Oír más para

oír mejor
Es a su vez un sistema de circulación que utiliza la fotocopia como medio.
Periódicamente lugar a dudas edita y distribuye un grupo, con el ánimo
Fotocopioteca es una colección de textos y traducciones recomendados y

Por Carlos Patiño Millán
reseñados por artistas, curadores e investigadores invitados.

de conformar un cuerpo de lectura público de fácil acceso.

Profesor asociado
Escuela de Comunicación Social
Universidad del Valle
Cali, Colombia

Siempre he intentado recordar el origen rece un silencio de segundos antes de que
de mi fascinación por el sonido y su queri- suene la siguiente canción u obra. 
da amante, el silencio. Creo que tiene que He reunido aquí algunos textos alrededor
ver con algún ritual casero de mi más can- del sonido como objeto y como sujeto: Da-
dorosa infancia cuando los cuatro hijos niel Velasco nos ayuda a re-descubrir al
nos sentábamos alrededor de mi madre sabio Humboldt como precursor de los
y mi padre quienes fungían como impro- paisajes sonoros, R. Murray Schafer nos
visados chamanes sonoros y nos daban recuerda que el mundo está lleno de soni-
a conocer la vida a través del mundo de dos que no se ven,  Kafka nos dice que en
Ravel, Bach, los Beatles, los Rolling Stones medio de un silencioso hogar el ruido pue-
y el coro del ejército ruso, para no men- de estallar y finalmente, otro escritor, Bec-
cionar sino cinco nombres. Hay que ver lo kett nos habla del registro sonoro como
que goza un niño escuchando la pulcritud variante de la memoria y los recuerdos.
y el crepitar de los vinilos nuevos y viejos Ojalá algún lector encuentre un elemento
que giraban en nuestro tocadiscos. Hay que detone en su mente y en su corazón la
que ver lo que siente ese niño cuando la fascinación por el mundo del sonido y su
N.19 canción o la obra acaban y entonces apa- amada amante, el silencio.
2 0 1 1

Ha escrito cuentos.edu. El Jardín de los niños muertos (1988). Ha fundado los periódicos Ciudad equis y Rock & Rock.univalle. Ha sido periodista y pertenece a los comités editoriales de las revistas Prometeo y Poe- sía. Su acción cultural se extiende a países como Cuba y Ecuador.co/cvisaacs/index. Es egresado de la Universidad de Antioquia en Comunicación Social. Sus libros de poesía son: Canciones de los días líquidos (1992). director de la emisora de la Universidad de Antioquia y en la actualidad se desempeña como profesor de la Universidad del Valle. ensayos y traducciones del inglés y el alemán. Su obra figura en antologías de poesía colombiana. La Tierra vista desde la luna (1999) y Estaba el llamas cuando me acos- té (2002).php?option=com_content&task=view&id=108&Itemid=70 . poemas. 1961. Docente de la Universidad Pontifica Bolivariana. publicados en prestigiosos diarios de la nación.Carlos Patiño Millán Cali (Valle del Cauca). [En línea] http://dintev.

la novela de notan en especial sus cualidades descrip- Bernardin de Saint-Pie­rre Paul et Virginia. como lectura de viaje en la selva venezo- lana Humboldt leía el primer documento En su obra Cuadros de la naturaleza se de- literario del exotismo francés. tener solamente ojos para gozar de los colores de Humboldt her­mosos de la aurora. manera tan exacta y viva. siguiendo las huellas En nuestra ingenuidad deseábamos. No- Paisajes sonoros: sotros experimentamos una gran fascina­ ción. de la cual no estábamos concientes. literaria y grá- a su maestro Georg Forster. demostrando un naturaleza. cuando el sol radiante aparecía so. que en conjunto resulta lo que Humboldt define como “es- También sabemos de su biografía. . Esta novela tuvo indudable- ambientales consiguen mente una gran influencia en la capacidad repetidamente convertir de expresión multisensorial que desarrolló Humboldt durante sus viajes de explora- el oído en un ojo. ción. que cenario natural”.4 1 bre la cima de la montaña y con sus rayos penetraba las entra­ñas de los bosques. de ellas”. sino que describió Por Daniel Velasco el ambiente del paisaje exótico del trópico y los llanos a través de detalles pintorescos Antes de emprender su viaje histórico al y muy sugestivos. para es­cuchar el concierto de nuestros pá- sus descripciones jaros. su idioma En su obra literaria es capaz de narrar la es mucho más instructivo que los libros presencia del am­biente del paisaje natu- y enciclopedias. que se han escrito sobre ral a través de cada uno de los sentidos. cuenta Forster. acuérdate de aquellos días verso sonoro que marca un carácter par- en que disfrutamos de la hermosura de la ticular como parte del ambiente natural o aurora. Durante este fica de Alexander von Humboldt nos pre- recorrido Hum­boldt tuvo una oportunidad senta una visión real (nada idealizada) del muy particular de introducirse en el arte Nuevo Mundo. donde no sólo se limitó a realizar ob- servaciones científicas. tener solamente por los espacios olfato para sentir los olores agradables de nuestras plantas y flores. En el último capítulo de dicha novela se en­ En los capítulos “Sobre la vida nocturna cuentra un texto que se asemeja mucho a animal en la selva” y “Sobre las estepas y las cartas que envió Humboldt a sus ami. tener sólo oídos acústicos tropicales. filosófica. paisa­je regional. para asimilar todos es­tos regalos de la naturaleza”. Nuevo Mundo Alexan­der Humboldt realizó un viaje por el Rin en 1790 acompañando La obra científica. desde una dimensión mul- de apreciar y observar pacientemente la tisensorial muy de­tallista. tivas en referencia a lo acústico-senso­rial. traordinariamente sensible para su época. los desiertos” encontramos una tendencia gos y colegas en el transcurso de su expedi­ a revelar al lector la presencia de un uni- ción: “Mi amigo. “hemos conversado muchas veces a las ori- llas del río con plantas y piedras. “Du­rante nuestro viaje desde refinamiento perceptivo excepcional y ex- Maguncia hasta Holanda”.

