You are on page 1of 91

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA ARGENTINA

Santa María de los Buenos Aires

Facultad de Filosofía y Letras
Departamento de Filosofía

Volumen XXXVIII

1983

BUENOS AIRES

Organo del Departamento de Filosofía
Facultad de Filosofía y Letras

EDITORIAL

OCTAVIO N. DEmsI: El ser. Su constitución, su expresión concep-
tual 5

ARTICULOS

GUSTAVO E. PONFERRADA: Las causas en Aristóteles y Santo Tomás 9

OCTAVIO N. DERLSI: La esencia de Dios 37

WILLIAm R. DARÓS: Educación y función docente en el pensamien-
to de Tomás de Aquino 45

NOTAS Y COMENTARIOS

CARLOS R. KELZ: La cuestión metafísica del ente en el pensa-
miento de J. Maritain 67

BIBLIOGRAFTA

MARÍA DEL CARMEN C. DE BELAÚNDE y CÉSAR H. BELAÚNDE: Formación moral
y cívica, (Gustavo E. Ponferrada), p. 73; AMADEO DE FUENMAYOR: Divorcio.
Legalidad, moralidad y cambio social, (Emilio Malumbres), p. 74; ALBERTO
CATURELLI: Reflexiones para una filosofía cristiana de la educación, (Octavio
N. Derisi), p. 77; DANTE AumENTI y ALBERTO MICHELINI: El Papa, los jóvenes
y la esperanza, (Octavio N. Derisi), p. 78; JACQUES MARITAIN: Breve tratado
acerca de la existencia y de lo existente, (Octavio N. Derisi), p. 79.

Año XXXVIII
1983
(Enero - Marzo) N° 147

CASAUBON ALBERTO CATURELLI ABELARDO J. suscripciones y libros para recensión a: REVISTA SAPIENTIA Facultad de Filosofía y Letras UCA Bartolomé Mitre 1869 1039 BUENOS AIRES -. DERISI GUILLERMO P. BLANCO Secretario de Redacción GUSTAVO ELOY PONFERRADA Prosecretario de Redacción NESTOR A. Directores OCTAVIO N. CORONA Comité de Redacción JUAN A. ROSSI Dirigir toda correspondencia relativa a manuscritos.REPUBLICA ARGENTINA .

siempre es una realización del ser. si' bien no se la puede definir. El acto de ser o existir es aquello por lo que una cosa o esencia realmente es o puede ser. es lo que define o lo que hace que un ser sea tal ser. SAPIENTIA. porque sin dila nada se podría entender. por el cual es inteligible cualquier otro Objeto. a 'la vez es el primun ontologicum. Está en la cima de todas las nociones y no hay género alguno superior a él. el ser es lo que es. El ser es el primer con- cepto que aprehende la inteligencia. Esta noción encierra dos elementos o constitutivos: la esencia y el acto de ser o existir.encia. La primera noción del ser Una definición se formula por su género y diferencia. s puede tener Conciencia de lo que esta noción expresa.objeto. ya que cual- quier concepto es también y siempre un modo de ser. De aquí que. algo que es o puede ser. y que. Y bien. incluida en la misma noción genérica de ser. EL SER. XXXVIII .gracias al cual es capaz de aprehender cualquier otro. SU EXPRESION CONCEPTUAL LA NOCION DEL SER I. El ser está presente) en toda la realidad actual y posible y en todo conoci- miento. por otra parte. Esta noción de ser. supone y se apoya en la noción de ser. la más inmediata y la más evidente aprehendida •por el intelecto. desde que cualquier realidad etristente o posible es siempre algo que es o puede ser. SU CONSTITUCION. que lo hace inteligible. Es el primum psychologicum. por ende. Más aún. lo suponen y no hacen sino desa- rrollar su contenido sin salir nunca más de él. ya que cualquier otro concepto es siempre un modo de ser: tal ser. el primer . más aún todo concepto es tal por la noción. Ahora bien. la noción de ser se presenta como la más abstracta y genérica. es necesario aprehenderla. por el cual y . El ser es la noción primera. desde el cual pudie- ra definirse mediante una diferencia específica. que . concepto. El ser es expresado por el participio del verbo ser: el ente o lo que es. puesto que cualquier diferencia desde que es tal es un modo de ser. 1983. primer concep- to de la inteligencia y. La esencia es aque- llo por lo que un ser es tal o cual cosa. Tampoco cabría diferencia alguna capaz de determinarlo. Sin el ser nada es y nada puede entenderse. Vol. de ser. está presente en todo. Todos los demás conceptos. Es el primer concepto de la intelig. y todo otro concepto no es sino una expli- citación del mismo.

Considerada superficialmente la noción de ser o del ente es la más genérica y. gr. la de mayor extensión —lo abarca todo— y la de menor comprehen- Sión —sólo dice lo que es. ilm- plícítamente las contiene a todas. Juan es cantante. está cantando--. por ejemplo. Por eso. pues. se presenta con un contenido que implícitamente abarca todas las diferencias específicas o individuantes.específicasí o individuantes que estarían fuera de su concepto y que lo determinarían desde fuera de él. sino el primer concepto. pues. desde fuera de su concepto. duerme— o la acción de cantar. por ende. que se excluyen entre sí. En efecto. conceptos universailes. No es el primer concepto en acto —como es el Ser Divino— del cual podamos deducir todos los conocimientos. el acto de ser o existir. Habitualmente cuando se habla del ente. con determinaciones genéricas. Es el concepto primero y fundante de todos los otros conceptos y conocimientos. contiene a todos. con la ayuda de la experiencia y el raciocinio. que en potencia. ya que fuera de este con- cepto. Noción más profunda del ser Pero si consideramos con más atención esta noción primera. veremos que es distinta de todas las nociones o. modos de ser. Por el contrario. quedaría privada dé la luz de la ver- dad —identificada con el ser— y. v. gr. los cuales únicamente son tales en cuanto son modos de ser o verdad. del mismo modo el ente puede significar el sujeto o esencia quei sus- tenta el acto de ser. propiamente hablando un género. cantante. o el acto mismo de ser. todas las cuales. como diferencias del ser. OCTAVIO N. que no son sino explicitaciones del mismo: modos determinados de ser. Así como un participio verbal. una noción que no con- tiene formalmente las diferencias específicas o individuales. De aquí que si bien con el solo concepto de ser es muy poco lo que se sabe —13 que es o puede ser—. sin él no se puede saber nada. 2. se la pudiese privar nada más que del concepto de ser. son también ser. específicas o individuantes. se lo precisa> pues. Como nombre subraya la esencia. es decir. genéricos o específicas. sino mediante un enri- quecimiento del mismo concepto desde dentro y por explicitación del mismo. que aparentemente . El ser no es. el ser. pero que para pasar al acto formal de los mismos necesita ser explicitado por la experiencia y el raciocinio. Las diferencias. el ser. Si a una inteligencia. DERISI El participio puede tomarse como nombre o como verbo. imposibles de ser separadas del concepto de ser. —y. Al concepto de ser no. privados de ellas. sólo es la nada. A diferencia de los otros concep- tos. que sólo por el ser tienen sentido. como verbo. puede significar la persona que canta —el cantante. es lo que se opone a la nada. no pueden distinguirse y separarse del concepto de ser. se diluirían en todo sentido los demás conceptos.es la noción más abstracta o genérica. el de ser incluye todos los concptos. . no se lo puede hacer por determinaciones . se lo toma corno nombre. la más enriquecida de conocimientos. como acontece con las demá's diferencias. el avance del conocimiento desde este primer concepto. pro- fundizada.

antes de poseer su acto de ser o existir parece una realidad propia. si el Esse fuera puramente posible. pero son más que la nada. por el mero hecho de ser la Perfección infinita. II). pues no puede llegar a ser o existir. aparecen íntimamente unidos y relacionados con el ente' La esencia es siempre un modo de ser: tal o cual ser y. C. sin salir de ella. tiene que ser por lo menos posible. porque es simplemente Acto de Ser o Existir. la inteligencia no hace sino apropiarse desde un principio de la noción de ser y luego. ya que de otro modo la esencia no tendría sentido ni formulación posible. una entidad meta f í- sica. si ellas son siempre ser? ¿cómo puede multiplicarse y diferenciarse el ser. poseen una realidad metafísica que las hace capaces de participar del ser y llegar a ser. al contemplar necesaria- mente su Esencia no puede menos que contemplar y constituir ala vez las esen- cias. La posibilidad del Esse implica necesariamente su existen- cia real. 3. Por consiguiente. más aún. el hecho de que las esencias sean. que las constituye al con- templar su Esencia o Esse como Modelo de Infinita' Perfección. Las esencias antes de ser actuadas por el acto de ser o existir. ya que' por El se constituye. sin diferencias ni multiplicación del mismo? Ya responderemos a estas dificultades cuando determinemos. no poseen realidad en sí mismas. cómo son posibles las diferencias del ser. sólo tiene sentido como una participación del ser. ¿cómo puede haber muchos conceptos. La esencia. Sin este Esse o Acto puro de' Ser las esencias carecerían de sentido. por eso. La esencia. qué tipo de concepto es el que aprehende el ser (cfr. precisa- mente. Este Esse puro de ser. Pero el Esse! o Acto puro de Ser o Existir no puede ser puramente posible. EL SER Desde los primeros conocimientos de un niño hasta los más avanzados de un sabio. La esencia dice una relación tras- cendenfal o esencial al esse o acto de ser. ipso facto sería imposible. La esencia y el acto de ser. Causa ejemplar de las mismas. mediante la experiencia y el estudio que. Por eso. La dificultad de aprehender este concepto finca en que si todo concepto es ser. sin existir. Poseen acto extrínseco o existen en la Mente divina. dan origen a los otros conceptos y ciencias. como infinitos modos finitos capaces de participar de la Esencia o Esse divino. Y el Verbo o Inteligencia divina. divino. que sean posibles ciertos modos de ser. La Esencia o Esse divino las funda como causa ejemplar necesaria. . se constituye esencia precisa- mente por esta referencia trascendental al esse o acto de ser. que S13 constituye por esta relación al Acto puro de Ser. no son realmente. no puede explicarse sin el Esse o Acto puro de Ser divino. desarrollarla por un enriquecimiento o explici- tación gradual de la misma. si todas las diferencias son también sor? ¿por qué el ser no sería más bien uno sólo. se diluirían en el absurdo y en lo impensable. como una capacidad o participabilidad de participación posible de este Esse o Acto puro de Ser.

ya que el concepto es siempre de una esencia. DERISI . sustentada trascendental o esencialmente en el Esse divino: en el Esse e Intelligere divino. como terminus a quo y en el esse participado. y su entender a la inteligencia. 4. El acto de ser o existir El ente es ante todo el esse o acto de ser. el acto de ser se devela en toda su fuerza constitutiva del ente —hace que la esencia sea—. El ser aparece corno un rayo de luz que dimana de la Luz misma. remite trascendental o esencialmente al Acto mismo de Ser. ilumina a la vez desde ella. de algo o tal ser. el ser es quien desde su trascendentalidad. únicamente con el acto de ser. finito y contingente. OCTAVIO N. DERISI A su vez la esencia dice relación esencial a su acto de ser. De aquí que el ser o acto de ser sea sólo intelegiblemente aprehensible por el juicio. como su Causa primera eficiente (cfr. Acabamos de señalar que la esen- cia no es sino por el Esse que la sustenta en su principio y en su término. al cual está esencialmente ordena- do como a su acto. el acto de ser de los entes es una participación inmediata y continua del Esse subsistente. se presenta como trascendental o esen- cialmente relacionado y dependiente del Esse o ser en sí divino. con su inteligibilidad o verdad en acto. MONS. DR.8 OCTA"VIO N. Cuando se afirma —o se niega— que algo —una esencia— es —acto de ser— o que algo —una esencia— es tal cosa. como terminus ad quem. y que le confiere realidad. La esencia aparece. respecti- vamente. Y. IV). El ser es quien da acto o realidad a la esencia y por quien la esencia logra sor inteligible o aprehensible por la inteligencia. inteligible del Esse —del que inmediatamente participa—. al acto de entender. quien a su vez recibe toda su fuerza. Todo acto de ser de una esencia. Sin el Esse subsistente divino no habría ni tendría sentido acto alguno de ser de la esencia. En una palabra.ua- lizable. son inteligible e inteligente. C. es predi- camental. al conferir inteligibilidad o verdad en acto a la esencia. pues. como en su Causa ejemplar y constitutiva. el acto que le da o puede darle esse o realidad en sí misma. Precisamente por su carácter trascendental. da inteligibilidad a toda esencia y a todo con- cepto. pero a su vez la esencia y el concpto que la aprehende. El ser es un trascendental que ilumina y da sentido tanto a la esencia como al conocimiento. sin embargo. más adelante. como modo tal de ser. que los ilumina y con- fiere su verdad o inteligibilidad a la esencia. vinculado esencialmente con el Esse divino. el ser como tal no es concept. como un acto de ser partici- pado del Esse o Ser en sí mismo. El ente es aprehensible conceptualmente sólo desde la esencia.

1960.4 Cuando cada mañana acumulamos informaciones sobre tal o cual tema le- yendo los periódicos sabemos que algo sucede. 2 AlusUSTELES. Aristotle's Metaphysics. Y aclara ense- guida: saber es "conocer la causa". DE FINANCE. cuando nos creemos en posesión del conocimiento de la causa por la que algo es.' Los mayores. 1968. conociendo el por qué. como dice Aristóteles. París. J. c.. W. t. Metafísica. Oxford. HERNÁN ZuccHr.5 1 `1. BONNITZ. 1971. cfr. Clarendon Press. p. por naturaleza. C. y "no de otra mane- ra". 7. a fin de evitar que el "que" se entienda por el "quid". Desdée. c.3 El concer la causa e3 lo que da superioridad al que sabe sobre el ex- perto: "los expertos saben el que («hóti») pero no el por qué («dióti»)". LAS CAUSAS EN ARISTOTELES Y SANTO TOMAS Es un hecho cotidiano que los niños abrumen a sus padres con pre- guntas. GARcíA YEBRA. L. en cambio. Es que. París. D. Aristo- telis Metaphysica. p. un modo verdadero de saber. 1980. 17 b 9-13. Oxford. 5 ARISTÓTELES. ha señalado en los niños. 1927. Madrid. 1970. ya que es su causa y permite que la cosa no sea de otra manera". Napoli. REALE. Vol. 3 Ib. el ¿por qué? y el ¿para qué? aparecen constantemente en el lenguaje infantil. VALENTTN GARcíA YEBRA. XXXVIII . Analytica Posteriora. Precisamente por ello nos apresuramos a aventurar conje- turas que animan el diálogo diario. 1983. ZUCCHI o. I. 1975. La "causa por la que algo sea" no indica. 104. Hildesheim. Aristotle's Prior and Posterior Analytics. Buenos Aires. Hay. Oxford. canalizamos la misma inquietud con la lectura de diarios. cfr. CHRISTOPHER KIRWAN. 1. Gredos... Loffredo. Olms. la audición de noticiosos radiales y la intercomunicación de informaciones que nos explican lo que sucede. "Entonces decimos simplemente que tenemos ciencia.. 92. Ciarendon Press. Aristotele. PIAGET. pero generalmente se nos escapa el por qué. diecisiete tipos de relación causal". I. O.: W. SAPIENTIA. Ross.. Sudamericana. 980 a 21. Gredas. 1. 4 Ib. sino que sea "así". y otro impropio. p. porque so- mos racionales y la razón humana busca la razón de las cosas. 1949. 1978. Aristotle's Metaphysics. traduce "hóti" por "fi puro dato di fatto". La causalité physique chez Venfant. p. V. Cfr. Connaissance de l'étre.. REALE. 981 a 29. Conocimiento del ser. I. Clarendon Press. como se ve por la continuación de la frase.. D. Metafísica. Books IV. pues. 981 a 28. traducción española. Metafísica. I. "todos los hombres desean naturalmente saber" 2. VI. conociendo el que. GrovANNI REALE. Metafísica de Aristóteles. 348. 1966. 2. es claro que no se refiere al "ser" simplemente. O. Madrid. Ross. Aristóteles.

Les Bellos Lettres. República. otra la que movió próximamente y la cuarta Ja atrae? De modo que la causa puede ser diversa. 11 PLATÓN. 10 H. París. relacionándola con el estudio del mundo cor- póreo. determina 6 J. 8 J. p. p. Leucipo. 9 Cfr. II. ya también su antecedente. Timeo. Firenze. 259. Aparece clara la distinción entre causa intrínseca y causa extrínseca. ya sin detenerse en ella. Gómez Robledo.lo GUSTAVO E. ya ana- lizándola. p. Pero esto no signi- . pueda nacer sin causa". M. su contenido intrínseco. Aguilar. 182. 291 e. En realidad se trata de mostrar cómo el silogismo demostrativo hace conocer la causa por obra del término medio que causa la conclusión y la causa material no podría hacer de término medio. afirma que en la Física. 638). 11: 94 a 20-24. Institut Supérieur de Philo- sophie. 122. Berlín. 93. en el campo filosófico la noción aparece en un fragmento de Leucipo y la palabra en Platón. Ruiz Werner. 1977. en forma general es la respuesta que damos a todas las cuestiones que se pueden proponer sobre una cosa de modo que nuestro espíritu quede satisfecho por hallar en ella la explicación buscada. 18. París. Aguilar. hay una doble perspectiva en el saber en sentido estricto. además.1° A la vez que asienta el determinismo propio de su posición mecanicista. Pero las causas son cuatro. Louvain-J. Buenos Aires.. causa. por ejemplo. Para Ross. Vrin. Dizionario delle idee. p. 12 PLATÓN. sea lo que sea. una es la esencia definible. 1945. Logique et me'thode chez Aristote. c. México. 1971. al mostrar la superioridad de la "Filosofía Primera". sino todo con razón y por necesidad". edición bilin- güe.13 ya ubicándola en el plano de la sabiduría. KRANz.. 'DrEads-W. MANsioN. 1973. pero al mencionar las cuatro causas. otra el antecedente que exige que necesariamente se siga algo distinto. 67 B 2. la Idea de Bien es "causa del saber y de la verdad" n o "lo que nace. M. nace nece- sariamente de una causa. LE BLOND. 1970.8 El término "aitía". En Platón la noción y el término aparecen con frecuencia. la introduce al tratar del saber como conocimiento causal. Sansoni. traducción de A. como en los Analíticos. "epistéme": "hay que reconocer que causa designa ya la razón de la cosa. 1970. o. Introduction a la Physique Aristotélicienne. Aristóteles afirma: "Entonces pensamos que tenemos ciencia cuando conocemos la causa. recoge la idea jurídica de que hay un agente responsable de la acción. p. 508 e. citado por Aecio. 1963. 91. dada su indeterminación. En ésta. lo que la explica fuera de ella misma". p. VI. Fragmentos. tiene un origen jurídico 9. Buenos Aires. M. 147. PONFERRADA Pero. t. 1939. 7 AnISTÓTELES. afirma: "Ninguna cosa ocurre en vano. Wedmansche. su análisis "nous fourni- ra par lá méme un tableau complet de l'activité naturelle dans les corps". p. dos productoras y otra final. LEUCIPO Y DEmócarro. Universidad Autónoma de México. 81. la esen- cia y las otras tres son extrínsecas. Vrin. Die Fragmente der Vorsokratiker. II. París. LE BLOND. CENTRO DI STUDI Fmosoncr DI GALLARATE. Aizalytioca Posteriora. No distingue el pasaje entre la causa formal y la causa material constitutivas de la esencia. pues es imposible que algo. "this chap ter is one of the most difficult in Analytica" (o. "l'étude de la causa- lité dans la nature a aux yeux d'Aristote una portée méthodologique". fragm. como en la Física. de Sara- mana. una es intrínseca.6 En efecto.12 Aristóteles da por conocida la noción. p. 236. como lo hace en la Meta- física. traducción de J. Para la versión castellana. tradudción de F. 13 A. p. c.

. en tercer lugar. GARCÍA YEBRA. 3: 982 a 28-29. 3. 3. o. 14 ARISTÓTELES. es la materia o el sujeto. I. o. The Doctrine of Being in the Aristotelian "Metaphysics". 20. veremos que hay algunas variaciones de interés doctrinal en ambos lugares paralelos. 16 ABISTÓTELES... n. pp. "Egli vede tutto e solo dal proprio punto di vista e in funzione delle proprie categorie di pensiero": G. 98. 1971. p. o. I. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS 11 que el conocer la causa es saber el por qué ("dióti"). 983 a 24). 191. o. I. Metafísica. I. pues aquello que constituye todos los entes y es el origen primero de su generación y el término de su corrupción. Aunque irclica que el estudio de las causas ya ha sido realizado precedentemente en la "Física" ("Hemos tratado suficientemente de las causas en la "Física" Met. dada la similitud casi literal de Física 11-3 con Metafísica V. lucen 0. En primer lugar decimos causa a la substancia y a la esencia (pues el por qué de una cosa se reduce en último término a la definición y el primer por qué es causa y principio). 98. c. t. según ellos. 1. en lugar de. Vrin. París. GARCÍA YEBRA. c.. c. 15 Aunque este pasaje y sus paralelos sean una fuente fundamental para la historia de la filosofía antigua. Institut of Mediaeval Studies. p. il regarde sa theorie comete une conquete de sa philosophie sur les tatonnements de ces devanciers. este último traduce. p. I. REALE. "en el dominio de la materia" lo que da la idea de que Aristóteles.. Metafísica. Zuccm.17 fica que su tratamiento sea solamente una cuestión metodológica. p. "La mayoría de los filósofos primitivos creyeron que los princi- pios de todas las cosas eran los de índole material. GARCÍA YEBBA. O. I. 1. namelv to seek traces of the four causes in the preceding philosophy": J. 151..15 Y nota que. 2. c... 1. piensan que se trataría de un agregado hecho por los editores de la Metafísica. c. p. la opuesta a ésta. p. el mIsmo autor señala : L'am- pleur qu'il (Aristote) donne a cet exposé. t. c.. p. p. Toronto... hay cuatro tipos de causas: "Las causas se dividen en cuatro. aquí la lysis" es el principio constitutivo de todos los cuerpos. t. . 98. p. 983 b 18. hace ver que existe identidad entre filosofía y búsqueda de las causas por una breve historia de la filosofía. I. permaneciendo la substancia aunque modificada por sus afecciones es. en segundo lugar. 26). c.951 b 1. 1978. cfr. o. el elemento y principio de los entes". que emplea en este caso "ousía" e "hypokéi- menos" para designar lo que permanece en los cambios se refiere a la causa de orden mate- rial. o. 92-93. como ya había determinado en la Física. o. 17 ARISTÓTELES. I. 983 b 18. ni directamente a la materia en sentido estricto. Sin embargo. c. en cuarto lugar. 19 ARIsTóTET-Es.. .14 Tras haber explicado la supremacía del saber teorético sobre el práctico. 1. GARCÍA YEBRA. c. cfr. 'de índole material". le soin qu'il met a descendre jusqu'au derniere s'expliquent aisérnent. c. 981 a 30.. 18 ARISTÓTELES. 983 b 7. OWENS. Zuo- CHI.. otros que el propio Aristóteles habría repetido ahí su estudio.16 Lo que interesa al Estagirita es mostrar que los filósofos que lo precedieron no tuvieron una noción clara de las causas y en su mayoría no pasaron de la causa material.. The Stagirite is doing exactly what he proposed to do. Notemos el orden causal. p. Zuccm. il était done naturel qu'il al developat in extenso" (o. o. t. c. es la causa final y el bien (pues éste es el fin de toda generación y de todo movimiento). 99. 207). c. o. 3. mejor que "substancia" se podría traducir "substrato material" como hace Tricot (Métaphysique. "Aristotle is not reporting the doctrines of his predecessors in their original perspective. 21. O.. t. 7. 21. . C. p. algunos intérpretes. I. "Por eso a los jefes de las obras se los considera como lo más valioso en cada caso y sion más sabios que lo simples operarios porque saben las causas de lo que se está haciendo". es el principio del movimientp y.

GARCÍA YEBRA. de que aquí se siga refiriendo a Parménides. GARaíA YEBRA. I. y de Anaxágoras. I. intende la speculazione degli eleati come una forma di naturalismo : l'uno ("hén") eleatico sarebbe in sostanza.2° Hay. 21 ARISTÓTELES.. en cambio admitieron dos principios. I... 3. 984 b 4-8. dedotta di due principi contrari".24 Se dice que Hermótimo sostuvo algo 20 AlusróTELEs. come e noto.19 Sin embargo.. El desconocerla equivale a negar el movimiento. o.. c.. O... c. sin embargo Parménides podría tal vez exceptuarse en cuanto afirma dos elementos que en cierto modo serían causas. ni la madera ni el bronce son causa de que cambien uno y otro: ni la madera pro- duce la cama ni el bronce la estatua. aquí presenta la posición de los eléatas: al sostener un monismo absoluto sólo pueden admitir un principio.. 983 a 27-964 b 4.. pues. I. También emplea el término "poiein". 100. sería la causa eficiente. the unlimited. 100. O.sin embargo. o.. 29. c. Por ejemplo. and their passive principie. 3. 156. desapareciendo así el principio del movimiento y con él todo cambio.21. 22 ArtispéTELEs. p. 984 b 8-24. pluralistas. 100.. Pero la comparación de este texto con otros paralelos lo lleva a concluir que "Empedocles is referred to". la causa del ser. tal vez "the early Pythagoreans. t. O. lo "hypokeímenon". c. p. o. de Heráclito. de Diógenes. ZUCCRI. C. c. wh2 id-ntified their princi- pie. pp. "podría pensarse que la única causa es la que llamamos de especie material". 23 ARISTÓTELES. o.. 24 ARISTÓTELES. sería la causa final. c. 984 a 19-25. OWENS. 28. de Empédocles. p.. 25.. de Hípaso. el Esta.12 GUSTAVO E. in qui. 3. p. otra causa en todo cambio. l'Eleate espone una dottrina física. o.23 Otros se orientaron hacia una tercera causa: el bien y la belleza no podrían ser causados por el fuego o la tierra ni ser fruto de la casualidad: así Anaxágoras hizo de un Intelecto la causa del orden del universo. %s. conservándose ella". y ahora avanza su crítica. o. t. 3. 1. c. Qui e ovvio che lo Stagirita pensa a la seconda parte del poema parm mideo (cioe alla sezione sulla "dóxa") .22 Otros. cioe il principio materiale . 1. with nighet. 176. para algu- nos. O. traducido generalmente como "eficien- cia". GARCÍA YEBRA. I. p. I. de Anaxímenes. como Bonnitz y Schwegler. PONE ERRADA Estos antiguos pensadores afirmaban que "siempre hay alguna naturaleza. I. O. t. p. I.. mist or air. o. o.18 Pero diferían al determinar cuál es esa naturaleza. expone. de la que se generan las demás cosas. sino que la causa del cambio es otra". 135. 100. monista. GARaíA YERRA.. como veremos. 100-101. c. retomada por Bonnitz. t. como el amor y el odio o atribuyeron al fuego fuerza motriz y al agua y la tierra pasividad. c. c. c. es correcta la suposición de Alejandro de Afrodisias. "Efficient cause is not to be taken as implying any order to an existential act. the l imit. una o más de una. It denotes in Aristotle merely a source of motion": J. a. 27-28. para mostrarlo. según los cuales. 984 a 27. esta palabra no indica lo que el pensamiento medieval y moderno ' entiende. o. p. Como hace notar REALE.de. Zuccm. Zucam. "Aristotele. "si es indudable que toda generación y corrupción procede de un principio o de varios ¿por qué sucede ésto y cuál es su causa? Es obvio que el substrato por sí mismo no se hace cambiar a sí mismo. sino a otros pensadores. c. c. además de la causa material. p. whit light or fire. Zuccm. p. . o. para otros. p. Fa eecezione —dice Aristotele- Parmen. Como hace notar Ross. las doctrinas de Tales. concluye. 6. La empresión `callé tes kinéseos" es la que se reitera cada vez que se refiere a la causa motriz.. c.- girita la denomina "el principio del movirniento". Zuccm. haciendo de hecho una unificación de la causa final con la causa motriz. GARCÍA YEBRA. 3. c. el material. t. pp. in questo passo. Esta tercera causa ha provocado desconcierto entre los intérpretes.

I. 985 b 22. XIII. Aquí aparece la distinción entre causa formal y causa mate- rial. aunque de manera poco precisa. o sea.. c.. aunque tampoco muy claramente.936 b 8.28 Los pitagóricos merecen un estudio aparte. pp. Pero en 987 a 15 añade una precisión: "no consi- deraron lo limitado y lo ilimitado. I. GARCÍA YEBRA. 102. REALE. 25 ARISTÓTELES. O.26 Tras esta reseña acota que los pensadores citados tocaron dos causas. O. GARciA. I. 1090 a 16-1090 b 24.936 b 8. pp. GARcíA YERRA..27 Tras criticar sus posiciones añade que tampoco Leucipo y Demócrito son claros al respecto. la materia y el principio del movimiento. t. Zucca. comprendiendo que no sólo hay orden y bien sino desorden y mal. REALE. c. c. pp. GARCÍA YEBRA. como el fuego o la tierra u otra cosa semejante. c. por lo tanto. 4. o. pues afirman que la substancia está constituida y plasmada a partir de los elementos. pp. para los antiguos. o. 159-160. o. sino que lo ilimitado mismo y el uno eran la substancia de las cosas de las que se predican. pero del análisis de sus teorías sólo puede concluirse que todo se reduce al número como principio y que de él. la causa formal. ZUCCIII. c. I. c.. o. ZUCC:HI. p. VI.. o.25 Por fin otros. esta interpretación parece la más exacta. 26 ARISTÓTELES. 1081-110. Pero final- mente y tras analizar la teoría de las Ideas y el influjo del pitagorismo en ella. 4. ZUCCHI. seguidos por Reale. en todo caso sería ilógico pretender que en autores anteriores se encuen- tre lo que sólo una reflexión ulterior ha descubierto. o. 44- 50. c. I. I. c. 9. C.. I. teniendo en cuenta que las categorías aristotélicas precisan lo que antes era impreciso. sería una tercera causa que une la eficiente y la final. 1040 b 30-35. 1039 b 20-1040 b 3. Zurcir'. no son claros y "parecen incluir los elementos en los de especie material' 29 El estudio de Platón es extenso.. 7. que los pitagóricos no distinguían entre materia y forma y. p. XIII. 6 987 a 29-988 a 18. t. 15. según Aristóteles. 4.. 34-39. 935 a 13. 3. pp. En 93 b 6 los pitagóricos.. 28 ARISTÓTELES. pp. 34-39. 5. . I. 4.. I. como se ve por la critica que más adelante hace a la teoría de las Ideas y a la participación 31 como afirman Colle y Tricot. I. entre causa material y formal. inexistente en el pitagorismo y perceptible en el platonismo. a. 29-30. pp. 1079 b 12-1079 b 35. O. GARCÍA. 990 b1-993 a 10.30 Aparece así "la causa de la esencia". 30. O. o sea el ente y el no-ente sólo serían causas ma- teriales. 6. o. 1078 b 7-1079 b 10. 10. I. 5. p. 984 b 20-30. pp. t. como Empédocles... aunque parecen incluir los elementos en la especie de lo material.. GARCÍA YEBRA.. C. o. 29 ARISTÓTELES. causa material y luego ubicarse en el orden de la causa formal. considerados como inmanentes a ella". 175. 101-102. c. YEBRA. cfr. 30 ARISTÓTELES. primero. 17. 934 b 34-985 a 11. tampoco se han expresado claramente. en lo relativo a las causas. c.. 103. VI. 101-102. 103-105. o. o. I. por fin. c. c. hasta parecería que olvidase el motivo de su tratamiento: el determinar las causas de las que se ocupó. YEBRA. pp. 28-29. C. 988 a 34. XIII. sin distinguirlas. 14. O. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO Tomos 13 similar y ciertamente Hesíodo y otros que hicieron del amor y el deseo el prin- cipio de los entes. t. I. como raíz. 985 b 22. o. c. o. 27 ARISTÓTELES.. y el uno como otras tantas naturalezas. VII.. es decir. 31 Ver Metafío-ica. hace notar. t. El "aritmós" pitagónico parece ser. concluye asentando que su maestro "sólo utilizó dos causas: la de la esencia y la relativa a la materia". p. con toda justeza. Metafísica.. el determinante intrínseco. 1039 a 24-1039 b 19. 1086 b 14-1087 a 25. XIV. c. de ahí que el número sea la substancia de todas las cosas". lo pleno y lo vacío. "pero vagamente y sin ninguna claridad". propusieron como causas el amor y el odio.. surgen principios contrarios. pp. Zuc- cm. o.

