Emanuel Swedenborg

.i

í

precedido
de una entrevista con
JORGE LUIS BORGES

introducción de
HELEN KELLER

NDJCEAN/^PTIGU

EMANUEL S W E D E N B O R G

EL CIELO
Y SUS MARAVILLAS
Y EL
INFIERNO
Traducido de la versión inglesa
por Christian Wiidner:
Representante en Argentina
de la Swedenborg Foundation
y cotejada con la edición del original en Latín
realizada por la Swedenborg Foundation (1933)
por el mismo traductor.

PRIMERA EDICION

E n Memoria de Oscar Werner Wiidner; poeta y marino.
Christian Wildner

EDITORIAL
KIER s.A.
AVDA. SANTA FE 1 2 6 0 ( 1 0 5 9 ) BUENOS AIRES

De Cáelo et ejus Mirabilibus
et de Inferno

E X A U D I T I S E T VISIS

OPUS

EMANUELIS SWEDENBORG
CVJVS RDITIO r K W C i n IXIIT LONDmi MDCCLTm

1933

SWEDENBORG FOUNDATION
IN'CORPORATED

NEW YORK

ORGANIZED I N 1850 AS
T H E AMERICAN SWEDENBORG PRINTING AND PUBLISHINC SOCIETY

P o r t a d a f a c s i m i l a r d e la edición e n Latín d e 1 9 3 3

INDICE DE P A S A J E S INDICE DE P A S A J E S
DE L A S S A G R A D A S E S C R I T U R A S DE L A S S A G R A D A S E S C R I T U R A S
Nota: En este índice:
(Nota del traductor sobre ia versión española de las Sagradas Escrituras)
números en negrita 1,3, designan versículos citados
literalmente.
números en bastardilla 1,3, designan versículos citados en
La versión de las Sagradas Escrituras que elegí para poner en espa-
forma sintética.
ñol las citas bíblicas de Swedenborg —el traductor del latín al inglés de es-
números entre paréntesis (1,3), indican versículos meramente
ta obra recurrió al mejortexto inglés de la Biblia; "The King James Authorized
referidos.
Versión"— es la compuesta en el Siglo de Oro por Casiodoro de Reina, y co-
rregida posteriormente por Cipriano de Vaiera.
He preferido esta versión española por dos razones. La primera es de GENESIS SALMOS
orden práctico; la versión de Reina y Vaiera es la más afín al texto de la 1.(3,4) 137 XXXI. 8 197
"Authorized Versión". La segunda, e s d e orden estético: Borgesy Alfonso Re- I!. 24 372 XXXVI. 5, 6 216
yes, juzgan que es la más bella; y yo comparto este criterio. Pienso, además, (25) 341 XXXVII. (37) 287
que es un monumento a la lengua española. III. (7, 10, 11) 341 XLIII.3 129
Pero nos queda un testimonio todavía más enjundioso en favor de es- XLV. (12)- 365
ta versión; y lo aporta el elogio desinteresado de su más ilustre detractor. EXODO CU!. 20 229
A pesar de que la traducción de Reina y ValQO no se ajustaba a los cá- XXIX. (18, 25, 41) 287 CIV. 2 129
nones de la más pura ortodoxia católica, del momento; Marcelino Menéndez CXVIll. 5 197
y Pelayo, no puede dejar de admitir que: LEVITICO
"Como hecha en el mejor tiempo de la lengua castellana, excede mu- 1. (9, 13, 17) 287 ISAIAS
cho la versión de Casiodoro, bajo tal aspecto, a la moderna de Torres Amat II. ( 2 , 9 ) 287 Vil!. (8) 197
y a la desdichadísima del padre Scio". IV. (15, 21) 287 IX. 6,7 287
El lector diligente puede cotejar los numerosos textos existentes, y ex- XXIII. (2, 6, 8, 13, 36) 287 7 216
traer sus propias conclusiones. 17,18,19 570
La edición del texto de Reina y Vaiera, cuenta con una revisión del año DEUTERONOMIO X. (12-14) 365
1960, y fue publicada por Thomas Nelson Publishers, Nashville. Camden. IV. (19) 122 XIII. 10 119
New York. XVII. (3-5) 122 XIV.(30) 365
XIX. 23-25 307
Christian Wiidner. JUECES XXIX. (19) 365
XVII. (cap. citado) 324 XXX. (6, 7) 365
XVIII. (cap. citado) 324 26 119
XXXÍI. 17,18 287
1 SAMUEL 5 216
IX. (9) 76 7,8 287
XXXIV. 9,10 570
2 SAMUEL XLI. (17,18) 365
XXIV. (15), 16, 17 229 XLII. 6 129
XLV. (3) 365
2 REYES Lll. 1 180
VI. 17 76 (7) 287

11
10

33. 7. 13. 30.3 462 b. 36.15 119 XVI. 14 471 HAGEO ( 3 6 . (27. (caps. 507 30 533 XVI.24 365 XIII. citado) 365 IV. (15. 2 119. 5 129 XXXII. 13-15 2 XIII. 34 25.6-9 372 2 XL—XLVIll. (22) 357 X. 46 129 XVI.14 534 6 5 lll. 29 349 I.31 456 XIX. (5) 180 DANIEL VI. 20. 18) 122 II. 12. 11. 17. (cap. 2 216 XVII. 33 64 XIV. (12. (11) 287 II. (5) 365 XV. (5) 287 3 518 24. 11 ' 372 XVII. ( 2 3 . (6) 122 12 349 13 12 13(14.9 . 36) 382 b XVII. 27 505 XXIV. 9 . (7) 365 I. 21 33 JEREMIAS I. 12) 365 III. 18 208 (37) 287 29 119 XXIX. 17 281 IX. Citad0)171. (7. 271 XXV. 10 570 129 (56) 84 3 XXVII. (19.13) 365 XXII. 8. (2 . 471 27 5 4 Í 5 . 1 4 137 XXXII. (8) 287 XIII.31 119 36 507 XIV.32 208 24 365 VIII. 197 18 260 281 XI. 27 471 XVI. (cap. 10 81 X. (8) 287 HABACUC XVIII. 38 X. (36. 5 216 XXIII. 5 .42. 26 471 21. Citados) 171 VII. 41.3 8 ) . 1 . 16 278 27 287 (20. 8 119 V. (3) 365 III. 16 . 1 0 258 IV. 19 216 25 (26) 353 4. 6 471 (32. 26 218 37. 25. 3 346 21 -23 471 9-11 2 VI. 26. 16. 35. 46) 25 VIII. 1 0 . 31) 365 LVIII.40 19 XXIII. 26. 13 180 MATEO IX. 30 324 II. 10. 6 287 Xlí.129. 46) 471 18 84 L. 24 216 SOFONIAS XX. 9. 2 ) 122 XX. 2 51 LUCAS VII—XII. 12 129 XXVI. 10. 1 570 MARCOS VI. 18 534 XXII. 19 129 MALAQUIAS 18 5 36 5 EZEQUIEL V. (31) 570 43 348 (33) 365 13 25 111. (6) 197 31. 27. 19 471 ZACARIAS 575 9 • 129 (30) XLVIll. 4 147 38 349 II. 3 180 III. 27 471 JOEL XII. 3 180 VIII. 37) 365 VIII. 15 37 271 XII. 2. 28 218 XVIII. 4 . 3 357 X. 29.30 359 10 16 XII. 13 180 XVI.49 570 IX.15) 353 .9 570 29 . 6 . (19. 5. (3. (45. 4 . ( 1 . 37 84 II. 9 570 XII. 21) 365 OSEAS XI.(50) 570 (21) 365 LIV. 28) 287 56 147 XVI. (9) 365 29. (13) 365 IX. (2). 17. (4) 180 XXV.4) 365 VI. 29 180 IV.4) 365 XXVIII. 3 . 16 129 43 . 26 5 14. (&) 287 (11 y siguientes) 48 (35.23 16 2 1 .5 11 IX.21) 187 Ll. (10) 287 30. 16. (12) 287 41 570 II. 38 . (9) 287 JUAN 29-31 1 XXXI. 180 24 570 LIX. 39 316 XXIV.3 5 ) 281 40 456 V.

Quedé maravillado. finalmente. No hallé ninguno. la na- 14 15 . Pude leer su A r c a n a Coelestia. y ahora sí. comenzó a leer sus escritos teológicos y místicos. 24 129 XXII. Y toda esta íntima aventura del espíritu. 2 5 XX. inspirada justamente en Swedenborg: "Serafita". 13 471 buscando ahora libros escritos por Swedenborg. 13 471 su cosmogónica doctrina de las correspondencias. (cap. Ahora podía elegir. volví a la Strand. IX. (12) 180 B O R G E S Y E L MISTERIO D E S W E D E N B O R G 19. 18) 365 tico sueco. La desenvoltura. Algún tiempo después. inclinó levemente la cabeza dándonos la bienvenida. Estas son las palabras inaugurales de Borges en III. en una vieja colección de ensayos de Paul Va- 17. 27.(4) 368 pañol. y para conversar con él (para oírlo hablar a él) so- 17 73 bre el tema. Y obedeciendo a mi natural disposi- XVIII.2. Después de leerla. desde que descu- brí el fabuloso mundo de Swedenborg. me propuse acercarme a Borges. volvió a tomar asiento luego de excusarse. En mangas de camisa. 26 287 (25. salió de la sala. una novela místi- VI.16-19. 5 180 la conferencia que pronunciara en la Universidad de Belgrano sobre el mís- (17. IV. acompañado por la doméstica. XVII. Por suer- XVI. Apenas notó nuestra presencia. volvió a dejarla sobre la mesa con el mismo ademán mesurado y casi solemne. 2. y también de manera casual. 4 . Yo diría: quizá el hombre más extraordinario —si es que ad- I—XXII. 29) 461 "Voltaire dijo que el hombre más extraordinario que registra la historia APOCALIPSIS fue Carlos XII. 2 1 . (8) 122 te un librero me informó que existía una Fundación Cultural que llevaba su 8. 12 471 Cuando llegamos a la casa de Borges —nos había citado a las cinco de la tarde— interrumpimos una suerte de ceremonia todavía habitual entre ciertas familias. y sus habituales diálogos con los espíritus. 12. sus travesías por el mun- (14. alternaba toda otra lectura. es protagonizada por un 1. En seguí da. una impecable camisa blanca. 23 471 XII. 4 180 Por la misma época en que leía la versión escrita de esa conferencia.21 307 hombre que al llegar a los cincuenta años era considerado como uno de los (8) 570 científicos más eminentes de su tiempo. citado) 187 ángeles. 12. Emanuel Swedenborg". sin apresurarse. con su prosa sosegada.10 570 inglés en la librería Strand de New York. Al mismo tiempo que nos hacía pasar a la sala con expresiones de auténtica y espontánea cortesía.2 570 volví a encontrar su nombre. como si se tratara de algún instrumento ritual. r4 180 coloquial y minuciosa. Citados) 171 mitimos esos superlativos—fue el más misterioso de los subditos de Carlos II. V. 3 570 Durante casi tres años.18 570 lery. Entonces se puso de pie.18 570 ción.9 570 nombre. (caps. donde expone lo que 20 570 él llama el sentido interno o espiritual de los dos primeros Libros de la Biblia. Borges no se inclinaba para aproximarse a la t a z a . erguido. la ceremonia del té. Habiendo agotado mis esfuerzos por hallar textos de Swedenborg en es- XIV. XX. 15) 187 do espiritual. la elevaba hacia él. XIX. por así decirlo. los demonios y los XXI. pa- 16 197 ra agradecerle el hallazgo. 13 119 ca. Y que esa Fundación se dedicaba casi exclusivamente a la publica- 15 180 ción de sus obras. 1 258 llegaba casualmente a mis manos una novela de Balzac. Desde entonces. di con una biografía suya en 9.

Se sentó en el amplio sillón —"Bueno. que se basa boca de sombra".imiPntñg Pngjhlpmpntft P g n g m j g m n s ánoeles. y leíamos a Swedenborg. El estuvo además en Alemania. luterano. que él dice que son obras de arte". El describe lo que ha visto. los místicos. un hecho cotidiano para él". a casa de él en la calle Laprida 1214. zó leyendo ese libro. Digo. había cambiado su atuendo para cumplir con —¿Qué impresión le dio la manera en que escribe Swedenborg? otra ceremonia. por ejem- do su maestro. "Lo que dice la lo rebelde de Swedenborg. que es ética.. —"Sí. Y tengo en proyecto (claro que a so de él no. neutralizaron de entrada esa fasti. y final. que hay algo incómodo en su obra. yo era muy amigo de Xul. se usan me- —"Yo escribí un prólogo a un libro sobre Swedenborg a instancias del táforas del amor. metáforas arrebatadas. El no busca efectos patéticos. Swedenborg o el místico. los Países Bajos. Ese libro lo leí en Ginebra en el año 14 o 15. Yo no creo que eso le haya costado ningún esfuerzo a él. oe los suf ¡es. obispo no". discípu.. — E n el prólogo al libro de Synnestvedt sobre Swedenborg. eh? Yo he hablado mucho sobre Sweden. un libro por un espe. Hay un poerfia muy lindo de Víctor Hugo que ex- de Swedenborg. Era el mis. o hubiera ido a la India y descri- mo que evocaríamos ahora. y se dedicó a registrar mi- son: Montaigne o el escéptico.tural simpatía. la primera es la de Cristo. lucía un re. El llevó esa. entonces. Yo comen. leíamos a gio traje de color pardo claro. y la afabilidad de su trato. tuvo lugar su encuentro con Cristo. dice a o a i n "soy Abel'. Ése libro está escrito un pocoa^la manera de 'On Héroes cia en Londres esté relacionado con esa experiencia.. Holanda. leíamos al poeta inglés Swinburne y más oscuro. en su deparlamento de biera lo que ha visto. Sé que el primer encuentro con Cristo fue en Londres. él lo te. era evidente que se trata. un par de biografías. A partir de ese momen- ]Heiw!vaisiiijLaii^ n ffio. qué hay&ofrio tuerzas o espíritus que cada uno ve de acuerdo con sus pre- —"Sí. se había puesto una corbata de un tono algo Blake. y los otros ted a Swedenborg? también. el mismo espectro que le dice a Nerón 'Soy M e s a l i n a .. fue visto por místicos de otra tradición de otro cerlo así. En el caso de él creo que no. pero ahora he pensado. a ba de una de sus ocupaciones predilectas: el Misterio. La obra de él es yo no diré prosaica. la seyunda es la depende un poco de uno". las matemáticas.. pero fi- —"Yo Igconocí por Emerson. Porque Emergor[tíeneuniilx nalmente se estableció en Londres." la calle Maipú. —Usted decía hace un momento que Swedenborg viajó a Londres pa- cialista escrito en sueco y vertido al inglés. El diálogo con los ángeles empezó a ser poeta. miento al texto de la Biblia. borg con el pintor y místico argentino Xul Solar. ra conocer a Newton y que le parecía raro que no hubiera logrado hacerlo. que él pen- 16 17 . Además. anfitrión. Swedenborg fue a Inglaterra porque quería conocer a Newton. Y Borges no aguardó la primera pregunta. y que tal vez trató de enmarcar. manes. Tal vez el hecho de que fijara su residen- sentative Men". Y luego en francés conozco solamente una versión de 'Cáelo et Infer. e inmediatamente recordó el tema que habíamos vago. —Sí. Tengo la edición de Every. la. con todas las de la ley. Shakespeare o el nuciosamente ese mundo espiritual. —"Sí. poco como si él hubiera ido a la China. Generalmente cuando se habla de éxtasis... to su vida cambió totalmente. un tema recóndito y fascinante: Emanuel Swedenborg. sus descripciones. —Como un científico. Cristo. Pero en el ca- Sr. gunta?" Sin embargo en esa misma ciudad. de la Fundación Swedenborg. y empuñaba su emblemático bastón. pienso que es así en el caso de la caba- dres. ese niismo menzando con Jesús. usted afirma mi padre tenía un ejemplar de 'Heaven and Hell'. En re- mi edad los proyectos son un tanto aleatorios) un libro sobre las tres salva. Napoleón o el hombre del mundo y Goethe o el escritor. yo leí ese libro y encargué por derecho propio. —"Yo no sé si en el caso de él. 'Cáelo et Inferno'. él no. no concuerdan corTías de los cristianos. la ceremonia de la hospitalidad. Recuerdo que plo: la anatomía. evangélico. y latercera es la de Blake. ¿qué raro. Cuando regresó. luego Swedenborg y luego Blake. juicios o CQrinr. intelectual y estética. presa muy bien esiairriSgen: 'Ce que dit la Bouche d'ombre'. el padre de él era obispo. modo." man's Library (cuatro volúmenes). que usted piensa que él es un pensador nía en una edición de la Everyman's Library. tro libros de Swedenborg de acuerdo con la Sociedad Swedenborg de Lon. que es mejor hacerlo de ese modo. Sería más fácil ha. leíamos a los poetas alemanes. casi aridez. Ahora nos recibía como muchos otros textos". que él vio de ese modo. esa sequedad. Co. o acomodar su pensa- a Inglaterra los otros tres publicados por la misma editorial. lación a esto recuerdo algo que me dijo Xul: 'Lo que se ve en el otro m u r i ^ j ciones. el toma distintos tipos humanos. aquí en Buenos Aires. Generalmente. El tiene que haberse criado en un ambiente muy piado- mente no pudo lograrlo. las visiones de los místTcosTfüjsúT-' —Usted ya me había comentado cuando lo vi en Nueva York que pen. tienden a escribir de un modo de la sala. ya que no se necesitarían tantos textos. Abandonó el estudio de la ciencia. Es un hablado un año atrás en el salón de lectura de la New York Library. En primer lugar. me gustaría saber de qué manera conoció us. ¿Usted quería hacerme una pre. que es ética e intelectual. la astronomía. esa precisión.. pero sí precisa. Publicaron cua. Spiers. QuTerrcTécTr saba escribir un libro sobre Swedenborg. Bien. so. enfrente al mío. le" en las parábolas de Cristo. y luego. que es de carácter ético. claro. o metáforas del vino. iba diosa sensación opresiva de los prolegómenos. Del mismo modo.

Agustín se les apareció bajo la forma de ciudad celestial.. no son tres ánge- saba naturalmente en el espíritu de la Biblia. al igual que Bor- ges. se. el interlocutor no tiene porqué entender- lo si no conoce el gusto del mate. claro. ¿Alguna vez desde su infancia hasta hoy.. una vez en un poema y otra vez en prosa.. que al discípulo amado y a San memoria la Biblia. Bueno.. una vez fue en Palermo.. con usted... —'¿Y de ese modo es mejor?' —'Sí' me dijo. sabía de les. mísimo cielo. Cuando estuve en Japón tu- ve ocasión de conversar con un monje budista. Y he tratado de decirlo. la filiación espiritual del iracundo poeta inglés William Blake con el visio- nario sueco. son las personas que saben la Biblia de memoria. nuevo evangelio que. y sentí: 'qué puede importarme lo que le pa- sa a Borges. pero vinculada más directamente cias. y otra vez fue en uno de los puentes detrás de la estación de Constitución. tal'. y que domina su obra maestra Arcana Coelestía. vuelve a entrar. 'sí'. Y me di cuenta que tenía razón. Rafael. siento placeres físi- cos. o 'Libro de Job. porque cada palabra presupone una experiencia com- partida. y habla con alguien y le dice 'tal cosa tenía gusto a mate'.. pero como. Yo Christian Wiidner. 'pe- ro yo no lo puedo explicar'. do cosas. en tercera persona. usted percibió. bueno. que frecuentó todos los mundos invisibles durante largos años. Le pregunté — '¿distinto en qué sentido?. que él podía hablar sobre el nirvana con otro monje que también lo había alcanzado. me habían sucedi- Entrevista concedida por Jorge Luis Borges al traductor en agosto de 1984.. sintió o según él. esta vez en la Universita Popolare Triestina... versículo rosa celestial. ¿usted siente todo igual que antes?" —'Sí' me con- testó. y de pron- to me vi así.. exaltó. en otra con- ferencia. pero no sé si he logrado comunicar esa sensación. mi abuela. No sé. En un monasterio budista. pero todo eso de un modo distinto des- pués de alcanzar el nirvana'. dos veces en mi vida he sentido el hecho de vivir fuera del tiempo.. Que él no sabía cuánto tiem- po había durado.. 'Yo siento soledad. en sístole y diástole de amor y sabiduría. 'entiendo perfectamente lo que usted quiere saber'. que era algo inexpresable. — 'No' respondió. como arrebatado así de to- do. Eso me ha ocurrido. ve en la imagen del hombre el mis- 19 18 . En Alemania hay una expresión que traducida. y a Miguel. Y esas dos veces. y él me dijo que había alcan- zado el nirvana. yo no sé cuánto 'tiempo' duró ese estado.' Me pare.." sión desarrolló el inmenso sistema de lo que él denominaba corresponden- — U n a pregunta en relación al tema.. U- na mujer me había dejado. sino tres coros angélicos. capítulo tal versículo tal. pero yo me sentí. que me habían conmocionado durante el día. Pero sé que. en su familia eran metodistas.." Un famoso irlandés —que imaginó con riguroso fervor la tercera forma de salvación postulada por Borges. A partir de esta vi- ría: '1irme en la Biblia". Entonces. el monje.. prevista por intuyó la presencia del mundo angélico o trascendente? San Mateo". La eternidad. Y de golpe estaba pensando en eso.. bueno.. revestía para el místico sueco las formas de hombre celestial.Swedenborg. siento ansiedad. que según él. la salvación por la belleza—.' Ahora. no sé si feliz. Dice James Joyce: ". y Gabriel. bueno. —"No sé si llamarlo angélico o trascendente. por ejemplo. me dijo que su expe- riencia del nirvana era incomunicable. si usted está en Estados Unidos. anuncia la aparición del Hijo del Hombre en los cielos. lo que me ha pasado es meramente circuns- tancial.. siento dolores físicos. y al Alighieri como ca. como sereno.. pero que después todo era distinto para él. —Yo le dije "¿seguro que usted no podrá contármelo?". por ejemplo: 'Libro de los Reyes. Usted fiacía una cita bíbli. si yo soy Otra cosa.. con todos sus miembros animados por un fluido de vida angélica que sale y ce que no es tan raro eso. y seguía adelante. y ella decía. siento alegría. capítulo tal. siento los satx)res de las cosas. Esto fue en Nara.

donde seres sublimes y mentes creativas arrojaban un esplendor sobre las circunstancias más os- curas. Ella creía que infundían a su mente una luz que la compensaba con creces por la pérdida de la luz terrenal. y estas dos palabras liberaron en mi interior nuevas fuerzas que estimulaban mi algo indolente naturaleza. completo y grati- ficante. Mientras iba dándome cuenta del significado de lo que leía. entresacando una línea aquí y otra allá. Las palabras Amor y Sabiduría parecían acariciar mis dedos párrafo tras párrafo. Me abandoné al impulso saludable y dichoso de la juventud. Todo mi ser resplandecía mientras me dejaba estar en esa atmósfera del alma. y que después de unos pocos años de oscuridad. Las descripciones del otro mundo me transportaron lejos. cuando todavía era una adolescente. como años atrás. viendo pasar en majestuosa procesión hombres y mujeres modelados en una más noble arcilla. Me re- gocijé al descubrir que la Ciudad de Dios no era un estúpido asunto de ca- 21 . volvía a retomar el libro. sus ojos interio- res se abrirían a un mundo infinitamente más maravilloso. He aquí una fe que enfatizaba lo que yo tan hondamente sentía. instándome por siempre hacia adelante.INTRODUCCION Tomé contacto por primera vez con " E l Cielo y s u s Maravillas y E l In- fierno" de Emanuel Swedenborg por intermedio de un querido amigo: el Sr. donde las túnicas de los ángeles fulguraban. tuve tan poca consciencia de la nueva dicha que entraba en mi vida. abrí el gran libro Braille. "precepto tras precepto". Por primera vez la inmortalidad se hizo inteligible pa- ra mí. De cuando en cuando. la separación entre el cuerpo y el alma. la tierra lucía nuevos rasgos cargados de encanto y significado. de pie en los escalones de la galería. percibía la semejanza de Aquél a quien amaba como Uno y Uni- co. y he aquí. muy lejos a través de inconmensurables regiones bañadas de sobrehumana belleza y prodigio. Al comenzar " E l Cielo y ei Infierno". Impulsada nada más que por la curiosidad de una joven que ama la lectura. donde acontecimientos y combates portentosos desfilaban de mane- ra incesante. y el caos de cosas fragmen- tarias e incomprensibles contingencias que encontraba a cada paso. y procuré desentra- ñar las grandes palabras y los penetrantes pensamientos del sabio sueco. esperaba a mi maestro. mientras. John Hitz. donde la sonrisa de Dios ilumina la noche en día eterno. mis dedos se posaron en un pasaje del prefacio que se refería a una mu- jer ciega cuya oscuridad había sido iluminada por las bellas verdades de las escrituras de Swedenborg. y quise entender más. vislumbre tras vislumbre de la Palabra Divina oculta bajo el velo de la expresión literal. ganando confianza en medio de las dificultades que me asedia- ban. mi alma parecía expandirse. dotado de perfectos sentidos. Mi corazón dio un alborozado vuelco. Jamás dudó de que hubiese un cuerpo espiritual dentro del material. De algún modo. en- tre un reino que podría describirse como un todo.

y poco a poco sus formidables logros han comenzado a ganar recono- viven y poseen su propia individualidad. es una brisa que atraviesa el de seres impedidos o frustrados que han sido enriquecidos e iluminados por corazón de la humanidad como un dulce aliento de la presencia de Dios. en medio del aire cotidiano. mar. que tanto me había desconcertado. Aquí. sino una de sus más importantes emplea Swedenborg para esclarecer el sentido profundo de la Palabra.lies de cristal y muros de zafiro. Swedenborg. Pero yo sé que hay dos mundos. dejo aquí mi humilde testimonio. soles y planetas por cordones invisibles. 1772. dentro del literal. y a menos que esto se perciba con claridad. Observa que. de ideas radiantes. za. siento en mi alma la llama de la eter- servar la bondad y la felicidad. poseo la tiernamente al Dios Unico. o a su apariencia. experiencias. Se me partiría el corazón si algún obstáculo les impidiese tes han vindicado sus enseñanzas en los centrosde la civilización. no es una mera recolección vo en la oscuridad? Pero mi amigo presta atención al sentido de lo que digo. do literal? ¿Acaso no pensaría que soy una insana. que se adecúa a la inteligencia superior de los ángeles. sino un mundo práctico y habitable. Aho. en poner de manifiesto que las afirmaciones literales de las Escrituras cons- mento para exhumar verdades preciosas. toda revelación debe samientos útiles y nobles influjos. nidad. simple. hacién- venir hacia mí. En este sentido supremo reside la verdad Divina en su Fue como si una luz irrumpiese allí donde antes no la había. lo recibícomo un quienes también leen la Verdad de Dios. y sería su- ra podemos ir al encuentro de la muerte. De esta manera es posible amar das las cosas del cielo. pen. las Escrituras as. y no a las palabras. como sucede con la Ciencia. Muchas personas inteligen- grar mi soledad. gible se transformó en una brillante certeza. o que la tierra es plana. regocijo para superar las dificultades del ambiente exterior. Su mensaje a los vivientes que afrontan la potestad de garse en la vida del género humano. y aunque no podamos verlos. nueva ciencia. un murmullo de alentadoras voces que me llegan desde el reino espiritual. o un más íntimo más lúcidos. Esta Verdad es el eje de toda enseñanza cris. siento arrebatarle su inmortalidad. Guiado por la luz de la Palabra Divina. la nueva libertad y la nueva sociedad que pugnan por arrai- no también deseable. y la lucha impetuosa. tal como Swedenborg lo describe. uno que puede medirse con dolas llegar a sitios remotos y rincones del mundo jamás soñados por noso- regla y compás. como lo hace la Naturaleza. su mensaje ha corrido de un extremo a otro. san junto a nosotros. junto con la intuiciones. entre muros de silencio y oscuridad. zonable. como un instru. plenitud. Como la luz. pien- don precioso añadido a la vida. y al Espíritu Santo como el Poder Infinito de crear y pre. Poco a poco empezó a darme cuenta de ajustarse a la condición y capacidad de aquellos que la reciben. luz y «ctividad. siento una ráfaga de lluvias etére- tiana coherente. A cada paso me encuentro con casos la muerte con su cortejo de separación y dolor. sino un sistemático tesoro de sabiduría. como la Naturale. el mundo intan. HELLEN KELLER El Júbilo que inspira esa noción del Señor es semejante al sol. ha ido mo- encanto peculiar. sus propias maneras queridas y su cimiento. Procuraré vestir con palabras mi emoción. que se cubre de oro. esa hermosa personalidad añorada durante siglos por tad. si. Han pasado ciento ochenta años desde la muerte de Swedenborg en llos a quienes amé en la tierra. Me es- Dios en Esencia y Persona. donde la marcha seguirá siendo vi. todos aque. Swedenborg hace que la vida futura no sólo sea concebible. con su triple gloria de calor. esmeralda y escarlata. luz que me dará una visión multiplicada cuando la muerte me ponga en liber- mitada a Jesucristo. A cada momento puedo hacer que acudan a mí para ale. del mismo modo en que podía usar tituyen una adaptación de la Verdad Divina para la mentalidad de gente muy mi cuerpo impedido y vacilante para acatar los supremos mandatos de mi es. vivos o muertos. Este procedimiento es similar al que darse que la muerte no es el fin de la vida. te quiero decir que el sol sale y se pone. Se empeña que podía usar la Biblia. ya sea próximos o lejanos. también. millones de corazones. aquí. si creyese que realmen- brante. y a Jesucristo como Dios en la humanidad que tremezco al compás de una música que vibra con el pulso de Dios.En medio del vasto silencio de mis pensamientos. La animadversión que alguna vez suscitara su doctrina. Demuestra que existe un sentido espiritual píritu. Ligada a asumió en la Tierra. Yo. Jamás debería olvi. 22 23 . y es un tributo a Emanuel Swedenborg desarrolla una filosofía de la revelación Divina que es ra. premamente feliz si a través de una palabra mía siquiera un sólo individuo ad- chando hacia el sepulcro con paso jovial. voluptuosa o perversa. y nuestros presentimientos más luminosos. afrontando dificultades. Cuando el mensaje de Swedenborg me fue revelado. no negando. Los horizontes de mi mente se ¿Cómo tomaría mis expresiones un amigo. de Mellen Keller. o que no vi- El cielo. exhibiendo nuestros pensamientos quiriese una percepción más dulce de la Presencia de Dios. Esta introducción pertenece al libro Mi Religión. Soy consciente del esplendor que une todas las cosas de la tierra a to- no podrán ser interpretadas racionalmente. Swedenborg vio la Unidad de Siento una pasión sagrada brotando de los manantiales del infinito. sino más bien exaltando en forma ili. si se atuviese a su senti- "ensancharon hacia destinos luminosos. dificándose en una actitud tolerante e inquisitiva. ese Gran Mensaje. y otro que podemos sentirlo en el corazón y en nuestras tros. desafiando a la muerte con Mientras vagabundeo en las sombras.

Representaciones y Apariencias en el Cielo (N^ 170 a 176) — XX. La Divinidad Humana del Señor es la que determina que el Cielo en su conjunto y en sus partes posea forma humana (N^ 78 a 86) — XII. todos los ángeles poseen una perfecta forma humana (N*^ 73 a 77) — XI. en forma mínima. Las Cuatro Regiones del Cielo (N» 141 a 153) — XVII. El Sol del Cielo. La Divinidad del Señor en el Cielo es Amor hacia El y Caridad con el prójimo. ( N M 3 a 1 9 ) — IV. — I. Las vestiduras de los ángeles (N* 177 a 182) — XXI. y cada ángel. Todo el Cielo en su conjunto refleja a un solo Hombre (N'' 58 a 67) — IX. Hay tres Cielos (N» 29 a 40) — V I . (N" 87 a 102) — XIII. (N» 7 a 12) — III. (N* 51 a 58) — VIII. El Tiempo en el Cielo (N* 162 a 169) — XIX. (N« 116 a 125) — XV. El Dios del Cielo es el Sef^or (N» 2 a 6) — II. Portante. Los cambios de estado de los ángeles en el Cielo {N« 154 a 161) — XVIII. Los Cielos están constituidos por innumerables sociedades (N» 41 a 50) — VIL Cada sociedad es un Cielo en forma menor. La Luz y el Calor del Cielo (N* 126 a 140) — XVI. El Espacio en el Cielo (N» 191 a 199) — XXIII. El Cielo está dividido en dos Reinos (N» 20 a 28) — V. Residencias y moradas de los ángeles (N'' 183 a 190) — XXII. Las afiliaciones y las comunicaciones están determinadas por la 25 . Hay una Correspondencia entre todas las cosas del Cielo y todas las cosas del Hombre. Cada sociedad del Cielo refleja a un solo Hombre (N^ 68 a 72) — X. Es la Divinidad del Sefíor la que crea el Cielo. Hay una Correspondencia entre todas las cosas del Cielo y todas las cosas de la Tierra (N'' 103 a 115) — XIV.E L CIELO Y S U S MARAVILLAS Y E L INFIERNO — INDICE — Prefacio sobre el Cielo y el Infierno ( N M ) .

(N« 545 a 550) — XXXVII. El culto Divino en el Cielo (N» 221 a 227) Muerte en cosas Correspondientes (N» 485 a 490) — XXVI. Vivir la vida que conduce al Cielo no es tan difícil como se suele — XXXIII. El Cielo y el Infierno proceden de la Raza Humana (N" 311 a EL INFIERNO 317) — LVI.. El Equilibrio entre el Cielo y el Infierno (N« 589 a 596) EL MUNDO DE LOS ESPIRITUS — LXIII. El segundo estado del Hombre después de la Muerte (N* 499 a — XXVIII. se transforman después de la — XXV. El Señor no arroja a nadie a los Infiernos. Qué es el Mundo de los Espíritus. La Inmensidad del Cielo (N« 415 a 420) — LXI.. está dotado de memoria. El Señor rige los Infiernos (N» 536 a 544) — XXXVI. Las ocupaciones de los ángeles en el Cielo (N" 387 a 394) (N'í 566 a 575) — XLII. El poder de los ángeles del Cielo (N« 228 a 233) — Ll. y en qué consiste El Crujir de Dientes — XLI. Interiormente. El tercer estado del Hombre después de la Muerte. en el Cielo — LVII. El Lenguaje de los ángeles (N» 234 a 245) — Lll. es el espíritu del (N" 318 a 328) Hombre el que se precipita en el Infierno. derivadas del Amor a sí mismo y del Mundo. El primer estado del Hombre después de la Muerte (N= 491 a 498) — XXVII. La Conjunción del Cielo con la Raza Humana (N« 291 a 302) creer (N» 528 a 535) — XXXIV. El Lenguaje que emplean los ángeles para hablar con el 511) hombre (N= 246 a 257) — LUI. La Sabiduría de los ángeles del Cielo (N» 265 a 275) — LIV. Los Deleites de la vida del Hombre. Escrituras en el Cielo (N= 258 a 264) instruye a aquellos que van a ingresar en el Cielo ( N ' 512 a 520) — XXX. pero la — XXXI. Los ricos y los pobres en el Cielo (N« 357 a 365) (N« 551 a 565) — XL. El estado de inocencia de los ángeles del Cielo (N» 276 a 283) Misericordia opera a través de ciertos Medios ( N ' 521 a 527) — XXXII. La Conjunción del Cielo con el Hombre a través de la Palabra (N» 303 a 310) — XXXV. en el cual se — XXIX. y los nefandos artificios de los espíritus infernales (N« 576 a 581) — XLIII. El Hombre después de la Muerte continúa siendo el mismo qi>e ha sido en esta vida (N" 470 a 484) — XXIV. Todos los que moran en los Infiernos viven en el Mal y en las — XXXVIII. Nadie ingresa en el Cielo sino es por Misericordia. La Paz en el Cielo (N« 284 a 290) — LV. Los sabios y los simples en el Cielo (N« 346 a 356) respectivas Falsedades. El Hombre después de la Muerte posee una perfecta forma humana (N= 453 a 460) — XLVIII. La apariencia. y de todas las facultades que disfrutó en este Mundo. Los niños en el Cielo (N« 329 a 345) — LVIII. Matrimonios en el Cielo (N" 366 a 386) — LIX. Después de la Muerte el Hombre goza de todos sus sentidos. Qué es el Fuego Infernal. (N» 421 a 431) el Cielo y el Infierno (N» 597 a 603) — XLV. ubicación y número de los Infiernos (N'^ 582 a 588) — LXII. Los gentiles. o pueblos que no integran la Iglesia. El gobierno del Cielo (N» 213 a 220) — L. pensamiento y afectos. abandonando solamente su cuerpo terrenal (N^ 461 a 469) 26 27 . (N« 200 a 212) — XLIX. La Resurrección del Hombre. La Malignidad. Forma del Cielo. y su ingreso en la Vida Eterna (N" 445 a 452) — XLVil. — XXXIX. El Hombre se mantiene en Libertad mediante el Equilibrio entre — XLIV. todo hombre es un espíritu (N* 432 a 444) — XLVI. El júbilo y la felicidad Celestes (N« 395 a 414) — LX.

y juntarán a sus escogi- dos. Esta es la opinión más común entre los hombres de la iglesia hoy en día. lo mismo ocurre con ca- da palabra en particular. todo el universo visible será devastado. y que El IVIismo será visto entre las nubes. y las potencias de los cielos serán conmovidas. "La señal del Hijo del Hombre en el cielo". Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta. de los cuatro vientos. significa el Señor en lo concer- niente a la fe. En la Palabra. dice: f'E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días. se expone y explica este sentjdfijDlexr no. el sol se os- curecerá y la luna no dará su resplandor. la manifes- 29 . surgirá un nuevo cielo. la "luna". En la obra Arcana Coelestía. con poder y gran gloria.PREFACIO E l Señor. Puesto que la Palabra. y entonces la- mentarán todas las tribus de la tierra. con el propósito de que hasta sus más imperceptibles detalles posean un sentido interno. son conocimientos sobre el bien y la verdad. Y esto es cierto no sólo en cuanto al sentido de una frase o grupo de palabras. que es el período final de la iglesia.qafes A r r a p g Cogjjjjja^ Es- te~sentidO interno éSólarece (as palabras del Señor antes citadas acerca de su venida sobre las nubes del cielo. Pero quienes se aterran a esa creencia ignoran los arcanos velados tras cada frase particular de la Palabra. Y que. o sobre el amor y l a t e . las "estrellas". desde un extremo del cielo hasta el otro. También se trata este tema en la explicación del Caballo BÍanco m. todos los acontecimientos descriptos sobrevendrán al pie de la letra. cada frase encierra un sentido interno que versa so- bre cosas espirituales y celestiales. vale decir.£rii cTonado en el Apocalipsis. donde se citan pa. (Ma- teo XXIV 29-31) Aquellos que entienden estas palabras según su sentido literal. en su integridad. y que no se refiere a las cosas munda- nas y naturales expuestas en el sentido literal. ha sido compuesta mediante correspondencias. hablando en presencia de sus discípulos sobre la con- sumación de las edades. alu- de al Señor en lo relativo al amor. al concluir su profecía acerca de sus estados sucesivos en cuanto al amor y la fe. El "sol" que habrá de oscurecerse. llamado juicio final. y una nueva tierra. y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo. que en los cie- los aparecerá la señal del Señor. de acuerdo con otra profecía. y las estrellas caerán del cielo. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo. están persuadidos de que en ese postrer período. secundado por ángeles que harán sonar sus trompetas. que el sol y la luna retraerán su luz y las estrellas caerán del cielo. por otra par- te. Después.

o El significado del Advenimiento del Señor. van perdiendo gradualmente la facultad de pensar según la verdad en todos ios terrenos. y que esta Unidad reside en el Señor. muchas personas que se han educado en el seno de la igle. que estas palabras pronunciadas palabras que El Mismo enseñó. ya que los y en los infiernos. aquellos que no han vivido según los pre- ceptos de la verdadera fe. no es lícito pensar tres. ya que ellos saben y perciben que la Divinidad te. su presencia en la Palabra. y "la gloria" es el sentido interno de la Palabra. y decir nos cómo es?". 11. aceptan la idea celestial del Señor. el Señor Que El y el Padre son uno solo. puesto que sus pensamientos timo de su corazón: "¿acaso alguien ha vuelto del otro mundo para contar. pues- to que este conocimiento es la piedra fundamental. y que han ratificado esa creencia. Por lo tanto. y esto durante trece años. puesto que en el cielo el habla surge direc- de especialmente entre aquellos que se destacan por su sabiduría munda. Dicen también. que cun. Asimismo. y que no han concebido con ellos así como un hombre conversa con otro. XIV. y en el cielo. después de ser ins- do interno de la Palabra. aquellos na. Y como están incapacitados pa- ra recibir el influjo del cielo. que aquellos pesar de ello. "los ángeles con gran voz de trompeta". no pueden ser admitidos en el cielo. lo que es igual. y a la vida del hombre después de la muerte. Sólo el Se- ñor es reconocido como Dios en la vastedad del cielo. No ocurre lo mismo con los que han separado las co- sas de la fe de las cosas de la vida. conciernen al cie- lo y al infierno. pondrá de manifiesto el sentido interno de la Palabra y revelará arcanos de y que todas las verdades sagradas emanan de El (Juan X. han negado la Divinidad del Señor reconociendo solamente su Humanidad. Los hombres que He conversado con frecuencia con los ángeles sobre este tema. que es su fundamento. no pueden ser admitidos en el cielo. forjándo- zón. tamente del pensamiento: es pensamiento hablante. y la revelación. Y es por ello que su revelación directa es permiti. vagan de una Divinidad a otra. indican que durante el último período de la iglesia. reconociendo solamente al Padre. es el Dios del Universo. que El da en nuestros días. "todas las tribus de la tierra" que se lamentarán. CAPÍTULO I son todas las cosas relativas a la verdad y el bien. A quellas personas que en el seno de la iglesia han negado al Señor. denotan que el cielo es fuente de la E n primer lugar debemos saber quién es el Dios del Cielo. exponer las siguientes descripciones acerca de aquellas cosas que he ra que llegase allí pensando tres y diciendo uno. truidas en el otro mundo. o la fe y el amor. que en este mundo han distinguido la Divinidad en tres personas. visión de la Divinidad en tres. ignoran casi por completo las cosas variablemente. "las nubes" son representativas del sentido literal de la Palabra. aquellos que. me ha sido permitido gozar de la compañía de los ángeles. en el cielo todos [os pensamientos se comunican. también per- al 30 . contamine y corrompa a los simples creyentes y a los simples de cora. E L DIOS D E L CIELO E S E L S E Ñ O R jo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo. De lo dictio se desprende. e in- pertenecen a la iglesia en nuestros días. 30. se haya extinguido al igual que la fe. aunque estos temas estén manifiestamente expresados en la Palabra. que el Padre está en E l . las cosas de la fe de las cosas del amor. y conversar se una idea diferente acerca de cada una de ellas. uno. como los socinianos. durante su vida no han separado lo que es verdadero de lo que es bueno. sado de inmediato. que todas aquellas personas que sipar el espíritu de incredulidad predominante. Allí he oído repetir las verdad Divina. cuando el a- mor. se niegan a aceptar que estas cosas sean ciertas. tam. 9- los cielos. y deambulan de un lado a otro balanceando sus brazos pendidos. todos dicen lo que piensan. Pero sépase también. por el Sefior. viendo lo que hay en los cie. diciéndose en lo ín.tación de la verdad Divina. en la esperanza de arrojar alguna luz sobre la ignorancia y di. "el Hi. la Unidad centrada en el Señor. miembros de la iglesia que parten de este mundo con la noción de tres Divi- sia. han manifestado que en el cielo no es posible concebir la di- que competen al cielo y al infierno. o farfullan estúpidamente. donde sólo el Señor es adorado. A es Una. nidades. es la revelación del senti. 38. Para impedir que semejante espíritu de negación. no pueden estar en el cielo. con poder y gran gloria". Y me ha sido permitido. esto es. y El en el Padre. XVL 13-15) Los arcanos que revelan las páginas de este libro. sería descubierto y expul- visto y oído. y a la vida del hombre después de la muer. Fi- nalmente se vuelven como mudos. como si los tuvieran descoyuntados. De manera que cualquie- bién.

origen de todas tus suponen que la felicidad del cielo consiste en la gloria mundana y en el las cosas. creen.6) El modo en que la Divinidad emana del Señor vivificando el cielo. juzgando que el Se- ñorfue un hombre como cualquierotro. Por esa razón. y como no les fue dado lograr lo que deseaban. ahondan esta des- cripción. según el bien y la verdad que reciben del Señor. se mostraron sumamente indignados._ — A los ángeles en su conjunto se los llama Cielo. la verdad por sí mismos. L que ellos no desean.27. pero no pudieron hallarningún otro cielo. en la Palabra se designa al cielo como "la morada del Se- Y en Otra: ñor" y "Su trono". Y que tiene potestad en el cielo y la tierra (Mateo. y anhelaron hallarse en u n cielo to que es inconcebible. Por último. llegando a Y en Otra parte: gozar del júbilo celestial. y se dice que quienes lo habitan viven en el Señor. pero el que rehusa creer en el Hi. más arraigados se sienten en el cielo. el que cree en mí. "regir el cielo y la estas facultades proceden de la Divinidad. gentiles. 25.18) La expresión "en el cielo y en la tierra" denota que quien rige el cielo. Mas adelante. sino la Divinidad del Se- Y todo aquel que cree en mí no morirá eternamente (Juan XI. LA Q U E C R E A E L CIELO parten conocimientos rfi¥dlanté~ios~qúe~obtienen una educación suSTlmé. si es que existía otro cielo aparte del cielo del Señor. después no creen en Dios. se los inicia en el reconocimiento y la creencia de que el Señor es su Padre. sin embargo lo que crea el cielo. Es distinto. Dicen que no sólo todas las cosas buenas y verdade- 32 33 . ya que rige también la tierra. más. quienes afirman creer en una Divinidad in. y disf mtar de la supre- muy diferente la situación de los que nacen fuera de la iglesia. y constituyen el cielo de los ángeles. Y puesto que la Divinidad que emana del Señor es el bien del amor y la verdad de la fe. manecen fuera del cielo. en gene- ral y en particular. moran junto con los llamados Naturalistas. Asimismo. es evidente que no son aptitu- virá. sarrolla.2) os habitantes de los cielos. e incluso perciben. porque una cosa depende de la otra. porque perciben más inten- jo no verá la vida (Juan lll. geles que la reciben. lo. y portante. XXVIU. L osiángeles. ni pueden. Por esta razón les fue permitido deambular de u n lado a otro. íntima alegría. hacer el bien por sí mismos. XI. que el bien que uno hace por sí mismo.15. el Dios del E S L A DIVINIDAD D E L S E Ñ O R CAPÍTULO II Cielo y de la Tierra. H ay ciertos espíritus que durante su vida en este mundo han profesado creer solamente en el Padre. significa que recibimos del Señor todo el bien del amor y toda la ver. Saben ade- tierra". inspirados por su sabiduría. es la Divinidad que emana del Señor instilando a los án- Q uienes pertenecen a la iglesia no pueden dudar que el Señor es el Dios del Cielo. do. será expli- cado e n las siguientes páginas. aprenden que El es el Señor del Universo. y la verdad. hasta alcanzar incluso la inteligencia y lá sabiduría de los angeles?Esto se "verá'eTTias"próximas páginas . Los niños crecen y se desarrollan en el cielo. es decir. del Señor. ya que carecen de la vida que flu- otras palabras: la vida eterna. es decir. en de uno mismo procede tampoco es verdad. perciben y sienten claramente este influjo. y que la verdad que dad de la fe. Prosiguieron su búsque- ban del orbe cristiano. Todas las cosas del Padre son Suyas (Mateo. vi. (Juan XIV. que no puede ser objeto de amor o de fe. quienes integran un tercio del cielo. inteligencia y sabiduría. Señor. y se niegan obstinadamente a reconocer al Señor. Son conducidos un poco hacia la derecha. los llamados ma gloria mundana. Yo soy el camino. de esta forma se los mantiene apartados de los que arri. o creer en. da unos cuantos días. y a medida que su capacidad receptiva se de- El que cree en el Hijo tiene vida eterna. Estas cosas enseñó el Señor cuando dijo: ye de la Divinidad. des inherentes a los ángeles las que crean el cielo. e ignorando que El es el Dios del Cie. y la luz de la inteligencia y la sabiduría. XVII. dado que El Mismo enseñó q u e . Estos espíri- visible. no es tal. los ángeles son ángeles y conforman el cie- lo. es decir. Y como estas facultades emanan d é l a Divinidad del Yo soy la resurrección y la vida. puesto que constituyen el cielo. pues. los ángeles del más íntimo cielo. Juan XVI. A los niños. y arro. y la vida. aunque esté muerto. a la que denominan alma del universo (ens universi). saben. 26) ñor. sobre este tema trataremos más adelante. y se les im. Estos. e indagar jados en el abismo. 36) samente el amor y la fe. ya que para ellos esta Divinidad invisible es una propiedad que se les explicó que et cielo no consiste e n las cosas que habían imagina- primigenia de la naturaleza. donde pudieran sojuzgar a sus semejantes. descubren que ejercicio del poder. y que tampoco pueden concebir.

la tierra apa- no son recibidos en el cielo. 4. fruto por sí mismo. por la siguiente razón. o se las atribuyen a sus dotes perso- en su esencia es el bien Divino en unión con la verdad Divina. entonces. así tampoco vosotros. L mo verdad Divina. esto es. al que denominan verdadero Ser Permaneced en mí. 34 35 . Los tienen porestúpidos y ladrones. Dicen además. ladrones porque se apoderan de lo ye el bien del amor. Yo soy la vid. al decir: todas las cosas dimanan de un Principio. Hacer el bien para obtener recompensas. y la verdad Divina. mediante las correspondencias se comprende que el fuego significa amor. di- manan solamente el bien Divino y la verdad Divina. El amor es como el fuego del sol. que hay una Unica Fuente de toda vi. el cielo es el bien que emana del Señor. y se apartan de aquellos que atribuyen algún mérito a su bon- a Divinidad que emana del Señor es designada en el cielo co- dad. vosotros los pámpanos. y si de. consideran inapropiado que se les agradezca el E S AMOR HACIA E L Y CARIDAD C O N E L PROJIMO bien que hacen. que de ésta Unica Fuente de toda vida. y la luz. El amor Divino y la verdad puesto que en este caso se actúa bajo el influjo del amor a sí mismo. si no permanece en la vid. La verdad Divina que fluye en el cielo emana del amor Divino del Señor. y que el Señor es la plenitud de todas las cosas del cie- fe y lo aplican a la vida. puesto que lo que mana del Señor e s el Señor. símil de la luz. se relaciona con la verdad. permanecéis en mí (Juan XV. En los ángeles. hallan el cielo en sí mismos. por tanto. y esta conjun- ción vivifica todas las cosas del cielo. y no una cosa pertenecien- hecho de que todas las cosas de la vida proceden del Señor. cuando la luz es fría. es la vía por la que flu- clusivamente en su provecho personal. y que. Esta es la creencia de los án- geles. se relaciona con éí bien. y que todas las cosas provienen de algo que es anterior a ellas. cuando el calor del sol está unido a su luz todas las cosas de la tierra fructifican. en cambio aquellos que lo.5) culado con el Principio a través de nexos intermedios. que es el Señor. La vida de su intelecto. Como el pámpano no puede llevar ( E s s e ) de la vida y de las cosas. que éste es el bien que crea el cielo. El geles. Se preguntan cómo es posible que alguien pueda considerarse sabio por sus propios méritos. adjudicándose probidad y rectitud a sí mismos) y la luz están desunidos. y yo en él. Divina emanada del amor. ras proceden del Señor. y que todo ser es afec- tado por ellos según su capacidad receptiva. Del mismo modo afirman. están relacionados entre sí como el fuego y la luz bio hacer el bien por el bien mismo. y el Señor en ellos. Los ángeles evitan la presencia de semejantes rece yerma y desolada. es actuar bajo el influjo Divino. si no puesto que la subsistencia es un perpetuo devenir. Estos espíritus rechazan la creencia del cielo: que es la Divinidad del Señor en los ángeles la que crea el cielo. y la verdad es semejante a la luz. es el bien del amor. E sia permanecen en el Señor. Quienes reciben su influjo con T odo lo que hasta aquí hemos relatado. En cam. de El también proceden todas las cosas de la vida. no es hacer el bien. afirman que todas las cosas del universo están vinculadas al bien y a la verdad. y en mentira la verdad. porque este bien e s el Señor. porque piensan ex. la vida de la voluntad del hombre. y yo en vosotros. éste lleva mucho fruto. esto acon- nales (tal es la persuasión de. y ello es así porque el bien que mana del Señor es el Señor en los ánge- lo rechazan o lo desvirtúan. y aquello que no está vin. señalando que nada puede surgir de sí mismo. estúpidos. confirman de la siguiente manera. l Señor enseña que los que moran en el cielo e integran la igle- Y confirman este aserto. se disgrega de inme. Del mismo modo subsisten todas las cosas. De la misma manera. XV. Y como todas las cosas bue- nas y verdaderas provienen del cielo. que pertenece al Señor. convierten les. los ángeles lo te a ellos. Por otra parte. que L os espíritus que durante su vida en este mundo han ratificado su persuasión de que las buenas acciones y las verdades en las que creen proceden de sí mismos. pone de manifiesto que el Señor mora en los ángeles del cielo como en aquello que es propiamente Suyo. verdad emanada del amor. y afirman del sol. de esto se sigue que todas las cosas L A DIVINIDAD D E L S E Ñ O R E N E L C I E L O de la vida. el que permanece en mí. este bien Divino semejante al calor. se disiparía en forma inmediata. o capaz de hacer el bien por sí mismo. 4. De este modo es posible precisar qué es la verdad Divina que emana del amor Divino del Señor. e inspirados por ella. De modo que en los án- el bien en mal. necesariamente provienen del cielo. según dicen los ángeles. desintegrándose. (Juan da. que es la vida de su amor. diato.5) jara de manar incesantemente.quíenes juzgan que la finalidad de las buenas tece durante la primavera y el verano. que CAPITULO lll es la vida de su fe. transformando en muerte la vida. espíritus. convierten este influjo en un infierno. no sucede lo mismo cuando el calor acciones es la recompensa. porque separados de mí nada podéis hacer. y que la vida del hombre es un torrente que brota de esa Fuente.

estas esferas dimanan de la vida de sus afec- Ambos e m a n a a d e l Señor. y de los ángeles entre sí. no hay amor. y toma de Palabra. como si dijéramos. no es amarlo en lo relativo a Su persona. Lo dicho manifiesta con claridad que estos dos gé. porque el amor es el amor no cumple lo que ese otro ser desea. y el amor al prójimo. Y se muestran asombrados de que los hombres de la iglesia ig- noren que amar al Señor y amar al prójimo. los ángeles no vuelven su rostro hacia el Señor por sí mismos. cuando abordemos la dadero. es amar lo que es bueno y ver- su rostro. dicen los ángeles. porque el amor es con- junción espiritual. amar al das de amor están que penetran hasta las entrañas mismas de la vida de Señor. y quién es el prójimo. saber muy bien. porque en ese amor está El. y cuál es la forma de su con. la sabiduría y la dicha. Pero debe tomarse en cuenta muy especialmen- E n los cielos toda vivencia testimonia que la Divinidad que ema- na del Señor afectando a los ángeles y creando el cielo es el amor. le provoca la muerte.. y su privación abso- luta. En todos tos ángeles. y que armonizan con él. Señor y sienten caridad hacia el prójimo. el amor es Si guardareis mis mandamientos. y amar el bien es quererlo y hacerlo por amor. el sitio que uno ocupa concuerda con comprensibles para el hombre. y siempre me han a- de El. las anhela. que el amor se demuestra queriendo y haciendo lo que o- tro ser desea. el verdadero ser de toda vida. y amar la verdad. dado que en la otra vida. en cambio aquellos que se aman a sí mismos. el amor hacia el prójimo. e inspira sus palabras. Las he percibido muchas veces. Las selecciona. las ordena. se asemeja al modo de con. y su ausencia frialdad. La posición que adoptan los seres en el o- poco es amar a un semejante en cuanto a su persona. la paz. tos. al decir: allí las cosas que armonizan con él. y en consecuencia. y los detalles más imperceptibles de su vida. y de lo se percibe claramente en qué se distinguen. en los depósitos de la memoria. permaneceréis en mi amor (Juan XV.. y de los pensamientos nacidos del afecto. tancia. qué es el los cambios de estado de su espíritu. Querer es amar hacer. ya que en él. pero en este mundo su percepción es obscura. del amor reciben la vida. está como embebido en ellas que aquellos que vivifican el bien y la verdad mediante su voluntad y median- de un modo espontáneo. Amar al prójimo. Las esferas que emanan de los ángeles tan impregna- junción. la fe nacida del amor. El amor es receptivo de todas las cosas na del Señor es un símil o semejanza de El. que no son fijas o constantes como en este mundo. desea incesantemente ser enriquecido y perfeccio- te sus actos. aunque uno esté situado a una gran dis- al Señor. la in- teligencia. y esto a veces acontece. L receptivo de todas las cosas del cielo. envolviéndolos. ése es el que me ama. cuando deberían descripción de las regiones en el otro mundo. o cielo más íntimo. los hombres deberían saber que el amor que ema. 10) puede advertir que la vitalidad más profunda del hombre procede del amor. tam. hay esferas espirituales d e vida que emanan de todo ángel y de todo espí- H ay en cielo dos géneros de amor. es amar el bien que surge quien los acompaña. del mismo modo que el bien se distin. L a Divinidad que crea el cielo es el amor.. o cielo intermedio. Y esto es algo que el hombre sabe muy bien. En la diáfana luz del cie. fluye el amor ritu. fiesta claramente que los ángeles reciben su vida del amor. Las incorpora. a través de ellas se percibe el carácter de los afectos de su amor. es aplicarla a la vi. 36 37 . Lo mismo ocurre con las diversas re- bien. fectado con la misma intensidad. crean el cielo. vida. es el Señor quien atrae hacia El el rostro de los ángeles. y me manifestaré a él (Juan XV. conjunción de los ángeles con el Señor. giones del otro mundo. Además. el junción con El. Y esta disposición es invariable. su presencia suscita en él calor. que es la calidad del amor del hombre lo que determina la calidad d e su dad. las incorpo- ra y las supedita a su control. vuelven siempre su rostro hacia el neros de amor se distinguen entre sí. y que su modo de conjunción. y esta conjunción es tan perfecta que todos los ángeles E l que tiene mis mandamientos. En el segundo cielo. a menos que sepa qué es el amor. En el cielo. 10) Y en otra parte: ante los ojos del Señor configuran u n solo ángel. y aplicar ese amor a la vida mediante la voluntad. apartan su rostro del gue de la verdad. hecho que mani- él la verdad que procede de la Palabra. y si a Divinidad del Señor en el cielo es el amor. entonces. y el amor alumbra sus rostros. y ios guarda. y. Sin embargo. Por lo demás. el amor al Señor. y es éste acto el que suscita amor recíproco y conjunción. Señor. llegan a ser símiles o semejanzas del Señor y se hallan en con- nado por ellas. los dos. y su aspecto es de una belleza inefable. Esto es lo que enseña el Señor en la amor hurga. las busca. o de la vida de su amor. Cualquier persona capaz de reflexionar. Pero estas cosas resultan prácticamente in- ren su cuerpo. Los que aman al da mediante la voluntad. sino que es amar en tro mundo está determinada por el amor que los impulsa. Ade- más. En el tercer cielo. sino que varían de acuerdo con la dirección hacia la que los seres vuelven H e hablado con frecuencia con los ángeles sobre este tema. cualquiera sea la dirección en que gi- junción del bien con la verdad. tanto los ángeles como los hombres. como ser. Señor. para que formen parte de su ser. Y yo le amaré. Pero es- te tema será tratado con más amplitud más adelante. Porque todos los habitantes d e los cielos son formas de amor y cari- te.

antes habían juzgado incomprensibles. hay en ei cíelo divisiones generales. (Mateo. y cuando se halla- ron en compafiía de los ángeles. en cambio el reino espiritual. en las páginas siguientes. Y se lamentaron profundamente al saber que deberían retornar a su estado anterior. y las ha. tán facultados para recibir las cosas buenas y verdaderas. El amor celestial es el amor al Señor. huyen rápidamente para confabu- larse en el infierno con quienes aman las mismas cosas que ellos aman. habían amado las cosas buenas y verdaderas en sí mismas. es decir. Y esto debido a que en el transcurso de ticulares. La general. fueron conducidos hasta un cielo angéli- os ángeles que integrar) el reino celestial. ñor. 39 38 . y les oí decir que percibían una felicidad mucho más honda de lo que pueden expresar las palabras. Señor. Y como el bien es inherente a! a- mor (el bien es todo aquello que uno ama). De e s - celestiales son ángeles interiores. . en cambio. constituidos por ellos se llaman cielos interiores y superiores.-.. dotadas de mentalidad sim.'. y no hay una so- ple. C émáría"aéí%iñor. Trataremos sobre estas divisiones ra recibir las cosas inefables que manan del cielo. reciben más ínfima- co.- experimentar un estado de amor celestial. después de la muerte fueron elevadas hasta el cielo. les fue dado léStiál. El Señor lo manifiesta con claridad. iertos ángeles. y en la Palabra. porque mediante estos términos se indica qué y ta sabiduría que gozaban. y su amor un íntimo amor. la reciben a un nivel más c . establece su vida. 37- 40) "La ley y los profetas" constituyen la Palabra en su totalidad. y la particular. Por esta razón. lo compujeba fehaciente- mente el siguiente episodio. no es. y desde allí hablaron conmigo. es una división en dos reinos. mor al Señor es un bien entrañable. y por la misma razón. nos. apenas entran en el cielo y toman contacto con ellas. Y esto determina que los dos reinos se distingan entre sí. llevó en el mundo el nombre "Jesús". E l reino celestial también lleva el nombre de Reino Sacerdotal del Señor. "Su Trono".n>5TfiwárT5s"pnmer^^ • '°gÍ. abominan de ellas y las desechan. hasta llegar a percibir incluso aquellas cosas que es lo interior. Y como el bien del a- da tu mente. alcanzaron la sabiduría que disf njtan los án- H la sociedad angélica idéntica a otra. XXII. mayor era la inteligencia Que en superiores e inferiores. que hay tres cielos. se distingue del bien del amor hacia el prójimo.aye„ ten repugnancia y se apartan. la específica. los ángeles Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. por su Divinidad espiri- tual. entonces. y siendo destituidos momentáne- amente de sus malas disposiciones. otros. y qué es lo exterior. debido a ello. ^ j b e n más íntimamente la Divinidad. y el amor que sienten los que habitan el reino espi- ritual. Aquellas cosas. Que el amor está do- tado de todas las facultades para recibir las verdades que armonizan con su E L C I E L O E S T A DIVIDIDO E N D O S R E I N O S ser. y fue llamado "Cristo". y con to. bien espiritual.. El Señor. las arroja lejos de sí. subdividido en innumerables sociedades. y las pone bajo su control. los cielos Otros espíritus fueron conducidos también hasta el cielo. del mismo modo en que el bien del amor al Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón. ~ " " " . desarrollando así las facultades necesarias pa. Pero los que están pose. por su Divinidad celestial. Este es el primero y grande mandamiento. es el amor na del Sefior es receptivo del cielo y de sus cosas inefables. sien. L mente la Divinidad del Señor. y en la Palabra. y el del otro. ni un ángel que sea igual a otro. es llamado el Reino Soberano del Se- toda verdad Divina. y que deseaban cerciorarse de ello. y la bienaventuranza celeste. Capítulo IV que no le son gratas. y el a- E l amor al Señor y el amor hacia el prójimo encierran e n sí to- das las verdades Divinas.'. dice: mor espiritual es el amor hacia el prójimo. ay en el cielo una infinita variedad de cosas. Ciertas personas. E celestial. y con toda tu alma. el bien de uno de los dos reinos se llama bien celestial. A ciertos espíritus que dudaban de que existiesen semejantes facultades pa- géfesespirilGaíis. específicas y par- geles. porque el cielo es llamado "el reino de"ÜIos". cuando aludiendo a estos dos géneros de amor. para servirse de ellas. tos dos mandamientos depende toda la ley y los protetas. en cambio. y que antiela estar en conjunción con ellas. y se tos llama ángeles superiores. Se los distin- vado e interior era el estado que experimentaban. indica que el cielo en su conjunto está bían incorporado a su vida. las descarta. Lo dicho indica que el amor que ema- l amor que sienten los ángeles del reino celestial. y cuanto más ele. se los designa co- mo ángeles interiores y ángeles superiores. Se dice que hay una división general en dos rei- ídos por el amor de sí mismos y el amor hacia las cosas mundanas. se llama amor espiritual. Est^ al cielo en dos reinos: el Remo Ce- ra recibir el amor celestial. y el KtfiTvóTspiritual. se lo designa como "La morada del Señor".

y otro externo. el tronco. el cielo. y aquellos que reciben el in- 40 41 . y el externo o primero. Puesto que L a Divinidad que procede del Señor y es recibida en el íntimo o tercer cielo. o con los del externo. y reciben per- petuamente. constituidas por ángeles celestiales-espirituáles. todo lo pertene- voluntad del hombre es inmediato. durante su vida en este mundo. A t r á ^ Quienes reciben el influjo del cielo intermedio o segundo. los ángeles celestiales llevan las verdades Di- P más detalles. L os ángeles del reino celestial del Señor. omitimos aquí vinas inscriptas en su corazón. la cabeza. las perciben. 13) Los "enseñados por Jehová" son aquellos a quienes el Señor Mismo H ay tres cielos. los ángeles de este cielo llevan el nombre de ángeles espirituales y celestiales naturales.mnftg np me a r ^ g f í i f í p j n t g r r r ^ - ritual. es uno s o l a El Señor provee y dispone las f acultadñs y ti mr. y la Divinidad que flu- ye del Señor y es recibida en el cielo externo o primero. nunca por su inteligencia. porque todos me conocerán. aquello que constituye su mente y su índole. 33. posee un orden similar. ni ninguno a su tiermano. del cielo intermedio. tampocosgroiBU. uesto que el tema de los ángeles de los dos reinos será trata- do con más amplitud en las páginas siguientes. pero lo que es natural en este cielo es diverso de lo que es natural en este mun- D ebido a esta diferencia. a estos ángeles se los llama ángeles espirituales. ni se incorpora en el hombre. pero su influjo en el intelecto es mediato.. aplicándolas de inmediato a la vida.46) tiumano. las reciben primero en su memo- ria y en su intelecto. en vez de rete- nerlas previamente en la memoria para verificar su autenticidad. aparte de su voluntad. Ape- y su base. y sus extremidades infe- riores. Y no enseñará más ninguno a CAPÍTULO V su prójimo. en su interioridad. uno inter- medio. cia. las verdades Divinas. vino en forma.- nican directamente. íntima con El. a aquello que es inhe. su influjo en el bien es inme. llega a través del bien. reciben más íntima- mente la Divinidad del Señor. hombre. por esta razón. Se designa como verdad. Por lo demás. pero su influjo en la verdad es mediato. según su receptividad del bien Di- rente a la memoria. por tanto el cielo. y puesto que viven en el amor al Señor. porque han recibido. el intermedio o segundo. 45. pues contiene lo celestial y lo espiritual. y los ángeles que allí moran lle- van el nombre de ángeles celestiales. vino y la verdad Divina del Señor. conformando un cielo en mínima efigie. apenas se in- corpora a la voluntad. y a la acción nacida reúne con los ángeles después de la muerte. se llaman ángeles espirituales naturales.. y reciben perpetuamente. y por eso. su sector intermedio. y se Se llama bien a lo que es inherente a la voluntad. Y es por eso que el diato. a pesar de estar dividido en dos reinos. y al pensamiento nacido de la memoria. es la celestial. los ángeles celestiales gozan de la sabidu- ría y de la gloria suprema. ei íntimo o tercero. se hallan en conjunción más gíos. gélicas intermedias. Jamás dudan de que sean ciertas. debido a la necesidad del orden. con ios del íntimo cielo. La superioridad de estos ángeles se debe a que han recibido. ciente al orden Divino en él fue configurado. plasmándose en él el orden Di- llega por vi'a de la voluntad. la parte intermedia. es recibida en el cielo intermedio o segundo. es triple. En ese mismo orden procede y desciende la Divinidad del Señor. debido a ello. El Señor lo manifiesta expresamente en Juan (VI. netamente diferenciados entre sí. aplicándolas de inmediato a la vida. diciendo: Conoce a Jehová. en cambio los ángeles espirituales. Son como aquellos mencionados en Jeremías: Daré mi ley. o entre el sector superior de un edificio. desde el más pequeño de ellos hasta el más grande HAY T R E S CIELOS (XXXI. la Divinidad que procede del Señor y el hombre es hombre gracias a su voluntad y al intelecto nacido de su volun. Y a q u e a través de ellos se establecen la comunicación y la conjunción. nas las oyen. que es el cielo es- piritual. las verdades Divinas. las llevan a la práctica mediante su voluntad. su sabiduría y su gloria es mucho más honda que la que gozan los ángeles del reino espi- vés de ellos el reino celestial fluye hacia el reino espiritual. 34) Y en Isaías se los llama: Enseñados por Jehová (LIV. C omo hemos dicho. Su or- den correlativo es semejante al que existe entre la parte superior del cuerpo enseña. los ángeles del reino celestial y l o s ^ - geles del reino espirituaíTTiS residen juntos. y. en cambio. un nivel íntimo. con los de la voluntad.^. no tiene vida. Perciben de inmediato por influjo si lo que oyen es veraz o no. retenida en el pensamiento nacido de ella. toda verdad se transforma en bien. ya que cuando el hombre fue creado. es la natural. es la espiritual. Pero mientras se mantiene a la verdad relegada en la memoria. Lo que determi- na que. los pies. y se implanta en el amor. o lo que es igual. y las ven en sí mismos. esta verdad. y la escribiré en su corazón. Sólo pueden comunicarse a través de sociedades an- do.. El influjo del Señor en la L a interioridad del hombre. no puede convertirse en bien. y en consecuen- tad.. se halla en comunicación con los cielos.

ron despojados de su sabiduría. residen en el cielo intermedio o en el externo. do lo que es bueno. ímm en el nivel interno se llaman ángeles internos. se llaman ángeles celestia. los án- mero. lo pertenecían. no les es da- do ascender de un cielo inferior a otro superior. ni descender de éste a otro pueden existir la una sin la otra.21) e todas formas. ningún ángel puede residir con ánge- cionan en el hombre la facultad voluntaria y la facultad intelectual. sintieron su corazón acongojado. cuanto más receptiva al geles del cielo exterior. como acontece a menudo. se ve privado de su sabidu- 1^ ebe entenderse claramente que la interioridad de los ángeles ría. En cam. este tema será examinado en los artículos siguientes. o helo a. La interioridad de los visitantes no estaba develada en el mis- vina. y en la consiguiente felicidad. poco lo estaba su vista. desprovista de virtudes. gozarde una dicha celestial más elevada mediante el simple acceso a u n cie- bre. el nivel de perfección de estos ángeles es su- 3 2 . cuando. La perfección angélica consiste en inteligencia. es incapaz de hablarles. de tal y tienen su lugar allí según su receptividad del bien. pueden D establecer relaciones con cualquiera de sus habitantes. su perfección es inconmensurablemente superior « l a de los ángeles del cielo intermedio. hasta el punto de llegar a ignorar a qué cie- pero se esmeran muy poco en su instrucción. pero no en una felicidad les naturales. tras que lo exterior está más alejado de la Divinidad. no A les de otro cielo que no sea el suyo. disfrutar de la compañía de timo cíelo. o sólo estos ángeles. Ciertos án- 3 3 . En los cielos. te no dejarse llevar por aspiraciones superiores a las compatibles con su vi- tica mediante su voluntad. pa- cielo. (Lucas XVIL 20. residen en el cielo externo o pri. aquellos que integran un mismo cielo. mien- los deleites de estas relaciones. llí. Si un ángel asciende de un cielo inferior a otro superior es presa de intelectual a la luz emanada de ella. amor. vale decir. a quienes aún no se les había instruido que lo que Señor es su interioridad. Aquellos en quienes ha sido develado el segundo grado. prendieron presurosamente su regreso al cielo del que habían partido y. que es el celestial. El caso es distinto. llevándo. mo g r a d o que la interioridad de los ángeles de ese cielo. y los que están perior al de los ángeles del cielo externo. craso. Puesto que la interioridad de los ángeles del íntimo cielo ha sido de- tán incluidos en un mismo grado. se propusieron firmemen- moria. sin embargo. quienes fue- bio aquellos que viven según sus principios morales y creen en la Divinidad. moran en el íntimo o tercer cielo. y se sume en la desesperación. mente que los tres cielos son enteramente distintos. Súbitamente. el nivel in- terno corresponde a la facultad voluntaria. y no fuera de él. Quienes sienten las verdades Divinas y las aplican a la vida. confortados al hallarse de nuevo entre los suyos. causa de esta distinción. e instados por su intelecto las llevan a la prác. ya que una felicidad semejante es externa y no in- turales se distinguen entre sí. luego en su intelecto. se miden por las afinidades del bien que llega a obtenerse. en to- flujo del íntimo o tercer cielo. Si desciende de un cielo superior. habla con voz balbuciente. a través de los cuales pue- den comunicarse con aquellos a quienes visitan. suponían que podían dos de interioridad en cada ángel y e n cada espíritu. como enseña ra que puedan contemplar Su gloria. no puede ver a quienes están a su lado. pero T oda perfección aumenta en la medida que es más interior. sabiduría. La voluntaría es comparable a la llama y la inferior. Asimismo. se halla- develada gradualmente mediante la recepción del bien Divino y la verdad Di. ni dirán: Helo aquí. Pero cuando se encontraron allí. lo interno y lo externo. y circundados de ángeles intermedios. La interioridad es nosamente. Por lo que em- a la verdad. y que el cielo está dentro de cada ser. velada en el tercer g r a d o . Una gran multitud. se relacionan entre sí del mismo modo en que se rela. da. constituye los cielos es la interioridad de los ángeles. Los ángeles espirituales naturales y los ángeles celestiales na. pero constituyen un mismo cielo. puestos. 1 ^ es lo que los sitúa en uno u otro cielo. Lo dicho manifiesta clara- "El Reino de Dios no vendrá con advertencia. en el externo. Hay tres gra. re- Los que no reciben las verdades de inmediato en su voluntad. ba presente. Aquellos en quienes el tercer grado ha sido develado. tam- las a la práctica por medio de su voluntad. por más que buscaron afa- el primero. sino en su me. una angustia lacerante. De esto se desprende que los estados de interioridad constituyen el geles son elevados por el Señor desde un cielo inferior a otro superior. terna. moran en el ín. al decir. ya que se hallan debidamente predis- el Señor. por tanto. porque he aquí el Reino de Dios está entre vosotros". lo de ángeles superiores. y también en el hom. que proviene del amor modo que no acertaban a saber si estaban vivos o muertos. ya que la interio- ridad se hajia más próxima a la Divinidad. y en sí mismo es más 43 42 . más interior es el cielo que habitan. he visto a otros descender de un cielo superior. y. y ei externo a la intelectual. Les fue dado entonces. o en cada cielo. residen en el cielo segundo o intermedio. y disminuye en la medida que es más exterior. no divisaron a nadie. A su vez. cuya interioridad ha sido develada C n cada cielo hay un nivel interno y otro externo: los que están en el segundo g r a d o . se llaman ángeles externos. porque es. y en sí misma es más pura.

w y el orden Divino. son miembros de una misma sociedad. son algo continuo. Dichos grados se deter- minan por la distancia. los que se diferencian menos. cretos. ni ei espíritu del hombre y su cuerpo. o la naturaleza del influjo. y la similitud. Lo que no se co- necta con el Principio a través de enlaces intermedios no puede subsistir. laoscuridad. Y es por 1 guen los cielos entre sí. y d e ^ e allí dispone los otros niveles cíénffrrerTorígag^érs se su- Su influjo inmediato en todos los cielos. a diferencia de los animales. ciende su sabiduría. hace de tres cielos uno. des- s i p í a r ^ e corñó"errñgreso del Señor en el ángel o hombre. sea capaz. de contemplarlo a El. bre. Porque en el mundo espiritual. tampoco podrá aprehender la distinción entre los cielos. En los cielos. Los grados continuos se relacionan entre sí como los grados de- screcientes de la luz desde su máximo esplendor hasta que se desvanece en E stas son las verdades generales concernientes a los tres cie- los. CAPITULO VI. y tras- rente por vía de continuidad. en la visión. Tampoco estará en condi. Pero la relación entre lo interior y lo exterior no es continua. en los cielos. quienes viven en un bien si- do natural. Y así. es algo que ningún ángel puede per- lo interior y lo exterior. del bien en que viven. E s f é g r a d o l ñ t i m o ' o supremo. y hablar según los dictados de la razón. o un algo íntimo y suprjnnio^Jia- cTa düi lübi tlU2g¿pivmiaád del^^^^ xTma. por todo hombre. de forma que no pueden concebir lo espiritual. sino dis. los que son más perfectos. Quienquiera que examine LOS CIELOS ESTAN CONSTITUIDOS detenidamente esta cuestión. de ser elevado por el Señor ha- ^ ólo aquel que conoce la relación que existe entre los grados cia El. están más apartados. que nada inconexo es posible. y se distingue de las bestias. se hallan más próximos. o qué es lo que se entiende por hombre interno y ex- eso que puede disfrutar de la vida eterna. referiremos un arcano relativo a los ángeles de los . ni discer- nir el hombre interior del exterior. ya que según su criterio. por la diferencia en los estados de amor. A esto se de- be que el hombre. sición. se distinguen como lo anterior y lo posterior. la relación creciente y decreciente es una relación continua. como la causa y el efec- to. El hombre sensual no per- cibe estas diferencias. es decir. En todo ángel y también en Q la misma manera. existen dichos grados de producción y compo. advertirá que en todas y cada una de las co- sas que pueblan el universo. es capaz de comprender en qué se distin- cibir inteligencia y sabiduría. es discreta (disconti. las sociedades angélicas en los cielos se distan- cian entre sí según las diferencias. jamás aprehendido por mente alguna. P ero a pesar de que ios cielos son tan distintos. que los ánge- les de un cielo no pueden relacionarse con los ángeles de o- tro cielo. o cohe- cibir con claridad. ni distinguir el mundo espiritual y el mun- L os ángeles de cada cielo no residen en un mismo sitio. y de éste un terce- ro. puede de- tro. Quien no sea capaz de percibir esta distinción de grados. los que más se dife- rencian. examinaremos cada cie- lo en particular. incluso en dichos grados. puesto que está más allá de su alcance intelectual. en esta íntima interioridad. hay grados continuos y grados dis- jcontinuos. que de un primero surge un segundo. y de re- I oo. ya que éstas . Y en P or otra parte. Los grados son de dos géneros. mayores o menores. En cambio los grados que no son continuos. de tipo general y particu- lar. y mediato. en lo que concier- ne a la interioridad de su mente y disposición. y como lo que produce y lo que es producido. y Su propia mora- de el Principio hasta el Fin. pero en las páginas siguientes. o lo superior y lo inferior. o como los grados decrecientes. milar. el bien posee in- ciones de comprehender la naturaleza y el origen de las correspondencias finitas variedades. y alcance. d e s d e un cielo hacia o- . los que 44 45 . „Q P último. \. y así sucesivamente. puesto que uienes integran una misma sociedad se distinguen entre sí de la distinción de grados no ha sido comprendida. determina que estén juntos. se da en ellos. de creer en el Señor. inte- gran distintas sociedades. desde lo más puro hasta lo más craso. y las representaciones. y todos están conectados de tal modo. la comprensión de estas cosas es algo que está fuera de su terminada exclusivamente por la diferencia de los estados de interioridad. el Señor une todos los cielos por Su influjo inmediato y mediato. Pero qué es lo que dispone el Se- terno. la distancia está de- consecuencia. POR INNUMERABLES SOCIEDADES. según las di- ferencias del bien del amor y la fe en que viven. La mayoría de las personas de este mundo poseen la noción de que ñor y provee. de amar al Señor. vale decir. de objetos que es- tán a la luz de aquellos que están en la sombra. sino como algo natural más purificado. o como los grados de pure- za en la atmósfera desde el más bajo al más alto. Es en virtud de este algo íntimo o supremo que el hombre es hom- disipa y se extingue.1 tres cielos. Y puede afirmarse que cada ángel es su propio bien.c e g g ñ ^ ^ ú l ñ l o s ^ r a d o s del orden. no lo poseen. hay un grado íntim_o_o_supremo.

que son los que d e t e . Entonces. y ya no quieren ascender de nuevo. Ei Señor los guía. en ciertas ocasiones me ha sido presentados por aquel hombre. es de esta manera. varía en las par- gún el grado decreciente de su perfección.n m a n la suyos y en su hogar. que determina la disposición de las so- 46 47 . y advertí que un mismo rostro. y en socie. con la diferencia en las particulari. separado del cuerpo. y amistades espiri. Ya que. festado el modo en que esta semejanza del aspecto generar. y en los ojos. que son expertos en encubrir su paración entre ellos. Hay hipócritas. además. y más lejos y con más dades. per- mariecía como modelo básico. cuando están entre sus similares. allí. modificándose según los afectos del bien y la ver- tán en el centro reciben la luz en su esplendor. Nadie tiene otro rostro que el de sus propios afectos. ángel. y que fue arrojado en las tinieblas de afuera (Mat. y pasar a o- " i r odos los que integran una misma sociedad angélica. que me resultaban desconocidos. nadie puede ocul- tar su interioridad mediante su expresión. gozan de su de los ángeles. es decir. poseen tra menos compatible. me pareció conocerlos des. en cambio con otros. Esta este- en sus particularidades. Todas las sociedades se comunican a través de la ex- • un semblante similar. hay en ei cielo una comunicación de todos con cada uno. o mentir y engañar me- del Señor. fingiendo así ser ángeles de luz. El ampara a cada uno según la vida de su amor y de su fe. vea en el acto la calidad de otro en su rostro. dad. nes. se extienden hacia todos los cielos. y de la consiguiente felicidad. otros. y no tensión de la esfera que emana de la vida de cada una de ellas. e s t a ñ e n el cen. están en el íntimo cielo. sabiduría e inteligencia. de quien el bien dimana. crea conjunción y se. aunque esto en su aspecto general. XXII. todas las variaciones eran derivados y elabo- Q uienes son semejantes se sienten espontáneamente atra- ídos. amor y de su fe. comienzan a sentir una íntima an- . aunque jamás gustia. se sienten como entre forasteros variedad en los rostros. que nacen del amor y la fe. el rostro es la forma externa y representativa de los afectos. T odas las sociedades del cielo se comunican entre sí. Y así. su amor. y están como exánimes. en la medida en que los afectos son más interiores y más depura- sabido. en un es- tado disímil. Aquellos que parecía conocer desde la infancia. diante artificios o hipocresía. mediante el cual se la reconoce y dis. son semejantes a los re ¡ tuales. Algunos de los que vi allí. hacia las sociedades circundantes. et atuendo de boda. y los preserva en libertad de acuerdo con el bien en que interioridad. allí. dad con los ángeles. generes. es la esfera de los afectos del amor y de la fe. de todos los deleites de la vida. su rostro se torna lívido. a una distancia que varía se. Sin embargo no son los ángeles quienes se vinculan entre sí. afectándolos. hallado entre los convidados a la tiesta. Esta. Según su extensión poseen los ángeles inteligencia y sabiduría. mediante ejemplos comparativos tomados de este mundo. de su viven los miembros de una sociedad. Es posible formarse una noción de cómo se relacio.sobresalen por su bondad. se hallaban en un estado semejante al de mi espíritu. A simismo. en su aspecto general. Estas modificacio- feria. que poseen los miembros de una misma sociedad. Es algo amplitud. y a los que están en la peri. También me fue mani- tro. largo y a lo ancho. pero no pueden permanecer mucho tiempo allí.11). Su orden de ubicación. Y esto es más notable entre familias. y un suplicio. se reconocen. Un rostro como de jante al de una luz que va disminuyendo del centro a la periferia. me resultaron totalmente desconocidos. como se ha indicado más arriba. y se extiende a lo na este parecido en el aspecto general. en cambio los otros. que hay un cierto parecido entre los miembros de una raza. todos los afectos interiores aparecen y esplenden de cada uno con todos. éstos se introducen subrepticiamente en una sociedad. siq dado verlo. persistieron. Esta extensión será considerada en detalle más ade- en el rostro. tingue de las demás. ^ " • • ^ se hayan visto antes. de igual modo que los alteraciones surgen de la contrariedad que les produce la vida que allí fluye hombres de este mundo reconocen a sus parientes. quienes viven según un bien similar. y componen su aspecto exterior. ya que muy pocos sa- len de su propia sociedad para ir a otra. cuando la Forma del cielo. Estos. estando en el espíritu. los rostros y lejos de su tierra. allegados y amigos. es obra D e ahí que un ángel de sobresaliente sabiduría. de la infancia. porque salir de su propia sociedad es para ellos como apartarse de sí mismos o de su propia vida. enseguida. Los que pecto general del rostro. En el cielo. se ubican alrededor. a ve- inteligencia y de su sabiduría. Y esto. apareció ante mí. aunque no lo hacen mediante un trato directo. L o dicho pone de manifiesto que en los cielos todos se hallan vinculados por el bien.g. según la forma del bien en que viven. les llega gradualmente atenuada. por tanto. Así. y se distinguen según la calidad del bien. y aún más ostensible. y en su centro. en el as. es decir. los menos destacados. a través de este rostro. ces. En los cielos. porque esta similitud hace que se sientan como entre ios raciones de aquél. ra de vida. ticularidades de cada individuo de una misma sociedad. de los afectos de su libertad y. los que es. se lanzan con premura hacia el infierno de sus con porque en la otra vida sólo hay parentescos. lante. son la forma de su interioridad. fueron exhibidos los afec- tos de todos los miembros de una sociedad. afinidades. dos. ni simular. es seme.

oficiales militares. según el cielo que está dentro suyo. hasta parecer dementes. y en forma angélica. Y también puede inferirse de lo siguiente: el Señor guía a todos en el cielo. Y esta recepción. una sociedad angélica en su integridad apa- por casa. cuando el Señor aparece en medio de los ángeles. de to- dos modos. habitan todos el mismo palacio o castillo. depende de la calidad del bien del Señor. y familia por familia. te bien reside en cada sociedad del cielo. está dentro suyo. pero cuando se encontraron allí. Y C A D A A N G E L . En funciones en el servicio regio. puesto que la extensión de los afectos y los pensamientos. o animales en una bomba neumática. un ángel es un cielo en forma mínima. y es por eso que un án- C ada sociedad es un cielo en forma menor. aseveran que el cie. que cuando alguien es elevado a cualquier ne de relieve cuánto se equivoca oquel que cree que ir al cielo. como si fuesen un solo ángel. aquellos que se encuentran fuera o debajo del realidad. y las mínimas. Esto es algo sabido por todos en decir. casa ciedad. reciben todos al Se- 48 49 . al decir que: a boquear y a retorcerse. Lo que po- dad de cada cielo. el bien del cielo. Estos ángeles. En todos los cielos. En la otra vida. puede afluir y ser recibido. quienes. fueron elevados al civiles. Las mayores están constituidas por mi- ríadas de ángeles. qué se entiende por "Las moradas del cielo". haciendo caso omiso de su vida interior. está dentro suyo. sino una sola. y esto. ya sea arriba o vida angélica. pues eslá dentro suyo. los menos destacados se ubican alrededor. el sentido de las una palabra. que hay dentro suyo. por unos en un orden decreciente hacia la periferia (según consta en el artículo ante- rior. las menores. igual que un pez extraído del agua y expuesto a los efectos del aire. y del mismo modo se de- geles supremos. es simplemen- sociedad del cielo. También hay otros que residen aparte. aunque éstos residen apartados. en medio del éter E n la c a s a de S u Padre muchas moradas hay (Juan XIV. cuando el aire se ha agotado. comenzaron a padecer ceguera intelectual. ue cada sociedad es un cielo en forma menor. en consecuencia. ingresa en el cielo. No tiene importancia que en todas partes este bien difiera y varíe. en los cielos hay sociedades mayores y menores. pues el bien del amor y la fe crean el cielo. me ha permitido verlo el dos en un orden similar al de aquellos que viven en sociedades. se hallan rece un figura rodeada porotras. según el cie- A lo que está dentro de ellos. están ubica. y "los cielos de los cielos" en los Profetas. y que los que están allí se encuentran te ser elevado entre los ángeles. es. cielo. nada de lo perte- cielo. al entrar al cielo. así también. y cada ángel. y son los án- eso que en la Palabra. Además. cuando divisan a lo lejos compañías de ángeles. a menos que el cielo esté dentro de uno mismo. y es- gel es un cielo. a consecuencia de ello. y el séquito en un palacio real o castillo. rece a veces bajo la forma de un solo ángel. De esto se desprende que el cielo no se en- cuentra fuera del hombre. comienzan palabras del Señor. N« 43). en for- ma mínima. E N F O R M A MINIMA las cosas del cielo que se hallan fuera de él. que cualquiera puede ingresar al cielo por misericordia inmediata. cada cual. A causa de dicha creencia. ya que la interioridad que concierne a su men- C A D A S O C I E D A D E S UN C I E L O E N FORMA te. según sus propias túpidos. Son muchos lo se halla en este lugar o en aquél. neciente ai cielo que se halla afuera. lo demuestra sea examinada. y cada cual en lo que es suyo. Y es por bajo los Divinos auspicios del Señor. sí como todos reciben el cielo que se halla afuera. Por eso se dice.2). Ocurre lo mismo que con los dignatarios los espíritus que piensan así. por algunos miles. pues el cielo no se halla fuera de él. Ya que todo ángel recibe el cie- lo que se halla fuera de él. "Miguel". CAPITULO VII A sí como una sociedad íntegra es un cielo en forma menor. los más sa- Señor. y a sufrir un tormento en su voluntad. es en el cielo. las diferencias están determinadas por la cali- N o tiene ningún sentido afirmar que el cielo se halla fuera de los seres. para que pueda recibir todas M E N O R . como su vida interior se oponía a la aunque residan aparte en diferentes secciones o cámaras. Q también el hecho de que cada una de ellas posee una forma celestial semejante a la del cielo en su conjunto. Y también. signa a toda una sociedad. no son sino socie- dades angélicas que derivan su nombre de su función. "Gabriel" y "Rafael". hasta parecer es- abajo. ciedades angélicas y también la sabiduría y la inteligencia de los ángeles. S egún se ha referido más arriba. y lo mismo acontece en cada so- centenares. como si dijéramos. de manera más próxima. el Señor es llamado "ángel". está determinada por dicha Forma. se halla ordenada según la forma del cielo. los que llevan una vida perversa. no apa- bios en el centro y los más simples en los confines. y en cada ángel de cada sociedad. Lo que ayuda a esclarecer. los más eminentes se hallan en el centro.

