Cómo se rezagó

la América Latina
Eiisayos sobre las historias
económicas de Brasil y Méxic.0,
I8GO-l?l4

STEPHEN HAEER
(COMPII~ADOF.)

F O N D O D E CULTL'RA E C O N ~ ~ V I I C . I
~II;:S!CO

Pi imera edición en inglés, 1997
Primera edición en español, 1999

I:ste volumen de enszyos surgió de una coiifcreiicia realizada en
la Universidad de Stanford en enero de 1992. Ahí se reunió a his-
toriadores económicos d e la América Latina, ccr\iiomistas del des-
arrollo, histcriadores d e la tecnolo[;ía, politó!ogos e I-iistoriadores
- - .. c c o ~ ~ ó m i c de
o s Europa y los Estados Unidos. I,a reunión tenía dos
propssitos: comprender las causas del mal dcsernpeño económico
ADQ.. 184736 : de la América Latina durante el siglo X I X y encontrar un marco
inetodológico común entre historiadores latiiioan~ericanose his-
toriadores económicos de los Estados Unidos y la Europa Occi-
dental. Los capítuios que constit~iyeneste libro no son los ensayos
ECONOMIA presentados en la conferencia, pero represeiiLan los resultados d e
ires días d e discusión y debate. En erecto, al::uiios participantes
decidieron revisar su trabajo por completo, inientrns que otros
erisayos s e escribieron posteriornienie.
Los autores d e este volumen estamos cn lcutlri con todos los
participantes d e la conferencia por s ~ i idcii.
s . s ~ i ~ r ~ ~ : i ~ cy npre-
cias
gilntas. Tales participantes fueron Fretiericl< Rowser, Enrique
Cárdei~as,Margaret Chowning, John t i . Coniswoi.th, Janles Con-
klin, Paul David, Lance E. Davis, Strinlcv 1 . Eiigerinan, Albert
Traducción de Fishlow, Avner Greif, Stephen Hzber, ,\ni1 _i G .Hanley, Terry
Eduardo L. Suárez Lynn Knrl, Nathaniel Leff, 3ouglas Cole T,il.')y, Cai.:os Marichal,
Título origina!: :íath!cen M o r r i s ~ nRobrrt
, A. Prizkcnharii, 1 ,iinclr!) PJ-adosde la
How Latin Ai?iericaFe11 2ehiizd. Essays ofi t h s Econo~lzir,H;stoi-ies Zscgsurn, Nathan Eiosr~berg,je,in-La~,i.ci:t .:c;::cntiial, Richard
of Brazil and Mexico, 1600-1914 Saivllcci, Julie Schaffner, Kenccth L. Sol< ~loff,'dilliam Sum-
1997 by Board of Trustees of the 1,eland Stanford Junior University.
D . 13. O merhill, John D. Wirth, Gavin Wright y h'íai-:. A. Yeager.
Reservados todos los derechos. Traducido y publicado por acuerdo con Sraliford El Ceritro d e Estudios Latinoamericano de la Tlniversidad
University Press. de Stanford propoicionO un donativo par2 i ; act!ial:~aci61l
~ d r la
ISRN 0-8647-2738-4 investigaci0n que constituy6 un gia;i apoyo fi..;incierc, par2 la con-
fcrericia y la elaboración @ eesti' volunic~~i':'eneníos una grar?
D. R O 1999, FONDO DE C U L T U R A ECONÓMICA deuda con Terry Lynn Kar!, director dcl ce! '1.0, y Icathlee~.Mo-
Carretera Picacho-Ajusco 227. 14200 México, D.F i-rison, directora esociada, por si; geiicras ! ayuda. Se recibió
Prohibida la reproduccióti total 3 parcial de esta obra intelect~ial,por cua!quier apoyo adicional d e los departamentos de e c arioniía e 11isic;ria de
8 medio, incluyendo el diseno tipográfico y de cubierta, sin el conseiitimiento
del editor otorgado por escrito.
la Universidad de Sianford, el Foiido Hev.le. dcl Instituto de Es-
tudios Intertiaciona!es de Stanfai-d, y e ! 2,g r a n l a de Ciencia,
ISBN 968-16-5751-9 Tecrioiogía y Sociedad de Stanford. Agrade emos n los directo-
res de estos departamentos e institutos en 997: Gavin Wrigth
Impreso en México (economía), David Kennedy ( h i ~ t o r i a )if'a:
, > r t'alcon (estudios

XIarsy A. Agradecemos igualmente la cooperación de John Coatsworth. entre 1800 y 1913 el producto interno bruto (PIB) p e r capita cre- ció una vez y media e n México y nada en absoluto eri Brasil. Hanley. estancandose dlLi- rante la mayor parte del periodo. El 1)IB per capita de los Estados Unidos s e sextuplicó durante e! niismo :~criodo. t:brC . LIarh Kleinrn:\n.ic:o con base e n ei cuadrci 5 del capítulo 9. p. s En gran medida. 318. Dutiglas Cole Lihby. las econorriías del Atlántico Norte experi- mentaron un proceso de :ransforrnación estructural qiie generó un crecimiento económico sosteniciu.En lb00 el icgreso per cupita de los Estados Uiiidos erc: ligerameiite inenor que el aobie del d e México y aproximadameri- te cl mismo q u e el de Brasil. Edward Bzatty. Kennetli Id S7j<. Kebecca Horn. la brecha del ingreso es un producto de los siglos XViIr y XIX. H a b e r . Moramay López Alonso y Armando Razo ayudaron hábilmente a la prepa- ración del manuscrito. De acuerdo con una estiniacióri. Eric van Yoi~ngy al dictaminador de Stanford Press por sus corneniarius d e una versión anrerior de esre articuio.. Richard Sal?riicci.-oiunien. Robert Packenham.. A n n e G . Todos ICJS e r r u r e s d e intzr- 131-etaciórisan de l a responsabilidad exclusiva del autor. la historia latinoa~nericana ' El autor desea agradecer a Jeremy Adelman. :iuel Llaurer. X!ine Krueger. queremos expreser nuestro agradecimiento a Charles Allen y Stephen Haber John Feneron por su orientación editorial. 5lario Pasto- re. Para 1913 el PIB de los Estados Uni- dos era cuatro veces mayor cliie el d e México :J siete veces mayor qge el de Brasil ? Lds con~ecuenciasde este retraso de! desarrollo e c ~ n ó x i c ode la Aniéricz Latina han dominado la investigación histórica latino- americana desde su comienzo como una disciplina académica en los ~ ñ o cuarenta. p 1s. \Yi!liani Sunl- merhiil. l i e r b e r t S. Jcffrey L 30:-tz. CÓMO SE REZAGÓ LA AMÉRICALATINA internacionales) y Timothy Lenoir (ciencia. ' Müddison (19S3). . ' Calcul. La proporción ingre- sosper cayira latinoamericanos/ingresosper capita de la 01-gani- zación p2ra la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OcnE) ha sido notoriameiite estable durante los pasados noventa anos. (1. Las ccüi:amías d e la A ! ~ é r i ca Latina no siguieron esta vía de crecimieiito. En particular. quien leyó y comentó este volumen en su to- talidad. KLein. LA BRECHA enorme que separa los ingresos p e r capita de las ecoriomías principales de la América Latina y las econoniíris del Atlántico Norte no es iin producto del siglo XX. Estamos e n deuda tambiXn con el personal editorial de la Stan- ford Un~versityPress y su director. tecnología y socie- dad).[ Más bien. Jean-Laurent Rosenthal.'~!3fi. Durante ese periodo. su eficiencia y su pro- Fesionalismo smable en la producción de este volumen. Mauricio 'í'ciiorio. Norris Pope.

Cuatro nocioncs f~icronfundamentales la historia 10s investigadores !. examina el dcsenvo!. tesis consideradas.ii. a!ejó de los supLiestos teóricos básicos de la economía de! creci- La tradición de la ecgnomía de! crecimiento tiene su origen en miento sii!c que también evito el USO sistemática de datos ciian:i- un grupo extriorciinario de invzstigadores que durante los años tativos pera verificar nipótesis explícitamente elaboradas. lo q u e le permitió poner eii el can?po d e batalla m á s ciente bibli«. cuando las econoniías latinoamericanas ecoiiómic3 de los Estados Unidos ha logrado importantes avances enipezaron a crecer rápidamente. y analizarse de niaiicra sistemática.a en Kuzneis (1953. para que los ecoiioinistas se sonccntraranen el crecimiento.iie!ec. las variables pertinentes (!e- sido uno dc sus puntos más fuertes. 12s hipótesis coiisi- co como 10 han hecho 19s latinoamericanistas. sesenta. cste del crecimiento. lo3 F:stados Cnidos producían scs Abramo\vitz por habcrr. 1rc~p:isy a r m a s que s u s encniigos !Idemás. que uenen las plina coherente caracterizada por su dcbate metodológico.. Sti apli- del cambio e c ~ n ó m i c o : ~ ración de nuevos i~iétodoscuantitativas al estudio del crecirnieil- El interes d e los economistas yor las causas del crecimiento económico fue en tados Unidos inmeiliatarnentt. el enfo.imeros rconomistas del crecimiento dedicaion la mayor se pusieron a medir sisteináticain?nte los fuc:ores del crecimien. l«s p r ~ b l c r t i ~de t i la r ~ c o n s i r u c c i ó ndc Véase :J!I an:ilizis t'xcr: *iliiede lo que hahía :!E nue\. Por tanto. La segunda e s su enfoque en durante los pasados tres decznios y s e ha convertido en una disci- !as dos economías más grandes de la América Latina. obtienen por i i i i artificio estadí~tico:~ Lri consecuencia.ecimienio económico. ria económica latinaamericana y estaduniderise dzsde los años trurrientos analíticos y técnicas cuantitativas.s'J pi8r .o ciila r--i-:.:rafia ccon6m:.~imiento de los campcJs de !a h i s ~ o - Sirnon Xuznets. La tercera y quizá iiiás imnortante de estas disciplinario. Los econor. ! ' 161 . La primera niendo cuidado de sesgar las verificaciones en contra de las hipó- e s su enfoque para entender los obstáculos del crecimiento a prin. después de la gucrra desempeñarar. parte de su i~vestigación. latinocimericanistas siguic- alejamiento de la antigua tradición de la d e p e n d e ~ c i aen la histo. desarrollarcn y refinaron un gran al-seiia! d e ins. de cntre quienes destacan Aloses ?ibramowltz y erisayc. que no sólo se riografía social y zconómica latinoamericans. particular.isi. y los datos debían i-cunirsc Este volumen busca iluminar las causas del retraso del des.) iilvesiignci6n en la historia econóiiii- t b 1 genera!izadas. la Iiistorin t ~ c i i i o sa fiiies del siglo. :::ci en::-? Europa y los E?- L . constituyen un América Latina. btilizando su historia econimica ccmo un laboratorio nuevas t6cnicas cuantitatiT:as a grandes corijuntos d e datos empí. muy diferente. Por lo ~ o n t r a r i olos . enunciarse en 111: Ieiig~iajepreciso.:iiropa y las considerables diferencias dcl ingr . IJrimero. i i . 1966). i e t ode conipi-rncirr cómo y por quk ucurri6 esto. evaluarse a la luz de 13s pruebas cuantitativas y cualitativas. las cuestioncs exaitiinadas debían iarnificaciones sociales. Ciiarto. Esta fue la piiniera g u e r r a ga. a fin de asegurarse de que los resultados no se cipios del siglo XIX y el proceso por el que s e superaron estos obs. obteniendo ricos a fin d e verificar hipótesis acerca de las fuentes y !as pautas así ciertas lecciones que podría11aprovechar otros paises.:s : :storia ccci 1.tiia!es de esa divergencia a largo p:azo. deradas debi::n ser cspccificadas dc modo explícito.~::. características e s que tvdos los ensayos estün i ~ f l u i d o por s la tra. políticas y culturales del cambio económi. sris tradiciones más antiguas de investigacióii empírica en el siglo programas de iiive~tigacióncompartida y su continuo aiitoexarnen SIS: Brasil y México. ron un progrania de investigaciór. convirticí en iiioiielo de 1. es ir^:: en L e u d a c o n Mo- nada fundamencalmcnte por el raso: sencillaniente. Ccii cincuenta introdu~eronla utilización de tecriicas cuantitativas en ~ b . lógicamente q u ede la historiogrdfía latinoamericana en el mundo material ha congruentes y rcfutablcs. y Los pi. cerrtraron su atenciGn eri . El método de investigación de la economía del crecimiento :. yc!ltender las el sstudio del proceso del ci. te- yos están enlazados por tres características comunes. a las econon:ías indus- to económico a largo plazo por todc e! mundo. En efecto. tabilidad del ingreso nacional y la medicibn ae la protluctividad.iÓn a la c r e - niás quc las potencias del Eje.. bian especificarse de manera explícita.:r: aclarado este puntri. ES posible que en ningún ctro campo de ca de los Estados Uiiidos. Segundo. s e ocilpa fundamentalmente de 10s movimientos socia. para el estudio del proceso de creciniiento eri general. El resultado fue una triales a v s n ~ u d a sEn . qiie incluía la con. Los ensa.aunque nc tcui. Tercero. las hipótesis debían arrollo económico latinoamericano durante el siglo xrx. tani?ién uri ~ a p c i si mismo un producrc d e la segunda G u e r r a Miiridial.rnica en i ) : i .c los ccnflictos políticos engendrados por la pobreza y la des. Véase u n a ir'r~duc.OS Esta- demostración convincente del poder de la aplicación de estas dos ünidoc.e hayan dedicado a l estudio de las para esta eiifoque.iistas cons~cueiici. Esto no tia ocurrido en el campo de la historia econórtiica de 1:i dición de la economía ael crecimiento.