II. c. Aristóteles.34 Se trata de la causa formal.35 Se trata de la causa motriz o factiva. El segundo trata del objeto propio de la Filosofía Natural. lo que produce algo que es producido y lo que provoca el cambio o desencadena el movimiento respecto a lo que cam- bia o es movidd'. permaneciendo en lo producido como constitutivo suyo. 3. brevemente. introduce un análisis de las cuatro causas. la movente o motriz. en general. comienza por la causa formal. el "paradeigma" el modelo o ejemplar. Madrid. inutilizable por su alejamiento del texto original). el capítulo de la Física al que varias veces envía. productora del cambio. Obras. 3. .. p. 34 ARISTÓTELES. el género al que se pertenece. 33 ARISTÓTELES. que en este pasaje (como en el libro 1 de la Metafísica) la causa de tipo material ocupa el primer lugar. W. II El primer libro de la Física es una exposición crítica de los filósofos que precedieron al Estagirita en el estudio del mundo sensible. o. 3. D. 194b2&29. e.33 Se trata de la causa material. 1955. el número y las partes de la definición. las causas del ente. 35 ARISTÓTELES. poco precisa (ni se debe mencionar la tantas veces reproducida de Patricio de Azcárate. es la relación de dos a uno y. Pertenecen al orden de la causa formal mu- chas realidades: ante todo el "eidos". Aristotle's Physics. Owxxs. la relación "prós" de dos a uno en la escala musical y en general el “aritmós". tema presente en todo el libro primero. o. su "lógos" definible. 1964. 3. "En otro sentido. respecto de la octava. por lo tanto. c. 176. Y describe las cuatro causas. Pero en el lugar paralelo del libro V de la Metafísica. 194b29-31. la esencia respecto al individuo.. II. 194b23. o. Y hay razones para explicar el sentido del cambio. en este caso. por ejemplo. el lógos". Y prosigue: "De otra manera lo son la forma y el ejemplar o modelo (o razón). el orden numerable que indica la forma de relacionarse las partes de un todo. lo que produce un 32 ARISTÓTELES.14 GUSTAVO E. las partes de la definición que dan forma a la definición misma. No hay traducción castellana. 194b 16:. "En un primer sentido. II. el número) y las partes de la definición". la forma (la "forma substancial" y también las "formas accidentales"). c. Aparece así la "tercera causa". las causas "de la generación y de la corrupción y de toda mutación física". Así. Notemos con j. esta es la noción de la esencia y sus géneros (así. es causa aquello de donde proviene el primer principio del movimiento y el reposo.. Física. el "géne". Aguilar. 11.32 no. Clarendon Press. y lo es el padre del hijo y en general. Ross. Aristóteles advierte ex- presamente que aborda este estudio porque se trata de determinar el saber sobre el mundo físico y "saber es conocer las causas". el bronc11 es causa de' la estatua y la plata de la copa". Oxford. Causa de este tipo es el que toma una decisión.. PONFERRADA Pero dejemos por un momento la Metafísica para recorrer. o. en sus múltiples realizaciones: el principio físico especificante ("forma substancial"). cfr. se llama causa aquello a partir de lo cual algo se hace y produce. 25. el ejem- plar o modelo ("paradeigma"). si se exceptúa la de FRANCISCO DE SARA- MA1VCII. estrictamente similar a éste. la razón como esencia o determinante específico.

351 hace notar en este pasaje de la Física. Revue des Etudes Grecques. c. Así "el intermediario entre el movente y el fin" se reduce a la causa final. Preguntamos. es la que motiva la acción de la causa motriz. not of being. 1091745-34: "télos" aparece en este pasaje como "fin". Pero "une fois établie la fonction directrice attribuée a la cause finale.38 Se trata de la causa final. O. como "meta" y "objetivo" (aunque estos últimos se expresen mejor por "skópos". 195a5-8.42 Además hay cosas que "recíprocamente son causa las unas de las otras". sin embargo está implícito en él.A.43 Así la robustez 36 Ross. las purgas.. MANSON. en efecto. "en orden a la curación. al del ser3s El Estagirita no habla de "causas eficientes". c. 209). pero también como "perfección". 40 Ver ARISTÓTELES. 3. I. p. ocupa el lugar decisivo. instrumentos de curación".37 que. creemos haber expresado la causa de ello". por lo tanto. término introducido por el estoicismo "a caté de "télos" et justement pour se differencier de "télos": on peut dice que "skópos" se distingue de "télos" comm. 3. Y. se imponen las dietas. reductibles a los anteriores. 3. cuatro causas: la material. pero todas estas cosas sólo existen como medios para llegar al fin. les deux sens de «skópos». por lo tanto. HARL. una generación o corrupción. la motriz y la final.. on n'envisage plus les problémes avec les préocupations suggerées par une theorie mécaniciste pure".rusTóTELEs. OWENS. "l'importance de la cause finale dans l'étude scien- tifique de la nature se trouve mise en lumiére au moment ou ron va aborder la question de l'existence de la finalité dans le monde physique". LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS 15 cambio físico. aunque difieran entre sí por ser unas acciones y otras instrumento.. Física. 39 Para A. Esta causa aparece ante todo en el devenir físico. 193. la formal." Hay. "Y lo es también lo que es fin o propósito. p. El "para qué" es el determinante o condicio- nante del "por qué". 42 AmsilóTELEs.. 208. o. p. o. p. 74 [19611. 38 . 194b32-35. la salud respecto del pasear.39 aunque su trata- miento más extenso lo realice Aristóteles en la Etica. las medicinas o bien se aplican. we must inquiere into the proximate causes of physical change". M. no al orden existencial. sin llegar aun al plano del ente ni. el término "poiein". . la meta a la que tiende todo cambio y que.3 la visée du sucess". c. 37 J. no ground is given in the text for reading into its later like «that which gives existence. o. ib. It is repeatedly characterized as «that from which movement originates». El resto del capítulo analiza otros sentidos del término "causa". 41 ARISTÓTELES. "we know. p. I. e. Física. Es el tema que será retomado en el capítulo paralelo de la Metafísica.'" Hay que notar que un mismo efecto se debe a causas diversas: la estatua tiene por causas al escultor y al bronce: a éste "como materia" y al primero "como aquello de donde procedió el movimiento y el cambio". Etica a Nicómaco. 451). "La guetteur et la cible. advierte: "Efficient cause is introduced as a correlate of change.. una vez dicho. I. I. 5. 194b35-195a3. traducido como "eficiencia" sólo apunta al cambio físico. por ejemplo. ". consiguientemente. Por ejemplo. a thing only when we have grasped its proximate cause. ¿por qué se pasea? Y respondemos: para gozar de buena salud.

And net only may these be stated simply.. pero es accidental que sea él u otro escultor." III En el libro quinto de la Metafísica retoma el Filósofo estas ideas. Ross. KIRWAN. unas son causas "a manera de aquello de que algo está constituído" o como "causas de las que proviene el movimiento y el reposo" o.. Cs. C. por ejemplo. cf.RisTóTELEs. las causas pueden estar ya en acto ya en potencia.F. «a sculptor›. C. Oxford. W. 3) en Individual incidental cause. en definitiva. Clarendon Press. "We do not know how Aristotle arrived at the doctrine of the four causes. 4 A. . I. ean artist». Para Ross. I. la formal. 45 ARISTÓTELES.. tan ligada a la de "aitía". 513).. or couple 2) and 4) get 6) «an artistic man». O. Le precede un esclarecimiento de la noción de "alié". son cuatro 45 pero tienen modalidades diferentes: así. pero el trabajo es causa de la robustez. p.. Finally. PONFEÉRADA es causa del trabajo. Aristotle's Metaphysics. we find it not argued for but presented as self-evident. 195a16-23. por fin. 3. 50 ARISTÓTELES. either as actual or potential" (o. «a man». 37. 48 ARISTÓTELES. V. c. O. c. C. D. 195 a 15.S. cfr. la causa de la estatua es Polícleto. ignorarnos cómo llegó el Estagirita a esta- blecer la doctrina de las cuatro causas.. 47 ARISTÓTET. 195a32. O. 1975. la material y la final. Metafísica. 3." Por último.. 1. 51 ARISTÓTELES. C. 2) the genus of the individual proper cause.. 195a9-11. Esto sin contar la causa instru- mental. I. c. las letras son causa de las sílabas y la materia de los artefactos y las partes del todo y las premisas de la conclusión. O.. Clar3ndon Press. aunque en cada caso pertenezcan a órdenes distintos de causalidad: el trabajo es "a modo de un principio productivo de movimiento" y la robustez "a manera de cansa fi- nar. but we may couple 1) and 3) and get 5) «a sculpter. como. 19'5b3-12. En el primer capítulo da seis acepciones distintas de "principio": 1) "el punto de partida de una cosa que cambia" 51. Polycli- tus». I. Rose llega a distinguir hasta una docena de fac- tores causales eficientes : "1) the individual proper cause. 3. Tal vez haya surgido del análisis de la producción artística. He may have reached it buy direct reflection on instances of natural process and of artistic production: But if so. 1. como también es accidental que sea un hombre blanco o un músico el que esculpió la estatua.16 GUSTAVO E. c. 195a26. 49 ARISTÓTELES. 44 ARISTÓTELES. 195b 16. se distinguen la causa de esta estatua y la causa de esta estatua. C. 3. where we find the doctrine in him. en forma análoga. como la causa de este bronce y la causa del bronce o de la materia en general. each of these may be taken in two ways. O. O. la presenta como una evidencia. Aristotle's Metaphysics. 3. las semillas son causa de las plantas y el médico de la salud. hay causas particulares y causas universales y genéricas 47. I. "como el bien y el fin" 4s Por otra parte. 3.1012b34. c. o. 2) "agudo desde donde algo puede 43 ARISTÓTELES. O. 195a9. 3. the reflection was aided by the work of his predecesors": o." Y. p. 2. hay causas accidentales.« Las causas..

982a 1-3. 1013a14. Zuccm. De ahí que parezca poco precisa la afirmación de S. o. /b. al menos en los pasajes paralelos. o. por ejemplo. 511.. 1960. 219-220. p. por ejemplo. Metafísica. p.. en todo caso. 2. t. que explícitamente distingue "causa y principio". Hildesheim. p. "aquello extrínseco a partir de lo cual se genera la cosa y desde donde se produce el movimiento y el cambio natural- mente" 54. p. I.57 El capítulo segundo es un estudio de las causas muy similar al realizado en la Física". Sudamericana. 1978. 217. Madrid.58 "Se llama causa. GARCíA YEBRA. o. p. o. De todos modos (y sean cuales fueren las teorías sobre la evolución de las ideas metafísicas de Aristóteles) todo el contexto y las explícitas referencias a la "Física" como a algo ya conocido suponen la antelación de ésta respecto los escritos metafísicos. y. 3". o. Nápoli. sin embargo.. si bien el Estagirita usa con frecuencia indistintamente "aitía" y "arjé"..4. BoN-Nrrz. 233.. t. 52 ARISTÓTELES. c. 1968. el paralelismo da ambos capítulos es notable. c. o. 58 Como hace notar KIRWAN. pues en todos los cambios entre Oxford. Zuccm.. 150. 218. 2. GARCíA YEBRA. I. c. o. opina que se trata de un traslado del pasaje de la Física : "dubium non est quin illinc huc translata". c. c. c. 1013a10. ZUCCHI. H. o. REALE. al asignar el objeto a la Filosofía Primera: "aitías kai arjás" (Metafísica. sólo quedaría en duda quién lo realizó: "id undm quaeri potest. pp.. 234. 217. c. Aristóteles. Metafísica. p. V. ZUCCHI. c. En efecto. V. utrum ab ipso Aristotele huc translata sit an a posterioribus". en un primer sentido.. Olms. 1955.59 Se trata de la causa material. o. 55 ARISTÓTELES. "querer encontrar una diferencia radical entre «aitía» y «arjé» sería alambicar demasiado el uso que de estos vocablos hace Aristóteles". 1013a2.. a la materia inmanente de la que una cosa está hecha. 2. 1013a34. c.. G. o. Physics. O. 124. t. O. 233. 1013a7. 292).. 233. p. t.. t. GARCÍA YEBRA. c. V. I. 1. 1. Horizonte de la Metafísica aristotélica. V. p. GÓMEZ NOGALES. V. 214. Más ade- lante aclarará que "la materia es substancia.. Lo mismo sostiene en su comentario a la Metafísica (Metaphysies. p. 2. c. 233. 57 Es de notar que. 5) "aquello por cuya decisión se mueve lo que se mueve y cambia lo que cambia" 55. admite la posibilidad de que el mismo Aristóteles haya insertado en la Metafísica un pasaje que ya tendría listo para su "Física". c. H. XI. 59 ARISTÓTELES. c. los ejemplos son los mis- mos de la Física pero en esta obra la materia ("hylé". el bronce es causa de la estatua y la plata de la copa". Buenos Aires. GARCÍA YEBRA. Fax. 6) "aquello desde donde comienza a ser cognoscible una cosa". c. Aristotelis Metaphysica. o. Lofredo. pero lo que interesa es retener la coin- dencia parcial de "principio" con "causa": toda causa es principio. p. Metafísica. 1059a 18-20). I. pero no todo principio es causa. 2. c. 36. Pero Ross afirma que todo indica la anterioridad del pasaje de la Física y la unidad del redac- tor: cfr. p. C. p.. p. 56 MusTóTELEs. Zuccm. BoNNrrz. V. c. 1980.. Aristotele.. 233 . 2. este último término tiene un significado más amplio y es claro. Zucmu. y sostiene esta última posición : lo habría hecho un editor posterior. Zuccm. 1013a2. O. GARCÍA YEBRA. c. O. p. 214. c.. GARCÍA YEBRA. p. I. en la misma obra. 54 ARISTÓTELES. o. "hypokéimenon") es no sólo el constitutivo sino también el substrato ya de los cambios accidentales (citados en el pasaje de la Física") ya de los cambios substanciales.. 3) "el constitutivo originario inmanente de una cosa desde el cual éste comienza a hacerse"53. La Metafísica.. . I. p. o. II. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS 17 realizarse mejor' 52. V.56 En cada caso aduce ejemplos. 217. o. 2. t. "Except for a few very minor divergen- cies this chapter is identical with Physics II. 53 ARISTÓTELES. Aristóteles. p. o. GARITA YEBRA.

4. aparece en segundo lugar. sin embargo "la razón de que" algo sea lo que es. Y responde: "The two Greek commentators do not expressly say this. p. se toca su razón intrínseca. VII. Fues. En realidad. GARCÍ YERRA. C. o. I. c. c.. p. 312. es decir su esencia. c. Se trata del determinante ya de las modificaciones accidentales.. En el libro I. VIII. 312. p. en la octava musi- cal la relación de dos a uno y. III.. II. O. c. ces deux causes a la cause formelle". Aristote et L'idéalisme platonicienne. Alean. diess. ya que no ha sido descubierta como distinta de la causa material por los primeros filósofos. 328. por ello es la causa que más directamente responde a la pregunta por la cosa: "Id «por qué» se reduce en último término a la ra- zón ("lógos") última y el «par qué» primero es causa y principio"... 1013a28-29. . 1. o. o. en quelque mesure. Pero otros lo han hecho: C. 61 ArusTóln-ms. 1. p. el aumento o disminución. O. la alteración de sano a enfermo.. c. 63 ARISTÓTELES. 29.. 177.63 Es la causa formal. t. 64 ARISTÓTELES.. Hay que notar que la cuestión "dióti" se traduce por "Why" y por "Warum" que evocan más bien la causa final o la eficiente que la formal.. VIII. 1042a28-29. por ejemplo. das Warum angeben Iffinnen. Zuaca. o. Tub!ngen. ya de la naturaleza de cada cosa. J. Zuacm. O. Es claro que esto no significa una prioridad en el orden causal. 11. I. V. GARCÍA. 1042b33-1042a1.4 Por su parte. c. o. t. retomando la his- toria. WERNER opina que "la complaisance ave laquelle Aristote insiste sur les causes motrice et finale ne l'empeche point de reduire. en general. a los que añade "el cambio según la substancia". GAI1Cí1 YERRA. p. t. o. 1. que son cam- bios accidentales. c. I. in letzter Instanz sein Begriff: die Begriffsbestimmung ist die hüchste und letzte Antwort auf die Frage nach seinem Warum". ScHwELER. 62 ARISTÓTELES. es causa la forma y el ejemplar (o modelo) y ésta es la razón de la esencia y de sus géneros. 19. 1029a20-21. o. 1848.. o. PONFIZRRADA opuestos existe algo que es el sujeto de los cambias" y enumera el cambio de lugar. c. wie zuvor auseinnandergesetzt worden. c. 219. G ARCÍA YERBA. c. p. t. p. 358.. YERRA. p.. Cuando se pregunta por qué algo es lo que es. 3. p. es la esencia. c. ZUCCHI. que es el "ló- gos" explicativo. They seem to be thinking in tercos of formal causality. sino de que ésta es la que responde a la pregunta por la cosa.. se ubica en primer término la. o. GARBA YERRA. comentando este pasaje. o. t. se pregunta : "Does this mean that all causality for Artistotle is ultimately reduced to the form?". Y la respuesta traduce o 60 ARISTÓTELES. p.. c. Das eigentliche Warum eines Dings ist aber. p. enumerada en primer lugar en los Analíticos Posteriores y en Metafísica 1. ahora. Esta posición es más precisa : la pregunta por el "por qué" se res- ponde por el concepto propio que expresa la inteligibilidad de la esencia. p. c. al "por qué".. 10. t. Zuccm. substancia ("ousía") y la esencia ("to tí en éinai"). al enumerar las cuatro causas. es esto en potencia"6' y por lo tanto "ni es algo ni es cantidad ni ninguna otra cosa de las que determinan al enten62 Prosigue : "De otra manera. expresable en su definición. F. Zuccrn. "por la cual" se es esto. 358. A. como vimos.64 El "lógos" es la razón intrínseca de cada cosa. 18 GUSTAVO E. II. 1. o. o. opina : "Weisheit und Wissen ist. París. c. OwENS. Tras citar a Alejandro le Afrodisias y a Asclepio. o. los comentarios griegos no hablan de una reducción de •todas las causas a la formal. p.so que tam- bién exige un substrato material "que no siendo en acto algo determinado. They mean directly that within the sphere of formal causality the ultimate reason is the Forin that is primary by nature". Die Metaphysik des Aristoteles. el número". 1910.. 983a28-29. I. c. 97.

. una definición que es una razón formu- lada. e. Forse Aristotele. Zuccm. c. el que aconsejó tes causa de la acción y el padre del hijo y. II. o. 496.. 0. aunque sí el de "forma no accidental" y "forma de la substancia" (resulta lógico que así sea si se tiene en cuenta que el vocabulario filosófico comenzaba a fijarse : "forma" traduce tanto a "éidos". 1070a21.. en Met. ZucalTI. c. el principio de donde procede el movimiento y la quietud. la natura intima di ciascuna cosa. la usaba Platone.. que no debe confundirse con la "forma subs- tancial". 64 morfé". "el agente de lo que es hecho (o producido)" y "el que pro- duce el cambio". corno aquí..C. t. p. XII. en Met. I. GARCÍA YERRA. pero duando está en acto "cada substancia se genera desde otra del mismo tipo". 149. Zuccm.. por ejemplo.". En cuanto al término "parádeigma" (mode- lo). 67 ARISTÓTELES. 68 ARISTÓTELES. el agente de lo que es hecho y el que produce" el cambio de lo que se hace". XII. 3.67 antelación real que no se da en las causas material y formal: "cuando el hombre está sano. c. o. en suma. Y. 496. pero cuando está en acto entonces está en la especie".. "Además. p.68 Esta es la diferencia que separa la causalidad extrínseca 65 Es acertada la observación de REALE: "qui "ousía" significa sostanza formale.. en la Física es "aquello de donde proviene el principio primero del movimiento y el reposo" y tam- bién. I. Este análisis. IX. p. Una característica de las causas motrices será señalada más adelante.. c. 66 El término complejo "forma substancial" no se halla en Aristóteles. 66 ARISTÓTELES. 3. Pero la composición hilernórfica aparece constantemente al tratar de los entes sensibles. de la cualidad o de la cantidad o del lugar. 8. pp. 2. referendola alle Idee trascendenti. GARCÍA YERRA. 203-204. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TomÁs 19 debe traducir conceptualmente. .. donde establece la analogía entre el cambio accidental y el substancial y la necesidad en ambos de un substrato material y de una forma determinante (en el caso de la subs- tancia. c... p.. entonces existe la salud y la figura de la esfera de bronce se da simultánea- mente con la esfera.. cioe essenza (``to tí en eínai") e forma ( `lógos") essa e il principio determinante. c. GARCÍA YERRA. determinante específico de las substancias corpóreas y acto de la ma- teria". en Met. c. o. El análisis del cambio y sus factores se realiza en la Física. ossia quel principio che fa sí che una cosa sia appunto quella determinata cosa e non altra". mor la usa ad indicare la propia forma inmanente. 3-4. 219. come sugerisce Alessandro. 0. en Met. la generación absoluta y la corrupción absoluta constituyen el cambio en cuanto a la esencia". 1070a22-23. 2.. XII. 1070a 1 afirma "lo que cambia es la teria está en potencia porque puede llegar a la forma específica..65 La tercera causa es la motriz. "sjéma" como a otros vocablos similares. in quanto la natura fa tuno CiO Ch3 fa aspirando appunto alla forma". referido especialmente al cambio substancial se retorna con amplitud en Sobre la generación. parla della forma come modello (inmanente). o. o. 1050a 15.66 Ya hemos visto que esta causa se descubre al reconocer que el substrato material no puede ser el productor del cambio. de un determ i nante de la esencia).. XII. 1013a26-29. p. p. 3. expresión de esa esencia. "substancia" traduce "ousía".. p. 1061968 distingue cuatro tipos de cambio: "las clases de cambio son cuatro: el de la esencia. O. al advertir que "las causas motrices son anteriores a sus efectos". t. "la ma- teria está en potencia porque puede llegar a la forma específica. 203. "Aristotele qui non la usa nel sensor in cui secondo lui. XII. II. o. c. t. 3.. 409. "hypokéi- menon" "hyp¿stasis" y hasta "synolon") vocablos que a veces pueden indicar al materia. 234. 1069b3 asienta que "la substancia sensible es mudable" y que "es necesario que haya un sujeto que cambie de un contrario a otro". o. 7. en el libro I se denomina "principio del movimiento". I. c. o.

la salud es causa del pasear. p. 70 "E n'en est que plus digne de remarque. est manifestement la pre- miére de toutes les causes puisque. prolonga el texto aristotélico y lo precisa en muchos puntos. E.. Y. GARCÍA YEBRA. sin desviarse de su línea. o. 1013a33-36. al comentar estos pasajes. Or c'est en vertu d'un suele et méme príncipe qu'un étre est. c. 199. et qu'il est cause. 1069b3-12. déclare Aristote. se dit en quatre sens : l'essence ou quiddité. pero de un modo confuso: "Aquello a causa de lo cual se reali- zan las acciones y los cambios y los movimientos. I. o.. ¿Por qué. par la méme.72 El resto de este capítulo sigue la línea del paralelo de la Física: la re- ducción a la causa final de los instrumentos y acciones empleados como me- dios. o. PONTERRADA de la intrínseca. O. enfin. Vrin. L'étre et l'essence. o. p. II. se pasea? Decimos: para estar sano. que se reducen a cuatro: "Las clases de cambio son cuatro: o bien respecto de la esencia. lo reconocieron en cierto modo como causa. p. IV Santo Tomás. 219. creemos haber dado con la causa". Sin embargo en ninguno de estos casos se llega al plano del ser: no pasa del nivel de la esencia.71 Aristóteles sabe que hay otros filósofos que han entrevisto esta clase de causalidad. t. Zuccm. V.. o. L'ousía. 234. el cambio en cuanto a la esencia es la generación y la corrupción absolutas. GUSTAVO E. elle se trouv étre. ou "ce en vue de quoi" le mouvement se produit. habiéndolo dicho. c. t. pero el cambio de esencia afecta a la substancia misma. La causa motriz es productora no sólo del movimiento local sino de toda clase de cambios. la reciprocidad de las cau- sas.. mientras que en la segunda es simultáneo. Zuccm. o. 1972. étant ce par quoi le chose est ce qu'elle est. Des quatre genres de causes qu'il distingue. pp. o. GtrusoN. 494. o. GARCÍA YEBru. la diversidad de causas de un mismo efecto. le bien. por ejemplo.. t.. el cambio en cuanto a la cantidad es el aumento o disminución y el cambio en cuanto a la cualidad es la alteración y el cambio en cuanto al lugar es la tras- lación". c. c. GARCíA YEBRA. c.. C. V. Zuccar. la matiére ou le sujet du changement. y el fin es aquello por lo cual algo se hace. aucun ne correspond exactement et exclusivement a la causalité efficiente. pp. o de la cualidad o de la cantidad o del lugar. 2. qu'il soit extrémement difficile de savoir ce qu'Aristote entend par ce que nous nommons "cause efficiente". también es causa el fin. en la primera el efecto es posterior a la causa. 1012a35-1014a26. 63.69 Los tres últimos son cambios accidentales. Parmi ces quatre genres de causes. París. c. 71 ARIST6TELES." "Además. . XII. en efecto. 2. ou "to tí én eínar. II. 234-236. comme en vient de voir. c.. on ne détonne pas que l'essence vienne en premier. la distinción entre causas en acto y en potencia y de causas universales y singulares. 011 peut affirmer que l'essence est a la fois la racine premiére de tout étre et celle de sa causalité". "Cause". l'origine ou príncipe du mouvement. c. aunque haciendo apor- 69 ARISTÓTELES. p. pero no lo llaman expresamente causa como lo hacemos nosotros ni dijeron de qué manera sea causa". 219-224. 2. ce par quoi la chose est.. en ellos el substrato es la "ousía". p. 72 ARISTÓTELES.

p. II. El dedicado a la Física." La reali- dad puede estar en acto o en potencia. eius materia erit metellum. ya que de ella se hace real- mente algo. O. constitutiva de la estatua. I. es cuerpo: "la materia de cada cosa es de una especie' y la materia es su género. pues la estatua se hace ciertamente del bronce que. o.. como en. lect. non est aliqua aptitudo ad forman. . 113: "Patet ergo secundum intentionem Aristotelis quod privatio. quae ponitur principium naturae per accidens. o. 763: "Ex contrario vel privatione diditur aliquid fieri sicut ex non inexistente. fit etiam ex infigurato. TomÁs. está en ella en acto. más extenso que el dedicado a la Metafísica. le adviene a la materia el estar privada de la forma que puede adquirir: "la materia nunca existe sin la privación porque cuando posee una forma está privada de otra". ed. ut album ex nigro vel album ex non albo".. cit. 58. "Forma et subiectum sunt principia per se cius quod fit secundum naturam. tes decisivos. vel aliquod principium imperfectum. lect. 74 S. n. "a diferencia de la privación y del contrario. TomÁs. lect. es metal. P. sed privatio vel contrarium est principium per accidens. TOMÁS. aunque con algunas varian- tes de importancia. p. cit. 1. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS 21. ed. inquantum accidit subiecto"." En cambio "el sujeto y la forma son principios del por 5j".77 La pri- vación y lo opuesto no son causas. n. 211. V. cit. 763: "Quia cuiuscumque materia est species aliqua. que aparece como principio natural accidental. 77 S. ed. Ma- rietti. 13. 76 S. El con- tenido del tratamiento de las causas es muy similar. Torino. su materia es metal y aleación. p.. Veamos primero sus comentarios.. n. nam statua quidem fit et aere.76 En el comentario a la Metafísica añade un ejemplo de principio acci- dental ("per accidens") la privación y lo contrario son principios "como se dice que de lo negro se hace lo blacno o lo blanco de lo no blanco". pero la estatua estaba en potencia en el bronce no figurado. La carencia de la de- terminada figura es la privación. ed. inquan- turn accidunt subiecto". ed. cit. 5. n. TorÁs. To- rino. p. I. c. 112. no ess cierta aptitud a la forma. 2. V. materia est eius genus. lect. En el comentario a la Física subraya que la causa material es un cons- titutivo real. Tozvás. In Metaphysicorum Aristotelis libros expositio. 211. 58. 1. escrito entre 1269 y 1272. si su tnaterib es bronce. quod inest statuae iam factae. o una incoación de la forma. In Physicorum Aristotelis libros expositio. et mixtum et corpus et sic de aliis". c. ed. lect. 178. n. quod subiecto accidit". 1. I.. ed. o. que se ubica en el año 1268 es. quod quidem non inest statuae iam factae".. el caso de la estatua. o algún principio activo imperfecto. sicut si materia statuae ets aes.. 13. 1950. c. la materia bronce.. la materia sí. en lo que nos concierne. 92. en ambos casos la materia es una realidad. vel incoatio formae. TOMÁS. está en la estatua ya hecha. En sus obras personales no sólo va a profundizar estos temas sino a transformar su pespectiva. que aparece como un factor del cambio. 58. 1.78 73 S. 1954. y se hace también de lo no figurado. ut quidam dicunt. sino la propia carencia de la forma o lo contrario a la forma que adviene al sujeto". "pero la privación o lo contrario es principio accidental". sed ipsa carentia formae vel contrarium formae. 75 S. como algunos dicen. 1. C. n. activum. 112: "Privatio vel contrarium est principium per accidens. que ciertamente no está en la estatua ya hecha". Marietti. p. ed. 2. Cathala-Spiazzi. 13.. p. "Ad." Lo que quiere advertir es que "según la intención de Aristóteles la priva- ción. Pero la causalidad material se extiende más: la materia de la estatua es bronce. differentiam privationis et contrarii. cit. lect. y cuerpo y así de lo demás". Maggiolo. 1. 78 S.. cit.

