Hacia un modelo de educación

para el emprendimiento:
una mirada desde la teoría
social cognitiva*
Fabián Fernando Osorio Tinoco**
Fernando Pereira Laverde***

*
Este artículo hace parte del proyecto de Investigación Estudio sobre los factores que inciden en el desarrollo y la ac-
ción emprendedora de estudiantes de pregrado del énfasis en creación de empresa PUJ Cali, del grupo de Investigación
Emprendimiento y su Impacto en el Desarrollo Regional, de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali. El artículo se
recibió el 09-12-10 y se aprobó el 03-11-11.
**
Magister en Administración, Universidad del Valle, Cali, Colombia, 2010, Especialista en Finanzas, Universidad del
Valle, Cali, Colombia, 2007. Ingeniero Industrial, Universidad del Valle, Cali, Colombia, 1994. Profesor en el área de
Emprendimiento de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Javeriana de
Cali, Colombia. Correo electrónico: fosorio@javerianacali.edu.co.
***
Candidato a Doctor en Administración, Ecoles des Hautes Etudes Commerciales, Canadá; Magister en Administra-
ción, Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia, 1989. Profesor Asociado de la Facultad de Ciencias Económicas y
Administrativas de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, Colombia. Correo electrónico: fpereira@javerianacali.
edu.co.

Cuad. admon.ser.organ. Bogotá (Colombia), 24 (43): 13-33, julio-diciembre de 2011 13

Fabián Fernando Osorio Tinoco, Fernando Pereira Laverde

Resumen
Hacia un modelo de Para estimar el potencial de la educación para el emprendimiento es preciso
buscar una perspectiva diferente, que genere en los individuos las capacida-
educación para el des necesarias para tomar decisiones en acciones emprendedoras. Desde
emprendimiento: una este punto de vista, los autores discuten las variables que incidirían de mane-
mirada desde la teoría ra significativa en una alternativa sistémica y holística como la que proponen.
Encuentran en la teoría social cognitiva el marco teórico pertinente para su
social cognitiva búsqueda, examinan los aportes y limitaciones de los enfoques actuales para
delimitar, configurar y construir válidamente el dominio del emprendimiento.

Palabras clave:
Educación, emprendimiento, teoría sociocognitiva, emprendedor.
Clasificación JEL: I25, L26.

Abstract
Towards a model In order to estimate the potential of education for entrepreneurship, a fresh ap-
proach is needed which will generate the capacities required by the individual
of education for to take decisions in entrepreneurial actions. From this point of view, the authors
entrepreneurship from the discuss the variables which will have a significant effect on a system and holistic
standpoint of cognitive alternative such as that which they propose. They find that the cognitive social
theory provides them with a relevant theoretical framework for their search; they
social theory examine the contributions and limitations of approaches made so far and tackle
the problem of establishing valid limits, configurations and constructions of the
domain of entrepreneurship.

Keywords:
Education, entrepreneurship, cognitive social theory, entrepreneur.
JEL Classification: I25, L26.

Resumo
Rumo a um modelo Para estimar o potencial da educação para o empreendimento é necessário
procurar uma perspectiva diferente, que gere nos indivíduos as capacidades
de educação para o necessárias para a tomada de decisões em uma ação empreendedora. Desde
empreendimento: um este ponto de vista, os autores discutem as variáveis que incidiriam de maneira
olhar desde a teoría social significativa em uma alternativa sistêmica e holística como a que propõem. En-
contram na teoría social cognitiva o escopo teórico pertinente para sua busca,
cognitiva examinam as contribuições e limitações existentes nos atuais enfoques, para
abordar o problema de delimitar, configurar e construir validamente o domínio
do empreendimento.

Palavras chave:
Educação, empreendimento, teoría sociocognitiva, empreendedor.
Classificação JEL: I25, L26.

14 Cuad. admon.ser.organ. Bogotá (Colombia), 24 (43): 13-33, julio-diciembre de 2011

la innovación luntaria frente a la obligatoria (Coduras et al. de acuerdo con el Reporte cita- En resumen. Esto plantea 2. puede y se debe influir en la motivación in- dividual necesaria para luchar por algo que. 2011. Pero.). por sus La economía del conocimiento –caracteriza.. siglas en inglés). sino que se los currículos de educación superior. Y demandan de las instituciones 2010). Bogotá (Colombia).. que la pregunta por los tipos de educación y los contrasta con la mejor calificación de la ense- enfoques que funcionan mejor en la forma. una orientación empresarial si han recibido formación empresarial obligatoria en comparación con un grupo miento sino para el emprendimiento. y en la educación superior se requieren individuos emprendedores (Ju. no se percibe una ganancia con respecto tud positiva hacia la iniciación de negocios. 87). Es entonces necesario mejorar la dividuos de ciertas características demográficas tengan educación formal. admon.11 sobre 5 (ibid. 24 (43): 13-33. julio-diciembre de 2011 15 . podría parecer imposible o ricanos se vienen presentando altos niveles demasiado arriesgado. donde los expertos nacionales conocimientos que se imparten como educa.ser. debe atender esta deficiencia (Coduras et al. empírico mundial sobre emprendimiento. deben limitarse al desarrollo de habilidades Esto muestra la falta que aún hace falta in- para crear y gestionar nuevas empresas. se puede promover una acti. los autores son miembros de este equipo. el equipo GEM Colombia realiza formación el individuo puede hacer efectiva anualmente el estudio empírico de la acción empren- dedora. a los efectos de la formación2. 2010). Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva Introducción De acuerdo con el Reporte Global Especial sobre educación en (adelante gem. pero esto no es suficiente. co. la decisión de llevar a cabo acciones empren- 2 Un aumento de la probabilidad de que un grupo de in- dedoras.. de actividad emprendedora (Gómez et al..organ. el más importante estudio da por la ambigüedad y la incertidumbre–. ñanza en universidades y otras instituciones ción de emprendedores. de educación superior: 3. y el trabajo por cuenta propia. de individuos de idénticas características demográficas que no ha recibido esa formación (GEM. Cuad. En Colombia y en otros países latinoame- de otro modo. p. no acerca del emprendi.03 sobre 5 (Gómez et al. la la globalización. con el agravante de que no existe una relación directa entre capacitación voluntaria El espíritu emprendedor y la educación no y mayor actividad emprendedora temprana. 2005). la generación de nuevos educación primaria y secundaria es todavía saberes y la abundancia de la información muy precaria. cluir la educación para el emprendimiento en mo se mostrará más adelante. dieron una muy baja calificación al compo- ción para el emprendimiento. lien. en un entorno nente de educación primaria y secundaria: de oportunidades y de riesgos. 2011). Esta precariedad también se observa educativas una contribución creativa a los en Colombia1. Un reciente Informe de la Comisión Europea El Reporte sobre educación también encuen- (2009) sugirió que la educación empresarial tra una mayor proporción de capacitación vo- debía promover la creatividad. Solo mediante el desarrollo de competencias en el proceso de 1 A partir del 2006. 2009). do.

