You are on page 1of 92

Organó del Departamento de Filosofía

Facultad de Filosofía y Letras

EDITORIAL

OCrAVIO N. DERLSI: La causa. III. Los principios de causali-
dad eficiente y fina/ 163

ARTICULOS
EDGARDO CASTRO: El conocimiento trascéndental de Dios y
la metafísica de la naturaleza 167
FEDERICO MI HURA SEEBER: Aportes para una caracterización del silo-
gismo práctico 181
SI VANA FILIPPI: El dinamismo étco-social y la educación
del hombre según Aristóteles 195
RA<JI, ECHAURI: Pintura y significación 211

NOTAS Y COMENTARIOS

JuAN A. CASAUBÓN: El evolucionismo, ¿una evidencia? 219
STANISLAVS LADUSANS: El análisis social en la perápectiva filosó-
fico-cristiana 223

BIBLIOGRAFIA
GARcLy. Hoz: Calidad de educación, trabajo y libertad, (Marta J. A. Da-
t );15: 2331 pkibillgi GitliTET:. Chine et lé Catholi¿isme, (Gustavo' E. Baile-
nada), p. 234; GACEL J. ZANoTrn Economía de mercado y doctrina social
de la Iglesia, (Ana M. Manea), p. 235; ~ro LA CROCE: Etica e Meta -
nell'Etica Eudemia di Arastoteie, (Juan A. Casaubón), p. 238; GABRIEL
J. ZAN(vrn: Persona humana y libertad, (Edgardo Castro), p. 239.

1986
Año XLI (julio-Setiembre) 149 161

Director
OCTAVIO N. DERISI

Subdirector
VICENTE O. CILIBERTO

Secretarios de Redacción
GUSTAVO E. PONFERRADA — JUAN R. COURREGES

Prosecretario de Redacción

NESTOR A. CORONA

Comité de Redacción

JUAN A. CASAUBON
ALBERTO CATURELLI
ABELARDO J. ROSSI

Dirigir toda corre relativa a manuscritos, suscripciones iibros para.
Mcensión a:

REVISTA SAPIENTIA
Facultad de Filosofía y. Letras UCA
Bartolomé Mitre 1869
1039 BUENOS AIRES REPUBLICA ARGENTINA

LA CAUSA

III

LOS PRINCIPIOS DE CAUSALIDAD EFICIENTE Y FINAL

I. EL PRINCIPIO DE CAUSALIDAD EFICIENTE

15. Principio o juicio analítico

Llámase analítico a aquel principio o juicio, en que por solo análisis o con-
sideración del sujeto se conoce inmediatamente el predicado, es decir, sin racio-
cinio ni experiencia alguna..
Santo Tomás Mama a tal juicio ventas per se nota, una verdad que se de-
vela por sí misma sin intermediario alguno —sin término medio de un silogis-
mo,— eón sólo atender al sujeto (S. Th., I, 2, 1).

El juicio analítico puede ser tal: 1) o porqu'e el predicado está formal-
mente contenido en el sujeto, vgr., "el todo es mayor que la parte", pues la
parte está contenida en el todo; 2) o porque el predicado está exigido esencial-
mente por el sujeto, vale decir, que el predicado es una propiedad esencial del
sujeto.

En ambos casos el predicado es conocido inmediatamente por un análisis
del sujeto sin necesidad de experiencia ni raciocinio alguno.

Kant ha restringido arbitrariamente el juicio analítico al primer caso. En
cermbio, el segundo caso es para él un juicio sintético a priori: sintético, por-
ritffl el predicado no está contenido forrnamente en el sujeto; y a priori, porque
es universal y necesario, o sea, independiente de toda experiencia. Para Kant
la necesidad de este juicio, al no provenir del análisis objetivo del contenido
del sujeto del juicio, sólo puede provenir del sujeto trascendental: ck una foP-
ma o concepto a priori con que la inteligencia organiza los fenómenos, dándoles
universalidad y necesidad y, corrvirtiéndolos de este modo en objetos o separa-
dos de la subjetividad. Se trata de la unidad de la conciencia trascenderte
que se aplica de diferentes modos o formas a priori a los fenómenos.
Ahora bien, esta tesis de. Kant supone que la inteligenck es alega, que no
aprehende realmente el ser o verdad trascendente, y sólo organiza los fenóme-
nos en objetos con estos modos o formas a priori, con que los informa.
Pero supuesto el valor de la inteligencia para develar y aprehender el ser
trascendente, según lo hemos demostrado en los editoriales de SAPIENTIA de
,1984, especialmente en el tercero —julio-septiembrie—, el juicio sintético a priori

SAPIEN114 1981 Vol. XL!

Th. quien deter- mitía a ser ó sir al ente contingente. en el sujeto. lo cual es precisamente lo. 17. y S. "Lo que comienza a exis- tir' hay una exigencia esencial de otro ser que lo determina a existir. es decir. Porque esta segunda for- 'prescliwié'Ckl comienzo temporal del sujeto. que es precisamente lo que expresa el predicado.pnb~ de causalidad e es: más prá- funda y exacta que la anterior. es decir. á sea. et Es. "lo que ~e contingentemente''. la exigencia de una causa eficiente. DE11151 de Kant se reduce a un juicio analítico en el segundo sentido expuesto. porque es a apriori o universal y necesario —independiente de la experiencia— y sintético. C. del siguiente modo: "Lo que comienza a existir debe tener una causa eficiente". Y la nada no puede dar ser. . la necesidad' de una causa eficiente. He aqui cómo se formula el principo de causalklad. Pero si algo comienza a existir o pasa de la nada al ser. ya exp?icado antes. en que el predicado es aprehendido en el sujeto.:. con más práfund que en la fórmula kantiana: "lo que existe conthigentemente. "la causa" no está formalmente contenida en el sujeto: "lo que comienza a existir". Luego en el sujeto. debe tener 9743 causa eficiente". Este juicio es analítko. Ahora bien. 1. como propiedad esencial del mismo. de acuerdo a Kant este juicio es sintético a priori. vale decir que el acto de ser o existencia no pertenece a la esencia y ha 4e 131'9- venir de fuera de ella. tercera vía o argumento de la existencia de Dios). 2. Esta fonnulaC ión toMMd del princ. se requiere que otro ser le dé el ser o que lo determine a existir. que . como lo hace Kant. pero es verdad también que está esencialmente exigido por el sujeto. 1a necesidad de otro ser en acto (lúe" lodet~iría a ser. es decir.. formulada por Kant. es lo que se llama causa. 16. Ahora bien. porque el predicado no está contenido formalmente en el sujeto. que no puede provenir de la ese`ncüi y menos de la 'nada. El juicio o principio de causalidad eficiente El juicio de causalidad eficiente puede enunciarse. Y el ser que determina a otro a existir. provenga de otro acto de ser o existencia. En efecto. hay una exigen- cia de que tal acto de ser o existencia. 3.se llama causa efidente..existencia. (a existencia de una esencia que no coí4ie- ne ni exige necesiariamente el acto de ser --esse— o . el sujeto: "Lo que comienza a existir" tiene que pasar de la nada al ser. es verdad que el predicado. La contingencia consiste en que un determinado ente —una esencia es Indiferente para tener o no el acto de ser —el esse o existencia o acto de $117-7.. que es un juicio ' analí- tico en el segundo sentido.Luego en el sujeto: "Lo que existe contxngeneementie hay una exigencia esencial del predicado.164 OCTAVIO N. En efecto. La formulación del principio de causalidad eficiente Santo Tornáis funda la necesidad de la causa ente en la contingencia (De E. V.

Sabido es que Santo Tomás admite la posibilidad de tina crea. ya hemos dicho que! la causalidad final es la primera y pina- par. eternidad. Carácter analítico del principio de causalidad final También el principio' de causalidad final es analítico. EL PRINCIPIO DE CAUSALIDAD FINAL 18. según acabamos de ver —número anterior—. para que pueda actuar.„ o también: "todo lo que existe contingentemente ha de tener una causa final?' y. "la causa eficiente sólo puede actmr bajo la dirección de la causa final". sin la cual no podría actuar. aunque sea desde toda la eternidad. por su esencial contingencia o esencial indiferencia para ser o existir. se re- quiere que esté predeterminada por un preciso sentido o finalidad. tan necesario o más que el de causalidad eficiente. En efecto. se hace o existe por un fin". la primera exige necesariamente un ser que con su acción . como tal. aunque de hecho es temporal. según veremos enseguida. De aquí que el sujeto del juicio o principio de finalidad: "todo lo que se hace o comienza a existir" implica dos cosas: I) un ente pasa de la nada al ser. Por consiguiente. Por consiguiente. tendría necesariamente principio causal en Dios.tura. Sólo el Ser en sí puede determinar a una pura esencia a existir. y el acto de crear o tránsito del no ser total al ser. habría existido siem- pre. universal y necesario. capaz de crear desde toda la eter- nklad. es decir. pero también Dios sería siempre natura o causalmente primero: el mundo. sin la cual la causa eficiente quedaría :Indiferente para poder actuar. En efecto. si analizamos el sujeto del juicio: "lo que se hace o comienza a existir". también el princiipió de causalidad final no sólo es analítico. y 2) en un preciso sentido o con una deter- minada finalidad.piteda ac- túar y logre su actual vigencia. En efecto.ab aeter- no. no habría dificultad que Dios hubiese podido crear algo desde ¡oda la. finalmente. Este ser así creado no tendría principio en el tiempo. sin principio en la duración del mismo. sino que también hay una necesidad de tina dirección o finalidad. II. para que la causa eficiente pueda actuar en un deter- minado sentido. El principio de causalidad final se formula del siguiente modo: "todo lo que se hace o comienza a existir. sin principio o comienzo temporal. En efecto. Este principio es analítico o evidente por sí mismo y. que el mundo. de la potencia al acto. podría hales mido creado ab aeterno. veremos que en él no sólo hay una necesidad de una causa eficiente o de un ser que lo determine para que pase de la nada al sier. ya que las demás causas no actúan sino bajo su moción. es indcalitáneo. ya que éste no puede actuar sino bajo la causw- lidad de aquél. Dios es eterno. Ahora bien. Por eso. la causa eficiente es una fuerza activa que puede actuar en diversas direcciones. sino que su analiticidad o evidencia inmediata proviene de su necesaria presencia para qu'e el principio 'de causalidad eficiente.

para que el agua con su fuerza rrro. que hace analítico el juicio que la formtda.eficiente—. es decir. puede ilustrarse con un ejemplo de orden físico. DR. En la medida en que la causa final es anterior y necesaria para dirigir la causa eficiente hacia un determinado objeto. luzca un determinado efecto —vgr. 1.y el canal por el cual se encauza el agua para lograr un determinado efecto. DERISI haga pasar de la nada al ser o existencia. sin el cual ésta no podría actuar o determinar —es decir.168 OCTAVIO N. de la poten- cia al acto. la causa eficiente que- daría inmóvil sin poder actuar. para que ésta tenga un fin u objetivo hacia el cual pueda dirigirse su causalidad. Una masa de' agua en una altura es una fuerza —causa eficiente— en potencia. que determine a la causa eficiente en un preciso sentido. En síntesis. OCTAVIO NICOLÁS DEMI . En el eiemplo. el predicado del principio de causalidad final—. sin el cual ésta no podría actuar y quedaría paralizada. esa agua con su fuerza puede canalizarse de mil numeras y orientarse en múltiples objetivos —causa final—. MONS. Por consiguiente. pues. necesaria para toda actuación eficiente. Sin la actuación de ésta. pretendido de antemano.. el agua es la causa eficiente —la fuerza motora-. tanto o más que el de la causalidad eficiente. por el cual descienda el agua para producir el efec- to que se pretende. La causa final es. mover una turbina— se requiere también crear un canal determinado. . Esta necesidad del fin o causa final. es la causa final. La segunda rige necesariamente un fin o causa finat. el principio de causalidad final es tan analítico. sin causa eficiente no hay paso de la nada al ser. es decir. Ahora bien. no hay determinación de un ser contingente a ser —no hay pro- ducción ni nuevo ser—. a necesklad de una causa efkiente —el predicado del principio de causalidad. expresa una necesidad universal y a priori. y sin causa final no hay senttido o dirección para que la causa eficiente pueda actuar o poner en acto la causalidad en un determi- nado sentido o efecto.

. . B 860 7 KrV. 1968. lo acusaron de empirista. 33 ed.Tt:::4) Ver:: vícIToíDEr. 7. `Estas cuestiones son tan dialécticas como es propio a un sistema que va "de las partes al todo y no del todo a las partes".. Problern der Metaphysik Klosterman. 6 L. Vol XLI . COLDMANN. el sistema de la razón pura. la KrV es presentada como una prope- déutica al sistema: "la filosofía de la razón pura es o una propedéutica (un ejercicio preliminar) que examina el poder de la razón en relación a todo conocimiento puro "a priori" y se llama crítica.XrV. para otros. 1969. Gerneinschaft und. coma L. p. 2 HETIMANN COHEN. A 840.9 Nuestra intención es mostrar 1 FERDINAND ALQU1*. o es.' Para Hennann Cohen 2 el núcleo de la KrV lo constituye el concepto de experiencia. Declaración sobre la doctrina de la ciencia de Fichte. identifica KrV con filosofía triséendental y acon ontología. PUF. _París. 1946. La Phirosopkikpratique de Kant. COUSIN.". 4 V.5 que la intención de Kant es más constructiva que crítica. Premiers Essais de Philosophie.. Frankfurt am Main.11. 1918. entonces. es destruir la metafísica. SlinEmmi 1986./ En 1799. la KrV una propedéuiicá ál sistema. 85 y ss. 6 KrV. AK XII 260. Goldmann. 1951. Para V. para Heidegger. B 868. al contrario. pp. KANT. AK III 543. La critique kantienne de la Métaphysique. titulado "Arquitectónica de la razón pura". PUF. MARTIN HEIDEGGER. expresa que no ha querido escribir con . que pretende fundar. "el acabamiento total de la filosofía pu- Ert 'otros textos. Kant es un idealista. Tampoco es fácil de determinar qué pensaba el propio Kant acerca de ia KrV. en la Declaración sobre la Doctrina de la Ciencia de Fichte. • „C. A 832. por ejemplo.WO tn der Patoso-10We Kanrts. una parte dele sistema o todo el sistema. capítulo III de la Introducción. Cousin. sino.. p.metafísica'. Las interpretaciones dadas de la "Crítica de la Razón pura" (KrV) son tan variadas que constituyen' una nueva antinomia que habría que agregar a los paralogismos de la razón pura. BEL CONOCIMIENTO TRASCENDENTAL DE DIOS Y LA METAFISICA DE LA NATURALEZA t.4 quien marcó la posterior históriografía del kantismo. Para algunos. Zürich. en cambio. la doctrina del esquematismo. 1862. En el capítulo III de la "Doctrina Trascendental del Método". en cambio. I. fundar una metafísica. Rousset. una 'mera propedéutica. Kant: und 3 dar . París. Berlín. No menos variada es la clasificación de la obra en la Historia de la Filosofía. Kants Theorie der Etfahrung. Hasta existen quienes sostie- nen. París. en segundo lugar. en Los progresos de la metafísica en Alemania desde los tiempos de Leibniz y Wolff. Es.hos. la intención de Kant. etc. los wolffianos. AK III 538. 131/2. Mensch. esta últinia es según la Arquitectónica la pri- mera 'parte de la.3 para B. el más im- portante de los conceptos críticos es el de objetividad.

NATURALEZA («La doctrina exotérica de la filosofía kan ice. A 838. que por sí misma sólo crea telarañas cerebrales.naturaleza '119 signif ica la realidad extramental de los escolásticos. que el intelecto no debe 'Ir ínás állti-de la experiencia. la de un Aufairer.LA METAFISICA DE LA. persi- gue sólo la unidad sistemática y el perfeccionamiento lógico del sistema de la ciencia. Frallidürt am Maix!. V.12 dividiéndose en metafísica de la naturaleza y metafísica de las cos- tumbres. el conocimiento trascendental de Dios. 'XI(' ni. que es dado abso- lutamelite a priori. es decir.. 1-1EGEL. la segunda del práctico.14 la parte especulativa de esta ciencia es lo que llamamos metafísica de la" náturaleza." el primero considera a la filosofía como la ciencia de la relación de todo conocimiento a los fines esenciales de la razón humana (teleologia rationis humanae) . B 833. mí. A 845. p. B 873.168. . desde una perspectiva que totalice. AK III 523. la primera se ocupa del uso especulativo de la razón. B 871. B 867. . W. el segundo. Estas forman primeramente dos sistemas separados y luego deben constituir un único sistema. que cree en la capacidad teórico-científica del hombre. AK III 545. en cambio. 14 KrV. moral y trascendente son términos equivalentes y opuestos a trascendenta1. mostrar cómo en Kant dos intenciones se encuentran entremezcladas.10 Por ello la metafísica de la naturaleza . y partiendo de ellas.". partes históricas y teóricas. 1969. 12 KrV. 13. Wissenschaft dei Logilc. Suhrkamp Verlag. t. 13 G.no es una ciencia Lb Ver: KrV. y la de un luterano pietista. B 868. AK 'III 543. A . A 805. no- tificó desde el punto do vista cientffico 'la int- nunciá al pensamiento especuktivo". el objeto total dé la experiencia posible.10 Kant distingue entre Weltbegriff (conceptus cosmicus) de la filosofía y Schulebegriff (conceptus scholasticus) .Pero. A 843. AK III 542. EDGARDO CAnzo algunas de esas partes del sistema. que afirma con respecto a Dios la incapacidad de la razón teórica para sostener la razón práctica como única fuente de conoci- miento trascendente o conocimiento moral. pues. Nuestra exposición comenzará por analizar la meta- física de la naturaleza para luego con respecto al problema de Dios pasar a la necesidad de la metafísica de las costumbres y mostrar cómo el concepto de libertad es la piedra angular del sistema. La filosofía en su Weltbegriff tiene dos objetos: la naturaleza y la libertad. A 840. sino. krtf. 11 KrV. porque de otra manera la ~dad de conocer se convierte en razón teorética. 13 La metafísica es la ciencia de los primeros principios del conocimiento humano.

pero se pueden reducir a dos grupos fundamentales: el concepto.Inundo físico. pero que no pueden juzgar de las cosas. sino. y la noción propiamente crítica de experiencia.. el debate entre dogmáticos y escépticos.19 La posibilidad de tal ciencia pura se enfrenta. tiene como trasfondo la indistinción entre sensibilidad y entendimiento "en una palabra. En una palabra. de frente al primero afirma a la sensibi. Ver- neaux tres. en segun- do lugar.18 es idéntica a ciencia pura y ésta a experiencia (críticamente entendida) . por la naturaleza "en mi". en tercer lugar. 19 Existen en la KrV varios conceptos de experiencia. cada uno de estos dos hombres ha tomado únicamente una de estas dos fuentes. le9 del '. Leibniz intelectualizaba los fenómenos de la misma manera que Lo- cke. 1770. . estas leyes de la ciencia pura de la naturaleza no son otras que las leyes de toda experiencia posible. aborda este problema trazan- do una clara distinción entre las dos fuentes de conocimiento: "La sensibili- dad es la receptividad del sujeto. Idem ut supra. sus leyes pueden ser conocidas a priori 17 y dan lugar a una ciencia pura de la misma. con tres problemas: en primer lugar. Es una interrogación no por la naturaleza "en si. 22 KrV. por la que es posible que el estado repre- sentativo del mismo sea afectado de determinada manera por la presencia de un objeto.21 Esta distinción le permite a Kant situarse en una "tercera vía". con sus sistema de Noogonia (si me está permitido servirme de esta expresión) habría sensualizado los conceptos del entendimiento.". B 327. que a su parecer se refería inmediatamente a las cosas en sí. como lo sugiere su título De mundi sensibility atque forma et principiiis. en época de Kant. 20 KrV. El debate entre dogmáticos y escépticos. en lugar de buscar en el entendimiento y en la sensibilidad dos fuentes totalmente distintas de representaciones. La inteligencia es la facultad de un sujeto.. B 884. 17. EL coNocarrerrip TRA$C1~11rAL DE Dios. 16 y 17.. II parág. 21 Dissertatio. naturaleza (formalmente entendida) .clásico de experiencia como contacto sensitivo. A 856. sino uniéndose. en tanto que la otra no hacía sino confundir u ordenar las representaciones de la primer0. Prolg. la coexistencia de tres físicas a las que habrá que llevarlas a una unidad sistemática (la forono- mia de Descartes y Lambed. la objeción de los empiristas acerca de la posibilidad de un camino entre el entendimiento y la sensibilidad. AK III 221. 18 Prolg. A 271. por la cual es capaz de representarse lo que por razón de su condición no puede penetrar en sus sentidos". según lo entiende Kant. entre el dogmatismo y el empirismo. que se interroga acerca de cuál es la estructura cosmológica del mundo físico (entendiendo aquí cosmológica en el sentido de connolgi a ra- tionalfs) sino la pregunta fundamental de la que parte es "cómo es posible la ciencia".2° La Dissertatio de. o lo que es lo mismo cómo es posible la naturaleza en general. parágs.. AK III 552. Por ello. Maimon distingue cuatro. como la síntesis trascendental de los fenómenos. la dinámica de Leibniz y la mecánica de Newton). 3.

eikSTE0 14dad corno una fuente original de conocimiento. 26 Ver: Prolg. ni rectos. ni equilátero. Esta representación media- dora debe ser pura (sin nada empírico) y. en segundo lugar. o lo que es lo mismo. A 138. sacado del Ensayo sobre el Entendimiento Humano. la intuición por la cual es dado. sino todos y ninguno a la vez. Tratado sobre los principios del conocimiento humano.". lo llamo la forma del fenómeno" ?'r La materia nos 23 G. por una parte inte- lectual y. esto es. 27 KrV. B 177. entendimiento y la unión de ambos por las funciones del esque- .25 De esta manera la experiencia (en su sentido crítico). Pero.26 Determinaremos la función que cumple el tiempo en cada uno de estos tres elementos. 41 y 42.. de frente al segundo afirma al entendimiento como una fuente de conocimiento irreductible a la antera r. 25 KrV. 39. pp. La cuestión viene planteada por Locke y Ber- keley: "para dar al lector una visión más clara aún de la naturaleza de las ideas abstractas y de los usos para los que se piensa que son necesarias. parág. "Pensar un objeto y conocer un objeto no es una sola y la misma cosa. ¿cómo puede constituirse este objeto dado que fenómenos y categorías son total- mente heterogéneos. el capítulo del esquematismo trascendental. es decir. y que haga posible la aplicación del primero al segundo. cómo pueden encontrarse éstos en una representación que les sea común? "Luego. Ma- drid. AK III 134. por un lado a la categoría y por otro al fenómeno.. en efecto. matismo. 24 KrV.. .. Tal representación es el esquematismo tras- cendental". 1982. por la otra. por el cual en general un objeto es pensado (la categoría). se articula sobre tres elementos: sensibilidad. Al conocimiento pertenecen. hacer corresponder a una representación única. el conocimiento de la naturaleza. isósceles o escalen°. dos elementos: primera- mente el concepto. este poner debajo de las categorías es lo que define funcional- mente al juicio sintético a priori. sensible. B 146-147. sensibilidad y entendimiento. pero lo que hace que lo diverso del fenómeno pueda ser ordenado si- guiendo ciertas relaciones. que cierta- mente no es una de las más abstractas. complejas y difíciles? pues no tiene que ser ni de ángulos oblicuos. La KrV marca con respecto a la Dissertatio una diferencia significativa: la posibilidad de pasar de lo inteligible a lo sensible. para los niños y para las mentes no diestras aún.23 Para tener un conocimiento es necesario que los fenómenos sean sintetizados por medio de las categorías. voy a añadir un pasaje más. es claro que debe haber un tercer término. BERKELEY... y. B 34. EDGARDO. AK I1I 116-117. que dice: «las ideas abstractas no son tan obvias ni tan fáciles como las parti- culares. Con respecto a la sensibilidad hay que distinguir entre materia y forma: "lo que en el fenómeno corresponde a la sensación lo llamo su mate- ria.23 Para Kant es esencial al conocimiento (Erkennen) la posibilidad de aplicar una idea abstracta a una representación sensible. sin embargo. A 20. que sea homogéneo.»". Gredas. ¿no se requiere esfuerzo y habilidad para formar la idea general de triángulo. AK III 50. cuyo producto es el objeto.

1d3que constituye-la esencia ( del esquema es su homogeneidad tanto con el entendimiento (categoría) como con la sensibilidad (fenómeno).33 nada (o negación) al propio tiempo. a priori y por ello es.A. Los esquemas también tienen su fundamento en el tiempo. AK III 138. tiene una mag- llenar. 29 'Esta determinación trascendental del tiempo es coro- "Mente' COT1 10S: PritleiplOS de aplicación de lcis juicios sintéticos a priori: ESQUEM. A 137. en última instancia. un grado". "Todas las intuiciones son magnitudes ex- diatii). más o menos. al sentido interno en relación a la repre- sentación dé un objeto. al poptenido del tiempo y.. B 207. A 162. AK III 138.28 "Lo's esquemas no son otra cosa que la deterMinación deI tiempo siguiendo el orden' ¿rw. tanto qué 'determinación temporal a priori de las sensaciones debido a qué el tiempo tés "la forrha pura del sentido interno. que no es otra cosa que la unidad de lo múltiple en una intuición homogénea". B 184-185. 2) KrV. en tanto que es universal y fun- dada sobre una regla a priori. dado que el tiempo está contenido en toda representación empírica de lo múltiple. es el tieTpo. tanto externos como internos. es decir. 32 KrV. en fin. en-cambio.. El principal problema o. Ella (la determinación trascendental del tiempo) es. B 182. "Una determinación -trascendental del tiempo yes homogé- nea a la categoría ( que hace su unidad). es decir. A 166.. por la cual ella puede un objeto de la sensación.ciel tiempo. 34 23 KrV. AK III 134. es de- cir. las categorías. R 177. en tanto' que concepto intelectual. AK III 137. B 2.S PRINCIPIOS DE LOS JUICIOS SINTÉTICOS A "PR/OFtI'' A Esquema de la Cantidad Axiomas de la Intuición "El esquema puro de la magnitud (quan. 30 B Esqueina de la Clialiclad — Anticipaciones de la Percepción ". A 142.. tensivas-.consiguiente. 30 KrV. negación o limi- tación. hasta desaparecer en la nitud intensiva.17. 31 es el número. al conjunto del tiempo en . mejor.relación a todos los objetos posibles". AK III 151. permite la aplicación de las categorías a los fenómenos: como esquema de los conceptos intelectuales permite la sumisión (subsiontion) de los últimos bajo los pri- xx eíts". B 202. AK III 157. por otra parte. 33 KrV. que. TRASCIFNDENTAL DE Dios. A 145. que es magnitud (intensiva). el fenómeno es posible en. 1a determinación trascendental del tiempo. 31 KrV. 32 En tanto magnitud intensiva puede darse en el tiempo como realidad. término mediador. que encierran a la serie . B 184/5 . ser término medio. A 145. A 175. homogénea al fenómeno.. AK III 148. por.Cada sensación implica un grado o "En todos los fenómenos lo real. 34 KrV. EL CONOCIMIENTO. es decir. 171 es dada a ppsteriorirla -forma. como. propiamente en la determinación trascendental de éste. una intuición pnrai La forma pura de todos los fenómenos.