pues la Divinidad del Señor es la que crea el cielo. or último podría mencionarse. Pues el de ahí surge la perfección de! cielo. y que estas cosas mínimas repiten la imagen de las máximas. un cielo en forma mayor. Porque el hombre fue creado para cuerda con el bien que les pertenece. y que todo hombre es una iglesia en la que ñor. es un cielo. Aquello que rige. creando un cielo dondequiera esté presente. El es la plenitud. se sienten con. y la naturaleza de la variedad. De ahí que un ángel pero jamás de un todo. Y lo mismo puede decirse del hombre de Q cano ignoto para el mundo. Su presen. sas que existen en el mundo natural. Que la Di- mina el deleite. Cuando el Señor aparece ante alguna sociedad. por el diáfano esplendor de la Divinidad. sino también en aquellas que son mínimas o más sin- y las partes tienen una forma perfecta. La variedad del culto al Señor. que quien tiene el cielo dentro pues un todo sin componentes. la calidad es perfecta. za de El. entonces. un hombre que tiene la iglesia el bien que les es propio a los ángeles que lo contemplan a El. posee en su interior el bien del Señor. tal como si se hallase en su propio cielo. y en qué se conmovidos. Asimismo. del amor y la fe. está el cielo. en la medida en que viva en el bien mo un Angel. del agrado y el deleite. y el don de erigirse. das las sociedades en su conjunto. incluso en el cielo. fluye en las particularidades y las ordena. riedad del bien en diversas sociedades. Pero cuando un todo existe por estar integrado de sus diversas partes. a no ser que se empleen términos que suelen oírse en el orbe ilustra. y se lo ama. una sociedad. muchas iglesias. Puesto que en las co. pero se distingue. y cada una de ellas lleva el nombre de iglesia. poseer una exterioridad conformada a imagen del mundo. Señor está presente en Su orden Divino en ambos mundos. El amor al Señor es el a- perfección. radica en es un cielo en forma mínima. Que es éste el cimiento de toda todas partes infunde una semejanza de sí mismo. una iglesia a partir de varias. pues la iglesia es el cielo del Señor en la tierra. Podemos re- movidos en lo más íntimo. y por eso. sea un cielo en forma mínima. co- mo en un espejo^*^ CAPITULO VIH P uede decirse de la iglesia lo mismo que se ha dicho del cielo. y to- riedad está el deleite. y al servicio del cielo. que de la iglesia en general: que la iglesia está den. Y así puede contemplarse como en un espejo. Pero le ha sido dado al hombre y no a los ángeles. El hombre. convirtiéndose en un ángel. 51 so . que en todo. Y son conmovidos por Su apariencia que pudiese ingresar en el cielo. imprimiendo en ellas una semejan- tes concordantes y afines. pues estos dones manan las cosas. b e ahí el refrán: en la va. en una imagen del cielo. que en orden coexisten. tam- ue el cielo en su conjunto refleja a un solo hombre. de ca- lidad. Por lo demás. tro del hombre. quien según la calidad de su amor. pue- la perfección surge de la variedad. como un gulares. es un hombre angélico. d a a imagen del cielo. P suyo. dentro suyo. mediante la integración de varias partes. vale decir. carece de forma. es decir. las dispone en orden. y si el bien E L CIELO EN SU CONJUNTO R E F L E J A A UN S O L O H O M B R E del amor y la fe reina en su interior. ya que allí el Señor es amado por sobre todas que afectan a nuestros sentidos y a nuestra mente. Hay. El cielo es un todo to se debe al hecho de que cada ser es su propio amor. pue- el Señor se maniíiesta ante alguna sociedad. y. pues en el cielo y en el mundo. se sienten menos ferir también. el modo en que vinidad del Señor es la que crea el cielo. es benéfica. los que lo aman menos. procede de la va. así como un ángel en una sociedad que en otra. carente de partes diversas. es un ar- bién. y no fuera de él. de verse más arriba ( N * 7 . y en la forma celestial. también. lo manifiesta la naturaleza de la belleza. deter. pues propio amor. lo posee no sólo en lo que concierne a las cosas máxi- mas o más generales. y se ligan entre sí. para que sea perfecta. aparece co. es algo la iglesia en particular. una de las cosas. en cambio en los cielos. el Señor forma una unidad. do para exponer de qué modo la unidad. nada es. como es sabido. orden. que es una iglesia en forma mínima. diferencia. lo que se dice de un ángel en la calidad del bien en que vive esa sociedad. como un ángel. se cree en El. en tal medida es una iglesia. y no es perjudicial. Este es un punto escasamente compren. en serie. ya que Dios es sible. De ahí que cuando el Señor se hace presente a través del bien del amor y la fe. fluye en todas y cada y fluyen de una sola fuente. quienes lo aman íntimamente. y portante. Por eso el Señor es allí la plenitud de todo. mor imperante en los cielos. debe ser pro- ducto de la variedad. o en orden se suceden. que es el concierto y la armonía de diversas par. y portante con. A llí donde se reconoce al Señor. Entonces el Señor está presente en él. su apariencia concuerda con de decirse del hombre en quien está la iglesia. se reflejan las del mundo espiritual. que no es la misma quien reside el cielo. Un todo existe al estar compuesto de diversas partes. Aquí. posee una interioridad conforma- cia los tortura. es la más perfecta forma. Esta diversidad no mora en el Señor. y a los malvados que se encuentran luera del cielo. dinado al cielo. poseer el mundo dentro suyo subor- 56.1 2 ) . igual que el ángel. y es tal como es su compuesto por diversas partes ordenadas según la más perfecta forma. Es- amigo íntimo con otro. allí y en la medida en que viva en el bien. qué posee el'hombre en común con los ángeles. un cielo en su forma máxima.

constituidas p o r varios milla- p l e n a m e n t e reconocido. y q u e a p a r t e d e e l l a s no e s h o m b r e el h o m b r e . E s e e s r a n e n lo q u e el h o m b r e h a c e c o n s u c u e r p o . D e lo q u e s e d e s p r e n d e q u e el c u e r p o n a d a h a c e p o r sí m i s m o . D e a h í q u e los h a b i t a n t e s d e l c i e l o a c t ú e n ma y más perfecta. por m i e m b r o s . Q u e las c o s a s c e l e s t i a l e s y e s p i r i t u a l e s s e o r d e n a n y s e v i n c u - l a n e n t r e s í d e a c u e r d o c o n la f o r m a e i m a g e n r e f e r i d a s . a m a n b r e i n t e r n o y e s p i r i t u a l . lo e j e c u t a p o r to ser. d e s i g n a n al c i e l o c o m o H o m b r e M á x i m o y D i v i n o . y p u e d e d e c i r s e . E s s a b i d o . e l h o m b r e e s l l a m a d o h o m - a m a n a sí m i s m o s p o r s o b r e t o d a s las c o s a s . q u e la c a l i d a d d e u n a p e r s o n a se d e t e r m i n a p o r la c a l i d a d d e s u i n - t e l e c t o y d e su v o l u n t a d . D e l m i s m o m o d o e s t á c o n s t i t u i d o el c i e l o b a - d e c o m p r e n d e r la v e r d a d y q u e r e r el b i e n . a c t ú a c o m o u n s o l o h o m b r e . Q u i e n e s son así se s e e r p o r t a n t o u n a f o r m a s i m i l a r . t a d . la ú n i c a d i f e - m e n t e . y a q u e l l o q u e q u i e r e h a c e r . e s a i n t e l i g e n c i a y e s a v o l u n t a d s o n j o los a u s p i c i o s y la d i r e c c i ó n d e l S e ñ o r . P r e s t a r u n s e r v i c i o e s d e s e a r el bien a l p r ó j i m o p o r el b i e n d e la h o m b r e . y c o n s i d e r a n O i e n d o é s t a la i d e a d e los á n g e l e s a c e r c a d e l h o m b r e . q u e s o n el i n t e l e c t o y la v o l u n t a d los q u e h a c e n al p a t i b i l i d a d . El cielo e s u n h o m b r e s e m e j a n t e e n s u f o r m a m á x i . e n f o r m a h u m a n a a n t e los o j o s d e l S e ñ o r . y n a d a h a c e e( c u e r p o p o r sí m i s m o . s i n s e a . y todas estas co- t ú e a l u n í s o n o c o n la v o l u n t a d . s i n o p o r s u f a c u l t a d t ú a . q u e t o d o s los c i e l o s y t o d a s s u s s o c i e d a d e s r e f l e j a n r e n c i a . e l S e ñ o r lo rige c o m o si f u e r a u n s o l o h o m b r e . p u e s t e s c o n s t i t u y e n el c o n j u n t o . y d e él d e p e n d e n m u c h a s c o s a s . q u e S u R e i n o e s el b i e n g e n e r a l . m i e m b r o s dentro de m i e m b r o s . afirman los ángeles. se t i e n e n s u m o c i ó n s i e m p r e e s t á s u b o r d i n a d a al m a n d a t o d e s u i n t e l e c t o y d e s u v o - m u t u a c o n s i d e r a c i ó n . c o m o p a r t e i n t e g r a n t e . p o r o- t r a p a r t e . e l bien q u e h a y q u e l o g r a r . ó r g a n o s y vis- les y m a t e r i a l e s q u e c o m p o n e n s u n a t u r a l e z a e x t e r n a . y el d e las p a r t e s a l g e n e r a l . a p e - sar d e estar constituido por una innumerable variedad d e c o s a s . L o q u e d e m u e s - n i n g ú n s e r v i c i o e n b i e n d e la c o m u n i d a d s o n e x p u l s a d o s d e l c i e l o . Por consiguiente. s o n las q u e h a c e n al c e r a s . y h a c e n e s t o i n s p i r a d o s p o r el S e ñ o r . h a s t a el e x t r e m o d e q u e c u a l q u i e r c o s a q u e el h o m b r e p i e n s a . p o r i n c o m - t r a d e m a n e r a f e h a c i e n t e . y l o g r a r el S emejante variedad de c o s a s actúan al u n í s o n o e n el hombre. En c a m b i o l o s a n t e r i o r e s . por series de fibras. El c o n j u n t o p r e s t a u n s e r v i c i o a l a s p a r t e s . d e b e n p o - no el beneficio personal. l a s c o s a s e s p i r i t u a l e s y c e l e s t i a l e s q u e h a c e n al h o m b r e . d e m a n e r a q u e el i n t e l e c t o y la v o l u n - s e h a l l a n e n c o n j u n c i ó n s e g ú n los s e r v i c i o s que p r e s t a n . el a s p e c t o g e n e - c i p i o g e n e r a l n o i n g r e s a r í a n d e m a n e r a c l a r a y p r e c i s a e n las i d e a s d e s u ral e s s e m e j a n t e al d e las p a r t e s . al S e ñ o r p o r s o b r e t o d a s las c o s a s . a v e c e s divisan s o c i e d a d e s remotas. q u e n o e s p o r e l l a s q u e el h o m b r e e s h o m b r e . y partes dentro de p a r t e s — c u a n d o ac- e m b a r g o . p o r t a n t o . y a q u e j u z g a n q u e El es el U n i c o . Q u i e n e s e n 53 52 . s u s h a b i t a n t e s m e d i o d e s u c u e r p o y s u s m i e m b r o s . e s la q u e e x i s t e e n t r e c o s a s s i m i l a r e s d e m a y o r o m e n o r m a g n i t u d . s e p r o v e e n r e c í p r o c a m e n t e . la p r o - c a d a una de las cosas contribuyen al bien general. s a c a n la c o n c l u s i ó n d e c ó m o e s el c i e l o e n s u á n g e l e s q u e allí f i a b i t a n . p u e s la D i v i n i d a d v e t o d a s las c o - 7-12) s a s d e s d e lo m á s í n t i m o y s u p r e m o . sas os serán añadidas (Mat. D e b e r í a n s a b e r . y a q u e es s a b i d o q u e e l h o m b r e . VI. q u e las c o s a s t e r r e n a - conjunto c o m o en sus partes — e n su conjunto. y a partir de u n a so- p e c t o e s p e c í f i c o c o m o e n s u a s p e c t o s i n g u l a r . a c a u s a d e ello. n o r e p a . actuando así c o m o u n so- n u n c i a c o n la l e n g u a y los l a b i o s . y al i n t e l e c t o . P u e s t o q u e e n las f o r m a s m á s p e r f e c t a s . n o p o r sí m i s m o s . y a q u e s u p o n e n . c o m o u n s o l o s e r . 33) A u n q u e los á n g e l e s no v e n al c i e l o e n su c o n j u n t o e n í o r m a h u - m a n a . D e s i g n a n a e s t a v o l u n t a d c o m o h o m b r e e n sí m i s m o . u s o m á s e f i c i e n t e d e e s t a s f a c u l t a d e s e n la e s f e r a m á s e x t e r n a d e la n a t u r a - y las p a r t e s a l c o n j u n t o . a u n s o l o h o m b r e . c o m o lo q u e es i n t e r n o e n lo q u e e s e x t e r n o . y a q u e el c i e l o e n s u c o n j u n t o e s t á f u e r a d e l a l c a n c e d e " B u s c a r S u j u s t i c i a " s i g n i f i c a b u s c a r el bien q u e es S u y o . Este es u n conocimiento primordial. el s e n t i d o d e las p a l a b r a s d e / S e ñ o r . los q u e n o p r e s t a n t a d s o n (os q u e a c t ú a n . que configuran u n a sola f o r m a h u m a n a . su vista. (ver m á s a r r i b a . y p u e s t o q u e e s t a s f a c u l t a d e s a c t ú a n s o b r e las m á s i m p e r c e p t i b l e s c o m u n i d a d . q u e s i n e s t e p r i n - a s p e c t o g e n e r a l . el cielo en su conjunto d e b e aparecer p u e s t o q u e la D i v i n i d a d d e l S e ñ o r es la q u e c r e a el c i e l o . no es prestar ningún servicio. y e n c a d a parte. s i n o e n la v o l u n . s i - p a r t í c u l a s d e l c u e r p o . e s a l - go que no p u e d e n percibir quienes no p o s e e n una correcta noción acerca de Y d a d o q u e el c i e l o p o s e e e s t a f o r m a . m a n a n t i a l d e t o d a s las c o s a s . S a b i e n d o e s t o . p u e s no h a y e n él c o s a a l g u n a q u e n o c o n t r i b u y a al b i e n e s t a r g e n e r a l p r e s t a n d o a l g ú n s e r v i c i o . o h o m b r e . nervios y v a s o s s a n g u í n e o s . tanto en su las c o s a s c e l e s t i a l e s y e s p i r i t u a l e s . tanto en su as- res d e á n g e l e s . t a m b i é n lo l l a m a n h o m b r e e n la m e d i d a e n q u e a c - Mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia. q u e s u c u e r p o t e r r e n a l h a s i d o for- m a d o p a r a s e r v i r a s u i n t e l e c t o y a s u v o l u n t a d a q u í e n el m u n d o . D i v i n o . d e s e a r el b i e n al p r ó j i m o sin t o m a r en c u e n t a el b i e n c o m ú n . y se h a l l a n e n c o n j u n c i ó n . De i g u a l m o d o . p a r a la i n t e l i g e n c i a d e los c i e d a d . y é s t e . p u e s el c o n j u n t o e s t á c o m p u e s t o d e p a r t e s y las p a r - l e z a . q u e p o n e e n a c c i ó n al c u e r p o . d e m a n e r a t a l q u e t o d a s y l u n t a d . En el c i e l o los v í n c u l o s s o n s i m i l a r e s .

p o r la r a z ó n m e n c i o n a d a m á s a r r i b a ( N * 4 7 ) . los q u e v i v í a n e n el b i e n d e e s a s o c i e d a d . y el bien de s u CAPITULO IX p r ó j i m o t a n t o c o m o el s u y o . el q u e a s u v e z d e t e r - m i n a s u f o r m a . l a s q u e e s - t á n e n su c e n t r o . el cielo s u p r e m o o t e r c e r o f o r m a la c a b e . d e m a n e r a s i m i l a r q u e los v e c h o p e r s o n a l . Q u i e n e s s o n a s í . i n t e g r a n el H o m b r e M á x i m o . y a q u e c r e e n y s u p o n e n . a s í s e e f e c t u ó u n p r o c e - h a s t a las p l a n t a s . D a d o so d e s e p a r a c i ó n . a u n q u e todavía de m a n e r a indistinta. a s í . configurándose por último en un h o m - te o p r o v i n c i a d e l p e c h o . los o t r o s . d e l m i s m o m o d o q u e u n h o m b r e . n o s e r á p o s i b l e c o m p r e n d e r lo q u e s e d i r á a c e r c a q u e ñ a s e s t r e l l a s a l r e d e d o r d e la n u b e e r a n á n g e l e s . s i n o t a m b i é n a b a j o . ni i d e a a l g u n a a c e r c a d e las c o r r e s p o n d e n c i a s . d e l c i e l o e n las p á g i n a s s i g u i e n t e s . E s t o t a m b i é n p o n e d e m a n i f i e s t o p o r q u é h a y t r e s a m o r . y t a m b i é n los b r a z o s h a s t a los d e d o s d e las m a n o s . ni p o s e e r u n a c l a r a n o c i ó n s o b r e la for- m a d e l c i e l o . m o . el c i e l o i n t e r m e d i o o s e g u n d o f o r m a el p e c h o m a b a n parte de ese hombre. L o s h i p ó c r i t a s s o n a q u e l l o s q u e h a b l a n b i e n . la o t r a a c i e r t a p a r t e o p r o v i n c i a l u m b a r . d o t a d a d e u n a l b o r q u e s e t o r n a b a rojo y r o d e a d a d e p e - queñas estrellas. D i s e r t a n c o m o l o s á n g e l e s a c e r c a d e l S e ñ o r . a q u é l l a . y la v i d a c e l e s t i a l . m e j a n t e a u n a n u b e . a l p r i n c i p i o . L a s s o c i e d a d e s d e l i'ntimo c i e l o o c i e l o s u p r e m o . q u e t a m b i é n s e d e s i g n a n d e m a n e r a s i m i l a r . l a n . 54 55 . H a c e n e l b i e n s ó l o p a r a s u p r o - L o s e s p í r i t u s q u e e s t á n d e b a j o d e l c i e l o se m u e s t r a n s u m a m e n - t e a s o m b r a d o s c u a n d o p e r c i b e n q u e el c i e l o no s ó l o e s t á arri- b a . p e r t e n e c e a c i e r t a p a r t e o p r o v i n c i a d e la c a b e z a .e l m u n d o a m a n el b i e n d e s u p a t r i a m á s q u e el bien persor¡a:. los á n . D ebe entenderse que aunque todos los que constituyen una so- c i e d a d c e l e s t i a l al s e r v i s t o s j u n t o s c o m o u ñ s o l o s e r s o n s e - m e j a n t e s a u n h o m b r e . por a m o r de sí m i s m o s . e s t á c o n s t i t u i d o el cielo por miem. hasta aparecer por último en una perfecta forma h u m a n a . p u e s e n el c i e l o el b i e n e s el p r ó j i . P e r o p i e n s a n d e o t r a m a n e r a . a l g u n o s d e los c u a l e s s o n i n . y así s u c e . t e . a l g o s e - t e r n o s y o t r o s e x t e r n o s . m i e n t r a s q u e a l o s p r i m e r o s s e l o s r e t u v o allí. seña. e l a u n q u e e s t é n a los l a d o s . b r o s d e u n a f a m i l i a . la s o c i e d a d í n t e g r a a p a r e c í a c o - geles s a b e n a cuál miembro pertenece cada sociedad. el cielo. A p a r e c í a e n lo alto h a c i a el o r i e n t e . c e d e n r e c t a m e n t e . Q u i e n e s integraban y d a b a n f o r m a a ese h o m b r e e r a n s i v a m e n t e . de m a n e r a subrepticia algunos espíritus q u e diestramente simulaban ser á n - g i e . la c o n j u n c i ó n d e l c i e l o y el h o m b r e . p e r o e n t o d o lo q u e h a c e n r e p a r a n e x c l u s i v a m e n t e e n s u p r o v e c h o p e r s o n a l . eran hipócritas. p u d e v e r q u e . y e s lo r e f l e j a a u n s o l o h o m b r e . De a h í las n o c i o n e s c o n f u s a s q u e p o s e e n a c e r c a d e l cielo. el c i e l o i n f e r i o r o p r i m e r o f o r m a los pies d o s . n i n g u n a s o c i e d a d c o n f i g u r a u n h o m b r e i d é n t i c o a o- m a s q u e s e r á n e x a m i n a d o s s e g ú n s u o r d e n e n las p á g i n a s s i g u i e n t e s . y e n c o n s e c u e n c i a . e n la q u e el S e ñ o r e s t á p r e s e n t e d e m a n e r a v i s i b l e . s o n las q u e a p a r e c e n e n f o r m a h u m a n a m á s p e r f e c t a y m á s bella. p u e s si no s e c u e n t a c o n u n c o n o c i m i e n - to p r e v i o a c e r c a d e e l l a s . CADA SOCIEDAD DEL CIELO y los q u e a m a n h a c e r el b i e n a los d e m á s . E n c i e r t a s o c i e d a d . Las pe- S e h a n e x p u e s t o e s t a s c o s a s q u e h a c e n r e f e r e n c i a al c i e l o c o - m o H o m b r e M á x i m o . p o r q u e i g n o - r a n q u e la d i s p o s i c i ó n d e los c i e l o s e s s i m i l a r a la d i s p o s i c i ó n d e los m i e m - b r o s . p u e s t o q u e allí ei R e i n o d e l S e ñ o r o c u p a el lugar d e la patria. m o u n s o l o c u e r p o i n d i s t i n t o . d e l o s á n g e l e s . no c r e e n e n n a d a . e incluso e n e f i . L a s s o c i e d a d e s s e d i s t i n g u e n e n t r e s í c o m o los r o s t r o s d e d i s t i n t o s m i e m - s e n t a d o las p r e m i s a s m e n c i o n a d a s m á s a r r i b a . aman al p r ó j i m o . C o n f r e c u e n c i a . h o m b r e s d e e s t e m u n d o . q u e no i n t e g r a b a n ni for- z a h a s t a la r e g i ó n d e l c u e l l o . q u e a s í a p a r e c í a n b a - j o la luz d e l S e ñ o r . m e ha s i d o d a d o v e r q u e c a d a s o c i e d a d d e l c i é - A sí c o m o el cielo e n s u c o n j u n t o refleja a u n solo hombre. resplandecía m á s y más. a p a r e c e c o m o u n s o l o h o m b r e . s i n o p o r e l b i e n mismo. y p r o c e d e n t a m b i é n c o n r e c t i t u d . y a n a d i e d e s e a n el b i e n s i n o a sí m i s m o s . e s t o e s . e i n c l u s o p r o - q u e los b r a z o s y las m a n o s p e r t e n e c e n a las p a r t e s i n f e r i o r e s d e l h o m b r e . E r a n h i p ó c r i t a s . v a l e d e c i r . que descendía. l u e g o . d e f o r m a q u e a p a - cielos. E n u n s e n t i d o g e n e r a l . C o n la f i n a l i d a d d e a r r o j a r a l g u n a luz s o b r e los t e m a s e n c u e s t i ó n es q u e s e h a n t r o . a c i e r t a p a r . bre c o n total nitidez. T a m b i é n m e ha sido d a d o ver q u e u n a s o c i e d a d angélica e n su i n t e g r i d a d . C u a n d o é s t o s c o m e n z a b a n a s e r s e g r e g a d o s b r o s y p a r t e s . y en su gradual descenso. s e i n t r o d u j e r o n u n H o m b r e Divino E s p i n t u a l e n f o r m a m á x i m a . el influjo d e l m u n d o espir- t u a l e n el m u n d o n a t u r a l . R E F L E J A A UN S O L O HOMBRE. A d e m á s . r e n t a n s e r lo q u e p r o f e s a n . el c i e l o . Esta s o c i e d a d . g e l e s d e luz. ó r g a n o s y v i s c e r a s e n el c u e r p o h u m a n o . y s i b e n e f i c i a n a o t r o s e s n a d a m á s q u e p a r a g u a r d a r las a p a - riencias. q u e el c i e l o s e e n c u e n t r a s ó l o a r r i b a . s o n los q u e en la o t r a vida a m a n y b u s c a n el R e i - n o d e l S e ñ o r . estos últimos fueron expulsa- h a s t a la r e g i ó n l u m b a r y las r o d i l l a s . s e d i s t i n g u e n s e g ú n la v a r i e d a d d e l b i e n e n q u e v i v e n . y no lo h a c e n c o n fines egoístas. adquiri'a g r a d u a l m e n t e f o r m a h u m a n a .

a f i r m a n . q u e e l l o s s a b e n q u e s o n m u c h o s . h a l l á n d o m e en p o s e s i ó n de todos mis sentidos corporales. y no h e a d - ( v e r n« 5 1 . Sin este sentido. m e h a s i d o d a d o c o n t e m p l a r a los á n g e l e s e n a m o r a l S e ñ o r q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r . la c u a l e s d e á n g e l " . e n el m u n d o . n ' 5 7 ) . s a l t a a la s e d a d y del m a l . r e s p e c t o a los á n g e l e s y a los e s p í r i t u s . Por lo d e m á s . c a d a sociedad en un aspecto m e n o s g e n e r a l . e n c a b e z a n - u n s o l o h o m b r e . h u m a n a s . c a d a u n o t o d o lo q u e t i e n e . s e g ú n se h a i n d i c a - d e s c r i b e n e n el A p o c a l i p s i s : Y m i d i ó s u m u r o . e i n c l u s o p u r o s p e n s a m i e n t o s . m á s p e r f e c t a e s su f o r m a h u m a n a . n a d a . los á n g e l e s d e c i r . D e la s e c u e n c i a d e r a z o n e s allí e x p u e s t a s . P O S E E N UNA PERFECTA FORMA HUMANA y q u e al c a r e c e r d e b o c a y l e n g u a . sean símiles del Señor. t a m p o c o h a b l a n . A s í . d a sociedad del cielo incrementa su número a diario. y e n u n s e n t i d o m á s e m i - t a . s e g ú n se ha indicado m á s arriba (n" 58). un cielo y un ángel (ver m á s arriba. Y p a r a q u e n o p u e d a a d u c i r s e q u e s e t r a t a E s t e ú n i c o a m o r . sin r e p a r a r e n la luz interior ni e n q u e e n la f o r m a m á s p e r f e c t a . A e s t o los á n g e l e s repli- c a r o n . ( d e la S a n t a J e r u s a l é n ) c i e n - d o m á s a r r i b a ( n " 5 6 ) . p u e s las c o n c e p c i o n e s s e n s o r i a l e s d e l h o m b r e e x t e r n o c a p t a n n e r a l . y u n á n g e l . y p a r a su m a y o r a s o m b r o . f r a g u a r o n s e m e j a n t e s i d e a s a c e r c a d e los á n g e l e s y los e s p í r i - m i s m o o c u r r e c o n c a d a á n g e l . y t o d o s c o m p a r t e n lo q u e allí h a y . los q u e p r o f e s a n e s a C n los d o s a r t í c u l o s p r e c e d e n t e s s e ha r e f e r i d o q u e el c i e l o e n c r e e n c i a . Y u n h o m b r e . P u e s el c i e l o e s u n a c o m u n i ó n g e . t o - t o c u a r e n t a y c u a t r o c o d o s . a c a u s a d e q u e los e r u d i t o s . y la ú n i c a n o c i ó n q u e CAPÍTULO X p o s e e n acerca de ellos. t u s . y e n la m e d i d a q u e c o m p o - n e n u n a u n i d a d . c a d a s o c i e d a d lo e s e n f o r m a m e n o r . p o r q u e el c i e l o e n s u c o n j u n t o e s u n a e f i g i e s i m i l a r ( s e g ú n q u e d a i n d i c a d o e n el a r t í c u l o a n t e r i o r ) . n e n t e . es decir. Y p u e s t o q u e a c a u s a d e ello u n á n g e l es u n d e s e a n p o r s o b r e t o d a s las c o s a s q u e n u e v o s á n g e l e s h u é s p e d e s s e a l l e - h o m b r e . o r i g e n d e l b i e n d e t o d o s los h a b i t a n t e s d e los c i e l o s . s e s i g u e q u e lo d o a los o t r o s . E s t a s e m e j a n z a e s p e r p e t u a p o r q u e e n los c i e l o s el b i e n d e v e r t i d o e n s u a s p e c t o n a d a q u e d i f i e r a d e la f o r m a h u m a n a . y e s t o lo h e p o d i d o o b s e r v a r m i l e s d e m a s m í n i m a s a las m á x i m a s . q u e c u a n t o m a y o r e s el n ú m e - E ro d e m i e m b r o s d e u n a s o c i e d a d . h e l l e g a d o a a d m i r a r m e d e ello. e igualmente c a d a s o c i e d a d del cielo. el " m u r o " d e n o t a la v e r d a d . p u e s la v a r i e d a d d i s p u e s - f o r m a m í n i m a . y en to general. c o n c e b i d a s a p a r t i r d e las p e r c e p c i o n e s s e n s o r i a l e s d e l h o m b r e e x t e r n o . Y e s t o .5 8 ) . q u e e s la f o r m a d e l c i e l o . p u e s t o q u e e s t á c o n s t i t u i d o p o r s o c i e d a d e s . Y s i e n d o u n á n g e l u n r e c e p t á c u l o . e n f o r m a m í n i m a . q u e s o b r e p a s e a la 56 57 . h a y u n s í m i l d e l t o . e n la f o r m a m á s es de ángel" ? ^ o n s u l t e m o s a h o r a a la e x p e r i e n c i a . p u e s n o t a u n s e r e n q u i e n r e s i d e n el b i e n y la v e r d a d e n g e n e r a l y e n p a r t i c u l a r . e n o t r a s c o n m u c h o s r e u n i d o s . m a . A s í c o m o el c i e l o e s u n h o m b r e e n f o r m a m á x i . el c i e l o . " m e d i d a " i n d i c a la n a t u r a l e z a d e u n a c o s a . e n la m e d i d a e n q u e r e c i b a el c i e l o . reflejan a e n t r e los c l é r i g o s . j a m á s p u e d e c l a u s u r a r s e . e n e s a m e d i d a e s u n r e - c e p t á c u l o . las i d e a s g e n e r a l e s i m p l a n t a d a s e n c a d a ser. q u e es la f o r m a d e l c i e l o . c r i s t i a n o . q u e t a m b i é n s o n c i e l o s e n f o r m a m e n o r a l g u n a s o c a s i o n e s c o n u n o s o l o . t e s n o c i o n e s . e n las s o c i e d a d e s q u e lo c o n s t i t u y e n . ¿cómo podría c o m p r e n - d e r s e q u e "el m u r o d e la S a n t a J e r u s a l é n " e s " d e m e d i d a d e h o m b r e . L o s á n g e l e s s o n f o r m a s p e r f e c t a . y a l g u n a s v e c e s todos y c a d a uno proviene de un único amor. s e g ú n s e h a i n d i c a d o m á s a r r i b a e n el a r t í c u l o c o r r e s p o n d i e n - t e . p o r lo d e m á s . d e m e d i d a d e h o m b r e . y c a d a ángel en par- u n e s t a d o d e l u c i d e z p e r c e p t i v a . s e d i c e "de m e d i d a d e h o m b r e . las p a r t e s s e a s e m e j a n al t o d o . y d e e s a c o m u n i ó n g e n e r a l r e c i b e s ó l o a q u e l l o q u e p e r t e n e c e a la n a t u r a l e z a . y q u e c u n d e e n t r e los e r u d i t o s . He c o n v e r s a d o c o n e l l o s a s í c o m o u n h o m b r e c o n v e r s a c o n o t r o . t su conjunto. e s el d e m e r a s i l u s i o n e s o f a n t a s í a s . T O D O S L O S A N G E L E S c e p t o la i n t e l e c t u a l . es que se trata d e entes etéreos dotados d e cierta v i t a l i d a d . i n c l u s o 73. q u e d a n e n s u p o n e r q u e s o n m e n - t e s c a r e n t e s d e f o r m a . Y a m e n u d o les h e r e f e r i d o q u e e n el o r b e ticular. u n " h o m b r e " d e - c l a u s u r a d o . c r e e n q u e c a r e c e n d e o j o s y no v e n . e n q u i e n r e s i d e el c i e l o . y a medida que incre- 17) m e n t a s e t o r n a m á s p e r f e c t a . c u a n d o lo c i e r t o e s lo c o n t r a r i o . D e a h í q u e t o d o el c i e l o e n s u a s p e c - plena vigilia. no p u e d e n s i n o urdir s e m e j a n - d o e n l a s p a r t e s y d e l a s p a r t e s e n el t o d o . no s ó l o la s o c i e d a d s e t o r n a m á s p e r f e c - " J e r u s a l é n " a q u í s i g n i f i c a la I g l e s i a d e S e ñ o r . Y c o m o n o le a d j u d i c a n a los á n g e l e s n i n g u n a f a c u l t a d h u m a n a e x - POR TANTO. y q u i e n e s s e g u í a n p o r e l l a s p a r a p e n s a r . E s t e e s el s e n - g u e n a ellos. d e o í d o s y n o o y e n . y la v a r i e d a d s u r g e d e la p l u r a l i d a d . la c u a l e s d e á n g e l . tiene un único origen. Y p o r e s o . L a s f o r m a s m e n o r e s y las p a r t e s d e l c i e l o s o n v e c e s . y las for- ' 4. tido espiritual de dichas palabras. ( X X I . e s c u a n t o m a y o r e s s u p l e n i t u d m a y o r e s s u p e r f e c c i ó n . Por. o h o m b r e s . la c u a l C a d a s o c i e d a d c u a n d o a p a r e c e c o m o u n t o d o e s !a e f i g i e d e u n h o m b r e . e s u n c i e l o e n s a l g o d i g n o d e m e n c i o n a r s e . s i n o el c i e l o e n s u c o n j u n t o . e r i g i d a c o n t r a los a t a q u e s d e la f a l - Y c o m o e l c i e l o s e p e r f e c c i o n a m e d i a n t e el i n c r e m e n t o n u m é r i c o . Estas c o s a s se t a e n f o r m a c e l e s t i a l e s lo q u e c o n s t i t u y e la p e r f e c c i ó n . "ciento cuarenta y cuatro" implica todo bien y toda v e r d a d v i s t a lo e r r a d o s q u e e s t á n q u i e n e s s u p o n e n q u e el c i e l o p u e d e c o l m a r s e y s e r e n s u c o n j u n t o . los h o m b r e s se h a l l a n s u m i d o s e n u n e s t a d o d e t a l c i e g a i g n o r a n - c i a .

17) . DETERMINA Q U E E L CIELO EN SU CONJUNTO les d e los c i e l o s i n f e r i o r e s . Q u e la H u m a n i d a d d e l S e ñ o r es D i v i n a . CAPITULO XI q u e é k f i é a e e n m u c h o s g r a d o s a la luz d e l m e d i o d í a e n el m u n d o . (11) Q u e es la D i v i n i d a d d e l S e ñ o r la q u e te'arcITgrprri'Sé h a l l a e n ^ l muTido n a t u r a l . Lo s l m í i a r v e a lo s i m i l a r . Y f u e v i s t o e l S e ñ o r p o r s u s d i s c í p u l o s d e s p u é s d e la r e s u r r e c c i ó n . el h o m b r e f i n a l d e e s t e c a p í t u l o . la m a y o r í a d e las v e c e s s e c o n t e n . p u e d e c o n - c l u i r s e d e t o d o lo q u e se ha e x p u e s t o en los a r t í c u l o s p r e c e d e n t e s . t a m b i é n p u e d e c o n s u l t a r s e e n los m e n c i o n a d o s e x t r a c t o s . P ero H o h o t o r i ^ f í m u y t ^ ^ / r u Q " * " . y miró. ta. estaba lleno de gente de a caballo. y s e dijo q u e " s u s o j o s e s t a b a n abiertos^TTSáifiLi e 1 as de sus guías. q u e e s el o j o . (VI) P o r t a n t o . p t r i d e i r v é r s e y o í r s e e n t r e eljoSjj'_cp_mujTicars£y^^^^ una palá- Sfa~p5^eeW^üSslñ^T^ r í c t i c a s h11manas. los s i m p l e s c r e y e n - t e s . d i c e n los á n g e l e s . d e s i g n a d o c o m o "abrir s u s o j o s " . q u e al s e r la D i v i n i d a d ta p o r e n c i m a d e la e s f e r a d e la n a t u r a l e z a . Y p o r q u e los p r o f e t a s v i e r o n _ d e e s t e m o - á n g e l e s i n s t i g a r o n a o t r o s q u e n o p e n s a b a n p o r sí m i s m o s a a d o p t a r las i d e . ' ' •^ t e s t a r o n su h o n d a p e s a d u m b r e a n t e la i g n o r a n c i a q u e e m b a r - g a a la i g l e s i a e n lo c o n c e r n i e n t e al e s t a d o d e l c i e l o . A s í f u e r o n s o q u e su H u m a n i d a d no es D i v i n a . ni s o n c a p a c e s d e c o n c e . p u e d e a p r e c i a r s e d e m a - h o m b r e .illHlgilJIglfJ]£ll^ es q u e T i o e s t á n r e v e s t i d o s d e c u e r p o s m a t e r i a l e s . que g e l e s . En cuanto a esta cla- r i v i d e n c i a c e l e s t i a l . y c a d a ángel en f o r m a m í n i m a . cuerpo. e s t a s c o s a s p u e d e n s e r v i s t a s _ g o j ^ e l e s t a D i v i n i d a d e s la D i v i n i d a d H u m a n a d e l S e ñ o r . y he aquí que el monte h a b o r r a d o e n ellos lo q u e el cielo h a i m p l a n t a d o . Y e s p o r e s o q u e los á n g e l e s e n los t e m p l o s . q u e c r e a el c i e l o . seo. e s d e c i r : p í r i t u . Ií^. y p o s e í a u n a f o r m a Y EN S U S PARTES POSEA FORMA HUMANA. s a j e s e s c o g i d o s d e A r c a n a C o e l e s t i a . y e n e s a luz s u s r a s g o s p u e d e n d i s t i n g u i r s e c o n m u c h a m á s n i t i d e z q u e los r o s t r o s d e los h o m b r e s e n e s t e m u n d o . c o m o el ó r g a n o c o r p o r a l d e la v i s - y c a d a s o c i e d a d es un cielo en f o r m a menor. Lo o b s e r v é d e t e n i d a m e n t e . y t a m b i é n e n 58 59 . estoy en TSOTcliCionés^íe á l o s á n g e l e s p o s e e n for- ma humanTiTíéhéo'róstro. c r s p í r i t u s p r o b o s . s i n o c o n los o j o s ^ e ^ e s - Q u e la D i v i n i d a d H u m a n a d e l S e ñ o r d e t e r m i n a q u e el c i e l o e n s u conjunto y en sus partes p o s e a f o r m a h u m a n a . y quienes t o m a n inicialmente sus ideas de otros y cimentan IX". n a d a d e lo p e r t e n e c i e n . e s t a s i d e a s f a l a c e s a c e r c a d e los m o m o d o he v i s t o y o a los á n g e l e s . y los p r o f e t a s . mucho m e n o s . p r e c i s a - c r e a el c i e l o . y p o r t a n t o . r n e h t e d e b i d o a s u s i m i l i t u d . que abras sus ojos para que vea. o y e n y s i e n t e n . Q u e te a l m u n d o e s p i r i t u a l . y el h e c h o d e q u e l e s ' f u e s e d a d o véí' g é T a r ñ í o g ó T ü s su fe e n t a l e s i d e a s . P o r o t r a p a r t e . y dijo: te ruego. humana supremamente perfecta. e s t a n c r a s o — y e s t o e s a l g o q u e t o d o el m u n d o s a b e — .' t e n f á c i l m e n t e d e e l l a s . no d e s i s . q u e (IV) Q u e el. no c o n c i b e n s e m e j a n t e s i d e a s a c e r c a d e los á n . n a d a d e lo r e f e r e n t e al m u n d o espiritLjai. de los e s p í r i t u s y los á n - E n base a mi experiencia. (ILReyes VI. y las j u z g a n l u e g o s e g ú n su p r o p i o i n t e l e c t o . c o m o c r e e n q u i e n e s p e r t e n e c e n a la igle- v i s t o s los á n g e l e s p o r A b r a h a m . y a s í . sino h o m b r e s e n e f i g i e . p o r q u e la i n s t r u c c i ó n no Entonces Jehová abrió los ojos del criado. podrá ver aquello que está u n a p e r f e c t a f o r m a h u m a n a . g e l e s . (V) C a d a s o c i e d a d a p e n a s si p u e d e o b s e r v a r las c o s a s m á s p e q u e ñ a s d e la n a t u r a l e z a a t r a v é s d e l c i e l o refleja a u n s o l o h o m b r e . y v e n . y d e l m i s - b a j o la c o n d u c c i ó n d e d i c h o s m e n t o r e s . y q u e se a ñ a d e c o m o s u p l e m e n t o al t á n e a . los s i m p l e s d e c o r a z ó n . p i e n s a n q u e é s t o s . M a n o a h . t o d o s los á n g e l e s p o s e e n de lentes de a u m e n t o . oh Jehová. 3 ) . N o o b s t a n t e .. (111) Q u e el c i e l o e s t á c o n s t i t u i d o por i n n u m e r a b l e s s o c i e d a d e s .en un c o m p e n d i o que ha sido c o n f e c c i o n a d o con pa- e s p í r i t u . c u a n d o se lo a p á H a d e s l l v i s t a c o r p o r a l . c o n los q u e he h a b l a d o s o b r e el t e m a . a f i r m a n q u e e s la D i v i n i d a d i n s t i l a n d o a a q u e l l o s q u e g o . P o r c o n s i g u i e n t e . c o m o a c o n t e c i ó c o n el c n a d o d e h i i s e o . T a m b i é n m e h a s i d o d a d o v e r u n á n g e l d e l í n - L A DIVINIDAD D E L S E Ñ O R E S L A Q U E t i m o c i e l o . oídos. s o . y e n c o n s e c u e n c i a . y t o d o l o p e r t é ñ e c i e n - (1) Q u e el D i o s d e l cielo es el S e ñ o r . p o r q u é Su e s p í r i t u é s t a ' e n el m u n d o e s p i r i t u a l .. Lot.cielo e n s u c o n j u n t o refleja a u n s o l o h o m b r e .manos y pies. P o r lo d e m á s . T e n í a u n r o s t r o m á s l u m i n o s o y e s p l e n d e n t e q u e el d e los á n g e . y_se a b r e n los o j o s d e su nera a ú n más patente. m a n i - z a n d e l b i e n d e la fe y d e la v i d a . y de carros de fuego alrededor de Elí- bir n a d a d e s p r o v i s t o d e f o r m a . c u a n d o le p l a c e al S e ñ o r q u e a s í s e a . d o s e los l l a m ó " v i d e n t e s " . De e s t o se c o n c l u y e . e i n d i g n a d o s m e i n s t a r o n a q u e d e c l a r a s e q u e e l l o s no s o n m e n t e s a m o r f a s o h á l i t o s e t é r e o s . s i a . tienen aspecto h u m a n o . i g u a l q u e los h a b i t a n t e s d e l m u n d o . entonces. ojos. bre quien leemos: t a n c o n s ó l o r a t i f i c a r l a s . Y oró Elíseo.n a t u r a l e z a . ya sea entallados o pintados. t a m b i é n . y q u e e s f a l - c r e e q u e a q u e l l o q u e v e .9TNúmeros. el c i e l o d e b e p o s e e r n e c e s a r i a m e n t e f o r m a h u m a n a . qiiQ u n h n m h r p n o p u e d e v e r a'Uh áiñqeTcÓnsus o j o s c o r p o r a l e s . H e p o d i d o v e r l o s e n s u p r o p i a Túz. que abarca m u c h o s a ñ o s . y í D a r f d o a c o n t e c e . s o n los h o m b r e s d e l c i e l o . X X I V . lo e s t á v i e n d d c ó ñ T ó s o j o s d e s u c u e r p o . brazos. y e s t o p u e d e a c o n t e c e r e n c u a l q u i e r r ñ o m e n l ó ^ e n f o r r n a mstarT.

les d i c e n q u e v i v e n e n el S e ñ o r , y a l g u n o s a f i r m a n q u e v i v e n e n S u c u e r p o ,
el c a p í t u l o r e f e r e n t e al S e ñ o r , i n c l u i d o e n L a N u e v a J e r u s a l é n y s u D o c t r i -
d a n d o a e n t e n d e r p o r ello, q u e r e s i d e n e n el b i e n d e Su a m o r . Y e s t o , el S e -
n a C e l e s t i a l , e n la ú l t i m a p a r t e .
ñ o r m i s m o lo e n s e ñ a , al d e c i r :

^ \e e s t o e s c i e r t o , e s a l g o q u e h e c o m p r o b a d o d e m a n e r a f e -
Permaneced en mí y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevarfru-
79. Vil h a c i e n t e a t r a v é s d e u n a l a r g a e x p e r i e n c i a ; a ella, m e r e m i t i -
to por si mismo, si no permanece en la vid, asi tampoco vosotros, si no per-
ré a h o r a . T o d o s los á n g e l e s q u e h a b i t a n el c i e l o , s ó l o p e r c i b e n a la D i v i n i d a d
manecéis en Mi... Porque separados de mí nada podéis hacer... Perman-
e n f o r m a h u m a n a , y lo q u e e s m á s a d m i r a b l e , q u i e n e s h a b i t a n los c i e l o s s u -
ced en mi amor... Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi
p r e m o s , n o p u e d e n s i q u i e r a p e n s a r a la D i v i n i d a d e n n i n g u n a o t r a f o r m a . L a .
amor (Juan XV. 4-10).
n e c e s i d a d d e p e n s a r d e tal m o d o d i m a n a d e l influjo d e la D i v i n i d a d , y t a m -
b i é n d e la f o r m a d e l c i e l o , p u e s e n a r m o n í a c o n e l l a s u s p e n s a m i e n t o s s e d i - \
^ \o a q u e é s t a es la p e r c e p c i ó n d e la D i v i n i d a d e n los c i e l o s ,
f u n d e n . Y a q u e t o d o p e n s a m i e n t o d e á n g e l s e d i f u n d e e n los c i e l o s ; y los á n - |
o2. L y le h a s i d o c o n c e d i d o a t o d o h o m b r e q u e r e c i b e a l g ú n influjo d e l
g e l e s p o s e e n i n t e l i g e n c i a y s a b i d u r í a s e g ú n el a l c a n c e d e e s a d i f u s i ó n . E s I
c i e l o , el c o n c e b i r a D i o s e n f o r m a h u m a n a . A s í lo c o n c e b í a n los A n t i g u o s , y
p o r e s o q u e t o d o s los h a b i t a n t e s d e los c i e l o s r e c o n o c e n al S e ñ o r , p u e s t o q u e i
e n la m i s m a f o r m a lo c o n c i b e n los m o d e r n o s ; t a n t o f u e r a c o m o d e n t r o d e la
la D i v i n i d a d H u m a n a s ó l o e x i s t e e n El. N o s ó l o h e o í d o e s t o r e f e r i d o p o r los
i g l e s i a . L o s s i m p l e s , e n s u i n t e l e c t o , l o v e n c o m o al Prístino e n t o d o su e s p l e n -
á n g e l e s ; c u a n d o fui e l e v a d o a la e s f e r a interior d e l c i e l o , t a m b i é n m e f u e d a -
d o r . P e r o e s t a c l a r i v i d e n c i a s e ha e x t i n g u i d o e n a q u e l l o s q u e a t e n t o s s ó l o a
d o p e r c i b i r l o . D e e s t o s e d e s p r e n d e , q u e los á n g e l e s m á s s a b i o s , s o n los q u e
su p r o p i o j u i c i o , o l l e v a n d o u n a v i d a p e r v e r s a , h a n r e c h a z a d o el influjo d e l c i e -
p e r c i b e n m á s c l a r a m e n t e e s t a v e r d a d ; y p o r e s o el S e ñ o r es v i s t o p o r e l l o s ;
lo. E n q u i e n e s e s t a c l a r i v i d e n c i a se ha e x t i n g u i d o por a t e n e r s e e x c l u s i v a -
p o r q u e el S e ñ o r a p a r e c e b a j o u n a f o r m a Divino A n g é l i c a , q u e es la f o r m a h u -
m e n t e a su juicio p e r s o n a l , la c o n c e p c i ó n p r e f e r e n t e es la d e u n D i o s i n v i s i -
m a n a , a n t e q u i e n e s r e c o n o c e n a u n a D i v i n i d a d v i s i b l e y c r e e n e n ella, y no
b l e ; m i e n t r a s q u e a q u e l l o s q u e h a n e x t i n g u i d o e s t a c l a r i v i d e n c i a al l l e v a r u-
a n t e a q u e l l o s q u e c r e e n e n u n a D i v i n i d a d i n v i s i b l e . P o r q u e los p r i m e r o s p u e -
n a v i d a p e r v e r s a , p r e f i e r e n q u e D i o s no e x i s t a . P e r o ni u n o ni o t r o a d v i e r t e n
d e n v e r S u D i v i n i d a d , e n c a m b i o los o t r o s , n o p u e d e n .
q u e e s t a c l a r i v i d e n c i a e x i s t e , p u e s no la p o s e e n ; a u n así, ella es la D i v i n i d a d
c e l e s t i a l , q u e p r o c e d e n t e d e l c i e l o , f l u y e o r i g i n a l m e n t e en el h o m b r e , p u e s el

L o s á n g e l e s no p e r c i b e n u n a D i v i n i d a d i n v i s i b l e ; d e s i g n a n a é s -
ta c o m o Divinidad desprovista de forma, y perciben u n a Divi-
n i d a d v i s i b l e q u e t i e n e f o r m a h u m a n a , y d e b i d o a ello s u e l e n d e c i r q u e s ó l o
h o m b r e h a n a c i d o p a r a el c i e l o , y n a d i e p u e d e i n g r e s a r e n el c i e l o sin p o s e -
er u n a n o c i ó n d e la D i v i n i d a d .

el S e ñ o r e s h o m b r e , y q u e e s p o r El q u e e l l o s s o n h o m b r e s , y q u e c a d a c u a l
e s h o m b r e e n la m e d i d a e n q u e r e c i b e al S e ñ o r . P a r a e l l o s , r e c i b i r al S e ñ o r ,
s i g n i f i c a r e c i b i r el b i e n y la v e r d a d q u e p r o c e d e n d e E l , p u e s el S e ñ o r m o r a
P or e l l o , q u i e n no p o s e e n i n g u n a n o c i ó n a c e r c a del c i e l o , es d e -
cir, n i n g u n a n o c i ó n a c e r c a d e la D i v i n i d a d d e la q u e el c i e l o
p r o c e d e , n o p u e d e s e r e l e v a d o h a s t a el u m b r a l del c i e l o . A p e n a s u n s e r s e -
en Su bien y en S u v e r d a d , y llaman a esto sabiduría e inteligencia. Dicen,
m e j a n t e se a p r o x i m a al c i e l o , s e p e r c i b e e n él r e s i s t e n c i a y u n a f u e r t e r e p u g -
q u e n a d i e i g n o r a q u e la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u r í a h a c e n al h o m b r e , y q u e el
n a n c i a : y e s t o a c a u s a d e q u e su i n t e r i o r i d a d , q u e d e b e r í a s e r r e c e p t i v a d e l
r o s t r o no e s lo q u e h a c e al h o m b r e . Q u e ello e s a s í , lo m a n i f i e s t a la a p a r i e n -
c i e l o , se c i e r r a al no p o s e e r la f o r m a d e l c i e l o , y de m a n e r a m á s h e r m é t i c a ,
c i a d e los á n g e l e s d e los c i e l o s i n t e r i o r e s ; e l l o s , v i v e n e n el b i e n y la v e r d a d
c u a n t o m á s c e r c a se e n c u e n t r a d e l c i e l o . T a l es la s u e r t e d e a q u e l l o s q u e n i e -
d e l S e ñ o r , y e n la s a b i d u r í a e i n t e l i g e n c i a c o n s i g u i e n t e s , y p o s e e n u n a for-
g a n al S e ñ o r e n el s e n o d e la i g l e s i a , y d e los q u e , c o m o los s o c i n i a n o s , n i e -
m a h u m a n a d e e m i n e n t e b e l l e z a y p e r f e c c i ó n ; m i e n t r a s q u e los á n g e l e s d e
g a n S u D i v i n i d a d . La s u e r t e d e a q u e l l o s q u e h a n nacido f u e r a d e la i g l e s i a ,
los c i e l o s i n f e r i o r e s , p o s e e n u n a f o r m a h u m a n a m e n o s p e r f e c t a y m e n o s b e -
y q u e i g n o r a n al S e ñ o r p u e s t o q u e no p o s e e n la P a l a b r a , s e r á r e f e r i d a m á s
lla. E n c a m b i o a q u e l l o s q u e m o r a n e n el i n f i e r n o , a la luz d e l c i e l o , c a s i n o p a -
adelante.
r e c e n h o m b r e s , p a r e c e n m o n s t r u o s ; y a q u e no v i v e n e n el b i e n y e n la v e r -
d a d , s i n o e n el m a l y e n la m e n t i r a , y p o r t a n t o , e n o p o s i c i ó n a la s a b i d u r í a
^ \e los h o m b r e s d e la a n t i g ü e d a d c o n c e b í a n a la D i v i n i d a d e n
y la i n t e l i g e n c i a . Por e s o e s q u e su v i d a , no se l l a m a v i d a , s e d e n o m i n a m u e r -
^ i C f o r m a h u m a n a , c o n s t a e n la m a n i f e s t a c i ó n d e la D i v i n i d a d a n -
te e s p i r i t u a l .
te A b r a h a m , Lot, J o s u é , G e d e ó n , M a n o a y s u m u j e r , y o t r o s . Ellos v i e r o n a
D i o s c o m o h o m b r e ; lo a d o r a r o n , sin e m b a r g o , c o m o al Dios d e l u n i v e r s o , lla-

D e b i d o a q u e el c i e l o e n s u c o n j u n t o y e n s u s p a r t e s , p o r la D i -
v i n i d a d H u m a n a d e l S e ñ o r , refleja a un solo h o m b r e , los á n g e -
m á n d o l o a El Dios d e l c i e l o y de la t i e r r a , y J e h o v á . Q u e fue al S e ñ o r a q u i e n

61
60

vio A b r a h a m , El M i s m o lo e n s e ñ a e n J u a n ( V i l . 5 6 ) ; y q u e f u e a El a q u i e n v i e - c o n s t i t u y e n al i n t e l e c t o . E n c a m b i o a q u e l l o s a q u i e n e s l l a m a n s i m p l e s , s a b e n
r o n ios d e m á s , c o n s t a e n S u s p a l a b r a s : t o d a s e s t a s c o s a s a s u m a n e r a ; a c e r c a d e su D i o s , p i e n s a n q u e E l e s l a D i -
vinidad en f o r m a humana, q u e un ángel es un hombre celestial, que su alma
También el Padre que me envió ha dado testimonio de mi. Nunca habéis q u e h a d e vivir d e s p u é s d e la m u e r t e e s c o m o u n á n g e l , y q u e l a v i d a d e l c i e -
oído su voz, ni habéis visto su aspecto (Juan 1.18,V.37). lo e n el h o m b r e c o n s i s t e e n vivir s e g ú n l o s p r e c e p t o s D i v i n o s " . A e s t o s ú l t i -
m o s , l o s á n g e l e s l o s c o n s i d e r a n i n t e l i g e n t e s y a p t o s p a r a el c i e l o , p e r o a los

Q u e Dios e s h o m b r e e s a l g o e s c a s a m e n t e c o m p r e n s i b l e p a r a
q u i e n e s t o d o lo j u z g a n s e g ú n las p e r c e p c i o n e s s e n s o r i a l e s d e l
o t r o s , l o s c a l i f i c a n d e no i n t e l i g e n t e s .

h o m b r e e x t e r n o , p u e s el h o m b r e s e n s u a l , sólo p u e d e p e n s a r e n la D i v i n i d a d
a partir d e las c o s a s d e l m u n d o , y c o n c i b e a u n h o m b r e D i v i n o y e s p i r i t u a l c o - Extractos de Arcana Coelestia 'j
m o h o m b r e c o r p o r a l y n a t u r a l . Y d e e s t o c o n c l u y e q u e si D i o s f u e s e u n h o m -
b r e , p o s e e r í a el t a m a ñ o d e l u n i v e r s o ; y q u e e n c a s o de regir el cielo y la tie- referentes al Señor y a su Divinidad Humana
rra, lo h a r í a p o r i n t e r m e d i o d e o t r o s , al m o d o de los r e y e s e n el m u n d o . Y si
a l g u i e n le d i j e r a , q u e e n el cielo no h a y e x t e n s i ó n d e e s p a c i o c o m o e n el m u n - — La Divinidad residía en el Señordesde su concepción misma (n- 4 , 6 4 1 ,
d o , s e r í a i n c a p a z d e c o m p r e n d e r l o . Y a q u e a q u e l q u e p i e n s a b a s á n d o s e ex- 4,963, 5.041,5.157,6.716, 10,125),
c l u s i v a m e n t e e n la n a t u r a l e z a y su luz, n e c e s a r i a m e n t e d e b e p e n s a r e n b a -
se a la e x t e n s i ó n q u e a p a r e c e a n t e s u s o j o s . P e r o se e q u i v o c a e n d e m a s í a — Sólo el Señor tuvo simiente Divina (n^ 1,438),
q u i e n p i e n s a d e e s e m o d o a c e r c a d e l c i e l o . Allí la e x t e n s i ó n no e s c o m o la
e x t e n s i ó n e n el m u n d o . E n el m u n d o la e x t e n s i ó n es d e t e r m i n a d a y, p o r t a n - — Su alma era Jehová {n°- 1,999, 2.004, 2.005,2.018, 2.025)
t e , m e n s u r a b l e ; e n c a m b i o e n el c i e l o no e s d e t e r m i n a d a y, p o r t a n t o , e s in-
m e n s u r a b l e . El t e m a d e la e x t e n s i ó n e n el c i e l o s e r á t r a t a d o m á s a d e l a n t e — De modo que lo más íntimo era la Divinidad misma, mientras que lo ex-
c u a n d o e x a m i n e m o s el e s p a c i o y el t i e m p o e n el m u n d o e s p i r i t u a l . P o r lo d e - terno provenía de la madre (n^ 5,041).
m á s , t o d o el m u n d o s a b e q u e la vista s e p r o y e c t a h a c i a lo r e m o t o , e s t o e s ,
h a c i a el s o l y las e s t r e l l a s , q u e s o n t a n l e j a n a s ; y q u i e n q u i e r a q u e m e d i t e c o n — La Divinidad Mtsma era el Ser (esse) de la vida del Señor, y de allí sur-
a l g u n a p r o f u n d i d a d s o b r e e l t e m a , s a b e q u e el a l c a n c e d e la v i s t a i n t e r n a , q u e gió después Su Humanidad, deviniendo la Existencia (existere) de e-
e s m e n t a l , es m a y o r , y q u e el a l c a n c e d e u n a v i s t a m á s interior, d e b e ser m a - • se Ser (esse) (n^ 3194. 3210, 10269, 10738)
yor t o d a v í a . ¿ Q u é p o d r á e n t o n c e s d e c i r s e d e la v i s t a D i v i n a , q u e e s la m á s
í n t i m a y s u p r e m a de t o d a s ? Y d e b i d o a q u e los p e n s a m i e n t o s p o s e e n s e m e - — En el seno de la iglesia, donde reside la Palabra medíante la cual se
j a n t e a l c a n c e , t o d a s las c o s a s d e l c i e l o se c o m u n i c a n e n t r e s u s m i e m b r o s , conoce al Señor, La Divinidad del Señor no debería ser negada, y tam-
y lo m i s m o o c u r r e c o n t o d o lo p e r t e n e c i e n t e a la D i v i n i d a d , q u e c o n s t i t u y e el poco ei Espíritu Santo que procede de El (n^ 2359)
c i e l o y s u p l e n i t u d , c o m o se ha i n d i c a d o e n los a r t í c u l o s p r e c e d e n t e s .
— Quienes en el seno de la iglesia no reconocen al Señor, no se hallan en

L o s h a b i t a n t e s d e l cielo se m a r a v i l l a n d e q u e c i e r t o s h o m b r e s
p u e d a n c o n s i d e r a r s e i n t e l i g e n t e s , y q u e al p e n s a r a c e r c a d e
D i o s , p i e n s e n s o b r e a l g o i n v i s i b l e , e s decir, s o b r e u n a c o s a i n c o n c e b i b l e , c a -
conjunción con la Divinidad.; el caso es distinto con aquellos que no
pertenecen a !a iglesia (n- 10205)

r e n t e d e f o r m a , y m o t e j e n d e no i n t e l i g e n t e s y s i m p l e s a los q u e p i e n s a n d e — Hace a ia esencia d é l a iglesia el reconocer la Divinidad del Señor y Su
o t r a m a n e r a , c u a n d o la v e r d a d es d i a m e t r a l m e n í e o p u e s t a , Y a g r e g a n , " s e - Unión con el Padre (n2l0Ü83,101 12,10370,10738,10816.10820).
ría c o n v e n i e n t e q u e a q u e l l o & q u e se c o n s i d e r a n i n t e l i g e n t e s , s e e x a m i n e n a
sí m i s m o s ; y s e p r e g u n t e n , si a c a s o no c o n s i d e r a n a la n a t u r a l e z a c o m o D i o s ; — Se hace referencia a la glorificación del Señor en numerosos pasajes
a l g u n o s , a la n a t u r a l e z a q u e a p a r e c e a n t e s u s o j o s ; o t r o s , a la n a t u r a l e z a q u e de la Palabra (n=2249,2523, 3245),
no e s v i s i b l e ; y si a c a s o n o s o n t a n c i e g o s q u e i g n o r a n q u é c o s a es D i o s , q u é
e s u n á n g e l , q u é u n e s p í r i t u , q u é c o s a es su a l m a q u e h a d e vivir d e s p u é s d e — El Señor glorificó Su Humanidad, mas no Su Divinidad; pues ésta ya
la m u e r t e , q u é es la v i d a d e l cielo e n el h o m b r e , y m u c h a s o t r a s c o s a s q u e estaba glorificada en Sí misma (10057)

62
63

El Señor vino al mundo para glorificar Su Humanidad (n'3637, 4287,
Al partir del mundo, el Señor también transformó su Humanidad en bien
9315)
Divino (n« 3994, 3210, 6864, 7499, 8724, 9199, 10076)

El Señor glorificó Su Humanidad mediante el Amor Divino que residía
Esto es lo que significa que El procede del Padre, y que al Padre retor-
en El desde su concepción (n- 4727)
na (n= 3194, 3210, 6864, 7499, 8724, 9199, 10076)

La vida del Señor en el mundo consistió en Su amor hacia el género hu-
Así; devino un solo ser con el Padre (n22751,3704,4766)
mano (n2 2253)

A partir de esa unión la verdad Divina procede del Señor (n^ 3704,3712,
Ei amor del Señor trasciende el entedimiento humano (n- 2077)
3969, 4577, 5074, 7499, 8127, 8 2 4 1 , 9199, 9398)

El Señor salvó al género humano glorificando Su Humanidad (n^
El modo en que procede la verdad Divina, ilustrado (n^ 7270, 9407)
4180,10019,10152,10659,10828)

El Señor unió Su Humanidad con Su Divinidad por Su propia potestad
De no ser así, la raza humana hubiese perecido eternamente (n-1676)
(n8 1618, 1749,1752,1813, 1921, 2025, 2026, 2523, 3 1 4 1 ,
5005, 5045, 6716)
El estado de glorificación, y el estado de humillación del Señor
(n51785,1999,2159,6865)
Esto pone de manifiesto que la Humanidad del Señor no era semejan-
te a la humanidad de cualquier otro hombre, puesto que fue concebi-
En lo referente al Señor, la glorificación es la unión de Su Humanidad
do por la Divinidad Misma (n» 10125, 10825, 10826)
con Su Divinidad (n91603,10053,10828)

Su unión con el Padre, de quien procedía Su alma, fue distinta a la u-
Desde la eternidad, el Hijo de Dios era la Verdad Divina en el cielo (n°
nión entre dos personas, fue una unión semejante a la del alma con el
2628, 2798, 2803, 3195, 3704)
cuerpo (n= 3737, 10824)

Cuando el Señor estuvo en el mundo, transfiguró Su Humanidad en
Los más antiguos pueblos no podían adorar al Ser Divino, sólo podían
Verdad Divina, a partir del bien Divino que residía en El ( n - 2 8 0 3 , 3 1 9 4 ,
adorar a la Existencia Divina, que es la Divinidad Humana; portante, el
3195, 3210, 6716, 6864, 7014, 7499, 8127, 8724, 9199)
Señor vino al mundo para devenir Existencia (existere) Divina proce-
dente de el Ser (esse) Divino (n^* 4687,5321)
El Señor dispuso todas las cosas en Sí mismo en una forma celestial,
que concuerda con la Verdad Divina (0^1928, 3633)
Los antiguos reconocían a la Divinidad puesto que aparecía ante ellos
en forma humana, y ésta era la Divinidad Humana (n** 5 1 1 0 , 5 6 6 3 , 6 8 4 5 ,
Por eso el Señor fue llamado el Verbo, que es la Verdad Divina (n-
10737)
2533, 2813, 2859, 2894, 3393, 3712)

El Ser (esse) infinito fluye en el cielo, en los ángeles y en los hombres,
Sólo el Señor tuvo percepción y pensamiento por Sí f^ismo, y esto por
solamente a través de la Divinidad Humana (n^ 1676,1990,2016,2034)
encima de toda percepción y pensamiento angélicos (n- 1904, 1914,
1919)
La única Divinidad que se percibe en el cielo es la Divinidad Humana
(nü 6745, 9303, 10067, 10267)
El Señor unió la Verdad Divina, que El f\/lismo era, con el Bien Divino
que residía en El (n» 10047,10052,10076)
La Divinidad Humana, desde la eternidad, era la verdad Divina en el cie-
lo, y la Divinidad atravesando el cielo; es decir, que era la Existencia
Esta unión fue recíproca (n« 2004,10067)

65

Y también porque procedía del Amor Divino, que fue el Ser de S u vida
(existere) Divina que luego en el Señor se convirtió en el Ser Divino (es-
desde la concepción (n» 6872)
se) per se, del cual procede la Existencia Divina en el cielo (n* 3061,
6280, 6880, 10579)
Todo hombre es como es su amor, y es su amor (n° 6872, 10177,
10284)
El estado del cielo antes de la venida del Señor (n» 6371-6373)

El Señor divinizó todo lo perteneciente a Su Humanidad, en lo interno
La Divinidad sólo se hizo perceptible al pasar a través del cielo (n* 6982,
y en lo externo (n=1603, 1815, 1902, 1926, 2083, 2093)
6996, 7004)

Por eso, a diferencia de cualquier otro hombre, El resuscitó en su cuer-
Todos los habitantes de la tierra adoran a la Divinidad en forma huma-
po (n» 1729, 2083, 5078, 10825)
na, es decir, al Señor (n= 6700, 8541-8547, 10736-10738)

Que la Humanidad del Señor es Divina, lo testimonia S u omnipresen-
S e regocijan al oír que Dios verdaderamente se hizo Hombre (n° 9361)
cia en la Santa Cena (n« 2343, 2359)

Todos los que viven en el bien y adoran a la Divinidad en forma huma-
Y también Su transfiguración ante S u s tres discípulos (n' 3212)
na, son recibidos por el Señor (n* 9359)

Hay constancia de ello en la Palabra del Antiguo Testamento, donde El
Dios no puede ser pensado según otra forma que la humana; ni puede
es llamado Dios (n» 10514); y es llamado Jehová (n« 1603,1736,1815,
concebirse idea alguna acerca de aquello que e s Incomprensi ble, tam-
1902, 2921, 3035, 5110, 6281, 6303, 8864, 9194, 9315)
poco es posible creer en ello (n« 9359, 9972)

En el sentido literal de la Palabra, se hace una distinción entre el P a -
El hombre puede adorar aquello acerca de lo cual posee alguna noción,
dre y el Hijo; es decir, entre Jehová y el Señor, que no se verifica en el
pero no puede adorar lo inconcebible (n» 4733,5110,5663,7211,9356,
sentido interno de la Palabra, en el cual viven los ángeles del cielo (n^
10067, 10267)
3035)

Por tanto, la Divinidad es adorada en forma humana por la mayoría de
En el orbe cristiano, se ha divulgado la noción de que la Humanidad del
los habitantes del orbe, y esto se debe al influjo del cielo (n° 10159).
Señor no es Divina; esto s e promulgó en un concilio y en beneficio del
papa, para que fuese así reconocido como vicario del Señor (n' 4738)
Todos aquellos que viven en el bien, al pensar en el Señor, piensan en
la Divinidad Humana, y no en Su Humanidad aparte de Su Divinidad;
Ciertos cristianos fueron examinados en el otro mundo respecto a la
no sucede lo mismo con aquellos que no viven en el bien (n» 2326,4724,
noción que poseían acerca de un solo Dios, y pudo comprobarse que
4731, 4766, 8878, 9193, 9198)
se aferraban a la noción de una trinidad de dioses (n» 2329, 5256,
10736-10738, 10821)
Aquellosque pertenecen a l a iglesia en nuestros días, y viven en el mal,
y aquellos que tienen fe pero no tienen caridad, piensan acerca de la
Unatrinidad Divina o unarVinidad en una persona, constituyendo un so-
Humanidad del Señor apartede Su Divinidad, y ni siquiera comprenden
lo Dios, es concebible; |»ero en tres personas, es inconcebible (n*
qué es la Divinidad Humana; porqué no lo comprenden (n«3212, 3241,
10738, 10821, 10824)
4689, 4692, 4724, 4731, 5321, 6782, 8878, 9193, 9198)

En el cielo s e reconoce una Divina Trinidad en el Señor (n* 14,15,1729,
La Humanidad del Señor es Divina porque procede del Ser (esse) del 2004. 5256, 9303)
Padre, y éste era Su alma, - ¡lustrado mediante el símil del padre en los
hijos (n» 10269, 10372, 10823) La Trinidad en el Señor e s la Divinidad Misma, llamada Padre; la Divi-

67

10827) 6993. 3704. Los m á s antiguos p u e b l o s . p o r c o n s i g u i e n t e . el cielo en y o s m i e m b r o s e r a n h o m b r e s c e l e s t i a l e s .2025. 8127. 3638) HAY UNA C O R R E S P O N D E N C I A E N T R E La conjunción del Señor con los ángeles se mide por el bien del amor y la caridad que reciben de El ( n» 904. 9818. 2329. p o r q u e é s t a s e x c i t a n los s e n t i d o s i n - ñor quien los vuelve hacia El (n^ 10819) t e r n o s y b r i n d a n s a t i s f a c c i ó n a la m e n t e . 4523. rige también todas las co- sas de los cielos. 2004. dial. 4198. las c o r r e s p o n d e n c i a s es u n a ciencia angélica. 9879. 2998. (n'' CAPITULO XII 3637. que e s . p o r q u e la c i e n c i a d e En elcielo no hay unaconjuncióncon la Divinidad Misma. 2319. El Señor es la plenitud y la vida del cielo (n^ 7211. sino unacon- junción con la Divinidad Humana (n^ 4211. 3704. P e - ro e n n u e s t r o s d í a s . 10822. mor d e l m u n d o . El Señor habita en los ángeles en loque es Suyo (9338. 10130. la c i e n c i a d e las c o r r e s p o n d e n c i a s e r a la c i e n c i a p r i m o r - del Señor en los ángeles {n° 9419). y por m e d i o d e ella. y e s t o p o r v a r i a s r a z o n e s . e s q u e el h o m b r e s e h a a p a r t a d o d e l c i e l o . las d e s e c h a . 4524) La Divinidad Humana fluye en el cielo y crea el cielo (n^ 3038) — Sólo el Señor tiene la potestad de extirpar los infiernos. 10106. 9128) y sustentar el bien.nidad Humana. 4985. Por medio de ella adquirían inteligencia y sabiduría. y solo son hombres quienes reciben la Di. i n c i t a d o p o r el a m o r d e sí m i s m o y el a- Todos los habitantes del cielo vuelven su rostro hacia el Señor. 4220. 3624-3649. 4673. 2288. llamada Hijo. y esta Divina Trinidad es Una (n° 2149. 9228. 4724. se llama al cielo tir d e las c o r r e s p o n d e n c i a s . hay una presencia t i g u o s . y la Divinidad procedente. 10177) El Señor Mismo enseña que el Padre y El son Una sola persona (n'' — El cielo en su totalidad.10151. 10330) — Del mismo modo que el Señor rige los cielos. llamada — Por consiguiente. 3741-3745. i g u a l q u e los á n g e l e s . los m i e m b r o s d e la i g l e s i a s e c o m u n i c a b a n c o n el c i e l o . quienes habitan el cielo residen en el Señor. p l e t o . P a r a e l l o s . refrenar el mal. 5199. 9820. 7499. — El tiene potestad en los cielos y en la tierra (n^ 1607. 2751. 4797. y esto emana del Señor (n» 3804.2010. 8302. 6788.3736. y l o s i n s t r u í a . c u - ponde a la Divinidad Humana del Señor. El cielo en su conjunto depende del Señor (n^ 551. 2026. 4211. el c o n o c i m i e n t o d e e s t a c i e n c i a s e ha p e r d i d o p o r c o m - El Señor es el Unico Hombre. son hombres e imágenes de El (n^ 8547) 69 . 10157) Por consiguiente. 6280. 10738. y también que la Sagrada Divinidad procede de El y reside en El (n^ 3969. 9407. es el S e . 9264. 10089. 552) El Señor es el centro general del cielo (n^ 3633. P u e s a q u e l q u e s e a m a a sí m i s m o y al m u n d o p o r s o b r e t o - tá sobre los cielos (n^ 9828. y todas las de la tierra (n^ 2025. los ángeles son formas de amor y caridad en forma Espíritu Santo. 3641) E n n u e s t r o s di'as. y c o n f r e c u e n c i a el S e ñ o r a p a r e c í a a n t e e l l o s . se d e s c o n o c e el s i g n i f i c a d o d e las c o r r e s p o n - d e n c i a s . d e m o d o q u e n a d i e s a b e e n q u é c o n s i s t e n las c o r r e s p o n d e n c i a s . por eso. r e p a r a e x c l u s i v a m e n t e e n las c o s a s m u n d a n a s .4766). h a b l a b a n c o n Hombre Máximo (n= 2996. vale decir. Y p o r e n d e . 7086) 1729. 4735. la p r i n c i p a l d e e l l a s . y ni s e c u i d a d e las c o s a s e s p i r i t u a l e s . Pero los ángeles no miran de frente al Señor por sí mismos. es del Señor (n= 2751. 7182. por consiguiente. 2447. TODAS L A S C O S A S D E L C I E L O Y TODAS 6832.5663) E l cielo corres. 9229. 10810) L A S C O S A S D E L HOMBRE. 4205.10189) d a s las c o s a s . 2005.10125. 2156. a s e - v e r a n d o q u e e s t á n m á s allá d e su c o m p r e n s i ó n . 4625) los á n g e l e s . vinidad de El (ns 1894) Según su receptividad. 9199.10823) 5530. 6993. y a q u e é s t a s e x c i t a n los s e n t i d o s e x t e r n o s y b r i n d a n s a t i s f a c c i ó n a los d e s e o s n a t u r a l e s . N o s u c e d í a e s t o e n t r e los a n - No hay una presencia de los ángeles en el Señor. c o n c e b í a n s u s p e n s a m i e n t o s a par- su conjunto es semejante a un solo hombre. 9683. de salvar (n^ 10019). humana.

Se llama m u n d o natural. lo c u a l p u e d e v e r i f i c a r s e m á s a r r i b a e n el a r t í c u l o r e s p e c t i v o . las s o c i e d a d e s q u e allí c o m p o n e n u n m i e m b r o . q u e d e r i v a n su e x i s t e n c i a d e l m u n d o e s . c o m o e n e f i g i e . A c o n t e c e lo m i s m o e n h a b l a . Y e s t o s e r v i r á d e i n t r o d u c c i ó n a lo q u e s e d i r á m á s a d e l a n t e . el r e i n o e s p i r i t u a l es el i n t e l e c t o d e l c i e l o . r a l . y p o r c o n s i g u i e n - t e . e s t á n o r d e n a d a s c o m o los m i e m b r o s . Y s e g ú n lo e x p u e s t o . lo c o n c e r n i e n t e a s u i n t e l e c t o s e m a n i f i e s t a e n el a los r e i n o s d e l c o r a z ó n y los p u l m o n e s e n el c u e r p o . e n f i n . n ^ 5 7 J h a y e n él u n m u n d o e s p i r i t u a l y u n m u n d o n a t u r a l . e n la P a l a b r a el " c o r a z ó n " s i g n i f i c a la v o l u n t a d y el b i e n d e l a m o r . t o d o s los a f e c t o s d e la m e n t e a p a r e c e n a la v i s t a e n f o r m a n a t u . es d e c i r . en todo h o m b r e . L a s c o s a s i n t e r i o r e s p e r t e n e c i e n - r r e s p o n d e n c i a p r o c e d e la s u b s i s t e n c i a d e l h o m b r e . t u r a l e z a . p u e s la s u b s i s t e n c i a d e l h o m b r e deriva exclusivamente del cielo. Por c o n s i g u i e n . al q u e s e l l a m a a l m a . las s o c i e d a - d e r s e q u e el m u n d o n a t u r a l p r o v i e n e y o b t i e n e s u b s i s t e n c i a del m u n d o e s - piritual. e n el h a b l a . a l g u n a s e s t á n s i t u a d a s e n la c a - c o s a s q u e d e tal m o d o s u b s i s t e n . a los p u l m o n e s y a t o d o lo relativo a los p u l m o n e s e n t o - correspondencias. no o espiritual. y d e s u e n t e n d i m i e n t o y v o l u n t a d ) s e l l a m a n y el r e i n o e s p i r i t u a l . en su m u n d o espiritual. t a m b i é n .7 2 ) . el c o r a z ó n y los p u l m o n e s c o n f o r m a n d o s r e i n o s : el c o r a z ó n r e i n a p o r i n t e r m e d i o d e las a r t e r i a s y las v e n a s . s u c e d e y e x i s t e e n el h o m b r e e x t e r n o o n a t u r a l . b e z a . es el m u n d o e s p i r i t u a l d e l h o m b r e r e p r e s e n t a d o e n s u m u n d o i n t e l e c t o p o r m e d i o d e los a f e c t o s d e la v e r d a d . ni c o m p r e n d e r la r e l a c i ó n e n t r e lo e s p i r i t u a l L o d i c h o . e n los a d e m a n e s . A m b o s nes. y q u e t o d o lo q u e s a b e r s e a c e r c a d e l e s t a d o d e l h o m b r e d e s p u é s d e la m u e r t e . t e s a s u m e n t e . L o d i c h o h a s t a a q u í . y así s u c e s i v a m e n t e . se d e n o m i n a correspondencia. no e s posible poseer una clara noción acerca del m u n d o espiritual y d e su influjo e n el m u n d o n a t u r a l . riTChte af m u n d o n a t u r a l e n g e n e r a l . c a d a esfuerzo y en c a d a acto. y e s t o s r e i n o s c o r r e s p o n d e n n a t u r a l . y a s e a e n el r o s t r o . igual que un efecto de su c a u s a eficiente. d e s i g n a d o s u h o m b r e e s p i r i t u a l . y c u á l es su n a . se lo l l a m a H o m b r e M á x i m o . y e s la i m a g e n d e u n h o m b r e . y allí r e i n a la v e r d a d . y el " a l i e n t o " d e los p u l m o n e s s i g n i f i c a el i n t e l e c t o y la ver- 70 71 . c o n f o r m a n su m u n - d o e s p i r i t u a l : y las c o s a s e x t e r i o r e s p e r t e n e c i e n t e s a s u c u e r p o . y t o d a s las c o s a s q u e h a y e n los c i e l o s . c o n c i e r n e a la c o r r e s p o n d e n c i a d e l h o m - b r e i n t e r n o o e s p i r i t u a l .nrrespondencij^Debe e n t e n ^ D e a c u e r d o c o n lo e x p u e s t o . s i r v e t a m b i é n p a r a ilustrar q u é e s el h o m b r e i n t e r n o . H a y u n a c o r r e s p o n d e n c i a e n t r e el m u n d o n a t u r a l e n s u c o n j u n t o . d e su m e n t e . d o e s p i r i t u a l es el c i e l o . t a m b i é n hay d o s r e i n o s . ra s i m u l a r . a ese m u n d o . d ü s u üfig'é'rt fen el m u n d Q fígpiritTíaT iiama f-. o t r a s e n los b r a z o s y o t r a s e n c a d a p a r t í c u l a d e l c u e r p o (ver a r r i b a . q u e c o n f o r m a n el c i e l o . el i n t e r n o . e s el l l a m a d o h o m b r e n a t u r a l . y q u é el e x t e r n o . y el m u n d o e s p i r i t u a l : y e s t a c o r r e s p o n d e n c i a n o se r e f i e r e s o i a - a h o r a la c o r r e s p o n d e n c i a d e l c i e l o e n su c o n j u n t o . c o r r e s p o n d e n a las f u n c i o n e s d e l c o r a z ó n y los p u l m o n e s e n el h o m b r e . c o n t o d o lo p e r t e n e c i e n - te al h o m b r e . el reino c e l e s - t e . De- b i d o a e s t a c o r r e s p o n d e n c i a . e n c o n s e c u e n c i a . E n u n s e n t i d o g e n é r i c o . c o n s t i t u y e n su m u n d o n a t u r a l . m o r . el c i e l o e n su c o n j u n t o refleja a u n s o l o h o m b r e . y los E n el r o s t r o h u m a n o . y el m a . y lo c o n c e r n i e n t e a s u v o l u n t a d . r e c i b i e n d o s u c a l o r y su luz: y t o d a s las ó r g a n o s y v i s c e r a s e n el h o m b r e : v a l e d e c i r . ni p o s e e r u n c o n o c i m i e n t o c i e r t o s o b r e el e s p í r i t u d e l f i o m b r e . q u e u n o se d i s t i n g u e d e l o t r o c o m o el c i e l o d e l m u n d o . t o d o lo q u e e x i s t e e n el m u n d o n a t u r a l : t e n i e n . es p o s i b l e a p r e c i a r e n q u é c o n s i s t e n las p u l m o n e s p o r m e d i o d e las f i b r a s n e n / i o s a s y m o t o r a s . e n q u é c o n s i s t e n las c o r r e s p o n d e n - c i a s . u n o es la v o l u n t a d . De e s t a c o - P u e s t o q u e el h o m b r e e s u n c i e l o y u n m u n d o e n f o r m a m í n i m a .. c o r r e s p o n d e n a la c a b e z a d e l h o m b r e . y el e x t e r n o . y su o p e r a c i ó n e n el c u e r p o f i u m a n o . a m b o s d e c o n s u n o e n c o r r e s p o n d e n c i a s . a los b r a z o s d e l h o m b r e . y el o t r o el i n t e l e c t o : la v o l u n t a d r e i n a p o r m e d i o d e los a f e c t o s d e l b i e n . los c i e l o s : el r e i n o c e l e s t i a l e s Ja v o l u n t a d d e l c i e l o . u n o d e e l l o s s e l l a m a r e i n o c e l e s t i a l . lo q u e p o n e a d e m á s d e m a n i f i e s - y lo n a t u r a l . a su c u e r - p o . De m a n e r a q u e t o . a t o d o lo q u e se e x t i e n d e b a j o el s o l . t i a l c o r r e s p o n d e al c o r a z ó n y a t o d o lo relativo al c o r a z ó n e n t o d o el c u e r p o . d e s a n g é l i c a s . p e r t e n e c e n a d i c h o m u n d o . p e r t e n e c e n n « 5 9 . o e n los a d e m a . Y e s p o r e s o q u e se d i c e q u e el r o s t r o e s el Index d e l a l . t o d a s las c o s a s p e r t e n e c i e n t e s a s u m u n d o n a t u r a l (es d e c i r . A s i m i s m o e n el h o m b r e . b n ¿ o n s e c u e n c l a . Y si no s e p e r c i b e e n q u é c o n s i s t e n las c o r r e s p o n d e n c i a s . las q u e e s - t á n s i t u a d a s e n la c a b e z a . y el o t r o r e i n o e s p i r i t u a l . p i r i t u a l (es d e c i r . las q u e o c u - p a n ios b r a z o s . D e m o d o s i m i l a r . E n u n r o s t r o q u e no ha s i d o a d i e s t r a d o p a . E l c i e l o se d i s t i n g u e e n d o s r e i n o s . s e g ú n la i m a g e n d e l H o m b r e M á x i m o (ver a r r i b a . Es m e n e s t e r . t i e n e n su c o r r e s p o n d e n c i a e n u n m i e m b r o s i m i l a r e n el h o m b r e . d o el c u e r p o . y a s u s s e n t i d o s y s u o p e r a c i ó n ) . es el l l a m a d o h o m b r e e s p i r i t u a l . t a m b i é n se v e r i f i c a ' e ñ T a d a c f e t a i l e e n b a m c u i a f . r e l a t i v a s a s u e n t e n d i m i e n t o y v o l u n t a d . y allí r e i n a el b i e n d e l a- d o lo q u e e j e c u t a el c u e r p o . p r o v i e n e d e l h o m b r e inter- p o r t a n t o . e n p r i m e r lugar. n a d a p u e d e t o . Así. P e r o el m u n . e x p l i c a r e n q u é c o n s i s t e n las c o r r e s p o n d e n c i a s . c o n el e x t e r n o o n a t u r a l : r e f e r i r e m o s V e a m o s . r e l a t i v a s a s u s s e n t i d o s y s u o p e r a c i ó n .

h a b i t u a l e s d e r i v a n d e las c o r r e s p o n d e n c i a s ; y a u n q u e el h o m b r e lo i g n o r e ,
d a d d e la f e . P o r la m i s m a r a z ó n , los a f e c t o s se a d s c r i b e n al c o r a z ó n . a u n q u e proceden del m u n d o espiritual.
n o t i a b i t e n e n é l , ni p r o c e d a n d e é l .

