Organo del Departamento de Filosofía

Facultad de Filosofía y Letras

EDITORIAL

OCTAVTO N. DERIST: El ser. Su constitución, su expresión concep-
tual 243

ARTICULOS

Josi L. MARTÍNEZ PERONI: Esse et bonum. Reflexiones metafísicas en
torno al bien común 249

RICARDO MARIMÓN BATLLÓ: El fundamento de la filosofía del arte y de
la cultura en Tomás de Aquino 275

ADRIANA ROGLTANO: Panorama de la estética en La Plata 287

NOTAS Y COMENTARIOS

OSCAR ROTELLA: Traducción de la lección II del libro 1 de la
explicación de Santo Tomás a los libros de
Aristóteles "Sobre la interpretación" 297

BIBLIOGRAFIA

ALBERTO CATURELLI: La metafísica cristiana en él pensamiento occidental, (O.
N. Derisi), p. 315; JOSEPH RASSAM: Introducción a la filosofía de Santo Tomás
de Aquino, (j. Magraner Rullán) , p. 316.

Año XXXVIII
1983 N9 150
(Octubre-Diciembre)

Directores

OCTAVIO N. DERISI — GUILLERMO P. BLANCO

Secretario de Redacción
GUSTAVO ELOY PONFERRADA

Prosecretario de Redacción
NESTOR A. CORONA

Comité de Redacción

JUAN A. CASAUBON
ALBERTO CATURELLI
ABELARDO J. ROSSI

Dirigir toda correspondencia relativa a manuscritos, suscripciones y libros para
recensión a:

REVISTA SAPIENTIA
Facultad de Filosofía y Letras UCA
Bartolomé Mitre 1869
1039 BUENOS AIRES — REPUBLICA ARGENTINA

EL SER, SU CONSTITUCION, SU EXPRESION CONCEP A

IV

LA SUPREMACIA DEL "ESSE" SUBSISTENTE SOBRE LOS ENTES

17. El Esse subsistente, causa inmediata de toda esencia y acto de ser
Todos los entes, fuera de Dios, son tales por participación causal inmediata
y permanente del Esse subsistente divino.
En efecto, la esencia se constituye tal por participación de la Esencia o
Esse divino, corno Causa ejemplar necesaria. Por el solo hecho de Ser, la Esen-
cia o Perfección infinita de Dios, funda necesariamente, como Causa ejemplar,
todas las esencias o modos finitos capaces de existir o, en otros términos, to-
das las participabilidades finitas de ser; y el Intelecto divino, al contemplar
también necesariamente su Esencia, no puede dejar de ver, en ese modelo de
Perfección infinita, todas las esencias que ella fundamenta ejemplarmente y
constituirlas formalmente con su Verbo. Antes de recibir su acto de ser o
existir, las esencias no son, realmente en sí mismas, pero son como participa-
bilidades o capacidades de existir eterna y necesariamente, como la Esencia
y el Pensamiento divinos, que las funda y constituye, respectivamente.
Las esencias son necesaria y eternamente tales por una dependencia ne-
cesaria e inmediata de la Esencia y del Pensamiento divino. Son tales, porque
Dios eternamente las piensa o, mejor aún, las está pensando, en su Eseiribia
y, al pensarlas, las constituye en su ser de esencia o capacidad de ser o existir.
También el acto de ser o existir depende necesarria e inmediatamente de
Dios, como de su Causa eficiente libre. Por identidad perfecta de su Ser con
el Entender y el Amor, Dios está en posesión, del modo más perfecto, del Bien
infinito y de todo bien o felicidad; y, por eso, no necesita de ningún ente par-
ticipado, no está obligado a crear nada fuera de El. De aquí que sea entera-
mente libre para crear o conferir el acto de ser o existir a los entes fuera de El.
Cuando Dios elige las esencias para conferirle el acto de ser o existir,
por la creación, tal acto de ser depende inmediata y esencialmente de este
Acto de Voluntad o Amor con que libremente lo elige.
Por otra parte, la esencia nunca es el acto de ser o existir, ni en sus notas
constitutivas está la exigencia del mismo, sólo es por un Acto de Amor con que
Dios libremente le confiere tal acto.
Esta libertad de la Causa divina del acto de ser se traduce, en el efecto,
como contingencia del ente participado, cuya esencia le es siempre ontológica-
mente indiferente para tener o no el acto de ser.
Esta indiferencia de la esencia, que no es ni exige el acto de ser o existir,
hace indispensable la acción innzedita de Dios para que el acto de ser, conferido
mediante la creación, se mantenga permanente en la esencia. Tal acción inme-
diata y continua con que Dios mantiene el acto de ser o existir en la esencia,

SAPIENTIA, 1983, Vol. XXXVIII

Finalmente. Pues aun en los casos en que un ser creado en acto mueva a otro a actuar. deben pasar del poder obrar al acto mismo de obrar. ver. y sólo Dios está y es el Acto de Ser. es decir. el acto segundo de obrar. ya que ella no puede pasar al acto. con el obrar —que es existente— es decir. ya comunicado a la esencia. Las creaturas llegan a tener esos actos nunca los tienen de por sí. Por eso. ya que sólo en Dios la Esencia es el Acto de• ser. la cual es siempre ontológicamente indiferente para tenerlo o no. Esta verdad se demuestra a posteriori.RISI constituye la conservación divina. por el Ser que sea el Acto mismo de ser. y sería Dios. si "fuera inmediatamente operativa por su mismo acto esencial" se identificaría con el acto de ser o existir: su esencia sería su acto de ser o existencia. que se continúa sobre el acto de ser. (Un pro- ceso causal llevado al infinito. porque vemos que todas las causas participadas están siempre en potencia para actuar. gr. pues todas están en. porque la creatura no puede proce- der a su acto sin la ayuda del Acto puro de Ser de Dios. "Ninguna creatura es inmediatamente opera- tiva". dice Santo Tomás. Si la creatura tuviera su acto de ser —acto de la esencia— identifica- do con el acto segundo. Ahora bien. sería Dios. etc. sólo Días es el Esse o Acto puro del Ser. en tal caso. porque. de la esencia se identificaría con el actv de ser o exitsir. el entender. toda causa creada está en potencia para actuar. DE. Porque. En una serie de causas participadas. ningún ser en potencia puede pasar al acto sino por otro ser que esté en acto y. ninguna creTt- tura está en acto de su obrar. querer. el acto de ser no puede llegar a ser sino por un ser que ya está en acto. sino en. el acto. se ve que la intervención de Dios pa-11a que el ser participado llegue a actuar es siempre ínmediatamente necesaria. en definitiva. cuanto movida por la Acción siempre en acto de Dios. potencia para sus acto. La conservación es la misma acción ~nava de Dios. todas las causas estarían en potencia sin reci- bir el acto causal). pues él también está en potencia para su acto. Nunca su ser se identifica con su acto de obrar. Esta verdad se muestra también a priori. Pero si el acto permanente de la esencia en la forma no sólo llegase a tener sino que fuese inmediatamente por sí mismo el operar. se ve que no sólo a posteriori sino también a priori. en que cada una mueve o causa a la otra. v. Porque el acto es md9 que la potencia. Porque todo acto segundo de obrar es tal por el acto de ser. moverse. implica siempre' el acto de ser. se llama concurso y premoción. . sería absurdo.. no habría cau- sa primera y. de querer o de ver. porque esta acción concurrente de Dios con la acción creada es previa a la acción de ésta. Por consiguiente. Y como todos los entes participados están en potencia para obrar. tirriP plisado en el acto de obrar. en efecto'.244 OCTAVIO N. del no ser —o poten- cia— no puede proceder el ser —el acto—. y premoción. llegar a hacer su acto. Esta intervención inmediata de Dios' —de El solo o de El a través de otras causas segundas por El inmediatamente actuadas— en la acción de las creaturas. Dios tiene que actuar inmediata y necesariamente en todas ellas. y para hacerlo debe pasar de la potencia al acto. consiguientemente. porque ninguna causa participa- da puede tener identificados su acto de ser permanente —que es la forma o el acto de la esencia— con su acto segundo de obrar. con el acto de entender. por ejemplo. no lo podría hacer sin la acción inmediata de Dios. concurso.

Dios y la permisión del mal). esta acción de Dios para crear. como toda Acción de Dios. al comprehender exhaustivamente su Esencia o Perfección. El acto de ser o existencia llega a ser por la acción causal libre e inmediata de la Voluntad o Amor divino no sólo en su comunicación primera —creación—. no quita la libertad de la creatura. sin esta Acción causal inmediata y continua de Dios. no puede dejar de ver en Ella y constituir con su mirada intelectiva todos los infinitos modos finitos capaces de participar de la misma Esencia fuera de ella. pero es necesaria en. en el sentido de que El no está necesitado a ello. conservar y concursar y pro- mover al ente participado o creado es libre. y acto de ser o existencia. tanto en su esencia como en su acto de ser o existir. y de un modo libre para el acto de ser o existencia. la Acción premovente divina de la acción libre humana. el sentido de que nada puede ser. premovida por esta Acción divi- na. que actúa de un modo necesario para la esencia. La formalidad del pecado reside formalmente en la no conformidad con la norma moral. La creatura al hacer li- bremente su acción. Sin embargo. Por lo demás. el Acto puro de Ser o plenitud de Ser. aparece claramente la supremacía del Acto puro de Ser divino y la dependencia causal absoluta e inmediata de El de todo ente participado. que tiene causa. EL SER 245 Esta acción premovente de Dios actúa. En su esencia y acto de ser está continuamente dependiente de esta Causalidad divina. el pecado formalmente no es un ente. obra bajo la razón de tal ser. y por causalidad libre. su acto de ser. Por eso también. la cual por sólo Ser Perfección infinita funda todas las esencias. por la Acción causal ejemplar necesaria e inmediata de la Esencia di- vina. 19. Todo ente participado sólo es por la acción causal inmediata de Dios. Maritain. La esencia. La actuación de todo acto por el acto de ser Por otra parte el acto de ser —esse— es el "acto de todos los actos" ( Santo Tomás). la esencia. los entes participados son necesariamente esencia y tienen contingentemente el acto de ser. El cual. en su mantenimiento en la esencia —conservación— sino también en su acrecen- tamiento por la accción de la creatura —concurso y premoción—. Por eso. tienen conciencia de esta no conformidad con la norma. por causalidad necesaria. no eficiente. bajo la razón formal de Ser. Todo ente o es el Ser en sí de Dios. Todo el ser participado. sino una privación de ser. mientras que la creatura. Ningún otro acto es efectivamente acto sino bajo la acción del acto . Este resulta no de una acción —a la cual promueve y con la cual concurre Dios— sino de la nada o no conformidad con la norma. sino deficiente en la creatura. La libertad con que actúa la Causa divina en cuanto al acto de ser se traduce en la contingencia en el efecto. Nada es y nada sucede fuera de Dios sin la Causalidad inmediata de Dios. negativamente proveniente de la creatura (Cfr. en que consiste el pecado. en su esencia. con- servarse en el ser y aumentar su ser. que obra bajo la razón de tal ser. es siempre por dependencia causal indispensable inmediata de Dios. o depende necesariamente de El. en algo negativo. Supremacía del Acto puro de Ser A través de lo expuesto. J. 18. y del Ver- bo divino.

246 OCTAVIO N. También los actos segundos con que la naturaleza o substancia actúa para perfeccionarse —vg. aunque es realmente distinta del acto de ser. pues. nada sería posible ni im-posible. no ejerce verda- deramente su actuación formal. y crea. Nada sería tampoco pensable. de querer. si no está actuado o realizado. . que los constituye —en su esencia—. y los actos de ser o existir en el Acto de Imperio —Voluntad o Amor identificados con la Inteligencia— con el que crea conserva y aumenta el ser con su actuación en todos los entes participados. y en sus actos accidentales so- breañadidos a la esencia existente depende inmediata y continuamente del Esse subsistente divino. sin embargo. porque lo conoce desde y por la Causa primera. por el acto de ser o existencia. como capacidades de ser. Tampoco la forma o acto de la esencia. Sin esta presencia de la Causalidad inmediata y continua del Acto puro de Ser. nada sería en su esencia y en su acto de ser —forma— y bajo ninguna de las formas del acto sobreañadidas a la esencia. el acto de ser —esse— que da acto a todos los actos. y en su actuación necesaria o libre. o de moverse— necesitan el acto de ser o existencia para ser o existir realmente como tales actos. porque sin el ser no habría ~mías o capacidades de existir. el acto de entender. Ahora bien. Así la esencia. para que éstos puedan actuar o pasar de la potencia al acto. no es real- mente en sí misma sino por este acto d'e ser o existencia. es realmente tal. según se trate de seres participados materiares o espirituales. y dentro de ésta en su forma o acto esencial. de ver. y desde éste se ilumina el acto de entender. Los conoce en su Causa inmediata divina: las esencias en su Esencia e inteligencia que las constituye. de la realidad participada. una función realizante en todo el ám- bito. Dios conoce todo ser participado en su acto o posibilidad de ser. El acto de ser —esse— ejerce. Sólo por el Esse subsistente y desde el Esse subsistente es todo otro ente y se ilumina la verdad o inteligibilidad de las cosas en su esencia y acto de . y nada podría llegar a ser. a su vez llega a ser tal sólo por la influencia causal eficiente e inmediata del Esse sub- sistente. de una manera. Se ve ahora mejor como todo ente. conserva y acrecienta en su ser por su concurso y premoción —en su acto de ser o existencia—. de la manera más per- fecta.ser. perfecta. los entes participados en su esencia y acto de ser o existencia. 20. El conocimiento divino de los entes participados Por esta supremacía del Ser. nada sería inteli- gible o verdadero. DERISI de ser. Si bien las esencias están constituidas ejemplar necesaria y eternamente por la Esencia y Verbo divinos. también Dios conoce. y exhaustiva. nada tendría sentido ni ca- pacidad de ser pensado. en su acto de ser y en su esencia. Sin el Esse subsistente sólo sería la nada absoluta: nada sería realmente en acto o existencia. necesi- tan siempre del acto de ser o existencia —esse— para ser realmente en su pro- pie acto.

La composición de potencia y acto es. dentro de la esencia del ente corpóreo. los conoce en sí mismo. Se ve también la supremacía del Acto de Ser sobre la esencia y. Porque en el origen de todo ente participado —en su esencia y acto de ser o existencia— está siempre el Acto puro de Ser o Esse subsistens. con su Palabra contemplativa de /as. respectivamente. por una Causalidad inmediata de Dios. en su esencia. porque Dios los piensa. y en los decretos de su voluntad —identificada con su Inteligen- cia— que causa todo lo que es o existe. Por de pronto. podemos comprender mejor. es coartado y reducido a tal individuo por la materia. en todo ente participado la esencia. esencias —Ciencia de simple Inte - ligencia—. porque Dios los ama. en su esencia y acto de ser. cómo se constituye y es el ente participado. Potencia y acto El egreso del ente participado desde el Ser imparticipado puede conside- rarse en su fieH o participación propiamente! tal o en su factum esse o realiza- ción de aquélla por la potencia y el acto. EL SER 247 Dios no necesita recibir determinación alguna de los entes participados para conocerlos. esencialmente finita por sus propias notas constitutivas. que la perfeccionan. Pero Aristóteles no llegó a ver que Dios podía y debía conocer todos los entes participados en su esencia y acto de ser. Desde esta cima del Ser en sí o Acto puro de Ser. Tales entes son múltiples y diversos por su finitud. en ge- neral. En el orden del conocimiento humano primero se aprehenden los entes ya realizados. Así el acto esencial del hombre. pues. y son finitos por estar constituidos de potencia y acto. y con su Palabra o Verbo de amor. como potencia. Los entes participados. son pues. En efecto un acto o perfección sólo puede limitarse por otro principio in- trínseco que lo recibe y coarta. es limitado por la materia. son porque Dios los piensa. Aristóteles tenía razón cuando negaba a Dios un conocimiento causado por los mismos entes participados o creados. 21. y cómo Dios los conoce perfectamente o desde su Causa suprema divina. en la Esencia y Verbo divino y en la voluntad también divina. limita el acto de ser como potencia. en su gradación ontológica. consti- tutivo de la perfección de un ente. Y puesto que) la Voluntad o Amor divinos no actúa sino iluminada por la inteligencia —con quien se iden- tifica— podemos afirmar que todos los entes participados. del Acto sobre la potencia. que se realiza en tres especies: a) la primera. porque Dios los pronuncia con su Palabra divina. en su Esencia y Verbo —que causa las esencias—. el acto esencial o forma. una noción genérica. que es el alma. Todo ente o es el mismo Acto de Ser o es con dependencia causal inmediata del Acto de Ser. Finalmente la substancia actúa como potencia frente a los actos accidenta- les. que los causa en su esencia y acto de ser. es decir. por una potencia. fundamental y constitutiva de todo ente . y en su acto de ser o existencia. los actos de ser o existencia —Ciencia de Visión—. en su esencia y acto de ser o existencia.

Si el acto puro no es ya sólo forma o acto esencial. todo cuanto es fuera de El. a causa de su finitud. por su concepto mismo. no caben géneros o especies divinas. conservación y pre- moción y concurso— a las esencias que libremente elige.245 OCTAVIO N. la de substancia y accidente. antes de que fuera concebida la esencia y conferido el acto de ser o existencia. en su esencia y existencia. DR. previamente constituido. sólo era el Acto puro e infinito de ser. de Ser fueron hechos todos los entes participados: constituidos en su esencia. no hubiera esencias que limitasen el acto de ser. un infinito predicamental o de tal ser. Ahora bien. de Dios. Así un acto de esencia sin materia. en la participación divina de la esencia y del acto de ser hay un orden de prioridad: Dios primero —no en la duración sino en la Causali- dad— constituye eterna y necesariamente las esencias. y finalmente c) la tercera. Conclusión En el principio. DEmsI participado: la de esencia y acto de ser o existir. Dios conoce de la manera más perfecta o causal. pues conferir el Acto puro de Ser o Existir sería crear otro Dios. De aquí que. Sólo por el Acto de ser es y es conocido todo acto participado. OCTA. esencialmente infinito.VIO N. al ser participado. Y en esta Causalidad inmediata y necesaria. y creados. por eso. por absurdo. identificado con las notas específicas o esenciales y. increado e infinito. Tal el Ser Infinito o absolutamente infinito según el Ser. Acto puro de Ser. MONS. Dios no podría crear el ser. no puede multipli- carse ni diversificarse. Sólo puede ser creado un acto de ser de una esencia. una forma pura —un ángel— es infi- nito en su esencia. De aquí que la limi- tación o finitud viene siempre por la potencia. sino del mismo ser. y un Dios creado es absurdo. De ahí la supremacía absoluta del Esse subsistens o Acto puro de Ser. por eso. y luego —supuestas las esencias— confiere el acto de ser o existir —por creación. De aquí que en la forma pura sólo cabe un individuo. Dios es esencial- mente único. con- servados y actuados en su acto de ser o' existencia. no es acto de tal ser. Y sólo la finitud de la potencia hace posible la multiplicidad y diversidad de los entes. precisamente porque el acto puro de existir es. b) la segunda. lo que condiciona la existencia del ente participado es su composición en su mismo ser de potencia y acto: de esencia y acto de ser o existencia. Por eso. El acto como acto no encierra imperfección y. Si. 22. el Acto puro de Ser.. Sólo por la causalidad inmediata y necesaria de este Acto puro. dentro de la esencia. DEnisi . común también a todo • ser participado o creado. dice Santo Tomás que cada forma pura —ángel— es una especie. propia del ser material: la de materia primera y acto esencial o forma. es infinito en su orden. con que Dios constituye las esencias y confiere el acto de ser o existencia a los entes participados. es infinito según el mismo Ser o absoluta y trascendentemente infinito.

al Bien le precede la Verdad. la verdad no se opone a la Verdad.. es decir. leer dentro) de las cosas mismas. Anaya. la eleva y ennoblece a la proximidad de su objeto. Vol. en el último Fin trascendente divino del hombre y en la consiguiete naturaleza humana. es menester advertir la íntima subordinación del De- recho a la Moral ya que. Es menester advertir a modo de postulados previos.1 En segundo término. se ve perfeccionado por la ley de la fe sobrenatural. precede el conocer. Salamanca. Dios mismo. desde lo óntico y lo religioso. 1983. en definitiva. sino que es servida por las otras cosas. no sirve. quien nos mostrará que. Y este aserto natural que la antigüedad nos legó a través de la filosofía griega. lejos de ensombrecer la verdad. que por ser de incumbencia teológica y campo de la fe. por lo más noble de él. y a ésta el Ser". REFLEXIONES METAFISICAS EN TORNO AL BIEN COMÚN "Al obrar. sino un fin. según expresión de Mons. 22. Bondad y Belleza infi- nitas— como a su Fin o Bien supremo y que constituyen la ley moral natural.BRA. ya que al decir del Estagirita en su Metafísica. y a éste el existir. es decir. p. Será To- más de Aquino. sin ser el objeto de estudio que nos ocupe en esta ocasión. XXXVIII . ESSE ET BONUM. por el hombre mismo. Introducción Iniciamos con este postulado del Aquinate la vía aproximativa a nuestro tema. la cual fun- damenta toda ciencia desde la doble perspectiva última del ser. organizada por Dios para el logro de ese fin. De aquí la necesidad de la filosofía la cual en palabras de Rafael Gam- bra. 1 GAM. será aludido en la medida de su necesidad. sino que se perfecciona bajo su Luz. y dejando entreabierto el acceso al orden sobrenatural. captables por la sola luz de la razón humana. que en el desarrollo de este ensayo se hará explícita mención a la filosofía cristiana. RAFAEL. extrayendo algunos principios directrices. formulados a partir del orden natural. 1975. el máximo exponente medieval. jerár- quicamente ordenadas en sus distintos sectores. aprender una cosa es conocer su causa primera. Las exigencias de la naturaleza humana. Ed. Octavio Nicolás Derisi "el orden jurídico moral se funda. que es su facultad inte- lectual". Curso elemental de Filosofía. 1. 171 ed. "No es un medio. que culminan en las aspiracio- nes espirituales específicas dirigidas a Dios —Verdad. SAPIENTIA. la cual. Se trata de la vieja idea aristotélica del "intellectus" (intus legere. Ser Absoluto.

de la sociedad humana y de las personas: Dios mismo. 1. SANTO TOMÁS DE AQUINO. OcTAvio N. Elementos de filosofía cristiana. Sin el orden jurídico no es posible ins- taurar la sociedad. Tampoco aludiremos al bien común intrínseco del universo. S. quien impone obli- gatoriamente al hombre su propio bien humano ( ) El Bien de Dios —su gloria— y el bien del hombre —el desarrollo y plenitud de su ser humano y consiguiente felicidad en la posesión del Bien infinito— coinciden y son inse- parables ( ). por ello omitiremos una consideración pormenoriza- da del llamado Bien Común Trascendente. . 270. 2. 4a ed. un trozo de ser que late más pro- fundo que las esencias. No olvidemos la posición ontológica de un universo compuesto de criaturas. de seres que llevan la marca del puro Ipsum Esse"? De todo este cuerpo doctrinal se evidencia que. sin estar subordinada a la Metafísica religiosa.. Sólo se puede hablar de un edificio verdadero cuando reproduce la forma que hay en la mente de su arquitecto. Derisi. así como el universo es el receptáculo natural de las criaturas. Todo ello sin perjuicio de poner de manifiesto que un perfecto entendi- miento del bien común político —desde una perspectiva metafísica— requiere tener presente las otras formas análogas del bien común. p. se tornaría en una ideolo- gía —agnosticismo telógico.250 José L. 16. develar el orden natural y sus vestigios de eternidad. Bs. 1. MARTÍNEZ PERONI se presentan como expresión de la Ley eterna de Dios. en un error del conocimiento. Es por ello. por cuanto vienen a tener semejanza con las especies que hay en la mente divina. 1980. p. el bien propio de la comunidad politica entendida como "comunidad autárqui- ca" "perfecta" o "soberana". 4 Cfr.4 Precisando aún más el objeto de nuestra preocupación. "Notas sobre política y bien común". ontológico y ético—. Universi- dad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires. Madrid. nos limitaremos aquí a expresar algunas reflexiones sobre el Bien Común Político. 4a 2 DEIUSI. al bien común natural de la humanidad entera y las diversas formas de bien común imperfecto... JOSÉ MARÍA.. SANTO Tolvás DE AQUINO. es colocarla en el sendero del error. en Prudentia luris. q. ya que imposibilitar a la razón. 3 GILSON. carente de todo asidero en el orden de lo real y. "El entendimiento humano alcanza así. 1977. referente a los grupos infrapo- líticos. 21 ed. análogamente. Princ. y sin éste a su vez el hombre carece de las condiciones normales para su cabal y jerárquico desarrollo y la consiguiente consecución de su Fin o Bien divino en el tiempo y en la eternidad". 95-96. MEDRANO. tampoco existe ésta. Buenos Aires. y sin ésta es imposible constituir el Bien Común. el Derecho se presenta como tramo decisivo para el logro de ese perfeccionamiento humano ( ). 4a Cfr.2 Después de lo afirmado por Mons. As. así como no hay Derecho sin Moral. a. 299.. 1. por ello mismo. Lcs fundamentos metafísicos del orden moral. Th. parece quedar claro que. la sociedad política o estado es el habitat propio de la persona humana donde puede viabilizar en plenitud sus derechos para el logro de sus deberes morales y poder lograr me- jores condiciones para la realización de los mismos. con la consecución del fin propio de la comunidad política. incluso en sus operaciones más naturales. ETIENNE. último fin extrínseco del universo. ya que ellas suponen y evidencian un universo ordenado pues tienen a Dios como origen y fin. Ny III. pp. puesto que de lo contrario. Cfr.. esto es. abril 1981. que los seres naturales son verdaderos. Rialp. De Regim. esto es.

7 Se advierte que el criterio antiguo es diferente al moderno.. con su naturaleza y leyes únicas para la persona humana. 20). llamados a la existencia concreta por un "actus essendi" ajeno a nuestro arbitrio y el cual se potencia y actualiza en una esencia espe- cífica. Esta especificidad.8 5 Juan Pablo II. tender al bien como término y plenitud de su persona. ( JUAN PABLO II. creadores de la historia. a través del cual el hombre. La historia del pensamiento humano nos enseña cómo el saber se ha ido desarrollando progresivamente. Por ello. Mikael. desde la búsqueda de la explicación de lo más obvio hasta la investigación de los aspectos más profundos de los ^ seres . por lo tanto. Por ende. poniendo de relieve la estrecha vinculación que guarda con el Bien Común Politico. se hará mención al poder político y a la actividad desplegada desde el mismo. significa conocer las causas de las cosas.. puede buscar las causas últimas de la realidad misma gracias a la univer- salidad del espíritu. le posibilita a través de su racionalidad acceder por vía de conocimiento inte- lectual a la verdad. p. 1 Ibídem. Paraná. en cuanto a la noción de ciencia. inquiere la razón de ser de las cosas: desea saber su por qué. precisa qué es la política al decir que debe ser entendida como ". 2a ed. la Filosofía como un quehacer. Buenos Aires. sus razones de ser. p. en aras del "Pro- greso". Eudeba. exigida por su misma estructura específica. tendiendo naturalmente a su propia realización (perfectio). como seres fini- tos y contingentes. 6 PoNFERRADA. o la "Humanidad" que avanza hacia un futuro nuevo: "Hombres nuevos. el agnosticismo metafísico es el encargado de diliur toda autén- tica Metafísica del Ser. 85. constructores de una nueva humanidad". la Filosofía se nos presenta como una forma elevadísima del saber humano (scire): "es un conocimiento intelectual cierto de las causas de las cosas. que le viene dada al hombre por la forma espiritual. y así destruir el "orden de lo real". 36. La música sagrada y el proceso de desacralización. a "Aceleración de la Historia". coma ser racional. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN 251 Por último. ya que se suplanta el criterio de causalidad por el de legalidad.° De este modo. 1978. Al decir de Ponferrada. surge así. p. fruto de demostración ( ). — ONTOLOGIA DEL SER Y LOS TRASCENDENTALES Descubrimos una "realidad" en la cual estamos insertos. Introducción al Tomismo. Laborem Exercens [En- cíclica]. 19r78. como único obje- to positivo de ciencia en la época actual. 8 SÁENZ. El fruto de la demostración es la ciencia (scientia) ". y por medio de su apetencia racional. GUSTAVO. Ed. ALFREDO. "Saber (scire).. 88.la prudente solicitud por el bien común".5 I. advertimos que la persona huma- na. poniendo de relieve el aspecto fenoménico del ser. .

