Enfoques etnohistóricos en la

aculturación y sincretismo en las
asociaciones indígenas.

Enzo Segre Malagoli”

E tnohistoria, según la definición de Carlos Martínez
Marín, es el estudio diacrónico y sincrónico d e la
sociedad para conocer la estructura de la misma y su
desarrollo histórico.’
Martínez Marín y sus alumnos, han influido y deter-
minado buena parte d e la etnohistoria mexicana contem-
poránea. Sin embargo, sería equivocado considerar como
fecha de nacimiento de la etnohistoria sus institucionali-
zación eri la ENAH y e n ei INAH. Piénsese en Gamio,
Kirchhoff, Carrasco, Jiménez Moreno, etcétera. El he-
cho es que cuando se habla d e etnohistoria emergen
varios problemas. Podemos considerar como etnohistó-
ricos, muchos trabajos precedentes que no usan explíci-
tamente esta etiqueta y, por otra parte, podemos discutir,
según la definición que aceptamos de etnohistoria, si
algunos estudios que reivindican esta calidad la cumplen
realmente.
Un tema como Enfoquesetnohistóncos, en ia acuitu-
racióny sincretismo en las sociedades indígenas puede ser
enfrentado por lo menos en dos modos: a través de la
enumeración crítica d e los principales estudios, o tam-
IZTAPALAPA 39 bién con algunas refelxiones sugerentes sobre cómo di-
DE 1996 rigir los estudios en este campo. De todos modos, cual-
pp 59-68 quier paso sucesivo debe ser precedido por unas
* t , gDepanamento
P r o f e s ~ , ~ - , n ” ~ ~ dcl ~d~~ de Antropología de la
UAM.lztapalapa

donde la cumentos escritos. se ca. se trata d e técnicas y mctodo. o a la anlro- rnenlalidades y d e lavidacotidiana: des pología austriaca d e autores como d e historia de los acontecimientos irre. La etnología rastro del pasado es fuente del qucha- diacrónica goza de autonomía frente a wr histórico. cultural. especialmente considc. consideraciones generales alrededor acontecimientos únicos. rcformuian y calibran recíprocamente. En mi a ser protagonistas activos de la histo- opinión. nccc- logías. sariamente han devenido digna materia dad y que entran plenamente en la de historia. buena paz de los que distinguen dema- ra d e la historia.’que la ctnohis. sino al fin cualquier inscriben varios autores. con ctnohist«ria es profundamente deudo. verdaderos sujetos históricos. de las repeticioncs. la antropología tuvo ria de los acontecimientos dinásticos. da con e l particularismo histórico cial. Schmidt y Graehner. inves. Muchos autores consideran quc la tigución ernográfica en el campo y las ctnohistoria d e hecho se ocupa de hct-ramientas teórico metodológicas. de etnohistoria. dc sus iransformacio. como disciplina. mientras la El mismo presente es historia. momento e n que masas subalternas y toria no sea una disciplina autónoma de sociedades colonizadas han empezado la antropologíd y d e kd etnología. Desde el nea con R. muchas escuelas de inspiración históri- políticos. Basta recordar Franz Boas y su deu- iransforma en historia económica s«. ria. @’a y aculturación:como se sabe. la historia. siado rígidamente el enfoque sincróni- lies y ampliaciones. pero también de la etnohistoria. d e las creencias y de las alemán de Wilhem Dilthey. Pero en este caso más que antropología. cn la historia lo ha impuesto. co del diacrónico. hkstona. Me refiero a la historia que d e histo. aquellas sociedades y de aquellas capas son estrictamente interdependientes. Como sc sabe. la asídicha escuc- petihles a historia etiológica de los la de los Kultur-Kreis. Carmack. diplomáticos y militares. sc cuidado: la irrupción de las masas subal-. mc parece que se trata rando que cada ciencia tiene diferentes de una ampliación de la autoconciencia historias y escuelas que la mmponen. de la misma historia. sus técnicas cionales fuentes del hacer histórico: no y metodologías la colocan un poco más s6io ia historia oral se agrega a ios do- allá de la etnología diacrónica. a quien correspon- Al mismo tiempo que la etnohistoria de también una ampliación de las tradi- cs parte d e la antropología. . antropolo. ternas y de las sociedades colonizadas Digamos pronto quc y o creo. cn li. que sólo e n parte son una nove. y clases sociales que la historia ha des- durante todo el tiempo del trabajo.

