de tales distinciones. 85. Y así puede considerarlos no sólo independientemente de la materia sensible. 186.. Sólo de este modo se consigue la universalidad máxima. La inteligencia puede entonces pronunciarse sobre el ser mismo de tales objetos. III.. Q. V. separado en la realidad ".. mate- rial. . sino que se hace necesario un juicio de separa- ción que niegue toda esencial solidaridad de tales objetos con la materia. 12. sino en aquello que les conviene en cuanto independientes o separados de toda materia. ad 1. 20. 7.. Q. para que la inteligencia no falte a la verdad al realizarlas. 7. "Si la inteligencia piensa aquellas cosas que están unidas como siendo separadas. La inteligencia abstrae aquellas cosas que están en lo sensible. In de An. Como lo repite insistentemen- te 15. Como el juicio se refiere al ser mismo de la cosa (ipsum esse rei). Las conclusiones así obtenidas serán váli- das. entonces habrá falsedad en ella. 7. a través de lo sensible. 12. a.. es el uso indebido de este procedimiento de separación el que está en la base del sistema platónico y del sistema pitagórico. respecto a todo ente en cuanto ente. a. 2. 3. no basta una simple abstracción para elevarlos a las condiciones de positiva inmaterialidad en que ha de tomarlos esta ciencia. habrá falsedad en el entendimiento si por él se separa lo que no es. lect. Pero como tales objetos se nos dan a nosotros solamente en el ser físico. La separación metafísica está justificada solamente respecto a aquellos objetos que pueden existir fuera de la materia. PRECISIONES SOBRE LA DOCTRINA DE LA ABSTRACCIÓN 341 unos independientemente de los otros. n9 782. a. de hecho o de derecho. la trascendencia de la ciencia 14 Com. 182. 431 b 13-20.. 3. In Phys. como si en el ejemplo anterior (aunque Sócrates sea músico y blanco. Suma Teol... 16 In de An. 12 n9 782. podemos entender la blancura sin pensar para nada en la música) . Sep.

165. n9 781. ya sea que estén unidos según el modo como la forma se une a la materia y el accidente al sujeto" 18. Suma Teol. 6. . cit. 3. sino también cuando están unidos. cit” p. pero no en todos los casos sino sola- mente en algunos" 1°. sin embargo la una no es necesaria para la inteligencia de la otra. 20. de tal suerte que pueda ser conocido sin el otro. 8. ad 1 y ad 2. 14. a. la una puede ser necesaria para la inteligencia de la otra. Suma Teol. 85. ABSTRACCION "Según la primera operación la inteligencia puede abstraer lo que no está separado en la realidad.. 184. 1. L. según aquello por lo cual está constituida en su esencia. In Phys. 5-8.. a. de tal modo que no puede ser comprendida sin la otra: "Si la naturaleza de una cosa. de Trin. 12. p. de muchas cosas que en la realidad están unidas. 183. a. es claro que la naturaleza no puede ser comprendida sin ese término" 17. 185. como el ser blanco y el ser músico que pueden estar unidos en un cierto 16 bis Com. 14. 183. entonces el uno puede ser abstraído del otro por la inteligencia. p... 1. 3. 7. III. 185.342 JULIO DE ZAN metafísica. "A fin de que aparezca lo anterior con claridad es necesario con- siderar que.. 23-28. Q. Q. lect. 16-21. lect. y por lo que puede ser objeto del conoci- miento intelectual está ordenaday en dependencia con respecto a otro término. I. 431 b 13-20. 7-13. ad 2. c. 184.. 3-13. p.. Hay otros casos. V.. ya sea que se hallen unidos como la parte y el todo. 186. de Trin. 19 Loc. en que cosas que se presentan unidas en la realidad. 184. 2. 17 Loc. 20. 182. no sólo si están separados en la realidad como hombre y piedra. cit. en cambio. 183. n9 161. 3. 85. p. De dos cosas que se dan unidas en la realidad.. In de An. 183. op. 20 Com. pueden ser 'perfectamente comprendidas la una sin la otra: "Si. a. 18 Loc. Sólo a condición de esta cuidadosa depuración crítica de nuestros conceptos podemos hablar en verdad y con sentido de lo inma- terial en sí mismo y de Dios. 3. p. cit. a. p. V. V. Q. Q. Q. 182. Estos son los principios generales de los que se va a servir Santo Tomás para determinar lo que se Puede abstraer" y lo que no se puede abstraer 20. por el contrario. 1. 1-9. un término no depende de otro según lo que constituye la razón de su naturaleza. II.

III. las abs- tracciones correspondientes serán también de naturaleza diferente: "Puesto que la abstracción no puede verificarse más que con respecto a términos unidos en la realidad. PRECISIONES SOBRE LA DOCTRINA DE LA ABSTRACCIÓN 343 sujeto. Santo Tomás encuentra dos modos fundamentales según los cuales un término puede estar unido a otro en la realidad. 'de las cuales depende la razón de todo" ". p. 85. una primera por la cual la forma es abstraída de la materia y una segunda por la cual el todo es abstraído de sus partes" 22 ABSTRACCION DEL TODO Consideremos en primer lugar. a saber.. In de An. 12. 3. la mencióñ de tales partes. la unión de la parte y el todo y la unión de la forma y la materia. está claroque aquellas cosas que son posteriores no pertenecen a la inteligencia de lo que es anterior. 3. o las 'partes accidén- talés. En primer lugar. tenemos una doble abstracción. ad 1 y ad 2. De Subst. sin el otro. 2. c. partes. de Trin. de Trin. pero no a la inversa" 21 Ahora bien. el todo no puede ser abstraído de cualquieta de • sus partes. Y en esto consiste el entender algo con abstracción de otras cosas. "abstracción del universal a partir de lo particular". 1. 20 ss. p. 431 b. V. I. como las partes indi- vidualizadas: el tener esta alma y este cuerpo'.. . Q. a. a. 3. L. p. I. es necesario advertir que. sin embargo el uno no es de la inteligencia del otro y. 40. como el alma racional y el cuerpo orgánico en el caso del hombre. 23. y no se puede entender lo que es ser hombre haciendo abstracción de ellas. de las cuales el todo esencial puede ser abstraído porque no hacen a la definición del hombre en cuanto tal. cap. este tipo de abstrae. conforme a los dos modos de unión arriba nombrados. cap. brevemente..al todo estar compuesto de tales o cuales partes. lect. Iect. 13-20. 3. Suma Teol... cap. Q. en otras partes. 185. son de tal modo. Ahora bien. V. a.. II. Hay otras partes en cambio que son: accidentales al todo. por lo tanto lo que es anterior puede ser pensado y comprendido sin lo que es pos- terior. Q.. 2-6. por lo tantopuede ser pensado y comprendido aparte. cap. 184. Q. Hay otras partes en cambio. De Subst. sino a la inversa. II. n9 161. n9 784. Sep. 3. 184. n9 161. de modo que no es esencial .. L. 21 In Phys.esenciales que el hombre no puede ser definido sin. en efecto. 7. 22 Com. In Phys. 1. también. ción que Santo Tomás llama en el Comentario al libro sobre La Tri- nidad de Boecio "abstracción del todo" y. "y esto es abstraer lo universal de lo particular" 24. 1. 2. a. 24 Suma Teol. Como esos dos modos de unión son completamente diversos. lect.. 23 Com. Sep. 'Hay. como el dedo y el pié. Las partes de la esencia.

Es preciso descartar un primer error al cual puede inducir la terminología: "cuando decimos que la forma puede ser abstraída de la materia no se trata de la forma sustan- cial. . Q. porque la forma sustancial y la materia que le corresponde dependen la una de la otra del tal suerte que la una no puede ser aprehendida sin la otra por la inteligencia. Tampoco se trata de las formas ulteriores. puesto que la materia es parte de la esencia de tales entes y por lo. de donde se sigue que animal puede ser entendido sin hombre y hombre sin Sócrates y los demás individuos. de Trin. Antes: que nada es preciso ver de qué forma se trata. 'cosas que se dan unidas en la realidad. 28 Com. 3. animal y este hombre es por adición con respecto a hombre) .. a. . por- que se aplica bien el principio general que sirve de criterio para dis- tinguir lo que se puede abstraer de lo que no se puede abstraer. V. 7. separadamente. "puesto que las cualida- des sensibles no pueden ser entendidas si no se supone la cantidad. a. Santo Tomás se cuida también de advertir que no hay abstrac- ción inversa a ésta por la cual se abstraiga la parte del todo y da las razones 2*. cuál es la forma que puede ser abstraída de la materia. Pero no abstrae dé la materia sensible común (por ej. a la= Físicay es común a todas las ciencias. Cuando se habla de abstracción de la forma "se trata solamente. Esta abstracción es correcta y la inteligencia no miente al consi- dérar así. p. que es la que correspondes. el orden de anterioridad y posterioridad en el ser y en el conocer. saber. p. cit. loc. 1. 'jumo DE ZAN —En 'otros términos. esta ábstracción.. 186. p. es que hombre no es de la inteligencia de animal ni este hombre de la inteligencia . 28 Loc. abstrae la especie del objeto. tanto debe entrar en su definición. por ello. 26. por 25 In Phys. accidentales. natural de la materia sensible individual (por ejeniplo de esta carne) y estos huesos que son las partes determinadas del individuo) . animal es anterior a' hombre y hombre es anterior a este hombre (pues hombre es por adición con respecto a. ABSTRACCION DE LA FORMA El otro modo de abstracción es la abstracción de la forma..: la carne y los huesos) .27 Loca cit. como puede verse por las relaciones de la superficie y el color" 28. cit.. por ejemplo. 185. que son las cualidades sensibles. "Así. 186. porque el acto propio re- quiere la materia propia" 27.de hombre. esto es abstraer el universal de lo particular" 25 .

Pero es necesario considerar • más detenidamente las relaciones ontológicas que vinculan a la cantidad... "se llama materia sensible a la materia corporal en cuanto sujeto de las cualidades sensibles como el calor y el frío. ya sea con la sustancia misma. 5. 83 Com. ya sea con las cualidades. mientras dichas cualidades suponen la cantidad. 82 Suma Teol. p.. Abstraer de la materia sensible. La operación queda justificada porque. pues los objetos matemáticos se distinguen porque se definen sin materia sensible. "Por consiguiente. no es accesible más que a la sola inteligencia. . se puede concebir lá cantidad en la materia sensible. Ahora bien. Q. 3. p. podemos considerar las relaciones de la cantidad con las otras propiedades del ente sensible. IV. a dureza y la blandura. PRECISIONES SOBRE LÁ: DOCTRINA DE LA ABSTRACCIÓN 345 lo tanto. a. cit. 1. 29 Loc. 81 Com. Santo Tomás distingue la materia sensible individual de la ma- teria sensible común. sin los accidentes. 18. que es su sujeto. Esta distinción era necesaria para la comprensión de la primera abstracción: la ciencia física y -toda . "La cantidad es la primera disposición de la materia . en cambio. 186. esto es. 7.en función de las cuales se habla de materia sensible" 31 La clave para comprender cómo concibe Santo Tomás esta abs- tracción de la forma que es la abstracción matemática está en el con- cepto de materia sensible.. no las supone. etc." 82. 75. ni en el orden del ser ni en el Orden del conocer. 12. en cambio abstrae de toda* materia sensible. 2. ciencia abstrae de la materia sensible individual. a. La matemática. 85. 184. de donde todos los otros accidentes se fundan en la sustancia mediante la cantidad y la cantidad es natural- mente anterior a todos ellos 3°. No hay en consecuencia según Santo Tomás sino un solo tipo de abs- tracción de la forma. porque toda ciencia considera universal- mente su objeto. Q. también de la común. I. en el ser concreto. "La sustancia. puesto que las potencias sen- sibles no alcanzan a prehender la sustancia" 32. Q. para ver mejor cómo se justifica esta operación.. p. 80 Com. de Trin. de las cualidades. 14. tanto en el orden del ser como en el orden del conocer. a. por ejemplo esta carne y estos huesos de la carne y los huesos. a. . antes de concebir en ella las cualidades sensibles . 1. Q. En primer lugar. Suma Teol. a... 184. de Trin. Q. Sent. V.. por lo tanto equivale a abstraer de aquello por lo cual la sustancia material se llama sensible. 3. 1. d. V. la cantidad. en efecto. . de ésa_ forma accidental que es la cantidad y la figura" 29. ad. pero no absolutamente de toda materia.

1. II. Los textos de Santo Tomás son bien explícitos al respecto. sujeto de la cantidad. . Esto quiere recir que un accidente no puede ser entendido sino como determinación de una sustancia. a la categoría de modelo para toda abstracción. 1967. Ahora bien. 2. 184. sino que. Q. . 30-31. pero cierta terminología puede inducir a confusión. Tal cosa es lo que insinúa la terminología que llama a la abstracción matemática "abstracción de la forma a partir de la materia". en este caso. ad 2. no puede ser entendido independientemente de la sustancia que es su sujeto. como la cantidad.. lo cual es abstraerlas de la materia sensible. 85. 9. así compren- did a. pueden ser consideradas sin las cualidades sensibles. Club de Lectores. 36 Suma Teol. Maritain. "En la abstracción que da origen a la matemática consideramos una forma accidental separada del sujeto . como números. determina direc- tamente a la sustancia como su sujeto o materia. tampoco es posible pensar la cantidad sin la inteligencia de la sustancia. de Trin. c.. de su sujeto que es la sustancia. In Phys. La abstracción matemá- tica en la que separamos la forma accidental cantidad del sujeto que la sustenta nos presenta así un ejemplo perfectamente claro de la abstractio formalis" 35. eleva este tipo de abstracción. Buenos Aires. Y no sólo no es posible separar. Como lo advierte expresamente.. dimensiones y figuras que son sus límites. Santo Tomás por su parte afirma expresamente y repetidas veces que no es posible separar un accidente. . lect. a. no sólo se deja confundir por la terminología sin expresar el fondo del pensamiento deSanto Tomás. 35 J. La cantidad y todo lo que viene a ser objeto de la matemática son determinaciones accidentales del ente material. 3. es la forma accidental cantidad separada de la sustancia corporal . Abstraer una tal forma de la materia sería abstraerla de la sustancia. 84 Com. p. debían llevar lógi- camente a Santo Tomás a esta conclusión. lo cual sería abstraerlas de la materia inteligible común" 86. loc. Las exigencias de los propios principios generales que regulan toda su sistematización de los tipos de abstracción. pp.346 JULIO DE ZAN Pero en cambio no se puede abstraer la cantidad del ser y la sus- tancia 84. n9 161. La Filosofía de la Naturaleza. en la noción misma de un accidente entra su relatividad a la sustancia. los accidentes se comportan con relación a la sustancia como formas con respecto a la materia. "Las cantidades. sino que. MARITAIN.. L. . en el texto que acabamos de citar. . J. La cantidad y lo que a ella le pertenece que es lo abstraído en la matemática. pero no pueden ser con sideradas sin la inteligencia de la sustancia. cit.