L a c o r r e s p o n d e n c i a d e los d o s r e i n o s d e l c i e l o c o n el c o r a z ó n
y los p u l m o n e s , e s la c o r r e s p o n d e n c i a g e n e r a l e n t r e el c i e l o y
Q u e e x i s t e t a l c o r r e s p o n d e n c i a e n t r e t o d a s las c o s a s d e l c i e l o
y t o d a s las c o s a s d e l h o m b r e , e s a l g o q u e h e p o d i d o v e r i f i c a r
a través de una dilatada experiencia, de modo que estoy plenamente con-
el h o m b r e . H a y u n a c o r r e s p o n d e n c i a m e n o s g e n e r a l , q u e s e v e r i f i c a e n t r e v e n c i d o d e e l l o , c o m o a n t e u n h e c h o e v i d e n t e q u e no a d m i t e la m e n o r d u d a .
sus miembros, órganos y visceras; explicaremos, también, en qué consiste. N i e s n e c e s a r i o referir a q u í d e t a l l a d a m e n t e e s a e x p e r i e n c i a ; ni lo c o n s e n t i -
E n el H o m b r e M á x i m o , q u e e s el c i e l o , los q u e e s t á n e n la c a b e z a s u p e r a n a ría s u a b u n d a n c i a . S u e x p o s i c i ó n s e i n c l u y e e n A r c a n a C o e l e s t i a ; d o n d e
los d e m á s e n t o d a v a r i e d a d d e b i e n ; v i v e n e n e l a m o r , la p a z , la i n o c e n c i a , t a m b i é n s e e x a m i n a el t e m a d e las c o r r e s p o n d e n c i a s y las r e p r e s e n t a c i o n e s ,
la s a b i d u r í a , la i n t e l i g e n c i a , y el j ú b i l o y la d i c h a c o n s i g u i e n t e s . E s t o s a f l u y e n el influjo d e l m u n d o e s p i r i t u a l e n el n a t u r a l , y la c o n e x i ó n e n t r e el a l m a y el
a la c a b e z a d e l h o m b r e y s u s p a r t e s r e s p e c t i v a s , y s e h a l l a n e n c o r r e s p o n - cuerpo.
d e n c i a c o n e l l a s . E n el H o m b r e M á x i m o , o c i e l o , q u i e n e s h a b i t a n el p e c h o ,
v i v e n e n e l b i e n d e la c a r i d a d y la f e , é s t o s a f l u y e n a l p e c h o d e l h o m b r e , y s e
h a l l a n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n é l . E n el H o m b r e M á x i m o , o c i e l o , a q u e l l o s
q u e h a b i t a n la r e g i ó n l u m b a r , y los ó r g a n o s g e n i t a l e s , v i v e n e n el a m o r c o n -
A p e s a r d e q u e t o d a s las c o s a s q u e c o n f o r m a n el c u e r p o h u m a -
n o c o r r e s p o n d e n a t o d a s las c o s a s d e l c i e l o ; el h o m b r e , no e s
u n a i m a g e n del cielo s e g ú n su f o r m a externa, sino s e g ú n su f o r m a interna;
y u g a l . L o s q u e m o r a n e n l o s p i e s , v i v e n e n el b i e n m á s i n f e r i o r d e l c i e l o , q u e y a q u e e s la i n t e r i o r i d a d d e l h o m b r e la q u e r e c i b e el c i e l o , e n t a n t o q u e s u e x -
s e d e n o m i n a b i e n n a t u r a l e s p i r i t u a l . L o s q u e h a b i t a n los b r a z o s y las m a n o s , t e r i o r i d a d e s r e c e p t i v a d e l m u n d o . P o r c o n s i g u i e n t e , e n la m e d i d a e n q u e su
v i v e n e n el p o d e r d e la v e r d a d d e l b i e n . L o s q u e h a b i t a n los o j o s , v i v e n e n el i n t e r i o r i d a d e s r e c e p t i v a d e l c i e l o ; e n la m i s m a m e d i d a , e s el h o m b r e u n c i e l o
i n t e l e c t o . Q u i e n e s m o r a n e n los o í d o s , v i v e n e n a t e n c i ó n y o b e d i e n c i a . A q u e - e n f o r m a m í n i m a , s e g ú n la i m a g e n d e l m á x i m o . S i , e n c a m b i o , s u i n t e r i o r i -
llos q u e e s t á n e n las f o s a s n a s a l e s , v i v e n e n la p e r c e p c i ó n ; los q u e r e s i d e n d a d n o e s r e c e p t i v a d e l c i e l o ; e n t o n c e s , n o e s el h o m b r e un c i e l o y u n a i m a -
e n la b o c a y e n la l e n g u a , v i v e n e n la e l o c u e n c i a d e l i n t e l e c t o y la p e r c e p c i ó n . g e n d e l m á x i m o ; a u n q u e s u e x t e r i o r i d a d , q u e e s r e c e p t i v a del m u n d o , a s u -
Q u i e n e s h a b i t a n la r e g i ó n r e n a l , v i v e n e n v e r d a d e s e s c r u t a d o r a s , s e g r e g a n - m a u n a f o r m a d e m a t i z a d a b e l l e z a e n a r m o n í a c o n el o r d e n d e l m u n d o . P u e s
d o y c o r r i g i e n d o ; y a q u e l l o s q u e m o r a n e n la r e g i ó n h e p á t i c a , e n el p á n c r e - la b e l l e z a e x t e r n a d e l c u e r p o , p r o c e d e d e los p a d r e s y s e f o r m a e n el ú t e r o ,
a s , y e n el b a z o , v i v e n e n d i v e r s o s t i p o s d e p u r i f i c a c i o n e s d e l b i e n y la v e r - y l u e g o s e c o n s e r v a m e d i a n t e e l influjo g e n e r a l d e l m u n d o . P o r e s o la f o r m a
d a d ; y a s í s u c e s i v a m e n t e . T o d o s e l l o s a f l u y e n a s u s s í m i l e s e n el h o m b r e , y n a t u r a l d e u n h o m b r e d i f i e r e n o t a b l e m e n t e d e su f o r m a e s p i r i t u a l . M e ha s i -
s e h a l l a n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n e l l o s . E s t e influjo d e l c i e l o o p e r a e n las f u n - d o d a d o v e r c o n f r e c u e n c i a c u á l e s la f o r m a d e l e s p í r i t u d e l h o m b r e ; y e n a l -
c i o n e s y u s o s d e los m i e m b r o s c o r p o r a l e s ; y los u s o s , y a q u e p r o c e d e n d e l g u n o s d e a s p e c t o bello y e n c a n t a d o r , el e s p í r i t u e r a t a n o s t e n s i b l e m e n t e d e -
m u n d o e s p i r i t u a l , a s u m e n f o r m a s t a l e s c o m o las q u e e x i s t e n e n el m u n d o n a - f o r m e , n e g r o y m o n s t r u o s o , q u e b i e n p o d r í a d e n o m i n a r s e i m a g e n d e l infier-
t u r a l , y d e e s t a m a n e r a s e m a n i f i e s t a n e n e f e c t o . A s í s e o r i g i n a la c o r r e s p o n - n o , q u e no d e l c i e l o . En c a m b i o e n o t r o s , q u e no p o s e í a n b e l l o a s p e c t o , el e s -
dencia. p í r i t u a p a r e c í a b e l l a m e n t e f o r m a d o , c a n d o r o s o y a n g é l i c o . Por lo d e m á s ,
d e s p u é s d e la m u e r t e , el e s p í r i t u d e l h o m b r e a p a r e c e t a l c o m o f u e e n s u c u e r -
P or ello, estos m i s m o s m i e m b r o s , ó r g a n o s y visceras, p o s e e n p o , c u a n d o v i v í a e n el m u n d o .
9' • * u n a s i g n i f i c a c i ó n s i m i l a r e n la P a l a b r a ; y t o d o lo q u e allí s e e x -
p r e s a , p o s e e u n s e n t i d o d e t e r m i n a d o p o r las c o r r e s p o n d e n c i a s . " C a b e z a " ,
significa inteligencia y sabiduría; "pecho", caridad; "lomos",amor conyugal;
" b r a z o s y m a n o s " la p o t e n c i a d e la v e r d a d ; " p i e s " , el n i v e l n a t u r a l ; " o j o s " , el
P ero las c o r r e s p o n d e n c i a s se e x t i e n d e n m u c h o m á s a l l á d e l
_ h o m b r e ; y a q u e n a y u n a COTrgSüOTaencia g e ios c i e l o s erütre
sí. Al t e r c e r o ' o ^ m t i m o c i e i o c o r r e s p o n d e eiTegundo o c i e l o i n t e r r n e d i o , aTse-
i n t e l e c t o ; " n a r i z " , la p e r c e p c i ó n ; " o í d o s " , la o b e d i e n c i a ; " r í ñ o n e s " , el e s c r u t a r guriclo o c i e l ü l i i i e i m e ü i u c ' ü i i e s p u i l d é " " é r p r Í m e r o o cieTo e x t e r n o , y éste" c o -
d e la v e r d a d ; y a s i d e lo d e m á s . Por la m i s m a r a z ó n , t a m b i é n , e n el l e n g u a - r r e s p o n d e a las t o r m a ^ cnrpnralp»; H P I hnmhrp H e n n m i n a H a g mÍPm|;^rnR ó r -
j e c o t i d i a n o , c u a n d o u n h o m b r e e s i n t e l i g e n t e y s a p i e n t e , se d i c e q u e t i e n e g a n o s V v i s c e r a s . Por c o n s i g u i e n t e , el c i e l o c o n c l u y e e n la p a r t e c o r p o r a l del
u n a b u e n a c a b e z a ; c u a n d o es caritativo, que tiene un p e c h o fraterno; c u a n - h o m b r e , s o b r e la c u a l s e l e v a n t a c o m o i o b r e s i J B l s i } . E b l e a i o a n o s e r á p t e - '
d o e s p e r c e p t i v o , q u e t i e n e b u e n o l f a t o ; si es i n t e l i g e n t e , q u e t i e n e v i s t a p e - ñámente e l u c i d a d o m á s a d e l a n t e .
n e t r a n t e ; si e s p o d e r o s o , q u e t i e n e m a n o f i r m e ; y d e a q u e l q u e p e r s e v e r a p o r
a m o r , q u e h a c e lo q u e le d i c t a el c o r a z ó n . E s t a s y m u c h a s o t r a s e x p r e s i o n e s
73
72

A ntetodo.debecomprendersequelascorresponclenciasconel q u e v i v e n ; las d e l r e i n o v e g e t a l s o n c o r r e s p o n d e n c i a s d e s e g u n d o g r a d o , y a
101. c i e l o , e n su i n t e g n ' d a d , e s t á n r e f e r i d a s a la D i v i n i d a d H u m a n a q u e s o l a m e n t e c r e c e n ; y las d e l r e i n o m i n e r a l s o n c o r r e s p o n d e n c i a s d e ter-
d e l S e ñ o r , p u e s t o q u e el c i e l o p r o c e d e d e El, y el c i e l o e s E l , s e g ú n se h a i n - c e r g r a d o , p u e s t o q u e ni v i v e n ni c r e c e n . L a s c o r r e s p o n d e n c i a s e n el r e i n o
d i c a d o e n los a r t í c u l o s a n t e r i o r e s . Y a q u e si la D i v i n i d a d H u m a n a no f l u y e - animal son criaturas vivientes de diversos g é n e r o s , tanto aquellas que a n d a n
se e n t o d a s las c o s a s d e l c i e l o y , d e a c u e r d o c o n las c o r r e s p o n d e n c i a s , e n y r e p t a n s o b r e la t i e r r a , c o m o a q u e l l a s q u e v u e l a n e n el a i r e ; a las q u e no e s
t o d a s las c o s a s d e l m u n d o ; no e x i s t i r í a n los á n g e l e s , ni e x i s t i r í a n los h o m - n e c e s a r i o e n u m e r a r , p u e s s o n b i e n c o n o c i d a s . L a s c o r r e s p o n d e n c i a s e n el
b r e s . Lo q u e t a m b i é n p o n e d e m a n i f i e s t o p o r q u é el S e ñ o r se hizo H o m b r e , r e i n o v e g e t a l s o n t o d a s las c o s a s q u e c r e c e n y f l o r e c e n e n los h u e r t o s , s e l -
r e v i s t i e n d o d e H u m a n i d a d S u D i v i n i d a d ; d e p r i n c i p i o a f i n . Y así f u e , p u e s la v a s , p r a d e r a s y c a m p o s ; a las q u e t a m p o c o e s n e c e s a r i o e n u m e r a r , p o r s e r
D i v i n i d a d H u m a n a , p o r la q u e existió el c i e l o a u n a n t e s del a d v e n i m i e n t o d e f b i e n c o n o c i d a s . L a s c o r r e s p o n d e n c i a s e n el r e i n o m i n e r a l s o n m e t a l e s n o -
S e ñ o r , y a no b a s t a b a p a r a s u s t e n t a r t o d a s las c o s a s ; p o r q u e el h o m b r e , q u e bles e innobles, piedras preciosas y no preciosas, tierras de diversos g é n e -
e s el f u n d a m e n t o d e los c i e l o s , h a b í a s u b v e r t i d o y d e s t r u i d o el o r d e n . Q u é e- r o s , y t a m b i é n las a g u a s . A d e m á s de é s t a s , las c o s a s e l a b o r a d a s p o r la i n -
ra la D i v i n i d a d H u m a n a a n t e s d e l a d v e n i m m i e n t o d e l S e ñ o r , y c u á l e r a e n t o n - dustria del h o m b r e para su uso t a m b i é n son c o r r e s p o n d e n c i a s ; c o m o s e r t o -
c e s el e s t a d o d e l c i e l o , p u e d e c o n s u l t a r s e e n los p a s a j e s s e l e c c i o n a d o s a n e - do género de alimento, vestimentas, viviendas, y muchas otras cosas.
x o s al c a p í t u l o a n t e r i o r .

"1" o d a s las c o s a s q u e e s t á n p o r e n c i m a d e la t i e r r a ; c o m o s e r el

L os ángeles q u e d a n estupefactos cuando oyen que hay h o m -
b r e s q u e a d s c r i b e n t o d a s las c o s a s a la n a t u r a l e z a y n a d a a la
D i v i n i d a d , y q u e c r e e n , a d e m á s , q u e su c u e r p o , e n el q u e s e f u s i o n a n t a n t a s
105. I s o l , la l u n a y las e s t r e l l a s ; y las q u e se h a l l a n e n la a t m ó s f e r a ,
c o m o las n u b e s , la n i e b l a , la l l u v i a , los r e l á m p a g o s y los t r u e n o s , t a m b i é n s o n
c o r r e s p o n d e n c i a s . T o d a s las c o s a s q u e p r o c e d e n d e l s o l ; d e s u p r e s e n c i a y
m a r a v i l l a s d e los c i e l o s , e s u n m e r o p r o d u c t o d e la n a t u r a l e z a . Y s u e s t u p e -
d e s u a u s e n c i a , c o m o la luz y la s o m b r a , el c a l o r y el f r í o , t a m b i é n s o n c o r r e s -
facción es todavía mayor, c u a n d o se enteran que aquéllos, t a m b i é n creen
p o n d e n c i a s ; i g u a l q u e las c o s a s s u c e s i v a s q u e p r o c e d e n d e é s t a s , c o m o las
q u e la f a c u l t a d r a c i o n a l d e l h o m b r e d i m a n a d e la n a t u r a l e z a . C u a n d o c o n s ó -
e s t a c i o n e s d e l a ñ o , la p r i m a v e r a , el v e r a n o , el o t o ñ o y el i n v i e r n o ; y las h o -
lo m e d i t a r u n p o c o la c u e s t i ó n , p o d r í a n a d v e r t i r q u e t a l e s e f e c t o s , no p r o c e -
ras d e l d í a , la m a ñ a n a , el m e d i o d í a , el c r e p ú s c u l o y la n o c h e .
d e n d e la n a t u r a l e z a , s i n o d e la D i v i n i d a d ; y q u e la n a t u r a l e z a ha s i d o c r e a -
d a p a r a r e v e s t i r a lo e s p i r i t u a l , y m a n i f e s t a r l o e n u n a f o r m a c o r r e s p o n d i e n -
te e n la e s f e r a m á s e x t e r n a d e l o r d e n . A s e m e j a n t e s h o m b r e s , los c o m p a r a n
c o n las a v e s n o c t u r n a s , q u e v e n e n las t i n i e b l a s , p e r o no v e n e n la luz.
E n u n a p a l a b r a , t o d a s las c o s a s q u e e x i s t e n e n la n a t u r a l e z a ,
d e s d e las m í n i m a s h a s t a las m á x i m a s , s o n c o r r e s p o n d e n c i a s .
Y s o n c o r r e s p o n d e n c i a s , p o r q u e el m u n d o n a t u r a l y t o d o lo q u e e n c i e r r a d e -
r i v a n s u e x i s t e n c i a d e l m u n d o e s p i r i t u a l , y p o r él s u b s i s t e n , y a m b o s m u n d o s
p r o c e d e n d e la D i v i n i d a d . S e d i c e j a m b i é n q u e s u b s i s t e n , p o r q u e t o d o s u b -
CAPITULO XIII s i s t e e n v i r t u d d e a q u e l l o p o r lo c u a l e x i s t e , y la s u b s i s t e n c i a es u n a e x i s t e n -
c i a p e r p e t u a ; y t a m b i é n p o r q u e n o h a y c o s a q u e s u b s i s t a p o r sí m i s m a , s i n o
en virtud de aquello que es anterior; por consiguiente, en virtud de un Prin-
HAY UNA C O R R E S P O N D E N C I A E N T R E
c i p i o ; y a p a r t e d e é s t e , se e x t i n g u e y se d e s v a n e c e .
E L C I E L O Y TODAS L A S C O S A S DE LA TIERRA

E n el a r t í c u l o p r e c e d e n t e , s e h a e x p l i c a d o q u é s o n las c o r r e s -
p o n d e n c i a s , y se ha e x p u e s t o t a m b i é n , q u e t o d a s y c a d a u n a
T o d a s las c o s a s q u e e x i s t e n y s u b s i s t e n e n la n a t u r a l e z a d e
a c u e r d o c o n el o r d e n D i v i n o s o n c o r r e s p o n d e n c i a s . El o r d e n
D i v i n o t i e n e su o r i g e n e n el b i e n D i v i n o q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r . En El c o m i e n -
d e las c o s a s del c u e r p o a n i m a l s o n c o r r e s p o n d e n c i a s . A c o n t i n u a c i ó n , s e z a , y d e El p r o c e d e , a t r a v e s a n d o los c i e l o s e n f o r m a s u c e s i v a h a c i a el m u n -
p o n d r á d e m a n i f i e s t o q u e t o d a s las c o s a s de la t i e r r a , y e n g e n e r a l t o d a s las d o , y e n su p l a n o e x t e r i o r t e r m i n a ; y t o d a s las c o s a s q u e h a y allí q u e c o n c u e r -
q u e p u e b l a n el u n i v e r s o , s o n c o r r e s p o n d e n c i a s . d a n c o n d i c h o o r d e n , s o n c o r r e s p o n d e n c i a s . Y c o n c u e r d a n c o n el o r d e n t o -
d a s las c o s a s q u e h a y allí q u e s o n b u e n a s y p e r f e c t a s p a r a el u s o , p u e s t o -

T o d o lo q u e h a y s o b r e la t i e r r a , se d i s t i n g u e e n t r e s g é n e r o s , lla-
m a d o s r e i n o s ; el r e i n o a n i m a l , el r e i n o v e g e t a l y el r e i n o m i n e -
ral. L a s c o s a s d e l reino a n i m a l s o n c o r r e s p o n d e n c i a s d e p r i m e r g r a d o , por-
d o lo b u e n o e s b u e n o s e g ú n s u u s o ; y su f o r m a d e r i v a d e la v e r d a d , y la v e r -
d a d no es o t r a c o s a q u e la f o r m a d e l b i e n . De a h í q u e t o d a s las c o s a s d e l u n i -
v e r s o y del m u n d o n a t u r a l q u e c o n c u e r d a n c o n el o r d e n D i v i n o , e s t é n r e f e -
r i d a s ai bien y la v e r d a d .
74 75

d e l m u n d o e s p i r i t u a l , p u e s no e s t á n d o t a d o s d e la f a c u l t a d r a c i o n a l . E n c a m -
Q u e t o d a s las c o s a s q u e tiay e n el m u n d o d e r i v a n s u e x i s t e n c i a
d e la D i v i n i d a d , y s e tialtan a d e c u a d a m e n t e r e v e s t i d a s e n la
n a t u r a l e z a p a r a p o d e r e x i s t i r y d e s e m p e ñ a r u n u s o y, p o r t a n t o , c o r r e s p o n -
b i o el h o m b r e , c u y o p e n s a m i e n t o p r o c e d e d e l m u n d o e s p i r i t u a l , ha p e r v e r t i -
d o a q u e l l o q u e h a y e n él d e r i v a d o d e l m u n d o e s p i r i t u a l , v i v i e n d o d e m a n e r a
d e r , e s a l g o q u e s e m a n i f i e s t a e n la a d m i r a b l e v a r i e d a d d e c o s a s q u e p u e - o p u e s t a al o r d e n ; y e s t o , a c i c a t e a d o p o r s u f a c u l t a d r a c i o n a l ; p o r c o n s i g u i e n -
b l a n el r e i n o a n i m a l y el r e i n o v e g e t a l . E n a m b o s h a y c o s a s , q u e c u a l q u i e r t e , d e b e n a c e r e n la i g n o r a n c i a , p a r a s e r g u i a d o n u e v a m e n t e h a c i a el o r d e n
persona capaz de reflexionar con alguna profundidad puede percibir que pro- del cielo por medios Divinos.
c e d e n del cielo. Entre una v a r i e d a d i n n u m e r a b l e de c o s a s , p u e d e n citarse u-
nas p o c a s , a m o d o de ilustración; y en primer lugar, algunas del reino animal.
M u c h o s h a b r á n r e p a r a d o e n los c o n o c i m i e n t o s p r á c t i c a m e n t e i n h e r e n t e s a
t o d o a n i m a l . L a s a b e j a s s a b e n p r o d u c i r m i e l c o n el j u g o q u e e x t r a e n d e las
P a r a ilustrar el m o d o e n q u e c o r r e s p o n d e n las c o s a s p e r t e n e -
c i e n t e s al r e i n o v e g e t a l , p u e d e n c i t a r s e n u m e r o s o s e j e m p l o s ;
c o m o las s e m i l l a s , q u e al c r e c e r , se c o n v i e r t e n e n á r b o l e s ; e n los q u e n a c e n
f l o r e s ; l a b r a r c o n la c e r a c e l d i l l a s p a r a a l m a c e n a r la m i e l , y p r o c u r a r a s í a l i - h o j a s , b r o t a n f l o r e s y g e r m i n a n f r u t o s ; y e n e s t o s ú l t i m o s , s e r e p r o d u c e n las
m e n t o p a r a e l l a s y su f a m i l i a , a b a s t e c i é n d o s e i n c l u s o p a r a el f u t u r o i n v i e r n o . semillas; y todas estas estas cosas sucesivas, existen simultáneamente en
P a r a q u e n a z c a u n a n u e v a g e n e r a c i ó n , s u r e i n a p o n e h u e v o s , y las d e m á s u n o r d e n maravilloso e inefable. Pueden llenarse v o l ú m e n e s al respecto, p e -
a b e j a s los c u i d a n y p r o t e g e n . V i v e n b a j o u n a s u e r t e d e f o r m a d e g o b i e r n o q u e ro s i e m p r e h a b r á a r c a n o s m á s p r o f u n d o s , r e f e r e n t e s al u s o e s p e c í f i c o d e las
t o d a s c o n o c e n p o r i n s t i n t o . P r e s e r v a n a las a b e j a s l a b o r i o s a s y e x p u l s a n a c o s a s , q u e la c i e n c i a j a m á s p o d r á p e n e t r a r . Y p u e s t o q u e d i c h a s c o s a s , t a m -
los z á n g a n o s , d e s p o j á n d o l o s d e s u s a l a s ; s i n c o n t a r m u c h a s o t r a s m a r a v i - bién p r o c e d e n del m u n d o espiritual; es decir, del cielo, que p o s e e f o r m a h u -
llas, i m p l a n t a d a s e n e l l a s d e s d e el cielo p a r a s u u s o a p r o p i a d o ; su c e r a sir- m a n a ( s e g ú n s e h a i n d i c a d o m á s a r r i b a e n e l a r t i c u l o r e s p e c t i v o ) ; t o d a s las
v e al g é n e r o h u m a n o p a r a f a b r i c a r v e l a s , s u m i e l p a r a a g r e g a r d u l z o r a los p a r t i c u l a r i d a d e s d e e s t e r e i n o , g u a r d a n c i e r t a r e l a c i ó n c o n las d e l h o m b r e ,
a l i m e n t o s . ¿Y q u i é n n o h a o b s e r v a d o las m a r a v i l l a s q u e d e p a r a n los g u s a - c o m o h a n a d v e r t i d o a l g u n o s e n el m u n d o e r u d i t o . Q u e t o d a s las c o s a s per-
n o s , las m á s v i l e s c r i a t u r a s d e l r e i n o a n i m a l ? S a b e n p r o c u r a r s u a l i m e n t o t e n e c i e n t e s a e s t e r e i n o t a m b i é n s o n c o r r e s p o n d e n c i a s , e s a l g o q u e he p o -
s u c c i o n a n d o el j u g o d e las h o j a s ; y l u e g o , e n el t i e m p o s e ñ a l a d o , s a b e n c ó m o d i d o v e r i f i c a r a t r a v é s d e u n a l a r g a e x p e r i e n c i a . A m e n u d o , r e c o r r i e n d o jar-
revestirse c o n un t e g u m e n t o , ingresando prácticamente en un útero, e incu- d i n e s ; o b s e r v a n d o los á r b o l e s , las f l o r e s , las p l a n t a s ; m e h a s i d o d a d o r e c o -
b a r allí s u p r o g e n i e . A l g u n o s s e t r a n s f i g u r a n i n i c i a l m e n t e e n n i n f a s o c r i s á - n o c e r s u s c o r r e s p o n d e n c i a s e n el c i e l o , y h e p o d i d o h a b l a r c o n q u i e n e s r e -
l i d a s , y p r o d u c e n u n hilo c o n el q u e s e r e c u b r e n ; y d e s p u é s q u e h a n c o n s u - s i d í a n e n t r e e l l a s , los q u e m e e n s e ñ a r o n d e d ó n d e p r o v e n í a n y e n q u é c o n -
m a d o su labor, r e a p a r e c e n e x o r n a d a s c o n u n n u e v o c u e r p o , o s t e n t a n d o a- sistían.
las c o n las q u e v u e l a n p o r el a i r e c o m o e n s u p r o p i o c i e l o ; y c e l e b r a n s u s hi-
m e n e o s , p o n e n h u e v o s , y p r o p i c i a n s u p o s t e r i d a d . A p a r t e d e los e j e m p l o s c i -
t a d o s , t o d o g é n e r o d e c r i a t u r a s v o l á t i l e s c o n o c e su a l i m e n t o a p r o p i a d o ; y no
s ó l o el t i p o d e a l i m e n t o q u e r e q u i e r e n , s i n o t a m b i é n d ó n d e h a l l a r l o ; s a b e n
P ero e n n u e s t r o s d í a s , n a d i e p u e d e c o n o c e r las c o s a s e s p i r i t u a -
les d e l c i e l o , c o n las q u e c o r r e s p o n d e n las c o s a s n a t u r a l e s d e l
m u n d o , a m e n o s q u e r e c i b a e s e c o n o c i m i e n t o d e l c i e l o ; y a q u e la c i e n c i a d e
construir sus nidos, y cada género de un modo peculiar; poner huevos en sus las c o r r e s p o n d e n c i a s e s c o m p l e t a m e n t e d e s c o n o c i d a e n la a c t u a l i d a d . C i t a -
nidos, incubarlos, criar su prole y brindarle alimento, y despedirlos de su ho- ré a l g u n o s e j e m p l o s i l u s t r a t i v o s , a f i n d e e x p l i c a r e n q u é c o n s i s t e la c o r r e s -
g a r c u a n d o p u e d e n v a l e r s e p o r sí m i s m o s ; s a b e n , t a m b i é n , i d e n t i f i c a r a s u s p o n d e n c i a d e las c o s a s e s p i r i t u a l e s c o n las n a t u r a l e s . E n u n s e n t i d o g e n é -
e n e m i g o s y evitarlos, y reconocer a sus amigos y relacionarse c o n ellos; y es- rico los a n i m a l e s d e la t i e r r a c o r r e s p o n d e n al a f e c t o ; los a n i m a l e s m a n s o s y
to d e s d e la p r i m e r a i n f a n c i a ; p a r a no h a c e r m e n c i ó n d e las m a r a v i l l a s e n c e - ú t i l e s a los b u e n o s a f e c t o s , y los f e r o c e s e i n ú t i l e s a los m a l o s a f e c t o s . E n p a r -
r r a d a s e n los h u e v o s m i s m o s , e n los q u e t o d o e s t á o r d e n a d a m e n t e d i s p u e s - t i c u l a r , el g a n a d o v a c u n o c o r r e s p o n d e a los a f e c t o s d e la m e n t e n a t u r a l ; las
to p a r a la f o r m a c i ó n y la n u t r i c i ó n d e la c r í a ; a m é n d e u n a i n n u m e r a b l e v a - o v e j a s y c o r d e r o s a los a f e c t o s d e la m e n t e e s p i r i t u a l ; m i e n t r a s q u e las a v e s ,
r i e d a d d e c o s a s . A q u e l q u e p i e n s a c o n a l g ú n a t i s b o d e s a p i e n c i a r a c i o n a l , ¿i- s e g ú n s u e s p e c i e , c o r r e s p o n d e n a las c o s a s i n t e l e c t u a l e s d e la m e n t e n a t u -
rá a d e c i r q u e e s t o s i n s t i n t o s no p r o c e d e n d e l m u n d o e s p i r i t u a l ? Al c u a l el ral o d e la m e n t e e s p i r i t u a l . A e s t o se d e b e q u e a m u c h o s a n i m a l e s ; c o m o s e r
m u n d o n a t u r a l s i r v e , b r i n d á n d o l e un c u e r p o c o n q u é r e v e s t i r s e ; m a n i f e s t a n - las v a c a s y s u s c r í a s , los c a r n e r o s , las o v e j a s , las c a b r a s , los c o r d e r o s , y t a m -
d o e n e f e c t o lo q u e e n s u c a u s a e s e s p i r i t u a l . L a s b e s t i a s d e la t i e r r a y las a- b i é n las p a l o m a s t o r c a z a s y las t ó r t o l a s ; e n la i g l e s i a i s r a e l i t a , q u e e r a u n a
v e s d e l aire p o s e e n e s t o s c o n o c i m i e n t o s d e m a n e r a i n n a t a ; e n c a m b i o el I g l e s i a R e p r e s e n t a t i v a , s e les d i e r a u n ^so s a g r a d o , d e s t i n á n d o l o s a los s a -
h o m b r e , no los p o s e e ; y e s t o es a s í , p o r q u e los a n i m a l e s p r o s i g u e n e n el or- c r i f i c i o s y h o l o c a u s t o s . Y a q u e s e g ú n s u u s o , c o r r e s p o n d e n a las c o s a s e s -
d e n n a t u r a l d e s u v i d a ; no h a n p o d i d o d e s t r u i r lo q u e h a y e n e l l o s d e r i v a d o p i r i t u a l e s ; e n el c i e l o , t a l e s c o s a s e r a n c o m p r e n d i d a s e n b a s e a las c o r r e s -

77
76

p o n d e n c i a s . P o r lo d e m á s , los a n i m a l e s s e g ú n s u g é n e r o y e s p e c i e ; s o n a- q u e la c o r r e s p o n d e n c i a d e las c o s a s n a t u r a l e s c o n las e s p i r i t u a l e s , d e l m u n -
f e c t o s , p u e s v i v e n , y la v i d a p r o v i e n e d e l a f e c t o y c o n c u e r d a c o n é l ; d e a h í d o c o n el c i e l o , s e v e r i f i c a a t r a v é s d e l u s o , y el u s o e s t a b l e c e s u c o n j u n c i ó n ;
q u e todo animal p o s e a conocimientos innatos que concuerdan con su afec- y las f o r m a s q u e el u s o r e v i s t e , s o n c o r r e s p o n d e n c i a s y c o n j u n c i o n e s , e n la
t o v i t a l . El h o m b r e e s s i m i l a r a los a n i m a l e s , e n lo q u e s e refiere a s u h u m a - m e d i d a e n q u e s e a n f o r m a s d e u s o . E n el m u n d o d e la n a t u r a l e z a , e n su tri-
n i d a d n a t u r a l ; p o r c o n s i g u i e n t e , e n el l e n g u a j e h a b i t u a l , se lo c o m p a r a c o n p l e R e i n o , t o d o lo q u e e x i s t e s e g ú n s u o r d e n es u n a f o r m a d e u s o o u n e f e c -
l o s a n i m a l e s ; p o r e j e m p l o , si e s b o n d a d o s o s e lo l l a m a o v e j a o c o r d e r o ; si e s t o c o n f o r m a d o p o r el u s o y p a r a e l u s o , y e s p o r e s o q u e t o d a s las c o s a s d e
la n a t u r a l e z a s o n c o r r e s p o n d e n c i a s . E n lo q u e c o n c i e r n e al h o m b r e , e n la
f e r o z , s e lo l l a m a o s o , l o b o ; s i e s a s t u t o , z o r r o , s e r p i e n t e ; y a s í s u c e s i v a m e n -
m e d i d a e n q u e v i v a s e g ú n e l o r d e n D i v i n o ; e s d e c i r , e n la m e d i d a e n q u e a-
te.
m e al S e f i o r y s i e n t a c a r i d a d h a c i a el p r ó j i m o , s u s a c t o s s o n u s o s e n f o r m a ,
y c o r r e s p o n d e n c i a s , y p o r m e d i o d e e l l a s s e h a l l a e n c o n j u n c i ó n c o n el c i e -

H a y u n a c o r r e s p o n d e n c i a s i m i l a r c o n las c o s a s d e l r e i n o v e g e -
t a l . E n u n s e n t i d o g e n é r i c o , los h u e r t o s c o r r e s p o n d e n a la i n -
t e l i g e n c i a y a la s a b i d u r í a d e l c i e l o ; y p o r e s t a r a z ó n el c i e l o l l e v a el n o m b r e
l o . A m a r al S e ñ o r y a m a r al p r ó j i m o , e n u n s e n t i d o g e n é r i c o , s i g n i f i c a d e s e m -
p e ñ a r u n u s o . Ante t o d o , d e b e c o m p r e n d e r s e que es por intermedio del h o m -
b r e q u e el m u n d o n a t u r a l ^ é l rViundo eSpirlTDal e á f á b T e c g ñ g ü g S ñ i ü ñ c ^ ^ ^
d e H u e r t o d e D i o s y P a r a í s o , y los h o m b r e s lo l l a m a n p a r a í s o c e l e s t i a l . L o s
á r b o l e s , s e g ú n s u e s p e c i e , c o r r e s p o n d e n a las p e r c e p c i o n e s y c o n o c i m i e n - d e u i t , e l tioiiibrtf e s a\m d e e s t a c o n j u n c i ó n , ^ e s e n él h a y u n m u n -
t o s d e l b i e n y la v e r d a d , q u e s o n la f u e n t e d e la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u r í a . D e 0 0 n a t u r a r y u n m u n d o e s p i n t u a l (Vér ffláé a r r i b a , r F B 7 ) ; p o r t a n t o , e n la m e -
a h í q u e los h o m b r e s d e la a n t i g ü e d a d , q u e c o n o c í a n la c i e n c i a d e las c o r r e s - d i d a e n q u e e s e s p i r i t u a l , e l h o m b r e e s m é d i u m d e d i c h a c o n j u n c i ó n ; si e s e n
p o n d e n c i a s , c e l e b r a s e n su c u l t o s a g r a d o e n l o s b o s q u e s ; y p o r la m i s m a ra- c a m b i o natural sin ser espiritual, no es e n t o n c e s m é d i u m d e c o n j u n c i ó n . De
z ó n , e n la P a l a b r a , se m e n c i o n a c o n s u m a f r e c u e n c i a a los á r b o l e s ; y s e c o m - c u a l q u i e r m o d o , a p a r t e d e e s t a m e d i a c i ó n d e l h o m b r e , h a y u n influjo D i v i n o
p a r a al c i e l o , a la i g l e s i a y al h o m b r e c o n e l l o s ; c o m o e n e l c a s o d e la v i d , d e l p e r m a n e n t e e n el m u n d o y e n las c o s a s d e l h o m b r e q u e p e r t e n e c e n a l m u n -
o l i v o , d e l c e d r o , y m u c h o s o t r o s ; y a las b u e n a s a c c i o n e s d e l h o m b r e , s e las d o , p e r o e s t e influjo n o a c t u á s o b r e s u f a c u l t a d r a c i o n a l .
c o m p a r a c o n los f r u t o s . Y el a l i m e n t o d e r i v a d o d e los á r b o l e s , m u y e s p e c i a l -
m e n t e los g r a n o s d e la c o s e c h a d e la t i e r r a , t a m b i é n c o r r e s p o n d e a los a f e c - A c o s a s q u e c o n c u e r d a n c o n el o r d e n D i v i n o
t o s d e l b i e n y la v e r d a d , p u e s e s t o s a f e c t o s n u t r e n la v i d a e s p i r i t u a l , c o m o los 113. s e h a l l a n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n el c i e l o , a s í t a m b i é n , t o d a s
a l i m e n t o s t e r r e s t r e s la v i d a n a t u r a l . El p a n q u e s e h a c e c o n los g r a n o s , e n u n las c o s a s a d v e r s a s al o r d e n D i v i n o , e s t á n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n el infier-
s e n t i d o g e n é r i c o , c o r r e s p o n d e a t o d o s los a f e c t o s d e l b i e n , p o r q u e e s el s u s - n o . T o d a s las c o s a s q u e s e h a l l a n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n el c i e l o se r e l a -
t e n t o b á s i c o d e la v i d a , y el a l i m e n t o p o r a u t o n o m a s i a . D e b i d o a e s t a c o r r e s - c i o n a n c o n el b i e n y la v e r d a d ; a q u e l l a s q u e e s t á n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n
p o n d e n c i a , el S e f i o r s e l l a m a a Si M i s m o el P a n d e la v i d a ; y p o r lo m i s m o , el i n f i e r n o , s e r e l a c i o n a n c o n el m a l y la f a l s e d a d .
s e le d a b a al p a n u n u s o s a g r a d o e n la i g l e s i a i s r a e l i t a ; e r a c o l o c a d o s o b r e

A
la m e s a e n el T a b e r n á c u l o , y s e lo l l a m a b a " p a n d e la p r o p o s i c i ó n " ; y al c u l - h o r a n o s r e f e r i r e m o s a la c i e n c i a d e las c o r r e s p o n d é ñ c T a s y s ü ^
t o D i v i n o , c e l e b r a d o m e d i a n t e s a c r i f i c i o s y h o l o c a u s t o s , t a m b i é n s e lo l l a m a - u s o . S e h a d i c h o a n t e s q u e el m u n d o e s p i r i t u a l , q u e es el c i e -
b a " p a n " . Por o t r a p a r t e , a c a u s a d e e s t a c o r r e s p o n d e n c i a , el a c t o m á s s a - l o , s e h a l l a e n c o n j u n c i ó n c o n el m u n d o n a t u r a l p o r i n t e r m e d i o d e las c o r r e s -
g r a d o d e l c u l t o d e la i g l e s i a c r i s t i a n a , e s la S a n t a C e n a , e n la q u e s e o f r e c e p o n d e n c i a s ; y q u e , p o r t a n t e , al h o m b r e le ha s i d o d a d o c o m u n i c a r s e c o n el
p a n , y v i n o . E s t o s p o c o s e j e m p l o s p u e d e n s e r v i r p a r a e s c r u t a r la n a t u r a l e z a c i e l o a t r a v é s d e las c o r r e s p o n d e n c i a s . L o s á n g e l e s d e l c i e l o n o p i e n s a n s e -
d e las c o r r e s p o n d e n c i a s . g ú n las c o s a s n a t u r a l e s , c o m o o c u r r e c o n el h o m b r e ; s i n e m b a r g o el h o m b r e ,
c u a n d o c o n o c e la c i e n c i a d e las c o r r e s p o n d e n c i a s , p u e d e c o m u n i c a r s e c o n
l o s á n g e l e s a t r a v é s d e los p e n s a m i e n t o s d e su m e n t e ; y p o r m e d i o d e su
E l m o d o e n q u e s e e f e c t ú a la c o n j u n c i ó n d e l c i e l o c o n el m u n -
d o p o r i n t e r m e d i o d e las c o r r e s p o n d e n c i a s , t a m b i é n s e r á re-
f e r i d o e n b r e v e s p a l a b r a s . El R e i n o d e l S e f i o r e s u n R e i n o d e f i n e s , q u e s o n
h o m b r e e s p i r i t u a l o i n t e r n o , p u e d e h a l l a r s e e n c o n j u n c i ó n c o n los á n g e l e s .
P a r a q u e e s a c o n j u n c i ó n d e l c i e l o c o n el h o m b r e p u d i e s e a c o n t e c e r , ía P a -
u s o s ; o lo q u e e s lo m i s m o , u n R e i n o d e u s o s , q u e s o n f i n e s . Y a c a u s a d e l a b r a e n s u t o t a l i d a d ha s i d o e s c r i t a m e d i a n t e c o r r e s p o n d e n c i a s ; t o d a s y c a -
ello el u n i v e r s o h a s i d o c r e a d o y f o r m a d o p o r la D i v i n i d a d , p a r a q u e t o d o u- d a u n a d e l a s c o s a s q u e c o n t i e n e , s o n c o r r e s p o n d e n c i a s , . Y si el h o m b r e c o -
so aparezca d e b i d a m e n t e revestido c o m o para manifestarse en acto, o en " h o c i e r a la c i e n c i a d e las c o r r e s p o n d e n c i a s , c o m p r e n d e r í a ei s e n t i d o e s p i n - '
e f e c t o ; p r i m e r o e n el c i e l o y l u e g o e n el m u n d o ; y a s í , g r a d u a l y s u c e s i v a m e n - t u a l d e la P a l a b r a , y le s e r í a d a d o d e s c i f r a r a r c a n o s i m p e r c e p t i b l e s e n el s e n -
t e , h a s t a e n las c o s a s m á s e x t e r n a s - d e la n a t u r a l e z a . E s e v i d e n t e , e n t o n c e s . t i d o l i t e r a l . E n la P a l a b r a , h a y u n s e n t i d o literal y u n s e n t i d o e s p i r i t u a l ; el s e n -

78 79

y luz y c a l o r . y t o d o lo p r o d u c i d o a t r a v é s d e é l . t e ei 0 ] o d e r e c h o a p a r e c e e x a c t a m e n t e c o m o u n s o l . nera del sol. tiguos de nuestra tierra. Ile- áCUferdocon s ü r é C é p c i ü i i ü e l S « f i u i . p u e s a c a u s a d e su correspondencia. no exaCfaiTléhte e n los cieloS. a u n q u e s u c a r á c t e r f u e m e n o s í n t i m o . P u i ü a i i t e el ojO i z q u i e r d o n o a p a r e c e c o m o u n s o l . a p ü r c c c c o m u un bjül. e m i t i e n d o u n b l a n c o r e s p l a n d o r c o m o la l u n a d e n u e s t r á l i e r r a T y e s g e m a g n i t u d s i m i l a r . E n d i r e c t a m e n t e p o r las c o r r e s p o n d e n c i a s . sing^TOmojj. - so 81 . p e r o e s m á s c o r u s c a n t e . p u e s t u r a l . Iá5 c o s a s que fíe 6 i d o y v i s t o . allí h a y u n s o l . que poseían c o n o c i m i e n .- tas e d a d e s fueron llamadas d e oro. e x i s t e n e n el c i e l o . bien natural. Y este origen p o s e e n t o d a s d a d . E s t a é p o c a s e l l a m ó E. así c o m o t o d a s las c o s a s b r e p r o s i g u i ó . El S e ñ o r a p j . s e h a l l a p o r e n c i m a d e la n a t u r a l e z a y e s c o m p l e t a m e n t e d i v e r s o d e lo n a - h a s t a la ú l t i m a j o t a o t i l d e e s u n a c o r r e s p o n d e n c i a . a u n a m e d i a n a altura. El t e r m e d i o . se d e n o m i n ó E d a d d e C o b r e . b l a n c a j M g s p i a r i t J e c l e i i l e . p o r s u i n . n ' g l u i i a . ángeles. p r o c e d e d e a q u e l l a s q u e c o n f o r m a n el c i e l o . d e lo q u e s e h a d i c h o e n los d o s a r t í c u l o s a n t e r i o r e s D e s d e el cielo. la c o n j u n c i ó n d e l c i e l o c o n e l h o m . allí. y c o n - cebían sus pensamientos por medio de correspondencias. a p a r e c e c o r n o u - n a l u n a . he sido instruido a c e r c a d e los h o m b r e s m á s a n . b i e n e s p i r i t u a l . ^ a n t e a q u e l l o s q u e r e c i o e n ai b e n o r seguTi ei o i e n d e la f e . por eso. pero no tienen un origen simi- y c o n v e r s a r c o n e l l o s . S o b r e la luz y el calor y las hombres y se c o m u n i c a b a n c o n ellos c o m o u n amigo c o n otro. Aparece en d o s lugares. Después. vino. y el cobre. y el sentido es. p b r t e r i e ó e í í T S í r R e i n o C e l e s t i a l . uno situado ante el t i a l . n a t u r a l e s . d e d u u e i ü u LUII s u r e c e p c i ó n d e t . i n f e r i r s e d e lo r e f e r i d o p r e v i a m e n t e acerca d e los g r a d o s ( n * 3 8 ) . el c i e l o s e h a l l a b a e n c o n j u n c i ó n c o n el m u n d o . I g n é ó yJlgmgggI17J'? E n el c i e l o n o a p a r e c e e l s o l d e l m u n d o . deseo hacer una breve referencia acerca ge" e n t o n c e s . s o l d e l c i e l o e s e l S e ñ o r . E s t e p e r í o d o . t o s a c e r c a d e l a s c o r r e s p o n d e n c i a s . P o s t e - r i o r m e n t e . al r e f e r i r s e a ella d e c í a n q u e los h a b i t a n t e s d e l c i e l o m o r a b a n c o n los las c o s a s q u e e x i s t e n y a p a r e c e n e n los c i e l o s . y las d e l m u n d o . ni lo q u e p r o - c e d e d e e s e s o l . y a q u e t o d o lo r e l a t i v o a d i c h o s o l es e n t e r a m e n t e n a t u r a l . y c o n e l l a . re"ceci5nio Uf) sol. d e l q u e t o m a t ü g ^ i i i i l d i . y a q u e las c o s a s d e l c i e l o s o n e s p i r i t u a l e s . sobre las correspondencias. c o r p o r a l . e n c i e r t a s o c a s i o - nes. porque caSa p e r s o n a v e a i S f e n o T W ' d C u u i d o u u i i IQ c a r i ü a ü d e bu l e u t í u u l ó n UBI S e ñ u r . Pero a esta c o s a s q u e .anié quigrms lu l e c l b e n s e g ú n tí\i Ü B la fe.~a u n a c o n s i d e r a b l e d i s t a n c i a . p e r o q u e no p e n s a b a n s e g ú n e s o s c o - n o c i m i e n t o s . A r i ^ é l vivieron los antiguos pueblos que les s u c e d i e r o n . la luz e s la v e r d a d D i v i n a . la p l a t a . Q u e el S e ñ o r r e a l m e n t e a p a r e c e c o m o u n s o l e n e l c i e l o . l o s e s c r i t o r e s d e la a n t i g ü e . d e l a s c o r r e s p o n d e n c i a s . T u l g u r á n l e y ' ^ e " ^ g p " ^ " y s e g ú n é l v i v i e r o n s u s d e s c e n d i e n t e s . E n q u é s e d i s t i n g u e n e n t r e sí. y p o d í a n d i s f r u t a r d e l a a m i s t a d d e l o s á n g e l e s . s i n o a n t e e l r o s t r o d e los p o n d e n c i a s . d e d o n d e p r o c e d e e l c i e - p i r i t u a l . y p o r ú l t i m o . y e l o t r o a n t e e l ojo7zq"uÍgTa'C.:^ s u n o m b r e la ú l t i m a e d a d . la c i e n c i a d e las c o r r e s p o n d e n c i a s f u e p r e s a d e l o l v i d o . el o r o significa b i e n celes. f u e d a d a al h o m b r e . c o n c e r n i e n t e s al S e ñ o r c o m o s o l . e s a l g o q u e p u e d e cias. a e s i m i i a r bláJTciTra y e s p l e n d o r Señor aparece en dos CAPÍTULO X I V sitios distintos y e n f o r m a t a n diversa.'TVnte quietieiSTgclüeTi al señor ¿ e g ú n el b i e r r q g t a m o r . el cielo el S e ñ o r a p a r e c e c o m o u n s o l . se servían de las cosas naturales que aparecían ante sus ojos. y e n OJO q e r e c n o . derivan su existencia todas las c o s a s espirituales. y a m b o s p r o c e d e n del Señor. p r o c e d e n t e s d e e l l a s . l o s T y l a f t i p o r o e x a c t a m e n t e e n lo alto o e n e l c é n i t . E s e a m o r . g r a c i a s a la f o r m a e n q u e p e n s a b a n : y a s í . Y e s a P a l a b r a . e innumerables otras. y esTá"rbdeáda'9elTÜme>osás_ l u n a s p e q u e ñ a s . é s l u b . y d e El d o s e n la c i e n c i a d e l a s c o r r e s p o n d e n c i a s . P u e s la n a t u r a l e z a p r o c e d e d e e s e s o l . p u e s v i v í a n s e g ú n el b i e n n a t u r a l .tido literal. ni lo q u e p r o c e d e d e é l . p r o c e d e de las c o s a s q u e constituyen el m u n d o . t r a t a r e m o s e n los a r t í c u - é p o c a s u c e d i ó o t r a . el h o m b r e se t o r n ó c a d a v e z m á s e x t e r n o . de plata y d e c o b r e d e b i d o a las corres. m i e n t r a s q u e el h i e r r o . v a la d e s i g n a c i ó n d e n a t u r a l . y e l c a l o r e l b i e n D i - c a q u e v i v i e r o n f u e s e d e s i g n a d a E d a d d e O r o . e n la q u e los h o m b r e s no c o n c e b í a n s u s p e n s a m i e n t o s l o s s i g u i e n t e s . q u e eran h o m b r e s celestiales. d e r i v a n s u e x i s t e n c i a d e l s o l d e l m u n d o . advinieron otros hombres. me tue dado verlo. para concebir sus p e n s a m i e n - t o s s e g ú n la f o r m a r e f e r i d a . ginopiür e n c i m a d e l o s cié. E n c a m b i o lo e s p i r i t u a l . y n o c o m o s u s a n t e c e s o r e s . e s a l - g o q u e n o s ó l o h e o í d o r e f e r i r a los á n g e l e s . v a l y d e c i r . n a t u r a l e s . sino a partir d e c o n o c i m i e n t o s b a s a . l a r . y c u á l e s s u m o d o d e c o m u n i c a c i ó n ." se perdió el c o n o c i m i e n t o d e l cielo y d e t o d a s las c o s a s q u e lo p u e b l a n . s i g n i f i c a v e r d a d r i g u r o s a d e s p r o v i s t a d e b i e n . e n la q u e lo. p o r q u e El es el a m o r Divino. s e g ú n el b i e n e s p i r i t u a l . Es. b r i l l a a la m a - d a d de Plata. y e n é l v i v i e r o n l o s m á s a n t i g u o s p u e b l o s . y la c o m u n i c a c i ó n d e lo e s p i r i t u a l y lo n a t u r a l s ó l o s e v e r i f i c a a t r a v é s la c o n j u n c i ó n d e l c i e l o c o n el m u n d o s e v e r i f i c a a t r a v é s d e l a s c o r r e s p o n d e n . que es el sol.S e f t e r . A u n q u e e l s o l d e l m u n d o n o a p a r e c e e n e l c i e l o . e n e s t e a r t í c u l o s ó l o h a r e m o s m e n c i ó n d e l s o l q u e h a y allí. ¿ j u e e r S e R o r se(jün a l b i e n Util a n ^ y d e o^ a p a i e c e ü c u n i i i u ü u á'ine q u i e n e s lo i ' é c m e i i E L SOL DEL CIELO tfü. y t o d a s l a s c o s a s q u e pueblan el m u n d o . D e a h í q u e la é p o .

S e d i c e q u e s e o s c u r e c e n . E n é s t o s . 3 . a d o r a r al s o l y a la l u n a y p o s t r a r s e a n t e e l l o s . y se d i - E s t o s d i s c í p u l o s v i e r o n d e tal m o d o al S e ñ o r c u a n d o f u e r o n s e p a r a d o s c e q u e s e r á n e x t e r m i n a d o s los q u e a s í p r o c e d e n . c o m o p u e d e a p r e c i a r s e e n l o s s i . d a d o q u e El n o s e e n - blas sobre tu tierra (Ezequiel XXXII. curecerá.. 1 8 . y sencia de Pedro. el sol se os- m e d i o de los á n g e l e s . e s t á n m u c h o m á s a p a r - t a d o s . v e a t r a v é s d e l o ^ ojn'^' ^ tra^^g fiPi ojn ( i p r e c h o T s e g ú n el b i e n d e l a m o r . y resplandeció su rostro como el sol (Mateo. 8 . XXX. 10) c u e n t r a allí e n p e r s o n a . y en_el s e n t i d o e s p i r i t u a l j a l u z e s feT n o . Y la luz de la luna será como la luz del sol. m í a s VIII. y p o r lo m i s m o . 2) s o e n la P a l a b r a . c o - e s o e l i n f l u j o d e l S e ñ o r c o m o s o l no e s i n m e d i a t o e n l o s c i e l o s . s e g ú n s u r e c e p c i ó n . 6) 82 83 . _ u a n g r a n d e e s el a m o r D i v i n o . y la luna no hará resplandecer su luz.. te r o d e a d o p o r e l s o l . a q u é l e s a r d e n - t a m b i é n e n el h o m b r p . e s a l g o h a b i t u a l e n el c i e l o . y s u l u m i n o s i d a d c o r r e s p o n d e a la f a l - el S e ñ o r a p a r e c e c o m o u n sol e n el c i e l o . p u e s la i n t e T í o r i d a d . y la luna se volvió toda como q u e l e n e l q u e r e a l m e n t e e s t á n . pertenecen a Su Reino Espiritual. Y a q u e El sol s e convertirá en tinieblas. vol- mÓr c o r r e s p o n d e al f u e g o . 2 . Que do c o r r e s p o n d e al a m o r d e s í m i s m o .éstos.qéñtídQ e s p i r i t u a l el f u e g ^ e s a m o r ^ v í a n s u r o s t r o h a c i a e l s o l . Y esto sucede porgue e l b i e n _ d e l a - cia. e n lo a l t o . c u a n d o c e l e b r a b a n el c u l t o D i v i - y 51 b i e n a e la re c o r r e s p o n d e a la luz. P o r b i e n .fñp H P I hian F n en P ^ p n c i a . a p e n a s d e b a j o d e l s o l . X V I . 1 9 . la " l u n a " f e . el " s o l " d e n o t a a m o r . Estas t e m p e r a c i o n e s eS' la v s r a á d e m a n a d a d e l b i e n . el sol cubriré con nublado. h a c i a el o r i e n t e . c o m o los h a b i t a n t e s d e l i n f i e r n o . e l d i á f a n o e s p l e n d o r D i v i n o q u e e m a n a d e S u r o s t r o . y las estrellas caerán del cielo (Mateo. y la l u n a c o m o u n a o s c u r i d a d o p u e s - t a a la l u n a d e l c i e l o . s e c o m p a r a al S e ñ o r c o n el s o l e n lo q u e s e r e f i e r e al a m o r . y pondré tinie. a s u m e la f o r m a d e u n á n g e l . III. s i n o q u e trellas. e s m u c h o m a s a r d i e n t e q u e e s t e s o l . 26) M ° o b s t a n t e . los c i e l o s s e h a l l a n p r ó x i m o s . y la luna no dará su resplandor. c u a n d o e l S e ñ o r a p a r e c e e n e l c i e l o . los á n g e l e s s e hallan velados por una tenue nube adaptada para impedir que sean dañados E s p o r e s o q u e e n la P a l a b r a . X V I . 1 2 . a d i f e r e n t e s d i s t a n c i a s . Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra (Apoc. E s t a p r e s e n c i a s e l l a m a p r e s e n c i a d e la v i s - sangre. M a t e o XIII. p u e s el S e ñ o r e n p e r s o n a s e h a l l a c o n s t a n t e m e n - . a p a r e c e n c o m o a n i l l o s r a d i a n t e s c i r c u n d a n d o el s o l . y el a m o r d e s í m i s m o e s a n t a g ó n i c o d e l a m o r D i v i n o . Santiago y Juan.5 . A p o c .pnie a la q e f e c l i a c o r r e ' s p o n d e al t í s i m o . s e g ú n la i n t e n s i d a d d e s u o p o s i c i ó n a l b i e n . cubriré los cielos. los antiguos pueblos. ( D e u t . 1 . la f a l s e d a d d e e s e a m o r e s a n t a g ó n i c a d e la v e r d a d D i v i n a . e n m a y o r o m e - n o r m e d i d a . y las " e s t r e l l a s ' ' c o n o c i m i e n t o d e l b i e n y la v e r d a d . XVII. y la p o r el i n f l u j o .. v i v e n e n e l b i e n d e l a m o r .. y si el l e c t o r d e s e a c r e e r l o . cuando están ausentes.. y e n q u é c o n s i s t e . el a r d o r d e S u r r e s p o n d e a la v e r d a r f gt'ff '^rc^r. se h a l l a n m á s a l e j a d o s d e E l . y t a m b i é n d e s d e c e r c a e n f o r m a similar. y e s t o d e m a n e r a c o n s t a n t e : p u e s la f o g o s i d a d d e l m u n - q u e retraen su resplandor. E z e q u i e l V I I 1 1 5 . VI. Y el S e f i o r a p a r e c e a n t e los o j o s . c o n u n rostro luciente. a s u m i e n d o u n a f o r m a a n g é l i c a . s i g n i f i c a a - m o r d e sí m i s m o y l a s f a l s e d a d e s q u e b r o t a n d e l a m o r d e s í m i s m o . y a q u e e n los á n g e l e _ s ^ rirse d e s u c o m p a r a c i ó n c o n e l s o l d e l m u n d o . E l sol del m u n d o a p a r e c e ante los á n g e l e s c o m o u n a tiniebla o p u e s t a a l s o l d e l c i e l o . q u e pertenecían a u n a iglesia representativa. y haré entenebrecer sus es- 121. p a r a los á n g e l e s e s t e n e b r o s o . El n o a p a r e c e r o d e a d o p o r u n s o l . 1 0 . 2 . XXIV. a u n q u e e s t e l u g a r s e a u n l u g a r d i s t a n t e d e a- Y el sol se puso negro como tela de cilicio.. y que caen del cielo. y la luna en sangre (Joel II. y c o m o los c i e l o s i n f e r i o - " l u n a " s i g n i f i c a la f e d e l S e ñ o r e n el S e ñ o r . Y a c a u s a d e e l l o . q u e las p e r s o n a s p a r e z c a n h a l l a r s e p r e s e n t e s e n 15) el p u n t o d o n d e f i j a n s u m i r a d a . y e n lo q u e s e r e f i e r e a la f e s e lo c o m - p a r a a la l u n a . a d e m á s . 3 1 . p o r Haré entenebrecer todos los astros brillantes ciel cielo por ti. el sol y la luna se oscurecerán. p e r o s e lo d i s t i n g u e d e los d e m á s á n g e l e s . ifíilr^ in pprtpnpr. ta i n t e r n a . como la luz de siete días (Isaías. e r i g í a n s u s t e m p l o s m i r a n d o a l o r i e n t e . g u e p e r t f i n ^ r B ^ T q m g j v C t e . y s e r á e x a m i n a d a m á s a d e l a n t e . 29) Y a s í e n d i v e r s o s p a s a j e s . d e l c u a l p r o c e d e la v e r d a d . 1 3 ) ra del s o l . S u p r e s e n c i a a c o n t e c e a t r a v é s d e la m i r a d a . C o m o los c i e l o s s u p r e m o s . p u e d e i n f e - y"a t r a v é s d e l o j o i z q u i e r d o s e g ú n e l b i e n d e la f e .qn pn AI . y las estrellas retraerán su resplandor. y la luz del sol siete veces ma- yor. s e d a d d e e s e a m o r . Y e n r a z ó n d e e s t a c o r r e s p o n d e n . y otra vez e n E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días. lo q u e s u c e - Y cuando te haya extinguido. r es v i v e n e n el b i e n d e la f e . el " s o l " s i g n i f i c a a m o r d e l S e ñ o r al S e ñ o r . y p o r la m i s m a r a z ó n .1^ d e c o n f r e c u e n c i a . y lo q u e e s o p u e s - to al a m o r D i v i n o y la v e r d a d D i v i n a . s o n l o s m á s p r ó x i m o s al S e ñ o r c o m o s o l . J e r e - d e l c u e r p o y s e h a l l a r o n e n la luz del c i e l o . 1 6 . c o m o un esplendor f l a m e a n t e . v p o r e. e l b i e n d e la f e j a m o r es g r a d u a l m e n t e a t e m p e r a d o en su trayecto. c o n s t a e n S u t r a n s f i g u r a c i ó n e n p r e . Y p o r e- . T a m b i é n he v i s t o a l S e ñ o r f u e - . P e r o a q u e l l o s q u e guientes pasajes: n o v i v e n e n e l b i e n . v t o d o lo p e r t e n e c i e n t e a la i z q u i e r d a .

E n lo q u e s e r e f i e r e a s u e s p í r i t u . luz e n los c i e l o s . c u a n d o o í a d e c i r a los á n g e l e s . D e a h í q u e c i e r t o .6 ) . si a m a al S e ñ o r y a s u p r ó j i m o . Q u e e s la D i v i n i d a d la q u e c r e - c e l e s t i a l t i e n e a p a r i e n c i a f l a m í g e r a . c u a n d o e x a m i n e m o s las R e g i o n e s y el E s p a c i o y el T i e m p o "en el C i e l o . puede comprenderse ahora con más claridad. L a V e r d a d D i v i n a p a r a los á n g e l e s e s luz. e s o b v i o q u e s o n e s p i r i t u a l e s y no ro e s t o e s a l g o q u e el h o m b r e i g n o r a . y m i r a d e f r e n t e al S e ñ o r . p u e s p r o c e d e d e l S e ñ o r c o m o s o l . s i n e m b a r g o . a s í c o m o los n a t u r a l e s p o r ia d e l s u y o . s i g n i f i c a n la f a l s e d a d d e l m a l . n» 1 1 8 ) . e s t á n p r e s e n t e s a n t e El y b a j o S u s a u s p i c i o s . e s d e c i r . y l o s h a b i - l o . "127. y e s a l u z v a r í a s e g ú n la r e c e p c i ó n d e la V e r d a d D i v i n a t a n t o e n los c i e l o s c o m o e n las t i e r r a s . o r i g e n d e t o d a d i r e c c i ó n y d e t o d a d e t e r m i n a c i ó n . y e n el m u n d o e s p i r i t u a l las r e g i o n e s no s o n f i j a s . la luz p o s e e u n a a el c i e l o ( n * 7 . E n LA LUZ Y E L C A L O R EN E L C I E L O c a m b i o a q u e l l o s q u e m o r a n e n el i n f i e r n o . c o m o e n el n a t u . d e o t r o e n el r e i n o e s p i r i t u a l . r e c i b e n la luz e n s u p l e n i t u d . p r o c e d e n t e d e l S e ñ o r e ó m e s o l . T a l es el o r i g e n c o s a s q u e s e h a l l a n d e b a j o . e n los c i e l o s . y e n t r e los á n g e l e s y los e s p í r i t u s . las h e v i s t o e n e s a l u z . r e c i b e n la l u z d e l S e ñ o r c o m o s o l . e s t o e s . la i n t e r i o r i d a d d e l i n e a s u s I 3 ' " ^ ^ 6 l c i e l o no e s n a t u r a l c o m o la luz d e l m u n d o . la luz d e l c i e l o e x c e d e e n m u c h o s g r a d o s la A q u e l l o s q u e m i r a n d e f r e n t e a las t i n i e b l a s . c o n el S e ñ o r (n« 8 7 . E l Señor aparece en el cielo c o m o un sol por el a m o r Divino q u e r e s i d e e n El y p r o c e d e d e E l . s u c l a r i d a d y e s p l e n d o r . y l o s d e l r e i n o e s p i r i t u a l h a c i a el S e ñ o r c o m o l u n a . d e la l u z e n el c i e l o . y d e u n m o d o d i s t i n t i v o e n c a d a s o c i e d a d . E n u n a p a l a b r a . Q u e la D i v i n i d a d d e l S e ñ o r e n el c i e l o e s a m o r h a c i a E l b l a n c u r a r e s p l a n d e c i e n t e . p u e s los á n g e l e s n o s o n n a t u r a l e s . a p a r e c e e n la luz. y s e a p a r . la luz v a r í a e n las d i s - las c o s a s d e l m u n d o c o n el c i e l o . v u e l v e n s u r o s t r o h a c i a l a o s c u r i - d a d y las t i n i e b l a s o p u e s t a s . y e s p o r la V e r d a d D i - Y p u e s t o q u e el S e ñ o r e s e l s o l d e l c i e l o y t o d a s l a s c o s a s q u e v i n a q u e los á n g e l e s t i e n e n i n t e l e c t o . luz d e la V e r d a d D i v i n a y c a l o r d e l B i e n D i v i n o . d e a h í q u e t o d o lo q u e a p a r e c e e n ral. Y y a q u e e s t a s c o s a s r e s u l t a n e s c a s a m e n t e c o m p r e n s i b l e s p a r a el h o m b r e . q u e s o n a n t a g ó n i c o s d e l S e ñ o r . o lo q u e e s i g u a l . s e l l a m a V e r d a d D i v i n a . A s í t a m b i é n . y s e d e n o m i n a n d i a b l o s . i n c l u s o a la h o - m u n d o . y e n el a m o r d e l m u n d o . y t a m b i é n s u c a l o r . n o p u e d e n c o m p r e n d e r q u e h a y a a m o r d e sí m i s m o s . p e r o h a b i é n d o l a v i s t o .#n v a m e n t e e n la n a t u r a l e z a . q u e la luz d e l m u n d o e s a p e n a s u n a s o m b r a e n c o m p a - q u e v u e l v e n s u r o s t r o h a c i a la o s c u r i d a d s i t u a d a d o n d e s e h a l l a la l u n a e n el r a c i ó n c o n la luz d e l c i e l o . c o n m á s c l a r i d a d y n i t i d e z q u e las c o s a s t a n t e s d e los c i e l o s . los á n g e l e s r e c i b e n la luz e n la m e d i d a e n q u e s e a n r e c e p t á c u l o s d e la V e r d a d D i v i n a . t o d a s l a s el c i e l o . El e s t a m b i é n el c e n t "-o g e n e . v u e l v e s u e s p a l d a al S e ñ o r s i s e a m a a sí m i s . p u e s los á n g e l e s q u e lo h a b i t a n . p u e d o t e s t i m o n i a r q u e e s m u n d o .1 9 ) . y los s e r e s e s p i r i t u a l e s v e n p o r la luz d e s u s o l . e s d e c i r . q u e p r o c e d e n d e El lo c o n t e m p l a n . p u e s los á n g e l e s q u e lo h a b i t a n . he v i s t o e s a luz m u c h a s v e c e s . t o d o s los h a b i t a n t e s d e los c i e l o s . L . s e r á n e l u - c i d a d a s m á s a d e l a n t e . s i n o e s p i - r o s t r o s . y e s e i n t e l e c t o e s s u v i s t a i n t e r n a . s i n o q u e e s t á n d e t e r m i n a d a s p o r la d i r e c c i ó n h a c i a la q u e los s e r e s v u e l . el h o m b r e a d o p t a u n a p o s i . p u e s h a b i t a e n el m u n d o n a t u r a l . y de este m u n d o .1 1 5 ) . D i v i n o ( s e g ú n lo e x p u e s t o e n el a r t í c u l o p r e c e d e n t e ) . v i v e n e n el 126. p o r q u e e n la o t r a v i d a . la v e r d a d d e l b i e n . Q u e h a y u n a c o r r e s p o n d e n c i a d e t o d a s S e ñ o r c o m o l u n a (ver m á s a r r i b a . d e las r e g i o n e s e s t á n d e t e r m i n a d a s p o r la s a l i d a y la p u e s t a d e l s o l . t i n t a s s o c i e d a d e s . los d e l r e i n o c e l e s t i a l h a - CAPÍTULO X V c i a el S e ñ o r c o m o s o l . s e g ú n la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u - ría e n q u e v i v e n los á n g e l e s . le d a n la e s p a l d a al S e ñ o r . r i t u a l . A s i m i s m o . e n c a m b i o e n el r e i n o e s p i r i t u a l . q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r . s o n i n e f a b l e s . t o d o s m i r a n h a c i a a q u e l l o q u e r i g e s u i n t e r i o r i d a d . e s d e c i r . p o s e e n t a l o r i g e n . A quellos que conciben sus pensamientos basándose exclusi- t a n d e E l . Y c o m o la luz d e l c i e - m o y al m u n d o . p o r t a n t e . A l p r i n c i p i o m e a s o m b r a b a . "las t i n i e b l a s " . e i n c l u s o e n c a d a s o c i e d a d : los q u e se h a l l a n e n el c e n - Y q u e el s o l y la l u n a d e l m u n d o t a m b i é n s o n c o r r e s p o n d e n c i a s (n** 1 0 5 ) . la " l u z " . v u e l v e n s i e m p r e s u r o s t r o h a c i a el S e ñ o r . s o n e s p i r i t u a l e s . P e - lo. e n la m e - 84 as . y e s t o se d e b e a q u e t o d o s los m o r a d o r e s d e l i n f i e r n o . De ahí r e c i b e n l o s á n g e l e s luz y c a l o r . y s e los l l a m a e s p í r i t u s . m i e n t r a s los ra d e l c r e p ú s c u l o y d u r a n t e la n o c h e . f l u y e h a c i a s u v i s t a e x t e r n a y la p r o d u c e . la re- c i b e n m á s a t e n u a d a ( v e r n= 4 3 ) . Ellos a d o p t a n e s t a s p o s i c i o n e s d i f e r e n t e s . d e l S e ñ o r c o m o s o l . y a t r a v é s d e l c i e l o . t r o . e n la l u z . d o n - naturales. s i t u a d a s d o n d e e s t á e l s o l d e l l u z d e l m e d i o d í a e n el m u n d o . v a l e d e c i r : q u e El e s el D i o s d e l c i e l o (n= 2 . m o r a n e n los i n f i e r n o s t r a s e r o s . c i a e s el B i e n D i v i n o u n i d o a la V e r d a d D i v i n a . d e u n m o d o e n el r e i n o c e l e s t i a l . p e r o e n s u e s e n - c i ó n s i m i l a r a la d e l o s e s p í r i t u s . A q u e l l o q u e p r o c e d e v e n s u r o s t r o .1 2 ) . h a b i t a n los i n f i e r n o s d e l a n t e r o s . h a c i a s u a m o r . y e s e sol e s el A m o r ral. T o d a s l a s c o s a s q u e v i e n el c i e - s e d i g a q u e los m o r a d o r e s d e los i n f i e r n o s e s t á n e n l a s t i n i e b l a s . r e c i b e n la luz d e l y c a r i d a d h a c i a el p r ó j i m o (n= 1 3 . y los q u e e s t á n e n la c i r c u n f e r e n c i a . La luz e n el r e i n o T o d o lo q u e se h a d i c h o y e x p u e s t o e n los a r t í c u l o s p r e v i o s a c e r - ca del Señor.

luz les resplandeció n a t u r a l . p o s e e n luz e s p i r i t u a l . " v e s t i d u r a s " e n d i d a e n q u e v i v a n e n la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u r í a q u e p r o c e d e n d e l S e ñ o r .35. E l que s e cubre de luz como de vestidura (Salmo CIV.2) n o r d e t a l l e . n o e s p i r i t u a l m e n t e . p u e s el Y sus vestidos se volvieron resplandecientes.resplandeció su rostro como el sol. A s í c o m o P u e s t o q u e la luz d e l c i e l o e s la v e r d a d D i v i n a . no d e s e a n el b i e n . en e s a luz el c a r á c t e r d e t o d o s e r se h a c e p e r c e p t i b l e . Y los á n g e l e s i n t e r i o r e s a m a n m a n i f e s t a r t o d o lo s u y o . venía a este mundo l l a m a m o s luz n a t u r a l ( l u m e n ) .36. e s l l a m a d a l u z . q u e p r o c e d e d e E l . q u i e n e s s ó l o t o m a n e n c u e n t a al manezca en tinieblas (Juan Xll.. para que seáis d e l c i e l o .. p u e s t o q u e n o la v e c o n s u s o j o s ni la p e r c i b e m e n - . y por último. e s a luz t a m b i é n es sabiduría Divina e inteligencia Divina. p o r t e n t o . el S e ñ o r e s l l a m a d o luz d e la v e r d a d D i - v i n a . q u e e l h o m b r e o r d e n a a n a l í t i c a m e n t e Entre tanto que estoy en el mundo. r e f i r i é n d o s e al S e ñ o r . E n o c a s i o n e s h e l l e g a d o a i n d i g n a r m e . para que seáis hijos de la t a l m e n t e .19). guientes pasajes: al i g u a l q u e los á n g e l e s .. Q u e la l u z e n los c i e l o s e s e s p i r i t u a l ..Yo. sino que tendrá la luz de la vida (Juan VIH.. El h o m b r e n a t u r a l . he venido al mundo. Y lo q u e es m á s a d m i r a b l e . s e g ú n transfiguró ante Pedro. y la d i s t i n g u e n luz. y p o r e s o t e m e n e n o r m e m e n t e s e r c o s IX. d e la V e r d a d D i v i n a . L a interio- . y a t r i b u y e n t o d a s las c o s a s a más las tinieblas que la luz (Juan 111. e n la m e d i d a e n q u e v i v a n s e g ú n la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u r í a q u e p r o c e d e n Otra vez Jesús les habló. la luz. No o c u r r e lo m i s m o c o n a q u e l l o s q u e m o r a n d e - ve. co- E l pueblo asentado en tinieblas vio gran luz. Y c o m o h a y u n a luz q u e p e r t e n e c e al i n t e l e c t o .24) Envía fu luz y tu verdad. P o r e s o los á n g e l e s r e c i b e n luz. r i d a d d e c a d a s e r a p a r e c e e n s u rostro tal c u a l e s . a s í t a m b i é n c u a n d o El s e c i a y la s a b i d u r í a . i g n o r a q u e la luz p o r la c u a l s u i n t e l e c t o v e t a - entre tanto que tenéis la luz. y q u e e s a luz e s la V e r d a d Divina.9) punto d e llegar a percibir aquello q u e j a m á s había percibido. es q u e a p e s a r d e q u e c u a n d o s e v e n e n t r e sí. y a s í d e lo d e m á s . s o n v e r d a d e s . y s o n e s c l a r e c i d o s p o r e s a l u z . d e él s e d i c e lo m i s - mi salvación hasta lo postrero de la tierra (lsa(as. y allí la V e r - d a d D i v i n a e s luz. q u e p i e n - Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo.2) A sí c o m o e n los c i e l o s el S e ñ o r e s la V e r d a d D i v i n a . creed en la luz. e n sí m i s m a . p r e s e n t a n u n a s p e c t o h u m a n o . s e d i c e : Y es p o r e s o q u e a los á n g e l e s d e l c i e l o . y l a v e r d a d .. c u a n d o p o d í a n p e r c i b i r s e d e m a n e r a t a n c l a r a y d i á f a n a a l a luz . el que me si.46) m u n d o . c o m o p u e d e v e r i f i c a r s e e n los s i . b i e n e s lo ú n i c o q u e d e s e a n . P i e n s a n n a t u r a l m e n t e . y . y e n la o s - Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella. a la l u z d e l c i e l o a d - Las vestiduras del Señor poseían esa apariencia..XVII. t o m a n e n c u e n t a el c i e l o . andad e n s e r i e s . m i i n t e l e c t o f u e e s c l a r e c i d o . y t a m b i é n v e r . 12) los o b j e t o s d e e s a luz.2) v i s t o s a la luz d e l c i e l o . n a luz v e r d a d e r a q u e a l u m b r a la m e n t e .te guardaré por pacto al pueblo. para que no os sorprendan las tinieblas. c u r i d a d y e n la s o m b r a c u a n d o n o p e r c i b e . no andará en tinieblas. no es p o s i b l e o c u l t a r el m e - mo la luz (Mat. Y c o m o la luz d e l c i e l o e s la s a b i d u - ría D i v i n a . diciendo: Yo soy la luz del n:iundo. y s e r e s c l a r e c i d o . s i g n i f i c a lo m i s m o q u e s e r e l e v a d o h a c i a la i n t e l i g e n - e n los c i e l o s la luz p r o c e d e d e l S e ñ o r c o m o s o l . t o d a v e r d a d p r o c e d e d e El. L a l u z e s p i n t u a l d e l h o m b r e e s ia luz d e s u i n t e l e c t o : y gue. para que todo aquel que cree en mí no per.6) m o q u e se d i c e d e l o j o .3. p u e d e inferirse t a m b i é n del h e c h o de q u e los h o m b r e s . les c o s a s . s e los l l a m a á n g e l e s d e l u z .y los hombres amaron s a n e s p i r i t u a l m e n t e . ser eleva- d o h a c i a la luz d e l c i e l o . 5) en g r u p o s . b a j o d e l c i e l o : é s t o s .Entre tanto que tenéis la luz. XXI. que alumbra a todo hombre. q u e v e y e s t á e n la luz. y t o d o se lo a d j u d i c a n a la n a t u r a l e z a : e n c a m b i o a q u e l l o s . luz soy del mundo (Juan IX.XVII. como la nie. q u e h a y u- D i c e J u a n . h a s t a el (Juan 1. c o m p l e t a m e n t e d i s t i n t a d e la luz q u e Aquella luz verdadera. d e la luz n a t u r a l : s e g ú n la c u a l v i v e n a q u e l l o s q u e p i e n s a n n a t u r a l m e n t e . y m i e n t r a s e r a e l e v a d o .16) t a l e s c o s a s . y a s i m i s m o . la c u a l p r o c e d e d e E l . y e x t r a y e n d o de ellas c o n c l u s i o n e s Entonces Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros. la D i v i n i d a d .Mat. S i n e m b a r g o h a y m u c h o s q u e r e c o n o c e n e s t a luz. la P a l a b r a t a m b i é n s i g n i f i c a v e r d a d e s : p o r e s o e n D a v i d . y sus vestidos se hicieron blancos co..3) E n é s t o s y e n o t r o s p a s a j e s .XLIX. e s u n a luz r e a l . Santiago y J u a n : e l g r a d o d e s u i n t e l i g e n c i a y s a b i d u r í a . A m e n u d o m e h a s i d o d a d o p e r c i b i r . por luz de las naciones. (Apoc. He s i d o e l e v a d o i n t e r i o r m e n t e h a c i a e s a luz p o r g r a d o s . a s í t a m b i é n e n la P a l a b r a El e s l l a m a d o L u z . muy blancos. porque representa- 87 se . b a n a la V e r d a d D i v i n a e n l o s c i e l o s . o t o r g á n d o l e s f o r m a racional... éstas me guiarán (Salmos XLIII. a l no p o d e r c o m p r e h e n d e r (Mat. tanto que ningún lavador en la tierra los puede hacertan blancos (Mar.lV. c u a n d o p e r c i b e . s a s i m p o s i b l e s d e c o m p r e h e n d e r p a r a el p e n s a m i e n t o q u e p r o c e d e d e la luz Y a los asentados en región de sombra de muerte.

q u e e l c a l o r d e l c i e l o e s e s p i r i t u a l . las v e r d a d e s q u e se hallan fuera d e los cielos. E n lo q u e c o n c i e r n e a s u e s p í r i t u . y a q u e e s e x t r e m a d a m e n t e c r a s o . su exterioridad se calienta y se halla e n u n estado de c a - t o c o n o t r a s r e a l m e n t e m e m o r a b l e s r e l a t i v a s al r e s p l a n d o r d e la v e r d a d . lor d e s u e s p í r i t u c o m o p o r e l c a l o r d e l m u n d o . El c a l o r d e l c i e l o e n s u e s e n c i a e s a m o r . Q u i e n e s r e . Q u e el a m o r e s c a l o r d e d e s p r e n d e q u e a la luz d e l c i e l o t o d a s las c o s a s s e p o n e n d e m a n i f i e s t o . s i n e m b a r g o . q u e e s e l a- m o r D i v i n o e n el S e ñ o r y d e l S e ñ o r . L a i n t r í n s e c a v i d a d e los á n g e l e s e m a - A s i m i s m o e n c a d a s o c i e d a d el c a l o r d i f i e r e s e g ú n s u r e c e p c i ó n . N o o b s t a n t e . Y p r o c e d e d e l S e f i o r c o m o s o l . E l c a l o r d e l c i e l o . y q u i e n e s r e c i b e n m á s n e s s u p o n e n q u e el c a l o r d e l m u n d o f l u y e h a c i a e s o s a m o r e s y los e x c i t a . bién se d e b e q u e habitualmente se diga que una p e r s o n a se enciende. d e f o r m e s e g ú n s u m a l d a d . tie- t i m i e n t o s d e a m o r . y h a y o t r o s q u e r e c i b e n m á s la v e r d a d D i v i n a q u e e l b i e n D i v i n o . e n t r e los á n g e l e s . la v e r d a d D i v i n a s e m a n i . S e e q u i v o c a n e n d e m a s í a q u i e - c i b e n m á s el b i e n D i v i n o m o r a n e n S u r e i n o c e l e s t i a l . y a c o n - v a n e c e c u a n d o e s a l c a n z a d a p o r la luz d e l c i e l o . se c a - l i e n t a . s o b r e v i e n e y o p e r a b a j o el influjo y la p r e s e n c i a d e l c a l o r d e l s o l d e l m u n d o . A q u e l l o s q u e r e c i b e n a m b o s p u e s n o p u e d e v e r i f i c a r s e u n influjo d e l m u n d o n a t u r a l e n el e s p i r i t u a l . e n c o n s e c u e n c i a . El c a l o r d e l c i e l o s e s i m . s e h a l l a n s e p a r a d o s . H e visto estas c o s a s a l g u n a s v e c e s . d e n t r o o f u e r a d e l o s á n g e l e s . el c a l o r y el a m o r s e c o r r e s p o n d e n m u t u a m e n t e . o c o n la v e r d a d c a - as 89 . e s mergos i n t e n . y si d e b a j o d e a q u é l l a h a y m a l d a d . s i n o t i p o s d e c a l o r p u e d e i n f e r i r s e d e la v i d a a n i m a l . Y lo m i s m o o c u r r e c o n la fe d e s p r o v i s t a d e a m o r . tiene el a s p e c t o d e u n h o m b r e bello. L o s á n g e l e s . A m b o s s i g n i f i c a n a m o r . p r i n c i p a l a m o r d e los a n i m a l e s e s el d e p r o c r e a r e j e m p l a r e s d e s u e s p e c i e - d a d o q u e h a y á n g e l e s q u e r e c i b e n m á s el b i e n D i v i n o q u e la v e r d a d D i v i n a . d e a c u e r d o c o n la p o t e n c i a d e s u a m o r . aquí d e b o omitir. e l d i a n t e el f u e g o p r o f a n o e i n f e r n a l . y t a m b i é n difiere e n c a d a s o c i e d a d . y el calor d e s u a m o r se p o n e d e manifiesto c u a n d o es i m p u g n a d o . D e c u a l q u i e r m o d o . N o e s i g u a l e n el r e i n o c e l e s t i a l q u e e n el r e i n o e s p i - ritual. se convierte en tinieblas. s e c a l i e n t a n t a n t o p o r el c a - S e ñ o r c o m o s o l . c o m o o c u r r e c o n las v e r - d a d e s q u e s e h a l l a n d e n t r o d e l o s c i e l o s . g u n d o . la v e r d a d D i v i n a y el b i e n D i v i n o . L a luz d e l c i e l o c o n f o r m a la v i d a d e su i n t e l e c t o . El p r i m e r o f l u y e h a c i a el s e - f i e s t a e n los c i e l o s c o m o luz. s e r í a a d v e r s o al o r d e n D i v i n o . la v e r d a d D i v i n a h a b i t a n e n S u r e i n o e s p i r i t u a l . c o m o a las concupiscencias del amor del mal. p u e s la d a d . A esto t a m - A sí c o m o la v e r d a d D i v i n a e n los c i e l o s e s luz. s e e x - t i n g u e . l a e x a c t a f o r m a d e s u m a l d a d . q u e e s e l c a l o r d e la p r i m a v e r a y d e l v e r a n o . E n lo v i o s .quieren una apariencia monstruosa. p e r o e s u n c a l o r i n m u n d o . Y p o r e s o . s e g ú n s e h a i n d i c a d o e n a r t í c u l o s p r e - t u r a l . e n los c i e l o s s e s i e n - te c o m o c a l o r . p o r q u e la i n t e r i o r i d a d d e los á n g e l e s s e h a l l a e n un estado de amor. e n el c i e l o . s e m a n i f i e s t a e n el h e c h o d e q u e e l a m o r s u s c i t a c a l o r . e m i t e luz. Q u e la v i d a p r o c e d e d e l n o s t a m b i é n h a y c a l o r . p u e s p o s e e n el m i s m o o r i g e n . h i e r v e o s e a b r a s a . p u e s allí l o s l u z d e l c i e l o e s la v e r d a d D i v i n a y la c o n s i g u i e n t e s a b i d u r í a D i v i n a . p u e s c o r r e s p o n d e n . n a d e l c a l o r . s o n los á n g e l e s m á s p e r f e c t o s . s e m a n i f i e s t a e n el h e c h o d e q u e c u a n d o s e ve p r i v a d a d e c a l o r . no r e s p l a n d e c e n c o m o las q u e se h a l l a n e n s u i n t e r i o r . t a n t o e n lo q u e r e s p e c t a a los a f e c t o s d e l a- mor del bien. difiere s e g ú n su g r a d o y su cali. y no es e s p i r i t u a l . p u e s el h o m b r e se h a l l a e n a m b o s m u n d o s . e m a n a d o del bien Divino que procede del Señor. p u e s o r i g e n e s p i r i t u a l . e s n a - N o s r e f e r i r e m o s a h o r a al c a l o r d e l c i e l o . d a d o q u e allí los á n g e l e s r e c i b e n m á s la v e r d a d D i v i n a . d e n t r o o f u e r a d e los cielos. c o m o d e a l g o n i v e o . s u f r í a luz s e d e s - E l a m o r q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r c o m o s o l . y el c a - á n g e l e s r e c i b e n m á s e t b i e n D i v i n o . s i g n i f i c a a m o r d e sí m i s m o y a m o r d e l m u n - ne el a s p e c t o d e u n m o n s t r u o . a r d e . E n los infier. E l a m o r d e l o s a n i m a l e s . q u e sólo h a y u n influjo d e l m u n d o espiritual e n el natural. q u e lor. p u e s el c a l o r d e l cielo e s e l b i e n so y m e n o s p u r o . D e lo e x p u e s t o s e d o y t o d a la c o n c u p i s c e n c i a p r o p i a d e e s o s a m o r e s . E s e v i d e n t e . s e c u e n c i a d e ello. E n el r e i n o c e l e s t i a l d e l S e ñ o r e s m á s i n t e n s o y m á s p u r o . y t a m b i é n d e la l u z s i e n e l l a h a y c a l o r . e n lo q u e r e s p e c t a al h o m b r e el c a s o e s d i f e r e n t e . p o s e e n i n t e l e c t o y v o l u n - t a d . p e r o e n lo q u e c o n c i e r n e a su c u e r p o . f u e g o c e l e s t i a l . c a l o r . q u e n o s o n d o s . p u e s la luz d e l c i e l o e s la v e r d a d D i v i n a . s i g - h o m b r e a p a r e c e d e u n m o d o s i m i l a r a n t e los o j o s d e los á n g e l e s . El c a l o r d e e s t e m u n d o . e n c a m b i o el o t r o . c a r e n - t e d e c a l o r . y a q u e n o d e r i v a n s u e s e n c i a d e l b i e n . los h o m b r e s se c a l i e n t a n e n la e x a c t a m e d i d a d e luz d e l c i e l o . Este influjo p r o c e - d e s e g ú n el o r d e n D i v i n o . d e m a n e r a q u e el c a l o r q u e s i e n t e c a d a u n o . H a y d o s c o s a s q u e p r o c e d e n d e l s u a m o r . L a n a t u r a l e z a d e la c o r r e s p o n d e n c i a d e a m b o s d a d D i v i n a y el b i e n D i v i n o e s t á n u n i d o s d e f o r m a t a l . e l h o m b r e s e e n c i e n d e y a r d e . si e s b u e - n i f i c a a m o r al S e ñ o r y a m o r a l p r ó j i m o y t o d o s l o s a f e c t o s p r o p i o s d e t a l e s s e n - n o . si es m a l v a d o . D i v i n o y el c o n s i g u i e n t e a m o r D i v i n o . y e n S u reino e s p i r i t u a l . v a r í a s e g ú n las r e - g i o n e s . a s í t a m b i é n t o - d a v e r d a d . n o p u e d e p e n e - t r a r e n el c i e l o . i g u a l q u e la luz d e l c i e l o . jun. lor d e l c i e l o c o n s t i t u y e la v i d a d e s u v o l u n t a d . la v e r . s e g ú n su b o n d a d . i g u a l q u e los h o m b r e s .e l u n a s d l a c o s a . d a d o e n u n m i s m o g r a d o . e n e l m u n d o e s p i r i t u a l y e n e l m u n d o n a t u r a l . y el b i e n D i v i n o c o m o c a l o r . L a s v e r d a d e s q u e e s - t á n f u e r a d e los c i e l o s p o s e e n u n f r í o r e s p l a n d o r . es s e m e j a n t e a s u a m o r . f u e g o i n f e r n a l . i g u a l q u e la q u e se r e f i e r e a s u e s p í r i t u . y el c a l o r d e l i n f i e r n o se s i g n i f i c a m e - t o a t r o z . e n t o n c e s . sus rostros y cuerpos ofrecen u n aspec- b o l i z a m e d i a n t e el f u e g o s a c r o c e l e s t i a l . s e g ú n s e h a s e ñ a l a d o u n p o c o m á s a r r i b a .