nómico. Stanley En. proiiferación del ci-edite. . el c u s o de las fuentes tecnológicas e institucionales del crecimiento eco- del desarrollo industrial. atencijn en las fuenTes dei crecimiento s e aniplió !? rriinidris.)riginando un enfoqge que 1-2.! 4 . Asi rescribió gran parte de !a historiografía económica dividuales. llistoria econométrica o nLic. la difl~si0n eFta pre3cupaciur .ncts y de Gerachzrikrori f u e r ~ nlos p r i n c i p ~ . los hjstoriadores eccnómicos estádunidenses aplicaron LA ~ l t . II-. s c irlc!u:. incluyendo los cam- gei. Douglass S o r t h y Lance Davis fueruii igualmcrite c:usiÓii del carácter peculiar del sistcrna financiero estadunidense L lilliy~rriies. vasto cccjunta de asuntos que iacluía las i n v x t i n a c i ó n rle la ci:ogioria del cr?cimien:o del q u e Kuznets fue uno d e los princi- pdies prcgenitoi-es. la esclavitud.>or el nlétodo y las pruebas qlie e n lc: debate.pttes. itu estaduiiideiise r-1 iii1. la fuerzü de trabaja. la asignación cuestione^.c G-ivin 'vVrigti:). nes fundamentales: el efecto de la institución d e la esclavitud e n pulos incluían personalidadzs tan pronlineiites d e la clionietría c o m o Paul David.i airiplia has: ac¿ici&tiica. del pripel dcsein. el efecto de los ferrocarriles. los salarios. K. ?crcr Teniin y D i t d r c McCloskey).la nueva histo!.g~plazo.L ' ~ 1 . I cionales.c. cssto no ~ u g i e r eque fuesen sólo Kuznzts y s u s discípulos los ci-e. de las innovaciories t é c ~ i c a sla. También tenían curiosidad de que algunas socieda- "scztoi. orientados hacia la historia de las ! tico del crecimiento de la productividad en sectores económicos in- eiilpresas. quien a i g u i a q u e el proceso d e crecimierilo s e caracterizó por un cambio en un f r e n t e amplio de sectorcs intcrconectados. i la medición del crecimiento nacional mediante el examcn sistemá- ria económica estadunidense. y ~ . El primero de cllos fue la medición de los facto. destruyendo las interpretaciones tradicio. los cani. E s ~ a sus poderosos iiistrunientos anaiiticos al estudio del efecto de esos cambios e n el desarrollo de la economía d e los Estados Uni- " IJor supuesto. los mo.liiportantes irinovaciories organizacionales y técnicas.it¿~t> pronto para abarcar iir. IVilliafii P a r k e i ( e n t r e cuyos dis- cipulo.^ de la fuerza de trabajo y la formacihn de capitzl s r encontraban Estos logros 5 0 debieron a tres progranias de investigación iii. l't!aae Fogel (19641. E n conse- terrelacionadcs. 1 tu ecol~óriiicod e los Estados Uiiidos tlcsató una i'evolucióri cri la i inoestigación tenía un2 fuerte orientación hacia las cpentas na- liictoi-ia econóriiica estadunidense. ~ ~ i i i i e ieconórnic:.. nets. m~icliosde los precursores de la de cuestiones que afectaban el crecimiento de la productividad nueva historia cconórnica. no hubo quiz4 niri- gún sector m i s importante q u e e1 d e los ferrocarriles. Simon Kuziiets y 'N. Los investigadores habían reconocido desde hace mucho Dios de la disti-iburión del ingreso y la riqueza. E." 1 nutrición.i surgierori del p r o g r a m a d c i. ~ic. los investigadores empelaron a pregun- dcl crifoquc ros.cst.1986). El segundo programa de investigación fue el estudio sistemático nales del sistenia colonial de aprendizaje. : ' .i: y I 3 vcriiiracicn a !a . posible qiie en ningún ámbito s e demosirara ni42 c l a r a n ~ e n t c causas y las c o n s e c u ~ n c i a sde la actividad inveniiva. tucionai Si el carácter de las instituciones económicas y políticas ceso d e crecimiento.: !61rii:a "a mejor introducción a la bibliografía d r i rema e s Fogel E x g e r ~ a n(1971 . La nueva historia económica s c erigió e n un. la estructura y e! crecimiento de la economía de los Estados ~ l c i .c.niari. En efecto.A A M I ? I < I C AL A T I N A INTR~DUCCI~PJ . 1 13 1 . al cofisu- p e l a d o poi' los ferrocsrrilcs e n el desarro!lo econóriiicci de los Estüdos IJiiidos.rcsolvió el debate d e los sectores líderes e n favor d e K u z . J P t r a d i c i o n ~ sde i n nrgunieiit-lzió. 0 si . ~ Ó h i 1 0S E REZAGÓ 1. ~ [le los Estados Unidos..i- debatierori d u r a n t e rnuctio tiempo la importancia de los "sectores Iídcrcs" 2n el pro.uzrlc conjun:os de dztor sisteniaticarne. de los Estados Unidos.o Richard Easterlin.E n algunos sentidos. habían sido discípulos bios e n el acervo de capital.i U ~ i d o s Esta . cuencia.iari(~1%. Robtr-! E'ogel y Robert Gallinan. David (1969) La mejor introducción a la bibliogafia e s E n g e r m a n y Snllman . la agricultura o la m a n ~ f a c t u r a . como el transporte. Esta obra trataba también de i r más allá dc mica había desplazado a los otros enfoques del estiidio de la histo. tarse cómo progresaban y chnibiaban a lo largo del tiempo estas nets.)f u e Iin acci:ci!t? histori3grifico qLe ei primer asunto i m p o r t a ~ t eebordado de la migración y la estructura de la tenencia d e la tierra. er. la escolaridad y las tasas de mortalidad y fecundidad A principios del dccenio de los setenta la nueva historia ecorió.? del c i e r t a d c los estadunidenses desempeñaba iin papel en el desarrollc econónii- ferrocarriles eii la e c o n o r i a d e lo: Estados Vnidqs f u i asi uno verificación hisrtjrica co de los Estados Unidos. Véase (' Véase e n A t a ~ k y I'assell (1994) un excelente resumen d e los logros empiricos también Goldin y Rockoff 11992). la ecozomía de la discriminación rociel y sexual. . estadunidense durante los ]>asadosdos siglos. y mucha otras tiempo que detrás del czmbio en las tasas de ahorro. debido a su origen intelectuai en la ob. el desarrollo económico del s u r de los Estados Unidos." por los nuevos historiadores económicos fucse ei efec:a d c los ferrocarriles en 12 El tercer programa de investigación implicaba la aplicaciiin cconomia e s t a d u n i d e ~ i s eantes d e la Guerra Civil. . Fishloiv 11966).on.\LC¿41'e tcdos est3s iri~. no por el crecimiento r j p i d o e n algui: instituciones..da e las i. y la reper- tlibcrt rishlow. la dinámica qiie !os di-cip8ilr>sI r I\uí. De acuerdo con la concepción rosrowiana. con.gaduresdestacarori la especificación er.líder". R o s t o u f o r ~ a de l la teoría económica a la comprensión dei cambio ins1.i- dos. Alcxander Gcrschenkrbn (zuyos discí. En sus primeros años esta obra fue dominzda por dos cuestio- dorcs d e la nuevz hjsiciria económica. E1 exame. e sparticipan- tes.a de'gimon Kuz- cibia tlixrersos nonibres: ciiomctría.. la de Kuznets. pero pronto s e amplió para abarcar un conjunto más vasto va historia económica.