Prólogo. 6-7. al paso que hoy quieren cambiar para adaptarse a lo que de continuo cambia ( ). sin principio y sin objeto». "El estudio filosófico del mundo físico tiene. por sujeto propio al ser movible. al más próximo a la nada : el cambio indeterminado. 11 CALDERÓN BOUCHET.1° Es menester subrayar la importancia de esta ciencia. en materia y forma. para Santo Tomás. RAFAEL.. De las precedentes observaciones Aristóteles concibió la doctrina del acto y la po- tencia". La com- posición integral es un efecto de la composición esencial y está constituida por las partes físicas y por los órganos que hacen a un todo corporal. Santo Tomás denomina a este estudio. observamos que lo primero que nuestro conoci- miento enfrenta es el conjunto de seres corpóreos que forman el mundo físico. Frangoise- Chauvin: "los hombres han deseado siempre cambiar.252 José L MARTINEz: PERONI Es aleccionadora la observación de la joven filósofa francesa. cit. El hombre. O. reduciéndose a cinco: "esencial. GUSTAVO. En último término. en cuanto delata un principio de acción y otro de pasión. no habrá más metafísica especulativa. pero en otro tiempo deseaban ese cambio para acercarse a aquello que no cambia. no de superarse. 110-111. en cuanto todo lo creado es algo que responde a un modo de ser determinado —esencia— y al mismo tiempo es o existe —existencia—. agrega G.11 Contrario a todo monismo. 13 Ibídem. la composición accidental se impone corno una consecuencia del cambio y la permanencia que afecta al ente en movimiento.9 Retomando nuestro tema. 1968. GUSTAVE. pp. de acuerdo a la versión latinizada del término.13 9 THIBON. 6. ya que la movilidad es el rasgo más típico de lo físi- co ). 12. . La composición entitativa es más radical y se extiende a todo lo creado. de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Pontificia Santa María de los Buenos Aires. "se encuentra así reducido al más pobre de sus atributos. cuando no significan mutación substancial. Madrid. p. El silencio de Dios. Ya no se trata de ganar altura. siguiendo la terminología aristotélica.. surgen los géneros de composición intrínseca del ente físico y móvil. Física (Physica) y también Filosofía de la Naturaleza (Philosophia Naturalis). Sólo habría una metafísica reflexiva e idealista que busca la espiritualidad en la conciencia". Thibon comentando a esta pensadora. Apuntes de la Cátedra de Metafísica. La composición numérica es aquella en la cual los entes singulares se ordenan en conjuntos colectivos como unidades concretas numerables. 10 PONFERRADA. Esta composición corresponde a la de substancia y accidente. accidental y numérica". 21 ed. 2. debido a Séneca". integral. sino de no dejarse adelantar". Ed. pp. p. 12 Ibídem. es decir. al expresar "que si se suprime la Filosofía de la Naturaleza —como observaba Maritain— tal como se ha visto en el caso del pensamiento moderno. p. Prensa Española. entitativa. RUBÉN. 1979. en : GAMBBA.12 "Se llama esencial a la composición que divide al ente físico en cuanto móvil. como bien lo señala Calderón Bouchet. sino de llevar la delantera.

Dios mismo. en el segundo. la impor- tancia del hilemorfismo de Aristóteles. que traducido en términos metafísicos corresponden al Atomismo. t. En el primer caso indica al sujeto que es. Buenos Aires. además es el saber que ordena todo a su fin últi- mo". ubicado en el tercer grado de abstracción. En síntesis. y esse para designar al acto mismo. no en su contenido mismo. Ed. en cambio. 15 FERNÁNDEZ SABATÉ. 169. Di- namismo e Hilernorfismo. que posi- bilita a su vez. ninguno de los dos constituye una substancia completa. como la potencia al acto". "En castellano el término ser es ambivalente : puede usarse como nom- bre ( ) y como verbo ( ). de ahí que le com- peta juzgar a toda otra forma del saber. es decir en el más alto nivel de inmaterialidad objetiva. GUSTAVO. . pp. sino una sabiduría (sapientia): nos hace conocer lo real en sus causas y principios supremos. 4. ya que "admite. lo cual deja entrever la analogía dei ser en los distintos ámbitos de la realidad. Ahondando en la complejidad del ser en tanto ser. el acceso al Bien Común Trascendente. con respecto al formal. la existencia de la materia y las substancias extensas. de acuerdo con el ato- mismo. EDGARDO. I. el acto de ser.16 El objeto de la metafísica es pues. 16-17. se verá con- cretizada. el principio material está. según expresa en su obra Fernández Sabaté. Depalma. al tratar el apartado de las "implicancias del bien común". 1977. asumida por el tomismo. explicando las tres grandes corrientes a lo largo de la historia. referente a la movilidad del ente físico. como consecuencia de estas observaciones. las cuales denomina a grosso modo: Em Idealismo y Realis- m&-s. El ser. es dable un orden socio-político tendiente al Bien Común Inmanente. Todo lo cual no deja de tener profunda implicancia. la cual desentraña el misterio del ser en toda su amplitud y riqueza. que bajo variantes acci- dentales se repiten a través de los siglos.. descubrimos que la Filosofía tiene su culminación en la Metafísica. existe en el ente físico un princi- pio substancial material y un principio substancial formal. sino en su fidelidad a los principios. O. "La Metafísica. Santo Tomás contaba con dos vocablos precisos: ens para significar el sujeto que ejerce el acto de ser. Cabe dejar sentado. pero coincide con el dinamismo en explicar el movimiento propio de los entes atribuyéndolo a un principio activo y dinámico. sino inclusive antropológica y social. el ser en tanto ser. cit. p. por lo cual se ha hecho necesaria su previa aclaración. "principio y Fin de todo lo existente". es `quod 14 Ibídem. En el latín. para Santo Tomás. no sólo es una ciencia. p. ya que sólo en una doctrina realista (donde el hilemorfismo sea fundamento del ente móvil) . a una con- cepción no sólo metafísica. REFLE:aorrEs ENT TORNO AL BIEN COMÚN 253 Toda mención detallada sobre la estructura del ente físico.14 Toda esta doctrina dará nueva luz. 16 PONFERRADA. Hombre y Comunidad a través de la historia.

De otro modo sería imposible que hubiera composición y al mis- mo tiempo unidad en el interior del ente finito". 67. afirma Santo Tomás. sin evadirse por ello de la realidad más con- creta.. `quod quid est'. por- que es él quien propiamente coloca a la esencia fuera de la nada o de la mera posibilidad". p. "De ahí que la intuición del ser en cuanto ser se ubique en la esfera de la abstracción más profunda. "que el ser puede ser descripto como el acto de la esencia o la última actualidad de todas las formas ( ). "es lo primero que concibe el entendimien- to". hemos de hacer hincapié en "el ente real. que es el compuesto de esencia y esse o existencia" 20 "La esencia entra en la com- posición del ente finito a la manera de una potencia con respecto al ser que está en acto. en orden al saber: 'es lo primero que nuestra inteligencia concibe en las cosas'. con res- pecto al comportamiento del ente y sus atributos : 'es el principio primero y la raíz de todas sus propiedades y acciones. ya que éste sólo es objeto común del intelecto. p. MARTÍNEZ PERONI est' (lo que es) ( ).18 Advertimos que existe una "división del ente: per se y per accidens. Al decir que el ser es 'lo que es'. 74. p. pero de algún modo puede describirse para su mejor compren- sión: 'es eso por lo cual la cosa se constituye en género y especie'. hemos de concluir siguiendo nue- vamente a Calderón Bouchet. se llama quiddi- tas". Como es algo común a todos los géneros no puede ser definida. p. el cual lo aprehende confusamente en la reali- dad.21 En cuanto a las propiedades y a la noción de esencia. p. cuyos aspectos más íntimos trata de penetrar". 62. Cit. 'ratio rei'. 62. Op. El ser es el acto que no puede estar ordenado a otro y por eso se lo llama último. 'natura'. pp.22 Con respecto a la definición del ser.254 José L. el acto de existir que lo determina ( como "viviente" es "lo que vive". es lógico afirmar que el objeto propio de la inteligencia hu- mana es captar una quididad o esencia que participa del ser. "lo que" expresa un sujeto concreto y "vive" su acto determi- nante). p. in decem praedicamenta. species'. "Aristóteles la llamó cousia' y los aristotélicos latinos la tradujeron por 'essentia'. 20 Ibídem. 171. Santo Tomás indica que en todo ser hay dos aspectos fundamentales: "lo que es" (quod). 68.". un sujeto concreto y "es" (est). 22 Ibídem. . 23 Ibídem.19 En relación a nuestro tema. rei et rationis. 18 Ibídem.23 17 Ibídem. 19 CALDERÓN BOUCHET. in potentia et actu". 21 Ibídem. 170-171. considerada en la pers- pectiva de la potencia y el acto: 'eso cuyo acto es el ser' ( ). Así pues. finalmente. Como también es eso con que se responde a la pregunta: ¿qué es esa cosa?. El ser.

ARTURO E. las circunstancias fisicosomáticas. fruto de la contemplación del ser. . 27 SAMPAY. p. la cual es com- posición real de potencia a acto". Nueva Orden. Ed. De aquí resulta que el Estado tiene a modo de sustancia las personas humanas. fácil es establecer los principios fundamentales de la ciencia política tomista ( . En la propia naturaleza ( ). erlpsum. pp. p. SANTIAGO. Simplicidad que manifiesta la unidad del Acto Puro. REFLEXIONES EN TORNO ÁL BIEN COMÚN 255 La realidad misma nos evidencia que en los entes finitos. Ed. sino también distinción real de esencia y esse. ya que la "esen- cia de El es su Ser". para realizar la vida perfecta". 1976. De ahí que la realidad del Estado como ente accidental. 420-421. La doctrina política de Santo Tomás.21 De la esencia de las cosas y las varias existencias del ser. Consecuentemente. "Según esto. Bibliográfica Argen- tina. "se determina nece- 24 Ibídem. Solamente en Dios. temperamentales. que accidentalmente constituyen un todo. 25 RAMÍREZ. Evidentemente en un sano realismo del ser y sus implicancias . 422. es una disposición de partes relati- vamente estable. los remotos y verdaderamente primeros son ontológicos". tendrán un sustrato óntico respectivo. . imponen al prin- cipio activo de esta forma substancial condiciones diversas para su ejercicio concreto ( ). el Estado es un ente del ente (est ens entis). responderá al orden es- peculativo. Introducción a la teoría del Estado. "siendo el Estado una jerarquía de hombres. 77. Instituto Social León XIII. Buenos Aires. Los principios próximos e inmediatos de la política son teleológicos. pero ante todo es una línea de orientación: la comunión de una multitud de hombres para obrar por un fin. es una unidad accidental ( ). Sobre las causas del orden político. La teleología se fun- da en la ontología. como ciencia práctica. surgen las dis- tinciones de los modos o categorías.. objetivo.6 La anterior afirmación es corroborada por Sampay al decir que. En consecuencia. geográficas y económicas.). Por consiguiente en el plano ontológico. 100.25 "El alma racional determina el modo de ser del hombre.tanto la persona humana como la Sociedad Política o Estado. . Esse subsistens". 28 Ibídem. La misma política. aunque unidad real. Madrid. p. como el conjunto de los individuos que lo integran. "hay no sólo composición. hay identidad real de "esencia y esse". p.. tal como lo revelara a Moisés. de los seres que componen la sociedad política hay que bus- car los primeros principios de la ciencia correspondiente. un todo integrado por unidades humanas correlacionadas que viven por sí mismas una vida propia en la comunidad ( ). Buenos Aires. el orden socio-político es una forma acciden- tal cuyo sujeto es la disposición inteligente y voluntaria en las relaciones del hombre singular con los otros hombres. es real. los cuales constituyen los predicamentos. 2£ CALDERÓN BOUGHET. por cuanto su substancia pertenece a otro ser (habet esse in alio)". s/f. 13. RUBÉN. por la "virtus" unitiva del Bien Común ( ). el ser del Estado.

como auténticos sistemas autónomos que niegan "la esencia y el esse" del hombre. op. Ninguna criatura es su último acto.. La filosofía. viviseccionan la realidad del ser. sin mezcla alguna de potencialidad ( ). es un ser naturalmente perfecto y potencial ( ). en el Ipsum Esse. tales los sillares de que se compone la sociedad política cristiana". descubrimos la antimetafísica de estas ideo- logías. que como entes contingentes tienen su principio fontal y su tér- mino último. en su actitud inmanentista. El hombre. Parafraseando a Rafael Gambra. es hijo adoptivo por gracia". olvi- dando que éste es un reflejo del Dios verdadero. como hombre y como cria- tura. SANTIAGO. 16-17. distintas variantes que os- cilan entre dos extremos bien definidos y cuyo común denominador se halla representado por el materialismo positivista. . 31 Ibídem. ya que la causa eficiente y la causa final se corres- ponden mutuamente". pues la esencia de la relación real con- siste en ordenar hacia un fin dos o más seres ya constituidos. que es Acto Puro. y por ende de la persona humana y el orden social. a su espe- cificidad descubierta por la filosofía se ha de señalar su origen y fin. que le hace ser capaz de poseerle. Esencialmente compuesta de acto y de potencia. Surgen así como formas de vida socio-políticas. del Estado y la política.29 En términos de este eminente dominico. de la sociedad.reconoce este destino del hombre. pp. y su entidad propia es el coronamiento compositivo de tres realidades : el sujeto. del universo y de Dios. 15. el término y el fundamento". sólo Dios puede ser su último fin. 33 Ibídem. que por naturaleza es imagen y semejanza de Dios. hoy el único ser absoluto. p. su última perfección. Sólo Dios es causa propia del alma humana por creación directa e individual y. que sólo puede consistir en su unión con Dios. 15. p. y fundamenta cómo "a estos principios ontológicos responden plenamente los teleológicos. Santiago Ramírez que en la naturaleza humana. su acto mismo es limitado y en potencia a una perfección interior. MARTíNEz PraIONI sariamente por la categoría-relación.28 Comenta el P. Así el hombre.256 José L. Comienza de este modo sus interrogantes ante el aniquilamiento de la 23 RAMÍREZ. no encontrando saciedad completa fuera de El ( ).31 Por todos estos postulados de orden ontológico y teleológico. desta- cando así su dignidad "de ser imagen y hechura directa de Dios. Sólo Dios. es que afir- mamos una doctrina realista de la persona humana. es su última y total perfección en acto. Por ello pululan las ideologías políticas contemporáneas. Consecuentemente. cit. De allí que tanto el antropocentrismo como el ateísmo contemporáneos. en su obra "El Silencio de Dios". por consiguiente. Prosigue en el tema. "tales son los materiales. es el dios "Materia" que engendra al hombre sin espíritu.

y no los siente en su alma. Consecuencia de este abstractismo ideológico es una pérdida en los espíritus del contacto con lo real y del gusto por ello. con tal que los ciudadanos no piensen más que en gozar. retirado en un mundo abstracto al margen de las cosas. está a su lado (en un mundo hacinado) . enerva.33 Pero no sólo el individualismo masifica al hombre al considerarlo desde su perspectiva material. No tiraniza propiamente: encadena. en una «evolución necesaria» hasta el marasmo informe del mundo homogeneizado de la cibernética y del super- Estado? ¿Por qué se ponen hoy de acuerdo con inmensa facilidad los labrie- gos. y por qué las próximas perderán tal vez incluso la noción de lo que sea un hito válido por sí mismo?" 32 Profundizando su análisis. desconoce cada vez más los placeres y los dolores de una vida de entrega y de compromiso. El hombre contemporáneo. de la Democracia individualista. "Así. Encima de ellos. 110. tímidos e industriosos cuyo pastor es el Estado". Cada uno. con los tecnócratas eficientes. de la Socialización y de la Paz? ¿Por qué formas e imperativos antaño sagrados perecen ahora ante esas huecas palabras. es fruto espurio del liberalismo filosófico y racionalista de la época moderna que lo gestó. es como extran- jero al destino de los demás. . antaño conservadores. RAFAEL. a través de las cuales las almas más vigorosas y originales no podrán elevarse sobre el vulgo. . El silencio. p. . a un mundo uniforme gobernado por reflejos con- dicionados. el autor revela cómo el liberalismo político con- temporáneo. vive con sus conciudadanos.. pero no los ve. casi vertiginosa. oprime. soli- citado por el tráfago de una vida progresivamente agitada. un poder inmenso y tutelar vela por sus placeres. REFLEXIONES EN. los toca. a través de un ideologismo abstracto nacido preci- samente de la negación del «intelecto» con fundamento in re (en la cosa). pp. en ceder por las «pendientes naturales». uniformes y minuciosas. La frase tantas veces repetida de T'ocqueville adquiere hoy su alcance profético: «Veo ante mí (en un futuro cercano) una multitud innu- merable de hombres semejantes o iguales entre sí que se mueven sin reposo para procurarse los pequeños y vulgares placeres que llenan sus almas. los prohombres del Mundo con los prohombres de la Iglesia en las inciertas vías del Progreso indefinido. reduce a cada pueblo a un rebaño de animales. la tecnocracia del esquema y del impreso conduce a nuestra sociedad a la masificación cuantitativa. que conciben a la sociedad como una coexistencia de entes material- 32 GAMBRA. 33 Ibídem. 124-125. cubre la sociedad con un tejido de pequeñas normas complicadas. fruto del materialismo individualista pro- pulsado por el sistema liberal: "¿Por qué todos parecen aquí de acuerdo en liquidar íntegro su patrimonio histórico ante «los vientos de la Historia». no existe más que en sí y para sí. TORNO AL BIEN COMÚN tan mentada "civilización occidental''. sin resistencia y —diríase— sin dejar huella viva de su paso por la historia? ¿Por qué las nuevas generaciones crecen ya sin hitos estables para guiarse en la vida. sino también las diversas formas de colectivismos so- cialistas. del que la figura humana y su ámbito vital tienden a desaparecer.

. donde la persona humana no es considerada en su constitutivo esencial de sustancia in- dividual de naturaleza racional. la causa material y eficiente —la persona humana— del orden político.36 Negada en fin. al que se instala en el establo. como "ente per se". Corolario obligatorio todo ello. el 34 Ibídem. no tiene razón de ser (ateísmo) o por qué existir o no (indiferentismo). pp. pp. y entre ellos no existe como ente contingente de naturaleza racional el ser humano. Subversión óntica. "El hombre actúa como causa eficiente y padece como «materia in qua» del orden social. Sí. Las causas. 23-24.. A ellos también apuntan las observaciones agudas de Rafael Gambra en su obra. sobre su paja" . incluso un habitáculo técnico que se forja mediante la organización y la adaptación dirigida. pues "negado el ser negado su movimiento teleológico". os diré: como se responde a las necesidades del ganado. de manera que el hombre aparece ofreciendo un tercer aspecto de su completa realidad como materia «circa quam» del orden social. 35 CALDERÓN BOUCHET. cuyo contenido existen- cial es ser un todo substancial que absorbe a la persona humana. Pero la disposición social informada tiene a su vez a otros hombres como objeto. MARTÍNEZ PERONI mente despersonalizados sin privacidad ni dignidad propia..34 Asistimos a una pérdida del trasfondo metafísico —en su existencia y esencia— en los conceptos de persona humana. El &tiendo.258 José L.. Pero el hombre mismo —ca- da hombre— no intercambia su ser ni se proyecta en ninguna de ellas". los alber- gamos. 54. siendo esta última un engranaje de la maquinaria estatal. sino por tomarlo como fin ( ). la otra es instrumento pro- visor de servicios y seguridades. des- virtuándose en todos ellos su verdadera entidad. cuyas esencias específicas otorgan status óntico a sus componentes. Consecuentemente. La una es orden de convivencia. estado y política. el cual hace suya la crítica de Saint-Exupéry al socialismo tecnocrático de nuestra época: "No os condeno —dice— por favorecer lo utilitario. salvaguardia del derecho.. la sociedad liberal y la sociedad socialista o totalitaria tienen en común ese carácter extrínseco respecto del hombre concreto. .35 Esta realidad es negada por las ideologías políticas contemporáneas. La causa eficiente es extrínseca a su efecto. que promueven la noción de Estado. Me diréis: respondemos a las necesidades de los hombres. "Aunque diferentes en cuanto a su dinamismo y fines. 36 GAMBRA. si no existe una creación compuesta de entes finitos. sociedad. reducida la causa formal —unidad de orden accidental— a simple coexistencia material. p. será entonces reemplazada la causa final —bien común inmanente— por los intereses particulares de quienes detentan el po- der político. RUBÉN. 70-71. RAFAEL. . pero no supone necesariamente exterioridad entitativa".

en orden a la verdad y al bien. 84. Esta será." de ahí que Boecio definía a la persona como "in- dividua substantia naturae rationalis". propiedades trascendentales del ente. algo agregan. 108.. si cabe.39 Aludiendo ahora a la noción de ente substancial. "la más perfecta. 4° Ibídem... ni otra patria que el mundo temporal transformado y desfigu- rado por sus manos. Como ya lo expresara Gustave Thibon "La gran tentación de nuestra época es confundir los dos universos. bueno (. verdadero. porque preside a las otras nociones como el sujeto a sus propiedades. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN 259 "Esse" absoluto. El silencio. 83. un ente del ente. En ter- cer lugar. aparece lo verdadero en cuanto dice relación al ser en su sentido más extenso y no al ser perfecto señalado por lo bueno" . que se designa también con los vocablos de «suppositum». "La alianza de lo social y lo divino se desmorona en cuanto el hombre no reconoce otro dios que él mismo. verdadero y bueno no son sinónimos de ente. p. le compete existir en otro. pp. sin duda. pidiendo a las obras del tiempo el cumplimiento de las promesas de la eternidad ( )".. «hypostasis» y también «persona» cuando es de naturaleza racionar. RAFAEL.. Advierte Calderón Bouchet que "La dialéctica que los trascendentales imponen al ente es nocional. no obstante su carácter convertible guardan entre sí un orden de prelación que conviene examinar: el ente es lo primero. así como la substancia consiste en ser en. es decir. para los últimos fieles. . El ente dice solamente.). los creyentes de mañana tendrán quizá que elegir entre la realidad invisible de una eternidad en apariencia sin porvenir y el espejismo brillante de un porvenir sin eternidad". porque nace del ente de un modo absoluto.37 Debe repararse en la urgente necesidad de rescatar al "ser en tanto ser" para fecundar los intelectos y mover las voluntades. creador que de la nada participa el ser y los trascendentales a las criaturas. Ante el silencio de Dios. en: GAMBRA.. Apuntes.. GUSTAVE. como una propiedad que emana del ente mismo. Si recordamos los conceptos de Arturo 37 THIBON. "Con todo: uno. En segundo lugar está lo uno o la unidad. p. es decir. Su constitutivo formal es ser "inhesivo". sí y por sí. 38 CALDERÓN BOUCHET.. Por otra parte. lo uno añade la idea de indivisión que implica el ente. no real: todo ente en tanto ente es uno. RUBÉN. lo verdadero dice orden a la inteligencia y lo bueno al apetito. p. dejaremos explicitada la importancia de la substancia primera. es en cuanto a nuestro conocimiento del ente. 87 y 15. Estas nociones. Y se acerca a grandes pasos la hora en que la idolatría del porvenir le ocultará la eternidad. a su opuesto el accidente. interesa fundamentalmente a la comprensión del concepto de ente y no a la perfección del ser"38 ( ). 39 Ibídem. que algo tiene ser. el progreso. de su constitución indivisa. la suprema prueba de la fe.

produce una modificación en otro. cit . su interrelación con el concepto de "partici- pación". Santo Tomás. su forma: causa formar." Observamos por tanto. GUSTAVO. ya que "si la causa es una cierta especie de principio. 121 42 Ibídem. 120. habrá tantos géneros de causas como modos haya de influir en un efecto. substancial o accidentalmente. la creación del ser es la par- ticipación del existir.. "el aristotelismo al subrayar la im- portancia de la causalidad. Causa Primera Incausada. . Finaliza Ponferra- da diciendo que "en la cima de toda causalidad. La noción de causa nos indica que "es aquello de lo que algo procede en orden al ser o en orden a la esencia. comprenderemos la distinción de las categorías mencionadas.260 José L MARTINEZ PERONI Sampay al definir la entidad propia del Estado. o sea la especie de la cosa efectuada. Acierta Ponferrada al decir que. Los principios que hacen al ser de una cosa. le participa un modo accidental de ser". De allí también. con una breve referencia al concepto de causa y su división. Una causa influye en su efecto. en cambio. ve en la causalidad precisamente el modo propio de participar el ser. Aristóteles habría dicho que la causa es un principio al cual sigue el ser de otro"41 Con todo. Como la causa es aquello que influye po- sitivamente en el ser de algo. por su acción. o eso que efectivamente se realiza. 201. cuando. son causas ( ). 44 CALDERÓN BOUCHET. que por vía de causalidad se pueda demos- trar a posteriori la existencia de Dios. p. al igual que el concepto de ser. cabe hacer una distinción fundamental. le participa su naturaleza. Apuntes. Finalizaremos este primer capítulo de los presupuestos metafísicos de la "analogía del Bien Común". p. 123. 41 Ibídem. p. había rechazado la noción platónica de «participa- ción»." son causas» . se advierten las connotaciones de dichos conceptos en la fundamentación óntica de las cau- sas del orden político y su vinculación con el Bien Común. formal. que la noción de causa es análoga. como aquello de lo cual este último proviene: causa eficiente: o como aquello en vista de lo cual el efecto se realiza: causa final. la noción de principio con respecto a la de causa es genérica. o aquello de lo cual se realiza : causa material. como así también. . eficiente y final. propia de Dios"43 "Es común en la escuela aristotélica estudiar cuatro géneros de causas: material. p. Op. sino científico positivo de las causas.qz Es menester subrayar el influjo no sólo metafísico. RUBÉN. por lo tanto podemos anticipar que hay principios que no . ya que en un capítulo posterior veremos su interrelación en el orden socio-político. Cuando un sujeto genera a otro.. 43 PONFERRADA.

ya que "Santo Tomás llega al fundamento de la unidad y diversidad analógica de los seres". 172-173-174. teniendo en cuenta los presupuestos me- tafísicos ya desarrollados. infinito y por tanto único. 43 Ibídem. "el existir participado supone un ser que sea el existir mismo. no sólo fundamenta la analogía. «Análogo» es lo esencialmente diverso pero relativamente igual: esta igualdad proporcional ( noción originariamente matemática) explica la unidad relativa del ser en la multiplicidad de sus reali- zaciones. a nuestro capítulo segundo. pero sin llegar a su fundamento. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN 261 Damos paso ya. La concepción tomista de la analogía ahonda la reflexión aristotélica y la transforma. — ONTOLOGIA DEL BIEN COMUN Hemos centrado nuestra investigación desde la perspectiva óntica del ser en cuanto ser. su inmenso caudal perfectivo y entitativo en el orden socio-político. exclusiva del ser". sino identidad entre el sujeto y el acto de existir. pues. determinante del ser y por ello de su analogía". 175. "La participación.45 a través de su interrelación.. Es necesario por ello. . una nueva forma de proporción. 179. Ese ser es Dios". 179. sino análogo ( ). Sin embargo. por ello.48 Finalmente. 46 Ibídem. GUSTAVO. Cit. superando de este modo al platonismo y aristo- telismo. El Estagirita había descubierto la analogía del ser. siendo. concluye explicitando que. en el que no haya composición. Op. por no haber visto sino el aspecto esencial: los seres se reali- zan de múltiples maneras. ahondar en estos conceptos últimos. del acto de existir (esse) . sino que es la base de toda su concepción metafísica. pp. basada en la noción platónica de «participación». 178-179. en grado diverso.49 45 PONFERRADA. donde examinaremos exclu- sivamente la noción de Bien Común. Hay. p. proporcionalmente iguales. 47 Ibídem. el acto de exis- tir. Todo ser participa. p. 49 Ibídem. pp.47 No obstante al profundizar en estas nociones el Aquinate "introdujo una variante fundamental en la analogía de proporción. p.46 Prosigue Ponferrada y señala que. y vislum- brar desde la doble vertiente de la "analogía" y la "participación". para así justipreciar sus propiedades trascendentales. "todo lo que es. por ello la realización del ser se da verdaderamente en todo lo que existe. como la concibe el tomismo. no prevista por el aristote- lismo. aunque de diverso modo. esta unidad proporcional tiene su raíz en el diverso modo de poseer el esse. Gracias a ella se explica la estructura íntima del ser". es ser ( ) Aristóteles dio con la clave al asentar que «el ser se dice de múltiples maneras» : no es unívoco. II.

