You are on page 1of 4

Naturaleza del conocimiento teológico de Dios

1. Sentido y valor del conocimiento Analógico de Dios:
“Analogía Entis”. “Analogía Fidei”.
Analogía Entis:(analogía del ser), que es mencionada por la Sagrada Escritura cuando
dice que "de la grandeza y hermosura de las criaturas se llega por analogía a contemplar
a su autor" (Sab 13,5).
La analogia entis permite a nuestra mente y a nuestro lenguaje englobar al Creador y a
la criatura bajo un mismo pensamiento y un mismo modo de hablar, aunque la enorme
diferencia entre ambos siempre deba tenerse en cuenta.
Esta analogía es la semejanza de proporcionalidad, cognoscible a través de la luz de la
razón, que se tiene en la relación de Dios y de la criatura con respecto al "esse
simpliciter", esto es: lo que está en relación a las perfecciones simples fundadas en el
ser (ser, verdad). Tales perfecciones pueden predicarse tanto de Dios como de las
criaturas, pero con semejanza de proporcionalidad.
La teología, pues, se ve urgida a utilizar el lenguaje analógico tanto para hablar de la
razón natural, como para meditar sobre la revelación.
La diferencia esencial entre la analogía del ser tal y como se encuentra en el
pensamiento de Aristóteles y la analogía del ser utilizada en el pensamiento cristiano,
por ejemplo, en Santo Tomás, estriba en la relación entre el mundo y Dios que se
percibe desde la fe en la creación. Afirmar la creación ex nihilo implica afirmar que
Dios no forma parte de este mundo sino que está fuera y muy por encima de él
(desemejanza infinita).
Pero Dios, aun sin formar parte del mundo, imprime su huella en él en cuanto es su
creador. La inteligibilidad del mundo apunta hacia la inteligencia de su creador. Dios no
ha hecho al mundo de una preexistente materia eterna, sino que todo lo que hay en el
mundo procede de Dios.
Por otra parte, el Dios de la fe, el Dios que ha hablado por Jesucristo, ha utilizado el
lenguaje humano para hablar de sí mismo, por lo tanto, se afirma la validez de la
analogía del ser, ya que el lenguaje utilizado en la Revelación implica el juego entre
semejanza y desemejanza propio de la ascensión en el conocimiento, es decir, implica la
analogía del ser .
Analogía fidei: La analogía de la fe se refiere a la forma en que la analogía se utiliza en
la Revelación. Se trata de una analogía nueva, creada por Dios mismo en el hecho de la
Revelación.
Según la cual debe procurarse que toda afirmación teológica concuerde con la fe
objetiva y pueda ser entendida a partir de ella. La analogia fidei es un principio muy
importante para interpretar el AT en relación con el NT, según el esquema de promesa-

“Dios es Amor”: Significado y Alcance Teológico de esta verdad Revelada. cumplimiento o tipo-forma perfecta. Entendemos por esencia de una cosa aquello por lo que una cosa es lo que es. Las observaciones de Santo Tomás de Aquino: la esencia divina no es otra cosa que su propia existencia. es decir. sino que es eterno. con lo que esto implica de perfección y de límite. lo que es común a las tres divinas Personas. En el caso de Dios. no hay ninguna realidad que no sea. pero en Dios no hay tal composición. Para hablar de lo que es Dios. 3. Este significado de esencia surge lógicamente de la relación que el sustantivo esencia tiene con el verbo ser. Antiguo Testamento En Ex 33. Dios y la cuestión del ser: Principales aspectos Teológicos. es decir. El ser es un acto. Las cosas que nos sirven de punto de partida están compuestas de esencia y de existencia. La peculiaridad de la cuestión del ser radica en que todo es. Por tanto. El ser es un acto constitutivo y más radical aquello por lo que las cosas son. Dios es su propio acto de existir. Muchas veces los términos esencia y naturaleza (la misma realidad desde la perspectiva de su nacimiento) han sido tratados como sinónimos. 2. Se confirma así que el . Dios es acto puro. Nos dice también que la investigación especulativa de las verdades de fe ha de señalar las relaciones entre los diferentes misterios. no tenemos más punto de partida que el conocimiento del mundo material en el que nos movemos. lo que por así decirlo constituye a Dios en su ser Dios. que desde dentro confiere al sujeto todo su perfección. Es un acto universal y no algo exclusivo a un tipo de realidad. pues solo así se llega a determinar el sentido de cada uno. Por tanto. Los conceptos de esencia y de naturaleza están tomados de él. Un hombre es un hombre y no un caballo. Su ser no puede concebirse como una potencialidad que es puesta en acto por la existencia. no nace. una perfección de las cosas. Con el término esencia nos referimos a lo que una cosa es realmente.19 Moisés pide a Dios: "Déjame ver tu gloria" y Dios responde: "Te mostraré toda mi bondad y pronunciaré delante de ti el nombre de Yahvé". utilizándolo para designar según nuestro modo de conocer aquello en lo que radica la unidad de Dios. y a una cierta síntesis de todos ellos. constituye el acto primero y más íntimo de la realidad. el término de naturaleza no se le puede aplicar más que en forma verdaderamente remota y analógica.