autores es el estado pre-teórico (Déry y Tou- tinente para tales propósitos. Las ciencias económicas tienen una visión funcional. duo5. el término entreprendre ferentes perspectivas. y tra- describen las variables que deben tenerse en ducido al español ha originado los términos cuenta para formar individuos emprendedo. examinar rador (creación de nuevas organizaciones) y las variables que inciden en una educación la problemática de la pequeña empresa. que no por eso consi- ha multiplicado en los últimos años. Pero aclaramos. Esto no implica que sean erradas sino que cada una aporta una explicación. Busenitz et al. En la segunda parte se revisa el estado actual de la educación en emprendimiento y sus di. 1994). adoptan su propia óptica a la hora de contribuir a su cias de la gestión se aplican al proceso. espíritu emprendedor y espíritu em- que permiten identificar los mecanismos a presarial. desde deramos que el individuo sea el objeto de estudio del emprendimiento. que pueden limitar su comprensión a plicar y modelar el fenómeno del empren. ver Pereira (2007) publicado en esta revista. En la tercera parte se pasó al inglés como entrepreneurship. cómo. y mostrar que la teoría apreciación general en que concuerdan los social cognitiva ofrece un marco teórico per. Una sistémica y holística. admon. y Béchard. De origen francés. las ciencias humanas se centran en el to. y las cien.ser. co- entrepreneurship. 24 (43): 13-33. En la primera louse..organ. pues como ya se mencionó las diversas miradas sujeto. para entender al conocimiento (Romano y Ratnatunga. nes emprendedoras. de construcción del concepto4. goire. Aquí reconocemos que el individuo es emprendedor. su etapa de adolescencia (Gré- parte se aborda la configuración y construc. su limitado ción del dominio del emprendimiento desde progreso para consolidarse como campo de la perspectiva del individuo. casos aislados y no interdependientes. Pereira (2007). Fernando Pereira Laverde El propósito fundamental del presente artícu. ver la primera parte del trabajo de mo la creación de empresas. entre otros. debe reconocer que cada una aporta una com- prensión adicional desde su propia disciplina. Déry. emprendedor en forma holística y sistémica. El emprendedor y su dimensión Esta postura previene contra la tendencia a formular definiciones centradas en el indivi- Se han adoptado diversas miradas para ex. 5 Hacemos énfasis en el individuo dado el propósito La investigación sobre emprendimiento se del artículo. diferentes perspectivas: la del actor princi- lo es reflexionar acerca de las necesidades de pal (emprendedor). 2001). en una concepción más amplia que 3 Para una discusión de la traducción del concepto de la centrada en el resultado de una de sus acciones. el entorno. ten- dimiento (entrepreneurship)3. Bogotá (Colombia). sus contenidos y sus me. 16 Cuad. comprensión. emprendedurismo.Fabián Fernando Osorio Tinoco. emprendimiento. julio-diciembre de 2011 . Sobre esta discusión. emprendedor es una fuente de confusión se todologías. les interesa quién y por qué. empre- res y los aspectos de la teoría social cognitiva sarismo. que revelan el proceso través de los cuales deciden acometer accio. Finalmente. 2003). qué 4 También indican la necesidad de aclarar el concep- hacer. 1996. el acto gene- la educación en emprendimiento. se muestra la necesidad de reflexionar sobre una nueva Kilby (1971) señala que antes de pensar que mentalidad para pensar la educación para el la diversidad de escuelas del pensamiento emprendimiento.

organ. se destaca en los estudios sobre el emprendimiento. 6 El reconocimiento social del emprendedor en una cul. 2002). La ver- dadera función de un emprendedor es la de Este agente económico es un productor. asumiendo riesgos. Bogotá (Colombia). fue el primero en usar el término entrepreneur para identificar a un individuo Joseph Schumpeter hizo un gran aporte al distinto del agente típico del mercado. radical entre el capitalista y el emprendedor. En el periodo clásico. tomar iniciativas. y al mismo tiempo una gran parte de la di- es necesario revisar los aportes teóricos. en práctica nuevas combinaciones. más detallada. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva dencia que dificulta la búsqueda de un dis. Jean Baptiste ducción o de nuevas formas de organización Say (1767-1832) hizo un gran aporte. atribuyendo a este último la capacidad de curso pedagógico específico. economista rio” (Knight. que emprende activamente y con iniciati. los medios de producción para construir un ente productivo. 24 (43): 13-33. julio-diciembre de 2011 17 . 1947)7. 7 El planteamiento de este autor se basa en el manejo de tura (Braudel. un emprendedor es aquel que va. la incertidumbre. para quien el em- equivocado asumir que el entorno no incide prendedor es el único factor productivo: “El en el desarrollo del emprendedor6. aclarando su papel recibe salarios o rentas contractuales. el emprendedor transforma una si- 1962) y la transmisión de los valores y la necesidad de tuación de incertidumbre en una situación de riesgo. emprendedor con el manejo de recursos y el en la introducción de nuevos métodos de pro- riesgo.ser. ver Pereira (2007). francés. dada la desarrollar las facultades intelectuales y acti. el emprendedor. Esta concepción asocia al en la producción y uso de nuevos productos. Es Frank Knight (1885-1972). admon. llama. que concepto de emprendedor. su discriminación social (Hagen. cuando de la industria. bien sea bles e inciertas. productor asume la responsabilidad de pro- nosticar las necesidades del consumidor… Para abordar al actor central. sin rección y la regulación técnica están todavía olvidar la recomendación de Kilby. En este sentido. de crear (Liouville. nuevo funcionario económico. Para una discusión desconocer la dimensión del contexto. y puso de manifiesto una diferencia aprovisionamiento. posibilidad que tiene de reunir y combinar tudinales propias del individuo emprendedor. en los procesos de inversión e innovación y do contratado. concentrados también en una clase limitada de productores y nos encontramos con un En el pensamiento económico clásico Ri. Para el futuro desarrollo del campo es nece- sario incluir la dimensión temporal y social Entre los economistas neoclásicos. diferenciándolo del administrador. en la conquista de nuevos planteó que el emprendedor es un trabajador mercados o en el acceso a nuevas fuentes de superior. adecuado para superintendencia y administración. modifica situaciones inciertas en posibilidades 1976) son ejemplos que recuerdan que no es posible de ocurrencia medibles y objetivas. en condiciones de actúa sobre la motivación de otros para poner incertidumbre y que busca ganancias varia. Cuad. es logro a través de las historias infantiles (McClelland. el empresa- chard Cantillon (1680-1734). decir. 1985).

Es decir que supere la emprendedores y el entorno. tres elementos centrales. El estudio del espíritu emprendedor se halla cia de las personas o emprendedores. admon. Kirby. imagen sintética. ciegos que describían un elefante tocando una pata o la cola y no podían construir una Para identificar los elementos centrales. 2001) y delos y conceptos unidisciplinares a proble- con niveles elevados de cambio y actividad. Timmons y Spinelli. Gibb. 1989). a una concepción más amplia rada. mas emprendedores. con una creatividad mayor de la monodisciplinarias. El estudio unidimensional plotar esta oportunidad. de los origen y desarrolla nuevas organizaciones. el proceso empresarial es el conjunto de que recoja las relaciones entre los elementos eventos interrelacionados entre los individuos “monodisciplinarios”. co. El objeto de estudio debe ir más allá de la sos de la estrategia y la gestión. desde el concepto de oportunidad. Es- emprendedores y sin la capacidad de orga. En esta mi. Una alta permeabilidad del campo del entre- que lo conciben como un tomador de riesgos preneurship a otros campos de conocimiento. lada” de conocimientos (Harrison y Leitch. las ciencias de la gestión. 24 (43): 13-33. 18 Cuad. El proceso dimensión propia de la disciplina (p. el empresarial es. Es posible afirmar. que le permite ser flexible y construir un nuevo campo de conocimien- capaz de adaptarse (Sternberg. Estas aproximaciones es decir. 1999. julio-diciembre de 2011 . economía). Esta en una etapa pre-teórica por falta de un mo- idea deja ver una concepción estructuralista. Shane y Venkataraman (2000) afirman que las oportunidades existen con independen.organ. to (Bygrave.Fabián Fernando Osorio Tinoco. ej. que habla del nivel de desarrollo alcanzado mo un individuo con alto nivel de orientación y abre la puerta a la “fragmentación acumu- al logro (McClelland. 1961. ta comprensión abre la puerta a un nuevo campo de conocimiento que estudia las relaciones entre estos nizar y mantener una organización para ex. la unidad de análisis problema de los recursos en el caso de la que allí se distingue claramente.. proceso que da limitación de la parábola de Kipling. 2004. que incluya sus elementos oportunidad no da frutos sin la percepción. que esta concepción sugiere que el no contribuye a una comprensión cabal. Aceptar esta afirmación implica reconocer la naturaleza compleja entrepreneurship no se puede entender solo del problema. con competencia 1996) al hacer posible la aplicación de mo- para trabajar en equipo (Sarasvathy. Bogotá (Colombia). y en sus características de comportamiento. las perspectivas e interpretaciones de los 8 Es más bien la intersección de estos elementos. Kirby. Kirby. 1921. que son las semillas para convencional. (2003) afirman que esta prensión cabal.). cuyos estudios cu- bren el análisis de las funciones y los proce. de uno de ellos solo da resultados informativos pero entonces. (Say. ni desde nes al estudio del emprendimiento que se las características del emprendedor o de su enfocan en la personalidad del emprendedor capacidad para organizar efectivamente8. 2005). Knight. 2004. 2007). transformadas en aproximaciones multidis- ciplinarias y en concepciones más amplias Por último se debe mencionar la mirada de del objeto de estudio. 1852. deben ser elaboradas y 2004. Fernando Pereira Laverde Hay también investigaciones y contribucio. tal vez.ser. delo teórico aceptado que ofrezca una com- Pero Busenitz et al.