De otro modo. 9. Vrin. pero está en un plano distinto. et ideo de re preadicari non potest". t.NECA. III. 118. 868. 83. ed . 83 PLOTINO. Patr. n.. que hay una causalidad formal extrínseca. c. III. ed. 8 9. como extrínseca a la cosa. negada explícitamente por Aristóteles. Madrid 1948. 12. ed. C. 2. III.. Paris. respecto al hombre. Gr. Patr. 7. que sin embargo se dice hacerse a su semejanza. las de animal y de bípedo y al mismo tiempo. ad cuius -Lamen similitudinem res fieri dicitur. E. Uno modo sicut forma intriseca rei. ed. O. sino también de sí mismas. 40. y según ésto el ejemplar de la cosa se llama forma" sea Cita a Platón y admite. que se refiere de dos maneras con lo real: de un modo. 2.. I. Porque la materia es parte integral de la cosa y por ello no puede predicarse de e/W. p. 5. Confesiones. 29.. Además.79 El género es ex- presión de un aspecto inteligible común e indeterminado específicamente. apartándose de la línea aristotélica. 469. ToMÁs. no sólo de las cosas sensibles serán ejemplares las Ideas. VII. p.. distingue el Aquinense en el comentario a la Metafísica dos tipos. y. en efecto. Introduction a l'étude de saint Agustín. t. TOMÁS. p. 1-2. B. Migne. Migne. Aquí aparece un problema que en el texto aristotélico no tiene suficiente claridad: la distinción del orden lógico del real. ZUCCHI.. 1949. que algo sea o llegue a ser semejante a algo sin ser modelado conforme a ese algo. B. con la tradición neoplatónica y agustiniana. Santo Tomás es nítido: "Aunque según el nombre puedan identiyicarse el género y la materia. pp. 1. De diversis quaestioni- bus. 287-296. C. 825. species et exemplum id est exemplar. por ejemplo. GARCÍA YL'BRA. 82 S.83 el Pseudo Diosinio " y San Agustín. Madrid. y 9. . ed. 13. cd. XI. modo sicut extrinseca a re. 1546: "Licet idem secundum nomen possit esse genus et materia. pp. Además habrían muchos ejemplares ("paradéigmafa") de una misma cosa y por lo tanto muchas ideas. Alio. 1957. de modo que exista o no Sócrates alguien podría llegar a ser como Sócrates y es evidente que lo mismo podría suceder si Sócrates fuese eterno.82 Plotino. non tamen idem eodem modo acceptum. B. 84 PSEUDO DIONISIO. París 1925. 1043-1045. VII. c. "La especie y el ejemplo o sea el ejemplar es la causa formal. como género de las Ideas. E.69. c. ed. 331a21-32: "Afirmar que las Ideas son ejemplares y que las demás cosas participan d3 ellas es decir palabras vacías y metáforas poéticas. De divinis nominibus. C. GnsoN.85 79 S. 85 SAN AGUSTíN. o. La Trini- dad. pp. c. De modo que una misma cosa será a la vez ejemplar y copia".. c. et haec est causa formalis. 6-49. 81 ARISTÓTELES. pp. cit. Del Génesis a la letra V. p.. PONFERTIADA De manera que los géneros de las cosas pertenecen al orden de la causa- lidad material. A. no son lo mismo si se entienden del mismo modo. 1. p. o.. por ejemplo. A. 2 y 12.. Materia enim est pars integralis rei. Les Belles Lettres. 259-262 y 274-298. 211 .cit. O. Metafísica. IX. coincide con la materia en la indeterminación. ed. Pues ¿qué cs lo que actáa m'rando a las Ideas? Es posible. lect. 43. Lat. Ennéadas. 1968. el género. 1. et secundum hoc.8' pero ad- mitida por Sencca. cit. la de hombre en sí. 80 S. Sobre el ejemplarismo agustiniano conf. corno forma intrínseca a la cosa y así se denomina especie.. 69-70. t. exemplar rei dicitur for- ma".. 17. Madrid. quae comparatur dupliciter ad rem. A. 373. En cuanto a la causa formal. n. pp. 764: "Alio autem modo dicitur causa.22 GUSTAVO E. Bréhier. Carta 65. lect. et haec dicitur species. ed.

G. comunes: "La especie constituida por la forma y la materia común se compor- ta corno formal respecto al individuo que la participa". 180: "Quadruplex est causa efficiens. ésta es la "forma" lógica del sujeto. et haec est causa movens vel efficiens''. 1. sicut in definitione hominis ponuntur carnes et ossa. la esencia de la cosa". cit. p. n. scilicet perficiens.89 La esencia. 1. ed. constituida por materia y forma de orden substancial. ubica la función formal de orden real y la de tipo lógico. 2. dicens quid est res. ed. n.. 1. 1n Metaphysicam. TOMÁS. Perficiens enim est quod dat complementum motui vol mutationi. 88 S. lect. TOMÁS. In Metaphysicam. 764. sobre este problema. substrato substancial en potencia a la forma. 1. non autem hae carnes et haec ossa". En el cometnario a la Física se aclara cómo la naturaleza de los entes corpóreos. o. c. 5. lect. En el comentario a la Física distingue cuatro tipos de causalidad efi- ciente: 1) la perficiente. 2. 212. "Nota sobre los «grados de abstracción"». PONFERRADA. ed.. V.90 Notemos la novedad terminológica. 91 S. quia perficit rationem quidditatis rei". La causa del movimiento es llamada por Santo Tomás "causa movente o eficiente". "Y porque cada ente obtiene su naturaleza sea del género sea de la especie por 514 forma y siendo la naturaleza del género o especie lo que expresa la definición diciendo qué es la cosa. In Physicam. In raysicam. en el que descubre "lo que llamamos materia prima" (n. que da su complexión definitiva a la cosa producida. cit. V. sicut quod introducit formam substantialem in generatione.' En el comentario a la Metafísica explica la razón de causa que posee la forma: "La forma es causa porque perfecciona la razón de. TOMÁS. que prepara al sujeto para su perfección propia. 2. conf. Praeparans . 90 S. praeparans. o. sobre la que volveremos ense- guida. ed. compuesta de materia potencial y de forma actual debe su perfección propia a la forma.91 Notemos que no aparece la causa instrumental. como hemos visto. 1. n. en esta lección distingue los principios posi- tivos del cambio. 5. la privación y lo opuesto. de los nega- tivos o "per accidens". lect. adiuvans et consilians. lect.. 765: "Tertio modo dicitur causa unde primum est principum permutationis et quietis. c. constituída por materia y forma. a su vez. p. 267-284.. Aristóteles reduce a la causalidad final. p. 3) la adyu- vante que ayuda o colabora a la obtención del efecto y 4) la consiliante. 92. 13. Sapientia. 764: 1Quia unumquodque consequitur naturam vel generis vel speciei per formam suam. la forma es la razón de la esencia o sea la definición por la que se sabe qué es la cosa". natura autem generis vel speciei est id quod significat definitio. n. TOMÁS.. TOMÁS. 2) la dispositiva. 212. Inmediatamente antes había señalado: "In definitione rerum naturalium ponitur materia: nam in definitione speciei non ponitur materia idividualis sed materia communis. subrayando la distinción entre el cambio accidental y el substancial. a los que denomina "per se". Estas aclaraciones permiten entender cómo tanto en la abstracción física domo la ma- temática y la metafísica se extrae de lo concreto un aspecto con función "formal". pp. pero como la esencia se expresa por la definición. TOMÁS. 118). 89 S. p. 179: "Natura igitur speciei constituta ex forma et 'materia communi se habet ut formale respectu individui quod participat talem naturam.lect. e t pro tanto hie dicitur quod partes quae ponuntur in definitione partinent ad causam forma- lem". 86 S. II. V. I. el sujeto o materia y la forma. 87 S. ideo forma est ipsius quod quid erat esse id est definitio per quam scitur quid est res". II. que inclina a obrar de un modo determinado. n. 1. E. cit. cit. XXXIII (1978). que.87 hace de "forma" del sujeto concreto y está. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS Por otra parte. "Et ideo haec est ratio quare forma est causa. 212. lect.86 La naturaleza o esencia concreta tiene función formal respecto al individuo al participarle la especie.

c. Ib. 771: "Et quia de fine videbatur minus quod esset causa. "par la cual algo se hace". sin embargo el movi- miento y la quietud se reducen a una misma causa: por la misma causa algo se mueve localmente o reposa en un lugar92 La cuádruple división de la causa eficiente se atribuye expresamente a Avicena. quia principale agens agit ad finem proprium. 93 S. 767: "Disponens autem quod non inducit ultimam formaron perfectivam. qui est ab extrinseco" (aquí se refiere al alma intelectiva.. 736b25-29). respecto a la causa perficiente.. 2. 771: "Quarto modo dicitur causa finis. PONFERRADA En el comentario a la Metafísica. n. 1. lect. quia id quod ipse facit. p. p. II.. sive naturale. non solum secundum esse substanVale. reduce a esta causa todo lo que hace que algo de algún modo sea. scilieet perficiens.. inquantum dat finem et formam agendi. en cuanto a la comiliante la distingue de la principal.. Adiuvans yero est quod non operatur ad proprium sed ad finem alterius. 94 S. c. quiescit in illo". TomÁs. lect. lb.93 Por último. TOMÁS. c. 1. adiuvans et consilians. V. 1. 92 S. V. cit. p. TomÁs. Perficiens autem dicitur causa efficiens quia ultiman' rei perfectionem causat.. o. disponens. TomÁs. ed. Ex cadem enim causa ex qua movetur alquid ad locum. sed etiam mutans mutati". 92-93. nam causa secunda operatur propter finem primae causae in omnibus agentibus per se ordinatis. 768: "Adiuvans autem dici tur causa secundum quod operatur ad principalem effectum. 3." Nota Santo Tomás que es la que merece más atención de Aristóteles. sicut quod indu- cit formam substantialem in rebus naturalibus. operatur ad finen rcgis. n. 212. en la causa adyuvante distingue el agente principal del secundario que le está subordinado en orden a un fin.. 2. et haec est causa movens vel efficiens. ya que es "la que menos parece ser causa". 766. /h. el tratamiento es notablemente más detallado.. 212. lect. n. vel artificialem in artificialibus. cit. La generación de los animales. ut in primo libro praehabitum est.. ed. Et haec est dispositio causae se- cundariae ad priman". ant etiam quietis. n. 2. Se explica por qué esta es "la causa de donde es el primer principio de permutación y de quietud" que parecen ser opuestos. ut aedificator domus". V. dicitur domum facere. de ahí que la causa que las produce sea perfi- ciente. quod contingit in omni motu.. 2. se señala que la perfec- ción de la cosa proviene de la forma substancial en los entes naturales y de la artificial en los artefactos. adiuvans autem ad finem alienum. et primus intellectus toti naturae". hoc autem est cuius causa aliquid fit".24 GUSTAVO E. sicut mlitaris propter finem civilem". V. In hoc tamen differt ab agente principali. 769: "Consilians autem differt ab efficienti principali. sive intelec- tuale. o. cit.. n. lb.n Metaphysicam. "Sciendum est autem quod secundum Avicennam quattuor sunt madi causae efficientis. I. pp. sed secundum accidéntale. lect. sicut horno generat hominem non causaras intellectum. n. Et hoc no proprie dicitur efficiens domus. que para Aristóteles "adviene desde fuera". en cada caso se agregan expli- caciones y ejemplos. 212.. 765: "Tercio modo dicitur causa unde primum est principium permutationis et quietis. Et ideo non solum dicit quod faciens sit causa facti. Magis tamen proprie erit afficiens si inducat ultímam dispositionem ad quam sequitur de necessitate forma. 1. sed tantummodo praeparat materiam ad formam sicut ille qui dolat ligna et lapides. quia motus naturalis et quies naturalis in eadem causam reducuntur. Dicit autem motus. 95 S. o. ConsIans autem in his quae agunt a proposito est quod dat agenti formam per quam agit". ed. et similiter quies violenta es motus violentus. a la que proporciona el fin. sicut qui adíuvat regem in bello. Et hace est habitudo primi agentis per intellectum ad omne agens secundum. n. unde etiam ab aliis prioribus philosophis hace causa est praetermissa. non est domus nisi in potentia. n. sicut aedificator navis navim operanti. ideo specialiter probat de fine . cit. Narra primum agens intellectuale in omnibus dat finem et formam agendi secundo agenti. 770: "Ad hoc autem genus causae (se refiere a la eficiente) reducitur quidquid facit aliquid quocumque modo esse. ed.95 En el comentario a la Física explica que "más detenida- autem seu disponens aptat materiam seu subiectum ad ultimum complementum. propter quod est ultimum in esse. la causa final.

2. o sea "por qué" en el doble sentido de . quia movendo producit ad hoc quod sit finis. 181: "Quintum autem modum causae ponit quod aliquid dicitur causa ut finis.99 Lo que es de destacar en todo este pasaje es el centrarse en el plano del ser ("esse").. 97 S.. o. es decir. "to tí en eínai" que es la razón intrínseca o "lógos" inmanente y por esto causa formal. et hoc est cuius causa alquid fit sicut sanitas -dicitur deambulationis. Finis autem est causa effi- ciantis non quantum ad esse sed quantum ad rationem causalitatis. prout etiam forma est. 5. la pregunta por la cosa. 1. 93. non auten agit nisi causa finis. Nam forma substantialis dat esse materiae simpliciter. cit. ed. ut sa- netur. más estrictamente en su esencia. las causas eficiente y final. p. lect. sino "lo último en el ser («esse. 212. Sin embargo la pregunta "¿por qué?" inquiere la causa y al responder por el fin pensamos haber dado la causa. Est igitur efficiens causa finis. sed secundum quod est forma huius. Y la forma y la materia mutuamente son causas en cuanto al ser. después el principio movente o factivo y por último el fin. n. TOMÁS. la causa material. habens esse in hoc. Nam efficiens est causa inquantum agit. Ideo autem potius probat de fine quod sit causa nuam de aliis. et aliae duae similiter. La eficiente es causa del fin en cuanto al ser porque moviendo conduce la eficiente a que se logre el fin. Y similarmente la materia y la forma: pues la forma da el ser y la materia la recibe.)". 1. Dico autem utrumque horum sibi invicem esse causam essendi vel simpliciter vel secun- dum quid. finis autem causa efficientis. quia efficiens est principium motus. Forma quidem materiae inquantum dat el esse actu.97 De ahí que los primeros filósofos lo descono- cieron. la cuestión "diáti" tiene su primera res -puesta en la "ousía". que por ello aparece como causa. 99 S. quia hoc minus videbatur propterea quia finis est ultimum in generatione. In Physicam. 775: "Sciendum est autem quod cum snt quattuor causae superius positae. Luego del fin tiene su causalidad la eficiente.upor. finis autem terminus.ed. parecería menos ser causa" que efecto. Pues la eficiente es causa en cuanto obra y no obra sino a causa del fin. Materia etiam quandoque non sustentat for- mara secundum esse simpliciter. 11. Nam haec quaestio quare vel propter quid quaerit de causa: cum enim quaeritur quare vel propter quid quis ambulat. Forma autem acciden- talis secundum quid. TOMÁS. . 96 S. ed. p. Unde ex fine habet suam causalitatem efficiens. En el texto aristotélico las causas explican el movimiento ("kí- quod sit causa. .. "La causa eficiente y el fin se corresponden mutuamente porque la eficiente es principio del movimiento y el fin su término. sieut se habet corpus humanum ad animan rationalecrn". materia vera formae inquantum sustentat ipsam." En el resto del comentario a este capítulo de la Metafísica aparecen al- gunos aspectos importantes que debemos subrayar. V. 98 Como ya vimos. Nam efficiens et finis sibi correspondent invicem. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS 25 mente prueba que el fin sea causa que los casos de las otras. In Metaphysicam. Unde patet quod finis est causa". cit. Pero el fin es causa de la eficiente no en cuanto al ser. cit. sino en cuanto a la razón de causalidad. earum duae sibiinvicem eorrespondent. cum enim quaerimus : «propter quid ambulat?» dicimus : «ut sanetur». Forma autem et materia sibiinvicem sunt causa quantum ad esse. TOMÁS. nota 95. que y “para qué». n. lect. c. Notemos que la cuestión "dióti" es traducida por "quare vel propter quid".. Efficiens est causa finis quantum ad esse quidem. Et similiter materia et forma: nam forma dat esse. porque siendo el fin lo último en la generación. p. Pues la forma (es causa) de la materia en cuanto le da el ser en y la materia (es causa) de la forma en cuanto la sustenta". 213. citado antes. Et hoc patet quia respondetur ad quaestionem factam propter <luid. et hoc di- ventes opinamur nos asignare causam. materia autem recipit. _luego el factor determinable.96 En el comentario a la Metafísica ya no es el fin lo último en la generación. convenienter respondentes dicimus.

da razón del cambio: éste caracteriza al mundo físico sujeto a un ininterrumpido paso de la potencia al acto. creó (Gen. Hallados los principios explicativos de este' proceso. sino el compuesto. Pero en los Tópicos. sus causas. como para todo el pensamiento antiguo. I. c. e. en Santo Tomás el acto último es el ser.102' 1001 Conf. aun en el caso de los cambios substanciales lo último es el paso de una esencia ("to tí en eínai") a otra. PoNFEtRADA nesis") y el cambio ("metabolé"). II. ubica entre los "problemas dialécticos" de les que no es posible dar una solución demostrativa. para el segundo. el acto intrínseco la "forma" de la substancia es la última instancia de lo real. la Mente dio impulso a la masa confusa de ele- mentos inactivos. 200a24-b8. 9. c. eterno. 1. en el primer' caso. el primer párrafo del libro del Génesis utiliza el verbo "bará". 1032b31-1033a2. La causalidad. Santo Tomás muestra a la vez su continuidad con la linea aristotélica y la profunda transformación que le imprime. c. en la Metafísica. IV En sus obras personales. en Aristóteles. 1. sin llegar a ser ("eínai"). VIII. es decir. 1. al estudiar la noción de "necesario". la materia es potencia y la forma su acto. pero en el capítulo anterior enseña que es imposible que se engendre algo sino de algo preexistente.1°° cuyo substrato es una materia "agéneton". afir- mando con razones la posición contraria. c. Ya en sus comentarios se insinúa lo que va a constituir una real novedad.. lo que implica un substrato material. ingenerada y por lo tanto eterna. c. 1.. 11. c. afirma directamente la eter- nidad de los cuerpos celestes. en el segundo caso.. 101 En la -Física". Aunque no lo formula expresamente. VII. Para el Estagirita. el mundo es eterno: al día de hoy precedió el de ayer y a éste el de antes de ayer y así inde- finidamente. 1033a24-1084a8. al tratar de la generación. 102 La noción de creación en sentido estricto. que es precisamente la materia. establece que ni la materia ní la forma son engendrados. 1) el contexto indica que el autor . como todo ente es "ousia" o determinación de la "ousía". c. 1. 1. El devenir significa la aparición de nuevos actos o determinantes y la desaparición de otros. En cambio. hay ciclos de alternada predominancia del Amor o del Odio. 1-2 y El cielo. no se planteó el problema de su origen. 8. Física. I. II. En este marco se suceden ininterrumpidamente los pro- cesos de generación y corrupeión. un agente productor y un fin de la acción. como le sucederá el de mañana y a éste el de pasado mañana y así indefinidamente. como comienzo abrupto sin nada pre- cedente es desconocida por el pensamiento antiguo. con intermedios de equilibrio. el del ser. I. se está en posesión del saber. AnisTióTELEs. GUSTAVO E. el saber si el mundo es. En la Biblia. pero ninguno niega la eternidad de la materia). 10. como hemos visto. 1. Aristóteles supone que la ma- teria es eterna. es decir. la gene- ración y corrupción de formas.'" Para Santo Tomás el panorama es distinto: la noción bíblica de creación plantea a la razón humana no sólo el problem del comienzo temporal sino el del origen abrupto del ente y con él. 7. c. aparece la materia como factor necesario de la estructura del ente físico y de su esencial condición de móvil: toda generación supone una materia: 1. Aristóteles reprueba las opiniones de Anaxágoras y Empédocles que negaban la eter- nidad del movimiento (para el primero. o. Todo ente movible está constituido por materia y forma.

TOMÁS. 30. Marietti. Por medio de Filón de Alejandría.'" Santo Tomás retoma esta línea: "la forma hace que la cosa esté en. Avicena distingue en todo ente creado la naturaleza. Zuccall. D. que meditó tanto sobre la creación. 1951. pero en forma explícita la idea no aparece hasta el siglo II antes de Cristo. 85-91. que concebía al esse como una cosa ("res") distinta de la essentia. FABRO. que atacaba esta concep- ción. París-Louvain. C. por ello le es accidental. DE FINANCE.. MABc. trad. I. París. 367. o.14. 29). al que ubica en el seno de la esencia. p. o. El problema. la estructura fundamental del ente compuesto de materia y forma equivale a la distinción de potencia y acto. obscurecida en la disputa entre Edigio Romano. 8. sino "posible". ya que por su esencia es acto"". Etre et agir. . admitiendo sólo una distinción conceptual. c. Summa theologiae. La originalidad de la noción tomista de esse y su relación con la participación meta- física aparecen subrayadas en N. 1911. Le De ente et essentia. II. La nozione tomista di partecipazione. substantivo abstracto. IX. 1948 (2a ed. que es su receptor. 75-82 y 124-141. Zuccau. I. pp. prosiguiendo esta refle- xión. 1961. O. GILs0N. Buenos Aires. dice el propio Aristóteles.. C. 366. el acto definitivo porque la esencia misma no es nada sin el acto de ser. Nauwelaerts. cum per esentiam suam sit actus". París. en el libro de los Macabeos (IX Mac.-97. como en el aristotelismo. 63 (traduce "éidos" por especie. aparece en el siglo X. Averroes. haya podido llegar al plano del ser: conf. en J. pp. pero el esencialismo de Pio- tino impidió que pensadores como San Agustín. cit. 12-33 y 280-315. c. Esta confusión apa- rece en la clásica controversia entre tomistas y suaristas sobre la "distinción real entre esen- cia y existencia" que ha llenado tantas páginas y en la que el acto de ser muchas veces ha sido esencializado por los mismos temistas: conf. T'orino.q. Paul. Lohlé. DEL NADO. c.. pp. 103 ARISTÓTELES. pp. pp. acto. París. pp. GARCÍA YEBRA. pp. t. o. por "existencia''. p. Milano.. la forma "constituye a cada cosa en su propia especie". La forma es acto: en el aristotelismo "el término neto se aplica a la forma"103. que es como un accidente de la esencia a la que le confiere realidad. Beuchesne.. La forma es el dispositivo al acto de ser: "por la forma la substancia se convierte en recep- supone que Elohim no se valió de nada preexistente. O. DE FINANCE. E. a este "posible' la creación confiere el "existir". Friburg. c. 1950) .q. 1949. La pregunta por la cosa se responde estableciendo sus causas.6: "Omnis forma. de la que no la distingue Guillermo de Auvergne retoma este problema : en la creatura el "ser" ("esse") se distingue de la esencia por estar participado por ésta. p. ed.a. perfectio quaedam est". 73-79. c. ante todo su causas intrínsecas y determinadamente su forma. S. París. P. De veritate fundamentali philosophMe ehris- tianee. GILSON. la noción entró en la . I. E. o. L'idée d'etre. I0'50a 15. Caramello. o. per quam res in propria specie cons- tituitur. 81.76.RISTÓTELES Y SANTO TOMÁS 27 Esta transformación afecta ante todo a la causalidad. 1948.. TOMÁS. 1 05 S. M. 7.a. LAS CAUSAS EN A. Vrin. FABRo. rechaza esta accidentalidad del existir. en la filosofía árabe : Alfarabi nota que en cada cosa su esencia no es lo mismo que su existencia o individualidad.. 1945. es una tesis presentada en 1938) y sobre todo en C. p. A. 1972) que han contribuido a rectificar posiciones to- mistas que se consideraban "clásicas". 1045a24. infinitivo verbal. según su tendencia a respetar la traducción latina). S. GAncíA YEBRA. Vrin. Estos antecedentes de la posición de Santo Tomás en lo referente a la estructura del ente han llevado a un replanteo de la noción tomista de ser como acto ("esse"). c. que no es "necesaria" como lo es en Dios. 1948. Le thomisme. 6. 1939 (21 ed.. Beauchesne. t. a este obscurecimiento contribuyó el tra- ducir "esse". El tomismo. que sería otra cosa ("res") y Enrique de Gand. aparecida en 1945. en cambio. 104 ARISTÓTELES. Conf. L'etre et l'essence. París. 150-166.. t. 1933. 73-81 ("Les theologiens de l'essence") y 123-139 ("Rue sublimis veritas"). p.. 7-18 y 86. pp. p. Vrin.." Sin embargo no es.. VIII. textos de J.7: "Forma autem per seipsam rem facit esse in actu. Metafísica. Oteiza. Participation et causalité B. más tarde en A. 106 S. II. 392 (traduce "enérgeia" por actividad). 108-118 (esta obra. E. filosofía. I. ROLANDGOSSELIN.

. non tamen credidit quod Deus non sit causa essendi ipsi mundo. pp. pp. 996: "Quamvis Aristoteles poneret mundum aetemum. pp. inmutables. París. 503-506. o. R. Zucca'. Pession. c.. 3. ed.11° el hecho es que en sus escritos Dios no aparece como causa del ser sino como motor o sea como causa motriz atractiva. 108 S. XII.2. cit. Plotino re- tomará la concepción de Séneca. En la actualidad la opinión negatica es unánime: el Estagirita no conoció la idea de creación de la nada.112 No sabe- mos quienes sean los "quidam" que admitieron cinco clases de causas. 1072a10-1973a13. A. Brescia. Rolfes y Trendelenburg. Vives. GILSON. cit. III.103 Prescindiendo de lo que el Estagirita haya creído. París.. "His quintam Plato adjicit exem- plar. de qué manera algunos dijeron que hay cinco causas.a. 1949. tr. como ya vimos... Tomos. p.8: "Esse autem in actu habet per formam substantialem quae facit esse simpliciter". quam iose Ideam vocat. escribe: "Es sabido. diviserunt a causa movente in quantum est movens". 516. Stückl. ut quidam dixerunt". "Aristote et la notion de création". I. pero advirtiendo la dificultad de introducir una multi- plicidad en lo Uno. 8. Cartas Morrales. Barcelona.q. Iberoa. al comentar el libro V de la Metafísica.7.3: "Scitur etiam ex hiis quae dicta sunt. 5-50 y 209-235. Beltrami. conf. o. LV. San Alberto Magno. To- rino. afirma que Platón agregó a las cuatro causas de Aris- tóteles una quinta. ed. p. GARCÍA YEBRA. Vrin. pp. no habla de causa "eficiente" en el sentido que tendrá el término desde el medioevo. TOMÁS. TomÁs. Santo Tomás opina: "Aunque Aris- tóteles sostuvo que el mundo es eterno. G. Das Wesen des Thomismus. Mientan°. en la segunda mitad del siglo pasado.28 GUSTAVO E. 111 conf.a.n. t. n. PONFERRADA toca del «esse»" 10'? que "es el acto de todos los actos y la perfección de todas las perfecciones". son eternas.: "Hoc quod dico «esse» est actus omnium. Friburg. 386.. AgisfróTELEs. J.76. E. hoc est enim ad quod respiciens artifex. qualiter quidam dixerunt quinque esse causas.935-..111 En todo caso. 1965. 1. 1916. I. Es importante este antecedente del neoplatonismo y sobre todo de la línea agustiniana: las Ideas platónicas se trasladan a la mente divina. por la afirmativa estaban von Hertling. VI. 509-549. 110 Ser la "causa essendi" equivale a ser creador.76. lo Physica. 1949. 113 LUCCI AENEI SENECAE. se discutió entre los especialistas el problema de si Aristóteles había admitido la creación. De potentia. I. sin embargo Wo creyó que Dios no sea la causa del ser del mundo sino sólo de su movimiento. o. 194-166. Borgnet..7. . I. p. ed. VIII. 112 ALBERTO MAGNO. In V Metaphysicorum. conf. 270. de la cuca movente en cuanto movente". JOLIVET. la ubica en el "nous". sí. q. trad. Boffil.108 Comentando el libro VIII de la Física. ed. c.1. cit. Ritter y Werner.13 107 S. 192. necesarias y están en el Verbo divino: conf. en su carta 65. c.5: "Forma autem substan- tialis dat esse simpliciter". p. t. pp. Paulus Verlag. c. MANSER. ed. sed causa motus eius tantum. 217-224. por lo que antes hemos dicho. a la que sigue el «esse» en cuanto «esse». 364. Metafísica. 1. Sabemos. Epistulae morales. eo quod efficientem quam sequitur esse in quantum est esse. actuum et propter hoc est perfectio omnium perfectionum". id quod destinabat. P. que Sé- neca.q. por la negativa Zeller. la Idea ejemplar (como si el filósofo ateniense fuese pos terior a su discípulo macedonio). pp. Revue des Sciences Philosophiques et Théologiques. lect. San Agustín no tendrá inconveniente en ha- cerlas participar de algunos atributos divines. efficit". como dijeron algu- nos". debido a que dividieron la causa eficiente. Introduction a rétude de saint Augustin. ad 9m. Erdmann. Marietti. ed. p. 109 S. 259-285. desdo- blando la causa motriz es una eficiente y otra movente. 19 (1930). 1980. Brandis. t.a. II. añadiendo por su cuenta que las Ideas exis- ten en Dios.