El ser está ahí. más que en ninguna otra. 87 J. que "abstrae del ser" y se constituye en "un dominio preterreal" (?). no la cantidad que es homogénea. de tal modo que no pueden ser pensadas sino como solidarias con las cosas o sustancias materiales. PRECISIONES SOBRE LA DOCTRINA DE LA ABSTRACCIÓN 347 Además de la terminología adoptada por Santo Tomás hay otra condición real de esta abstracción que puede ser motivo de confusión. las características. como lo dice Maritain 87 que el matemático no trata a la cantidad formalmente en cuanto ser. que la matemática no trata de lo real. el matemático en ningún momento ha prescindido formalmente de la sustancia. La esencia sustancial de los entes del mundo sensible llega a ser objeto de nuestro conocimiento solamente a través de sus manifestaciones en el plano de lo sensible. las acciones y pasiones. etc. aunque no abstrae. p. de la sustancia. puesto que se ha abstraído de todas las cualidades sensibles. Vemos como. acciones. 6e éd. a través de los accidentes. sino que registra el comportamiento. Al abstraer la matemática de toda materia sensible. Además. Las cantidades son siempre cantidades de algo. pierde. sin embargo. por lo que hemos apuntado. en esta ciencia. en rigor. pero sin embargo no 'piensa el ente como ente y la sustancia en cuanto tal. toda vía de acceso al conoci- miento de la naturaleza de la sustancia. que es sustancia y tiene un acto de existir. los sustancializa". estudia las plantas en cuanto seres. Les Degrés du Savoir. como está implícito en todos nuestros conceptos otorgándoles validez y consistencia ontológica. Cuando las analiza y clasifica el botánico está sin duda en presencia de algo que es. etc. aunque de hecho. Desclée de Brouwer. Pero los accidentes que nos manifiestan la naturaleza de la sustancia son las cualidades. sino en cuanto cantidad. pasiones. al matemático en cuanto tal no le interesa tal cosa. como hemos visto. Lo cual no nos autoriza a pen- sar que el naturalista considere un mundo de objetos "desontologi- zados". Es cierto. El matemático. porque no puede hacerlo en verdad ni lo necesita para construir su propia ciencia. si vamos al caso. como accidente de la sustancia física. Tampoco la botánica. "considera a sus objetos abstractos como si fueran cosas. se ha dicho. Pero ello no autoriza a decir. MARITAIN. pero per- manece implícito.. "desde el punto de vista de las rela- ciones de orden y de medida que mantienen entre sí los objetos del orden cuantitativo". 279. pero de qué sustancia se trata ya no se puede saber. . desde una posición tomista. el ser caiga inevitablemente en el olvido. presente en todos sus pensamientos. según el con- cepto de Santo Tomás no es necesaria semejante "sustancialización" porque. diferen- cias y semejanzas con otras plantas.

. no a la cantidad sino a la sustancia. L. 40 Suma Teol. no sólo de la materia sensible individual. cit. Suma Teol. 16-20 y p. sino más bien a la inversa. II.. Geiger 41. ad 2. cit. sino también de la común. L. 10-13. 85. que estamos comentando. que es el sujeto de la cantidad $8. pueden ser abstraídas por el entendimiento. aunque no de la materia inteligible común. Nosqueda por preguntar entonces. 2. lect. . 39 Com. A veces se designa con ella a la cantidad misma. Tomás a esta operación abstracción de la forma? Para explicarlo recurre Gei- ger a un texto del Coment. abstrae lo que se comporta como sujeto. I. y en general los accidentes son con respecto a la sustancia que es su sujeto como formas con respecto a la materia. volvamos al problema de la termino- logía empleada: "abstracción de la forma". por lo tanto. Pero en los textos más importantes relativos a la abstracción. analicemos otra expresión bastante común en los textos relativos a la abstracción: "Las especies matemáticas pueden ser abstraídas de la materia sensible .-B.-B. en efecto. La cantidad. no abstrae la cantidad de la sustancia que es su sujeto. loc. de Trin.3:18. . Pero a su vez la cantidad que es en cierto modo sujeto de las cualidades sensibles se comporta como materia respecto a ellas. GEIGER.. a la sustancia en cuanto sujeto de la cantidad" 4°. 2. puesto que viene a ser ulteriormente determinada por las mismas. p. c. como hemos visto. la abs- tracción matemática. materia inteligible. 10C. . ¿por qué llama Sto. 3. a. a. V. Q. a la Met. es. Estrictamente hablando pues. pero no de la materia inteligible 38. sino que abstrae la cantidad y la sustancia de las cualidades sensibles. con tal expresión se designa. n9 161. . en que Sto. Tomás retorna una 38 Suma Teol. La estructura forma-materia es utilizable siempre que dos principios de ser se rela- cionan como sujeto receptor (materia) y determinación recibida (for- ma) . 184. Q. como lo ha advertido L. De este modo una misma realidad puede comportarse al mismo tiempo como materia y como forma pero con respecto a distintos tér- minos. cit. Ahora bien. 186.. no es una forma lo que se abstrae. se llama. Las especies matemáticas empero. loc. sino sola- mente de la individual . Si nos fijamos en la realidad misma de las cosas. 6-11. Establecida así la doctrina.. 1.. ¿Qué es la materia inteligible de la cual no pueden ser abstraídas las especies matemáticas? La expresión parece tener diversos sentidos en distintos textos. In Phys. JULIO DÉ ZAN Para que no quede ninguna duda sobre el pensamiento de Santo Tomás al respecto. una abstracción de la materia a partir de las formas sensibles. el propio autor se encarga de aclararnos que. .

acciones. En tales casos. El filo de la distinción operada por la inteligencia en la abstrac- ción matemática se introduce entre los elementos de la segunda estruc- tura ontológica. 21. como la estatua o el disco de madera o de bronce. Si quisié- ramos todavía descomponer los elementos que nos han quedado unidos después de esta abstracción. Intr. que pertenece al orden geométrico. más bien que una abstracción. separando a la cantidad de las cualidades. aparece en este caso como forma recibida en la sustancia sensible que es su sujeto. 42 BONITZ.. nosotros conocemos separadamente la ma- teria. La cantidad y la figura que se reduce a la cantidad. Santo Tomás. puede existir sin la cantidad. puesto que determina a un sujeto e inhiere en él. de Trin. 186. Y por eso. etc. es decir una sustancia ya en acto cuya naturaleza específica nos es conocida por sus cualidades sensibles. LA DOCTRINA DE LA ABSTRACCIÓN -ejemplificación de la abstracción matemática que es muy común en Aristóteles 42. pero en tal caso. sujeto y se comporta como materia en relación a los otros accidentes como las cualidades. V. que es una materia segunda. Ar. pero es. . 3. a. es realmente forma como aparece en la conside- ración de Aristóteles. la figura de la estatua o la figura geométrica. Abstraer pues esta forma. por ejemplo el bronce o la madera. a la Phys. p. Ar. Esa nueva forma que se impri- me en la materia. PRECISIONES SOBRE . "La sustancia. lo que tendría cabida. que es la materia inteligible de la cantidad. en efecto. es una verdadera separación en el sentido estricto del término (por medio de un juicio negativo) . a saber. viene a ser separar la forma de la materia. encuentra que la realidad de las cosas es más compleja. ~SION. pero deja intacta a la primera estructura. p.. que son dejadas de lado. al buscar la justificación crítica del valor de la abstracción matemática y sus condiciones objetivas. Ind. 43 Com. es hacer una separación más bien que una abstracción" 43 . considerar a la sustancia sin la can- tidad. el de los objetos modela- dos por el hombre. pasiones. la figura. sustancia-cantidad. b) (sustancia-cantidad) -cualidad. Es claro que para esta última operación no es de ningún modo necesario pasar por la anterior. 680 a 40. también. la separación metafísica puede tener lugar direc- tamente a partir del dato de la experiencia. Aristóteles ejemplifica frecuentemente esta abstracción con el caso que resulta más claro e intuitivo. aparte la forma que le dará el artífice. Q. Hay dos estructuras superpuestas y subordinadas que son. en orden de fundamentalidad: a) sustancia-cantidad. 10-13. Y por otro lado conocemos también. lo podemos hacer..

dar el salto a la trascendencia y penetrar en el ámbito del conocimiento metafísico. y poniendo de relieve la otra operación que permite a una inteligencia como la nuestra. JULIO DE ZAN Departamento de Filosofía Universidad Nacional del Litoral SANTA FE . resulta mucho más satisfactoria. Pero al mismo tiempo pen- samos que esta explicación. esclareciendo plenamente el carácter de la abstracción matemática sobre todo dentro de la concepción realista. en algunos puntos sorprendente.350 JULIO DE ZAN Hemos de reconocer que el pensamiento de Santo Tomás. inmersa en el mundo. tal como acabamos de analizarlo difiere en varios puntos de las exposicio- nes tradicionales sobre el mismo asunto.

una natural curiosidad nos lleva a hojear un índice que promete un estudio detallado y serio. NOTAS Y COMENTARIOS LA CONCIENCIA MORAL Al tener este libro en las manos *. aun cuando la expresión de un tal contenido no haya sido feliz. del descuidado tema de la conciencia moral. como verdaderos • Amura° HoRTELANo. 1969. ción de citas. y no tomado en su sola exterioridad. Lo que importa ante todo y sobre todo es la intención de la voluntad". nos remitimos a la religión (re-ligare. En la consideración de la conciencia moral entre los hebreos. las aseveraciones de la pág. 355 pp. entonces si manifestamos nuestro acuerdo. de desparejo valor. y en una instancia definitiva. XXVII . SAPIENTIA. es una presentación histórica del tema. En primer lugar. Sígueme. Salamanca. No sucede lo mismo en la referencia a San Agustín. En cuanto a la segunda afirmación. en tanto que ya en el ámbito sobrenatural. En la presentación de la conciencia moral paulina hay una buena recopila.. o sea. en lo que hace a un plano puramente natural. 36: "El verdadero fundamento de la moral radica en el corazón del hombre. y notamos que tanto la Patrística como la Escolástica presentan un tratamiento excesivamente escueto. por la Metafísica. Ed. 1972. consideramos como discutibles. es un tanto ambigua y pasible de ser interpretada como perteneciente a un subjetivismo y su secuela de relativismo. Veamos en qué medida el contenido de esta obra responde a tal promesa. plenitud del hombre en Dios) . abarcando desde los pueblos primitivos hasta la crisis moderna y el mundo contemporáneo. Si lo que se ha querido significar es que el sujeto de la moralidad es el acto humano en tanto brota de la intimidad misma del hombre. La primera parte. si se tiene en cuenta que las elaboraciones realizadas en estos periodos son de vital interés en una perspectiva cristiana. con aportes proporcionados por la Psicología experimental y con una aplicación pedagógica final. en una perspectiva clara- mente filosófica. al menos en lo que tienen de imprecisas o de incompletas. con afirmaciones alternadas en pro de un objetivismo o de un subjetivismo. que es la persona toda quien recibe así la cualificación de moral. Ambigüedad que se mantiene a lo largo de toda la obra. Moral responsable: conciencia moral cristiana. muy ilustrativas. Vol. el verdadero y último fundamento de la moral está dado en forma inmediata por ese saber especulativo que es la Antropología Filosó- fica. y si la comunicación del mismo guarda proporción con las legítimas esperanzas de aquéllos a quienes está dirigido. Evolución de la conciencia moral.

14 se refiere a este tema. Paulo VI. Si nos hemos extendido un poco en esta consideración. la raza. fundamenta estos principios absolutos con lamentable superficialidad. la actitud personal y el. Clasificación de la conciencia moral. Así. Por otra parte. ex quo aliquid proponitur a ratione ut malum. 19. La razón de ser de estos imperativos absolutos debe buscarse en la línea de la naturaleza humana.1) . refiriéndose al Concilio Vaticano II. Y desde estos supuestos puede encararse una tarea de fundamentación de princi- pios absolutos en el campo de la moral. Tampoco el texto de Rom. dice: "a propósito de la paternidad responsable. voluntas. Pero el texto que cita (1 Cor. nos ofrece una clasi- ficación tipológica que incluye referencias a tests de moralidad (el "Tsedek" de Baruk) . sino que gira en torno a la idea de tolerancia recíproca y el mandato que nos prohibe escandalizar 3. teológico y religioso. esto es. en S. ya que Hortelano afirma que "Santo Tomás. en la pág. Problemática en torno a la conciencia moral. Hay abundancia de datos proporcionados por la Psicología experimen- tal. 8-10) no corrobora estas palabras. 3 Significativamente nos ilustra al respecto un texto de Santo Tomás de Aquino. 197. de dinamismo y de teleología a partir del Creador de esa natura (en la línea de cau- salidad formal ejemplar y eficiente) que es también Causa Final Absoluta. carácter. dum in illud fertur. señala inicialmente una crisis de la conciencia moral y sus causas. y buenas descripciones. habida cuenta del puesto central que el tema ocupa en un estudio de la conciencia m. mostrándonos Hortelano las exigencias in- mutables y siempre valederas. como ejemplo de la acción del magisterio eclesiástico. Hoc autem contingit non solum in indifferenti- . hablando luego acerca de la desmitologización de dicha con- ciencia. es porque la pre- ocupación de Hortelano se manifiesta en otras páginas de su libro.. base religiosa. Verdad ésta que ha sido magistralmente enunciada por S. si la referencia es a conclusiones del Concilio Vaticano II. en sus comentarios a San Pablo. que "quita en gran parte a la conciencia moral la dirección de las decisiones éticas" . que transcribimos a continuación. como activa expresión de su esencia (y no en la restringida acepción de mundo físico) . y adhiriendo a la doctrina de Schnackenburg dice que para el Apóstol "la con- ciencia decide en último término la calidad moral de una acción". evitando de intento emplear la palabra ley natural que se presta a interpretaciones unilaterales". dice que los métodos de regulación de la natalidad tienen que estar de acuerdo con la naturaleza de la persona y sus actos.354 AZUCENA ADELINA FRABOSCHI a la persona de los valores que como tal le pertenecen (o de la aspiración a los mismos) . Y entre estos valores. el respeto a la misma y la regulación de los propios actos desde lo supe- rior que hay en el hombre. La cuarta parte. en cuanto impone un dinamismo teleológico especi- fico. ¿Y qué es "la naturaleza de la persona" sino ley natural para la misma? Sólo que se trata de dar a las palabras su sentido preciso y pleno: naturaleza como dinamismo del ser. y siempre con la misma ausencia de definición. de desgarrante clarividencia en cuanto a la soledad que envuelva al hombre sin Dios. y persona con toda la riqueza que propor- cionan a este concepto una fundamentación y un contexto filosófico. y recordando siempre que sólo podemos hablar de naturaleza humana. condicio- nes socio-culturales. en manera alguna son secundarios el derecho a la vida.5: "Et quia objectum voluntatis est id quod proponitur a ratione. I-Hae. sus facultades espirituales. En la quinta parte. que en el momento actual reviste cierta gravedad 2. contenido histórico. con textos adecuada- mente ilustrativos.oral. que describe un vigoroso párrafo de Sartre. S. 271) . 220 aparece también el problema del control de nacimientos. Hortelano se refiere luego a los conflictos entre conciencia moral y ley. a. En la pág. En cuanto al relativismo moral. accipit rationem mali. ut dictum est (q. 8. y clasificaciones de la conciencia moral según el sexo. ésta es la única perspectiva posible de interpretación. 2 Así. Theol. y aquéllas que cambian según épocas y lugares. considerando importante esta declaración. sostiene la misma doctrina" (pág.

