1

2

Capítulo Uno
Estirando los nudos matutinos de su espalda, Gabe
Hawkins miró por la ventana del segundo piso del Apple
Valley Inn Bed and Breakfast. Gruñó ante la nieve cayendo.

¿Qué infiernos le había convencido para conducir su
Harley desde Malibú?

Llegó tarde la noche anterior casi congelado hasta la
muerte. Menos mal que ya había hecho arreglos en el B&B
o habría estado jodido. Según Addie, la pequeña y dulce
propietaria del hostal, era el único lugar para quedarse en
Cattle Valley aparte del hotel de esquí.

Hawk puso sus manos en sus caderas y giró la parte
superior de su torso de un lado a otro. Si era el largo
camino o los nervios subiendo por su espina por la idea de
encontrarse con su hijo, no estaba seguro, pero sus
músculos estaban tan agarrotados como el infierno.
Después de ponerse su último par de jeans limpios, Hawk
agarró una camisera y metió sus pies en sus botas.

Antes de dejar la habitación se dio una última mirada
en el espejo. Se había dado una buena ducha caliente antes
de meterse en la cama por la noche, pero se fue a la cama
con su cabello todavía mojado. Agarrando el cepillo de su
neceser, Hawk intentó dominar su cabello, que llegaba
hasta los hombros. Dándose por vencido, alcanzó la
pequeña goma negra que llevaba la noche anterior y se
puso el cabello en una coleta baja.

Bajando los escalones, escuchó cantar desde la
cocina. —¿Hola? —llamó para anunciar su presencia
cuando bajó al vestíbulo hacia la parte de atrás del hostal.

3

—He visto ropa interior antes. pero no es necesario. Se había quedado en los hoteles más caros del mundo y le hacían pagar por el servicio de lavandería. Está el Gym. ¿Por qué los hombres son tan sensibles con eso? 4 . —Tan embarazada como parecía Addie. secándose sus manos en una toalla roja desteñida— . Hawkins? —Addie apareció en la puerta. De hecho. —dijo sin culpa. sabes. —Puedo pagar. si traes la ropa sucia la lavaré mientras estás fuera. La pondré luego si te parece bien. —Gracias. Eso es bastante fácil. ¿Qué sobre la lavandería? —No hay necesidad. Addie sonrió. —La pongo cada día. Ma'am. El primer edificio cuando entras en el parque industrial. Era un simple gesto pero uno que le recordó a Hawk por qué vino al pueblo. Hawk odiaba la idea de ella haciendo tareas extra cuando él era perfectamente capaz de hacerlas él mismo. Está a solo seis bloques al norte de aquí. —Buenos días. Dudo que otra más vaya a arruinarme. Hawk no estaba acostumbrado a ese tipo de hospitalidad. —No gracias. ¿Me preguntaba si en este pueblo hay algún sitio donde pueda hacer ejercicio? —Claro.Buenos días. —Gracias. —¿Puedo hacerte algo para desayunar? —preguntó Addie. —¿Sr. su mano acariciando un lado de su muy embarazado estómago. Siéntete libre de usarlas. Tenemos dos lavadoras y secadoras justo atravesando esas puertas. Addie rió.

—Pastel de carne suena bien. Quizá podría encontrar algo usado en Sheridan que pudiera utilizar mientras estaba en Cattle Valley. Es bueno hablar con alguien que es directo. 5 . —Perdóname si te he avergonzado. Ahora fue Hawk quien rió. —Bien. Paró justo delante de la puerta principal y se puso su pesado abrigo de cuero negro antes de recoger su casco de la mesa cercana. —La cena está en la mesa a las seis si estás interesado. mejor encuentro ese gimnasio antes de que mis músculos empiecen a agarrotarse de nuevo. Realmente se podía patear él mismo por conducir una moto en lugar de conducir uno de sus coches. —No llevo ninguna conmigo. Aprecio la invitación. de modo que eso no es problema. ¿huh? Addie desechó con la mano la disculpa de Hawk. Sí. Cuando abrió la puerta. Supongo que es demasiada información. El sonrojo que empezó a aparecer en el rostro de Addie llamó la atención de Hawk. Gracias de nuevo. —Empezó a salir de la cocina cuando Addie lo llamó. ¿Mel preguntó si pastel de carne está bien para ti? Hawk paró en la puerta y miró por encima de su hombro. Ahora eres nuestro único huésped de modo que será algo simple. Son estas malditas hormonas. definitivamente necesitaba algo más que conducir. Creo que nos vamos a llevar bien. y abusar de la hospitalidad no está en mi agenda. una ráfaga de viento golpeó el rostro de Hawk. Podría estar aquí un tiempo si las cosas van bien. — No.

— Buenos días. El hombre había sido tan amable con ella desde que había empezado a trabajar en el Gym. —Eso espero. Kit se encogió de hombros. Cattle Valley está lleno de buenos hombres disponibles. —dijo con una sonrisa en su rostro—. Rehusándose a seguirle la corriente. —Si sólo fuera tan fácil. zapatillas de deporte y camiseta como su usual 6 . —Los hombres son problemas. Kit suspiró. Después de fichar. Kit sacudió la cabeza. —¿Por qué no debería estarlo? Tengo un lugar donde vivir y un trabajo que disfruto. Notó que Mario limpiaba las máquinas y sonrió. Kit había decidido ser precavida e ir con jeans. entró en el baño de empleados para lavarse las manos.. —Mario rió y alzó y bajó sus cejas. pero no te preocupes. lo harás. Mario miró desde el banco negro de vinilo que estaba limpiando. —Entonces no has conocido al correcto. Aunque Rio le había dicho que llevara lo que quisiera para trabajar. ¿Qué más necesita una persona? —Puedo pensar en algunas cosas.. al menos los que me atraen. Kit Bromely tiró su bolso detrás del mostrador de zumos antes de volver para fichar. Hoy estás de buen humor. —dijo por encima de su hombro cuando siguió atravesando la gran sala.

colocó el vaso de Mario en el fregadero antes de empezar la tarea abandonada. pero Kit desechó el esfuerzo. Dios. pero al menos lo había intentado. deja que sea yo quien le ayude. Mario asintió cuando acabó de beber el vaso de zumo de naranja. —Un lunes típico. Raramente tenía problemas para controlar su cuerpo. raramente se aventuraba fuera de casa. los jeans eran a la cadera y la camiseta apretada. —¿Puedo ayudarte? Por favor. Escuchó la puerta principal abrirse y miró. Kit sacó una botella de agua de la nevera. pero ese 7 . Pocos hombres la encendían lo bastante para justificar el dolor que normalmente venía con el inevitable rechazo. que necesitaba un corte. No era cidiciosa–uno estaría bien. había olvidado llenar la maldita cosa la noche anterior. Por lo que voy a salir antes. Más que nada Kit quería un amigo. — comentó. Kit tragó alrededor del nudo en su garganta.uniforme. Kit enjuagó el vaso de Mario y abrió el lavavajillas. Empezó a lavar su vaso. —Yo me ocuparé de eso. el trabajo y la tienda de alimentos. Su piel se puso inmediatamente de gallina ante la vista del alto hombre de anchos hombros que acababa de entrar. Kit se ahuecó su largo y rubio cabello. Antes de dejar el baño. Aunque había estado en el pueblo durante unos cuatro meses. Después de sacarse el casco de moto. —Tranquilo. Con un suspiro. Necesitaba encontrar un estilista. —Gracias. Uniéndose a Mario en el mostrador de zumos. Era más fácil que sufrir las miradas que normalmente recibía. Mierda. Claro. el hermoso hombre sacudió su melena de negro cabello cuando caminó hacia ella.

—El Sr. —Kit volvió al mostrador de zumos donde cogió el teléfono—. —Kit estaba sin palabras cuando miró los luminosos ojos verdes del Sr. Alto Oscuro y Sexy. Kit se restregó la parte de delante de sus jeans. —contestó el Sr. estaba en problemas.no parecía el caso con el Sr.. En lugar de estrechar la mano de Kit. —Después de lo que pasó cuando Jack intentó unirse. Lo siento. por cierto. debería llamar a Rio para asegurarme. —¿Quieres decir pases de prueba para miembros? Kit sacudió la cabeza. Sexy dejó su casco en el mostrador. —Vale. Sexy.Soy Kit. —explicó. —le dijo Mario. —Ummm. Soy nueva. Oh joder. Mi encargado quiere que llame al propietario. Sexy—. —Esperaba hablar con alguien sobre un pase de día. —Dice que no sabe cuánto tiempo se quedará en el pueblo y quiere ejercitarse mientras esté aquí. sacando el bolso de debajo 8 . pero puedo descubrirlo. Se apresuró detrás del mostrador de zumos y rápidamente encontró a Mario haciendo su rutina matutina. de modo que no creo que tenga intención de unirse. —se las arregló para decir finalmente. —¿Puedes esperar aquí mientras busco? —Por supuesto. Reunió su valor y extendió su mano—. pero me gustaría un lugar donde hacer ejercicio mientras esté aquí. Kit le dio a Hawk su mejor sonrisa. —¿Tenemos pases de día? Mario miró arriba. esperando no estar avergonzándose con la reacción de su cuerpo por la nueva llegada. Hawk la alzó a sus labios y la besó. –Hawk.. No estoy seguro de cuánto tiempo me quedaré en el pueblo.

se giró para encarar al Sr. intentando descubrir cómo darle las noticias a Hawk. lo que le importó. lo que probablemente es culpa mía. —Hawk aportó antes de que Kit pudiera continuar. Kit no podía creer que Rio estuviera planeando cobrarle tanto. Kit sostuvo el teléfono en su oreja varios segundos más. —Tengo aquí a un caballero. Si no está planeando unirse. —No es un problema. —Kit le sonrió a Hawk. —. —Buenos días. ¿Qué tenía Hawk que la afectaba tanto? Marcó el tercer número en su lista de contactos y se apartó ligeramente de Hawk. Sexy y lo pilló mirando sus tetas.. algo que normalmente hacía cuando estaba nerviosa. —Hey.. Se preguntó si Hawk estaría ofendido cuando le dijera cuanto. — Sabía que estaba empezando a irse por las ramas. —saludó a su jefe. —dijo Rio antes de colgar. —Veinte dólares por día. Sólo soy demasiado nueva para darte una respuesta. —Gabe Hawkins. puede pagar la prima. fue el modo en que lo hizo. al que le gustaría saber si hay pases de día. —Rio.. ¿todo bien? —preguntó Rio. La mayoría de 9 . Kit.del mostrador. sabiendo que estaba escuchando cada palabra. —Perdón por ser un problema. —Estaré allí por la tarde.Gabe Hawkins. Bajando el teléfono. Rio estuvo en silencio durante varios momentos antes de contestar. —Vale. No está seguro de cuánto tiempo se quedará en el pueblo. —dijo Hawk.. No era el hecho de que mirara.

No había curiosidad en esos hermosos ojos. ¿Trabajas todos los días? Kit se lamió sus labios. —Apoyó sus antebrazos en la barra. Hawk sonrió. —Kit abrió uno de los armarios y sacó una solicitud de miembros y un boli. y Kit supo que era la cosa más sexy que había visto en su vida. —Oh. —Sonrió de nuevo—. finalmente deslizando su mirada de sus pechos hacia su rostro. —La mano de Hawk se cerró sobre el boli. —Veinte por día. Ahora sé qué día ahorraré dinero. Cerramos los domingos. —Bueno. atrapando algunos dedos de Kit bajo los suyos en el proceso. —dijo. 10 . —¿Cuán elevadas? —Preguntó Hawk. saboreando el ligero brillo de labios que se puso antes de trabajar. De nuevo. sí. ¿Hay algo que deba rellenar? Estaba tan perdida en los ojos de Hawk.hombres y mujeres que miraban sus pechos de copa C lo hacían sin curiosidad. —No es tu culpa. su cuerpo empezó a responder. Algunos eran lo bastante rudos para ir y preguntarle si se los había aumentado o si eran protésicos. Lentamente dejó el boli con una caliente sonrisa. —Tengo libres los miércoles. que le llevó a Kit varios momentos responder. en su lugar lo que vio fue deseo. Después de deslizarla por el mostrador. Hawk se encogió de hombros en respuesta. —Lo siento. —Jode al nuevo tipo del pueblo. Escribió Solicitud de Pase Diario arriba. Colocó su teléfono en el mostrador. — dijo girándose. —Gracias. acercándose más—. —Las tarifas de día son altas. ¿huh? Kit se encogió. Hawk era diferente. le pasó el boli.

Podría durar una noche o dos. —¿Te importaría enseñarle el gym? —Le pidió a Mario.. Hay que hacer una visita guiada a todos los nuevos miembros. Mario se secó el sudor de su desnudo pecho con la toalla en su mano. —No estoy preparada para eso. Kit sacudió su cabeza. — Realmente no creo que sea una buena idea. —Se preguntó 11 . su voz haciéndose más baja..Iré. Hombres como el Sr..a buscar a Mario. — dijo Hawk. —¿Qué pasa? ¿Te ha dicho algo? Su corazón se deshizo por la preocupada expresión del rostro de su jefe. —Iba a ducharme. Sexy no iban a por gente como Kit. —¿Puedes hacerlo tú? —Pidió Hawk. Alcanzó a su jefe cuando se dirigía al vestuario. Nada como eso. Sólo soy la recepcionista y la chica del mostrador de zumos. Creo que has estado aquí el tiempo suficiente para conocer las reglas básicas. Puedes hacerlo tú. Escuchó la profunda risa de Hawk cuando prácticamente salió corriendo de la sala. Con su corazón palpitando a-mil-por-minuto.. ¡Corre! Le dijo su cerebro cuando su cuerpo suplicaba que se quedara. Si está interesado en pases de un día. —Le diré a Mario que te has inscrito. Kit daba pequeños slatitos de un pie a otro. estoy seguro de que ya sabe cómo utilizar el equipo. Me pone incómoda. ¿Por favor podrías hacerlo tú? El ceño de Mario se frunció. —Gracias. —Se echó para atrás hasta que alcanzó el final del mostrador—. —Tengo la sensación que eres mucho más que eso. pero siempre acababan dejándola tirada. Kit sabía que necesitaba alejarse o correr el riesgo de hacer la idiota. Mordiéndose el labio.uh. —No.

querer cosas. Su espalda no estaba tan rígida después del ejercicio.Me hace.cuánto decirle a su nuevo amigo—. —Podría hacer un recuento de las razones. Sí. hemos acabado. pero justo ahora Hawk está esperando para poder ejercitarse. Se pasó la mayor parte de su tiempo en el gimnasio intentando captar vislumbres de Kit.. su cuerpo había respondido a un hombre o una mujer del modo en que lo había hecho con Kit. pero estar alrededor de esa cosita pequeña y mona con las fantásticas tetas le había puesto rígido como el infierno otra cosa.. Hawk se dirigió al aparcamiento. y sería mejor quedarme apartada de él. sino nunca. Después de dos horas en el gimnasio y una larga ducha caliente. Raramente. pero no hemos acabado con esta conversación. dijo Kit para sí misma cuando Mario se alejó. Mario se cruzó de brazos. Limpió la nieve del asiento de su moto y se colocó su casco en la cabeza. Cosas que no puedo tener. —¿Por qué no puedes tenerlas? En lugar de entrar en sus fallos en relaciones pasadas. —Bien. Apenas se preguntó si tenía algo que ver con el hecho de que Kit 12 . simplemente sacudió su cabeza. Mario agarró la camiseta que estaba sobre su hombro.

Todavía estaba más que herido porque los dos hombres se rehusaran a llevar a su hijo biológico con ellos. Salió del aparcamiento y se dirigió hacia su primer encuentro con Bo y Rance. Sólo eran las diez. junto con la temperatura estúpidamente fría. todo lo que pudo pensar fue en esos suaves labios. —¿Sólo uno? —No. Hawk rezó para que fueran capaces de llegar a un acuerdo sin envolver a los abogados. se las arregló para encontrar un espacio a la izquierda de algún tonto que no sabía cómo aparcar. Se supone que estoy con Bo y Rance. Cuanto más se acercaba al bar donde habían decidido encontrarse. más nervioso estaba Hawk. Hawk entró en el bar y miró alrededor. Una mujer vino hacia él con una sonrisa casual en su rostro. y apagó su moto. Con su casco bajo su brazo. Quizá conseguir devolver su jodida cabeza a la razón por la que estaba en el pueblo. Aunque no tenía duda de que ganaría la custodia del niño. Hawk encendió la moto. La vibración del motor no hizo nada para minimizar la erección atrapada detrás de la bragueta de sus jeans. Desde el momento en que había puesto sus ojos en la delgada rubia. demasiado pronto para la comida. pero probablemente habría sido igual de protector si se hubiera dado la oportunidad de criar a Joey. pero había más que un puñado de hombres y mujeres disfrutando café y leche para desayunar. enfriaría su ardor. ojos avellana humeantes y sus perfectamente redondeados pechos.pareciera ser los dos sexos envueltos deliciosamente en un paquete sexy. ¿Puedes decirme si ya están aquí? 13 . poner todo en una batalla legal era lo último que quería. Alcanzando el bar.

la conversación sería más fácil. 14 . Bo miró de la mano de Hawk a Rance antes de aceptar el apretón. —Lo tengo. —admitió. por lo que la pregunta no lo sorprendió. Hawk se sentó al otro lado de la mesa de los dos hombres. Sabía que ir lo haría parecer el tipo malo. ¿Y tú eres? —Rance. —Rance se giró y se alejó. pero por la expresión del rostro de Rance. Rance empezó. Extendió su mano. La mujer puso su mano en la cadera. A pesar de la mirada de piedra de Bo. Deb. Debes de ser Hawk. Quizá si empezaba las cosas. —Señaló hacia la parte de atrás del bar—. sintiéndose más como si estuviera delante del pelotón de fusilamiento. Esperaba romper el hielo entre ellos. —Siéntate. —No sé dónde infiernos has estado los dos últimos años y medio. el hombre no sería fácil de tratar. Hawk intentó recordar cuánto había hecho el hombre por Joey. —dijo un hombre. Cuando alcanzó la mesa. era malditamente claro al ver a Bo que no sería nada fácil. Antes de que Hawk tuviera la oportunidad de decir algo. —Depende. —Sí. Hawk tenía pocas opciones aparte de seguirlo. estás equivocado. —¡Whoa! —Hawk se echó hacia atrás y extendió sus (1) Sombrero de cowboy. Estamos allí atrás. —Encantado de conocerte. Paró delante de Hawk y se tocó el Stetson1 negro—. acercándose a la parte de delante del bar. pero si crees que sólo llegarás al pueblo y tomarás a tu chico. ¿Eres el que ha puesto ese ceño fruncido en el rostro de mi dulce Bo? —Probablemente.

Su tercer compañero. 15 . pero el enfado estaba justo allí en su rostro. mudándose de un lado a otro. —Te escuché. Había estado sin familia desde que su padre murió hacía casi trece años. Fue Jim y su mujer Lynda quienes le habían informado de la muerte de Jan. Apretó sus puños donde estaban en la mesa— . Desafortunadamente. ¡maldición! Hawk asintió. — murmuró Bo. Años de trabajar de doce a catorce horas al día significaban que cuando tenía suficiente tiempo para festejar. —Hawk suspiró y colocó sus palmas en la mesa—. Su voz era apenas un susurro. Cuando preguntó por Jan en la puerta de la comunidad. lo hacía. Admitir que él apenas conocía a Jan no ayudaba con la situación ni un poco. No espero que me creas pero es la verdad. Era importante que dejara que Bo dijera lo que tenía que decir. La única razón por la que nunca había ido a Sunrise Gardens en su búsqueda era porque había estado de vuelta en Winnipeg por negocios. Hawk estaba acostumbrado a una existencia solitaria. Hawk fue llevado a hablar con un hombre llamado Jim. Le había llevado varias semanas hacerse a la idea de las noticias. Le pasó la dirección de Bo y le dijo que merecía la oportunidad de conocer a su hijo. —¿Has escuchado alguna jodida palabra de lo que he dicho? —Preguntó Bo. Supongo que no sé qué decir. Nunca he dicho nada de apartar a Joey de ustedes. Jan era mi mujer. conoció a Jan en uno de esos fines de semana salvajes. le habló a Hawk sobre Joey de camino a la comuna. Ylamento no haber estado aquí antes. Neil. —Lynda y Jim no tenían derecho a decírtelo. pero sólo supe de la existencia de Joey el mes pasado. No sabía que era tu mujer.manos—.

—¿Quién es Kyle? —Preguntó Hawk. Iba a ser una larga semana. Llevó sus manos atrás y las colocó en su regazo. Sólo soy yo. Quizá la idea de no estar completamente solo tiene atractivo. Una panadería. —¿Por qué? Era una pregunta que se había hecho durante semanas. Después de que los dos hombres se fueran. deslizándose de la cabina. —Rance añadió antes de seguir a Bo fuera del bar. —¿Esto es todo? —Hawk preguntó—. Hawk enterró su rostro en sus manos. Bo y Rance intercambiaron miradas. ¿Esperas que vuelva a casa? Rance se detuvo y miró por encima de su hombro. —No tengo familia. —dijo Bo. ¿Esperaba conocer a su hijo por primera vez en una maldita panadería? Hawk sacó su billetera y tiró varios billetes en la mesa.Mira. — A Joey le gustan los rollos de canela de Kyle para desayunar los sábados por la mañana. 16 . —Brynn's Bakery. —Estaremos en contacto. Acabo de conducir casi mil seiscientos km. Calculo que estaremos de vuelta en el pueblo para entonces. lo único que busco es la oportunidad de poder conocerlo.

—Fantástico. pero fueron las rudas preguntas lo que 17 . —Puedo cubrirlo. —Tipo divertido. No es una experiencia que me gustaría repetir. No puede llegar a su turno. las horas extras le ayudarían. —se ofreció. Capítulo Dos —¿Tienes planes para esta noche? —preguntó Rio. Quiero que vengas mañana por la noche con nosotros. Cuando Rio siguió allí mirándola. pero no por lo de los tacos. Smitty llamó. pero en este caso estoy contento de que seas una ermitaña. —¿Hay algo más? —Sí. uniéndose a Kit en la sala de la colada. —contestó. Es martes de Tacos en O'Brien. —Lo he escuchado. —¿Eso por qué? ¿Se molestaría en hablarle sobre el imbécil que le preguntó si todavía tenía su pene? ¿Por qué alguna gente pensaba que estaba bien hacer preguntas personales sobre sus genitales? Kit nunca lo entendería. —Sacudió su cabeza—. —Bien debería. añadiendo otra toalla doblada en la cesta. Las miradas fueron lo bastante malas. Kit empezó a ponerse paranoica. —murmuró. Aunque se perdería uno de sus programas favoritos de la televisión. Las cejas de Rio se juntaron. —¿Pero nunca has estado? —Fui una vez a O'Brien.

No tenemos demasiados transgresores en el pueblo.. —¿Tienes un nombre? —¿Qué? —Por supuesto que tenía un nombre. —Significaría el mundo para 18 . Estaba preocupado al principio. —¿Vas a golpearlo por mí? —Aunque lo dijo de broma. —Entiendo lo que estás diciendo. —Señaló la habitación a su alrededor—. Kit estaba profundamente conmovida por el gesto. Nate y yo recibiríamos fuera en el mundo? Cattle Valley fue creado justo por esa razón. ¿Por qué viniste aquí si no era para ser aceptada por quien eres? ¿Puedes imaginar el tipo de miradas que Ryan. —¿Quién es el tipo que te hizo pasar un mal rato? Kit sonrió. —Digamos que nadie en Cattle Valley es tan aceptable como tú y Mario. mi piel no es tan dura como necesito que sea para ese tipo de saltos. realmente lo hago. —Algún día. y. Kit James Bromely. Eso es bastante para mi por ahora. Kit añadió otra toalla doblada al cesto. Por primera vez en mucho tiempo. —Rio colocó una mano en el hombro de Kit—. pero eres alguien especial a quien la gente necesita conocer.no pudo aguantar. Estoy cómoda aquí. Era el mismo nombre que le dieron al nacer. —Tonterías.. Rio sacudió su cabeza. Desafortunadamente. —Quizá. —ofreció ella. o podría hacer que Ryan lo arrestara. y estoy dispuesto a admitirlo. estoy cómoda conmigo misma. pero puedo decirte que no será más fácil para ti quedarte en tu apartamento. Nadie debería sentir que no encaja en ningún sitio.

Todavía maúlla en la puerta de tu habitación de vez en cuando. ¡Dios!. ¿Cómo ha ido el trabajo? —preguntó Patty Bromely. ¿Harías eso por mí? ¿Por favor? Kit hizo rodar sus ojos. Kit supo la respuesta.mí si te nos unieras a mi familia en nuestra mesa mañana por la noche. —Pensaré en ello. —Bebé. —Rio junto sus manos—. 19 . —Hey. Rio tenía la suplicante mirada de cachorrito perfecta. sabes que si sólo fuera yo te daría la (2) Es el nombre del gato. Mamá. —Uno de los chicos llamó de modo que todavía estoy aquí. ¿Cómo está Rascal2? —Sonrió. —añadió. —Trato. Eso es todo lo que puedo prometer. —O quizá no. —¿Quizá pueda ir de visita cuando tenga vacaciones? Cuando su madre no contestó. —Hey. significa granuja. echaba de menos su casa. —Bien. pensando en el gato callejero de largo pelo que apareció en su puerta dos años antes de irse de casa. —Descansó su mandíbula en su puño—. Ryan y Nate todavía no han tenido la oportunidad de conocerte. bebé. —Kit dijo al teléfono. Kit cerró fuerte sus ojos.

—Aquí estaré. —Estamos muy ocupados en el trabajo. en el verano.. Te quiero. Kit colgó el teléfono y lo colocó en el mostrador justo cuando un Hawk gruñón entró en el gimnasio.. recordando el golpe que recibió días antes de dejar Bartlett. Kit se mordió la lengua. Paró cuando la vio. Ninguna de las dos hemos ido a ningún sitio desde que eramos niñas. —Yo también te echo de menos. Se acarició con el dedo la herida de la línea de su cabello. —La mano de Kit se fue directamente a su frente. —Yo también te quiero. —Patty rió—. Arkansas—. Kit no conocía bien a su Tía Janice. —Sí.bienvenida con los brazos abiertos. Un faro fuera de la gran ventana del frente apartó su atención de la conversación. Su madre había trabajado en la planta procesadora de pollo durante veinte años. —Buena idea. Te echo de menos ahora. Te llamaré más tarde está semana. pero estaba segura de que Matt disfrutaría viendo a su madre. Quizá pueda conseguir que Janice me lleve con ella. Lo sé. ¿Vendrías aquí si te comprara un billete? —Preguntó. La mujer tenía muchas vacaciones que coger. —¿Todavía estás trabajando? 20 . pero quizá pueda conseguir algo de tiempo más adelante. —Bueno. —dijo Patty. bebé. —Eso haré. Cuídate —Lo haré. Deberías llamarla y preguntarle. mamá. —Patty estuvo de acuerdo. necesito volver al trabajo. pero este pueblo. —Eso es dentro de meses.

estaré por aquí si necesitas algo. lo que significa que necesita algo de cinta. Kit fue a buscar la cinta atlética. algo que odiaba hacer. Kit miró el reloj. mmm. y ni siquiera sé si tenemos y si la tenemos. Paseó de un lado a otro delante del reloj durante al menos cinco minutos antes de que finalmente se rindió y cogió el teléfono. Kit se vio obligada a llamar a Mario a casa. si dejamos que los miembros la usen. Hawk señaló la sala de máquinas. Pero nada que unas pocas rondas con el saco de arena no pueda arreglar. Con un suspiro dramático. Después de hurgar alrededor de la despensa. ¿Te importa? Sacudió su cabeza. —Gracias. —Vio a Hawk alejarse hasta que desapareció en el vestuario—. ¿Tienes alguna cinta de entrenamiento? —Estoy segura de que la tenemos en algún lugar. pero Hawk está aquí y quiere boxear. por otras dos horas. y ni siquiera sé si Rio lo 21 . Mmm. ¿Estás bien? —Se sorprendió preguntando. —Pensé en venir y trabajar mi agresividad. soy Kit. La buscaré mientras te vistes. —No. —No. — Maldición. Estoy cubriendo a un chico. —¿Hola? —Hi. —Aunque sólo había hablado con Hawk algunos minutos ese día. mmm. Kit nunca entendió el deseo de golpear algo para quitarse la agresividad. era fácil decir que algo le preocupaba—. Perdón por molestarte. —Hawk empezó a caminar hacia el vestuario pero se detuvo y se giró—. —Bien. —Sip.

Mario rió. Kit se sintió una completa tonta. y sé que debería tener alguna pista de dónde está la maldita cinta. —contestó. —Uhhh. No te rebajes. Es lo que quería decir cuando dije que eras mona. —Sólo puedo soñar con un hombre como él golpeándome. lo quisieras oír o no.consideraría miembro ya que es el tipo del pase de día.90 de altura que probablemente está solo contigo en el edificio? Kit colapsó en la silla de la esquina de los empleados de la sala de descanso. 22 . Kit. —Lo siento. —Hay una pequeña caja negra en la pared junto a las bolsas. —No te disculpes. —se disculpó—. —No lo sé. — Para cuando acabó de irse por las ramas estaba casi hiperventilando. ¿Estás segura de que estarás bien a solas con él? Kit soltó un resoplido vulgar. Y si no estuviera tan malditamente enamorado de Asa. Tiendo a sobreexcitarme cuando me pongo nerviosa. —explicó Mario. Sólo odio cuando me veo estúpida. No sé qué está mal conmigo. —murmuró—. eres tan mona! —No soy mona. —Lo siento. sólo dime donde está la cinta de modo que pueda dársela a Hawk y pueda salir de aquí. Ahora que estaba calmada. —¡Dios. ¿podría tener algo que ver con ese pedazo de músculo de más de 1. Debería tener todo lo que necesita Hawk. —No hagas eso. Por favor. —Toma aire. quizá.

—Lo siento. Hawk ya había estado trabajando hasta sudar. Kit sonrió. Claro. que combina ejercicios de correr. —Colgó el teléfono en la pared antes de ir a buscar a Hawk. —Mario rió—. Necesitaba la carrera.definitivamente estaría detrás de ti. —No te preocupes. Descubrió eso de la manera difícil. corriendo a toda velocidad. —Puedo hacer esto. disfrutaban una mamada o incluso una rápida follada. —Encantada. Alcanzó la toalla cercana y secó su cuello. bicicleta y subir escalones. rostro y brazos. —Eres demasiado dulce. ¿lo sabes? —Eso es lo que Asa me dice. Kit asumió que Asa debió entrar en la habitación. No fue hasta que Kit pasó de mirar el increíble cuerpo del hombre para mirar su rostro en el espejo que notó sus ojos en ella. Hawk estaba en la cinta. Sabía que los hombres gay no se sentían atraídos por ella mucho tiempo. —Te veré por la mañana. Hawk paró la máquina y se detuvo. 23 . Kit se inclinó contra una de las elliptical trainers3 y tragó alrededor del nudo en su garganta. —susurró bajo cuando entró en la sala de ejercicios.¡Ouch! Mantén tus manos para ti durante dos segundos más. tardé mucho. Tuve que llamar a Mario. Kit inmediatamente se dirigió y se acercó a la cinta de correr. —Después de que Hawk salga te puedes ir y cerrar por esta noche. (3) Es una máquina parecida a la cinta de correr. pero no se sentían atraídos por hombres que escogían vivir su vida como mujeres más de lo que se sentían atraídos por mujeres nacidas como tal. —le informó Mario.

Habría sido tan fácil caer en los brazos del hombre esa noche. Sabía que alguna gente tenía dificultades de conseguir devolver las sensaciones a sus pechos después de una operación para aumentarlos. — Lo aprecio. —No. Apartándose. —¿Te importaría traerme una botella de agua? —pidió sobre su hombro. sus labios peligrosamente cerca de su oreja. pero alzó (4) Es el juego de disparar balas de pintura. Kit sintió el calor del cuerpo de Hawk a su espalda. Con el plan en su mente. Kit llevó la botella a la sala de ejercicios. Pásale el agua y vete. antes de que nada pasara. eliminando cualquier opción. señaló hacia la esquina de la sala donde estaba la pesada bolsa y el speedball4. ¿Qué infiernos estaba mal con ella? Nunca en sus veintitrés años se había considerado una puta. —Se giró y rápidamente corrió hacia la nevera. Nunca descubrió si era mejor ir y decir a un compañero potencial. Era el momento incómodo que siempre había odiado. Hawk la rozó cuando se dirigió hacia la esquina de la sala. Cuando su mirada se centró en los pechos de Kit. que todavía tenía pene o esperar a que lo descubrieran por ellos mismos. —Mario dijo que deberías encontrar lo que necesitas en la caja negra. se dijo a sí misma. —dijo. pero unas pocas horas más alrededor de Hawk y definitivamente estaba empezando a pensar como una. pero no sabía bastante de él. no necesitó bajar la mirada para saber que sus pezones estaban erectos. 24 . pero los de Kit estaban más sensibles que nunca. Sentía como se colaba en la gran nevera de doble puerta para calmar su caliente cuerpo. Los ojos de Kit se cerraron. Hawk estaba poniendo cinta en sus manos.

. —¿Conoces a Bo Lawson o a Rance Benning? Kit intentó caer en los nombres. uno de los propietarios. —Gracias. —Cuando Hawk no dijo nada más. —No. lo siento. Kit empezó a salir de la sala. tengo que pasar por ellos para ver a mi. 25 . Parecía estar en su propio mundo.. —Se utiliza en entrenamientos de artes marciales. Hawk señaló un acolchado rectángulo montado en la pared. practica artes marciales por lo que tengo entendido. se dio cuenta que las relaciones de tríos debían ser normales en Cattle Valley. No fue hasta que escuchó sobre su primo Matt estando con Isaac y Sam que supo que los tríos existían después de una noche. en un rancho a las afueras del pueblo. —¿Kit? —¿Sí? —Tomó una profunda respiración y se giró. —Nate. se creó en Okinawa (isla de japón) y que otras artes marciales han adoptado. —contestó Hawk—. de modo que después de varios segundos. ¿viven aquí? —Sí. Desafortunadamente. Muchos gimnasios no lo tienen.la mirada cuando Kit le ofreció el agua. ¿Es a quienes has venido a ver en el pueblo? —Se preguntó que relación tenía Hawk con esos dos hombres. —No he vivido aquí mucho tiempo. —No.la persona a la que he venido a ver. Después de conocer a Rio y escuchar sobre Nate y Ryan. Hawk se dirigió al makiwara y le dio varios puñetazos. (5) Un Makiwara es un poste semirígido para golpear que se utiliza en el karate. no realmente. —¿Perdón? —Kit no estaba segura de si sentirse ofendida o no. No pensé que tuvierais un makiwara5.

26 . Hawk agarró su toalla y se dirigió al vestuario. pero un día entero en Cattle Valley y había vuelto con toda su fuerza. Puso sus sudadas ropas en su bolsa y se dirigió al mostrador de zumos. Era su propia maldita falta. pero supo que le dolería por la mañana. había empezado a pensar que había derrotado el problema. su humor había mejorado de algún modo. Con la ayuda de un terapeuta y entrenamiento en artes marciales. Sin duda habría asustado a Kit con sus golpes maníacos y sus gruñidos. Para cuando Hawk había sacado la mayoría de la frustración de su sistema. Con la adrenalina todavía corriendo por sus venas. Durante los últimos años había trabajado duro para controlar su temperamento. la cinta envuelta alrededor de sus manos estaba teñida de rojo con sangre. pero definitivamente no quería ser quien le hiciera enfadar. Hawk no estaba seguro de cuánto tiempo pasó debajo de la ducha caliente. No fue hasta la última discusión que tuvo con su padre que Hawk entendió de dónde venía su enfado y decidió hacer algo sobre ello. No estaba segura de qué rostros estaban detrás de la mak-cosa. pero para cuando se vistió.Kit se giró y dejó la sala. Hawk no podía sentir las heridas. Nunca había estado orgulloso de sí mismo por perder los estribos por cada pequeña cosa. Se desenvolvió las manos e hizo un gesto de dolor por las heridas de su piel en tres de sus nudillos.

pero lo que veía arriba era suficiente para tenerlo más que interesado por la mujer transexual. Miró los largos y finos dedos de Kit y se preguntó cómo se sentirían envueltos alrededor de su polla. Levantó sus manos. Hawk hubiera actuado según sus deseos en ese momento y allí. Cuando Kit rebuscó en la caja. Se tomó varios momentos para disfrutar de ese lindo culo en un par de apretados jeans antes de hacer notar su presencia. Hawk tuvo la oportunidad de observar sus manos. ¿pero tienes algunas vendas? Dudo que la farmacia esté abierta tan tarde. Su parte favorita de las mujeres siempre habían sido sus tetas. El movimiento llamó la atención hacia esos pechos que Hawk parecía no poder conseguir ver lo suficiente. Ni demasiados grandes ni demasiados pequeños. En cualquier otro pueblo. pero no hacía ni un poco de diferencia para Hawk. Kit se giró y se bajó la camiseta que se le había subido durante la limpieza. Hawk se acercó al mostrador y esperó que le pasaran los muy apreciados suministros. pero sabía que lo que hiciera en Cattle Valley podría tener impacto directo con su capacidad de 27 . pero no metí ninguna venda en mi maleta. No están tan mal. —¿Te heriste? —Preguntó Kit. moviéndose hacia Hawk. los pechos de Kit quitaban el aliento. Kit fue detrás del mostrador de zumos y sacó una caja marcada con una gran cruz roja en la tapa. Era obvio que las de Kit eran implantes. —Supongo que me dejé llevar. Podía no saber qué tenía Kit abajo. Kit le estaba quitando el polvo a las estanterías de espaldas a Hawk cuando entró. Había algo en ellas que lo fascinaba hasta el punto de distraerlo. —Lamento molestarte de nuevo.

—dijo Kit. Hawk quería declinar la oferta. La respiración de Kit olía a algo dulce. —No se usan guantes con el makiwara. —Probablemente deberías haber llevado guantes. saliendo del mostrador para sentarse en un taburete junto a él. Se preguntó si su lengua todavía mantenía el sabor de lo que fuera que hubiera comido recientemente. Kit desenvolvió y aplicó las vendas. Hawk miró abajo y detectó un ligero bulto en la parte delantera de los jeans de Kit. —Mejor el makiwara que alguien en un bar. Cuando acabó. —Hecho. Obviamente. Hawk sabía que era la indicación para que liberara su agarre en el muslo de Kit. Extendió sus manos y estaba más que complacido cuando Kit colocó su palma en su muslo. —dijo. Apartando su atención de su boca. pero eso era lo último que quería hacer. La dura polla de Hawk presionó contra la bragueta de sus jeans. apretó las muñecas de Hawk. he perdido esa capacidad últimamente. afrutado. Parte del arte es acondicionar tus manos para resistir los golpes. —Dame tu mano. Kit extendió una mano sobre el mostrador para coger una de las vendas. —¿Vale la pena? La mano de Hawk permaneció en el muslo de Kit.conseguir conocer a su hijo. Sostenía almohadillas de alcohol y sonrió. 28 . pero no pudo hacerlo. ¿Cuán rápido sería capaz de bajar la cremallera y tragarse la interesada polla por la garganta? —Debería irme antes de que consiga meterme en problemas. — Tocó ligeramente el primer corte con la almohadilla y sopló en la zona. su pulgar acariciando delante y detrás la tela.

Asegúrate de cerrar con llave después de mí. no tengo nada que nadie en este pueblo desee. —¿Hay algún lugar por aquí donde conseguir una bebida? —O'Brien en Main Street. esto era lo que necesitaba. —¿Un día duro? (6) Crown and Coke en el original. Kit dejó salir un vulgar suspiro. Pedirle salir estaba en la punta de su lengua. era fácil ver la tristeza que no había notado antes. —Maldición. —No estés tan segura de eso. cuadrando sus hombros. —Tocó el borde de la puerta después de abrirla—. El camarero rió sin apartarse del partido de béisbol de la televisión. Hawk suspiró después de tomar un sorbo de su Crown6 con coca-cola. Mirando a esos grandes ojos avellana. pero de nuevo permaneció el sentido común. —estaba de acuerdo. Por lo tanto un whiskey con coca-cola. —Sí. he investigado un poco y Crown se refiere a Crown Royal Whiskey. 29 . La columna de Kit pareció endurecerse cuando bajó del taburete. Es un poco tarde para que estés aquí sola. Hawk recogió su bolsa y se dirigió a la puerta. — ¿Puedo preguntarte algo? —Claro. —Kit contestó. —Cariño. —Gracias.

Se ha convertido en una tradición para muchos vecinos venir a cenar y quedarse para algunas cervezas. Bo no se siente bien con eso. Después de la temporada de fútbol está bastante muerto. Sean se encogió de hombros. Mi nombre es Hawk. Este sitio es mío. —Hawk miró alrededor del bar—. ¿pero qué más podía esperar? —¿Qué sobre Kit? —¿Quién? —Kit. —¿Vienen Bo y Rance? —A veces. Bastante tranquilo. La pequeña cosita bonita con largo cabello rubio y grandes ojos avellana. de modo que Shep y Jeremy se turnan y cada dos semanas se quedan en casa con el niño. 30 . —contestó. Hawk asintió y dio otro sorbo a su bebida. Hawk inmediatamente se preguntó si Bo y Rance lo considerarían una tradición. —se presentó. Aunque le he dicho a Bo que es bienvenido a traer a su hijo a cenar. —Algo como eso. —Sean. —contestó el camarero—. Vuelve mañana y tendrás que luchar por una mesa. —¿Quienes son? —Propietarios del Back Breaker donde viven Rance y Bo. Normalmente se turnan con Shep y Jeremy. También es nuestra noche de liga de dardos. —Lunes por la noche. —¿Nuevo en el pueblo? —Sólo de visita. Dos nombres que no reconoció. Escuchar a Joey siendo llamado hijo de Bo dolía. —¿Qué pasa mañana? —Martes de tacos. —Encantado de conocerte.

—Lo siento. Por lo que sé. —corrigió Hawk. A pesar de la aparente utopía de Cattle Valley de un modo de vida para la comunidad GLBT7. (7) Gays Lesbianas Bisexuales Transexuales. —Mi nombre es Brent. Estoy seguro de que Kit apreciaría si pensaras en ella y te refirieras a ella como ―ella‖. Ha sido un día largo. No quería ofender a nadie. 31 . Sí. —dijo Sean con una sonrisa. —Oh. Antes de salir del bar. parecía que el pueblo carecía de entendimiento a considerar la ―T‖ de las siglas. —¿Perdona? —Sean apartó su atención del partido y miró a Hawk. pero nunca lo entendería. él nunca ha venido. sabía que había divisiones no habladas entre gays y transexuales. —Lo siento. —Ven cuando quieras. pensó Hawk. Empezando por tu casa. no tenemos muchos transexuales hombres o mujeres que vengan aquí. Soy nuevo en el pueblo y pensé que quizá estarías interesado en mostrarme los alrededores. un hombre se acercó a él. —Obviamente no tienen muchos transexuales en el pueblo. Tienes razón creo. —Brent se lamió los labios y se inclinó para susurrar en el oído de Hawk—. Hawk acabó su bebida y dejó un billete de diez en la barra. creo que lo he visto por el pueblo. —Ella. — Hey. —Hawk se disculpó con el hermoso hombre. Que vergüenza. Siendo bisexual. Estoy seguro de que hay algunos en el pueblo pero lo mantienen para ellos mismos. —Gracias por la bebida. ¿te vas tan pronto? Iba a dirigirme a ti.

El hombre merecía que le patearan el culo. Si no podía mantener su enfado bajo control sería echado de Cattle Valley en un latido. amigo. dejó ir su enfado. y Hawk tenía demasiado que perder para permitir que eso pasara. sabía que no podía hacerlo. Lo primero por la mañana. Agarró el casco del manillar y se subió a su moto. —dijo Brent. —Me gustan los visitantes. Aunque el cuerpo de Hawk todavía vibraba por su anterior contacto con Kit. pero estoy seguro de que encontrarás a alguien que acepte tu oferta. Sólo estoy aquí de visita. —No estoy interesado. tocando las puntas del largo cabello de Hawk. 32 . necesitaba llamar a su terapeuta. Respirando profundamente. —Lo siento. —Dejó el bar y salió al aire frío de la noche. Hawk se alejó del hombre y sacudió su cabeza.

Capítulo Tres
Hawk estaba bajando a desayunar cuando su móvil
sonó. Una ojeada a su identificador de llamadas y gruñó. —
Hawkins, —contestó.

—Te dejé cuatro mensajes, —gruñó Jason.

—Y yo los escuché, —Hawk respondió. Jason Stewart
era el nuevo director ejecutivo de las empresas Hawkins,
un dolor en el culo de Hawk.

—Necesitamos tomar una decisión sobre la
adquisición de Beacon.

—Entonces tómala. —Hawk se apoyó contra la pared
arriba de las escaleras—. Te puse al mando por una razón.
Si no puedes tomar decisiones importantes, no eres tan
bueno para mí.

Se encontró con el silencio al otro lado del teléfono.
Hawk hizo rodar sus ojos. Odiaba hacer de niñera tanto
como odiaba sentarse detrás de un escritorio. —Mira.
Confío en tu juicio. El equipo ha hecho un maldito buen
trabajo reuniendo la información que necesitabas. Confía en
tus instintos.

—Y cuando las tiendas Beacon fracasen, yo seré el
que caerá con el barco. ¿Tengo razón?

—No sé de dónde sacaste la idea de que haya
garantías en los negocios, pero son estupideces. Tomas
decisiones basadas en los números y tus entrañas. No cada
adquisición va a dar provecho. Por el lado positivo, incluso
si perdemos dinero con las tiendas Beacon, lo descartamos.

—¿Entonces me estás diciendo que la decisión es

33

enteramente mía? —Preguntó Jason.

—Bueno, tienes que escuchar los consejos de tu
equipo, pero, sí. Mi padre y mi abuelo hicieron de Hawkins
toda su vida. No planeo cometer el mismo error. Tendré
cuarenta el mes que viene y no tengo nada en mi vida
aparte de grandes casas y coches rápidos. Todo lo que me
deja frío en este momento.

—¿Ya has visto a Joey? —Preguntó Jason, su tono
suavizado.

Hawk sonrió. Aunque Jason era un gran dolor en el
culo, también era lo más cercano a un amigo que había
tenido nunca. —No. Me encontraré con Bo y Rance mañana,
creo. Estuvieron de acuerdo en dejarme conocer a Joey el
sábado.

—Estás siendo inusualmente paciente.

—Sí, bueno, no creo que nunca me haya pasado nada
tan importante como esto antes. Créeme, no es fácil. Me
puse tan nervioso anoche que me tomé una copa.

—¿Sólo una? —Preguntó Jason.

—Sí, Padre, sólo una.

—Muérdete la lengua, —dijo Jasón riendo.

—El desayuno está en la mesa, —dijo Addie desde
abajo de las escaleras.

—Allí estaré, —le dijo Hawk. Devolvió su atención a
la llamada telefónica—. Sólo haz lo que te digan tus
entrañas que hagas. Confío en ti.

—Gracias. Con suerte las cosas serán más fáciles
cuando me adapte más. Supongo que sólo tuve un ataque
de nervios.

—Eso es comprensible. No soy tan viejo como para

34

no recordar la primera vez que tuve que tomar decisiones
sólo. —La familia Hawkins había hecho y perdido fortunas
varias veces durante los años. Venía con los negocios—.
Tengo que irme.

—Lo sé. Cuídate, y si necesitas un hombro...

—Sí, lo sé. —Hawk sonrió—. Ve a por ellos, tigre.

Jason todavía estaba riendo cuando colgó. Hawk se
guardó el móvil en el bolsillo y se unió a Mel y Addie para
desayunar. —Buenas, señoras.

—Perdón por interrumpir tu llamada, —dijo Addie,
pasándole a Hawk un plato de bacon.

—Sólo negocios, nada serio, —contestó.

—¿Qué negocios tienes? —Preguntó Mel.

—Adquisiciones, mayormente. Compramos negocios
que no van bien, los reorganizamos y los vendemos para
ganar. —Hawk se encogió de hombros—. Cosas aburridas.
—No mencionó que era propietario de un imperio que su
familia había construido. No era que quisiera esconder su
estatus financiero, pero no quería que su éxito definiera
quién era.

Cogió dos galletas suaves del plato y las partió por la
mitad. —¿Me pasas la salsa, por favor?

Mel deslizó el gran tazón de salsa hacia Hawk. —¿Te
importa que te pregunte qué te pasó en las manos?

—Nada siniestro, te lo aseguro. Boxeé en el Gym
anoche después de cenar.

—Tengo algunas vendas limpias si las necesitas, —
dijo Addie.

—Gracias. Lo apreciaría.

35

—Hawk se levantó y recogió su plato. —dijo Mel. se sentó hacia atrás y se acarició el estómago. —No quiero ofender.Mucha gente lo hace habiéndonos conocido solo unos minutos. ¿Por qué no me dejas encargarme de esto esta vez? Addie abrió la boca para contestar. Suena como que las quiere mucho a las dos. El quién y el cómo no es tan importante como el resultado final en muchos casos. —Esas son las mejores galletas y salsa que he comido nunca. —Eso es fantástico. —dijo Addie. —dijo Addie rápido. No has preguntado. Extendió la mano y acarició el expandido estómago de Addie—. —Apreciaríamos mucho eso. Hawk no preguntó si conocían a Bo o Rance. Después de acabar de comer. —¿Quién es el padre? —Mel contestó—. Hawk se encogió de hombros. Te pediría que te casaras conmigo. pero tengo la sensación de que habría una pelea. 36 . —Malditamente cierto. Comieron lo que quedaba de desayuno. —¿Preguntado qué? —Hawk empujó su plato hacia el centro de la mesa y se inclinó sobre sus antebrazos. pero noté que tus tobillos están bastante hinchados esta mañana. —dijo Mel relatando los hechos. —dijo Mel con una sonrisa. donó algo de su ADN para la causa. —Me gustas. Supuso que había preguntado bastante sobre ellos. hablando sobre el pueblo y el tiempo. —Supongo que no pensé que importara. Morgan. —Yo lo haré. pero Mel rápidamente la cubrió con su mano. —Mi hermano.

—Lo haré. Ryan y Nate a O'Brien. Aunque no quería llevar jeans. No sólo había estado sudando. —dijo Addie tan pronto como su boca fue liberada. la mayoría de sus faldas eran demasiado cortas. —Sólo acláralos y ponlos en el lavavajillas. Después de pensar todo el día. Nada se veía correcto. Extendió la mano y escogió una falda vaquera hasta medio muslo y un suéter rojo de cuello en V. 37 . Cuando era un niño. Cuando Rio sugirió que fueran directamente desde el Gym. complacida con su elección. Estiró la ropa en la cama. si quieres. Después de una rápida ducha. Kit se quedó delante de su armario y gruñó. todos los demás chicos de su clase eran grandes y fuertes. Además. si tenía suerte. No era a menudo lavaba sus propios platos. quizá Hawk estaría allí. decidió tomar la oferta de Rio de acompañarlo a él. y ten cuidado con tu mano. Habían estado bien para su trabajo en Little Rock. Cuando se puso crema en sus piernas. sino que sus jeans y camiseta no eran adecuados para una noche fuera con amigos. —Hawk empezó a amontonar los platos. Kit había estado mortificada. Kit pensó de nuevo en cuánta suerte tenía de tener la delgada y femenina complexión con la que había nacido. pero no estaba tan mimado como para no saber cómo hacerlo. Kit salió de su apaleado Toyota de 1998 y subió corriendo las escaleras de su apartamento sobre el garaje. pero quería causar una buena impresión a la familia de Rio.

Por suerte. Los deseos de Kit de llevar ropa de mujer le habían sorprendido al principio. Finalmente. Kit finalmente fue a su madre a por ayuda cuando ideas de suicidio le habían rondado por la cabeza. No importaba cuán duro el pequeño chico intentara encajar. Le explicó sus antinaturales deseos por los chicos y los vestidos de su madre y esperó a que lo condenara. Siendo el hijo de una mujer soltera. la vida había sido muy larga.Kit nunca había sido escogido para nada excepto carreras. pero pronto aceptó también esa parte de su hijo. Sólo en casa. siempre había sido marginado. Fue Patty quien le compró a Kit su primer vestido. Todo en Bartlett cambió el día en que uno de los chicos de su escuela vio a Kit a través de una ventana abierta. no era tan doloroso como desear hacer las mismas cosas que los otros chicos. Kit sólo tenía permitido ser quien era detrás de puertas cerradas. En su lugar. 38 . Que le llamaran sissy8 día tras otro. la madre de Kit era de mente abierta y extremadamente comprensible. como si nunca acabara. Patty lo sorprendió diciéndole a Kit que ya sabía que era gay. Kit hizo eso. el chico con el cuerpo flacucho y grandes ojos. pero durante los siguientes cinco años. Arkansas. Kit era libre. Era duro contener quien era realmente. pero suave. Hasta los catorce. Kit estaba vestido cómodamente con una (8) Es mariquita o afeminado. Desafortunadamente. Kit. con estrictas instrucciones de que lo llevara sólo en la seguridad de su casa. en un pueblo del tamaño de Barlett. nunca pasó. El primer día que Kit había caminado abiertamente por la casa como una chica fue el primer día de su vida. después de una vida de intentar negar quién era y lo que quería de la vida.

Fue duro. pero al menos ya no tenía que esconder más quien era. Su camino a casa había empezado tranquilamente. como tenía tendencia a hacer hace mucho. un grupo de chicos llevando medias como máscaras saltaron desde el garaje adosado de atrás. Ignoró la llamada de teléfono que hizo inmediatamente y al grupo del instituto de chicos y chicas reuniéndose fuera de la casa. Kit podía decir que iba a pasar algo. Su vida podía no ser perfecta. Kit se vistió rápidamente antes de aplicarse el maquillaje expertamente. Últimamente. pero para cuando dejó la escuela. Kit se sintió cómodo con el modo en que habían ido los exámenes que había hecho. En su lugar dio un paso atrás y miró su reflejo. Kit siempre recordaría la expresión en el rostro de su madre cuando fue capaz de arrastrarse hasta casa. Kit sacudió su cabeza. en un nuevo pueblo. pero dejó la casa sintiéndose bien con ella misma por 39 . Al día siguiente. sentirse guapa era algo raro para Kit. La vida en Bartlett fue hace mucho tiempo. Tenía una nueva vida ahora. No se pasó con el delineador de ojos. Un par de botas negras hasta las rodillas acabaron el conjunto a la perfección. pero cuando tomó el camino del callejón. Aunque los recuerdos de la paliza que le dieron todavía eran confusos. Estaban sobre Kit antes de que entendiera lo que estaba pasando. ¡Maldición! Se maldijo por los infelices recuerdos. Miradas lo siguieron todo el día cuando intentaba concentrarse en los exámenes finales que le permitirían graduarse.falda larga y una blusa. completamente feliz con el resultado final. Sonrió cuando se puso el abrigo y bolso. el mismo camino que tomaba siempre.

Aparcando su Harley fuera de O'Brien. Escaneó la débilmente iluminada sala en busca de Bo y Rance. necesitaba mantener sus emociones bajo control. Hawk no podía creer que sólo se sentara allí y estuviera de acuerdo en esperar otros cinco días antes de ser presentado a Joey. —Joder. Entrando en el ruidoso bar. Cogió el teléfono para llamar a su abogado más de una vez como si el día nunca acabara. quien le saludó a través de la sala. No había nada que quisiera más que formar parte de la vida de Joey.primera vez en mucho tiempo. Hawk tomó una profunda respiración. pero se encontró antes de alcanzar la mesa con un pesadamente tatuado hombre con camiseta de uniforme de policía. Si Bo y Rance estaban dentro. Esperar por el pueblo la ocasión de ver a su hijo estaba volviendo loco a Hawk. Hawk se sacó su casco y lo metió bajo su brazo. 40 . receloso por el enorme tipo sentado junto a ella. —¿Puedo ayudarte? —Preguntó el tipo. El único lugar luminoso en todo el lugar era Kit. para nada. Empezó a dirigirse hacia ella. Aunque su humor era agrio. — murmuró para sí mismo. quizá le dieran la oportunidad de convencerlos de que no era el chico malo en la situación. Después de su encuentro inicial en el bar. Había estado tan malditamente asustado de empujar a Bo y Rance demasiado que había salido del encuentro golpeándose su propio culo por actuar según sus caprichos.

seguro que no habría desaparecido durante los dos primeros años de su vida. Era todo un amigo protector pero este idiota se llevaba el pastel. Soy un amigo de Bo y Rance. Sr. Hawk sacudió su cabeza. estoy siendo bastante amable con toda esta mierda. Aunque Ryan era sólo un par de pulgadas más bajo que Hawk. —Quiero conocer a mi hijo. ¿Qué tipo de 41 . —¿He hecho algo para molestarte. —¿Entonces por qué estás aquí? —Preguntó Ryan. Jan lo hizo. Hawk estaba a dos segundos de perder su temperamento. no estoy aquí para quitarles a Joey. Infiernos. Tuvimos un buen fin de semana y se fue. —Sólo pensé en decir ―hola‖ a una amiga.…? —Ryan Blackfeather. les dije a Bo y Rance que venía al pueblo para conocer a mi chico. —¿Y quién sería? Hawk suspiró. Sheriff Blackfeather. no me fui. — intentó explicar. ni siquiera sabía que estaba embarazada. No se preocupó por la mirada que el hombre le dio. — intentó argumentar Ryan. Qué imbécil. de modo que sé por qué estás aquí. Se lo dije ayer. ¿Estás honestamente intentando intimidarme para que me vaya del pueblo? ¿Puedes quedarte ahí y decirme que no harías lo mismo si descubrieras que tienes un hijo? —Si tuviera un niño. —¿Realmente? Porque no tengo nada que discutir con ellos. No sé qué más esperabas que hiciera. Tan pronto como lo descubrí. pero en mi opinión. lo último que necesitaba era lanzar un puñetazo al sheriff del pueblo. —Ese chico es el centro de su universo. —Mira.

—¿No te vas a meter en problemas. —Se giró y le sonrió a Hawk. —Podría tomarme una cerveza primero. —¿Vienes? —Le preguntó a Kit. —Sólo quiero una oportunidad de conocer a la única persona del mundo que comparte mi sangre. —Hawk contestó. intentando como el infierno mantener sus ojos fuera de su culo. ¿Tienes hambre? Con Ryan fuera y la corta camiseta de Kit enseñando tanta piel. Rio se comerá mis tacos. Ryan se inclinó y le susurró algo a Kit en la oreja antes de unirse al pequeño grupo de hombres. Ryan miró a Kit y dio un paso atrás. —Creo que tu cena está en la mesa.amigo sería si no intentara protegerlos? Hawk quería gritarle a Ryan. ¿Es algo tan terrible? Con los ojos avellana aguados. —Siguió a Kit hacia la mesa. ¿Te importa si me uno a ti para cenar? —Sería un honor. —Miró por encima de su hombro a Hawk—. Me acaba de decir que si no vuelvo. Kit sonrió a Hawk antes de girarse hacia Ryan. Hawk no lo sabía. —No. Hawk estaba hambriento de otra cosa que no era comida. Si era por la honesta preocupación en los oscuros ojos del sheriff o el modo en que Kit se puso en medio de ellos. — Kit señaló hacia el banco vacío de la pared de atrás—. pero las palabras se atascaron en su garganta. verdad? —Hawk le preguntó a Kit. —¿Es todo lo que dijo? —Hawk no creía ni por un segundo que Ryan no hubiera advertido a Kit sobre él. —Creo que Hawk podría necesitar un amigo. 42 . —Me dijo que le diera un grito si necesitaba algo.

—¿Tu padre te abandonó? —Hawk no podía imaginarlo. Hawk miró al asiento a su lado y colocó sus manos en la mesa. pero nunca me reconoció. —Ahora mismo. —Gracias. Sé quien era mi padre. ¿Te importa si me siento a tu lado? Kit se vio honestamente sorprendida. —le dijo al camarero. —Creo que es fantástico lo que estás haciendo. claro. Un hermoso camarero se colocó junto a la mesa. —¿Por qué todo el mundo encuentra tan difícil entender que quiera tener la oportunidad de conocer a mi hijo? Kit alcanzó la mano de Hawk donde estaba en la mesa. —Se encogió de hombros—. Podía no haber recibido calientes abrazos de su padre. —Gracias por venir en mi rescate. libreta de pedidos en mano. y seis tacos para empezar. —Uhh. de modo que 43 . Hawk esperó mientras ella se deslizaba en el banco—. Le dio un buen trago antes de contestar—. Mis padres no estaban casados. Hawk sacudió su cabeza. Sus hijos eran todos de mi edad. —pidió Hawk. pero estaba siendo un tonto. —Kit dijo tan pronto como el camarero se fue. Nunca me importó cuando lo vi en noches de padres en la escuela o algo. —Algunos de nosotros tuvimos padres que se fueron sin pensárselo dos veces. Kit alcanzó el vaso de cerveza. — dijo y se acercó más a la pared. si tienes. pero al menos siempre supo cómo estar en contacto con él si lo necesitaba. Sé que el tipo estaba intentando proteger a sus amigos. por cierto. —¿Qué les traigo? —A mi una Heineken.

—Kit apretó la mano de Hawk antes de liberarla y coger su cerveza de la mesa. ¿por qué?. —Kit se mordió su labio inferior y se puso el cabello detrás de los hombros—. saber que tenía algo de apoyo mientras crecía era agradable. —Hawk quería sentir la mano de Kit en la suya de nuevo. Los pueblos pequeños no aceptan realmente a la gente como yo. —Eso está bien. Aunque apenas conocía a Kit y no sabía absolutamente nada de su madre. de modo que está pagada. de modo que tiene bastante suerte de trabajar en la planta. pero no quería empujar. —¿Crees que puedes conseguir que tu madre se mude a Cattle Valley? —No. pero por alguna razón parecía importante. es difícil encontrar tiempo para volver a casa a veces. —No es eso. —En un pueblo de mala muerte en Arkansas.supongo que mi madre no significaba mucho para él cuando la dejó. ¿Entonces dónde creciste? Kit empezó a tirar de la etiqueta de su botella. —Hawk entrelazó sus dedos con los de Kit—. —Eso es duro. —Se tomó un sorbo de su cerveza—. Bartlett. Ahí es donde mi madre todavía vive. Mi madre dejó el instituto en su último año. Además le gusta aquello. Memorizó el nombre del pueblo. —Mi madre es la mejor. La casa donde crecí pertenecía a mis abuelos. —Sí. Hawk podía imaginar por lo que Kit había pasado mientras crecía. No puedo imaginar cómo habría sido mi vida sin ella. Es la razón por la que no voy a verla a menudo. —Kit se encogió de hombros nuevamente—. Mi madre murió cuando tenía cinco años. Creo que la gente se siente 44 . —dijo Kit. no estaba seguro.

—Eso es verdad. —Gracias. sí. —El plato delante de él estaba lleno no sólo de tacos. —No hay oportunidad para ello. —contestó. llegó su comida. ¿Quieres otra? —Realmente. —contestó Hawk. Mis abuelos maternos eran así. pero los abuelos de Hawk no la escucharon— . y no sueñan con otra vida.cómoda con lo que conoce. sino de bastantes alubias y arroz para alimentar a un ejército El camarero rió. había intentado en numerosas ocasiones que se mudaran a una de las más nuevas casas en Tahlequah. debería beber Coca-Cola Light con mi comida. —¿Dónde creciste? —Preguntó Kit. —Hawk pensó en sus abuelos maternos. en la misma casa destartalada que habían comprado cuando se casaron. June. George e Inez Woods habían vivido en Tahlequah. —Sí. Oklahoma. —Se giró hacia Kit—. —¿Les traigo otra cerveza? Hawk se acabó su Heineken y le pasó la vacía botella verde al camarero. Antes de que Hawk tuviera oportunidad de contestar. hasta el día en que murieron. —Te pregunté de dónde eras. Aunque su hija se casó en una familia rica. —Hawk no entró en 45 . —Ahora mismo. —¿Dónde estábamos? —Hawk preguntó cuando volvieron a quedarse solos. Nací en Dallas. pero nos mudamos a California cuando tenía unos tres años. Jay no quiere que nadie se vaya con hambre. La madre de Hawk. —Oh. —Wow.

—Si me disculpas. —Besó la cabeza de Kit—. Era la manera más lenta de crecimiento de lujuria que había experimentado nunca Hawk. Hawk cogió un taco y le dio un mordisco. No es que fuera a rechazar una mamada de los labios llenos y perfectamente formados de Kit. El camarero. que se había presentado como Moby. Kit sonrió y golpeó con su hombro el costado de Hawk. Kit acabó primero y empujó su plato hacia el centro de la mesa. el surf no se permitía en mi casa.detalles. había pasado por su mesa varias veces. —¿Quieres otra cerveza si Moby se acerca? Los dientes perfectamente blancos de Kit arañaron su 46 . necesito utilizar el servicio. Quien era como persona no tenía nada que ver con los barrios ricos donde creció. Kit señaló la cena sin tocar de Hawk. —Nop. Papá trabajaba duro y esperaba lo mismo de mi. Pasaron los siguientes quince minutos comiendo y sutilmente tocándose las piernas. —Mejor come antes de que se enfríe. brazos y manos el uno contra el otro. —Nunca te habría imaginado como un chico surfista. —Mmm. pero por alguna razón el poco convencional juego lo excitó más que si Kit hubiera saltado bajo la mesa y lo hubiera chupado. Aunque me escapé para surfear algunas veces cuando mi padre estaba fuera de la ciudad. Hawk aprovechó la oportunidad para pasar su brazo alrededor de Kit y darle un rápido abrazo. —dijo Kit antes de dar su primer bocado. —Eso es lo que escuché. es bueno. Hawk se limpió la boca con la servilleta y salió del banco. Asintió en acuerdo.

No pudo evitar observar a Kit zigzaguear entre las mesas hacia el servicio. Tampoco pudo evitar notar las raras miradas de los clientes que le enviaron. Tomó una profunda respiración. —Mejor que no. Hawk no pudo detenerse.labio inferior. Con su mutua atracción llegando al punto en que tenía que decidir si acabar las cosas antes de que 47 . la mayoría de la gente no se sentía cómoda a su alrededor. Kit sabía que la verdadera razón era el atractivo hombre esperándola en la mesa. Gay o hetero. El momento en que Kit desapareció en el servicio de mujeres. Por supuesto escuchó las risitas bajas de los hombres y mujeres del bar cuando pasó. pero definitivamente estaba acostumbrada. pero tomaría otra Coca-Cola Light. Hawk asintió antes de sentarse para acabar su cena. — Amigos. No era algo que le gustara. varios hombres señalaron hacia la puerta cerrada y empezaron a darse codazos unos a otros y reírse. Se levantó del banco y cruzó la sala. La idea de que Kit viera una de esas degradantes expresiones envió fuego a través de sus venas. Aunque sus reacciones podían tener algo que ver con su deseo de escapar del bar. ¿tienen algún problema? El momento en que alcanzó el servicio. Kit se encerró en uno de los dos cubículos y se inclinó contra la puerta cerrada. Apretó sus temblorosas manos en puños e intentó mantener su cuerpo bajo control.

Kit sacudió su cabeza. —Está bien. Estoy acostumbrada a ello. — pensó. Hawk fue hacia Kit. Kit tomó una respiración profunda antes de salir del servicio. el propietario del bar. —Sean. —admitió. —Moby les dará una caja. Sean se giró hacia Kit. caminando para quedar junto a Hawk. —Me disculpo si dijeron o hicieron algo que te hizo sentir incómoda. No podía escuchar qué decían. Nueve de cada diez veces escapaba de un admirador antes de abrirse ella misma al dolor que causaba el rechazo. ¿Hawk sabía que todavía tenía pene? Una fuerte voz fuera del servicio llamó su atención. Notó a Hawk inmediatamente. traten a la gente con respeto o no se molesten en venir. —¿Estás bien? —No quería que esto pasara. —Ven aquí. —No hemos acabado nuestra cena. pero estaba complacientemente sorprendida cuando Sean entrecerró los ojos a los hombres sentados en la mesa. Kit se abrazó para ser echada junto a Hawk del bar. Sus músculos más-grandes-que-la-media hacia la mesa de tres hombres. Hawk la atrajo contra él y besó su cabeza.empezaran o arriesgarse a la desilusión. Hawk no esperó a que los hombres se fueran antes 48 . — Creo que es el momento de que se vayan a casa chicos. Abriendo la puerta del cubículo. pero distinguió su nombre. Sólo le llevó un momento coger su mano. —protestó uno de los hombres. Y la próxima vez que vengan a mi bar. dijo. —Está bien.