Cuad. julio-diciembre de 2011 19 . la educación y la formación de habilidades y posible divergencia de sus propios esquemas. en el proceso de emprendimiento. la intencionalidad y los objetivos que se genera obsolescencia de conocimientos. que reemplaza a los empleados tradi- frenta la opción de ser emprendedor cuando cionales por proveedores de servicios menos costosos se dan situaciones que construye de manera y más flexibles. Educación en emprendimiento sario integrar las dimensiones sociales y de contextualización temporal para enriquecer Los individuos enfrentan cambios en la ca- el poder explicativo de los nuevos modelos rrera tradicional. 2010). habilidades y actitudes. adquirir los más difusa e incierta. personales. como agente elementos igualmente complejos.ser. de renovación y descubrimiento del conocimiento. pero también de su independencia. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva centrales y las relaciones entre ellos.. en el proceso de decisión. en constante inno. En gocio. autonomía y En el contexto económico volátil actual. a través del diseño de estrategias emprendedora”.organ. dadas para asumir los procesos de globalización. de entender la complejidad propone. admon. que les permite establecerse del espíritu emprendedor. así como las limitaciones de su vación para reducir la ambigüedad y la in. y reducir la incertidumbre. 9 Los individuos enfrentan empleos inciertos y la pérdi- da de significado que ocurre cuando la vida laboral ya no tiene una forma discernible. entorno. certidumbre (Julien. acaso solo descubrir las oportunidades. el post-secundaria en Irlanda del Norte (Hegar- emprendedor pone en juego gran parte de su historia (Osorio et al. y se debaten entre aprender a decidir propio de la economía del conocimiento. la tercerización de la Se habla entonces de un individuo que en. que dos. la rapidez sus capacidades. Bogotá (Colombia). percepción de la viabilidad de iniciar un ne- conocimientos. La com. el y salir adelante en el camino empresarial o emprendedor enfrenta varias exigencias: no permanecer en una carrera profesional. logros9. como autores de sus vidas económicas. así como factores distantes y próxi. fuerza laboral. y la necesi- dad de buscar estabilidad. y las positiva entre el espíritu empresarial y la características de su equipo: motivación. mos que impulsen o frenen su conversión prensión derivada de un modelo integrador en emprendedor. por ejemplo como los de la educación suma. El cumplimiento de estos requisitos depende de su capacidad Algunos estudios sobre la influencia de la para enfrentar. reconociendo sus intencio- que le permitan anticiparse a los cambios y nes. actitudes muestran que existe una relación sus preconceptos éticos y axiológicos. sino una confluencia de Es necesario que la universidad. una sociedad y una economía donde el conocimiento y la creatividad son imprescindibles permanente y le permiten aprender. pensamientos. las expectativas de resulta. ayude a los indi- a la decisión de actuar como promotor de viduos a participar de un proceso de “acción desarrollo. Es nece. expectativas y creencias condiciones del mercado. 2005). monodisciplinares externos que centran su explicación en un solo elemento. asociados formador y transformador. rasgos personales y la capacidad de organi- zar eficientemente. Por tanto la formación del será superior a la que brindan los modelos emprendedor debe apuntar en esa dirección. 24 (43): 13-33.

. 2010) y en una universidad chard y Toulouse. que. la eficacia (Bechard y Toulouse. se encuen- alemana (Weber et al. 2006). citados 2004): por Bechard y Toulouse (1998). y de alumnos de empresa. Tam- bién existen programas donde la educación 2. se debe varias ciencias y que se propone entender o educar para el emprendimiento (Kirby. Es frecuente tran contenidos desarrollados desde el punto encontrar programas de emprendimiento que de vista de los diseñadores.. La educación formal no es el único medio de 1985). 1998). Ahora bien. propuesta por Interman. estas situaciones obedecen a que la 10 en situaciones de gestión y desarrollo del formación y la educación son parte integral del proce- so de aprendizaje que construye al individuo empren- emprendimiento (Vesper. Programas de creación de nuevas empre. que comprende aprendizaje para acometer acciones emprendedoras. para el emprendimiento apunta a la tipología sas. enseñanza acerca del emprendimiento y la experimentan mejoras en la actitud hacia el gestión de pequeños negocios. y Bechard y Toulouse (1998) establecen tres niveles de enseñanza del emprendimiento. 1985. Además. según Inter- refieren básicamente a tres aspectos (Kirby. 2009)10. Pese a estos resultados. pero que es afectado por la ejemplo. 1998). diseñados para desarrollar competen. 1998). por todo coherente. y Toulouse. Por tanto.Fabián Fernando Osorio Tinoco. admon. se centran en el desarrollo empresarial y las habilidades 1. secundaria en Australia (Peterman y Kenne- dy.ser. Fernando Pereira Laverde ty. en una escuela holandesa (Oos. unap e ilo (Bechard cias que conducen al autoempleo. 2007) y Alemania vivencia y el crecimiento de la pequeña (Walter y Dohse. investigaciones que muestran un desequili- brio en sus contribuciones. que se una actitud positiva hacia el emprendi. espíritu emprendedor. El nivel disciplinar. julio-diciembre de 2011 . y contenidos planteados desde que informan acerca de este y fomentan el punto de vista de los evaluadores.. que combina los co- nocimientos prácticos que establecen las normas y los límites del comportamiento En nuestra opinión. experiencia de los que imparten el curso (Be- terbeek et al. man (1992) y Johannissom (1991). en términos del conocimiento. el nivel praxiológico. 2009). 24 (43): 13-33. suficiencia económica o la generación de empleo. predecir el ámbito del espíritu emprendedor 20 Cuad.organ. concentran en su contribución a la calidad y miento como carrera. Bogotá (Colombia). el conocimiento teórico y empírico de una o solo es una parte del proceso de aprendizaje. no es del En estos programas es claro el énfasis en la todo claro si. pues su desarrollo Otros estudios indican una disminución en obedece al punto de vista de los educadores. en sus intenciones e con respecto a su calidad y eficiencia existen incluso en la acción emprendedora. no basta educar acerca del emprendimiento. Programas orientados al emprendimiento empresariales. Programas que se enfocan en la super- Inglaterra (Souitaris et al. dedor. de los estudiantes universitarios en 3. Drucker. auto. estos aspectos después de haber pasado por que buscan y definen conocimientos en un programas de formación empresarial. 2004). 2003).

las de organización y las favorables. 24 (43): 13-33. A diferencia de los resultados de empresas des específicas de los propieta- pequeñas rios/gerentes que no pueden per.ser. se cree el ambiente (Gibb. desea educar. siempre que disciplinarios con el fin de definir. mente las ciencias sociales tradicionales y las Se pueden distinguir tres tipos de educación: del es- 11 tradicionales. pero se píritu emprendedor. julio-diciembre de 2011 21 . ciencia sobre el espíritu emprendedor como sa. rica. aunque muy po- Fuente: Bechard y Toulouse (1998). De acuerdo con Gibb (2005) esta situación ciones propias del emprendedor. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva Cuadro 1 De acuerdo con la revisión de Gorman et al. crear A pesar del aparente consenso sobre la di- un negocio o puestos de trabajo. en la experiencia concreta obtenida en proyectos o similares. empresarial y para la gestión de refleja especialmente en artículos sobre estrategias de pequeñas empresas. Este tema impregna la literatura. de Dainow (1986). modelar. que diferencian a los enfoques enseñanza y planes de estudio (Gorman et al. de consulta formadores tendencia al crecimiento de los cursos y pro- y seguimiento de las pequeñas empresas. opción profesional. culturales (Bechard y Toulouse. y la estructura educativa. ca coherencia en el enfoque. de la orga. Capacitación técnica. los componentes de la estructura edu- espíritu empresarial cativa se centran en los atributos y capacida- Tipos de programa Definiciones des. se hace referencia a los conteni. Pero se clasificar y evaluar el ámbito del emprendi. Se acepta ampliamente que el espíritu em- mientos meta-teóricos que combina aportes presarial se puede desarrollar. en particular. un grupo de conoci. 1998). literatura académica en las últimas décadas. dos. Cuad. Tipología de programas de desarrollo del (1997). 2000). falta Programas hechos a la medida un enfoque sistémico del individuo que se Desarrollo para responder a las necesida. admon. Además. humana Creación de y en habilidades directivas para empresa la generación de ingresos. emprendimiento. Este nivel incluye las teorías económicas. especialmente en las áreas del proceso rrollar entrenadores en habili. a las habilidades y situa. en las tareas. desarrollo y la construcción de conceptos co- herentes de iniciativa emprendedora han sido En cuanto a los objetivos específicos de los lentos.. haciendo especial énfasis emprendedor prender.organ. parece que ha habido un mitirse pagar los especialistas.). en la integración funcional. Bogotá (Colombia). obedece a la imposibilidad de integrar plena- nización y del entorno11. a pesar del enorme crecimiento de la programas. marcado aumento en la investigación empí- Programas orientados a desa. y en con- Programas de información ge- Sensibilización tenidos dirigidos a la etapa de desarrollo del neral sobre emprendimiento y del espíritu reflexión sobre la carrera de em. También existe evidencia de que muchos cursos crean con- siguiendo una metodología científica riguro. y que fomentan actitudes las psicológicas. hay una Formación de dades educativas. Y el nivel epistemológico. 1997). rección de la educación en este campo. el miento en su conjunto (ibid. gramas de emprendimiento. reconoce cada vez más que el progreso.

oportunidades y recursos. Por su cambio de la actual forma de educación emprendedora universitaria. y expectativas y creencias del individuo em- a que las escuelas de negocios han capturado prendedor.ser. El poliedro tiene tres zas de carácter oficial que informa. radigmas. fluido por su entorno. la cara frontal representa y educa a cualquier interesado en participar la relación del individuo emprendedor con el en el desarrollo socioeconómico a través de entorno y su acción emprendedora. su accionar. 24 (43): 13-33. expectativas y creencias el emprendimiento del individuo. debe cenario donde se forman los pensamientos. cambio. un proyecto que promueva (1) conocimiento no consiste en todos los aspectos próximos y del espíritu emprendedor. parte.organ. ro no hay una formación adecuada sobre los aspectos próximos y distantes que influyen Hacia un modelo de educación para en los pensamientos. que no se limita a apoyar ción en emprendimiento es producto de la el objetivo político de fortalecer el papel de la edu- cación superior en el desarrollo económico y social. admon. (2) la creación de distantes que influyen en los pensamientos. tendencia convencional de las escuelas de Y segundo. expectativas y creencias de los individuos. a través de mecanis- mos sociales y cognitivos. Fernando Pereira Laverde miradas disciplinares del emprendimiento. Se observa que en la relación entre el entor- La educación para el emprendimiento debe orientar 12 no y el individuo emprendedor. y manera convencional. el entorno recibe a añada valor a la gestión mediante nuevos pa. capacita caras triangulares. la teoría económica tradicional restrin- 22 Cuad. Esto significa que la educación oportunidades y recursos. En primer lugar que el abordaje del espíritu emprende- 13 Según Gibb (2005) esta visión de la educa- dor es mucho más holístico y. por la forma en que la academia ha reunido los conocimientos La educación tradicional en emprendimien- en esta área12. to centra su esfuerzo en estos dos últimos aspectos. para el emprendimiento. dirigirlo a observar una conducta. Y. por donde la acción emprendedora logra multi- lo tanto. y no como el es- como elemento complementario del aprendizaje. (3) desarrollo de pequeñas em- presas o (4) la formación de formadores”. Pe- emprendedor13. Esto se evidencia en la evalua- ción de la educación de emprendimiento a Para ilustrar el planteamiento se elaboró un nivel mundial realizada por Interman. identifica e ilo: “Los programas de desarrollo del em- las variables en las que se basa el análisis y prendimiento son una colección de enseñan- su interdependencia. el fenómeno y han tratado de enfrentarlo de donde encuentra recursos o falta de ellos. el entorno al estudiante a acometer acciones emprendedoras y a reconocerse como un actor social que influye y es in. julio-diciembre de 2011 . Bogotá (Colombia). empresas. se concibe como el espacio de mercados. por último. y la conexión con los mercados. El entor. Por un lado. La presión ha sido. pensar en una mejor educación del individuo enseña la gestión de las nuevas empresas. para que el espíritu emprendedor le plicación y dinamismo. da herramientas y ha- En este acápite se han mencionado elementos bilidades a los estudiantes para identificar claves que se deben considerar a la hora de mercados.Fabián Fernando Osorio Tinoco. por otra. que entender al individuo emprendedor negocios a enmarcar la educación en los pa- como se muestra en la primera parte puede facilitar el radigmas administrativos conocidos. unap poliedro que sintetiza el enfoque.

Bogotá (Colombia). La formación es un proceso de vorezca las actitudes y aptitudes favorables a transformación permanente de la acción em- la creación de valor y la innovación influyen. prendedora a que el emprendedor potencial sino que debe considerar las influencias po- solo se exprese cuando la demanda aumen. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva Gráfica 1 Modelo de educación para el emprendimiento Acción emprendedora Educación para el Formación emprendimiento Entorno Emprendedor Fuente: elaboración propia de los autores. sitivas o negativas del entorno que afectan ta. la acción emprendedora y el económico y social. debido al comportamiento racional más su acción14. prendedora y de valoración de las perspecti- do en los pensamientos y expectativas de los vas del entorno y de los límites de la acción individuos. es un saber reflexivo que da emprendedora. o menos previsible ante la información de precios. y no limitarse a apoyar el objetivo político miento se debe entender que la relación en. 24 (43): 13-33. Esta interacción es sumamente manifiesto la necesidad de que el entorno fa. ge la relación entorno-individuo-acción em. julio-diciembre de 2011 23 . Cuad. entorno no se limita a los aspectos anteriores. lo que es propio de una cultura emprendedora. de fortalecer el papel de la educación en el desarrollo tre el individuo.organ.ser. La educación para el emprendimiento debe ser más 14 holística. La cara triangular de la derecha conecta la acción emprendedora con la formación y Julien (2005) dice que el modelo pone de el entorno. admon. importante. en la educación para el emprendi. Por tanto.

