29

UNIDAD 13

HECHOS EXTINTIVOS DE LAS OBLIGACIONES (1° PTE)

1) Compensación

a) Concepto
La compensación es la neutralización de dos obligaciones recíprocas. Tiene lugar
cuando dos personas por derecho propio reúnen la calidad de acreedor y deudor,
recíprocamente, cualesquiera sean las causas de una u otra deuda. Ella extingue
con fuerza de pago las dos deudas hasta donde alcanza la menor y desde el
tiempo en que ambas comenzaron a coexistir (art. 818).
Como se advierte, la compensación implica un pago simplificado.
La ley atribuye a ese hecho la misma virtualidad que a un pago doble cruzado, es
decir a un pago que hubiese comenzado por hacer un deudor y que seguidamente
le hubiera sido satisfecho a él mismo por el acreedor que fuese deudor suyo. Es
un instituto que tiene una gran importancia porque evita el doble cumplimiento y
ahorra los consiguientes gastos. Se aplica principalmente en los ajustes de las
cuentas de los bancos entre sí liquidándose las deudas recíprocas en las cámaras
compensadoras o "clearing" y también en las relaciones internacionales porque
elimina la traslación del numerario de un país a otro. Finalmente tiene suma
importancia por la garantía que representa para el acreedor: así, si no se pudiese
hacer funcionar la compensación, un acreedor que fuese a su vez deudor de una
persona insolvente tendría que pagarle a él su propia deuda y perjudicarse por esa
insolvencia en cuanto al cobro de su propio crédito que le sería satisfecho en
moneda de quiebra, es decir, con un porcentaje equivalente al que percibieran los
otros acreedores del fallido o concursado.
La compensación le evita ese perjuicio porque él será íntegramente satisfecho de
su propio crédito con el pago que se hace a sí mismo de la deuda que tenía con su
deudor.

Evolución histórica
En el primitivo Derecho Romano la compensación sólo podía funcionar por
acuerdo de partes, sin que el deudor pudiera dispensarse de pagar invocando su
propio crédito. Más tarde se concedió la excepción de dolo a quien perseguido
por el pago de una deuda alegaba ser acreedor del demandante.
Justiniano remodeló la institución estableciendo el requisito de la liquidez para el
crédito opuesto en compensación, con lo cual quedó afirmado como principio
general de funcionamiento de la compensación siempre que las obligaciones
recíprocas tuvieran prestaciones homogéneas definidas en su cuantía.
En el antiguo derecho francés, las provincias de derecho escrito siguieron el
perfil romano, mientras que las de derecho consuetudinario se atuvieron al
criterio de admitir sólo la compensación convencional.

b) En el extremo opuesto es dable concebir la compensación como un hecho mecánico independiente en absoluto de la voluntad de los interesados. Los proyectos de reforma integral de nuestro Código Civil. que no se ven coartados para disponer lo que les resulte conveniente. Funciona cuando ante la ausencia de compensación legal por defecto de un requisito que la ley exige. sin embargo la parte a quien favorece esa ausencia de compensación legal renuncia a ello y opone la . b) La compensación legal. que es la que funciona ministerio legis es decir en virtud de la ley y que reviste la máxima importancia. que uno u otro pueden hacer valer sin estar obligado a ello. constituye un derecho del demandado que tiene contra el demandante un crédito de prestación homogénea a la reclamada. Esta compensación no es mencionada por el Código ni tiene un régimen particular porque depende de la libertad con que hayan querido acordarla los propios interesados. Es a ella a la que se refiere el Código Civil en los arts. han seguido la orientación germánica. en el cual nada hay que obligue a concluir que la compensación legal funciona con independencia de toda alegación de parte. que es la que surge de un acuerdo de las partes que invisten recíprocamente la calidad de acreedor y deudor de las obligaciones cruzadas. 818 a 831. Finalmente en el Código suizo de la obligaciones y en el Código alemán la compensación no es imperativa sino facultativa. Teorías La evolución histórica evidencia los distintos enfoques teóricos que pueden formularse acerca de la compensación. ve en esa figura una facultad de cualquiera de los deudores recíprocos. 30 El Código Napoleón dio amplia eficacia a la compensación conceptuando que la compensación legal se produce ministerio legis sin requerir pronunciamiento de los jueces ni alegación de las partes. que aniquila ambas obligaciones recíprocas por la sola coexistencia en esa situación de reciprocidad bajo ciertas condiciones. Por tanto no es una figura autónoma. c) La compensación facultativa. Clases Hay varias clases de compensación: a) La compensación voluntaria. que depende exclusivamente de la voluntad de una sola de las partes. Esta concepción es sostenible con respecto a nuestro Código. c) La concepción armónica y equilibrada de la compensación. a) Para una concepción simplista propia del Derecho Romano primitivo la compensación queda reducida a la mínima expresión ya que sólo puede resultar del consentimiento de las partes: constituiría así una convención liberatoria.