W. tract. es decir. GILSON. hallada hace pocas décadas. que todos los hombres son gobernados por él y que domina todas las cosas. SANTO TOMÁS 29 Un contemporáneo de Santo Tomás. en modo alguno. . Pero la raíz es más lejana. Firenze. sobre todo éste de la participación. la misma cosa . había intro- ducido en el pensamiento filosófico la noción de "participación" para explicar la interacción de los entes físicos a la vez que su unidad en la diversidad. el agente es doble: uno natural. Saint Tornas et le Pseudo-Denis. según Simplicio. 1506 (copia fotostá- tica. cap. VI.". 1951.. 115 E. Louvain. a entender el término "agente" en dos sentidos distintos.115 Es precisamente el tema de la creación el que obliga. DURANTEL. 151.n8 114 Conf. Si alguna de ellas fuera diferente de las otras y sin mantener una identidad esencial experimentaran nume- rosos cambios y diferenciaciones. Gredos. La sintesi scientfica di S.116 Esta posición era bien conocida por Santo Tomás: "Según Avicena. publica A. ed. el Crea- dor del mundo". "Notes pour l'histoire de la causalité efficiente". Metaphysica Generalis. Física. Tommaso d'Aquino. 14-18). estos estudios sub- rayan la importancia de la noción de participación en el tomismo magistralmente estudiada por C. Pero en nuestro siglo cambia la pers- pectiva. Archives d'Histoire Doctrinale et Littéraire du Moyen.114 Esta nítida distinción. pp. uno propio de los metafísicos y teólogos. FARRO en su tesis de 1938 antes citada. The Doctrine of Causality in the Quaestiones in Metaphy- sicarn of Peter of Auvergne. en G. 599 y 604. 1974. Gilson ha identificado a Avicena como el primer autor conocido que realiza la separación del principio del ser del principio del mo- vimiento. G. ni ayudarse o dañarse mutuamente. 152. Toronto. A partir de esta obra se multiplican los trabajos sobre el tema. 1963. a la vez. que obra por el movimiento. En 1919 aparece la obra de P. que lo dispone todo y que está en todo. pp. Age. HORVATH. 1953 (citado por E. en 1932 la de P.. donde opone. Venezia. No hay una cosa que no participe de él. Sansoni. Atti del XII Congresso In- ternazionale de Filosofía. scilidet Creator mundi". . 1965) . LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES. usa el término "causa eficiente" advirtiendo que puede entenderse en dos sentidos : 1) como principio del movimiento (cunde est principium motus") y 2) como principio del ser (urde est principíum essendi") . sicut intelligunt naturales. muy exageradamente. 118 DIÓGENES DE APOLONIA. sino el principio del ser ("essendi") y dador del mismo. RAVEN. como se ha dicho". mezclarse entre sí. que da el ser («esse»). si bien ninguna participa por igual". GILSON. El mismo me parece ser un dios. DE RAETMAEKER. Philosophia Prima. Madrid. B. Pedro de Auvergne. en 1911 la obra citada antes de N. 117 El considerar a Santo Tomás un aristotélico hizo descuidar los aspectos platónicos de su filosofía. DUNPHY. DrEL PRADO.3: "Creo en suma. Los filósofos presocráticos. cxplicita lo que de hecho realizan San Alberto y Santo Tolás. MARC su opúsculo citado en la nota 102. en 1935 aparece el tratado de L. 18 : "Y me parece a mi que lo que tiene inteligencia es lo que los hombres denominan aire. no les sería posible. Avicenne et la notion de cause efficiente.. otro de los físicos y filósofos de la naturaleza: "Los filósofos de lo divino no entienden por «agente»el principio de la moción sola- mente.. un tomismo dionisiano al tomismo aristotélico. según el filósofo árabe. Kmic y J. discípulo tardío de Anaxímenes en cuanto al "arjé" fundamental. 1: "Divini phiplosophi non intelligunt per «agentem» principium motionis tantum. sed principium essen- di et datorem eius. Ib. Locatello.117 Pero esta visión aviceniana se integra en Santo Tomás en otra más amplia. y otro divino. que todas las cosas existentes se diferencian y son. haber llegado a todas partes. pp. en 1933. 121-130. de inspiración platónica: la de la participación del senil? Diógenes de Apolonia. 116 AVIOENA.

119 Pero Aristóteles. de las que no admitimos que hayan Ideas. la actividad moral y la vida ciuda- dana. ARISTÓTELES.123 Pero Santo Tomás hizo ver que no sólo no hay opo- sición sino que ambos factores se implican: la participación se realiza por causalidad y la causalidad es la manera de participar.1. Pero la conclusión es que la noción tomis- ta es realmente original. Metafísica. . (la primera edición de esta obra data de 1931). 4-8. 124 Conf. 1. C. una se rechazaba la otra. X8. rechaza tam- bién su participación como explicación del mundo físico.9. Aunque se detecten los diversos influjos. A. Fedón 101c y sigtes. el sentido del término "participar": "Cuando se posee particularmente algo que pertenece a otro de modo univer- sal. Banquete 211b y sigtes. II.8. Tópicas. p. 39-122 ("Il fondamento storico de la nozione di partecipazione") y 315-337 ("La nozione tomista di partecipazione"). I. Así se dice que el hombre participa del animal 119 PLAllóN. cuya importancia había sido subrayada por M. 1978. Guillermo de Auvergne. 123 Conf. c.. 147-148. al rechazar el mítico mundo de la Ideas. La structure rnétaphysique du concret. Le «De ente et essentia» de saint Thomas d'Aquin. 1950. 121-123. Revue Thorrtiste. por lo tanto cabe. la reducción de las especies a géneros. Fabro a anali- zado prolijamente la incidencia y las líneas diversas que desde Platón han conformado los antecedentes de la noción tomista de participación (es notable que no haya tenido en cuenta uno de los más cercanos autores. ya que la multiplicidad de entes de una misma especie se explica por la causalidad 122 perecería que era preciso optar entre participación y causalidad: si se elegía. o. 2. MARITIAN.991b5. t.'° Sin embargo cabe destacar que utiliza la participación en otros órdenes.121 Con todo. J. 987b8 y I. Torino.1178a24. la multiplicidad de individuos en una misma especie. 121a27. no se producen las cosas participantes si no existe lo que será movente. evidentemente nue también las demás cosas sean y se produzcan por causas semejantes a las mencionadas ahora".30 GUSTAVO E. 3. pp. XIII. 508c y sigtes. "La participation dans la philosophie d'Aristote". París. 1948. S. República 476e y sigtes.1268a23. también por A. La nozione metafísica de partecipazione. 254-277. D. 517 y sigtes. y se producen muchas otras..6. ver sobre todo. I. pp. como lo ha hecho la investigación reciente respecto al tema de la participación. El tomismo es una síntesis profundamente original. o. FOREST. 1958. como una casa o un anillo. t. PHILIPPE. La structure de l'ame et l'expérierzce mystique. pp. 160-166 (la primera edición de esta obra data de 1926). I. En esta obra fundamental no aparece Guillermo de Auvergne. Política I1. Ante todo. se llama esto «participar'. Apénd. Buenos Aires. Del sentido. Club de Lectores. FABRO. Del alma. Etica de Nicómaco. 122 ARISTÓTELES. PONFERRADA Plutón retomó esta noción y la hizo clave de su filosofía: por ella explica la unidad en la diversidad. Zuocru. c. ROLAND GOSSELIN..' Recordemos algunos textos.. 480: "La substitución de la dominante agustiniana de la participación por la dominante aristotélico- tomista de la causalidad eficiente". Parménides. Los grados del saber. Vrin. III.9. I. París. 47-54. Metafísica. 433b30.. GARDEIL. 120 ARISTÓTELES. 121 Conf. 71. Es importante el trabajo de M. 119. I. E. GARCÍA YERRA. p.991b5: "Aunque hayan Ideas.. pp. etc. p..437a7. cuyo influjo es notable). 1949. D. el resultado siempre es una novedad. etc. e. Vrin.

por la misma razón se dice que Sócrates participa del hombre y el sujeto del accidente y la materia de la turma. similiter etiam subiectum participat accidens.125 La causalidad implica participación. I. o. II. Revista de Filosofía. toda su universalidad. Summa theologiae. TOMÁS. causad a primo ente. 319 y 328 habla de una "participation verticale platonicienne" y de una "participation horizontale aristotélicienne". 55-75. lect. 49-101. ad hoc ut sit aliquid". quia forma substantialis vel accidentalis. p. ut sint perfectius vel minus perfecte. n. V. que podría llamarse "horizontal". lo que origina grados de perfección. ed. lect. Esta gradación exige un máximo. por lo tanto. sive quod est. al ser participado. una doble participación real. 24: "Et ideo guando particulariter recipit id quid ad alterum pertinet universaliter.128 A esta participación del ser en grados diversos. in- quantum participat actum essendi". determinatur ad hoc vel ad illud sublectum. debes aun partidpar del «algo» para que sea «algo»".. LAS CAUSAS AB1ST4TELES . 398. El ser de cada ente es diverso del de los otros según la diversidad de las esencias. quod est perfectissimum". P..127 Hay. ed. sit. El ente es "lo que es": "Podemos decir que el ente o sea lo que es. c. Louvain-París. pp. que fundamenta la "cuarta vía" que lleva a la existencia de Dios 129 y que podríamos llamar "vertical".. 396-397 (la edic'ón es deficiente. sed participant esse. en este pasaje introduce una coma después de "pertinet" cuando debería ubicarla tras "universaliter"). Semejantemente se dice que el . que es la causa primera. ed. c. cit. pues. pp. Participiation et causalité. 125 S. pero en ambos casos se trata de una participación de las esencias. et eadem ratione Socrates participat hominem. 128 S. otro de la misma cosa ya compuesta..Y SANTO TOMÁS 31 porque no posee la animalidad en. pero cuando ya «es» por participación del ser. cit. n. 29: "Primo oportet ut intelligatur aliquid esse simpliciter et postea quod sit aliquid. no del ser. ya que producir un efecto es participarle el ser ya en el orden accidental ya en el orden substancial.. 127 S. 129 Conf. et similiter effectus dicitur par- ticipare causara". I. Es precisamente en este último orden en donde aparece la novedad de la concepción tomista. Mtriz. ed.a. II.1: "Omnia alía a D30 non sunt suum esse. II.s. 23: "Possumus dicere quod ens. Marietti. et hoc patet ex praemissis. de la misma materia a la forma. Necesse est igitur omnia quae diversificantur secundum diversam par- ticipationem essendi. Revue Thomiste. "La cuarta vía de Santo Tomás". 1956. M. lect.. p. In Boethium De hebdomadibus expositio. Nam aliquid est simpliciter per hoc quod participat ipsum esse. "Mesure et causalité dans la quarta via".13° Aqui se ubica la causalidad material y formal: "Hay en la substancia compuesta de materia y forma un doble orden: uno. restat ut participet quocumque alio. 385-433 y 1945. quae de sui ratione communis est.44. TomÁ.scilicet per participationem ipsius esse. dicitur participare illud. FAuno. sea causado por el primer ser". n. 224. que todo lo que se diversifica se- gún diversa participación del ser.efecto participa de la cause. correspondiente a sus dos principios constitutivos. Tomls. sed guando iam est. pp. Pues no es el ser de la cosa ni. F. 1961. 1944. sicut horno dicitur participare animal quia non habet rationem animalis secundum totam "Edmmimi- tatem. cit. q. t. el ser ("esse") y la esencia ("essentia"). et materia formam. 130 C. pp. . en todo ente participado.126 "Algo «es» simplemente porque participa del ser. B. p. 396. es en cuanto participa del acto de ser". Torino. o. Calcaterra. Madrid. poseedora de la plenitud del ser: "Es necesario. TOMÁS. pp. se añade la participación de la esnecia. DECUESNOCLE. 123 8.. 1954. siendo más o menos polecto. Nauwelaerts.

Summa theologiae. 135 S. sed aliquid adveniens rei per formara". ROLAND GOSSELIN. 136 S. c. en cambio la causa instrumental no obra en virtud de su forma sino sólo por el movimiento por el que es movida por el agente prin- cipai". principal e instrumental. a. como al hacha le compete cortar en razón 131 S. cit.Ás. TomÁs. no significia que el instrumento carezca de causalidad propia: "El instrumento tiene dos acciones: una instrumental. I. III. el mismo "esse" divino que baña a las esencias reales para dar- les actualidad 134. cit. forma propia. p. citado en nota 125. t. t. p.. 380. perfecto quaedam est". alius autem ipsius rei iam compositae ad esse participatum. 1954. 4: "Forma naturalis rei dat el speciem". sed pricipali agenti". a. Spiazzi. t. corno el fuego calienta con su calor. cit. "Forma substantialis vel accidentalis quae de sui ratione communis est. y A. éste o a aquel suieto".131 La forma confiere la especie. "La forma cons- tituye a cada cosa en su especW'. incluso alguno de cuño tomista). 133 S. Tomks. a.136 El que no actúe sino participando de la acción que le imprime el agente principal. pero como "en su razón misma es común. q. p. Summa theologiae. lb.. IX. q. Tomás. et quod profundius omnibus inest". cit. otra que le es propia y le compete según su.72. La prin- cipal obra en virtud de su forma.. en cambio en Santo Tomás está en la línea de la ac- ción productora: "La causa agente es doble. 132 S. a 6: -Omnis forma. determinatur ad hoc vel illud subiectum". Torino. "Duplex est causa agens.29. TOMÁS.62. IV. q. p. ni un accidente añadido a la esencia posible (como en Avicena y otros autores más recientes.E. La transformación de la causalidad motriz en eficiente afecta también a la causalidad instrumental. piensa Guillermo de Auvergne. R. a. I. en nota 124. p.2. 1. Marietti.. ésta participa del acto de ser que no es. sino algo que le adviene por la forma".. sed solum per motum quo movetur a principali agente.. o.4: "Individuationis principium est materia". De substantiis separatis. 1. c. ed. Tom. 89: "Invenitur igitur in substancia com. . ed. sicut ignis suo calore calefacit. cui assimilatur effectus. 34. I.- posita ex materia et forma duplex ordo: unus quidem ipsius materiae ad formara. 36.. q. 1: "Esse autem est quod est magis intimum cuilibet. 158. per quan quaelibet res in propia specie constituitur. principalis et instrumenta- lis. en Santo Tomás. I. Causa yero instrumentalis non agit per virtutem suae formae. cit.. q. Non enim est esse rei neque forma eius neque materia ipsius. 1. PONFERRADA la forma ni la materia suyas.132 Esta determinación proviene de la materia: "el principio de individuación es la materia". se detehnina a.8. cit. III. la materia es principio de multiplicidad.14. ed. tampoco es la actualidad o existencia G presencia de las co- sas detectable empíricamente.. p. ni es como en el extremo opuesto. 81. Principalis quidem operatur per vitutem suae formae. cit. n.13 La materia participa de la forma constituyendo la esencia individual. ed. según la cual no obra en virtud propia sino en virtud del agente principal. a la que asimila el efecto.. t. Vimos que en Aristóteles el instrumento se ubi- caba en la línea del fin.sT.. o. . Unde effectus non assimilatur instru- mento. . 134 Ver los textos de Avicena y Guillermo de Auvergne en M. ed.. 467. ed. IV. FoR. la fuente escondida de la existen- cia o realidad.32 GUSTAVO E. c. sino que es "lo más íntimo de cada cosa" 135 el acto de donde brota la actualidad del ente.

TOMAS. 1934. t. SILVESTRI (In Contr. TOMÁS. P. sicut et motus est actos imperfectus ab agente in patiens". DE Vio (In Iam. p. no como sujeto de inhesión.4). p. sino del "esse" de la acción: se trata de un "esse" fluente y por ello incompleto. SOTO (In Phys. de la sola fuerza motora o de la moción. 1. Summa contra gentiles. como podría seguirse en una línea de tipo aristotélico. es "una virtud instrumental fluente e incompleta en su ser de naturaleza". en cambio la virtud instru- mental tiene un ser transeúnte de uno a otro e incompleto. III. p. ed. cit. IV. IV.. o.. III. POINSOT Nat. CIIEVRIER (In II Sent. Roma. GOUDIN : la acción originaria- mente es del agente como causa. III.. sicut securi competit scindere ratione suae acuitatis. pero hacer una cama en cuanto es instrumento del artesano.. ed. como también el movimiento es un acto imperfecto del agente al paciente". Summa theologiae. cit. ed. 9). F.: "Instrumentum habet duas actiones. 539. Non enim perficit actionem instrumentalem nisi exercendo actionem prcpriam. es de él pero no está en él. que obra de por sí. P. unam instrumentalem. Tampoco es aquí el lugar para tratar de este tema.140 Otra novedad frente al aristotelismo es la admisión de la causalidad ejem- plar. 2). ed. GREDT (Phil.25. 380. Leonina manualis. Pero no realiza su acción instrumental sino ejerciendo la propia: pues cortan- do hace la cama". du sao. a fin de que el efecto obtenga una forma deter- minada. 1. TemÁs. NAZZARI (In Iam. a. facere autem lectum inquantum est instrumentum artis. G. o. 282). el artífice produce determinada forma en la materia según el ejem- 137 S. en cristología. MAQUART (Phil. DE LA TRINIDAD (In Phys. 23).. la solución más satisfactoria me parece ser la de A.2. t. Notemos que el tema de la causalidad instrumental aparece en Santo Tomás en un contexto estrictamente teológico: en teología sacramental. está en el agente. para T. pero en su calidad misma de ins- trumento. a. 382. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS de su acuidad. ad 2m. a. 1V. de la rel. a3. II. a la vez que distinción. 414). III. 128 S. Esta última aclaración de la virtud instrumental ( cuyo "esse" es evidentemente acci- dental) por referencia a la acción transitiva nos llevaría a otro problema : la determinación del sujeto de inhesión del accidente "acción". c. gent. p. a..137 Hay. a. q. en la inspiración escriturística. En este terna hay diversidad de interpretaciones dentro del tomismo: para J. por el Estagirita. Nat. et incompletum. MARrrAIN (Degr. t. 167). 14. París. sobre el que sigue siendo valiosa la obra de E. 1. HUCON.. A. La causalité instrumentale dans l'ordre surnaturel. en la acción milagrosa.... . para J. 2. SII. 103) y A.63. quae competit sibi secundum propriam for- mara. p..62. 74: "Instrumentumn aliquid participat de virtute principalis agentis". Nat. la acción está en el paciente. n. n.. sino en el paciente (Phys.. Tomils. 1). KREM1PEL (La doctr. 14. 3). "Para la producción de alguna cosa es necesario un ejemplar. 1) M.32.139 "El instrumento no obra sino en cuanto movido por el agente principal. D. q. como vimos. pues.3: "Secundum quandam instrumentalem virtutem. está en el agente y en el paciente pero bajo aspectos distintos.25. I) y J. 1. q... p. F. p. c.4: "Virtus principalis agentis habet permanens et com- pletum esse in natura. scindendo enim facit lectu". unidad en la acción y en el efecto del instrumento y de la causa principal. 3. Y no se trata. c. 139 S. 382.ia autem habet actionem propriam. virtus autem instrumentalis habet esse transiens ex uno in aliud. Y por ello la virtud del agente principal tiene un ser completo y permanente en la naturaleza. éste participa de la causalidad del agente principal: "el instrumen- to participa algo de la virtud del agente principal". J. rechazada. p. quae est fluens et incompleta in esse naturae". 1924. secundum quam operatur non in virtute propria sed in virtute principalis agentis.. cit. No es el lugar aquí de determinar este complicado problema. 1. 4). 140 s. HOENEN Cosco. IV.. Tequi.

La philosophie de saint Bonaventure. Unaquaeque autem creatura habet propriam speciem. 228. hacía conferir a las ideas divinas cierta consistencia propia. E. 142 Conf. 144 S. . Pero esto no lo admite en el orden natural. son distintas de la esencia divina". in divinam sapientiam. c. 226. unde cognoscit eam secundum omnem modum quo cognoscibilis est. sive illud sit exemplar ad quod extra intuetur. En este punto no habría oposición en el aristotelismo: aunque explícitamente no trate del tema. GILSON. ed.. sobre todo a través de San Agustín. cognoscit eam ut prorpiam rationem et idem huius creaturae". sea que se trate de un ejemplar concebido en su mente».143 La herencia platónica. de modo que las ideas en Dios son la misma esencia divina "en cuanto es participable según algún modo de semejanza por la creatura". I. I. tan notorio. ed. de una producción no natural sino artificial. t.142 El mundo físico ha sido creado por Dios.144 De otro modo se negaría la simplicidad y unicidad divinas. TOMÁS. en un San Buenaventura. TomÁs. a.15. propter exemplar ad quod inspicit. París. o. es claro que el ejemplar o modelo es necesario para el artista. Tomos. o. p.. I. q. Haec autem formarum determinatio oportet quod reducatur. c. De ahí que Santo Tomás :e preocupe en subrayar que las ideas divinas no son distintas de la esencia divina: "la idea en Dios no es sino la esencia de Dios"..-ntia'''. sicut in primum principium. 143 S. I. 90. "Dios. la conoce como la razón propia y la idea de esa creatura". las cosas poseen formas determinadas y por ella un modelo.... t. O. cit. p. como en su primer principio. p. Et ideo oportet dicere quod in divina sapientia sunt rationes omnium rerum. o sea formas ejemplares existentes en la mente divina. sive sit exemplar interius mente conceptum". en cuanto conoce su esen- cia como imitable por tal creatura. pp.. por disminuida que aparezca en la línea medioeval.141 Se trata. ed. TomUs.15. a la divi- na sabiduría que pensó el orden del universo. determinatas formas consequuntur. Potest autem cognosci non solum secundum quod in se est. cit. I.2: "Ipse enim essentiam suam perfecte cognoscit. Y la determi- nación de estas formas debe reducirse. a esto se sumaba el influjo aviceniana de dar a los "posibles" cierta realidad. sed secundum quod est participabilis secundum aliquem modum similitudinis a creaturis. 119-216. cit. como se ve por el caso aludido.. Por ello debe decirse que en la divina sabiduría están las razones de todas las cosas a las que antes deno- minamos «ideas».1: "Deus secundum essentiam suam est similitudo om- nium rerum.4: "Ad productionem alicuius rei ideo neccesario est exemplar ut effectus determinantamn formam consequatur: artifex enim producit determi- natam formam in materia. Sumrna theologke.34 GUSTAVO E. Aquí es donde el platonismo. p.145 141 S. 145 S. cit. quae ordinem universi excogitavit.. a. influye en la posición tomist. a.. PONFERRADA piar al que mira. qui in rerum distinctionem consistit. a. I. Unde idea in Deo nihil est aliud quam Dei esse. Vrin.. por ejemplo. c.44.4: "Manifestum est autem quod ea quae naturaliter fiunt. q. 1943. se- cundum quod aliquo modo participat divinae essentiae similtudinem. q. "Es manifiesto que lo que produce la naturaleza posee formas determinadas. quae supra diximus «ideas». q.a Sin embargo Santo Tomás está lejos del ejemplarismo. sea que ese ejemplar le sea exterior y lo contemple.44. ed. 91. id est formas exem- piares in mente divina existentes". Sic igitur inquantum Deus cognoscit suam essentiam ut sic imitabilem a tali creatura. que no.

c. 771: "Est ultimum in esse". cit. Pero enseguida se añade una precisión: "Puesto que el bien tiene razón de deseable. un objetivo intentado. algo es tanto más perfecto cuanto más esté en acto. I.: "Bonum autem. IX. cit. Quod autem est conveniens alicui. quia quodlibet agens tendit ad aliquod determinatum. p. bonum est prius quam ens. Tomas. n.149 Aparece así con nitidez la identidad del bien con el ente y su distinción sólo conceptual: el bien es el ente como apetecible. in I Ethicorum dicit quod bonum est quod omnia appetunt. Pero aquello hacia lo cual el agente tiende de un modo determinado le conviene. no tendería hacia él si no tuviera cierta conveniencia con él. cum habeat rationem appeti- bilis. Et sic. q. 1048b4. tienden 146 ABIslióTELEs. Por lo tanto.5. LAS CAUSAS EN ARISTÓTELES Y SANTO TOMÁS En cuanto a la causa final. mientras que para Aristóteles el fin de todo cambio es la obtención de una perfección que se constituye así en el aca- bamiento o terminación del ente que actúa 146 y que es. TOMÁS. el bien es anterior al ente como el fin a la forma". en su perspectiva. 150 S.. Ahora bien. 1. todo tipo de meta a alcanzar debe. unde dicitur quod finis est «causa causarum». o puede no darse sino adquirirse. 149 S. in causando.. est el bonum. I: "Philosophus. Y así. ser. Por lo tanto. lect. Santo Tomás había explicado que el "esse" es la razón de la causalidad final: "Los que todavía no participan del «esse. "El Filósofo dice que el bien es lo que todos apetecen. cit. Y lo que conviene a algo es bueno para él. 3: "Omne agens agit propter finem. se comporta como causa final. q. . I. et ab agente materia movetur ad formam. III. euius causalitas prima est quia agens non agit nisi propter finem. porque todo apetece su propia per- fección. p. para Santo Tomás lo último a lo que to- do tiende es el acto de ser. . Intantum est autem perfectum unumquodque. ed.5. 148 S. Manifestum est autem quod unumquodque est appetibile secundum qued est perfectum. ed... Ergo omne agens agir propter fi- nem".6. porque cualquier agente tiende a un fin determinado. c.2. sicut finis quam forma". dad de cada cosa". 24. luegq es claro que algo es bueno en cuanto es ente pues el ser ("esse") es la actuall. una "forma" accidental o substancial. el fin surge como la causa que posee primacía sobre las demás. ad lm. Tomas. Id autem ad quod agens determínate tendti. 52. p. El ser puede darse en una realidad ya existente. 229. c. cuya causalidad es la primera de todas. Tomals. nam omnia appetunt suam perfectionem. o. 212. t. Y es manifiesto que algo es apetecido en cuanto es perfecto. t. . si se trata de un bien que se quiere poseer. II„ p. inquantum est ens : esse enim est actualitas onmis reí". ed. V. o. pues ningún agente obra sino por un fin. a. o. es decir. si se trata de un bien a realizar. 147 S.148 La acción es tensión hacia un fin. I.cit. I. p. todo agente obra en vista de un fin".. ante todo. GARCÍA YEBRA. 1. en el orden de la causalidad. Summa theologiae.. Zuccm. inquantum est actu: unde manifestum est quod intantum est aliquid bonum. que no es solamente el término de la misma sino una meta. Metafísica. como en el caso de la acción moral. a.. oportet esse conveniens ei : non enim tenderet in ipsúm nisi propter aliquam convenentiám ad ipsum. p. importat habitudinem causae finalis. 2.117 "Es evidente) que todo lo que obra obra por un fin. Summa contra gentiles. en efecto. precisamente en razón de identificarse con el "eme". ed . 387. Y por ello se llama la «causa de las causas».. t.150 Frente al aristotelismo. e. c. Ya en una obra juvenil. In Metaphysycam. 25.

Eunsa. GUSTAVO E. La bondad fundamental es la del "esse" como fin y perfección. así la materia apetece la forma. Todo lo que ya posee el «esse» ama a su ser naturalmente y tiende con toda su fuerza a conseruarlo . Ipsum igitur esse habet rationem boni. aunque en algunos entes se añadan muchas razones de bondad sobre el «esse» por el que sub- sisten". ALvrRA... in esse quodam naturali appetitu tendunt. Pamplona. las otras son de diverso orden accidental. propiamente tomista. secundum Philosophum in I Physicorum. a. et ipsum in tota virtute conservant. del "ipsum. q.. R. Por ello el acto de ser (cipsum esse ») tiene razón de bien. la continúa. quamvis et in quibusdam entibas multae rationes bonitatis supe- raddantur supra suum esse quo subsistunt". también propiamente tomista. La noción de finalidad. De veritate. . la clave de esta transformación es la noción. de "participatior. a veces contrarias. 1978. pero logrando una síntesis admirablemente original y realmente distinta de sus fuentes. partiendo de una línea aristotélica en el te- ma de la causalidad. Santo Tomás. esse" como acto de ser. unida a la concepción. es necesario que todo ente sea bueno por el hecho mismo que tiene ser. 171. GUSTAVO ELOY PONFERRADA 151 S.21. p. necesse est quod omne ens sit bonum ex hoc ipso quod esse habet. Sobre el fin. unde et materia appetit formam.151 En conclusión. ayu- dado por aportes de otras líneas de pensamiento.. conf. natural.2: "Quae enim nondum esse participant. Lue- go como es imposible que haya un ente que no tenga ser.. TowAíks. linde sicut impossibile est quod sit aliquod ens quod non habeat esse. ed . con notable bibliografía. .cit. profundiza y transforma profundamente. PONFWEIRADA al <esse» por apetito.. Omnia autem quae iam esse habent illud esse naturaliter amant.

es necesario remontarse y llegar al Ser en sí imparticipado. sin la cual el ser participado no sería ni sentido siquiera tendría. A Dios se llega. Dios no es objeto formal de la Metafísica ni del conocimiento humano en general. lo que es y. por diversos caminos causales —causa eficiente. "a la misma cien- cia pertenece el género y su causa". En cambio. Dios pertenece a la Filosofía como Causa primera del hombre y de los entes participados. el ente en cuanto ente y. causa ejemplar. en general. La conclusión de estos argumentos es lo que real y única- mente conoce nuestra inteligencia y la Filosofía de Dios. lo que es. Vol. desde los entes participados. con sus causas. los argumentos de la Existencia de Dios nos conducen. el ser de los entes determinados. El objeto formal de la Teología es la Divinidad misma. Por eso. como Causa del mismo. pues. causa final y causa SAPIENTIA. a partir de los entes participados. como a su Causa o Razón suprema necesaria e imparticipada. En el horizonte de este objeto formal de la Filosofía especialmente del ente en cuanto ente de la Metafísica. Dios como El se conoce a sí mismo y lo comunica al hombre. sólo sabemos de Dios lo que los argumentos de su Existencia. la Filosofía tiene como objeto formal el ser. La conclusión de los argumentos de la existencia de Dios Ahora bien. Con la luz de la razón y. por consiguiente. XXXVIII . Dios aparece como la Causa del ente. Y la Causa primera. 2. es Dios. Teología y Filosofía La Teología nos ofrece un conocimiento de Dios desde Dios mismo. LA ESENCIA DE DIOS 1. a fin de desarrollarlo en toda su fecundidad. inmediatamente dado a la experiencia y al entendimiento humano. especialmente funda- das y demostradas por la Filosofía. nos revelan de El. El objeto formal es el ente. en su cima metafísica. en otras partes de la Filosofía. con la Filosofía que se funda únicamente en ella y en la evidencia de la verdad objetiva. Lo que Dios nos ha revelado sobre sí mismo el cristiano lo acepta con la fe y el teólogo lo estudia y lo profundiza en su mismo contenido y lo relaciona con otras verdades reveladas y con otras verdades de la razón. Tal el punto de partida del Teólogo. 1983. finitos y contingentes. que da razón del mismo. dice Santo Tomás en el Proemio al Comentario de los libros de la Metafísica de Aristóteles. Para dar explicación cumplida del ente participado.

con tal género o ente. cuya Esencia es la Existen- cia. la verdad. o predicarnentales. según dijimos. y el Ser mismo está más allá de su comprehesnsión. Este Ser o Existir. Como Acto de Ser existe por sí mismo y carece de causa capaz de limitarlo. como acaece en los entes participados en que la esencia limita a la existencia. Pero las Perfecciones pueden ser trascendentales. que dice Santo Tomás. Constitutivo de la esencia real de Dios Las pruebas nos demuestran la Existencia de un ente que no es una esencia que existe. por ser infinito. no se manifestara de algún modo su esencia: qué es aquello cuya existencia se prueba. Al conocer que existe un ente que se identifica con su Acto de Ser o Existir. Aquí estamos no ante una esencia que recibe y limita la existencia. sino a un ente que es el mismo Ser o Existir subsistente. tene- mos que llegar a saber qué es el Ser o Esencia de Aquél. ha de incluir todas las Perfecciones y en grado infinito ya que. este Acto. Esencia de Dios está dado en las conclusiones de los argumentos de su Exis- tencia. Es verdad que esta Esencia divina. Ahora bien. si en la conclusión de la prueba de la misma. Pero también es verdad que de algún modo.38 OCTAVIO N. de alguna manera ya se conoce la esencia de Dios: lo que es realmen- te Dios. Pueden exis- tir limitadamente en los entes participados. sino ante un Ser. desborda todos nuestros conceptos. en otros términos. siquiera imperfectamente. por su noción de Ser o Existir por sí misma. identificadas con el ser. es infinito. sino que es el Aco puro de Ser o de Existir. por su concepto mismo. de carecer de alguna de ellas o poseerlas en grado limitado. 3. ya que. Tampoco puede ser coartado por una potencia que lo reciba. no se podría probar la Existencia de Dios. DERISI formal extrínseca— a una Causa que existe por sí misma o. o "científica". No tiene por donde ser limitado. la bondad. identificadas con tales entes determinados. la belleza y tam- . la razón y la Filosofía no conoce de Dios más que el contenido de los mismos. Pero en su contenido no dicen sino perfección o ser. lo que se pretende en este trabajo es develar lo que de la. ya que todos ellos son de entes que tienen existencia. como la potencia al acto. no a un ente que tiene el ser o existencia. no sería ya infinito. LA ESENCIA REAL DE DIOS Ahora bien. Por otra parte. Tal es: la unidad. Las primeras no encierran imperfección alguna en su noción. que es totalmente y nada más que Acto de Ser o de Existir. a cuya Existencia conduce una prueba apodíctica. el Acto puro de Ser o Existir.

