You are on page 1of 2

El machismo es un tipo de violencia que discrimina a la mujer o, incluso, a los hombres homosexuales.

También puede hablarse de
machismo contra los denominados metrosexuales o todo aquel hombre cuya conducta exhibe alguna característica que suele estar
asociada a la feminidad.

A lo largo de la historia, el machismo se ha reflejado en diversos aspectos de la vida social, a veces de forma directa y, en otras
ocasiones, de manera sutil. Durante muchos años se negó el derecho a voto de la mujer, por ejemplo. En algunos países, por otra
parte, todavía se castiga el adulterio de la mujer con la pena de muerte, cuando a los hombres no les corresponde la misma pena.

La sumisión de la mujer a su marido aún suele ser vista como un valor positivo. Hay quienes sostienen que una mujer alcanza su
plenitud cuando se casa y se convierte en ama de casa para atender a su esposo y a sus hijos. Otro reflejo del machismo instaurado
en la sociedad aparece en frases como “María es la mujer de Facundo”, ya que la oración inversa no es usual (“Facundo es el
hombre de María”). La mujer aún es vista como una propiedad del hombre.

Las publicidades sexistas (con mujeres escasas de vestimenta para incentivar la venta de productos) son otra muestra del machismo.

El machismo es una expresión derivada de la palabra macho, definido como aquella actitud o manera de pensar de quien sostiene
que el varón es por naturaleza superior a la mujer.

El machismo es una ideología que engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a promover
la negación de la mujer como sujeto indiferentemente de la cultura, tradición, folclore o contexto.[cita requerida] Para referirse a tal
negación del sujeto, existen distintas variantes que dependen del ámbito que se refiera, algunos son familiares (estructuras
familiares patriarcales, es decir dominación masculina), sexuales (promoción de la inferioridad de la sexualidad femenina como
sujeto pasivo o negación del deseo femenino), económicas (infravaloración de la actividad laboral, trabajadoras de segunda fila),
legislativas (no representación de la mujer en las leyes y por tanto, no legitimación de su condición de ciudadanas, leyes que no
promuevan la protección de la mujer ni sus necesidades), intelectuales (inferioridad en inteligencia, en capacidad matemática, en
capacidad objetiva, en lógica, en análisis y tratada como astucia, maldad, subjetiva, poco coeficiente intelectual), anatómicas (poca
importancia al parto, poco papel en la reproductividad biológica), lingüísticas (no representación de la mujer en el lenguaje),
históricas (ocultación de mujeres importantes dentro de la historia de la humanidad), culturales (representación de la mujer en los
medios de comunicación como un cuerpo haciendo de ella misma un objeto en vez de un ser humano, espectaculación), académicas
(poca importancia a estudios de género, no reconocimiento de la importancia del tocado feminismo), etc.

Algunos críticos consideran también machismo la discriminación contra otros grupos sociales, como en el caso de varones
homosexuales, como no "masculino".1 Esto podría considerarse como una actitud misógina ya que implica un rechazo de todo
aquello que no sea lo considerado masculino.

Una definición de algunos movimientos feministas lo define como "el conjunto de actitudes y prácticas aprendidas sexistas llevadas
a cabo en pro del mantenimiento de órdenes sociales en que las mujeres son sometidas o discriminadas". 2 Se considera el machismo
como causante principal de comportamientos heterosexistas u homofóbicos.[cita requerida] Aquella conducta permea distintos niveles de
la sociedad desde la niñez temprana hasta la adultez con iniciaciones de fraternidades y otras presiones de los llamados grupos.

También existe una rica tradición literaria que prolifera la imagen machista mediante el desdén o maltrato de las mujeres como en
las diversas obras del tema de Don Juan Tenorio.

En América Latina hay autores que identifican el machismo con la "otra cara del marianismo".3

No obstante todo lo anterior, es de señalar que en la cultura náhuatl la expresión Macho (que no tiene nada que ver este uso con la
derivación del latín "mascŭlus" y del significado de la palabra macho en español), quiere decir, traducido al castellano, ejemplar, es
decir, digno de ser imitado, de allí que en México se preste a confusión el uso de aquella palabra si no va acompañada de mayores
precisiones.4 La etimología de la palabra macho en castellano proviene del latín "mascŭlus" y es un diminutivo que se aplicaba a los
cachorros de sexo masculino. En latín vulgar, este diminutivo se convirtió en masclu, "mascŭlus", que tenía el sentido de ‘pequeño
macho’ o ‘machito’ en el español de hoy

Equidad de género
Distribución justa de acuerdo a los intereses y necesidades de hombres y mujeres.