El juez condena a pagar sólo el excedente que hubiere sobre ambas obligaciones extinguidas hasta una cierta medida. en el caso.000 manifestando compensar el saldo con su propia deuda. pues entonces es el otro el obligado. e) La compensación automática es la que se presenta en contados casos. 31 compensación a su adversario. Podría discutirse la autonomía de este tipo de compensación ya que los jueces no hacen sino declarar derechos de los particulares y por consiguiente sólo verifican. b) Fungibilidad. 3a) cuando ambas prestaciones . aquel que a su vez es acreedor de B por $ 150. es decir que el objeto de una obligación pueda ser dado en pago de la otra obligación.000. el juego de una compensación legal luego de comprobados los requisitos de una compensación de esa índole.000. Por ejemplo si estando pendiente de plazo la deuda de A cón B por $ 100. d) La compensación judicial. En tal caso surge de la sentencia una compensación entre lo demandado y lo reconvenido que extingue ambas pretensiones hasta donde alcanza la menor de ellas. por neutralización recíproca. 820). no por cuenta de otro. 2S) cuando el objeto de ambas prestaciones son cosas de la misma especie y de la misma calidad (art. lo que ocurre cuando ambas deudas se refieren a prestaciones de cosas fungibles entre sí (art. El Código en su art. b) Compensación legal Es la que funciona por virtud de la ley y requiere la reunión de distintos presupuestos que el Código menciona. Es de notar que no se requiere que las cosas debidas sean fungibles en sí mismas consideradas. 819). sino que lo sean entre sí. Este requisito concurre: ls) cuando el objeto debido en ambas obligaciones es una suma de dinero. así como de la alegación por las partes. con prescindencia del monto y caracteres de las obligaciones neutralizadas. le requiere el cobro de $ 50. 818 exige que cada parte invista el carácter recíproco de acreedor y deudor "por derecho propio": es una mención superflua que desaparece en el Anteproyecto de 1954 ya que el único modo por el cual alguien puede quedar obligado es obligándose por derecho propio. 820).- Para que se verifique la compensación es preciso que la cosa debida por una de las partes pueda ser dada en pago de lo que es debido por la otra (art. que resulta de una sentencia cuando el demandado ha opuesto una reconvención que el juez admite. No importa la causa de una y otra obligación. Requisitos de la compensación legal Para que funcione la compensación legal deben reunirse los siguientes requisitos: a) Reciprocidad- Es necesario que ambas obligaciones de que se trata sean recíprocas. que pasamos a estudiar. por imperativo legal.

