HONORABLE CAMARA DE DIPUTADOS MESA DE ENTRADAS Y SALIDAS ENTRO: 07/07/2010 HORA: 19:07 PROY Nº: 614 BLOQUE UNION CIVICA RADICAL

EL PODER LEGISLATIVO DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ SANCIONA CON FUERZA DE LEY

Artículo 1°.- MODIFICASE el Artículo 1° de la ley provincial n° 1683, el que quedará redactado de la siguiente manera: “Artículo 1º.- El personal dependiente del sector público provincial gozará de las asignaciones familiares que a continuación se indican, con sujeción a los requisitos, condiciones y modalidades que se establecen en la presente Ley y su reglamentación: Asignación por matrimonio; Asignación prenatal; Asignación por maternidad; Asignación por nacimiento de hijo argentino; Asignación por adopción; Asignación por cónyuge; Asignación por cónyuge discapacitado; Asignación por hijo; Asignación por hijo discapacitado; Asignación por familia numerosa; Asignación por escolaridad inicial, primaria y secundaria; Asignación por escolaridad inicial, primaria y secundaria de familia numerosa; m) Asignación por escolaridad superior; n) Asignación por escolaridad superior de familia numerosa; ñ) Asignación de ayuda por escolaridad inicial, primaria y secundaria; o) Asignación anual complementaria de vacaciones; p) Asignación de ayuda por escolaridad superior; Los montos pertinentes serán establecidos por Decretos del Poder Ejecutivo Provincial, serán irreductibles y equivalentes para todos los beneficiarios, no pudiendo establecerse limitaciones o a) b) c) d) e) f) g) h) i) j) k) l)

discriminaciones en razón del destino, función, jerarquía o de la remuneración percibida por el agente.” Artículo 2°.- De forma.-

Firma el Señor Diputado: Jorge Fernando CRUZ.-

FUNDAMENTOS

Señor Presidente:

Por el presente proyecto de ley, proponemos la modificación en lo pertinente de la ley provincial nº 1863 de asignaciones familiares para los empleados públicos provinciales activos y pasivos, estableciéndose expresamente que los montos de las asignaciones por hijo, hijo con capacidades diferentes, familia numerosa, nacimiento, adopción, y escolaridad en sus distintas variables, tendrán el mismo valor para todos los beneficiarios, con independencia de la remuneración mensual bruta percibida por los empleados progenitores o responsables legales de los beneficiarios. Por ello, a fin de remediar esta situación anómala e injusta, proponemos la modificación del último párrafo del Artículo 1º de la ley nº 1683, el que quedará redactado de la siguiente forma: “Los montos pertinentes serán establecidos por Decretos del Poder Ejecutivo Provincial, serán irreductibles y equivalentes para todos los beneficiarios, no pudiendo establecerse discriminaciones en razón del destino, función, jerarquía o de la remuneración percibida por el agente.” Actualmente por imperio del Decreto nº 3068 del 23 de diciembre de 2009, los empleados activos y pasivos, están divididos en tres categorías de acuerdo a su remuneración mensual (hasta $ 5000, hasta $ 6.500, y superiores a $ 6.500), disminuyendo el monto de aquellas asignaciones a medida que son mayores las remuneraciones. De tal modo hoy tenemos asignaciones por hijo de $ 388, $ 291 y $ 144 respectivamente; por $ 1.440, $ 1.080 y $ 576 respectivamente en el caso de asignación por hijo con capacidades diferentes; y, así con el resto de las asignaciones familiares destinadas a los hijos. Entendemos que esta discriminación es injusta e ilegítima, ya que la naturaleza de las asignaciones familiares NO es remunerativa, como lo entendieron los gobiernos de turno, al limitar y suprimir el pago de dichos beneficios, sino que se trata de una prestación del sistema de seguridad social, al que esta obligado el Estado, y cuyos beneficiarios no son los empleados, sino las personas que causan la demanda de una asistencia económica por su misma existencia y gastos que demandan su alimentación, educación, recreación, salud, etc. Esta naturaleza jurídica NO remunerativa de las asignaciones familiares esta consagrada por la propia ley nº 1863, que en su artículo 19º establece que sumas abonadas por tal concepto, serán inembargables y no estar n sujetas a aportes ni descuentos jubilatorios, no se computarán a los efectos del cálculo del sueldo anual complementario, ni para la determinación de indemnizaciones de naturaleza alguna.

