You are on page 1of 9

Benemérita Escuela Normal Veracruzana

“Enrique C. Rébsamen”
Licenciatura en Educación Secundaria
Especialidad Telesecundaria

Docente en Formación:
Alfonso Pulido Alvarez

Grado:
3ro Año Semestre “B”

Grupo:
“B”

Asignatura:
Observación y Práctica Docente III

Producto:
Punteo

Docente:
Rosa Iris Guzmán Garrido

de hacer mal las cosas y de la falta de autoestima. la paciencia nos permite no preocuparnos cuando aquéllas no son alcanzadas todavía porque es necesario más tiempo o porque es necesario seguir intentándolo. es un don para el desarrollo personal del niño. Uno tiene que tratar de ver más allá de las perspectivas que tiene el adulto. tiene que saber dónde está el niño. El hecho de comprender cuándo hay que contenerse y esperar. cómo se tiene dificultad al entrar al aprendizaje. hasta que. incluso en aquellos que menos imaginamos. El tacto pedagógico Evitar la intervención El tacto pedagógico se manifiesta como una orientación consciente en cuanto a la forma de ser y actuar con los niños. Experiencias del niño Hay que permanecer atentos al significado que tienen para los niños las experiencias de algunos hechos. La libertad que no conoce fronteras o normas no es verdadera libertad. El adulto no puede entender cómo el niño parece deambular cuando hay otras muchas cosas importantes que precisan atención. a este otro mundo. nos damos cuenta por un sorprendente incidente o reconocimiento. Una forma especial de contenerse es la paciencia. Estar abierto a la experiencia del niño significa que hay que evitar tratar las situaciones de una manera estándar y convencional. la facultad de esperar una ecuanimidad. El profesor tiene que estar al lado del niño y ayudarle a localizar los lugares por donde cruzar y encontrar los medios para que consiga llegar al otro lado. cuándo no intervenir o cuándo hacer como que no nos damos cuenta de algo. No se trata tanto de la manifestación de algunos comportamientos observables como de una posición activa en las relaciones. una vez en casa. cómo ve el niño las cosas. Ser sensible a la subjetividad El profesor quien tiene que cruzar la calle para llegar al lado del niño. y pone una prueba. La influencia es tan sutil que en la rutina de la vida diaria no llegamos a notarlo. quiere avanzar. El tacto incluye una sensibilidad de saber cuándo dejar pasar algo. No puede esperar. con lo que muchos niños aprenderán el significado del fracaso. respecto a las experiencias del niño. con éxito. . Influencia sutil Los profesores no nos damos cuenta de cómo influimos en nuestros alumnos. cuándo evitar hablar. Resulta difícil para los adultos contenerse cuando el niño parece no saber cómo hacer algo o lo realiza con una lentitud. Cuando las expectativas y las metas han alcanzado niveles adecuados.

recomponer lo que se ha roto. evitar que se haga daño. La buena comunicación mantiene un nivel de intimidad sin sofocar la necesidad del niño de su espacio personal. la dominación y el ejercicio autoritario del poder. Un profesor necesita saber constantemente lo que es pedagógicamente correcto hacer o decir. pero el lado positivo de esta situación es que les permite desarrollar una vida interior. A un niño se le debe dar la libertad de cometer errores y aprender de forma autónoma.Siempre hay formas de tocar a alumnos que otros pueden haber dado por perdidos. La sustancia que falta es el tacto solícito que garantiza la confianza de un profesor en sí mismo. Preserva el espacio del niño El tacto significa retirarse cuando sea posible. La falsa seguridad es frágil y se rompe con facilidad ante cualquier conflicto o resistencia seria. Un profesor que generalmente actúa con tacto ha aprendido a confiar en sí mismo en situaciones y circunstancias siempre cambiantes. Seguridad en diferentes situaciones Saber controlar con seguridad las situaciones impredecibles es todo un reto. . resaltar lo que es único y favorecer el crecimiento personal. lo que es más importante. el adulto crea el espacio en el que al joven se le permite tomar decisiones y actuar por sí mismo y a su manera. Existen formas de manejar situaciones sociales mediante la intimidación. La falsa seguridad es infundada porque necesita sustancia donde hay un vacío. y la confianza de los alumnos. En algunas familias los adultos probablemente se comunican demasiado poco con sus hijos. Saber improvisar La enseñanza es difícil porque los profesores tienen que actuar constantemente con mucho tacto pedagógico. Al retirarse. Se sugiere que el tacto pedagógico permite lo siguiente: preservar un espacio para el niño. Y. ¿Qué se consigue con el tacto pedagógico? El tacto pedagógico hace lo que es correcto o bueno para el niño. El profesor sabe cómo improvisar sobre el currículo con un efecto pedagógico. reforzar lo que es bueno. este tipo de profesor sabe comunicar esta seguridad a sus alumnos. Los profesores que trabajan sobre estas bases puede que tengan confianza en sí mismos. Los padres entrometidos suelen sospechar de sus hijos por lo que sus hijos pueden tener una mayor necesidad de guardar algunas cosas en secreto sin decírselas a sus padres. proteger lo vulnerable. pero mantenerse disponible para cuando las situaciones se vuelven problemáticas. Abandonar la relación pedagógica totalmente y dejar al niño libre para que tome decisiones para las que puede que no esté preparado es falso tacto. pero no reciben la confianza de sus alumnos.