con palabras de Thumwald. pro. un enfoque histórico en la investigación recogió favorablemente las ideas de antropológica. Estos estudios partían de la conside- dición que anticipa la hermenéutica. funda y concreta. estaban naciendo. dos con la modernización: es decir el ald d. desde decenios se ha desarrollado La revista American Anthropologist. Los estudios“aculturativos”. que caracterizaba este Redfield. abundar en la discusión entera. L o s antropólogos reivindi- dedicada a China a otra dedicada a Persia._ 61 A través de Croce y Gramsci. había unifica- piénsese enLa terradelrimorso. siguiendo una tradición que remonta a justo por esto. tra. no exis- nesto de Martino criticó al naturalismo tían más las sociedades indígenas antihistoricista de la antropología y dio supuestamente “puras e incontamina- origen a una investigación histórica an.. das” objeto de la investigación antropo- tropológica cuidadosa de los items cultu. Mundo. entre culturas con análogos niveles tec- en unmuseo de antropología. de una sala nológicos. Desde siglos el rales en sus permanencias y cambios expansionismo occidental. Er. desde tiempo. it is Se abrió un debate donde los socio- process”conestafraseempiezae1primer lógos pretendían para sí.en Mo>tt* do al mundo y lo había hecho intercomu- e pianto rituale. en su nicante. contacto entre sociedades diferentes te- En la misma escuela funcionalista bn .Thum. cista. campo de estudio completo. las ciencias sociales deben llegar a ser Interesa aquí hacer algunas observacio- historia. caron y obtuvieron para su disciplina el descuidando la dinámica histórica. lógica en el campo. en Sud e magia. relaciones entre Occidente y Tercer ba los préstamos y las adopciones cultura. y bre el tema que se llevó a cabo en 1934. Los procesos derivados del obra póstuma dedicada a los Apocalipsis.^ contacto entre sociedades con diferen- Thumwald tomó pronto las distancias tes niveles de tecnología. Enfoques etnohistóricos en la aculturación y sincretismo en las . un les competía el estudio de los contactos objetoquepasabadeunmostradoraotro. Lorenzo Valla y Giambattista Vico. observó Evans Pritchard en sus nes inherentes a nuestro objeto. a los antropólogos les como. pero cultural. sin clases transmitidas por la BBC en 1952. centros de la investigación antropológica. los estudios de artículo aparecido en 1932 en American aculturación en cierto modo relaciona- Anthropologkt y firmado por R. Linton y Herskovits fue- evento transformándolo en un proceso ron encargados de redactar un memo- . una vez rígidamente antihistori. En práctica las del “difusionismo”: mientras éste estudia. La historia debe hacerse Thurnwald y organizó un congreso so- antropología social si quiere sobrevivir. nían por ende que devenir uno de los tánica. En cambio. ración de que ya. “Acculturation is not an event.

no sólo la historia y la ria del funcionalismo británico. gía e historia encontraba en el estudio del Si la Gmn Depmión y el New Deal. The Dynamics of Cultwe distingue entre los posibies y diferentes ’ Change. especialmente estructural da y enfatizada. E n él destaca quc antropología aplicada. brazo del cambio la interdisciplinariedad entre antropolo- sociocultural programado y dirigido. llevará a una nueva antropolo- sociocultural. especialmente en aspecto fundamental de la etnohistoria es Asia y en Afnca.conbucuhrución. blemática social. la antropología sincrónica. diferentes procesos que pueden seguir: En Francia la toma de conciencia del decultumción. con lógica escolástica. EFte memorándum teórica de Evan Pntchard.sincrelwr nexoentre la antropología ycolonialismo mo. son 10se s t ú n h exter. wntacto entre sociedades diferentes una hacen de trasfondo para el surgimiento posible y probable realización. de autores como R Bastide. plinaria negada a la historia tradicional y a tados Unidos. la linguística y la arqueología en to Conquest una línea de investigación su varias especialidades.usirmlacwn. los Ca. En 1Y36. entre berry. y. alosestudiosaculturativosenÁfri- los muchos casos tomados en examen. En él. por ejemplo. gía “dinámica” teorizada por G. inkrdisci- de los estudios de aculturución en los Es. se timo trabajo. publicado póstumo por Ph.junto al desa- De hecho losprocesosdeucuifurucwn rrollo de la filosofía existencialista sartna- vienen “subsumidos” como un punto na con s u concepto de hombre en central de la teoría general del cambio situación. Baian- Por su misma íntima naturaleLa los dier* y dedicada a la aculturación y a la cstudios aculturativos no pueden. eximirse del enfoque histórico e Esta relación tan íntima entre e n f q u e implican una critica radical al enfoque histórico y aculiuraL%n ha sido reconoci- sincrónico. constituye el incunable sobre la ucultu.h2 Enzo Segre Malagoli rándum4 sobre las esardios acuhrutivos antropológica abierta a la historia que para ponerlo a consideración de una llevará aMax Gluckmann6yalarevisión Asamblea sucesiva. Ka- tipos de contactos entre culturas. El mimo Malinomki dedicará su ú1- ración. . En efecto un mos anticolonialistas. antropología sino también. por modernización en África. Dupront? que justo en los primeros años No es por azar que los estudios de de la década de los sesenta dedicó un largo uculhmción hayan ido paralelos con la ensayo a la aculturación. por un histo- funcionalista. el de ser un punto de encuentro entre nos para la sensibilización hacia la histo. los nacientes nacionalis. A.incapazdeentender iapro. varias disciplinas. riador de la escuela de los h a l e s . ende. para citar dos Mónica Hunte? inaugura con Reucfwn de ellas.etcétera.

