Universidad Estatal a Distancia

Vicerrectoría Académica
Sistema de Estudios de Posgrado
Escuela de Ciencias de la Educación
Maestría en Tecnología Educativa

Profesora: Dra. Viviana Berrocal Carvajal
Curso: Evaluación, aprendizaje y tecnología
Código del curso: 6640
Centro Universitario: San José

Tarea #2: Resumen
Criterios que se deben considerar para evaluar para aprender

Estudiante: Jenny Patricia Espinoza Sánchez.
Número de cédula: 4-0191-0035
Grupo: 01

I Cuatrimestre
19 de febrero, 2017
INTRODUCCIÓN

En épocas antiguos, cuando el ser humano inició sus procesos de aprendizaje, lo hizo de
manera espontánea y natural con el propósito de adaptarse al medio ambiente, el hombre
primitivo tuvo que estudiar lo que lo rodeada, distinguir las plantas y los animales que le
podrían dar alimento y abrigo, explorar las áreas donde conseguir agua y orientarse para
lograr volver a su vivienda, es decir, desde hace miles de años, el ser humano aprende
antes de saber qué aprende; ya que el aprendizaje es una cualidad innata que desarrollamos
a lo largo de nuestra existencia, todos los días y en todo momento aprendemos.

El aprendizaje no solo se limita al adquirir un conocimiento, si no a que este conocimiento
tenga una funcionalidad en la vida del individuo que lo a adquirido, por lo cual es un
proceso, este proceso de aprendizaje es una actividad individual de cada ser humano
desarrolla en un contexto social y cultural. Es el resultado de procesos cognitivos
individuales mediante los cuales se asimilan e interiorizan nuevas informaciones (hechos,
conceptos, procedimientos, valores), se construyen nuevas representaciones mentales
significativas y funcionales (conocimientos), que luego se pueden aplicar en situaciones
diferentes a los contextos donde se aprendieron. Aprender no solamente consiste en
memorizar información, es necesario también otras operaciones cognitivas que implican:
conocer, comprender, aplicar, analizar, sintetizar y valorar.

Por lo cual, es necesario ser consciente de cómo se aprende, de los mecanismos que se
usan, de cuáles son las maneras más eficaces para aprender, donde se destaca la manera de
entender, analizar y aprender las cosas del exterior por los medios que a cada uno le
parezcan más convenientes.

Teniendo en cuenta que el estudiante se debe convertir en una persona autónoma, capaz de
organizarse, de tomar decisiones, de preguntarse por el por qué de las cosas, de buscar
información y de adquirir los hábitos necesarios para lograr un buen aprendizaje, nos
permite mostrar a lo largo de este documento algunos elementos claves que lo pueden
ayudar a orientar la forma como se aprende y si es necesario adquirir nuevos hábitos que
puedan optimizar el rendimiento académico y aquí es donde el proceso de evaluación
desempeña un papel fundamental en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

La evaluación de los aprendizajes ¨no corresponde solamente a la valoración final del
proceso de enseñanza- aprendizaje. No debe pretenderse solamente aprobar o reprobar a
una estudiante o a un estudiante, la retroalimentación pertinente puede propiciar, además,
la mejora continua.¨ (Maroto, 2016, p.6)

Además, se destaca que la evaluación es parte del proceso de enseñanza no su fin, en la
actualidad ha tenido un resurgir o simplemente ha aumentado su interés en este concepto
y/o proceso, ya que todos los participantes de un proceso educativo se dan cuenta de la
necesidad de ser evaluado o evaluar, pero al mismo tiempo con su creciente interés ha
venido de la mano una confusión heredada de confundir el termino evaluación con la
calificación o la medición escolar. Por eso, es de suma importancia que todos los participes
del proceso educativo adquieran una voluntad de cambio para poder incorporar un nuevo
paradigma donde la evaluación no sea vista como la calificación o el valor numeral que se
le da al alumno para medir sus conocimientos, ya que si es importante evaluar pero existen
diversas maneras de hacerlo.