el niño debe saber que tú quieres este bien en función de su situación y según sus necesidades. La debilidad y la vulnerabilidad del niño debilitan al adulto y le exigen que se sienta responsable de él. . antes de que él mismo lo desee. Debe ser bueno en sí mismo. bueno. Los sentimientos de rechazo tienen más consecuencias que la clase de matemáticas o ciencias. y debe dirigirse al niño como algo bueno. el niño quiere lo bueno por sí mismo. debe ser bueno por naturaleza propia. no es discontinua con el sentido de nuestra propia identidad. Las experiencias discontinuas son las experiencias que han dejado heridas profundas y dolor en la historia personal de un sujeto. e intenta recomponer lo que se ha roto. tiene que tratar con los aspectos subjetivos y objetivos del niño. profesor. Existen muchas tendencias educativas que están en conflicto con los intereses más profundos del tacto pedagógico: la política curricular a la que fundamentalmente le preocupan los resultados mensurables. pero el niño no quiere lo bueno por ti. las escuelas con tácticas que no ayudan a los niños a desarrollar un sentido de comunidad. Luego. Proteger lo que vulnerable Un educador que tenga tacto es capaz de discernir las cualidades en un niño que son positivas pero que al principio puede parecer debilidades. por lo que el niño consigue transformar la brusquedad y desconsideración del adulto en amabilidad y consideración. Evita el dolor Una experiencia que se puede olvidar es una experiencia que no se vuelve discontinua con las demás experiencias y. La indefensión y la relativa debilidad del niño hacen que el adulto sea tierno. por lo tanto. No es mediante su poder. En lugar de hacer caso omiso de esas situaciones. también tienen que ser conscientes tanto del exceso como de la falta de comunicación en casa. Refuerza lo que es bueno El adulto desea lo que es bueno y el niño está dispuesto a estar abierto a ello. Un profesor observador sabe cómo viven los problemas de rechazo e indiferencia los niños y sabe que se pueden convertir en obstáculos en la vida escolar cotidiana. el tacto requiere que uno evite o deje pasar las situaciones tratándolas como vistas pero sin prestarles atención o como secretos compartidos. sino debido a su vulnerabilidad. los profesores que se sienten obligados a enseñar para el examen. Recompone lo que se ha roto El tacto trata de evitar que las cosas se rompan.Los profesores no sólo deberían ser conscientes de la necesidad que tiene el niño de apoyo de espacio personal.

en la falsa creencia de que ese tipo de aproximación sirve al principio de justicia equitativa y a la coherencia. El tacto trabaja con el habla El tipo de discurso que gobierna un aula o una escuela puede evitar o contribuir a una sensación de contacto entre los profesores y los niños. Los niños y los jóvenes aprenden a vivir en el mundo y a interactuar con algunos de sus aspectos significativos. ¿Cómo consigue el tacto pedagógico lo que consigue? El tacto pedagógico consigue lo que consigue ejercitando una cierta sensibilidad perceptiva. Resalta lo que es único El tacto descubre lo que es único y diferente de un niño e intenta resaltar su singularidad. El tacto pedagógico favorece la responsabilidad personal para el estudio y el aprendizaje en la gente joven. entonces no puedo ser capaz de apreciar la confianza por el bien del niño. el lenguaje. ¿cómo puede este niño ser diferente?. . Un profesor que no tiene tacto trata a todos los niños de la misma manera. El tacto hace lo que hace utilizando los ojos. ¿En qué sentido se diferencia este niño de mí y de los demás?. maldad. ¿qué puedo hacer para ayudar a este niño a que se dé cuenta de su singularidad? Resalta el crecimiento personal y el aprendizaje El aprendizaje es un proceso de explicación y de clarificación desarrollado progresivamente a partir de experiencias que inicialmente son más o menos prerreflexivas. Si yo no confío en los demás.Un educador tiene que creer en los niños. siempre y cuando el niño sienta mi confianza como algo verdadero y como algo positivo. si estoy bajo sospecha y no puedo vivir con seguridad y esperanza. como la lectura o la literatura. ¿en qué quiere ser diferente?. Naturalmente. en sus posibilidades y su bondad Si creo en un niño. El tacto pedagógico sólo puede funcionar cuando los ojos y los oídos del pedagogo buscan de una forma afectiva y receptiva el potencial del niño. esa diferencia. El tacto pedagógico sabe cómo discernir y evaluar la singularidad. confía en nuestra habilidad para detectar las necesidades de un niño y también sus posibilidades concretas. La sospecha provoca negatividad. perversidad. incluso el mal. el silencio y los gestos como recursos para mediar su trabajo afectivo. lo refuerzo. Requiere una percepción orientada hacia la singularidad del niño. y utilizar una multiplicidad de perspectivas. consideraciones y estrategias ventajosas con el objeto de obtener una visión y una interpretación pedagógica del niño. El tacto pedagógico pretende realzar la diferencia. e intentan saber hasta dónde puede llegar.

