1)-

La zona económica exclusiva denominada mar patrimonial. Es una franja
marítima que se extiende desde el limite exterior del mar territorial hasta unas
200 millas, el único estado que tiene pleno derecho de explotar sus recursos es
el estado ribereño y en caso de que este no tenga la capacidad para hacerlo
podría autorizar a otro estado que realice estas actividades.

A partir de la milla 201 es lo que se conoce como alta mar. Según lo establece
la Convención de Derecho del Mar, constituye todas las partes del mar no
incluidas en la zona económica exclusiva, en el mar territorial o en las aguas
interiores de un Estado. En su artículo 87 proclama el principio de que: “La alta
mar está abierta a todos los Estados, sean ribereños o sin litoral. La libertad de
la alta mar se ejercerá en las condiciones fijadas por esta Convención y por las
otras normas de derecho internacional. Comprenderá, entre otras, para los
Estados ribereños y los Estados sin litoral:

 La libertad de navegación;

 La libertad de sobrevuelo;

 La libertad de tender cables y tuberías submarinos;

 La libertad de construir islas artificiales y otras instalaciones permitidas
por el derecho internacional;

 La libertad de pesca;

 La libertad de investigación científica

2)-
La República Argentina es el país que más perjudicado se encuentra ya que no
logra evitar que en el área se sobreexploten especies transzonales, con la
consecuente afectación del recurso, y de los niveles de captura en la Zona
Económica Exclusiva.
Diariamente, enormes flotas de buques poteros, en su mayoría provenientes de
países asiáticos capturan en forma desmedida e irracionalmente, utilizando
prácticas y sistemas de pesca ilegales. Para evadir los controles cambian de
bandera, de nombre y de identificación para evitar ser detectados.

Esas flotas atentan contra la subsistencia de la flota potera argentina, sobre la
que ejercen una competencia desleal, ya que en nuestro país se pagan

3)- Las medidas que el Estado Argentino podrá tomar son: a) Protección de pesca costera: se debe brindar mayor protección a este sector otorgándole una zona exclusiva para su desarrollo sin competencia de otras flotas. para minimizar la crisis del sector. derechos de pesca y sueldos varias veces superiores a la paga que efectúan los armadores asiáticos a sus tripulaciones. . al tiempo que se cumple con todas las disposiciones de la OIT y de las exigentes leyes laborales argentinas. b) Emergencia pesquera: debe priorizar la protección del recurso y el respaldo económico. significando una disminución de barcos. ambas medidas debe ayudar a superar la crisis con el menor costo posible c) Estricto control de las medidas de conservación (capturas) d) Cuantificar con previo ordenamiento por flota: es preciso una reestructuración de flotas pesquera de merluza.derechos de exportación.