262 José L. así cada naturaleza creada con su finalidad específica. La verdad del ser es su ca- pacidad para manifestarse al entendimiento". 5 a. si ascendemos en el plano ontoló- gico a la consideración del "ser en tanto ser"." De todo ello. "analogía y participación" a las propiedades trascendentales. Desde el ser inanimado hasta la vita rationalis. Encontramos. cuando la mente afirma lo que existe o niega lo que no existe posee la verdad. es bueno. el bien es análogo. S. 1 e. Por lo tanto todo ser. denota un movimiento específico que se complementa con actos segundos. veremos que a dicho trascenden- tal le compete esa doble formalidad (estática y dinámica) por la riqueza analó- gica de su contenido. de la cual recogeremos algunos principios. Cada naturaleza específica en los distintos seres. por ello. como el ser. se da de diversas maneras y consiste esencialmente en la indivisión. que lo causa y lo participa. su bien propio inserto en la multiplicidad del universo contingente. Desde el punto de vista de su composición hilemórfica. cuya materia y forma. encontramos en sus distintas "esencias y esse". El bien es la aptitud del ser para finalizar la tendencia de la voluntad y de este modo equivale al fin y a la perfección. porque existe. Ahora bien. I. Santo Tomás añade que toda perfección es tal porque existe. . Santo Tomás establece un prin- cipio nuevo : la verdad sigue al existir" es su consecuencia. la cual posee leyes particulares que explican su movimiento perfectivo. y como el ser es lo que existe. De modo que "la unidad es análoga.s/Ás DE AQUINO. Esta es la perspectiva tomista. se comportan como potencia y acto. Este doble aspecto del "ente móvil" a saber.. propios de sus potencias. pp. imprime una doble consideración al trascendental "bonum". advertimos la presencia no sólo de una jerarquía de entes. posee un bien primero en el acto mismo de su existencia creada. estático (entitativo) y diná- mico (operativo). q. lo cual no implica una clausura per- fectiva. MARTÍNEZ PERONI De igual modo. obra de la Bondad Ab- soluta de Dios. Th. que puede realizarse de diferentes formas ( ). en todo ser hay verdad ( ). 50 Ibídem. se realiza de modos diversos y está en la base de esas distintas realizaciones". 51 SANTO To-. como el ser mismo. desde la cual Carlos Cardona realiza el enfoque de su investigación sobre la "Metafísica del Bien Común". 183-184-185. ya que todo ser tiende naturalmente a su propia realiza- ción ( ). y en particular de la bondad óntica que existe en cada ser. de ahí que el existir (esse) sea «la perfección de todas las perfecciones» y aquello a lo que tiende toda tendencia. por lo tanto es en el existir (esse) donde se halla el fundamento de toda verdad. en el orden de los seres físicos. se aplican estos conceptos. sino también de una graduación entitativa del bien que participan.

4 a. cit. "la argumentación metafísica de Santo Tomás. 52 Ibídem. De Ver. q. 2 c. op. ya que la razón formal propia de bien está en la perfección misma.. est bonum". 17. el sujeto perfeccionado y. ETIENNE. el sujeto que posee esa perfección —y que es buena en cuanto que la tiene— y el sujeto que está en potencia para alcanzarla ( ). . inquantum est perfectum: sic enim est appetibile". 5 c.53 Por ello. señala de igual modo una descripción de este último por sus efectos. la perfección para el sujeto—. coincidentemente con Etienne Gilson quien. no se apetece lo defectuoso: "Unumquodque dicitur bonum. Metafísica del Bien Común. derivadamente. 53 GILSON.6 Afirma Santo Tomás que: "Primo et principaliter dicitur bonum ens per- fectivum alterius per modum finis". podemos establecer así esta jerarquía de mejor a menos bueno: el ser perfecto y perfectivo. 55 CARDONA. 21. por último. Unde et bonum. en su obra sobre filosofía cristiana. el sujeto que tiende a esa perfección" 58 El bien dice lo perfecto. 54 SANTO TOMÁS DE AQUINO. sólo sirve para señalar la noción sobre la que descansa en último término la expli- cación total. y en razón de ello es apetecible. Pues perfección es actualidad como opuesto a mera potencialidad. op.55 Señala Cardona que "el bien puede designar tres cosas: la perfección mis- ma que se anhela —la perfección en sí y. 5 a. esa última perfección a la que llamamos bien en sentido pleno. analiza en primera ins- tancia "la bondad". la perfección que comunica. 55 Ibídem. no viene dada en la cria- tura con el ser substancial. q. S. 5 a. p. 3 e. p. Y así podemos decir que «la propia opera- ción de cada cosa es su fin: ya que es su perfección segunda»". q.52 Según esta opinión. ¿Pero qué es adquirir ser? Por consiguiente una cosa es buena en cuanto existe". Rialp. a saber.M y "Deus est ipsum esse per se subsistens: ex quo oportet quod totam perfectionem essendi in se contineat". al ahondar las nociones de «ser y bien". 15. 1 c. a.. Comentan al Doctor Común. 58 CARDONA.. CARLOS.57 y ordenando las diversas nociones en- contradas. I. cit. "Omne ens. 1966. sino que es alcanzada mediante la operación por la que pasa de la potencia al acto. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN 263 Tomando por fundamento postulados del Aquinate. cuando este manifiesta que: "Bonum est quod omnia appetunt"51 y. inquantum est ens.. I. p. 194. Th. Madrid. Santo Tomás añade: "Unaquaeque causa tanto prior est et potior quanto ad plura se extendit. I. CARLOS. 57 SANTO TOUÁS DE AQUINO. Precisando lo expresado anteriormente. De aquí la conocida fórmula: unumquodque est perfectum inquantum est actu. la adquisición de la perfección. la de perfección.

oportet quod sit extrinsecum. no una metafísica del bien ( ) porque es esencialmente apetecible. y que el bien mejor es el que lo es por esencia. ETIENNE. Pero recordemos que el bien simpliciter es atribuido a la actualidad última. tanto potius est quanto ad plura se ex- tendit". Th. que contiene —sin composición— la bondad de todo cuanto existe y puede existir. CARLOS. op. sino que es primero y último en el orden de la intencionalidad. inquantum assimilatur primae bonitati. I-II. Incluso el ser es solo. y una vez establecido que "bien. 26. cit. en la explicación tomista de realidad. quae Deus est". en el que la causalidad del bien trasciende.. su fin ( ). I. CARLOS. 30. en tanto que los bienes particulares lo son por participación". C. Pero Tomás podía permitirse hacer completa justicia al platonismo. op. 103 a 2 c. S. acto absolutamente perfecto. 2. cit. 19. G. 25. cit. . ciertamente.64 Así. Por ello. comunica a las cosas —aspecto dinámico de la participación— su bondad..63 Y vemos tam- bién cómo la participación implica una comunidad de los participantes en directa vinculación de aquello que es participado estableciéndose entre estas bondades participadas una prelacía. 60 GILSON.. 106 a. In Ethic. 194-196. por lo que resulta universal. 4 c. la bondad es una causa final.65 59 SANTO TOMÁS DE AQUINO. es decir.. aunque todo existe por causa del bien y por razón de algún bien. es el ser per- fectivo de otro a modo de fin. 65 SANTO TOMÁS DE AQUINO. 63 CARDONA. subsistente en sí mismo. pues estas cau- sas son las reales e intrínsecamente constitutivas del ser". a la causa final".59 Esto último es un signo inequívoco de su mayor bondad. «la existencia de cada cosa presupone una causa eficiente y una causa formal». 61 CARDONA.. Por su parte. incluso el bien podía ser nada. los principios hasta ahora enunciados. S.. 62 SANTO TomÁs DE AQUINO. en sentido propio y directo." Recapitula sintéticamente Cardona. op. pp. 2 N. Th. q. pero sólo sin arriesgar la primacía absoluta del ser.6' Santo Tomás expresa la razón última del bien como fin que ordena el universo entero en los siguientes términos : "Manifestum est autem quod in tota universitate creaturarum nullum est bonum quod non sit parti- cipative bonum.. que resulta así participada o difundida. No sólo esto. Unde illud bonum quod est finis totius universi. S. III. el orden de entidad o ser. "In tantum autem aliquid de bono par- ticipat. Esta interpretación está de acuerdo con el auténtico espíritu del platonismo. 64 SANTO Tomas DE AQUINO. e. quanta ultimo fini propinquius". "Tanto est unumquodque perfectius. porque es en razón de algo.62 "Y este bien. Gilson comenta que "la metafísica de Tomás de Aquino es una metafísica del ser ( del ser tomista). p. a toto universo". MARTÍNEZ PERONI J°sÉ quod habet rationem causae finalis. p. Si no usaba esa precaución. lo cual es su causa final. 1. creando una comunidad en el bien para quienes ese bien o fin es común.

forma (specíes). "A esos conceptos comunes les llamamos «universa- les»: algo uno que conviene a varios"?' "El otro modo de comunidad es lo que llamábamos «comunidad real». por tanto. 29. Y veíamos también cómo la participación implicaba una «comunidad» de los participantes en función. por con- siguiente «común». consiste en algo común a una plu- ralidad. Finalizaremos este capítulo. Th. 28.67 De allí que concluya Santo Tomás al hablar "De la bondad de Dios": "Deus ad nihil aliud ordinatur sicut ad finem: sed ipse est ultimus finis omnium rerum". de Guido Soaje Ramos. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN Por otra parte. útil (utile') y deleitable (delectabile). a saber. por predicación. p. op. cit. con algunos enunciados del aspecto operativo de la "dinamicidad del Bien Común". CARLOS.. que algo puede «ser» de varios o solamen- te «predicarse» de varios".68 Hemos advertido. p. Santiago Ramírez como así también. ETIENNE. es interesante señalar con Gilson. del participado" s9 Comentando al Doctor Angélico. lo cual cotejaremos con observaciones del P. 29. I." Esta última. 73 Ibídem. Cardona en su obra.. la inmensa riqueza explicativa de los conceptos utilizados por el Aquinate. San Ambrosio había conce- bido su división como aplicable al bien humano en particular. para quienes ese bien o fin era. que Santo Tomás toma de San Agustín —"De Natura Bo y. 71 Ibídem. p. para finalizar con la investigación de la naturaleza del "Bien Común". 63 SANTO TOMÁS DE AQUINO. es una divi- sión tripartita del bien dada por San Ambrosio en su "De Officiis": honesto (honestum). cit. 72 Ibídem. 6 a. . Dichos elementos on lógicos son ttes : "medida o límite (modus).66 "Un segundo elemento patrístico integrado por Tomás de Aquino. que explicita en la cuestión "Del bien en general".. 63 CARDONA. puede entenderse de dos maneras. p. la comunidad de razón. pero como nu- méricamente uno no existe más que en la razón: en las cosas existe multi- plicado"72 63 GILSON. 197. y orden (orclo) ". 196. 28. S. a través de un "análisis estático del bien común"—. o puede serlo de dos modos: comunidad real y comunidad de razón: es decir. cuando lo era para más seres. por todo lo tratado respecto a la noción de "bondad". los elementos ont cos de la bondad. 3 c. pero Santo To- más piensa que podía ampliarse «al bien en cuanto tal»". señala que "la comunidad. p. "causalidad" y "participación". 67 Ibídem. q. o lo común. El universal es algo real. p. Trataremos ahora más sucintamente. Comenzamos señalando juntamente con Cardona "que era tanto mejor el bien. "analogía". el contenido último de "la comuni- dad" —siguiendo a C.

I. CARLOS. Santiago Ramírez.77 En la especie humana. S. N 1 1 ) . op.. Th. como hombre o como animal." "Alio modo est aliquid commune secundum participationem unius et eiusdem rei secundum numerum: et haec communitas maxime potest in his. Advierte Santo Tomás: "Unitas ergo nostra intantum est perfectiva inquantum participat unitatem divinam". op. cit. 1 a. I. "In criaturis autem non invenitur una forma in pluribus suppositis nisi unitate ordinis. quod quidem manet indivisum". 76 In loan. a la necesidad de determinar la naturaleza misma del "Bien Común".1s DE AQUINO. 34 q. O." Por tanto. SANTIAGO. Sin embargo. 79 CARDONA. d. que "el término bien común no significa una especie ni un género. como es el caso de la forma de la multitud ordenada. "Deus non est aliqua pars universi. 1 ad 4.. cit. quae ad animan pertinent inveniri. constituyendo por la participación misma de su común especie. op. "Est enim communitas quoddam totum" (SArrro TOMÁS. 1. 3 ad 2. esta totalidad que forman no es un todo substanciar.. 1 ad 3. 2214. en el capítulo II." así podemos decir: "unidad que en Dios es la de una naturaleza numéricamente una.. XVII. p. "mas 73 In I Sent. 80 SANTO Tal/14. que son el bien co- mún inmanente y el bien común trascendente. totum universum. en la cual aclara la analogía del término a modo de introducción. 74 In IV Sent. 27. una comunidad o totalidad. 1 a. 33. la naturaleza se multiplica en una pluralidad de individuos. en su comentario a la "Doctrina política de Santo Tomás". quia per ipsam attingitur ad id. praehabens in se eminentiori modo totam universi perfec- ti onem". El bien común inmanente está dentro de la misma sociedad política y es de ella independiente" S1 El hombre naturalmente está vocado (llamado) a la vida política donde sólo es posible el pleno desarrollo de sus valores humanos para su bien. ut forma multitudinis ordinatae". y en nos- otros de una naturaleza numéricamente múltiple que realiza toda su perfección multiplicándose". . para lo cual retomaremos algunos conceptos del P. 3. q. pp. N. Ramírez. In Pont... 3 c." Se trata de una unidad de orden. 31. ya que no se es sino en la medida en que se es uno. cit. I. quod est commune bonum omnibus rebus." Cardona. Th. 77 SANTO TomÁs DE AQUINO.. S. 81 RAMÍREZ. Observa el P. 30-31. 76 CARDONA. p. p. explicitando aún más el concepto de comunidad. 75 CANDONA. CARLOS. scilicet Deum". agrega que "es un cierto todo' 5 "forma una cierta unidad : no podría ser de otro modo.. sino un «análogo» con dos significaciones diversas y escalonadas. pues la unidad es propiedad trascendental del ser ( ). Josi L. 49 q. Lect.. MART'iNEZ PER0NX En cambio: "Aliud est commune re. 39 a. Cit. d. sed est supra.8° Llegamos así. q. 61 a. 1. CARLOS.

que produce muchos y muy variados efectos ( ). 85 SOA JE RAMOS. 91-94. in lasendo. pero al mismo tiempo causa universa]ísima de todo y fin uni- versalísimo y comunísimo de todo". en la terminología que adopta Santo Tomás. p. José Todolí. C. el bien común fa- miliar es principio del orden familiar". sino en cuanto a todo su ser". uni- versal. y sobrenatural. Dios es un ser uno y único y personal. con exclusión de los demás. Dios se llama Causa Univer- salísima de todos los seres creados. en definitiva. P. pues todos y cada uno necesitan de ella para adquirir su perfección. y como se trata de un bien. el principal error y primero es que "para el A. en contraposición a la causa particular que no produce más que uno. que es causal o dinámico y expresa la perfección de una causa extrínseca eficiente. como quiera que sólo el fin es. 8. sin excluir a nadie. Ibídem.. gr. pero al mismo tiempo uno y único y per- sonal en su razón íntima de ser infinitamente perfecto. imperfecto. p. N. Escuela de Estudios Pclíticos y Sociales. A este respecto. Dios mismo. Mendoza. que "no hay inconveniente alguno en llamar a Dios bien co- mún trascendente y subsistente. tiene dos senti- dos: uno primario y directo. sino para el bien de todos y de cada uno. CUIDO. Y así v. p. al cual realiza un comentario Soaje Ramos desde la más estricta ortodoxia tomista. in finalizandv.82 Explicita qué es el "Bien Común Trascendente" de la sociedad y de las personas humanas. 26. pp. si la sociedad es perfecta. al precisar la naturaleza del bien común. U. . es el fin propio de la sociedad: perfecto. Dios es «universal in causando». causado por los miembros de la sociedad y en algún sentido depen- 83 Ibídem. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN 267 no para el bien de uno solo. "su comunidad no es de predicación sino de causalidad. "Bien o Fin común y universal en su función de causa final última. como bien señala Soaje Ramos. Dios es principio del orden univer- sal. "Sobre la politicidad del Derecho". 28. su causalidad será teleológica. 29.84 En este sentido. el bien común político es principio del orden político. Y en ese mismo sentido. natural.7. esencialmente distinto del mundo y de cada una de sus partes. como no lo hay en apellidarlo último fin ob- jetivo. no ya sólo en cuanto a su forma o acci- dente. general. en: Boletín de Estudios Políticos. temporal. si im- perfecta. final o ejemplar. principio del orden. toda vez que la for- malidad de bien consiste en que algo sea perfectivo de otro por modo de fin". No 9. pues el sentido de ambas fórmulas coinciden exactamente. Común. El bien común. por cuanto expresa la perfección de una causa extrínseca eficiente. final o ejemplar. 1958. el concepto de bien común en su sentido propio se verifica solamente en el caso del «bien social. si es sobrenatural". surgen equívocos como el del libro del R. que produce muchos y muy variados efectos.83 Advertimos. El bien común "es principio de un orden. si es natural. 84 Ibídem.85 De no plantear adecuadamente la "noción de bien común" y sus "implican- cias". por consiguiente.

NQ 244. por ser la misma bondad sub- sistente. 223. Es el primero y supremo.. 229.86 Por lo cual. "es un todo. es "un bien huma- no (. El 86 SOAJE RAMOS. del bien común. Como fundamento de esta aserción invoca el testimonio de la filosofía tradicional". y fin universal por esencia. 35. por eso el bien del hombre en cuanto parte de un grupo social y político está ordenado al bien común respectivo. P. op. . SANTIAGO. . como el bien común unívoco. ya que prevalece sobre éste. un bien conforme a la misma natu- raleza del hombre". 29. . Y. "En torno a la noción de Bien Común". Escuela de Estudios Políticos y Sociales. José Todolí. 92 Comp. pero en modo alguno opuesto al bien particular. "Bien común por esencia. análogo de la razón. 29.89 Este bien común inmanente de la sociedad política.268 JOSÉ L. como el bien colectivo. 74-75) . p. 89 Ibídem. NQ 7. 90 Ibídem. ni un todo universal. 124. de tan decisiva influen- cia sobre las tesis restantes. 36-37. que. no finalizado ni finalizable por ningún otro fin. en: Boletín de Estudios Políticos. no repara en que la noción de bien común es «analógica» y tampoco en que de su aplicación en sentido propio al bien social no puede inferir la ilegitimidad de su aplicación a Dios.88 Por ello al profundizar en la noción de "Bien Común Inmanente". Mendoza.9° A su vez. aludiendo que "la primera aserción del A. Esta pri- macía ontológica es advertida por Santo Tomás en los siguientes términos: "Bonum multorum melius est quam bonum unius tantum. 91 Ibídem. p. exprese al hablar del "Bien Común Tras- cendente": que es Dios. p. el A.). 1957. Comentario a un libro del R. et per consequens est magis divinae bonitatis repraesentativum. un bien total. refiere que "es un analogante superior respecto de los bienes individuales y particu- lares. c. aunque proporcionalmente. a quien tanto la razón de bien como la razón de común o universal convienen primor- dialmente y en toda su plenitud y perfección". MARTíNri PERONI diente de ellos» (p. C. pero al mismo tiempo es un analogado inferior respecto del bien común trascendente: como la subsistencia creada es una analogante superior respecto de los accidentes. 81 Ibídem. no es exacto que en su sentido propio «bien común» sólo valga para el bien social. esencialmente distinto de sus par- tes potenciales e incomparablemente superior a ellas ( ). N. como quiera que un análogo de proporcionalidad propia se verifica con propiedad. Por eso el bien co- mún inmanente de la sociedad política es de orden esencialmente superior a todos y a cada uno de los bienes particulares de sus miembros". quae est bonum totius universi" 92 . se encuentra en cierto como en Eschmann cuando este niega que la expresión «bien común» en su sentido propio se aplique a Dios. pero es un analogado inferior respecto de Dios". un bien perfectivo del hombre. U.. como el todo sobre la parte y como lo perfecto sobre lo imperfecto. en todos los analogados". Culpo. 86. p. sino un «todo virtual o potestativo». Theol. cit.87 De ahí. pp. es un todo de orden esencialmente superior a todos y a cada una de sus partes. p. Santiago Ramírez. p.91 El bien común político es distinto. 88 RAMÍREZ. Pero no un todo integral. Soaje Ramos examina dicha tesis.

bonum secuncum quid— de ese Bien. De todo lo que antecede. 94 SANTO TomÁs DE AQUINO. I. idest debitum ordinem et pro- portionem". que participan ya con su ser sustancial —ens per se. Th.. 1-II. si accipiatur utrumque in eodem genere" 93. vamos a estudiar ahora la doctrina del Santo de Aquino sobre el camino del ser al bien común. 8 ad 2. inquan- tum res producit in esse et non solum rebus dat esse. para dar lugar así al capítulo tercero. Lect. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN todo es mejor que las partes. mediante la unidad de orden. 97 "et dicit quod ideo est. Unde perfectius participat divinam boni- tatem. "Unde bonum universi non est ultimus finis hominis. 2 a. 113 a. además.96 Por otra parte : "No hay perfección del universo —bien común— sin la per- fección de los seres que lo componen. CARLOS. idest concordiam et harmoniam. "Hemos establecido que es Dios —bien por esencia— el Bien común per- fecto y por tanto el fin último común de todos los seres. 98 93 SANTO TomÁs DE AQUINO.. 98 In Div. et sic operatur pulchritudinem universi per unam omnium conspirationem. 53. Th. y es necesario. 1 c. 95 CARDONA. Et quia per unam creaturam sufficienter repraesentari non potest. No hay que olvidar que todo se ordena a Dios. se concluye que: "Bonum universi est maius quam bonum particulare unius. S. Produxit enim res in esse propter suam bonitatem communicandam creaturis et per eas repraesentandam. sed etiam esse cum ordine in rebus. 47 a. 96 SANTO TOMÁS DE AQUINO. op. del universo. CARLOS. lo que les da en plenitud su razón de parte en ese ser total múlti- ple y dividido que participa el Ser simple y uniforme. Th. sed ipse Deus". q. p.95 La realidad se nos presenta una y múltiple: "Distinctio rerum et multitudo est ex intentione primi agentis. quod est Deus. 54-55. in creaturis est multipliciter et divisim. cit. q. y que constituye el 'bien común intrínseco' del universo creado". totum universum. Nom. suppleatur ex alia. q. pp. que esos seres conserven la distinción que los coloca en su propio orden o grado de ser. op. cit. S. como al fin último. VII. toda vez que el bien del todo es el bien de la parte en su propio ser y en su orden. S. ut quod deest uni ad repraesentandam divinam bonitatem. 97 CARDONA. 9 ad 2. nam bonitas quae in Deo est simpliciter et uniformiter. et representant eam. se trata del mejor bien de muchos. quia ipsa divina Sapientia es omnium causa effectiva. . inquantum res invicen se coadunant in ordinem ad ultimum finem: ( ).. en que especificaremos el tema del "bien común político". lo que Cardona considera el "aspecto dinámico" del bien común. 4. quam alia quaecumque crea- tura"... establecido esto. bonum sim- pliciter— referida siempre a la perfección que es en sí —acto superior y exce- dente o Bien absoluto—.. produxit multas crea- turas et diversas. N9 733. que es. a la vez. pero que están llamados a una participación más plena mediante su operación que les dará su perfección última —ens secundum quid." Analizaremos finalmente.

el cual. muestran que al buscar el bien común se busca necesariamente y consecuentemente el prosimio bien: por el beneficio que la parte recibe del todo —podríamos llamar a esto la redistri- bución.. 6 ad 4. 2 ad 4. forma parte del bien común ( .1'01 Por lo cual. 13 c. De Veritate. el aspecto operativo-dinámico del bien común. Señor. aunque "Om- nium creaturarum ipse Deus est finis sed diversimode: quarumdam enim crea- turarum dicitur esse finis inquantum participant aliquid de Dei similitudine. hasta que no descanse en Tí" ( San Agustín). para Ti. hicístenos.. por su participación gratuita. su fin propio está debida y naturalemente integrado en el fin común. por lo cual. y nuestra alma no estará en paz. 58-59. Deum cognoscere et amare. no puede alcanzar su propio fin sino en relación con el todo". Por ello en términos absolutos. Th. como causa segunda y sub- ordinada a colaborar en sus Misterios. MARTÍNEZ PERONT Además. initio.270 JOSÉ L. 103 SANTO Tods DE AQUINO. et hoc est commune omnibus creaturis: quarumdam yero est finis hoc modo quod ipsae creaturae pertingunt ad ipsum Deum per suam operationem.12 Este "Sumo Bien" al cual todos tienden. 56 a. 99 SANTO TomÁs DE AQUINO. . el Bien Común Ultimo del hombre es Dios. ) Dos razones. 5 a. cit. El bien capaz de colmar el apetito humano es un bien espiritual.. 132 SANTO Tos DE AQUINO. — ONTOLOGIA DEL BIEN COMUN INMANENTE Si retomamos la idea fundamental que ha dado base a toda esta exposi- ción. CABLOS.1°3 Concluimos así. "hay en cada ser una apti- tud propia o singular proporción a un fin común —mediatamente. de tal manera que no puede ser todo lo que debe ser. es decir. 101 De Virt. es el que impulsa al espíritu.. q.. oportet quod bonum hominis sit secundum rationem esse". S. y porque la parte se debe al to- do —y podríamos llamar a esto la integración de la parte en el todo—. el universo—. Sumo Bien Trascendente. 21 a. 4 ad 3.. ordinandum est ad Deum". S.99 Por lo cual se señala que. loo CARDONA. Th. advertiremos que la profundidad de una "metafísica del ser y los tras- cendentales" es inabarcable. pues. "Cum homo sit homo per hoc quod rationem habet. in quo eorum beatitudo consistit". necesariamente debemos parcializar nuestras consideraciones respectivas.1°° Ahora bien. I. III. cuando exclama ". la reversión del todo hacia la parte—. q. Para finalizar mencionaremos un texto del Aquinate. q. et quod potest et habet. et secundum omnia sua: et ideo non oportet quod quilibet actus eius sit meritorius vel demeritorius per ordinem ad communitatem politicam. et hoc so- lum creaturarum rationalium. pp. cp. eleva al ser humano. Sed totum quod horno est. "Deus unamquanque creaturam fecit proportionatam universo quod facere disposuit". con ínti- mo acuerdo con la naturaleza de ese apetito. que muestra la rela- ción del hombre en comunidad en orden al fin último: "Homo non ordina- tur ad communitatem politicam secundum se totum. quae possunt ipsum.

a la que toca sólo ejecutar lo prescripto por la prudencia". será la perfección de la vida social". 110 Ibídem.15 Ahora bien. p. informa y ajusta la actividad de los miem- bros de la comunidad en cuanto tales. 104. cuyo principio formal es el orden dinámico que especifica. Sobre la politicidad. 99-100.. vol. p. en : Persona y Derecho. Si ahondamos aún más. pp. Soaje Ramos. sí.1e7 En ésta. en la medida que actualice en forma constante en su vida la jerarquía de sus potencias bajo el orden de la razón". . 19(75. en virtud de su inteligencia. por lo que en adelante. como advierte Soaje Ramos. un bien que sea perfección. y que por lo tanto requiere tener en cuenta las exigencias que dimanan de la peculiar naturaleza del hombre y las circunstancias concretas en las cuales esas exigencias se deben realizar". 13. Por tanto. 85. Las páginas citadas se corresponden con ésta). la persona huma- na alcanza su plenitud. por lo cual. que está ahí en las cosas". Como señala Montejano "es al Estado a quien compete la 'realización histó- ricd del bien común político. que "la con- cepción tomista. p. encontramos a la sociedad política como especie". "el bien común como bien social. la naturaleza humana tiene natural tendencia a la sociabilidad.106 Esta inserción del hombre en lo social condiciona su plenitud per- sonal. Culpo.1" Montejano hace notar que ne la persona humana. al "bien común inmanente" a través de los comentarios del P. por la elección. "bien para el hombre es todo aquello que contribuya a su perfección. II. Santiago Ramírez. sino de oirden". que debe ser un bien humano y social. que basada en ese conocimiento. en tanto el fin de la misma es el bien común político. que ayude a hacerlo más hombre.) y G. es decir. no de un ser cualquiera sino del hombre con su específica naturaleza. agregando algunas refle- xiones de Bernardino Montejano (h. . Unidad sí. 10 Ibídem. 12. más no sustancial.109 La "ordenación al bien común compete principalmente a la prudencia po- lítica. (Hemos compulsado fotocopia del original cedido por el autor al Dr. explicita- remos su contenido y sus alcances político-sociales. y no a la justicia. p. advertimos que "dentro de lo social como género. 106 Ibídem. Revista de Fundamentación de las Instituciones Jurídicas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN COMÚN 271 Ya hemos aludido de modo indirecto. primero en el gobernante y luego en los súbditos. 13. Y el hombre será más hombre. Eunsa. "ese movimiento hacia el fin se caracteriza por el 'conocimiento' que el hombre tiene del fin y de los medios para alcanzarlo. Cuino. Sobre la políticidad. BERNARDINO (H) .n° Por tanto. concibe al Estado en cuanto comunidad politica como una totalidad óntica. Hemos dicho anteriormente. 14.1°8 Sin olvidar. 105 MONTEJANO. Carlos Ignacio Massini. . realiza la voluntad por medio del libre albedrío. p.. p. el que se encuentra en este mundo indeterminado ante los bienes finitos que lo solicitan e incluso ante el bien infinito 'imperfectamente aprehendido' ( )". uno de 104 SoA JE RAMOS. que el "bien común político ha de ser un bien humano. "El fin del Estado : el Bien Común". 107 Ibídem. Y además. SomE RAMOS. Pamplona. pero como una totalidad accidental.

