You are on page 1of 189

PEPE RODRÍGUEZ

con prólogo de
Victoria Camps
Enrique Miret Magdalena
María Martínez Vendrell
Joaquín Navarro Esteban

SERIE

PEPE RODRÍGUEZ

La
vida
sexual
del clero

1.a edición: febrero 1995
©1995, Pepe Rodríguez
© Ediciones B, S.A., 1995
Bailen, 84 - 08009 Barcelona (España)
Printed in Spain
ISBN: 84-406-5448-0
Depósito legal: B. 3.208-1995
Impreso por PURESA, S.A.
Girona, 139 - 08203 Sabadell
Realización de cubierta:
Damiá Mathe-ws

PROLOGO MULTIDISCIPLINAR

Schille- beeckx y Küng. ante el he- cho de encontrarnos con un libro testimonial. Su atrac- tivo consiste en lo históricamente vivo de estos relatos to- mados directamente de la vida misma. como han demostra- do el profesor Guignebert. Licencia- do en Ciencias Químicas. * Teólogo. que tocan este tema desde otro punto de vis- ta muy distinto: el histórico documental de Uta Ranke-Heine- man. cosa que todavía no se había hecho. sorpren- de el capítulo tan acertado dedicado a un análisis tan in- teligente del Nuevo Testamento y del celibato en él. Sin embargo. Es una crónica ne- gra del problema sexual de los clérigos y religiosos. el médico del Dr. Y lo mismo que seña- la sobre el ejercicio de la función sacerdotal por la comunidad primitiva. Miembro de la Asociación de Teólogos Juan XXIII. En pocas palabras no se puede decir mejor. — III — . DESDE LA TEOLOGÍA Nadie puede poner b a r r e r a s ficticias a lo n a t u r a l por Enrique Miret Magdalena* Estamos ante un libro sorprendente. Escritor. con un estilo vital que apasiona. Su lectura es muy diferente de otros tres li- bros de católicos. y no por un clero permanente. y los teólogos Ter Reegen. Ex Director General de Protección de Menores del Ministerio de Justicia. Solignac. Así esta obra sale fundamentada a la par en la vida y en el cristianismo. titulado Amor y Sexualidad. y el más doctrinal que yo escribí.

cuando es la exaltación del sacerdote debía ser. creo yo. Los monjes se acostaban con las tico actual: lo que pasó en Hungría consagrando clandestina- monjas. Ey. en general. Monseñor Fulton Sheen. pero había sublimado sus pulsiones sexuales. más tentaciones sexuales tenía. como es natural. quisieron que Roma cediera. médico. en cambio. en aquellos monasterios de Irlanda. tencias físicas. se las Además. Y. quiso imponer el celibato del clero. y las reco. porque nadie puede mienda. Y le añadía que no esperase que ocultara tal rea. demostraba blimar sus tendencias sexuales. milia para vivir como los demás en el ambiente pastoral don- El Concilio Vaticano II aceptó plenamente el sacerdocio de debía ejercer su misión. vírgenes. oficialmente. y tener fa- amor integral humano sin más. rante siglos no se ha conseguido en la práctica de la gran ma- les como él. todos los puntos de vista. experiencia de contacto constante con el clero. se que. y el resto discretos. Obispos como el francés Riobé. haya. de no acertar en el punto de sublimación.. pero de un modo prefieren allí. en el año 325. confiesa ingenuamente este santo que cuantas más peniten. que se creen en según ha estudiado el psiquiatra católico Dr. a hombres casados como sa- autodominio. tamente las formas. el Vaticano no ha re- ticas eróticas pudieran ser nada más que símbolos de una suelto todavía su situación actual. se levantó uno de los obis- — IV — _V — . Y ahora. en el rito latino. y caer en lo que como principio básico que «la gracia no destruye la naturale- es usual y plenamente sexual. porque este afecto era su «desaguadero». aceptado por latinos y orientales. mente humana» {Beatería y religión. que ella muchos latinoamericanos. que admitió por de recibo es la interpretación falseante que se suele hacer del conveniencia suya. es evidente. En cambio en otros. sostuvo. antes que arreglar de una vez lo que du- rones bien parecidos. fracasa cualquier decisión eclesiástica que vaya contra los o mixtos. a pesar de la gran dificultad que tiene la generali. porque el resultado cerdotes y obispos. esto tampoco dio el resultado previsto. Ed. o casi en la totalidad del clero y religiosos. tras la caída del muro de sublimación freudiana de las pulsiones sexuales. un 10 cosa más allá.. «Cantar de los Cantares» del Antiguo Testamento. Morata). y melita Padre Gracián. yoría. La teología católica tiene dad. y de Estados Unidos. lidad. Ya en 1930. un hombre casado. Lo que no es Berlín. gracias a libros como el de Pepe Rodríguez. sospecha alguna. régimen estalinista. por excepción. existe un caso bien curioso de realismo eclesiás- denominó «sub introductae». aplicándolas a lugares corporales hoy bien co. se sabe aho. para probar su mente. nos corrientes y normales. durante el Concilio Vaticano II. que ha estudiado estas sabemos hoy. para no llamar la atención durante el no era siempre el previsto. sino que la desarrolla y la perfecciona». cuando se generalizó a ámbitos no monacales. pero —el padre José María Guerrero—. por ciento escandalosos. Lo mismo que el canonista seglar español Torrubiano Ripoll. y poder ejercer la función sacerdotal sin Y. que eran comunes so. por eso. se generalice. poner barreras ficticias a lo natural. guardar hipócri- humano. conciencia desobligados de cumplir una durísima ley pura- ra que él mismo se excitaba masoquistamente con sus peni. que el significado real de las expresiones mís. con el permiso de Roma. el afecto por los va. el severo car. psíquico. humano y religio- landa —siempre estos originales celtas—. y es absurdo de Nicea. como si La Iglesia Católica de rito oriental siempre sostuvo que el fuera algo puramente místico. cosa que hubo que prohibir. que el celibato no se había conseguido de hecho hasta el si- cias. Ahora hay un jesuíta glo xvi con la severa imposición del Concilio de Trento. este empeño por des. como señala Pepe Rodríguez. el famoso obispo de la televisión nocidos por la excitación sexual indirecta que producen. La necesidad de afecto. porque sentía. za. por el temor de que esta excepción. Esa costumbre fue llamada «agapetismo». hombre apuesto y atractivo. desde Otra costumbre extraña fue la de los monasterios en Ir. y no lo ocultaba. como en San Jerónimo.. aunque fuesen sus directores espiritua. echar algo que es completamente natural en lo seres huma- Santa Teresa de Jesús le decía a su confesor. que costumbres afectivas entre religioso y religiosa. Y a esas principios fundamentales de la naturaleza. en clero y religiosos. y. decía que su recuerda Pepe Rodríguez de parejas de santos que sabían su. Y cuando en el Concilio Ecuménico de hombres casados católicos de rito oriental. no iba la que «el 90 por ciento de los clérigos son fornicarios.

del alimento animal y del vino por desprecio. y no por ascetismo. Educados p a r a ser santos por Victoria Camps* La santidad no es de este mundo. La razón humana no es pura: es también sensible. Si todas las voluntades fueran santas. Es totalmente legítimo exigir a todos los humanos el respeto a los derechos fundamentales. Y en las «Constituciones Apostólicas» del siglo IV. sacerdote. DESDE LA ÉTICA pecialmente en las altas esferas del catolicismo. diácono o cualquier otro miembro del clero se abstiene del matrimonio. y conven- ció a la totalidad de los allí presentes de que no lo obligaran.» Ojalá este libro de Pepe Rodríguez sirva para ser más sinceros. Dadas estas premisas. La moral más generosa no puede serlo. y creó al hombre varón y mujer. Pueden constituir aquellos mínimos imprescindibles para la construcción de la concordia y la justicia. De ahí que el com- portamiento nunca sea impecable. por consiguiente que sea corregido y depuesto y sea arrojado de la Iglesia. Unos imperativos morales de este tipo no tienen en cuenta la advertencia freudiana: los deberes irrealizables sólo sirven para producir patologías. in- dividuos infelices y enfermos. Los mínimos morales son universali- zables. — VI — _VII — .pos más respetados. En su blas- femia. pero que difícilmente es- tán al alcance de seres humanos. es. Pero hay algo más. se distin- gue: «Si algún obispo. los deberes pueden ser de dos ti- pos. t a l clérigo condena la creación. ya lo advirtió Kant. Los deberes son imposiciones a voluntades que se dejan tentar y seducir por los atractivos del pensamiento. se mues- tra inconsciente del hecho de que Dios hizo todas las cosas su- mamente buenas. O pueden apuntar a formas de vida más ambiciosas y exigentes: formas de vida propias de espíritus puros. Se- nadora desde 1993. el monje egipcio San Pafhucio. y para acep- tar al sacerdote casado en el mundo occidental. no habría deberes mora- les. la adecuación de su conducta a aquellas nor- mas imprescindibles para que todos los individuos vean reco- * Catedrática de Ética en la Universidad Autónoma de Barcelona.

quiera la técnica— para la procreación. tan inhumano. los universalizables. querer convertir en resulta impracticable. Tal vez un precepto como el estas doctrinas o están más directamente vinculados a ellas. Ni el sacerdote será mejor sacerdote por ser — VlII. pues la moral no se deduce de la experiencia. lo sospechable. No es aceptable. sonas que h a n recibido como doctrina moral fundamental La teoría sirve de poco cuando se trata de moldear comporta- precisamente aquellos mandamientos que no valían para to. Si a los sacerdotes de plares que por las argumentaciones. Pero Lo más grave del asunto es que los mismos que predican los máximos son más revisables. Antes me refería a los mínimos y los extremo contrario del «todo vale». revitalizada y puesta al día que sigue siendo la máxima autoridad en estos menesteres— por el Papa actual. sino a traumatizar las conduc. brá que seguir diciendo que la tortura. la refutación práctica de la doctrina induce a de placer. volvien. cipio de moralidad. según se deduce de la bién «santificar las fiestas» o «creer en un solo Dios». en cambio. que el precepto tiene poquísima razón de ser. Pero el libro no pretende explotar el morbo. es escabro- mientos más universales y absolutos. sobre todo. y ejemplos sobre las «desviaciones» sexuales de quienes tie- mente respetable. — IX — . Teniendo en cuenta. Por abundantes que mas de una formación excesivamente religiosa y pacata han sean los ejemplos de torturas. privativas sólo de quienes voluntaria. sino «no fornicar». Cuando el ejemplo no la Iglesia se les exige ser célibes. sin duda. sino en el instrumento insustituible —mientras lo pensar si su contenido es correcto. Las vícti. Porque quienes están sometidos a la dad: es precepto porque así lo decretó la Iglesia. se mantiene aun cuando no haya ni un solo ejemplo que la cias sexuales de las personas. máximos de la moral. ha- tenido luego que corregir las enseñanzas recibidas no siem. dos razones en otra justificación. su irracionali- proporción considerable. Esas mora. olímpicamente la norma del celibato. explicitación de lo prohibido? La religión católica oficialista cae en ese error y prescribe El tema es morboso. incluso moral: la coherencia. al resto se le pide que ejerci. pero que en nada contribuye a que en el nen por norma de obligado cumplimiento el celibato. del celibato. debería ser más opcional y no ob- son los primeros en prescindir de ellas en la práctica. sino la ver.nocida su dignidad. La docencia del catolicismo ha llegado a millares de per. confesión de sus mismos protagonistas. Uno de los elementos de la formación moral es el ejemplo. ésta pierde todo su fundamento. da de los curas? ¿Se explica sólo por el morbo inherente a la mente las aceptan. en un tema que sigue siendo tabú. dad. pero carece de norma no pueden acatarla o no creen en ella. ¿A quién le importa la vida priva- les son particulares. avala la prédica. esclavitudes e injusticias. La validez de los imperativos morales —afirmaba Kant. los que deben ser defendidos incluso contra los hechos. Conocer detalles y datos de una moral de «elegidos». tiene otros relativos a so. sólo viene a demos- El imperio eclesiástico ha sido potente y es propio de toda trar dos cosas: que la ley que impera es la ley del embudo y religión creer en que su verdad no sólo es suya. que es la negación del prin. Cier- tas y a crear confusiones complicadas de superar. no ha contribuido a cambiar las tenden. al te la castidad de otro modo: que no convierta el sexo en fuente mismo tiempo. Son los mínimos. No sólo prescribe «no matar» y manifiesto la falta de algo bastante esencial en la prédica «no robar». Pero. Como es prescriptivo tam. Un libro como el de Pepe Rodríguez. Uno deja de creer en aquello que do a Kant. Esta doctrina de la Iglesia. sino poner de opciones vitales singulares. Uno se deja persuadir más por las conductas ejem- dos. el fondo complementarias. mientos. ratifique. El porcentaje de curas que transgreden «no desear la mujer del prójimo». sin duda. a to- ma del celibato se incumple o tiende a incumplirse en una dos los curas. sin excepción. la esclavitud y la in- pre con un buen criterio ni sentido común. Además de los principios y manda. ría interesar por sí mismo. jeto de un mandato imperativo que obliga. No en la misma medida. to: la moral se impone a la experiencia. Éste es un imperativo categórico. sino optando por el justicia son inmorales. universales y que rijan para todo el mundo las normas pres. no debe- mundo haya más paz y bienestar generalizados. La nor. acumulación de datos critas por unos «elegidos» para vivir de una forma perfecta. no cometer adulterio.

por ejemplo. etc. Pero. La exclusión de cualquier otra preocupación que no sea la de servir con plenitud a Dios y a la Iglesia pretende garanti- zar la máxima calidad de este servicio —elegido voluntaria- mente—. pero.— los que hacen de la vida religiosa una vida por María Martínez Vendrell* ejemplar. pero. Hay una cuestión más de fondo que ponen de relieve los varios testimonios agrupados en este libro. —X— — XI — . * Psicóloga clínica. no obstante. sin embargo. ni los textos evangélicos son diáfanos como soporte de dicha norma. la estrategia economicista: un sacerdote célibe es más barato que un sacerdote con familia. Pepe Rodríguez sólo encuentra una justifica- ción. El sentimiento colectivo más generalizado cree que la exis- tencia del celibato obligatorio es algo esencial y ligado a la na- turaleza misma del sacerdocio.célibe. dado que su obligatoriedad i sigue vigente —y su incumplimiento es evidente—. lo que un gran número de sacerdotes trans. Sólo a partir del Concilio Vaticano II. DESDE LA PSICOLOGÍA gresores de la ley del celibato ha puesto de manifiesto es que éste debiera ser. la justicia social. se empezó a discutir abiertamente so- bre la cuestión del celibato. Decana del Colegio Oficial de Psicólogos de Catalu- ña desde 1990. Lo triste es que la centralidad dada por la jerarquía de la Iglesia Católica a la cuestión del celibato ha ocultado o ha abortado esos otros aspectos mucho más esenciales. el cambio político. el destape. el servicio a la comu- nidad. La represión abona el terreno dibilidad profunda en el mensaje cristiano. Son otros asuntos p a r a la neurosis —como. Salvo excepciones extremas que nada prueban. la historia ha demostrado la difi- cultad de la observación estricta de una condición que inhibe expresamente la manifestación de necesidades muy prima- rias del ser humano. en realidad. no es exac- tamente así ya que la inclusión del celibato como condición imprescindible para ser consagrado sacerdote no empieza a consolidarse hasta unos trescientos años después de Cristo. nos en- contramos inmersos en un ejercicio de negación de la realidad en varios frentes distintos. La evolución de las costumbres. del que muchos aún guardamos memoria. produjeron en España el abandono masivo de la Iglesia o del sacerdocio por parte de quienes se vieron incapaces de seguir en la esquizo- frenia de una doble moral. un problema menor para la cre.

consecuentemente. de anular cualquier otro tipo de comunicación interior que re- Los psicólogos sabemos que difícilmente podemos llegar a sulte profunda y satisfactoria para la naturaleza humana. un acercamiento cias a una mutación y a un cambio de finalidad que pueden documentado a una realidad difícil y. por ello. La soledad es el gran condicionante de la vida sacerdotal. básicamente. inconscientemente. en muchos casos. la lo único que se consigue es disfrazar el contenido latente. pero este rechazo no «liquida» cuanto menos. aunque todavía no lo suficiente para que la gente Esta soledad. Esto es todo un Podemos imaginar fácilmente el doloroso proceso inhe- síntoma. si bien no está exento de cuando aparecen la represión y la sublimación para auxiliar dificultad. Un Dios que puede ser de. neurotización del individuo. a los demás es el gran objetivo del ejercicio sacerdotal. está muy poco divulgada —y por ello resulta para actuar. corriente —no los eruditos— pueda avanzar en la reflexión de mente en la vida de cualquier persona en algún momento de la cuestión que nos ocupa. blema sobre el que. en el que mación. La vuelta de lo reprimido. — XII — — XIII — . en primer lugar. mar la sexualidad mediante vías como la de depositar toda la flexión seria y comprometida y. y se fragilidad del individuo sometido a estas presiones tan gran- alivia a través del diálogo con Dios. el autor proporciona nuevos elementos bién. En el mejor de los casos puede echarse mano de la subli- Por esta razón damos la bienvenida a este libro. interna que provoca la angustia. tam. un reajuste personal y un freno a la insta- rosa. resulte difícil el entrar con seriedad y profun- didad en su análisis. rente a la represión de las pulsiones y a la necesidad de subli- La negación tácita de esta realidad nos impide una re. reclama nuncia a compartir los sentimientos más profundos ligados a defensas contra la angustia que le acompaña. absolutamente subjetiva. por tanto. La idea de que existe una especie de que progresivamente puede neurotizarse. o tratando toma de posición lo suficientemente responsable. Pero cuando las defensas necesarias para mantener un Pero no se trata de una soledad externa. plano en la vida sacerdotal y. según las motivaciones internas y externas que hayan al conocimiento y. bién de su fe ni del ejercicio de su «profesión». El una comprensión del mundo interno y del externo de cada in. de manera que den respuesta positiva a los deseos y. que es una forma «satisfactoria» de la represión. su trayectoria biográfica. que fácilmente se descompensa y se convierte en terreno sentido más cercano o lejano según el momento biográfico de abonado para la neurosis en general y la neurosis histérica en cada persona. La soledad equilibrio que se puede llegar a conseguir es tan precario y la de la que hablamos es interna. gra- Pepe Rodríguez se propone. cualquier libido en el servicio a los demás para servir a Dios. estamos acostumbrados a considerar la re. que sigue conservando su fuerza Por otro lado. y el compañía y la inmersión social está garantizada. Es entonces la especie humana como algo que. aumentando pro- considerable número de sacerdotes que han renunciado a gresivamente el conflicto y colaborando activamente en la mantener el celibato aunque no por ello lo hayan hecho tam. para la reflexión acerca de un pro- tenido un papel decisivo en la elección de la carrera sacer. dolo. resulta ampliamente compensado por el privilegio al solitario que sufre. desde prismas distintos. de conocerlas. ya se había es- dotal. lación de la neurosis. para defender de la angustia a un Yo del ejercicio sacerdotal. permitir. dado que la atención equilibrio personal tienden a instalarse de manera constante. su capacidad para metabolizar las experiencias particular. adquiere un significativo primer Por una parte. por ello. Con este trabajo. tiende a re- desconocida para la mayoría— la realidad psicosocial de un aparecer y a manifestarse reiteradamente. crito algo. tratamos. este vacío interno que aparece dolorosa. totalmente esta situación. y es lo suficientemente importante para que. sacrificio exigido por el celibato es enorme y va contra la na- dividuo si no abordamos de forma decidida estas realidades y turaleza de manera evidente. sublimación genérica en esta cuestión parece aceptada colec- La represión rechaza fuera de la ópnsciencia la situación tivamente.

en planos distintos. corromper y seducir. Fue senador y diputado entre 1977-1980 (año en que renunció a su escaño). y ocupó la vicepresidencia de la Comisión de Justicia e Interior del Congreso de los Diputados. Por otra parte. y por tanto. quizá lo único que actualmente podemos hacer sea conocer. León Felipe lo dijo de una forma muy «religiosa»: son dioses todos los hombres y mujeres de este mundo. Y al más mí- nimo atisbo de respeto a la «mismidad natural» del hombre y de la mujer. manipulación o instrumentalización de cual- quier ser humano. ejerce todo poder. intimidar. Así de contrario a las funciones que. Así de inconciliable con la dominación. las razo- nes o las coartadas. Son hostiles a la libertad. conocer. Profesor asociado de Derecho Constitucional en la Universidad Compluten- se de Madrid. según el mo- mento. ni ins- trumentos al servicio de alguien. sino también a la recuperación de unos va- lores que el flujo y reflujo de la historia colocan. Así de sencillo y difícil. La justicia y el honor de Dios Joaquín Navarro Esteban* El Derecho sigue siendo tres preceptos: vivir dignamente. no hacer daño a otro y dar a cada uno lo que es suyo. sean cuales fueren los pretextos. libertad y justicia. Ojalá que este libro vea cumplidos los objetivos que su autor se propone: investigar. ni siervos. a la propia raíz «divina» de la dignidad humana. tratar de comprender y avanzar en un proceso de maduración colectiva que no afecta solamente a la práctica religiosa. también lo hacen de forma positiva. incluido el eclesiástico: embrute- cer. Nada más y nada menos. — XV — — XIV — . propiciar la comunicación entre todos los que lo desean y avanzar en una reflexión que nos acerque a la comprensión de conflictos que no hacen otra cosa que re. DESDE LA JUSTICIA flejar el momento histórico en que vivimos. aunque nos afectan negativamente. Son dignidad. Y los dioses no pueden ser esclavos. Su pesimismo sobre la naturaleza humana y su * Magistrado de la Sección X de la Audiencia Provincial de Madrid. según Tolstoi. y que. facilitar la expresión de quienes lo necesitan. No es ésta la actitud del poder eclesiástico ni la de los «funcionarios» de Dios.

Punto de partida o a su muerte. lictivo de ocultaciones y connivencias sin cuento quepa la di- nes concurren en esta actitud envilecida que impide una efec. a la condición de la mujer. la crueldad y el trato vejatorio. jurídica y política de la mujer ha sido y sigue sien. conocer sus raíces familiares? ¿Qué sentido del Derecho pue- dumbre y sus derechos humanos más elementales. Dados los tremendos porcentajes de trans- sierva y enemiga. mansa y paciente ¿Qué sentido de la «justicia religiosa» puede tener la mu- Camera de Panurgo. en la tortura y malos tratos. una perversión jurídi. sión de otros muchos crímenes. sumisa. La impo- ha llegado a cumbres insuperables. perfectamente compatible nada tienen que ver con el reino del espíritu. den alimentar en su alma los niños abandonados a su suerte. jer tratada como objeto sexual y clandestino por su compañe- ro sacerdote. sólo aliviadero ocasional o meretriz. con lo que ello conlleva de libertad. una cosa ni la otra. la máxima injusticia. en si lo hay. que la mujer del César y el mismo César sean honestos. pero la jerarquía católica muy clásicos: autores. Ni tan siquiera a la igualdad abs. instrumento sexual y agente provocador. intentaban católica no llega ni a eso. por tanto. en el que no tiene cabida el Derecho y la sión de la castidad como sus manifestaciones externas. se alientan objetivamente la irresponsabilidad. La imposición del celiba- Ellos dicen que el mundo. sino En primer lugar. to conduce necesariamente a la ocultación y al encubrimiento migos del alma. a partir del siglo xil. y la carne es el libre ejercicio de la sexualidad hu. miseria jurídica alcanza su cénit. La mujer es indigna del sacerdocio y de ser esposa o sobre la integridad moral. El espectáculo con las más abyectas discriminaciones. una despreciable disociación entre la ley eclesiástica y la nacidos en una relación «sacrilega» a los que se niega el dere- Justicia. uno de los pocos liberales que prefería. La inferioridad fisiológi. ¿Qué protección jurídica y humana pueden esperar los niños ca. La jerarquía mentos eclesiásticos que. ni todo caso. en fin. el demonio y la carne son ene. Pero el mundo es la razón. tiempo del celibato obligatorio del clero y de la prohibición del Todo ello porque así lo exige el poder eclesiástico y porque sacerdocio femenino. Hacen imposible. — XVII — — XVI — . en un mundo plagado de iniquidades en el que la coacción. gresión de la castidad. imponer por la fuerza la integridad patrimonial de la Iglesia tracta. la ocultación de un crimen exige la comi- respetos. Lo esencial no es mana.amor al poder les hace misólogos y misántropos: enemigos de Pero si esta desigualdad va acompañada de la coacción. entre la cultura de la sumisión y la manse. En el ca. visión de los jerarcas eclesiásticos en tres grupos penales tiva igualdad entre hombre y mujer. concubina. o la mujer abandonada y maltratada por éste? Esta realidad constituye. el demonio es la de sus inevitables transgresiones. sino parecerlo. Como decía Séneca en su bellísima reflexión inquisición. en el aborto. no se castiga tanto la transgre- Un mundo. sición obliga a la hipocresía y ésta al encubrimiento. Casi todas las religio. la hipocresía y el encubrimiento campan por sus Sobre la Clemencia. la libertad a la propiedad. entre la actitud de la jerarquía vaticana y la digni. uno de los principios esencia. en el estupro. reino teórico del amor en Cristo. cho más elemental a ser acogidos y reconocidos por su padre y dad de la mujer. la en la vejación. cómplices y encubridores. a ser posible. La des. así conviene a expectativas y realidades patrimoniales que tracta de la igualdad ante la ley. poco falta para que en este rosario de- mundo. de por sí. en la viola- mana. Se ha dicho que la proclamación abs. Se la hace que lo parezcan. gumenta Pepe Rodríguez. importante no es ser casto. Si no hay otro remedio. moral. hizo estremecerse de indignación a compañera de sacerdotes. igualdad de siempre. complicidad en el abandono de familia y niños. la Justicia y nos adentran ción. Lo Justicia porque se funda en el desprecio a la condición hu. dad. causa y consecuencia a un dono. Como tan luminosamente ar- se hace daño a muchos y no se da a cada uno lo que es suyo. la la verdad y enemigos del hombre. Un mundo en el que no se puede vivir dignamente. el aban- les de la «antropología católica». o los sobados y manipulados por los funciona- y de llegada de barbaries e iniquidades de toda laya. Una sufrida. es un principio clave brutal de esposas de sacerdotes agredidas y vejadas por ele- de la que Brodski llama «ideología del cow-boy». demonio y carne a un tiempo. Bertrand Russell. abierta o encubiertamente. de la caridad y de la fraterni- do.

Saben prueba más del imperialismo moral y el neocolonialismo ético perfectamente que el único poder sobre la conciencia es la y jurídico de la jerarquía eclesiástica. la su. juzgados y conde- nados como vulgares delincuentes. ¿Qué idea de la ley divina pueden tener las jóvenes estupra- el uso de la pildora abortiva. Gaillot ha venido sostenien- rios de Dios que convierten en aberrante y clandestino uno de do actitudes progresistas y discrepantes en materias sexual- los elementos más hermosos de la comunicación humana? mente «sospechosas» como la ordenación de hombres casados. Ellos son incapaces de mutilar y encorsetar la li- El reciente espectáculo ofrecido por el Vaticano en la con- bertad y la dignidad sexual de hermanos suyos o de perse- ferencia de El Cairo. Son los por el derecho. «es la hora de que Juan Pablo II dimita como Obispo de Roma pudio ético a cualquier asomo de igualdad legal. Gaillot ha sido destituido «por vivir el Evangelio» y. El comunica- paldados por la «prudencia» de sus jefes? ¿Admitirán su papel do vaticano sobre la destitución del obispo de Evreux afirma de víctimas sin derecho a reparación porque sus verdugos de- que «no es idóneo para el ministerio de unidad que es la pri- ben permanecer en la sombra para la mayor gloria de Dios y mera misión de un obispo». lentes amigos y compañeros a los que mucho he querido y sigo queriendo. no es incompatible con la ocultación y el silenciamiento. añadiendo que. Son. considerado durante largo tiempo «enfant — XVIII — — XIX — . Tengo entre ellos exce- dad. sostenien- guirlos. Nada hay más antijurídico que la irracionali. así teólogo y psicoterapeuta Eugene Drewermann ha dicho que como la igualdad jurídica efectiva de las parejas homosexua. la libertad frente a la Inquisición y el amor perstición y el dogmatismo son enemigos de la libertad y la frente a la opresión y la crueldad. el abuso. Doctrina que y como símbolo de la unidad de la Iglesia». vieja doctrina de la aberración culpable o patológica y del re. El Consejo de la Juventud Frente a la resolución del Parlamento Europeo exigiendo la Católica de Bélgica se declara «aterrado y entristecido» y el proscripción de toda discriminación contra los mismos. sobre Población y Desarrollo. terrible» del episcopado francés. de todo episodio de homosexualidad Como se ve. Su obsesión represiva conciencia misma y que la irracionalidad y el tabú conducen frente al aborto y la anticoncepción. que viven la religión como liberación. Su contenido honor de Dios frente a la burocracia eclesiástica. es una jando a sus víctimas en el desamparo y en la miseria. el optimismo y la esperanza de algunos au- militante entre los miembros del clero. como decía Antonio dignidad humana e impiden el reino de la justicia y la lucha Machado. Pero muchos teólogos y juristas de su Iglesia? católicos han expresado su repulsa por una medida que nos ¿Y qué decir de la cruzada contra los homosexuales? vuelve a remontar a Torquemada. su insistencia en que la fatalmente hacia el crimen. los que «dicen Jesús y escupen al fariseo». de- quisitoriales contra la libertad sexual y de conciencia. aliándose una vez más rar con cualquier colusión de silencio y encubrimiento con los con toda suerte de fundamentalismos. a la cultura y a los de- una imposición execrable. frente a las letras. Es aún más reciente la destitución del obispo de Evreux. conecta fatalmente con las más negras pesadillas inquisitoriales. la coacción y el torticerismo moral. en evitación de escándalos. Jacques Gaillot. por no observar vitaliciamente do posiciones contrarias a la libertad. tabúes y cruzadas in- que se comportan como verdugos. contra todo derecho. les en relación con las heterosexuales. de grado o por fuerza. la legitimidad y dignidad de los das o violadas impunemente por ministros de la Iglesia res- homosexuales o la utilización de preservativos. mujer que padece el drama humano y social del aborto y aquellos que la ayudan sean perseguidos. ténticos cristianos intentan llegar más allá de donde la reali- La lectura de este libro de mi amigo Pepe Rodríguez me dad actual hace posible. el Vaticano opone su «con menosprecio del derecho eclesiástico». Pero ellos son los que defienden el ha ilustrado y estremecido a partes casi iguales. Y son incapaces también de colabo- rechos humanos básicos de la mujer. la palabra es una prueba incontestable de que la irracionalidad. además.

LA VIDA SEXUAL DEL CLERO .

Este es un tema que nadie que no sea un religioso puede entender en su verdadera di- mensión. incomprensiones. y las formas en que se expresa. o de las motivaciones psicológicas que les lle- van a romper su compromiso de celibato con tanta frecuencia. fal- ta de colaboración que en ocasiones derivaba en claras ame- nazas veladas. se abren las ventanas de la realidad más celosamente guardada dentro de la Iglesia Católica. 27. son muy pocos —al margen del propio clero— los que conocen algo de los hábitos sexuales de los sacerdotes. sin embargo. esta cues- tión sólo nos afecta a nosotros. afecta a muchos más que a los 20. por su propia naturaleza.. o —7— . Ha sido muy difícil y duro completar este trabajo ya que. los curas. «¿Por qué te interesas por la vida sexual de los sacerdotes si tú no lo eres? —me han repetido hasta la saciedad sacerdo- tes en activo o secularizados—. En este estudio. Este libro arrojará sobrada luz sobre este campo. miedos —terror sería la definición más exacta— a la jerarquía católica.» Pero la dimensión afectivo-sexual del clero. INTRODUCCIÓN N Á U F R A G O S E N T R E E L CIELO Y LA TIERRA Afirmar que buena parte de los sacerdotes católicos man- tiene relaciones sexuales puede resultar casi una obviedad para muchos. se ha tropezado a diario con hipocresías..786 miembros de órdenes religio- sas masculinas y 55. riguroso y documentado.063 de femeninas que hay en España. ocultación de datos. Es mejor que investigues sobre otra cosa.441 sa- cerdotes diocesanos.

Aunque resulte Así. está directamente implicado en esta son específicamente humanos y mundanos. básicamente. trario.370. si se viven con madurez y aceptación plena. se desarrolla un contundente alegato en favor de sus de tener para el conjunto de la sociedad. delidad su compromiso de celibato y hasta se han mantenido rigos en lo tocante a sus vidas afectivo-sexuales. los datos que se aportarán permitirán a cualquiera poder De todas formas. ni mucho menos. el llama. en todo caso. Algu- bro. por el con- el peso institucional y moral que la Iglesia Católica preten. pero siempre entre propósitos de enmienda total. dad y el celibato. en principio. eso sí. a una masa ingente de mujeres y menores de edad. dada su injerencia en la mo. sino de asuntos —como el celibato obligatorio— que do «pueblo católico». la vida sexual de los sa.7 % de la europea. ciertamente. pecialmente en los casos de profesores de religión—. 28. Los hay que han guardado siempre con fi- miento que caracteriza a la jerarquía de la Iglesia y a sus clé. Sólo se ha enmascarado alguna identi. Y. conviene recapi- comprender en su «verdadera dimensión» el tema que abor. llegados a este punto. evidente que mostrar la cara oculta e hipócrita de la mayoría ral pública y privada de la sociedad. —8— — 9— . Pero. que mantienen relaciones sexuales con plena intencionalidad dad. a pesar de que ni el autor de las que debe atribuirse la responsabilidad de victimizar. ciones sexuales con creyentes católicos. vencias sexuales. IV. ni lo serán la mayoría de sus lectores. Y.6 % del total va a tratar de una cuestión tan trascendental como es el reli- de la población mundial. capacidad y eficacia de sus minis. vez. guste o no al clero. gare1. en la medida de lo posible. sin duda alguna. los que los protagonizan. Convendrá aclarar también. que este libro no va ya Lactancio en su Divinae institutiones. El 17. existen damos. antes que usar hechos similares bien documentados aunque Pero andar por esta senda no es fácil ni posible para la aún sin juzgar. que la sociedad laica muchas tipologías distintas de sacerdotes en cuanto a sus vi- tenga o no la misma capacidad de justificación y encubri. no cabe olvidar que son víctimas a tros para servir a sus fieles. En el sentido de «el vínculo de piedad que nos une a Dios» que definió se forme conceptos apriorísticos erróneos. o para pueden convertirse en un valioso instrumento para la reali- evitar desmerecer ante el círculo social en el que vive la fuen. sial católica. dado Tampoco se pretende atacar al clero sino que.a los 1. de la estructura ecle- el mundo. la mayoría de los relatos —ejemplificadores en grado nos más viven instalados en los hábitos del autoerotismo de sumo— identifican por su nombre y apellidos a los sacerdotes una forma neurótica. con Dios o con su servicio. la pretensión cerdotes debe ser una cuestión abordable desde el debate pú. básicamente. cuando la perso.574 miembros del clero y personal consagrado en modo alguno en contra de la religión. básicamente castos (¿qué sacerdote no se ha masturbado con En parte por la razón anterior. n a que ha facilitado los datos así lo ha exigido (habitualmente Personalmente. para evitar que algún lector 1. puesto que aquí no se que hay actualmente en todo el mundo. pero también para evitar alguna frecuencia?). siempre se ha preferido católica o más. del clero actual no deja a éste en buen lugar. y el 39. o se ha recurrido al uso de seudónimos. tal t e informativa en cuestión). pues. y a la idoneidad. voto. a su este libro es sacerdote. no sea más que una de las varias vías posi- ejemplificar mediante casos ratificados por trámite judicial bles). central de este trabajo es mostrar cómo los sacerdotes son blico ya que afecta a la credibilidad de la Iglesia Católica ante víctimas de sí mismos y. en aras de esa misma credibi. zación personal en el plano de lo religioso (aunque ésta. Otra cosa será. y sin mala conciencia. vulnerados hasta hoy por una curia vati- vital del clero es algo que nos compete y afecta a todos por cana que ha violentado y manipulado reiteradamente el igual. Otros han vulnerado ocasionalmente su que se dude de la veracidad de los casos descritos en este li. tular para empezar por decir que. como demuestran otras muchas religiones tan dignas como la lidad. que ver. conocer la realidad derechos humanos. mensaje histórico del Nuevo Testamento. mantienen rela. no me cabe la menor duda de que la casti- por temor a sufrir posibles represalias desde la Iglesia —es. Y no son escasos. Y. y nada tienen cuestión ya que los sacerdotes.

El sacerdote es un ser humano más y. sirven la caridad. autoridad. el sacerdote o daño. con sus pulsiones. no puede ni debe llenarse. próximo y concreto. Éste es uno de los motivos por los suspende el examen de forma aparatosa. Pero nadie forma a es diocesano. con el paso del derado l a s sensaciones físicas (es decir. cuando incide sobre personalidades frágiles y proble. cuales la Iglesia Católica jamás se ha preocupado por enseñar Los sacerdotes. durez. no tiene por qué ser el origen de problemas emocionales o psicopato. por muchos esfuerzos que se hagan y leyes que se pro. como sumamente peligroso y desprecia- ro. especialmente si y desestructuradores de la personalidad. religioso/a debería aprender. sexualidad y la mujer. inevitablemente. y ahogados por una fuerza institucional que les vertirle e n u n a especie de profesional del vía crucis sexual. Lo que sucede es que. pensable a todo varón para poder madurar adecuadamente y dad perfecta rige la ley de la gradualidad. obliga a aceptar que la negación de sí mismos (de los senti- mientos más humanos) es el summum de la perfección. la proyección y la represión. que se han comprometido a ser castos bién. siempre y en todos los casos. le es indis- religiosos/as afirman. sólido. desde joven y disciplinándose de más que a través de caminos moralizantes. El vacío afectivo —y no me refiero ahora a las necesidades mos neuróticos. se carece de la suficiente formación y madurez personal. Saiitaféde Bogotá (Colombia): San Pablo. en todos — 10 — — 11 — . legios para subsistir—. si la persona no parte previamente de una sólida ma. Y la práctica totalidad de ellos orden» físico y espiritual. pero sí loes. p. Pero resulta evidente que poco o nada podrá los sacerdotes reciben una mezquina educación manipulado- lograrse. cualquier sensación tiempo. y de nada le ocultar la realidad biológico-afectiva que. cuando ésta bato sólo porque es el precio que exige la Iglesia Católica para viene forzada por decreto y sin haber pasado por un adecuado poder ser sacerdote o religioso —y disfrutar así de sus privi- proceso previo de maduración-asimilación-aceptación y. en vez de limitarse a reprimirlas mediante mecanis.mayoría de los seres humanos. en principio. que «en la lucha por la casti. en su lugar. suele prodigarse el clero entre sí. que incluso se ha llegado al extremo mentos. la ble. o en otros más patógenos 2. para poder seguir adelante necesita de algún afecto de proscribir su mera invocación naturalista y se trata de humano verdadero. y acaban sumergidos bajo un concepto sacralizado de la vida del sacerdote empieza a dar bandazos hasta llegar a con. En los seminarios y casas de tos de su labor apostólica». cargados de angustia. varón. se ven forzados a refugiarse en mecanis- mos psicológicos de tipo defensivo. acosados por sus estímulos y necesidades a comprender el propio cuerpo y. Aportes de la psicología a la vida religiosa. Intentar llevar un vida de castidad. Cfr. A. el afecto chato. Así nace un mundo de varones que han aceptado el celi- lógicos. fríos y carentes de todo afecto y de valores humanos. con lo femenino. frío e institucionalizado que acabará por hacerla aflorar con fuerza. y básicamente lesivos sexuales— que experimenta un sacerdote. largos esfuerzos»2. culpabilizadores. que es mucho conduce a situaciones netamente psicopatológicas). Cuando. (1993). no ha enseñado a dialogar con él. en muchos mo- se ignora casi todo—. tales como el aislamiento emocional o la intelectualización. la vida siempre se encarga de situar a cada sacerdote placentera) como algo peligroso y amenazante para «el buen ante estas tres necesidades. Pero. para el clero). con razón. en un momento de su vida en que aún ignoraban casi todo —o máticas (ya que suele hacer aflorar los conflictos larvados y tenían una visión maniquea y deformada. Para hacerlo. forma progresiva. sin más. y a ella misma en mulguen. a mayor despropósito y afectivo-sexuales. Los clérigos especializados en la formación de sacerdotes y El trato afectivo con la mujer. peor— sobre aquello que más teme el clero: la afectividad. tam. la pureza total no se logra sin penosos y el hombre solo es incapaz de desarrollar. tal como propugna la teología va- formación religiosa se teme tanto la sexualidad —de la que ticana. Un hábito inveterado enriquecer su personalidad con matices y sensibilidades que no se cambia en un día. ra que les hace ver el mundo de la mujer. la Salta a la vista que la moral católica dominante ha consi. Jiménez. tanto que ser humano (siempre de naturaleza muy inferior al durez psico-afectiva. 82 como la negación. tal como es habitual entre el cle. que. a sublimar sus pulsiones sexuales con ma. con «los fru- los futuros religiosos en esta vía.

sostiene. La ley del celibato obligatorio de la Iglesia Católica. espoleados por leyes eclesiásticas muy discutibles pero anclados por su indiscuti- ble humanidad biológica. datos. ayuda a Pepe Rodríguez estabilizar el comportamiento. o sucumben este autor agradecerá todas las opiniones. G. lejos de elevar por el camino de la espiritualidad. Cfr. 26. especialmente en cuanto a la prepa- ración de sacerdotes y religiosos/as se refiere. del autor: El psicólogo norteamericano George Christian Anderson. E n buena lógica. les llevarán a tener que padecer cotas muy elevadas Dado que todo es —y debe ser— cuestionable y mejorable. lejos de alimentar una neurosis. tampoco les servirá para realizarse mejor como mejorar futuras ediciones de este libro.. de sufrimiento y de deterioro de su salud mental. daña a todo el mundo. es un absurdo. carece de fundamento evangélico. parece justo volver la cara hacia sus jerarcas y deman- darles responsabilidades. la estructura formativa dominante den. tal como -veremos en las páginas que seguirán. tal como iremos viendo a 08080 Barcelona lo largo de este libro. miles de sacerdotes y religiosos viven sus existencias con dolor y frustración.los casos. personas ni. puede favorecer nuestra salud mental. correccio- a esas necesidades y empiezan a vivir una doble vida que. Your Religión: Neuretic or Healthy? Nueva Tork: Doubleday & Co. que «una religión sana. ampliaciones o testimonios que puedan ser útiles para todo caso. está aún muy lejos de poder ser considerada «una religión sana». y sólo se mantiene por ser uno de los instrumentos de poder y control más eficaces que tiene la jerarquía para domeñar al clero. a favorecer la madurez psico. — 12 — — 13 — . 3. en general. cuando una religión llega a convertir en incompatiMesla expresión de lo humano y el servicio a lo di- vino.251 lógica y a ser creativo e independiente» 3 . les evitará sufrir estados de culpabi. Náufragos entre el cielo y la tierra. liberador y creativo. p. una sinrazón que. res- ponde a la visión maniquea del ser humano que aún sostiene la Iglesia. Anderson. en nes.C. creador de la Academia de Religión y Salud Mental. con gran acierto. Apartado de Correos 23. razón por la cual tanto los clérigos como los creyentes se ven obligados a pagar un alto precio en sus vidas. Sin embargo. La correspondencia puede enviarse a la dirección postal lidad y neurosis más o menos profundos. (1970). (España) tro de la Iglesia Católica. lamentablemente. acaba embruteciendo todo aquello que pudo ser bello.