La equidad de género significa que mujeres y hombres, independientemente de sus diferencias biológicas, tienen derecho a acceder
con justicia e igualdad al uso, control y beneficio de los mismos bienes y servicios de la sociedad, así como a la toma de decisiones
en los ámbitos de la vida social, económica, política, cultural y familiar

De esta manera nos encontramos. El Estado. En este sentido. En este sentido es importante subrayar que precisamente existe una organización sin ánimo de lucro que se da en llamar Equidad de Género y que opera de manera fundamental en México. Género se define como el conjunto de atributos sociales que se le asignan a las personas (formas de comportarse. se atiende a las cuestiones biológicas y se realiza una discriminación positiva entre ambos sexos. y la aceptación también de derechos. por lo que cada cultura. le da un sentido diferente a lo que significa ser hombre y ser mujer. que estuvo al frente del país desde el año 2004 hasta el 2011. En este caso. política. estaría la igualdad de oportunidades y por otro. por lo tanto. desde los inicios de la vida social. según la época y el grupo social. Las mujeres.Es la aceptación de las diferencias entre hombres y mujeres. Se conoce equidad de género a la defensa de la igualdad del hombre y la mujer en el control y el uso de los bienes y servicios de la sociedad. por tanto. hormonales. genitales y reproductivas. por ejemplo. tienen derecho a una extensa licencia por maternidad. Esta situación de equidad debe alcanzarse sin descuidar las características de género. Cualquier persona debe ganar lo que propio de acuerdo a sus méritos y no puede ser favorecida en perjuicio del prójimo. que para que tenga lugar la mencionada equidad de género se tienen que producir o generar dos situaciones concretas y fundamentales. según haya sido identificado como hombre o como mujer. Así es interesante resaltar que uno de los gobiernos que siguieron a rajatabla ese principio fue el que tuvo como Presidente a José Luis Rodríguez Zapatero. Se trata de una entidad que apuesta y trabaja en todo momento por conseguir esa igualdad entre hombres y mujeres al tiempo que lleva a cabo lo que sería la promoción de los derechos de las féminas. Los hombres y las mujeres deben contar con las mismas oportunidades de desarrollo. su lugar en el mundo). buscando el ideal de un equilibrio en el que ninguno de ambos sexos se beneficie de manera injusta en prejuicio del otro. El sexo se define como las diferencias entre hombres y mujeres dadas por su condición biológica y fisiológica. De ahí que podamos establecer. tal como era frecuente hace algunas décadas en la mayoría de las sociedades occidentales. Dichos atributos son socialmente construidos. económica. La equidad de genero esta muy presente en la humanidad. la creación de una serie de condiciones determinadas para que se puedan aprovechar las citadas oportunidades. Por un lado. La equidad de género consiste en estandarizar las oportunidades existentes para repartirlas de manera justa entre ambos sexos. Estas diferencias tienen que ver principalmente con características cromosómicas. Un hombre y una mujer deben recibir la misma remuneración ante un mismo trabajo que contemple idénticas obligaciones y responsabilidades. por ejemplo invertir en medicamentos de acuerdo al tipo de enfermedades de acuerdo al sexo. por ejemplo. ni mucho menos a ser parte de una familia y sociedad. normas. con el hecho de que en España se aboga porque haya paridad entre hombres y mujeres dentro de lo que sería el ámbito político. valores. además de las llamadas características sexuales secundarias definidas a partir de la pubertad. También implica el uso correcto de los recursos destinados por género. actividades a realizar. hay que subrayar que para conseguir la mencionada equidad se están llevando a cabo distintos avances en la gran mayoría de los sectores de nuestra sociedad actual. Desde aquel entonces la mujer no tenia derecho a ser escuchada. recompensas. ni a opinar. . es decir. tiene que garantizar que los recursos sean asignados de manera simétrica. Una mujer no debe obtener menos que un hombre ante un mismo trabajo. mientras que la licencia por paternidad es más breve. Esto supone abolir la discriminación entre ambos sexos y que no se privilegie al hombre en ningún aspecto de la vida social.