You are on page 1of 33

Unidad de Pensamiento Poblacional

IMPLICANCIAS DE ALGUNOS PROGRAMAS


DE SEBASTIÁN PIÑERA
Sus impactos en el mundo popular

Unidad de Pensamiento Poblacional, 2010, Cuadernos de Pensamiento Poblacional, Nº 1,


Implicancias de algunos programas de Sebastián Piñera. Sus impactos en el mundo popular,
UPP-MPL: Santiago de Chile

Movimiento de Pobladores en lucha Corporación Educacional Poblar


Índice temático

Presentación

Educación
La educación en el nuevo gobierno

Cultura
Cobertura, privatización, internacionalización: el programa cultural de
Sebastián Piñera,

Vivienda
La política habitacional: financierización de los programas y
disgregación del movimiento popular

La ciudad que construiremos en los próximos 4 años: desglose de la


nueva política de vivienda

Especial
Acta de la Igualdad, Partido Igualdad Herramienta de los Pueblos
Unidad de Pensamiento Poblacional

Presentación

La historia de nosotros, los del SUR, ha sido la biografía de una trayectoria de


expropiaciones a nuestros pueblos. Desde la Conquista, que nuestra tierra, nuestros
cuerpos y nuestros espíritus, han servido de fortunas para otros. Si esto no fuera así,
como imaginar un continente de tantas riquezas y, al mismo tiempo, de tantas
pobrezas. La América que nos reúne bajo un mismo manto, es la que permitió el
bienestar en los países de tradición imperial. Por eso, nuestro denominado
“subdesarrollo” -condición de desigualdad frente al resto de la civilización occidental-
no es más que la consecuencia de siglos de robos, saqueos y atracos de los países
del NORTE. En los estados neocoloniales, como el chileno, sucede algo similar. Cómo
explicar la llamada “desigualdad estructural” al interior de nuestro país sino es por una
larga genealogía de expropiaciones sobre las riquezas producidas por cada una de
las familias de nuestra clase. Una repetición diferenciada de pasajes donde ciertos
sectores han velado por sus cuotas de dominio en detrimento de las grandes
mayorías. En este sentido, la situación actual de nuestro país nos parece
preocupante. Su estabilidad económica, su gobernabilidad política, su paz social, son
una completa quimera. Chile es, por si mismo, una burbuja especulativa, que en
algún momento -mas tarde que nunca- explotará violentamente, pariendo una nueva
sociedad.
No obstante de esta larga historia de dominio y explotación, ha habido un
sujeto que ha forjado otra historia, una llena de relatos de resistencia, de solidaridad,
de autogestión, en definitiva de poder popular. Estos son las y los pobladores.
Aquellas y aquellos que pueblan el territorio, no desde un conjunto ajeno de
conductas impuestas, sino desde su propia realidad, desde el dolor común y la
esperanza colectiva por la conquista de la vida digna.
De esta experiencia de vida nace el Movimiento de Pobladores en Lucha
(MPL) en julio del año 2006. Surgido desde la vida comunitaria de las poblaciones de
Peñalolén, nuestras acciones no se insertan en las tradicionales demandas elevadas
al Estado. Las acciones del Movimiento son parte de la transición de los objetivos y
formas de acción de los movimientos social-populares en nuestro país. Poco a poco
se van dejando atrás las tradicionales demandas elevadas al Estado y se levantan
desde el sótano proyectos que apuntan a la reivindicación y conquista de espacios de
autonomía de los pobladores y pobladoras, en este caso especial, en la autogestión
habitacional y urbana.
Por supuesto, las profundas raíces en que se asienta la trayectoria de las
ciudades chilenas, y de Santiago en particular, dificulta un quiebre a rasa tabla. Este
peso de la trayectoria hace que, en materia de cambios, parezcan prosperar los
procesos que lenta, pero sistemáticamente, levantan alternativas autogestionadas

3
Unidad de Pensamiento Poblacional

frente a la hegemonía urbana en un momento dado. Las “cosechas de las siembras


de abajo nunca son inmediatas”, señalaría con experiencia, el subcomandante
Marcos.
En efecto nuestra experiencia se ha desarrollado utilizando ciertos espacios
de la política de vivienda del gobierno ya existentes, y a la vez avanzando con nuevas
propuestas y conquistando nuevos espacios. Así, la gestión habitacional es asumida
por los propios pobladores a través de la conformación de una Entidad de
AutoGestión Inmobiliaria Social (EaGIS) y una Constructora de Pobladores.
1
También, nos hemos preocupado de “construir sin ladrillos” . De impulsar
procesos formativos, recreativos y culturales y otros espacios autogestionados que
nos conduzcan a una producción popular del hábitat. Aquí nace la Corporación
Educacional POBLAR, como brazo político-formativo del Movimiento de Pobladores
en Lucha (MPL) cuyo objetivo es contribuir a la construcción de una población de
nuevo tipo mediante la formación de sujetos críticos, concientes de su situación de
clase, con habilidades autogestionarias y para quienes la solidaridad sea horizonte de
sus acciones.
Desde el año 2008 que Poblar viene contribuyendo a esta construcción del
MPL, desarrollando talleres de lectoescritura infantil, nivelación de estudios
secundarios, recuperando espacios de solidaridad (casa del Alba y huerto de la
Amistad), la Escuela del Nuevo Poblador, cursos de periodismo infantil, entre otros.
Este año 2010 dentro de POBLAR se forma la Unidad de Pensamiento Poblacional.
Este espacio es otro aporte en este camino de lucha, siendo el lugar de pensamiento
y reflexión desde los pueblos sobre sus propias condiciones de vida, para mostrar y
mostrarnos, que desde los movimientos, desde abajo, también se produce saber. Es
un motor de conocimiento que pretende aportar la mayor cantidad de insumos
posibles para la formulación de los nuevos caminos de liberación de los pobladores y
pobladoras del país.
En este sentido, la serie de cuadernos digitales de pensamiento poblacional
es el esfuerzo por sistematizar conversaciones y reflexiones que se han dado en este
lugar, desde el quehacer diario del movimiento en su avanzada hacia la Vida Digna.
Este número en particular recoge los aportes de compañeros y compañeras sobre los
posibles impactos que tendrán algunos programas del candidato electo Sebastián
Piñera. Esperamos que sea de utilidad para quienes buscan elementos de crítica
frente a los nuevos desafíos que tiene el mundo poblacional actual.

Henry Renna G.
UPP-MPL
Abril de 2010

1 Expresión acuñada por el Movimiento de Ocupantes e Inquilinos, Buenos Aires, Argentina.

4
Unidad de Pensamiento Poblacional

Equipo Opech
OBSERVATORIO CHILENO DE POLÍTICAS EDUCATIVAS

EDUCACION EN EL NUEVO GOBIERNO

CONTINUIDAD CON EL GOBIERNO ANTERIOR.

La misma noche en que Sebastián Piñera ganó las elecciones presidenciales, varios
personeros de su sector (Allamand, Espina, Longueira) señalaron que, en políticas
educativas, el futuro gobierno se dedicaría a implementar el acuerdo alcanzado por
las elites de los partidos de la Concertación y la derecha, plasmado en la Ley General
de Educación, la Ley de Subvención Preferencial y los proyectos de Ley de
Superintendencia y Agencia de Calidad. Esto demuestra que luego de 20 años de
gobiernos concertacionistas, los pilares estructurales heredados desde la dictadura,
se mantienen intactos en el ámbito educativo, pese a los cuestionamientos y
resistencias que han emergido al interior de todos los actores educativos y los
nutridos diagnósticos que existen a nivel nacional e internacional.

PRIORIDADES DEL GOBIERNO DE PIÑERA:

Lo que se dice explícitamente en el programa de gobierno:


Al revisar el programa de gobierno en el ámbito educativo de Sebastián Piñera, no
nos encontramos con grandes novedades. Los tres temas de la agenda educativa
que ha resaltado el ministro son:

a) El aumento progresivo de las subvenciones escolares para colegios


municipales y privados sin distinción, pese a que toda la evidencia científica
indica que se debe invertir más en las escuelas que más necesitan (municipales);

b) Elevar las exigencias a los colegios a través de: subir los estándares de
aprendizaje, aumentar la información a las familias, premiar a los cursos con
mejores rendimientos a través de viajes y mejores materiales de estudio,
aumentar el número de computadores. Nada nuevo bajo el sol. Todas estas
medidas se han implementado en gobiernos anteriores sin mucho éxito. Se nota
un mayor énfasis de la derecha en fijar más estándares y exigir que se cumplan.
Pero los procesos educativos no ocurren, ni mejoran porque se obligue a los
niños, niñas y jóvenes a tener más materia. Menos si estos “altos estándares” son

5
Unidad de Pensamiento Poblacional

solo en matemáticas, lenguaje y ciencia. Las personas no aprendemos tragando


materia que no nos hace sentido, bajo la presión del castigo. Los aprendizajes se
construyen en el diálogo y la convivencia cuando los contenidos y las actividades
son significativos para las personas, cuando hacen sentido con la realidad
cotidiana, con la vida real. Eso lo saben los niños y los jóvenes que se aburren en
clases, los docentes que pierden el sentido de su trabajo y se estresan
persiguiendo puntajes simce, los padres y madres que ven cuadernos y libros
llenos, pero aprendizajes básicos, sin lograr. Además se desconoce la
importancia fundamental de la formación del pensamiento crítico, la solidaridad, la
participación, el trabajo en equipo y tanto otros aprendizajes que son
fundamentales para vivir en la sociedad actual, para cambiarla y hacerla más
humana.

c) Crear una red nacional de 50 liceos de excelencia. Respecto a este punto


podemos citar a un reconocido defensor del modelo de mercado educativo, quien
afirmo hace algunos días que Chile es el único país del mundo que aspira a
formar estudiantes de excelencia separándolos y aislándolos del resto de los
estudiantes. Es justamente este el punto más oscuro de la educación chilena: ser
el país con mayor segregación social entre las escuelas. Fenómeno caracterizado
como apartheid educativo, que ha sido reconocido por informes de organismos
internacionales como la OCDE y la UNESCO. Por otra parte si estos liceos se
implementan estarán formando a no más de 40.000 estudiantes, sobre una
matrícula total de estudiantes, que solo para enseñanza media es de más de
1.200.000. Disculpen nuestra ingenuidad: ¿Qué pasará con “el resto”?

d) Dar igual trato financiero a las universidades privadas y estatales. Avanzar


hacia una sola forma de crédito privado con aval del estado.

Lo que se está implementando sin decirnos:

Pareciera ser que el terremoto y la catástrofe en varias regiones del país servirán
para darle curso a aquellas iniciativas que no se quisieron hacer explícitas en el
programa.

a) El cierre de escuelas municipales: el caso de Iloca ha sido emblemático. Con


gran presencia periodística se nos muestra una nueva escuela que
reemplazará a las tres destruidas en las localidades de Iloca, Duao y La
Pesca. El ministro del ramo además declaró que este procedimiento “exitoso”
se seguiría en todas la regiones afectadas.

6
Unidad de Pensamiento Poblacional

b) La fusión de colegios municipales: Sabemos que el funcionamiento de dos


establecimientos en un solo local se ha implementado en muchas comunas.
Lo preocupante es que esto se ha realizado sin un trabajo de coordinación y
apoyo a los docentes. Por otra parte se está fomentando la competencia
entre los establecimientos en lugar de la colaboración. Docentes de la
municipalidad de Santiago han reportado amenazas del tipo: “el colegio que
logre tener mejor rendimiento será el que se quede con el local”. Por último, si
la derecha dice que “toda la educación es pública” ¿Por qué solo los liceos
municipales están recibiendo a los estudiantes cuyos locales han sido
destruidos?

c) La “nueva relación” con los docentes: el Colegio de Profesores ha


denunciado que más de 8.000 docentes han sufrido despidos, traslados o
reducción horaria. Para estas medidas que afectan a casi un 10% del total de
docentes del país no fue necesaria ninguna reforma al Estatuto Docente. ¿Es
necesario flexibilizar el estatuto docente o aumentar los derechos de los
trabajadores de la educación?

d) El apoyo privilegiado a la educación privada a través de donaciones


millonarias que no solamente hacen descontar impuestos a los empresarios,
sino que establecen un odioso privilegio a favor de las escuelas, todas
privadas, que reciben estos recursos.

LAVÍN Y SUS ASESORES

La designación de Joaquín Lavín sorprendió a algunos como una mala jugada


política (ganarse un conflicto de antemano, dijeron). Pero a tantos otros, no. Lavín
representa a varios de los sectores más poderosos de la ya poderosa derecha
chilena. No sólo por su pública vinculación a la secta ultra conservadora Opus Dei,
tejida entre las redes de los grandes empresarios de Chile, sino también al más
clásico gremialismo y las esferas ligadas a la UDI.
Por eso no extrañó que incluso El Mercurio reconociera que Libertad y
2
Desarrollo “desembarcó” en el Mineduc . Los mismos investigadores y expositores
que durante largo tiempo presionaron -a través del lobby, los medios del duopolio e
investigaciones parciales y convenientes- para profundizar el modelo educativo
mercantil, hoy llegan con camas y petacas para administrar la educación pública que
tanto se han encargado de denostar.

2 Ver la nota en http://diario.elmercurio.cl/detalle/index.asp?id={45a56aa9-f2b6-4035-8051-c51a82894d83}

7
Unidad de Pensamiento Poblacional

Las relaciones con el poder de Lavín también se traspasan al ámbito del


3
manoseado “conflicto de intereses” . Es sabido que fue fundador y hasta marzo,
vicepresidente del Consejo Directivo la Universidad del Desarrollo, casa de
estudios que recibe fondos estatales a través del Aportes Fiscal Indirecto. Mientras
una serie de propuestas apuntan a eliminar el AFI y aumentar el Aporte Fiscal Directo
para fortalecer las universidades públicas, la postura de Lavín es de eliminar el AFD e
igualar de una vez las condiciones para la educación superior privada y pública,
indistintamente, a través del concurso de convenios de desempeño a modo de
prestación de servicios. ¿Acaso que Lavín haya abandonado la UDD cambia en algo
la predicción sobre el futuro de la educación superior?
Más todavía, no es casual que el Ministerio de Educación esté en manos del
Opus Dei. Buena parte de las donaciones privadas a escuelas subvencionadas se
concentran en establecimientos que la “Obra de Dios” instala en sectores populares,
en contraste con los colegios privados de Lo Barnechea y Las Condes que hoy
superan al Instituto Nacional en las pruebas estandarizadas. Sin ir más lejos, hace
alrededor de un mes, se anunció la donación de 50 millones de dólares por parte de
la Fundación Claro Vial, del difunto Ricardo Claro, para la construcción de dos
establecimientos homólogos al Nocedal y Almendral de La Pintana, a emplazarse
probablemente en regiones. Recordemos que es la misma cifra que la mitad de lo
recaudado por la mediática Teletón destinada a la reconstrucción de escuelas en las
zonas más afectadas.

¿SABEN LO QUE SIGNIFICA EDUCAR?

A pesar de la propuesta de varias organizaciones sociales, incluyendo el


Colegio de Profesores, de no realizar ni la Evaluación Docente ni el Simce este año,
debido a las condiciones extraordinarias en que están operando las escuelas y liceos,
el ministro no sólo las ratificó, sino que además habla de extender el Simce a más
cursos.
Este despropósito tampoco es extraño. El desconocimiento del proceso
educativo del equipo de gobierno de la derecha no es nuevo. También le ocurrió a los
gobiernos de la concertación. Se confía en tecnócratas, en operadores políticos que
quieren mostrar cifras y puntajes en ranking, pero se desconfía de la comunidad, de
los docentes, de las familias y sobre todo de los estudiantes. La desconfianza en la
comunidad queda clara en el hecho de que no se le nombra, ni se dice palabra
alguna sobre participación en el programa de gobierno de la derecha. Tampoco se
intentará modificar la constitución política que hace la participación casi imposible al

3 ¿Podría uno sorprenderse sinceramente, más allá del absurdo, del sinfín de “conflictos de intereses” de los nuevos
administradores del Estado que se han venido destapando? ¿De dónde, si no de la empresa privada, iba a sacar la
derecha a sus personeros de gobierno?

8
Unidad de Pensamiento Poblacional

garantizar el derecho de los sostenedores (dueños de los colegios) a manejar las


escuelas como un negocio y a tomar decisiones sin tomar en consideración a la
comunidad (artículos 19 y 20 de la constitución) El miedo a la participación de la
comunidad también se aprecia en el programa de gobierno cuando dice que “se
tendrá tolerancia cero con la delincuencia y la falta de respeto a las jerarquías en los
colegios”. ¿Cómo entenderá la derecha estas “faltas de respeto a la jerarquía? ¿La
participación y la movilización juvenil serán consideradas faltas de respeto?