que la lluvia ya se aproximaba”. en muchos de los fenómenos extraordina. a categorías. sólo se ex- mente. Durante su visita al raudal Cunuri relata: “Noso­tros pasamos la noche bajo la luz de las estrellas en el rau. Verda­deramente llovió mu- cho antes de que saliera el sol. que semeja el lejano zumbi- vaciones. la cual convierte al oído de la acústica meteorológica . equinoccia/es del Nuevo Continente: porque los torrentes de agua se escuchan más cercanos. que el físico Hans Ertel presentó en su tra- cepto estético de “escenarios naturales”. El ruido de la pequeña catarata ne lo sonoro en su obra podemos destacar se convirtió por la no­che en mucho más cuatro categorías de alusiones al escu­char intenso. al sonar o al memori- aseguran. pal­meras y de helechos arborescentes. gischen Akustik .Die tagesperiodische Va­ tido figurado y significativo. De acuerdo al grado de relevancia que tie- dal Cunuri. nuevas a cada paso recibidas. agitando la selva. sonido nocturno le preocupó en especial. l‘intensité du son” para la Academia de las lo. Se trata del llamado “Efecto Humboldt”. perimentan sensaciones de paz y reposo. Como la tarde bajo el cielo anunciador de lluvia.Todo aque­llo relacionado con lo periódica diaria de la intensidad del soni- sensorial y en especial con lo sonoro-vi­sual. describiendo sus observaciones empíricas chos experimentados o parámetros conoci. denota en Humboldt la tendencia muy Ciencias de París en marzo de 1820 explica propia de un científico con una mentalidad la causalidad analítica de dicho fenó­meno ocupada por el oído. Sin embar- .La variación en un ojo”. A propó. Humboldt en su confe- para la repre­sentación de la realidad. Nuestros acompañantes indígenas sonidos. ob­servados y analizados por Los pobladores tanto en los Alpes como en Humboldt en su obra Viaje a las re­giones los Andes afirman al respecto: va a llover. Las coli­nas a las que está volcanes y el “ruido ensordecedor” de las arrimado el convento se ven coronadas de cataratas del Orinoco es mucho más inten. de acuerdo cho en este tipo de signos meteorológicos. que la mejor riation del Schallintensitat” (Un problema descripción sería. Aquí algunos ejemplos repre- de anunciar la lluvia. al silencio. 5 En el segundo tomo de su obra Cosmos. mucho En el Valle de Caripe. Paisajes sonoros sito de esto los gritos melancólicos de los monos araguatos nos anunciaron. en el capítulo dedicado a exponer su con. dos en otras culturas. do) en 1955 a la Academia Alemana de las va por encima de otros recursos literarios Ciencias en Ber­lín. capítulo VIII: “En me- antes que la catarata sonara más intensa­ dio de una potente naturaleza. que relaciona con he. bajo titulado “Ein Pro­blem der metereolo- Humboldt añade: “los árabes dicen en sen. realizadas du­rante sus viajes. menos me afec­tan las impresiones bajo íntegramente relacionado al sonido. que los ras- a Humboldt le llamó varias veces la aten­ gos de semejanza que recuerdan los más ción que por la noche el “bramido” de los apartados climas. tañas. Yo recuerdo también sentativos de los cuarenta paisajes sono­ros que los habitantes de los Alpes creen mu­ y fenómenos acústico-sonoros. retumba el aire con el alarido uniforme de rios que experimentó durante sus obser­ los araguatos. esto sería una señal muy segura zar sonoro. el efecto de la propagación del do del viento. Por so por la noche que durante el día. La rencia “Sur l’ accroissement nocturne de manera de cómo suena algo para describir. aún diría que en la soledad de estas mon- En su obra científica se encuentra un tra. boceto de una descrip­ción física del mundo.

al poner un oído atento a los haber cesado los sacudimientos. la explosión otro hemisferio. acompañado de un ruido fortísimo. creíamos ver desde lejos. los tallares. ficie del océano que soporta bóveda estre- de esas extrañas formas de las plantas. siguiendo con la vista. imaginación del hombre. al teñir la no. que brillaban al sur. a pesar de esos sonidos desconocidos. El árbol bajo el cual estába- esos prodigios de un mundo nuevo la natu. todos. la super. el suelo polvoriento y agrietado. de las hendeduras el aspecto del firmamento en este lu­gar so. fuente eterna de Es una opinión generalmente aceptada en sus goces y dolores”. lagartos. a propósito para hacer sentir al hombre la am­plitud y potencia de la vida orgáni- ca. del tronco la impresión de majestuosa calma que deja podrido de los árboles. se hacía oír desde el fondo de un vallejo Sonidos subterráneos el cencerro de una vaca o el mugido de un Sobre el temblor en Cumaná. los ciempiés y las ceci­lias. mágico poder nos transportaba de uno a pareció como en Riobamba. las capas inferiores del aire. ruido subterráneo. Nada es más latorio del Suelo”. En Cumaná constantemente las leza! Los animales de la sel­va se retiran a precede. y luego. como en . un zumbido de los terráneos que duran varios meses sin ser insec­tos que colman. en medio de esta naturale­za exóti- ca. Miríadas de insectos se deslizan sobre el suelo y voltejean alrededor de las plan- Memorias sonoras tas abra­sadas por el rigor del sol. Sale un En Cumaná. Cumaná que los temblores de tierra más destructores se anuncian por oscila­ciones muy débiles y por un zumbido que no se oculta a la saga­cidad de las personas ha- Silencios bituadas a este género de fenómenos. se escucha un estremeci­miento sordo. por la calma de la natura- sacudidas. y el que resonaban allende los mares y cuyo choque.6 go. Si en- tonces. tan frecuente durante capítulo XIX: “¡Cuán viva es la impresión los temblores de tie­rra. un murmullo continuo. El Sobre la calma del mediodía en la selva. por decirlo así todas acompañados del menor movimiento osci. las aves se ocultan bajo el fo- hace poco en Caracas y en las Antillas. de llada del cielo. de ese mantillo minado por los litario. en medio de este silen- de una batería mucho tiempo después de cio aparente. los insectos luminosos que raleza lleva dondequiera al oído del hom­ daban vueltas en el aire. todo parecía decimos res. capítulo VI: “Es incomparable ruido confuso de cada zarza. que bajo mil mente ondulada. capítulo IV:. formas diversas la vida está di­fundida en como en los lla­nos del Orinoco. el más notable de aire. son otras tantas voces que nos dicen que la altiplanicie cubierta de yerba y suave. despertábase de improviso el recuer- “Entonces fueron destruidos por completo do de la patria. Extraña movilidad de la de una mina colocada a gran profun­didad. las prade­ras que limitan el horizonte. todo respi­ra en la naturaleza. que en Quito. se llaje de los árboles o en las grietas de los escuchó un ruido semejante a la descarga peñascos. Eran como lejanas voces más de los cuatro quintos de la ciudad. y éstas che. al promediar el día en los cli- las veces en relación con la fuerza de las mas ardientes.” que estába­mos lejos del suelo natal. de la roca. mientras. mos sentados. toro. Con todo. las conste­laciones bre una voz cuyos acentos le son familia. Un tercer más dé­biles sonidos transmitidos por el genero de fenómenos. no está las más de producida. es el retumbo de estos truenos sub.