porque “sabe relación dialógica entre la importancia del lo que quiere” y distingue lo relevante de lo cambio del individuo y su acción.ser. la importancia de desarrollar la capacidad de cambio y la comprensión de La formación fortalece a la persona. Por ello consideramos que falta un enfo- que sistémico del individuo por educar. nal. pero no hacia la decisión y las implicacio- favorables hacia el espíritu emprendedor como opción nes de acometer acciones emprendedoras. viduo emprendedor. aunque no esté claro a la hora ver con las formas cognitivas personales. Cuando se da mucha importancia a la frontar y experimentar lo extraño. La amplio que el aprendizaje de una profesión acción emprendedora cambia el entorno y se o el aprendizaje de técnicas (Vargas. La educación actual se limita. Con esta mirada tancia del nuevo valor creado en el entorno amplia el emprendedor logra una visión de (Bruyat y Julien. la de educarlos. 24 (43): 13-33. barreras. pero esta no podrá saber profesional. particular. emprendedor es un proceso subjetivo más ción sea multidisciplinaria y sistémica. en el mejor de los casos. Es clave incorporar del ser y no del saber y el vivir. su visión y da margen al fracaso y a la con- tingencia. julio-diciembre de 2011 . muchos de los cursos apenas crean conciencia y fomentan actitudes profesional. el entorno y su interrelación. dificultades y errores percepción. cuyo fin y cuyas consecuencias no son solo sitan emprendedores capaces de innovar y desconocidos. pues quien se embarca en de aventura. y en ese cambio de trayectoria combina nuevas ideas. La formación del individuo En este aspecto. 2001). y la impor. ción emprendedora es la capacidad para con- viduos. 2010). en sables. que se materializan y se acep- La educación actual no contempla esta rela. pues se nece. el in- Esta parte del modelo se fundamenta en la dividuo formado tiene carácter. Fernando Pereira Laverde conocimiento de lo esencial. a desarrollar compe- En la mayoría de los casos. la formación y su acción emprendedora. y son socialmente respon- ción que pone de manifiesto el modelo. sin mostrar las fallas. La acción innovación y al cambio de los individuos. 2010). a que el individuo se crea capaz individuales. conducta. En entornos hostiles mayor alcance que las prácticas especializa- o con fuertes barreras de entrada es de mucha das del oficio. Bogotá (Colombia). 24 Cuad. tiene que ver con la llama una organización que aprende bajo constitución del ser humano. que al final fortalece a la persona. la ac- enfrentar el entorno sin el cambio de los indi. aunque no desarticuladas del importancia la innovación. transforma a sí misma. caracterizados por la innovación ella pone en juego toda su existencia perso- importante y creadora (ibid. Es un proceso este aspecto en la educación. tan en la sociedad.Fabián Fernando Osorio Tinoco.organ. es una categoría influencia del entorno. amplía los entornos hostiles15. y tiene que crear valor. superfluo (Vargas. es necesario que la educa. para educar en el empren- 15 tencias emprendedoras. lo que Julien (2005) Según Scheler (1947).). de lo importante. Por eso. En esta perspectiva. admon. que ayudan a la auto- dimiento se muestran los éxitos de los emprendedores. se emprendedora exige abandonar una posición da origen a empresas gacelas y empresarios de instalamiento. La tercera cara hace la conexión entre el indi- y orienta y contribuye a construir el entorno. sino imprevisibles.

ser. La teoría social cogni.organ. creencias y pensamientos). desde la perspectiva teórica y práctica contemporánea. ción sobre estos temas no es completa y que ignora las tiva (Bandura. expectativas. julio-diciembre de 2011 25 . creencias y decisión de acometer una acción empren. el catalizador que agrupa las variables e impulsa a tomar la Con respecto a los pensamientos. y mación. como hoy. el entorno y la for. y no. 24 (43): 13-33. y para que la educación la conducta o comportamiento manifiesto. también incluye sus barreras. sociocognitivas la educación para el emprendimiento porque y sico-cognitivas. individuos emprendedores. sus Mecanismos sociocognitivos intenciones. que expli- confluyen cuatro variables: el emprendedor. la expectativa de los resultados mejor acceso. Bogotá (Colombia). Es necesaria una mirada distinta para los factores externos o del medio ambiente. En primer lu- nes educativas y las políticas de crecimiento gar. ca los procesos en términos de cogniciones la acción emprendedora. su capacidad para organizar y seguir cursos En este sentido. las institucio. En segundo lugar. y pone en marcha el proceso por el tea tres mecanismos sociocognitivos rele- cual los individuos realizan el agenciamiento vantes en la elección de una trayectoria: la personal de su acción emprendedora. 1986) es útil en el análisis de lecciones de las dimensiones éticas. los juicios o creencias de los individuos sobre tan ese agenciamiento. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva de acometer acciones emprendedoras. su comportamiento y el medio La educación en emprendimiento se basa en ambiente con un modelo tríadico de interac- los intereses de los docentes. los objetivos y la autoeficacia. considera los atributos personales como económico. para el emprendimiento. un se refleje en un cambio de trayectoria de los aspecto observable. Bechard y Grégoire (2005) señalan que la investiga- miento y el entorno. pero contempla las variables del modelo que pro- esto no es suficiente pues su proceso de de. es pertinente reconocer las En su análisis de la educación en emprendimiento 16 influencias entre las personas. ponemos16. retoma ción. Una característica de esta interacción es el tos de emprendimiento. cognitivos y físi- cuando es la única perspectiva de la educa. su comporta. Bandura (1986) analiza las influencias entre las personas. (expectativas. destaca la interacción dinámica entre el desa- rrollo del individuo y el contexto cambiante En el centro del poliedro está la educación que genera una conducta observable. admon. una selección y una adaptación y los objetivos. con un autoeficacia. que aportan elementos importantes para entender las limitaciones de los individuos. sus expectativas. la educación y la decisión de seguir una carrera. Cuad. La autoeficacia se refiere a de los factores externos que facilitan o limi. no educar sobre emprendimiento sino para Por último. Esta mirada es una limitación estados internos afectivos. cisión no es tan simple ni se limita a sus ca- pacidades. ción y determinismo reciproco. la teoría social cognitiva plan- dedora. cos o biológicos. En esta nueva mirada determinismo triádico reciproco. incluye un aspecto característico: el emprendimiento. en individuos con habilidades y conocimien.

391). admon. julio-diciembre de 2011 . los los resultados se manifiesta de tres maneras: patrones de pensamiento y las reacciones la anticipación de los resultados tangibles (el emocionales. cuando el individuo enfrenta emprendedor actúa esperando recompensas obstáculos. y aun habiendo capacidades (¿Puedo hacer esto?). habilidades y un fuerte sentido de eficacia. La percepción de consecuencias de una conducta particular (Si autoeficacia ayuda a determinar activida. en la conducta.ser. la expec. 1991). requiere ambos componentes. económicas). La expectativa de des y entornos. p.Fabián Fernando Osorio Tinoco. evitan dicha 26 Cuad. hago esto. de acción para obtener diferentes resultados tativa de los resultados se relaciona con las (Bandura. Mientras que la resultados de un nuevo negocio a través de autoeficacia se refiere a la respuesta de las un ejercicio de planeación. Por ejemplo. y es el segundo prendedores establecen con anticipación los mecanismo sociocognitivo. así como la persistencia. cambiantes. Bandura (Bandura. 24 (43): 13-33. construido ese plan de empresa. anticipación de resultados autoevaluativos rrollo competente en la complejidad y rasgos (su autosatisfacción).organ. 1986. ¿qué pasará?). la anticipación de resultados sociales (el emprendedor actúa con la expec- La teoría social cognitiva asume que la ca. A pesar de la doble función de la autoeficacia para emplear los recursos efectivamente y las expectativas de los resultados. muchos em- pectativa de los resultados. (1986) argumenta que estos dos mecanismos sociocognitivos son a menudo diferentes en Las creencias personales sobre la respuesta su potencialidad: la autoeficacia influye más probable a los resultados se denominan ex. Fernando Pereira Laverde Gráfica 2 Modelo triádico de Bandura Cognición Factores personales Ambiente Conducta Fuente: elaboración de los autores basado en Bandura (1989). tativa de ser reconocido por los demás) y la pacidad humana es dinámica y que el desa. Bogotá (Colombia).

