5

El modelo de Terapia Cognitiva Basada
en la Conciencia Plena (mindfulness)
Guido P. Korman*
y Cristian J. Garay**

Resumen

En las últimas décadas, han ido surgiendo un novedoso conjunto de modelos dentro de la
orientación cognitivo-conductual: la Terapia Cognitiva basada en la Conciencia Plena, la Terapia
Dialéctica Conductual, la Terapia de Aceptación y Compromiso, la Terapia Metacognitiva, el Siste-
ma de Psicoterapia de Análisis cognitivo-conductual y la Psicoterapia Analítico Funcional. La apa-
rición de estos nuevos modelos ha estado acompañada de intensos debates respecto del rol de
la cognición y la incorporación de las habilidades de conciencia plena. Este trabajo tiene como
primer objetivo describir la terapia cognitiva basada en la conciencia plena y en segundo lugar, se
propone presentar los resultados obtenidos en las distintas investigaciones y reflexionar sobre las
consecuencias de los mismos. Asimismo, destacar virtudes y limitaciones de este nuevo modelo de
tratamiento.

Palabras clave: terapia cognitiva, conciencia plena, depresión.
Key words: cognitive therapy, mindfulness, depression.

Introducción Cognitiva basada en la Conciencia Plena –MBCT, sus
siglas en inglés– (Segal, Williams y Teasdale, 2002),
La terapia cognitivo-conductual no es un ámbito la Terapia Dialéctica Conductual –DBT, sus siglas en
homogéneo ni en el plano teórico ni en el clínico; en inglés– (Linehan, 1993), la Terapia de Aceptación
efecto, en la actualidad existen distintos modelos de te- y Compromiso –ACT, sus siglas en inglés– (Hayes,
rapia que se denominan cognitivos (Fernández Alvárez, Strosahl y Wilson, 1999), la Terapia Metacognitiva
2009). Los primeros tratamientos que se correspon- –MCT, sus siglas en inglés– (Wells, 2000), el Sistema
den con esta denominación surgen teniendo como de Psicoterapia de Análisis cognitivo-conductual –
novedad el rol de lo cognitivo como mediador de la CBASP, sus siglas en inglés (McCullough, 2000) y la
conducta (Mahoney, 2000). La modificación de la Psicoterapia Analítico Funcional – FAP, sus siglas en
cognición podría dar lugar al cambio de conducta y inglés– (Kohlenberg y Tsai, 1991).
ser una variable importante para el tratamiento de La aparición de estos nuevos modelos ha estado
los trastornos mentales (Kriz, 2002). acompañada de intensos debates. Steven Hayes,
En las últimas décadas, han ido surgiendo un no- líder del grupo creador de la ACT, postula que en
vedoso conjunto de modelos dentro de la orientación la actualidad estamos viviendo la aparición de una
cognitivo-conductual (Korman, 2010). El foco de es- tercera ola dentro de la terapia cognitiva (Hayes,
tas nuevas formas de tratamiento está dado por la 2002a; Hayes, Follette y Linehan, 2004). En la pri-
utilización de estrategias de aceptación, ejercicios mera fase, los fundamentos estuvieron dados por
de conciencia plena y técnicas metacognitivas. Den- la teoría del aprendizaje, cuyos principios fueron
tro de los nuevos modelos podemos citar: la Terapia aplicados conllevando al desarrollo de tratamientos
conductuales específicos para los trastornos menta-
les. La segunda fase se da a partir de la aparición de
* Guido P. Korman. CAEA-CONICET, Facultad de Psicología, UBA,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires la terapia cognitiva, cuyo principal eje se ubica en
* Cristian J. Garay. Secretaría de Investigaciones, Facultad de Psico- el rol de la cognición, la atención y la memoria. La
logía, UBA, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
E-Mail: gkorman@psi.uba.ar
“tercera ola” es la que se estaría desarrollando en la
E-Mail: cristiangaray@psi.uba.ar actualidad, en la que ya no se discute el contenido
REVISTA ARGENTINA DE CLÍNICA PSICOLÓGICA XXI p.p. 5–13
© 2012 Fundación AIGLÉ.