a través de los ojos. La voz utilizada con tacto favorece el contacto. Para ser capaces de actuar solícitamente con los niños tenemos que estar inducidos por el amor y el cariño que hacen posible una relación pedagógica. El tacto conoce el poder de la calma. Evidentemente. no sólo está marcado por la ausencia de discurso. Establecer silencio significa dejar un espacio para que el niño pueda recobrarse. Es el silencio de la espera paciente. la mayoría del tiempo escolar se llena con la voz del profesor. El contacto cara a cara es un contacto de ser a ser. puntos de vista personales. El profesor debe ser la propia mirada que intercambia con él. El tacto trabaja con el silencio El silencio es con toda seguridad uno de los mediadores más poderosos del tacto. El tacto trabaja con el gesto . advertencia o tristeza. los niños creen antes a los ojos que a la boca. sino que uno se da cuenta de que hay momentos en que es más importante no dar opiniones. y a través de los ojos somos capaces de hablarnos mutuamente sobre las cosas que las palabras no pueden expresar de forma adecuada. consejos o hacer cualquier otro comentario. la voz es un medio fundamental de contacto entre los seres humanos. Nos damos cuenta de que hablar de tacto es hablar de contacto. de estar allí mientras se mantiene una atmósfera de confianza abierta y expectante. entender lo que da expresión a su mirada concreta. ¿Por qué? Porque los niños saben intuitivamente que los ojos tienen una conexión más directa con el alma que las palabras que fluyen de la boca. El ruido de las palabras puede hacer que resulte difícil oír lo que la mera conversación del compañerismo puede producir. Pero un profesor que tenga tacto sabe la sutil eficacia de la menor inflexión del tono de voz para transmitir una sensación de lamento.Para bien o para mal. de estar en unión. Las personas tienen tendencia a subir el tono de la voz cuando quieren disciplinar a un niño o a un grupo de niños. El silencio en el tacto no significa que uno se niegue sistemáticamente a hablar. Cuando la cara y la voz se contradicen mutuamente. Es importante darse cuenta de que la mirada de los ojos normalmente no se puede conformar y manipular con tanta facilidad como las palabras que pronunciamos. En la buena conversación los silencios son tan importantes como las palabras que se emplean. ver a través de su mirada. el adulto y el niño se conocen inmediatamente el uno al otro. timbres y calidades del tono de los que la voz es capaz. Eso es por lo que es tan importante darse cuenta de la gran variedad de inflexiones. En última instancia. los ojos del otro. enfado. y cómo permanecer en silencio. El tacto trabaja con la mirada A través de los ojos. el silencio puede funcionar de diferentes formas. ser capaz de estar atento a lo que expresa la cara. es ser capaz de ver e interpretar el alma del otro. En la interacción.

o para mantenerlos tranquilos. Un profesor que tiene un sentido completo de lo que es valioso desde un punto de vista pedagógico sobre una clase concreta de matemáticas o poesía sea capaz. sino qué tipo de ambiente conduce más hacia relaciones pedagógicas. ¿Qué podemos aprender del carácter gestual de la enseñanza? Podemos aprender que el lenguaje es como el gesto y el gesto es como el lenguaje. a través de nosotros mismos. Un profesor que les lee por obligación. lo que promete el tacto en la enseñanza. El gesto corporal es una especie de lenguaje que puede infundir significado o importancia a una situación determinada. Los niños son bastante sensibles al ambiente en el que comparten las experiencias. cómo se debe vivir. probablemente no disfrutan de lo que leen. de adaptar el plan para adecuarse a la disposición o las circunstancias de sus alumnos. Es esta capacidad de ver las posibilidades pedagógicas en los incidentes ordinarios. El tacto y la enseñanza La importancia del tacto en la enseñanza El profesor está siempre sometido al reto de dar una forma positiva a situaciones imprevistas. con tacto. Todos somos profesores en la medida en que enseñamos a los niños y a los jóvenes. Todos somos profesores. El tacto proporciona una forma nueva e inesperada a las situaciones imprevistas El tacto le permite a uno discernir el elemento significativo de un momento pedagógico. El tacto trabaja con el ambiente Los profesores crean un clima especial no sólo por lo que dicen sino por la forma en que se presentan a los alumnos. El tacto trabaja como el ejemplo Los adultos sólo pueden enseñar mediante el ejemplo a las generaciones más jóvenes. y convertir aparentemente los incidentes sin importancia en significación pedagógica. de manera que un profesor perceptivo puede detectar el estado psicológico y emocional de un estudiante por la manera en que se coloca o se mueve.El gesto corporal es sintomático del humor de una persona. de nuestras formas culturales de vida y a través de nuestras vidas individuales. La cuestión no es si debe crear un ambiente. Un gesto de tacto deja huella en el niño . El aula de cada profesor y de cada escuela tiene un determinado carácter. aun cuando algunos no tengamos el más mínimo deseo de ser educadores.

