You are on page 1of 9

La anestesia: Preguntas frecuentes

Información para pacientes de cualquier cirugía.

¿Qué tipos de anestesia existen?
La anestesia se puede realizar de distintas maneras: la anestesia general consiste en la administración de medicamentos que hacen que el paciente se encuentre en una situación semejante al sueño, que puede ser superficial (sedación) o profunda (anestesia). La anestesia regional se realiza mediante la inyección de un anestésico local sobre un nervio que bloquea el dolor de una zona del cuerpo, mientras que la anestesia local se realiza mediante la inyección de un anestésico sobre un tejido, con lo que la zona anestesiada es menor.

¿Qué hace el anestesiólogo durante la intervención?
Su anestesiólogo le cuidará durante la intervención para que usted esté seguro y cómodo. Él o ella trabajan en estrecha comunicación con el cirujano para asegurar las mejoras condiciones para poder realizar la cirugía. En España los anestesiólogos son médicos que han hecho además la especialidad de Anestesia, Reanimación y Terapia del Dolor. Su especialidad no sólo está focalizada en la administración de la anestesia, sino que también son expertos en resucitación, medicina intensiva y tratamiento del dolor. Antes de la cirugía, el anestesiólogo tendrá una entrevista con usted para valorar su estado general de salud, y decidirá conjuntamente con su cirujano qué tipo de anestesia es más aconsejable para usted. Asimismo, conjuntamente con el equipo de anestesia de la Clínica chequeará que todo el material vital para su seguridad se encuentre disponible en quirófano, y organizará al equipo de anestesia para que usted reciba el mejor y más seguro cuidado mientras se encuentre en el área quirúrgica. Durante la intervención, un miembro del equipo permanecerá constantemente a su lado vigilando sus constantes vitales. Además de administrar los fármacos anestésicos, se encargará de que usted respire

adecuadamente, que sus constantes vitales sean normales, de mantener su temperatura corporal, y de reemplazar los líquidos por vía intravenosa que usted necesite. Cuando finalice la intervención, le retirará la medicación anestésica para que usted se despierte de una manera confortable y segura. Después de la intervención, y una vez este despierto, usted permanecerá en un área de reanimación al cuidado de un anestesiólogo que se encargará de administrarle analgésicos para controlar el dolor, los líquidos necesarios, y mantener sus constantes vitales estables hasta que sea dado de alta a su habitación o a su casa.

¿Es segura la anestesia general?
Cualquier anestesia y/o cirugía conlleva un pequeño riesgo. Sin embargo el riesgo viene determinado por la complejidad de la cirugía y su estado de salud previo. Cuanto mejor sea su estado de salud previo, menor riesgo tiene la cirugía y la anestesia para usted. Cada año se realizan en el mundo millones de intervenciones, y gracias al conocimiento adquirido y el desarrollo tecnológico, los problemas serios son muy raros.

Antes de la cirugía
¿Qué exploraciones necesito antes de la cirugía?
Si usted no tiene ninguna enfermedad ni toma ninguna medicación, no necesita realizarse ninguna prueba preoperatoria. Sin embargo, como medida de precaución se suele solicitar una analítica general, un electrocardiograma y en ocasiones una radiografía de tórax. Su cirujano, dependiendo de su estado de salud previo, y del tipo de cirugía a realizar, le indicará que exámenes preoperatorios necesita realizarse antes de la cirugía.

¿Cuánto tiempo tengo que estar sin comer ni beber antes de la cirugía?
Usted debe permanecer en ayunas durante 6 horas antes de la intervención. Si necesita tomar alguna medicación, puede hacerlo con un pequeño sorbo de agua. En alguna circunstancias, su cirujano o anestesiólogo le darán una recomendación diferente en cuanto a las horas de ayuno. Siga esas instrucciones de ayuno, ya que si no las ha respetado, su cirugía podría tener que demorarse unas horas o incluso cancelarse por su seguridad. Esa recomendación se aplica a cualquier tipo de anestesia, incluida la anestesia local.

¿Por qué no puedo beber ni comer antes de la cirugía?
El ayuno preoperatorio es para evitar que parte del contenido del estómago pueda regurgitarse y pase a los pulmones. Cuando usted está despierto esto no ocurre porque su cuerpo tiene mecanismos que evitan la aspiración del contenido gástrico. Sin embargo, la anestesia inhibe ese mecanismo, y podría producirse una aspiración del contenido gástrico.

