Caracteristicas

* En lo Espiritual: Predominaba el Cristianismo, doctrina que se impuso en el
decadente imperio romano y luego conquistó a los invasores bárbaros.

* En lo Político: La formación del reino Bárbaro y surgimiento del Imperio Franco, con
un sistema político–social-económico. Luego surge el Feudalismo como sistema político
de la edad moderna.

A la izquierda un miembro de los Siervo de la gleda ofreciéndole un regalo al Rey

* En lo Social: La población formaba parte del Imperio Romano mezclada con los
pueblos invasores árabes, Bárbaros, Germanos; Hunos, entre otros. Esta poblaciones se
dividieron en clases sociales según el interés político, social, económico y religioso de este
modo: Clero, Estado llano y Siervos de la gleba estos últimos constituidos por esclavos.
Miembro del Clero una de de las clases sociales más importante de la edad media

* En lo Cultural: La cultura fue desarrollada por el Clero, grupo social que nunca perdió
la influencia del legado Grecorromano. Pero con cierto descuido a los aspectos científico.
El arte se desarrolló con referencias a las temáticas de carácter religioso, tanto en pintura
como en la arquitectura.

Catedral de Burgos

*En lo Económico: La económica rural, con predominio de la agricultura es típica de los
primeros siglos del Medievo. Al contacto con el Oriente después de las cruzadas, surge la
economía urbana y lentamente el comercio y la industria dando inicio al sistema del
capitalismo. (Y

Características de la edad media
La filosofía de la edad media fue un movimiento teológico y filosófico, denominado escolástico,
que buscaba integrar el pensamiento secular del mundo antiguo, como el de Aristóteles, con el
dogma implícito en las revelaciones del cristianismo.
*Durante la Edad Media, el pensamiento filosófico es teocéntrico, es decir, es la doctrina según la
cual Dioses el centro del Universo, todo fue creado por Él, es dirigido por Él y no existe ninguna
razón más que el deseo de Dios sobre la voluntad humana. La Iglesia tomó el poder que
anteriormente ejercía el imperio romano y comenzó a dominar la cultura, la política y la
economía.
*Los filósofos de la Edad Media aceptaron más o menos que el cristianismo era lo verdadero.
Pero la cuestión que en ésta época se plantea es que si había que tener fe para así creer en los
milagros cristianos o también se podía acceder a las verdades cristianas mediante la razón
.La filosofía medieval se basó prácticamente en la cuestión de que si eran compatibles la fe y la
razón.
Los filósofos más destacados de ese período fueron San Agustín y Santo Tomás de Aquino que
trataron de racionalizar la fe, el primero basado en la filosofía de Platón y el segundo en
Aristóteles.

El pensamiento de san Agustín deja marcado el de la gente durante los 1000 años que siguieron
a su época.

Santo Tomás de Aquino escribe la Suma Teológica en la cual redescubre el método aristotélico y
lo aplica al estudio de la teología.
SAN AGUSTÍN

El pensamiento de san Agustín habla de la lucha entre la iglesia y el imperio romano –la ciudad
del demonio- y con ello lleva a cabo una relectura cristiana de la historia como una confrontación
entre estas dos ciudades. Una delas ideas centrales de este libro es el agustinismo político
encarnado en el principio de las dos espadas, con el cual dice que el papa de Roma debe poseer
el poder espiritual y temporal del mundo.
SANTO TOMAS

Antes de Tomás de Aquino, el pensamiento occidental había estado dominado por la filosofía de
san Agustín. A principios del siglo XIII las principales obras de Aristóteles estuvieron disponibles
en una traducción latina acompañadas por los comentarios de Averroes y otros eruditos
islámicos. El vigor, la claridad y la autoridad de las enseñanzas de Aristóteles devolvieron la
confianza en el conocimiento empírico, lo que originó la formación de una escuela de averroístas.

El pensamiento de la edad media era un pensamiento teocéntrico, ya que la iglesia desconfiaba
del hombre y tachaba de vanidad el dirigir sus miras a lo humano, porque lo consideraba
degenerado por naturaleza.
En la Edad Media, el saber filosófico tiene como fundamento al dogma, la verdad revelada por la
fe.
Los filósofos confían sólo en la razón mientras los teólogos aceptan la fe como punto de partida,
llegando posteriormente a una conclusión por medio de la razón.
El pensamiento medieval sufrió varias transformaciones y que esas transformaciones las
podemos constatar en el cambio de las temáticas de los libros, de libros donde la figura del Dios
cristiano posee la absoluta centralidad, a libros en los que los asuntos humanos, el amor, el sexo,
la guerra, la política, etcétera, van tomando progresivamente importancia.

