Una “campaña mediática” que busca una intervención de Estados Unidos y

crear una matriz de opinión contra Venezuela. Este ha sido el argumento del
gobierno Nicolás Maduro contra los medios estadounidenses desde que
asumió el poder, pero al mismo tiempo usa a uno de los más famosos, The
New York Times, para dar a conocer su versión de los hechos, algo que ha
ocurrido en cinco ocasiones desde 2013, publica El Nacional.

Por JORGENIS HERNÁNDEZ | @JH_PACO
JORHERNANDEZ@EL-NACIONAL.COM
La más reciente publicación en el diario neoyorkino, en su versión impresa,
fue el 22 de febrero: una carta abierta del vicepresidente Tareck El Aissami
al Departamento del Tesoro de Estados Unidos y al secretario del
organismo, Steven T. Mnuchin, a una semana que la Oficina para el Control
de Bienes Extranjeros emitiera un comunicado en el que afirmó que El
Aissami había facilitado el envío de cargamentos de drogasdesde
Venezuela, además de proporcionar protección a otros traficantes.

En el texto pidió a las autoridades estadounidenses rectificar en la
aplicación de “políticas y medidas claramente ilegales en el ámbito del
derecho internacional, agresivas e injustas en materia de derechos
humanos, peligrosas para las relaciones internacionales, e
inconstitucionales, a la luz de la propia carta magna norteamericana”.

Las políticas y medidas a las que se refiere el segundo al mando del
gobierno de Nicolás Maduro son la congelación todos sus bienes en
Estados Unidos, un vetopara su entrada a ese país y la prohibición a las
empresas y ciudadanos estadounidenses de hacer negocios con él y sus
empresas. Las mismas decisiones se aplicaron a SamarkLópez Bello, a
quien las autoridades estadounidenses consideran “testaferro” del
vicepresidente.

La carta abierta defiende al ex gobernador del estado Aragua y reafirma los
argumentos que ha esgrimido el gobierno venezolano sobre la lucha del
país, y personalmente de El Aissami, contra el narcotráfico después de la
expulsión de Venezuela de la agencia de narcóticos de Estados Unidos
(DEA por sus siglas en inglés).

Aunque el gobierno del presidente Maduro no ha asumido públicamente que
fueron quienes pagaron el aviso, que fue publicado a página completa y a
full color, el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, usó
su Twitter para difundir la carta.

El Aissami no pudo haber pagado por sí mismo la publicación del
documento, que está firmado por él, debido a las sanciones del gobierno

estadounidense. El jefe de Estado ha aparecido firmando en dos ocasiones en el diario neoyorkino. Nicolás Maduro.000 dólares los gastos por los mismos. El 1ero de abril de 2014 la sección de opinión del medio. Una en la edición impresa y otra en la digital. tanto en su versión impresa como en la digital. La respuesta del vicepresidente al gobierno estadounidense eleva a cinco la cantidad de textos de autoridades venezolanas que se han difundido en los últimos cuatro años en el medio y a más de 300. Diosdado Cabello y Tareck El Aissami son las tres firmas que han aparecido en el medio. The New York Times no puede revelar la información de quien fue la persona encargada de la transacción.293 dólares. El presidente de la República escribió un artículo en la época de las protestas que empañaron su primer año de gobierno para defender a Venezuela de las informaciones que circulaban a nivel mundial. en su versión digital. pero se pudo conocer que un aviso con las mismas características tiene un costo mínimo de 148. tuvo una nueva firma: Nicolás Maduro. A ellos se les suma el Ministerio de Relaciones Exteriores. .

.

. Además se anunciaba una donación de cinco millones de dólares para apoyar a los países afectados por el ébola. pero nunca se conoció cuánto pagó el gobierno por la publicación. la libertad de Puerto Rico y de su activista Oscar López Rivera. Cinco meses después Maduro dio el paso de lo digital a lo impreso. del jefe de Estado en la Organización de Naciones Unidas encabezaba un texto en el que se pedía la refundación de la Organización de Naciones Unidas.Maduro refutó las acusaciones contra su gobierno y la falta de democracia en el país. Libia y Palestina. el fin del “acoso” financiero a Argentina y del bloqueo a Cuba. El 28 de septiembre una foto.000 dólares. Aseveró que Venezuela quería paz y diálogo. además criticó las protestas opositoras y los actos de violencia ligados a ellas porque solo querían derrocar al “gobierno elegido constitucionalmente”. Irak. a todo color. Para la época se estimó que el costo del aviso había sido de 100. También se condenaba la ola terrorista en Siria. Reiteró que Estados Unidos apoyaba a los manifestantes y recordó que había más de dos docenas de fallecidos.