La civilización de Caral estaba 600 años adelantada a Europa y al

resto de América : Ruth Shady y Caral
La antropóloga, arqueóloga y educadora Ruth Shady Solís (Callao, 29 de diciembre de 1946),
mundialmente conocida por su ardua labor en/de la revaloración y datación de la civilización de Caral,
concedió una entrevista a la agencia de noticias, Andina. Y, los detalles que ofreció de la citada cultura,
dejó gratamente sorprendido al mundo científico. Pues develó con lujos y detalles, la inteligencia avanzada
que poseían los hombres y mujeres de la civilización del valle de Supe, a 182 kilómetros al norte de Lima,
(Perú). Los integrantes de la referida cultura utilizaban ciencia y tecnología para solucionar los problemas
que enfrentaban como sociedad, cabe señalar que a civilización de Caral se le atribuye 5000 años de
antigüedad. Por lo tanto, es considerada la sociedad más remota de América, además es reconocida como
Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

¿Qué detalles ofreció Ruth Shady sobre la sociedad de Caral? Ruth Shady declaró que:

Desde la civilización Caral se empezó la producción con especialistas de conocimiento ancestral en
diferentes campos:

“Por ejemplo: para hacer un calendario y predecir los cambios climáticos instalaron laboratorios donde
fueron haciendo con marcadores los cambios astrales, además, de registrarlos minuciosamente, y de ese
modo, poder tener un calendario que pueda aplicarse a su vida social, y al mismo tiempo, saber cuándo
debían de empezar los cultivos, las cosechas o cómo iban a enfrentar las futuras condiciones naturales”.

EFICACIA ENERGÉTICA:

Después, en el campo de la energía y del aprovechamiento del viento, mecánica de fluidos, también
aprovecharon el viento a través de conductos subterráneos para tener temperaturas en fogones. Detalle
que hasta el momento los científicos estadounidenses no pueden comprender que una civilización, de
hace 5000 años de antigüedad, ya tenían el conocimientos avanzados del principio de Venturi que en
recién en Europa apareció 600 años después. (1740).

Principio de Venturi. │ Foto: captura (youtube)
PLANTA MEDICINALES:
Las plantas de sauce que son el principio de la aspirina, fueron utilizadas por la sociedad de Caral
para calmar dolores y más síntomas.

por ejemplo. dicho sea de paso. pero no les faltará agua para su consumo y para la irrigación de sus tierras […] . nosotros les hemos dado conocimiento. o sismo- resistentes como actualmente lo denominan los ingenieros estructurales japoneses.INGENIERIA: ¿Porque los monumentos de la ciudad de Caral han perduraron tan estables hasta la actualidad? Se formula esta pregunta la antropóloga. de tal manera que el río puede estar seco. y responde ante las cámaras: “porque se dieron cuenta que vivían en un territorio sísmico y fueron desarrollando estructuras y tecnologías antisísmicas. entonces siembran el agua. y ellos han regresado a su país para realizar experimentos en laboratorios. Las amunas para la irrigación de sus tierras. ¿Amunas? […] Las amunas consisten en crear un río subterráneo llevando las a guas a través de canales hacia lugares permeables geológicamente. y luego me han dicho que la tecnología y sistema de hace 5.000 años.pe INGENIERÍA HIDRÁULICA: Los conocimientos en la ingeniería agraria e hidráulica han dejado sorprendido al mundo científico. y que luego lo extraen ese mismo río en puquios o manantiales a lo largo de la cuenta. y de esa manera. Foto: nitro. Ruth Shady. hay un rio subterráneo que no evapora el agua. estos profesionales de la ingeniería han venido a Perú para conocer como se estructuró la ciudad de Caral. la van a aplicar en las nuevas construcciones de Japón”.

científicos belgas han afirmado que los antiguos peruanos se han adelantado. seis siglos a Europa y al resto de América en conocimientos de ingeniería”. y excelentes agrónomos. en por lo menos.Foto: lepoint. hidráulicos. arquitectos.com.pe Y. finalizó la entrevista afirmando que: “nuestros antepasados trabajaron mucho en la ingeniería hidráulica. el Perú antiguo tuvo grandes ingenieros civiles. estructurales. Sin lugar a dudas. .