El docente debe ser un mediador o mediadora clave en el proceso de enseñanza y
aprendizaje y de evaluación del estudiantado ¨es la persona docente, que utilizan
dispositivos educativos diversos, concretados en formas de actuación específica, para
definir las ayudas que van a permitirles la construcción del conocimiento o el aprendizaje¨
(Jiménez, 2015, p.2).

Por lo cual, debemos encaminarnos a desarrollar sistemas de evaluación acordes con el
contexto y necesidades de los estudiantes y que también permita la autorregulación del
alumno, se puede conseguir con la coevaluación y la autoevalución (ayudando a los
alumnos a desarrollarla) para asegurar la calidad de educación del estudiantado.
CRITERIOS QUE SE DEBEN CONSIDERAR PARA EVALUAR PARA
APRENDER

La educación es un proceso que se mueve con la historia y que a su vez es movido por ella.
¨Es posible que la educación por sí misma no pueda cambiar por completo una dinámica
social, pero también es cierto que tampoco puede existir un verdadero cambio social sin
los aportes de la educación¨. (Barboza, 2016, p.45-46).

En si la enseñanza eficaz es pues la que parte del nivel de desarrollo del estudiante, pero
no para acomodarse a él, sino para hacerlo progresar a través de su Zona de Desarrollo
Próximo, para ampliarla y generar, lentamente, nuevas Zonas de Desarrollo Próximo.

Empero, la clave no reside en si el aprendizaje debe conceder prioridad a los contenidos o
a los procesos, contrariamente a lo que sugiere la tradicional polémica, sino en asegurarse
de que sea significativo.

Por tanto el enseñar a aprender es menester que se establezca en todas las etapas del
aprendizaje, y desde las diferentes áreas de aprendizaje, para ello, es necesario se utilicen
los criterios apropiados con el fin de evaluar los procesos de enseñanza y aprendizaje. En
referencia a ello Araya establece lo siguiente:

…los últimos estudios realizados en el ámbito nacional e internacional reflejan la
urgente necesidad de ofrecer a los estudiantes propuestos curriculares de calidad,
que coadyuven a potenciar las operaciones mentales de los educandos, en las cuales
se involucren procesos de indagación, reflexión y generación de conjeturas para
resolver diversas situaciones de la vida diaria. (Araya, 2014, p.2).

Pero, qué significa aprender a aprender, pues bien, la Comisión Europea define esta
competencia como:

La capacidad para proseguir y persistir en el aprendizaje, organizar el propio
aprendizaje, lo que conlleva realizar un control eficaz del tiempo y la información,
individual y grupalmente. Esta competencia incluye la conciencia de las
necesidades y procesos del propio aprendizaje, la identificación de las
oportunidades disponibles, la habilidad para superar los obstáculos con el fin de
aprender con éxito. (Martin, 2008, p.1)

Es decir, en efecto el conocimiento previo del estudiante es el aspecto más importante que
influye sobre el aprendizaje, su nivel de asimilación, la claridad y la organización de los
conocimientos que haya adquirido el estudiante. Con los conocimientos ya presentes, ello
para dar inicio a un nuevo aprendizaje, se constituirá mediante hechos, conceptos,
relaciones, teorías y otros aspectos de origen no perceptivo, como lo son las simulaciones.

En ese sentido lo que se busca es que el aprendiz mismo, se conozca y mediante un proceso
de revolución logre capitalizar lo aprendido y lo aplique en su vida bajo condiciones,
realidades y entornos sociales diferentes. Si bien el ser humano debe conocer su entorno,
debe primero conocerse, asimismo, de manera retrospectiva inferir y posteriormente,
generar conocimiento a través del aprendizaje interactivo con sus semejantes. Esto es
efectivamente, evocar al proceso de aprender socialmente con sus pares y evolucionar
conforme a experiencias entre individuos.