Los objetivos operan subsiguientes. principalmente a través de la capacidad de los individuos para representar simbólicamente Los individuos que tienen un fuerte sentido los resultados esperados y reaccionar valo. contienen los atributos físicos. objetivos las ayuda a organizar y a guiar su conducta. basada en pacidad para negociar o afrontar obstáculos estándares internos. que juegan un papel importan. Por su parte. acción emprendedora. La formulación de objetivos y de estos a acciones (ibid. plementa las opciones para acometer una ac- te en la autoregulación de la conducta. y a yen las variables ambientales en el individuo aumentar las posibilidades de lograr los re. llevando a que cada sujeto tenga sus propias interpretaciones. que moderan y afectan di- El tercer mecanismo sociocognitivo es el de rectamente el proceso por el cual elige e im- los objetivos. nente al incluir otras variables externas que llo garantiza ciertos resultados. du- cipar en una actividad o lograr un resultado rante la creación de la empresa o en etapas futuro (Bandura. por ejemplo: el apoyo que re- ser definido como la determinación de parti.organ. que influye en el de los resultados. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva acción si dudan de sus capacidades. Pero donde los resultados comportamiento y el interés en acometer una son un aspecto menor con respecto a la ca. Aun. las personas se ven la percepción de factores ambientales bene- como algo más que una respuesta a fuerzas ficiosos facilita el paso de los intereses a los mecánicas deterministas. Bandura (1997) destaca la capaci- Cuad.. Los efectos de la autoeficacia y la expectativa de los resultados sobre la Barreras ambientales conducta dependen también de la naturaleza de la actividad. La comprensión de cómo el individuo apren- de a formar sus intereses se hace más perti- En situaciones donde la calidad del desarro.ser.). a formar la conducta. julio-diciembre de 2011 27 . en particular la elección de un objetivo que el entorno y la historia personal ayuden de interés y actuar de conformidad. admon. 1994). El ambiente influye positiva o negativamen- dependiente a la motivación y a la conducta te en la decisión de cumplir los objetivos. el tiempo durante el cual influ- dos aun en ausencia de fuerzas externas. sean inciertos. lidad del desarrollo. Un objetivo puede autoeficacia. ción. 24 (43): 13-33. ciben los emprendedores de sus padres. a sostenerla durante largos perio. Bogotá (Colombia). Además. Pero un ción por cumplir el objetivo y comportarse fuerte sentido de eficacia puede mantener conforme a los estándares internos (Lent et el esfuerzo aunque los resultados esperados al. El logro de los objetivos son más propensos a perseverar en los ob- es una automotivación ligada a la satisfac. la autoefi. jetivos. que confían en su ca- rativamente a su propia conducta. de la eficacia. las carac- cacia es un factor causal predominante y un terísticas del ambiente y las experiencias factor parcial determinante de la expectativa personales de aprendizaje. es decir. la expectativa de los resultados puede hacer una contribución in. (Bandura. 1989). 1989). afecta la expectativa de los resultados y la sultados que se proponen.

como variable de la conducta. saber cómo tratarlo. la relación entre las barreras y la capa. las personas perciben obstáculos pero eso no dificulta su comportamiento si se creen La intención equipados enfrentarlos (Lent et al. un emprendedor puede sentir que tiene conocimiento técnico del negocio. surgimiento de nuevas organizaciones. raciales que no obstaculiza su pro- situaciones. a pesar de los dad. pueden ayudarla a persistir.organ. Por ejemplo. 24 (43): 13-33. Por ejemplo. dos reflejan la percepción de la 28 Cuad. aunque existan retrasos en la ac- la de actuar: las condiciones ambientales de ción. pero tienden De acuerdo con la teoría de la conducta pla- a diferenciar las creencias acerca de ciertas nificada.). admon.. dígena puede tener barreras de género y.). pero su acceso a para afrontar la eficacia lleva a inferir que modelos económicos adecuados. miento planificado a partir de la observación situación financiera) y el contexto social de las intenciones. además. más amplio (racismo. la primera. por capacidad para negociar en situaciones que ejemplo. las interacciones con tutores) pue- personas con alto nivel de eficacia perciban den servir para filtrar las percepciones de las menos obstáculos y sean menos vulnerables barreras estructurales del entorno más amplio a los que encuentren. 1989). el círculo in- empresario competidor. nómicas). en caso tecedentes. que a partir de las actitudes. que su puesta en marcha sea imprevista. la intencionalidad es propia del apoyo. Así. la intención se deriva de tres an- barreras sociales y cómo las afectan. donde la capacidad pósito de ser empresaria. Pero en la acción cuando la capacidad para afrontar la eficacia emprendedora son importantes las intencio- es fuerte. variables macroeco.Fabián Fernando Osorio Tinoco. La segunda posibilidad teórica es que prejuicios. las barreras pueden tener fuerte efectos Hasta aquí se ha tratado al individuo como negativos sobre los objetivos y las acciones agente que aprende y establece su interés de cuando el afrontamiento de la eficacia es acuerdo con los mecanismos sociocognitivos débil. y como de información para enfrentar tales barreras (ibid. Las personas siempre son afecta- das por los aspectos objetivos. Bogotá (Colombia). de saber que el racismo existe y. una mujer in- Así. Por ello. por cidad para afrontar la eficacia produce dos qué no.. Ciertas características de la capa interna del pero duda de su capacidad al conocer a un medio ambiente (por ejemplo.ser. y pueden ser pequeños o inexistentes y las barreras ambientales. Es posible que las mediato. 2000). las creencias o la personalidad (ibid. Las inten- ciones también predicen la acción (Bagozzi Hay una variable ambiental que influye en et al. que facilitan o impiden las eleccio. Hay También existen barreras que surgen en los mayor probabilidad de predecir un comporta- círculos más cercanos al individuo (familia. Fernando Pereira Laverde dad para afrontar obstáculos en la eficacia o de enfrentarlas directamente. a recursos los obstáculos son demasiado grandes y que y a otras personas que compartan su sueño no se pueden afrontar por una baja capaci. julio-diciembre de 2011 . aun- nes individuales para acometer una acción. nes. Se trata. obstaculizan o dificultan el rendimiento.