trata de evitar las circunstancias y los factores que hagan la experiencia dolorosa para los niños. y con el término doctor (docta). sin embargo. puede saber cómo transmitir el concepto nuevo. El carácter es la identidad distintiva que marca al individuo. y también la noción de docere (enseñar). La formación del carácter es esencial en la tarea del educador. a su estado mental. la personalidad generalmente queda fuera de la influencia del educador. Lo difícil resulta fácil Probablemente. inclinaciones y orientaciones alternativas. Una cierta dosis de ansiedad puede ayudar a los estudiantes a realizar mejor una actividad de aprendizaje o una prueba. los valores y las aptitudes que adquirimos tienen algo que ver con la persona en que nos estamos convirtiendo. por tanto. Todo aprendizaje trascendente implica una cierta dosis de ansiedad. los profesores y otros educadores los que dejan huella en el niño. Una persona disciplinada está dispuesta a aprender y a ser conducida al orden. El verdadero aprendizaje tiene lugar cuando el conocimiento. El tacto se interesa por el interés del niño Estar interesado es estar intensamente entregado a algo o a alguien.No son sólo los padres. las repercusiones de la asignatura. siempre que en el fondo la ansiedad contenga un sentimiento de seguridad personal respecto a la propia y fundamental habilidad. Son muchas las experiencias de una persona que está madurando las que contribuyen positiva o negativamente en el carácter y la personalidad. Los profesores tienen que ser expertos en puntos de vista. El interés es uno de los aspectos fundamentales de la relación entre la persona y el conocimiento. . actitudes. Una pedagogía con tacto. estrés o dificultad. entienden la dificultad. y cuando es capaz de mostrar a sus alumnos que existe una relación viva entre la asignatura y sus propias vidas. sólo entonces el ambiente de la clase puede cambiar de la disciplina autoritaria de la coacción formal al dinamismo vivo y a la animación apasionada. Desde un punto de vista pedagógico. los profesores excelentes son aquellos que son inteligentes y que. Sólo cuando un profesor ha captado la interpretación un de un niño. La disciplina con tacto genera disciplina Disciplina está relacionado con la noción de discípulo. perspectivas. Una personalidad basada de verdad en el carácter de la persona tiene una cualidad atractiva. la indefinición. Sólo cuando la presencia de un profesor encarna la materia de forma personal. Al estar intensamente con algo o con alguien adquiero conciencia de las posibilidades. la reflexión y la vida. El tacto significa ser sensible a la interpretación del niño.

Referencia: Van Manen. Paidós Educador. fracasos. ceremoniosas. El significado de la sensibilidad pedagógica. fallos. desagradables. el humor del niño puede significar que al adulto se le ofrezca una nueva perspectiva. pp. . El humor positivo induce nuestra orientación pedagógica hacia nuestra vocación y nuestros niños y también nos induce a ver la relatividad de los problemas prácticos sin perder nuestro sentido de los valores y del compromiso. Max (1998). debilidades o a su falta de adecuación. el humor puede ser el medio de redefinir las relaciones con el adulto. Para el niño. Para el adulto. Barcelona.El tacto humorístico crea nuevas posibilidades El humor a veces se manifiesta en una persona que se encuentra de alguna forma en una situación en la que tiene que hacer frente a sus propias deficiencias. sino que más bien es tener la habilidad de aligerar las cosas y hacerlas más llevaderas cuando podrían resultar pesadas. densas o atascadas. 159-214. El humor puede abrir posibilidades insospechadas en situaciones tensas. “El tacto pedagógico” y “El tacto pedagógico y la enseñanza” en El tacto en la enseñanza. tener sentido del humor no es necesariamente lo mismo que bromear o hacer reír a la gente.