p. por otra parte. con su cortejo de bienestar corporal —suficiencia de bienes deleitables). señala Santiago Ramí- rez que dicho bien de la sociedad política "debe cotener de un modo perfecto todas estas clases de bienes : bienes exteriores ( riquezas. 112 SDAJE RAMOS. abundancia y suficien- cia de bienes útiles) . Es menester. "bien común inmanente".i" Tanto más perfecta será la sociedad política cuanto mayor suficiencia po- sea de todos estos bienes y mejor jerarquizados los tenga.' Pero. 113 Ibídem. que el "bien. . pp. cit. bienes interiores del cuerpo (salubridad. Y aun cuando el individuo haya alcanzado. ciencias. conservación y acrecimiento de su bien común.. 110-111. Gurno.114 Hemos llegado a un grado de desarrollo del tema abordado en que esta- mos en condiciones de dar una noción de "bien común político". la "teleología responde a la ontología". contribuye a la integridad formal y final de las partes". Cuando el bien in- dividual existe sin el común. no podrá impedir que su bien propio exhiba.112 Además. 114 Ibídem. todo de orden. pp. Si retomamos algunos conceptos enunciados como "naturaleza humana". Como ya advirtiera el P. "orden". la persona singular ha menester solidarizarse con la comunidad política y participar activamente en el logro. reclama su per- fección. Y ello así. p. las virtudes morales de la "civitas". el bien individual puede existir sin el bien común. y bienes interiores del alma (suficiencia y abundancia de recursos para el per- fecto desarrollo de las facultades y de los hábitos del alma: artes.. hacer constar al igual que Soaje Ramos. con el cual ha de tener una necesaria rela- ción so pena de no ser auténtico bien común político. advertimos la interrelación y el influjo causal que cada uno supone en la complejidad dinámica del orden socio- político. pero sin él no puede ser perfecto. SANTIAGO. Para alcanzar su aca- bamiento y su plenitud relativa en la vida terrestre. en virtud del bien común. común inmanente se articula y coordina con el resto de los bielnes comunes. Aludiendo al contenido del bien común inmanente. 30. se articula también necesariamente con los bienes respectivos de las instituciones integradas en la comunidad política y con los bienes propios de las personas que son miembros de la comunidad.. "el bien común político que se coordina hacia arriba con el bien co- mún divino. "estado". op.. vir- tud— suficiencia de bienes honestos) ". 108-109. el término de su desarrollo. ¿Cómo podría ser per- fección del hombre lo que implica negación de su perfección supremar. con el bien común divino. es el ejercicio de la prudencia política. haciendo 111 RAMÍREZ. Sobre la politieidad. aunque la vinculación es aquí menos estrecha —prosigue el autor—. robustez: sufi- ciencia y abundancia de medios para el perfecto desarrollo y conservación de la raza. como todo lo que es perfeccionado. lo reclama como lo perfectible. la cual regula a su vez. Santiago Ramírez. la condición de lo causado y las huellas de su causa perfectiva. MARTÍNEZ PERONI los medios que el Estado posee para alcanzar el "bien común inmanente". porque el bien común.272 José L. 106.

es el "obrar" práctico-ético. sia inquanto raggiungibile. mensura los medios aptos para su logro y resulta una inapreciable fuente de inteligibili- dad del accionar político como del ordenamiento político resultante. El ejercicio del poder político. Así hemos distinguido y unificado los distintos bienes —trascendente e inmanente— en vistas al fin que los especifica. El poder politice. p. mediante la loro collaborazione". sin el cual el bien y la felicidad de todos y cada uno no podrían ser garantizados. Es a través de la política —entendida como ciencia práctica y actividad pru- dencial— que se deben procurar los medios aptos para alcanzar el "Bien Co- mún Inmanente". al no gozar de sustento metafísico. por la recta ordenación natural el acceso al "Bien Común Trascendente". 162. AVELINO M. Avelino M. Conclusión Finalizamos nuestro trabajo. la retta sistemazione dei beni di una societá. poniendo de relieve la estrecha vinculación que guarda con el bien común político. el actuar político concreto. . se pueden justipreciar el valor entitativo y la riqueza analógica del "bien común". El "bien común político" como fin inmanente. sia in quanto perfeziona —poiché comunicable e comunicante— i suoi mebri nel loro globale sviluppo umano. 1:1401710 e la societá. defi- niéndolo como: " . y a modo de reflexión final. sino de todos los grupos intermedios y miembros que componen la sociedad política. Bulzoni Editore. REFLEXIONES EN TORNO AL BIEN. COMÚN 273 nuestra la conceptualización realizada por el profesor. es esencialmente una función (offi- cium). Caen. cuyo logro no sólo es cometido de la autoridad como parte gravitante del ente político. 1979. cuyo fin es asegurar el bien común mediante el establecimiento y la con- servación de un orden. Quintás.13 Por último. . en última instancia. para suscitar el consenso necesario que legitima el ejercicio de la autoridad. Analisi cal Bene Comune . Roma. es el primer principio de legitimidad del poder y de su ejercicio. las ideologías políticas contemporáneas —liberalismo y socialismo— que niegan el "bien común inma- 115 QUINTAS. fruto del "ser" y el "contemplar" meta- físico. como todo obrar humano. fin absoluto del orden uni- versal. posibilitando así. haremos una breve referencia al poder político y a la actividad desplegada desde el mismo. e raggiunta in atto. que proporciona las normas directrices a la política y la moral. exige una justi- ficación ética. habiendo demostrado suficientemente. por ende. según Santo Tomás. El bien común político es lo que da especificidad al cuerpo político. Del mismo modo.. que só- lo desde la realidad del "ser y los trascendentales". . sólo tiene sentido cuando se piensa en el fin de la comunidad política. Este es el tema central de toda concepción teleológica del Estado.

Forman parte de los rebeldes a la luz: no han conocido los caminos y no se volvieron por sus senderos. que resuenan hoy como antaño las exclamaciones de Job. ¿dónde hallarla? ¿Dónde está el lugar del entendimiento? Dios es el que conoce sus caminos. los moribundos se lamentan. al decir: "Desde la ciudad. 12-13. 28. Pero. Él sabe su morada y dijo al hombre: "El temor de Dios. esa es la inteligencia". la sabiduría. Es ante la ausencia del "bien común" y la ejemplaridad. esa es la sabiduría. 24. y Dios no atiende a estos clamores.274 José L.que desconoce el auténtico "Bien Común Trascendente". clama socorro el alma de los vejados. la herejía progresista —modernismo-. 12-23-28. .116 JOSÉ LUIS MARTÍNEZ PERONI Conicet 116 JOB. apartarse del mal. MAIITINEz PaRONI vente" y.

para Tomás de Aquino. a la que le pertenece considerar "el orden de las cosas que la razón humana sólo lo considera. hablar de una Filosofía del 1 In X Lib. y del Hacer humano en general. Marietti. Ed. a la que pertenece "el orden que la razón hace en su propio acto". a las que pertene- ce "el orden que la razón hace en el mundo exterior". y por ello fundamentan las diversas ciencias fi- losóficas y humanas.. "en las cosas hechas por la razón humana".. como el que plasma en un arca o en una casa". sino sólo lo considera.' "El orden —afirma el aquinatense—. Hay otro orden que la razón. se compara a la razón de cuatro ma- neras. pues. 1. una de las cuatro grandes disciplinas generales de la razón humana. y este es el orden de las cosas naturales. sin hacero". Ethicorum Aristotelis ad Nicomachum. designada como "Fi- losofía Racional". Hay un orden que la razón no lo hace. Y finalmente vienen luego "las Artes Mecánicas". hace la razón en las operaciones de la voluntad.EL FUNDAMENTO DE LA FILOSOFÍA DEL ARTE Y DE LA CULTURA EN TOMÁS DE AQUINO I. lo hace en su propio acto. Viene luego la Lógica. Vol.. Podemos. El tercer orden es el que. como ex- presamente afirma. uno de las cua- tro ciencias filosóficas. En primer lugar se clasifica la "Filosofía Natural". cap. 1983. como cuando ordena sus conceptos unos con otros. nn. La división de las ciencias En el sistema filosófico de Tomás de Aquino cabe perfectamente lo que podemos llamar una Filosofía del Arte. SAPIENTIA. son. Las "Artes Mecánicas". XXXVIII . El cuarto es el que la razón hace en el mundo exterior.. es decir. 1-2.. Y bajo el nombre de Filosofía Natural comprende también. Así lo expresó claramente él mismo en su comentario a los X Libros de la :tica a Nicómaco de Aristóteles. irreductible a las demás. . Sigue luego la "Filosofía Moral" a la que le toca "el orden de las acciones voluntarias". de la Cultura. y con un ámbito propio y dis- tinto de ellas. siendo ella misma su causa. con todo derecho. pues. o el Arte. Estos cuatro órdenes ante los que se encuentra la razón son algo irreduc- tible para Tomás de Aquino. Turín. la Metafísica.

son nombres que signi- fican todos ellos aquel orden que la razón humana hace en lo exterior a ella. como a las Artes y la Cultura. del "barium operis". pero su objeto es distinto del objeto del arte. incluyendo en él tanto a la Técnica. y que él define como una cosa que "en un sujeto 2 S. lo bello. Arte. que la perfecciona con la "facultad de actuar bien". no de un hábito de la voluntad o en el que entre la voluntad especificándolo como hábito virtuoso. el bien de las mismas cosas. aunque el primero incluya una connotación a lo bello producido. como ordenables a su realización. "recta ratio factibilium". IIae. por la voluntad con que realice su obra. y cuyo significado nos aclara y precisa de modo estricta- mente filosófico. 57. mientras que en lo factible se trata del bien de la cosa realizada.. sino de un hábito de la misma razón práctica. mientras que la prudencia es "la rectitud ra- cional de lo agible". "Pues no vamos a alabar —nos dice— a un artífice.4. Cultura. no lo excluye en modo alguno para Tomás de Aquino. 57. I IIae. "El arte —dice—. 4 S. Técnica. nos parece mejor y más de acuerdo con el sistema de Tomás el nombre genérico de Filo- sofía del Arte. pues. Objeto de la filosofía del arte Santo Tomás de Aquino en la Suma Teológica hablando de las virtudes humanas tiene un par de artículos en los que habla del arte como hábito de la razón. por supuesto. "hábito operativo". I IIae. II lIae. sino por la cualidad de ésta". 3 S. 47.pQ.5. para quien cuenta en este comentario la semántica griega aristotélica.5. no es otra cosa que la rectitud racional de las cosas también designar a la Filosofía del Arte de Tomás de Aquino con los nombres de Filosofía de la Técnica y de la Cultura.ad 1. Th. . no es otra cosa que la rectitud racional de las cosas que. Th. "El arte —dice—. el segundo una connotación utilitaria y el tercero una connotación a lo que es el bien de la razón.5 Pero en lo agible se trata del bien del mismo que lo realiza. I Ha. Th. "sub ratione veri". por tanto. sino del bien producido por el agente. bajo una razón' de verdad. 5 S. para Tomás de Aquino. 6 S.3.3 La prudencia es también un hábito de la razón práctica. 57. en cuanto artífice. "recta ratio agibilium.2 Se trata.6 El objeto del arte es. Th.3. El arte es "la rectitud racional de lo factible". Pero esto no es otra cosa que lo que Tomás de Aquino designa con el nom- bre de "pulchrum".4 Lo agible y lo factible son igual- mente objetos de la razón práctica en cuanto que se trata de bienes ordenables a la realización "bajo una razón de verdad". Aunque.ad 3.. Th. no en el sentido del bien del mismo agente.276 RICARDO MARIMÓN BATLLÓ Arte en Tomás de Aquino. 57... para nosotros. se han de hacer.. 2. El nombre de "Artes Mecánicas" que en nuestra semántica actual parece excluir lo que llamaríamos las "Artes Bellas" y lo que fueron para la Edad Media las "Artes Liberales".

9 J MARITAIN. Buenos Aires. Ma- rietti. y perfecto llamamos a lo que nada le falta de cuanto requiere el modo de su perfección. 4. sino un bien en relación con un entendimiento. Muy acertadamente advirtió Jacques Maritain que lo bello es un trascendental y que para Tomás de Aquino se identifica con el bien. en la I?. para que una cosa sea perfecta y buena es indispensable que tenga forma. Por tanto se trata de lo bello. A primera vista podría parecer algo baladí y sin importancia. porque las cosas pertenecen a alguna especie en virtud de ella.. Por esto Santo Tomás define lo bello como aquello que agrada conocerlo. nota 66.spicit vim cognoscitivarn").1° pues así 7 S. pero lo bello además le añade una relación especial a una potencia cognosciti- va. y a esto lo llamamos su "modo". consiste en el modo. pues. 8 S. Arte y Escolástica.8 Pero notemos que el objeto de la Filo- sofía del Arte no es lo bello en aquel orden de cosas que nosotros no hacemos sino que sólo lo contemplamos. Lo que la forma presupone es la determinación de sus principios materiales y eficientes. 3. Turín. Lo bello solamente cognoscible sería el objeto de la Estética. "quae visa placenr. y la frase "el número da la especie" quiere decir que las definiciones que determinan la especie son como los números. Th. . . pues así es como son apetecibles .. o también el bien del entendimiento. Y responde: "Las cosas se llaman buenas en cuanto son perfectas. pues esto pertenece más bien a la Metafísica. ad 1. 5. p. y habrá de tener los elementos constitutivos de la misma razón de bondad. 3. S. 5. A la misma forma la llamamos "especie". Ed. ("pulchrum est bonum in subject° gin:dem sunt ídem") .7 Lo bello no es. factible. la. Th.. "Si el concepto del bien —se pregunta en este artículo—. ad 1.4. Por tanto coincidirá con el "bien". 1722-24. Lo bello factible Lo bello factible contiene en sí toda la razón de lo bello en general. Club de Lectores. la cual para Tomás de Aquino sería una parte de la misma Metafísica. ("Pulchrurn autem re. Pero en realidad se trata de algo fundamental y que marca líneas decisivas para la Teología y la Metafísica del Santo Doctor. y lo que de ella se sigue. Arist. a. LA FILOSOFÍA DEL ARTE Y DE LA. el bien en general. lect. 3'9 ss. 10 In VII Metaph. CULTURA se identifica con el bien". Tomás de Aquino tiene un artículo dedicado a los elementos estructurales y constitutivos del bien en la Suma Teológica.. Bk 1043 b 34.. Aquí se trata de lo bello como ordenable a la realización. la 5. 5.9 3. nn. q. y la forma presupone algo y algo de ella se sigue necesariamente. Ed. especie y orden". como dice el Filósofo en el libro VIII de la Metafísica. y lo que ésta presupone. de lo belo del arte. Y como cada cosa es lo que es por su forma. cap. Th. en aquel orden que nosotros hacemos en las cosas exteriores.

consiste en el modo. de una doctrina metafísica fundamental para todo el sistema filosófico de Tomás de Aquino. "quae 11 Quaestiones Disputatae. 15 "Pulchrum autem respicit vim cognitivam". Dionysii De Divinis Nominibus cap. Ed. o como dicen otros textos. 1. 5. S. La inspi- ración en el libro de la Sabiduría 12 y en San Agustín 13 es evidente. 21. especie y orden». lo bello consistirá en un modo y especie que se ordenan a perfeccionarle con aquel mismo ser que tienen. Pera. "especie" y "orden". 1. I Ethic. 5. En este artículo Tomás de Aquino define los elementos estructurales de lo que él llama el bien creado 11 como "modo".. había dejado bien clara en el artículo 19 de la misma cuestión 51. que incluye la razón del bien. ML 34. Para su Filosofía del Arte también. Th.. 27. un "modo». Se trata del bien del mismo entendimiento. Por consiguiente el concepto del bien. cuya diferencia. 5. 11. ArusT. 1. 5.. 3. 14 Q. lect. nam pulchritudo addit supra bonum. Th. .14 Pero es también de suma importancia comprender lo que responde el Santo a la dificultad dicha: "Estas tres cosas no son elementos de la estructura del ente. y esto es lo que entendemos por "peso" y "orden". Ia. 5. no el bien como bien. D. en cuanto perfección. 356. De Verítate. varía también la definición de una cosa si se le añade o quita una diferencia. 13 IV super Genes. In B. porque todo lo que está en acto obra y tiende a lo que le conviene según su forma. S. 6. 16 "Bonum est quod omnia appetunt". n. a la acción y a otras cosas. "especie" y "orden". IV. Ninguna concesión a lo que se pudiera llamar una metafísica voluntarista platónico- agustiniana con primacía del bien o al menos identificación del bien con el ser. ad litteram. "secundum. Ia. pues. "Pulchra dicuntur quae visa placent". "Quamvis autem pulchrum et bonum sint idem subjecto. Se trata. Marietti. C. como él mismo nos descubre en la primera dificultad del artículo dicho. c. tendrá. 3. 17 S. sino del ente en cuanto perfecto.29.16 Es. 5 (15). pero en lo que tienen de cognoscible.noscibile". Pero estos elementos fundamentalmente idénticos. ad 1. 4. Marietti. No hay por tanto en Tomás de Aquino la más mínima confusión entre el bien y el ser. 21. 1. De natura boni. el bien como verdad o el bien de la verdad. lo bello le perfecciona en su facultad cognoscitiva. Y el ente perfecto es el bien". tamen ratione differunt.17 Se llama bello aquello que agrada conocer. Th. 5. 1094 a 2. I Hae. 5. S. c." Si el bien consiste en un modo y especie ordenados a perfeccionar al sujeto con el ser propio que tienen. a.. 1. y al principio del artículo paralelo de las Quaestiones Disputatae. Ed. Th. la. Th. S.6. I. Spiazzi. ordinem ad vim cognoscitivam". Agrada sólo por ser visto: "quae visa placent". en realidad.278 RICARDO MARIMÓN BATLLÓ como la adición o substracción de una unidad varía la especie del número. habrán de quedar determinados por una relación restrictiva al entendimiento. Si el bien per- fecciona al sujeto en su potencia apetitiva. De Veritate. "Pulchrum et bonum in subject° quidem sunt idem".. Turín. 21. esse cog. Turín.. y cuyo agrado se funda propiamente en el conocimiento. 4. por tanto. 3. Lo bello. 12' Sabiduría. Th. "secundum esse quod habent in re". S. q. por lo demás. Y de la forma se deriva la inclinación al fin.

puesto que por el modo se participa el ser en determinada proporción. 8. lect. D. 6.. especie y orden. Tomás asigna al modo la función de "determinar o conmensurar" el ser de las cosas . nn. D. la designa Aristóteles con el nombre genérico de "orden".. LA FILOSOFÍA DEL ARTE Y DE LA CULTURA 279 visu placent". vol. 2. 3. puesto que ambas razones ha de incluir. y corresponden a aquellos otros elementos. 349. modo. Th. La "proporción o consonancia". Pero aun sin conocerlo. Y corno el conocimiento se realiza por asimilación con la forma de lo conocido. ni en los otros lugares paralelos con é1. "integridad o perfección". Es evidente que si Tomás de Aquino hubiera conocido este texto. c. llegó a deducir perfectamente los elementos constitu- tivos de lo bello en plena consonancia lógica con todo el sistema aristotélico aceptado por él. W. Es notable que Aristóteles en el libro M de la Metafísica. La. 145. 21. 5 (15). I. De Dia Nom. 4. II Hae. 2. 2a ed.20 Pero evidentemente se trata de los tres elementos constitutivos de lo bello. . 23 Física. lo bello dice más bien razón de forma o causa formal. 20 /n B. 339-40. que es el orden a una potencia cognosictiva. Oxford. IV.. nn. lect.. que probablemente fue su primer ins- pirador. IV. Ross traduce: "The chief forms of beauty are order and symmetry and definiteness" The Works af Aristotle. c. "simetría" y "definición": "las estructuras de lo bello son orden.. que es el bien del entendimiento. 145. la. De Verit. Y la "claridad". 1078 a 36. definía ya lo bello como constiuido por los elementos estructurales de "orden". II IIae.18 Es el bien en cuanto forma o la forma como bien. Por esto Tomás definirá más adelante los constitutivos de lo bello por su especificidad propia y relacional con un en- tendimiento como "integridad o perfección". Th. 21 S. "proporción debida o consonan- cia" y "claridad"? Cierto que esta trilogía no aparece completa en su comen- tario al libro de Los Nombres Divinos. corresponde al orden de aquella forma y propor- ción en relación con una potencia cognoscitiva. 339. 356. In B. No lo conoció. Bk 188 b 15. 3. libro de la Física. Q. 8. corresponde al modo. simetría y definición"22 Su correspondencia con los elementos asignados expresamente por Tomás de Aqui- no es evidente: "proporción o consonancia" equivale a "simetría". equivale a "defini- ción". 2. I. 2. M. 1960. c. Th. y la "claridad". 19 S. D. Tomás de Aquino lo afirma así expresamente : "lo bello propiamente pertenece a la razón de causa formal". 5.Z3 que él mismo comentó. constitutivos del bien en general. lib. lib. en el que el Filósofo hablando 18 S. 22 Metafísica. De Divinis Nominibus.. 180. 180. que hemos dicho corresponde a la especie. Th. 5. ¿Le habría quizá inspirado a Tomás de Aquino el texto de Aristóteles del ler. habría hecho alusión a él. 5. S. 1..21 La "integridad o perfección" corresponde a la especie. 5 (15). Metaphyska. cap. 39. que no fue coz mentado por Tomás de Aquino y que ciertamente no lo conoció. que es la que define una forma de ser. D. 5.

Le añade. 29. Veamos el más luminoso: 24 In 1 Phys. 2. 48. 5. Con gran precisión caracteriza Aristóteles lo poético con la doble razón de "representación" y de "agrado en verla". Angeli-Pirotta. la belleza producida. Como Cau- sa Primera y conforme a sus "ideas qjemplares". Tomás de Aquino había leído y comentado acertadamente los inspirados párrafos del autor del libro de Los Nombres Divinos. 167. ni el mismo hombre podría existir. 14. 7. como su objeto mismo.. Aristot. Th. 4.28 De esta manera todo el universo representa su ejemplar perfectísimo y participa de su perfección. lee. Pero demos un paso más. El arte es la realización de lo bello. y la "figura"? Es posible.. el "orden". 1.28 causa en todo el universo la perfección primera. Bk 1448 b 4 ss. 2. II. como Creador es el primer Artífice. D'Auria. d. 2 M. 26 S. Se trata aquí no solamente de lo bello como es- tructura metafísica. o a poner por obra aquel modo y especie ordenados con un entendimiento. Toda inteligencia que produzca algo perfecto en relación con una facultad cognoscitiva. 37. que atribuyen a Dios la perfección de la belleza. En este sentido Dios. a. constituye la perfección de "todo" el universo. para Tomás de Aquino. MI. Ed. Si fuera así. lo poético. sino de "lo bello factible". 27 S. es fácil descubrir la relación de estos tres términos con los elementos estructurales de lo bello. 15. 1 y 2. nombre muy propio para designar al arte.27 la forma y esencia de los seres. . 25 Poética. Pero a nuestro juicio tanto Aristóteles como Tomás de Aquino los enumeran más bien como formas distintas y específicas de lo bello material. ni Tomás 'de Aquino • lo comentó ni lo citó nunca en tal sentido 24. le añade además un orden a la realización. Nápoles.. n... Lo bello del arte universal y lo bello del arte humano Para Tomás de Aquino el arte no es exclusivo del hombre. una ordenación a la efectividad de aquella proporción perfecta y clara. ya que etimológicamente significa tanto la causalidad artística —("poietés" es el que crea o hace algo)—. 47. 3. objeto de la Filosofía del Arte. S. La diversidad de las cosas creadas. Th. 73. Th. son aquellos efectos de la razón que agrada con- templarlos por su conveniencia con la razón misma. Pero en todo caso no hizo allí Aristóteles una exposición explícita de los elementos constitutivos de lo bello. 16. I. y no como elementos es- tructurales integrantes del mismo. Y en este sentido es una verdadera "poética". q. Cierto. 1. Th. Y aunque lo bello factible contiene en sí todos los elementos generales de lo bello. es propiamente una inteligencia artística. 3 m. 10. y no hubiera podido ser representada por una sola cosa finita e imperfecta. pues la perfección divina es infinita y única. 2 Sent.25 Lo bello. una ordenación a la obra. pues. la.280 RICARDO MARIMÓN BATLL6 de las obras de arte atribuye a sus fórmas la "composición". fundamento y causa de la perfección segunda de los mismos. 28 S. 2.

ed. .Z81 "Lo Bello supersubstancial se llama Belleza por la que ha repartido en todos. según el orden de las criaturas a Dios. lect. por lo que le designamos con el nombre de Belleza. No que cada una de sus partes sea la mejor ab- solutamente. llamando a todas las cosas a Sí mismo. n. pero no hizo cada criatura absolutamente perfecta.".. . 2... Y la razón la daba también: "El mejor agente es el que produce más perfecto todo su efecto. C. segundo. 1 m.. puesto que lo congrega todo en to- das las cosas". para que lo que le faltase a cada una para representar la bondad divina se supliese por las otras.. a semejanza de su misma luz. S. LA FILOSOFA DES Aivrp Y DZ LA CULTURA . c. Ésta difunde con fulgor en todas las cosas las entregas bellificantes que manan de la fuente de su mismo rayo. produjo muchas y diversas cria- turas. llamando a todas las cosas a Sí mismo. Y como por una sola no hu- biera podido representarse suficientemente. y por esto la belleza en griego se dice kállos. 47.33 29 In B. si cada una de sus partes tuviera la dignidad del ojo". n. tuvieron aquí una buena fuente de inspiración. IV. Y porque la sabiduría divina ha sido la causa de la distinción de las co- sas.. 33 II. Pues se destruiría la per- fección del animal. 2. II. sino a unas más que a otras. proviene de la intención del Primer Agente. 31 S. en cuanto que lo orienta todo a Él mismo como a. por el orden de unas criaturas a otras". 32 S. 1. cit. Porque la bondad que en Dios es única y uniforme en las criaturas es múltiple y está dividida. 47. primero. y.30 Ciertamente la unidad de la perfección infinita de Dios reflejada en todo el universo creado.29 Santo Tomás comenta: (El autor) "expone que Dios es causa de la con- sonancia de las cosas.. Th.. que quiere decir por los conceptos de su sabiduría". 340. D. tomando el nombre del verbo llamar. por esto Moisés dice que las cosas fueron hechas distintas por su palabra. Th. 135. De Divinis Nominibus. sino la mejor en proporción al todo. e. pues. Th. II. "una naturaleza particular limitada y definida en pro- porción a la perfección de ( todo) el universo (creado )".32 "La distinción y multitud de las cosas —afirma Tomás—. y de ella habla cuando dice que Dios es causa de la consonancia.31 Cada parte tiene. 5. 47. y como causa de la con- sonancia y claridad de todo el universo. El universo es para Tomás de Aquino la mejor obra de arte de este mun- do: "Dios hizo todo el universo perfectísimo según su condición de criatura. su fin. 30 Ibid. Por ello el universo entero participa y representa la bondad divina más perfectamente que cualquiera de sus cria- turas. los entes según lo que es propio de cada uno. Él sacó las criaturas al ser para co- municarles su bondad y representarla por ellas. que es Dios.. de la que Tomás de Aquino nos habla en tantos lugares de sus obras y en momentos de importancia capital para su sistema filosófica y teológico.

tanto mayor y más universal es su apetito del bien y busca y obra el bien en los que están más lejos de él.. y las más per- fectas de todas.1. II. cap. Nada podría evadir el fin de la Providencia del Primer Artífice. puesto que la. única e infinita. II. pues. a saber. 5. y en último término con Ella misma. 37 S. V. 38 In H Phys. 49 In B. 1. sino que sólo encontrará efectividad conformándose al "modo" y "proporción" natural recibido de Éste. 22. 3. Tomás de Aquino en su comentario a la Física de Aristóteles afirma cons- picuamente: "La naturaleza no es más que la razón de un arte. 11. 1. 2. VIII. Ninguna orde- nación artística creada podría evadir la Ley eterna del Arte Primero del Crea- dor y de su Providencia eterna. RICARDO MARIMÓN BATLLÓ Todo el universo creado representa. inspirada en el libro de Los Nombres Divinos y en Aristóteles nos dice: "Cuanto algo es de más perfecta virtud y más eminente en su grado de bondad.. 15. 35 S. ejemplar de toda belleza. D.. Y como en todo género de cosas lo 34 S. las perfectas. y que reflejaran una "claridad" propia de cada uno de ellos en proporción con el todo universal y con el Ejem- plar divino con que fuera plasmado.. El arte de las criaturas está comprendido bajo el arte universal del Crea- dor. 519. Con razón.. tanto más lejos difunde su bondad. Th. limitada por un "modo" inferior de participarla.39 pues cuanto mojar es una cosa. en "proporción" con los demás. al bien de la especie.. n. Pues las cosas imperfectas tienden sola- mente al bien individual. que son en definitiva las "ideas ejemplares" divinas. Th. S. 36 S. Ia. 19. Arist. la perfección divina. c. La "determinación o conmensuración de los principios materiales" de las cosas creadas está producido por la "determinación o conmensuración de los princi- pios eficientes" de ellas. impreso en las cosas.37 Por tanto "el modo" natural de cada ser creado o limitado será el índice de su or- denación fáctica y artística en general. Th. De Div. y Dios que es el más perfecto en la bon- dad. belleza artificiada por el Primer Artífice será la causa pri- mera de todas las demás bellezas artificiadas por las criaturas..35 Por ello fue necesario que "idease" "todo" un universo de seres de "perfección" o "especie" distinta de la suya. IV. ordenadora de las cosas a sus propios fines. El "modo" de causalidad segunda propio de los seres creados está en perfecta correspondencia con el modo de causalidad primera de Dios en las cosas. por el que las mismas cosas se mueven a su fin". ed. al bien del género. dicen algunos que el bien en cuanto tal es difusivo de sí mismo. La Bondad infinita de Dios quería comu- micar su semejanza a las cosas "en cuanto fuera posible". . 4. Nom.38 Y en una bella descripción del arte divino y del de las cosas creadas. lect. Th. pues. Th.34 No era posible ha- cer otra belleza única e infinita como la suya. cit. 5. del arte divino. 14.36 según el modo proporcionado de cada una con su fin universal. tiende al bien de todas las cosas que son.