¿Debo seguir tomando mi medicación habitual?
En la mayoría de los casos es importante que usted continúe tomando su medicación habitual, incluso el día de la cirugía. Hay alguna excepciones a esta regla. Consulte con su equipo médico para saber exactamente qué medicación debe usted seguir tomando y que medicación debe interrumpir antes de la cirugía.

Hace pocos días tuve un resfriado. ¿Puedo operarme o cuánto tiempo tiene que pasar para poder ser intervenido?
Si usted es adulto y no tiene fiebre, puede ser intervenido sin problemas. Si tiene mucha tos, fiebre o antecedentes de asma o bronquitis, es preferible que consulte con su cirujano o anestesiólogo para valorar la necesidad de retrasar la intervención.

Si es un niño, es preferible demorar la cirugía una semana. Póngase en contacto con el equipo médico y ellos tomarán la mejor decisión para su hijo o familiar.

¿Tengo que dejar de fumar antes de la cirugía?
El tabaco es muy perjudicial para la salud. Dejar de fumar es muy importante para usted, y una intervención quirúrgica siempre es un buen momento para intentar dejar de fumar. Si usted decide dejar de fumar, es aconsejable que transcurran 6 semanas para que usted tenga beneficios durante la cirugía. Los pacientes fumadores pueden presentar complicaciones respiratorias en el postoperatorio inmediato, pero recuerde que los efectos nocivos del tabaco se manifiestan siempre a largo plazo. Entre ellos cabe destacar las enfermedades del corazón y vasos sanguíneos, bronquitis crónica y enfisema y el cáncer. Anímese y deje de fumar ahora, su salud se lo agradecerá.

Un pariente mío tuvo un problema con la anestesia. ¿Puede ocurrirme a mí lo mismo?
Usted debe comentar su historia familiar con el anestesiólogo para que él pueda valorar si existe una predisposición genética que le pueda afectar a usted, o si por el contrario, el problema de su familiar fue un hecho aislado que no tiene ninguna relación con usted.

Llevo dentadura postiza, un puente, un implante. ¿Representa algún problema para mí?
Por favor recuerde sacarse todas las piezas que sean extraíbles antes de bajar a quirófano. Si son fijas no se preocupe. Recuerde que si tiene alguna pieza dental que se mueve, existe riesgo de que se desprenda. Durante la anestesia, se utilizan instrumentos especiales para colocar un tubo por el que pasará el aire enriquecido con oxígeno a sus pulmones. En ocasiones esta maniobra puede ser complicada y puede lesionar algún diente. Esto es

muy infrecuente y tenga por seguro que seremos extremadamente cuidadosos con su dentadura, sabemos lo que significa para usted.

¿Es necesario que me retire mis anillos, piercings, pendientes antes de bajar a quirófano?
Si, es necesario que se retire todos los objetos que lleve usted habitualmente. Asimismo evite el maquillaje y el esmalte de uñas.

Creo que soy alérgico a algunos fármacos y sustancias. ¿Representa algún problema para mi esto?
Es importante que antes de la intervención usted explique sus antecedentes alérgicos, incluso si tiene alguna duda sobre ellos. Es posible tener una reacción alérgica durante la anestesia pero la probabilidad de que ocurra es muy baja. Si esto pasase, probablemente usted no tendrá ninguna secuela. Recuerde que usted estará en un quirófano en donde hay todo el material necesario para tratar este tipo de reacciones y además estará en manos de un anestesiólogo que es el médico especialista en diagnosticar y tratar las reacciones alérgicas graves, particularmente las que ocurren durante la anestesia. Si usted es alérgico a unos fármacos determinados, estos no se administrarán durante su intervención. En la actualidad existen fármacos alternativos para todo.

¿Puedo ser alérgico a la anestesia?
Alguna personas creen que son alérgicas a la anestesia porque han experimentado náuseas y vómitos en anestesia previas. Esto no es una reacción alérgica sino un efecto secundario que a veces ocurre y para el que hay tratamiento. Aunque pueden existir, las reacciones alérgicas a los agentes anestésicos son muy raras en la actualidad.

Soy alérgico a un fármaco y a algún alimento. ¿Tengo que hacerme pruebas de alergia a los anestésicos?
No. Esas pruebas no están exentas de riesgo y en la actualidad se considera que solo deben realizarse cuando se sospecha la alergia a un fármaco determinado. Solo solicitaremos pruebas de alergia cuando usted tenga antecedentes claros de reacción alérgica a un fármaco que vayamos a utilizar. Soy alérgico al látex. ¿Qué tengo que hacer? La alergia al látex es cada día más frecuente. El látex es un producto de uso común en el cuidado de la salud. Si usted es alérgico al mismo, avise a su cirujano o anestesiólogo. En la actualidad disponemos de todo el material necesario para tratarle sin látex. Es importante que nos avise para poder retirar el material con látex del quirófano y solo utilizar material libre de látex para usted.