También, aprender a aprender significa que los estudiantes se comprometan a construir su
conocimiento a partir de sus aprendizajes y experiencias vitales anteriores ¨con el fin
reutilizar y aplicar el conocimiento y las habilidades en una variedad de contextos: en casa,
en el trabajo, en la educación y la instrucción. En la competencia de la persona son cruciales
la motivación y la confianza¨. (Martin, 2008, p.1)

En congruencia con lo antes mencionado y como parte de un proceso inherente a aprender
a aprender, la evaluación del aprendizaje de conformidad con el entorno educativo
colombiano establece que “la evaluación, como elemento regulador de la prestación del
servicio educativo permite valorar el avance y los resultados del proceso a partir de
evidencias que garanticen una educación pertinente, significativa para el estudiante y
relevante para la sociedad.” (Ministerio de Educación Nacional de Colombia, 2010).

Por cual, la evaluación siempre ha tenido un gran impacto sobre la enseñanza, y la forma
en la que se enseña y se aprende, en especial en la formación de los estudiantes siendo uno
de los componentes mas importantes en los procesos educativos. Principalmente porque se
convierte en una herramienta apropiada para contrastar el aprendizaje anterior (este es el
que los estudiantes tenían) ante el aprendizaje adquirido (nuevo conocimiento). De lo
contrario cómo saber cuál es el crecimiento o el fin mismo del aprendizaje en sus diferentes
etapas de formación del aprendiz.

…cada educador o educadora, de manera individual, debería mantener una actitud
positiva ante la diversidad de la comunidad estudiantil, buscando soluciones
adecuadas a las necesidades estudiantiles. Es decir, , con el fin de orientar su
formación hacia el desarrollo integral de cada niño y niña, el cuerpo docente tendría
que asumir un rol mediador entre las características del alumnado, el proceso de
enseñanza y la evaluación formativa expresada (Mellano, Chaucono, Hueche y
Aravena, 2017, p.4)

Es así, como las personas dedicadas a enseñar y que, además, desean aprender, deberán ser
conscientes que la evaluación cobra una importancia cada vez mayor por que desempeña
un papel primordial en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Cuál es el de indicador del
nivel de aprendizaje en cada persona conforme en el tiempo.

Por ello, conviene reflexionar en que “La evaluación de los aprendizajes responde a los
objetivos y las experiencias del aprendizaje planteadas en el diseño del curso. Tome en
cuenta el nivel de dificultad que plantea el objetivo para diseñar las estrategias de
evaluación. “(Universidad Estatal a Distancia, s.f., p.5).

Lo anterior, implica además que la estrategia curricular educativa esté alineada al contexto
de la población por educar, ya sea por estratos socioeconómicos o de conformidad con las
brechas generacionales e incluso de condiciones psicosomáticas de relevancia previamente
diagnosticadas en la población. “La enseñanza es una actividad compleja y sus resultados
dependen de muchos factores, por lo que es difícil afirmar que un estilo es mejor que otro.
De la misma manera que cada profesor tiene su propio estilo de enseñar, cada alumno tiene
su estilo de aprender…” (Sanmartí, 2007, p.16).

Ahora bien, la evaluación en el ámbito escolar tiene como propósito fundamental mejorar
el proceso y los resultados del aprendizaje. En este sentido se debe realizar en forma
permanente de tal manera que se conozca en donde están las potencialidades, las virtudes,
los vacíos, o dificultades. Todo esto, con la finalidad de intervenir oportunamente para
superarlas.

Por lo cual, evaluar es una condición necesaria para mejorar la enseñanza. ¨La evaluación
debe proporcionar información que permita juzgar la calidad del currículo aplicado, con la
finalidad de mejorar la práctica docente y la teoría que la sustenta¨ Dochy, Segers y
Dierick
, (s.f).

Además, conviene realizar una reflexión acerca de la importancia de la evaluación como
un eje reconstructor en el aprendizaje y que se tome en cuenta que los procesos de
evaluación requieren de un seguimiento de los contenidos que forma que se logre
identificar si algún procedimiento, así como la forma de enseñar y aprender esta
favoreciendo o perjudicando al estudiante.

