La etnografía como metodología crítica en las Ciencias Sociales

La ciencias sociales tratan el estudio los distintos aspectos de grupos sociales de la misma
manera que se hace con las ciencias, siendo así, estudia el porqué del comportamiento
individual y grupal considerando sus manifestaciones materiales e inmateriales con el fin
de descubrir que determina la vida social.

La etnografía fomenta el interés en la investigación social a través del reconocimiento y la
aplicación de la metodología etnográfica que se realiza por medio de elementos
conceptuales, teóricos, y metodológicos. Lo cual estimula la comprensión de la realidad del
mundo social que se conforma por cada uno de los individuos implicados, por medio de la
investigación etnográfica se permite el análisis de problemáticas sociales específicas y se
desarrolla la capacidad de transformar los contextos generales de la comunidad con el fin
de mejorar la calidad de vida y además fortalecer el ámbito cultural.

La etnografía como metodología crítica en las Ciencias Sociales adquiere una importancia
apreciable en la reconstrucción de los contextos culturales con la aplicación de estrategias
que permitan indagar e intervenir en las realidades de las comunidades como herramienta
de la metodología critica que utiliza la etnografía en el contexto educativo, entiéndase
entonces, la etnoeducación como metodología investigativa que exige reconsiderar la idea
que se ha implementado por años sobre la educación en espacios cerrados, liberar a las
comunidades de los modelos educativos concebidos tradicionalmente y así construir nuevos
espacios educativos que den paso a idealizar diferentes proyectos que permitan la
restauración cultural.

La etnografía por medio de la metodología de la etnoeducación pretende impartir una
educación comprometida con la cultura y todo lo que esta abarque fundamentándose en la
investigación que le permita recoger datos necesarios para contrastar y validar información
de los actores implicados en el contexto socio cultural y los interés particulares de la
investigación, esto para promover el compromiso social en las comunidades para recuperar
y fortalecer las culturas propias, grupos étnicos y los contextos socioculturales.

El trabajo de campo en las ciencias sociales facilita la explicación y comprensión de los
hechos y los términos que caracterizan a los actores sociales implicados, para no dar cabida
a mal interpretaciones y/o a obstáculos al conocimiento, exhibiendo una lógica propia que
adquirió su identidad para la obtención de información. Este trabajo de campo etnográfico
consiente la confiabilidad de los datos obtenidos.

Las competencias e instrumentos que plantea el método etnográfico como herramienta
fundamental en la investigación critica para la debida intervención en los fenómenos
educativos (etnoeducación) que como metodología de la investigación adquiere una
importancia relevante permitiendo la intervención para la recuperación y fortalecimiento de
los procesos culturales y además trabajar en enfoques particulares de las ciencias sociales
desde la investigación cualitativa fijándose en la dimensión cultural del fenómeno social.

La metodología etnográfica se caracteriza por la necesidad de explorar las particularidades
de los fenómenos sociales que pretende investigar, su enfoque es cultural y todo aquello
que se relacione con la vida privada de la comunidad y la diversidad que ofrece una vida
social.

Los resultados etnográficos consiguen un acercamiento cualitativo intrínsecamente
diferente al de otras ciencias sociales, que busca identificar los distintos factores que
inciden en un fenómeno social, identificar el contexto global, conceptualización de lo social
frente a lo social, explorar y describir el fenómeno social desde muy cerca que admita
comprenderlo de manera que permita conocerlo desde la realidad a través de lo que los
distinto actores implicados en ella tienen para decir. El enfoque etnográfico relieva en el
análisis una dimensión temporal ligada con lo actual cotidiano.