La edad media comienza poniendo toda su esperanza en la figura de Dios, pero llevándola a la
equivocación: en lugar del amor al semejante enseñado por Jesús, cuya meta es la
transformación de la humanidad egoísta en una humanidad nueva movida por el amor, a través
de la puesta en práctica de los cuatro grandes valores que emanan de sus enseñanzas: libertad,
igualdad, solidaridad y amor.

En concreto la edad media tenía problemas fundamentales y discutidos durante ese periodo que
fueron la razón y la fe, la naturaleza y la existencia de Dios.
El pensamiento comienza a deslizarse hacia los temas humanos: el amor, el sexo, la ciencia, el
progreso. Llega un punto al final dela edad media y el comienzo de la edad moderna en que la
conquista de parte del humanismo será determinante.
Características de la Edad Media

Como bien sabemos, la historia de la humanidad se compone de distintas etapas que tienen
ciertos principios específicos. Cada una de ellas responde a una necesidad o una problemática
muy particular. En este sentido, cada pueblo o región del mundo respondió de muy diversas
maneras a las problemáticas que se le iban presentando. En el caso de la Edad Media, esta es
una etapa histórica que únicamente se desarrolló como tal en lo que actualmente conocemos
como Europa.

Aspectos y características de la Edad Media:

La Edad Media es un periodo histórico que tuvo una duración aproximada de mil años ya que
abarca los años comprendidos entre el siglo V y el XV. Generalmente se considerada que la caída
del Imperio Romano de Occidente inaugura esta etapa y que el descubrimiento de América por
parte de Cristóbal Colón la cierra.
La Edad Media es un momento histórico exclusivamente europeo, ya que sus fenómenos no se
desarrollaron en otras partes del mundo.
La Edad Media se distinguió por una organización social, económica y política muy especial. En el
terreno social, durante la Edad Media se dieron principalmente pequeñas ciudades o núcleos
urbanos dominados por un castillo. Económica la organización se basó en el feudo, en el cual
existía un señor feudal o rey que exigía pagos a sus súbditos quienes trabajaban para él a
cambio de que aquel les permitiera vivir en sus terrenos. Políticamente, los feudos se
convirtieron en pequeños estados que basan su poder en el sometimiento militar.
Durante la Edad Media la religión católica jugó un papel sumamente importante. Se puede decir
por lo tanto que ella dominó en general la vida de las personas.
Por lo tanto, durante esta etapa existió un estancamiento epistemológico y cultural dado a que el
progreso y la ciencia se vieron sometidas a las ideas religiosas, las cuales por supuesto
abogaban por que todo lo existente en este mundo era obra divina, es decir de Dios.

URL del artículo: http://www.ejemplode.com/42-historia_universal/3303-
caracteristicas_de_la_edad_media.html
Nota completa: Características de la Edad Media
5. 2. Características Administrativas de la Edad Media
El período conocido como Edad Media se ubica entre la caída del Imperio Romano de occidente y el
siglo XV. Durante este tiempo, que comprende aproximadamente diez siglos, la sociedad europea
presenta unas peculiaridades que la distinguen de los pueblos africanos y del medio oriente.

Varios aspectos caracterizan esta época, entre los cuales se destacan:

1. El feudalismo.

2. Los gremios artesanales y de comerciantes.

3. La formación de los burgos.

4. La organización y expansión de la iglesia católica

Feudalismo

El feudalismo fue un sistema que surgió con la decadencia romana y la invasión de los pueblos
bárbaros. Sus características más notables fueron:

a. Que los esclavos adquirieron mayores derechos, con lo cual se fue formando una nueva clase
llamada de los "siervos de la gleba". Esta denominación, en la edad media, se daba al siervo adscrito
a la tierra y que se vendía junto con ella.

b. La aparición del "señor feudal". El señorío estaba compuesto por un terreno o extensión llamado
"feudo", en donde ejercía su dominio un "señor".

En el centro del feudo estaba la casa del señor, donde vivían su familia y los criados a su servicio.
Un señorío se dividía en:

- Tierras señoriales

- Tierras censuales

- Tierras comunales

Las tierras señoriales eran explotadas directamente por el señor y allí tenían que trabajar los siervos
por lo menos tres días a la semana, como pago por la protección que les daba el señor.

Las tierras censuales eran las que el señor prestaba a los campesinos a cambio de tributos y
protección.

Las tierras comunales eran los bosques y pastos, áreas que explotaban en conjunto el señor y los habitantes de la aldea.

La comunidad feudal (familia del señor, criados, siervos, campesinos) formaba administrativamente
una unidad con jurisdicción propia, en la cual se incluía también un distrito eclesiástico o parroquia.
Las finanzas de los señoríos se alimentaban, de una parte, con el producto de las tierras que
explotaban directamente y, de otra, con las contribuciones que cobraban dentro de su jurisdicción.

