Resumen de “Teoría General del Empleo, el dinero y el interés” de Keynes

El propósito de la teoría general de Keynes, como se indica, recae en la palabra
“general” ya que su teoría se ocupa de todos los niveles de empleo cuyo propósito
es explicar qué es lo que determina el volumen de empleo en un momento dado.

Por otro lado, se habla de la teoría de una economía monetaria donde lo más
importante es la función de acumular valor. Se habla del dinero y su desempeño,
por ejemplo, al recibir un cheque de pago se gasta, pero no todo el dinero se gasta
entonces se guarda, el cual tendrá más valor mañana. Sin embargo, el dinero por
sí mismo no tiene valor, solamente es útil porque con él se pueden comprar cosas,
y puede comprar cosas porque paga para que otras personas lo hagan por uno
mismo. Entonces, algunas personas pueden ahorrar dinero mientras lo toman
prestado, pero un país como un todo no puede hacer eso por lo que al final del día
alguien tiene que comprar las cosas que hacemos. Pero si todo mundo ahorra,
eso significa que la gente no está comprando, por lo tanto, la gente haciendo cosa
se encuentran sin trabajo. No obstante, esta clase de círculo vicioso puede ir a la
inversa ya que, si un importante empresario contrata gente desempleada siendo
pagados de nuevo, lo cual significa que comenzarán a gastar de nuevo. Y cada
billete que gastan va a un negocio diferente, que puede comenzar a contratar a la
propia gente y el ciclo se repite. Este es el multiplicador, es decir, cada billete que
se gasta proporciona aún más de un billete de impulso a la economía.

Los que tienen más renta y riqueza de la que consumen de ordinario pueden
acumular exceso de varias formas, entre las que se cuentan atesorar dinero,
prestar dinero e invertirlo en algún tipo de bien de capital. Si optan por acumular
su riqueza en forma de dinero, no obtienen renta, si prestan su dinero, perciben
interés, y si adquieren un capital de inversión, esperan percibir beneficios .

A propósito, se habla del interés como premio por no atesorar dinero. El interés es
la recompensa por transferir la disposición sobre la riqueza en su forma líquida. Si
la tasa de interés es el costo del dinero, lo que determina la tasa de interés es la
cantidad de dinero en circulación. Un aumento de los tipos de interés tiende a
reducir la demanda efectiva y, en tiempos normales, a originar desocupación. Se

Otro punto destacable es la inversión como factor determinante del empleo. más bien que como un premio a la cesión de liquidez.ha considerado por los economistas como una recompensa al ahorro. Es este factor que exagera los auges y profundiza las depresiones y hace que sea difícil salir de una mala situación. Su teoría. habrá inversión real y el empleo tendrá un nivel elevado. Dicho en otras palabras. al final del día. Por último. Y si la economía va por buen camino depende de si hay inversiones nuevas. Entonces si hay confianza en el futuro. es decir. Aún más perversamente. Porque si la nueva inversión tiene sentido siempre depende de si la economía estará bien en el futuro. afirma que el empleo depende de la cantidad de inversión. o bien que la desocupación es originada por una insuficiencia de inversión. Entonces. nuevas casas. Esta comprende actividades como construir nuevas fábricas. la inversión no depende simplemente de un cuidadoso cálculo del rendimiento futuro esperado. . La producción que excede de lo que se consume habitualmente. reducida a sus términos más simples. nuevos ferrocarriles y otros tipos de bienes que no han de ser consumidos con tanta rapidez como se producen. el empleo en la actividad de inversión ayuda a mantener la demanda de la producción existente de bienes de consumo. una recompensa por posponer el consumo. sino del optimismo de uno mismo hacia el futuro. se considera un factor importante el cual es la incertidumbre el cual tiene que ver con la inversión y el futuro. La distinción entre consumo e inversión es fundamental para todo el análisis de Keynes. se llama inversión. significa que el rendimiento económico depende en gran parte de mantener a los hombres de negocios felices.