Mas si sólo hubiese cometido pecado contra natura con ni- ños o con bestias y no con mujer.» Canon segundo de la Taxa Camarae. pidiese ser absuelto del pecado contra natura o de bestialidad. promulgada por el Papa León X. deberá pagar [a las ar- cas papales] 219 libras. 15 sueldos. . 15 sueldos. solamente pa- gará 131 libras. PARTE I CELIBATO Y CASTIDAD. además del pecado de forni- cación. DOS PERLAS POCO ABUNDANTES ENTRE EL CLERO «Si el eclesiástico.

fue a solicitarle a monseñor José Guerra Campos. M. Zamora. 13. Los sacerdotes. El cura y la prostituta. lo que usted me cuenta es imposible. Otro sacerdote. situada en la parte alta de la ciudad de Cuenca. 1 LA MAYORÍA D E LOS SACERDOTES CATÓLICOS M A N T I E N E N RELACIONES S E X U A L E S Cuando Matilde Molina. párroco de la peque- ña iglesia de Santiago Apóstol. obispo de la diócesis. p. tienen sexo —eso es que son seres vivos sujetos a los impulsos de la sexualidad— y buena parte de ellos lo usan para procurarse placer. dedicado íntegramente a la historia de este sacerdote. El Mundo (225). el prelado ultraconservador le respondió: «¡Señora. 5. (1984. fue. febrero 20). presidenta de la Asociación de Padres y Amigos de Deficientes Mentales de Cuenca (ASPA- DEC). una joven prostituta de la ciudad de las casas colgantes 5 : 4. tal como lo hace cualquier otro varón de este planeta. los sacer- dotes no tenemos sexo!» Monseñor Guerra Campos faltaba a la verdad a sabiendas cuando asemejó los sacerdotes a los asexuados ángeles de la tradición cristiana. que pusiese bajo tratamiento psiquiá- trico al sacerdote Ignacio Ruiz Leal 4 . en cambio. Cfr. acusado de haber abu- sado sexualmente de tres disminuidos psíquicos de ASPA- DEC. evidentemente. — 17 — ! . José Antonio Navarro. el capítulo 17 de este libro. Cfr. infinitamente más sincero que su obispo cuando mantuvo el siguiente diálogo con Jenny.

Mundo sintió la necesidad de trumento utilitarista e hipócrita que protege a los sacerdotes intentar realizarse a través de la relación afectiva con alguna que vulneran la ley del celibato obligatorio. deben mante- J. Al encontrarse en un mar de du- Antonio Navarro unas líneas más arriba. virginidad. ministerio. Nosotros te. mujer y. dado que la esfera de lo sus sueños. tenemos las mismas ne. a través de la confesión.. Entonces. castidad no es lo mismo que El propio Código de Derecho Canónico. men- san sobre ellas— supo armarse del mecanismo de la gracia cionaremos el caso del conocido paleógrafo Manuel Mundo. — 18 — — 19 — . J. Somos personas normales con emplea correctamente y. es casarse.). en su canon 132/1. sus pesadillas. una canita al aire en lugar de plantearse el abandono de su nes sexuales a pesar de las prohibiciones canónicas que pe. por lo que la frase siguiente tiene una menor fuerza dad de la conciencia.. se planteó abandonar el sacerdocio De este modo.. tas como un «además». pocas veces logra aplacar la pujanza de la imperativa. padre! ¿No siente las mismas necesidades la ordenación sacerdotal u órdenes mayores] no pueden con- que el resto de los hombres? traer matrimonio [a nuptiis arcentur. Este «y» es interpretado por reconocidos teólogos morales y canonis- y un acto de contrición que. afectivo-sexual es básica en el ser humano.. JOSÉ ANTONIO: .: ¡Al grano. De hecho. Cuando nos hacen curas nerse alejados del matrimonio] y6 están obligados a guardar no nos castran. no nos gusta un elefante! Tendríamos un que va desde la continencia sexual absoluta a la continencia grave problema de aparcamiento. en su sentido más estricto. por eso.. ni nos cortan nada. pues. tal como expresa gráficamente el padre José antes de tomar este camino. de tal manera que. ya que la inter- mos que confesar porque no podemos celebrar misa en pe.: ¿Los curas también hacen esas cosas? Así. pero. si pecan contra ella. les de los sacerdotes. ya que éstas. No somos marcianos. En un momento de su vida. a pesar de co- cado. Padre: usted. reos de sacrilegio».: Sí. y en este pecado caemos y nos le. como ser huma. rresponderse con una prohibición absoluta en el lenguaje J.. Lo que ocurre es que nosotros sabemos que hemos puede ejercerse sin dañar la «castidad» sacerdotal) y. nemos votos de castidad.San Pedro tenía suegra! En un concilio en suma.. del perdón. tivamente en la colada de la confesión regular y obligatoria. pecado y por ello tenemos que confesarnos. Nos aguantamos o. pero sí pueden mantener no. son también cesidades.. JENNY: Siento tener que decirle que yo he tenido clientes bragueta. ¿a los curas también les gustan las mujeres? moral.A. pretación del concepto de castidad (castitas). Entre las muchísimas anécdotas similares. ¿no siente nunca apetito sexual? relaciones sexuales con más o menos frecuencia. nos masturbamos. nunca. pero todo vuelve al orden después de una simple confesión 6. especifica que «los clérigos ordenados de mayores [se refiere a J. de ningún modo.: ¡Hombre. castidad. Este mecanismo real —que corrompe la hipotética sacerdotes y no han venido precisamente a bendecirme. este canon sólo pro- J. la sexualidad vantamos. si bien puede acallar la culpabili. no prohibe expresamente los desahogos sexua- hemos de apartarnos de la Iglesia. eso es. el clero católico «cae das. Lógico que nos gusten las relativa (esto es que el uso de la sexualidad es lícito cuando se mujeres.: Pues claro que se sienten. De lo contrario. en consecuencia. no pasan de ser \xnpecadillo más que se lava defini- español nació el celibato de la Iglesia Católica. Me función de la gracia del perdón— ha llevado a miles de sacer- parece curioso que los curas condenen la prostitución y que dotes a la íntima convicción de que lo que no pueden hacer algunos participen en ella (.A. en la práctica. buena parte de los prelados no tiene ningún es- Pero la Iglesia Católica —que sabe desde hace siglos que crúpulo en recomendar a sus sacerdotes «en riesgo» que echen una gran parte de sus clérigos seguirán manteniendo relacio. hibe a los sacerdotes contraer matrimonio. por ello. y convertirlo en un ins.-. en su uso cotidiano permite u n a amplia indefinición J.A. Mundo le pidió consejo a un cardenal de la curia vatica- y se levanta» tantas veces como su apetito sexual se lo deman- da. pero en ese caso es un pecado mortal y nos tene. ya sean en solitario o en pareja.

aunque no cularizándose. o de avanzada edad—. «Desde mi experiencia personal. yo creo que los sacerdo- tual.» «Como sacerdote que sigo siendo. De todas formas. La mayoría de los sacerdotes se acuestan Según nuestro estudio. Sólo un cura obrero del campo ha limitado la ci- rriente. rasgos tan obsesivos. se. estos sacerdotes. y con apreciaciones fundamentadas que los propios sacerdotes tie. cabla esperar de A estos porcentajes de práctica afectivo-sexual. en lugar de seguir el camino de la García. han ci. menos inmisericorde con una realidad que la Iglesia se em- Resulta muy difícil establecer con exactitud la cifra de sa. aunque esté actualmen. un 26 % soba a menores. Como complemento a estos datos. pecina vanamente en negar: cerdotes que mantienen relaciones sexuales de forma habi. Obviamente. resulta interesante el diendo poco menos que la guillotina para «los pocos compañeros enfermos gráfico que mostramos en la página 23. le espetó: «Mundo. tienen un buen conocimiento directo del comporta- miento afectivo-sexual del clero. pero en lo que hace a la masturbación. que se atribu- humanos tan complicados. aunque se valorarán en cumple con la ley del celibato.na. En varias ocasiones he se han secularizado y casado. pero éste. opinión bastante más moderada que la anterior. Para mí. obrero del campo sevillano. después de escuchar con mucha atención sus cuitas. como son la mayoría de los curas que yo conozco. un sacerdote como Diamantino Mundo. la mayoría se desahoga sexualmente de forma solita- fra a un 20 % «entre los que yo conozco». 20 % de ellos se relacionan sexualmente con otras personas. tenido el dudoso privilegio de escuchar a curas —que yo sabía que mante- nían relaciones sexuales habitualmente— negando la premisa mayor y pi. dentro de la Iglesia. por su personalidad. adelantamos ahora en el relaciones sexuales. Y ello un celibato no asumido y obligatorio dé como resultado seres sin mencionar las prácticas masturbatorias. tes a quienes hemos preguntado sobre esta cuestión 7 . y las tes viven el sexo de una forma tan frustrante y limitada. sostiene una hipocresía —habitual en la vida sexual del clero—. finalmente. por su posición presente o pasada graves con menores. un 20 % realiza prácticas de carácter homosexual. y algunos más han ria. mi desconfianza que figura en la página 22. habría que añadir el notable 20 % de sacerdotes ingenuos. pero diferentes estudios realizados por expertos. La investigación realizada para este libro nos ha conduci- te secularizado —me decía Manuel C. yo no confío en la castidad de casi ningún gráfico sobre los hábitos afectivo-sexuales del clero en activo cura. entre los sacerdo- con alguien y todos sin excepción se masturban. de 51 años. un 12 % es 7. sé que apenas nadie do a una serie de estimaciones que. en mayor o menor medida. Será ocioso señalar que. Lo más normal entre el clero que yo conozco es no tener rela- concretado su estimación en un porcentaje del 60 % aproxi- ciones sexuales. a mí me preocupa más el hecho de que apuntado hacia un 80 % como posibilidad más realista. exclusivamente homosexual y un 7 % comete abusos sexuales fueron elegidos per el autor debido a que. ve con mujeres. no te salgas. sia Católica. un 60 % mantiene relaciones sexuales. acabó se. tan frustrados y tan poco serenos yen. ridos a los sacerdotes actualmente en activo dentro de la Igle- gún la versión oficial de los obispos —y de los sacerdotes más conservadores. Entre forma bastante aproximada. elaborado a partir de que van con mujeres o abusan de niños». luego vendría su apego por mantienen relaciones sexuales con alguna regularidad y han el dinero y en tercer lugar situaría el tema de la sexualidad. nen de su colectivo. o viven amancebados sin más. es absoluta y total. los curas que conozco personalmente. estimamos que.—. que no son tantos los que. una muestra de 354 sacerdotes en activo que mantienen rela- — 20 — — 21 — . ordenados que —tal como veremos en el capítulo siguiente— fringen el celibato. son apenas unos pocos los curas que in. el primer pecado del clero es la soberbia y la falta de frado en «muchos más de la mitad» el número de curas que compromiso con la justicia social.» Pero En el extremo opuesto. creo que no más de un La práctica totalidad del casi medio centenar de sacerdo. un 95 % de ellos se masturba. hombre honesto. pueden acercarnos a esta realidad de una llegan a materializar prácticas sexuales extra-celibato. en activo unos y secularizados otros.» tes actualmente en activo. aunque la masturbación sí que es muy co- madamente. Respecto al hecho de mantener cada uno de los capítulos específicos. y. pero eso ya no se lo cree nadie. sólo refe- ellos sinceridad y honestidad en las respuestas. al 95 % del clero.

Se observa. causas que iremos viendo a lo largo de este libro. El gráfico de la página 25 expo- d a d e sus profundos problemas afectivo-sexuales. que un 74 % Católica del mundo occidental moderno. refleja muy bien la dinámica seguida en este tienen relaciones sexuales tiene su origen en muy diferentes proceso de crisis. y que domina la práctica hete. 1975 y desde entonces ha ido decreciendo hasta estabilizarse ral y de falta de sentido vocacional que se ha instalado progre. HÁBITOS AFECTIVO-SEXUALES DEL CLERO Sacerdotes en activo 20 g 12 Masturbación Relaciones Sobara Práctica Homose.000 sacerdotes diocesanos y religiosos/as (y un hace con varones adultos. y que se ha ido agravando a medida que su inmersión en 1960-1969 un 25 %. que recoge los datos rosexual en el 65 % de los casos. y en el año 1990 un 1 %. en 1980-1989 un u n a sociedad de libertades les ha acentuado la realidad larva.000 sacerdotes y no menos de 300. en 1970-1979 un 54 %. en siglo. con el siguiente resultado: el 53 % las tres últimas décadas. ha hecho abandonar la Iglesia a no mantiene relaciones sexuales con mujeres adultas. en España. durante sexuales del clero analizado. frente al 35 % que muestra oficiales disponibles (y probablemente incompletos) sobre el una orientación homosexual. el 14 % con menores varones y fenómeno análogo se ha producido en el resto de la Iglesia el 12 % con menores mujeres. 1954 y 1990. ne esta realidad en forma de porcentajes: — 22 — — 23 — . mientras que el 26 % nada por unos 100. en la década de los años noventa. donde se dibuja el perfil de las preferencias un flujo inaudito de secularizaciones que.000 re- restante lo hace con menores. número de secularizaciones habidas en España entre los años El elevadísimo porcentaje de sacerdotes actuales que man. que ha sido abando- se relaciona sexualmente con adultos. Abuso grave sexuales menores homosexual xualidad a menores Pepe Rodríguez Esta dinámica de crisis ha sido el motor que ha provocado ciones sexuales. el 21 % lo menos de 25. El gráfico de la página 24. 19 %. ligiosos/as). Uno de los La tendencia secularizadora fue en aumento hasta el año primeros motivos a valorar es el sentimiento de crisis estructu. Durante el período 1954- sivamente entre los clérigos durante la segunda mitad de este 1959 se secularizó un 1 % del total de religiosos/as. por tanto.

. sin em. Entre las muchas razones que pueden explicar este com- portamiento cabe citar las salidas masivas de clérigos a me. que facili. y si no las secularizaciones. que inci. el incremento de la per. ja no parece escandalizar a casi nadie desde hace bas. I 1250- 1000- ^ 750- •'*- 500- Vm 250- 7 • $ # # # # # # # # #. y no m á s o menos apañada y.<## . que su contraria. por último. que parece mucho más extendida nes sexuales con cierta frecuencia. a nadie debe importarle s u doble vida sin necesidad de secularizarse. pueden casarse es lógico que se alivien de alguna manera. COSARESEy OESI. muchos católicos practicantes cuando les he interrogado so- de negativamente en sus posibilidades de sobrevivir por sus bre la doble vida sexual de los sacerdotes—. AÑO DE SECULARIZACIÓN 1 ####\##^/' Datos base: CONFER. Si el cura se comporta bien dentro de su parroquia. y. Esta forma de pensar. por ello. tantes años. «—¿Y qué esperabas encontrar? —me han contestado gresivo incremento de la edad media de los clérigos. Vaticano II (1962) no llegaban a ponerse en práctica. hace decrecer sotana siguen siendo tan hombres como el que más. Buena parte de la sociedad —católica o no— dida que fue aumentando entre ellos la frustración y el des. permite mantener abusa de menores o desvalidos.» los sacerdotes supuestamente célibes que mantienen relacio. . RELIGIOSOS/AS SECULARIZADOS EN ESPAÑA según su año de salida (1954-1990) 2000- 1750- 1500. Debajo de la propios medios fuera de la Iglesia y. adquiere un significado mucho más llama- bargo. Siempre lo han hecho a escondidas y así seguirán hasta el t a que los sacerdotes puedan tener una vida afectivo-sexual fin. Una realidad que. lo más mínimo lo que haga o deje de hacer con su vida Esta situación acomodaticia ha llevado a que sean legión sexual. tivo si la analizamos a la luz de la afirmación del sacerdote — 24 — — 25 — . asume como algo lógico e inevitable que los sacerdotes man- encanto ante la evidencia de que los aires renovadores del tengan relaciones sexuales. en consecuencia. misividad de la sociedad y de la jerarquía católica. el pro.

Pero gen. es que hemos dejado de significar»8. al cuestionamiento vocacional. enamoramientos y al cerdotes están desanimados y viven instalados en una rutina abandono del sacerdocio para casarse o. p.. «Tampoco de la afectividad se espera tanto rentes tipos de crisis durante la vida del sacerdote. que son. otro En todo caso. y conlleva la desesperanza Los expertos religiosos suelen atribuir las secularizacio. la verdad es que resulta obvio. afirmó: «Yo creo que en la etapa ac. Cfr. al explicar las razones por fermedad y la vejez. cit. los que más relaciones sexuales mantienen. bajo el actual pontificado. por último. 24. de reducción y de impotencia 11 . máticos. 100. padre Jiménez en sacerdotes de mediana edad. produciéndose un desajuste entre el ideal del deja de escandalizarse por nuestras conductas. lleva hasta un primer intento de posi- los creyentes) no sigue ni tiene en cuenta buena parte de las cionarse ante el sexo opuesto (que a menudo suele estar aún recomendaciones morales que emanan de la jerarquía católi. 40]. por "ligues sexuales". el sacerdote ha sido reducido a un burócrata xima. J. (1993). bajo una imagen demasiado idealizada). (1987). no La crisis de reducción es el momento culminante de la an- por casualidad. Cuando 20 y los 25 años. insatisfacción. estado de confusión e inicio de una fase de autoconocimiento parcial. 9. 128-135. mayo-junio de 1993].. ocio y de la pereza que "es madre de todos los vicios"»9. J. La crisis de autoimagen suele desencadenarse entre los vía el rol religioso tiene un peso efectivo importante.Javier Garrido: «cuando la gente es anticlerical.. A este respecto.. terior. vitales y actitudes frente a una muerte que se intuye pró- tual. jugar al amor con una viuda desolada. el teólogo Leonardo Boff. para cualquier observador im. Garrido. otoño-invierno de 1993. Jiménez. lativismo feroz. crea un clima muy favorable para que florezca la de la vida afectiva como algo fundamental y particularizado castidad y defiende [a los religiosos/as] contra los peligros del (es decir. por ejemplo. ni brilla Garrido. y conlleva diferentes tipos de balances las que había abandonado el sacerdocio. el distanciamiento de todo. sexuales más o menos esporádicas. puesto que la edad cronológica de una persona no 11. el rostro de ningún tú con fuerza de vinculación vital. de lo sagrado» [Éxodo (19).. Y.. y a la valoración intención.pp. de poder ser uno mismo —y no lo que el dogma religioso dice que la misma manera la entrega entusiasta y plenamente respon. a personal y religiosa muy mediocre? Hoy día es prácticamente llevar una doble vida que compagina sacerdocio y prácticas imposible encontrar el "ardor adolescente" que recomienda el sexuales ocultas. mientras que en la etapa anterior se pretendía amar a todos Pero ¿cómo mantener este ánimo favorable a la castidad en general) que suele conducir a experimentar relaciones en una Iglesia burocratizada 10 . Cfr. Y se aferra al calor de las viejas amistades. la vagancia y la crítica sistemática del pasado. Cfr. edad apuntados para cada una de estas crisis no son mate- blar (56-57). es que toda. entre otras cosas. de realismo. La crisis de impotencia. distingue entre las crisis de autoima. entre los 40 y los 55 años. con pureza de propia vida. Grandeza y miseria del celibato cristiano. más comúnmente. Y se pueden hacer las mayores tonterías. uno daría cualquier cosa por una sola caricia. objetivado en una mujer u hombre en concreto. la frustración y el re- nes y las transgresiones del celibato a la incidencia de dife. por ejemplo. La crisis de realismo atraviesa el ciclo de los 30 a los 40 El jesuita y psicólogo Alvaro Jiménez tiene mucha razón años (aunque en la mujer suele adelantarse) y lleva a una cuando señala que «así como la falta de oficio. Op. cit. corresponde a la en- 10. yo y el yo real que se traduce en frustración. p. a la desorientación sobre el sentido de la sable al cumplimiento de una misión apostólica. p. apostilla: «Yo diría mucho más: ha sido reducido a un burócrata de una organización» [Tiempo de Ha. Op. quilla. existencial. Y culpabilidad generalizada. Garrido. que la inmensa mayoría de la sociedad (incluyendo a que. como un adolescente: encapricharse con una chi- 8. sobre esta opinión. A. (1987). Javier —señala Javier Garrido—: ni se sueña con la mujer. siempre coincide con la madurez psico-afectiva que le corres- — 26 — — 27 — . ca vaticana.» Santander: SalTerrae. a desear vivir lo no vivido y a desocupación originan muy serios peligros para la castidad. habrá que tener en cuenta que los grupos de importante teólogo como es Raimundo Panikkar. donde buena parte de los sa. incapacidad de autoaceptación. se tiene que ser—.

pondería y. un 20. también es cierto que 35. la realidad demuestra que la mayoría de los sacer. 1500- EDAD DE INICIO DE RELACIONES SEXUALES (según muestra de 354 sacerdotes) % 40 -i 1000- 32 30- i 750- 500- 20. además —tal como veremos en el capítulo 5 de Si analizamos los datos oficiales disponibles sobre el rit- este libro—. indican que el 16 % del total se seculariza entre los 21-29 años. comprobaremos embargo. es bien explícito al respecto.59 % tiene entre 40 y 49 años. En este crítico período de edad se encuentra actualmente más de la mitad de los sacerdotes españoles que. Y dibujan la grá- (referidas a 1988). un 23. según su edad de salida (años 1954-1990) El gráfico que sigue ilustra claramente este hecho. el 9 % entre 12. Sin el momento de abandonar la vida religiosa. H' lllllllllll. el 29 % entre los 40-49 años. que el 80 % del clero que abandona la Iglesia lo hace entre los dotes rompen el celibato en el transcurso de la citada crisis de 30 y los 55 años de edad. EDAD 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 50-54 © Pepe Rodríguez Estos mismos datos. en porcentajes. se agrupan en los siguientes segmentos de edad: un fica que mostramos en la página siguiente. mientras que el 64 % restante lo RELIGIOSOS/AS SECULARIZADOS EN ESPAÑA hizo durante el período comprendido entre los 40 y los 55 años. según las estadísticas de la Iglesia los 50-59 años y el 1 % entre los 60-69 años. se llega a la con- clusión de que el 36 % de ellos comenzó a mantener relaciones sexuales antes de los 40 años. COSARESE yOESI. pués de su ordenación no es más que una mera continuación — 28 — — 29 — . la formación religiosa de los sacerdotes tiende a mo de las secularizaciones del clero en relación a su edad en retrasar sus procesos de maduración de la personalidad. vo que constan en el archivo de este autor como sujetos con ac- tividad heterosexual u homosexual habitual. un De todos modos. es decir.34 % oscila entre los 60 y 69 años. El gráfico siguiente Al valorar los datos conocidos de los 354 sacerdotes en acti. 12.34 % tiene menos de 40 años. el 45 % lo hace entre los 30-39 años. durante los ya citados pe- reducción (40-55 años)12. 10- ^1 H °/ tt' • 1 -r^Hj-r-^H/ Datos base: CONFER. con crisis o sin ella. para bastantes sacerdotes mantener relaciones sexuales des- y el 8.27 % está entre los 50 y 59 años.46 % restante supera los 70 años.». ríodos de crisis de realismo y reducción.

veremos edad entre 60-69 ejemplos patéticos de esta hipócrita y lesiva mentalidad pre- 1% laticia. es acertada la acotación del psicólogo je- 29% suíta Alvaro Jiménez cuando recuerda que «muchas veces ha insistido la Iglesia en que es una compasión mal entendida Datos base: CONFER. (1993). anuario estadístico de la Iglesia Católica española 14 muestra gos— y. se ocultaría un acto de crueldad para con él y para con la Iglesia»13. vis- según edad de secularización (1954-1990) tas las consecuencias peligrosas que resultarían de aquí para el sujeto mismo y para la Iglesia (núm. posible dignidad e idoneidad de sus religiosos. Op. COSARESE y OESI. u n deber grave que incumbe a los educadores. no deben abandonarse a engañosas dísticas de la Iglesia Católica 1992. de los hábitos que ya tenían cuando estaban en el seminario. esperanzas y a peligrosas ilusiones. se conoce perfectamente la vida y milagros claramente las dificultades que ésta atraviesa para poder de los seminaristas y diáconos. Además.. y de las 22. Estos deben 14. psíquica o moralmente ineptos. entre 1986 y 1990.305 parroquias existentes. Madrid: Edice. que.. lo que le importa realmente a la jerarquía 16% no es lo que hace un cura. deben ser inme- diatamente apartados del camino del sacerdocio. Cañé y otros—. en los capítulos 9 y 10 —que estudian los casos de Salvans. cit.797 Los obispos suelen pasar por alto de forma flagrante la (un 48 %) cuentan con párroco residente. por ello. Cfr. Jiménez. Cfr. el de fallecidos fue de 350. mientras doctrina que estableció Paulo VI en su Sacerdotalis Coeliba. admitir a la profesión perpetua o a la ordenación sacerdotal a un candidato que es incapaz de guardar la castidad. y se prefiere pensar que el tiempo —y el silencio institucional— obrarán un milagro que casi nunca se produce. a balance negativo de sus estadísticas de personal que por la pesar de que dentro del marco eclesial se sabe casi todo de to. edad entre 50-59 edad entre 40-49 q0/ A este respecto. Sin embargo. escasean aún más los sacerdotes que sepan motivar y movilizar a la gente (a los jóvenes en especial). Bajo la capa de misericordia. sólo 10. el de jubilados como física. el promedio anual de ordenaciones tus cuando afirmó que «los sujetos que hayan sido reconocidos fue de 216 personas. 19. Oficina de Estadísticas y Sociología de la Iglesia (1992). pero qué más da si así se dispone de un edad entre 21-29 nuevo sacerdote. 64)». — 30 — — 31 — .925 mantener el celibato. A. se trata de 13. Esta- tener conciencia de ello. ni permitir de ninguna RELIGIOSOS/AS SECULARIZADOS EN ESPAÑA manera que el candidato alimente ilusiones semejantes. es un hecho muy común en la Iglesia están incardinados en diócesis españolas y son residentes Católica. la ordenación de sacerdotes mantener un número suficiente de funcionarios clericales. sino el nivel de discreción en que permanecen sus actos. en ellas. cuyo historial humano previo les señala como incapaces de De los 20. Más adelante. edad entre 30-39 Las razones para que se impida el paso hacia el sacerdocio 45% a bien pocos candidatos se deben a motivaciones bien fáciles de comprender: las vocaciones no abundan. Pero la Iglesia Católica está mucho más preocupada por el en el convento o en el ejercicio del diaconado. sólo 17. El último dos —pues el nivel de delación es muy notable entre los cléri. p.441 sacerdotes diocesanos censados.

Al terminar siempre me invitaba a tomar un café con leche y más que nunca a lo largo de su historia. 15. sacerdotes y. amante. Durante cuatro años fui su criada y su mos pueblos era voxpopuli la relación de amantes que man. me trató de puta. como veremos en el ca. tenían una edad media de »Como yo sólo trabajaba por las mañanas. tonio me reconfortaba y abrazaba. que estaban contratadas como me pidió que yo fuera su amante. hombres y necesitan amor y poderse desfogar con una mujer. me golpeó varias ve- quial. galletas y charlábamos un poco de todo. tir en barraganas a sus amas de llaves y mayordomas parro. a menudo viu. los que están en activo. en muchísi.G.8 años en 1988 [fecha del último estu. En entrevista personal realizada el día 6-6-94. Y. cimiento que sentía hacia él me llevó a ofrecerle mi ayu- Y en parecida situación están los 27. Entonces me dijo que él necesitaba desespera- del clero católico. desde decenas de sínodos (entre los siglos III de. puso hecho una fiera. ni estaba contratada ni vivía en la casa parro. sidades sexuales.15—. Cuando le dije que iba a ser padre por partida doble se frecuencia. empleadas para ocuparse de la intendencia de los párrocos. hasta que me dejó embara- tenían el sacerdote y su mayordoma (una mujer que. han sido ordenados es que Antonio era un desastre. muchísimos sacerdotes supieron conver.786 miembros varones da para mantener en orden su vivienda. y no tenía hijos. Decretos como el de Trento. 53. Julia M. mujeres jóvenes o de mediana edad. después de soltarme ese rollo de que los curas también son quiales.965 de los cuales (un 57 %). pero que era incapaz aún de acostarme con un hombre ya que cros empleados. situándose entre los 60 o 61 años como pro. Antonio entró en la y xvi principalmente). y el párroco de mi barrio. ya fuera cobrando una peque.. empezó a llorar y me pidió perdón. Así las cosas. la Iglesia Católica se encuentra atrapada. un descenso abso. con 31 años —me contaba en activo era de 56. pero una tar- anatemas que. me dio oficial publicado] y habrá envejecido cuatro o cinco puntos ayudó muchísimo a superar aquel doloroso trance. entre la lesiva impo. con zada. pero iba unas determinadas horas al día para arre- glar la vivienda del cura. das y/o con escasos recursos. Estaba como fuera de sí y fui incapaz no— con una práctica cotidiana entre sacerdotes. que sí.67 años en 1988 (58 o 59 años actualmente). Él decía que me amaba. que las sentía. Cuando se hubo papas. fianza entre nosotros y por eso no me extrañó nada cuando pítulo 3. »No volví a su casa en un mes ni quise verle. — 32 — — 33 — . Entre él y en la actualidad. Hacía cosa de un de congregaciones religiosas (de los que sólo 18. el padre Antonio. pero al fin En la España anterior a la muerte de Franco. carece de legitimación evangélica— y la hipócrita empezó a preguntarme si siendo yo tan joven no sentía nece- costumbre de encubrir a los sacerdotes que mantienen rela. ciones sexuales para no perder a una buena parte de sus sa. y el de secularizados de facto de 50. mi marido hacía apenas un año que se había matado en un Hoy ya pasó oficialmente a la historia la institución de la accidente. si tenemos en cuenta que la edad media del clero diocesano «Yo me quedé viuda muy joven. mi trabajo pude salir adelante psicológicamente y el agrade- medio. no son ber cómo reaccionar y empecé a acariciarle la cabeza para más que una anécdota en la profusa e intensa historia sexual tranquilizarle. 15. que obligaba a que las aliviado. le propuse ir un par de horas cada tarde para asearle la casa. mientras estaba haciendo su cama. sidades sexuales de los sacerdotes católicos a pesar de los «Durante medio año la cosa no pasó de aquí.557 residen en año que había dejado de ir la asistenta que tenía y la verdad España).. Había mucha con- sición del celibato obligatorio —que. obispos y de zafarme de él o de resistirme lo suficiente. accedí a sus deseos. Algunas tardes yo lloraba por sentirme sola y An- barragana (concubina) que durante siglos satisfizo las nece. Yo le dije la verdad. damente acostarse con una mujer y que desde que se había De todos modos. ña cantidad o en concepto de ayuda voluntaria a la parroquia luto y progresivo de sacerdotes que es tanto más amenazador local). habitación y me violó. ido María [su asistenta] no lo había vuelto a hacer con nadie.de 171. pretendieron acabar —sin éxito algu. Yo seguía sin sa- amas de llaves de los clérigos tuviesen más de 40 años.

y jamás he vuelto a pisar una iglesia. es también profundamente miope. y en la Iglesia Católica de rito oriental en particular. ¿Cómo podrá ser tan cínico para hacer lo que hace y seguir de cura?» UN TERCIO DE LOS SACERDOTES CATÓLICOS Este tipo de doble vida. como otras suyas de parecido calado. V. Hoy me arrepiento de no ha- berle hecho encarcelar por violación. «resignados. pero no quiero que ocurra en mi pontificado. y aleccionador. los curas casados hace ya años que son una realidad imparable —aunque sumergida— y creciente dentro de la Iglesia Católica de rito latino 18 . Las órdenes de derecho divino (según el canon 108. con una apariencia de fidelidad jurídi. Madrid: Instituto Teológico de la Vida Religiosa.» Esta terrible frase del papa Wojtyla que. pero ya es tarde. «Creo que va a ser inevitable que lleguen los curas casa- ca. pero a esta cifra. estoy casada de nuevo y no quiero complicarme la vida. Cfr. Compromiso y fidelidad para los tiempos de incertidtmbre. se le hizo al sumo pontífice durante un encuentro privado con algunos periodistas mantenido durante su visita a Estados Unidos en 1987. Actualmente. al ser opcional el celibato para sus sacerdotes. dos —afirmó el papa J u a n Pablo II17—. denota capricho.406 son españoles (9 % del total)—. hay que añadir los aproxi- madamente 100. sobre el caso de los curas casa- dos. encuentran más cómoda esta mediocre situación»16.3 del Código de — 34 — — 35 — . Ayel. p . Evidentemente aborté. »Eso ocurrió a finales de 1986 y entonces no tuve valor para denunciarle ante el obispo. en todo el mundo. de que en las Iglesias cristianas en general. 126. con todas las variantes posibles. hay 405. Y ello sin referirnos aquí al hecho fundamental. (1976). empecinamiento y cruel- dad en su forma de gobierno del pueblo católico. Le guste o no. una gran parte de ellos están casados y comparten sin menoscabo alguno —an- tes al contrario— sus obligaciones familiares con las sacramentales. 19. 18.796 sacerdotes en activo —de los que 36.ees e inmediatamente se arrodilló y empezó a llorar y a supli- carme que abortara. En respuesta a la interpelación que. para ser exactos. El padre Antonio sigue en la misma parroquia y todo el barrio sabe que se acuesta con una mujer que tiene una parada en el 2 mercado. 17. En aquel instante sentí tanto asco por Antonio que le di una patada en los genitales y me fui para siempre.000 sacerdotes ordenados que se han secula- rizado —sin perder por ello su carácter sacerdotal19— durante las últimas décadas. 16. tal como afirma Ayel. con la muerte en el corazón. ESTÁN CASADOS O CONVIVEN CON UNA MUJER está más o menos instaurada en un 60 % o más de los sacer- dotes católicos y.

al parecer.) Además. poco deseosa de conflictos. durante nueve años. no lo hace. Es la idea entera la que es extraña a la sep Hortet —que.). se ha en la casa parroquial. y eso se convirtió. Asia y África20 aceptaba tácitamente un concubinato que se vivía con amor también viven amancebados con una mujer —ya que no pue. un mínimo del 30 % del total de sacer. por ejemplo. in. que conocía y diocesanos— que trabajan en Latinoamérica. Empezó niendo uniones de hecho. el cial. capitaneados por Josep Hortet Gausachs 20. que acabaron forzando al carde- ciente Sínodo respecto al celibato: «La formación al celibato en el contexto nal Narcís Jubany a destituirle. simpático. ironías del destino. En la revista Vida Nueva. De este modo. actualmente. aunque la Iglesia puede anularlas. y tampoco prohibición ninguna para celebrar misa o adminis- por lo mismo siempre pueden ejercerse válidamente. ex párroco del barrio barcelo. nes de Sant Andreu. ni mucho menos. privilegios y condición jurídica de los cléri- las presiones bienintencionadas de dos párrocos vecinos muy gos. Su situación era casado o convive maritalmente con su pareja. no llegó a abandonar el sacerdocio ac- do moral que prevalece entre nuestros estudiantes [seminaristas] es el que se refiere exclusivamente a la pública vergüenza. estuvo conviviendo con su actual esposa.. No pocos sacerdotes. entonces una experiencia extraordinaria. sin penas. "ya está pensado". pasiones furiosas. La inmensa mayoría de esos sacerdotes secularizados. que contempla la formación al celibato como típica de per. edad casi cómica añadir al menos un 10 % global al porcentaje de sacerdotes para estos menesteres. de tan ordinaria Las uniones de hecho. si han sido válidamente recibidas. hecho que nos lleva a «A mis 40 años —relata Josep Camps 21 —. dad] dio paso a la práctica. y así. se reproduce ecónomo de la también vecina parroquia de Santa Engracia y la postura que los obispos de África Meridional mantuvieron durante un re.» cluso cuando se acomete mediante rescripto de la Santa Sede. estima. y las de derecho eclesiástico. En escrito dirigido a este autor y fechado el 25-10-94. vicario episcopal de la zona. que suponen el 20 % del total de presbíteros ordenados.C. en todo caso. Había aparecido la persona. arzobispo para que tomara una decisión. caritativas de tres párrocos vecinos empezaron a presionar al según los casos. trar sacramentos. el celibato sacerdotal obligatorio no tenía sentido ni legitimi- mos que. se fue dotes ordenados conviven maritalmente con una mujer. es más o menos pública para su entorno so. simultanean »No fue sino hasta seis o siete años después que las almas su labor ministerial con una relación de pareja estable que. forzar la secularización o regularización de varios de sus sonas psíquica y sexualmente inmaduras y limitadas. tampoco resultan más visible y transparente. ni Derecho Canónico).» 21. al miedo a perder el pres- tigio. La secularización.D. — 37 — —Se- . los únicos sacerdotes casados.. efectivamente a que a la pérdida de los derechos. y que por eso necesi. conservadores. fraternal. den contraer matrimonio legalmente—. mejor cobertura. la teoría [aceptación intelectual de que secularizados citado anteriormente. el senti. aunque son la norma como era. no pueden anularse. Al fi- nal me sustituyó por otro párroco y me dejó sin oficio pastoral alguno. simplemente. "escojo ambas a la vez". aunque él. casi tres años. Y así sigo desde 1981. cultural local es muy difícil: el celibato es visto como un hecho absurdo y su Pocos años después. Una raban un excelente sacerdote y apoyaban su vida en pareja— gran parte de los sacerdotes en activo —especialmente los como para el propio cardenal Narcís Jubany. ni sanciones. pero de una creciente profundidad. no afecta más El cese de Camps como párroco se debió. y responsabilidad. finalmente. Pasaban los años y nuestra relación no podía ser en los países del llamado Tercer Mundo. también en España. el inquisidor Jo- motivación cristiana resulta. tira y afloja con la autoridad. duró Josep Camps. Era del tipo de "piénsalo". Curiosamente. tivo. en su número del 20-10-90. Pero ellos no pública y notoria tanto para sus feligreses —que le conside- son. por su cargo. compañeros— se enamoraría perdidamente de una ex monja tan someterse a la educación específica del seminario (. en su infrecuentes entre el clero europeo y norteamericano en ac. ni entendida ni rectamente in- terpretada por nuestra sociedad. había sido el responsable de cultura africana. ya produciendo un lento acercamiento. al menos en lo que ésta tiene de favorable (según nota aclaratoria del canon 211 del C. "escoge una cosa u otra". sin sea estando secularizados y legalmente casados o mante.

ta Coloma. una ecuatoriana que había mantenido rela- breañadidas y no esenciales. el propio punto de vista del derecho canónico —asignatura en Mosén Hernández contrató a Nidia como su secretaria la que obtuve la máxima calificación por parte del profesor particular en la alcaldía. la indisolubilidad. obispo no me asigne ningún destino concreto—. ya sea con juridicismos o sin ellos. más. Pero. siendo obispo. ya que esta autorización la dan —si la (Barcelona). permite que el Estado tes para lograr la dispensa y poderse casar. me obli. Las dos mujeres y Her- sacerdote y con plena validez jurídica y sacramental. Arrobo Rojas. de opciones para regular mi situación. una mala copia de la liturgia cristiana. y pronto empezaron a convivir maritalmente junto ra poder afirmarlo así. sería nulo [y merecedor de excomu- en su parroquia e iniciar una nueva vida civil junto a su com. dice que Juana. a lo largo de 30 días. párroco y alcalde. no consiga un sa. en el que permanece actualmente como archipreste de quiero contraer matrimonio civil porque éste no es más que Sants-Can Tunis y párroco de la iglesia de la Mare de Déu del Port. me considero legítimamente casado por su feligresa Juana Forner cuando ésta solicitó su mediación la Iglesia. unos años después. ciones con Hernández cuando éste estuvo de misionero en »Pero. de otro modo. quien. ría loco si accediera a tamaña barbaridad. propiedad del obispado. en 1983. ante la falta ces. Por eso. el No había escándalo y todos apoyaban la vida familiar de su amor. y nández acabaron en el Juzgado de Distrito número 1 de San- no otro. prefiero vivir en la in- borar activamente. en una vivienda mada "reducción al estado laical". Mosén Hernández empezó a convivir pública- dan— con la contrapartida de aceptar la barbaridad de la lla. Pues eso cambió progresivamente cuando apareció en el pueblo Nidia es lo que hay en mi caso. la mayoría de los feligreses del pue- preparado. según la Iglesia. marido. y he hecho durante blo hubiesen tomado partido por el cura casado y se habrían veinticinco años a plena satisfacción de todo el mundo? Esta. Otro caso con algunas similitudes ha sido el protagoniza- «Yo me niego a pedir permiso a Roma para casarme por do por Luis Hernández Alcacer. gaba al sacerdote a repartirse entre sus dos mujeres hasta gó a dejar mi parroquia— que. pero el cardenal Jubany tuvo que nerse de todo ejercicio sacerdotal. ¿Por qué iba yo a renunciar a aquello para lo que estoy do ya que. Lo demás son lindezas jurídicas so. harta de la infidelidad con Nidia y en defensa de que toda pareja que. la fidelidad y la disposición a la pro. párroco de Sant Ernest al una cuestión de pura objeción de conciencia —afirma Josep tiempo que popular alcalde de Santa Coloma de Gramanet Camps en su escrito—. puesto que sigue siendo sacerdote. a pesar de que. años después. y volvió a florecer un amor que obli- [Narcís Jubany]. desde enton. Y ése. llegó a iniciar todos los trámi. tiene un sentido meramente burocráti- Mosén Josep Camps tuvo que dejar paso a otro sacerdote co y. tragarse el sapo de tener un cura que desafiaba las directri- rroquias donde uno ha trabajado y otras insensateces por el ces del Vaticano que prohibían ser político y vivir amanceba- estilo. y que esto sea público para la comunidad. sacramento incluido. con la temperie espiritual. enfrentado al obispo. nión]. tampoco tivo. El matrimonio cristiano consiste a los dos hijos que J u a n a tenía de su anterior matrimonio. en uno de sus cánones. Luis Hernández se había enamorado perdidamente de «Personalmente.» comunidad de fieles de su parroquia. además. ha tenido tres hijos—. los cristianos se casan in Ecclesia y no hay pañera sentimental de tantos años —con la que. con la obligación de abste. en la unión de un hombre y una mujer basada en la fe. la situación creación. acudió a las dependencias municipales y se cerdote que les pueda casar podrá contraer matrimonio sin enzarzó en una pelea con su rival. ya que mis dos licenciaturas para intentar resolver las disputas que mantenía con su en teología (católica y protestante) me dan base sobrada pa. mi matrimonio es legítimo también desde su país. en su día. mente con J u a n a Forner Navarro. he deseado siempre hacer. lo que creía suyo. fue mi caso. Para mí. pero éste siguió contando con la aceptación de un »Como sigo siendo sacerdote —aunque actualmente el pueblo que comprende el ardor y las necesidades afectivo- 38 — — 39 — . de vivir alejado de las pa. aunque nunca ha dejado de cola. vulnere mi intimidad.

Por aquellos días ya había descubierto que la cultura más pobre la dimensión de la realidad que se respiraba en católica no era evangélica 25 . Y a tal punto era así que proceso evolutivo por el que han pasado miles de sacerdotes tomé por lema vital esta frase: "Desde el momento de mi or- antes de abandonar su ministerio y llegar hasta el matri. por ello mismo. mos años de carrera adquirí una concepción del sacerdocio José Antonio Carmona.6. sexo hasta que tuve 30 años. ya había dejado de dios desde el principio. A los 15 o 16 años creí que tenía vocación sacerdotal. hablar de Dios para hacerlo del Padre. como el Movimiento pro Celibato Opcional (MOCEOP) español. En mis últi- que en su inmensa mayoría se han casado por lo civil22. Jesús no habla de Dios sino de Abba24. y acabé por asumir como propios los valores con un título universitario que casi nadie tenía y con un bri- del seminario. Padre que se ha entregado —no habla de cosas. que.000 sacerdotes gué como un tomista radical. la gracia. ciones. Gal 4. repudia- cerdotes en activo —habitualmente curas diocesanos que ba mi cuerpo y deseaba dedicarme a la contemplación del ser viven en grandes ciudades—. sas que son de Dios. un 1 % del total de sa. no deja de ser necesaria por el Reino de los Cielos. cuando estudiaba Teología [en Sala- pueden protagonizar." «Mi vida viene marcada por haber destacado en los estu. pero era mi única oportunidad lación con el Padre—. El concepto de Dios tana de Chiclana. ingresé en el seminario con sólo 10 años y responde a la mentalidad filosófica. completamente mi sexualidad. La apreciación es exquisitamente exacta y correcta ya que el térmi- para mí y me autocastré convencido de que era una opción no cathós significa la cultura del hombre integral. ilustra 23 muy bien el católico y propagar el Evangelio. — 40 — — 41 — . alrededor del 20 % de los sacer. y en España la cifra se sitúa alrededor de los 8. tal como ha hecho la Iglesia Católica. salí con una visión muy distinta de la teología. pero jamás puede inter- pretarse. mandara a licenciarme en Filosofía a Salamanca. que en arameo es el diminutivo familiar de padre. «Estábamos en 1950 y la cultura de posguerra hacía aún papaíto. pero el católico. seguramente porque no tenía otros. para poder seguir estudiando. cuanto deseaba. A esa edad tenía mucho miedo de abandonar la casa pa. El catholikos es el hombre realizado. »Cuando salí de Salamanca. »La brillantez de mis estudios hizo que el seminario me zarse y casarse. Así. dos cursos antes.sexuales de su párroco quien. Cfr. pero me volqué en el estudio. aquel seminario. existen no es más que un seguidor burocratizado de una estructura humana deno- ya en unos veinticinco países y están unidas bajo una única Federación In. por tener como referente a una ternacional. que era todo «Regresé a Cádiz siendo el cura más joven de la diócesis. minada Iglesia Católica y. en la línea de la metafísica aristotélica. según la deformación dada por la institución eclesial. de hecho. institución en lugar del mensaje de los Evangelios. han optado por seculari. el nivel que el Dios de Jesús no aparece como el Absoluto sino como el máximo del colegio de los Hermanos de La Salle al que asis. donde lle- en Estados Unidos hay actualmente unos 19. mientras después de haber sobrepasado. trictamente antievangélico. Ignoraba 24. aunque nunca fui dado a la oración ni a la vida de contemplación. es decir. en el sentido de la universa- lidad de la estructura que se crea a partir del mensaje de Jesús. por citar dos sociedades bien distintas. la masturbación nunca existió 25. estoy a vuestra disposición para las co- monio. tal como dijimos. no descubrí el un varón por el hecho de ser cura. en 1963. a la teodicea. manca] me hubiera gustado ser ángel y no hombre. por influencia católicos casados —el 50 % del total de curas menores de 60 de algunos profesores progresistas y compañeros de clase. denación sacerdotal. al fin y al cabo. brillante teólogo que se hizo em. el hombre evangélico según las Escritu- 22. por ejemplo. Hijo de un zapatero de la ciudad gadi. es un tipo de re- terna para ir al seminario. dotes ordenados. años—. ser católico resulta es- 23. Tanto influyó en mí la visión Al margen de estas situaciones de hecho. En entrevista personal mantenida el día 7-10-94.000. que en España clerical de la vida que. no es una cosa. como promedio. Según estimaciones de las organizaciones de sacerdotes casados ras. sino de rela- tía. un integrista y. diferente y me convencí de que mi vocación era ser sacerdote presario después de secularizarse.

la capa- tario. mientras daba catequesis en una parro- que yo —me decía el obispo Añoveros—. bién la fusión de dos seres. religioso. antes bien al contrario. y en la unión de dos cuerpos se produce tam- más. o la solidaridad/amor no fue más que una crisis de confianza en la estructura. empecé a meditar el obispo Añoveros me mandó al puesto más bajo que le fue sobre mi secularización. la necesidad de lo estético. cuando el uno abarca al otro y el »Tuve que ponerme bajo tratamiento médico. en realidad. limítate a obedecer"—. empecé a tener problemas con todo el clero. no de nos aproximan al Padre. debe ser un acto comuni. investido de poder sacro y oficiando un cidad de atención a los mil detalles de lo cotidiano. la belleza. largo y doloroso proceso de dudas. pero mi realidad biológica se como tampoco me adapté al estatus distante y privilegiado que había despertado y me afligía una sensación de soledad tre- la Iglesia obligaba a mantener a sus sacerdotes. — 42 — — 43 — . la percep- espectáculo en lugar de una comunión. más purificada. Cinco meses después de conocerla. ¿qué pintaban los demás? humildad y el silencio. me quedé atrancado en el credo y no pude conti. meses en esa parroquia. y el erotismo como vía de encuentro con tras estaba confesando. donde. pero no lo logré. nunca lo tuve mien- curso en el seminario. de lo concreto en la vida. el erotismo. hom. un enriquecimiento que nos ha y me salí del confesionario para no volver a entrar nunca dado el Padre. en febrero de administración de sacramentos hubiese quedado reducida a 1973. y unos dos años en otra que estaba «Finalmente solicité mi secularización ya que era incapaz regida por un sacerdote mercantilista y pesetero. me llegó el rescripto de secularización. si yo tenía el monopo. el arte. No podía aceptar que la esposa. al tiempo que una persistente frustración me amar- tar más próximo a la gente y a sus vivencias. más evangélica. obstáculo para seguir estudiando teología tal como he hecho brar ninguna solución. Empecé a otro se derrama en el uno. pero como la Iglesia identifica su estructura con la fe. la mujer que se había de convertir en mi bre. la necesidad de la lio de la palabra y los sacramentos. me sentía poderoso —y vanidoso en grado sumo—. Lo perder peso y entré en una crisis de fe. que la realidad humana era hom. Duré sólo nueve gaba la vida de manera radical. el erotismo como una realización en el Me resultaba imposible seguir por esta vía. terio. Un día. menda. ción de verdad del enriquecimiento mutuo. con el Padre. sacerdote. a mis 26 años. como mi visión chocaba con la mentalidad monolítica de realidad sacramental en sacramentalización. mientos. tenía mareos y sentía un gran rechazo en mi interior. el matrimonio me ha aportado muchas cosas fun- nuarla. empezaba pués formalicé las relaciones con ella. pero obedece. Intenté ser humilde. abrirme a la posibilidad de buscar la realización personal con »E1 entorno en el que tenía que moverme aceleró en mí un una pareja si se llegaba a dar el caso. y un mes des- un mero ritualismo. No entendía la obediencia «Después de doctorarme en teología. damentales para poder crecer como ser humano: una visión La eucaristía. Me pusieron de seguir obedeciendo a ciegas. aquello era una intromisión ilegítima en la vida de los fieles. para ser consecuente. como persona y como Puerto Real. con lo divino. Y. »E1 erotismo es un don.liante expediente académico [62 matrículas de honor y 4 nota. así que. y allí estaba yo. »Con la relación de pareja yo he encontrado una vida de fe bre/mujer. fui plenamente consciente de que el Padre. Son puntos de encuentro con el mis- fe. para mayor complicación. a descubrir. encuentro con el otro. aunque. y todos ellos los vivo ahora rece que pierdas la fe cuando pones en duda sus comporta. pa. obedece. yo quería es. A mí. mien. Me veía como parte de una hipocresía estructural y bles]. Otro día. me parecía nefasto para el a dar clases de ética y de introducción a la teología en Cádiz creyente el comportamiento de la Iglesia al transformar la pero. según los Evangelios. dentro de la pareja. se llega a la intimidad del Ser. quia. mientras decía la misa en hasta hoy. pero ontológica. conocí a Paqui. así tras permanecí en el ministerio. Yo no había encontrado ningún cau- posible y me subordinó al peor estudiante que hubo en mi ce para la realización de mi sexualidad. me trasladé a vivir a incondicional a la autoridad —"Tú sabes mucha más teología Barcelona. y nunca me ha supuesto un »Pasé tres años sumido en esta problemática sin vislum. y deseaba la Iglesia.

(1987). no son pocos. por ejemplo.— como «enfermos».» Buena parte de los sacerdotes en activo le siguen temien- Esta historia personal. que carece de para poder llevar hasta su plenitud sus necesidades afectivo. cií. de nal. me resumía la situación: «En las últi. no— debido a su indiscutible peso e importancia en aras de A pesar de que la jerarquía católica estigmatiza a los curas alcanzar una óptima maduración afectiva. cuanto más se comparte. un carisma es un don dado tal— dicen estar a favor de la derogación del celibato obliga- para los demás. mientos de la personalidad de un sacerdote desde la primera sabilidades familiares. por lo que se ve. francamente afortunada en com. Dios y a una persona al mismo tiempo] que se nos inculca en les da la coartada perfecta para evitar asumir las responsabi- los seminarios es una solemne tontería 26 .2 % se muestra favorable a que el celibato sea sólo opcio- to. tidad. Sacerdotes como Javier Garrido. componentes afectivos y humanos en su sentido más amplio. siguen ejerciendo como sacerdotes vez que se descubre a sí mismo sintiéndose vivo. Al amor le sucede lo lidades y cargas a que obliga la vida marital. do al mundo de lo afectivo y de la mujer (de la convivencia en paración con otras muchas. que se celebró en España en 1971. ro católico —entre un 70 % y un 80 %— está a favor de que se pueda compa- cer depender mi vida afectiva de otra persona deteriora automáticamente la tibilizar el sacerdocio y el matrimonio entre los ministros de la Iglesia Ca- calidad de la vinculación a Dios». No nera muchos sufrimientos y. pero la clarividencia en esta vocación depende. p. que al fuego. ministerio. 157. Entre el clero italiano actual. «Yo descubrí un mundo maravilloso cuando descubrí a la mas décadas. mente como «desertores». en la práctica. ge- que poseen buena parte de los sacerdotes célibes en activo. en puridad teológica. etc. los mejores y los peores sacerdotes se salieron de la Iglesia y sólo se quedaron los mediocres. Creen vivir un carisma aunque no lo es en mayoría de los sacerdotes —entre un 70 % y un 80 % del to- absoluto. Evitar este con- formación y cualificación humana.. los trata abierta. aspectos que. y ésta es una carencia de formación que conmueve los ci- pero son muchos los que. hoy. Cfr. Ya en la famosa Asamblea Conjunta Obispos-Sacerdotes. Op. El ser célibe no te hace se oponen a ello porque prefieren estar protegidos por una ley más disponible para los demás. entre sus filas hay una superior mismo y frente a su entorno social cotidiano. torio27. al menos según las encuestas. religiosa y teológica de la tacto. — 44 — — 45 — . matices en los sentimientos. incluso la pedagogía del enamoramien. al mismo tiempo. ni mucho menos. frente a otra persona. en todo caso. gado y sacerdote casado. J. Garrido. un 60 % del clero presente votó a favor del celi- 26. bato opcional. comunicación interpersonal. pero no debe hacer de la amistad una ne. es una más entre las de ese 20 % pareja con ella) porque han sido educados para limitarse a la de sacerdotes ordenados que han tenido que secularizarse práctica de un supuesto amor dicho espiritual. y un 70. tal como sostiene la Iglesia. en general. nados—. más se tiene. desplegar mejores cualidades de dotalis Coelibatus.. pero jamás puede serlo el celibato. vorable a la posibilidad de que los sacerdotes casados puedan ejercer su cesidad. Ha.» 27. junto a su profesión civil y respon. la inmensa y viven el celibato. un 49. adquirir riqueza y casados presentándolos en sus documentos oficiales —Sacer. oficiando El trato habitual y normalizado con la mujer —con lo fe- eucaristías o colaborando activamente con la parroquia de su menino— es indispensable para todo varón —sacerdote o barrio. así que. por ejemplo. abo. el matrimonio sí lo es. los que. Cabe. etc. el que —tal como ya vimos en el capítulo anterior— les permite principio de "indivisibilidad del corazón" [no se puede amar a tener escarceos sexuales esporádicos pero. con senti- —cosa que nunca pueden dejar de ser una vez han sido orde.2 % es fa- libe no tiene por qué ser solitario. sostienen que «el cé. ninguna san- resulta desacertada la frase con la que Rosendo Sorando. dirigiendo comunidades católicas de base. Algunos de ellos se han desvinculado de la Iglesia. la nalidad del varón y un mejor posicionamiento de éste ante sí realidad es que. y les priva de derechos humanos y favorecen un desarrollo más positivo y armónico de la perso- religiosos de los que puede gozar cualquier pecador laico. en primer lugar. como diré más tarde. tólica. mientos auténticos. tal como la Iglesia Católica obliga a sus sacerdotes. sexuales. Todas las encuestas realizadas revelan que la inmensa mayoría del cle- distinguir el nivel de intimidad con Dios del nivel de toda otra relación. en definitiva. »Muchos compañeros sacerdotes siguen la ley eclesiástica Aunque.

puede tener muchas bonda- 28. Me casé e inicié mi vida y mi carrera civil alejado de de la humillación. que ni se mar. en un doloroso descontrol emocional. tienes que firmar que has perdido la fe. 29. de repente se me acabaron todos los »En Venezuela lo pasé muy mal.mujer —me confesaba Rosendo Sorando28—. que no es el caso en que viven los sacerdotes—. pobres del mundo. Nuestra amistad se gún problema con el sexo. huelga contra mi empresa. Ramón Malla Cali. de años de darme de cabeza contra un muro me di cuenta. "está satanizada Si bien es cierto que. Fuensanta. de que aquello no tenía remedio. y decidí dejar el sacerdocio. me llegó a resultar más insoportable que a otros lirme de cura me enamoré y eso me humanizó muchísimo. que «un célibe debe reencontrar siempre brio emocional que padecemos todos los curas y que. que había padecido dentro de la Iglesia. el matrimonio. "Pero —me dijo—." Y así lo hice.» una Iglesia que. Estaba ya convencido de que ro es casarme por la Iglesia. tira para adelante y fesor y que en aquellos días se estaba librando del sectarismo arréglatelas como puedas. en todo caso. la re- tes. también es una evidencia que las carencias afectivas que lación afectiva completa con una mujer. una chica de la que había sido con- es cuestión de faldas? Porque. p. Entonces pensé camino en que estaba. hubiese seguido el impulso sexual de el capítulo anterior. Garrido. se incrementa por influen- que llevan a colgar los hábitos.. después de sa. tiempo un muy sabio consejo: "Cásate y haz feliz a esa chica para obtenerlo. Si quería casarme. como varón que es. ¿cómo van a respetar las de los demás?"» entre los desencadenantes para la secularización de sacerdo. cit. como afirma el padre Duch. »Estando en esta situación. Malla me abrió los ojos. afir- tal desacuerdo con la política social de la Iglesia. En entrevista personal celebrada el día 4-7-94. en la oración lo que podríamos llamar su fondo afectivo».. Como esta situación de confusión me en secularizarme. pero un jesuíta me dio a «Luego vino la guinda del rescripto de secularización que. quizás. La oración. pero después tribunal eclesiástico. jerarquía católica—. 137. Rosendo —me preguntó monseñor Malla—. en los últimos tiempos. ¿lo tuyo rar el contacto con Isabel. si lo es. cia de los diferentes episodios de crisis que ya comentamos en «Como sacerdote. han cobrado una enorme y creciente importancia conciencias. Cfr. sin duda alguna. tal como lo hace el padre Javier Garrido 30 —y la propia huele qué es la justicia. Es compañeros. intenté ir de reformador dentro de la Iglesia y luché »En mi última época de sacerdocio yo era secretario de un para que ésta se interesara por la justicia social. la rebelión contra sus hipocresías e y manda sobre las conciencias. Y carece de todo sentido. y si no respetan sus propias injusticias. lo que me hizo abandonar el sacerdocio fue mi to. pero la Iglesia no tenía solución y de que mi lucha en su seno era no hubo manera. ascético. 30." Yo no tenía nin. En el sacerdote. brutal la prepotencia e ignorancia con la que sacerdotes y »Desde mis tiempos de párroco del barrio valenciano de la obispos hablan de cuestiones de pareja. pero la actitud y el consejo de Ramón iba estrechando cuando a mí me mandaron irme a Caracas. un día le solicité la secularización al obis. que venía a ser como hacer una especie de hacía sufrir mucho. En entrevista personal celebrada el día 10-7-94. po de Lérida. que fue donde viví con toda su crudeza la miseria dad. pero no te salgas. Op. surge como una ne- sufre el clero nunca faltan tampoco entre los motivos básicos cesidad pujante que. y los abusos y malos tratos que vi come. y la necesidad de afecto y de equili. me encontraba sumido remordimientos y dudas. ciedad. y hasta de la haberlo tenido. son seres de otro mundo que no tienen nada que ver con en que está sumergida una parte importante de nuestra so- lo que nos pasa a los seres humanos. sexualidad o afectivi. porque tú solo no puedes hacer feliz a todos los si yo no he perdido la fe —le repetía al obispo— y lo que quie. que por eso lo he solicitado". (1987). fi- ter allí me hicieron nacer serias dudas sobre la bondad del nalmente. pero jamás lo tuve —me comentaba Antonio más mínima humanidad —salvo si pretendemos un mundo Blanco29—. — 46 — — 47 — . J. tenía que pagar el precio inútil. la casualidad me hizo recupe- »"Oye. en mi caso. las crisis de porque es una estructura que obliga a decir lo que no quieres obediencia a la Iglesia.

deberían servir para hacer reflexionar a todos sexuales 33 . si celibato. su fidelidad al Evangelio. que sea capaz de aliviar su sufri. lanza a miles de sacerdotes hacia la mediocridad hu. y permitiendo toda ex- nada tiene que ver. tosamente en su intención de aliviar la soledad afectiva de los miento innecesario.» comunidad monacal. Miguel Mellado Carrillo.des. Infinitas pequeñas historias personales. institución del sineisactentum. porque así entiende su fide- cológica fundamental es absurdo. le pasará factura SL la mujer. La intimidad. dado que el campo afectivo-sexual es una necesidad como la acaecida en el minúsculo pueblo murciano de Cañada de la Cruz. en el mes de agosto de 1993. y todos los obispos. ley del celibato obligatorio que de la supuesta capacidad ten. bajo un com- Esta falta de sentido del celibato. y esto. Iglesia próximamente (1995) con la publicación de su tesis doctoral sobre tuvo cuando el obispo mandó. En su trabajo. que se case. muestra. imágenes de yeso y los mitos acunados entre parpadeos de Esta propuesta. también. 33. cerdotes Casados 32 —. Católicos Casados. toda vez que lo que se le pide al servidor es "ser ha- bien puede lograrse siendo un religioso que vive aislado en su llado capaz de confianza" en el seguimiento radical al Cristo. — 48 — — 49 — . la Iglesia 31. Unos optan por mantener relaciones célibes mediante su convivencia con una mujer bajo el com- sexuales clandestinas. Opcional. el sociólogo a vivir juntos en la parroquia. la llamada tercera vía que. evidentemente. con alguna facilidad. se llegó a postular. humana y psico-afectiva que conlleva una auténtica relación sacerdote casado. En el discurso inaugural del III Congreso Mundial de Sacerdotes tadora de las zagalas casaderas de Cañada de la Cruz*. actualmente bíteros y diáconos que lo deseaban estaban casados y/o convivían con una profesor de sociología de la Universidad de Murcia.» mente íntima. que lo sea. celebrado en el Convento de los Padres Dominicos de Al- cobendas (Madrid). Pretender igualar y con. sino a tres sacerdotes Religión y Sociedad en la Región de Murcia. promiso de permanecer castos. pres- * Uno de esos tres sacerdotes. lícita o no. pero jamás puede sustituir. coordinador del Movimiento Pro Celibato de amistad o de amor/sexualidad. la profundidad «Quien quiera ser célibe —sostenía Julio Pérez Pinillos. 32. que un sacerdote pueda mantener una amistad absoluta- dentro de un monasterio. hacia cristianismo primitivo hasta el siglo VI. afortunadamente. bastante extendida entre el mana y la soledad afectiva más atroz y. no a uno. en algunos medios eclesia- pueblos casi perdidos les resulta prácticamente imposible les contrarios al celibato obligatorio. sobre estos aspectos en lugar de convertirlas en objeto de La tercera vía pretendía basarse en dos fundamentos: pri- chanza popular o de expediente canónico secreto. y que fracasó estrepi- cualquier vía. ni por asomo. consiste en el apoyo grupal que puede encontrarse. en los guardar el celibato ya que les falta todo el sentido ascético y años setenta. acaecidas dentro solía desembocar en naturales y lógicas relaciones afectivo- de la Iglesia. con el universo de las presión sexual pero sin llegar nunca a la penetración. entre otros aspectos. dicen mucho más acerca de lo equivocada que está la ordenadas para el sacerdocio. porque «El celibato sólo puede sobrellevarse si se sublima con así entiende. A pesar de la existencia del sineisactentum en esa época. que el 64. no obligaba aún a que sus clérigos fuesen célibes. donde tres párrocos sucesivos se casaron con chi- cas del lugar y colgaron los hábitos —proceso que sólo se de. lidad al Evangelio. de modo que se controlasen en. total y exclusiva con una mujer. y presidente de la Federación Internacional de Sa- fundir un mecanismo teológico accesorio y una dinámica psi. pero excluyendo buena parte tre el mundo real de las personas de carne y hueso —que de los deberes y derechos maritales. no hacía más que actualizar la velas—. quien quiera casarse. peligroso y hasta malvado. ayer como hoy. Ya que tan sentido de plenitud y de entrega sincera —afirma el teólogo y servidor y tan pastor es quien se casó como quien optó por el sacerdote secularizado José Antonio Carmona 31 —. en suma. otros por casarse a la luz del sol. para quienes viven en. resulta tremendamente difícil para un Pero tanto miedo da hablar abiertamente del derecho al sacerdote diocesano. de hecho.3 % de la población está a favor de que los sacerdotes contraigan matrimonio y de que las mujeres puedan ser tre sí—. A los curas que están destinados en matrimonio de los sacerdotes que. En entrevista personal celebrada el día 6-3-94. promiso similar al matrimonial. Anécdotas mero.

básica de todo ser humano. narían la Iglesia. segundo. pero en reali. al que sitúa muchos escalones por debajo del celi- mantener relaciones sexuales completas) y conservar así a bato. Opus Dei— menosprecia abiertamente el matrimonio —que mos a lo largo de todo este libro.000 casos de dispen- como si fuesen bloques sólidos que pueden manipularse de un sas a sacerdotes que estaban en trámite. un obispo la. rogán- por su relación con un sacerdote. a pesar de la fuerza de los hechos. yoría de los curas de sus diócesis. natu. ginidad pero que. de los que catorce vivían con su ama de ralmente. Erosyclero. a quince sacerdotes. Cfr. que una solución de este tipo alturas de siglo. las relaciones maritales de ra de este Papa. pero en Latinoamérica. dado que el celibato llaves como esposa y que desarrollaban una tarea apostólica viene justificado por la posibilidad de renunciar a las respon. 34. sigue temiendo el mundo de lo sacerdocio y matrimonio. tinoamericano al comentar que «en su diócesis tenía en total jar de ser una persona incompleta y castrada. por ejemplo. cosa que. Barcelona: Caralt. hacia cualquier posibilidad de que se unan los conceptos de por abierta que se pretenda. como un objeto de usar y tirar (en este unos trescientos casos «graves y urgentes» [en los que el sa- caso de sentir y no complicar). el Papa se limitó a coger el papel rar absolutamente la posibilidad más natural: que entre los y romperlo en mil pedazos. sobre todo. cuencia. que a nadie importa que sufra cerdote ya tenía hijos y vivía en público concubinato]. y sigue viendo a la mujer como un instrumento gación para la Doctrina de la Fe le presentó un listado con al servicio del varón. ya que. los obispos prefieren aplicar es sólo «para la clase de tropa» en palabras de Escrivá de Ba- de hecho la tercera vía (incluso sabiendo que lo habitual es laguer—. No obstante. pero. no hacía gran cosa de pro- nes de la Iglesia. la coartada recurrente que justifica las situaciones que en la El papa Wojtyla —así como sus influyentes asociados del jerga clerical se conocen como de «doble vida». ditos. acabe da. 68. jeto útil para la Iglesia. Y ello no es malo. la evidencia real muestra que tres cuartas los sacerdotes se mantienen con la máxima discreción posi. no obstante. habilísimo manipulador de masas a través de los un amor auténtico y que. ramiento del opusdeísta Joaquín Navarro Valls— sabe per- perjudique muy seriamente la vida personal y social de la fectamente que todo aquello que no exista oficialmente para mujer/corcsoZa<áor. Wojtyla ordenó congelar los 6. mujer. Tal como vere. es público y notorio sea sólo opcional. debe evitarse. (1979). éste es legítimo y bueno para los fi. ciertamente sólida. persona fuera afectivamente completa sin dejar de ser un su. desdeña y margina a la mujer y su mundo. y cuando la Congre- lugar a otro. actos de consuelo y apoyo afectivo de ambos jugadores surja Wojtyla. mientras que el único sacerdote soltero de sabilidades del matrimonio para volcarse exclusivamente en los quince se sentía vanidoso como un pavo real por su vir- el servicio a la sociedad. no se puede renunciar a él sin de. él dejará de tener entidad real para buena parte de sus sub- Hoy día ya nadie habla de la tercera vía. el papa Wojtyla. aborda los sentimientos pontificia. por lo demás. en conse- sacerdotes que. — 50 — — 51 — . medios de comunicación —y mediante el inestimable aseso- ñando aún más profundamente al sacerdote. Mynarek. y. Pero. por eso niega la premisa mayor y practica la política del dad es una práctica muy frecuente entre los sacerdotes y es avestruz. por ejemplo. La tercera vía podía permitir así que una vecho»34. desprecia cristianamente a los sacerdotes casados. al no poderse realizar. Apenas tuvo en sus manos la tiara afectivo-sexual y sus compromisos. La tercera vía quiere igno. dole alguna solución rápida. sino todo lo contrario. tal como lo evidenció. abando. con un fanatismo integrista difícilmente comprensible a estas Resulta obvio. y. a pesar de la persistente e interesada cegue- En los países desarrollados. y un tercio de los sacerdotes católicos orde- que la jerarquía católica —para no perder a buena parte de nados están ya casados o cohabitan maritalmente con una su clero— tolera abiertamente la vida amancebada de la ma. sigue sosteniendo un odio feroz y visceral sólo puede imaginarse desde una mentalidad clerical. H. partes del clero actual se declaran a favor de que el celibato ble. si no dispusieron de esta posibilidad. p.

y en ambas se refería a la comunidad de creyentes. Antes al con- trario. El silencio quizá pueda esconder esta si- tuación al gran público. el presbiteriado y el diaconado. Efeso. pero no detendrá la creciente cifra de partidarios de que los curas puedan casarse. las de las Car- tas Pastorales. que empiezan a for- marse hacia finales del siglo II. fueron defendidas por la Igle- 35. y me- nos aún ningún modelo determinado de Iglesia. Jesús sólo citó la palabra «iglesia» en dos ocasiones.. conformada a golpes de de- creto con el paso de los siglos. re- sulta palpable que buena parte de sus sacerdotes se están di- vorciando de ella. 3 DE CÓMO LA IGLESIA CATÓLICA MALINTERPRETÓ DE FORMA INTERESADA EL NUEVO TESTAMENTO PARA PODER IMPONER SU VOLUNTAD ABSOLUTA SOBRE EL PUEBLO Y EL CLERO La hermenéutica bíblica actual garantiza absolutamente la tesis de que Jesús no instituyó prácticamente nada. — 53 — -52 — . instituciones organizativas como el epis- copado. las comunidades Joánicas. Aunque la Iglesia Católica sea contraria al divorcio. Pero la Iglesia Católica se empeña en mantener la falacia de que Cristo fue el instaurador de su institución y de preceptos que no son sino necesidades jurídicas y económicas de una determinada estructura social. los textos del Nuevo Testamento ofrecen diversas po- sibilidades a la hora de estructurar una comunidad eclesial y sus ministerios sacramentales 35 .. Roma. Antioquía. Según los Evangelios. jamás a una institución actual o futura. por ejemplo. Colosas. Tesalónica. Cfr.. Corinto. Así. los muy diversos modelos eclesiales de Jerusalén. por ejemplo.

La concepción que la primitiva Iglesia cristiana tenía de gatoria para el clero. En los tres primeros siglos no son reconocidas como tales. «Porque el hombre es el templo vivo (no hay espacio sagrado). hasta que en el Concilio de Trento. calipsis —Ap 1. para establecer una temente a lo largo de toda su historia. todos ellos han resultado inmensamente —IPe 2. «Tú [Cristo] eres sa- no II (documentos Gaudium et Espes. Cfr. por otra parte—. en el Concilio la doctrina oficial de la Iglesia que presenta al sacerdote como de Calcedonia (451). 20. ya que. por evolución progresiva inspi. entre ellos mediante la ordenación e imposición de manos. a mediados del siglo San Pablo) es el único libro del Nuevo Testamento donde se xvi. en cerdote para siempre según el orden de Melquisedec —se dice la segunda mitad del siglo xx. defendía que ser obispo equivalía a estar fuera de la Iglesia (entendida en su 39. Hiereus es el término que se empleaba en el Antiguo Testamento 36. aplica a Cristo el concepto de sacerdote —hiereus39—. «nadie puede ser ordenado de manera absoluta —apolelyme- «especialmente elegido por Dios» a través de su vocación.6—. en gene. y Lumen Gentium).» Iglesia ya no tiene sus raíces en lo divino sino que procede Otros versículos —Heb 5. Barcelona: Ediciones Ángelus. (1994). a partir del Concilio Vatica. in. Los sacramentos: símbolos del en. San Jeró.6.22-25— dejan también «desde antiguo» (es una mera cuestión estructural que devino sentado que Jesús vino a abolir el sacerdocio levítico. que costumbre). no según el orden de Aarón.10. nos— ni sacerdote. entre lo sagrado y lo profano (valga como ejemplo. ramente una comunidad local». nunca se dejó ordenar obispo. fraternidad universal que rompiera la línea de poder que ral. argumenta el teólogo José Anto- cuentro. Eso significa que cada comu- der para oficiar los ritos y sacramentos. para significado auténtico y original de Ecclesia o asamblea de fieles). para denominar a los sacerdotes de la tradición y a los de las culturas no ju- nimo. San Jerónimo pueblos de la Mesopotamia). Así. se emplea para significar que el modelo de sacerdocio levítico rada por Dios). tal como sostienen muchos teólogos. tante al Padre (no hay tiempos sagrados)». J. Carmona Brea. 5. era tribal —y de casta (personal sacro). dado que la historia antigua. nio Carmona. deben atribuirse antes a la malicia y al cinismo que no a separaba lo sacro de lo profano39. el modelo de los sacerdotes egipcios o de los diferentes en los Evangelios sólo se habla de diaconado y presbiteriado. su canon 6 era taxativo al estipular que a un hombre diferente a los demás —y mejor que los laicos—. capítulo VII.6—. se cambió hábilmente su origen y pasaron a ser «por dis. sí misma —ser «una comunidad de Jesús»— fue ampliamen- Los fieles católicos llevan siglos creyendo a pies juntillas te ratificada durante los siglos siguientes.. La Epístola a los Hebreos (atribuida tradicionalmente a to)36. y llamado a ser el nidad cristiana elegía a uno de sus miembros para ejercer único mediador posible entre el ser humano y Cristo.A. 38. ofrecer el sacrificio de su vida (toda persona es sagrada). Pero en este capítulo vamos a ocuparnos sólo de dos munidad de creyentes en Cristo. y no a los ministros sacros mistificaciones básicas: la que atañe al concepto de la figura de un culto. en ofrenda cons- 37. Pero como pastor y sólo entonces podía ser ratificado oficialmente esta doctrina. por ejemplo.sia como dadas «por institución divina» (fundadas por Cris. a cada uno de los miembros de la co- poder.9-10 y 7. del sacerdote y la que transformó el celibato en una ley obli. cio del templo (lugar sacro). ya no tiene sentido a partir de entonces. Errores que. su concepto es inseparable de las nociones de poder y de separación Vulgata (la Biblia en su versión en latín).5— el concepto de fttereus/sacerdote ya se aplica a beneficiosos para la Iglesia en su afán por acumular dinero y todos los bautizados. Y. jamás las aceptó como de institu. o la / Epístola de San Pedro no por casualidad. para ofrecer sacrificios durante lios que la Iglesia Católica ha realizado y sostenido vehemen. — 54 — — 55 . lo contrario. José Antonio Carmona 37 . las fiestas religiosas (tiempo sacro)—. a más abundamiento. dedicado al servi- Son muchas las interpretaciones erróneas de los Evange. ni es de fe. pero posición divina» (por arreglo.) si no se le ha asignado cla- vestido personal y permanentemente de sacro y exclusivo po. la estructura jerárquica de la enHeb 5. uno de los principales padres de la Iglesia y traductor de la días. finalmente. ni diácono (. Y en textos como el Apo- la ignorancia —nada despreciable.. para quienes desconozcan ción divina y. ni tiene sus orígenes más que un sacerdote les viniese impuesto desde el poder institu- allá del siglo xm o finales del xn.

en la encíclica Lu- Evangelio y. y eso incidió muy negativamente en la menta. válida y lícitamente ordenado». segregación. muy sutil. En síntesis —aunque sea entrar en u n a clave teológica t a s de lo sacro. cosificó la saber de verdad qué posición ocupa dentro de esta Iglesia au- eucaristía —despojándola de su verdadero sentido simbólico toritaria—. Con este paso. siendo por que muy útil para el control social— potestad sacro-mági. Parmeniani II. en el Concilio IV de Letrán (1215). mún de los creyentes y el sacerdocio ministerial o jerárquico. Y así lo calificaban padres de la Iglesia como San Agustín en sus escritos (cfr. consustancial a 40. El papa Paulo VI. que lo había considerado una cimientos de la Inquisición— el papa Alejandro III forzó una simple medida disciplinar (paso ya muy importante de por sí interpretación restringida del canon de Calcedonia y cambió porque rompía con la tradición dominante en la Iglesia del el original titulus ecclesiae —nadie puede ser ordenado si no primer milenio. el sacerdocio común (propio de cada bautizado) y comunitario— y añadió al sacerdocio una enfermiza —aun. cuando. es absolutamente herético 40 (se. no a la esencia de la misma. en el siglo XVII. pertenece a la diakonía o servicio de la comunidad. tanto. pero fundamental para todo católico que quiera lidad eclesial futura que. el celibato pasase a ser considerado de derecho divino y. mas de vida estrictas. horas canónicas. eje Opus Dei—. tonsura. al priorizar los criterios económicos y jurídicos men Gentium. que consideraba el celibato como una opción es para una iglesia concreta que así lo demande previamen. de la Iglesia de Cristo. e hizo que lo a partir de la eucaristía (sacramento religioso). sin embargo se Inocencio III cerró el círculo al decretar que la eucaristía ya ordenan el uno al otro. en su sección 23. la eucaristía.. pues uno y otro participan. entre otros despropósitos. El famoso Concilio de Trento (1545-1563). que pretendía luchar contra nistrativa que se llama a sí misma sucesora de los apóstoles los vicios del clero de su época. cada bautizado. el papa aunque difieren en esencia y no sólo en grado.. debe ser aplicado hoy a las fábricas de fundamentalista —y por eso tan querido para el papa Woj- curas que son los seminarios). dando la definitiva vuelta de tuerca al edic- En el Concilio III de Letrán (1179) —que también puso los to del Concilio III de Letrán. formación y control del como casa espiritual y sacerdocio santo (. y mucho cerdotal similar a la monacal (hábitos. en el Concilio Vaticano II. son consagrados la exclusividad en el nombramiento. Y de aque.cional como mediador sacro. obligatorio. cada uno a no podía ser celebrada por nadie que no fuese «un sacerdote su modo. del único sacerdocio de Cristo». Este movimiento doctrinal. ca. acabó de crear el concepto de casta partir del siglo v. estricto sensu.) El sacerdocio co- clero. Poco después. y la llamada escuela francesa de espiritualidad varón —y también por mujeres— pero. por llos polvos vienen los actuales lodos. te— por el beneficium —nadie puede ser ordenado sin un be. masas de creyentes inmaduros y/o incultos. mientras que el sacerdocio ministe- — 56 — — 57 — . diar el abuso histórico de la apropiación indebida y exclusiva to—. quiso reme- neficio (salario de la propia Iglesia) que garantice su susten. como tal ministerio. ello una realidad sustancial. de modo que el ministerio vivir segregados del mundo laico. la costumbre fue cediendo la presidencia de del clero actual: sujetos sacros en exclusividad y forzados a la misa a un ministro profesional. puramente personal). 8). esencial. nor- menos en la que propone el texto joánico— en lugar de hacer. estableció que «todos los bautizados. desarrolló un tipo de vida sa- —pero que no se basa en la apostolicidad evangélica.). daba el primer paso para asegurarse generación y unción del Espíritu Santo. progresivamente. Habían nacido los exclusivis. es el fin. podía ser presidida por cualquier mistificación. el Vaticano II restable- ció la esencia de que el sacerdocio común. etc. profundamente llo que. por la re- sobre los teológicos. la Iglesia traicionaba absolutamente el del sacerdocio por parte del clero. que sirvió para enquistar hasta hoy su dominio sobre las mientras que el sacerdocio ministerial. léase Ratzinger y el En los primeros siglos del cristianismo. refrendó definitivamente esta litúrgico central de esta fe. Contra Ep. tyla y sus ideólogos más significados. sacerdotal empezó a crecer sobre la estructura socio-admi. pertenece a la koinonía o comunión de los fieles. En este sentido. a sacerdotal.

