ZONA NORTE

:
Flautín El flautín (llamado también píccolo, del italiano flauto piccolo: ‘flauta pequeña’) es un instrumento de viento. Se trata de una flauta pequeña. Físicamente, el flautín es como la flauta travesera pero con un menor tamaño. El timbre es parecido, pero una octava más alto. Por ello, se dice que el flautín es un instrumento transpositor; es decir, su sonido real es diferente al escrito: las notas a interpretar en el flautín se escriben una octava más baja que su sonido real, para evitar demasiadas líneas adicionales en el pentagrama. El sonido del flautín es penetrante y se caracteriza por su tono agudo. De hecho, el flautín tiene el timbre más agudo de todos los instrumentos orquestales. La sonoridad del flautín, especialmente en las notas más altas, es muy penetrante, por lo que sobresale aunque todos los instrumentos estén siendo ejecutados. Puede ser fabricado todo de metal o de madera el cuerpo y las llaves y embocadura de metal. A pesar de esta presencia constante del flautín, producida por su agudo sonido, el flautín puede utilizarse para interpretar tanto piezas delicadas y tranquilas como alegres y poderosas. Se utiliza en las orquestas, aunque más frecuentemente en las bandas militares. Es uno de los instrumentos típicos del Basler Fasnacht (carnaval de Basilea, Suiza). Tarca o Anata : Nacieron en el altiplano boliviano y su área abarca casi todos los países de América del sur. Las Tarcas son flautas de madera de una sola pieza, con boquilla en el extremo superior y con seis perforaciones en la parte media inferior y abiertas en el extremo inferior. Anatas y Tarcas miden entre 20 a 55 cm. de longitud y son instrumentos de verano, muy usados en las Fiestas de Carnaval. La palabra anata significa justamente “carnaval”. Las fiestas mencionadas son acompañadas por cajas y bombos constituyen las Tarcadas.

La Pusa o Zampoña : Es quechua y aymará y sigue en preferencia al pincullo, entre los instrumentos del Area Andina. En aymará se le llama Sikn o Sikuri; en quechua recibe el nombre de Antara, en el norte de

Chile se le llama Pusa o Laca y en español se la bautizo como Zampoña. Todas son variaciones de la antiquísima flauta de pan, réplica del órgano que introdujeron las misiones jesuitas en el Altiplano. Es de diversas formas y tamaños. La zampoña simple consta de diez a doce cañitas de bambú, dispuestas una al lado de la otra y que dan la escala musical natural completa, sujetas por dos palitos de la misma caña por ambos costados y unidas por hilos de cáñamo o fibras vegetales. Las cañitas llevan abertura superior y obturadas en la extremidad inferior. La Sicura es una Zampoña doble, y consta de dos hileras de tubos de caña de bambú, ocho adelante y atrás , siendo la primera de doble tamaño que la segunda: es en realidad, “medio instrumento” y se necesitan dos para obtener la escala completa, alternando los sonidos entre uno y otro ; su ejecución demanda la atención de ejecutantes muy expertos. Durante las Fiestas Religiosas y de Carnaval en el Norte Grande se usan inmensos aerófonos de casi un metro de largo y una pulgada de diametro.

Lichiguayo : Es un aerófono de origen quechua y aymará, como una quena de mayor tamaño que las habituales pero solamente de cinco o tres aberturas anteriores en la parte inferior del instrumento, y un agujero posterior para armonización. Por sus limitaciones musicales, sólo se usa como instrumento de acompañamiento en las bandas nortinas.

El Erke o Clarín del Norte : Su origen se pierde en el pasado. Se usa en el Norte Chico y extremo norte de Chile,

noroeste argentino, sur del Perú, alturas del oeste colombiano, norte venezolano, altiplano boliviano, y la desembocadura del Amazonas en el Brasil. Es un instrumento gigante, de tres a cinco metros de longitud, construido con trozos de caña de bambú o con vara de cardón. Consta de tres partes: la embocadura que va ubicada en la parte superior del instrumento en forma lateral como las flautas de las bandas militares; el cuerpo del instrumento hecho con cañas unidas para dar longitud total del aerófono, adornado con lanas de colores llamativos y con ligazones de cuero en sus uniones para impedir el escape del aire.