el estrés. El tercero tiene que ver con el 1993). 1986). con las expectativas de su familia tario del aprendizaje. disciplinas. terísticas ni de su capacidad para organizar tual y la autoeficacia (Bandura. Por último y no menos concepto de la oportunidad ni de sus carac- importante. comportamiento controlado. Los currículos se elaboran con base en los intereses de los docentes. Bogotá (Colombia). Para educar para el emprendimiento no es La percepción de las normas sociales tiene suficiente entender los principios y prácti- que ver con lo que la gente importante en cas de los negocios. ser holístico y no limitarse a fortalecer el pa- pel de la educación superior.. que efectivamente. la vida del emprendedor piensa acerca de atributos y actitudes más allá de lo comercial. y conseguir habilidades. para el predicen bien las intenciones de los sujetos emprendimiento. El emprendedor es un individuo conectado La actitud hacia un comportamiento indica la e interrelacionado con su entorno y su rea- percepción de su conveniencia. hay que identificar las in. sino mediante la intersección vistos como autoeficacia y control conduc.. 1987) ni su inclinación a emprender acciones (Bagozzi El abordaje del espíritu emprendedor debe et al. conceptual y empíricamente con la teoría la actitud personal hacia los resultados del de la imputación. la au. El cambio en la Empíricamente. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva conveniencia de seguir tal comportamiento. mas sociales. la autoeficacia se conecta restringe la educación en emprendimiento Cuad. 1987). como elemento complemen- ejemplo. como la riqueza personal. 24 (43): 13-33. a través de en empresario. debe ayudar a que al sobre la conveniencia de que se convierta individuo observe su conducta. Pero las normas sociales no mecanismos sociales y cognitivos. Por La educación.organ. ej. julio-diciembre de 2011 29 . 1992). con alto control interno (Ajzen. ciación de nuevas empresas (Meyer et al. lo que situación dada. que depende lidad. admon. las instituciones Como atribución de control personal en una educativas y las políticas públicas. aplicada con éxito a la ini- comportamiento y la percepción de las nor. de estos elementos. educación emprendedora universitaria actual fluencias sociales más importantes (p.ser. que este tenga una conducta particular. desde las diferentes ta. se encuentra el control conduc. se facilita si el individuo emprendedor no de los padres y amigos) incluido cualquier se puede entender exclusivamente desde el “modelo” o “mentor”. 1982). y el contexto temporal. tual percibidos se refieren a la competencia para observar una conducta (Ajzen. (Shapero. que refleja su viabilidad y se relaciona con las percepciones Conclusiones de competencia (autoeficacia). no de manera aislada sino holís- tonomía y los beneficios para la comunidad tica y sistémica. y en su análisis se debe adoptar una de las expectativas y creencias personales mirada que integre las dimensiones sociales sobre los resultados derivados de la conduc..

Es necesaria una de esta área del conocimiento van a jugar un mirada distinta para educar no sobre el em. Cada perspectiva que se inte- prendedora. prendimiento sino para el emprendimiento. para poner en marcha del proceso rísticas personales en las que puede influir el por el cual los individuos realizan el agen- programa educativo: los valores y actitudes. La educación Como catalizadora de estas relaciones. la acción empren. el emprendedor. julio-diciembre de 2011 . La capacitación empresarial podría progresar Es necesario conocer los mecanismos socio- más rápidamente. papel fundamental. En la capacitación para para que los individuos decidan su carrera. Fernando Pereira Laverde cuando es la única perspectiva. y el tercer nivel donde carácter complejo de un fenómeno que ge- se relacionan el emprendedor. para el emprendimiento. pero enfrenta la imposibili. En esa mirada deben confluir cuatro variables El estudio del emprendedor desde las pers- fundamentales. y la formación. y para facilitar el acceso. dimiento y adoptar nuevas estructuras. emprendedor. el entorno y la acción em. nera cada vez más inquietudes intelectuales prendedora. ciamiento personal de su acción emprende- los objetivos personales. decisión. la formación. la gestión de pequeñas empresas se utiliza la para repensar la educación para el empren- mirada convencional de las escuelas de ne. y pragmáticas. admon. 24 (43): 13-33. falta un enfoque Las teorías cognitivas y el entrepreneurship sistémico del individuo que se va a educar. y constituyen una el tema pero no hacia la decisión de acometer oportunidad para una verdadera educación acciones emprendedoras. la creatividad. A pesar del consenso sobre la dirección de la educación en este campo. la actual cumple una función preparatoria en la educación para el emprendimiento tiene el capacitación para iniciar nuevas empresas. y fomentan actitudes favorables hacia cionar del emprendedor. la acción pectivas del aprendizaje cognitivo abre nue- emprendedora. pero se complementan cuando se quiere el espíritu emprendedor como opción profe. son disciplinas con ámbitos de trabajo distin- muchos cursos apenas crean conciencia sobre tos. el entorno y la formación.ser. gre aporta nuevos elementos y evidencia al dedora y el entorno. que vas posibilidades de análisis y para estruc- se relacionan en tres niveles: la conjunción turar la formación y la práctica del sujeto del emprendedor. y reto de combinar adecuadamente las varia- se distingue de la capacitación sobre el espí. la dora. los modelos de intención y las va- dad de integrar las diferentes ciencias socia. tarea gocios que enmarca el emprendimiento en en la cual los desarrollos teóricos y prácticos los paradigmas conocidos. y la adaptación de los factores externos que favorecen o limitan ese agenciamiento.Fabián Fernando Osorio Tinoco. la acción em. la selección tendencia a asumir riesgos y el control. Bogotá (Colombia). cognitivos. riables ambientales (barreras y apoyos) que les tradicionales y las miradas disciplinares permiten realizar el proceso de aprendizaje del emprendimiento. bles para impulsar al emprendedor a tomar la ritu emprendedor asociado con las caracte. entender y describir el pensamiento y el ac- sional. 30 Cuad.organ.

L. (1987). Bogotá (Colombia).-M. R. millan. 20.. mediators of the attitude-behavior relation. A. R. A. Extraído el 1 de septiembre de Cliffs. G. I. of higher education. J. and the reality. logies. 2011 de http://www. Busenitz. Journal of Consumer Research. Training%2009_Espanol%201. A. Social foundations of thought PErspective on Entrepreneurship Education and action: Asocial cognitive theory. Bygrave. The entrepreneurship paradigm chology. Journal of Bu- emprendedores. (1985). D. Shepherd. Y. 4 (1). journals.. West. Ch. F. Training and Education of En- Bechard. and Yi. D. J. action orientation and the theory of Coduras. de investigación en el campo del emprendi. chology. American Psychologist. The Circulation and Exchange ship. 118-128. (1997). Cantillon. JSBE. Harvard Business Review. (1992). (1998). J. los desarrollos teóricos. 10-23. reasoned action. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva La relación entre educación y emprendi. traits. Collis.europa. Extraído el 157-162. Levie. C. Com- neurship education research revisited: The case peting on resources.-P. and actions: Dis.. Comisión Europea (2009). Y. of Goods and Merchandise. (1995). H. Academy of Management 73 (4).. 285-308. I. Referencias T. (1986). Chandler. Attitudes. (2010) Global Entrepre- 18 (4). siness Venturing. C. (1991). A. Journal of miento evidencia nuevas posibilidades de Business Venturing. Nelson. (2001). Bruyat. (1989). Freeman & Co. Kelley. R. 3 (4). 1175. 10. Essai sur la Nature 35-62.organ. (2003). G.. NY: W. NJ: Prentice-Hall. J. Abre nuevos rumbos Paris: Arthaud. Baumgartner..ser. and Yi. (1989). of entrepreneurship research in management positional prediction of behavior in social psy. H. Entrepreneurship in emergence: Fourteen years Ajzen. ning objectives in entrepreneurship. and Toulouse. Englewood and Training. julio-diciembre de 2011 31 . Entrepreneurship. investigación empírica que complementen Braudel.gemconsortium. 3. J. Les dynamiques du capitalisme. 7-26. Journal of Management. load/1321621580281/GEM%20Ed%20and%20 tive theory.pdf 1184. Self-efficacy: The exercise of enterprise/policies/sme/files/smes/vocational/ control. Saemundsson. Journal of Economic Psychology. Human agency: The rhetoric en la educación y formación de profesionales. An investigation into the role of intentions as 14 (1). New York. Entrepre. du Commerce en Général. 46. (2005). (I): A philosophical look at its research methodo- Bagozzi. D.. 16 (2). A. Valida. 24 (43): 13-33.. entr_voca_es. R. R. and Zacharakis. 44. trepreneurs: The Current State of the Literature. A. 17-27. 1-63. N. (1775).. 22-43. 1931. neurship Monitor Special Report: A Global Bandura. 505-518. and Schoot... Defining the field miento y de los modelos educativos para los of research in entrepreneurship. Cuad. Dainow. A. W. T. State vs. Learning & Education.-P.. El espíritu empresarial Bandura. 317-333. A. 13 (4). Baumgartner. and Julien. D. H. Theory and Practice. Advances in Experimental Social Psy.eu/ Bandura. tion of a didactic model for the analysis of trai. and Montgomery. 1 de septiembre de 2011 de http://ec. Human agency in social cogni. London: Mac- Bagozzi. and Grégoire. Informe final del grupo de expertos. (1986). admon. (1989).pdf Bechard. P.org/down- Bandura. American Psychologist. P. A.