10 Jesús está respondiendo a unos fariseos que le han preguntado sobre el divorcio. hacer su versión latina (Vulgata). lidad para ayudar a los demás. E n el Concilio Vaticano II. sin excepción. confia. en la propia redacción de este texto resi. Pero. Según Mt 19.rial es un medio para el común. tal como se afir. pueden y deben ser optados libre- ca deformación dogmática y estructural de la Iglesia. al 42. Si el celibato es un estado. sin imposiciones ni injerencias pérdida del sentido eclesial tanto entre el clero como entre los externas. fuese célibe en las circunstancias en que se ner). traduce con bastante célibe pudiese alcanzar ninguna credibilidad o prestigio social. nánimamente y de todo corazón y perseverando fielmente en La pretendida exaltación del celibato por el Señor. por ejemplo. citada este estado. en ninguna de las listas de ca- la Iglesia al dejar sentado —en (PO 16)— que «exhorta tam. bién este sagrado Concilio a todos los presbíteros que. y él afirma la indiso- 41. finalmente. una falacia argumentar que el célibe tiene mayor disponibi- senta la ley canónica del celibato obligatorio.6-7. nidad. a que. en cuanto a estados. no por el mesías de Nazaret—. no como mera ley a impo- real (salvo sus mitos canónicos). de su refutación. Paulo VI —que no se atrevió a sí que es dado para contribuir al mutuo beneficio de la comu- replantear la cuestión del celibato tal como solicitaron mu. sobre el propio clero en particular. aceptaron el sagrado celibato por no es ningún don o carisma por mucho que la Iglesia así lo libre voluntad a ejemplo de Cristo41. es decir. Vista la falta de legitimación que tiene el concepto y las Si el celibato fuese un don o carisma. luego dos en la gracia de Dios. que les ha sido he. de la mente por cada individuo. las falacias trentinas que mantienen todo el poder bajo las eran otorgados para curar o para guiar a los otros. para unos cuantos privilegiados. pero no sotanas.7-11— se cita el celibato como tal. y de los intolerables abusos que la institución ca. mite el divorcio. a lo que los fariseos le oponen la Ley de Moisés. el un carisma es dado siempre no para el provecho de quien lo pontificado de Wojtyla y sus adláteres ha luchado a muerte recibe sino para el de la comunidad a la que éste pertenece. Jesús estuvo siempre sometido a la ley judía que instaba a todos los individuos. Elegimos la traducción de la Nueva Biblia Española que. originada en una traducción incorrecta del texto griego (pri- rios que en él se significan y cumplen». tal como es cuentra un sujeto. — 58 — — 59 — . reconozcan este preclaro don. para ocultar de nuevo este planteamiento y ha reinstaurado Así. podían ser aplicados en beneficio propio. lo será igualmente el matrimonio y. del que no se sabe nada sobre su vida familiar y social perfección a la que debe tenderse. como es evidente. que per- le sitúa: como judío que era y fue —el cristianismo como religión diferencia. lo sería para ser funciones (exclusivas) del sacerdocio dominante hasta hoy en dado en beneficio de toda la comunidad de creyentes y no sólo el seno de la Iglesia Católica. en cambio.10 del Evangelio de San Mateo. am- evidente para cualquier analista. pretenda. como la poner que un hombre. y tengan también ante los ojos los grandes miste. bos. a diferen- matrimonio. exactitud y coherencia el primitivo texto griego. se debe. desde el punto de vista teológico.8-10 o Ef 4. y es bien sabido que resulta mente la absoluta falta de justificación evangélica que pre. ha sido la base de la tiráni. En aquellos días y cultura. tal como se dice. cho por el Padre y tan claramente es exaltado por el Señor con toda probabilidad. rismas que transmite el Nuevo Testamento —Rom 12. creyentes. se hace muy difícil imaginar que un cia de otras versiones de la Biblia «más clásicas». El dominio autoritario del sa.11). los dones bíblicos de curación o de profecía. Resulta una hipótesis extraordinariamente atrevida y gratuita su- lubilidad del matrimonio (como meta a conseguir. a una exégesis errónea de los mismos (Mt 19. y él responde 42 : d a del judaismo fue instituida por el judío fariseo Saulo de Tarso hacia el año 49 de nuestra era. chos miembros del sínodo— asumió la doctrina tradicional de En todo caso. ya que. En segundo lugar. ICor 12. en los versículos 19. ma. repasaremos también breve. cometida al A primera vista. una situación o condición legal en la que se en- cerdocio ministerial durante el último milenio. abrazándolo mag. mera versión que se tiene de su original hebreo). el celibato no puede ser un don o cans- tólica ha ejercido sobre el conjunto de la sociedad en general y ina. El matrimonio.

sino al contrario 43 . a otros los Hasta el Concilio de Nicea (325) no hubo decreto legal al- hicieron los hombres. por eso os consintió Moisés primeras normativas que afectan a la sexualidad —y subsi- repudiar a vuestras mujeres. Los discí. no a lo que viene después. eunucos que salieron así del vientre de su madre. en los cánones 6 y 7 del Concilio II de Letrán sejo de esta naturaleza. y dado en ese contexto social. el tener aparecen en la clásica Vulgata. por tanto. siguió sin cumplir. mientras que desprecia el celibato. con toda la severidad. a lo que antecede (la dureza del llevando una vida sexual normal. matrimonio indisoluble. dado que Jesús era un judío ortodoxo. Hay veremos. Resulta obvio.» Concilio prohibe. sólo los que han recibido el don la cuestión del celibato obligatorio. En el canon 3 se estipuló que «el reino de Dios. todos pueden con eso» y «el que pueda con eso que lo haga». El que pueda con eso que lo haga. lógica e indudablemente debe ser así. cosa Tan habitual era que los clérigos tuviesen concubinas que que. en realidad. pulaban los Evangelios originales. pero en este mismo Concilio no se prohi- sostenido hasta el presente la Iglesia. una cuestión clave. Esto. en contra de la creencia eclesial más habitual. castración forzada («a otros los hicieron los hombres»). o bien de mujeres de las que no se pueda tener está refiriendo al matrimonio y no al celibato. Las palabras ton lógon bió que los sacerdotes que ya estaban casados continuasen toúton se refieren. y a quienes defendían su pureza se les obli- ya mencionamos. Poco después. nuevo la vida en pareja de los sacerdotes y avaló el primer mendación o consejo evangélico del celibato. tino.. se hermana o tía.. a los obispos. tal como sis sin excepción. diariamente al matrimonio/celibato de los clérigos— se pro- Ahora os digo yo que si uno repudia a su mujer (no hablo de ducen cuando la Iglesia. dado que toda la perfilada ya definitivamente la norma disciplinaria que daría frase referida a los eunucos está en el mismo contexto y tono lugar a la actual ley canónica del celibato obligatorio. siempre (1139). En La famosa frase «hay quienes se hacen eunucos por el rei. Lo que glos —sin lograr que una buena parte del clero dejase de te- se afirma como un don es el matrimonio. Inocencio II. de la mano del emperador Constan- unión ilegal) y se casa con otra. puesto que. el papa Calixto II condenó de no de Dios». Las que pagar a su obispo cada vez que transgredían la ley del ce- libato. que hace expresar a los discípulos Decretos similares se fueron sumando a lo largo de los si- que no trae cuenta casarse). Y tan normal era tener amantes que muchos obispos 43. el papa interpretada así por dos motivos: el tiempo verbal de un con. «Por lo incorregibles que sois. desde el exigieron la renta de putas a todos los sacerdotes de su dióce- punto de vista sociocultural. más fuerza fue cobrando den con eso que habéis dicho. y el texto griego Alejandro III en el Concilio III de Letrán (1179)— y dejaba está escrito en tiempo pasado. en griego. para dominar fácilmente a la masa clerical. lios lateranenses del siglo xn. que aporta matices fundamentales que no dotes y diáconos. cuando Jesús afirma que «no consigo a una persona del otro sexo. no el pasado o presente. fortalecer definitivamente el poder temporal de la Iglesia. pero al principio no era así. o sea a todos los miembros del clero. finalmente. jamás podía anteponer el celibato al matrimonio: la tradi. Pero él les dijo: No todos pue. empieza a organizarse como un poder sociopolítico pulos le replicaron: Si tal es la situación del hombre con la terrenal. tomada por la Iglesia como la prueba de la reco. el Concilio I de Letrán (1123). incidía en la misma línea —al igual que su sucesor debe ser el futuro. sacer- En este texto. no exal. y. a excepción de madre. posible no mantener relaciones sexuales de algún tipo. nunca puede ser decreto explícito obligando al celibato. sería una estupidez. por ner concubinas— hasta llegar a la ola represora de los conci- tanto. destinados a estructurar y ta a éste por encima de aquél. all'hois dédotai]. que la verbal. Cuantos más siglos iban pasando. gaba a pagar también ya que el obispo afirmaba que era im- ción judía obliga a todos al matrimonio. y hay quienes se hacen eunucos por el guno en materia de celibato. tal como ha ninguna sospecha». también debería tomarse como «consejo evangélico» la mayoría de clérigos. y más se mani- mujer no trae cuenta casarse. evidentemente. que no existe la menor base que era una cantidad de dinero que los sacerdotes le tenían evangélica para imponer el celibato obligatorio al clero. comete adulterio. los obispos acabaron por instaurar la llamada renta de putas. como [pu pántes joroúsin ton lógon toúton. no el celibato y. — 60 — — 61 — .

teniéndolas prácticamente en mis manos— terribles crisis dor del nepotismo en su propio pontificado. 19). ha autorizado ordenar varones casados en varios países del Tercer nes por las que se exige el celibato a los sacerdotes seculares. que es nuevo. la encíclica pierde piso y se hunde estrepitosamente: no hay leza (Brasil). hijos naturales— implantó definitivamente los edictos disci. te. gelios). En escrito dirigido a este autor y fechado el 25-10-94. «Como sacerdote —explica el teólogo y cura casado Josep Con la celebración del Concilio de Trento (1545-1563). y lo mismo cabe Dios y dispone a la oración. hasta llegar al punto de sentirme el de una ley tan injusta y falta de fundamento evangélico —y casacuras oficial. cidirse a confesarse ¡a sí mismo! que deseaba abandonar el En fin. no dejó lugar a dudas cuando sentó doctrina con este temas de psicología y psiquiatría me alertó y empezó a pre- tenor: «El sacerdocio cristiano. prohibió explícitamente que la da. demostraremos sin lugar a dudas que to- de Basilea (1431-1435). La ordenación sacerdotal de varones casados había sido una prácti.. celibato. tus. Sacerdotalis Coeliba- 44. 30). Había llegado. tuve que vivir muy de cerca —en algunos casos papa Paulo III —protagonista de una vida disoluta. deseaba legalizar su situación y dejar el ministerio. asunto del celibato. En el curso de unos tres años celebré las bodas de lios de Letrán hasta hoy nada sustancial ha cambiado acerca siete sacerdotes amigos. No me pesaba demasiado un celibato vivido y que- sino a la luz de la novedad de Cristo. para mí. favorece. de la virginidad consagrada a Dios. Pero Wojtyla la ha descartado pública y repetidamente —achacando (por más que apenas se encuentre rastro de ellos en los evan- su petición a una campaña de «propaganda sistemáticamente hostil al celi. el Camps 45 —. entre otros. Y rechacé en varias ocasiones proposiciones por ello calificable de herética— como lo es la que decreta el para casar bajo mano y sin dispensa a algún sacerdote que celibato obligatorio para el clero. en su encíclica Sacerdotalis Coelibatus «Simultáneamente. y padre de varios personales de bastantes compañeros y amigos. de las razo- bato» (Sínodo de Roma. — 62 — — 63 — . Mundo. 45. A esta situación intentó poner coto el tumultuoso Concilio resto de este libro. para mí clave. la encíclica de Paulo VI. El papa Paulo VI. Sólo que al llegar al punto. 31-32). en 1967. apa- reció. octubre de 1990}—. en se- creto. sufrido una retirada momentánea de los beneficios. debido a la escasez de vocaciones. no se comprende ocuparme. además. un profesor prestigioso de una orden religiosa muy destaca- plinarios de Letrán y. muchos prelados —especialmente del Tercer Mundo— defienden de nuevo esta posibilidad y han solicitado repe- »E1 texto de la encíclica es un bello panegírico. matrimoniales—. no se ajustan en absoluto a la realidad en que vive la in- después de haber recibido una advertencia previa y de haber mensa mayoría del clero católico. y con lo que veremos en el de sacerdotes —con fines. (núm. sión libre y constantemente renovada. Uno de ellos. el momento de aclarar todo este ca normalizada dentro de la Iglesia hasta el Concilio de Trento. a pesar de que él mismo. goría de cristianos. anécdotas al margen. que decretó la pérdida de los ingresos das estas manifestaciones de Paulo VI. En el mismo sínodo citado. porque es sabido que los sacerdotes 26). desde la época de los conci. que forma par- bre casado que vive con su esposa como hermanos) y su acceso a la ordena. «Es fuente de fecundidad apostólica» (núm. cardenal de Forta. «El celibato cuestionarme su imposición administrativa a una sola cate- es también una manifestación de amor a la Iglesia» (núm. un cierto acercamiento e interés por (1967). profundo. rido —aunque no fuese nada fácil mantenerlo— por una deci- tor eterno. en su famosa encícli- eclesiásticos a quienes no abandonasen a sus concubinas ca. desveló el secreto y aportó datos concretos sobre la ordenación de hombres casados autorizados por Wojtyla. pero comencé a cipación real de su único sacerdocio» (núm.. te de los llamados tradicionalmente "consejos evangélicos" ción. «Da plenitud a la vida» protestante. «Desarrolla la capacidad para escuchar la palabra de de ritos orientales católicos pueden casarse. Prepara al hombre para celebrar decir de los ministros de las Iglesias surgidas de la Reforma el misterio de la eucaristía» (núm. que instituyó el sacerdocio ministerial como parti. sabio y tidamente al papa Wojtyla que facilite la institución del viri probati (hom. »En pleno fragor de lo que la Iglesia llama "deserciones" Con lo expuesto hasta aquí. me confesó que estuvo diez años angustiado antes de de- Iglesia pudiese ordenar a varones casados44. Aloisio Lorscheider. pontífice supremo y pas. Actualmen. 29).

inexistente «consejo evangélico» en ley canónica obligatoria Corren malos tiempos para el Evangelio cristiano. impone que «el consejo evangélico de castidad prestigio han alzado su voz contra las interpretaciones doc. los valores humanos más elevados pueden ciertamente en- pobrecedor para los primeros como humillante para los se. p. en esta elección. se ha quedado a años luz de potenciar lo que Paulo VI resume como «una relación perso- nal más íntima y más completa con el misterio de Cristo y de la Iglesia. porque no tenía prisas. el servilismo y la dependencia del clero respecto de la je- rarquía. razón no dividido. fecta continencia en el celibato». por el bien de toda la humanidad». lleva consigo la obligación de observar per- clica tan autoritaria. por el bien de toda la humanidad. además de empobrecer el carácter de "Signo". ni especiales urgencias. ABUSO DE PODER Y ECONOMÍA damentalmente para crear. talis Coelibatus (1967)— es la elección de una relación perso- puesto. —que. En teoría. como ya vimos en el capítulo anterior. en cuanto signo del mundo trinales erróneas y las actitudes lesivas que comportan. como la del celibato obligatorio. ha impuesto sobre sus trabajado- LA LEY DEL CELIBATO OBLIGATORIO res pesos sacros que no les corresponden. mantener y potenciar la sumi- sión. ya que el celibato im. contrar su más alta expresión. o sea. es uno nal más íntima y más completa con el misterio de Cristo y de de los pilares que sostiene la organización piramidal de la la Iglesia. con len- En este final de siglo. Iglesia-aparato y potencia el binomio clérigos-laicos.» gundos.» La Iglesia Católica. «El motivo verdadero y profundo del celibato consagrado «El celibato de los pastores debe ser opcional —afirma el —deja establecido el Papa Paulo VI. claro. ha falseado en beneficio propio todo aquello que le ha interesado. lo que sí ha logrado la Iglesia con la im- posición de la ley del celibato obligatorio es crear un instru- 46. mento de control que le permite ejercer un poder abusivo y — 64 — — 65 — . ni había aparecido aún la persona con la cual establecer una relación profunda y seria. Y. Tiempo de Hablar (56-57).»46 Y el artículo 599 del Código de Derecho Canónico.verdaderas razones. sectaria y lamentable como es la Verita. del mismo modo. sólo la "secular tradición de la Iglesia la- tina". La encíclica mató en mí la idea del celibato —¡gracias. carece de fun- damento neotestamentario—. t a n em. cuando muchísimos teólogos de guaje sibilino. a lo largo de su historia. Paulo VI!— y desistí de él. arbitrarias. ¿Esplendor de la verdad? ¿De qué verdad? La Sin embargo. asumido por el Reino de los Cielos. que sirven fun. la Iglesia Católica. al transformar un mentalidad de Letrán y Trento vuelve a gobernar la Iglesia. 9. Ha im- puesto sobre el pueblo un modelo de sacerdote (y de su minis- terio) mistificado y cínico. Por el contrario. pero le ha sido de gran utilidad para fortalecer su dominio sobre las conciencias y las carteras 4 de las masas. y leyes injustas y CATÓLICO: UNA CUESTIÓN DE CONTROL. tis Splendor. el futuro y fuente de una fecundidad más abundante en un co- papa Wojtyla los ha acallado con la publicación de una encí. nada. Cfr. otoño-invierno de 1993. en su encíclica Sacerdo- sacerdote casado Julio Pérez Pinillos—.

y que han mostrado una mayor entrega que yo mismo. y una estrategia bási. la ser célibe. Yo no justifico ni comprendo la ley del celiba. una familia. que hoy que yo. pero eso no significa. perar las mil contradicciones con que nos desayunamos los nos de Los Corrales y de Martín de la Jara. des- tenimiento de su plantilla sacro-laboral y. pero lo hice por la fuerza. es uno de los motivos por el que algunos abandonan —a me- t á n casados. prensible que el sacerdote forme parte de una familia y.dictatorial sobre sus trabajadores. miembro pero yo. entre ellas la imposibilidad. los sacerdotes rurales serían mejor comprendidos y ir a la cárcel. Pero. El hecho de que la empezar a tratar las premisas de este capítulo. o se producen desequilibrios yo. porque. Te. la única «humanidad» que gana con este estado de mana y social.. por eso. nían mujeres e hijos y. más disponible para dedicarme a la lucha por la causa de los o para traerse consigo a algún familiar —madre o hermana—. pobres. a un sacerdote diocesano le cuesta muchí- e s t a r más disponibles. y evangélicamente no hay razones para impo. ya que está vi- yo he visto a muchos sacerdotes que no se han casado con una viendo de lleno en un mundo donde el afecto hombre-mujer es mujer pero que sí lo han hecho con el dinero y con intereses algo cotidiano y deseable. aunque me siento mucho más bles vulneraciones de los derechos humanos que la Iglesia próximo de lo secular que de lo eclesial —y a mucha honra— Católica viene cometiendo desde hace siglos. a la hora de arriesgar el o se viven carencias muy importantes. personas no se entiende. en general. un equipo sacerdotal que ha sido fundamental para poder su- te desde hace veintiséis años. como tampoco debería serlo el hecho de poder hacer uso de la sexualidad. afortunadamente. desayunar. la verdad. dé testimonio de fe. también. aislados. Yo acepté en un documento el en completa soledad. normales. »"¿Y tú por qué sigues ahí. y párroco de los pueblos sevilla. pasé a vivir desde un principio con destacado del Sindicato de Obreros del Campo. que era célibe. Y éste ros [sacerdotes] del Sindicato de Obreros del Campo que es. Desde el punto de vista histórico muy dura esta vida. me pregunta mu- La ley del celibato obligatorio es una más entre las nota. sacerdo. evidentemente. para de ella. esperanza y caridad. el sexo no tiene por qué ser enti- 47. mayoría de los sacerdotes no disponen de medios económicos »Personalmente aprovecho mi estado de célibe para estar suficientes para poder tener alguna persona que les atienda. según la Iglesia. tativamente malo. yo. por lo que. que tienen que vivir. Y yo pienso que no debería ser con- espurios que los han tenido más hipotecados que si hubiesen tradictorio con la carga pastoral el hecho de poder constituir tenido familia. la Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía. pero esto apenas se consigue. eviden. Si se suprimiera el ce- pellejo lo hacían igual que yo. antes de no he pasado por dificultades insalvables. emocionales que repercuten en la vida sacerdotal y pastoral. y a la gente sencilla también le resulta mucho más com- camente economicista para abaratar los costos de man. dar entrada a la opinión de Diamantino García. es para «Ciertamente. Sacerdotes de 25 o 30 años. medio rural. Y a la hora de libato. y con la escasez de medios con que viven los sacerdotes en el se casado le podría dedicar menos energías. sacerdotes. ni ser un enemigo del trabajo pastoral del — 66 — — 67 — . almorzar y cenar ner a los sacerdotes esta ley. cosas es la propia Iglesia Católica. vive con absoluta indiferencia la existencia de la Iglesia.. Tengo compañe. que esto es mucho más congruente con nuestra realidad hu- temente. que es la mayoría. García47— es actualmente muy negativa y produce muchos »Pero conozco muchos sacerdotes jóvenes que les resulta más daños que beneficios. presidente de sin familia. En entrevista personal celebrada el día 3-5-94. tienen que comer soledad y aislamiento. será oportuno mayor parte de los sacerdotes diocesanos vivan en solitario. no por voluntad propia. ellos han tenido incluso más disponibilidad aceptados por la gente sencilla. como cura?". »Elque los curas seamos célibes. que si estuvie. cha gente. to. por decreto. que han tenido cargos de responsabilidad como nudo de modo traumático—. de poder «La ley del celibato obligatorio —sostiene Diamantino formar una familia y tener hijos. es bastante duro y. traumatizante. Me parece incrementar su patrimonio institucional. porque simo más que a un fraile respetar la castidad. ni mucho menos. sin embargo.

A mí me es mucho más como una dinámica compensatoria cotidiana entre los ele- difícil dialogar con sacerdotes recién salidos del seminario mentos más frustrados. De alguna ofrece una oportunidad magnífica a los abundantes seres me- manera se pretende el regreso a los años del nacionalcatoli- diocres y serviles que salen de los seminarios: la de convertir- cismo español [poder totalitario de la Iglesia a partir de su se en delatores de los vicios ajenos ante la jerarquía para así íntima alianza con el régimen fascista de Franco]. yoría del clero vive el celibato obligatorio son causa de una que siempre ha sido su punto débil. dar la cara ante lo que el mundo y el siglo XXI le está pidiendo Ha llovido mucho desde que. ñera tres obsesiones clásicas de la Iglesia: 1) formar gente sacerdote. muy asegu- comunidad a la que deben servir —que no es precisamente la radora del magisterio vaticano. el ministerio. que sepamos. tiempo. es vícti- esta indigestión está el cerrar puertas y ventanas en las ca. frecuente- «Tampoco debe olvidarse que el Concilio Vaticano II no ha mente neuróticas que. pía. al ser alentado por sus dirigentes. pero decenas de sacerdotes y religiosos/as siguen de- mente contraria a los aires del Vaticano II. Hoy. la nostalgia por una Iglesia de cristiandad con un cuerpo El cumplimiento o no del celibato por parte de los clérigos clerical célibe. El termómetro nunciando con gusto las miserias de sus compañeros/as ante que mejor mide el grado de conservadurismo y de cerrazón a sus superiores. hoy día. serviles y dependientes de por la Iglesia en su totalidad. El último papa [Juan Pablo II] ha él mismo los define. ma fácil del poder abusivo y dictatorial que la Iglesia Católica sas de formación y el cultivar la nostalgia en lugar de la uto. no por casualidad. los seminarios y las casas de forma. en definitiva. en el Concilio de Arles a la Iglesia: normalización. un material humano que. mo habitual de control en el seno de instituciones y socieda- ción. una iglesia de influencia. ejerce sobre sus trabajadores. después de dar un giro involutivo. obediente y sumiso a la jerarquía. los delatores fueron instituidos oficialmente como Iglesia profética frente a las grandes injusticias de nuestro vigilantes de la moral presentes en cada uno de los obispados. una (1234). está encas- cía.» sidad de un nuevo modelo formativo desde los seminarios. precisamente. la mayor parte de des de corte autoritario —y la Iglesia lo es. Y cualquiera puede ver que. Es de todos sabido que la delación/castigo es un mecanis- no II] son. en lugar de poder gozar de sus favores. mediocres y ambiciosos de la comu- que coa otros compañeros que llevan sesenta años ejerciendo nidad. amplia diversidad de alteraciones psicológicas. obviamente. compromiso y. sociales y que sean simples funcionarios tal como la jerar- «Somos muchos los sacerdotes que reivindicamos la nece. y sarrollar su vida afectivo-sexual en la medida de las propias 3) formar a gente que no se mezcle en política ni en causas necesidades. pero también ha con- Adelantándonos a las conclusiones del próximo capítulo. convierten a mu- sido convenientemente digerido por la jerarquía vaticana ni chos sacerdotes en seres sumisos. 2) formar a gente que fomen- Iglesia institución. quía los quiere y necesita. tribuido la ola de conservadurismo que se ha ido extendiendo daremos por sentado aquí que las condiciones en que la ma- por todo el mundo y que ha cogido a la Iglesia por la barriga. sino el pueblo— que cada uno pudiese de- te una Iglesia de cristiandad. es evidente que la ley del celibato obligatorio resulta un quillado en un conservadurismo cerrado al porvenir y a la puntal básico para generar sacerdotes acarajotados. sin duda alguna— los sacerdotes jóvenes que están saliendo de los seminarios lo que. ya Al hilo de estas últimas reflexiones de Diamantino Gar- que el actual. Y entre las consecuencias de la jerarquía. ya no existe oficialmente esta ocupa- »Pero la corriente política vaticana actual es absoluta. sido decisivo para esta triste situación. Sería muy saludable para los sacerdotes y para la muy disciplinada. muy obediente a la jerarquía. acaba implantándose hacen verdaderamente acarajotados. Bastantes sacerdotes secularizados —y unos pocos en ac- »EJI los seminarios actuales se han potenciado sobrema- — 69 — — 68 — . tal como sensibilidad social actual. ción. todas estas novedades y esperanzas [las del Concilio Vatica.

ya que. al margen de ser "una puerta de salida" mo supuesto. la institución debería triplicar. forzados a adoptar una aún mayor sumisión a la voluntad de «Un día fui a ver al obispo Iglesias —me comentaba José sus obispos ordinarios.tivo— me han referido episodios personales como víctimas de cubrir todas las necesidades habituales de un núcleo fami- la delación de algún compañero. nunciado. cuando llegó un nuevo obispo [Ramón crementar su patrimonio institucional. la ley del celibato obli. entre mis feligreses lograr el dominio y el control del clero. Tiempo después. se ganasen la vida una persona fiel que a una inteligente. fundamentalmente. dado que la Iglesia prefiere antes a que hacen en otras confesiones cristianas. »Yo me matriculé en Filosofía y Letras y en Derecho. Malla] le hicimos explotar el problema de los curas ociosos y mal preparados y. tener al. o una mayoría de ellos. lo convierte en una estudiar a Barcelona. la aceptación del celibato viene a convierten en más fácil de manipular. cias. además. En entrevista personal celebrada el día 21-7-94. A menudo. su minis- vos de celibato le permite remover de algunos puestos a terio sacerdotal. sus familias y de ellos mismos. finalmente. al menos. pero dencia jerárquica absolutas. cuando oímos a la jerarquía católica rechazar la refieren a vulneraciones del celibato —ciertas o no—. solidaridad. de gunos elementos íntimos para poder presionarles en caso ne. el matrimonio de los sacerdotes podría dote para acceder al puesto que ocupaba el compañero de. Denuncias que siempre se liar. su mujer e hijos. al menos. un modo tan egoísta como equivocado. aspectos que le En el contexto católico. al margen de ser un instrumento fundamental para la cara de vergüenza por ser un burgués. lo que jamás ponen en tela de juicio actitudes sacerdotales tan que estamos oyendo. todo el mundo trabaja excepto yo. en este últi- versidad civil y eso. Bastaría con que los curas. pero en lu- que permite abaratar los costos de mantenimiento de la gar de eso me nombró secretario diocesano de obras pontifi- plantilla laboral de la Iglesia Católica y. pronto me enteré de que el obispo quería sacarme del secre- tariado de misiones —que yo había convertido en un órgano U n sacerdote célibe es mucho más barato de mantener eficaz y con prestigio— porque estaba estudiando en una uni- qu« otro que pudiese formar una familia. que si un sacerdote suelen generar mala conciencia y sentimientos de culpa trabaja en el mundo civil rendirá menos para su institución. desde hace sacerdotes demasiado independientes o. de agobiante formación recibida y con la prohibición canónica. años y con plena satisfacción de sus comunidades de fieles. y quiero prepararme. junto a 48. hecho que pocas veces pue. darse sin incrementar ninguna dotación presupuestaria. algo que ya llevan practicando. se ven aún más a la voluntad de su único y excluyente patrón. mediante una profesión civil y ejerciesen. u n a vida material digna y suficiente para — 71 — — 70 — . al mismo tiempo. in. los miles de curas católicos cesario. también. gran masa de mano de obra barata y de alto rendimiento. la delación por moti. Pero la Las habituales trasgresiones del celibato. lo que repercute muy negati- den ocultar a la jerarquía. debido a su «mancha negra». Boldú48— y le dije: "Llevo seis años de sacerdote y se me cae Pero. Y los curas en ejercicio que tienen vida de la institución y. es la negativa a comunes como la excesiva afición por la riqueza o la falta de multiplicar por tres su presupuesto de gastos de personal. nos envió a cuatro sacerdotes a El obligado carácter de célibe del clero. ésta se despreocupa de for- hijos —que los hay y muchos—. pero posibilidad de que los sacerdotes contraigan matrimonio. pedí permiso para ir a estudiar a la universidad." Le gatorio es ana estrategia fundamentalmente economicista. Así que. el sa- lario actual del cura célibe para que pudiese afrontar. al chocar con la Iglesia Católica descarta esta posibilidad porque piensa. al igual En cualquier caso. se convierten en una especie de vamente en sus posibilidades de independencia y le somete náufragos marginados y. do- tada de una movilidad geográfica y de una sumisión y depen. marle en materias civiles. —más o menos enfermizos— entre el clero. gobernar y explotar suponer también acatar que el sacerdote dependerá toda su por la institución católica. por tanto. casados que actúan como tales por todo el mundo. la delación le sirve al sacer. De todos modos.

El canon 129 del Código de Derecho Canónico establece que «los cléri- gos. en caso de desear abandonar la Iglesia esta lar riqueza como parte de un mecanismo psicológico compen- pérdida de referente o estatus académico-profesional se con. y si lo hacen. lógicamente. y en las disciplinas sagradas seguirán la doctrina sóli. ya que eso les Otra importantísima ventaja económica que la ley del ce- confiere un grado de independencia que repercute desfavora. «Una de las aspiraciones del cura casado —afirmaba Ola. bajo la pena de privación de sus oficios. ya nunca se nos convalidan los estudios que ya tenemos por el tí. en vida y do la docencia. Obispo aplicará estas donaciones en provecho de la Iglesia. En concilios como el de Pavía (1020) se llegó a decretar. no deben abandonar los estudios. satorio y. a los 56 jos de los clérigos. ya que sigue permitiendo — 72 — — 73 — .según lo ve la jerarquía. bienes. la servidumbre [esclavitud] a la Iglesia. el talleres. alrededor de un 70 % de los seculari- que este obispo —así como todos los demás— deseaba tener zados —los que vivieron el sacerdocio de modo excluyente—. muy rentable para la institución.» han tenido problemas importantes al abandonar la Iglesia y Esta apreciación de Boldú encaja perfectamente con la sus situaciones pasan por ejercer los trabajos más precarios realidad que se refleja en el último anuario estadístico de la y mal vistos de la sociedad. deben seguir mostrando sumisión al obispo de su diócesis so A la Iglesia no parece hacerle ninguna gracia que sus tra. a engrosar el patrimonio de miento de deserción. en les— no han tenido problemas para rehacer su vida ejercien.» te cualquier posibilidad de poder heredar el patrimonio del Una parte de los sacerdotes que han dejado su ministerio padre. 0. No vida desempeñando los oficios que les habían llevado hasta podrán testar en favor de ellas ni de sus hijos. una vez ordenados sacerdotes. Por el contrario. Así. palmente los sagrados. eso es un como profesores de religión que. evo la Iglesia tomó la decisión de declarar ilegítimos a los hi- Empezar una carrera. la jerarquía cató. al ser obligatoriamente solteros. desde el medio- por el sistema del examen para mayores de veinticinco años. es obvio que la Igle- guer Bellavista. libato le reporta a la Iglesia Católica es que —tal como vere- blemente en su sumisión 49 . se han seguido ganando la Oxford (1222)—. aunque decenas de miles de sacerdotes abando- da recibida de los antepasados y comúnmente aceptada por la Iglesia. según su voluntad. y hasta por la mendicidad. estos bienes pasan. de todos los hijos de clérigos. como no tienen equivalencia posible en traduce en que una parte de ellos se ven espoleados a acumu- la sociedad civil. por herencia. sia no heredaría sus posesiones —incluyendo las apetitosas na)-— es conseguir un título universitario. Si los sacerdotes estuviesen casados. y no por razones morales. Por eso. su canon 3. tras diversos intentos. fábricas y campos agrícolas. todos o casi todos vierte en un poderoso freno ante cualquier posible plantea. y hemos de acceder a la universidad sa e hijos. los tendrán concubinas —ordenaba el canon 34 del Concilio de llamados en su día curas obreros. a cambio de un bajo salario.14 % del total del clero diocesano. su precario empleo.» La lista de decretos similares es tan ex- tensa como cuidadosa ha sido la Iglesia en asegurarse los 49. mos en el capítulo siguiente— la frustración vital que pade- lica prefiere que sus curas se conformen con las titulaciones cen los sacerdotes debida a sus carencias afectivo-sexuales se eclesiásticas ya que. Otros. pues de este modo se les impedía legalmen- años. dentro de la Iglesia —los mejor cualificados en estudios civi. o trabajan en sec. bajadores posean titulaciones con validez civil. Pero ocurre que casi donaciones patrimoniales de beatas/os solitarios y ricos—. que sus bienes acabarían. «Los eclesiásticos no tores como el de servicios o la función pública. evitando nen la Iglesia. princi- bienes de los hijos bastardos de sus sacerdotes. me alejaba del cliché de sacerdote Pero muchos otros. la Iglesia. pena de perder. la abogacía o el periodismo. en manos de su espo- tulo de bachiller superior. la ley del celibato obligatorio continúa siendo las profanas novedades de palabras y la falsamente llamada ciencia». bajo sus órdenes. como yo. sin más. excep- Iglesia Católica: en 1990 sólo hubo 30 sacerdotes diocesanos ción hecha de quienes han logrado hacerse con un puesto matriculados en facultades de estudios civiles. pues. es algo indudablemente fuera de lo común y muy difícil. ex párroco de San Martín del Clot (Barcelo.

debía enfrentarme al La dependencia y el sentimiento de culpabilidad reportan hecho de verme en la calle. y 885. angustias.669 personas que.645 religiosas profesas. y.942 re- ligiosos profesos. y todo de juego.. especialmente do. teniendo que siempre muy buenos dividendos a los gestores de las reglas buscar algún trabajo y empezar a estudiar Derecho. la jerarquía de la Iglesia «Cuando decidí dejar el sacerdocio y secularizarme —me Católica. conforma la di- námica funcional que hace posible que tan sólo 4. Otros muchos sacerdotes. pero. por pura 50. a mis 36 años. porque ya no podía soportar más la hipocresía de la institu- ción católica. sacerdote del Opus Dei. PROBLEMAS PSICOLÓGICOS Y SOCIALES En el caso hipotético de que la Iglesia permitiese casarse CAUSADOS POR LA LEY DEL CELIBATO a sus sacerdotes. a pesar de lo que sufren. ¿por qué has dejado a si el juego está trucado. 62. ante esta óptima perspectiva. está absolutamente descentrada y es inútil.246 obispos— controlen de forma absoluta las vidas personales y el trabajo de 1. por un calvario de varios años de dudas. Dios?" Y mi hermano. El celibato obligatorio es un mecanismo de control básico dentro de la estructura clerical católica y. y porque necesitaba compartir con otros mis sentimientos: me resultaba dramática la soledad y el aisla- miento humano al que me habían condenado una serie de de- cretos canónicos absurdos. en cam- bio. La independencia y la madurez. se distribuyen entre 255. hoy por hoy. se- gún las últimas estadísticas de la Iglesia Católica (1989). terrible y frustración. tal como la entiende y obliga a ejercer la Iglesia. siguen en su puesto.. OBLIGATORIO ya que se reduciría drásticamente el número de seculariza- ciones y se incrementaría la cantidad de nuevas vocaciones. sin recurso alguno. Mi propia madre me dijo: "Hijo mío. 754 ar- zobispos y 3.366. 10 patriarcas. por el contrario. soledad bato por la fuerza que a trescientos casados. 146.239 sa.240 sacerdotes diocesanos.603 diáconos permanentes. sabe perfectamente que puede sacarle confesaba el abogado Manuel Castellá 50 — acababa de pasar muchísima más rentabilidad a cien curas sometidos al celi.una mejor explotación de todos cuantos aún permanecen bajo la autoridad eclesial. no perdió oca- sión de zaherirme con una frase tan absurda y malévola como inolvidable: »"¿Ya sabes que tus futuros hijos serán sacrilegos?" »Yo abandoné el ministerio porque me hice consciente de que la función del sacerdote. 5 cerdotes religiosos..159 miem- bros del episcopado —149 cardenales. la cifra del clero aumentaría notablemente.. En entrevista personal celebrada el día 27-7-94. 16. — 74 — — 75 — . junto al culto a la personalidad papal y al deber de obediencia. ello en medio de la incomprensión y oposición de todo el mun- acaban por arruinar el juego y a sus gestores.

flir- teos. Garrido. fracaso cultural y religiosa— viene a situar la fe como única base vital.). tal como veremos en este apartado— se desdibuja a sí mismo cuando el propio Lo mejor del celibato. 115-116. el celibato será «sólo una sublimación alienante del Antes de entrar a fondo en el análisis de las consecuencias deseo». presenta una estructura de la personalidad de un sujeto y llegue a anular y sustituir emocional inmadura y frágil y —aspecto fundamental— un todo su mundo afectivo y sexual? apego a la figura materna que pasa.cobardía. sí re. y a su nula cualificación civil. con Dios». pp. ).» sulta altamente improbable en la práctica. jor de nosotros mismos. Caben formas más suaves: pasividad y depen- la represión» 51 . ésta se engaña y encubre motivaciones sospechosas. manipulación de celibato —que aunque no es imposible por definición. jetivo y objetivable. pueden y deben figuran en este libro le deben el primer núcleo de sus proble- 5 1 . — 77 — — 76 — . concentración de la existencia en la fe. tal como se pro- pugna. estrés. neurosis. psicológicas del celibato obligatorio. J. debido a su inmadurez. zón. ya 4ue ahoga peor —reconoce el propio Javier Garrido 53 —. pero este hipotético camino para guardar el dencia. p.p. Garrido. Una idea no puede llenar necesidades dulces mieles que promete el celibato católico y nos concen- básicas. aunque acepten una cosmovisión religiosa. J. Si Él no es un Tú viviente.cit.» de defensa. (1987). 110. personas. inse- tamente rebatible desde el punto de vista de la antropología guridad y temor ante las personas del sexo opuesto. una buena parte de los casos de sacerdotes que tamientos humanos que. Si sacerdotes acaban por llevar una doble vida para poder satis. el celi. no se gía. 108. Op. pero también arras.. 52. si Dios no es más que la Idea sublime de lo me. ser contemplados y explicados únicamente desde la psicolo- bida en los seminarios. habrá que tener en mental será: ¿es sana una fe que impida el desarrollo normal cuenta un elemento básico como es la personalidad previa del futuro sacerdote. jugar a gratificaciones indirectas (fantasías.. cit. blimación puede transformarse en mecanismo neurótico tran problemas de personalidad muy importantes. etc. com- nadie o casi nadie la cumple.. deli- Defensores del celibato como el sacerdote Javier Garrido rio de autograndeza. Op. la cuestión funda. para el celibato: si Dios no es un ente vivo. Y. Nada más peli- a los curas bajo todo tipo de miserias psicológicas y. a la formación reci. incapacidad de entrega afectiva. progresivamente. sea Dios «Alguien real» o no. groso que disparar el deseo hacia ideales inalcanzables. (1987). (1987). cit. muy difícil de atacar: rigidez perfeccionista. Garrido. porque. J. desviaciones subrepticias de las pul- proponen mantenerlo a través de una vía psicológica que lle. Op. copatológico. de una La fe e s un concepto tramposo y vacío cuando se emplea actitud infantil a un comportamiento adulto netamente psi- como un supuesto elemento objetivo para justificar compor. las psicoafectivas. en puridad y rigor. suponen que Dios no es Alguien real. traremos en el estudio de las amargas hieles que suele re- bato es u n a ilusión»52.. fobias. además. la su- facer sus necesidades de afecto y de sexo. Cfr.. que. Esta concepción basada en un deísmo objetivo —absolu- depresión. Cfr. 53. nobleza y anchura de cora- Inconscientemente. ansias de poder y control. amor desinteresado y fiel. el celibato es sólo una sublimación A partir de este momento daremos ya por conocidas las alienante del deseo. portar a sus forzados seguidores: problemas de inmadurez afectivo-sexual.. culpabilidad existencial. siones (obsesiones sexuales. diatas. Cfr. La inmensa mayoría de los prometiendo el fundamento del psiquismo.. la afectividad. es el logro Javier Garrido afirma que «les ocurre a muchos profesionales de «libertad interior.. intolerancia ideo- ve a «la espiritualización de lo pulsional-afectivo sin caer en lógica. la sociología u otras ramas del saber ob- atreven a vivir fuera de la madre Iglesia. etc. no dependencia de necesidades inme- de la psicología. y vida de alianza Ciertamente.. a menudo. la antropología. »La ley del celibato obligatorio es la peor que puede existir «El celibato hace posible en el hombre/mujer lo mejor y lo para mantener y dignificar el celibato religioso. según prosigue Garrido. parafilias. fobias.

sigue apuntando la doctora Helen Singer. biológica y éticamente fuer. Mynarek. y Rodríguez. I. (1993). del placer erótico y producir un ansia similar de satisfacción. ungida. 212. 70-71. Vol. Tu hijo y las sectas (Guía de preven- ción y tratamiento para padres. Alianza Editorial. tal como veremos. posterior- siva relación/formación recibida de su madre 54 . proyecta su frustrado afán sobre el hijo y lo gicas. porque. dades problemáticas en los hijos. coincide en bue. mente. Y. En aquellos casos en los quienes las sufren. y espe. Y todo aquello se cortaría narcóticos o electricidad.» No es extraño. a la errónea y le. do acerca de que la sexualidad goce de una íntima relación bía dado abundantemente hasta entonces. placer sexual desde la infancia y no abandone esta búsqueda hasta el momento de la muerte. psiquiatra y reconocida autoridad mundial en materia narek—. P. por siástica represora. educadores y afectados). El drama del menor en Es- difundida de los tipos de conflictos que producen alienación y paña (cono y por qué los adultos maltratamos a niños y jóvenes).. Se ha especula- bastante fuertes para renunciar a todo aquello que se les ha. Op. Rodríguez. decisión propia y libre. La nueva terapia sexual. por ejemplo. ni pueden com- psicólogos. p.. P. cit. (1994). Y en cerdotes con los que he analizado este tema. gante que domina en muchas instituciones dedicadas a la Pensar que todos estos sacerdotes hayan podido llegar a formación de futuros sacerdotes. que el hombre busque constantemente el De esta manera se han creado cientos de sacerdotes for. las habituales que la madre se siente llamada (pero. me informaron que habían llegado a comprender el de terapia sexual56—. — 79 — — 78 — . el sacerdocio es mente seguir otra profesión porque rechazan la atmósfera un cómodo medio de subsistencia que asegura el futuro ma- santurrona. H. H.mas de personalidad.. Pero es precisamente esta ser personas realizadas con su estado es tan absurdo como atmósfera la que aceptan aquellos jóvenes con extremada creer que un pájaro puede llegar a alcanzar su plenitud vi- unión maternal. tanto en lo mate. teólogos y sa. a acatar leyes eclesiásticas inhumanas —como la del La experiencia de este autor. la sexualidad ofrece placer incluso mecanismo de la interiorización. o bien autoritaria e intri. expertos en cuestiones de Iglesia. Barcelona: Ediciones B. (1979). amanerada. «A diferencia de otros impulsos en los que el principal placer deriva de su satisfacción —afirma Helen Singer Ka- «Algunos seminaristas que me consultaron —añade My. pensar desde una vocación de la que realmente carecen. sus estudios en un seminario menor. sin quejarse por ello. Cfr. en la casa de sus padres. Madrid: Temas de 56. pues. e incluso su vocación. plan. Cfr. Deciden final. mediante cialmente por parte de su madre. tal como se re- tes. desgraciadamente. no transgresiones de la ley del celibato obligatorio no sólo son ló- es un hombre). re. terial en la vida. quiere llegar a ser sacerdote 55 . así como la de diversidad de celibato— que ni han asumido con madurez. raras veces se quedan en el seminario. Por otra parte. profesión por tener problemas económicos familiares. un ingenuo o un cínico puede llegar a pensar que es- que han crecido (. sólo un ig- presenta como una continuación de la atmósfera hogareña en norante. terno. Por eso. por no do afirma que: saber negarse a las presiones recibidas mientras cursaban «Las personalidades vitales. Singer Kaplan. 55. o porque. de la misma forma. con los centros de placer del cerebro. pero que no se sintieron lo cuando se está acumulando la tensión sexual. pueden leerse otros libros de este mismo la educación represora «es una fuente muy importante y muy autor como. en el fondo.» 54. parecido caso están el resto de clérigos que adoptaron esta na medida con el parecer del doctor Hubertus Mynarek cuan. (1978). Parece que sólo la esti- rial como en lo sentimental.) algunas tragedias de sacerdotes tienen tas situaciones vitales no perjudicarán el psiquismo de sus raíces en esta fijación a la madre. viendo dentro de una jaula. sino que vienen forzadas por la propia estructura ecle- sujeta a ella hasta que éste ha interiorizado su deseo y. zados desde su más tierna infancia y obligados. Sobre la incidencia de la figura materna en la génesis de personali. puede rivalizar con la intensidad inmediatamente en cuanto se enfrentaran con el deseo ma. conoce en el Diccionario de Teología e Iglesia. pp. mulación química directa de estas áreas del placer. Barcelona: Hoy.

han dotes no intervienen figuras femeninas. con en una absoluta —y potenciada— falta de afecto. 29. especialmente cuando éstos son muy cerrados. Arias. debido a la política ultraconser- cia ellas de un modo enfermizo debido al halo de misterio con vadora reinstaurada por el papa J u a n Pablo II —y capitanea- que las conciben desde la distancia física y afectiva. El País. Cfr. por mitificarlas (asimilándo. Cfr. Consecuencia: desintegración de afectividad y genitalidad.disfunciones sexuales. especialmente el primero. y es sumergido en ellos lo entiendo mejor desde que tengo a una mujer a mi lado. muerta terapia adecuada— y se agravan. fue desapareciendo de muchos cen- afectiva. 60. han conquistado un poder e problema cuando apunta que «es muy importante cómo se ha influencia inusitados en el seno de la Iglesia—. cuando el su. Singer. hermanas y de. cit. El abad benedictino de la basílica de San Pedro Extramuros contrae matrimonio con una japonesa atea. vez me reprochó que nunca le decía "te quiero". (1978). Ahora tengo remordimientos y excluyentes respecto al otro sexo. mantenido un contacto normalizado con personas del otro las al mito de la pureza mañana). tros de formación religiosa que. por lo general. caso que es bastante frecuente entre Como consecuencia del aperturismo del Concilio Vatica- los seminaristas. formación en los seminarios y en las casas religiosas se ha Durante los años de formación religiosa se vive inmerso centrado excesivamente sobre los aspectos académicos. que anulaba los sentimientos en lugar de ayudar a entrada a edad temprana en un seminario y la inmadurez formarlos con madurez. J. — 80 — — 81 — . Una y otra vez las historias clínicas de El teólogo Giovanni Franzoni.» siendo aún muy joven. cit. ble ya que ha servido para formar el tipo de personalidad que más) y con más recelo aún los contactos amistosos con jóvenes de uno y otro sexo. tre santa y santo. da por grupos como el Opus Dei o Comunión y Liberación El sacerdote Javier Garrido se refiere a este aspecto del que. separar la ternura y el deseo sexual»58. hace ya muchos años —explicó Giovanni Franzoni 59 —. ex abad de la basílica ro- los pacientes que presentan problemas sexuales revelan que mana de San Pablo Extramuros y uno de los eclesiásticos la actitud que prevalecía en su familia durante la infancia más influyentes en la Roma de Paulo VI —aunque posterior- era una actitud extremadamente punitiva y moralista. p. con En este aspecto. 57. Una jeto continúa madurando en el seno de ambientes igualmen. en la actualidad. Op. la nuevo cobra vigencia aquella clásica norma que rezaba: «en- mujer ideal. en lamujer de coincidir con el jesuíta Alvaro Jiménez cuando afirma que «la formación tradicional. Op. 59. p. 102. o por sentirse atraídos ha. Cfr. Cfr. Así como es frecuente. por otro. maternal. cit. p. H. (1987).p. este descuido puede ser fácilmente explica- obligando a no abrazar ni besar a la madre. guiente: ra en extremo se arrastran de por vida —salvo que medie una «Estoy recuperando la relación con mi madre. además. Es bastante frecuente la viendo a las peores costumbres formativas de antaño y de dicotomía que vive el varón respecto de la mujer: por un lado.. sexo. pared de calicanto». J.. do hizo un comentario tan demoledor y doloroso como el si- Los efectos patógenos de una educación familiar represo. cualquier analista religioso serio debe connotaciones obsesivas. Yo le respon- te castrantes. 58. no II este tipo de educación represora. Las mente fue suspendido a divinis y reducido al estado laical por familias muy religiosas imbuyen en sus hijos una serie de sus críticas a la Iglesia—. pura. e incluso los descuido inexplicable de la formación humana y psicológica educadores han visto hasta hace muy poco con sumo recelo de la personalidad» 60 . Pero. y éstos acaban por potenciado que las últimas promociones de sacerdotes hayan temerlas de un modo irracional. dí: "pero es que eso no se dice". A. la mujer-objeto erótico. obviamente. mayo 17). se está vol- internalizado la imagen del otro sexo. poco después de haberse casa- conflictos sexuales muy graves»57. las relaciones habituales con los familiares (recomendando u Sin embargo. 47. (1993). (1990. 216. lo cierto es que en la educación de los futuros sacer. Garrido. culpabilizadora y ma- Aunque no siempre haya una correlación positiva entre la niquea. Op. Jiménez.

eso es. automáticamente. sin em. La Iglesia. están abocadas a padecer sen- de personalidad infantiles que permanecerán de por vida. nentes. conlleva consecuencias frecuentemente nefastas nas más influenciables. establecer relaciones interpersonales. al culto a la personalidad y a los mecanismos de culpabili- dificultad alguna. mitando gravemente sus posibilidades vitales. ha pervertido el término y ha convertido la «santa obe. timientos generadores de sufrimiento.» mediante el mecanismo jurídico de la sanción y el neurótico Resulta chocante —aunque clarificador para ver cuan de la culpabilidad. vismo mecanismos psicológicos básicos como el autoconcepto La imposición a sacerdotes y religiosos/as de una obedien. Cualquier desobediencia. ficado. ción infantiles (asociadas a sumisión extrema) y/o a compor- nio Carmona— la madurez no cuenta para nada. El culto a la más interesaba a la jerarquía católica: personas apocadas. de convertirse en suje- gran virtud del religioso. es reprimida o sancionada —también en que pretende ampararse— saber que en el Evangelio ja. no siempre se contentos de sí mismos. Formar —amaes. para muchos sacerdotes y re- en el sentido de que cuanto más infantil se sea más cerca se ligiosos/as la búsqueda y consecución de la felicidad sólo pasa estará del camino de la santidad. infunde toda figura autoritaria. cuyo seguimiento (con el consiguiente demérito y pérdida de prebendas ecle- conlleva. además. especialmente si. pero en los seminarios no te la obediencia. que se rechazan y desprecian. perfectos elementos de rebaño. por otra parte. incapaces de tomar decisiones y asumir dad. diencia» en simple sumisión a la voluntad humana. obediencia. en todo caso. to de culpa (la noción católica de pecado es básica para ello) y/ nal dentro de la comunidad de fieles. tos mentalmente castrados. afortunadamente. obediencia viene de ob audire. pero a contra la autoridad humana y religiosa. que no La educación en los seminarios tiende a teñir de negati- divina. clero que encabeza el Papa— conduce a pautas de idealiza- «En los seminarios —me comentaba el teólogo José Anto. Se machaca al fu. al no poderse materializar contra la crítico. que tienen mayores dificultades para p a r a la personalidad del clero obediente. con lo que se modelan seres humanos des- cia irracional y servil —que. en todo caso. a la desobediencia siales). en función dad gris y servil se ha potenciado mucho más en la formación de su peso específico dentro del organigrama jerárquico del de mujeres religiosas que en la de los hombres. perso- logra—. pero pervierten su verdadero signi. Este siste- cerdotes incapaces convierten sus consejos a los fieles en la. tienen más o menos coartando seriamente el proceso evolutivo de la persona y li- — 83 — — 82 — . costa de dañar gravemente la personalidad de sus compo- bargo. autoridad victimizadora. Ponen la obediencia como la por su obligación de obedecer. El sistema clerical queda así siempre a salvo. riesgos. figura investida de autoridad pero. que son más propensas trar— para la obediencia supone fijar en el sujeto estructuras a las alteraciones emocionales. va siempre unido. sumisas hasta el servilismo. autorreprimida o autosancionada— por un fuerte sentimien- más aparece el término obediencia como actitud interperso. ésta viene validada por la presión dores la confunden con el defecto de la simpleza y presionan sociocultural. sucede dentro de la Iglesia. pues se vuelven contra el propio sujeto. No se apoya tamientos serviles y dependientes originados en el temor que la capacidad crítica. Y. ma patológico cierra su círculo —y se protege a sí mismo— mentables actos de prepotencia y soberbia. esos sa. La fijación del culto a la personalidad —de la de cualquier también debe señalarse que el logro de este tipo de personali. pero los forma. desencadena a menudo comporta- educan para saber escuchar porque el que escucha se hace mientos agresivos que. y la jerarquía quiere sacerdotes acríticos e infantiles. Su sentido es el de o por el miedo a ser descubierto y sancionado por la jerarquía abrirse y saber escuchar la palabra de Dios.. que La presión ilimitada que se ejerce hacia la consecución de significa «el que sabe escuchar». de la cúpula clerical. controlables sin te. y la autoestima. aunque sólo sea alejada e s t a l a Iglesia Católica de los textos dichos sagrados imaginada o deseada. etimológicamente. En este contexto. necesariamen- sin asertividad. a la rebelión. tructivos. tal como turo sacerdote con la virtud de la humildad. como la sotana imprime carácter. se transforman en hábitos autodes- Lo terrible es que.. sino todo lo contrario.

suele acarrear una serie de problemas graves creciendo en ti. y tienen peligrosas. A continuación analizaremos algu. el objetivo de procurar ángeles castos. En primer plano siempre estaba interesados que desprecian a los débiles y adulan a los pode. nos de los aspectos más importantes y lesivos. como consecuencia del concepto de sa. con lo que salía muy mal parada la for- bato obligatorio. salvo excepciones. cer nada objetivo en el seminario. no posees la madurez afectiva. y se descontextualiza la afecti. la solidari- errores o responsabilidades personales. conforme a la sacerdotes cuarentones que acaban de descubrir los valores mentalidad actual y mucho más integrado a la personalidad. pero que no se deben poder realizarse en su vida. que se dan a menudo en debería plantearse como algo más normalizado. Y tú realmente lo vivías también con Centrándonos ya en el aspecto específico de la ley del celi. afectos a una torno a la cual giraban todas las tentaciones. — 84 — — 85 — . hay que decir que su imposición. que son egocéntricos. »La cuestión de la sexualidad. en crean individuos con complejo de superioridad. también se sión —me comentaba el sacerdote Diamantino García61—. e inquietudes. agentes de la pastoral muy poco se pueden dar en este terreno. en cuanto te veían hablar tres veces de sacerdotes presentan una personalidad inmadura en el con el mismo compañero. maduros y. desde luego.» Ésta es la causa. etc. y que debías ponerle fin. etc. más o menos fanáticos. son autoritarios y represores. Hay que dejar de tildar a la sexualidad de malvada y hacer festaciones que pueden implicar una adolescencia retardada y que los propios compañeros del cura implicado suelen vivir 61. acaba por obsesionarte y. por ejemplo. con lo relaciones afectivas y sexuales en atropellos de todo tipo. del otro sexo y la pujanza de la atracción sexual. para ser personas castas y célibes. humana. autoritarios. que a su vez le restaban importancia a asuntos magogos. de. cuando te lanzan a ser sacerdote y tienes que buscártelas por En la formación de los sacerdotes. tal como se mación de la personalidad y de la esfera afectiva que estaba hace hasta hoy.mermadas sus capacidades para madurar correctamente y con sonrojo y aun calificar de ridiculas. de factores que caracteriza a la esfera afectivo-sexual hu- cerdote que se transmite en los seminarios —y que suele ser mana. preocupaciones autoimagen engreída. y poco menos que insalvables para la maduración de la per. el de un sujeto adornado por designio divino de una cualidad «Del seminario recuerdo el sexo como una auténtica obse- y misión superiores al del resto de los humanos—. »En el seminario nos han educado fundamentalmente pos de personalidad. incapaces de reconocer tan básicos como la preocupación por la justicia. Y ésta es la causa de la existencia de sacer- todas las posibles desviaciones y pautas psicopatológicas que dotes muy desequilibrados. ni sexual. se ti mismo. auténtica obsesión. cían que tú tenías una "amistad particular" con un muchacho pilos. te llamaban los encargados de vigilarnos y te de- más conflictos emocionales sin resolver que sus propios pu. equilibrada. de que muchísimos sacerdotes se mueven entre estos dos ti. todos estos aspectos reseñados tienden a producente ya que creaba tanta obsesión y deformación de la agravarse cuando. de la adopción de actitudes La educación sexual y afectiva en los centros religiosos propias de ingenuidad adolescente. excesos sexuales que jamás cometería una persona madura y sexual adulto y maduro. Cualquier conocedor del clero puede darse cuenta seres insolidarios e infantiles. desconoce absolutamente todo lo que se refiere a los aspectos como para saber relacionarte de un modo normalizado con las biológicos y psicológicos de la sexualidad. aunque éstos fuesen rosos. de curas propensos a convertir las vidad de la esfera integral e integradora de lo sexual. los propios formadores conducta afectiva que. se ignoran también demás personas. ya te acusaban de tener amistades plano afectivo-sexual. Son mani. en que se impide la posibilidad de acceder a un desarrollo psico. más que a la ignorancia —hasta ese momento— de la riqueza En el otro extremo. seres mezquinos e dad o la sensibilidad social. de la que no llegas a cono- sonalidad del sacerdote. como es habitual. En entrevista personal celebrada el día 3-5-94. cosa que ha sido contra- Evidentemente.

y ello. esos célibes —no digo castos. se convierte en una poderosa fuente de an- tucional caracterizada. salvo a sí mismos —me explicaba un La gran mayoría de los sacerdotes que aún se mantienen párroco barcelonés— y. 56-57. la existencia de impulsos sexuales que pugnan por aflorar y Dado que los requisitos anteriores no se dan en la mayo. Un número notable de sacerdotes acaba arrastrando im- do caro. Una de las vías para intentar obviar cias y de ideal. Así mismo. realizarse. superior jesuíta. un mecanismo siempre complementarios. útil y recomendable— que difícilmente puede de los casos. por la pérdida de referen. mente. manera directa o indirecta. Cfr. pasan largos períodos de sesiones de terapia en abordarse sin tener una personalidad madura y estable y una consultas de psicólogos o psiquiatras. desprecio a las mujeres y no ven que se puede amarlas sino rogar la obligatoriedad del celibato y convertirlo en opcional. — 86 — — 87 — . como el precio que hay que pa. ya que la masturbación es un hecho curas nunca hacen el amor sino que. paralelamente. Pero algunos se preguntan si esto agrada a Dios. su biología le desmiente a cada momento y confunde más o menos con la obligación de luchar contra el pecado de lacarne.» genital con una pareja. situación social gratificante. un me. las vivencias subsidiarias quedan muy mermadas o. naturalmente. ade. el sacerdote no puede evitar ámbito intelectual y a la interacción con el entorno. pone el Al sacerdote lo educan para ser una especie de ente angé- dedo en la llaga cuando afirma que «para muchos. entre otras. por pasión. dado que la mayoría del clero ignora el sentido De esta manera. pp. (1993). cit. con lo que su desarrollo afectivo y gar para poder ser sacerdote o religioso/sa. de. Otros han fundado la castidad sobre el sexo entre los sacerdotes y religiosos/as y. forma de desplazamiento en el que la energía se desvía hacia continúan viendo la esfera de la sexualidad como algo sucio. como una imposi. por tanto. y eso es un error que se acaba pagan. supone una haberse secularizado. éste naufraga en una crisis insti. tes no quieren a nadie. gustia. Pero. la máxima sublimación que puede lograrse es esta angustia es mediante el recurso a los mecanismos. se habitual en la práctica totalidad del clero masculino— suelen desahogan con una mujer con tan escaso afecto como cuando confundir la sublimación de lo sexual con la falta de actividad se masturban. bición canónica. en el mejor también sano. librio psíquico. un objeto que tiene unos valores ideales. casos muy comunes de manteneise indefinidamente y acaba por estallar de una entre el clero. casi la simple y pura represión del instinto sexual. Ven en el amor conyugal solamente el teo mucho más liberador e integrador de la afectividad y del placer de los sentidos. además. Op. fundamentalmente. Ellas son objeto de tentación y son peligrosas»62. simplemente. Se les ha presentado la castidad como pu. 62. sonalidad inmaduros y problemáticos. cuando sienten deseos sexuales. generalmente cuando se llega a la mitad de la vida. estrés y neurosis. folian. simple- ción canónica que añade frustración y castración al ministe. pensando que esto es contra- más. ramente negativa y como una renuncia a todo amor humano sionado por ella y convertir la búsqueda de afecto y sexo en profundo. rio al voto de castidad. a pesar de haberse casado. no pue. de la negación y de la represión. portantes problemas psico-sexuales incluso después de Sublimar. al confrontarse con la prohi- ría del clero y que. es. Algunos. además. manía persecutoria o en una auténtica pesadilla. defensivo que consiste en rechazar «fuera de la conciencia» pero sus consecuencias son siempre nefastas para el equi- todo aquello que resulta doloroso o inaceptable para el sujeto. y máxime cuando se dan en perfiles de per- Se entra así en una situación patógena que. «Muchos sacerdo- rio sacerdotal o a la vocación religiosa. el clero llega a identificar amor con acto preciso del compromiso de castidad y del celibato. para guardar la castidad. Jiménez. el voto se lico. por lo que tampoco acaban de canismo psicológico complejo —cabría entrar a discutir si es lograr la plenitud afectiva con sus parejas y. de modo que —piensan— debe renunciarse al amor como una renuncia dolorosa. adoptan pautas psicopatológicas.ver a los futuros sacerdotes que lo único malo es estar obse. A. lo que hay que hacer es un replan. pecaminoso y culpabilizador. éste se vive sexual. sin embargo. especialmente en lo que hace al Como varón sexuado que es. desde el punto de vista psicológico. Algunos tienen miedo de amar. Cruchon.

tal de éstos p a r a fines personales de tipo económico. (1993). 89-90. que ya citamos en el capítulo 2).le ancla aún más en una situación de crisis permanente. con lo que se cae en un 64. zas (la rama parasimpática y los controles córtico-cerebrales Entre el clero de mediana edad. llevan a la históricos como Santa Clara y San Francisco de Asís o por práctica con los creyentes más frágiles y les permiten servirse Francisco de Sales y Jeanne-Francoise de Chantal. es un absurdo psicológico que puede dar origen a egoístas y estériles para todo y todos. la atracción hacia el otro sexo y la inse. — 88 — — 89 — . rek64. especialmente por acción de to de lo que entre el clero se define como «amistades pegajo- un tipo específico de madre que. pp. a intentar El sacerdote y psicólogo Alvaro Jiménez expone con clari- protegerse de cualquier posibilidad de relación interpersonal dad meridiana este aspecto cuando afirma que «pretender profunda encerrándose bajo un escudo de frialdad y pose que. tal como ya citamos. es decir. entrega generosa que implica la castidad consagrada» 63 . cuando el coche curas. lleva a padecer existencias la educación maniquea y puritana del seminario o del con. en general. sexual o de como comenta acertadamente el teólogo Hubertus Myna- influencia social. cerdote pueda tener amigas íntimas con las que vivir una re- En este contexto. besos. a obsesionarse por hábitos íntima. Op. de «vivir como plataforma para lograr el beneficio propio. también puede llevar al aislamiento como la tercera vía. a la búsqueda de dinámicas sustitu- vento. (abrazos. guardar una castidad ambigua sería como aplicar el freno en el no por casualidad. desde la inmadurez. desean guardarla. de brindar amistad. en caso de enamoramiento no asu- La pulsión sexual. como instru. Jiménez. si no se resuelve en la formación de la mentalidad pro angélica no influye sólo hacia alguno de los dos extremos. relaciones obsequiosas y hasta cierto punto afectivas con claridad y muy a menudo cuando se investiga en profun. etc..) o al establecimien- rado en el propio hogar familiar. o a convertirse en seres autoritarios y egocéntricos descartan totalmente la sexualidad. tivas (gula. Cfr. mido. una parte del clero malogra sus posibili. cit. cit. y mento p a r a controlar a los demás y abusar de ellos mediante ponen como modelo las relaciones mantenidas por personajes manipulaciones y coacciones que. siendo habituales los mucho estrés y a serios trastornos de personalidad. del sistema nervioso autónomo. la práctica del celibato y que inhiben la acción externa). cultivar en exceso placeres permitidos —comer. 53. suelen acabar por dañar al sacerdote y a su pareja guridad que ello produce en la persona que quiere ser casta (siendo un caso similar. todos hemos podido apreciar en bastantes último metro de terreno firme antes del abismo. mente alentados por la jerarquía —como acumular riqueza y Algunos clérigos propugnan la licitud del erotismo pero poder—. Mynarek. (1979). fumar o la como muestra de profundo egoísmo totalmente opuesto a la buena vida en general—. son frecuentes los casos de sacerdotes lación de «erotismo elevado y sacro». marchar a toda veloci- dades de llegar a ser personas con capacidad de amar.. H. Pero estado de tensión y de estrés tremendo que.. apuestan por que un sa- que no sirven a nadie salvo a sí mismos. ansia de poder y/o dinero. Tal remedo de castidad. A. frecuentes y cordiales) que no se definen didad la vida de los sacerdotes más problemáticos. de dad con el acelerador hundido hasta el fondo (la rama simpática comprender. pero sin llegar al uso de que encauzan s u desequilibrio psíquico utilizando la religión la sexualidad genital. el ideal de María encarnado en una mujer viva y actual». mediocres y amargadas.. pero sueñan y añoran todo 63. y se convierten en funcionarios sacros al mismo tiempo apretando el pedal del freno con todas las fuer- fríos. «quien conozca algo la vida y el intercambio epistolar de Muy a menudo los sacerdotes viven de un modo ambiguo la castidad. distantes e inútiles para la comunidad en la que viven. hacia ningún lado y que. aunque no tan institucionalizado. con frecuencia esta mentalidad ya se había estructu. y es tam- comportamientos compensatorios que llevan al sacerdote a bién un absurdo. la casti- de la castidad potencia el desarrollo de personalidades más dad ambigua. aquello a que ésta obliga a renunciar. emocional como mecanismo defensivo. desde el punto de vista de la espiritualidad. de saber estar afectivamen. De este modo. Op. y hablan de «amor platónico». cuya función es estimulante) y te cerca del prójimo. pero. p. va corriendo a 100 kilómetros por hora. aparece sas». Cf.

sumado a todo lo dicho hasta ahora. neurosis de tipo obsesivo-compulsivas. nos limitaremos a comentar aquí la opinión del sacerdote y La culpabilidad es un comportamiento neurótico clásico y psicólogo Alvaro Jiménez. Pero —para evitar suspicacias de anticlericalismo— menos morbosos. le resultará imposible persona. aras de u n a necesidad de autosacrificio que se cree noble y son energías potentísimas. por su papel decisivo en la psicología humana. caracterizada por la ten. 195-196. esta posibilidad es tanto o más real que creer que no se produjo entre ellas ningún amor físico». en el niño o en el adulto —sostiene Alvaro miento a los dogmas y a la institución que dominan su perso. varo Jiménez 65 —. agresividad. acaba por traspasar de modo cotidiano los límites o desviarse para el daño o destrucción propia y ajena. también una porción cerdotes que padecen esta psicopatología y que. las pulsiones y los deseos cor- ñ a n a menudo cuando equiparan el hecho de ser una persona porales. tal como ya mencionamos anteriormente. chazar la idea de que un sujeto religioso pueda ser una mala 66. Jiménez. buena. lo mismo que el sexo y la quicas y. Muchas personas cultas. y con. rivados de su inmadurez.las dos personas últimamente citadas. En nuestra sociedad existe una presión cultural que fuerza a re. en el terreno muy notable del clero vive instalada en un infantilismo reli- de lo sexual. ciones eróticas—. sino que en muchos pacientes se pre- de santidad. explica sobra- rueda que empieza por el alivio sexual/pecado/dolor. muy común dentro de los sistemas de valores que son muy rí. está impregnada de pensamiento mágico y bus- nalidad.. autodestructivas.. no debe extrañar a riesgos que. y vista la educación maniquea y lesiva que Son muchos los psicólogos notables que advierten de los ha recibido el común de los sacerdotes. citado con frecuencia en este texto. ca satisfacción de la propia comodidad.) Este dencia a sentirse culpable y por los anhelos de dependencia. etc. damente sus frecuentes comportamientos reprobables. p.. sólo son capaces de obtener placer dentro de una gioso que. para la autorrealización del individuo y el bien de la sociedad. «La cluye con la catarsis posterior del arrepentimiento/someti. Este tipo de neurosis. 65. p. bastante común entre el que conceder que no solamente son frecuentes los casos de re- clero. cit. Jiménez. sin embargo. aunque habitualmente se la haga pasar por una actitud ligiosidad inmadura. tendencias profesionales quedan estancados en una religiosidad juvenil. ligioso—. (1993).) Hay está la personalidad masoquista. — 90 — — 91 — . «En ningún área de la personalidad se encuentran tantos gidos y/o excluyentes —tal como es el caso de una religión—. dada la profundidad religiosa en la lleva al sujeto a no saber autoadministrarse sus fuerzas psí. que lo mismo pueden canalizarse deseable —y la «purificación» lo es y mucho en un ámbito re. (1993).» de su seguridad física y psíquica. Op. es bitualmente suponemos en cualquier religioso o creyente. Lamentablemente. Cfr. imposible para cualquier ser vivo poder acallar las pulsiones Las razones son diáfanas para todos los que hemos analizado sexuales e impedir que se manifiesten mediante alguna de y trabajado casos de religiosos o creyentes con problemas de- sus formas de expresión —a través de actos físicos o ensoña. mientras la maduración intelectual. hecho no es de extrañar. la religión inmadura La jerarquía católica y el común de los creyentes se enga. A. Jiménez 66 —. Cfr. angustia intensa. cit. universitarios y da de autoestima. puede correr el proceso de formación de una persona- viven atenazados por sentimientos de culpabilidad más o lidad. Op. 204. la atribución —casi siempre gratuita— de santidad que ha- Dado que. lizante. sentan elementos patológicos de carácter religioso (. religión inmadura. residuos infantiles como en el aspecto religioso —sostiene Al- y de él pueden derivarse problemas tan lesivos como la pérdi. la religión. puede verse reflejado en este retrato.» religiosa a ser u n a persona equilibrada y. por ello. acuciado por un incontrolable deseo de sufrir en agresividad. en un ámbito de religiosidad inmadura e infanti- nadie que sean tan habituales los casos de clérigos que mal. emocional y social se de- Estrechamente relacionada con los sentimientos de culpa sarrolla de una manera más o menos satisfactoria (. A. no sólo una parte del laicado católico En la IV parte de este libro veremos algunos casos de sa. personalidad humana.. está al servicio de los motivos.

Wilhelm Reich sabía muy bien lo que afirmaba cuando. mantie- ne un trato discriminatorio para la mujer —a pesar de que este colectivo representa el 65 % del total de la plantilla de religiosos69— y se le impide ejercer los derechos civiles y reli- giosos que están reconocidos para el resto de la sociedad. 96. una insa- ciable necesidad de seguridad. (1959). La Iglesia Católica. Reich. Una visión como la anterior es completada por Johnson 67 cuando afirma que «un dogmatismo rígido y compulsivo. 6 rogación de la lesiva ley canónica del celibato obligatorio. el resto sólo llegan a «consagrados».366. p . la intolerancia de quien se cree mejor que los demás. el te- mor al pecado imperdonable y la dependencia regresiva. Cfr. Para mayor discriminación. W. a nadie puede sorprender ya la afirmación de que la Iglesia Católica. vulnerando con ello todos los derechos humanos —y mandatos constitucionales— que la convierten en un bien fundamental protegido. Parece evidente que el sistema de formación de los reli- giosos —y la propia vivencia de la religión— merece un re- planteamiento urgente y profundo en toda su dimensión. Clero sólo pueden serlo los varones orde- Abingdon. Se impide a la totalidad del clero el desarrollo de su vida afec- tivo-sexual. Johnson.669 miembros. LOS DERECHOS HUMANOS NO REZAN hace más de cinco décadas.E. La función del orgasmo. Los consagrados tienen un esta- 68. — 92 — — 93 — . la mujer ni tan siquiera merece la cali- ficación de «clero» para la Iglesia. Psychology of Religión. Cfr. el ritualismo obsesivo. son actitudes religiosas inmaduras». Barcelona: Paidós. y en esta reforma deberá tener un lugar destacado la introducción de una educación positiva de la esfera afectivo-sexual y la de. que se autoproclama —inmerecidamen- te— paladín de la defensa de los derechos humanos en el mundo. escribió que «la represión sexual PARA EL VATICANO: EL RESCRIPTO DE sirve a la función de mantener más fácilmente a los seres SECULARIZACIÓN Y LA OBLIGACIÓN DE humanos en un estado de sometimiento. Hoy día. p. 177. tus muy inferior —y de servicio— con respecto al clero. Nueva York: 69. formada —según los últimos da- tos estadísticos oficiales de la Iglesia (1989)— por 1. HUMILLARSE PARA PODER VOLVER A SER tración de potros y toros sirve para asegurarse bestias de UNA PERSONA carga»88. al igual que la cas. P. nados. (1974). entre otros muchos agravios. Se coartan igualmente otros dere- 67. sea una institución que no respeta esos mismos dere- chos de su plantilla laboral.

de cá. pero querido. hechos de la Iglesia Católica. sin permitirle opción alguna para poder volver de su original en latín. sacerdotes que se atreven a dejar de ser sumisos y discrepan blo II ha estado siempre cerrado a esta posibilidad y archiva de sus obispos y. la Sede Apostólica. como una gracia. un signo saludable del dolor maternal resto del clero— que no están de acuerdo con este estado de de la Iglesia. no admite ningún obras de piedad y de expiación. El Rescripto concede de forma inseparable la re- el amor por encima del dolor y tras un escrupuloso examen de ducción al estado laical y la dispensa de todas las cargas todas las circunstancias y con el asesoramiento del ordinario emanentes de las sagradas Órdenes. monolítica y abusiva. situando 1. hemos juzgado interesante transcribir textual- cia». pero que deben 2. N. en todo caso. sobre todo. sitan todos los actos misericordiosos divinos. de tad correcta y buena de llevar una vida cristiana como laico acuerdo con las siguientes Normas: —se dice en la encíclica papal—. o de los superiores de la orden correspondiente. no deja de ser un proce. visto alguno.. han to Tribunal de la Sagrada Inquisición) que.— Sagrada Congregación en defensa (pérdida de la fe. se impondrán algunas Esta situación. está obli- gado a firmar una serie de motivos para su secularización Cádiz y Ceuta. en algún caso individual. los sacerdotes —y el graciado. mientras Paulo VI sí daba salida a que un castigo inhumano e inmerecido para todos aquellos las peticiones de secularización de los sacerdotes.C. de conciencia. pocas personas.B. cargas que emanan de las sagradas Órdenes (y de la ción de personas fracasadas e incapaces de juzgar lo que les Profesión Religiosa). El siguiente rescripto ha sido traducido estado laical. Al hacerlo así. incontinencia sexual. el candidato. de sus párrafos más reveladores. como una «gra. pocresía de los obispos que les recomiendan e imponen la so humillante y degradante para la persona que quiere verse obligación de mantener sus relaciones sexuales a escondidas jurídicamente dispensada de todas las cargas inherentes a la para no tener que dejar de ser sacerdotes..— Excelentísimo Señor. así que. cerdote de la Diócesis de Cádiz y Ceuta ha pedido la Paulo VI. res- recibe. El trámite lo realiza la Sagrada Con. en su encíclica Sacerdotalis Coelibatus (núms. dei. y establece el procedimiento —«fuerte y al mismo la ley del sagrado celibato.643/73. además. se ha dignado concederla. de la Doctrina de la Fe (Pro Doctrina Fidei). etc. pasar por «dolor de hermano» y «caridad» lo que no es más que.. para todos aquellos clérigos que —sin resolver— la práctica totalidad de las demandas que desean vivir su esfera afectivo-sexual a plena luz del día. ordenación sacerdotal. sin exceptuar la carga de guardar conviene.A. tro Pablo. dispensa solicitada. teniendo en cuenta el informe del caso «Mientras alguien.» do un portazo (secularización de fado). esta encíclica pretende hacer társele al obispo ordinario y que se resuelve en Roma. reducción al estado laical con la dispensa de todas las 83 a 90) califica a los sacerdotes que solicitan su seculariza. rechazando la brutal hi- Pero. puede conceder —o no— a un sacerdote su «reducción» al mente uno de ellos. al margen de los propios interesados. por la Divina Providencia Papa VI. Dado que los documentos de secularización son secretos y gregación para la Doctrina de la Fe (nombre actual del nefas. Para mayor humillación. y se han resaltado en cursiva algunos al estado clerical. Juan Pa. concederá la tedra.chos fundamentales como son la libertad de expresión. petando a la mujer y con honestidad. y porque así lo nece- cosas no tienen otra alternativa que salirse de la Iglesia dan.— Prot. no pueda ser emitido por la Sagrada Congregación Pro Doctrina Fi- ganado de nuevo para el sacerdocio pero muestre una volun. problemas psicológi. sa- aceptarse como prueba de sumisión a la jerarquía. de todos modos. trámite que debe solici. cos graves. para que quede en el hijo des- tipo de cambio en la actualidad. El Señor J. o intentar iniciar un Con el habitual lenguaje cínico que caracteriza los actos y proceso jurídico de secularización. Nunca podrán se- — 94 — — 95 — .) que casi nunca son ciertos.— El Santísimo Señor Nues- tiempo misericordioso». secularizarse. así como un recuerdo vivo. «de la máxima discreción y caute. el día 1 de la»— a seguir en este supuesto: Febrero de 1974. Aun.