Ocarina : El uso de la ocarina se ha ido perdiendo en el norte Chileno; pero se mantiene en Putre, en la zona de Belén , en aiquina y en el altiplano boliviano. Se hace de greda ovoidal, hueca en su interior y con un grosor de no más de medio centímetro. En uno de sus costados se le hace una boquilla sobresaliente. En su parte superior lleva dos series de cuatro orificios cada una, en forma de semicírculo abierto, para los dedos de las manos desde el índice al meñique. En la parte posterior lleva tres perforaciones, casi entre distantes entre sí, que son para los dos pulgares, y la del medio para el resto del aire sobrante al hacer sonar el instrumento. Su longitud varía desde los 15 a los 28 cm. y su diámetro va desde los 5 a los 10 cm. Es tan difícil de hacer como de ejecutar, por eso se va perdiendo su uso.

Clarín Atacameño : Es un instrumento ritual, perteneciente a la Cultura Atacameña (II Región, interior provincia den Antofagasta). Es un aerófono, es decir, el sonido se debe a la vibración de la columna de aire; instrumento de viento propiamente tal, trompeta natural, tubular, traversa, recta, con embocadura. Se construye con una caña de aproximadamente 1.50 a 2 metros; se cubre con la lana de diversos colores. Se toca en forma traverso-diagonal. Se utiliza en ocasiones rituales (II

Región) y es privativa de la Cultura Atacameña: rito de talátur o del agua, convido a la semilla, etc.

Caja (membranófono) Es el instrumento más popular desde el Ecuador hasta los valles transversales de Chile, comprendiendo regiones altas del Perú, el altiplano boliviano y noroeste argentino. Tiene 35 a 50 centímetros de altura. Sus parches son de llama, cabra, vaca o vizcachas, según la zona de fabricación y se cosen con arquitos hechos de alambres o varillas de caña que calzan en el aro o marco cilíndrico que le sirve de caja de resonancia. Bombo Nortino (membranófono) El Bombo Nortino es como los bombos de las bandas militares y es el mayor que se usa en Chile. Es instrumento principal en bandas de las cofradías danzantes, durante las celebraciones de la Virgen de la Tirana al interior de Iquique. Tiene una gran caja de resonancia hecha de madera o de latón, con dos aros que sirven para colocar los cueros o membranas elaborados con piel de llama o vicuña y que se fijan en la caja con correajes del mismo material, a modo de cordones. Se hacen vibrar con un mazo hecho de un trozo de palo con una gorra o cabeza de lana forrada en cuero.

Matraca (idiófono) La Matraca va montada sobre un mango que lleva una rueda dentada y que sirve para hacer vibrar una lengüeta de madera delgada que se coloca en el interior de la caja, adosada a la pared opuesta del instrumento.

Suelen usarse matracas de forma rectangular de unos 5 centímetros de altura, 25 a 30 centímetros de largo y 20 centímetros de ancho. Para ejecutar el instrumento se le toma del mango y se lo hace girar en el aire. Se usa aisladamente en las festividades religiosas nortinas.

Triángulo (idiófono) En nuestro folclor musical es usado por los conjuntos de bailes en el norte de Chile por su sonoridad, especialmente en la fiesta de la Virgen de la Tirana. Es un triángulo de bronce, a veces niquelado y abierto en una de sus esquinas inferiores. Se percute con una baqueta o palillo del mismo metal. Se emplea en acompañamiento.

Quena, Kena (aerófono) Caña abierta por ambos extremos, de veinticinco a cuarenta centímetros, con seis agujeros para los dedos medios y uno pequeño al extremo para el meñique. Los cinco agujeros van en la dirección de la embocadura, y el pequeño al costado. No tiene boquilla, sino un corte que se apoya en el borde del labio inferior. Es una flauta atravesada, reproduce cinco notas, lleva siempre la melodía y en algunas ocasiones se ejecuta sin necesidad de instrumentos de acompañamiento. Es originaria del Perú, utilizada por los aborígenes vinculados al imperio incaico. Es comunmente ejecutada en forma solista, en dúos, o acompañada con charango, guitarra, caja y/o bombo. Se la utiliza para realizar las melodías en carnavalitos, huainos, huainitos, bailecitos, yaravíes, etc., tocando sola o en dúo con otra quena (en general en terceras paralelas) u otro aerófono de la zona (pincullo, etc.). En la técnica del toque son muy comunes los sutiles empleos de adornos y armónicos que le dan el color particular de este notable instrumento.

Tiene vigencia en Argentina, Ecuador, Colombia, Bolivia y norte de Chile.