Lamento si suena rudo. Era el momento. Un suave gemido salió de Hawk cuando aplicó más presión a la polla medio dura escondida detrás de la falda vaquera de Kit. Kit miró abajo y notó la polla de Hawk presionándose 49 . Estoy acostumbrada a las miradas y comentarios.de llevarla a la mesa. —dijo Hawk. Hawk finalmente rompió el beso y acarició con sus suaves labios la frente de ella—. Kit aguantó la respiración. No debería haberte puesto en esa posición. pero si estás preocupada sobre lo que tienes entre las piernas. —Lo siento. Kit cogió la mano de Hawk. empujando su lengua por sus labios y profundizando en su boca. Hawk ahuecó la mejilla de Kit y giró su rostro hacia él. pero no me importa lo que tengas o no tengas. —Tienes que saber algo sobre mi. La disculpa de Hawk por algo que pasó por ella sacudió a Kit. no lo estés. Hawk sonrió. intentando poner sus pensamientos en palabras. —Estoy aquí sentado porque quiero conocerte. moviendo su mano hacia abajo para dejarla en el muslo desnudo de Kit justo debajo del dobladillo de su falda. Miró los verdes ojos de Hawk. Especialmente alguien que me gusta tanto como tú. La bajó hacia su regazo y esperó a que reconociera lo que allí había. y Kit se deslizó en el banco. El beso duró varios minutos con Kit dando tanto como recibía. pero tú no deberías estar sujeto a ello. pero no puedo sentarme y no hacer nada cuando intolerantes imbéciles se meten con alguien que me gusta. —Hawk se inclinó y la besó. —Quiero saber un montón de cosas sobre ti. perdí mi temperamento. La liberó. —Soy yo quien lo siente. No doy una maldita mierda a lo que la gente dice de mí. Tragando a través del nudo en su garganta por la emoción. —¿Esto te pone incómoda? —preguntó. —empezó.

¿cuánto tiempo había pasado desde que se sintió completamente cómoda con un compañero? —Mi casa es pequeña.contra su bragueta. — susurró. Probablemente no sea algo que debamos hacer aquí. 50 . pero eres bienvenido a seguirme a casa. La mano de Hawk subió más por el muslo de Kit. Hawk retiró su mano y metió su mano en el bolsillo trasero para coger su billetera. ¡Dios!. pero todo lo que vio fue lujuria y aceptación. La respiración de Kit se aceleró cuando la punta del dedo de Hawk acarició la parte de delante de sus diminutas bragas. pero la risa fuerte de Rio penetró en su nublada mente lujuriosa. Dejó varios billetes en la mesa antes de levantarse. —Sí y no. — No. espero que me invites a tu casa. Quería separar sus piernas y permitirle la entrada a cualquier cosa. Miró el rostro de Hawk. —Salgamos de aquí. buscando signos de disgusto.

—Pertenece a mi primo Matt y sus compañeros Sam e Isaac. —Como tú. Capítulo Cuatro Kit aparcó junto al garaje y salió. —Besó su cuello y pasó las manos por sus costados. —No está cerrada. Hawk se presionó contra la espalda de Kit. A medio camino de las escaleras. —Y tú deberías tener más cuidado con tu casco. amaba las largas piernas en un hombre. 51 . Hawk gimió y deslizó a Kit del escalón hacia sus brazos. —Hueles bien. —Deberías cerrar tu puerta siempre. Esperó a que Hawk se acercara a su coche y prácticamente rió cuando lo vio saltar de su moto. Kit empujó la chaqueta de cuero de Hawk por sus hombros. Hawk se ajustó la polla en sus jeans antes de sacarse su casco. —dijo antes de atraerlo para un profundo beso. Inmediatamente envolvió sus desnudas piernas alrededor de la cintura y cerró sus tobillos juntos detrás de su espalda. A pesar del aire frío de la noche soplando sobre su falda. —Estoy justo arriba de las escaleras. se giró y dejó caer sus brazos sobre los hombros de Hawk. —¿Llave? —Preguntó. Asintiendo. Enterrando sus dedos en su largo y grueso cabello. Kit se giró para empezar a subir las escaleras que iban por el lado del garaje. Kit sonrió y ladeó su cabeza. —La estiró en el sofá y la siguió abajo. —Bonito lugar. Cuando el casco rodó escaleras abajo. rompiendo el beso. besando su camino cuello abajo. Maldición. tirando su casco. Hawk abrió la puerta y la llevó dentro. —contestó. Hawk empezó a llevarla arriba. acariciando sus pechos en el proceso.

—Rápidamente se dio cuenta de lo que acababa de decir—. No es que. pero para cuando cumplí dieciocho. si puedes creerlo. —¿He dicho algo malo? —Preguntó Hawk. —Me preocupo. —Muy caros y dolorosos tratamientos con láser. —Besó la mandíbula de Kit—. Hawk se deslizó de Kit y se sentó sobre sus talones. Mi abuela me dejó un poco de dinero para ir a la universidad.. una línea que pensó que era cursi no lo era.. — Como estos. Tienes la piel muy suave.. en mi opinión. —Sip. Es tan duro como mi cabeza. fue idea de mi madre. permitiendo a Hawk más acceso a su piel.ya sabes. Hawk desabrochó el cierre frontal del sujetador de Kit.. — Entonces merecen ser adorados apropiadamente. — La voz de Kit se detuvo cuando la mano de Hawk ahuecó uno de sus pechos—. apretando el pezón izquierdo de Kit entre su pulgar y su índice. —conjeturó. Kit sacudió su cabeza. —Sólo que nunca tuve a nadie aparte de mamá que se preocupara lo suficiente para decirme algo como eso. Pero no me gusta la idea de que alguien sea capaz de conseguirte tan fácilmente.Merece cada centavo.tú lo hagas o algo. —Gracias. 52 . —De modo que lo gastaste en depilarte el vello. Tuve que trabajar muchas horas para permitírmelos. —dijo. Sólo es bueno escucharlo. el dinero sólo podía pagar como mucho un año. Hawk rozó su mejilla contra la de Kit. Kit paró en el proceso de arrugar la camiseta de Hawk. —No estoy preocupado por el casco. Por alguna razón. ¿Sería de mal gusto si preguntara cómo es eso posible? Kit ladeó su cabeza a un lado. Las manos de Hawk se metieron bajo su suéter. —murmuró entre besos—. Realmente.

Kit se sacó el suéter por la cabeza. junto a sus manos. un pie en el suelo mientras el otro descansaba contra el respaldo del sofá. —dijo. Quería sus ojos en ella. Las 53 . pero no creo que nadie nunca tuviera el efecto que tú tienes en mi. Kit no pudo evitar resoplar. Claro. pero siempre parecían estar interesados en la rareza de sus partes. sus piernas estaban separadas. es un patio de recreo para alguien como yo. Hawk se lamió sus labios y se sacó la camiseta y desabrochó los jeans. Aunque todavía llevaba su falda tejana. me haya llamado así. Hawk se inclinó y pasó su lengua por un duro pezón. No era que sus anteriores amantes no quisieran ver su cuerpo. Su sujetador abierto fue el siguiente en irse. ¿Que tienes que me tienes atado? —Soy diferente. pero es más que eso. —dijo ella. Se inclinó atrás contra los cojines del sofá y dejó caer sus brazos por el final del sofá. incluyendo a mi madre. —susurró. —Sus manos lentamente subieron por su cintura hacia sus pechos—. Infiernos. —No te vendas barato. esperando a que Hawk se diera cuenta de lo que todos sus anteriores amantes se dieron cuenta. Kit definitivamente no tenía esa sensación de Hawk. Hawk se sentó una vez más antes de subir a Kit sobre su regazo. incluso mi cabello es teñido. en lugar de en toda ella.Había algo genuinamente verdadero en Hawk y el modo en que le hablaba. Quizá es porque te ves tan genuina. moviéndose hacia su otro pezón—. —Arañó el pezón con sus dientes—. Kit aguantó la respiración. —He echo el amor plenamente a hombres y mujeres durante años. obteniendo un gemido de Kit. Tener a un magnífico hombre hablar de su deseo de explorar su cuerpo encantaba a Kit más allá de sus creencias. Hawk la miró a los ojos. —Ser honesto contigo mismo es la cosa más difícil que una persona puede hacer. —Mira todo lo que quieras. Una vez que estuvieron piel sobre piel con Kit a horcajadas sobre su regazo. —¿Genuina? No creo que nadie.

—Gracias por decir eso. —Movió sus caderas adelante y atrás. Por lo que ella podía decir.alteraciones que tengas o no tengas no tienen absolutamente nada que ver con ser genuina. No eres una bruja. Definitivamente parecía haber algo que preocupaba a Hawk. pero estoy empezando a pensar que ya he cruzado algún tipo de línea que te preocupa. —masculló. el corazón del hombre era tan grande como el de nadie que hubiera conocido alguna vez. Los ojos de Kit empezaron a arder. extendida en tu cama. esperando que Hawk saliera de sus pensamientos. Si el resto de la noche iba bien. —Las negras cejas de Hawk se juntaron—. Preguntas estaban en la punta de su lengua. No soy del tipo que se encariña de la gente. moliéndose contra la erección de Hawk. —Sólo tocarte amenaza mi control. pero de ser bruja nunca fue una de ellas. pero no dejes que eso te detenga. —Hawk ajustó a Kit de modo que el bulto en sus jeans se presionara contra la grieta de su culo—. Aunque lo dijo en alto. Era la primera vez en su vida que alguien fuera de su familia entendía cuán duro era para ella ir contra la sociedad. 54 . Pero amaría verte desnuda. Kit no pudo evitar preguntarse si estaba hablando para él mismo o para ella. —He sido acusada de ser muchas cosas. Eres quien eres. La mano de Hawk frotó la parte de delante de la ropa interior de Kit. —¿El dormitorio? No. quizá reuniría el suficiente coraje para preguntarle a Hawk por qué no se encariñaba de la gente. ¿Era posible que finalmente hubiera encontrado a un hombre que la aceptara? Apartó sus lágrimas antes de que pudieran caer. —¿Te gustaría ver el dormitorio? —Finalmente preguntó. —Sólo quiero que entiendas lo que estar contigo significa para mí. No tengo duda de que hay veces en que sientes que el mundo entero está contra ti por ser lo que se siente correcto para ti. ¿lo eres? Kit rió. pero mantuvo su boca cerrada.

— Déjame ayudarte. Kit se lamió sus labios y se movió más cerca. —Las mías son sensibles. —Siempre he sido un hombre de teta. —Maldición. El brillo en los verdes ojos de Hawk que le decía a Kit que la lujuria había reemplazado de nuevo la reflexión. Deteniéndose junto a la cama. dándole a Hawk una perfecta vista de su dura polla. —Se acarició su polla. De otro modo acabaré cayéndome de culo. Kit pasó sus piernas por el borde de la cama y se sentó. Kit sostuvo la bota por el talón y los dedos y esperó a que Hawk sacara el pie. —Déjame saborearte. Llevando nada más que sus botas. de modo que juega con ellas todo lo que quieras. —Girando. Extendió sus piernas. Kit se bajó la falda y la ropa interior. Hawk deslizó un pie en la cama. permitiendo a Kit solo un vislumbre de la brillante punta. —dijo. ¿Qué había en el hombre que hacía que Kit quisiera incitarlo? Rara vez era tan descarada con un amante. —Sígueme. bajándose la cremallera de su falda mientras iba. Kit empezó a dirigirse al dormitorio. Kit se estiró en la cama y colocó sus talones en el borde del colchón. asegurándose de darle a Hawk una buena vista de su culo. Señaló el colchón entre sus extendidas piernas y sonrió a Hawk. — Oh. Hawk extendió su mano y pasó sus dedos por sus pezones. planeo hacer más que jugar con ellas. Salió del regazo de Hawk. 55 . —¿Botas puestas o fuera? La mano de Hawk desapareció bajo la parte delantera de sus jeans. Apartando su mano de su polla. Hawk se acercó a la cama. —Tengo que sentarme para quitarme estas estúpidas botas. Cuando Kit empezó a desabrochar la pesada bota. Con la boca hecha agua. Ahí estaba. La esquina de la boca de Hawk subió en una sexy sonrisa. tanto como me permitas. eres sexy.

pero nunca por perder el control de su lujuria. dio un paso atrás y señaló el lugar 56 . ¿Había hecho algo? Quizá Hawk era del tipo de hombre que le gustaba que sus mujeres tomaran el segundo lugar en la cama. Por favor no lo lamentes. Kit envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Hawk. Dios. Amantes se habían ido antes. y creo que ese es el problema. Kit tiró la bota a un lado antes de enterrar sus dedos en el cabello de Hawk. —Liberó su agarre y se restregó los ojos con las manos—. No quería herirte. Hawk se inclinó y capturó el pezón derecho de Kit entre sus labios. ¿lo había jodido todo actuando como una puta? —Lo siento. Quiero cada pulgada de ti. reuniendo los largos mechones en una coleta baja en su cuello—. gimió ante los tiernos mordiscos que a Hawk parecía gustar darle. Incluso si sus pechos estaban magullados después. ¡Nunca! Kit se sacó las botas antes de levantarse del colchón. Hawk se quitó las manos de Kit de su estómago y las levantó a su boca. —Está bien. Arqueando su espalda. Con un pesado suspiro. Hawk agarró su brazo y le dio la vuelta. la sensación de sus dientes justo allí bien valía la pena.—Sacó el pie de la bota. —No hagas eso. Kit se mordió su labio inferior. Aplicando luz. silenciosamente dirigiéndolo hacia el lado izquierdo. No conmigo. Nunca pierdo el control. —No me hiciste daño. Antes de que se pudiera alejar más. —Se pasó los dedos por su cabello. Antes de levantar el otro pie. besos con la boca abierta a la piel bronceada. Besó cada dedo antes de colocar la mano de Kit en su pecho. La expresión de su rostro no era buena cuando se alejó unos pasos y le dio la espalda. Sé que la realidad de estar con alguien como yo es diferente de la fantasía. Hawk de repente se apartó. Hawk la miró. Se acercó a Hawk y se presionó contra su espalda. Con enfado escrito en cada hermosa línea de su rostro.

Hawk agarró su abrigo de camino a la puerta principal y bajó las escaleras. —¿Hawk? —Addie dijo desde arriba de las escaleras. de modo que ni siquiera empieces a ir por ese camino con tu bonita cabeza. um. —Lo siento. Kit tomó aire profundamente. Miró abajo a su desnudo cuerpo y sacudió su cabeza. Hawk entró en el hostal y colapsó en la primera silla que encontró. pero era más un amistoso asociado de negocios. Un minuto estaba saliendo del aparcamiento de Kit y al siguiente estaba subiendo el porche de Apple Valley Inn. Todo lo que sabía era que si no se alejaba de Kit. Lamento si te desperté. definitivamente no el tipo de amigo al que pudiera hablarle de Kit. podía llamar a Jason. —No he hecho esto desde que tenía quince años. ¿Qué diablos estoy haciendo? Fue en ese momento en que deseó tener un real compañero. El problema no eres tú. —Agarró su bota y se la puso en el pie—. Cómo volvió al Bed and Breakfast. Sólo tengo que trabajar algunas cosas. —masculló.mojado de la parte de delante de sus jeans donde obviamente se había corrido. —Sí. Hawk rápidamente se alejó antes de que Kit pudiera acabar la tarea. —Rápidamente tomó su chaqueta y la colocó sobre su regazo para cubrir la mancha de 57 . Hawk nunca lo supo. Claro. necesito irme. Silenciosamente. saliendo del dormitorio como si los perros del infierno estuvieran mordiéndole los talones. Estaba tan perdido en sus pensamientos y emociones que ni siquiera recordó buscar su caprichoso casco. acabaría haciendo aún más el idiota. —Hemos asustado a otro.

fastidiar. —No lo has hecho. 58 . Hawk sacudió su cabeza. hombres y lesbianas siempre dicen cosas como esa hasta un año después del nacimiento cuando se va la novedad del bebé. No podía parar de pensar en los grandes ojos de avellana de Kit mirándolo justo antes de que se fuera. Hizo lo que le pidió y esperó mientras Addie construía una torre de brownie con helado. —No tengo hambre. no debería haber huido de ella como lo hizo. pero estaría contento acompañándote.Vamos. —Pásame ese molde de brownies9. Maldición. No parece poder pasar una noche sin que me levante a por algo de comer. —Lo siento. No se lo digas a Mel. —dijo. junto con un tazón. Hawk se sentó en una silla de la cocina observando mientras Addie sacaba un bote de helado de vainilla del congelador. cucharita y un cuchillo a la mesa. Hawk sabía que no había manera de que pudiera comer. Estoy segura de que está convencida de que mi culo nunca volverá a caber en esos jeans pequeños que tanto le gustan. ¿Puedo preguntarte algo? —Mientras no tenga nada que ver con el peso que he estado (9) Es un bizcocho de chocolate con nueces. Addie sonreía mientras bajaba las escaleras. Lo llevó. prepararé algo. Addie rió tontamente.semen. ―¿Qué pasó con la mujer de la que me enamoré?‖ — Addie señaló la cocina—. —Tienes la mirada fija. fastidiar. —Oh. —¿Con el regalo que le estás dando? Dudo que Mel se preocupe por el tamaño de tu culo. —ella gruñó prácticamente. —Se inclinó en la mesa y apoyó su mandíbula en su mano—. Perdido en mis pensamientos. Con el estómago todavía anudado. Entonces es fastidiar.

que ahí había algo que no quería admitir para mí misma. Estaba con alguien más cuando llegué por primera vez a Cattle Valley. —dijo Addie con entendimiento en su voz—. —He conocido a alguien aquí en el pueblo. Es increíblemente protector con la gente que quiere. si estuvieras al otro lado de sus instintos de 59 . alejarla de nuevo. —Pero sí. Créeme. Él y sus compañeros me han ayudado tremendamente desde que llegué al pueblo. —¿Cuando viste por primera vez a Mel. ¿Hay alguien con quien te sientas de ese modo? Hawk cruzó sus brazos. La alejé. —Fingir que eso no estaba allí. —Sólo pensar en la confrontación era bastante para que su sangre fluyera. creo que lo supe después de que el primer día me ayudara a limpiar este lugar. —¿Ryan? —Sí. No importa lo que haga. no puedo sacarla de mi mente. —Quizá no le gustó cómo me veía. —contestó Addie. cambiando para apoyar su mandíbula sobre sus nudillos. —¿Entonces qué hiciste? —Preguntó. supiste que podría ser la única? Addie se movió incómoda en la silla. Evidentemente cree que vine a secuestrar a mi propio hijo. intenté empujarla. Incluso vino en mi rescate cuando ese sheriff estúpido intentó empezar una pelea conmigo en el O'Brien. porque estaba lejos de ser amable. Sí. —Oh. —Ryan es uno de los hombres más amables que he conocido.ganando. esa es otra cosa sobre Ryan. Hawk sonrió ante las ideas fijas de Addie. —Addie lamió la parte de atrás de su cucharita—. —Bastante justo. —Esa probablemente no sea una buena pregunta.

—Rió tontamente—. —De modo que huiste. Nunca supe cómo llamar a los transexuales. —¿El primo de Matt? —Addie asintió. —Hawk corrigió automáticamente. —confesó. podrías conseguir probablemente a quien quisieras. —No puedo explicarlo. Es bastante nueva en el pueblo. —Kit es una mujer hermosa. —empezó a discutir. Hawk no estaba ciego al modo que el mundo trataba a la gente transexual. algo como eso. He tenido uno o dos sueños desde que has estado aquí. —Lo siento. no puedo creer que esté diciendo esto. ¿De modo que por qué ella? —Preguntó alrededor de la comida. —Por favor. El temperamento de Hawk estaba empezando a sacar lo mejor de él. contestando su propia pregunta—. de modo que quizá no la hayas conocido aún. pero si quieres a una mujer. —Se metió otra cucharada de helado en la boca—. —Sí. —Sí. no lo entiendas mal. ¿Entonces quién es la mujer? —Kit Bromely. Esta noche ha sido la primera vez que realmente la he tocado. —Addie conjeturó. Lo he visto en la tienda. No se lo digas a Mel. —Es fácil. Te refieres a ellos con el género en que se identifican ellos mismos. Dios. Addie escarbó el fondo del tazón para conseguir los últimos 60 .protección estarías encantado de tenerlo de tu lado —Addie le dio otro mordisco a su pica-pica nocturno—. —Ella. pero ¿por qué ella? Con tu aspecto. hay muchas ahí fuera muy hermosas. Las preguntas de Addie eran las mismas que se hacía desde que dejó el apartamento de Kit. — Suspiró—. pero nunca lo entendió. y me sentí tan en paz conmigo mismo que me asusté.

—Sonaba estúpido. ¿Cómo podría hacer que una relación funcionara? —¿Por qué viajas tanto? —Addie se levantó y llevó el tazón al fregadero. He vivido mi vida viajando alrededor del mundo. —Sí. —¿De modo.que estás asustado porque te da miedo que sea la única para ti? —Correcto. Eso es lo que los hombres Hawkins hacen. —¿Perdona? —¿Qué haces con todo ese dinero que haces? —Usarlo para ganar más. Lo sorprendió besando su cabeza. ¿Cuándo para? ¿Cuándo tendrás bastante para disminuir la velocidad y te darás cuenta de que la única cosa en tu vida son 61 .mordiscos de brownie y helado deshecho. —Negocios. incluso para sus propios oídos—. Cuando era un niño seguía a mi padre alrededor del mundo y desde su muerte.. —¿Y eso llena tu alma? —Secó el tazón antes de devolverlo al armario. —Eres soltero. —dijo con un tono de aceptación. —Suena como si hubieras estado buscando algo escurridizo toda tu vida.. Addie volvió a la mesa y colocó sus manos en los hombros de Hawk. Raramente estoy en un lugar más de una semana. ¿verdad? Hawk rió. Hacemos dinero. —¿Qué se supone que significa eso? —¿Se estaba riendo de él? —Obviamente trabajas muy duro y ganas mucho dinero. pero entonces te giras y trabajas incluso más duro para ganar más dinero. No soy el tipo de tío que sienta la cabeza. No conocía otro modo de vivir. ha sido todo trabajo. No habría llevado a Kit a su apartamento si no lo fuera.

corrigió sus pensamientos. —Y deberías. Miró al reloj encima del microondas. No. —Hawk miró arriba cuando Addie desapareció a través de la puerta en el oscuro comedor. un par de ojos avellana le vinieron a la mente. —murmuró. pero ¿verlo un par de veces al año será suficiente? Me suena como si estuvieras asustado de que Kit se meta bajo tu piel e intente cambiar tu vida.trozos de papel verde con presidentes muertos en ellos? Hawk recientemente había empezado a ver qué vida tan fría y vacía tenía. Addie caminó a su lado de modo que podía encararlo de nuevo. A veces no sé cuándo mantener la boca cerrada. De nuevo. Mi vida está pasando segundo a segundo. No la culparía si le cerraba la puerta en la cara—. —¿Hawk? —¿Puedo entrar? —Preguntó. Si hablé demasiado. La noche estaba pasando segundo a segundo. —Quizá. pero quizá es una vida que necesita algunos cambios. ni siquiera estaba enamorado de ella. —No lo hiciste. se recordó. Hawk inmediatamente notó sus ojos rojos. —Subiré antes de que Mel se levante. ¿Por qué estaba haciendo tanto alboroto por su atracción hacia Kit? Infiernos. Kit dio un paso atrás y se abrochó el cinturón de su bata más 62 . —Por eso quiero conocer a mi hijo. Pero podía caer muy fácilmente. —añadió. me disculpo. Cuando Kit abrió la puerta. Por favor. Hawk alejó su mirada de Addie.