con una reflexión religiosa constante. si ese acto no es expresión de un sentimiento religioso profundo" (!) . con abundante aporte de opiniones científicas. dado que no son muchas las obras en castellano sobre el tema. ir a misa todos los domingos. En cambio. ya que la aplicación pedagógica final del libro nos permite creer que también está dirigido a quienes tendrán a su cargo la tarea de formar la con- ciencia moral cristiana. Concluye la obra con el análisis de "La persona buena de Sechuln". reduciendo su religión a una mirada del yo hacia si mismo. clasificaciones. El análisis de los diversos aspectos de una actitud responsable es un tanto vago. y por lo tanto proveniente de lo más excelso de nuestro ser. puede quizás no serlo. inconsistente. En manera alguna pode- mos aceptar que un sentimiento. quia vult malum. Demás está detenernos en lo que hemos señalado como precisiones. determine hasta el extremo qué manifiesta el autor. sed id quod est malum per accidens. y no proporciona elementos fundantes a quien deberá poseer no sólo comprensión. la presentación filosófica del mismo es ende- ble. rutinariamente. pero en la pág. tests. aun por negligencia no despectiva. en el desempeño de una función docente. concurre domingo tras domingo a un acto cuyo significado conoce y valora. pero sin religatio alguna. más la excelente presentación didáctica de su contenido. sino también convicción. propter apprehensionem rationis Unde dicendum quod simpliciter omnis voluntas discordans a ratione. Desafortunadamente. Hay tres perspectivas presentes: filosófica. . potest accipere rationem mali. nisi secundum quod a ratione proponitur. fertur in hoc sub ratione mali: unde voluntas erit mala. vel illud quod est malum. si no se comupromete el sentimiento religioso profundo. psicológica y pedagógica. rationem boni. el trabajo es desparejo en cuanto a enfoque. NOTAS Y COMENTARIOS S55 En la última parte. propter apprehensionem rationis: puta abstinere a fornicatione. si bien todo el análisis psicológico. ¿puede hablarse de pecado grave en quien. nuestro sentimiento. sed etiam id quod est bonum. hace suponer como destinatario al lector adulto e instruido„ incluso con un nivel universitario y estudios específicos sobre el tema. y en todo momento evidencian una cierta in- conexión: falta unidad. potest accipere rationem boni vel mali per accidens. esto es. se refiere especial- mente el autor a la iniciación religiosa y a la educación del sentido de respon- sabilidad. Textualmente dice: "Dejar habitualmente la misa el domingo es grave. expresión desoladora de la situación del hombre en el mundo de hoy. conciente de un precepto y con voluntad de cumplirlo. 316 nos encontramos con uu párrafo que merece. sed etiam in per se bonis vel malis. tatuen in hoc bonum non fertur voluntas. sive recta sive errante. non quidem id quod est malum per se. libre. Corresponde también señalar que Hortelano ha realizado una copiosa con- sulta bibliográfica. Es de lamentar que bus. nuestra conducta auténticamente humana. No creemos necesario comentar este texto. atención particular. bonum quoddam est. criterio y valor. De- jarla una u otra vez. estas visiones resultan superficiales en algún caso. Pero. ya que el estilo ameno y fluido del autor. dada la relativa extensión de la obra. inteligencia y voluntad orientadas y atraídas por la Verdad y el Bien. Non solum enim id quod est indifferens. es la del autor una tesis muy defendida hoy. semper est mala". o fran- cos errores de contenido. sedu- cen e invitan a una espontánea adhesión. Comenzamos la lectura de este libro con gran expectativa. porque no hay un Tú. y deja al hombre solo. Por otra parte. Importa saber que existen. puede ser pecado grave. que figura en notas al pie de página. por su gravedad. Formación de la conciencia moral. Si ergo proponatur ut malum a ratione errante. aunque lo viva rutinariamente? Lamentablemente. de Bertolt Brecht. Por otra parte. incompletas en otros.

no al menos formalmente. etc. de anima y Quaest. no sin su dosis de exageración. Sin embargo no es inútil advertir que estos escolásticos.. Trac. Esta edición de Lindberg incluye. Madison-Milwaukee-London. eran alabados por R. Bacon como la más útil de todas las disciplinas matemáticas a fin de que el teólogo pudiera ilustrar conveniente- mente las verdades espirituales: recuérdese la importancia de la luz para la tradición teológico-metafísica agustiniano-franciscana y las relaciones que esta- blecían aquellos autores entre la radiación de la luz y la iluminación divina. y notas criticas. a ti- tulo de humilde colaboración. Los estudios de óptica —a los cuales se refiere Pecham con esta Optica vulgar o corriente según ha de trasladarse el título-. . hace algunas décadas han sido descubiertos los "precursores" del pisano (cfr. and critical notes by DAVID C. intentaban una visión comprehensiva del universo. siendo como eran fundamentalmente teólogos. Bacon. la ciencia inclusa. por no estar claramente indicadas. con motivo. absolu-: tamente desconocido como autor de diversos y estimados tratados científicos: Theorica planetarum. Finalmente. una introducción bio-bibliográfica a Pecham y su obra. Efectivamente. continuando así en la tradición franciscana iniciada en Oxford por Ro- berto Grosseteste y proseguida por R. 1 John Pecham and the. ponderamos la iniciativa de escribir este libro sobre un tema de vital importancia. de beatitudine corporis et animae. biblio- grafía general e índices de manuscritos y general. la escintila- ción de las estrellas. como actualmente se insiste. LINDBERG. ahora también. por ejemplo. ya que su ciencia no era —para decirlo con terminología actual— una ciencia desacralizada. los trabajos pioneros de A. BOLZÁN no haya reunido todo es material en una referencia final o apéndice. "ut prosint invenibus studiosis" (proemio) . esfuerzo que nos ha permitido elaborar estas líneas.y de óptica geométrica especialmente. su tratado es eminentemente científico y muy completo dentro de su extensión.. edited with an introd. los precursores directos de la ciencia moderna . The University of Wisconsin Prese.. pues casi no hay tema fundamental de la óptica que allí no aparezca: física.. son otros tantos temas explicados allí. no son siempre discernibles las opiniones del autor y las citas de autores consultados. y así no se ha de ver en ellos. de anima. John Pecham es. 320 pp. a lo largo de la obra. AZUCENA ADELINA FRABOSCHI BOLETIN DE HISTORIA Y FILOSOFIA DE LAS CIENCIAS De la ya conocida colección Publications in Medieval Science. 1970. los espejos ustorios. de numeris. el arco iris. las Quaest. la importancia de Galileo. Maier) en los cuales se insiste. además. en la historia de la filosofía. Indudablemente bajo esta premisa apostólica escribió Pecham su opúsculo. acaban de llegar a nuestra redacción dos nuevos títulos: * Una nueva perspectiva sobre Pecham se logra con esta Perspectiva comi munis 1. E. Estimamos necesario decirlo puesto que tras siglos de haber exagerado. etc. Trac. science of optics: Perspectiva communis. anatomía y fisiología de la visión. cabe indicar que. y excepto aquella intención remota. reflexión y refracción de la luz. interés científico que también se hace presente en sus obras más ortodoxamente filosóficas como su Trac. además del texto bilingüe. de sphera. English transo.356 J.

) sed prin- cipaliores si alius tradidit mundum vidi". Agassi. Esta edición de Grant comprende: a) una amplia introducción. "The electric current in early nineteenth-century French. b) la edición propiamente dicha del De commensurabili- tate. abarcando el período que va desde el siglo XVIII en adelante e incluye el cono- cido anuario Chymia. pero que aún llega a relacionarse con temas aparentemente tan dispares cuales son la astrolo- gía y la resurrección. fundada primordialmente en las teorías (antiguas) del "retorno" y el Gran Año especialmente. "The genesis of the Bohr at0131" (p. 1969: J. Hirosige. XXIXV. 41) . .) . entre otras cosas. . M. J. English transl. XXII. Kuhn. c) el comentario a las tres partes del tratado (pp. Brush and C. con el cual continúan las Publica- tions mostrando su interés en este autor (cfr. with introd. T. * Historical Studies in the Physical Sciences es una nueva publicación anual que bajo la dirección de Russell McCormmach publica la Universidad de Pennsylvania desde 1969 3. Lorentz. 2 Nicole Oresme and the kinematics of circular motion: Tractatus de commensurabili- tate vel incommensurabilitate ~Murta celi. and the radio- meter" (p. Klein. que la historia de la ciencia sea fundamentalmente historia que no ciencia. J.. como puede observarse en este último caso en (i cómo podría ser en otro!) el sutil Scotus. de términos latinos en materia matemá- tica. F. M. d) dos apéndices: uno conteniendo los capítulos que hacen al tema del Quadripartitum de Johannes de Muris. Philadelphia. . "Wollaston and the atomic theory of Dalton" (p. V. 1969 ss. 291-314). ambas son de tipografía ejemplar. Sin embargo el material efectivo es muy poco y por ello bien puede decir Oresme en su prólogo que ha escrito su libro "in quo premisi quedara ex aliis libris mathematicis supponenda (. Este trabajo cinemático acerca del movimiento circular —tratado que como ya adelantara Grant en su edición de Ad pautas respicientes parece ser una revisión ampliada de éste— fundado en la conmensurabilidad o no de los movimientos. 1970: M. 37) . J. 219 y 1969. R. las palabras preliminares del editor son muy claras y en gran parte justificables. II. 172-323) . Vol. D. and commentary by EDWARD GRANT. 127) . T. Osborne Reynolds. "Orilins of Lorentz's theory of electrons and the concept of the electromagnetic field ' (p. "Sir John Herschel's philosophy of success" (p. C. En cuanto al contenido de estos dos primeros volúmenes. "The first phase of the Bohr-Einstein dialogue" (p. 105) . 327-357) . Y en punto al contenido y nivel que se pretende para estos volúmenes. F. bilingüe y copiosamente anotada en sus variantes (pp. W. y otro destacando el trabajo pionero de Pierre Duhem. University of Pennsylvania Press. McCormmach. introducción y comentarios de este Tractatus de Oresme 2. and the electron theory" (p. G. la simple enumeración de autores. y otro general. temas y páginas dará al lector clara idea de su valor: Vol. e) una selecta bibliografía e índices: de manuscritos. L. S. 212) . insistiendo. 1971. 211) . tiene una escasa si bien sostenida y curiosa historia. Klein. "Maxwell. astronómica y astrológica. que Grant resume muy eruditamente (cap. "Einstein. ed. Está dedicada a la historia de las ciencias físicas. Heilbron and T. "Gibbs on Clausius" (p. 3) . 1) . "Why was it Schródinger who developed de Broglie's ideas?" (pp. SAPIENTIA. 61) . Brown. 151) . 440 pp. 1967. 1.veritt. The University of Winconsin Press. durante y después de Oresme (170 pp. Goodman. Como de costumbre. historiando el problema antes. S. Forman. physics" (p. 1) . V. 3 RUSSELL MCCORMMACII (editor) . NOTAS Y COMENTARIOS 357 * A Edward Grant se debe esta edición con traducción inglesa. Ratean and P. Historical Studies in the Physical Sciences.