En otras palabras, es irrelevante el monto de la remuneración mensual que perciba el empleado, lo relevante es la atención de las necesidades que implican la tenencia de un hijo, y que no deben ser discriminados unos de otros por la remuneración de sus responsables legales. Esta injusticia, se hace evidente en el caso en que los beneficiarios de las asignaciones –los hijos-, no conviven con el empleado público perceptor de las mismas, en tal caso es normal la fijación de una cuota alimentaria a favor de aquellos, con más las asignaciones familiares correspondientes. Sin embargo, el monto de estas asignaciones familiares será variable, conforme al monto de la remuneración mensual bruta que perciba el empleado responsable de la obligación de dar alimentos. En tal caso, se observa un claro perjuicio al bienestar de los menores beneficiarios –o mayores con capacidades diferentes-, quienes ven mermar su salario familiar por causas ajenas a ellos, aun cuando sus gastos de manutención son iguales a los de cualquier otro beneficiario. En consecuencia, estimamos procedente establecer la garantía de la inmutabilidad y equivalencia de las asignaciones familiares destinadas a los hijos de los empleados públicos activos y pasivos provinciales, mediante su inserción en el texto de la ley nº 1863, a fin de dejar a salvo la percepción de este beneficio de seguridad social, de las necesidades de los gobiernos de turno, que como vemos se ven tentados a financiar el déficit y equilibrar las cuentas públicas echando mano de los fondos destinados a ese fin social. Este decreto nº 3068, reconoce su antecedente en el Decreto Provincial Nº 2348 de fecha 11 de Diciembre de 2001, se resolvió fijar nuevos montos y alcances para la percepción de las asignaciones familiares de los agentes públicos activos y pasivos que corresponde por aplicación de la Ley Provincial Nº 1863 y sus modificatorias, eliminando el derecho a percibir asignaciones familiares, a los agentes con remuneraciones superiores a $ 2.000, entre otras limitaciones. En la época del dictado del Decreto Provincial Nº 2348/01, el Gobierno Nacional había decidido reducir los fondos destinados a la atención de beneficios sociales Limitando los criterios de liquidación de las asignaciones familiares. Asimismo, en momentos del dictado del Decreto Provincial señalado, se había configurado una situación de grave crisis económica e institucional en el ámbito nacional que determinó posteriormente, entre otras, la sanción de la Ley Nacional de Emergencia Pública Nº 25.561 que procedió a declarar la emergencia en materia social, económica, administrativa, financiera y cambiaria. Según los fundamentos del decreto de referencia, la evidente situación de emergencia y las convulsiones de los acontecimientos críticos que comenzaron a fines del año 2001, significaron en el ámbito de la Provincia de Santa Cruz, la adopción de los mecanismos necesarios para asegurar el pleno funcionamiento de las instituciones en beneficio del interés común, el cual debe prevalecer necesariamente en situaciones como la señalada.

En este contexto, el Gobierno provincial dispuso que en el ámbito provincial únicamente percibirían asignaciones los agentes públicos activos y pasivos con una remuneración bruta de hasta la suma de PESOS DOS MIL ($ 2.000.-), optándose así por ser solidarios con los que menos tienen. Es decir, y como señalábamos mas arriba, se incurre en el error jurídico conceptual de atribuir naturaleza salarial a las asignaciones familiares, cuando estas son una prestación de seguridad social, independientes del monto de las remuneraciones, ya que están destinadas a sus beneficiarios, que no coinciden con la persona del agente público que las cobra. Atendiendo la trascendencia social de la cuestión planteada, solicitamos el acompañamiento de nuestros pares en la sanción favorable del presente proyecto de ley. DIOS GUARDE A VUESTRA HONORABILIDAD.-

Firma el Señor Diputado: Jorge Fernando CRUZ.-