AK III 157. B 217. 40 KrV. en tanto que esta sucesión está sometida el cio. A 218. 42 KrV. con lo real. 45 mies de la experiencia es ( existe. 317 ver '. es la simultaneidad de las determinaciones de las unas con las otras siguiendo una regla". 38 KrV. están en una acción recíproca uni- a una regla. AK III 157. 46 Esto demuestra la estrecha vinculación del tiempo con los esquemas y con los principios de los juicios sintéticos a priori. AK III 157. . B 256. "Lo que concuerda con las condiciones for- nes con las condiciones del tiempo. "quantum" no au- representación. como un substractum de la de.) necesa- rio". AK III 186. B 232.172 tnaAni>5. 44 cia de un tiempo determinado". A 175. A 175. 'su tancia persiste. AK II/ 137. A 218. AK III 185. AK III 157. en tanto que ellas cosa. o lo que es lo mismo. la ley de la unión de la causa y del efec- dad de una cosa. B 224. en tanto prin. cipios a priori. 35 "Todos los cambios se realizan siguiendo "El esquema de la causa y de la causali. la representación de una cosa en un "Lo que está en conexión con las condi- tiempo cualquiera". para todo entendimiento sometido a las con- diciones generales del tiempo) el conocimiento objetivo. Conocer objetivamente es representarse la unidad sintética de una diversidad fenoménica y esta síntesis aperceptiva trascendental de lo dado en el tiempo 35 KrV. 36 KrV. según las determinaciones gene. A 175. AK III 166. AK III 185. B 265. 42 pues. tencia de un objeto en todo tiempo". la constitución de los objetos. "En todo cambio de los fenómenos' la sus- tencia de lo real en el tiempo. es lo real a lo cual.39 D — Esquema de la Modalidad —Postulados del Pensamiento Empírico "El esquema de la posibilidad es el acuer. B 265. es. AK III 162. B 217. 38 el momento en que es puesta sucede otra ^Todas las sustancias. A 211. A 175. sación) es real".. AK III 180. no es posible sino por medio de categorías. B 183. Y consiste en la sucesión de lo múlti. puedan ser percibidas como simultáneas en ple. 44 KrV. B 217. 40 "El esquema de la comunidad ( acción re- cíproca) o de la causalidad recíproca de las sustancias por relación a sus accidentes. Analógías de la Experiencia "El esquema de la sustancia es la persis. La relación del tiempo con las categorías (que constituyen. B 217. AK III 157.. 39 Kr V. B 265. 40 KrV. Esta tiene como propósito demostrar que para todo enten- dimiento no intuitivo (es decir. 41 KAT.' es decir. 41 ciones materiales de la experiencia (la sen- "El esquema de la realidad es la existen. A 182. B 217. 37 KrV. al entendimiento) aparece claramente a través de la deduc- ción trascendental. en General do de la síntesis de &ferentes representacio. menta ni disminuye en la naturaleza". A 144. 43 KrV. 35 terminación temporal empírica". desde to". 43 "Aquello que es determinado en conexión "El esquema de la necesidad es la exis. males de la experiencia es posible". A 175. y en su. Císitia —Esqttenut de Lrz Relación . A 189. A 218. 45 KrV.

etc. 228. Continuidad: "La propiedad de las magnitudes. 48 Dissertatio. París..- po. rra 56145 es posible siguiendo la variedad de formas según las cuales algo es dado en el tiempo. simultaneidad. continuo e infinito. pp. p. A 169. 1980.4. 52 Idem.« Bástenos señalar tres características esenciales: el tiempo es homo géneo. verdadero y matemático. en sí y por su propia naturaleza sin relación a nada externo fluye uniformernente". 51 1. 49 KrV. Madrid. p. esto es. es decir. NEWTON. . 1982. infi- nitud y continuidad es permanente (substancia). Estas tres características genéricas se especifican por la fisiología (tomo fisiología en el sentido kantiano. 50 KrV.51- "Todos los movimientos pueden ser acelerados o retardados. Veamos el Scholium a las definiciones con que comienzan los Principios matemáticos de la Filosofía Natural: "El tiempo absoluto. define a los esquemas y a los twincipios de los juicios sintéticos a priori y además hace posible una deduc- ti& trascendental de las categorías que constituye una fundamentación (Grund- legung). pues. B 47-48. Espacio y tiempo son quanta continua. III 14. La Naissance de la Métaphysique chez Kant. como funcionamiento) por los prin- cipios de los juicios sintéticos a priori. Homogeneidad: "La idea de tiempo es singular y no general. uniformidad. según la cual en ellas no hay la más pequeña parte posible (ninguna parte simple) se la llama su continuidad. 230. idéntico e inmenso":48 b. Si el tiempo hace posible el fenómeno. A 32. sucesión necesaria (causalidad). 19 a 112. del propio entendimiento. único. Nacional. Es necesario. esto es. B 211.NTAL DE DIOS .9 c. AK III 154. necesariamente sucesiva (cau- 47 Ver: FRANCOIS MARTY. EL coNocnanrro nusczwor. . Principios matemáticos de la filosofía natural. pero el flujo del tiempo no puexte ser alterad o" De esta homogeneidad. Porque un tiempo cualquiera no puede ser pensado sino como parte del dem. a. imposi- bilidad de ser alterado se sigue necesariamente su infinitud y su continuidad.:' 5o Estas son las características que da Newton al "tiempo absoluto". la pregunta obvia es: ¿qué es el tiempo para Kant? La noción kantiana de tiempo es una relectura de la noción newtoniana del mismo. Edt. permanencia (sustan- cia). Beauchesne. que la representación originaria del tiempo esté dada como ilimitada". AK III 58. que esa homogeneidad. Infinidad: "La infinidad del tiempo no significa otra cosa que toda magnitud determinada del tiempo no es posible sino por limitacio- nes de un tiempo único que le sirve de fundamento. .

Para ésta. infinito y continuo. Tecnos. Ed. por la categoría de la necesidad. cendental) por la aprioridad pura del tiempo de lo dado en la misma apriori- dad purá del tiempo. Conclusiones 1) La naturaleza es. Berlín. 156 Ver: HERMANN COHEN. • a través de las ecuaciones de Galileo. ¿cómo llevar a unidad sistemática las tres físicas coexistentes en su tiempo? Bueno. etc.de- ducción trascendental es el tiempo y éste es homogéneo. 54 T. que. con- temporánea. el de la cantidad. edic. Kants Theorie der Erfahrung. al contrario de la mecánica de Newton. 1913. . debe agregar un cuarto grupo. el de la cualidad que son las categorías de la física de Leibniz (dinámica) y el de la relación que son las categorías de la física de Newton (mecánica). VANT. "la existencia de las cosas en tanto que esta existencia está determinada según leyes universales". Queda la tercera de las cuestiones planteadas al comienzo. 2) Kant distingue entre deducción trascendental y empírica... 318..57 Estas leyes no son otras que los principios 'a priori de toda experiencia posible y éstas son las determinaciones traScendentales del tiempo que adquieren unidad si§temátiCa con la categoría de "necesidad" y su corriente postulado 'empírico. Madrid.. De esta manera. El propio Kant lo reconoce en sus Primeros principios metafí- sicos de la ciencia natural. Cass.54 pero esta unificación es una fundamentación matemática de los principios de la ciencia natural (Philosophia naturalis princfpia mathematicae) y Kant busca una fundamentación metafísica.174 EDGARDO CASTRO sa).son las categorías de la física de Descartes (foronornía). Kant se encontró con la tarea en parte hecha. Por' ello. la mecánica de Newton es r el esfuerzo matemático para unificar. el de la modalidad que expone en Las primeros principios metafísicos de la ciencia natural bajo el título de Phánomenologie". Hemos visto que el fundamento de la . en tanto forma de la sénsibilidad. parág. para Kant. t. Por ello. naturaleza es existencia necesaria. IV. 466. no existe 53 Ver: MiLic CAPEK. hace posible la comunidad de substancias en un mismo tiempo (acción recíproca). pp. es decir. 14. El impacto filosófico de la física contemporánea. que es la más importante. la física del movimiento. 340 57 Prolg. pero justamente estas tres características son cuestionadas por la física. 1973. a los tres primeros grupos de categorías. p. Metaphysische Anfanggründe der Naturtvissenschaft. 379. la total unidad (apercepción tras-. 38/40 y 57/58. 56 fundamenta metafísicamente la unidad sistemática de las tres físicas con las que se encuentra. p. pp. 55 Ibid. cit. 55 pues éstas expre- san la relación de todas a la facutad de conocer y esto es lo propio de la metafísica. ésta muestra no la legitimidad de un concepto (la quid iuris) sino la adquisición por expe- riencia del mismo (la quid facti).

Por otra parte. sino relativo. entendiendo por ser el objeto de la experiencia. si no te hubiese encontrado. Habrá que buscar otro camino para afirmar los objetos trascendentales. ¿en qué medida acepta- ría fundamentar su ciencia natural en una metafísica que concibiese a la naturaleza como la absoluta determinación a priori de todo objeto posible? Ante esta perspectiva cabe preguntarnos: ¿la deducción trascendental no se ha convertido en una deducción empírica? Minada en su fundamento. Más que una metafísica de la naturaleza es una epistemología de la ciencia natural. el objeto no es "en sí". Para la física einsteniana el tiempo es una variable depen- diente de la función que establecen las ecuaciones de Lorentz. ba sido puesto al revés. B . de que todo movimiento puede ser alterado pero no el tiem- po. excedida en sus categorías (los nuevos conceptos científicos). . el tiem- po homogéneo. un movimiento no puede ser alterado. la física cuántica es la destrucción de la homogeneidad del espacio y la física de Heisenberg. Por ello. en cambio el tiempo puede ser acelerado o retardado. el de la luz. pero en otro plano. 58 Ver: Miau CAPEK. Cátedra. Con esta ontología es impasible fundar una Metaphysica Specialis. pp. . 1979. epistemología y ontología se identifican. sino en mi. op. 58 Ver : VINCENT DESCOMBES. El principio newtoniano. y por tiempo la condición gnoseológica de toda ciencia posible de la naturaleza (posi- ble en tiempos de Kant). Madrid. no es absoluto. ¿puede seguir considerándosela como una deducción absolutamente a priori de las categorías independientemente de la reflexión física de su tiempo? 3) Lo que ha deducido Kant es un "yo epistemológico histórico". 17$ tiempo absoluto. . 4) Esta metafísica es una ontología no "del ser en cuanto ser" sino del ser en el tiempo. con su "principio de incertidumbre'. este camino será la praxis. para Kant no. Tanto para el empirismo como para el racionalismo es primordial la cuestión del puente. EL CONOCIMIENTO TRASCENDENTAL DE DIOS . citado más arriba. infinito y continuo. el "yo trascendental" del científico contemporáneo a él. Lo mismo y lo otro. 18V19. como lo sugiere Lag progresos de la meta- física desde los tiempos de Leibniz y Wolff.EL CONOCIMIENTO TRASCENDENTAL DE DIOS —Mientras la palabra del agnóstico es ex- periencia —lo que quiere decir atención a ente mundo—. es salvación —lo que quiere decir fuga de este mundo y atención al otro. 59 Resulta aplicable lo de San Agustín: no te hubiese buscado. el vocablo del gnóstico. En este sentido lo ha entendido el neokantismo francés de este siglo. el tiempo se dilata y se contrae. 5) Kant ha encontrado su tercera vía entre el empirismo y el dogmatis- mo.

sí nos es "dado-como- tarea" (aufgegeben). o bien respetar los li- mites de ésta (uso inmanente). p. o sólo al uso del entendimiento res- pecto de los objetos de los que trata.". es decir. pueden ser de uso trascendente y. por medio de éste. no existe y no es necesario. . ¿"Qué significa pensar a Dios"? Kant distingue entre uso inmanente y uso trascendente de las ideas de la razón ( Dios.. Mas a la vez en esa línea comienza el ultramundo y es. no hay fenómeno que corresponda a la idea de Dios. al mismo tiempo los primeros de la gran ciencia de Dios". pues. aun cuando Dios no nos es "dado" (gegeben). AK III 427. 63 krV . por tanto. no es la idea en sí. Tampoco existe porque existir es "ser dado. A VIII. Por ello. 531. Pero. por la naturaleza de la razón. Dios está fuera del campo de la experien- cia. se ven hoy ~das contra esa línea de sus pro- pios problemas últimos. Espasa-Calpe. o bien traspasar toda experiencia posible (uso trascendente) . B 671. sino que simplemente los ordena y les da aquella unidad que pueden tener al ser ampliados al máximo". de suponer que las ideas trascendentales tengan un uso apropiado.las condiciones formales de la experiencia. No es posible. sino al entendimiento y. por lo tanto inmanente. para Kant Dios no es posi- ble. Dios a la vista. no podemos tener de él un conocimiento objetivo. que en última instancia es temporalidad epistemológica. 7. que en última instancia es razón-humana. AK IV. en un tiempo determinado". La razón no produce. según que la idea sea aplicada directamente a un objeto que se supone corresponderle." no por la racionalidad de la naturaleza. de carácter positivo. a su uso empírico. alma y mundo): "Es.. I. Todo conocimiento objetivo es naturaleza y Dios no es naturaleza. pues. 63 Este 60 JOSÉ ORTEGA YGAssET. 61 Ver: KrV. Ews línea en que este mundo termina le pertenece y es.1141 EDGARDO izo Frento a estas dos preferencias antagónicas: 1 igualmente exclusivas. por necesidad de su interna economía. 1943. En una palabra. en consecuencia. A 643. Todas las ciencias parí titulares. por lo mismo. Madrid. En efecto. 62 Ibid. pues posible es lo que con- cuerda con. trascendente.62 "La razón nunca se refiere a un objeto. Y. si bien no lo podemos cono- cer. sino sólo su uso lo que puede. según lo expuesto anteriormente. 6o ORTEGA Y GASSET Ahora bien. precisamente la que bula la frontera entre uno y otro mundo. sino.. por más que. al no ser posible ni existir tam- poco es necesario. en el caso en que se desconozca su significado y se las tome por cosas reales. cabe que el atender se fije en una línea intermedia. t. que son. conceptos (objetos). engañosas. que posible es "estar representado en un tiempo cualquiera". sí debemos pensarlo.

". 67 KrV. B 699. Para lograr esto último. es decir..67 Si Kant diese por concluida su tarea con el fracaso de la razón especu- lativa en su intento de afirmar la realidad objetiva de las ideas. como esta analogía.3. que es lo que se propone. B 828. sino. El interés total de la razón excede a la pregunta ¿qué puedo yo conocer?. o mejor. 65 Prolg. no cómo un objeto está constituido. AK III 443. y como práctico "es todo lo que es posible por liber- tad" 60 surge el segundo objeto de la filosofía trascendental.. 57. 66 Prolg. uso inmanente lleva la serie del tiempo a su máxima unidad pero no constituí yendo los objetos. A 800... una semejanza incompleta de dos cosas. sino. pasar de la metafísica de la natura- leza a la metafísica de las costumbres y ambas unificarlas en un solo sistema. Este uso trascendental de las ideas es lo que Kant denomina "antropo morfismo simbólico": ". ontología del "ser en cuanto ser" no puede haber una analogía real. tal analogía es solamente una analogía semántica: ".. eviden- temente metacategorial. 64 Prolg. EL C°N°C13~110•~MEN AL DE Dros. Todo conocimiento que no es científico (físico-i:natemático) es 1111- Mico. por esto. debemos buscar la constitución y el encadenamiento de los objetos de la experiencia en general". sino sólo semántica. 6º KrV. es necesario referir la razón a los fines esenciales del hombre. 57.. La libertad nos permite ir más allá de la experiencia. y evitamos. sólo habría logrado una filosofía según su Schulebegriff y no según el Weltbegriff. sino cómo. las atribui- mos a la relación con el mundo y nos permitimos un antropomorfismo simbó- lico. se refiere al lenguaje y no al objeto".Las cosas del mundo deben ser consideradas como si ellas tuviesen su existencia por una inteligencia suprema.. se plantea una segunda pregunta ¿qué debo hacer? Esta no es una pregunta teórica. el cual. Además de esta función semántica el conocimiento trascendental ejerce una función heurística: ".. A 805. sistematizándolos. tal antropomorfismó simbólico implica una extensión del campo de posibilidades del lenguaje. óptica. . el antropomorfismo dogmático." "Un conocimiento tal es el conocimiento según la analogía. una semejanza completa de relaciones entre dos cosas completamente desemejantes". B 833. sino práctica. sin embargo. °6 Pues. AK III 52.. AK III 520. al no ser posible una. el de la metafí- sica de las costumbres. no significa. 68 KrV. debe expresarse con categorías. De esta manera la idea no es propiamente sino un concepto heurístico y no ostensivo. bajo su dirección. 58. A 671. ella mues- tra. de hecho. es decir. que implica una innovación semántica.No atribuimos al ser supremo propiedad alguna en sí misma de aquellas por las cuales concebimos los objetos de la experiencia. (este) antropomorfismo simbólico que.. como se entiende generalmente la palabra.65 Pero.

Ed. 150/153. entonces. la Crítica de la Razón Pura. Vorrede. porque esta idea se manifiesta por la ley moral". es decir. Analizar cómo se realiza esto excede nuestro propósito de limitarnos a la KrV. que su posibilidad está probada por el hecho de que la libertad es real. Hay que distinguir dos tipos de causalidad. Todos los otros conceptos (aquellos de Dios. en tanto que su realidad está probada por una ley apodíctica de la razón práctica. ejercicio de la libertad. AK 111 372. constituye la piedra angular (Schlussstein) de todo el edificio del sistema de la razón pura y mismo de la razón especu- lativa. por tanto. chocan aquí con su límite. 71 KvV. moral y trascendental son términos opuestos ffl El camino de la praxis. de la inmortalidad del alma. una pregunta clave: ¿por qué privilegiar a la idea de libertad. La causa natural implica una causalidad de la causa. "El concepto de libertad. B 577. lo inteligible es lo incondicionado. nos permitirá afirmar la realidad objetiva de las ideas. en todo intento de teología racional "falta de entendimiento y penetración".11 Dado que el concepto de Dios pertenece originariamente a la moral y no a la física" es necesario ver en toda teología racional. postularlas. La cosa en sí causa noumenal de los fenómenos no-humanos y la libertad inteligible causa noumenal de los fenómenos humanos. ahora. es causa sui. lo que comienza de sí mismo. Cass. nouménica. Pero surge. tal cosa sería caer en la ilusión dialéctica de los paralogismos. es decir. en tanto opuesta a fenoménica. V. ¿cuál es la causa noumenal de lo feno- menal? Esta causa noumenal de lo fenoménico es. ir más allá del mundo de lo condicionado. temporalmente condicionado. Por ello. La experiencia cien- tífica y el análisis de ésta. también do- ble. la naturaleza. 73 Porque 70 KrV. esto es. causa no fenoménica del fenómeno?. el problema de los fines. por qué afirmar su existencia y poner a ésta como fundamento de la existencia de Dios? En primer lugar. la moral y a la Crítica de la Razón Práctica para afirmar la realidad de las ideas. defi- nida•como causalidad inteligible. y plantear el problema de lo incondicionado. o mejor. inteligible y. es necesario recurrir a otra experiencia. constituyendo el mundo de lo sensible y otra no sometida al tiempo. ¿cuál es la.. 72 KrV. 73 Idid. Lo sensible es ló que está "naturalmente" determinado.118 EDGARDO CASTRO estó es. evidentemente esta libertad inteligible no puede ser afirmada como realidad efectiva." Pero. en segundo lugar. que en tanto simples ideas permanecen sin soporte en la razón especu- lativa) se vinculan a este concepto y adquieren con él y por él consisten- cia y realidad objetiva. A 549. encontramos en la KrV una libertad trascendental. pp. una según el tiempo (la categoría de causalidad) es decir fenoménica y. pero señalemos lo que nos interesa con respecto al conocimiento de Dios. .

por ello. a la vez. Ambas tienden a la construcción de un mundo moral. y ésta funda una antropoteología. . . pero no porque no es posible lo teológico. práctica y simbólica. sino que no es posible lo óntico. posible la meta- física. op. donde Dios haya sido realizado. la suficiencia del sujeto. AK III 524. que no es otra cosa que una exposición "simbólica" del ideal supremo del soberano bien. al igual que Leibniz. sea epistemológica o moral. especulativa o práctica. mejor. una filosofía que funda la cultura. 2) Kant en su metafísica de las costumbres permanece un racionalista. según lo expresa el mismo Kant. Conclusiones 1) Como en la metafísica de la naturaleza. donde sea. por tanto. todo logos queda encerrado en la razón del hombre. 75 Ver: VicroR DELDOS." pues. es decir. también en la metafísica de las costumbres. 77 74 'bid. esto es. como técnica (que brota de las ciencias de la razón especulativa) y como pra- xis (acción que brota de la razón práctica). AK III 549. Kant no reduce el rol de la razón sino que desarrolla otra concepción de este rol. Por ello." 3) Kant pone fin a lo que denominó la ontoteología. "la metafísica es el acabamiento de toda la cultura de la razón humana". O. Resulta exacto el juicio de V. es prueba de que es imposible explicar este mundo por una causa primera. aun cuando todo conocimiento científico sea experien- cia! y no tengamos experiencia sensible sino de lo temporal. 77 KrV. según Kant. aunque difiere de éste al concebir a la razón pura y a la práctica como dos facultades separadas. 76 KrV. un mundo donde las ideas tengan realidad efectiva. el pietismo. 4) La filosofía kantiana es. este mundo adolece de las cualidades propias de una tal causa. es posible par- tiendo de la experiencia de la moral la afirmación de la realidad efectiva de las ideas. A 808. EL CONOCIMIENTO TRASCENDENTAL DE DIOS . Afirma contra el empirismo la posibilidad de valores absolu- tos. Afirma. 1?3 la' 'existencia del mal en 'el mundo. Delbos. A 850. un discurso sobre Dios que toma sus conceptos del procedimiento simbólico de la Razón Pura y afirma la realidad de éstos en razón de la praxis." un mundo donde exista como realización el soberano bien. O lo que es lo mismo. los valores morales. La teología posible es aquella que es. B 836. toda ontología es una antropología. Kant justifica filosóficamente aquello con lo que se encuen- tra. Toma de Wolff la idea de que la conducta perfecta es la consecuente con- sigo misma. B 878.

. pues.180 Speamo CAsTito á) La afirmación de la realidad de Dios desde el punto de vista práctico no significa que Dios "es".. 78 En defi- nitiva. A 802. 79 Ver: GILLES DELEUZE. En tanto que filosofía que funda la cultura. 79 EDGARDO CASTRO 78 KrV. aunque puede que eso jamás llegue. ". B 830. Critique de Kant. . un término medio entre el empirismo y el dog- matismo.". PUF. AK III 520. tal afirmación de la existencia de Dios no difiere de la expresión de Maurice Merleau-Ponty "Dios es un mito a realizar". 1983. las cuales no tratan sino de lo que llega . 6) La KrV marca.Las leyes objetivas de la libertad.. sino que "debe ser". afirma contra el primero la realidad de fines absolutos. también. pp. se distinguen por esto de las leyes de la naturaleza. que expresan lo que debe llegar a ser. Esto es lo que quiere decir Kant al afirmar que Dios es un concepto que pertenece a la moral y no a la física. París.. contra los segundos afirma la aprioridad trascen- dental de estos fines. 5/9.

Sin embargo. queda aún la siguiente cuestión: ¿puede derivarse dicha certeza de algún modo de infe- rencia silogística. por tal razón. con lo que la diferencia entre el silogismo teorético y. un estilo marcadamente didáctico y asertivo. en forma general. el de la certeza práctica. aparece la cuestión relativa a la certeza de las conclusiones silogístico-prácticas. Por otra parte. someramente. Vol. Inmediatamente relacionada con el tema anterior. En tal supuesto. a saber. problema que puede identificarse. APORTES PARA UNA CARACTÉRIZACION"DSL SILOGISMO PRACTICO introducción La siguiente exposición es resultado de nuestra labor docente en la cátedra de "Metodología Política" 1 y guarda. hablarse de "certeza" en el ámbito del conocimiento práctico? Y si tal cosa fuera posible. en primer lugar. si el hecho de ser práctico introduce una modificación específica dentro de la noción general del silogismo. dicha certeza (certeza "práctica") deberá ser referida a otra facultad no-inferencial? Respecto de tales cuestiones.. por una parte. los supuestos que inspiran nuestra siguiente exposición son. en cuanto al rigor significativo. y con respecto al segundo problema. ¿Puede. 1986. los siguientes. por el contrario. sin embargo. XLI . por lo tanto. se pasaría por alto la diferencia entre el silogismo teórico-dialéctico y el práctico-dialéctico y se reservaría la denomi- nación de "científico" sólo para un tipo de los silogismos teóricos. En primer lugar. con respecto a él como un cierto "tipo" perfecto o ejem- plar de silogismo. al contrario. dicha modificación sólo atañería a aspectos accidentales que resultan del carácter contingente de los enunciados prácticos. práctico se asimilaría a la diferencia general entre silogismo científico y dia- léctico. admitimos que se trata de una especie que no se ubica en el mismo nivel. SAPIENTIA. consideramos que existe una distinción entre el silogis- mo teorético y el práctico lo suficientemente significativa como para que pue- da hablarse del segundo como de una especie distinta de la del primero. Respecto de la naturaleza del silogismo práctico podría discutirse. con el del alcance que le quepa a la expresión ciencia práctica. implica algunas cuestiones que podrían ser objeto de controversia en el ámbito del pensamiento realista tradicional y que queremos dejar expuestas como marco de referencia. que la del silogismo teorético: el cual opera. somos de la opinión —que creemos avalada en el pensamiento 1 Materia que se dicta en la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Católica Argentina. o si. negándosela para el orden del raciocinio práctico. Sin embargo. como es el caso de la certeza científico-especulativa? ¿O.

el carácter de relativamente práctico no obsta a su carácter de formal- mente tal. de fin práctico. sin duda. la verdad práctica. un objeto operable consi- derado como tal o formalmente. CARLOS L MASSINZ. Queda de manifiesto. 1. se debería aplicar el análisis a este núcleo del raciocinio y la argumentación que es el 2 Tal parece ser el marco de la exposición de Sacheri en el articulo "Aspectos lógicos del discurso deliberativo" (ETHOS. inferenciales o "silogísticas". Entendemos. por lo demás. ya que la certeza silogístico-práctica presupone la cer- teza de los principios inmediatos de la sindéresis y. Que la certeza práctica —no importa si "mayor o menor"— es esencial- mente diversa de la certeza teorética. se estrecha ilegíti- s amente el campo de aplicación del silogismo práctico cuando se lo reduce al rn nivel de la prudencia y a la producción del último ju%cio s práctico . 16. Pero ello contradice explícitamente el texto de Santo Tomás en la 5. Pero añadi- mos que dicha certeza se distingue de la certeza teorética no por una razón de intensidad menor o mayor. que por nuestra parte extendemos el campo del raciocinio práctico —y con ello de la ciencia práctica— a todo conocimiento inferencial cuyo objeto sea un operable.. "El conocimiento práctiCo". Y esta ciencia es la que. 14. Si al contrario —como hace Massini convalidando la opinión de L. que el silogismo práctico opera como formalmeinte práctico ya en el ámbito de un raciocinio que sólo es práctico par su objeto. en el primero. sino fundamentalmente por una razón cualita- tiva. *1973) donde. a partir de esta reduc- ción de la perspectiva. I. pues. pues. Pero. Buenos Aires. la certeza de la estimación singular de la cogitativa. que el uso del silogismo práctico está presu- puesto en el logro de algunas afirmaciones ciertas del conocimiento práctico. 3 Es decir. 1980). que existe certeza en el nivel de la ciencia práctica (puesto que quien dice "ciencia" dice certi- dumbre inferencia' o silogística). Sostenemos. la carac- terización de está ciencia no" es 'posible si no se consi dera al fin como 'fin-. en la ciencia cuyo objeto formal es un operable. su mera consideración. maza de Aristóteles y de Santo Tomás— de que existe certeza práctica. en el silogismo práctico- prudencial. Theol. es 'especulativa encuanto al fin. se enten- diera por "fin" al fin de la ciencia. E. Prudehtia luris. cuando se tiene en vista sólo al silogismo práctico ordenado inmediatamente al fin práctico.182 nasa= Mnrum. porque el fin de la ciencia va implícito en el objeto formal toda ciencia de objeta práctico sería.2 Es decir. Se entiende. ya no habría lugar para esta caracterización.3 I. es esencialmente diversa de la verdad especulativa: adecua- ción del juicio a la cosa. como tal hace de ese conocimiento un conocimiento for- malmente práctico. si el objeto a conocer es un operable. y ello en razón de que su objeto. agosto. a. por el contrario. por lo mismo. . pudiendo no serlo por su modo ni por su fin. o al Ser en el segundo caso. se concluye en el carácter no-silogístico (o sólo metafóricamente tal) del discurso práctico. Palacios—. y que. Porque aunque el fin del conocimiento no sea la operación sino el conocimiento. adecuación del juicio —práctico— al "apetito recto" o al deber ser. détcognosce:nte:. I. q. en consecuencia. a su vez. aun cuando dicho conocimiento o ciencia debe ser reputado relativamente práctico y relativamente especulativo. Creernos. No de todas. nin- guna de ambas. siendo práctica en cuanto al objeto. no siendo. — EL SILOGISMO PRACTICO En congruencia con la perspectiva metodológica de Aristóteles. Y esto. (Cfr..

pues.. he llegado a esta otra: "devolveré el pasaje". Hacemos uso constante de ellos en nuestra vida diaria. Esto que he hecho es una "unión de juicios".4 Esto es.el -hombre prudente": Et. que puede serlo tanto para el caso determinado (verdad del juicio pruden- cial: Cfr: la definición aristotélica del "medio" de la virtud "tal como la determinaría . cuando las premisas que integran el silo- gismo son premisas "deónticas" o "axiológicas". Pero para aprobarlo debo estudiar en vacaciones. en este caso. Esto es. Para nosotros lo de "apetito recto" dice referencia. son ambas teóricas. como para la máxima de conducta universal 1(verdad del juicio científico-práctico). pues. Premisas. Ahora bien. Y cuando decimos "en materia" o "de objeto" prácitco. y la verdad a la que se llega. como objeto de Se sabe que el silogismo es. Hay. pierdo la escolaridad. su "materia" u objeto: su materia es diversa de la de los silogismos teóricos. habiendo sido establecido algo como verdadero. expresada como adecuación o ina- decuación al apetito recto o al deber ser objetivo . o "tercera operación" de la inteligencia. ¿Qué es lo que él tiene de distinto respecto de los silogismos teó- ricos? En primer lugar. otra verdad resulta de ello. Es decir. La Analítica. la que se parte. queremos significar ambas cosas formalmente.un ser. Tiene pues. un discurso (una "unión de jui- dos") en el que. por ejemplo (o nos decimos mentalmente a nosotros mismos): "Debo aprobar este examen. pero no a la que de hecho se da en el cognoscente actual ( apetito que sigue a la 'conciencia recta. o lo que es lo mismo. Por lo tanto: devolveré el pasaje". porque. no es sin embargo un silo- gismo como los que se estilan para ejemplificar en Lógica. equivalente aquí a "objeto". II. así. al silogismo práctico. siendo lo anterior un silogismo. smocismoi PRÁCTTIC tilOgismo. es la que toma al raciocinio. cuya verdad o falsedad es verdad o falsedad práctica. Lo que he hecho es. ya lo hemos dicho. en efecto —formal y material-. sin duda. a la tendencia humana ape- titiva. ya sea en el sentido de un "hecho" o "estado de cosas". 1107a). Dis- tinto es el caso en el cual la materia del silogismo es práctica. lo sabemos por la experiencia más elemental. que de hecho puede ser errónea). verdades que expresan . Y esta última verdad se funda en la primera. Es un silogismo práctico. "materia en el sentido de "materia 'de una disciplina o ciencia". un significado objetivo: el deber ser objetivo. y para ello debo sacri- ficar mi proyecto de viaje. Aquellos silogismos teóricos esta- 4 Se entiende que no usamos el término "materia" en el sentido riguroso del hile- modismo sino en el vulgar. dei lo contrario. sin duda. .5 Que hay silogismos de este tipo práctico. en la cual. Nic. que es la parte principal de la Lógica aristotélica. en general. de objeto práctico. sino a la que debería darse en un apetito rectificado por el hábito virtuoso. 5 Esta identificación entre "apetito recto" y "deber ser objetivo" resulta obligada para evitar el resabio del subjetivismo con el que habitualmente se malinterpreta a la defini- ción tradicional de la verdad práctica como "adecuación del intelecto al apetito recto". de una verdad previa: "no debo perder la escolaridad". ya sea en el sentido de "esencia". Todo silogismo nos hace conocer algo a partir de otra cosa. Esa "materia" es teórica. un silogismo. silogismo "en materia" práctica. Deci- mos.