Los señores estaban obligados a cumplir determinadas obligaciones con sus reyes. Esto era rendir vasallaje. La relación del
vasallo con su rey se basaba en la fidelidad. A cambio, gozaba de protección. Si cumplía con las obligaciones hacia el rey,
podía ejercer su soberanía en sus dominios feudales, sin interferencia del monarca lo que originó un sistema de
descentralización administrativa muy generalizado que concedió a los señores gran independencia.
5. 2. 1. Los gremios artesanales y de comerciantes
Los gremios y las asociaciones fueron otra característica de la edad media, como forma de
organización del trabajo. Surgen estas agremiaciones cuando se consolidan las ciudades o burgos,
en los cuales predominan la actividad comercial y el trabajo doméstico y artesanal, mientras que en
los feudos la actividad está circunscrita al trabajo de la tierra. Los gremios de comerciantes y de
artesanos se denominaron "guildas".

En los gremios de artesanos había maestros, aprendices y jornaleros. El maestro era el miembro más experto del gremio.

El aprendiz era el joven que aprendía determinado oficio con un maestro experimentado, al cual era confiado por sus padres.
Recibía educación técnica y también moral y social, pues se trataba de hacer del aprendiz una persona socialmente útil e
industrialmente hábil. El aprendiz vivía en la casa del maestro, como un miembro más de la familia, y era alimentado y vestido
por aquél. El maestro, a su vez, podía castigarlo y corregirlo. El aprendizaje duraba, según el oficio, de tres a doce años y
cuando terminaba con éxito, el aprendiz podía ser jornalero, es decir trabajar por un salario. Mientras trabajaba de jornalero ya
era un candidato a maestro. Debía realizar una obra maestra para llegar a ostentar este título.

Los gremios eran asociaciones reglamentadas que ejercían el control de la industria artesanal y comercial.

El burgo medieval
En los últimos siglos de la edad media y a medida que el comercio y la artesanía fueron tomando
auge, los burgos o ciudades adquirieron importancia, hasta llegar a gobernarse a sí mismos. El
burgo se convirtió en el centro de la manufactura y del comercio, y así se fue separando el trabajo
entre la ciudad y el campo. Los habitantes del burgo o ciudad se llamaron burgueses y los del
campo, señores aristócratas. Además, había en el campo siervos, clientes y campesinos que vivían
en los feudos. Los señores tenían gran influencia sobre los burgos, pero a medida que éstos
crecieron en importancia, surgieron nuevas formas de gobierno; se organizaron las "comunas",
elegidas por métodos democráticos, las cuales lucharon por obtener la independencia y autonomía
de los burgos respecto de los señores feudales.

El burgo medieval estaba conformado de la siguiente manera: la ciudad, propiamente, estaba situada
dentro de las murallas; la sección fuera de las mismas, se denominaba suburbio; el radio de acción
del burgo se extendía, generalmente, al territorio circundante en unas tres millas.

Las comunas de las ciudades eran también tribunales. Estas constituyen el más antiguo antecedente
del gobierno representativo y de organización municipal.

5. 2. 3. La iglesia católica
Después de la caída del imperio romano, la iglesia católica consolidó su importancia especialmente entre tos pueblos europeos,
en donde, prácticamente, fue ella la que ejerció más influencia en el desenvolvimiento de la vida política, religiosa, económica y
cultural.

En lo que respecta a su organización administrativa, la iglesia llegó a configurar un sistema centralizado, con jefe a la cabeza,
el papa, y una jerarquización desde tos arzobispos hasta los párrocos, y constituyó con ella, el sistema administrativo más
extenso del mundo. Ejerció, por muchos siglos, el gobierno eclesiástico y también el civil dentro de los territorios que poseía y,
aunque hoy soto ejerce un gobierno puramente religioso, su modelo administrativo perdura con características que han sido
importantes a la administración moderna, como son por ejemplo:

1. El desarrollo de un sistema de autoridad jerarquizada por niveles de mando.

2. La promoción sistemática de sus autoridades con base en rangos y méritos.

3. Controles descentralizados con base en la distribución geográfica.
4. Formación especializada de sus miembros.

5. Utilización de asesores y consejeros por áreas específicas.

6. Distribución del trabajo en tribunales y organismos especializados.

En la época de la edad media, miembros de la iglesia fueron también señores feudales, ministros y consejeros, y en aspectos
económicos desarrollaron gran actividad.

Los monjes medievales conservaron y transmitieron métodos romanos para el cultivo del campo y la cría de ganados,
favorecieron las industrias, fueron artesanos, construyeron diques y canales, abrieron caminos y administraron los monasterios
que, en muchas ocasiones, fueron centros de industrias agrarias, manufactureras y artesanales de gran magnitud.