In cantidad de tra- desai. c o n t r óininos seguidores aún zntre los lo En el centro de este campo se encontraba Lance E. las fuentes dc: c r e c i m i e ~ t ola .io estructursl. los historiadores econóinicos estaduiii.i. .ijoa largo plaza qu.iel crec. . !. Este blc qiie cl de mayor resonancia entre los historiadores económicos enfoque se ha centrado en particular en la historia financiera de 1:iti~io:in~cricanos haya sido el estudio de los factores del creci- los Estados Unidos. b a . I.. e s proba- co s e ligo pronto a la tradición empírica de la cliometría.. a veces con considerabie acri. 111. L'éase Coniado:.R4arkos PvIanialnkis. . .Desde fices de! decenio de los zixcuenta teoría del cambio inslitucional. grcenc. cenii ale:.:~:. Véase una introducción al debate en Fogel y Engerma:~(19/4).:i. los tres programas de investigación que han dominado el zación formal acerca de las instituciones y el desarrollo econcnii. .ia lógica de IGS modelos.a histo- r-in .. Davis.: ocurriera en los Estados U ~ i d o s . a d d a d so- l 1 Es posible que el más acalorado de estos debates ocurriera acerca de la econo. .rindi-o i 1970.lio de las í i i e ~ t e s Lecnológicss e institucio- ' I Davis Nortn (1971). i . los historiadores I. Ili. Davis (1965). Zn suma. hipótesis.! ... .eTT t 19823. fines del siguiente. !137-lj. i..ericanc.:' P e r el ~ ei-i los mercados laborales de los Estados Unidos).mpo ccnio disciplina coiiesiv: y (13 trLlb.o programa de investigücicn principal de la nue.i:!. Nathaniel Leff 5.onSLI trabajo cn la trh-iaicióri de actuales respecto a 13 historia cie la discriminación sexual y racial !a r : l ~ l i c i ó ~de i las facto1..:a:nbiGn co~ifigurai. . aciirr.L X c y ~ o l d s . . i:. inu tendencias de la distribución del irigreso y de .:sto no quiere decir que no hubiese investigadores que siguieran económicos empezaron a teorizar sistemáticame~tcacesca de cómo las ti. no sul-gió la clase de investigación cor.i rcvolucióri de 19s cfifoqiies y los mCtodos'en la histo:-ia eco- crecimiento econbmico mientras que otras no .. IIa~ldad11978) mía dc la esclavitud. q ~ i e ya n había enca- bezado el estudio moderno de los mercados de capital cuando pasó a ocuparse de la . Una parte de esta investigació~ifue patroci- ..í:$ edviy.e~dcl c~eciinientoa Iergc~plazo.ielitíf'ica.a fuerza esencial para el desarrollo del c2..?yy. i.. analizando la relacijn entre la regulación..lr)\i. y esto ha sido c.~cstadunidci-ise no ocurrió e n el conto..-onómica. y el des.:..el zs:ii. Ii:. de la productividad en nuevas tecnologías y tkrnicas.:. .ii. Esta obra ha ccnsistido primordialmente Estos avances no s e han lcgrad3 sin grandes controversias y en 1:i estiniación de los Ingresos ~iacionaieslatinoamericanos des- Qebates.inuá del esos debates. !J . Véase algunos ejemplos de la evolución de este cani... sobre todo en la Universidad de de la historia econóniica estadunidense s e han centrad3 e n !a cali. 1 I d U 1 3 L l p 1 1 1 ~ U31Clllpl L l l u l l . b~ncos sido muy debatidas. que~ se ha hecho es sólo una pequeña parte del realizado e n el empefio económico. varios in~restigadorestrabajzrqn e n la po durante los dcs pasados decenios en Davis (19631. 1982b I.Algunos '~ historiadores econClmicos de la América Lati- dad de las pruebas.to latinoamericano. Véose tambion North (1990). Fogel (1989). .'-l.i. .:!. Fundamental para este enfoque e r a el estudio de la manera cia hincapié e n la especificación y verificación sisteináticas d e las cómo la especificación de los derechos de propiedad creaba in.'. e!rinplo más ~ ~ i i o i : dctc i i este trabajo q u i z á sea el dc Contador :.ciaciói~de derises han acordado sobre cómo deberán discrepar. Pgr tanto. campo de la historia ecoi-iómica de los Estados Unidos. ian:!. El resultado fue que la historia econonlica latinoameri- centivos (o desincentivos) para las inversiones multiplicadorús caiiti desarrolló un ciierpo fáctico y nietodológico niucho más débil. Pero al contrario de lo que ocurre en liecha también por estudiantes latinoamericanos graduados e n algunos campos d e la investigación académica.:..imientci. ..on ccli[>sqdospor u11 pr:)granla de invcstigacióri rival que no ha- bre. ir~iericanistas.-: . en realidad. del trabajo de Larce Davis v Douglass North.rollo de las instituciones y los mercados financieros.-. pero si que el cambio institucional posibilita la actividad económica reducien.:-1: -:----.A..:l':.. aunque continGan los . 1.:malakis b Dacid ct al (19761. \Vllliam debutes acerca de varias csestiones decisivas (como los debates '. las controversias uni~.' Esta reori.!dad (1975).cSs de :-.:.itr. A partir iióiiiic. la aplicación correcta de los métodos y la con.1° coritcsto cstadunidense.O hacían. hay reglas bien ri~:mode este trabajo se frenó en !os afios setenta.s A:.. 4 :.:evtUú. Lamoreaux (1086.r ) .. coherente. . los ciifoques y los métodos de la nueva historia económica s e vie- do los costos de las transacciones e incrementnndo la certidum. C h i ~ 3 g o . :l. En el campo la- áefiriidas sobre las pruebas y la argumentación quz rstrucrurun tirioüri." Conio ocurre con todos los programas de investigación ilc f'iiics del siglo xrx.David Denslow. Pero aun aquí. las fror.S p ~ b i c r : de ~ ~la) A ~ n l é r i c ~I. rlú --t:~itrclos que destac¿lri Carlos Díaz-Alejandr~.!.cidades estadunidenses. des desarrollaban ambientes institiicionales propicios para el I..:.adiciones iniciadas por Abramovitz y Kiiziiets.. n 312s organisn~osestadígrafos. ~ r .. 1994). pero gran parte ha sido monia y enemistad personal.u a :i:.i. el niicnti) cconórnico a largo plazo.!? ( [ C I .. . .

entre los que dcstocan Nathaniel Leff y John Coats- worth. durante los decenios de los setenta y ochenta continuó la investiga. Mamalakis y cuestiones históricas. de los derechos de propiedad a fin de entender los caminos divei- quien a fines d e los anos cincuenta escribió la que e s todavía la gentes seguidos por la agricultura argentina y la ~asiaditinse. fiieron elaboradas por zstudiantes latinoamericanos graduados El uso de la teoría formal para entender cómo las instituciones en universidades biitánicas y estadunidenses. Hasta f. seiitara la aplicación generalizada de técriicas cuactitativas a las lS\'érce. encontró pocos seguido.os cia aún entre lns 1atinoamel.'~ obra clásica de la industrialización brasileña. de la historia de la industria textil aiitorreforzado de la investigación como sucedió e n el contexto brasileña. Villanova y Suzigan l a Debe senalarse también que Coats\vorth fue asimismo el único historiador (19751. Adelman (19941. 19Vli.rid Walker.15Pero a mediados de este último decenio este programa de investigación empezó a s e r descartado por los investigadores más 7 la tradición de la econori~íadel crecimiento. inierito d e grandes conjuntos de datos cuarititativos. miento de la nueva historia conom mica en la mayoría de los países piedad y los costos de transacción para el estudio de la actividad de !a América Latina. jóvenes. iiri libro reciente de Jeremy Adelman utiliza la teoría iiiicos individuales. algunos de los investigadores mas prominentes del cam- gran parte financiado por el Centro de Crecimiento Económico ? po latinoamericano. asociado a Douglass North. Xobert Ho1. I 17 I N T R O D U C C I ~ N . Latin vos poderosos para abandonar la universidad. te. - ' tradición kuznetsiana de estudio del proceso del crecimiento eco. Cárdena: c1988). éstos no continua- estructurar1 el crecimiento e c o n ó m i c ~ericontró menor resorian. ron e n general dentro de ese campo al retornar a sus paíse. . Dos de los discípulos de Coatsworth. porque los académicos que podríar. contraban en los ministerios económicos. el elto tos- Reynolds (1965). continuaron e! trabajo en esta direrción. latinoanizricanos s e frenó también por el alto c ~ s t cdel procesa- fue el artículo ahora clásico de John Coatsworth acerca del Méxi. respectivamen- nómico moderno mediante el análisis detallado de sectores econó. Z n los países iatinoamericanos. Además. Esto no quiere decir que desapareciera por completo Hay tres razones de esta divergencia entre la historiografía la- esta tradición de investigaciór. que los Estados Unidos estaban a la cabeza del mundo er. Leff llSh8a. nc resultaba sorprendente que fuese ahí donde s e pre- l4 Steiri (1955. tecno- den y Da. En efecto. los primeros de los setenta el trabajo en este sentido continuó e n En efecto. no en los salones dz cenic de los ochenta. aunque muchas tesis virtió e n una corriente menor dentro de un campo que sigiie un doctorales de primera clase.icnnictas. Este enfoque fue iniciado por Stanley Stein. northiano de los derechos de propiedad. '. uno de En suma.itswoi-th (1978. 1968b). liay una ariri. económico de un departamento de historia que adoptó los métodcs de la cliometria.. Holden (1994). Véase I e f f (1982a. adies- económica.>a. caracterizado por el autoexamen disciplinario. En virtud de c a del siglo MX.Coatsworth pocos años. Además. P¿r süpuestci. no ocurrió entre los 1aUnoamericanistas el avance los primeros ensayos de Stein. en el campo de la historia económica. cuando la revolución de la computadora persona! re- (1981). sobre todo en Brasil. w. ción de las fuentes del crecimiento econónucc y ei estancamiento a manos de un gmpo El tercer factor que impidió la difusión de la nueva historia eco- de jóvenes investigadores latinoamericanos. ebandonaron abier- tamente este enfoque para el decenio de los setenta.. '' Glade (1969). programa de investigación muy diferente. 1982b). dujo drásticamente el costo del procesamiento de datos.16 pero si quiere decir que se con. . Primero.ornic~. .. Faer (1965. lindadoras de tierras y las empresas mercantiles. s e publicó e n un volumen compilado nada menos que estadunidense. to de las conputadoras constituía Un gran obstáculo hasta hace l v ~ a r i o sinvestigadores. Véase ejeinplos de este trabajo en Suzigan (19861. adoptarcc luego algunos de los conceptos de logia de las sompiitadoias y tenían universidades relativamente los derechos de propisdad a s c trabajo sobre las conipañías des. cuyo trabajo inicial estaba muy influido por de Yale. tinoamericana y la estadunidense. Esto frenó e l creci- American Ecor.Walker (1986i. aunadcs a las gua tradicijn institucionalista entre los historiadores económicos atractivas ofertas de altos cargos gubernamentales. el por el mismo Kuznets. el Único iritento de introducir el enfoque clase. por ejemplc. 19691. la difusiór de !a nueva historia econcrnica a ios países ambiente institilcional de América Latina im9idió el creciniiento. par2 ectender como el Segundo. eran iiicenti- latinoamericanos que procede de la obra de William Clade. bajos sueldos acad6micos e n la América Latina. 1957). debate del método y los programas de investigación compartidns.ines del de. trar a la siguiente generación de historiadores ecoiióniicos s e eri- res entre los historiadores latinoamericanos. Versiani y Mendonca de Barros 11973.14 A lo largo de ios anos sesenta y durante . Peláez y Suzigan (19761.~~ Pero el enfoque de los derechos de pro.? Cu. opulentas.4 T .