son —como dijimos— no anteriores sino posteriores. y porque "debo aprobar el examen" por lo que "debo estudiar en vacaciones". Porque el principio es —paradójicamente— un fin. 37. su prin- cipio no es algo anterior a la conclusión en el ser. precisamente. "saber": conocer lo que las cosas son. dad del medio elegido. Y por eso en el mismo silogismo práctico puede haber "resolución de los efectos en las causas". el silogismo práctico sigue un camino que es inverso. En los silogismos teórico-demostrativos. son los principiots en los que se fundan las conclusiones prác- ticas respectivas. Y estos principios son fines: son los fines. es "dar razón" de la bon. Ahora bien. es porque "debo sacrificar mi proyecto de viaje" por lo que "devolveré el pasaje". es primero en el orden de la intención y del "valor". en los teórico-dialécticos. y por qué son como son y no pueden ser de otro modo. el ser contingente puede ser objeto de conocimiento teórico. pura y simplemente. Así pues. Por ser estas cosas las cosas dadas (y no "construi- das").18 4 FEDZAICO 111~ SEEBY3 ban . o anteiores a sus efectos. anteriores que la conclusión y causas de ella"? Por el contrario cuando —como en el ejemplo— silogizamos prácticamente. el fin del silogismo es —como lo muestra el ejemplo— "saber-qué-hacer". en el discurso práctico. en cambio. o si son. Es claro que esto no es así en todos los sentidos. aunque no de ciencia teórica: silogismo teórico-dialéctico. Y esto determina un cambio fundamental en la modalidad del silogismo. estos principios son primeros. a las conclusiones. Anal. Todos estos porque indican causas y. sin duda. Ha de recordarse que el silogismo teórico-demostrativo (que es el tipo ideal del silogismo teórico: el silogismo "científico") se funda en los princi- pies o causas de las cosas. sino algo posterior a la misma. ¿qué es lo que juega el papel de principio del. 8 Es decir. Y es porque "debo estudiar en vacaciones" por lo que "debo sacrificar mi proyecto de viaje". Pero si estos principios son fines. 4. lect.integrados por "materia teórica": el ser de las cosas. el fin. Pero hay más. por lo tanto. en el ser. Por eso el silo- gismo "que hace saber" ("syllogismus scientialis seu faciens scire") debía basarse en premisas "verdaderas. al silogismo teórico: se funda en algo que no es primero sino último. en el fin. si así lo fuera no podría haber racio- cinio. primeras e inmediatas. el ser contingente. o si son "así"..6 En el ejemplo actual. Ahora. En efecto. la materia del silo- gismo es una realidad que no sólo es contingente sino que es un contingente- operable: es el "deber-ser" (o el "deber no-ser") de alguna cosa. razonamiento? Puesto que el raciocinio se ordena "a hacer" u "obrar". una orientación . porque para que lo haya. El fin del silogismo teórico es.8 Pero el "camino inverso en el ser" del silogismo práctico respecto del 6 Como es obvio. Resolver. el principio debe ser en algún sentido "pri- mero". In I. retiene la primacía. Y aunque cabe. o "saber-cómo-hacer". que en el silogismo práctico "dan razón" de las conclusiones. en el ser. el cual como principio en el orden de la especificación moral o del valor. el ser oecesario de las cosas.. por el contrario. aunque sea último en el orden del ser y de la realización. en el orden práctico. 7 SANTO Tomos. Post. Porque el fin es ( como su mismo nombre lo indica) lo último que se hace.

cit. y resulta de concebir el silogismo práctico de un modo exclusiva- mente práctico o "simpliciter". (Cfr. p. pues. pues. la siguiente interpretación de Sacheri: . ntro. la sis. Cuando por el contrario. 178). en el orden especulativo se busca conocer cuál es la causa propia de tal cosa. "materia u objeto". y en la que el medio es principio (que 'ex- lica». en el raciocinio teórico queremos conocer lo que no conocemos. El raciocinio se orienta. aunque no lo sea por su fin ni por su modo. ello no podría dar vi gar a una verdadera "resolución". se re- suelve en la operación singular (sub. para nosotros. pues. esta forma de argumentación `que vincula inferencialmente fines y medios práctico-operables. Thisók. aa. Porque el "modo" alude' a la 'dirección preferencial del razonamiento en uno y otro caso. Porque el silogismo. y siempre que razonamos para actuar conocemos previamente el fin y queremos conocer los medios.. antes del ejercicio de la operación y N-len- ta& a 'la ón "judicativa"' del nioto. Si en este punto se ha tomado como ejemplo un silogismo que es enteramente práctico (tam- Idén. "principios _universales".. se trata de saber por cuál operación podrá ser alátnzado el fin. En lugar de resolver en los primeros principios del conocimiento. la realidad del fin por la eficacia del medio). y no pierde por ello su verdadera formalidad práctica. Pero no es necesario que estos tres aspectos o "criterios" de distinción se presenten como prácticos para que el silogismo lo sea. 11-II.. (Cfr. Ello. la ondtrise. por su fin y modo) es porque.práctico y debe ser visto y analizado como tal. Así un silogismo que es práctico por su objeto (formal). pues. 55. pues.)". —LOS TIPOS DE SILOGISMO PRACTICO El silogismo práctico es. inversa que sigue el orden de la realización. De lo que —como hemos dicho— es causa a lo que es efecto.. al razonar como lo hemos hecho "bajamos" del fin a los medios. de la ciencia práctica) es inverso al silogismo' iesáticd (y la ciencia teólica). 3' y '4). mientras que en el ~ práctico. le añade la perspectivá reso- `habría de la sis y de la gnome. en general. éste expresa el modo típico del razonamiento práctico. uptfficipios Comunes". ya que es compositivo el modo de conocimiento que va de la causa al efecto. . Pero debe recordarse que Santo Tomás. puede ser relativamente práctico sin serlo enteramente. cuyo fin es la operación. S. por lo tanto. II. art. Y por eso la dirección preferencial del razo- namiento teorético es analítica. q. Y bien. son menos conocidas. Y ello es así porque hemos razonado para actuar. en un sentido compositivo. Estas tres cosas. Nos parece errónea. "fin" y "modalidad". Y si bien el racio- cinio pffáctico puede orientarse de un modo distinto al expresado en el ejem- plo. lo mismo que la ciencia a la que integra. que reconoce al "contsilium" una modalidad inventivo (-búsqueda del medio). lo habitual es que vayamos de los efectos a las causas: porque son estas últmas las que. porque ningún medio práctico actúa necesariamente en la producción del fin como efecto: porque todo medio puede "ser impedido" en su acción. unión inferen- cial de verdades (logoi) referidas a los medios y a los fines de la acción hu- mana. como po- demos ver. las características generales se aprecian más claramente. Esta "resolución ért la operación singular" es de tipo "eficientista" y no ético: probarla la bondad del medio por la eficacia. es formalmente . por resolución en los principios práctico* o máximas:. 'EL subcyslio pRÁcitco 185 especuiativo es sufiéiente para explicar aquella afirmación según la cual el molo del silogismo práctico (así pues. en él. son las que distinguen al silogismo práctico del teorético.

de un silogismo. pertenecería al ámbito de la ciencia "pura" o "simple- mente" práctica.9 Pero. un artefacto— sólo para conocerlo. las intenciones . por Santo Tomás.dentífica —científico-práctica—. . sino por las causas que lo hacen opera- ble y que son sus razones axiológicas y valorativas? Intentamos conocer por- ejemplo. ¿no silogizamos también cuando nuestra intención es conocer un ob- jeto práctico —una acción. obtener una explicación "por :por. Su dilucidación es importante: porque buscamos. S. .para montar una em- presa capitalista. . en lo posible... que puede ser. que. pero si podremos.de otro modo"—. Se trata. cuando lo abordo en ti mismo. aunque sea especulativo iePfin› del. VEDE:Rico ~Tu. Es un ejemplo de cómo razonamos. ni tampoco necesariamente para destruir el capitalismo ni 41.de honibres .por ello . Más allá del destino ulterior de este conocimiento. si fuera científico. en sentido entitativo —"ocurrió así y no pudo ocurrir . conocimiento. cuando silogizamos de este modo. ciiencia práctica "simpliciter".ó) verdadero falso -con 'acuenlo a ello U O secundum aliquid speculativa et secaTulum: aliquid practica. ¿Por qué —nos preguntamos— surgió el capitalismo en la Baja Edad Mécliá?.' llamamos una cktmía práctica y especulativa "secun- dum quid" . cuando el razonamiento se nos impone como una exigencia de nuestra necesidad de obrar. a. 14. Una . En otros términos.. y él silogismo es uno de los modos de lograrla. 1a certeza para actuar. con Santo Tomás. así.. —no porque el fin del silogismo no sea la acción— deja este racioci- nio de práctico. y cuya estructura es silogística. investigación. por ser práctica por el fin. Y ésto es una verdadera "ex- Cuandá Aristóteles en la Polítka se plantea el Problema. es llamada. ¿por qué se fue caracterizando de determinada manera en la Edad Moderna? Todo esto constituye una inquisición.: incluso. Ib d.. . De esta ingu sición no obtendremos nunca una "razón necesaria" de lo que ocurrió. silogizando en el ámbito de. no lo hago para actuar "capitalisticamente". pues. un hecho de la historia humana: sea "los orígenes del capitalismo". q. . 1.el Melo . Está . a. Theol. .6. Pero no.. Porque su "materia" es práctica: su objeto es un operable: y está "enfocado" como tal.imbuida de una referent/i0 ai. Es un objeto formalmente práctico. y modos de vinculación entre ellos. lo que.11 Porque el fin de ese silogismo no es actuar sino conocer. "apetito srect. para actuar. Silogismo práctico "simpliciter" y silogismo práctico "secundum quid" El ejemplo que utilizamos antes presenta esta "relación de logos" en su_ significación más directamente práctica. capital.. 1. ni. y no para actuar?' ¿Cuándo nuestra intención es conocerlo —se entiende— no por sus causas enti- tativo-necesarias —que no las tiene—. 10 Esta "comprensión" no es nunca puyamente especulativa. que tienen distinta significación en retack5n con La certeza del conocimieinto práctico. y hay medios y fines.(axic-klógiK. Lo hago sólo para "comprenderlo". que generaron el fenómeno capita lista.10 Ahora bien.Sultim Pero hay distintas formas como pueden ser racionalmente vinculados los: medios y los fines. De esta ciencia que. de ¿por 9 0« practica tantum: Cfr.

Sin embargo. que tiene un amplio campo de aplicación en la filoofía tradicional. recordemos tan sólo que. tanto el raciocinio práctico "simpliciter" como el "secundum quid" pueden dividirse según esta nueva división. No pudiendo desarro. por eso acumulan hasta el infinito los medios promotores de la vida". nos) interesa aquí para la determinación del grado de cientificidad o certeza que pueda caber al raciocinio práctico. 3. El raciocinio técnico o artístico.12 Y bien. dada la huniscusión de contenidos teoréticos en el ámbito del conochniento!práctico. in:oculto PRÁtrico 4g/ qué los hombres acumulan riqueza en forma infinita?". en general. ello debe entenderse en el supuesto de la esencial distinción entre la certeza práctica y la certeza teórica. . esta distinción. Así pues. conlleva un grado menor de certidumbre práctica que el raciocinio ético. 1257b 41. puede aplicarse a cual- quiera de sus partes. el silogismo práctico puede dividirse según que se refiera a lo que el hombre "hace" o a lo que el hombre "obra". el silogismo práctico adopta. esta forma del silogismo práctico es diversa de la que usáramos antes como ejemplo y en la que. Se trata de le raciocinio que opera en la factura o producción de una obra extrínseca al agente. puede admitirse que bajo la perspectiva teórica e/ silogismo técnico ofrezca en algunos casos —al revés de lo expresado— ma certidumbre que el silogismo moral. Silogismo práctico-técnico y silogismo práctico-ético Desde otro punto de vista. llar aqui esta distinción. dos modalidades: — El silogismo práctico "simpliciter" —cuando razonamos para obrar— y. para nosotros. se inquiría por los medios aduados. Pero ello no será nunca así bajo laperspectiva inalinentéZpkujitic($4. Para conocer un objeto práctico-opera- Iale por las razones de su operabilidad. El raciocinio que a ello se refiere es el que ejercemos para orientar nuestras acciones hacia los fines perfectivos inmanenliew a nosotros mismos. aspiran a vivir y no -a vivir bien. y no en la seguridad del juicio referido al ser de la misma. Es decir. Política. . Y esta división. la certeza práctica consiste ent la séguridad del juicio que expresa el deber ser de una operación.13 Pero esta 12 ARISTÓTELES. por estar referido a medios y a fines re/a- tivos„ o que no se imponen con necesidad absoluta sino condicional. q ilentlectivá de ..». — El silogismo práctico "secundum quid" y especulativo "secundum quid" —cuando razonamos para conocer el objeto operable por las razones de su "operabilidad". desde este punto de vista.b . 1. en este otro se silogiza sólo para conocer. A lo que el hombre "obra'' se lo ubica bajo el imperio de la normatividad ética o moral. A lo que el hombre "hace" se aplica el hábito racional de la técnica o arte. da una respuesta Fun- "dada en un silogismo: "porque los hombres. y como los medios para vivir son infinitos. 13 Cuando decimos "menor certidumbre práctica". Ahora bien. siendo de distinto criterio que la anterior. I.10 . L. supuesto el fin de "aprobar el examen".débido. En aquel caso se silogizaba para actuar.

sino también de la prp- pia estructura del "obrar" humano.. Fin efecto. Anal. de ser impedida en la producción del efecto. Ni de certéza teórica. ya que el 'molino de viento no' es un medio absolutameüte necesario para la vida humana ni para su perfección. par* est d toda causa natural accidental. ' i .algunos linét-.oblicua a su trayectoria así nacieron las paletas-5 etcé- tera. 'y.. cuando su inventor inventó el "molino de viento" realizó un silogismo por el cual vio anticipadamente. el silogismo tééniéb implica una relativa certeza. en este caso.. . ti . no afecta. como el moler grano. Porque el técnico puede decir con certeza.. I. sin duda. . . fin ha ser-m nitediq". Cuando un inventor "idea" un artefacto. la uviSión" inventiva de la utilidad 'que. un margen de relaciones causales accidentales ("per accidens"). así... <"si. Por ambas razo- nes. pues. podría..:. SANTd Tolda. para. hu- manos igualmente "accidentales". ezi Ud -íenddo. Y además "vio" que. no cabe hablar en el ámbito de 'este raciocinio de una auténtica' cétriteza. pones tal medio resultará si: nada lo impi ". pueden tener las propiedades naturales de las cosas. Post.41 cual. del viento. expresada como "si uieres tal. .$)~ -mayor . y si nrída impide el ejercicio de• 'la causa. Mí.p1. En este caso se trata de la luer/a del viento".. podía obtener otros efectos deseables. pero para transformar la fuerza del viento en un movimiento circular..'14.".. .íóL... resultará el efecto' -desea '°. no resulta sólo' dei carácter incondicional y constrictivo de los fines éticos. Así. Ella es la que se funda en la causalidad te accidental de alguna propiedad natural.. Por . :. Es éste un efecto posible. :17 -. un efecto accidental. yo+ j. no es un "efecto necesario" de las causas naturales. moviendo la rueda. Analicemos el caso de la razón operando en la creación de un artefacto.. ni es. 1-4) 14 Esta necesidad". este raciocinio culminó en la creación del artefacto-molino. la fuerza del viento sd aplica a un material dispuesto de tal o cual modo. en la fuerza del viento. un artefacto imprescindible para la vida humana. Ahora bien.habj a la eficiencia t mente se atribuye al raciocinio práctico.:a:. . ' 3 •....'. en efecto.. "el viento" no existe para "mover la rueda del molino"."188 VEDEnicg 14" . debo oponerle la resistencia de un material puesto en forma. Y ello es posible porque las operaciones naturales presentan..eso el gismo adopta una fonna condicional o hipotética que.. pero no está ins- cripto necesariamente en su naturaleza. pues. cuando la acción humana es ejercida sobre los objetos exteriores.. la posibilidad del efecto de "mover la rueda". Es.. que... sí lo son para utilizarlas. ni dé'certett práctica.certeza práctica del raciocinio ético sobre el técnico... ppr otra parte. al lin . aunque no son importantes para conocer la naturaleza de las cosas. Razonó de este modo: "Si yo pudiera transformar la fuerza del viento en un movimiento circular' y continuo. . No obstante ello. opera en la línea de la causalidad accidental (o "per accidens"). una combinación de conocimientos teóriCos "aca- d&ntales". No se trata aquí de la condicionalidadi que. El silo- gismo lécniCo reúne. distinta de la del "hacer" exterior.x 1 .. o el sacar agua. etc. etcétera.. Estas últimas. . á disminuida por la posibilidad que existe. junto con muchos otros. puesto que la cosa "pudo no haber' sido". lo que hace es "sacar" a las ope- raciones naturales de su propio contexto para hacerlas servir a los fines huma- nos. .. por ejemplo: en la naturaleza. in 1. .. sin em rgo. . . junto a sus relaciones causales esenciales (o "per se").sino de esta otra: ``si . del -medio o causa real.. .

como "sacada de su propio contexto natural". la acción integrada en su propio orden de fines per- fectivos.por el fin". en el carácter analógico de esta equiparación. lo cual importa. quien utiliza la analogía con el silogkrno demostrativo del orden teó- rico. distiricZn habitual -entre la "vitt inventionis" 4e carácter habitualmente opinativo y la ya iudicn de carácter Vierto. más bien. a . que es la causalidad ética.causalidad propia de la . o haciéndose simpático al profesor: lo cual un. de "deber ser"). la acción —como en el caso de la acción técnica— "sacada de su contexto natural": esa orientación al fin y a la perfección humana es la orientación que naturalmente le compete. una desabitig oca" de los znisan9s. es la que conviene per se y no "per accidens". porque yo también he ofendido a otros. contingente. .equivale..cabe pprfectamente una analeagla. Esto nos hace ver que la dis- thación.. donde tolla .. a. También aquí valdría la distinción entre de0ffledipky. y esta razón de ser es un fin (o un "mandato") que la informa intrínsecamente y por la cual la acción debe hacerse. 3. A'est4. Es el propio Santo Tomás.en S. Lo que decimos se alcanza a apreciar aún mejor cuando consideramos que la misma operación humana podría ser tratada de uft modo "técnico".15 Porque. es decir. . al alumno que intenta aprobar un examen.: su causa es una causa "per se". Tomemos. los fines y los medios. en una operación humana como la de "perdo- nar una ofensa" está presente su razón de ser (o. Se cae en ella cuando se idean medios de acción que —como en lo propiamente técnico— escapan a la línea de la . 6 "cientificidad" desde el punto de vista práctiko. por medio de fatua causalidad "per accidens".. en efecto> de "tecnicismo" o "eficientismo" en la acción ética.. Y como quiera que lo intrínsecamente valioso no deja siempre lugar a las alternativas de medios ni a la condicionalidad de los fines que aparecen en la actividad técnica. etc. sin duda. ZQMQ ejemplo. Dice: "Debo perdonar a este hombre.al decirlo considera a. ahora. gin aplicara al orden Práctico-la. artificio "técnico" que mira sólo a la eficacia de la acción."cienda7 Pero . Puede hablarse. Nos referimos con esta expresión a las realidades "intrínsecamente valiosas". o copiándose. Cuando ése procura un fin ético (valioso por si) por medios incongruentes con él que miran a la eficacia de la acción. Theot. a la que aludimos es una distinción formal. desde el punto de vista ético. En efecto. :acción: inmanente. Cierta- mente la "demostración" tiene su lugar natural en el ámbito del conocimiento teorético. etc. la razón que mueve a actuar.11. de fines que le competen por su naturaleza moral. ~ PRÁCTICO £14." Y:. Por este se puede lograr estudiando: lo que sería la causa "per se" de la aprobación del examen. No está pues. 4n4logi:* thoudek • auto T «ah . cuando sobre lo que se razona es la propia operación humana. la razón que determina la "operabilidad" o "deber se?' de la cosa a hacer. porque esto es bueno y justo. cuya. una perversión. cuando el hombre "moral" silógiza. son de índole moral. versión vulgar es el llamado "maquiavelismo" o "justificación de los medios —ilegítimos-. 3 y 4. su silogismo no es meramente condicional ni. aunque me ha ofendido. 01141 Distinto del anterior es el caso. De este modo. la cual tiene una naturaleza propia en la que las causas y los efectos. el racio- cinio que a ello se refiere debe ser considerado corno presentando auténtica certeza. 15 Debe insistirse.

Ello lictuni ¿mando las..18 Y. el alum- no razona. y.. su propia eticidad: porque el medio congruente con el fin de "aprobar el examen" es. Y en tal caso `el silogismo directivo aparece no sólo como accidental sino como 'moralmente ilegítimo. así: "Debo aprobar. de otra manera: "Debo aprobar. un "tecnicismo" aplicado a una acción que presenta. referidas al bien común. Pero estos modos de silogizar pueden. sin que ello implique "ilegitimidad" moral. cuando inventa o juzga medios para la producción de artefactos útiles (o "bellos"). pues: Silogismo técnico. y para saberla "se debe estudiar". puede apli- carse el modo del silogismo técnico a un objeto ético.") y concluyen. podría también hacerme simpático al profesor. Y tal es el caso de las llamadas en la escolástica "artes operativas". en los que el objeto ético está T sacado de su propio contexto natpral. De este modo. obviamente. En perspectiva moral. Sólo este último raciocinio es ético. --són. Según este nuevo criterio de división. Pero también este tecnicismo de la acción moral puede aparecer en el caso de acciones humanas morales que son "compuestas" con miras al logro de una obra exterior. el silogismo práctico puede ser.Silogismo ético. y para ello hay un sólo medio congruente: estudiar. o. recíprocamente. debo. hacer esto o aquello". en una propuesta de acción también condicional: "debería. intercambiar sus res- pectivos objetos o "materias".1190 ~nuca Mntua& SzEsza Razonará. vistas én . Los medios propuestos son todos condicionales ("podria.e1 contexto de las acciones sociales. por lo tanto. cuando —como en el ejemplo— la acción moral inmanente o "interior" es orientada por una causa- lidad accidental y mirando sólo a la eficacia de la acción moral... pera el . no obstante. bajo la cual se encuentra una buena parte de la Po1itica. caracterización. pues. como hemos visto. pero para ello podría copiarme. pues.accioneshumaiu . ts individua/es. o estudiar la única bolilla que sé que toma. en este último caso. por su parte. Esto es un raciocinio "técnico". La relativa tolerancia. morales por >naturaleza. y conlleva la certidumbre característica del conocimiento práctico: la certidumbre fundada en la necesidad deóntico del operable y expresada en el juicio deóntico conclusivo: "tal cosa —estudiar— debe ser". el 16 Más allá de los ejemplos de ilegitimidad del "tecnicismo" moral que hemos a men- cionado. etc.". por lo tanto. estudiar la materia". "saber la materia". entendemos que hav casos de tecnicismo moral que no están afectados de idéntica ilegitimidad.. --. cuando conduce al descubrimiento o a la justificación de acciones perfectivas inmanentes. o (medio alternativo).

la política aparece como un "arte". el "raciocinió sdbre la técnica" ya no es técnico sino moral. en las circunstancias especiales en las que nos encontramos. el arte. también... ciertos fines de la acción: "lo que" debe hacersá en circunstancias prácticas definidas. ea concebir una 'certeza que no sea de tipo científico-universal. Y aunque ello no' debiera "empobrecer el alcance de la certeza práctica)" —ya que existe certeza prudencia/—. eri. como ya lo hemos dicho (Nota 2). Ev smoorsmo pakencer '191 objeto "técnico" es susceptible de una racionalización que lo ubiqüe 'en la perspectiva de los fines éticos -del hombre y. Silogismo práctico científico y. en efecto. en los dos niveles : en el de la cien- cia. Buenos Aires. Esta distinción. 62: . la técnica. porque hay difi- cubil& ea -general. c. también. Por nuestra parte distinguérnos. Razonamos. La politica es el prototipo . y V aun . p. Pero el juicio de la prudencia. 1958. Estos fines pueden ser cánocidos. pues. cuanto. que se refiere a los medios y a la operación concreta. esta división a ambas partes de la precedente. pues —o "silogizamos"—. t :la ':aun cuándo cabría hablar. como.lz Cuando decimos que la ciencia es de los fines y de las máximas. por analogía.de lo que los escolásticos llamaban artes operativas. y esta última es objeto del hábito racional y moral de la ~da.silogismo práctico prudetncial Otro distingo que se impone al tratar sobre el silogismo práctico es el que opone el silogismo práctico científico al silogismo práctico prudenckl... para saber lo que debemos hacer (si entendemios por el "qué" el fin de nuestros actos). Bajo esa perspectiva. engeneral. Cfr.. tanto -wila certeza práctica de la teórica "in toto". sino sólo a la segunda: el silogismo ético. 17 Se tiende. punto de vista práctico-moral. cuyo olvido suele conducir a concepciones empobrecedoras del alcance de la certeza práctica 17 se nos impone en razón de que el racioci- nio práctico —a diferencia del teorético— termina "naturalmente" en la acción concreta e individual. y en el de la prudencia para saber como (entendiendo por el "cómo" los medios) debemos hacerlo. de una "prudencia" —y de un "silogisMn 01~17—. presupone el conocimiento de los fines y de las máximas de la acción. estamos atendiendo a las dos funciones que tienen las conclusiones de la ciencia prác- tica con relación a la prudencia y el ejercicio efectivo de la operación. que son universales y pertenecen al objeto de la cielnekt práctica. den ro de la primera. Las conclusiones de la ciencia práctica nos hacen conocer.. en este caso. admite riviaritaitt. En ambos —ciencia y prudencia— nuestra razón se mueve en la línea de lo que hemos denominado silogismo ético o per se. o. Arte y Ssayidarica„ Club de Lectores. pero en el cual las exigencias de la eficacia imponen sus condiciones. de la . Sólo que «maquiavelismo" en política se funda en la perspectiva "extrincesista'' con que la acción huinana individual es vista por el político en orden a la "composición" de un orden social justo. como un arte de finalidad ética y que opera con "materia" ética. de manera no-científica. No se aplica. orientar una acción correcta desde el. a reducir el ámbito del silogismo práctico al de la prudencia. de hecho lo hace.«científica"."prudeilcial". a la . y apunta a un juicio de la actividad técnica y de sus fines desde el punto de vista "resolutivo" de la perfección humana inmanente.