reescu­charlos o recordarlos. Desde 1985 realiza para la Wesdeuts- los silencios o calmas. no sólo por su geografía o sus fenó- menos físico-temporales. La ecología acústica surgió como movimiento científico. grande por la audi­ción de “paisajes sono. quien des­de 1969 ha desarrollado el con- cepto “Nuevo paisaje sonoro”. ros”. sino con el lenguaje. Cada localidad posee componentes sonoros propios y desta­cables que aportan infor- mación significativa a nuestras histo­rias personales. . sentimos una profunda sensación de per­tenencia. de este movimiento. Junto a dorf. con imágenes que inspiraron a varios ar­ tistas plásticos de la época. que gravita alrededor de la etiqueta de “ecología acústica”. Estados Unidos y México. Como docente y lar de una región. como si hubiese podido documentar los sonidos no con una graba- dora magnetofónica. De la misma forma que ocurre con aque- llos registros gráfico­visuales de Humboldt. A Daniel Velasco (1958) estudió imagen y soni- través de ella dejó un gran testimonio de do en la Escuela Técnica Superior de Dussel- los ambientes y lugares que visitó. 7 el seno de las aguas. Descubrir. teniendo a la cabeza al in- vestigador canadiense R. radioteatro y radioarte. el hecho de sugerir cher Rundfunk de Colonia producciones de un sonido como parte del carácter particu. documentar y proteger estos sonidos. Humboldt contaba con una forma excep­ cional de escuchar con un “oído fino”. artísti- co y educativo. al escuchar- los. comunitarias y universales. indica que durante sus artista ha participado en festivales de arte viajes se despertó ya en él un interés muy acústico y música electrónica en Alemania. Murray Schafer. la descripción de sus paisajes sono­ros impresiona por su gran fidelidad. sino tam­bién por sus efectos acústico-sonoros. Humboldt es sin duda el precursor. y en el aire que circula en torno de nosotros”. hasta ahora des- conocido. es una propuesta de toda una es- cuela. Estos sonidos ca­racterísticos crean “reser- vas sonoras” de valor único que hacen que un determinado lugar tenga una identidad propia. España.

la banca.con su boca Dios musicales. El sensaciones. culturas puramente aurales ellas no apare- cen. Cada ro habló. Se puede nombrar lo que se ve. bien. así como un sonido oído antes no es lo mismo que El ruido bloquea. fisiología.. que un sonido oído dos veces. sonogramas. y por algún tiem- que importan. en el mundo había sido creado por el so- de ser repetido de manera exacta.un acto original que experiencia sensorial.8 2 cenas. es lo que sucedió en Babel. Ningún sonido pue. alfabetos. y recién después vio que estaba vez que se lo pronuncia es diferente. nido y analizado por la vista. lo que se ve. la matemática tes.. suicida y no vuelve. Convierte el lenguaje en un sonido oído después. La creación es ciega. La Se inventaron ficciones interesantes para creación es sonora. etc. Todo sonido se un políglota. ¿Me fui de tema? Estaba diciendo que todo nido es nuevo. Coloca las sis será de una intensidad tal que destrui- cosas una junto a la otra y las compara (es. Los sonidos son verbos. No puedo hablar de todos ellos. (la lista es larga). Murray Schafer sonido no es comparable. Se puede conocer nunca vi un sonido. los nombró. Esta es la razón por la cual Aristóteles Paisaje sonoro: prefería la visión como “la fuente princi- pal de conocimiento”. La Y un sonido oído una vez no es lo mismo guerra. dibujo. la vista ha sido el referente para toda duzco sonidos. Como toda creación. el creador. gí en esta tierra. po. El Apocalipsis.desapare- tieron a partir de la risa. Predominaron las realicé en el mismo momento en que emer. metáforas visuales y los sistemas escalares. figuras. Los sonidos las partes interiores de los dioses”. Los dioses mágicos exis. ra que puede conocerse lo que se ve. demografía. éstos li- no pueden conocerse de la misma mane.. del trueno. Dios prime- Ni siquiera tu mismo nombre. especialmente la física. Tal vez sea suficiente decir que en ticos existieron a partir de ecos distantes. beraron el Diluvio Universal (Gilgamesh). Todo so. sólo Ahora quisiera hablar de los sonidos. Por lo tanto.. Toda creación es original. Los músicos lo saben. La Algunos dicen que el sonido del Apocalip- visión es reflexiva y analítica. Los dioses terribles existieron a partir y sus subordinadas -estadística. “En el comienzo. Para hablar de sonidos. a partir del agua. rá los oídos (Mahoma en el Corán o Juan . Lo sonoro es activo y generativo.). cia. Cuando el ruido del mundo se convirtió en Ninguna frase musical puede repetirse de algo tan grande que molestaba “incluso a manera idéntica dos veces. no puede existir una ciencia del sonido.. Creo . Los dioses mís. escrituras creó el cielo y la tierra” . Pero todos saben nombró el universo. Posiblemente sea ir demasiado lejos que Atum.. Los dioses fructíferos existieron psicología empírica. misterios. el Por R. la cien- existió a partir de las vocales y las consonan. pensando en voz alta. Dios pesar o medir sonidos. Dios destruye con sonido.. El ruido mata. El Diluvio Universal. pro. ¿Qué pasa si no está bien? Entonces. Hablaré de sonidos En el mundo occidental. diapositivas. cerían.. diagramas. Mithra afirmar que en una cultura aural. mundo está lleno de sonidos. que no se puede pesar un susurro o contar las voces de un coro o medir la risa de un Los dioses egipcios existieron a partir de niño. intuiciones.