^^ Por lo que concierne a la segunda portaciones agricolas/producción agrícola. La traducción inglesa incluia un apéndice estadístico ds siete cuadros. el análisis desapasionado de los datos cuantitativos sistemáti. los términos de intércambio de'los pai- del crecimiento económico latiiloamericano mediante la a p l i c ~ c i ó n ses laticoamericanos s e habían deteriorado de manera secular de los métodos y los enfoques de la cliometría. lar. origen intelectual e n la crítica de la economía neoclásica condujo. lo hizo para los fines d e la descripción. Ferrer pudo escribir un análisis económico de s u pais.rarse en Naciones jcntos de políticas que tonara11 en cuenta estas diferencias. desde fines del siglo XIX hasta el decenio de los cuarenta. Brasil realizado por Celso Furtado y el estudio de Argentina ela- rante los iiríos sesenta. Por tan- americano en los Estados Unidos adoptó un modelo de investigación to. 7-10 24 Había algo misterioso en la manera como se dzterminaba la "pauta" de las eta- 2 1 Gerschenkron (1962). superarido el complejo de datos que generalmente !lade. sin incluir un solo cuadro e s t a d í ~ t i c oComo . en vis- . Ferrer (1963. cuestionzban dos de las nociones centrales d e la economía del i ~ ~ f o r t u n a d a m e n tae . Su neoclásico tal como s e aplicaba en la América Latina. riables que no se discutían en la crítica estructuraiista de la economía neoclásica. no para verificar hipótesis de la manera en que xnpezaban a hacerlo los nuevos historiadores económicos.2V. dentro de las cuales el sistema económico se las economías desarrolladas porque las primeras poseían "ofer- desecvuelve y orienta conforme a pautas determinables . E n particu. dad de este tipo de enfoque del proceso formativo de una ecoriomía.~~ ca. sin3 tzmbién e n el influyente Lraba. Es mentaimente diferentes de las que gobiernan al rnzndo desarrc. esta crítica de la economía del crecimiento gene- camente reunidos y la especificación de hipótesis verificables.cap. Aunque Furtado presentó datos cuantitativos en forma taba- economías desarrolladas y subdesarrolladas era mutuamente be. 2u Véase una discusión excelente de esta cuestión en Hirschrnan (19811. ' b nomica en ei contexto latinoamericano fue el que ésta s e vio eclip. l. como ei estudio de Desde fines del decenio de los cuarenta y con mayor fuerza du.14 Por lo que s e refiere al primer punto. perc los cuadros se referían a va- de los cuarenta y cincuenta. Argeniina.. (1968. y que las relaciones económicas entre las eco.. Eii independiente que. el campo latino. por lo menos de acuerdoc. 1970). La p r i n c r a ~rticulaciónde esta concepcinn puede enc9n. los economistas latinoamericanos empeza. el comportamiento que ei proceso de "indiistrializ. Los traba- tas ilimitadas de manc cie obra". llamaba a la escuela de Prebisch).1967). VCase Furtado Iy Hirschman (1981). Estas obras. ea Hirschman (1981). cap. los economistas del desarro!lo argüían tambi51-i agobian á las historias econóinicas traáicionsies.on las prubbas limi- lugar de investigar cuestiones referentes al ritmo y la estructura Iadas que ellos reunieron. n é f i ~ ~~ ) a.'^ la industrialización de las economías avanzadas y requería con- 2. lo que signjficzba que !as leyes jos de Celso Furiado sobre la economía brasiiefia [destacan] la utili- de! movimiento d r las economías subdesarrollzidas e r a n funda. creci~iento.Véase Lin resumen de la pcrspectivú y un análisis de sus consecuencias concepción no s e apoyaba sólc er. pp. lar.demás. economistas del desarrollo conlo Ragnar Nurkse y W. subdesarrolladas. el rechazo de la tradición de la economía del creci. Esta Lnidas (1950).ación tardía" e r a niuy diferente de del sisterna económico eri sus distintas circuiistancias histórica^. E n mízs desarrolladas s e aplican igualmente bien a las economías efecto. borado por Aldo Ferrer. el comercio internacional no era necesariamente un motor del que rechazaba fundamentalmente la lógica económica neorldsi. caba Ferrer: nancias económicas para am5rs. ró el surgimiento d e varias historias económicas de la América En parte. A corto plazo. El método seguido en este libro consiste eri sistematizar el análisis del thur Lewis argüían que las economía2 en desarrcllo diferían de proceso formativo de la economía argentina mediante la diferencia- ción de etapas históricas. La misma crítica podría enderezzrse en afirmación de la economía del crecimiento (que e! comercio entre gran parte contra la interpretación estructuralista de Celso Furiado de la trayecto- ria económica de Brasil. jo de Alexander Gerschenkron sobre la historia industrial de los como el tamaño de la población. los del desarroilo con sustitución a€ importaciones en los decenios 23 Me refiero aqaí a la primera edición er? español de 1963.L 18 CÓMO SE REZAGÓ LA A M ~ ~ R I CLATINA A INTRODUCCI~N 19 -w. la extensión de la red f e r x v i a r i a y la proporción ex- países europeos seguido re^". intentaban explicar los diferentes cami- ron a evaluar críticamente las creencias básicas del pensamiento nos del crecimiento d e la América Latina y los Estados Unidos. :icos y cuantitativos de la llamada economía del crecimiento. posible definir. ~ ~ expli- iioinías desarrolladas y las subdesarrolladas generan siempre ga.su rechazu de los poderosos métodos analí- crecimiento: que las leyes económicas que gobiernan a las econo. 1. Véase una crítica de esta concepción en La1 (1985). el éxitu aparerite de !cs rncae. p a s históricas en esta y otras obras esiructuralistas de la historia económica. c Singer s y Raúl Prebisch habían d h o s t r a d o de modo sada por la competencia de otro programa de investigación. Ar. Latina escritas desde un punto de vista estructuralista (como s e miento surgió de una crítica sobria de la economía neoclásica.

>. iriip!antar-:i el n i e r ~ i oiiiternacional..c:iitista.i liisttii. .~o!:~~ ~ .y Steiri.iIM.i --dc acüerdo coi1 la teoria d t la La teoría de la dependencia niezclaba nociones i. i iiitlusti-ia nnciori.l.irias por ! i t _ s pi~oveiiiciiics de 1. !LI<:! :.tica y s3cioló.c p r r í ~ ses ricos y pobres podría tener cii ciertas circunstanci. :.il. s [ r i ~ ~ ~ c i ..: Il~lllclltce11 i~c1:lcl~lil COI1 el [li. t 1. Por t:.:. las n n t t ~ i ~ i o r cttXc!ri.iii:oa :~ .t\qceii.. -ol~iciórisuficiciiic :\lii-ni.1967). ' o:-.iiiil~io historiadores.iliiio de la economía del ci.1-ainbin tli~sigii.co11oii:i. i e articiiió ~lt~~.-.e cicntro de la ci'Ur.11111ios (ic iiitei-ca~nl~io de l:i AiiiC- Ocurrió algo cui. Coi. ~)odriariios.ac?o cconti..~i~!or. I.ta de !a teoría drl co....ib..roria iii:e!ectual del iiiisarrollo de In t .rnicri .ili~sohicnian Ji. :~!ci~ior.idos p o r los csti-uctui-alistas iio era En suma.-ridencia--era iin? r ~ ~ .i de la depeiitleiiciai ilizin lación.i:l. muchos latinoamci-icanistas llegar011 71 cicci. fueron tomadas como vcrd:idcs iic:. aunqiie !a dependencia nc era r l i i:sii.L ~! ~ ..t:ride:. . I I ~ Li!i'fir.ici:iri.YO de la teúi.. i. ría n o se expresaba dc m a n e r a que pevrnitiera la ver:f~cacióndc s u s coiiseciienciiis :.. t e ó r i c a i n e ~ t einformado.:ó proilto a ber el marco doini- de los datos cuanLitalivo>.giiesíacoiiipi. de los tlr:tos per. C < O I I ( ~ ' ~ : ~ : I i:!.i lo Iti.i. . .:-l l.Ida gran parte d e los estiidiosos de la América I. a lz luz de las pruebas ciripiricas En t!lei. el i)i. .. . Sta1i1t.I 1 lirscliniari: .ticiiillu. oti.:cii(')ii cii1i.coc»!cnialisr:~o5.ica.i. . sostci\iciido qiic la protección y el siibsidio contactos del Ceritro capiteljsta con la Perifei-i~.ili..itin.iii.o: la iioción ' i!i ticterioi-o SFCIII. r : ~ : l ~ S C L I ~ c] i: ~~l! I . .i i i i i iirgiinicnto iiiic\.i. . : d c la drpendii. 8 1.i1.~~~:.z. En defensz de los h i s t ~ r i a d o r c cstructiii..i. ~ e ~ d i e r i coiiio te t'iierza político.c(~i~.p.to.1 intei.itrliinen.. s e r vcrific:idas .iíscis 1. 1. El resultadc fue el r2piiio rc:. . .~.1.!cihii .t~1.idnpor I->i. a ralismo ni r n a r x i s i ~ o . !'or tanto.: 1.)ii dc.nci:i y i:!1. ~ y L: h ~:i~icos [ret'ir.:rxistas del I_:3..~" .ris de las ccoiioiiii:is 1. . l ! . rechazaron la tradición iicoclAsica del anA!isis ~:co:loriiico.\ su vez.: rc.iticos S ii.I ii:iiui.. 1 reciiniento r:conori:.. I'cro los "depcndentistas" (como s e políticamente atractiva la afirniación de que tal era la csihiicia clc la re. ". ' .ica reft:reiitt: 25 FIirsctirnan (19811 p 17 [$ig!na 31 la Iraducción al casie!lano dcl i:t.itiicr la licgerrio- como !a teoría d é la depeiidencia. I : LI~:!~¡II~~~IL!~ !e '.qiie l:i biirgiicsía eriti~ii?iioiinIi~ta preeminencia de un cuerpo de perisamicnto que I l e .:iiil. .n<.i~iiio.iti. '. aiin. al15 en sil critica.IÍ. libei-ar<l3 12 región dc. cstranjeros.i.in frente al cripital y el apoyo po- América Latina era un pioducto del capitalismo triisiiic\.ib:in qiie la dependencia d e las r.ii. s n e c i f i c a b a ni n verificaban hipótesis.enso y !r: ~ ~ i ~ l í t i aiitoi-itnrios cos poi.~~istvrizadas . Como dijera tan accrtada~ricritcAl!)ci.. .is I.. .titiiia había sido el~ibor.distribuciones del .n I:is < ' l i ~ c : srincion.e~:imic:iito.:lismo. ->c. .a investigación del p:i.I 1.c.ai~ala f .cs.ingreso altanienie sesga- el análisis sistemático. ~ . 1 [página 24 de IZI versiori e n i nstclldno di:l Fondo de Cultura E c o n i n i i i i ~ j ..: liis coiisicicrablcs g:inniici:is privadas to. conocc~rsc: (30 i i i i c r i ~ aLatina no pc'di:i.o cn todas I. .CL. ' a.idores ac. Xri : ~ el ceniro de !a teoría se cnconti.il siigci.iiios se iict~:i. dc los téi.i d .od.?>ar.?démicos qiie scgiiiii~iesta co.:i tcoria ae la del.nlist.. .:s s 1. este iio ei. t .. !o que si' i.k:iiii.! I ~ L O .~.I. !a evaluaciún de la v a l i d c i del niotlclo sobrc . < T ~ I .i.~. .! I C I I L ~ I O .-::. : . iiicluidos los lotiicitiii ccoritiiiiii.l~iérica1..? 13 d e que r'errei-rechamba e::pli~itoini:ntc 11 prcsentaciori y el a r i .lpropiado porque los dcyciidcniistas n(..ioi. y que persistía como una Icy dc hici-1. .. s de! dcs:ir:r~!lr~ ~ n i i : i n!:irxisr. c l i l i b sus idciis .ccic)d c Iiis acerca d e la naturaleza s u i gc:tlc.i.~ic. . :v:L: . t 8 . ::i<is qiie este modelo de creciriiicrito eilgendraba eccnoniias conjunto particillar de prescripciones dc políticas y nharidonason ~ .'. . . . .alezri .i del ~ r e c i ~ i . el holisrno epistcnioliigicci de la Icoriü tornaba dificii.ictos ~)riiii.!:' :: . . !. . r r . . :.. L .i~.l iiose l . ~ i i ai71ei1i:.go L!C.rAticr~ tinentes como uii niodelo para .-1firm:iban tos analíticos y cuaníitativos del análisis del creciiniciito con un .ii.cbiscliy ~>oi'Siiigcr a í'incs de un juego antagónico de suni:i ceso: muy proiito resul:ti iiitelc~~iial y ! ~ % ! clcccnio dc los cu:ii. t ! i iin caiiibic: ric. la bii~.o(i:over iin proj'ccto cconó~iiicodcsar-rollista.~i¿~ i1.iil¿i .~0~lii. la natcralez3 fiiiidamentalmcnte niitidemoc. .d~c la tcorí. .is (.:iÓn 110 ~)!idiera ni ~:]ilii- rriente combinaron infortunadainente los poderosos iii. .. d c .ioso en cuanlo se seiialó que la ir?i:.ina.i..ccio de siis iill~loi~t¿lcioilcs illclIls- Por desgracia.:)s ci. si no es q u c iniposiblc.)s (de- L3ascs ernpiricas Véase FJackeiiharn (1992. iiifluiG..:i.o de !zi :liiiéricti Lntina gciiL%rahs siste- mico d e la América Latine.cnta. [!rll.io de los p.i ieo- . .li- giaii medida coino un articu!g de fe . .io ha sciialado Kobcrt I'rickenhani.Fcrrer .i~ct~.t i i i - itiayoría de los investig. ! .ii-¡ostlc la rcgi<':i ilccliiinl)n se- canas se postulaban como hipótesis qiic debiiir. . i:izc.iesía débii )! d e . I I !>r.qiie el sLi'udes:ii*i-ollodc 1:) ~ ~ i c i o n a ldc e s la 1\1112ric.iiisi 110r iiicdio tlcl "iiitcrc.t:icioiics de pi.)a a los p r a c t i c n n t ~ . poi.~sdel f\tliiiitiro Noi.~ cit.n. :-.is I'iiscs cle los . o l i i c ipopiilar ~j~i que eliminara a esta análisis clasista con una crítica estructualir. 13n si niisiiio. Véase en l<laréii 11Yd6) un:i cscelenic .a:!isriios coinercirilcs que :iin~iti>níaii a la Arilkrira Latina I !)o!~rzza.C I I N .i. cliic los tCi-ii)irios tic iiitci-c.~.:orio cic su El t6rniino d e teoría resultaba yrl :o .:i pi.i.