9
Unidad de Pensamiento Poblacional

David L. Kornbluth Camblor


COLECTIVO MICROESPACIOS

COBERTURA, PRIVATIZACIÓN,
INTERNACIONALIZACIÓN:
EL PROGRAMA CULTURAL DE SEBASTIÁN PIÑERA

"la aritmética puede muy bien ser objeto de las sociedades democráticas,
pues enseña las relaciones de igualdad,
pero la geometría sólo debe ser enseñada en las oligarquías
ya que demuestra las proporciones en la desigualdad"

Michel Foucault

UN MARCO NECESARIO

Desde hace ya varios siglos se sabe que el arte de gobernar no es sino una puesta
en escena de grandilocuencia e imágenes producidas y alimentadas por los propios
gobiernos de turno. Imágenes que al igual que una obra de teatro no hacen sino
consolidar ciertos simbolismos, creencias y percepciones en el conjunto de los
gobernados (Balandier, 1992:15-43). Una especie de “teatrocracia” basada en
imágenes que son independientes de la realidad coyuntural en la que coexisten.
En este sentido, un programa de gobierno en el área de cultura –
independiente del gobierno que sea- debe despertar ciertas suspicacias en los
ciudadanos, ya que esta es una de las principales herramientas de la hegemonía a lo
largo de la historia (Gramsci, 1973:22-44).
Si analizamos el concepto de Cultura vemos que tiene numerosas lecturas e
incluso apellidos: cultura política, cultura nacional, cultura artística, etc. Sin embargo,
lo que resalta en todas estas acepciones es que tiene un componente fundamental de
continuidad, o de herencia social (Linton, 1993:45) en su sentido más amplio. Por
ejemplo, para unos la Cultura es un proceso de conversión en naturaleza (Bourdieu &
Darbel, 2004:173), y para otros es pensar una vez los pensamientos del otro
(Gadamer, 2001:23). El denominador común es un proceso de adopción, apropiación
o imposición de algo no propio, o al menos, no producido por uno mismo, como una
suerte de traspaso.

10
Unidad de Pensamiento Poblacional

Es justamente esto lo que hace de la cultura un elemento amigablemente


peligroso, sobretodo cuando el promotor de ésta es el Estado, y más específicamente
un gobierno. Esto porque al momento de producir ciertas imágenes y consolidarlas
como reales, lo que se lleva a cabo es una reificación a través de un proceso de
habituación (Berger & Luckmann, 1995:74-84). Es decir, que ciertas prácticas
sociales pre-fabricadas en algún momento sean tomadas como naturales o como
existentes desde siempre, esto por medio de un proceso de repetición constante. Y
por cierto, este proceso obedecerá a los intereses de la clase dominante.
En el momento que aquellas prácticas sociales habitualizadas se reífican,
vale decir, se toman como algo natural, la hegemonía se ha logrado. El dominio se ha
obtenido de forma subterránea e invisible a partir de la propia aceptación de los
dominados, el éxito está en lograr una servidumbre voluntaria.
Ahora bien, si el objeto a analizar es el programa del actual gobierno de
Sebastian Piñera no se puede dejar de lado el acceso al Arte, quizás el principal
elemento de las políticas culturales de los gobiernos post dictadura.
En este sentido, en gran medida la Concertación optó por una cultura de
masas que lejos de ejercer el verdadero rol emancipador que el arte y el consumo
cultural debe tener en una sociedad (en este caso el nivel de desarrollo económico no
es relevante) se acercó a una forma imperial romana en la que lo importante era lo
cuantitativo (muy por sobre lo cualitativo). La fórmula ha sido entretención y “circo
para el pueblo”, carente de posibilidades de optar al arte como una forma humana de
rebeldía frente al orden edificado. Cabe recordar que hoy en día, el consumo cultural
y las artes, al igual que prácticamente todo, se encuentra supeditado a las
fluctuaciones del mercado, y por tanto, lejos de las clases más desposeídas de
nuestra sociedad.

EL PROGRAMA CULTURAL DE PIÑERA

El objeto de estas líneas es dar un sobrevuelo por las políticas culturales


plasmadas en el programa de gobierno 2010-2014 de Sebastian Piñera, resaltando
algunas de las posibles consecuencias que estas pudiesen tener, sobre todo para el
mundo popular.
Si bien el programa del actual gobierno es bastante crítico con el de los
anteriores gobiernos de la Concertación, las críticas no se refieren a la connotación
de las políticas anteriores, sino que se dirigen en gran medida –por no decir
totalmente- a la ineficiencia en el gasto de los recursos y la gran dificultad burocrática
en la postulación y obtención de estos. Burocracia que por cierto no es monopolio de
la cultura o del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), sino muy por el
contrario, es gran patrimonio de una maquina estatal que está muy lejos de ser

11
Unidad de Pensamiento Poblacional

reformulada con los objetivos declarados en el programa piñerista.


Esto plantea una pregunta fundamental a la hora de abordar la provisión de
Cultura por parte del Estado: ¿es la eficiencia en el uso de los recursos el criterio
primordial que debe utilizar un Estado para la provisión de cultura a sus ciudadanos
que no tienen la capacidad económica de optar a esta?
Cabe entonces analizar tres ejes programáticos que sustentan la política
cultural del actual gobierno:

• Más acceso y fomento a la Cultura.


• Protección del Patrimonio Cultural.
• Promoción de la Imagen de Chile en el Extranjero.

Estos tres pilares que se ven de buena manera en el papel no soportan


mayor análisis, dado que gracias a su superlativa originalidad, estos podrían ser
perfectamente los puntos de la política cultural del gobierno comunista soviético de la
década del 50. Cabe entonces observar en perspectiva cada uno de los tres ejes.

COBERTURA

Respecto del mayor acceso a cultura y su fomento, se puede señalar que se


sigue usando el criterio cuantitativo por sobre uno cualitativo, usufructuando de la
cultura de masas que en la mayoría de las oportunidades no es otra cosa que la
consolidación de la idiotización del ciudadano. La superposición del criterio de
cobertura cuantitativo por sobre el cualitativo obedece a una voluntad política
instaurada desde hace décadas –por no decir siglos- en la clase política a la que poco
le importa la calidad de lo que el Estado le entrega a sus ciudadanos, sobretodo a
aquellos de peor situación socioeconómica. Ejemplos de esto hay en vivienda, salud,
educación, y por cierto, cultura no es la excepción. La ausencia de una voluntad por
entregar más y mejor cultura y acceso a las artes tiene como producto seguro, una
sociedad más desinformada y menos preparada, que termina por usar como válvula
de escape una posible salida a un mall y quizás –si tiene sus cuotas al día- hacer una
que otra compra a crédito. El consumo cultural se remite fundamentalmente en
términos masivos a una TV que invita a estereotipos hedonistas e individualistas que,
en consonancia con la ley del mercado, terminan por alienar al sujeto casi por
completo gracias a un sistema que ve la subida de status fundamentada en la
adquisición material como sentido de vida (Moulian, 1998:18).
Resalta en este sentido el discurso sobre los contenidos culturales en la TV.
Discurso que al momento de concretarse termina por sumergirse bajo los números
del rating y el people meter. Esto lleva a una presencia mínima de contenidos

12
Unidad de Pensamiento Poblacional

culturales y generalmente en horarios poco atractivos. La programación televisiva


está supeditada a la ley del mercado y los avisadores.
El propio canal nacional (TVN), medio que pertenece –supuestamente- a
todos los chilenos debiese ser uno de los estandartes culturales en nuestro país, un
ejemplo para los demás en términos de contenido. Sin embargo, a pesar de las
intenciones declaradas sobre dar programación cultural en este medio, la evidencia
es mezquina.
4
El Informe Anual sobre Cultura y Tiempo Libre publicado por el INE en el año
2009 con datos oficiales del 2008 señala varios datos a tomar en cuenta en este
ámbito. En primer lugar se aprecia que en la televisión de los chilenos se pueden ver
261 canales de televisión, no obstante, 91 de ellos son de televisión abierta regional y
sólo 6 de televisión abierta nacional. Los restantes 164 están reservados a aquellos
chilenos que pueden optar a televisión por cable. Más aún, los datos señalan que en
la televisión abierta se dieron 418,3 horas de documentales durante el 2008. Esta
podría ser vista como una buena cantidad de horas a simple vista. Sin embargo, se
torna irrisoria si la comparamos con las 2348,6 horas de reality shows, o las 4363,8
horas de telenovelas durante el mismo periodo de tiempo, pero esa cantidad es
realmente triste si la comparamos con las 13157,8 horas de publicidad.
Respecto de la programación cultural en los canales de TV abierta, se aprecia
en TVN 267,1 horas de programación de esta índole. Mientras que en Chilevisión
solamente 154,3 horas. Emergen aquí tres preguntas básicas. ¿Realmente el actual
gobierno de Piñera está interesado en dar más contenidos culturales siendo que con
la programación actual se ha logrado un control social y una alienación casi absoluta
del sujeto social chileno? ¿Cambiará el gobierno neoliberal piñerista el criterio de
mercado por el cual se rige actualmente el canal de todos los chilenos? Y ¿si
realmente le interesa al presidente Piñera -y su vocación de servicio público- tener
mayor cantidad y calidad de los contenidos culturales en la parrilla programática, por
qué no lo hizo con su propio canal Chilevisión, del cual aún no se desprende?
Dato aparte es el impuesto a los libros que rige actualmente en Chile y que
hace de este vicio algo bastante inaccesible en términos económicos para una familia
promedio, poniendo una barrera notable a la posibilidad de consumo cultural de
calidad. ¿No dicen en el colegio que la lectura abre la mente y expande los
5
horizontes?