REVISTA ARGENTINA
Vol. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA

XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . recurrencia es del 60%. proyecta que para el año 2020 la depresión será la lo de aceptación y compromiso ha dado bases cien. cuan- conciencia plena tienen su eje en la respuesta a la to menos. bir la terapia cognitiva basada en la conciencia ple- Los dichos de Hayes han sido eje de una polémica na (MBCT).. sugieren que la miento farmacológico como la TC son eficaces en el práctica de conciencia plena es beneficiosa también abordaje de la depresión mayor (Fabrissin y Garay. demostrado que la terapia cognitiva (TC) para la de- 2009). 2008). rray y Lopez. 2001). mientras que otros autores denominan a la utilización de técnicas de conciencia plena como Una importante cantidad de investigaciones ha estrategias espirituales o religiosas (Post y Wade. recurrente. o de Adrian Wells (Hoffmann y Asmundson. decido tres o más episodios depresivos (APA. presión es superior a la medicación farmacológica (Hollon y cols.6 Guido P. tener menos recaídas que aquellos lizar prácticas de conciencia plena y de meditación que fueron medicados. 2002). De aquellos pacientes que emoción o al pensamiento como forma de estrategia presentan un único episodio depresivo. Al mismo tiempo. la Organización Mundial de la Salud espirituales. presión recurrente? REVISTA ARGENTINA Vol. 2005). 2008). proyecciones actuales indican que. donde el énfasis se ubica en la acepta. el metanálisis llevado a cabo por Más adelante discutiremos sus ventajas y limitacio- Öst (2008) nos sugiere que están lejos de alcanzar nes en comparación con las otras propuestas exis- los criterios para considerarlos tratamientos con tentes (TC y TIP). Esto significa que hay un desplazamiento del dos episodios y de más del 90% cuando se han pa- énfasis puesto en el cambio cognitivo hacia la capa. tar el problema de la recurrencia en este trastorno. ción psicoanalítica. 2002a) o en MCT (Wells. 2002). tanto el modelo de la MBCT como pacientes que fueron tratados con TC demostraron. el riesgo de terapéutica. Sin embargo. los modelos de aceptación y tes actuales como una enfermedad crónica o. porque ofrece a los terapeutas una forma de estar 2003). 1988). La depresión es descripta según las corrien- trategia de cambio). El mismo Hayes describe que el mode. en tanto esta cualidad no es requisito en el estos datos surge la importancia de desarrollar una modelo de la ACT (Hayes. Korman y Cristian J. Esto puede recordar la tradi. en la cual los analistas debían Rounsaville y Chevron. después de los genera- Otra de las características de estos nuevos mo. apoyo empírico. es el caso de Marsha Linehan mismos. para ola” (Hoffmann y Asmundson. ciones existentes recaen (Segal y cols. 1995). del 70% cuando se tienen ción. 1984). la proliferación de estos nuevos modelos es un hecho que puede cons- tatarse tanto en los congresos de las asociaciones ¿Por qué modificar la TC para un tra- profesionales internacionales como en la formación tamiento de mantenimiento de la de- de los terapeutas (Hayes. dos por las enfermedades cardiovasculares (Men- delos es la cercanía entre ellos y algunas prácticas dlewicz. De delos. eficacia en el tratamiento de la depresión mayor es tes producen en ellos. Garay del proceso cognitivo sino que lo que se busca es Este artículo tiene como primer objetivo descri- trabajar sobre el proceso general. Otro de los tratamientos que han demostrado conscientes frente a las reacciones que los pacien.. existe emprender un análisis personal para poder ejercer un consenso acerca de que un número importante su práctica. Sin embargo. Weissman. emoción y conducta (operando en base a una es. cidad de aceptación en los modelos de la “tercera De hecho. El desarrollo de la MBCT nace de las caracte- mente en la relación existente entre pensamiento. Sin embargo. En cuanto a los resultados obtenidos por estos La MBCT es una de las propuestas en este sentido. a largo plazo. se propone presentar debido a que muchos autores que éste sitúa dentro los resultados obtenidos en las distintas investiga- de la “tercera ola” no se encuentran de acuerdo con ciones y reflexionar sobre las consecuencias de los esta denominación. 2002b).. En segundo lugar. 2005). terapia de mantenimiento que podría servir para tra- 2000). La depresión recurrente racterística en torno a estos modelos es el lugar en el que focalizan la estrategia terapéutica: mientras que el modelo cognitivo basa sus técnicas principal. segunda enfermedad que causará mayor daño (Mu- tíficas a algunas de la prácticas budistas (Hayes. el año 2020. nuevos modelos. 2007). Vale la pena señalar que este tipo de de los pacientes tratados con cualquiera de las op- sugerencias no aparecen en todos los nuevos mo. estos resulta- para tener un conocimiento experiencial del modelo dos han dado lugar a diversas controversias y una y así poder llevar adelante los tratamientos (Lau y afirmación prudente sostendría que tanto el trata- McMain. la terapia interpersonal (TIP) (Klerman. Algunos autores han planteado que la principal ca. rísticas específicas de la depresión (Segal y cols. el de la DBT enfatizan que los terapeutas deben rea. el costo global atribuible a la depresión quedará en segundo lugar. Esto significa que aquellos En tercer lugar.