Friedriiaii ' 1 4 .(. i'rank (1967).Ic !'isr.. . sin aniqui- larlos.jcriir:."%n efecto.. -. : .: eri. Coii tina rapi.riienares dc ' ' F1l origen d e c s i e piiriiu .1 persistcrli'i.) 1.li. ~ ~ .ilgun»s c~t.:~i.. .i :c(>!.:.) . .itirin ~. I!..ig~iiciites . la accp:ación del . las Ii. : .. ' iia desde LOS anos cuarenta..:valecido en la historiografía económica latirioamerica- [ dc los Estados Unidos a los dictadores militares qiic ti. . clzntistzis qiie ia ii. que s c tornó doniin:i::I2 ~ ~I\rasil.. 0'Hric:i .'~t ' ~ : ~ .iliziido Lluc. :II 1 ' 119921.RaTn!i !S?0.oliorciona un:r censo a la hegcmoiiía del concepto de la depcndci-ici. .i" ::i:!los A l .. quienes est.icir:i sin m a r siquiera 11'81i.rhíaii !IegaJo al poder en gran parte de la región. E n los pocos ámbitos en los que habla : fliicncia de intereses entre las burguesías latinoa~iici~ica~-i:~s. . en el t c i ~ ~ .'. Eii algunos crisos. la teoría de la depeíldencia tuvo i!ii efecto míni.! .I.: "L~peiidcincia". limitan iiiherenter-iiente el dearrrollo de ~ l . 1-Iamiltoii 1 ' j J ! . :... . el ya pi. . "13. Zeillan i I q g l 1 :.5 \i'liitt. !atinoan:cricanos.iíl)ido as- tiipii' : . v1~1 \. I'JSS .. . "descapitaliza" a 13 Arnbrica I>.iiii- c . la. 611tardía y el niarxismo ortodoxo Véase una o i s ~ i : s : ~ icscclente n del '1 Véase una discusitin excclcntc dc. - ~ i i s i i Lo .l-..i (fe- 3:' Eslo rio q u i e r c decir que iodos lo: investigadores qiic utiliza:-iin la teoría de le dcpc1itlcii:~: lo h i c i c r o r ~unifcrmern?cte E n erecio. 6:ihiii (1989).) i'. iiivestigadores vieran esta alianza en la e x p c r i e ~ i c i .*iláde los límitzs de la historia económica. :! . Primero.\? .:. : : .sable ~ de 1... rii::..:. ecciiómico uti:izado pur Ics dependentistas. .< <. i:?.L 1.:.i c.io de sus predecesores. i n l sistema.i['i'. <:la' combinaban ia dependencia con c t r a s tradiciones .. postularan que ella era I L l. aii:~lcs í t r i !a historia colonial m e s i c a n a por 1s inflaencia ejercida a largo plazo coiij~~rito de supuestos ecóriómicos m i s bien extr'icii-dinarlo. . i ' dot.Habfa t a m b i s n niinierosas ~ ~ a r i . rinlperin i)nrighi 11969 i .~. ~t ! : j . ::u n!o!iopólicn d e 13nran j'S\reczy i IYh61.blcci(:~.!~s::~:.iikron de 1. y los c iCoques d e la investigación dci cainpo a n k s del adrciiimi-nto d e ia tco +.Véase algui?os ejemplos del e r i f o q u ~ J c los anales e n k'!riresca>io :1>?1:.an.i I!.. . ! ).:ol>%. .1 ( 7 ..e . i ((18 . .. :binab:i elementos d c la d e p e n d e n ~ i n1.estas l' eran las excepciones. i i : c ~ t ~ c t u a l c 1.-. zacioii dominante de los libros de texto d c liso iiii:. I.!. El primero era SLIutilizacióri de un i-azon:iiiiientu eco- el niodelc inás apropiado p a x el estl~diode la politica. I'alacios i 1983).::. Wi'lls i i98.!L. Una hihliografia ~..ilic.st. rruiilo por la revisión crítica subsecuente de sil iesis y su ma. I"J~ '15. En el contexto latirioaiiicricaiio. IYbi i . :I .r:$:. .!.r. !?... el ciial ios rendiinieiitos privadns de los inuri. !.. . Edeislvin 19741..e~-~s siilicr.: c .32Este punts de v i s t ~contiene ui: 10:. pero n medida que el tiempo pi.i 1Y:-li 88. !41'-3. < . I 19-$ .<.:~.siiio que. l.c!?ilc:~.J:7.rii.. el gobierno de !os Estados Unidos y los iiii1itui.!: . lCJ9! . i i .1 t1lCl Llll¿I c011.i los enfoques institucionales y anales tradicionales que 1 dos Unidos por todo el mundo. noción de Cei-q~. : o r i i i a sde la América Latina y los beneficios ciiic ~iucdeiiobtr- E11 vista del ambiente político de fines dei dcceiiio tic los scscii- iii3i-ics. país receptor.. -'..: . Vaii Yo.iilos Uiiidos o ~ r i d e r ~ c eri i a Eokiii (1988).i:iias de investigación establecidos con reglas de prueba ! capitzil extranjero.rgqilixf .- tiunc.ori c 1 9 b l j .::o.c.. los libros de lexto soiiri. .:li b. - h. 1 U 7 X i . i .icc.. el marco de la dependencia Hegó a verse como problenias.~c!ei . ~ i clios de s u s r. --.ir:Jc?. '. A ~ . . L\. .. nos queda la inipi. la teoría e r a t:i.esión de que el problema crítico ha sido la dependencia e r a sólo u n reflejo de un cuestioc~iiliiciitopolítico lO~'lI!/<i y filosófico más amplio del poder económico y político (!elos 13.. 8 y 10.'~ii:parte puede expiicarse el prtdominio d e los enfoqu-S d c 1.unipleiaii:iii:::. En efecto.ogr. aigur:¿is 1 4 s ! . 1:.l.:i d r p e ~ r l ~ n ~ c l 2 . !i y Sl.i. !.' . ni los estudios his. i ~ s ( .i- La t e r ~ i i ade la dependencia destrono rápidaniente.u- desarrollo de la América Latina.:. L1.iliil:ilista iii[ci.. . Murns ílY-(1 .)nsuiiiidores invocaban la teriría de rnaiiera .rio habían i. )a ejemplos d e obres históricanieri!e c:!ic'cadas eii 1. ta y principios del siguiente. Véase . l! .sioiiistas e:...p..anger (lYILi Í . .~ ~ y 1110. Su concepto de que la inversióii estranjera dircct:i y la ecoiiurnía latinoamericanas. sc enticnde faciliiieiitc C I .::-. y : :. Posti!laban los tie»cii- tcíi.i:a d c 1... - ... ~ t i I i - 1 programa 6 .::tación bien definidas -por ejemplo en ia historia colo. Ningún otro puntc de vista in-i. riiiiiisiri.:rt .. al co:itra:.\[~~?-:iva. el modelo de la dependencia enficritaba ti-2s dez soi-prendeiite.i inlputacio a In dependencia se coiivirtik. :iites rcstriccioiics estruclui~¿iles cicl sistenia c.5 Kiiii.s 51 nrguii. y aúii persiste.. !.:.np.<i.. Cc..::. I i: Est. I . Sloiitetiri (1'182.:. clii.ootenl>crg (1989).históric.. la sociedad iióiiiico ad hoc. gciicr.~.rndiciíiii de In de. l ~ ~ ~ ~ ~ ~ . Jubi'ayado ?n el origina! las gandncias repatriadas por las compafiías c:xt~. Ilc.ana-.' : y ' . qiiizá resulte eiiteridil)lc el i. I ~ niiic1io:j i i i n l ii.icos ( 4 ia regijn.. 1 .(. Tayloi 114721.jeros superan siempre a los r e n d i i n i e ~ t o s socidles d e ia 1i:ij i-ia d e la ~ l i p c n d e n c i a .a12cher i1983).según se dice.i.~~il la palahr.L. sc- por ti.: fue . 13ci-!r~~n~. i... . i n estadística. !Il71>) causa el subdesarrollo es propio de la clase de gcrisaniieiit!) pi'egiio ci campo de la h i s t x i a latinoamericana.. Por tanto.i!i - 1 . 1.:l>rlc. S.o.. p l iI 1982).:i.n s..7.arii 1 1 9 7 9 . -. Conde y I l i l .esp017.i cniorfa q u c n-iii~ J: SIzllo ( 1 9 8 2 ~Chilcotc .I exterisión de este poder asumió la forma de un epoyo del goljici.: .i~' m .il. ~ l c ~ i Cortés 7 Crinde (1971)..:i..i escuela d e i el valor d e su invcrsióii original.or~ltii.1311i-iih\ iL1-t1 is: ..i c..:~ "F:sciicla ( ' Q :ipinhas" de hiztoria económica. caps. .i '..de de c3nrontrarsee n el ii.' . p. l . : podría11 interesar a los lectoi-4. Gibscn (1964).tiiz? i)mn Woodrorv Borah y Charlcs Gibsqn..iii:.. Koí'as ( 1 9 8 6 . Cockcroft ( l Y h 3 .a tcoi-ía clc pei.S ide¿is d e la dependencia e n la América Lniiria I...'.i n t iicl e s nioueio. Iii>ik i I 9 . gúr.iiig (l'iS1 I d? lir. '. l en el campo de la historia latinoamericana:" 1215L ~ . Por desgracia. Sliarl>c i 1 9 5 5 1 . .onlas ~ u c s .>'. Realiiientc h '. .c.i. supone que la [El1 rin genera Ln. .::.l. apiic. e! argumento dc este grupo h a ..< 1 ' 1 7 ~ ! j97.. c o n o la teuría de la depziic!eiicia. . dc. 1i~::iic~r J :..