menos puede tener lugar la compensación. cuando ha sido embargado o dado en prenda en cuyo caso no pudiendo tener lugar el pago en perjuicio del acreedor embargante o del acreedor prendario (conf. 819). 819). no se puede pretender el rechazo de una acción por restitución de un préstamo que se ha recibido. Un crédito no es disponible y por consiguiente no puede ser opuesto en compensación. e) Disponibilidad- Para que se verifique la compensación es necesario que los créditos y las deudas sean expeditos. 32 consisten en cosas inciertas no fungibles de la misma especie si la elección pertenece respectivamente a los dos deudores (art. Una deuda es líquida cuando está definida en su cantidad. Por tanto no se puede oponer en compensación un crédito que no sea líquido para neutralizar la demanda por cobro de una deuda líquida. 822) al pago. 819). alegando que se es acreedor por daños y perjuicios derivados de un acto ilícito cometido por el prestamista: siendo esta última obligación ilíquida no se puede oponer en compensación para bloquear el cobro de la otra deuda líquida. Por ejemplo cuando mediando incapacidad del deudor éste hace el pago de la cosa debida al acreedor: la compensación neutraliza el efecto de la nulidad proveniente de la incapacidad y el acreedor no debe la devolución correspondiente por haber quedado extinguida esa deuda con el propio crédito que tenía a cobrar la cosa pagada. 736). lo cual es un requisito de la compensación legal (conf. Por tanto a diferencia del Derecho Romano. Por ejemplo si A debe a B dos caballos de determinada raza y a su vez B le debe a A cinco caballos de la misma raza: correspondiendo la elección a uno y a otro deudor ambas obligaciones se extinguen quedando subsistente una única obligación referente a la entrega de tres caballos de la raza en cuestión. c) Exigibilidad- Para que funcione la compensación ambas obligaciones tienen que ser exigibles. 820). El embargo o la prenda inmovilizan el crédito en el patrimonio de quien fue embargado o constituyó la prenda y en . art. la compensación legal no funciona: sólo podría actuar una compensación facultativa si la parte a quien favorece el plazo o la condición renunciare a esas modalidades tornando exigible desde ya. de plazo vencido o siendo condicionales que se haya cumplido la condición (art. art. 4Q) cuando ambas obligaciones versan sobre la misma cosa cierta en cuyo caso lo que se le debe a uno de los acreedores puede también él darlo en pago de su propia deuda. d) Liquidez- Para que se verifique la compensación es preciso que ambas deudas sean líquidas (art. Si una de las obligaciones está pendiente de plazo o depende de una condición suspensiva todavía no realizada. a la obligación respectiva. sin que un tercero tenga adquiridos derechos en virtud de los cuales pueda oponerse legítimamente (art. Por ejemplo. no es oponible en compensación el crédito derivado de una obligación natural. Tampoco son exigibles las obligaciones naturales que no subsisten civilmente.

etcétera y desaparece la prescripción que hubiere estado en curso. Se ha entendido que el despojante tenía que empezar por pagar los daños e intereses y si a su vez tenía algún crédito contra el damnificado sólo podía cobrarlo después en juicio separado: Spoliatus ante omnia restituendus. a menos que su propio crédito derivara de la misma causa. art. 818 parte final). 825 no son compensables los créditos por alimentos. 2223). Obligaciones no compensables Entre otros no son susceptibles de compensación: l°) los créditos del Estado por impuestos provenientes de la enajenación de sus bienes. una vez alegada. manteniéndose sólo en cuanto al excedente que hubiere y que esté exento de ese efecto extintivo. Sin embargo es menester entender bien lo que significa esta eficacia de pleno derecho de la compensación. su funcionamiento remonta a la fecha de coexistencia de ambas obligaciones. 4°) según el art. se extinguen los respectivos accesorios como fianzas. Efectos (de la compensación) La compensación produce el efecto extintivo de ambas obligaciones recíprocas hasta donde alcanza la menor. 824): es que la obligación del depositario es una obligación de honor según la concepción tradicional y por tanto él no puede eludir la restitución alegando ser a su vez acreedor del depositante. 2°) la obligación de pagar daños y perjuicios por no poderse restituir la cosa de que el propietario o poseedor legítimo hubiese sido despojado (art. de pleno derecho. o sea. desde que ambas obligaciones comenzaron a coexistir (art. Como consecuencia del efecto extintivo de la compensación. Por otra parte tampoco el juez puede actuar de oficio porque no puede saber si la obligación que aparece como existente no ha sido remitida o ha quedado extinguida con anterioridad por el juego de algún otro modo de extinción de las obligaciones. desde la fecha de la aludida coexistencia de ambas obligaciones cesa el curso de los intereses que pudieren corresponder a alguno de los créditos. o sea del depósito efectuado (conf. De lo contrario no cuadra declarar una compensación que resulta tácitamente renunciada. De ahí la necesidad de que la compensación sea alegada por la parte interesada judicialmente. Es que se considera que el acreedor por alimentos padece extrema necesidad no pudiendo diferirse el pago de la deuda: si el deudor de los alimentos a su vez es acreedor del alimentista tendrá que seguir la suerte de cualquier otro acreedor de la misma persona. art. hipotecas. 374). 824). Los jueces no pueden declararla de oficio y es necesario que sea alegada por la parte que tiene derecho a ella. sin pretender cobrar con preferencia por la vía de la compensación. 3°) tampoco es compensable la obligación de devolver un depósito irregular (art. ya que el crédito por alimentos no es susceptible de embargo (conf. 33 consecuencia no puede salir de ese patrimonio dicho crédito por vía de una compensación. . Empero.