L o s á n g e l e s se l l a m a n p o d e r e s e n v i r t u d d e la v e r d a d D i v i n a . fue hecho. la h i e r b a . . m i l e s d e c o s a s s o n a c t i v a d a s al la t i e r r a . f u e h e c h o " . e n c i e r r a n . p o e n s u t o t a l i d a d e s t á f o r m a d o p a r a s e r v i r al b i e n y la v e r d a d . es a l g o q u e n o p u e d e n c r e e r q u i e n e s s u p o n e n q u e la v e r d a d e s s ó l o p e n s a m i e n t o o p a l a b r a . y e l c a l o r y la luz d e r i v a n s u e x i s t e n c i a d e él y p r o - lestial. p o r m á s q u e la luz p e r s i s t a . o l a f e c o n e l a m o r . y el a m o r D i - v i n o e s e l b i e n D i v i n o e n s i m i s m o . y t a l p o t e n c i a . y t o d a s las c o s a s y a c e n a l e t a r g a . Esto se evidencia c o n q u e el c i e l o y e l m u n d o f u e r o n c r e a d o s p o r ella. j u n t o c o n t o d a s las c o s a s q u e m á s c l a r i d a d a t r a v é s d e l c a l o r y la luz d e l m u n d o .En el mundo estaba. y d e l c a l o r D i v i n o . N o se hallan e n c o n j u n c i ó n d u r a n t e el invierno. q u e c o r r e s p o n d e n al c a . Y c o m o el cielo deriva su existencia d e ellos. P o r l a p o t e n c i a d e l c a - l o r y l a l u z d e l s o l e n e l m u n d o . s e g ú n se h a expuesto en el artículo respectivo. t a m b i é n e s l l a m a d o "la L u z " . y a q u e la v e r d a d q u e s e d e s i g n a c o m o v e r d a d d e la f e .. a la D i v i n i d a d q u e p r o c e - 91 90 . Y p u e s t o q u e e l S e ñ o r c o m o s o l es el a m o r D i v i n o . y s i n El n a d a d e lo q u e h a s i d o h e c h o . d e r i v a n s u e x i s t e n c i a d e l c a l o r y la l u z d e l s o l : c o s a q u e d e m u e s - t r a e i p o d e r p r o d u c t i v o q u e e n c i e r r a n e n s í . y a q u e t o d a s las c o s a s que c r e c e n e n el m u n d o . s i n o q u e p r o c e d e n d e l S e ñ o r . a s í e n e l c i e - Es e v i d e n t e q u e e n e s t o s p a s a j e s " e l V e r b o " (o P a l a b r a ) d e n o t a al S e - lo c o m o e n e l m u n d o .. t e l e c t o a t r a v é s d e la v e r d a d . Q u e la v e r d a d D i v i n a p o s e e s e m e j a n t e p o d e r . n a d a s e v i v i f i c a ni c r e c e . Aquí "el V e r b o " s i g n i f i c a la v e r d a d D i v i n a q u e r e s i d e e n el S e ñ o r y p r o c e d e d e l S e - ñ o r . E n c o n s e c u e n c i a . r e l a c i o n a c o n e l b i e n . y a q u e t o d o lo q u e e l h o m b r e h a c e . U n m i l l a r d e e n e m i g o s . y p o r c o n l a l u z .. y a p a r t e d e e l l a no h a y n i n g ú n q u e e s e l S e r ( E s s e ) d e l c u a l p r o c e d e n e l b i e n D i v i n o y la v e r d a d D i v i n a . c u e n c i a . e n c a m b i o a t r a v é s d e la luz y l a v e r d a d e n e l h o m b r e . c o m o l a l u z y e l c a l o r d u r a n t e la p r i m a v e r a s o b r e m u e v e t o d a s las p a r t e s d e su c u e r p o . y l u e g o . Y p o r la m i s m a r a z ó n . lo h a c e p o r a p a r t e d e l c a l o r . t i e n e p o t e n c i a e n sí m i s m a . l a s f l o r e s . e s t á n r e f e r i d a s al b i e n y a la v e r d a d . q u e no e s otra c o s a q u e la v e r d a d Divina. Existencia (Existere) d e l S e r (Esse) e s el sentido d e la p a l a b r a p r o c e d e r . e n é l . P e r o la v e r d a d D i v i n a . c o m o a c o n t e c e d u r a n t e la p r i m a v e r a y e l v e r a n o . D e b i d o a e s t a c o r r e s p o n d e n . t o d a s l a s c o s a s la p o t e n c i a d e l c a l o r y la luz d e l s o l e n e l m u n d o . d a d D i v i n a q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r . p o r q u e t o d o lo p e r t e n e c i e n t e a s u v o l u n t a d s e lor e s t á a u s e n t e . ñor. l o s c e r e a l e s . no r e s i d e n e n el Se- ñ o r . s e g ú n se h a I n d i c a d o a n t e r i o r - cho. es calor. p o r q u e s e d i c e q u e " A q u e l V e r b o " f u e h e c h o c a r n e . E n e l S e ñ o r s ó l o r e s i d e el A m o r D i v i n o . n e n t e s . E n el c i e - D e b e e n t e n d e r s e q u e . p u e d e i l u s t r a r s e m e d i a n t e lor y l a luz d e l c i e l o .4). l o s f r u t o s y S e dice en J u a n : l a s s e m i l l a s . y la vida era la luz de los hombres " T o d a s l a s c o s a s p o r E l f u e r o n h e c h a s .. c u a n d o é s t e s e h a l l a e n c o n j u n c i ó n d o s c o m p a r a c i o n e s : p o r la p o t e n c i a d e la v e r d a d y e l b i e n e n el h o m b r e . y a s u c o n j u n c i ó n . P o r e s o e n e l L i b r o d e la C r e a c i ó n . A h o r a e x p l i c a r e m o s por- q u é t o d a s l a s c o s a s f u e r o n h e c h a s y c r e a d a s p o r l a v e r d a d D i v i n a . P e r o c o m o s e d e s - y e s t o e s lo q u e p o s i b i l i t a s u e x i s t e n c i a . A t r a v é s d e l c a l o r . ¿ C u a n g r a n d e s e r á e n t o n c e s el E n el principio era el Verbo. e s luz. el b i e n D i v i n o y la v e r d a d Divina q u e proceden del S e ñ o r e ó m e sol. L a p o d e r . y el mundo por El fue hecho. y t a m b i é n é s t a s : "y e l m u n d o p o r El f u e h e c h o " . q u e e s e l bien Divino'?. p o r la v e r - Y aquel Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros. procederemos a explicarlo. e l c i e l o s e l l a m a p a r a í s o . y. 'Obediencia. el m u n d o t a m b i é n . El c a l o r y la luz d e l m u n d o no r e s i d e n e n e l s o l .todas las cosas por E l fueron hechas. e s i n c a p a z d e r e s i s t i r u n s o l o r a y o d e luz c e . . l o .1 9 ) .(Juan i. d e l a s c o s a s q u e p r o c e d e n d e la l u z ( G é - nesis. y a q u e e l c i e l o e s t á c o n s t i t u i d o p o r á n g e l e s . Y p u e s t o q u e los á n g e l e s c e d e n de él.3.. e l p o d e r d e la v e r d a d D i v i n a e s a b s o l u t o . Q u e la v e r d a d D i v i n a p o s e e tal p o d e r . s i n o q u e p r o c e d e n d e l s o l . L o c u a l s i r v e p a r a ilustrar c ó m o d e b e n e n t e n d e r s e e s t a s p a l a b r a s : E n él estaba la vida. e s d e c i r . e s e n v i r t u d d e l b i e n y la v e r d a d q u e e l h o m b r e e l b i e n . Es- d e r e s e n tanto y e n c u a n t o s e a n recipientes o receptáculos d e ella. y vimos su glo.1-14) b l a e n p r i m e r l u g a r d e la l u z . q u e e s t á f o r m a d o p o r e l b i e n y la v e r d a d . y el Verbo era con Dios. Lo q u e e v i d e n c i a q u e el c u e r - p e c t i v o s ( n ' 1 3 . s o n á n g e l e s p o r s u r e c e p c i ó n d e la v e r d a d D i v i n a . y el bien q u e se d e s i g n a c o m o bien del amor. c o m o s e r l o s á r b o l e s . m e n t e . su inteligencia y su voluntad. c u a n d o el c a . y s o n p o . q u e e s la v e r d a d D i - v i n a . y por su in- d a s y p e r e c e n . y sin El nada de lo que ha sido he- p u e s t o q u e g r a c i a s a l c i e l o e x i s t e e l m u n d o .. e n los c i e l o s . E n el s o l s ó l o h a y f u e g o . u n í s o n o d e a c u e r d o c o n s u v o l u n t a d y a g r a d o . d o n d e c o n s t a q u e la D i v i n i d a d d e l S e f i o r e n el c i e l o e s a. Gracias to t a m b i é n p u e d e i l u s t r a r s e m e d i a n t e u n a c o m p a r a c i ó n c o n e l s o l d e l m u n - a ella los ángeles p r e v a l e c e n sobre los infiernos y sobre t o d o s sus o p o .1. d e e s t o s e s i g u e q u e e l c i e - lo e n s u i n t e g r i d a d n o t i e n e s i n o e s t e o r i g e n . y t o d o lo p e r t e n e c i e n t e a s u i n t e l e c t o s e r e l a c i o n a c o n c i a . por su voluntad a través del bien. s e h a - ria. d o . q u e e s la v e r d a d D i v i n a . c o n o c e cuál es el sentido estricto d e l Verbo.. y el Verbo era Dios p o d e r d e la luz D i v i n a . P o r la p o t e n c i a d e l b i e n q u e h a y s o b r e la t i e r r a s o n v i v i f i c a d a s y c r e c e n . p o r la m i s m a r a z ó n . y e n c o n s e - m o r a El y c a r i d a d h a c i a el p r ó j i m o . s a l v o q u e s e a l l e v a d o a la p r á c t i c a p o r rente de b i e n . t o d a s l a s c o s a s d e l u n i v e r s o . q u e n o e n c i e r r a e n sí n i n g ú n p o d e r . p u e s allí la v e r d a d s e h a l l a e n c o n j u n c i ó n c o n la v e r d a d . T o d o l o c u a l e s i l u s t r a t i v o d e la v e r d a d e x p u e s t a e n l o s a r t í c u l o s r e s .

e n e s a m i s . o g i r a r e l c u e r p o . E n p r i m e r l u g a r . e n s u i n t e - del cual proceden muchas otras expresiones que forman parte del lenguaje g r i d a d . e n c a m b i o e n el m u n d o . b l e s d i f e r e n c i a s e n u n o y o t r o c a s o . los á n g e l e s h a n d a d o t e s t i m o n i o d e q u e e s t o e s O a n t e e l r o s t r o d e l o s á n g e l e s . A u n q u e e s s i m i l a r . E s t o t a m b i é n s e r á e x p l i c a d o . T a m b i é n e n la t i e r r a . todas las cosas tienden hacia u n centro c o m ú n . s e o r i e n t a h a c i a el S e ñ o r c o m o h a c i a s u c e n t r o c o m ú n . g r a v i t a c i ó n . y q u e m i r a n a Dios y v e n a Dios. p u e d e haber m u c h o s á n g e l e s r e u n i d o s . Y c o m o el S e ñ o r M i s m o r e s i d e e n l o s á n g e l e s e n e n q u e el S e ñ o r a p a r e c e . e s la p o - sición del rostro la q u e d e t e r m i n a las regiones. o de girar el a n t o e n el c i e l o c o m o e n el m u n d o h a y c u a t r o r e g i o n e s : o r i e n - T t a l . s e la l l a m a v e r d a d D i v i n a . a través de u- m a m e d i d a se d i c e q u e el S e ñ o r s a l e ( e x o r i r i ) s o b r e e l l o s . ese amor es el Señor c o m o sol. e n el c i e l o . c u a l q u i e r a s e a la r e c h a . e n la m e d i d a e n q u e e l S e ñ o r s e h a l l a p r e s e n t e d e m a n e r a c o n s t a n t e a n t e e l r o s t r o d e los á n g e - l o s á n g e l e s r e c i b e n c a l o r y luz. q u e e s S u D i v i n i d a d e n el c i e l o . q u e d e t e r m i n a e l s e n t i d o d e la d i r e c c i ó n e n t r e l o s á n g e l e s y l o s e s p í r i t u s . s e m a n i f i e s t a e n e l r o s t r o . s e v e r i l i c a n n o t a . que e n el cielo es el Señor c o m o sol. a la d e . e s t a s u e r t e d e c o n v e r g e n c i a s e l l a m a f u e r z a c e n t r i p e . c o m o e s s a b i d o . C o m o el S e ñ o r se halla presente de m a n e r a constante ante el ros- t r o d e l o s á n g e l e s . m i r a h a c i a t o d a s las r e g i o n e s . c e n t r o se v u e l v e n t o d o s los á n g e l e s . S e culos subsiguientes. t e ' h a c i a el f r e n t e . d e a c u e r d o c o n la d i r e c c i ó n h a c i a la q u e s e v u e l v e . Q u e v i d a t i e n e s u o r i g e n ( o r i g o ) e n El c o m o s o l . c i a o t r o . t o d o s t i e n e n a l S e ñ o r a n t e s u s o j o s . a u n q u e el h o m b r e d e s c o n o z c a e s e origen. e s d i f e r e n t e d e l d e los h o m b r e s p o r q u e s u o r i - g e n e s d i f e r e n t e . y t a m b i é n percibir. al centro c o m ú n . y t o d o s t i e n e n el s u r a su d e r e - 92 93 . e s c a s a m e n t e comprensible para el m u n d o . Y e s - te m o d o d e v o l v e r s e . m a e x t e r n a : en los cielos. s o n las p a r t e s f r o n t a l e s l a s q u e t i e n d e n h a c i a e s e c e n t r o c o m ú n . puesto q u e el h o m b r e vuelve s u y lo a m a n . pero existe u n a diferencia e n - t r e la t i e r r a y el c i e l o e n lo q u e r e s p e c t a a e s t a d i r e c c i ó n d e t o d a s las c o s a s h a c i a u n c e n t r o c o m ú n . s e d e n o m i n a o r i e n t e a l sitio les r e c i b e n s u a m o r d e E l . es a partir del sur q u e se d e t e r m i n a n to. ya q u e en t o d a s las o c a s i o n e s en q u e he e s t a d o e n e l S e ñ o r e s l l a m a d o el O r i e n t e ( O r i e n s ) e n la P a l a b r a . E n c a m b i o e n el c i e l o . S i n e m b a r g o . d e t e r m i n a d a s e n u- n o y o t r o o r b e p o r s u r e s p e c t i v o s o l . les es algo que me ha sido d a d o conocer. e n el c i e l o p o r el s o l d e l c i e l o . t i e n e s u o r i g e n e n e l a m o r i m p e r a n - S e ñ o r . y e n m u c h a s o c a s i o n e s . P a r a la m e n t a l i d a d d e l m u n d o . e s la q u e l l e v a el n o m b r e d e S a n - to E s p í r i t u y p r o c e d e d e E l . o c c i d e n t a l y s e p t e n t r i o n a l . p u e s s e r á m á s f á c i l d e c o m p r e n d e r e n los artí- cielo. p r o p i o d e l o s á n g e l e s . p o r lo d e m á s . P e r o n o e s o p o r t u n o e x t e n d e r s e a q u í e n hacia q u é dirección uno vuelve su rostro y su cuerpo. a u n q u e d e t i e c h o s e a el b i e n D i v i n o u . era posible percibida en m e d i o d e una tra diferencia notable es q u e el oriente siempre está situado l u z . n i d o a la v e r d a d D i v i n a . na larga experiencia.d e d e l S e f i o r . e n el m u n d o se l l a m a s u r p u e s . h e a d v e r t i d o la p r e s e n c i a d e l S e ñ o r a n t e m i r o s t r o . De f o r m a q u e e n el m u n d o . especialmente c u a n d o se e x a m i n e el t e m a d e las Re- d e n o m i n a o r i e n t e ( o r i e n s ) al sitio e n q u e el S e ñ o r a p a r e c e c o m o s o l . o r i e n . p o r eso su a m o r impe- p u n t o e n e l q u e e l s o l s e h a l l a e n p o s i c i ó n o p u e s t a d e b a j o d e la t i e r r a . e n el m u n d o . e s m e n e s t e r e x p l i c a r l o . da- d o q u e e l h o m b r e . e s t o d a v í a m á s a r d u o d e c o m - prender el hecho de que h a d a c u a l q u i e r lado e n q u e vuel- CAPÍTULO XVI v a n s u rostro y s u c u e r p o . e s e l S e ñ o r q u i e n d e t e r m i n a q u e m i r e n h a c i a E l . s u i n t e r i o r i d a d se o r i e n t a r e a l m e n t e h a c i a e l a l p u n t o e n q u e e l s o l s e h a l l a e n s u m á x i m a a l t i t u d s o b r e la t i e r r a . m e r i d i o n a l . y o c c i d e n t e a l p u n t o e n q u e el s o l t e r i o r i d a d y e l r o s t r o d e r i v a s u e x i s t e n c i a d e la i n t e r i o r i d a d . es a partir del oriente q u e se d e t e r m i n a n todas las d e m á s regiones. y h a c i a e s t e h u m a n o . s e o r i e n t a r e a l m e n - e x a c t i t u d . se h a l l a el s u r . p u e s la p r e s e n t a c i o n e s y l a s A p a r i e n c i a s . t e . rante está siempre ante su rostro: su a m o r está siempre presente ante su in- te a l p u n t o e n q u e s a l e e n u n e q u i n o c c i o . Estas locuciones tienen su origen e n el m u n d o espiritual. p a r a d i s t i n g u i r l a c o n m a y o r t a . L a i n t e r i o r i d a d d e los á n g e l e s . o a m o r e i n t e l i g e n c i a d e l S e ñ o r . El c i e l o . s o n las p a r t e s i n f e r i o r e s d e l E s t a m a n e r a d e v o l v e r s e h a c i a el S e ñ o r e s u n a d e l a s t a n t a s m a - ravillas d e l cielo. LAS CUATRO REGIONES DEL CIELO igual q u e los h o m b r e s . y a q u e e s s u for- se p o n e . y t a m b i é n . s e d i c e q u e a q u e l l o s q u e c r e e n e n e l S e ñ o r . E n el m u n d o . c o m p a ñ í a d e l o s á n g e l e s . P e r o c o m o s e t r a t a d e u n h e c h o exacto. r o s t r o h a c i a t o d a s las r e g i o n e s . y c o m o l a i n t e r i o r i d a d . s e g ú n s e h a d i c h o a n t e s . se t r a t a d e u n a s i m i l i t u d a p a r e n t e . vuelven s u rostro y su cuerpo hacia u n lado u otro. y el n o r t e a s u i z q u i e r d a . Pero el modo de volverse. e n el c i e l o . Y p o r e s a r a z ó n . y e l T i e m p o y e l E s p a c i o e n el c i e l o . el o c c i d e n t e a s u s e s p a l d a s . n o r t e . y e n e l m u n d o p o r el s o l d e l m u n d o . t i e n e n a D i o s p r e s e n t e a n t e s u s o j o s y a n t e s u r o s t r o . tie- n e n s i e m p r e el oriente ante sus ojos. p o r q u e los á n g e - d a s las d e m á s r e g i o n e s . y por m á s que algunos vuelvan su rostro y su cuerpo hacia un lado y otros ha- c u e r p o . los ángeles m i r a n s i e m p r e hacia el oriente. y e s t o s i n i m p o r t a r d i r e c c i ó n h a c i a la q u e s e v u e l v a n . S u a m o r . y e n o p o s i c i ó n a é s t e s e h a l l a e l o c c i d e n t e . y a u n q u e n o era n í t i d a m e n t e visible. y a l a i z q u i e r d a e l n o r t e . e l s u r a s u d e r e c h a . q u e e s el c u e r p o . A u n q u e los á n g e l e s . E s t a v e r d a d D i v i n a . De marrera q u e e n el la e x p l i c a c i ó n d e e s t e p u n t o . A s í .

mirar t a m b i é n hacia las otras regiones. s e g ú n p u e d e v e r s e m á s a r r i b a (n'^SS). y e n el r e i n o e s p i r i t u a l c o m o l u n a (n^'t 18). y los q u e s u c a b e z a . p u e d e n . y yo en él. p u e s g r a c i a s d a n l l e g a r a c o n f u n d i r s e . lo h a c e n c o n s u v i s t a interior. y e s t o a c a u s a d e q u e la f r e n t e c o r r e s p o n d e al a m o r . h a c i a el o r i e n t e . se d e b e a q u e c a - s e e n los a r t í c u l o s r e s p e c t i v o s al t e m a ( n ' 2 0 . p o r q u e el c i e l o . q u e el Señor se deja c o n t e m p l a r . q u e p r o c e d e d e l b i e n d e l a m o r . la d i s p o s i c i ó n d e l c o n j u n t o d e l c i e l o . y la luz d e la v e r d a d d e e s e a m o r .c h a . b a r g o . y e l o e s t e a s u s e s p a l d a s . s e g ú n s e h a i n d i c a d o m á s a r r i b a (n«12). l a s r e g i o n e s d e l o s c i e l o s p u e - c i e l o lo q u e d e t e r m i n a q u e s e u b i q u e n s e g ú n e l o r d e n r e f e r i d o . s i g n i f i q u e n las c o s a s c o n - c e r n i e n t e s a s u s h a b i t a n t e s . L o s á n g e l e s d e l r e i n o e s p i r i t u a l d e l S e ñ o r y los d e S u r e i n o c e - les s o n v i s t o s p o r el S e ñ o r d e o t r o m o d o . I a s r e g i o n e s d e los c i e l o s q u e c o n f o r m a n e l r e i n o c e l e s t i a l d e l • 46. la s a b i d u r í a y la i n t e l i g e n c i a e n o b s c u r a l u z . c o n s e c u e n c i a . p u e s e s t o p e r t u r b a r í a el influjo d e l b i e n y la v e r d a d q u e p r o c e d e lo p e r c i b e n d e m a n e r a o b s c u r a . y la luz d e la v e r d a d d e e s e a m o r .1— Señor s o n diferentes de las que c o n f o r m a n S u reino espiritual. e l h e c h o d e q u e e n el c i e l o no e s lícito s i t u a r s e d e t r á s d e o t r a p e r s o n a f i j a n d o la v i s t a e n la p a r t e p o s t e r i o r d e E n los c i e l o s . a l o r i e n t e y al o c c i d e n t e h a b i t a n a q u e l l o s q u e v i v e n e n el b i e n d e l a m o r . L o s á n g e l e s v e n al l e s t i a l . ni é s t o s p u e d e n d e s c e n d e r y h a - d o q u e e n c a d a s o c i e d a d h a b i t e n p e r s o n a s d e d i v e r s o t i p o . y e s g r a c i a s a e s t a c o n t i n u i d a d q u e p u e d e n v e r al S e ñ o r f u e r a d e ellos. y los á n g e - h a c i a el n o r t e . b i t a r c o n los á n g e l e s e s p i r i t u a l e s . p e r o e s v i s - t o c o m o l u n a p o r los á n g e l e s d e S u r e i n o e s p i r i t u a l . s e g ú n las p r o p i a s p a l a b r a s d e l S e ñ o r : p e r c i b i d o s . pero c u a n d o dirigen s u m i r a - d a h a c i a e s t a s ú l t i m a s .2 8 ) . p u e s e n el r e i n o c e l e s t i a l . e s a m o r g e l e s . y el n o r t e . q u e d i f i e r e s e g ú n el a m o r y la l u z S e ñ o r a t r a v é s d e s u s o j o s . h a c i a el o r i e n t e h a b i t a n a q u e - llos q u e v i v e n e n u n g r a d o m a y o r d e a m o r y c a r i d a d . la d i s t a n c i a e n t r e e l s o l y la l u n a e s d e t r e i n t a g r a d o s . VI. El S e ñ o r . Y d e b i d o a q u e e n l o s c i e l o s l a s r e - g i o n e s p o s e e n tal s i g n i f i c a d o . e s la i n t e l i g e n c i a . A l l í . t o d o s t i e n e n s u s m o r a d a s d e a c u e r d o c o n las re- g i o n e s . s i g n i f i c a el a m o r y s u b i e n c l a r a m e n t e p e r c i b i d o s . s i n e m - Divina. d i f i e r e d e la d e c a d a s o c i e d a d . t a m b i é n q u e el S e ñ o r a p a - d a s o c i e d a d r e p r e s e n t a al c i e l o . los q u e v i v e n e n l a c l a r a l u z d e la s a b i d u r í a . h a c i a el s u r . L o s q u e v i v e n e n la s a b i d u r í a del Señor. el o c c i d e n t e . e s s i m i l a r e n t o d a s p a r t e s . e s a m o r al p r ó j i m o . y a q u e el s e n t i d o i n t e r n o o e s p i r i t u a l d e la P a - El que come mi carne y bebe mi sangre. y e s u n c i e l o e n f o r m a m í n i m a ( v e r arriba. h a b i t a n e n el s u r y e n el n o r t e . e s la m i s m a . e l a m o r . Q u e el c i e l o e s t á d i v i d i . la v e r d a d e s q u e a u n c u a n d o los á n g e l e s m i r a n s ó l o h a c i a el o r i e n t e . y h a c i a el n o r t e l o s q u e g o z a n d e m e n o r l u z . E l S e ñ o r e s v i s t o p o r l o s á n g e l e s d e u n c i e r t o m o d o . y " S u s a n g r e " . q u e E l e s t á e n t o d a s p a r t e s . t a m b i é n p r o v e e las c o s a s d e m o - c e n d e r . y g r a c i a s a ella e s q u e s u s o j o s v e n . Y la m i s m a d i s p o s i c i ó n p r e v a l e c e e n s u s a s a m b l e a s . y e s a t r a v é s del al S e ñ o r . L o D e a h í q u e las r e g i o n e s e n los c i e l o s .4) p o s e e n u n s i g n i f i c a d o s i m i l a r . L a p e r c e p c i ó n d e l a p r e s e n c i a d e l S e ñ o r s e v e - rifica e n la i n t e r i o r i d a d d e los á n g e l e s . Es la f o r m a d e l P e r o d e e s t o no s e s i g u e q u e .en m! permanece. y a q u e las s o c i e d a d e s s i t u a d a s h a c i a el o r i e n t e . 51 -58). s o b r e p u j a n a las q u e e s t á n s i t u a d a s al o c c i d e n t e . h a b i t a n c o n f o r m e a u n o r d e n s i m i l a r . q u e El r e s i d e c o n los á n g e l e s e n lo q u e e s S u y o . a q u e l l o s q u e g o z a n d e m a y o r luz d o en d o s reinos. al o c c i d e n t e .56) 94 95 . l l a m a d o s reino celestial y reino espiritual. y e l S e ñ o r . q u e l l e v a el n o m b r e d e c a r i d a d . y a q u e El e s v i s t o c o m o s o l p o r los á n g e l e s d e S u r e i n o c e l e s t i a l . c o m o d i f i e r e lo g e n e - L o a n t e d i c h o . y las s i t u a d a s al sur. la s a b i d u r í a y la i n t e l i g e n c i a e n d i á f a n a l u z . e l a m o r . y los q u e v i v e n e n s u o b s c u r a l u z . el o r i e n t e . el a m o r y s u b i e n o b s c u r a m e n t e c u a l s i r v e p a r a i l u s t r a r q u é q u i e r e d e c i r q u e el S e ñ o r e s t á e n e l l o s y ellos e n E l . d e s a b i d u r í a e i n t e l i g e n c i a . y e n ral d e lo q u e e s p a r t i c u l a r . e l n o r t e a s u i z q u i e r d a . p u e d e verificar. e n c a m b i o . el sur. y h a c i a e l o c c i d e n t e los e l O r i e n t e . h a c i a e l s u r . a p a r e c e e n E n c a d a s o c i e d a d d e l c i e l o . e s s a b i d u r í a : m i e n t r a s q u e e n el a m o r q u e e l S e ñ o r f l u y e h a c i a los á n g e l e s . p o n e d e m a n i f i e s t o c u á l e s la n a t u r a l e z a d e la p r e - s e n c i a d e l S e ñ o r e n los c i e l o s . lecto. sin e m b a r g o . p u e s t o q u e los á n g e l e s e s p i r i t u a l e s no p u e d e n a s - a e l l a c a d a c u a l r e c o n o c e s u lugar. Permaneced en mí.n** r e c e e n el r e i n o c e l e s t i a l c o m o s o l . q u e p e r t e n e c e a s u p e n - s a m i e n t o . a las q u e e s t á n s i t u a d a s al n o r t e . e s a t r a v é s d e l inte- r e i n o e s p i r i t u a l . v a l e d e c i r . " L a c a r n e d e l S e ñ o r " s i g n i f i c a el b i e n D i v i n o . q u e t a m b i é n se d e n o m i - n a fe ( v e r a r r i b a n«23). e n c u a n t o a s u f o r m a . p e r o e l S e ñ o r fija s u v i s t a e n la f r e n t e d e los á n - d e la v e r d a d d e l b i e n e n q u e v i v e n . ai cual los ojos c o r r e s p o n d e n . O t r a d e l a s nnaravillas. e n el s e n t i d o i n t e r n o o e s p i r i t u a l d e la P a l a b r a . q u i e n e s lo p e r c i b e n c o n c l a r i d a d . El h e c h o de q u e se establezcan c o n f o r m e al o r d e n s e ñ a l a d o . las m o r a d a s d e los á n g e l e s e s t á n d i s p u e s t a s d e u n m o d o s i m i l a r . e n el b i e n y la v e r d a d q u e p r o c e d e n de E l . y c o n t o d o s los s e r e s . a c a u s a d e e l l o . (Juan l a b r a c o n c u e r d a p l e n a m e n t e c o n la d i s p o s i c i ó n d e l c i e l o . Y t a m b i é n e s c o s a d e m a r a v i l l a . y m o r a r c o n los á n g e l e s c e l e s t i a l e s . q u e v i v e n e n u n g r a d o m e n o r . y la dis- t a n c i a e n la p o s i c i ó n d e las r e g i o n e s . y yo en vosotros (Juan XV.

L o s d e n o m i n a d o s g e n i o s d e l m a l m i r a n h a c i a la t i n i e b l a q u e p o s e e u n a f a c u l t a d s i m i l a r . q u i e n e s L o s e s t a d o s s e r e f i e r e n a la v i d a y a lo q u e e s p r o p i o d e la v i d a . s ó l o p u e d e e n m e n d a r s e e n la m e d i d a e n q u e v i v a e n c u r i d a d q u e o c u p a el l u g a r d e la l u n a d e l m u n d o . y el o c c i d e n t e . o están en un estado de obscuridad y d e s a z ó n . s u s c a m b i o s e n lo q u e r e s p e c t a a s u s e s t a d o s v i t a l e s . y los q u e v i v e n e n la f a l s e d a d d e l m a l . N o o b s t a n t e . a r m o n i z a c o n s u a m o r . C u a n d o s e h a l l a n e n s u m á x i m o g r a d o d e a- m o r . l o s e s t a d o s e s t á n r e f e r i d o s a e s t a s v i r t u d e s y s e los d e s i g n a c o m o e s t a d o s t a l . y c o m o la v i d a e s t á n e n los i n f i e r n o s . e s t á a s u d e r e c h a . y a p e n a s d o . y estados de sabiduría e inteligencia. E n e s t e c a - m a d o q u e la f a c u l t a d i n t e l e c t u a l p u e d e o r i e n t a r s e e n tal s e n t i d o . tampoco experimentan un m i s m o estado d e sabiduría. y la c o n s i g u i e n t e s a b i d u r í a e i n t e l i g e n c i a . y c o n f i r m a e n d o e s p i r i t u a l . y c o n per- d a d e s s e a n v e r d a d e s . otras. el o r i e n t e e s el l u g a r q u e o c u p a n la t i n i e b l a y la o s c u r i d a d . el c r e p ú s c u l o y la n o c h e . s e e n c u e n t r a n e n la s o m b r a y p a d e c e n frío. P o r e s o las r e g i o n e s h a b i t a d a s p o r los s e r e s i n f e r n a l e s s o n o p u e s t a s a las s a e n sí m i s m o b a j o el influjo d e s u s e s t a d o s i n t e r i o r e s . d e s u i n t e r i o r i d a d . d e s d e la z o n a m e r i d i o n a l h a s t a la d e a m o r y de fe. y los l l a m a d o s e s p í r i t u s . A h o r a describiremos septentrional. T a m p o c o p u e d e n m i r a r h a c i a o t r o l a d o . ñ o r . p u e s el b i e n r e - p a n el l u g a r d e l s o l d e l m u n d o . y a la c o n s i g u i e n t e s a b i d u r í a r e s s o n o p u e s t o s al a m o r al S e ñ o r y al a m o r h a c i a el p r ó j i m o . d e n o t a n s u s c a m b i o s e n n o t a n m e d i a n t e el s o l d e l m u n d o y la l u n a d e la t i e r r a ( v e r n** 1 2 2 ) . p o r e s o v u e l . y la c o n s e c u e n t e d e t e r m i n a c i ó n . y q u e e s t o h a s i d o p r o v i s t o p o r el S e ñ o r c o n la f i n a l i d a d d e q u e t o d o s d i s p o n g a n d e la f a c u l t a d d e v e r y r e c o n o c e r las v e r d a d e s . se hallan en un estado de amor intenso. Desde este ú l t i m o g r a d o r e t o r n a n d e n u e v o al p r i m e r o . o n los q u e e s t á n e n los i n f i e r n o s s u c e d e e x a c t a m e n t e lo c o n - C t r a r i o . en c o n s e c u e n c i a . do de amor. e s t o s o b r e v i e n e c u a n d o el h o m b r e p i e n - lo. ni m i r a n al S e ñ o r c o m o s o l . s o . p e t u a v a r i e d a d . y la c o n s e c u e n t e d e t e r m i n a c i ó n r e a l d e la i n t e r i o r i d a d d e t o d o s los DE L O S A N G E L E S D E L C I E L O s e r e s e n la o t r a v i d a . o c o m o . la L O S CAMBIOS DE E S T A D O t e n d e n c i a . e s el sitio d o n d e s e h a l l a el s o l d e l c i e l o . y h a c i a la o s c u r i d a d q u e o c u p a el l u g a r d e la c i b e las v e r d a d e s . no a p a r e c e n e n el m u n . I o s c a m b i o s d e e s t a d o d e los á n g e l e s . e l m o d o e n q u e c a m b i a n d i c h o s e s t a d o s e n t r e los á n g e l e s . h a c i a u n a s o l a d i r e c c i ó n . m i r a n h a c i a la o s . q u e h a c o m p r e n d i d o y q u e h a v i s t o . el b i e n . los t a l e s g o z a n d e i n t e l i g e n c i a y p e r c i b e n la v e r d a d . I os ángeles no experimentan constantemente un mismo esta- C u a n d o u n e s p í r i t u m a l i g n o s e i n t r o d u c e e n u n l u g a r e n el q u e h a y b u e n o s e s p í r i t u s . m á x i m o g r a d o h a s t a e l m í n i m o . t a m b i é n h a b i t a n s e g ú n las r e g i o n e s . e s t o e s . el h o m b r e t a m b i é n puede orientarse hacia el S e - t e s (n« 1 2 2 ) . y el n o r t e a su i z q u i e r d a . g o z a n d e l c a l o r y d e la l u z d e su v i d a . y t a m b i é n he o í d o a c i e r t o s e s p í r i t u s l a . se d a v u e l t a d e i n m e d i a t o . t a m b i é n h a y c o r r e s p o n d e n c i a s . e s t a s t r a n - se v u e l v e n h a c i a s u s p r o p i a s r e g i o n e s . el s o l d e l m u n d o y la l u n a d e la t i e r r a . a f i n d e q u e p u e d a e n m e n d a r s e a t r a v é s d e las o c u p a el l u g a r d e l s o l d e l m u n d o . p e r o c u a n d o s e h a l l a n e n s u m í n i m o g r a d o . y e s t o h a c i a c u a l q u i e r l a d o q u e CAPÍTULO XVII v u e l v a n s u c u e r p o . e s n u l o . p u e d e n observarse ciertos espíritus malignos que mi- r a n h a c i a las r e g i o n e s d e l c i e l o . la m a ñ a n a . el m a l d e l a m o r a sí m i s m o s . p e r o s i l l e v a u n a v i d a p e r v e r s a . y a n h e l a n q u e las f a l s e . las r e g i o n e s s u e l e n c o n f u n d i r s e d e tal m o d o . p r o c l a m a n q u e las v e r d a d e s q u e h a n d o s . el s u r . y a ni s a b e n d ó n d e q u e d a el o r i e n t e . o . h e s i d o infor. s e s u c e d e n c o m o l a s v a r i a c i o n e s d e luz y d e s o m b r a . S e g ú n se h a i n d i c a d o a n . no s o n v e r d a d e s s i n o f a l s e d a d e s . d o se e x a m i n e el t e m a d e los i n f i e r n o s . c u a n . se s u c e d e n una tras otra y en f o r m a variada. Los estados decrecen por grados desde su mentarse de que esto ocurriese. y en consecuencia. u n a o s c u r i d a d o p u e s t a a la l u n a d e l c i e . e s el a m o r d e sí m i s m o y el a m o r d e l m u n d o . los q u e v i v e n e n a n g é l i c a e s la v i d a d e l a m o r y la f e . q u e s e o p o n e n a l a s v e r d a d e s sol d e l c i e l o . I M lo q u e r e s p e c t a a l a m o r y la f e . p e r o la f a . ' 54. e n t o n c e s . P a r a e l l o s . y e n l u g a r d e la l u n a . s o n n u l a s . Pero este punto serátratado con amplitud más adelante. Por o t r a p a r t e . e i n t e l i g e n c i a . p u e s la t e n d e n - c i a m i s m a . A veces. i n c l i n a e i m - p e l e . y e s t o s a m o . S e g ú n s e h a i n d i c a d o m á s a r r i b a (n** 1 4 3 ) . E s t o he l l e g a d o 100. v e r d a d e s . t a m b i é n l u n a d e la t i e r r a . s u i n t e l i g e n c i a y su c a p a c i d a d p a r a siciones alternas. s e s u c e d e n e n el m u n d o a lo l a r g o d e l a ñ o . v e n s u e s p a l d a al S e ñ o r y m i r a n h a c i a las t i n i e b l a s . o d e u n e s t a d o d i á f a n o y j o c u n - A veces. q u e los b u e n o s . y a s í s u c e s i v a m e n t e . d í a t r a s d í a . p e r o s u a f e c t o d e l b i e n . el h o m b r e . p e - ro n a d i e p u e d e r e c i b i r v e r d a d e s a m e n o s q u e v i v a e n el b i e n . la m a ñ a n a . pues su sabiduría procede de su a m o r y a r m o - niza con su amor. s i n o q u e e n l u g a r d e l s o l d e l m u n d o h a y u n a t i n i e b l a o p u e s t a al s u f u e r o í n t i m o las f a l s e d a d e s d e s u m a l d a d . el m e d i o d í a . ni c o m o l u - n a : s i n o q u e v u e l v e n su e s p a l d a al S e ñ o r . Tales esta- p e r c i b i r la v e r d a d . r e g i o n e s d e l c i e l o . y e s t o s a m o r e s s e d e . El a m o r d e los m o r a d o r e s d e l i n f i e r n o . u n estado de amor no intenso. en a p r e s e n c i a r l o e n a l g u n a s o c a s i o n e s . e n c a m b i o e l m a l n o las r e c i b e j a m á s . y m i r a n h a c i a las t i n i e b l a s q u e o c u - c u l t a d / v o l u n t a r i a n o . o d e c a l o r y d e f r í - o í d o y p e r c i b i d o . S u s m o r a d o r e s . h a b i t a n d e s d e la z o n a o r i e n t a l h a s t a la o c c i d e n . e n t o n c e s . E n r e l a c i ó n a e s t e m o d o d e o r i e n t a r s e . c o r r e s p o n d e al e s t a d o d e a- 96 97 .

los c a r o n . s e n t a n t a l e s t r a n s i c i o n e s a l t e r n a s . h a c i a la l u - d i f e r e n t e s q u e e n las d e l reino e s p i r i t u a l . c e p c i ó n y el s e n t i d o d e l b i e n s e t o r n a n m á s e x q u i s i t o s . q u e e s el a m o r d e sí m i s m o s . de inefable esplendor. y e n u n a m i s m a s o c i e d a d . y q u e a p a r e c e n a n t e s u s o j o s . s e g ú n m e i n d i c a r o n . al e s t a d o d e s a b i d u r í a e n su o b s c u r i d a d . p u e d e o c u r r i r q u e m i e n - c u r e c i é n d o s e g r a d u a l m e n t e . s o n s i m i l a r e s a las v a r i a c i o n e s d e e s t a d o d e d e e l l o . sino q u e a d o p t a d i v e r s a s a p a r i e n c i a s s e g ú n las s u - q u e e l l o s r e c i b e n d e l a m o r y la s a b i d u r í a q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r . h a s - tras uno g o z a de claridad y se deleita. ñ o r y a m a n t e n e r s e a p a r t a d o s d e l a m o r d e sí m i s m o s . P e r o d e b e e n t e n d e r s e . D e s p u é s . c o r r e s p o n d e c o n los e s t a d o s v i t a l e s d e l o s z a propia. 1 2 8 ) . y e n a l g u n o s la á n g e l e s d e l r e i n o e s p i r i t u a l . q u e s u s c a m b i o s d e e s t a d o no s o n s u s c i t a d o s p o r el S e ñ o r . L J e r e c i b i d o i n f o r m a c i ó n d e s d e el c i e l o s o b r e las c a u s a s d e los e s t a s t r a n s i c i o n e s a l t e r n a s . p o r q u e d e e s t a for- fio". la a u s e n c i a d e a m o r y s a . s o n la r a d i a n t e b l a n c u r a c o m e n z ó a d e s p l a z a r s e h a c i a la i z q u i e r d a . g o z a n d e a m o r y s a b i d u r í a . el m e d i o d í a . la p e r - biduría. el d e l e i t e d e la v i d a d e l c i e l o . vés d e t r a n s i c i o n e s a l t e r n a s e n t r e el d e l e i t e y la a u s e n c i a d e d e l e i t e . P o r o t r a p a r t e . otro. y c o m o c a d a c u a l a m a su n a t u r g l e - a n t e c e d e a la m a t i a n a . e n su t e r c e r e s t a d o . pasa por ellos de un m o d o distinto. y e n s u t e r c e r e s t a d o . y t a m b i é n p o r q u e a t r a - c u r i d a d q u e a n t e c e d e a la m a ñ a n a . A ñ a d i e r o n los á n g e - les. y A p a r i e n c i a s e n el C i e l o . n c a m b i o s d e e s t a d o q u e s e v e r i f i c a n allí. y a q u e s o b r e v i e n e n t a r d e o t e m - 158. la o s . e n la P a l a b r a . " a m a n e c e r " . D e b i d o a e s t a s c o r r e s p o n d e n c i a s . d a d o q u e a m a n su n a t u r a l e z a p r o p i a . s u brillo r e l u m - riferia (ver a r r i b a . el c u a r t o e s t a d o d e los á n g e l e s d e l r e i n o c e l e s t i a l . A s i m i s m o . e n su p r i m e r e s t a d o . pero c a d a ángel. p u e s se h a b i t ú a n a p e r m a n e c e r e n el a m o r d e l S e - d u r í a e n s u l u z . d e c a l o r y d e f r í o . p u e s el S e ñ o r a p a - c e r í a g r a d u a l m e n t e si g o z a r a n d e él e n f o r m a c o n t i n u a . c o m o o c u r r e e n t r e 99 98 . y la " n o c h e " . todos e x p e r i m e n t a n c a m b i o s de es- s e r e s i n f e r n a l e s . E s t a s d i f e r e n c i a s e n los c a m b i o s d e n a d e l c i e l o . d e luz y d e s o m b r a . a u n e s t a d o d e ( P r o p r i u m ) . p r a n o s i n q u e e l l o s p u e d a n p r e v e r l a s . al i g u a l q u e los h o m b r e s . y e s t o los e x t r a v í a c o n t i n u a m e n t e . P e r o s e r í a e x c e s i v a m e n t e t e d i o s o e s p e c i f i c a r brante. t o d o s los h a b i t a n t e s d e los c i e l o s c a r e n c i a d e a m o r y s a b i d u r í a . sino e n la t i e r r a . e s a t r a s d í a . s i g n i f i c a n a m o r y s a - b i d u r í a . c o m e n z ó a e m p a ñ a r s e . e n u n s e n t i d o g e n é r i c o . e n las s o c i e d a d e s d e l r e i n o c e l e s t i a l . e n a m b o s r e i n o s . y s e g ú n m e indi- l e i t a . c u a n d o e n o t r o s e s fría. a ñ o t r a s a ñ o y d í - las c o s a s q u e r e s i d e n e n s u i n t e r i o r i d a d . y a q u e é l . los á n g e l e s . y lo m i s m o o c u r r e e n t o d a s las s o c i e d a d e s e n g e - M e h a s i d o d a d o v e r el m o d o e n q u e a p a r e c e el S e ñ o r c o m o sol a n t e los o j o s d e los á n g e l e s . el c r e - g a r . e n o t r o s . y s e g ú n m e i n f o r m a r o n . n= 4 3 . r e s i d e e n ellos m i s m o s . a u n q u e s í s e d a u n a c o r r e s p o n d e n c i a e n t r e a q u é l l o s y el a m a n e c e r q u e d e e l l a . la s a b i . P r i m e r o he visto al S e ñ o r e ó m e s o l r u t i l a n - neral. d e m a n e r a s i m u l t á n e a . m a s o n p e r f e c c i o n a d o s . " c a l o r " y "luz". q u e no e x i s t e u n a c o - s o n a p a r t a d o s de su n a t u r a l e z a propia. y e s t o . cambian de estado diversas cosas que se e n c u e n t r a n f u e r a d e e l l o s . aquellos q u e se c o m p l a c e n y r e g o d e a n sin variedad alguna. e s la h o r a d e l c r e p ú s c u l o . d a d o q u e las c o s a s y q u e la c a u s a d e d i c h o s c a m b i o s . e s t a d o m á s p e r f e c t o q u e t o d o s los d e m á s q u e los r o d e a n h a s t a l l e g a r a la p e - a p a r e c i ó u n e n o r m e anillo o s c u r o a l r e d e d o r d e l s o l . los c a m b i o s d e e s t a d o p r e - t e m p e r a t u r a e s c á l i d a . A f i r m a n los á n g e l e s . los q u e s e h a l l a n e n el c e n t r o . y el sol e m p e z ó a rutilar c a d a v e z m e n o s . " d í a " y " a - t a d o o t r a n s i c i o n e s a l t e r n a s s u c e s i v a s . no q u e las c a u s a s s o n m ú l t i p l e s . D e b i d o a e l l o . a s i m i l a n d o su luz. y. c o n c u e r d a n el sol r e v i s t e tal a p a r i e n c i a e n s u s e g u n d o e s t a d o . el s o l a p a r e c e a n t e e l l o s de e s e m o d o . y me explicaron que las d i f e r e n c i a s . al e s t a d o d e s a b i d u r í a e n s u c l a r i d a d . c a m b i a ni s e d e s p l a z a . la s a b i d u r í a e n s u s o m b r a . el anillo f u e o s - c o n la c a l i d a d d e s u a m o r y d e s u f e . A ñ a d i e r o n q u e el s o l e n sí m i s m o . " m a ñ a n a " . p u e s el S e - ñ o r c o m o s o l a f l u y e s i e m p r e c o n c a l o r y luz. p e r m a n e c e i n m u - u n t e m a q u e e x a m i n a r e m o s e n e l c a p í t u l o r e f e r e n t e a las R e p r e s e n t a c i o n e s table. " m e d i o d í a " . d e n o t a n e s t a d o s v i t a l e s e n g e n e r a l . " c r e p ú s c u l o " . p a d e c e o b s c u r i d a d y no se d e - ta q u e por último adquirió un aspecto de radiante b l a n c u r a . tal e s los d í a s e n los d i v e r s o s c l i m a s d e la t i e r r a . e s t a d o s v a r í a n e n c a d a s o c i e d a d . el g r a d o d e a m o r p r i m e r o y s u p r e m o . e n t o n c e s . r e v i s t e n u n a a p a r i e n c i a q u e a r m o n i z a c o n c a m b i o s d e e s t a d o . L u e g o . c a s i f u n d i é n d o s e c o n e l l a . p u e s m i e n t r a s e n c i e r t o s l u g a r e s . e n s u s e g u n - d o e s t a d o . la l u n a r e l u c i ó c o n u n e s p l e n d o r i n u s i t a d o . T o d o s los á n g e l e s e x p e r i m e n t a n t a l e s c a m b i o s d e e s t a d o y p a - s a n p o r e l l o s . v i v e n e n el a m o r d e s í m i s m o s . no s o n f i j a s . se e n v i l e - c e s i v a s p r o g r e s i o n e s d e e s t a d o q u e e x p e r i m e n t a n e l l o s . En s e g u n d o lu- m o r e n s u c l a r i d a d . y a c o n s e c u e n c i a e s t a d o . sino e n u n a s o c i e d a d t r a s o t r a . c u a n d o n o p u e d e n s e r a p a r t a d o s c h e . el S e ñ o r r e n s e g ú n s u a m o r y s a b i d u r í a . e n p r i m e r l u g a r . n o r e s i d e e n el s o l . la n o c h e . c o n a m o r y s a b i d u r í a . a u n q u e e s t o no se v e r i f i c a d e m a n e r a s i m u l t á n e a e n t o d o el r e i n o . y se siente atraído hacia ella. p o s e e n u n a n a t u r a l e z a p r o p i a p ú s c u l o . y el p r i m e r e s t a d o de los e s la h o r a d e la m a ñ a n a . Q u é c o s a s s o n y d e q u é c l a s e . E s t e p r o c e s o f u e i l u s t r a d o m e d i a n t e u n a c o m p a r a c i ó n c o n el s o l d e l m u n d o : la c a u s a d e los q u e se e n c u e n t r a n f u e r a d e e l l o s . D e s p u é s . puesto que difie- d o y r e l u m b r a n d o c o n i n e f a b l e e s p l e n d o r . g o z a n d e u n c o m o s o l a p a r e c e d e tal m o d o a n t e los á n g e l e s e n s u p r i m e r e s t a d o . J u n t o c o n el e s t a d o d e i n t e r i o r i d a d d e los á n g e l e s r e l a t i v o a s u amor y sabiduría. y en tanto q u e son a p a r t a d o s de ella r r e s p o n d e n c i a e n t r e los e s t a d o s v i t a l e s d e los h a b i t a n t e s d e los c i e l o s y la n o - p o r el S e ñ o r . E n t e r c e r l u g a r . y la n o c h e . e s d e c i r . ya q u e los c a m b i o s q u e c a d a c u a l e x p e r i m e n t a .

produciendo períodos d e tiempo. m e n o s rutilante. el p e n s a m i e n t o natu- infierno. igual q u e en el m u n d o . e n la P a l a b r a . m a ñ a n a . a p a r e n - t e m e n t e . hay estados. D e a h í q u e e s t o s p e r í o d o s p o s e a n u n a s i g n i f i c a c i ó n s i m i l a r e n la P a - cambios de estado. a u n q u e e n t r e e l l o s . la j u v e n t u d . d e n o - m i n a d a s p r i m a v e r a . mediante transiciones D ebido a que los ángeles no tienen noción alguna acerca d e l t i e m p o . les e s t á n s i e m p r e e n c o m u n i c a c i ó n c o n l o s h o m b r e s p o r o b r a d e l S e ñ o r ) p e r - c i b e n e s t a d o s y las cosas relativas a los estados. C uando los ángeles experimentan el último d e estos estados. s e c o n v i e r t e n e n s í m b o l o d e l e s t a d o d e a m o r y s a - biduría q u e gozan los ángeles en su primer estado. y esto d e una m a n e r a tan cabal q u e . e n c a m b i o u n á n g e l . denominados estaciones del año. que tenían la esperanza de retornar a su estado prístino. la i d e a q u e s e f o r m a n s o b r e la e t e r n i d a d e s d i f e r e n t e d e l a q u e c o n c i b e n los h o m b r e s e n la t i e r r a . e n este sentido. en su respectivo capítulo. CAPÍTULO XVIII L o m i s m o e s c i e r t o p a r a t o d a s las c o s a s q u e d e r i v a n s u e x i s t e n - cia d e l t i e m p o . q u e ni c o n c i b e s e g ú n la n o c i ó n d e t i e m p o . C u a n d o el hombre piensa en estas cosas. e m p i e z a n a sentirse tristes. la E L TIEMPO EN E L C I E L O m a ñ a n a . Aquí. y he podido o b s e r v a r su tristeza. v e r a n o . c o m o las que c o n c i b e n los h o m b r e s e n el m u n d o . d e v i e n e n e n t r e l o s á n g e l e s e n n o c i o n e s r e l a t i v a s al e s t a d o . m e s . hoy. c o n luego. s i n o e s t a d o infinito. c u a n d o e x a m i n e m o s el ral d e los h o m b r e s . o f r e c e n la n o c i ó n d e l e s t a d o q u e e x p e r i m e n t a n l o s s e r e s infer- cambios d e estado. rutilante. E l tiempo existe e n el m u n d o . t a n es así. revistiendo p o r último u n a radiante blancura. i g u a l q u e e n el m u n d o . y donde hay años y días. también se verifican cambios d e estado. y el espacio. s e d a u n a s u c e s i ó n p r o g r e s i v a d e to- das las cosas. y e s t o . las nen ninguna noción o idea acerca del tiempo y el espacio. la n o c i ó n d e e s t a d o (n=154). sin e m b a r g o . ni a c e r c a d e lo q u e le c o n c i e r n e . c o n c i - e n e l f u l g o r y la l u z d e l s o l . la e d a d viril y la v e j e z . ayer. hora. N o s u c e d e lo m i s m o c o n el s o l d e l c i e l o . tiempo. el o t o ñ o y e l c r e p ú s c u l o c o n c u e r d a n c o n s u t e r c e r e s t a d o . en c o n f o r m i d a d con el tiempo. L o q u e m a n i f i e s t a d e m a n e r a p a t e n t e c ó m o l a s c o - sas naturales del p e n s a m i e n t o d e l h o m b r e . hay u n a s u . n o m a r c a los a n o s n o e s t i e m p o infinito. el m e d i o d í a . a v a n z a e n f o r m a s u c e s i v a d e u n g r a d o h a c i a otro. la p r i m a v e r a y la m a ñ a n a . l o s c u a t r o p e r í o d o s d e l d í a . f u e r e . y l o s tér- m i n o s e n u m e r a d o s m á s a r r i b a . b i e n d o e n s u lugar. no s e v e r i f i c a a t r a v é s d e t r a n - q u e o c u r r e c u a n d o el a m o r d e c a e . He hablado c o n ellos cuando p a d e c í a n d i - D a d o q u e los á n g e l e s n o p o s e e n ¡dea a l g u n a d e r i v a d a d e l t i e m - po. I n c l u - cho e s t a d o . d a la i m p r e s i ó n d e q u e g i r a a l r e d e d o r d e la t i e r r a . y los días a través d e progresiones sucesivas y revoluciones. la c a l i d a d d e l e s t a d o d e c a d a u n o . s e m a n a . v a s a l t i e m p o . t a m b i é n p u d e oír so d e s c o n o c e n la s i g n i f i c a c i ó n d e l o s t é r m i n o s q u e s i r v e n p a r a d e s i g n a r a l que decían. l a s c u a t r o e d a d e s d e l h o m - b r e . hay tiempo. c o s a s u a p a r i c i ó n . l a s c o n c i b e s e g ú n siquiera s a b e n q u é es el tiempo. b r i n d a n la n o c i ó n d e l a m o r y la s a b i d u r í a q u e d i s f r u t a n e n s u s e g u n d o e s - t a d o . que acontece cuando se hallan inmersos en su naturaleza pro- pia. o q u e s e s u c e d e n c e s i ó n y u n a p r o g r e s i ó n d e t o d a s las c o s a s . s e t o r n a e n p e n s a m i e n t o e s p i r i t u a l e n l o s á n g e l e s . p r o d u c i e n d o p e r í o d o s d e tiempo. puesto q u e . pero nos referiremos a ellos m á s adelante. m i e n t r a s e s t a b a 100 101 .n2i55). E n los infiernos. m a n t e n e r s e apartados do los ángeles o y e n a los h o m b r e s e m p l e a r tales términos (ya q u e los á n g e - d e s u n a t u r a l e z a p r o p i a . los á n g e l e s n o t i e . t o d a s l a s c o s a s d e l h o m b r e r e l a t i - tiempo e n el cielo.rece ante c a d a cual s e g ú n su estado. c u a n d o el amor es intenso. el verano y el mediodí- L o s á n g e l e s n o s a b e n q u é e s el t i e m p o . De ahí q u e p r e s e n t a d a a t r a v é s d e l anillo o s c u r o q u e i n d u j o l a s a p a r e n t e s v a r i a c i o n e s los á n g e l e s no p u e d a n formarse ninguna noción acerca d e l t i e m p o . y lo m i s m o a c o n t e c e c o n A pesar d e q u e e n el cielo. l o s p e r í o d o s d e t i e m p o d e n o t a n e s t a d o s . tales c o m o año. o sea. siciones alternas fijas. el c r e p ú s c u l o y la n o c h e . t o d a s las o t r a s c o s a s q u e d e r i v a n s u e x i s t e n c i a d e l t i e m p o . la i n f a n c i a . para ellos. s e g ú n se h a indicado e n el artículo previo. s i g n i f i c a n c o s a s e s - pirituales correspondientes. porque el sol del m u n d o . t a m p o - c o s e f o r j a n i d e a a l g u n a a c e r c a d e é l . y e n c o n s e c u e n c i a . la e t e r n i d a d . q u e d e s i g n a n al t i e m p o . Así. o t o ñ o e i n v i e r n o . prácti- a. e s el c i e l o . y la n o c h e camente no hay diferencias. debido a que en cielo. d e v i e n e n espirituales e n los á n - geles q u e se hallan junto a é l . a l t e r n a s f i j a s . Y d e - b i d o a e l l o . las c u a t r o e s t a c i o n e s d e l a ñ o . además. c o m o s e r . P a r a l o s á n g e l e s . m a r c a c a m b i o s d e e s t a d o . pero donde tiay n a l e s . y q u é el espacio. denominados horas del día. e n ambos casos. é s t e . hay y el i n v i e r n o . E n c i e r t a o c a s i ó n . en vez d e años y días. e x a m i n a r e m o s el la n o c i ó n d e e s t a d o . día. sino q u e . C u a n - d e regresar al cielo otra v e z . l a b r a ( v e r arr¡ba.

e n i- H e a h í la f u e n t e d e la s a b i d u r í a d e los á n g e l e s . y o t r a s c o s a s s e m e j a n t e s . Y APARIENCIAS EN E L C I E L O t a d o p a r a p e n e t r a r e n las i d e a s n a t u r a l e s d e l h o m b r e . p u e s e n e s - d e los á n g e l e s .7 7 ) . y éstas. f u i e l e v a d o h a c i a la e s f e r a d e l c i e l o y m e f u e d a d o d i s f r u t a r la p e r c e p c i ó n q u e cosa q u e induce a ciertos hombres cultivados a indagar acerca del tiempo y t i e n e n los á n g e l e s s o b r e la e t e r n i d a d . CAPITULO X I X t a b a n incomprensibles. y la e t e r n i d a d . A l o í r e s t o . p o r t a l m o t i v o . los á n g e l e s p o s e e n los l e s p e r í o d o s . a s i m i s m o . A c i e r t o s á n g e l e s . se apartaron d e inmediato. t a n t o e n la i n t e r i o r i d a d c o m o e n la e x t e r i o r i d a d c e y s o n i l i m i t a d o s . m e s e n t í a e m b a r g a d o p o r la a n s i e d a d . p a r e c e c o . produciendo así años y días. D u r a n t e la c o n v e r s a c i ó n . s i e n d o b r e v e s p a r a a q u e l l o s q u e s e h a l l a n e n u n e s t a d o p l a c e n t e - la e t e r n i d a d . p u e s c u a n d o s e h a b l a d e a q u e . y s u s s e n s a c i o n e s s o n m u c h o q u e é s e e s el o r i g e n d e l t i e m p o . i n c l u s o a los p e n s a m i e n t o s n a t u r a l e s q u e i n c l u í a n d i v e r s a s c o s a s r e l a t i v a s al t i e m p o y al e s p a c i o . y la luz q u e a l u m b r a s u s o j o s . c u a n d o e s t a s i d e a s . y q u e mentales. s e t r a n s f o r m a n i n s t a n t á n e a m e n t e . t e n d e r c o n ello q u e h a n p a r t i d o d e l m u n d o . f u e s e n o b l i t e r a d a s . a s í c o m o u n h o m b r e c o n v e r s a c o n o t r o . y. y q u e p o s e e n e n c a m b i o u n v a s t o a l c a n - t a d o s y s u s d i v e r s o s c a m b i o s . p u e d e v e r i f i c a r - d o . desprovistos de órganos s e n s o - los años se dividen en cuatro estaciones. s e m o s t r ó s o r p r e n d i d o . l u z q u e a l u m b r a l o s o j o s d e los h o m b r e s . d i c i é n d o l e q u e el s o l . y s e v e n c o a r t a d o s . variados para quienes experimentan un estado de esperanza y expectativa. f l u - t e c a s o s u m e n t e s e e l e v a p o r e n c i m a d e las c o s a s c o r p ó r e a s y m u n d a n a s . su f o r m a m á s p e r f e c t a . p u e s s a b e n q u e L a n a t u r a l e z a d e los o b j e t o s q u e a p a r e c e n a n t e los o j o s d e los ángeles. e n la m e d i d a e n q u e n o p a r t i c i p a n d e e l l o s . n o h a y q u e h a c e r l o b a s á n d o s e e n la n o c i ó n d e t i e m . s e t o s s o n r e s t r i n g i d o s . q u e s e la c a l i f i c a d e i n c o m p r e n s i b l e . h a d a - b a a c o m p r e n d e r q u é c o s a e r a a q u e l l o q u e y o d e n o m i n a b a t i e m p o . Al p r i n c i p i o . el influjo d e l c i e l o e n el h o m b r e . m á s e x q u i s i t a s . y a q u e e n e l l a s s e f u n d a t o d o el as naturales propias del h o m b r e . H e p o d i d o v e r i f i c a r p e r s o n a l m e n t e c u a n i g n o r a n t e s s o n los á n g e l e s e n lo q u e r e s p e c t a al t i e m p o . m e vi p o r t a n t o o b l i g a d o a e x p l a y a r m e s o b r e el t e m a . t e q u e la l u z d e l m u n d o ( N 2 1 2 6 . n o v e n c o s a a l g u n a . p o . O b s e r v é . s i n e m b a r g o . Q u e los á n g e l e s s o n h o m b r e s e n c l u s i v a m e n t e c o n los e s t a d o s . q u e c o r r e s p o n d e n e x a c t a m e n t e c o n t u d . e n t o n c e s . s e d i c e q u e " h a n p a s a d o f u e r a d e l t i e m p o " . s i e m - p r e s e v e r i f i c a d e t a l m o d o . y a q u e b a s á n d o s e e n la luz n a t u r a l . S i n e m b a r g o . el e s p a c i o . y a C u a n d o los á n g e l e s h a b l a n c o n el h o m b r e . s i n e m b a r g o . s e m á s a r r i b a ( N » 7 3 . q u e n o t i e n e n o j o s . p u e d e p e r c i b i r s e q u é s i g n i f i c a d e s - d e l a e t e r n i d a d . no p u e d e describirse en f o r m a sucinta. E l h o m b r e q u e p i e n s a g u i á n d o s e e x c l u s i v a m e n t e p o r la luz n a - tural. e n la m e d i d a e n q u e p a r t i c i p a n d e l e x p r e s a n m e d i a n t e i d e a s e s p i r i t u a l e s . p u d e p e r c i b i r los p e r í o d o s d e t i e m p o c o n c u e r d a n c o n s u s e s t a d o s a f e c t i v o s d e m a n e r a c a - q u é significa h a s t a la eternidad. sin e m b a r g o . q u e sus p e n s a m i e n - e n el t i e m p o . los p e r í o d o s d e t i e m p o s o n e s t a d o s . p e r o c o m o les r e s u l . se subdividen en m e s e s r i a l e s c o m o los q u e p o s e e n los h o m b r e s . y c u a n d o ya se h a b í a n re- tirado. e n u n a o p o r t u n i d a d . d e l e s p a c i o y d e la m a t e r i a . y e n e n el h o m b r e . y t a m b i é n q u e la luz d e l c i e l o e s m u c h o m á s b r i l l a n - llos q u e h a n m u e r t o . q u e a l g u n o s s a b e n . e s m u c h o m á s b r i l l a n t e q u e la d o q u e n a d a s a b í a a c e r c a d e t a l e s c o s a s . y q u e g o z a n d e t o d o s los s e n t i d o s . rente al h o m b r e natural. ya que t o d a s ellas se b a s a n p e n s a m i e n t o del h o m b r e . s e s a b e q u e e n el cielo n o h a y t i e m p o . Q u e e s t o o c u r r e a s í . si s u s i d e a s r e l a t i v a s al t i e m p o . la m a t e r i a . y m i s m o s ó r g a n o s s e n s o r i a l e s q u e el h o m b r e . d e s d e ro y j u b i l o s o . p u e s t o d a s e l l a s s e b a s a n e n los e s - t i e m p o . r e c u r r e n a t r a v é s d e t r a n s i c i o n e s a l t e r n a s fijas o r e g u l a r e s . e s a l g o q u e i g n o r a n t a n t o los á n - t r a v é s d e i d e a s q u e se b a s a n e x c l u s i v a m e n t e e n las c o s a s m a t e r i a l e s . y q u e a s u v e z los d í a s s e d i v i d e n e n v e i n t i c u a t r o h o r a s . c u a n d o ya había realizado u n a de estas experiencias. q u e e s t a b a f a c u l . y que éstos s o n hálitos etéreos. s i n o e n la n o c i ó n d e e s t a d o . C u a n d o . al n o t e n e r o j o s . no e m p l e a n las i d e - l a s c o s a s m a t e r i a l e s . es incapaz d e c o m p r e n d e r que en cielo hay c o s a s simi- l a r e s a las q u e h a y e n el m u n d o . E l h o m b r e natural p u e d e llegar a presumir que su p e n s a m i e n - t o s e r í a n u l o . a d v e r t í q u e c u a n d o se p i e n . C i e r t o s e r c e l e s t i a l . el e s p a c i o . q u é e s lo q u e h i z o D i o s a n t e s d e la C r e a c i ó n . g e l e s c o m o los h o m b r e s . e s d e c i r . oí que c o n v e r s a b a n entre ellos. y q u e t a .1 3 2 ) . e s d e c i r . a ñ a d í q u e e n el m u n . no a c e r t a . pero no p u d e percibir q u é significa d e s d e si e x a c t a . a f i r m a n . q u e y s e m a n a s . d o e n c o n j e t u r a r — y s e h a h a b i t u a d o a la i d e a — q u e los á n g e l e s s o n e n t e s mo que gira alrededor de nuestra tierra. g r a c i a s a la i d e a d e l tiennpo. y p o r sí m i s m a s . q u e e n su o r i g e n . d a n d o a e n . q u e lo q u e s a b í a s e r e l a c i o n a b a e x . y e s o f u e lo q u e m e o c u r r i ó a m í . al e s p a c i o . y que d e c í a n q u e habían p e r m a n e c i - REPRESENTACIONES d o e n t i n i e b l a s .p e n s a n d o a c e r c a d e la e t e r n i d a d . d a d o q u e n o p u e d e s e r c a p t a d a a l a s i d e a s e s p i r i t u a l e s . En un senti- 102 103* . e n t o n c e s . l a r g o s p a r a q u i e n e s p a d e c e n u n e s t a d o d e a f l i c c i ó n y p e s a r . les f u e p e r m i t i d o a c c e d e r m á s í n t i m a m e n t e a m i s p e n s a m i e n t o s . q u e s o n e s p i r i t u a l e s . u n a s a b i d u r í a d e t a l m a g n i - d e a s n a t u r a l e s a c c e s i b l e s al h o m b r e . Debería saber. e n c a m b i o . y a l g u n o s a r r i b a n a la c o n c l u s i ó n d e q u e el t i e m p o e s a l g o i n h e - s a s o b r e la e t e r n i d a d . conversó c o n m i g o so- b r e el t e m a .

c o n s t a e n la v i s i o n e s d e los p r o f e t a s . y n o h a n e x t i n g u i d o e n sí m i s m o s la luz d e l c i e l o c o n la luz n a t u - t e r i o r i d a d d e l o s á n g e l e s . e s d e v e l a d a . c o r r e s p o n d e n c o n su sabi- otro. e s a l g o s a b i d o i n c l u s o e n la t i e r r a . y los á r b o l e s f r u t a l e s y las f l o - L a e x i s t e n c i a d e las c o s a s d e l c i e l o d e v i e n e d e u n m o d o d i v e r - s o q u e la e x i s t e n c i a d e las d e la t i e r r a . E n el c i e l o L i b r o s h i s t ó r i c o s y p r o f e t i c e s d e la P a l a b r a . p u e s e n el c i e l o . Q u e las c o s a s e x t e r i o r e s c o r r e s p o n d e n a las i n t e r i o r e s . c o n v e r s é c o n los á n g e l e s c o m o u n h o m b r e lo h a c e c o n t o d a s las c o s a s que los á n g e l e s perciben y v e n . d a d o q u e e l l o s g o z a n d e u n e s t a d o m á s p e r f e c t o . los á n g e l e s . P o r a- llí p a s a n l o s q u e s o n i n t e l i g e n t e s . h e v i s t o las c o s a s q u e h a y e n el c i e l o . ven huertos y jardines plenos de árboles y flores. y s u e x t e r i o r i d a d . c o n la v o l u n t a d y el i n t e l e c t o . E s t a s ú l t i m a s . s o n d i f e r e n t e s . mayor. y s e n d e r o s c i r c u n d a n t e s . c o m o las d e E z e q u i e l N o o b s t a n t e . se d e n o m i n a n naturales. el a m o r y la f e . h a s t a el ú l t i m o d e l A p o c a l i p s i s ) . P u e s la s a - b i d u r í a a n g é l i c a s u p e r a la s a b i d u r í a h u m a n a e n u n g r a d o i n e f a b l e . CAPITULO X X t e s s o b r e el c a l o r y la luz d e l c i e l o : q u e los á n g e l e s r e c i b e n c a l o r s e g ú n la c a - l i d a d d e s u a m o r . X I I ) . y e s e l e v a d o h a c i a la l u z e s p i r i t u a l q u e p e r c i b e c o n s u e s p í r i t u . c u a n d o la x i s t e n c i a r e a l . p u e s se t r a t a d e v i s t a i n t e r i o r . V i l al c a p . T o d a s las c o s a s q u e p e r t e n e c e n a s u i n t e r i o r i d a d . T a m b i é n h a y a p a r i e n c i a s q u e n o s o n r e a l e s . p u e s t o q u e c o s a s q u e .d o g e n é r i c o . Quienes son inteligentes. s i n o p o r los o j o s d e s u e s p í r i t u . L o m i s - m o e s c i e r t o p a r a t o d a s las o t r a s c o s a s q u e a p a r e c e n a n t e los s e n t i d o s d e los L A S V E S T I D U R A S DE L O S A N G E L E S ángeles. Q u e e n el c i e l o h a y e s t a s c o s a s . t a m - bién las representan. y afir- r i o r i d a d . y su cantidad. N«173). se llaman R e p r e s e n t a c i o n e s . e n los c i e l o s . q u e las c o s a s r e v e s t í a n allí e x a c t a m e n t e la m i s m a a p a r i e n c i a q u e las d e l m u n d o . y c u a n d o el S e ñ o r a s í lo d e s e a . q u e allí h a y c o s a s q u e j a m á s h a n s i d o o í d a s ni v i s t a s . y r e c o g e n f l o r e s y e n t r e l a z a n g u i r n a l d a s d e l c i e l o . combinados para formar glorietas. e s d e c i r . Los árboles están plantados en un orden de suprema pul- A p e s a r d e q u e las c o s a s q u e s e v e n e n l o s c i e l o s . l a s c o s a s q u e a p a r e c e n e n el c i e l o a n t e los o j o s d e los á n g e l e s . p u d e p e r c i b i r . e n s u a s p e c - t o g e n e r a l . p o s e e n u n a i n t e r i o r i d a d y u n a e x t e . L a s c o s a s q u e d e r i v a n s u e x i s t e n . p u e s u n r e y . duría (ver arriba. y s e h a l l a n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n la i n - r e s .i 1 5 ) . las c o s a s d e r i v a n s u e x i s t e n c i a d e l s o l critud. l o s o j o s d e l e s p í r i t u s e a b r e n . L o s á r b o l e s d a n f r u - cia del sol del m u n d o .1 3 4 ) . d a d o q u e la v o l u n t a d y el i n t e l e c t o s o n s u s r e c e p t á c u l o s . y c o m o v a r í a n e n c a d a c a s o s e g ú n el e s t a d o d e i n t e r i o r i d a d . s e r á n e x a m i n a d a s m á s a d e l a n t e . t o s q u e a r m o n i z a n c o n el b i e n d e l a m o r . c o n c l u y e n . i r r a d i a u n a i n e f a b l e b e l l e z a . Q u e estas c o s a s existen C o m o t o d a s las c o s a s q u e c o r r e s p o n d e n a la i n t e r i o r i d a d . 105 104 . c o n la s o l a d i f e r e n c i a d e q u e t o d a s las c o s a s q u e p o s e e n . y c o n v i v e n i g u a l q u e los h o m - b r e s e n la t i e r r a . n o e s t á n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n la i n t e r i o - lo q u e h a y e n los c i e l o s . con accesos cubiertos de enrama- d a s . J u a n ( d e s d e el p r i m e r e n f o r m a t a n v i v i d a c o m o a p a r e c e n a n t e el h o m b r e las c o s a s q u e h a y e n la c a p . D a n i e l ( d e s d e el c a p . n í t i d a y p e r c e p t i b l e . p u e d e a f i r m a r s e q u e s o n s i m i l a r e s a los d e la t i e r r a . p u e s t i e n e n e- c u a n d o el c i e l o les f u e d e v e l a d o . Y las c o s a s q u e v i e r o n . e s p e c i e s d e á r b o l e s y f l o r e s c i a d e l s o l d e l c i e l o s e d e n o m i n a n e s p i r i t u a l e s . E s t o p u e d e i l u s t r a r s e c o n lo q u e s e h a d i c h o a n . d i s p o n e n d e a t u e n d o s y v i v i e n d a s y o t r a s c o - C u a n d o m e h a s i d o d a d o g o z a r d e la c o m p a ñ í a d e los á n g e l e s . c o r r e s p o n d e a s u i n t e - r i o r i d a d . q u e es la v i s t a d e l e s p í r i t u d e l h o m b r e . s e g ú n s e r e f i e r e n e n los t i e r r a . Y v e n t a l e s c o s a s . r e l a t i v a s a l N u e v o T e m p l o y ia N u e v a T i e r r a ( s e g ú n s e d e s c r i b e n d e s d e el y que perciben a través de sus sentidos. y las q u e d e r i v a n s u e x i s t e n . Y. s e d i c e q u e el c i e l o e s d e v e l a d o . T o d a s las c o s a s d e l c i e - lo. y lo m i s - s u l t a b a d i f í c i l a d m i t i r q u e u n o n o s e h a l l a b a e n el m u n d o y e n e l p a l a c i o d e m o o c u r r e c o n t o d a s las c o s a s q u e p e r c i b e n y a p a r e c e n a n t e s u s o j o s . s o n m á s p e r f e c t a s . j a m á s v i s t o s e n la t i e r r a . y el h o m b r e e s s u b s t r a í d o d e la luz n a t u r a l q u e p e r c i b e c o n s u s o j o s c o r p o r a l e s . y las d e o t r o s . p u e s los h u e r t o s y j a r d i n e s . se l l a m a n A p a r i e n c i a s . y luz s e g ú n la c a l i d a d d e s u s a b i d u r í a (n^^l 2 8 . E n e s a l u z . s o n s i m i l a r e s a las q u e h a y e n la t i e r r a . h o m b r e . s e l l a m a n A p a r i e n c i a s r e a l e s . no p u e d e s e r v i s t o p o r los o j o s c o r p o r a l e s d e l ridad. d e l s o l d e l m u n d o . p u e s t o q u e c u a n d o p i e n s a n e n el c i e l o . y e s t o d e m a n e r a t a n c a b a l . X L al X L V l l l ) . t a m b i é n . t a m b i é n . P a r a d i s t i n g u i r c u á l e s s o n las c o s a s q u e a p a r e c e n a n t e los á n - geles s e g ú n las c o r r e s p o n d e n c i a s . aparecen ante sus ojos y sentidos c a p . ral y s u s f a l a c i a s . c o n l a s q u e o r n a n a los i n f a n t e s . y e n la t i e r r a . n a d a m á s q u e d e m a n e r a m á s c l a r a . C o m o l o s á n g e l e s s o n h o m b r e s . e n s u e s e n - c i a . indicaré aquí u n a sola a m o d o de ilustración. d e r i v a n s u e x i s t e n c i a d e l S e ñ o r . l a s v i e r o n las a p a r i e n c i a s d e e s t e o r i g e n . s e r e l a c i o n a n c o n m a n . e n el c u a l v i v e n l o s i n t e l i g e n t e s . c o r r e s p o n d e n a la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u r í a . t o d o e l l o . s i n b i e n s o n v i s i b l e s . p u e s n o p u e d e n d a r s e e n e l l a . H a y . p e r o s ó l o p o r a q u e l l o s q u e v i v e n e n el b i e n . q u e r e - s a s s i m i l a r e s . p u e d e v e r - s e m á s a r r i b a ( n » 8 7 . si b i e n s u f o r m a es m u c h o m á s perfecta.

d i s p o n e n d e m u c h o s . y a q u e s u s c a m b i o s d e e s t a d o . y los c o l o r e s . y s u m o d o d e r e c e p c i ó n e s d i v e r s o . te ceñí de lino y te cubrí de s e - D ado q u e las vestiduras de los ángeles.. te calcé de tejón. e s t á e s c r i t o : consciencia de ello. y andarán conmigo en vestiduras blancas.3. que sus vestiduras se modifican de . N « 1 2 9 ) . sos colores.1S) g e n c i a ..3.. a l u d e al c i e l o y a la i g l e s i a .5) Bienaventurado el que vela. están d e s n u d o s . y las d e o t r o s e s p l e n d e n t e s c o m o luz..13). s o n c o r r e s p o n d e n c i a s . y p o r e s o e n la v i v e n e n la i n o c e n c i a . s u brillo d i s m i n u y e . L a s v e s t i d u r a s d e u n o s s o n f u l g u r a n t e s c o m o lla- m a s . Amigo. tido de boda? s o s c o l o r e s . y aquellos que vio J u a n e n el cielo: C u a n d o inquirí a c e r c a d e l origen d e s u s vestiduras. y su vestido blanco como la nieve v e r a a t a v i a r s e c o n e l l o s c u a n d o s e p r e s e n t a la o c a s i ó n . Marcos iX. a e s t o s e d e b e q u e t o d o s los h a b i t a n t e s d e los c i e l o s a p a r e z c a n v e s - tidos s e g ú n su inteligencia. s e d i c e q u e " n o e s t á v e s t i d o d e b o d a " . C o m o e n el c i e l o . Q u e l a s v e s t i d u r a s d e los á n g e l e s . c o m o e n e l c a s o d e a- q u e l l o s q u e v i e r o n los p r o f e t a s y los q u e a p a r e c i e r o n e n el s e p u l c r o d e l S e . s e r e l a c i o n a n c o n s u i n t e l i g e n c i a y s a b i d u r í a (lo c u a l Y p u e s t o q u e la luz e s la v e r d a d D i v i n a q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r ( v e r m á s puede verificarse más arriba.. de aquél q u e no regla su vi- d a s e g ú n la v e r d a d . l u c í a n v e s t i d u r a s . E n c a m b i o los ángeles del íntimo cielo. t a m b i é n c o r r e s p o n d e n a la v e r d a d . y guarda sus ropas. c o s a q u e o c u r r e s e g ú n las c o r r e s p o n d e n c i a s . 0=175). A l g u n o s l l e v a n v e s t i d u r a s d e r e s p l a n d e . los lle- v a n p u e s t o s y t a m b i é n se los q u i t a n .13) gran variedad d e atuendos.4.y a c u e r d o c o n s u s c a m b i o s d e e s t a d o . p o r q u e e n t r e los m e n o s i n t e l i g e n t e s . c o r r e s p o n d e n a su in- t e l i g e n c i a . n o s ó l o p a r e c e n a t u e n d o s .XVII. y vio allí a un hombre que no e s - al b i e n . s e g ú n c o n s t a e n el A p o c a l i p s i s : 107 106 . Y le dijo. a s í t a m b i é n .y s e transfiguró delante de ellos. y q u e e n el t e r c e r y c u a r t o e s t a - c a s IX.vestidos de lino finísimo. p o r c o n s i g u i e n t e . q u e e n el p r i m e r y s e g u n d o e s t a d o p o - sus vestidos s e hicieron blancos como la luz (Mat. " v e s t i d u r a s " . vístete tu ropa hermosa.(LII.XXVIII. a d e m á s d e s e r v i s i b l e s . c o r r e s p o n d e n a la v e r d a d ..4. c u a n d o e n el m u n d o a p a r e c i e r o n . y así c o m o unos son m á s inteligentes q u e otros Y sobre Jerusalén. d o . y resplandeció su rostro como el sol. l l e v a n e l nombre de Novia y Esposa. e l S e ñ o r e s l l a m a d o N o v i o y E s p o s o : y el cielo y la i g l e s i a ..12. a v e c e s . el b i e n D i v i n o y la v e r d a d . se m a n i f i e s t a e n el h e c h o d e q u e p a - ñor: ra e l l o s . porque son dignas.(111. a s í c o m o t o d o lo r e l a t i v o a e l l o s . Marcos XVI. vístete de poder. las l l e v a n p u e s t a s s i n t e n e r Y c o m o la i n t e l i g e n c i a p r o c e d e d e la v e r d a d D i v i n a . p u e s t o q u e la i n t e l i g e n c i a ... a r r i b a . En c a m b i o . d e c i r q u e l o s á n - da (XVI. oh Sion.5. L u c a s XXIV. ¿cómo entraste aquí. los m e n o s i n t e l i g e n . Despierta. l l e v a n v e s t i d u r a s d e d i v e r - y en Ezequiel. y q u e .sin estar ves- c i e n t e b l a n c u r a y b l a n c a s s i n r e s p l a n d o r a l g u n o .29).y te vestí de bordado. s o n t a n g i b l e s . los á n g e l e s l l e v a n v e s t i d u r a s . e s t á n d e s n u d o s .10. L o s q u e h a b i t a n e n el í n t i m o c i e l o .2. blanco y limpio (ApocJV.1).. taba vestido de boda. las v e s t i d u r a s d e u n o s s o n s u p e r i o r e s a las d e o - t r o s . d e b i d o a la c o n j u n c i ó n d e l a s u s v a r i e d a d e s . s e lee ( N M 3 y 1 2 8 ) . p a r a no citar m u c h o s otros pasajes.. y los q u e s o n a ú n m e n o s i n t e l i g e n t e s . e n la P a l a b r a . y la luz a la v e r d a d d e l b i e n . S u s v e s t i d u r a s c o r r e s p o n d e n a s u i n t e l i - tiduras. y al s e r c o r r e s p o n d e n c i a s . tes (XXll. d o r a l g u n o . es algo que he podido observar miles de veces. s i - n o q u e r e a l m e n t e lo s o n . s e g ú n c o n s t a e n g e l e s l l e v a n a t u e n d o s q u e c o n c u e r d a n c o n s u i n t e l i g e n c i a .. Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus ves- L a s v e s t i d u r a s d e los á n g e l e s . L o s d e e m i n e n t e i n t e l i g e n c i a p o s e e n v e s t i d u r a s f u l g u r a n t e s c o m o lla. y c o n s e r v a n los q u e no u s a n p a r a v o l - Su aspecto era como un relámpago. despierta.Y echadle en las tinieblas de afuera. N*154-161). y la i n o c e n c i a c o r r e s p o n d e a la d e s n u d e z . en Isaías: m a s .. oh tes llevan vestiduras de una resplandeciente blancura. .También dijeron. o t r o s .11-13) p l a n d e c i e n t e b l a n c u r a y el b l a n c o .. y la r e s . p o r q u e las l l a m a s c o r r e s p o n d e n Y entró el rey para ver a los convidados. p o s e e n u n a e x i s t e n c i a r e a l ( v e r a r r i b a . y las d e o t r o s s o n d e d i v e r . allí será el lloro y el crujir de dien- D i v i n a s o n m e n o s e s p l e n d e n t e s . J u a n XX. E l que venciere será vestido de vestiduras blancas. o c o n la v e r d a d Mateo: D i v i n a . p u e s S e ñ o r e e n e | c i e l o y la i g l e s i a a t r a v é s d e su v e r d a d D i v i n a . s e e n u n a b l a n c u r a b r i l l a n t e y e s p l e n d e n t e . Q u e p o s e e n u n a (Mat. o blancas sin resplan. que denota una iglesia que vive en la v e r d a d . m e respondieron q u e las . p r o c e d e d e la v e r d a d D i v i n a . s i g n i f i c a v e r d a d e s e i n t e l i g e n c i a q u e p r o c e d e d e d i c h a s v e r d a d e s . Jerusalén. l l e v a n v e s t i d u r a s e s p l e n d e n t e s c o m o la l u z . L u .(XVI.4) r e c i b e n d e l S e ñ o r c o m o d á d i v a s . e s la m i s m a c o s a . P a l a b r a . L a c a s a n u p c i a l .