No te. Estamos con. llega a lugares a los que la vista no puede. Yo me en- tán ocultas. En cual. Si vuelvo ciego. la caja está vacía.. tal como hacen los ciegos. Dos tructura atómica de la materia. Pero nemos párpados en los oídos. son también silenciosos. no es cierto”: en explosión. la conciencia vi- La mayor parte de los sonidos que oigo es. paredes. adentro del mismo con nuestros ojos. He Todos los temas principales de la ciencia aquí una paradoja: dos cosas se tocan pero y la matemática desarrollados en el mun- sólo se produce un sonido. Los asientos son gratuitos y el entrete. do occidental son silenciosos (el continuo bota contra la pared. El sonido se zambulle por debajo de la su. cada grano y cada parte de cada estadística trata con un mundo de canti- . por encima de todo. Uso los sonidos como conciencia visual mira hacia adelante. el telescopio y el microscopio. caminos rectos. la pared es hueca. Si dejo de tener en cuenta las Esta es la razón por la cual las socieda- cosas a las cuales el sonido está ligado el des aurales son consideradas no progre- mundo fenomenológico desaparece. quiero ordenar el mundo debo conver- te por la vasta música del universo. quier caso. Si es. No se puede controlar o estructurar el perficie.incluso los rro mis oídos y construyo cercas. El sonido penetra hasta el corazón universo acústico. líneas objetos silenciosos. nos derramado sobre el piso produce un el número. interiores o exteriores. violencia. La tán ligados a cosas. Todo tirme en un “visionario”. grano deben producir también un soni- nen que “el mundo no terminará con una do. de cerca y de lejos. Tampoco es posible unir instrumentos desarrollados para su es- sonidos sin que cambien su carácter. un arco frota una cuerda. na y por encima de los montes. 9 de Patmos en la Revelación). La sonido.. la teoría objetos: un sonido. Más bien lo contrario. silenciosos golpeándolos. la es- un tambor. Sólo la enferme. sino con un gemido”. de las cosas. La oímos pacio visual. Soy arrastrado sensualmen. acústica. El sonido Me habla con las lenguas de los dioses. va a sonar. mirando hacia No existe el silencio para los vivos. Los ecos y la rever- dad es silenciosa y no consiente el análisis. El nimiento es continuo. sonoro. Otro caso en el que 1 ondulatoria-corpuscular de la luz) y los más 1 es igual a 1. Conocemos los objetos de propiedad. a la vuelta de la esqui. espacio auditivo. porque todos los acontecimientos traumáticos conservan el Los sonidos me hablan de espacios. La tudio. una baqueta golpea espacio-tiempo de la relatividad. la gráfica y. Nos encontramos siempre en de adentro y de afuera. cie- en este mundo tiene su sonido . La orquesta mundial espacio auditivo es muy diferente del es- está tocando permanentemente. siempre nos encontramos en el centro del denados a oír. los sonidos las revelarán. lo cual. Me sivas. oyendo hacia afuera con el oído. ecuación. en realidad. conciencia aural está centrada. Entonces. locura. sual no es igual a la conciencia aural. El hielo es delga- do. la paradoja de Zeno: “Si una medida de gra. Me habla con sus muchas lenguas. Con un poco de Vengan conmigo y siéntense en la platea de la práctica puedo comenzar a oír “sombras vida. es que no miran hacia delante. La indicios para identificar dichas cosas. Oigo cuentro siempre en el corazón del universo a través de la selva. la suma es igual a una diferencia. Otros sostie. sean sonido como su medio expresivo: guerra. beración me brindan información acerca de superficies y obstáculos. amor. acústicas”. el borde del espacio visual. estrechos o amplios. En consecuencia. Una pelota re. grandes o pequeños. Oigo con mi pequeño oído.

El Corán. La repetición permanece soslayado porque no puede ser es el medio por el cual la historia del mun- poseído. una que reconoce que toda la in. de un lobo. después de ello. visual.una do se afirma. los demonios) afuera. los oye jamás podrá olvidarlos: el aullido extrañamente mezclados. la savia es más oscura. por la capacidad de retención aural de tre la música y el paisaje sonoro. los tristes y los urgentes. La sociedad años ha estado madurando dentro de pare. Cuando mi cuerpo yace en la noche blanco formación está interconectada. que oigas el grito de la grulla inicia la planta- ción de invierno” (Hesiodo: Trabajos y días). Cuando logramos liberarnos del predomi- nio del mundo visual-analítico y lo reem- En Ontario. biente. En una sociedad aural sonidos como és- me silencioso. desde atrás de edificios vidriados. el pandemonium (es de.. y azul en la cama. fotografías). cir. Hoy vemos el mundo simplemente insiste. sino conociéndolo. alcantarilla sonora. Los dos se personas que no pasaron aún por la fase separaron y se volvieron independientes. el jarabe es sita armonía de todas sus voces. no comprendiéndolo. dos en una canción y en el habla tan fá- La música occidental también está conce. visual siempre se muestra sorprendida des. Encontra- inferior. “Está escrito. todos los sonidos llegan nidos son tan únicos que una vez que uno a mí desde su propio acorde. una en el que los sentidos no están divididos. ron memorizados una vez. todo el cuerpo por la nieve. Se puede saber la temperatu. los levemente . porque hay que Oír para Creer. los conocidos y los descono- forma distinta de percibir el medio am. ¿Cuál es el dispositivo para retener memorias En tanto problema articulado el ruido per. se convertirá en oído y todos los sonidos ra a partir del sonido de sus pasos. los arces es cuando se oyen las ranas de comenzamos a descubrir nuevamente la primavera.. aún cuando apenas se los al. Pero todo lo que se ignora regresa. aurales? La repetición. pero te digo que. medio de la memoria para el sonido. La re- cidentales. sin apuro. En una sociedad aural todos los sonidos son importantes. Entonces. cilmente como la sociedad visual puede bida a partir del silencio. Se le retiran los privilegios . suales (pinturas. La economía trata con un mundo material que se asu. El espacio acústico son retenidos y explicados. La oscuridad vehemente El ser humano visual tiene instrumentos del paisaje sonoro regresa para enfrentar.10 dades que se presume silencioso. para ayudar a retener las memorias vi- nos en la forma de contaminación sonora. libros. la señal para parar de taladrar plazamos por la intuición y la sensación. Se trata de la disonancia entre el petición es el medio por el cual los sonidos espacio visual y acústico. que se presume silencioso. Recuérdalo. los dulces. la llamada del somorgujo. Otro ejemplo: un hombre camina remos el centro. Incluso la religión trata tos pueden ser resaltados y mimetiza- con un Dios que se ha vuelto silencioso. que el escucha participe en la declaración. cidos. Es una vendrán a ti. La repetición hace sin oírlo. el hielo se de. Las paredes introdujeron una cuña en. “Y te lo diré cance a oír casualmente. La repetición es el tenece exclusivamente a las sociedades oc. Algunos so. La repetición nunca analiza. La filo. una ametralladora. una sofía trata con un mundo fenomenológico locomotora a vapor. Durante dos mil hacer un dibujo o un mapa. la Cábala y la Ilíada fue- La música dentro. “En el momento en una y otra vez. verdadera afinación del mundo y la exqui- rrite.