4Fuente:http://www.ine.cl/canales/chile_estadistico/estadisticas_sociales_culturales/cultura/cultura.php
5 Durante el año 2008, se solicitaron sólo 574.133 préstamos de libros a domicilio en bibliotecas por personas entre los 13
y los 20 años de los cuales 63.999 fueron en la Región Metropolitana. Mientras que entre los 21 y los 65 años, esta cifra es
de 611.755 préstamos de los cuales 95.848 fueron en la RM.

13
Unidad de Pensamiento Poblacional

PRIVATIZACIÓN

Un segundo punto es la protección del patrimonio cultural. En este caso ya


figura la remodelación de varios museos y centros culturales lo cual es a todas luces
una necesidad desde hace un tiempo. Sin embargo, estas remodelaciones bajo un
gobierno neoliberal se prestan para variados movimientos inmobiliarios, esto sin
contar la situación post-terremoto actual. En esta línea, hay que preguntarse también
cual será el patrimonio que el Gobierno actual intentará proteger, ¿serán los cascos
históricos populares o el monumentalismo de los sectores tradicionales?
Cabe también la posibilidad cierta de que se de una privatización de espacios
públicos centenarios de gran tradición en nuestro país, como la Quinta Normal,
espacios de notable historia e importancia, sobre todo para los sectores populares.
Privatización que probablemente a ojos del gobierno piñerista lograría hacer más
eficiente -y seguro- el disfrute de esos lugares públicos.

INTERNACIONALIZACIÓN

Crítica aparte merece la promoción de la imagen de chile en el extranjero.


Como bien se sabe, Chile proyectado fuera de nuestras fronteras es una imagen país
basada en modernas obras públicas concesionadas, una supuesta solvencia fiscal,
una ordenada transición a la democracia y un ejemplar funcionamiento de sus
instituciones. La paradoja es la distancia entre esta imagen y el país real en el que
vivimos. Un mundo rodeado muchas veces de miseria e interminables restricciones,
entre ellas, la imposibilidad de acceso a cultura emancipadora, crítica y socializante
de los sujetos.
En este punto, emerge la creación del “Centro de Fomento de la Cultura
Indígena”, entidad que generará “documentos escritos y audiovisuales en lenguas
indígenas”, y se preocupará del “acceso bilingüe a las tecnologías de información”
entre otras cosas como becas y premios académicos. No es menor el hecho
irrefutable de que esa imagen país hacia el extranjero se ha construido también sobre
la base de un orden cultural ficticio con el mundo indígena, al cual se ha cercenado su
capacidad de acción por medio de expropiaciones injustas de tierra y tradiciones,
pero también por medio del uso de la violencia cultural y fáctica por parte del Estado
de Chile. De este modo, las políticas culturales de Piñera, lejos de reconocer a los
pueblos naciones indígenas como parte fundamental de nuestro territorio, intentan
occidentalizarlos, profundizando la brecha que hasta el día de hoy nos separa.

14
Unidad de Pensamiento Poblacional

A MODO DE CIERRE

De lo revisado, resulta de sentido común, el hecho irrefutable de que el


criterio relevante para la cultura se aleja de la eficiencia financiera, en tanto la cultura
y las artes no son sino –como señala Hegel- el espíritu de una sociedad. No obstante,
es tremendamente probable por no decir seguro que el actual presidente de nuestro
país conduzca sus asuntos espirituales con un criterio de eficiencia financiera, lo cual
confirma y hace congruente el criterio del gobierno actual en el área de cultura y
artes.
Hay que recalcar que todo esto hace de la cultura un elemento
amigablemente peligroso al momento de producir, consolidar y naturalizar ciertas
situaciones, o consecuencias que no son para nada naturales. La vida social y
cultural se controla y el resultado es el control de la vida de los sujetos (Foucault,
2000:41-ss) impulsando un proceso de vaciamiento social y cultural que obedece a la
máxima desinforma, divide y gobierna; forma tan utilizada por los gobiernos a lo largo
de la historia.
Desde esta perspectiva, el programa plantea notables desafíos al mundo
popular, en tanto es justamente este actor social quien debe ocupar un rol
protagónico en la producción cultural del bicentenario. Esa producción del presente
cultural debe estar orientada hacia el futuro sin olvidar el pasado y el cúmulo de
(ab)usos culturales presentes en nuestra historia. No se puede obviar esos poderes
fácticos que han actuado a lo largo de la historia imponiendo unilateralmente ideas
abstractas de dominación (Salazar & Pinto, 1999:20) y que al hablar de cultura se
hace alusión básicamente a relaciones de poder, propiedad, clase, y género (Said,
2001:39).
Si se acepta el desafío de la historia, la nueva producción cultural debe ser
tributaria de nuestros pueblos originarios, nuestras mujeres, nuestro mundo popular
etc., gracias a los cuales se ha forjado gran parte de la historia de nuestro país. Una
historia que durante décadas ha permanecido como subterránea y difusa. Debe ser
una producción cultural que emane desde la base de la sociedad hacia una verdadera
soberanía popular, cuyo reto es ser emancipadora e independiente de las
todopoderosas instituciones políticas del Estado.
Todas estas y muchas otras cuestiones seguirán emergiendo sin respuestas
inmediatas, pero corresponde al mundo popular estar informado y atento de modo
que asuma el rol primordial en la construcción y naturalización de una vida socio-
cultural liberadora que sea realmente un los unos con los otros.

15
Unidad de Pensamiento Poblacional

REFERENCIAS

Balandier. Georges. El Poder en Escenas: De la Representación del Poder al Poder


de la Representación. Paidós, Barcelona. 1994.
Berger, Peter y Luckmann, Thomas. La Construcción Social de la Realidad. Amorrortú
editores. Buenos Aires. 1995.
Bourdieu, Pierre & Darbel, Alain. El Amor al Arte. Paidós. Buenos Aires. 2004.
Foucault, Michel. Defender la Sociedad. FCE. Buenos Aires. 2000.
Gadamer, Hans-Georg. “Lenguaje y Música. Escuchar y Comprender.” En Schöder,
Gerhart & Breuninger, Helga. Teoría de la Cultura: Un Mapa de la Cuestión.
FCE. Buenos Aires. 2005.
Gramsci, Antonio. Maquiavelo y Lenin. Quimantú. Santiago. 1973.
Linton, Ralph. Cultura y Personalidad. FCE. Santiago. 1993.
Moulian, Tomas. El Consumo me Consume. LOM Editores, Santiago, 1998.
Said, Edward. “Cultura, Identidad e Historia”. En Schröder, Gerhart & Breuninger,
Helga. Teoría de la Cultura: Un Mapa de la Cuestión. FCE. Buenos Aires.
2005.
Salazar, Gabriel & Pinto, Julio. Historia Contemporánea de Chile I: Estado,
legitimidad, ciudadanía. LOM Ediciones. Santiago, 1999.
Instituto Nacional de Estadísticas (INE) Informe Anual Sobre Cultura y Tiempo Libre
2008. Santiago de Chile, Noviembre 2009.

16
Unidad de Pensamiento Poblacional

Henry Renna Gallano


MOVIMIENTO DE POBLADORES EN LUCHA

LA POLÍTICA HABITACIONAL:
FINANCIERIZACIÓN DE LOS PROGRAMAS Y
DISGREGACIÓN DEL MOVIMIENTO POPULAR

Los cuatro puntos considerados dentro de los 75 compromisos del candidato electo
Sebastián Piñera, las propuestas de su programa y los discursos de su equipo de
vivienda, ocultan muchos más de lo que dicen. Una revisión general no causa
impresión alguna. En especial porque se refiere a cuestiones de sentido común: más
cantidad para superar el déficit cuantitativo, mas calidad en la materialidad y
aumentar el tamaño para mejorar el déficit cualitativo del parque habitacional y alguna
preocupación por la calidad de vida del espacio local (los hoy denominados barrios).
¿Habrá algún poblador que no sepa esto? ¿Existirá algún chileno o chilena que
considere que las viviendas que se han entregado en los últimos veinte años son
suficientes, son dignas, y las poblaciones periféricas donde se construyeron gozan de
paz y tranquilidad? Lo sorprendente es que del programa de Piñera no sorprenda
nada. Ahí está lo peligroso.
Su programa oculta una cuestión de fondo que sólo se puede comprender si
situamos la vivienda y las políticas habitacionales y urbanas como eje central de la
estabilidad económica y política del Estado capitalista burgués. En materia económica
el fondo del proyecto derechista es la financierización de la política habitacional que
consiste en la profundización de la lógica subsidio-ahorro-crédito mediante su
conexión directa con el mercado de capitales, perpetuando en el tiempo la
explotación de nuestra clase. En materia política el objetivo es la disgregación del
movimiento popular a través de la individualización de los programas y de la
dispersión de potenciales espacios de rebeldía. Las propuestas de programas, planes
y políticas habitacionales, en definitiva las decisiones sobre el ordenamiento de la
ciudad, serán parte medular de esta operación de poder de la burguesía
conservadora contra los sectores populares organizados.

