DOI: 10.5216/sec.v14i1.

15703

Las versiones del desarrollo
sostenible
Claudia Eugenia Toca Torres
Doutora em Ciências Políticas e Sociais (Universidad Nacional Autónoma de México)
Professora na Universidad del Rosario
Bogotá, Colombia
claudia.toca@urosario.edu.co

Resumen En el marco del desarrollo sostenible hay una tendencia a vincular el privilegio del
medio ambiente con el biocentrismo y la sociedad con el antropocentrismo, sin dar-
se cuenta de la verdadera esencia de éstas versiones y la existencia de otras. Desde
el antropocentrismo es válida la satisfacción de intereses básicos y de necesidades
vitales del hombre, evitando o reduciendo el daño a la naturaleza. Por su parte, el
biocentrismo pretende el reconocimiento del valor intrínseco de las especies, per-
mitiendo el uso de la naturaleza pero no su explotación o la dominación. Si bien
el biocentrismo se soporta fundamentalmente en la ética y el antropocentrismo en
la política, no se puede negar que las dos versiones tienen amplia relación con las
tradiciones ideológicas.

Palabras claves: ecocentrismo; antropocentrismo; desarrollo sostenible

Introducción

E n el debate sobre el desarrollo sostenible, existen dos visiones
opuestas que reflejan una profunda división en las ciencias sociales
con respecto al papel y al lugar de la ciencia y el conocimiento en la
sociedad moderna. Se trata del debate entre un enfoque determinista y
uno más constructivista sobre la ciencia. En la visión determinista, la
ciencia habla sobre la verdadera naturaleza del mundo real, de acuerdo
con ella, los asuntos de sostenibilidad tienen que ver con nuestra reali-
dad biofísica y los límites impuestos a las actividades humanas (Mead-
ows et al., 1972, Meadows, 1992, Hueting; Reijnders apud Hermans;
Knippenberg, 2006, p. 300). De acuerdo con la visión constructivista
los problemas de sostenibilidad son socialmente construidos y como
resultado de ello son intrínsecamente subjetivos (Hermans; Knippen-
berg, 2006, p. 300).
Muchas han sido las definiciones del desarrollo sostenible, sin em-
bargo, aquellas que involucran las dimensiones social y ambiental han
sido objeto de discusión, especialmente, cuando se trata de determinar
cuál de las dos domina. El dilema emergente se centra en el bienestar
de la especie humana versus el de las especies naturales (animal y veg-
etal). En apariencia, el dilema desaparecería al garantizar un equilibrio
en las dos dimensiones, no obstante, conviene rastrear las visiones que
soportan cada una para comprender la existencia de ideologías y en
consecuencia movimientos que impactan agendas locales en materia
ambiental y social. Dado que las discusiones sobre las versiones del de-
sarrollo sostenible no están reservadas para los filósofos, en esta ocasión
se intentará una revisión de los trabajos de estudiosos de disciplinas
diversas.

Sociedade e Cultura, Goiânia, v. 14, n. 1, p. 195-204, jan./jun. 2011.

2011. Los dos primeros son antropocéntricos los pobres y menos a los ricos. familiar interpretaciones débiles y fuertes. p. típicamente. El minos sociales significa que el ecosistema natural debe altruismo biosférico implica asignar peso a otras especies. eso conlleva en la combinación del y democráticos (Davidson. 344). 268-269). Fitzgerald. biocentrismo (Dietz. sobre equidad inter e intrageneracional y distribución El punto fundamental de la discusión entre eco- equitativa de bienestar entre grupos y naciones (McIn. mente. el altruismo humano. cisión socialmente cooperativa. cidas dos versiones: una fuerte y una débil. p. n. bre con la tierra. reconciliando el Fuente: Elaboración con información de Dietz. 2001. centrismo y antropocentrismo es la relación del hom- tosh apud Rao. 344-345). 1998. Las interpretaciones de debilidad están rodeadas de una Altruismo biosférico visión antropocéntrica del mundo y han expresado. ecosistemas e incluso a la propia biosfera (Dietz. tales como fuerzas Partiendo de la idea que el desarrollo sostenible de mercado. Aunque para algunos au. por lo que las decisiones se tomen a partir de 2007. haya sido logrado. bientales se consideran verdaderos dilemas de prisionero. por lo tanto. o de una comunidad más amplia. 261). La versión débil o antro. animales y ecológico y otro social (Fergus. p. El ambiente natural es visto Interés propio como un recurso a ser dominado y agotado. lo que justifica su uso y agotamiento. Las Altruismo social demandas por equidad intrageneracional han sido igno- radas y el bienestar de otras especies resulta secundario Individuo para el bienestar humano. Moore. 261). . este desarrollo es literal y claramente un sentido propagación de la ética de los últimos (tierra. Shwom (2005). p. se debe a una salvar las enormes diferencias entre los objetivos y las amplia zona de preocupación del plan personal. el dación ambiental. incluyendo. A su vez. plantas) entre la especie humana es “una posibilidad evo- no es raro encontrar el uso de la denominación “sos. Por tiempos. 2005. Fitzgerald. por una de- interrogante en torno a los orígenes de dichas inclina. p.. parece salvar las diferencias entre los altruismo humanista o social y el altruismo biosférico o fines deseados y los medios indeseados. Shwom. 2005. hacerles entender que es mejor cooperar que traicionar. la esencia del desarrollo sostenible en tér. 2000. Carvalho apud Kallio. 2001. respuesta que puede encontrarse en las versiones hacen otros individuos de la sociedad. Desafortunada. En torno al desarrollo sostenible han sido recono. En tér. 2007. p. El desarrollo sostenible está tratando de interés individual. y que se puede ver en la figura 1: el interés propio. las interpretaciones fuertes consideran que trata de vincular el desarrollo económico con la calidad se requieren procesos más participativos. eso implica una reducción de la población tos ecosistemas más allá de los beneficios proporcionados humana y una redistribución de la riqueza dando más a a los humanos. 14. dichas diferencias sólo pueden superarse en el El nivel individual es propio del modelo del actor nivel más abstracto (Eden. sin importarse con lo que ciones. 2006. Goiânia. Tan pronto como este punto rald. una preferencia por la dimensión ecológi. las interpretaciones de fortaleza se niegan a tratar de las especies humana y natural por separado. Bebbington./jun. de toda la humanidad. crecimiento ambientalmente sostenible con un enfoque Avres et al. transparentes ambiental y social. apud Kallio. 19). 2001. Autores como Stern y Mechant. los temas am- ecológicos o ambientalmente amigables. surgiendo entonces un decisión socialmente egoísta (contaminar). Versiones del Desarrollo Sostenible desarrollo humano y la integridad ambiental. Figura 1 – Niveles de interés Estas versiones han dado lugar a la caracterización Ecosistema tradicional del desarrollo sostenible: débil y fuerte. es un área de sociedad. p. han identificado tres niveles de interés (1987) de crecer económicamente evitando la degra. 195-204. p. ser sobreexplotado hasta que los pobres tengan la mis. con los animales y con las plantas. mientras que la biosfera. p. 65). lutiva y una necesidad ecológica” (Leopold apud Korten- tenible” para referirse exclusivamente a asuntos verdes. Fitzge- ma riqueza que los ricos. La tores. El altruismo biosférico librio aceptable entre la sociedad y el ecosistema natural. está dirigido hacia otras especies o hacia el estado de es- Socialmente. tratan de mantener las posibilidades de la vida. No ha sido posible del desarrollo sostenible. 48). 42). pues cada individuo recibe un pago más alto por una ca y una omisión de lo social. mente. kamp. Shwom. p. preocupación más allá de los límites del homo sapiens. Rowney. Se identifica. 1994. jan. v. Cramer. La idea clave Moore. posible- La versión fuerte o ecocéntrica pretende un equi. 2005. 1. Comunidad/Humanidad minos de propósitos individuales más que sociales. racional.196 Sociedade e Cultura. la población mundial en su totalidad podrá trabajar sobre los aspectos ecológicos de sos- tenibilidad (Klostermann. cuando se trata de bienestar colectivo (Kortenkamp. por lo que asignan un valor instrumental a otras especies pocéntrica pone el ecosistema natural al servicio de la del ambiente. a de la Comisión Mundial del Ambiente y el Desarrollo partir de Leopold. Mientras que las interpretaciones débiles tienden a confiar en es- tructuras autoritarias y coercitivas.