. educador y pedagogo musical y  ambientalista canadiense. cuando voy más allá “al país que ama el silencio”. En ese momento. R. y su libro  The Tuning of the World. Murray Schafer (1933) es un  composi- tor. 11 tonales y los suaves crujidos de las monta- ñas. reconocido por su “Proyecto del Paisaje Musical del Mundo”. y oigo cantos delante de mí. oír es estar en aler- ta máxima.. escritor.... sus preocupaciones por la ecolo- gía acústica.

eleva aún más el grite- río de una voz que contesta. sobre el suelo. un murmullo que me quiere resultar conocido. rogar silencio a mis hermanos y a su señorita. Escucho golpetear todas las puertas. con el cantar de una voz femenina y se cierra por fin. Por Franz Kafka (1911) Me encuentro sentado en mi habitación. Valei pre­gunta. si ya se ha limpiado el sombre- ro del padre. enton- ces la puerta se abre más. En aquel momento pensé que los canarios me lo recuerdan. El picaporte de la puerta de la casa es girado y hace un ruido como una garganta afónica. en el cuarto contiguo se raspa la ceniza de la estufa. El padre se ha ido. ahora co- mienza el más débil. encabezado por las voces de los dos canarios. si no debiera abrir la puerta y dejar una pequeña ren- dija. su ruido no me evita los pasos de los que corren entre ellas. El proce- so. El pa- dre irrumpe a través de las puertas de mi habitación y pasa de largo. . reptar como una serpiente al cuarto conti­guo y así.  El castillo. América y La metamorfosis invariablemente nos recuerdan su mundo. en el cuartel general del ruido de toda la casa. Franz Kafka (1883 – 1924).Su obra es consi- derada una de las más influyentes de la li- teratura universal en el siglo XX. con un sordo y masculino tirón que resuena con descuido. arrastrando su bata de dormir. hasta escucho el cerrar de la puerta del horno de la cocina.12 3 Paisaje sonoro: Mucho ruido. gritando palabra por palabra a través de la antesala. dispar y desesperado ruido.

saca las llaves desorden. la punta del plátano. frente a los Voz cascada. cerradura del segundo cajón. plátano. la boca y permanece inmóvil. avanza hacia el gún tiempo. Se agacha. cierra el crófono y numerosas cajas de cartón que cajón y echa la llave. saca una la última cinta de bobina. muy estrechas el plátano. en el bolsillo. se detiene. avanza hasta el Mesa y alrededores inmediatos bañados borde del proscenio. se mete las llaves contienen bobinas con cintas grabadas. Sin darse cuenta pisa la piel. se mete la punta del plátano en la KRAPP permanece un momento inmóvil. parte delantera de la mesa. saca otro Sobre la mesa. borde del proscenio. registra sillos de su chaleco. mira en su inte- rior. lo registra con la mano. De tono muy particular. saca un pequeño llavero. con la mi- cia el espectador. Tez blanca. sin cuello. de un blanco su. las eleva a la altura de sus Muy miope (pero sin gafas). una mesa al suelo. Extraño par de botas. del 48 por lo menos. un magnetofón con mi. Camisa blanca. se levanta y va hacia la oído. dentro de al. se vuelve. se vuelve y lado de los cajones. mira la piel y finalmente le da mugrienta. empujándola hacia el foso. res- cuatro bolsillos holgados. lo ostensiblemente. o cinco pasos a lo más en cada sentido. lo monda. con la mirada suspira profundamente. desabrochada. permanece un momento inmóvil. Resto de la escena el plátano. lo examina de cerca. boca y se queda inmóvil. cajones. elige una de que es capaz. Pesado reloj bala. perdida en el vacío. del que sobresaldrá de nuevo. arroja la piel al en la oscuridad. lo idea: mete el plátano en uno de los bol- vuelve a depositar en su sitio. y con toda la velocidad eleva a la altura de sus ojos. Se agacha. cierra el cajón y echa la llave. lo registra con la mano. final- Sentado. con cadena. un viejo deformado. acaricia por una luz intensa. se detiene. de frente. mira en su inte- rior. iluminado. deja caer la piel Centrada en primer término. de plata. a razón de cuatro Pantalones estrechos. es decir. recobra el equilibrio. abre con Paisaje sonoro: la llave el primer cajón. es decir. se tambalea. Reanuda su ir y venir. cierra el cajón y echa la llave. mete la llave en la Andar penoso. se mete la punta del plátano en pequeña cuyos dos cajones se abren ha. corre al fondo de la es- . demasiado cor. del bolsillo. de un negro descolorido por la ori. se levanta y va hacia la parte de- lantera de la mesa. Duro de ojos. vuelve junto a la mesa. el plátano. rada perdida en el vacío. Mal afeitado. en el bolsillo. elige una. Muerde. un puntapié. la examina de cerca. Pelo gris en suspira profundamente. del otro mente. empieza a ir y venir. lo examina de cerca. se y puntiagudas. sienta. Chaleco negro muy deslucido. saca un Por Samuel Beckett (1958) plátano. mira su reloj. Nariz violácea. sin salir del espacio KRAPP. Se vuelve. Krapp abre el segundo cajón. 13 4 llave. la vuelve a meter. mientras come meditativamente el plá- na. se mete el llavero Últimas horas de la tarde. con tano. foso. tos. Finalmente tiene una registra sus bolsillos. lo monda. saca un sobre. se inclina. termina de comer cio. acaricia El cuchitril de KRAPP.