17
Unidad de Pensamiento Poblacional

UNA BREVE DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA HABITACIONAL DE


PIÑERA

Los “75 compromisos” del candidato electo se desagregan en 22 ítems, de los


cuales uno de ellos se llama “Ciudades Amables y Viviendas Dignas” el cual
considera cuatro puntos:

1. PROGRAMA “BARRIO EN PAZ”. Los dotaremos de Comisarías, iluminación,


áreas verdes, bibliotecas y multicanchas para una verdadera vida en
comunidad. También nos preocuparemos del sistema de transporte público
en todo Chile, dejando atrás fracasos como el Transantiago.
2. 600 MIL SOLUCIONES HABITACIONALES. Mejoraremos la calidad de las
viviendas y aumentaremos su tamaño mínimo a 50 m2 para la familia chilena
promedio.
3. SOLUCIÓN EFECTIVA A LOS DEUDORES HABITACIONALES.
Gradualmente, pero con voluntad y justicia, evitaremos que el sueño de la
casa propia de las personas más vulnerables se transforme en una verdadera
pesadilla.
4. “TRIBUNALES VECINALES” PARA ACERCAR LA JUSTICIA A LA GENTE.
Éstos cumplirán un rol mediador y tendrán capacidad de resolución de
conflictos en materias tales como arriendos, deudas y violencia intrafamiliar.

Asimismo su programa habitacional se consideran tres ejes: vivienda, ciudad y


calidad de vida, cada uno con sus respectivas políticas que se sintetizan a
continuación:

18
Unidad de Pensamiento Poblacional

Cuadro 1:
Síntesis programa habitacional y urbano de Sebastián Piñera
Ejes Políticas
Vivienda -La nueva política de vivienda entregará 600.000 soluciones habitacionales,
6
aumentando su tamaño, calidad y focalización.
7
-Se adecuará gradualmente la política para mejorar la calidad de las viviendas ,
8
-Se erradicarán los 533 campamentos aún existentes
-Se simplificará los sistemas de subsidio y se adecuarán sus montos a los
9
valores reales de construcción .
-Se creará un seguro para que los beneficiarios de programas habitacionales no
pierdan su vivienda ante situaciones de desempleo.
-Se perfeccionarán los instrumentos de planificación para los barrios
10
Ciudad residenciales ,
-Para una mejor planificación urbana se creará una instancia administrativa de
coordinación a nivel de áreas metropolitanas
Calidad -Trabajando en conjunto con los municipios y la comunidad se crearán 200
de Vida plazas en todo Chile, activando y asegurando espacios públicos de calidad.
11
-Se establecerán incentivos y mecanismos para alianzas público-privadas
-Se aumentarán los estándares de áreas verdes y se realizará un programa
12
nacional de forestación urbana .

Fuente: Elaboración propia sobre la base de Programa de Gobierno en Ciudad,


Vivienda y Calidad de Vida, en: http://pinera2010.cl/programa-de-gobierno/ciudad-
vivienda-calidad-vida/2/

FINANCIERIZACIÓN DE LA POLÍTICA HABITACIONAL

Para comprender la vinculación de la política habitacional con la reproducción


de la ganancia del capital nacional e internacional, debemos entrar en el programa de
Piñera para el Mercado de Capitales. Todas las medidas del nuevo gobierno para

6 También apoyará la ampliación o reparación de viviendas de 150.000 familias que viven en casas obsoletas, muy
pequeñas o de bajo estándar de calidad.
7 Tendrán un tamaño mínimo de 50 metros cuadrados para la familia promedio, y con capacidad de ampliación según
crezca el tamaño de la familia.
8 Se nombrará a una autoridad responsable, que trabajará en terreno, junto a los pobladores y municipios.
9Las familias más vulnerables podrán optar a un subsidio para adquirir viviendas sin deuda de hasta 700 UF, y aquellas
familias de sectores bajos y medios con acceso a crédito, podrán optar a un subsidio decreciente para viviendas con un
valor entre 700UF y 2.000UF.
10 Se fomentará la renovación urbana, de manera de aprovechar la infraestructura de las ciudades.
11 Que permiten a las empresas participar en la construcción espacios públicos urbanos y recuperación de riveras, bordes
costeros a lo largo de ríos, lagos y playas.
12 Que contempla plantar 16 millones de árboles, es decir, un árbol por cada chileno, con participación de las
municipalidades, empresas privadas y las comunidades escolares.

19
Unidad de Pensamiento Poblacional

este mercado –que es donde se intercambian instrumentos financieros especialmente


de deuda (créditos y ahorros)- descansan en un gran supuesto: “para salir rápido de
la crisis se requiere de un mercado de capitales moderno y profundo, que estimule el
ahorro para financiar los nuevos emprendimientos e inversiones”. Más importante,
“valoramos el mayor acceso a servicios financieros para vastos sectores de la
población”, por eso se debe “ampliar el acceso de personas y empresas a los
servicios financieros y aumentar la eficiencia y competencia en este mercado
eliminando distorsiones tributarias que hoy reducen su competitividad”. Incluso
“eliminaremos los impuestos a la exportación de servicios financieros y permitiremos
que entidades financieras extranjeras puedan ofrecer directamente servicios”.
El futuro gobierno está diciendo que, para salir del terremoto económico
provocado por la hiper-especulación que causó hambre y miseria en todo el SUR,
debemos profundizar la liberalización del capital financiero internacional. Confusa
propuesta: para superar la crisis del neoliberalismo se necesita de más
neoliberalismo. En esta materia, el mercado de vivienda es parte crucial del repunte
del mercado de capitales que propone Piñera, e históricamente ha descansado en
dos instrumentos: 1) ahorro habitacional y 2) crédito hipotecario.
En relación al ahorro, en un panel en la Universidad Andrés Bello, Verónica
Amaral miembro del equipo de vivienda de Piñera, afirma que para mejorar la
focalización del gasto público hay que hacer un registro único nacional, es decir una
“lista en que, digamos, van a haber ciertas ponderaciones, que se va a privilegiar de
alguna manera variables sociales, también el ahorro como factor”. El ahorro entonces,
ya no opera solo como requisito de un programa en específico que se exigía en un
inicio como medio de “compromiso” de la familia, sino como un incentivo para la
selección. Se premia a quien ahorra, no como herramienta de mesura del consumo y
del endeudamiento exacerbado, sino como sustento de los flujos especulativos. Esta
puede ser considerada una cuestión menor, pero cuando existen en el país 3,2
millones de cuentas bancarias con 21.007 miles UF acumulados para el ahorro de la
vivienda (Minvu, 2010), me parece digno de preocupación saber que se le ocurrirá al
candidato electo.
En relación al crédito hipotecario, caso ejemplar son los deudores
habitacionales. La tercera medida de su programa considera la “solución efectiva a
los deudores habitacionales” (…) “gradualmente, pero con voluntad y justicia,
evitaremos que el sueño de la casa propia de las personas más vulnerables se
transforme en una verdadera pesadilla”. Estas líneas son fruto de la inclusión
funcional de Juana Silva -una de las dirigentas de mayor relevancia en los deudores-
al comando de Piñera. Pero en lo importante, no dice nada. La condonación de la
deuda no significa que las futuras generaciones no estén expuestas a esta situación y
más legitima este circuito al dar por sentado su existencia. Deja ver que se propone
una salida pragmática para los grupos involucrados (sectores de Andha Chile

20
Unidad de Pensamiento Poblacional

derechizados) pero nada respecto de la lógica financiera que sustenta el mercado


constructor e inmobiliario de la burguesía nacional. No acusa preocupación alguna
con que la banca privada maneje en las colocaciones de vivienda una cartera de 17,5
billones de pesos representando el 67 por ciento del total de créditos otorgados en el
año 2009 (Minvu, 2010). Misma banca que parió 400 mil deudores hipotecarios en el
país de los cuales un 26 por ciento está moroso y un 21 ha debido reprogramar su
crédito (Sbif, 2008). En este sentido la condonación de la deuda cumple un claro fin
político: fragmentar y contener un actor protagónico en los últimos años; y un fin
económico no menos importante: evitar el riesgo de quiebra del mercado inmobiliario
nacional.
La deuda hipotecaria y el ahorro seguirán siendo objeto de venta y
transacción económica por parte de las empresas, representando un permanente
riesgo para las familias. En uno u otro caso lo que se está haciendo es consolidar la
lógica subsidio-ahorro-crédito, que inició el gobierno militar e institucionalizó la
Concertación para mantener la burbuja que alimenta la especulación financiera y la
explotación de millones de personas.
Lo relevante de ambos instrumentos en este programa político, es que se
insertan junto a los subsidios habitacionales en una operación financiera. Se pretende
incorporar los fondos de vivienda al sistema financiero de inversiones como cartera
de propiedad de la inmobiliaria. “Se propone crear un subsidio, endosable más de una
vez, para permitir que la inmobiliaria pueda vender su cartera de subsidios al sistema
financiero y otros inversionistas”. Las inmobiliarias en alianza con la banca privada
podrán tranzar los ahorros y créditos de millones de familias, y ahora los subsidios de
ciento de miles, igual como sucede con el sistema de AFP`s. Complejo escenario que
se viene si recordamos las millonarias pérdidas de las jubilaciones por la crisis 2007-
subprime, cuestión que dejó descubierto la inoperancia de medidas de este tipo, que
en el marco de un capitalismo global solo traen al presente la dependencia colonial.