los cometidos por personas no deprimidas. no sería totalmente ex- encia de los pacientes deprimidos (también llama- trapolable a la depresión crónica debido a que estos dos “errores lógicos”. 2007). La teoría sugiere Hay varios aspectos que tienen que ser resalta- que el cambio puede producirse indistintamente en dos para dar respuesta a este interrogante y que cualquiera de las áreas que se incida: sobre la emo. lógica. por Beck. el terapeuta ayuda al paciente a llegar beckiano de pensar la recurrencia de la depresión. cionales implícitos Frente al problema de la recurrencia en la depre- sión. no en la que la modificación en las cogniciones conducirá a distorsión en sí (Kahneman y Tversky. tales como la inferencia arbi- pacientes tendrían una visión pre-causal del mundo traria. ciencia cognitiva cuestionan el modelo desarrollado primidos dando lugar a su hipótesis de la existen. que corrientemente persisten a pesar de evi- dencias que las contradicen (Beck y Sacco. En esta teoría. a nuevas valoraciones y opiniones más “realistas”. han los pensamientos automáticos que son cogniciones sido cuestionados. el modelo diátesis-estrés explicaría modificar los pensamientos automáticos en forma el primer episodio mientras que los segundos y los sistemática. De esta manera se encontró evidencia de que en la recurrencia intervienen procesos distintos de los Beck y sus seguidores postulan que estas cog- que ocasionaron el primer episodio depresivo. Los creadores de la MBCT propusieron un Aaron T. Pa- niciones distorsionadas son causadas por la base rece ser que los estresores mayores de la vida son de un esquema disfuncional (Keegan. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . Beck consideró la cognición dis. de sí mismo. cognición como el proceso cognitivo están alterados respecto de la normalidad. tenimiento (Bockting y cols. Rush. Teadale y Williams se basan en los estu- dios con apoyo empírico que sostienen que la TC REVISTA ARGENTINA Vol. Diseñó un tratamiento que apunta a 1999). Vazquez. to siguiendo el formato de la TC de Beck? de cambios a nivel de la conducta. Esto puede requerir entrenamiento. Beck de. El En cuarto lugar. En primer dar una explicación etiológica completa de los tras. Seeley y Gotlib. 2006). cambios en el afecto y el comportamiento. centrado formas características de elaboración de su experi- en la depresión episódica. podían dar lugar a que la depresión sea recurrente va a cabo utilizando el diálogo socrático: mediante empezó a generar dudas respecto del modelo preguntas. del mundo y del futuro ( Beck. como el rol de la distor- que la existencia de esta tríada cognitiva da lugar a sión cognitiva en la aparición de la depresión. depresógeno. tanto el producto de la terceros parecerían ser más autónomos. lugar. nomina “distorsiones cognitivas” a estas numerosas En tercer lugar. 2006). Es decir. 2005. Keegan. 1995). Uno puede preguntarse. entre muchos otros) que les impide relacionar su conducta con las con- y ha hecho notar que un análisis detenido de su secuencias negativas que enfrentan (McCullogh. la revisión de las causas que análisis de estos pensamientos automáticos se lle. El vamente el papel del pensamiento consciente a ex- razonar negativamente distorsionando la “realidad” pensas del procesamiento inconsciente. El problema de los esquemas disfun- 2005. La teoría y la clínica enfatizaban excesi- cia de una “tríada cognitiva” en estos pacientes. 1982. el modelo beckiano. algunos presupuestos básicos Shaw y Emery. Beck. Este modelo cuenta con numerosos estudios que avalan su eficacia (Beck. el pensamiento o la conducta. El modelo de Terapia Cognitiva Basada en la Conciencia Plena (mindfulness) 7 Para entender la propuesta de la MBCT. provienen de distintos grupos de investigación. 1995).. contenido habitualmente revela errores típicos de 2000). sario recordar algunos aspectos básicos de la TC de 2001). En segundo lugar. Allen. la sobregeneralización. Beck y Sacco. El término se expresa en tres áreas configurando la “tríada cog. cambio de modelo. Segal. es nece. Jarrett y cols. Forman y Beck. Plantea del tratamiento beckiano. la dife- pero los autores que avalan este modelo afirman rencia radicaría en la dirección del sesgo. 2007). 1993). 1993. Sin pretender Mencionaremos aquellos más relevantes. Ésta plantea que cualquier influen. algunos autores propusieron una TC de man. Es predictores de los primeros episodios. en consecuencia. Butler.. los estudios que pretenden relacionar los tornos del ánimo. desarrollos de la ciencia cognitiva y la terapia cog- funcional como una cuestión central de la patología. ¿por cia sobre la cognición debería verse seguida de un qué simplemente no hacer una TC de mantenimien- cambio en el estado del ánimo y. cognición tiene un sentido más amplio en psicología nitiva” anteriormente mencionada: visión negativa cognitiva que en la TC (Teasdale y Barnard. mientras que por ello que la etapa final del tratamiento busca el humor disfórico y los estilos de pensamiento dis- la modificación de las creencias básicas subyacen- funcional se encuentran correlacionados con episo- tes que predisponen al paciente a un pensamiento dios recurrentes (Lewinsohn. Beck desarrolla sus hipótesis teóricas a partir de Estos intentos de establecer una TC basada en la la observación del pensamiento de los sujetos de. Chapman. 1983. ción. Los errores de procesamiento que pueden ser automonitoreadas y comunicadas en los pacientes depresivos no serían diferentes de por el paciente. nitiva (Teasdale y Barnard.