Hawk extendió su mano. Hawk intentó poner en palabras sus pensamientos. Su pulgar buscó la suave piel expuesta por la bata abierta. —Entonces explícamelo. pero no por las razones que pareces pensar. Pasaron varios segundos antes de que Kit finalmente se empujara de la encimera y caminara hacia él. Cuando empezó a coger la otra silla en la pequeña mesa de la cocina. —Sí. —Necesito tocarte. 63 . —Me gustó cuando me tocaste antes. —¿Hawk? —Kit ahuecó su rostro en sus manos. Hawk no pudo evitar querer tocarla. Hawk la alcanzó y la colocó sobre su regazo. —¿Quieres algo de café? —Kit preguntó de camino a la pequeña cocina en la esquina de su habitación. Mordiéndose el labio inferior. Kit encendió la cafetera antes de girarse y apoyar su espalda en el borde de la encimera. Pasando su pulgar adelante y atrás. —De nuevo. —admitió.apretadamente a su alrededor. Huí. Con un brazo alrededor de su cintura. —Vine a disculparme. Kit le dio la espalda a Hawk cuando empezó a hacer una taza de café. ¿y como podía culparla? Señalando la silla en la pequeña área de comer. —No pensé ni que te volvería a ver. Aunque Kit había marcado sus límites cuando le dijo dónde sentarse. siento haberme portado como un imbécil. pero entonces huiste. —Lo intentaré si vienes aquí. Eso parece un deseo común cuando estoy a tu alrededor. Hawk la siguió. Hawk colocó su mano libre en el muslo de Kit. Kit colocó su mano en el hombro de Kit. obviamente buscando respuestas a la extraña conducta de Hawk. Era obvio que Kit había estado herida por su anterior salida. lo hice. —¿Qué pasa? Hawk entró en el apartamento de Kit y cerró la puerta.

Kit extendió su mano y se desabrochó su bata. ambas. —Claro que me gusta. sin subir más del muslo de Kit—. Nunca he tenido nada que perder antes. —Hawk sacudió su cabeza—. —Nunca he encontrado a nadie con quien me sienta como si pudiera llenar mis necesidades. Supe desde muy joven que me sentía atraído por hombres y mujeres. Lo estoy jodiendo. Por primera vez creo que podría haber encontrado a alguien que podría ser todo lo que quiero. Hawk acarició la espalda de Kit cuando empezó a temblar. No hay nada como sostener a una mujer en mis brazos para hacerme sentir en paz. —Ves. pero tampoco estoy hecha de cristal. —Sí. — empezó. Aunque parece ser bastante malditamente común en Cattle Valley intentar funcionar como una familia. No estaré hecha de hierro. siempre supe que no era un estilo de vida con el que me sintiera cómodo. No estaba mintiendo antes cuando te dije que no me hiciste daño. Sabía que estaba siendo injusto y bastante enigmático. nunca he tenido a nadie a quien echar de menos cuando me tengo que ir de un pueblo. —Movió su mano bajo el dobladillo de su corta bata. revelando sus pechos y polla a la vista de 64 . mujeres y hombres. pero era difícil explicar lo que estaba tan desesperado de descubrir él mismo. —¿Y eso te asusta? —Preguntó Kit. —Kit besó la esquina de la boca de Hawk—. —Ya te dije que he follado con ambos. Si es chupar la polla de un tipo o empujar dentro de él tan duro como pueda. me gusta no tener que ser gentil todo el tiempo. —Hawk apretó más a Kit contra su pecho—. eso es lo que pensé. Me encanta la feminidad de una mujer. ¿Qué pasa si jodo mi única oportunidad de felicidad? En lugar de decir una respuesta. ¿verdad? —No. pero muchas veces es una necesidad. físicamente y emocionalmente.

Hawk. —¿Qué pasa si te alejas antes incluso de saber si hay algo
de lo que preocuparse?

Hawk tomó la obvia invitación y la aprovechó. Envolvió la
polla medio dura de Kit en su palma. —Supongo que siempre he
sido el tipo de persona que tiende a poner el carro delante de los
caballos.

Kit se levantó, con la mano de Hawk todavía en su polla, y
sonrió. —Déjame ser tu caballo un tiempo. Nos llevaré a donde
necesitemos ir.

65

Capítulo Cinco
Desnudo y sobre su espalda, Hawk miró el cuerpo a
horcajadas en su regazo. Todas las partes que le gustaban estaban
representadas en un increíble paquete. A pesar de lo que había
dicho Addie antes, Hawk sabía que no era digno de una mujer así.

Subió con sus manos por la caja torácica de Kit para ahuecar
sus pechos. El aire en el dormitorio era frío, y la piel de Kit reflejaba
eso. —¿Tienes frío? Podemos subir las mantas.

Kit sacudió su cabeza y arañó el pecho de Hawk con sus
cortas uñas. —No puedo pensar en mejores modos de calentarme.
—Contoneó sus caderas hasta que capturó la polla de Hawk entre
las nalgas de su culo.

Hawk gimió y empezó a masajear los pechos de Kit. —Eres
tan jodidamente perfecta.

Kit se inclinó y se movió hacia arriba hasta que uno de sus
pezones rozó los labios de Hawk. —Por primera vez en mi vida, casi
me haces creer esas palabras.

Capturando en pecho de Kit en su boca, Hawk empezó a
succionar el protuberante pezón. Buscó ciegamente el lubricante
que Kit había dejado antes en el colchón.

—¿Buscando esto? —Preguntó Kit, empujando la botella en su
mano.

Hawk gruñó, no deseando liberar la succión del pezón de Kit.
Derramó lubricante en su mano, sin dudar en manchar las sábanas,
y bajó sus dedos a la grieta del culo de Kit.

—Sí, —Kit gruñó cuando Hawk centró su atención en la piel
fruncida. Lentamente insertó la punta de su dedo medio antes de
liberar el pecho de Kit. Una mirada al protuberante pezón y la

66

areola y Hawk supo que le había dado un chupetón del tamaño de
un mamut. Complacido, se movió hacia su otro pecho cuando Kit se
hundió en su dedo.

Kit se movió arriba y abajo del dedo de Hawk durante varios
momentos antes de agarrar la mano de Hawk. —Más.

Feliz por complacer, Hawk puso otro dedo en el agujero de Kit
y espero a que su cuerpo lo aceptara. Liberando el pezón, restregó
su rostro contra los balanceantes pechos y extendió la mano a por
el condón todavía en la cama de Kit. —Quiero follarte.

—¡Dios!, ¡sí! —Kit ayudó a Hawk a encontrar el paquete de
papel de aluminio que se había caído de la cama—. Aleluya y pasa
la sal.

Hawk rió. —¿Qué infiernos significa eso?

—No estoy segura, pero mi madre solía decirlo todo el
tiempo. —Kit salió del regazo de Hawk y abrió el paquete con sus
dientes—. ¿Me quieres arriba? —Preguntó, bajando el condón por la
longitud de Hawk.

—Absolutamente. —Hawk utilizó la oportunidad para darle a
la erección de Kit varias caricias firmes—. ¿Te he dicho cuánto me
gusta chupar una polla?

—No, pero recordaré eso, —Kit rió. Kit se alzó y Hawk guió su
polla a su extendido agujero. Tiró su cabeza hacia atrás cuando se
hundió, empalándose ella misma en la polla de Hawk—.
Alucinaaante, —gimió, extendiendo la palabra.

Hawk se preparó para aguantar las caderas de Kit mientras la
follaba, pero Kit se liberó inmediatamente, montando la polla de
Hawk como una reina profesional del rodeo. Con sus manos libres,
Hawk exploró sus cosas favoritas, los pechos y la polla de Kit.

Cuanto más rápido lo montaba Kit, más profundamente caía
por ella. Emociones que habían estado latentes durante años
amenazando con abrumarlo. Había viajado por el mundo, follado a

67

Claro. —jadeó Kit. —Oh. — ¿Cuán duro? Kit extendió sus manos y mantuvo su culo abierto tanto como podía. pero al mismo tiempo. mirando a Hawk por encima de su hombro. Ahí. Ahí. Ambas habían sido muy diferentes en su mente. Salió del regazo de Hawk y se posicionó sobre sus antebrazos y rodillas. lentamente empezaron a fundirse.más gente de la que le importaba. Hawk se arrodilló y enterró su polla hasta la empuñadura. estaba mirando a la diosa con largo cabello rubio y la piel más suave que hubiera tenido el placer de explorar. su cabeza se había jodido bastante para creer que los hombres eran para follar y las mujeres para hacer el amor. Mientras continuaba embistiendo dentro y fuera de ella. Era el principio del tipo de follada que a veces ansiaba. significaba más para él que todas esas cosas juntas. oh. Con cada empujón de su lengua. Dios. —Kit suplicó. ese dulce culo prácticamente en su rostro. Kit fue el primero en romper el beso. Hawk se salió hasta la punta antes de deslizarse dentro duramente. Liberando el agarre de la polla de Kit. joder. pero con Kit. las manos de Hawk viajaron de los balanceantes pechos de Kit hacia su vigorosa polla. este momento en particular. estaba follando a Kit como haría con un hombre en un bar de cuero. y yo te dejaré saber si es demasiado. cubriendo la 68 . Justo. El cuerpo de Kit se sacudió cuando se corrió. En algún lugar de la línea. y esto. permitiendo a Hawk deslizarse más profundo. atrayéndola a un profundo beso. ganado más dinero del que un hombre pudiera gastar en una vida. se ataba aún más cerca de la mujer en sus brazos. —Fóllame. —Sólo dame todo lo que tengas. Inclinándose. Hawk se presionó contra la espalda de Kit. Deseaba sentir toda esa magnífica piel. Envolvió la larga y fina erección con su mano y apretó. Hawk se sentó y envolvió sus brazos alrededor de la cintura delgada de ella.

apretarse contra su cuerpo. —Eso planteó más cuestiones con las que tenía que tratar. Hawk usó su brazo libre para evitar que Kit colapsara en la cama mientras pistoneó dentro y fuera de ella tan rápido como podía. —Sólo intentaba descubrir como he podido ser un inflexible bastardo 69 . de modo que ¿por qué estaba tan asustado de demandar a los hombres para cumplir con sus deseos? Kit rompió el beso. mierda! ¡Kit! —Gruñó cuando se precipitó por el borde de puro éxtasis. No le llevó mucho a sus bolas prepararse. ¿no? —Más que nada que haya experimentado. Hawk bajó a Kit al colchón. pero se sentía más vivo que nunca. Se estiró con la espalda de Kit presionada contra su pecho y apartó el cabello de su frente. Se encargaba de reuniones de negocios con toda la confianza de un hombre para dominar una sala de reuniones. — ¿Ahora puedo empezar a dejarme llevar por el pánico? Kit rodó de modo que pudiera encarar a Hawk. Hawk nunca se había considerado un hombre miedoso. —¡Oh. Hawk tenía cada derecho en el mundo de ver a su hijo. Su respiración era pesada y su cuerpo estaba cubierto de sudor. bajando para descansar a su lado. ¿Entonces por qué rehuyó a Kit antes? ¿Y por qué les había dado ventaja a Bo y Rance cuando vino por Joey? Legalmente.mano de Hawk con caliente semilla. —¿Te he perdido en algún lugar del camino? Hawk metió la mano entre ellos y se sacó el condón. Aceptó la lengua de Kit con entusiasmo mientras sus manos bajaron por su espalda hacia su culo. —Fue bastante espectacular. —¿Ves qué pasa cuando no dejas que tu miedo reemplace el modo de conseguir lo que deseas? —Kit envolvió sus brazos alrededor de Hawk y lo besó.

Los negocios son un juego de oportunidades para ti. Hawk miró a Kit. Pero es sólo dinero. Kit estaba sobre su espalda con la sábana subida hasta su cintura. Pasó sus dedos arriba y abajo del torso de Kit desde su flácida polla hasta entre sus pechos—. Cuando se limpió. —Creo que esa es la diferencia. —Me muevo hacia el siguiente trato. Hawk la llevó de vuelta al dormitorio. —Quiero tanto conocer a (10) Significa literalmente coño. De lado. Claro que quizá pierdas. miró su reflejo en el espejo. Pero arriesgar algo más personal. ¿Qué pasaría si desafiaba a Bo y Rance? Aunque todavía no tenía intención de apartar a Joey de la familia con la que había crecido amado. pero como has dicho. con su cabeza apoyada sobre su palma. es sólo dinero. tiró el condón en la papelera antes de agarrar una de las toallas del estante de encima del váter. colocando su cabeza en la almohada junto a Kit. Puedo recuperarlo en el siguiente trato. Entrando en el lavabo. Hawk se unió a ella con entusiasmo bajo las sábanas y la alcanzó para limpiarla antes de tirar la fría toalla al suelo. —¿Pierdes dinero? —Claro.. pero ser un pussy10 cuando se trata de mierdas personales..cuando se trata de negocios. como tu corazón. quería compartir sus preocupaciones sobre Joey. te asusta porque tienes miedo de que no seas capaz de recuperarte de esa pérdida. creía que se merecía más que conocer a su hijo por primera vez en una maldita panadería. concha. Aunque todavía tenía algunas cosas que arreglar como sus crecientes sentimientos por Kit que le preocupaban. Hawk se bajó. —¿Qué pasa cuando vas a una reunión de negocios y las cosas no van del modo en que quieres? —Preguntó Kit. Después de aclarar la toalla. (denominaciones de la vagina o genitales femeninos). 70 . —contestó. Rodó alejándose de Kit y salió de la cama. Kit sonrió. conejo.

—Hawk suspiró—. Murieron antes de que cumpliera los dieciocho. —¿Por qué crees que le perjudicaría? Es joven. —susurró. —Lo descubrirás. Volvió a bajar y colocó su cabeza en el pecho de Hawk. Sentían que mi padre estaba demasiado envuelto en construir un imperio para cuidar de un niño de cinco años. Cuando Hawk no dijo nada. —Pero tú no estás intentando llevarte a tu hijo. pero no tuvieron oportunidad de ir contra un hombre como mi padre. y puedo recordar claramente la batalla por la custodia entre mis abuelos y mi padre. Kit pasó por encima y apagó la lámpara de la mesita de noche. Estaba resentido con mi padre por alejarme de mis abuelos. Nunca los volví a ver. por supuesto. Hawk podía ver el punto de Kit. Yo tenía cinco cuando mi madre murió. Tenían razón. algún día será importante para él. nunca estaría satisfecho. —Kit cogió la mano de Hawk que estaba sobre su pecho—. es sobre Joey conociéndote como mínimo luchando por verlo. Incluso empezaba a entender que si se apartaba de lo que realmente deseaba.mi hijo que me estoy volviendo loco. —¿Es por eso que estás asustado de empujar por las visitas a tu hijo? —Sí. pero estoy tan asustado de perjudicarlo por luchar contra Bo y Rance que no puedo permitirme desafiarlos. ¿verdad? —Joey tiene dos años y medio. No es sobre tú luchando contra Bo y Rance. Se dio cuenta de que nunca sería 71 . Desearía que mi padre hubiera hecho algún esfuerzo por verme. —¿Tus abuelos pidieron la custodia? —Sí. Besando la cabeza de Kit. Sólo quieres tener algún tipo de relación con él. poniendo la habitación a oscuras. Créeme. Hawk la abrazó más apretadamente entre sus brazos.

pero cambió de idea cuando empezó a repensarse su decisión. —dijo Bo finalmente—. —Sé que te sientes incómodo con que conozca a Joey. Había planeado aplazar la llamada hasta tarde. —Unos pocos. —¿Hola? —contestó Bo. —Te busqué en internet. Ya lo he hablado con Addie y Mel y han estado de acuerdo en darnos privacidad. Se encontró con silencio. —Soy Hawk. Esperaba que tuvieras unos minutos para hablar. Hawk agarró el teléfono más apretadamente. ¿Qué me dice que no cambiarás de idea después de conocer a Joey e intentes conseguir la custodia completa de él? 72 . Sólo quiero formar parte de la vida del chico. Hawk paseó por la pequeña habitación. —Si todavía te preocupa que se los quite. De modo que sé cuánto dinero tienes. —contestó Bo.capaz de dejar Cattle Valley con su corazón intacto. pero no siento que sea correcto conocerlo por primera vez en un sitio público. por favor no lo estés. Con el teléfono presionado contra su oreja. que me preguntaba si tú y Rance podrían traer a Joey al hostal Apple Valley para cenar esta noche. —Hawk se quedó delante de la ventana. mirando cómo caía la nieve lentamente. De modo. Y la única manera que veo para que eso pase es que nos conozcamos. lo que significa que los tres necesitamos aprender a llevarnos bien.

Sólo llámame tan pronto como los dos lleguen a una decisión. —¿Si? —He conocido a alguien que es muy especial para mi. El gruñido al otro lado del teléfono permitió a Hawk saber que Bo entendía. —Porque te doy mi palabra de que no lo haré. —Si Hawk tenía alguna esperanza de construir algo con Kit. Si has leído todo lo que sale sobre mi. —dijo. —Vale. cuando alguien golpeó la puerta. Se quitó los guantes amarillos de goma y los tiró 73 . El viejo lugar necesitaba realmente algunas reparaciones. No deseo hacer pasar a Joey por algo similar. Kit estaba sobre sus manos y rodillas. tendré que discutirlo con Rance. Lo entiendo. hay una cosa más. levantándose. —Te llamaré. pero no quería que Bo pensara que se estaba sometiendo de nuevo—. deberías saber por lo que pasé de niño. —Empezó a colgar. —Un minuto. fregando el suelo de la cocina. —Es justo. Realmente quiero manejar esto sin involucrar a fuerzas externas. y me gustaría invitarla a que se uniera a nosotros. —Hawk aguantó la respiración. —Bo dijo antes de colgar. —Te llamaré y te lo haré saber. esperando la reacción de Bo. —Hawk empezó. —Como dije. —Gracias. —Hawk presionó su mano contra el frío cristal de la ventana. —agregó Bo. Umm. necesitaba saber que no sería otra batalla más que luchar con Bo y Rance. —Tendré que hablarlo con Rance.

Abriendo la puerta principal. La mayoría de la gente usa una de estas.. —Matt se encogió de hombros—. —contestó Kit—. —Lamento si te despertó. —Matt entró a la cocina y abrió el pequeño armario que contenía un calentador de agua. Es la mejor cosa que me ha pasado nunca. —Kit hizo rodar sus ojos. saltando sobre sus pies—. —No es eso. Sacó una fregona y la levantó—. —Kit se preguntó por qué se sentía tan a la defensiva. Mamá que contó lo que pasó después de que te fueras de casa. —Y la mayoría de la gente sólo mueve la suciedad de un lado a otro. Por lo que fuera. ¿Hay alguna razón para que estés aquí o sólo quieres meterte conmigo? Matt se veía sorprendido por el comentario. Por favor sálvame. —¿Jugando a la cenicienta hoy? —¿Qué? Como si nunca hubieras limpiado el suelo de la cocina. Hawk planea ir a Sheridan hoy para ver si compra algo más práctico. no le 74 .sobre la encimera. —Lo conozco desde hace un par de días. fue bienvenida por el hermoso rostro de su primo Matt. —¡Hawk no es así! —Gritó Kit. Sé. Matt miró alrededor de la sala. —¿Ocupada? —Matt preguntó. —Escuché una moto venir e irse un par de veces anoche y de nuevo esta mañana.. —rió. —No sobre mis manos y rodillas. Sólo necesitaba asegurarme que estabas bien. pero rápidamente cambió su expresión. dando un paso atrás para que Matt entrara. —¿Lo conoces desde hace mucho? Porque nunca escuché que lo mencionaras antes de ahora. —Fregando el suelo.

Con un simple asentimiento. —No. pasando sus piernas por el apoyabrazos. 75 . —Hey. Sólo hazme un favor y cuídate.. —contestó. Sus sentimientos por Hawk eran suyos y no necesitaba justificarlos ante nadie. Casi he acabado mis tareas por hoy y ni siquiera es mediodía aún. —Kit esperaba que Matt dejara el tema.aceptada. Kit se dirigía de vuelta a la cocina cuando sonó el teléfono. —Yo te acepto. —Bien. —¿Cómo está yendo tu día? —Preguntó Hawk. y si necesitas algo estoy justo al otro lado del patio. Él y Rance estuvieron de acuerdo en traer a Joey al B&B para cenar esta noche. —Lo sé. ¿Qué tal tú? —Kit llevó el teléfono al sofá y se sentó. y esperaba continuar hasta que Hawk volviera más tarde por la noche. —¿Cómo fue? —Preguntó. —Gracias. —Matt se levantó y se dirigió a la puerta—.. —¿Qué sabes sobre él? —Vino de California para conocer a su hijo. Matt dejó el apartamento. —Kit sonrió. —Bien supongo. pero no es lo mismo. —Llamé a Bo esta mañana.gustaba. y me ha tratado mejor que nadie. —¿Yo? —Kit colocó las piernas en el suelo y se sentó—. Por primera vez en mi vida me siento. dejándole saber a Matt que no estaba enfadada. jugando con las puntas de su cabello. Estaba alzándose por momentos. Lo desenchufó del cargador y estuvo complacida de ver el nombre de Empresas Hawkins en la pantalla. —contestó Matt. supongo que no lo es. Quiero que tú también estés allí.

pero volveré pronto al pueblo.. —¿Dijiste ella? —preguntó. que sí. de modo. La aceptación de Hawk le dolía. Kit suspiró. ¿Te importa si me paso por allí? —Me encantaría. que pasa si pierden los papeles si se encuentran conmigo? —Ellos te mostrarán el mayor respeto o pagarán por ello. —Hawk rió—. Kit se acarició el pecho. Estoy en Sheridan. —Todo lo que dices me hace sentir deseada y protegida. —admitió. y que quería traerla.¿Estás seguro de que es buena idea? —Lo último que quería era arruinar la oportunidad de Hawk de conseguir conocer a su hijo.. Todo su cuerpo se sentía como si hubiera sido envuelto en una manta de calor—. — ¿Saben que voy? —Sí. quiero decir. — Hawk lo dijo de modo que no admitía discusión. ¿Qué talla usas? —Todavía no puedo creerme que me compraras un vestido. — 76 . creo que es buena idea. —No quiero hacerlo sin ti allí. —Sólo tengo una pregunta más. —Bien. ¿Qué pasa si van y ven. Le dije a Bo que conocí a alguien muy especial para mi. esperando a que el vendedor acabe con los papeles del coche que compré. porque sólo estoy empezando. —Miró abajo a su desteñida camiseta que se había puesto para limpiar.