Por otra parte se puede decir que la evaluación es inherente al proceso de aprendizaje, ya
que toda persona que desee aprender algo tiene que pasar por procesos de evaluación, la
tarea de evaluar consiste en recopilar información sobre qué, cómo aprende cada alumno,
así cómo cuales son sus procesos de enseñanza, de tal manera que se pueda detectar los
logros y habilidades más fortalecidas así como que aspectos o habilidades tiene que
desarrollar o presenta dificultad y poder así tomar las acciones correspondientes para poder
solventar esta situación.

Por tanto, no puede haber un aprendizaje efectivo si no se evalúa, ya que con ella se permite
conocer si se va por el camino adecuado o si es necesario realizar algún cambio. Por lo cual
es necesario aplicar diferentes tipos de evaluación. Al respecto, el Reglamento de
Evaluación de los Aprendizajes del Ministerio de Educación Pública costarricense, en el
artículo 4º, en el apartado de funciones básicas de la evaluación de los aprendizajes
establece que hay tres funciones básicas de la evaluación, cuales son la diagnóstica, la
formativa y la sumativa. Estas funciones se definen en la forma siguiente:

a) La función diagnóstica: detecta el estado inicial de los estudiantes en las áreas
de desarrollo humano: cognoscitiva, socio afectiva y psicomotriz con el fin de
facilitar, con base en la información que de ella se deriva, la aplicación de las
estrategias pedagógicas correspondientes.
b) La función formativa: brinda la información necesaria y oportuna para tomar
decisiones que reorienten los procesos de aprendizaje de los estudiantes y las
estrategias didácticas utilizadas.
c) La función sumativa: fundamenta la calificación y la certificación de los
aprendizajes alcanzados por los estudiantes. (Ministerio de Educación Pública.
2016).

En ese mismo orden de ideas, en el proceso de aprendizaje es importante tomar en cuenta
los estilos de aprendizaje, las técnicas y estrategias con las que se enseña, ya que mediante
ellas se indican los procesos de aprendizaje del estudiantado.

Además se plantea la necesidad de una evaluación más acorde con las nuevas concepciones
del proceso de enseñanza y aprendizaje; es decir, ¨una que sea capaz de otorgar más
importancia al trabajo autónomo del alumno a tenor de la incorporación de metodologías
activas. En definitiva, se apuesta por un modelo de enseñanza y aprendizaje basado en
competencias¨. (Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y
la Cultura, 2014, p.12)

La evaluación no debe ser un apéndice en el proceso de enseñanza y aprendizaje que se
efectúa al final de un tema, ni para decir quién aprueba o no una materia sino que debe
verse como un proceso continuo en la construcción del proceso de enseñanza y
aprendizaje.

Además es importante reconocer su potencialidad como instrumento de aprendizaje y
formación, así como su función no es sólo revisar procesos en contenidos, sino que además
debe ser integral relacionando la parte axiologica y la parte actitudinal de los estudiantes,
esto enmarcado en los criterios de evaluación que el docente debe plantearse inicialmente,
por lo cual se busca que el modelo de aprendizaje sea integral que sea visto como un
¨proceso de adquisición de conocimientos, habilidades, valores y actitudes; proceso que
puede ser entendido desde diversas posturas, pues existen múltiples teorías vinculadas al
hecho de aprender¨. (Ropero, 2016).

Por lo cual, para favorecer el aprendizaje hay que seleccionar contenidos atractivos para
los alumnos y aplicar un modelo de evaluación útil para evaluar la función docente del
profesor y gratificante para el alumno en su proceso de aprendizaje ¨La evaluación no sólo
mide los resultados, sino que condiciona que se enseña y cómo, y muy especialmente qué
aprenden los estudiantes y como lo hacen.¨ (Sanmartí, 2007, p.9)
CONCLUSIONES

El enseñar a aprender requiere de estrategias y acciones que vayan dirigidos a la obtención
de las metas del aprendizaje seleccionando, presentando y compartiendo con el estudiante
las actividades, con un propósito que es impartir una enseñanza efectiva y que se dé el
aprendizaje de manera significativa en el estudiantado. Las estrategias le permitirán al
docente promover el aprendizaje y al alumno aprender a aprender.