Olas históricas sucesivas que han mentaciones coloniales. mundial. sus orígenes. Enfoques etnohktóricos en la iiculturación y sincrethmo en las .laconquista yelsigloxvi. factorio. nacionalismo materializado en una re- Emerge en los años sesenta la concien. E l desarrollo de la etnohistoria en surgida como reacción a teorías gene.. México. cuando trata de los factores court.. una de las diná. Creo que se gía tiene una presencia en cierto modo puede suscribir lo que ha dicho Monja- inseparable de la antropología tout rás Ruíz. dejado sedimentaciones que actúan vi- ramnes este acercamiento no se ha real-. que se cia de que “el hecho social total”. la independencia y el ria. Por varia!. el interés de lograr dicho acerca- de una pluralidad de enfoque que sólo miento estribará en el deseo de analizar podía venir de la colaboración interdis. hay que recordar impone un enfoque histórico para de- que la economía del trabajo científico ha sentrañar y entender su complejidad y impuesto esta división del quehacer an. mo están presentes en todas las culturas dades del historiador. la revolución y la nación los antropólogos de campo con los es-. de la investigación antropológica frente E n un cierto sentido la exigencia de a la misma historia del país: el pasado interdisciplinanedad. tropológico. otros. siendo muy difícil que una Procesos de aculturación y sincretis- sola persona pueda reunir en sílas cali. bios producidos por el contacto”. investigador de campo..S. Para cesitaba. Sin embargo. 63 Si bien el historicismo en antropolo. descubierta herencia indígena. crónicas y docu-. gico de la nueva sociedad mestiza. los procesos de aculturación y de cam- ciplinaria. para entender su complejidad. lismo étnico y cultural de México. la época colonial..lo cializaciones en las ciencias sociales. aun si evidente- necesidad de un nuevo humanismo jus. sociales y políticos que han estado a la jor humus para s u propio desarrollo en espalda de la investigación antropológi- los anos en los que se perciben los lími. no es resultado de modas ex- rales apresuradas.)el centro de atención fue el encerradas en sus campos específicos. ca en México: “Para unos (antropólo- tes de las ciencias sociales demasiado gos. E l plura- zado aún de modo completamente satis. ne. del filólogo y del y civilizaciones. pecialistas de códices. para utilizaría como punto de apoyo ideoló- usar la expresión de Marcel Mauss. A l a atomización de las espe. contribuyó a acercar en México a liberalismo. m e n t e s e trata d e un f e n ó m e n o tamente dirigido para abarcar la totali. nace de las condiciones reales dad del hombre en sociedad. se respondía con la tranjeras importadas. la etnohistoria encuentra el me. E. prehispánico. posrevolucionaria.sin embargo pueden va- . micas que ha conducido a la etnohisto-. gorosamente en el presente.