el "derecho de la socie- dad frente al delincuente.. Pero tres de ellos. es legítimo matar". Hay aquí. pero es general. no en una máxima. a la "estimación particular" del hecho inme- diatamente operable. que es la de lo que sucede 'en la mayor parte de los casos. Pero. en efecto. una 19 Esta "intención del fin debido" es la que. como "debidos". Ella es siempre menos general que las premisas en las que se funda. De esta aparente contradicción 'es netlesslie concluir que hay dos aspectos..3nisnio sentido interpreta Maritain al decir que en el orden moral.. De ello. importan rectitud acerca de lo contingente. Y tiene. op. la • sabiduría. la ciencia y la inteligencia. clibe hacerse. el acto tachado según. inmediatamente realizable por el agente moral. una máxima de acción. Esto es lo que. pues. 3. por la experiencia son reducidos los infinitos singulares a la unidad. aun cuando pue- dan aparecer materialmente restringidos por una enumeración de circunstan- cias prácticas. por otra parte. ^circunspección" etc.." (In Post. sino en el conocimiento práctico-estimativo del hecho particular y en la intención del fin debido que la virtud de la prudencia presupone. uno "teórico" y uno "práctico" en el conocimiento de la prudencia y que sólo bajo el segundo le debe ser reconocida certeza o Infalibilidad?.porque la infinidad de los singulares no puede ser aprehendida por la razón. 405). aquél donde dice : ". ese conocimiento de los fines es relativamente uni- versal. lect. una norma general. así. y cuyo conocimiento es suficiente a la prudencia humana". la reglas de la 'prudencia itn-o. por ejemplo: "siempre que se den tales o cuales circunstancias..que se ordenan. (S. q. En tal caso. Los otros dos. por otra parte. pero la certeza no está fundada sólo en el conocimiento de las máximas o normas. también. Estos fines se imponen en efecto. importan rectitud del conocimiento acerca de lo necesario. y bajo ese aspecto constituye una máxima para la acción individual. a muchos.. por otra parte. . la conclusión del raciocinio científico-práctico será siempre formalmente universal. a. sabemos por qué debe hacérse lo que . se sigue que «son in- ciertos nuestros juicios» como se dice en el L IX de la Sabiduría. sino en el im- perio sobre la acción concreta. 47. comparación que ha hecho antes con la sospecha" y la "opinión" como hábitos . sumado sin duda a la "perspicacia".19 Es ésta. Thea. ad 2).. Yo puedo enumerar una serie de circunstancias prácticas que hacen legítimo el "homicidio": la "legítima defensa". parece seguirse el carácter "opi- nativo" de la prudencia. "certeza"— del juicio de la prudencia. "a lo verdadero 'y lo falso". Pero.d. y ese "porqué" es el 'porque' verdadero y éticamente ni- tente (cauce moral "per se"). fitcdpauób mnium sishisim cuando los conocemos Científicamente.per' habrá dejado de ser infaliblemente recto. Por una parte. pues. El silogismo prudencial concluye. como premisa menor.. Esto mismo explica la aparente contradicción entre dos textos del Aquinate referidos al tema. Esto en lo que concluye el silogismo científico-práctico es. sino por el principio que guía su juicio de valor sobre los hechos y que es el apetito del fin rectificado por las virtudes morales. a saber el arte y la prudencia. dicho conocimiento conlleva certeza científico-práctica. como máxima. 19. Cfr. en algunos casos". la cual no es infalible porque no puede errar en la previsión de los hechos contingentes. garantiza la infali- bilidad —e. Expresará. está aquel texto donde dice: "—cinco <hábitos) se ordenan siempre a lo verdadero porque importan rectitud de la razón. a nuestro entender. certeza práctica.. es conclusión del silogismo científico- práctico.este . Anal. garantiza la corrección je las acciones individuales.. el hecho Piede' fracasar *in -enlarko. Sin embargo. Distinto es el raciocinio o silogismo de la prudencia. 44. p.. etc. 'cit. n . Pero por restrictiva que llegue a ser la enumeración de las circunstancias. . sometidas siempre y de todos 'modos a la contingencia del operable. Donde "ordenarse siempre a lo verdadero" debe interpretarse como "certeza" si se lo acerca a la. el cual tiene por pre- ba mayor a la que..

completados en los Comenta- rios de Santo Tomás donde hemos creído encontrar los elementos para una conceptualización metódica de la argumentación práctica que. esta excesiva formalización —que es expresión de racionalismo o idealismo— de la lógca no se encuentra en la lógica de origen aristotélico. y es por eso una virtud moral además de ser cognoscitiva. Et. Es posible ser un "buen moralista" sin ser un "buen hom- bre": saber lo que debe hacerse. como tal. De lo anterior se deduce que la ciencia práctica es perfectiva sólo de la inteligencia o razón práctica. a su vez. Por el contrario. y — Silogismo prudencial. cuando aplica una máxima general al caso singu- lar concreto sobre el cual actúa el agente. porque lo estrictamente individual es irre- petible. y al mismo tiempo no hacerlo ni querer hacerlo. y por qué. A saber que en el arte "es preferible el que yerravoluntariamente. que reconoce una Analítica material junto a la Analítica formal y que no extraña nunca a esta última de la primera. Pero no se puede ser un "hombre prudente". EL siLoarsmo. 1140b20). desde esta nueva perspectiva el silogismo práctico moral puede. sin aislarla del ■ •■ 20 Se puede aplicar a la ciencia moral lo mismo que se dice del arte en relación con la prudencia (porque por un concepto el arte conviene con la ciencia más que con la pruclencia). bueno. y el hombre prudente es. La prudencia. aquí y ahora. . Conclusión Lo expuesto permite concluir que la teoría tradicional del silogismo es lo suficientemente rica y comprehensiva como para poder hacerse extensiva a todo el orden del conocimiento y la ciencia práctica. ser: — Silogismo científico-moral. Y es que la extrema formalización de esta última perspectiva deja poco —por no decir ningún-- lugar para una matizada discriminación de las formas del raciocinio que resul- ta de su diversidad de materia. sin ser al mismo tiempo "buen hombre": porque la prudencia implica la recta intención del fin. además. de la voluntad: es perfectiva del agente moral. es perfectiva. que es el del positivismo lógico. pues.. VI. Es en los escritos del Organon aristotélico.PRÁCTICO 193 certeza no generalizable: la certeza de lo que yo debo hacer. necesariamente.2° Sintetizando. cuando utiliza premisas prácticos-morales uni- versales y deónticamente necesarias y concluye en una máxima general. no puede ser extendida a otros casos. Provee con ello un funda- mento insustituible para resolver las cuestiones metodológicas que en la actua- lidad se suscitan alrededor del tema de la lógica deóntica y cuya solución resulta altamente problemática con el instrumental conceptual con que habi- tualmente se lo enfoca. así. al paso que en la prudencia es peor. Nie. su excelencia pertenece al plano del conocimien- to moral. ad como en las virtudes (Anurróermas. en cambio.

Se trata de la distinción entre la vía inverntionis u orden del "descubrimiento" y de la vía iudicii u orden de la demostración. La adaptación de la última de las nombradas al campo del silo- gismo práctico no puede hacerse sin importantes salvedades. sin embargo. FEDERICO MIHURA SEEBER . éste último tema exigiría un desarrollo especial. y ello mismo ayudaría a poner de relieve la especificidad del mismo. Lo que se ha visto como una confirmación de la vigencia de la argu- mentación silogística en el orden práctico podría ser completado mostrando cómo en el mismo encuentra aplicación analógica otra importante distinción de la teoría tradicional del silogismo. respete las diferencias qué se patentizan en la realidad del discurso humano. pero es posible. Por su extensión.194 Frmauto Mn Saanm tronco común de la ciencia.

Buenos Aíres. su voluntad y su sentir. es su expresión viviente y visible: "el hombre tiene entre los animales el privilegio especial de ser el principio y la causa de ciertos actos. proceso en el cual la educación juega un papel de suma importancia. talla los perfiles de su huma- nidad a lo largo de su existencia. Ubicado exis- tencialmente en la Grecia del siglo IV a. de sí mismo y en las relaciones con los otros. intentaremos aquí abordar la cuestión educativa desde la perspectiva de este filósofo. Su obra comprende una amplísima gama temática: desde la problemática metafísica hasta la física y la biología. evidenciada en el dominio que tenga. aunque la contemplación teórica constituye la cúspide —lindante con lo divino— de la perfección del hombre. rodeado de otros seres con los que se vincula. EL DINAMISMO ETICO-SOCIAL Y LA EDUCACION DEL HOMBRE SEGUN ARISTOTELES Preciso es reconocer la hondura y la penetración —aun dentro de sus lími- tes históricos y sociales— de un pensador tal como Aristóteles. proponemos introducirnos en él a través de la ética.. Cada ser humano. a tal punto que humanidad y educación aparecen siempre como términos indisolu- blemente unidos. la ética. Moral. Si bien este tema es susceptible de diversos tratamientos. como del hombre. Aristóteles no olvida que este ideal del sabio es infre- cuente y que aún si así .i En el obrar el hombre se muestra como hombre. la conducta de un ser humano. Por nuestra parte. Por ello. Como en todo pensador griego. En sus acciones confluyen su pensamiento. el hombre no es un ser aislado sino que está inserto en una comunidad de semejantes al punto que la dimensión ético- social no es un agregado externo sino constitutiva del hombre mismo. dotado de ciertas disposiciones naturales. porque de ningún otro animal puede de- cirse. SAIWMTIA. Poco fue lo que de Aristóteles nos ha llegado explícitamente acerca de la educación. El hombre es por esencia un ser educable. Moral a Etickmo. p. La razón de ello estriba en que. el ideal de la paidcia está siempre presente y busca las vías de su más perfecta realización. 154. 1945. Espesa-Cabe. el único ser educable en sentido propio.no fuera. 1 ~Mut". Si este desenvolvimiento existencial se des- pliega "virtuosamente" redunda en una creciente "humanización" o —en térmi- nos contemporáneos— en la personalización progresiva del individuo. pero de sus textos se desprende un claro sentido educativo. XLI . que realmente obra" . Vol. la política. pasando por investigaciones tan diver- sas como la lógica. su pensamiento es aún hoy objeto de fructíferos estudios. 1986. E.C. 6. inserto en determinadas circunstancias particulares. la poética y la retórica. En sus escritos están igualmente presentes las grandes especulaciones teóricas y las agudas observaciones prácticas.

que es obra de la intelección y de la sensación.. las dos primeras provienen de la parte irracional del alma mientras que la última pertenece al ámbito de la racionalidad (es el deseo acompañado de razón) 2 ArasTérrmns. 247. 9. p. 241. el origen de la acción se encuentra en la facultad apetitita que comprende tres estadios: el apetito sensible o concupiscencia. p.. 432 b p. antes será preciso analizar el accionar humano: ¿cuál es la fuente de la acción? Según Aristóteles El alma de los animales se define por dos facultades: la de discerni- miento. 9 Cfr. 413 b 23-24. p.1% SILVANA FILIPPT I . y por la de moverse con movimiento local. apetito y sensación son dos funciones estre- chamente vinculadas. 1. Así. 44. 5 El término "pasión" ha de ser entendido en el sentido antiguo. También en la facultad motriz o apetitiva existe una progresión. 9.4 que guarda cierto paralelo con los niveles del conocimiento. 1943. En suma. Moral. Cfr. 2. deseo y aversión son diferentes funciones de la sensación. Buenos Aires. p. la vida animal —y por ende también humana— se diversifica en una función cognoscitiva y una función motriz o apetitiva. Espasa-iCalpe. Tratado del alma. se establece la correspondencia en los niveles superiores. 4 Cfr. 432 b 28-29. Cfr. 411 a 33.. 3. el conocimiento progresa en abstracción y complejidad desde la sensación hasta la intelección pasando por la imaginación y el pensamiento discursivo. 7 l'Ud. Buenos Aires. 414 b 3. Cuando un objeto es percibido como agradable o desa- gradable. sólo son distintos sus con- ceptos".7 esto es. 233. p. p. generadora de acción. de la afección que se produce a causa de la sensación. mientras que los vegetales no poseen sensación sino sólo el movimiento de crecimiento y perecimiento. III. Pero. 1945. 241. ya que "el movimiento es propio del ser que huye o trata de obtener algo" . 229. 431 a 13-14. Por ello. ibk/. 239. p. 432 b 5-7.3 Ambas funciones o facultades son susceptibles de diferentes grados. Tras. p. desde el mero deseo sensible a la voluntad.. `alma: 433 a 31. 8 Cfr. se lo busca o se lo evita.. En el hombre. para ello. 243. A partir de esta íntima unión entre conocimiento y acción a nivel de la sen- sación. 431 b 10-13. Espasa-Calpe. 432 a 15-17.2 Efectivamente. II.6 El apetito sensible resulta entonces. "porque donde hay facultad sensitiva. p.4a gran moral. 109. común a todo ser viviente. habrá que determinar cuál es el mejor modo de proceder. la ira impulsión y la voluntad o anhelo razionado. ni de la sensitiva. hay dolor y placer. 6 /bid. .EL COMPORTAMIENTO MORAL DEL HOMBRE EN CUANTO ANIMAL RACIONAL Y SOCIAL a) La génesis de la acción: Si el hombre accede a su perfeccionamiento mediante un obrar virtuoso. y donde éstos. 3 /bid. 7. "la facultad que apetece y que huye no difieren mutuamente. A 11. imperante hasta el siglo XVII. Así. el deseo sensible o pasión 5 se halla estre- chamente vinculado a la sensación. como sentimientos o estados afectivos. hay necesariamente apetición". de las cuales. 103.

11~I University Press. 1959. 83-85. I. Moral a. según Aristóteles. ibid. p. IV. b) Las acciones propias del hombre: Pero si bien el hombre puede emprender múltiples acciones. AluszórrEuns. Espasa-Calpe. 201. 11. 1978.. tienen con- secuencias éticas y sociales. las acciones propias del hombre. 10 Cfr. como viviente en una organización social: la polis o ciudad que él mismo realiza. real o aparente. 13. como "animal racional" considerando que la racionalidad es el carácter que distingue por excelencia lo que es humano de lo que no lo es. Harvard University Press. Niciómaco. ARISTÓTELES. lo ha caracterizado como "animal político". 11 Trat. otras por el contrario. la actividad de la razón se desarrolla también en torno a una doble tarea: por una parte.11 Esta oposición entre los deseos y la razón sólo se da en el hombre y no en los animales. 1956. hacia el objeto apetecido.bilingüe Politics. na- turalmente. Se ha tenido en cuenta la versión bilingüe The Nicomachean Ethics. la dirección 'del deseo y del obrar mediante la aplicación del conoci- miento a los fines prácticos. a causa de estos tres principios 1° que tienden cada uno a su modo. 10. y por otra. Cambridge-Mass. 253-25á. y por otra. Buenos Aires. 11. 11. aquellas que atañen a su esencia. 1 p. por una parte.Política. Se ha tenido en cuenta la versión . Madrid. . Aristóteles ha definido al hombre. aun cuando se produzcan apeticiones contrarias entre sí. 13 Ctr.. EL zurtAmismo ~SOCIAL 197 El hómbre actúa entonces. y. en esta última se diferencian la función vegetativa —común a todos los vivientes y totalmente ajena a la racionalidad— y la parte apasionada o instintiva.L3 Por consiguiente. VI. III. p. el objeto apetecible en tanto que es captado por la sensibilidad o la inteligencia como un bien. p. Espasa-Oalpe. Acorde con esta definición. A su vez. 12 /bid. vale decir. la fuente de la acción sigue siendo la facultad apetitiva en su conjunto. en el alma humana pueden distinguirse dos partes: una racional.. 247. Cambridge-Mass. puesto que aquél está dotado de sentido del tiempo: la concupiscencia impulsa a actuar considerando sólo el presente. 253. pp. de las relaciones que se establezcan entre estos dife- rentes móviles resultará la incontinencia o el dominio de sí. el conocimiento puramente teorético. Moral Nic. 434 a 15. De estos dos modos de ejercer la razón entonces.12 Precisamente. p. alma. No obstante. la otra irracional. son las racionales que. sea éste un bien sensible o inmaterial. que puede participar de la razón hasta cierto punto y obedecerla. al par. 434 a 14-15. no todas se corresponden con su naturaleza propia. 151.. Claro que estos impulsos no siempre están en concordancia: "(el apeti- to) vence a veces y mueve a la voluntad. 1946. La . mientras que la razón ordena resistir en vistas de los proyectos lanzados hacia el futuro. la voluntad vence al apetito". Ahora bien. 433 b 515.

209-210. La contemplación aproxima al hombre a lo divino. de racionalidad e irracionalidad. 328. 7.16 El sabio es el hombre más feliz 13 porque imita —tanto como es posible para un ser humano— la vida divina. 85. del instinto guiado por la razón práctica. referenciadas a la voluntad y al quehacer social. vale decir. Incluso el mismo sabio no puede desplegar su actividad contemplativa de manera completa y permanente. la virtud humana consistirá en el ejercicio de (a vida racional en todas sus manifestaciones. X. la más autárquica porque es deseable en sí misma y no requiere de ninguna otra cosa para ser ejercida. c) La virtud moral: Se ve. VI. el proceder óptimo. p. mientras que la actividad de la parte capaz de obedecer a la razón.14 Puesto que el bien del hombre. 8. la vida contemplativa es un ideal al que siempre debemos aspirar aunque no lo logremos absolutamente. p. que constituye el estado del hombre vir- tuoso. pues. que existen diversos grados en el ejercicio de la actividad racional. 18 'Cfr. -11. es éste un estado infrecuente. Ella se refiere tanto a la relación del individuo consigo mismo como con la co- munidad. Así. porque sin ella no hay orden ni justicia político-social. difícil de alcanzar. se da cuando la voluntad. SILVANA FILIPPI el uno es "científico" ya que por él conocemos las verdades universales y necesarias que constituyen la ciencia (razón teórica).. es la virtud —excelencia o perfceción— de su función propia. la virtud ligada a la condición habitual de los hombres —y la única con la que deben conformarse la mayoría de los individuos— es la virtud práctioa. 1.. pues se refiere a la estimación de las cosas variables y contingentes relativas a nuestra acción (razón práctica) . 326. Por tanto. y es imprescindible para el sabio. re Cfr. Por el contrario. entendiendo por dominio no una sujeción despótica o represiva sino el encauzamiento de las pasiones por las vías que la inteligencia ha mostrado adecuadas. porque aquellas constituyen la perfección de lo mejor que hay en noso- tros: la razón. y en ello reside su felicidad. Pero también por ello. . reside en la sabiduría contemplativa— son superiores a las virtudes éti- cas. p. VI. 201. genera las virtudes éticas o morales. 13 Cfr. 1. ibid.. No obstante. Moral Nic. ejerce un dominio sobre los apetitos. puesto que todo hombre es siempre un compuesto de cuerpo y alma. -el ideal contemplativo de Aristóteles no se opone a su visión realista del hombre en la sociedad). 15 Cfr. ibid. es la acti- vidad más pura. p. la actividad de la pura razón da lugar a las virtudes intelectuales.. como el de cualquier ser. pp. y por el otro. 5. sujeto a las acciones que la vida social y cotidiana suponen (aunque en rigor. la más continua. "deli- berante y calculado?'. ibid. porque si 14 Cfr. Es la que caracteriza al buen ciudadano. y está inserto en una comunidad. el pensar que se piensa a sí mismo. Según Aristóteles. ibid.. las virtudes intelectuales —cuya más alta expre- sión.18 punto de partida y fundamento de toda otra virtud. en conjunción con la razón.

pasiones no es posible la armonía interim. que permiten la elección consciente. el que yerra por igno- rancia no es culpable (a menos que sea responsable de esa ignorancia). Aristóteles la define del siguiente modo: "la virtud es un hábito o disposición permanente de la voluntad. . III. mentos que residen en ellos mismos el que obra por fuerza. p. 6. pp. 110. sin que ni uno ni otro obren por coacción. Aristóteles se opone al intelectualismo socrático según el cual sólo se procede mal por ignorancia. 24 Cfr. que no logra ordenarlos. I. puesto que está en nuestro poder actuar o no de tal modo..AX18)40. la virtud —tanto como el vicio— depende de nues- tra voluntad. se requiere la actividad de la razón. Los animales y los niños pueden actuar voluntariamente no obstante estar privados de libre arbitrio. 10.. sólo en los seres dotados de razón. la decisión vo- hintaria. Con ello. 22 Cfr. 8. — Ahora bien. 98. La deliberación. Para que la voluntad sea voluntad libre —elección conseknte—. si la virtud y el vicio no fueran resultado de la voluntad libre. Aristóteles logra distinguir claramente razón y voluntad. el filósofo explica cómo tanto el hombre templado. II. p. porque la acción se genera en ellos mismos.. p. 120. se dan pues.. p. consistiendo en un justo medio respecto de noso- tros. Así. 112-113. pp.= 2. saber y querer. Esto. sino sólo acerca de las que están sometidas . 20 Cfr. si bien todo acto libre es voluntirio. aunque en el primero los deseos parezcan forzados por la razón y en el segundo. Pero Aristóteles considera realistamente que no es posible deliberar acer- ca de todas las cosas. espontáneamente. obran en realidad li- bremente. no todo acto voluntario es libre. La gran moral.19 En esta definición se conjugan diversas variables que será preciso es- tablecer: 1. En consecuencia. 21 Moral Eud. que domina sus deseos. no tendría sentido la alabanza ni la reprensión de que son objeto Así lo testimonian nuestra experiencia Personal y el proceder de los legisladore1. aun cuando se trate de facultades complementarias. la razón por los deseos. y 111 consiguiente intención. ibid. ibid. que dictan leyes e imponen castigos para los culpables. lo hace a sabiendas. 2. es exacto si se aplica a sus partes. Zr:r190. puesto que tenemos naturalmente en nosotros los dos móviles a la vez. II.2° mientras que el que obra mal. como el intemperante. y no en un agente externo. la deliberacú5n que es función del intelecto práctico. III. 161. Mona Nic. — En primer lugar. EL DIN. 42 y 40. 3.. pero él alma entera del hombre templado y del intemperante obra voluntariamente. 8.SOCUIL 109 no impera la disciplina entre las .a nur© 19 /bid. 23Cfr. determinado por la razón y tal como lo determinaría al hombre prudente". siendo sólo uno de los ele. Contrariamente. sin duda.21 Por otra parte.del alma y la inteligencia se ve obstaculizada para ejercer su actividad con- templativa.

Su determinación proviene de la razón práctica. 121. es un justo medio en relación a nosotros. o bien —y en ello consiste virtud-. y no puede sedo porque . y sólo quiere el mal contra naturaleza y por perversidad" . III. La razón práctica no se aplica a las verdades científicas.28 Por ello. ni a las cosas azarosas... es el bien tal como le aparece.. universales y necesarias. Pero ese medio no es un término absoluto. 4.de modo justo. establecido matemáticamente. p. para cada uno en par- ticular. aunque la acción siempre se produce en vistas a un objeto apetecible. 115. I. Pero la virtud no consiste en actos aislados sino que es un hábito.25 Por otra parte. puede que la vo- luntad. p. 27 Moral Eud. 31 'bid. una manera de actuar constante. 1. 2 p. 30 Moral Nic.. p. equivoque el camino: El bien es el objeto de la voluntad. éste puede ser un bien real o sólo aparente 28 3.27 En efecto. La virtud. para el malo. 6. El carácter de orden. para el hombre virtuoso y modesto. cada sentimiento puede experimentarse de modo excesivo.. 32 Cfr. 28 Moral Nic. Trat. deficiente.31 He ahí por qué es tan importante contraer buenos hábitos desde la más temprana infancia. p. y también el vicio. .. l'Ud. aunque obre mal. de cual- quier género que sean. siempre tiene como único fin supremo el bien: "por naturaleza quiere el bien. 88. 433 a 26-28. es el bien verdadero. II. 4. p. p. el uno por defecto. cuando se debe y respecto a lo que se debe. 89. el justo medio es. en vez de optar por los bienes verdaderos y los medios correctos que la aproximen al bien supremo. ibid. 5. 10. el otro por exceso (si bien. 170.. imprimen a los hombres un carácter que corresponde a estos actos". 5.—Ahora bien. difícil de lograr. 247. — Precisamente por et sa razón. 70. con frecuencia. armonía y proporción es inherente a la virtud. sabemos que ésta proviene de la libre actuación de la voluntad.200 SILVANA Fiu poder. ¿cuándo un acto es virtuoso? Cuando se halla en el justo medio entre dos extremos viciosos.33 Así. 33 Cfr. hay vicios y virtudes de los cuales no es posible determinar el justo medio). 29 Cfr. la deliberación se refiere a los medios para lograr el fin y no al fin mismo. p. Por eso. aclara Aristóteles. pero. 119. Y así. que delibera y 25 Cfr. alma.26 puesto que la voluntad.está referido a un sujeto en determinadas circuns- tancias particulares.32 4. a lo que somos y a la situación en que nos encontramos. 116. ibid. son formas de proceder que se han hecho propias del individuo merced a su constante repetición y por las cuales aquél se vuelve virtuoso o lo contrario de ello. III. II.. "Los actos repetidos. 10..—Volviendo entonces a la virtud. p. es lo que el azar le presenta. "porque una sola golondrina no hace verano" 30 ni un buen acto basta para llamar a un hombre virtuoso. 26 Cfr.

la premisa menor indica la circunstancia actual y la conclusión se manifiesta en la acción voluntaria. 44. el querer (la voluntad) y el sentir (las pasiones y sentimientos). 149. p. en la esfera de la acción sin la intervención de la inteligencia y del corazón"37 La razón es estimulada por el deseo. el hombre no obra plena y verdaderamente sino cuando obra empleando su razón 38 La naturaleza quiere que sea la razón la que mande. 8. Moral Eud.. EL DINAMISMO' ÉTICO-SOCIAL 201 calcula adaptando los medios a los fines. 38 Cfr. puesto que las hemos también recibido a la par que la vida. 36 Cfr. p. pp. según Aristóteles. en el obrar intervienen —sobre la base de ciertas disposiciones naturales— el conocer (la razón práctica). el intelecto práctico buscará las vías correctas para la realización del bien —la recta regla— y será posible constituir un buen hábito moral. estas tendencias no siempre se hallan en perfecto acuerdo. Está lejos de la intención de Aristóteles el reducir el hombre a la racionalidad: en él está siempre presente el sentimiento. IV. adopta la forma de un silogismo práctico donde la premisa mayor es una máxima moral. 3. 39 I bid. 230. lo cual nq impide que la pasión y el deseo tengan en ella su asiento. p. p. aunque si se tiene ese noble propósito se será mucho mejor. 161-162. 202. Se manifiesta nueva- mente aquí el realismo aristotélico. La gran moral. buenas tendencias naturales que les sirvan de base. VI. Claro que. Ese razonamiento moral. alma. II. su modo concreto de pensar al hombre racional en relación a su base biológica y a su dimensión social contingente y cambiante. No obstante.3 En suma. 34 Cfr. 253. p. I. p. puesto que la razón debe existir en nosotros cuando nuestra organización nativa está abandonada a su propio desenvolvimiento y no ha sufrido alteración. en el obrar humano en medio de circunstancias concretas: "no se puede hacer el bien ni tampoco lo con- trario del bien. Razón y apetición se conjugan pues. 12. el deseo y la pasión. 1. 100. . 11. Las virtudes éticas requieren pues además del conocimiento y la voluntad. Trat. e incluso pueden producir fuertes contradicciones. III. 35 Cfr. Moral Nic.34 a tal punto que sin el auxilio de la naturaleza nunca se llegará a ser el más virtuoso de los hombres. y el deseo guiado por la razón.. 134 a 16-2D. En la medida en que se logre la armonía diná- mica entre ellos se alcanzará una mayor o menor calidad moral..36 6.. 37 Moral Nic. La función de la prudencia consiste en fijar la acción en su fórmula correcta. como habíamos dicho. Polít. 10..35 Si existe una adecuada inclinación natural. Claro que esta habilidad intelectual es pasible de un uso ambiguo: para que constituya no una mera astucia sino una verdadera virtud intelectual —la sensatez o prudencia— debe estar acompañada por una buena disposición del carácter. VII.

pocas. así las cosas varían. compuesto de cuerpo y alma. el cual parece ser el bien. el conocer y el querer.. en general. ambas perspectivas resultan perfectamente compatibles. II. 5.. el hombre es el único que lo está a la razón. Moral Eud. p. y las hay especialmente bellas y agradables para cada uno. IV. y muchas veces la razón combate a la naturaleza y a las costumbres. porque según son las disposiciones morales del hombre. sin serlo realmente. algunas especies. y es la fuente de una felicidad "humana" que bien puede ser. cuando las pasiones no impiden a la inteli- gencia realizar su función especial. Sólo él es capaz de determinar correctamente el justo medio que constituye la virtud. por otra parte... que toma por el ma1. y huye del dolor. El hombre virtuoso sabe siempre juzgar las cosas como es debido y conoce la verdad respecto de cada una de ellas.■■••■■••••••••••■••41. 119. mientras que la contemplación constituye la vida propiamente divina. porque él es como su regla y medida. las cosas se hacen entonces según la recta razón:42 Pero. es la vida virtuosa del hombre íntegro. p. es el hombre prudente. mientras que para el vulgo el error. Quizá la gran supe- rioridad del hombre virtuoso consiste en que ve la verdad en todas las cosas. están también sometidas al imperio del hábito. 8.41 Sin embargo..43 El hombre prudente es el que encarna el máximo nivel de moralidad y. la moralidad es condición necesaria para el desarrollo de lá actividad intelectual. 42 Ibid. 12.. parece dejar de lado su diferencia jerárquica respecto de las intelec- tuales. . Así. iZVANA: Casi todos los animales están sometidos solamente al imperio de la naturaleza. a la vez que a la costumbre y a la naturaleza. que ha logrado unidad e inte- gridad armónica entre el sentir. en algunos seres privilegiados.. La moralidad. por ello —siendo el más capaz de captar objetivamente la verdad= es regla 4. Obrar según la recta razón es obrar de manera que la parte irra- cional del alma no impida a la parte racional realizar el acto que es propio de ella. p. 160. 12. pues. cuando Aristóteles se aboca al estudio de las virtudes éticas.. La prudencia está referida a las cosas puramente humanas. III.40 7.. d) El hombre prudente': El hombre dotado de sabiduría práctica. De todos modos. Polit. 43 Moral Nic. p. 41 Cfr. cuando cree que es mejor desentenderse de sus leyes. — Habíamos dicho ya que en lo que hace a las relaciones entre virtudes- intelectuales y éticas. Los actos morales son buenos y nobles en sí mismos. la antesala de una felicidad casi "divina" proveniente de la pura actividad del entendimiento. Aristóteles considera la sabiduría teórica especificamente superior a la práctica. otorgándoles un valor propio. al establecer orden y armonía en el alma humana.. El vulgo escoge el placer.. Es preciso que estas tres cosas se armonicen.. que toma por el bien. procede del placer. 149. relacionada con los sentimientos que derivan de nuestra natu- raleza corporal y social. 107.

.Cfr." 6 Pero además. 3.clicla de la virtud. En ello reside una moralidad perfecta. Aristóteles describe consecuentemente al hombre prudente y templado como aquél que sabe mantenerse en el equilibrio justo. la justicia respecto de los demás. ibid. Lograr tal equilibrio y armonía no es indudablemente fácil. 10. sino que además su voluntad misma se ha con- vertido en una "segunda naturaleza". 246 y ss. se requieren buenas disposiciones naturales. supone un largo proceso existencial. p. aunque no le agrega ningún mérito:45 La templanza respecto de las tendencias inferiores —que son las más difíciles de ordenar— se completa con otras cualidades como el valor. 45 Cfr. porque eso implicaría que aún existen pasiones desordenadas que requieren un es- fuerzo para ser contenidas. y en esta es en lo que consiste una buena educación. constituye una suerte de "preparación" que 44 Cfr. Lai gran moral. virtud fundamental para la vida en sociedad. 46 Moral Wip. 309 y ss. 4. y la firme decisión de no obrar jamás de otra manera. en todas sus manifesta- ciones. II. 12. II .. el placer también lo es. ibid. puesto que —contra la opinión de muchos— el placer no es ni bueno ni malo en sí mismo sino que todo depende del acto al que acompañe: si el acto es bueno. sin afligirse en demasía por causa de alguna privación. la educación. 12 y 13. 221. X.LA PAIDEIA EN LA CONCEPCION ARISTOTELICA a) El proceso eduativo: He aquí por qué desde la primera infancia.. es preciso que se nos conduzca de manera que coloquemos nues- tros goces y nuestros dolores en las cosas que convenga colocarlos. 48 ibid. el paso de una moral heterónoma infantil a una moral autónoma adulta. en la primera infancia. ibid. 9. EL DINA148110 ÍSTIC0401CIAL 203 y ta e. 4 y 5. por el cual se produce el tránsito de una cierta moralidad natural inicial. 1. ni tampoco con furor. una elección reflexiva que sepa lo que hace y quiera actuar de ese modo. la modestia y. p. 11. VI. 2. más o menos indeterminada. y constituye un complemento 4ue embellece la acción. II. En esta evolución.48 El ser humano debe ser orientado hacia el bien desde un comienzo. La moderación y la mesura son sus notas distintivas pues sólo hace lo que le dicta la recta razón. 93. VII. de tal modo que la sensualidad ya no se rebela contra la razón. a la adquisición de una moralidad consciente y ple- namente asumida. 11. El no ha logrado únicamente el dominio de si. . la veracidad. 3. pp. 95 y ss. Como ya vimos. que siente aversión hacia los placeres violentos y los desórdenes. sobre todo. la mag- nanimidad. 90. como dice muy bien Platón. constituye un factor de extrema importancia. que no goza de lo que no debe gozar." Busca los placeres que contribuyen a la salud y al bienestar y los que no resultan dañinos ni exceden el alcance de su fortuna. sino que se desenvuelve permanentemente por los caminos que ésta prescribe. p. p. 137. debe ser ayudado por las costumbres para adquirir las virtudes morales. sobre la teoría del placer. pp. La edu- cación.... . pp.

Mediante esta ayuda. Aristóteles se propone indagar "si la educación de la razón debe preceder a la del hábito". maestros y legisladores— consiste en la vía normal de acceso a la autonomía. parte entonces de la base de ciertas disposiciones naturales —físico-biológicas. así también la educación —que al fin y al cabo tiene por objeto "llenar los vacíos" de la naturalez4 5°— debe seguir un orden determinado.. No basta que los hombres reciban una buena educación sólo en los albores de su vida. . 51 iba. y finalmente. Siendo ésta la constitución natural del hombre. en el hombre el verdadero fin de la naturaleza es la razón y la inteligencia. unas propias de la especie. Si el crecimiento del cuerpo precede al del alma. dedicándose en primera instancia al cuidado del cuerpo. En razón de que todos somos niños antes de ser hombres. 161. 154. la otra raciónal. sino mucho más tarde. ya a la formación de sus costumbres.204. al desarrollo de la razón que abrirá el camino para aspirar a un desempeño virtuoso en la praxis político-social e incluso —en ciertos casos excepcionales— a la vida contemplativa. sino que aquélla —hecha leyes racionales en la polis— constituye el auxilio constante para que la existencia entera de los hombres se oriente hacia la virtud y la ciencia. Pero tanto el cuerpo como las diversas funciones del alma —sin ser igno- radas ni descuidadas—.. en el alma pueden distinguirse dos partes diferentes: una irracional.49 Ahora bien. 334. 52 Ibid. la que es propia del hombre: la razón. p. . únicos ob- jetos que se deben tener er4 cuenta cuando se trata de los cuidados que deben aplicarse. según Aristóteles. 155. así como las disposiciones naturales de todo ser humano se desarrollan cada una a su tiempo. entendida como docilidad hacia preceptores honestos —padres. el señorío sobre sus pasiones lo torna libre de las tendencias desordenadas. p. luego al dominio del instinto por medio de las cos- tumbres y el hábito.51 Esta cuestión debe entenderse en el marco preciso de la antropología aristotélica. 13.. en el orden natural de las cosas. el deseo. porque. Es fácil con- vencerse de ello. 155. p.= El proceso educativo en sentido amplio. 15. IV. otras. No obstante. lbíd. p... 50 Cfr.53 49 Cfr. la formación de la parte irracional es anterior a la de la parte racional. volitiva e intelectualmente al individuo. le posibilita pro. psíquicas e intelectuales. la heteronomía. la voluntad. ambos órdenes de desarrollo —natural y educativo— seguirán una evolución análoga. X. la educación no es únicamente propia de la infancia y la juventud. la cólera. y como la educación acompaña y perfecciona la naturaleza. ya a la generación de los ciudadanos. El hombre constituye una unidad. el razonamiento y la inteligencia no aparecen. 53 Ibid. p. gresivamente hacerse dueño de sí mismo. además. un compuesto sustancial de cuerpo y alma. deben estar orientadas hacia la mejor de ellas.SILVANA FILIPPI ordenando física. individuales—. 10. para acceder a la contemplación de la verdad y la práctica del bien. Por ello. se manifiestan en los niños apenas nacen. Polis.

13. si a la educación de la razón o a la del carácter. pero que no han logrado resolver el interrogante. b) El sistema educativo: Una vez establecido el ideal de la educación. a la vez material y espiritual. pero a su vez es la base del dominio sobre el instinto y las emociones. pero al par es el fundamento imprescindible para que la razón pueda desarrollar su función propia sin obstáculos. el orden a seguir en el proceso educacional no responde tan sólo la evolución correlativa de su fundamento natural. Mientras. y el instinto (alma irracional) para servir a la inteligencia (alma racional) Este proceso pre- tende mejorar al hombre y logra plenamente su objetivo en el hombre dr- tuokso. aunque siempre sin olvidar su integridad corpórea y anímica. la salud y la disciplina del cuerpo constituyen un fin deseable en sí mismo. Ni aun se sabe a qué debe darse preferencia. etc. 334. p. es también deseable por sí misma. IV. ni poco ni mucho. . p. comerciantes. 159.. o si ha de comprender también las cosas de puro entretenimientos 54 Moral Nic. agricultores. 10. la disciplina de los apetitos. es posible determinar su contenido y su método. IV. cuál es la esencia de la virtud y qué medios han de emplearse para hacer a la juventud virtuosa.. los argu- mentos racionales. por el contrario. 155. según Aristóteles. El sistema actual de educación contri- buye mucho a hacer dificil la cuestión. No se sabe.. EL DINAMISMO ÉTICO-SOCIAL 1 15 Por tanto. diferentes sistemas que han tenido sus partidarios.. Desgraciadamente.55 En suma. 163. La razón y la educación no ejercen influencia sobre todos los ca- racteres. la luz de este ideal al que tiende el pensamiento aristotélico ha dejado en la oscuridad lo que se podría hacer por la gran mayoría de personas humanas (esclavos. Ello ha generado. V. p. 15.) a los que les resultaba imposible alcanzar este ideal en la sociedad griega de aquel tiempo. esto es. 55 ibid. Clfr. p. en el buen ciudadano —miembro activo de la polis— y el filósofo —el sabio contemplador de lo divino. 56 Cfr. se debe formar el cuerpo para servir al alma. Por su parte. Polit. X. II. p. 88. sino que está orien- tado en última instancia en vistas a un fin: el máximo perfeccionamientq de la naturaleza racional e inteligente del hombre. Así. como se prepara la tierra que debe suministrar el jugo a la semilla que en ella se deposite. 57 /Ud. 1. 1. la moralidad.. reina el desconcierto y la duda acerca de lo que debe comprender la educación. en especial. Por ello tiene tanta importancia "contraer desde la infancia y lo más pronto posible tales o cuales hábitos"54 La enseñanza teórica. para que sepa ordenar bien sus) placeres y sus resen- timientos. no surten el mismo efecto sobre quien ha disciplinado su alma mediante el hábito que sobre aquél en el que impera el desorden de sus tendencias irracionales. siendo preciso que se haya preparado muy de antemano el alma del discípulo. no se tenga en claro cuál es la finalidad de la educación. si la educación ha de dirigirse a las cosas de utilidad real. de la virtud moral. PM. o si debe hacerse de ella una escuela de virtud.

208 SILVANA FILIPP1

Como Aristóteles ya ha determinado qué es la virtud y, en consecuencia,
cuál es el papel de la educación, aborda entonces la cuestión acerca de qué
cosas y cómo deben enseñante.
En primera instancia distingue entre ocupaciones liberales o del espíritu
—propias del hombre libre— y ocupaciones serviles o manuales —desempeñadas
por los esclavos, artesanos y comerciantes. Estas últimas son "inútiles para
preparar el cuerpo, el alma o la mente de un hombre libre para los actos
y la práctica de la virtud", incluso pueden deformar el cuerpo y su recom-
pensa consiste simplemente en un salario. Estos oficios deben, pues, ser ex-
cluidos de la educación "porque quitan al pensamiento toda actividad y toda
elevación" (aunque, como mero pasatiempo, puedan realizarse sin perjuicio
ciertos trabajos manuales).58
No ha de olvidarse que el sujeto de la educación, según Aristóteles, es e1
hombre libre, el niño y el joven futuro ciudadano, que dispone de tiempo libre
(ocio) para cultivar su espíritu y ejercitar la virtud, y no la mayoría de la.
sociedad —artesanos, comerciantes, esclavos, ocupados exclusivamente en asun-
tos de pura utilidad (neg-ocio) que no son propios de las almas nobles ni
de los hombres libres.59
Este privilegio que posee el ciudadano de recibir una esmerada educa-
ción se corresponde posteriormente con una gran responsabilidad, puesto que
habrá de participar activamente en el gobierno y será encargado de la elabo-
ración de las leyes. De allí el carácter marcadamente moral y selectivo de la
educación impartida. Los ciudadanos no tendrán necesidad de un trabajo re-
munerado. Son preparados para ser buenos soldados, para ser buenos gober-
nados y luego buenos gobernantes. El Estado es ante todo una institución legal
y moral. Su función primordial no consiste en promover el bienestar material,
sino en fundar un orden basado en la justicia y la virtud. Lo demás se da por
añadidura.

En suma,
la educación debe comprender, entre las cosas útiles, las que son de
absoluta necesidad, pero no todas sin excepción. Debiendo distinguirse
las ocupaciones en liberales y serviles, la juventud sólo aprenderá, entre
las cosas útiles, aquellas que no tiendan a convertir en artesanos a los
que las practiquen!60

En segundo lugar, Aristóteles estima como materrias de enseñanza escolar
las cuatro tradicionalmente reconocidas par la educación ateniense de aquella
época: letras (lectura, escritura y gramática), gimnástica, música y dibujo'"
En cuanto al orden que debe seguirse en la enseñanza de ellas, ya sabía-
mos que "se debe pensar en formar las costumbres antes que la razón y el
cuerpo antes que la mente".62 Por tanto, se debe comenzar por la gimnástica,
••••••■■

58 2, pp. 163-164.
59 Cfr. 3, P. 166.
60 Ibid., 2, p. 163.
61 cfr. ibid., p. 164.
62 Cfr. ibid., 3, p. 166.

EL DINAMISMO, *1mo-u:cm.. 207

destinada a procurar al cuerpo salud y vigor. Mediante ella se pretende hacer
valerosos a los jóvenes, pero jamás feroces!63 Por ello, si bien esta formación
es valiosa y deseable, no es un fin en sí misma; por el contrario, es preciso
que esté acompañada por otras cualidades morales como la dulzura, la mag-
nanimidad y la nobleza. De otro modo, al otorgar excesiva importancia a este
aspecto secundario de la educación en desmedro de otros más relevantes, se
convierte a los educandos en aptos para una única ocupación en la sociedad,
y aun en esta especialidad, resultan inferiores a otros que han recibido una
formación más apropiada. La educación debe ser integral y dar a cada poten-
cialidad del hombre el lugar que corresponda. Una educación desequilibrada
va en perjuicio del ser humano. La ejercitación física es, pues, necesaria, pero
tiene sus límites en función de otros niveles de formación."

En lo que respecta a las letras,, resultan imprescindibles no sólo en la vida
cotidiana y el comercio sino que también hacen posible el estudio de las cien-
cias, las ocupaciones políticas, y la adquisición de innumerables conocimien-
tos. El dibujo, por su parte, no es sólo objeto de uso diario sino que, funda-
mentalmente, nos capacita para juzgar mejor las obras de arte y brinda un
conocimiento más exquisito de la belleza de los cuerpos.65

Finalmente, la música presenta dificultades acerca de su finalidad, pero
Aristóteles concluye que se trata de una digna ocupación para los momentos
de ocio, porque al par que entretiene y otorga un mejor sentido estético,
constituye un poderoso instrumento de formación moral. Así como la gim-
nástica influye en los cuerpos, la música lo hace en las almas. No se trata de
aprender música al modo de los artistas de profesión que sólo intentan agra-
dar al público, sino que se aconseja practicar la música utilizando los cantos
e instrumentos apropiados, con fines que trascienden la simple maestría en el
uso de la voz o los instrumentos 66.

Pero si interesa saber qué se debe enseñar, igualmente habrá que deter-
minar cómo y quién ha de enseñar.
Indaguemos, pues, cómo se educan los hombres en la virtud. Cier-
tamente, si esto fuese posible, sería preferible educarlos a todos a la
par, sin ocuparse de los individuos uno a uno; pero la virtud general
no es más que el resultado de todos los particulares!?

Aristóteles considera entonces que la educación debiera ser pública y co-
mún, fundándose en la idea de que, puesto que el Estado tiende a un mismo
fin (el bien común), la educación debe ser objeto "de una vigilancia pública
y no particular". La educación debe ser impartida en común por cuanto
cada ciudadano no constituye un ser aislado sino que siempre es miembro del
Estado y, en consecuencia, "los cuidados de que son objeto las partes deben
concordar con aquellos de que es objeto el conjunto".68

63 Cfr. ibid., pp. 166-167.
64 'Cfr. ibid., p. 167.
65 Cfr. ibid., 2, p. 165, 3, p. 166.
66 Cfr. 4, 5, 6 y 7, p. 168 y ss.
67 /bid., IV, 12, p. 149.
ibid., V, 1, p. 162.

SILVÁNA FILM"!

Además, un hombre no puede regularmente llegar a ser plenamente vir-
tuoso sin el concurso de las leyes. Como la familia es generalmente más in-
dulgente, la educación no puede quedar librada a su sola acción, sino que
le corresponde al Estado imponer las buenas costumbres a los futuros ciuda-
danos mediante la firmeza de sus leyes, que, por su imparcialidad impersonal,
no parecerán nunca odiosas. La educación privada y doméstica se hace nece-
saria sólo donde falta la del Estado, aunque es preciso reconocer que la ense-
ñanza particular tiene ciertas ventajas al permitir que cada uno reciba la clase
de atención que le corresponda según sus peculiaridades personales.€9
En suma, los hombres deben ser educados
por una cierta dirección de la inteligencia o, por un cierto orden regular
que tenga el poder de hacerse obedecer. El mandato de un padre no
tiene este carácter de fuerza, ni de necesidad, como en general no lo
tiene el de ningún hombre solo, a menos que sea un rey o tenga alguna
dignidad semejante. Unicamente la ley posee una fuerza coercitiva igual,
a la de la necesidad, porque es, hasta cierto punto, la expresión de la
sabiduría y de la inteligencia.70

Por tanto, la educación es como debe ser si está regida por las instituciones
del Estado como también por las palabras y costumbres de los padres, hacia
los cuales nos inclina no sólo la obediencia sino asimismo el amor?'
Puede afirmarse pues, que en el proceso educativo concurren múltiples
factores y que la educación, en sentido amplio, es impartida por la familia
y el Estado (a través de sus legisladores) , en lo que respecta particularmente
a la praxis ético-social (la cual reviste un cierto carácter compulsivo para
garantizar la formación de hábitos morales), y por la escuela más específi-
camente en lo que se refiere a la formación física y, sobre todo, al aprendizaje
teórico de las ciencias: "Ya hemos dicho mediante qué condiciones los ciu-
dadanos pueden ser una materia a propósito para la obra del legislador; lo
demás corresponde a la educación, que obra mediante el hábito y las lecciones
de los maestros".12 Nótese de paso cómo estas palabras dejan traslucir el
amor de los griegos por la patria, que en casos de extrema necesidad, es capaz
de exigirle al ciudadano su vida para defenderla. En este sentido la ciudad-
estado interviene en la programación de la educación, pero su intervención
no es totalitaria (como acontecía en la República de Platón) y no podía
serlo desde el momento en que Aristóteles concedía tanta relevancia a lo indi-
vidual y concreto. En efecto, en la polis aristotélica hay lugar para la parti-
cipación privada y para la iniciativa de los maestros, manteniéndose una rela
ción equilibrada entre individuo y sociedad, entre bien particular y bien común.

c) El fin de la educación:

Por todo lo dicho, se ve que el fin de la educación presenta dos dimen-
siones diferentes, aunque complementarias: apunta a la vez a la perfección

69 Cfr.Moral Nic., X, 10, pp. 335-336.
70 ib'd., p 335.
71 Cfr. ibid., p. 336.
72 pclit., IV, 12, p. 149.

Esta transformación gradual. como vimos. "Dondequiera que la educación ha sido desatendida. todos los ciudadanos deben tomar parte en el gobierno del Estado". Este convencimiento tiene su faz negativa y posi- tiva: por un lado. la educación permite la formación de buenos hábitos. con la naturaleza propia del hombre: animal racional y político. y —en el extremo— la Forma Inteligible Suprema: Dios. persona individual y social al mismo tiempo. 1. la educación resulta una guía y una ayuda para que todas las potencias del hombre se ordenen según la instancia superior racional (el entendimiento y la voluntad libre). 73 Ibid. En efecto. en vistas al logro de un orden integral y armónico. EL DINAMISMO *TICO-SOCIAL 200 del hombre individualmente considerado y como miembro de la sociedad. 182. la estructura inteli- gible del universo. alcanzando la sabiduría. p.— En lo que respecta a lo político-social. redunda en el plano del conocimiento teó- rico en la liberación de la inteligencia de todo obstáculo interior que le im- pida el ascenso hacia la contemplación de la realidad. así como las costumbres oligárquicas conservan la oligarquía. "Las costumbres democráticas conservan • la democracia. p. tendientes al logro de la virtud moral.. La acción educativa de padres. el destacar la virtud como la única base firme de la comunidad política-social." Aunque para Aristóteles las constituciones de las ciudades son ela- boraciones históricas y cambiantes. el sistema educativo. 2. Aristóteles manifiesta el con- vencimiento de que un buen Estado sólo se garantiza mediante una buena educación. tiende al logro de un hombre y de un Estado virtuosos. las leyes que los educan deben estar siempre en relación con el principio que sustenta la constitución. La inteligencia descu- bre progresivamente las formas inteligibles en lo sensible. A (nivel coniportamental. en nuestra opinión. él piensa el sistema educativo en función del mantenimiento de la constitución vigente en la Atenas de su tiempo. y cuanto más puras son las costumbres. y ya se sabe que. el Estado ha recibido un golpe funesto". Como cada forma de gobierno se constituye y se conserva merced al carácter particular de sus ciudadanos. pero por otro. . en realidad. Ambos aspectós se corresponden. 149. vale decir. 74 Ibid. y. — En lo que hace al individuo." Por ello es que. la aceptación de ciertas circunstancias epocales —como las divisiones sociales— considerándolas naturales e incuestionables. 1.. ha de estar bajo el cuidado del Estado y el legislador reviste un papel de suma importancia como educador del ciudadano. al menos en parte. tanto más se afianza el Estado". legisladores y maestros pretende ordenar la pasionalidad del individuo para regular la armonía del alma y las relaciones con sus semejantes en la polis. "El Estado no es virtuoso sino cuando todos los ciudadanos que forman parte del gobierno lo son. pues. la educación es el auxilio indispensable en el proceso de estructuración personal. Esencialmente. lo importante parece ser no tanto la forma particular de gobierno —si bien Aristóteles tiene sus preferencias— como el compoLtamiento moral de gobernantes y gobernados.

Parece entonces que el hombre se distingue de todos los demás seres del cosmos. en lo que hace a su interioridad —racional y emocional— y a sus relaciones con los otros. la educación constituye un procesó de construcción consciente y también por ello. Aunque para Aristóteles ésta no es una idea desatinada tampoco es relevante puesto que "lo importante es. piensan que la cuestión central de un Estado es "la organi- zación de la propiedad. SILVANA FILIPPI Rosario 75 lbid. y que es guiado por la propia razón ayudada desde fuera por padres. maestros y legisladores. como dijimos al principio. a su parecer. que a lo sumo no hace más que desplegarse en el tiempo. Aristóteles critica a quienes. con margen sufi- ciente para que su actividad inteligente y libre defina los perfiles de su hu- manidad. Por ello precisamente.es su misión y su mejor logro. es primordial la igualdad de fortuna entre los ciuda- danos. Se trata de lograr en el ser humano un orden. no es algo inherente al hombre." Estas últimas palabras condensan en cierto modo la esencia de la paideia aristotélica. cuerpo y alma. con constancia y a lo largo de toda su existencia-. así como de las circunstancias particulares en las que se encuentra el individuo. Ella consiste en la ordenación de cada hombre concreto. El orden y la armonía que el universo posee de forma perfecta y acabada. como Fáleás de Calcedonia. p. . origen único. y esta igualdad sólo resulta de la educación establecida mediante buenas leyes". una armonía y una belleza si se quiere análogos a los del cosmos: unidad jerárquica y dinámica de sustancias. humanidad y edui- cación van siempre juntas. el humano nace con una constitución biológica y psíquica regida por ciertas leyes naturales pero. proceso que parte de condicionamientos naturales y sociales dados. 62. por consiguiente. pero también lo que queremos: ser. no constituye como ellos una obra acabada: mientras las otras sus- tancias poseen un orden completamente definido. a raíz de eso. sino nivelar las pasiones. no sólo por estar dotado de un alma inteligente. no nivelar las propiedades. 4. de cuerpos animados e inanima- dos determinados y organizados por sus respectivas formas inteligibles. Adquirirlo —por cierto no sin un gran esfuerzo. al par. Somos lo que somos. sino porque. de las revoluciones" y que. II.210 SUNANA Consecuente con lo antedicho..

y con vistas exclusivamente a la belleza. Y como toda generación de una nueva realidad. No se tratará. ¿qué significa ese cuadro?. Cilson redactó en francés Peinture et réalité (París. en cualquier muestra de pintura no representa- tiva. Aguilar. por lo tanto. Vol. hacedora y creadora de nuevos seres. Pensamos. Poco después de la edición en inglés. sino de hacer visible esas formas que el artista ha pergeñado a veces lenta y hasta penosamente: "En el arte. ¡ yo no entiendo nada de pintura! Hace unos años. 1964. París. con cierto desáni- mo. cuando en sus primeros escarceos con la filosofía del arte asienta lo que podríamos llamar su tesis central sobre la tarea específica del artista. en tanto que es una cosa real. tanto por d material que recogen. SAPIENTIA. 1961). KLEE. interrogaciones tales como. 252. Revue de métaphysique et de morale. como por las ideas que contienen sobre la naturaleza del arte. llamados a la existencia para que nos encanten con su belleza. lamentablemente poco conocidas. como asimismo Matiéres et formes. México. Madrid. como ha señalado Klee. Además. obra complementaria de la anterior. 474. se obstinan en no confiarnos su sentido. Era. GrLSON. el artista ha de producir "nuevas realidades". "Art et métaphysique". pues las verda- des mantienen siempre su actualidad. 1916. qué significan esos cuadros que. Las causas son aquellos principios o elementos. no es tan esencial ver. XLI . concurren las cuatro causas relevadas por Aristóteles. Este artículo fue escrito en un campo de prisioneros de guerra y las ideas sus- tentadas en él fueron más tarde desarrolladas y profundizadas en sus obras mayores. Las reflexiones de Gilson al respecto datan del año 1916.1 Por tal motivo. también nosotros nos preguntábamos. No sabríamos insistir lo suficiente sobre la riqueza de estas obras. Diarios. también iluminan con viva luz las distintas cuestiones emparentadas con el que- hacer artístico Introduction aux arto du beau. entre las cuales figura. encaminada a "constituir un objeto real que no tenga otra función más que la de ser bello". acompañadas gene- ralmente por una exclamación de desaliento. 23. se des- pejaren para nosotros muchas de las incógnitas que suscita el apasionante mundo del arte. implica la intervención de causas. en primer término. Sin embargo. p. tam- bién en el nacimiento de una obra artística. Vrin. PINTURA Y SIGNIFICACION Frecuentemente se oyen. que servirán para el regocijo y esparcimiento del espíritu. que la antigua etiología aristotélica no ha perdido su vigencia. sín que algo o alguien lo haya promovido. Vrin). de repetir la realidad visible. al respecto. Vrin. París. ya sea 1 E. 1970. Ninguna realidad se altera. al carecer de imágenes. que intervienen necesa- riamente en la constitución de cualquier ente. como hacer visible"2 El arte posee así una misión "poiética". Ninguna realidad accede al ser. Painting and Reality (traducida al español con el título Pintura y realidad. por viejas que sean. p. y gracias a las espléndidas obras de Etienne Gilson sobre filosofía del arte. 2 P. 1986.

del artista. por ello. Pero si no produce radicalmente su criatura. sino a partir de la materia existente. la imagen de la parva real no se le pre- sentaba a sus ojos con los contornos definidos que ella ostenta en la realidad. él es la causa motriz de la misma. primera en la intención del artista. Mirada retrospectiva. el artista resulta el princi- pio del movimiento. Por primera vez. La causa final de la obra. ya sea sustancialmente. como toda forma. dado que el artista no crea ex nihilo. en el caso de la pintura. es la belleza misma de la obra. su causa material. que marcó definitivamente la fractura del objeto y de su imagen: "Era la hora del naciente crepúsculo. Todo comenzó para él cuando asistió en Moscú a una exposición de los impresionistas franceses. la pintura imitativa reitera el objeto a título de imagen. etc. a su vez. de Monet). por tal razón. KANDINSKY. también en la gestación de una realidad artística deben incidir las célebres cuatro causas. porque su deseo de plasmar belleza lo lleva justamente a comenzar su trabajo. sin embargo. causa de la causa motriz. A propósito. en este caso. Pero también la pintura imitativa. Se trata indudablemente de una realidad artificial. Buenos Aires. Pero el artista debe recu- rrir imprescindiblemente a elementos materiales (tela. 1979. Teniendo en cuenta que la imagen es la representación de un objeto exis- tente. La causa formal es justamente la forma creada y. hace que esa obra sea lo que ella es. cartón. en este caso. Emecé. y ese algo es una forma que. Y algo tiene siempre necesariamente que ser creado. fruto exclusivo de su imaginación crea- dora.) para la consecución de su obra. que son justamente las razones explicativas de su cambio. Pero en los primeros años de nuestro siglo. confiesa Kandinsky. comenzó a perder vigencia y su quiebra ha quedado registrada en un elocuen- te texto de Kandinsky. la forma engendrada puede ser. p. así llamada en tanto que reproduce la silueta visible de las cosas. . los cuales constituyen. el origen y la fuente de la futura obra y. pero última en su realización. ella. Nadie podría negar que la imagen ha dominado la pintura desde sus orígenes y ejercido su imperio hasta nuestro tiempo. Llegaba a mi casa con mi caja de pinturas después de haber llevado a cabo 3 W.21 R úL EcHAvRt accidentalmente. tintas. observa Santo Tomás que la causa final es. que se atribuye por ello el privilegio de haber pintado el primer cuadro abstracto en el ario 1911. Del mismo modo. 98. Indudablemente. crea las formas que. pero le resulté difícil saber que era una parva sin la ayuda del catálogo y también le causó pena no haber podido reconocer el objeto: "Sentía confusamente —escribe Kandinsky- que en el cuadro faltaba el objeto". acuciado por una necesidad inte- rior. tal como profusamente lo atestigua en el presente la pintura no imitativa. pero elaborada a par- tir • de la realidad natural. mejor dicho. sin el concurso de una o varias cau- sas. son imágenes.3 Faltaba el objeto o. sin equivalente alguno en el mundo circundante. que moviliza al artista a ejecutarla. Esta primera experiencia fue seguida por otra. podrá ser imitativa o no. "veía un cua- dro" (se trataba de La parva de heno.