Bondad. como tales. Si Dios se identificara con tales perfecciones —con el cuerpo o un ente accidental. y que. Precisamente el error del Panteismo consiste en identificar con Dios estas perfecciones predicamentales. Así por ejemplo. "cuerpo" encierra en su concepto la materia primera. pueden y deben existir en grado im- participado e infinito y han de identificarse con el Ser de Dios. con todo lo que tienen de ser o perfección sin su esencial imperfección constitutiva. Intelección y Volición o Amor y las demás Perfecciones implicadas en ellos. incluyen toda perfección. es decir. En cambio. en los seres participados e imperfectos. sin su esencial limitación. Tales perfecciones predicamentales sólo pueden existkr fuera de Dios. sin aquello que precisamente las hace tales e im- perfectas. Este real- mente es Unidad. Pero entonces. que en su grado infinito se identifican con la Verdad y la Bondad. en quien subsistir. si tales perfecciones predicamentales. están incluidas las perfeccio- nes predicamentales ó imperfectas. . la cantidad y demás gé- neros implican la imperfección del ser accidental. aún la de las per- fecciones imperfectas sin su esencial limitación. Belleza. En una palabra. La cualidad. que necesita de otro. respectivamente. las perfecciones predicamentales son esencialmente imper- fectas. su existencia depende de la libre Voluntad de Dios : pueden exis- tir o no y. la pura potencia. existen contingentemente. por ejemplo— sería imperfecto y finito. De aquí que tales perfecciones no puedan existir formalmente o como tales en grado infinito y. por consiguiente. no se identifica con ellas como tales. como la Justicia. esen- cialmente indeterminada e imperfecta. precisamente por su infinita perfección. por eso mismo. tampoco puedan existir en el Ser imparticipado divino. Verdad. esencialmente imper- fectas o finitas. ¿Dios carecería de tales perfecciones? Y si carece de ellas. LA ESENCIA DE DIOS bién la inteligencia y la voluntad o el amor. pero las posee y se identifica con ellas emi- nentemente. que tiene todo lo que ellas poseen de ser o perfección. por imperfectas y limi- tadas que sean. las cuales al identificarse con el Ser infinito. es decir. Y como tales seres no existen necesaria- mente —pues el Ser perfectísimo de Dios no necesita de ellos— sino contin- gentemente. La imperfección pertenece no sólo al grado de realización —en los en- tes participados— sino a la esencia misma de la perfección. no formalmente o como tales. Dios se identifica sólo con las Perfecciones trascenden- tales del Ser. sino elninen- temente. Esta inclusión de las perfecciones imperfectas en Dios de un modo emi- nente. se realiza mediante sus Perfecciones puras o trascendentales. Estas perfecciones trascendentales. ¿No faltaría algo a la infinita Perfección de Dios? La verdad es que Dios carece de tales perfecciones formalmente. las perfecciones puras que únicamente dicen perfección y en las cuales. esencialmente imperfectas. no pueden estar e identificarse con el Acto puro de Ser.

ya que la composición supone partes. ya que no son sino el mismo ser bajo distintas facetas. que media entre las Perfecciones divinas no es. pues. Tal distinción im- plicaría cierta composición conceptual entre las Perfecciones divinas. por ser infinita. por su mismo concepto. En primer lugar. No significa lo mismo la Justicia que la Misericordia. y tal composición no se compagina con la infinitud de cualquiera de las Perfecciones divinas. no funda conceptos que no se incluyan. Dios es. no hay distinción real. lo Perfecto con lo imperfecto. no son muchas sino una sola Perfección. Ahora bien. De todo lo dicho se sigue que la esencia real de Dios consiste en. lo Nece- sario con lo contingente. son menos que el todo y. sin añadir nada a la comprehensión o contenido del concepto de ser. por consi- guiente. La distinción de razón. incluye la Misericordia y todas las demás Perfecciones. en el mundo del ser participado finito y contingente. y las partes. incluye en su concepto implícitamente a las otras. es evidente que las perfecciones divinas de algún modo se distinguen. por ende. porque en el Ser infinito. una distinción en nuestra mente. de un modo limitado o finito. por ser infinita. DEBBI sólo pueden existir fuera de Dios. el con- junto de todas las Perfecciones —trascendentales. que las explicita. Distinción de las Perfecciones divinas Sin embargo. Así la Justicia divina. porque estas Perfecciones en cuanto tales es- tán identificadas con el ser. No se trata tampoco de una distinción de razón perfecta. implícita- mente incluye a las demás. entre ellas únicamente cabe una distinción de razón. de-veladas por la inteligencia humana mediante una relación de ra- zón. Cada per- fección divina. que incluyen de un modo eminente las perfecciones predicamentales— están iden- tificadas en Dios. De donde se sigue que en el Ser infinito de Dios no caben partes o composiciones y sus Perfecciones están identificadas con Su Ser divino. bien que con un fundamento real. por ende. conceptual perfecta. las Perfecciones divinas —las puras o trascendentales. La distinción que intercede entre las Perfecciones divinas es. pues. 4. identificadas con su mismo Ser. Si. ni tampoco la Inteligencia y la Voluntad divinas. e identificadas con ellas de un modo eminente también las predicamentales— en grado infinito y en suma simplicidad. que piensa así las perfecciones. como acaece entre el género y la diferencia de un ser —"animal" y "racional" en el caso del hombre—. pues. En segundo lugar. Con lo cual el Panteismo lleva a la contradicción y al absurdo de identificar lo Infinito con lo finito. ya que cada una se concebiría como independiente de las otras y. la de que cada una en su concepto o significación explicita. esencialmente simple: Simplicidad pura. que funda dos conceptos totalmente distintos. Por otra parte. esencialmente' finita3. de partes finitas sólo puede resultar un ser finito. no cabe com- posición alguna.40 OICTAVIO N. .

por ende. lo anteriormente expresado (al final del N'? 3). pero sí una . que significan lo mismo. II LA ESENCIA METAFISICA DE DIOS 6. porque tal concepto incluye todas las Perfecciones en grado infinito —pues de no ser así. Acabamos de ver que tal esencia en Dios está constituida por el conjunto de todas las Perfecciones en grado infinito y en suma Simpli- cidad o. Pone de ma- nifiesto la pertenencia de todas las Perfecciones a Dios. pues están identificadas y. por la Infinitud. Dios es el Ser subsistente e incausado. Este concepto o nombre de la esencia real de Dios subraya o explicita el carácter infinito de la misma. además. Si las Perfecciones divinas se identifican en la Simplicidad de su Ser. las Perfecciones divinas se distinguen entre sí. LA ESENCIA DE DIOS 41 5. La esencia metafísica es lo más profundo de un ser. También la omniperfección significa la esencia real de Dios. ¿qué sentido puede tener hablar de indicar la Perfección primera de Dios. por eso mismo. de la cual brotan todas sus demás perfecciones. todas las demás perfecciones de ese ser. cuyo concepto expresa la Actualidad o Perfección de Dios. que encierra. La esencia metafísica implica las siguientes notas: 1) aquella nota. y 3) que. 4). y en grado infinito y sin composición —lo cual implica potencia o limi- tación del acto—. la nota que lo cons- tituye desde su raíz ontológica. 2) de la cual brotan. El sentido de la esencia metafísica en Dios La esencia real está constituida por aquellas notas o perfecciones de que consta en la realidad. la noción de esencia metafísica sólo puede aplicarse a Dios de un modo análogo. lo que es lo mismo. porque la composición implica limitación o finitud (según dijimos en el N9 3). brotan las restantes? Desde luego. con la cual primeramente se concibe ya constituida una realidad. En efecto. pero es realmente aplicable. con una distinción de razón fundada en la misma Perfección infinita del Ser de Dios. como de su raíz. Entre estas Perfecciones ninguna puede ser causa de las otras. Otros conceptos o nombres de la esencia real de Dios La esencia real de Dios puede significarse con distintos conceptos o nom- bres. Así se la puede denominar Infinitud. de donde. las cuales no serían omniperfección. Del mismo modo puede expresarse con Acto puro. la Omniperfección o el Acto puro. todas las Perfec- ciones. o sea en suma Simplicidad. lo distingue de todo otro ser. dejaría de ser Infinitud— y en suma Simplicidad. como hemos visto (n. si las mismas no fueran infinitas y no existieran en simpli- cidad.

belleza. 2) en segundo lugar. Brevemente.42 OCTAVIO N. porque todo otro ser —participado o creado—. y. . DERISI puede tener cierta prioridad ontológica y ser razón de ser de las otras. Los restantes escolásticos han señalado esa nota esencial o constitutiva de Dios en su mismo Ser. las cuales se conciben como fundadas o exigidas por ella? Esta Perfección primera. es su Ser que existe por sí mismo o el Esse per se subsistens. 3) finalmente. que da razón del Ser de Dios. Ha sido conducido a esa posición por haber univocado el ser. todas las perfecciones trascendentales propias del ser —unidad. ya se tiene la idea de Dios. En efecto. porque una vez que se concibe el Ser que existe por sí mismo o el Esse per se subsistens. aquélla con la cual Dios ya se concibe como Dios. En verdad. justificación de su ser en sí mismo. según dejamos expuesto antes (n. Y porque no tiene límites. con la cual ya se concibe a Dios como Dios o Ser primero e imparticipado? D. no es un ser que exista por sí mismo. Dios no tiene limita- ción alguna: carece de causa que lo limite y de sujeto que lo reciba y coarte. distingue a Dios de cualquier otro ser. ¿cuál es la Perfección primera y fundamental de Dios. pero tiene razón de ser. afirmamos que la esencia metafísica de Dios. y. la Inteligencia de Dios es razón de ser de su voluntad. es la identidad de Esencia y Acto de Ser o Existir. se formula del siguiente modo: de las Perfecciones divinas. En la Infinitud o Acto puro de Ser se funda la Inmutabilidad. por eso mismo. la pregunta sobre la esencia metafísica de Dios. en su Acto puro de Ser o lo que es lo mismo y en frase de Santo Tomás. porque eso es precisamente Dios. J. porque en el Ser subsistente. Esto quiere decir que Dios es Dios por su mismo Ser y que ya por este Ser se distingue totalmente de la creatura. El Ser subsistente. posición en la cual Dios no puede distinguirse de la creatura "por su ser". que hace que una Perfección fundamental pueda fundar o dar razón de las otras. porque las demás Perfecciones divinas tienen su razón de ser en el Esse subsistente. y que es la razón de ser de todas las demás Perfecciones. 3). y en ésta la Eternidad. de tal modo que entre el Ser de Dios y el ser de la creatura no hay ningún concepto unívocamente común: Dios es absolutamente distinto de la creatura ya desde su mismo ser. bondad. una esencia que tiene finita y contingentemente la existencia. Así como Dios no tiene causa. el Ser a se o el Esse subsistens reúne las tres condiciones de la esencia metafísica: 1) en primer lugar. ¿cuál es la primera. por el contrario. con la salvedad de que se trata de Perfecciones no realmente distintas ni causadas. verdad. sino de Perfecciones entre las que sólo media una distin- ción de razón. Escoto ha colocado la nota esencial de Dios en su Infinitud radical o exigencia de Infinitud. sino. esencia metafísica de Dios Ahora bien. inteligencia y amor— se conciben distintas y separadas de las creaturas. es decir. De este modo. que dice Santo Tomás. en gene- ral. en su Ser subsistente —Esse per se subsistens. Según esto. del ser participado creado. tiene todas las Perfecciones en grado infinito y en suma Simplicidad. que constituye a Dios como Dios. recién cuando se las piensa identificadas con el Esse subsistente.

una mis- ma y sola Perfección. Así al superar la potencia limitarte de la materia. (Ver mi trabajo: Acto. la Contemplación y la Belleza. y el Acto puro de Entender. alcanza a la vez la cima del Acto puro de Ser. y al liberarse de toda materia o potencia de la esencia y lograr la cima de la espiritualidad. afirman que el Esse y el Inteffigere son idénticos no sólo realmente —como todas las Perfecciones divinas— sino aun formal o conceptualmente. 8. es decir. como identificadas con el Esse subsistente. están identificadas con el Acto puro de Ser. que los conceptos que los expresan —Esse e Intelligere— son idénticos. De aqu. Esta posesión del Ser. LA ESENCIA DE DIOS 43 Por otra parte. el acto esencial de las formas alcanza el conocimiento sensitivo. sino que su Acto de Ser substancial se identifica con el Acto mismo de Entender y querer infinitos. Así en Dios el Acto de Entender y el Ser o Verdad entendida y también la Volición o Amor y la Bondad. las otras Perfecciones son también tales. aún de la misma potencia de la esencia. Por eso. con él identificadas. la esencia metafísica de Dios. N9 141. Ser o Esse se expresa también con el Intelligere subsistente. de julio-septiembre de 1981. Ser y Entender. sino de toda potencia. Dios es esencialmente Persona y Persona de infinita Perfección. Esta Felicidad infinita implica la necesidad con que Dios se conoce y se ama. En favor de esta tesis hay un argumento muy sólido: a medida que el acto de ser se libera de la potencia que lo limita. el Esse subsistente es entre todas las Perfecciones divinas la que. . hay que pensarlas expresamente como infinitas. 9. porque no sólo es Substancia inteligente y Volitiva. están en Acto. Corolarios Por ser Dios el Acto puro e infinito de Ser. la forma —el alma humana. En cam- bio. Cuando el acto de ser se libera no sólo de la potencia de la materia. en otros términos. amada. ya que ambos son conceptualmente idénticos. se identifica gradualmente con el conocimiento. es decir.1 que esté en el ápice de infinita perfección personal. identificados. por su mismo concepto. Identidad formal del Esse y del Intolligere divinos Algunos tomistas creen con razón que la esencia metafísica de Dios puede expresarse también con el Intelligere o Intelección divina o. en este caso— llega al conocimiento intelectual del ser en todo su ámbito y al conocimiento de sí mismo por la conciencia. pero aún con dependencia de la misma. es formulada como perfecta e infinita. Verdad y Bondad infinitas por el Entender y Que- rer infinitos en una identidad perfecta. en Sapientia. llega a ser Intelección o Acto de Entender en y por el mismo Acto puro de Ser. pero para concebirlas así. constituyen la Felicidad infinita de Dios. En ese trabajo se encontrará una exposición mucho más amplia de este tema). todas las Perfecciones divinas.

pues. En el Acto infinito y necesario de Entender y Querer hay Acto para querer cualquier cosa sin nece- sidad de hacer un nuevo acto. Su Esencia es el mismo e infinito Ser. identificados con el Acto de Ser. la libertad de Dios se ejerce sobre los entes finitos. Pero. . que están fuera de El: puede crearlos o no. DEBISI 1 Por eso también. es libre frente a los seres finitos participados. Dios es el Ser imparticipado. Dios no necesita nada fuera de El. En Dios. que es por sí mismo. es el Acto mismo de Ser. Entre ellos sólo media un concepto análogo —una unidad conceptual imperfecta—. que se ejerce sobre el acto de querer y desde él sobre el objeto. Por eso también resulta tan difícil a la inteligencia finita. y el ser de la creatura es totalmente —en su esencia y existencia— por participación de El y sólo puede explicarse por El. en la beatitud sobrenatural. que no son sino que tienen finita y contingentemente el acto de ser o existir. todo es necesario: su Ser.' Con esta posesión plena de Bien infinito. La esencia metafísica coloca a Dios por encima y más allá de toda crea- tura y de todo concepto unívoco y limitado: no es un ente o esencia que es. su Entender y su Querer. infinito y necesario de Enten- der y Querer identificados. Sin embargo. sino que contingente y finitamente la tiene. Dios que para sí. El puede querer crear algo fuera de El libremente.44 OCTAVIO N. y elevados por la vía de la eminencia infinita del ser y sus perfecciones trascendentales —vía catafát. es enteramente necesario. Por eso. pero sólo por amor a su infinita Perfección. DERIST porque en el Acto puro e infinito de Ser sólo cabe la necesidad. en su Ser. a diferencia de la libertad del ser creado. con conceptos análo- gos tomados de los entes participados y materiales. Entender y Querer. la esencia metafísica de Dios. en cambio. en Dios la libertad versa únicamente sobre el objeto. a la inteligencia humana. esta visión y el amor consiguiente de Dios. pues el Acto de Querer y Entender con que se ejercen son necesarios y siempre en Acto. Por ser únicamente Acto puro de Ser —sin Esencia distinta de El. Uni- camente puede aprehenderlo in speculo et in aenigmate. En Dios no cabe la libertad para entenderse o amarse a sí mismo. son necesarios. está compuesta de esencia o acto de ser o existir finito. porque la libertad sólo tiene lugar frente al bien finito o al Bien infinito finita o imperfectamente conocido.Dios está más allá a infinita distancia de todo otro ser. cuando el hombre alcanza la visión inmediata del Ser infinito de Dios. que lo limite-. para hacerlo partícipe de la misma.ict a— y vía negativa de la remoción de las imperfecciones —vía apofática. No hay en El esencia dis- iinta de su Ser. OCTAVIO N. aprehender y expresar este Acto puro e infinito de Ser. La libertad de Dios sólo cabe frente al ser finito o creado. compuesto siempre de esencia y acto de ser o existir. entre el Ser de Dios y el ser de la creatura no hay nada univocamente común. sólo cabe un Entender y un Querer necesarios. sólo Ser. Por eso. Acto puro e infinito de Ser. pero no sobre su propio Acto único. del hombre por ejemplo. lo indispensable y suficiente para llegar desde el participado al Ser imparticipado. es una esencia que no es su existencia. con sus conceptos tomados inicialmente de los entes. Toda creatura.

8. 1 In Ethic. progresivo e histórico como la vida misma del niño. educación significa la nutrición. remiten a conceptos y éstos a realidades. SAPIENTIA. la crianza ejercida por los padres. ayuda a aprender. si no son meros sonidos. Los vocablos educación y enseñanza son de aquéllos que pue- den llevar a frecuente equivocación por remitir a diversas conceptualizaciones o a diversos procesos reales. a ún significado análogo. Tomás de Aquino aún hoy es maestro. XXXVIII . la posibilidad de una nutrición inte- lectual que facilita al hijo el logro de una construcción interior (instrucción). lect. Voi. — ¿A qué se refería. En su sentido rsstringido y siempre válido. Las palabras o voces. educando est sibi (filio) causa nutrimentr. en los escritos de Tomás de Aquino. una construcción moral. las realidades son diversamente conceptualiza- das y denominadas. hasta los que las ven como enemigas irreconciliables. la alimentación. A la inversa. mediante el docente.voco). sino además. con una mis- ma voz o palabra (ae' qui . Los pensadores del pasado y del presente suelen usar esos mismos térmi- nos con connotaciones diversas: desde aquéllos que identifican a la escuela con la función de educar. 11. "Palier . toma en la concepción del Aqui- nate un sentido dinámico. un significado diverso y ampliado. Lib. I..1 Mas esta nutrición. a dos conceptos o con un mismo concepto a dos realidades. esto es. A medida que el niño crece los padres ofrecerán no sólo una alimentación físi- ca. 1983. pues el modo de significar sigue al modó de entender. desde aquéllos que atribuyen una misión conductiva e impositiva a los educadores hasta los que ven en esa misión una presión alienante para la persona que debe más bien autoconducirse racional y libremente. EDUCACION Y FUNCION DOCENTE EN EL PENSAMIENTO DE TOMAS DE AQUINO I. Tomás de Aquino. Tomás de Aquino cuando empleaba el término edu- cación? El término educación remite. a adquirir un saber sistematizado. La equivocación surge precisamente cuando se llama. también en este tema. en parte. ha tenido una claridad concep- tual y terminológica para la realidad de la educación y de la función docente que puede sernos de ayuda aún hoy. NQ 1961. — CONCEPTO TOMISTA DE EDUCACION 2. hecha disciplina.. desde aquéllos que identifican la enseñanza o instrucción con la educación. o nombradas. en parte posee un significado siempre igual y res- tringido y. y a través de la ciencia. En otras palabras. a los que bregan por la desescolarización. o aprendible.

esto es. a. DARós El concepto de nutrición (alimentar) radical y básico para el concepto de educación. 1. Los actos voluntarios hechos por otro fin —por evitar un castigo o por temor.. 6 "Dicitur enim aliquid voluntarium ex eo qcod voluntas in eo fertur" (S. de una potencia activa. suficiente e indis- pensable para el proceso educativo. 14. autoconduciéndose al bien que lo perfecciona. 3 In Ethic. el que lo asimila. in specie humana masculus requiritur ad prolem educationem quae non solum atenditur secundum corporis nutrimentum. se nece- sita además que se hagan por el bien que desea. lect. en el hombre adulto. 3. sino que se promueve hasta la perfección del ser humano. 7). lect. 6. 5 "Non enim intendit natura solum generationem eius. cap. de una potencia que como el hierro candente padece el ser fraguado. 3 ad.. de este modo. qui est virtutis status" (In IV Sent. del hombre. pero tampoco son perfectos. como el que se sana.46 WrLuAm R. materia para la virtud.4 para que el hombre en su indivisible totalidad llegue a la perfección. a. El niño o joven que se educa es el sujeto que posee el poder o potencia de educarse y el que pasa de la potencia al acto. 1).6 No es suficiente que los actos sean voluntarios —esto es. El agente principal es el hombre libre que realiza su perfección. 1. el que la voluntad como principio de acción del hombre se mueva hacia el bien. requiere ayuda. q. Q. Los demás. libre de coacción. .3 La educa- ción. se ha convertido en nutrimento del cuerpo y del alma. VI. 2 in IV Sent. q. es virtuoso. 1). son sólo agentes secundarios y extrínsecos del proceso de educación. . q. por ejemplo— son sólo mate- rialmente virtuosos. No se trata de una potencia pasiva. "Voluntas naturaliter est a coactione libera" (De Verit. no son malos. por el contrario. sed magi secundum nutrimentum aniinae" (In Epíst. el que actúa como agente principal e intrínseco de su propia nutrición. q. inquantum homo est. el uso de su libertad. 4 "Maxime. 3. 26. Lib. 2. 17. Th. Dist. pero es el niño que se educa. a. se hace análogo: los jóvenes se nutren en la fe (in fide nutrient). 7. Los padres al nutrir ofrecen el alimento. 1. pero no siempre autosuficiente. NQ 2150. la cual es un estado de virtud. 10. — ¿Pero en qué consiste la perfección. 3). 4. ad Cor. que se presenta como el fin de la educación? La perfección del hombre. a. sed traductionern et promo- tionem usque ad perfectum statum horninis. movidos por el sujeto— para que sean virtuosos. según Tomás de Aquino. consiste en un estado moral. — Lo dicho nos remite a preguntarnos por el agente principal e intrín- seco de la educación. Es por esto que el que se educa. se trata.5 Indudablemente el estado de virtud exige. que rodean y cuidan a quien se educa. La naturaleza humana tiene tal tendencia dinámica que no sólo lleva a reproducirse en los hijos. Dist.2 se nutren en las leyes "iuvenes bone nutriantur secundum leges". en una disposición habitual por la cual el sujeto que se educa adhiere al bien y. pues.

me- dios o ayudas externas. si el sujeto los usa. 4. pero esa libertad requiere de la flecha como condición para ejercerse. agente intrínseco efectivo de su educación en su dimensión instruccional y moral. q. . Aun en este caso —en el que el joven es agente suficiente de su actuar intelectual y moral— no es autosuficiente hasta el punto de no necesitar instrumentos que. 5. cuando el principio intrínseco no es suficiente para llevarlo al acto. es agente prácticamente vegetativo de su educación. Histórica y dinámicamente los agentes exteriores con sus ayudas tienen una importancia decreciente. sin embargo. cuando cura. a. ad 3 et 4).. pero porque él como sujeto los usa. o no. suministrándole (minis- trando) las cosas necesarias con que pueda ponerlo en acto.. por consiguiente. como está claro en quien recobra la salud. preexiste algo en potencia activa completa. Th. El sujeto principal adquiere más fuerza mediante el instrumento o ayuda externa. — El agente de la educación es intrínsecamente el sujeto principal que se educa. Pero en la medida en que el niño adquiere estructuras de pensamiento y de acción que él puede gobernar libremente." 7 En este caso. cuando un principio intrínseco puede llevar suficientemente al acto perfecto. Mientras el niño no tiene conciencia de sí y uso de ener- gías libres. En la medida en que quien se educa —quien se dirige a la perfección moral— no puede educarse por sí mismo. poseedor de su propia espontaneidad interior y. En este sentido. no está determinado como una piedra que recibe movimiento desde el exterior sin ser ella principio de acción.. son a un tiempo un límite y una posibilidad de la libertad humana y de la educación del hombre. sino que. como cuando el fuego se hace del aire. faciliten su actuar. q. los instrumentos. 11: De Magistro. a.. la educación es siempre autoeducación. pues el enfer- mo recobra la salud mediante la virtud natural que está en el enfer- mo. en esa medida nece- sita ayuda exterior. Otro. lo cual no puede hacerse por alguna propiedad natural existente en el aire. entonces se convierte en potencia activa. es decir. una flecha. entonces el agente extrínseco obra ayu- dando (adiuvando) al agente intrínseco. esto es. Vis principalis agentis instrumentaliter invenitur in omnibus instru- mentas ordinatis ad effectum. es ministro de la naturaleza . .8 Los condicionamientos no se oponen a la libertad humana. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE 47 "Se ha de saber que en las cosas naturales algo preexiste en potencia de dos modos: uno en potencia activa completa. L 8 "Virtus instruxnentalis acquiritur instrumento ex hoc quod ipso quod movetur ab agente principale. con su ayuda. cooperan. Cuando. El hombre que se educa es libre. en potencia pasiva. 1 De Verit. prout sunt quodam ardine unum" (S. La condición. frecuentemente está condicionado en y por los medios que necesita para ejercer la libertad. y potencian el ejercicio de la libertad. como el médico. El arquero es libre de lanzar. mas no es educación de sí mismo hasta el punto de prescindir de las ayudas de los demás. III. educación de sí mismo. 62. el sujeto principal e intrínseco es principio interior de su acción.

ad Gal. esto es. a. regido par la inteligencia y voluntad del pedagogo. De este modo. toda afirmación del pedagogo es sin más una verdad.12 La función del pedagogo es conducir exteriormente al niño. mas una ley interiorizada y convertida en norma personal no coercitiva de conducta. lec.". 8. — La actitud pedagógica para con el niño importa una con-ducción heterónoma —que puede ser coercitiva— y presupone la incapacidad de hecho por parte del niño para autoconducirse.. lo lam non sumus sub paedagogo.9 6. 10. es simplemente una guía que ilumina. o quienes cuidan del niño. 12 Cfr. quae non est necessaria libe- ris" (In Epist.. q. creencia— o más 0 menos firme —opinión—. antes de que tenga uso de razón (usura rationis) esté bajo el cuidado del padre. un conocimiento que genera una persuasión firme —certeza. 12.. el cual se impo- ne como el poseedor de la verdad. realizan el oficio de pedagogas (officium paedagogi) y lo gobiernan. Th. el dominio de sí.48 WILLIAM R. lect.10 Lo pedagógico. III. II-II. Th. el gobierno de su sí mis- mo. S. entonces. El pedagogo representa una actitud compren- siblemente dogmática y el niño responde con actitud ingenuamente creyente y 9 S. 3. no es tanto lo que se refiere a una persona. realizan una función peda- gógica. a la que el hombre sigue con satisfacción y libertad interior. en efecto.. Pedagogo es quien tiene cuidado dPl niño —sea el padre u otra persona— en cuanto el niño no es libre y debe ser conducido heterónomamente en sus actos individuales o sociales. 8). 8. en cuanto son una coacción exterior. pues. a.. In Epist. Frecuentemente se convierte en el modelo para el niño. "Es de derecho natural que el hijo.11 Las leyes. sino a un modo de actuar respecto del niño. DARós Cuando el niño no tiene. 10. ad Gal. El niño es. es naturalmente algo del padre. Th. Luego de haber salido del útero. tener cuidado de él. "El hijo. antes de tener el uso del libre arbitrio (antequatm usura libe arbitiríi habeat) es tenido bajo cuidado de los padres como por un cierto útero espi- ritual". procurar que obre el bien según lo entiende el pedagogo. q. a. Pero des- pués que comienza a tener uso del libre arbitrio (usum liberi arbi- trii) ya comienza a ser dueño de sí (esse sucas) y él mismo puede proveerse para sí mismo de las cosas .. que lo coaccione al bien obrar si es necesario. 2. 11 S. q. . id est sub coactione.. Primeramente no se distingue de sus padres según el cuerpo en cuanto es contenido por el útero materno. Los padres. 8. 67. . de sus fuerzas libres y personales. Cfr. necesita de un pedagogo que lo conduz- ca desde afuera. El niño al no tener uso de su razón no posee un arbitrio libre y crítico. pues el niño mientras no es libre se halla aún en el útero espi- ritual de la familia de la cual es parte.