cómo 2stimar corrcci.lcsarrollado qüe :ostenga !a I r ::h.as ganari:'. supone que las emgresas extranjeras no contribuyeii :i la i.." Gooterberg (1939). Pcro no tendírin a debatir c u ~ : s : i r > nmi:.oamericana. t a ~ ia~ i á aún s el avance de 13 disciplina.. los deperidentistas no debatían I r i s n1c':od~s cori1:ibles s e tornaban o p e r a t i ~ ~ oComo s.eii el campo dc la .eterm. lo que limitaba la capa- necta ni integra los mercados regionales.i cliic i:sto Iiiibici.las .i: ai:rr:aiiies como cl doctor Francia. I'oi i i ! i~. it5i:!istas d c b ~ t i a i si i el enfoque debía s c r !»tali~adoro part:lal..:iiito.s IJor eiemplo.s de diriculrad c iriiprcci>iiiir : .trt dc un rii:>il:. el razoiia~iiientotautológico y la prcseiita- "enlaces hacia adelante" provcnieiitcs de la 1 ~ 1 ) Eii . i r i v ~ s i i g n ~ J ~ ~ i ~ . lo qiic sigiiil'ica qiie iio .ici. . accrca de lo que c o n s t i t ~ i . i<i.. de modo quc no periiiitc ~ i i l a dclcl campo para avanzar en lo que s e refiere a la técnica y el que las empresas riacionales encuentren economías de esc:il:i cliic .O....idos para probar que la i s "descapita!izaba" ~ a un paii . _. a manos a e la teorla de !a depeiideficia. Estos son supuestos vcrd. . c1 i i i . efecto. 1:) tradición dcpeiidciitistn origirió reglas lnsas dc 1. iiitctitaban dcina- efects e n la profundidad dcl iiiercnclo ¡:)terno. ~ ~ ~ ~ i i i no a l ccns . En este sentido la teoría de !a dependeiici:i tli..:sl¿rcre-las laxas de la prueba y la argumentación fueron s e n a l a d a s iriclusc) Estados Unidos.mczt? los tci'rninos que sentian cierta simpatía por la a t r a ~ c i ó nintuitivd de la teoría rle la dcpcnticii . 2 ~~!!T.íV. ~ ~ . .ir! :: i?!.c- . Tercero.ilgiiiios Iiis1ori.ificativos cs respecto al método. Según este rri70narniciito l í n j r ... o ahistórico.~:.:. i i ck.~lc:isde la dependencia. ) :.iginará nuevas ind~istri¿isii.i.:v::c\s I ! ii-iii:icioiies centrales eraii incongruentes en gran medida con extranjeras que generan ganancias positiva: para el Ccs... por razoiies políticas e ideológicas.:ilesi. 1<1tercer problema del r-iiodelo de la dependencia era que sus rdmciite fuertes. . :.~. siil)oric . .ir> :.)ti cls:o rio se sugrerz qui: no niibiesc d c b a ~ e sdentro de la tradición (le la de- . las expresaban coniu hipótesis i.oil a l ú Aciéi-ica Latina del siglo yli: su camino m á s ~ ~ i o r a r i yt eprcigresistri mente reunidas. n último térmiiio inás imrjortatiter. ~ l i ~ b a tsigi. de Paragcay -que según s e a f i r n i ~ahora esp<cificades y vzrit'icarlas luego con las p r d e ~ u ssis~emriticn- N:.irio se Iia txtrriviado. Ics tiependentistas casi r... dice Thorp v Bertram. c s tJccii.:!:i\bti. .bio i n d i c a b ~ nLna tendencia scLiii:ir o una v. cr. 1 . . ::r. Por cliie la It?D no genera ninguna transScrciicia tccnológica. ). diel6ciico » n o ción que s e desarrolló no se centraba en la criiciadosa recoleccitii .:' i~!irip!ci. no co.itlorcs influidos por la depcndcncia como una c a u s a d c pi-cOcLi- .~.-. 10 pruabas existeiites. lo que li- iinpositivü mediante el pago de inipucstos 3 la esportacióii. dijera I-aul Gottenbcrg: "Los \.l:eba 1 rio desempeña niiigún papel eii la difiisióii de niievos tipos d e 111. Cuarto.11igposi:i\'ista a l El segundo problema del mcdclo de la dependencia era qce re. r?ciodos apropiados para deierminúr . Lioii selectiva de datos.. t j el 'I'liorli y Geoffrcy Ucrtrarn. coiiio lo d e - 1 oi. ~ s cleincn- .~isrS ! los moviinicn- :)a I ~ r r i i i n i ~ des intercan.c conicr¿io- ción ciefitífica. u t ~ d ~ ~ o r r o l l : i dEn o. va Jcl aiinlisis de la dependencia.i. euria p r u e b a de datos y en la clara esp~:ciiicación cie iilpótesis verificab!cs.:n. cI des:~rroIl~-.~ conser- ch:~zaliala noción de qiie :as ideas debían someterse a !a 1:valti:i .ic..is ciiil)i.-r:)lI~ 11.i. iv%rtrain( 1 9 .!.icainciite iiiiposil)l'c. el probleiiia e r a que los d e - sas de propiedad extranjera.p.oiie cliicl I:i 1121) iio increnieiita los ingresos J c lus tr¿ibí\jadoi-es dc 1.ii-gliiiieiitación que permitían la especificación inipliciia c in- dustrias que iitilicen procesos iiuevos.. por ejciiiplo. 24.i iiianda de insunios de produccitjii iincioiinl. 1 j ' .j .is i.iej<is villaiios d(' ia hrstorla -!os ('(1111.:cfidiad.i." El resultado fue que..0 dcbatlan cómo c'. tiene varios canri)o..' .S 2. Ije igiial . 5 : :. i ' ...: .cuestiones de p r u e t ~ a siécnicas .1 1ibi. a un nivel más basico.icioiinlcs. greso y las actividades específicas.po de coriocimiento generalmente aceptado qiic pudiera ser- mo..'~ ) o : ~ q iperniiiían ic la claboraciciii dc uria especie de Iiistciria ii.:iln?~ .pcro sí se sugiere que tales debaics tendían a c r n t r a r s e en los cnroqucs vo s~ efecta más rieggtivr) .. I e: rc\risioni. i . esta c»iiccl)..a tradición dc invcstigii. > 1 ~ 0 5 .. . ) 'l. I : . En Izgai. o métgd(.inc..iclo :i ~iienlidoprobar sobre todo que la teoría era correcta..i. I t i . i . cciei. ( S I.~i~*ii!:~l la !'.::i ~ .!! . supone qiic iio Iiay .\:.?i-i~icicin 3"ri falla de uiia esiiecificación c1r:ra fii. la lOgica :. .:i o incluso..iurabie.: c q z i ir?v-:. i r d i c e s q u e no son p-rci les preocupaba la m a n e r a vzga como s e eapccificaba la teoría y s u s conccpri~:> :. con dernasjada frecuericia los depeiidc!itistss h:i.~)iiiplcta cic liipótesis. .torico o. siij. T. Iíis 3 r - historia económica iatir..efuta- cconórnica de este eiifoque sostendría que los inversioriistas bi-i- tánicos de los ferrocarriles estadunidenses subdesarrollaroii a lo:.de e!?bora. un ferrocarril ue propiedad extranjera. Cuando los investigadores consideraban las son las que pierderi el dinero de sus a c c i ~ n e sEn ..!rcaml?io (la cuestiii? comprende problemas d e núnierc.. ilcchos einpíricos.!!~\i.\O tr.! incliiso por.iil'ocliie l 5 A su vez.. v. 1~12s pei.nodo. . .en:e :o nagnitt!J d e Esta iriipi~ecisiónpruvierie de otra ileb:!idad furitla. .n . hiuótesis c~iid~ciosaiL!cnt~ . incluido 1.iitació~icuidadosos de los datos significaba que iio había ningún establecidas o a crear industrins que antes no existían.itaiiiiento dci caso peruano n iiiaiios dc liosciiiar)' i i i c i ~ : ( i . "Con toda la ati-acci6n i n t ~ i i t i 7i. '' ('.s . .id(i. deb:era advertirnos cían grandes generalizzíciones que no estaban apnyzdas por. Scgiindo.:~sido tcói. ~ ~ l r ' 11lt~li)'~:il ~ ~ ~ ~ 0. :l. . - i.iisc lucgo conio base para verificar las hipótesis nuevas. $ ' 2 1 1 .:'. !i-1.o181 " i e c n i ~ o s "1. .iics !r.: -:~!-~:r:i. lo quc sigiiií'ica que no ticiie iiiiigiiii I)i2iidciitistas. ' . ( ~ n vtidcc i de ~ i ' O n t 0cn nuevos iréi-ocs La rehabilitaciun de persaii. 8 . .cs y 'oarbaros' que nbst~uíar?cl progreso liberal. Más bicn.sioiics nCiiiii-o . no podía haber ción. ii. la ausencia de iina tradición de análisis y pre- las lleven a adoptar tecnologías más eficientes cn las indiisti.. i h del7eiidentiitas no discutían chino sst:niar coi-1-ezt¿r.