en que sólo puede oponerse la compensación por sus propios créditos. 829). Pero supongamos que el acreedor ha dirigido su acción primero contra el fiador. 1004. debe considerarse suficiente para hacerle producir sus efectos. El deudor solidario puede oponer al acreedor sus propios créditos o los pertenecientes a cualquiera de los codeudores solidarios (art. quien le ha opuesto un crédito personal suyo. 830). Imputación de la compensación Cuando quien alega la compensación tiene varios créditos contra su acreedor se presenta el problema de definir cuál habrá de estimarse extinguido por la compensación. Por lo demás. 34 Casos especiales PLURALIDAD DE ACREEDORES O DEUDORES. se dirige luego contra el deudor principal. si el acreedor. los inmuebles ajenos. De ellos no dispone y no conviene que disponga porque sería insoportable la situación jurídica de los obligados con esta intromisión de un tercero en la administración de sus bienes. cobraría su crédito. todo ello sin pejuicio del derecho de repetición del fiador contra el deudor principal (art. No puede tomar el dinero. inc. 2) el crédito que contra él tenga el deudor principal (art. 830 (Anteproyecto. 3º). éste puede invocar la compensación que el fiador le había opuesto. dejando expedita la acción del acreedor contra el fiador. Cuando los créditos han llegado a ser compensables en distintas fechas. como la compensación se opera ministerio legis. 1236). su crédito quedó extinguido (ver nota 21). no ocurre en las obligaciones simplemente mancomunadas o indivisibles. porque no permitir al fiador oponer en este caso la compensación. solución perfectamente lógica. los ganados. pues desde el momento en que le fue opuesta. CASO DE FIANZA. Y proyectó una disposición precisamente contraria al art. 2029). art. 3º) y por el Anteproyecto de 1954 (art. El fiador puede oponer al acreedor: 1) el crédito que personalmente tenga contra él. visto su fracaso. BIBILONI ha hecho una viva crítica de esta disposición que permite compensar deudas solidarias con lo que el acreedor debe al codeudor solidario. Cuando el acreedor persigue al deudor —dice— y le reclama el pago. siendo seguido por el Proyecto de 1936 (art. el deudor principal no puede invocar como compensable su obligación con la deuda del acreedor al fiador (art. 738. facilitaría una maniobra entre acreedor y deudor principal para perjudicarlo en sus intereses: el deudor principal no pagaría su deuda y. Lo que. 829). queda extinguido el crédito que primeramente reunió los requisitos legales para . que cualquier persona con interés legítimo la oponga. desde luego. debe éste hacerlo con lo que le pertenece. en cambio. Esta última solución se justifica plenamente. inc. En cambio. Admitir compensación con lo ajeno es exactamente como pagar con el bolsillo de otros (ver nota 22).

Cuando los créditos se hubiesen hecho compensables simultáneamente rige el sistema legal relativo a la imputación del pago que se aplica por analogía. 35 producir esa consecuencia. Las sentencias en principio producen un efecto declarativo de los derechos que ellas reconocen y del mismo modo actúan con respecto a la compensación. Según se ha visto la compensación judicial es la que surge de la sentencia que la admite. Cabe señalar como supuestos de compensación automática: a) la compensación de intereses devengados y frutos percibidos hasta el día de la demanda en caso de anulación de un acto anulable que hubiese originado obligaciones correlativas de sumas de dinero y cosas productivas de frutos (art. 1474. es decir desde el momento en que ha quedado trabada la litis que se ha venido a dirimir por el pronunciamiento judicial. desde cuando se producen. c) Compensación Judicial Efectos. . Por lo demás el propio Código admite la renuncia a la facultad de alegar la compensación en la hipótesis del art. cuando el deudor cedido "acepta" la cesión y nada impide que esa solución sea generalizada. lo que deriva del efecto extintivo ipso jure de la compensación. La compensación facultativa produce su efecto extintivo desde el momento en que ella es alegada por la parte que tiene derecho a la misma. 818 y siguientes del Código Civil. Renuncia (a la compensación) La compensación es una facultad que puede ser renunciada por cualquiera de las partes. 1053). con independencia de toda invocación de las partes. d) Compensación facultativa Efectos. Se ha discutido el momento a partir del cual produce efecto esta compensación. Se trata de un derecho instituido en interés individual lo que explica esa posibilidad. e) Compensación automática Noción y casos En algunos casos especiales la compensación tiene lugar por la sola fuerza de la ley sin que concurran los requisitos indicados en los arts. En estos casos las obligaciones recíprocas se extinguen íntegramente aunque las prestaciones no sean homogéneas y a pesar de que sus valores sean distintos. Parece que tratándose de una extinción que opera por medio de una sentencia tiene que proyectar sus efectos desde el momento en que la misma sentencia lo produce. desde cuando se producen.

724 y asimismo en el art. 1383). 863 del Código. Sin embargo la comprensión más difundida es la que ya había expresado el jurisconsulto romano Paulo según la cual la confusión es un medio de exención de la persona afectada por la obligación más que un modo de extinción de la obligación misma. 36 b) la compensación de los frutos de la cosa vendida con los intereses del precio cuando se ejerce el pacto comisorio (art. Esto explica la solución del art. en cuyo caso no se produce confusión porque el crédito no subsiste en la misma masa patrimonial ya que por la aceptación de la herencia con beneficio de inventario no se confunden los dos patrimonios del causante y del heredero. 862 parte final donde expresa que "la confusión extingue la deuda con todos sus accesorios. etcétera. c) la compensación de los gastos hechos por el poseedor de buena fe para la simple conservación de la cosa en buen estado con los frutos percibidos (art. Empero no hay confusión cuando pese a la reunión de esas calidades de acreedor y deudor en la misma persona. con respecto a quien estaba con él ligado por el crédito o la deuda. art. de acreedor y deudor de la misma obligación (conf. 862). sea porque vengan a reunirse en una tercera persona las calidades. Pero basta que desaparezca ese impedimento restableciéndose la calidad de acreedor y de deudor en personas diferentes para que sea factible el ejercicio de los derechos a que la primitiva obligación se refería. En efecto en la confusión se presenta un impedimento para ejercer los derechos a que la obligación se refiere. 867 de nuestro Código sería demostrativo de que la confusión no implica tanto un modo de extinción de la obligación como una situación de hecho impeditiva del ejercicio de los derechos del acreedor. cuando el deudor o acreedor acepta la herencia con beneficio de inventario. Ello puede ocurrir sea porque tenga lugar una sucesión o transmisión del crédito o de la deuda a la persona del deudor o del acreedor. A esa concepción parece atenerse el codificador cuando menciona la confusión entre los modos de extinción enunciados en el art. . 2) CONFUSION Concepto La confusión se presenta cuando se reúnen en una misma persona la calidad de acreedor y deudor de la misma obligación. Esto que está también contemplado por el art. que se le han transmitido. Naturaleza Según la concepción tradicional la confusión es un modo de extinción de la obligación. no corresponden el crédito y la deuda a la misma masa patrimonial: así. 2430). por ejemplo. porque nadie puede exigirse a sí mismo el cumplimiento de la deuda.

art. Especies Según que la reunión de ambas calidades contrapuestas del acreedor y deudor en una persona se refiera a la totalidad o a una parte de la obligación. art. tratándose de obligaciones indivisibles. 862. Por esa razón no juega la confusión cuando el heredero acepta la herencia con beneficio de inventario. sólo habrá confusión parcial. para que funcione la confusión es menester que la reunión en la misma persona de las calidades de acreedor y deudof de la obligación tenga lugar por derecho propio. Causas (determinantes de confusión) El desplazamiento de la calidad de acreedor o de deudor. así se producirá la confusión si el acreedor recibe en esa masa de bienes la deuda del deudor fallecido. puede tener lugar en razón de una sucesión universal. art. 37 Requisitos Para que sobrevenga la confusión tienen que concurrir los siguientes requisitos: a) tiene que tratarse de una obligación única. b) Él crédito y el débito aludidos tienen que corresponder a la misma masa patrimonial no bastando que se reúnan esas calidades en la misma persona si recaen en patrimonios distintos. Así cuando el acreedor no fuese heredero único del deudor.863). (conf. 864). 862). que se refiere a la sucesión universal o a cualquier otra causa). c) Finalmente. 3263. su efecto será el mismo: producir la extinción de la obligación con todos sus accesorios (art. art. o el deudor no fuese heredero único del acreedor. que produce la confusión. o bien "cuando una tercera persona sea heredera del acreedor y deudor" (conf. en cuya hipótesis se mantienen separados los patrimonios del causante y del heredero (conf. o si el deudor recibe el crédito del acreedor fallecido. Cabe señalar que no juega la confusión parcial. la confusión será total o parcial. en proporción a la respectiva cuota hereditaria. parte final). o de una sucesión singular (conf. pero la obligación subsiste intacta con relación a los demás . Y si se produce la conjunción recíproca de las calidades de acreedor y deudor de ambas obligaciones en las personas interesadas ello da lugar a la compensación y no a la confusión. Por ello no se presenta confusión alguna si el representante de una persona resulta acreedor o deudor de su representado. En tal supuesto la confusión es total con respecto a la persona afectada por ella. Hay sucesión singular cuando se transmite un objeto particular que sale de los bienes de otra persona (art. Si se trata de dos obligaciones el hecho de que se reúna en una persona la calidad de acreedor y de deudor en una de ellas no produce la extinción por confusión de la otra. Cualquiera sea la causa determinante de la confusión. así se producirá la confusión por esta vía si el deudor se convierte en cesionario del crédito que tenía su acreedor. 862 parte final). Hay sucesión universal cuando alguien recibe la totalidad o una parte alícuota del patrimonio de otro.