las m o r a d a s s o n c o n t i g u a s . y e n p l e n a v i g i l i a . q u e s e d i r í a q u e allí r e s i d e el arte e n sí m i s m o . q u e d i f i e r e n s e g ú n el e s t a d o v i t a l d e c a d a u n o . T a m b i é n di- j e r o n . y allí t a m b i é n t o d o b r i l l a b a . y las d e a q u e l l o s q u e e s t á n e n u n a c o n d i c i ó n i n f e r i o r . o t r a s . h o m b r e s p o d r í a n p e r c i b i r l o . d e a c u e r d o c o n el g r a d o d e s u d e m e n c i a . r e l u c í a c o m o si f u e s e d e o r o p u r o . q u e t a l e s c i ó n g e n e r a l d e q u e los á n g e l e s p o s e e n f o r m a h u m a n a . si e s q u e v i v i ó s e g ú n el b i e n . N i n g ú n v o c a b l o . cier- t á e s c r i t o . s u i d e a p r e v i a s e disipa. a s í t a m b i é n los s e r e s i n f e r n a - les. s u a s p e c t o e- a s p e c t o s i m i l a r . p u e s e n las c i u d a d e S d e la t i e r r a . y la i n f e r i o r . v u e l v e a c u e s t i o n a r s e si la c o n d i c i ó n d e l a l m a r e a l m e n t e e s a s í . sin e m b a r g o . que entre aquellos que éstos últimos catalogan de simples. E s - t á n al t a n t o d e la i g n o r a n c i a i m p e r a n t e e n el m u n d o e n n u e s t r o s d í a s . e r a n m á s e s p l é n d i d o s q u e o t r o s . y el S e ñ o r . s u c i o . y n o v u e l a n p o r los a i r e s . calles y plazas. si f u e r a n c a p a c e s d e p e n s a r h a c i e n d o a b s t r a c . q u e e n la P a l a b r a c o n s t a q u e los á n g e l e s s o n h o m b r e s . s o n i n c a p a c e s d e c o n c e b i r c o m o en u n a c i u d a d . S u s m o r a d a s . n i n g ú n c o n o c i m i e n t o . h a b í a j a r d i n e s . u n a c o n d i c i ó n d e e m i n e n t e d i g n i d a d . y las f l o r e s e n s u s e r a s . p o s e í a n a s p e c t o h u m a n o . s e d i v i s a b a n m á s p a l a c i o s . a l g u n a s . llevan ropajes. e i n m u n d o . y los á n g e l e s viven del m i s - m o m o d o q u e los h o m b r e s . H e c o n v e r s a d o a m e - n u d o c o n los á n g e l e s s o b r e l a s r e s i d e n c i a s d e l c i e l o . c o n s u s d i v e r s o s c o l o r e s f o r m a b a n u n a r c o iris. que s u p e r a n en m a g n i f i c e n - cia a las m o r a d a s terrenales. S i e m p r e q u e h e h a b l a d o c o n los á n g e l e s c a r a a c a r a . d e j á n d o s e llevar por su propia inteligencia. c u y a s v e r d a d e s s o n nulas. y o t r a s p o r q u e c r e e n q u e el c i e l o a n g é l i c o n o c á m a r a s . la s o m e t e a u n e s c r u t i n i o d i r e c t o . y los f r u t o s c o m o el o r o . E n el l a d o q u e d a b a h a c i a n e n a l g u n o s a c a u s a d e s u i g n o r a n c i a ( q u e los á n g e l e s l l a m a n d e m e n c i a ) y el s u r . e n t o n c e s . p u e s t o q u e el a r t e . L a p a r t e s u p e r i o r d e s u s m u r o s . aparecen ante sus ojos por o b r a del Señor. c r e e q u e s u v i d a h u m a n a h a d e p r o s e g u i r d e s p u é s d e la m u e r t e . y e l l o s s u p o n e n q u e los á n g e l e s s o n f o r m a s e t é r e a s . v i l l a r s e . Y poseen q u e los á n g e l e s s o n h o m b r e s . t a m b i é n h a y a t r i o s . E n los s i t i o s e n q u e se h a l l a n e s t a b l e c i d a s las c o - v a c í o . aunque son más bellas. s o n s e m e j a n t e s a las y m o r a d a s . M e h a s i d o d a d o r e c o r r e r l a s . y e n s u i n t e r i o r . y q u e h a d e R E S I D E N C I A S Y MORADAS DE L O S A N G E L E S contemplar c o s a s magníficas y percibirá cosas jubilosas. c o m o si e s t u v i e s e l a b r a d a c o n p i e d r a s p r e c i o s a s . h e v i s t o p a l a c i o s d e u n a m a g n i f i c e n c i a i n d e s c r i p t i - b l e . e n t o n c e s . C u a n d o u n h o m b r e h a b l a d e l t e m a . mostraron a s o m b r a d o s ante el hecho de que esto ocurra principalmente en é l s e n o d e la i g l e s i a . estas c o s a s brindan m a y o r deleite a su m e n - los 109 . A sí c o m o los s e r e s d e l m u n d o e s p i r i t u a l . e s - lo q u e h a b í a a l r e d e d o r . q u i e n e s . cosas. los q u e a p a r e c i e r o n . s o n m a g n í f i c a s . l u c e n v e s t i d u r a s q u e c o n c u e r d a n c o n s u i n t e l i g e n c i a . he p o d i d o i n g r e s a r e n s u s c a s a s . c o s a d e la v i s t a s e p e r d í a . no s o n t a n m a g n í f i c a s . pero en cuanto t o r n a a p e n s a r n u e v a m e n t e s e g ú n la d o c t r i n a d e la r e i n t e g r a c i ó n c o n el Y a que en el cielo hay sociedades. q u e e l l o s . l l e g a n a la c o n - m u n i d a d e s . e s t á n u b i c a d a s u n a a l l a d o d e o t r a c l u s i ó n d e q u e h a b i t a n e n el é t e r . a u n q u e s e los d e s i g n e c o m o e s p í r i t u s . c u a n d o s e p o n e e n t e l a d e j u i c i o s u v e r a c i d a d y s e s o . pero su aspecto es andrajo- sas a las que d e n o m i n a n m o r a d a s celestiales. q u e e n S u a s c e n s i ó n llevó C o n s i g o S u H u m a n i d a d í n t e g r a . Lo m i s m o o c u r r e c o n la c r e e n c i a a c e r c a d e la v i d a d e l h o m b r e d e s p u é s d e la m u e r t e . p o r q u e i g n o r a n moradas terrenales que llamamos casas. Y e s t o los j a s r e l u c í a n c o m o la p l a t a . c o s a q u e o c u r r e e s p e c i a l m e n t e e n t r e los d e n u s a r d i c h o s r o p a j e s . h u e r t o s . e n t r e l o s á n g e l e s . y s ó l o p u e . a eruditos. pero esta noción g e n e r a l . lo q u e n o e s p a r a m a r a - e x a m e n directo de su pensamiento. L o s á n g e l e s a f i r m a r o n . s e d e s v a n e c e e n el a c t o . Puesto q u e toda persona tiene una no. d i c i é n d o l e s q u e e n la a c t u a l i d a d . c a s i n i n g u n a p e r s o n a p o d r í a c r e e r q u e e n el c i e l o h a y r e s i d e n c i a s P e r o el t e s t i m o n i o d e la e x p e r i e n c i a d i r e c t a e s m á s e l o c u e n t e . M á s a l l á d e l h o r i z o n t e . e s n u l o . d o n - c i ó n d e s u s n o c i o n e s a d q u i r i d a s a c e r c a d e los á n g e l e s y los e s p í r i t u s . y si tal c o s a e s p l a u s i b l e . y s e t o a c o n t e c i ó c u a n d o m i v i s t a i n t e r i o r se h a l l a b a d e v e l a d a . y c o m o e s t e p a r e c e e s t a r d i n e s y p a r q u e s a l r e d e d o r . las d e a q u e l l o s q u e g o z a n d e c u e r p o . y otras innumerables aún más perfectas. p u d i e n d o o b s e r v a r s u c o n o c i m i e n t o d e lo e s p i r i t u a l . p o r q u e n o las v e n c o n s u s o j o s . m e h a l l a b a c o n e l l o s e n s u s m o r a d a s . T a l e s la a r q u i t e c t u r a d e l c i e - q u e o c u r r e . d o e n s í m i s m o s la v í a p o r la q u e i n g r e s a la luz c e l e s t i a l . e x a c t a m e n t e igual q u e q u e e n el m u n d o e s p i r i t u a l h a y a c o s a s s i m i l a r e s a las d e l m u n d o n a t u r a l . y e n m u c h o m a y o r m e d i d a e n t r e los l l a m a d o s i n t e l i g e n - tes. las h o - q u e n o s o n m e r o s h á l i t o s . d e b e r í a n s a b e r q u e los á n g e l e s s o n h o m b r e s ra s i m i l a r . c u a n d o no p o n e n e n t e l a d e j u i c i o e s t a c u e s t i ó n s o m e t i é n d o l a al l o . o su t e o r í a s o b r e e l a l m a . o a p a r t i r d e la d o c t r i n a q u e p o s t u l a s u r e i n t e g r a c i ó n c o n el c u e r p o . p r o c e d e d e l c i e l o . Y q u e a d e m á s . h a n oblitera- fin d e q u e n o a p a r e z c a n d e s n u d o s . jar- e s o t r a c o s a q u e el c i e l o q u e t i e n e n a n t e s u s o j o s . p a r a d e s c r i b i r la o r n a m e n t a c i ó n d e s u s s a l o n e s . y e n o c a s i o n e s . E n el c i e l o . c o m o s u p o . que afluye del cielo. d i s p o n e n t a m b i é n d e r e s i d e n c i a s . y q u e h a b i t a n e n c a . t a m b i é n a p a r e c i ó b a j o u n t o s p a l a c i o s . c o n avenidas. A f i r m a n los á n g e l e s . p u e s s e g ú n e s . e s a p t o o s u f i c i e n t e c o m o y d i s p o n e n d e r e s i d e n c i a s y m o r a d a s . Por o t r a p a r t e . s a l o n e s y a l c o b a s e n g r a n n ú m e r o . El S e ñ o r p e r m i t e q u e d i s p o n g a n d e v e s t i m e n t a . s i n p e n s a r al m i s m o t i e m p o s e g ú n las l u c e s d e la e- CAPÍTULO X X I r u d i c i ó n m u n d a n a . e n c i e r t o s l u g a r e s .

y lo q u e p e r t e n e c e a s i o n e s d e e s p a c i o e n e l c i e l o . t a m b i é n . t o d o c a m b i o d e l u g a r se v e r i f i c a m e d i a n - te c a m b i o s d e e s t a d o e n la i n t e r i o r i d a d d e los s e r e s . p u e s el a m o r p e r t e n e c e al b i e n . a c o s a s r e l a t i v a m e n t e m á s b a j a s . m o r a n en sitios e l e v a d o s q u e p a r e c e n m o n t a ñ a s d e t i e r r a f é r t i l . p o r q u e el t e m p l o r e p r e s e n - t a b a a S u D i v i n i d a d H u m a n a . c a m b i a r d e lugar. c a d a c u a l s e g ú n s u r e c e p t i v i d a d d e l b i e n y la v e r d a d . y t o d o lo q u e n e c e s i t a n . L o s á n g e l e s q u e c o n f o r m a n el r e i n o c e l e s t i a l d e l S e ñ o r . E n e l l a s .21). los á n g e l e s q u e c o n s t i t u y e n el r e i n o e s p i r i t u a l . p o n d i e n t e a l o s e s t a d o s i n t e r n o s . los á n g e l e s n o t i e n e n n o c i ó n o i d e a a l g u - na de lugar o espacio. lo q u e quiere decir q u e . c o m o labrados c o n A s í h e s i d o l l e v a d o p o r el S e ñ o r h a c i a los c i e l o s . e x p e r i m e n t a n c o s a s d e r i v a n s u e x i s t e n c i a d e las c o r r e s p o n d e n c i a s . t e r i o r e s q u e r e c i b e n d e l S e ñ o r . T o d a s y c a d a u n a d e las c o s a s q u e p o s e e n los á n g e l e s . s o n n a d a m á s q u e la c o n d i c i ó n e x t e r n a c o r r e s - la e x t e r i o r i d a d . e n t r e s í . p u e s s u d e s e o le p e r m i t e v e r l o m e n t a l m e n t e . c a s a p o r c a s a . e n u n s e n t i d o g e n é r i c o . CAPÍTULO XXII r r e s p o n d e n a los d i v e r s o s d o n e s q u e c o n s t i t u y e n s u b o n d a d . la e m p r e n d í a m i e s p í r i t u m i e n t r a s m i c u e r - s i a q u e h a b r í a d e s e r i n s t a u r a d a p o s t e r i o r m e n t e . n » 1 5 4 . s i n o q u e v i v e n a p a r t e . c o r r r e s p o n d e n a s u a m o r . y a q u e las r e c i b e n g r a t u i t a m e n t e d e l S e - A s i m i s m o . e n s u m a y o r í a . y la s a b i d u r í a al b i e n y la v e r d a d .l 6 0 ) . y a t a d o e n la i n t e r i o r i d a d d e los á n g e l e s ( s o b r e e s t e p u n t o . las v e r d a d e s s o b r e l a s f e c t ú a d e tal m o d o . s i n o t a m b i é n t o d a s las c o - s a s q u e h a y d e n t r o d e e l l o s y a s u a l r e d e d o r . de ahí que quienes están próximos. p o r clarecer este punto. n o s o n c o n s t r u i d a s . y sus puertas con perlas. y las q u e s e h a - llan e n su e x t e r i o r . p o r q u e la " N u e v a J e r u s a l é n " . y la s e p a - r e g i o n e s i n f e r i o r e s d e l c i e l o . p u e s lo q u e p e r t e n e - u n e s t a d o s i m i l a r . h a b i t a n e n p a r a j e s s i m i l a r e s a las p e ñ a s . t a m p o c o hay extensiones d e e s p a c i o . q u e d e p e n d e n d e los c a m b i o s d e e s - te q u e a s u s o j o s . E s t a s ración . y c a d a u n a d e las c o s a s q u e h a y d e n t r o d e u n a c a s a . y l o s q u e e s t á n d i s t a n c i a d o s . c o n t e m p l a n lo D i v i n o . v é a s e m á s a r r i b a . v e n u n a c o r r e s p o n d e n c i a . Y h a b i t a n e n el c e n t r o d e l c i e l o . les e s s u m i n i s t r a - E n c u a n t o a las c o r r e s p o n d e n c i a s . y c o m o t a l e s c o s a s c o r r e s p o n d e n al b i e n y la v e r d a d q u e r e c i b e n d e l S e ñ o r . e s t á t r a v e s í a . los c i e l o s s e d i s t i n g u e n "montañas" significa a m o r celestial. l o s s e r e s i n f e r n a l e s . s i g n i f i c a la I g l e - n e t a s d e l u n i v e r s o . a c c e d e al e s t a d o q u e ñ o r . g o z a d e s u p r e s e n c i a . e n t r e e l l o s n o e x i s t e n las d i s t a n c i a s . y "peñas" fe. y t a m b i é n a las p e r - E L E S P A C I O EN E L C I E L O c e p c i o n e s y c o n o c i m i e n t o s d e r i v a d o s . las e x t e n - c e a la i n t e r i o r i d a d . "las d o c e p u e r t a s " . I oantedichcexplicaporquéelSéñorsellamóaSíMismoTem- 187. y a la s a - b i d u r í a e i n t e l i g e n c i a e m a n a d a s d e l a m o r . t r a v é s d e las c o r r e s p o n d e n c i a s . e s e v i d e n t e q u e la p r o x i m i d a d e n t r e l o s s e r e s d e - p e n d e d e la s i m i l i t u d d e l e s t a d o d e i n t e r i o r i d a d q u e e x p e r i m e n t a n . t a m b i é n 111 110 . p u e s s o n los ángeles s u p r e m o s . p a d e c e n u n e s t a d o d i a m e t r a l m e n t e o p u e s t o al q u e se e x p e r i m e n t a e n los c i e l o s .19. a s í c o m o las s o c i e d a d e s d e c a d a c i e l o y los i n d i v i d u o s d e c a d a s o - c i e d a d . las c a s a s . p o r e s o t a m b i é n . c o . c o r r e s p o n - d e n a su b o n d a d . p a r e c e n o c u p a r u n l u g a r e n el e s p a c i o . e n vez d e h a - ber extensiones de espacio. h a b i t a n e n l u g a - r e s m e n o s e l e v a d o s s e m e j a n t e s a las c o l i n a s . La pío e n J e r u s a l é n ( J u a n 11. puesto q u e se trata d e una cuestión de capital importan- eso su mente se deleita y admira aún más que sus ojos. a las v e r d a d e s e m a n a d a s d e l b i e n . las e s - t i m a n c o m o o b s e q u i o s d e l S e ñ o r . á n g e l e s q u e no v i v e n e n c o m u n i d a d e s . c o r r e s p o n d e n a los d o n e s i n - do. p u e s e n c a d a u n a d e e l l a s . y t a m b i é n h a c i a o t r o s p l a - p i e d r a s p r e c i o s a s ( A p o c . d e su disimilitud. L a s c a s a s q u e h a b i t a n los á n g e l e s . d e e s a f o r m a . c o m o las c a s a s d e l m u n d o . y "los c i m i e n t o s " . c h a de oro puro. cia. e n el m u n d o e s p i r i t u a l . X X I ) . procuraré es- H e a q u í lo q u e p e r c i b e n los á n g e l e s c u a n d o c o n t e m p l a n lo q u e los r o d e a . p u e d e n n o t a r s e l e v e s m o d i f i c a c i o n e s . E n t r e los á n g e l e s t o d o m o v i m i e n t o s e e- d a d e s q u e c o n d u c e n h a c i a el b i e n . no es otra c o s a q u e c a m b i a r d e estado. p o r e s o e n la P a l a b r a . l a s v e r - p o p e r m a n e c í a e n el m i s m o l u g a r . Por la m i s m a r a z ó n . q u i e n q u i e r a q u e d e s e e i n t e n - s a m e n t e la p r e s e n c i a d e o t r o s e r . y sus cimientos. e n c a m b i o los á n g e l e s d e las P u e s t o q u e los c a m b i o s d e l u g a r se v e r i f i c a n s e g ú n la f o r m a d e s c r i p t a . al no h a b e r distancias. t a m b i é n he s i d o i n f o r m a d o q u e n o s ó l o los p a l a c i o s y las c a s a s . c o r r e s p o n d e a las c o s a s m á s a l t a s . los i n f i e r n o s e s t á n t o t a l m e n t e s e p a r a d o s d e los c i e - H ay. "colinas" amor espiritual. A u n q u e t o d a s las c o s a s q u e p u e b l a n el c i e l o . y la i n t e l i g e n c i a a la v e r d a d e m a n a d a d e l b i e n . y p o r q u é la N u e v a J e r u s a l é n p a r e c í a e s t a r h e - E n el m u n d o e s p i r i t u a l . hay estados y cambios de estado. Y c o m o esto debe sonar algo paradójico. e n c o n s e c u e n c i a . u n e s t a d o d i s í m i l . y q u e e s t á f u n d a d a la I g l e s i a . l o s .

A e s t o s e d e b e q u e e n la P a l a b r a . c o m o se ha dicho antes. ñ a l a n t o d a s e s t a s m e d i d a s ? D e l m i s m o m o d o s e d e s c r i b e a la N u e v a J e r u - t e . p o r q u e c a s i t o d o lo p e r t e n e c i e n t e a l p e n - samiento terrenal del hombre. c u a n d o u n a p e r s o n a s e e n c a m i n a h a c i a un s i - tio d e t e r m i n a d o . s e h a - La ciudad s e halla establecida eacuadro. mientras están de acuerdo. t i e m p o . los l u g a r e s y las e x t e n s i o n e s d e e s p a c i o . al b i e n d i s t a n c i a . D a d o q u e e n e s t e p a s a j e "la N u e v a J e r u s a l é n " d e n o t a u n a n u e v a i g l e - v é s d e o b j e t o s . t o d o b i e n y t o d a c o n t i n u o . la a n c h u r a y la a l t u r a . a r r i b a m á s r á p i d o si s u d e s e o d e l l e g a r allí e s i n t e n s o . u n s e r s e s e p a r a d e o t r o . labra " a n c h u r a " significa v e r d a d . y d a n p l e n a m e n t e c o n los e s t a d o s d e i n t e r i o r i d a d d e los á n g e l e s . la a l t u r a y la p r o f u n - d i d a d . las c i u d a d e s y las c a l l e s . i g u a l q u e s u l o n g i t u d y a n c h u r a ? Q u e e n la P a - t ú a al u n í s o n o c o n s u p e n s a m i e n t o . p u e s sólo p u e d e n percibirse en conexión c o n el estado que ex- a n c h o a a q u e l l o q u e e s l a r g o o a n c h o e n c u a n t o a e s p a c i o . l a s v e n t a n a s . la l o n g i t u d . pero a p e n a s e m p i e z a n a discutir. s e e x t i e n d e d e s d e el s u r h a c i a el n o r t e . Y c o m o t o d a a v e r s i ó n e m a n a d e la d i s c o r d i a a . P o r lo d e m á s . c e p r e s e n t e a n t e n o s o t r o s . E n e s t e m u n d o . 112 113 . s u " a n c h u r a " . Y p o r lo m i s - c o m u n i d a d . p o r s u p a r t e la a l t u r a . s i g n i f i c a n c o s a s r e - l a t i v a s a los e s t a d o s . y a s e a q u e e s t é u b i c a d o d e n t r o d e s u p r o p i a c i u d a d . rre e n el c a s o d e la a l t u r a . s u e l e o c u r r i r q u e h a . y a s e a e n u n p a t i o o e n u n j a r d í n . e l m o v i m i e n t o . T o d o e l l o . d e el N u e v o T e m p l o y la N u e v a T i e r r a . b i e n . l a s p u e r t a s . A q u í i n d i c a r é s o l a m e n t e c u á l e s e l s e n t i d o q u e p o s e e n e n la P a l a b r a p o r c o n s i g u i e n t e . la a n c h u r a . allí. H e o b s e r v a d o e s . se p o n e c l a r a m e n t e d e manifiesto en D a v i d . e s d e c i r . las e x t e n s i o n e s d e e s p a c i o n o p u e d e n m e d i r s e c o m o la l o n g i t u d . y las c o s a s p a r e . p o s e e n u n a s i g n i f i c a c i ó n r á p i d o si n o lo e s . e n d o n d e el p e n s a m i e n t o t o s i e n t e a v e r s i ó n h a c i a é l . la d i s - biendo muchas personas reunidas. la a n c h u r a . l a s m e d i d a s d e d i v e r s o g é n e r o . E n c a m b i o e n el c i e l o . son visibles t i n c i ó n q u e e x i s t e e n t r e e l l o s s e g ú n l o s g r a d o s ( v e r n=38). y s i e n d o a . s a l é n e n el A p o c a l i p s i s .16). p o r el c o n t r a r i o . " d o c e m i l e s t a d i o s " . s e g ú n c o n s t a en Ezequiel (desde el capítulo XL hasta el X L V l l l ) . ¿ q u é s e n t i d o t e n d r í a p r e c i s a r q u e la n u a s . y a q u e el e s p a c i o n o e s el e l e m e n t o p r o p i o d e l p e n - s a m i e n t o . D e o t r o m o d o . d o n - d e s e o . la p r o x i m i d a d . se d e s c r i b e n c o n m e d i d a s d e l o n - n i f i e s t o q u e las d i s t a n c i a s . cen cercanas o remotas. la longitud. el c a m i n o . a la v e r d a d d e l b i e n . la d i s t a n c i a e s a p a r e n t e s ó l o a p a r t i r d e c o s a s q u e n o s o n c o n t i . participa d e alguna manera del espacio y del D e e s t o s e s i g u e q u e p o r m á s q u e e n el c i e l o h a y a e x t e n s i o n e s d e e s p a c i o i g u a l q u e e n el m u n d o . s i g u e s i e n d o el m i s m o . allí n a d a s e e s t i m a e n c o n - f o r m i d a d c o n las e x t e n s i o n e s d e e s p a c i o . o r e c o r d a n d o su c o n s a b i d a s n o c i o n e s s o b r e la t u d " . e n el o r b e e s p i r i t u a l . p o n e d e m a . la l o n g i t u d . l o s c a m p o s y l o s j a r d i n e s . s u " a l t u r a " . ia l e - Y me respondió J a h . se v u e l v e n m u t u a m e n t e invisibles. n i n g u n a n o c i ó n o i d e a r e l a t i v a al e s p a c i o p u e d e s e r c a p t a d a p o r s u m e n . p u e s c u a l q u i e r c o s a s o b r e la q u e s e p i e n s a i n t e n s a m e n t e . a d v e r t i r á q u e s u v i s t a p e r c i b e e l e s p a c i o s o l a m e n t e a t r a . e n el c i e - l o . a l b i e n d e l a m o r . p o r q u e e n lo q u e e s y la v e r d a d e n lo r e l a t i v o a los g r a d o s . y H a b a c u c 1. según sus estados de in- terioridad. s u " l o n g i - v i s i ó n d e m a n e r a s i m u l t á n e a . y también se modifican. y s u s c o n t o r n o s . l l a n u r a s . y q u i e n e s m o r a n allí g o z a n d e l b i e n d e l a m o r . y n u n c a he d e j a d o d e a d m i r a r m e . los a t r i o s . p o r q u e s u v i s t a a c . y. y m e n o s m o e n la P a l a b r a . c o n las s i g u i e n t e s p a l a b r a s : L o d i c h o p u e d e i l u s t r a r s e a t r a v é s d e los p e n s a m i e n t o s d e l h o m b r e . T a l e s el s e n t i d o entre sí. E s t o s e d e b e al f e n ó m e n o d e c o n t i n u i d a d . y d e u n m o - j a n í a . d e e s t a s t r e s d i m e n s i o n e s . las p e r e g r i n a c i o n e s . l o s v i a j e s . la l o n g i t u d . o b i e n e n las a f u e r a s d e s u p r o p i a b i o la a n c h u r a . a l t u r a e r a d e d o c e mil e s t a d i o s . y s i n e m b a r g o . y t o d o lo r e f e r e n t e al e s p a c i o . Pusiste mis pies en lugar espacioso. y l o s q u e r e s i d e n a- llí d i s f r u t a n d e la v e r d a d d e l b i e n (ver n « 1 4 8 ) . u n e s t a d o e n el q u e s e g o z a d e la v e r d a d . s e g ú n el e s t a d o d e s u i n t e r i o r i d a d .5) Y e n o t r o s p a s a j e s ( c o m o e n I s a í a s V i l i . m e d i a n t e las c u a l e s s e a l u d e a u n a N u e v a I g l e s i a . poniéndome en lugar espacioso ( S a l m o s CXVIII. c o m o p o r e j e m p l o las d i s t a n c i a s .e x p e r i m e n t a e s e o t r o s e r . la l o n g i t u d s e e x t i e n d e d e o r i e n t e a o c c i d e n t e . doce mil estadios. t o d o s e e s t i m a s e g ú n los e s t a d o s . las m i l l a s y e s t a d i o s . a l u d e a l o s d o s a s p e c t o s a n t e r i o r e s e n lo r e l a t i v o a los g r a d o s .6). d e n o t a u n e s t a d o e n el q u e s e g o z a d e l f e c t i v a y d e l d i s e n s o i n t e l e c t u a l . p o r t a n t o . d i c h a s m e d i d a s a l u d e n a las c o s a s q u e c o n s t i t u y e n la i g l e s i a . y lo m i s m o o c u - p e r i m e n t a n s u s h a b i t a n t e s . ¿ c o n q u é f i n a l i d a d s e s e - sí. el c a m i n o s e a l a r g a o s e a c o r t a s e g ú n la i n t e n s i d a d d e s u similar. s i t u a d o s e n p u n t o s i n t e r m e d i o s s o b r e la t i e r r a q u e o c u p a n s u s i a . las c á m a r a s . t o c o n f r e c u e n c i a . No me entregaste en mano del enemigo. q u i e n q u i e r a q u e r e f l e x i o n e u n p o - c o s o b r e el t e m a . e i n c a l c u l a b l e s c o s a s m á s . y su longitud e s igual a su anchu- ra. las e x t e n s i o n e s d e e s p a c i o . y la a l t u r a . E s t o e s a ú n m á s e x a c t o e n lo r e l a t i v o a los á n g e l e s . e n t a n . la altu- ra y la anchura son iguales (XXI. ( S a l m o s XXXI.8) Desde la angustia invoqué a J a h . y é s t e c o n s u a f e c t o . a l b i e n y la v e r d a d q u e h a y e n e l l a . l a s d o similar e n t o d o s los otros c a s o s . a n c h u r a y a l t u r a . s e d e s i g n a c o m o l a r g o o e n el m u n d o . D e n o s e r a s í . 8 . la a n c h u r a y la a l t u r a . g i t u d . e n c a m - D el m i s m o m o d o . v e r d a d e n s u c o n j u n t o . n o s e b a s a e n e l e s p a c i o . a u n q u e e n t r e e l l o s h a y e x t e n s i o n e s d e e s p a c i o i g u a l q u e e n el m u n d o . los p o r t a l e s . l o s c a m i n o s . y él midió la ciudad con la caña. p u e s t o q u e e n e l c i e l o . c o n c u e r .

7 7 ) . y a q u e . a d i f e r e n c i a d e los h o m b r e s . no lo p e r c i b e n . e m b a r g o . s i n e s a luz q u e i l u m i n a al i n t e l e c t o . a u n q u e e l h o m b r e n o lo per- E s s u m a m e n t e i m p o r t a n t e c o n o c e r c u á l e s la f o r m a d e l c i e l o . v a l e d e c i r . las q u e a su v e z se c o m u n i c a n c o n él d e l m i s - ría. por la r a z ó n i n d i c a d a m á s a r r i b a (N" 196).1 3 2 ) . d e r i v a d e s u p r o p i o o r d e n y c o n . L a P a l a b r a e n c i e r r a e n sí t o d a s las l e y e s d e l o r d e n D i v i n o . y f u e r a d e e l l o s . El h o m b r e h a s i d o c r e a d o a i m a g e n del c i e l o y a i m a g e n d e l m u n d o . s e u b i c a n a l r e d e d o r h a s t a l l e g a r a la p e r i f e r i a . d e b e s e r i n s t r u i d o e n lo r e l a t i v o a las c o s a s q u e c o n - c i e r n e n al o r d e n . e s lo m i s m o q u e b i d u r í a . erigiéndose d e hecho en u n cielo e n f o r m a m í n i m a (N' 57). t o d o s los p e n s a m i e n t o s d e su i n - s o l o h o m b r e . y p o r la m i s m a r a z ó n . a c a u s a d e e l l o . h a d e s t r u i d o la f o r m a d e l c i e l o . se e x t i e n d e h a c i a c u e r d a c o n la f o r m a d e l c i e l o . P u e s t o q u e así c o m o la v i s t a d e l o j o . se d i - f u n d e d e un modo s i m i l a r e n el m u n d o e s p i r i t u a l . C C x a m i n e m o s e n p r i m e r l u g a r .y a p a r t i r d e é l . p u e s s u p o n e n q u e é s t o s se h a - t a la o c c i d e n t a l . c o m o s e r . d e b i d o a la p e r v e r s i d a d d e su v o l u n t a d y e x i s t a u n a c o m u n i c a c i ó n e n t r e t o d a s las c o s a s q u e p u e b l a n l o s c i e l o s . y e s t a d i s p o s i c i ó n e s s i m i - mo m o d o . e s g r a c i a s a la p r e s e n c i a d e l S e ñ o r q u e los á n g e l e s p i e n s a n e s - o s e a . p u e s t o q u e . h a d e s t r u i d o la i m a g e n d e l c i e l o e n s u ser. g o z a d e inteligencia y sabi- f o r m a m í n i m a (N= 5 1 . s i n o t a m b i é n t o d a c o m u n i c a c i ó n . y d e s d e la r e g i ó n llan r e c l u i d o s e n s u i n t e r i o r i d a d . la f o r m a . y e n esa m i s m a m e d i d a . p u e s t o q u e no s ó l o los v í n c u l o s q u e s e e s t a b l e c e n e n t r e s u s h a b i t a n t e s c o n c u e r d a n c o n ella. la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u r í a d e los á n g e l e s e n su i n t e g r i d a d . q u e l a s s e c c i o n e s m á x i m a s d e l c i e l o s o n s i m i l a r e s a las m í n i m a s (n^72)\ q u e . v e r m á s a r r i b a . q u e p e r t e n e c e a s u i n t e l e c t o . s i n s e a la f o r m a d e l c i e l o . L o FORMA DEL CIELO q u e p o n e d e m a n i f i e s t o q u é e s lo q u e se e n t i e n d e p o r p o s e e r la f o r m a d e l c i e l o : v i v i r d e a c u e r d o c o n los p r e c e p t o s d e la P a l a b r a . f o r m a d e l infierno. T u v e d e n d e l c i e l o . E s e x a c t a m e n t e lo m i s m o d e c i r s e g ú n l a f o r m a d e l c i e l o . o c a s i ó n d e o b s e r v a r a un e s p í r i t u q u e j u z g a b a q u e s u p e n s a m i e n t o p e r t e n e - cuerda con él. el h o m b r e n a c e e n u n a c o n d i c i ó n d e a b s o l u t a i g n o r a n c i a . c o m u n i c á n d o s e maravillosamente c o n m a s a b i d u r í a . p u e d e i n f e r i r s e c u á l e s la f o r m a o b j e t o s r e m o t o s y e s a f e c t a d a s e g ú n el o r d e n d e las c o s a s v i s i b l e s e n d i c h a del cielo e n su aspecto general. y su e x - d a s t o d a s las c o s a s q u e p u e b l a n los c i e l o s . y p o r e l l a se h a l l a n d e t e r m i n a - 202. y q u e t o d a s las c o s a s p a r e - c e n c e r c a n a s o r e m o t a s s e g ú n S u p r e s e n c i a . a i m a g e n . a d i f e r e n c i a d e los a n i m a l e s . o s e g ú n e i o r . es a l g o q u e el s i g u e . L a ú n i c a d i f e r e n c i a . q u e p u e s t o q u e el c i e l o e n s u c o n j u n t o refleja a u n d u r í a . e s p o s i b l e for- m a r s e u n a n o c i ó n a c e r c a d e la f o r m a d e l c i e l o . p o r t a n t o . q u e los q u e g o z a n d e s u p r e - t o s del cielo en a r m o n í a c o n su f o r m a . D e e s t o s e e s p i r i t u a l . y a ello s e d e b e q u e s e g ú n la f o r m a . y p o r lo m i s m o s u s p e n s a m i e n t o s se d i f u n d e n . l e c t o e s a f e c t a d a d e un m o d o e s p i r i t u a l p o r las c o s a s q u e p u e b l a n el m u n d o cir. e n su f o r m a m í n i m a (N» 5 9 . te i n c a p a z d e p e n s a r ( a c e r c a d e e s a l u z . p e r o s e e q u i v o c a n e n d e m a s í a q u i e n e s t a d i s p o s i c i ó n e s s i m i l a r e n c a d a s o c i e d a d (N= 148. t e l e c t o y t o d o s los a f e c t o s d e s u v o l u n t a d s e d i f u n d e n h a c i a t o d o s los p u n - y c a d a á n g e l . los q u e d i s f r u t a n d e la v e r d a d d e l b i e n . s e g ú n s e ha i n d i c a d o a n t e s . y e n c o n - c i b a .5 8 ) . d e p e n d e d e l or- d e n . a s í t a m b i é n s u v i s t a i n t e r i o r . y e s t o . Y la c a u s a p r i m o r d i a l d e ello. p u e s la f o r m a d e las c o s a s . por eso su interioridad se halla obliterada d e s d e su naci- m i e n t o . e s d e . y e l o r d e n o i m a g e n d e l c i e l o c o b r a n f o r m a n u e v a m e n t e e n su s e r . a s u m i e n d o e n s u l u g a r la i m a g e n y la p i r i t u a l m e n t e . h o m b r e i g n o r a p u e s d e s c o n o c e q u e h a y u n a luz q u e i l u m i n a al i n t e l e c t o . P o r e s o los á n g e l e s p o s e e n s a - terioridad a i m a g e n del m u n d o (ver arriba 5 7 ) . y q u e e n el c i e l o . p u e s s u s p r e - LAS AFILIACIONES Y LAS COMUNICACIONES c e p t o s s o n las l e y e s d e l o r d e n D i v i n o . el h o m b r e s e r í a a b s o l u t a m e n - l o . la d i f u s i ó n g e n e r a l d e los p e n s a m i e n t o s y d e los a f e c t o s . su interioridad c o m i e n z a a d e v e - l a r s e . e n t a l m e - dida se halla en el cielo. m i e n t r a s q u e la v i s t a d e l i n t e - s e c u e n c i a . p o r q u e t o d o lo q u e p i e n s a n lo v e n d e n t r o s u - m e r i d i o n a l h a s t a la s e p t e n t r i o n a l . e x t e n s i ó n . e s q u e el S e ñ o r e s t á p r e s e n t e e n c a d a c u a l s e g ú n s u a m o r y s u f e . q u é e s lo q u e se e n t i e n d e p o r p o - s e e r ia f o r m a d e l c i e l o . e s t r i b a e n q u e la v i s t a del ojo e s a f e c t a d a d e u n m o d o n a t u r a l . e n la m e d i d a q u e el h o m b r e ESTAN DETERMINADAS POR LA las c o n o c e y vive en c o n f o r m i d a d c o n ellas. e n u - a la f a l s e d a d d e s u p e n s a m i e n t o . q u e c a d a h a b i t a n t e d e l c i e l o d i s f r u t a d e s a b i d u r í a e n la m e d i d a q u e p o . D i c h o o r d e n c o n - o p i n a n d e t a l m o d o . P e r o el h o m b r e . 114 115 . c a d a s o c i e d a d es u n c i e l o e n f o r m a m e n o r . e s t á n s i t u a d o s e n el c e n t r o . N» 1 2 6 . E n b a s e a lo e x p u e s t o e n los a r t í c u l o s p r e v i o s . n a p a l a b r a . Y p a r a q u e p u e d a r e c o b r a r la i m a - CAPÍTULO XXIII g e n y la f o r m a d e l c i e l o . y los q u e p o s e e n m e n o r s a b i d u - t o d a s las s o c i e d a d e s d e l c i e l o . q u e p i e n s a n n a t u r a l m e n t e . c a d a s o c i e d a d refleja la i m a g e n d e u n h o m b r e e n f o r m a m e n o r . h a b i t a n los q u e g o z a n d e l b i e n d e l a m o r . 149). Hay ciertas personas que rehusan creer que sus pensamientos y lar e n c a d a s o c i e d a d (N» 4 3 ) . y a q u e e s a f e c t a d a por l a s c o s a s q u e p u e b l a n e l m u n d o n a t u r a l . e n la m e d i d a e n q u e s e a u n a f o r m a d e l c i e . y c a d a á n g e l e n E n la m e d i d a q u e u n h o m b r e p o s e a la f o r m a d e l c i e l o . su i n t e r i o r i d a d a i m a g e n d e l c i e l o . d e s d e la r e g i ó n o r i e n t a l h a s - a f e c t o s r e a l m e n t e s e d i f u n d e n a s u a l r e d e d o r . s e g ú n s e h a i n d i c a d o . y e s - y o . q u e s o n t o d a s r e l a t i v a s al b i e n y la v e r d a d .

e s a l g o q u e p u e d e i n f e r i r s e d e s u s i t u a c i ó n c o r r e l a t i v a . se vinculan d e u n m o d o similar. u n a s o - la f o r m a d e ! c i e l o . e n q u i e n e s d o s . y el p r i m e r o y t e r c e r o v e l a - se vinculan a r m o n i o s a m e n t e a su alrededor. y el p r i m e r o o e x t e r n o e s t á u b i c a d o a ú n m á s a b a j o . t o d a s ción. el tercero o íntimo. no se establece c o m u n i c a c i ó n entre u n c i e l o y o t r o . a l g u n a s están a s e n t a - la f o r m a d e l c í e l o . s i n o e s p o r m e d i o d e las c o r r e s p o n d e n c i a s (ver a r r i b a . S e ñ a l a r e m o s las c a u s a s d e e l l o . e n las c i m a s . Pero t a m b i é n d e b e s a b e r s e . q u i e n e s h a b i t a n el c i e l o inter- c i e l o . Otros espíritus. U n p o c o d e s p u é s . e n s u i n t e g r i d a d . v o l v i ó a r e c u p e r a r la f a c u l t a d d e g u n d o o i n t e r m e d i o . y a p o r influjo m e d i a t o : el i n m e d i a t o . P e r o la c o m u n i c a c i ó n e n t r e u n o y o t r o c i e l o d a m e n t e . se c o m u n i c a c o n el se- f u e r e s t i t u i d a . e s t á d i s p u e s t o e n u n f o r m a s i m i l a r a la d e s c r i p t a . e s t e m o d o d e c o m u n i c a r s e p o r m e d i o d e l a s c o r r e s p o n d e n c i a s . e n c a m b i o aquellos. y . y q u e . y a s e a e n s i t i o s e l e v a d o s o e n s i t i o s n o e l e v a d o s . m u n i c a c i ó n entre sociedades no es u n a c o m u n i c a c i ó n manifiestamente per- c e p t i b l e p a r a s u s m i e m b r o s . c i e d a d p e r t e n e c i e n t e a u n c i e l o s u p e r i o r . se v e n privados e n el acto d e su inteli- n o c i e r a n d e s d e la i n f a n c i a . y a s e a p o r influjo i n m e d i a t o . d e s u c a p a c i d a d d e e n - tender y querer. a t r a v e s a n d o los c i e l o s s u p e r i o r e s d e s c i e n d e e n o r d e n h a c i a l o s i n f e r i o r e s . a este punto. se a d o p t a n p r e c a u c i o n e s e x t r e m a s a fin lo e n s u c o n j u n t o . la c o m u n i c a c i ó n le se establece d e u n m o d o distinto. que gozan de un bien y una verdad similares. Y c o m o la c o n j u n c i ó n e n t r e los c i e l o s p o r i n f l u j o . p o r o b r a e x c l u s i v a d e l S e ñ o r . d e p e n d e d e l g r a d o e n q u e N*' 1 0 0 ) . Y la m i s m a c o r r e l a c i ó n s e v e r i f i c a e n e l c i e - te d e E i M i s m o . p e - p o s e e n e l b i e n y la v e r d a d e n s u i n t e r i o r . e n sentido estricto. p r o c e d e d i r e c t a m e n - T o d o s l o s h a b i t a n t e s d e l c i e l o s e v i n c u l a n e n t r e sí e n a r m o n í a c o n sus afinidades espirituales. así también cada ángel posee tres grados vitales. c e n m u t u a m e n t e . Y e n c a d a á n g e l . y e n c o n f o r m i d a d c o n ella s e v e r i f i c a la c o m u n i c a c i ó n y d i f u s i ó n d e los p e n s a m i e n t o s y a f e c t o s e n t r e l o s á n g e l e s . sino influjo. ^ U n c i e l o se h a l l a e n c o n j u n c i ó n c o n o t r o . Por e s o . y e l m e d i a t o . y a q u e l l o s q u e h a b i t a n el c i e l o inferior. ya que no se establece c o n sociedades dispuestas e n serie s e g ú n rifica p o r d o q u i e r . las d e l c i e l o e x t e r n o . A ello s e d e b e q u e l o s d e q u e los á n g e l e s d e u n c i e l o s u p e r i o r n o c o n d e s c i e n d a n a e n t r a r e n c o n - ángeles. y a m e d i d a q u e la r e c o b r a b a . e n c a d a s o c i e d a d y e n c a d a c a s a . a c o n s e c u e n c i a d e e l l o . es similar. el a l c a n c e d e s e m e j a n t e c o m u n i c a c i ó n . P o r o t r a p a r t e . o lo q u e e s i g u a l . sino aptitudes q u e con- s o c i e d a d e s d e l íntimo cielo. p u e s c u a n d o tal c o s a s u c e d e . s e c o m u n i c a n c o n s o c i e d a d e s i n - c i e n t e a u n o i n f e r i o r . la c u a l r e s i d e e n e l l o s y f l u y e d e e l l o s . entran e n c o n j u n c i ó n . el b i e n y la v e r d a d . c o n t e m p l a n el d e v e n i r d e las c o s a s e n f o r m a d e s e r i e s . c í a e x c l u s i v a m e n t e a su fuero interno. Por o t r a p a r t e . c o n f e s a r o n q u e e l p e n s a m i e n t o y el a f e c t o y . Y el m i s m o o r d e n s e v e - variable. los q u e c a r e c e n d e i n t e l i g e n c i a y s a b i d u r í a . d e e l l a d e p e n - d e s p l o m ó e n el s u e l o c o m o e x a m i n e . q u e c o n f o r - g e n c i a y s a b i d u r í a . Que hay tres cielos. e n c o n j u n c i ó n s e g ú n l a f o r m a d e l ro el s e g u n d o y e l p r i m e r o los t i e n e n v e l a d o s . las no encierran verdades y d o n e s de bondad genuinos. v i e n d o c ó m o m e d i o . el s e g u n d o o i n t e r m e d i o s e s i t ú a d e b a j o . n o p u e - 117 116 . p u e d e v e r i f i c a r s e m á s a r r i b a e n l o s a r t í c u l o s h o m b r e . p o r t a n t o . le f u e i n t e r r u m p i d a la c o m u n i c a c i ó n c o n l a s s o c i e d a d e s cir- c u n d a n t e s y. que tuvieron ocasión d e presenciar semejante epi- n i c a c i ó n q u e s e e s t a b l e c e e n t r e los c i e l o s . quie- nes están dotados de inteligencia y sabiduría integradas por verdades y d o - j o . no s e c o m u n i c a c o n o t r a p e r t e n e - d e b i d o a q u e g o z a n d e la f a l s e d a d d e l m a l . y é s t e . A s í c o m o los c i e l o s se m a n su inteligencia y sabiduría. los q u e los q u e m o r a n e n el í n t i m o c i e l o p o s e e n s u t e r c e r g r a d o v i t a l d e v e l a d o . se r e c o n o - distinguen e n tres grados. y al reconocerse. p o r c o n s i g u i e n t e . n o d e b e r í a l l a m a r s e c o m u n i c a - s o d i o . no se difundía f u e r a d e é l ni s e c o m u n i c a b a c o n las s o c i e d a d e s e x t e r i o r e s . s e v i o p r i v a d o d e s u p e n s a m i e n t o y s e C a d a c i e l o . El o r d e n c o r r e l a t i v o d e tocias n e s d e b o n d a d g e n u i n o s . d a d d e s e r c o n m o v i d o p o r e l a f e c t o . d e n c o n t e m p l a r las c o s a s d e t a l m o d o . o u n a s o c i e d a d d e u n c i e l o c o n la d e o t r o . p o r t a n t e . la c o m u - pensar. que son afinidades relativas al b i e n y la v e r d a d s e g ú n s u o r d e n . a u n q u e a g i t a b a l o s b r a z o s d e s m a ñ a - d e n s u i n t e l i g e n c i a y s a b i d u r í a . d e p e n d e d e la f a c u l t a d d e p e n s a r y d e s u c a p a c i . p u e s la v i d a d e l t a m e n t e d i f e r e n c i a d o s e n t r e sí. f e r n a l e s . tienen una comunicación intermitente y de coherencia d o c i e l o . s e h a l l a e n lo a l t o . que dicha co- llama influjo. p r o c e d e e x c l u s i v a m e n t e d e l S e ñ o r . por ejemplo. p o s e e n s u s e g u n d o g r a d o vital d e v e l a d o . p o s e e n s u p r i m e r g r a d o v i t a l d e - e l b i e n y l a v e r d a d n o s e h a l l a n e n c o n j u n c i ó n s e g ú n la f o r m a d e l c i e l o . c o n miembros de sociedades de un cielo in- s e r e c o n o c e n l o s p a r i e n t e s s a n g u í n e o s o p o l í t i c o s e n la t i e r r a . p u e s lo q u e s e c o m u n i c a e s la í n d o l e m i s m a d e s u s e r . se reconozcan. y p o r d e b a j o d e é s t a s . p e r o los q u e e s t á n d o t a d o s d e i n t e l i g e n c i a y s a b i d u r í a q u e d a s e n sitios e l e v a d o s s e m e j a n t e s a las m o n t a ñ a s (U^ 1 8 8 ) . c o m o s i s e c o - ferior. ne- l a s c o s a s d e la v i d a . e r o e s c o n v e n i e n t e s a b e r q u e la i n t e l i g e n c i a y l a s a b i d u r í a v a - Q u e . o entablar conversación. c o n el p r i m e r o o e x t e r n o . El t e r c e r c i e l o o í n - t i m o c i e l o . s i n o q u e s e c o n e c t a n e n t r e sí a t r a v é s d e u n i n f l u - P rían en c a d a cual s e g ú n su capacidad d e c o m u n i c a c i ó n . nos referiremos ahora. c o m o tacto. c o m o u n niño r e c i é n n a c i d o . u n p o c o m á s abajo. respectivos (N* 29-40). A f i n d e q u e s e p e r c a - t a r a d e s u e r r o r . las s o c i e d a d e s del s e g u n - dicen c o n su índole. se c o m u n i c a n c o n s o c i e d a d e s q u e a r m o n i z a n c o n las s o c i e d a d e s de c a d a cielo. f l u y e n e n a r m o n í a c o n la c o m u n i c a c i ó n . s e h a y a n c o n f i r m a d o su perversidad.

t o m a d a s e n s u c o n j u n t o . q u e e n c o n f o r m i d a d c o n e l l a s e d i - L cir. y el que esté en el campo. no p u e d e n verlos. r e s i d e n e n e l l a y a r m o n i z a n c i e l o i n t e r m e d i o . Quienquiera que examine estas fibras y sus incalculables o s p e n s a m i e n t o s . También puede apreciarse con p a r a d i a l o g a r c o n los d e u n cielo s u p e r i o r . C u a n i n c o m p r e n s i b l e e i n e x t r i c a b l e e s d i c h a f o r m a . y t a m b i é n e n los n u d o s d e - ojos c o m o u n a especie d e niebla situada por encima de sus c a b e z a s . N p u e s tal c o s a sería contraria al o r d e n . s i q u i e r a d e u n m o d o g e n e r a l . p u e s s e g ú n s e h a i n d i c a d o a n t e s . el d e l m e s e n t e r i o y e n o t r o s . t o d a s las r e g i o n e s d e l c u e r p o y allí s e e n t r e l a z a n . sí p u e d e n ver a los q u e habitan u n cielo inferior. condesciende a entrar e n contacto c o n algún m i e m b r o d e n o s q u e s e s e p a q u é s o n los g r a d o s d e a l t u r a . y algo similar puede observarse en c a d a viscera. u n in- f l u j o d e los c i e l o s s u p e r i o r e s e n l o s i n f e r i o r e s .7 2 ) . d e diversas m a n e r a s . y d e q u é m o d o a c t ú a n y f l u y e n e n el c e r e b r o . p u e s el cielo superior a p a r e c e ante s u s c o m o e l d e l c o r a z ó n . s o b r e p a s a a la de los ángeles d e los cie. aunque en un grado menor. s e h a l l a n e n c o r r e s p o n d e n c i a c o n l o s c i e - En aquel día. d a - d o q u e t r a s c i e n d e n s u e s f e r a . a p a r e c e u n a f o r m a f l a m e a n t e . t e j i d a s .18) t r a n t e . se trata de una cuestión incom- p r e n s i b l e i n c l u s o p a r a los á n g e l e s . Q u e s u for- l o s i n f e r i o r e s . y a q u e i n n u m e r a b l e s f i b r a s e s t á n allí e n - t r e t e j i d a s d e m a n e r a tal q u e . y t o d a s l a s Y en Lucas: c o s a s p e r t e n e c i e n t e s al h o m b r e . d e v i e n e e n a c t o e s - una nube de resplandeciente blancura veteada de diversos colores. P e r o las c o s a s q u e el o- L í n t i m o c i e l o . e s i m p o s i b l e c o m p r e n d e r e n q u é c o n s i s t e la c o m u n i c a c i ó n p o r i n f l u j o . t o d a s y c a d a u n a d e las c o s a s d e la v o l u n t a d y el i n t e l e c t o f l u y e n e n los a c - n e s q u e d e t e r m i n a n q u e los á n g e l e s de u n cielo inferior c a r e z c a n de aptitud tos de manera exquisitamente diferenciada. Q u e la f o r r p a c i e l o e x t e r n o . r a d a hacia éstos. d e v e r i f i c a r s e m á s a r r i b a (N'* 3 8 ) . v a l e d e . pue- d o v i t a l s e v e l a e n el a c t o : y c o m o s u s a b i d u r í a p e r t e n e c e a e s e g r a d o . tra v e z . m e - Acordaos de la mujer de Lot. se e v i d e n c i a e n el h e c h o d e q u e t o - timo cielo. no descienda para tomar algo de su a p r o x i m a d a . e n el íntimo cielo s u perfección e s s u p r e m a . aparece u n a f o r m a l u m i n o s a . j a m á s s o n p e r c i b i d o s e n el c i e l o i n t e r m e d i o . c u a n d o é s t a e s e x a m i n a d a p o r u n h o m b r e s a g a z y p e n e - (XXIV. P e r o c u a n d o e l S e ñ o r a s í lo d e s e a . e n el cielo in- termedio. e n l o s c i e - j o p u e d e v e r .17. y el que en el campo. q u e e m a n a d e la e s f e r a d e l í n . t e n c i a p e r m a n e n t e d e o t r o . p u e d e da a tomarlos. c u a n d o u n á n . u n a y o- rían privados de su sabiduría. en c a m b i o . c l a r i d a d el m o d o e n q u e s e e n t r e t e j e n e n el c u e r p o . a m e - gel del tercer cielo. el que esté en la azotea. e x a m i n a n d o las f i b r a s n e r v i o s a s . en c a d a miembro. T a l e s e l s e n t i d o d e l a s p a l a - bras del Señor en Mateo: E n c u a n t o a los d e t a l l e s p a r t i c u l a r e s d e la f o r m a d e l c i e l o . y entabla c o n v e r s a c i ó n c o n é l . el que esté en la azotea. se v e privado de ella. e n u n g r a d o i n f e r i o r . y el s e g u n d o y el tercero velados. Y en ba. s i e n d o é s t e el o r i g e n d e las s e n - c i e r t a m e d i d a . C ó m o s o n e s t a s f i b r a s . su descenso y su forma. pues d e ocurrir tal c o s a se v e . no vuelva atrás para tomar su c a p a el c u e r p o h u m a n o . s o n e x i g u a s . tal e s la f o r m a d e la i n t e l i g e n c i a y la s a b i d u r í a . q u e d a r á e s t u p e f a c t o . u n a d e l i c a d a m a s a c o n t i n u a . hay. p u e s p e r t e n e c e n a la e s f e r a i n t e r i o r d e la n a t u r a l e z a . su forma también es perfecta. y p r o c e d e n t e d e los p e n s a m i e n t o s y afectos de los habitantes del d a s l a s o p e r a c i o n e s d e l i n t e l e c t o y la v o l u n t a d .32) d i a n t e las c u a l e s t o d a s y c a d a u n a d e las p a r t e s d e l c u e r p o s e h a l l a n e n t r e - O p u e d e h a b e r influjo d e l o s c i e l o s i n f e r i o r e s e n los s u p e r i o r e s . los a f e c t o s . e n los q u e i n g r e s a n n u m e r o s a s f i b r a s . D e ello se d e s p r e n d e . y a v e c e s c o n e l l a . órgano y músculo. y esto. d e r i v a s u e x i s - 119 118 . m a c o r r e s p o n d e c o n la f o r m a d e l c i e l o . la s a b i d u r í a d e e s a l g o q u e el o j o n o p u e d e p e r c i b i r . P o r lo d e m á s . p u e d e i n f e r i r s e u n a n o c i ó n E n aquel día. y sin e m b a r g o . q u é e s lo q u e d i s e r t a n los á n g e l e s d e l o s c i e l o s s u p e r i o r e s . y e n la m e - d i d a e n q u e é s t o s la p o s e e n . S i n e m b a r g o . o f r e c e n el a s p e c t o d e los á n g e l e s d e los cielos superiores. a q u e l l a s q u e no p u e d e o b s e r v a r . Por consiguiente. c o l e g i r s e . p r o c e d e n t e s d e geles d e un cielo superior. d e h e c h o . s a c i o n e s : y c o m o é s t a e s la f o r m a d e l p e n s a m i e n t o y d e la v o l u n t a d . y t o d o lo q u e p i e n s a . s o n t o d a v í a m á s p r o d i g i o s a s . s e d i f u n - se a esa nube. d o s de longitud y de a n c h u r a . y ésta es otra d e las razo. asimismo no vuelva atrás. c u a n . En qué consisten. y l u e g o d e l i g a r s e e n t r e sí pero no les está permitido dialogar con ellos. p u e s t o q u e t o d o lo q u e e l h o m b r e q u i e r e h a c e r . y e n el f u n d e n t o d o s l o s a f e c t o s y t o d o s los p e n s a m i e n t o s d e los á n g e l e s . su ascenso. es en c o n f o r m i d a d c o n ellas q u e los inferiores en una proporción de diez mil a u n o . el c i e l o e n s u c o n j u n t o refleja a u n s o l o h o m b r e (Oéase N** 5 9 .1 0 2 ) . y los d i á l o g o s d e l o s á n g e l e s d e l m a r a v i l l a s c o n o j o p e n e t r a n t e . s e g ú n se ha indicado antes. L o s á n . pues su sabiduría es nula en l o q u e s e r e f i e r e al s e g u n d o y al p r i m e r g r a d o . g o z a n d e i n t e l i g e n c i a y s a b i d u r í a . e g r e s a n para cumplir sus funciones. es posible discernir e n d e a t r a v é s d e las f i b r a s d e p r i n c i p i o a f i n . y sus bienes en su c a s a . y q u e la f o r m a d e u n c i e l o . e n los a r t í c u l o s r e s p e c t i v o s al t e m a . y e n q u é d i f i e r e n d e l o s g r a - u n a s o c i e d a d del s e g u n d o cielo. y el modo en que surge y fluye. los ( N ' ' 8 7 . a p a r t i r d e la f o r m a q u e p o s e e n t o d a s las c o s a s q u e c o n s t i t u y e n c a s a . (XVII.31. n o m i n a d o s g a n g l i o s . en el cielo externo. P e r o velado. d o éste se halla velado. q u e e s la f o r m a q u e c o r r e s p o n d e c o n o d i c h o p o n e d e m a n i f i e s t o c u á l e s la f o r m a d e l c i e l o . su tercer gra. la f o r m a d e l c i e l o . y c u á l es su diferencia. e n los d i v e r s o s p l e x o s . c u a n d o d i r i g e n s u m i . m e d i a n t e el influjo q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r . no descien. p o n t á n e a m e n t e d e a c u e r d o c o n d i c h a f o r m a .

t e s . difieren. benignidad y misericordia ( O s e a s 11. q u e e s e l b i e n d e la c a r i d a d h a c i a el p r ó j i m o . b i e n espiritual.4 3 ) . abismo granWe. s u í n t i m o r e g o c i j o . te desposaré conmigo en justicia.S) l g o b i e r n o d e l r e i n o c e l e s t i a l d e l Señor s e l l a m a J u s t i c i a . q u e j a m á s p u e d e ser conocida cabalmente e n su aspecto g e n e r a l . j a m á s discuten acerca de asuntos m o s XXXVI. juicio y justicia en la tierra. p o r - E q u e l o s q u e m o r a n e n e s e r e i n o . (Jeremías 1X.. e n e l justo. las perciben y las v e n ... e s t á n i n s c r i p t a s e n s u s c o r a z o n e s . L o s g o b e r n a n t e s t i e n e n a s u c a r g o la a s í . l o s t é r m i n o s " j u s t i c i a y j u i c i o " . o t r a e l h í g a d o . s e d e n o m i n a J u i c i o . dice Jehová. fus juicios. e n l a s s o c i e d a d e s q u e c o n f o r m a n el r e i n o c e l e s t i a l d e l S e ñ o r .7) v o a l o r d e n h a d e s e r r e s p e t a d o . llenó a Sión de juicio y de justicia (Isaías XXXIII. o t r a el p á n c r e a s la v e r d a d . y "juicio". A s í c o m o e n el c u e r p o e s t o s ó r g a n o s t i c i a . d e a c u e r d o a r r i b a ( N * 7 8 . A c e r c a d e e s t o s tem. s o l a m e n t e t r a t a n c u e s t i o n e s r e l a t i v a s a la . y en aquellas cuestiones que generan d u d a s . ( S a l - b e n . es m e n e s t e r q u e allí e x i s t a n Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite. v i v e n e n el b i e n d e l a m o r a l S e ñ o r . a s í t a m b i é n las s o c i e d a d e s q u e c o n f o r m a n e l H o m b r e M á x i m o . juicio. Y t a m b i é n p o - tal. el gobierno se d e n o m i n a J u i c i o . Y te desposaré conmigo para siempre. el c i e l o . v i v e n e n el b i e n e s p i r i t u a l . prestan diversos servicios. s e g ú n las funciones e s p e - He aquí que vienen días. p u e d e v e r i f i c a r s e m á s (N''208). y hará juicio y justicia en la tierra (Jeremías c i e l o s ó l o e s p o s i b l e q u e e x i s t a el g o b i e r n o d e l a m o r m u t u o . . P e r o los g o b i e r n o s q u e h a y e n el c i e l o . s e e m p l e a n p a r a d e s i g n a r a l c i e l o y la i- o m o el cielo se halla dividido en sociedades. porque estas cosas quiero. El S e ñ o r g u í a t a m b i é n a s u s h a b i t a n t e s . a las q u e lado anteriormente. q u e difieren e n las distintas sociedades.d e l c i e l o p r o c e d e d e la D i v i n i d a d H u m a n a d e l S e ñ o r . d e . Lo e x p u e s t o t i e n d e a e s c l a r e c e r q u e la f o r m a d e l c i e l o e s c o n las n e c e s i d a d e s p r o p i a s d e la s o c i e d a d e n q u e r e s i d e n . el g o - b i e r n o p o s e e c i e r t o s r a s g o s q u e lo d i s t i n g u e n d e l d e las s o c i e d a d e s q u e " D a v i d " a q u í s i g n i f i c a e l S e ñ o r . s i g n a d a s v e r d a d e s d e j u i c i o . t a m b i é n . y t o d o lo q u e e m a n a d e e s e b i e n . debido a ello. L a s v e r d a d e s . q u e a t a ñ e n a la v i d a . p e r o d e u n m o d o m e d i a t o p r e s t a n d i v e r s o s s e r v i c i o s . s e g ú n s e h a s e ñ a - a d m i n i s t r a c i ó n d e t o d a s l a s c o s a s e n c o n f o r m i d a d c o n l a s l e y e s . d e r i v a s u e s e n c i a d e la v e r d a d .6) r e l a t i v o s a la e x a c t i t u d d e j u i c i o . El S e ñ o r g u í a a s u s h a b i t a n . e s l l e v a r u n a v i d a j u s t a b a j o e l influjo d e l S e - ñor.as. significa bien celestial. vid y sobre su reino. q u e es el cielo. q u e r e s u l t a i n c o m p r e n s i b l e i n c l u s o p a r a los á n g e l e s . d i - f i e r e n .. q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r . Y lo m i s m o s e v e r i f i c a e n o t r o s p a s a j e s . p u e s d e b e m a n t e n e t .19). j u s t i c i a . e s b i e n n o t o r i o . q u e E L GOBIERNO D E L CIELO e s e l q u e r i g e e n el r e i n o e s p i r i t u a l d e l S e ñ o r .S) a m o r m u t u o . que hago misericordia. y o t r a c a d a ó r g a n o s e n s o r i a l . y t o d o lo r e l a t i . y e l b a z o . comprenden debido a su sapiencia. y su variedad d e p e n - d e de las funciones que d e s e m p e ñ a n las s o c i e d a d e s . a c a u s a d e ello. Tu justicia es como los montes de Dios. s o n e s c l a r e c i d o s p o r el S e ñ o r . y reinará como Rey. p o c o s o m u c h o s . y quieren acercarse a Dios (Isaías LVIIi.me piden justos juicios. en que levantaré a David renuevo c í f i c a s q u e d e s e m p e ñ a n las d i v e r s a s s o c i e d a d e s . a u n q u e p o s e e n u n a b o n - s e g ú n s e h a i n d i c a d o m á s a r r i b a . y l o s i n s t r u y e e n lo q u e a t a ñ e a las c o s a s d e la v i d a . y l a s s o c i e d a d e s g l e s i a . e s d e c i r . d i f i e r e n s e g ú n s u s a b i d u r í a ( N . y l a v e r d a d c o n c i e r n e al j u i c i o . el cual mora en las alturas. e n la P a - l a b r a . l o s m e n o s s a b i o s c o n . Será exaltado Jetiová. estas funciones c o n - n el reino espiritual del Señor.8 6 ) . s i g n a c i ó n d e J u s t o . y e l g o b i e r n o d e la v e r d a d . S u cie- l o . t o d o s las s a . dice Jehová. p o s e e n gobernantes. s e g ú n p u e - d e c o m p r o b a r s e e n los s i g u i e n t e s p a s a j e s : d a d s i m i l a r . puesto que las 120 121 . E n el reino espiritual d e l Señor hay varias f o r m a s de g o b i e r n o . o t r a los p u l m o n e s . y c o m o los integrantes d e c a d a s o c i e d a d . CAPÍTULO X X I V C o m o el g o b i e r n o d e l b i e n . C mayores están constituidas por cientos de miles de ángeles ( N * 5 0 ) . sultan a los m á s sabios. disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. así c o m o el b i e n p e r t e n e c e a la j u s . (Isaías 9.24). s e g ú n p u e d e v e r i f i c a r - se e n el siguiente p a s a j e : constituyen Su reino espiritual. sobre el trono de Da- g o b i e r n o s . s e l l a m a J u s t i c i a .5. y e s e b i e n d e r i v a s u e s e n c i a d e c o r r e s p o n d e n . y este b i e n . es el gobierno celestial. D e c u a l q u i e r m o d o . l l e v a l a d e - " S i o n " e n e s t e p a s a j e s i g n i f i c a e l c i e l o y la i g l e s i a .2). "justicia".s e la o b s e r v a n c i a d e l o r d e n . c u e r d a n c o n las f u n c i o n e s d e tocias las c o s a s d e l c u e r p o h u m a n o c o n las q u e E p o r q u e l o s h a b i t a n t e s d e e s e r e i n o . el c o r a z ó n d e s e m p e ñ a u n a f u n c i ó n . S ó l o el S e ñ o r g o b i e r n a allí. tan es s e e n l e y e s q u e r i g e n s u c o n v i v e n c i a . y " S u r e i n o " .que yo soy Jehová. Q u e e s t a s f u n c i o n e s s o n v a r i a d a s . y éstos al Señor y d e El reciben respuestas. q u e e s e l q u e r i g e e n el r e i n o c e l e s - t i a l d e l S e ñ o r . y el g o b i e r n o d e l XXIII.

En c a d a u n a d e ellas hay señores y sirvientes. y la v o l u n t a d m e d i a n t e b i e n e s q u e p e r - t e n e c e n al a m o r . puesto q u e e s t á n d o t a d o s de inte- p u e s t o q u e t o d o s s a b e n q u e los h o n o r e s y la g l o r i a p r o c e d e n d e l S e ñ o r . y a q u e t o m a n e n c u e n t a . p e r o los r e g í m e - nes infernales s o n d i a m e t r a l m e n t e o p u e s t o s a los g o b i e r n o s celestiales..26). e n c o n f o r m i d a d c o n la d o c t r i n a . d i - c i é n d o l e s q u e e n e l m u n d o . c a r i d a d y f e . y los s i r v i e n t e s o b e d e c e n y c u m p l e n d e m á s d e c o n s a g r a r u n t i e m p o d e t e r m i n a d o a la o r a c i ó n . y lo q u e s a l v o q u e e n los c i e l o s s u p e r i o r e s . s e p r e s t a n s e r v i c i o m u - s i s t e e x c l u s i v a m e n t e e n asistir a la i g l e s i a .27. es j u s t a m e n t e por ello. o b - s e r v a r e l S a c r a m e n t o d e la E u c a r i s t í a t r e s o c u a t r o v e c e s al a ñ o . y el b i e n f l u y e e n é l . p e r o e n s u i n t e r i o r i d a d e s d i f e r e n t e . el s e ñ o r a m a a l o s s i r v i e n t e s y los s i r v i e n t e s al s e ñ o r . E n los infiernos t a m b i é n hay r e g í m e n e s . la s a b i d u r í a q u e e s t a s d o c t r i n a s e n c i e r r a n está e n primer lugar es superior. g o z a n d e u n a p o s i c i ó n m á s e l e v a d a q u e el r e s t o d e (N^^i 8 3 . sino para servir. y por amor Divino dispone que exista un bien c o m ú n del cual ca- les confiere el puesto d e gobernantes. e n p r i m e r l u g a r . no e j e r c e n d o m i n i o ni s e i m p o - n e n sobre los d e m á s . inferior.1 0 2 ) . e s s o l a m e n t e u n m e d i o d e i n s t r u c c i ó n d e l o s p r e c e p t o s a joven. H e c o n v e r s a d o c o n l o s á n g e l e s a c e r c a d e e s t e t e m a . E n l o s c i e l o s . p o r t a n t e . Pero d a i n d i v i d u o r e c i b e s u p r o p i o b i e n . tal h a b i t a n t e s d e l c i e l o u n i v e r s a l s e h a l l a n b a j o los a u s p i c i o s d e l S e ñ o r . la p r é d i c a q u e s e i m p a r - Mas no así entre vosotros. los gobernantes disfrutan de honores y de gloria.s o c i e d a d e s q u e h a y allí. p r e v a l e c e la c r e e n c i a d e q u e e l c u l t o D i v i n o c o n - E n cada casa hay también u n gobierno similar en f o r m a menor. r e g í m e n e s i m p u e s t o s p o r el a m o r d e s í m i s m o . c o m p o r t á n d o s e c o n s u s o b l i g a c i o n e s . q u e a t o - e s la n a t u r a l e z a d e l a m o r d e sí m i s m o .1 9 0 ) . e l s e ñ o r i n s t r u y e a l o s s i r v i e n t e s s o b r e el m o d o e n q u e s e d e . y a s í c o m o los h a b i t a n t e s d e los c i e l o s p o s e e n c a s a s y p a l a c i o s e l c e n t r o d e la s o c i e d a d . y el que dirige como el que sirve ( L u c a s XXII. s i n o p a r a p r e s e r v a r la o b e d i e n c i a . el i n t e l e c t o m e d i a n t e v e r d a - bras del Señor a sus discípulos: d e s q u e c o m p e t e n a la i n t e l i g e n c i a . son acatados por temor. el b i e n d e t o d o s . p r é d i c a y t e m p l o s . co- mo el Hijo del Hombre no vino para ser servido.(Mateo XX. Y ello e s a s í p o r q u e los recen. el p e r s o n a l .. e s a m a d o p o r el S e ñ o r . y s e ñ a l a las t a r e a s a r e a l i z a r . c o r r e s p o n d e n c o n d i c h o s ó r g a n o s . 123 122 . éstos. y e n ú l t i m o l u g a r . y aquello q u e está e n último lugar. T a l e s g o b e r n a n t e s . y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo. y. y c o m o e s e a m o r e s a m o r d e l S e ñ o r . O d i a n a q u i e n e s n o los f a v o - f i n el b i e n p ú b l i c o . se dos ama. P o r lo d e m á s . m o r a n e n t r i n a s . sino s e a el mayor entre vosotros como el más t e e n los t e m p l o s . P o r lo c u a l . D e s e m p e ñ a r u n u s o e s el d e l e i t e d e la v i d a d e t o d o s e r . son p u e d e v e r i f i c a r s e e n el a r t í c u l o r e s p e c t i v o al t e m a ( v e r m á s a r r i b a N » 8 7 . sin ellos. e n su aspecto externo. p u e d e n s e r p e r f e c c i o n a d o s e n f o r m a c o n t i n u a . y t a n t o e l i n t e l e c t o c o m o la v o l u n t a d d e b e n ser o b e d e c i d o s . i g u a l q u e e l h o m b r e . t o d o s los s e r e s i n f e r n a l e s a n - T o d a s e s t a s f o r m a s d e g o b i e r n o c o i n c i d e n e n lo s i g u i e n t e . q u e t i e n e n c o m o h e l a n d o m i n a r a s u s s e m e j a n t e s y s o j u z g a r l o s . t a m p o c o pretenden ser superiores a E l culto Divino e n los cielos no difiere. c u a n d o e x a m i n e m o s el t e m a d e los i n - b i e n s e g ú n e l a m o r q u e s i e n t e h a c i a el b i e n c o m ú n .26. d e - s e a n d o . p o r t a n t o . v e l a r p o r el c u m - plimiento d e este bien). por otra parte. d i s p o n e n t a m b i é n d e t e m p l o s e n los q u e s e p r e d i c a . g r a c i a s a s u s a b i d u r í a . a los m á s p e r v e r s o s . La prédica c o n c u e r d a c o n las d o c - De todos m o d o s . n o lo h a c e n e n b e n e f i c i o p r o p i o . a m a a t o d o s y a c a d a u n o . p u e s t o q u e e n la m e d i - fiernos. el lo e s e n c i a l . s e d e b e al h e c h o d e q u e los á n g e l e s s e p e r f e c c i o - h o n o r e s . . Si e s t a s c o - s u s m i e m b r o s y r e s i d e n e n m a g n í f i c o s p a l a c i o s . sino que asisten y sirven a sus s e m e j a n t e s (servir sig- n i f i c a h a c e r e l b i e n a los d e m á s . s i n o e n l l e v a r u n a v i d a p l e n a d e a- m o r . s a b e n E L C U L T O DIVINO EN E L C I E L O p r o p i c i a r el b i e n c o m ú n . b e n e f i c i o d e la s o c i e d a d y d e l p r ó j i m o . del c u l t o D i v i n o e n la t i e r r a . e s c u c h a r lo q u e allí s e p r e d i c a .. sería imposi- ble m a n t e n e r b a j o c o n t r o l a s u s m o r a d o r e s . q u i e n lo s i e n t e .sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro ser- vidor. y c u m p l i r t u o p o r a m o r . n a n c o n t i n u a m e n t e e n a m o r y sabiduría. E n s u s s e m e j a n t e s . i g u a l q u e e n la t i e r r a .. y si a c e p t a n la g l o r i a y l o s s a s e x i s t e n e n los c i e l o s . p í a m e n t e e n tales o c a s i o n e s . P e r o l o e s e n c i a l d e l c u l t o D i v i n o . q u i e n e s . s i n o i n f e r i o r e s . y é s t e . Q u e h a y u n a c o - r r e s p o n d e n c i a e n t r e t o d a s l a s c o s a s d e l c i e l o y t o d a s las c o s a s d e l h o m b r e . c a d a c u a l r e c i b e s u p r o p i o e s t e p u n t o s e r á t r a t a d o m á s a d e l a n t e . e n b e n e f i c i o d e l i n d i v i d u o . t a m b i é n h a y d o c t r i n a s . p o r a m o r al b i e n . e s u n r e i n o d e u s o s . n o c o n s i s t e e n f r e c u e n t a r la i- g l e s i a p a r a o í r las p r é d i c a s .28). es m á s interior que e n los cielos inferiores. CAPÍTULO X X V L o expuesto permite precisar q u i é n e s son los q u e g o b i e r n a n en el c i e l o : a q u e l l o s q u e s o b r e s a l e n p o r s u a m o r y s a b i d u r í a . c o n o t r a s c e r e m o n i a s r i t u a l e s d e a c u e r d o c o n los e s t a t u t o s d e la i g l e s i a . haciéndolos víctima d e sus sentimientos vengativos y d e su furor. t o d a s las d o c t r i n a s q u e s e p r e d i c a n e n los c i e l o s s o n s i m i l a r e s . Los ángeles afirmaron q u e estos actos exter- L o q u e e v i d e n c i a q u e el r e i n o d e l S e ñ o r . d a q u e a m e al b i e n c o m ú n . o b s e r v a r e n la v i d a . Tal es el sentido d e las pala. y asistir. y si l e c t o y v o l u n t a d . a- b e vivir.

q u e d e s c o n o c í a q u é c o s a p o d í a s e r la s a n t i d a d e x t e r n a si c a r e c í a d e amqj y f e . y p o s e e n . y los q u e h a - d i s i e n t e . allí h a y p r é d i c a s . y q u i e n e s m o r a n e n el r e i n o c e l e s t i a l v i v e n e n el b i e n . p i e n s a n d e o t r a m a n e r a . ran e n el reino celestial viven en ese amor. sino C a s a s de Dios. p u e s la d e s u c u e r p o ) . p o r q u e la p i e d r a c o r r e s p o n d e a la n a d e l í n t i m o c i e l o e s t á m á s i m p r e g n a d a d e s a b i d u r í a q u e la d o c t r i n a d e l c i e - v e r d a d . s o n i l u s t r a d o s a c e r c a d e l a s v e r d a - d e s q u e y a c o n o c e n . pero no hablan acerca d e ellas. celestial. p u e s sacerdocio. P e r o los q u e e x a m i n a n m á s i n t e r i o r m e n - T o d o s los p r e d i c a d o r e s p e r t e n e c e n al r e i n o e s p i r i t u a l d e l S e - ñ o r . Y que semejante santidad. tan puros y tenues. L o s t e m p l o s d e l r e i n o e s p i r i t u a l p a r e c e n e s t a r h e c h o s d e 227. L o m i s m o o c u r r e c u a n d o a l g ú n m i e m b r o d e la c o n g r e g a c i ó n la m a j e s t a d d e l c i e l o . s i t u a d a e n el s e c t o r o r i e n t a l d e l t e m . OOQ ángeles tienen poder. S é los l l a m a p r e d i c a d o r e s . y los d e l r e i n o c e l e s t i a l d e m a d e r a . y d e t a l m o d o . a p e n a s las o y e n .nos d e b e n observarse. y v e n y p e r c i b e n las v e r d a d e s L a m o c i ó n d e l c u e r p o y s u s m i e m b r o s e s t á b a j o el a r b i t r i o d e é s t e . en c a m b i o el reino espiritual es b a a l p r e d i c a d o r . p u e s m a j e s t a d s i g n i f i c a v e r d a d d e l b i e n . y s e p e r f e c c i o n a n m e d i a n t e el c o n o c i m i e n t o d e m u c h a s A fin d e ser instruido acerca de las c e r e m o n i a s q u e se realizan e n los c e n t r o s d e c u l t o . a f i r m a n q u e v i v i r s e g ú n las v e r d a d e s p i e e n u n p u l p i t o s i t u a d o e n el s e c t o r o r i e n t a l . q u e e s i m p o s i b l e e q u i p a r a r l a s a las q u e s e p r o - n u n c i a n e n e s t e m u n d o . e n c a d a c i e l o . p u e s t o q u e 124 125 . l a s r e c o n o c e n . es suscitada y nutrida por un f l u j o e n el m u n d o n a t u r a l . s u p r e s e n c i a t u r . N a . L a s p r é . A f i r m ó t a m b i é n . r e c i b e n la luz d e la s a b i d u r í a e n g r a d o e m i n e n t e . si h a y a l g u i e n allí. s e s i e n t a n q u i e n e s es amar al Señor. es algo que no p u e d e n c o m p r e n - se u n s i m u l a c r o e x t e r n o d e s a n t i d a d . Dijo q u e c a d a cual es pío. d a d o q u e la D i v i n i d a d d e l S e ñ o r r e s i d e e n e l l o s . N" 2 4 ) . d o t e s . s u p o n e n q u e los á n g e l e s n o d i s - f u e g o e s p u r i o q u e m a n a d e l a m o r d e sí m i s m o y d e l m u n d o . l a s p e r c i b e n . L o s a s i e n t o s e s - t á n d i s p u e s t o s e n f o r m a c i r c u l a r . y la m a d e r a lo i n t e r m e d i o . y los h a b i t a n t e s d e l r e i n o e s p i r i t u a l v i v e n e n la v e r d a d . y d e s p u é s de haber reflexionado acerca d e ello. más o menos suntuosos. d e m o d o q u e t o d o s los c i r c u n s t a n t e s se h a - llan a la v i s t a d e l p r e d i c a d o r . p e r o n o s a c e r - c a n c e d e s u v i s t a . VJC d e r q u i e n e s n a d a s a b e n a c e r c a d e l m u n d o e s p i r i t u a l y s u i n - mente hipocresía. u n m e r o c o n v e n c i o n a l i s m o o s e n c i l l a . devoto y s a n t o . a la d e r e c h a y a la i z q u i e r - d a d e é s t o s . no s e los l l a m a s a c e r d o t e s p o r q u e e l s a c e r d o c i o d e l c i e l o e s e l r e i n o p l o y a la i z q u i e r d a d e l p u l p i t o . e n tal c a s o . p o r i n t e r m e d i o d e e l l a s . p u e s la s a n t i d a d m i s m a r e s i d e e n el EL PODER DE LOS ANGELES DEL CIELO a m o r y la f e . y é s t a se h a l l a m á s i m p r e g n a d a d e i n t e l i g e n c i a q u e la d o c t r i - c o r r e s p o n d e a l b i e n . b i t a n e n e l r e i n o e s p i r i t u a l v i v e n e n e s a v e r d a d ( v e r a r r i b a . las d o c t r i n a s s e a j u s t a n a l a s p e r - L o s t e m p l o s del reino celestial no se llaman iglesias. p o r t a n t e . ponen de poder alguno porque son espirituales. y p u d e oír lo q u e allí s e p r e d i c a b a . L o e s e n c i a l d e t o d a s l a s d o c t r i n a s e s e l r e c o n o c i - este reino los t e m p l o s no s o n s u n t u o s o s . que re- s u l t a i m p o s i b l e v e r l o s c o n los o j o s . F r e n t e a é l . significa el bien d e l a m o r al Señor. se u b i c a n a q u e l l o s q u e v a n a s e r i n i c i a d o s . y t o d a te las c a u s a s d e las c o s a s . s o n m i e n t o d e la D i v i n i d a d H u m a n a d e l S e ñ o r . d o n e s p a r a p r e d i c a r . a m a n las v e r d a d e s q u e p e r c i b e n . n a d i e s e s i e n t a e n u n l u g a r u b i c a d o f u e r a d e l a l - T o d o s l o s p r e d i c a d o r e s s o n d e s i g n a d o s p o r el S e ñ o r . n i n g u n o al r e i n o c e l e s t i a l . d i c a s e n c i e r r a n tal s a b i d u r í a . s e s i e n t a n l o s q u e la r e c i b e n é n m e n o r g r a d o . p r e c e p t o s q u e e n s e ñ a la d o c t r i n a . T a m b i é n h e h a b l a d o c o n u n o d e los p r e d i c a d o r e s a c e r c a d e l e s - t a d o d e b e a t i t u d q u e g o z a n q u i e n e s a t i e n d e n a las p r é d i c a s e n los t e m p l o s . T a l e s p e r s o n a s . y v i v i e n d o e n c o n - f o r m i d a d c o n e l l a s las a p l i c a n a la v i d a . n i n g u n a s e o c u p a d e la fe a p a r t e d e la v i d a . y quienes m o - d i e p u e d e p e r m a n e c e r d e t r á s d e l pulpito. s e h a l l a d e v e r d a d e s q u e p r e v i a m e n t e i g n o r a b a n . o b s e r v ó q u e tal vez f u e . P e r t e n e c e n al r e i n o e s p i r i t u a l . Pero a p e s a r d e q u e u n a c t o i n t e r i o r . En c e p c i o n e s d e los á n g e l e s . e n o c a s i o n e s m e h a s i d o d a d o a s i s t i r a s u s t e m p l o s . e n c a m b i o e n el reino espiritual. pero que carecen de valor a menos que procedan de q u e e m a n a n del bien. L a d o c t r i - p i e d r a . El p r e d i c a d o r . T o d a s las d o c t r i n a s q u e i n s p i r a n s u s p r é d i c a s t i e n e n la v i d a c o - d a s d e luz i n t e r i o r . E n e l r e i n o c e l e s t i a l n o h a y p r e d i c a d o r e s . p e r c i b e n y v e n las v e r d a d e s . d e a c u e r d o c o n su in- CAPÍTULO X X V I t e r i o r i d a d q u e p e r t e n e c e al a m o r y la f e . 22o. n a d e l c i e l o e x t e r n o . l o s q u e m o r a n allí v i v e n e n e l b i e n d e l a m o r . y s u i n t e l e c t o y s u v o l u n t a d c o n s t i t u y e n e l h o m b r e e s p i r i t u a l . I m o f i n . p u e s s a b e n q u e t o d o e l p o d e r q u e u n h o m b r e p o s e e p r o v i e n e d e s u i n t e l e c t o y d e s u v o l u n t a d (si n o d i s p u s i e r a d e e s t a s f a c u l t a d e s é l h o m b r e no p o d r í a m o v e r la m e n o r p a r t í c u - p r é d i c a e m a n a d e la v e r d a d . y a q u e . y e s e a c t o i n t e r i o r c o n s i s t e e n vivir e n c o n f o r m i d a d c o n l o s los á n g e l e s d e l r e i n o c e l e s t i a l . e l q u e d i s i e n t e s e v e o b l i g a d o a v o l v e r s u r o s t r o . p u e s las q u e s e o y e n e n el c i e l o s e h a l l a n i n f u n d i . d e t o d o s m o d o s . p o r q u e allí los á n g e l e s v i v e n e n las v e r d a d e s q u e e m a n a n d e l b i e n . a n a d i e le e s p e r m i t i d o p r e d i - c a r e n los t e m p l o s s a l v o a e l l o s . P r ó x i m o s a la e n t r a d a .

y b i e n v é s d e u n d e s e o y u n a m i r a d a . p u d e a d v e r t i r q u e p o r mí m i s m o n a d a p u e d o h a c e r . p u e d e n c o n s u l t a r el r e l a t o a c e r c a d e d a d e s f l u y e el b i e n d e l cielo u n i v e r s a l . y d i s p o n e d e s u v i g o r a v o l u n t a d . c u a n d o s e les c o n c e d e p e r m i s o . m é r i t o y la g l o r i a al S e ñ o r . S e g ú n se h a i n d i c a d o a r r i b a (N^ 1 3 7 ) . los á n g e l e s no se atribuyen ningún mérito a sí m i s m o s . q u e si r e f i r i e s e t o d o lo q u e he p r e s e n c i a d o . (N« 2 0 ) . Bas- ta ahora. m e infor. d e r r u m b a r s e y d e s m o r o n a r s e . y s o n p o d e r e s s ó l o e n la m e d i d a q u e r e c o n o c e n e s t a v e r d a d .(Sal- te d e p e n d e d e la v o l u n t a d y d e l i n t e l e c t o . p u e s v i v e n e n la v e r d a d m á s q u e los d e m á s . Y e n la P a l a b r a c o n s t a q u e . y q u e p o r m e . p o r te i g u a l e s e n u n o y e n o t r o . p u n t o d e s e r i n c a p a z d e resistir el a t a q u e d e u n s o l o e s p í r i t u m a l i g n o .. p u e s t o d o lo r e l a t i - c o n t r a r i a al o r d e n D i v i n o . ni los a r d i d a . y dijo al ángel que destruía al pueblo. p a r a q u e i n s p i r e n s u s p e n . y a q u e é s - Bendecid a Jehová.. H e p o d i d o c o m - p r o b a r q u e esto es así a través de una larga experiencia. d e b e t e n e r s e e n c u e n t a q u e los á n g e l e s no t i e n e n n i n g ú n p o d e r p o r s í m i s m o s . Y p u e s t o q u e los á n - d e s e a . A ciertos ángeles. cuando vio al ángel que destruía al pueblo. o c i e l o . T a l e s el p o d e r d e los á n g e l e s e n el m u n d o s u i n t e g r i d a d s e t r a n s m i t e a los b r a z o s . h e v i s t o m o n t a ñ a s . " b r a z o s " y " m a n o s " d e n o t a n p o - f r u t a n d e u n p o d e r s i m i l a r e n el m u n d o n a t u r a l .. P o r Iq d e m á s . Poderosos en fortaleza. n o o b s t a n t e . m i r í a d a s d e e s p í r i t u s m a l i g n o s . deten tu mano. c a d a c u a l e s s u p r o p i a P ero e n el m u n d o e s p i r i t u a l el p o d e r d e los á n g e l e s e s t a n g r a n - d e . j a m á s e s i g u a l al d e p u e d e n h a c e r c o n t r a los á n g e l e s . S i u n á n g e l c r e e c e s . p u e s t o d o lo r e l a t i v o al i n t e l e c - t o p r o c e d e d e la v e r d a d . y e n s u s ver- d e s e e n s a b e r a l g o m á s s o b r e el t e m a . el c u e r p o lo e j e c u t a . y o t r a s c o s a s s e m e j a n t e s . y a s i g n a n t o d o el al h o m b r e . el p o d e r d e u n á n g e l . p o r q u e c a d a c u a l e s s e m e j a n t e a s u i n t e l e c t o y a s u v o l u n t a d . l e e m o s e n e l i n t e l e c t o d e l h o m b r e e s t á n r e g i d o s p o r el S e ñ o r a t r a v é s d e á n g e l e s y e s - David: p í r i t u s . Y h e v i s t o c o m o e r a n a b a t i d o s y a r r o j a d o s al i n f i e r n o . Y c o m o el b i e n y la v e r d a d n u n c a s o n e x a c t a m e n - d o s e e n el a b i s m o . T o d o e s t o h a s i d o e x p u e s t o . Por lo d e m á s .(2 S a . s o n b i e n d i s t i n t a s . e j e r c i e n d o u n influjo s o b r e m i v o l u n t a d y m i p e n s a m i e n t o . y percibí q u e podía hacer trizas mis h u e s o s . a s u a r b i t r i o . y lo m i s m o s u c e d e c o n t o d o lo q u e p e r t e n e c e a s u c u e r p o .20) f l u j o d e l c i e l o el h o m b r e s e r í a i n c a p a z d e d a r u n s o l o p a s o . s a m i e n t o s y s u s p a l a b r a s . Y p o r e s o c a d a c u a l es s u p r o p i a v e r d a d y s u p r o p i o b i e n . M u l t i t u d e s d e e n e m i g o s n a d a e n u n a p e r p e t u a v a r i e d a d . E n u n a o c a s i ó n s e d e s p l a z ó h a - cia d o n d e yo e s t a b a ..a q u e l l o q u e p i e n s a . p o r e s o d i o d e la d o c t r i n a d e la i g l e s i a y d e la P a l a b r a e s p o s i b l e i n s t r u i r s e al r e s p e c . se d i c e : t e . . el p o d e r d e la v e r d a d D i - v i n a q u e p r o c e d e d e l S e ñ o r e s a b s o l u t o . A q u e l l o s q u e c o n f o r m a n los b r a z o s d e l H o m b r e M á x i m o . Y cuando el ángel extendió su mano sobre Jerusalén para destruirla. a s í . las p a l a b r a s q u e p r o - f i e r e . y lo q u e A l g o s i m i l a r p u e d e v e r i f i c a r s e e n n u m e r o s o s p a s a j e s . A s í . s e los l l a m a p o d e r e s .17) d e d e l S e ñ o r . y a sus malignos o c u p a n t e s hundién- d i d a el S e ñ o r r e s i d e e n é l . así e s c o m o h a n e x t e r m i n a d o d e r . y los á n g e l e s t i e n e n p o d e r e n la m e d i d a e n q u e s e a n r e c i p i e n t e s d e la v e r d a d D i v i n a q u e p r o c e - muel XXIV. el p o d e r d e l h o m b r e e n la D e s t r u c c i ó n d e B a b i l o n i a ) . De e s t e á n g e l . h a s t a el m a r o n q u e d e la m i s m a m a n e r a s e h a l l a r e g i d o t o d o h o m b r e . y la v o l u n t a d p e r t e n e c e al b i e n . puesto q u e se ora a Dios a fin de que envíe Sus ángeles para que guíen c i a l a s l o a s y a l a b a n z a s q u e s e les t r i b u t a n p o r s u s a c t o s . n a d i e d a r í a c r é - d i t o a m i s p a l a b r a s . y é s t o . c o m o e n u n t e r r e m o t o . vosotros sus ángeles. s o l a m e n t e a t r a - v o a e l l a e m a n a d e l b i e n . q u e es m e n e s t e r e l i m i n a r p o r s e r v e r d a d y su p r o p i o b i e n . y e n o c a s i o n e s . y si el l e c t o r d e s e a c r e e r l o .. y su e j é r c i t o s e n t e r o s . q u e p u e d e d e s p e d a z a r t o d o lo q u e se le p o n e d e l a n - t e n t a mil h o m b r e s . les f u é d a d o dirigir m i s p a s o s . a fin d e d a r a c o n o c e r c u á l e s el p o d e r q u e t i e n e n los á n g e l e s s o b r e el h o m b r e .. a v e c e s a p a r e c e e n el c i e l o u n b r a z o d e s n u d o . El i n t e l e c t o p e r t e n e c e a la v e r d a d . de n a d a v a l e n los a r t i l i c i o s . p u e s el S e ñ o r e n el c i e l o e s la V e r d a d D i v i n a u n i d a a l B i e n D i v i n o ( v e r N « 1 2 6 . s i n i n - m o s Clll. se d e b i l i t a d e i n m e d i a t o . L a verdad Divina que procede del S e ñ o r t i e n e plena potestad en los c i e l o s . y s u s c r e e n c i a s . p u e s los d e s c u b r e n y los d e s b a r a t a n e n el a c t o . m i s a c t o s . La v o l u n t a d y g e l e s d i s p o n e n d e s e m e j a n t e p o d e r . p u e s e n tal m e - to p e ñ a s c o s rajarse de parte a parte. sienten a v e r s i ó n h a - to. y a t r a v é s d e e l l o s t o d o e l c u e r p o e- e s p i r i t u a l . lo p r o n u n c i a p o r m e d i o d e la b o c a y d e la l e n g u a . t o d o su p o d e r . o t r o . P o r p a d a s p o r s e r e s m a l i g n o s . c u a n d o el h o m b r e p i e n s a p o r su c u e n t a sin r e p a r a r e n la d o c t r i n a . al m o d o d e u n a i n m e n s a r o c a e n la t i e r r a . m i l e n g u a y m i s p a l a b r a s . u n á n g e l e s u n p o d e r e n la m e d i d a e n q u e se e r i j a e n v e r d a d h e v i s t o e s t r e m e c e r s e h a s t a los c i m i e n t o s . q u e d i s p o n e d e a l g ú n p o d e r p o r sí m i s m o . ( Q u i e n e s d e l p o d e r m á x i m o . P e r o los á n g e l e s s o n r e c i p i e n t e s d e la v e r d a d D i v i n a s e g ú n s e - 126 127 . q u e se h a l l a b a n o c u - a lo q u e q u i e r e . las c o n s i g u i e n t e . c o n d u z c a n s u s p a s o s y lo i n s t r u y a n .Y David dijo a Jehová. C u a l q u i e r o p o s i c i ó n . y h e v i s - p r o c e d e n t e d e la D i v i n i d a d y b i e n e m a n a d o d e la D i v i n i d a d . Y a c a u s a d e ello. g o z a n ni l a s m a n i o b r a s . Y los á n g e l e s s o n p o d e r e s e n la m e d i d a e n q u e s e a n r e c e p t á c u l o s d e e s a v e r d a d . D e s p u é s . los á n g e l e s la a b a t e n o e x t e r m i n a n .16. P o r e s t a r a z ó n . y d e s e n c a d e n a d o p e s t e s q u e o c a s i o n a r o n la m u e r t e d e s e - p o t e n c i a es t a n g r a n d e .1 4 0 ) . p r o c e d e d e l S e ñ o r . y a q u e t a n t o e n el c i e l o c o m o e n el m u n d o p o s e - los á n g e l e s . e n t o n - S in e m b a r g o . y a q u e u n o l l a m a v e r d a d a lo q u e c o m p r e n d e . J e - hová se arrepintió de aquel mal. d i s - j e r c e s u p o d e r . e n la P a l a b r a .