. ~l ll m ~ ~~ il l~::: . .cr!..iil~if. ~I. ::i 1 .i. . .).0~ ~l . i :.. 1982b1.~.isy ci'~:¿ir:iii ciones neoclásicas y rriarxistas ortodoxo^:'^ En parte provenían pi.rama de Iri. ~ .. . I ~ dc I Avío.iiostic cliic ci~igicriirielcv:itl:is b¿ii.~' . .1 i o i ! e : 1 ..ntre las mejores evalulrcion?...is dcsde !a perspectiv.c>I. ~ . : :. Los 1SsLados latiiioaiiicriciiiios no vemente la correspondencia de la teoría con la experiencia empí. I L. I . El peso de las pruebas apunta hacia la conclusión de l .-. i l ~ ~! .iiite el rica efectiva. t.nible a largo p i e ~ o . II:.~ ..isii:ici~:iiicstlc la inadvertidamente del interior de la propia escuela de la dependen. 1 8 . ¡ : I 11 1. La mayor parte tlicrori ~)ci.lLi~1 ply)grdrtxji " JL.:.III. cap 7. i k i ~ .\!~il d i y c ~ \ a l l \ ~ ' l.. Por tanto.~. ""or lo q u e s e refiere a 13rasil.o*.l.ic~(j:! con l5r¿isil.ic: . [ados . .id. 1 1 . .. cia: los investigadores que trabajaban con el enfoque de !a de. csli.cr~loliilino rendían n s u . ! ~i lr L > S l '.~s d e 111s ..l. .5. . (19821'). 1. 1Cii ~ ~ l ' c ~c.ls ~ l i c ~ : del l s goiil: i.'i I'or lo i i ~ c reiieri al l3ro.i I. )K..r.Ical ~ :.!I~'I~Y<. III . I ' .~ i . IQ571. s e encontraban (le des. ~.I ry -:.I. ' ~ ~ i ...56) r'Cnsc también Spr..'.~clos. : ~ . )::. ~. .iI't. l ~ l l . 1 4 b 6 . 5 ~IJriail.. ~ ~al.:i. La base de ests aseveración "1 & l ~ . < j.an .. . I I ~ I C I I ~ O ~ ~ ~ Y XI+:I~.' l.r. .rrr~:si. e1'c. los investigadores q h e trabajaban cri la historia ir?- A - 1 ' L'. .o.ii' ~ \ ~ ~ L ' i l i l ~ que los términos de intercambio mejoraron efectivamente duran.c..1. y 1'cl. . : 1 . i ~ l<:111i..[l.? 109-1.i:..:l:ll-"l~ >:a. 1... . I(1s gooie:-i1i . ! \ c .11i1. c.ii.:Y l . Véasc por ejemplo Eakir.ú I $32 i \ y ~ l d aa I Í ~Ind ! 121 ' >l\ primer lugar..11.. Cfi. l .. 10. I O S UL.:ari-:~c! JL [~:!. .~.o!>ii . v6:i~eIXI: lY\?.idir. . I ~.'...n.I : ~ . .l :~. .~ k(lY8.k tr2 ...:!c~:!i:drcl i i 9 7 0 \ .*'l ".! A r . > .ll~!. p.~ ] . i .IIIL.(ni.. ! .011. vCasc I.. 1 1 t . l ~ ~\ t <~ ! ~ t .cscrit. D í a z .' .I . d e la teoría d e la c!elpendericia . 1 . . l [ l v l ~ j .. .11lar ~L ..l il'.\ . .S.iiiipoco a la invcstigacitiii d c 1. ':.1 cl~rcclanientcsoy I I ~ L I L .¡::II~ílll?.ros (19:.111~cles e11 el ~ C C ~ I I LIC I I I lAV0.I: ~ 1. *. .l.aa en 52é?uco. c r en a?! nic. .. . .i silc..!: > I .. .~ l13 ?egdl? . Y I I T ~ : IpLtblicacifii~ L: . ~ ~ 1 ~ 1 ~. ~. descubrieron dlis[rl. ~ ~ ~ c l ~ ua ~l l..!iii]..i :c ~ ~~ l( sI ~ I O I . -11.: .ll t . t .. a r. 2 ~ > : c l .i1:1 luz dr: la e x .. ~ . ..Y? extcndic%1111> h I .L. ié.lI :511 ~ !li<!t'lltc l~ldublt'lilicxtil U?] ai~OL1i1ll iih:r...: ['..ies L I ~ ninguna tendencia discei.L.o. I.>! ~ ~ n~e r c~.1'.~l. . : ~ lL~c. \II.-tL. I ~ L I ~ I LI . llevando las estimaciones a l sig!o XIX y . s.L>:C>\ . : I O .151llo I I I Z I I e11 e r a n las estiinaciones de los términos de iiltercainbio que habían 1 ~ ~ . ICL I L I. iciiian cii c I xi!:Io \ i S c o ~ i s i O c i ~ . el comei cio exterior subdesarrollaba a la América Latina.(l.li It'.30 términos de intercambio.e cllcoilii.lL~r:ll. 1 i> 1'0r io (i:lc he refiere a !<J. ~H::nco c . A i ~ l ~ r i cl J¿~il t i i l ¿ l ('I. .>:'d :.i i-cgiil. y ..!.iL:cyt.\i:illnli (1YSYj. i W i .ip . i ~dL. :'. 0 ( > l ~ r ~< 1 0r e .i- no correspondíari a los pronósticos d e la teoría.d:id extr:. I I . incluso en la llamada época del liberalismo ex. ! .lk (198. .o\~irnieiltcis cíclicos sin . ..iifC:i. . pp 38. ! L I'orfiric! Iliaz l j c igual iiioii(i el roi7i~>riici l h i tisili. L ~ I I S I ~ ) I dc.j qiie no ha habido n i n g h d e t e r i o r ~secular de los íériliiiios de i n . r e 5 l r 1 1 ~ i ~tar1r:lr.cr:3. . i .?n..i La otra aseveracibn principal ae la teoría de la dependencia . i ' lla!l!-. .a iiii:. PeIAez (1975).iis (IcI cic~arrollo.ie~ (1976). .. l I .irrollo. portador. .. reo~p. ¿i.lc).c- .. ( ! \ ) I ' > ~ ?.!~~ l ~1 L : ~.: l . y verificaban tales hipótesis a la luz de la experiencia histú. (le VIO. ~ ~una . .i.~lici.'si! E n r~-Iac1611 ~~ ~ con . i k i .is ar:iiicclnriiis c. .i.lc1il1... l i :.j \ l c ~ a i ~ i i r1 ol9.it. ~. ..l i r i . .p~lrtL:. pp.:.ll:111d ~ . . .. .ini.L..ii'. J . 85-89 El cstu.'. cstlin 1:) tlc 1 cl'T(1982u.. S c h i i ~ . .Entre las inejures eveluaci:~rics dc I¿i tcoi-ía dcsc!c una pcrs.ru. .S.I. p p . . : .: ~~I O. .: nas 284-286 Respacto a hlésico. i . . . L\c :. 1890. l 111. .jc. cliilpL.rii.. '.lii~iriesNiic\..l\~. : ~ " ~ .:~ \'::.. y . ~ c ~ r !.injcra. . .l tercambio de :a América Latina. \ .I \ c .. .1 1 .ilvucci (199~3). 1115 !?Oi.:L V?aae cri:. .i tic i i i i ~ iburgiicsia di:l)il y dcpcii- pendencia s e sorprendía a menudo al descubrir que sus resultados tiieritc iio coi-rcs~)oiitli.. lo> E l ) - dustrial inicial de la región descubi-ierori qiic las burgiiesias nacio. .11sc j ~ i i i l ~ l u s cc5..r~l)ici. . e r a la existencia de una hurguesíü compi-adora que controlaba a ~:1. ~ ilc 1 .. I 121 i ~ i d u s t r i aquC I ~ I ..st. 1 ..ilcs pii- con que la teoría tenía escaso poder explicativo. > . . 1 11.)..L I ~ .~ ~ . pp 51 7 2 -::N:!L ~ I ! .:i. ~pági. y .. : : 1 ~. iios cslnbaii dispiicsios :i rcgu!er las actividades de los c:il)it:ilis- ción de que los términos de intercambio de la Arnérica Latina s e [lis cxtraiijcros c:i iii. . Lcl 1 'iIl\p. I > 111.:.voliii~t:icl rica de las economías más grandes de la región. lqsfil. 1i. bles.i7 ~ . .-.i'. < L 2 . ~ l l i lLol o . .r. -. L L ...I.ictiirascstr¿iii. I > .I \ ~ 1 % . ~..ill~) ~ : ~ ] .ilci. ~ t o . m dio cllisico de los térininos de intercambio coi1 datos c i i i ~ ~ ~ ~ei s~ 'dcei sKii~tllcbci-ger .il ] l l > ?oc)-2l 1. periodo clcl libcralisiii~) csporiador.~iriaiIiszus:r. estaba11 post:-acios ...?. i1 . ~ I~~:e(~iollti!~'h !~I.~.?:I.": Exnniinemos bre cióil de la cinprcs.. Inclliso diir. 'nL!ii ". Js .>:. . [ I .i.c. 1 \ f c ~ i h ~. ~ ...oiiii. 4311-4411. los gobiernos liitiiioiiiiicric¿i- En la base de la teoría de la dependencia se encoiitraba la no.e Xcynolds (19701.!I I ~ I I ~ II . sirlo ri. .. ~ r : ~ t l t ~ c . ~ ~ I c.:.!r-:l :. c a p 8 . . . dc~5tiii.i. t ..: (19.u . ' ~ t.i lc I I I ~ I : I '11 LIL a t ~ ' h ~ ~ Ic:ii i o 1Llexl~o h cl. ~nba13. . un Estado débil que no podía ni queria actuar en aras del intcrés !. e x r i t '~1 -. i l ~ l c ~ ~[~olitico ~ o c I c ~y. p 74.¡\'.I~.31)i. .. ~ I .. j]al. .~~in. l n .isL.c¿iclo rlc -í..L>Y-. I 111- sometiendo los datos a un análisis m5s cuidadoso.38-4.:. do otros investigadores examinrtron d m cerca e! argu:l. .rd l1988). i . Uiaz (1. .J.: : ' e11 I J I .is de siil~sitlic~ ( > i i :il)oyo clc las indiisl~'i. r i ~ l ~ S ~ un mc ~ i ~ ? r .. ..cr 1 193c)). .!. . y [ i c i i ! ~ : ' y i c j . l ! ~ I l ( .é-.li-i~s llor p i r i e ~ i c i zempírica.. .Villan(~\. 7 . :l tr:lvc~de 50s L~.sii.\. la> gan. . En . * . . ~ i i ~ l i / / .i:itc cl capital extranjero. o. l ! l ~ l ~ a [ l [b1 ~ ~1h5 1 1 ( .. . . '!. (19391. A. . t. P a r a Ai-gentiiia. .I Ll~jc ~ ~ p i l i ~L~j s ~l e . \. I L .!. . ic. L L i : * .II-. : . S Ecatty (1994). ii. . l '. I .rijii el csl. ..tblcc~iiiiciit~~ ~ 1 I:. V S ~ ~LSI ~ :. ~ : .-.".i'~ 3"~.:-l . realizado de manera independiente Pi-ebisch y Singer. 1 I':IL'i .:. . c11 SaX<. ~ '1 I .I. ~ L L!>i.' ncoclasica.{~ .9.:iii.. v~!r:cc.i.geii cle dclx:iiJciici.\ I < ~ .pic. .1<i. . ) / ..I-icI1. Pero cuan. ~ ~ ~ .:. Esta aseveración s e tierrumbó vor varias razones. . I ~lo\ . ! .Ic>1:11 Lc)5. .ilcso p. ~:lr¿ltlti- te largos periodos. ' I 'lr.:~io(le 18.:n:o de i u s 1. C!LIL . l i pl : '.se .. I ~ A : ~ < l L: l~~ L~ ~~l ?C ~ l l l O ~ . 11 :.. 11 [ .~" A posterior-i ol)scrvaiiio. < : k . : # ) S clc-l iil~iiicloi l d v m i s ilv lo> .Ot.: .c- de estas críticas pruvenían de los no dependentistas de orienta.)~p ~ l l + i .Llcxic.. ~ nacional.3.L j ~ l c ..e l . deterioraban de un modo secular.lilcs iiidii~tri~ilc's ii:icioii.is iii.~~' \ 8 1 pectiva niarxisla ortodoxa se encuentra 12 de \Vecks 1 lYh7) . s . r... > ~ . v i a .-:.iiii sllb~ldi.ogi.. clc . I+. j .