Recomendamos vivamente su lectura a filósofos y naturalistas. invertebrados menores. geo- logía y biología. pero estimamos que constituye un volumen de consulta obligada para quien se ocupe actualmente del problema del origen de la vida. * Esta Génesis de la biologías es. A. "Clausius and Maxwell's kinetic theory of gases" (p. Tecnos. de J. los temas de fosili- 4 A. de la primera que intenta la reunión de las tres ciencias: química. El tema biológico está representado hoy por tres obras: dos de carácter sis- temático y una de índole histórica. "Alfred Landé and the anomalous Zeeman effect. P. consiguientemente. vale la pena y de hecho la obra es ya clásica en la literatura mundial. Tecnos ha puesto. En todo ello surge constantemente el cui- dadoso observador junto al genio sistematizador. OPARIN. E. Elkana. Sviedrys. E. New York- Heidelberg-Berlin. ed. la biología comenzó con Aristó- teles". 825 pp. Esta obra está dedicada a los problemas de la geoquímica orgánica 6. Ortiz Oderigo. a fin de dilucidar el problema final del origen de la vida en la tierra. si lo hace. * Este tercer volumen que presentamos puede parecer un tanto extraño al lector. Y. 127) . en realidad. un tratamiento de la geoquímica orgánica hasta la inclusión de las rocas lunares. Y así en quince sucintos capítulos pasa Coonen revista a un gran número de llamativas observaciones llevadas a cabo por el Estagirita en el ámbito de la biología: taxonomía. cast. Garber. .358 J. "Helmholtz' Kraft: an illustra- tion of concepts in flux" (p. una breve pero notable expo- sición de la biología tal cual se puede hallar en las obras de Aristóteles. XV. 120) . etc. por lo que remitimos al lector al comentario citado. pues se trata de una obra eminentemente científica. 1969. COONEN. 1. R. versión cast. Golberg. y se trata en verdad. ed. Origen de la vida sobre la tierra. * Nuestros lectores ya conocen la obra de Oparin pues nos hemos ocupado de ella con ocasión de su versión inglesa (cfr. T. Forman. SAPIENTIA. tal cual se lo dice en el prólogo. y de la un tanto pueril sufi- ciencia con que Oparin despacha la temática filosófico-teológica. Madrid. P. deberá enfrentarla pertrechado debidamente con los conocimientos científicos necesarios. La génesis de la biología. 1919-1921" (p. 321-354) . Columba. Esta traducción castellana 4 corresponde a la misma edición rusa que la inglesa. que sólo constituyen una antología ligeramente comentada. W. G. L. EGLINTON and M. 89) . y de modo tal que la admira- ción más franca constituye el estado normal de quien va recorriendo aunque más no sea que estas páginas. anatomía comparada. pájaros. 299) . Daub. además de las ideas generales sobre el estado actual de los estudios. Buenos Aires. "Entropy and dissipation" (pp. 1960. porque según dice el autor: "Como ciencia organizada. un material valioso al alcance del lector. BOLZÁN S. Springer-Verlag. 1970. E. reiterando que más allá de la propaganda marxista que asoma ocasionalmente. "The rise of physical science at Victorian Cambridge" (p. Organic Geochemistry. de N. se hallará con cuidadosa exposición de métodos de análisis y crítica de los resultados obtenidos. lo que especí- ficamente constituye su aporte: la bioquímica. 1905-1911" (p. artrópodos. trad. "In defense of ether: the British response to Einstein's special theory of relativity. peces. 76 pp. 153) . MURPHY. Peral. J. repro- ducción. 1970. 365 pp. E. Sin embargo debe tenerse en cuenta que si el filósofo quiere sacar el mayor provecho de ella. 263) .

con la advertencia de que se trata de una obra de geometria y por consiguiente exige cierta preparación para encararla. VI) . Academic Press. Pauli. Minkowski y Einstein. al hablar del spin dice que "así se llegó a este movimiento en inglés". Herder. asi. castell.) . The evolution of geometrical ideas from Pythagoras to Hilbert and Einstein. de M. III) desde Euclides hasta Gauss.". Editorial Universitaria de Buenos Aires. Space through the ages. línea 6. completa cada capítulo una bibliografía selecta. completan esta insólita historia. 162. No sabemos si esta obra se convertirá en un "clásico". incluidos los biopolímeros y las resinas. tal cual lo indica el subtitulo. Najszatan. según manuscrito original de Goethe y bajo producción de "La 'fuerza de tareas' del Instituto de Física teó- rica de Copenhague". trad. NOTAS Y COMENTARIOS 359 zación y sedimentología. * Es necesario situar con claridad este estudio de Lanczos 8 pues su historia del espacio se refiere al espacio geométrico. el estudio sistemático de los isó- topos del carbono. 93 se ha interpretado mal el inglés y así cuando se dice "habrá que sustituir Ze2 por e2 . debe ser v2. 55) .. 1971. 9 FILIPPO SELVAGGI. el lector tendrá. ciertas erratas pueden dejar perplejo al lector y señalamos algunas a modo de advertencia: p.. en p. I) . de geomicrobiología. ¡vaya uno a saberlo con Gamowl—. hasta acabar con el petróleo y derivados orgánicos de las zeo- litas y materiales afines. Otros defectos son de traducción. en cuanto a contenido y profundidad. 8 CORNELIUS LANCZOS. la evolución de la geometría métrica (cap. Pero no todo acaba aquí: un "atómico" Fausto. La edición adolece de algunas fallas. IX) . 320 pp. Ehrenfest. de hidrocarburos y derivados. . la teoría einsteniana de la gravi- tación (cap. Mefistófeles: W. con una sorprendente lista de Dramatis personae (Fausto: P. II) . En fin. 71. nota 7 no se entiende tal cual está. 265 pp. debe leerse Em. las geometrías de Gauss y de Riemann (cap. etc. Riemann. p. V) . London-New York. Adoptando el desarrollo histórico- 7 GEORGE GAMOW. en p. VIII) y la geometría proyectiva (cap. desde sus comienzos primitivos (cap. * Del original George Gamow se nos ofrece su peculiar racconto de la historia de la física cuántica 7. En resumen. en un contexto pleno de calor humano y donde tanto aparece el dato científico explicado con notable claridad cuanto la anéc- dota oportuna —cierta o no. La historia de la teoría cuántica. hablar de una radiación que es "bien larga" (p. una clara y regocijante idea del desarrollo histórico-sistemático de la física cuántica. Con su reconocida capacidad científica y su infaltable humorismo lleva Gamow al lector como de la mano a través de las más abstrusas cuestiones de la nueva física. 1970. que su lectura es un verdadero placer. 61. Buenos Aires. pero sin apelar a un incierto futuro. Wagner: Chad- wick. el álgebra tensorial (cap. Pero la versión del Fausto nos parece feliz. ed. su culminación en Grecia (cap. 98. referirse a partículas que pasan sin "deflectarse" (p. y en p. los espacios abstractos (cap. VII) . Margarita: el neutrino. Barcelona. el dibujito suge- rente o la foto nostálgica. etc. espe- cialmente si no se es demasiado escrupuloso en el detalle histórico (cosa que por otra parte no pretende el autor) . 280 pp. etc. Todo lo cual hace que sea éste un volumen único actualmente. 1970. La estructura de la materia.. el presente ya nos es suficiente para recomendarla. el caso es inverso. IV) y el análisis tensorial (cap. una historia de las grandes ideas de la geometría. Treinta años que conmovieron la física. como quieren sus editores. primera fórmula. Selvaggi ha logrado una obra altamente señalable en tema tan tratado cual es el de la estructura de la materia 9. 25) . tal como utilizar repetidamente "asumir" por suponer. al cabo de su lectura. * El P.

la especulación se presenta en las constantes interpretaciones que hace Thackray extrapolando desde la física newtoniana a las ideas no sólo químicas sino aún a las implicaciones filosófico-teológicas y culturales en general. transl. en una nomenclatura que ya había hecho suya en su Cosmología. por ejemplo. 1971. La erudi- ción se hace notable a través de toda la obra pues el autor aparece manejando con soltura y propiedad una amplia y precisa bibliografía. by HENRY M. Tres obras de historia de la química nos llevarán ahora la atención. de la electricidad y de la energía. E. esto es: demostrar la influencia que sobre el desarrollo de la química han tenido las ideas newtonianas acerca de la materia. Cambridge (Mass. tras haber significado sin dudas un gran esfuerzo para su autor. 325 pp. De allí que esta obra. The historical background of Chemistry. precedida de una amplia introducción acerca de la vida y obra del científico ruso y donde Leicester muestra muy claramente la influencia de la filosofía leibniziana a través de Wolff. pasa revista al tema fundamentalmente desde el punto de vista de la: física moderna: atomicidad de la materia. en tanto estima que la mentalidad de los científicos de entonces (época del Iluminismo) eran más bien de filósofos de la naturaleza que de científicos puros. Y no podría ser de otro modo si se debe lograr el cuadro que Thackray se propone. 1970. with intr. la cual acaba con unas oportunas reflexiones acerca de la estructura del espacio y del tiempo.. estructura interna del átomo y del núcleo. New York. B0I2ÁN sistemático. y las partículas elementales. 11 Mikhail Vasil'evich Lomonosov on the Corpuscular Theory. pero con la cual no estamos de acuerdo pues la estructura hilemórfica es estructura física del ser material. .) . de modo tal que el lector podrá hallar en sus páginas desde las más primitivas prácticas "químicas" hasta las referencias correspondientes a las primeras décadas de nuestro siglo en temas de radioactividad y bioquímica.360 J.. Harvard University Press. y de las ideas corpuscularistas de Boyle y Newton en aquella obra. Harvard University Press. debida al mismo autor. An essay on Newtonian matter-theory and the development of chemistry. 290 pp. es ya una obra más claramente eru- dita 11: se trata de una traducción inglesa de los trabajos de Lomonosov (1711- 1765) —el "Padre de la química" para los rusos— sobre la teoría corpuscular de la materia. LEICFSTER. como se ve. * La primera es una breve pero tan completa como bien escrita historia de la química 10 pues Leicester ha sabido aunar en ella la amplitud de información con la sobriedad impuesta por los límites editoriales. La traducción está hecha sobre el texto ruso. 12 ARNOLD THACKRAY. el cual a su vez lo está sobre las versiones originales en su mayoría latinas y con las cuales Leicester ha cotejado su versión. * Y esta tercera 12 es también obra de amplia erudición no exenta de cierta dosis de especulación. Dover Publications.) . y una conclusión sobre la estructura física y metafísica de la materia. Existe versión castellana de la obra. consti- tuyen el meollo de la obra. insistiendo. Con razón dice Jolivet que los objetos de la filosofía natural no son metafísicos sino metaempíricos. LEICESTER. 280 pp. quien hallará tal vez mucho sobre lo cual disentir desde lo que podríamos denominar una posición "ortodoxa" en 10 HENRY M. resulte de indudable originalidad y merezca toda la atención del especialista. Cambridge (Mass. 1970. Atoms and powers. esta edición ha de ser muy bienvenida: hay mucho que admirar aún en Lomonosov. Por cuanto Lomonosov es autor sólo conocido casi en función de lo repetido por los manuales. * La segunda.

por ejemplo. J.1 NOTAS Y COMENTARIOS 361 la historia de la química. »armas. * Continuando con la historia de la luz citemos aquí la colección que nos ofrece Dover 14. De tal modo esta historia constituye en realidad un simple "relato". Pero el trata- miento no guarda relación con el programa ni con la personalidad científica del autor pues la obra se diluye ya desde sus comienzos en un desarrollo exce- sivamente superficial en su interpretación y aún erróneo en su exposición histó- rica. para acabar con uno titulado: "¿Qué es la luz?". 645 pp. llar- vard University Press. tralla.. pero sin mayor valor científico. 288 pp. * Finalmente. WOLF.. en el idioma y las condiciones tipográficas originales. según titula el capítulo correspondiente.) . una historia de la óptica". The nature of light. La colección es importante. . demostrando en todo momento que el autor ignora. New York. 14 Selected Papers on coherence and fluctuations of light. 1970. BOLZÁN 13 VASCO RONCHI. apareciendo a gran formato. Dover PublicatiQns. An historical survey. edited by L. 450 pp. hay en ella mucho dicho. en realidad. Vol. 1970. de artículos publicados desde 1850 a 1966 acerca del tema de la coherencia y fluctuaciones de la luz. MANDIL'. vol. and E. y dando la clara impresión que la mayoría de sus conocimientos provienen de obras de 'segunda o tercera mano. pero sin dudas también mucho que admitar tanto con respecto a soluciones cuanto a aperturas motivantes de un nuevo encare de aquella misma historia. by V. E. una historia de la luz o. mejor según el contenido real de la obra. Cambridge (Mass. mucho de cuanto se sabe hoy en punto a la ciencia medieval. sin prácticamente ninguna cita que avale lo aseverado. II: 1961-1966. I: 1850-1960. El programa es vasto y en siete capítulos pasa revista Ronchi a los conocimientos ópticos desde la antigüedad greco-romana y hasta el actual "Triunfo de la teoría ondulatoria".

P. Bar- celona. Palazzo. desarrollo económico. Cuadernos de la Revista de Humanidades. J. Acquaviva. A Ardigo. 1971. T. 1548 pp. Ed. A. P. 39) los cambios de la juventud y el comportamiento desviado. 31 pp. Gallino. dar a conocer al lector el elenco de autores: F. de los fenómenos políticos y económicos. del trabajo. F. en . orga- nización y trabajo. de Rita. A. La apercepción trascendental kantiana. Capecchi. Universidad Nacional de Córdoba. le per- miten concluir que de la complejidad del "yo pienso" de la apercepción tras- cendental sólo se puede deducir que ella es una instancia problemática. de la familia. Baglioni. A. L. las clases sociales y élites políticas. Martin. ROSAMARÍA ZOCCHI SARA CAMERON. V. En este breve trabajo la autora analiza tres interpretaciones sobre la apercepción trascendental: la de G. Payan. La obra constituye un claro empeño y acabado esfuerzo de parte de los dichos sociólogos por estar a la altura de las exigencias contemporáneas con respecto al tema. Estos análisis que la autora acepta en parte y en parte corrige. G. etc. Tentori y C. Bruggi. Sin entrar ahora al análisis pormenorizado de tan abundante material.. Herder. a cargo de diversos especialistas. a la cual siguen oportunas informaciones históricas. Estamos en presencia de un actualizado tratado de sociología. 1970. Ferrarotti. Cuestiones de sociología. C. Izzo. B. Marletti. Demarchi. para dar una idea más acabada de la importancia de la obra. La segunda parte se ocupa con mayor profundidad de ciertos temas par- ticulares. asi como una cuidadosa exposición sistemática. S. Alberoni. La obra se divide en dos partes: la primera parte se refiere a los temas ya tradicionales en estas cuestiones: sociología del conoci- miento. la de Vleeschauwer y la de H. de la religión. Benvenuti. BIBLIOGRAFIA FRANCESCO ALBERONI y colab. 49) métodos de investigación y de medición. Detragiache. Cada tema aparece precedido de una introducción. Barbano. Paton. de la educación. agrupados bajo cuatro divisiones: 19) la estratificación social. del derecho. bastará. 29) planificación. F. Tufari. F. G.