L a m i - t o e m a n a d o d e s u s a f e c t o s . t o d o s h a b l a n u n a m i s m a l e n g u a . igual q u e los h o m b r e s . c o r r e s p o n d e n a las v e r d a d e s d e l b i e n . y p r o n u n c i a n p a - a n recipientes del bien Divino. T a m b i é n m e c o n la s o l a d i f e r e n c i a d e q u e s o n m á s i n t e l i g e n t e s . p e r c i b e n s u a f e c t o . t i e n e n b o c a . p u e s las v e r d a d e s d e r i v a n t o d o su poder del l a b r a s m e d i a n t e s u r e s p i r a c i ó n . si c a r e c e n d e b i e n . e s t o p r o s i g u e h a s t a q u e el á n g e l a p a r t a s u v i s t a d e é l . y la luz d e l c i e l o e s la v e r d a d D i v i n a ( v e r a r r i b a . concernientes a los a s u n - t o s d o m é s t i c o s . Allí la l e n g u a no s e a p r e n d e . p o r q u e f l u y e e s p o n t á n e a m e n t e d e su a f e c t o y d e d e s d e l b i e n . ^ v o c a b l o s . N« 1 2 6 . y en este m u n d o . y a s e a p r ó x i m a o r e m o t a . p u e s ni el p e n s a m i e n t o n¡ las i d e a s p u e d e n e x i s t i r a p a r t e d e l a- zo J . p u e s t o d o lo c o n c e r n i e n . p u e s t o d o lo r e l a t i v o a l a t e e s v e r a z . la c o n d i c i ó n m o r a l y la v i d a e s p i r i t u a l . y a s i s u c e s i v a m e n t e . como un desconocido con otro. M e ha s i d o d a d o g o z a r d e s u c o m p a ñ í a e n c u a l q u i e r a d e las i d e a s d e su p e n s a m i e n t o . n o s r e f e r i r e m o s e n s e g u i d a . e n el v e r d a d . los á n g e l e s r e s p i r a n . E s s a - bido q u e t o d o indiv¡duo p o s e e u n a determ¡nada variedad de afectos. p o r q u e s u v i s t a e m a n a d e la m i s m o es espiritual. E c o m p r e n d e n e n t r e sí. p e r o e s t o no a t a ñ e a las p a l a b r a s m i s m a s . el b i e n e s n u l o . t o d o p e n s a m i e n t o e m a n a d e l a f e c t o q u e p e r t e n e c e al a m o r . r d e r d e las f a l s e d a d e s d e l m a l . q u e p u e d e n c o n o c e r t o d o lo relativo a la v i d a d e o t r o ser. al e s t a d o c i v i l . s e r e a l i z a a t r a v é s d e las v e r d a d e s . p u e s se a j u s t a a la c o n d i c i ó n d e l o s á n g e - 129 128 . E L L E N G U A J E DE L O S A N G E L E S c u a n d o a m b i c ¡ o n a h o n o r e s y g l o r i a . c o n s t a d e v o c a b l o s q u e c o r r e s p o n d e n a las i d e a s d e l p e n s a m i e n - r i e n c i a h u m a n a . el t o n o d e s u v o z . e l a- f e c t o o a m o r p r e d o m i n a n t e e s c o m ú n a los d i v e r s o s e s t a d o s a f e c t i v o s . el p o - to g e n e r a l . c u a n d o e s clemente o misericordioso. y se m o o c u r r e c o n la f e y el a m o r . c o r r e s p o n d e a s u s a f e c t o s . Los ángeles de eminente sabiduría. y al- e s s u a m o r i m p e r a n t e . a e s t e p u n t o . sin q u e i m p o r t e a q u é s o c i e d a d p e r t e - n e z c a n . advierten cuál es un punto al que nos referiremos más adelante. y d e él d e p e n d e t o d o lo d e m á s . l e s . A ñ a d i e r o n q u e é s e es gunas veces. t o d o s la s a - t e al a m o r e s b u e n o . s u p o d e r e s n u l o . y q u e las ¡deas d e l p e n s a m i e n t o s o n las d i v e r s a s f o r m a s e n q u e se h a l l a d i s t r i b u i d o el a f e c - P u e s t o q u e e l p o d e r d e las v e r d a d e s d e l b i e n e s a b s o l u t o . m e d a b a la i m p r e s i ó n d e e s t a r c o n v e r - sando c o n hombres. Y lo m i s - n la i n t e g r i d a d d e l c i e l o . sincero y veraz. y he departido c o n ellos c o m o un a m i g o c o n otro. estos CAPÍTULO X X V I I a f e c t o s v a r í a n c u a n d o e s t á a l e g r e o c u a n d o lo e m b a r g a el p e s a r . n i d o s . y su a r t i c u l a - gel dirige su mirada a u n espíritu maligno. Q u i e n - l u z d e l c i e l o . E s t o m e f u e d a d o verif¡car- lo a t r a v é s d e u n a l a r g a e x p e r i e n c i a . y se pronuncia c o n sonoridad y se o y e n í t i d a m e n t e . y e n q u é c o n - t o n o d e v o z . n a l e s v i v e n e n las f a l s e d a d e s d e l m a l . C u á l e s el p o d e r q u e e j e r c e n s o b r e s u s c o n g é n e r e s . el p o d e r d e l bien-' mósfera. P o r quiera que reflexione con cierta profundidad acerca del tema. el l e n g u a j e r a d a d e l o s á n g e l e s p r o d u c e s e m e j a n t e e f e c t o . y a q u e la v e r d a d e q u i v a l e a la f e . o e n s u s p a l a b r a s . Q u e la l e n g u a a n g é l i c a no p o r q u e los ángeles. a d v i e r t e n l a c o n - d i c i ó n d e o t r o s e r e n las p a l a b r a s q u e p r o n u n c i a . d e s p r o v i s t o d e v e r d a d . e s perciben su intelecto. y e l b i e n e q u i v a l e al a m o r . p o r q u e e s a s i d e a s r e v e l a n c u á l n u m e r o s a s o c a s i o n e s . los o j o s . advertirá que o t r a p a r t e . c u a n d o lo i m p u l s a el c e l o o e s p r e s a d e la i r a . y e n la a r t i c u l a c i ó n v e r b a l . e x a c t a m e n t e i g u a l q u e los h o m b r e s e n s u at- b i e n . v e l a b a n la n a t u r a l e z a d e la v i d a d e o t r o s e r c o n s ó l o oírlo h a b l a r . n a d a p u e d e n h a c e r c o n t r a e l b i e n y la los á n g e l e s p u e d e n c o n o c e r la í n d o l e de o t r o ser c o n sólo oír s u v o z . sino a s u s s o - ¿oo. p o r q u e f i j a n su a t e n c i ó n e s p e c i a l m e n t e e n e s e a f e c t o . S i n e m b a r g o . y c o m o en tales ocasiones go- el libro de la v i d a d e t o d o h o m b r e . lengua y o í d o s . y en t i e n e n a d a e n c o m ú n c o n las l e n g u a s h u m a n a s .1 3 2 ) . El p o d e r d e r i v a s u e x i s t e n c i a d e la c o n j u n c i ó n d e l b i e n y la v e r d a d . pr I l e n g u a j e a n g é l i c o . y a b o r d a n diversos t e m a s . Por e s t a r a z ó n . q u e los á n g e l e s s o n i n c a p a c e s de p r o n u n c i a r u n a s o l a p a l a b r a e n l e n g u a j e p e r o e s t a a t m ó s f e r a e s e s p i r i t u a l . E n s u a t m ó s f e r a . el a f e c t o p r e d o m i n a n t e d e o t r o ser a p e n a s le o y e n p r o n u n c i a r u n a s o l a s e - rie d e p a l a b r a s . porque es afecto sonoro y p e n s a m i e n t o hablante. a p a r t i r d e p o r p e n s a m i e n t o s m á s i n t e r i o r e s . Y s u s m o los á n g e l e s d e e m i n e n t e s a b i d u r í a p e r c i b e n e s e a m o r . p o r q u e e s t á n i n s p i r a d a s d i j e r o n . cuando siente amor o es carita- t i v o . q u e e s e s p i r i t u a l . se m a n i f i e s t a e n el h e c h o d e la a t m ó s f e r a q u e l o s r o d e a s e a r t i c u l a e l s o n i d o d e las p a l a b r a s q u e e m i t e n . s i s t e e l p o d e r d e los e s p í r i t u s m a l i g n o s a n t e s d e s e r a r r o j a d o s a l i n f i e r n o . y c o m o los s e r e s infer- f e c t o . éste desfallece y pierde t o d a apa- c i ó n v e r b a l . el a l m a y la v i d a d e l p e n s a m i e n t o e m a n a n d e l a f e c t o . c u a n d o u n á n - s u p e n s a m i e n t o . y c o - L o s á n g e l e s c o n v e r s a n e n t r e s í i g u a l q u e los h o m b r e s e n e s t e m u n d o . s a l v o q u e c i e r t o s v o c a b l o s s o n los s o n i d o s d e d e t e r - m i n a d o s a f e c t o s . z a b a d e u n e s t a d o s i m i l a r al d e e l l o s . El i n m e n s o p o d e r q u e los á n g e l e s d e r i v a n d e las v e r d a - b e n d e u n m o d o i n s t i n t i v o . i g u a l q u e el h u m a n o . y d e b i d o a e s t a c o r r r e s p o n d e n c i a . D e l m i s m o m o d o . e s n u l o . He p r e s e n c i a d o c ó m o los á n g e l e s d e - c o n v e r s a c i o n e s n o d i f i e r e n d e m a s i a d o d e las q u e s o s t i e n e n l o s h o m b r e s . c u a n d o s i m u l a y e n g a ñ a . e s t á c o m p u e s t o d e L a l e n g u a a n g é l i c a no t i e n e n a d a e n c o m ú n c o n las l e n g u a s h u - m a n a s . t a m b i é n s e p o n e d e m a n i f i e s t o e n lo s i g u i e n t e .

e n el l e n g u a j e d e los á n g e l e s c e l e s - la luz d e l c i e l o . p a l a b r a s d e u n á n g e l . p u e s lo q u e r e s i d e e n las i d e a s d e l p e n s a m i e n t o c o m o c a u s a . e n la P a l a b r a s e i n t e r c a l a c o n s u m a f r e c u e n c i a la c o n j u n c i ó n "y". te y el e f e c t o . A s i m i s m o . y se pronuncian de diversas s u s p a l a b r a s . é s t a s . q u e d e r i v a su e s e n c i a d e la v e r d a d (N^ 2 1 5 ) . c o m o p u e - d e n v e r i f i c a r l o q u i e n e s l e a n la P a l a b r a e n l e n g u a h e b r e a . p u e s la s a b i d u r í a s u r g e d e l b i e n . t a m b i é n s o n m o d i f i c a c i o n e s d e la luz d e l c i e l o . p a r e c e q u e f l u y e r a s u a v e y m a n s a m e n t e . E n c i e r t a s o c a s i o n e s . es evidente que sus sí t a n t a s c o s a s . n o p u e d e n e x p r e s a r e m p l e a n d o m i l . las b r a s h u m a n a s . l l e n g u a j e d e los á n g e l e s d e l reino c e l e s t i a l d e l S e ñ o r . y c u a n d o p r o c u r a n h a c e r l o . L a s v o c a l e s . las i d e a s d e l p e n s a m i e n t o d e los á n g e l e s . d e la v e r d a d . N« 1 2 6 . c i a el p r ó j i m o . m i e n t r a s q u e el l e n g u a j e d e los á n g e l e s e s p i r i t u a l e s . h u m a n o . q u e c o m e n . j a m á s c o n p a l a - s o s e s t a d o s a f e c t i v o s d e l q u e las p r o n u n c i a . m a n i f i e s t a el a f e c t o . c u a n d o el S e ñ o r a s í lo d e s e a . y e n c o n s e c u e n - n a d o d e s a b i d u r í a . s o n v a r i a c i o n e s d e l c a l o r d e l c i e l o . y exponer en unas p o c a s palabras. m i e n t r a s q u e m i e s t a d o a n t e r i o r . su l e n g u a j e e s t á t a n i m p r e g . el t o n o . y e n f o r m a c o n t i n u a . la p r i m e . textos que a b a r c a n n u - a f e c t o . y m u c h o m e . ya sea ángel u h o m b r e . d e las q u e s u r g e n vocales no están expresamente indicadas. y e n su l e n g u a - c e d e d e u n p e n s a m i e n t o m á s interior. y los á n g e l e s d e r i v a n s u a f e c t o d e l a- o t r a s i n la i n t e r p o l a c i ó n d e u n v o c a b l o q u e e m p i e z a c o n u n a v o c a l . A d e m á s . y p o r e n d e .1 4 0 ) . c o m o la c a u s a e f i c i e n - en ciertos aspectos. c a l e s U y O . y c o m i e n z a y t e r m i n a c o n s o n i d o v o c á l i c o . z a r o n a c a e r l e las l á g r i m a s . a p a r e c e n a la v i s t a e n la luz d e l c i e l o . p o r q u e no p u e d e n m a s e n q u e s e h a l l a d i s t r i b u i d o el a f e c t o g e n e r a l (ver a r r i b a . t i e n e t o n a - he p o d i d o d i s f r u t a r d e u n e s t a d o s i m i l a r al d e los á n g e l e s . los á n - p r o n u n c i a r p a l a b r a a l g u n a q u e no a r m o n i c e c o n s u s a f e c t o s . p u e s p r o c e d e d e su p e n s a m i e n t o interior. los á n g e l e s p u e d e n p e r c i b i r la c a l i d a d d e l a f e c t o y q u e d e t e r m i n a n el t o n o d e s u s p a l a b r a s . se m a n i f i e s t a e n las p a l a b r a s c o m o e f e c t o . • su a f e c t o . y las p a l a - a n g é l i c a . y s u p e n s a m i e n t o d e la s a b i d u r í a D i v i n a . t i e n e t o n a l i d a d e s e n las q u e p r i m a n las v o - c u a l m e f u e d a d o v e r i f i c a r a t r a v é s d e la e x p e r i e n c i a . y las i d e a s d e s u p e n s a m i e n t o s o n las d i v e r s a s for- 131 130 . o y ó las c o n m u e v e n . sino q u e c o n m u e v e n la i n t e r i o r i d a d d e la b i d u r í a a n g é l i c a . y r a r a v e z u n a c o n s o n a n t e se e n l a z a c o n o a m o r D i v i n o (ver a r r i b a . y c o m o él a m o r d e l c i e l o e s a m o r al S e ñ o r y a m o r h a c i a el p r ó j i m o (ver a r r i b a . e n el 240. P o r o t r a p a r t e . C i e r t o e s p í r i t u d e c o r a z ó n i m p a s i b l e . L a s i d e a s d e l p e n s a m i e n t o d e los á n g e l e s . y su p e n s a m i e n - to i n t e r i o r e s s a b i d u r í a a s í c o m o su a f e c t o i n t e r i o r es a m o r . e n e s e e s t a d o . c o n c u e r d a c o n ella b r a s q u e c o n f o r m a n su l e n g u a j e . c o r r e s p o n d e a las i d e a s d e l c u a n d o p r o c u r é r e c o r d a r lo q u e h a b í a o í d o . m e r e s u l t ó i m p o s i b l e . e m a n a d a s d e la s a - i m p r e s i ó n m e r a m e n t e a u d i t i v a . el a m o r d e u n h o m b r e . c o n c o r d a b a c o n la l e n g u a l a r g a e x p e r i e n c i a . es i n c o m p a t i b l e c o n la v i d a m i s m a . y p u d e c o m p r e n d e r t o d o lo q u e d e c í a n . Por e s t a r a z ó n . y p o r e n d e d e l l e n g u a j e a n g é l i c o . Por e s o el l e n g u a j e d e los á n g e l e s c e l e s t i a l e s m i e n t o a l u d e n a c o s a s q u e el h o m b r e no p u e d e c o m p r e n d e r . p e r o a h o r a le r e - E s u l t a b a i m p o s i b l e c o n t e n e r s e . P e r o al s e r r e m i t i d o a n o . L o s á n g e l e s d e l r e i n o c e l e s t i a l v i v e n e n el b i e n d e l a m o r al S e ñ o r . les r e s u l t a i m p o s i b l e . e s la v e r d a d o s a b i d u r í a D i v i n a . A s í . p u e s no s u s c i t a n u n a c l u y e i n n u m e r a b l e s c o s a s . Las ideas del pensamiento de c a d a uno. m a n e r a s . v i v e n e n el b i e n d e la c a r i d a d h a - je se u n e n el a m o r y la s a b i d u r í a . Y s e g ú n m e h i c i e r o n s a b e r . su l e n g u a j e p r o c e d e d e la s a b i d u r í a : e n c a m b i o los á n g e l e s d e l r e i n o e s p i r i t u a l . y los a f e c t o s . las i d e a s d e s u p e n s a . l i d a d e s s i m i l a r e s a las de la E y la 1. p o r e s o c a d a p a l a b r a e n c i e r r a e n C o m o el l e n g u a j e d e los á n g e l e s c o r r e s p o n d e a s u a f e c t o . y el t o n o d e v o z d e los á n g e l e s c o r r e s p o n - d e a s u a f e c t o . d i s p u e s t a s s e g ú n su o r d e n . i n g r e s a n e n el p e n s a m i e n t o d e q u i e n las p e r c i b e y lo m e n t e d e q u i e n e s las e s c u c h a n . s o n u n a s o l a c o s a . e s el b i e n t i a l e s no hay c o n s o n a n t e s d u r a s . la a r t i c u l a c i ó n v e r b a l . c u a n d o a p a r e c e n a n t e la v i s - t a . p o r q u e la r e c i b í a n d e l c i e l o . y el c a l o r d e l c i e l o . p o r e s o e n la l e n g u a h e b r e a . c o n s t i t u i d a p o r v o c a b l o s . d e b i d o a q u e las v o c a l e s i n d i c a n el t o - blé c o n e l l o s . y s u a f e c t o p e r t e n e c e a s u a m o r . Por e s o m o r D i v i n o . a f i r m ó q u e j a m á s h a b í a l l o r a d o . p e r o el l e n g u a - n o s e x p r e s a r . al p e n s a m i e n t o n a t u r a l p r o p i o d e l h o m b r e . q u e p u e d e n d e c i r e n u n a s o l a p a l a b r a lo q u e los h o m b r e s c i a . 13-19). N» 2 3 6 ) . p o r t a n t o . Lo g u a j e d e los á n g e l e s c e l e s t i a l e s . y la i n t e l i g e n c i a . s e g ú n se h a s e ñ a l a d o a n t e r i o r m e n t e ( N ^ 2 3 6 ) . p o r lo d e m á s . y a q u e l l o q u e g e l e s p u e d e n e x p r e s a r e n u n i n s t a n t e lo q u e u n h o m b r e n o p u e d e e x p r e s a r e s d i s c o r d a n t e . c o s a que t a m b i é n he podido c o m p r o b a r a través de una ra l e n g u a q u e h a b l a r o n los h o m b r e s s o b r e la t ¡ e r r a . p e r o p r o - E l l e n g u a j e d e los á n g e l e s t a m b i é n e s t á i m p r e g n a d o d e s a b i d u - ría. los d e t a l l e s m á s i m p e r c e p t i b l e s d e l p e n s a m i e n - to a n g é l i c o . y la l e n g u a h e b r e a . E n b a s e a ello. e s s i m i - lar al l e n g u a j e d e los á n g e l e s d e S u r e i n o e s p i r i t u a l . El l e n - c i e l o s o n i n e f a b l e s . c o s a s j a m á s p e r c i b i d a s p o r o í d o s u o j o s t e r r e n a l e s . s i n o q u e s i r v e n p a r a m o d u l a r el t o n o d e las p a l a b r a s s e g ú n los d i v e r - d e n s e r e x p r e s a d a s m e d i a n t e v a r i a c i o n e s d e luz c e l e s t i a l . y se sintió t a n c o n m o v i d o p o r lo q u e o í a . e s l i g e r a m e n t e v i b r a t o r i o y d i s c o n t i n u o . m e r o s a s páginas. no a t a ñ e n a la e s e n c i a d e u n a b í a m i l e s d e c o s a s q u e no se a j u s t a n al p e n s a m i e n t o n a t u r a l . o f r e c e n el a s p e c t o d e u n a o n d a t e n u e o a t m ó s f e r a c i r c u n f l u e n t e . q u e i n - p a l a b r a s s o n s u p e r l a t i v a m e n t e e l e g a n t e s y j o c u n d a s . su l e n g u a j e p r o c e d e d e la i n t e l i g e n c i a . e n la q u e d i c h a c o n - P u e s t o q u e el l e n g u a j e d e los á n g e l e s p r o c e d e d i r e c t a m e n t e d e j u n c i ó n e s s u a v e . h a . P o r e s o se d i c e q u e las c o s a s q u e f u e r o n o í d a s y v i s t a s e n el je d e los á n g e l e s e s p i r i t u a l e s . p u e s la v i d a p e r t e n e c e al en media hora. y q u e s ó l o p u e - l e n g u a . y s u l e n g u a j e e m a n a d e su v i d a . p u e s h a - p e n s a m i e n t o e m a n a d o d e l a f e c t o . p o r q u e e s t a b a o y e n d o h a b l a r al a m o r .

en armonía con la forma cuencia. los idiomas que habla incluidos. en cambio el lenguaje de los que disfrutan de cuando un ángel o un espíritu se acerca a un hombre. es más externo y menos abundante. Porque cuando los ángeles hablan con el hombre. pues ésa era la impresión sentaciones celestiales e ideas. decir. si las pala. el lenguaje humano además un lenguaje que emana de la expresión de lo que es general en su es natural y ellos son espirituales. todo vínculo y toda comunicación se hallan en ar- monía con la forma del cielo. puesto que allí. se hace visi. asimismo. obtiene acceso a la integridad de su memoria. sugiriéndoles que tal vez ellos pensaban dificada por ideas. que le es familiar. de donde fluye el len- de mayor sabiduría. sino que emplean el mismo idioma del hombre. esto es lo que permite al hombre hablar el mismo lenguaje que los ángeles cuando in- gresa en la otra vida. es todavía más externo. pues procede de sus afectos. los espíritus malignos no pueden soportar el lenguaje angéli- nitud. cosa que no ocurre cuando se expresan temas de menor exaltación. el que hablaba era yo y no ellos. que posee una culminación sonora mo. y cunde el horror. CAPÍTULO X X V I I I 212). pero emana de afectos malignos y de las consiguientes ideas espurias. y consta de vocablos cuyo sentido se puede que apenas si tiene noción de que los conocimientos del hombre. ángeles de luz. ni los ángeles. y sin ninguna instrucción previa. y que sus pensamientos y afectos fluyen en con- sonancia con dicha forma. Hay. hombre determina que ambos conciban pensamientos similares. y los seres espirituales no pueden profe- rir palabras naturales. En conse- E l lenguaje angélico posee una especie de virtud sinfónica in- descriptible. con los ángeles acerca del tema. Pero este punto será C uando los ángeles hablan con el hombre. la única diferencia. w gua. un lenguaje del rostro. pero esto es algo que el hombre ignora. como acontece entre los ángeles. pertene- captar igual que el de las palabras que emplean dos hombres en un diálogo.texto tiebreo de la Palabra. viene a ocurrir que los dos hablan una misma lengua. He conversado Hay.en cambio en las que se denota la verdad. no emplean el idio- ma angélico. predominan los sonidos de la E y la I. del cielo. y dirigiéndose a él es- menor sabiduría. se oye un cru- jir de dientes. y sin embargo. como los relativos al cielo (caelum) y versión incondicional de los ángeles. que son los que simulan ser géneros de afecto. Y sin embargo. priman los so- nidos de la U y la O. que procede de la efusión / d i f u s i ó n de los pen- samientos y afectos de los que mana el lenguaje. Hay un lenguaje de los gestos. y por eso. si denotan bien o verdad. y que fluyendo de las ideas. el lenguaje infernal es como Mediante estos recursos. es inherente a la in- terioridad del intelecto del hombre. que al dirigirse a mí empleaban mi lengua natal. y esa conjunción entre ángel y O egún se ha dicho antes. se vuel- ven hacia él y establecen conjunción con él. lo cual suscita la a- no. es diametralmente opuesto. es que el lenguaje de los que gozan pensamientos del hombre concuerdan con su memoria. es más interior. riaciones afectivas y de ideas. el infernal. EL LENGUAJE QUE EMPLEAN LOS ANGELES U n lenguaje similar al del mundo espiritual. de modo ples. lo cual se eviden- ble. y hasta cierto punto también de la A. son a Dios (Deus). consta en lo que se ha expuesto antes (N» 200. y los diametralmente opuestas a las formas de lenguaje que se emplean en el cie- tonos musicales. en el cielo. median. y posee una mayor abundancia de va. co. tablece conjunción. cuando se tratan temas sublimes. que corresponde a los afectos. cuando la naturaleza intrínseca de su lenguaje llega a percibirse. Hay un lenguaje de sonoridad tronante. también. en el lenguaje huma- E l lenguaje de los espíritus malignos e infernales. porque ese lenguaje no se traduce en vocablos análogos a PARA HABLAR CON E L HOMBRE. Que los ángeles se vinculan entre sí en armo- nía con la forma del cielo. Y como los afectos se expresan especialmente en el tono de voz. por otra parte. El sermón de los hipócritas. Para los ángeles. se elevan a una misma ple- lo. De modo que las jergas infernales. cia en el hecho de que los ángeles son incapaces de pronunciar una sola pa- te el cual representan cosas similares a las que expresan verbalmente. también es in- herente a éstos. En las que se denota el bien.o alguna otra lengua examinado en detalle más adelante. Por lo demás. su afectividad. el lenguaje de los sim. cen a ese hombre y no a él. como la perciben los ángeles que gozan de mayor sabiduría. se escogen palabras que contienen las vocales U y O. todos hablan la misma len. que daba. es posible apreciar en cierta medida. Hay labra en lenguaje humano (ver 237). afectividad y en su pensamiento. y bras que se emplean pertenecen a la clase celestial o a la clase espiritual. guaje. y como los 244. ni cualquier otro idioma desconocido para el hombre. es otros de diversos géneros. A lo que repusieron que ellos estaban al tanto de que 132 133 . un lenguaje en el que se combinan repre. consta de un vocabulario similar al de los ángeles. pero en cuanto a los afectos que lo inspiran. el arte musical puede expresar los más variados un hedor intolerable. cuando se sugieren tales temas.

la conjunción que establecen con el tiombre que tiablan se efectúa por me- también a la lengua, suscitando una leve vibración; pero sin generar ningún
dio de su pensamiento espiritual; dado que su pensamiento espiritual fluye movimiento similar a los que efectúa el homtpre, cuanao por medio de la leñ-
en su pensamiento natural, y como éste coincide con su memoria, los ánge- guaarticula las palabras por sí mismo. ' _ — .
les suponen que el idioma del hiombre y todos sus conocimientos no perte-
necen a éste sino a ellos; esto acontece cuando el Señor desea que se es-
tablezca este tipo de conjunción y una suerte de inserción del fiombre en el
cielo; no obstante, la condición del tiombre en nuestros días no permite que
P ero en nuestros días, rara vez le es dado a alguien hablar con
espíritus, porque es peligroso; ya que, entonces, los espíritus
advierten que están con el hombre, cosa que de otro modo no advertirían; y
se establezca dicha forma de conjunción con los ángeles, sino con espíritus los espíritus malignos, sienten un odio mortal hacia el hombre, y anhelan por
que no tienen morada en el cielo. Cuando habló sobre el tema con espíritus, sobre todas las cosas la aniquilación de su cuerpo y la perdición de su alma;
también se mostraron renuentes a admitir que el que habla es el hombre, a- y sus víctimas son aquellos que se dejan arrastrar por sus fantasías hasta el
severando que eran ellos quienes hablaban en la interioridad del hombre, y punto de llegar a privarse de los placeres propios del hombre natural. Cier-
que los conocimientos del hombre pertenecen a ellos y no al hombre, y que tas personas que llevan una vida solitaria, a veces oyen hablar a los espíri-
todo lo que el hombre sabe procede de ellos. Procuré disuadirlos de su error, tus,sin correr peligro; pero los espíritus que están con ellos, son apartados
suministrando numerosas pruebas; pero fue en vano. Qué se entiende por durante cierto tiempo por el Señor, a fin de que no adviertan que están con
ángeles y qué por espíritus es algo que expondremos más adelante, al e- el hombre; dado que la mayoría de los espíritus, ignoran que existe otro mun-
xaminar el tema del Mundo de los Espíritus. do distinto del que habitan, y no advierten, portante,la presencia del hombre;
a esto se debe que al hombre tampoco le sea permitido hablar con los espí-
ritus. Si lo hiciera, los espíritus notarían su presencia. Asimismo, quienes ca-
H ay todavía otro factor que determina que los ángeles y los es-
píritus, al establecer una conjunción tan íntima con el hombre,
lleguen a creer que Ies pertenece lo que es propio del hombre; y estriba en
vilan constantemente sobre asuntos de índole religiosa, hallándose tan in-
mersos en ellos que se diría que los ven en su interioridad, comienzan a oír
el hecho de que en el hombre, la conjunción entre el mundo espiritual y el espíritus que hablan con ellos; porque cuando el hombre se deja llevar por
mundo natural, es tan perfecta, que da la impresión de que fuesen una so- persuasiones de tipo religioso, de cualquier índole que sean, sin asignarles
la cosa. Pero .como el hombre se ha apartado del cielo, el Señor ha dispues- ningún uso apropiado en el mundo, tales persuasiones penetran y se arrai-
to que todo individuo goce de la compañía de ángeles y espíritus, para que gan en su interioridad, y ocupan la totalidad de su espíritu, e ingresan inclu-
a través de ellos el hombre esté regido por El; de ahí que la conjunción es- so en el mundo espiritual, afectando a sus habitantes. Los individuos que res-
tablecida sea tan íntima. La situación sería muy distinta si el hombre no se ponden a estas características, son visionarios y entusiastas; y cada vez que
hubiese apartado del cielo; en tal caso, el hombre sería regido por el Señor oyen hablar a un espíritu, creen que es el Espíritu Santo, cuando en realidad,
a través del influjo general del cielo; sin mediar los espíritus y los ángeles. Pe- quienes hablan con ellos son espíritus entusiastas. Los espíritus de esta ín-
ro estacuestión será examinada más adelante, cuando abordemos el tema dole, ven lo que es falso como si fuera verdadero, y al ver las cosas de tal mo-
de la conjunción entre el cielo y el hombre. do, no sólo ellos creen en sus falacias, sino también aquellos que están ba-
jo su influjo. Estos espíritus han sido apartados gradualmente de los demás,
—^ P 1 hombre oye las palabras de un ángel o espíritu, con la mis- pues en caso contrario, comienzan a instigar a otros a hacer el mal y a ejer-
248. C i ma claridad que oye las de otro hombre, y aunque se halle en cer control sobre ellos. La creencia de que ellos son el Espíritu Santo, y de
compañía de otras personas, solamente él puede oírlas; pues las palabras que sus palabras están imbuidas de Divinidad, distingue a los espíritus en-
que prcinuncia un ángel o espíritu fluyen primeramente en el pensamiento tusiastas de los demás. Tales espíritus, no dañan al hombre, porque éste les
del hombre, y por una vía interior ingresan en su órgano auditivo, afectándo- rinde culto Divino. Algunas veces pude hablar con ellos; entonces, las ilusio-
lo desde adentro; mientras que cuando un hombre habla con otro, sus pala- nes perversas que inducen en sus adoradores, me fueron reveladas. Estos,
tarasfluyen inicialmente en el aire, y por vía exterior ingresan en su organ"o moran en un páramo situado hacia la izquierda, junto con sus congéneres.
auditivo, afectándolo desde afuera. Es evidente, entonces, que el hombre o-""
ero con los ángeles del cielo, solamente pueden hablar aque-
^ yelntetTormente las palabras de un ángel o espíritu; pero como su órgano au-
ditivo, de igual modo las percibe, dichas palabras, son también sonoras. Que
las palabras de un ángel o espíritu, emergen de lo interior, llegando a afec-
P llos que viven en las verdades del bien, primordialmente quie-
nes reconocen al Señor y creen en la Divinidad de Su Humanidad; porque es-
tar el órgano auditivo, es algo que he podido üUiiipiuüai, puuylu LjUtí aflíTyeñ ta verdad, es el cimiento de los cielos. Ya que, según se ha indicado anterior-

135
134

mente, el Señor es el Dios del cielo (N« 2-6); la Divinidad del Señor crea el cielo, y éstos con ellos, como un amigo habla con otro; y entre ellos, el cielo
cielo (N^ 7-12); en el cielo, la Divinidad del Señor es amor hiacia El y caridad y el mundo eran una sola cosa. Pero cuando esta época llegó a su fin, los
hacia el prójimo, y ambas cosas proceden de El (N° 13-19); el cielo en su con- hombres comenzaron a apartarse gradualmente del cielo, amándose más a
junto refleja a un solo Hombre; y lo mismo ocurre con cada sociedad del cie- sí mismos que al Señor, y al mundo más que al cielo; por eso, empezaron a
lo; todo ángel posee una perfecta forma humana, y esto en virtud de la Divi- sentir los deleites del amor de sí mismos y los del mundo como una cosa apar-
nidad Humana del Señor (N= 59-86). Todo lo cual, pone de manifiesto que te de los del cielo, hasta que por último no reconocían otros deleites aparte
con los ángeles del cielo solamente pueden hablar aquellos cuya interioridad de éstos. Entonces su interioridad, que había estado abierta hacia el cielo,
se halla develada por las Verdades Divinas, pudiendo recibir al Señoi"; por- fué obliterada, mientras que su exterioridad, se abrió hacia el mundo; y
que a través de estas verdades el Señor fluye en el hombre, y cuando el Se- cuando esto sucede, el hombre está en la luz en lo qué se refiere a las co-
ñor fluye en él, también fluye el cielo. Las verdades Divinas develan la inte- sas del mundo, pero se halla en las tinieblas en lo que se refiere a las cosas
rioridad del hombre, porque cuando el hombre fue creado, su interioridad se
del cielo.
plasmó a imagen del cielo, y su exterioridad a imagen del mundo (N« 57); y
el hombre interno sólo es develado por medio de la Verdad Divina que pro-
cede del Señor, porque esa verdad es la luz y la vida del cielo (N« 126-140).
D esde aquellos tiempos, son muy pocos los que han hablado
con los ángeles del cielo; aunque algunos sí han hablado con
espíritus que no tienen morada en el cielo. Dado que el hombre posee sus

E l influjo del Señor en Sí tvlismo ingresa en el hombre por el in-
terior de su frente, y partiendo de allí, se difunde en su rostro;
debido a que la frente corresponde al amor, y el rostro a la interioridad del
facultades interiores y exteriores dispuestas de tal forma que, o bien se vuel-
ve hacia el Señoreóme centro común, o bien se vuelve hacia sí mismo dan-
do la espalda al Señor. Quienes miran al Señor, también se vuelven hacia el
hombre en general. El influjo de los ángeles espirituales ingresa en el hom- cielo. Pero los que se vuelven hacia sí mismos, se vuelven hacia el mundo.
bre por la región interior de la cabeza en su conjunto, y partiendo de la fren- Y elevar a éstos, es ardua tarea; de cualquier modo, el Señor los eleva en la
te y las sienes, se difunde en todo el sector que contiene al cerebro, porque medida de lo posible, revirtiendo su amor; lo que se lleva a cabo mediante la
esa región de la cabeza corresponde a la inteligencia; en cambio el influjo de instrucción de las verdades inscriptas en la Palabra.
los ángeles celestiales, ingresa por la región de la cabeza que contiene al ce-
rebelo, llamada región occipital, y se difunde a través de la zona compren-
dida entre los oídos y la parte posterior del cuello, porque esa región corres-
ponde a la sabiduría. Todo lo que hablan los ángeles con el hombre, ingre-
H e sido informado acerca del modo en que habló el Señor con
los profetas que nos legaron la Palabra. El no habló con ellos
como lo hizo con los antiguos, por influjo en su interiorlHad, sino a través de
sa, por las vías ya indicadas, en su pensamiento; en base a ello, he podido espíritus emisanos, a quienes infundió con bulfn7ága",TnspTfándolei las pa-
percibir qué clase de ángeles eran los que hablaban conmigo. labras que habnan de dictar a los profetas; de forma que lacomunlcación ño'
se dio por influjo, sino por dictado. Y como esas palabras emanaron directa-

Q uienes hablan con los ángeles del cielo, también pueden ver
las cosas que hay en el cielo, porque entonces ven por la luz
mente del Señor, cada una de ellas se halla impregnada de Divinidad y con-
tiene un sentido interno; por eso los ángeles del cielo, captan dichas palabras
del cielo, pues su interioridad se halla en esa luz; a su vez los ángeles, a tra- según su sentido celestial y espiritual, y los hombres, según su sentido na-
vés de las personas con las que hablan, ven las cosas que hay en la tierra; tural. Asi fue como el Señor estableció la conjunción entre el cielo y el mun-
dado que en ellas, el cielo se halla en conjunción con el mundo, y el mundo do a través de la Palabra. También me fue referido el modo mediante el cual
con el cielo. Puesto que (según se ha indicado anteriormente N'' 246) cuan- el Señor infunde de Divinidad a ciertos espíritus con Su mirada. Cuando un
do los ángeles se vuelven hacia el hombre, establecen una conjunción tan ín- espíritu se halla infundido de Divinidad, da en suponer que él es el Señor, y
tima con él, que suponen que todo lo concerniente al hombre, les pertenece; que sus palabras son Divinas, y persiste en tal creencia hasta que culmina
no sólo su lenguaje, sino también su vista y oído; mientras que el hombre, por su discurso. Luego, percibe y reconoce que él es tan sólo un espíritu, y que
su parte, supone que las cosas que recibe por influjo de los ángeles, son su- sus palabras proceden del Señor y no de él. Tal era el estado de los espíri-
yas. Tal era la conjunción que existía entre los ángeles del cielo y los más an- tus que hablaron con los profetas, y por eso éstos decían que quien habla-
tiguos pueblos de la tierra, y por esa razón la época en que vivieron se lla- ba era Jehová; y los mismos espíritus se autodenominaban Jehová, según
mó Edad de Oro. Y como los hombres de ese linaje reconocían a la Divini-
consta en los Libros profétieos e históricos de la Palabra.
dad bajo su forma Humana, es decir, al Señor, hablaban con los ángeles del

136 137

cia que profesaban ciertos hombres de la antigüedad, quienes sostenían que

A fin de que pueda esclarecerse la naturaleza de la conjunción
que se establece entre los ángeles y los espíritus con el hiom-
al cabo d é l j r í ó s cua'ntos millares de años, habrían de retornara su vida an-
terior, volviendo a ejecutar cada uno de sus actos, y que.en reaiidacTyario fia-
bre, me es permitido referir ciertos sucesos memorables, a modo de ilustra-
bian neóñó. V arribaban a esta conclusión, porque a veces sentían una es-
ción y ejemplo. Cuando los ángeles y los espíritus se vuelven hiacia el hom- peulti dB félViinisceficia Sobre cosas que jamás habían visto ni oido. Esta noT-
bre, se figuran que el idioma del hombre les pertenece, y que ésa es la úni- ción era suscitada por un influjo que procede de la memoria ae los-gspfrtttrsr
ca lengua que conocen; lo cual se debe a que, en ese momento, están ha-
blando en el idioma del hombre, en vez de hacerlo en el suyo, al que por o-
tra parte no recuerdan. Pero apenas se apartan del hombre, recobran su len-
gua angélica y espiritual, y nada saben acerca del lenguaje humano. He pa-
H ay también ciertos espíritus denominados espíritus naturales
y corpóreos. Cuando éstos se acercan al hombre, no estable-
cen una conjunción con su pensamiento, como sucede con otros espíritus,
sado por una experiencia similar, en compañía de los ángeles, y mientras me sino que se introducen en su cuerpo, y ocupan todos sus sentidos, y hablan
hallaba en un estado similar al de ellos. Entonces, hablé con los ángeles en por la boca del hombre, y actúan a través de sus miembros; entonces, supo-
su propia lengua, desconociendo la mía, puesto que la había olvidado; pe- nen que todo lo que es del hombre les pertenece a ellos. Tales espíritus son
ro apenas me separé de ellos, recobré mi lengua natal. Otra cosa digna de lo que obseden al hombre; pero el Señor los ha arrojado al infierno, de for-
mención, es que cuando los ángeles se vuelven hacia el hombre, pueden ha- ma que están totalmente segregados; en consecuencia, este tipo de obse-
blar con él sin que importe la distancia que media entre ellos; cuando habla- siones no pueden darse en nuestros días.
ron conmigo hallándose a una considerable distancia, pude oírlos con la mis-
ma claridad que desde cerca. Pero cuando apartan su mirada del hombre pa-
ra conversar entre ellos, el hombre no puede oír absolutamente nada, aun-
CAPÍTULO X X I X
que estén hablando a su oído. De esta manera, me fue dado comprobar que
en el mundo espiritual toda conjunción se halla determinada por la dirección
hacia la que se vuelven los seres. También es notable el hecho de que cuan- LA ESCRITURA E N E L CIELO
do se congregan muchos espíritus que desean hablar con un hombre, todos
se comunican con él, y él con ellos; porque comisionan a uno de ellos para
hablar con el hombre con el que desean comunicarse: entonces, el espíritu
emisario se vuelve hacia el hombre, y los demás se vuelven hacia él concen-
C omo los ángeles tienen un lenguaje, y su lenguaje consta de
vocablos, también conocen el arte de escribir; y por medio de
la palabra escrita, o hablada, expresan lo que conciben mentalmente. En
trándose en los pensamientos que quieren transmitir; y el espíritu, los expre- ciertas ocasiones he recibido hojas en las que había palabras escritas, exac-
sa; el espíritu, se figura que las palabras que pronuncia proceden de él, y los tamente iguales a los manuscritos que pueden verse en este mundo, y tam-
demás, están convencidos de que quienes hablan son ellos. De modo que la bién he recibido otras en las que había palabras impresas; y pude leerlas del
conjunción que se establece entre varios espíritus y un hombre también es- mismo modo en que leo cualquier otro escrito, pero sólo pude descifrar el
tá determinada por la dirección hacia la que se vuelven los espíritus. Pero a sentido de unas pocas palabras aisladas; ya que no condice con el orden Di-
estos espíritus emisarios, a los que también se llama A g e n t e s , y a la comu- vino que el hombre se instruya por medio de escrituras que proceden del cie-
nicación que se establece a través de ellos, nos referiremos en detalle más lo; el hombre debe instruirse solamente por medio de la Palabra; porque la
adelante. comunicación y conjunción entre el cielo y el mundo, o sea, entre el Señor y
el hombre, se establece exclusivamente a través de la Palabra. Por otra par-

A 2 ' " 1 ' ' ' " r^nge' f i r p i ^ ' * "
b a s á n r i n g p p n lr>.(t. Hatop
pf>rmi\^(^ hablar con un hombre
gu propia memoria, solamente
pueden hacerlo a partir dP ing riatng la m o m o r i a HPI hfímbre: Dues los án^
te, también los profetas vieron papeles escritos en el cielo, según consta en
Ezequiel:
Y miró, y he aquí una mano extendida hacia mi, y en ella había un rollo de
geles y los espíritus, poseen memoria igual que el hombre.Y si un espíritu ha- libro
bíase con un hombrt;» hFi<ián^'?sft ^"-fíHprnpin mftmvrin, r l j i g m h r p j i i i ^
que los pensamientos q u p p a s a n p n r f i ^ l m n n t n n n n m m n m n n t o g n n g n y r g ^ ...Y estaba ascrito por delante y por detrás (11.9,10)
aunque pRrtfinfi:^r:an al p q p í r i t u . Cnrin q i i n rl-iriT liiQ-ír -n una «^^jprtgjjpj-pmi-
njSCenCia de algo OUe fíl h'^m^"-^' nnnra nyñ ni wir. n i lo Qgtn PC agT~rnp"K5gj-^ Y en Juan
do dado comprobarlo mediante la experiencia. Tal e.t; el origen de la creen- Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escri-
to por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. ( A p o c a l i p s i s V.l) 139
138

E l Señor ha dispuesto que existan escrituras en los cielos por
amor a la Palabra; pues en su esencia, la Palabra es la verdad
Divina, y de ella procede la sabiduría celestial, tanto entre los hombres co-
tes de que se inventasen las letras; y que sus virtudes fueron transcriptas a
las letras del idioma hebreo, y que en la antigüedad estas letras poseían ras-
gos flexionales, y ninguna de ellas remataba en líneas rectas, como sucede
mo entre los ángeles; porque la Palabra fue dictada por el Señor, y lo que dic- en la actualidad. De modo que la Palabra Divina incluye cosas y arcanos de
ta el Señortransita ordenadamente todos los cielos para concluir en el hom- los cielos, hasta en la mínima jeta, tilde o punto.
bre. De manera que se ajusta a la sabiduría de los ángeles y a la inteligen-
cia del hombre. Portal razón, los ángeles también disponen de una Palabra,
y la leen como lo hacen los hombres en la tierra, además de tomar de allí sus
principios doctrinales y realizar en base a ellos su prédica (N* 221). La Pa-
E sta escritura con caracteres de forma celestial se emplea en
el íntimo cielo; los ángeles que moran allí, son los ángeles de
sabiduría suprema. f\/1ediante estos caracteres manifiestan sus afectos, de
labra es la misma, pero carece de un sentido natural, que es el sentido lite- los que fluyen sus pensamientos en orden sucesivo de acuerdo con el tema
ral que nosotros conocemos; solamente posee un sentido espiritual, que es que tratan. En consecuencia, estas escrituras, que he tenido también la opor-
su sentido interno. Quien desee saber algo más al respecto, puede consul- tunidad de observar,encierran arcanos que el pensamiento jamás podrá pe-
tar el pequeño tratado sobre el Caballo B l a n c o mencionado en el A p o c a l i p - netrar por completo. Pero este tipo de escritura no se conoce en ios cielos in-
sis. feriores. En estos cielos la escritura es similar a la que se conoce en el mun-
do, y aunque los caracteres también son similares, resulta ininteligible para

D esde el cielo, me fue remitida una pequeña hoja de papel, en
la que podían observarse unas pocas palabras escritas en le-
tra hebrea; y me fue dado saber que cada letra encerraba arcanos de sabi-
el hombre, porque allí toda escritura está trazada en lengua angélica; y la len-
gua angélica no tiene nada en común con las lenguas humanas ( N ' 237);
puesto que mediante las vocales, ellos expresan sus afectos, y por medio de
duría,y que esos arcanos estaban incluidos en las inflexiones y en las curva- las consonantes, las ideas del pensamiento emanado del afecto; y a través
turas de las letras, y, por ende, en sus respectivos sonidos. Lo cual me re- de los vocablos derivados, transmiten el sentido conceptual (ver más arriba,
veló el significado de estas palabras del Señor: 236,241). Por lo demás, en este tipo de escritura, que también he podido
observar, unas pocas palabras encierran más significado que el que le es da-
Porque de cierto os digo que iiasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jo- ble expresar al hombre a lo largo de muchas páginas. De tal modo está es-
ta ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido (Mateo crita la Palabra que se conoce en los cielos inferiores; pero en el íntimo cie-
V . l 8) lo, está inscripta con letras celestiales.

Que hasta la más mínima tilde de la Palabra está infundida de Divini-
dad, es cosa bien sabida en el seno de la Iglesia; pero dónde yace oculto en
cada tilde ese hálito de Divinidad, es algo que aún se desconoce; p o r t a n t e ,
L o que es más notable, es que en los cielos la escritura fluye na-
turalmente del pensamiento mismo de los ángeles; y esto me-
diante una operación tan sencilla, que se diría que el pensamiento se publi-
procuraremos ponerlo de manifiesto. En el íntimo cielo la escritura consta de ca; y la mano que escribe, jamás vacila en la elección de una palabra, pues
numerosas inflexiones y formas circunflejas, y las inflexiones y las formas cir- tanto las palabras que pronuncian como las que escriben, corresponden a las
cunflejas concuerdan con la forma del cielo. A través de ellas, los ángeles ex- ideas de su pensamiento; y toda correspondencia es natural y espontánea.
presan los arcanos de su sabiduría, y muchas otras cosas que no pueden ma- En los cielos, también hay una forma de escritura que se anota sin interven-
nifestar por medio de la palabra hablada; y lo que es aún más admirable, es ción manual, ya que aparece por obra de la sola correspondencia con los
que los ángeles comprenden esta escritura sin instrucción previa, sin recu- pensamientos; pero este tipo de escritura no tiene carácter permanente.
rrir a ningún maestro; es un conocimiento implantado en ellos de manera in-
nata, igual que su lenguaje (ver N'' 236); en consecuencia, este tipo de es-
ambién he tenido oportunidad de observar otro tipo de escri-
critura es escritura celestial. Decimos que este conocimiento se halla implan-
tado en ellos, por la razón de que la difusión de los pensamientos y afectos, T tura celestial, compuesta exclusivamente de números orde-
nados en serie, semejantes a las escrituras compuestas de letras y palabras;
y, por ende, la comunicación de la inteligencia y sabiduría de los ángeles, flu-
y me fue dado saber, que este tipo de escritura procede del íntimo cielo; y que
ye en armonía con la forma del cielo (N** 201); y por la misma razón, su es-
esta forma de escritura celestial (de la que ya se ha hablado antes, 260-
critura fluye en armonía con dicha forma. También me fue dado saber, que
261), al transmitirse por influjo a los cielos inferiores, aparece ante sus ha-
los más antiguos pueblos de nuestra tierra, conocían ese tipo de escritura an-
bitantes en forma de números; y que esta escritura numérica encierra asimis-

141
uo

menos limitadas que las ideas humanas. 12. son formas representativas de los dones que conforman su sabi- CAPÍTULO X X X duría. los números siguientes que indican los puntos específicos. Por lo demás. ya que trasciende de tal modo la sabiduría humana. ven interrumpidos por la ansiedad que suscitan las necesidades de la vida. y lo que pertenece a la natu- mo si no existiera. (Que las ideas de los ángeles son ajenas al tiempo y nocen. 5. (Que el calor del cielo es el bien Divino o amor Divino. ningún elemento externe. permite vis- miento. que es el sujeto del cual dependen. 1 0 0 0 . y a quienes aman las co. no son conocidas actualmente. 0 0 0 . la luz del cielo. Que la sabiduría de los ángeles es su- blime. no hay tes intelectuales. condice con el hecho de que todas las cosas que contemplan con sus ojos y perciben con sus sentidos. es e. de manera que su lenguaje es la for- ma externa del pensamiento emanado del afecto. 1 0 . sin embargo. puede verse más arriba. 7 0 . y esta luz ilumina tanto su vista in- por las correspondencias. ángeles posean tal sabiduría. y mientras las verdades se desco. 1 0 0 . Los ángeles viven también en el calor Divino. se más arriba. pues imagi. y el de los compuestos: 20. también está dispuesta de acuerdo con ma de serie. algunos de los cuales no pueden ser percibidos por el pensa. bien Divino o amor Divino. que con los pensamientos humanos. (Que el lenguaje de los ángeles es el lenguaje de su pensa- escritura tiene una existencia tan real como en el mundo. nada que los substraiga del influjo Divino. ocultando la esencia de al espacio. sas relaíivas a la Divinidad y a la sabiduría celestial. 1 4 4 . Um dable. en su esen- cia es la verdad Divina o sabiduría Divina.4. dad. y por él están determinados monía con la forma del cielo. jamás las se las puede comprender. permanecen como sombras en el intelecto. parece co. o sea que. puesto que son correspondencias. con la sola diferencia de que los números encie. las ideas de los ángeles. y esta forma es la forma de la sabiduría. Puesto que todos los números tienen su correspondencia. desprovistos del sentido auditivo y del de la vista. Por otra parte. (Que los pensamientos y afectos de los ángeles. ciertas verdades. rechazando cualquiero- tra noción al respecto. de donde derivan su afecto hacia la sabiduría y el ral. pertenecen a la naturaleza. donde los ángeles revolotean como en- de la sabiduría. ni expresarse en palabras. puede verificarse más arriba 234-245). y. que en su esencia es el vidente que la escritura numérica encierra más arcanos que la escritura lite. y 191-199). como sucede ¿00. y lo que posee tal trascendencia.Así. 1 2 . dado que este número es dicha forma. De todos modos. les llega el fulgor de la de modo que no hay nada que los aparte de los deleites de la sabiduría. mo sucede con los pensamientos del hombre en este mundo. que sus pensamientos y sus afectos fluyen en armonía con la forma del cie- c a n a Coelestia. que exige la exposición raleza aparta la mente de las cesas espirituales. (Que la luz del cie- rran conceptos generales. y al conocer. donde se expone el tema. y son esclarecidos. que se deslizan en el lenguaje del hombre cuando se deja influir por pensa- nan que todo lo que realmente existe es material. 1 0 . condescienden a lo meramente terrenal o material. 170-182). has- números simples: 2. en consecuencia. se hallan en correspon- dencia con la interioridad de les ángeles y son formas representativas de su LA SABIDURÍA DE L O S A N G E L E S D E L CIELO sabiduría. lo. 6. Que los ángeles gozan de sabiduría. y del hecho de que su interiori- tial. los pensa- mientos de los ángeles no adolecen de las limitaciones y de las restricciones nct. puesto que fluye del pensamiento en forma directa y es- pontánea. 0 0 0 y Otros. pue- significado igual que los vocablos. porque los períodos de tiempo y las exten- resulta imposible equipararlas. los objetos que perciben. puede verse más arriba. los números tienen anhelo de saber. y. 7 . es posible conocer estas verdades. y priva a la vista intelectual del tema. co- luz del cielo. N** 126- solo concepto general contiene innumerables conceptos particulares. N« 162-169. ni sus pensamientos se pues el deleite infunde luz. y el pensamiento. porque todo lo 142 143 . fluyen en ar- una suerte de index sobre el tema en cuestión. siempre y cuando la mente se deleite con ellas. (Que todas las cosas que se ven en los cielos. Que los lo habitan disponen de todo lo que es útil para la vida y la sabiduría. I a naturaleza de la sabiduría angélica es prácticamente inson. 8 . por tanto. 133). puede consultar la obra Ar. como su vista exterior o vista ocular. propias de las ideas que participan del espacio y del tiempo. su sentido está determinado E lumbrar el alcance de su sabiduría.mo arcanos. 30. come los capaces de concebir que los ángeles puedan hablar o escribir. que es receptiva de la sabiduría. porque surge del amor. siempre fiay un número antepuesto. conceptos particulares. también su inteligencia y sabiduría. En base a ello pude comprender que en la Palabra. puede verse más arriba. son in. al igual que las palabras. 9 . y los ángeles que miento y de sus afectos. En este tipo de escritura celes. en el cielo la mientos ajenos. de su debido alcance. N** 133-140). y portante. se desprende del hecho de 50.3. y como un lo es la verdad Divina o sabiduría Divina. del afecto. y las palabras. N= 201-212). l hecho de que los ángeles vivan en la luz del cielo. se figuran que está constituido por una substancia puramente atmosférica. ta el punto que puede llamárselos Sapiencias. siones de espacio. terna o vista mental. Quien desee conocer el significado de los de verse más arriba. al cual los demás suceden en for. también se manifiesta en el hecho de que su lenguaje es el lenguaje Q uienes nada saben acerca del cielo y. concuerdan con su sabiduría. puede ver las cosas.

Del dos. quienes poseen su segundo grado canos que no pueden expresarse mediante los vocablos de las lenguas humanas. y las pertenecientes a un imperceptible detalle del contenido de todo un volumen. N. sienten deleites y placeres en en el cielo existe tal comunicación entre todas las cosas. porque su in- terioridad se halla develada. expresar en mil. ción de una miríada a uno. los ángeles pueden expresar en unas pocas palabras hasta el más tes a un grado superior. y sus vocablos varían de infinitos modos según la serie de cosas incluidas ferencia que existe entre los ángeles de un cielo superior y los ángeles de un en su pensamiento. nos permite vislumbrar el alcance de la sabidu- ría de los ángeles: la inteligencia y sabiduría de cada uno se comunica a to- según su orden. y conferirle a cada pala- grado inferior. y la sabiduría. a su vez. en virtud de Su amor Divino. inspirado por su sabiduría. y aquellos que po. no de voz. o a la que ciben a través de sus sentidos. y aparte de esto. no de voz —y esto con sólo oír algunas palabras— la vida íntegra del que habla. al describir el proceso de regeneración. insertando en cada uno de ellos ideas que incluían arcanos más interiores. residen en el cielo externo o primero. ces les fue dado comprender cosas que nunca habían comprendido antes. existe entre los miles de detalles perceptibles en un objeto cuando se lo exami- dad develada. y esto de principio a fin. que corresponden L a sabiduría de los ángeles es inefable. como toda perfec- ción. cual se manifiesta ante nuestros sentidos como si fuese una sola cosa. y cómo atraviesa por un período de gestación dos los demás. accedieron a la sabiduría angélica. reciben vestimenta. los ángeles la reciben del Señor. porque cada cosa que expresan los ángeles. su relación es similar a la que existe entre las fuerzas biduría es nula. ries continuas. expuso cientos de arcanos E l hecho de que en los cielos existe una comunicación entre to- das las cosas. los que poseen su primer grado vital devela. principalmente. habitan en el cielo intermedio o segundo. los llamados hombres sensuales. sólo es posible ofrecer una idea aproximada recurriendo a algunos ejemplos de orden ge- neral. Un ángel. Los ángeles expresan en una sola palabra lo que los hombres no pueden a los tres cielos (ver 29-40). L Los ángeles son capaces de recibir tal sabiduría. en otras palabras. es semejan. y solamente tienen conocimientos. y lo que es general es receptáculo de lo bra connotaciones que elevan la mente hacia la sabiduría interior. aumenta cuanto más interior es. En la misma proporción.las cosas pertenecien. Esta distinción se debe al hecho de que. la sabiduría de estos últimos sobrepa.reciben gratuitamente del Señor. y cada vocablo se halla en consonancia con sus te a la que existe entre millares o miríadas y una simple unidad. Lo que pone al descubierto en qué consis. La sabidu. que la ciencia humana no puede penetrar. na con un buen microscopio. per- dición corpórea y por todo lo relativo a sus sentidos. conciernen a lo particular. crece y se períeccciona en forma gra- lestial es de tal naturaleza.. guaje armoniza con sus afectos. ideas. a lo que es general. la aquellos hombres que elevan sus pensamientos por sobre las cosas que per. dado que explicó el modo en que el hombre es- piritual es concebido nuevamente. fueron súbitamen- Hemos expuesto estas cosas a fin de explicar porqué los ángeles disponen te elevados hacia el cielo. Es- 144 145 . yaque en el tono de voz. y la actividad que generan. concuerda con estos grados vitales. hasta el punto de poder recibir la luz del cielo. Procuraré ilustrar este punto a través de un ejemplo. y lo que es de uno. puesto que (de mente superior a la sabiduría de los ángeles del cielo intermedio. talle de su vida. dado que el hombre se halla limitado por su con. de ahí la dicha celestial. do verificar mediante la experiencia. sa la sabiduría del hombre. y la sola masa oscura que aparece ante el ojo des- nudo. Observó que el número de arcanos podía incrementarse miles de veces. Que forma gratuita (N^ 181-190).o ser. los ángeles interbres pueden percibir en el to- cielo inferior. así como los vocablos expresan las ideas del pensamiento emanado del a- ángeles del cielo externo (ver arriba. mismo modo. una vez allí. fecto. es inconmensurablemente superior a la de los fecto. acuerdo con lo que se ha dicho antes. enton- de tan alta sabiduría. de manera que en e! cielo. pues el amor ce- en una especie de útero. es algo que me fue da- armonía con su grado de receptividad de la sabiduría que emana del Señor. Lo que pone de manifiesto cuál es la naturaleza de la sabiduría te la sabiduría de quienes piensan basándose exclusivamente en los datos angélica. Por otra parte. es superior en una propor- de los sentidos. fvluy distinto es el caso de motrices de todo el cuerpo. y di- jeron palabras que en su estado anterior no podían expresar. Si se la compara con la sabiduría humana. que infunde el deseo de compartir con los demás dual. quienes poseen su interiori. porque el cielo es una comunión de bienes. y los sentidos corpora. en el que se halla inscripto hasta el más ínfimo de- les. moran en el íntimo o tercer cielo. Y lo que los ángeles no ría de los ángeles de los cielos. pertenecen al mínimo grado. porque su len- que es particular. en ta inspiración. ciben su amor predominante. N** 236-241) el tono de voz manifiesta el a- la sabiduría de estos últimos. y esto hasta el punto en que la interio- ridad se devela. que son innumerables. encierra arcanos de sabiduría en se- seen su tercer grado develado. su sa. Ciertos espíritus simples. 38).209. y por eso se dice que las cosas que se oyen en el cielo son inefables. una sola palabra angélica encierra incalculables ar- do. En cada ángel hay tres grados de vida. en el cual hay un afecto por las cosas según su orden. a menos que lo comparta con c:. es inconmensurable. tal es la di. pueden expresar mediante los vocablos de su lenguaje. 210. nadie percibe su propio bien co- que los que había mencionado se referían solamente a la regeneración del hom- mo tal. hasta que nace. comida y vivienda. vital develado. La correlación entre lo particular y lo general. y en qué consisten los gra. lo manifiestan en el to- nera que la sabiduría de los ángeles del íntimo cielo. modificado portas ideas contenidas en los vocablos. De ma. Asimismo.

por lo que verdad posee una extensión infinita y se halla en conjunción con muchas o- se dice que estos ángeles llevan inscripta la verdad como si fuese algo instintivo tras. en las que hay que creer obligatoriamente. y no encuentran ningún obstáculo en su marcha. mientras que la interioridad de los ángeles del primer seyeran los ángeles. incrementa segijn su quiera aproximarse al umbral del palacio de la sabiduría. compararon la no. no es consciente del más mínimo paso durante el proceso. pues sólo tienen develado su primer grado L os ángeles del tercercielc tienen tales dones. y a su inconmensurable superioridad en relación a la sabiduría de los ángeles del cielo externo o primer cielo. al que no comprenden interiormente. Que todo lo que cierto. Y confirman su parecer por medio de comparaciones. ni qué jardines. timo cielo jamás mencionan la fe. apenas si sabe qué es la regeneración. y es el receptáculo de la sabiduría. y la sabiduría. ya que se detienen en la entrada. reciben del Señor. También debe ad- vital. apenas las oyen. dades deben ser creídas. y se niegan ca- lo externo. y les es da- al ser regenerado. raciocinan acerca de las verdades. ni siquiera saben qué es. por e. cuan- do su compañero lo está viendo con sus proptos ojos? Por eso los ángeles del ín. radica o innato. concuerda en mayor me. de acuerdo con el aspec- jemplo. si- cosa es creer o tenerte. La sabiduría de los versias al respecto. Dicen. forma parte de ella. que se sienten arrebatados de sí mismos. y que. delante suyo. especialmente con los que entablan contro- A hora nos referiremos a la sabiduría de los ángeles del íntimo cie- lo. y después de haberlas confimnado. además. me hicieron com. De manera que apenas oyen una auténtica verdad Divina. es se. tampoco raciocinan acerca de las verdades Divinas. y se internan en los campos circundantes. las verdades dida con la forma del cielo que los grados segundo y primero. da. y que lo que ven sus ojos. acaso cuando algo es cierto. efectivamente hay un huerto con árboles y frutos. que la sabiduría de los ángeles del íntimo cielo se perfecciona en for- capaces de percibir nada que trascienda el objeto de sus cavilaciones. archivan primero las verdades Divinas en su memoria. y que tiay. y como estos ángeles cia del hombre es inmensa. ma continua. para deducir de ellas una especie de ciencia. es como si la vieran dentro suyo. no llevan las verdades Divinas inscriptas en su interioridad. debido a que el tercer grado de interioridad. Estas y otras cosas similares que he oído decir a los ángeles. que los individuos de semejante índole no pueden si- cielo está develada sólo en el primer grado. y viven en las verdades de la sabiduría. porque cada lo. incluyén- 147 146 . porque los tales no ven las verdades por la luz de la ver- dad. ni siquie. es decir. Dicen. deleitándose a plenitud. IMo velada en el tercer grado. se limitan a confirmar sus terno. por tanto. ¿"qué es la fe. con las percibo y lo veo?". Los ángeles del íntimo cielo no archivan las verdades Divinas en su persuasiones arguyendo. Así. innumerables arcanos relativos al hombre inter. la reconocen primordialmente en el hecho de que en cada objeto ven cosas Divinas y ce- y la perciben en el acto. éstos. según su orden y conexión. en series de diversos objetos. vertirse. y pasearse de aquí para allá por los parques. sabiduría de los ángeles del tercer cielo a un magnífico palacio abundante- no. Pero no sucede lo mismo con quienes raciocinan sobre las verdades. debido a que la interioridad de los ángeles del tercer cielo se halla de- tegóricamente a admitir que la vista interior pueda penetrar tales cosas. pues nada les im- su corazón. lo cual les infunde un deleite intelec- la existencia de las cosas que tiene delante suyo. y ese amor devela la interioridad de la men- te en el tercer grado. y esto de un modo diferente que la de los ángeles del cielo ex- flexionar acerca de una cuestión con cierta profundidad. además. después. Y como los ángeles del íntimo o tercer cielo poseen su interioridad de.bre externo. porque todas las cosas geles de ese cielo jamás se ponen a cavilar sobre las verdades Divinas.267). puede verificarse más arriba (N^ 170-176). y se perfecciona en la medida en que ésta es develada (N** 208. y la forma del cie. Por tal razón. He hablado con los perciben y las aplican a la vida. porque viven en el amor al Señor. y los que raciocinan son in. las imponen como memoria. A- velada en el tercer grado. o que la fe es cuestión obligatoria. Y como los án. el hombre. mente provisto de objetos útiles. que está a su la- to de cada objeto. y esto en la forma más variada. y señalaron que la diferencia entre la sabiduría de los necen en ellos como si las llevaran inscriptas. en términos comparativos. pide el acceso. ni se les ocurre discutir sobre la veracidad de un juicio. ¿qué sentido tendría que una persona le dijese a otra. sino que admiten verdades que proceden de otros o del sentido literal de la Palabra. tienen acceso al palacio. las verdades Divinas perma- ángeles sobre este tema. de las que aquellas derivan. no lo no que ven las cosas interiores. les es dado contemplar innumerables cosas en forma do observando el interior de una casa y todo lo que la rodea. llevan las verdades Divinas virtualmente inscriptas en ocurre lo mismo con aquellos que viven en las verdades. son correspondencias. En cambio los ángeles del cielo externo o primero. circundado de parques a lo largo y a lo an- prender que su sabiduría es sublime. declarando que las ver- ángeles del íntimo o tercer cielo es inescrutable incluso para los habitantes del cie. do contemplar todo lo que hay en su interior. lestiales. las cuestiones de fe. que corresponden. ni de re. El caso es diferente con los ángeles del cielo exter- mejante a la que media entre la diafanidad y la oscuridad. que la sabiduría de los ángeles del íntimo cielo. es tual tan intenso. le dijese que debe tener aparece en los cielos corresponde con las cosas interiores que los ángeles fe en que. Cuando ven palacios y ra saben qué es una controversia acerca de la autenticidad de una verdad. y mucho menos in- grado de interioridad. porque lo que se aplica a la vi- ángeles del tercer cielo y la sabiduría de los ángeles del primer cielo. que aparecen ante sus ojos. su vista no se demora en las cosas que aparecen ante sus ojos. la ignoran. que ven los guían. o que a la vista de un huerto con áftwles y frutos. emana de la verdad Divina en consonancia con la sabiduría Divina. rodeado de cosas magníficas de diverso género. cho. que debe creer en simultánea. gresar en él o pasear por sus parques. o cielo tercero. y maravillas.

es que los ángeles del tercercie- identifica con la interioridad. están sumidos en las tinieblas en lo que atañe a las cosas del minución de una luz que se atenúa hasta lindar con la sombra. y los que se encuentran alrededor hasta llegar a la periferia. y pasa a formar parte de su vida. y co- como un hombre hambriento apetece la comida. di. pues allí el rostro se llan en la oscuridad. por más luz que reciban en lo que concierne a las cuestiones munda- de luz concuerda con el caudal de sabiduría. pero lo que ven con sus ojos. orientando hacia sí el rostro de los seres. ría. tra en su memoria. hay relación proporcional posible. como por ejem- plo en Jeremías: A unque la sabiduría de los ángeles se perfecciona en forma continua. no ingre- bién una conjunción (el amor no es otra cosa que conjunción espiritual) y una sa en su memoria. (Que estos géneros de amor. no pequeño hasta el más grande {XXXI. el amor al Señor consis. de manera que. y cada cual recibe el influjo del cielo y sus bienes se- gún su sabiduría. H ay todavía otra razón. desde el más duría de los ángeles es finita. exentos del amor de sí mismos. las verdades que la inteligencia y la sabiduría. 13-19). comparativamente. puede adquirir sabiduría en lo que respecta a las cosas Divinas. y entre lo que es infinito y lo que es finito. los habitantes del cielo desean y apetecen la sabiduría. conforman el cielo en general. modo que la comida es el alimente natural. Y como el amor lc. porque lo que es más de esto. constituyen el alimento espiritual. todos aquellos en los que impe- por la distancia que separa a la periferia del centro. y es semejante a la dis- ra ese amor. porque el sentido del oído corresponde a la obediencia. pues la luz del cielo es la sabi- nas. El estado que gozan estos ángeles se describe en distintos pasajes de la Palabra. que deter- mina que los ángeles sean capaces de recibir tanta sabidurí- a: no conocen el amor de sí mismo. y aquel que se halla exento del amor de N o todos les ángeles pertenecientes a un mismo cielo. Portante. el conocimiento. biduría del Señor. Que en el mundo espiritual. El decrecimiento del grado de sabiduría. Los que se hallan en el centre. de mal procede" porque no procede del Señor. el amor atrae hacia sí la inferioridad de todos los seres. en cambio el ojo correspon- de a la inteligencia. (V. por tanto. y de la conjunción y la comunión así luntad. porque la verdad Divina es entre ambos. su sabiduría difiere.37) P uesto que la sabiduría perfecciona a los ángeles y conforma su vida. los ángeles derivan su sabiduría. en vez de ha- atrae la interioridad. porque todos me conocerán. mo los ángeles del tercer cielo. y. pene- establecidas. y abre la menor sabiduría.126-132). así "Lo que es más de esto.. Esto. y con- 148 149 . ya que en el mun- por medio de su voluntad. verificarse más arriba (N^ 255). se ha- cia donde se orienta la interioridad. y cada cual recibe luz según su sabiduría. Sobre la luz del cielo. porque están duría Divina. que son el amor al Señor y el amor hacia el prójimo. mediante las cuales perfeccionan su intelecto. y la escribiré en su corazón. ni aun en la eternidad puede alcanzar tal grado de perfección como para que exista alguna proporción entre ella y la Divina sa- Daré mi ley en su mente. abren la interioridad hacia el Señor.. Los ángeles. porque es su forma externa. Y no enseñará más ninguno a su prójimo. y en el cielo es la primordial. no. también. poseen Ese amor clausura la interioridad en lo relativo al Señor y al cielo. lo que oyen en las prédicas. y la sabi- ciendo: Conoce a Jehová. no. porque la Divina sabiduría del Señor es infinita. basándose en ellas. y ha- la autenticidad de estas verdades. viven en el amor al Señor. 33. ver más arriba (N. porque estas formas de amor proceden del Señor y el Señor Mismo reside en ellas. En ese cielo. puede fiesto que. extraen conclusiones figuran el cielo en cada ser en particular. De esa orientación. gozan de suprema sabidu- sí mismo. en cambio. ni ninguno a su hermano. del mismo llevan inscriptas proceden del Señor. Y en Mateo: Pero sea vuestro hablar: Sí. y la obediencia pertenece a la vida. reciben la luz de la sabiduría. y luego las aplican a la vida Como los géneros de amor celestial. develan la interioridad. puede verse más arriba. o a una misma sociedad celestial. lo que pone de mani- la conjunción y la consiguiente orientación. se orienta el rostro. establece tam- cerlo por medio del sentido de la vista. Lo que es más notable. de mal procede. disponen de la misma sabiduría. y razonan y conversan sobre ello.34). el Señor en el cielo.dotas entre sus conocimientos. y las formas de amor celestial que disfrutan. y la inteligencia atañe a la doctrina. la vía auditiva es la vía de la sabiduría. entre ellos. y los diversos grados de recepción de luz. sí. La gradación cielo. perfeccionan su sabiduría por medio del sentido del oído. pero no tienen una percepción interior acerca de do espiritual. y existe una correspondencia te en querer la verdad Divina y aplicarla a la vida. deriva de las correspondencias. to- dos ios ángeles vuelven su rostro hacia el Señor (N^ 142). concuerdan plenamente. está determinado exterioridad dirigiéndola hacia sí. sino que llega inmediatamente a su percepción y a su vo- comunión con ellos.

no tienen nada que les pertenezca. nos permite vislumbrar qué es la inocencia. no sa- miento interno. y que este influjo pasa a través de su interioridad. induce a creer que son simples. no L a inocencia de la sabiduría es genuina inocencia. He sido informado desde el cielo. Como aman por sobre todas las cosas ser guiados a sus padres y a sus nodrizas. no les atrae el mundo. es. y no a la mente. X. y sin saber por ñor fluye en ellos. estos ángeles. están exentos de llaman afán por el día de mañana. se con- tentan con lo que tienen. ben poco. sino que obedecen en el acto. porque es in- terna. según se ha dicho antes. CAPITULO X X X I estado de inocencia. pertenece a la volun- tad y al intelecto emanado de ella. y esta EL ESTADO DE INOCENCIA inocencia afecta íntimamente a los padres. carecen de una prudencia propiamente suya. casi nadie sabe qué es la inocencia. adquieren buenas maneras y aprenden a hablar. Generalmente. Jamás obran con fines malignos que a sí mismos. o sea. aman opuesto a la inocencia. sin embargo. comienzan a a través de la Palabra o por medio de la prédica. no lo archivan en su memo- ejercer la memoria y a pensar. ya que es diametralmente de mañana. tinguen lo verdadero de lo falso. el Se- zar de tal condición. porque saben y perciben que amar lo que es bueno. en el cielo. y los que necesitan mucho.. ya sea poco o mucho. a la ansiedad por el futuro. ros. y los que viven en la maldad. ya sea qué ni cómo. Q ué es la inocencia. y. su estado de inocencia. y reciben influjo del íntimo cielo. . telecto. es externa. son sa- te al cuerpo. es decir. tampoco se atribuyen cosa alguna no tienen ningún uso práctico en la vida. se puedan perjudicar a sus compañeros. nociones que conforman el pensamiento in. con quienes juegan ino. anhelan ser guiados por El. se dejan guiar de la mano. es amar al Señor. Procederemos a que la sabiduría de un ángel es proporcional a su inocencia. reciben mucho. pues. y se hace patente. también hay sabiduría. generando en ellos el amor ha- DE LOS ANGELES DEL CIELO cia sus niños (llamado storge). lo que reciben como dádivas del Señor.16) 150 151 . quererlo y llevarlo a la L a inocencia de la infancia. es algo que muy pocos saben en este mundo. lo ejecutan mediante su voluntad. en ciertos gestos y en sus primeras palabras. el aspecto exterior de inocencia. quienes necesitan poco. Por eso. donde reina el teo. no tienen un Tampoco sienten ansiedad acerca del futuro. reci- do a quienes están a su lado. y que amar la verdad es amar al prójimo.. pero interiormente. por otra parte. Por tanto. nada que proceda del ja suscitada por el temor de perder o de no recibir cosas innecesarias. la inocencia de la sabiduría. Pero esta forma de dado que su memoria es su voluntad. Y al go. es el terreno propi. analizando en primer lugar la inocencia ve corroborado por el hecho de que aquellos que gozan de un estado de ino- de la infancia. afectan. De todos modos. solamente el Señor lo sabe. prestan atención y obedecen. por lo cual. centemente. puede verse con los ojos. Y cuando en estas facultades hay inocen- saben siquiera de qué se trata. ni anhelan poseer muchas cosas. bios y prudentes. por lo cual la ino- cencia aparece en sus rostros. y por último. que los niños se hallan bajo los aus. porque saben que reciben el rostro de los niños. porque compete solamen. prudentes como serpientes. Y califican de artero al acto que se comete con fines malignos. no es genuina ino- cencia. huyen de y se regocijan con ellos. afec- tándola en su curso solamente por medio de la inocencia. dado que resplandece en práctica. en una palabra. que es el rincón del cielo en el hombre. luego. A ellos se refiere el Señor. sino que consideran todo inocencia en el cielo. se dice que la inocencia mora en la sabiduría. en ciertos gestos. Es evidente que los niños no poseen pensa. ria. al decir: mada. ya que no es interna. puesto que no saben qué es el bien y qué es el mal. que amor de sí mismo o del amor del mundo. siendo la mente intelecto y voluntad. exactamente lo que es provechoso para ellos. y y muchos menos. cio para la recepción e implantación de tales hábitos. apenas oyen algún precepto del Señor. ni por el día él como si se tratase de veneno de serpiente. pues son bondadosos. el estado de cencia. no se atribuyen ningún bien a sí mismos. pues la mente de los niños aún no está confor. aman todo lo que es bueno y se regocijan con la verdad. terno. se manifiesta en el lenguaje y en los gestos. no se afanan por la comida o la ropa. justos y since- contentan con los escasos e insignificantes objetos que les han obsequiado. es solamente externa. y estiman todo lo que tienen como un regalo de sus padres. y no por sí mismos. y cuál es su naturaleza. o de los niños. y el pensamiento y afecto deri- vados. pues la sabiduría emana dé la voluntad y del in- pecialmente en los niños. por el Señor.Sed. quien en todas las cosas que provee tiene siempre en mira lo que es eterno. ni dis. y sencillos como palomas (Ma- picios especiales del Señor. pues aparece en el rostro. es inherente a la mente. ni actúan premeditadamente. y a sus compañeritos. se mantienen apartados de su naturaleza propia (proprium). ben qué es lo que es beneficioso para ellos. todo lo que reciben lo aplican a la vida. en la medida en que se mantienen apartados de su naturaleza propia. cia. es decir. la designio. y la definen como una especie de congo- fines malignos. Este aserto se exponer el tema en forma ordenada. Aunque en realidad.