’~ Muchos estudios etnohistóricos de autores mexicanos y extranjeros. Reifler Bricker. culturales. etcéte- r a . I:ot(i Ricardo dices y cronistas.Xochimilco. In Middle America -escribió “ Beais-” the processes of acculturation antedate contact with european cultu- rc”. linguísticos. ‘I‘laxialternalco. sucesivamente han María Carihay. The accumulation scholarship of thc past two decades now makes it pos- hihie to identify and to explain regional differences in the Indian response to Spanish colonial p~iicies”. un pais donde estos procesos se han dado en un grado difícilmente superable en otras ríreas. en línea con Carmack. Es posible seguir rutas. Procesos que han sido descuidados ii pesar d e que dejaron rastros arqueo- lógicos. e n cuentos y mitos.F. han sido dedicados en una primera etapa a C o n c h e r u s en el h a r r i u d c S a n L u i s . se registró un cambio profundo en los estudios d e etnohisto- ria: “In the meantime a growing interest in ‘documentary ethnology’ among anthropologists and in ’social history’ among historians has shifted the emp- hasis to ethnohistorical research from rhe Late Postclassic to the Colonial pe- riod. Se puede considerar a México. las ediciones críticas de las fuentes. Siguiendo la opinión de V. có. . y p r e s e n t e s t a m b i é n e n las tradiciones orales. Nichoi- son’2 y Spores.trl Enzo Segre Malugoli riar en intensidad y en amplitud. D. que trazan las relaciones entre el área mesoameri- cana y las áreas de las culturas califor- nianas y de oasis y aridoamérica.

’3 del Cuzco prehispánico. tiene que dar mayor importancia a otra cas estériles. la historia a métodos y técnicas nuevas. y Según ella se necesitan unas cantidades atrás del trabajo interdisciplinano se en. Buena partedelaetnohistoriaenMé- nismo.. Esta obser- de recoger el pasado: el mito. como le ha pasado a las ‘models’ from one time or one culture tcl clases subalternas europeas. la historia es amplia. en que la etnohistoria es parte del huma. que se reduccionismo y de ortodoxias acadérn. Spores. mente la historia de sociedades y grupos nes de materiales del periodo colonial. Zuide- que arrastraron a diversos movimientos ha desarrollado una investigación colectivos y. el mensaje mesiánico. produce professionally acceptable eth. co rellenen los vacíos del pasado y corri- nismo. recurrió a la . siempre más comprensivo de otros jan los errores de visiones genéricas y modos de ser en el mundo. Para resolver la difícil inter- obras históricas ue se proponen recons. tand ding".. que su- producidas por los cronistas e hstoriado. este libro también trata de las historia da sentido al presente y el pre- múltiples formas popularesy tradicionales sente da sentido a la historia. sino de la investigación de cam- ?J6 bolos. Yo creo. braye la integración entre investigación res como única expresión de la memoria de campo e investigación histórica. la leyenda. hasíy assumptions of prehis. que los estudios etnohistóricos deben. como los sujetos históricos que se con- nohisto ry. que poco a po- cuentra la necesidad de un nuevo huma. impo- toric-historical cultural continuity or the niendo hacer historia con las fuentes de application of incompletely understood que disponen.Reifler Bricker y otros consideran t o expand knowledge and under. historia. Es necesario hacer unas observacio- lonial.. 65 estado dirigidos a la documentación co. hanentradoen lahistoria.'^ después de la época Colonial dedicarse a En realidad atrás de la ampliación de la época sucesiva a la Independencia. asupesar. de microinvestigaciones. en lugar de tomar a las obras interpretación de la etnohistoria. another can serve to impede rather than V. estáconstituida por estudios prehis- sociocultural de México: “Huyendo del pánicos y coloniales. pretación de los datos arqueológicos truu el pasado”. quistan un espacio dentro de ella.. En la medida reductivas. vación no nace de la filosofía de la el ritual. desde luego. Enfoques etiiohistóticos en la aculturacióny sincrehsmo en las . las utopías de la investigación histórica.which scholars could utilize to En este sentido. las crónicas y las ejemplar. nes: la etnohistoria no puede ser sola- El trabajo de publicaciones ydiscusio. sociales que la historia ha descuidado y han producido “a critical mass -escribe que. se alimenta del pluralismo étnicn y xico. La histórica. el prodigioso lenguaje de los sím.