A parejo nivel pode- mos situar la de la apercepción trascendental. dejando aparte las con- sideraciones religiosas. lo es más aún si se intenta inte- grar a estas demostraciones los datos que las ciencias han aportado reciente- mente en diferentes aspectos vinculados al problema: biológicos. Herder. versión castellana de José Pombo. inclusive sería tal vez un esfuerzo inútil. donde su primera cuestión es si aún tiene sentido hablar e interesarse por una demostración de la existencia de Dios. mostrando las más claras y patentes insuficiencias de las explicaciones científicas. Barcelona. la cosmológica y la metafísica. Intentar una exposición lo más completa posible de las pruebas filosóficas de la existencia de Dios es ya una tarea ardua. pero tal vez demasiado recargada. trabajo que aún está por realizarse. psíquicos. En suma. para muchas almas es una verdadera prueba. Eso ya se había dicho antes. para la gente común la prueba moral suele tener más eficacia que cualquier de las otras porque está más cerca de su sentir y de su modo de entender la realidad. La obra se desarrolla en diferentes niveles que concurren a la síntesis última. JAVAUX. La preocu- pación de Javaux. 445 pp. El libro se mantiene en una perspectiva puramente filosófica. que aún tiene sentido plantearse el problema de la existencia de Dios y de intentar una demostración racional de la misma. BIBLIOGRAFÍA 363 tanto el pensamiento crítico es limitativo del ámbito cognoscitivo. ¿Dios demostrable?. no es la única. y desde este punto de vista. Las tres grandes pruebas que presenta son la moral. Javaex participa de la idea de que las tres pruebas tienen su punto fuerte y el lado débil. La exposición de Sara Cameron tiene el mérito de llamar la atención sobre un aspecto de la Crítica de la Razón Pura que sólo puede ser explicado —si no resuelto— en la línea de una integración con la consideración de las otras dos Críticas. Pero el autor entiende que cada ser alcanza a Dios según como él mismo es. habida cuenta de la numerosa y muy particularizada bibliografía existente. parte en el primer acápite titulado "¿Vale la pena?". sólo al final o marginalmente y no dogmáticamente. Es particularmente interesante la revalorización de la prueba moral. por otra parte las referencias a la ciencia no son un fin en sí mismas sino un medio de demostrar la necesidad de una reflexión filosófica ulterior. se hace referencia a la revelación. ha sido explicar para los creyentes y los que no lo son. Es lógico que no sea posible pasar revista a todo lo que se ha escrito al respecto. en ese orden. pero la certeza que engen- . no es una simple añadidura persua- siva. LÉRTMA MENDOZA J. En este ámbito se plantean instancias no resueltas. inspirado sin duda en Marechal. un poco descuidada a favor de las otras dos que parecen más seguras y concluyentes. llega a un "Dios frío" un poco difícil de entender para aquellos que no están habituados a la reflexión filosófica. 1971. Es claro que sin esa previa justificación las 400 páginas restantes carecerían de sentido. la de la cosa en sí. físico-químicos. etc. Es cierto que la prueba metafísica es filosófi- camente más sólida. CELINA A. El Dios de los filósofos no es el mismo que el Dios de los creyentes. La actua- lidad del libro tal vez se exprese mejor que en ninguna otra . aunque haya interesado más a los intérpretes de Kant.

Para algunos esto puede ser y es suficiente. la psicología. Sin embargo hechamos de menos algún desarrollo más extenso. Barcelona.la certeza metafísica sino la certeza moral. el derecho. He aquí el esquema de su prueba: el Existente es aquel que debe poseer en actualidad perfecta todo lo que yo poseo con mezcla de potencialidad. Los grandes temas que preocupan a la doctrina social de la Iglesia van desfilando dentro de este esquema: función del poder. es decir: "será necesario que el análisis del pensamiento que constituye a todo objeto finito como objeto pensado. desde un punto de vista interno: la organización del Estado. Her- dex. La prueba cosmológica.364 BIBLIOGRAFIA dra no es —ni podría serlo-. cuantas ramas del saber humano se han interesado por este fenómeno. 1971. La Introducción nos informa que el propósito del autor es brindarnos una teología de lo político. lo presente. De lo cual deduce que en esta prueba está implícito y necesariamente la noción de creación. Es sin duda sumamente interesante este modo de presentar la prueba metafísica. TARTORA MENDOZA RENE COSTE. lo cual se hace particularmente patente en las dos presentaciones de la premisa mayor: como condición subjetiva de la existencia del pensamiento de un objeto y como relación de la conciencia al ser infinito. concluye que no hay razón válida para negar ninguna de las consideraciones cosmológicas que llevan a la existencia de Dios. El último capítulo se dedica a los complementos y conclusiones. será fácil concluir que el principio empírico de causalidad no es sino una derivación de aquel y por tanto concluimos claramente en la supremacía de lo metafísico. como objeto creado" (p. versión de Enrique Molina. en fin. y desde el punto de vista de sus relaciones reciprocas: comunidad internacional. pero a través del aporte de la ciencia política. en particular los seres vivos. pues habiéndolo demostrado. Nuevamente apreciamos la influencia de Marechal. Creemos que esta parte es la más endeble del libro. política . la filosofía. precisamente de cada una de las premisas del argumento. Las comunidades políticas. La primera parte es un análisis filosóficoteológico sobre la esencia y finalidad del fenómeno político y de las normas éticas que regulan los juicios prácticos políticos. Lo más arduo es la presentación y justificación del principio trascendente de causalidad. que abunda por lo demás en aciertos y fun- damentadas deducciones. 383 pp. Las dos últimas partes se refieren a las comunidades políticas. 284) . La influencia de Maréchal no es sólo implícita sino reconocida a través de la transcripción de largos trozos de correspondencia privada. es preciso concluir la existencia de una mente ordenadora. que intenta una reformulación más esquemática de las tradicionalmente llamadas así y a la vez rescatar lo que tenga de aceptable el antiguo y desprestigiado argumento ontológico. El esquema de esta prueba parece bastante semejante a la fisicoteleológica de Kant: todos los seres se atienen a leyes universales. contra Kant. Otro tanto podemos decir de la prueba metafísica. y dos apéndices cierran esta obra que aconsejamos leer con cui- dado y detención pues lo merece. Mi pensamiento no se capta a sí mismo ni a los demás seres sino en la luz de ese existente infinito. a la que dedica una amplia introducción que nos indica su perfecto conocimiento del estado actual de las ciencias.. la socio- logía. con absoluta necesidad. CELINA A.

y que puede serles de mucho provecho. El núcleo lo constituye la distinción —propuesta ya anteriormente en otros trabajos— entre pensamiento expresivo y pensamiento revelador. el Estado y las comunidades religiosas. las interpretaciones dadas históricamente sobre el ser son también reveladoras: sólo hay interpretación de una verdad y acerca de la verdad no puede haber más que interpretaciones. y las peculiaridades —incluso en el ámbito ético— de cada uno. pero la sencillez y claridad del autor permite también su lectura al hombre de cultura media. . grupos intermedios. el problema del tercer mundo. Con este titulo recoge el autor trabajos de los últimos años cuyo tema co- mún es repensar el problema del ser y la verdad. y su multiplicidad no compromete la unidad de la obra. La relación entre la verdad y sus formulaciones es ejemplificada con otro caso de relación interpre- tativa: la ejecución musical. Biblioteca di Filosofía. 260 pp. identificación con la misma. la paz mundial. 39) conjunción de los dos puntos de vista. Pensamos que precisamente a esta categoría de hombres está destinada la obra. el subdesa- rrollo. CELINA A. que en cuanto ciudadano tiene a su vez obligación de informarse ade- cuadamente sobre estos temas. pero valorándolos según las directivas del magis- terio eclesiástico. 1971. Milano. pero sólo desde una perspectiva y por lo tanto no la revela en su totalidad. éste introduce la novedad del planteo dualista del fenómeno político: el fenómeno político interno y el internacional. LÉRTORA MENDOZA LUIGI PAREYSON. La metodología que subyace en toda la obra puede resumirse en los tres puntos siguientes: 19) consideración del fenómeno político dual como realidad humana con consistencia propia (justi- ficación de la independencia con que todos los hombres —creyentes o no— pueden operar en este ámbito) . B113110GRAPiA 365 económica y social. Mursia. Los elementos que aporta a la solución de cada uno son de tipo sociológico-jurídico. en ambos casos la interpretación es reveladora y sin embargo plural. para obtener soluciones concretas y factibles (punto de vista del político cristiano) . que no es inerte sino que vive en la misma interpretación. Veritá e interpretazione. Por eso la interpretación debe ser plural ya que la misma verdad es poseida y revelada en muchas personas sin comprometer su unicidad. Esta distinción le permite explicar el problema de la verdad en sus rela- ciones con la historia (Primera Parte del libro) mostrando la falsedad del historicismo y del relativismo. Esto lo lleva a rechazar la formulación del concepto de verdad como relación entre sujeto y objeto. El pensamiento revelador es el que deriva su fuerza de la consideración de la verdad misma y es por naturaleza unificador. Con respecto a las obras más antiguas que abordaron el problema político social. fluctuante siempre entre los extremos del irracionalismo y el racionalismo dernistificante de la realidad. la interpretación no es una relación entre forma y contenido o entre sujeto y objeto sino posesión personal de la verdad. derechos y deberes del ciudadano. El juego dialéctico entre ambos es toda la historia de la filosofía. siendo el primero el producto histórico que manifiesta una verdad. 29) para el teólogo se trata además de descubrir el punto de vista o plan de Dios con respecto a la política.

sofisma que en realidad encubre el someti- miento de la conducción práctica a ideologías prefijadas. y basada en su primer distingo entre pensmiento expresivo y pensamiento revelador. es otra falsa conceptualización. de la ideología entendida como una conciencia falsa en cuanto arbitra- riamente construida. La eficacia práctica proviene de la misma eficacia racional de la filosofía. la técnica y la política. destacándose especialmente por sus obras de carácter jurídico y social. apertura a lo que es ella misma. serán siempre necesariamente ideologías. que cierra el libro. que debe sostenerse con mistificaciones. Sólo la filosofía auténtica —no la ideología disfrazada— puede superar los errores a que conducen las ideologías. encontramos una caracterización interesante y que nos parece válida. 200 pp. Buenos Aires. El acápite Citazioni e Riferirnenti. CELINA A. a los destinos de la humanidad. Se nos advierte que la misma historia no podrá poner remedio a la lucha de las ideologías entre sí. LÉRTORA MENDOZA SERGIO COTTA. pero no realiza por sí la elección de los criterios prácticos a seguir. Para ello trata de alejarse de las posiciones unilaterales que. al denunciar o exaltar la tec- nología. son expresión del mal intelectual. ya que carece del apoyo de la verdad. indubitables y pétreas porque están fuera de crítica. mostrando la necesidad del análisis filosófico frente a los intentos de suplantarla que provienen tanto del campo de la ciencia como de la religión: sólo un pensamiento filosófico auténtico garantiza la independen- cia de estas tres dimensiones. se colocan en una perspectiva pardal incapaz de hacer un diagnóstico integral y efectivo de la misma. El desafío tecnológico. En el libro que presentamos se propone comprender la situación de nues- tro tiempo en su aspecto decisivo: la transformación tecnológica. La filosofía en cuanto análisis racional provee de elementos para la dirección de la práctica. sin el control del pensamiento filosófico. 1970. Por otra parte el arte. la praxis propuesta por las ideologías como un fin en sí y contrapuesta a la teoría. La segunda parte del libro contiene los trabajos en que el autor se ha ocupado de las relaciones de oposición e incompatibilidad entre filosofía e ideología. es una de las figuras relevantes del pensamiento contemporáneo. Por eso no hay filosofías con color político. Editorial Universi- taria de Buenos Aires. . habiendo elaborado una interpretación más amplia que la aquí presentada. Sergio Cotta. de la interpretación de la verdad. Aunque algunos de los temas ya tratados en la primera parte se repiten aquí. En la tercera parte nos expresa su pensamiento sobre las relaciones entre verdad y filosofía. Además es falso sostener la subordi- nación de la política a la filosofía. un disfraz filosófico insostenible. es decir. nos informa que el autor se ha ocupado repetidas veces de estos problemas del pensamiento filosófico en la actualidad. degeneran y su tornan inútiles. creación arbitraria del hombre para servir a determinados fines. cuando no nocivos. las actividades prácticas. actual catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Roma.366 BIBLIOGRAFÍA Frente a esta posesión de la verdad. la ideología es una forma pragmática de verdad. ni es posible concebir que alguna de ellas sea neutra o positiva: todas son negativas por esencia.

Alianza Editorial. la primacía del hacer sobre el ser y de lo construido sobre lo dado. la del significado y la referencia es la que más interesa al autor. la aceleración del ritmo temporal. cada una de las cuales contiene. Esta energía tecnológica origina un peculiar "modo existencial" que le permite llamar a nuestra época "edad tecnológica". que en esta época adquiere un acentuado carácter dinámico. Era natural. ofreciendo así el testimonio de su verdad a todos aquellos que. Entre estas cuestiones. Y la justificación de esta intervención que nos ocupa es la res- puesta a la pregunta: ¿Qué puede decir un filósofo sobre el lenguaje. por la acción están trastornados. técnica y producción. sumergidos en la acción. 223 pp. . La obra consta de tres partes. Pero el autor no se limita a des- cribir los hechos. ha seguido paso a paso y siempre con oportunas intervenciones. Madrid. El libro resultará de gran interés para cuantos deseen comprender los aspectos 'fundamentales del mundo en que actualmente vivimos. El hacer humano supone la existencia de un pensamiento revelarte que de significación al hacer mismo. indicando como notas principales: el desarrollo continuo. que engendra. el desarrollo del pensamiento con- temporáneo. Señala luego los aspectos positivos y negativos de esta situación y ter- mina con una "respuesta al desafio". situaciones angustiosas y espe- ranzadas. al mismo tiempo. creativo y dominador. al jurista actual le compete una importante misión que consiste en coordinar el derecho espontáneo con el legal. pues que el tema no estuviera ausente en una publicación de quien. sino que trata de buscar su razón de ser. Las cuestiones lingüísticas despiertan cada vez mayor interés entre los estudiosos de la filosofía. Por debajo de las profundas transformaciones de nuestro tiempo late una aspiración radical del hombre: el ser-para-la-vida. S. Según el autor. aunque termina disculpándose por no haberla tratado con toda la amplitud que hubiera sido necesaria. Indagaciones sobre el lenguaje.A 367 Su descripción objetiva destaca la profunda ambivalencia de la sociedad tecnológica. de los bene- ficios que podemos esperar de él y de los peligros contra los cuales debemos prevenimos. En la primera señala el hecho actual de la "transformación" y la caracte- riza como una interacción objetiva entre ciencia. La tercera y última parte lleva por título "Derecho y libertad en la pers- pectiva tecnológica" y tiene por objeto aclarar la labor del jurista en la sociedad tecnológica. BIBLIOGRAFf. a su vez. CARMEN VALDERREY JOSE FERRATER MORA. para discernir luego las perspectivas huma- nas de riesgo y de esperanza contenidas en este tiempo. como Ferrater Mora. destacando que la posibilidad del desarro- llo tecnológico exige ir más allá de la ciencia. tres capítulos. asegurar las instituciones en decadencia y proyectar instituciones para el porvenir. En resumen. En la segunda parte hace una caracterización del universo tecnológico. de tal modo que sea algo no dicho antes por las diferentes ciencias que se ocupan de él? Y el libro nos demuestra que se pueden decir muchas cosas. Cotta intenta en esta obra hacer una profunda penetración en los fundamentos de la existencia. 1970.