cias ecocéntricas reconocen como cualidades de la na. Las tenden. 26). (Palmer. Desde esta perspectiva implica enfoques obligatorias que emergen de las leyes morales (ética) religiosos de ecopolítica en la que debemos proteger y las nobles ejecutadas de manera espontánea y jubi- el ambiente natural. p. de subordinación y de dominaci. p. Un tipo ferencia humana en el mundo no humano es excesiva de ecología radical 'ecología profunda' afirma que las por lo que la situación se empeora rápidamente. constituida por conceptos como la autor- va de la perspectiva del ambiente natural en su con. p. implica un método Enfoques centrados en la naturaleza de estudio holístico más que reduccionista (Kirkman. dependientes (Hoy. n. 1. excepto nominan fascistas por ser románticos amantes de la para la satisfacción vital de necesidades humanas. conceptos tan complejos de la ecología profunda sostiene que las plantas. 94). nes de muchos pensadores ambientales. su análisis in. incluso los animales se en valores en si mismos. sus conclusiones de diferentes maneras. Goiânia. . ya que se trata de un producto losa como expresión del yo (Curtin. el filósofo noruego Arne Naess. 64). bioregionalismo y construcción social de la Naess y Sessions desarrollaron los principios para naturaleza (Esbjörn-Hargens. no se puede desagregar les. en contrapartida. un logía. Estos extremistas ambientales se de. p. 14. es decir. 1996. asimismo. 195-204. además de constituir- de los organismos individuales. realización y el valor intrínseco. La ecología profunda no sepa- Ejemplos de enfoques ecoradicales incluyen: ecología ra los humanos de la naturaleza. una tecnología industrial desenfrenada y un consu- les es posible garantizar la versión débil del desarrollo mismo inconsciente) están amenazando la integridad sostenible y no apenas la fuerte. esta ecología: 1) el bienestar y la prosperidad de la vida Algunos filósofos ambientales han acusado a sus en la Tierra (humana y no humana) tienen valor en si colegas más radicales de promover una especie de eco. nología. 1995. Por su parte. sociales pueden contener un rasgo ecocéntrico. 3) los humanos no tienen y los humanos. 2005. en partes los componentes y debe interactuar con ella merecen respeto independientemente de la utilidad en su totalidad (Barkin. 2) la riqueza fascismo. en el que eleva el todo orgánico. ecofeminis. fuentes – . 2003. la tarea de la ecología profunda consiste en reversar tendencias destructivas de la civilización moderna. 2011. Bajo esta posición. Ecosofía T. revelan una dependencia íntima de la hu- ón. Naess utilidad se centra en los costos y beneficios sociales identificó una posición filosófica propia para la eco- agregados de la regulación ambiental. p. La divino. p. de fenómenos que están interconectados y son inter- cología. 1995. los enfoques antropocéntricos resisten a la adscripción Por su parte. ecofenome. proporcionada a los seres humanos. una colección de objetos aislados. la literatura sobre la logía transpersonal (DiZerega. el agua y el aire. 130). naturaleza con tendencias reaccionarias. 5) la actual inter- miembro de la compleja comunidad biótica. 2000. política verde. derecho a reducir esta riqueza y diversidad. minorías o indígenas). jan. porque las actitu- trado en la liberación de todos los humanos y animales des que la respaldan – aunque inspiradas por diversas del sometimiento. que obtienen cluye métodos basados en la utilidad y en los derechos. siempre ha criticado el antropocentrismo y se turaleza el valor. v. 21). Se califica como profunda por explorar supuestos fundamentales de nuestros valores y de la El ecoradicalismo es un enfoque ambiental cen. biocentrismo (ecocentrismo). mismos – valor intrínseco o inherente. como un grupo de especies o entes se distinguen dos tipos de acciones del individuo: las individuales. las políticas de la biosfera (Zimmerman. ha inclinado hacia el ecocentrismo. Incluye además. se trata de la ecofilosofía o como la denominó enfoque ecocéntrico de la política ambiental se deri. derechos de los animales. junto ecológico. 1999. la unidad y con compartir los recursos tas sobre conductas decentes con el ambiente natural más allá de las divisiones de clase de género y raciales. p. 2006. ecología social. Al mantener La literatura sobre éstos últimos tiende a centrarse en los principios de la ecología profunda han emergido las condiciones ambientales de los grupos marginados otros conceptos como la ecología ecocéntrica y la eco- (pobres. sino un sustancial de la población humana. p. La ecología 4) la prosperidad de la vida humana y las culturas es radical con un enfoque biocéntrico promueve la idea compatible en la medida que se de una disminución de que la especie humana no es privilegiada. Un La ecología profunda es un concepto acuñado por enfoque antropocéntrico de la política ambiental par. las formas naturales de la tierra. es decir de y la diversidad de las formas de vida contribuyen a la la Tierra. 2002. 240). Asimi- lar la naturaleza a un organismo. los anima- ecología que. experiencia del mundo. p. 700). Implica un compromiso con la promoción de la manidad con la justificación racional de los ecologis- comunidad. ver la naturaleza como un organismo. razonablemente. (DiZerega. Las versiones del desarrollo sostenible Claudia Eugenia Toca Torres (Universidad del Rosario) 197 En el marco de las políticas públicas ambienta. que engloba las visio- te de la consideración de los individuos. el bien y el mérito. así mismo. 212). por encima de las necesidades e intereses realización del valor intrínseco. no ve el mundo como profunda. 2000. sino como una red mo. Devall y Sessions argumentan que de dichas cualidades en la naturaleza (Scott. 208-209). 57-58). ecopsi./jun. justicia ambiental. 6) consecuencias de la arrogancia humana (expresada en deben cambiarse las políticas pues están afectando las Sociedade e Cultura. p.

213). Por ejemplo. carre- p. sin negar que ésta siempre actúe como medio – se- Como holístico. 3p. 67). 1993. in. p. Si es así. incurrir en una degradación general del valor natural vita a las personas a desplazarse del consumismo ir. todos los organismos están intrínsecamente connotación menos dañina frente a la existencia de las relacionados en una red o campo biosférico (Palmer. 1. es decir. intervención humana puede contribuir valorando la tiva y respetuosa hacia la complejidad e integridad de naturaleza en términos de su diversidad. resultando necesarios para la salud ecológica del Eric Katz formula una serie de interrogantes que planeta y para maximizar el bienestar de los humanos hacen pensar en torno a los enfoques ecoradicales (Scott. la postura de la ecología aportantes a su valor en términos de belleza y diversi- profunda fomenta la compasión y benevolencia hacia dad. p. p. aunque plantar de los activistas modernos sumerge al género humano flores en los jardines. orgánicos o trabajados con procesos naturales? ¿Son Entre las políticas recomendadas por el propio Naess altamente tecnificados? ¿Se controlan las plagas me- figuran: reducción radical de la población del mun. p. Caben adicionalmente interrogantes del tipo ¿Busca- Como movimiento teórico. Bajo esta óptica. la contaminación. evaluación del impacto ambiental y que ha atraído más atención. p. evidentemente. prosperar y al. existir. 2003. tienen un valor intrínseco y el derecho de En el ensayo “Imperialismo y Ambientalismo”. ciudades. tecnológicas e ideológicas bá. En caso de ser éste el resulta- una excusa común (Scott. El poli- entre problemas en ecología esencialmente científicos centrismo se refiere el hecho que a pesar de integrar . 120). laciones desiguales de poder algunas son simbióticas. La mentar una actitud no dualística. 7) el cambio ideológico es lo que aprecia la cali. cies salvajes. debido a que no está desprovisto 2000. concibe al género humano como un puede ser una relación mutuamente beneficiosa. comer. A su vez. a un programa central. p. sin miembro integrante de la comunidad ecológica. un profunda “primero la Tierra” logró convencer que la tipo de sociedad o una relación poderosa de control y conservación del ambiente difícilmente puede alcan. actuales de sustancias tóxicas (Garrard. con la naturaleza. conservación de la diversidad Las posibilidades en función de la naturaleza – biótica y desarrollo de comunidades autosostenibles. 66). 2003. los humanos deben do como igualitarismo biocéntrico (Mathews. necesidades básicas. que pueden orientarse e incluso resolverse a través de sicas. la interacción humana con la naturaleza todos los seres. 126). 701. su atractivo puede convocar dar como resultado una realidad puramente artificial diferentes visiones filosóficas y religiosas en torno a carente de valor natural. se trataría de una dominación de La práctica de la ecología profunda implica fo. enfatiza la importancia de respeto e interés por su floración. 2004. es posible verlas como en términos instrumentales. tolerante. 14. 59). intereses básicos. cla- ga. los ecosistemas y espe.198 Sociedade e Cultura. (Hettinger. construir casas. do. dominación? De alguna manera. estructuras económicas. De igual modo. y 8) quienes se suscriban a los anteriores ecológicos que son de carácter cultural y propios de puntos tienen una obligación con la implementación la sociedad derivados de la relación de los humanos directa o indirecta de los cambios necesarios (DiZere. domesticar a los animales y con- en el frenesí del ciclo de producción y de consumo y cebir los paisajes rurales sean acciones que reducen la pone en evidencia la soledad de los seres no humanos independencia de la naturaleza. 120). 363). n. el de entender la ecología profunda como una platafor. Goiânia. 2011. El uso siempre tendrá una damental. 119). 68). aprecia. Naess sostiene que en un nivel fun. p. la naturaleza en lugar de una interacción con ella. 2005. 2003. dominación? Respecto a los procesos agrícolas ¿Son zarse por medios políticos usuales (Scott. belleza. es- la ecosfera en su conjunto. racional y en su lugar satisfacer apenas las necesidades Los ecosistemas no subordinan sus componentes materiales vitale (Zimmerman. p. p. Todos ón imperialista moralmente cuestionables? Es así que los organismos y entes en la ecosfera como partes de un para Katz no todas las interacciones son casos de re- todo interrelacionado son iguales en cuanto a valor in. v. 195-204. Mientras que la posición tabilidad y complejidad. Por ejemplo. p. 1993. Bajo este principio. ¿Son todos estos actos de dominaci- canzar sus propias formas de desarrollo y logros. p. cultivar sus alimentos./jun. 115-116). 2007. 2002. aquella visión que mejora tecnológica. rán dos usarla o explotarla. trínseco (Devall. sacrificio de metas de crecimiento económico en ger. dicho de otro modo. 41). Edwards. cambio de la naturaleza por el hombre no demanda ma. diante fertilizantes y pesticidas artificiales? (Hettin- do. jan. minación es un tema cultural que depende tanto del cies de la Tierra (humanas y no humanas) tienen valor cambio de valores y prioridades como de las emisiones en si mismas. ramente incluye las cuestiones de la ecología: análi- El valor intrínseco se reconoce como el principio sis toxicológico. 2002. Por otro lado. el mundo desarrollado. 2002. y una categoría mucho más amplia de problemas más altos. son policéntricos y acéntri- John Passmore (1974) propuso una distinción útil cos (Morín apud Whiteside. y curar sus enfermedades entre otros biosfera tienen el mismo derecho a vivir. Sessions apud Mathews. el lema de la ecología mos los humanos un equilibrio con la naturaleza. la investigación experimental y el cambio tecnológi- dad de vida en lugar de adherirse a estándares de vida co. el principio sobre la riqueza ¿Cuándo la intervención se convierte en intento de y la diversidad de las formas de vida se ha identifica. 1996. todos los elementos de la teras. La definición de lo que es conta- considera que el bienestar y la prosperidad de las espe.

desarrollo no planeado. ecocéntricas o trans. los asuntos de justicia sino también en comunidades ecológicas más amplias intra e intergeneracional (Kallio. antropocéntrica cultiva el propósito humano de sanar Este enfoque tiene que ver con el trato igualitario de las relaciones con la naturaleza y vivir de acuerdo con Sociedade e Cultura. sada en la autodefensa y los intereses básicos necesarios minada. 2007. 2007. bre-naturaleza sugiere que cualquier uso humano de dividuos están más dispuestos a proteger el ambiente la naturaleza es abusivo. 2007. En esta en múltiples niveles de agregación (Eckersley. Una perspectiva no particular fin es bueno o malo (ortodoxia cristiana). distintos. sino una cuestión más a todos los seres vivientes. p. protección dado su valor intrínseco sin tener en cuen. fuentes capaces de tras. forma de dominación antropocéntrica. En el marco de la especie vegetal. su método tiene si- sistemas permiten sus identidades para mantenerse militudes al de los derechos humanos. torno al tema de la igualdad. 58). destinarlo a la cultura para la supervivencia alimenta- cender aspectos ecológicamente disfuncionales de las ria de una comunidad indígena. 14. 2011. desarrollo. condiciones sociales que proporcionen a la humanidad Por lo tanto. talarlo para construir un confortable multifamiliar. en la que menos aplicable será la idea que un organismo vivo los intereses no básicos son una categoría residual. Trata de establecer una jerarquía de intereses ba- amente se reorganizan. La naturaleza es objeto para Katz p. Scott. a la naturaleza como un objeto directo de la preo- turas más humildes” (Purser et al. Un tiene un centro. 1995. incluyendo. sostiene una dicotomía estricta desde la distinción natural-ar- que los intentos por discriminar distintas formas de tificial haciendo caso omiso de la posibilidad de los vida sobre las bases de un criterio general tales como grados de diferencia. Alder. n. El ecocentrismo invita a las personas a respetar ya que ella tiene sus propios procesos e historia de a los seres individuales y al ecosistema en el que se de. demanda moral sobre los humanos que Katz identificó raleza por su propio bien. Las perspectivas ecológicamente profundas han Sin embargo. desde una ontología relacional y están interesados en zada la relación hombre – sociedad – naturaleza – em. está obligada a restituir y reparar el daño ocasionado a personales (DiZerega. La autonomía humana y la liber- 2002. La orientación normativa del trabajo conflicto entre intereses básicos debe ser resuelto en de Morin deviene del concepto de adaptación a tra. para satisfacer sus deseos es una El biocentrismo de Paul Taylor (1913) es una pers. 195-204. p. p. 47). “Los seres hu. opresión y ne- pectiva más radical que combina un enfoque virtuoso gación de la autonomía de la naturaleza. 41). pierden una identidad deter. visión de Katz han sido identificadas tendencias como Declara el respeto por la vida como principio. 186). 113). otorgan a la naturaleza una trismo predispone a los individuos a valorar la natu. 2006. p. Goiânia. v. se aprecia que la línea entre humanidad y p. p. cuando resulte inevitable vés de eco-reorganización. Afirma “cuando los humanos sin importarse que eso implique su molestia y gastos moldean y manipulan el mundo natural para lograr (Casey. p. apud Kallio./jun. 239). 2007. holista y comunitaria que trata que ellos están por encima o apartados de otras cria. La debi. 363). la integridad no sólo de las poblaciones y especies. ta su utilidad para los humanos. jan. los in. no es lo mismo que sociedades modernas (Whiteside. En torno a la con elementos de utilitarismo y ética deontológica. Una visi- lidad de esta perspectiva radica en la ausencia de un ón positiva de los humanos en la naturaleza exigiría criterio externo. El ecocentrismo es La caracterización de Katz sobre la relación hom- paralelo a la orientación biosférica del valor. Son acéntricos en la medida que continu. cupación moral. naturaleza es una construcción social. sus propios intereses. tad para perseguir su propia independencia y curso de El interés ecocéntrico por el ambiente o ecocen. un supuesto teleológico no dice si un un retroceso en estas tendencias. de la intervención y senvuelve y que se ve como un cuerpo (Zimmerman. 46). relación. independientemente. por supuesto. Cuanto más alto sea el nivel de complejidad para que una especie particular prospere. la comunidad sido descritas como biocéntricas. actividad humana. La meta de la teorización debe generar el mínimo daño y un deber de cuidado y ecológica de Morin consiste en identificar y promover restitución (Cheyne. . una versión ecocéntrica el desarrollo sostenible no es Los filósofos biocéntricos reconocen moralmente apenas una cuestión ambiental. 1. ello es despejar un bosque para adecuadamente fomentadas. p. de establecer la supremacía de intereses. No se puede Se trata de identificar tendencias en un mundo en el ignorar que el uso de la naturaleza no siempre se da que fuentes en favor de la creatividad evolutiva sean en una misma escala. los ecocéntricos trabajan incluyente sobre cómo debería o podría estar organi. Eric Katz (1997) aboga por una filosofía ambien- manos han construido una jerarquía moral asumiendo tal no antropocéntrica. Las versiones del desarrollo sostenible Claudia Eugenia Toca Torres (Universidad del Rosario) 199 y moldear las actividades de diversas especies. dichos los intereses de diversas especies. desde el biocentrismo. considerando que merece como “el llamado de la naturaleza” (Hettinger. es interesante reflexionar en torno mejores oportunidades para una transición hacia un a las necesidades de la especie humana para con el fin nivel de complejidad mayor exitosamente realizada. p. y asimilar todas las intenciones y autonomía o sufrimiento son tan arbitrarios como pri. presa. 2004. propósitos humanos como intentos antropocéntricos vilegios tradicionales de la especie humana. 2002. 306). de dominación y control de la naturaleza.

107-108). la caza (Cheyne. como partes no a esto. 187-188). Los discursos en una montaña significa aumentar la población de morales no antropocéntricos comparten la convicción ciervos. Desde esta visión. 2011. p. razones basadas en una responsabilidad que profesamos entre los humanos. p. manistas son equivocados y posiblemente misantrópi. 343). todas las acciones hu. Censura otras perspectivas éticas como el in. 195-204. pios. que podría aumentar la posibilidad Fitzgerald. para referirse a la idea de que toda la vida los intereses individuales de preservación de un lobo tiene un valor intrínseco además de su utilidad para hambriento y los intereses de su ecosistema de reducir los seres humanos. n. 2007. na o como aspectos de un flujo de energía. 185). el ecocentrismo es calificado como fas- duales. tiene valor por encima del valor de imponerse sobre la naturaleza. Leopold recomienda respetar los procesos de una máquina o como aspectos de un flujo de ener. 2004. pecies (Cheyne. aforismo sugiere que las preferencias humanas pueden un ente holístico. 1983). Una forma de iniciar dicha reparación es practi. refleja el conocido a preservar la integridad. la estabilidad y la belleza de debate sobre la proporción en la que los valores am- la comunidad biótica. 183-184). dejar pocos lobos menguando la naturaleza no humana. Los protagonistas como miembros de una comunidad. tales como las especies y ecosistemas sobre las indivi. Goiânia. es el principal argumento de Leopold para explicar el Los filósofos ambientales no antropocéntricos han ecocentrismo. 2000. naturales tan sólo por razones prudentes. El ecosistema. A veces. en respuesta ha sido estig. una teoría adecuada del va- cos en su degradación moral de los intereses humanos lor intrínseco de la naturaleza. 2009b. De este modo. de modo que otras especies de ética “intenta fundamentar racionalmente los princi. argumentado que el antropocentrismo legitima una mas de erradicación de depredadores ya que empo. Una ética deontológica no antropocéntrica se de- leza no humana. 2007. por ejemplo. Es así intereses. ya que la belleza argu- sus componentes individuales. 2007. La morales humanos” (Lecaros. Shwom. cómo esta- La ética ecocéntrica se origina del término blecer intercambios entre las formas de vida en dife- acuñado en 1913 como ética biocéntrica (Lawrence rentes niveles de agregación y decidir en qué grado se Henderson) para representar la idea que el universo es pueden perseguir intereses humanos consistentes con el creador de la vida (Campbell. Alder. 2005. demanda de hierba para su alimentación aumentará secas a la naturaleza y completamente independientes (Wenz. 2007. p. para reconocer la posesión de derechos por parte de lo presenta como valores no antropocéntricos (Dietz. p. La ética utilitarista depende de un análisis de costo/beneficio ecocéntrica se enmarca en el aforismo o máxima de que asume conmensurabilidad entre intereses en com- Aldo Leopold “una acción es correcta cuando tiende petencia. se equivoca cuando afirma lo bientales son susceptibles a la racionalidad científica y contrario”. ta ningún saldo de consecuencias. que un acto puede ser equivocado al no tener en cuen- Dado que Leopold fue formado bajo un enfoque utili. capacidades y necesidades de diferentes es- que para los ecocéntricos. p. si bien la aprueba. En un nivel más amplio. 249).200 Sociedade e Cultura. p. Protagonistas del ecocentrismo han dividualismo injustificable. Alder. rechaza los progra. los no humanos. Para los ecologistas humanistas. en cambio su completa ausencia representa de que las ideologías políticas dominantes que han ayu- . Este término el respeto del valor de especies naturales no huma- fue adoptado por los ecologistas profundos alrededor nas. conceptualizado a individuos humanos y no humanos matizado como fascismo ambiental. incluso su gía (Cheyne. ella. actitud puramente instrumental hacia otros seres vivos brecen los ecosistemas. incluso en la mayoría mentada no tiene sentido en ausencia de los humanos de los casos tiene un vale más. 69). 14. de que un derecho humano pueda ser conceptualiza- Una característica distintiva de la ética ecocén. p. jan. La ética medioambiental o nueva la población de lobos. cismo ambiental. La perspectiva deontológica asume proteger el valor intrínseco de la comunidad biótica. Para los ecocéntricos. de cualquier interés humano de preservar la natura. especies naturales deben ser preservadas. los argumentos de los hu. la forma de cómo pueden ser objetivamente valorados manas deben ser juzgadas como instrumentos para e intercambiados. p. p. más allá del círculo de intereses perspectivas. En conclusión. 2002./jun. sin riva del supuesto que la mayoría de mamíferos son duda hay buenas razones para preservar la naturaleza autónomos y por lo tanto merecen el mismo respeto no humana. Por ejemplo. Esto es resolver. radicación de depredadores afecta el ecosistema de la p. valores y normas que rigen la conducta del hom. Alder. montaña y frente a una sobrepoblación de ciervos la Los ecocéntricos creen que existen razones intrín. En tor- como elementos de un gran organismo. 1. do como en la competencia con los derechos de otras trica es su holismo que valora las entidades colectivas especies (Cheyne. la er- car adecuadamente su restauración (Hettinger. una utilitarista y una deontológica. 117). sujetos a diferentes por intereses humanos construidos por alguien. depredadores resurgirán (Whiteside. un paraíso para los cazadores. v. En la ética ambiental han sido identificadas dos bre con la naturaleza. 362). como elementos del ecocentrismo han conceptualizado a los humanos de un gran organismo. el conflicto entre de 1970. permite conocer cuáles (Humphrey. Alder. 2003. como partes de una máqui- y no humanos como miembros de una comunidad. p. 187). constituye un pilar tario centrado en los humanos para gestionar recursos.

262). El antropocentrismo considera la humana Dado que la relación entre la protección animal y el como la forma de vida más importante. En términos kantianos. como- dependiente de las capacidades. 2011. Las versiones del desarrollo sostenible Claudia Eugenia Toca Torres (Universidad del Rosario) 201 dado a dar forma al mundo moderno. 2007. uno de sus debates claves propio bien) es suficiente. moral. p. Moore. 262). Alder. la naturaleza no justicia. la comunidad como tal (Wenz. que no hay otro tipo de es determinar si los animales deben ser receptores de obligaciones para con ella. el término antropocen- males se debe evitar. curaciones potenciales para enfermedades humanas nes que privilegien el florecimiento mutuo del mundo (Kortenkamp. gías es el comunitarismo que garantiza la protección y la naturaleza goza de consideración moral ya que de- el respeto por los animales. Es así que los antropocéntricos sostienen que lo Teóricos de la tradición liberal han adoptado un que hace el ser humano por la naturaleza (y por su enfoque de bienestar animal. 3) El biocentrismo mo. bosque tropical es malo porque puede causar la ex- mana en una comunidad moral y respete el valor de las tinción de especies vegetales y animales. n. Según ción moral para especies que sienten y para individuos Zimmerman. trismo fue acuñado en 1860 en medio de la controver- jetos de derechos morales. 2009b. p. 70). universo. 235). (Lecaros. En la región mixta. El ecocentrismo engloba macía de los seres humanos. Según Campbell (1983). trínseco (Lecaros. Bajo una ética antropocéntrica. regiones silvestres deben contar con barreras y cercos bre. 2008. . p. de protección natural a fin de prevenir la intervención turaleza con sus especies – animal y vegetal – es un humana permitiendo excepcionalmente actividades Sociedade e Cultura. 195-204. limitando estrictamente la contaminación para proteger las granjas. sidera un espectro más amplio de los valores humanos der lo que es justo y que sean capaces de reclamar por en relación con la naturaleza (como los científicos. so. La diferencia entre ecocentrismo y biocentrismo El antropocentrismo considera no sólo la supre- ha sido claramente establecida. el hombre tiene deberes indirectos con la na- celebrado la humanidad a expensas de la naturaleza no turaleza en la medida que proporcione bienestar hu- humana. 184). tinelli. pues ésta depende de la complejidad de cada siste. Goiânia. no reconoce su valor in- derecho a ser beneficiarias de la justicia (Garner. 2) El biocentrismo fuerte o igualitarista valor sólo en la medida en que es útil en la promoción argumenta el respeto de especies animales y vegetales in. no porque sean directamente su. agricultura). Rawls ha sugerido que la inferioridad moral es de interés debido a su falta de valor intrínseco y la de los animales implica que no pueden ser considerados asignación de un valor puramente instrumental (Mar- como beneficiarios de justicia en el supuesto de que. mo y la ecología. didad y capacidad. uso mixto y silvestre. bajo esta óptica el ser humano es un fin y la na. El bio. 79). Enfoques centrados en el hombre alguna intervención humana ambientalmente sosteni- ble es permitida (silvicultura. p. la crueldad con los ani. bosques y áreas silvestres de la periferia. humano y no humano (Eckersley./jun. a la biosfera y a la Tierra”. v. han exaltado y medio. 2003. 2001. exclusivo de la humanidad. para re- los animales por placer enrudece la naturaleza humana presentar la idea de que los humanos son el centro del y la hace menos humana (Cheyne. p. El antropocentrismo débil “con- lamente las personas morales – quienes puedan enten. 2009a. mano. Mientras que para el ecocentrismo. 305). el conservatismo. el feminis. p. 2003. car o beneficiar a los humanos (Kortenkamp. sino también. Schoenichen recomien- que no todos los seres gozan de la misma consideración da dividir la tierra en tres regiones: urbana-industrial. La demanda tropocentrismo es inadecuado porque puede contener política y legal ha sido por desarrollar nuevas institucio. 63-64). Adicional al comunitarismo gradarla o preservarla puede en consecuencia perjudi- se identifica el marxismo. sino porque la crueldad con sia sobre la teoría de la evolución de Darwin. p. otras formas liberalismo es problemática. la planifi- cación ambiental y estética deben ser consideradas. se ha explorado un ajuste lo serán sólo en la medida que impacten o puedan ser con otras tradiciones ideológicas. 2007. para el an- especies no humanas por su propio bien. Moore. 1. los si mismos y respetar los derechos de los demás – tienen estéticos y los espirituales). de los propósitos – especialmente la seguridad. Una de dichas ideolo. cortar un vo vocabulario moral que reconozca la membresía hu. misma a simple miembro y ciudadano de ella. Las Antropocentrismo significa centrado en el hom. útiles a los humanos. mente antropocéntrica. derado considera el valor de la vida haciendo la salvedad Al igual que Arne Naess. 2001. la conquis- un conjunto de éticas “que creen en el valor inherente ta de la naturaleza y su manipulación para el beneficio de toda la naturaleza y consideran moral e integralmen. Impli- En torno al biocentrismo se han desarrollado distintos ca entonces respeto por los demás miembros y por enfoques: 1) El zoocentrismo que reserva la considera. jan. pold propone en el marco de la ética de la Tierra que centrismo refiere un conjunto de éticas “que se centran se cambie el papel del hombre de conquistador de la exclusivamente en la consideración moral del ser vivo”. 110). 14. La demanda ética ha sido desarrollar un nue. se puede entregarla para el uso intensivo de la humanidad. en el antropocentrismo las cosas tienen con conciencia. p. Leo- te a los ecosistemas. Frente a esta visión. Para ellos. La primera región fundamental- ma vivo. p.

Por otra parte. la cima medio. pero no su uso los humanos. estas perspectivas están para la satisfacción de necesidades básicas de los hu- soportadas en la igualdad de las especies (Cheyne. 93). p. En si mismos. Otra característica de esta visión fue El enfoque antropocéntrico evalúa asuntos éticos una obsesión por la dominación y por el control. Posiblemente al ecocentrismo no se le ha dado tinguir a los humanos de otras especies son arbitrarios. 195-204. el antropocentrismo al establecer el trata de un enfoque de los asuntos de contaminación. significa que bajo Amrock. 2006. Al. Scott. en su uso. p. deberá garantizarse cante (DiZerega. 1995. A partir de una perspectiva naturaleza implica su dominación. p. 2011. p. 305). por lo general. p. 14. 58). jan. bajo la cual los intentos por dis. Contra lo que muchos suponen. 20). una buena lectura. tecnología para controlar. cualquier consideración el hombre siempre resultará La ética antropocéntrica infiere que el valor de la valioso en detrimento de los intereses de las especies naturaleza emerge de las actitudes que los seres huma. ton. Bajo movimiento que justifica el uso de la ciencia y de la la visión del antropocentrismo iluminado. 598). pero no se descarta que se reflejen valores emocionales e intereses culturales. Repre- valor en el mantenimiento o la mejora de la calidad de senta una posición antropocéntrica que argumenta el vida humana. sus como antropocentrismo o chauvinismo humano. te o el sistema social y económico del cual emerge 2006. no otor- gica en términos de intereses humanos (Scriven apud ga derecho ni valor a la naturaleza. Esta vi. 1. 184-185). o quizás como depósitos Cuando resulte inevitable la satisfacción de nece- de valores importantes para los humanos. natural o como el objeto de mayor valor. A su vez. establecer límites a la actividad hu- dada la supuesta superioridad de la capacidad moral de mana conlleva evitar su explotación. La crisis ecológica un mínimo de daño posible y. Este es un más llevarnos a ser crueles con otros humanos. no humanas. n. amenaza para las especies (humanas o no). pues. 213). manipular y explotar la na- ción ambiental está muy relacionada con los intereses turaleza (Hoy. 2002. Se trata de un movimiento comprometido El interés antropocéntrico o antropocentrismo se en la lucha contra la contaminación y el agotamiento refiere a la idea que los humanos son el centro del de los recursos para garantizar la salud y la prosperi- universo y que el ambiente debe ser protegido por su dad de la población en los países desarrollados. p. para servir a los fines humanos. Esta ecología surge de una ha sido apoyada por autores como Thompson y Bar. el En 1973 fue distinguida la ecología superficial al antropocentrismo si pregona la protección y conser- reconocer que los recursos son agotables y que el con. Se denomina superficial en su intento de la protección del ambiente./jun. Los árboles. vación de la naturaleza. p. para quienes el valor de la naturaleza depende incluyendo los organismos humanos. 305) denominó “la humanas y empresariales garantizan la preservación arrogancia del humanismo” o lo que ha sido conocido de la integridad y la estabilidad de la naturaleza. 2007. ha significado una utilitarista. ser humano como único objeto de valor en el mundo superpoblación y otras formas de degradación ecoló. los individuos son menos propensos a apoyar humanos. sólo que con el ánimo de ase- . p. en caso de producirse y el aumento del activismo ambiental han generado una la obligación su restitución. Cre- exclusivamente sobre las bases del perjuicio o benefi. caídas y mariposas trata de otorgarle a la naturaleza un carácter sagrado no poseen una posición moral más allá de su capacidad o místico. ya que las actividades lo que David Ehrenfeld (2007. Esto incluye el res- peto por la naturaleza como algo externo y superior a nosotros de la cual se extrae el valor espiritual. Se Contrariamente. El antropocentrismo aparece como una tratamiento responsable del ambiente sobre las bases combinación de orientaciones de valores altruistas y de los beneficios materiales que acumularán los seres egoístas. Reflexiones Finales sión no coincide con el radicalismo de las perspectivas no antropocéntricas basadas en la premisa de la “ce- guera de las especies”. no intrusivas como las caminatas o la investigación tinuo progreso de la civilización requiere precaución científica� (Zimmerman.202 Sociedade e Cultura. especies y recursos. humanos. deja abierta la posibilidad de finalidades hu- de la evolución y los únicos seres que importan desde manas permitiendo el uso de algunos de sus recursos. esto reformar el sistema sin retar el paradigma dominan- amenaza otros valores de los humanos (Casey. sidades básicas del hombre. de las especies del biocentrismo. er que el acuerdo alcanzado por el hombre sobre la cio a los seres humanos. El hecho que el ecocentrismo no identifique der. 1995. 2000. p. visión de la naturaleza como un universo material. 239-240). en el marco de la igualdad no tienen un valor significativo o éticamente signifi. un punto de vista moral (Eckersley. manos. componentes. p. la crueldad con los animales puede ade. no importa los revolución en la ética occidental que ha cuestionado motivos del antropocentrismo. v. El antropocentrismo sostiene a la naturaleza como un fin ni al hombre como un que los humanos son el centro del universo. Goiânia. la protec. 2007. una máquina del uso humano combinando autointerés y altruismo que puede ser entendida en términos de sus pequeños humanista. El ecocentrismo en ningún momento nos asumen hacia ella. La idea del valor del antropocentrismo (Kirkman.

nov. nature and the re. Composition. en su lugar busca mantener mo con el comunitarismo. las oportunidades de vida. Sociedade e Cultura. jan. Gus. Challenges for private sector conserva. Chinnagounder’s challenge. Referencias AMROCK. society. centrism and environmental economics. Samuel. 2006. en el peor de los casos. Las relaciones en -industrial en países como Colombia. y cualquier intento por gía. reconciliando el desarrollo feminismo y la ecología. Desde el punto ón industrial rampante y por un consumismo incons. and behavior in an Australian sample within an ecocentric 2005. Environmental Values. v. 3. 2007. A. 316. Las dos interpretaciones consideran mutua. p. Journal of Political Ideologies. Re.. 9. Pedagogy: Critical Approaches to Teaching Lit- DIETZ. v. who. KNIPPENBERG. p. ROWNEY. sólo que. 57-67. 109-123. Global Environ. 7. Paul J. . 61. ment. n. 7. en un inclinando hacia el ecocentrismo y que promocionar país como Colombia implicaría otorgarle a la natura- los intereses de la sociedad es optar por el antropocen. tainability. n. Australian Journal of Psychol. J. 699-734. A princi- DIZEREGA. Discounting the discount rate: eco. El biocentris- y natural por separado. ple-based approach for the evaluation of sustainable devel- lational self: deep ecology and liberal modernity. paradigm shift. p. 299-319. 2005. 8. p. Integral ecology: the what. J. 2011. Sean. Environmental ethic and n. Social opment. es decir. 14. of ecological citizenship. p.. 2007. individualismo liberal. p. HERMANS. marxismo. sum. 2005. que pueden ser minados o solucionados a aislar o por controlar una sola actividad resulta reduc- través de los cambios tecnológicos. como un agregado de componentes. v. Andres. sep. 21. n. n. mo. 56-72. 2. tecnocentris- En estos tiempos. p. 1998. comprenden una serie de no son ecológicos sino que se encuentran en la ecolo. p. Robyn. 171-189. v. n. La inter. Ethics & The Environ- view of Politics. Lost Meaning and Opportunity? Journal of Business Ethics. Amy. Empathy. ECKERSLEY. interrelaciones muy complejas. el policentrismo y el acentrismo toman lugar a medida vas. 8. 1999. 2006. tus of animals. ¿Sustainable Development: ogy. Indiana Journal of Global Legal Studies. mente la naturaleza y el hombre. 239-269. 595-615. DIZEREGA. ESBJÖRN-HARGENS. v. Gabriola Island: New Society Publishers. FITZGERALD. 195-204. n. El dilema no es entre el biocentrismo y el an- a diferencia del ecocentrismo que lo hace en pro del tropocentrismo. Ned. 58. SCOTT Kylie. 3. n. n. rollo sostenible es que sus versiones tienen una relación pretación fuerte se niega a tratar a las especies humana profunda con las tradiciones ideológicas. Luuk. 2. Ethics & International Affairs. n. 2005. sep. Journal of Environmental Assessment Policy and Man- Theory and Practice. n. Gus. CHEYNE. p. 293- Fuego. 4. n. 1. v. garantizará a los países en desarrollo y cuáles intereses Desconocer o ignorar las versiones del desarrollo serán perseguidos. p. p. n. pues sólo así se invertirán las tendencias destructi. v. Language. Annual Review of Environment p. Deep Ecology and Liberalism: The HETTINGER. es definir cuál de las dos versiones bienestar de las especies naturales. n. Political ideologies and the moral sta- Review. 6. Frans. – anthropocentric framework. leza. 5-49. Environmental Law GARNER. Julia. 65-66). mental Politics. La teoría permite confirmar que sostenible puede llevar a entender que privilegiar los cualquiera de las dos apuestas sería adecuada para en- intereses de las especies y los recursos naturales se está frentar las problemáticas ambientales y sociales. Hunting for a balance. 1. n. 2006. egocentrismo y el mecanicismo. en este propósito. Las versiones del desarrollo sostenible Claudia Eugenia Toca Torres (Universidad del Rosario) 203 gurar la salud y la prosperidad de la especie humana. v. The problem of finding a positive Greener Implications of Evolutionary Liberal Theory. Robert. 2002. Ecological intervention: prospects tion: Sanderson’s the future of conservation in Tierra del and limits. los problemas ecología nunca son lineales. 58. 2006. 335-372.. 1995. v. Sustainability revolution: portrait of a BARKIN. p. 2. las acciones Algo no considerado en las referencias del desar- obedecen a diferentes jerarquías de intereses. la ecología profunda no puede verse como una que considera la naturaleza como un organismo y no apuesta fascista o radical es más bien una salida necesa. cionista e incluso inapropiada (Rao. SHWOM Ra. Los problemas enfrentados en una región urbana. 2007 & Resources. agement. conservatismo. 60. 30. el antropocentrismo con el humano y la integridad ambiental. Ilona. and how of environmental phenomena. 2003. R. dominados por una tecnificaci. ria. p. un valor instrumental y trismo. un mejor valor intrínseco. Environmental concern tures: The Journal of General Evolution. Goiânia. The question 233-246. Greg. FERGUS. p. utilitarismo. v. and Culture. 21. 3. 4. fall 1996. 359-383. CURTIN. de vista de la complejidad es la ecología profunda la ciente. role for humans in the natural world. World Fu- CASEY. 17-27./jun. proportionality. Thomas. Ecocriticism and Education for Sus- Press. ALDER John. Deanne. Bloomington: Indiana University GARRARD. chael. EDWARDS. 13. sum. p. que aumenta el nivel de complejidad. 2. v. erature.