Hawk deslizó su mano bajo el sujetador de media copa y acarició el pezón de Kit. —Pasó su palma por la parte de arriba de su vestido para enterrar sus dedos en su expuesto escote. Te ves increíble. Kit tendría la atención de cada hombre del lugar. saliendo del baño. y. Quiero llevarte allí. Habría algunos y lejos en medio pero saldrían. Además. —¿Es demasiado para cenar con tu hijo? —Preguntó. Aunque la parte de arriba se ajustaba a las curvas de Kit a la perfección.Kit dijo. Kit palmeó la parte de delante de los jeans de Hawk. —¿Y te gusta la idea de otros hombres mirándome? —¿Es malo que desee mostrarte? Estoy orgulloso de estar contigo. —¿Hawk? —Tienes suerte de que sólo comprara uno. No creo que lo note. la parte de abajo era bastante amplia para esconder cualquier bulto que pudiera producirse. sí. —Se adelantó para quedar delante de Kit—. —Joey tiene dos años y medio. Tenían uno que era tan transparente por arriba que no dejaba nada a la imaginación. este vestido era el más insulso de la tienda. —Podía pensar en algunos clubs donde le gustaría llevar a Kit. me gusta la idea de que otros hombres estén celosos por lo que es mío. —Nadie nunca ha estado aparentemente orgulloso de estar 77 . Ya había aprendido bastante sobre Kit para saber que ella escondía su polla con la esperanza de que pasara desapercibida. Hawk miró a Kit con su vestido jersey verde oscuro como hecho a medida y sacudió su cabeza. pero toda esa tienda se vería fantástica en ti. Había uno en la ciudad de Nueva York que le vino a la mente. Nunca he tenido a nadie a quien quisiera comprarle cosas. La polla de Hawk se endureció ante la idea de exponer a Kit a lugares donde sería realmente bienvenida. mirando su pecho mientras Hawk continuaba explorando.

—susurró. —¿Addie sabe sobre mi? —Preguntó Kit —Sí. No te había conocido. —No. —No has conocido al tipo de hombre correcto. Cattle Valley parecía un buen lugar. Hawk envolvió sus brazos alrededor de Kit desde atrás y enterró su rostro en su cuello. de modo que ni siquiera sé cómo se sentiría. ¿Por qué lo preguntas? —Hawk recogió el largo abrigo de lana de Kit del brazo del sofá y lo sostuvo abierto para ella. pero Hawk no estaba seguro de que la vida del pequeño pueblo fuera para él. Aunque sabía que quería pasar años descubriendo todo sobre Kit. ¿Estaría inquieto viviendo en un pequeño pueblo? Lo último que quería hacer era darle a Kit falsas esperanzas de que se podría asentarse en Cattle Valley. Comer en los mejores restaurantes era común para él. Dio un paso atrás y agarró su abrigo de cuero. Deslizando sus brazos en las mangas. Hawk liberó el pecho de Kit y alzó su cara para encontrar su mirada. besando la frente de Kit. Hawk la atrajo contra él. —dijo Kit sacudiendo la cabeza—. Deseaba decirle lo que realmente significaba para él. No sólo estaba a una hora de conocer a su hijo por primera vez. Kit miró por encima de su hombro.conmigo. su vida era complicada. sintiendo la dura polla de Kit contra su muslo. con los ojos medio cerrados. Había crecido viajando por el mundo. Entendía lo que quería decir. —Probablemente deberíamos irnos. Le dije a Addie que llegaríamos pronto para ayudar. pero la magnitud de lo que iba a hacer lo detuvo. —dijo. sino que estaba preocupado sobre lo que pasaría después. pero 78 . —He descubierto que es más fácil cuando la gente sabe sobre mi antes de conocerme. De ese modo no tengo que ver esa mirada de sorpresa en sus ojos cuando se dan cuenta de lo que soy.

Sé que la primera vez que me puse un vestido y amé como me hacía sentir empecé una vida de malentendidos. pero si puedo evitarlos. —intentó tranquilizarla.dolía escucharlo. ¿Surrealista? Sí. Les gustarás. y las miradas y las risitas vienen con el paquete. es más fácil. me gusta mucho. Estoy segura que cuando tenga treinta ni las risas me molestarán. —Tú eres Kit. No sería capaz de protegerla siempre de la parte más dura de la vida. Hawk aceptó la lengua de Kit como aceptaba todo de ella. Soy quien soy. Ella tenía razón. —Addie y Mel son buena gente. ¿Es malo desear siempre poder estar ahí para protegerte de lo que te hace daño? —¿Malo? No. mi Kit. —No tomes esa carga sobre ti. Creo que es más por incomodidad que reaccionan del modo en que lo hacen. Pero me gusta la idea de que siempre estés para hacerme sentir mejor después de que pase. y nunca quiero ponerte en ese tipo de posición. —Creo que la mayoría de la gente es buena. —Bajó la cabeza de Hawk para un profundo beso. —No me gusta como suena eso. con entusiasmo. De hecho. Hawk apartó el cabello de Kit de su rostro. Su reacción hacia mi una vez que se dan cuenta de que he nacido hombre no tiene nada que ver con eso. —Kit se encogió y se giró en los brazos de Hawk para mirarlo—. Eso no me paró. pero ¿qué tipo de amante sería si al menos no intentaba allanar el camino? 79 . pero le toma tiempo a mi escudo endurecerse.

—Está tan nervioso. —Es cada sueño que he tenido. Kit se encogió de hombros. —No suenas convencida. ¿no? —preguntó Addie. no es eso. No tengo duda de que volverá a ver a Joey. Hawk parece un tipo duro. Addie puso glaseado de piña sobre el jamón y lo devolvió al horno. —Lo sé. Sonrió cuando volvió a la cocina. —Si su hijo está aquí. —admitió—. Clavó un tenedor en las patatas para comprobar que estaban listas. Supongo que estoy asustada de no ser más que una conveniencia cuando venga al pueblo. —¿Por qué pensarías eso? —Preguntó Hawk desde la puerta. —Supongo. Creo que movió los vasos de agua tres veces. —Realmente te gusta. vendrá a menudo. —Kit se sentó en la mesa de la cocina mirando a Addie. Para ser honesta. pero creo que es mono. Capítulo Seis Kit observó a Hawk hacer un alboroto con la colocación de la mesa de nuevo. —No. —No pasa cada día que un hombre conozca a su hijo por primera vez. pero verle preocuparse por algo tan simple como la posición del tenedor o el plato deshace mi corazón. 80 . era obvio que disfrutaba de su trabajo. estoy segura. no sé cómo lo manejaré cuando tenga que volver a California.

seguido de Bo cargando a un sonriente niño pequeño. Si alguna vez empiezo a hacerte sentir de ese modo. Hawk estaba de pie en el salón con los brazos alrededor de Kit mientras Mel contestaba a la puerta. En el momento en que colocó la ensalada en la mesa sintió los brazos de Hawk envolverse a su alrededor. — dijo Hawk. Aunque apenas recordaba a su madre. —No sé dónde irán las cosas entre nosotros. Rance entró primero al salón. —Nunca he sido buena en deportes. Kit sonrió y se inclinó contra Hawk. golpéame en la cabeza con un bate de béisbol. La primera mirada de Hawk a su hijo le trajo lágrimas a los ojos. —Estoy feliz de que estés aquí conmigo. Kit llevó el bol hacia el comedor. había visto bastantes fotos de ella durante los años para reconocer los profundos hoyuelos a los lados de la boca de Joey. El timbre sonó cuando Hawk estaba dejando besos en el cuello de Kit. Tragó alrededor del nudo en su garganta y le dio a la cintura de Kit un apretón. Sintió 81 . — ¿Podrías poner esto en la mesa por mi? Agradecida por tener algo que hacer. —contestó ella. ni siquiera a mí. Addie le pasó a Kit un bol de ensalada ambrosía. —Yo estoy feliz de que me lo pidieras. pero nunca permitas a nadie tratarte como alguien de conveniencia.

Para calmar la situación. —Claro. Bo parecía sorprendido. Las cejas negras de Joey se juntaron y sus brazos se cruzaron delante de su pecho. un ruido fuerte llamó la atención de Hawk. Esta es mi novia. —Sí. —No toques. —Jugetes. —Bo dijo sacudiendo su dedo. Kit. Hawk llevó a Kit más adelante al salón. —No. —Gracias por venir.que su pecho se apretaba cuando Bo se sentó y bajó a Joey al suelo. —Le he traído algo. ¿Me escuchas? — Gruñó a través de sus dientes apretados. Bo miró a Kit quien había tomado asiento en la silla delante de la chimenea. —¿Novia? Hawk entrecerró sus ojos. advirtiendo a Bo que vigilara su boca. Sólo estaba sorprendido. Hawk habló a Bo con una voz que raramente usaba. —Todo bien. ¿Está bien si se lo doy? Bo miró hacia arriba a Hawk durante varios momentos antes de finalmente acceder. —¿Qué? No tengo intención de faltarle el respeto. No dijiste 82 . Se arrodilló en el suelo y recogió las bolas decorativas que habían caído al suelo de la cesta de madera de la mesa. ¿puedes traer la bolsa que dejé en el comedor? —pidió. Tan pronto como Kit salió de la sala. ¿Tienes problemas con eso? Antes de que Bo tuviera oportunidad de contestar. —La tratarás con respeto. —Kit. Hawk se inclinó y susurró en la oreja de Bo. —Bo reprendió a Joey. —Señaló a Kit—.

Le pasó la bolsa a Joey antes de mirar a Bo. Los chillidos de deleite del niño mientras luchaba para liberar el juguete rompieron la tensión de la sala. que estaba luchando para sacar el gran camión basculante de la bolsa. Kit sonrió. Girándose hacia Joey. Hawk extendió la bolsa. —Créeme. Acabando con la cena. El chico se había comido inmediatamente los pequeños trozos de jamón que Rance había cortado para él. Antes de que Bo contestara. —¿Hay alguna diferencia? —Preguntó. —dijo Joey. Era un buen recordatorio de por qué era tan importante llevarse bien con Bo y Rance. Hablaremos más tarde. Forcejeó con la alta silla. Hawk devolvió su atención a Joey. dulzura. los utiliza para sacar provecho. pero parecía haber confrontación con respecto a las alubias verdes. —De nada. —Mi madre tenía esos hoyuelos. —Gracias. Hawk no podía apartar sus ojos de esos hoyuelos. —¿Te gustan los regalos? Los grandes ojos marrones de Joey resplandecieron cuando asintió con su cabeza con entusiasmo. Kit observó a Joey. —rió Bo. 83 . —Quiero jugar con el camión. Kit volvió a la sala—.que era tu novia cuando mencionaste que la traerías. Hawk cogió la bolsa de regalo de Kit. que era un poco pequeña para él.

—No te he visto por aquí. Kit movió su vaso de agua para intentar esconder las alubias verdes dejadas en su propio plato. Joey no se lo creyó. —susurró. —No quiero ser fuerte. Matt Jeffries. —dijo Rance. pero esto no era sobre ella. Hawk extendió la mano y pinchó varias alubias en su tenedor. ¿La desaprobaban? Normalmente no se hubiera preocupado de lo que los dos hombres pensaran. Le dio un trago a su agua antes de contestar. —Kit tiene un primo que vive aquí. —Kit bajó su mano y la 84 . —Me quedo cerca de casa. —Me mudé al pueblo hace unos cuatro meses desde Arkansas. Bo se inclinó hacia Joey y señaló las cinco alubias de su plato. — Están buenas. — añadió Hawk. —Puedes levantarte tan pronto como acabes tu cena. Parecía que el tema seguiría. Las verduras te harán fuerte. Hawk susurró en la oreja de Kit. era sobre Hawk consiguiendo la oportunidad de conocer y pasar tiempo con su hijo. Joey. —¿Eres de aquí o viniste con Hawk desde Malibú? Kit había notado las miradas con que Bo y Rance le lanzaban mientras cenaban. Se las llevó a la boca y canturreó su aprobación. Una risa a su izquierda le hizo saber que Hawk había visto lo que había hecho. —¿No quieres ser grande y fuerte? —Debería haberle dicho a Addie que no pusiera alubias verdes en mi plato. —Joey hizo pucheros. Bo cambió su atención de Joey a Kit.

—¿Planeas mudarte a Cattle Valley? —Preguntó Rance. — comentó Rance. pero creo que Bo y yo nos sentiríamos mucho mejor si no tenemos que preocuparnos de que finalmente vayas tras la custodia completa. No puedo mudarme completamente ahora. Si podemos conseguir un calendario de visitas agradable. sabiendo lo que significaba para Hawk tener derechos legales con el chico. donde trabaja. buscando un poco de confort.apoyó en el muslo de Hawk. —Hawk apretó la mano de Kit. Tomarme las cosas lentamente y conocernos los tres hasta que se sientan lo bastante cómodos para dejarme tenerlo un fin de semana al mes. La afirmación hizo sentir mejor a Kit. —Conocí a Kit en el Gym. —De modo que es nuevo lo de ustedes dos. 85 . Bo y Rance cambiaron miradas. presionando sus palmas juntas. —Hawk se llevó la mano de Kit a sus labios y la besó—. pero espero poder venir al menos una semana al mes. —Hablé hoy con una agente de la inmobiliaria y le pedí que buscara un lugar para alquilar o comprar. Hawk enredó sus dedos a través de los de Kit. —¿Podemos tener algún tipo de papel legal? —Preguntó Rance—. —Absolutamente. Pero no planeo dejar que se aleje de mi. Ella se la apretó en respuesta. No es que dude de tu palabra. pondré a mis abogados en ello. —Sí. —Hawk se aclaró la garganta—. pero la momentánea expresión del rostro de Bo incrementó su inseguridad. Quiero tomarme las cosas paso a paso.

sabía que se apartaría de la situación. Kit sirvió las porciones del postre antes de sacar el helado del congelador. —¿Qué pasa? Kit le dio a Hawk un beso en la mejilla. —contestó. me apartaré. Hawk se inclinó y susurró en el oído de Kit. Bo llevó la cuchara al fregadero y enjuagó el helado 86 . —Addie hizo un pastel de cereza. Ella lideró el camino hacia la cocina. Hawk acabaría resintiéndose con ella por eso. —Bo tomó la cuchara de la mano de Kit y empezó a poner helado encima de cada pastel. —Claro. Antes de que las cosas avanzaran con negociaciones de visitas. —¿Bo? ¿Me ayudarías a sacar el postre? Addie dijo que estaba listo para nosotros en la cocina. Juega con tu hijo. y no debería ser castigado por mi. Kit sabía que necesitaba hablar con Bo.Ahí. —Puedo decir que no me apruebas. —¿Puedo preguntarte algo? —Sí. Hawk necesita pasar tiempo con Joey. ¿Quieres helado en el tuyo? —Eso suena fantástico. se rehusaba a estar entre Hawk y Joey. —Sólo vamos a por el postre. —¿Qué te dio esa idea? —Preguntó. Si ella era un problema que era inaceptable para Bo. Una vez más Kit captó esa extraña expresión en el rostro de Bo cuando la miró. —He visto el modo en que me miras. Aunque sus sentimientos por Hawk estaban creciendo a cada minuto. —empezó ella. La frente de Bo se arrugó. Y sólo necesito saber si es un problema. —Colocó la bandeja del horno en la gran mesa junto a los tazones y cucharas—.

o están incómodos con mi estilo de vida personal. —¿Viste esas? —Pues claro. Pero hasta que se acabe el resto de la cena. —Seré honesto. Sé muy poco sobre Hawk excepto que tiene reputación de playboy. Kit recogió dos de los tazones y se los pasó a Bo. —Hawk dijo desde la puerta. pero eres increíblemente hermosa. Rance y yo nos hemos aferrado a ese hecho estos días.antes de colocarla en el escurridor. no hay nada más. ¿Y las miradas durante la cena? ¿Qué razón hay? Los ojos de Bo se abrieron mucho. —Creo que te estás vendiendo barata. claramente incómodo con 87 . — ¿Debería hacer una pequeña porción para Joey? —Sí. Sé que si no tuviera a Rance en mi vida. porque supusimos que no estaría mucho por el pueblo. Ahora que tiene a alguien en el pueblo por quien parece preocuparse. Ha pasado mucho tiempo desde que alguien llamaba mi atención del modo en que tú lo haces. Normalmente cuando la gente me mira es porque intentan descubrir si soy un hombre o una mujer. —Considérate afortunado de tener a Rance entonces. Amo a Rance con todo mi corazón. su mandíbula visiblemente apretada con enfado. Kit asintió. Calculo que no soy el único que tiene esa reacción cuando te ve. supongo. Pero supongo que consigues esa reacción todo el tiempo. —Me disculpo. —Difícilmente. —Vale. no será capaz de tenerla. —Bo dijo. Cuando Hawk te presentó por primera vez como su novia me golpeó. me asusta. intentaría cada truco que he aprendido para llamar tu atención. Me pone incómodo.

pero lo conseguiré a toda costa. Tú eres con quien quiero estar. —No estoy segura de que sepas lo que estás tomando para estar conmigo. Sólo necesitaba asegurarme de que no te haría perder la oportunidad de conocer a Joey.lo que Hawk había escuchado. no dejaría que evitase que te viera. Eres un hombre con suerte. Añadirá más incentivo. —Incluso si tenía un problema contigo. pero se detuvo frente a Hawk de camino—. —No sé quién te hizo sentir que eras menos que nadie. —Estoy segura de que Addie tiene algunas virutas de azúcar por aquí. Bo sonrió. Estar en el camino de tu éxito no es una opción para mi. Empezó a abrir armarios buscando suplementos de pasteles. Hawk se presionó contra la espalda de Kit. —Lo apreciaría. Los ojos de Kit se cerraron cuando Hawk la besó. Trabajar la situación pacíficamente es la mejor solución. pero voy a hacer todo lo que esté en mi poder para cambiar eso. Kit empujó a Hawk atrás lo bastante para darse la vuelta. pero tengo la sensación de que ya lo sabes. Kit colocó sus manos en el musculoso pecho de Hawk. 88 . —¿De qué iba todo eso? —Le preguntó a Kit cuando se quedaron solos. —Se giró para salir de la habitación. Metida entre Hawk y la encimera. y lucharé con cualquiera que tenga un problema con ello. Hawk cogió el rostro de Kit entre sus grandes manos. Extendió la mano sobre su cabeza y agarró un pequeño bote de virutas de azúcar multicolores del estante. —Lo noté mirándome durante la cena. Kit encontró un pequeño bol de plástico en el armario y lo colocó en la encimera. Hawk asintió pero no dijo nada hasta que Bo dejó la habitación.

Sabía que era chovinista por calentarse ante la vista de una 89 . —susurró. Hawk se sentía como si estuviera en una nube cuando entró en la cocina después de despedir a sus huéspedes. Limpiaré aquí. Kit no pudo evitarlo. —Lo siento.Aceptó su lengua y su muslo se insinuó entre sus piernas. Si tienes un minuto. A pesar del lugar. Kit estaba enjabonada hasta los codos lavando los platos y por alguna razón la vista le quitó el aliento. —¿Vienes? —Adelántate. —No lo hagas. Hawk miró por encima de su hombre de camino hacia el salón. Una garganta aclarándose en la puerta. deseando nada más que subirse la falda y suplicar por ser follada. —Le dio un rápido beso en los labios antes de girarse—. Después de que Hawk y Rance dejaran la sala. —Vale. Avergonzada sin creerlo. me gustaría hablar contigo y con Bo sobre ver a Joey de nuevo antes de dejar el pueblo. —le dijo. Empezó a rozar su endurecida polla contra los sólidos músculos del muslo de Hawk. Kit inspeccionó el lío dejado por el helado deshecho antes de seguir trabajando. —dijo Rance. Kit miró a Hawk. pero creo que es momento de que Joey vaya a casa. —Lo siento. interrumpió la monta de Kit. —Rance estuvo de acuerdo.

Tan correcto como esto se siente. —Golpeó su cadera contra la de ella. Aunque Hawk nunca había considerado asentarse con una persona. Recogió uno de los platos de la cena y empezó a secarlo—. Colocó el plato en la encimera y cogió otro—. lo que se siente bien es estar aquí a tu lado haciéndolo juntos. por él. —Siempre he disfrutado haciendo las tareas. Creo que es por el agua cálida y el olor a jabón. —Según recuerdo. —Joey me dejó cargarlo hasta la puerta. pero honestamente no estaba seguro de cómo reaccionaría la gente superficial de su vida. Hawk acabó de secar los platos y empezó con la 90 . Kit rió. pero. Además. tienes labia. ver a Kit lavando platos era un claro recordatorio de lo que podría ser si jugaba bien sus cartas. —Me gusta. —¿Y cómo se sintió eso? —Kit preguntó con una sonrisa. —dijo. —añadió. —dijo simplemente. Mucho. y herir a Kit estaba fuera de cuestión. encontrando un trapo limpio en el cajón. —Bien. Kit le tiró un puñado de espuma a Hawk. Quería pedirle que considerara volver a Malibú con él cuando fuera el momento.pequeña cosita haciendo las tareas domésticas. —No. ¿Te quedarás aquí conmigo esta noche? —¿Les importará a Addie y a Mel? —Por supuesto que no. definitivamente podría verse construyendo un futuro con Kit. el ático está despejado de modo que puedes hacer tanto ruido como quieras.

—Mmmm. con o sin mamada. Miró su trabajo. pero mi respuesta no ha cambiado. Hawk envolvió sus brazos alrededor de Kit y la hizo rodar. Hawk se levantó con unos suaves labios alrededor de su polla. desde su culo hasta sus omóplatos—. Mirando abajo a esos grandes ojos avellana. Buenos días. Dar el control no era fácil para un hombre como Hawk. —Si tengo que decir adiós esta mañana. no había manera de que pusiera a Kit en una atmósfera negativa. No. Kit liberó su polla de su boca. pensé que te daría algo en qué pensar en tu vuelo a casa.vajilla de plata cuando Kit secó la encimera. No quiero estar allí sin ti. hermosa. — Pasó sus manos arriba y abajo del cuerpo de Kit. Durante años se había mofado de la gente que clamaba estar enamorada. 91 . —gimió. le tomó todo lo que tenía no cancelar su vuelo. enamorándose más de ella a cada segundo que pasaba. Extendió las manos abajo y agarró a Kit bajo los brazos antes de subirla encima de él. Una semana después. —No tienes que preocuparte sobre eso. Hawk decidió volar a casa y dejar la moto y el nuevo sedan en Cattle Valley. de modo que me quedaré donde estoy. ¿Has pensado en moverte a la casa? —Sí. pero perder a Kit por los imbéciles que lo rodeaban no era una opción. extendiendo la mano para apartar el cabello de Kit de su rostro—. Quizá era hora de tomarse un descanso completo de las Empresas Hawkins.

pero diez días con Kit y ya no pensaba que el amor era una hazaña imposible. Quería pedírtelo la semana pasada. Mientras se besaban. —Siempre podrías venir conmigo. puedo tratar con las pequeñas mentes y las grandes bocas del mundo. pero ahora que me enfrento a dejarte. Hawk se insinuó entre las piernas de Kit. Molió su erección mañanera contra la de Kit. Ya había tomado la decisión de empezar a limpiar su vida en Malibú. —susurró. no parece que pueda hacerlo. Sólo me preocupa el que no sea fácil para ti. La ciudad que una vez amó. ni siquiera para él. la casa de la playa. Hawk alcanzó un condón. —Porque estaba asustado de lo que alguien diría o haría para herir tus sentimientos. —No quieres decir eso. —¿Y por qué no lo hiciste? —Preguntó. El tiempo en Malibú es fantástico. —Estoy enamorada de ti. 92 . —dijo. de hecho. Hawk no contestó inmediatamente. —ofreció por primera vez. Hawk descubrió que lo quería. pero la gente puede ser snob. Apartándose del juego erótico de lenguas. ¿Qué pasaría si ponía su vida en espera más tiempo? Sus entrañas le decían que sólo dificultaría más las cosas. nada de eso le llamaba desde que había conocido a Kit. —Amaría que vinieras conmigo. quería decir eso. —Kit envolvió sus piernas alrededor de la cintura de Hawk. Kit paró de moverse. abriéndose al toque de Hawk—. Mientras te tenga cerca. —Cerró la distancia y metió su lengua en la boca de Kit. —No quiero dejarte. pasando sus dedos por el culo de Hawk. —Pues no lo hagas.

enviándola a las estrellas. —También te amo. Aunque la idea de tomar el sol en la playa en nada más que un tanga de bikini le apetecía. intentando decidir qué dirección amaba más. —gritó. todos los pensamientos del futuro se apartaron cuando su cuerpo respondió al toque de Hawk. Kit enganchó su antebrazo bajo su rodilla y deslizó su rodilla. —Siempre estaré a tu alrededor. las miradas y risas por lo bajo de quien pasara no. Es más que eso. pensó. La sensación dual pasó por el cuerpo de Kit en un instante. Se corrió en un instante. Su trabajo en el Gym significaba el mundo para ella. un principio para ella. Tenía que considerar la posibilidad de que los dos pudieran construir una vida juntos. —Más duro. Kit empujó sus caderas adelante y atrás entre la mano y la polla de Hawk. Estaba empezando a sentirse cómoda en Cattle Valley. abriéndose más al duro y rápido ritmo de Hawk. Se puso en cucharita detrás de ella y metió un brazo bajo ella. De repente no era sobre el futuro inmediato. Cerró sus ojos y dejó que las palabras de Hawk pasaran por ella. Kit se agarró bien mientras Hawk empezó a moverse dentro y fuera de ella. dejando su mano libre para ahuecar su pecho. su 93 . Hawk se enterró hasta la empuñadura en una embestida poderosa y apretó la corona de la polla de ella. Hawk posicionó la corona de su polla en el agujero de Kit y lentamente entró en ella. y sus amigos de aquí. —dijo antes de deslizarse hasta la empuñadura. ¿Con qué acababa de estar de acuerdo? No tenía asuntos siguiendo a Hawk a Malibú. Hawk se apartó y posicionó a Kit a su lado. Cuando Hawk envolvió su mano alrededor de su polla. —susurró en su oreja antes de entrar desde atrás.

Kit liberó su pierna y cubrió la mano de Hawk que estaba en su bajo estómago. —¡Oh. —¿Puedes verte realmente viviendo en Cattle Valley? Le tomó a Hawk varios momentos contestar. Mirando al hermoso rostro del hombre que amaba. —Hawk apretó el pecho de Kit—. pero haré lo que tenga que hacer por ti y Joey. y la polla de Hawk se deslizó de su cuerpo. Se sacó el condón y lo ató antes de tirarlo en la papelera junto a la cama. Mientras seamos capaces de volver a Cattle Valley una semana al mes. no estaba cerca de tomar una decisión. —¿Todo el tiempo? —Sí. lamiendo hacia arriba como si no pudiera tener suficiente de ella. menos un estilo de vida. joder! —Hawk gritó cuando se corrió. —dijo honestamente—. —¿Qué pasa si voy contigo a Malibú y lo odio? —Nos mudaremos. Cuando su respiración empezó a volver a la normalidad. ¿Dónde te gustaría vivir? —Donde puedas ser feliz. Es tan simple como eso. Escoge un lugar. el ritmo lento me preocupa. Nunca había tenido a nadie que le diera más que un asiento en el autobús. pero visitas una vez al mes 94 . Kit estaba sorprendida por la respuesta de Hawk. voy a cualquier lado contigo. Podemos vivir en cualquier lugar del planeta. —No voy a mentir. Ella gimió cuando él se inclinó y lamió el semen de su pecho. Hawk empezó a distraerla metiendo la punta del dedo en el pequeño camino de semen secándose de su cadera y lo usó para pintar sus pezones.cuerpo temblando por la fuerza de su orgasmo. Kit rodó sobre su espalda. Me gusta estar aquí. y yo te seguiré.

—¿Entonces qué estás diciendo? ¿Empezamos nuestra vida juntos en Malibú y vemos el camino por el globo desde allí? Kit de repente tuvo un ataque de dudas. — Te amo. —Supongo que entonces nos vamos a Malibú. pero realmente me gustaría ir a casa contigo cada día.probablemente sea bastante siempre que te tenga conmigo el resto del mes. Puedo hacer lo de una semana al mes un tiempo si no estás listo. Hawk presionó sus labios contra los de Kit cerrando su boca. 95 . también. Barrió el interior de su boca antes de apartarse. Sabes que estaré bien mientras vuelves a Malibú si es lo que quieres. No tienes que preocuparte de que esté con alguien mientras estás fuera o algo. —Sólo si estás seguro. Eso no cambiará si decides quedarte aquí.

Hawk entró en el espacioso vestidor. pasado en una sala de reuniones intentando negociar el futuro de Empresas Hawkins. —llamó Kit desde el vestidor—. Había sido un día infernal. pero el vestido apretado. Hawk dejó su maletín abajo e intentó determinar de dónde venía la risa. Sacándose su corbata mientras saltaba a la escalera flotante. El hecho de que tuviera una celebridad en casa no desconcertó a Hawk. ¿Qué estaba haciendo Brac Riesling aquí? Sabía que su vecino se había convertido en un amigo cercano de Kit pero eso no explicaba por qué las risas venían del dormitorio. —contestó. Sentado en la silla delante de Kit estaba una de las estrellas de telenovela más caliente de Hollywood. —Brac contestó sin mover sus labios mientras Kit aplicaba pintalabios rojo oscuro. —¿Kit? —Llamó. — ¿Están aquí? —Aquí atrás. Le estoy poniendo maquillaje a Brac. el maquillaje y la larga peluca negra sí. —¿Tienes algo que decirme. 96 . Hawk finalmente reconoció la otra voz de la casa. Brac? —Sólo que tengo un nuevo respeto por Kit y por lo que pasa cada día para verse tan hermosa como es. Hawk entró en el dormitorio y miró alrededor. Capítulo Siete La risa que encontró Hawk cuando atravesó la puerta principal fue un largo camino para bajar su presión sanguínea. Después de tirar su chaqueta y corbata a la cama. —Aquí arriba.

El vestido que obviamente había comprado para la ocasión apretaba fuerte su pecho. Incluso con los falsos pechos que tenía rellenos en el sujetador. —Como dije. —Kit regañó a su amigo. debería añadir. Aunque Brac clamaba que su cabello largo era necesario para su personaje en La Cueva 97 . ¿no? —Brac le preguntó a Hawk. pero tu cuerpo no está constituido como el de una mujer. El director no cree que Brac sea bastante guapo para interpretar a una drag queen. Brac miró a Hawk por primera vez. —No ante Gregory Moore. —¿Qué opinas? —Creo que es algo bueno que La Cueva del Pirata todavía esté arriba en popularidad. —contestó honestamente—. porque. —Brac apretó para dentro su estómago y se puso de lado—. Un cuerpo ante el cual babean tanto hombres como mujeres alrededor del mundo. no había equivocación con el duro y musculoso cuerpo de debajo. —Lo siento. —dijo Hawk—. —No eres gordo. Brac se levantó en tambaleantes tacones y estudió su reflejo en el espejo del-suelo-al-techo. Vamos a probarle que está equivocado. compañero. —Lo sé. pero lo parezco. eres hermoso. —Kit se acercó para recibir a Hawk con un beso—. No es que no seas bastante guapo. maldición. —Acabado. Habrá otros papeles. hombre. Brac se quitó los altos tacones antes de quitarse la peluca para revelar su masa de rizos marrón brillante hasta la altura de los hombros. tienes cuerpo de hombre. Brac mañana tiene una audición para una película. Me veo gordo.

Hawk sabía que el hombre formó al personaje y no al revés. —Tengo dinero. déjame llevarte a comprar. —Calla. ¿Dónde quieres ir? —A ningún sitio. refiriéndose al abrupto cambio de humor de Kit. Hawk la agarró por el brazo y le dio la vuelta. algo que odiaba hacer. dejando a Hawk y Brac solos. —Hawk levantó a Kit más alto hasta que pudo envolver sus piernas alrededor de su cintura—. —No hay demostraciones gratis para Brac. Hawk no pudo evitar sonreír. Tengo bistecs en la nevera. Infiernos. —¿Qué fue eso? —preguntó Brac. Se había visto forzado a utilizar la carta de Joey. retorciéndose en los brazos de Hawk—. —dijo Brac. como mínimo ya no se sentía mal por dejar que Hawk la mantuviera. —Acabo de malgastar trescientos billetes. Kit finalmente había estado de acuerdo en tener la libertad de pasar una semana de cada mes en Cattle valley. —Por qué no sales de ese vestido y me dejan llevarlos a cenar. 98 .del Pirata. —La próxima vez. Kit había estado en California dos meses y todavía se rehusaba a comprar en Rodeo Drive. dulzura. ¿Por qué no nos quedamos en casa y hacemos la cena en el patio? —Dejó el vestidor sin otra palabra. Kit rió y empezó a quitarse el suave vestido de playa amarillo. Kit jadeó. Podría haber encontrado el mismo conjunto por menos de cien. — ofreció Hawk. —se burló Brac. —dijo. sacando a Hawk de sus pensamientos.

Kit y Brac habían cometido el error de salir a tomar un café juntos. Brac palmeó a Hawk en el hombro. Kit había estado devastada. también. —Les dije a los dos que no doy una mierda por eso. Brac dejó caer el vestido al suelo. ¿Te importa? —Eres el único amigo real que tiene aquí. Jodido periodista. Se puso unas bermudas que se veían como si tuvieran diez años y se puso una desteñida camiseta negra por la cabeza. —Hawk le dijo a Brac. — Hawk sacudió su cabeza—. —Recién comenzada su amistad. Hawk se pasó las manos por la cabeza. —Me daré una ducha mientras ustedes dos hablan. —No quiere ser fotografiada contigo de nuevo. 99 . Una cosa que Hawk podía decir sobre Brac era que no era presuntuoso. La semana siguiente una foto salió en una de las revistas de cotilleos sobre Brac Riesling con la compañía de un nuevo transexual. —Gracias. pero pronto había quedado claro que Brac se sentía atraído por machos alfa musculosos como él mismo. y Brac había recibido un tirón de oreja de su agente por la foto. —dijo Brac. —Brac se giró y señaló la cremallera del vestido—. hombre. —Quítame el sujetador. y no quiere que nada te avergüence. El hombre estaba en uno de los programas más calientes de la tele y todavía conducía un Prius de hace tres años. Había tenido algunos momentos de celos cuando se trataba de Kit y Brac. —Debería hablar con ella. ¿quieres? Hawk desabrochó el sujetador y observó los falsos rellenos caer al suelo. No es como si estuviera en el armario o algo.

—No quiero hablar sobre ello. Brac era el mejor amigo que había tenido nunca. —¿Necesitas ayuda? —Brac preguntó. Kit sacó varios vegetales que había comprado en el mercado de granjeros de Santa Monica. Brac la había aceptado inmediatamente. Brac sacó un cuchillo del bloque de madera de la encimera y se unió a Kit en la mesa. Eres la única persona en california que me trata como Simon Hostetler y no Brac Riesling. Si crees que voy a esconder mi amistad contigo sólo porque hay algunos imbéciles tomando fotos de cada movimiento que hago. estás equivocada. —Me preocupo demasiado por ti para sentarme y ver a esos buitres aprovecharse de ti como antes. —Puedes agarrar un cuchillo y pelarla por mí. —Sabes que no doy una mierda sobre lo que la gente diga de mí. Una vez que los bistecs estuvieron marinándose. —Pero necesitamos hablarlo. Kit señaló la calabaza. 100 . Llevó un bol a la mesa y quitó las pieles de las dulces patatas primero. ¿verdad? Kit sabía dónde iba la conversación. entrando en la gran cocina abierta. Aparte de Hawk. y nunca sería capaz de agradecérselo bastante. —Brac le quitó el cuchillo a Kit antes de poner su mano en su mejilla—. No desde la primera vez que Kit fue consciente sobre ser ella misma.

Hawk entró en la fresca habitación desde la ducha y se paró en la puerta. Lo sacó de su bolsillo. Infiernos. Estoy perfectamente feliz siendo tu amiga detrás de las puertas cerradas. —Cariño. le sonrió. Lo único bueno era el hombre que amaba y el amigo que había hecho. es tan cabezota como guapa. Antes de que la conversación pudiera avanzar más. — Hawk siguió y se inclinó para darle un beso a Kit en la frente—. —Vete. Kit hizo rodar sus ojos y apartó su mano. —No te estaba insultando. ella odiaba Malibú. Kit devolvió su atención a los vegetales. Kit ladeó su cabeza. pero no me harás cambiar de idea. al menos deberías darme un beso apropiado primero. 101 . —Dices eso como si no amaras ser tratado como Brac Riesling. Te necesito en mi vida. Mi encanto solo llegó hasta aquí. —dijo Brac. —Es Hal. Además.Necesito eso. solamente constatando un hecho. —Si vas a insultarme. La esquina de la boca de Brac se alzó en una sonrisa pícara. ¿Te importa si hablo en la otra habitación? Kit hizo señas para que se fuera. Hawk selló sus labios sobre los de Kit y cosquilleó su lengua con la suya. el móvil de Brac sonó. puedes hablar hasta ponerte azul. odiaba todo el área. quizá puedas meterle algo de sentido. La verdad era. —No negaré que tiene sus ventajas. Rompiendo el beso. pero casi me perdí a mí mismo antes de que llegaras a la ciudad. —¿Es seguro entrar? —Sí. —No es posible. Se alzó de su silla y sacó la tabla de cortar antes de unirse a Brac.

Una vez que Brac estaba fuera de la habitación, Kit se
levantó y envolvió sus brazos alrededor de Hawk. —¿Cómo
ha ido tu día?

—Largo, —refunfuñó. Se sentó en la vacía silla de Kit
y la atrajo a su regazo—. Les dije que dejaré mi cargo a
finales de junio.

—Para eso sólo faltan tres semanas. ¿Estás seguro de
que estás listo para esto? —Preguntó, pasando sus dedos a
través del cabello mojado de Hawk.

—Ya no es divertido.

—El trabajo no se supone que sea divertido. Es por
eso que lo llaman trabajo no juego, —le recordó ella.

La mano de Hawk se deslizó bajo el dobladillo del
vestido de Kit. —Preferiría estar aquí contigo.

Kit separó sus piernas cuando Hawk tocó la piel de su
muslo interno. —Mantén un ojo en la puerta, —advirtió,
extendiendo sus piernas.

Los dedos de Hawk rozaron la ropa interior. —A Brac
no le importa lo que la gente dice de él, ¿sabes?

—Quizá a él no, pero a mí sí. —Aunque le gustaban
las cosas que Brac había dicho a la prensa sobre ella,
odiaba que hubiera tenido que ponerse en una posición
defensiva por su amistad en primer lugar—. Él significa
mucho para mí.

—Lo sé. —Hawk colocó su mano en la nuca de Kit y la
atrajo para un beso—. Estaría celoso si el hijodeputa no me
gustara tanto.

—Nunca tendrás que preocuparte por Brac. Nunca me
enamoraría de nadie que tuviera las pestañas más largas
que yo.

102

—Es bueno saberlo, —dijo Hawk, dándole a la polla
de Kit un apretón gentil a través de la ropa interior.

Brac entró en la habitación, y Kit podía decir
inmediatamente que algo iba mal. —¿Está todo bien?

Brac miró su teléfono todavía en su mano y sacudió
su cabeza. —Uno de los extras de La Cueva del Pirata
presentó una denuncia por acoso sexual al estudio. Dice
que le dije que si no salía conmigo haría que lo despidieran.

—Eso son idioteces, —dijo Kit. Empujó la mano de
Hawk antes de levantarse—. El estudio no cree al tipo,
¿verdad?

Brac metió su teléfono en el bolsillo antes de envolver
a Kit en un abrazo. —Maldición. Te quiero. Ni siquiera has
parpadeado antes de defenderme.

—Mírate. Todo el mundo con ojos sabría que no
necesitas chantajear a nadie para que salga contigo. —Kit
besó a Brac en la mandíbula.

Liberando a Kit, Brac caminó hacia la nevera y agarró
una cerveza. —El estudio está tomándose la alegación
seriamente. Según Hal, van a grabarme unos días mientras
investigan la denuncia.

—¿Pueden hacer eso? —preguntó Hawk.

—Alguna estúpida cláusula en mi contrato dice que
pueden. —Brac tomó un sorbo de cerveza—. Jodidos.

Kit se mordió el labio. Aunque Brac estaba actuando
de forma brabucona, Kit sabía que estaba actuando. Se
sentó en el regazo de Hawk, buscando de nuevo el confort
que sólo él podía darle. —¿La prensa ya lo sabe?

—No lo sé. Hal dice que ha estado al teléfono con Ike
toda la tarde. —Brac tiró la botella vacía en la papelera de
reciclaje antes de coger otra—. ¿Te importa?

103

—No, pero ¿estás seguro que emborracharte es la
respuesta? —Hawk preguntó.

—No estoy buscando respuestas. —Brac se unió a
ellos en la mesa —. Se van el viernes a Cattle Valley, ¿no?

—Sí. —Kit odiaba dejar a Brac solo—. Quizá deberías
venir con nosotros. Quizá es el momento perfecto para salir
de la ciudad unos días.

—Quizá. —Brac le dio varios tragos a su cerveza—.
Primero necesito descubrir quién es el imbécil que ha
puesto la denuncia.

—¿Quieres decir que no lo conoces? —Preguntó
Hawk.

—El nombre no me es familiar, pero hay muchos
extras en el equipo. Le pedí a Hal que me consiguiera una
foto del tipo. Quiero ver el rostro del hombre que intenta
arruinar mi carrera.

—Seguramente el estudio recibe demandas como
esta todo el tiempo. ¿Por qué crees que arruinará tu
carrera? —Preguntó Hawk.

—Porque el tipo dice ser hetero. Hal cree que puso la
demanda como primer paso para un juicio. Es bastante
difícil para un actor abiertamente gay conseguir trabajo en
esta ciudad, pero si el público cree que chantajeo a
hombres hetero para que duerman conmigo...

—Ouch. —Kit extendió su mano y entrelazó sus dedos
con los de Brac, ofreciéndole apoyo. Ella deseaba que
hubiera algo más que pudiera hacer.

Brac le dio a la mano de Kit un ligero apretón antes
de soltarla. —¿Les importa si dejamos la cena para más
tarde?

—No. —Miró a la comida sin cocinar—. ¿Pero estás

104

sabiendo que estaba en desventaja numérica. debería probarles que no necesito chantajear a nadie para conseguir un trozo de culo. —¿Por qué no cogemos un avión esta noche? Los tres podríamos estar en Cattle Valley a medianoche. Kit miró a Hawk. —Kit le recordó. El hecho de que Brac estuviera planeando salir con la intención de follarse a un extraño la asustó. —Iré a Wyoming con ustedes. Brac se inclinó y besó la frente de Kit. Kit estaba dejando el spa después de un largo día de mimos cuando un hombre la detuvo. —Nos vamos el sábado por la mañana. Si voy a ser perseguido por la prensa.seguro de que quieres estar solo? —¿Quién dice nada sobre estar solo? —Brac guiñó el ojo—. Kit había hablado con Brac sobre sexo. y sabía que no le gustaba empezar a salir con alguien al azar. —dijo Brac. 105 . Era una afirmación muy reveladora. pero déjame ocuparme de algunas cosas aquí primero. —Hawk le susurró a la oreja. Kit suspiró. —Tampoco lo es follarse a un extraño. acabándose su cerveza. —Huir no es la respuesta. —Déjalo ir. —Eres el tipo que vi en Entertaiment World esta mañana.

Espera. Kit llamó a Hawk. En el momento en que estuvo en el coche. Notó algunos fotógrafos haciéndole fotos e inmediatamente salió de allí poniendo el teléfono en altavoz. de modo que no tenía ni idea de lo que el hombre hablaba. —dijo Hawk. —Necesito que te encuentres conmigo y Brac en la pista de aterrizaje ejecutiva. 106 . —¿Qué pasa? —preguntó. —¿Por qué hay gente intentando sacarme fotos? — Preguntó. Tienen fotos de todo. No había encendido la televisión antes de salir de casa. circulando por el tráfico. —Hey dulzura. —Eres uno de los hombres de Brac Riesling. Cuando sus manos empezaron a temblar. Es un jodido lío. ¿no? Kit tragó. los tres en la cocina. —La historia se rompió. —dijo. —Kit escuchó voces de fondo—. — contestó Hawk. —¿Perdona? —Kit mantuvo su bolso sobre su hombro. no son sólo las denuncias de acoso de lo que la prensa habla todo el día. ¿Qué infiernos pasaba? —¿Todavía estás ahí? —Hawk preguntó. Kit se puso a un lado de la carretera. y lo único que puedo hacer es sacarlos a los dos de la ciudad cuanto antes. yo a su lado mientras se cambiaba de ropa. su buen humor evaporándose. ¿qué pasa? —Evidentemente había un fotógrafo fuera de casa ayer. Kit miró alrededor mientras esperaba a que Hawk volviera a la línea. —Hawk. Brac de drag. he estado intentando llamarte. —Disculpe. empujando al hombre.

—le informó. Kit no lo sabía pero era bueno escucharlo. cosita dulce? —Preguntó Rio. —¿Es posible esconder a alguien de la prensa en Cattle Valley? —Claro. qué está 107 . —Llegaré en unos veinte minutos. Había pasado por cosas peores pero esto era diferente. —Haría cualquier cosa por ti. —¿Cómo va el negocio? —Bien. Kit giró la esquina. Tengo un problema. lo sabes. Kit respiró varias veces antes de devolver el coche a la carretera. lo está llevando bastante bien. —¿Cómo está Brac? —Créelo o no. y esperaba que pudieras ayudarme. No has hecho nada malo. —Dile a Brac que lo siento. Está asustado de que intentes culparte a ti misma de nuevo. el pueblo rompió filas malditamente rápido. contestó Rio. Nos iremos tan pronto como llegues. Quería discutir pero sabía que no conseguiría nada cuando Hawk estaba en modo protector. —No lo haré ni tú tampoco. —empezó. ¿Cómo te va. —El Gym. Después del colapso de las gradas. ¿Cuál era el punto de vivir la vida que deseaba si arruinaba el futuro de la gente que amaba? —Estamos yendo al aeropuerto ahora. ¿Por qué. —Colgó y llamó a alguien que pensó que podría ayudar a Brac. —Nada bien. Los dos estamos preocupados por ti. Aunque sus actividades de la noche anterior eran completamente inocentes. Kit sólo podía imaginar las historias que los sensacionalistas estaban dando.

Subió al avión sabiendo que probablemente no volvería a poner un pie en California. la instó a salir del camino para que Brac pudiera salir del avión. Hawk no creía que estuviera aquí por él. —Somos amigos. Para cuando llegó al aeropuerto. Rio estaba junto a Ryan y un hombre que Hawk no conocía. Rio fue el primero en alcanzarlos. Te debo una. Kit se unió a Hawk abajo de las escaleras y le sonrió. Rio estaba en el asfalto cuando el Citatios X paró para parar en la pista de aterrizaje privada de Asa Montgomery. Hawk fue el primero en bajar del avión. Extendió la mano para Hawk para un sólido apretón antes de abrazar a Kit. — 108 . Hawk gruñó. Rio no sólo estuvo de acuerdo en ayudarla. Odiaba no haber sido capaz de proteger a Kit de los hirientes y maliciosos periodistas. Rio rió. —Kit colgó y metió el teléfono en su bolso. sino que había prometido hablar con Ryan sobre envolver al departamento del sheriff si era necesario.pasando? Kit le contó a Rio lo que había pasado. —Lo recordaré. Aunque Ryan había sido amistoso con Hawk los últimos dos meses. No le debes nada a los amigos. Como dijo. —dijo—. —Gracias. —La caballería está aquí. Con una mano en la espalda de Kit.

—Pero es la primera vez que recibo una llamada problemática de ti. —Ahora que todo el mundo ha sido presentado.Feliz de que estés a salvo. —Aprecio la bienvenida. —Este es el ayudante del sheriff Al Jessup. adelantándose para estrechar la mano de Hawk. —Brac saludó. —Ryan le pasó a Brac un trozo de papel. Hawk se unió a Kit y Brac en los asientos traseros del SUV de Ryan. —dijo Ryan. con la mano extendida. —Encantado de conocerte. vamos a llevaros a los tres a casa. Kit golpeó a Rio en el hombro. Hawk ondeó su mano cuando el ayudante adelantó a Ryan. pero Al Jessup finalmente le devolvió el gesto. Los dos hombres parecieron medir al otro antes de acabar el apretón de manos. Brac se unió a ellos y estrechó la mano de Ryan y Rio. llámalo. Rio sacudió su cabeza y colocó a Kit sobre sus pies. —Hacemos el mismo viaje cada mes. Imagino que ha sido un día largo. Le tomó varios momentos. —dijo Ryan. Espero que no estén perdiendo el tiempo y nadie piense en buscarme aquí. pero es bueno saber que alguien mantiene un ojo fuera. tonto. Era muy apretado. Si tienes algún problema mientras estés aquí. —remarcó Hawk. —Ha sido como un oso desde que Kit llamó. 109 . —Es muy callado. Ryan dio un paso atrás y le indicó al hombre con pinta de gruñón que se adelantara. liderando el camino al pequeño aparcamiento junto a a pista de aterrizaje. pero no tenía sentido hacer que dos coches fueran al mismo sitio.

—No te preocupes por ello. —Entonces deberías empezar en la estación de bomberos. Hawk envolvió un brazo alrededor de Kit y la atrajo más cerca. Esos chicos están obsesionados con La Cueva del Pirata. puedo usar interacciones positivas. Me sentiría mejor si Brac no tuviera que quedarse en casa mientras estemos fuera. —dio Ryan. —Ryan dijo riendo. Hawk no culpaba a Brac por preocuparse. y Brac parecía más enfadado con las cámaras invadiendo la privacidad de Kit que la suya. Hawk y yo iremos por la mañana al Rancho Back Breaker para ver a Joey. 110 . Kit era conocida por interiorizar las reacciones de la gente contra ella. Créeme. pero no es para una pequeña charla. pero La Cueva del Pirata es tan popular aquí como en cualquier parte. —¿Crees que Brac tendrá algún problema en el pueblo? —Preguntó Kit—. Creo que a Kit le preocupa que me ataque la multitud si voy por la calle. Decidimos que sería mejor intentar esconderlo de reporteros. No importaba lo que le tomara. —¿Hablas de la gente del pueblo o de periodistas? — Rio preguntó—. Había hablado con Brac sobre los reportajes televisivos. Estamos en medio de ningún sitio. —Jessup es un buen hombre para tener a tu lado. Hawk nunca pondría a Kit en una posición como la que acaban de escapar. y Hawk no tenía duda de que la mujer que amaba se estaba culpando por los problemas actuales de Brac.

Ella quería sacar el tema la noche anterior. Desde que dejó su casa después de la graduación. ha sido pillado. vestido raro. —Hawk murmuró. pero Hawk había insistido en que durmieran un poco. Capítulo Ocho Kit se levantó en los brazos de Hawk. —Eso sigues diciendo. Respirando la esencia única de Hawk. Estoy sorprendida de que quieras ser visto conmigo. Kit ladeó su cabeza y colocó su mandíbula en el pecho de Hawk. —dijo. —No vuelvas a decirme nunca algo como eso de 111 . ¿Pero por qué los que amaban debían sufrir tanto para que ella se sintiera a gusto en su propia piel? ¿Quizá el amor de Hawk sería suficiente para hacerla feliz? —Deja de pensar tanto. pero es mi foto en todas las revistas con quien Brac. sonriéndole—. Giró su cabeza y enterró su rostro contra su pecho. Empezó a hablar pero cerró su boca ante la expresión en el rostro de Hawk. Hawk ni siquiera había mencionado lo que la mala publicidad podría hacer a sus negocios. Kit empezó a preocuparse. Se acurrucó más cerca del hombre de sangre caliente de sus sueños y miró la pared. No tienes la culpa. nunca consideró volver a su antiguo estilo de vida. Hawk se sentó tan rápido que casi le causa un traumatismo a Kit. —¿Cómo lo sabes? —Respiras diferente cuando estás estresada por algo. su voz pesada por el sueño.

extendiendo sus brazos señalando alrededor de él—. 112 . Me dijo que eras la única verdadera amiga que tiene desde que se mudó a California. Me molestó un poco que no me incluyera a mi. —El enfado de Hawk pareció desinflarse de una vez. No doy una mierda por lo que piense cualquiera fuera de esta habitación sobre nuestra relación. pero sé que hay algo especial entre ustedes. ¿pero crees que cambiará de idea si pierde su trabajo? —Preguntó. apuntándola con su dedo—. Me he roto el culo para probarte cuánto te amo por quien eres. —¿Quién infiernos está sufriendo? —Preguntó Hawk. —Lo es. pasándose los dedos por el cabello. —Hawk apartó la manta y salió de la cama. me prometí que nadie pasaría por lo que ella pasó por el modo en que soy.. —Hawk sonrió—.. —Sé que Brac no me culpa. —Eres todo lo que sabía que necesitaba. Mientras su amistad sea platónica. y necesito que eso sea bastante para ti. Y cuando me fui de casa. Y mi vida está mucho más llena contigo en ella. —dijo Kit. Kit se sentó sobre sus talones. Es sólo. —No entiendo cómo puedes cuestionar mi deseo de estar contigo. —No. Miró a Kit con lágrimas en los ojos—. Apartó su cabello de su rostro amorosamente antes de ahuecar su mejilla. Hawk empezó a pasear a través de la habitación.nuevo. Te amo. —¿De verdad? Hawk suspiró y se acercó para sentarse en la cama junto a ella. Porque que seas como eres me hace más feliz de lo que nunca he sido en mi vida.la última persona que quiero que sufra por mi es mi madre. —Hawk se estiró en la cama y atrajo a Kit a su lado—. alzándose sobre sus rodillas—. su rostro estaba tan rojo que Kit se preocupó de que tuviera un ataque al corazón. —le advirtió.

He estado pensando mucho en eso últimamente. Hawk embistió con sus caderas. —¿Es eso una insinuación? Kit extendió la mano hacia la mesita de noche y sacó el tubo de lubricante del cajón.puedo tratar con que otro hombre te quiera. —Hemos hablado sobre tu amor por la ciudad. —Volveré para poner la casa en venta. Dudaba que se hubiera dado cuenta de que lo estaba haciendo. y creo que hay algo en este pueblo que te da esa sensación de pertenecer a un sitio que no sentías en Malibú. — Tenemos que estar en el Back Breaker en dos horas. 113 . pero mientras tengamos libertad para viajar cuando queramos. Kit extendió la mano y acarició las bolas de Hawk. Los dos eran una pareja perfecta dentro y fuera de la cama. Lo importante para mi es mantenerte a salvo y feliz. Una rápida mirada al reloj le dijo que su tiempo se acababa. Kit deslizó su culo adelante y atrás sobre la polla de Hawk. estaré bien. —Suplicaré por ello si necesitas que lo haga. —Tienes razón. Dejaron de usar condón después de la visita de Hawk al doctor en Malibú. viajando de uno al otro. —¿Te enfadarías si decidiera quedarme aquí un tiempo después de que tengas que ir a California? Hawk empezó a trazar diseños invisibles en los pechos de Kit. Kit rodó encima de Hawk y se sentó. Creo que los dos sabemos que no serías feliz aquí todo el tiempo. Amaba el modo en que Hawk automáticamente extendía sus piernas para que lo tocara. Sostuvo el lubricante y sonrió. Las manos de Hawk continuaron acariciando y pellizcando los pechos de Kit mientras hablaba.

Si ella se corría no habría duda de que Hawk se saldría. Resbalaba una gota de presemen en su pulgar. Kit descansó su mejilla sobre la almohada y miró a Hawk cuando chocó con ella de 114 . —gruñó. —Te amo. Kit envolvió la base de su polla y aplicó presión. Hawk se salió y palmeó su cadera con la mano. pero como mínimo finalmente creía que estaba con el hombre que siempre había estado destinada a encontrar. Hawk la atrajo contra su pecho y rodó encima de ella. No había duda en su mente de que las siguientes semanas serían duras. —Créeme. Con su culo en el aire. Kit entusiasmadamente chupó la lengua de Hawk dentro de su boca. y quería más. Hawk capturó el dígito y lo chupó en su boca cuando reemplazó sus dedos con la cabeza de su polla. —Hawk gruñó. Deslizó las piernas de Kit y las subió encima de sus hombros antes de moverse para un beso. —Fóllame duro. —Tomó el lubricante de Kit y lo untó en su polla antes de enterrar sus dedos dentro de su agujero. nunca tendrás que suplicarme que te folle. dulzura. Hawk rompió el beso y le mordisqueó su labio inferior. Kit empezó lentamente a acariciar su propia polla. Kit sacó su pulgar y pintó su pezón con la saliva de Hawk mientras seguía apretando y acariciando su polla. enterrándose hasta la raíz. deslizó su mano en la boca de Hawk. —susurró contra su boca. Los ojos de Kit se pusieron en blanco cuando puntualizó el sentimiento con varias duras embestidas dentro de su cuerpo. — Date la vuelta. Gritando el nombre de Hawk. —Maldición. Mirando a Hawk a sus hermosos ojos verdes. necesitando cada pulgada de amor y pasión que el hombre tenía para ofrecer.

Hawk se movió para ahuecar y apretar sus balanceantes pechos mientras continuaba el asalto a su culo. —Oh. rodó sobre su espalda. Amaba que Hawk pudiera ser tan gentil con ella un momento y todavía sentir que no necesitaba contenerse en la cama.nuevo. A pesar de sus jadeos. Hawk contestó con varios gruñidos fuertes mientras continuaba empalándola. —Buena llamada para despertar. Síiiii. añadiendo a ambos un estado de disfrute. Hawk se tragó cada chorro de semilla antes de colapsar con su mejilla sobre el bajo estómago de ella. esperando durar bastante para lo que sabía que Hawk tenía en mente. Kit continuó pellizcándose la base de su polla. Kit jugó con las negras hebras del cabello de Hawk mientras él continuaba tocando con la punta de su lengua la sensitiva cabeza de su polla. Ella y Hawk nunca habían sido 115 . Su posición causaba que sus bolas golpearan contra el saco de Kit con cada embestida. —Necesito correrme. —Espera. —Hawk empujó dos veces más antes de gritar su nombre al techo con la fuerza de su orgasmo. alzándose para apoyarse en sus antebrazos. Mientras ambos luchaban por recuperar el aliento. —gritó. —advirtió ella. La habitación se llenó con los sonidos de los golpes de carne contra carne combinado con los gritos de placer de ambos. Kit empezó a reír. Hawk se tragó su polla momentos antes de que Kit erupcionara. En el segundo en que la atrajo hacia él. Liberando las caderas de Kit. —dijo Brac desde el pasillo.

Desde el porche. Les había interrumpido a ella y a Hawk varias veces sin parpadear. lo 116 . Hablaba de algo más que sexo. —Sí. Hawk gruñó en respuesta. Hawk observó a Kit empujar a Joey en el columpio. —Hawk advirtió—. Hawk miró a Bo. Hawk estaba bastante cómodo alrededor de Brac para besar y buscar a tientas a Kit en ocasiones con su amigo en la misma habitación. —dijo ella. Tiene bastantes problemas ahora sin ti intentando que eche un polvo —Brac no tiene problemas para echar polvos.amante silenciosos pero nunca habían tenido que preocuparse de ser escuchados por un huésped. —Quizá Brac será capaz de encontrar a un buen tipo en el pueblo. Es bueno verla sonreír de nuevo. —No hagas de celestina. —Ups. —Ha tenido un par de días duros. —comentó a nadie en particular. Como mínimo sabía que los sonidos que hacían mientras hacían el amor no molestaban a Brac. sorprendido por la admisión. Quizá si ella encontraba a alguien bueno para Brac encontraría un modo de que se quedara por Cattle Valley después de que la tormenta con la prensa se hubiera calmado. —dijo Bo. —Los ojos de Kit se cerraron cuando Hawk se levantó y entró en el baño. —Es buena con él.

—Planeamos hacer de Cattle Valley nuestra casa a partir de ahora. Joey tiene tres padres y un pueblo lleno de tíos. —¿Quizá una noche entre semana y cada fin de semana de otra? —Preguntó Hawk. —No me importa si nació chica o no. intentando descubrir dónde iba la conversación. —estaba de acuerdo. —Eso es bueno. Bo extendió su mano y lo detuvo. la verdad. Podemos hacer tiempo para que lo veas en vacaciones si estás en el pueblo. pero les agradezco que me den la oportunidad. No eres para nada lo que 117 . pero no tiene realmente una constante presencia femenina en su vida. no tenemos problemas con ello. —Hawk entrecerró los ojos. que estaba haciéndole cosquillas en el suelo a Joey. — Imaginamos que sería el caso si decides mudarte a Cattle Valley permanentemente. A menos que algo especial pase. Hawk estaba más que feliz con el arreglo. Bo se aclaró la garganta. Había algo en la escena que le causó un nudo en la garganta. Antes de que Hawk tuviera ocasión de decir nada.es. —No sé que les hizo cambiar de idea sobre mi. —¿Se quedarán mucho tiempo? —Sí. y Rance y yo creemos que Joey será mejor por conocerla. La mirada de Hawk volvió a Kit. —¿Qué tienes en mente? —Rance preguntó desde la silla junto a Bo. Me preguntaba si podríamos tener un programa de visitas deferente. —Simple. Bo y Rance cambiaron miradas y asintieron. A mis ojos ella es quien es.

Ella me cambió. Hawk sonrió. pero no eres un tipo así para nada. —dijo con un suave beso en la frente de Joey. el resto está bastante cerca a cuando vine al pueblo. Kit cambió todo eso. 118 . Con un gruñido. estoy aquí sentada. —Pueden mirar las almohadas de Kit mientras no intenten ahuecarlas. Bo asintió entendiendo cuando alcanzó la mano de Rance. Hawk no podía decir lo que realmente quería.pensamos. Con Joey en su regazo. —Creo que nuestro pequeño revoltoso está agotado. Rance gruñó bajo y Hawk rió. —Saldré de aquí antes de que me envies a la caseta del perro. Hawk rió y miró los pechos de Kit. Estaré en el cobertizo de las herramientas si me necesitas. —Holaaaa. —Tienes razón. —dijo Bo. —Se inclinó y le dio a Rance un rápido beso—. el niño descansó su cabeza en el pecho de Hawk y movió su cabeza varias veces contra el musculoso pecho del hombre. Kit llevó a Joey al porche para sentarlo junto a Hawk en el balancín. Sentándose. Supongo que teníamos una imagen de un playboy rico que no daba una mierda por nadie excepto por sí mismo viniendo al pueblo para intentar robarnos a nuestro chico. —Aunque nunca he tenido intención de robarles a Joey. —Kit es más suave. Bo se levantó. —Miró a Bo y lo pilló mirando los pechos de Kit—. Joey gateó del regazo de Kit para subir en Hawk. Incluso tu padre parece entender eso. La advertencia le hizo ganar un codazo en las costillas de Kit. —Para de intentar meterme en problemas. cubiertos muy bien con la camiseta de cuello en V que llevaba.

El hecho de que quisiera tomar la oportunidad e ir a la fiesta donde no conocería a todos hablando de ella elevó su opinión sobre Kit. Sabía que no era fácil para ella abrirse a las críticas. —En el ‗EZ Lo Hace’. ¿Por qué no vienen los dos? Es una invitación abierta. 119 . el asunto de Hawk acabó. —Son casi las seis. —¿Barbacoa? —Hawk preguntó. Hawk no pudo resistirse a darle un rápido beso. —¿Qué opinas? —Le preguntó a Kit. dándole a Joey un último beso antes de pasárselo a Rance. De otro modo será un oso esta noche en la barbacoa. Kit estaba acabando de maquillarse cuando Hawk entró al baño. Déjame poner a este chico en su cama para su siesta. —dijo. —Allí estaremos. —le dijo a Rance. Es el cumpleaños de Ezra de modo que Wyn decidió que necesitaba tener una fiesta. —Avergonzarlo me gusta mucho. Kit lo miró en el espejo. —Rance se levantó y alcanzó a Joey—. Después de que Bo se fuera. presionándose contra la espalda de Kit. Poniéndose el delineador de ojos. creo que suena divertido. de modo que no les importará. —Ten cuidado o harás que me saque un ojo. —Mientras Brac pueda venir.

las manos de Hawk empezaron a desabotonar el vestido de Kit. —Brac dijo desde la puerta. —Bueno. —Mamá llamó. —Kit se giró y se alisó el vestido—. revelando su pálido sujetador rosa. —Sí. —Bueno. —Por supuesto que lo hice. Extendiendo la mano alrededor de ella. Entró en el dormitorio y agarró sus anillos de la mesa. succionarlos. Lo sabes. lo sé. Especialmente cuando hay un símbolo sexual internacional al otro lado del pasillo. Acabando con el maquillaje. Kit 120 . —Sí. el símbolo sexual está malditamente hambriento. Las manos de Hawk se detuvieron momentáneamente. Estaba acostumbrada a las manos de él en sus pechos. pero se siente bien escuchártelo decir. o acariciarlos. —Deslizó sus manos dentro de las copas de su sujetador y apretó sus pechos. me ha preguntado si me estaba metiendo en una relación con Brac como la de Matt con los doctores. —¿Todo está bien? —Preguntó. Kit se inclinó contra el hombre que amaba. —Mantendré mis manos justo aquí hasta que acabes. —dijo. de modo que vámonos si vamos a ir. aunque no me ha dicho si ha leído los periódicos. Kit se mordió la lengua y siguió delineando sus ojos. —¿Brac está listo? —Bajó el delineador y cogió el tubo de máscara. —Espero que le dijeras que no. aunque no estoy seguro de que realmente quiera ir. Raramente estaban juntos sin besarlos. Eres él único hombre para mí. Mientras Brac y Hawk estaban ocupados hablando sobre lo lenta que era ella para estar lista. volviendo a abotonar el vestido de Kit.

sacó un condón del cajón y lo guardó en su bolsillo—. Lista. —Intentó devolverle la gomita. Aunque los dos hombres apenas habían hablado. Kit. Kit le pasó el condón a Brac. —Nada. sabía que Jessup era el tipo de Brac -todo músculo. Mientras se entretenían sacando la nevera de cerveza de la camioneta. Sólo pensaba que sería bueno conocerlo. —Kit. Lo último que necesito es empezar a follar con los locales. —Guarda esto en la cartera sólo por si acaso.A. oscuro y meditabundo-. Aunque era una noche caliente de primavera. —anunció. —No. —No. —¿Sobre qué discuten ustedes dos ahora? —Dijo Hawk. La conducción hasta el ‗EZ Lo Hace’ fue placentera. ¿Por qué. Cuando llegaron al rancho. sin problemas. No le había dicho nada a Hawk porque no quería admitir que había notado la dura polla atrapada detrás de la bragueta de Brac. crees que habrá problemas? —Brac preguntó desde el asiento de atrás. —¿Le dijiste a Jessup que ibas a esta cosa? —Preguntó Kit. Vamos a hacer algunos amigos nuevos. uniéndose a ellos. 121 . Kit sonrió para si misma. pero lo había hecho. También notó la reacción física de Brac hacia el gran hombre cuando se estrecharon las manos. —Brac dijo con una voz de advertencia. Brac sostuvo el condón y sacudió su cabeza. —Kit agarró la mano libre de Hawk—. Sacudió de nuevo el condón hacia ella.. pero ella se cruzó de brazos y sacudió su cabeza. —Esto no es L. Kit se llevó un suéter en caso de que el tiempo se enfriara cuando se ocultara el sol. Hawk salió primero.

Hawk sacó algo de suciedad del vestido de Kit. —¿No es mucho de fiestas? —Preguntó Hawk. pero algo le dijo que Wyn era bueno en ese departamento. —Kit contestó. buscando a la mujer que amaba. Ha avanzado mucho desde que me conoció. Ezra no me engaña. Se deleitó observando el pezón endurecerse bajo su atención. —¿Alguien ha visto a Kit? —Creo que Erza le habló sobre ayudarle a alimentar a algunos terneros huérfanos. 122 . prestando especial atención a la mancha sobre sus pezones. —Wyn señaló hacia el granero—. —contestó Wyn. —No es demasiado de gente en general. Sentado en una de las mesas de picnic. —¿Divertido? —Preguntó cuando Kit y Ezra se unieron a ellos. Miró a Wyn. Hawk sacudió su cabeza ante la diferencia de tamaño entre Kit y Ezra. son tan monos. Le he dicho que puede venir y alimentarlos conmigo cuando quiera. Se necesitaría un infierno de hombre para controlar a un hombre del tamaño de Ezra. —Ha hecho un buen trabajo. —dijo Ezra. robándole un trago de cerveza a Hawk. Sólo buscaba un modo de apartarse de la multitud. Hawk le dio un trago a su cerveza y estudió los alrededores. Se inclinó contra Hawk y se rió—. Aquí vienen. creo. —Dios.

—Para. Hawk no podía imaginarse estando en ningún otro sitio del mundo. Kit finalmente apartó su mano de un manotazo. pero Hawk encontró que disfrutó más que en todos los eventos de moda a los que había asistido. Se sentaron para escuchar a la pequeña banda de cuatro. Riendo. en ese momento. Quizá estaba equivocado sobre su necesidad de brillantes luces y grandes ciudades. porque. FIN 123 . Hawk se giró en el banco y atrajo a Kit entre sus piernas. tomando la oportunidad de besar la suave piel de su hombro. Era bastante diferente a las fiestas a las que estaba acostumbrado.

En estos días. por lo general podemos encontrar a Carol o limpiando la alfombra o situada en su silla favorita escribiendo escenas de amor a todo vapor. un día decidió escribir sus propios libros de romance erótico. Carol hace malabarismos entre ser madre a tiempo completo y también una escritora a tiempo completo. Correo electrónico: carol@carol-lynne.net 124 . Carol Lynne Carol Lynne es una ávida lectora desde hace años.

no olvides pasarte por: www.com ¡Y no olvides comprar a los autores. Pervi Verónica Isolde / Gaby Gaby Si quieres leer más de nuestros proyectos. sin ellos no podríamos disfrutar de todas estas historias! 125 .thedreamofdesire.

Related Interests