Este ejemplo. es una dio. Ella que haga.. en la que todo empezó a estar mal a partir cotidiana es difícil que logre tener éxito en todo lo de que él empezó a llegar más tarde del trabajo. no lo podría sobrellevar. Lo que con vulnerabilidad a la depresión no sólo difieren reduce la recurrencia en las personas que llevaron en lo atinente al contenido de su cognición. Esta hipótesis sobre el rol de las actitudes dis. a tomar sus vés de los trabajos de Nolen-Hoeksema y Morrow pensamientos como hipótesis. Korman y Cristian J. 2002). (1991). manera que decide ir a caminar unas cuadras para 2005). Miranda y Segal (1998). Algunas personas enfrentan la tristeza a que la teoría cognitiva de Beck es criticada en la llevando el foco sobre ellos mismos mientras que práctica clínica. también en el modo en que enfrentan el ánimo vención de las recaídas (Segal y cols. Aunque dicha refutación sigue así. sino un tratamiento cognitivo para la depresión sería la REVISTA ARGENTINA Vol. De allí se desprende que lo te bien). El diálogo fue refutada a partir de la revisión de 40 estudios interno continúa y ella se dice: “Pero si es sólo una llevada a cabo por Ingram. Y ello lo predispone para un nuevo episo. Veamos un ejemplo. El con- rígido luego de la recuperación. Por consiguiente. las recidivas no podían atribuirse a tura con su actual pareja. la persistencia de actitudes disfuncionales cristaliza- una nueva separación sería insoportable. Pese depresivo. A lo que ella se contesta: “Así se empie- funcionales en la vulnerabilidad hacia la depresión za. es eficaz. Mientras das en esquemas depresogénicos latentes. no puede evitar llorar pensando en la ruptura del pasado y la posible rup- Por lo tanto. Se llamó estilo tores se preguntan: ¿por qué funciona mejor que la de respuesta rumiativo a la tendencia a focalizar la medicación? atención sobre sí ante el estado de ánimo negativo La explicación de Beck para la recurrencia de la (Nolen-Hocksema.” Se angustia de tal dando lugar a controversias (Mongrain y Blackburn. a raíz de una separación. Esto de camina una angustia insoportable se cierne sobre alguna manera avaló la hipótesis de activación dife- su cuerpo y a medida que sigue caminando empieza rencial de John Teasdale (1998). Esto significa que menor estrés ambiental pu. No tienes que sentirte mal. otros lo retiran fuera de sí mismos. sino que pequeños cepto de descentralización ya había sido reconocido cambios en el estado de ánimo pueden reinstalarlo. Hasta ahora es un hecho común Ejemplo: una persona estuvo deprimida y llevó a que puede ocurrir en cualquier pareja. Seis años atrás. esto hace que que ha tenido un inconveniente en el trabajo y que la persona esté en riesgo de volver a deprimirse. tula que se produce una asociación entre el ánimo depresivo y los patrones de pensamiento negativo. es decir. que han estado deprimidas desde la perspectiva de ede reactivar patrones de pensamientos disfóricos. no como la realidad. ¿por qué te sien- en la que se concluyó que no había diferencias en la tes tan mal. los autores. Recuerda una pareja anterior de la que se Por más efectiva que sea esta persona en su vida separó. “¿No quiere pasar tiempo quedado una actitud disfuncional que no ha sido conmigo? ¿No será simplemente una excusa? ¿Por modificada: “Debo tener éxito en todo aquello que qué me pasa esto? ¿Qué es lo que no estoy haciendo realice”. que lleva a que una persona recaiga sería la persis. excepción”. vez que ocurre y no significa nada. Es aquí donde encuentran la respuesta La persistencia de actitudes disfuncionales no a por qué los pacientes mejoran con este tratamien- puede explicar por qué las personas sean vulnera- to: los pacientes que llevaron un tratamiento cogni- bles a la depresión. Los creadores de la MBCT se basaron en ella reflexionar que es lo hace mal. sirve para ver cómo la rumia- activación de pensamientos automáticos disfuncio. por eso te sientes mal. Tal hipótesis pos- a llorar. del manual de MBCT. Una depresión es concreta: una vez que se desarrolló mujer ha preparado la comida para su pareja (hace un tratamiento cognitivo exitoso se modificó el es. se llevan relativamen- quema de la persona. llegará más tarde. en las discusiones previas de la TC de Beck (Segal y cols. los au. similar al que utilizan los autores y de esta manera hay una mayor probabilidad de re. ción tiene efectos devastadores sobre las personas nales. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . tan angustiada y triste? Hay algo que no escala de actitudes disfuncionales en personas que estás haciendo bien. se dice: “Juan nunca llega tarde del trabajo. Por ello sería vulnerable a la depresión. piensa lo que está ocurriendo.8 Guido P.. La implicancia clínica que tiene este de- Utilizando la metáfora computacional para explicar sarrollo es que podría resultar más funcional apartar este fenómeno podemos decir que el programa de la atención de sí mismo que intentar operar algún pensamiento depresivo no ha sido borrado del disco tipo de corrección sobre el proceso mental. hay algo que no estás haciendo bien”. Ella empieza cabo un tratamiento exitoso mediante TC pero le ha a pensar sobre el hecho. La respuesta estará dada a tra- tivo aprenden a descentrarse. cinco años que viven juntos. bien?”. La pareja le dice tencia de alguna actitud disfuncional. tuvo un trastorno depresivo mayor. Además habían padecido depresión (sin estar deprimidos al si te empiezas a sentir mal puedes llegar a deprimir- momentos de evaluar las actitudes disfuncionales) te y sabes que nadie te aguanta cuando te pones y aquellos que no. Estos autores señalaron que las personas Un pensamiento es sólo un pensamiento. Garay es superior al tratamiento farmacológico en la pre. 2000). 2002). Mientras camina y para desarrollar su modelo.

los pensamientos negativos y de la posibilidad de vos (Teasdale. y a los sentimientos como eventos en la conciencia. Por el contrario. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . Se introduce un espacio entre la forma en que de un profesional idóneo. recayó el 37% de los pacientes con tres o más epi- El modelo de tratamiento que utilizarán para el sodios que recibieron MBCT versus el 66% de los desarrollo de la MBCT tiene su origen en el Progra. se observó una notable diferencia otro tipo de acción en contraposición al modo re. Al tomar noticia de este hecho se res. Williams y Teasdale de- el objetivo del tratamiento eliminar los pensamien. detener el funcionamiento automático para personas que han padecido depresión. mática (Lau. Este último consiste en un curso cayeron versus el 31% de aquellos que recibieron la intensivo de entre ocho y diez semanas de entrena. tradicionales de meditación. La respuesta rumiativa es un peligro reaccionar. Cuando se estudiaron las percibimos y la respuesta inmediata. combinándolo con técni. tales como el escaneo ponde de una manera distinta a los pensamientos corporal. 1990). sensaciones y emociones diferentes antidepresivos. en el momento presente y no llevando a cabo juicios de esa experiencia” (Kabat-Zinn. tigadores. el 54% de los pa- Plena (Mindfulness-Based Stress Reduction) de Jon cientes con dos episodios que recibieron MBCT re- Kabat-Zinn (1990). ciosa y está centrada en el presente en donde cada recurrente según DSM-IV (APA. 1998). habían padecido dos episodios depresivos mayores. nominan detener “el hacer” (doing) y sustituirlo por tos negativos ni la tristeza. que recibieron solamente evaluación por parte de ma de Reducción de Estrés basado en la Conciencia un profesional. evaluación. al recibir MBCT tenían una tasa considerablemente menor de recaídas mientras que los segundos (dos El formato de tratamiento de la MBCT episodios) tenían una tasa mayor. recurrente. Los pacientes discontinua- son tomados como eventos que acontecen sin más ron el tratamiento farmacológico tres meses antes anoticiamiento que su existencia y sin reaccionar a de iniciar es estudio. (2000) reclutaron 145 pacientes con ese diag- senta son aceptados tal y cual son. entrenamiento en respiración y técnicas automáticos negativos. El entrenamiento tiene por objetivo que go de recurrencia deben aprender a reaccionar de los participantes puedan tomar a los pensamientos manera distinta ante los pensamientos y las emo. en remisión con diversos anti- nas. ciones evitando reaccionar con largas cadenas de El propósito es mantener distancia sobre ellos sin pensamiento. recaída). y replicaron el estudio. miento en conciencia plena. No se trata de estar en una estado actúen de una manera distinta a la que han venido de “ser” todo el tiempo. luación de posibles recaídas y recurrencias por parte tica. de la utilización de la conciencia plena. En la conciencia nóstico. sino que los pacientes “el ser” (being). La conciencia plena permite una respuesta el 77% de la muestra) y los pacientes que solamente más reflexiva sin que reaccionemos de manera auto. Teasdale y pensamiento. no es prejui. lo que Segal. que en las personas que tradicionales de la terapia cognitiva como la psico- han sufrido de depresión se encuentran asociado educación (que posibilita la toma de conciencia de con el cambio de ánimo y los pensamientos negati. sino que mediante esta ac- reaccionando que es aquello que los hace vulnera. La forma de que los tengan conciencia de su experiencia y aprendan a pacientes se relacionen de manera distinta con sus reaccionar de manera distinta frente a los cambios pensamientos y emociones va a estar dado a partir en el ánimo o los pensamientos negativos. El grupo control recibió la eva- ellos. El MBCT se apoya fuer. quienes habían alcanzado la remisión con plena. El modelo de Terapia Cognitiva Basada en la Conciencia Plena (mindfulness) 9 toma de conciencia de que los pensamientos no son el año siguiente. Ma y Teasdale El formato del MBCT es el de un tratamiento (2004) observaron resultados similares al estudiar breve que incluye una entrevista individual inicial la respuesta de 75 pacientes con trastorno depresi- y un trabajo en sesiones de grupo durante 8 sema. pacientes con dos episodios y aquellos con tres o cas de la terapia cognitiva estándar (Segal y cols. más llamó poderosamente la atención de los inves- 2002).. tes con diagnóstico de trastorno depresivo mayor. Se observó que los primeros (tres o más episodios). Además. los pensamientos. Concretamente. emoción o sensación que se nos pre. cols. titud las personas con vulnerabilidad a la depresión bles a la depresión recurrente. 2005). La diferencia de respuesta a la MBCT entre los temente en este modelo. Jon Kabat Zinn define a la conciencia plena como Estudios sobre la MBCT “prestar atención de un modo particular: con inten- ción. Esta La MBCT fue estudiada inicialmente en pacien- toma de conciencia no es elaborativa. permitiendo tasas de recaídas. vo mayor. Las personas que tienen ries. comprobaron que la diferencia REVISTA ARGENTINA Vol. con cuatro sesiones de seguimiento durante depresivos. El programa combina prácticas la realidad. evitando de este modo la respuesta automá. 1995). entre aquellos pacientes que habían padecido tres o flejo que implica conectar los pensamientos con la más episodios depresivos mayores (que constituían realidad. No es de la mente.

