Danza Macabra (Camille Saint Saëns) “Zig y Zig y Zag, la cadencia de la Muerte Golpeando una tumba con sus

talones La Muerte, a medianoche, toca una danza Zig y Zig y Zag en el violín… Se oyen crujir los huesos de los danzarines… Pero ¡chiss! De repente abandonan el corro Se empujan , huyen, ha cantado el gallo.” Fue este poema de Jean Lahor (pseudónimo de Henri Cazalis) el que inspiró al músico en su poema sinfónico. La obra fue compuesta en 1874 y estrenada el 24 de enero de 1875 en los Conciertos Colonne, en París, Fue muy bien acogida, aunque parezca increíble, hasta con silbidos . Liszt, lleno de admiración, realizó una trascripción para piano de la Danza Macabra después de su estreno. Orq. 3 Fl, 2 ob, 2 cl, 2 fg, 4 corn, 2 tpt, 3 tmb, 1 tb, tmb, perc (incluye Xil.), arp, cd (con Violín solista afinado en sol/re/la/mi b). Como introducción suena 12 veces (sobre re) el arpa doblada por la trompa (emulando campanadas de media noche). Suena el primer tema de danza sobre el violín (que parece estar afinándose) en una sucesión de quintas justas y disminuidas que justifican la afinación de la prima en mi bemol, los intervalos son sol/re y la/mi b. A este le sigue un segundo tema de un tono melancólico, parte de él en cromatismos descendentes. Tema desarrollado en fugato que introduce, por alusiones, una parodia del Dies Irae. Los sonidos de xilófono, con los pizzicatos en las cuerdas, sugieren los choques de los huesos…

Finalmente el oboe, en notas picadas, sugiere el canto del gallo; después todo se apacigua.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful