La Intensificación Ganadera como Proceso de artículos

Producción de Residuos
Rodríguez, Claudia FAV, UNRC

Una buena utilización de los residuos ganaderos y una buena redistribución de los mismos,
hace que solo podamos considerar como residuos los excedentes que no hemos podido
reciclar en el ciclo normal de fertilización orgánica de nuestras tierras de cultivo.

La intensificación ganadera conlleva a una serie de situaciones como son:

 Concentración de explotaciones en zonas concretas

 Concentración de residuos en unas zonas concretas

 Concentración en estas zonas de infraestructura de industrias y servicios, mataderos,
industria cárnicas, etc.

 Creación de riqueza

 Estabilidad y aumento de población

El siglo actual ha permitido en muchos países adquirir un importante grado de desarrollo. Sin
embargo ese desarrollo industrial y económico ha sido, en la mayoría de los casos, ignorante
a los problemas relacionados al ambiente, polución y contaminación del suelo, agua y aire. Sin
lugar a dudas, el mantenimiento y restauración de nuestro ambiente será probablemente uno
de los grandes desafíos del siglo XXI.

De lo anteriormente expuesto surge la pregunta si la agricultura y la ganadería pueden llegar a
ser procesos contaminantes del ambiente. Podemos decir en relación a ello que muchos
procesos son contaminantes, y que la producción agropecuaria no es de ninguna manera el
principal contaminante. De todos modos y por citar un ejemplo, la producción de rumiantes es
responsable de un cierto porcentaje del efecto invernadero, a través de la producción de
metano y CO2.

En términos sociales, se ha tratado de:

 Garantizar el suministro de alimentos en precios razonables, es decir ofrecer proteína
de alto valor biológico a bajo precio.

 Aumentar los niveles en la población rural, evitando de este modo el éxodo hacia las
ciudades. En tal sentido se observa en la región un importante déficit económico en
los establecimientos agropecuarios de superficie reducida.

 Estabilizar los mercados a través de una oferta constante de productos agropecuarios.

 Sin embargo hay situaciones paralelas a la producción que merecen citarse:

 Efectos en la insistencia de niveles de producción, con la consiguiente degradación de
los recursos naturales, muchos de ellos con tasas de renovación interanual, de las
cuales dependen en última instancia el ritmo de producción.

 El uso sistemático de productos sanitarios ha creado problemas de resistencia, por lo
cual los tratamientos deben ser mas frecuentes y costosos, aumentando los riesgos de
contaminación. A su vez la mayor concentración animal favorece la dispersión de
enfermedades y la eliminación de residuos que junto al uso de fertilizantes provocan la
eutrofización del agua. Todo ello afecta al ecosistema, perjudicando a la población
humana y a la biota acuática.

La Producción Agropecuaria Moderna y su Impacto Ambiental

La mecanización, el empleo de productos químicos y las labranzas improcedentes, llevaron a
la alteraciones del paisaje, produciendo el llamado "primer impacto ambiental".

Por otra parte, como consecuencia de este aumento en el consumo, los precios tendieron a
elevarse y se recurrió a la importación de productos. Todo ello atrajo inversiones de capital
extra agrario, conformándose finalmente las características de la agricultura y la ganadería
modernas que provocaron el "segundo impacto ambiental" (Gómez Orea, 1998).

Dichas características son:

 Concentración de la producción, generalmente próxima a centros de consumo y en
unidades de gran magnitud.

 Especialización de la producción, creando núcleos. Todo esto trajo como
consecuencia la disminución en el número de explotaciones.

 Intensificación de la producción, independizándose del factor tierra para ser
independiente.

Estrategias compatibles con el Medio Ambiente

 Utilizar racionalmente los insumos y recursos que utilizan los sistemas agrarios

Los insumos se refieren al suelo, agua, energía, fertilizantes y fitosanitarios,
recursos genéticos o ganaderos, que no dejan de formar parte del concepto de
biodiversidad, por más que este término se aplique generalmente a los
ecosistemas naturales.

Dentro de los sistemas en su conjunto se deben considerar los siguientes conceptos:

 Conservar el suelo como recurso agrario básico
Se debe hacer hincapié en el laboreo de conservación en sus diversas formas y
prácticas, a la rotación de cultivos, la selección de los mismos y aprovechamiento más

adecuado de cada situación, el manejo de los residuos de cosecha y la eliminación de
prácticas inadecuadas como la quema de rastrojos.

 Usar el agua de forma eficiente
Como el suelo, el agua es otro de los insumos básicos y tradicionales de los
agroecosistemas, cuya escasez se deja sentir a medida que crece el consumo y otras
actividades con el riego. Se deben plantear los siguientes objetivos: disminuir su
consumo, administrar el recurso, mejorar la calidad o lo que es lo mismo reducir la
contaminación y utilizar fuentes alternativas de suministro. A estos objetivos se suman
prácticas relativas a la mejora de los sistemas de riego, a la reutilización de aguas
residuales debidamente tratadas y a la introducción de cultivos y sistemas de cultivos
menos exigentes en recursos hídricos.

 Optimizar el uso de la energía

Las complejas operaciones que requieren las actividades agrarias (laboreo,
recolección, producción de carne, leche, etc.) consumen recursos energéticos en
cantidades importantes. Esta situación se resuelve reduciendo el consumo,
produciendo y utilizando energías a partir de recursos renovables, a los que se
asocian una serie de prácticas y recomendaciones muy concretas: reducir el consumo
de combustible en la maquinaria y en las labores: recolección, transporte, almacenaje
y acondicionamiento; utilización de energías alternativas, eólica y solar.

 Adoptar sistemas de cultivo ambientalmente integrados
En la actualidad existen sistemas agrícolas que utilizan un conjunto coherente de
tecnologías basadas en una sensibilidad y preocupación por el ambiente. Tales
sistemas corresponden a la agricultura y/o ganadería alternativas, agricultura
ecológica, agricultura biológica, etc.

 Reducir la contaminación de origen agrario
La emisión de contaminación por las prácticas agrícolas presenta un problema anexo
por su carácter difuso y consiguientes dificultades de control. La contaminación de
origen agrario es un proceso que se inicia con la emisión, se difunde a través de los
vectores ambientales como el agua, el aire y suelo, y acaba afectando a los seres
vivos:

Limitar las emisiones a la atmósfera

Se refieren al polvo producido por las labores agrarias, al arrastre de pesticidas, herbicidas y
fertilizantes por el viento durante los tratamientos, a los escapes de compuestos de nitrógeno
que intervienen en el complejo fenómeno de las lluvias ácidas, etc. A ello hay que sumar los

olores asociados sobre todo a las actividades ganaderas pero también a las agrícolas.

Reducir la producción de residuos sólidos

Respecto a la producción de residuos sólidos, primero se los trató de forma tal que no
ocasionen problemas al medio ambiente, después se puso el énfasis en la reutilización y
reciclado y actualmente el enfoque predominante es la minimización y en lo posible, la
producción nula de residuos.

Minimizar la producción de efluentes líquidos

Se debe minimizar la producción y controlar la contaminación agraria difusa, mediante
prácticas incluidas en el bloque correspondiente a fertilizantes y productos fitosanitarios, y
otras relativas al almacenamiento y manejo de residuos ganaderos.

Los Residuos Gaanaderos

El tratamiento de los residuos cada día reviste más importancia dada la dimensión del
problema que representa, no sólo por el aumento de los volúmenes producidos, generado a su
vez por una mayor intensificación de las producciones, sino también por la aparición de
nuevos productos y principalmente por enfermedades que afectan la salud humana y animal
que tienen directa relación con el manejo inadecuado de los desechos orgánicos.

Las camas de aves están constituidas por fecas y orina de las aves, material absorbente, resto
de alimento y plumas. La composición química de las camas de aves es altamente variable,
existiendo numerosos factores tales como: naturaleza y cantidad del material absorbente por
unidad de superficie, densidad de aves, longitud de la crianza, número de crianzas sobre esa
cama, nivel de nutrición de las aves, factores ambientales, tipo de piso.

Los cerdos excretan diariamente, en términos de su peso vivo, en términos generales,
aproximadamente un 80% de nitrógeno y el fósforo y cerca del 90% del potasio de su ración.
Según esto, el estiércol es un fertilizante y abono del suelo excelente.

El estiércol bovino es el mayor desecho producido en los agroecosistemas, un uso inapropiado
puede crear problemas tales como olor, producción de nitratos y otros elementos
contaminantes de cuerpos de agua.

La cantidad promedio de deyecciones producidas por animal/día pueden observarse en la
Tabla 1(Robertson, 1977):

Tabla 1. Deyecciones de bovinos, cerdos y aves.
Deyecciones de bovinos

Edad Deyecciones producidas
Animal
(meses) (orina + heces kg/día)

fósforo. La DB05 mide la carga orgánica en función del consumo de oxígeno.03 Padrillo 160 4. En cuanto a producción. potasio y metales pesados. de forma general. Se pueden dividir en dos grandes grupos: estiércoles y purines. una producción media diaria de deyecciones sólidas y líquidas. restos de embalajes etc. tal vez. Determinar y comparar cargas contaminantes exige expresar los resultados en determinadas unidades: suele realizarse en DBO5. fitosanitarios.8 0. sobre todo si la valoración contaminante se realiza en función de la carga orgánica. nitrógeno. a temperatura constante durante cinco días. que potencialmente puede producir es extremadamente elevada. Ternero 3-6 7 Vaca 24+ 28 Vaca lechera 24+ 45 Deyecciones de cerdos (orinas + heces) Peso Deyecciones producidas Animal (Kg) (orina + heces kg/día) Lechón 15 1. están formados por las deyecciones sólidas y líquidas.09 Deyecciones de aves Peso Tipo de ave Deyecciones producidas (Kg) Ponedora 1. líquidas y las camas del ganado. Los segundos disponen de una gran cantidad de agua en su composición. particularmente cobre. equivalente al 7% del peso vivo del animal pero también sometida a numerosos factores que inciden en una alteración del valor citado. Potencial contaminante de los residuos ganaderos El potencial contaminante de los residuos ganaderos viene determinado por los parámetros: materia orgánica. tan solo. las camas y restos de alimentos. sólidas. antibióticos. los primeros están formados por las deyecciones. por vía biológica en mg/l.04 Cerda 125 4. se acepta.10 Parrillero 0. DQO y C 0T. Destaca la materia orgánica porque la contaminación. . sean los alpechines los residuos que poseen una carga superior.9 0.06 Los residuos ganaderos son muy heterogéneos.

G. equivalentes a 1. Efectos sobre los Suelos Materia orgánica: Los aportes de materia orgánica conducen a crear un equilibrio en el contenido del suelo en materia orgánica (humus). por vía química.5 U. si existen datos sobre los efectos de la modificación del contenido en humus (Tabla 2). Un aporte de residuos ganaderos. Los aportes de materia orgánica.9 Se ha comprobado que aportes como los reseñados no producen efectos negativos. pueden provocar efectos negativos. Se trata de bacterias. Estas alteraciones son originadas por los distintos componentes de los residuos.G. virus y hongos Efectos sobre el medio Cuando el medio recibe el aporte de cualquier cuerpo extraño se produce un cambio en su equilibrio. salvo en el caso de las praderas.3 3. Tabla 2.) 1. determina el oxígeno consumido. reduciendo el poder extractor de dicho cultivo. ello se traduce en una baja de la productividad.2 0. Indudablemente en suelos pobres en humus estable el incremento será positivo.5 U.6 4.5 0.0 0.G.En cuanto a la DQO.5 0. por las materias reductoras presentes en el efluente analizado. Incremento del contenido en humus (%) UNIDADES DE GANADO MAYOR + 10 AÑOS + 20 AÑOS ( U. que vuelve a restablecerse en un tiempo mayor o menor siempre cuando el aporte no haya sido lo suficientemente intenso como para que el desequilibrio provocado sea irreversible o bien se origina un nuevo equilibrio que puede ser positivo. cuando se aportan residuos orgánicos es alterado el equilibrio existente dando lugar a uno nuevo y es precisamente este cambio el que puede alterar la calidad del suelo receptor. incrementan los contenidos en nitrógeno. de .M. Por otra parte los residuos ganaderos son portadores de poblaciones microbianas que inciden negativamente en la salud humana y animal. utilizando el permanganato de potasio como agente oxidante. constituyendo un riesgo que debe ser conocido. en las cuales aportes equivalentes a 4. pero en suelos con un humus elevado dará lugar a problemas tanto en cuanto a fertilidad como de contaminación.4 0. No existe por lo tanto un criterio único sobre el nivel máximo a aportar.M. procedentes de residuos ganaderos.M.6 0.

el exceso de fósforo. lo que representa 300 Kg de N/ha. de Cu por ha y año lo que acarrea un enriquecimiento en cobre de los suelos. pH. Las necesidades en función de suelos y cultivos oscilan entre los 50 y 200 kg/ha/año. El potasio tiene un cierto antagonismo con el magnesio provocando el exceso de potasio una carencia de magnesio en la sangre del ganado bovino. incrementa en un 0. es asimilada por los cultivos. 1998). orgánica (no) y residual ( nr). mas bien al contrario el abonado fosforado es muy útil para todos los cultivos. Prácticamente la totalidad del cobre ingerido es eliminado. El cobre es utilizado como aditivo en la alimentación porcina.0 en los residuos de bovino de engorde o cebo. su uso tiende a ser excluido en el sistema alimentario. acumulándose en la capa arable dada su escasa movilidad. Bien es cierto que algunos investigadores estiman que el 50 % del cobre aportado se presenta bajo formas solubles y por lo tanto. es por un desequilibrio con otros macro y microelementos. y más que sobre ellas. por mejora genética o por utilización de otros. El efecto de su aporte sobre el pH de los suelos es algo acidificante (Gómez Orea. 0 del originado por el ganado porcino y el 8.01 % el nitrógeno de la capa arable. Fósforo: no suele originar fenómenos de toxicidad en los suelos. puede provocar graves daños a los suelos. Nuevamente es en el caso de aportes a praderas donde pueden presentarse problemas cuando las praderas receptoras son pastadas por ganado bovino. Bien es cierto que en el momento actual tiende a suprimiese este aditivo y se espera que en los próximos años. puesto que esta especie animal es muy sensible a 1as carencias de magnesio.ganado bovino. como valor medio. Dado que un suelo normalmente contiene ente 5 . La totalidad de este nitrógeno no puede ser extraído por los cultivos puestos que el nitrógeno de los residuos ganaderos se encuentra en tres fracciones: mineralizable (nm). Solamente pueden presentarse problemas en las praderas. Las concentraciones máximas aceptadas son de 200 mg/kg de MS en las primeras siete semanas y de 125 mg/kg de MS entre la octava y la decimonovena semana.7 del bovino de ordeño al 7.15 ppm y que a partir de 50 ppm este elemento comienza a ser tóxico es fácilmente comprensible que el aporte de residuos de ganado porcino. El pH de las deyecciones animales oscila. Potasio. mas que por. Cobre. Simultáneamente los cultivos pueden extraer entre 15 y 50 g. Efectos sobre las masas de agua . En el caso del potasio la situación es parecida que para fósforo en cuanto a modificación y restablecimiento del equilibrio. entre el 6. realizados como vertido y no como reciclado. sobre el ganado vacuno que paste en praderas con un fuerte contenido en fósforo considerando que. esta fracción. Es muy difícil que el nitrógeno pueda producir efectos nocivos en los suelos pues tan solo cuando el contenido en nitratos de un suelo se aproxima a 4 g/kg pueden presentarse fenómenos de toxicidad.

Los compuestos orgánicos alcanzan las masas de agua subterráneas por filtración a través del suelo. de esta fracción. Las poblaciones microbiológica. no produce problemas de contaminación. El nitrógeno amoniacal tiene una mineralización rápida. Anteriormente se ha aludido a las distintas fracciones de este elemento: nitrógeno mineralizable (Nm). salvo vertido directo.Aguas superficiales. el nitrógeno amoniacal es. Cuando los residuos ganaderos son aportados a los suelos. nitrógeno orgánico (No) y nitrógeno orgánico residual (Nr). al ser muy solubles. Ello nos permite determinar el balance de las posibles pérdidas según se realice el aporte en primavera o en otoño. En medio anaerobio se provoca una desnitrificación que da lugar a la formación de nitrógeno que escapa a la atmósfera. caso particular de polución. favorecido principalmente por dichos nutrientes (fósforo y nitrógeno). recorriendo solamente pequeñas distancias en el horizonte edáfico. es extraído por los cultivos. los nitratos serán trasladados por las aguas de infiltración. El principal efecto es la eutrofización. alcanzando finalmente a las masas de agua subterráneas. bacterias y virus. en un abonado primaveral tan solo el 60 %. son retenidos por el poder filtrante del suelo. puesto que la materia orgánica. Si cuando finaliza la mineralización. El N y el P se encuentran en proporciones considerables en los residuos ganaderos. la capacidad filtrante depende de varios parámetros porosidad. son precisamente ambos los que provocan los daños aludidos. especialmente aquellos que constituyen factores limitantes para el desarrollo de organismos fotosintéticos como algas y macrófitas. Continuando con la mineralización. Como consecuencia se puede estimar que el verdadero parámetro contaminante de las aguas subterráneas está constituido por el nitrógeno. formación de compuestos solubles o insolubles. Al y Ca dando lugar a compuestos poco solubles. siendo retenidos por el suelo y puestos a disposición de los cultivos. Como consecuencia no todo el nitrógeno mineralizable es extraíble. formación de nitratos. y por acción de la temperatura del medio. éstos serán extraídos por los cultivos. los compuestos nitrogenados inician la mineralización. Aguas subterráneas. como forma de actuar en su control.5% por lixiviación. Una masa de agua pasa de un estado oligotrófico (de baja productividad) a otro eutrófico (de elevada productividad). etc. el 20 % se pierde por desnitrificación y el 66. Del 40 % restante el 13. En cuanto a la materia orgánica su influencia en la alteración de las aguas subterráneas es relativamente pequeña. existe en el suelo un cultivo que extraiga esta fracción. formándose en primer lugar nitritos y posteriormente nitratos. ión ortofosfato. se incorporan a las aguas de precipitación o riego. Esta mineralización es un proceso aeróbico en el que intervienen bacterias como Azotobacter y Nitrobacter. siendo oportuno incidir en las causas de su incidencia. El fósforo. ambos son solubles. acompañándolas en su recorrido a través del suelo. que se produce ante un aumento de disponibilidad de nutrientes. se combina con los iones Fe. . los nitritos y nitratos. Todo ello nos lleva a hacer una consideración fundamental. El nitrógeno juega un papel distinto. el nitrógeno orgánico pasa en primer lugar a forma amoniacal que dará lugar primeramente a la formación de nitritos y posteriormente se formarán los nitratos. constituyendo el segundo la forma idónea de extracción por los cultivos. si por el contrario este cultivo no existe. capacidad de absorción.5 % será extraído al año siguiente.

solucionando de esta manera dos problemas: el costo de la ración y la contaminación ambiental provocada por problemas en la eliminación de tales productos. Esta situación ha producido cambios en los insumos alimenticios utilizados. Las camas de . El origen de estos gases reside en la acción de determinados microorganismos anaerobios sobre: las proteínas. Si consideramos que el costo de alimentación representa el 60-70% de los costos totales de producción. son las que presentan mejores características nutricionales. cualquier variación en este rubro incide fuertemente en la eficiencia productiva. los hidratos de carbono y las grasas. La utilización de este tipo de insumos conlleva a desarrollar un proceso de investigación de las características nutricionales de tales alimentos y de la respuesta animal a éstos. especialmente aprovechables en rumiantes. particularmente en producción de carne. Efectos sobre la atmósfera Los efectos que los residuos ganaderos generan sobre la atmósfera están ligados a los componentes volátiles que emanan en los procesos de transformación de los componentes orgánicos de que están formados. acumulan o se aportan tales residuos. También se ha evidenciado el problema del bajo consumo voluntario de este tipo de alimentos y el de índole sanitario (contaminación bacteriana) sugiriéndose una serie de procesamientos. Como es lógico la incidencia mas intensa se producirá en la calidad atmosférica de los recintos donde se producen. para mejorar entonces su calidad nutritiva y sanitaria. sustituyendo el aporte que hasta ahora realizaba la pradera por otros alimentos voluminosos o concentrados. no podemos obviar el papel que juega la escorrentía y la permeabilidad de los suelos en la contaminación de las masas de agua. en este punto de la contaminación de las masas de agua. las camas de aves y particularmente las camas de pollos. Uso de Materias Primas no convencionales para la alimentación La necesidad de aumentar la producción de alimentos de origen animal ha llevado a modificar los tradicionales sistemas de producción extensiva hacia sistemas más intensivos.Finalmente. con el fin de realizar sugerencias de utilización con una base nutricional que permita obtener una buena productividad animal. Entre los diversos tipos de excretas de animales. Así el incremento en el costo de concentrados tradicionales ha orientado la utilización de desechos y subproductos agroindustriales como recursos para la alimentación de rumiantes. dando lugar a compuestos volátiles y a gases con un grado determinado de nocividad: Irritante (NH3 y H2S) y asfixiantes (CH4 y CO2). Las camas de pollos parrilleros constituyen una buena fuente de proteínas y minerales. apareciendo los sistemas de engorde a corral o feedlot.