depresivo mayor recurrente (tres o más episodios). bajo la cia al tratamiento similar a la observada en los es. vestigadores reclutaron 28 pacientes con síntomas tes con dos episodios mostraron el mismo perfil que depresivos residuales de una duración igual o ma- en el estudio de Teasdale y cols. 2000). Kenny y Williams (2007) llevaron a cabo un estudio multicéntrico en el cual abordaron pacientes con depresión resistente en un reclutaron a 123 pacientes adultos con trastorno estudio abierto. no incluyeron en su estudio pacientes con trastorno quienes habían alcanzado la remisión a través de depresivo mayor recurrente con menos de tres epi- tratamientos farmacológicos. Ade. DSM-IV (APA. observaron una reducción en la tasa de recaídas du. y Morrow. Barnhofer REVISTA ARGENTINA Vol. (2009) modificó levemente la MBCT para atender la luación de posibles recaídas y recurrencias mientras ideación suicida y la sintomatología aguda.. Los pacientes presentaban sín- la calidad de vida y la relación costo/beneficio con tomas residuales y los investigadores prestaron par- resultados favorables hacia la MBCT y una adheren. 2000). el tratamiento farmacológico. y Etchevers. (Kingston. Bates. Se alentó a los pacientes a continuar con que en el grupo MBCT. (2008) realizan la primera replica. Un dato vados puntajes en el Inventario de la Depresión de importante de este estudio es que este segundo Beck. más allá de la reducción en la tasa de recaídas dos pacientes con trastorno bipolar de tipo 2. Garay a favor de la MBCT se acentuaba cuanto mayor era y cols. 1995). En las formas crónicas de depresión. el estudio de Barnhofer y cols. Si bien los resultados son muy bajos en comparación con otros estudios pudieron ser replicados. les son un importante predictor de las recaídas. recayó el 50%. más recientemente se planteó la hipótesis dos etapas. Por ello. Kuyen y cols. Los in- que sólo el 38% recayó si recibía MBCT. los cuales también se observó la superioridad de la sentar sesgos a favor del modelo. Teasdale y cols. presivo mayor recurrente (tres ó más episodios) y más. 2004. (2008) espectro bipolar. Los resultados mostraron una reducción altamente rante el seguimiento realizado a los 15 meses: 47% significativa (P<0. Nótese que excluye. depresivos mayores recayó cuando recibía la eva. Kinston y cols. hipótesis de que éstos se asocian positivamente con tudios anteriores (Ma y Teadale. 2010.0001) en la sintomatología depre- en el grupo que recibió MBCT versus 60% en el gru. (2009) estudiaron los efectos de la MBCT en el número de episodios depresivos padecidos. cias significativas en la escala de rumiación. tema controversial (Akiskal. Los porcentajes das en el año de seguimiento. lamente medicación antidepresiva).. ticular atención a los niveles de rumiación. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . según y recurrencias.10 Guido P. El estudio fue controlado y de diseño mixto de misión. y cols. Reclutaron 46 pacientes con sintomatología ron del estudio a los pacientes con dos episodios de. 1991). ción independiente de los resultados mencionados. del estudio permite evaluar la combinación de MBCT llos pacientes con tres o más episodios exhibieron con medicación. presivos. McCullough. Se observó un 37% de respuesta una reducción significativa en las tasas de recaída en el grupo que recibió dicha combinación. Lawlor. monoterapia (Garay. Estos investigadores de diferentes universidades En una dirección similar. 2004. se observó que el to. Sobre la base de que los síntomas residua. algo interesante para aquellos modelos esa población. namos anteriormente (Nolen-Hoeksema. Korman y Cristian J. esto fue realizado por uno realizados con pacientes con depresión crónica. sin que tengamos una explicación que incluyen a la depresión recurrente dentro del comprobada de este hecho. Dooley. Korman. par- ticularmente luego de episodios severos. como mencio- cols. va en la sintomatología depresiva en los pacientes sión se mantenía por un estilo cognitivo rumiativo que recibieron MBCT pero no se observaron diferen- similar. particularmente en aquellos pacientes con ele- po tratado con medicación antidepresiva. basados en los datos antes mencionados incluyeron a 5 pacientes con diagnóstico de trastor- según los cuales la MBCT sería “iatrogénica” para no bipolar. Fabrissin. la depre. Igual que Barnhofer y cols. 2007) estudiaron la aplicación de MBCT y Teadale. grupo continuó recibiendo medicación antidepresi. en com- gracias a la MBCT. En resumen. Asimismo. Hasta el momen- el seguimiento de 60 semanas. la MBCT sólo se había aplicado a pacientes en 100% de los pacientes con cuatro o más episodios remisión. pero aquellos con dos episodios paración con un 6% en el tratamiento de rutina (so- mostraron una tendencia al incremento de las recaí. va de mantenimiento y los estudios anteriores (Ma y Malong. Si bien la MBCT se diseñó para pacientes en re. combinación de medicación y psicoterapia sobre la Kuyen y cols. actual y tratamiento psiquiátrico previo. con lo cual puede pre. Los pacien. (2000): sólo recayó yor a dos años y con depresión actual de la misma el 20% que solamente recibió evaluación.. Klein. siva. este estudio evaluó la comorbilidad. (2009). 2000) no habían en 17 pacientes con diagnóstico de trastorno de- comparado MBCT con un tratamiento activo. Keller. Se observó una disminución significati- de que en los pacientes con curso crónico. sodios. mientras duración. con lo cual el diseño ambos estudios (2000 y 2004) mostraron que aque. en de los creadores de la MBCT. Teasdale y las tasas de recaídas y recurrencias. 2007).

G. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . (1995). S. la MBCT M. Rush. Nos ofrece herramientas Beck. Shaw. G. H.. Clinical Psychology Review. S. J. Kim y cols. L. Wouters. y en estrecha relación con lo anterior. Bilbao: Desclée De pacientes con problemas de salud.. Spinhoven. 14-28. Crane. J. cuestionar el contenido del pensamiento es menos (2005). El Proyecto Aiglé 1977-2008. incluyendo la depresión bipolar.). La práctica empirical status of cognitive-behavioral therapy:A de las habilidades relativas a la mindfulness sería review of meta-analyses. The tuales. A. J. H.  M... Journal of Consulting and Clinical distanciamiento se vería facilitado por la utilización Psychology. Por otra parte. Garay. Beck. el modelo de BMC Psychiatry. y Kamphuis. Mindfulness- cialmente por Teasdale y cols. Winder. MBCT combina ambos modelos. Hargus. 41-48. cultar el descentramiento.). T. Witt. En E. podemos ex. prácticas de meditación. contra lo planteado ini. Conceptos clínicos. En primer lugar. F. J. y Williams. y Mercer. E. A. A. G. E. En APA. Ree y Craigie. (2005). En H. Pero por otra parte sabemos que es cierto que cuestionar el con. Schene.. Behaviour Research expansión y podemos agregar que existen además and Therapy.. el modelo. Koeter. Sawyer. En segundo lugar. (2006). García-Boneto.  R. W. la aplicación de la MBCT está en clara depression: A preliminary study. F. Trastorno bipolar. An Exploratory Mixed distanciamiento mediante técnicas de meditación o Methods Study of the Acceptability and Effectiveness a través de las herramientas de la TC estándar? Esto of Mindfulness-based Cognitive Therapy for Patients constituye un tema de debate que aún no ha sido with Active Depression and Anxiety in Primary Care. B. J. autores que aplicaron este modelo a pacientes de- Beck. 2010. H. R. y Emery. (pp. T. T. está bien establecida para la depresión recurrente Strejilevich y G. A.neurobiológicos y terapéuticos. Vázquez (Eds. REVISTA ARGENTINA Vol. Anuario de Investigaciones. A. C. con tres ó más episodios. y Sacco. (2010). A.. Korman. P.. Este modelo comporta una serie de interesan- tes implicaciones clínicas. T. 17-31. 2009) y Terapia cognitiva de la depresión. M. En cuarto y based cognitive therapy as a treatment for chronic último lugar. Manual diagnóstico y estadístico de los tercer lugar. La nueva era bipolar. útil para lograr el descentramiento. Akiskal.. Bockting. Integración y Salud Mental. evocación en imagen o en vivo). de recursos experienciales (experimentos conduc- Butler. J. Panamericana. Amarasinghe. El modelo de Terapia Cognitiva Basada en la Conciencia Plena (mindfulness) 11 Conclusiones BIBLIOGRAFíA De los estudios clínicos reseñados. Bilbao: Desclée De mente cuestionamiento por distanciamiento. la sintomatología depresiva actual parece no afec- tar la habilidad del paciente depresivo para realizar Barnhofer. Bruwer. 2007) así como en el trastorno de ansiedad generalizada (Hof.). E. Por ende. discutir el contenido de pensamiento podría difi. 62.). J.  C.. en pacientes con historia de recidivas. A. el Controlled Trial. Tratamientos de tenido de un pensamiento es una excelente manera la depresión con apoyo empírico y su posible de mostrar por qué debemos ser cautos y no creer combinación. W.. M. G. y Beck. 3-13) Buenos Aires: Ed. (2006). XVII. Revista Argentina de Clínica Psicológica. Huyser. 73(4). J. De hecho. Barcelona: Masson.G. S. The current state of Cognitive Therapy. que nuestros pensamientos son fieles reflejos de la 12. 329-371). Forman. ten estudios en las formas resistentes y crónicas de depresión. especialmente 26(1). Fabrissin. C. H. P. exis- (p. Cetkovich-Bakmas. Cognitive Theory and Therapy... presivos con trastornos de ansiedad comórbidos Archives of General Psyquiatry. 647–657. P. para que podamos elegir el tratamiento en función Handbook of Depression (2 ed.. (2000).H. Akiskal.. y Oh.. Si el paciente tiene un estilo rumiador.. H. no se trata de reemplazar nominal. Fabrissin. mann. New del paciente y no hacer coincidir al paciente con York: Guilford. Fernández Alvárez. 953-959. 6(1). desde esta perspectiva. J. W. H. 2006. A.. L.. Leber (Eds. trastornos mentales (4a ed. (2003). (2009).p. S. Combinación de tratamientos y complementariedad terapéutica en el abordaje de los trastornos depresivos. (2007). realidad. Chapman. A. (Finucane y Mercer.M. resuelto en la actualidad. y Garay.. y Etchevers. 47(5). traer cuatro conclusiones. Lo Brouwer. C. (1983). 366-373. Beckman y W. (2009). Preventing Relapse/Recurrence in Recurrent importante que reconocer que los pensamientos Depression With Cognitive Therapy: A Randomized no son más que hechos mentales. (1995). que nos podemos preguntar clínicamente es: ¿Qué es mejor para ese paciente particular? ¿Alcanzar el Finucane.. E. 33-55.