el sentido de la expresión "Dios es amor" es la voluntad salvífica de Dios. número. a la realidad trinitaria. esto nos lleva. por tanto. Esto nos deja ver que en Dios hay relación y. en Dios ser Amor no es menos que ser el Ser. es un absoluto. El amor de Dios no puede ser a lo creatural porque ese es un amor sin consistencia ninguna. Si lo tuviera. por lo tanto. Al enviar a su Hijo se revela como amor a nosotros. Jn 3. que por supuesto lo tiene. Encontramos ahora que Dios no solo manifiesta su amor en su obrar sino que El mismo es amor. Se ve el amor de Dios en el obrar y no dándolo como tal. La revelación del nombre está marcada por la bondad divina.nombre de Dios tiene además de la significación ontológica otro significado: el que ama. En el NT vemos que tanto nos ama Dios que nos ha llamado a participar (Rom 5. que es lo mismo que su amor. Que Dios sea el Ser no dice relación.8 se nos dice que "Dios es amor". Hay continuidad en estos nombres. Que Dios sea Amor dice relación. Dios se muestra como amante y así en realidad se está mostrando como el amor. al amar sin necesidad se está mostrando no solo como el que ama sino como el amor. Se refiere a la manifestación de su amor en Cristo: esa manifestación nos muestra qué es Dios en sí mismo. el amor es el acto de la voluntad. Solo puede ser verdaderamente Dios si es un amante en la misma manera que El mismo es Amor (Amor trinitario). porque el amor siempre dice relación entre dos. . para nosotros que Dios sea el Ser es anterior a ser Amor. fidelidad) y paternal (Dios misericordioso que perdona). no sería la Primera Causa no causada: su actuación estaría causada por un fin exterior a Él. De la necesidad intrínseca con la que Dios mismo es el objeto primario de su amor se sigue que Dios no puede crear el mundo más que para su gloria porque Él mismo no puede tener ningún fin fuera de sí mismo. El contenido teológico del texto es mostrar la intimidad divina (su amor y su obrar se identifican). Sin embargo. Más que un sentido ontológico. Ser y ser Amor son lo mismo aunque no seamos capaces de expresar eso. En el orden del conocimiento. hay una jerarquía. me lleva a Dios como Causa del ser. Dios obra libremente siendo así que su obrar muestra cuál es su voluntad. En el AT el amor se manifestaba como esponsal (elección. como propia realidad interior. "Dios es amor" nos lleva a una realidad más interior de Dios.8. Nuevo Testamento En 1 Jn 4. El amor en el AT se da a pesar de la infidelidad y se ve el amor como de siervos. Se manifiesta Dios cuál es cuando nos acepta a participar de su intimidad.16).

el odio) no pueden encontrarse en Dios más que en sentido metafórico.Por otra parte. BIBLIOGRAFÍA Manual. Tanto la naturaleza divina como el bien de la criatura exigen esta centralidad con necesidad metafísica. la cólera. por eso Dios no tiene el ser. encuentra su fin la criatura racional. 4) El amor de Dios es lo que causa el ser de las cosas y por lo tanto son buenas. Dios Uno y Trino. El amor y el gozo están en Dios formalmente. sin limitaciones y los modos propios con que existen en el ser creado. es decir. la esencia y la existencia se identifican. . Están en Dios formalmente. que es el Bien infinito. que versa sobre el bien. Lucas Francisco Mateo-Seco (1998). El Bien infinito no puede no atraer hacia sí al bien limitado por la centralidad ontológica que ocupa con respecto a todo otro bien. tal y como en sí mismos. pues afectos entrañan en sí mismos algo de imperfección: suponen o la ausencia de un bien. la tristeza. sólo en Dios. Están en Dios según su más elevada perfección. RESUMEN 1) Por la analogía del ser. por lo tanto Dios es Amor. y con esto se ha identificado ese acto con el amor. sino que Él es el ser. 3) En Dios. Dios es. porque el amor y el gozo responden al acto primero y propio de la voluntad. podemos tener un conocimiento de Dios partiendo de las cosas creadas por Él. En cambio los actos que versan sobre el mal (el deseo. podemos tener un conocimiento de Dios basado en el hecho de la Revelación. que está hecha para el conocimiento de lo inefable y para el amor de un infinito que es entrañablemente personal. por la identificación entre la esencia y la existencia. 2) Por la analogía de la fe. o la presencia de un mal. En Dios. se da también una identificación entre la voluntad divina con su acto.