.

.

con grave daño para las con- ciencias que los teólogos informan y dirigen. También señala el peligro de deslizarse insensiblemente por la pendiente antropológica y olvidar que en defi- nitiva el objeto de la teología es. como que la Iglesia lo utilizó durante siglos. pero sí como sistematización que en cuanto tal es accesoria y determinada por un lenguaje y una conceptualización que hoy es insuficiente para expresar nuevos matices. Pero a su vez los demasiado ardientes partidarios de la teología nueva reciben un severo toque de atención. Advierte con vehemencia a los que en un afán de novedades aceptan sin criterio científico cuanta originalidad encuentran al paso. que es completamente errado aferrarse a un modo teológico que fue fecundo en su tiempo. con la evi- dente intención de que sobre esos primeros pasos se continúe la búsqueda y el posible entendimiento entre diversos credos. No se trata de mantenerse en las expresiones materiales del sistema tomista. Congar deben ser cuidadosamente meditadas por algunos impugnadores de las nuevas orientaciones. tratando más bien de hacer comprender a unos y otros el verdadero alcance y significación de esta realidad. la de la Iglesia en el mundo. que construyó edificios de indudable valor. ha dado paso a una teología que retoma las fuentes bíblicas con todo el aporte paralelo del progreso científico. pero no intocables. Por eso si bien el centro de la Teología es Dios. Pretender prescindir del pasado es tan ciego como no querer ver el futuro. y nece- . sino y sobre todo en su espí- ritu: constante búsqueda de la verdad con el auxilio de todos los elementos con que se cuenten en cada momento histórico. fundada en un método puramente escolástico. Rechazar esto es rechazar el mismo magisterio de la Iglesia hoy. la ausencia de definiciones demasiado pulidas y recortadas. En suma. pero que hoy ella misma ha abandonado para iniciar otras vías. apresurarse demasiado es tan malo como no andar. El autor se mantiene en los límites de la objetividad. la actitud apologética que la carac- terizó sobre todo en el siglo pasado. Dios y el hombre en cuanto es salvado por El. a los impugnadores del nuevo modo de teologizar (basados en su mayor parte en el temor de que se desvirtúe la seguridad de la doctrina ya consagrada y de las fórmulas seculares) les indica que hay un hecho real y es que la "teología deductiva". Así. lo que Dios dice de Sí mismo está condi- cionado a lo que dice con vistas a la redención del hombre. no lo es en cuanto a su actividad ad infra. Y en segundo lugar. sin juzgar ni a partidarios ni detractores. sino en cuanto a su relación con el hombre. indica que la teología debe entenderse como un mensaje de Dios orientado "económicamente": Dios se revela en un contexto de relación con el hombre en vistas a su salvación. Pero también sobre eso es legítimo. la supresión de formulaciones dogmáticas y de ana- temas. que por tanto está abierta a un diálogo con todas las culturas y por ende ha abandonado naturalmente y sin presión. que consideramos sumamente importantes: no se trata de des- plazar al tomismo como espíritu. que intenta comprender una realidad. fijando su propia posición con mucha claridad. y es aun rechazar la responsabilidad de todo católico de ser un testigo de Cristo en el tiempo en que vive y en la sociedad en que está. Ese es precisamente el dato bíblico que la teología nueva ha rescatado. pero no el hombre sin Dios. A los que temen por la suerte de la doctrina de Santo Tomás les hace notar dos cosas.370 BIBUOGRAFIA ella misma no siempre seria y fundada. Señala como claros indicios la casi total ausencia de terminología escolástica en los escritos del Concilio (lo que no quiere decir que queden fuera las elaboraciones tomistas en lo que tienen de más profundo y perdurable) . La apertura a lo nuevo jamás puede ser negación de lo anterior. Desde este punto de vista creemos que las afirmaciones de Y.

se "da cuenta de sí mismo". y en esta especie de consenso universal encuentra un elemento más que avale la tesis.las siguientes características: es uno. aunque _ filosóficamente se niegue o se interprete de otro modo. CELINA A. El yo onto- lógico.persona es para la sociedad". pero también por qué la implicá. LÉRTORA MENDOZA ISMAEL QUILES. en la práctica . Persona y sociedad hoy. Colección Ensayos. la sociedad es para la persona. síntesis _intere- snte y original en muchas facetas. CELINA A. digámoslo así. Buenos Aires. real y limitado. Bien. Particularmente interesante nos pareció el primero de los citados. "Sobre el buen uso del `Denzinger' " y "Lenguaje de los espirituales y lenguaje de los teólogos" son de índole más especializada. En estos trabajos la eru- dición demostrada por el autor nos indica que no sólo se trata de un pensador medido y coherente. Debe hacerse a través de una doble distinción: del yo psicológico y el yo metafísico por una parte. Relativamente hablando. y es limitado. En la segunda plática se inserta este tema de la persona con el de la -Sociedad. mientras que en la tercera se trata concretamente del problema de la persona y la sociedad eh el mundo de hoy.la Iglesia. 76 pp.todos obramos. No hay nada especialmente nuevo aqUí. pero no resultan ininteligibles para el lector común. 1970. El tema central es el de la persona. Así es que puede ponerse _frente al Absoluto. concluye que "Absolutamente hablando. Las dos conferencias anteriores han tocado el tema en abstracto. la tesis del autor es que en el fondo. Los tres últimos ensayos: "Cristo en la economía salvífica y en nuestros tratados dogmáticos". Quiles en junio de 1969 en la Universidad del Salvador. EUDEBA ha publicado en este tomo el texto de tres conferencias pronun- ciadas por el R. que es "mi no-yo". o "centro interior" que nos llevará directamente a la noción de persona tiene. uno de los más gratos para el autor.sonal: por ello la titula "Qué es la persona". preguntándose ahora qué es eso a lo que llamamos sociedad. sino que se retoma la línea tradicional de la Doctrina Sodal de. es claro por qué la _sociedad no es _ persona. -La primera de las pláticas trata de buscar el constitutivo esencial del ser per- . y en qué medida . tiene Identidad histórica y libertad. y sobre el que ha indagado especialmente en los análisis de su filosofía in-sistendal. BIBLIOGRAFÍA 371 sario proceder científicamente conforme a un método estricto y no diluirse en especulaciones vagas. `pero enmarcándola en la temática filosófica propia del autor. Editorial Uni- versitaria de Buenos Aires. donde se hace un balance muy correcto de las posibilidades que ofrece a la teología especulativa la consideración de Dios y de Cristo en un contexto de economía salvífica. sino también de un especialista cuya palabra no puede dejar de tenerse en cuenta. la . Respecto a las relaciones entre esta unión moral de personas que es la sociedad.esa relación responde a los principios teóricos enunciados. y del yo ilusorio y el yo real (distinción inspirada en la filosofía oriental) .P. y la persona individual. LÉRTORA MENDOZA . Partiendo de que la raíz última de la persona es la insistencia (el centro interior) . pensamos (e incluso filosofamos) como si nuestro yo fuera individual.

Bs. Universitaria y el Obispado de San Roberto Grosseteste. • traducción y comentario rante el mes de noviembre. Ocho Libros de ¿a "Física" de Aristó- teles". ración con el Instituto de Extensión 1971. Bolzán y Celina Lértora ALEMANIA Mendoza. As. sitaria. E.. E. 1971. E. Mandrioni. y una beca Alegría. 1972-73. del Dr. Alberto Moreno y Lic. a car- sobre la Filosofía Natural en Oxford go del Dr. Bs. —En el período lectivo de 1972 se —La Lic. J. Afra en los siglos XIII y XIV. Biblioteca Cultural. Bruno Fantoni. de ~ha. Bolzán. —El 2 de diciembre de 1971 ha fa —Además ha aparecido una selee llecido en Roma la historiadora de la ción del libro El tiempo de las cosas filosofía Anneliese Maier. Editorial Guadalupe. Celina A. 1972. Emilio Komar. Hombre y centes del Obispado de San Isidro. As. Mandrioni. Colección "El hombre en el cargo del Dr. han desarrollado los siguientes cursos doza ha recibido un subsidio del Con. Toulouse. Suma de los Isidro. traducción y no- tas de J. Había estu- y el hombre. De nuestra Facultad pp. Curso sobre la metafísica hegeliana. para profesores (del 19 de abril de perfeccionamiento a desarrollar en al 15 de agosto) . aparecido los siguientes libros de pro- fesores de la Casa: Curso de Parapsicología. Colección "Los Fundamenta- les". Azucena Fraboschi con. en colabo- tiempo". 141-166.. As.' Bolzán. Derisi. bajo la dirección del Dr. Lértora Men. 1972. en colaboración Octavio N. EUDEBA. a cargo del Prof. Dr. zado por el Centro de Estudiantes. J. organi- —La Prof. al Tratado De Mixtione de Alejandro Curso de Filosofía Contemporánea. Co- tinúa con su trabajo de fijación de menzó el 3 de octubre continuando du- texto griego. Bs.. Bolzán en el diado las concepciones físicas de la es- Volumen Antológico Le tenaps et la colástica tardía y cómo esta filosofía . CRONICA ARGENTINA mort dans la philosophie contemporai- ne d'Amérique latine. a poesía. J. La Iglesia y el con el Instituto de Extensión Univer- Orden Temporal. Héctor D. bajo la dirección del a cargo del Dr. Curso de Educación Sexual. a cargo del Dr. EUDEBA. Julio Maffia. especiales: sejo Nacional de Investigaciones Cientí- ficas y Técnicas para continuar estudios Curso de Lógica Matemática. en colaboración con el Instituto de Ex- —En el transcurso de este año han tensión Universitaria. para do- Réctor D. Texto latino.

más tarde ocupó las Filosofía de la Historia. Historia de la Filosofía y Luis de Bruselas. etc un Comité internacional para el XV . bre de 1974. Fue autor de numerosas el año 1974: Un estudio sobre los flo- obras. Popper. —En abril de 1974 se celebrará el Esta misma institución comunica IV Congreso Internacional Kantiano también algunos de los temas para el en Mainz. francés e inglés. La Filosofía Moral de Santo Tomás —La Federación Internacional de ante el pensamiento cotempordneo.B. Cuenta ghendes Mittelalter. Los manuscritos pueden en. IV Con. Etica. en. Nació en Bruselas en 1891. Entró en 1913 en seis sesiones pienarias: Cultura y al Seminario León XIII e hizo el doc. también temas especiales: Filosofía so- fue porfesor de Filosofía Moral y de cial y legal. traducidas al castellano: Teoría del co. El monto del pre- MAINZ. Arte y comunicación. portugués. Blondel y sus escritos inéditos. BELGICA BRASIL 16 de julio. existencia. y el término para el tema general será: **Filosofía y ciencia envío de los trabajos ha sido fijado pasa en los siglos XVII y XVIII". idiomas oficiales del congreso serán: teriormente en la Universidad de Lo. y numerosos tra. el 31 de octubre de 1973. Habrá torado en filosofía. Los losoffa y Letras de ese Instituto y pos. Entre sus alzas encontramos: Lecriones de Derecho Natural. Se tratarán dos ternas generales y bachiller en filosofía. Metodología de. Una vez ordenado. Alemania. Monseñor VIII Congreso Interamericano de Filo- iseques Leclem. El monto del premio de 1972 un congreso internacional cuyo es de 30. La las Sociedades de Filosofía ha elegido ~fianza de la Moral Cristiana. sofla de la Universidad Católica de tre sus obras podemos ~orlar: vaina se ha creado un Centre dbArchi- Studien zur Naturphilosophie der ves Maurice Blondei bajo la dixección Spitscholastik (en 5 volúmenes) . ordenado sacerdote mis Real de Bélgica ha prepuesto los en 1914. vestigaciones sobre la biología de Aris- greso Internacional Kantiano. fue profesor en la Universidad siguientes temas para su premio para de Colonia. etc.000 F. epistemología de K. El plazo para el mio es el mismo y el término 'para el envío de publicaciones vence el 31 de envío de los trabajos es el 3/ de octu- marzo de 1973. Un estu- —La Leibniz-Gesellschaft ha organi. —El 2 de setiembre de 1971 murió —La Glasse des Lettres et des Scien- johannes Hessen. Aus. Claude Troisfontaines. premio anual para 1975. dio sobre la filosofía de la Historia zado desde el 17 hasta el 22 de julio en Colingwood. Las BULGARIA grandes lineas de la Filosofía Moral. Estos son: In- viarse a: Prof. En 1911 fue doctor en Derecho sofía. D 65 inglés del siglo XIX.) . del P. Un estudio sobre el estatuto lógico de nocimiento. muchas de las cuales han sido rilegios filosóficos de la Edad Media. las ciencias. mismas as en la Facultad de FI. —En el Instituto Superior de Fi». de 1971 falleció en —Tendrá lugar en Brasilia desde el 16 hasta el 21 de octubre de 1972 el Beaufays. Metafísica y Filosofía de Derecho Natural en el Instituto San la Religión. 373 abrió el camino a la ciencia moderna. con la biblioteca personal de Maurice bajos en revistas especializadas. Tratado de filosofía (3 la proposición.. tóteles. Gerhard Funke. Un estudio sobre la vol. cerca de Lieja. Un estudio sobre el utilitarismo phisches Sembrar der Universitát. Miembro de numerosas entidades. Filoso. na. Nació en Lobberich ces Morales a Politiques de la Acade. (Renania) en 1889. español. Lógica e información.