C. Clinical Psychology: Science and Practice. A. ed. y Malong. P. A. Seeley. Differential processes of psychological risk.. Acceptance and Commitment Therapy disorder... REVISTA ARGENTINA Vol.. Kingston.. S. 342. S. Kahneman. (2008). M. P. G. J. y Press. and combination for the treatment of chronic depression. N. Amsterdam.. y Segal. 26. (2007). C. mindfulness.. J. ¿Por qué la terapia cognitiva es tan and Depression: A Meta-Analytic Review. the cognitive-behavioural Borderline Personality Disorder. 7-15. Preventing recurrent Lau. (1999). S. Bates. Corrientes fundamentales en psicoterapia Prevention of relapse following cognitive therapy (2da. 417-422. K.). (2004).. R. Taylor. S. T. New York: Guilford Press. (2007).. Intuitive Prediction: The Challenge of Combining Acceptance. 28(1). Cognitive and Behavioral Mindfulness-based Cognitive Therapy. Hayes. Buenos Aires: EUDEBA Abnormal Psychology. Y. G. S. R.. (2000). E. Psychotherapy. (1982). 76(6). A. S. E. la a continuation phase. M. Salomon. (2002a). Psychology and tradition (pp. Acceptance and mindfulness-based therapy: New wave or old hat? Kohlenberg.. Witt. Journal of Consulting and Clinical Psychology. R. Delta.. Miranda. Strosahl. D. (1999). Y. P. B. W. C. J. En D. W. Paper presented at the Increasing M. 193-203. (1998). Watkins. Hayes. H. P. 9. 1-29). Kuyken. R. Heuristics and Biases (pp. A. Buenos Aires: Amorrortu. 50. Integrating Mindfulness Meditation With Cognitive and Behavioural Therapies: Kahneman. S. 169–183. New York: Guilford analysis system of psychotherapy. J. E. M. 414-421 ). M. N. (2007). J. R. (2008). P. J. G. New York: Delacorte. Lee.. Archives of General Psychiatry.. Lewinsohn. 966-978. M. New York: The Guilford Klerman. A. Research and Practice. K. (2005). S. M. E.). McCullough. Interpersonal Psychothrapy of Depression. B. cognitiva. C.. A. Korman y Cristian J.M. G. Journal of diversa? Eclecticismo técnico e integración en terapia Consulting and Clinical Psychology. (2005). C. Byford. D.. y Tversky. y Oh. science. Mindfulness-based Cognitive Therapy for acceptance: Expanding the cognitive behavioral Residual Depressive Symptoms. First onset versus recurrence of depression: Keegan. I. y Tsai. Effectiveness of mindfulness-based Openness to Empiracally Supported Treatments. Keller.. Chevron. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . M. L. et al.. y cols. Mindfulness-based cognitive Ingram. and Relationship. T. 601–606. Research and Therapy. Judgment Under Uncertainty: 863–869. J. de la recaída en la depresión. et al. J. Functional analytic Clinical Psychology Review. (2002b). Kraft. Linehan (Eds. Rounsaville. Klein. S. R. Hofmann. y Williams. 381–388. reimpresión de 1991. C. Full catastrophe living. Slovic y A. C. Theory. Acceptance and Commitment Therapy. (2010). y Wilson. Weissman. R. Revista del Instituto de Investigaciones de la Facultad de Psicología. y Asmundson.). and the New Behavior Therapies: Mundfulness. Based Strategies. E. y McMain.and Change- Biases and Corrective Procedures.. Depression and Anxiety... (1984). H. Buddhism and Acceptance and Depressed Patients Show a Good Response to Commitment Therapy. Doyle. Journal of ed. New York: Plenum. 78(2). y M. Jarrett. 80(2). M. Suh. Hoffmann. Kriz. A. Kenny. Ensayos de Terapia Cognitiva.. Cambridge: Cambridge University Press. S. cognitive therapy as an adjuvant to pharmacotherapy in patients with panic disorder or generalized anxiety Hayes. y Gotlib..... New York: Basic Books. Lawlor. Terapia Cognitiva basada en la depression using cognitive therapy with and without Conciencia Plena: Integrando la Conciencia plena. G. Garay Hayes. V. Tversky (Eds. Canadian Journal of Psychiatry.. D. Behaviour Practice. K. 9.C. G. vs medications in moderate to severe depression. S. O’Reardon. A. Hayes. J. D. Kim. (2005). Treatment-Resistant Hayes. G. 1-16. S. DeRubeis. (2007). M.. Acceptance. New York: Guilford Press. S. 58-66. B. 617-625.. K. C. Sawyer. Choi. 45(3). Kim. L. White. Z. 108. 65-80. P. vulnerability to depression.. and their Press. Acceptance. (1991). B.. Foster. Archives of General Psychiatry. S. M. Mindfulness and K. Cognitive-Behavioral Therapy for comparison of nefazodone. (1ra. 15(1). V.. J. Dooley. A Linehan. D.. Cognitive therapy to prevent relapse in recurrent depression. Hollon.. 1462-1470.. (1990). Lau. F. Cognitive Therapies. (2009). (1993).12 Guido P..). The Effect of Mindfulness-Based Therapy on Anxiety Korman. Kabat-Zinn. y Silver. New England Journal of Medicine. Revista Argentina de Clínica Psicológica. (2010). E. 13(3). En S. J. y cols. Follette. M. 483-489.. meditación y la terapia cognitiva para reducir el riesgo 58. Shelton. G. B. Holden. J. 101-106. Allen. 62(4). G. R. (2002). B. (2001). V World Congress of Behavioural y Kim. psychotherapy: Creating intense and curative therapeutic relationships.. B. Eaves. J.