Después de los catorce años. Tomás de Aquino..14 Tanto. en los primeros siete años. comienza la edad escolar. por el contrario. q. 1981. pues.". Madrid. . pues el niño se halla en un estado en que "puede entender por medio del otro" (ab alio capere potest). 3 ad 2. que comienza a impartir una ense- ñanza sistemática. debe pre- sentar o proponer en signos lo que enseña. Aprender no es. 8. es profundamente impresionable e ingenuamente receptivo. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE 49 afectiva. sino además hacer consideraciones por sí mismo".. no se debe confundir al pedagogo con el docente: aunque sus funciones sean igualmente auxiliares son diferentes. admite que el rostro ponzoñoso de una anciana (vetuia aspectus venenosus et noxius) puede afectar negativamente el ánimo del niño. La razón. a. un puro recibir. Rialp. La actitud del maestro o docente.15 13 S. — LA FUNCION DOCENTE 7. — El pedagogo debe imponer los preceptos que enseña. por tanto. educación —el niño o joven— se desarrollen y alcancen su perfección. sino una verdadera actividad que el discípulo ejerce con el auxilio o concurso del maestro . ..La formación de la personalidad humana. "La enseñanza —dice acertadamente Puelles. Th. 117. A.. 43. El niño. Sin em- bargo. III. pues es diverso el desarrollo del niño con el que tratan y con el que deben usar métodos también diversos. pero en el que él mismo no se basta por sí para hacer consideraciones y enten- der. Enseñar no es ni más ni menos que ayudar a otro hombre a aquirir el saber. PUELLES. El hombre. por tanto. se va robusteciendo (convalescit) lentamente y —según Aristóteles— el niño comienza a tener cierto dominio sobre ella a los siete años.I3 II. 1. 14 S. pues el niño carece de uso de razón y libre arbitrio. La enseñanza consiste en una cooperación que tiene como su- puesto la operación del discípulo. Suppl. la única posible a su edad. "ni entiende por sí ni puede entender por medio de otro". q. según la diversa naturaleza del actuar del niño en crecimiento. Después de los siete años. una causa coadyuvante de la formación intelectual del dis- cípulo.. 131. a. comentando a Tomás de Aquino— es fundamentalmente una ayuda y el maestro. El docente. en efecto. la actitud pedagógica como la docente son educativas en cuanto ambas son una ayuda extrínseca para que el sujeto principal de la. debe ser diversa de la del pedagogo en la medida en que el niño comienza a usar su razón y poseer un libre arbitrio. 2. al no poseer una estructura inte- rior personal independiente de la que él sea dueño para regirse en su acción. Th. "no sólo puede entender ayudado por otro. p.

WILLIAM R. DABiós

En el aprendizaje, que implica el uso de la razón y el libre arbitrio, el
niño comienza a ejercer a pleno título su educación como agente intrínseco y
principal. El aprendizaje de una persona —y en cuanto es persona es racional,
libre y responsable— es el proceso en que ella ejerce la esencia misma de la
educación. La esencia del aprendizaje —la Matética y la Didáctica que la
facilita—, en consecuencia, es el núcleo esencial y principal de la Ciencia de la
Educación. La Pedagogía, aunque necesaria, es la parte inicial y secundaria
de la Ciencia de la Educación.
En efecto, según Tomás de Aquino, hay acciones del hombre —sobre las
que actúa el pedagogo— y consisten en acciones que el hombre realiza sin
ser dueño de sí; y hay, además, acciones personales o propias de la naturaleza
humana en cuanto el sujeto es libre y dueño de su obrar, y éstos son los
actos propios del que aprende como sujeto con potencia propia y suficiente
para obrar.

"Difiere el hombre de las otras creaturas irracionales en esto:
que es señor de sus actos (suorum actunin dominus). De donde pro-
piamente humanas se llaman aquellas acciones de las cuales el hom-
bre es señor. Pero el hombre es señor de sus actos por la razón y la
voluntad: de donde también el libre arbitrio se llama facultad de
la voluntad y la razón. Por lo tanto, se llaman acciones propiamente
humanas las que proceden de la voluntad libre".16
La educación, pues, puede ser definida como el proceso mediante e-1 cual
el hombre desarrolla sus facultades humanas, siempre que a) se entienda que
cada hombre que se educa termina siendo el sujeto y agente activo de su
educación (autoeducación); b) que la facultad más típicamente humana que
debe desarrollar es la libertad, en función de la cual le son de sustento la inte-
ligencia y la voluntad; y c) esta educación se logra cuando el hombre es dueño
de sí mismo, de sus actos y, por lo tanto, responsable de ellos; cuando el hom-
bre es persona.

Ahora bien, es el docente, y no el pedagogo, el que posibilita la educación
así plenamente entendida, mediante el método didáctico.

9. — La función docente consiste en enseñar, o sea, presentar en - signos;
pero hay que suponer por parte del alumno una actividad de su intelecto ope-
rante por la cual, con su esfuerzo personal, de los signos llega a los significa-
dos o intelecciones y a las cosas significadas.'7 El docente no infunde la luz
inteligible en la mente del alumno; el docente no hace inteligente al alumno.
Solamente puede ayudarle desde fuera para que el alumno ejerza su capa-
cidad o potencia intelectiva.

"El hombre que enseña exteriormente no infunde la luz inteli-
gible sino ... nos propone ciertos sgnos (proponit nobis quaedam

16 S. Th., q. 1, a. 1.
17 De Magistro, a. 1 ad 11.

EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE 51

signa intellikibilium) de las intenciones inteligibles, que nuestro in-
telecto recibe a partir de aquellos signos".'8

Es a partir de los signos, iluminados por el intelecto de cada uno que,
aprende, como se llega a las especies inteligibles y, con el trabajo de la gésta-
ción interior o concepción, se alcanza el concepto de la cosa. De este modo, la
mente se expresa a sí misma, con el verbo mental, lo que la cosa —expresada
en el signo— es, generando dentro de sí misma un símil de la cosa, con el cual
se asimila la cosa en su inmaterialidad. Este es un acto de soberanía del espí-
ritu sobre la materia de la cosa; es una primera abstracción. Entender es re-
crear en la mente —hacer el símil— la cosa que se entiende, porque se ha con-
cebido su inteligibilidad. Aprender es hacerlo a partir de los signos de la cosa.

Entender y aprender no lo puede hacer el docente por el alumno: nadie
puede aprender por otra. El docente tiene, pues, un límite en su función, y este
límite está marcado por la persona del alumno, que en cuanto es libre y respon-
sable debe asumir la responsabilidad que le corresponde en el entender (a
partir de la ayuda del docente), o sea, en el aprender.

10. — El docente no infunde el saber o ciencia. Dios le ha dado a todo hom-
bre —al darle la luz de la razón— los principios del saber o ciencia. Sobre esa
base obra el docente, no como quien planta la ciencia, sino como quien la
riega y la cultiva.

"El agricultor no es el hacedor del árbol, sino el cultivador (cul-
tor); por lo tanto, tampoco el hombre puede llemarse doctor de la
ciencia, sino el que dispone de ella (ad scientiam dispositor)".19

El docente es, pues, una coadyuvante del aprendizaje del alumno, y lo
ayuda presentándole la ciencia "en signos"; pero ni se la impone, ni se la tras-
vasa. El docente se halla entre el alumno o discente y la ciencia, la cual es el
objeto que el alumno desea alcanzar y que el docente puede facilitarle orde-
nando los signos. De más está decir que la ciencia es la realidad misma (el
mundo sensible o el simbólico) aunque organizada en su inteligibilidad. De
este modo, el alumno se relaciona con la realidad que desea aprender. El
maestro no tiene por función interponerse entre la realidad y el alumno, sino
facilitarle su comprensión sistemática.

11. — El docente no debe entorpecer el acceso del alumno a la ciencia, a la
realidad entendida en su sistematicidad inteligible; sino. facilitarle que se rela-
cione personalmente con ella, para que con su propio esfuerzo la elabore. El
docente puede entorpecer el aprendizaje del alumno de varias maneras. Tomás
de Aquino las hizo manifiestas en su prólogo a la Suma. Teológica, que es el
gran libro del Doctor medieval —docente en grado máximo— escrito para favo-
recer —impedimentum amoverei— el aprendizaje de los que se inician en el saber

18 Idem, ad 14.
19 Idem, obj. 8.

52 WILLIAM R. DARÓS

o ciencia teológica. Pues bien, según este prólogo, se impide el aprendizaje
del alumno, en parte, enseñando problemas o cuestiones. inútiles (partim prop-
ter multiplicationem inutilium quaestionum; en parte, porque lo que es nece-
sario saber no se presenta según el orden; de la disciplina (secundum ordinem
disciplinas), sino según se presenta la ocasión; en parte, por la repetición fre-
cuente y fastidiosa que genera confusión de ánimo.

12. — La vértebra, pues, de un buen método para enseñar (método di-
dáctico) está dada por el orden de la disciplina que descarta, por un lado,
lo inútil y, por otro, las repeticiones.

Para ordenar lo que el alumno va a aprender (la disciplina) se requiere
ante todo que el maestro conozca íntegramente la ciencia que va a enseñar.
El docente sabe ciencia no para trasvasarla, sino antes que nada para regirse
él mismo en el arte de enseñar, tomándola como principio de su acción docen-
te: Scientia est principium quo aliquís dirigitur in dooendo.20

Pero el docente, además de saber una ciencia debe dominar un arte (ars
docendi); porque enseñar implica la ciencia de facilitar la ciencia que el
alumno desea aprender y, además, el arte de saber facilitarla.

El arte es un hábito, un modo constante de realizar operaciones no
naturales, que el docente realiza guiado por la recta razón o ciencia (recta
ratio factibilium). La enseñanza, como todo arte, no está determinada; sus actos
no se producen y prosiguen necesariamente. Sin embargo, no por esto el arte
se confunde con la espontaneidad, o creatividad pura sin referencia a una
pauta racional. El arte se caracteriza por ser un hábito anti-natural, artificial
de operar, esto es, producido por el hombre, dado que naturalmente no se
produciría o se produciría por casualidad. El arte es un hábito o modo dispo-
sicional relativamente estable de generar acciones que naturalmente no se
producirían; es una segunda naturaleza por la que el hombre perfecciona las
acciones no determinadas por la primera naturaleza.

No está, pues, en la noción de arte docente el oponerse a una ciencia
que ilumina la acción que él genera: "Toda aplicación de la recta razón a algo
factible pertenece al arte".21 El arte de enseñar puede guiarse (no determi-
narse entonces, por un método didáctico, esto es, por una ciencia codificada
de códigos para regir la acción de enseñar. Pero esta ciencia didáctica se basa
ante todo en la disciplina, en la ciencia —aritmética, física, etc.— que el alum-
no va a aprender y que al docente compete ordenar.

Lo que el docente va a enseñar —contenido y forma de la ciencia— es
la materia de la didáctica; la forma y método de facilitar su adquisición para
el alumno constituye la forma de la didáctica. Esta facilitación debe tener
en cuenta 19 ) la estructura formal de la ciencia, su finalidad —teórica, prác-
tica o productiva— y sus contenidos; y 29) los instrumentos adecuados al desa-

20 S. Th., I, q. 117, a. 1 ad 2.
21 S. Th., q. 47, a. 2 ad 3.

141. "En las acciones y pasiones humanas. una idea en acción. En -este sentido. 13. sigue lo que ve hacer. Th.23 Tanto en la enseñanza de las ciencias especulativas. pues la enseñanza está en función del apredizaje del alum- o y el aprendizaje del alumno tiene por meta la ciencia en función de la per- sona. se llama disciplina. "Vemos que en las ciencias especulativas los medios son pro- puestos al oyente según su condición. a través de la acción. 141. a. La disciplina implica un doble orden: a) un orden lógi- co-epistemológico o científico.. . — La ciencia.ciencias. se debe tener presente la condición del alumno. eius affectu) como los niños son provocados a hacer algo por medio de regalitos infantiles". más mueven los ejemplos que las palabras" 22 El niño interpreta ante todo las palabras a través de las acciones y si hay conflicto entre lo que dicen y lo que ve hacer. fácilmete imitable por el niño y. 1. con los que se la quiere facilitar. Por eso. es el ejercicio de la educación que cada uno realiza mediante la inteligencia libre y responsable en función y según los fines de la totalidad de su persona. Th.24 22 S. La gradación psicológica exige que se enseñe al niño a partir de lo concreto. q. Las palabras tienen un . así como en las cien- cias hay que proceder de manera ordenada para que la disciplina empiece por las cosas más conocidas (ex not. a.ioribus disciplina inci- piat). El crecimiento psicológico requiere una gradación psicológica para la com- prensión y superación de los problemas con los que el alumno se enfrenta. el niño se mueve más por sus gustos que por las ideas del maestro.significado abstracto. NQ 1960. 99. en las que la experiencia vale mucho. En el método didáctico estos dos órdenes no se contraponen sino que se complementan. 34. En las ciencias prácticas. 23 In X Ethic.. como en las ciencias prácticas o morales. 1. q. el ejemplo es un gran instrumento de enseñanza en cuanto es la encarnación de. y b) un orden en función del alumno y su capacidad (orden psicológico) . hay que comenzar entonces a ayudarlo a que actúe empleando esos gustos. 24 S.. La instrucción —que es una construcción interior o aprendizaje personal realizado por el alumno ayudado por la enseñanza del maestro— no se opone a la educación. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE 53 Trono psicológico del alumno que adquiere esa ciencia. ordenada por el docente para ser aprendible por el alum- no. 6. los ejemplos son acciones con significado concreto. lea. por el contrario. fácilmente comprensible en su concretez. sus evi- . también el que quiere inducir a la observancia de los precep- tos a un hombre es necesario que empiece a moverle por las cosas que están en su afecto (quae sunt in.

54 WILLIAM R. DARÓS

Si el alumno aprende porque su voluntad se mueve para alcanzar un bien,
el alumno aprende entonces porque ama, desea o quiere.

"Porque alguien que se ama quiere lo bueno para sí y en cuan-
to puede unir a sí aquel bien. Por esto se llama al amor fuerza uni-
tiva (vis unitiva) . . . El amor es una tendencia al bien en general...
es naturalmente el primer acto de la voluntad y del apetito. Y por
esto todos los movimientos apetitivos presuponen amor como prime-
ra raíz".25

El auténtico aprender, pues, está impulsado por un deseo o amor de saber,
que es una fuerza o virtud de y para el sujeto: la studiosítos. Pero corresponde
a la prudencia buscar los medios para que la tendencia general del amor al
1:aber sea eficiente en función de la persona; y para ser prudente se necesita
razonar bien.

El orden psicológico, además, es ayudado por un gradual orden lógica que
posibilita el manejo de un sistema de referencia cognitivo (ciencia), de modo
que el alumno aprendiendo a ordenar el mundo exterior se posibilita al mismo
tiempo un sistema de ordenación del mundo interior.

c!encia no es un absoluto, sino un instrumento en manos del maestro y
una meta para el alumno que desea acceder al saber; pero es una meta en fun-
ció de la educación, esto es, en función del crecimiento y ejercicio de su liber-
tad y de su persona.

14. El alumno es el que aprende. Aprende a partir de lo que conoce
(los primeros principios y sus primeras evidencias) y según su capacidad, no
según la capacidad del maestro. La capacidad del maestro consiste en facilitar
—mover los impedimentos, proponer ordenada y gradualmente— el ejercicio de
la capacidad personal del alumno. Ambos emplean como instrumento la cien-
cia, la cual es gradual y ordenadamente presentada por el maestro o docente
tn signos, y recreada o inventada por el esfuerzo del alumno.

La ciencia es a) lo conocido, una asimilación (ad - símil) del cognoscente
a lo conocido, mediante el conocimiento que ha generado el símil o concepto
de la cosa. b) Pero la ciencia es, además, una ordenación de conceptos y fui-
dos demostrados, que típicamente se halla en el silogismo llamado epistemo-
lógico o científico. En este sentido, la ciencia es la construcción racional de
un orden en el conocimiento, en lo cual tienden a coincidir el ejercicio del
orde psicológico o personal y el ejercicio del orden lógico - científico de carác
ter impersonal.

La ciencia se halla en las conclusiones del orden racional, no en los prin-
cipios. No hay ciencia en los principios sino entendimiento o captación de las
premisas que funcionan como principios de las conclusiones del raciocinio
científico. La ayuda del maestro consiste precisamente en auxiliar al -alumna

25 S. Th., I, q. 20, a. 1 et ad 3.

EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE

para que éste pueda proceder, mediante su propio esfuerzo personal, de sus
premisas o principios a las conclusiones científicas. Esto implica que el alum-
no debe descubrir por sí mismo la ciencia, o sea, elaborarla, construirla perso-
nalmente en su sistematicidad.

"Esto nos manifiesta que una misma ciencia puede estar en
el maestro y en el discípulo. Pues siendo la misma en cuanto a la
cosa sabida, sin embargo no es la misma en cuanto a las especies
inteligibles mediante las cuales cada uno de ellos entiende: pues
por las especies inteligibles se individualiza la, ciencia en mí y en ti.
Tampoco es necesario que la ciencia que está en el discípulo,
tenga por causa la ciencia que posee el maestro... dado que la
ciencia del discípulo es comparable a la salud que está en la mate-
ria respecto de la salud que está en el alma del médico. Pues así
como en el enfermo está el principio natural de la salud, al cual
presta sus auxilios el médico para completar la salud; así también
está en el discípulo el principio natural de la ciencia, es decir, el
entendimiento agente, y los primeros principios evidentes por sí
mismos. Del mismo modo que el médico trata de sanar al enfermo
de acuerdo a la naturaleza del enfermo... así ei maestro lleva al
alumno al conocimiento de la ciencia por el mismo procedimiento
mediante el cual el alumno descubriría por sí mismo la ciencia, a
saber, deduciendo las cosas desconocidas de las conocidas... Por lo
tanto, la ciencia se desarrolla en el discípulo según la capacidad del
que aprende, y no según la capacidad del maestro" 26

El docente ya posee la ciencia integralmente armada según el orden lógi-
co - científico. El alumno la elabora recreando personal o psicológicamente ese
orden. El docente es sólo una ayuda exterior, ya que el entender y aprender
es siempre una acción inmanente en el alumno mismo que entiende. Además, el
"entender se efectúa según la manera de ser del que entiende": quiquid reci-
pitur ad modum recipientis recipitur. Esto no significa que el saber científico
o ciencia sea un conocimiento relativo o sensible. La ciencia es una ordena-
ción de conocimientos objetivos e implica razonamientos demostrados. Todos
los que parten de las mismas premisas pueden llegar a las mismas conclu-
siones. Pero el objeto de la ciencia, captado en su objetividad, no impide que
el proceso de captación sea personal, y que se relacione con conocimientos y
premisas que la persona poseía como evidentes.

15. — Sin embargo, el maestro es maestro y enseña porque sabe más. Este
más consiste en un conocimiento más explícito de las consecuencias que se
encierran en los principios del saber. Todos los hombres poseen inteligencia,
una capacidad de conocer que les viene por poseer la luz de los principios
evidentes (aunque no reflexionemos y tengamos conciencia de ella).

Opuse. VI: Sobre la unidad del entendimiento (cima finem).

56 WILLIAM R. DARáS

Hoy diríamos que es maestro no sólo quien puede saber una ciencia, sino,
quien puede enseñarla por poseerla primero explícitamente en toda su estruc-
tura epistemológica. La razón o fundamento del ser maestro (ratio magiff ' tí)
se halla en poseer este saber. Así se comprende cómo, según el pensamiento
de Tomás de Aquino, nadie puede ser autodidacta, maestro de sí mismo;,
esto es, nadie puede enseñarse a sí mismo la estructura general de la ciencia,
pues para enseñarse ya debe saberla y si la sabe no tiene sentido aprenderla.

"El docente, que conoce explícitamente toda la ciencia (expli
cite totan scientiam novit), puede llevar hacia el saber más expe-
ditivamente que quien es inducido por sí mismo, porque preconoce
los principios de la ciencia en su contextura universal (in quadam
communitate)".27
"El maestro enseña en cuanto posee la ciencia en acto (actu
scientiam habet)... Pero no puede ser que alguien tenga la ciencia
en acto, y no la tenga y, como tal, pueda ser enseñado por sí mis-
mo (a se ipso docerí)".28

Esto no significa que alguien no pueda aprender por sí mismo: siempre
se aprende por sí mismo, por el propio esfuerzo personal, aun cuando nos ayu-
dan. Quien va inventando la ciencia, hallándola por su cuenta, es indudable-
mente más perfecto y hábil (perfectior et habilior) para saber; pero su ciencia
es más imperfecta que quien ya la posee en su integridad y puede enseñarla.

16. El docente —que conoce la ciencia en sus contenidos y en su forma
y métodos; en su estructura y en sus procesos científicos— al enseñar debe tener
en cuenta los dos objetos del acto de enseñar: el alun-ino y la ciencia, entre los
cuales el maestro tiene la función de mediar.29

El maestro no tiene la función de hacer conocer ni aprender, pues éstas
son acciones inmanentes que nadie puede hacer por otro. Su función éstá en
ayudar, moviendo los obstáculos, a que el alumno proceda con su esfuerzo a
construir la ciencia. Por esto, ordena los signos y principios que presenta, ofrece
la ciencia en un orden lógico, pues el entendimiento no puede conocer igual-
mente todas las cosas,•sino que necesita conocer primero unas y luego, mediante
éstas, puede conocer otras. Esto mismo indica que el alumno no aprende cien
cia si no aprende, elaborando constructivamente, el sistema de conocimientos
que implica, la mutua relación y dependencia de los conocimientos. En este
sentido, aprender no es permanecer en el infantilismo de la mera percepción de
objetos, por muy variados que sean.

"Entre el entendimiento y la visión corporal hay esta diferen-
cia: para la visión corporal, todos los objetos están a la misma dis-

27 De Magistro, a. 2 ad 4.
28 ldem, ad 6.
29 De Magistro, a. 4.

sistematizar y probar de acuerdo a la lógica. cuando le propone algunas proposiciones menos uni- versales que el alumno puede juzgar a partir de lo que ya conoce.. pero saber o poseer la ciencia no es gustar. pero. pues. a. no todas las cosas inteligibles están a igual dis- tancia para ser conocidas (intelleictui non omnia aequaliter vicina sunt ad cogi... de dos maneras. Lo que el maestro o docente propone son instrumentos. En segundo lugar.. pero el alumno es el que con su inteligencia debe usarlos. Primeramente proponiéndole algunos auxilios o ins- trumentos. El alumno debe amar la ciencia o saber y moverse a aprender por ese amor o gusto. sino un domi- nio del proceder racional. conceptos objetivos que se refieren a la realidad sen- sible o simbólica.noscendum). Esto. que quizás por sí mismo no tendría tanta fuerza unitiva como para deducir las conclusiones de los principios"31 Está claro aquí que los contenidos científicos no tienen tanta importancia. o semejanzas. Ya hemos indi- cado que el alumno aprende si ama vitalmente la ciencia que le presenta pro- blemas vitales. 1. la forma cientí- fica de proceder al enseñar y aprender. Adviértase que la función docente se halla. para el entendimiento. porque algunas cosas las puede ver inme- diatamente. para que él llegue a las conclusiones en las que se halla la ciencia. a partir de las cuales el intelecto del que aprende es conducido al conocimiento de la verdad ignorada. que el intelecto del alumno usa para adquirir ciencia. en el manejo de la ciencia. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE 57 tancia para ser conocidos. a.30 El docente facilita el aprendizaje proponiéndole al alumno un orden gra- dual de los principios evidentes. no significa que el alumno es concebido como una máquina de hacer silogismos. pues el sentido no es una facultad que partiendo de uno de sus objetos necesite llegar a otro. q. I. en cuanto le propone al alumno el orden de los principios para las conclusiones (ordinem principiorum ad conclu- sionem). y otras no las ve sino después de haber visto otras antes". 17. un ordenar. . sin embargo. 31 S. "El maestro lleva al discípulo de las cosas que éste conoce con anterioridad (ex pnaecognitis) al conocimiento de lo que ignora. Por ejemplo. 3. --desde el punto de vista didáctico— como el procedimiento. Th. con gusto y amor. cuando el maestro conforta el intelecto del que aprende. o cuando le propone algunos ejemplos sensibles. lo que es un dominio de formas simbólicas 30 De Magistro. 117. en el ámbito del saber.

pero éstos reciben una ordenación o forma silogística de acuerdo a un método o forma de proceder. La realidad constituye el contenido o materia de la ciencia. en las cuales se procede según ciertos y determinados caminos. DARÓS para referirnos a la realidad. 34 S. La ciencia y la pru- 32 S. el establecer los programas o contenidos: en esto deben intervenir también los padres y el Estado 33 en función del bien común.". 2.. 33 In I Ethic. 1 q. por el modo ordenado. 58 WILLIAM R. 117. sino como coadyuvando (coadiuvans) al agente principal. así como el silogismo. a. . Th. es ciencia acerca de los procesos del pensar. si lo desea. en establecer los principios o los contenidos de lo que enseña. siste- mático. 47. ayudar exteriormente a que cada alumno pueda realizar. guiada por ciertas ideas y con cierto método. es la adquisición de la ciencia y. pero que no se produciría naturalmente.. La ciencia es fruto del arte y el arte —como dijimos— pro- duce algo guiado por la razón.34 El efecto que el alumno produce al aprender. 1.. El auténtico aprendizaje implica el dominio del arte y de la cieilcia de elaborar científicamente los conocimientos. N9 27. por eijemplo. este apren- dizaje. Lect. sino en facilitar al aprendizaje de formas científicas con las que se aprehenden metódica y demos tradamente las más variadas realidades. "La razón especulativa hace ciertas cosas. .32 Lo específicamente típico de la función docente no se halla. la prudencia que es la base del obrar moral. El docente lleva a facilitar el análisis científico de las más variadas creencias. metódico. Al docente le compete facilitar el aprendizaje de las formas científicas cuyos contenidos aquéllos proponen o imponen que se enseñen. La ciencia no es sólo la realidad sensible. demostrado de conocer la realidad. 2 ad 3. La ciencia y el arte se implican mutuamente como el pensamiento y la acción de pensar. q. "El principio exterior. a. confortándolo y admi- nistrándole instrumentos y auxilios (ministrando el instrumenta et auxilia). pues. No es exclusivo del docente. De aquí que respecto de éstos puede rescatarse la razón de arte". en cuanto docente. Th. que es principio interior. Esta forma no es un producto ni natural ni espontáneo. Los pensa- mientos son su materia de estudio. ésta a su vez sensible o simbólica. a través de la ciencia. no opera como agente principal. pero la ciencia es ciencia por su forma. esto es el arte (de enseñar del docente). . La función del docente consiste en. La lógica. la proposición y semejantes.. que usa para producir el efecto. ayudado por el arte del docente con su método didáctico. sino producto de la actividad artística del hombre.