Allen Pasch. rigirse: M. como Windelband. Patroio- so. —El Centro de Documentación Fi- Coloquio: La filosofía en el seno de la losófica ha publicado dos volúmenes: revolución científica y técnica. 11 Sesión plenaria: Alocución de estudio ele los Padres de la Iglesia. El porvenir de la filosofía. Los problemas del determinismo. 2do. Metafísica contemporánea. V. 2. tre sus obras mencionaremos.versidad de Berlín y de Heidelberg. ante la revolución científica y técnica: inició la colección Bibliothéque Augus 2.al mejor texto con- técnica. y fue ordenado en 1912. moral y 'la cultura. Simmel y sobre todo Max . de estudiar en ella frecuentó la Uni- V. rican Philosophical Association. Filosofía de' la educación. Había nacido III. Informes: Ana Teresa Tymieniecka. IV. La filosofía y el estudio de las religiones. Maryland Grupos de investigación: 20742. ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA ler. La investigación histórica con.kantismo y con hegeliano-marxistas gía. —La Fundación Matchette otorgará VI. 2. Washington. —La International and Phenotneno- II. I. —El 5 de junio de 1971 murió en Budapest Gyórgy Lukács. 4330 Yuma Street.C. En- apertura por el Presidente del Congre. y en 1940: L'Année. Coloquio: La razón y la acdón de la transformación del mundo. la lógica y la praxis.W. 117 Lehigh Road. Se dedicó al. Había nacido en Fran- cia en 1884. Jas- 'VII. Lask. sagrado a la obra de Roman Ingarden. —Se ha propuesto a las Naciones ProOlermitica: Unidas designar el año 1978 como el Año Mundial de la Filosofía. Durante sus estudios entró en contacto con las figuras más importantes del neo- VI. Estados Uni- hombre y la libertad personal. 21 Sesión plenaria: La humanidad gía e Historia de la teología (3 vol. Responsabilidad y creatividad un premio bienal de 1. La sociedad y sus normas.000 dólares a un artística. ItUNGRIA II. la técnica de los agustinos de la Asunción en 1902 V" el hombre. El lenguaje. el hombre. El humanismo y la revolución logical Research Society ofrece un pre- mio de 300 dólares . Esencia y existencia del hómbre. 3er. III. —E1 23 de octubre dé 1971 murió ma será el siguiente: Fulbert Cayré. Co. Ame- VIII.S. Lingüística y Antropología. Rickert.) .314: CRÓNICA- ingreso Mundial de Filosofía que se FRANCIA realizará en Varna desde el 17 hasta el «22 de setiembre de 1973. en la misma ciudad en 1885. Korsch. temporánea en filosofía. pers. 31 Sesión plenaria: Sesión de clausura y discuso del Presidente sa- liente de la F. y después IV. Aspectos filosóficos de la psicolo.. College Park. of Philosophy (1972-1973).a) La filosofía y la ciencia. I.b) La tinienne en 1933.c) La técnica y Théologique.I. Secretary General. Lógica y metodología de las cien- cias. Estados Unidos de América.P. Entró en la congregacióii Tema general: La ciencia. Secretary. trabajo del dominio de la filosofía. D. El progra. dos de Norteamérica. el N.. El hombre: logos e historia. Di- VII.Director)) of American Philosophers loquio: El conocimiento y los valores (1972-1973)_y el International Directory en la era científico-técnica.

S. para reunir las obras y documentos de y sobre H. E. ten zur Literatursoziologie. reali- de Aquino editará algunos volúmenes. vol. Romans. A Hume bi. Especializado tes" (C. Pedro Lum- máquina y deberán enviarse antes de breras y la otra sobre el P. Eugenio la Pascua de 1973. habiendo publicado publica una bibliografía sobre Heideg- entre otras obras: La speranza nell'im. —La revista Kant-Studien en el 49 —La revista The New Scholasticism cuaderno. Realtd e intelligenza. pág. etc.N.) en lógica.S. 48 esta edición. han aparecido dos bi- drán exceder de 15 páginas escritas a bliografías: una sobre el P. metodología de las ciencias —Se ha creado en la Universidad de y teoría del conocimiento. Cohen (1842-1918) . XLVI. En 1933 va a Moscú y enseña —Ha sido editada una bibliografía en el Instituto Marx-Engels. Schrif. —El 27 de junio de 1971 ha fallecido pág. 1970) . ger que comprende tanto sus obras co- mortalitd. CRÓNICA 375' Weber.23-49. Ges. —En la revista Archives de Philo- U. En 1945 sobre George Berkeley por T. 1971.. 11 tem. Las disertaciones no po. mo estudios sobre su filosofía y que po. to Ardigo. fasc. con una nota preliminar. números 3 y 4 York. Angélico. en su n9 37 del año 1971 sidad de Turín. Jes- vuelve a Hungría y enseña Estética en sop. ha aparecido una tificia Academia Romana Santo Tomás bibliografía sobre Gabriel Marcel. vol. XXV (1970) . vol. zada por Frangois Lapointe. 27 Romana S. cuaderno 2. 4. Ciudad del (1971) . publicó nu. Desde 1968 dirigía el bre los estudios cartesianos del año Instituto de Filosofía de la Academia 1970 publicado por el "Equipo Descar- de Ciencias de la U. Rodríguez. soyhie. fasc. 16 (1969) . 2. Argentina) . Merleau Ponty. vol. Pontificia Academia —En la revista Pensamiento. en la Argentina.S. (n9 V. Heslington. (1971) al tema de la Dignidad Humana. 3-4. dejado una obra muy extensa. Entre —En Rivista critica di Storia della sus obras encontramos: Die Theorie des filosofia.S. INSTRUMENTOS DE TRABAJO La Revue de théologie et de philo- —Ha aparecido una bibliografía so. Antonio Piolanti. fasc. han sido publicados en castellano. Enseñó en la Univer. —Al cumplirse en 1974 siete siglos —En The Modem Schoolman. con motivo de su bicen- 1971 y reúne alrededor de 800 obras y tenario. Turín Carlo Mazzantini.R. 1968.S. Storia del pensiero antico. la Pon. la Universidad de Budapest. —En la revista Salmanticensis en el vol. Franklin. a Jacques Ma- lizada por Rudolf Malter. rea. aparece una bibliografía sobre Rober- chichte und Klassenbewusstsein. Zurich el "Archivo Hermann-Cohen" merosas obras. de la muerte del Dr. —El 8 de agosto de 1971 murió en comprende 667 Ítems. Toccafondi. Informes: Mons. a cargo de V. sophie consagra un número a Hegel bre Hume que abarca los años 1930. pp. bibliografía sobre M. n9 107. 265. 9. Thomae Aq. —La revista The Philosophy forum bliography from 1930. Se invita a contribuir con trabajos para —En la revista Angelicum. aparece una Vaticano. artículos: Roland Hall. ritain con motivo de cumplir 90 años. Lukács ha 99 pp. Goethe und seine Zeit. . 1972 (vol. vol.R. aparece una bibliografía so- Pavel Kopnin. 61 (1970) publica una ha dedicado el número de otoño de bibliografía sobre Kant hasta 1968. n9 1) . New York.R. tomo 35 (1972) . Brt. (1971) . aparece una bi- ITALIA bliografía sobre el ateísmo contempo- ráneo. University of ha dedicado el vol. 263. Había nacido —La revista Philosophia (Mendoza. 49 (1971) .

Russell. 1971. Dordrecht. a Lewis S. corres- fase. mies. —La Universidad de Valencia (Es. San Agustín. C.376 eit~ Revue Internationale de philo. Claxemont. En 1971 ha aparecido el Ford han comenzado a publicar una primer volumen: Analecta Husserliana. Está consagrada al estudio sity Park. Garrido. R. Pa. la tarea científica y que sea simultá- partamento de Lógica y Filosofía de la neamente un planteo histórico y filosó- Ciencia. se a M. Univer- Villanova. P. Inglaterra NE 1.S. cultad de Filosofía y Letras) . John Cobb jr. .. State University. enseñanzas e influencia de soPhie consagra el numero 98 (1971).A. California ---Augustinian Studies es una nueva 91711.R. Blasco Estellés (De. dirigida por of Science es una nueva revista trimes- M. Valencia. and New Yok. de la vida. ter.S. Fa. Univesity of Lancas. Whipple Sceince Museum. Villanova Pennsylvania 190085. España. editada por Duquesne que tiene como fin realizar una com- University Press (Pittsburg. New Castle upan que facilitará la colaboración entre Tyne.A. 4. paña) ha comenzado a publicar una —Studies in History and Philosophy nueva revista: Teorema. M. el primer número de Research in Phe. Los manuscritos y mento de Historia de la Filosofía. y Lewis S. —Religión es una nueva publicación norrzenology. Buchdahl. menologla. Humanities Press.S. Los manuscritos deben enviarse revista anual publicada por el Insti. Gran Bretaña. de Ninian Smart. nueva revista trimestral: Process Sita- The Yearbook of Pheuomenological Re. 32 Ridley Place. ligioso. Ford. 8 LIS.S. Reidel Publ. suscripciones: Procesa Studies„ 1325 N. prensión interdisciplinar del hecho re- U. suscripciones deben dirigirse a M. —M. College Avenue. La correspondencia debe tral que se propone la comprensión de dirigirse a M. L. Dirección para correspondencia y search. Quintas Alonso (Departa. U. vol. Facultad de Filosofía y Letras) fico. Villanova Univ. B2 —En octubre de 1971 ha aparecido 3 Rh. J. Esta publicación está a cargo —Anna Teresa Tymienniecka ha co.S. menzado a editar una nueva publica. U. especialistas para el avance de la feno. la ted. 246 Sark tuto Agustiniano de la Universidad de Pennsylvania. Pennsylvania 16802. al tema Lógica y metodología pondencia y suscripciones deben enviar- de las ciencias en U. 15219.A. El primer número ha aparecido o a M. G. G. Los manuscritos.) .. en mayo de 1970. Free School Lane. I. Cambridge. Correspondencia: ()riel Press Limi- ción anual: 4nalecta Husserliana.

PETRY. NICOLÁS DE AUTRECOURT. FERRO A. G. 1970. DUSSEL. 1971. Univer- sidad de Guadalajara. Mendoza. BRUFAU Lineas fundamentales de la ontologia y antropologiss de 1. H. Padova. Paris. Aquinas on Metaphysics. 1972. Praxis and action. J. Springer . LIBROS RECIBIDOS R. On the foundations of geometry and formal theories of arithmetic. Ed. London. N. G. J. E. 1971. 1971. 1971. P. CEDAM. FRASER et alii (ed. Sartre en "L'Etre et le Néant". E. E. 1972.) . J.Verlag. Identity and individuation. Buenos Aires.) . Meisenheim am Glan. Un panorama de la historia de la historiografía mexicana. Cuadernos de la Facultad de Filosofía y Letras. B. Para una destrucción de la historia de la ética. New York. Holanda. La dialéctica hegeliana. D. De Aristote a Darwin et rétour. Aspects de la spéculation platonicienne. New }laven. Colin. Milwaukee. 1971. BERNSTEIN. Arnold and A . Ser y Tiempo. 1971. París-Louvain. University of California Press. Millward. A. P. Introduction to the basic concepts and problems of modem logic. 1971. Universidad de Salamanca. A. J. The Hague. 1972. Doic. M. Reidel Publishing Co.. K. Grundlagen für eine einheitliche Welt-und Materietheorie. W. Beatrice Nauwelaerts. E.. Kluge. FIASEN JAEGER. París. La critica della demitizzazione. Ed. D. Mu-Nnz (ed. The universal treatise of Nicholas of Autrecourt.E. Gregoriana. Vrin. 1971. P. University of Pennsylvania Press. New York University Press. R. ROSSINI. 1972. Ed. FREGE. M. Theory of Science. T. 1972. B. The Marquette University Press. Padova. Kennedy. D. MURIA. Verlag Anton Hain. Santa Fe. GILSON. 1972. translated by E. 1972. Esquise d'une théorie nominaliste de la proposition. KUCHARSKI. Phila- clelphia. . Bibliografia filosofica italiana 19677- 1970. J. The study of time.. M. CASTELLI. 1972. Universidad Na- cional del Litoral. G. CENTRO DI STum FiLosona DI GALLARA'rE. Nijhoff Publ. GOCHET. DUSSEL. trans- lated by L. Prácticas de Biología 1. E. BOLZANO. Yak University Press. Estrada. E.