. aparte de mi viejo la bobina. la ola –o casi.) La criada morena. e intelectualmente tengo inclina sobre el aparato. años hoy. Acabo de la cabeza.. se limpia las manos vo sobre el libro. indu- trres.. Se inclina sobre la mesa al aparato. dos. que caen al suelo.14 cena que está a oscuras. ocupado en separar el gra. trres. Con sobre la mesa y la mano en forma de fruición. adopta de nuevo la postura ante- sobre la mesa. mira en vacío grano de la paja. trres. (se inclina sobre el re.) Caja. La pelota ne. el busto in- bobina.) ¡Bobiiina! bocina detrás de la oreja en dirección (Sonrisa feliz... se KRAPP (vivamente): ¡Ah! (Se inclina so. se encoge de hombros. lee. notas en el dorso de un sobre.. ojos cerrados.. Se a la mesa. de cara a la sala. Se inclina. fuerte como un... encuentra la ano.. Diez segundos.. siento decirlo..) con un viejo libro de registro y se sienta ¿Memorable equinoccio?. con mis viejos harapos.. Quince equinoccio..) . ccinco.) ¡Bobina! (Pausa. nuevo sobre el libro.. Garabateado unas hacia adelante. cajas y libro. tación que busca.. mor.. cinco. (La acomodarse mejor hace caer una de pone en la mesa.. es decir... mira segundos. la época muy anterior): Treinta y nueve muy canalla! (Coge una caja y la exa. memorable Ruido de descorchar una botella. ¡ah... la examina da. siete. la abre y se inclina las cajas. con dificultades me abstuve de un ría del estado intestinal.. lee. se inclina de nue- enjuaga los labios. (Levanta la cabeza. Vuelve al espacio iluminado en vacío hacia adelante. mis razones para suponer que. inclina de nuevo sobre el aparato..... (Levanta tril.. lo hojea. Ni un alma. Hum. Intrigado. (Levanta la cabeza.) Ligera mejo. como los últimos años.) ¡Ah! (Se inclina sobre el libro. (Pausa.. levanta la ca. desco- sobre las bobinas que hay en su inte.... (Con vehemencia. tento de estar de vuelta en mi cuchi- bro.) Caja tres. lee. lo bre el libro. Con- gra?. pone en marcha y queda a la escucha... lee. Hum. (Levanta la cabeza.... Intrigado. fecha...) Bobina. ¡ah..) Treinta y nueve años hoy. (La deja rato. ¿qué? (Acerca más los ojos mis circunstancias. Celebrada la solemne na sobre el aparato.. tres plátanos. (va- beza. una anotación a pie de página. lee.) y empieza a revolver cajas y a exami- narlas muy de cerca. (Levanta la cabeza clinado hacia adelante.. Algo fatal para un hombre en morable.. (Se punto débil.. Pone el libro sobre la mesa.. cuarto. Con fruición.. la muy retroceder la cinta al punto de parti- granuja! (Saca una bobina.) Caja. coge te como un roble. (con sorpresa) dablemente la voz de KRAPP en una ¡nueve! ¡Maldita sea!. fuer- vuelve a poner junto a las otras.) Equinoccio. necta el aparato. en el chaleco. bobina cinco. que he alcanzado la cresta de de felicidad. se ensimisma. suelta una palabrota.) Caja tres. se ensimisma.) ¿Pelota ne. cierra la caja tres y la rior.. se inclina de comer. lee quilamente en la taberna. las manos.. al a.) Adiós. tran- nos.. da una palmada y se frota (vuelve la hoja). barre con violencia rior. se frota las ma.. hace gistro).. con los codos y mira fijamente hacia adelante..... cuatro. algo solemne. y. vuelve a poner en marcha el apa- muy de cerca.) Mamá Sentado al amor de la lumbre..) Bobina cinco. cinco. al libro.. CINTA (voz recia. coloca la bobi.. (Al querer mina desde muy cerca. Me.) ¡Bobina! (Sonrisa cila). con los por fin en paz. (Se inclina otra vez sobre el li.

) ¿Qué queda de toda esa mi- (Pausa.. con.) Ahí desafi- siempre canta a esta hora.) ¿He cantado alguna ción? ¿No? vez? No. Salí Ruido de descorchar una botella.. en la oscuridad. recién escuchados. ¡Que yo haya sido ese (Pausa.) Krapp. pero de. las ocho mil y pico precedentes.. me las imagino. queda he comprobado en el libro. Per- mento... me parece..) secución cada vez más lánguida de la felicidad. Maravillosa anciana..) Cuando.) cretino! ¡Qué voz! ¡Jesús! ¡Y qué as- piraciones! (Risita a la que KRAPP se El grano.) Me gusta le. abrigo verde en el muelle de la esta- la? No. (Pausa. (Pausa. se ensimis- y luego volver aquí. (Pausa. Choteo a propósito de lo que él llama che. si es que llego a tener. suma.. (Pausa.) Beber menos.. Tercer descorche. segundos. (vacila) rememoración. Difícil imaginarla de ladrido destinado a la Providencia. Canciones de su adoles. un instante ensimismado. (vaci. mira el re- ben datar de diez o doce años por lo loj.. (Pausa.. vo- do todo el polvo haya –cuando todo el latilizadas tan sólo en las tascas. (Pausa. sin (Risa prolongada a la que KRAPP se embargo. De Connaught. de lanzarme a una nueva. Pero esta né. (Pausa. pero a menudo las encuentro.) Sombra del opus. (Pausa. (KRA- vantarme para dar una vuelta por allí PP desconecta el aparato.) En fin.) ¿Cantaré yo también cuando seria? ¿Una muchacha con un viejo tenga su edad. Más polvo haya arraigado. (Pausa. Con esta oscuridad a mi alre.. activa.. Segundo descorche.. (risita). Agudizo el oído y no oigo ni un su juventud y acción de gracias por aliento...) exhumaciones suelen ser siniestras En cierto modo. (vacila). num. particularmen- es lo que entiendo por grano.) (Pausa.. y va al fondo de la es- menos. Diez segundos. Diez bien de aquello. ma. Creo que en ese momento aún cena. absorbente. Muy cálidos. (Pausa.. Los he vuelto a ver vo alumbrado de mi mesa es una gran de repente. muchacha. me pregunto qué suma.. útiles antes migo. Brizna sú- sobre ella. es decir. Silencio extraordinario en esta no. Gracias a Dios.) Planes para una vida sexual menos. (vacila). (Risita de KRAPP solamente) Esta- la). Y para terminar un.. te.. cencia.) ¡Incomparables! mejora. Cierro los ojos del 20%. pasajes al azar. dice. No lo (KRAPP desconecta el aparato.) El nue. Diez se- to sin esperanzas. vivía con Bianca en Kedar Street. (Pausa. Asun.. Precisamente.. salvo un homenaje a sus bita de canto tembloroso.. Mil setecientas horas sobre cosas que aún valdrán la pena cuan.. digamos el 40% de su vida y lo intento..) .. (Pausa. vuelve a conectar).) Poca cosa gundos. se levanta. de un año viejo.. La vieja señorita McGlome haber terminado. Última enfermedad de su padre. ojos. supongo que me refiero a esas dísticas.) Esas viejas dedor me siento menos solo. (Pausa. 15 ¡Hay que eliminarlo! (Pausa. mag- noche no.. KRAPP cierra los ojos un mo. Fracaso de los laxantes..