Ello condujo a los redactores del Anteproyecto de 1954 a ubicar este instituto en la Parte General del Código proyectado. El Código no contempla el caso de que se acumulen en la misma persona las calidades de deudor y fiador. pero en cambio la confusión del acreedor con el fiador no extingue la obligación del deudor principal. 38 coacreedores o codeudores. el usufructo. Todas esas situaciones demuestran que el fenómeno de la confusión no es propio del derecho de las obligaciones sino que también se proyecta en otros sectores del derecho civil. y que no experimentan impedimento alguno para su cumplimiento. 865 establece que la confusión entre el acreedor y el deudor principal extingue la obligación accesoria del fiador. ajenos al hecho de la confusión. 525). distintos. 867). y a todos los accesorios de la obligación" (art. 2746). a) En materia de fianza el art. en cuyo caso "las partes interesadas serán restituidas a los derechos temporalmente extinguidos. Es una solución reiterativa que no había necesidad de apuntar porque ella resultaba evidentemente de la aplicación del principio de accesoriedad (conf. Pero ese efecto puede quedar desvanecido si la confusión viniese a cesar por un acontecimiento posterior que restableciera la separación de las calidades de acreedor y deudor reunidas en la misma persona. Derechos pasibles de confusión No solamente las obligaciones son susceptibles de paralizarse por la confusión. Es lo que demuestra que no se trata de un modo extintivo de la obligación sino de una paralización de los derechos del acreedor mientras no pueda hacerse valer una relación jurídica que presupone un vínculo entre dos sujetos de derecho. art. También los derechos reales resultantes de la desmembración del dominio pueden quedar extinguidos por la consolidación de ellos en una misma persona: así la hipoteca puede desaparecer si el acreedor hipotecario se convierte en propietario del inmueble hipotecado e igualmente sobreviene esa consolidación de derechos desmembrados con motivo de la prenda. arts. CASOS PARTICULARES. También puede sobrevenir la confusión cuando se mezclan dos cosas distintas de manera de impedir su ulterior separación (conf. la fianza se extingue de hecho (porque nadie puede ser fiador de sí . el uso y la habitación.- Aunque innecesariamente porque bastaban los principios generales para decidir la solución apropiada. Efectos Según el Código Civil la confusión determina la extinción de la obligación con todos sus accesorios (art. 2599 y 2600). art. el Código ha reiterado ciertas disposiciones particulares en lo concerniente a la confusión. e igualmente con respecto a dos inmuebles cuyo deslinde se ha desvanecido (conf. Nosotros pensamos que en ese supuesto. 862). FUNCIONAMIENTO DEL EFECTO IMPEDITIVO DE LA CONFUSIÓN. las servidumbres.