anaerobios celulolíticos. Al agregar sales de cobre o ácido arsanílico a las raciones también se genera un incremento de coliformes y Salmonella.aves están constituidas por fecas y orina de las aves. citándose la sobrevida de hasta diez semanas (Lohuis. entre 0. El estiércol bovino es el mayor desecho producido en los agroecosistemas. La magnitud de este problema es mayor si se considera que un cerdo elimina diariamente. sulfito reductores y mineralizantes anaeróbicos del sulfuro (Rodríguez et al. material absorbente. resto de alimento y plumas. material absorbente. de los cuales sólo alrededor del 25% son recolectables y potencialmente disponibles para ser usados como alimento u otro proceso de recuperación. Diversos trabajos indican que en porcinos. se han aislado microorganismos fijadores del nitrógeno como Azotobacter.b)..6% en materia fresca de estiércol. Aspectos microbiológicos El creciente aumento de las producciones pecuarias intensivas. restos de alimento y plumas. De acuerdo a la caracterización química y nutricional de las camas se las podría comparar como un alimento proteico. Clostridium sulfito reductores y Salmonella. constituidas por fecas y orina. . las camas de aves y en especial las de pollos parrilleros.. seguido por microorganismos amilolíticos. la incorporación de antibióticos y quimioterápicos en la ración altera su flora entérica. amonificantes. un uso inapropiado puede crear problemas tales como olor. 1997a. lombricultura y otros. aunque también han sido investigados microorganismos proteolíticos. Los grandes volúmenes de desechos porcinos producidos en criaderos industriales pueden producir alteraciones en el ambiente animal y humano. Así mismo se ha realizado el aislamiento de distintas especies del género Clostridium en estiércoles de bovinos lecheros. ofrecen posibilidades concretas de reciclaje: inclusión en raciones. pectolíticos. producción de nitratos y otros polutantes en cuerpos de agua. Es de interés mencionar que la dieta influye sobre la composición de la microflora intestinal. produce un aumento de bacterias fecales. en términos de su peso vivo. cita cifras de 46. denitrificantes y fijadores anaeróbicos de nitrógeno.. Entre los diversos tipos de excretas de animales. estreptomicina u oxitetraciclina.6 y 1% en materia seca o 3. por lo que se ha estudiado la contaminación producida por coliformes totales.000 millones de toneladas de producción mundial de desechos fecales de pollos parrilleros. Las excretas de aves tienen una gran población bacteriana. 1990). Müller (1980). La adición de penicilina.8 a 8. fertilizantes de suelos. En estos. Reciclaje desechos orgánicos ganaderos. Esta situación puede afectar a la salud animal con las consiguientes implicancias en el ambiente humano. coliformes fecales. por lo que previamente a la aplicación de cualquier tecnología en reciclaje se requiere una investigación del ecosistema bacteriano para conocer y prevenir riesgos sanitarios eventuales. predominando anaerobios facultativos y estrictos. ha traído consigo un problema de excretas y de contaminación ambiental. 1996. ponedoras y reproductores.

aunque las cargas más elevadas se obtuvieron en la categoría de cerdos capados. a los que no se adicionaron antibióticos en sus raciones. El hombre contrae la infección al consumir alimentos contaminados de origen animal. Esta situación podría estar causada por la continua permanencia de animales en el lugar. En estiércoles de tambo y según el origen de los estiércoles muestreados. En conclusión.4%) a diferencia de heces de ponedoras comerciales (10%). incrementándose al pasar los cerdos de una etapa productiva a otra y al aumentar por lo tanto en edad y peso vivo (Rodríguez et al. En los sistemas intensivo y de invernada. En cerdos. aunque el incremento de Salmonella enteritidis en el hombre y medio ambiente sugiere que las aves constituyen un eslabón importante en la cadena infecciosa. también se han comprobado agentes productores de gastroenteritis que no pertenecen a los referidos tipos clásicos enteropatógenos. Klebsiella. Dentro de la familia Enterobacteriaceae. una abundante flora bacteriana coloniza el tracto gastrointestinal en las primeras 24 horas de vida y se excreta con las fecas. Esto coincide con los datos mencionados por otros autores. 1977).Es evidente que los animales ocupan el punto central de la moderna epidemiología de la salmonelosis y que representan un reservorio difícilmente controlable de gran importancia sanitaria. encontrándose los valores superiores en estiércoles de corral de espera. cuya microflora es prácticamente igual a la del ciego. Citrobacter y Enterobacter). el NMP/g de coliformes totales y coliformes fecales según las especies estudiadas. La contaminación de aquellos puede ser debida también a productos pecuarios portadores de gérmenes. Salmonella es un patógeno entérico capaz de permanecer viable hasta seis meses o más en desechos orgánicos. Por manejo se producen diferencias significativas dentro de un mismo tipo de desechos. variando en consecuencia. la búsqueda de Salmonella arrojó resultados negativos. Niveles aproximados a 1000 coliformes totales/g de fecas de cerdos son informados por Sánchez Ianata en 1989. Las pruebas experimentales realizadas para estudiar la prevalencia de S. los resultados obtenidos indicaron variabilidad para coliformes totales y coliformes fecales. en estudios realizados con cerdos adultos y sanos. generan un estado sanitario inherente a cada uno de ellos. Los valores de NMP/g de coliformes totales y coliformes fecales en el sistema de invernada no pudieron ser comparados ya que los resultados aportados por la bibliografía son válidos para los sistemas intensivos o industriales. una multiplicidad de factores propios de cada criadero. Estas bacterias pueden adquirir la patogenicidad por transferencia de material genético a partir de las enterobacterias patógenas (Proteus. el que juega un rol fundamental en la contaminación del mismo. Teniendo en cuenta que los desechos orgánicos se reciclan . 1997a). enteritidis y otras Salmonellas en desechos aviares demostraron que la contaminación se observó en camas de pollos parrilleros (47. lo que produciría cargas estables de estos microorganismos. en todas las categorías analizadas. Salmonella dublin puede sobrevivir hasta 150 días en estiércoles bovinos y 330 días en estiércoles porcinos (Robertson.

UNT.. C. V. FAO. . AB2 9TR.b). RODRIGUEZ. Agronómica del NOA. V. 1998.. Rev. 1997. A. 1997a. Agrícola Española. FINOLA. Rome. composting and Eisenia foetida (Oligochaeta. 9 (3-4):151-164. C.. 1997. I. 114 p. FINOLA. FINOLA. Evaluación bacteriológica en desechos orgánicos pecuarios. BEOLETTO. Scotland. Animal Production and Health Paper. MULLER.. Megadrilogica. Bibliografía a consultar GÓMEZ OREA.-Aviares. 18. Aberdeen.M. ROBERTSON. compost and the earthwrom Eisenia foetida (Oligochaeta. Megadrilogica. porcinos. Lumbricidae). Craibstone. Feed from animal wastes: state of knowledge.. LOHUIS. Bucksburn. BEOLETTO AND C. BEOLETTO. M. FAO. PSP- Pflanzenschutsz-Praxis.con diferentes fines. 1990. Vol. 1996. BASUALDO..O. M. 1980. Scottish Farm Building Investigation Unit. Farm wastes handbook. 1996. Bacteriology of laying hens manure. 6 (10):91-95. Does liquid manure spread weeds and bacteria. RODRIGUEZ. Z. la presencia de microorganismos patógenos puede afectar la salud animal y en el caso de compostajes y/o lombricultura puede no sólo disminuir la calidad del humus sino también perjudicar su posterior aplicación en suelos (Rodríguez et al. RODRIGUEZ. C.. Evaluación de Impacto Ambiental. M. V. Madrid. Ed. Lumbricidae). H.. bovinos. N§ 3. 28-30. Bacteriology of poultry litter.. 7 (3):21-27. 1977. D..

2 Sistemas alternativos de saneamiento básico 1.3 Riesgos para la salud ocasionados por la contaminación del agua subterránea 1.2.3 Virus en el subsuelo y las aguas subterráneas 3.4 Bacterias indicadoras de contaminación fecal Capítulo 2: PRINCIPIOS DE TRANSPORTE DE LOS CONTAMINANTES EN EL SUB SUELO 2.D.2 Letrinas de descarga manual 1.1 Estudios sobre tanques sépticos 3.J.5. B.2.S.3 Desplazamiento de los contaminantes en la zona saturada 2.1 Factores de control 2.2 Adsorción 2.1 Revisíón de publicaciones 1. S.4.S.1 Trasmisión de organismos patógenos 1.4.2 Estudios sobre la disposición de efluentes en el suelo Capítulo 4: CONTAMINACION DEl AGUA SUBTERRANEA POR NITRATOS 4.5.2 Supervivencia en aguas subterráneas Capitulo 3: INVESTIGACION DE CAMPO SOBRE EL DESPLAZAMIENTO DE LOS CONTAMINANTES 3.1 Bacterias en la zona saturada 3.3.3 Obstrucción de los poros del suelo 2.3.3.2.1 Distribución natural de nitratos 4.2 Fuentes vinculadas a la actividad humana .Foster.2.2 Carga hidráulica de los sistemas de saneamiento básico 2.2 Enfermedades relacionadas a la ingestión de nitratos 1.1 Letrinas secas ventiladas 1.2 Alto nivel freático del agua subterránea 3.2 Bacterias en la zona no saturada 3.4 Factores que afectan el transporte de los organismos patógenos 2.1 Introducción 2.1 Filtración 2. Análisis de contaminación de las agua subterráneas por sistemas de saneamiento básico Por: W.2.2.3.Lewis.1 Suelo fino sobre roca fracturada 3.2.2 Desplazamiento del agua en la zona no saturada 2.Drasar 1988 Contenido Capítulo 1: INTRODUCCION GENERAL 1.5 Factores que afectan la supervivencia de los organismos patógenos 2.1 Supervivencia en los suelos 2.

4 Utilización de los sístemas sanitarios de disposición local Capítulo 6: CONCLUSIONES 6. El material escrito al que se refiere este trabajo podría agruparse.1 Revisión de Publicaciones No se dispone de suficiente información sobre las consecuencias que ejercen los sistemas sanitarios para disposición local respecto a la calidad del agua. ii) puedan usarse para determinar el riesgo de contaminación de los acuíferos bajo diferentes condiciones hidrogeológicas.3 Control de la contaminación por nitratos 5.1 Grados de vulnerabilidad a la contaminación 5.Capítulo 5: ANALISIS DE PROBLEMAS PRIORITARIOS 5.2 Contaminación por bacterias y virus 6. en cuatro categorías: (a) investigaciones experimentales de campo sobre la dispersión de los contaminantes que provienen de los sistemas sanitarios de dísposíción local.3 Contaminación por compuestos nitrogenados REFERENCIAS CAPITULO 1: INTRODUCCION GENERAL 1. Este trabajo pretende entonces: (a) evaluar los resultados obtenidos a partir de investigaciones sobre la contaminación de aguas subterráneas causada por sistemas sanitaríos de disposición local. si bien existen múltiples datos que señalan la migración de organismos patógenos y el transporte de aníones y cationes en los mantos acuíferos. .1 Díagnóstico general 6. iii) requieran de mayores investigaciones a fin de definir mejor el riesgo implícito. (b) revisar las publicaciones existentes que atañen a la supervivencia y el transporte de microorganismos y de ciertos compuestos inorgánicos (principalmente nitratos). a través de la zona no saturada y saturada. de modo general. (c) identificar aquellos factores que: i) afecten el transporte de los contaminantes.2 Reducción de los problemas de contaminación microbiana 5.

son pocos los estudios que exísten sobre las aguas subterráneas contaminadas por el use de sistemas sanitarios de disposicíón local. Sistemas Alternativos de Saneamiento Básico Si bien es cierto que los sistemas convencionales de alcantarillado contribuyen a mejorar las condiciones de salud aportando una mayor comodidad a los usuarios. 2. son normalmente removidos durante la construcción de las fosas sépticas. las que incluyen: (a) Los primeros dos metros del perfil del suelo. es evidente que no constituyen una opción realista para las poblaciones de escasos recursos de los países en desarrollo (Kalb ermatten et al. como aquellos referidos a la capacidad de los suelos para remover bacterias y virus patogénicos que luego se utilizan en la disposición final de los efluentes. En los países en desarrollo. (d) estudios similares. (d) Los tanques sépticos normalmente se emplean sólo en asentamientos de baja densidad de población. 1980). no se cuenta con los recursos suficientes como para investigar la contaminación de estos acuíferos. 1980). realizadas por la Universidad de Wisconsin. (b) La carga hidráulica que proviene de los tanques sépticos generalmente se diseña para que no exceda 30 mm/d. (c) investigaciones de laboratorio con columnas de medios de poros no saturados. sobre todo en los países en desarrollo (hasta 109 CF/100 ml). . Aunque son muchos los problemas de este tipo. y el biotipo. (c) Las poblaciones de la materia fecal. Alcanzar las metas en saneamiento de la década mundial de las Naciones Unidas significaría satisfacer las necesidades básicas de 900 millones de personas en las zonas urbanas. son mayores en las fosas sépticas. la parte biológicamente más activa y con mayor contenido de microbios antagonistas patógenos.(b) estudios de casos acuíferos contaminados por dichos sistemas. Es importante reconocer las diferencias que existen entre las fosas sépticas y las letrinas. especialmente las de patógenos. y estudios sobre la supervivencia de bacterias en aguas superficiales y subterráneas el cual contiene una amplia compilación de investigaciones de campo y de laboratorio. mientras que las fosas sépticas están siendo instaladas en zonas densamente pobladas de los países en desarrollo. mientras que cargas mayores de hasta más de 100 mm/d conviene la construcción de letrinas con descarga manual. y de 1600 millones de personas en las zonas rurales antes de 1990 (World Bank..

1. donde las condiciones son más favorables por la eliminación de gérmenes patógenos. Cuando ésta queda llena. Kalbermatten et al. Las letrinas de doble cámara sondiseñadas para que una de las fosas sea utilizada hasta haberse llenado por completo. 1980).1) eliminan la principal desventaja de las fosas secas comunes: el mal olor y el grave inconveniente que representan las moscas. lo cual permite un manejo inocuo del contenido de la fosa. extraido periódicamente. Este trabajo abordará principalmente los riesgos de contaminación del nivel freático causada por dos tipos de letrina a los que se refieren más frecuentemente estos autores. . aunque en algunos casos las letrinas pueden generar cargas mucho más elevadas.1 Letrinas secas ventiladas Las letrinas secas ventiladas (Figura 1. aún cuando éste no haya sido el objetivo original. (c) los tanques sépticos se colocan alineados y su efluente sólido.. (b) el diseño de la carga hidráulica de los tanques sépticos de percolación normalmente se traza para que no exceda un valor límite reducido. mientras que en otros sistemas puede permanecer en el suelo.2. luego es sellada y sepasa a usar la segunda fosa.. se vacía la primera pues en el tiempo transcurrido los organismos patógenos ya han sdo eliminados. Cabe recorda que el vaciado periódico de la fosa mantiene la superficie con una mayor capacidad de infilración.La alternativa de evacuar las excretas utilizando tecnologías de bajo costo ha sido revisada y discutida ampliamente en varios informes (Rybcsynkski et al. Cabe señalar que existen diferencias importantes entre estas unidades de disposición local de excretas y los tanques sépticos: (a) las descargas de los tanques sépticos de percolación se producen a niveles mucho más altos en el perfil natural del suelo que en las fosas de letrinas. 1978. con alto contenido de nitrógeno. in que sea necesario desactivarlas para su limpieza. Las letrinas de un fosa o cámara suelen tener una profundidad que permite su uso por periodos de hasta diez años.

las letrinas de doble cámara reducen el riesgo de contaminación en la medida en que: (a) el potencial de contaminación por nitratos queda reducido al extraerse periódicamente el material nitrogenado. . La carga común del efluente es de 7-13 litros/día. En los lugares en donde se utiliza agua para la higiene anal. la carga puede aumentar hasta 17-33 1/día. 1980) Asímismo.2.Figura 1.2). Como en el caso de las letrinas secas. 1980). 1. Su uso resulta conveniente en aquellos lugares en donde el agua se utiliza para la limpieza anal. total eliminación de olores pues cuentan con un pequeño sello hídrico. Presentan tres ventajas principales: menor requerimiento de agua (de 1-3 litros por descarga frente a los 9-20 litros por descarga de la mayoría de las tazas sanitarias con cisternas acopladas). (b) las fosas tienen menor profundidad. que es el promedio de los fluidos fecales de 5-10 personas.8 m2. si se desea se les puede ubicar en el interior de la vivienda (Mara y Feachem. es preferible que las fosas sean de cámara doble. con lo cual penetran menos en la zona no saturada y permiten una mayor purificación del efluente antes de que llegue al nivel freático.2 Letrinas de descarga manual Las letrinas provistas de una taza de descarga manual y las fosas de infiltración son más comunes en el Asia (Figura 1. El área de base de la fosa suele ser de 0.1: Letrinas secas ventiladas: (a) con una sola fosa (b) con fosa doble (Mara y Feachem.

Cuentan con un ácido nucléico revestido de un protector de proteínas. 1980) la carga típica de los efluentes en las letrinas con taza de descarga manual es de 45-95 l/día. en el caso de excretas de individuos infectados. y son trasmitidos como partículas inertes. 'Figura 1. Estas partículas o virus pueden producir enfermedades en las personas que los ingieren con el agua. bacterias y virus.2: Letrina con taza de descarga manual (Mara y Feachem. hasta 10 6 virus por gramo. algunas veces hay descargas de otras aguas en la fosa: aumenta así la carga hidráulica y con ello. dependiendo de la edad y el estado de salud del individuo. Esto incluye los fluidos fecales (1.3 litros). Estos organismos generalmente son excretados en grandes cantidades.8 m2.1 Trasmisión de organismos patógenos Las excretas humanas pueden contener hasta cuatro tipos de organismos patógenos: huevos de helmintos. las enfermedades originadas por la contaminación química revisten menor importancia que las primeras. las uales producen una mayor incidencia de enfermedades y muertes. Los virus tienen diferencias fundamentales respecto a los otros microorganismos presentes en el agua. protozoarios.3. 1. La materia fecal contiene en promedio de 109 bacterias por gramo (no necesariamente patogénicos) y. Sin embargo. Una partícula de virus puede llegar a perder su poder infeccioso con el transcurso del . El área de la base de la fosa abarca normalmente 0.3 Riesgos para la Salud Ocasionados por la Contaminación del Agua Subterránea Las enfermedades relacionadas con el uso de agua contaminada pueden dividirse en aquéllas causadas por agentes biológicos (organismo patógenos) y las que son producidas por sustancias químicas. 1. el agua destinada a la higiene (2 litros) y el agua de descarga (6 litros) para 5-10 personas. las que no pueden reproduirse fuera del ambiente vivo que las alberga. Si bien su uso fundamental es para los fluidos fecales. la probabilidad de que se contamine el nivel freático. en los paises en desarrollo.

y si son ingeridos pueden causar infecciones. Las bacterias y los virus pueden ser transportados a través del efluente que se filtra de la letrinas a las aguas subterráneas. La resistencia de estos virus varía considerablemente de un tipo a otro. dedos o moscas contamiandos. ha sido posible aislar más de cien diferentes tipos de virus de la materia fecal. y otros b) Trasmitidas por virus Enfermedad Agente Patógeno Hepatitis infecciosa Virus de hepatitis A Poliomelitis Poliovirus Diarreas Rotavirus agente Norwalk Diversos síntomas Echovirus. como por ejemplo a través de los alimentos. mientras que la dosis infecciosa de bacterias suele ser de 10. Las bacterias. Coxsackievirus y otros 1. Las enfermedades y sus agentes trasmisores que pueden ser esparcidos por el agua proveniente de pozos contamiandos por materia fecal aparecen señalados en el Cuadro 1. Un individo resulte o no contagioso dependerá de la concentración y persistencia del organismo patógeno. a diferencia de los virus. así como el agente trasmiror de la hepatitis infecciosa. y de la dosis infecciosa necesaria para dar inicio a una enfermedad. Sin embargo. pueden multiplicarse fuera de su ambiente primario. En general. los adenivirus y los rotavirus. sin embargo.000 o más.3. echo. Existen dos tipos de enfermedades cuyo origen tienen relación con el consumo de agua que contiene elevadas concentraciones . coli enteropatógena Salmonella spp.1 Cuadro 1 Enfermedades que podrían trasmitirse por las aguas subterráneas contaminadas a) Trasmitidas por bacterias Enfermedad Agente Patógeno Cólera Vibrio cholerae Fiebre tifoidea Salmonella typhi Fiebre paratifoidea Salmonella paratyphi Disentería bacilar Shigella spp. los vuros y bacterias que son excretados pueden transmitirse de mchas otras maneras.tiempo y según se vea expuesta a factores adversos del medio (National Academyh of Sciences. coli enterotoxigénica E. Los mismos se denominan virus entéricos. los virus que se excretan tienen bajas dosis infecciosas (menos de 100 organismos). y aún entre diferentes cepas de un mismo tipo.y coxsackieviruos).2 Enfermedades relacionadas a la ingestión de nitratos El uso difundido de sistemas de saneamiento de disposición local puede conducir a elevadas concentraciones de nitratos en el nivel frático sub-yacente. e incluyen los enteroviruos verdades (polio-. Diarreas E. 1977) Hasta el momento.

propuso la adopción de 11.4 Bacterias Indicadoras de Contaminación Fecal Desde que se descubrió que los organismos patogénicos que se trasmiten través del agua potable contaminada pueden causar diversas enfermedad intestinales. transformándolo de ferroso (Fe2+) en férrico (Fe3+). La metahemoglobína así producida vuelve a la sangre incapaz de fijar de manera reversible el oxígeno. Las evidencias epidemiológicas sugieren que la abundante ingestión de nitratos puede contribuir al surgimiento del cáncer gástrico. y a las bacterias anaeróbicas Clostridium perfrigens. y 22. Las características de un organismo indicador ideal (Geldreich. Se ha comprobado que la mayoría de estos compuestos son carcinogénicos en un gran número de especies animales.. 1978.3 mg de N0 3 - N/lítro (1) (50 mg de N03/litro) como concentración de nitrato máximo aceptable para niños. un grupo europeo de trabajo de la Organización Mundial de la Salud. Las probables consecuencias respecto a la salud de los niños que ingieren cantidades excesivas de nitratos son un tópico que actualmente es objeto de constante preocupación desde el punto de vista médico (Windle-Taylor. Se comprobó que el grupo de bacterias coliformes era el organismo indicador más adecuado. Fraser y Chilvers. Una medida práctica es aplicar una prueba a un grupo determinado de bacterias comunes a las heces de todos los animales de sangre caliente y que por eso mismo. 1977). Estas recomendaciones se basan en el análisis de un número relativamente reducido de casos sobre los que se tiene conocimiento. Lo más aconsejable sería probar directamente la presencia microorganismos patogénicos. 1980). sobre todo en los casos agudos de trastornos intestinales en que pueden predominar los gérmenes patógenos. las concentraciones de bacterias patogénicas en las heces varían mucho. los esfuerzos han sido orientados hacia la aplicación pruebas bacteriológicas para indicar la presencia de contaminación fecal en el agua. Sin embargo. Las bacterias indicadoras normales no siempre poseen las características ideales. y muchos de ellos han sido considerados mutagénicos. podría usarse como indicador de contaminación fecal. estreptococos fecales que las bacterias aeróbicas. 1974: Shuval y Greuner. (b) Carcinogénesis En los últimos años ha aumentado el interés en determinar el riesgo de cáncer que representan las grandes cantidades de nitratos en el agua potable. La toxicidad del nitrato proviene de su reducción a nitrito. Sin embargo. bacteroides y lactobacilos. proceso que puede ocurrir bajo condiciones específicas en el estómago y en la saliva. la cual da como resultado una anoxia y aun la muerte. OMS. cuando tal situación no se corrige a tiempo. Los nitritos (e indirectamente los nitratos) pueden reaccionar con aminas y amidas para formar nitrosaminas y nitrosamidas. Los organismos índicadores que se emplean normalmente sirven sólo para indicar . 1981). 1978) limitan su selección a los coliformes fecales. El ión de nitrito que se forma oxida el hierro en las moléculas de la hemoglobina. 1. por lo cual es poco factible comprobar la presencia de todos los organismos que producen enfermedades. encargado de investigar los riesgos para la salud provenientes del agua potable.de nitratos: a) Metahemoglobinemia (cianosis infantil) Se trata de una enfermedad que afecta principalmente a los niños pequeños. En 1977. se dispone aún de muy poca información como para afirmar específicamente que existe una relación entre la elevada ingestión de nitratos y algún tipo de cáncer humano (Fraser et al.6 N03 -N/1 (1) (100 mg de nitrato/1) como máximo para la población en general (World Health Organizatíon. 1977.