Su apariencia exterior es sencilla. primero. para regresar a jos de los ángeles de los cielos inferiores bajo el aspecto de niños. se establece exclu- a sí mismo. después. ya sea que proceda directamente del Señor. y que quien se ama ción entre la verdad y el bien. Y en esto con. Aquí igual que en otros pasajes de la Palabra "niños" significa inocentes. la inocencia. en la que reside la mente del marido y de íntima inocencia. y no se lo impidáis. gozan de inocencia externa. Luego. es duría. todos los habitantes del cielo viven en inotencia. semejante a la de la infancia y a la de la inocencia. o de segundo grado. y el bien sola- mente porque es el bien. y se hallan tan apartados de su naturaleza propia. el Señor así lo enseña. El bien es bien si en él hay ino- cencia. Sin embargo. El C ómo la inocencia consiste en ser guiado por el Señor. También se me hizo saber. de manera viven en el Señor. no es un ángel del en inocencia. pero. y no por sí mismo. que el que no reciba el reino de Dios como un niño. y ama ser guiada por el Señor. y por la misma razón. porque un niño sabio. en la medida en que viva sivamente a través de la inocencia. en otras palabras. lo cual es estaren el cielo. gozan de inocencia interme- verdadero amor conyugal deriva su existencia de la inocencia. sino que asigna todo bien al sabiduría de estos ángeles es inconmensurablemente superior a la de los Señor. apenas oyen una verdad Divina. que se diría que su infancia. que consiste en cono- cer la verdad y hacer el bien bajo el influjo del Señor. saben que guiar- Señortambiéndescríbe el estado de inocencia en Mateo (VI. y "anciano" sa- es nulo en comparación con lo que no saben. 153 152 . es decir. hay una cierta disposición a retozar. Por consiguiente. gozan de la conjunción del bien y la verdad. y sin esta percepción. como los niños pequeños por sus padres. La regene- ración. por eso se llama matrimonio celestial a la conjunción del bien y la ver- cielo externo o primero. son los ángeles más cuerpo se encoge y vuelve a ser como un niño. porque de los tales es el dad y hacer el bien bajo el influjo del Señor. su como párvulos desprovistos de sabiduría. pues emana dia. y de El reciben ino- do de forma tal que pueda gozar de un estado de inocencia externo durante cencia. L u c a s XVIII. reino de Dios. se manifiesta como las inocencias mismas del cielo. pero un niño sabio. porque los cónyuges. igual que sus por el Señor. no se adjudica ningún bien a sí misma. (Marcos X. es el cimiento de la sabiduría. Por tanto. pues todos sus habitantes aman ser guiados por el Señor. L o mismo ocurre con el hombre que es regenerado.14. a medida que el hombre madura. sabios del cielo. que la inocencia es el ser (esse) de todo bien. los dad. porque la desnudez corresponde a la inocencia. y afirman que saber. y que el bien es tal en tanto que en él haya inocencia. cer. cuando un hombre envejece. advierten que por sí mismos. Debido a ello. lo lo nutre de bien y verdad. y la inocencia es una predispo- se por sí mismos. no entrará en él. consiste en conocer la ver. puesto que nadie recibe el cielo hasta Divino y en la verdad Divina. y entre el bien y la verdad. También saben que lo que saben un ángel. o que les llegue a través de la Palabra o las prédicas. Por la misma razón. se hallan muy próximos al Señor. y ellos me hicieron saber. sólo a través de correpondencias.y no por sí mismo. quienes residen en el dad. y que reconocer esto. la caridad y la fe. De cierto os digo. y p o r t a n t e . los que la conjunción del bien y la verdad no se haya arraigado en su interiori- cielos se distinguen según los grados de inocencia. el Señor la sabiduría es sabiduría en la medida en que participa de la inocencia. siendo ia vía de recepción del bien y ángeles de los cielos inferiores (ver N'' 270-271). por eso el hombre ha sido crea- debido a su disposición. Estos ángeles. Sin esta fe. y los que moran en el íntimo o tercer cielo. solamente porque es verdad. Dejad a los niños venir a mí. no permite que nadie lo guíe. un ángel se halla en el cielo. gozando de un estado de inocencia durante todo el proceso. o de primer grado. y cuando esta conjunción desciende. es ser sabio. nadie puede recibir las cosas del cielo. y en H e hablado mucho con los ángeles sobre la inocencia. la incorporan directa- Tal es la Inocencia que lleva el nombre de inocencia de la sabiduría. no poseen un ápice de sabi- un ángel. y de ellos se dice que son la de su esposa. vive en el bien cielo a menos que posea inocencia. es el renacimiento del hombre espiritual. y percibir esta verdad. y de un estado de inocencia interno durante la vejez. que desear y apetecer la verdad. Los ángeles del íntimo cielo. a través de la inteligencia.16. Asimismo se me hizo saber. es dejarse llevar por su naturaleza propia. es guiado hacia el bien y la verdad por mismo sucede con el amor. en la Palabra. de ahí que un ángel. Por eso la cencia. de donde proviene la sabiduría. recono- bio en quien mora la inocencia. porque aman superlativamente ser guiados amor conyugal. que la conjun- raleza propia no es otra cosa que el amor de sí mismos. la verdad. por ello. y a través de en el cielo a menos que posea inocencia. al decir: ella accede a la sabiduría.17) siste primordialmente la inocencia de la sabiduría. y el matrimonio celestial es el cielo. nadie puede ingresar medio del conocimiento. que el que habitan en el cielo intermedio o segundo. es- tán desnudos. éste desde el último. o inocencia de tercer grado. esto es. mentes. porque todo bien procede del Señor. sienten amor mutuo.15. y que su natu- sición a ser guiado por el Señor. según se ha dicho antes. El hombre accede en primer lugar a la inocencia de la infancia. Por eso en el amor conyugal. en el sentido más elevado de la palabra.25-34).en este caso. La ino- mente a su voluntad y la llevan a la práctica aplicándola a la vida. y no por sí mismo. y aparecen ante los o- que pueda acceder al segundo estado a través del primero. "niño"signif ica inocente.

y que éstos reciben del Señor. CAPÍTULO X X X I I C omo estos son los manantiales de paz. de ahí surge toda la dicha del cielo. Solamente es dable compararla con el sosiego a- nímico que gozan quienes se regocijan en Dios. y los dispone y prepara de modo que puedan recibir todo el bien del cielo. La paz Divina A quel que vive en el bien de la inocencia es afectado por la ino- cencia. y el principado sobre su hombro. De ello se desprende que estos dos cede del Señor. y por ende te en los ángeles. si bien de un modo imperfecto. E na reside en el Señor. significa inocencia.27) la compañía de los ángeles. Cada bien tiene su propio deleite. ángeles todo lo que es santo. el Señor lleva el nom- bre de "Principe de paz". también los prepara y dispone a L os dones más íntimos del cielo son dos: la inocencia y la paz. geles. pueden S percibir la paz que gozan los ángeles. que el Señor sien- lo cual. y tanto el pera en los más íntimo de su ser. cuya interioridad no sólo se conforma mediante la inocencia que flu- ye en ellos procedente del Señor. afectándolos en los más íntimo de su ser.7) be estar facultado. Y esto lo digo n primer lugar nos referiremos al origen de la paz. es el ser (esse) de todo bien. Dios fuerte. Que la paz es el más el control de sí mismo. Y como la inocencia es lo más íntimo de todo bien conmoviendo a los ángeles desde lo más íntimo de su interioridad. cabios que puedan expresar la paz del cielo tal cual es. y deriva su existencia de la unión de la Divinidad en Sí Misma con la Divinidad Humana en el Señor. la inocen- del cielo procede del Señor. La paz Divi- porque lo he percibido. y deriva su existencia de su conjunción con los ángeles del cielo. y gozar al mismo tiempo de XIV. y también. Tal es el origen de la paz. paz todos los deleites del bien. y de la fin de que reciban el bien del amor celestial. uesto que en los ángeles del cielo la inocencia es el verdade. Lo mismo acontece con los niños. en la Palabra. Mientras el hombre ha- bita en el cuerpo. y en lo particular. Jehová alce sobre tí su rostro. ya que ese bien. lo Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. y se llamará su nombre Admirable. mi paz os doy. se llama "cordero" al Señor. que la paz en de la inocencia. íntimos dones. ni puede percibirla. Para percibirla de- Lo dilatado de su imperio y lá paz no tendrán límite.lX. y es afectado por ella en la exacta medida en que vi- ve en ese bien. hijo nos es dado. Portal razón. proceden del amor Divino del Señor. de la conjunción del bien y la verdad en cia no los afecta. según se ha dicho antes. pues las palabras hu- P ro ser (esse) del bien. y lo arrebata un deleite tan intenso. se conmociona. pues a lo que se ama se lo llama bien. pude percibir la paz del cielo. Se dice que estos dones son íntimos. y se de- EL ESTADO DE PAZ EN E L CIELO signa al cielo como morada de paz. Todo junción con el cielo y con todos sus habitantes. dero. en lo que atañe a su pensamiento. es diametralmente opuesta a la inocencia. amor de sí mismos. y su animadversión hacia ella es los cielos es la Divinidad que bendice íntimamente todas las cosas buenas tan intensa. se verá a continuación. la inocencia y la paz. mantenerse en el espíritu. pues el bien de la inocencia o.26) 154 155 . De ello se desprende.parece perder describe el estado de inocencia de los ángeles del cielo. es la paz. y ponga en tí paz (Números VI. yo no os la doy como el mundo la da (Juan substraído del cuerpo. regocijante y dichoso. que en comparación con él. ape. y declara que la paz procede de El. que hay en ellos. afecta de tal modo la mente de los seres. para ser elevado y La paz os dejo.como cuando un ángel del íntimo cielo se aproxima . según puede verificarse en los siguien- tes pasajes: ólo aquellos que han experimentado la paz del cielo. Prin- cipe de paz. De lo que se desprende que la inocencia pro. cor.33) cual me permite describirla. íntimo deleite del bien de la inocencia. que su capacidad perceptiva se limita a lo que es natural. De la inocencia manan todos los bienes del cielo. son el polo antagónico cada ángel. los deleites del mundo son nulos. pone de manifiesto que la naturaleza propia del hombre. por- Porque un niño nos es nacido. bien como el deleite emanan del amor. o ese don que lleva el dos los seres infernales. los seres infernales.6. Este júbilo. y que la paz mora en El. emanado de Su con- nas los ven. porque no hay vo. esencia es el júbilo Divino del amor Divino del Señor. Que la ino- del cielo. ni siquiera saben qué es. puede verse en el capítulo previo donde se siente . no puede recibir la paz del cielo. se sienten corroídos por el cruel deseo de hacerles daño. que cuando alguien la cencia es lo más íntimo del bien. es evidente que el bien Divino que pro- cede del Señor es la inocencia en sí misma. y también se lo percibe como deleitable. de ahí que no soporten la presencia de los niños. De ese modo. que en cuanto ven a un ser inocente. viven en su naturaleza propia y en el consiguiente nombre de júbilo celestial. este don. porque ese bien fluye en los án- manas son inapropiadas. Consejero. Portal razón. (lsalas. De allí derivan los el amor de sí mismo. porque proceden direc- tamente del Señor. y a los ángeles se los llama ángeles de paz. sienten un anhelo abrasa. que en su dor de hacerle daño. (Juan XVI. porque to. pero a los que no viven en el bien dé la inocencia.

solamente a tra- vés de la conjunción del bien y la verdad. . la paz que sienten los niños pequeños es Y el Señor Mismo. disfrutan de un estado de paz.los mensajeros de paz llorarán amargamente diendo todos los actos y pensamientos de su vida. esta sensación de paz yace oculta en su inte- rioridad. mientras que a la paz interna.21. Pero la paz en los cielos difiere en cali- Y el efecto de la justicia será paz dad y cantidad según el grado de inocencia de sus habitantes. (Que los estados que experimentan VI. vuestra paz reposará sobre é l . XXV. accede a un estado de deleite que mana de la paz celes- tial.8. Marcos 11.13. emerge y se expande al contacto del rocío que desciende del cielo.En cuanto el bien y la verdad establecen conjunción en su interioridad.17. con el sol naciente.LIX. donde se dice: conjunción.28. ya que entonces su interioridad es develada.8) bilo. LIV. (1) En la versión de Cypriano de Valera. "odoren quietis. y al sentir paz. De lo que se desprende.3.. XXVllí. Por la misma razón. y les es revelada cuando abandonan el cuerpo e ingresan en el cie- "Olor grato" (aroma de paz) en el sentido celestial significa percepción de lo. pueden retozar en la plenitud de su ser. y el deleite se conoce por su bien.13. al espríritu del hombre. Que la inocencia y la paz van juntas. do de inocencia es menor (ver 280). 18. y con la inglesa de la Swedenborg Foundation. Y debido a que paz significa la unión de la Divinidad en Sí Misma con la Divinidad Humana en el Señor. la suave temperatura primaveral.37.es tiolocausto de olor grato para Jehová (Exodo XXÍX. N'154-160).36) mientras viven en el mundo. y esto fue ratificado por el geles del íntimo o tercercielo gozan de íntima paz o paz de tercergrado.12.6. brinda fertilidad a la tierra e infunde placer por lo que añadimos entre corchetes nuestra versión "aroma de paz". entonces.13.13. emanan de la inocencia. incluso en su aspecto externo. XXIX 11. según se ha dicho antes. . los discípulos: gozan de íntima inocencia o inocencia de tercer grado. ros. su nombre significa reposo o paz. que concuerda con la ver.9. lo cual C omo la paz del cielo es la Divinidad suscitando íntimo júbilo en el bien esencial de los ángeles.6) sienten paz porque gozan de inocencia. paz en los cielos.18. 157 156 . L u c a s tablecen conjunción en su interioridad. y por ende. Algo similar le ocurre al hombre cuando es regenerado. cuan- tiene lugar especialmente después de que el hombre ha pasado por perío- dos de tentación. y era el símbolo representativo más sagrado de la iglesia. Núme- dad.8. ( L u c a s igual que el bien y su deleite. ya que el bien se siente en su de- bién júbilo celestial y el deleite del bien. y todos los habitantes del cielo y todos los miembroá de la iglesia que lo reciben.27. puesto que su gra- easa. porque la mañana o el alba primaveral.LII. dijo: paz externa.De ahí fluye infun- de la tierra empiezan a revivir. y todos los deleites que esos bienes "Paz" en la Palabra significa paz Divina y celestial. el Shabbath fue instituido como recordatorio de estas P uesto que la paz Divina nace de la conjunción que se establece entre el Señor y el cielo. cuando los ángeles gozan de un estado de cosas.8. Zac.5..XV. ll. puede cotejarse más arri- ba.. de todos modos.12.7.9. ellos la perciben con claridad sólo en el deleite de sus corazones. y se manifiesta como jú- Las calzadas están deshectias (Isaías XXXIII. XXIX. y tam.8. dado que la inocencia y la paz se hallan en en otras secciones). que acerca del estado de en otros pasajes donde se la menciona (Como en lsa. figura como "olor grato". paz. Paz a vosotros (Juan XX.10.19.VI. y la fragancia de la vegetación que brota.18) cencia y la paz van de la mano. puede observarse en los niños pequeños. que X.La paz celestial o angélica también puede darse entre los hom- . quienes. Es evidente. era una antigua leite. bres que gozan de la sabiduría emanada de la conjunción del bien y la ver- Levítico. puede decirse lo mismo que se ha dicho en el capítulo pre- Jer.11.5). se regocijan en Dios. Y si hubiere allí algún hijo de paz. el Señor se llamó a Sí Mismo amor.6. Y puesto que "paz" significa el Señor en el cielo. y . igual que a la inocencia interna. a consecuencia de ello. que los án- expresión de saludo que todavía está en vigencia. Sin embargo. "odor of rest". Esta condición de paz puede compararse a la mañana o al alba prima- do sienten el placer de oír la verdad que armoniza con su bien. conjunción igual que el bien y su deleite. y también la conjunción entre el Señor y el cielo y la iglesia.. cuando la noche ya ha partido. los ángeles. especialmente de la conjunción del bien y ia verdad en cada ángel.7.17. cuando apareció a los apóstoles. pues Señor al decir a Sus enviados.S a l m o s XXXVI. "la Paz sea contigo". como puede constatarse brindan.emanan de la paz. .37 y vio sobre el estado de inocencia. ya que la ino- Y mi pueblo habitará en morada de paz (Isaías XXXII.7.. L. todas las cosas telectual de percibir la conjunción del bien y la verdad. primeramente decid: Paz sea a esta los cielos inferiores experimentan un grado de paz menor. dado que la sabiduría emana de esa En la Palabra también se alude a un estado de paz.14. XXIII.2.XVI.VIII. corresponden sión latina citada por Swedenborg.9. Hageo.41. pues entonces el bien y la verdad es- "Señor del Shabbath" (día de reposo) (Mateo Xlí. pasan portases sucesivas de cambio. cuando gozan del bien de su vida.13. pues todos los bienes del cielo. y la dicha in- veral.2.26).25.8. entonces. y que los ángeles de En cualquier casa donde entréis. se accede solamente a través de la sabiduría.5.

hombre debe hallarse en conjunción con el cielo y el infierno. Es cierto que entre ellos se verifica una suerte de aparente serenidad. Que existe tal conjunción entre los espíritus y el hombre es algo que he podido comprobar a través de una experiencia con- tinua que abarca ya muchos años. De manera que los que hablan basándose en la doc. De tal forma. A continuación. Por lo cual. ma. aparentemente constituyen la paz. La diferencia entre unos y pues entonces no advierten que le que piensan y hablan entre ellos provie- otros es similar a la que existe entre el infierno y el cielo. y por ende. cuando las cosas marchan de acuerdo con sus deseos. y. los ángeles afirman que la serenidad mental y la tranquilidad y ihTSffnedla entre ai Ciéló y el infierno. de no ser así. porque en caso de advertirlo entablarían conversación porque interiormente están corroídos por el fuego de la animadversión. principalmente cuando disfnjta de la tranqui- T odo individuo se halla en compañía de buenos v malos espí^ lilusá. y que hacen irrupción cuando no los refrena el temor. son guiados por Dios. Cuando estos espíritus se aproximan al hombre. fluyendo hacia sus fa. y que también cunde la creencia de que la paz interna es un estado de serenidad mental que sobreviene cuando el hombre se ve exi- mido de sus preocupaciones. afirman que quienes obran bien. también estén vinculados al hombre. se sabe que el hombre tiene una inclinación innata hacia todo género de perversidades. porque la paz se alcanza samiento. rnás adelante. Ambos moran en ei nnungo delPTgspTntus. CON LA RAZA HUMANA I o que determina que los espíritus que están en comunicación 2 9 3 . y les dije que en el mundo se llama paz al período en que cesan las guerras y las hostilidades entre los reinos. Asimismo. los espíritus lo aniquilarían. y cuando cesan la enemistad y la discordia la boca hable. y que ningún bien procede del hombre. que no tiene nada de interna. y todo ser aprecia y ama le que le pertence. Estos espíritus ignoran que están con el hombre.de manera que su vida misma emana del mal. cultades inferiores. El Señor cuida especialmente de que les espíritus no adviertan que es- pero se trata de una paz meramente externa. pensamiento del hombre les pertenecen a ellos. estuviese vinculado a espíritus de índole semejante. de la crueldad. se man- dican piadosamente. su amor y su fe. Porque la paz fluye desde el Señor hacia y del pensamiento. que nadie debe adjudicarse ningún bien como propio. sólo entre quienes gozan del bien celestial. El caso el deleite de semejantes seres reside en la insania.'A travét» dé ios buenos espíritus el hombre se halla erT conjunción con el cielo. y a través de los malos espíritus. tán con el hombre. y no se contentan con destruir su al- designios. tampoco trina de la iglesia. Para que esto sea cierto el aparta de ella mediante el influjo de espíritus benignos. vista. a la integridad de su pen- mente. los malos espíritus acceden a las cosas malignas de la memoria sólo en el goce del bien celestial. esta doble influencia 159 158 . portante. y de todo género de concupiscencias ritus malignos. tampoco pueden ver al hom- sible. pero que ésta se da efectiva. lidad y del bienestar que proporciona el éxito en las empresas acometidas. La con el infierno. de manera que no hay nada que me re- LA CONJUNCION D E L CIELO sulte más familiar.per- tenece como cosa propia. mora en la sabiduría. porque a pesar de que lo que hablan entre ellos procede del hombre. obtienen gocios. bre. per le cual. hacia las que se ven arrastrados cuando alguien no favorece sus das las cosas la perdición del hombre. es que el E s cosa harto sabida en la iglesia que todo bien procede de Dios. los espíritus suponen que lo que piensan y hablan entre ellos les. suponen que las cosas d é l a memoria y del lidad anímica y regocijo. y afirman le contrario al referirse tiene ligado a su propia naturaleza bajo el influjo de espíritus malignes. y quienes hablan y pre. sería posible substraerlo del mal para ser reformado. y esta conjun- al estado de paz que gozan los ángeles del cielo (ver N ' 155). entre los hombres. porque dichas facultades determinan que el cuerpo actúe y que H e hablado con los ángeles acerca de la paz. porque las cosas propias del mundo solar están fuera del alcance de su tranquilidad y deleite. y desde allí desciende. al estar en conjunción con el infierno. tranqui. ción debe establecerse necesariamente a través de la voluntad y el intelecto del hombre. con el infierne. y se a quienes obran mal y profieren palabras impías. anhelan por sobre to- perversas. del con él. ne del hombre. los espíritus se ven constreñidos a amar y estimar al hombre aunque CAPÍTULO XXXIII no se den cuenta de ello. de la venganza. que se encuentra en una región No obstante. puesto que los espí- odio. referiremos en qué consiste esta conjunción. mientras que el deleite es diferente cuando los espíritus no entablan conversación con el hombre. acceso a la integridad de su memoria. pero cuando se hallan junto a él. y si esto sucediera. Pero para los que viven en el mal. también pretenden destruir su cuerpo. no podría vivir si no mal emana del demonio. la paz es impo. ria y de su pensamiento. de los que viven en el bien. suscitando una sensación de serenidad mental. Debido a ello. y los buenos espíritus a las cosas buenas de su memo- lo más íntimo de estos seres. Este mundo será examinado en detalle" bienestar derivados de la ausencia de preocupaciones y del éxito en los ne. esto es.

o amantes del adulterio. otros durante su adolescencia y edad viril. El cielo está dividido en sociedades. y este sólo puede concretarse por vía indirecta a través de es- cielo o el infierno. son seme. y que están en comunicación con el cielo segundeo interme- no estuviese en libertad. y otros duran- er lo demás. y las do por el Señor. hombre con los espíritus benignos. que tienen el afán de conocer. están en compañía de espíritus de tal índole. se halla en conjunción con el do al orden. porque estas cosas fluyen en armo- nía c o a e l orden natural. y al estar en equilibrio. se adhieren a él y no se alejan de él. en lo N541-45. el Señor relaciona al gidos por medio de este influjo general que procede del mundo espiritual. y lo mismo ocurriría si no gozara de libertad. con el infierno. sépase que el Señor Mismo fluye en cada hom- bre según el orden del cielo. está en conjunción blece entre el cielo y el infierno con el hombre. según los afectos hacia el mal y la mentira que expe. La jantes al afecto o al amor del hombre. que disfrutan entonces. le permite mantenerse en equilibrio. y el tiombre obtiene acceso a la libertad sólo cuando dio. que es el íntimo o tercer cielo. per le que están en compañía de espíritus seme- las razones que determinan que el hombre se halle en comunicación con el jantes a ellos. se distinguen entre sí innata hacia el bien que armoniza con el orden del cielo. y que están en comunicación con el íntimo o tercercielo. Los espíritus que acompañan al dido pervertir y destruir ese orden. varían de acuerdo con las variaciones afectivas del hombre. I os espíritus que entablan relación con el hombre. están en comunicación con el cielo de la inocencia. y los animales no han po- con el hombre. en lo que atañe a la conjunción del cielo con la te su vejez. y tiene una predisposición innata hacia la perversidad que mana del infierno. Portante. niente a sus actos. se lo posible. durante su niñez. que atañe a su lenguaje y a sus actos. El Señor entre uno y otros. ción con los espíritus benignos. preparándolo para que esté en condiciones de recibir el cielo. de la venganza. sociedades infernales. su generados. Si sen amantes de sí mismos o amantes del lucro.ver más arriba. Todo espíritu pertenece a alguna sociedad. de no serle permitido experimentar el mal. per consiguiente. con el cielo. entonces sería regi- según los afectos hacia el bien y la verdad que sienten sus miembros. así en su interioridad como en su exterioridad. terno o primero. ciones diametralmente opuestas al orden Divino. ya que las sociedades del cielo. A pesar de que estos últimos. sino a través del ordenjnismo. y se diría que éstos habitan en sus afectos malignos. este es. mientras que el hombre bondadoso. y los espíritus benignos. otros hombre y las bestias. puede consultarse cuál es la diferencia entre el modo que hay ciertos espíritus que lo acompañan durante su infancia. portante. y que están en comunicación con el cielo ex. y en qué estriba la consiguiente conjunción que se esta. emanados de su pensamiento y voluntad. es decir. El case es distinto con aquellos que no pueden ser reformados vida sería nula. bitan en el mundo de los espíritus están en comunicación con el cielo o el in- l hombre está regido por el Señor a través de espíritus porque fierno. y portante. durante la adolescencia y la edad viril. está en libertad. a instancias de él mismo. para que se aparten del mal en la medida de de de la compulsión no permanece. lo acompañan los espíritus que gozan de sabiduría e experimenta el influjo de espíritus malignos y benignos. o amantes infierno y con el cielo. puesto que lo que proce. Estas son comunican con el infierne. con el cielo. nd tienen la menor ingerencia en este aspecto. pero los espíritus malignos se relacionan pues viven en conformidad con el orden de su vida. Durante su niñez lo acompañan los espíritus P raza humana. y en caso de que no pueda ser apartado del mal por me- 294. preserva estos vínculos con los hombres que pueden ser reformados o re- cede de lo que es tiereditario. les espíritus vinculados al hombre. y lo que el tiombr'e recibe en libertad. porque no están dotados de la facultad ra- hombre. Más arriba ( N ' 39). también es evi. de forma que nace con inclina- influjo que recibe de ella. Todos los espíritus que ha. y subsiste gracias al E no vive en el orden del cielo. mediante el influjo general. se hallan en conjunción directa con los espíritus malignos que se arraiga en su voluntad. en diación de espíritus benignos. de cional. mientras qué consiste la comunicación que se establece con el infierno a través de tos sus afectos malignos prevalecen. incorporándose de tiectio a su propio ser. cosa que no ocurriría si de inteligencia. ni regenerados. espíritus que sienten afecto por la verdad y el bien. los espíritus malignos. y el hombre T amblen expondremos en qué consiste la comunicación que se es incitado por ellos. actúa al unísono con ella. Los animales también son re- 295. ción con el infierne. pero no a través de espíritus. y durante la vejez. y también N2148-151). Este influjo rige al hombre en lo concer- rimentan sus integrantes (Sobre las sociedades del cielo. por tanto. Por eso el hombre maligno está en conjun- espíritus malignos. exactamente con aquella sociedad que le es afín per su píritus. lo acompañan los y puede ser substraído de sus perversidades para ser guiado tiacia el bien. es posible que el bien se arraigue en él. debe ser restitui- tar el hombre en conjunción con los espíritus. o sea. Así. al es. El caso sería totalmente diferente si el hombre tuviera una inclinación afecto o por su amor. también mantienen vincula- dente que no puede ser compelido a tiacer el bien. y que. Durante la infancia lo acompañan espíritus que viven en la ino- cencia. y lo mismo acontece con el in- fierno. I establece con el cielo a través de los espíritus benignos. es evidente que en tanto que la vida del tiombre pro. rigiendo su ex- 160 161 . manteniéndose así inocencia.

hombre espiritual o interno. y en H e hablado con los ángeles sobre la conjunción del cielo con la raza humana. como sucede con el afecto del bien y el afecto del mal. por tanto. en el hombre por esta vía. y para su mayor sorpresa. de la compañía de los ángeles. según sus afectos. están en conjunción con el hombre. o en la ver. pues éstos lo rechiazan.terioridad a partir de su interioridad y su interioridad a partir de su exteriori. la ansiedad cesaba. si se los ahuyentaba. y dos no. o lo que viene a ser lo mismo. le brinda alegría y regocijo. gracias a la Palabra. pues el pensamiento interior del hombre concuerda plenamente con será examinada en el capítulo subsiguiente cuando abordemos el tema de su afecto o amor. El iíWlujo inmediato. son escasos los que creen que los ángeles ción en el hombre. serán examinados más adelante. pues si fluyesen desde su propio pensamiento. pero si el afecto del hombre no armoniza con el afecto que la conjunción que se establece entre el cielo y el hombre a través de la fluye en él. T ambién me fue dado saber cual es el origen de la ansiedad del hombre. Estos espíritus aparecen cerca del estó- dad. porque se trata de una conjunción que se establece con la interioridad de la mente del hombre. entonces no lo recibe. todo lo que recibe por vía del pensamiento emanado del afecto. que en el sentido espiritual es muerte. Este influjo del Sef^or se deno. Por otra parte. dado que recién están experimentando su primer estado. Los ángeles repusieron que ellos sabían que semejante tipo de creencia y semejante manera de hablar. se denomina influjo mediato. lo extinguen o lo pervierten. que se viabiliza bre en cosas semejantes. y un afecto de amor ha- L a conjunción de! cielo con el hombre es diferente de la conjun- ción entre los hombres. dado que el pensamiento no es instila- do en el hombre a través de espíritus. pone en evidencia en qué consiste la naturaleza del influjo del bien que procede del cielo. no lo asimila. y así ingresa en su bien y a través de éste en su ver. Hay ciertos espíritus que aún no han establecido conjunción con aún prevalecen en el mundo. qué es el bien Q ue la conjunción del cielo con el género humano y de éste con el cielo es de tal naturaleza que uno subsiste por medio del otro. N2256). samiento. aunque también existe una conjunción entre el bre armoniza con el afecto que fluye en él. éstos. Lo que pone de manifiesto que el hombre Palabra. cuando describamos el mundo de los es- dad. en forma variada nera es posible que este influjo se dé en la fe carente de amor. que es el influjo del Señor fvlismo y pro. por lo que lle. pues carecen de ella. la cual miento. ingresa en la voluntad del tiombre y a través hombre. a pesar de ello. otros más arriba. comida que se pudre en el estómago. inducidos por sus afectos malignos. le acarrea tristeza y ansiedad melancólica. tanto los que se tiallan en conjunción con el cielo como los que están en conjunción con el infierno. y así. ingresa en su arjior y a través de su amor mago. es tema que también será expuesto en el próximo capítulo.están presentes en el hom- mina inlfujo inmediato. he hablado con ellos. y los buenos lo reciben en el bien. y cómo es su recep. Por tanto. pues goza de libertad. Este último subsiste gra. pues se deleitan con ellas. y allí hablan entre ellos a través de espíritus. mientras que la otra forma de influjo. o sea. y esto en forma simultánea. que procede del cielo. y cuando este afecto se opone al afectó del cede de Su Divinidad Humana. los he oído. y que el hombre goza qué consiste la del influjo del mal que mana del infierno. la conjunción se esta- 162 163 . algunos abajo y en su fe. y qué es el mal. o en el intelecto que no emana de la voluntad. y pude advertir que su incremento y su disminución dependían del grado de aproximación o alejamiento de dichos espíritus. pero cuando armoniza de ella en su intelecto. manteniendo así en conexión todas y cada píritus. principalmente en el seno de la iglesia. pero los malva. a través de ellos fluye en el hombre un afecto de amor hacia el bien y la verdad. Esto me ha permitido comprender con claridad porqué ciertas per- L os espíritus que acompañan al tiombre. es algo que dad desprovista de bien. pero apenas van una vida perversa. he sentido la ansiedad que provocan. entonces lo recibe en su pensa. vale decir. algunos hacia la izquierda y otros hacia la derecha. Que éste es el origen de la ansiedad mental. visto a estos espíritus. y apenas si pueden concebir que los án- geles habitan en su pensamiento y en su afecto. y les he dicho que a pesar de que los hombres de la iglesia aseveran que todo bien procede de Dios. donde se dispone de la Palabra para adoctrinar al hombre el infierno. que mana del infierno. con él. tales como la una de las cosas que conforman al tiombre. lo asimila. achacan su angustia a alteraciones del estómago. cielo y el hombre natural o externo a través de las correspondencias. y de su tristeza interior. Dichos espíritus aman las cosas indigestas y nocivas. jamás fluyen en el hombre desde su propia memoria y pen- sonas que ignoran qué es la conciencia. si el afecto del hom. unos más cerca y otros más lejos. de su angustia. regresaban. y de ninguna ma. El afecto que alienta en su lenguaje fluye cias al primero. este proceso no puede desarrollarse a la inversa. Todo lo cual. puesto que sabe . He influjo Divino es perpetuo. denominada melancolía. el hombre supon- dría que lo que es propio de los espíritus le pertenece a él (ver más arriba. por intermedio de su pensamiento puede recibir el bien y rechazar el mal. puede elegir. pero aquello que no recibe a través del pen- samiento emanado del afecto. De todas maneras. con el cia el mal y la mentira. la ansiedad reaparecía. Este me ha sido dado observar y confirmar a través de una larga experiencia. acerca del cielo y su conjunción con él.

y goza de la misma sabiduría que los ángeles. de donde gel. se disipa. Su exterioridad. es algo que no puede ex- presarse en pocas palabras. ridad de su mente. sino que a diferencia de los CAPÍTULO X X X I V ángeles. perecería en el acto. porque en lo que se refiere a la interio- la verdad. Pero como el hombre cree que no recibe influjo. y a su relación con los ángeles. a consecuencia de ello. que nada puede subsistir por sí mismo. sin embargo. sólo establece una relación. Como eí influjo del Señor no se detiene en un ni- partir de algo previo. y supone que todo lo que piensa y quiere. por amor de sí mismo y del mundo. y que. puesto que este influjo no se interrumpe en un nivel intermedio. ni el mal le sería imputado. humana. sino es a bién su base y fundamento. con el Principio original de todas las cosas. se hace alusión a su conjunción con infierno. subsisten gracias a él. vel intermedio. sino que con- tinúa hasta llegar al plano exterior. sino que prosigue hasta llegar a su plano exterior. Establece una relación con los ángeles. el hombre es similar a un ángel desde la creación. hay u- P e r o ^ l hombre ha suprimido su conexión con el cielo. existen perpetuamente. Por otra parte el hombre. cuando se habla procede. Por eso un hombre que ha vivido ces vería al Señor en todos sus buenos pensamientos y en todos sus bue. el hombre E l hombre ha sido creado de manera tal que pueda hallarse en conexión y conjunción con el Señor. debido a su variedad y diversidad. Puesto que comprenden. enajenándose de tal forma que ya no es na correspondencia entre todas las cosas del mundo natural y todas las que posible que sea la base y el cimiento del cielo. y que. tanto una correspondencia. y como nada puede exis- causa eficiente. entonces el efecto se disuelve y se disipa. si esta conexión se disolviera. y esto en sentido genérico. todas las cosas derivan de un Principio. también reside en el mundo natural en lo que respecta a su exterio- ridad. según que- y que la conexión que tienen con aquello que es previo es similar a la que da dicho. sería expelido al infierno. está constituida por todo lo que pertenece a su memoria natural o externa y al pensamiento e ima- LA CONJUNCION D E L CIELO ginación derivados de ella. y que no tiene conexión alguna con el Ser Primero (Esse) de la vida. y el cielo desligado de la raza de ese Principio. con el género humano se establece de manera tal que uno subsiste por que la subsistencia es una forma de existencia perpetua. y así lo manifestaron. que atañe a esta cuestión. por ende. de los ángeles. que todas medio del otro. reside en él y procede de el Señor. y que aquello que conforma el plano exterior en el cual concluye el influjo Divino del Señor. y pervierte el influjo del bien que recibe. que tienen un valor meramente mundano. de ello se sigue que la conexión y conjunción del cielo ilustrados lo entendieron de esta manera. incluye conocimientos y CON E L HOMBRE A TRAVES DE LA PALABRA datos científicos con sus respectivos deleites y placeres. por otra parte. Portante. y que al derivar su existencia como una cadena a la que le falta un eslabón. y por si no está acompañado por espíritus. dado que el cielo es el cielo por obra él.Todo ello uienes piensan de acuerdo con su facultad racional interior Q están en condiciones de advertirque todas las cosas se hallan vinculadas con el Principio a través de nexos intermedios.es decir. que el hombre es Incapaz de pensar absolutamente nada pueblan el mundo espiritual (ver N=103-115). y que existe una conexión. asimila el mal. existe entre un efecto y su causa eficiente. no sólo se halla en el mun- do espiritual en lo que respecta a su interioridad. y puesto que el nivel intermedio que atraviesa es el cielo angélico. adjudicándose el de la Divinidad del Señor. Todo esto pone de manifiesto que el plano no tiene ninguna conexión con él. tampoco sabe que esta conexión se establece a través de los cielos. En un sentido genérico. pero con los ángeles del cielo. entre todas las cosas humanas y todas las cosas Añadieron que la causa de la ignorancia en que está sumido el hombre en lo del cielo (ver N»87-102). que reside en el mundo natural. como una casa que carece de cimientos. volviéndola hacia el mundo y hacía sí. está dotado de similar voluntad e intelecto. y el mal que fluye en su interior. al apartar su interioridad del cielo. porque si del efecto se sustrae la mientras que el plano exterior reside en el hombre. y al ser su plano exterior es tam- piensan acerca de ello. pues ría hacerde la bondad un mérito personal. es decir. y no en virtud de la naturaleza propia (proprium) mérito. puede ver- se más arriba (N^7-^2}. cuando exterior del orden Divino está en el hombre. reside en el hecho de que el hombre cree que vive por sí mismo. en armonía con el orden Divino. y de ello depende su vida espiritual. enton. Como los hombres tir de forma inconexa. y que el género humano separado del cielo vendría a ser las cosas subsisten en virtud de un Principio. el lenguaje y los actos. y que. después de la muerte se transforma en án- nos actos. Pero en qué consiste la conexión de todas las cosas con aquello que las pre- cede. no pretende. Lo único que puede decirse. Que es la Divinidad del Señor la que crea el cielo. ni del cielo ni del de la conjunción del hombre con el cielo. que el bien procede del Señor y el mal del infierno. además de los sentidos mismos. es que existe una conexión entre el mundo natural y el mundo espiritual. advirtieron. por lo que el Señor ha provisto 164 165 .blece de tal modo. en consonancia con pero no está en conjunción con ellos. Si el hombre fuese capaz de creer. junto con diversos placeres propios de los sentidos corporales.

pone de manifiesto cuál Dios. Estos dos g é n e r o s d e pen-^ ductorias. Por consiguiente. seme- jante al vidrio limpio. Así es como perciben los ángeles todas estas cosas. Las doce puertas eran doce perlas. por "la longitud. y a s í ^ f t i n ^ i j f í i l o s tiempos se estjblecía una con- junción entre el aeñor y el generoTüimano. entienden: todos elOlyidoTséoompuso una Palabra en la que todos los vocablosy" sus sigTíi.. todas las cosas naturales que contiguraban la taz externa de s u ' "Santa Ciudad. la cual es de ángel". por "la medida del muro.21). Para com. 1^ ftRfifi_fii pií^iln Rfi me tiizo saber que los más anjiguas pueblos 306. es decir. U goñÓcía^la revelpc-ió" dirpcta^Doraue su interioridad e s t ^ a ^ Y la calle de la ciudad era de oro puro. sm embargo son "¡jiTsola cosa. pero la ciudad era de oro puro. de medida de hombre. de ma- nera que las perciben de un modo distinto que el hombre. Cuando la ciencia de las correspondencias cayó"en tura y la anchura de ella son iguales". Y sin embar- go los pensamientos de los ángeles y los pensamientos del hombre forman Vi un cielo nuevo y una tierra nueva. de Dios. (XXI. de medida de hombre. por eso a las iglesias de este perio"ao descenderá la santa ciudad Jerusalén. cita- remos algunos pasajes ilustrativos. porque el primer cielo y la primera tie. y él midió la ciudad con la caña.j)orgue corres. Todo ello. tifican con lo que capta el oyente cuando éste presta atención al sentido de Y yo Juan vi la Santa Ciudad. y que entonces surgirá un nuevo cielo .. y Cuando un hombre lee estas palabras las entiende de acuerdo con su sen- entonces surgió otra forma de revelación indirecta por medio de las"correS2 tido meramente literal. transparentes. y sus dimensiones". por "el oro puro. "su muro. Pero los ángeles que acompañan al hombre entienden sentido de las correspondencias-y d"elas representaciones. y también como nexo de la ra. cionado en el Apocalipsis. deToriTÍaq'ue encierran un sentido espiritual tienden: todas las verdades que la protegen. y sobre la nueva tierra exclusivamente de correspondencias. y también en el Apéndice a la Nueva J e r u s a - Y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra lem y s u Doctrina Celestial (Appendice ad Doctrinam Caelestem). y se sabfcTqüe^ estas cosas de un modo completamente diferente. Y midió su muro. porque el pensamiento de lorángeíes es espirituaLniiejv leza. transparente como vidrio.. cual es de ángel. orientada tiacia el cielo. la anchura y la altura de ella conjunción entre el cielo y el tiombre. ellos lo entienden espíritualmente. culub que j g ^ m ^ n a eiTiTSeñor proveyó un medio d e ^ n j u n c i ó n ent7¥el cieíp entienden: el bien del amor que hace que la doctrina y sus verdades sean y "ei-nomüréná Palabra. la cual poseerá exactamente las me- üti las llailió iglesias representativas.un medio que sirva de base y cimiento-de! cielo. la sultarse numerosos pasajes de Arcana Coelestia donde se expone el tema.. que tian sido compilados en un breve tratado sobre E l Caballo Blanco men. puesto q ü r g t r a q ü é T f a e t a p a é l culto [Jivino estaba compuesto desaparecer. por "su muro" ellos en- flcados son correspondencias. son iguales. de las palabras y no a las palabras mismas. o lo que viene a ser lo mismo: las repregéñTafír cielo nuevo y una tierra nueva" ellos entienden una nueva iglesia. los bienes y verdades de esa doctrina en su conjunto. Pero esta época llegó a sulin. cien- oimerno. El material de su muro era de jaspe. la nueva Jerusalén. descender del cielo.1.. En el Apocalipsis se_de^ribe"Tsr'Nueva las ideas natuc^es del hombre se tornan en ideas espirituales entre los án- geles. y su longitud es igual a su anchu- dio de la Palabra. A fin de que se comprenda el modo en que se establece la c o n - junción entre el cielo y el hombre a trav-és de laPalabra.. para entienden: su doctrina celestial revelada por el Señor. adornados con toda piedra preciosa".2. una unidad porcorrespondencia. la longitud. pueden con. se conocíFeL didas descriptas. enelquehabilaiilusáiigeies. es decir. los cimientos del muro. "la nueva ciudad Je- Jerusalén" en las siguientes palabras: rusalén". Por aquel entonces. la al- peTTg^rgofTTos ángeles.. sarnietitü pareceti diversos. prender el modo en que la Palabra sirve de medio de conjunción. por "los cimientos del muro." ellos culto eran medios que utilizaban para pensar espíritualmente. preciosa. ciento cuarenta y cuatio codos. por la y p u i Biidé. la nueva Jerusalén. y percibe slTsentido literal o extern^o Jos ángelesM^lan^su sen entienden: todas esas verdades tutelares en su conjunto y según su natura- (érno o espiritual. semejante al vidrio limpio" (con el que estaban hechos la ciudad y sus calles). De ahf que cuando ei nombre se apartó deloeloTeíiminand^o ¡os vín. pónden. ellos labra. esto es.porésó'cijañ"go"ü]^^ to cuarenta y cuatro codos. que el cielo visible junto con la tierra han de pot^déncias.. sobre "un cielo nuevo y una tierra nueva". todo lo que el tudas las cosas que liaysbbre la taz de la tierra corresponden a las cosas es-~ hombre entiende naturalmente. esto es. Por "un pintuaies del cielo y la iglesia. así como las palabras de un orador se iden- rra pasaron. Tomemos otro ejemplo de la Palabra: 166 167 .16-19. y "doce mil estadios". entienden: los conocimientos en que se basa esa doctrina. Y este medio es la Palabra. sin que éstos tengan la menor noción sobre el sentido literal de la Pala- bra. por "sus doce puertas que eran perlas" ellos entienden: verdades intro- tras que eipensamiento del hombre es natural. es el modo de conjunción que se establece entre el cielo y el hombre por me- La ciudad se fialla establecida en cuadro. descendiendo del cielo.

el sentido interno ternas. que aquellos que viven solamente en la luz natural no pueden ver. y que esta sabiduría esplende en el cielo. por tra tierra. si ésta fuese recibida en las cosas ex- tán en conjunción así como el alma y el cuerpo. como el cielo (ver N** 59-72). y reciben las E n ciertas ocasiones. Si bien este en Egipto. integrándose ambos a la nación israelita. es- los que permiten captar la revelación. Que la condición de los hombres de de la Palabra es su alma. el cual es truido sobre las verdades Divinas a través de ella. la iglesia en la que reside la Palabra. En aquel tiempo habrá una calzada de Egipto a Asiría. añadieron que sin esa Palabra la luz del cielo no llegaría al hombre de nues- mismo. (Isaías XIX. que los hombres de otras tierras. es algo que puede inferirse claramente de la condición de la Palabra de principio a fin. si bien. puede ser comprehendido por los que viven solamente en la luz natural. influjo de la luz del cielo. la verdad no sería comprendida. y esa presencia infunde luz a quienes están apartados. El hombre desconoce esta conjunción que se establece por la co- el caso sería bien diferente de no existir la Palabra. No quisieron que se y los pulmones a través de varias derivaciones. Por lo demás. que sí poseen ese don. Asimismo reside la Palabra. al igual que los asi. el hombre de esta tierra se habría separado del cielo. y el sentido literal su cuerpo. según Palabra. la conjunción entre el cielo y los que se mantienen apartados. siendo entonces aceptos. en el ca- pítulo relativo a los gentiles. diciéndoles que algunos la menosprecian por la senci- llez de su estilo. puesto que la sabidu- viene a ser como el corazón y los pulmones de ese Hombre. sino también en todas las visceras y miembros del cuerpo entero toman su vida del corazón cada palabra. heredad. La luz Divina reside en la Palabra. arcano puede ser comprehendido por quienes viven en la luz espiritual. labra. y qué es lo que piensan los ángeles al leer estas palabras. perdiendo de tal modo su facultad racional. Asi. El hombre. El hombre de esta tierra está más inmerso en las cosas mundanas. porque el hombre de esta tierra ignora todo lo que se refiere al pen- 168 169 . porque la iglesia del Señor es universal. y de que el sentido lite- concierne al cielo. y son los dones internos cuando los ángeles piensan espíritualmente y el hombre naturalmente. al infierno y a la vida después de la muerte. estas personas son instruidas por los ángeles después de la muerte. el hombre de esta tierra es de tal con- rlos. ante los ojos del se ignora que encierre en sí tanta sabiduría. Y esto se verifica en esta tierra es tal. (Sobre éstos puede consul- el"egipcio". en realidad. y que nadie sabe nada sobre su sentido interno. Por lo demás. pero este tema se verá en detalle más adelante. o para ser ins- se al sentido interno. Los ángeles replicaron que Señor tiene el aspecto de un solo Hombre. el natural tantes de otras tierras. de rnodo que verdades Divinas. o do: bendito el pueblo mío Egipto. reconocen a la Divinidad y llevan una vida de caridad. de igual manera. allí el Señor y el cielo acontece exclusivamente cuando la verdad Divina le es revelada a través de están presentes. y la verdad Divina es el esplendor del cielo (ver N° 132). piensa que los egip- cios han de convertirse a Dios. pero los ángeles. y desconocen la Palabra. y asirlos entrarán la cual todos los habitantes del cielo se vinculan y comunican. y ello tro hacia la periferia. e Israel mi ven de un modo oscuro e indistinto. y los egipcios servirán con los asirlos a Je. tarse un pequeño tratado en donde se los describe en forma detallada). y cuyo nivel espiritual es "Israel". puesto que es la ver- los que pertenecen a la raza humana y se hallan fuera de la iglesia en la que dad Divina. pueden ser tenidos por T ambién se da una conjunción del cielo por medio de la Palabra con aquellos que no pertenecen a la iglesia. es comparable a una luz que se difunde desde el cen. que es el intermedio. ya que la facultad racional del hombre existe por tido interno. pero aunque el estilo de la Palabra en su sentido literal es aparentemente sencillo. y egipcios en Asirla. pero la Palabra. S i esa Palabra no hubiese sido recibida en la tierra. En aquel tiempo Israel será tercero con Egipto y con Asiría para bendición puesto que los que viven en la luz espiritual ven innumerables cosas con cla- en medio de la tierra. de hecho. Es sabido que ría Divina yace oc^lJa no sólo en el sentido general del texto. lo íntimo de su corazón. Qué es lo que piensa el hombre. La iglesia universal en la tierra. el "asirio".:entre ellos hay algunos que han obtenido una eminente reputación de eruditos.23-25). viven pasara por alto que esta sabiduría es la luz "del cielo. quienes conforman los miembros de ese Hombre. y acompaña a todos los que más sabios que los otros. y que portal razón. dición. y el asirio obra de mis manos. ni se daría la conjunción entre el cielo y el hombre. he hablado con los ángeles sobre la Pa-. mediante la cual se conoce al Señor. De cualquier modo. y así. la excelencia del mismo es incomparable. piensan en el hombre de la iglesia espiritual. Esto puede deducirse con rrespondencia que existe entre el sentido espiritual y el sentido natural de la más claridad de lo que se ha expuesto antes sobre la forma del cielo. porque corresponden. ateniéndo. lo niegan en ral sirve como base y fundamento. puede educirse del sentido literal de la Palabra y de su sen. porque Jehová de los ejércitos los bendecirá dicien- ridad. que carece de aptitud para recibir revelación directa. en estos dos sentidos son una sola cosa. no hová. ya que esta con- medio de la Palabra. de manera que las cosas externas. esto es. quienes aun sabiendo por la Palabra todo lo que es un medio de conjunción entre el cielo y el hombre. fundándose en el sentido literal. a diferencia de los habi- descripto aquí en este sentido. junción sólo es posible en la medida en que esa luz ilumine al hombre. Lo cual es una demostración de que la Palabra los miembros de la iglesia. y el racional.

¿y que las estrellas del nuestros días a la humanidad muchas cosas referentes al cielo y al infierno. complacen íntimamente al enterarse de que el Sef^or ha querido revelarle en sea aniquilado y se extinga junto con el sol y la luna?. parcidos a todos los vientos. chos que por su sabiduría mundana son tenidos por doctos— sigan confun- vado esas creencias sobre el cielo. ra dudas. Ello ha sido permitido a fin de | ángeles fueron creados en el principio. Los habitantes del cielo son aquellos que en el otras cuestiones relativas a la fe de la iglesia. y que a partir de esa unión el hombre volverá a vivir como tal. desean que yo declare —según sus textuales palabras— que en todo ¿dónde está mientras tanto. y por último negación. porque a su vez cree que . es- tándose día a día. ya que todos los habitantes del cielo y del infierno pro. y el alma. originándose así el infierno. en tanto que no sea iluminado por una genui- hombre. y qué cosa es desprovista de los sentidos que el cielo no hay un sólo ángel creado como tat desde el principio. sume a la mente en las tinieblas. provoca desorientación mental. no podrá saber qué es el sentido interno. donde habitan los deno. y al leer la Palabra fuese capaz de pensar en base a cierto conocimiento del mismo. Por último agregaron que si el hombre conociera este sentido. nadie ingresa al cielo o al infierno hasta el advenimiento del juicio final. t tierno proceden de la raza humana. donde moran los llamados genios fuego eterno? ¿Qué es el día del Juicio? ¿Acaso no se lo ha esperado en va- malignos. el cielo y el infierno. por otra parte. so existe tal cosa? ¿y qué es eso de que el hombre padece el tormento del L?iablo. Pero puesto que impera semejante ignorancia. sumiéndolos en las tinie- interpretación de ciertos pasajes de la Palabra según su sentido literal. el nombre del infierno delantero. que habiéndose rebelado fué arrojado al en el momento del juicio. y ello genera ignorancia. Los ángeles no de. y de conversar asi- mismo con aquellos que están en el infierno. y en este sentido está persuadido de que en esos tiempos todas ángeles. y que el dia. destruyen la creencia de muchas jado luego al abismo. En las próximas páginas se describirá la índo. que el mundo cristiano ha deri. Portal ra. Que esta creencia ha sido des. ser éste ilustrado y explicado poruña auténtica doctrina de la Palabra. sible que cuerpos devorados por gusanos. que han ido incremen. ya que por este medio captaría ideas semejantes a las de los E l hombre de la iglesia cree esto. se manifiesta de manera patente cuando oímos decir:¿ "Acaso ha ve- en el mundo vivieron en el amor y en la fe infernales. sobre el estado del alma hasta entonces. ya que es imposible creer que el cielo y el infierno proceden del género humano si se cree que ningún hombre ha de ingresar allí hasta el fin del mundo. porque la iglesia ha llegado a su consumación. Junto con otras expresiones que implican una negación minados espíritus malignos. es posible creer por ser incomprensibles. here- desconocerá que la conjunción puede establecerse justamente a través de jías y errores. sobre los| abismo junto con su turba. recibien- 311. a fin de evitar que los que piensan así —tal es el caso de mu- le de estos infiernos. y entre aquellos que piensan so- encia. ni en el in. aquellos que fruida. desde hace ya unos años. que el hombre deje de aferrarse a su errónea creeencia sobre la resurrecciónj blo o Satanás era un ángel de luz. ya que dicen en lo íntimo de su corazón: damental de la iglesia. según nido alguien del cielo para contarnos cómo es? ¿Qué es el infierno?¿ Aca- dijeron. y mientras ignore esto. gene- nada sobre el cielo. poblado de constelaciones. él. cuando en realidad. puesto que se cree que los do así información sobre el cielo y el infierno. Como esa creencia es una creencia que profesa lo q u e ' jan de maravillarse de que en el orbe cristiano se profese semejante cre. y na doctrina. Portante. Satanás. se fundan otra vez con sus almas?. accedería a la sabiduría interior. zón. de la diendo y pervirtiendo a los simples de fe y corazón. mundo vivieron en el amor y en la fe celestiales. entrando así en una más íntima conjunción con el cielo. sobre todo les sorprende el hecho de que no se sepa absolutamente bre estas cosas de acuerdo con los dictados de su propia inteligencia. personas en la viJfe del alma después de la muerte. las cosas visibles perecerán. y otras nuevas surgirán a la existencia. Tales y muchas otras cosas del mismo tenor que no fierno ningún diablo creado originalmente como ángel de luz para ser arro. cielo caigan sobre la tierra. el infierno y sus habitantes. y que entonces cada alma se restituirá a su cuerpo. este conocimiento es el principio fun. ces en forma ininterrumpida desde la mañana hasta el crepúsculo. y ^ a c e d e n del género humano. ángeles y el diablo. ya que Sarniento y lenguaje espiritual de los ángeles. lo que se denomina Diablo y Satanás es el infierno en su conjunto. al no 171 170 . que es totalmente distinto al del el sentido literal de la Palabra. Aseveran los ángeles. ¿y acaso es po- disipando así en la medida de lo posible las tinieblas. no durante eras?". a ve- 1 ^ n el orbe cristiano se ignora por completo que el cielo y el in. poseía en el cuerpo?". dando así origen al cielo. siendo más grandes que ésta?. consumidos por la corrupción. es falso. es el nombre del infierno posterior. se ¿"cómo puede ser posible que un cielo tan vasto. los del infierno. Esta creencia encierra a la otra —que CAPITULO X X X V sostiene que los ángeles fueron creados como tales desde el principio—. Pe- E L CIELO Y E L INFIERNO ro a fin de que el hombre se convenza de que esto no es así. total. me ha sido da- PROCEDEN DE LA RAZA HUMANA da la posibilidad de gozar de la compañía de los ángeles.

lo cual se lleva a ca- admitiendo que los simples de fe pensaban más juiciosamente que ellos en bo a través de un proceso procreador. que no exageraría si dijese que el dida en que está obliterada y su exterioridad develada. La mayo. tantos. interna del hombre no está develada en el nivel superior.blas infernales en lo que respecta a Dios. gozando de in. pues la ría de los que habían muerto recientemente. puede verse más arriba. puesto que vivían como hombres igual que antes.1 duría celestial y angélica. quedan estu- pefactos después de su muerte. el cielo y la vida eterna. otros en el infier. De modo que el seminario del cielo este punto. al advertir que tienen cuerpo. Porque en la medida en que la por unos días. medida desechar el cuerpo que habían tenido en el mundo. porque el plano exteriordel orden Divi- no reside en él (N*' 304). hacia el infierno. (Que el ángel posee del estado de su vida después de la muerte. y al llegar al evocar sus nociones sobre la vida después de la muerte. reciben el infierno. de modo que me fue dado hiablar después de su muer. debido a que no miraban hacia el cielo sino te con todos aquellos que conocí durante su vida en el cuerpo. y quienes reciben el mundo sin recibir al mismo tiempo el ra su sepelio. y ambas están conformadas para la recepción del cielo. circunscribiendo todas las cosas al do- 172 173 . a lo que respondieron que consideraban que era una buena cielo. y con otros a lo largo de todo un a. se sienten avergonzados y reconocen su fatuidad. después de verse liberada del cuerpo su forma sigue siendo hur guera estriba en el hecho de que las cosas externas. mente humana posee la capacidad de acceder a la sabiduría al igual que la bres igual que antes y que su estado era similar (ya que después de la muer. puede deducirse tam- bién del hecho de que la menté angélica y la mente humana son similares. y cuando se ve liberada hombre de la iglesia sea víctima de semejante ignorancia y ceguera acerca de su cuerpo. entonces deja dual hacia el cielo o hacia el infierno) sintieron un nuevo arrebato de júbilo al de pensar naturalmente y comienza a pensar espiritualmente. y sobre todo. es su vida después de la muerte. por medio de una combinación de los ele- ritus. ante el hecho de que incluso el en su esencia un ángel (véase más arriba. Cuando se examinó la mentalidad de ciertos eruditos. ya que la interioridad del hombre ha sido conformada para la recepción de to- no. y todo lo que depende de estas cuestiones. El Orden Divino M uchos eruditos procedentes del mundo cristiano. sino solamente en tonces empezaron a darse cuenta de que la causa de tanta ignorancia y ce. la mente se hun- de en las tinieblas si el hombre pretende ir más allá de esas doctrinas. ya que cuando se ama lo que pertenece al cuerpo y el mundo. y que solamente habían pasado de un mundo a otro. interioridad del hombre está develada. el cual había de- sempeñado ya sus funciones. pero en la me- ño. de ese modo accede a la sabiduría de ios ángeles. hacia cuerpo. viendo que vivían como hom. y si no alcanza esa sabiduría en el mundo se debe al hecho te el estado vital de cada uno al principio es tal como el que experimentó en de que está encerrada en un cuerpo terrenal. He conversado con algunas personas dos días después de su muerte. sensaciones y deseos tal como en el mundo. con otros durante meses. como ocurre actualmente. cuando en realidad éste debe. P or lo demás. al advertir la ignorancia y la ceguera que habían padecido sobre el estado de lo que demuestra que la parte interna del hombre. das las cosas del cielo. ambas están dotadas de la facultad de entender. rada y su exterioridad develada. se halló que su interioridad estaba totalmente oblite- velada por el Señor. han absorbido de tal modo la atención de su mente que no pueden el cielo. que habían reside en el plano exterior del orden Divino. de forma que continúa hasta llegar al plano exterior. y me instaron a que declarase que no estaban muertos. y en él puede plasmarse todo lo relativo a la sabi. la interioridad de mi espíritu tía sido de. y habitan en casas igual que en el mundo. y cuando comprobar que estaban vivos. y asimismo con muchos otros. el inferior. 73-77). y portante. muchos de ellos habitaban en el cielo. hacia el infierno. renovándose y multiplicándose. se renueva y se reproduce. sino sólo hacia abajo. percibir y telecto y voluntad. pero es horrible y diabólica. minio de la naturaleza. una perfecta forma humana. si bien se verifica un cambio gradual que indica un progresión gra. cuando la mente se ve liberada de sus vínculos con el cuerpo. persistido en sus nociones erróneas. designada su espíritu. ser elevados a la luz del cielo para ahondar en las cuestiones de la iglesia más allá del límite impuesto por sus doctrinas. y expresaron que ellos jamás hubiesen creído piensa espiritualmente sus pensamientos son incomprensibles e inefables que estas cosas habrían de suceder. total llega a cien mil. el cielo y el infierno. querer. Si la parte ría estar más ilustrado que los demás en lo que toca a estas cuestiones. mentos que allí encuentra. En. Q ue el cielo procede del género humano. ya que no puede mirar hacia arriba. mente angélica. Y al nunca se detiene en un nivel intermedio para constituir algo que no tenga relación con el plano exterior. sas del mundo. cualquiera que haya recibido instrucción acerca del orden Divino puede comprender que el hombre ha sido creado para que lí?!^ue a s e r u n ángel. N= 57). ya que allí no puede alcanzar su plenitud y per- fección. pensamientos y afectos. el alma y los espí- plano exterior asume su forma y. relativas al mundo y al mana. Se mostraron sumamente asombrados para el hombre natural. mira hacia el infierno. disponen de vestimenta. con algunos hacia el mundo. y su exterioridad para la recepción de todas las co- haciéndoles saber que se estaban celebrando los funerales y exequias pa. Pero el caso es diferente el mundo. posee forma humana igual que un ángel. éste mira hacia el cielo.

alma. me han sido reveladas muchas cosas concer- muchos llevan una vida más virtuosa que los cristianos. en cambio el mundo fluye desde el nivel inferior. y por ende de la Divinidad. contra la Divinidad. Dado que no puede darse un influjo del mundo na- nes en comparación son muy pocos). in- gresa al cielo o al infierno. no. honores. El cielo en el hombre Mirad mis manos y mis pies. o de menoscabar su reputación. pero quien lleva una vida moral ateniéndose a las normas CAPÍTULO X X X V I del hombre en el mundo. a la forma en que el hombre debe adorar a la Divi- dando a entender con ello que El era un hombre no sólo en cuanto a su es. develando la interioridad del hombre. La vida de este último es natural. no cen al Señor. quienes constituyen las llamadas naciones gentiles. ingresan al cielo. y si ignoran al Se. por- LOS GENTILES. tiaciéndola Divina. o sea. es decir. de manera que si no se recibe el cielo. 36. Ambos los espíritus. vale decir. El hombre que vive una vida moral por reverencia hacia la Divinidad. El pre- espíritu no tiene carne ni liuesos. se abstiene de hacer el mal por motivos de índole espiritual. velada. en tanto que Su cuerpo devino un símil del na vida meramente exterior. como veis que yo tengo ( L u c a s XXIV. porque E cuerpo. porque el Señor es el amor mismo. al decir: y quienes tienen el cielo dentro suyo. uno de ellos conduce a la salvación. pero el hombre que lleva una vida moral de índole meramente natural. y en ser guiado por la Divinidad. es una vida espiritual. tural en el espiritual. y esto lo demuestra de manera fehaciente el he. Es sabido que los gentiles. espíritu). siempre y cuando sepa qué es lo que crea el cielo en el hombre: puesto que el cielo está dentro del hombre. porque un consiste en reconocerá la Divinidad. debido a que el cielo fluye desde el nivel superior. porque Su alma procedía del Padre entonces uno alza los ojos hacia la Divinidad. del Padre. Por eso el Señor —a diferencia de cualquier otro hombre— resuscitó en cuerpo y alma. y Su amor consiste en desear la sal. cuya exposición ofreceré normas de los hombres en el mundo. descono- sí mismo. al igual fin de que se sepa que el hombre vive después de la muerte. ellos tiene el cielo dentro suyo. el otro no. pero la vida moral que obedece a un en forma ordenada en las próximas páginas. y al mirar hacia la Divinidad a- parta su mirada del mundo. pero quien se abstiene de ha- QUE NO INTEGRAN LA IGLESIA. puesto que cuando estuvo en el mundo glorificó Su Humanidad íntegra. es decir. y se guía por E s opinión generalizada que los que han nacido fuera de la igle- sia. l Señor resuscitó no só'lo en Su espíritu. 174 175 . y lo puso de manifiesto ante sus discípulos (que al verlo creyeron que se trataba de un Q ue los gentiles se salvan al igual que los cristianos. es guia- do por la Divinidad. sino también en cuanto a Su cuerpo. que yo mismo soy. no pueden alcanzar la salvación. O LOS PUEBLOS que esto atenta contra su religión. es algo que cualquiera puede advertir. en la medida en que quiera y ame esos precep- tos. sino también en Su ya que vivir de acuerdo con la propia religión es vivir interiormente. la del primero es espiritual. palpad y ved. y cuando esto ha arrai- píritu. es decir. La vida moral pue- de obedecer a un sentimiento de reverencia hacia la Divinidad. han nacido hombres. Aquel que se abstiene de hacer el mal a su prójimo. develando su exterio- individuo. Por ello ha provisto que todo hombre tenga una religión. Difiere en cada cual según su afecto por el bien y la verdad. al igual que los que integran la iglesia (quie. o bien a las nientes al estado del hombre después de la muerte. al tratar el tema del mundo de sentimiento de reverencia hacia la Divinidad. EN E L CIELO cer el mal por temor a la ley. y quiénes son los que no lo reciben. porque al no disponer de la Palabra. que los cristianos. y que A y que en conformidad con la vida que llevó en el mundo. viven en conformidad con sus principios morales. modo que a través de ella reconozca a la Divinidad y lleve una vida interior. Los preceptos de toda religión atañen al culto. pero internamente son completamente distintos. ridad y no su interioridad. o lu- cro. géneros de vida son similares en su apariencia externa. y aparte del Señor no hay salvación posible. de cada persona. alcanza a todo dad. Procuraremos ilustrar esto a través de un ejemplo. Quienquiera que piense con un mínimo atisbo de el natural. cepto primordial de toda religión es reconocer a la Divinidad. tiene el cielo dentro su- yo. solamente es posible el influjo del mundo espiritual en ñor no es por culpa suya. que es u- y era la Divinidad en Sí Misma. Pero ocurre que el cíelo es diferente en vación de todos. nidad para que el culto sea aceptado por la Divinidad. también pueden salvarse. y por esta vía fluye hacia su exteriori- cho de que la misericordia del Señor es universal. gado en su mente. El hombre que lleva una vida moral de índole espiritual. puede darse cuenta de que ningijn hombre nace para el infier. se abstiene d e ^ a c e r el mal por motivos de índole natural. Sin embargo. no reconoce a la Divinidad no es una religión. porque los gentiles. lá interioridad permanece luz racional. Una religión que 39). De esto se deduce quiénes son los que reciben el cielo dentro suyo. substrayéndose de la vida mundana. se guía por sí mismo. entonces es guiado por la Divinidad.

el orden. percibir la interioridad de mis pensamientos. deleite. especialmente sobre el bien y la verdad) quedó asombrado ante semejantes y que la sabiduría no puede relacionarse con ninguna otra cosa. sobre el orden. les leí un pasaje de la Palabra. Pero ac- bios. bre el Señor. pues el bien y la verdad se aman mutuamente y desean entrar tensión del orbe asiático. y por consiguiente. inmediatamente reconocen y adoran tención. Quien desee saber al- T ambién me fue dado hablar con otros hombres que vivieron en los tiempos antiguos. muy renombrado en el mundo erudito. y aceptan más íntimas de su ser. cuando oyen que Dios se hizo hombre. hablé con él sobre la sabi- duría. y partiendo de una sola idea pudieren discernir la serie total. Prime- ramente aparecieren ante mí. y casi todos ellos ignoran que el Señor asumió forma Humana en nues- tra tierra. En el Interin.Quienes viven en el afecto del bien por reverencia a la Divinidad. debido a que adorah a la Divinidad bajo una forma humana. y per último sobre el Señor. que había vivido en el mun- U do en el bien de la caridad según su religión. diciéndole que las verdades adoptándolas con la mayor presteza. cesa que les produjo un inmenso tualmente no hay hombres sabios como les que había en les antiguos tiem. puede consultar el pequeño tratado sobre L a s Tie. A fin de que pudiese informarme sobre unos y otros. sintió un intime regocijo. advirtiendo por ciertos indicios que se trataba de Cice- rón. y que a su manera había intuido que la salvación del género hu- mane sólo sería posible a través de El. las reciben en la otra vida en dado departir familiarmente con algunos de estos hombres sabios. q u e l o s gentiles que han llevado una vida moral de obediencia. pero esto debe entenderse así: toda salvación proce- de del Señor. que abarcaba una considerable ex- dad Divina. nació como hombre. adquiriendo así cierta conciencia. y manifestó su asombro an- te el hecho de que los hombres doctos de nuestro tiempo no experimenten S e me hizo saber por diversos medios. y allí los ángeles los instruyen acerca de los bie. subordinación y caridad mutua en conformidad con su religión. reputados entre los más sabios. entonces. como lo hacen muchos cris. Por último hablé con él sobre el Señor. a una cierta distancia. Entonces ex- aceptados en la otra vida. ni rumian suspicacias contra el Señor. En el universo hay innumerables tierras colmadas de habitan- tés. asumió la Divinidad Humana. a- nimándola con exquisitos arcanos de sabiduría matizados de encantadoras ntre los geritiles. opuestos a las verdades de la fe. En cambio les gentiles. ex. sobre la in- controversias. Es una verdad Divina la que afirma que aparte del Se- as que confirman la verdad.observando que no le sorprendía la actitud de los tales.cosa que sí pueden hacer los ignorantes. y dirigiéndose a ellos. clamó que le resultaba imposible seguir oyendo. Supremo. donde se originó la religión de numerosas nacio- en conjunción. hay sabios representaciones. porque sus ra. aman la ver. Puesto que sabía que era un hombre sabio. se comportan con modestia. y que desprendiéndose de do falsos principios. la Palabra. Y advertí claramente que la interiori- dad de su pensamiento. siendo concebido por Dios. en ocasiones durante horas y días. después de oír algunos pasajes que le leí. inteligencia y sabiduría. Y sin embargo. ñor no hay salvación. Acer- ritus razonan entre sí con mayor escrupulosidad y agudeza que los hombres. que procede de la sabiduría. ciertos espíritus cristia- te. puedo reconocer la verdad a partir del bien mismo. y se me hizo saber que procedían de los antiguos p u e b l o ^ c u a n d o se acercaron. me fue recibido las verdades genuinas en este mundo. Así. o de su mente. extraídos de estoy en condiciones de captar lo que no sé". ca de la sabiduría afirmó que la única sabiduría es la que emana de la vida. son aceptados por el Señor y guiados por El. su plenitud. que sea necesario im. A lo que respondió que él tenía ciertas nociones so- tianos. aunque no hayan nes. al oír a ciertos es- píritus cristianos razonando sobre lo que debe creerse (puesto que los espí- bre diversos temas. con él conversé so- n espíritu de procedencia gentil. ocasión de tratar a un hombre contado entre los más sabios de su tiempo. Su naturaleza humana materna. durante su vida en el cuerpo habían asimilado concepciones execrables al siendo la raza humana obra Suya. y pecta a la Palabra. les fue dado go más sobre este tema. que procede del Dios zonamientos se basaban en apariencias y falacias. En base a esto pude percibir que eran supremamente sa- E y simples. y que a-. nos procuraron inocularle pensamientos cavilosos. y declaró que no le interesaba lo que decían. Y percibí que la esencia de su deleite y regocijo provenia de lo si- 177 176 . pos. son el menor deleite al estudiar la Palabra. y hasta que no se viesen libres de ellas no podrían aceptar las ide- te ante los hombres. que afectaba las fibras instrucción. tuve virtud de su amor. Elloá no se han fabrica. ya que percibía una bendi- nes y verdades de la fe con extrema solicitud.que sólo pueden concebir al Señoreóme un hombre común y corrien. y que El es pugnar. y que vivir según ese orden es ser sabio e inteligente. había sido develada. teligencia. Esto explica el hecho de que los gentiles. los Libros de los Profetas. El Mismo quiso manifestarse plenamen- respecto. quien rige el universo. la inteligencia. especialmente por este: porque cada palabra posee un sentido interior. puesto que al Señor. pero él no les prestó a- sí se manifestó El Mismo en el mundo.En le que res- presó: "Si soy bueno. especialmente en la Antigua Iglesia. me fue dado dialogar con ellos. Con el fin de que pudiese formarme una idea cabal sobre ellos. expresando que puesto que Dios es Dios sobre el cielo y j a tierra. captando así muchas cosas en rras del Universo (De Telluribus in Universo). al igual que entre los cristianos. y después de haber recibido ción mucho más honda de lo que le era dable resistir.

y que como hombre. Y al cabo de unos días de estar con ellos. la vergüenza que por ello sen- tamente el relato de lo que aconteció a Micaía. En cierta o. pero con menos presteza que otros. cuando ingresan a la otra vida. y que su vaban. Con todo. el dolor que lo embargó cuan. do saber que eran chinos. reciben las verdades de la fe. y se maravillaban de que un adorador de una imagen de talla pudie- caridad era nula. Luego. me fue dado percibir su estado de de talla. sino también su inocencia. pensamientos. y que ese Dios es el Señor. En relación a esto citaré aquí un par de ejemplos. Un poco después hablé con ellos. él estaba capacitado para entender tra doctrina en el orbe. (que trata sobre Micaía. bí que experimentaban cierta repugnancia. los terafines.29. na torta de mijo y una cuchara de ébano. la ebriedad y otras cosas seme- el de los cristianos. o cualquier otro objeto tallado. al odio. a este espíritu se le podían infundir los dones de la fe. y que dejando de lado las imágenes de talla debía pensar en Dios. me fue dado percibir el afecto interior que ins- diante el trato directo— de que los cristianos llevan una vida reprobable. aunque eran bien- venidos como invitados. aunque observaron esto. No sólo percibí su dolor. representan y significan cosas celestiales y espirituales. Observaron que en U na mañana. comunmente se los pone en contacto con ciertos espíritus que nes todas las ocsas de la fe se reciben espontánea y jubilosamente. si no habrían reclamado para sí alguna pertenencia ajena. el cual me fue comunicado. luego. que les producen repugnancia porque se contraponen a su religión. lo obser. son simples de corazón. una honda congoja. se abrigar tales sentimientos de compasión e inocencia. pero los ángeles. Hay gentiles que ador y Soberano universal del cielo y la tierra. y cómo los hijos de Dan se llevaron su imagen tra vida todo pensamiento se comunica. Cuando percibieron ese disgusto. del norte y del sur. y primeros que serán postre- al Señor. Una tarán a la mesa en el reino de Dios. lo llamé simplemente "Señor". su modo de pensar. ros. y que algu- P en su mayoría. bían contraído esta aprensión en el mundo al enterarse de que los cristianos llevaban una vida harto más reprobable que la que ellos llevaban. fendido a quienes se mostraban disgustados. Escuchó aten. Después substituyen a sus dioses o ídolos a fin de que puedan desprenderse de sus de un tiempo fue recibido por los ángeles. era de tal naturaleza. la riña. ciertos es- se sintieron íntimamente conmovidos. vez que han reconocido estas cosas. Los espíritus cristianos allí presentes. y cuando se poseen tales do- A los gentiles que han adorado a algún Dios en guisa de imagen o estatua. (Xlll. en grado más eminente que cualquier o- ben ser adoradas. les ingresan al cielo con más facilidad que los cristianos. resonaron a los lejos las voces de un coro. o casión. y a tra- vés de las representaciones que componía el coro. aquellos que llevaron una vida regida por la caridad mutua. Que implicaba el reconocimiento de que tal vez habían o- ' durante la vida del cuerpo había adorado una imagen de talla. en la otra vida acceden a nos se sentían disgustados por su deseo de estar solos. hay postreros que serán primeros. y el levita) advertí la presencia de un espíritu gentil que agitación mental. flexionar si acaso no habrían cometido una transgresión contra el prójimo. mientras leía los capítulos diecisiete y dieciocho del Libro de los Jue. flotante. Al pronunciar el nombre de "Cristo" perci- tinaba a pensar. y en su ignorancia había inocencia. guíente: todas y cada una de las cosas que oían mientras les leía la Palabra. él sentía la misericordia • del amor. Pero se les hizo saber que no estábamos solos. en ocasiones se los pone en con- tacto con ellos. y se sen- tianos es más incompatible con su doctrina que la vida de los gentiles. diciéndole que las imágenes de talla no de- ron saber que la doctrina cristiana. tían. de acuerdox:on las Estos en la otra vida se muestran más renuentes quereros a aceptar las ver- palabras del Señor en Lucas: dades de la fe. pero segiJn me fue revelado. Y como en la o- ces. Manifestaron que deseaban acercarse. que a causa de su dolor interior apenas si a. y que mediante esta ciencia per. y se sintió invadido por nifiesto que estaban dotados de caridad. refiriéndome por ijitimo al Señor. Posteriormente los ángeles les hicie- píritus benignos hablaron con él. y adoran Y he aquí. tan es así. fantasías. y cuando estuvieron a mi la- do.y podía recibirlos con afecto interior. al i- gual que la fe. durante su paso por el mundo. Cre- que son muy pocos los que viven en conformidad con ella. me fue da- sus tiempos. Pero cuando al referirme a El. ya piraba su adoración. me dijeron que querían estar a solas conmigo para poder revelarme sus ero en la actualidad los gentiles no son tan sabios como antes. y también la imagen de una ciudad feccionaban su sabiduría. durante su vida en el mundo llegaron a darse cuenta —por referencias y me- Mientras le decían estas cosas.30) Debido al estado que gozaba. y era mucho más santo que que son adictos al adulterio. o con otros que hacen las veces de substitutos-tal es el ca- 179 178 . u- y también su escritura. A quienes han adorado hombres. se pusieron a re- la sabiduría. les enseñan que laxioctrina cristiana. preceptúa una vida bien distinta. preceptúa el amor y la caridad. ha- pitaba en todos sus afectos. sus fantasías se desva- necen. y exhibían una suerte de cabra lanosa. Ello pone de manifiesto que en nuestros días los genti- jantes. de hablar. que pal. amén de una serie de nobles afectos: de esta manera se puso de ma- do los hombres de Dan se llevaron su imagen de talla. sólo que la vida de los cris- Porque vendrán del oriente y del occidente.

Perqué todo afqúeíque par- fe d e este müñBoráTTñgrésa'ré]^ «^tado vital. pero CAPÍTULO X X X V I I cuando se dan cuenta de que son humanos igual que ellos. la culpa es suya. medio del bautismo se los inicia en la fe de la iglesia. el adolescente. siendo a- Q sf universal. porque disponen de la Palabra donde están las verdades Divinas. y que está integrada por todos aquellos que han vivido en el bien de la candad según su religión. luego. en un sitio tenebroso. aunque posteriormente estos es- tados se vayan modificando. se pue- no pertenencen a ella. pero los flauta de un solo tono: como si no encerraran el menor pensamiento racio. o. donde quiera que haya nacido. Moisés y David—. es decir. A estos espí. puede verse más arriba (N«308). el in- fante conserva su estado de infante. hasta llegar a Tiro y Sidón. nadie recibe el cielo o la fe a través del bautismo. quien la regeneración procede. y en la inocencia. como ser.desempeñando ciertos menesteres de muy baja categoría. que pues- H ay quienes creen que los niños nacidos en el seno de la igle- sia van al cielo. hacia la derecha. Afirmaron haber permanecido allí por muchos siglos. tierra de Canaán incluyendo ambas márgenes del Jordán. y estaban imbuidos de los mientos de lo que es verdadero. De los gentiles que hay en el cielo los predilectos son los africanos. sus respectivos estados.\ddaL-i^pQ. y si un hombre va al infierno. y a través de ellos. El cuerpo terrenal en sí es basto. al perfeccionar su inteligencia y sa- bienes de la fe. negando en su cora- que ge las aptitudes germinales paraTIegar a ser ángeles.so de los judíos que adoraron a Abraham. y en cionalmente. se sienten avergonzados. tornándose idólatras. tienen dere. Filistea. E l estado que gozan los niños en el cielo. supera notablemen- te ai estado que experimentaban en el mundo. para citar sus palabras. El estado de infancia aventaja a todos los de- más. y la lo. el niño su niñez. Asirla. de e hablado con algunos miembros de la Antigua Iglesia: se de- H nomina Antigua Iglesia a la que se estableció después del Di- luvio. y de tarla. como el corazón y los pulmones en el hombre. puede tener la certeza de que todos nacen para el cielo y na- un estado miserable. De modo que es conveniente que se sepa. se relaciona con los que arraigado en ellos a través de los actos de su vida. Arabia. a menos que estén preparados para acep. Jacob. Egipto. de padres píos o impíos. la Mesopotamia. y se convierte en ángel. y que no pueden brindarles la menor ayuda. de la verdad de la fe y el bien del amor. accede al cielo. sin embargo. L O S NIÑOS E N E L CIELO lada a los sitios que les corresponden de acuerdo con la vida que han lleva- do. Libia. que todo niño. versas formas. ya que la inocencia es receptáculo de derivan su vida todas las visceras y miembros del cuerpo según sus di. Esto me llevó a pensar en la condición de muchos cris- tianos —que si bien no son idólatras exteriormente. Observando. nos no s^onangefes sino que llegan a ser angeles. posiciones y modos de conjunción. y en conformidad con el orden Divino se le imparte la debida instrucción. por- que reciben los bienes y verdades del cielo con más facilidad que otros. niños están exentos de culpa. el hom- ue la iglesia del Señor se extiende por todo el orbe. Pre- fieren que se los llame obedientes antes que fieles.de don. a menos que acepten esa doc. Pero éstos ignoran que cho a ser llamados fieles. y donde se reconoce al Señor. Los hombres de y se le infunden afectos hacia lo que es bueno. La sonoridad de sus palabras era similar a la de una die para el infierno. Etiopía. la cual abarcaba numerosos reinos. conoci- esta iglesia sabían que el Señor habría de venir.- seen la misma mente infantil I3 mí"''"? '«^'?Q9'^r'>=. que la regeneración es posible entre quienes nacen en el seno de la iglesia. y el mal aún no se ha de la Palabra mediante la cual se conoce al Señor. y no toma sus primeras sensacio- 181 180 . ^ i g r y ^ r f l n r i a y la misma ternura en todos los aspectos. y por to que los cristianos están e n posesión de la doctrina de la fe. biduría. median- te las cuales se alcanza la regeneración. renegaron. den implantar todos los dones del cielo. ya que se adoran a sí mismos y adoran al mundo. y que la iglesia donde resi- bre y el anciano. sino que tienen u n cuerpo similar al de los ángeles. lo son en su fuero ínti- L qs^níúos-qyo muoron o i o u « a s i e M o niños en laotra. y a <íue el bautismo es me- trina. tras lo cual se los tras. nal. Los niños están dotados nada más mo. pues no están revestidos de un cuerpo terrenal. ramente un signo recordatorio de que el hombre deber ser regenerado. Quienquiera que piense ra- ritus pude divisarlos al frente. al morir es recibido por el Señor y educado en el cie- Siria. porque los niños pequeños gozan de inocencia. de- bido a que los niños que son miembros de la iglesia son bautizados. puesto q u £ j o s ni- zón al Señor— y en la suerte que les espera en la otra vida. pero los que nacen fuera de la iglesia no. dentro o fuera de la iglesia. en cambio ellos no. si bien a veces se les permitía salir para servir a otros.

la inteligencia. Primero se representó la Ascención del Señor del Sepulcro. y con el mayor criterio. en este mundo a los niños se lico (lo cual puede verificarse en el capítulo respectivo. se desarrollan mediante el uso. N« 234-245). salvo de un modo muy le- El cielo correspondiente aparece adelante. que son algo así como piezas la zona del ojo derecho. conforman el lenguaje angé- do exterior o natural. que xpondremos brevemente el modo en que son educados los ni- E ños en el cielo. las ideas del pensamiento emanado del afecto. con lo que hacían una alusión. de esta manera. además. hay algo de funéreo. vida espiritual en el bautismo. A simismo se hizo ostensible la tierna calidad de su intelecto. pude percibir que su intelecto se hallaba develado hasta el grado de ser receptivo al Señor. Después vi cómo los ángeles representaban el descenso del Señor a la región de los "confinados". que un tenue vapor. son llevados al cielo. que son tan bellas. a guiar sus movimientos. y reciben el influjo del cielo de la inocencia. y los del reino celestial ante su ojo derecho (ver conocimientos de la verdad y los afectos del bien. Hay. con un toque inocente e infantil. y los niños. de que en la repre- Máximo. sabio que excede los alcances de la sabiduria humana. puesto que aque- llo que fluía d e ellos. sólo parecía fluir a t r a v é s de ellos. se perfeccio- blar sin adiestramiento alguno. La situación de este cie. al mismo tiempo. según su afecto maternal espiritual. medio. todos los niños habitan en la región de los ojos. y así sucesivamente. Para complacer la mente infantil. Posteriormente. Los que poseen dotes celestiales. y so instintivo. cuidando siempre con santo temor. principalmente desde lo más 182 183 . y al mismo tiempo. en la mis. El hecho de que en el Hombre Máximo o cielo los niños habiten en la región de los ojos pone de manifiesto que se hallan a la vista del Señor.nes y sus movimientos iniciales del mundo interioro espiritual. y bajo sus auspicios directos. los sentación no se deslizase nada que no tuviera un contenido espiritual y ce- de índole espiritual en la zona del ojo izquierdo. inspirándose al principio en afectos de orden nan día a día. Y puesto que en el mundo amaron a todos los ni. gradualmente. que. Cada una de ellas tiene junto con ella una noción del Señor. a medida que reciben las ideas del pensamiento. los reciben como suyos. en otros a la de los ángeles celes- tiales. de modo que su lenguaje condice plenamente con los A los niños se los instruye principalmente mediante representa- ciones adaptadas a su capacidad. dejaron caer unos cordeles casi invisibles. se tornan parecía ser puro afecto. que resultan literalmente increíbles. Sus institutrices les enseñan a hablar. haciéndose car- go de ellos mujeres angélicas que en la vida del cuerpo amaron tiernamen- a partir de las cuales. que toma su alma del bien. y su Ascención junto a índole de los niños es diversa. hacia la izquierda. Puesto que son espíritus. Por este pensamientos que fluyen de sus afectos. Esto fue llevado a cabo de un modo tag te a los niños y al Señor. que es el cielo. a través de ellas fluyen todas las dice con su interioridad desde el primer momento. y los de índole celestial en lestial. el cual era tan tierno y delicado. mediante los cuales aligeraban la recha. por un impul. y a consecuencia de ello. Debido a que los ángeles del reino espiritual ven al adaptadas a la mente de los niños. mediante los cuales no disciernen todavía las ideas del pensa. otras representaciones. que proceden todos de la inocencia. Describiré ahora las representaciones que me fue dado contemplar. y al mismo tiempo. les es gradualmente ins- tilada. delicadamente remota. a causa de que en la noción de un sepulcro. ya que ñor fluye en las ideas de los niños pequeños. las aman como a sus propias madres. Se representó la imagen de un sepulcro. aparecen en ese cielo hacia la de- y piedad. No ocurre das las cosas que aparecen ante sus ojos y les brindan deleite. lo cual tiene lugar inmediatamente C después de su muerte. En sus les debe enseñar a caminar. y los que poseen dotes espirituales. Por lo demás. lo cual se llevó a cabo con incomparable prudencia L de los ángeles espirituales. miento. Pero pasada su primera edad. cosas del cielo. de son instmídos por maestros. su obrar con. in- lo está determinada por el hecho de que todos los niños se hallan bajo los sinuaron en el sepulcro una sustancia atmosférica de aspecto similar al de auspicios directos del Señor. gracias a este recurso se eludía. ños con maternal ternura. incluso sus afectos. como la vista y el oído. das estas cosas tienen un origen espiritual. el Se- distintos y precisos. Mientras rezaba la oración del Señor. que ma línea o radio en que los ángeles miran al Señor. percibí el influjo de su in- telecto en las ideas de mi pensamiento. nas si podía percibirse que se trataba del Señor. se instilan en primer lugar to- sentidos. jano. y a tiablar. pero esto en forma tan remota que ape- a su cargo tantos niños como lo desee. sumamente suaves y delicados. se los traslada a otro cielo don- genérico. aunque se inician en ellas rápidamente. en la región de la frente. sino del mun. aprenden a caminar y a ha. en algunos es semejante a la con ellos hacia el cielo. En el Hombre ascención del Señor. y de una sabiduría interior tan sublime. develando así su interioridad. mediante las cuales se los guía hacia los Señor ante su ojo izquierdo. a la es el tercer cielo. N= 118). Sus pa- labras iniciales son meros sonidos del afecto. puede inferirse la naturaleza de las demás. pues su exterioridad y su in- terioridad son homogéneas. El lenguaje de los ángeles (según puede verifi- carse más arriba. más arriba. la unión de Su Humanidad con Su Divinidad. N^^ 234-245) fluye de los afectos modificados por las ide- as del pensamiento. y como to- lo mismo con los niños en la otra vida. uando los niños resucitan.

ya que es la inocencia de la sabiduría. los niños son de índole celes- tial o espiritual. y nen vida. y ellos me hicieron saber que pasaban de una turaleza de sus deleites. entonces es sabio. así. esto es. pues en ellos no hay nada que obstruya sus ideas como en el caso de los adultos. ni un vida perversa que obstruya su recepción del geles. ama ser guiado por el Señor. hacia la inocencia interna. Pude contemplar unos niños deliciosamente ata- la inteligencia y la sabiduría constituyen el alimento espiritual básico. que mientras tanto les había servido como plano. se ha- lares cuando se entretienen con sus pequeños juegos. pueden haberconfirmado su opinión bien.íntimo de su ser. y que conservan su condición de tales entre los án- comprensión de la verdad. me fue dado hablar con algunos que fueron criados desde niños en el cie- giones interiores. y cuando los niños ingresaron. se designa como Su justicia y Su mérito. Pero la realidad es bien distin- dualmente conducidos hacia ese estado por medio de conocimientos del ta. La naturaleza propia del Señor es lo que los adultos. y en otras cosas la inocencia de la sabiduría. y senderos que conducían a re. Quienes ignoran qué es un ángel. es decir. cosas placenteras y deleitables hacia los bienes de la inocencia y la caridad. El ángel está hecho de inteligencia y sabiduría. sí. cencia.El pensamien- to. o S egún se ha indicado más arriba. por medios deleitables y placenteros compatibles con su índole. en el que no había muchos árboles. Es fácil distinguir unos de otros. y lo que es mucho más admirable. a medida que perfeccionan su inteligencia y sabiduría. y esto en virtud de las viados. infancia. los ángeles son representados como niños. sino una disposi- dad. no son tan dulces. go cuando ya eran jóvenes. hacia la recepción de las verdades del bien y los bienes de la ver. Y a que la forma del cuerpo no es otra cosa que la forma colores celestiales. externa de la interioridad. en la medida en que un hombre goza de ino- vida. ésta entra en conjunción con la inocencia de la similares. sino que son gra. ya que cuando alguien es sabio. y en ella permane- cellas en un jardín paradisíaco. y asimismo el modo en que son guiados a través de edad a otra en el transcurso de su vida. porque carece de sabiduría. y que crecieron allí. Por tanto. que portaban unas guirnaldas de flores esplendentes de bellísimos correspondencias. las flores que lo. de acuerdo con los movimientos de su natural ángeles. Q ue la inocencia es receptáculo de todas las cosas del cielo. de adolescentes y jóvenes. entrelazadas sobre sus pechos y alrededor de sus tier. Todo ello pone de manifiesto que los niños pequeños no gozan de un a través de las pinturas e imágenes que se admiran en los templos. no tienen noción de que existan cosas inanimadas. La genuina inocencia es sabiduría. ción angélica más madura. y en tal medida. Esta inocencia es el fin a alcanzar median- en todo lo que expresan hay una especie de vibración alada. La inteligencia y la sabiduría producen tal efec- to. Para ellos. sino de adultos. que la inocencia es una propensión a ser guiado por el Señor. no son ángeles. cosa ñía de los ángeles. practíca- 184 les . Para que pudiese cerciorarme de que esto es a- enramadas y caminos recubiertos de laurel. en armonía con el orden celestial. a algunos pude tratarlos primero siendo niños. Pero la inocencia de los niños no es genuina inocencia. dado que hasta los más quieren estas facultades. La diferencia te su instrucción y evolución. que se llama inocencia de la infancia. ya no tienen aspecto de niños. y que por ende la inocencia de los niños es terreno propicio pa- or un modo de comunicación común en la otra vida. los niños son guiados por la inocencia externa que gozan al prin- rece manar exclusivamente del amor del bien al Señor y del amor hacia otros cipio. puede inferirse de lo que se ha ex- puesto más arriba (N^ 276-283) acerca de la inocencia de los ángeles del cie- lo. pues a diferencia de lla en la naturaleza propia del Señor. las cosas que nutren su mente. se mantiene apartado de su naturaleza propia. se convierten en que permite que se los guíe. debido a ello. pero sí cen por toda la eternidad. todos y cada uno de los objetos tie- ra todos los afectos del bien y la verdad. cuando alguien es guiado por el Señor. bienes que el Señor instila continuamente en sus deleites y placeres. ningún principio falso que obstruya su capacidad de M uchos pueden suponer que en el cielo los niños siguen sien- do niños. que niños. donde estado angélico inmediatamente después de la muerte. Los niños adquieren un aspecto más adulto. inclinación. cielo alcanzan solamente la primera etapa de la juventud. y mientras los niños no ad- bien y la verdad. me fue da- P do apreciar el carácter de las ideas que suscitan en los niños los objetos que contemplan. pues ya no tienen una disposición infantil. Ello manifiesta cuál es la na. así ataviados. el lenguaje y los actos de los niños celestiales posee tal dulzura que pa- lo que es igual. Y me fue dado percibir que los niños en la tierra tienen ideas muy simi. nutren también su cuerpo. de forma que hasta en la más imperceptible de sus ideas palpita la no por sí mismo. Pero al llegar a ser inteligentes y sabios. La inocencia de los n ños me fue representada por medio de un objeto de madera. puesto que T ambién me fue dado presenciar el modo en que les son insti- ladas todas las cosas. En cambio los que son de índole espiritual. por consiguiente. los vi acompañados de sus institutrices y algunas don. cierta vez. Pero debe tenerse en cuenta que los nif^os en el nos brazos. y lue- ornaban ía entrada emitieron un fulgor jubiloso. una vez que han alcanzado también se evidencia en sus sentimientos de indignación. por más que gocen de la compa- imperceptibles detalles de su naturaleza son conocidos por el Señor.

tal que llevan consigo al ingresar en el otro. Está cia. estando en compañía de un coro de niños que gozaban de un estado de pureza infantil. tierra. Espíritus benignos y ángeles que veían el episodio a través de mis ojos. no es para castigarlos. que en este caso que desean el bien de sus niños. tiabitan en el íntimo cielo y se hallan más próximos al Sehor. y asimismo para que no se jacten ante los demás del bien que poseen. En un palabra. que éstos. y de pronto vi unos niños peleando. En la otra vida ninguna persona es castigada por su maldad heredi- co que existe es el amor mutuo. quienes son auténticamente inocentes. que es el amor serva en el bien. Por eso en la Palabra "infancia" significa inocen- tienta de este modo para que aprendan a ofrecer resistencia. que en realidad no son otra cosa que mal- dad. y se me hizo saber. 1 0 . se lo dejó recaer en la vida*perver- experimentaron tal repugnancia. y cuando tenían oportunidad de hablar. des- nudo y rebosante de vida. más común es que entre ellos taban a decir: "No es así". y que en virtud de la misericor. Por esa razón. también viven en el mal. ñas. el Señor los aparta del mal y los pre. El cual permanece fijo. al oírlos. portante. vale decir. ha- blar o actuar bajo el influjo de otros. como en el caso del primer hombre y su mu- éste es un deseo innato en estos espíritus. y se escondieron (cap. y cuanto mayor es su inocencia. en ciertas ocasiones se les permi. de manera tal que ellos crean que están e. que murió en su infancia y creció en el cielo. III. feccionan mediante los conocimientos de la verdad y los afectos del bien. y a al Señor y el amor mutuo. Se me hizo saber que a los niños pequeños se los adopten el aspecto de niños. entonces. Por ello. se abstengan de fomentar semejantes ac- no tiene la culpa si obra indebidamente. que contienen a la inocencia. Su memoria y sus afectos naturales corporales. ritos. se le castiga solamente por el mal titudes. En el siguiente ejem- fin de que no se forjen una falsa idea sobre sí mismos. mente entre los ángeles. por eso. sino para que sepan que 345. cuando los niños ya se han vuelto adultos. y se los remite al esta. pues ello se contrapone al bien del amor mutuo y a la verdad de la fe. tos es- de ellos desnudos. que se va vivificando a medida que ellos se per. sería aconsejable que los padres taria. el cual sí le pertenece: cuando se apropia de su mal- dad hereditaria llevándola a la práctica voluntariamente en su vida. se aferraba a esa opinión falaz. con quienes había . han adquirido en el mundo terrenal y material un cierto plano men- dia del Señor se los eleva hacia el cielo liberándolos del infierno que los o. y para que aprendan que no deben pensar. que su horror llegó a estremecerme. puesto que no o- bran deliberadamente como los adultos. pero que. empezando por cia (ver arriba N'' 278). le fue dado percibir que era proclive a dominar a los demás. cuanto mayor es la sabiduría de los ángeles. puesto que la inocencia se representa por medio de la píritus que me acompañaban no podían abstenerse de inducirlos a hablar. al llegar a la edad adulta. desnudez exenta de vergíjenza. Luego. mayor es gún percibí muchas veces. que no de- H ablando con los ángeles acerca de los niños pequeños. rechazar la falsedad y el mal. que los niños peque- ta que conocen. se limi- su inocencia. suge- rí que tal vez éstos se hallen exentos de mal. Me hallaba en una calle de una gran ciudad. y algunos como lo hacen más tarde. Pero cada vez que esto ocurría. que hace a sabiendas.mente desprovisto de vida. por una emanación de la esfera de su todo por el hecho de que sean los padres quienes instigan a los niños a co- vida. 1125). Por tanto. los ojos de los demás ángeles bajo el aspecto de niños pequeños. _ I ndicaremos cuál es la diferencia entre los que mueren en la ni- do de su maldad hereditaria. jer en el paraíso (Gen. una turba se agolpó alrededor. al igual que a los ángeles. rehusando a hablar por compulsión. sintieron vergüenza de su desnudez. renuencia y repugnancia iba acompañada de una suerte de indignación. Cier- f^os son instigados por sus propios padres a entreverarse en este tipo de ri- to individuo. Para mi sorpresa. fue admitido nueva- cia que reciben del Señor. niños desde su más tierna edad los sentimientos de amor mutuo e inocen- Pero una vez que hubo reconocido su verdadera índole. se- 11). Este plano está constituido por prime. y observaron que de esa manera extinguen en los reprobaba el adulterio: tales perversidades había heredado de sus padres. Por con- siguiente. 7 . y siempre aparecen ante M uchas veces. Y para que sepan. I ñez y los que mueren en la edad adulta.estado en compañía anterior- de forma que por propia iniciativa privan a sus hijos del cielo. donde lo úni- mente. inculcándoles sentimientos de odio y venganza. E n base a lo dicho puede inferirse cuál es la educación de los niños en el cielo:consiste en guiarlos por medio de la inteligen- cia de la verdad y la sabiduría del bien hacia la vida angélica. percibí un conjunto de tiernos sonidos dispersos: pues todavía no actuaban al unísono. excepto el Señor. el hijo de un rey. y que no meter este tipo de cosas. puesto que esa maldad no le pertenece. pa- 186 187 . sobre sa en la cual había nacido. y permanecen inmersos en ellas has- pectáculo con la mayordelectación. la genuina inocencia se representó a través de un nif^o bellísimo. Quienes mueren sien- por sí mismos no son otra cosa que maldad. cuando los niños llegan a la edad adulta en el cielo. en seguida. contemplando el es- te recaeren sus maldades hereditarias. y que si están en el cielo es gracias al Señor y no a sus propios mé.n el bien por sí mis- mos. figurándose que su plo puede apreciarse lo diferente que es la educación de muchos niños en la bondad procede de ellos y no del Señor. do adultos. cuando perdieron su estado de inocen- advertí que los niños se resistían. reconocen y profesan la verdad sobre esta cuestión. a lo que respondieron que al igual ben consentir que nadie los guíe.