DISGREGACION DE LA CONFLICTIVIDAD POPULAR

La política habitacional y urbana del candidato electo en materia política


apuntan a un gran objetivo: la disgregación de la conflictividad popular. Esto se
propone hacer con dos mecanismos: 1) la individualización de los programas y 2) la
dispersión socio-espacial.
Para comprender los fines políticos de la política habitacional debemos
enmarcarla en las políticas contra la pobreza. Dentro de las metas para el periodo
2010-2014 del candidato electo, se considera “dar mas opciones a la gente de
menores recursos, a través de programa de subsidios a las personas, de manera
que tengan mas alternativas para elegir” (negrita nuestra). Por eso “será fundamental

21
Unidad de Pensamiento Poblacional

complementar las políticas sociales de transferencias puras con política habilitadoras,


de forma de ir preparando a los sectores desvalidos para que por sí mismos puedan ir
saliendo de la pobreza”. Nos están diciendo que, el que sale de la pobreza lo hace
solo o no sale; la organización social es un impedimento para esta realización. La
pobreza para el nuevo gobierno no es una condición producida socialmente, sino una
situación adquirida por incapacidades personales.
Este principio se replica en materia habitacional con el intento de
individualizar la postulación habitacional. En el mismo seminario citado, Verónica
Amaral sostiene “las personas al postular, tenemos dos modalidades, adquisición y
mejoramiento, la persona va a postular en uno u otro mecanismo” (negrita nuestra).
“La” persona, en singular, es la base del modelo habitacional de Piñera. Un individuo
que se acerca al Estado a solicitar un subsidio para sumarlo a un ahorro que junto
con un crédito, permiten acceder a una casa de 45m2 (prom.) en los extramuros de la
ciudad, pagada a 25 años (prom.), sin equipamiento, sin áreas verdes, sin espacios
públicos, sin hospitales, colegios o trabajo cercano.
La otra línea de esta propuesta de política habitacional, está la dispersión de
los sectores populares. Si en dictadura las erradicaciones por la fuerza fueron la
punta de lanza para recuperar terrenos para los privados y dividir y segregar las
fuerzas populares asentadas, hoy las operaciones de limpieza socio-espacial vía
mercado cobran mayor relevancia que nunca. Esto se expresa en tres puntos claves
del programa: 1) selección de terrenos por parte de las constructoras, 2) la
destrucción de poblaciones asentadas y 3) la intensificación de la renovación urbana
junto a un crecimiento por extensión condicionado.
El primer punto se desprende del intento por desterritorializar la demanda.
Esto lo hace con un sistema de subsidio único e individual donde la modalidad de
búsqueda de terrenos por responsabilidad del comité pasa a manos de la
constructora con el otorgamiento de un subsidio único. Esto implica una operación
similar a la sucedida a principios de los ochenta cuando en plena crisis económica un
grupo de privados impulsó una ola de compra de paños agrícolas. Luego el gobierno
gestionó una modalidad de licitación que definía la cantidad de viviendas a producir,
el rango del valor, y especificaciones técnicas, pero nada con respecto a la
localización del conjunto que sería construido (Sugranyes, 2004: 38). En efecto, con
el tiempo estos paños con escasa urbanización y lejanos de la ciudad pasaron a ser
las localizaciones de los nuevos conjuntos de vivienda de interés social. Este proceso
radical pero de lentos impactos -en el sentido que condiciona tendencias o patrones
socioespaciales de largo plazo- provocó que entre 1978 y 1989 se construyeran 4.042
viviendas sociales en comunas externas al área metropolitana del Gran Santiago y
entre 1990 y 2002 fueran 19.704 (Hidalgo, 2007:10-11). La operación actual podría
devenir en otros treinta años de urbanización desigual.
El segundo punto se refiere a la propuesta de “planes colectivos de

22
Unidad de Pensamiento Poblacional

recuperación de barrios”. Más que una recuperación, representa un dispositivo de


liberación de suelo y un mecanismo para controlar cualquier posibilidad de una
conflictividad producida por el dolor común vivido en estos guettos de miseria. Como
señala Verónica Amaral, este plan “da la posibilidad que en estos casos los
beneficiarios de un subsidio que sean propietarios de un departamento puedan
incluso devolver sus departamentos y dar con eso saldada su deuda con el Estado, y
por lo tanto, optar a un nuevo subsidios”. Esto permitirá “unir dos departamentos,
transformarlos en uno, hacer planes realmente de recuperación. Incluso pensando
hasta en la demolición de algunos bloques para producir bajas en la densidad o en
demolición total de un conjunto cuando sea necesario”. Vale recordar que muchos de
estos posibles conjuntos a ser destruidos, están en la periferia de ayer pero hoy -por
el crecimiento de Santiago- ya comienzan a ser atractivos para la inversión
inmobiliaria privada (Puente Alto, Cerro Navia, Cerrillos, etc.). Suponemos que la
recuperación de este suelo pericentral desvalorizado por condicionantes socio-
espaciales no será devuelto a los pobladores originales, sino será reciclado para
nuevos proyectos de otras clases sociales, expulsando a estas familias a los
extramuros de la ciudad.
Un tercer punto importante, es la valoración del crecimiento por extensión
condicionado junto a una estrategia de renovación urbana de la ciudad consolidada.
Si bien se critica las ZODUC y PEDUC –instrumentos de planificación que permiten
construir en zonas rururbanas ajustándose a ciertas condiciones de infraestructura-
esto se hace desde su debilidad de selección técnica y no desde su connotación
social. La idea es tecnificar la urbanización por extensión para hacer más riguroso las
condiciones mínimas de impacto, pero se sigue pensando en la extensión como
solución para la supuesta escasez de suelo y estos paños semi-rurales como futuro
destino de la vivienda de interés social. Señala Amaral, “creemos que las áreas de
extensión urbana debieran contener una reserva suficiente a lo menos para 20 años y
en las áreas urbanas 10 años. Si queremos que exista la posibilidad, la disponibilidad
de suelo a precios compatibles con la vivienda creemos que es necesario abrir el
mercado del suelo a modo que exista una suficiente oferta para que de alguna
manera se regulen los precios”. ¿Acaso Amaral no conoce las consecuencias de la
liberalización del mercado de suelo en 1979 que luego el propio gobierno militar debió
reformar en 1985 por las alzas excesivas del valor del suelo?
Al mismo tiempo que se sostiene esta tendencia de crecimiento hacia fuera,
se plantea intensificar la renovación urbana del centro de la ciudad. “Es fundamental
implementar planes efectivos de renovación urbana en donde se incorpore la vivienda
subsidiada, que permiten el mejor aprovechamiento de las áreas consolidadas de la
ciudad”. Esta estrategia conectada con la anterior, articula un juego a dos bandas: por
un lado la presión inmobiliaria sobre los sectores populares del casco histórico y por
otro la limpieza del círculo pericentral; y conjuntamente la expulsión de ambos a la

23
Unidad de Pensamiento Poblacional

periferia semi-rural de Santiago, por la imposibilidad de costear el precio de vivir en la


ciudad.
Todas las anteriores medidas nos indican que el proceso que se avecina será
la recuperación de la centralidad histórica y de la ciudad consolidada por parte de la
burguesía, la expulsión de nuestra clase del centro y del círculo peri-central hacia las
afueras de la urbe y la dispersión de cualquier espacio de posible rebeldía en el área
metropolitana de Santiago. El poder central se ocupará nuevamente de ordenar la
ciudad, con la doble motivación que ha caracterizado los últimos treinta años:
controlar las posibilidades de resistencia y rentabilizar el espacio urbano, mediante la
disgregación de la conflictividad popular y del aseguramiento en el tiempo de las
tasas de ganancia de la empresa capitalista, en perjuicio ambos, de la felicidad de las
familias del país.