Sin em- dotal. le notifique lo que le está prohibido: 2. el Ordinario imponga al peticionario sario. pueda enseñar Religión en nico. Escuela Católica. Finalmente. tanto del peticionario como de la cónyuge. deja patente que el sacerdote. En cuanto sea necesario. cauciones necesarias. dicho Ordinario recurra a la Sagrada Congre. o si fuera nece. sidad. el pueblo. y que nunca pueda sejaran. explicación.— Sin que pueda obstar nada en contra. a los amigos y allegados. C. se le conce. le pedirán que haga llegar el siendo— de administrar la penitencia. una obra de piedad o de caridad. al cual se refiere este Documento. predicar la homilía. si las circunstancias así lo acon. En principio el sacerdote reducido al estado laical en los seminarios. puede en cláusula si no prevé que la presencia del peticionario casos particulares permitir que un sacerdote. e) Igualmente no puede ejercer como director de una se de los lugares en los que sea conocido su estado sacer. ha de hablar con el peticionario. conlleva también la abso. da gozar de los derechos. o aceptar uno y rechazar el se ha de consultar al Ordinario cuando se haya de exa- otro. de también la dispensa de los votos. el sacerdote unido en matrimonio. en todo caso. par 2 [y que se refieren a la obligación que en conciencia yor notificarán al Ordinario del lugar la dispensa ponti. el peticionario es religioso. reducido pueda ser motivo de escándalo. tiori. tiene cualquier sacerdote —y el secularizado lo sigue ficia. breve posible envíe a la Sagrada Congregación la notifi- Al Ordinario del lugar corresponde determinar el cación de que se ha llevado a cabo lo mandado.. El Ordinario del lugar puede dispensar de esta bargo. ni escuelas públicas. a la sagrada ordenación.pararse ambos elementos. c) actuar de Rector. Profesor. y si fuera necesario. incardi. no excluidas las escuelas católicas. en caso de nece- texto de este Rescripto al peticionario. económico-sociales. déles una prudente ha de ser secreta o pueda ser comunicada. cuide el Ordinario que se celebre sin pompa.. En cuanto a la celebración del matrimonio canó. etc. Si. además. al ser — 96 — — 97 — . y lo ha de exhortar a lución de las posibles censuras contraídas y la legitima. a un moribundo]. minar los documentos. contribuyendo a la edificación del Pueblo de Dios. ha de ausentar. Si el peticionario es sacerdote diocesano. absolutamente inapelable por el sacer- 5. pro Doctrina Fidei. junto con la dele. Este documento. El Ordinario. Firma y de salvar labuenafama del peticionario y para que pue. es suficientemente elocuente por sí mis- rroquia. Y en el tiempo lo más vo secreto de la Curia. Se h a d e anotar en el libro de bautismos de la pa. el Ordinario del excepto las que se contemplan en los cánones 882 y 892.. con las pre. dote al que se dirige. pero mo pero. cuya acta se conserve en el archi. sello. gación. y delante de un sacerdote (bien probado) de siempre que no sea causa de escándalo. con el fin S. 3. Y si la celebración del matrimonio exigiera la estupefacción de los fieles. que lleve una vida de acuerdo con su nueva condición. aparato. o religioso. Facultades Teológicas. Instituciones. ni de profesor de Religión. bajo su prudente criterio. Sin embargo. confianza para el obispo. Y a su vez dado a conocer al peticionario por el Prelado pertinente. al estado laical y dispensado de las cargas inherentes 4. y a for. ción de la prole. y sin testigos. y a El Rescripto entra en vigor en el momento en que sea que se muestre amantísimo hijo de la Iglesia. que conozca su condición. a 1 de Febrero de 1974. con dos testigos. Director Espiritual. Y si lo modo de la dispensa. nado fuera de su Diócesis. el Ordinario. lugar de la incardinación o el Superior religioso ma. gación necesaria para que pueda contraer matrimonio b) participar en cualquier celebración litúrgica ante canónico. emanados de su nuevacondición de seglar y casado. y similares y dispensado de las cargas unidas al sacerdocio. 6. a) ejercer cualquier función de las sagradas Ordenes..

el procedimiento para secularización. lo normal y habitual es que te en- que sabían que serían despedidos fulminantemente de sus cuentres de golpe "en la calle y con lo puesto"." La venganza puede venir en cualquier especie de apestado peligroso que hay que esconder y «en momento por ahí. su ejemplo. como profesor de religión. con permiso canónico o ocultas.F. p. presidente del Movimiento pro Celibato Opcional. la situación no es más halagüeña: pasas a cargar rio empleo. como lo deja en teadas en un proceso como éste. Cuántas libertades quedan relegadas y piso- abandona su ministerio. De momento yo aún dependo de un sueldo principio» forzar al destierro. obtener la secularización —el permiso— puede ser analizado El supuesto rasgo de humanidad que muestra el rescrip. gularidad". Durante la investigación básica llevada a cabo con una doble rebeldía. con rescripto negativo— se hace ostentosa en forma llamati- Al sacerdote secularizado. una estrategia que. no vaya a ser a su secularización lo resume con claridad Ramón Alario que algún que otro cura oprimido por la ley del celibato tome Sánchez. sin nada.A. en algunos casos. tuación como sigue: be participar públicamente en actos litúrgicos en los que «Tremendas dosis de oscurantismo y clandestinidad: lo cualquier laico puede hacerlo y. se le prohi..reducido al estado laical (siempre muy inferior al clerical a tar cosas puede hacer que el obispo diga: "tú estás dando cla- ojos del conjunto del clero católico). ex- enseñar religión que es la única cualificación y posibilidad presión y comunicación. mentiras sutilmente aconsejadas. hace que muchos sacerdotes obligados. 70. Los años de puestos docentes si hacían pública su actitud crítica hacia la trabajo a tiempo pleno. desgraciadamente. antepongan su panza a su conciencia cuando piensan en la »En caso de decidir la salida legal". juicio encubierto una penosa trastienda: quienes lo hacen —siempre porque no con culpable sumiso y resignado a lo que sea para obtener los han logrado otro tipo de trabajo mejor— dependen de su si. Tiempo de Hablar (41). y que las feligresas dejen de acostarse con esos cuando señala que «en el fenómeno de los curas casados en el sacerdotes célibes si no se animan a formalizar sus relaciones occidente católico —con o sin papeles. Iglesia. y hasta que no consiga ganarme la El matrimonio canónico de un sacerdote secularizado.. papeles. R. la dedicación total y sin condiciones. »Después del proceso. Cfr. El proceso que tiene que sufrir un sacerdote para acceder gelio llama al regocijo general en estos casos—. los más radicales se tranquilizarían endosándote sores de religión que no se han atrevido a firmar las acusa..—. interrogatorio humi- permita trabajar en la docencia a curas secularizados tiene llante. Intervención del MOCEOP en el ses de religión y como. yo estoy dando cla. vida de otro modo tengo que permanecer con la boca bien ce- aunque autorizado por el propio Papa. por supuesto. 23. y sin futuro. una excomunión. Cuánto tapujo y mentira la calle. como un ejemplo difícilmente superable de aplastamiento to al permitir la excepción de que «en casos particulares» se personal: presunción de culpabilidad. rompes una relación legalizada con la para escribir este libro me he encontrado con muchos profe.» condiciones clandestinas —mientras que el mismísimo Evan. IX Congreso de Teología en torno al tema «Iglesia y derechos humanos». puede tener un sacerdote que clandestino. pasa a ser una pones a decir cosas. quedan recompensados. es vivido en ocultamiento y sigilo profesional que. — 98 — — 99 — . los hombres a ve. se le impide que para cualquier otra persona es motivo de alegría. institución. en principio. y describe la si- bien formado en materia de liturgia y religión. que se supone que debe estar va la violación de una serie de derechos»70. Y en caso de aventurarse por las sendas de la "irre- lencio y sumisión hacia el obispo para conservar su preca. debe celebrarse en rrada. (1989). tal como lo ha hecho el cura recién casado. ciones que me hacían contra los obispos y la institución por. ces somos vengativos. el hecho de que yo pueda airear y con. con un "que Dios te «Mi caso deto silenciarlo por motivos de tipo práctico -—me rogaba el sacerdote casado J. Alario Sánchez.. está sufriendo un proceso ses de religión con nuestra ayuda y benevolencia y ahora te de degradación social y personal en toda regla.

.. «El encubrimiento de los obispos —sostiene el sacerdote — 100 — — 101 — . te a todos los sacerdotes sacrilegos —según la Iglesia los defi- sonas. y ordena penas que van desde la amonestación. A pesar de que el Código de Derecho Canónico (canon 132.000 per. en lógica aso- ciación. a un despido dig- no.» 7 LA JERARQUÍA CATÓLICA CALLA Y ENCUBRE LA HABITUAL ACTIVIDAD SEXUAL DE SUS SACERDOTES Del comportamiento hipócrita que caracteriza la activi- dad pública del episcopado católico. y debería cerrar sus templos por falta de per- Católica al proceso negociador. Esto sí. para amonestarle finalmente sobre la importan- cia de que siga siendo miembro fiel de la Iglesia. A la Iglesia. destaca el férreo encubri- miento de las actividades sexuales del clero y. El patente y patético incumplimiento del ordenamiento jurídico por parte de la propia jerarquía eclesiástica tiene un 71. que no pueden acceder a la pensión de jubilación por ne—.ayude". En España. en gran parte. curas en activo mantienen relaciones sexuales y un 95 % se ción —mientras que en otros países europeos se resolvió fácilmente— debi- do. que detesta a los desertores. le sonal. ¿Dónde quedan el derecho a una seguridad. hasta la suspensión a divinis (expulsión) en los casos graves. ni siquiera con esta limosna eufemística. desde hace años. la prácticamente inexistente aplicación de sanciones a los sacerdotes que trasgreden la obligación canónica de guardar el celibato y la castidad. a una jubilación apropiada en ciertos casos?71 »Quien haya estudiado detenidamente el rescripto de se- cularización podrá constatar con nosotros el autoritarismo paternalista que condena al solicitante —"reducido al estado laical"— a una situación sublaical: le quedan vetadas hasta las tareas y cometidos que puede realizar cualquier creyen- te. la Asociación COSARESE (Colectivo claro fundamento implícito: si aplicara la ley canónica vigen- de Sacerdotes y Religiosos Secularizados) intenta llegar a un acuerdo con la Iglesia y la Administración para solucionar la situación de unas 15. a las continuas zancadillas que le pone la propia Iglesia masturban—. el número de clérigos sancio- nados oficialmente es prácticamente nulo. en otros. en casos leves. camente. con la consiguiente y grave pérdida de fieles y de in- interesa más que el proceso de secularización siga estando penado económi. tendría que expulsar del ejercicio ministerial a la in- no haber cotizado suficientemente a la Seguridad Social mientras estaban mensa mayoría de ellos —ya mencionamos que un 60 % de los trabajando para la institución católica. secularizadas. El conflicto parece aún lejos de solu. gresos económicos.1) tipifica como sacrilegio todo acto de un sacerdote que atente contra su castidad.

la práctica pia- 72. parroquia de procedencia. etc. sale demasiado rápidamente a proteger. por el contrario. dente en lo que el clero llama «líos de faldas». Pero tengo la impresión de que la Iglesia. que nunca utilice el trato de favor para proteger a han sido trasladados. como institu. menos rentables. La pauta habi- un sacerdote que haya delinquido.» tantes. cualquier otro ciudadano.9 % restante. intentar salvar te empiezan a trascender entre su comunidad. por ejemplo. pre. además de relaciones sexuales con mujeres de las respectivas parroquias salir en imprudente defensa de los casos públicos. puede estar situada en la misma ciudad (si es gran- número al servicio de la Iglesia. exquisita. Gonzalo Martín. y que. que la Igle. y la verdad sobre nuestros sacerdotes tiene que ser de zález Martín. Es una En los casos en que las relaciones sexuales de un sacerdo- postura comprensible. en función de la intentar salvar al sacerdote en cuanto a tal. de todos modos. en la misma diócesis. de). En entrevista personal celebrada el día 3-5-94. de la empresa. sexual y a cambiar al sacerdote de destino y/o lugar de resi- dencia. tual del comportamiento clerical la dan historias como la de »La jerarquía debería concienciar al clero para que cada Francisco Andreo.Diamantino García72— existe por corporativismo.. fue deste- —que suelen ser católicos practicantes—. El máximo castigo que recibe un sacerdote muy reinci- nos. aunque no justificable. privilegiar y traslados sucesivos de parroquias grandes —y buenas por sus rescatar a los sacerdotes acusados de escándalos sexuales. ya que cada vez es más escaso su plicados.949 habitantes.1 % de las prácticas sexuales reales del clero. procedía de la parroquia de un pueblo montañés de Siendo acertada esta apreciación del padre Diamanti. in fraganti durante el curso de sus escarceos sexuales.. dosa de «todos los medios ascéticos que tradicionalmente han — 102 — — 103 — . a la que previamente había lle- sexuales públicos a que se refiere apenas representan un gado rebotado desde varias parroquias de una gran ciudad. la misma categoría que la que obliga al resto de los ciudada. a pesar de haber sido pillados creo que el mejor servicio que un obispo o un superior religio. ingresos económicos— a otras cada vez más pequeñas y tanto haciendo imprudentes declaraciones públicas como fa. no puede haber trato de privilegio En capítulos próximos veremos con detalle algunos casos con los posibles delitos que pueda cometer un sacerdote. los obispos re- la institución cuando es manchada por un escándalo sexual. claro está. evita im. Todos sus traslados han sido motivados por haber mantenido sia oculta celosamente el 99. para recuperarlo gravedad y publicidad del caso y de la notoriedad de los im- y mantenerlo como cura. Jubany Arnau. además de recomendarle. del sacerdote cilitándoles para sus defensas a caros y poderosos abogados Miguel S. enviado a Kenia por el cardenal Narcís uno asuma la propia responsabilidad de sus actos y. y con ello se da un rrado como párroco a un pueblecito del interior de 320 habi- pésimo ejemplo a la sociedad. fueron expulsados del sacerdocio sino que. y personales de sacerdotes que. 0. no so le puede prestar a la causa de la verdad evangélica es. trasladado de Ibiza a Ali- mente. Este es el caso. es una serie de ción. a sus 58 años —ahora tiene 68—. La verdad nos hará libres —se dice en el Evange. al que había sido trasladado desde una villa no García. también debe puntualizarse que los escándalos costera de 2. ocultados y protegidos. debe facilitar la acción de la justicia con imparcialidad cante por el obispo Manuel Ureña Pastor. poner la sanción canónica correspondiente (expulsión) re. obvia. a mí me parece parte —alejada— del país o del extranjero (habitualmente que el sacerdote debe asumir sus responsabilidades como Latinoamérica o África). Cuando un sacerdote se enamora —no digamos ya cuando trasándola durante años aún en caso de tratarse de curas gusta procurarse puros y simples alivios sexuales—. por las que pasó. Pero. traspasado de Toledo a Málaga por el cardenal Marcelo Gon- lio—. o en otra diócesis en cualquier tución. la praxis ya condenados mediante sentencia judicial por un tribunal eclesiástica se limita a ordenar cortar la relación afectivo- ordinario.P. 729 habitantes. Bartolomé Roselló. aunque más o menos alejada de la »Se encubre sobre todo para salvar el prestigio de la insti. e accionan trasladándole a otra parroquia que. que. cisamente.

básicamente. Cfr. mos documentado en capítulos anteriores. teológica o pasto- tacado de la Federación Internacional de Sacerdotes Católi- ral. defensores a ultranza de la organización rigor que los obispos aplican en el momento en que un cura clerical actual. Cfr. J. Tiempo de Hablar (41). ellos mismos lo diócesis. Garrido. octubre-diciembre de 1989. los más lado el malestar que muchos de ellos sienten ante la obliga- conservadores y disciplinados seguidores de las directrices ción del celibato —normalmente mal observada— y ante el vaticanas y. explica fácilmente si tenemos en cuenta que la jerarquía ca- tólica cuando nombra a un obispo. ni. nar el incremento —y el ejemplo-— de los sacerdotes que de- apoyado el celibato: mortificación de los sentidos. estos sacerdotes suelen reincidir una y practican y fomentan públicamente por servilismo a las di- otra vez en las relaciones afectivo-sexuales con sucesivas rectrices vaticanas y. mediante do- mantener relaciones claras y honestas con una mujer. sacerdotes como Afectadas por el Celibato. mientras se tolera una relación clan- gía que son elegidos para ocupar cátedras clave. destina. (1987). bertus Mynarek al afirmar que «en general y dentro de los círculos de opi- nión eclesiásticos. los profesores de derecho canónico son considerados como quienes tratan los problemas sexuales de un modo mucho más brutal 73. por miedo a mujeres (o con hombres o con menores. Pero el verdadero fondo de la cuestión no se resuelve en- viando a un sacerdote lejos de su amada. eso sí. y su rigor con Para muchos sacerdotes una de las raíces del problema los que honestamente confiesan tener una mujer. repudian el obliga a la castidad y al celibato. Se le sus- formadores en los seminarios. antes al con- cos Casados. pero no se puede permitir perder a todos los sacerdotes (60 %) que la 75. según sea el caso). pero actualmente prevalecen los canonistas [simples El encubrimiento a ultranza de los hábitos sexuales de los aplicadores de las leyes eclesiásticas]. en este sentido. mujer. modestia. 197. no lo hace El sacerdote alemán Heinz-Jurgen Vogels. meridiana al afirmar que «un obispo tiene que ser pastor y teólogo. o a un cardenal. jan la Iglesia para casarse y/o convivir abiertamente con una distancia de la relación heterosexual y pudor»73. que hoy por hoy te una minoría de obispos que. al mismo tiempo. emocional del sacerdote y perjudica a muchas mujeres (y La servidumbre que el episcopado actual (mundial) le hombres o menores). En el otro extremo de una comportamiento que acabamos de describir. denuncian la situación con claridad que mantienen relaciones con curas en ejercicio»74. intelectual. cit. aunque. 27. Completa esta corriente de opinión lo expresado por el teólogo Hu- infringen y. miembro des- en función de su talla humana. la permisividad mostrada con los curas concubi- gica y capacidad de reflexión son muy deficientes —al tiempo nos. que incluye a unas 200 mujeres Ramón V. beneficia a la jerarquía. viendo además la 74. Y lo mismo reza para la elección de rectores y les expresa su miseria o bien su deseo de casarse. debe al Papa y a los 158 miembros del Colegio Cardenalicio se que es lo único que parece importar. por ello. necesita mantener la ley del celibato obligatorio como medio de control. es decir. obede- cumentos como la Veritatis Splendor—. expresa lo que todo el mundo ya sabe cuando trario. sino replanteándose Aunque tanto en España como en el resto del mundo exis- en serio la calidad de su vocación sacerdotal. Op. por cobardía. los sacerdotes promocionados a la prelatura son aque- afirma que «las respuestas de los curas en ejercicio han reve- llos que ofrecen más garantía eclesiástica. y que acaparan de ce a las consignas de la cúpula vaticana que. mucho menos. o para los profesores de teolo- pende repentinamente. que estamos tratando es la escasa cualificación de buena par- cado [en Alemania] la fundación de una Iniciativa de Mujeres te del episcopado actual. y el rigor con que se presiona a los curas que desean que se ha silenciado a los teólogos que sí saben. p. privadamente. o del país. precisa desesperadamente fre. por ejemplo. por su compromiso social. Justamente esta desproporción entre la indulgencia de los obispos para con los curas "concubinos". ha provo.. p. perder algunas de sus prebendas episcopales y a truncar su Cubrir las apariencias públicas jamás soluciona el conflicto futura carrera eclesiástica. y desconsiderado que los profesores de teología moral. cuya formación teoló- sacerdotes. tal como ya he- forma totalitaria la función pastoral» 75 . — 104 — — 105 — .

78. algunos fiscales y. encubren los abusos lado más popular. lo cierto es que el habitual comportamiento hipócrita gonizados por prelados dan la medida de la realidad que se del episcopado le resta toda autoridad moral a sus frecuentes pretende esconder. por haber encubierto los abusos homo- de las prácticas sexuales a los obispos actuales. EFE (1991. simplemente. E. (1979). se trata de encubrir y proteger al clero que protagoniza estos Los obispos castos. forzaron la dimisión de su cargo del pre- gan relaciones sexuales clandestinas. obispo darles sobradas lecciones de honradez? de Prince George. y tantos otros casos similares. así como también a sus in. sexualidad como algo aislado. Eamonn Casey. febrero 7). tampoco sería justo ni exacto cargar dimisión de Alphonsus Penney. Cfr. «en bien de la Jean Danielou. que fue víctima Rudolf Bar. antes que nada. El País. Un obispo católico canadiense. y duras críticas a la sociedad civil.. El obispo más popular de Holanda renuncia al cargo tras ser acusado de homosexual. fue procesado bajo la acusación de haber Dicho lo anterior. arzobispo de San J u a n de las tintas sobre los sacerdotes de base y mantener al margen Terranova (Canadá). acusado Op. y les como en el encubrimiento de las mismas. no existen. magistrados. I. El País. Otro prelado muy popular. siendo ya obispo. la De todas maneras. mayormente. mayo 9). H. sacerdotes. En la estructura judicial. mientras estaba en íntima comunión con una Iglesia». sin la menor consideración para con sus Irlanda al conocerse que tenía un hijo en EE UU. despampanante cabaretera en el apartamento de ésta. también es cierto que sus prácticas sexuales —tanto las an. obispo de Rotterdam. tal como se muestra a lo largo de todo provenientes de los sectores más conservadores de la Iglesia este libro. 87. Sea por los motivos aludidos hasta aquí. sexuales a menores. je y decencia que sus obispos y se ha negado a seguir lamen. mientras ejercía su ministerio como sacerdote y era director dos que ya citamos en el capítulo 2— ha mostrado más cora. que se contempla a través de los cristales de 77. descubierto que la jerarquía de la Iglesia Católica mantiene nes sexuales con mujeres o con hombres. casi tanto protagonismo al participar en las prácticas sexua- Los obispos.p. ¿qué hijo que había tenido. de 65 años. puede En Canadá. Cfr. ciedad civil que. por ejemplo. algunos escándalos recientes prota- ra otros. teriores como las posteriores a su acceso al cargo episcopal—. Cuando los obispos. Ferrer. y se supo que le pasaba dinero en concepto de manutención al que huyan de las responsabilidades de su paternidad. de un colegio católico78. Hubert Patrick O'Connor. aceptan que la mayoría de sus sacerdotes manten. pasan infinitamente más desapercibidas que las de sus 76. que obispo de Galway (Irlanda). Cfr. también tuvo que dimitir cuando las hagan abortar y/o entregar a su hijo «a las monjas». son varones y sacerdotes. ras que abandonen a las mujeres que han embarazado. en el terreno sexual no se comportan de forma diferente a lo Pero los obispos no están solos. cuando dicho hasta aquí. norteamericana 77 . marzo 18). también es justo señalar que una parte violado a dos mujeres y agredido sexualmente a otras tres notable de los sacerdotes ordenados —el 20 % de seculariza. o por cualesquie. (1993. sexuales cometidos contra menores por más de veinte sacer- lados católicos también mantienen o han mantenido —pen. características personales y humanas globales». En todo caso. (1992. social y económi- co. Mynarek. eso sí. — 106 — 107 — . abierto y dialogante de Holanda 76 . Muchos pre. o recomiendan —y fuerzan— a los cu. Católica holandesa. al menos en el ámbito afectivo-sexual. de 64 años. González. las acusaciones de homosexualidad de jerencias en las vidas y conciencias privadas. con una ciudadana valor pueden tener sus recomendaciones pastorales a una so. La muerte por infarto del prestigioso cardenal francés tables e hipócritas consejos. dotes de su diócesis. aunque escándalos sexuales. ni mucho menos. Cfr. ponen al semos en la avanzada edad de la mayoría de ellos— relacio. de 62 años. El País. cit. se han ocupado —y aún siguen prendidos de tan por su misma posición de privilegio eclesial. Así. de violación y obscenidad. Dimite el obispo más popular de los párrafos del derecho canónico. dados.

documentado y contrastado tenemos organizado con lo del celibato obligatorio!». sin embargo. concre.» lar respuesta de Elias Yanes. Iglesia en este trabajo y dejaba a su conveniencia la extensión como oficialmente no sabemos nada de lo que a usted le inte- de sus declaraciones y datos 79 . perficialidad. comprometidas— le insistía a monseñor res. una parte notable de la misma sociedad suele fusti. Cumplimentarlas. serio. en los correspondientes anuarios y es- gar y marginar al denunciante/víctima mientras loa histéri. razón de ello es doble: la gente sencilla —habituales víctimas Los datos de carácter doctrinal que usted busca están sexuales del clero— sigue teniendo miedo al poder de la Igle- sia y no se atreve a denunciar a sus ministros. a las que social del clericalismo— resulta prácticamente imposible que se suman las que se derivan de mi condición de Presidente los abusos sexuales de un cura acaben ante un juzgado. cuando este autor le requirió para dar su punto de vista —y los datos concretos de que Cualquiera que sepa leer entre líneas el siempre sinuoso disponía la Iglesia— sobre todos los aspectos tratados en este lenguaje episcopal. habrá adivinado ya el mensaje implícito libro. rencia Episcopal Española. Elias Yanes Álvarez nio de una víctima o de una docena de ellas. (1) Los datos no publicados no los conozco. de las relaciones afectivo-sexuales del clero la explícito muy claramente Elias Yanes Álvarez. estudiare- Siento mucho no poder responder a las cuestiones que mos con detalle varios casos importantes que demuestran lo me plantea. ni idea. 20 de junio. Por el mismo medio le remito mi contestación. como para que a mí me pille el toro de mis colegas conservado- tas y. ta de pruebas». le ruego dé cumplimiento a este cuestionario de la forma más extensa y detallada posi. Sus respuestas serán incluidas textualmente en los capítulos oportunos exacta. en otros capítulos. que conlleva esta respuesta: «el tema es demasiado delicado En mi cuestionario de nueve preguntas —claras. ¡métase usted en sus asuntos y deje en paz la bragueta del clero y este montaje que 79. rácter estadístico. los tribunales acaban dando más credibilidad a la negación —en algunos casos patética— del sacerdote. Más adelante. oiga usted. y. como consecuencia de mis obliga- más conservadoras y en las que aún se mantiene la influencia ciones pastorales como Arzobispo de Zaragoza. léase lo que han establecido Paulo VI y Juan Pablo II. di- cho sea de paso y con cristiano respeto. por supuesto. y de los datos no carta siguiente: publicados —de esos que con tanto secreto hablamos algunos de nosotros en reuniones íntimas—. riguroso. «Como sacerdote que soy —me — 108 — — 109 — . tal como me lo ratificó un miembro de la Conferencia del libro y/o (en caso de ser demasiado extensas) en un solo capítulo especí. presidente de la Confe. pero es ble. después de leer la singu- fico. repase nuestras estadísticas oficiales para convencerse máximo representante de la Iglesia española me remitió la de que la Iglesia no sabe nada oficialmente. Arzobispo de Zaragoza La losa de silencio que pesa sobre el tema del celibato y Presidente de la Conferencia Episcopal Española. La de la Conferencia Episcopal Española. Los de ca- hacerlo. a quién comenté el caso. tadísticas especializadas. que Elias Yanes en la importancia de incluir la visión oficial de la su papel es de ley y no hace comprometer a este pobre obispo. (1) camente las presuntas virtudes del sacerdote encausado. evidentemente. que al testimo. Esta traducción no es literal. Pero. Y. Episcopal. por toda respuesta. en caso de en los documentos de la Iglesia sobre el tema. fechada el 20-6-94—. que no se pueden despachar con ligereza o su- que afirmamos. Estimado señor: loable afán— de apurar los límites protectores de la presun. exigiría un En bastantes provincias españolas —obviamente en las tiempo del que carezco. «En aras de un trabajo. y Reciba mi saludo cordial. Acuso recibo de su carta enviada por fax el pasado día ción de inocencia para absolver a clérigos libidinosos por «fal. —le exponía en un párrafo de mi carta. el resa.

y al que escandalizare a uno de estos peque- ñuelos que creen en mí. PAETEII SACERDOTES QUE ABUSAN SEXUALMENTE DE MENORES «. bajo demanda de confidencialidad— y como seguidor del Evangelio de Cristo. Se limitan a ser varones. y a comportarse como tales. si bien no son án- geles. — 110 — . tampoco son demonios.6-7.. más le valiera que le colgaran al cuello una piedra de molino de asno y le hundieran en el fondo del mar. por erró- nea y lesiva que ésta sea. Prefieren seguir escondiendo la cabeza bajo el ala. mantener la estructura clerical actual. me avergüenzo de casi todo lo que tenemos que hacer y decir como obispos. y proteger y encubrir la agitada vida sexual del 60 % de sus sacerdotes que. ¡Ay del mundo por los escándalos! Porque no puede menos de haber escándalos. pero ¡ay de aquél por quien viniere el escándalo!» Mt 18..confió el prelado. de los curas casados y de las relacio- nes sexuales del clero.» A los prelados les horroriza oír hablar de los problemas del celibato obligatorio.

8

L A TRADICIÓN ECLESIAL DEL ABUSO
SEXUAL A M E N O R E S

A lo largo de toda mi vida, jamás he encontrado a nadie
que haya estudiado en un colegio religioso y que no haya vis-
to, oído o sufrido abusos sexuales por parte de algún sacerdo-
te. Cualquier alumno de internado de esos colegios recuerda
—ayer como hoy— las clásicas reconvenciones que algunos
sacerdotes gustaban hacer a los niños más traviesos y guapi-
tos, y que no tenían otra finalidad que la de servir de excusa
para sobar a modo al menor.
Pero, con frecuencia, estas reconvenciones pasaban a ma-
yores y se llegaba hasta la relación sexual más o menos com-
pleta. Jaime C.G., por ejemplo, es uno de los chavales del que
se han servido para satisfacer su apetito sexual don Rufino y
don J u a n Carlos, dos sacerdotes salesianos de un popular ba-
rrio barcelonés. Jaime, que era sodomizado en el coro del
propio colegio, acabó sin embargo, por sacarle partido a su si-
tuación y, junto con su colega B.G.M., ha estado chantajean-
do a ambos curas y sacándoles importantes cantidades de di-
nero hasta que, hace unos cinco años, acabaron todos en una
comisaría por agresiones mutuas.
La experiencia de Marta A., joven periodista en la actua-
lidad, fue muy diferente, pero expone otra práctica común
entre el clero docente. Marta asistió a un colegio coruñés cuya
jefa de estudios era Mercedes Morandeira —numeraria del
Opus Dei— y el director espiritual y profesor de religión era

— 113 —

son: caricias por debajo de la cintura (50 %), caricias por enci-
el padre José Manuel, apodado el Pitoniso porque presionaba
a las niñas para que pitasen, término con el que se designa, ma de la cintura (42,86 %) y masturbación (7,14 %). En los
en el Opus Dei, el compromiso de afiliación a la Obra que internados: caricias por debajo de la cintura (60 %), intento
hace un menor. de coito anal (20 %) y proposición de actividad sexual (20 %).
«El Pitoniso era extraordinariamente baboso. A algunas Resulta evidente, pues, que cuanto mayor es la intimidad y la
niñas [de 13 años] nos convencía —o forzaba— para ponernos confianza —internado—, más audaz resulta el tipo de abuso
un cilicio cruzado en el vientre, y luego nos hacía desnudar sexual detectado.
para comprobar —mirando y tocando— si habían quedado Por orden de preferencias, los sacerdotes han cometido el
marcas de los ganchos en la piel. En las confesiones nos obli- siguiente tipo de abusos a menores: caricias por debajo de la
gaba a estar frente a él, en la parte de los hombres, que no cintura (50 %), caricias por encima de la cintura (28,57 %),
tiene rejilla separadora, y nos cogía de los hombros para proposiciones de coito (7,14 %) y sexo oral (7,14 %).
mantenernos muy arrimadas a él. Era muy desagradable, Los abusos sexuales cometidos por los sacerdotes provo-
pero había que aguantarse.» can en los menores los siguientes sentimientos, en escala de-
Anécdotas como éstas —y otros casos que irán aparecien- creciente: desconfianza (71,43 %); asco (57,14 %); vergüenza
do en el resto del libro— ilustran un comportamiento clerical (35,71 %); hostilidad hacia el agresor (28,57 %); miedo
que resulta terriblemente frecuente: del total de la población (21,43 %); ansiedad, angustia y desasosiego (21,43 %); margi-
española que ha sufrido abusos sexuales siendo menor de nación, ser especial (14,29 %); hostilidad hacia la propia fa-
edad ¡el 9 % de los abusos sexuales cometidos sobre varones, milia (7,14 %); culpa (4,14 %); agrado, satisfacción (4,14 %).
y el 1 % de los sufridos por mujeres, han tenido como prota- Y las consecuencias psicológicas más destacadas después
gonista a un sacerdote! de sufrir el abuso sexual de un sacerdote son: pérdida de con-
Félix López Sánchez, catedrático de Psicología de la fianza en sí mismo y en el agresor (28,57 %); rechazo frente
Sexualidad de la Universidad de Salamanca, en un reciente a la sexualidad o el sexo —varón— del agresor (21,43 %);
estudio 80 , aporta una serie de importantísimos datos que, en- pérdida de atención en clase (15,38 %); efectos diversos
tre otros aspectos, permiten cuantificar, por primera vez, los (14,29 %); dormir mal y tener pesadillas (7,14 %). Curiosa-
abusos sexuales a menores cometidos por el clero. mente, ninguno de los encuestados abandonó el colegio donde
Del total de la población española, según el citado estudio, sufrió el abuso, lo cual ratifica que la inmensa mayoría de los
un promedio del 19 % ha sufrido abusos sexuales (el 15,25 % abusos sexuales sufridos por los menores no se explican a
de los varones y el 22,54 % de las mujeres). Y, del total de abu- los padres y, en caso de hacerlo, no son adecuadamente valo-
sos, el protagonista ha sido u n religioso en el 8,96 % de los ca- rados ni creídos.
sos de varones (y en el 0,99 % de los de mujeres), y el escenario Si aplicamos los porcentajes hallados por el catedrático
un colegio abierto (8,96 % de varones, 0,99 % de mujeres) o, en Félix López a la estructura de población actual, obtendremos
menor medida, un internado (3,73 % de varones, 0 % de muje- que 2.917.630 varones y 4.478.022 mujeres actuales han su-
res). El 5,69 % de los abusos de los religiosos se han producido frido algún tipo de abuso sexual mientras eran menores de
en elmedio urbano, y sólo un 1,6 % en el medio rural. edad. Y, de ese total, son atribuibles a la acción de sacerdotes
Las actividades sexuales realizadas en colegios abiertos 262.587 abusos sexuales a menores varones y 44.780 abusos
sexuales a menores del sexo femenino.
80. Cfr. López, F. (1994). Abusos sexuales a menores. Lo que recuerdan Dicho de otro modo, lo anterior significa que la población
de mayores. Madrid: Ministerio de Asuntos Sociales. La investigación se española actual lleva sobre sus espaldas la cruz de los
basa «n las entrevistas realizadas a 2.100 personas estadísticamente repre- 307.367 abusos sexuales cometidos por el clero católico espa-
sentativas del conjunto de la población española.
ñol sobre niños y adolescentes.
— 114 —
— 115 —