Además, para favorecer el proceso de enseñanza y aprendizaje hay que seleccionar
contenidos atractivos para el estudiantado los aplique a un modelo de evaluación adecuado
y pertinente para evaluar la función docente del profesor y gratificante para el alumno en
su proceso de aprendizaje. No se debe de olvidad que la finalidad principal de la evaluación
es la regulación tanto de la enseñanza como del aprendizaje, tanto de las dificultades y
errores del alumnado, como del proceso de la enseñanza.

La evaluación no puede ser una hecho puntual dentro de la enseñanza y aprendizaje, debe
ser un proceso a lo largo del aprendizaje, que se debe planificar adecuadamente para
identificar fácilmente los aspectos que hay que cambiar o mejorar.

…se plantea la necesidad de una evaluación más acorde con las nuevas
concepciones del proceso de enseñanza y aprendizaje; es decir, una que sea capaz
de otorgar más importancia al trabajo autónomo del alumno a tenor de la
incorporación de metodologías activas. En definitiva, se apuesta por un modelo de
enseñanza y aprendizaje basado en competencias. (Organización de Estados
Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, 2014, p.12)

Los criterios de evaluación no han de ser instrumentos de control para el docente, sino
conocimientos que deben posibilitar al alumno su autoevaluación.

Es necesario diversificar los instrumentos de evaluación, debido a que cualquier
aprendizaje contempla diversos tipos de objetivos, es preciso que los instrumentos de
recogida de información sean múltiples y variados, así como las estrategias para analizar
los datos y promover la regulación deben favorecer la autonomía de los estudiantes.
Además, los instrumentos de evaluación deben de ser seleccionado en función de los
objetivos de la evaluación y el tipo de contenido que se va a evaluar.

Se considera necesario la revisión y actualización del currículo escolar así como los planes
y programas de estudio.

La evaluación debe estar diseñada en relación con los objetivos o resultados de aprendizaje
buscados, también ha de ser coherente con la metodología, debe estar vinculada al nivel de
contenidos trabajado y responder a criterios relevantes y transparentes. También la
evaluación debe ser considerada como un proceso que se articula con la acción educativa,
de modo que pueda efectivamente servir de retroalimentación y ser utilizada para la toma
de decisiones de acción futura, lo que implica una evaluación ¨auténticamente continua es
la única que ofrece la posibilidad de tener una mirada longitudinal del proceso de
aprendizaje, permitiendo valorar, tanto la práctica docente como a los propios alumnos/as,
los progresos y los factores que lo afectan en su proceso¨. (Duk y Loren, 2010).

La evaluación debe promover el que los estudiantes respondan a situaciones
contextualizadas, resuelvan problemas, tomen decisiones y realicen proyectos reales.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Araya, R. N. (2014). Las habilidades del pensamiento y el aprendizaje significativo en
matemática, de escolares de quinto grado en Costa Rica. Revista Electrónica
¨Actualidades Investigativas en Educación¨ volumen 14, número 2,. Instituto de
Investigaciones en Educación. Recuperado de:
https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/a
ie/article/viewFile/14744/14087

Barboza, S. (2016). Importancia de la Evaluación de los Aprendizajes en la labor que
realiza el Psicopedagogo, durante el curso lectivo 2015. Universidad Estatal a
Distancia. Trabajo Final de Graduación para optar al grado de Magíster en
Psicopedagogía. Recuperado de:
http://repositorio.uned.ac.cr/reuned/bitstream/120809/1462/1/Importancia%20de
%20la%20evaluacion%20de%20los%20aprendizajes.pdf

Dochy, F; Segers, M y Dierick
, S. (s.f). Nuevas Vías de Aprendizaje y Enseñanza y sus
Consecuencias: una Nueva Era de Evaluación. Revista de Docencia Universitaria.
Número 2, volumen 2. Universidad de Lovaina, Bélgica. Universidad de
Maastricht, Países Bajos. Recuperado de:
http://revistas.um.es/redu/article/view/20051/19411