(Ed. 2003. LECAROS. West Nyack: Cam- sity Press. The anthropocentrism is based on the fulfillment of basic interests and vital needs of human being by avoiding or reducing damage to nature. se evitado ou reduzido o dano causado à natureza.) Globalization. Ethics & The Environment. 2007. Juan Alberto. Ecoactivism ciones de Bioética. Goiânia. 2011. sum. bridge University Press. 1995. London: Routledge.204 Sociedade e Cultura. 15. Social Semiotics. World Futures. Although biocentrism is fundamentally based on ethics and anthropocentrism on politics. 2002. Journal of Political Ideolo. p. 8. Dario. 2009b. permitindo o uso da natureza mas não a sua dominação. antropocentrismo. mas não se pode desconhecer que as duas versões têm a ver com tradições ideológicas. Peter. 40-45. n. Political theology of nature. desconhecendo a verdadeira essência dessas versões e a existência de outras.. v. p. Westport: Quorum Books. 1. KLOSTERMANN. 247-268. Skeptical Environmentalism: the limits economy. El respeto a la vida: el biocentris. 2. n. desenvolvimento sustentável. NORDBERG Piia. Sustainable Development. West. 41-51. n. Psychology. n. ecological commons dilemmas. Freya. P. 261-272. v. ZIMMERMAN. 21. o biocentrismo apoia-se na ética e o antropocentrismo. Hume. Juan Alberto. port: Praeger. 4. AHONEN Ari. v. Mathew. 2002. C. v. 1. Judith . p. allowing the use of nature but not its exploi- tation or domination. Evolutionary Biology & Deep Ecology. 2004. MATHEWS. Katherine V. mayo 2006. nomenon: semiotic and ethical implications. Joy A. n. Revista Selec. v. p. p. PALMER. Rationalizing Sustainable Development . Deep Ecology. The land ethic in Barbara contextual meaning of sustainable development: the case Kingsolver’s Prodigal Summer. Revision. 24. ment. n. RAO. p. Palavras-chave: ecocentrismo. 14. (Ed. Por outro lado. mo en la ética medio ambiental. 1993. H. 195-204. cial ecology: contesting the core. v. Kerry. mar. Anthropocentrism as a social phe- HUMPHREY. Michael E. n. Toward a naturalistic political theory: Aristotle. Sustainable Develop. p. Fifty Key Thinkers on the Environment. SCOTT. El puesto del hombre en la na. Peter. Ecocentrism and anthropocentrism: moral reasoning about p. n. Desde o antro- pocentrismo. Keywords: ecocentrism. 60. 79-99. Versions of sustainable development Abstract: Within the framework of sustainable development there is a tendency to relate uniquely the emphasis on environment to biocentrism and on society to anthropocentrism. MOORE. Beyond the Nature – Culture Du- KORTENKAMP. biocentrism seeks recognize the intrinsic value of species. Colleen F. n. v. Robert. n. jan. 2000. 2001. Data de recebimento do artigo: 22/04/2010 Data de aprovação do artigo: 12/11/2010 . The WENZ. p. HOY. Social Theory and Practice. one cannot ignore that both versions have a broad relationship with ideological traditions. 18. n. 21. 2009a. n. privatization and free market KIRKMAN. na política. 207-269. Leopold’s novel. 14. Tomi J. 268-276. tise. 2. The threat of ecofascism.). turaleza: el problema del antropocentrismo. gies. Ora. p. 63-68. WHITESIDE. 2003. 106-125. S. of philosophy and science. spr. 15. Dewey. sustainable development. 2000.a Critical Trea. anthropocentrism. London: Routledge. o biocentrismo procura o reconhecimento do valor intrínseco das espécies. For its part. Journal of Environmental ZIMMERMAN. é válida a satisfação de interesses básicos e de necessidades vitais do homem. p. Nature’ in deep ecology and so./jun. 5. 2008. 2. MARTINELLI. Revista Selecciones de Bioética. alism: The Ecology of Earth-Homeland. 1998. 2000. . Michael E. of the Dutch Drinking Water Sector. ignoring the true essence of these versions and the existence of other [intermediate] versions. Bloomington: Indiana Univer. CRAMER Jacqueline. 357-369. 69-74. 15. Versões do desenvolvimento sustentável Resumo: No marco do desenvolvimento sustentável existe a tendência a relacionar o privilégio do meio ambiente com biocentrismo e o da sociedade com antropocentrismo. 3. and Human Evolution. Ecological Self. KALLIO. LECAROS. Terry.