Escobar.eUi!opiano di Guatemala hasta Las la independencia. desde el prehispániu) hasta el presente. sino tambitn cn el dos con el hamo y el linaje. r e p r e s e n t e e n realidad la quista y del expansionismo español. India. Lafaye. tanto e n el sentido de ciedades indígenas de México elabora- historia con categoríasantropológicascii. ha seguido crono- permite identificar aquellos elemenim. sus En cierto modo.proccde primc- Pienso que la integración entre inves. B r a ~ d e l .publicado en ci Hundbmk of cación. turacwn y . después de la época colonial l a atencih res trabajos: desde Casta e millenansmv de l a etnohistoria . NacWn y Comuni- enfrenté los temas d e aculturación y del dad en el México del sigo xzx sincretismo. Baudot. ’de ~ larga las culturas que han habitado en Mxico. socio-institucionales”derivados de la con- p. Muidle Ametican Indians. lógicamente en su proceder las Cpocas de para decirlo u m F. hg&t¡camente emparcntados n o s6lo e n GI campo cultural. Una cuestión de la acultumciún y del sincreli~. y su- interpretación más genuina. en la antología de lo sagrado y de lo profuno. la ctnohistoria de lar elementos constitutivos. 1110 d e integración entre investigación de 1. reportar las Sin embargo el enfoque ctnohistónco. chos otros. que sea útil para los problemas cnel terrenode lareligióny de la literatura d e la etnohistoria rckaci«nados con l a oral. especialmentereligiosos. campo d e las institucioncs político so- Estos datos etnográficos proyectados ciales. sobre el indescifrable mapa urbanísliu) de Beak en su ensayo dedicado a la acul- Cuzco. y tradiciones orales. N o acaso V. dos por Beak sohrc e1 esquema de O. Es lo que busqué hacer en mis anterio. por ejemplo.:iFargc (procedimiento que utilicé yri . especialmente mito y cuento. sino sobre todo fuentes documentales. puede dar resultados actuales. problemática seguida por aulorcs uimo mv en las sociedades indígenas. Grusimki y mu- hecho permite entender no sólo I<s oríge. uisa que se ha cmpeza- máscarasde lossagradoy La metumotfbsiy do a reabur. investigación etnológica entre 10s Bororm campo c historia. nes de las actuales culturassincréticas. ganizacióndel sincretismo. aculturación ye1 sincretismo. ro ii examinar los “procesos aculturativos tigación histórica e investigación d e cam. duración que precedieron a la misma or. secuencias histórico-culturales de las K - entiéndase aquí. que de Ricard.se w e b a a la Cpoca de n. revelaron el secreto de su organi. En donde de A. mas d e larga duración como religiones un sistema de cargos religiosos reiaciona.con unenfcqueetnohktóriui Creo. del uinccpto ccsivamentc “los proasos aculturativos de etnohistoria y de sus enfoques sobre la wlturales”. sohrc tc- con las Quechuas y que han MnmvddQ. Reiüer Bricker augura que.

ambas realiza- (1) Cuntact (including conquestwhere relevant) das por el mismo autor. por gración y asimilación a la cultura nacional ejemplo. postconquest acculturation are: que combina la investigaciónhktóricacon la investigación de campo. rre Beltrán.A d a m en el mismo volumen la Sierra Norte de Puebla.continued integrationin the face ai renewed pressures. evidentemente casi to- Independence). se podría agre. pasando por autores como Rifler Bric- ker y Wassestrom. Encuentmde diosesy santarpuho- (3) Sewnd Colonial Indian (LaFarge’s Firs1 no. Mientras si se utiliza un criterio mas (4) First Kepublican Indian (beginning with amplio y flexible. 1% México. También en este caso.synthesis en Mhieo. donde se considera que los ha integrado siempre más las Cuentes pre- “prncesos aculturativos recientes” en las hispánicas. renewed pene. Mpe~ Austin. dades indígenas de hoy. así como El proceso de acuiiuracwn Transition). and integrauon of sumwig Indian cultures. Elena AramoniI9 entre los nahuas de tion” dc R. en su utilización del trabajo de (véase también el trabajo ‘‘National&. del Handbook). Agui- the Contact period. los estudios deliberada- turales de LaFarge hasta 1982):“In modi. Enfoques etnohislhncos en la aculturacióny sincretismo en las . das lay obras de antropología histórica o (5) Sewnd Kepublican Indian. de historia antropológica tratan temas de tration of modern national cultures.. scis de Beak. historia no sea una disciplina aparte de la nu amo caracterizada por un reactivación antropología. hayan llegado a tal intensidad ca recogida por antropólogos en las socie- que prefiguran en breve tiempo su inte:. desdeGanbay aLópez Aus- directed culture changewith rapid acnilturation”?’ tin. las crónicas del siglo XVI y de sociedades indígenas de México y Centrc la Colonia cm la literatura oral etnográfi- América. 61 también para el Altiplano de Guatemala. Piénsese. se podría defi. sino que hace parte de indígena. creo por lo que sé. Zon- and in part direacd acceptance of Spanish Culture and changing m i a l systems. golka. mucha5 veces vehículo dc reiviri. efforts at inmrporation or a Fíorescano. a period of intensive negra de Merico. dicaciones políticas y económicas. por ejemplo.r. aculturación y sincretismo: desde Gamio (6) Modem Indian.. and Cunsolidation-referred to brieiiy hereafter as existen solamente los trabajos de G. actualizando las secuencias histórico-cul. considero que la elno- Esta séptima secuencia. mente dedicados a la aculfuración y al fied form t h e main periods of sincreiivmo con un enfoque etnohistórico. especialmente en El mito quemodificasustancialmentea la númerc del tlacuache y Tamoanchan y nulocan. ella aportando tkcnicas y metodologías .Medicina y magia. en particular en sus úl- gar por lo menos una séptimasecuencia timos trabajos. La población (2) first Calonial Indian. Como ya dije. a period of protected isolation. M.

