Entrada nueva en Plano Sin Fin

Año Nuevo: Acto de Cierre Abriente, por
Gabriel Lumière.
por Carmen Guerrero
En el Tarot, el grado numerológico de interpretación correspondiente al
número 10 (Diez), nos habla del fin de un ciclo, y el comienzo de otro.
Cada apertura de algo nuevo en nuestras vidas, deberia estar precedida por
un cierre completo de lo anterior, por un cambio de ciclo. Y cada cierre,
seguido de una apertura.
Las tribus ancestrales conocían muy bien estos aspectos y por eso realizaban
actos de transición de estaciones, de pasaje de niñez a adolescencia, o de la
adolescencia a la edad adulta, etc. Estos actos tienen como finalidad, generar
un quiebre simbólico en nuestro psiquismo, para aceptar los cambios de una
manera más armoniosa, y comenzar lo nuevo con una energía más limpia y
enfocada, poniendo atención en lo positivo.
En este artículo les ofrezco un ejercicio que he realizado y un acto simbólico para el cierre
abriente de este año, que consta de dos pasos:

Paso 1: Cierre (31 de Diciembre)

Escribe lo que deses cerrar y dejar atrás en cada uno de los cuatro centros energéticos,
diferenciando con papeles de colores, acompañando cada centro con una vela del mismo
color, y si se desea un objeto que lo represente:

Centro intelectual: ideas y pensamientos negativos, o que ya no me sirven. Ideologías
familiares o culturales que me afectan y no son propias.
Centro emocional: emociones infantiles y relaciones tóxicas.
Centro sexual creativo: deseos frustrados, bloqueos de la creatividad, proyectos fallidos.
Centro material: deudas, miedos económicos, problemas con el dinero, en el trabajo, en
la casa y en el cuerpo.

En un espacio abierto, en la naturaleza, en el momento del atardecer (el último Sol del
ciclo) colocar las cuatro velas formando un cuadrado. Cavar un hoyo en el centro donde
quepan los papeles y los objetos que utilizaremos.
Encender las velas, y escribir por cada centro, los papeles. Al terminar de escribir, leerlos
en voz alta uno a uno, y hecharlos en el hoyo junto a los objetos. Con ayuda de alcohol,
realizar la quema,

y la inBOCAción al momento de colocarse las semillas de lo nuevo. en silencio y con la boca cerrada. y por eso las palabras son sagradas. con mucho crecimiento. Antes de colocarla en la boca. pronunciar en voz alta un deseo por semila. El aliento que las pronuncia es el encargado de enviarle el mensaje a las/os diosas/es y al universo. Al finalizar. de allí la importancia de elegir las palabras adecuadas. los sabios afirman que la creación enstá en las palabras. colocarse en la boca 12 semillas de alguna planta de estación que florezca (3 semillas por centro). Al completar las 12. Utilizando esta metáfora. (Haced esto en un lugar seguro. la lectura de los escritos en voz alta. (1 de Enero) Al despertar. mucho amor. Por esto. y una bella vida! Gabriel Lumière .Una vez todo quemado. se acerca hasta el hoyo. necesario un profundo viaje interior y una total sinceridad con una/o misa/o para discernir qué es lo que realmente quiero cerrar. se dejan consumir las velas y se deja el hoyo destapado toda la noche. regar las semillias. Ojalá este acto les sea útil! Les deseo un feliz cierre abriente de ciclo. libre de probabilidades de incendio) Paso 2: Apertura. y qué es lo que deseo abrir. se encienden las cuatro velas nuevamente y se van plantando allí las semillas una a una. Importante: En varias culturas iniciáticas.