el cuadro no estaba en su posición adecuada. Madrid. .. Pintura y realidad. sino tan sólo que la calidad de la pintura no depende de la perfección de la imagen. Si entendernos por tema el asunto represen- tado en un cuadro o.. Aguilar. 1961. imagen . Imágenes bien logradas pueden ser malas pinturas y. le parecía indigna de la talla de su autor.. 110. y siguiendo una traducción u otra. 4 Op. imágenes imperfectas pueden ser buenas pinturas. 296. Esto no quiere decir. histórico. el carácter del mismo no incide en absoluto en la belleza de la obra como tal.5 El objeto representado pictóricamente. Como atinadamente escribe Gilson. cit. . a la inversa.. a la vez. Pronto encontré la clave del enigma. "la belleza es una y la misma tanto para el arte imitativo como para el no imitativo". De esta manera.6 Este juicio pone de relieve la disociación entre imagen y pintura que estamos señalando y que se operó. Y SIGNIFICACIÓN 213 . a comienzos de nuestro siglo. algo distinta de la traducción que acabamos de citar. Hemos leído una traducción francesa de este texto. 7 E.7 Pero la supresión de la imagen llevó aparejada la eliminación del tema. segun ella. y que se puede plasmar belleza tanto recurriendo a imágenes como prescindiendo de ellas. pero en seguida me dirigí rápidamente hacia ese cuadro misterioso en el cual sólo veía formas y colores y cuyo tema era incompren- sible. 5 Op. 6 ' E. "El flautista de Meissonier —observa Gilson— es una imagen mejor que El pífano. religioso. Al respecto. ni tiene por qué someterse a ella. 220. resulta sumamente ilustrativa la experiencia que relata Raissa Maritain en Las grandes amistades.del objeto existente. sea de la índole que sea. que una buena imagen no pueda ser. ini- dándose entonces la aventura de la pintura actual. En este sentido. Vrin. pues todo tema reclama imágenes. Se trataba ahora de crear belleza sin recurrir al objeto. p. social. París. De cualquier modo. ya que. por otra parte. una buena pintura. 110. doméstico. p. perdía su privilegio. La imagen de un buey desollado. p. escrito origi- nalmente en alemán.sólo queremos subrayar que la imagen. Jacques Maritain. que en ese momento la acompañaba. cit. Al principio me quedé paralizado. al confiarnos allí que sentía una profunda admiración por Rembrandt. Peinture et rédité.un estudio y todavía me • encontraba sumido en mis sueños y absorbido por ›el trabajo que acababa de 'terminar cuando de pronto vi un cuadro de una belleza indescriptible. político. 1972. el contenido de la obra. de pintar sin el apoyo de la imagen. pero El pífano es una pintura mejor". GILSON.4 La conclusión de esta segunda experiencia no se hizo esperar: "el objeto perjudicaba a mis cuadros". la brutalidad del tema. Era uno de mis cuadros puesto a un lado y apoyado sobre la pared". no es un componente insoslayable de la pintura. de Manea. dejando de ser el protagonista prin- cipal de la obra artística. PINTURA. el cuadro estaba "colgado en la pared de manera invertida". Kandinsky anunció el nacimiento de una nueva era. impregnado de un vigoroso ardor interior. Todo el esfuerzos de la pintura de hoy ha estado dirigido a mostrar justamente que la imagen no es coesencial a la pintura. pero que su cuadro Carnicería la desconcertaba. p. etc. como dicen algunos autores. GusoN.

la belleza de la obra no debe nada a la del tema tratado. relevantes. 8 R. Tema y pintura. Las grandes amistades. A raíz de esa disparidad en el juicio estético. MArcrrAIN. libre ahora de cualquier sujeción a la realidad visible. no para la pintura. llegan- do a demostrar que la anulación del tema. excelente. temas sin mayor relieve. ¿Cuántos cuadros con eleva- dos temas religiosos carecen de nivel pictórico? El tema puede ser brutal. condicionarían ahora el vuelo de su empello y fervor poiético. no obstante. de la imagen en definitiva. no se identifica con él. Tema y pintura. estimaba. Siguiendo a Maritain. por el con- trario. Su libertad creadora podía ejercerse más plenamente. no afec- taba a la belleza perseguida de la obra. más liberado y más acorde con sus propias exigencias. sin que por ello se menoscabe la labor artística? La pintura actual ha acometido tal empresa. como la imagen del buey desollado y. sin remitir a otra cosa. comenzaron sus reflexiones sobre el arte. El quehacer artístico se manifestaba entonces más radical. Crearon enton- ces formas no representativas. que esa obra poseía la misma calidad pictórica que cualquiera de -sus otras grandes obras. la brutal Carnakería. resultan independientes entre sí. ni su imagen. lejos de disminuirla. Las imágenes podrán ser feas. . A temas altos pueden corresponder obras bajas y a temas banales. por lo tanto. de Rembrandt. ni imitar nada. la pintura. con lo cual las nociones de forma y signo comenzaron también a distanciarse. formas autosuficientes. que agotan su significación en sí mismas. 49. ambos también pueden ser. como decíamos. ni imitativas. al contrario. Desciée de Brouwer. El ocaso de la imagen conllevó la del tema y los artistas se esmeraron desde ese momento en pintar sin representar. repulsivas incluso. tiene la misma categoría artística que su 'noble Filósofo. la ausencia de la imagen favorecía la imaginación creadora del artista. mediocre. como una naturaleza muerta o un arlequín. ni depende de él. Buenos Aires. al mismo tiempo. el tema puede ser sublime y su realización pictórica. pueden alcanzar una notable madurez pictórica. y la belleza de la obra de arte no se confunde jamás con la del tema tratado". y la pintura también buena. pues ni el objeto real. Pero si la belleza no guarda relación con el tema. p. Antes bien. y. y el problema del tema les pareció definitivamente resuelto por los pintores del siglo XX. 1954. obras pictóricamente. "Brutal" y "noble" son calificativos sólo válidos para la ima- gen. cuya emoción poética ha generado los espléndidos resultados que hoy podemos apreciar y disfrutar: "Esta emoción puede ser provocada por una realidad inmensa o ínfima. o el tema puede ser noble. Por ello. ¿no será posible pres- cindir completamente del asunto..214 Eczonnu y con mayor sensibilidad estética que su futura esposa. y no afectar por ello la calidad pictórica de la obra. ni el tema. de gran estatura y coincidir en una misma obra. De acuerdo con ella.8 Retengamos esta última observación. Temas de gran riqueza pueden ser artísticamente pobres.

aparentemente. etc. que implica la representación de un objeto. aunque la pintura. 1947. y aunque la fotografía sea un arte. que la novedad. Pn■rruaA. Tal alteración de la realidad obje- tiva en nada afecta a la obra artística. y nadie ha visto en la realidad cosa tal. como decía Kandinsky. Pintura y realidad. "toda forma es plástica por sí misma y tiene una significación plástica propia". 10 V.12 Toda pintura. y sobre todo con la de signo.-y SIGNIFICACIÓN 215 Estimamos. ya sean 9 H. Por otro lado. lo recrea. son figuras y. 12. un cuadro no imitativo puede ser figurativo. 1981. la forma pintada. Y hablamos de pintura "no representa- tiva" o "no imitativa". con "su propio aroma espiritual". lejos de reiterar lo visible. México. tampoco coinci- den entre sí las de forma y signo. Buenos Aires. El Ateneo. porque las formas pictóricas gozan de autonomía. rectas. El caballo pin- tado puede ser verde. Ello deja traslucir la especificidad de la pintura. La misión de la pintura es la de crear bellas formas. El signo significa. Focillon ha tocado el nudo de la cuestión: "Siempre trataremos de buscar otro sentido a la forma. sino porque busca en ellas estímulos para su trabajo poiético. De acuerdo con ella. p. goza de un sentido plástico y pictórico propio. al respecto. como subraya también Gilson. poseen una idiosincrasia propia y no tienen por qué reflejar las cosas existentes con la fidelidad de una cámara fotográfica. no es el arte de pintar. que pueden integrar un cuadro. fuera de ella misma. en tal sentido. El pintor no es un fotógrafo.9 En primer lugar. En un • breve párrafo. 12 Op. desde sus orígenes hasta nuestros días.11 formas que no deben al objeto natural su sabor y caráct« típicamente plástico. y aunque ella sea advertida como tal (el "árbol" pintado resulta reconocido como imagen del árbol real). Vida de las formas. por lo tanto. que pueden evocar las cosas circundantes o no tener el menor parentesco con ellas. ella. H. GnasoN. p. dado que las formas geométricas. pues. si el artista recurre a las cosas sensibles no es para trasladar a lá tela su semblante exterior. KANDINSKY. p. produciendo formas con una vida pictórica peculiar. la forma pictórica no es una imagen. p.). Y así como las nociones de forma e imagen no se cubren perfectamente. inventando incluso nuevas formas sin ninguna conexión con la naturaleza. por no decir revolución. Premia.11 Además. que crea formas. las palabras. ha consistido en divorciar testas dos nociones capitales de "forma" y "signo". el signo es algo que está en lugar de otra cosa: aliquid star pro aliquo. Según la clásica definición medieval. cit. mientras que la forma se significa". que pueblan la pintura no representativa. en lugar de "no figurativa".. haya. De lo espiritual en el arte. introdu vida en el arte de pintar por esta nueva actitud. 220. y de confundir la noción de fárma con la de imagen. o una mano pintada tener más dedos que los normales. representado la realidad. pues nunca parece haberse sometido escrupulosamente al aspecto exte- rior de los objetos: "la pintura creadora no ha sido nunca representativa". Tal es el caso de las distintas formas geométricas ( curvas. 48: 11 E. 215. ella ha hecho algo más que repre- sentar. círculos. FocuLoN. .

que el jarrón pintado significa un jarrón y que las flores significan flores. pero estéticamente considerada. El problema originado por estos otros modos de leer una forma consiste en saber si son importantes para la pintura tomada en cuanto pintura". gozan de una "personalidad pictórica" 14 propia. Grum% Peinture et réalité. 166. de leer las formas como significativas de sí mismas y no de buscar su sentido allende la obra. q. 282.. en su carácter mismo de pintura. IIIa.216 RAU. mientras que la "palabra" pan es el verbo exterior que el espíritu profiere para significarlo. como observaba J. Cuando el artista pinta una mandolina. París. Gallimard. p. . ECIIAUR1 habladas o escritas. pero puede leerse como representando un ser natural (un hombre. resulta menester que el pintor. 1957. revisten el carácter de signos. sino que esa forma se significa." Se trata. por tanto. Escribe Gilson al respecto: "tan pronto como la forma aparece. puede ser leída de diversos modos. GILSON. porque el semáforo rojo nos indica que debemos detenernos. La forma posee una aptitud natural para signi- ficar. 60. no es para decir "esto significa una mandolina". Pero la forma pictórica no debe jugar el papel de signo. o como significando una significación (un crucifijo). Como de suyo. Y así como el concepto es la cosa misma concebida o conocida. Leerla como significativa de sí misma es leerla como un artista.13 Al pintar un jarrón con flores. un caballo. el concepto es lo conocido. absorbiendo enton- ces su significación en sí misma. para que la forma como signo no sustituya a la forma como 13 E. las formas. el artista deberá esmerarse para que el signo no se im- ponga sobre la forma. 14 Palabras citadas por G. para que la significación de la obra no eclipse a la pin- tura misma. la fle- cha qué dirección seguir y las palabras. el signo es la cosa misma significada. aunque ella espontáneamente signifique. a. contempladas en sí mismas y no como signos pintados del mundo que nos rodea. la forma como elemento plástico. la forma remite al objeto que puede evocar. el artista no tiene evidentemente la inten- ción de decirle al observador. de la misma forma como signo pintado de la forma real correspondiente". El signo nos hace conocer otra cosa. la forma pictórica se basta a si misma. un árbol. en tanto que formas plásticas. Indudablemente. Como señala Santo Tomás. y la palabra. La pintura ha de ser considerada como tal. etc. si quiere lograr su fin especí- fico. El jarrón y las flores. De este modo. lo propio del signo es remitir a otra cosa: Sknum autem est per quod aliquis devenit in cognitionem alterius (S. estéticamente hablando. pues ellas reemplazan a las cosas correspondientes. p. Pintura y realidad. misma. 15 E. PICON en su Panorama des idées contemporaines. p. Theol. evitando que la imaginación divague y el espíritu se dirija a otra cosa fuera de la tela.). a qué nos referimos. La palabra "vino" es el signo legible o audible del vino que se bebe. En tal sentido. tanto como le sea posible. ella ha de ser contemplada en sí. "disocie. Gris. tratando de mostrar que. lo significado. 448. 4). el "concepto" pan resulta el verbo interior que el espíritu forja en su intimidad en contacto con el objeto real. Todo el esfuerzo de la pintura moderna ha consistido justamente en romper la ligazón entre forma y signo.

Reiteramos que el hallazgo de la pintura de nuestro tiempo consiste en haber cancelado la imagen para que se pueda discernir lo pictórico mismo y apreciar mejor la belleza. PINTURA Y . ni expresa. que el artista formula y el espectador comprende". sino la de crear belleza con motivo de o a propósito de ellas. nada. Paris. no se trata de ver la imagen y detenerse en .- . 17 E. se ha sostenido que el artista pinta para decir algo. GusoN. ni representa. En este sentido. en definitiva. No se trata. ni suprimir la contemplación desinteresada de la belleza artística. la pintura no representativa parecería realizar mejor la esencia misma del quehacer artístico. de esta manera. al estar desprendida del objeto. pp. Y esta carencia de significación resulta válida para cualquier tipo de for- mas. algún acontecimiento histórico o algún misterio religioso. N? 133.17 Como decía Aristóteles. Resumiendo. Un cuadro representativo podrá hacernos conocer la vida doméstica de una época. ya que al haber anulado la imagen. su sentido sólo anida en ellas mismas. GiLsoN. o alguna circunstancia política 49 social. pero este afán por comprender no debe ejercerse en el territorio del arte.SIGNIFICACIÓN 217 elemento pictórico. se despejan los numerosos equívocos que pululan en torno al arte. "Pues es verdad. social. "Difícil resulta desarraigar la convicción de que el arte sea la comunicación de un sentido. puesta de relieve espléndidamente por Gilson. 1963 p. elemento plástico y signo. y no en enseñar. Sin duda. de entender o comprender la pintura. o la moda femenina del momento. sino en producir nuevas realidades con vistas a su belleza. El artis- ta no está principalmente interesado en significar la realidad física. por ende. como lo ha dicho el admirable Focillon. el inveterado deseo de entender no debe reemplazar al placer de ver o de oír. La Table Retide. En el caso concreto de la pintura. para comunicar un sentido. para expresar un sentimiento o una idea. ni instruir. ni en promover la acción. resulta indispensable para que el espíritu humano perciba y aprecie lo pictó- rico como tal. "Dial fique du . sino de admirarla y deleitarse con ella. 19). ni copia. 21. el poder natural que ella tiene de significar.e1 objeto. que toda forma.16 Esta subordinación de la forma significativa a la forma plástica.por e. 41-424. tierra prometida sólo a quienes saben admirar. Vrin. política o religiosa. la tarea principal del pintor es de subordinar al valor plástico de la forma. aunque él tenga una enorme significación para la existencia terrestre del ser humano. Estimamos que. y lo han hecho en todos los géneros de pintura". ni "significa". imitativas o no. que se da o está allí como más suelta. le E. introduction aux tarts du beau. pero la finalidad de su autor no ha sido precisamente la de darnos a conocer tales cosas. que desata así el nudo de la cuestión. Es lo que han hecho siempre los maestros. la significación queda prácticamente desvalida. para transmitir un mensaje. todos los hombres desean naturalmente saber. siendo a la vez y en el mismo momento. La misión del arte estriba esen- cialmente en engendrar belleza para recreo de nuestra sensibilidad y de nues- tro espíritu. sino de apreciar la pintura misma. pues. el arte no imita.

. que aluden espléndidamente al sentido mismo del hecho pictórico: "El primer mérito de un cuadro es el de ser- una fiesta para el ojo. no advierten lo pictórico mis- mo. ellos ven literalmente los objetos. ser malos. Muchos tienen el ojo falso o inerte. no". atendiendo a su posible significación y descuidando así la factura pictórica de la obra. pp. como escribe sugestivamente Gilson. Gilson cita las últimas palabras. escritas por Delacroix en su Jourtnal.. 1983. ot arto du beata. bello es aquello "cuya misma aprehensión place" (S. 1).218 RAbL ECHAIII La belleza causa placer al ser contemplada. el arte produce "flores'. pero lo exquisito. toda la razón del mundo no les impide. como decía Sante Tomás. y a través de ella. Uno dice: tener o&lo. 27. pues. para el espíritu. o sea recalan en la imagen. RAÚL EcHAU1111 Er 13440101xi 10~34 Parls„1981. Gua" introchacción. a. es decir. Por eso. .18 Algunos ojos no ven lo exquisito. 4308-801 le E. p.19 pero que sirven eficazmente para solaz de nuestra sensibilidad y deleite de nuestro espíritu. Theol. que se dilata entonces como espíritui con el precioso obsequio de su belleza. si ellos chocan al oído. ven únicamente los objetos. no todos los ojos. divinamente inútiles". En consonancia con esta definición. q. Esto no quiere decir que no sea necesaria la razón: lo mismo sucede con los bellos versos. que ha de ser sustancialmente un festejo para la mirada. son capaces de gustar las delicadezas de la pintura.

y como esta 1 Es curioso que los dos apellidos de este Profesor. vida se complican las relaciones. Pamplona.UU. Y llega a la conclusión de que. añadimos )? Nada más lejos de la verdad.) Ningún biólogo contemporáneo dirá que su adhesión al evolucionismo 'W oviene de que lo considera sostenido por un aparato de argumentos cienti. se trata de un postulado —diremos nosotros— puesto "a prioTi" y sin discusión. Francesa— cita en su Prefacio a len Cuénot. agregaba que no había existido ninguna intervención creadora divina ea la misma. 2 No ignoramos que la Iglesia Católica permite adoptar el evolucionismo biológico como una hipótesis. pero siempre que se deje a salvo la creación por Dios del alma humana. Etienne Gilson. intitulado "De Aristóteles a Darwin. en el excelente libro del gran filósofo e historiador de la Filosofía. Ello no es compatible con la Fe.2 Sin embargo. Y el mismo Gilson. un resultado de lo que en otras obras nosotros —no Saumells— hemos llamado "el fideísano de la modernidad' (OP. o es que algunos la perdieron precisamente ante las tajantes afirmaciones del dicho Profesor?). behaviorism. y que la misma --en su extensión abarcante de todo el universo y de su génesis— se debía sólo • azar. —de la Academia. y vuelta" (ed.) la biología sigue aferrada • la imagen de la transformación o de la evolución como punto de partida en la explicación de la estructura actual de los seres vivientes? ¿Será que la investi- gación biológica ha apartado una explanacidn científica acabada y satisfacto- ria d'e esta imagen lamarckiana (o darwiniana. que la evolución (gene- zalizada) es un hecho tan probado como la ley de gravitación. b) Dewey. entre otras cosas. una Experimental Logic. bien al tanto de las últimas adquisiciones de la ciencia: "¿Por qué (. el animal ~mal. según decía el entrevistador.. de las renovaciones. 11-12). Ro- berto Saumells. Ni siquiera se va a intentar aquí mencionar la historia de las con- tradicciones. NOTAS Y COMENTARIOS EL EVOLUCIONISMO ¿UNA EVIDENCIA? En el periódico "La Nación" de esta Capital (14-4-86) apareció una exten- sa entrevista al Profesor estadounidense de apellido Watson Dewey. en los EE. si la Biología contemporánea acepta la idea de la evolución (generalizada).. al parecer de un extremo positi- vismo o materialismo. Mas el profesor estadounidense a quien nos estamos refiriendo parece ser agnóstico o ateo.. pp. de muchos alumnos argentinos. vol. de las yuxtaposiciones entre teorías distintas llevadas a cabo con el (lin de fundar científicamente la imagen de la evaución ( .1 en presen- cm. cit. reastellara. Jati . Prólogo. (Los alumnos. que lo apalaudieron —según el periídico— ¿habían ya perdido su Fe cristiana. como un resultado de la idea aue el biólogo contemporáneo "se hace de la Biología como Ciencia". quien escribió. en Inglaterra. lo hace como un "a priori". dogmláticamente. niega toda creación divina en el curso de la evolución y atribuye ésta a combinacio- nes surgidas por el azar. un prag- matista y empirista.. et edit. 1986. SAPIEKIIA. en el momento mismo de la generación del nuevo ente viviente. Dicho Profe- sor de los Estados Unidos afirmaba. de la Academia de Ciencias: "Cuanto más profundamente se Pe- netra en las determinirmos.- icos razonablemente convincente".). 1976) se pueden leer estas líneas del Prof. EUNSA. esto es. sean los de: a) Watson: el materialista creador de la psicología ~- duetista (behaviourism.. epistemólogo y físico-matemático español.

los científicos nos harían el mayor servicio.. 1958. y ello tamibién respecto del . no Gilson— Que tantos biólogos tomen al evolucionismo como algo evidente o rigurosa y definitivamente probado. castell. 21). inevitablemente. advirtiéndonos cada vez. Y termina así Gilson su libro: ¿Pero cuánto hay de científico en el pensa- miento más exigente en. pero de ningún modo evidentes (Cfr. por certezas' científicas el largo tren de ensonaciones a que se entrega su imagi- nación.. y que sus teorías son hipó- tesis cómodas y útiles. nace. que no espera llegar a saber. alma comprendida—. ed.¿puede explicar la formación del ojo? ¿La. niega la existencia de un Creador y Primer Motor— ¿no será necesario... Pero quizá haya quie imaginar demasiado para saber tan poco" ( Op. del aire y de las sustancias de la tierra (y. creían griegos y orientales.. se puede objetar al evolucionismo absoluto y anti-finalista: 19) Supuesta la evolución generalizada.. Y ahora. concedo que tal idea sea incomprensible.. listiedé yhaber3 llegado a la idea de finalidad (no-azar). con la mayor precisión posible. si el universo siempre hubiera existido —lo que filosóficamente no. finalís- ticamente 'orientada —entelequia— de un principio o forma inmanente a la semilla)? 39) Si todo resulta del azar. Gredas. desde un punto de vista estrictamente filoófico. a la evolución tendría que seguir un período de involución. SYMAIII1D5 La Na- turre et la Portée de la Métharie Scientifique. p. Madrid. además. potencia como mera capacidad de ser. indemostrable (para el científico. y a vivir y obrar según . cit. nada?". recurrir a un tiempo cíclico indefinidamente prosegui- ble? Pero entonces. 338).. si no. al acto (ser efectivo). sin una causa en acto? La semilla ¿puede producir el árbor sin las influencias del sol. Heidegger— se han preguntado: ¿"Por qué hay antes. No es temerario creer que el ojo está hecho para ver (Op. ¿Por qué tantos filósofos Sche-- lling. También es curioso —decimos nosotros. cuál es el punto en que su pensamiento. Paris-Vrin y Québec-Laval. pero es necesario. pues no se puede prescindir de un hilo conductor en la trama de los acontecimientos. o lo que fuere (también hace no mucho se habla de la "nebulosa iniciar)? ¿No resulta necesario recurrir a la . con el título de La Naturaleza y Alcance del Mé- todo Científico.. materia de ciencia? En lugar de intentar hacernos tornar . del agua. sin la virtualidad. CASAUMNI complejidad lleva a un resultado unívoco que la menor desviación puede turbar. p. ¿cómo el hombre. luego otro de evolución y así al infinito. se concede el placer de imaginar inteligentemente lo . passim). 220 JUAN A. de por sí solo ¿puede engendrar lo más? ¿El virus al hom- bre? El azar —o la no-finalidad-. es tanto más necesaria cuanto mejor se conocen los cleter- minismos. la idea de una dirección finalista. Creación —conjuntamente dada con el tiempo? O.hombre —en todo su ser. ¿se explica por ello la supuesta exis- tencia inicial de un polvo cósmico extremadamente disociado (Theilhard de Chardin) o de un átomo inicial superconcentrado (otros)? ¿Por qué y cómo' existían al principio ese polvo o ese átomo. no para el filósofo). cuando toda la epistemología de las ciencias positivas o experimentales admite hoy que sus leyes son sólo probables y reformables. supuesto fruto del puro azar. cit. y no más bien. E. impaciente por los rigores de la prueba. a la que consideran como la pregunta metafísica radical? 29) ¿Lo menos. como.

O. supuesto antepasado semisimiesco del hombre? Y ¿qué nos dicen del fraude de Piltdown? ¿Y de la aventurada o improbable explicación de Theilhard de Chardin sobre el Sinantropus pekinensis. ¿cómo puede aplicarse por igual a Don Quijote. en mis ojos primero. fines. porque la reali- dad que ella cubre se encuentra de manera esencialmente diferente en los pro- tozoarios. son construcciones del es- píritu. La evolución. como surgirá de lo que a continuación dice el P. ni el edificio . y que cada Sinantropus tenía un agujero en la parte occipital. También es importante al respecto el artículo del P. Isaac en su imprescindible artículo. ¿no se descubrieron acaso huesos fósiles humanos. y no del Sinantro- pus. Revue des Stiencies T'héologiques et Phelosophiques. Dios. los vegetales y los animales superiores.. deber. al termi- nar. ¿explica por sí solo el que nuestros conceptos universales y abstrac- tos sean inmateriales? (el concepto de miriágono no está formado por mil lados reales. propósitos (Cfr. conductista mita= sado.). Thomas". por último. o de lo probable). "igual" al círculo por obra de la razón humana) es típicamente dialéctico.. luego y. Cuando uno imagina extenderla además a campos tan diver sos como las artes y las ciencias. y de la misma o mayor edad que los del australopithecus. espíritu. dando así aparente continuidad a una "línea" discontinua. Isaac. derecho. alto y flaco y a Sancho Panza. "The first meaning of «rational process». para tomar. señal de que un ente superior le extraía el cerebro —quizá como alimento-1 y de la cual serían obra. físicos o geométricos. en mi imaginación. el "purposive behavior" del americano.uno se da cuenta fácilmente.1. en materia no-lógica. cuando junto a sus restos se descubrieron otros de hombres normales. Tolman)? 49) Hace pocos años. y llegar en el hombre. París.. válida para las sustancias vivientes. un ejemplo fácil (. ni tiene como cien metros de altura). por igual? Y los conceptos de entes positivamente inmateriales. "La `notion de dialectique chez St. los objetos técnicos allí hallados? 59) La materia. y ser "cosas" materiales en nuestra inteligencia? Es evidente que el evolucionista absoluto llena mediante su imaginación y razón. todos los tramos "perdidos" de la evolu- ción. si es "material"o al menos imaginario. 'nomas in Boeth. Y mi concepto de hombre. mediante intenciones de la razón. "que son extrañas a la naturaleza de las cosas" (Cfr. no deja de ser una validez hipotética. SHEILA OTLYNN. P. y una pura creación de razón más allá de ellos. dentro de ciertos limites. en el sentido de Aristóte- les y de Santo Tomás (como 'lógica inventiva. como honor. formando "entice rationis". according to St.. Dice allí —en lo que aquí nos interesa-- (traducimos nosotros): . gordo y bajo? Y el concepto de triángulo. de Trinitate". Este proceso de "relleno" (como el del polígono de "infinitos" lados. octubre de 1950. Lava/ Théologique et P. a decir "yo"? Un pedazo de materia (segunda) ¿puede llegar a decir y pensar "yo"? Lo material. empero. prácticamente iguales a los de hoy. por definición ex-tensa e impenetrable ¿puede acaso re- flexionar perfectamente sobre sí misma.. las instituciones políticas y los conceptos 3 Esta validez. ¿pueden nacer de y por la materia.3 pero analógica por otra parte. .Cavanagh. es primeramente una noción biológica.hilosophique). virtud. NOTAS t coMENTAMOS 22. en efecto. que procede. y también en el interior de esos grupos. relación. que una noción como la de evolución generalizada y la proposición correspondiente: "todo evoluciona". ¿cómo puede decirse distributivamente del triángulo equilátero del isósceles y del escaleno. J. en mi inteligencia consta de cemento.