Duk, C y Loren, C. (2010). Flexibilización curricular para atender la diversidad. Revista
Latinoamericana de Educación Inclusiva. Vol. 4 Num. 1. Recuperado de:
http://www.rinace.net/rlei/numeros/vol4-num1/art9_htm.html

Jiménez, S. F. (2015). Uso del feedback como estrategia de evaluación: aportes desde un
enfoque socioconstructivista. Revista Actualidades Investigativas en Educación. 15
(1), p.p. 1-24. Recuperado de: dx.doi.org/10.15517/aie.v15i1.17633

Martin, E. (2008). Aprender a aprender: una competencia básica entre las
básicas.
Recuperado de:
http://campusvirtual.uned.ac.cr/lms/pluginfile.php/39036/mod_resource/content/1
/Mart%C3%ADn_%20Aprender%20a%20aprender.%20Una%20competencia%2
0b%C3%A1sica%20entre%20las%20b%C3%A1sicas..pdf



Maroto, M. O. (2016). Evaluación de los aprendizajes en escenarios clínicos: ¿Qué
evaluar y por qué?. Revista Educación, 41(1), 1-18. Recuperado
de:http://dx.doi.org/10.15517/revedu.v41i1.19128

Mellano, H. M; Chaucono, C. J; Hueche. O. M. y Aravena, K. O. (2017). Percepciones
sobre la educación inclusiva del profesorado de una escuela con Programa de
Integración Escolar. Revista Educación Vol. 41, Num. 1. Costa Rica.
Recuperado de:
http://www.revistas.ucr.ac.cr/index.php/educacion/article/view/21597

Ministerio de Educación Pública. (2016). Reglamento de Evaluación de los Aprendizajes.
Ministerio de Educación Pública. San José, Costa Rica. Recuperado de:
http://es.slideshare.net/Socialesdigital/reglamento-de-evaluacin-de-los-
aprendizajes-actualizado-2016

Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
(2014). Evaluación educativa: nuevos escenarios, tendencias y desafíos en el siglo
XXI. Revista Iberoamericana de Educación. Número 64. Organización de Estados
Iberoamericanos. Organización de Estudios Iberoamericanos. Buenos Aires.
Madrid. Recuperado de: rieoei.org/RIE64.pdf

Ropero, V. (2016). ¿Qué es aprender?. Instituto Europeo de Estudios Empresariales.
INESEM. Business school. Universidad Nefrija. España. Recuperado de:
http://www.inesem.es/Blog/12-5-29/que-es-aprender

Sanmartí, N. (2007). 10 ideas claves: evaluar para aprender. Editorial GRAÓ. Barcelona.
Recuperado de:
http://campusvirtual.uned.ac.cr/lms/pluginfile.php/39037/mod_resource/content/2
/Sanmart%C3%AD.%2010%20ideas%20clave%20evaluar%20para%20aprender.
pdf

Universidad Estatal a Distancia. (s.f.). Módulo 7: Evaluación de los aprendizajes para el
diseño de curso Programa de Apoyo Curricular y Evaluación de los Aprendizajes-
UNED. Costa Rica. Recuperado de:
http://campusvirtual.uned.ac.cr/lms/pluginfile.php/39038/mod_resource/content/1
/Modulo_7_Evaluacion_Aprendizajes.pdf
BIBLIOGRAFÍA

Álvarez, J. (s.f.) Pensar la evaluación como recurso de aprendizaje. Recuperado de:
http://campusvirtual.uned.ac.cr/lms/pluginfile.php/39035/mod_resource/content/1
/Pensar%20la%20evaluacion%20como%20recurso%20de%20aprendizaje.pdf




Centro de profesorado de Córdoba. (s.f). Competencia y actitudes para seguir aprendiendo
de forma autónoma a lo largo de la vida. Revista Feeds RSS. Educar en
competencias. Recuperado de:
http://competenciasbasicascordoba.webnode.es/aprender-a-aprender/

Ministerio de Educación Nacional de Colombia. (2010). Evaluación. Republica de
Colombia. Recuperado de: http://www.mineducacion.gov.co/1621/article-
179264.html