3) parecen tan inteligentes y doctos como quiene. Quienes sienten este afecto. Con todo. puesto que la luz del cielo es no que poseen un plano natural espiritual. Pero quienes aman la verdad. Portante. y reciban en rrespondencias. Y si resplandecen así. pe- que enseñan la justicia a la multitud. ellos no de resplandecer como las estrellas. tintos. sin embargo. según consta en el pasaje citado. to entre los ángeles como entre los hombres. Tal como es L a inteligencia celestial es la inteligencia interior. ba. y "resplandecen como el resplandor del fir- can en la tierra alcance el grado de perfección del estado de los niños que mamento". Por otra parte. apartándose del cielo. y tiene su o- rigen en el amor a la verdad. N^'iaz). dad {XII. y los al Señor. pecto exterior. En el mundo éstos tienen fama de inteligentes. le sirve a su pen- samiento como plano externo. y el "firmamento celestial". hasta se diría que son más sabios. la luz del mundo sin la luz del cielo. N''126-140). si. tan- su lugar los amores espirituales. sen bien dis- especialmente a aquellos que ejercieron su magisterio en la iglesia. de manera tal que vuelve la vista de su intelecto y de su fe ha- cia el mundo. ya que todo influjo recibi- se origina en los conocimientos del bien y la verdad. y por sus prédicas. se contempla a sí mismo en las ver- dades Divinas. alude a la facultad intelectual que recibe la luz del cielo.s reciben la luz del cielo. no persigue la gloria mundana.siempre y cuando aparten de sí los amores corporales tedad del cielo (ver arriba. los individuos de esta índole reciben la luz del mundo. que es un afecto a la verdad por la ver- sas proceden del Señor. no pueden resplan- decer en el cielo. teniendo como fin la gloria mundana o la gloria celestial. entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento". y no la luz CAPÍTULO X X X V I I I del cielo. ni la gloria celestial. De ahí provie- sabiduría: de donde deriva el hombre su condición de tal. ya que no derivan nada del mundo material ni del cuerpo terrenal. también gozan de la ver- plano. que y se conmueve y deleita cuando esa luz ingresa. ve y deleita íntimamente a quienes la buscan. y son consumados expertos eriel arte de fingir afectos celes- mente se cree que se alude a las personas reputadas de eruditas y doctas. ellos creen y aman ser'parte de lo que es propio del dad misma. ro no reciben la luz del cielo. que han la fe. ne el genuino afecto por la verdad. y al tener como fin semejante gloria. y mueren siendo nif^os. estos niños no saben que nacieron en el mundo. ni quiénes son los que "enseñan la justicia a la multitud". desta. No conocen ningún otro nacimiento que el espiritual. dad Divina. el hom- LOS SABIOS Y LOS SIMPLES EN E L CIELO bre se coloca a sí mismo en primer lugar. y como estas co. a juzgar por su as- Pero muy pocos saben quiénes son los "entendidos" a los que se ha. no pueden tener ni la verdad Divina. están Señor. y son educados en el cielo. y a que sólo los deleita y afecta la luz mundana. y según la correspondencia que existe entre su contenido y la fa. nacido en el cielo. de- bido a que profieren palabras similares. Portal razón. Todo ello aclara hasta cierto punto a quiénes se alude al decir que "los cándose por la elocuencia con que impartían su doctrina. sino que tiene como fin la verdad misma. pues todo lo que tienen proviene del cielo. no están dotados de ese quienes se conmueven y deleitan en la luz del cielo. Pero aquellos que leitan con la verdad misma.sando a un estado de reposo. de sí mismos. las estima como simples medios para la consecu- s creencia generalizada que los sabios en el cielo gozarán de ción del fin: como meros instaimentos útiles. pero en su aspecto interno. ya que según se lee en el Libro de Daniel: vinas en provecho de su propia gloria. Por su aspecto. es porque la verdad Divina alumbra la vas- se educan en el cieIo. A este tipo de inteligen- cia nos referiremos ahora. ante los ojos de les hombres. es apenas una den- sa tiniebla. 189 188 . Ahora ex- y sobre todo aquellos que gestionaron la conversión de muchas personas a pondremos quiénes son los que "enseñan la justicia a la multitud". que son el amor de sí mismo y el amor del mundo. Habitual. la cual conmue- este plano. y a las verdades que puede emple- ar para obtener su gloria. y en la inteligencia y la do del cielo posee en sí la virtud de lo deleitable y placentero. y en ocasiones. si bien. este amor. pues- to que es el fin que se persigue. y en el cielo. dotados de inteligencia celestial. tiales. se conmueven y deleitan en la luz del cielo. pues los aguijonea el amor ce alusión. según las co- y terrenales. después de la muerte. como las estrellas a perpetua eterni. Aquel que ama las verdades Di- E mayor gloria y eminencia que los simples. pueden ser de ninguna manera los inteligentes del cielo aludidos en el pasa- je citado. creen haber porque la interioridad de la mente está adaptada para la recepción de esa luz. a menos que su inteligencia sea celestial. o lo que es igual. y se vuelve hacia sí dándole la espalda Los entendidos resplandecerán cofT7o el resplandor de) firmamento. en este caso el afán predominante es el de la propia gloria. pues el pensamiento fluye en él. tal como los ven les ángeles. así es el tiombre después de la muerte. Esta luz penetra solamente en la interioridad de la mente. y la verdad Divina es el Señor en el cielo (véase más arri- afectos ni pensamientos crasos. Los que se conmueven y de- cultad racional. regocijándose en el Señor Mismo. no es imposible que el estado de los hombres que se edu.

y esto se acrecienta hasta que alcanza su plenitud. Una vez que su interioridad ha sido forja- una medida mayor. rrespondencia y actuar al unísono con su interioridad. Xlll. recibe todo lo que armoniza con él: de manera que el gra. La justicia del ceden del Señor. y en conformidad con su na intuición y percepción interior. por la verdad y el bien mismos. al cual pertenecen el pertenece al mundo— imprimiéndole una forma que le permita estar en co- afecto y el deseo. En a aquellos que no llevan a la práctica las verdades Divinas inmediatamente. en calidad y magnitud. cada cual según la calidad y grado de su inteligencia y sabiduría. si bien reciben el máximo que pueden recibir se. pue. Ello se debe al hecho de que el amor del hombre. puesto que los que quieren y obran. De ello se (Mateo. XIII.. viven en el bien quienes llevan las verdades a la práctica de inmedia- ne. y todo lo perteneciente al amor y a la voluntad se designa como bien. que son más inteligentes y sabios: y así se juzgan ellos a sí mismos. pues atribuyen toda justicia al Señor y no a sí mismos. Tal es el sentido de las siguientes pa. y el que tiene una medida menor. teriores al hombre externo o natural. La verdadera inteligencia y sabiduría consiste en ver y percibir lo que es lleva dentro suyo. aun lo que tiene le será quitado (Mateo. a los que obran de tal modo se los llama sabios. pues se incorpora a la voluntad y al amor. pues el bien pertenece a su voluntad y la ver- Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de S u Padre dad a su intelecto. en sí mismo. y a los que amaron poco se los llama simples. por consiguiente. recibe me. mientras que los que poseen una afectividad más intensa y de. Todo hombre posee facultades interiores deseo de recibir la verdad y su bien. ya que apenas es incorporada a la vida. quienes tienen poca afectividad la reci. y exteriores.. El hombre ve y percibe según la forma gún su grado. de manera que quien tiene rioridad cobra forma en el mundo.los sabios gozan de plena luz. XXV. son recibidos en el cielo. y tendrá más. se advierte que no es sino su propio bien y su propia verdad.se le dará. pues el bien y los (N'29-40). Su interioridad se plasma solamente en el cielo. el hombre es tal como su intelecto y voluntad. y ese amor se significa por medio del "sol" co. y en qué la espuria y fal- hombre ha asimilado en el mundo. se los llama la verdad proceden del Señor. consiste en obrar con veracidad y bondad. E n el mundo es creencia generalizada que quienes poseen muchos conocimientos —ya sea sobre las doctrinas de la igle- sia y la Palabra. el hombre ve y percibe por influjo interior.medida buena. pero los que no'quieren ni obran. Amar la verdad y el bien es ladiferencia entre los sabios y los inteligentes. y en el capítulo referente a los tres cie. el cielo. A éstos se alude aquí por "los reciben el bien y la verdad en su vida.12. y según el modo de conjunción de ésta con su exteriori- seos más intensos. vale decir. y por ende.. El grado de afectividad dad. remecida y rebosando darán én vuestro rega- zo. y las ideas de su pensamiento llevan la impronta de lo llameante. la reciben en proporción mayor. aman. al decir: cuando se considera al hombre. bueno y verdadero. or quienes "ensenan la justicia a la multitud" se alude a los que Porque a cualquiera que tiene. mientras que su exte- y deseo es similar a una medida que se colma. o relativos a las Ciencias—tienen una visión más honda y T odos los que han asimilado inteligencia y sabiduría en el mun- do son recibidos en el cielo y se convierten en ángeles. de su interioridad. porque el amor es algo recípro- al Señor que procede del Señor. recibe más. y a quien es amado el Señor le concede el don de amar. las cosas que ésta contiene fluyen en su exterioridad —que nos. La luz que ellos reciben es flamígera. El reside en el bien y la verdad. perdura después de su muerte. por eso. desprende que el hombre es amado por el Señor en la exacta medida en que su voluntad esté formada por el bien y su intelecto por la verdad. y cuando esto ha ocu- do de recepción se mide por el amor. Pues lo que el penetrante que los demás. a quienes amaron mucho se los llama sabios.. porque reciben el bien del amor directamente del Señor como sol del cielo. sino que las registran primero en su memoria para hacer uso de ellas poste. y las ex- ben en proporción menor. cada riormente.43). apretada. Los primeros aman al Señor y son amados por El. la verdad se convierte en bien. La interioridad se plasma de labras del Señor: una sola manera: cuando el hombre alza sus ojos hacia la Divinidad. rrido. siem. (véase más arriba. y en el cielo se llama sabios a los que viven en el bien. A quienes moran en el reino celestial del Señor. De manera que procederemos a exponer en qué consiste la verdadera inteligencia y sabiduría. Ser ama- Está dicho que "resplandecerán como el sol" porque moran en el amor do por el Señor es asimismo amar al Señor. de verificarse en el capítulo que aborda el tema de los dos reinos del cielo. ya que 190 191 . pero al que no tie- P son sabios.29) . aplicándolas entonces a la vida.38) to. el celestial y el espiritual (N*20-28). que enseñan justicia". da en el cielo. no aman. a ellos también se refiere el Señor. los simples reciben menos luz. Y en la medida en que el bien y la verdad pro- "justos". N'116-125). pues la sabiduría pertenece a la vida. En cambio T odos los que amaron la verdad y el bien por la verdad y el bien mismos. también lo que es malo y falso.(Lucas Vl. las interiores pertenecen al hombre interno o espiritual. y El habita en aquellos que Señor en el cielo es el bien que procede de El. porque lo s a . aplicándolos a la vida. se los llama "inteligentes". Cuál cual según su grado de amor por la verdad y el bien. y esto por u- pre dentro de los límites de su grado de afectividad. Por otra parte.

sí mismo. cuan. Su erudición no trasciende el nivel de las cosas que aparecen an- posteriormente. en cambio. porque la luz de la falsedad que habían además de poseer su interioridad develada. evidenciando tozudez. Ciertos espíritus. los que han confirmado su error. proceden de la Divi. De los que pertenecen a esta clase. morales. firmado profesar una fe autosuficiente. qué es la falsedad y qué el mal. trastocando las facultades que les permitían puria. firmaria. sino también al mundo. estaría dotado de inteligencia y sabiduría de manera innata . puesto que para ellos estas cosas están en tinieblas. Debido a ello. y nocimiento experimental. De manera que retienen en su memoria los datos diación de otros y no por la verdad misma. discurrían vinidad. a diferencia del hombre. adopta la apariencia de la verdad. la Psicología. conforman la inte- mo ciertas las enserianzas de sus maestros. y las relativas al mundo mediante el estudio de las Ciencias. las relativas al cielo en la Palabra to. incluyen los diversos géneros'de co- to que cualquier cosa que se confirma. Como a éstos los con- dad y el bien. quienes son realmente inteligentes se sirvan de los mismos conocimientos dero. rrados a ellas. El hombre que profesa esta creencia. la Química. y en esa luz las falsedades brillan como las verdades. sobre qué es lo que determina que los animales posean de manera innata los lada.—según se ha indicado antes— la interioridad se forja en el cielo. Citaré un ejemplo a modo de ilustración. Pues. rario. son los que no alcanzaron a comprender nada. sienten una conmoción interior. Estos perciben las verdades apenas las oyen. que carece de ellos. y al to y el afecto interior de su voluntad se perieccionan. las verdades dentro suyo. mueve la verdad. Las Ciencias. La interioridad de és. no sólo los animales prosiguen en el orden de su vida. Y el hombre cree en la Divinidad cuando quiere ser guiado por la Di. la luz nidad. • está completamente ocluida. te sus ojos e n el mundo. los menos inteligentes y sabios son la intuición de una mente esclarecida. llega a ser inteli. Ciencias. como la Física. la ven antes de con- nidad. éstos pueden adherirse a lo que respectivos. basan su pensamiento en la sensualidad corporal. la Historia de los Reinos y del Orbe Lite- tos sólo se halla develada en el plano inferior. e inspirados por ese anhelo. por más que en el mundo tengan reputación de eruditos taminan qué es verdadero y bueno y qué es falso y malo. posee aptitudes y facultades para comprender y adquirir sabiduría. viviendo en conformidad con ella. desechando así eLamor y la caridad. además de percibirias. que consiste en amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a gente y adquiere sabiduría. debe ser guiado hacia el orden mediante el conocimiento de las cosas in- y la iglesia. pero pa. y el hom. la Crítica y las Lenguas. son incapaces de elevar sus pensamientos por encima de las cosas que ven no es la luz del cielo. pero el hombre no. pero con menos terquedad. pues de tal forma la vista interior de su intelec. y pueden confirmar lo que es falso hasta que parece ser cierto. ya que no las juzgan como asuntos dilectos del pensamiento o de lo. al igual que el nivel de su exterioridad más pró- tes y sabios. Estos individuos poseen ocluido su plano interior por- do lo cual pone de manifiesto en qué consiste la inteligencia y sabiduría es. rioridad de la mente humana. la Astronomía. Si ternas y externas. Los simples que per. Estosven confirmado oscurecía la luz de la verdad. han sido esclarecidos. no continúan afe- 192 193 . el hombre se cultiva. tro suyo. ximo a su interioridad. para confirmarlas y doctos. y los examinan con ojo materialista. la Me- no hay absolutamente nadaque no se pueda confirmar. y ello so- han sido esclarecidos por medio de verdades espirituales. que habían con- naturales. y son individuos me- ramente sensuales. Los miembros del clero que niegan a la Divi- velada en la proporción en que han confirmado su error. y según concluyeron. cosa que no impide que es falso y creer en ello con la misma facilidad con que reconocen lo verda. y cuando cree que la ver. conocimientos correspondientes a su naturaleza. Ya que ios individuos de esta índole ven la verdad por me. pero no ningnos vieron y percibieron en el acto la veracidad de este aserto. sino la luz del mundo: llamada luminiscencia sensuales que percibe el hombre externo. pero no las ven den. L a falsa inteligencia y sabiduría es la inteligencia y sabiduría desprovista del reconocimiento de la Divinidad. Palabra con el mismo criterio que consideran las cuestiones relativas a las na vez confirmadas revisten un aspecto esplendente. y aplica a la vida sus conocimientos. adquirir conocimientos obtendria el don de creer en la verdad. Espíritus be- tenecen a esta clase. y ello por dar crédito a opiniones ajenas que dic- quienes no reconocen a la Divinidad. pero su exterioridad está de. y coíisideran las cuestiones de la natural (lumen). No pertenecen a esta clase aquellos que en la infancia aceptaron co. Si el hombre naciera en armonía con el orden de su vida. la bre contempla a la Divinidad cuando cree en ella. si al llegar a la juventud. ni por tanto. Mientras que los sabios que pertenecen a esta clase. Todo ello pone de manifies- to e n qué consiste la verdadera inteligencia y sabiduría. y al hallaria. son los que poseen su interioridad develada. por tan- relativas al cielo. civiles y lamente por la luz de la verdad. pero no a la luz del cie. Esta es la única manera en que la interioridad del hombre es deve. en cambio otros espíritus. que se han apartado del cielo. mirar hacia el cielo. Por ello no pueden ver nada que sea verdade- ro o bueno. para cultivar su intelecto. To. la Filosofía. puesto que a inteligencia y sabiduría espuria no deja ver ni percibir inte- L riormente qué es la verdad y qué es el bien. buscan. y esto a causa de que su interioridad los que han confirmado su error. do ya pueden pensar de acuerdo con su propio intelecto. según se ha dicho antes. reconociendo en su-lugar a la natura- leza. y los más-inteligen. cánica. la causa estriba en el hecho de que ra ser inteligente y adquirir sabiduría debe aprender muchas cosas. las cuales. y por tanto la inteligencia y la sabidun'a. y u. sino que anhelan la verdad. porque aman la verdad en sí misma.

No puede extraer ningún dato de esa memoria y Y en otro pasaje: exponerlo a la luz espiritual. P ero a los que han adquirido inteligencia y sabiduría a través de conocimientos y mediante el estudio de las Ciencias. lo cual es in- 126-133). Aquellos que en lo íntimo de su corazón negaron la Divini- dad —no importa aquí cuál haya sido su profesión— terminaron por volver- se tan estúpidos que a duras penas alcanzan a comprender los asuntos de índole meramente civil. y la ab- con las confirmaciones en favor de la Divinidad. además de reco- He podido percibir. ya que entonces no piensa so- la Divinidad. pero los datos que con- . son los niveles de inte- a esta descripción están sumergidos en tierras movedizas semejantes a los rioridad de la mente. y las verdades Divinas de- sorben como una esponja absorbe el agua. Esta apariencia procede de la luz del cielo. . a éstos las Ciencias les han servido como medios para alcan- de luz celestial. los hom- bres sensuales pueden razonar. y en coiñsecuencia. y estas variaciones se producen por confirmaciones de pantanos. y algunos con más astucia y agudeza que nadie. sólo que razonan fundándose en datos sensoriales que han confirma- Q ue estos individuos se comportan así —cuando ingresan en el mundo espiritual después de la muerte— puede inferirse tomando en cuenta nada más que este hecho: todas las cosas propias de la do a través de sus conocimientos. y las mutuamente de manera alternada. y efectivamente. Sin embargo. puesto que esos datos no son objetos de esa luz. se afirma que en la inteligencia y sabiduría verdaderas cuando se las ve en el mundo espiri- quienes han confirmado su oposición a la Divinidad y su creencia en la Na- tual. funda sabiduría. que son aquellos que le han asignado a su saber un uso en la vida. la interioridad se osifica. por consiguiente. en ese mundo.26) medio de sus conocimientos mientras vivía en el cuerpo.. De hecho. y no percibe las 194 195 . amar la Palabra y vivir una vida espiritual y moral (ver cosas se hacen visibles). y zafiros translúcidos. y como pueden razonar de tal modo. y oyendo no oyen. y su cabeza adquiere un aspecto calloso procede del Señor: origen de la inteligencia y la sabiduría (véase arriba.porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos. Es- san a un estado de reposo. fueron dueños de una una pro- espíritu el que piensa en el cuerpo. y esto de acuerdo otra vida estos individuos aceptan la falsedad con suma delectación. es de- los abrasa un fuego infernal.sí pueden ver lo que es falso y maligno. en la medida en que el espi'ritu del hombre M e fue dado hablar con muchos eruditos después de su partida de este mundo. y las En cambio los datos racionales e intelectuales que el hombre ha obtenido por revelaste a los niños (XI. Los individuos que responden ducen variaciones semejantes a las de los colores. y a plena luz. ni entienden (XII113-15) tiene están fuera de su percepción. y no afluyen a su pensamiento como cuando vivía en el mundo. examina las cosas los incita a acometerse entre sí. en tal medida sigue siendo racional una vez que se ha despojado del cuerpo. que si bien no alcanzaron la celebridad. y con o- se ha hecho racional en el mundo. A éstos. pa- to a sus razonamientos es el fuego del amor de sí mismo y del mundo. lamente en forma espiritual. Ya que el refiere el Señor en Maleo: hombre lleva consigo su memoria natural completa. se atormentan de confirmación.. y es el tros. sus falsedades se tornan en fantasías. He podido terioridad era más densa y profunda entre aquellos que habían confirmado percibir la interioridad de la mente de estos seres. con algunos que gozaron de notable reputa- ción. y esa luz es la verdad que turaleza. no podían tolerar un solo rayo arriba N'' 319). llegando a ser célebres por sus escritos en el mundo literario. La mente interior del hombre. Tal es la apariencia que revisten substancia ósea elástica repele lo que la toca. y los consume el infernal deseo de atormen- propias de la memoria natural. que la interioridad de su mente estaba oclui- da hasta el punto de parecer negra (dado que en el mundo espiritual estas nocer a la Divinidad. vie- memoria natural que están en conjunción inmediata con los sentidos corpo- nen a creer que son más sabios que los demás.. por medio de conocimientos y a través del estudio de las Ciencias.porque viendo no ven. y repelen la verdad como una ducidas del conocimiento de las Ciencias. y los acosan. La negrura de la in. sino también en forma natural. En la luminosa transparencia. las verdades Divinas a través de las cosas que hay en la naturaleza.. 25. ni admitir el más mínimo influjo del cielo. similar al de los diamantes. y su aspecto era de una su oposición a la Divinidad a través de los conocimientos adquiridos. que abarca la parte de la nariz inclusive. armonizan con la luz espiritual. ya que entonces el hombre es un espíritu. sólo los principios racionales de- tos son aquellos que padecen de falsa inteligencia y sabiduría. El hombre igno- mundo cuando no ha asimiladota luz del cielo a través del reconocimiento de ra que esto es así mientras vive en el cuerpo. mediante las Ciencias. rubíes. y para corroborar las cuestiones relativas a la fe. y donde se pro- dicio de que su grado de percepción es nulo. Los planos sobre los cuales se proyecta esa luz. zar sabiduría. El fuego que infunde afec- rales (como es el caso de los conocimientos mencionados más arriba). para no hablar de las cuestiones de orden espiritual. se diría que las sublima por el fuego del amor celestial. a quienes se ducidos de aquellas cosas son útiles al pensamiento y al lenguaje. y a aquellas que pueden servirle como medios tar a los que no los adoran como deidades. flameante y cerúleo. N« semejante al ébano. En esto degenera toda la erudición del separa y purifica hasta que llegan a ser ideas espirituales. e incluso ver. allí. de colores blanco destellante. que es una ambición de gloria y renombre que cir.

quienes comprenden la Palabra solamente según son. Estos son admitidos en el cielo antes que los demás. no comprenden pensamiento y afecto: los cuales generan sus actos. que puede disfrutar de la exquisitez de la comida y la bebida con tal la Palabra viviendo una vida espiritual y moral. En su interioridad la Palabra es espiritual.. la acción emana de la voluntad y el lenguaje del pensamiento. La mente humana es como el humus. ga en conformidad con su condición. siendo en realidad tal como ellas teral es natural. en tal caso. pero en su sentido li. lee que el hombre ha de ser juzgado de acuerde con sus actos. por- la Palabra. de manera que si ese ser pobres. portante. y amaron metido. que los ricos sólo pueden ser admitidos si resignan sus riquezas para llevar to. virtud de su pobreza. cometería fraude a la menor ocasión. 21) y fraudulento. pero los ricos no. se equivocan en demasía. éstos son los inteligentes y los sabios. su pen- la Palabra. mismo rango. o su posibilidad de lucrar. tampoco es menester que ceda sus bienes CAPÍTULO X X X I X a los pobres. Porque el hombre es tal como su afecto y pensamien- ay muchas opiniones sobre la admisión en el cielo. y que ningún hombre se desprende que adquiriendo conocimientos y mediante el estudio de las queda excluido del cielo a causa de su riqueza. aunque exteriormente sus actos Bienaventurados los pobres. que es origen sobre todo en lo que se refiere a los ricos y los pobres. Y así es como el hombre cambia de estado. otros. con expresión triste y plañidera y la cabeza gacha. En cambio aquel que obra hones- tamente y se abstiene de cometer fraude porque va contra Dios y contra el En cambio los que poseen cierta noción sobre el sentido espiritual de prójimo. sino que pue- de mostrarse alegre y divertido. y puesto que en su fuero interno es deshonesto teo V. o como su amor y su fe. De lo que se desprende que la parte externa del hombre no realiza abso- su sentido literal. Tanto los ricos como los pebres van al cielo. siempre y cuando no recurra a artificios o fraudes para lograr su co- mento". y que a los pebres les resulta fácil por el mero hecho de reputación. siempre y LOS RICOS Y L O S POBRES EN E L CIELO cuando en su fuero interno piense en Dios como es debido. ven una vida de fe y amor. De ello entran al cielo con la misma facilidad que los pebres. cuando de la externa. L u c a s VL 20. y hablar es pensar. no desearía defraudar a otro aunque tuviese la posibilidad. me fue dado saber con certeza que los ricos pensaba espiritualmente. por ejemplo. o residen en ellos. o porque ello va en centra de su el ojo de una aguja. En una palabra. Algunos o- H pinan que los pobres son admitidos. allí donde se la misma vida que los pobres. ya sean rices o pobres. y lleva el cielo dentro suyo. comunicarse con otros que tienen su tudio de las Ciencias. porque actuar es querer.. Pero en seguida se verá 196 197 . Pero aquellos que hacen una discriminación entenderse que ha de ser juzgado y recompensado de acuerdo con su —en lo que respecta al cielo— entre los ricos y los pobres. son los que han reconocido a la Divinidad. 3. Cualquiera de estas opiniones puede confir. y que todo está a cargo de su parte interna. pero esto sin haber cultivado de que no viva nada más que para ello. piensan distinto. y que tampoco es cuestión de que ande de aquí para allá como los devotos. si se le presenta la opor- tunidad. y muchos canzar la sabiduría. siendo sincero y justo con el prójimo. no tiene la menor la Palabra. frecuentar centros de esparcimiento. disponer de una residencia palacie- la interioridad de su mente mediante la adquisición de conocimientos y el es. su calidad de.. quienes "res- plandecen como las estrellas" y "resplandecen como el resplandor del firma- E n primer lugar es conveniente aclarar que el hombre puede adquirir bienes y acumular riquezas. dad en la fe y en la vida. puesto que está dicho: temor no lo refrenara. saben que el cielo es para todos aquellos que vi- samiento y voluntad crean en él una conciencia. sus honores. que sin estas facultades los actos son nulos. sólo percibe lo que que mantuve con los ángeles. puede vivir exteriormente igual que un hombre del mundo. porque de ellos es el reino de los cielos (Ma. su pensamiento y voluntad sen fraudulentos. pero sólo para aquellos que han reconocido a la Divini. ya que de ahí toman su vida todos sus actos ex- ternos. Por ejemplo: si un hombre actúa honestamente y se abstiene leen que a u n rico le es tan difícil entrar al cielo como a un camello pasar per de cometer fraude por temor de las leyes. y los simples. sino sólo aquéllas que piensa naturalmen. lo cual no repre- senta el más mínimo obstáculo para que pueda entrar al cielo. puedan parecer honestos. salvo en el caso en que su afecto se lo dicte. lleva el infierno dentro suyo. quiénes son los "pobres" y quiénes los "ricos" a los que se hace alusión en te. y se ubican entre los que están en el centro (N=43). porque reciben más luz que los otros. y no según su sentido espiritual. mundanas. En el cielo. Gracias a las múltiples conversaciones y a la fluida comunicación percepción de lo que pensaba naturalmente en el mundo. ricos gozan de mayor gloria y felicidad que les pobres. ni se lo admite en el cielo en Ciencias el hombre llega a ser espiritual. disertar sobre cuestiones pende de la forma en que se cultive. Por ello en la Palabra. Pero una vez que ha ingresado en el mundo espiritual. debe marse por medio de la Palabra. lutamente nada. y que éstos son los medios para al.cosas que piensa espiritualmente.

del hombre se precipitan al mal por su perversidad inherente. y de diversas ción con el cielo. disponer de una mesa a- bundante. interiormente son completamente diferentes. y aprended de mí. buenos en la medida en que la Divinidad esté en ellos. Se hace mención de los buenos usos entre los ángeles. mundo. cre. enriquecerse. que pueden sechan los preceptos de caridad. termina alienándose de la Divinidad y se a- . parlando de su mente todo lo relativo al cielo y la iglesia. porque un tiombre es guia- do por el Señor en la exacta proporción en que resiste las maldades que ma- E n cuanto a la suerte de los ricos en el cielo: viven con mayor opulencia que otros. Muchos de los hombres de ne- gún su rango y función. se ven níti- damente. y de esto se sigue que el ejer- cicio de la caridad y su arraigo en la vida sólo pueden implantarse en la me- uesto que un tiombre puede llevar una vida exterior similar a P la de los demás. como si estuviesen en medio de la luz. Lo único real. de estos últimos. es samientos y afectos del cielo. Lo que fulgura de tal modo en el cielo son los usos. De manera que la opulen- yendo que por ese camino se ingresa al cielo. inducen ansiedad. de lo cual depende también su deleite y su dicha.. es 198 199 . y todas las cosas que hay en su interior emiten un fulgor de oro o de plata. tien. y así fueron apartando sus pen- lezcan. que por un hombre pobre. exteriormente son similares. ar obtener riquezas por amor a la patria y por amor al prójimo. y ligera mi carga (Mateo XI. 29. ya que debido al nozca a la Divinidad y desee el bien de su prójimo. Porque mientras vivían en el mundo. tentación de amarse a sí mismos y al mundo. los pensamientos recluyen en lugares desiertos. no así aquellos que se enriquecieron abusan- tentar la vida de su mente y de su cuerpo. Tales usos son da que en el. so como el oro. y ataviarse con ropa escogida se- dida en que el hombre se ocupe de los asuntos propios de la vida. Desempeñar buenos mo ellos. Algunos habitan en palacios. pues. Pero en la otra vida. llando allí su bien. siempre que interiormente reco. Puesto que en la me- algo que se da a entender en las siguientes palabras del Señor: dida en que el hombre se ama a sí mismo y al mundo. corazón en ellas. pero no depositan su sistencia a esas maldades en el interior del hombre y las aparta. no se preocupan de los demás. Una vez que han sido expulsados. y dedicarse a los gocio y de los comerciantes que se enriquecieron en el desempeño de sus asuntos del mundo en interés de su profesión y de sus negocios. y al oro y la plata como meros medios e ins- trumentos. están en el cielo. Disponen en nan del amor de sí mismo y del mundo. donde reinciden en los mismos hábitos de vi. es proveerse de los medios necesarios para la vida. a- que llevar una vida de caridad hacia el prójimo —que consiste en hacer lo que 362. hasta el punto en que el hombre pierde toda consideración ha- cia el prójimo. ya que entonces el Señor ofrece re. y para sus. para dirigirlos hacia sí. sino en los usos que proporcionan. menosprecian a quienes no son co.30) El yugo del Señor es fácil y su carga ligera. a- maron por sobre todo los usos. usos. valorando la riqueza solamente como un bien subordina- te o difunda en los actos —lo cual tiene lugar mediante el trato social—. que soy manso y humilde de corazón. De ello se desprende _ ero la suerte de los ricos que no creyeron en la Divinidad. go es fácil. pero es justo y recto en toda actividad y ocupación— es lo que conduce al cielo. pero cuando se los eleva maneras. bién a causa de esa misma posición lucrativa y honorable— cayeron en la mente difícil es resistir el amor de sí mismo y del mundo. do. de a diluirse. se inactiva que es perniciosa. ha- deben concluir todos los afectos. mediante los cuales se establece la conjun. y no una vida piadosa desprovista de caridad. gran abundancia de todas las cosas útiles para la vida. residir en una mansión elegante. perturbando la felicidad de los ángeles. Los usos. velando por sí mismo y el mundo en todas las cosas. disfrutar de los deleites y placeres. y asimismo dese- to que se creen merecedores de ella. estos in. parta del cielo. renunciaron al trato mundano y se entregaron a una vida solitaria con la intención de —haciendo abstracción de ta se ven relativamente en sombra. c i a d e los ricos en el cielo depende de los usos que desempeñaron en el mun- dividuos tienen un carácter melancólico. el bien del u- sus pensamientos mundanos— consagrarse a meditaciones piadosas. en la me- te a través del mundo. y de. do. El hombre puede ser educado para el cielo únicamen. es evidente que seguir el lucro y los honores que obtuvieron dispensando justicia y equidad —y tam- camino del cielo no es tan difícil como comunmente se cree. ya que a menos que el afecto se manifies. en cambio el oro y la pla- e hablado después de su muerte con ciertas personas que du- H rante su vida en el mundo. En el mundo residen los afectos externos. en los que dida en que el hombre alce sus ojos hacia la Divinidad y hacia el cielo. porque son la raíz de todo mal. actividades. pues al llevar semejante vida. lo cual es imposible si el hombre se substrae de tales ocupaciones A este punto me re- feriré ahora remitiét^dome a la experiencia. ser beneficiados por un hombre rico en mucho mayor medida. y evitar que preva. porque a través de ellos el hombre puede substraer su mente de una vida por lo que se procede a expulsarlos. Que no es tan difícil como se cree. vale decir. interesándose solamente en sí mismo.L o s a d o s de estos dos tipos de persona. y les indigna que no les haya tocado mejor suerte que a otros. Codician el cielo más que nadie. y la verdad del uso como la plata. porque mi yu. do de su alta investidura.. hay muy pocos.

o de entregarse a placeres inmundos. en cambio entre los otros.Tales riquezas y usos. llevando al mismo tiempo una vida cristiana. los pobres que están contentos con su suerte. ^ él después de la muerte. y mucho sobre la caridad en la o- mor. suponiendo que la riqueza es una bendición. En la Pa- que asignaron malos usos a sus riquezas. que corresponde exactamente con su forma interna. que es el a. Mediante el hombre "rico" vestido de púrpura y lino fino. y también la avaricia. Se les dijo que la caridad es todo lo perteneciente a la vida. "vestidos de L tud de la vida que llevaron. se vuelven inmundos. nece con él. hay muchos que no se conforman con su suerte. se alude a los que carecen de tales conocimientos. manifestando que habían oído constituye un arcano: el cuerpo de cada espíritu y ángel es la forma de su a. sino en vir. la doctrina y la vida cuando concuerdan. buscando la desvía y aparta al hombre del cielo en la misma proporción que la riqueza. se hallan fuera de la iglesia. la miseria y la indigencia. que a su vez es la tra vida. Puesto que los animaba el afecto de conocer la verdad. ivlientras el hombre vive en te en querer y hacer lo que es justo y recto en cada obra. donde no se mor de las riquezas sin tomar en cuenta el uso. seen. donde pululan la inmun. que son los na a los "pobres". corresponden a la inmundi. cuyas vidas son conocidas por tex. quello que piensa justa y rectamente. pues su contenido es la obtienen. llos que pertenecen a la iglesia donde está la Palabra. con la sola diferencia de que entre aquellos que le asignaron buenos T odo ello pone de manifiesto que tanto los ricos como los po- bres van al cielo. En ciertas ocasiones he hablado con labriegos y gente de humilde condición. quienes son cuidadosos y di- rácter de aquellos que fueron desviados y apartados del cielo por las rique. dancia de conocimientos del bien y la verdad derivados de ella. y son sinceros y le- zas. púrpura" significa conocimientos del bien. y cuando se mencio- mundicia. la caridad consis- luce en su rostro. a quienes menospre. nes. sería posible conocer la calidad de su espíritu si no hubiese apren. afir- tos de la época. es decir. el que llevó una buena vida es admiti- do son amadas como fin. Lo cual demuestra asimismo que el a- m o r d e las riquezas y los usos derivados de ellas permanece en tofia perso- na por toda la eternidad. cosas que no siente. y no puede ser extirpado por toda la peño de su trabajo. porque la finalidad espiritual en providencia Divina. y ambi- la ambición de encaramarse por encima de otros. se debe al hecho de que no se han comprendido correctamente los cuerdan con los usos desempeñados. en sus gestos y en su lenguaje. que sea privativa de unos o de otros. por eso. sin que importe que sea rico o pobre. al no tener nada espiritual. quie- usos a los que consagraron las riquezas. todo lo concerniente a la doctrina. nes poseen abundantes conocimientos del bien y la verdad. Tal es el ca. y si no cian. con justicia y rectitud. montan en cólera. conoce la Palabra. Me ha sido dado hablar con algunos hom. además. sean una sola cosa. en consecuencia. sus gestos y su lenguaje. hablar mucho sobre la fe en este mundo. y que la fe y la caridad están en conjunción al igual que dido a simular con su rostro. Esto lo entendieron perfectamente. Estos individuos se deleitan con la in. y "vestidos de lino fino". envidian a otros por las buenas cosas que po- las riquezas y sus respectivos usos viene a ser como el alma en el cuerpo. se alude a la nación judía. haciendo lo que es justo y recto en el desem- 363. exhitiiendo una diligencia extrema cuando se les presenta la ocasión o como la luz del cielo en tierra húmeda. La creencia de que los pobres ingresan al cielo con facilidad. y la fe en pensar el mundo. en el otro mundo. y lo que preguntaron qué es la caridad y qué es la fe. tad. y la fe forma de su índole y de su mente. a la que se califica de rica porque estaba en conocimiento de la Palabra y disponía de gran abun- os pobres no van al cielo en virtud de su pobreza. sentían cuando vivieron en la tierra. y que la fe se transforma en caridad cuando el hombre quiere y hace a- mo su afecto o amor predominante. conoci- 200 201 . cionan muchas cosas. y en tal cosa se convierten las riquezas cuan. pero los ricos con usos a las riquezas. aquellos pasajes de la Palabra donde se menciona a los ricos y a los pobres. cuando se nombra a los "ricos". ales. que manan del deseo de vivir en el libertinaje y la lujuria. y pude comprobar que predomina en ellos el mismo amorque mando que en el mundo siempre pensaron que creer era una cosa viviente. y que. que fue arrojado al infierno. labra. rumiando pensamientos malignos sobre la meramente terrenal. la calidad de su espíritu se tras. de forma tal que pensamiento y acto bres que vivieron hace diecisiete siglos. o la tierra húmeda sin la luz del cielo. y con la misma facilidad unos que otros. Esto y no otra cosa es la inmundicia espiritual.diametralmente opuesta. Por otra parte la pobreza usos. aman al trabajo antes que al ocio. ocasión de entregarse con entera libertad a ciertos hábitos impúdicos. No ocurre así con que un cuerpo sin alma. cia . y con ellas se deleitan exactamente igual que en el mundo con las ri. y se regocijaron. Estos moran en el infie/no. aque- quezas consagradas a usos malignos. o de Entre los pobres. pero esas riquezas se pudren al igual de cometer fraude. quien se entregó a la mala vida es rechazado. La vida que cada cual hizo perma. éstas se tornan en deleites que con. en el sentido espiritual se alude a quie- dicia. ya que el espíritu del hombre es igual a su amor en todo. No hay una misericordia dicia. éstas se tornan en mera inmun. que mientras vivieron pr I afecto o amor predominante en todo hombre permanece en en el mundo creyeron en Dios. o como el pensamiento y la volun- Todo ello demuestra que el hombre sigue siendo por toda la eternidad tal co. ligentes en su trabajo. y que es exactamente igual al amor adquirido en el mundo. aunque anhelan adquirirlos. porque los placeres inmundos y los actos impúdicos. sino también sus mismos do. y no sólo las riquezas. eternidad. dificultad.

de esto se sigue que en el cielo hay matrimonios igual dice: que en la tierra. ciencia que enseña qué significan en el sentido espiritual las cosas que se En el cielo esto se llama cohabitación. en qué difieren de los matrimonios en la tie- rra. Ezequiel XXVI. desean adquirirlos (Mateo bien. esta conjunción que se establece entre marido y pirituales. y no se dice de la pareja que son dos refieren en el sentido literal de la Palabra no ha sido revelada hasta la actua. Cuando esta conjunción —que atañe a la interioridad del hom- significa la facultad de conocer y la instrucción en general: y el "ojo de una bre— desciende a laapartes inferiores del cuerpo. "joven" o "varón". deseando. tanto en el sentido natural como en el sentido espiritual. Y como ello se contrapone al orden Divino. 12-14. representa a las naciones que care- MATRIMONIOS E N E L C I E L O cen de conocimientos del bien y la verdad. 2-4. S o . y la misma entre la verdad y carecer de los conocimientos del bien y la verdad. Apocalipsis II117. siendo el uno para el otro. una voz más grave y un cuerpo más recio.t mujer en la intimidad de sus mentes. y la llamada voluntad la desempe sar un camello por el ojo de una aguja". puede cotejarse en nume. para pensarde acuer- ta había dejado de existir. L l . (Mateo XIX. 33. blante más rudo y menos bello. se alude a los ricos. puesto que la conjunción direc. En el cielo la función lia sia. niujer conforme al afecto. ha sido com- puesta mediante correspondencias entre las cosas naturales y las cosas es. vale decir. Que en el sen. La mente está constituida por dos partes. cuando se habla de los cónyuges. Por medio del hombre rico. mientras que las "riquezas" significan los cono. 1 7 . creación. no se dice que son dos seres. 21. 6. XLV. que fue llevado por los ángeles al cielo. procederemos a explicar cómo Otra vez os digo. 12. esto es. seres. y el amor que la iglesia ( L u c a s XIV. ansiando saciarse con las migajas que caían de su mesa. que entrar un rico en el reino de Dios. en cambio la mujer nace para ser afectiva. XXIX. lidad. 16-24). Pero los matrimonios en el cielo son completamente diferen- tes de los matrimonios en la tierra. 24) son los matrimonios en el cielo. dimana de su misma el mundo. de quien el Señor sienten es algo innato.miemos de la verdad. P 'o demás. 13. El más imperceptible detalle de la Palabra encierra un sentido espiri. posición innata de cada uno. cosa que también se manifiesta en su fisono- mientos del bien y la verdad. adquirir- los ( L u c a s XVI. o entre los ángeles y los hombres. o entre el pensamiento y el afecto. pa- específicamente en la Palabra al mencionar al "hombre rico". mada intelecto la desempeña el marido. yun el sentido espiritual. y mediante los pobres que fueron invitados en su lugar se alude a las naciones que se hallan fuera de P uesto que el cielo procede del género humano. desde la creación la mujer es para el hombre y el hombre para la mujer. En cambio el hombre que estaba echado a la puerta CAPÍTULO X L del hombre rico. y en otras partes). se percibe y se siente co- aguja" significa la verdad espiritual. los ricos son aquellos que poseen riquezas en abun- dancia y depositan su corazón en ellas. 7. mientras que la. en la disposición.36. 7. y en qué se asemejan. Pero debemos explicar en primer lugar en q u é consiste esta conjunción. XXX. y este amor es el amor conyugal. Qún ? ^ ®' ^ voluntad. 5. X. 20. XLVIII. quienes. Daniel V. puesto que la Palabra en su integridad. Por tanto. La explicación del sentido espiritual de estos pasajes pue. 19-31). Jeremías XVil. O s e a s XII. y basándose en su ellas se llama intelecto y la otra voluntad. un "camello" en el sentido espiritual ña la mujer.18. la fe y el amor. pero en el sentido espiritual son a- quellos que poseen conocimientos e instrucción en abundancia: que son ri- E l matrimonio en el cielo es la conjunción de dos seres en una sola mente. L u c a s XIV. 30. dado que la verdad y la fe pertenecen al intelecto. Asimismo por medio de los ricos convidados a la ce- na y que se excusaron se alude a la nación judía. porque la conyugal tiene su origen en la cgnjunción de dos seres en una sola mente. y XI.13). se dice que es más "fácil pa. mía. 21. lo que evidencia la inclinación o dis- tido espiritual mediante los "ricos" se alude a aquellos que gozan de conoci. XLI. 1 8 . no obstante. Y también que eve y un cuerpo más tierno. significa intelecto de la verdad. L. se- fonías III.o que el hombre actúa conforme a la razón y la cimientos mismos (que son riquezas espirituales).7. unísono. una voz más 9. Por eso en el cielo. sino un solo ángel. 3. en la fisonomía. se dice que constituyen una sola mente. Por eso en la Palabra. í tual y un sentido natural. a fin de que pudiera establecerse una conjunción entre el cielo y 'i^O. En el sentido natural. Esto indica con toda claridad a quiénes se alude do con su inteligencia. pretenden iniciarse en los arcanos del cielo y de la igle.37. 3. 19. XIV. y "virgen" o "mujer" de consultarse en la obra Arcana Coelestia (N= 10227). una de quezas espirituales. Isaías XIV. Que éste es el sentido de "un camello" mo amor. L u c a s VI. ra pensar de acuerdo con su voluntad. el varón nace para ser inteligente.12. Cuando estas dos partes actúan al propia inteligencia. que es más fácil pasar un camello por el ojo de una agu- ja. 203 202 . en virtud de su erudición.mujer posee un rostro más suave y más bello. Y la misma diferencia existe entre el intelecto y mediante los "pobres" en el sentido espiritual se denota a los que a pesar de a voluntad. los ángeles son de ambos sexos. Lo cual manifiesta que el amor y del "ojo de una aguja" es cosa que se desconoce actualmente. puesto que el varón tiene un sem- rosos pasajes (como en Isaías. pues. sino uno solo.

siendo conjunción de intelecto y los dos serán una sola carne? y'voluntad. lo que Dios jun- cibe la verdad Divina y está hecho de verdades. una sola mente. sabiduría y felicidad—fluyen principalmente del amor conyugal. auténtico plano del influjo Divino. ya que la voluntad cielo. Así que ya no son más dos. Pues lo que el hombre quiere es bueno pa. significa que el bien no debe ser separado de la verdad. verdad del bien. sabiduría y felicidad. cuando el mor conyugal en los cielos: cada cual desea que lo suyo pertenezca a los o. hay una comunión de pensamientos y afectos. lo cual tam- mando un sólo ser. vale decir. y está formada por bienes. . cuando se habla de los cónyuges se di- ce que no son dos ángeles. expre- sa en forma lo que la voluntad quiere. se la llama "mujer" y "virgen". Tal es el sentido de las si- guientes palabras del Sefíor: pues la verdad Divina y el bien Divino —que son manantial de toda inteligen- cia. en tal medida el hombre se halla en conjunción con el Señor y con el bargo en los matrimonios celestiales no hay predominio. debido a su afecto por el dad. porque los une el amor mutuo. y p o r t a l razón de la esposa es también la voluntad del marido.11. el verdadero origen del amor conyugal. sabiduría y felicidad. porque emana del intelecto y de la voluntad. Marcos X. y lo que entiende es verdad para él. se le llama. donde se percibe y se siente como amor. pero en el hombre predomina el intelecto y en la mujer la voluntad. El intelecto y la voluntad conforman el hombre espiritual. y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre. en la medida en que las verdades entran en conjunción con el bien en el hom- bre. Ese amor. No todos son capaces de recibir esto. Lo cual pone de manifiesto en qué E l bien y la verdad que están en conjunción en un ángel u h o m - bre no son dos cosas. es asimismo conjunción del bien y la verdad. y el bien Divino es recibido por ángeles y hombres en la verdad Divina. Como la verdad Divina es el único receptáculo del bien.XIX. pues el intelecto re. ya que es lo mismo —según se ha dicho a n t e s - y todo lo que se siente y percibe en el cuerpo tiene origen espiritual. bién explica que el Señor sea llamado "Novio" y "Marido". Esta conjunción puede comparar- consiste la conjunción mental que da forma al matrimonio.afecto del bien. da lo mismo de- cir conjunción del intelecto y lá voluntad que decir conjunción de la verdad y Esta es al mismo tiempo una descripción del matrimonio celestial que gozan el bien. por consiguiente. puesto que el pensamiento forma. Así establecen conjunción for. La conjunción del bien y la verdad tiene su origen en el amor Divino del bien y la verdad.¿No habéis leído que el que los hizo al principio. a la conjunción del bien y la verdad. y porqué en la Palabra se compara al cielo con un matrimonio'. gozan del amor conyugal. a la iglesia. Lo que desciende del hombre espiritual hacia el cuerpo. cosa que ocurre principalmente cuando se miran cara a cara. 4) cede el bien Divino.. según el modo de conjunción del amor con la fe y de la fe con el amor en su interior. no lo separe el hombre". no lo separe el hombre. La conjunción de la verdad y el bien es la que hace al ángel. y por la misma razón. y asimismo a quienes sienten Señor hacia todos los habitantes del cielo y de la tierra. se a un hombre que piensa lo que quiere y quiere lo que piensa. en la medida en que los cón- yuges entran en esa conjunción. pues cada cual ama lo que el otro quiere cielo.• gal: se forma primero en la mente de los cónyuges. posee intelecto y volun- t a d .4-6. por tanto.24) ra él. sino aque- Divino.. entonces el bien es el bien de la verdad. netra en la voluntad de la esposa. pues. "lo que Dios inteligencia. Del amor Divino pro- afecto por el bien. leite a aquél. (Mat. en los cielos. sino una sola carne. iglesia se los llame "novia" y "esposa". y el intelecto del marido es ese amor es el auténtico plano del influjo Divino. Sin em- no viva en la verdad no puede recibir nada del Señor ni del cielo. Este es. por ello. pensamiento y la voluntad se identifican conformando así una sola cosa. varón y hembra los hi- el amor conyugal.6-9.matrimonio celestial. por ser también el matrimonio del bien y la verdad. y el carácter está determinado por aquello que predomina. se los llama vírgenes (como en el Apocalipsis XiV. Esto explica porqué en el tambiénf el intelecto de la esposa. decir. T odo esto manifiesta cómo se origina el verdadero amor conyu. como lo son 204 205 . decir conjunción del intelecto y la voluntad que conjunción del bien y la ver- asume e n éste otro aspecto. L a Divinidad que procede del Señor fluye principalmente en el amor conyugal porque el amor conyugal desciende de la con- junción del bien y la verdad. y la voluntad por su parte brinda de- S egún me han referido los ángeles. por tanto. y se unirá a su mujer. ya sea hombre o mujer. sino un solo ángel. es una conjunción real. y en la misma medida gozan también de inteligencia. ya que según se ha reiterado en varias ocasiones. sobre todo entre ma- rido y mujer. o lo que es igual. y esto en forma mutua y recíproca. Génesis 11. Esta conjunción. aunque sea similar y concordante. hace su los ángeles y una descripción del matrimonio del bien y la verdad. y piensa. porque la volun. pues un ángel es un ángel según el modo juntó. de ahí que en el cielo. y de allí desciende y se difunde en el cuerpo. sino una sola. de conjunción del bien con la verdad y de la verdad con e l b i e n en su interior. generando el a. quien T odo individuo. es e l ' zo. y la verdad. es tros. llos a quienes es dado. y ello en forma recíproca. y que al cielo y la tad de la esposa entra en el intelecto del marido y el intelecto del marido pe. y la voluntad recibe el bien tó.

el alma y el cuerpo. (indicó el número mediante un término interno. Por lo demás. y el deleite del adulterio. se entiende que ningún individuo puede gozar del verdadero amor conyugal a menos que reconozca al Señor y Su Divinidad. y especialmente los que viven en las falsedades del mal. incluyendo por debajo de esa interioridad. no hay ninguna fuente de amor conyugal. Estos cónyuges conversan entre sí. bien y su propia verdad. portante. la unión más per- fecta es la unión de las mentes que se hallan conformadas por verdades y bienes genuinos. es el bien Divino y la verdad Divina unidos puesto que todo bien que entra en conjunción con verdades procede del Seftor. y en conse- cuencia el amor entre ellos no tiene un origen espiritual. sino uno solo. ya que gozan de un mismo género de bien y verdad. que consiste en la formación de una mente a partir de dos. puesto que la verdad del uno no con- cuerda con el bien del otro. pero matrimonio del bien y la verdad. como si no fuesen dos. bien y la verdad. de manera que la unión de las mentes es tal de una misma familia. su origen espiri- tual. tituido por el bien Divino y la verdad Divina que proceden del Señor. y que lo esencial del matrimonio es la unión de caracteres y mentes. Dijo que le espantaba perísar que en el se. denominada . que es la conjunción d'el infierno. vale decir. también se refleja el cielo. Tam- T ampoco es posible el verdadero amor conyugal entre un ma- rido y varias esposas. y esto en mayor grado que fuera de ella. Y í a un ángel describir el verdadero amor conyugal y sus d e - O leites celestiales. que es el deleite del amor E l amor conyugal no puede darse entre dos seres que profesan religiones diversas. lltíyó d lá'CCSñcIüsión de que laDiWnTdM'e^stTréTlejada en la pareja que goza del verdadero amor conyugal. así en la mente como en el cuerpo. porque el cíelo en su conjunto está cons- falsedades derivadas. y por eso. así es la unión y el amor en la pareja. tienen la interioridad de su mente ocluida. El matrimonio que se 206 207 . cordantes no pueden conformar una sola mente a partir de dos. a pesar de que monio entre los que viven en las falsedades del mal. se cometiesen adul. La forman parle de ella. ya que cada cual es su propio con sus verdades. según puede inferirse de lo que se ha dicho y expuesto en los dos capítulos dedicados a las correspondencias. interiormente los consume el fuego de un mortal odio mutuo. sidad tal que resulta indescriptible. puede cotejarse más arriba ( N ' 41). no gozan del amor conyugal. pero en el plano inferior. y el amor conyugal sólo es genuino en la medida en que las verdades que están en conjunción con el bien también lo sean. Se mostró asombrado de que el hom. y particularmente conjunción que establecen. pues todas las sentativo de ello estuvo dado por la nación israelita en la cual los matrimo- cosas del universo se relacionan con el bien y la verdad. terios. o guardan la misma relación que la causa y el efecto. de donde ese amor deriva su esencia. en el sentido espiritual.que implicaba miríadas de miríadas). entonces. matrimonio infernal. bién se aman el mal y la falsedad. Afirmó también que en nocimiento el Señor no puede fluir en el hombre para entrar en conjunción el cielo los dos cónyuges son el amor conyugal. y así como se refleja la Divi- E s evidente. se destruye. denominado matrimo- es sabido que la iglesia es el cielo del Señor en la tierra. y por eso el amor conyugal desciende de ese amor. y por ende en el mundo espiritual. en los tales. dado que en tal caso. y la consiguiente nios se concertaban entre miembros de una misma tribu. Sépase que no existe amor mutuo más profundo que el del bien y la verdad. como son las verdades y bienes que contienen. Por eso en los cielos los E s sabido que dos cónyuges que se aman se hallan interior- mente unidos. gozan del amor conyugal quienes viven en el bien Divino que procede de las verdades Divinas. y que el cielo es el nio infernal. pero este amor se torna finalmente en un y en consecuencia se destruye la conjunción inferior. sí puede darse la conjunción de la falsedad con el mal. Un ejemplo repre- rriente está formada exclusivamente por verdades y bienes. de una inten- no de la iglesia. en el hombre externo o natural separado del incalculables bendiciones y deleites. D e lo que se ha dicho respecto del origen del amor conyugal puede inferirse quiénes gozan de ese amor y quiénes no. y dos géneros de bien y verdad disímiles y dis- de la verdad en conjunción con el bien. Si cohabitan y congenian es por vínculos meramente naturales. y ios une la lascivia. puesto que el cuerpo es una imagen de la mente al estar hecho a su semejanza. y no fuera de ellas. Y basán- dose en tíbiü. pues sin ese reco- en dos seres. que quienes viven en las falsedades. portante. que incluso llegan a justificarse. y difieren de los que no el carácter y la mente de cada uno. los que viven en la maldad y en las nidad. en el amor conyugal están inscriptas todas las cosas del cielo. no es otra cosa que el deleite del amor de la falsedad en conjunción con la maldad. Que todos los miembros de una sociedad gozan de un bien y una verdad similares. De lo que se desprende que tal como es esencialmente matrimonios se conciertan entre miembros de una misma sociedad. que es un deleite infernal por ser diametralmente opuesto al del cielo. Me ha sido dado observar en qué consiste este matri- bre de la iglesia no supiera absolutamente nada al respecto. del siguiente modo: El amor conyugal es la Divinidad del Sefior en los cielos.

de la bendición interna y la dicha celestial. cia me fue dado presenciar cómo riñen atormentándose mutuamente. La in- semejante estado. además. la interioridad de todo ser se libera. y el del otro. luntades. de forma que esta diferencia puede determinar que el destino de uno por ende. poroso los cón- ción nacida de ese amor. o también para que los niños que aman sean atendidos. las mentes no se unen. difiere en los dos cónyuges.contrae con más de una mujer es como un intelecto escindido en varias vo. para su mente. o para E l amor de ejercer dominio sobre el otro destruye totalmente el amor conyugal y su deleite celestial. te. por lo que el amor conyugal sería riormente se refrenan y contienen para preservar la tranquilidad. el infierno. Dicen. el amor conyugal el dominador desea que en el otro sólo su voluntad prevalezca. y si tiene una voluntad opositora. pues el estilo. Por lo demás. destruye tal sentimiento. o como un tiombre que no es feligrés de una sola iglesia. como ser: la posibilidad de agenciarse un buen servicio en la casa. Sin embargo. De cualquier modo. y tam- causa del amor de ejercer dominio. que las variadas bendiciones del verdadero amor con- «_ . que exte- vocaría la oclusión de su mente interna. alguien hiciese referencia al amor amor conyugal. entonces. comprendido en absoluto por aquel que ignora en qué consiste la libertad del que casarse con varias mujeres es totalmente opuesto al orden Divino. de ellos sea el cielo. incontenibles. la que practican los niños.desconocen por completo sus deleites interiores. tua colisión con la del otro. en base a lo que se ha dicho antes sobre entienden que esto se debe a diversas razones. y a otras una lascivia reprimida. porque el bien se separa de su respectiva verdad dentro de ellos. y ebriedad. que es un amor que aparta al hombre del y la pugna de la interioridad de unos y otros se revela después de su muer- cielo. ya que de acuerdo con lo que se ha dicho antes. Pero les inspira el cónyuge. Declararon. puede inferirse que cuando entra en piensan en el matrimonio con más de una mujer. con todo lo que es celestial y espiritual en el amor conyugal. o bien para ser atendidos en caso de enfermedad o durante la vejez. con sólo pensar con cierto grado de concentración sobre terioridad de aquellos que viven en semejante amor. todo es deleite. de manera que su fe se dispersa y se vuelve nula. ces llegan a acometerse con un ánimo vengativo y una sevicia realmente nerar en fastidio al poco tiempo de cohabitar. es un estado de inocencia. que hasta llega a borrarse la noción bién en inocencia. ni consideraciones munda- mundo. y otro poco la voluntad del otro sea nula. yuges que viven en el amor conyugal gozan juntos de los deleites celestia- Cuando uno quiere o ama lo que el otro quiere o ama. y allí le nas. un amor que por distintas razones adopta el aspecto del amor conyugal. pero sólo en la medida en que vivan en inocencia.-está en pugna y en mu- el tema. Im. como suele ocurrir entre dos oponentes. conucen exclu. y una mente sometida no tiene voluntad. Y si carece de voluntad tampoco tie- Y puesto que la interioridad de su mente decae hasta que se encuentran en ne amor. libertad es nula. cosa que destruye todo sentimiento mutuo. pues la libertad procede del amor. allí se juntan a menudo para pelear como enemigos. visto en sí mismo. sino que se dividen. y que en él. no pueden gozar del amor conyugal. y y nada. amorconyugal. sobreviniéndoles una suerte de La dominación es sometimiento. Pero esto no puede ser varias. no sólo perdura hasta la vejez durante esta vida en el no se ve coercionada por mecanismos externos.y ello en forma mutua y recíproca. pero el que domina también. ya que el conyugal. pues el cielo y su j ú - 208 209 . mucho menos una voluntad opositora. Con frecuen- no lo gozan. La colisión reemplazado por el amor lascivo. perciben claramente que el matrimonio con más de una mujer pro. y amor celestial. sino de pues obedece servilmente su ambición de mando. en cambio el deleite del verda. los cuales dejan de ser deleites para dege. esta comunicación y la conjunción derivada constituyen e\o deleite interior llamado bendición matrimonial. Los ángeles de los cielos inferiores también disfrutan del misma de su existencia. que los hombres a duras penas comprenden esto. uno de ellos es un sirviente. dado oo^ (a). toda comunicación de amor y deleite entre uno y otro. una de ellas es que apenas el origen y esencia del amor conyugal. de. a ve- sivamente los deleites lascivos. ya dero amor conyugal. o de perder la reputación. pero donde se ejerce dominio. provocaría la risa o la ira de quienes lo oyen. sino sólo de la verdad que procede del Señor. Y sin em. se extingue de tal modo a 3ft9 p " e' ínfimo cielo se goza del genuino amor conyugal. bargo. cada cual es tal como es en su interioridad. atormentándose mu- bido a que son contados quienes gozan del genuino amor conyugal. disfrutando de la tranquilidad y el ocio. y ni siquiera una sola de ellas oo 1 . Afirman los ángeles.#n ero de amor conyugal. en vez de amor siente odio. y los que tuamente: entonces proceden según su estado de interioridad. u otro tipo de perjuicios por el amor de ejercer dominio en el matrimonio. y si en este punto. es instilado un deleite interior que se perfecciona por toda la eternidad. Esta bendición. asimismo. ambos gozan de les. el amor conyugal y su deleite consiste en que la volun- verse exentos de cuidados.A algunas personas se les permite vivir una especie de simula- yugal pueden calcularse en muchos millares . a menos que vivan en el puede ser percibida por un hombre que no vive en el matrimonio del bien y amor del bien y la verdad. los ángeles se ven privados acción la voluntad de dominio. que allí los ángeles viven en el amordel bien y la verdad. que ante su mente aparecen como juegos de inocencia similares a los libertad. sería tenido en tal menosprecio que con sólo mencionar una bendi. uno puede sentirlo profundamente. sino que después de la muerte se torna en deleite celestial. Porque en la otra vida. A algunas las refrena el temor que tad de uno sea a su vez la del otro.

y cuando esto sucede. porque en el cie- que es el infierno. Aquella forma de procreación ocupa el lugar de ésta. el hombre deja de reconocer la Di- amados por sobre todas las cosas. 35.43. Es- según me dijeron. sino conjunción de las mentes. y al percibir que las ideas de su pensamiento estaban impregnadas de san y los que se dan en casamiento. y enton- ces se aman entrañablemente a primera vista. así lo la procreación del bien y la verdad ocupa el lugar de la procreación de cria- también en los adulterios contemplan el matrimonio de la falsedad y el mal. que esos matrimonios tienen origen espiritual. Que se trata de algo nefando —agregué— es co- no por instilación del Señor (ver arriba. y como en este matrimonio. aludí al tema del matrimonio empleando el lenguaje angélico: que expresa todo lo que uno quiere decir. declaró que en la vida del cuerpo siempre consideró ai adulte- rio como una cuestión sin importancia. Los nan en cada sociedad. ya que bajo el influjo del deleite que los tienta y seduce. madre y padre. cada cónyuge designa al otro por un los espíritus benignos. además. me fue dado percibirlo mediante la es- nifican nacimientos y generaciones espirituales. Que todos los seres in- trimonios del cielo. También se celebran fiestas inexpresable belleza rodeada p o r u ñ a nube de blancura resplandeciente.cuando el hombre comete adulterio por deleite. y también de los ángeles del cielo (el cielo procede def género huma- tablecen la conjunción del bien y la verdad. se casan. porque éstas no son solamente espiritua- les. del bien y la verdad. es decir. que son nacimientos y ge- fera que exhala el infierno. ca- Al respecto. En una palabra. allí a los cón- E n base a u n hábito adquirido durante su vida en el cuerpo. En el cielo las deleite del matrimonio. significa verdades y bienes te del adulterio. dimanada de la conjunción del bien y la ver- dad. y el deleite del adulterio es el deleite de destruir la conjunción que son procreados. apenas oyen mencionar el adulterio. asimismo. e innumerables cosas. los ángeles consideran al adulterio como algo profano. nombre que significa lo que es de uno. puesto que en el cie- amorconyugal. y la Divinidad del Señor fluye principalmente en el L . Y como en el cielo no hay nupcias. Pero en la tierra hay nupcias. la conjunción que aque. nupcias son espirituales. bien y verdad es lo que procrean los ma- vinidad y todo lo que se refiere a la fe de la iglesia. y reconociéndose mutuamen- zón. y esto por medio de un influjo como de ondas semejante al de lica de la unión de dos mentes en una. si- juzgar que es un acto lícito. N« 41. puesto conyugal. Por eso en la Palabra "nacimientos" y "generaciones" sig- fernales se oponen al amor conyugal. se objetos. cier- tos espíritus malignos lograron inocularme su insidia con sin- yuges no se los llama marido y mujer. el bien y la verdad y su conjunción son lo se cierra para él. lascivia. porque son los seminarios del género hu- mano. fue comandante de un ejército durante su vida en el mun- to indica cómo deben entenderse las palabras del Señor sobre los que se ca- do. el cie- dicado). Todo ello expresa con claridad que los ma. ( L u c a s XX. os matrimonios del cielo difieren de los de la tierra en que la procreación de criaturas es uno de los propósitos del matrimo- nio en la tierra. aunque en realidad no deben ser llamadas nupcias. sino también carnales.36). 44). pero no por sí mismos. He visto cómo se lo representaba por intermedio de una virgen de conciertan solamente bajo el influjo del Señor. el mismo cielo está representado en el amorconyugal. llegan incluso a Quienes son semejantes se atraen mutuamente. y ello ep forma mutua y recíproca. se retiran. significa verdad en conjunción matrimonios. Como en la vastedad del cielo. así como los ángeles en los ma- trimonios contemplan el matrimonio del bien y la verdad que es el cielo.De esto se sigue llos establecen. hijos e hijas. pero no de los matrimonios en el cielo. hijos políticos e hijas políticas. que es un deleite celestial. el cual. y así de lo demás. aunque los que son como él no lo entiendan a- da sociedad del cielo está constituida por aquellos que son semejantes. quienes son semejantes se hallan unidos y los que son disímiles están separados. pero estas festividades va- dice que la belleza de los ángeles del cielo proviene del amor conyugal. . ambién me fue dado presenciar cómo se conciertan los matri- T monios en los cielos. porque el cielo y los ángeles es- L os matrimonios en latierra son eminentemente sagrados a los ojos de los ángeles. según se ha indicado antes en el capítulo respectivo). pero me fue dado percibir la astucia y malignidad que los inducía a seducir y engañar. que el deleite del adulterio es un deleite infernal diametralmente opuesto al trimonios en el cielo no son como los matrimonios en la tierra. turas. gular pericia. en un instante. escintilantes como carbunclos o rubíes. que es la conjunción que crea el cielo. el amor conyugal es representado en el cielo mediante los más bellos te como cónyuges. porque se opone al amorconyugal. surgen del matrimo- nio del bien y la verdad. lo el matrimonio es un matrimonio entre el bien y la verdad (según queda in- Y por la misma razón. sino que inspirados por la idea angé.bilo (luyen hasta en los más ínfimos detalles de su vida. Por eso todos los matrimonios e n el cielo. los conyu- 211 210 . a lasque asisten numerosos invitados. Por otro lado. Se nupciales. Por eso. ges cuyas mentes pueden unirse formando una sola. que es un afán incesante por disolver y violar los neraciones de bien y verdad. afectos y pensamientos que fluyen de ese amor se representan por medio de auras adamantinas. Entonces me fue dado decirle que el adulterio es un acto nefando. y que suscitan un deleite que afecta la interioridad de la mente. lo que indica que el deleite imperante en el infierno es el delei- con el bien: que es lo que procrea. Y por la misma ra. sí. Finalmente hablé con uno de ellos. y esta conjunción crea el amor no. se encuentran.

y que lo primero que debería hacer. el orden Divino. no puede desempeñar oficio alguno en roso y atroz. porque para todo habitante del cielo todos los bienes son bienes sideraciones. Allí todos prestan usos. o T anto en los cielos como en la tierra hay muchas formas de ser- vicio. La progresión hacia el cielo de los deleites que desempeñan los ángeles.es decir. y por tal razón. Cuando se habla de usos también se hace referencia al Seftor. sienten su propio hedor. te por su uso y luego por sí mismo. pues el reino del Señor es un tro modo durante su vida en el cuerpo. y los matrimonios en el cielo (N** 366-368). del reino celestial. y así sucesiva- del amorconyugal conduce a estados de bendición y dicha que se ahondan mente. De cualquier modo. y las que atañen a los usos parti- culares. a la cual amó como todo el mundo los ángeles (N^ 183-190). civiles y domésti- cos. cual. Y por la misma razón. y por ende. están a cargo de los que poseen menos sabiduría. y de una libertad suprema. sino que asignan toda dignidad al uso. y todo bien procede del Señor. pues así como las sociedades todo reino. y a- le hagan a uno. usos. y a medida que se ahon. cadla función está investida de una dignidad dan. sus usos. y de ese amor. Ca- de matrimonios atenta contra las leyes Divinas y contra las leyes civiles de da sociedad desempeña una función peculiar. donde se trata el tema del culto Divino (N« 221-227). difieren según sus bienes (véase arriba. sin hacer mención de otras con. se desprende de lo que se ha dicho y ex- al menos considerarlas. todo lo ama al principio del matrimonio ¿Y cuál habría sido su opinión si hubiese te. todas las cosas están organizadas en base al orden Divino. mucho menos describirlas en detalle. suprema procede del amor conyugal. rio. y a que allí hay asuntos eclesiásticos. Que hay asuntos eclesiásticos. servicios. condenándolo incluso al infierno? e fue dado presenciar la progresión hacia el cielo de los delei- E n el cielo. ción semejante. N'' 41). y no primeramen- paulatina hacia el infierno más hondo. primeramente por sí mismo y luego por su uso. DE LOS ANGELES EN E L CIELO ción—porque el amor conyugal desciende del Señor atravesando el cielo. replicó que él había pensado las cosas de o. Y esto él debería saberlo —proseguí—. en acto. Los servicios están subordinados exactamente igual que los usos en incesantemente hasta lo innumerable y lo inefable. Tal es la suerte que les espera a los adúlteros después de su el cielo. porque los razo- namientos se aducen para defender lo que a uno le deleita. y en forma honores. indica que en cada sociedad celestial hay numerosas ocupaciones y nido que expresarla durante el consecuente acceso de ira. y ello en virtud judican esta dignidad a sí mismos. pues según se ha dicho. más innumerables e inefables son. de manera que se precipitan N o es posible enumerar las ocupaciones que desempeñan los ángeles en los cielos. Quiso argüir sobre el asunto. donde no hay nada que no sea pavo. como de un padre. los ángeles no se ad- bendición y felicidad del íntimo cielo o cielo de la inocencia. Los adúlteros. la libertad como el uso es el bien que ponen por obra. asuntos que dice que uno no debe hacer a los demás lo que no quiere que los demás civiles. sino que deben ser estimados como al- go sagrado. y ante una situa. que está afianzado en todas partes por los servicios M tes del amor conyugal. De manera que aquel que piensa en los Por el otro lado. y la declinación gradual hacia el infier- no de los deleites del adulterio. puesto que se opo. donde se trata el tema de los gobiernos en el cielo (N* 213-220). es decir. y si algo puede decirse acerca de ellas. ya que son al infierno en el acto. A continuación. así también difieren según ne tanto al orden Divino como al humano. suntos domésticos. volviéndole ia espalda vida en el mundo. son aquellos que se deleitan en el adulte. y no podía ignorarlo — LAS OCUPACIONES puesto que se hallaba en el otro mundo gozando de un estado de percep. cuando los adúlteros se aproximan a las so- ciedades celestiales. puesto antes.sa que él podría inferir del tiectio de que los matrimonios son los seminarios CAPITULO XLI del género humano. le hizo saber que la verdad no admite tales razonamientos. para colocarse uno mismo en primer lugar y relegar al uso al segundo lugar. donde se trata el tema de las residencias y moradas de terio si hubiesen seducido a su esposa. pero se reino de usos. el uso es el bien y el bien procede del Señor. es sólo en sentido genérico. acaso no habría confirmado su opinión en contra del adul- terio con más firmeza que otros. es reflexionar sobre las cosas que había oído. pero no sienten deleite en el matrimonio. Y que pensara seriamente si él no habría detestado el adul. la degradación del adulterio conduce al infierno. y también contra la genuina luz d é l a razón. que es el amor celestial en sí mismo. porque eran ciertas. 212 213 . las per- versidades y falsedades propias de cada uno. están a cargo de los ángeles más sabios. de manera que no deben ser violados bajo ningún concepto. en base a un principio bien conocido en el mundo. las cuestiones relativas al bien o uso general. Al menos —continué— debería saber que la violación innumerables y varían de acuerdo con las funciones d e cada sociedad. deriva el amor mutuo: que es el cimiento de los cielos. pues ello implica apartar la vista del Seftor. hasta alcanzar el genuino estado de acorde con la dignidad de su uso. Y así como la libertad procede del amor. asignan toda dignidad al Señor.

en eJ cielo gozan de esclarecimiento y re- sí como todas las sociedades de los cielos difieren según sus ciben la luz de la sabiduría según su amor y deseo de desempeñar usos. la estima y el honor espiritual no son otra cosa que no de la Palabra "ángeles" no significa ángeles. en la sociedad. a los niños y niñas que han adquirido una nes por su esclarecimiento sobrepujan a los demás en sabiduría. sin que cuente su posición. amor al bien de los conciudadanos. eliminando. que han llegado recientemente del mundo— de las inoculaciones que perpe. porque el amor o afecto de cada uno permanece en él después de 214 215 . los desempeña inspiración del Señoi. para sí y para los demás. en. y se aproximan a él según el grado de bien de la verdad en que vive. sus malas intencio. se las imparte la Palabra que se conoce en el cielo. así es como se valora a los hombres cuando se los valora se- gún la verdad espiritual. y la única diferencia perceptible es una diferencia de grado E stas son las ocupaciones generales de los ángeles. tidad es mucho menor. al uso que prestan. no los acu- ra que velen por él y lo aparten de los afectos malignos y sus pensamientos cia el amor del lucro para ganarse la vida. se ocupan de los asuntos eclesiásticos los que en el mundo amaron la Palabra. En esto consiste el amor al Señor. en el cielo hay más funciones. puede inferirse qué es la subordinación" nes. Dado que estas personas. De los a- buena disposición gracias a la educación que recibieron en el mundo. sino los usos de la vida. en la patria y en la iglesia. entonces. el cual debe obrarse en pro- vecho de todos ellos. ciben gratuitamente'todas las cosas indispensables para la vida. debi. por su grado. de la sociedad. y los usos que desempeña. que es el bien general. no teniendo como fin los honores ni el lucro. escudriñaron tas leyes de la justicia. se efectúan a través de los ángeles. porque todo bien que es un bien forman y perfeccionan el uso general. y a fin de inspirarle buenos afectos siempre y cuando los reciba to. haciendo lo que es justo y recto por amor ye a las personas buenas y simples que pertenecen al mundo cristiano. tar general más que a sí mismos. Cuando los ángeles están con el hombre. acuciadas por el a- duciéndolas por la vía que lleva al cielo. y tomados en su conjunto con- iglesia. n base a lo expuesto. Todos y cada uno están coordinados decir. Todos los que desempeñan tales tareas —sin que im- menten mutuamente más allá de los límites prescriptos. por- que por prójimo se entiende el bien que debe ser amado en un conciudada- no. y en esto consiste también el amor al prójimo. porte aquí si son muchos— se deleitan en su trabajo y en su labor por amor tras que asisten a los espíritus que están resuscitando de entre los muertos. otras. y algunas que asisten a los espíritus que se ha. y la sabiduría es amor al uso. estima y honor al uso en la persona. la aptitud requerida para desempeñar tales funciones en el cie- Hay algunas sociedades ^ue protegen a los espíritus novicios —que son los lo. estimada y honrada en ro todas estas ocupaciones de los ángeles son ocupaciones del Señor que la medida en que adscriba el uso que desempeña al Señor y no a sí mismo. también dirigen las acciones u obras en el mundo se amaron más a sí mismos que a los usos. Disponen de alojamiento gratui- derivados. no tienen lugar en de los hombres. vale decir. se diría que habitan en sus a- E en el cielo. bienes de caridad. los bienes son bienes en acto. Por tal razón. es mediatos. y no por amor de sí mismos y del lucro. Es evidente. y a través de estos afectos. honor conferido a la persona por y por ello. pero ca- da cual desempeña una función especifica. que no son otra ta luz de sabiduría. ropa gratuita y alimento gratuito. ya que los ángeles las desempeñan por porque en tal medida es sabio. concuerda con su amor por desempeñar usos e n favor tran los espíritus malignos. que en la medida en que se ama. sino una Pa- cosa que usos. estima y honra a la persona que lo fectos. así también difieren según sus usos. porque cada uso general está compuesto de innumerables usos particulares. de uso procede del Señor. de la justicia y de la rectitud. alejándose de él en la exacta medida en que su vida se aparta del bien. E n el cielo. de suministro y de servicio. de su enseñanza y educación a medida que crecen. Pe- desemperia. y también hay algunas sociedades que asisten a los y ocupaciones de lo que es posible enumerar. Por lo demás. Hay otras sociedades en las que se instru. del mismo modo. en el sentido inter- en virtud del bien. pose- conduce del mismo modo a los miembros de las diversas naciones gentiles. c o n . amor. del bienestar general. en tal medida se ama. N* 259). y puesto que re- En general. Ellos son quienes ofician la pré- ños. y buscaron con ahínco verdades en ella. en cambio en el mundo. suntos civiles se ocupan los que en el mundo amaron a su patna y el bienes- do a lo cual ingresaron al cielo. perianto. el cielo.que no es una Palabra natural como la que se conoce en el mundo. adquiriendo así Inteligencia. N* 41).sino algo propio del Señor. es decir. y asimismo hay o. esti- ma y honra el uso. gozan de mayor jerarquía quie- truir y educar. de la patria y de la y subordinados entre sí según el orden Divino. servicios llan en latierra inferior. y hay otras en las que se instruye y mor. la cual. y las desempernan ocupando el rango o grado adecuado a su inteligencia. llamados usos en su sabiduría. en la Palabra a los ángeles se los llama "dioses". Por lo demás. labra de índole espiritual (ver arriba. de ins. otras. que aquellos que libremente. dica y. y también que esa persona es amada. Algunas sociedades se encargan de cuidar a los niños peque. El amor. apaciguándolos a fin de que no se ator. y no honor al uso por la persona que lo desempeña. ya que entonces se advierte que un hombre es se- mejante a otro. la can- espíritus que están en los infiernos. en la medida de lo posible.y no por sí mismos. el uso que desempeña. Es- A bienes (ver arriba. en cada sociedad hay ángeles que son enviados al hombre pa. Estos. en concordancia con el orden Divino.

de por sí. porque el bien Di- vino que mana del amor Divino del Señor crea el cielo. es de^ cir. dado que su interioridad —según se ha dicho antes— se ritual. goza del mismo estado de vida que gozó en el mundo. e n la medida errque estos dos amores celestiales son recibidos y se sienten. así tam- bién fluyen los deleites. y todas las cosas tienen su correspondencia (N° 106). en cambio los deleites del alma o espíritu manan en su na sola cosa. la naturaleza de su deleite felicidad de todos. según se ha indicado antes. los cuales extinguen y sofocan los deleites interiores que pertenecen y que el deleite del cuerpo. se han forjado una noción extremadamente vaga y crasa al al cielo — se despliega. En lo que atañe al júbi- lo celestial. Los que en el cielo tiene la función u ocupación que corresponde al uso especí. de manera que son afec- una vida interior. su exterioridad — que perte- nece al cuerpo o la carne. de manera que si 216 217 . estrictamente tiablando. es más está sumido en los deleites del cuerpo o de la carne. nada habrían comprendido. Con sólo tomar en cuenta estas cosas. en el lucro. Por tanto. o lo que viene a ser lo puro y exquisito. la corres- pondencia no compete a la ocupación. consecución de honores. y no puede ser extirpado por toda la eternidad (ver arri. cualquiera puede entender que cuando el L os deleites del cielo son inefables e Innumerables. que arribaron a la otra vida procedentes del mundo. el hombre obtiene acceso a un deleite interior. leites llegan desde el cielo por influjo del Señor. puesto que los que repararon en el tema.la vida en el cuerpo. mientras que a medida que los dos amores del mundo son recibidos y se sienten. ya que cuan- do éstos se ven librados a su propio juicio. hacia atrás. ajenos a la per- cepción. es decir. píritus. De ello se sigue que tal como es el amor. pude conocer ca- balmente la noción que tenían sobre el cielo y el júbilo celestial. por tanto. cada cual tiene su ocupación de acuerdo con las 00- 394. entonces vive como hombre espíritu. por su parte los otros