Análisis: Pelicula el Doctor.

Resumen

La película del Doctor tiene como personaje principal a Jack, él es un reconocido médico, todo
inicia presentando su forma de trabajar, la manera en que se relaciona con los pacientes, con sus
compañeros de trabajo y también se observa su vida familiar.

En general vemos a un personaje en la gloria de su carrera profesional, con un estatus muy
alto entre los propios doctores, sin embargo se ve desentendido el área familiar, esto lo podemos ver
en el poco tiempo que convive con su esposa e hijo, por otro lado el trato con los pacientes es frío y
distante que es justo el punto interesante de la película.

Al pasar las escenas empezamos a observar cómo de doctor se convierte en paciente al ser
diagnosticado con cáncer de garganta, la transformación de roles es impactante al grado de
transformar toda la filosófica que él hasta ahora había vivido. En el proceso de enfermedad y
atención médica vivió los malos tratos, el desinterés, la espera, el convertirse en sólo un expediente,
un objeto de estudio, etc.

No es hasta que vive la crisis de salud que el personaje toma una actitud diferente sobre la
importancia del trato al paciente, y no es para menos, ya que la realidad del paciente estaba muy
alejada de su visión de las cosas, es entonces que comienza a priorizar la relación que un médico
debe tener con su paciente y finalmente se convierte en precursor del cuidado de la salud tomando
en cuenta la atención y relación que se debe tener con el paciente

Comentario:

Como profesionales de la salud debemos estar conscientes de los factores asociados al
bienestar del paciente, el estado de ánimo como factor psicológico resulta en muchos de los casos
una clave importante para la pronta recuperación y además para sobrellevar el proceso de una forma
más sencilla. No solo es cuestión de atender el desequilibrio orgánico, esto sólo es una parte de la
salud del paciente, en ese sentido, el apartado psicológico y social debe ser tomado en cuenta
cuando se trata de buscar mejorar la salud.

La responsabilidad del médico implica tener un conocimiento de la aplicación teórica, pero,
también es su responsabilidad reconocer sus debilidades puesto que esto le permitirá seguir

creciendo sin olvidar el sentido humano y social ya que formamos parte de una comunidad y trabajamos con ella. .