J. D. The role of rumination in depressive disorders and mixed anxiety/depressive symptoms. 72(1). Mindfulness-based Teasdale. Religion and Spirituality in Psychotherapy: A Practice Friendly Review of Research. XXI 1 ABRIL 2012 DE CLÍNICA PSICOLÓGICA . J. Optimising antidepressant use in clinical practice: towards criteria for antidepressant selection.). L. G. therapy. J. C. (1991). M. 131-146. Affect. Recibido: 17-1-11 Aprobado: 28-6-11 Mendlewicz. Treatment for chronic depression: Cognitive Behavioral Analysis System of Psychotherapy (CBASP). 247-274. J. y Lopez. S. Cognitivsm. J. McCullough. Journal of Clinical Psychology: In Session. 115-121. Nolen-Hocksema. strengths and limitations of this new treatment model. y Craigie. 70. y cols. En M. 29(6). Metacognitive Therapy. (2000). Journal of Abnormal Psychology. D. 296-321. Mongrain. B. 504- 511. J. 747–768. Emotional Disorders and Metacognition: Psychological Association. y Teadale. Cognitive Therapy. A. D. y Wade. Cognitive Therapy and Research. Behaviorism. N. Mahoney. The emergence of these new models has depression. and the Recurrence of Major Depression in Graduate Students. XVI. M. S. A. Acceptance 86. C. (2000). 65(2). Functional Teasdale. 43-63. V. my Intellectual Development. in major depression by mindfulness-based cognitive Journal of Consulting and Clinical Psychology. J. Journal of Consulting and Clinical Psychology. Cognition and Emotion. (61 ). 68(615-623). M. (2004). 24(2). A. (1993). (2008). Ridgeway. cognitive-behavioral approach have emerged: Mindfulness based Behavioural and Cognitive Psychotherapy. Cambridge: Harvard University Press. P. (1998). The British Journal of Psychiatry. (2006). Cognitive Vulnerability. (2009). Ree. and Vazquez. A. Segal. The global burden of disease. S. L. Murray. (1988). Washington: American Wells. y Blackburn. G. and Commitment Therapy. El modelo de Terapia Cognitiva Basada en la Conciencia Plena (mindfulness) 13 Ma. a new set of models within the Heterogeneous Sample of Adult Outpatients. P. y Morroy. Cognitive vulnerability to persisten Analytic Psychotherapy. Ciencias cognitivas y psicoterapias Constructivism: Reflectios on Persons and Patterns in cognitivas: una alianza problemática. (2000). Journal of Personality and Social Psychology. (2001). J. O. Efficacy of the third wave of behavioral therapies: a systematic review and meta-analysis. 183-200). 31-40. 46(3). 109. D.. Öst. Cognitive Behavioral Analysis System of Psychotherapy. (2007).. H. Z. Prevention of relapse/recurrence exploration of differential relapse prevention effects. S. How therapist change: Personal and professional reflections (pp. 2. Lifetime Risk. R. Hove: research and reflect on the consequences thereof. Outcomes Following Mindfulness-based Cognitive Therpay in a Abstract: In recent decades. y Barnard. Cognition and Therapy. (2000). Williams. D. cognitive therapy for depression: replication and V. J. REVISTA ARGENTINA Vol. M. New York: Guilford Press.. Post. first. A prospective study of depression and posttraumatic stress symptoms after a natural disaster: the 1989 Loma Prieta Earthquake. 179. Nolen-Hocksema. G. Goldfried (Ed. (2005). Chichester: Wiley. (2000). to describe the Mindfulness Based Cognitive Teasdale. 61(1). J. Behavior Research Therapy. Innovative cognitive therapy. neurobiología y neurociencias. highlighting Lawrence Erlbaum Associates. to present the results obtained in the Change: Re-modelling Depressive Thought. Dialectical Behavior Therapy. The objective of this paper is. and secondly. M. Psicoterapia. J. been accompanied by intense debates about the role of cognition and the incorporation of mindfulness skills. s1-s3.

However. users may print. or email articles for individual use.Copyright of Revista Argentina de Clínica Psicológica is the property of Fundacion AIGLE and its content may not be copied or emailed to multiple sites or posted to a listserv without the copyright holder's express written permission. . download.