REFERENCIAS

Sugranyes, Ana, “La política Habitacional en Chile 19890-2000: un éxito liberal para
dar techo a los pobres”, en Rodríguez, Alfredo y Sugranyes, Ana, 2005, Los
“con techo”. Un desafío para la política de vivienda social, SUR: Chile
Hidalgo, Rodrigo. 2007. “¿Se acabó el suelo en la gran ciudad? Las nuevas periferias
metropolitanas de la vivienda social en Santiago de Chile”. EURE 33(98): 55–
75.
Financiamiento bancario de viviendas asociadas a programas de subsidios
habitacional, Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, SBIF,
2008.
Informe Urbano habitacional, Periodo 2006-1009, MINVU, Comisión Asesora de
Estudios Habitacionales y Urbanos.

24
Unidad de Pensamiento Poblacional

Nicolás Valenzuela Levi


ORGANIZACIÓN RECONSTRUYE

LA CIUDAD QUE CONSTRUIREMOS


EN LOS PRÓXIMOS 4 AÑOS:
DESGLOSE DE LA NUEVA POLÍTICA DE VIVIENDA∗

A continuación se plantea una revisión completa del programa anunciado por los
grupos Tantauco para el área de Vivienda y Urbanismo. Éste ya contaba con un gran
nivel de desarrollo y especificación antes de conocerse los resultados de la segunda
vuelta presidencial. Intentando resumir los derroteros planteados por Tantauco, los
principales ejes de la nueva política serán dinamizar y consolidar el rol del sector
privado, simplificar los sistemas de subsidios, realizar una reforma urbana para
liberalizar los usos de suelo, además de abordar el problema de conjuntos de
departamentos de bajo estándar construidos entre 1990 y 2004, y generar
mecanismos de financiamiento privado de proyectos en espacios públicos a través de
donaciones.

EL MERCADO DE VIVIENDAS COMO PRINCIPAL PREOCUPACIÓN,


POR SOBRE PENSAR CIUDADES

Para generar los lineamientos, Tantauco se basó en las estadísticas


generadas por las empresas constructoras, a través de la Cámara Chilena de la
Construcción. Según estos datos, habría un déficit global de 817.135 viviendas, en las
que el 60% más pobre corresponde a alrededor de 500 mil viviendas. Según la
Actualización 2009 del Estudio de la CChC, se trataría de 219.301 familias en déficit
cuantitativo (campamentos y allegados), y 283.776 en déficit cualitativo (viviendas de
13
bajo estándar) .
La forma de abordar este déficit es generando “mayor eficiencia en la
oferta”. Se ha dicho que sobre todo se requiere “que la política urbana sea capaz de

∗ Este trabajo fue preparado con anterioridad al terremoto del 27 de febrero de 2010. Este hito marca un cambio radical en
las coordenadas del problema de la vivienda en chile. Con todo, si bien se estima que la demanda por viviendas pase de
800.000 a más de 2.000.000, sigue siendo pertinente analizar los instrumentos que estarán a disposición de esta agenda.
Probablemente sean estos mismos mecanismos los que se utilicen en los programas de re-construcción.
13 Presentación Grupo Tantauco Área de Vivienda y Urbanismo, diciembre 2009.

25
Unidad de Pensamiento Poblacional

proveer de la cantidad de suelo urbano suficiente” y “agilizar los procedimientos de


aprobaciones de permisos y recepciones”. Como problemas se enuncian: gran
dispersión de sistemas de subsidio, complejidad de los reglamentos, desfocalización
creciente respecto de los más pobres, excesiva intervención del estado en la
aprobación de proyectos, crítica generalizada al sistema Fondo Solidario, acusando
descordinación entre EGIS y Constructoras.
En este sentido, se plantea la elaboración de un nuevo sistema simplificado
de subsidio habitacional. Éste implicaría un “nuevo Reglamento, que unifique todos
los sistemas vigentes y facilite su aplicación”. Lo anterior incluiría un registro único de
postulantes para todo quien que quiera obtener cualquier tipo de subsidio, a través de
Internet. Se pretende entregar 600.000 subsidios en los cuatro años de gobierno,
abordando “las soluciones a través de mecanismos 100% de mercado” y revisando
“las restricciones normativas para aumentar la disponibilidad de suelo, para la
construcción de viviendas”. Además, se eliminaría la prohibición de venta por 5 años
de viviendas subsidiadas.

EL NUEVO SUBSIDIO UNIFICADO

Los mecanismos actuales de subsidio estatal corresponden


fundamentalmente a cuatro instrumentos. El primero es el DS 40, a partir del cual se
entregan subsidios a la clase media. Segundo, el Fondo Solidario (DS 174) en sus
dos versiones: financiamiento para (a) la construcción de viviendas sociales nuevas y
(b) para compra de usadas. Tercero, el Programa de Protección del Patrimonio
Familiar (DS 255, de 2006), que permite obtener recursos para mejoras en viviendas
que ya han sido adquiridas. Finalmente está el Subsidio a la Localización, que
constituyó un esfuerzo de entregar una cantidad de recursos por proyectos
habitacionales asegurando características como la ubicación en la misma comuna de
origen de los beneficiarios y garantizar el acceso a servicios básicos.
Lo que se plantea es un nuevo sistema único de subsidios en dos
modalidades. Éstas son:

• Modalidad 1 (60%): Para la adquisición de viviendas nuevas o usadas, dentro


de estándar mínimo, destinado a personas que no tienen vivienda y no hayan
obtenido subsidios anteriormente. Tramos:
 1 Vivienda desde 660 hasta 700 UF (650 UF de subsidio sin
deuda)
 2 Viviendas desde 701 UF hasta 1.500UF
 3 Viviendas desde 1.501 UF hasta 2.000UF

26
Unidad de Pensamiento Poblacional

• Modalidad 2 (40%): 100 UF para adquirir, reparar viviendas en mal estado o


ampliar las que están bajo estándar mínimo, destinada a aquellos que tienen
una vivienda o han obtenido subsidios anteriormente.

Para la modalidad 1, al superar las 700 UF de costo de viviendas sociales, se


1
plantea una ecuación subsidio decreciente: 650 – . Esto arroja los siguientes
ejemplos:
Cuadro 1:
Posibilidades de acceso a viviendas de más de 700 UF

Valor vivienda Subsidio


660 UF 650 UF
1000 UF 530 UF
1200 UF 450 UF
1.400 UF 370 UF
1.600 UF 290 UF
1.800 UF 210 UF
2.000 UF 130 UF

Cuadro 2 :
Comparación de posibilidades de acceso sin deuda

Origen Monto Origen Monto


Ahorro 10,5UF ¿Aporte familia ? 50 UF
Fondo Solidario 330 UF
Adicionales
Localización 150 UF
Equipamiento 5 UF
Iniciativas 7 UF
Total Subsidio 492UF Total Subsidio 650 UF
Total vivienda 502,5 UF Total vivienda 700 UF
Estándar
Vivienda 45m2 (prom.) 50 m2 (min.)
Terreno 80m2

Fuente: Elaboración propia sobre la base de información MINVU (2009) y Tantauco


(2009)

Se plantea para el mecanismo una simplificación también en las formas de


postular. El propósito de esto es individualizar lo más posible a las familias en un

27
Unidad de Pensamiento Poblacional

trámite simplificado. Habrá inscripción por Internet, en un registro único, verificación


interna de la información, selección computacional mensual de beneficiarios, vigencia
de tres años para recibir el subsidio comprando en cualquier lugar del país, selección
impersonal de beneficiarios, postulación individual o en grupo, facilidades para la
venta de viviendas usadas sin devolución del subsidio, e implementación de un
sistema integrado, público-privado de información de beneficiarios, en el área de
vivienda subsidiada.

LA DEMOLICIÓN DE LOS BLOCKS

El programa señala como prioridad especial “abordar el problema de los


Condominios construidos durante los años 1990 al 2004 con departamentos de mala
calidad y superficie insuficientes, carentes de equipamiento y deficitarios en
urbanización, no ampliables en situación de deterioro.” Para ello, “inserto dentro del
mismo sistema de subsidios, se implementará una modalidad de acción especial, con
la designación de un Ministro en Campaña, con dedicación exclusiva para (…)
erradicación de Campamentos y atención de familias habitantes de soluciones
indignas, de mala calidad y superficie insuficiente (departamentos de 3 pisos y 32 m2
de sup. Construidos entre 1990 y 2004)”.
Se plantea dos características fundamentales en este esfuerzo. La primera es
el “trabajo conjunto con las municipalidades y entidades privadas interesadas en
colaborar en esta tarea”. La segunda es que “se coordinarán esfuerzos y se buscarán
ingeniosas soluciones con la colaboración de gremios del sector, para la
recuperación, remodelación, transformación e incluso demolición en los casos
necesarios”.