Al alumno medieval le interesaba comprender la realidad. 15. No se le ocurría ni necesitaba "llevar la escue- la a la realidad". el mundo de creencias en que debía moverse. Th. supone un poder ordenar.. al enseñar cien- cia facilita al alumno un aprendizaje formal (no formalístico o vacío) con el que se posibilita al alumno un desarrollo racional. como el doctor medieval ayer. El fin de la vida humana está determinado por la misma naturaleza. esto es. y por el cual un contenido de vulgar pasa a ser tratado científicamente. II-II. "La operación consiste en algo que se refiere al fin o a algo que se refiere a lo que es para el fin. que todo hombre debe procurar alcanzar.. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE 59 dencia se adquieren. 35 S. como nadie posee la . pero ahora puede regirse con una actitud crítica y prudente en cuanto a los medios con los que opera en su mundo. no es objeto de la enseñanza del docente. Aquí se halla la gran utilidad que presta la escuela. . q. el aprendizaje supone una toma de distancia crítica y prudente ante el mundo. se diversifican en forma múltiple según la diversidad de las personas y negocios.. — El docente hoy.. Nadie es virtuoso por otro. sino que la escuela era para él la posibilidad de adquirir ins- trumentos formales (formas de proceder) para ser crítico y comprender la realidad de sus creencias que vivía espontánea e ingenuamente en su época. a. pues. no es natural" ?s Ser prudente implica —necesaria aunque no suficientemente— ser "buen razonador" 36. Th. Porque en la adqui- sición de la ciencia importan no sólo los contenidos científicos. no son naturales. 19. pero cada uno debe llegar a las conclusiones particulares de la ciencia y de la acción moral. sino la forma discursiva racional que se expresa en el método científico. La persona no deja de ser afectiva y de vivir amando. 47. q. medios que no están determinados por la naturaleza. lo que requiere aprendizaje...cipios universales del pensar científico y del obrar moral. 49. 18. con el cual está vitalmente relacionado. — Según Tomás de Aquino. 36 `1Ad prudentiam necessarium est quod homo sit bene rationativus" S..ciencia por otro: ambas conclusiones son el logro de un esfuerzo personal. sistematizar y planear acciones para obrar con más eficacia y coherencia en la realidad. Pero aquellas cosas que son para el fin (los medios) no están determinadas. a. El docente procura facilitar los medios con los cuales alcanzará ese fin. .. De este modo. La naturaleza ofrece los primeros prin- . La pru- dencia no versa acerca de los fines. la finalidad de la vida humana. Pero los fines de la recta vida humana están determinados y por lo tanto puede haber una inclinación natural hacia ellos. y a esto ayuda la adquisición de la ciencia. 5). en función de la totalidad de la persona.

inventa. tiene por fin la adquisición de la ciencia. El proceso de la razón (processus rationi) del que llega al co- nocimiento de lo desconocido descubriendo (inveniendo). ad 4. Por donde. El docente no genera opiniones o creencias. sino alguien que ayuda a pen- sar como él mismo ha adquirido la ciencia. 1. En la adquisición de la ciencia. . porque este camino de la razón (istum decursum rationis) que hace en sí mismo con la razón natural. en sus contenidos y métodos. El docente poseedor de la ciencia. en la concepción de Tomás de Aquino. de éstas. cuando la razón natu- ral llega por sí misma al conocimiento de lo que no sabía. es que aplique a determinadas materias los primeros principios conocidos por sí mismo.erius adminiculatur) por alguien. y por consiguiente pase a algunas conclusiones par- ticulares y. pensando científicamente.. sino la razón discurriendo desde los principios hasta las conclusiones".. no es un trasvasador de los contenidos científicos. y no se adquiere ciencia si no se discurre racional- mente de los principios a las conclusiones. a otras. usando de estas cosas que le proponen como de instrumento.36 bis El maestro o docente enseña mediante la ciencia. DARÓS El aprendizaje. pero la ciencia propiamente se halla en el ejercicio de la razón. si falta el discurrir del alumno. llega al cono- cimiento de lo que no sabía. y este modo se llama aprender mediante la disciplina. se lo expone a otro mediante signos. Por esto. reordena per- sonalmente la ciencia que el maestro ya posee y le presenta en signos. dícese que uno enseña a otro. "El causante próximo de la ciencia no son los signos. así. esto es. como alguien se lleva a sí mismo descubriendo (irweniendo) el conocimiento de lo que ignoraba.. esto es. "Hay dos modos de adquirir ciencia: uno.. Incluso lo que dice el maestro no produce ciencia.60 WILLIAM R.. Un requisito previo a la ciencia es tener inteligencia con la cual se captan o intuyen los principios (naturales o hipotéticos). el alumno sólo aprende si. y este modo se llama invención. la razón natural del discípulo. a. descubre. y según esto. el docente no es un pedagogo que genera persuasiones basadas en la autoridad y que se aceptan sin comprender racionalmente las razones en que se fundan.. ayudado. el que enseña a otro del mismo modo le lleva al conocimiento de lo ignorado. conocimientos no fundados o no relacionados con las evidencias primeras del alumno. ordenada gradualmente y presentada en signos —hecha disciplina o aprendible— para que el alumno discurra con su razón. El hombre causa el conocimiento 36 bis De Magistro. que a partir de aquellos principios explica las cosas discurriendo hasta las con- clusiones particulares. Y. El otro cuando la razón natural es exte- riormente ayudada (ext.

un apren- dizaje formal. sino un medio o instrumento. ante todo. pasa de unas cosas a otras por lo que no se relaciona igualmente con todas las cosas inteligibles que debe considerar. Con este apren- dizaje. . sea en relación con sus propias fuerzas interiores e instintivas o afectivas. "La potencia intelectiva. Enseñar y aprender es. en un doble sentido. en las cuales contiénense implícitamente otras que no puede entender sino haciendo uso de la razón (nisi per officium rationis) explicando las que se contienen implícitamente en los principios" ?s III. sea en relación con sir' medio social. según el pensamiento de Tomás de Aquino. un proce- so de la razón (processus. a) La ciencia per- mite adquirir contenidos científicos que pueden ser utilizados con diversos fines en diversas circunstancias. 37 De Magistro.37 ¡Qué lejos está Tomás de Aquino de concebir la enseñanza y el aprendizaje como mero trasvasamiento memorístico de contenidos! Más que por las mate- rias que el maestro debe enseñar. decursum rationis). origen de las acciones. Este apren- dizaje le ha permitido alcanzar al alumno un dominio y manejo de su fuerza racional con la cual se han echado las bases para que sea un buen razonador y un hombre de actuar prudente. se interesa por el método cómo el alumng debe aprender y de cómo ayudarle. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE 61 en otro. viendo lo explícito en lo implícito y viceversa. difícilmente habría logrado. La fuente de la afectividad y el instinto. pero sobre todo lograr que el alumno mismo se explique. la adquisición de la ciencia. además. sin la ayuda del maestro. siendo una fuerza unitiva. el hombre no es dueño de todas las fuerzas que se hallan en él. ya se parta de hechos de expe- riencia o de principios presentados verbalmente. ad 12. b) La ciencia permite. no puede 38 Idern. — OBSERVACIONES CONCLUSIVAS 20. ya se trate de principios inna- tos. La ciencia no es una finalidad abso- luta. mediando la operación natural de la razón del otro. sino que de repente ve las cosas que son conocidas por sí mismas. — La finalidad del aprendizaje es. a. Eso es explicar. En efecto. un dominio de la forma racional del pensar. Esto exige un esfuerzo racional por relacionar (vis collativam) que se remonta de los hechos a los principios y de éstos a otros hechos. la razón se robustece y adquiere una fuerza de relacionar y aplicar que antes. Esto es enseñar (hoc es t. docere)". ya de principios inventados Enseñar y aprender es primeramente explicar al alumno. 1.

la cual remite a las deci- siones personales sobre los medios con los que cada uno realiza su fin. según un asequible grado de dificultad para el que desea aprender. Un buen método didáctico implica. solo en forma análoga ese proceso. es oercida por cada uno que se educa. la razón sólo puede racionalizar los motivos de una u otra parte ha- ciendo ver las consecuencias. en cuanto es ayu- dado exteriormente. 21. aunque no sea autosuficiente y necesite siempre de una materia . un desarrollo de la capacidad personal y libre de optar con un más claro fundamento racional. La razón y la inteligencia pue- den iluminarla. El ejercicio del método separado de la materia es un puro logicismo o formalismo vacío. No trata de imponer la ciencia. debe tratar con un niño que comienza a pen- sar y a ser libre. El docente. El aprendizaje de las formas de proceder es indudablemente la forma del aprendizaje. La educación es fundamental- mente autoeducación. la mera absorción mimética de los contenidos de una ciencia (de sus conclusiones) sin el do- minio de su método y procesos propios por los que se llega a esas conclu- siones. por su parte. de modo particular— digna de análisis. procesos y mé- todos. esa ciencia en su contenido y procesos lógi- cos. un análisis de problemas vitalmente sentidos y so- lucionados según el método propio de la disciplina a la cual perteriece el problema. si se le ayuda. b) que conozca al alumno que debe descubrir. DAIIÓS ser ni suprimida ni directamente dominada. El pedagogo conduce a quien no posee un uso de la razón y del arbitrio. El aprendizaje es una invención. sino de proponerla en signos adecuados a la psicología del alumno y ordenados lógicamente. tampoco llena los requisitos de lo que Tomás de Aquino entendía par aprendizaje. puede ser llamado educativo. con su esfuerzo y según sus posibilidades psicológicas. La enseñanza y el apren- dizaje se ponen aquí en función de la educación. pero en el caso de una oposición entre lo afectivo y lo inte- lectivo.S. Tiene cuidado del niño pero sólo genera en él persuasiones o creencias. un hallazgo del alumno ayudado por el docente.s lúcido operar moral. que se fundan en la autoridad del pedagogo o en su vínculo afectivo. Su función docente consiste en coadyuvar a que el niño y el joven adquieran el saber. 22. por presentar un problema.62 WILLIAM R. Por otra parte. pues: a) que el docente co- nozca la ciencia que enseña. — La educación. El aprendizaje supone el ejercicio del discurrir de la razón sobre una materia que el alumno siente o intuye —como en el caso del fenómeno estético. considerada como un proceso de nutrición y creci- miento. Pero la ayuda exterior que realiza el pedagogo es diversa de la ayuda docente. El aprendizaje de lo formal —más basado en las formas de proceder mental que en los solos contenidos— es el que favo- rece un nr. en su contenido y en su forma. No se trata de separar la materia que se aprende del método con el que se aprende esa materia. e) que prepare los medios con los cuales el docente facilita con su ayuda el acceso del alumno a la ciencia hecha disciplina.

New York. Neuchátel. 1975. B. presentada por Tomás de Aquino. Noi diamo loro un'eccelente panoramica dei metodi e delle tecniche del pensiero. 40 CLApARinn. point de dé- part de l'opération intellectuelle. Free Press.41 "La conoscenza ha una struttura.. 152 y 230.. generalization and definite formulation are all associated with this function". c'est ie contrae. la vérifiCation. c'est la recherche ou découverte de rypothése la troisiéme. Enseñar a pensar. de létat d'impuissance á un état de puissance. in cui un po' di quello che si conosce é piú significativo del resto che é noto intorno a qualche aspetto della vita e della natura. p. Dernocracy and Education. Si aprender es adquirir la ciencia (y la ciencia consiste en un proceder racional que con principios fundamenta y relaciona hechos en las conclusio- nes o que de hechos parciales se remonta a síntesis. Delachaux et Niestié. de procesos de aclaración. dalla psicologia e dalla matematica. The function which science has to perform in the curriculum is that which it has perfarmed in the race: ernanci- pation from local and temporary incidents of personal habit and predilection.39 "L'intelligence est un mouvement de l'esprit qui doit porter celui-ci de l'inadapté á l'adapté. dal metodo scientifico. mediante quaestiones (esta es mediante preguntas que el alumno formula acerca de problemas) ayudando al alumno con un método. a él adecuado. Firenze. pp.. p. vital del niño y a sus posibilidades psicoevolutivas- sigue siendo el ideal perseguido por la escuela. la seconde. thoretically. En efecto enseñar a pensar y aprender a pensar mediante una estructura cientí- fica —adecuada al interés. 132. E piú significativo per- ché. L'Education fonctionelle. estratti dalla logica. mediante la elabora- ción de leyes o principios generales) entonces la concepción de la función docente. E. Questa é tutta l'istruzione universita- ria di cui hanno bisogno... de la cual surgen los motivos o intereses motores —los problemas— del aprendizaje. Walden due.. una gerarchia. armati di una conoscenza significativa e di una teoria e delle 39 DEWEY. dalla statistica. L'une. the importance of fostering good habits of thinking. enfin. Il resto lo imparano da soli nelle nostre biblioteche e nei nostri laboratori"... sigue sien- do un deseo de los teóricos de la enseñanza y del aprendizaje de este nuestro siglo. 1966. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN DOCENTE vitalmente interesante sobre la cual se ejerce.40 "Al nostri bambini viene insegnato a pensare. . He aquí algunos ejemplos de este deseo: "No one doubts. c'est la queistion. La Nuova Italia. 117. J. investigación y resolución sistemática y demostrada. F. 41 sraiNza. 1973. . On peut distinguer dans ce mouvement de réajuste- ment trois phases ou opérations différentes. sigue teniendo actualidad. The logical traits of abstraction..

P. El error empieza cuando d objeto y la primacía del objeto que se va a enseñar son relegados al olvido. J. en la llamada Escuela Nueva.. 1976. possiamo ricostruire con ragionevole approssimazione la conoscenza meno significativa. Pero si bien. Por todo ello. . no se lo mantiene indefinida- mete en la infancia y en el juego por el juego mismo como pasatiempo. Armando. 43 MARITAIN. Buenos Aires. el ideal de la educación es la perfección del hombre libre. El niño no es mantenido en el infantilismo. no todos sin embargo emplean el medio propuesto por Tomás de Aquino. posibilitándole la invención de la ciencia que enseña. Desclée. La moderna pedagogía ha hecho in- estimables progresos al insistir sobre la necesidad de analizar cui- dadosamente y de no perder nunca de vista al sujeto humano. El alumno recrea la ciencia según su propia capacidad. la confusione". le ofrece una oportunidad para socializar su pensamiento. Il compito di chi prepara i programmi e degli insegnanti consiste nel dare alío studente una presa della struttura di base di parí pásso con un censo altamente discriminante della sua importanza. "A fuerza de insistir sobre el hecho de que para enseñar las matemáticas a John. para no pocos teóricos. también es cierto que el centrarse en el niño llevó a hacer de la es- cuela el lugar en el que se incubaba el espontaneísmo egocéntrico e inestruc- turado del niño. sin em- bargo.43 42 BRUNNER. la ciencia —el saber organizado. 1950.. el docente al presentarle al alumno una ayuda para la resolución gradual y lógica de las cuestiones o problemas según el método científico o lógico. no según la capacidad del maestro. sino sin el fin— termina en una especie de adora- ción psicológica del sujeto". pues posee los mismos primeros principios innatos y. DARós operazioni atte a ordinarle altrepassandole.42 23. acabará el maes- tro por conocer a John tan a fondo que John no acabará nunca de aprender las matemáticas. Il significato delreducazione. p. 30. J. La educación en este momento crucial. se piensa al niño como un adulto caprichoso en miniatura.. y cuando el culto de los medios —no por el fin. Según el Aquinate. 180. y el ideal de la enseñanza es que el alumno aprenda a pensar. Si bien es cierto que en el Medioevo se piensa que la razón es idéntica para todos. importa más conocer a John que saber mate- máticas (cosa que en cierto sentido es verdad). el cual facilita el aprendizaje del alumno. considerado como centro absoluto del programa escolar.. Roma.64 WILLIAM R. in ma- niera che egli possa essere salvato dal piú comune influsso maligno sul pensiero umano. en conse- cuencia. probado— es el principio rector del docente. siste- matizado.

autosuficien- te. por el contrario. sobre todo olvidó la estructura racional de esa ciencia. en el momento concreto del ejercicio de la acción docente. y con él la Escuela Nueva. se debió a una confusión. E. Se admitió —con verdad— que la enseñanza del docente está en función del aprendizaje del alumno. de la educación y de la enseñanza-aprendizaje-. constituye una unidad funcional entre sus necesidades y sus funciones men- tales. que él realiza el aprender en función de su persona e intereses. 96. p. Nadie duda aquí de que el alumno es el que ejerce su aprendizaje. 183. la pauta de la actividad del niño la dan sus necesidades biológicas o internas. El niño podía ejercitar los procesos propios de la ciencia. El niño es autónomo. pour remplir sa mission de la fagon la plus adécuate. Se trata de matices y acentuacio- nes variables que merecen pensarse con atención. et considerer des processus mentaux á certaines actions determinées par certains désirs".45 La Escuela Nueva prestó tanta atención al alumno que se olvidó de la ciencia a la cual debía acceder. c. El docente es el que propone —no impone— al alumno el aprendizaje del sa- ber científico. a la Naturaleza.. propio de la Es- cuela Nueva. pues definen toda una concepción de la persona. aunque se diga filan- trópicamente que el niño nace deseando servir a los demás. pero se confundió el objeto del aprendizaje. hasta el punto de reducir a ellos los mismos procesos mentales. Cette conception consiste á prendre l'enfant your centre des progratnmes et des méthodes scolaires.. en efecto. El efecto del aprendizaje. redunda en beneficio de toda la persona. Pero la ciencia es el objeto del aprendizaje y no es el niño el centro de los programas. 45 Idem. Claparéde. El niño necesita ese ejercicio formativo y es función del docente proponérselo. con sus deseos inestructurados. EDUCACIÓN Y FUNCIÓN D~ TE 65 En la perspectiva de la Escuela Nueva. doit s'inspirer d'une conception fonctionnelle de l'éducation et de l'enseignement. a la sociedad. p. más sólo si sus necesidades espontáneas lo llevaban casualmente a ello. La Escuela Nueva consideró que el alumno debía acce- der a la vida. "L'école. o. Los deseos del alumno —según el pensamiento de Tomás de Aquino— son el inicio." La sociedad pasa de hecho al margen de su vida. pero sin recurrir a la ciencia como medio necesario o útil para estructurar su sí mismo y para estructu- rarse a sí mismo. . ha puesto al niño como centro de los programas y de los métodos. 44 CLAPARtRE. y bajo el pretexto de que se estaba enseñando al alumno un enciclopedismo memorístico agobiador e inútil desechó los aspectos valiosos de lógica científica. E. pero el objeto del aprender es la ciencia que da objetividad a esos deseos. Quizás este exceso de centrar el programa en el niño. facilitado como disciplina. el motor de la acción de aprender.

sos racionales) es el programa. El docente es un agen- te secundario-facilitador-instrumental-ordenador del aprendizaje del alumno.06 WILLIAM R. DARós Rosario . Peró —y esto es importante— el alumno no era considerado el centro del programa. La ciencia. Para Tomás de Aquino. la enseñanza se centraba en el aprendizaje del alumno. R. pues. el cual es el agente principal e intrínseco del proceso de aprender. DAR6s Para Tomás de Aquino. W. La ciencia (en sus contenidos y pro- cz. la enseñanza estaba en función del alumno. el aprendizaje consiste en el ejercicio habitual de la capacidad de adquirir la ciencia (teórica o moral y práctica) en sus contenidos y procesos racio- nales. es la pauta de la acción del docente (Scientia egt principium quo aliquis dirigitur in docendo) y del alumno que aprende in- ventándola con la ayuda del docente. el que establecía la pauta objetiva del aprendiza je.

oportunamente. Martín Heidegger. Entienne Gilson. Maritain afirma que la filosofía debe penetrar en las esferas de las nociones de existencia. tenemos que inter- pretar el señalado vocablo como equivalente al "ente". En Maritain. al "hecho de ser". cosa que hace con más amplitud en el Breve tratado acerca de la existencia y de lo existente. como pensador de talante supiera recoger la buena simiente de los escolásticos. Tampoco resulta demasiado inteligible el uso especulativo que le diera a la noción de "ser". Maritain fue uno de los hombres que avanzó en aras de las grandes verdades metafísicas en tiempos en que estas eran dejadas de lado por quienes propalaban el saber filo- sófico. en algunas publicaciones. MARITAIN Jacques Maritain es uno de los más (fecundos pensadores tomistas contempo- ráneos. y Dios. esencia. el desprecio del trabajo continuo de las generaciones pasadas impide el avance en la fecunda obra de la inteligencia humana por ahondar en la verdad. e inclusive se advierte una marcada evolución desde sus pri- meras obras hasta sus últimos escritos. Su lenguaje personal continúa. NOTAS Y COMENTARIOS LA CUESTION METAFISICA. las clásicas defini- ciones escolásticas. fue Bergson quien más contribuyó para salir en búsqueda de una "metafísica viviente" capaz de iluminar un momento histórico de singular crisis. Introduciéndonos en su "Primera lección 1 Tomás de Vio Cayetano. afirmando una distinción real en el seno de las cosas creadas de esencia y existencia. Vol. le permite calar en las fibras más íntimas de la realidad sin llegar a agotarla jamás. Domingo Bailez. XXXVIII . En su Introducción a la Filosofía como en las Siete lecciones sobre el ser. De allí que. ser. no ofrece un desarrollo pleno de la noción de existir como acto. Junto con otros filósofos se preocupó especialmente por la actualización de las nociones claves de la metafísica.' junto a humanis- tas y filósofos contemporáneos 2 y conformar una síntesis personal. para alcanzar los límites de la inteligencia. y. Con ello. etc. etc. puede referirse en algunos textos. más allá de los prejuicios que la modernidad racionalista tuviese con el lúcido pensador medieval. 2 Henri Bergson. A su entender. SAPIENTIA. 1983. En tal sentido. desarrollaremos en el curso del presente trabajo. Tomás de Aquino. De esta manera. al "acto de ser". anticipamos algunas de las ideas centrales que. como en otros textos. Gabriel Marcel. DEL ENTE EN EL PENSAMIENTO DE J. cuya plenitud ontológica la une vitalmente con el "ser". al ahondar ella en el "misterio". cuando habla de la existencia. Su propuesta de un "tomismo viviente" conlleva un compromiso con Sto.

que no aparece cla- ramente desarrollada en las dos primeras. con I2.. y des- brozar aquellos nudos ontológicos fundados en lo real. en lo que respecta a la filosofía tomista y en virtud de su amplitud de miras. otra la filosófica. MARITAIN.". por el contrario. Así. cabe consignar que se verifica en todas sus obras metafísicas un marcado esfuerzo por acentuar el valor de lo existente. 6 Nos referimos en especial a la Summa contra Gentes. . nos dice: "El aspectn misterio predomina naturalmente en donde el conocimiznto es más ontológico. Tal tipo de afirmación le permite sostener la idea de una sabiduría perpetua arraigada en el corazón del "misterio cristiano". al ser en sí mismo y los secretos del ser. Ahora bien. conciliando las verdades parciales. Siete lecciones sobre el ser. Por su parte. 4 Id. Mas esto ro significa destruir las verdades filosóficas en aras de las teo:ógicas. una la teológica.6 No obstante.3 Junto al misterio. según las puras exigencias de la inteligencia y de la intuitividad que le es propia". 35. . en las que aborda diversas cues- tiones metafísicas. por analogía. ya sea íntimamente. de lo puro espiritual" 7. contenidas en oLTo3 filoJóficos.. Su filosofía no descarta la colaboración prestada por la fe cristiana a la obra de la inteligencia. se propone nuestro autor adentrarse en el problema. el ser creado y material tomado en cuanto ser. como ambas ciencias son distintas. en donde éste se esfuerza por descubrir. p. a los libros de Aristóteles que fueron compues- tos después de 1261. resulta afirmada en la última de las nombradas. Breve Tratado. no para saber su esencia sino para saber cómo existen ( . 3 MARITAIN. J. Quizás. lares sobre el ser". Desclée. ya sea por analogía. Buenos Aires. Maritain procuró dilatar sus propias fronteras. para captar su condición existencial y para concebir. De ahí que pueda ser la filosofía cristiana un instrumento válido para el desarrollo teológico. 5 Id. 40-41. si ellos son citados con frecuencia y recomen- dados explícitamente al comienzo de la "Segunda lección". esto es. a las Quodlibetales a los Comentarios Metafísicos. p. ahora bien. el cual trata de circunscribir al primero mediante fórmulas conceptuales.68 CARLOS R. Cayetano es citado seis veces en textos relevantes de las Siete lec- ciones sobre el ser. debido al contexto del cual proviene el texto cabe señalar ( ¡y nobleza obliga!) que está apuntando a aquel juicio que resuelve.s afirmaciones de Tomás de Aqu'no. 7 Conf. 1943. la existencia de lo que existe inmaterialmente. a la Suma Teológica. conf.5 dificulto que pueda estar presente la atmósfera del esse como principio constitutivo existencial de todo ente. si la metafísica tomista tiene el carácter de metafísica exis- tencial. 24.. ). diversas serán también sus certezas.4 Hemos señalado que a lo largo de tres obras. Siete lecciones sobre el ser. . pp. Tercera lección. al hablar de la metafísica señala que su objeto es el "ser común de los diez predi- camentos. Ahora bien. J. por ejemplo. esté presente en aquéllas la influencia de Cayetano y de Garrigou Lagrange. nuestro autor fue dando un giro de notable envergadura. la cuestión del ser como acto de la esencia. el cual pareciera haber sido avistado sólo en la última etapa especu- lativa de Maritain. de su Introducción a la filosofía y sus Siete Lecciones sobre el ser hasta su. se lo debe a que continúa siendo una metafísica que procede por "modo intelectual.

conf. Lo cual constituye una realidad de extraordi- nario valor para quien posea el genuino sentido de "lo que es". Id.. y. entonces.. es decir. Maritain. J. 12 MAnrrAIN. 152. que limita y circunscribe la perfección actual. 46. 166. incorporado en la multiplicidad de las naturalezas o esen- cias". Introducción a la filosofía. p. p. El primero de ellos está referido a aquella operación del espíritu que presenta al objeto de un modo inteligible. NOTAS Y COMENTARIOS 69 mediante un acto especulativo.. hacen referencia más bien al "estado" en que se encuentra el ente y no al "acto" que establece al ente como existente. aún los ubicados en un marco existencial. todo ser requiere un principio de existencia. Club de Lectores. según la cual "el objeto de la metafísica consiste en el ser en cuanto ser". 11 MARrrAIN. Siete lecciones sobre el ser.8 En dicho objeto cabe distinguir dos planos o estados en que se encuentra el ente..:r otra cosa un objeto presente a la inteligencia (per se primo). en tal sentido adhiere a la concepción de Dios como causa creadora de todo lo existente. el esse propiamente dicho que es el término perfectivo de las cosas. J. J. Por ello. sin detenerse en las esencias. su energía. Buenos Aires. 8 MARrrALN. el objeto de la meta- física presenta un "aspecto esencia". Si se aborda el ser desde un punto de vista inteligible. .. en toda naturaleza indivi- dual. p. P. Aquí nos remite a un conocimiento que nos remita al orden del quia est. cuando la realidad es aprehendida mediante un proceso de abstracción. pp. Ed. de inmediato infiere que el objeto de la inteli- gencia radica en el ser (ente). designa "el acto por el cual una cosa queda colocada( . el hecho de existir implica siempre un coprincipio poten- cial. toda. 9 Id. podría afirmarse que este aspecto esencial es aquel en el que el pensamiento captura inmediatamente y antes que cualqui. Siete lecciones sobre el ser.. la aprehensión de la realidad sensible tal como ella existe en sí misma. El primero de ellos se refiere al estado en que se encuentra el ente en su dimensión sensible: "es el ser encubierto.3 En cambio. 157.. del lado de las creaturas.. p. p. Tales objetos mentales son conceptualizables y definibles. 1949. por lo tanto. tomada puramente en su condición de actividad. Ilay un as- pecto importante a considerar del lado de la actividad causal. 35. Pero los textos. todo ser situado en la existencia requiere el concurso de Dios como principio creador. sustancia está en potencia. la materia constituye la pura potencia en el orden sustancial. . 164-615 y conf. y alcanza en su último grado la noción general del "ens commune". 27. Tal principio creador coimplica al puro ser potencial que establece y determina a la actualidad existencial. Como se ve por lo que se acaba de decir. la exis tencia le viene en y por un principio actual —la forma sustancial—. Introducción a la filosofía. como nada conquista el ser si una causa no lo coloca fuera de 1 anada. fuera de la nada". y ella reside en el hecho de que Dios es el primer principio de actividad.1. si la actualitas omnis formae no le confiere realidad.12 Ahora bien.9 Pero hay que comprender cabalmente que este no es el objeto propio de la metafísica. p. J. ls ManrrAIN. Así. 43.11 El segundo aspecto. en toda cosa mudable y contingente.. J. pero no implica potencialidad alguna. 10 mARrrAiN. Ahora bien. Así. Siete lecciones. más. y otro "aspecto existencia". sino aquel en cuyo momento supremo de inteligibilidad alcanza el "ser de una manera absolutamente universal" 10. Maritain sustenta la famosa definición aristotédica. en virtud de que se pregunta por la estructura íntima de las cosas sin llegar a agotarlas jamás.

15 MARITAIN. Pero no dis- tingue entre individualidad e individuación. 171. por otro lado. . Es. p. lo inteligible del ens. del lado de la esencia. una es la realidad resultante. Vernos inmediatamente que la esencia. Introducción a la filosofía.. La esencia se caracte- riza por er una "entidad". adquiere una singular impor- tancia "aquello que son". 14 MABrrAIN. KEIZ Ni Ios espíritus puros creados. 170. I. Si lo que una cosa es. Volviendo nuestra atención a los seres creados. pero actual por él". indudable- mente. El carácter universal de la naturaleza de las cosas radica pura y exclusivamente en que una multitud de individuos tienen una misma esencia. resulta el acto absolutamente primero de la inteligencia.. no es universal ni individual. Siete lecciones sobre el ser. J. la esencia es con relación al acto de existir una potencia realmente distinta de éste. La esencia co-implica la existencia. como veremos más adelante. Maritain afirma la materia signata quantitate del lado de la "no-forma" esencial.70 CARLOS R. Ambos términos se encuentran asociados y "el espíritu no puede aislar uno del otro en dos conceptos separados: cualquier ser que pienso comprende en su concepto este doble aspecto". Pero esto no significa afirmar que en ellas se agote toda la realidad. a la que se refiere Maritain. De Ente et Essentia. Por otra parte. En efectc. Por su parte. todas las cosas que no son Dios deben necesariamente envolver en su contextura un elemento de no ser relativo (la esencia) y un elemento d2 inteligibilidad relativa (la existencia). pero cada individuo se diferencia realmente de otro en virtud de su materia individual. Ello lo lleva. es lo que la cosa es necesaria y primariamente ( ) es el carácter de la esencia en sentido estricto". mas. p. ya que tienen en su interior la posibilidad de no ser. coloca la forma arquetípica. existe de un modo "necesario e inmutable" 16 e interesa exclusivamente a la inteligencia. J. p. "Por lo tanto —sigue Maritain— sólo cab en Dios una distinción de razón". pues es la raíz primera de la individuación de las cosas. cabía un análisis profundo de las esencias para establecer su carácter estructurante de la "talidad" de las cosas. Esta entidad. ni los seres compuestos materiales existen por sí mismos (a se).14 Dicho de otra manera.15 Claro está que tal distinción real no se aplica a Dios.17 Por este principio de inteligibilidad conocemos de un modo perfecto aquello que oscura y opacamente se nos presenta investido de una existencia particular. entonces. el "ser cons- titutivo de esa cosa. "Así la ma- teria prima no puede existir sola sin tal o cual forma sustancial que la actúe. TOMÁIS.. cap. Igualmente. el ser o la existencia conviene a la cosa en razón de la esencia y en la misma esencia. 17 Id.. pues ambas son remitidas por él a la materia. 216. 18 Sr. debe considerarse "aquello que es" como el su fetoprimero y fundamental de existencia o de acción. MARITAIN. J. Introducción a la filosofía. Tomás de Aquino en el De Ente et Essentia sostenía que: "essentia dicitur secundum quod per eam et in ea res habet esse".12 y Maritain tenía en su mente este opúscu- lo cuando confiere prevalencia ontológica a la essentia sobre el esse. a sostener que la esencia. pues. que nunca puede ser privada de su actualidad exis- tencial. He aquí el elemento ininteligible al que anteriormente aludimos. implica una cierta polaridad. en sí misma considerada. en cuanto que ésta aprehende la forma esencial de los seres. p. 104.

p. cuando por sus propias naturalezas son puestas en la existencia por la causalidad de la que dependan. 195. pp. sin determinación ulterior. es decir. NOTAS Y COMENTARIOS 71 Nótese que la materia individual no constituye otro co-principio de la esencia. no pudiendo ser sino una entidad inmaterializada de ésta. es sólo en sentido secundario o derivado. tiene necesariamente que ser universal". es decir. el principio fundamental de su actividad y de su actualidad" es la sustancia. lo que la cosa es. no la esencia universal. 21 Id. Introducción a la filosofía. considerada como fundamento o razón de la existencia de la cosa. 23 MAnrrAnv. p. de su respectiva existencia. Dice Maritain: "el ser absolutamente primero y primordial de la cosa. Una considera- ción de esta naturaleza implica distinguir. Introducción a la filosofía. la esencia. y eso es.21 En tal caso. nuestro autor concluye: "Y. Entonces. En resumidas cuentas.. las cosas que existen "por sí mismas" (per se) son tales. Lo cual se expresa correctamente con las palabras de Aristóteles Substantia est primum enes 23. esa realidad constituye la misma totalidad existente. J. porque el proceso abstractivo propio del conocimiento humano fija sus notas características con independencia del parti- cular concreto. mientras que la materia no individual o materia común resulta parte de ella. 22 /d. al igual que aquello por lo cual la cosa exige la perfección suprema que es el existir. Enton- ces. tiene la existencia en virtud de una causa suprema y creadora. en el seno de las cosas creadas. J. sino cuando por el contrario. tiene que ser universal. 186.. "no puede ser sino el ser in- materializado de la cosa". cit. cabe afirmar que a las esencias universales les compete existir como tales o cuales seres. la materia sólo otorga la individualidad. la esencia s2 confiesa como la raíz primera de lo real. Si la esencia propiamente dicha se llama sustancia de un ser. La posibilidad de no existencia de las cosas. N9 180 en Introducción a la filosofía. Esta "perseidad" de la sus- tancia significa conferir. el ser al que le compete existir en acto se llama sus- tancia. 20 MARITAIN. Las esencias o 19 Conf.20 Ahora bien. Tal consideración es exigida por la definición misma de sustancia: "ser al que le conviene o corresponde existir por sí mismo (per se) o en sí se)". la implícita contingencia y nece- sidad de todo ser: "porque el mundo de la existencia en acto y de la realidad concreta no es el mundo de las puras necesidades inteligibles. sino la naturaleza indi- vidual. la esencia. p. sin el cual no sería una cosa existente. Ello rei- vindica. en tanto que definible. la pertenencia inme- diata de tal naturaleza a sí misma. Pero recordemos una vez más que el sentido primario de la esencia consiste en ser una sustancia desindividualizada. excediendo la concepción aristotélica. cuando no existe como parte de una realidad ya existente. 205. Pero ahora se trata de hacer inteligible aquello requerido para existir. 183-184. Pero cada entidad sustancial conlleva en su estructura íntima su acto de existir propio. en razón de su propia esencia.. 186.. por lo cual la individualidad de la cosa sólo es una condición para existir.19 Procuremos aclarar la cuestión: la quidditas. op. lo que realmente es la cosa. cita a pie de p. Ahora bien. .. supone afirmar que todo cuanto existe.22 Nuestro autor sostiene que una cosa existe en sí. p.