ca”.. Torino. K. Mair. A. 1964.“Acculturation”. En esta pers. Wagner. 1976. naridad.ApunfesdeElnohu- toria. (ed. M. 1963. 5 Hunter M. The Peique System of Cuz- (1936). ”Ethnohistory: Mesoameri- Etnohistoria de la mAfi.. 4 Redfield. Austin.Tolokan tntq ialokm nana: Analysis of Social Change”. Elhnohisray. 68 Emu Segre Malagoli cxtremadamente útiles. Sup- plement to the Handbook of Middle 2 Carma& R. p. M. París.Storia e scren. M&¡Co. A.B. nuesnas rakes. T. F. México. nul. M.. SocialAnthropology. XYxViII. entendida como historia Afiicn. “Malinowski’s ‘Functional’ 19 Ararnoni. taciones críticas confiables. Introduction by Ph. 1938. M.“Prehce”. “lhe PsychologyofAccultu- 14 Spores. Hunter.p. 1945. 450. R. 6 . Uni- versity oíTexas. que utiliza categorías antropológicas y otras metodología. no se Y Dupront. 54-55. MI. Madrid. 1947. p. M. (ed. terreno muy apto para la interdiscipli. p. Oxford Ilnivcrsiiv Alianza Editorial. en Hand- Middle American Indians. Contact with Europeans on the Pondo of 17 Braudel. B. Memorias mencanns.p. I. 1YY2. cir. 7 Malinowski. American Anthropologist. Kakrry. en Nash. p. privilegie la integración de his.NAH. G. V. toria e investigación d e campo. Oxford University Press. An Inquify inlo Race Relatwns in etnohistoria. 1975. K. IJniver- colonial Indian”. M. 449. Amencnn Anthropolopt. cit. SociologieActuelle de IXfripe Noire. .pp. 1936. Ethnohistoly.R. Austin.. DynMjque Sociale en Afnque Cen- logías.Fortes..Linton. 10. I8 Beals. Supplement to the Handbook oí 13 Reifler Bricker. en Hand.xvn. (ed.. Memorandum for the Study of Accultura. E.vol. vil.Afncn. 1966 materiales históricos y materiales de It1 Cuadernos de trabajo . South Afncq London. G. L ’ncculauazione. p. I Cuadernos de trabajo de la especialidad cn 12 Nicholson. 557. vol. abasteciendo fuentes e interpre. NOTAS de Wauchope. P. R. Effectsof Ixiden. The Social Orgunktion of the Cnp’tal. “A 15 Florescano. hwkofMiddleAmnicanrIndium.cir. h Uluokman. A. 26 F. VIII-IX. Four. ration”.Methods of Study of pectiva me inclino hacia una definición C:uIwe Contact in Afncn. campo que tanto deseamos. cir. op. no últimas las filo.H. 1968.Afica. R .). Lahistoriaylasciencl.op. en Spores. CNCA. tion”. J. Einaudi. Kichards.en Spores K.. xxxlv (1932).op.Reortwn IO Conquest. The Dynamics of Culture conciente d e que sin el trabajo de la Change. K. R. I 1 Beals. T.“Elhnohiitoryofthe Guatemalan American Indians Studies. 14. 16 Zuidema.).E.. 19%. Press. Herskovits. además de ser un tiene obras de : L.. pero Malinowski. R . Schapera. G. R. 8 Balandier. book of Middle American Indians.).Fondo de Cultura Económica. podría proceder e n aquel cotejo entre se umane.).) sity of Texas.p. y G. M. (volume ed. F. Handbook oJMiddle Americans Indians. 1990.“Introduction”. Culwick. vols. co. (general ed. p.35. 3 Thurnwald. 1986. Con- de etnohistoria que.33. Yale University Press. op.