LA REFORMA URBANA QUE PRETENDE LIBERALIZAR USOS DE


SUELO PARA PROYECTOS SUBSIDIADOS

Junto con esta nueva política de vivienda, se implementaría una reforma que
apunta a generar “mayor disponibilidad de suelo”. En ese sentido, “como una forma
de fomentar la construcción de viviendas económicas, se propone flexibilizar las
normas de los Planes Reguladores bajo determinadas circunstancias, con el objeto
de implementar una Política Habitacional y una Reforma Urbana, que supuestamente
beneficiaría a los sectores de mayor necesidad, a la vez de incorporar por esta vía
nuevos terrenos al mercado de viviendas subsidiadas”.
La forma de hacerlo es a través del “perfeccionamiento del artículo 6.1.8 de la
OG para permitir la construcción de viviendas económicas en general, en Conjuntos

28
Unidad de Pensamiento Poblacional

de hasta 4 pisos, liberando usos de suelo, en cualquier área regulada por un


14
Instrumento de Planificación Territorial” . Esto quiere decir, poder construir este tipo
de proyectos prácticamente en cualquier lugar del país, eliminándose cualquier
restricción de usos de suelo. Por otro lado, se pretende también autorizar la
construcción de vivienda en altura que recibe subsidios, en cualquier terreno dentro
de zonas urbanas (a diferencia de cómo se operaba hasta ahora definiendo
territorialmente zonas de renovación urbana en las que se aplican los subsidios).
En el ánimo de dinamizar la oferta por parte de constructoras e inmobiliarias,
se plantea una modificación en el reglamento de subsidios para maximizar la
rentabilidad de la participación de las empresas en proyectos subsidiados. De esta
manera “se propone crear un subsidio, endosable más de una vez, para permitir que
la inmobiliaria pueda vender su cartera de subsidios al sistema financiero y otros
15
inversionistas, dado que se trata de instrumentos financieros estatales” .
Esto quiere decir que, de manera similar a como ocurre con los dineros de las
pensiones que las AFP utilizan en el sistema financiero, ahora los subsidios a los más
pobres y a la clase media serán transformados en dinero a circular en el sistema
financiero. Estos fondos podrán ser cobrados un año después por quienes los
compren. Queda para el análisis la similitud de estos mecanismos de derivados
similares a los créditos para vivienda económica (sub-prime) que ocasionaron la
última crisis financiera en EEUU.

ALGUNAS CONCLUSIONES PRELIMINARES: CRECIMIENTO


ECONÓMICO, LIBERALIZACIÓN DE SUELOS Y EXPULSIÓN DE
POBRES

Algunos lineamientos programáticos no expuestos en los títulos anteriores


son simplificar los Instrumentos de Planificación Territorial, acotar una participación
ciudadana “oportuna y encausada”, y un rechazo a los mecanismos de desarrollo
urbano condicionado o pago de externalidades por parte de los desarrolladores.
El programa crítica a “intermediarios” y no menciona criterios de habilitación
social, que es lógica que justifica la existencia de instituciones como las EGIS. Estas
últimas han abierto un espacio de participación a organizaciones de pobladores,
municipios y ONGs. Al mismo tiempo, sólo se hace mención de organizaciones
colectivas a nivel de postulación a Registro Único, y se valora “eficiencia” de
mecanismos simplificados, lo que permite intuir una reticencia a la organización social
por parte del futuro gobierno.

14 Presentación Grupo Tantauco Área de Vivienda y Urbanismo, enero 2010.


15 Ibid.

29
Unidad de Pensamiento Poblacional

Es muy importante señalar que se eliminan criterios “territoriales” en


asignación de subsidios, privilegiando situación individual de las familias. Esto implica
transformar, mediante esta unificación y simplificación, a los subsidios en bonos que
habilitan a las familias a participar del mercado desterritorializadamente. De esta
manera se renuncia a incorporar criterios urbanos en los instrumentos para generar
vivienda, lo que tendrá grandes consecuencias.
Lo anterior hace esperar contundentes efectos en expulsión de pobres hacia
la periferia y una fuerte expansión urbana con proyectos subsidiados. Para los más
pobres, está empíricamente comprobado que esto implica la salida de comunas de
origen hacia áreas de bajos niveles de urbanización, probablemente sin acceso a
servicios básicos y alejados de las oportunidades de las centralidades urbanas. Existe
la posibilidad de que sean eliminadas instancias intermedias (ie: EGIS), cerrando
espacios de participación y organización de pobladores, ONGs, y acción particular de
los distintos municipios en el problema de la vivienda en su comuna.
Se espera que los pobladores deban plantearse en forma individualizada
frente a los beneficios y los mecanismos de asignación, en detrimento de una mirada
hacia la organización colectiva y la habilitación social. En lugar de ello, se fomentará
la rentabilidad de las inmobiliarias y la activación del sector, a través de operaciones
con las menores restricciones posibles. Esto tiene que ver con tal vez el mayor aporte
posible, a nivel político, del área de vivienda: contribuir a las ambiciosas metas de
generación de 1.000.000 empleos y crecer al 6%.

30
Unidad de Pensamiento Poblacional

Partido Igualdad Herramienta de los Pueblos∗

ACTA DE LA IGUALDAD

DENUNCIAMOS

El carácter inhumano y depredador del Capitalismo que a través de los grandes


capitalistas -nacionales y extranjeros- ejercen su poder controlando la economía, el
gobierno, los medios de comunicación, la política, explotando a la clase trabajadora,
negando la identidad de los pueblos originarios, depredando a la Madre Tierra (suelo,
subsuelo, océano, lagos, ríos, aire y fauna) dejándonos sólo migajas, consagrando su
sistema de muerte por sobre la Vida. La Constitución Política y las leyes de los ricos
junto a sus malos gobiernos son el marco con el cual le dan legitimidad a esta cultura
de la muerte que se sustenta en este orden de desigualdad e injusticias.

DECLARAMOS

Chile necesita profundas transformaciones sociales, políticas y económicas, que


jamás vendrán desde los poderosos y sus partidos. Esos cambios reales sólo
vendrán desde los Pueblos organizados y en lucha, impulsando la construcción de un
gobierno que encabece estas transformaciones y propicie una nueva institucionalidad.
Por ello los Pueblos vamos a crear nuevas formas de Vida y de gobierno con una
nueva institucionalidad a través de la Constitución Política para Chile: La Constitución
de la Igualdad.

¿QUE ES EL PARTIDO IGUALDAD?

Somos el Partido de los que decimos ¡BASTA¡ Somos el Partido del pan, somos el
Partido de la casa, somos el Partido del trabajo, de la salud y la educación dignas.
Somos el Partido de los obreros de la construcción, de la dueña de casa, de los
pobladores, de los temporeros, de los empleados, de los pescadores artesanales, de
los pueblos originarios. Somos el partido de las madres y los niños. Somos el partido
que aspira a una nueva relación entre los humanos y su medio ambiente. Somos el
Partido de los trabajadores manuales e intelectuales, de los estudiantes, de las
mayorías y minorías discriminadas y excluidas. Somos el Partido de la tierra, el agua

∗Contacto: http://partido-igualdad.blogspot.com y partido.igualdad@gmail.com

31
Unidad de Pensamiento Poblacional

y el cobre. Somos el Partido del mar, el campo y la ciudad. Somos el Partido de la


mujer y los dirigentes populares de base. Somos el Partido de la libertad, de la
cultura, la justicia social y la igualdad. Somos el Partido de los buenos y valientes,
somos el Partido de los seres humanos que guiados por el amor crearemos la nueva
sociedad del buen vivir, Somos el Partido de la nueva Constitución. Somos el
instrumento político de los que luchan, una herramienta necesaria para conquistar
nuestros sueños.

NUESTRAS TAREAS

El Partido Igualdad impulsará los cimientos de la nueva sociedad a través de la


Constituyente Social, proceso a través del cual acompañaremos a los pueblos y
trabajadores en la tarea de imaginar, diseñar e instaurar una nueva Constitución para
Chile que garantice la dignidad de sus habitantes. El Partido Igualdad se propone
convertir el 2012 en el año en que los dirigentes sociales y populares de todo Chile
ocupen las concejalías y alcaldías de los municipios de todo el país para ponerlas al
servicio de los pobladores, de los trabajadores y sus familias. Serán los Pueblos
organizados ejerciendo poder en las comunas y territorios, el primer paso en la
construcción de la nueva sociedad. A esta hermosa tarea nos convocamos.

PARTIDO IGUALDAD, HERRAMIENTA DE LOS PUEBLOS

¡ARRIBA LOS Y LAS QUE LUCHAN! ¡QUE EL PUEBLO MANDE!

32
Unidad de Pensamiento Poblacional

33