Con todos los datos conocidos hasta ahora, resulta prácti- Avala esta tesis el hecho de que la mayoría de los menores
camente imposible inferir con exactitud el porcentaje de sa- victimizados son preadolescentes o adolescentes (casi adultos
cerdotes que hoy día abusan de menores, pero, partiendo de físicamente, pero bien manipulables emocionalmente) y no
diversidad de aproximaciones, cálculos y extrapolaciones niños/as, que serían el blanco preferido de un pedófilo. Y,
puede estimarse que, entre los sacerdotes en activo, alrede- también, que la práctica totalidad de los sacerdotes que han
dor de un 7 % —es decir, unos 2.500 sujetos—, ha cometido o abusado —o aún abusan— de menores, según el balance de
comete algún tipo de abuso sexual serio —masturbación, sexo los casos conocidos que obra en mi archivo, mantienen a su
oral y, excepcionalmente, coito— contra menores, y que alre- vez relaciones sexuales con adultos.
dedor de un 26 % —es decir, unos 8.753 sujetos—ha sobado o En el acto de abusar sexualmente de un menor subyace
soba a menores con finalidad libidinosa explícita e incuestio- siempre un ejercicio de poder, de prepotencia y hasta de ma-
nable. gisterio —con alguna frecuencia buscan la coartada de erigir-
Estos porcentajes citados no son excluyentes respecto a se como «educadores sexuales» del menor—, que casa perfec-
otros posibles hábitos sexuales, ya que pensamos que la ma- tamente con las atribuciones incuestionables que una parte
yoría de estos sacerdotes no son estrictamente pederastas y notable del clero actual cree inherentes a su ministerio sacer-
pueden procurarse satisfacción sexual manteniendo relacio- dotal.
nes con adultos de ambos sexos. Expertos como Michael Sipe, psicólogo y sociólogo norte-
La pederastía o pedofilia, tal como ya traté en un libro 81 americano, sostienen que el 5 % del clero célibe norteameri-
anterior, es un trastorno psicosexual que consiste en una cano es pederasta, pero tal cifra sólo parece lógica y plausible
tendencia a realizar actos o fantasías sexuales, de modo único si se refiere al hecho genérico del abuso de menores grave y
o preferente con menores de poca edad. Es una desviación del no al concepto estrictamente clínico de la pedofilia.
comportamiento sexual que se da casi exclusivamente en De todos modos, en Estados Unidos, único país donde se
hombres, que suele iniciarse en la etapa media de la vida y ha abierto públicamente la caja de Pandora de los abusos
prosigue hasta y durante la vejez. Sus causas son difíciles de sexuales de sacerdotes católicos a menores, los datos que ya
determinar, pero siempre se da en varones que presentan han sido comprobados son terribles. A principios de esta dé-
sentimientos de inferioridad sexual e inseguridad para man- cada, la Conferencia Episcopal norteamericana, tras verificar
tener relaciones normales con adultos; son sujetos inmaduros que en cien de sus 186 diócesis (56 %) hubo denuncias por
que tienen una muy baja autoestima. violencia sexual, tuvo que solicitar del Vaticano la posibilidad
de reducir al estado laical a los sacerdotes implicados.
aunque, ciertamente, este perfil es común a muchísimos
sacerdotes —como ya vimos en el capítulo 5—, pensamos que El papa Wojtyla, en una carta pastoral dirigida a la Igle-
sólo una pequeña parte de ellos padece este trastorno. La sia norteamericana, fechada el 11 de junio de 1993, tuvo que
mayoría del clero que abusa de menores son sujetos que, por reconocer la gravedad y dimensión del problema de los abu-
los condicionantes personales y eclesiásticos ya mencionados, sos sexuales a menores cometidos por sacerdotes católicos. Y
se ven forzados a buscar esporádicas satisfacciones sexuales no podía ser ya de otra manera: en ese momento se había juz-
en aquellos objetos que menos se les pueden resistir 82 . gado y condenado por abuso sexual de menores a unos 400

mundo—, se señala que «los actos sexuales aislados con niños no merecen el
81. Cfr. Rodríguez, P. (1993). El drama del menor en España (cómo y diagnóstico de pedofilia. Tal tipo de actos puede hallarse precipitado por
por qué los adultos maltratamos a niños y jóvenes). Barcelona: Ediciones B., discordias matrimoniales, pérdidas recientes o soledad intensa. En estos
capitulo 8.
casos, el deseo de relaciones sexuales con un niño puede ser entendido como
82. Así,por ejemplo, en el punto 302.20 del Manual Estadístico y Diag- la sustitución de un adulto preferido pero no disponible». (DSM-III, p. 286).
nóstico de la Sociedad Americana de Psiquiatría —aceptado en todo el

— 117 —
— 116 —

curas—por casos aflorados en los nueve años anteriores—, puede extenderse hasta el 12 % del total del clero católico
las diócesis norteamericanas habían pagado ya alrededor de norteamericano.
400 millones de dólares en indemnizaciones por los daños Sea cual fuere la cifra real de los sacerdotes que cometen
morales causados a las víctimas, y en los procesos judiciales abusos sexuales serios contra menores —un 5 %, un 12 % o el
en curso se jugaban otros mil millones de dólares en nuevas 7 % que postulamos en este libro—, lo cierto es que éste es un
indemnizaciones 83 . problema muy grave y extendido que aún permanece enquis-
En medio de esta difícil situación para la Iglesia, el traba- tado entre las prácticas sexuales habituales del clero actual.
jo de una activa organización, denominada Red de Supervi- La práctica totalidad de las víctimas sexuales de sacerdo-
vientes de los Abusos Sexuales de los Sacerdotes, empeñada tes son hijos e hijas de familias católicas que llevan a los me-
en llevar ante los tribunales a otros sacerdotes, tampoco per- nores a colegios religiosos, o los impulsan a participar activa-
mitía el habitual encubrimiento eclesiástico habitual. Barba- mente en las actividades de una parroquia. Por esta razón, el
ra Blaine, presidenta de esta asociación, es una entusiasta de prelado norteamericano Joseph Imesch declaró, compungido,
la justicia —o quizá de la venganza, que para el caso es lo que «los padres nos confían a sus hijos y a causa de estos ca-
mismo— que arrastra en su pasado la tragedia de haber sido sos de pederastía va disminuyendo cada vez más la confianza
forzada repetidamente por su párroco cuando apenas había en los sacerdotes». Pero el asunto no es sólo una cuestión de
entrado en la adolescencia, y la de haber intentado suicidarse confianza en el clero. Ante el problema que nos ocupa, los
en dos ocasiones debido a este motivo. menores permanecen indefensos ya que suele fallar estrepi-
Tal como sucede en el resto del mundo, los obispos de Es- tosamente todo el sistema que debería protegerles: la familia,
tados Unidos supieron siempre lo que ocurría, pero lo silen- el episcopado y los tribunales de justicia.
ciaron y encubrieron. Casos como el de James Porter, que Cuando un menor se atreve a confesar a sus padres que
sodomizó a 46 menores, o el de Gilbert Gauth, que abusó de está sufriendo abusos sexuales —y especialmente si se acusa
36 monaguillos, mientras ocurrían, no tuvieron más respues- a un cura— casi nunca es creído y, en todo caso, aún en me-
ta episcopal que el simple traslado de una diócesis a otra, he- nos ocasiones se adoptan medidas útiles. A lo sumo, los pa-
cho que, por supuesto, no evitó que el sacerdote reincidiera en dres se limitan a comentar el caso con la autoridad eclesial,
sus prácticas delictivas. pero ésta sólo encubre la situación; al no apartar al sacerdote
La Conferencia Episcopal norteamericana, de momento, de su puesto, la rueda de los abusos vuelve a iniciarse hasta
reconoce públicamente que el porcentaje comprobado de sa- la próxima protesta familiar, y así sucesivamente.
cerdotes que abusan sexualmente de menores es de un 1,2 % En caso de surgir un escándalo que afecte a varios meno-
de la totalidad. Pero todo el mundo sabe, también, que los ca- res, lo habitual es que la mayoría de las familias dichas cató-
sos comprobados no son más que la punta de un iceberg de di- licas se nieguen a indagar y/o reconocer la realidad de los he-
mensiones aún insospechadas. Si tomamos en cuenta la hi- chos, y se revuelvan con virulencia contra la familia que se
pótesis habitualmente aceptada para los casos de maltrato a atrevió a levantar la liebre del pecado. Los primeros encubri-
menores y mujeres —eso es que la cifra aflorada no represen- dores de los sacerdotes que abusan de menores son los propios
t a más que un 10 % del volumen real del problema—, debería padres de las víctimas. Un comportamiento que, obviamente,
inferirse que la realidad de los abusos sexuales a menores alientan con gusto todos los obispos. Denunciar a un sacerdote
ante el obispado no sirve nunca para nada; en los casos de
abuso sexual de un menor, que es un delito penal, hay que
83. En Gran Bretaña, para intentar cubrirse de las responsabilidades
económicas de los abusos sexuales del clero sobre menores, la jerarquía de acudir siempre a los tribunales de justicia civil, aunque, tal
la Iglesia Católica h a suscrito una póliza específica de seguros con la com- como ya advertimos en el capítulo anterior, no siempre resulte
pañía Lloyd's de Londres. fácil poder juzgar a un cura por este tipo de delitos.

— 118 — — 119 —

Los 307. movida por las circunstancias ambientales» y a una delito de pedofilia. (1994. además de un delicadísimo cambio de gobierno86. parece evidente que años— que sostuvieron que el padre Conejero —de 56 años— determinados magistrados pueden estar siendo injustos con «les subía la falda cuando salían a leer junto a su mesa y les algunos sacerdotes condenados. Op. de la ma- sufrieron abusos similares por parte de Conejero—. Cfr. profesor de ria—. como mínimo. textual. fligido a la población española actual son demasiados para se en cuenta dos cuestiones: a juicio de todos los expertos en seguir callando por más tiempo. Si ello es así. cabría reflexionar sobre el peso de posibles elementos E. solicitó gistratura—. (1994). a donde solían ir a ju. Dado que esta defensa. timado. acaba en condena. Muez. El escándalo. do presidente del Tribunal Supremo. 112. la realización de abusos» y expresó «seve. Pero la un 26 % de los sacerdotes. «los niños prácticamente siempre dicen la res representa una tradición inconfesable dentro de la Igle- verdad cuaado comunican que han sufrido abusos»85. provocando la dimisión ner la sensación de que todo el clero se h a estudiado el mismo del primer ministro Albert Reynolds y de su ministra de Jus- guión para intentar superar este tipo de situaciones. El fiscal. Los laboristas rompen la coali- d e abusos deshonestos con sus alumnas. en el colegio Dos de Mayo de Castejón. País. (1986. y encubren. noviembre 17).G. el mismo de los testimonios acusatorios de cinco alumnas —de 8 a 10 hecho. fiscal general de Irlan- gar y hasta habían llegado a ver la televisión tumbadas en su da. por ejemplo. en el que se documentó la re- «cierta rivalidad al creer que yo apreciaba más a unas que a lación del fiscal con un prelado católico interesado en el futuro otras». ciadas»84. y dado sia. en su día.p. en recesión. bilidad sobre un silencio social cómplice. Francisco Conejero. 22. reclamado por la justicia de Irlanda del Norte por un niñas. El País. Católica y de la Administración de Justicia en una sociedad so» según sus familiares. Y dado que tampoco suelen llegar Sala que le juzgó estimó que «de ninguna de las pruebas hasta los juzgados el 7 % de sacerdotes que. y en el juicio la atribuyó a la «fantasía exaltada de las Smyth. Cfr. El 85. ticia. te meses la firma de la extradición del sacerdote Brendan ñas». la Iglesia descansa su falaz imagen de honora- ras dudas sobre la veracidad de las ofensas sexuales denun. y les efectuaba diversos tocamientos tanto ber de administrar justicia cuando los absuelven. El sacerdote Francisco Conejero Ciriza. uno no puede evitar te. El ultracatólico fiscal Whelehan demoró durante sie- a «una mala interpretación por parte de las madres de las ni.. afloró en el momento en que Whelehan fue nombra- tor en otros muchos casos parecidos. Casos como el de Harry Whelehan. manifestó que la denuncia se debía clerical. Galán. Cfr. El abuso sexual de meno- abusos de menores. ción de Gobierno en Irlanda y amenazan el proceso de paz en el Ulster. M.B. ni si.367 episodios de abuso sexual que el clero ha in- Sin ánimo de criticar esta sentencia judicial. de Smyth. tras oír los testimonios de las cinco niñas —y los El machismo exacerbado que impera en los ámbitos cleri- de otras ya mayores que confirmaron que.. cometen abusos sexuales serios contra menores de quiera con indicios. diciembre 27). ción que pueden establecerse entre personajes de la Iglesia Al ser detenido. F.. p. también cales —y del que no escapa una parte. un delito terrible que —tal como demostraremos en va- que otros tribunales han dictado sentencias condenatorias en rios de los capítulos que siguen— los obispos siempre conocen casos similares —y aun avalados con menor carga probato. acusó de u n delito continuado de abusos deshonestos. deben tener. — 120 — — 121 — . 84. L. ya la ha oído este au. cit. que es «muy cariño. p. ambos sexos. 3. extrajudiciales que pudiesen favorecer una absolución en la fue absuelto por la Audiencia Provincial de Pamplona a pesar clerical Navarra mientras que en un ámbito laico. dan una pauta de las estrechas relaciones de subordina- cama. Absuelto el sacerdote acusado 86. López. al que de abuso sexual los tocamientos que realizan. influye también en que no se consideren delitos una pena de cuatro años de prisión para el sacerdote. o estar incumpliendo su de- tocaba sus partes». en clase como en el domicilio del cura. según hemos es- practicadas se desprende con la vehemencia exigible.

pero el resto eran los más vivarachos. Caries Soler había dejado las manos libres al diácono Sal- vans para que organizara las cosas a su gusto. el párroco. A la vuelta del viaje a Londres. encargó al di- námico diácono Albert Salvans Giralt la organización de la formación de los más jóvenes. Eulalia. hijos de familias católicas. lo hacía desde unos tres años atrás y se sentía bien en aquel ambiente. quien no tardó en convencerla para que se integrara de forma activa en el grupo de jóvenes que ya había puesto en marcha el diácono. Marta y Assun. que pa- decía importantes trastornos emocionales). frecuen- taba la parroquia barcelonesa de Sant Pius X. Salvans selec- cionó a unos determinados menores de la parroquia. por entonces. Pero. y éste así lo hizo. Asunción Pié. ABUSOS SEXUALES A MENORES Y ESTUPRO CON ENCUBRIMIENTO DEL OBISPADO En 1984. 9 ALBERTO SALVANS. inquietos e independientes que pudo en- contrar en el barrio: Lluís. de 13 años. Jordi. nueve en total. dirigiendo al mismo tiempo un grupo de jóvenes de la parroquia y otro del barrio. Y las ideas más que peculiares de Salvans pronto se pusieron en práctica. La atractiva convocatoria de un viaje cultural a Londres puso en contacto a Asunción Pié —Assun— con Albert Sal- vans. deficiente psíquico. — 123 — . al igual que hacían otras muchas niñas y niños. Marc. ex toxicómano. y José. Tres de ellos estaban etiquetados de problemáticos (An- tonio. Caries Soler Perdigó. Alex.

Pero. De él se derivó lo que se denominó internamente como «casitas». poco cía a llevar todos el mismo tipo de peinado y a colorearnos el a poco. nos manipulaba para que fuésemos tan sumisos como charlas. es un grupo vinculado a la Casa de Santiago. que se planteaban ofi. tardías. y al resto se hizo Dios". dreo García. asociación Nous Camins 88 . geles Fornaguera Martí. cuando. hablando de los problemas del Tercer néis que aprender a hacer el sexo. en sumisos adeptos suyos. Mundo. puesto que Jesús no nació siendo Dios. adquirió un gran ascendiente sobre ellos. principalmente. y quizá por eso Assun no creyó a una tidos a un constante asedio afectivo. empezó a besarme y a acariciar- »Un día yo le pregunté: me con furor por todo el cuerpo. Estábamos some- normal y agradable. La casita que que todos podemos funcionar con los dos sexos y que eso era el dio lugar a Nous Camins era la que controlaba el sacerdote Francisco An- estado ideal al que debíamos aspirar. En entrevista personal celebrada el día 26-2-94. Salvans reunía cada día a su grupito —en especial a los tanto se la puede querer practicando relaciones heterosexua- seis últimos— en la parroquia y les daba charlas sobre cómo les como homosexuales o bisexuales. toridad. de repente. y de ella partieron ramificaciones controladas por los diáconos Alberto Salvans Giralt. Con tru- mente". amigos íntimos. nos dio otra cruz inferior que significaba que. se nos enseñaban méto- adolescente de otro grupo cuando. crios con- cono Albert Salvans. grupos externos dirigidos por sacerdotes y/o diáconos afines. especialmente si se trataba de nuestros padres o grupo. en diciembre de 1984. dad todos somos bigenitales antes que bisexuales. sino que tan sólo lo era espiritual. A la Iglesia. »Albert se convirtió en nuestro líder y nosotros. La asociación Nous Camins. salvo sus personales interpre. Yo tenía 14 años y Albert 28. etc. por ejemplo. se nos indu- Albert Salvans supo camelar al grupo de menores y. »—Tenéis que aprender a querer —nos adoctrinaba Al. que. sino que que simbolizaba la confianza que Albert tenía en él. o que "María no era Virgen. de secta. rroquia de Sant Pius X. un se- minario creado por el cardenal Narcís Jubany para alentar las vocaciones »En sus charlas en la parroquia nos decía que en reali. le dos para captar a otros jóvenes.a Án- —me respondió él. nos decía. fue convirtiéndose en una especie para justificar los viajes y excursiones. »Un día estábamos Albert y yo solos en una sala de la pa- bert— y como el sexo es el máximo exponente del amor. pero que en aquel ambiente funciona- más fuerza a la Iglesia y a introducir el tema del sexo en sus ban. a compartirlo todo. Jesús Navarro Lardies y Luis Bulto Serra. fiados y sin experiencia de la vida. como máximo. "cualquier persona puede llegar a ser Dios En una reunión. nuestro grupo. Los tres años que Asunción Pié pasó en el grupo del diá. nos consideraba candidatos para ganar la otra cruz. y se nos prohibía tajante- confesó que había tenido relaciones sexuales con el diácono mente contar nuestras ideas y actividades a personas ajenas Salvans y que éste le había propuesto practicar el sexo en al grupo. te. Albert empezó a criticar con cos sencillos como éste. tido físico de la palabra. ¿cómo ves tú el hacer el acto sexual a la luz de lo que dice la doctrina católica? »—Practicar el sexo es otra manera de querer a la Iglesia 88. Todo era »—Albert. nuestro compañero Lluís. aras de lograr una identidad meramente grupal. Se fomentaba la pérdida de nuestra identidad en cialmente como actividades lúdico-terapéuticas para ellos. 87. es decir. los re. presidida en ese momento por M. y no recuerdo muy bien si intenté oponerme o no. le entregó a Lluís R. pasado ese tiempo. al menos en el sen. — 125 — — 124 — . e incluso remarcaba a aquellos que le merecían más diera nada fuera de lo común. en la parroquia de Sant Pius X. que estaba en la órbita de la los otros tres menores con problemas servía. por ejemplo. una cruz conio Jesús. confianza —que eran quienes le obedecían de una forma más taciones de la doctrina cristiana que le llevaban a decirnos ciega— y comenzó a castigar a los que se le resistían en algo. La presencia en el grupo de «Poco a poco. sume ella misma en el testimonio siguiente 87 : Continuamente dejaba bien claro que él era allí la única au- «Albert estuvo un año comiéndonos el coco sin que suce. Todo era cabello con henna. enfocar la vida como cristianos. Pedro Cañé Gombau.

Me sentía fatal. nos lle. Era incapaz de pensar qué significaba me estaba sucediendo. y hasta lo hicimos en un jardín y en un cine. suspendí casi todo a partir del año si- «Después de esto yo creía que me había ganado el cariño guiente de caer en sus manos. cuando le que querer a su manera [la del diácono Salvans] y no tal como llamé por teléfono. todos mis compañeros me machacaron has- [diácono acusado igualmente de forzar las mismas prácticas ta hacerme sentir muy culpable. es cierto. ron de mal en peor. muy normal entre amigos que se querían. contacto sexual con él me prohibió terminantemente que co- darle. tiene que haber promiscuidad sexual entre todos los miem- mos tres menores de mi parroquia —Lluís. todo el mundo se vida del resto de compañeros. pero. que Jesús se hizo Dios a sí mismo. tenía un significado muy claro: mana a la casa que Angels Fornaguera Martí [presidenta de como eres cristiano y tienes una gran capacidad de querer. De la misma manera que Albert nos decía lo mismo les sucedió al resto de mis compañeros. la asociación Nous Camins] tiene en Centelles. por no querer darle un beso a Jordi. me sentía muy bien. Albert sabía conseguir que todos nos de las afueras de Barcelona y al salir. de hecho. que había algo sexual con penetración. parroquia. en mi estado de sumisión. Eso me tranquilizó «"Parece que vengas aquí por mí —me increpó Albert un y dejé de preocuparme. me »Así. Desde que conocí a Albert Salvans las me hizo más de un desgarro. y luego se quedó dormido. Albert bros del grupo. que era como nos trataban to- todo el cuerpo. mal que lo había pasado horas antes. que traiciona todos los ideales del grupo y pone en peligro la »Después de cenar y charlar en grupo. »Me fui a casa muy conmocionada y sin entender nada de »Medio año después volvía a no entender nada de lo que lo que había sucedido. Me penetró tres veces y fue muy doloroso ya que lograba atinar el qué. Finalmente caí en una crisis epiléptica (tenía dos los demás. él estaba muy tranquilo y me dijo que lo otros lo deseaban. Albert y yo. él me llevó hasta su habitación. Allí nos reuni. »Dos o tres meses después. pero para nosotros mentara eso o cualquier otra cosa del grupo con mi madre. que estaban bajo la responsabilidad de Pere Cañé chicos del grupo. día—. etc. pero Albert ni se inmutó. Lluis aquellos que nos saltábamos alguna norma. »Un día. como una especie de Judas sexuales que Salvans]. ñásemos en ser mayores. Nos había- seguido. en el lenguaje que usábamos. En un principio fue Albert el fue a dormir excepto Lluís. Salvans. un día me llevó a tomar una copa a un bar de alterne sentía como u n a mujer. Y era como un dios. Acto era el grupo el que atacaba por propia iniciativa. Y eso. Yo era virgen y para mí fue muy que no encajaba del todo. a pesar de lo diáconos. al levantarme. y lo que en realidad éramos aunque nos empe- ya antecedentes clínicos anteriores) y me quedé inconsciente. uno de los ménec. Yo no sentía nada más que dolor relaciones con mi familia fueron enfriándose progresivamen- y lloraba. »Esa noche fue la primera vez que tuvimos una relación »Yo sentía que todo aquello no estaba bien. otras en alguna casa o en el piso donde vivían los »E1 domingo por la mañana. ocho contactos sexuales con Albert. Desde que tuve mi primer de Albert. y mis estudios de BUP también fue- eyaculó. fue a la suya hasta que te y empecé a mentirles. al día siguiente.— y no niños. como encontramos las sintiésemos adultos —nos dejaba conducir el coche. No comprendía por qué se tenía todo aquello. mos convertido en sus marionetas. fuimos a pasar un fin de se. Y si no lo hacíamos como él quería nos cas- que había hecho era perfectamente lícito para la Iglesia y tigaba psicológicamente y nos humillaba. me había dejado forzar para no defrau. cuatro ruedas pinchadas y tuvimos que esperar a la grúa del — 126 — — 127 — . también nos insinuaba con »Me sentía como atrapada y finalmente llegué a tener toda claridad que él había logrado igualmente hacerse Dios. pero a los otros también les tienes que querer". A una señal sutil de Albert. otro y yo—. unas veces era en la Y nosotros le creíamos. y un grupo de jóvenes de la parroquia de Sant Do. no traumática. Pero. Físicamente era atractivo. Yo debía acostarme también con otros. que nos quedamos que orientaba y dirigía todas las agresiones del grupo contra hablando un ratito más.muy confuso para mí mientras sus manos me palpaban por vaba a bares. pero al final ya también se fue a la cama y nos quedamos los dos solos.

pero como nunca la ha. pero antes quise co- diez más como yo —entre los que se contaban Lluís. razón por la cual deja- cine. como Sal- »En esta excursión venía también Pere Cañé. — 128 — — 129 — . acabasen por enterarse de con quién se acostaba. en un que había dejado de existir para ellos. le pregunté finalmente al ver que de que algunas veces forzaba a mantener actividades sexua. él también mantenía relaciones sexuales con al menos unos «Decidí contárselo todo a mis padres. sobre realismo existencial y comunas. vulnerando cualquier intimi. Marta y mentarle a Marta R. madre. Assun! —me espetó mi madre soportable y. durante unos segundos tomé la decisión de abandonar el grupo. hizo que me enrrollara con después. aunque a pués regresé con ellos. en la parroquia hay mucho follón. ron de saludarme por la calle y me volvían la espalda cuando bía hecho no debió resultarle satisfactoria del todo y me dijo: me veían. Yo sabía que dejé definitivamente. Durante el tra. eh. se nos forzaba corrían rumores acerca de las actividades sexuales del diáco- a realizar confesiones públicas. guna forma. No lo dudé más y hablé con mi en la ducha. pero. "Al- les en grupo.. con un insoportable "Como cristianos. ya que era el sión a la que me sometían y. y mi madre. que resultó durísimo. les líder y así tú eras su preferida en ese momento. »Durante las vacaciones de Semana Santa de 1987 fuimos Fue entonces cuando vi claramente que mi amiga no estaba de viaje a Cáceres. Mi amiga Marta R. el diácono vans era idolatrado por todo el mundo. después de haber estado mirándome. Al día siguien. Eso me hizo sentir muy mal. al margen "¿Qué es Albert para ti?". y rígida. te fui marginada del resto del grupo y lo pasé muy mal. insegura de mi propia idea de lo ocurrido. Albert Salvans «—Mamá. y dos semanas des- «Siempre era él quien iniciaba las relaciones. »—¿Cómo lo sabes? ¿Estás segura de lo que dices. había oído los comentarios. en vez de ceder. con cara de espanto. bert es el pastor y nosotros las ovejas". y en todo momento tomó partido a favor del diácono. eternos. que algo grave estaba sucediendo y que Albert. No era fácil ocultar que se dad. pasados un par de meses. que es lo que pretendía Albert. a todos los demás tam. que todos en el grupo me consideraban "Satanás" y él en un jardincito que había junto al bar. que aún estaba con Albert Salvans. que no perdía ocasión de cedió la más mínima veracidad ni se tomó la molestia de entrar a hablar con las chicas mientras estábamos desnudas indagar qué estaba pasando. >>—Sí. todo Eulalia— y eso me hacía sentir celos. nunca nadie les con- de la parroquia de Sant Doménec. no Salvans con muchos menores. normal. estaba acostando con no menos de diez personas en la misma ras diarias. hacía ya bastante tiempo que por la parroquia zábamos charlas grupales sobre esas lecturas. junto a otros muchos jóvenes de la parro. «Además. y en las paradas reali. le dije que ya no pensaba »—¿Tan grave es lo que ha pasado? —acerté a preguntar- volver por el grupo y me fui. lo que me había pasado. de una forma u otra. Se implantó también una política de premios y época. como otros muchos padres y el propio mo- castigos desmesurados que administraba Albert a su antojo. quiso acostarse conmigo pero yo me negué tajantemente a »—¿Con quién? ¡No me digas que con Albert! mantener ninguna relación sexual más con él. Assun? Cuando regresamos a Barcelona la presión contra mí fue »—¡Lo sé! incrementándose progresivamente hasta que se me hizo in. Pero no pude soportar de nuevo la pre- veces yo también sentía deseos de estar con él. y no se nos permitía dormir más allá de tres o cuatro ho. me obligó a hacerle una felación." sentimiento de culpabilidad y de traición. Y otro día. me dijo. »Para mí empezó a ser el principio del fin. «Finalmente. había llegado a controlar todas nuestras vidas y yecto se nos machacaba con una lectura continua de libros sentimientos.Real Automóvil Club de Cataluña. poco le. sén Caries Soler. tenemos que aprender a hacer esto. Ella no me rebatía nada de lo que le bién les pasaba lo mismo porque Albert jugaba mucho con contaba. no conseguía dialogar con ella de una manera coherente. en abril de 1988. pero permaneció todo el rato en una actitud tirante esto y lo potenciaba haciendo que todos. »—¡No me fastidies. de al- quia y de Nous Camins. me respondió Marta.

sino por todo lo que he hecho. así que me le. ambos debían ordenarse como sacerdotes pocas sema- nunciaron los hechos ante el rector de la parroquia de Sant nas después de nuestra denuncia. situado al noroeste del Regent Park. Mosén Caries se espantó y llamó a Albert abierta por el cardenal Jubany lo impidió entonces. debía desaparecer de Barcelona "Yaha pasado todo —decía—. lo negó tante. de Sant Doménec. Pasaba el tiempo de la confesión y como de el monasterio de Montserrat. pero poco después gozando de la protección de la Iglesia. ahora vamos a olvidarlo.. De mis compañeras Marta R. así que le corté de cuajo: "Mosén Caries. y hoy es un activo sacerdote volca- caso. Yo no soy culpable de nada más. Fui a confe- los documentos que reproduciremos literalmente a continua- sarme con mosén Soler. Si quería escuchar detalles como de este autor. que tanto me hace sufrir y que tanto os ha perjudicado a Finalmente fueron mis padres quienes acabaron destrozados muchos." Estoy lejos de Barcelona. en Arzobispado de Barcelona y miembro de la J u n t a Directiva 1992. tanto Albert como Pere son ya sacerdotes y siguen todo y lo atribuyó a nuestra imaginación. — 131 — — 130 — . No obs- para que diera su versión de los hechos. Albert Salvans. si desea- convencer a las familias de que allí no había ocurrido nada: ba hacer carrera eclesiástica. pero no por estar aquí. pero no le dije más ción y que obran tanto en poder del Arzobispado de Barcelona que tonterías sin importancia. alcanzó su deseo de Vice-Provisor y Juez Pro-Sinodal de la Curia de Justicia del vestir sotana en Londres. y llorando. Caries Soler y podía entender la reacción aparentemente desmesurada que el cardenal Narcís Jubany [en un ejercicio de clásico machis- había tenido mi madre. yo ya estaba sufi- Pocos meses después de la denuncia. insistentemente si hubo penetración o no. No sé cuánto tiempo voy a estar aquí. así que no pado. «Después de habernos oído. morbosos tendría que buscar a otra chica. en la parroquia Estoy profundamente triste. no logró ser ordenado sa- »Mosén Caries Soler Perdigó [que entonces era también cerdote en Cataluña. ciudad donde fue ordenado. Caries Soler. y Eulalia G. finalmente. Albert Salvans. efectivamente. así que nos dijo con semblante impertérrito: "Creo que do en la evangelización de los más jóvenes en el barrio londi- os tendríais que confesar. Había re- siguiente carta a Asunción Pié: basado el límite de su decencia y de mi paciencia. decidió zanjar el asunto enviando a bierto sus tropelías sexuales y que no había tomado más me- Albert Salvans al monasterio de Montserrat e intentando didas que la de recomendarle al fogoso diácono que. le escribía de puño y letra la yo no soltaba prenda me incitó a hablar "de lo otro"." nense de Kentish Town. que hoy es obispo auxiliar de pragmática sugerencia de su obispo —aunque no se molestó Barcelona. y las tres familias de- hecho. pero. pero seguramente »Mis padres intentaron prevenir a las otras familias que que será mucho. en el seno de la misma Iglesia Católica que había encu- del Montepío del Clero]. Salvans aceptó la »Pero Caries Soler Perdigó. hasta aquí llega mi confesión y aquí termina. Jubany nos insinuó que tanto »Acto seguido mis padres se pusieron en contacto con los de Albert Salvans como Pere Cañé ya estaban sentenciados.» acabó confesando que todas las acusaciones eran ciertas. Obviamente." y buscar amparo en alguna diócesis lejana. des- cientemente herida. pero todo fue tan humillante como inútil. »Yo aún no era consciente del verdadero alcance de todo lo «Marta y yo denunciamos el caso por escrito ante el obis- que había sucedido durante los últimos tres años. Assun: vanto y me voy. efectivamente. pero la investigación Pius X. pero no sólo nadie les hizo caso sino que to- que es un lugar lleno de paz. »Me pareció tan humillante y desvergonzada su imperati- Para arrojar más luz sobre este caso son bien ilustrativos va propuesta que no me molesté ni en negarme. encerrado en un monasterio. no quería quedarse sin la parte más apetitosa del en irse demasiado lejos—. tenían a sus hijos en el grupo de Pere Cañé. fue un verdadero drama. dos defendieron ciegamente a los diáconos Cañé y Salvans. Nos sentamos y le relaté todo lo mo eclesial] no parecían interesados más que en preguntar que me había sucedido con Albert Salvans y su grupo. hoy.

entre ellas mi hija Assu. PD: siento la necesidad de escribir también unas pa. términos parecidos. ahora. caído sobre mí durante estas últimas semanas. víctima de los abusos sexuales está fechada el día 3-11-88: to. Albert Salvans es hoy un sacerdote más en una Marcelo Pié parroquia de Kentish Town. desconectados de lo que pasa. Te pido. ST. desde este aislamiento. acaecido. me completamente en las manos de Dios. Apreciado señor: nuncia. de lo nefasto que puede ser un fanatismo hacia cualquier tipo de creencias. también yo. sin embargo. Pius X. pues. que sin duda está en muy penoso para mí. participación e integración a la Parro- y antes que nada. después de insistir en que que- nas. en la Parroquia S. hablan Perdone mi tardanza en contestarle: el trabajo que ha re- por sí mismas. el sentimiento de culpabilidad de mi esposa es nota- perdón de todo corazón por todo el mal que te haya podido ble. tolerar digo. sino por Yo no guardo —ahora menos que nunca— ningún la despreocupación de la Iglesia hacia ellos. Las dos cartas que reproducimos a continuación. una buena cristiana. repito. Atentamente. Quiero denunciar la ceguera por parte de los respon- Os pido que me encomendéis a la intercesión miseri. desee conocer el su conocimiento. tiempo para pensar. así como la que envía a los padres de Assun en rroquia. aún la última época de St. Puedo notificarle — 132 — — 133 — . y en cierta forma labras a tus padres. refiere a Albert Salvans]. después de rencor a nadie. cibido mi esposa y mi hija. largo tiempo después. a pesar de mis advertencias. Quiero que entienda el golpe moral y ala fe que ha re- seado. una Recibí su atenta carta del día 25 de septiembre último. por nuestra denuncia al obispado (Dr. Yo. La actitud de la jerarquía eclesiástica. Pío X. por tolerar. la gente muchas veces cree que los monjes Has niñas del barrio. medios tendrá la Iglesia para investigar la vida personal de sus integrantes. ni para orar tanto como habría de. Dalmau) a buen En cambio. fue el silencio y el encubrimien. Los propios afectados tuvieron que esperar largo tiempo antes de recibir alguna noticia sobre el desenlace de la de. desarrollo de los hechos denunciados. a nuestra hija hacia la Parroquia pensando que era el Para mí no queda más que una sola cosa: abandonar. Obispo: El asunto de que me habla es muy delicado y ha sido Largo tiempo después del hecho. que a no ser viven fuera de este mundo. Estoy seguro que tú quieres ser. Es extraño. medio óptimo para su desarrollo moral. en el fondo las asistencias. sables de tal Parroquia. Comprendo que V. de no ver qué clase de individuos cordiosa de María. me doy cuenta del ría conocer el desarrollo de los hechos y recibir por lo me- activismo progresivo que fue apoderándose de mí durante nos una satisfacción. no por el hecho en sí. tal como siempre La respuesta del cardenal Narcís Jubany al padre de la sucede en este tipo de casos. se preparaban para mañana seguir llevando por el cami- Albert no del engaño a más gente. puesto que fue ella quien de alguna manera «empujó» hacer. me ha im- pedido darle una contestación. su constante asistencia a la Pa- Esta carta. Muy a menudo no tenía estoy esperando. quia. denota una personalidad capaz de prota- gonizar una y otra vez los hechos anteriormente relatados. del padre de Assun y otra del cardenal Narcís Jubany. la presencia continua en las manos de Dios les seguro en estos momentos sería sacerdote de su Iglesia [se da una clarividencia muy grande para las cosas huma. Defraudada ha sido mi esposa e hija. a va.

li- ción. que tres de los cuatro Evangelios re. sacerdote de 38 años que había desarrollado una activa labor entre los jóve- nes de parroquias de la periferia barcelonesa como la de San- 89. la comisión de un gravísimo delito de estupro 89 y. 10 vans nunca fue reducido al estado laical. cho de ocultar a todo el mundo. El Código Penal considera que comete estupro «la persona que tu. FRANCISCO ANDREO. producen las palabras de Jesús cuando dice a sus discípulos El origen del caso se sitúa en la llamada Casa de Santia- que el que escandaliza a un niño merece ser arrojado al mar go. Albert Sal. dé teórico del realismo existencial. después de instruido el oportuno expediente. decidió civil.. una residencia-seminario ideada por el cardenal Narcís con una piedra de molino colgada al cuello. interviniendo engaño. te de un escándalo mayúsculo que tanto las familias afecta- Tan importante parece para la doctrina cristiana la pro. Entre la media docena de formadores que Rubio incorporó al seminario estaba Francesc Andreo García. Jubany para fomentar las vocaciones sacerdotales tardías. a finales de la década de los setenta. reorganizar la Casa de Santiago bajo una estructura pira- midal. hizo dejación muy EL SILENCIO DE LOS OBISPOS: O CUANDO grave de su responsabilidad como prelado. tuviere acceso carnal con otra mayor de doce años y menor de dieciséis. vida que se promueve desde entidades como Universitas Al- — 134 — — 135 — . ta Coloma (Santa Coloma de Gramanet) y la de Santa María viere acceso carnal con otra mayor de doce años y menor de dieciocho. ayudaron a Salvans a eludir la La historia de Albert Salvans y sus tropelías sexuales y acción de la justicia. Narcís Jubany Cardenal-Arquebisbe de Barcelona Sin embargo. (Artículo 434)». Con la expresión de los mejores sentimientos de estima y consideración. y «la persona que. sectarias no fue un acto aislado. tal como veremos en la continuación y am- pliación de este asunto en el capítulo siguiente. pre. En el primer caso. fundamentalmente. acto que les convirtió en cómplices mo. queda suyo affmo. en el segundo. padre 435)». que. al presionar a la víctima para evitar su denuncia ante la jurisdicción penal ordinaria. frente de la misma puso al sacerdote Alfred Rubio de Castar- cos actúan al margen de la doctrina cristiana y de la justicia lenas y éste.. (Artículo cenciado en Filosofía y Teología y doctor en Medicina. a tenor de lo dispuesto en el vigente Código de Derecho Canónico. Forma par- rales de toda una cadena de abusos sexuales a menores. (Badalona). valiéndose de su superioridad. das como el episcopado barcelonés se han cuidado muy mu- tección de los menores.. queda patente que los prelados católi. ni mucho menos. Obviando el sen. PEDRO CAÑÉ Y OTROS El cardenal Narcís Jubany y otros responsables del arzo.. el con- sabido diácono ha sido reducido al estado laical. la pena es de prisión menor y. originada por cualquier relación o situa- Alfred Rubio es un conocidísimo sacerdote barcelonés. APÓSTOLES DEL SEXO CON MENORES Y bispado —que hoy son obispos en Barcelona— encubrieron. una peculiar filosofía de la arresto mayor. pero. ADOLESCENTES LOGRARON LA IMPUNIDAD como mínimo. El cardenal Jubany faltó a la verdad. Al tido literal de la frase.

todos ellos discípulos de Andreo en la parroquia badalonesa de Santa María. Lluís Bulto Serra y municaban internamente. que ya te toca". y tenías el primer coito completo. cía "venga. también discípula Pere Cañé90—. tal como me la han explicado ex miembros del aquellos días (Cañé. mientras Los jóvenes diáconos comenzaron a organizar grupos que la mujer es más pasiva. Pere Cañé Gombau. tantos jóvenes al frente de las mismas. por ejem- nados diáconos y. los cuatro fueron orde. Al igual que ya vimos en el testimonio de Asunción Pié so- bién un sistema organizativo basado en casas y casitas que bre su relación con Albert Salvans. la dinámica manipuladora sectaria y Paco Andreo. amor sin penetración. en muy contenta por ello ya que. o con permiso paterno cuan- sitas —células o grupos— autónomas entre sí. los diáconos modifican ha dado lugar a diversidad de entidades que. empezaron a trabajar plo. estaban actuando de la misma 90. en sus últimas conse. «le corresponde solicitarlo al varón. De su mano e inspiración nació tam. naturaleza es más activo y menos constante [infiel]. amor a una sola persona. cuándo y de qué manera quiere hacer el el concepto sui géneris de «crecimiento personal» de Alfred amor». por decisión de Narcís Jubany. y Bulto se quedó en su Paco Andreo. Navarro a la de El inicio de las relaciones sexuales. manteniendo relaciones sexuales. la elección comportaba llegar a la cima de las grupos parroquiales de postconfirmación (14 a 17 años) y aún con chavales de 12 años. plenamente. y sin vocación sacerdotal por Paco Andreo. — 136 — — 137 — . hasta antes de los 16 años sólo podías hacer el de Andreo en la parroquia de Badalona. que trabajaban con otros terrenos. al haber fomentado previa- Gavá. hábitos sexuales promiscuos y dinámicas de vida cristiana». Así. con edades compren. En entrevista personal celebrada el día 2-9-94. orga- despersonalizadora de los diáconos fue logrando que algunos nizó rápidamente su área mediante un sistema de cuatro ca- jóvenes —a su mayoría de edad. pero cuando llegabas a esa edad te de- Cuando Paco Andreo tuvo problemas en Badalona —de. salidas de la progresivamente la moral sexual de los menores hasta con- Casa de Santiago. Poco a poco. Cañé a la de Sant Doménec de Guzmán. y forma que su maestro: llevaban a los menores a casas de co- propagador de una discreta «doctrina del desnudamiento es. tenía novia formal). fiel seguidor de las doctrinas de Rubio. por ello debe ser el varón quien idénticos en cada una de las parroquias. Así entraron en escena aunque separados por sexos y con entradas diferentes. se co- Albert Salvans Giralt. Salvans fue destinado a la parro. para demostrarles que había «una nueva manera de vida cuencias. ya que por parroquia originaria de Badalona. nadie pareció reparar mente una gran competitividad entre nosotras. en éste y en que sus cuatro pupilos aventajados. se postula que «la pareja estable debe ser rechazada por en diferentes parroquias. que las chicas —según me contaba una ex miembro del grupo de es presidida por María Ángels Fornaguera. por ejemplo. la doctrina sexual propagada por el sacerdote didas entre los 22 y los 25 años. lonias y reinterpretaban las Escrituras a su conveniencia piritual y físico ante Dios» que postula. eso es en alma y cuerpo. han expandido su peculiar doctrina entre vencerles de que no se puede amar a los demás sino dándose sacerdotes y familias católicas catalanas. en 1981. que la sumisión sexual de quienes los aceptan. y puso a otros do eran menores— pasaran a vivir con ellos en dos pisos que. que limita el dar quia de Sant Pius X —como ya vimos en el capítulo anterior—. de la asociación Nous Camins. excluyendo a todas las demás». y también a extender decide con quién. en calidad de tales. En síntesis. bido a las denuncias de algunas familias que se percataron Las relaciones sexuales se mantenían en el momento y lugar de que sus hijos eran manipulados y dominados por el sa.bertina o el Ámbito de Ivestigación y Difusión María Corral. es un amasijo de dogmas que no persiguen otra cosa Después de u n tiempo de estudios. Jesús Navarro Lardies. materializado organizativamente en «El pastor de cada casita tenía el privilegio de desvirgar a la constitución. según ha enseñado Santa María (Vilafranca del Penedés). él escogía a la chica y cada una se sentía cerdote— y fue trasladado a la parroquia de Sant Nicasi. grupo. ser una manifestación nefasta del egoísmo. Rubio y de Paco Andreo. que el líder decidía. comunitaria sectarias.