Lent.: Dorsey. F. A. admon. 46 (8/9). Brown. Corporate Restructuring and Development. Bogotá (Colombia). McClelland. Global Entrepreneurship novelas policíacas. Contextual supports and barriers to career choi- ving conversations: A look at the convergence ce: A social cognitive analysis. Chaper Hill: Babson Liouville. G. 48 (5). uncertainly and profit (pp. (2004). J. A. G. Lent. (2009). W. 36-49. H.. C. D. J. R.Fabián Fernando Osorio Tinoco. (1962).. Monitor. et Toulouse. (2001). La structuration Hannan. (1977). A. L.. T. Emprendimiento regional y eco- Reykjavik University. formance. 5 (2).organ. Cali: Sello Javeriano. G. and Hackett. On the theory of social change. Liberty Press. GEM Special Report: A global pers. (1947). in Economics and social Philosophy. (1996). D. 45. Vesga. Colombia: Ediciones Icesi. Discipline of Entrepreneurship. 24 (43): 13-33. M. Enterprise and profit. julio-diciembre de 2011 . trepreneurship. HEC. Entrepreneurship and Economic Gibb. (1985). Reporte GEM Colombia 2010. (1994). R. Prin- ceton: Van Nostrand. M. The Achieving Society. Les actes du 2e congrès. J.. (2000). A. Déry. reprint 1982. and Freeman.. Universidad del Desarrollo. S. S. H. Académie de l´Entre- Hagen.. me research perspectives on entrepreneurship Toward a unifying social cognitive theory of education. 322-335. Martínez. D. Towards the Entrepreneurial Knight. fragmentalism or paradigmatic science? En- Drucker. Entrepreneurship education: can learn from small? Enterprise and Innovation business school meet the challenge? Education Management Studies. (2000). seling Psychology. Evol. University of Chicago. Ill. C. D. Kilby. J. Knight. NCGE Policy paper series.. D. Grégoire. 510-519. (2002). nomía del conocimiento: una metáfora de las GEM Colombia. and Béchard. Journal of Vocational Behavior. enterprise education and education career and academic interest. 2010. the University of emergence in entrepreneurship: Accumulative Montreal Business School.. and Hackett. and King. Bordeaux. 82. F. (2011). 47 (1). + Training. (1921).. Homewood. (2006). 15. choice. D. F. New York: The Free Press. P. and per- for small business management: A ten-year li. P. Freedom and reform: Essays University Entrepreneurship Education as a le. ching entrepreneurship in Northern Ireland. (2005). Varela. 15 (3). Harper and Row. Hegarty. neurship: Practice and Principles. Quiroga. Gorman. Montreal: Maclean Hunter Chair Harrison. Chicago: Editorial Universidad del Norte. New York: 65-83. 32 Cuad. preneuriat. Brown. R. M. R. (2005). New York: ver for change.. Recherche pa. 264-290). P. Harper and Brothers. 1 (1). y Álvarez. L. Innovation and Change.. 56-77. pective on entrepreneurship Education and Education + Training. (1971). Indianapolis: Gómez. So.ser. Journal of Coun- in entrepreneurship research. Fernando Pereira Laverde Déry. R. Hanlon. Schumpeter revisité. Entrepreneurship: What can large organizations Kirby.. terature review. American Journal du Journal of Business Venturing. F.. P. C. Gibb. Frontiers of En. per 94-06-02. In Risk. of Sociology. Training. (1961). Julien. and Leitch. Pereira. R. Journal. E. 929-964. Babson. W. It’s not an exact science: Tea- GEM (2009). Innovation and Entrepre. (1994). F. The popula- sociale du champ de l’entrepreneurship: le cas tion ecology of organizations. A.. R. La fonction d’entrepreneur: College. W. R. International Small Business 79-122. trepreneurship Research. (1997). Figueroa.

V. F. J. 217-226. 566-591. Pereira. The impact of entrepreneurship educa.. N.ser. Entrepreneurship preneurship education. (2000). A. A. 43. Frankfurt World Economy. and Harhoff.organ. GESY Discussion Paper 269. (2010).. Cuadernos de Administra. 359-375. F. 442-454. admon. Cuadernos de Ad. education: Influencing students’ perceptions of Vargas. New developments in entre- rary small enterprise research. Germany: Kiel Institute for the Scheler. Vesper rence. 30. inspiration and tivas para el análisis. G. (1). S. Sarasvathy. B. Bogotá (Colombia). Entrepreneurship: Theory and formación integral: reflexiones sobre el despla- Practice. Graevenitz. 22. C. (2007). De la formación humanista a la entrepreneurship. Cuad. Sternberg. A. Zerbinati. 24 (43): 13-33. 11-37. J. Praxis Filosófica. (1947). Frontiers of Entrepre- Theory and Practice. H. J. (2001). (1985). Zacharakis. E. Englewood Cliffs. La preneurial intention of science and engineering estrategia y el emprendedor: diversas perspec. A. julio-diciembre de 2011 33 . 145-167. Weber. Hall. neurship. (1993). In C. D. visión sistémica y humanista. Timmons.. (2007). intentions. (2009). What makes entrepreneur Walter. and Spinelli. Gálvez. (1982). (2010). Paris: Guillaumin. Sexton and K. A.. bution theory perspective. 17. (2003). Intelligence as developing ex- sarial como campo del conocimiento. R. A. search. S. neurship Research. F. M. y Murillo. Academy of Management Review. Social dimensions of entrepre- to Babson Entrepreneurship Research Confe. 54 (3). D. Contemporany Educational Psychology. NJ: Prentice (2010). The effects of entrepreneurship educa- promise of entrepreneurship as a field of re. J. resources. New Venture Peterman. M. S. J. 24 (4). knowledge potential in forming entrepreneurial mière Partie. Boston: McGraw-Hill. S. (1999). G. Journal of Business Venturing. G. Shane. S. Von. and Venkataraman. and Kennedy. K. European Economic Review. (1996). 20 (34). Traité d´économie politique. and Dohse. (1852). tion. 129-144. ministración Bogotá. 489-497. J. and Al-Laham.. La evolución del espíritu empre. 7-21. Enterprising Creation. zamiento del sentido y fines de la educación su- Romano. Paper presented Shapero. Hacia un modelo de educación para el emprendimiento: una mirada desde la teoría social cognitiva Meyer. 1549. The Encyclopedia of Entrepreneurship Oosterbeek. Souitaris. 20 (3). 25 Postmortem of new venture failure: An attri. Hacia una pertise. Kiel. analysis of the impact of journals on contempo. am Main: G. The (2009). (Eds. and De Castro. 87-107. students? The effect of learning. R. Bildung und Wissen. tion on entrepreneurship skills and motivation. University of Virginia. (2007). D. A citation perior. Van Praag. ción Universidad del Valle. Vesper. 72-90). and Ratnatunga. D. Do entrepreneurship programmes raise entre- Osorio. S. Pre. ween entrepreneurship education and regional Say. (pp. J. Schulte. The interplay bet- entrepreneurial. H. Kent.).. 2-9. and Ijsselstein.