tenía sus ojos puestos en el otoño moribundo después de una mí. Una pelotita de goma.) Casi nadie. (KRAPP des- ridad. (Pausa. se extinguía..) Instantes. puesto a tirar una pelota a un perrito tado o condición de quién es o per. blanco. Intrigado.. de la viudita! vieja. (Pausa. PP se sobresalta). “viuda”. conecta el aparato. Y. mira frente a él al vacío.. Se inclina otra Todavía me quedé allí unos instantes. ¡y al que cabeza. adopta su postura de escu- sombras. se corrió la cortina.” cha. cosas que pasan..) ¿De quién es o se armó! En fin... Cada vez que yo miraba en di- conecta de nuevo). fúnebre a más no cinta..) La . en el otoño moribundo joven belleza morena..) Estaba allí cuando.. (vaci- do las sílabas de la viudez.. Se levanta la). se sienta.. está natural.... con la pelota en hojas. Acabe por conocer- mi vieja mirada futura.) Los tupidos pies y la mendigaba con la pata. co- rio... sa. los bien –quiero decir de vista. lo coloca sobre la mesa necta de nuevo..) Sus instantes. solamente CINTA: Recuerdo el año transcurrido. estaba allí.. adopta de nuevo su me sentaba allí bajo el viento recio... mis instantes. conecta el aparato.. negra. ave in.. viudita.) Finalmente se la una especie de toca blanca.. niños. Levanté la manece viudo. levanta a un guardia.. vez sobre el diccionario. con deleite. cara puso! ¡Y qué ojos! ¡Como. (Pausa. postura de escucha. ¡natu- mente la casa del canal. hace retroceder un poco la con capota negra.. y en la cabeza del perro.... (Leyendo. suavemen- la cabeza. CINTA:.16 KRAPP (canta): “Ahora el día termina.) (Acceso de tos.? (Pausa. dis- KRAPP (leyendo en el diccionario): “Es. se sienta. Dios sabe por qué.. unos pocos asiduos. maciza. perros. o viuda”: (Levanta la cabeza. (Pau- va al fondo de la escena. asunto terminado.).. (Pausa. ¡Como si mi intención la cabeza. “viudez”.) Los instantes con plumaje verde. (Pausa. dura. donde mamá ralmente! Recuerdo sobre todo a una se extinguía. sa.) ¡La toca blanca te. de el cual yo podía ver su ventana.. a dirigirle la palabra –sin haber sido presentado– me amenazó con llamar (KRAPP desconecta el aparato. sectívora de la familia de los loros. sin embargo. y busca la palabra.) ¡Qué labios se mueven en silencio articulan. criadas. Vuelve al espacio ilu. la mano y el perro que ladraba a mis do”. permanece. des- minado.) uno de esos chismes de color marrón sucio que se enrollan. (Levanta di y la cogió con la boca.. suavemente. con un busto incomparable.) deseoso de que ella terminara cuanto antes. se ensimisma. se enjuga los labios. crisólito! (Pausa. (Pausa.. en la oscu. almidón.. toda blancura y después de una larga viudez (KRA. Sus hubiese sido deshonesta! (Risa. banco junto a la acequia. “viu. vuelve con un enorme dicciona. cuando me atreví larga viudez y el. Cierra el diccionario. (KRAPP des. en rección suya.. y el.) “Viudedad”. (Pau- velos de la viudez. pasa unas sentado en el banco.) En fin. se inclina sobre el aparato y lo poder. que empujaba un gran coche de niño conecta. el aparato. tal vez con –así lo espero– algo de ancianos. conecta la noche desenvaina su alta noche..

. un año de lo más (KRAPP desconecta el aparato. me parecía inútil..) Pero se la di al perro.) (Pausa. ni frío cabeza y los ojos cerrados.. bra y los ojos se abrieron. en realidad.. (Pausa.. ante la proa! (Pausa. Estábamos allí. en el extremo vo.. jamás lo olvidaré. y mi mano sobre to.. Cogiendo cascallejas.) un lado a otro. la). hace negro y pobre hasta aquella memo.) Y aquí termino.. conecta de nuevo).) Entonces brillaba a la luz del faro.. y vernos. 17 sentiré en mi mano hasta el día de mi (Pausa. bogué cer- ró. de tempestad y noche en la luz del en. Volví a decirle que aquello aparato con impaciencia.) La barca cinta.) muerte. que la oscuri. pero sus ojos dad que yo siempre había rechazado eran como grietas por culpa del sol. con un suspiro. conecta de ella. en fin. bajo el ventarrón... Me imagino ca de la orilla. con la barca.) estuviese deshabitada. hasta mi disolución quedó encallada. suavemente. y que no merecía zar la cinta. el agua algo rizada. (KRAPP suel. Espiritualmente. al cabo de lice.) tendimiento y el fuego. de arriba abajo y de (Pausa. es decir. hace avanzar la cinta. hace avanzar la Me dejaron entrar. sobre todo. indestruc.) Podía haberla guar- dado. En fin. de tendidos. tendidos. Me deslicé por encima de ella. (Pausa.. te.. . (Pausa. para el fuego que la abrasó. desconecta el apara. Pasada medianoche. (Pausa. Al fin. Noté un rasguño que entonces vi de repente. unos instantes lo hizo... Lo como a mí me gusta. (KRAPP desconecta el apa. Como si la tierra (Pausa. se movía y nos movía. la revelación.. de nosotros todo se movía y nos mo- vía. . en que todo se me acla. lo que debo aguas adentro y abandoné a la deri- grabar esta noche. (vaci. sin mo- nuevo). Estábamos allí. suavemente. conecta de nue- rable noche de marzo. (pausa).. para el milagro que.) del muelle. el ros- ta una palabrota. conecta de nuevo). Ella estaba tendida en las tablas en que mi labor esté concluida y ya del fondo. Me incliné sobre ella para darle som- mi mejor. retroceder la cinta. veía claro. (Pausa. se había metido entre las cañas y se tible asociación. me vida. con las manos debajo de la no quede sitio en mi memoria. fue que en su muslo y le pregunté cómo se lo la creencia que había guiado toda mi había hecho.. gran. le pedí que me mirase y al cabo de metro que daba vueltas como una hé. luego empujé la barca que esto es.. Sol ardien- ni cálido... pensando en el día va.. la pena continuar. el rostro contra sus senos. tro contra sus senos. ¡Cómo se doblaron. sin movernos. y el anemó. en el lago. unos instantes. y ella dijo que sí des rocas de granito y la espuma que sin abrir los ojos. Pero debajo arriba abajo y de un lado a otro. hace avan.. Pero debajo de nosotros todo mi mano sobre ella. (Pausa.. Jamás conocí silencio semejante.) rato con impaciencia. apenas brisa. (KRAPP desconecta el respondió... encarnizadamente era.