S. Th. 3 m. si no tuvieran una proyección. 23. tiende a la semejanza divina. 2.. II IIae. 4. Roma.41 Y demos otro paso más.40 es preciso que Dios. Th. por cierta semejanza se llaman artes. No olvidemos la división general que establece Tomás en las ciencias filo- sóficas y humanas. si no se hu- biera expresado en imágenes y signos sensibles. en el mundo material. lect. II Hae. 4. S. al que estaban subordinados el arte de la equitación... el de los saeteros y honde- ros. . 57. Q. a saber. a diferencia de las otras artes que se ordenan a las obras realizadas por el cuerpo. que es perfectísimo en su bondad y la difunde a toda la comunidad de las cosas. en cuanto que el cuerpo está ser-- 40 I Met. 16. fi. ed. 2. Según Tomás de Aquino no podría ser objeto de la Filosofía del Arte ni de la Cultura el puro pensamiento científico de Aristóteles o Platón. El "modo" natural humano será. sea el ejemplar de todas las cosas que difunden bondad. Th. sensible a través de lo corpóreo o si no hubieran sido también producidos co- mo ordenación de lo corpóreo por la misma razón. Por supuesto lo eran tam- bién los militares. I IIae. Y tampoco po- drían propiamente ser objeto de la Filosofía del Arte los actos de las virtudes humanas o hasta los de la vida sobrenatural. 44 S. Th. y que son en cierto modo serviles. 42 In II Phys. 19. S. el citarista y el constructor de naves. 45 S. Arist.. Bk 993 b. 41 III Contra Gentiles. 24.. o el mismo contar y medir. ML 40. VIII. Acusihr. c. S. como la construcción de silogismos. para Tomás de Aquino el que marcará su modo de productividad artística. a saber. Y como todo lo que difunde su bondad a otras cosas se hace causa de éstas. Th. II Hae. aunque sus conceptos y juicios cognoscitivos fueran causados por sus potencias intelectivas. liberales. 23. Desclée-Herder.. lo mismo que para Aristóteles. La Filosofía del Arte tiene solamente por objeto el orden que la razón produce en lo exterior a ella. al tender incluso a su propio bien". LA FILOSOFÍA DEL ARTE Y DE LA CULTURA 283 que es más perfecto es ejemplar y medida de todas las cosas de aquel gérte- ro. n. Y es notable que consideraban al arte militar como arte principal. 14. 2.. la de expresiones correctas.43 Tomás de Aquino conoció ciertamente las Facultades de Artes." y los hombres de otros oficios semejantes. 83 QQ. 145. eran artífices y artistas el médico. lect. S. 3. Para Tomás de Aquino. y por esto todos los hábitos especulativos que se ordenan a estas obras de la razón. 43 In I Ethic. el gramático y el escritor. cit. cuyo oficio tuvo tanta importancia en las sociedades de su tiempo. Ed. Ia. Th. Arist. etc.. c. En la Suma Teológica se plantea expresamente el problema de la pertenencia al "arte" de todas las ciencias que se enseñaban en ellas. es evidente que todo lo que tiende a ser causa de otras cosas. por tanto. 30. Su respuesta es negati- va y matizada: "Incluso en las mismas ciencias especulativas hay algo a modo de obra..

y que ilustran bien esta doctrina. . Y las ciencias que no se ordenan a ninguna de estas obras. 47 1 Sent. que proviene de su potencia intelectiva y de la noticia de aquélla". tanto la vida contemplativa como la vida vir- tuosa contienen una belleza propia y verdadera. Th. pues. Y la identifica con "lo ho- nesto" y con "la virtud" en general. que cohibe las concupiscencias que obscurecen más la luz de la razón".47 Si a ello unimos otras expresiones del mismo Tomás. (que) consiste en que el comportamiento del hombre y sus acciones estén bien pro- porcionadas con la claridad espiritual de su razón"." que completa y explica muy bien el texto recientemente citado.. 32. también entran.45 Y más expresamente al tratar de la vida contemplativa afirma: "En la vida con- templativa que consiste en un acto de la razón. 2 m. como aquella de que "Todo el que entiende. 3. 1. Y el Santo Doctor nos decía el por qué : "Porque la belleza. para Tomás de Aquino en la categoría de "artes" más que "en cierto modo". y estas dos cosas están radical- mente en la razón. 46 S. En la Suma Teológica habla explícitamente de "la belleza espiritual. a. Ed. Si a ello añadimos que tanto la una como la otra tienen una expresión sensible y externa. d.' o aquella otra expresión en que afir- ma que "también en el proceso de la voluntad hay que considerar dos cosas. Lethielleux. nos será fácil encuadrar los actos de la inteligencia y de la voluntad humanas en la Filosofía del Arte de Tomás de Aquino. se llaman sencillamente ciencias y no artes. afirmando con San Agustín: "Digo hones- to a la belleza inteligible que nosotros llamamos propiamente espiritual". Tomás de Aquino habla expresamente del "proceso artísti- co en el corazón del artífice". q.. y en las virtudes morales se encuentra la belleza parti- cipativamente. RICARDO MARIMÓN BATLLÓ vilmente sujeto al alma. y el hombre por su alma es libre. Y además el mismo Tomás tiene expresiones muy dignas de ser tenidas en cuenta.44 Las ciencias especulativas o "artes liberales". origina algo den- tro de sí mismo. a saber. 48 S. II. lo mismo que para San Agustín. 27... por el mismo hecho de entender. París.47 entonces tendremos una idea más completa del lugar que ocupan en la Filosofía del Arte de Tomás de Aquino tanto las ciencias cultivadas y produ- cidas por el hombre. no entran. en cuanto que participan del orden de la razón. 1. aunque. Th.. y principalmen- te en la templanza." Por consiguiente para Tomás de Aquino. 180. no- témoslo. consignados y exalta- dos por la Historia y la Literatura. a la que pertenece la luz manifestativa y el ordenar la de- bida proporción a las demás cosas". 3 m. II IIae. el amor originado en el amante y el efecto de la misma cosa dada por amor". consiste en la claridad y proporción debida. distinto del "proceso de las mismas obras de arte". por sí y esencialmente se en- cuentra la belleza. como los actos y virtudes de éste. Pero hay más. . Mandonnet.. 2. c. que es la concepción de la cosa entendida. y no es necesario que las artes liberales por ser más nobles tengan más razón de arte que las otras".

basadas tanto en los conocimientos particulares de "la vista y el oído». sin caer en el rango de lo que sería lo ideológico o lo ficticio. Todo ello nos lo inspira la doctrina. Hay muchas artes que no dependen más que de circunstancias especiales del quehacer humano en determinados períodos de la historia. en toda la extensión de sus virtu- des individuales y sociales. El arte humano en general deberá someterse plenamente a la legalidad fundamental de todos estos modos huma- nos y materiales. Los modos de operatividad psicológica del hombre tendrán que ser plenamente respetados por los distintos métodos pedagógicos. I IIae. tendrán que adecuarse plenamente a su ordenación moral fundamental. A ellos se sumarán en Tomás de Aquino otros va- lores artísticos. especulativas o especulativo-prácticas. 27. el sistema y el método de Tomás de Aquino y está plenamente de acuerdo con ellos. Las leyes fácticas de nuestra operatividad ma- terial deberán respetar también todas las leyes naturales y el modo de ser del mundo de la materia. como único cauce que posibilitará su productividad artísti- ca. Pero atendiendo a todas las posibilidades generales del hacer humano y te- niendo en cuenta la doctrina y sistema filosóficos de Tomás de Aquino y las expresiones expresas del mismo sobre la Filosofía del Arte que hemos recogi- do.. Las virtudes humanas para ser realmente tales. LA FILOSOFÍA DEL ARTE Y DE LA CULTURA 285 Sería difícil intentar una enumeración y división completa de las diversas artes humanas según Tomás de Aquino. educativos y formativos. como por ejemplo el arte de los honderos y saeteros. si quieren mantener su rango de ciencias de la realidad natural. comportamientos o técnicas. . Th. Pero habría que incluir también a toda la efec- tividad del hombre en su voluntad misma. de- berán aceptar y observar una sumisión especial al orden natural y objetivo. Las distintas "artes" o ciencias.49 como en los conocimientos de las ciencias especulativas en sus diversos grados de abstracción. producto de la actividad propiamente sobrenatural del hom- bre. 1. que tendrá también su propia expresión sensible. y de la misma materia transformable o significativa que emplea. 3. Sin duda los adelantos prácticos de la técnica en nues- tros días se han debido al estudio profundo y al respeto absoluto que se ha guardado a esta legalidad condicionante de nuestra efectividad material. Y aquí podríamos establecer una amplia gama de manifestaciones artísti- cas y culturales. Queremos advertir que todos estos modos de causalidad fáctica del hom- bre se mueven en el cauce legal del funcionamiento propio y objetivo de las distintas potencias psicosomáticas por que aquél actúa. 49 S. que traten de enseñar a los hombres cualesquiera conocimien- tos. podemos afirmar que para él el arte humano comprende propiamente to- dos los modos de transformación y ordenación racional del mundo material sensible de que usa el hombre mediante el trabajo y la técnica para servicio de la vida humana corporal y de todos aquellos otros de expresión sensible y significativa que se ordenan al conocimiento sensible o racional del hom- bre. reflejo del modo de causalidad primera del Creador impreso en su naturaleza. aunque esto sobrepasa lo puramente filosófico y pertenece más bien a lo teológico.

RICARDO MARIMÓN BATLLÓ

Quizá se preguntarán algunos si Tomás de Aquino hace o no hace distin-
ción entre los productos de la técnica y los que serían propiamente del arte,
o de las bellas artes. El problema ya lo advirtió y resolvió muy bien J. Mari-
tain.50 La belleza para Tomás de Aquino es propiamente un trascendental, y
todo lo producido por el hombre entra de algún modo en esta categoría, que
puede aplicarse con todo rigor y de modo general a todo lo artificiado. Así lo
hace Tomás de Aquino cuando habla en sus exposiciones tanto de la técnica
como de las bellas artes. Algunos lo sentirán, claro está. Pero es el rigor de la
filosofía el que le hizo adoptar este lenguaje a Tomás de Aquino, auténtico
seguidor de Aristóteles en Filosofía del Arte y en las demás ciencias filosóficas.

RICARDO MARIMÓN BATLIZ

50 Arte y Escolástica, pp. 28 ss. V. sobre todo la nota 43. Ed. cit.

PANORAMA DE LA ESTÉTICA EN LA PLATA °

No existe todavía, que yo conozca, una historia de las ideas estéticas que
se han desarrollado en el seno de la cultura platense. Tales ideas han tenido
como principal centro de irradiación a la Universidad Nacional. No en vano
recibe La Plata el nombre de chiclad universitaria. En efecto, la ciudad ha cre-
cido en torno a su universidad, absorbiendo y plasmando para sus realizacio-
nes los contenidos filosóficos y científicos que de ella emanaban. La fecunda
actividad artística y literaria desplegada en la ciudad tampoco es ajena a ese
sistema de influencias por cuanto la universidad misma ha asumido la educa-
ción artística desde 1906.1 Una búsqueda de las conexiones entre las ideas es-
téticas que se han expuesto en las aulas universitarias y los movimientos y
corrientes artísticas y literarias que se han gestado en la ciudad, no parece,
pues, excesivamente aventurada. Pero, como una investigación así demandaría
un enfoque interdisciplinario de mayor aliento, solamente me circunscribiré
a la consideración de las principales corrientes que ha seguido la estética en
La. Plata entre 1915 y 1980. Los límites cronológicos corresponden a la inaugu-
ración de la cátedra de Estética de la Facultad de Humanidades por Leopoldo
Lugones y al retiro de la misma de Emilio Estiú.

Las principales direcciones seguidas por la estética en La Plata, tal como
se divulgaron a través de la cátedra primero y mediante libros, artículos o
conferencias, nos parecen las siguientes: 1) la estética de la proyección sen-
timental; 2) la estética operatoria; 3) la estética metafísica; 4) la estética se-
miológica.

1. La estética de la proyección sentimental

Esta orientación caracterizó el curso con que el poeta Leopoldo Lugones
inauguró la cátedra de Estética de la entonces Facultad de Ciencias de la Edu-
cación en 1915, y la de Estética e Historia del Arte en la recién creada Es-
cuela Superior de Bellas Artes en 1924. Aunque no se conoce el contenido de
las clases de Lugones, puesto que no fueron publicadas, la lectura de los res-

* Comunicación leída en las Segundas Jornadas de Filosofía realizadas en La Plata
del 25 al 27 de octubre de 1982, con motivo del primer centenario de su fundación,
organizadas por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Univer-
sidad Nacional.
1 Cfr. ANGEL O. NESSI, El Arte en La Plata, pp. 97-100.

SAPIENTIA, 1983, Vol. XXXVIII

288 ADRIANA ROGLIANO

pectivos programas de 1915 y 1924 y de las referencias periodísticas de la época,
nos ubica en una extensa gama de temas que destacan el sentimiento del hom-
bre frente a la naturaleza a través de un análisis del paisaje y su proyección
en el arte, culminando con el tratamiento de "la belleza corporal del ser hu-
mano" y "la dicha de vivir". De más está decir que la impresión que causara
la palabra elocuente del gran escritor fue viva y duradera. Las crónicas de la
época señalan el acontecimiento cultural y subrayan que sus clases eran las
más concurridas de las que se impartían entonces en la Universidad.2

El sucesor de Lugones en la Escuela Superior de Bellas Artes desde 1924
a 1952, Fernán Félix de Amador, conjugaba también estética, crítica e historia
del arte dentro de una orientación endopática (y. Op. cit., pp. 197-200).
Pero el mejor representante de la endopatía en la Argentina fue el doctor
Ventura Pessolano (1893-1944), quien siendo titular de Estética en la Uni-
versidad de Buenos Aires, brindó alguna memorable conferencia en La Plata,
según atestigua el poeta Ripa Alberdi.

Ventura Pessolano escribió un único libro donde analiza las tesis de Vol-
kelt y Lipps: La estética de la proyección sentimental. Introducción histórica
y psicológica a su: problemática, editado en 1933. Allí Pessolano muestra el
carácter creador de su pensamiento confrontando las afirmaciones de la escuela
que, si bien considera tan original como el sistema de Kant, no puede aceptar
íntegramente —así, por ejemplo, difiende a la metafísica como fundamento de
la filosofía—. Pessolano distingue entre valores lógicos, prácticos y estéticos,
frente a los cuales, la conciencia adopta diferentes actitudes, sin perder su
unidad. Así, la actitud estética, puramente contemplativa, "es un vivir senti-
mental de la imagen seductora: un complejo mecanismo psicológico... nos
traslada a ella, sin destruir, sin embargo, nuestra independencia espiritual ni
la independencia de esa imagen y del objeto material que permanece detrás
suyo".3

2. La estética operatoria

Esta concepción de la estética fue asumida por Luis Juan Guerrero (1896-
1957) quien la introdujo en La Plata durante el período en que profesó en
la Facultad de Humanidades (1929-1946). Guerrero, que era egresado del Co-
legio Nacional, completó su formación en Europa y recientemente incorpora-
do a la docencia proyectó desde la cátedra los nuevos enfoques de la fenome-
nología, el existencialismo y el estructuralismo, en una síntesis desbordante
y original.

2 V. "Estética", pp. 165-181 e "Historia del Arte", pp. 197-210, en el Diccionario te-
mático de las artes en La Plata, U. N. L. P., 1982.
3 Op. cit., p. 87.

3) la estética de las tareas artísticas. Emilio Estiú (sucesor de Gue- 4 Qué es la belleza. 2) la estética de las potencias artísticas. p. El tercer comportamiento es el que denomina de promoción y requerimiento y "ayuda a dar vigencia histórico-social a un proceso del arte". 68-69..5 El carácter trascendental que Guerrero quiere imprimir a esta disciplina no la aleja de la realidad de la experiencia humana de la cual se nutre. 7 Ib.6 El primero comporta una actitud de "revelación y aco- gimiento" ante el ser de la obra que. p. El segundo comportamiento es caracterizado como "acti- tud gestora y consiste en la creación y ejecución de la obra de arte".7 3.. siendo la obra de arte el centro del interés estético. LA ESTÉTICA E/9: LA PLATA La intención de fundar una "Estética de las estéticas" cuyo centro sea la obra de arte interpretada desde sus múltiples perspectivas conduce a L. Dichas actitudes no las considera separadas entre sí. sino que forman "un triple contexto. como también a una pluralidad de sus enfoques. Y. . Guerrero indaga por el sentido de la belleza en el arte. Gue- rrero propone "una concepción formal-trascendental de la belleza que prolon- gue las líneas de su posible cumplimiento a todos los dominios de la historia universal. 82. Guerrero a separar la teoría de la belleza de la del arte.. PANORAMA. a su vez es una respuesta al "llamada" que de ella proviene.. de equipos científicos". Guiado por la formulación platónica: "la belleza es el esplendor de la verdad". 15. Por el contrario. I. todo ello dentro de una labor. p. "frente a la atomizada «autonomía» del siglo XIX. pp. la investiga- ción debe desplegarse en tres direcciones : 1) la estética de las manifestacio- nes artísticas. solidaria con una multiplicación de las perspectivas de sus objetos. piensa que "traducen —en el plano de la conceptualización filosófica— los tres diferentes comportamientos del hombre hacia la obra de arte". cada vez más compleja. propendemos hoy a una amplia «simbiosis» de sus métodos y procedimientos. J. 1. tres mo- dos de «estar entre» los entes artísticos". La estética metafísica Agrupo bajo esta denominación —como todas siempre inadecuada— a las posiciones sostenidas por Octavio Nicolás Derisi.4 La estética operocéntrica que proclama Guerrero solicita la concurrencia de las ciencias del arte y aun de aquellas disciplinas de novísimo cuño —como lo eran en su tiempo las de origen psicoanalítico— pues. RE. en tanto la entendemos como un principio de constitución formal de toda obra de arte". 6 Ib. El tema de la belleza es analizado con un criterio histórico-sistemático. t. y la inter- pretación del clasicismo moderno que la asimila a normatividad artística. 81. Esas perspectivas. 5 Estética operatoria en sus tres dimensiones. frente a las interpretaciones "greco-cristia- na: la belleza es una propiedad del cosmos o un atributo de Dios".

La creación artística aúna la técnica y la poesía. p.. el arte se ubica en la acción o modificación del ser según el deber ser que imprime en la materia. ha tenido una larga actuación docente en La Plata como profesor del Seminario Mayor y de la Facultad de Humanidades (1946-1955). Dentro de las actividades espirituales del hombre. La metafísica de lo bello muestra cómo la diversidad de los grados de la belleza. p.. máximo representante del tomismo en la Argentina. 9 Op. Omar Argerami. se lanza a la búsqueda de su plenitud.10 Así. Sólo me referiré a los cuatro primeros autores citados. 29. la filosofía del arte debe indagar "las supremas causas o razones de la obra materialmente bella. la belleza que se halla más al alcance de la inteligencia humana es la de los seres ma- teriales. ha dedicado varios tra- bajos de gran penetración a los problemas de filosofía del arte.290 ADRIANA ROGLIANO rrero en la cátedra de estética de la Facultad de Humanidades). Derisi concibe a la poesía. psicología y física de lo bello.32 Conocimiento oscuro que impele a hacer 8 Lo eterno y lo temporal en el arte. También se diferencia de la Retórica o Poética y de la Crítica de arte por el carácter especulativo de su investigación. en tanto que la poesía constituye la esencia del arte.8 Por ello se vincula a la metafísica. jun- to a la belleza natural. Ricardo Maliandi. Para Mons. 10 Ib. 147. encarnada en la materia por Dios. 11 Ib. intuición poética o creadora como un cono- cimiento por connat. aparece la belleza artística realizada por el hombre.ura 'Wad por el cual "el sujeto —dice— se capta y dice a sí mismo de una manera inefable para dar cuerpo y sentido a esa experiencia espiritual en las formas materiales". Narciso Pou- sa. p. así como cons- tituyen los grados de la verdad o inteligibilidad y bondad". cit. menesteroso de perfección.9 Pero. Mons. p. El fin del arte es "la creación y la contempla- ción gozosa de la verdad o splondor formaell y en ese sentido es el quehacer que más sirve al hombre. aparezca claramente en todo su esplendor".. se corresponden con "su mayor participación del acto ' alejamiento de la potencia. Aunque su labor filosófica es predominantemente metafísica. Derisi. Octavio Nicolás Derisi (1907). 27. aunque su ámbito es más restringido. de tal modo que. El problema del arte remite inmediatamente a la cuestión antropológica puesto que el arte es un reflejo del hombre entero: alma espiritual y materia. Ella consiste en la perfección de la forma que "se manifieste y refleje en toda su unidad a nuestros sentidos en la proporción y armonía de sus par- tes. Mediante la actividad práctico-poética el hombre... desde los seres materiales hasta el ser de Dios. Mario Presas. La técnica permite trans- formar el objeto material. . creada por el hombre". 21.

. 14 Ib. la cuestión me- tafísica esencial e irrenunciable". en cambio. Bajo el imperio del racionalismo se pretende "expresar una belleza puramente espiritual" (v. Derisi subraya la vincula- ción de las actividades artísticas y la filosofía dominante de una época.. Mons. Tres son los principales sistemas que han aparecido en la historia de la filosofía. no se aferra a cánones sino que propone nuevas formas de expresión atendiendo a los cambios de materiales. siguiendo el empirismo sen- sista interesan las formas materiales bellas ( impresionismo) . Así. sustentado en el equilibrio entre lo sensible y lo inteligible.. aunque sea de tanto en tanto. dentro de su seno. con la carga "de un alma desencantada. técnicas y gusto de los tiempos. de imprevistas expansiones: las evasiones.. p. manifiesto en el existencialismo. a veces oscura. pues desconfía de los esquematismos. 13 Ib.. y siempre penosa". La vida estética. un ámbito que se le oponga?".15 La vida estética supone en el espíritu una "voluntad de visión". torturada y llena de las más hondas y graves preocupaciones por las realidades espirituales trascendentes. Y esto plantea un serio interrogante: "¿Cómo es posible que la vida permita.13 Fundándose en la unidad del espíritu. 15 Proyecciones metafísicas de la vida estética. No sólo es éste el primer problema que debe proponerse la Estética como disciplina filosófica. El arte clásico. En cuanto al arte contemporáneo. el intelectualismo se aprecia en el arte clásico. . Mons. nos sume en un estado de permanente infelicidad. PANORAMA DE LA ESTÉTICA EN LA PLATA 291 y del cual sólo se toma conciencia en la obra realizada. el objeto artístico es signo de "la forma bella dolorosamente concebida en espíritu creador".. De ahí que necesi- temos. Pero las evasiones no alcanzan para suprimir el peso del vivir. 24. gr. p. posee. 92. Derisi reconoce sus mejores ma- nifestaciones en la arquitectura cuya simplicidad lineal y búsqueda de la ele- vación. en permanente realización de fines que nunca aquietan nuestras ape- tencias. 190. supresión de inútiles recargos reaúnen lo funcional y lo bello. a veces desesperan- zada. el empirismo irracionalista. aparece negando el encadenamiento teleológico. p." El pensamiento de Emilio Estiú (1914) rehúye toda sistematización rígi- da. 125. armoniza lo espiritual con lo material en una "concepción verdaderamente humana del arte". En efecto. Arte "des- carnado" el nuestro. en cambio. parte del arte contemporáneo) . promueve un arte aniquilador de la forma y el sentido. el estar tendidos hacia el futuro. una unidad inter- na que permite seguirlo en su crecimiento. por las que sufre en la inquietud de la búsqueda. p. pero. El fin de la voluntad de visión es la negación de la reali- 12 Ib. sino también. equiparable al gótico por su austera simplicidad. El punto de partida de este filosofar lo constituye el problema de la existencia caracterizada por la radical insatis- facción que nace de su intrínseca finitud.