Pincullo o Pinquillo (aerófono) Flauta vertical de caña, que mide cincuenta centímetros, con boquilla en su extremo superior. Emite un sonido más agudo que el de la quena. Su forma es muy parecida a la tarka, pero de menor tamaño. Se ha distribudo a través de Bolivia, Ecuador, Perú, Argentina y norte de Chile. Chillador: ¿De que se fabrica?: ¿Cuánto mide?: 47 a 50 cm. de longitud total. La caja mide 4 cm. de altura, 18 cm. de largo. Se usa en: Altiplano peruano y en el norte de Chile, hasta Antofagasta. Descripción: Es una guitarra pequeña y Tiene cinco pares de cuerdas metálicas. Cencerro El cencerro o campano es una campana sin badajo de tamaño pequeño. Es semejante a los cencerros que llevan algunos animales como las vacas principalmente, en Europa. El cencerro es un instrumento musical de percusión. Los cencerros pueden estar fijos a un soporte y son idiófonos sacudidos. Se percuten con baquetas de madera especialmente diseñadas para este instrumento. Normalmente, se fabrican en cobre, acero o en aleación de acero. Se utilizan de distintos tamaños para conseguir diversos sonidos dependiendo del estilo de música en el que sea utilizado. Sea cual sea su tamaño el sonido resultante es indeterminado.

ZONA CENTRAL:
Guitarra (cordófono) En nuestro país el más difundido de los instrumentos musicales como también en todos los países de habla hispana; su área de difusión abarca todo el país a lo largo y ancho del territorio. Es de gran difusión y de la más antigua tradición. Su nombre viene del árabe gitára, como transcripción del griego Kithara. La española tenía seis cuerdas simples. La primitiva, en Chile, tuvo seis cuerdas dobles. Su caja de madera con boca circular en el centro y un mástil con traste, son unas de las características de la guitarra actual.

Arpa (cordófono) Es un instrumento folclórico y clásico, difundido durante el siglo pasado. Se usa entre Aconcagua y Ñuble, en conjuntos folclóricos. Es casi triangular y consta de tres elementos fundamentales: la caja de resonancia, la columna y la ménsula o clavijero que mantiene el encordado en tensión sobre la caja. Tiene entre 33 y 34 cuerdas. Existen en tamaño portátil confeccionadas por expertos artesanos.

Guitarrón (cordófono) El Guitarrón Chileno es un multicordófono compuesto que posee entre 18 y 30 cuerdas, agrupadas en cinco órdenes principales sobre el diapasón y cuatro órdenes monocordales secundarios, fuera de él, llamados diablitos. Tiene una longitud de cuerdas que oscila entre 46 y 64 centímetros, forma de guitarra avihuelada, plano especular rectilíneo y puente de tracción, con alas en forma de volutas, junto a las cuales aparecen característicamente dos adornos llamados puñales. Estudios permiten asegurar que el origen de este instrumento es chileno, producto del ingenio del pueblo. Sobrevive en Santiago y Colchagua, donde se lo ve en los encuentros de los poetas populares.

Charrango (idiófono) Es un instrumento ideado tal vez por un campesino chileno. Se usa desde Colchagua a Valdivia y en Chiloé. Es una tabla de un metro o más de largo, por treinta y cinco o cuarenta y cinco centímetros de ancho, con un encordado fijo de alambre acerado muy delgado, que se estira mediante dos botellas redondas o preferentemente planas que se colocan en ambos extremos: lograda la tensión necesaria se le colocan dos trocitos de madera para evitar que se corran las botellas y pierda su armonía. Pandero (idiófono) El pandero se fabrica con una armazón hexagonal, a la cual se le remacha un parche o cuero muy delgado en uno de sus lados. se le hacen unos calados en los costados de la armazón donde se le colocan chapas de latón o bronce, de formas semicóncavas para mayor sonoridad. La cubierta del parche se unta con pez de castilla o grasa de vacuno para ofrecer resistencia al pulgar durante el roce y lograr una mejor vibración del instrumento.

Tormento (idiófono) El tormento de salón era una cajita de treinta centímetros de longitud por unos veinte de ancho y de diez a quince centímetros de altura, con cuatro patas plegables. Su cubierta superior estaba formada por una serie de tablitas sueltas engranadas en una especie de pestaña para que no se salieran. Para permitir mayor sonoridad no tenía cubierta inferior. En su interior tenía adosada una especie de sonajas de metal y se percutía encima de la cubierta con un palillo baqueta. El tormento actual, usado en chinganas y ramadas es de mayor tamaño. Mide entre cincuenta a sesenta centímetros de longitud por unos 35 a 45 centímetros de ancho.