pobre cretino que tomé por mí hace entre los pinos y las dunas. Effie. abre el pri. (Se da cuenta de que el te las arreglas. da con el plátano.) Una mer cajón. lo razón.) muy de cerca. camino de ser alguien. va hasta la parte cisiete ejemplares vendidos. lo saca. lo vuelve a meter en ensimisma. mencia) ¡Fuera! ¡Atrás! (Pausa.. Imposible hacer gran ma se da cuenta de que está grabando cosa.. Diez biiina! El instante más feliz de los segundos.. ¿Cómo todo. Ni un alma.) ¡Bah! (Lo arru- a su sitio. Gracias a (Pausa. Acabando de escuchar a este do ser feliz con ella allá en el Báltico.) Últimas quimeras.) ¡Que desaparezca! ¡Jesús! ¡Habría po- (KRAPP desconecta el aparato. hurga de nuevo. (Pausa.. se una patada en la muleta. Finalmente. saca una bobina.) Quizá tenía razón. lo eleva a la altura tecas municipales de ultramar. pero mejor en todo caso que el silencio. conecta el aparato. mira el dorso del so.) Habría podi- KRAPP:. una o dos veces. el bolsillo. a biblio- sala saca el llavero. Finalmente registra en sus (Pausa. toda la luz y la oscuri.) Fanny vino Dios. mira dentro. saca el so. Al darse cuenta desconecta el apara- bre. Diez segundos. registra otra vez.) una página por día. se levanta y va ga y lo tira. lo deja encima de la mesa. ni pío. cierra el cajón con lla. (Pausa.18 Pasada medianoche.) En fin. sentarse. (Pausa..) Saboreado ruido de sifón. Conecta el al fondo de la escena... Con un grito. sobre del bolsillo.. ¿Qué Diez segundos.) treinta años. enfrascado en mis sueños y la bobina virgen en el aparato. carraspea a quemarme las cejas leyendo Effie. (Pausa. ti- la deja encima del diccionario.) Una ña de planeta. Permanecía sentado en el parque. desconecta el aparato. (Pausa.): Ahí estaba vez no estuvo del todo mal. otra vez con lá- grimas. Amargo. seis chelines y algunos peni- la mano. me dijo.) ¿Y ella? estúpido hasta ese extremo. (Pausa. ocho probablemente. breve tapón en el culo. Unos segundos de silencio. (Pausa. dido distraerle de sus deberes! ¡Jesús! simisma. quita la bobina del aparato. vez estuve en la iglesia a la hora de . De espaldas a la ellos a precios de mayorista. Ruido de una botella representa hoy un año? Bolo ácido y que choca con un vaso. quizá tenía bolsillos. estuviese deshabitada. (Con deleite. (Pausa. la examina ques. a tu edad? aparato no está conectado. Difícil de creer que fuese ¿Habría podido? (Pausa.) Volví misma. Se ensimisma. para ella toda mi vida. La última ensimisma. mete el llavero en el bolsillo. Jamás conocí dad y el hambre y las comilonas de silencio semejante. coloca ritando. y empieza a grabar.) Le respondí que me había reservado ¡Todo estaba ahí. mira su reloj. once de delantera de la mesa. saca el deseando acabar pronto. lo registra con libra. Vuelve con paso inseguro al últimos quinientos mil. Luego. se ensi. se en. (Con vehe- bre.) ¡Bo- la botella contra el vaso. por lo menos todo eso ya pasó.) ¡Sí! (Pausa.. (Se examina de cerca. todo lo. (vacila). aparato. devuelve el sobre to.. lética de puta. Me aventuré afuera una o dos veces ve. sin más. Cansado. (Pausa.) Nada que decir. en la oscuridad. va a antes de que el verano se enfriase. elige una llave. Como si la tierra los.) Die- espacio iluminado. toda esa vieja carro. Otra vez la palabra bobina. Vieja sombra esque- (Pausa. En de sus ojos. de los siglos! (Pausa. lo conecta.) ¡Qué ojos tenía! (Se ensimis.) ¡Bah! (Pausa. Consulta el sobre.

lidad de ser feliz. sin movernos. lo desconecta. ven en silencio... TELÓN rada fija delante de él. con los saca la bobina con la cinta que estaba ojos fijos en el vacío. y que no merecía la pena con- tinuar. sombras. párate y escucha las cam. (pau- panas.) sa. con un suspiro. Me incliné sobre lones cortos. (Pausa.) Me deslicé por cruzan furtivamente por el cielo. Cuando existía alguna posibi- Con una vez no tuviste bastante. pero sus ojos eran como grietas do a Godot. La cinta continúa grabando. (Pau. bobina. (Pausa.) Una mañana brumosa de do- (Pausa. coloca rodando en silencio.. lo hace avanzar hasta un punto determinado. silencio semejante.” encima de ella. tenerla otra vez.. tre las cañas y se quedó encallada.) pasado. (Pausa. cascallejas me respondió. por culpa del sol. la arroja al suelo.) Y así sucesivamente.).) Quizá mis mejores años han sa.) Alguna vez.) mingo vuelve a subir al Croghan. (pausa).) Me quedé dormido y he allí. Pero de- caído del banco. tendidos.. con la perra. movía. Como si la tierra dad a coger el aceo. al cabo de unos instantes lo Su obra más conocida es el drama Esperan- hizo. me pregunto si un últi. Pasada medianoche. Canta. (Pausa. cinco.) Continúa con estas vacieda. No querría te- (Pausa prolongada..) Acomódate en la oscuridad..) La barca se había metido en- la noche desenvaina su alta noche..) la otra bobina en el aparato. estuviese deshabitada... ¡Basta! ¡Vacía la botella y el catre!. “Ahora el día termina.. sa). mente sobre el aparato. Estábamos (Jadeante... y ella dijo que sí sin abrir los ojos. y vagabundea. (Pausa. (Pausa. 19 Vísperas. el de bayas rojas. el rostro contra sus se- nos. nerla otra vez.. Caja. Los labios de KRAPP se mue- des mañana. Y aquí termino esta cinta. (Pausa... (Pausa. maturgo. Pero ya no querría sa. como cuando llevaba panta. de arriba abajo y mo esfuerzo no sería quizá.... tres.. Y menos ahora.) de un lado a otro. que tengo ese fuego en mí. (KRAPP permanece inmóvil. Se inclina brusca. vuelve a. (Pausa. crítico y poeta irlandés. ¡Cómo se doblaron. O no pases de ahí. Volví a decirle que aquello me parecía inútil.) Vuelve a. (Pausa.) ella para darle sombra y los ojos se abrieron. (Pausa. novelista. (Pausa.. bajo de nosotros todo se movía y nos por la noche. (Pausa. escucha con la mi. (acceso de tos.. (Pau.) Deslízate pro encima de ella.) Toda esa vieja miseria. del crepúsculo ante la proa! (Pausa.. conecta el aparato...) CINTA:.) Entonces le pedí que me Samuel Beckett  (1906  –  1989) fue un  dra- mirase y al cabo de unos instantes. ..) Me dejaron entrar.. pe- gado a la almohada. Casi inaudible. y mi mano sobre ella. Jamás conocí Vuelve al valle una víspera de Navi. suavemente... (Pau. (pausa).

Colombia .41 / Tel: 668 2335 / lugaradudas@lugaradudas. lugar a dudas es posible gracias al apoyo de: Arts Collaboratory es un programa de la Fundación Hivos y DOEN para iniciativas lideradas por artistas visuales en Asia. y para el intercambio con organizaciones de artes visuales en Holanda en cooperación con la Fundación Mondriaan.lugaradudas.org / Cali .org / www. Africa y América Latina. lugar a dudas / Calle 15nte # 8n .