. a pesar de su baja concentración en las excretas humanas. bajo ciertas condiciones hidrogeológicas. construcción. en algunos casos. En relación a la calidad microbiológica.la contaminación fecal. El diseño. Se puede admitir la presencia de coliformes totales (CT) a niveles superiores a UCF/100 ml en algunas muestras provenientes de ciertos sistemas de abastecimiento de agua. afectando negativamente las fuentes locales de agua y. operación y mantenimiento impropios de los sistemas de disposición local de excretas pueden provocar problemas. Cabe preguntar. El proceso normalmente incluye la eliminación de microorganísmos fecales y la atenuación de diversos compuestos químicos. especialmente en lo que se refiere a las formas más persistentes de virus patogénicos. y puede ocasionar en una grave contaminación del nivel freátíco. Si bien tales problemas son obvios. a consecuencia de la pérdida de la capacidad de infiltración del suelo. y en pruebas efectuadas recientemente Gambia (Barrel y Rowland. y no pueden tomarse como índice del grado de contaminación fecal o la presencia de microorganismos patogénicos. cabe señalar que no todos los perfiles de suelo tienen igual capacidad de procesamiento. si los EF serían el mejor organismo indicador en el caso de aguas subterráneas. si constata que existe contaminación fecal en el agua. las guías de la OMS recomiendan actualmente que el abastecimiento debe ser considerado como no satisfactorio si se detectan bacterias indicadoras de coliformes fecales (CF) cualquier muestra de 100 ml. Cabe destacar que los valores de los recuentos de coliformes fecales aguas tropicales han de interpretarse con cautela. debido a que los métodos de cuantificación normalmente empleados fueron desarrollados en Europa y Norteamérica. De manera general. sobre todo en el caso de pequeños sistemas reticulados de abastecimiento de agua subterránea no tratada. hasta las redes de distribución sujetas a depresurización intermitente. 1979) hubo una alta proporción (55%) de falsos resultados positivos. donde los climas son templados. Esto puede ocurrir. existe otro problema igualmente serio y mucho más insidioso. cual es la inadecuada purificación de los efluentes. con el consiguiente rebosamiento de los efluentes. La importancia del recuento de CT también ha sido cuestionado debido a la dispersión de los coliformes no fecales en las aguas subterráneas profundas de los países tropicales. pues cumplimiento de estas guías representaría un costo desproporcionado respecto a los otros riesgos de salud pública. que pueden fermentar la lactosa a una temperatura de 44. Algunos especialistas en salud pública consideran que estas guias no necesariamente tienen que ser adoptadas de manera rigurosa en situaciones específicas los países en desarrollo. El indicador de estreptococos fecales (E F) es por lo general la prueba confirmatoria de la existencia de coliformes fecales. En varios de los estudios realizados en zonas tropicales se detectó una proporción considerable coliformes de origen probablemente no fecal. Sin embargo.1 Introducción El hecho de que el perfil natural del suelo puede servir como un sistema eficaz de purificación de las excretas humanas ha sido reconocido desde tiempo atrás. El término "suelo" se utiliza aquí (como ocurre en la ingeniería) para designar a los estratos no consolidados. aunque se ha comprobado reiteradamente que los EF pueden ser más persistentes que los CF en las aguas subterráneas contaminadas. Capítulo 2: Principios de transporte de los contaminantes en el subsuelo 2. por lo tanto. se puede suponer que también hay presencia de organismos patógenos.5°C.

el saneamiento mediante la disposición local no constituye en si un problema. por lo que no serán abordados en el presente estudio. En los casos en que el sistema se abastece de agua de los acuíferos profundos y confinados. En ese sentido.2) y pueden ser transportados. Las bacterias y los virus son mucho más pequeños (Figura 2. La principal preocupación con los elementos patógenos que contienen las excretas.1). . a través de la percolación de los efluentes. para así establecer una clasificación de los medios hídrogeológicos que pueden efectivamente utilizarse en los sistemas de disposición local. El tamaño relativamente grande de los helmintos y protozoarios (superior a 25 micras) hace que su extracción sea bastante eficiente filtrándolo a través del suelo.Es de gran importancia proceder a la identificación de las condiciones hidrogeológicas vulnerables a la contaminación. la de los acuíferos semiconfinados (Figura 2. el problema fundamental es la contaminación de los acuíferos no confinados y. siempre y cuando los pozos de captación hayan sido construidos para impedir el ingreso de aguas superficiales o de cualquier acuífero situado a poca profundidad. Es poco problable que estos elementos lleguen a contaminar los mantos acuíferos. en menor grado. desde los sistemas sanitarios locales hasta el nivel freático. así como ciertos constituyentes quimicos (principalmente nitratos) a los que se hará referencia más adelante.

funciones que pueden verse perjudicadas bajo ciertas condiciones hidrogeológicas. .2. Figura 2.1: Corte esquemático de (a) un acuífero confinado y (b) uno no confinado Entamoeba histolítica (disentería amebiana) 20 x 25 La efectividad de la mayoría de los sistemas sanitarios de disposición local depende. Ambas funciones son controladas en gran parte por las características hidráulicas del suelo. fundamentalmente. El flujo del agua es normal. denominados también potencial de humedad.1 Factores de control La zona no saturada está constituida por una compleja disposición de partículas sólidas y poros con cantidades siempre variables de aire y agua. En la zona no saturada existen el potencial gravitacional y el potencial matriz.2 Desplazamiento del Agua en la Zona no Saturada 2. En tanto son éstas las que determinarán el contenido de humedad. aunque no necesariamente vertical. de la capacidad del suelo y de lazona no saturada (Figura 2. El potencial matriz es resultado de la afinidad del agua por las superficies sólidas. en este estudio se señalarán las tasas del flujo y el tiempo de detención de los contaminantes en la zona no saturada. 2.1) para aceptar y purificar los efluentes. El agua se desplaza desde puntos de mayor energía hacia los de menor energía potencial.

que drenan a tensiones relativamente bajas. Cuando el suelo está saturado.3).. En la medida en que el agua es succionada por el tubo y está sometida a una presión inferior a la atmosférica. Figura 2. y constituye una característica básica de los suelos y las rocas (Figura 2. es muy difícil y costoso determinar la distribución de los tamaños de los poros y. Las arcillas tienen poca capacidad de drenaje y su contenido de humedad es relativamente grande respecto a una amplia gama de valores de tensión. y en el nivel freático el potencial matriz es igual a cero. Las raíces de las plantas también pueden acentuar este proceso. 1972) En las arenas y suelos arenosos. tales vacíos . obedece a la forma en que están distribuidos los tamaños de los poros. con el aumento de tensión. El potencial matriz. y los poros cada vez más pequeños se vacían por no disponer de suficiente tensión. El índice de reduccón de humedad. junto con la adsorción en los suelos arcillosos secos. se dice que está bajo tensión. El fenómeno de la capilaridad en los tubos de vidrio sirve para ilustrar la acción de tales fuerzas. Lamentablemente. Cuando existen importantes cantidades de arcilla pueden agregarse partículas del suelo y formar grietas. debido a que la mayor parte del agua queda retenida en poros muy finos. o presión negativa del suelo. el espacio de los poros está constituido por los vacíos entre los granos. El drenaje o secamiento de los suelos tiende a elevar l potencial matriz. se conoce algunas veces como tensión o succión del suelo. Por ejemplo. Como las grietas suelen ser relativamente grandes. todos los poros se encuentran llenos de agua. en la práctica.debido a las fuerzas moleculares de cohesión y de adhesión. comparadas con el tamaño de los poros íntergranulares. los suelos arenosos y ciertas areniscas tieen poros relativamente grandes. las clasificaciones descriptivas del suelo se basan en la distribución del tamaño de los granos.3: Curvas de retención de humedad para varios tipos de suelo (Bouma et al. con las raras excepciones de granos sum amente porosos.

caso de rocas fisuradas. En consecuencia. Los suelos finos. la conductividad hidráulica cambia dramáticamente al variar la tensión del suelo. Con frecuencia. la lluvia puede ocasionar un rápido transporte de contaminantes a través de las grietas de contracción en los suelos arcillosos resecados. La conductividad vertical hidráulica no saturada.solamente contendrán agua a bajas tensiones. la cual se reduce más lentamente al aumentar la tensión.2 m). tienen una conductivídad hidráulica saturada más bien baja.4). Los suelos donde predominan los poros grandes presentan una conductividad hidráulica saturada relativamente elevada. los que se conocen como juntas y fracturas. Cuando el contenido de agua disminuye (o se eleva la tensión).3 m/d. A pocas profundidades. en los que predominan los poros pequeños. todas las rocas contienen vacíos subaplanados similares. La relación entre conductividad hidráulica y tensión es una característica básica de los suelos (Figura 2. Asimismo. Cuando la tensión húmeda es baja (inferior a 0. la cual se reduce rápidamente al aumentar la tensión del suelo. las líneas de flujo se vuelven más sinuosas. puede haber importantes excepciones en el. o fisuras en su conjunto.4). hay aire en algunos poros y prevalece la condición no saturada. Las tasas de flujo del agua en la zona no saturada generalmente no sobrepasan de 0. antes de que la dilatación de los minerales arcillosos obturen dichas grietas nuevamente. y la consiguiente tasa del flujo del agua en la zona no saturada. por ejemplo. el suelo se encuentra saturado y todos los poros conducen líquidos. elevando enormemente la conductividad hidráulica (Figura 2. las fisuras pueden conducir agua. sinuosidad y continuidad de los poros y fisuras. el potencial de contaminación del agua subterránea aumenta considerablemente. y bajo tales condiciones. pueden producirse tasas de flujo superiores a 5 m/d. . cuando la tensión es más elevada. es una función compleja del tamaño. Cuando la tensión se aproxima a cero. Sin embargo. en la medida en que el agua recorre a lo largo de superficies y a través de poros to suficientemente pequeños como para retener agua a la tensión correspondiente.

4: Conductividad hidráulica no saturada como función del potencial de humedad (tensión) 2. Esto se explica por la relación entre la conductividad hidráulica horizontal y la vertical del suelo circundante. En primer término. En lo que concierne a este trabajo. la influencia de la pared lateral debería ser mayor en el caso de suelos secos. las cargas hidráulicas han sido expresadas dividiendo simplemente la amplitud probable o volumen diario de efluente por el área de excavación de . Uno de sus aspectos problemáticos es la cuantificación del movimiento lateral del efluente hacia fuera inducido por las paredes laterales.2 Carga hidráulica de los sistemas de saneamiento básico Determinar cuál es la carga hidráulica efectiva en una zona no saturada. y por el grado de humedad natural. en relación al diseño de un sistema sanitario de disposición local. no existe seguridad respecto al volumen real diario de efluentes per cápita. Así. En segundo lugar.2. sí bien es factible determinar el área de base de la fosa con cierta facilidad. ni respecto al número máximo y el promedio de personas que utilizan una sola unidad. la determinación de la forma y del área transversal de la infiltración de cualquier fosa puede resultar harto compleja. representa no pocas dificultades.Figura 2.

la película normalmente alcanza un estado de equilibrio y su resistencia hidráulica se estabiliza. Existen diversos fenómenos que contribuyen al proceso de obstrucción de los poros. y en muchas condiciones esto no sucede. reacciones biológicas y procesos de adsorción. En esta etapa. (b) acumulación de biomasa por el crecimiento de microorganismos. (c) excreción de sustancias viscosas por parte de algunas bacterias. Por tal motivo. los cuales algunas veces comprenden cargas hidráulicas mucho mayores que las de los tanques sépticos (40-50 mm/d) y la remoción de un perfil de suelo mucho más denso. El efluente se purifica por filtración.base de la fosa respectiva. la reducción de sulfatos por bacterias anaeróbicas forma sulfatos insolubles. estas bacterias sólo se activan cuando drena la superficie de infiltración permitiendo la entrada de aire. El flujo de líquidos en el suelo no saturado transcurre a una velocidad mucho menor que en suelo saturado. y en particular para diseñar sistemas óptimos para la infiltración del efluente final. (d) deterioro y aglutinación de la estructura del suelo debido al entumecimiento de minerales arcillosos e intercambio de cationes. Se obtienen valores de 25 + 15 mm/d para letrinas secas. el suelo debajo de la película obstructora permanece no saturado. Sin embargo. para determinar su relación con los tanques sépticos (Kreissl. Debido a la barrera para la infiltración de líquidos que se forma al obstruirse los poros. Este hecho reviste importancia para la disposición de los efluentes. (e) precipitación de sulfatos metálicos insolubles bajo condiciones anaeróbicas. las bacterias aeróbicas descomponen los diversos sólidos orgánicos que se filtran desde el efluente. El proceso de obstrucción de poros ha sido investigado exhaustivamente en diversos suelos de los Estados Unidos. en un proceso que podría dividirse en tres etapas. Hasta el momento no se ha realizado una investigación equivalente sobre los tipos de sistemas sanitarios que se consideran en este informe. entre los que puede mencionarse: (a) bloqueo de los poros por los sólidos que se filtran directamente del efleunte. La estructura del suelo también se puede destruir parcialmente debido a la compactación producida al construir la fosa del sistema sanitario. los cuales son más efectivos en los suelos no saturados . y hasta 90 ± 30 mm/d para las letrinas con taza de descarga manual (1). al no haber oxígeno que evitaría una rápida descomposición de la materia orgánica. Esta obstrucción reducirá la tasa de infiltración. 1978). 2. Bajo estas circunstancias ocurre un estancamiento permanente. en tanto se desplaza sólo por los poros más finos y con ello aumenta la purificación. provocando la sedimentación de una densa capa negra. la obstrucción se produce muy rápidamente. Inicialmente.3 Obstrucción de los poros del suelo Cuando el efluente penetra en la zona no saturada. puede llegar a obstruir los poros del suelo en la superficie de infiltración. estancando del líquido sobre el lecho y hasta puede inutilizar el sistema debido al rebosamiento del efluente. manteniendo abiertos los poros del suelo.2. La intensidad de la película obstructora depende de varios factores.

el tiempo estimado para que el efluente se desplace 1 m será de 4.1 d.4).3). 1972) Es posible calcular la velocidad del flujo toda vez que se conozca la proporción de poros conteniendo líquido a diferentes tensiones de suelo. este suelo tiene 33% de su volumen de líquidos (Figura 2.3 Desplazamiento de los Contaminantes en la Zona Saturada En la zona saturada de los acuíferos uniformes. Cuando la tensión es de 0. con Lo cual disminuye también la conductívidad hidráulica (Figura 2. mayor será la tensión necesaria para vaciarlos. Sucesivamente. En este caso. cuanto más pequeños sean los poros. conductividad hidráulica a la tensión de humedad del suelo --------------------------------------------------------------------------------------- proporción de poros contenientdo líquidos a igual tensión Esta velocidad puede ser utilizada para obtener el tiempo que le demanda el efluente desplazarse 1 m.8 m será de 27 días.07 m/d y el 29% de sus poros estarán llenos de líquido. la conductividad hidráulica será sólo de 0.3). De forma similar.4). y la conductividad hidráulica es de 0. 2. tomando como base un gradiente hidráulico unitario (en función sólo de la gravedad).8 m/d (Figura 2.5: Desplazamiento del agua subterránea en un limo arenoso saturado y no saturado (Bouma et al.. el tiempo de desplazamiento a una tensión de humedad de 0. Este fenómeno puede apreciarse en una muestra de suelo de Wisconsín tomada como ejemplo (Figura 2. tal como lo indican las curvas de retención de humedad (Figura 2. el tiempo que tarda el efluente en desplazarse 1 m es de 0.pues el contacto entre líquido y suelo es más estrecho y prolongado. De esta forma.5) . Por ejemplo. en condiciones de saturación (tensión de humedad = 0). Figura 2.4 días. el flujo lateral (horizontal) del agua subterránea transcurre según la conductividad hidráulica horizontal saturada y el gradiente .3 m.

aunque no puede considerársele como un método seguro de protección contra la contaminación mícrobiana. Esto se debe a tres razones. este método es más práctico para proteger los pozos contra la contaminación que el de aumentar separación lateral de las unidades sanitarias. Cuando los pozos de captación de agua se diseñan para que la toma de agua esté debajo del nivel freátíco. En la mayoría de las condiciones hídrogeológicas. (1975b) pudieron constatar que las bacterias que estaban en la parte inferior y lateral del lecho de percolación de un tanque séptico eran bastante escasas a nivel . en consecuencia. Ha quedado demostrado que la filtración es más efectiva er superficie de la película orgánica de la zona obstruida.4. y cuando presentan heterogeneidad. aumentar al máximo el tiempo de permanencia del efluente en la zona no saturada sería factor clave en la atenuación y eliminación de bacterias y virus. Es Lo que ocurre en ciertas condiciones hidrogeológicas.01). En primer lugar. to cual permite esperar que las velocidades del flujo sean relativamente pequeñas (inferiores a 2 m/d).hidráulico.4 Factores quee Afectan el Transporte de los Organismos Patógenos La zona no saturada constituye la línea de defensa más importante con la contaminación fecal de los acuíferos. se puede reforzar la protección de las fuentes potables de agua subterránea aumentando la sep aración lateral entre las unidades sanitarias y las fuentes. la tasa inducida de flujo vertical es entonces baja. En tercer lugar. muy pocos acuíferos son uniformes. a poca profundidad. En ese sentido. En este caso. cuando el medio poroso se encuentra saturado. La conductividad hidráulica vertical en la zona saturada es casi siempre mucho menor que el valor horizontal. En segundo lugar. la dilución podrá predecirse con exactitud. Su efectividad será mayor cuando existen capas arcillosas semiconfinadas. como en el caso de algunas secuencias aluviales estratifícadas. el gradiente hidráulico es pequeño (inferior a 0. para que supere el mínimo normalmente aceptado de 15 m. la dilución de contaminantes en los sistemas hídricos subterráneos se debe a la dispersión hidráulica. no deberá ser presumida para así reducir el riesgo de contaminación microbiana en una fuente agua potable. si bien pueden ser mucho mayores que en la zona no saturada. y las separaciones tendrán que aumentarse de 15 a 25 y hasta 50 m. tales procesos serán prácticamente intrascendentes. En los acuíferos de alta permeabilidad que presenten físuras. cuando no puedan efectuarse. 2. pero para su cuantificación son necesarios los experimentos con trazadores cuidadosamente diseñados. En general. en muchas rocas calizas se habrá producido una solución (carstificacíón). la inmovilización de los organismos será reducida en todos los casos. cualquier contaminante del acuífero deberá desplazarse hacia abajo antes de contaminar el suministro de agua. aunque siempre será necesario sellar en forma hermética y segura los anillos protectores del pozo de captación. excepto cuando se trata de acuíferos de granulación muy fina y no consolidada. p udien alcanzar 100 m/d o más en muchos mantos acuíferos que presentan fisuras hasta 1 km/d o más en ciertos acuíferos cársticos. Por ejemplo Ziebell et al. lo cual eleva considerablemente el tiempo de residencia del contaminante en el medio subterráneo. 2. la fíltración de las bacterias en las superficies de infiltración sería el principal mecanismo para limitar su desplazamiento a traves del suelo.1 Filtración Al parecer. Si bien éstos son muy importantes para reducir la concentración de patógenos fecales. la presencia de zonas altamente permeables y de extensión limitada producirá velocidades de flujo de aguas subterráneas con frecuencia superiores a los 10 m/d. En este sentido.

4. Se constató que la arena esterilizada no alcanzaba a eliminar los virus cuando las tasas de flujo eran normales (4. actuando la arena simplemente como soporte para esa película biológica. Se ha comprobado que la adsorción de tales coloides hidrofílicos se ve afectada de manera importante por el pH y por la presencia de cationes (Stumm y Morgan. Sin embargo. Figura 2. los virus son extremadamente pequeños y su eliminación dependería casi completamente del proceso de adsorción. El efecto de la temperatura respecto a la eficiencia y maduración de los filtros lentos condujo a Poynter y Slade (1977) a sostener que la eliminación de bacterias y virus es en esencia un proceso biológico. El proceso de maduración sería simplemente una medida del tiempo requerido para la estabilización de esta biomasa.de población en una muestra de con tomada del suelo. 1981). pequeñas partículas y elementos químicos disueltos en el medio líquido filtrante. en una fosa recién construida que penetraba en el nivel freático. de los estratos de granulación fina cuyos poros tienen un diámetro inferior al tamaño de los microorganismos.. tal vez. Un filtro lento de arena consistiría entonces de una vasta superficie poblada por mícroorganismos que eliminan a otras bacterias. una vez obstruidos los poros del suelo (3 meses) redujo considerablemente la migración de estos contaminantes. 2. Los virus se componen de ácido nucléíco cubierto por una envoltura de proteína. Butle et al.6: Sección transversal del campo de infiltración de un tanque séptico en limo arenoso-arcilloso. Con las mediciones pudo comprobarse que se habían reducido drásticamente los coliformes en los primeros 5 cm de suelo. donde ocurre la eliminación de bacterias (Ziebell et al.6). podían detectarse coliformes fecales a una distancia inicia 10 m. pero que había un aumento consiguiente de bacterias en los niveles inferiores.2 Adsorción A diferencia de las bacterias. 1975b) Los datos sugieren que probablemente la filtración no constituiría un importante mecanismo para la eliminación de bacterias en la zona saturada con excepción. (1954) estudiaron la penetración de las bacterias coliformes en los suelos arenosos que se utilizan para evacuar los efluentes. Los virus tienen una carga en extremo negativa en cuando el pH del medio es . Caldwell y Parr (1937) también advirtieron que. por lo cual mimetizan las características coloídales de las proteínas.8 m/d). Esta abrupta reducción se produjo dentro de los 30 cm de la zona de obstrucción (Figura 2.

aplicados en dosis simples durante más de un año. Las suspensiones de bacterias en el agua se conocen como biocoloides hidrofílicos. se habían eliminado los virus de polio inoculados en el efluente de un tanque séptico (del tipo 1con 10 5 unidades formadoras de placas (UFP) por litro). el área superficial específica y la concentración de la materia orgánica (r = 0. Se encontró que la correlación negativa (r = -0. los enterovirus presentan una carga negativa neta.85. La capacidad de adsorción de un suelo generalmente aumenta cuando contiene arcilla. Las columnas fueron cargadas a un ritmo de 50 mm/d. a través de experimentos de laboratorio con cinco diferentes tipos de suelo. 0. En un estudio sobre suelos realizado por Green y Cliver (1975) con columnas de 60 cm se encontró que. 0. 1965). aumentando al mismo tiempo su capacidad .elevado. De este modo.98.7). para favorecer la eliminación de los virus deberán evitarse las grandes cargas hidráulicas o la distribución desigual de la carga hidráulica de los efluentes. y muy positiva cuando el pH es bajo. mayor será la carga positiva de las partículas virales. dentro de la escala de pH de la mayoría de los suelos. Se encontró que existía un buen grado de correlación entre las tasas de adsorción y la capacidad de intercambio de los cationes. y podrán ser adsorbidas con más facilidad. Burge y Enkiri (1978) estudiaron el índice de adsorción del bacteriófago X-174. cuanto menor sea el pH del suelo. menor era la oportunidad de contacto con las superficies. De este modo. En este sentido.94) entre la tasa de adsorción y el pH del suelo. Cuando la carga alcanzó los 500 mm/d. los suelos con mayor contenido arcilloso presentarían una mayor tasa de adsorción que los suelos arenosos. Esto significa que las bacterias también pueden ser eliminadas por adsorción en los estratos de suelos no consolidados.7: Penetración del virus de polio en columna de arena a la temperatura ambiental (Green y Cliver. La retención de los virus en el suelo se vio afectada por el grado de saturación de los poros: a mayor Figura 2.89. pues presentan un potencial zeta negativo a un pH 7 y son sumamente solubles (Lamanna y Mallette. respectivamente). en todos los casos. 1975) saturación. se comprobó que los virus llegaban a pasar (Figura 2. de este modo. El pH isoeléctrico para los virus entéricos suele ser inferior a 5.

aun cuando la carga alcance una tasa de 550 mm/d. Estos datos hacen suponer que se podría esperar grandes reducciones de virus (99. Sin embargo. lo cual causa repulsión.9% o más) después del paso del efluente a través de una capa de 0. prácticamente no hubo eliminación de bacterias (Figuras 2.12 mm). Se observó también que al reducir el pH de 9 a 4. lo cual demostraba que las alteraciones en el potencial iónico pueden revertir el proceso de adsorción. Cuando se utilizó agua trídestilada como medio. Observaron que al inundarse las columnas de suelo de agua desíonizada.9). Los virus sólo lograrían atravesar un suelo de este tipo si se producen fuertes precipitaciones un día después de la aplicación del desagüe.para filtrar bacterias.25 m de arena calcárea.A: Filtración de E. terminaban siendo finalmente readsorbidos. coli a través de arena en agua destilada y agua del grifo . o al elevar la concentración o valencia de los cationes. disminuye el potencial zeta de hidratación y puede incluso revertirse la polaridad. (1973) investigaron el comportamiento de adsorción de la E. La adsorción es un fenómeno reversible y los microorganismos pueden desprenderse y penetrar más profundamente en el suelo.8 .8 y 2. seguida de una aplicación de efluentes de desagüe. Observaron que la eliminación de bacterias era mayor con agua del grifo que con agua destilada. Al agregarse cationes o protones (iones de hidrógeno) a los biocoloides. De forma similar. los virus lograban penetrar en el lecho. Figura 2. reduciéndose de esta forma la repulsión y aumentando la adsorción. coli utilizando columnas de arena esterilizada (con un tamaño efectivo de 0. los virus adsorbidos comenzaban a liberarse y aumentaba su desplazamiento a través de las columnas. cargadas a un ritmo constante de 1200 mm/d. por lo que resulta difícil establecer la importancia de ambos procesos. Tanto las partículas de arena como las bacterias se cargan negativamente en medios de bajo potencial iónico. Los microorganismos adsorbidos en las partículas del suelo no permanecen necesariamente inmovilizados. aumentaba la capacidad del suelo para eliminar bacterias. Landry et al. Goldshmid et al. Al agregarse cloruro de calcio al agua desionizada. (1979) han logrado demostrar la reversión del proceso de adsorción de los virus.

pero resulta evidente que los valores serán diferentes para otros tipos de suelo. La velocidad del movimiento del agua a través del suelo puede ser el factor más importante para determinar la profundidad de penetración de los virus. con to cual hay poco o ningún contacto entre los virus diluidos en el medio acuoso y las superficies de adsorción. se señalaba que su adsorción en el suelo se reduce al sobrepasar una velocidad crítica. mientras que otros se desplazan hacia puntos más lejanos a través del perfil longitudinal. En un estudio realizado por Lance y Cerb a (1980) sob re los factores que afectan la tasa y profundidad de penetración de los virus en la zona no saturada. Se piensa que las diferencias en el potencial de la carga negativa de una población viral explican la adsorción de algunos virus cercanos a la superficie del suelo. 1974). según las cepas presentes. (1979) también observaron que las diferentes cepas de virus presentan también capacidades distintas de adsorción.8 . irrigada con efluentes de tratamiento secundario a una tasa de 10-50 mm/d.. en donde la penetración de los virus llegó hasta 6 m en suelo arenoso y fue atribuida a las intensas precipitaciones (Wellings et al.. En estudios más recientes se ha comprobado que incluso hay diferencias en el comportamiento adsorbente de una misma cepa de virus en la zona no saturada. Figura 2. pudieron constatar que el número de virus movilizados mediante una lluvia simulada variaba de 24 a 66%. En pruebas de laboratorio con núcleos arenosos. En el suelo estudiado ésta fue entre 0. especialmente en el caso de formaciones en donde las velocidades de desplazamiento del agua subterránea son elevadas. y concluyeron que ningún virus o colífago podría utilizarse como modelo para determinar su comportamiento respecto a la adsorción. 1973) Landry et al. Goyal y Cerba (1979) observaron asimismo que la adsorción de virus dependía mucho de sus cep as.6 a 1. Bacterias y virus previamente adsorbidos podrían ser liberados al producirse fuertes precipitaciones. La reversión del proceso de adsorción al disminuir el potencial iónico tiene implicaciones prácticas para la contaminación del agua subterránea. coli con agua destilada (Goldshmid et al.B: Desorción de E. Esto ha sido demostrado en una zona de Florida. Esto sugiere que la adsorción no sería un factor de primer orden para la eliminación en la zona saturada. También se detectaron virus a 3 m de profundidad en pozos situados bajo un bosque de cipreces que recibían efluentes de . mientras que los cambios de tasa de flujo que no excedían esta velocidad no llegaban a afectar el proceso de adsorción de los virus.2 m/d. La velocidad crítica aparentemente corresponde a la velocidad del flujo de agua al iniciar su recorrido desde los poros mayores del suelo.

Martin y Noonan (1977) también observaron que las precipitaciones pluviales superiores a 50 mm ocasionaban la contaminación bacteriana del agua subterránea en una zona de Burnham.. Se ha comprobado que la materia orgánica soluble compite con los organimos para ocupar los lugares de Materia orgánica soluble adsorción en las partículas del suelo. Nueva Zelanda. Una posible explicación podría ser el hecho de que las lluvias fuertes causan una desorpción de las bacterias adsorbidas.tanques sépticos. infiltrándolas a través de los suelos lateríticos. Un pH bajo favorece la adsorción de pH virus. irrigada con aguas servidas.1 Factores que influyen en el transporte de bacterias y virus a través del suelo (Gerba et al. La adsorcíón de microorganismos puede dificultar en la recolección de muestras en cualquier estudio sobre contaminación que investigue el desplazamiento de los microorganismos en la zona no saturada. los pH elevados ocasionana la desorpción de los virus adsorbidos. Otros suelos que contienen materia orgánica favorecen igualmente la atenuación.1. 1975). Inclusive en pozos construidos con métodos adecuados (en términos sanitarios) hubo aumento del número de bacterias. reduciéndose considerablemente su número: cerca del 65% de los recipientes de porcelana presentaron muestras libres de coliformes. 28 días después de la última aplicación. No se constató un mayor grado de contaminación en el pozo de control situado aguas arriba de la zona de irrigación. Composición del suelo más intenso será el proceso de atenuación. en función de las fuertes lluvias del período precedente (Wellings et al. Dazzo y Rothwell (1974) llevaron a cabo un estudio en base a muestras de la humedad del suelo utilizando recipientes de porcelana para analizar los coliformes fecales . y cuanto mayor sea el contenido de arcilla en el suelo. Barrel y Rowland (1979) atribuyeron el incremento masivo de coliformes fecales (5 x 105/100 ml) en las aguas subterráneas de pozos de una villa en Gambia. por lo que los resultados de estos estudios deberán tratarse con cautela. Los factores que influyen en el desplazamiento de las b acterias a través de los suelos aparecen resumidos en el Cuadro 2. Anteriormente solían emplearse recipientes de cerámica porosa para recolectar las muestras del suelo. . 1975) Las bacterias y los virus son fácilmente adsorbidos por la arcilla bajo condiciones apropiadas.. de ahí la menor adsorción e incluso la desorpción de los viruso ya adsorbidos. Por ejemplo. al período de lluvias que causaba la penetración de materia fecal en el agua subterránea. Pudo comprobarse que los mismos quedaban adsorbídos a los recipientes. Cuadro 2.

o restringiendo la tasa de infiltración.999% a 20°C (Duboise et al. 1979).1 Supervivencia en los suelos (a) Vírus En estudios de laboratorio con columnas de suelos (Gerb a et al. ciertos suelos son más eficaces en el proceso de atenuación que otros (Bitton et al. los suelos arenosos y calcáreos tienen poca capacidad de adsorción. La carga hidráulica se eleva Carga hidráulica suelo naturalmente durante periódos de recarga de las aguas subterráneas por la infiltración de las lluvias. pueden favorecer la neutralización or reducir las fuerzas Cationes repulsivas entre los microorganimos y las partículas del suelo cargadas negativamente permitiendo que prosiga la adsorción. siendo mejores los suelos que contienen arcilla.5.. Los microorganismos que quedan retenidos próximos a la superficie del suelo se pueden desabsorber despuésde Precipitación una fuerte lluvia. 1975. La reducción de virus de polio preservados durante 84 días en arena arcillosa fue inferior al 90% a una temperatura de 4°C. Esto significa que los suelos que demuestren una mayor eficacia para suprimir virus serían también los que les permitirían persistir por períodos más largos. El tipo de suelo también afecta el desplazamiento de los microorganismos. Hurst (1979) estudió la persistencia de virus en suelos que se utilizaban para tratar lodos y aguas residuales en Texas. es decir. lo que ocurre naturalmente una vez obstruida la superficie de infiltración. y que un medio anaeróbico permitía reducir la tasa de inactivación. 1979) se comprobó que la naturaleza del suelo puede afectar las características de supervivencia de los virus. Bitton et al. 1976). La supervivencia del enterovirus en el suelo aparentemente aumenta con las temperaturas bajas. 2. Se constató también que la inactivación aeróbica de los virus era más rápida en un medio no esterilizado que en condiciones esterilizadas. Los cationes. pudo constatar que la supervivencia de esos mícroorganísmos aumentaba según su grado de adsorción en el suelo. Los microorganismos penetran más profundamente al aumentar la velocidad del flujo. con el mayor contacto posible entre el efluente líquido y el medio de adsorción. pero llegó al 99. especialmente los bivalentes.. . La supervivencia puede alcanzar períodos de 175 días o más. Esto puede lograrse manteniendo una tasa baja de carga hidráulica. pero no se ve afectada por el potencial ióníco. Los principales factores serían la humedad y la temperatura.. A partir de la literatura técnica revisada podría concluirse que es posible eliminar un mayor número de bacterias y virus por adsorción aumentando al máximo el tiempo de residencia del efluente en la zona no saturada. debido al establecimiento de gradientes iónicos dentro de la columna de suelo.. En general.5 Factores que Afectan la Supervivencia de los Organismos Patógenos 2.

Cuadro 2. Se constató que los virus sobreviven más tiempo en el limo arenoso (90% de reducción en un período de 6 a 21 días a 22°C) que en la arena (90% de reducción en un período de 4 a 8 días a 22° C). Cuando la humedad del suelo inferior a 2. Los mayores períodos de supervivencia se obtuvieron bajo condiciones de saturación. Mirzoev (1968) constató que en las zonas en don el invierno es prolongado. y logró detectarlas 135 dias después de introducidas en el suelo. aumenta en forma considerable la eliminación de los virus. Pudieron constatar que las tasas de supervivencia de estas bacterias variaban según el tipo de suelo pero que por lo general eran mayores en suelos de temperatura fría y humedad elevada. y los datos se complican aún más por posibilidad de reproducción de las mismas. Faecalis en suelos de IREGIB .2). llegando hasta 180 días cuando la temperatura era de 4°C.9% aparentemente es más letal para estos microorganismos. Cuando la arena saturada se mantenía a una temperatura de 4 a 8°C. la extinción de las bacterias es lenta o llega a ocurrir. (1978) investigaron la supervivencia del Streptococc faecalis en cinco tipos de suelo en Oregon. Kibbey et al. A igual temperatura pero en arena seca.2 Tiempo de reducción para una población de 97% de S. lo cual fue atribuido a inactividad antagónica de la microflora del suelo (Cuadro 2. un 96% quedaron inactivados luego de 21 días. al reducirse la temperatura a 22°C el lapso de supervivencia alcanzaba 92 días. Esto se debería a los efectos dañinos los microorganismos aeróbicos del suelo. Kligler (1921) investigó la supervivencia de la Salmonella typhz y de Shígella dysenteriae en diferentes tipos de suelo a la temperatura ambiente. independientemente de sus características. a la evaporacíón y a las elevadas temperaturas en las zonas próximas a la superficie. un 20% permanecían activos después de 175 días. los períodos de supervivencia de las bacterias fecales varían ampliamente. aunque un 90% sucumbía en 30 días. y los virus aún podían detectarse después de 77 días. pues pudo comprobarse que el seca del suelo. independientemente del contenido de humedad. Así. (b) Bacterías Según los estudios aludidos. y en los suelos ácidos. Las temperaturas bajas (inferiores a 4° C) favorecen la supervivencia de la mayoría de los mícroorganismos. Yeager 0'Brien. ninguna bacteria logró sobrevivir más de 20 días. Es probable que esto se deba a la mayor capacidad del suelo arcilloso para preservar la humedad. Enun estudio sobre la naturaleza de la desactivación de los virus. Los factores que más inciden en el control de la supervivencia de las bacterias en el suelo son humedad y la temperatura.Lefler y Kott (1974) estudiaron la supervivencia de los virus de polio en la arena. y las bacterias entéricas no son una excepción. Yeager y 0'B rien (1979a) también constataron que el período de supervivencia del virus de polio dependía de la temperatura: en suelos saturados y a una temperatura de 37°C. En los suelos secos. los virus sobrevivían cerca de 12 días. este tiempo se reduce a 10 días. (197%) señalaban concluyeron que la pérdida de la capacidad infección se debía a daños irreversibles provocados a los mismo Keswick y Gerba (1980) evaluaron los factores que controlan la supervivencia de los virus y pudieron comprobar que la desactivación era mucho más rápida cerca de la superficie. la supervivencia de los virus aumentaría según el grado de penetración de los mismos. Comprobó que las temperaturas bajas (hasta -45°C) er favorables para la supervivencia de Shígella dysenteriae. Pudo comprobar que algunas bacterias sobrevivían por 70 días los suelos húmedos.

3. Bajo condiciones de elevada temperatura y aridez. es probable que la total eliminación de las bacterias fecales utilizadas como indicador ocurra en 15 días. los cuales aumentaban mucho más al irse aproximando a los 30 cm. (Kibbey et al.0 94 80 53 29 de campo 0.3 60 43 38 16 50% de la 7. respectivamente. la reducción fue de 182 y 25 días. a una profundidad de 0 a 100 mm. En resumen. Sin embargo.5 35 29 22 8 capacidad de campo 30.3 18 9 5 secado al aire Esta conclusión fue confirmada por Bouma et al. lo cual puede ser un factor importante en su exterminio.. En general.0 días en suelos que no recibieron dicho fertilizante. algunos coliformes fecales pueden sobrevivir muchos meses. a una profundidad de 100 a 200 mm en terrenos de limo arcilloso. como ocurre con los suelos que reciben efluentes sanitarios. Dazzo et al. La microflora del suelo también compite con las bacterias entérícas por los nutrientes disponibles. 1978) Tensión Humedad de del suelo humedad 4° C 10° C 25° C 37° c (bars( saturación capacidad 0. respectivamente.5 días en suelos que habían recibido 50 mm de estiércol de ganado por semana.3 Factores que influyen en la supervivencia de bacterias y virus en los suelo (Gerba. las bacterias que penetren más profundamente en los suelos tendrán mayor probabilidad de sobrevivir por más tiempo que aquéllas próximas a la superficie. El período de supervivencia de las bacterias se extiende cuando en los suelos existen nutrientes de fácil acceso. (1972). Estos organismos producen antíbióticos y contribuyen así al exterminio de las bacterias entéricas. los coliformes fecales aparentemente sólo sobreviven 70 días con las condiciones ambientales.0 2. Finalmente. Los factores que influyen en la supervivencia de bacterias y virus en el suelo aparecen resumidos en el Cuadro 2. Cuadro 2. Se demostró que en la primera capa de 30 cm del suelo comenzaban a aparecer los actinomicetos. 1979) . en un medio húmedo y de baja temperatura. Por motivos similares a los que explican la supervivencia de los virus en los suelos. Martin y Noonan (1977) constataron que el número de colíformes fecales y estreptococos fecales se redujo en un 90% en 28 y 22 días. con una reducción del 90% pasados los 15-20 días. en estudios de campo para determinar el desplazamiento de los contamínantes en la zona inferior de zanjas de infiltración para efluentes de tanques sépticos. y de 4. (1974) registraron valores de T90 para E. probablemente se deba a una reducción antagónica de la microflora natural a medida que aumenta la profundidad del suelo. colí de 8. los períodos de supervivencia y los valores T90 mencionados presentan una gran variación. Esta tendencia a una mayor supervivencia en capas más profundas del suelo.

Al adsorberse los virus en el suelo se Adsorción prolonga su supervivencia. El período de supervivencia es menor en Capacidad de Retención suelos arenosos que en suelos con mayor capacidad para retener la humedad. El tiempo de supervivencia era determinado en gran parte por la temperatura y el grado de contaminación siendo mayor en las aguas muy limpias y en aguas altamente contaminadas. la micrflora del suelo y las bacterias compiten por los nutrientes. En un estudio realizado con virus de polio y coxsackievirus marcados radioactivamente se indicó que la desactivación a mayores temperaturas se debía a los daños causados al ácido ribonucléico de los virus (0'Brien y Newman. cuando se hallaban suspendidos en diferentes tipos de aguas superficiales a una temperatura de 20°C. mientras que los microorganismos anaeróbicos no la afectan. . los microorganismos aeróbicos del suelo Antagonismo de la Microflora Suelo afectan adversamente la supervivencia de los virus. (1971) efectuaron una revisión del material técnico sobre la supervivencia de virus entéricos en aguas con diversos grados de contaminación. (1975) se sugiere que los enterovirus pueden sobrevivir por lo menos 28 días en las agua subterráneas. 1977). Mayor período de supervivencia de las bacterias y posibilidad de reproducción Materia Orgáncia en presencia de cantidades suficientes de materia orgánica. pH El período de supervivencia de bacterias es menor en los suelos ácidos (pH 3-5) QUE EN LOS ALCALINOS Menor periódo de supervivencia en la Luz Solar superficie del suelo. si bien pueden formularse algunos cálculos en base los datos existentes sobre su supervivencia en las aguas superficiales. 1976. 1977. Mayor supervivencia a temperaturas más Temperatura bajas. Observaciones similares se han formulado en investigaciones más recientes (Niemi.9% de su ínefectivida inicial. 2. Constataron que diversos tipos de virus entéricos requerían entre 2 y 100 días para perder el 99. Yeager y 0'Brien.2 Supervivencia en aguas subterráneas (a) Vírus Es poco Lo que se sabe acerca de la supervivencia de los virus en la aguas subterráneas. Akín et al. En los estudios de campo realizados por Wellings et al. Mayor supervivencia en suelo estéril. 1979a). Mayor supervivencia ensuelo húmedos y Grado de humedad durante períodos de alta precipitación pluvial. 0'Bríen y Newman.5.

. Pyle y Thorpe.2 días a una temperatura de 15. Kudryavtseva (1972) ha señalado el caso de coliformes introducidos durante el verano en un terreno de arena aluvial de granulación fina que pudieron sobrevivir más de 100 días. 1979) para determinar el tiempo en que se logra una disminución del 90% de una cepa de E. La naturaleza químíca del agua subterránea afecta asimismo la capacidad de supervivencia de cualquier bacteria presente.. coli y S. De este modo. pudiéndose esperar un 99. coli sobrevivió 4. Sin embargo. sobrevivió por 90 días. lo mismo ocurre. han señalado que la pérdida de inefectividad de los virus en el agua podría deberse en parte a daños efectivos que éstos hayan recibido y. 1980). y es inhibida por la presencia de proteinas solubles (Schaub et al. Katznelson. 1974 y 1975). 1977. la temperatura de las aguas provenientes de sus pozos alcanza 28-30°C (Barrell y Rowland. en general. coli patogénicos sobrevivieron 120 días. si bien no se especificó a que temperatura. (1974) midieron comparativamente la supervivencia de bacterias fecales utilizadas como indicadores y de gérmenes patógenos entéricos en pozos valiéndose de cámaras con membranas. Esta adición puede provocar la adsorción de los virus en partículas orgánicas o inorgánicas en suspensión. la temperatura de las aguas subterráneas poco profundas es relativamente elevada. en grados variables. 1978. La E. Los resultados que obtuvieron indican que aún . Young y Sharp. En unas muestras de aguas subterráneas que fueron preservadas en un lugar oscuro. En general. 1979. McFete et al. debido a la ausencia de luz solar y a la poca competencia por los nutrientes disponibles. si bien ciertos virus pueden sobrevivir varios meses. por otra.5° C. El valor promedio de eliminación que se encontró en 28 estudios fue de 0.4 se presentan los valores T50 de diversos cultivos. en las aguas subterráneas salinas. al medio artificial creado al agregar muchos virus para simular la ocurrencia de una simple partícula infecciosa. y en Gambia. Diversos investigadores (Cubbage et al. ya que las bacterias sobreviven mayor tiempo cuando las temperaturas son más bajas. Hagerdorn et al. Las bacterias entéricas. Lograron constatar que la extinción de las bacterias va acompañada generalmente de una curva cinética de primer orden. faecalis resistentes a los antibióticos para determinar el grado de desplazamiento desde una zanja de infiltración de un tanque séptico. la supervivencia de los microorganismos entéricos puede ser menor en las aguas subterráneas de los países tropicales que en los países de clima templado. Mitchell y Chamberlain (1978) examinaron los antecedentes publicados sobre la supervivencia de microorganismos que fueron utilizados con indicadores en una serie de acuíferos. La adsorción se ve favorecída por un pH ligeramente ácido y por la presencia de cationes bivalentes.0 días a una temperatura de 11° y durante 2. Un serotipo patogénico de E. 1977). colí resistente al sulfuro de hidrógeno. por ejemplo. si bien en muchos casos se observó un aumento significativo de coliformes en los primeros kilómetros de su inyección. mientras que los E. 25°C es una temperatura común en acuíferos de poca profundidad en Botswana (Lewis et al. colí. (b) Bacterias La información sobre la supervivencia de las bacterias en las aguaas subterráneas es también relativamente limitada. (1978) utilizaron cepas de E.04/h.. Todo indica que las bacterias entéricas logran sobrevivir en las aguas subterráneas por períodos considerables (100 días o más) según sea la temperatura. 1979).9% de reducción a una temperatura de 20°C en 10 días. También la temperatura constituye un factor importante.De estos datos se desprende que la temperatura es el factor individual más importante para el exterminio de los virus. se ha aceptado la tesis de que su período de supervivencia suele ser mayor en las aguas subterráneas que en las aguas superficiales. en tanto se sabe que muchos tipos de bacterias pueden reproducirse en aguas que contengan sales minerales y una fuente de energía. En Nueva Zelanda se han llevado a cabo experimentos similares (Martin Noonan. soportan mal las condiciones ácidas. la posibilidad de reproducción debe ser tenida en cuenta. inoculado de modo similar. En el Cuadro 2. En los países de climas cálidos. los coliformes sobrevivieron por un período de hasta 170 días.

nunca se han encontrado en las heces humanas.0.3 0.0 0.026 (ser.paratyphi A Y d 16.251 . 1974) Tasa de Extinción Bacteria T50 (horas) (por hora) Bacterias indicadoras Coliformes (promedio) 17.0 0. sin embargo.5 0.0 Salmonela enteritidis (ser.5 0. Las temperaturas del ambiente durante el estudio fueron relativamente frías (2-15°C) con..149 Desintería patogénica Shigella dysenteriae Shigella sonnei 22.031 Streptococci (promedio) 19.0 0.035 typhimurium) 16. Cuadro 2.después de 32 días.092 (ser. Los Streptococcus bovis equinis (Cuadro 2.042 Vibrio cholerae 6.10). ambos organismos sobreviven en número considerable.4 T50 (Mitad del tiempo de vida) de diversos cultivos de bacterias en aguas de pozos a temperaturas entre 9 y 12°C (McFeters et al.0 Salmonella typhi 16.030 Shigella flexneri 24.4 0.4 0.109 Salmonella enteritidis 7.2 0.035 Streptococcus equinis 10.paratyphi B) 2.040 Enterococci (promedio) 22.4) son las especies que predominan en las heces de algunos animales. 0.0 0. Se ha constatado a través de diversas investigaciones que los estreptococos fecales (S F) de humanos con frecuencia persisten por más tiempo que los coliformes fecales (CF) (Figura 2. heladas ocasionales.8 0.042 .028 Salmonella enteritidis 26.0 0.067 Streptococcus bovis 4.

excavada en arena gruesa. y cuánto tiempo habían estado antes ahí. (1945). concentraron el interés de sus estudios en establecer la separación lateral necesaria desde una instalación de saneamiento por disposición local (principalmente fosas secas). en los estudios sobre aguas subterráneas. Dyer y Bhaskaran (1943). Sin embargo. mientras ocurre lo contrario cuando predominan los contaminantes no humanos. para evitar la contaminación de los pozos adyacentes. Figura 2.10: Tiempo de residencia versus tasa de extinción bacterias seleccionadas en muestras de agua de 11. pues no existe forma de determinar cuánto tiempo les tomó a los organimos llegar hasta el acuífero. y Dyer et al.6 m). Los estudios sobre la contaminación del agua generalmente recomiendan parar la relación CF/EF. los primeros investigadores. aún cuando la muestra haya sido analizada de inmediato.6 y . con un nivel freático muy somero (3. Sin embargo. como Caldwell (1937). si es de origen animal o humano (1).1 Bacterias en la Zona Saturada Caldwell realizó una serie de estudios pormenorizados para medir la migración de los contaminantes de un tipo de fosa seca. 3. 1968).. y la maxímización del tiempo de permanencia de los efluentes como factor clave en la eliminación de bacterias y virus patogénicos. la relacíón CF/EF decae con el tiempo. se debe proceder a analizar los recuentos bacteriológicos por período de 24 horas después de recolectar las muestras. Algunas veces. La velocidad natural del agua subtrerránea se estima en el rango de 0. La materia fecal de una familía de seis personas era depositado diariamente en la fosa. como un indicador del tipo de contaminación: es decir. El primer estudio (Caldwell y Parr. 1937) se ocupó de la migración desde una fosa de 5. conservadas a 10° C (Geldreich et al. estos indices parecen de significación. en los muestreos de contaminantes que provienen principalmente las heces humanas.1 m de profundidad. esto se debe a la diferencia en las tasas de extinción de las diferentes especies. Para obtener datos significativos. Capítulo 3: Investigación de campo sobre el desplazamiento de los contaminantes En la sección anterior se vio la importancia de la zona no saturada en la protección de los acuíferos.

5 m/d. antes de que el flujo. En otro estudio realizado por Caldwell (1938a) se midió la migración de los contaminantes desde una fosa que penetraba el nivel freático de un acuífero arenoso de granulación media a fina (0. como pudo comprobarse en el otro estudio. con una contaminación muy severa a 18 m de distancia. en la misma área de prueba (Caldwell. Al término del estudio se ha reducido a apenas 1. Los datos de este estudio demostraron que las bacterias se transportan hasta 3 m en dirección del flujo del agua subterránea. El suelo del área era de limo arcilloso. con una velocidad de flujo natural de 0. el efluente no pudo ser significativamente inhibido por el depósito de lodo.5 m a 3 m deprofundidad) alrededor de la fosa.50 m (Figura 3.6 m después de 9 días. pero posteriormente disminuyen y casi no existen durante un período largo. Se observó. y para simular el efecto de las fuentes de abastecimiento de agua. Un estudio paralelo (Caldwell.6 m de distancia. Inicialmente los coliformes fecales penetraron 3 m en un período de 3 a 4 meses. Se concluyó que el proceso de obstrucción de los poros no era igualmente eficaz en este tipo de suelo. a distancias que variaban hasta los 19. La velocidad de flujo del agua subterránea estaba alrededor de 0. La tasa del flujo del agua subterránea se consideró el factor dominante para determinar el recorrido de los organismos fecales. La mayor velocidad de flujo de las aguas subterráneas a través de este suelo arenoso hizo que un número importante de coliformes fecales fuesen transportados por to menos 24 m (hacia el pozo de observación más distante). Inicialmente los organismos fecales recorrieron cerca de 4.75 m/d. y 10. Estudios pormenorizados de naturaleza similar a los de Caldwell fueron llevados a cabo por Dyer y Bhaskaran (1943.5 m.25 mm de diámetro medio) alrededor de la fosa.5 m en 3 días. Sin embargo. Aún después de 16 meses. que el recorrido de bacterias era mucho menor. a través de la cual fluía el agua subterránea con una velocidad de 4 m/d.1). en la zona saturada. 1945). y en un período de siete meses la contaminación bacteriana se había limitado prácticamente al área de la fosa. al igual que en los estudios anteriores. por el olor y por la variación del pH. desde seis pozos situados a 6 m de distancia de la fosa. Una fosa (0. Después de dos meses.5 m/d. La conclusión de este estudio fue que se constató la importancia del proceso de obstrucción de los poros como mecanismo de defensa contra la penetración bacteriana.9 m. a diferencia de lo ocurrido en el estudio anterior. No se detectó la presencia de coliformes fecales en los pozos de observación situados a 3 m de distancia.1 mm de diámetro). Una vez iniciado el proceso de obstrucción en la fosa (tres meses). La contaminación química de agua se detectó a 26 m pero no ocurrió igual a los 31 m de distancia.25 mm). la contaminación química del agua subterránea persistió.5 a 0. el suelo estaba formado por arena de granulación mediana (0. desde la fosa.4 m de diámetro) que penetraba en el nivel freático recibía una carga diaria de 9 litros de materia fecal por un período de 330 dias. El objetivo de los mismos consistió en determinar cuán factible era la coexistencia de fosas simples y pozos someros de captación de agua subterránea en comunidades rurales en la India. La adición de material fecal tuvo que suspenderse temporalmente cuando la obstrucción de los poros elevó el nivel del efluente casi hasta la superficie del suelo. Posteriormente se llevó a cabo otro experimento. 1938b). La contaminación química se pudo detectar a una distancia de 106 m.5 m. y a 94 m a través de análisis químicos. se bombea un total de 2. fuese restringido por la obstrucción. y el contenido de arcilla disminuia hasta los 4.700 1/d. Más abajo de esta profundidad.2. se inhibió la difusión de organismos. 1937). en el cual se redujo la contaminación del agua subterránea al poner una cubierta de arena fina (0. había coliformes fecales en el 90% de las muestras recolectadas a 4. se efectuó en un área cercana con una capa caliza bajo arena permeable. Se excavaron 196 pozos de observación (de 1. y algunas veces se les detectó a 10. .5 a 0.

concluyendo que: (a) El transporte de las bacterias parece depender principalmente de la velocidad de flujo del agua subterránea. En el caso de suelos de granulación más gruesa (0. Subrahamanyan y Bhaskaran (1980) procedieron a efectuar una revisión de los estudios realizados en la India y en los Estados Unidos. (b) la penetración de las bacterias en la zona saturada corresponde. comparable a un filtro lento de arena para tratar el agua. aproximadamente. En tales condiciones. el suelo se transforma en un filtro biológico real. ya que éste es el período probable de supervivencia de los organismos coliformes en el ambiente anaeróbico de acuíferos (en realidad la mayoría de las aguas subterráneas son aeróbicos). (c) la dispersión de los contaminantes se reduce cuando se establece una membrana gelatinosa cubre las partículas del suelo. en la medida en que ésta actúa como una barrera física frente a la penetración de las bacterias.2 mm de diámetro medio) podían situarse a 6 n los pozos de captación de agua potable.A manera de conclusión el estudio señalaba que las fosas excavadas en suelos arenosos (menos de 0.3 mm o más) la distancia mínima no debería ser inferíoi a los 15 m. . a la distancia que recorre el agua subterránea en un período de 4 a 7 días.

La mayor distancia recorrida por bacterias en formaciones de suelos no fisurados registrada en la literatura (Pyle et al. retornando al nivel anterior luego de 230 minutos. que sugieren la posibilidad de supervivencia de estos organismos por más de 100 días.25 mm). debe ser. como mínimo. Lamentablemente. Dappert (1932). (1954) inyectaron efluentes primarios diluidos en agua en un acuífero confinado a una tasa de 2 1/s durante 41 días. En base a las observaciones de estos primeros investigadores se ha aceptado como regla general. en donde el gradiente hidráulico es artificialmente inducido por el hombre. Por eiemplo. sin tener en cuenta las condiciones específicas del área donde puede aplicarse. Esto demuestra que el recorrido de contaminantes depende principalmente en la velocidad del flujo del agua subterránea y la viabilidad de los organismos. alcanzó un nivel máximo de 1.(d) la distancia segura entre una fosa seca y cualquier fuente de captación de agua subterránea. es muy raro encontrar material acuífero uniforme. en un período de 24 h. Lewis et al. se han medido en este acuífero velocidades de flujo del agua subterránea que llegan a los 350 m/d. de su dispersión en el flujo del acuífero. en el mismo período. Durante los primeros 200 minutos la concentración de lítio permaneció a un nivel bajo (0. la velocidad del flujo del agua subterránea no excede 1. Los contaminantes pueden ser transportados por las vías preferenciales a velocidades mucho mayores que la velocidad promedío del flujo de agua subterránea.0 m/d. y una distancia horizontal de unos de 8 m proporcionaría un amplio margen de seguridad contra la contaminación bacteriana. en dos pozos más cercanos de 6 y 16 m de distancia. aunque no pudo ser detectado. El organismo que se utilizó como indicador fue detectado en un pozo a 29 m de distancia. Esto hace que la predicción de la distancia segura sea mucho más difícil. Allen y Morrison (1973) inyectaron bacterias indicadoras tipo Bacíllus steorothermophilus en un pozo que penetraba el nivel freático situado en un acuífero rocoso fisurado. En un acuífero de permeabilidad uniforme. Estos datos sugieren que el flujo habría ocurrido sólo en fisuras aisladas. formado por gravas gruesas. El período de supervivencia ahí implícito contrasta grandemente con los estudios de laboratorio y los estudios de campo. bastaría con calcular simplemente la velocidad del flujo del agua subterránea. El transporte máximo al parecer corresponde a la distancia que recorre el flujo del agua subterránea en un período aproximado de 10 días. una distancia de 15 m (50 pies) entre las fosas y las fuentes agua subterránea. del volumen de la muestra probada y de la sensibilidad del método utilizado para detectarlos. Sin embargo. sino también de su concentración inicial. equivalente a la distancia que recorrería en unos 8 días el agua subterránea. Lamentablemente. Los resultados de los estudios referentes al transporte de los contaminantes bacterianos en la zona saturada aparecen resumidos en el Cuadro 3. Butler et al. . pudo detectar una corriente con bacterias fecales a 120 m de distancia del punto de disposición de efluentes. La presencia del lítio pudo ser monitoreada en el agua que se bombeó de un pozo situado a 20 m de distancia. 1979) es de 920 m en terreno aluvial.01 y el suelo es arenoso (diámetro efectivo inferior a 0.1. Aún en formaciones que presentan fisuras. La distancia que permite constatar la presencia de bacterias entéricas dependerá no sólo de la velocidad del flujo del agua subterránea y de la tasa de mortalidad de los microorganismos. para así determinar cuál sería la distancia segura de separación entre una fuente de agua subterránea y un sistema de disposición de excretas. (1980) inyectaron un indicador químico (cloruro de lítio) en un pozo que penetraba el nivel freático en un acuífero parecido. y (e) en las áreas de estudio situadas en la India. en suelos donde esta regla de 15 m no tendrá ninguna validez. en donde el gradiente hídráulico es inferior a 0. constatan do que los residuos de este efluente alcanzaron fuentes situadas a-30 m de distancia en apenas 33 horas. o donde el gradiente es naturalmente elevado. porque mucha heterogeneidad estaría normalmente presente.08 mg/1). esta directriz ha sido aplicada en forma indiscriminada.05 mg/1 luego de 210 minutos.

para evaluar to que podría ocurrir cuando el drenaje de un tanque séptico llega a ser sumergido en agua subterránea.1 Resumen del transporte de bacterias en la zona saturada (incluyendo su recorrido a través de la zona no saturada) . (1978) llevaron a cabo experimentos de campo utilizando cepas resistentes a los antibióticos de E. colí. De forma similar.Estos dos estudios demostraron claramente que las físuras en las formaciones rocosas consolidadas permiten un rápido desplazamiento del agua subterránea.ahe et al. movimiento rápido en el suelo fue causada por el fujo a través de canales Cuadro 3. R. En uno de los lugares se llegó a la conclusión que las tasas de. los macroporos en el suelo pueden influir también la dirección y la tasa del movimiento del agua subterránea.

.

.

8 m verticalmente y 0.5 m en los tipos de suelo estudiados. descargando aproximadamente 3 x 1012 m3/año de agua en el suelo.3 m. principalmente en América del Norte. comprobándose la ausencia de microorganismos a una profundidad superior a 1. Baars (1957) investigó el transporte de contaminantes desde fosas en un lugar destinado a albergues vacacionales transitorios en Holanda.2 A). Los estudios de campo se ejecutaron en una gran variedad de suelos. y 0. pudo constatar que los organismos patogénicos se extinguían rápidamente en las heces y que las bacterias eran transportadas sólo de 0. El empleo de fosas secas representa un riesgo mínimo de contaminación en suelos arenosos o arcillosos. 1974). antes de constatar la presencia de los microorganismos en uno situado a sólo 10 m de distancia.5 m por debajo de la base de la fosa seca. El suelo era arenoso (diámetro efectivo 0. evacúan sus desechos domésticos a través de sistemas sanitarios particulares. harán que el procedimiento de predecír distancias seguras sea un asunto arriesgado. y el nivel freático estaba a 3. Al estudiar los diferentes tipos de suelo. con el objetivo de determinar la existencia de bacterias patogénicas y su grado de penetración en el suelo. coli en el pozo de captación de agua subterránea situado a 15 m de distancia. Una encuesta realizada en 35 estados reveló que los tanques sépticos responden por la mayor parte del volumen total de aguas servidas que descargan directamente en el suelo. El transporte de bacterias desde la fosa que recibía sólo fluidos fecales fue inferior a 0.17 mm).6 x 1012/100 ml. de 1. Una de ellas se dejó abierta para determinar el efecto de la precipitación pluvial. habían sido inyectados 5.2 Bacterias en la Zona no Saturada Kliger (1921) fue uno de los primeros investigadores que estudió la relación entre las fosas secas y la propagación de enfermedades infecciosas transmisibles por el agua. .5 - 2. Se observaron concentraciones de coliformes fecales en ei subsuelo 7 meses después de terminar la estación vacacional.3 m h orizontalmente. 3. Una cantidad similar de materia fecal se agregó a otras dos fosas más distantes.de viejas raíces. si eran construidas adecuadamente. y la otra recibió 380 lítros por dia de agua. debajo de una fosa seca que recibía la materia fecal de una familia de seis personas. etc.5 m de profundidad.9 . y son también la fuente más frecuente de contaminación del agua subterránea (Miller y Scalf.4 m por debajo del suelo. por debajo de una fosa seca. Se llevaron a cabo estudios de campo y de laboratorio. Su alcance máximo en el pozo fue a 55 m de distancia.6 m horizontalmente. con fosas secas que habían estado en uso por períodos que variaban de 1-3 años. E1 desplazamiento a través de estos macroporos quedó demostrado cuando se recuperaron los E. constatándose en ella una penetración de 1. la penetración lateral quedó confinada a 0. En base a estas primeras investigaciones se puede concluir que: una capa de 2 m o más de suelo arenoso debajo de una fosa puede evitar la contaminación de cualquier acuífero subyacente (Cuadro 3. ya fuera en dirección lateral o vertical. para su protección contra la contaminación fecal. Kliger llegó a la conclusión que las fosas sépticas y las letrinas secas. que representan un 29% de la población de los Estados Unidos. Caldwell (1938c) investigó la penetración de los coliformes fecales en un suelo arenoso permeable. donde se detectó 105/100 ml de organismos.9 m verticalmente. La mayor distancia recorrida pudo observarse en la fosa que recibía dosis artificiales de agua. no representaban un gran riesgo de propagación de infecciones intestinales bacterianas. En los últimos años esta preocupación ha concitado el interés por solucionar los problemas relacionados a los efluentes de los tanques sépticos. siempre que el nivel freático esté situado a una profundidad minima de 3 .3 m. Estos ejemplos sirven para enfatizar el riesgo que implica confiar en una distancia fija de separación entre una captación de agua subterránea y un sistema sanitario local. Cerca de 20 millones de unidades habitacionales. La incertidumbre respecto a cuán heterogénea es la permeabilidad de acuíferos. En la fosa sujeta a precipitaciones pluviales.1. o sea.

6 x 105 de coliformes fecales/100 ml. 1975.5 m debajo de la zanja de drenaje.2 Alto nivel freático del agua subterránea Viraraghavan (1978) llevó a cabo un estudio en Ontario. 1975. Las desventajas de estas dos características en relación a los sistemas sanitarios locales se ilustran a continuación. Rahe et al. Estos investigadores llevaron a cabo un estudio para determinar el destino de los efluentes de lugar. siendo elevados los niveles de organismos (100/100 ml) en el agua subterránea. lo cual indicaba una posible contaminación de origen fecal. Waltz. 1977) pudo apreciarse que los suelos de muchas áreas no son los adecuados para los tanques sépticos convencionales. Por ejemplo. Viraraghavan y Warnock. 1978). Durante la investigación.5 . Los resultados de estos estudios demostraron que las fracturas pueden transportar rápidamente el agua contaminada hacía captaciones de agua subterránea poco profundas. 1973. Reneau y Pettry. El nivel freático del área fluctuaba entre un punto próximo al nivel del suelo. la mayoría de los casos de contaminación del agua subterránea vinculados con sistemas sanitarios locales ocurrieron en zonas que presentaban una cobertura de suelo fino sobre roca fracturada (Neefe y Stokes. que carecía de perfiles dé suelo definidos y estaba situado sobre roca cristalina fracturada. Doehring y Butler. Canadá. El efluente del tanque séptico contenía 1. 1978).2. como son los sistemas de disposición con tanques sépticos. Por ejemplo. 1972.6 m debajo nivel del suelo). a fines del verano. Muchas de las investigaciones que se realizan actualmente sobre la contaminación de aguas subterráneas por sistemas sanitarios locales van enfocadas hacia la introducción de modificaciones a los sistemas convencionales de tanques sépticos. Se pensó que el material de relleno utilizado como campo de infiltración (piedras y cascajo) permitía la penetración del efluente hasta el nivel freático (0. para monitorear el movimiento horizontal de las bacterias fecales desde el final de disposición de un tanque séptico situado en un suelo de arcilla arenosa.1 m debajo de las zanjas del drenaje (0. aun en el pozo más distante bajo observación (15 m). 1945. 1961. 1980). van der Velde.1973. 3. stearothermophilus en dos lugares diferentes (con rocas graníticas y. Binnie y Partners.metamórficas). 1976. Vogt. la misma estaba a 0.5 m. o ambas características. sometidas a diferentes temperaturas y cargas hidráulicas. de 8 x 106/100 ml a 4 x 103/100 ml en el agua subterránea situada a 7. EUA.En una encuesta más recíente (Scalf et al. Pudieron constatar que: (a) bastaba con 0. o en áreas cuyo nivel freático estacional inferior estaba a 3 m de profundidad (Sridhar y Pillai.2. Scalf et al. Ziebel et al. 1977.6 m. 1977.2.6 m de un limo o limo arenoso de baja permeabilidad para eliminar un 95 . 1973. Lewis et at. 3. y una profundidad de 2. 1974. 1974) se detectó una reducción en el total de bacterias coliformes en el efluente del tanque séptico. con una inadecuada eliminación de microorganismos.1 m). Scalf et al.1 Suelo fino sobre roca fracturada Allen y Morrison (1973) observaron que un gran porcentaje de las muestras de agua recogidas en las zonas montañosas de Colorado. Se inyectaron aguas previamente inoculadas con B. Estas zonas definidas como inadecuadas presentaban: sólo una capa fina de suelo sobre roca fracturada o un nivel freático muy alto. en columnas de 0. a fin de que sean menos propensos a causar problemas (Kreissl et al. Brandes. contenía gran número de coliformes. Como la profundidad de la zona no saturada disponible para la purificación era muy limitada.100% de bacterias fecales. En otro estudio efectuado en el Canadá (Brandes. (1975) investigaron la purificación del efluente de los tanques sépticos en dos tipos de suelo del Estado de Wisconsin (EUA). .

(c) las bajas temperaturas afectaban el proceso de eliminación pues favorecía la obstrucción prematura de los poros del suelo. en el que se formaba la película bacteriana en la superficie de infiltración que luego permitía la filtración. (d) ocurrían cortocircuitos a través de los macroporos del suelo cuya carga era de más de 10 mm/día.(b) los primeros 100 días eran el período crítico. . el flujo no saturado debajo de la superficie inundada de infiltración aumenta la eliminación de las bacterias. y (e) las tasas bajas de dosificación permitieron una mejor eliminación. en núcleos intactos de suelos de limo arenoso. En los suelos de baja permeabilidad.

.

En base a los hallazgos de estos y otros estudios de laboratorio (Magdoff et al., 1974) se
desarrollaron sistemas de diques de defensa, los cuales consistían en colocar un medio relleno de
arena encima del suelo natural para permitir la infiltración del tanque séptico (Figura 3.2)

Se les construyó y comprobó en el campo (Bouma et al. 1974 y 1975), en sitios donde había roca
fracturada a poca profundidad. El material de relleno consistía de limo arenoso con una área de
base de 235 m2 y de infiltración de 28 m2. Se le diseñó para una carga máxima de 1700 l/día (60
mm/día), si bien la carga promedio que se utilizó durante la investigación fue de 660 l/día (24mm /
día). Los resultados indicaron una eliminación casi completa de las bacterias fecales (Cuadro 3.3),
y la oxidación del nitrógeno a nitrato después de atravesar el dique de defensa.

Figura 3.2: Sistema de defensa en terreno de rocas fracturadas (Scalf et al.
1977)

Los sistemas de defensa se adecúan también a las zonas en donde existen rocas fracturadas, y
cuando el nivel freático es elevado. Permiten el tratamiento necesario del efluente del tanque
séptico antes de que penetre en el suelo natural, protegiendo de esta forma al acuífero
subterráneo. Se constató también que este sistema permite reducir los problemas de disposición
de efluentes causados por suelos arcillosos de alta permeabilidad (Simons y Magdoff, 1979). Sin
embargo, no es seguro recudir la contaminación por nitratos del agua subterránea.

Los datos obtenidos en los estudios realizados en los Estados Unidos sobre tanques sépticos
sugieren que en los suelos permeables (excepto los de grava gruesa o de agregados arcillosos)
existe una ligera probabilidad de que el agua subterránea sea contaminada bacteriológicamente
desde un sistema sanitario de disposición local, si no se ha previsto un mínimo 2 m de suelo
continuo o capas no consolidadas debajo del sistema, y se mantiene una tasa baja de carga
hidráulica (inferior a 50 mm/día). Es difícil generalizar respecto al espesor necesario de la zona no
saturada para asegurar la eliminación de bacterias feclaes en el caso de cargas hidráulicas más
elevadas, si bien existen importantes escritos técnicos sobre la disposición de efluentes de
alcantarillado (Cuadro 3.4).

Por ejemplo, Gilbert et al. (1976) han señalado una supresión de más de 99.9% de coliformes
fecales después de pasar a través de 6 m de arena margosa fina, con una carga de 250 mm / día,
mientras que Schaub y Sorber (1977) observaron que las aguas residuales todavía contenían aún
unos 2000 estreptococos fecales/100 ml (99% de eliminación) después de pasar a través de 18 m
de arena limosa y grava con una carga hidráulica de 390-580 mm/día. Vaughan et al. (1978)
hicieron un monitoreo durante un año de enterovirus humanos y bacterias fecales en muestras de
aguas subterráneas recogidas debajo de tres instalaciones de recarga con desagues. Los suelos
estaban compuestos por arena gruesa y grava fina, y la tasa de evacuación era alta. El número de
coliformes en las muestras recogidas variaba entre cero y 4.3 x 10 5/100 ml, inclusive en un lugar en
donde había 25 m de material no saturado. Aunque esta variabilidad no puede explicarse, sirve
para ilustrar la importancia de un monitoreo a largo plazo en el caso de actividades parecidas.

3.3 Virus en el Subsuelo y las Aguas Subterráneas

Existen pocos datos sobre contaminación víral vinculada al uso extensivo de sistemas sanitarios de
disposición local. Los análisis para el recuento de virus son extremadamente costosos, y requieren
de servicios especializados de laboratorio y de personal altamente capacitado. De allí que sean
pocos los laboratorios que están en condiciones de monitorear los virus de manera rutinaria en los
abastecimientos de agua. Además, la metodología utilizada sólo se aplica a cerca un 50% de los
virus que se conocen actualmente y que se encuentran en los desechos humanos (Keswick y
Gerba, 1980). Por ejemplo, hasta el momento no ha sido posible detectar el virus de la hepatitis A y
muchos agentes de la gastroenteritis viral. Los estudios también se han visto perjudicados por la
falta de una metodología uniforme para detectar los virus. Las recomendaciones actuales exigen
que el agua potable esté libre de virus entéricos hurnanos, en pruebas con 100-1000 1 de muestra
(WHO, 1979). Es poco probable que el agua subterránea no tratada, subyacente a los sistemas
locales, cumpla con tales exigencias, aunque parezca discutible la rigidez de dichas normas.

3.3.1 Estudios sobre tanques sépticos

Hasta ahora se ha comprobado la existencia de virus en abastecimientos de aguas subterráneas
potables sobre todo en las fuentes donde antes ocurrieron epidemias de enfermedades
infecciosas. Por ejemplo, Neefe y Stockes (1945) señalaron el caso de un brote de hepatitis
infecciosa, en un campamento de verano en los Estados Unidos. A lo largo de un período de 13
semanas, 350 de los 572 usuarios del campo sufrieron contagio. Los estudios de trasmisión
indicaron que el origen de la enfermedad estaba en el agua, la cual provenía de un pozo cubierto
contaminado por letrinas cercanas. Las letrinas tenían unos 2 m de profundidad, y estaban
ubicadas a una distancia de 23-55 m del pozo de 7 m de profundidad. El suelo del campamento
tenía una profundidad variable de hasta 1.8 m, y la base estaba formada por un lecho físurado de
arcilla roja y caliza.

En Posen, Michigan, EUA, hubo una epidemia de hepatitis infecciosa que se atribuyó a la
contaminación de un pozo por efluentes que provenían de un tanque séptico (Vogt, 1961). Los
pozos penetraban en una capa altamente fisurada de caliza, concluyéndose de allí que la elevada
transmisibilidad permitía una rápida recarga y movimientos laterales del efluente del tanque
séptico.

Van der Velde (1973) aisló el virus de polio en un pozo desde donde se habia producido una
epidemia de gastroenteritis en Michigan. El pozo atravesaba una capa de 2.5 m de arcilla,
terminaba en una capa de caliza a una profundidad de 35 m, y estaba revestido hasta una
profundidad de 7.5 m. La contaminación se originaba en un campo de infiltración de un tanque
séptico, a unos 43 m del pozo. Los niveles de coliformes en el pozo variaban de 0 - 16/100 ml, pero
no se constató la presencia de Salmonella ni de Shígella. Aunque se habían aislado los virus de
polio, la erupción de la epidemia pudo haberse atribuido a cualquier otro virus. De forma similar,
Wellings et al. (1975) detectaron virus de polio en agua subterránea, a unos 3 m debajo de un
campo de cipreses irrigado con efluentes de desagües secundarios.

En un estudio reciente realizado en Israel (Marzouk et al. 1979) se señalaba que el 20% de 99
muestras analizadas, tomadas de aguas subterráneas poco profundas (menos de 3 m), contenían
virus entéricos que parecían provenir de efluentes de tanques sépticos. Se aislaron virus en 12
muestras de 20-400 litros que no contenían bacterias fecales detectables en las muestras
examinadas de 100 ml. Esto significa que puede haber virus entéricos en las aguas subterráneas
que no presentan señales de contaminación bacteriana.

3.3.2 Estudios sobre la disposición de efluentes en el suelo

La mayoría de los estudios sobre la posible contaminación del agua subterránea por gérmenes
patógenos virales señalaron un vínculo con la disposición de los efluentes en el suelo. Como los
virus son más pequeños que las bacterias y su eliminación depende casi totalmente de la
adsorción, es más probable que los demás gérmenes patógenos presentes en los efluentes que
sean transportados hasta el agua subterránea al evacuar los mismos en el suelo (Gerba, 1979;
Gerba y Lance, 1978).

Wellings et al. (1974) encontraron virus en el agua subterránea, después del riego con efluentes de
desagües secundarios sobre un suelo arenoso. La penetración a través de 6 m del suelo se
atribuyó a fuertes precipitaciones pluviales. Por el contrario, Gílbert et al. (1976) no recuperaron
ningún virus en muestras de agua subterránea recogidas a 6 m de profundidad, bajo áreas
irrigadas con efluentes en suelos compuestos de una capa de arena arcillosa fina situada sobre
una capa de arena más gruesa. Schaub y Sorber (1977) estudiaron la migración de colífagos F2 y
enterovirus a través del suelo, desde un lugar de aplicación de aguas servidas por infiltración
rápida. El lugar estaba compuesto por arena limosa no consolidada y grava, y el nivel freático se
situaba a unos 18 m bajo el nivel del suelo. Se utilizó como indicador el virus F2, detectado en el
agua subterrápea directamente debajo del área de evacuación después de 2 días. La
concentración permaneció alrededor del 47% de la carga promedio aplicada después de 3 días. El

los virus pueden viajar grandes distancias con el flujo del agua subterránea.4% de limo. 1978). En general. en cerca de 20 . en concentraciones que variaban de 4 . en pozos a 183 m de profundidad. si bien es necesario que el espesor de la zona no saturada sea considerable para lograr este grado de purificación (Cuadro 3. en un lugar de disposición de efluentes de desagües localizado en un acuífero de caliza. Se encontraron virus a profundidades hasta de 11 m. . Edworthy et al. en una investigación realiza en Nueva Zelanda (Noonan y McNabb. 1979). Por ejemplo. en un flujo muy rápido de aguas subterráneas.virus indicador y otros enterovirus se detectaron también esporádicamente. Resulta bastante difícil extraer conclusiones en base a datos existentes sobre disposición de efluentes en el suelo. Las concentraciones de virus alcanzaban 63 UFP/1 en el nivel freático.5). Se pudo comprobar también que ningún virus pudo penetrar la capa de 8 m de arenisca de un área en donde el agua de un río contaminado se utilizaba para la recarga de un acuífero (Edworthy et al.33% de las muestras de 40 litros recolectados. Se comprobó la existencia de virus en concentraciones entre 0 . las concentraciones virales en el efluente que llegaba hasta el nivel freátíco fueron muy reducidas (superiores al 95% de eliminación). y a distancias que iban hasta 46 m del lugar de recarga. 1979) se detectaron organismos indicadores (bacteríófagos T4) a 920 m de distancia del punto de inyección. Nueva York.8 UFP/1 (unidades formadoras de placas). lo cual pudo confirmarse en un estudio similar que utilizó indicadores bacteriológícos en el mismo sitio (Pyle et al. Vaughan et al. La tasa de desplazamiento de los virus era de unos 300 m/d. Una vez que han ingresado. (1978) recuperaron virus en aguas subterráneas situadas a 15 m de profundidad. en gravas aluviales.2. Los lugares de recarga estaban ubicados en suelos de grava arenosa gruesa con 2 . (1978) llevaron a cabo un estudio sobre la presencia de virus humanos en aguas subterráneas recargadas con efluentes de los desagües de Long Island.8% del efluente aplicado. pero no se les halló en los pozos perforados a 100 m de distancia. ya que las cargas hidráulicas que se aplican al mismo pueden ser mucho mayores que las de un sistema adecuadamente diseñado de disposición de excretas.

1 Distribución Natural de los Nitratos Los nitratos presentes tanto en el suelo como en las aguas subterráneas son resultado de la degradación mícrobiana de sustancias orgánicas nitrogenadas (como proteínas) en iones amónicos (NH4+).Capítulo 4: Contaminación del agua subterránea por nitratos 4. y de la reacción (2) las nitrobacterías.2 Fuentes Vinculadas a la Actividad Humana . (2) Esas dos reacciones corren a cargo de diferentes bacterias: de la reacción (1) se encargan las nitrosomonas.+ 02 = 2 N03. que luego son biológicamente oxidados hasta convertirse en nitritos y nitratos en un proceso de dos etapas: 2 NH4+ + 2 OH + 3 02 a 2 N02 + 2 H+ + 4 H20 (1) 2 N02. 4. Ambos organismos son químolitotrofos aeróbicos.

(1980) llevaron a cabo un estudio hidrogeológico en la vecindad de un pozo de captación de agua potable. Hutton et al. es evidente que la lixiviación de nitrato en las aguas subterráneas representa un serio problema de contaminación. A pesar de las diferencias entre todos estos datos. EUA. sería necesario disponer de áreas relativamente extensas. En las condiciones hidrogeológicas de Long Island. 1976. En una revisión pormenorizada de la literatura técnica sobre tanques sépticos y su impacto sobre el medio ambiente y la salud pública (Patterson et al. pero en estudios realizados en las islas Bermudas del Atlántico. Woodward et al.5 kg. En una zona habitacional de baja renta. en la región oriental de Botswana. Nueva York. a fin de mantener las concentraciones en menos de 10 mg de N03-N/1. o 35-40% del total depositado. como en el caso de los corrales de engorde (Adriano et al. pudo constatarse que la contaminación de las aguas subterráneas por nitrato constituía un problema particularmente grave (Robertson. en el caso de una familia de 4 personas que descargue sus tanques sépticos en suelos arenosos. 1980). Foster. Para ello. 28% de las muestras de agua recogidas en la zona presentaban una concentración superior a 17 mg N0 3-N/1. Por otra parte. 1971). el promedio de nitrógeno que llega hasta el agua subterránea cada año es de unos 7. 1971). por lo que el uso de tanques sépticos era intensivo. a la contaminación originada en las fosas secas. Brooks y Cech (1979) constataron que la contaminación por nitrato de las aguas subterráneas se había generalizado en extremo en las zonas rurales de Texas. El área no estaba dotada de un sistema de alcantarillado. 1972. EUA. se encontró que el pobre desempeño de los tanques sépticos llevaba a recomendar el uso de otros métodos de disposición de desechos en las zonas densamente pobladas. que se señala en cada caso. Lewis et al. en áreas que no contaban con sistemas de desagües en Minnesota. (1973b) calcularon que en Wisconsin. en suelos arenosos y bien drenados. EUA. se calcula que esta proporción es menor de 25% (Andreoli et al. de Delaware. especialmente en las zonas densamente pobladas. para evitar la contaminación de las aguas subterráneas.. y desde . (1961) atribuyeron al uso difundido de tanques y fosas sépticas la contaminación de las aguas subterráneas por nitrato. La cantidad de nitrógeno en los desechos humanos se calcula en unos 5 kg por persona al año. Foster y Young.Las principales fuentes de nitratos en la zona rural son las relativas a los desechos de granjas y a ciertas prácticas de evacuación de excretas humanas. dado que el único mecanismo activo para reducir la concentración de nitrato es diluyendolo en el flujo regional de aguas subterráneas. el uso cada vez más generalizado de fertilizantes en las actividades agropecuarias se elevó de 15.1 se indica la proporción de nitrato extraído a un determinado espesor de suelo. con una tasa de recarga. los iones amónicos de los efluentes se pueden convertir rápidamente en nitratos y penetrar líbremente en el subsuelo. Asimismo. EUA. y este problema que se agudiza cuando las actividades pecuarias son intensivas. densamente poblada. 1980). Los desechos animales son ricos en sustancias nitrogenadas que pueden convertirse en nitratos. (1976) atribuyeron la grave y extendida contaminación por nitratos de aguas subterráneas de poca profundidad. Las concentraciones de 50 mg N0 3-N/1 o más eran comunes en las fuentes de agua potable ubicadas dentró de los limites de los poblados. EUA.3 millones en 1975.8 eillones de toneladas como N en 1962 a 42. con fosas sépticas que recibían una fuerte carga hidráulica la cifra fue de 50-60%. que presentaba una concentración de nitratos superior a 135 mg de N0 3-N/l. En el Cuadro 4. de 535 mm/año. Los resultados de este estudio (Figura 4. en el caso de las praderas. lo cual indirectamente ha contribuido a elevar las concentraciones de nitratos en las aguas subterráneas situadas debajo de zonas de intenso cultivo agrícola (Nightingale.1) demostraron que las fosas secas habían provocado una significativa concentración de sustancias nitrogenadas en el suelo y rocas circundantes. y cuya proporción no es necesariamente la misma que llega a las aguas subterráneas. 1979). sólo ocurre una marcada lixiviación de nitratos si han recibido abundantes fertilizantes. en extremo contaminado. Walker et al.

(1980) observaron que las aguas subterráneas contaminadas y ricas en nitratos también presentaban elevadas concentraciones de calcio y magnesio. La eliminación de nitrógeno puede llegar hasta el 90% en efluentes de desagües secundarios (Cuadro 4.5 kg de N/m2.2). Estos autores calcularon que la masa total de nitrógeno fácilmente oxidable. Los datos consignados por Cook y Das (1980) en un estudio de caso sobre la contaminación de las aguas subterráneas en un poblado de la India Central indicaban la clara emanación de nitratos desde la zona habitada (Figura 4. y el nitrógeno así extraído puede preservarse en el suelo mismo o dispersarse en la . Lo anterior sirve para evidenciar que la contaminación par nitratos del agua subterránea situada a poca profundidad. Un fenómeno similar pudo apreciarse en los datos compilados par Cook y Das (1980). fue de 0.1: Corte hidrogeológico que indica la acumulación de nitratos en el suelo alrededor de una fosa seca (Lewis et al. Se está prestando una creciente atención a los suelos como medios de disposición para efluentes que provienen de sistemas secundarios de desagües y otros desechos líquidos.ahí las partículas de nitrato se lixiviaban intermitentemente.1). los cuales pueden disolver una mayor cantidad de sustancias carbonatadas presentes en el suelo (Andreoli et al. es un problema serio cuando las instalaciones sanitarias están aglomeradas. 1979). en tanto los procesos químicos y biológicos naturales pueden servir como agentes de purificación. 1980) (1000-1500 mm/año). Se cree que esto sea causado par el proceso de nitrificación que produce Tones de hidrógeno. en una columna de suelo que iba desde la superficie hasta el lecho rocoso en los lugares inmediatamente vecinos a una fosa. como resultado de la acción de los habitantes y animales del poblado. especialmente en las zonas áridas con baja tasa de infiltración. es decir. En dirección del flujo del agua subterránea de los pozos la contaminación fue de 30 a 100 mg de N03-N/l. una mayor dureza. Lewis et al. pero se estimó que sólo restaban unos 50 mm/año para recarga subterránea.1-0. El poblado estaba situado en una zona donde la tasa de precipitación era elevada Figura 4. con las infiltraciones pluviales.

Figura 4. dependiendo de la cantidad de oxígeno disponible. y la incorporación al protoplasma microbiano (Lance. la volatización amónica par aeración. 1972). ya sea como nitrato o como íón amónico. la fijación par materia orgánica.2: Pluma de contamianción de aguas subterráneas por nitratos alrededor de un poblado rural (Cook y Das. la adsorción de iones amónicos. El nitrógeno que permanece en el suelo con el tiempo llegará hasta las aguas subterráneas. esto a partir de procesos tales como la desnitrificación biológica.1 Formas de eliminación del nitrógeno durante la disposición de efluentes en el suelo .atmósfera. 1980) Cuadro 4.

.

(c) implica un alto riesgo frente al cual se requerirá de una consultoría especializada. cálculo de la intensidad máxima de precipitación pluvíal. Sería más lógico tratar cada lugar en base a sus características individuales. y en lo posible. el espesor y la naturaleza de las capas de suelo entre el mismo y el nivel freático o el nivel de toma de los pozos. generalmente. (e) Naturaleza de las capas que forman el perfil de la zona no saturada. los esquemas de saneamiento de bajo costo obligan a eliminar la posibilidad como rutina de costosas investigaciones hidrogeológicas de campo. incluyendo la profundidad de excavación.1 Grados de Vulnerabilidad a la Contaminación Hasta el momento no ha sido posible establecer normas respecto a la distancia segura entre un pozo de captación de agua potable y una instalación sanitaria local. cabe preguntarse por qué habría que intentar una clasificación. Es evidente que toda clasificación deberá ser compatible con los datos de que dispongan los técnicos de ingeniería sanitaria en los archivos locales de los organismos públicos. especialmente donde haya sistemas de captación de agua subterránea (pozos o manantiales). Es necesario identificar en cuáles perfiles y medios hidrogeológicos la separación "tradicional" de 15 m (a) puede ser reducida. o que puedan obtenerse en base a manuales simples. Para el establecimiento de dichas normas. Sin embargo. cálculo del promedio anual del exceso de precipitación pluvial. es esencial monitorear las aguas subterráneas al menos durante las etapas iniciales de los proyectos de sistemas sanitarios de disposición local. Tales datos. Dados los complejos factores involucrados y la importancia de precisar las consideraciones hidrogeológicas. (b) Carácter general de los acuíferos y grado de confinamiento del agua subterránea. En ese sentido. En consideración de los principios del transporte de contaminantes en los sistemas acuíferos subterráneos. este monitoreo deberá diseñarse adecuadamente para detectar pronto todo impacto en las aguas subterráneas. (b) es aceptable. se pueden identificar los siguientes parámetros claves para determinar a la vulnerabilidad a contaminación microbiana: . proporción de minerales arcillosos contenido natural de humedad. (c) Detalles de las unidades sanitarias locales propuestas. (f) Aspectos topográficos del área circundante. es fundamental hacer primero una clasificación de los medíos hidrogeológicos. incluyendo tamaño de grano. las características del efluente y la carga hidráulica máxima. es decir. (g) Promedio anual de precipitación pluvial. o donde las tuberías de distribución estér situadas debajo del nivel freático local. (d) Profundidad de la napa freática en épocas de mayor nivel.5. deberán consignar to siguiente: (a) Detalles relativos a los sistemas existentes de utilización de agua.

1. pero no se considera práctico incluir un parámetro indicativo del estado de oxigenízación del agua subterránea en la formulación de las normas respectivas. Se le presenta sólo con propósitos de discusión. La distancia segura de separación entre un pozo de captación de agua y la instalación sanitaria local (x) debería expresarse como una función de z 1 y z2. En la Figura 5. El gradiente hidráulico del acuífero también puede ser significativo pero. y el carácter fisicoquímico de las capas de suelo presentes en estos intervalos. los patógenos virales pueden comportarse de forma diferente a las bacterias indícadoras. Finalmente. (b) El grado de confinamiento y el carácter de los acuíferos de donde se obtiene el agua subterránea. Otros parámetros importantes. que toda norma debería incluir. la cual se refiere sólo a pozos poco profundos en acuíferos no confinados. Entre los parámetros principales mencionados se encuentran el carácter del suelo y de las rocas que forman la zona no saturada. Por lo tanto. y por ello es un parámetro que no debería ser tenido en consideración. deberá agruparse una amplia gama de suelos y rocas naturales. la zona saturada y las capas confinantes de los acuíferos. La situación aparece ilustrada en la Figura 5. . relación entre tensión y conductividad hidráulica vertical. etc. desarrollada en forma de algoritmo. no es posible determinarlo con facilidad.(a) El espesor de la zona permanentemente no saturada debajo de la base de instalación sanitaria local y la naturaleza de los suelos y rocas que la componen. Las características respectivas (tamaño de los poros. conductividad hidráulica saturada.) son difíciles y costosas de medir. y a través del monitoreo rutinario de esquemas de saneamiento básico local.2 se presenta una norma preliminar. en base a criterios relativamente sencillos. son la carga hidráulica de la fosa y la tasa de bombeo del pozo. ya que se necesita mayor información para consolidarla y hacerla más extensiva. al establecer las normas. Tal información deberá recogerse a través de investigaciones detalladas de campo. en muchos casos. en las aguas subterráneas de naturaleza anaeróbica.

y (d) acuífero confinado . (c) acuífero semiconfinado.1: Cortes esquemáticos que muestran formas típicas de contaminación (a) acuífero no confinado con nivel freático profundo.Figura 5. (b) acuífero no confinado con nivel freático estacionalmente poco profundo.

pues su espesor normalmente no basta para encontrarlos debajo de la base de excavación de las instalaciones sanitarias locales. en vez de rocas ácidas o solíceas. podría aplicarse más consistentemente. La presencia de físuras o fracturas en las rocas consolidadas favorece la vulnerabilidad a la contaminación. se podría utilizar una clasificacíón descriptiva y genética de los suelos. Se especificaría el tamaño de to granos y su carácter mineral. pero en tanto la clasificación genética refleja mejor factores tales como estratificación y estructura.3).Figura 5. hecha en base al grado de consolidación. sedimentos y rocas. que son importantes en el presente contexto. Sin embargo. a primera vista. todo tipo de agrupamiento o clasificación. lo cual. Es fundamental la subdivisión vertical (Figura 5. no puede estar completamente integrado y libre de ambigüedad. está relacionada a una mayor conductividad hidráulica en rocas con carbonatos y algunas rocas de tipo volcánico.2: Algoritmo preliminar para determinar la separación entre instalaciones sanitarias locales y captaciones de agua subterránea en diversas condiciones hidrogeológicas También se intentó clasificar los suelos y rocas en base a su relativa vulnerabilidad a la contaminación mícrobiana. Su aparición par to general. La mayoría de suelos agrícolas fueron suprimidos de esta clasificación. Como base. se decidió adoptar un sistema híbrido. .

Los factores que controlan el grado de contaminación por nitratos son: (a) La eficiencia de los procesos de eliminación de nitrógeno dentro y debajo de la fosa. para así minimízar los riesgos de contaminación microbiana.3: Clasificación desuelos y rocas según su vulnerabilidad relativa a la contaminación microbiana 5. elevando el nivel del suelo en el área de la fosa (Figuras 5.2 Reducción de los Problemas de Contaminación Microbiana En las zonas en donde las condíciones hídrogeológícas sean inadecuadas para instalar sistemas sanitarios locales.7) (c) Inducir mayores períodos de flujo de aguas subterráneas. donde la concentración de nitratos sea menor. y de si existen condiciones anaeróbicas favorables a la desnítrificación. (b) Maximizar el espesor de la zona no saturada disponible para la purificación. una vez que penetran en el medio subterráneo. la carga hidráulica de la fosa.Figura 5. permanecen allí por un período largo o indefinido. profundizando el revestimiento de los pozos. Esto dependerá de la conductividad hidráulica del suelo. se pueden modificar las fosas y/o los diseños de captación de agua subterránea. Esto sólo es viable en ciertos acuíferos.3 Control de la Contaminación por Nitratos Los nitratos. 5. (b) La población que hace uso del sistema sanitario local y la densidad de las instalaciones sanitarias locales. . Estas modificaciones consisten en: (a) Minimizar la carga hidráulica de las fosas aumentando el área-base de las mismas y excluyendo las aguas servidas domésticas.6 y 5. (c) La dilución por recarga hidráulica local y por flujo en acuíferos regionales.

2 ha. (1980) indicaron que 200 personas/ha hacían uso de 30 fosas secas. Si sólo un 10% del total de nitrógeno excretado por estas personas se hubiera infiltrado en el nivel freático. ya que el efecto puede ser diluyente cuando se descargan en el suelo grandes volúmenes de aguas residuales (por ejemplo agua de baño). 65 personas/ha. con lo cual una proporción de nitrógeno mayor del 10% (hasta 60%) llega a ser oxigenizada y lixiviada en las aguas subterráneas. ser cuatro veces mayor que la admitida por la OMS. los factores que conducen a la desnitrificación pueden estar relacionados al alto contenido de fierro.4 queda mejor ilustrada si se consideran datos extraídos recientemente del trabajo de campo.4 puede deducirse que con 65 personas/ha y sólo 50 mm de infiltración existirá un grave problema respecto a la presencia de nitratos. estimándose que 50 mm de este total llega a infiltrarse en el agua subterránea. Lewís y Skinner. ya que podría ocurrir una desnitrificación. Asimismo. en un área de 3. los que rápidamente pueden convertirse en nitratos bajo condiciones anaeróbicas. Los desechos humanos contienen unos 5 kg de N/cápita/año. El promedio anual de precipitación pluvial en el sureste de Botswana es de unos 500 mm. el insumo total sería de casi 32 kg de N/año/ha. la orina es responsable de cerca del 80% del nitrógeno excretado. No todo este nitrógeno alcanzará el nivel freático. como ocurre en la India. La Figura 5. Las concentraciones pueden exceder los 90 mg de N03-N/1.(d) El tipo de desnitrifícación en la zona saturada. Además un área de 65 personas/ha no se considera que esté densamente poblada. c-dilución sólo por la infiltración difusa y efluente líquido . Figura 5. es decir. La relación teórica del insumo de nitrógeno (asumiendo que sólo un 10% sería lixiviado a las aguas subterráneas) y la probable concentración de nitrógeno en el agua que se infiltra a las aguas subterráneas se ilustran en la Figura 5. Por ejemplo: en un poblado de Botswana. a partir de la Figura 5. A decir verdad. Sin embargo. el problema es harto más complejo. Lewis et al. sobre todo si se le compara con otras zonas de alta densidad demográfica en muchas partes del mundo. Supuestos: a-generación de 5 kg N/per cápíta/año y 10 /per cápita/día de efluente. manganeso y otros metales en las aguas subterráneas. 1979).4: Estimación del efecto de las instalaciones sanitarias in-situ sobre las concentraciones de N03-N en las aguas subterráneas. es decir.4. b-sólo 10% de N líxiviado a las aguas subterráneas. aunque no toda llega a ser depositada en las fosas debido a que existen diferentes hábitos de micción. De este modo. Concentraciones como éstas suelen encontrarse en las aguas subterráneas de los poblados de Botswana (Hutton. en forma de amoníaco y de compuestos orgánicos complejos.

. por lo que debió añadirse una fuente extra de carbono. Para favorecer la desnitrificación.5: Influencia de las tasas de ínfiltración sobre la elimínación de nitrógeno en columnas de suelo inundados cada 9 días con efluentes de desagües secundaríos y secados durante 5 días (Gilbert et al. Por ejemplo.Para reducir la contaminación por nitrato conviene considerar algunos métodos para maximizar la desnitrificación natural. las dimensiones de los lotes son relativamente pequeñas.(1979) y Lance et al. La mayor desventaja de este método consiste en que el use alternado de la fosa. sería la más favorable para la desnitrificación. De este modo. prevalecen las condiciones anaeróbicas. La eliminación de nitrógeno aumentó exponencialmente al reducirse la tasa de ínfiltración de 350 a 150 mm/d. lo cual lo volvería menos ofensivo para manejarlo cuando se vacía la fosa. (1979) encontraron que al añadir una fuente de carbono (glucosa a 200 mg C/1) se producía un 80% de eliminación del nitrógeno en tasas de infiltración hasta de 400 mm/d (Figura 5. pues la tasa del efluente de los desagües secundarios era desfavorable. conviene considerar la provisión de sistemas sanitarios a nivel de unidad habitacional o familiar. las bacterias desnitrificantes del efluente y el suelo utilizan y reducen los nitratos. (1976) investigaron el efecto de la tasa de infiltración de los efluentes de desagües sobre la tasa de desnitrificación. lo que permitió que los nitratos formados durante los períodos de sequía se mezclasen con los efluentes del desagüe durante los períodos subsiguientes de inundación (Figura 5. En recientes estudios sobre evacuación de efluentes de desagües sobre el suelo.5). con excepción de aquellos escasamente poblados. De este modo se puede inducir la desnitrifícacíón en las fosas de cámara doble. en todos los asentamientos humanos. La relación C : N más elevada que se halló en el efluente bruto. se sugieren algunos métodos para alcanzar este objetivo. Sin embargo. alternando las cámaras usadas. Gilbert et aí. y en la ausencia de oxígeno. 5. Figura 5. 1979) Gilbert et al.4 Utilización de los Sistemas Sanitarios de Disposición Local Es muy importante determinar la utilización práctica de cualquier norma relativa a la separación entre las captaciones de agua subterránea y las instalaciones sanitarias locales. no permite que su contenido seque a largo plazo.5). En este caso. se debe reconocer que al adoptar normas se estará excluyendo la posibilidad de retener o construir . mediante simples modificaciones en el uso: por ejemplo. es necesario que exista una elevada relación de C : N. Desde el punto de vista social.

sistemas privados de captación de agua subterránea. los pozos tubulares de la comunidad que cuenten con sistemas de bombeo manuales. Un enfoque poco sistemático en cuanto a la dotación de los sistemas sanitarios dificultará enormemente la protección de las fuentes de abastecimiento de agua subterránea. durante la fase de planeamiento de los sistemas sanitarios locales. Por lo tanto.6: Fosa seca elevada para uso en zonas con alto riesgo de contaminación del agua subterránea . antes que una de saneamiento. se deberá requerír siempre el cierre de los pozos privados de captación de agua y la provisión de los abastecimientos comunales. Figura 5. paralelamente a la introducción de sistemas sanitarios locales. Sin embargo. y estén distribuidos adecuadamente en todo el asentamiento. generalmente es preferible buscar una forma alternativa de abastecimiento de agua. Excepto en aquellos casos en donde las condiciones del nivel freático lo impidan. dado el alto riesgo de contaminación de las aguas subterráneas. En los medios hidrogeológicos que permitan una profunda penetración y un recorrido lateral de contaminantes microbianos. La confiabilidad y facilidad de mantenimiento de esta planta deberá ser objeto de la mayor consideración a fin de asegurar que el abastecimiento sea continuo. serían la forma más aconsejable do abastecimiento de agua. junto con una revisión general de las redes que distribuyen el agua a la totalidad de los asentamientos humanos. los sistemas alternativos de dotación de agua casi invariablemente requerirán de algunos sistemas de reticulación. la colocación de tales instalaciones deberá ser estudiada cuidadosamente. De lo anterior se desprende la importancia de evaluar en forma integral los sistemas sanitarios y de abastecimiento de agua. En los casos en que ambas tecnologías resulten imcompatibles.

y que existe un significativo riesgo de contaminación de las aguas subterráneas en diversas condiciones hidrogeológícas. En ese sentido. Sin embargo. La mayoría de los estudios de campo se limitan a determinar cuáles son las condiciones más adecuadas para la instalación de los sistemas sanitarios locales. Además. bajo cualquier condición hidrogeológica.1 Diagnóstico General (a) Existe escasa información sobre la contaminación de aguas subterráneas en los países en desarrollo. Es de primera importancia obtener más información respecto a otras condiciones hidrogeológicas. la zona no saturada és la línea de defensa más eficaz contra la contaminación de acuíferos subyacentes. (b) Los estudios sobre contaminación de aguas subterráneas por los efluentes de tanques sépticos constituyen la fuente principal de información sobre el tema. existe una alta probabilidad de que las aguas subterráneas resulten contaminadas . principalmente los de sedimentos de granulación fina. Pero debe señalarse que esta característica no es común a todos los suelos. Figura 5. (c) El suelo y las capas no consolidadas constituyen un medio muy eficaz para la purificación microbíológica de los efluentes sanitarios. las diferencias de diseño y construcción de los mismos respecto a los sistemas sanitarios de menor bajo costo pueden ser bastante significativas.7: Letrina con descarga manual modificada para uso en zonas con alto riesgo de contaminación del agua subterránea Capítulo 6: Conclusiones 6.

en suelos contaminados con efluentes sanitarios. y las partículas del suelo inferiores a 1 mm/d. (c) En general. por lo cual aumenta las probabilidades de contaminación en las zonas de alto riesgo.2 Contaminación por Bacterias y Virus (a) El factor principal en la remoción y eliminación de bacterias y virus es la maximización del tiempo de permanencia del efluente en la zona no saturada.0-1. al intensificarse el contacto entre el medio y el líquido. Esto debido a múltiples factores. es necesario efectuar en prímera instancia una clasificación de las condiciones hidrogeológicas en base a su vulnerabilidad a la contaminación. 6. (b) Una vez iniciado el proceso de obstrucción de los macroporos alrededor de las fosas. En los diseños de fosas de uso más común se requiere remover de 1. con poca o ninguna eliminación. (d) La experiencia práctica también ha demostrado que existe riesgo de contaminación cuando las redes de distribución del agua potable están encuentren situadas debajo del nivel freático. Es necesario profundizar los estudios de investigación sobre este aspecto y también sobre el diseño de fosas que permitan reducir la carga hídráulica en las letrinas de descarga manual. con nitratos. sobre todo en suelos heterogéneos. (e) Existe mayor probabilidad de contaminación del agua subterránea en las zonas donde el nivel freático y/o el lecho rocoso son poco profundos. En este contexto. (e) Aún no se han formulado normas de diseño para proyectos de sistemas sanitarios locales que sirven para minimízar la contaminación del agua subterránea. el riesgo de contaminación fecal del agua subterránea es mínimo cuando el espesor de la capa del suelo no saturado (debajo de la base de la fosa) es superior a 2 m . Los macroporos del suelo también pueden . (f) Resulta muy difícil establecer normas para una segura separación natural entre las captaciones de agua subterránea y las instalaciones sanitarias de disposición local. sobre todo cuando los sistemas sanitarios de bajo costo se instalan con un trazado demasiado compacto.la carga hidráulica no excede de 30 mm/d. (f) Las fisuras y fracturas de las formaciones rocosas permiten un rápido transporte de los contaminantes hacia el agua subterránea. los procesos de eliminación se ven favorecidos debido a que la infiltración ocurrirá sólo a través de los poros más pequeños del suelo o roca. tales como la complejidad del flujo de aguas subterráneas y las díferencias de permeabilidad en la mayoría de los acuíferos. y están sujetas a una intermitente despresurización. (d) El riesgo de contaminación aumenta significativamente cuando la carga hidráulica es mayor.5 m del suelo.

comportarse de manera similar al ser sometidos a cargas hidráulicas elevadas. mientras que los estudios de monitoreo en el campo señalan que la extensión que permite detectar a los microorganismos corresponde a la distancia que recorre el agua subterránea en un período de sólo unos 10 días. casi inevitablemente a grandes incrementos en la concentración de nitratos en los acuíferos subyacentes. o a otros factores tales como dispersión en el flujo de las aguas subterráneas. (j) El número de bacterias en la zona saturada disminuye principalmente por extinción. 6. (l) Aún no se conocen a fondo los mecanismos para disminuir el riesgo de infección viral. La distancia máxima de su recorrido se determina principalmente por la velocidad del flujo. una menor concentración inicial. dado que su presencia en pequeñas concentraciones basta para causar enfermedades infecciosas.3 Contaminación por Compuestos Nitrogenados (a) El uso difundido de sistemas sanitarios de disposición local da lugar. y su recorrido se ve limitado por la adsorción y por la filtración física en formaciones de granulometría muy fina. al quedar ínmovilizados por la adsorción. (g) Las bacterias y virus que penetran en la interfase obstruida de las fosas pueden sobrevivir por largos períodos. con lo cual se produce un repentino aumento de la contaminación microbiana de las aguas subterráneas. Aún no se ha logrado establecer si esta discrepancia se debe a que la eliminación de los microorganismos es más rápida en los suelos. (k) Los virus potencialmente son más peligrosos que las bacterias. (i) Los experimentos de laboratorio indican que es posible que las bacterias sobrevivan por períodos superiores a los 100 días. (m) Los virus entéricos pueden estar presentes en las aguas subterráneas que muestran poca o ninguna señal de contaminación bacteríana. lo cual tiende a que los niveles sean . No se cuenta con suficiente información acerca del riesgo potencial de contaminación viral del agua subterránea como consecuencia de la construcción de sistemas sanitarios locales. o insensibilidad de los métodos de detección. Las intensas precipitaciones pluviales causan su. especialmente en suelos húmedos. (h) Se ha observado que en la zona saturada las bacterias y los virus se desplazan con el flujo del agua subterránea por varios cientos de metros. especialmente en condiciones anaeróbicas. desprendimiento. si bien se sabe que la eliminación por bacterias y/o los daños físicos de las sustancias virales guardan relación con las condiciones del medio subterráneo.

841-854. MORRISON. AKIN. Travel of pollution.E. los amoníacos. . Journal of Water Pollution Control Federation 51 (4).M. en este caso la contaminación de las aguas subterráneas con amoníaco puede ocurrir largo tiempo después de construidas las fosas sépticas. a fin de reducir el grave problema de contaminación de las aguas subterráneas con nitratos. C. AULENBACH. Por to tanto. Bulletin World Health Organization 16.G. D.J. Groundwater 11 (2).E. serían las formas de nitrógeno de mayor desplazamiento en el rnedio subterráneo. 6-10.F. HILL. 1957. Illinois. y S.K. M. 143-150. Nitrogen removalin a subsurface disposal system. y no los nitratos. Sin embargo. T.A. Part I . (b) Se cree que las concentraciones elevadas de nitratos guardan relación con un aumento en la incidencia de metahemoglobinemía en los niños pequeños. R. FORGIONE y R. ANDREOLI.. 1974. Enteric viruses in ground and surface waters: A review of their ocurrence and survival. ROWLAND. 271.W. BISHOP. ALLEN. Ocurrence and Control. Bacterial movement through fractured bedrock. (d) Son de especial importancia los experimentos con métodos de inducción artificial para mayores casos de desnitrífícación en las instalaciones sanitarias locales. The relationship between rainfall and well water pollution in a West African (Gambian) village. ROMERO ROJAS.A. 13th Water Quality Conference. Proceedings of the 2nd Int. BARTILUCCI. lo cual suele ocurrir cuando tales instalaciones se construyen en lugares densamente poblados.. y que las concentraciones mayores posiblemente estén vinculadas a afecciones carcinogénicas en el hombre. En: Livestock Waste Management and Pollution Abatement. Referencias ADRIANO. D.Quality Changes in Vertical Transport through the Sand. y M. es de fundamental importancia profundizar las investigaciones médicas para esclarecer el tipo de relación existente.superiores a los recomendados por la OMS para el agua potable. 1971. Symposium on Livestock Wastes.HY. American Society of Agricultural Engineers Proceedings No. W. REYNOLDS. Journal of Hygiene 83.C. Protracted recharge of treated sewage into sand. R. 1971. la evidencia disponible sobre las concentraciones críticas a este respecto es escasa y a veces confusa. Univ. and purification en route. BENTON y W. 1979. in sandy soils.M. N. Proc. BARREL. GLAVIN y J. BAARS.B. Virus and Water Qual. (c) Bajo condiciones hidrogeológícas anaeróbicas. 727-747. Fate of inorganic forms of nitrogen and sat from land disposed manures from dairies. 1979..P. 1973.F. PRATT y S.E. A.. Groundwater 12 (3) 161-169. J.