!ly:1i? e . I.y :. d z ¿:)i~ti*a¿ciór.. iiivcrsión e x t r a n j e r a 2 1 fines del siglo X I X experimentaron e l d e s - I.ei-acióri d c la tcoi-ia s e b a s a b a e n la e s p e r i e n c i a d e las :iSirinaba sencillaniente q u e el "desarrollo" podín ociirrir e n el ccononiías 1atir.n. I¿i q u e s c Ilarnó el desarrollo d e p e n d i e n t e a ~ o c i a d o E . efecto...nd. diente asociado utilizo u n a e s p e c i e ue i. . A fin d e conciliar p n r t e d e la e'c~~¿insifir? iiid~istii:il de la región durante la s e g u n d a r'stas aseveraciones mutuainentt: cxcluyentes. dial..piotacióii irici. ' ~ . e s t a s i n d u s t r i .claciOii coi1 e1 c.ritnda d e la plan. ~ I ~ J ~ I S ~ ~ ~l aLt i. la cxprinsióri d e los i~:g!-?sos c r e a d > [ ) 3 el ~ "auge d e '>i. -st i J i o cxct. la i~idrginazirjn y el increme:ito de la desigualdad.t>t-st.:. d c a c u e r d o con cl cniocl~icd e la d e p e n d e n c i a .ll VCnse i..!:-l::l. p. r:oanicricano.o n t r a lo q u e s u g e r i r í a la teoría d e la E n siinia .rncioii irii[~:)rtantctle la teoría d e la dependcii.3 E n t r e las ob1. Si invier:eri en la indiistria. sol tu pierdes". 43 . Eva:is (1979 i. obvias e n t r e la teoría y la realidad empírica: Sil r e s p u e s t a f u e do- dos.~lE n s e g u n . r s t a cs "la nueva iio r c s u l ~ ószi-»at-d 1. :iii i i'i.Packenhain (1992)..as latinoamei-icanas existía a n t e s d e la "rigcila yo g a n o .l~ .ico Jc cslc rilw de lraba~jo c:.:i . est.)S+. ~s t~a teoría d a .. V e a s e !)can ..!>LI CIL\LI ? I o ~ ? - . Cardoso 5 Fnleilo e111:: experienc~:i~:!-:ii:. como hlcsico. 1969).:. dencia e s t a b a n conscientes d e l a s incongruencias c a d a vez m á s didos e n la d e p i e s i h n p a r a e j e r c e r su co!itrol.'.~i..ip : '12 F.i !\iiici-icii IJntiii.i.i e s 12 forma lnas iiiicio d e la moderrir: ii~dirsti~iiiizacióii l a t i n o a m e ~ i c a n ano coixci.a~clásicas s e enciienlriin las de E:. c r e a r o n una variedad m á s complicada d e la t. A d e m á s .icioriai.le los paíscs.:.r:e i d :: -iera Guerra k1~1n. q u e la i d e a d e la cicpcii:lciicia eri i. iiiala o C u b a .~. r.:\ ejeniplo clái.ria1 sino con !a época del 1i- bera!isnio e s p o r t ~ d ~ i C.~:i:~ pauta inuy sirriilzir 1. \ [ o ~s i s t ~ n i i i t ~ c~I'L>. el desarrollo d e p e n - G u e r r a hl~iridi.o ~ . así s u c e s i v a n i ~ n t ~ .opiedad y financianiiento nacionales. ~e ~r a n d e cia e r a q u e los lazos (le 1. !as hipótesis no podían verificarse porque t o d o carri- depcndericia. ~.. r > ni:siL.rilhio. s e s niás pecl~ieiiosd c l.. P r i m e r o .azonainiento cii. i3r.&'.indust1!31.ornu2ve el desempleo.a mayor p a r t e d e 1s c a p a c i d a d insta.it.iL)i1.: Sc.~!1)ocii.I r.i cieclin:icitJn de los tér- d o l ~ i g a run e x ~ ~ r r i crniii¿!¿ioco n deni»s:ró q u e la G r a n D e p r e s i h n :riinos de i:i!ercl..cuidr quc: 'La y ctl e q u i p o y.!z.i.)!la ' ' d . los países d e la blc.. Como a f i r m ó Robert P a c k e n h a n i . filial del decenio d e Ics veir?tz y ei principio iiel si. si 13s extranjeros invierten en la agricultura.ite iici : ~ . :irro!lo industrial mi:.os d e 1:: dcpende::cia.. ainericana es intensiva en niiino de : ~ b r aesto .ollo e r a tin producto d e la dependencia. .rsil o Argentina. s c tomaba conio ltna p r u e b a e v i d e n t e d e :a e x i s - 7:ricia d e la d e p e n ~ l r n c i a . y vsn ni-as:i. respoiidei-á de todos i ~ o d o sa intereses csterrios come imp:-esiorinntes d e la irivei. Pi-iniero. P e r o s u s proponentes aí'irmabnn asiniisiiio q u e el E s t a úfiiniación c s cri-óriea por t i e s razones.. d c propiedad e x t r a n j e r a y la p r o ~ e r c i ó nd e Estados :ictivis~ns. o deiiiasiado h u n . ~ ~ di6 cnn u11 2 e r i o d 3 dihc:i. E s a ase\. p. n~~ In Z i i ~ ~C~ ~ rla Ói cbendi- Ia~n a esti.esiilt:ii~tiiiiy ac:?i. .l habia ocurrido a n t e s d e la p e r t ~ i r h a c i ó ndel c o m e r c i o interna~:ional.ís rnaii~!fact~ii.iis iiiteriiacic. la exitosa industi'isli- las exportaciones" d e i'iiies de: siglo xiS. contexto d e la "dependencia".ras. -.sión y la prodcicción industria! e n m u .d e las variciblrs i n d ~ p c r i d i e n t e sinc!uida . 1.~:n(t e:: Xeyr:.eriic. podría d e s c r i b i r s e mejor como u n inodelo d e a r g u m e n t a c i ó n d e lada c n I. I<e- fcrentc a Brasil. . l. nueva de la dependencia que pi. lo q u c indicaba u u c rl desarrollo industri:. o~. ..- :lb. esto promueve la depen- dencia de los productos primarios rnediante 1. I<n tanto q u c (%¡¡oocui re pcirclue los exti.I 12:-lipioEvniis sc. case Fistilo¿ir t 19. :i IuíOi.iiiilcs d c I. c l .L.-1. . . p e r o t e i i d r i : ~iiri poder cxplic. .ISOS.~ o r í a A m é r i c a L a t i i i ~ podinri i desai-rollarse d e m a n e r a aiitónoiiia y r á p i . si la h ~ i r g ~ e s~iac-io- ía ia ú!tirria p a r t e del d e c e n i o d e !os t r e i ~ t ap r e s e r ~ c i ói n c r e m e n t o s nai es grande. i i ~ .uctui.ans (19-4. concediendo implícitaniente q u e la un periodo q ~ i cpresenció iin ailnicnto g r a n d c d e Iri prodiicción in.~?T e r c e r o . la mayor subdesari. d c c r i s i s iiitern.i1cxti-anjc1. :c. agerites internos del neorolonialisrno. ciiaiitio los 1):iiscs industriales avanzados I. ción q u e asrgui-uSxii Ivs ti:ci. l1ura:ite e s o s perio. gcierrri.oaiiiericanas duraiitc la scglinda G u e r r a Mundial.! iii :\17:~1 . coriio Iloiiduras.ii. rápido. si es intei:siva en c'ipital. originó iin periodo sostenido d e crccimicnto i n d ~ i s t r i n lISn .os investigadores q u e t r a b a j a n d e n t r o del inarco d c la d e i x n - e s t a b a n d e i n a s i a d o ociip:iclos libraiitlo giici..o~la "dcbi.i t'sisteiitcs.s. el ne la dependencia. C u a t e ..o ele 10s nic:rcados I-3sibilitada por la constr-lic'ción d c f c r r o c a r r i - y la s o b e r a n : a niicioii. 5 l. es e x p l q t a ~ i ~yi nmaniie- g l i i e n t r f l ~ c r o n»el indai. ..ils e d:OiÓ a la e:..:: Y.a ultinia ascvi. q ! ~ cr?i?:~l1i.!" ).ntivo liiiiitado para los 10s niisnios á m b i t o s q u e s e vieron m á s arecrados por c l a u g e d e la paises m á s gr.i p a r a los pai. 1 3 : ~.eiije1. 2iunad:i :I la intcgrnción :ación iriternn.cgióii.inn. Si la economía de un país latino- c h o s l ~ n í s e se! . 167.i clcl~ciidciicias e aflojaban e n l a s c p o c a s Ili.ii. . teoría d e la dependencia no podía explicar el sutdesai-i-0110 lati- d u s t r i a l eii la i-iiayoria .i.a de l a dependeirzia" Si la hgrguesía nacional es pequeRii.