LÉRTORA. The lan- guage Press.. Evolución histórica del régimen de la tierra pública. 1972. Ed. 1971. RABADE ROMERO. Milano. La decadencia del intelectual. Qué es la música moderna. Philosophical Library. WINCH y col. Hombre y poesía. 1 y II. W. D.C. J. Sacerdocio y celibato. PLATÓN. MONDOLFO. J. Fedón.. R. Ontologia triadica e trinitaria. 1971. Ross. FRAILE. F. 1971. Wisconsin. 1972. J. Edición crítica de C. El lenguaje y el pensamiento en el niño. 1971. 1970. DE ETCHEBARNE. 1972. RUNES. El cálculo infinitesimal. GAMOW. EDITORIAL UNIVERSITARIA DE BUENOS AIRES J. 1972. Qué es la investigación lingüística. EDITORIAL COLUMBA. Marzorati. Fundamentos de ética. BIBLIOTECA DE AUTORES CRISTIANOS. El oficio olvidado: el arte de narrar. BABINI. 1972. A. 1972. "Suma de los ocho libros de la Físico de Aristóteles". TURRADO. 1972. MANDRIONI. M. J. P. COPPENS. EDITORIAL GUADALUPE. New York. Caterina tra i dottori Della Chiesa. 1971. P. 1972. R. M. 1971. PARLEN. Parábolas evangélicas en San Ireneo. 1971. T. 1972. MADRID J. MARTÍN. Símbolos fundamentales de la ciencia sagrada. 1972. del Toro Edit. R. Ma- drid. J. PIAGET. Handbook of reason. SCIACCA. L. VARIOS. 1972. VARIOS. . GENON. Hombre y libertad. D. L FARRE. 1971. Grosseteste. Eggers Lan. Estudios sobre la filosofía de Wittgenstein. 1972. Metaphor: An annotated bibliography and history. G. MOREAU. J. Verso la fine dell'ontologia. BUENOS AIRES E. H. K. 1971. Treinta años que conmovieron la física. CÁRCANO. D. Firenze. 1972. BOLZÁN . S. El infinito en el pensamiento de la antigüedad clásia. D. Asamblea conjunta obispos-sacerdotes. 1971-72. A.. BUENOS AIRES D. H. ORBE. Dios en el hombre. Aristóteles y su escuela. El juicio y el razonamiento en el niño. G. El noble del Seminario de Nobles. A. A. 1972. Salani. 1972.. 1972. E. G. 1969. MUÑOZ AZPIRI.378 Usaos RECIBIDOS S. Descartes y la gnoseología moderna. PIAGET. SHIBLES. WAHL. Historia de la filosofía española. MOLNAR. A. 1971. Fabbri Editore. Leibniz-Newton.

G.J. Siervos inútiles. Biological rhythms in human and animal physiology. MADRID Incredulidad y fe. Teología e historia. M. 1971. BOROS. G. Somos futuro. Fe y nueva sensibilidad histórica.I. El menester de la predicación. J. MALDONADO. 1971. B. 1972. 1972. HXRING.11BRQS RECIBIDOS ns EDITORIAL GUADARRAMA. 1971. RIST. De la cólera a la esperanza. ateísmo y fe. 1971. G. Posidonius. VARIOS. 1971. 1972. 1971. LATOURELLE. Antropocentrismo cristiano. 1972. DE LORENZO. KILAMER . La misión de la Iglesia. Ciencia. 1972. 1971. 1972. VON BALTHASAR.B. R. CAMBRIDGE UNVERSITY PRESS L. SALAMANCA E. J.Filosofía para un tiempo de crisis. SCHILLEBEECKX. U. Pedagogía de la fe. Dios. 1971. SPRENGER. I: The fragments. METZ. 1971. Palabra en el mundo. GARDAVSKY. W. 1971. RAHNER .. 1971. A. 1971. Cristianos en la vida política. RATZINGER. 1972. percepción y realidad. Introducción al estilo matemático. Sólo el amor es digno de fe. J. G. MUÑOZ ALONSO. USEROS. . J. SÓLLE. D. J. Amor cristiano y lucha de clases. KIDD. DOVER PUBLISHING Co. J. An introduction. The historical background of chemistry. V. NEW YORK H. 1971. 1971. Vol. Imaginación y obediencia. H. LEICESTER. 1972. VARIOS. LUCE. 1972. RODRÍGUEZ ECHEVERRÍA. Adolescentes: experiencia humana y mensaje cris- tiano. EDITORIAL TECNOS. Cristo y la Iglesia. EQUIPO NACIONAL DE LA JEC. GIRARDI. 1972. M. Dios no ha muerto del todo. 1972. BALDUCCI. • -MARéEL. 1972. EDICIONES SIGUEME. E.. M. MADRID J. La violencia en el mundo actual. EDELSTEIN . H. G. 1. L. L. The Malleus malleficarum. MARCEL. 1971. K. Epicurus. SELLARS. RODRIGUEZ MEDINA. 1971.

Koyré and h B. The philosophy of Karl Jaspers. TOOMER. I. Campanus of No vara and medieval pianetary theory. 1971. 1970. John Pecham an the science of optics. An introduction to existenz and Transcendenz. Cohen. G. introduction to Newton's "Principia". Progressive and conservative man. J. DIEMER. O. 1968. 1971. BERGER. 1971. H. 1972. S. B. . Philosophiae Naturalis Principia Mathematica. BENJAWN . edited by A. NEWTON. LINDBERG.G. PHILOSOPHIA VERLAG. DUQUESNE UNIVERSITY PRESS H.380 Usaos leamos HARVARD UNIVERSITY PRESS I. GELDSETZER. 1972. 1970. L. Was heisst Philosophiegeschichte?. DÜSSELDORF A. O. Was heisst Philosophie?. C. KI5NING. Was heisst Wissenschaftstheoriel. COHEN. ScHRAG. WISCONSIN UNVERSITY PRESS F. D. 1971.

. el caballero de la fe ...... INDICE DEL VOLUMEN VIGESIMO SEPTIMO EDITORIALES OCTAVIO N. 273 .. BOLZAN: Santo Tomás y los métodos de las ciencias especulativas 37 OSVALDO FRANCELLA: Verdad y enmascaramiento 233 LORENZA DADOMO: Presupuestos filosóficos de la ascética rosminiana 249 JOSE A.. fundamento de la restauración del orden humano y de la cultura 227 OCTAVIO N.. DIAZ: El problema del mal en Jacques Marítain 257 OMAR ARGERAMI: La cuestión "De aeternitate mundi": posiciones doc- trinales 313 JULIO DE ZAN: Precisiones sobre la doctrina de la abstracción según Santo Tomás 335 NOTAS Y COMENTARIOS GUSTAVO E.. E. 51 CENTRO DE HISTORIA DE LA FILOSOFIA ARGENTINA 56 M. DERISI: La reconquista del valor de la inteligencia. ser y vida paradojal de la persona humana OCTAVIO N. LERTORA MENDOZA Y J. DERISI: Entre el liberalismo económico y el socialismo 307 ARTICULOS ZDENEK KOURIM: ¿Adónde va la dialéctica? 15 C...... CASSINI DE VAZQUEZ: Kierkegaard... DERISI: Espíritu y materia. A... C. PONFERRADA: El 119 Congreso Nacional de Filosofía .... .

Lértora Mendoza) 304 FRANCESCO ALBERONI Y COLAB. Colombo) 71 P. Ponferrada) 294 ADRIANO BAUSOLA: Lo svolgimento del pensiero di Schelling (Celina A Lértora Mendoza) 295 CLEMENTE FERNANDEZ: Los filósofos modernos. BOLZAN: Boletín de historia y filosofía de las ciencias 356 BIBLI O GRAFIA JUAN ROIG GIRONELLA: Balmes filósofo (J. Lértora Mendoza) 364 LUIGI PAREYSON: Veritá e interpretazione (Celina A. science ou idéologie (Celina A. Lértora Mendoza) 74 SANTO TOMAS DE AQUINO: Suma contra los Gentiles (Gustavo E. SCIACCA: La Chiesa e la civiltd moderna (C. DUMAS: Teología de la violencia (Celina A. ADORNO: Dialéctica del Iluminismo (Celina A. Bolzán) 68 ADRIANO BAUSOLA: Indagine di Storia della Filosofia da Leibniz a Moore (Celina A. E. A. Ponferrada) 293 J. E. E. FRABOSCHI: La conciencia moral 351 J. Lértora Mendoza) 365 SERGIO COTTA: El desafío tecnológico (Carmen Valderrey) 366 JOSE FERRATER MORA: Indagaciones sobre el lenguaje (C.: Cuestiones de sociología (Rosamaria Zocchi) 362 SARA CAMERON: La apercepción trascendental kantiana (Celina Lértora Mendoza) 362 J. BOLZAN: Boletín de historia y filosofía de las ciencias 285 AZUCENA A. A. Lértora Mendoza) 68 CLARENCE FINLAYSON: Antología (Celina A. NEWMAN: The philosophicat notebook (E. Lértora Mendoza) 69 JOHN H. Lértora Mendoza) 367 . A. GARCIA CARRASCO: La política docente (Gustavo E. Bolzán) 72 JULIAN MARIAS: Esquemas de nuestra situación (C. Lértora Mendoza) 73 MICHELE F.J. Selección de textos (Gustavo E Ponferrada) 296 OLEGARIO GONZALEZ DE CARDEDAL: Teología y antropología (Carmen Valderrey) 298 ARISTOTELES: Metafísica (Ivo Parica) 300 Strutturalismo filosófico CelIna A. Lértora Mendoza) 363 RENE COSTE: Las comunidades políticas (Celina A. Lértora Mendoza) 303 MAX HORKHEIMER- THEODOR W. DABEZIES-A. Lértora Mendoza) 71 ROGER VERNEAUX: Textos de los grandes filósofos: Tiempos modernos (J. JAVAUX: ¿Dios demostrable? (Celina A. Lértora Mendoza) 302 Le structuralisme. E.

Lértora Mendoza) 368 Y. CASTELLI: 1 paradossi del senso comune (C. CONGAR: Situación y tareas de la Teología hoy (Celina A.E. Lér- tora Mendoza) 369 ISMAEL QUILES: Persona y sociedad hoy (Celina A.Año XXV. 1970) 81 INDICE DEL VOLUMEN VIGESIMO SEPTIMO 381 . J. M. 1946 . Lértora Mendoza) 371 LIBROS RECIBIDOS 75 y 377 CRONICA 372 INDICE GENERAL DE AUTORES Y MATERIAS (Año I. A.

in festo S. a. PONTIFICIA ACADEMIA ROMANA S. 1971. quae huius aetatis theologica problemata illustrare queunt. quod suae indoli magis congruat. Academico finito colmillo. ET RELIGIONIS CATH1OLICAE Omnibus doctrinae thomisticae cultoribus salutern. THOMAE AQ. III. Omnes Aquinatis cultores enixe invitantur sociam conferre operam ad haec volumina rite adornanda. II. . Valeant omnes. D. ab aedibus Academiae. Pontificia Academia Romana S. sum anuo 1974 septimum impleatur saeculum a piisimo Angelici Doctoris obitu. Thomae ad modernam philosophiam. Cittá del Vaticano. De necessitudine Thomam inter et Augustinum ceterosque Aqui- tis fontes. De habitudine S. argumentum selectum Aca- demiae quamprimum nuntiare atque dissertationes (quae 15 paginas typis im- pressas excedere nequeunt) Romam mittere velint ante Pascha Domini anni 1973. pro sua humanitate. Antonio Piolanti. Datum Romae. CAROLUS BOYER S. I. inter cetera statutum est tria saltem edere volu- mina. Thomae Aquinatis hanc faustam nanci- cistur occasionem ut caelestem Patronum debito attollat honore... quae de hiusmodi agent argumentis: I. Quapropter singuli egregii Auctores humiliter rogantur ut doctrinae caput evolvendum seligant. Vice-Praeses Epistolae et scripta mittantur ad: Mons. Thomae A. Petimus tandem ut singuli. De praecipuis thomisticae doctrinae capitibus. A Secretis ANTONIUS PIOLANTI.

Sale cuatro veces al año.Buenos Aires casi *i*iz: Calle 8 ese.UN GRAN CAUDAL HUMANO Y TECNIC A SU SERVICIO. 1. Precio de la suscripción anual: 5.41 ate sastre propio de computación: Avda. Escoña . Si .10 dólares Para suscripciones. dirigirse a: Ediciones Fax Zurbano. publicada por las Facultades de Filosofía de la Compañía de Jesús en España. formando un volumen de cerca de las seiscientas páginas. 80 . BANCO R10 RIO DE LA PLATA [BANCO R101 casa central: Cangallo 541 .Apartado 8001 Madrid. Balad» 913 • Buenos Aires y 32 sucursales PENSAMIENTO Revista de investigación e información filosófica.

EDUCARE RIVISTA TRIMESTRALE DI PEDAGOGIA E CULTURA GENERALE Direttore: Alfonso Cerreti Abbonamento anno per l'Estero: Lire 1000 DIREZIONE E AMMINISTRAZIONE: PROVVEDITORATO AGLI STUDI MESSINA ITALIA UNA OBRA CLAVE PARA LA COMPRENSION DEL PENSAMIENTO DE UNO DE LOS FILOSOFOS MAS IMPORTANTES DE NUESTRO TIEMPO: OCTAVIO N. Heidegger y la ontología de Santo Tomás EUDEBA EDITORIAL UNIVERSITARIA DE BUENOS AIRES (COLECCIÓN ENSAYOS) . DERISI EL ULTIMO HEIDEGGER Aproximaciones y diferencias entre la fenomenología existencial de M.

ASTRA ASTRA ASTRA COMPAÑIA _ARGENTINA DE PETROLE0 .

00 ($ 2. contributions or corresponden lo: The Editora. SCHAFFER CONTROLLING THE CREATIVE PROCESS E. Philosophy and the Menees Editors: J. June. SYSTEMATICS Journal of the Institute for the Comparative Study of History. England. Subscription ratee are 1. BENNErr and KARL S. 5 . .00 ($ 10. September and December. Spisani BOOK REVIEW The Journal is published quarterly in March. G. Subscriptions.7 Kingston Hill. Matchett A PHILOSOPHY OF ORGANIZATIONS: PART I R. Systematies. THE CONCEPT OF IDENTITY IN WITTGENSTEIN F.50) per copy or £ 4. Lessem.00) per annum. Kingston-repon-TM" Surrey.

75S muchos empiezan con PEIPSI PEPGI-COLA ARGENTINA S.Ca Pepsi-Cola y Pepsi son marcas registradas de PepsiCo.Y. ' . N. N..A.Y. MACDONALD . Inc.

A. A. • SANTA MARIA S. • Córdoba 320 Buenos Aires . • ELINA S. A. • COMETARSA S. FUNDACION ENRIQUE ROCCA por sus sostenedores • DALMINE SIDERCA S. A. A. • LO. • TECHINT S. • TECHINT ENGINEERING COMPANY INC. A.S.

C.Cuando . 46-4070/4081 Cables: PECOM "LA FILOSOFIA EN LA ESCUELA MEDIA" Angela García de Bertolacci Carmen Valderrey CUADERNOS DE LA FACULTAD DE FILOSOFIA DE LA U. o EUROPA Por Avión o Barco Consulte a su Agencia Amiga TURISMO PECOM Agente Exclusivo de PEREZ COMPANC FLORIDA 234 TEL. .A. . UU. Viaje a EE. N9 1 .

I. A. A.ADHESION Ledesma S. .