Metaf. no pertenece al torrente del tiempo. Puesto que la finitud de la existencia anhela la conclusión e integridad óntica pertenece a la esencia del arte. ni remite a otra cosa fuera de sí mismo: su ser es pura posibilidad. ¿cómo puede el artista salir del mundo de la acción? "Esta pregunta —afirma Estiú— nos pone frente a uno de los más arduos problemas de la Estética. Y porque no se me impone como el mundo real. dentro de los cuales los temas de estética ocupan un lugar prepon- derante. P..18 La vida estética o contemplativa no puede escindir de su raíz requiere. Cierto rasgo socrático de su temperamento lo ha llevado a exponer a través de sus clases y múltiples conferencias. w V. resistencia u objeto de dominio. traer hacia sí lo que ya era el sí mismo". Experiencia que aparece como fun- damento del pensar y del crear..292 ADRIANA ROGLIANO dad.16 De la mano del artista trascendemos el mundo de los fines para acceder al de la posibilidad y podemos contemplar lo que habitualmente se presenta como amenaza. p. sino como aquel "re-tra-er-se. 28. Y agrega: "Las «estéticas desde al4o» sufren el destino de estar construidas «desde arriba». 58. rescatando la dimensión del misterio. Mas..19 Las meditaciones de Narciso Pousa (1920) abarcan una amplia gama de intereses. "el espíritu se aquieta ante la contemplación de su inasequible destino".2° Tal pensar se funda en la experiencia metafísica caracterizada como "aquella experiencia sentimental por la cual se remite 18 Arte y Liberación. "su mundo —agrega— es el de la posibilidad. su pensamiento filosófico tanto como sus vastos conocimientos del arte y la literatura contemporánea. una consideración metafísica y "por eso —afirma Estiú— los intentos por desvincular la Estética de la Metafísica siempre han sido vanos". arrancado de la causalidad natural. pues. p. •. Se trata de "un pensar originario. 17 prov. 18 lb. o sea. metaf. 19 Proy. p. desde lo que emerge del «abajo» o profundo que ellas desderian".17 A esta cuestión Estiú responde que no hay explicación. El hilo conductor de su filosofar es la experiencia. 25.. 29.. . "El espíritu humano crea y contempla por una necesidad esencial y me- tafísica" —dice—. Reconoce así. el pensar se pre- senta no como un mero representar. En el plano más profundo. el hombre logra mediante el arte "una necesaria liberación de lo que impide su plena libertad en la vida real". De ese modo. al misterio mismo de la creación artística". anterior a toda significación ideativa" que po- dría llamarse "pre-lógico". El objeto estético. en un acto que lo constituye al pensante". la existencia de hechos irreductibles a la razón. entendida como potencia de ser". desde la superficie. frente a él soy libre. Filosofar y vivir.

lleva con- sigo la fuerza que le mueve a expresarse a través del duro ejercicio de la pa- labra. Terrero" desde su fundación. la de Trakl y Eliot y las apelaciones al sentido en Rilke. la belleza no constituye solamente una categoría artística. Ricardo Molinari.22 Por eso la belleza debe entenderse en un sentido ontológico y en otro "técnico" o artístico. PANORAMA DE LA ESTÉTICA EN LA PLATA 293 al sujeto hacia lo que es. sustentándose en el pensamiento clásico recreado libremente. De acuerdo a signifi- cación ontológica. está al frente de la cátedra de Estética del Instituto de Profesorado "Juan N. El tiempo en que vivimos es el del "hombre crepuscular" y el arte no hace sino mostrar de diversos modos la imagen de la decadencia y de la destruc- ción. filosofía y poesía no se confunden ni subsumen. Para Argerami. "corre paralelo a la iluminación religiosa". de alli el uso que suele hacer de la imagen por ser "un elemento más difuso que el concepto. con un carácter de totalidad (o sea sin determina- ciones) que al incluirlo en ella. sólo confluyen en la actitud espiritual que les da origen. según Pousa. especialmente. la poesía escatológica de E. Discípulo de Emi- lio Estiú. "sino una básica característica de la realidad tal como se presenta espontá- neamente en las cosas y en las vivencias". los patéticos per- sonajes de Becket. Sin embargo. a la psicología de la creación artística. Esta aproximación de filosofía y poesía es una constante en el pensamien- to de Pousa. El acto poético está "precedido por una enorme descarga de sen- timiento lírico que funde y disuelve los significados usuales"?' Pero el replie- gue sobre el propio ser que tipifica a ambas experiencias. La misma radicalidad posee la experiencia poética. hacia "el vivir puro de lo inmediato". El vértigo de la ani- quilación se ha hecho presente en el arte contemporáneo. lo obliga a rebalsar el límite de lo significa- ble". la belleza subyace en el orden del ser. Y el acto poético que. el distanciamiento de Dios en el cine de Bergman constituyen sus manifestaciones más relevantes. El mundo sombrío del surrealismo y del expresionismo. 22 Psicología de la creación artística. con la consiguiente pérdida de senti- do que lleva al artista a suplantar la belleza por lo chocante o repugnante. 23. pues se presenta. . y por tanto más amplio". como un descenso al "hombre interior". Sitwell. También Omar Argerami (1934) ha dedicado varios estudios al tema de la belleza y el arte y. Así la experiencia metafísica encuentra su objetividad "en tanto y en cuanto puede ser «participable» por todo sujeto humano" (Pers- pectitn a partir de una tipificación de' la experiencia metafísica). El arte contemporáneo es interpretado por Pousa a la luz del apartamiento del fundamento metafísico del ser: Dios. lleva en sí la nece- sidad de manifestación. y esto es ya tarea del artista. se- gún Pousa. p. el cual puede pen- 21 Y.

sino que crece indefinidamente a través del desarrollo de la obra y se agota cuando ésta ha concluido. La realidad vivida desinteresadamente es experimentada como una invasión de significado no intelectual y. abigarradamente a-lógica. por tanto. 18. El yo aparece como lo absoluta- mente inobjetivable.. La belleza "se «ve» como la estructura ordenada de los aspectos del ser presentados unitaria e inmediatamente".. se transfor- ma en intuición creadora cuando el artista introduce el elemento ordenador que la torna expresable.25 Las irreme- diables inadecuaciones entre los entes en constante proceso de adquisición de la propia identidad es la causa de la "disminución o desaparición de la belleza en el producto final". en un fenómeno de captación inmediata del yo. Allí arraigan las oscuras fuerzas de la creación artística. 25 Ib. aun para el propio sujeto. pp.. . la intuición creadora y la mímesis. irreductible al lenguaje lógico.26 La vida psíquica se desenvuelve entre dos polos: el mundo exterior y el yo. 33 /b. 24 Ib. 23 Op. De este acto se des- prenden tres direcciones: hacia sí mismo. según este au- tor. La mímesis mal interpretada como copia o imitación se entiende co- mo dirección hacia las cosas que no es una mera traducción de la naturaleza.. respectivamente. rechazando tanto la posición feno- menológica como la axiológica. cit. para Argerami.. Por otra parte. pues la inspiración consiste. es lo que llamamos belleza"24 La belleza se caracteriza por unos principios estéticos que son: el orden. Tal intuición no se agota en el instante. p. La inspiración poética. p.294 ADRIANA RocLIANO sarse "en dos niveles correlativos : el trascendental y el de las cosas"23 En cuan- to el ser aparece ejerciendo sobre el espíritu una "acción invasora" se torna objeto de contemplación. 19. hacia la expresión y hacia las cosas que corresponden a la intuición poética. Argerami plantea su dificultad en aceptar la reducción de la belleza al plano del arte. 16. "y esta posesión tranquila. Considerando la unidad de la vida psíquica niega la supuesta oposición entre la conciencia y lo incons- ciente. p. la inmediatez y la unidad que podrían equivaler. 57-58. de él emanan muchas de las acciones que realizamos luego de manera consciente. pensar lo contrario comportaría confundir los signos con los significados. a los principios lógicos. Por la mirada interior el artista aprehende ese estado caótico en que se presentan sus vivencias. Encontramos en Argerami un análisis riguroso del trayecto que sigue el es- píritu humano hasta llegar a la realización artística.. El inconsciente aparece como "el conjunto de nuestras capacidades y mecanismos psicológicos que aunque no se nos hagan presentes de continuo. sin esfuerzo. están permanentemente al servicio de la conciencia y colaboran en la reali- zación de las finalidades previstas por ella".

como forma de organización de los mensajes. p. 27 Cuestiones de estética. Rayera opta por su inserción en el medio social e histórico. la relación contenido y forma. en tanto que el lenguaje verbal está supeditado a la lógica. El problema del arte como lenguaje es abordado a la luz de la semiología en su dimensión problemática. la singularidad única. ya que. Frente a las concepciones que proclaman la autonomía del arte. también discípula de Emilio Estiú. el arte produce objetos ambiguos que tras- cienden su esfera. al desdoblar la imagen. las reglas del arte. Reconociendo a la es- tética su carácter de disciplina filosófica. M. 171. relacionando significado y significante de modo que se ponga de manifiesto "el carácter multidimensional de la obra de arte". irrepetible y ejemplar de la obra de arte. operan sobre el sistema de reglas para producir la comunicación. Rayera propone que arte y lenguaje sean inclui- dos en el ámbito más abarcante del discurso.27 Apoyándose en los estudios semiológicos. . intenta conducirnos de lo visible a lo no-visible. J. evidenciando condicionamientos culturales y subjetivos que intervendrían en el proceso de creación. quien expone esta con- cepción desde su cátedra de Estética de la Facultad de Bellas Artes a partir de 1977. Rayera aborda los temas cruciales de la estética tales como : la creatividad y espontaneidad artísticas. el lenguaje del arte. que ha estudiado Filosofía y Pintura en Rosario. La radical espontaneidad del acto creativo es discutido apelando a la pre- sencia de convenciones múltiples subyacentes en los símbolos. La profesora Rayera. su preocupación es la de coordinar los planteamientos filosóficos con diversos en- foques científicos (tal como lo deseaba L. En el campo de la estética. R. También la dualidad de contenido y forma es considerada por la hipótesis estructural que. Guerrero). La estética somiológica Esta corriente está brillantemente representada por la profesora rosarina Rosa María Rayera. pero igualmente presente. intenta realizar una apertura fecunda a los aportes de las ciencias. especialmente a la investigación semiológica "cu- ya metodología analítica —cree— puede convertirse en instrumento de actuali- dad y utilidad inapreciables". Tal historicidad le hace indagar las implicaciones ideológicas que. vie- ne desarrollando una intensa actividad docente. estrictamente hablando. PANORAMA DE LA ESTLITICA EN LA PLATA 4. no posee la estructura del lenguaje verbal. pues.

E. Brecht. espiritualismo. Iones- co. por el contrario. las diversas orientaciones estéticas muestran un rasgo común a la filosofía argentina: la apertura a las corrientes contemporáneas del pensa- miento europeo (Einfühlung. no sólo entre los especialistas sino también en un público más vasto que solía concurrir a cursos y conferencias. Así lo ates- tiguan los trabajos de Emilio Estiú dedicados al teatro de Marcel. Greene (la mayoría inéditos) y los estudios que Narciso Pousa sobre la poesía de Trakl. ADRVINA ROGLIANO 5. Tal receptividad no amengua la originalidad sino. Observaciones finales Una mirada atenta a la cultura platense puede advertir el gran interés que los problemas de estética han suscitado. Weiss. estruc- turalismo) y la avidez por las manifestaciones artísticas actuales. otro carácter común de las posiciones estéticas consideradas es la profunda asimila- ción de la filosofía tradicional como punto de partida de todas las posteriores adquisiciones. filosofía de la existencia. Pirandello. Y por fin. Rilke o el cine de Bergman. Por otra parte. ADRIANA ROGLIANO . enriquece con motivos siempre nuevos el desarrollo del propio pensamiento. Sitwell.

a la aue sigue el conoci- miento en acto. Luego viene el lenguaje oral y finalmente el escrito. que en Aristóteles la hermené:a no se li- mita a la alegoría. (Según Aristó- teles el conocimiento en acto se identifica a la cosa que es sabida. en efecto. el juicio. Es decir entre los 44 y 47 años (Santo Tomás murió en 1274. vocal. aquél que nos viene del Perí Herrnenéias de Aristóteles. en la medida misma en que dice "alguna cosa de al- guna cosa". 2 Ver al final en el vocabulario la palabra "voz". libro en que se trata de la relación entre la realidad. PAUL RICOEUE. Sostiene Aristóteles en el primer capítulo aue las voces2 o palabras que se pronuncian son imágenes. Santo Tomás escribió su explicación al Perihermeneias de Aristóteles en su madurez. El Perihermeneias es una obra lógica de Aristóteles que versa sobre el nom- bre. XXXVIII 051 450 . pues existen diversas lenguas. el pensamiento y el lenguaje. SAPIENTIA. Grabmann y A. capítulo 7. El texto que aquí traducimos es la lección segunda del libro primero de la 'explicación de Santo Tomás al Perihermeneias de Aristóteles. la enunciación. aún más es el discurso significante el que es hermenéia. símbolos del pensamiento (o de las modificaciones del alma co- mo aquí llama a los pensamientos). 1983. Hay en Aristóteles una jerarquía en la que el primer lugar está ocupado por la realidad (como consecuencia de su realismo). hay hermenéia. la afirmación. el que "interpreta" la realidad. es notorio. Hermenéutica y Estructuralismo. mediatos— y las cosas aue los pensamientos representan fielmente. Las palabras vocales y las escritas no son iguales para todos los hom- bres. Waltz entre 1269 y 1272. NOTAS Y COMENTARIOS TRADUCCION DE LA LECCION II DEL LIBRO I DE LA EXPLICACION DE -SANTO TOMAS A LOS LIBROS DE ARISTOTELES "SOBRE LA INTERPRETACION"1 (con una introducción. pero los pensamientos. el verbo. Redactó su explicación hasta la lección segunda del libro 1 Agradecemos la colaboración del Prof. como sos- tiene en el Tratado del alma. Gaspar Risco Fernández en la realización de esta traducción. son idénticos para todos. porque la enunciación es una captación de lo real por medio de expresio- nes significantes. notas y un léxico) INTRODUCCION "Esta vinculación de la interpretación —en el sentido preciso de la exégesis textual— a la comprensión —en el sentido amplio de la inteligencia de los signos— ha sido probada por uno de los sentidos tradicionales de la misma palabra hermenéutica. la negación. parágrafo 1). de los que las pa- labras son signos inmediatos —y las escrituras. y la escritura es símbolo de la palabra. sino que concierne a todo discurso significante. antes de cumplir 50 arios). Vol. y no un extracto de las así llama- das impresiones venidas de las cosas mismas". según las investigaciones de M.

6 "On y trouve. inteligibilidad de los nombres indefinidos (esos nom- bres empleados sin cesar por el metafísico y el teólogo) valor diferente de los nombres y de los verbos.3 En la antigüedad tanto Ammonio como Boecio señalaron la obscuridad de este tratado de Aristóteles. unidad de nuestras definiciones y de nuestros enunciados. órdenes. sur les procédés da la pensée: formation des noms composés. y después fue completada esta explicación por el Cardenal Cayetano y otros autores. y si lo aprovechas. plegarias o deseos en la vida de la razón.5 sino también una cantidad de notas. etc. Esto no representa mucho aparentemente. tu estudiosidad el regalo exiguo. non seulement ses seules pages sur la nature et les catégories du langage. el azar y la libertad. Librairie Philosophique J. en effet. J. et desiderio satisfacere cupiens. lugar de los pedidos (appels). Reciba pues. Histoire litteraire d'un traité d'Aristote. Turín. más altas. me' aboqué —hallando lugar entre mis múltiples ocupaciones— a la exposición del libro de Aristóteles denominado Perthermenias. inter multiplices oecupationum mearum sollicitudines. me he preocupado por poder explicar a los más avanzados las cosas. le hasard et la liberté. mais encore une foule de notions. sobre los procedimientos del pensamiento: formación de nombres compuestos. de prestar ayuda al per- feccionamiento de los jóvenes. en particular del nombre ser (ens) y del verbo ser (esse). con que empieza el libro: "Estimulado por el empeño de tu diligencia —que en la edad juvenil no va tras de la vanidad sino de la sabiduría— y para satisfacer tu deseo. provocare me poteris ad maiora". 1953. de la presente exposición. Página 3 de la edición de Marietti. y sobre Dios. las más de las veces únicas en toda su obra. El Perihermenias de Aristóteles encierra muchas dificultades como lo ex- presa ya Santo Tomás en la dedicatoria dirigida a un joven.6 3 El subrayado es nuestro. ut tamen iuniori- bus proficiendi auxilia tradere non recusem. juego psico- lógico de la negación. sin recusarme empero. libro Aristotelis. no sólo sus únicas páginas sobre la naturaleza y las cate- gorías del lenguaje. y también como la Suma Teológica está destinada a los principiantes. París.. qua in iuvenile aetate non vanitati sed sapientiae intendis. ISAAC. in- terrogaciones o dudas. estructura y uso de las proposi- ciones analógicas. expositionem adhibere curavi. O. multis obscuri- tatis involuto. 298 OSCAR ROTELLA segundo (el Perihermeneias consta de dos libros). 1964: "Dili- gentiae tuae. no sólo las últimas y las más amplias exposiciones del maestro sobre la concepción y la expresión de la verdad. intelligibilité des noms indéfinis (ces noms sans cesse em- . et sur Dieu. a cuyo estudio sobre el Perihermeneias 4 hemos recurrido frecuentemente. Le Periherrnaneias en occident de Boéce a Saint Thomas. tan frecuentemente reducida a la distinción esquemática de las tres operaciones del espíritu y a veces aún a la sola aprelhensión de esencias (de quididades)". en efecto. studio provocatus. como su Suma Teolóigica. 5 A lo largo de las obras de Santo Tomás existen muchas referencias al tema del lenguaje. pero revela bien las derivaciones insospechadas de la noética tomista. significación de los tiempos. P. 4 J. La obra fue realizada en la madurez del santo. qui Prerihermenelas dicitur. Vrin. me podrás provocar quizás a mayores intentos". ex quo si profeceris. hoc gerens in animo sic altiora pro ponse perfectionibus exhibere. diversidad de los universales según el modo en que se los considera. souvent uniques dans toute son oeuvre. afirmación de una jerarquía subyacente a la univocidad. al mismo tiempo. al referirse al contenido del libro expresa: "Se encuentra. Isaac. envuelto en muchas obscuri dades. Suscipiat ergo studiositas tua praesentis expo- sitionis munus exiguum. non seulement les derniers et les plus amples exposés du máitre sur la conception et l'expression de la vérité. un autor contemporáneo.

En el libro segundo Santo Tomás explica sólo las lecciones I y II. y en el principio formal: la oración) y en la enunciación en sí. Frege (1848- 1925) sostiene que el nombre sólo en la proposición tiene sentido.materiales: el nombre y el verbo. a la adición que borra la unidad. unité de nos définitions et de nos énoncés. con el siguiente nombre: Der Satz (La pro- posición). Las expli- caciones que van desde la lección III hasta la XIV con que acaba el libro fue- ron realizadas por varios autores y en especial por el cardenal Cayetano. 8 Ver el léxico al final. 7. es la que recién traducimos y trans- cribimos. .10 El análisis de la enunciación a su vez. escribe en sus Notebooks que toda su tarea consiste en el estudio de la proposición. structure et usage des notions et proposi- tions analogiques. Viene después la lección primera y la segunda. año 1975. place des appels. jeu psychologique de la négation. Pag. El libro primero consta de quince lecciones en las que se habla del signi- ficado de las voces. Sostiene Williams W. ps. trop souvent réduite a la distinction schématique des trois epérations de l'esprit et parfois mérase a la seule appréhension des quddités". por ejemplo. signification du temps. ployés par le métaphysicien et le théologien) valeur différente des noms et des verbs. Bartley III en su Wittgenstein (Qartet. 1916. de Marietti. ordres. op. diversité des universa= selon le mode sous legue' on les envisage. NOTAS Y COMENTARIOS Antes de la lección segunda del libro primero que versa "Sobre el signifi- cado de las voces" (y que es el motivo de esta traducción). y la oposición entre las partes de la enunciación. Ver el léxico al final. La primera parte de su Philosophische Grammatik trata sobre la proposición y su sentido. 28. main- tien d'une hiérarchie sous-jacente á l'univocité. se fija en los principios de la enunciación (en los principios cua3i. que Wittgenstein denominaba al Tractatus hasta poco antes de su publicación con ese título latino. a la oposición de las enunciaciones mo- dales. en particulier du nom d'&tre (ens) et du verbe étre (esse). Notebooks 1914. mais qui révelent bien des traits insourwonnés de la noétique thomiste. 39. c:t. 2. ("Meine ganze Aufgabe besteht darin. pág. priéres ou souhaits dans la vie de la raison. Pá- gina 20 de la citada edición. Wittgenstein. el libro tiene una epístola nuncupatoria7 a la que sigue el libro primero con un proemio de Santo Tomás. etc. Se refiere a la negación que infinita una enunciación. 9 "Et quia principaliter intendit de enuntiatione. Oxford. Londres. quae est subiectum huius libri". 1974) cap. Después. 1969. en el estudio de las voces significativas. que comprende la determinación de cuál sea el significado de las voces y la diferenciación de las voces complejas e incomplejas. interrogations ou doutes. El libro segundo trata de las diversificaciones de la enunciación según ciertos agregados que se hacen a sus partes o a la composición de la misma. Ce sont des riens apparenment. con el título "Santo Tomás y Wittgenstein". Dice expresamente Santo Tomás que el objeto de este libro es el estudio de la enunciación en la lección IV del libro I: "Y por eso atiende principal- mente a la enunciación que es el objeto de este libro". a las proposiciones modales. lo "Toda mi tarea consiste en explicar la naturaleza de la proposición". 261-272. das Wesen des Satzes zu erkláren"). La epístola nuncupatoria está dirigida a "Dilecto sibi Praeposito Lovanien- si" ("su querido Preboste8 de Lovaina). de esta revista Sap:entia. Black- well. Para una comparación entre Santo Tomás y Wittgenstein ver nuestro artículo publicado en el número 118. comprende la definición y división de la enunciación. p.9 ¡Con esta afirmación :se adscribe Santo Tomás a una larga tradición aue va desde Aristóteles hasta nuestros días.

conjunciones (colligationes) de las partes de la oración. (Ver en el léxico. emitir un juicio.. tanto tempore incompletum. a su vez. perficit". etc. sin éstas). prólogo. sea complejo o no. Sunt ergo ea quae sunt in vote. etc. preposiciones. ya que no significan algo por sí mismas. Las oraciones optativas e imperativas se ordenan más a expresar un afecto que a interpretar aquello que se encuentra en el intelecto. Se trata aquí del nombre y del verbo sólo en cuanto son partes de la enunciación. Y de ellos se trata en este libro. que significan más bien relaciones de unas partes con 11 "Et sic finitur expositio huius libri Perihermeneias. y la enunciación y la oración". OSCAR RoTELLA Al término de la exposición leemos en la edición de Marietti: "Y así finali- za la exposición de este libro Perihermeneias. 12 Categorías. eorum quae sunt in voce". se afir ma que son tres las operaciones del intelecto: la aprehensión simple. la palabra "interpretación". que tanto tiempo permaneció inconclusa". in Festo Divi Thomae Aquinatis. earum quae sunt in anima passionem notae: et ea quae scribuntur. Sólo los nombres. como si se dijera De la oración enunciativa. proviene de la edición leonina. el lugar de la verdad es el juicio). 13 Primeros Analíticos. En estas dos partes están comprendidos los pronombres —en el nombre— y los participios —en el verbo—. Las otras partes son más bien uniones. eo quod dederit opus a se inceptum. según Boecio. Se va a estudiar las partes o principios de la enunciación. 14 Traducción alternativa : "lo que está en la voz". Se llama interpretación. que interpretaciones. Santo Tomás y muchos autores —Mari- tain. El verbo y el nombre son más bien principios de las interpretaciones. introducción). Cui sit honor et gloria. En la lección I estudia Tomás el primer párrafo del Perihermenias de Aris- tóteles: "1. Para quien sea el honor y la gloria. . Por lo tanto sólo la oración enunciativa en la que se halla lo. En el año 1496 de la Natividad del Señor en la fiesta del Divino Tomás de Aquino. se denomina interpretación. los verbos y las oraciones se llaman interpretaciones. La traducción de Guillermo de Moerbeke. La lógica estudia estas tres operaciones del intelecto. del primer libro. y qué es el verbo: después qué es la negación y la afirmación. Las partes prin- cipales de la oración son el nombre y el verbo con los cuales se puede construir una oración simple (y no con las otras partes. es juzgar.11 La presente traducción está realizada sobre la edición de Marietti. en la que se encuentra lo verda- dero y lo falso. Pasemos ahora a considerar el proemio. Anno Nativitatis Dominica 1496.13 En cuanto al título. Por eso se titula este libro De la interpretación. y para quienes completaron la obra comenzada por él. a la voz significativa.—. dice Santo Tomás aue se traduce Perihermeneias apro- ximadamente por De interpretatione (Acerca de la interpretación). Por lo cual no se denomina interpretaciones a las conjun- ciones. la cual. verbos y oraciones). Interpretar es decir que algo es verdadero o falso. Dice Santo Tomás que Aristóteles trata de la primera operación en el libro Predicamen- torum.12 de la segunda en el Perihermeneias y de la tercera en los Priorum. las lecciones primera y segunda. (Para Aristóteles. En el "Drooemium" (proemio. que significa algo por sí. el juicio y el raciocinio. y por qué se denomina interpretaciones a los nombres. Primero conviene determinar qué es el nombre. Pfánder. verdadero o lo falso. dice: "2.

de nuestra traducción. a los ver- bos. sino del gramático. las cosas".14 Hay que tener en cuenta. que no todas las voces son significativas. las voces y las pasiones del alma. Debido a ello al tratar de las significaciones no empieza Aristóteles por las escrituras sino por las voces. cuando para referirse a los nombres. no dice "las voces". palabras pronunciadas y pensamien- tos) por las que se entiende una cuarta: la realidad.). La institución humana es forma mien- tras que la voz natural es materia. Para ello (1) trata primero de la significación de las voces y (2) en segundo lugar de las voces significativas (nombre. Y entre las voces significativas algunas significan naturalmente. ete. (b) señala la diferencia de significación de las veces complejas e incomplejas. Dice Santo Tomás que Aristóteles usa un modo peculiar de hablar. verbo. dice Santo Tomás. por ejemplo. o sea. pertenece a la principal consideración de la lógica. así como los clavos no son partes de la nave. Entre los dos existe la relación que hay. sino "los que están en la voz". . el verbo y las oraciones en que éstos se encuentran) significan inmediatamente las concepciones del intelecto o pasiones del alma y mediatamente representan las cosas: "le fue necesario a Aristóteles decir que las voces significan inmedia- tamente las concepciones del intelecto y mediante ellas. etcétera. Las voces que son significativas por institución humana (como el nombre. Por todo ello se explica que Aristóteles se refiera a Los nombres. y no caen bajo la consideración del lógico. Y por dos motivos pueden los pensamientos (o concepciones del intelecto) ser llamados pasiones: 1) porque nuestro entendimiento no puede operar sin "fan- 15 Página 10. El estudio de la significación de las voces que es inmediata a la concepción del intelecto. entre la forma de cama y la madera que es materia de la que está hecha la cama. sino uniones de las partes de la nave. No sucede así con el estudio de la significación de las escrituras que son más remotas al in- telecto. La voz es natural y el nombre y el verbo significan por institución humana. escritos.15 Andrónico pensó que este libro no es de Aristóteles porque éste no suele llamar pasiones del alma a todas las operaciones del alma en l De anima. Con respecto a (1) sostiene que existen tres cosas (las escrituras. primer párrafo. NOTAS Y COMENTAMOS 301 otras. que partes de la oración. En el texto que presentamos traducido dice Santo Tomás aue Aristóteles se propone tratar de las voces significativas complejas e incomplejas. y otras lo hacen por institución humana. Respecto a (1) procede así : (a) dice cuál es la significación de las voces. etcétera con la expresión "los que están en la voz" y no con la expresión "las voces". Respecto a (a) primero señala el orden de significación de las voces y luego señala cómo es la significación de las voces (si existe por naturaleza o por imposición). verbos. Los nombres y los verbos están en la voz como las partes en el todo.