que es apenas un obstáculo para el ejercicio de la acción del acreedor. d) Cuando el acreedor hipotecario adquiere el inmueble hipotecado. 866). de los derechos que le confiera la fianza como por ejemplo. opera en contra del embargante o del acreedor prendario (conf. las garantías reales o personales que hubiera concedido el fiador (conf. mal podría pensarse que su derecho pudiese resultar frustrado por la confusión. la confusión sólo se produce en la medida de la respectiva porción hereditaria. medio extintivo por excelencia. art. si ni siquiera el pago. Aunque a diferencia del Código italiano. 864. art. Esta situación difiere de la que se presenta cuando el mismo acreedor hipotecario compra el inmueble en remate judicial con citación de los acreedores que tuviesen constituidas hipotecas sobre el inmueble (art. o cuando un tercero no fuese heredero único de ambos.parte estatuye que cuando el acreedor no fuere heredero único del deudor o el deudor no fuese heredero único del acreedor. Por ello el acreedor podrá prevalerse. 3198). 866). Cabe señalar que. c) En materia de solidaridad la confusión entre el acreedor solidario y uno de los deudores solidarios sólo extingue la obligación con respecto al deudor afectado: en cuanto a los demás deudores solidarios aquella confusión sólo implica una extinción parcial de la obligación porque seguirán siendo deudores aunque con deducción de la parte que correspondía al deudor afectado por la confusión (conf. el nuestro no contempla la cuestión. pero no para la efectivización del embargo o de la prenda. INOPONIBILIDAD DE LA CONFUSIÓN A LOS EMBARGANTES DEL CRÉDITO. 736). hipótesis en la cual la hipoteca no se extingue por confusión sino por realización de la garantía y traslado del gravamen al precio de venta. la hipoteca se extingue por confusión o consolidación (conf. pensamos que la confusión no puede operar en perjuicio de los embargantes o titulares de un derecho de prenda. si le interesa. 2. art. . Aunque el Código sólo contemple la confusión que provenga de la pluralidad de herederos corresponde extender la regla a todos los supuestos de obligaciones divisibles. b) En lo que se refiere al caso de pluralidad de acreedores o deudores el art. Igualmente la confusión que se produjere entre uno de los acreedores solidarios y el deudor sólo extingue el crédito del acreedor afectado por la confusión subsistiendo los créditos de los demás acreedores solidarios aunque con deducción de la parte que correspondía al acreedor afectado por la confusión (igualmente art. 3196).- Una limitación del efecto extintivo de la confusión se presenta con respecto a los embargantes del respectivo crédito o a quienes tuvieren constituido un derecho de prenda sobre el mismo. 2048). Algo semejante ocurre en materia de obligaciones indivisibles. art. 39 mismo) pero no de derecho.

es lógico que desaparezca el efecto peculiar de la confusión. es que el cese de la confusión sólo puede resultar de un acto jurídico. que también por hechos legítimos o actos válidos ha dejado de subsistir por la confusión No obstante ello si ulteriormente se separan las calidades contrapuestas de sujeto activo y pasivo en virtud de un acto jurídico válido. Por ejemplo se da esta situación en virtud de la partición de la herencia que adjudica el crédito del causante contra un heredero a otro heredero. a causa de ello. 888). 953 y 1195. En tal supuesto "las partes interesadas serán restituidas a los derechos temporalmente extinguidos y a todos los accesorios de la obligación (conf. Así si se ha producido la confusión con respecto a una obligación afianzada y por un acto jurídico se pretende separar las calidades de acreedor o deudor. El cese de la confusión no es eficaz con respecto a terceros que pudieran. 3980). Por tanto. infine). 724. No se trata aquí de un supuesto de nulidad. Ia parte). debe hacer "valer sus derechos en el término de tres meses" (conf. art. luego de cesada la confusión. Tiene lugar cuando la prestación que forma la materia de la obligación viene a ser física o legalmente imposible sin culpa del deudor (art. En tal caso la confusión causada por la sucesión universal desaparece. o que pone a cargo de un heredero la deuda del causante contra otro heredero. INOPONIBILIDAD DEL CESE DE LA CONFUSIÓN A LOS TERCEROS. arts. cesa la confusión: es lo que ocurre cuando un acto jurídico válido restablece la separación de las calidades de acreedor o deudor reunidas en la misma persona. cuyo contenido u objeto no puede perjudicar los derechos de un tercero (conf. Suspensión de la prescripción Mientras dura la confusión la prescripción se suspende porque se presenta "una imposibilidad de hecho" para el ejercicio de la acción por el acreedor que no puede demandarse a sí mismo. 3) IMPOSIBILIDAD DE PAGO Concepto La imposibilidad de pago es el último modo de extinción de obligaciones que menciona el art. el cese de la confusión no altera la situación del fiador que había quedado liberado por la extinción de la fianza producida por la confusión (conf. 865. art. . Por el contrario. 40 Cesación de la confusión Cuando el obstáculo que impedía el ejercicio de la acción desaparece. la hipótesis que se contempla es la de una obligación válida. el acreedor que quiera eximirse de la prescripción que hubiera podido cumplirse. art. 867). sufrir una lesión en sus derechos.