Cacharaina (idiófono) Es una quijada de burro o mula a la que se le sueltan los molares y premolares. La superficie de la mandíbula se pinta y dibuja con temas llamativos como flores, hojas, etc... Su forma de ejecución es similar al Guiro tropical; o sea, rozando los dientes con un palito para producir el sonido. Pero su forma más frecuente es tomar la quijada con una mano empuñada en la parte más ancha, produciendo de esa manera una mejor resonancia de instrumento. En algunas partes del país es llamada Carretilla, en la Isla de Pascua se le llama Kahuaha.

BANDURRIA: Parecida a la guitarra, la Bandurria es menor en tamaño y su caja tiene forma de pera. Tenía tres cuerdas y en la actualidad tiene doce cuerdas pareadas. Se toca con una uñeta de plástico o de hueso. Casi extinguido en nuestro folclore musical, encontrándose escasos cultores en la zona central del país.

MANDOLINO: El Mandolino es una especie de guitarra pequeña con caja de resonancia abombada, al igual que el Laúd. En su cubierta tiene una lámina de metal a la altura de la boca; para proteger el instrumento del continuo roce de la uñeta sobre las cuerdas. Tiene cuatro cuerdas pareadas. PANDERETA La pandereta es un instrumento de percusión perteneciente al grupo de los tambores de marco. Este instrumento está formado por uno o dos aros superpuestos, de un centímetro o menos de ancho, provistos de sonajas o cascabeles (ferrañes) y cuyo vano está cubierto por uno de sus cantos o por los dos con piel muy lisa y estirada (pergamino). Se toca haciendo resbalar uno o más dedos por ella o golpeándola con ellos o con toda la mano. En ocasiones se golpea con otras partes del cuerpo, como en la "Fantasía de Pandereta" típico de la tuna: mientras el que maneja la pandereta baila, va tocando con ella, golpeándola con distintas partes de su cuerpo, manteniendo el ritmo de la canción, dando muestra de un gran sentido del ritmo musical así como de su destreza al momento de ejecutar el instrumento. No hay que confundir pandereta con pandero. El pandero no posee sonajas y suele ser de mayor tamaño, aunque en algunos países se le dice pandero a la pandereta y viceversa (pandero jarocho, pandero cuequero, pandereta de plena). BANDOLA La bandola es un instrumento musical de cuerda, hecha en madera, descendiente de los instrumentos árabes de la península ibérica que llegaron a las Américas. Hay varios tipos de bandola:
• • • •

la bandola llanera (4 cuerdas) la bandola andina colombiana (6 órdenes dobles o triples, los 4 primeros, para 12 o 16 cuerdas) la bandola oriental (4 órdenes dobles). la bandola cordillerana (guariqueña)

La bandola es un instrumento con un sonido alegre, que sirve para tocar canciones tradicionales de la zona en donde se toca. En la música colombiana se acompaña de un tiple y una guitarra. En Europa occidental se utiliza un instrumento muy parecido la llamado mandolina. En Venezuela y Colombia se ejecutan de manera muy completa y fuerte, dándole un carácter de bravura. [cita requerida] La bandola llanera originalmente era un instrumento acompañante en el joropo, denominada “pin-pon” por corresponderle llevar el ritmo de los bordones, hasta que en fechas relativamente recientes se posicionó como instrumento melódico gracias al virtuosismo de destacados ejecutores. Los bandolistas más destacados en Venezuela son: Anselmo Lopez, Juan Esteban Garcia, Hector Hernandez, Juan Carlos Silva, Moises Torrealba, Pedro Castro,Ismael Querales, Saúl Vera. También podemos agregar como Bandolistas destacados en Colombia: Don Pedro Florez, Luis Quinitiva, Yesid Benitez, entre otros.

ZONA SUR
EL VIOLÍN Es el mismo violín con cuatro cuerdas. El violín es un instrumento de cuerda frotada, el más agudo de su familia . Otros miembros de ésta son la viola, el violonchelo y el contrabajo. El arco es una vara estrecha, de curva suave y construida idóneamente en madera del Brasil (Pernambuco), de unos 70 cm. de largo, con una cinta de crines de caballo que va de lado a lado del mismo. El violín tiene cuatro cuerdas afinadas por quintas: sol 3, re 4, la 4, mi 5. En los violines antiguos las cuerdas eran de tripa. Hoy pueden ser también de tripa entorchada con aluminio, plata o acero.

