You are on page 1of 3

BUENAS PRÁCTICAS DE MANUFACTURA Y SU APLICACIÓN EN LAS EMPRESAS DE ALIMENTOS

Las buenas prácticas de manufactura al ser una herramienta de calidad que ayuda a las empresas a ser
mejores en lo que hacen, ya sea el higiene en la manipulación, preparación, elaboración, envasado,
almacenamiento, transporte y distribución de alimentos para consumo humano, para así preparar todo de
manera adecuada, disminuir los riesgos biológicos, químicos a los que esta expuesto y apta para el
consumo de los clientes finales ya que Las nuevas tendencias en el consumo mundial de alimentos se
orientan a la demanda de productos que cumplan cada vez más estrictas normas de sanidad, inocuidad y
calidad.

En el caso de las instalaciones estas deben estar con buena higiene para que las materias primas lleguen
y se almacenen en un buen estado para su próxima manipulación alejados de la pared y piso a 15
centímetros de cada uno, los productos secos deben conservarse en un área seca, ventilada y limpia,
alejados de posibles factores que pueden alterar su composición química o que se contaminen, no se
deben almacenar productos en cajas de madera recipientes de mimbre o costales. En el caso del diseño
este debe ser tal que la planta evite los factores externos como el polvo, lluvia, suciedad y animales que
puedan afectar la calidad del producto. Cualquier producto rechazado debe ser separado de los demás
productos y eliminarlos lo antes posible.

En el caso del personal, este debe estar apto, con sus herramientas y vestimenta correctamente limpias
además de no llevar objetos que tengan que ver con actividades distintas a la de su labor, tener buena
higiene y cumplir con las normas de la empresa con referencia a él buen aseo, no permitir el consumo de
productos que pueden dañar el proceso productivo tales como fumar o comer.

En el caso del agua debe ser potable, calidad higiénica adecuada, y proceder de una fuente inocua, esto
se debe controlar para asegurar que es potable.

En los alimentos las buenas prácticas de manufactura ayudan a que estos estén separados
correctamente, los alimentos crudos de los alimentos preparados colocando los crudos en
compartimientos inferiores de los refrigeradores con una limpieza y protección eficaces.

En el caso de la materia prima es indispensable revisar que este en buenas condiciones para decidir si se
acepta o se rechaza, se considera su olor, sabor, textura, color, apariencia limpias y sin contaminación,
además se debe revisar si no hay insectos o partes de insectos que pueden ser nocivos para la salud,
que los empaques donde van a ser contenidos estén sin huecos, y los productos deben tener la fecha de
caducidad o fecha de consumo correcta.

Cuando son productos que necesitan refrigeración como las carnes o productos lácteos se debe observar
y controlar que su temperatura adecuada este a 7 grados para refrigerados y 18 grados para congelados.
En su sistema de control especificaciones de materias primas y productos, Documentación sobre planta,
equipos y proceso, Planes de muestreo, procedimientos de laboratorio y métodos de ensayo
normalizados, Control en todas las decisiones relacionadas con calidad del producto, Laboratorio de
pruebas y ensayos, Personal profesional o técnico idóneo en las áreas, de producción y calidad.

Al ser esto un factor importante par a la competitividad el gobierno ha estipulado leyes como lo dice el
Marco Legal en Colombia el cual dice:

En Colombia, las buenas prácticas de manufactura (BPM) para alimentos están reguladas por el Decreto
3075 de 1997 y vigiladas por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos.

El Decreto 3075 de 1997 fue elaborado por el Ministerio de Salud que reglamentó la implementación de
directrices destinadas a la elaboración inocua de los alimentos, con el objetivo de proteger la salud de los
consumidores.

En el artículo 7 la ley define las buenas prácticas de manufactura como:

ARTICULO 7o. BUENAS PRÁCTICAS DE MANUFACTURA. Las actividades de fabricación,
procesamiento, envase, almacenamiento, transporte, distribución y comercialización de
alimentos se ceñir n a los principios de las Buenas Prácticas de Manufactura estipuladas en el
título II del presente decreto. (INVIMA, DECRETO 3075 DE 1997, 1997)

Las buenas prácticas de manufactura en mi opinión generan un buen habito en las empresas de hacer
las cosas correctamente, todas las empresas deben aplicarlas por ley ya que en las empresas hay
muchos riesgos de contaminación de los alimentos así los clientes finales podrán consumir el producto y
seguir comprando, además gracias a las normas que impone el estado las personas pueden estar más
tranquilas de lo que van a comprar sin que haya repercusiones en un futuro ya que sabrán que el
producto que están consumiendo está perfectamente higienizado con normas de sanidad.
BIBLIOGRAFÍA
bustos, j. a. (08 de 03 de 2017). IMPLEMENTACION DE LA DOCUMENTACION DE LAS
BUENAS PRACTICAS DE MANUFACTURA Y ESTABLECIMIENTO DE LOS
MANUALES DE PROCEDIMIENTO DE LAS PRUEBAS FISICOQUIMICAS EN LA
PLANTA DE ENFRIAMIENTO. Obtenido de
http://www.javeriana.edu.co/biblos/tesis/ciencias/tesis132.pdf
calidaduao. (1 de 5 de 2011). Buenas practicas de manufactura. Obtenido de
http://calidaduao.blogspot.com.co/
D´LEON, L. F. (s.f.). Buenas practicas de manufactura vigentes y su relacion con
garantia de calidad. revista colombiana de ciencias, 6.
diaz, a. (2009). BUENAS PRACTICAS DE MANUFACTURA.
INVIMA. (1997). DECRETO 3075 DE 1997.
INVIMA. (03 de 08 de 2017). DECRETO 3075 DE 1997. Obtenido de
http://www.imani.unal.edu.co/images/Decreto_3075_1997_SANEAMIENTO_BAS
ICO.pdf
prevencionar. (10 de 10 de 2016). prevencionar.com.co. Obtenido de
http://prevencionar.com.co/2016/10/10/buenas-practicas-manufactura-bpm/