Durante la cirugía
¿Cómo me administrarán la anestesia general?
Cuando llegue a quirófano un miembro del equipo le colocará una aguja (una cánula intravenosa) en una vena de la mano o el antebrazo. A continuación se le administrará un sedante para que este más relajado. El pinchazo puede doler un poco pero es un momento. Recuerde que el personal está muy entrenado y son expertos en la colocación de cánulas intravenosas. Una vez este en quirófano a través de esa cánula, se le administrarán los fármacos anestésicos y toda la medicación que usted necesite.

¿Voy a llevar sueros (gota a gota)?
Durante la mayoría de intervenciones con anestesia, usted llevará un suero (bolsa estéril con agua y sales) para reponer sus necesidades de líquidos y electrólitos mientras usted no pueda beber y comer.

¿Me despertaré mientras me están operando?
El despertar intraoperatorio es un evento muy raro y habitualmente no es un problema en su tipo de cirugía. Además, en la actualidad disponemos de monitores capaces de detectar cuál es la profundidad anestésica del paciente, y por lo tanto es prácticamente imposible que usted se despierte durante la cirugía.

¿Qué tipo de monitores se utilizan para vigilarme durante la cirugía?
Durante la anestesia se utilizan monitores que proporcionan información sobre su corazón, presión arterial, saturación de oxigeno y ventilación. Algunos pacientes y determinados procedimientos pueden requerir una monitorización más compleja. Recuerde que además de toda la monitorización, siempre habrá durante toda la intervención una persona a su lado vigilándole a usted constantemente y controlando toda la monitorización.

Después de la cirugía
¿Me encontraré mal después de la cirugía?
Algunas personas tienen náuseas y vómitos después de la anestesia. A pesar de que es una creencia extendida, la anestesia no se elimina por el estómago. Las náuseas y vómitos son un efecto secundario de los fármacos administrados, y en la actualidad disponemos de medicación suficiente para controlar el dolor, las náuseas y vómitos postoperatorios. Si usted tiene antecedentes de náuseas y vómitos en cirugías previas, comuníquelo antes del inicio de la cirugía para que podamos iniciar un tratamiento preventivo para evitar su aparición en el postoperatorio.

Me han dicho que después de la cirugía duele la garganta. ¿Es cierto?
Los pacientes sometidos a anestesia general a los que se coloca un tubo por el que pasa el aire hacia los pulmones, pueden tener molestias en la garganta los primeros días después de la cirugía. Estas molestias son pequeñas y se alivian con el tratamiento analgésico que se le dará para su cirugía.

¿Tienen efectos secundarios la anestesia?
En algunos casos existen complicaciones leves como por ejemplo dolor en el lugar de la punción o hematomas, cefalea o lesiones dentales. Estas complicaciones son fácilmente tratables y la recuperación es rápida.

¿Cuándo podré empezar a levantarme?
Dependerá del tipo de cirugía y anestesia al que haya sido sometido. Su equipo médico y el personal de enfermería le darán las instrucciones oportunas. Normalmente se intenta que usted reinicie la deambulación lo antes posible. Esto favorece una recuperación más rápida y evita la posible aparición de complicaciones respiratorias o tromboembólicas.

¿Cuándo podré empezar a comer y a beber?
Dependerá del tipo de procedimiento y anestesia al que se haya sometido. En algunas intervenciones usted podrá empezar a comer inmediatamente. Siga las instrucciones que le den las enfermeras y su equipo médico. Recuerde que es aconsejable iniciar la ingesta con pequeñas cantidades, ya que si no tiene el riesgo de vomitar el alimento ingerido.

¿Cuándo podré reanudar mis actividades normales?
Dependerá del tipo de cirugía al que haya sido sometido y de cuales sean sus actividades cotidianas. No es lo mismo trabajar sentado delante de un ordenador que trabajar transportando una carga pesada o hacer deporte. Tenga en cuenta que cualquier proceso quirúrgico necesita un tiempo de

recuperación posterior. Consulte a su médico qué tipo de actividades deberá evitar y durante cuanto tiempo.

Bajo Licencia Creative Commons 3.0