Primum oportet constituere quid 1. Sunt ergo ea quae sunt in voce. 11-22. En consecuencia. Dice Aristóteles que las pasiones del alma son las mismas para todos por comparación con las cosas y no con las voces. para todos. 2-5) LECCION II De vocum significatione De la significación de las voces TEXTUS ARISTOTELIS TEXTO DE ARISTOTELES (Caput I) (Capítulo I) 1.302 OSCAR ROTELLA tasmas" que suponen necesariamente la pasión corporal (Aristóteles llama a la imaginación intelecto pasivo). inmediatas— resultan las mismas dem. como las obscuridades del tratado de Aris- tóteles arriba señaladas por Santo Tomás y otros autores antiguos. muestran la necesidad de una buena traducción castellana de toda la obra. y qué es el postea quid negatio et affirmatio. los que están en las pasiones del. alma. 4. eaedem omnibus cuales primeras (pasiones). En cambio las pasio- nes del alma (los pensamientos) existen naturalmente lo mismo que las cosas que son las mismas para todos. quorum autem hae primor= pri. Pero las pasiones del alma —de las mo notae sunt. etc. Y lo que está en la escritura es manifestación de lo que está en la voz". 17 Traducción alternativa: "lo que está en la voz. y también son las mis- mas para todas las cosas. Las pasiones del alma o pensamientos son similitudes de las cosas y desig- nan naturalmente a las cosas y no por institución. en la voz son manifestaciones de num notae: et ea quae scribuntur. eorum quae sunt in voce. Et quemadmodum nec litterae eae. una de las disciplinas centrales de nuestros tiempos. y luego qué es la negación et enunciatio et oratio. 4. es manifestación de lo que está en las pasiones del alma. La traducción que ofrecemos en las próximas páginas resultará especial- mente útil para aquellos que se interesen por la lógica. sic nec eaedem vo. verbo. Tanto la importancia de esta exposición. de las cuales son semejanzas aquellas pa- siones del alma. verbos. la enunciación y la oración. et quid sit verbum: nar qué es el nombre. Y así como la escritura no es la dem omnibus. 16 Nombres. que puede notarse en la simple enunciación de los temas que trata. como leemos en III De anima. 3. éstas passiones animae sunt. tampoco lo son ces: las voces. misma para todos. los16 que están earum quae sunt in anima passio. res etiam eae. 2. 2. Y los que están en la escri- tura son manifestaciones de los que están en la voz. IN PERI HERMENEIAS EXPLICACION DE SANTO TOMAS A LOS LIBROS DE ARISTOTELES LIBER PRIMUS "SOBRE LA INTERPRETACION" LECTIO II LIBRO I (nn.17 3. 2) porque el entender del intelecto posible es pasivo. por la lingüística o por la filosofía del lenguaje. et quorum (las voces) son manifestaciones hae similitudines. Ni las escrituras ni las voces significan naturalmente. . En primer lugar hay que determi- sit nomen. oraciones. y la afirmación.

de donde nace el fantasma sin el cual no podemos entender. y por esto son las mismas para todos. Las pasiones o conocimientos de- ter res designant. to. in con. 9. para todos. tum quia ex passione prove. sine quo in nobis non est modo de las cosas según cierta pa- intelligere. bres y los verbos que están en la voz. na. en efecto. 8. Los nombres. De his itaque dictum est in his. Las concepciones simples del inte- quibus essentia rei cognoscitur. 5. Empero hay ciertas voces que turaliter significant. 6. por las voces. principal consideración de la Ló- gica. sión el que un hombre quiera sig- tum quia conceptio intellectus. ex vi requisitae signan naturalmente las cosas en similitudinis rei cognitae in cog. las concepciones del intelecto. El hombre. verba et orationes signi. 5. nes del intelecto pertenece a la siderationem Logicae. 7. La concepción del intelecto en sen- test dici passio: —voces— que di. 2. Nomina. virtud de la similitud con la cosa noscente. 3. 5. 8. no significan natural- sed ex institutione humana. 10. —asimismo dícese que las voces mae. 6. La significación de las palabras. Ordo dicendorum. Los nombres y los verbos escritos significant nomina et verba quae significan inmediatamente los nom- sunt in vote. Conceptio intellectus lato sensu po. se origina en cierto tasma. SYNOPSIS SINOPSIS 1. et ideo eaedem sunt conocida que se prerrequiere en el apud omnes. Puesto que ni las voces articula- terae sunt eaedem apud omnes. De esto se ha tratado al exponer quae dicta sunt de anima: alterius sobre el alma. . nec lit. Atta. dos. Orden de la exposición. sión del sentido. a rebus quodam. este género existen de tres mane- ceptione intellectus. como porque la con- modo oritur per modum cuiusdam cepción del intelecto. por ser inmediata a las concepcio- tus. significada passionis sensus. y mediante ellas significan las cosas. lecto. NOTAS Y COMENTARIOS 303 5. El nombre y el verbo y demás de di tripliciter habent esse. labras y de la escritura. utpote quae est 3. mente sino por institución huma- men sunt quaedam voces quae na. por su naturaleza ra- sociali. das. Simplices intellectus conceptiones. y en la escritura. 4. y son significadas inmediata- mente por las voces. ni las escritas son las mismas ideo non naturaliter significant. tido lato puede llamarse pasión cuntir esse signa passionum ani. Quia nec voces articulatae. natura sua rationali et 2. 10. son siempre omnes et eas primo voces signifi. Passiones seu cognitiones naturali. 9. necesita de las pa- scriptura. a quo est phan. et eis mediantibus res. in prolatione ras: en la concepción del intelec- vocis et in conscriptione littera. por las voces. inmediata conceptionibus intellec. Vocum significado. ello son las mismas para todos. 4. son signos de las pasiones del al- nit ut horno interiorem conceptum ma. pertenece est enim negocii. et quae prop. a otro tratado. y que por terea eaedem sunt apud omnes. 1. nificar a otro el concepto interno quam significant. cognoscente. Nomen et verbum et alia huiusmo. ciones significan inmediatamente ceptiones. los verbos y las ora- ficant inmediate intellectus con. significan naturalmente. Nomina et verba scripta inmediate 7. pertinet ad principalem con. tanto porque se debe a la pa- per voces alteri significare velit. por las cuales es conocida la semper sunt verae et eaedem apud esencia de la cosa. necessariae sunt voces et cional y social. Homini. verdaderas y las mismas para to- cant. en la pronunciación de la voz rum.

est animal naturaliter politicum et pues por ellas se adecuaría a la for- sociale. tiene razón de ser por relación a tionem ad res. jas e incomplejas. imposición. ibi [61: muestra la diferencia de la signifi- Est autem quemadmodum19 etc. sed per compara. Identitas conceptionis adserta in 11. IV. cación de las palabras complejas e incomplejas. secundo. sed quia horno le bastarían las pasiones del alma. utrum las voces. tanto una voz significatival8 etc. atribuye a todos los hombres no nem ad voces. las voces y lliguntur res. IV. ma de las cosas mismas. Tractatus de cognitione non per. 12 [21. arca primum duo facit: primo. COMMENTARIUM S. ex to que con respecto a lo primero [21 quorum uno intelligitur quartum. voces et deduce la intelección de una cuarta. Y ya que había prometido tratar Et quia ea. necesse fuit quod conceptio. hace dos cosas: en primer lugar pre- cationis vocum. 5. et ideo puesto que el hombre es natural- necesse fuit esse voces significati. Circa primum duo facit: primo A su vez. propone tres cosas. 5. pero aliis. praemittit ordinem signifi. de las que se Proponit enim scripturam. sibi animae passiones. en segundo lugar xarum et incomplexarum. presenta prime- tivae complexae vel incomplexae. Propone la escritura. 12. voces. quod fit per vocero.21 ex quibus inte. mues- sit ex natura vel ex impositione. tenece a la Lógica. Con respecto a lo primero procede determinat oualis sit significatio de dos maneras: en primer lugar vocum. 8. El tratato del conocimiento no per- tinet ad Logicam. 18 Lecc. ut earum no. 20 Infra n. 19 Lect. THOMAE COMENTARIO DE SANTO TOMAS 11 [11. Nam passio est ex im. en segundo lugar. et sic entiende las cosas. 21 Infra n. 11 [11. ostendit differen. La identidad de concepción que se omnibus non est per comparatio. y así las pasio- Et si quidem horno esset naturali. 20 Infra n. ostendit senta el orden de la significación de qualis sit vocum significatio. sufficerent mas cosas. III. las voces. nes del alma se originan de las mis- ter animal solita rium. mente un animal político y social. Est ergo considerandum quod 12 [2]. sino por relación a las cosas. En efecto. animae passiones. determina cuál es la significación tiam significationum vocum compile. naturalmente un animal solitario. allí donde dice: Y así como lo escritura no 20 etc. las pasones del alma= por las que pressione alicuius agentis. da por un agente. allí donde dice [61: Pero sucede que así como» etc. Tal es lo que hace allí don- promiserat. 8. OSCAR RarELLA U . de las palabras. en cuanto a lo primero. titiam in se haberet. Philoso. quidem. de quibus promiserat de las voces significativas comple- se dicturum. 21 Infra n. . las voces [2] : y luego determina so- ficatione vocum [2] : et deinde de bre las voces significativas. Praemisso prooemio. 18 Lect. el Filósofo aborda el tema propues- quendum. Et hoc ibi [101: Nomen de dice [101: El nombre es por lo ergo est vox significativa18 etc. III. tra cómo es la significación de las ibi [31: Et quemadmodum nec litte. ro el tratado de la significación de ideo praemittit tractatum de signi. la pa- passiones animae originem ihabent sinó nace de la impresión produci- ab ipsis rebus. Una vez expuesto el proemio. 19 Lecc. to. sunt voces significa. si existe por naturaleza o por rae20 etc. de las vocibus significativis determinat de que había prometido hablar en el quibus in prooemio se dicturum proemio. phus accedit ad propositum exe. para te- nes unius hominis innotescerent ner así conocimiento de éstas. Se ha de considerar por lo tan- circa primum [21 tría proponit. secundo. quibus ipsis Y en verdad si el hombre fuese rebus conformaretur.

ahora. es inmediata a las concepciones del tus. lo que se hace por la bene convivere ad invicem. ad hoc quod homines ad invi. De ahí que se hicie- qui venturi sunt in futuro tempore ra necesario el uso de la escritura.z2 le bastaría la voz signifi- nificativa.. Dicit autem ergo. lib. los que tienen lenguas diversas. al tratar el orden de ficationum non incipit a litteris. decir la delimitación de lugar y tiempo. premisas ya que antes había dicho tis. ordena al conocimiento de las co- significatio vocum. por ser más remota no cae dentro rationem. festar sus concepciones a los que viven lejos y a los que han de existir en el futuro. sed magis ad considera. I. consideración de la misma. señales de los que están quasi ex praemissis concludens: quia en las pasiones del alma. XLIII) [de la edición Leonina]. en cam- tem litterarum. Nará$ • COMMT. las significaciones no empieza por sed a vocibus: quarum primo signi. que alcanza solum. es terminatio (Cf. la significación de la escritura.natum dicunt secundum nunc [ex a las delimitaciones según el tiempo secun- edit. sino más bien tionem grammatici. do al principio dice [2] : Por tanto. fue necesario que las concepciones cern conviverent. idest. que los Escolásticos lla- dicunt secundum hic. que diata ipsis conceptionibus intellec. non pertinet ad eius conside. las escrituras sino por las voces. dum nunc [de la edición leonina]. suas como sucede con los animales. hombre posee también conocimiento hit ab hic et nunc. quae abstra. 23 Secundtim locura. I. festaciones. dentro de la consideración del gra- mático. Lect. . libus. (Cf. intelectual. lib. 22 El aquí y el ahora (Hic et nunc). idest loci et temporis de. consequitur ip. bio. tanquam magis re. y por eso con el fin de que los hombres conviviesen se hizo nece- saria la existencia de voces signifi- cativas. ad hic et nunc. quae est inme.4itIOS 405 vas. necessarius fuit usus para que el hombre pudiera mani- scripturae. dicit [21: Sunt de cuyas significaciones exponien- ergo ea. que conceptiones invicem sibi manifes. locum et his davía futuras. manifestet. quae respicit conocimiento sensible. non possunt cer a otros. por ciertas voces se manifiestan sus tant : sed quia homo utitur etiam concepciones: pero puesto que el intellectuali cognitione. Unde illi. Pero puesto que la Lógica se cognitionem de rebus sumendam. licitud no sólo por las cosas pre- pus. ficationem exponens. sas. significatio au. Posterior analytic. mota. de su consideración. quod Scholastici etiam 23 Según el lugar. Leon]. Leoninae]. del ahora.23 sed etiam de bis quae distant sentes según el lugar y el tiempo. pertenece a la principal derationem ipsius.23 loco et futura sunt tempore. intelecto. no pueden convi- vir bien. pertinet ad principalem consi. Rursum si horno uteretur sola Además si el hombre tuviera sólo cognitione sensitiva. De ahí que.22 sufficeret nada más cuanto atañe al aquí y sibi ad convivendum allis vox sig. cativa para convivir con los otros. demuestra la misma so- sentibus secundum locum et tem. sicut secundum temptis man también secundum hic así como llaman determ. Posterior analytic. signa earum passionum quae los que están en la voz. Et ideo exponens ordinem signi. Y por esto. Dice por supra dixerat determinandum esse tanto como el que concluye de unas de nomine et verbo et aliis praedic. XLIII) [ex edit. voz. la significación de las voces. quae sunt in voce. Sed auia Logica ordinatur ad 13 [3]. Lect. qui sunt de unos hombres se dieran a cono- diversarum linguarum. son mani- sunt in anima. haec autem sunt voces signifi. auae per quasdam voces. que tenía que determinar sobre el 22 Hic et nunc. notae. sicut et caeteris anima. Unde sino también por las que distan en ut horno concentiones suas etiam his el espacio y en el tiempo y son to- qui distant secundum. que abstrae del aquí y sum sollicitudo non solum de prae. 13 [31.

nombre. Uno quidem modo. Dixerat con el fin de hablar como por conti- enim dicendum esse de nomine et nuidad con lo antedicho. de otro modo. 15 [5]. y de otros animales. in cons. ea quae sunt de cama a la madera— por ello pa- in voce. la voz como partes en el todo. et earum quaedam voces son significativas. el verbo. Cont. ha de considerarse animae communiter dici solent ap. un modo. ideo dicit. Oscila Rona. la ale- dicitur in II Ethicorum. ea quae sunt in voce Dice por lo tanto. lect. gaudium et alia huiusmodi. ut dicat.. telecto. puesto que la voz es rale. T. 24 Cap. quia vox est quoddam natu. pero és- ficationem exponere. in concep.24 Et verum gría y otras semejantes. acerca de aquello rum quae sunt in anima passionum. designandum nomina et verba et de la misma manera que la forma alia conseauentia dicit. En efecto. n. quae tantum sunt los nombres y los verbos y demás in voce. lect. Utitur autem hoc modo loquen. dose en grado sumo del verbo. como si dijese de la cama aquello que está en la ma- dera. pa- appropriet suum dictum ad ea de ra adecuar su discurso a sus inten- quibus intendit. puesto que no todas las significativae. lecc. ae quae sunt in voce. ut nombre y demás de este género. loquatur cum praedictis. I. ergo oportet vocum signi. ut apetito sensible. o sea que.LA cativae. y no voces. sicut partes sub toto. ideo ad la entidad natural como a materia. 10. IV) n. Coi men& S. Vel. en la concepción del in- tione intellectus. ción humana —la que le adviene a teriae. en la pro- latione vocis. de un tercer criptione litterarum. que dice: los que están en las pa- considerandum est quod passiones siones del alma. emplea un modo di. peculiar de expresión cuando dice et non. Dicit ergo. 2. nomen autem et verbum sig. 25 Cap. S. tal como se lee en el libro I de la Política. V. S. 8on signos. ea ra designar los nombres y los verbos quae sunt in ligno. T. había dicho que iba a exponer so- bre el nombre y el verbo y demás de este género. in pro. ut dicitur in les pasiones. 25 Cap. lee en el libro II de la Etica. tertio modo. sicut siones del alma a las afecciones del ira. que suele llamarse comunmente pa- petitus sensibilis affectiones. IV). ac si dicat. 1. alio modo.25 los enfermos. del bi et aliorum consequentium. en la escritura.. ea. 2. como la ira. Comment. Haec autem tripliciter habent Estos existen de tres maneras. como se est quod huiusmodi passiones signi.306. lecc. Vel. V (al. 14 [4]. ut gemitus infirmorum. n. 14 [4]. sunt in voce. quia non omnes voces sunt o sea que. idest quae continen. Ahora bien. bres manifiestan naturalmente ta- et aliorum animalium. 10. nunciación de la voz... bre y el verbo significan por institu- quae advenit rei naturali sicut ma.25 24 Cap. quae significan naturalmente distancián- longe sunt a ratione nominis et ver. sunt notae. por lo tanto hay que exponer sobre la sig- nificación de las voces. . De esse. Ahora bien.24 Y es ficant naturaliter quaedam voces verdad que ciertas voces de los hom- thominum. S. modo. verbo et aliis huiusmodi. Th. como si dijera que alia consequentia. n. los que están etc. que existen solamente en la voz. I.. 15 [5]. ac si de lecto diceretur. T. o sea los que están contenidos en tur sub voce. y demás. los que están en la voz. ut quasi continuatim los que están en la voz. tos son voces significativas. y algunas sunt significativae naturaliter. como los gemidos de Politicae. V. Comment. y demás de este género dice. ea quae ciones dice los que están en la voz. nomina et verba et en la voz etc. algo natural y en cambio el nom- nificant ex institutione humana. ut forma lecti ligno. V (al.. Circa id autem quod dicit. I. voces.

ideo An. razón por la que también nis ad omnem receptionem. S. hombre separada. lect. lect. 16 [61. que significaba la misma idea de totelis. se. n. sed est in solo intellectu. Sed manifeste inve. nece a Aristóteles. lo que no sucede sin pasión ---Vel quia extenso nomine passio.No puede ser. las cosas.. de no puede ser que signifique in- paratam.. también puede llamarse pasión pre- ne phantasmate: quod non est sine cisamente a la concepción del inte- corporali passione. II. Vel operaciones del alma. Andróni- dronicus posuit hunc librum non. . X. concepciones del intelecto. 26 Cap. lecc. S. Unde et ipsa conceptio ma pasiones del alma a todas las intellectus passio dici potest. quod voces significant intellectus ésta no subsiste realmente en tan- conceptiones inmediate et eis me. lecc. n. puta ex amore vel odio. significación de las voces se refiere secundum quod oritur a rebus per a la concepción . T. Pero. S. Sed quia hoc secundum mediatamente al hombre singular. 27 Cap. Comment. dad la naturaleza humana con abs- unde Platonici posuerunt quod sig. 10. a las que los nombres y cundum sententiam Aristotelis. nombre hombre significa en reali- cet inmediate hominem singularem.del intelecto en tan- 26 Cap. Coment.. n. quas nomina et verba et siones del alma las concepciones del orationes significant inmediate. der no puede existir sin "fantas- ma= vocat passivum intellectum. y por mae hic intelligere intellectus con. co sostuvo que este libro no perte- esse Aristotelis. intelecto. Ya sea porque nuestro enten- nativam Philosophus in III De ani. I. NoTAs x comErrrAmos 307 Sed nunc sermo est de vocibus Pero ahora la exposición versa significativis ex institutione huma. le fue necesario a Aris- tóteles decir que las voces signifi- can inmediatamente las concepcio- nes del intelecto y mediante ellas. Sed quia non est consuetum 16 [6]. X. etiam a la imaginación llama el Filósofo ipsum intelligere intellectus possi. esto hay que entender aquí por pa- ceptiones. según la sen- inmediate ipsas res. T. Pero. unde et imagi. II. intelecto. ve por el modo de significar: el Unde non potest esse quod signifi. Non los verbos y las oraciones signifi- enim potest esse quod significent can inmediatamente. sobre las voces que son significati- na. V.. 10. mas". suam abstractionem non subsistit por lo que los Platónicos sostuvieron realiter secundum sententiam Aris. el que un hombre quiera vocem alteri significare velit: tum significar a otro el concepto inte- etiam auia significatio vocum re. to que abstraída sino tan sólo en el diantibus res.28 Utitur autem potius nomine pas. sinificandi apparet: significat enim en efecto. 27 Cap. por ejemplo del amor ut homo interiorem conceptum per o del odio. 2. sión del alma. rior por la voz. Comment. Comen& S. I. corporal. et ideo oportet passiones ani vas por institución humana. incluso el mismo entender del intelecto posible es en cierto modo pasivo. Pero usa más bien el nombre de sionum. Sin embargo se nitur in I De anima26 quod passio. puesto que ideo necesse fuit Aristoteli dicere según la sentencia de Aristóteles. tracción de los singulares. De ahí que quia intelligere nostrum non est si. De don- nificaret ipsam ideam hominis se. que signifique inmedia- hoc nomen horno naturam huma. Aristóteles denomine pasiones a las toteles nominet passiones. ut ex ipso modo tencia de Aristóteles. V. como leemos en el libro III del De anima. ut dicitur in De anima =? Ya sea porque. lecto. encuentra en forma manifiesta en nes animae vocat omnes animae el libro I Sobre el alma as que lla- operationes. ya aue no es habitual que quod conceptiones intellectus Aris. 2. . tamente las cosas mismas como se nam in abstractione a singularibus. n. Th. quam intellectuum: tum pasiones que el de intelecciones: ya quia ex aliqua animae passiones sea porque proviene de alguna pa- provenit. abar- III De anima. ya sea porque la fertur ad conceptionem intellectus.28 cando el nombre de pasión todo lo que sea receptivo. Th. intelecto pasivo en el libro III del bilis quoddam pati est.

Pero puesto que Aristóteles no di- cut et ea quae scribuntur. quod. aducien- hoc cuasi signum praecedentis. añade seguidamente que los nom- signa sunt eorum nominum et ver. ce como los que están en la escri- tinuam narrationem facit. IX. pues las tur litterae. osten. En efecto los que eadem apud omnes. 17 [71. 28 Cap. IX. los que están en la escritura etc. va a evidenciar la afirmación pre- tiam per modum similitudinis. Pero la significa- 28 Cap. escriben. sunt signa eorum quae sunt los verbos que están en la voz son in anima. de los significados precedentes en tum ad hoc.. establece cierto in- festatur quod nec voces nec litterae dicio.. secun. y según Alejandro esto lle- festandum praecedentem senten. diferencia de las significaciones y nificantium et significatorum. significan naturalmente son los mis- tem liteerarum et vocum. ideo non dixit. ut sit cedente por similitud. del alma. Después cuando dice [31: Y así madmodum nec litterae etc. quamvis magis proprie. Th. vel non esse. nomina et verba quae scribuntur. Postquam enim dixerat de la significación. de los que están en la voz. lecc. sicut la voz son signos de las pasiones et litterae sunt signa vocum. que es manifestación tura. sed con. que los escritos nificatur per hoc. quae sunt in go de expresar que los nombres y voce. agit de signi. dican. Primero. secundum autem quod letras tanto se pronuncian como se sunt in prolatione. S. 10 et seq. En efecto. quan. en cuanto que pronunciadas se llaman elementos de la voz. 13 [8]. Et circa hoc tris facit. quod est esse secundum cuanto a lo que es natural o no lo es. co- posuit. Quod do esto como explicación de lo pre- enim litterae significent voces. ita et der por el hecho de que así como diversae litterae. signos de aquellos nombres y ver- bos que están en la voz. n. dicentur elemen.. Quod etiam manifestat per se. siendo su sensus: Ita ea quae sunt in voce sentido: Así como los que están en sunt signa passionum animae. Et secundum hanc son diversas las voces entre diver- expositionem. por el que se manifiesta que naturaliter significant. lo que sigue. n. cum dicit [3] : Et quemad. quod Aristoteles procedit ui. sos (pueblos). lect. sed versas las escrituras. Deinde cum. es mejor que se diga. que están en la escritura. ni las voces ni la escritura signifi- quae naturaliter significant sunt can naturalmente. inducens como la escritura no etc. si. así también los escritos son signos de las voces. cuando dice [2] : Y quae scribuntur etc. melius tura. dicit [3] : Et que 18 [8]. Coment.. Ea enim. mo expuso Porfirio. sicut sunt significan las voces se da a enten- diversae voces amid diversos. critura. Y de acuerdo ea quae scribuntur quia dicuntur con esta línea expositiva no dijo litterae etiam in prolatione et scrip. muestra la dit differentiam praemissorurn sig. Segundo.. se llama letras a las escritas. la escritura.. sig. va más allá completando el orden nificationis. son borum quae sunt in voce. aunque más propiamente ta vocis. IV. 10 y sig. IV. de quibus mos para todos. sino los dum auod sunt in scriptura. et lit. Significatio au. Primo enim. que Aristóteles terius ad complendum ordinem sig.. Secundo. T.. cum dicit [2] : Et ea 17 [7]. como la escritura no etc. Lo que también manifiesta por quentia.. quo mani. Comment. lue- quod nomina et verba. bres y verbos que se escriben. completa. cosas. Y con respecto a esto hace tres ponit quoddam signum. cedente. . sino que hace una exposición est ut dicatur. Sed aula Aristoteles non dicit. sicut Porphyrius ex. así también son di- terae eorum quae sunt in voce. S. cuando dice [3] : Y así modum nec litterae etc.393 OSCAR ROTELLA modum cuiusdam impressionis vel to se origina de las cosas por me- passionis. dio de una impresión o pasión. continuatim subdit quod signos de los que están en el alma. En efecto.. naturam. se ficatione scripturae: et secundum refiere a la significación de la es- Alexandrum hoc inducit ad mani.

entiende que para todos. tionis. Un. quod siones del alma. es decir de las cuales cosas. a su vez. ter. similitud de sí existente o en el sen- nibus autem animae oportet attendi tido o en el intelecto. idest qua. y ello porque la. éstas. dos. co- mo el gemido de los enfermos y otras parecidas. Segundo. queda manifiesto que así como no na. sed sola ratio institu. Sed hoc quidem apud nullos un. Por lo cual nificant.. todos. En cam- mantur. esto es así como las pasio- rum passionum primarum. Por lo cual dice: Pero. muestra que naturaliter esse. sicut et in multis aliis signis: cosa no es conocida sino por alguna. 19 [9]. por lo cual algunos se plan- nificent. Secundo. ción. cuales. es comparantur enim passiones animae decir de las cuales pasiones prime- ad voces. así tampoco las voces signi- firmorum et alia huiusmodi. 19 [9]. tución Ihumana. nifestaciones. sicut primum ad secun. hae. unde et apud quosdam du. empe- ro. IV. tterae. nn. ibi [41 : Quorum au. nn. sed ex institutione Ihuma. las nisi ad exprimendum interiores ani. dice. las pasiones del alma. de las nibus (quorum primorum. scilicet pronuncian sino para expresar las passiones animae sunt similitudines. bién naturalmente.12. sunt notae. allí donde dice [41: tem etc. passiones autem animae dicit éstas. ces. quorum. des de las cosas. 11. que. 12. lo segundo : pues las voces no se idest quarum rerum. son las escrituras las mismas para raliter significant. mente. bio las palabras se forman natural- bitatum fuit. es decir señales. hae. Voces autem naturaliter for. Pero esto. 29 Cf. idest sicut llo de que son las mismas para to- passiones animae sunt eaedem om. con las voces como lo primero con scilicet sunt apud omnes.. que significan naturalmente. et res etiam eaedem.29 Las voces. quae natu. y que las voces. utrum naturaliter sig.. . ita nec voces. ralmente como las cosas. sino que también su misma tem. es decir seria- existem vel in sensu vel in intellec. referido a las escritu- quam dubitatum fuit quantum ad ras. pasiones interiores del alma— así las Ubi attendendum est quod litteras cosas son también las mismas. IV. de las et voces passionum animae simili. nes del alma son las mismas para licet voces. sicut et res. idest signa vocum. In passio. Ahora bien rationem similitudinis ad exprimen. no son éstas las mismas para todos. per hoc las pasiones del alma existen natu- quod eaedem sunt apud omnes. sed zón de significar nace por imposi- etiam ipsarum formatio fit per ar. lecc. les. . Sed Aristoteles hic deter. sunt fican naturalmente. Unde mani. todos —de las cuales primeras. sino por insti- eaedem apud omnes. o sea las voces. militudes. de las voces. tampoco lo son las voces. que lo mismo que feste relinquitur quod sicut nec li. ostendit passiones animae Pero de las cuales etc.29 Voces autem illae. pues en ellas no sólo la ra- significandi est ex impositione. sci. pasiones del alma son comparadas mae passiones). non attenditur ibi aliqua ratio si. Litterae autem ita sunt signa son signos similarmente de las pa vocum. las pasiones del alma son similitu militudinis. idest signa. sicut gemitus in. cuales. no es la misma para todos. de las que ahora tratamos. nunca fue puesto en duda por litteras: quarum non solum ratio nadie. ita nec voces naturaliter sig. ras. son ma- dum: voces enim non proferuntur. las escrituras son signos de las vo- 29 Cf. non est eadem apud ción de las escrituras y de las vo- omnes. tu. et voces passionum. lect. tearon la duda de si significan tam- minat ex similitudine litterarum. son las mismas para to- dos. NOTAS Y COMENTARIOS nunc agimus. 11. se dixit esse notas. formación se hace por arte. son si- esse similitudines rerum: et hoc ideo. Donde ha de tenerse en quia res non cognoscitur ab anima cuenta que dijo que las escrituras nisi per aliquam sui similitudinem son manifestaciones. con las escrituras. Pero Aristóteles quae sicut non sunt eaedem apud determina aquí por comparación omnes. por aque- de dicit: Quorum autem. ut tuba est signum belli.

3. seq. que ceptiones a vocibus primo signifi. En primer lugar. secun. XI. telecto. P. n. Et ideo signanter dicit: tamente por las voces. por ejemplo. no entiende (lo que es el) hombre. Th. idest essentiam rei. Et no corresponde una misma pasión respondet ad hoc Porphyrius quod significada por todos. A lo que responde Boecio hic nominat passiones animae con. en el libro III del De anima. lect. Cf. quas aprehenda algo distinto de hombre. 'Obiiciunt autem quidam. lecc.. et ita hombres tienen ideas diversas de las non videntur esse eaedem apud om.. y así no parece que las pa- nes animae passiones. cualquiera que conceptiones intellectus sunt. Conwnent. 1 et seq. LXXXV. ca (15) que la razón (esencia). qu. catas. nes del alma. 20 [101. quod. —Ad quod siones del alma sean las mismas pa- respondet Boethius quod Aristoteles ra todos. Huiusmodi autem simplices lo que es el hombre. P. tendere volentes contra hoc quod pretendiendo negar que las pasio- dicit passiones animae. sig. y las voces son signos de las nant. esse omnibus easdem. cos. por las voces.30 non también en el intelecto puede estar autem secundum quod cognoscit lo falso. 31 Cap. art. compone y divide. 31 cap. hic para todos las mismas.") no. pasiones del alma. en cuanto que el intelecto quod quid est. en desacuerdo con lo tellectu potest esse falsum. se lee en el libro IV de la Metafísi- ut scilicet referatur ad primas con. I. porque los sententias habent de rebus.31 ref e. quam significat nomen. XI. 1 y sig. cir la esencia de la cosa. VI. verdadero. non ex institutione. lecc. Y a esto Por- 30 Cf. si alguien entiende verdaderamente minem. para referirse a las primeras concepciones que las voces significan inmediatamente. non intelligit ho. y así ceptiones esse apud omnes easdem: es lógico que sus concepciones sean quia. lect. si quis a yero discordat. quam homi. art. VI. n. quae sunt que referir esto a las concepciones eaedem apud omnes: quia. VI. Coment.31 hay cant voces incomplexae). no entiende. puesto que non intelligit. I.. tur in IV Metaphysicae (15) quod Tales son las concepciones simples ratio. 30 Cf. quas signi. a propósito de los nombres equívo- usdem vocis non est eadem passio. Pero en las pa- siones del alma hay que atender a una razón de semejanza para ex- presar las cosas. IV. Unde dici. . Cf. S. cuanto que conoce lo que es. quia naturaliter eas desig. significadas inmedia- definitio. sean las mismas para Primo quidem. cuest. ces. os. las mismas para todos : puesto que nem apprehendat. Por lo que Quorum primorum hae notae sunt. por las voces incomplejas). LXXXV. en los que a la misma palabra quae significatur apud omnes. ya que las desig- nan naturalmente y no por institu- ción . de tal modo que no se atiende en este caso a razón alguna de semejanza. Y por esto dice claramente: De las cuales primeras éstas (las voces) son manifestaciones. 21 [111. es la definición. 20 [10]. n. quia diversi diversas todos. 3. Sed quia etiam in in. primo voces significant. qui numquam del alma a las concepciones del in- decipitur.310 .. 'Hay auienes se oponen a esto. S. n. est del intelecto.OSCAR ROTELLA das res. como se lee llectus conceptiones (quas signifi. Pero ya que dum quod componit et dividit. et ita oportet eius con. sino sólo a una razón de institución como su- cede con muchos otros signos como. si alguien está. que Aristóteles llama aquí pasiones ceptiones intellectus. que son significadas ficant voces. que nunca se engaña. con la trompeta que es signo de la guerra.. Sed adhuc obiiciunt aliqui de 21 [HL Pero aún hay quienes objetan nominibus aequivocis. empero. el nombre significa. es de- rendum est hoc ad simplices inte. cosas. si quis simples del intelecto (significadas vere intelligit quid est horno. en ut dicitur in III De anima. in quibus ei. T.. que son cunque aliud aliquid.