M4-505). en que la mente humana completa los 'hechos. es necesario. y lo hace mediante entes de raza que reemplazan a los entes reales no encontrados (o inexistentes). toma inevitablemente una forma histórica: en lugar de ser únicamente la actividad del sujeto cognoscente. pp. Els indudable. Clase o Yo).). y no cabría negar que ella forma parte en nuestro tiempo de aquellas concepciones comunes de las que hablaba ya el viejo Aristóteles (... 2 JUAN A.P. ¿cuál es el valor de esas construcciones? ¿Quién (. hasta a la historia geológica de la tierra y la de la vida en conjunto.. se vuelve —por una serie de ampliaciones de esa no- ción primitiva... 505-506). de dar otra cosa que opi- niones probables. en su función ejecuti- va. la tesis general" (Op. por acercamientos sucesivos entre ideas vecinas. efectivamente. incapaz. la dialéctica. Isaac. "inventándose" en cierto modo de mane- ra progresiva (. Por eso transforma la Biología en Historia.. etc. el determinar las regias que siguen el Espíritu. confesar que uno construye lógicamente. se juzgará por referencia al pasado: la historia con sus hechos y sus leyes proporcionará los principios de la ciencia nueva" (art. O. etc... La afirmación "todo evoluciona" no es. por cierto.. y según qué modalidades exactas —lo que permitirá asimismo confirmar o "ralsar". y su evolución generalizada —aún lhnitánclonos a lo biológico. que pretenden darle un valor real) se debe manifiestamente al racionalismo con su confusión del orden lógi- co con el orden real. llena imá. esforzándose para progresar en el descu- brimiento de la verdad. y no es posible recurrir al futuro. no nos extrañaremos que ella se vuelva al mismo tiempo la ciencia demostrativa por excelencia. Tomás. en el sentido de Aris- tóteles y S. cit.— el moviminto del -Todo (Espíritu o Materia. pp. o falsa.- glnativamente los vacíos y discontinuidades. o precisar. JUAN ALFREDO CASAUBÓN . CASAVB6N morales. y al idealismo con su identificación del pensamiento y del ser.. Y agrega Isaac que. sino el fruto de esas elaboraciones racio- nales. porque le corrsponde. y de una manera completamente dialéctica. En esas condiciones.) osaría pretender que nos proporcionan más que probabilidades? ¿No habría entonces que examinar cada caso en particular y esforzarse por resolverlo individualmente ex propritis? Pudiera ser que así se llegaría a demostrar que la evolución. Y concluye su artículo diciendo: "el paso de una concepción a otra (la de Santo Tomás a la de los modernos. la Clase o el Yo. como nos encontramos en la teoría. así. no se está lejos de lo que el Aqui- nate llamaba. y sólo "históricamente" explica la exisr temía y estructuras de los entes vivos actuales. "lógica inventiva". por su parte.. En cuanto a la dialéctica en su función legislativa. en adelante.: un modo típicamente dialéctico. pero sin exclusión de lo hu- mano en todo su ser— es un caso típico del modo de pensar que nos ha dés= cripto el P. Pero. Esta vez. que la teoría evolucionista absoluta. cit. de por sí. un mundo ideal. pues..). en su evolución histórica de seres que se buscan. en cuanto a eso que le concierne es verdadera.

Director del COMPE'FIL. condensando las principales contribuciones de 20 peritos y de sus interlocutores. ELí ANALTSIS SOCIAL EN LA PERSPECTIVA FILOSOFICO-CRISTIANA Cumpliendo su tarea como Presidente de este Coloquio. en todas sus articulaciones. una gran unidad orgánica. resulta que el punto de partida de la problemátic eá la persona humana. durante la sesión plenaria final. el an. como es obvio. Vol. J.Iglesia en la antropología. sólo en grandes lineas y sumariat mente. XLI . que contó con la participación de 80 interesados en el tema social de gran actualidad : el análisis social en la perspectiva filosófico-cristiana? Después de asomarse por seis días sobre la actual problemática social. que forman un todo orgánico. un mensaje que interese y bene- ficie a un vasto público y no solamente a los estudiosos especialistas? La respuesta a estas preguntas es afimiativa.como fuentes la realidad de la persona humana. la razón filosófica Y la revelación divina. articulando las respectivas con- clusiones. presentó el día 5 de agosto de 1985. en un resumen final. que fueran pronunciadas con brillo en las 17 sesiones plenarias del Coloquio y completadas por 11 análisis de las realidades con- cretas. una reflexión filosófico-cristiana conclusiva. S.datos de la experiencia integral. realista critico. Partiendo de los . el P. considerada no unidimenalonalmente. ¿Cuáles son las conclusiones finales del 169 'Coloquio Filosófico Internacio- nal.- trin&Siocial de la. Stanislavs Ladusans. la Doc. SAhltkrIA. Por ello. que serán publicadas oportunamente. bajo el patrocinio de la Pontificia Universidad Católica de de Janeiro --PUC/RJ. De allí. precisamente. en el Coloquio. .állsiá social desarrollado tiene el carácter. Este es el tema exacto del 169 Coloquio Filosófico Internacional realizado por el Conjunto de Investigación Filosófica --CONIP(EFIL— y por la Asociación Católica Inter- americana de Fllosofia del 30 de julio al 5 de agosto de 1985. impor- tante y delicada ¿es posible integrar o no. en virtud del filosofar social del Coloquio. Resulta así. en Río de Janeiro <RJ). compleja. Los presentamos ahora. la inserción de. 1981. efectuadas en 11 sesiones especiales? ¿Es viable o no un mensaje final de las 34 investigaciones científicas y de los debates sostenidos en las 28 sesio- nes realizadas por el Coloquio Internacional. co7 mo lo hacen las ideologías.: cristiana o en la filosofía cristia- na del humanismo pliuddiraensional. Destaquemos que dichas investigaciones tienen. en una sfilosofia cristiana del humanismo pluridimensional actuante. real y concreta. Ella consiste en una inser- ción de los resultados alcanzados conjuntamente. Se concentran en la Doctrina Social de la Iglesia. las contribu- ciones de los eminentes pensadores de 12 nacionalidades? ¿Existe o no alguna unidad en la multiplicidad de las ideas expuestas en las 15 comunicaciones y en las 8 conferencias. . los cuales debatieron en las sesio- nes el mencionado tema. de vista. está abierto a la pluralidad de los puntos. que tiene . Estos resultados serán presentados por extenso en las actas del 189 Colo- quio Filosófico Internacional. sino pluridimensionalmente.

por la soberbia y por otras pasiones desordenadas. la miseria moral. Como tal debe ser desenvuelta hoy. En esta perspectiva del orden social' justo. las causas de los actuales desórde- nes sociales. las indagaciones temático-metodológicas del 'Coloquio. la liberación es. porque están empleando de ma- nera insuficientemente crítica. En este sentido doctrinal. filosófico-teológico. El Coloquio reconoció que existe una Teología de la Liberación perfecta- mente válida: es aquélla que desenvuelve la reflexión teológica sobre el tema bíblico de la liberación y de la libertad. arrastrados por el egoismó. tea:usa . es urgente hoy liberar a mi- nones de la miseria espiritual y material. y de la liberación. que nos preocupan tanto? Este problema. como está aclarado con penetración por la reciente' "Ins-. en último análisis. y de muchas otras esclavizaciones . perjudiciales a la fe y a la vida cristiana. como parte la Doctrina So- cial de la Iglesia. conceptos asumidos de diversas corrientes del pensamiento marxista y neomarxsta. son muchísimos los que son marginalizados por el egoísmo humano y viven en condiciones de miseria material inhumana. las teologías radicales de la liberación. liberar a millones de oprimidos y per- seguidos. por. y se íntegra. tuyen obstáculos que impiden a los hombres vivir según la -propia . la liberación de la esclavitud del pecado. del pecado. auténtica Teología de la Liberación. para que cada persona encuentre su autorrealización espiritual y mate- rial. de orden económico.an día a día de Dios y de su ley de amor. que aguzan hoy.una parte. punto alto para las reflexiones filosófico-sociales en con- junto. así como sobre la urgencia de sus exigencias prácticas en el tiempo presente. sin perjudicar la prosperidad social. derivadas todas. la reflexión filosófico-social. La auténtica Teología de la Liberación que tiene en cuenta la libertad de los hijos de Dios y la construcción de la vida social fraterna. suscitaron un problema central. en último aná- lisis. sus últimas profundidades? ¿Cuáles son.dignidad. mioieria material. dramáticamente.224 STANTSLANS LAIRISANS Las consideraciones introductorias generales. sin medios de subsistencia. justa y pacífica se integra' como parte la Doctrina Social de la Iglesia._ ante todo. De ahí resulta. que se armoniza IntiMamente cori la.. numerosos son también los que se aparl. en nombre de la liberación. tracción sobre 'algunos de los aspectos de la Teología de la Liberación". en todas sus T'armas! . así como las consideracio- nes retrospectivas o históricas. Este problema es el siguiente: ¿En qué consiste el orden social pro- fundo? ¿Cuáles son sus fundamentos últimos. Estas ins- tancias son las siguientes: el materialismo marxista. Estas esclavitudes const4. sus fines específicos. SI. por el 641o. referentes a los tra- bajos científicos planeados para los futuros congresos mundiales de filosofía cristiana. publi- cada por el Vaticano en fecha 6 de agosto de 196. que aspiran a reencontrar las libertades fundamentales de Que están privados por regírnenes ateos e injustos. por otro lado. suscitado por la reflexión programada e ilustrado concre- tamente por la situación social de las tres Américas y del mundo actual en crisis. existe una filoso- fía cristiana de la libertad.4. cultural. político. que constituyen hoy desvíos gra- ves. qUe tomaran el poder violentamente por caminos revolucionarios. las visiones prospectivas. sin un trabajo estable. aquellas que propagan el ateísmo y el laicismo. encontró en el proceso científico del Coloquio algunas instancias fuer- tes. por otro. social.de $13. Además de eso. el capitalismo materia- lista.

a través de los medios modernos de la técnica económica. por un lado. Esta misma reflexión continuada. sociedad nacional e internacional. Un anlásis teológico-bíblico de la actual situación espiritual de la huma- nidad hecha en conexión con "Dos Ciudades". de un modo inequívoco. comentados por Bernard Lonergan. especialmente el análisis social de Juan Pablo II contribuyeron. J. además. en sesiones especiales. equidistante del capitalismo individualista. encontró. Encuentra su perfección moral. de S. la vivencia de la fe cristiana y la promoción de la justicia. alcanzando en la actual economía de la salvación. S. La solución a dicho problema. de San Ignacio de Loyola. la sociedad está ordenada absolutamente para el hombre. El análisis social filosófico-cristiano. evidenciando que ella es una realidad subsistente. purificación y justificación a través de los medios sobrenaturales de la Iglesia de Cristo.. . teniendo en consideración.. sobre la familia. su elevación. el mundo material y se abre a Dios. es indispensable y urgente. se profundizó aún más a través de la investigación filosófica sobre la persona humana. Urge una mejor distribución de la riqueza. en todas sus dimensiones. Los análisis sociales de Santo Tomás de Aquino. a través de la realización del orden moral natural. más. por un análisis filo- sófico cristiano social destacando que el hombre está relativamente ordenado a la sociedad. la mencionada solución fue profundizada en el Coloquio por la reflexión sobre la ley natural. Agustín y "Dos Banderas". en este ser- vicio fundamental y renovador. en conformidad con la Doctrina Social de la Iglesia. que están aguardando hoy la normalización para bien de los pueblos y de la humanidad entera. que trasciende. compleja y crucial. fue dada. que eleva y completa el conocimiento humano. haciendo resaltar la necesidad del amor de Dios y del prójimo. una ampliación orgánica en las investigaciones filosóficas. tanto como por otro del totalitarismo materialista en todas sus formas. de un modo especial. NOTAS Y COMENTARIOS 225 La actual cuestión social. trascendió todos los análisis concretos realizados anteriormente. a esclarecer a fondo todos los aspectos de la dignidad huma- na. evidenciando que esta ley constituye el fundamento del análisis social filosófico cristiano. más justa. inicialmente. El recurso a la Revelación de Dios. Las investigaciones subsecuentes del Coloquio. Estos análisis se orientaron para insertar en los proyectos sociales los valores que llevan a una organización social más humana. fraterna. Kilos contribuyeron para superar la actual cultura de la muerte. A continuación. subrayaron que. pro- mover la civilización de la vida y del amor efectivo y afectivo. en virtud del alma espiritual e in- mortal. que lleve a superar el egoísmo y el odio y fundamente la renovación en todos los sectores de la vida y de la cultura. hoy. así como los análisis sociales de los Papas de los siglos XIX y XX. ilustraron las interrelaciones sociales fundamentales. así entendida. la formación de la duventud. hizo 'entender que la maldad humana imperante en el mundo actual. recibió en el Coloquio su solución por etapas. no obstante. Las luces que surgieron.

agentes real- mente capaces de contribuir con autenticidad y en gran medida a la men- cionada renovación pluridimensional. constantemente . e totalmente laica. después de un análisis de la situación italiana. produciendo frutos concretos de la renovación pluridimensional en el campo de la teoría y de la práctica. abundantes luces para interpretar. del orden jurídico. no se explica por los actores mera- mente humanos. esto es. de la que tanto habla Juan. davvero. Cosí abbiano le leggi orren- damente disumane oltre che anticristiane.como base al hombre integral. el P. más que nunca 'de los santos y de las santas. Brasil. come l'abOrto. cristiano''. Battista Mondin: `"entre nelle sue manifestazioni pubbliche.no nos. bu4letar . Es urgente en nuestros días actuales neo- paganizados. del Paraguay y de Portugal. personal y social. después de pre- sentar un análisis de la realidad de su país en el mismo sentido y realizado en el lugar por un equipo de nueve colaboradores concluyó diciendo lo siguien<- te: "Sin duda alguna. nella vita privata. Italia. proyecta. estas indagaciones. de la sexología. de los países socialistas del Este. Este análisis agustiniano e ignaciano. podemos inclimy por ningún extremo. En cuanto a la ideología adoptada por nuestro pais. La Sagrada Escritura. valor/ del cristianesimo. ma ció e solo un affare privato. el pals esta en crisis.senta. del hombre personalmente sobre todo en su interioridad como agen- te responsable de todas aquellas renovaciones urgentes. del orden político. tan perturbado por las instigacions que exceden las fuerzas humanas. en este sentido. Pablo II. la cual se manifiesta en todas laS realidades pre.220 StÁNrsÉkvel LADÜSAllá eh MIS formas tremendamente degradantes. He aquí lo que dice. Necesitamos hoy. Son los siguientes los imperativos categóricos de la ciudad de Dios y del Reino de Cristo en nuestros días : las renovacio- nes del orden económico. de la convi- vencia nacional e internacional. de los hombres y de las mujeres que vivan profunda e intensamente el cristianismo en su pureza inte- gral y uniendo vitalmente la fe cristiana a la razón filosófica sean. como se hizo resaltar. "la sal de la tierra" (Mt. 14). sino también una ignorancia flagrante de esta misma doctrina en el mundo actual. Ecuador. del arte. 5. econó- inica y sociocultural debe tomar . para.. se é. y. l'Italia attua- le. El profesor mexicano Agustín Basave Fernández del Valle. de ahl3partir para buscar el bien común. de los medios de comunicación social. a la persona que póste sti dignidad. que es mixta: liberal-socializante. destinadas a urgir la "encarnación" de la Doctrina Social filosófico-cristiana en las realidades con- cretas de los pueblos revelaron. societá. aun entre los cristianos. en la his- toria de la humanidad y especialmente en el tiempo presente.. senza nessuna volente attenzione al princlpii. para que se unan y obren conjuntamente. de la vida religiosa y cultural. sino que tenemos que decir que la vida política. despertando las fuerzas vivas del cristianismo. fue precedido en el Coloquio por una serie de análisis sociales filosófico-cristianos de las actuales realida- des concretas de Africa. de la familia.das. in tutto ció che riguarda la cultura come espre. Certo. Argentina. 13) y la "luz del mundo" (Mt. come un popolo possa accetare questa Iegge. no sólo una aplicación insuficiente y transgre- siones graves de la Doctrina Social de la Iglesia.. con acierto la lucha entre el Bien y el Mal. non si capisce. sino que tiene una conexión con las fuerzas demoníacas. en verdad. Constituyendo la originalidad especial del Coloquio. aquella evangelización de la vida y de la cultura. del sistema escolar. 5. Chile.ssione dell'anima della. México. la' grande rnaggioranza aderisce ancora alla Ude cristiana.

3a familia. generando tensiones entre la ligke- la y el Estado. 8 de di- ciembre de 1975. teniendo en cuenta las circunstancias de tiempo y lugar. de la mentira. Sin embargo. pero no en el sentido relativista-marxista. de la vida internacional.. ambas. 'aunque Por títulos diferentes. que ni la Iglesia sola. exige una colaboración armoniosa entre las fuerzas eclesiales y civiles. conforme al 'Coloquio. que tiene como ley fundamental. así como en el dominio de las ciencias humanas y de la política. de la guerra. como son el amor.~. indicado por la Doctrina Social de la Iglesia: contemplación en la acción ("intellectus quae- rens fidem".' Por eso. la cual debe abarcar a todos y a todo el hombre y con ello estar abiertos a la trascendencia que nos lleva a escalar las alturas del amor y poder así llegar a la liberación del hombre: liberación del egoísmo. para buscar la justicia. as- pectos de la Teología de la Liberación". Se = destacó. "intellectus quaerens intellectum per fidem". ambas lo realizarán con tanta. problemas de competencias y atribuciones. de la in- justicia social. un. el trabajo profesio-' nal y el sufrimiento" (Exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi. Es inevitable que surjan. traten de cooperar entre sí. esta misión específica de los laicos: "El campo propio de su actividad evangelizadora es el mismo mundo vasto y complicado de la polí- tica. profundamente impregnadas por el Evangelio. de las ciencias y de las artes. tf. en el número 1238.risganpi I trina Social 0. n9 70). la educación de los niños y de los adolescentes.:: 1114. Los Pastores estarán atentos a la formación de estas personas competentes. Paulo VI caracte- rizó ya. el 'Coloquio destaca la luminosa orientación del documento eclesial del 6 de agosto de 1984. son necesarias nersonas competentes desde el punto de vista científico y técnico. Este servicio. la paz y la fraternidad en toda la dimensión socio-cultural. Hace exactamente unos diez años. Fue recordado que. Pero para que se pueda alcanzar directamente la acción. Puebla. en esta perspectiva. importante y actual hoy.. de la realidad social y de la economía. n9 76)' de que "la comunidad política y la Iglesia son independiente4 y aut6nomas. con ihiebla. a los laicos. además. Este documento dice acertadamente.440. En cuanto a la acción social. la orientación del Concilio Vaticano . social del hombre:. NPI'As CObaNTAMoW els desarrollo. "Instrucción sobre algunos. de los "mass media" y. en materia social. en el Item XI. en pocas palabras. Sin embargo. il atdat■t`13. de la praxis. el beneficio del hombre. II (GaucliuM et Spes. en primer lugar. la urgencia de la acción. del pecado y de las garras del mal". de la corrupción. Se con- templan aquí. se encuentran al servicio de la vocación personal :y. De allí resulta. "fides quaerens inte- Ilectum") acción en la contemplación. ni el Estado solo jamás resolverán la cuestión dg la prosperidad social y de la paz. N9 14. cada cual en su propio› terreno. cuanto más y mejor cultiven una sana cooperación entre si. para bien de todos.51¿. subversivo de la verdad y violento. otras realidades abiertas para la evangelización. sino en el sentido realista integrante. en este terreno". lo siguiente: "La enseñanza de la Iglesia. inequívocamente. en concreto.„11." así. orgánicamentP. las soluciones aparecerán cuando las tuerzas disponibles» de ambas partes. como también el de la cultura.. al considerar las relaciones entre la comunidad política y la Iglesia.mayor efica- cia.. de distribuir susi incumbencias y de dividir sus trabajos. cuya misión específica es la de construir la sociedad". proporciona las grandes orientaciones éticas. arinoli . el documento de Puebla re- cuerda.

haciendo así descubrir el recto orden que debe relacionar al hombre con el hombre. y que sean respetados.228. el derecho a la inte- gridad. que resulta de aquel orden. revalorizando la licitud y el valor del celibato. los si- guientes derechos naturales o humanos. el mismo análisis social en la pers- pectiva filosófico cristiana. objeto. de carácter individual. implantados por las esclavitudes actuales. o la dimensión humana social entra. se impone. abolición de todos los desórdenes sociales. técnicos y otros afines. La dimensión filosófica cristiana "intrahumana" ilumina profundamente la dimensión social o "interhumana". 4) los derechos relacionados con el bien común: derecho al sufragio. exige que hoy sean superados muchos desórdenes sociales. La dimensión filosófica cristiana intrahumana. el presente resumen expli- cita y ordena sistemáticamente lo que ya fue implícitamente dicho por el Coloquio o. el derecho a la fama y qiiinto. relacionados con los respectivos deberes: el derecho a la vida. resulta inteligible la dimensión "suprahumana" de la filosofía cristiana del humanismo: el hombre y la humanidad entera depen- . que debe reinar entre el hombre superior a la materia. exige que sean respetados los siguientes derechos naturales o humanos. 2) el derecho a la educación. El Coloquio destacó. su vocación ética. entre otros. hermano y no como otra cosa. considerado como persona? Respondiendo sintéticamente a esta indagación. expresamente. en virtud de su alma espiritual y los valores materiales: económicos. pero en el contexto de otras considera- ciones antropológicas. Teniendo el hombre la vocación espiritual en virtud de la dimensión intra- humana del hinnanismo. la exigencia de responder á la siguiente pregunta: ¿cuáles son exactamente los aspectos esenciales de la inserción de la vida social en la filosofía cristiana. proyecta también una luz abundante para entender la dimensión "infrahumana" del humanismo. de ese modo. tercero. constituye la única dimensión real de existir humano. corno persona. derecho a la verdad. derecho de asociación y de reunión. derecho al trabajo. En esta perspectiva dignificante. segundo. como prójimo. además. implicando los respectivos deberes: 1) el derecho al matrimonio. cuarto. lógicamente. 3) el derecho de participar de la vida pública. como una parte. el hombre. Intenta así esclarecer filosóficamente mejor la dimen- sión social del hombre y. del humanismo pluridi- inensional actuante? En otras palabras. por consiguiente. que sean respetados los siguientes derechos naturales: el derecho a la propiedad particular y el derecho al bienestar ma- terial. exigiendo positivamente. ¿la dimensión social a la cual el hom- bre está naturalmente abierto. degra- dantes para la dignidad humana. pues se evidencia la igualdad esencial de todos los hombres. el derecho a un proceso judicial justo. salvaguardando así la auténtica vida espiritual del hombre Y. Este orden condena todas las idolatrías de los materialismos actuales. derecho a participar de los bienes de la cultura. ITANiSLANS LÁDUSANS nizando la vocación personal y social del hombre y la teoría y la prácticá humanas. sobre todo en esta perspectiva. En este proceso. Este orden. como fin en sí. en un conjunto estructurado de las relaciones fundamentales del hombre. el derecho a la intimidad. instrumento explotable. número utilitario. la dimensión "intra- humana" que evidencia metafísicamente la espiritualidad e inmortalidad del alma humana.

. El filosofar y el obrar práctico del cristiano. en que rezamos: "Padre Nuestro.". Es impresionante cómo Jesucristo.". garantizando a la filosofía cristiana su legítimo ca- rácter racional. hecho histórico Innegable y don absolutamente gratuito de Dios. asY como encuentra su elevación en el orden sobrenatural. Este orden. de un modo sublime. No sólo los signos manifestativos de la contingencia del mundo y del hom- bre en el mundo. que nos hace pedir: "El pan nuestro de cada día dánosle hoy!.. en otras palabras. y posee el derecho natural a la religión y a la libertad de conciencia. La revelación divina presupone la naturaleza humana. la inserción de la vida social en la filo- sofía cristiana del humanismo pluridimensional. exige que sean observados los derechos natu- rales del hombre. su Valor máximo.. y por ello Libertador en verdad y por excelencia. que nos hace pedir: "Venga a nosotros Tu Reino. Resulta así la inserción de la vida social de la dimensión interhumana en el conjunto de las otras dimensiones del humanismo: interhumana y suprahu- mana. está contenida. en la primera parte de la oración. 39 La dimensión terrena "infrahumana". de modo eminente. teoría profunda que fundamenta y orienta el obrar práctico humano de una manera creativa y segura. sino también la verdad de la historia del cristianismo. está contenida. enseña a los 'hombres la oración. abarca todo eso maravillosamente. 5. cristiana y pluridimensional. Fuente Ultima de la Feli- cidad. activo en la contemplación! La urgente exigencia de hoy pide que la actividad práctica sea realmente constructiva. en todos los sentidos. que estás en el Cielo. fundamentales para la solución. proclaman la realidad de Dios y su presencia real y ac- tuante en el universo. que rechaza todos los desórdenes de los alelamos y secularismos actuales. nuestro Salva- dor divino. está contenida eminentemente en la segunda parte de la oración. NOTAS Y cxxxerrrAitios . Resulta así. (Mat. que nos lleva a buscar la gloria de Dios. un signo extraordinario. de un modo superior. 19 La dimensión vertical "suprahumana".o"). integral del problema social. ardorosa. santificado sea Tu Nombre! . ("Padre Nuesti. 29 La dimensión interna "intra-humana".. en el Sermón de la Montaña (Mt. cuando. como es pluridimensio- nal nuestro filosofar humanista cristiano. 943). así hacia una uni- dad dinámica sobrenatural.. que contiene. convergen. 6. Esta dimensión metafísico-ética del humanismo envuelve también los derechos divinos en rela- ción con los hombres y con los pueblos. . nacio- nal e internacional. que resulta en virtud del cristianismo. sino que trasciende toda la sociedad humana.. en cuanto abierto al Bien Común trascendente. 7) código de la perfección moral.". las dimen- siones de la filosofía cristiana del humanismo.. eliminan- do las ideologías. ¡Este humanismo no puede ser sino actuante. no la destruye. Ser Supremo Trascendente. hágase Tu voluntad así en la tierra como en el Cielo! . que es metodológicamente an- tropocéntrico y teocéntrico desde el punto de vista metafísico-ético.229 den totalmente de Dios. haciendo entender que él no se reduce a ser miembro de la sociedad familiar. en la tercera parte de la oración. referente al uso indispensable de los bienes materiales.

Salvador de los hombres y de los pueblos. amplia y abierta a los valores del pensamiento Mo- derno y contemporáneo. el Maestro de los Maestros y. así como nosotros perdonamos quienes nos han ofendido! . Ella existe hoy. en cuanto realista. Esta oración implica una metafísica y una ética realistas. llamado a ser honesto. basándose en la experiencia integral. ¿Qué es la filosofía cristiana en su totalidad. y por eso. y objetivamente. amplía y enriquece el filosofar gnoseológico- metafísico-ético con un presupuesto. una perspectiva filosófico-cristiana por excelencia para el análisis social en su plenitud. La filosofía cristiana. La filosofía social cristiana. alcanzados racionalmente por los cristianos. ata filosofía existe también en la historia de casi veinte siglos. en todos los antidos y realmente santo. apriorístico. es decir. Constituye. de examinar a fondo. es decir. de todo el mal del pecado. inspirados por el pensar ideológico. enseriada ir el Libertador Divino. bajo todos sus aspectos. es capaz de desarrollar un diálogo equilibrado y constructivo con el mundo actual en crisis. está contenida luminosamente en la quinta parte de la oración. Es capaz.". queriendo ser fuertes en el amor.". Tiene sus raíces profundas en la filosofía griega. en virtud de la influencia creativa de la Revelación 'de Dios. oración densísima de contenido sublime. crítico en relación con las ideologías. El Padre Nuestro. libertadnos. ley fundamentalísima de la convivencia social y vínculo de la perfee- ción humana: "perdónanos nuestras deudas. por eso.. en la interioridad de nuestro yo. el uni- verso y Dios. como es el del marxismo. que debe ser preservado y cultivado en su racionalidad para que fundamente y oriente la praxis personal y social. la dimensión libertadora de los obstáculos a la perfección. eleva. pensante en profundidad. por eso. incluye como grandes categorías ontológicas el hombre. en la realidad total. Evolucionó orgánicamente por un conjunto de temas nuevos y de contenidos originales amplios. rechazando los análisis sociales acientíficos tendenciosos y anticientíficos. restaurada y actualizada que el magisterio social de la Iglesia continuamente ineentiva.. contra la sociedad. constituida sistemáticamente por la luz natural de la razón. la filosofía social. indispensable para revigorizar su parte integrante. en la cual deben reinar la justicia y el amor. significa una ciencia racional de las últimas evidencias de la totalidad de lo real. -111ANTáLikVS LADUIANS 49 La dimensión social "inter-humana" está contenida de un mOdo =altísimo en la cuarta parte de la oración.. Re aquí el camino fecundo para estructurar armoniosamente la filosofía social. como exigencia de la renovación de la vida humana.. La humanidad actual entera está aguardando ansiosa nuevos análisis . la fraternidad y la paz. la Verdad y la Vida" (Jo. 59 Finalmente.16) está destinada a plasmar la praxis cotidiana del hombre. en el cristiano concreto. parte de la filosofía cristiana. "el Camino. la compleja cuestión social. Elevando a las alturas sobrenaturales la vida contemplativa del hombre peregrino en la tierra. abusando de su libertad. en la cual rezamos así.. de proporcionarnos un análisis social auténticamente científico. que nos lleva a rezar: "Y no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal!. 14. contra el hombre. bajo todos sus aspectos? La filosofía cristiana. y de todas las otras esclavitudes que el pecado del hombre origina.

Nariz COM:01M~

r síntesis, realmente salvadores, fundamentados nsóliclamente en la ...evidencia
:Objetiva.

Por eso, la restauración de la filosofía cristiana social, en su pleno vigor,
exige urgentemente la normalización de la enseñanza de la filosofía cristiana,
ante todo; en las escuelas católicas, universidades, seminarios mayores, escolas-
ticados de los religiosos y escuelas de enseñanza secundaria (donde la filosofía
cristiana está casi ausente) adaptando, didácticamente esta enseñanza a los
diversos tipos de escuelas, a las necesidades de tiempo y de lugar.