Journal of Infectious Diseases 62. Virus adsorption by five soils.. Groundwater pollution and the bored hole latrine. D.F. OTIS. BUTLER. Toronto. 1975. UK. 148-183. BOUMA. Final report. Journal of Infectious Diseases 61. Journal of Environmental Quality 4 (3). CALDWELL.. 20.C. WALKER. HOLE.C.W. 1975. J. CALDWELL.T. y I. CONVERSE y F.R. BURGE. Air and Soil Pollution 12.G. W. K. W. London. 1938a.L. G. ENKIRI. 75. Journal of American Water Works Association 46 (2). 1974. A mound system for onsite disposal of septic tank effluent in slowly permeable soils with seasonally perchd water tables. Soil absorption of septic tank effluent: A field study of some major soils in Wisconsin. 270-288.L. Wisconsin Geology and Natural History Soil Survey. Nitrates and bacterial distribution in rural domestic water supplies. J. Part 1 y 2. y L. CONVERSE. Journal of Infectious Diseases 62. Univ. Binnie y Partners Consulting Engineers. SempraVillage . 97-111. BROOKS. Indo-British Betwa Groundwater Project. Report No. Studies on subsurface movement of effluent from private sewage disposal systems using radioactive and dye tracers. Underground movement of bacterial and chemical pollutants. J. BRANDES.BINNIE y PARTNERS. 1938b. 1937. CALDWELL. P.A. Water. Madison. Water supply and sanitation for Male (Maldives). W. Information Circular No. FARRAH.. H. E. Overseas Development Administration. COOK. 1972. J. Journal of Infectious Diseases 61.K. R. Pollution flow from pit latrines when an impervious stratum closely underlies the flow. K.M. E. 1954. BITTON. McGAUHEY.. 1979.G.L. London.A. The movement of fecal coliforms and coliphages below septic lines. Journal of Environmental Quality 7 (1). SLOWEY. Canada. En: Proceedings of the International Conference on Land for Waste Management.D. BOUMA. DAS.. Journal of Infectious Diseases 264-269.H. 1980. J. M.Case study of groundwater pollution in Central India Report No. DONNELLY y J. ZIEBELL. Wisconsin.388. Agricultural Institute of Canada. Pollution flow from a pit latrine when permeable soils of considerable depth exist below the it.J. 73-76.E.C. 1938c. 382. A mound system for disposal of septic tank effluent in shallow soils over creviced bedrock. OLCOTT. J. 33-41. ZIEBELL. Water Research 13. Journal of Environmental Quality 7 (1). CECH. y N. R.G.R.. Studies of subsoil pollution in relation to possible contamination of the groundwater from human excreta deposited in experimental latrines. MAGDOFF. DAVIDSON y S. PARR. E. 73-76. WOLF. 272-292. E. y D.W.G.W. Canada. BROWN. 1937. ORLOB y P. 1974. .M.L.L. WALKER y W.. Ottawa. 1978. 225-258. E. 1979. G. Study of an envelope pit privy. CALDWELL. J. McCOY y F.K. Ministry of the Environment. WD/OS&80/16. CALDWELL. BOUMA. E. W. On the value of soil columns for assessing the transport pattern ofviruses through soils: A critical outlook. 1979.

Artificial groundwater recharge and its relevance in Britain.. GELDREICH.R.G. BHASKARAN y C. Tracing the travel and changes in composition of under ground pollution. SAGIK. Ed. S. Indicators of viruses in water and food.F. y D. Journal of the Institution of Water Engineers and Scientists 33. 23-62. Fisheries and Food Technical Bulletin No.M.CUBBAGE. India. Part III: Groundwater pollution in West Bengal.O.R. C. Hydrogeology of waterborne disease on the developing Yucatan Peninsula. FRASER. WILLIAMS. 1980.. S. L. DAZZO.A. 1932.R. HILL. 1976.P.F. 1172-1174. Nitrate and human cancer. GANNON. DUBOISE. COCHRAN y G. S. 1943.W. 1091-1099.C. ROTHWELL.R.E. C. y T. 1976.A. K.C.C. SEKAR. Michigan. The vulnerability of British groundwater resources to pollution by agricultural leachates. 17-22. Investigation of groundwater pollution. 1861-1872. 1979.R. Journal of Water Pollution Control Federation 40 (11).R. YOUNG. sewage.A. Indian Journal of Medical Research 33. The effect of the disposal of effluents and sewage sludge on groundwater quality in the chalk of the United Kingdom.J. B. Indial Journal of Medical Research 33. 1981. Loss of infectivity of poliovirus 1 in river water under simulated field condicionts.. at the site of groundwater pollution investigations.W. B. 103-116.H. DOEHRING. 479-493.E. Bacterial population and indicator concepts in feces.. stormwater and solid wastes. 600. 1968. Part I: Determination of the direction and the velocity of flow of groundwater. BERAL y M.. 1980. En: Berg G. 536-543. y R.S.D y YOUNG C.. V. 3-11. SEKAR. 1973. 1945.J. Ministry of Agriculture. FOSTER. Water Works and Sewerage 79 (8). DYER. EDWORTHY.P. DYER.E. Ann Arbor Science. Investigation of groundwater polution. K. 265-269. CHILVERS.J. BUTLER. India. y C. KENNER y D. Water REsearch 13.E.D. 1978.. P. The Science of the Total Environment 18. MOORE y B. . FOSTER. T.. A review of the evidence International Journal of Epidemiology 9 (1). D. BEST. Progress of Water Technology 10 (5/6). GELDREICH. J. K. BHASKARAN y C. 1945. Groundwater contamination due to agricultural land-use practices in the United Kingdom UNESCO-IHP Studies & Report in Hydrology Series: 30: 268-282.J. 1978. P.J. Applied Microbiology 27 (6). WILKINSON y C. E. CHILVERS. 1979. 151-172. Applied and Environmental Microbiology 31 (4). y J. B. Indian Journal of Medical Research 31. Geological Society of American Abstracts 5 (7). 231- 243. Health aspects of nitrate in drinking water. Part II: Soil characteristics in West Begal.. EDWORTHY. DAPPERT. B. Evaluation of porcelain cup soil water samplers for bacteriological sampling. Investigations of groundwater pollution. DOWNING.R. B.B. The bacteriological aspects of stormwater pollution.P. 32. 68-91.S. BHASKARAN. DYER. Poliovirus survival and movement in a sandy forest soil. 1974. y T. W. FRASER. F. (51-97). VAN DONSEL.

G.C. J. American Society of Civil Engineers. Baylor College of Medicine. 1975. R. D. Environmental Science and Technology 14 (11). Journal of Environmental Quality 7 (1). K. Use of fecal streptococci as indicators of pollution in soil.C. y Y. 1980.K. GERBA. St. Botswana. 1978. Applied and Environmental Microbiology 38 (2). Viruses in groundwater.P.L. Fate of wastewater bacteria and viruses in soil. 20-23 GERBA.P..C.. Journal of Irrigation and Drainage Division. Viral detection and persistence during the land treatment of sludge and wastewater. Indicator of viruses in water and food (39-50). 147-155. HURST. y C. Proc.H. Applied and Environmental Microbiology 35 (4). Effect of dissolved salts on the filtration of coliform bacteria in sand dunes. R. Michigan. BOUWER. GERBA. 1979. GUNNERSON. CLIVER. MALNICK. Appropriate technology for Water Supply and Sanitation: Technical and economic options.J.P. 333-338. C. MILLER. E. SIMONSON. GERBA. Washington. Joseph. Applied and Environmental Microbiology 36 (2). LOYAL.O. Journal of Environmental Quality 8 (1). KATZNELSON. 101-104.C-. 241- 247. y J. L. PhD thesis. Texas. G. C. Y. JULIUS y C. Michigan. W. 247-251. HAGERDONRN y E.T. Poliovirus removal from primary and secondary sewage effluent by soil filtration. 711-717.M. En: Berg G. ZOHAR. Virus and bacteria removal from wastewater by land treatment. Houston. GREEN. Geological Survey. KESWICK. American Society of Civil Engineers Pub. 1975. C. HAGERDORN. GOLDSHMID. KIBBEY. . LEWIS y A.En: Advances in Water Pollution Research. 1980. Removal of virus from septic tank effluent by columns. LANCE y J.L. 175. HUTTON. En: Home Sewage Disposal: Proceedings of National Home Sewage Symposium.P. Report of Transportation. Ann Arbor Science.. Proceedings of the 6th International Conference held in Jerusalem 1972. 1290-1297. BGSD/8/76. Denitrifying bacteria populations and nitrogen removl in soil columns intermittently flooded with secondary sewage effluent.K. KALBERMATTEN. GILBERT.J. J. C. Survival and movement of fecal indicator bacteria in soil under conditions of saturare• flow. 1973. C. R. 1978. 1976. y C. 1979. H. J. simian rotavirus and selected bacteriophages to soils. WALLIS y J. The World Bank. C. S. Water. C. Pathogen removal from wastewater during groundwater recharge.C. 1976. 1979. y D.GERBA... pp. C.P.M. GERBA. 55-59. Lobatse. Comparative adsorption of human enteroviruses. SKINNER.P.H. ARGAMAN.C.J. 1978.. 1979..S. Municipal Wastewater Reuse News 26. WALLIS y J. D. A report on nitrate contamination of groundwaters in some populated areas of Botswana. D. HANSEN y G...G. GILBERT. Survival of viruses. 1978. Mccoy.G. RICE. unpublished report No. MELNICK. LANCE. and E. and Telecommunication Department.. 157-175. Applied and Environmental Microbiology 32 (3).B. KOTT. H. 175. 101 (IR3).

J. LANCE. BISSONNETTE. Comprative survival of indicator bacteria and enteric pathogens in well water. Williams and Wilkins.C.. y M. D. Columns representing mound- type disposal systems for septic tank effluents: II. LANDRY. Monograph No.C. 487-491. I. Investigation on soil pollution and the relation of the various type of privies to the spread of intestinal infections. G.M. 1980. Virus retention and survival in sand. .K. pp.KLIGLER. 1976. KUDRYAVTSEVA. Proceedings of the Institution of Civil Engineers. J. Groundwater. Z.J.. DUNLAP y J. Small scale waste management project.R.L. Virus movement in soil columns flooded with secondary sewage effluent. Microbiology and Immunology 16. U. VAUGHN. KOTT. Applied and Environmental Microbiology 38 (4). 1972. J. JEZESKI. An experimental approach to the establishment of zones of hygienic protection of underground water sources on the basis of sanitary bacteriological indices. S. B. 1352-1361. 31-34. Effects of domestic wastewaterdisposal by land irrigation on groundwater quality of the Central Canterbury Plains. W. 823-829. Ed.S. 6870-687. McFETERS. 15. y M. 520-526. KEENEY.A. THOMSON y D. MALLETTE.LANCE. MAGDOFF.P. F. FEACHEM.. J. Journal of Environmental Quality 9 (1). Management of small waste flows. 1980. 1972.J. 1921.D FOSTER.A. Centre for Research in Water Resources.STUART. Water and Soil Technical Publication No. 600/8-77-010. BECKWITH.N. KEELYE. MARTIN. 229-240. Journal of Tropical Medicine and Hygiene 83. Environmental Protection Agency Report No. McNABB. GERBA.A. J. LEWIS. 281-293. Chapter XI: Nutrition of Bacteria. Nitrogen removl by soil mechanisms. 1974. J. Journal of Hygiene. New Zealand.F. y Y. Adsorption of enteroviruses to soil cores and their subsequent elution by artificial rainwater. LAMANNA. NOONAN.R. GERBA. 1978.G. E. 1965. J.D. En:Virus survival in water and wastewater systems. by Malina.P. Theockfell Institute for Medical Research.S. G. W.. it's Bíologican and Chemical Background. y C. BOUMA y W.J. 229-240.G. E. Sagi.W. University of Texas. J. 1974. 69 Part 2. 1974. MARZOUK. Basic Bacteriology. MELNICK. 503-511. LEFLER. 7 National Water and Soil Conservation Organization.M. University of Wisconsin.J. 1980. Nutrient.J. 27 (5). Epidemiology. Austin. Poliovirus movement during high rate land filtration of sewage water.L. 94-101. C. D. WHISLER y J. y R. Prevalence of enteroviruses in groundwater of Israel.P. Journal of Water Pollution Control Federation 44 (7). Journal of Environmental Quality 3 (3).F. bacterial and virus control as related to groundwater contamination.F.A. ZUEBELL.M. Applied and Environmental Microbiology 32 (4). MARA. Wellington. G.. Nutrient transformations and bacterial populations.F. 1977. 17 (5). FARR y S. C.F. 1977. Y. US Environmental Protection Agency Report No.. GOYAL y C. F. McHARREL y C. J. Technical and public health aspects of low-cost sanitation programme planning.C. and B. Applied Microbiology. New York. 1979. EPA-600/2-78-173. J. The pollution hazard to village water supplies in eastern Botswana. USA. 1979. KREISSL. LANCE. Baltimore.T..

R.H. 1977. J. M. The removal of viruses by slow and filtration. Extent of survival of Dysentery bacilli at low temperatures and self- disinfection of soil and water in the far north.L. y J. SINTON. PYLE. Survival of indicator organisms. 1978.F.I. Inactivation of polioviruses and coxsackie viruses in surface water. by Noonan M. (15-37).N. Wellington.. Perth. y CH. 1945. setiembre 1974. Michigan. Proceedings of New Zealand Institution of Engineers Technical Group on Water. Evaluation of nitrate in the ground water in the De laware Coastal Plain. POYNTER. 0'BRIEN. 1977. y M. KLING. McCOY y G. T. Progress Water Technology Report No. Colorado.C. En: Proceeding of Second National Groundwater Quality Symposium.M. F. 1976. NIGHTINGALE.. NOONAN y J. 1977. NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES. B. MITCHELL. 1968. D. J. En: The Quality and movement of groundwaters in alluvial aquifers of New Zealand (Ed. Lincoln College.T. y PETTRY. B. Septic tanks and the environment. 'Ann Arbor Science. Journal of Environmental Quality 7 (4). 437-439. ROBERTSON. II EQ 71-2. Victoria University. 41-33. L. NOONAN. 75-88. RARE. 9. M.R. 1975. 328-337. S. 1979. NIEMI.MILLER. 1974.A. McNABB. CHAMBERLAIN. MINEAR y T. Transport of antibiotic-resistant Escherichia coli through Western Oregon hillslope soils under conditions of saturated flow. Illinois Institute for Environmental Quality Report No. H.S. Hygiene and Sanitation 31. 17 (4). Nitrates in soil and groundwater beneath irrigated and fertilized crops. New Zealand. y J. Illinois Institute of Technology. Groundwater. R. Soil Science 114 (4). Australian Water Resources Council. Washington. E.H. SLADE. . Journal of Environmental Quality 4 (1).W. Evaluation of the potential for microbiological contamination of an aquifer using a bacterial tracer.. Contamination of Canterbury groundwater by viruses. Applied and Environmental Microbiology 33 (2). NEWMAN. 1971.R. Water Research 10..J. Indicators of viruses in water and food.F.J. RENEAU. The movement of micro- organisms in groundwater. M. STOKES.S. An epidemic of infectious hepatitis apparently due to a waterborn agent. Australia.F. G. Ed. Safe drinking water committee. Chicago. Survival of Escherichia coliphage T7 in different water types. Movement of coliform bacteria from septic tank effluent through selected coastal plain soils of Virginia.. Canterbury. 300-311. National Academy of Sciences. New priorities for groundwater quality protection. D.. 1979.R. Groundwater Symposium. 1979.G. McNABB. Drinking water and health. Department of Agricultural Microbiology. C. MIRZOEV. PATTERSON. THORPE. R. NEEFE. 1978.). SCALF. Groundwater Pollution Conference. y H. HAGERDORN. R.W. Denver.K. Technical Publication Number 2. 487-494.B. 1972.J. y J.W. 334-340. En: Berg. y J. PYLE. 1980. Journal of the American Medical Association 128 (15) 1063-1075. NEDVED.B. R. New Zealand. 751-755.

934-944. Canada. C.. T.A. R.J. SUBRAHMANYAN. M. 1979. 1977. The association of enteric viruses with natural turbidity in the aquatic environment.. M. 1981. y T. U.F. DUNLAP y J. Australia. Virus and bacteria removal from waste water by rapid infiltration through soil. W. Soil Science 129 (2). BECKWITH. 47-51. GRUENER.R.K. 1980. EPA-600/3-77-096. W. Low-cost technology options for sanitation: A state-of-the-art review and annotated bibliography. DAHL y N.L. New Zealand. K. Water.A. 1980. Proceedings of Symposium on Environmental Pollution 1973.W. BHASKARAN. Indian Medical Gazett 85 (9). y R. Environmental effects of septic tank systems. H.R. Air and Soil Pollution 13. Journal of Water Pollution Control Federation 48 (5). Disposal of septic tank effluent in mound and sand filter- trench systems on a clay soil. SRIDHAR. 113-123. y N. y B.F. 469-473. STARR.A. 1975.A. Survey of human virus occurence in wastewater recharged groundwater on Long Island. y S. 1977. Aquatic Chemistry. MAGDOFF. T. Pollution of groundwater at Bangalore.J. Applied and Environmental Microbiology 36 (1).S..R. Applied and Environmental Microbiology 33 (3).P.. 418423.DELIHAS. S. y F. SAGIK. CH.C. S. SAWHNEY. SCHAUB. Sagi).C. Environmental Protection Agency Report No.I. Environmental Protection Agency Report No.En: Virus survival in water and wastewater systems.R. John Wiley and Sons. Efficiency of a septic tile system. University of Texas.L.P. Association of enteroviruses with natural and artificially introduced colloidal solids in water and infectivity of solids-associated virons. y C. McGARRY.. TATE III. . 59-68.L. SORBER y G. y B. 88-91. International Development Research Centre. 1980. BARANOSKY. by Malina J. W.M.C. LANDRY. SCHAUB. TAYLOR. 1973. TERRY.F. New York.(Ed. Applied Microbiology 30 (2). 71-83. THORPE. J. 1977. U. A. 1978. VAN DER VELDE. pp. 345-346. 609-619. Health effects of nitrates in water.S. 1979. Australian Water Resources Council. y R. 1974.P. 1978. Report IDRC-102e. Movement of contaminants into and through the Heretaun ga Plains aquifer. SCHAUB. POLPRASERT y M. Poliovirus in a water supply Journal of American Water Works Association 63 (5).E. Austin. WARNOCK. VAUGHN. Hawkes Bay. Perth.G. SIMONS. Ohio. S.RYBCZYNSKI. PILLAI. Cincinnati.C. The risk of pollution of groundwater from borehole latrines. Centre for Research in Water Resources. 1973. C. MORGAN. SHUVAL. SCALF. 212-222. Effect of flooding on microbial activi ties in organic soils: Nitrogen transformation. Journal of Environmental Quality 8 (4). L. M.A. 1976. STUMM. EPA-600/1-77-030. VIRARAGHAVAN.L.J. SORBER.A. y J. E. H. Groundwater Pollution Conference. KREISSL. J. Movement of nitrogen and carbon from a septic system drainfield. and B. Ottawa.

Groundwater quality. 1974.P. WORLD HEALTH ORGANIZATION.D. Travel of micro-organisms from a septic tile. Nitrates in water supplies. 1929. WALKER. WALTZ. WARD. MOUNTAIN y L. 118-125. 1975.M. WOODWARD. 1979. J.P.R. WHO. Water. Eua de boisson et santé: rapport sur la réunion d'un group de travail. J. 355-362. 1978.H. Michigan. 1. A. 1974. WHO Copenagen. No. 1972. 7. MOUNTAIN.L. .J. BOUMA. Zurich. E. BOUMA. 1973b. KEENEY y F. Soil transformation. KEENEY y P. Poverty and basic needs series.M. F. Applied Microbiology 29 (6).E. T. Geneva.. Water Resources Symposium No. On-site sanitation and groundwater quality.W. WALKER. K. Demonstration of virus in groundwater after effluent discharge onto soil.L. Nitrogen transformations during subsurface disposal of septic tank effluent in sands: II. Nitrates. Rapport du Bureau Régional de 1'Europe ICP/PPE OOS. WINDLE-TAYLOR.L.G. Journal of Environmental Quality 2 (4). YEAGER.G. Washington. 1980.B. C. Aqua. 1977.S. Centre for Research in Water Resources. W. D. (Ed. JOHNSON.. Well pollution and safe sites for bored-hole latrines. 42-47. WORLD HEALTH ORGANIZATION. D. A method for monitoring. IRCWD. Water supply and waste disposal. Journal of American Water Works Association 53. VOGT.WELLINGS.R. PIERCE. and B. 521-525. 1961. 1238-1242.F. Sagi). 1973a. F. 1978. Experiences with groundwater contamination in unsewered areas in Minnesota. J. C. 751-757. WHO.VIRARAGHAVAN.. September 1980.C. Infectious hepatitis epidemic at Posen. W. y S.. Environmental Health Criteria Number 5.R. Geneva. Virus survival following wastewater spray irrigation of sandy soils. 1130- 1136. WHO Technical Report Series No. by Malina J. 10 (1).G. LEWIS. WORLD HEALTH ORGANIZATION. WELLINGS. Groundwater. World Bank Publication. A. Methods of geologic evaluation of pollution potential at mountain hemesites. 639. wastewater and soil. Air and Soil Pollution 9.. 1974. Malayan Medican Journal 4 (4). In press. Texas. 5-24. LEWIS y C. 1961. J. Nitrogen transformations during subsurface disposal of septic tank effluent in sands: I. Human viruses in water. F. FOSTER. 475-480. WORLD BANK. D. Austin. OLCOTT. F. Nitrites and N-Nitroso compounds. American Journal of Public Health 51 (8).W.V. En: Virus survival in water and wastewater systems. MAGDOFF. KILPATRICK y P. Journal of Environmental Quality 2 (4).