NoTAs Y COMENTARIOS 311

unus horno, qui vocero profert, ad firio responde que el hombre, cuan-
unam intellectus conceptionem sig- do profiere una voz, la emplea para
nificandam eam refert; et si ali- significar una concepción determi-
quis alius, cui loquitur, aliquid aliud nada del intelecto; y si el otro al
intelligat, ille qui loquitur, se expo- que se habla entiende algo distinto,
nendo, faciet quod referet intellec- quien habla, explicándose, hará que
tum ad ídem. éste refiera su intelecto a lo mismo.
Sed melius dicendum est quod in- Pero ha de decirse más bien que
tentio Aristotelis non est asserere no es intención de Aristóteles afir-
identitatem conceptionis animae per mar la identidad de la concepción
comparationem ad vocero, ut scilicet del alma por comparación con la
unius vocis una sit conceptio: quia voz, como si a cada voz tuviera que
voces sunt diversae apud diversos; responder una concepción, ya que
sed intendit asserere identitatem las voces son distintas para los di-
conceptionum animae per compara- versos hombres; sino que quiere
tionem ad res, quas similiter dicit afirmar la identidad de las concep-
esse easdem. ciones del alma por comparación con
las cosas, de las que igualmente di-
ce que son las mismas (para todos).
22 [12]. Tertio, ibi [51: De his itaque 22 [121. Tercero, allí donde dice [5] :
etc., excusat se a diligentiori harum De esto etc., se excusa de una con-
consideratione: quia quales sint ani- sideración mejor al respecto, ya que
mae passiones, et quomodo sint re- cuáles son las pasiones del alma, y
rum similitudines, dictum est in li- de qué modo son las imágenes de
bro De anima.= Non enim ihoc per- las cosas, está dicho en el libro De
tinet ad logícum negocium, sed ad anima.32 En realidad esto no es del
naturale. interés de la Lógica, sino del de la
filosofía de la naturaleza.

32 Locis sup. cit., n. 6. 32 Lugar citado arriba, n. 6.

LEXICO

— CONCEPCION. (conceptio intellectus : concepción del intelecto). La pa-
labra "concepción" significa la ación de recibir, de comprender, contener, abra-
zar o ceñir. Como sustantivo significa el pensamiento, la idea, el concepto.
Filosóficamente la concepción del intelecto es el concepto. Por ejemplo el
concepto de hombre. Maritain define así al concepto: "lo que el espíritu pro-
duce o expresa en sí mismo, y en lo cual capta o aprehende una cosa".33
Etimológicamente tiene el significado biológico de concebir, dar a luz.
—EQUIVOCO. Los términos pueden clasificarse según el número de sus
significaciones en unívocos, equívocos y análogos. La analogía, a su vez, puede
ser de atribución o de proporción.
Los términos unívocos expresan un concepto único. Por ejemplo, el térmi-
no "hombre", aplicado a Juan, Pedro, Luis, etc.
Los términos equívocos expresan conceptos completamente diferentes. Por
ejemplo el término "gato" que se refiere al animal doméstico por un lado y
por otro lado al instrumento que sirve para levantar pesos (que a veces se lle-
va en los autos).

33 JACQUES MARITAIN, El orden de los conceptos, Club de Lectores, Buenos Aires,
1958, p. 38.

312 OSCAR, ROPILLA

Los términos análogos expresan un concepto de una unidad sólo relativa.
La analogía puedé Ser de atribución o de proporción.
Tenemos analogía de atribución en el caso de oue un mismo término se
aplica a varias cosas a raíz de las diversas relaciones que mantienen con un
mismo sujeto denominado "analogado principal" o "primer analogado". Así, por
ejemplo, el término "sano" se atribuye al alimento, al aire, a la sangre, a la
orina, a la lengua, etc., porque proporcionan, favorecen o manifiestan el esta-
do de salud del animal que es, en realidad y en sentido propio el único sano.
Hay analogía de proporción en el caso de que un mismo término se aplique
a varios sujetos en los que se da una relación semejante. Por ejemplo el tér-
mino "pie" aplicado a una extremidad inferior del hombre y a la parte inferior
de un monte. Decimos entonces oue el pie es al hombre como la base del monte
es al monte; o con otros términos: que el pie del hombre guarda con el hombre
la misma relación que el pie del monte guarda con el monte.34

—FANT ASMA. En un pasaje de nuestra traducción leemos que nuestro en-
tender necesita de fantasmas: "...nuestro entender no puede existir sin "fantas-
mas", lo que no sucede sin pasión corporal; razón por la que también a la imagi-
nación llama el Filósofo intelecto pasivo en III De anima".35
Los fantasmas son producidos por la imaginación. Hay que distinguir entre
los fantasmas relacionados con las especies del intelecto posible y los fantasmas
que son apariencias aue no tienen una correspondencia en un objeto externo, co-
mo en el caso de los productos de la "pura fantasía o imaginación". Existen
además los fantasmas que reproducen sensaciones. Cf.: artículo Fantasía del
Diccionario de Filosofía de J. F. Mora.

—INTERPRETACION. En la introducción expusimos por qué, según Santo
Tomás, este libro se denomina Sobre la interpretación.
J. A. .Casaubón escribe: "En latín la expresión griega «Perihermeneias» se
traduce De interpretatione (Sobre la interpretación) y es la segunda obra del
Organon; en ella Aristóteles estudia las oraciones, juicios y enunciaciones. La
llama «Sobre la interpretación» porque ve en la enunciación o proposición una
in.:erpretación de lo confusamete aprehendido por la simple aprehensión in-
teiectual".36
P. Ricoeur relaciona a la hermenéutica con la exégesis, con la interpreta-
ción de un texto, y dice: "Por consiguiente, la hermenéutica no tendría por
qué seguir siendo una técnica de especialistas (la tékné hermeneutiké de los
intérpretes de oráculos, de prodigios) ; la hermenéutica pone en juego el pro-
blema general de la comprensión. Por otra parte, ninguna interpretación notable
ha podido constituirse sin tener que tomar prestado algo de los modos de com-
prensión disponibles en una época dada: mito, alegoría, metáfora, analogía, etc.
Esta vinculación de la interpretación —en el sentido -preciso de la exégesis tex-
tual— a la comprensión —en el sentido amplio de la inteligencia de los signos--
ha sido probada por uno de los sentidos tradicionales de la misma palabra her-
menéutica, aquel que nos viene del Perí Hermenéias de Aristóteles; es notorio,

E. COLLIN, Manual de Filosofía Tornista, Tomo I. Ed. L. Gili, Barcelona.
34 Cf.
Cap. V, n. 2; Comment. S. Th., iect. X.
35
36 Nociones Generales de Lógica y Filosofía, Editorial Estrada, Buenos Aires, 1981,
p. 43.

NOTAS Y COMENTARIOS 313

en efecto, que en Aristóteles la hermenéia no se limita a la alegoría, sino que
concierne a todo discurso significante; aún más, es el discurso significante el
que es hermenéia, el que "interpreta" la realidad, en la medida misma en que
dice "alguna cosa de alguna cosa"; hay hermenéia, porque la enunciación es
una captación de lo real por medio de expresiones significantes, y no un extracto
de las así llamadas impresiones venidas de las cosas mismas".37
La palabra griega hermenéia, y su verbo correspondiente hermenéuo, tanto
en griego como en latín (interpretatio, interpretor), tienen los siguientes sig-
nificados: interpretación, interpretación de lenguas extranjeras, expresión (es-
pecialmente de pensamientos por medio de palabras), traducción. poner en pa-
labras, explicar, exponer, servir de intermediario.
La interpretación sirve de intermediaria para hacer entender algo a alguien.
Así el intérprete o traductor hace entender el pensamiento de alguien a otra per-
sona que habla una lengua diferente.
Los nombres, los verbos y las oraciones "que están en la voz" son interpre-
taciones también porque ellos nos sirven de intermediarios, de intérpretes para
hacer entender (para comunicar) nuestros pensamientos a nuestros interlocu-
tores.
Finalmente agreguemos que "hermenéia" está relacionada con la palabra
Hermes, con la que se designaba al dios que presidía las intermediaciones co-
merciales.

—NUNCUPATORIA. La explicación de Santo Tomás al Perihermeneias de
Aristóteles se abre con una epístola nuncupatoria dirigida a "su querido Praepo-
sito de Lovaina".

Se denomina "nuncupatio" a la dedicatoria de un libro. Una epístola nun-
cupatoria es, pues, un escrito en el que se expresa la dedicación de un libro, a
quien va dirigido.

—PRAEPOSITO, o preboste es el jefe de una comunidad.

—SIGNIFICACION. Dice Santo Tomás en la página 7, renglose 1-8 de nues-
tra traducción: "Pero puesto aue la Lógica se ordena al conocimiento de las
cosas, la significación de las voces, que es inmediata a las concepciones del
intelecto, pertenece a la principal consideración de la misma".
Dice Maritain que "hay aue distinguir bien la significación de la «suppositio»
de los términos.38
La significación de un nombre se refiere a aquello de donde proviene la im-
posición de este nombre (id a quo imponitur nomen), es decir a la forma o na-
turaleza que el nombre representa en el espíritu ("qualitas nominis"). La "suppo-
sitio" de un nombre se refiere a aquello a lo cual se impone el nombre (id cui
imponitur nomen), es decir, a las cosas o a los sujetos ("substantia nominis")
a los cuales la inteligencia aplica de tal o cual manera ese mismo nombre en
un proposición, de modo que tenga su lugar cuando quiera aplicarle tal o cual

37 Hermenéutica y Esti.ucturalismo, Ediciones Megápolis, Buenos Aires, 1975, p. 8.
38 Cf. SANTO TOMÁS, In III Sent., Dist. VI, q. 1, a. 3; JUAN DE SANTO TOMÁS, Lógica,
p. 22.

La palabra "voz" puede significar la voz de los hombres o de los animales. Cuando digo "el hombre es sociable". la pronunciación. op. —VOCES. cit." Esta distinción entre significación y suposición nos recuerda la distinción que hace Frege entre Sinn (sentido) y Bedeutung (referente). no solamente la palabra "hombre" no representa (hace presente a mi espíritu) la naturaleza humana (tomada en un sujeto abstracto y universal) sino también esta palabra tiene pra mí el lugar de la cosa extramental. Por ejemplo las pro- posiciones "el lucero del alba" y "el lucero de la tarde" cuando las uso para referirme al planeta Venus. la suppositio (substitutio aplicativct) se refiere a los sujetos en que estas naturalezas están realizadas y la segunda operación del espíritu significa existir con tales o cuales predicados. el sonido musical. .. la significación (substitutio repraesentativa pro re) se refiere a las naturalezas que son el objeto propio de la primera operación del espíritu. OSCAR RAYTELLA wp. la expresión. la palabra. de los individuos a los cuales se aplica la sociabilidad por la cópula es. En otros términos. pág. tienen distintos sentidos pero el mismo referente. 39 JACQUES MARITAIN.314 OSCAR ROTELLA predicado. 94 y 95. Hay proposicio- nes que tienen distintos sentidos pero el mismo referente.

es quien. Así pudo llegar a la idea de creación desde la nada. el dualismo. Buenos Aires. en plena edad cristiana. hasta Platón y Aristóteles. llega basta el Ser en sí de Dios. y que pone en evidencia la verdad paradojal de la tesis. BIBLIOGRAFIA ALBERTO CATURELLI. que le impiden su obra puramente racional. Los mitos en que cayó la filosofía griega fueron por ignorancias y prejuicios religiosos. Los griegos no llegaron a realizar una obra filosófica pura. . como el monismo. El libro de Caturelli encierra una tesis valiente . 1983. Caturelli defiende en este libro una tesis muy clara y muy valiente. El Cristianismo no es filosofía y. fundada en la evidencia y aprehensión del ser trascendente y. al apartarse del Cristianismo. desde la verdad revelada ayuda al filó- sofo a encontrar la senda segura de la verdad natural. Desde Hornero y I]esíodo. Este mito viene mezclado con otros. y recae nuevamente en otros mitos. El Cristianismo. La Metafísica Cristiana en el Pensamiento Occidental. sin ser filosofía. como una verdadera filosofía. consiguientemente. Tampoco llegó a ver cómo Dios conocía al mundo. que. los mitos de la filosofía moderna. Siempre la recaída es más grave. En cambio. pues no llegaron a deshacerse de sus mitos. Ediciones teruzamante. 155 pp. Estos y otros errores de los filósofos griegos se deben en gran manera a los elementos míticos. a través de los se-res participados. no puede llegar a la idea de creación. que incapacitan a la filosofía moderna a seguir el sendero de la verdad y. El mismo Aristóteles. encierran la gra- vedad de una apostasía. Eso es precisamente la filosofía. Paradojalmente el Cristianismo. sin embargo. Son muchos los mitos de la filosofía moderna pero con razón señala Ca- turelli el principal de ellos en el inmanentismo que ciega a la raffin y la priva de su misión esencial de aprehensión de la verdad. la filosofía griega estuvo siempre mezclada con mi- tos. con su verdad ayudó a la filosofía a deshacerse de los mitos y actuar con la razón bajo la sola luz de la verdad. pierde fuerza purifi- cadora de errores. a superar el monis- mo y el dualismo y otros errores de origen mítico. se realiza desde la metafísica. fundada en todas sus partes en los textos de los autores citados. el más importante de los filósofos griegos. de los que no llegaron a despojarse totalmente y que impidieron a la razón obrar con toda su fuerza y pureza. al desmitizar el pensamiento moderno lo dispone y prepara para realizar una auténtica filo- sofía. el ma- terialismo y el historicismo. También la necesidad y el mismo movimiento eterno actuaban en él como mitos para impedirle ver la libertad de Dios y de los hombres. por los mitos de la materia y del movimiento eter- no. La verdad es que recién con el 'Cristianismo y gracias a su influencia se logró establecer una metafísica en- teramente filosófica. a realizar una auténtica filosofía. a quien ligeramente se acusa de prejuicio filosófico y de impedir una filosofía puramente racional. Sólo con la ayuda de la verdad sobrenatural cristiana —que no es filosofía— la filosofía se realiza con toda pureza racional. Ni la filosofía anterior al Cristianismo ni la filosofía mo- derna han logrado desmitizarse. La filosofía moderna. es decir. elaborada con la sola razón. bajo el influjo benéfico del Cristia- nismo.

Por ello puede afirmarse que el valor de una filosofía está directamente relacionado con las cualidades humanas y sobrenaturales de su autor: las del Aquinate fueron realmente excepcionales.316 Bn3LiocRAFíA Un aura pura de sana filosofía. En primer lugar Rassam expone las características del ens tomista (es la evidencia primera. de raciocinio riguroso y bien fundado. Santo Tomás prefirió siempre la verdad en todo su rigor a una pretendida originalidad basada en la confusión mental. la segunda es una exposición de su metafísica. En la segunda parte. El autor recoge los puntos fundamentales de la filosofía tomista y los desarrolla de un modo vivo. Ed. 336 pp. es el fundamento de todo valor. OcrAvio NICOLÁS DERISI JOSEPla RASSAM. Rialp. El objeto del conocimiento metafísico es alcanzar con el pensamiento lo que las cosas dicen por el hecho de ser lo que son. recorre estas profundas y claras proposiciones del ilustre filósofo cordobés. Es un empeño por reconstruir la filosofía hasta tal punto que su acuerdo con la teología aparezca como consecuencia necesaria de las exigencias de la razón y no como resultado accidental de un simple deseo de conciliación. Introducción a la filosofía de Santo Tomás de Aquino. sino tam- bién complementarios: "si los problemas de la fe los resolvemos por la sola vía de autoridad. pero en una cabeza vacía" (p. Por ello. Pero tampoco se confunden: son dos caminos diversos para alcanzar la verdad. Rassam presenta una selección de los me- jores textos filosóficos de Santo Tomás. ambos no sólo igualmente legítimos. no es la inteligencia la que piensa sino un kdrabre por medio de su inteligencia. aclarando que aunque no se trata de explicar la doctrina por su autor. 25). No se oponen pues tienen un mismo origen: Dios. En la misma línea hay en Santo Tomás un empeño por poner de relieve esa armonía. Fue ese mismo afán por alcanzar la verdad el que le llevó a escribir en el prólogo de una de sus primeras obras: "tengo para mí que el deber más importante de mi vida es hablar de Dios en todo lo que pienso y digo"' . . y en tercer lugar. enseñando a leer sus obras.(p. ayudando a entrar en sintonía con su vocabulario y a distinguir los aspectos esenciales de los accidentales. es el principio de la uni- dad y de la multiplicidad de los entes.. cuya intuición central (el esse) constituye el núcleo más original y el principio organizador de toda su doctrina. Madrid.). complementariedad y distinción entre la filosofía y la teología. El presente trabajo de J. el libro presenta una exposición de la metafísica to- mista. 1980. rechazando —por inconsistentes— las críticas que diversos filósofos han ido . El libro está dividido en tres partes: la primera incluye una breve biografía y una exposición de la filosofía del Aquinate. De ánimo sosegado y discreto —actitud difícil de apreciar para los espíri- tus superficiales —. cuando expone las relaciones entre la fe y la razón señala en primer lugar su radical armonía: se distinguen sin oponerse. Rassam —profesor de filosofía en Tolouse y uno de los mejores conocedores franceses de Santo Tomás— tiene el acierto de in- troducir a la filosofía del Aquinate facilitando así al lector los medios precisos para superar las dificultades propias de toda iniciación. y condición de toda inteligibilidad. 28).. poseeremos sin duda la verdad. La primera parte del libro nos ofrece un análisis del aspecto humano de Santo Tomás como filósofo.

proclaman la verdad de la existencia de Dios antes incluso de que nuestra razón pueda anunciarla" (p. en donde no sólo trata de nociones generales (el bien y el mal.. ha de ser un juego adecuado a la persona que juega. Kirilov ha comprendido que. la persona puede asumir o rechazar su condición. con lógica implacable. y otro —más amplio— sobre el léxico que el Aquinate utiliza en sus obras.. las cosas mismas. y de una manera general. Rassam incluye un breve apéndice de autores mencionados o muy relacionados con el pensamiento filosófico de Santo Tomás. Juico MAGRANER Rulzárr . Santo Tomás analiza con claridad esa propiedad que per- tenece a todo hombre: la libertad. al momento y lugar donde se juega. es decir. cuidar que el alma no pierda nunca su nobleza ( . cuando recibe el cuerpo por la generación. si el hecho de que todo hombre merece un respeto absoluto no se apoyara esencialmente en esa dependencia y relación con el Ser absoluto implicada por la creación de cada alma. las leyes. para afirmar su nueva y terrible libertad.. a los que intentan iniciarse en el estudio de la filosofía.. no buscar la diversión en palabras o acciones vergonzosas o perjudiciales. en segundo lugar. Y así se llega al existir humano. 50). El honor de ser hombre viene de que el hombre. porque versa sobre aquello mismo que la hace posible". Hoy se proclama por todas partes la eminente dignidad de la persona humana. Las resume con las siguientes palabras: "no son más que la formulación mental de un testimonio que se encuentra en las cosas. las pasiones y las virtudes. Analiza los argumentos (vías) para demostrar su existencia y —por ende— su presencia en todo ser creado como la Causa en su efecto. y por último . '(p. A continuación el autor nos introduce en el estudio del Acto de Ser puro.) sino también expone cuestiones tan particulares como la necesidad del descanso para el alma y las condiciones que debe reunir: "hay que aprender a divertirse. En la primera trata de la ontología tomista '(la realidad concreta. Finalmente viene la sección moral. naturaleza y gracia). 315). Pero la repulsa. por medio de su acto de ser. Son principalmente de orden filosófico y pue- den servir. BmuoGRÁFIA 317 planteando al realismo. cuyo fundamento está en la autonomía on- tológica de la persona: el hombre es libre —puede obrar por si— porque existe por sí. Es especialmente interesante reseñar —como hace Rassam- el origen divino del alma humana. Finalmente. Hassam divide su selección en varias secciones. a las circunstancias que lo rodean" (p. aceptar o repudiar su relación con Dios. La segunda es la parte antropológica (el conoci- miento humano. a la cruel contra- dicción de quitarse la vida. se llega al ser que —como toda criatura— es por participación del Acto de Ser puro.). 156-157).. es decir. para no depender de nadie más que de sí mismo. Pero esta proclama quedaría reducida a bien poca cosa y perdería su más sólido fundamento. el acto puro. Tal es la elección de ese personaje de Dostoievski en "Los posesos" que.( ). siempre posi- ble. recibe de Dios a la vez y directamente el alma. Ante todo. sobre todo.. Para ello conviene tener en cuenta tres cosas. Compuesto de alma (espiritual e in- mortal) y cuerpo. la voluntad y 3u fin). es fundamentalmente contraffictoria. -Rassam mismo ayuda al lector a sacar consecuencias: "responsable de su obrar por la posesión de su existir. La tercera parte del libro está compuesta de una serie de textos escogidos de entre las obras de Santo Tomás. debe renunciar al acto que le hace ser" (pp. una indepen- dencia total y absoluta. 46). se ve obligado. A continuación. razón de la única e incomparable nobleza del hombre entre los seres vivientes. . porque es —por así decirlo— dueño y propietario de su acto de ser.

Observacio- nes desde una perspectiva tomista 187 JESUS MUÑOZ: Análisis del lenguaje y filosofía 203 JOSE L. KELZ: La cuestión metafísica del ente en el pen- samiento de J. 177 WILLIAM R. su expresión concep- tual 5 OCTAVIO N. Maritain 67 ABELARDO PITHOD: La substancia del hombre y el progreso ma- terial 147 OCTAVIO N. ARTICULOS GUSTAVO E. DERISI: El ser. DERISI: El ser. Su constitución. su expresión concep- tual 243. su expresión concep- tual 83 OCTAVIO N. Su constitución. Su constitución. DERISI: El ser. su expresión concep- tual 163 OCTAVIO N. DERISI: La relación trascendental 2Z9 OCTAVIO N. MARTINEZ PERONI: Esse et bonum. Su constitución. DAROS: Educación y función docente en el pensa- miento de Tomás de Aquino 45. en el pensamiento de 1 Dewey 121 HECTOR AGUER: Fundamentos sapienciales de la ecología: oikor y téjne en la perspectiva clásica y cris- tiana 139. DAROS: La espiritualidad de la persona humana en el pensamiento de Ph. DERISI: La esencia de Dios 37 WILLIAM R. OMAR ARGERAMI: Metafísica. INDICE DEL VOLUMEN XXXVIII EDITORIALES OCTAVIO N. DERISI: Una nueva cultura para una nueva sociedad 232 OSCAR ROTELLA: Traducción de la lección II del libro 1 de la explicación de Santo Tomás a los libros de Aristóteles "Sobre la interpretación" 297 . WILLIAM R. PONFERRADA: Las causas en Aristóteles y Santo Tomás • • • 9. Reflexiones metafísicas en torno al bien común 249 RICARDO MARIMON BATLLO: El fundamento de la filosofía del arte y de la cultura en Tomás de Aquino 275 ADRIANA ROGLIANO: Panorama de la estética en La Plata 287' NOTAS Y COMENTARIOS CARLOS R. Lersch. ser y ente 167 ALBERTO BUELA: El problema de la muerte en Heidegger . DAROS: Qué es la filosofía. DERISI: El ser. GABRIEL FERRER: En la génesis de la metafísica 91. OCTAVIO N.

N. Derisi) 79 ALBERTO CATURELLI: Metafísica del trabajo (O. Malumbres) 74 ALBERTO CATURELLI: Reflexiones para una filosofía cristiana de la educación (O. N. moralidad y cambio so- cial (E. del Bar- co Collazos) 235 ALBERTO CATURELLI: La metafísica cristiana en el pensamiento oc- cidental (O. E. BELAUNDE: Formación moral y cívica (G. Buela) 159 J. INDICE DEL VOLUMEN XXXVIII 319 BIBLIOGRAFIA MARIA DEL CARMEN C. Ponferrada) 73 AMADEO DE FUENMAYOR: Divorcio. CRUZ CRUZ: Hombre e historia en Vico (J. Legalidad. N. L. N. Derisi) 78 JACQUES MARITAIN: Breve tratado acrece de la existencia y de lo existente (O. DE ESTRADA: Breve estética filosófica (A. Derisi) 157 JOSE M. Magraner Rullán) 316 INDICE DEL VOLUMEN XXXVIII 318 . N. los jóvenes y la esperanza (O. DE BELAUNDE: y CESAR H. Derisi) 77 DANTE ALIMENTI y ALBERTO MICHELINI: El Papa. Derisi) 315 JOSEPH RASSAM: Introducción a la filosofía de Santo Tomás de Aquino (J.

.

. La seguridad total. y atender a la evolución BUENOS AIRES de toda la comunidad. Es por eso que brinda distintas líneas de préstamos para dar crédito a los actividades productivas de la BANCO DE LA PROVINCIA DE Provincia. Y el Banco de la Provincia de Hipotecorios-Comercial• Buenos Aires cree en la capacidad Industrio •Ext¢rior •Agro- de trabajo y creación de los Inversión y Leasing argentinos.

1.pa FERRETERIA ... IERRETERIA ngm FRANCESA SM.1.6 fi .QUINCALLERIA . 35-2021/9 .HERRAMIENTAS .ELECTRICIDAD BAZAR FRANCES LNIPORTACION .HERRAJES PINTURAS Y REVESTIMIENTOS .REPRESENTACIONES Carlos Pellegrini y Rivadavia 1009 Capital Federal Tel..

ASTIFIA.A. •AISTIRA ASTRA COMPAÑIA ARGENI7NA DE PETROLE0 S. .

Nosotros estamos comprometidos Este riesgo es asumido conscientemente por nosotros y forma parte GAR en esa tarea. por sobre de nuestra ideología empresaria que todo. sabe que de todo una respuesta negativa. Porque trabajamos por la vida. Y en ese reto. ante significa aceptar el riesgo de la velocidad creciente de los encontrar al final cambios. Un callejón sin salida. A Bagó Investigación y Tecnologia Argentina . porque investigar Ri en el futuro y que. O una utopía. una alta dosis de tiene la vista puesta coraje. o La investigación exige. detenerse es retroceder.

PAPEL LEDESMA.i. FABRICADO CON CELULOSA DE BAGAZO DE CAÑA DE AZUCAR Ledesma una empresa que ES argentina .a.a.El texto de esta revista está impreso en papel producido en la Provincia de Jujuy. con materia prima nacional Ledesma s.

C. AnQun'Ecros ARENALES 1132 CAPITAL . A.SÁNCHEZ ELIA PERALTA RAMOS STIPZA S.

S. ALZAGA UNZUE y Cía.59 piso T. CONSIGNATARIOS COMERCIAL Y AGROPECUARIA Av.1360 1364 . A. E. Corrientes 378 . 394 .

S. PEHIN 2971 SARMIENTO 767 Isidro Casanova Piso 29 651-0948 40-6789 y 6833 . YERBA MATE Y TE 7W anl. A.g lf a Gobernador Virasdro Provincia de Corrientes MOLINOS SANTA MARIA CORNA.

Belgrano 913 . casa central: Cangallo 541 . 50 .BANCO RIO.Buenos Aires casa matriz: Calle 8 esq. Buenos Aires y sucursales BANCO RIO DE LA PLATA • . -UN GRAN CAUDAL BANCO HUMANO Y TECNICO RIO A SU SERVICIO. La Plata centro propio de computación: Avda.

formando un volumen de cerca de 600 páginas Precio de la suscripción anual: 5. PENSAMIENTO Revista de investigación e información filosófica. España . 80 . publicada por las Facultades de Filosofía de la Compañía de Jesús en España Sale cuatro veces al año.Apartado 8001 Madrid. dirigirse a: Ediciones Fax Zurbano.10 dólares Para suscripciones.

Adhesión de la Fundación Hermanos Agustín y Enrique Rocca COR.DOBA 320 BUENOS AIRES .