BOMBO CHILOTE Es diferente al bombo del nortino, su caja de resonancia se construye de latón, o con cubierta lateral de los tambores de aceite industrial. Los parches del bombo se hacen de cuero de burro, por ser de mayor dureza y resistencia y se fijan fuertemente a la caja con alambres. Se afina, mojando los cueros y secándolos al calor de la fogata o brasero, dejando la sonoridad deseada.

Este bombo es más pequeño que el nortino, pero igual en estructura, los parches van fijos a un aro de madera colocada a los costados de la caja de resonancia

EL ACORDEÓN (zona sur) También se puede clasificar como instrumento folclórico. Su origen no se encuentra en el folclor, si no en Europa. Otro instrumento europeo que se destaca en la Isla, es el MANDOLINO.

KEKE KULTRUN (zona sur) Es un tambor tipo bombo, hecho de madera y cueros, similar confección al KULTRUN, solo que de un tamaño mucho mas grande, de una estructura parecida al bombo nortino, solo existe uno de estos, por las razones climáticas de los bosques sureños.

EL KINKELKAWE Es un instrumento desaparecido que aún se menciona entre los Mapuches. Consiste en dos arcos enlazados en que los dos extremos de cada madera se unen por un manojo de crines de caballo. Se interpretaba solamente por hombres y un sonido muy débil, se producía por el roce de ambas crines.

LA WADA (WASA) (zona sur) Es un instrumento muy antiguo, comúnmente se le conoce como MARACA. Sus vibraciones son proporcionadas por semillas sueltas, en su interior, está adornada con dibujos en su exterior, se usa en la zona de Arauco y Chiloé.

EL KULTRUN Es otro interesante instrumento musical de los mapuches, es un tambor usado en todas las ceremonias festivas o religiosas. Su caja de resonancia, se fabrica del tronco de un árbol ahuecado, mide de 35 a 40 cm. De diámetro. A su base se adhiere un parche de cuero de vacuno o caballo. Dentro del instrumento se colocan semillas, piedrecillas redondas o monedas para darle más sonoridad.

LAS PIFILKAS (zona sur) Es una flauta sin aeroducto, de fondo cerrado, típico Mapuche, es un pito de un solo sonido, a veces dos sonidos (Fundamental y Armónico), se talla en madera o piedra de unos 20 a 28 cm.

LA TRUTRUKA Es uno de los instrumentos Mapuches que más se destaca, consiste en una larga vara de QUILA, También son redondas, especie de bambú, muy común en los bosques del sur. Esta vara que alcanza hasta cuatro metros de largo, se corta en dos mitades que se limpian de nudosidades por dentro. Luego se unen por medio de una cuerda vegetal, cubriéndolas con tripa de animal, impidiendo que escape el aire entre las mitades. Se le agrega un cuerno, en una se sus puntas terminales y en la otra se le introduce un corte diagonal, en un extremo, para luego soplar presionando los labios. Se utiliza para diversos fines, desde toque en homenaje a los diversos caciques, hasta ceremonias convocando fuerzas divinas que regulan las lluvias y las cosechas. También se usa para acompañar danzas.

Rabel (cordófono) Es un pequeño violín, con algunas variantes y se confecciona en la zona con maderas de alerce y avellano. Tiene tres cuerdas y para tocarlo se coloca apoyado en la rodilla izquierda y descansando sobre el hombro, frotando sus cuerdas con el arco curvo que pulsa la mano derecha. Se diferencia del violín en que su puente se apoya directamente sobre el fondo a través de un orificio haciéndolo vibrar. Los Rabeles de Chiloé son íntegramente hijos del medio desde el arco, la caja y las cuerdas. Muchas veces son realizados por los mismos ejecutantes. Se toca en fiestas, en velorios o acompaña a los cantores y poetas populares.

TROMPE: Idiófono araucano tradicional, con plena vigencia. Tiene forma de una llave hecha de acero con un alambre en el aire. La parte exterior forma la pieza y la central es la lengüeta, que va doblada hacia arriba para poder pulsarla.

CASCAHUILLA: Instrumento típico araucano, vigente en el área mapuche. Se usa como acompañamiento cuando se toca el cultrún en las ceremonias religiosas. Es una cinta o cuero al que van unidos unos cascabeles, atándose a la mano que percute el cultrún.

MANDOLINA ¿De que se fabrica?: Es de madera y tiene una lámina de metal a la altura de la boca, para proteger al instrumento, tiene cuatro cuerdas parcadas. Originario de: Europa Descripción: especie de guitarra pequeña con caja de resonancia abombada. En su cubierta tiene una lámina de metal a la altura de la boca, para proteger el instrumento del continuo roce de la uñeta sobre las cuerdas.