Esta amplitud es la que corresponde aun cuando no cabía dudar de la extensión del concepto ante lo dispuesto por el art. ésta no habría podido originarse por falta de objeto. en cambio. 41 El principio expuesto es reiterativo de varias disposiciones de las obligaciones de dar. por cuyo motivo lo omiten con referencia al pago los proyectos de reforma orgánica del Código Civil. c) Finalmente para que se produzca la disolución de la obligación el deudor no debe ser responsable del caso fortuito. La imposibilidad debe entenderse en un sentido absoluto que no depende de las condiciones del deudor sino que objetivamente ha de referirse a cualquier persona que se encontrara en la situación de encarar el cumplimiento debido. La imposibilidad puede ser física o legal: hay imposibilidad física cuando la ejecución de la prestación debida se ha hecho materialmente imposible. b) El segundo requisito de la imposibilidad de pago ha de ser la ausencia de culpa por parte del deudor para llegar a esa situación. referentes a la imposibilidad del pago. se refiere en el art. o también si se produce la expropiación del inmueble que le impide a su vendedor cumplir la obligación de dar una cosa cierta para transferir el dominio de ella. de hacer o de no hacer. 888 a cualquier clase de prestación que resulte legal o físicamente imposible sin culpa del deudor. Es de notar que la imposibilidad ha de ser sobreviniente pues si fuera contemporánea a la constitución de la obligación. de hacer o de no hacer. Método del código El Código civil francés no trata de la imposibilidad de pago con relación a cualquier clase de obligaciones sino sólo con respecto a las obligaciones de dar cosas ciertas. Si él fuera culpable no se produciría la extinción de la obligación sino su transformación en la obligación de satisfacer daños y perjuicios. Así pues no se presentaría esta causal de . por ejemplo si la cosa debida se ha destruido o si ella ha sido robada. por ejemplo si se ha convenido la construcción de un edificio de cierta altura y una ordenanza municipal prohibe luego la elevación de los edificios a la altura estipulada. se trate de obligaciones de dar. Requisitos Para que resulte configurada la imposibilidad de pago deben reunirse los siguientes requisitos: a) Que el cumplimiento de la obligación se haya tornado imposible. 513 relativo al caso fortuito que en verdad hubiese podido evitar la reiteración de normas en este título. Vélez Sarsfield. la imposibilidad es legal cuando el ordenamiento jurídico impide que la ejecución pueda practicarse. Sin embargo la doctrina entiende que la regla legal relativa a la pérdida de la cosa debida debe ser extendida a todos los casos en que es imposible cumplir el objeto de la obligación: imposibillia nulla obligatio.

895 según el cual en los casos en que la obligación se extingue por imposibilidad de pago. se convierte en la de pagar daños e intereses". o si éste se hubiese hecho responsable de los casos fortuitos o de fuerza mayor. "si la prestación se hace imposible por culpa del deudor. hubiese igualmente perecido en poder del acreedor" (art. En tal caso según el art. la obligación primitiva. Todavía si pese a su mora el obligado considera que no es responsable. sea de dar o de hacer. desaparecen igualmente por la disolución del contrato que se ha operado por la imposibilidad de pago de alguna de las obligaciones que de dicho contrato habían nacido. Es lo que hace ver el art. 892). Transformación de la obligación en daños y perjuicios Hasta ahora se ha contemplado una imposibilidad de cumplimiento acontecida sin culpa del deudor. o sea por haberse constituido en mora. Si el acreedor considera que subsiste la responsabilidad del deudor deberá a su vez acreditar el presupuesto de hecho de alguna de las excepciones del art. 513 mantiene la responsabilidad del deudor por los casos fortuitos que ocurren por su culpa o luego de haber él sido constituido en mora. . 513. Prueba Al deudor le compete probar el hecho impeditivo del cumplimiento de la obligación. debe probar que "la cosa que está en la imposibilidad de entregar a consecuencia de un caso fortuito. Es que la imposibilidad de cumplimiento por parte del deudor repercute sobre el contrato mismo que había originado la obligación. Efecto (extintivo peculiar) La imposibilidad de pago más que un modo de extinción de la obligación es un supuesto de su disolución. sea en virtud de una cláusula que lo cargue con los peligros que por ellos vengan. 42 disolución de la obligación en los casos en que el art. se extingue no sólo para el deudor sino también para el acreedor a quien el deudor debe devolver todo lo que hubiese recibido por motivo de la obligación extinguida. Empero muy distinto es el régimen que corresponde aplicar cuando tal imposibilidad sobreviene por la culpa del deudor. De ahí que todas las otras obligaciones que reconocieran en el mismo contrato su causa. 889.