J. p. KELZ naturalezas están. pero no están ahí eh estado puro. p. Desclée de Brouwer. esta metafísica se apodera del ser como sobreabundante".24 Maritain necesitaba insistir sobre el sentido contingente de los seres para salvar la trascendencia de Dios..27 no podía menos que revalorizar definitivamente.. u. pero también para indicar el valor del existir sobre la acentuada idealización de la realidad. Breve' tratado acerca de la existencia y lo existente. Este tránsito se ve con claridad en el Breve Tratado cuando afirma: "En razón de que la metafísica 1( ) está centrada. 51. sobre el misterioso sur- gir del acto de existir. 51. t.. 56. J. persuadido que "más vale un perro vivo que un león muerto".26 Tomás de Aquino afirmaba que el acto de existir es lo que hay de más actual y de más formal en las cosas.72 CARLOS R. Buenos Aires. KELZ 24 MARITAIN. 26 Id. 50. todas las cualidades y las naturalezas que refrac- tan y multiplican en sus participaciones creadas la unidad trascendental del mismo Ser subsistente. Los grados del saber. Toda cosa existente tiene su naturaleza o esencia pero la posición existencial de las cosas no está comprendida en su naturaleza. y hay entre ellas acaecimientos que no son en sí mismos naturalezas y cuya exigencia ninguna naturaleza collevaba anti- cipadamente inscripta en sí". p..ABIllniATN. 27 Id..25 Estas digresiones finales nos ponen en claro que la noción misma de esencia significa una relación al esse y que el acto de existir es el acto por excelencia.. por eso y ya desde su raíz. y Maritain. sino sobre la existencia. 57. Ed. 28 Id. 1947. según la variedad analógica de los grados del ser. I. . en su última etapa filosófica. Buenos Aires. p. sí. no sobre las esencias.28 la primacía ontológica del esse sobre la essentia. en la realidad existente de donde ellas (o sus sucedáneos) son sacadas por nuestro espíritu. CARLOS R. 1949. en el que se actualizan y toman forma. 25 M. Desclée de Brouwer.

Sin duda han de llevar un infíujo vivificante el estar centrados en una visión realista de la persona. Y ahora se comienza a con- tar con material didáctico adecuado como los libritos reseñados. económicas y políticas. Buenos Aires. I. breves. t. tradicionalmente el bastión de un enfoque positi- vista o pragmatista. BELAIJNDE. claros. aunque insista en la importancia. concisos y didácticos. sino también los profesores de asignaturas que incluyan temas éticos o sociales. 62 y 88 pp. GUSTAVO ELOY PONFEELRADA . 1961. Es de desear vivamente que estas obritas. Y que. insertando la actividad humana en las exigencias de la ley natural. tengan el éxito que se merecen y que los docentes hagan de ellas un instrumento de trabajo eficaz y constructivo. que consciente o inconscientemente han ido forjando una mentalidad fácilmente proclive al materialismo y desdeñosa de una orientación humanista y personalista. Formación Moral y Cívica. Nunca han faltado intentos de rectificar ese enfoque. En los últimos tiempos se ha logrado un importante avance con la introducción de asignaturas que amplían el hori- zonte técnico o comercial propios de estas escuelas. Sobre todo la solidez de sus razones y la inspiración tomista de sus posiciones no podrían dejar de ser en- comiadas. pero la carencia de medios apropiados dificultaba la tarea. Pero en los manuales de los Belaúnd2. de la 'familia y de la sociedad. de Juan Alfredo Casaubón). no tema el indicar su fun- ción temporal y por ello perecedera. DE BELAUNDE y CESAR H. Dios. Editorial Claretiana. BIBLIOGRAFIA MARIA DEL CARMEN C. hay una riqueza y una seguridad doctrinal que debe ser destacada. Estas obritas siguen los lineamientos de los programas oficiales de las asig- naturas que les sirven de título y se dictan en las escuelas de educación técnica y en las escuelas de comercio. 57. No es costumbre de nuestra revista recensionar libros de texto destinados a la enseñanza secundaria (salvo casos de excepcional importancia. la necesidad y la justi- cia de las estructuras sociales. II y m. tan breves y tan densas. subrayando la necesidad de las virtudes intelectuales y morales y la ordenación del hombre a su fin último tras- cendente. y no sólo los del nivel básico al que están destina- das. como las "No- ciones Generales de Lógica y Filosofía".

En él. En este caso la ley es camino para la vida social. Una de las ideologías más influyentes en el mundo occidental de nuestros días es el permisivismo. natural y cristiana" (p. De esta concepción de ley surgen las tres posibles relaciones entre legalidad y moralidad. aunque para muchos —apoyados en una concep- ción positivista del derecho— legalizar equivale a moralizar. . el núcleo de las tres diserta- ciones que componen el libro de Amadeo de Fuenmayor. aparece ahora con fuerza el permisivismo. 138 pp. Es esta reflexión. y a dar razón de los criterios orientadores de su adecuado tratamiento desde una perspectiva ética. Legalidad. es algo que despierta el interés en aquellos que tienen una cierta in- quietud intelectual. a su origen. Platón y Aristóteles entendieron que el objeto de las leyes es realizar la justicia y hacer ciudadanos virtuosos. Cuando además suponen una concepción global del hombre —y afectan. no reprime. proporcionará a la sociedad el orden y la justicia —el bien común—. 14). su estudio es casi obligado. Un segundo tipo de relación se dará cuando la ley civil vulnere y contra- diga la ley moral. Influencia de las leyes civiles en el comportamiento moral. en descamino.74 BIBLIOGItAFÍA AMADEO DE FUENMAYQa. Dejará. y la protagoniza la ley civil que llamamos recta. tolera —es decir. por exigencias del bien común. realizada con rigor jurídico. En el mundo antiguo. El estudio de las ideologías. sin apro- barlos por eso— ciertos desórdenes morales. que des- penaliza el aborto—. vemos cómo lega- lidad y moralidad a veces se contraponen totalmente. para sus des- tinatarios. La primera de ellas es la de perfecta armonía. Divorcio. En la última de ellas trata el autor la situación que la familia vive en la sociedad divorcista. Sólo en su contexto puede explicarse la corrupción moral hoy institucionalizada en el ordenamiento jurídico de muchos países. y de los cambios sociales y culturales que éstas conllevan. catedrático de Derecho Civil en la Universidad de Navarra. Es el caso de la ley injusta —por ejemplo. dignidad y fin—. y de toda ley humana que se aparta del orden querido por Dios. Después de siglos de inspiración cristiana de las leyes. de modo inmediato y propio. que ocupa un lugar intermedio entre las dos anteriores. 1981. por tanto. Bajo la influencia del cristianismo. y que de modo mediato y último nos conducirá a Dios. La ley civil será el camino que. EUNSA. pero no para el comportamiento moral de sus destinatarios. entonces de ser camino y se convertirá. conocible por todos en la ley natural inscrita en la propia naturaleza. Encontramos también un tercer tipo de relación entre legalidad y morali- dad. Pamplona. Es el de la ley civil que. luz y guía del obrar humano. educándoles —por medio de ellas— en las virtudes cívicas. moralidad y cambio social. Párece pues necesario reflexionar sobre todos aquellos temas que "pueden contribuir a com- prender su origen. la ley llegará a adquirir un valor mu- cho mayor: el de ser camino.

todo cuanto venga impuesto al hombre desde fuera" (p. La fidelidad a esos contenidos nunca supone contradicción alguna con la fluidez de las leyes civiles originada por los cambios sociales. Para llevarla a cabo el permisivismo se apoya en "la sociología. moralidad y cambio social. Legalidad. De esta forma se legalizan el divorcio y el aborto. la libertad. el peligro de confundir lo lícito con lo correcto moralmente. En el fondo la discrepancia entraña. 57). sino simplemente el arbitrio o capricho personal. . 75 Aparece. La aparición del permisivismo ha sido favorecida por algo que él mismo ha contribuido a producir: la pérdida general de la moral objetiva y el relativismo de los valores. pues. entendiendo que es moral o inmoral —lícito o ilícito— lo que ellos piensan en cada momento de la historia. y se ignora que la ley natural "no es una imposición exterior. que nos descubre lo que realiza nuestro bien" (p. del relativismo moral. parte de la cual es la enseñanza de los criterios que hay que poseer para la recta valoración de las leyes civiles. Este cambio de perspectiva supone una total reinterpretación de las nor- mas jurídicas. se despenaliza el adulterio. En realidad hay sólo dos opciones: aceptar o rechazar la ley de Dios como fundamento último de toda legalidad humana. En todas las declaraciones de organismos internacionales acerca de la institución familiar. "los hombres se marcan la pauta de su propia conducta. la elección entre dos posturas doctrinales opuestas: la del objetivismo ético y la del relativismo o historicismo moral. "se estima como represivo todo cuanto representa un vínculo. Pronto se descubre que la libertad que propugna no es la capacidad de realizar el bien. Para la primera existen ciertos contenidos de Derecho Natural que. En este clima sólo cabe un valor como fuente de inspiración de las leyes. sino un acto de Dios. Hoy más que nunca se hace necesaria lo que el autor llama pedagogía de la vida cristiana. son absolutamente invariables y válidos para todo tiem- po y lugar. es decir. etc. El Derecho encierra siempre en su seno la aspiración de encarnar unos valores. más íntimo a nosotros que noso- tros mismos. así como en la gran parte de los ordenamientos constitucionales. Por esto. Otro es el prisma del positivismo. y un fin al que tenderán éstas: proporcionar bienestar individual. Bn3LiocruFfÁ. con olvido y desprecio de la ordenación objetiva de Dios" (p. Termina así el permisivismo en un planteamiento egocéntrico y egoísta. y estima que lo que ha sido convalidado por el uso social tiene derecho a exigir una sanción legal" (p. 72). Derechos fundamentales y familia cristiana. desde antiguo. 72). 73). donde no hay cabida para una verdadera relación de entrega. encontramos frases como esta: "la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado". Se pierde el sentido del bien común y olvida así el hombre su dimensión social. en el orden jurídico y moral. En él. La cuestión es ver cuáles son esos valores capaces de legitimar un ordenamiento jurídico.

Parte de la defensa y protecciárs. BIBLIOGRAFÍA Bien conocido es que lo que siempre se ha entendido por familia tiene como raíz natural el matrimonio indisoluble. Luego. deberá. los defensores de la sociedad permi siva esconden una mentalidad autoritaria: sustituyen unas normas morales de inspiración religiosa por otras contrarias. De esta forma resulta que en la sociedad permisiva. De lo contrario no sería. claro y asequible como los anteriores.) es la imposición por medio de las leyes civiles de una moralidad contraria al Evangelio. que tantas constituciones pregonan para con la familia. contrarias a los más graves deberes conyugales. Este. no se da relevancia ju rídica a un uso tan extendido como el matrimonio indisoluble. en el que se afirme la vigencia permanente. donde hay tutela legal para casi todos los usos sociales —aunque estos sean claramente minoritarios y obedezcan con frecuencia a intereses poco nobles—. pues es defender —como los demás— las propias convicciones fundamentales. El autor no se queda en una descripción realista de la sociedad permisiva. a medida que la sociedad permisiva arraiga en un país. Y así. Y aclara que esto no supone traicionar los valores po- sitivos del pluralismo. que ha adquirido poco a poco igualdad de derechos frente al matrimonio. en sus vidas. no pueda ni quiera regalarlo jurídicamente. 35). anclada en Dios. dirigirse a proteger el matrimonio indisoluble . por conocer mejor que nadie la profunda realidad del matrimonio. El resultado final ( . Sucede que "tras su talante liberal.. Y es cosa comprobada que. La forma de hacerlo es múltiple y suele ser progresiva. los posibles conflictos y se explica que la Iglesia. y de los males y ausencia de bienes que se dan en ella. las defensas que tenía frente a esas conductas. éstas tienen el derecho de ser iluminadas. sino realizarlos en la práctica. no deja de ser atacado. ni con la igualdad de todos ante la ley. Se ven en él los principales derechos y obligaciones de cada parte. Defensa que se realiza sabiendo que. el adulterio. EMILIO MALIrmBREs . Primero se le quitan. que integran lo que algunos deno- minan moral civil.. ni respetaría la libertad de aquellos que quieren vivir unidos hasta la muerte sin la sombra del divorcio. Iluminadas con el ejemplo de los que. El final suele ser una ley de divorcio (p. aunque las convicciones no se imponen a las conciencias por la fuerza de la ley civil. desde un punto de vista permisivo —explican sirnplistamente— jun to a una ley divorcista. muestran con todo su atractivo la ley natural. etc. 96). congruente con el plu- ralismo ideológico. suele venir el recono- cimiento de la llamada "unión libre". Este último estudio. Anima a luchar por conseguir un orden temporal inspirado en la ley natural. de los valores de la moral.. pues. sin embargo. el estado debe defender la indisolubilidad matrimonial por medio de otra ley civil. se recuerde la prioridad de la ética sobre la técnica y se defienda la superioridad del espí- ritu sobre la materia. crece la intole- rancia frente a quienes no se someten al conformismo ambiental" (p. mediante la despenalización de la bigamia. contiene un interesante trabajo sobre las relaciones Iglesia-Elstado en lo referente a juris- dicción matrimonial.

Crisis y Misión de la Universidad". 1982. anota Caturelli. Toda esta Parte está centrada en la realidad personal y en la vocación consiguiente del hombre como ser espiritual y en la docencia para el desarrollo de esa persona. Caturelli desarrolla en un amplio capítulo el tema de la "Esen- cia. desinteresado. Bondad y Belleza). Respecto a la Universidad. como centro superior de investigación y docencia de la verdad. Desde esta perspectiva filosófica la obra señala los caminos del arte de enseñar rara su realización. la búsqueda desinteresada y difu- sión de la verdad. cuyo prototipo absoluto es . Debe salvarse lo específico de la Universidad. consagrados con vocación al estudio y a la docencia superior de la verdad. que es el orden académico. Reflexiones para una Filosofía Cristiana de la Educa- ción. en torno al problema de la educación. El autor señala con razón al inmanentismo hegeliano y marxista. reconstruir la Universidad en su esencia. en relación con el destino del país. como destructor de la educación del hombre integral y . con grupos o elites de jóve- nes. El autor es amplia- mente conocido en el país y en el extranjero por su notable y seria producción filosófica y de cultura en general. A esta esencia de la Universidad. se opone una supremacía de profesionalismo. sino eminente- mente filosófica. La Primera Parte de la obra expone los fundamento metafísicos y antropológicos de la educación. Se trata de un estudio para ser reflexionado con seriedad y profundidad sobre la institución universitaria. una formación mediocre y repetidora de lugares comunes. La Segunda Parte se ocupa de los problemas fundamentales de la Educa- zión.ocasiones. Se ocupa aquí el autor de la enseñanza media como formación humanista o "del hombre entero". males que han deteriorado la Universidad en muchas partes y también en nuestro país. que no siempre coinciden con los llamados métodos didácticos. Alberto Caturelli ha reunido en este libro trabajos publicados en diversas .Cristo. es decir como un centro humanista y de las humanidades. síntesis de su libro sobre el tema. con la ejemplaridad del Maestro. cristiana. Desde un comienzo nos advierte 'Catureili que "estos estudios y meditaciones guardan entre sí una total coherencia doctrinal". Se trata de formar al hombre cristiano.ALBERTO CATURPJJ4T. Es menester. Córdoba. la política y la subversión. 305 pp. que culmina siempre en la vida espiri- tual de la inteligencia y de la voluntad con el carácter. y establece su relación con la Universidad. No se puede organizar la educación sino sobre la base de la realidad integral del hombre y de su último Fin trascendente divino. . Porque la obra de Caturelli no es de didáctica o de método de enseñanza. centrada en las humanidades. La educación tiende a desarrollar al hombre en todas sus partes y en su unidad jerárquica de un modo armónico. con sus bienes o valores trascendentes correspondientes de la Verdad.cristiano. Universidad Nacional de Córdoba. al que está ínti- mamente ligada en sus valores esenciales. Con una gran claridad Caturelli defiende la noción de Universidad perenne.

78 BIBLIOGRAFÍA En sendos y amplios capítulos. Diausi DANTE ALI1MENTI y ALBERTO MICHELINI. buscaron en los Discursos y Escritos del Papa las respuestas. al presentar con las palabras del Papa las respuestas a estas preguntas. Eucaristía. ellos se nutren y vienen a terminar en una concepción marxista. Fidelidad a la Iglesia y otras más. 263 pp. Publicado en italiano. para acabar en una solución precisa y clara. La Primera Parte agrupa bajo el título de "Juan Pablo II y Los Jóvenes y los Mitos". Ayuno. La Segunda Parte. "El papa. Ri- queza y Pobreza. Di vorcio. Audacia y otros más. Liberación. A todos estos te- mas responde el Papa con discursos y escritos redactadas en diversas ocasiones y ciudades del mundo. siempre con textos del Santo Padre los autores exponen los apasionantes temas oue asoman en los labios de nuestros jóvenes: Humanismo Cristiano. Templanza (Droga y Sexo). Li- beración de las Necesidades Materiales. Libertad Religiosa. Obediencia. Madrid. que expresan las inquietudes de los jóvenes de nuestro tiempo. De allí. Tra- bajo y Jóvenes. El Papa. La Guerra. Fraternidad. los siguientes temas: El Hombre. como is siguientes: Darse a los Demás. las catalogaron por temas y. entre otros. Comunidades de Base. Pen- . Oración. En "El Papa. Escuela y Familia. Relación entre Evangelio y Promoción Huma- na. 1. Aborto. Ciencia y Fe. bajo el título. diversos temas. como: La Violencia.ss y la esperanza. seleccionaron unas sesenta preguntas. con mu- cha habilidad. Los Derechos Humanos. Labor ardua y utilísima a la vez la que se propusieron los autores de este libro. Pecado. Limosna. Justicia. Papel de la Iglesia en el Mundo. Este último libro de Caturelli tiene las características de todos sus escritos: hondura de pensamiento hasta develar los fundamentos filosóficos de la cues- tión. los Jóvenes y el Mundo" res- ponde a las inquietudes de los jóvenes de hoy y comprende.982. para luego iluminar en su luz los distintos y complejos problemas plan- teados. en última instancia. Rialp. Misa en Latín. OcrAvlo N. Caturelli ha analizado con detención ambos sistemas y llega a señalar que. los Jóvenes y la Esperanza". los jóven. cuarta y última parte del libro. La Paz. La Civilización del Amor. los autores con palabras del Papa dan respuesta a interesantes preguntas de los jóvenes. La Vida como Prueba. los de la Educación en sus múltiples sectores y facetas. Dos periodistas de la televisión italiana qui4ieron llegar a distintos grupos de jóvenes para recoger preguntas que ellos desearían hacerle al Papa. Ecumenismo. Feminismo. La obra ha sido cuidadosamente impresa por la Dirección General de Publi- cidad de la Universidad Nacional de Córdoba. la Tercera Parte estudia críticamente la "Psicología Evolutiva de Piaget" y el "Marxismo en la Pedagogía de Paulo Frei- re. Celibato de los Sacerdotes. Iglesia y Mundo. Bajo el título de "El Pupa y los Jóvenes y la Religión". traducción de Carlos García Villalba González. la traducción castellana estuvo a cargo de Carlos García Villalba González. Penitencia. en este caso.

El Humanismo y otros más. Porque en el juicio hay una supra-existencia del propio acto. DERISI JACQUES MARITAIN. Con gran sagacidad los autores han sabido intercalar y articular el pensa- miento del Papa sobre cada uno de estas preguntas o temas. La existencia es sólo aprehensible en el juicio —y cn el concepto análogo que se funda en él—. 186 pp. Estas introducciones y explicaciones intercaladas por los autores. Buenos Aires. los Jóvenes y la Esperanza" ha sido presentado en un elegante formato y muy buena impresión por la editorial Rialp de Madrid. sar en el Mañana. en cada uno de los entes. es supraconceptualizable o suprainteligible. en cuanto otro u objeto. BIBLIOGRAFÍA 79. es ante todo el acto de ser o existencia. 1932. hay existencia también para el ser o ente que es o existe. Solidaridad Humana. lo ayudan a expresarse de una ma- nera más relevante y en su unidad. como acto de ser o existir en el juicio. presente como tal. quienes con mucha inteli- gencia y habilidad han logrado una exposición del Pensamiento Pontifico sobre tan variados temas. es análogo. como El Hombre. Vivir Día a Día. Quién es Jesucristo. Formar una Familia. dentro de con- sideraciones atinentes que ellos mismos han redactado sobre el tema para darle mayor cohesión y unidad. de una manera articulada y atrayente. es un trascen- dental. Debemos felicitar a los autores de este libro. Conviene subrayar el carácter filosófico de muchos de estos temas. De aquí que el ser sea suprainteligible o supraconceptualizable. Amor. también este tomo sobre "El Papa. El concento de ser encierra implícito este juicio —en el que sólo se aprehende el ser— y. sobre "El Papa y la Virgen" y "El Papa y los Universitarios". Club de Lectores. Por eso. De aquí también que el conciepto de ser —el primero que ilumina la inteli- gencia y en el cual se resuelven todos los demás conceptos— comprehenda todos los entes múltiples y diversos bajo esa razón conceptual. El concepto capta las esencias. Breve tratado acerca de la existencia y de lo existente. El estudio comienza con la determinación del alcance de la noción de ser. Abarca la diversidad y multiplicidad de los seres en la unidad im- perfecta de la analogía: todos los entes son una esencia relacionada con la existencia. junto a las de Fabro y Gilson. Esperanza. Búsqueda de Dios. lejos de obnubilar el pensamiento del Pontífice. proporcionalmente la misma. al ente o ser se lo aprehende mediante el juicio. de "lo que es". que se repite la misma. pero no del mismo modo. Como los tomos anteriores. Esta obra de Maritain constituye una de las más serias contribuciones al esclarecimiento del sentido y la aprehensión del ser. de la esencia con su existencia. . etc. por eso. a través de distintos discursos o escritos redactados en diversas ocasiones. pero el ente: "lo que es". donde las respuestas del Papa recuerdan al Profesor de Filosofía que fue él en la Universidad de Lublin en Polonia. De este modo los distintos pasajes del Papa sobre cada punto aparecen más coherentes. el cual desde la existencia propia abarca la existencia objetiva del ente. OCTAVIO N.

Para ambos autores la existencia o el acto de ser es trascendental. por ejemplo— o "el ente que puede existir sin materia" —la substancia. Ha sido una feliz iniciativa del Club de Lectores reeditar este precioso ma- nual del ser de Maritain. por ejemplo—. La nomenclatura de Fabro parece más ajustada y más conforme con el pensamiento y lenguaje de Santo Tomás: del Esse divino participa el esse del ente creado. Este libro constituye una meditación metafísica. sostiene M. incluso para los actos mo- ralmente buenos. sólo los conceptos abs- tractos universales expresan la esencia. Por eso. OcT. El acto moral- mente malo se constituye tal por un no-ser. y el existencialismo ateo. se llega por el tercer grado de abstracción —con más precisión se diría por la "separación de la materia". es semejaute a la de Fabro..s. tal como la había expuesto en su libro: "Dios y la permisión del mal".vio N. en una actitud eminentemente religiosa. En este capítulo M.SO BIBLIOGRAFÍA A la aprehensión del ente. No. para los actos malos. los sujetos existentes. lo que existe o puede existir. Ambos derivan "la existencia" —Maritain— o "el acto de ser" —Fabro— por participación del Esse per se sub. que aprehende el sujeto individual. el cual. y recae en un irracionalismo nihilista. M. distingue entre el verdadero existencialismo. ilumina todo objeto y todo concepto del intelecto. y se ocupa especialmente de la conci- liación de aquélla con el acto libre. Doun . La. En el último capítulo M. a este objeto sólo se accede mediante el juicio o el concepto análogo. Unicamente que para éste el ente es. El objeto de la Metafísica apunta siempre a la existencia y a la existencia real. que se constituyen tales por una privación: la no consideración voluntaria de la norma. que es algo pura- mente negativo y no necesita. co- mo se expresa Santo Tomás—. que pierde la verdadera existencia al desvincularla del Esse o Existir subsistente divino. Y bajo esa razón formal del ente. premoción sólo es necesaria para toda acción creada. pero todos los entes reales. son captables finicamente por los juicios. que no necesita premoción divina. que interviene en todo acto participado. El ser que existe o puede existir sin materia es el ente en cuanto ente. modifica la tesis tradicional de la premoción física to- mista. Otro tanto sucede con los seres subsistentes. rica en doctrina y desbor- dante en penetrantes observaciones colaterales. desde más allá de todo concepto.. Así el acto libre moral es un acto existencial concreto. "lo que es" o "lo que tiene el acto de ser". que existen en sí mismos con independen- cia de todo otro. se extiende luego sobre el existente libre y sobre la causalidad divina. la Metafísica abarca toda la realidad. por eso. el cual es totalmente de la creatura —bajo la razón formal de tal ser— y totalmente de Dios —bajo la razón formal de ser—. Para Santo Tomás. recuerda el autor.: toda la fi- losofía tomista. en cambio. La posición de M. por eso. En los capítulos siguientes M. oue lo comprehende. subraya el carácter existencial d.- sistens. llevada a cabo con rigor y ex- presada en el lenguaje preciso de la filosofía. Negando la materia de los entes materiales —in- mediatamente dados a la inteligencia— queda "el ente que existe sin materia" —Dios. moción alguna divina.

S. 394 .• Av.1360 . ALZAGA UNZUE y Cía. CONSIGNATARIOS COMERCIAL Y AGROPECUARIA MIM. E.~1~1. A.59 piso T. Corrientes 378 .1364 .

.STRA Arraz COMPAÑÍA AROENTINA DE PETROLEO S.A.111. ASTRAL .

a.i.El texto de esta revista está impreso en papel producido en la Provincia de Jujuy.a. PAPEL LEDESMA FABRICADO CON CELULOSA DE BAGAZO DE CAÑA DE AZUCAR Ledesma una empresa que ES argentina . con materia prima nacional Ledesma s.

Bagó Investigación y Tecnología Argentina . conscientemente por nosotros y forma parte 1 IGAR Porque trabajamos por la vida. Y en ese reto. O una utopía. la velocidad creciente de los cambios. por sobre todo. ante significa aceptar el riesgo de encontrar al finalR1 de todo una respuesta negativa. La investigación exige. Nosotros estamos comprometidos Este riesgo es asumido en esa tarea. Un callejón sin salida. sabe que detenerse es retroceder. porque investigar en el futuro y que. una alta dosis de EL de nuestra ideología empresaria que tiene la vista puesta coraje.

Adhesión de la Fundación Hermanos Agustín y Enrique Rocca CORDOBA 112. BUENOS AIRES .

QUINCALLERIA .HERRAMIENTAS . 35-2921/9 .HERRAJES PINTURAS y REVESTIMIENTOS .ELECTRICIDAD BAZAR FRANCES IMPORTACION .REPRESENTACIONES Carlos Pellegrini y Rivadavia 1009 Capital Federal Tel. KRIZETERh FRINNISK s AY 'ha" FERRETEMA .

LA OXIGENA LA OXIGENA Boulogne Sur Mer 345 ADHESION .

BANCO RIO. -UN GRAN CAUDAL BANCO HUMANO Y TÉCNICO RIO A SU SERVICIO. .

ARQUITECTOS ARENALES 1132 CAPITAL . C.SÁNCHEZ ELIA PERALTA RAMOS SEPRA S. A.

PEKIN 2971 SARMIENTO 767 Isidro Casanova Piso 29 651-0948 . YERBA MATE Y TE Tativx•ta Gobernador Virasoro Provincia de Corrientes MOLINOS SANTA MARIA CORNA. A. S. 40-6789 y 6833 .

PENSAMIENTO Revista de investigación e información filosófica. publicada por las Facultades de Filosofía de la Compañía de Jesús en España Sale cuatro veces al año.Apartado 8001 Madrid. 80 . dirigirse a: Ediciones Fax Zurbano.10 dólares Para suscripciones. España . formando un volumen de cerca de 600 páginas Precio de la suscripción anual: 5.