Haciendo eso será vencida la crisis actual de la formación que se manifiesta
dolorosamente por los siguientes síntomas: una desvalorización de la reflexión
filosófica seria en la solución de los problemas educacionales y sociales, la desva-
lorización de la función instrumental de la filosofía para el estudio de la.
Teología, un fideísmo renaciente y el sentimentalismo imperante, el cientifi-
cismo de varias modalidades, el pragmatismo inmediatista, el descrédito de la
filosofía cristiana, la falta de un discernimiento crítico frente a las ideologías,
difundidas irrespetuosamente, la disminución de las materias propiamente filo-
sóficas o, simplemente, su ausencia en la formación de los cristianos y de los
candidatos al sacerdocio, una prisa impaciente en el administrar las disciplinas
filosóficas a 'los mismos candidatos y la abreviación temeraria de sus currícula,
el querer luchar contra el ateísmo, secularismo y contra otras varias formas
de la inmanencia actual, sin una preparación filosófica suficiente, la ausencia
de una inculturación filosófica integrante en el diálogo con las culturas, resal-
tando los valores universales, la falta de solidez, un apartarse arbitrario de las
fuentes históricas del filosofar de los cristianos de casi veinte siglos, la desva-
lorización de la filosofía de Santo Tomás de Aquino, filósofo cristiano por exce-
lencia, un descuido en la constitución y actualización de las bibliotecas, capaces
de colocar científicamente en contacto con las fuentes históricas y los mejores
estudios del cristianismo, también con las fuentes de pensamiento de los autores
antiguos, modernos y contemporáneos en general, como exigencias de un diá-
logo competente con el mundo actual, influenciado por el ateísmo y secularismo,
la veleidad en la formación de los profesores de filosofía, un desconocimiento
irrespetuoso y la violación de varios documentos del Vaticano, ya publicados
para la restauración plena de la filosofía cristiana, en los institutos católicos,
etcétera.

Solamente así, restaurando, revigorizando y actualizando la filosofía cristiana
en toda su amplitud, pureza y profundidad, en su apertura a todo lo que es
verdadero, la filosofía cristiana social tomará un impulso consistente y serio,
contribuyendo grandemente para la formación de liderazgos auténticos para
los pueblos y para la renovación del actual mundo descristianizado.

Esta es la síntesis final filosófico-cristiana de los trabajos del 169 Coloquio
Filosófico Internacional, que puede servir, como punto de partida, para los'
respectivos estudios, debates y para investigaciones en profundidad, intentando
normalizar la praxis social en todas sus dimensiones y superando así, compe-
tentemente, las ideologías disgregadoras, ya sea en el Viejo Mundo en deca-
dencia, sea en el Nuevo Mundo, asaltado principalmente por los marxismos y
neo-marxismos. Las actas del 169 'Coloquio Internacional, publicadas oportuna-
mente, ilustrarán ampliamente, desde un punto de vista constructivo, tanto
como desde el punto de vista crítico-objetivo con relación a las ideologías.

STANISLAVS LADUSANS

La renovación general exige fundamentalmente la verdad. Ella debe ser
conocida y debe ejercer su influencia en el accionar humano, como lo acentúa
el Salvador Divino: "conoceréis la Verdad, la Verdad os hará libres" (Jo., 8,32).

P. STANISLAVS LADUSANS S. J.
(Traducción directa del portugués por la doctora
Judith García Caffarena)

BIBLIOGRAFIA

V. GARCIA HOZ, Calidad de educación, trabajo y libertad, Editorial Dossat,
Madrid, 1982.

A las puertas del Congreso Pedagógico Nacional a celebrarse en nuestro
país en el presente año resulta oportuno leer la tesis de este pensador español,
quien —dentro de la línea de una filosofía clásica— muestra la necesidad de
aumentar ya no la cantidad de educación —la cual, lamentablemente sigue
siendo deficitaria en gran parte del planeta— sino su calidad en vistas al
desarrollo laboral y a la educación para la libertad.

Fundamentado en una antropología que insiste sobre la unicidad córporo-
anímico-espiritual del hombre, el autor propone el desarrollo integral de todos
los aspectos del existir y atento a la realidad contemporánea hace hincapié
en una educación que, sin descuidar ni desvalorizar la teoría, se abra a la
actividad laboal, al trabajo, el lugar donde se desarrolla plenamente el hombre
y que fuera caracterizado por Juan Pablo II como la clave de la cuestión
social.

Por otra parte resulta de máximo interés la crítica del autor a lo que
denomina los "reduccionismos pedagógicos" cuyo "resultado común" es "el
vaciamiento del hombre y el desplazamiento de la función educadora". Así,
en "una educación despreocupada de la interioridad, ni los impulsos bioló-
gicos son regulados de acuerdo con la dignidad humana ni el sentido de las
destrezas técnicas es comprendido. El hombre actúa a ratos como bestia y a
ratos como autómata. En realidad no hay educación sino biología y téc-
nica" (p. 86).

Finalmente en las antípodas de tan nefastos reduccionismos el autor desa-
rrolla la educación para la libertad que sólo se da dentro de un contexto
en el que se cumpla la premisa de libertad para la educación pues ésta "no
puede desarrollar la capacidad de obrar libre en el hombre si ella misma
no se desenvuelve en un ambiente de libertad" (p. 95). Por eso ha de evitarse
el peligro de la manipulación para impedir que el hombre actúe por reflejos
cuasi pavlovianos de acuerdo con criterios que le son extraños. Y en esto
radica el derecho a la educación al que, certeramente, García Hoz centra en
lo cualitativo más que en lo cuantitativo.
En resumen, calidad de educación, trabajo y libertad en el sentido que
les otorga el autor, son tres fundamentos insoslayables en los que ha de
basarse una política educativa cuyos frutos germinados en el transcurrir his-
tórico proseguirán su proceso madurativo en el siglo que se avecina.

MARTA J. A. DANEBX

SAITErrriA, 1986, Vol. XLI

obispos y cardenales.). tal vez habría que interpretar sus "cuadros mentales" relacionados con el lenguaje. indispensables para exponer diversos aspectos de la fe católica. más aun. Gallimard. los ejemplos que aduce son los ya citados: "substancia". son acertadas —desde el punto de vista actual— sus obser- vaciones sobre la condenación por una congregación pontificia de los "ritos chinos" supuestamente paganizantes. no como categorías sino como estructuras complejas del pensa- miento. ahora bien. la lengua china carece de sintaxis y hasta de lógica. el catolicismo ogró afincarse en China. éstos varían de un idioma a otro. educado por jesuitas. los chinos son incapaces de compren- der nociones tales como las de "substancia" y "accidentes". Réné Descartes. Es un hecho claro que designamos las cosas con palabras que expresan nuestras ideas. con "cuadros mentales" típicamente occidentales. creyentes fervorosos.Católica mártires y santos. para los chinos resultó imposible aceptar la fe cristiana porque sus cuadros mentales son absolutamente distintos de los occidentales. sim- plemente porque no entran en el campo de su especialidad.2:34 BIBLIOGRAFiA JACQUES GENET. No acostumbra esta revista presentar 'obras de historia de la Iglesia. 1985. Pero su tesis explicativa choca contra los hechos. y aunque pensamos apoyándonos en imágenes mentales que muchas veces no son ya representaciones de cosas sino de los términos mismos. Sin embargo. por lo tanto. Según su autor. soportó persecuciones y dió a la Iglesia . El pensamiento de cada pueblo —explica Genet— se estructura en "cuadros mentales" ligados al idioma propio. La obra plantea el problema de la incomprensión y la agresividad de los nos ante la. Ya desde al época de Platón y de Aristóteles. tampoco comprendió muy bien esas nociones filosóficas. los filósofos reflexionaron sobre lo que hoy se denomina el "triángulo semiótica" (cosa-concepto-pala- bra. Esto es un hecho tan obvio que no puede pensarse que Genet lo desco- nozca. sacerdotes. París. no veo cómo podrían comunicarse entre sí los que emplean ese idioma. Es admirable el estilo expositivo y la habilidad con que el autor maneja los datos históricos. . El autor no puede ignorar que pese al rechazo que padeció. lo que muestra que son independientes en su formulación idiomática de las nociones mentales por ellos expresadas: son "voces significativas convencionales". tarea evangelizadora de' los jesuitas desarrollada desde fines del 1500 hasta principios del 1700 y propone una explicación a este hecho. Aunque mi desconocimiento de la lengua china sea total (y por lo tanto nada puedo decir sobre su sintaxis o su lógica) me parece inconcebible que un pueblo como el chino haya desarrollado una cultura refinada contando con un instrumento lingüístico tan caótico como afirma Genet. Chine et le catholicisme. cuyos "cuadros mentales" ligados a su idioma no obstaculizaron la aceptación de la fe cristiana. Sin embargo. Como con- trapartida cabría recordar que un compatriota del autor. este libro —que se ubica dentro de ese género de estudios— está sustentado por una tesis filosófica que merece un análisis.

un sustrato liklrinanente (todo cambio es cambio de algo. 120 pp. aquí se abre un inmenso campo a cultivar por filósofos y teólogos para superar la tradicional ignorancia católica sobre eco- nomía moderna y su cuasi oposición a la misma. desde que surge en el hori- zonte el filósofo y teólogo católico laico Michael Novak quien. Buenos Aires. precisamente este es el ámbito en el que se establecen las nociones eón las que pensamos. sobre todo del vigente en Gran Bretaña el pensamiento de Marx sería inin- teligible a los chinos.como . Tampoco podría explicarse cómo el cristianismo."Dios personar. Hasta ahora. semejante en_ todos los hombres pese a las diferencias raciales e idiomáticas. Colección Textos. su semántica. haya prendido tan rápida y profundamente en occidente.dicado por un grupo de orientales. nociones "occidentales" que. Es reflexionando sobre la expresión lingüística de nuestros razonamientos que un macedonio elaboró. entre ellas formas idiomáticas. ZANOTTI. Esta situación se está revertiendo recién ahora. aplicables a cualquier lengua moderna aunque hayan sido formuladas en griego antiguo. Es un hecho que las lenguas son dinámicas. 1985. Las estructuras lingüísticas y los "cua- dros mentales" tienen raíces muy profundas. Economía de mercado y doctrina social de la iglesia. El tema es de actualidad por ambas partes. como todo cambio. están constantemente cun- do su fonética. "alma :oca 1litre-terreno". Nadie duda de la valiClez actual de las leyes lógicas descubiertas por Aristóteles.eltdehtes" y otros .141. para de irlo 4n franqueza. como Von Mises. Sin embargo. difícilmente encontremos un terreno menos desarrollado en la tradición del pensamiento cristiano que la relación del cristianismo con la economía. De ser cierta la teoría del autor sería imposible que la China actual tenga como ideología oficial la construida por un judío alemán a mediados del siglo pasado cuya obra fundamental es una crítico. en el espíritu humano. en el siglo iv antes de Cristo. al capitalismo de su época. Por 'esto la lingüística subraya la importancia del estudio "diacrónico" de las tersas lenguas. en varias obras. Friedman. el proceso es lento pero continuo. Pero este cambio supone. Desde la aparición de Rerum Novarum (1891) los documentos oficiales de la Iglesia parecen cada vez más preocupados por los temas económicos. si no hay algo que cambie no hay cambio). Ese sustrato es el espíritu humano que siendo el mismo crea continuamente nuevas formas de manifestarse. Hayek. El lenguaje es expresión de un plano más profundo que el de las imágenes sensoriales. 'una ciencia esquemática de los modos típicos de inferencia. de Belgrano. judíos palestinenses. pre- . los grandes analistas y conocedores de economía moderna han sido en su mayoría inte- lectuales no católicos. Ed. "paraíso". Adam Smith. tampoco el autor parece comprender muy bien. su sintaxis. "infierno". Ha faltado una reflexión de índole filosófica y teológica sobre economía política. En este aspecto está casi todo por hacerse. . por el de la economía de mercado y por el de la Doctrina Social de la Iglesia (DSI). GUSTAVO ELOY PONFERRADA GABRIEL J.

Gabriel J. 4). La obra que ahora comento se refiere a la cuestión de las relaciones entre la economía de mercado según la Escuela Austríaca de Economía (limitación que( restringe los más vastos alcances del tema) y la DSI. qué es la cuestión de con cuál sistema económico es compatible el cristianismo. Zanotti de manera clara y documentada. 3). El objetivo es abordado desde cuatro grandes temas : La primacía del Bien Co- mún (cap. en nuestro medio la tarea es casi inexistente. No abarca tampoco este libro la señalada cuestión más amplia.—. Los temas urgentes que la DSI debe elaborar a partir de sus . La pregunta que debe hacerse y responderse en este campo de las MIL- dones entre cristianismo y economía es semejante a la que oportunamente se hizo en su momento Jacques Maritain con respecto a la democracia. de mayores alcalices. El Principio de Subsidiariedad (cap. I). licenciado en filosofía. Termina con un apéndice que contiene la versión latina oficial de las citas de los documentos del magisterio eclesiástico utilizadas.216 BIZTIOGRAFfA. Las Relaciones Internacionales y la "Populorum Progressio". 2). en especial en El espfritu del Capitalikmo Democrático desarrolla filoséheá y teológicamente el tema. en relación a la esfera económica. menos elaborada filosófica y teológicamente y lógicamente anterior. La economía de mercado y la con- centración de capitales. como los más acuciantes problemas de los gobiernos democráticos aparecen como provenientes del sistema económico. aportó una luz defi- nitiva sobre la compatibilidad entre el sistema democrático y el cristianismo. se impone completar el trabajo de Maritain. El tema propuesto de las relaciones —coincidencias y diferencias— entre la EAE y la DSI es tratado por Gabriel J. La Función Social de la propiedad (cap. Si bien los cuatro capítulos son prolijos estudios. La obra se limita a los textos existentes. Hoy. La Justicia en las retribuciones salariales (cap. es un joven profesor de 25 años. en mercados e incentivos personales tiene —como la democracia— raíces cristianas? Si bien en otros medios intelectuales cristianos se está trabajando intensamente al respecto —lo hace Novak en EE. Católica de Tucumán. claridad y comprensión. trayendo interesantes problemas a la mesa de discusión. El autor. Aunque joven ya presenta un pensamiento claro y seguro sobre el tema. Filósofos y teólogoS deben responder. sin embargo. En 111 obra Cristianismo' Democracia (1948) Maritain demostró de una vez POT todas la consonancia entre democracia y cristianismo. me parece que el referente a la primacía del bien común merece un elogio aparte porque raras veces este tema es tratado con tanta limpieza conceptual. Zanotti. por ejemplo: ¿Con cuál sistema económico es compatible la democracia política? ¿Con cuál sistema económico es compatible el cristiá- nlsrno? ¿El sistema económico basado en el respeto a los derechos de la persona. tanto de parte de la DSI cuanto de la EAE. graduado en la Universidad del Norte Sánto rIbmás de Aquino (UNSTA). y los derechos sociales. La II Parte de la obra la forman cinco anexos sobre: La "Laborem Exercens".UU. mostrando las raíces judeo-cristianas de la democracia. El problema de la revolución industrial.

Por ejemplo..rem economicam dirigere plane nequit". lo cual implica. (En este sentido ya en Francia lo ha hecho Mons. completamente. Si el cambio de una sola palabra conduce a descubrir un sentido dife- rente del pensamiento de Pio XI sobre un tema. Este acudir poco a la reflexión empírica tal vez lo explique la juventud del autor pues. traducido al castellano como "la libre concurrencia de ninguna manera puede regir la economía". al mejorar notoriamente las condiciones de la vida humana en dichas sociedades. "un matiz con- ceptual que cambia totalmente la cuestión".. que no es evidentemente lo mismo). Pero si bien las reflexiones no se complementan con la rica experiencia de las sociedades desarrolladas. bien valdría la pena propo- nerse una relectura general del pensamiento pontificio sobre doctrina social. 285. descubre en la versión castellana algunas inexactitudes que modifican el texto más allá de lo puramente accidental. p. escritas hace 46 años. casi no son aquí mencionados. elle est.. El autor trae algunas citas de Pio X. por ejemplo. Es decir. dada la mayor imperiencia mundial al respecto. como decía Aristóteles. Tampoco se analizan existencialmente los modelos económicos ae las so- ciedades desarrolladas en las que se demuestra "andando" cómo se resguar- dan en ellas los principias de la DSI. le produit vívante de la libre iniciative des individus et de leurs groupes librement constitués".. que preside la creación de riqueza. como la ética del desarrollo. tintan la naturaleza de la actividad económica— ni sobre los modelos coy tirarlos observados en las sociedades desarrolladas que han aplicado el prin- Opio enunciado por Pio XXI Tal vez Juan Pablo II ha comenzado a ver . Al respecto debo destacar que el autor. a l'inverse. el valorar la experiencia y recurrir a ella es obra de los años. como lo demuestra su exégesis de la "Populorum Progressio" de Pablo VI. BffiraocRATIA ~ellos. observa Zanotti. concluyendo que en ese documento no parece haber una condena papal al liberalismo sino a algunos excesos del mismo. la ética de la justicia productin. Zanottl comenta el pasaje en el cual Pio XI en QA dice: ". que hoy han ganado fuerza de convicción. Dice Pio XII el 1 de mayo de 19►48 (AAS vol 41. lo que dijo Pio XI es que "la libre concurrencia no puede dirigir enteramente la economía". que ha consultado las fuentes en el original latino. si se quiere. "Plane" no significa "de ninguna manera" sino "enteramente. Paul Poupard.Ad liberum certamen. Creo importante recordar estas ideas de Pio XII porque la DGI actual- ente no parece partir de una reflexión empírica sólida sobre los resultado1 Se los modelos socialistas y estatistas de economía —que. dice. según Pio XII vio. del todo". con todo el análisis de los textos mismos está inteligentemente realizado y aporta nueva luz interpretativa sobre algunos aspectos mal comprendidos de la DSI.. En este sentido esta obra sirve de estímulo para proseguir con el estudio de nuevas lecturas de los textos pontificios. en francés en las actas): "L'économie —pas plus d'ailleurs qu'aucunP autre branche de ractivité humaine— n'est de sa nature une institution dé l'etat. que es lo que la Iglesia busca. En realidad. Las coincidencias entre la EAE y la DSI estudiadas en el libro de Zanotti son temas candentes y hasta polémicos.

Rivista. El intelectual católico tiene en esta materia de las relaciones entre la actividad económica y los principios cristianos un vasto terreno. estra- to da: Elenchos. consta este estudio de una Introducción y de varios capítulos.diferencia entre ambos modelos económicos y parece haberse detenido 44 pensar en las causas generadoras de riqueza en las sociedades desarrolladas. con el tra- bajo cuyo título dimos al encabezar esta recensión. sino también unan gran erudición en libros o artículos contemporáneos sobre el tema respectivo y asuntos conexos: ingleses (ante todo) y también alemanes. Aunque la Etica Eudemia 'afirma que la "perfeción sea' una eudénzonía de segunda clase con respeCto a la "perfección metafisial. ed. referida al pensamiento anti- guo. A La Croce le tocó estudiar a Empédocles de Agrigento.011. como dije. y El conocimiento metafísick> Como "guía" de la praxis moral. 19-41. la revista del Instituto (argentino) de Filosofía Práctica. Ethos. que dirige Gui- do Soaje Ramos. pero al cual deja 'campo abiérto. Ernesto La Croce. fasci colo 1.. al castellano): Desarrollos teoréticos de la EE. La Etica Ni maque llega al acto un desarrollo conclusivo que la Etiea tudernía no quiere completa eipresión. • . clásico. (traducimo. y en tal trabajo. El contenido de su trabajo está resumido en sus Conclusiones (pp. Se trata de los resultados de una investigación realizada en la Univer- sidad de Padua con la contribución del 'Consejo Nacional de Investigaciones. Ikauocamda. italianos y franceses. en comparación siempre con la Etica Nicornaquea del gran. reveló sus conocimientos en ese vasto campo. la . Bases metafísicas de la doctrina ética.9. MALLE& ERNESTO LA CROCE. El trabajo se cierra con unas conclusiones. 40-41y: La Etica Endemia no ofrece un concepto de eudemonía diversa del de ''la Ética Nicomaquea. por cultivar. Un buen conocimiento del filósofo antiguo estudiado. El joven investigador argentino. Etica e Metafisica neil'Etica Endemia Aristotele. También ha escrito artículos para. Para alcannki la primera se requiere un cierto deseo de la segunda. Perfección ética y perfección metafísica. aunque se halla expuesto en forma menos desarrollada y de algún modo preliminar. 1985. ANA M. La Croce estudia allí la relación entre Etica y Metafísica en la Etica E'ude- mia de Aristóteles. di studi sul pensiero antico. Es de desear que el pensamiento cristiano supera su ignorancia sobre economía moderna y pueda iluminar a gobernantes y gobernados en su común convivencia sobre la tierra. estadounidenses. Bibliopolis. y urgente. ya era conocido por su participación en la edición de Gredos (Madrid). de la República Argentina. pone sin embargo' a ésta como término de referencia de aquélla. Por eso ha de celebrarse la aparición de esta obra que toma en parte el tema y lo analiza encontrando coincidencias de fondo —no disparidad— entre la economía moderna y la DSI. Auno VI. Ahora nos llega esta "separata" de la revista italiana Elenchos. Científicas y Técnicas. pp. no sól0. En este artículo el autor —como en todos sus trabajos— muestra.

más exotérico es aquel tratado que llega a inte- resar a un público más vasto. Bonum es. dignidad. 1975. aunque tal cosa destruya el deseo de cierta orientación moderna. supone una diver- sidad de doctrina. según el autor. pág. citado por La Croce en la nota 29. 32 del artículo que reseñamos). y éste sería el caso —así lo propone— de la. tanto en los escritos de amplia circulación como en los reservados a la. libro X. podemos dar una in- terpretación "auténtica" del contenido. Etica Eudemia con relación a la Etica Nicomaquea. por lo menos. resulten extraños o incompatibles con la doctrina de la Etica Eudemia. Oxford. . no se deberá decir que los desarrollos de la Etica Nico- maquea. pp. libro X. 1978. Así. más "moderno"— que el que escribió la Etica Nico- maquea. JUAN A. Y por eso la Etica Eu- dernia sería más accesible al público. y hacerlo de una manera más adecuada que recurriendo a la hipótesis.y esote rismo. Santiago de Chile. Porque la primera presen- ta la perfección humana como un bien alcanzable por un mayor número de personas. 1985. A Study oí the Relationship b2t- ween the Euclemian and Nicarnach. 'Cooper (Reason and Human G0d —¿errata por Good?— in Artstotle. tan estrechamente vincu- lados con la Metafísica y su terminología "esotérica". Uln tema. M. probablemente sobre ese fundamento se puede tratar de expli- car las diferencias entre la Etica Nicomaquea y la Etica Eudemia (no sustan ciales). espec.na y libertad. El bonum. casi traduciendo las C'onclusiones de La Oroce. 179-80) y ya antes a A. por tanto. que querría encontrar en la Etica Eudemia un Aristóteles menos intelectualista. Y añade que. libro X.. Por ejemplo —agrega— el De Ideis es más esotérico que el Protréptico. escuela. Pero no obstante.ean E'thics of Aristotle. propósitos y resultados de su valioso artículo. es el valor entitativo de una realidad en tanto que es tal. BraLtoczmets: 2310 Afirma luego La Croce que la distinción entre escritos aristotélicos exoté- ricos y esotéricos es un poco estrecha. Persona. Mass. Documento de Trabajo NQ 52. aquí reseñado. "angélica". especialmente del Bonum. ZANOTTT. es el operador a través del cual estos dif e- rentes planos de reflexión adquieren la unidad de un ensayo. pág. En las páginas dedicada a la cuestión metafísica del tema se ocupa de los trascendentales. en esta orientación a J. se ocupa del problema teológico del orden sobre- natura1 y ataba con algunas consideraciones del Concilio Vaticano II. En realidad. el de /a dignidad humana. el término que usa Santo Tomás para hablar de la digni- dad del ser. 40 pi>. si no se reduce a lo meramente cronológico. la cual. expresa. sola- mente en que en la Etica Eudemia se usan términos menos técnicos y más populares que los de la Etica Nicomaauea. dado que no incluye descripciones —como las de la 'Etica Nicomaquea. como lo expresa el autor en la página cuatro. Ekisten diversos grados de exó. y la Metafísica más que las Etims. 208. Y cita. La verdadera diferencia entre ambas Eticas residiría. huma. libro X— de una vida que hoy sería llamada. Cámbridge. CASAUBON GABRIEL J. me- nos metafísico —y. Centro de Estudios Públicos. genética. Concurren en este trabajo diferentes planos de reflexión. Avanza desde la metafísica. Kenny (The Artstotelian Ethics. pasa por la ética.

sean éstos verdaderos o no. acerca de la libertad de conciencia (pp. manifiesta su deseo de vincular la reflexión tomista a los problemas de la economía. La imposición del estado. es él quien tiene el derecho de juzgar acerca de su verdad o falsedad. Este ensayo de Zanotti. propiedad privada. repugna a la concepción ética de la persona que se sigue de los principios metafísicos expuestos por Zanotti. se ocupa de uno de los modos en que este bonum se participa: la dignidad humana. a propósito de las investigaciones de la 'Escuela Austríaca de Economía (LudWig von Mises) cómo la propiedad privada es necesaria para el cálculo económico. especial- mente las aparecidas a través de la revista "Libertas" (órgano del ESEADE: Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas). sobre la dignidad de la persona humana. En las partes finales del trabajo que comentamos se ocupa el autor del problema del orden sobrenatural y de las declaraciones del Concilio Vaticano II en su constitución "Gaudium et Spes". Citando a Derisi. De todo esto se sigue que constituye una exigencia ética del estado evitar las vías coactivas cercenando la libre iniciativa y cortando el derecho a la. Además muestra. La segunda parte del ensayo está dedicada a "Las exigencias éticas de la dignidad humana". Creemos que esta labor es fecunda y muestra la perenne actualidad de una filosofía que no deja de ser nueva. De aquí deriva las siguientes conclu- siones : A) La tolerancia adquiere a la luz de este derecho a la libertad de conciencia su fundamento último.. por medio de los diferentes modos de ejercicio del poder. dice el autor. que es también un derecho por naturaleza. Aquí desarrolla las implicancias ético-sociales de los pre- supuestos metafísicos de la dignidad de la persona. de una ideología o de determinados contenidos culturales constituye una forma de totalitarismo que se ubica en la antípoda de la concepción tomista de la persona humana y de su dignidad. 12-16). El estado debe garantizar estos derechos y valerse de ellos como los medios más eficaces y naturales para la realización del bien común. permite economizar recursos y aumentar el nivel de vida. B) Los contenidos culturales encuentran su criterio de aceptación en la propia conciencia del individuo. que no es admitir cualquier opinión porque no podemos llegar a la verdad. que el hombre se encuentra obligado y necesitado de seguir los dictámenes de su con- ciencia. Merecen destacarse algunas de las indicaciones que ofrece el autor. ya que la obligación moral llega al hora- bre a través del camino de la conciencia. De igual modo el avasallamiento de la propiedad privada. Luego de determinar en su plano metafísico el Bonum. al igual que otras de sus publicaciones. sino que debemos tolerar en razón de que podemos llegar a la verdad y llegar a la verdad supone el camino de la con- ciencia. BrewscRAFU. EDGARDO CASTRO .

a.a. con materia prima nacional Ledesma s.i. PAPEL LEDESMA FABRICADO CON CELULOSA DE BAGAZO DE CAÑA DE AZÚCAR Ledesma una empresa que ES argentina .El texto de esta revista está impreso en papel producido en la Provincia de Jujuy.

.

Y en ese reto. porque investigar DI en el futuro y que. O una utopía. La investigación exige. una alta dosis de tiene la vista puesta coraje. Nosotros estamos comprometidos Este riesgo es asumido en esa tarea. Un callejón sin salida. ante significa aceptar el riesgo de la velocidad creciente de los encontrar al finalni cambios. por sobre de nuestra ideología empresaria que todo. A Bagó Investigación y Tecnología Argentina . detenerse es retroceder. conscientemente pior 1 Porque trabajarnas nosotros y forma parte por la vida. sabe que de todo una respuesta negativa.

Agustín y Enrique Rosca CORDOBA 320 BUENOS AIRES . publicada por las Facultades de Filosofía de la Comnañía de Jesús en España Sale cuatro veces al año. PENSAMIENTO Revista de investigación e información filosófica. 3 28006 Madrid-España Adhesión de la Fundación Hermanos. formando un volumen de cerca de 600 páginas Precio de la suscripción anual: 38 dólares Para suscripciones. dirigirse a: Pensamiento Pablo Aranda.

PENIN 2971 SARMIENTO 767 Isidro Casanova Piso 29 651-0948 404789 y 6833 . MOLINOS SANTA MARIA CORNA. A. S.

A.C. . CALZADO E INDUMENTARIA DEPORTIVA ATOMIK La expresión del movimiento 111 Panamérica de Plásticos S.I.

QMTECTOS ARENALES 1132 CAPITAL . A.SÁNCHEZ ELIA PERALTA RAMOS SEPRA a C. AR.

E.1360 . Corrientes 378 .1364 . S. CONSIGNATARIOS COMERCIAL Y AGROPECUARIA Ay. A.59 piso T. ALZAGA UNZUE y Cía. 394 .

ASTRA ÁSTRA ASTRA COMPAÑIA AReENTINA DE PETROLE0 .

. IERIZETERIN RAM% sAau FERRETERIA HERRAMIENTAS.. Capital Federal .--"Tér35220121/9- .HERRAJES PINTURAS Y REVESTIMIENTOS .ELECTRICIDAD BAZAR FRANCES IMPORTACION .QUINCALLERIA .REPRESENTACIONES ■ Carlos Pellegrinl y Rivadavia 1».

YERBA MATE Y TE TV:T(1151ff Gobernador Virasdro .Provincia de Corrientes .