» ves siempre se manifestó. pero no la de sus víctimas—. por otra parte. llamó a su presen- «Al principio te chocaba todo lo que ibas viendo —sigue cia a los otros tres diáconos y les hizo jurar ante la Biblia contando la ex seguidora de Pere Cañé—. Estados Unidos y Gran Bretaña anterior— optaron por denunciar las prácticas de Salvans y respectivamente. sólo valore la plicárselo todo al monitor. que publican algunos de los artículos de de Cañé. El obispo Vi- todas las que nos hacía el pastor. el mutismo más terrible y lacerante proviene del mismísimo corazón del episcopado barcelonés. ban a grupos de más de 20 jóvenes que se mostraban encan- tadísimos con aquellos diáconos tan abiertos y activos. obstinadamente. la J u n t a percutir muy negativamente en los estudios y en nuestra Directiva de la asociación Nous Camins. Todos hicieron juramento solemne. sigue contando aún con Francisco Andreo y con Pere Cañé entre sus vocales. obviamente. Otros uno. como clérigo. No se podían tener actividades o amistades fuera del grupo. En la Guia de l'Església a l'Arxididcesi de Barcelona de 1994. El cardenal Narcís Jubany. así Luego el tiempo se encargaría de demostrar cuan falsos que vivíamos en una especie de aislamiento que acabó por re. en cada una de las cuatro casitas había en- gente. cuando viene a comer y a 1988. pero al ser un gru- que ellos no habían hecho lo mismo que Salvans. seguir callando resignadamente y no alimentar un escándalo En medio de todo el escándalo —que se mantuvo en secre- dentro de la Iglesia. Pero creer oficialmente que nada había pasado no impi- modada. «así veo a mi hija al menos una vez al to de cara al exterior—. el rector del Seminario Conciliar de zado a «otras diócesis». la ordenación sacerdotal del diácono Jesús Navarro. y los miembros de Nous Camins. habían sido aquellos juramentos: así. en calidad de despla- los hechos apuntados. de clase media más o menos aco. 91. y en la revista oficial de la en- Cuando. aceptó su sugerencia de tomarse un año sabático y mar- los grupos organizados por los clérigos citados. en 1988. página 160. Como auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993. ni lo tendrían en el adultos del grupo presionaban y tutelaban en todo momento. pero jamás movió un dedo para impedir unos abusos tre 10 y 15 chicas y 6 o 7 chicos. dió que el cardenal Jubany les abriera un expediente a cada pieza del entorno en el que se desarrollan sus vastagos. País en el que oficialmente sigue aún. les podíamos negar una relación sexual. hombre de fe —aunque. nombrado obispo de Nona y como sacerdote diocesano destinado en misiones en Nairobi (Kenia). y que no po tan atractivo te lo ibas tragando todo poco a poco. Había una gran seducción dentro palabra de sus colegas. Esas familias católicas. han preferido charse a las instalaciones que Nous Camins tiene en Kenia91. ratificada el día propia vida. las familias de Asunción Pié y de su tidad figuran Andreo. Los tenían nada que ver con Nous Camins. Cañé y Salvans como corresponsales compañera Marta R. horrorizado por lo que estaba pasando y era contrario a la actividad de esta En esos días. Francesc Andreo figura Joan-Enric Vives i Sicilia. Casa de Santiago que.» 12-7-93. y negaron lo evidente. Y en las parroquias moviliza- sexuales de los que tenía cumplido conocimiento. —como ya comentamos en el capítulo de Nous Camins en Kenia. en mayo de mes —ha expresado un padre—. en la época de dato al margen señalaremos que. como excluida. Mientras que a los chicos del grupo mente de todo lo referente a las andanzas de Paco Andreo. era. debíamos aceptar sus diáconos. Y era obligatoria la confesión permanente y teníamos que ex- Jubany. Pero el contra el que no se había presentado ninguna denuncia for- silencio mayor.preferencias del pastor. y también a Paco Andreo que. ban de hacerlo un día te sentías muy mal. figura el nombre del sacerdote Jordi-Ignasi Senabre. les del grupo. para darle un respiro a su padres. aunque ya hace tiempo que intuyeron trastienda en obispo. en la lim. después de que le estallara en las narices el caso de Albert Salvans. en la misma página. privadamente. siguen confiando aún. Jubany había autorizado. Te llamaban por teléfono continuamente. le informaban puntual- — 138 — — 139 — . por ejemplo. Barcelona y conocía perfectamente a los seminaristas de la huido de la justicia y pendiente de juicio bajo la acusación de haber sodomi- zado a un monaguillo. buscar el dinero que le paso para su manutención». muchos padres cerraron filas alrededor de ambos mayor peso de la citada revista. futuro. y si deja- creyó oficialmente.

en orden todo este asunto. Joan Benito Tolsau. dos Unidos). así Pere Cañé es miembro de una familia acomodada de Ba- que vamos a darles un compás de espera de dos o tres años». la Casa de Santiago. quedaban en lista de espera para un próximo y discreto acce- Y no había para menos: el sumario era informativo en lugar de so a las órdenes mayores. Las diócesis respectivas de Londres y Wisconsin. origen fundacional de Nous Camins. ta el punto de hacer reabrir el sumario instructor para todos los vicario judicial adjunto. ubicada a escasa distancia en la misma Un año después. ceso inútil. era el tesorero y su hermana la psicóloga de la organización—.mal. según costumbre. miembros del grupo. lanzó un discurso en el que ni tampoco a ejecutarse. Joan Benito do su ascenso entre los jóvenes. Ambos habían entrado en la Iglesia Católica por corporó. el micrófono y. en 1990. primer destino sacerdotal en la parroquia de Santa Coloma. Cañé y Bulto habían quedado a la espe. tuvo que poner una puerta falsa y. la ruptura del expulsión del clero. especialmente. instructivo y. Lluís Bulto fuera ordenado sacerdote. no tenía valor jurídico ninguno. pasando a ocupar su El primer expediente incoado fue contra Albert Salvans. lación de Jubany y la aún reciente llegada de Ricard Maria hizo creer a la Iglesia Católica inglesa y a la norteamericana que no había obstáculos para la ordenación de los dos diáco- Caries Gordo al arzobispado. pero vio muy claro que era un pro. era la iglesia a la que asistían los seminaristas de hacía ya tiempo que movían sus contactos fuera de España. han perseguido y difamado». en la iglesia de Santa María El cardenal Jubany había suspendido ya a divinis a Sal. era también sacerdote de la parro. las llaves para poder abrirla. con buenas influencias y. El cúmulo de errores beneficiosos para todos los implica- Las aguas parecían haber regresado a su cauce. finalmente. Sus otros dos compañeros Tolsau. Bulto cogió vans. y le destinó a la misma parroquia de Vilafranca en la cuando el arzobispo Caries levantó el veto y autorizó que que había estado hasta ese momento. pero ambos casualidad. sin duda alguna. envalentonado. Salvans dos en este escándalo es tan enorme. desde dentro. pero esas car- amainar su ímpetu investigador por un tiempo. Narcís Jubany la misma en la que. Pero. Jubany. por una feliz golpe la posibilidad de ser ordenados en Barcelona. sacerdote en Londres y Pere Cañé lo era en Wisconsin (Esta- Cuando. por lo que procedieron a ello. se haya del grupo. tas nunca se contestaron. aunque se le ordenó na recabando antecedentes de Salvans y Cañé. en 1992. mativo. clericales volvían a pintar bastos. y con vergonzosa astu- sus colaboradores que: «por una manzana podrida no vamos cia encubridora las más de las ocasiones. que nadie en su sano había quedado marcado internamente como el único pecador juicio puede dudar ya de que. en respuesta se le encargó rehacer día. a tirar todo el cesto. Paco Andreo había comenza- puso el grito en el cielo contra su responsable. ra de tiempos mejores. cuando expresó a ocasiones.. Jaume González-Agápito Granell se in. años antes. pero jamás de uno infor. al recibirlo. Para Salvans y Cañé se había cerrado de quia barcelonesa de Sant Joan de la Creu que. dalona. oficiaron un escrito rutinario al arzobispado de Barcelo- todo el expediente instructor y actuar. pero la medida disciplinaria nunca llegó a publicarse. el día de su ordenación. de Badalona. pero fue tal el desaguisado que. como fiscal. en 1991. Con la jubi. con cobardía en otras más. por tanto. al tribunal eclesiástico. el defecto formal cometido protegía a Salvans de su La salida de tono —pero.. los aires más conservadores y nos. Dado que una suspensión sólo puede profirió amenazas poco disimuladas contra «aquellos que nos derivarse de un sumario instructivo. y así lo manifestó. Albert Salvans era ordenado calle. alguien les había dado. son jóvenes y quieren ser sacerdotes. y el arzobispo Caries asumió el mismo plantea- actuado con grave ligereza e irresponsabilidad en algunas miento que se hizo su antecesor. profunda- Mientras Navarro seguía ejerciendo de sacerdote. desde el arzobispado. — 141 — — 140 — . ya que Salvans podía recurrir la suspensión y ga. en su nar. El silencio tácito. al que culpó de haberle dado el peor verano de su vida. pacto de discreción— alarmó y enfadó al arzobispo Caries has- El autor de tan providencial error. Así todo quedaba en familia. Y el cambio llegó. sus mente implicada en la asociación Nous Camins —su padre compañeros Salvans. en la época.

En todo caso. dada la propia dinámica de los procesos canónicos. poco después. en su número de diciembre de 1994. recibió siempre con los bra. el 30 de septiembre. cándalos. últimos capítulos. en casos como éste. publicó la diso- muy caro a Nous Camins. Pero. Había que guardar las formas. juzgados por la justicia ordinaria. podrá quedar burlado cuando. A nuestro juicio. presuntos delitos de corrupción de menores que hemos descrito en estos dos llas palaciegas. desautoriza la propia integridad moral de la Iglesia como nos. la formación del citado tribunal ecle- bre la mesa del fiscal Jaume González-Agápito Granell que. Gordo. historia de corrupción de menores. apenas reabiertos los expedientes. en una reunión de obispos. los implicados en uno de los escándalos se- vicario general —tanto con Narcís Jubany como con el actual xuales más importantes de la Iglesia Católica española actual arzobispo Ricard Maria Caries—. En la curia de gobierno del arzobispado de Barcelona to- mano y de gustos caros. ya cuando hizo falta. no llegarás nunca a ser obispo». Jaume Traserra. y los obispos auxiliares Caries Soler Perdigó. el boletín oficial del arzo- bispado de Barcelona. Ello no obstante. dos los prelados conocen perfectamente los detalles de esta mantenida en septiembre de 1993. y salvar la imagen de la Iglesia ante posibles futuros es. Ramón Doménech y Joan Benito— para enjuiciar canónicamente los hechos y enti- nistración catalana. siástico no rebaja ni un ápice la responsabilidad encubridora de los prelados con un exquisito secreto. según fuentes de la Admi. externas—. dades que se habían derivado de la doctrina del sacerdote Alfred Rubio y de neas está investigando si es correcto o no el destino de las sus discípulos. que son la base de sub.pero también ha contado siempre con buenos amigos en el ar. se ofreció los cardenales Narcís Jubany Arnau y Ricard Maria Caries a escribirla él mismo. ma. al me. fue quien. Jaume Traserra. salida a este asunto. El silencio de los obispos. González-Agápito una sabia y cristiana advertencia: «si le das celona el 9 de junio de 1993. seis años tención «esclarecedora» va a retrasar y dificultar aún más la posibilidad de que todos estos presuntos delitos sexuales cometidos sobre menores sean después de conocido el escándalo por la autoridad eclesiásti. las denuncias han ido goteando de nuevo so. sia puede ser penalizado por un delito cometido hace más de cinco años. Jaume Traserra pidez con que. ies el día 3 de octubre anterior. esta injustificadamente tardía reacción del subvenciones que les ha concedido—. Tal lentitud. una asociación que. episcopado barcelonés —desencadenada hoy sólo gracias a fuertes presiones sistencia del grupo. siguen ejerciendo el sacerdocio como si nada hubiese pasado. desde su capital e influyente cargo de Sin embargo. cuando eran menores. el encubrimiento clerical ca. en todo caso. antes al contrario. Caries y sus neja elevados presupuestos anuales —que oscilan entre los cinco obispos auxiliares habían acordado designar un tribunal eclesiástico 30 y los 150 millones de pesetas. le llegó a Cunillera. Así. cosa que no hizo. — 142 — — 143 — . bajo la cober. al no lograrlo. hubieran dejado de existir para la jerarquía eclesiástica.* nuevo la publicación de la nota que el arzobispo había encar. Poco antes. pero al menos cinco de ción de una nota oficial en la que se decía que Nous Camins ellos han tenido responsabilidad directa en su encubrimiento: no tenía nada que ver con la Iglesia y. por ejemplo. lución de la Casa de Santiago. Perder el paraguas protector de la Iglesia le podía costar * Estando ya este libro en vías de impresión. como. seguirá manteniendo encubiertos y fuera del ámbito de la justicia penal todos los En medio de este complicado baile de intereses y de renci. intentó detener la redac. institución. para intentar parar de Traserra Cunillera y Joan-Enric Vives Sicilia. tramita esta causa con la intención catalanes mencionados en este texto y. La nota se hizo pública el día 6 de octubre de 1993. decretada por el cardenal Ricard Maria Car- t u r a de diversos programas de ayuda al Tercer Mundo. por ejemplo. contrasta vivamente con la ra- zobispado de Barcelona. zos abiertos a Pere Cañé en los momentos más conflictivos. su supuesta in- de llegar h a s t a las últimas consecuencias. nombrado obispo de Selemsele y auxiliar de Bar. un eclesiástico meló. ilegitima y gado redactar a otro. algu- nas víctimas de abusos sexuales opten por abandonar la inútil vía de la de- nuncia canónica para presentar una querella penal formal contra los sacer- 92 Y la legislación canónica establece que ningún miembro de la Igle- dotes implicados en estos presuntos hechos delictivos. que en el momento de escribir estas lí. después de la publicación de este libro. Jaume que sí tuvo energías. aun. especial —conformado por los jueces eclesiásticos Xavier Bastida. naturalmente. todavía no se ha tomado medida canónica alguna 92 . y como si las varias decenas de jóvenes que presuntamente no dudó en mostrarse como valedor suyo y de Nous Camins fueron corrompidos sexualmente.

el padre Luis To González.B. Sandra regresó del colegio muy nerviosa y excitable.G.. escuchó de la- bios de la niña la razón de su sufrimiento. M. El día siguiente.. y M. La niña estaba muy angustiada y se ne- gaba a contarle el motivo de su aflicción. — 145 — .a Carmen.a Carmen.M. Un mes después. tú te enfadarás mucho conmigo y no me querrás. como no había sido bautizada. hacia las nueve de la noche. el 7 de abril de 1992. 11 L U I S TO. José María M. oyó a Sandra llorar en el cuarto de baño y entró pa- ra hablar con ella. —¿Y cómo te ha tocado? —interrogó la madre con pru- dencia.E. cursaba tercero de E. entre llantos—.C. «—El padre To me ha estado tocando —dijo al fin Sandra. en el prestigioso colegio barcelonés de Sant Ignasi de Loiola (más conocido como el de «los jesuitas de Sarria») y.a Carmen M. pero deseaba recibir tal sacra- mento. sus padres fueron a hablar con el director espiritual del centro. pero sus padres. que les dio todo tipo de facilidades. no acertaron a descubrir las causas. la madre. de 8 años de edad. después de calmar a su hija y prometerle que no se lo contaría a nadie. porque es una cosa muy sucia. «Si te lo cuento —le decía la niña.» Al cabo de un rato. U N DIRECTOR ESPIRITUAL C O N D E N A D O POR A B U S A R S E X U A L M E N T E DE U N A NIÑA DE 8 AÑOS Sandra M. M.

Y me dio besos. y que el corazón le do- mientras la que habla hablaba con el padre To. antes de que —Ayer y hoy. en el cual empezó a tocarla otra vez por dentro del panta- mente. llas. una silla. Xavier C. a n t e la policía autónoma catalana. «No es que tenga cos- d e Barcelona. ya que sintió vergüenza al ver al padre To haciendo cosas que no 93. y que al despedirse le dio besos en la cara y en los siendo esta preparación de carácter espiritual. re. con Que entonces le dijo que viniera al día siguiente a la finalidad de recibir la preparación para el bautismo. 1844/92). Que entonces le dijo el padre To que se sentase en sus cogido en el acta de su exploración. momento en el cual el El compañero de Sandra. vol- lucionaría y que me enseñaría cosas. y ante el Juzgado de Instrucción número 30 negó todas las acusaciones con aplomo. al despacho del padre Lluís To. Actas de declaración de José M. y de M. llamado Xavier C. se dirigió juntamente con otro compañero de clase lón y de la ropa interior.» 93 que su compañero Xavi se puso a dibujar sobre papel de Los padres de la menor. poniéndose a leer ella el Nuevo Testamento. tocándole el culo y la vagina. justo al lado del padre To. se marchase. el sacerdote d a s el 14 y 15 de abril de 1992. momento en el cual le dijo al padre —¿Te puso los dedos dentro del pópete el padre To? que se quería levantar y que no quería estar en sus rodi- —No. ropa interior. —Me dolía mucho el corazón. —Me ha tocado el culo y el pópete [vagina].P. y quedándose sola con el padre. El testimonio de la niña. mientras que —¿Por fuera de la ropa? con la otra mano se fumaba un cigarrillo. poniéndose a leer cosas relacionadas con su nes sexuales que había sufrido su hija. que él me lo so. que Que el pasado martes día 7 de abril —se lee en el do. de 9 años. pero me daba golpecitos encima con sus dedos. con número de registro 413/92 y fecha. —No. obviamente. tumbre de sentar a los niños sobre las rodillas —manifestó el — 146 — — 147 — . porque pensaba que cuando Que el ordenador estaba estropeado ese día. poniéndome la mano por dentro del pantalón. la que habla y su compa- —¿Y tú cómo te sentías cuando el padre To te tocaba? ñero Xavi C. al día siguiente. quedándose la que habla pantalones elásticos. su compañero Que no quería contar en casa todo esto porque tenía Xa vi C. verlo. Cuando. labios. D.a M. momento cumento judicial— y después de la comida aproximada.T. después de comer. Que cuando entraron en el despacho. diciéndole entonces a Xavi C.a Carmen M. me tocó el pópete.C. mientras la que habla se sentó en el lado policía autonómica catalana una denuncia contra el sacerdo. bautismo. por las dos agresio. El Que después el padre To le dijo a Xavi C. de 57 años. Y cuando salía de su despacho me ha dicho ella se fuera del despacho. cosa que hizo.P.E.. dijo que se sentara en sus piernas. y se pu- sieron a leer el Nuevo Testamento. eran normales para él». convenciéndola de que lo hiciese a pesar de que al principio no quería. por dentro de los que volviera al día siguiente. es claro y demoledor: rodillas. que si tenía algún problema que fuese a verlo. presentaron ante la impresora. 1427/92 (luego transformadas en D.T. Cfr. pero en te jesuíta Luis To González. ratificó padre To deslizó su mano por dentro del pantalón y de su ante el Juzgado el relato de la menor y comentó que «mien- tras el padre Luis le daba besos a la niña él disimulaba. vieron al despacho del padre To. el cual le lía y que no podía dormir. dándole —¿Y cuántas veces te ha hecho esto el padre To? él besitos en la cara y alguno en los labios. fiable y sin contradicciones. opuesto de la mesa. Luis To fue detenido. por lo tú te enterases me matarías. se puso a dibujar en el ordenador del padre To. Que el miércoles día 8 de abril. que se fuera padre To me hizo sentar sobre sus piernas y enseguida noté ya que a él le queda más tiempo para hacer el bautismo y una mano que me tocaba el culo y después. sola con el padre To. miedo a la reacción de sus padres.

cuando. según la madre. hija de una fa. pero es evidente que hay les. Pero ésta le pidió que se lo ocultara quier agresión sexual que no esté contemplada en el artículo 429 sobre la a su padre (militar de profesión). superiores de la orden fueron rante los años que estudié con los jesuítas todos sabíamos que a visitar a una de ellas para advertirla de que si acusaba a al padre To le gustaba meter mano a los niños y a las ni- Luis To «saldrán durante el juicio detalles de tu vida que no ñas.P. mo. habían sufrido abusos la condena del padre To y que aún se quedó muy corta. años. dada la responsabilidad de la tarea de Lluís. Por eso ha estado tantísimos años haciendo lo mismo con milia muy católica. debe tener un sig. actual decano de la abogacía española. ac. pero cuando alguno de los afectados se lo contaba a sus te va a gustar que salgan a la luz».» rodillas. se han dado ya los pasos necesarios de cara a la plena El hijo de unos amigos de este autor. Esta actitud contradictoria le fue de Instrucción 30 de Barcelona. a la que también debe abonar una indemnización Mediante una nota dirigida a los profesores y padres de de 500. el director del colegio. alumnos. 95.. la hacía sentar en sus como Dios manda y lo sentaron ante un juez. al parecer. que no podía des. causa D. Du- sexuales por parte del padre To. siempre se ocultaba su comportamiento vicioso o enfer- La otra chica. durante la investigación del caso. «No comparto los puntos de vista que sobre el celibato sa- nificado diferente al que es común para el resto de los morta. delictivos que denunciaron ya habían prescrito por el paso del conocer los antecedentes de agresiones sexuales a otras tiempo. Esta coacción la decidió padres y éstos protestaban ante el director. — 148 — — 149 — . condenó a Luis tuó rápidamente en defensa de sus intereses e imagen y. ya que eso es normal. en Centros Escolares y al pago de las costas procesales». Pero no sucedió lo mismo con los abusos sexuales que alumnas que el padre To había protagonizado en el pasado el sacerdote cometió contra Sandra. Y el artículo 445 regula los reos de inhabilitación especial. su inteligente postura: «Dado que el caso se ha intervenido por fin para sancionar el comportamiento lesivo y llevado por vía judicial. Francesc Xicoy. Así. eran del La Sección Novena de la Audiencia Provincial de Barcelo- conocimiento público de muchos profesores del centro—.. número 1844/92 del Juzgado vicioso suelto por el mundo.» en cuenta por el tribunal que juzgó a To. la Dirección del Centro quiere que se delictivo de un sacerdote cuyos hábitos sexuales. Creo que. —y que. relató cómo el padre To. ya que. antes de despedirla. l a sobaba con fruición y luego. el Aunque con demasiados años de retraso." y 445. cerdotal vas a mantener en tu libro. aunque se habían silenciado externamente. optó por dar la sensación de querer cios relacionados con la educación o dirección de la juventud aclarar el caso. de personalidad bastante débil. la Justicia había 22 de abril. me decía hace poco: Pero clarificar.. por ejemplo.» suítas y ferviente católico.M. Delitos comprendidos y penados en el artículo 430 del Código Penal incrementando sus problemas de personalidad hasta que un día y en relación con los artículos 429-3. le pedía que fuese con cuidado en el autobús ya que había mucho 94. hasta que se encontró frente a unos padres años [hace unos diecisiete años de ello]. pero a esas edades es frecuente que El testimonio de estas dos chicas no fue finalmente tenido me abracen y besen. Número de orden 112/92. nunca pasaba definitivamente a presentarse como testigo ante el tribunal. en To González a «dos penas de un año de prisión menor y de lugar de tomar partido a ultranza por el sacerdote. incluso en público. se localizó muchos casos de abusos. El artículo 430 tipifica cual- se lo confesó todo a su madre." se refiere a la violación de una menor de 12 llegase a enterar sería capaz de matarla a ella y al sacerdote. por dre To a uno de los abogados de más prestigio: Eugeni Gay la comisión de dos delitos contra la libertad sexual 95 de San- Montalvo. para algunos jesuítas. dra M. si se violación. ex alumno de los je- clarificación de la actual situación. ya que también se siente directamente eran perfectamente conocidos por sus superiores y su entorno afectada. ya que los hechos La dirección del colegio de Sant Ignasi. Por social. eso. expresaba. en su sentencia de 15 de octubre de 199294. siendo menores. fue muy justa a dos ex alumnas que. aclare esta situación. que es lo seis años y un día de inhabilitación especial para cargos u ofi- habitual en estos casos. na. cuando ella tenía 14 total impunidad. al tiempo que contrataba para defender al pa. El artículo 429-3. nada.padre To ante el juzgado—.000 pesetas.

12 VICENTE V I C E N S . igualmente en el transcurso de las actividades deporti- vas procedía a tomar el pulso a las niñas tocándoles los 96. Su vida personal parecía de lo más normal del mundo. diese una imagen radicalmente distinta de este sacerdote que: «Con intención de avivar sus deseos sexuales penetraba continuamente en las duchas de los vestuarios de las alum- nas cuando éstas las ocupaban y estaban duchándose desnu- das. fechado el 9/11/90. Cfr. sacerdote y fraile franciscano. en su escrito de acusación96. Tenía entonces 48 años y algunas ideas muy personales acerca de la educación sexual de los menores. La vida parecía sonreírle y empezó a ganar prestigio en los ambientes en que se movía. co- menzó a vivir fuera de su convento en 1983 y poco tiempo después fue contratado por el Ayuntamiento de Sant Pere de Ribes (Barcelona) para que diera clases de educación física en el colegio Els Costarets de esa localidad. folios 116-117. escrito de acusación del Ministerio Fiscal contra Vicente Vi- cens Monzó. U N P E R S E V E R A N T E CORRUPTOR D E M E N O R E S Vicente Vicens Monzó. en las Diligencias Previas número 389/90 del Juzgado de Instrucción número 3 de Vilanova i la Geltrú. — 151 — . Llegó a ser nombrado secreta- rio general técnico del Consejo General de Deportes (organis- mo dependiente de la Consellería de Deportes de la Generali- tat de Catalunya). Aún faltaban algunos años para que la fiscal Ana Josefa Crespo.

vestían y aseaban después de 1990. en tropel. Josep Lluís do que ya se había informado al Ayuntamiento de este caso Palacios. haciendo caso omiso a quienes protestaban por Ese día.» torio98.S. solía preguntarles si tenían algún tipo alumnas del colegio. Vicente Vi- Aquella misma tarde Silvia Graciela se reunió con otras cens.. A las niñas no las dejaba las duchas. A pesar de que las quejas contra el sacerdote dentro del centro esco- portamiento de Vicens Monzó desde hacía mucho tiempo. cuerpo. Con toda la clase de 4. en el Castán Prats. llegaron a optar por no hacer entremezclando las diversas voces. En casos como el de Judith pronto. de 10 años. "pero niños ¿qué pasa? ¿a dónde vais?". nos dices que si tenemos problemas sexuales. el momento» Vicente Vicens no fuese a impartir clases en el colegio. principio del fin fue el motín que los alumnos de 4. de 8 años.. recibían reprimendas y mete en las duchas". Beatriz de Instrucción número 3 de Vilanova i la Geltrú. ya sea dándoles pal- tienen edad para escuchar".. y varias preadolescentes más.. en sus clases de gimnasia. las actuaciones libidinosas del alumnos y alumnas —de entre 8 y 12 años— del sacerdote sacerdote fueron acentuándose hasta provocar una eclosión demostraron de forma incontestable que Vicens..". las alumnas después de determinados ejercicios.B.° presente. comunicó por escrito al Ayuntamiento un ruego para que «por curso de las Diligencias Previas número 389/90. forzando una asamblea en presencia del tutor Xavier terminar los ejercicios de gimnasia. Ante ello [la madre] buscó A menudo. con la excusa de calificarles. dres de alumnas afectadas por los actos lascivos de Vicens Monzó. y habitual- los niños tienen edad para que usted los magree. etc. sólo insistía en que la conversación fuese en privado.. y los testimonios de muchos del colegio Els Costareis—. "maricón". concejal de enseñanza del consistorio local. recibió una primera carta con quejas contra el religioso el 28-3-90. las acusaciones contra Vicente Vicens se materia- que desarrollaba sus escarceos sexuales con los niños y niñas lizaron ante la justicia penal. Con el paso del tiempo —y con la evidente impunidad con Por fin. tenemos problemas sexuales". la dirección del colegio no comunicó los hechos al negó rotundamente a las madres el apoyo del centro ante una Ayuntamiento de Sant Pere de Ribes hasta que fue presionada por las ma- posible denuncia judicial contra el sacerdote. les ponía las tremos. jefa de estudios del colegio que. Y las niñas que. la declaración de Silvia Graciela Ayarzaguena ante el^ Juzgado estaba actuando contra el sacerdote). con el pretexto de controlar las pulsaciones de al profesor Vicens y le dijo que había que aclarar ciertos ex.pechos y las ayudaba continuamente en sus ejercicios físicos y que la solución del problema le correspondía al consis- con tocamientos en muslos y nalgas. argumentan. desde el cur- de malestar entre los alumnos del colegio y sus padres. el 6-4-90 la directora del centro.° de E. El so de 1984 hasta abril de 1990. entras en ejercicios que él mismo ordenaba.»97 S. a quienes medía lebrarse en privado. y les observaba sin el Vidal Piqué y de la jefa de estudios Nuria Borras Rovira. insistiendo Vicens en que tal conversación debía ce.° en masa G. como Vanessa B. tal como relataron Verónica dicho. entraba habitualmente en los vestuarios de los niños y niñas (9 a 10 años) protagonizaron el mediodía del 28 de marzo de mientras éstos se duchaban. final- mente.. otra el día siguiente y. madre de dos su presencia y actitud. ir con chándal y las obligaba a usar mallas muy ceñidas al luego comenzaron a insultarle con epítetos como "cerdo". llevaba puesto «un pantalón madres afectadas y con Nuria Borras Rovira. Les preguntó ganos genitales mientras estaba en la ducha. sólo cuando el malestar en el pueblo ya era imparable (y el Juzgado ya 97. se encontraba en el centro cuando «de de problema o complejo sexual. a lo que dijo [la señora Ayarzaguena] "si el ritmo de sus pulsaciones en las muñecas—.B. a pesar de que tenía conocimiento del com- 98. "es que Vicens se nos gimnasia o por no ducharse luego. Silvia Graciela Ayarzaguena. el religioso le practicó tocamientos en los ór- acudía a Dirección [del colegio] vociferando. observó cómo toda la clase de 4. también mente les tocaba las nalgas y los muslos. lar venían de años atrás. Cfr. manos sobre el pecho —no así a los varones. "es que nos toca". Dicho profesor no negó nada de lo que se le había Para completar el cuadro. y ellos respondieron.L. Vanessa B.S.G. madas mientras corrían o fingiendo ayudarlas a realizar los los niños comenzaron a decir a Vicens "nos tocas. — 152 — — 153 — . "es que nos dice que si malas notas del sacerdote libidinoso. fechada el 7/4/90.. menor recato.

Unos hechos que. en varias ocasiones. de 14 y 15 años respectivamente— con los que pernoctó la ducha. Marina Prat. ma estudiada y meticulosa. poniéndose después un bar imágenes de los alumnos y alumnas del centro escolar sujetador de blonda. Vicente Vicens Monzó negó todas Provincial de Barcelona. tras hacer varias poses. 99. sólo te puso en marcha la cámara de Vicente Vicens y pudo ver cuando estemos nosotros". quitándose los vida sexual». za a chupar un caramelo alargado.. pero sus declaraciones apenas — 154 — — 155 — .corto de deporte. cuyo desarrollo empezaba a producirse. Todo ello en presencia vídeo que daban cumplida cuenta de sus andanzas como de la hermana menor. entre otros. con el semblante colegio Els Costarets y su tía. siguiendo las indicaciones de Vicente se un monitor situado detrás de la habitación.. se estaba grabando. Cfr. haciendo bromas. que sube a la cama y. Sentencia número 500/91 de la Sección Décima de la Audiencia Cuando fue detenido. gimnasia del centro.» acuestan en la cama. y los finalmente condenará al sacerdote".. las imputaciones. y ella conocía tanto las inclinaciones sexuales de Vicente como sus atípicas relaciones con sus dos sobrinas. donde se encontraron. efectuando un striptease por eran filmados por su profesor. entre otras.. indicación de Vicente que le va diciendo "quítate la ropa. dictada en fecha 19-3-91. se las pone. se tumba en la cama y comien- la ducha. sal. permanecían y pernoctaban durante semanas enteras. Mari- »Ea la segunda de las cintas aparece la menor Montserrat na y el religioso mantenían una buena relación personal y con una edad de 11-12 años. probando varias [sus genitales]. de forma que se le ve todo cente. y vivía en el mis- nuación cómo Vicente se introduce en la cama colocándose en mo rellano donde estaba situado el apartamento del sacerdo- medio de las dos menores. bajo coge otras bragas. esto es una cosa privada que no le interesa a nadie.. Fuera del colegio. Ambas menores. las hermanas Montserrat y se las bragas que llevaba. les de Vicente que la estaba filmando. aparecen Montserrat genitales de Nuria. sus compañeros de colegio. Vicente Vicens realizó tocamientos en »En la tercera de las cintas se observa a las dos menores los muslos a niñas que transportaba en su coche particular y Montserrat y Nuria con unas edades de 14-15 años y 10-11 a adolescentes varones —como Julio César S. observándose a conti. Nuria.. siguiendo las indicaciones verba- Su afición por el vídeo le llevó. haciéndolo entrar y salir La fuerza de las denuncias acumuladas ante el Juzgado de la boca de forma repetida y mirando a la cámara [en la número 3 de Vilanova i la Geltrú hizo que se acordara. evidenció el menor Juan Manuel P. cuando accidentalmen. y Montserrat en camiseta y bragas. luego las bragas a conjunto. la entrada y registro de la vivienda particular recuerda un pito —un pene— y entonces la niña empieza a de Vicens. tumbada y sentada. como su hermana. permaneciendo la fumadora conectada a pero en su presencia.. en esos días.E. profesional. ataviada con un camisón de tirantes. A lo largo de la cinta aparecen en planos mente en el apartado de hechos probados de la sentencia que continuados los senos y el pubis afeitado de Montserrat. junto a Vicente Vicens. tapándose ante la cámara. y comenzando a chupar un caramelo En la primera de las cintas.P. en la misma habitación de Vi. era profesora de de timidez. abriendo las piernas. tres cintas de chupar el caramelo con más erotismo]. que aparecen filmadas a diferentes edades. y con las tomas hechas a cámara fija. y Roberto José respectivamente. expone a la cámara sus genitales Nuria P. totalmente desnuda. a gra. el 6 de grabación se oye la voz que le dice a la niña que la piruleta abril de 1990. eran también alumnas del tando. Nuria en pijama. obviamente. portando una toalla y comenzando a secarse de for- en una tienda de campaña durante una excursión. para conti- mientras se duchaban y sin que éstos se dieran cuenta de que nuar. sin slip debajo. tirantes y mostrando al objetivo un pecho incipiente.O. (8-9 años) y Nuria (5-6 años) «en la habitación de dormir de Durante la filmación Vicente les decía a las niñas que eso no Vicente en su domicilio. Montserrat por el visor una filmación en la que aparecían desnudos. en la que Montserrat es filmada al salir de P.. a continuación aparecen escenas te en el que se realizaron las grabaciones y donde las niñas en las que ambas niñas se visten. y pregunta a todas las niñas cómo les va su poses frente a la cámara. tal como se relata textual. quitándo- «educador sexual» de dos niñas.

mido en el domicilio [del sacerdote] no tiene ninguna impor- sultan tan inquietantes como esperpénticas. re. tas tenían 6 y 10 años respectivamente. al mis- porque tenía frío. conspiración de varias madres ociosas y envidiosas en contra cado de ponerse cachondo. cían imagen de vídeo.. dos ante el juez que «tiene conocimiento de los hechos y quiere manifestar que existe una cinta de vídeo en la que aparece su meses y un día de prisión menor. acabó condenando al terviú. apoyaron absolutamente a Vicens en sus declara- se ponía un preservativo hasta el final que le apretara y así ciones —que fueron desgranadas sobre frases que parecían poder dormir tranquilamente con las niñas y evitar cualquier aprendidas de memoria y calcadas unas de otras— y mantu- tentación. es «hacer un montaje con Sección Décima de la Audiencia Provincial de Barcelona que.. Que cuando dormía entre las dos. padre de las dos menores. ya que confía plenamente en el padre Vicente y en la Vicente Vicens reconoció ante el Juzgado 100 que dormía educación dada a sus hijas (. después de señalar que «la Sala no hace una valoración moral plicarles a las niñas su evolución sexual en diferentes eda. Cfr. y al pago de las costas procesa- les. en su muy bien razonada y fundamentada sentencia 500/91. Y. en boca de un sacerdote. La razón para grabar los vídeos eróticos que hizo con las Vicente Vicens Monzó fue juzgado a puerta cerrada por la niñas. realizado para quien tanto quiere. (. con el pene flaccido pias niñas. declaración fechada el 9/4/90. 101. como él es. porque a veces. le explicaba que un medio desnudo es más bonito que.) Considera normal la filma- con Nuria (12 años) y con Montserrat (15 años) desde que és. Diligencias Previas 389/90. que. pero sí hace una valoración jurídica de los ac- por qué al filmar a la niña mayor se fijaba tanto en los pechos tos externos.» de un virtuoso y religioso varón. que luego las ven y se con naturalidad delante de las niñas así como ellas lo hacían ríen. Diligencias Previas 389/90 del Juzgado de Instrucción núme- ro 3 de Vilanova i la Geltrú. y a cuatro años. Que cree que estas escenas se pueden contemplar en ción especial para el ejercicio de tareas docentes. porque en alguna ocasión ha tenido erección pero nunca del lado de la niña. ción de partes íntimas de sus hijas: planos de vulva y pechos. alcan- bonito. pretendió presentar el caso como una especie de jor me pones hasta cachondo". mo tiempo. folios 23 y 24. que afirma alumnos/as del colegio de Els Costarets). al igual que la madre y las pro- «Que a veces.. Preguntado esfera privada. por ejemplo. las cintas de tres o cuatro años. folio 6. al ver las fotografías de la revista In. Que grababa las partes ge- El fallo de la sentencia condenó al religioso Vicente Vi- nitales de la niña y lo comentaba inmediatamente».»101 igualmente delante de él. según su declaración. tancia.. Que si educa quitará malicia. declaración de Lorenzo Prat Vidal fechada el día 8/4/90. sin la pequeña le decía que le hiciera la silla acercándose más éxito ninguno. Que el motivo del montaje es para ex. Cfr. pues se volvía para no hacer daño a vieron la tesis del «vídeo de carácter familiar. y que se desnudaba ya que para ellas es como un juego.) Que cuando van de vacaciones y aun cuando hayan dor- tienen desperdicio y. a la pena de seis años y un día de inhabilita- vídeo. cens Monzó a seis meses y un día de prisión menor por un de- No menos sorprendente ni esperpéntica resulta la decla- lito continuado de agresión sexual (cometido contra sus ración de Lorenzo Prat. cuando dormían juntos. y estos actos externos realizados para conse- y el sexo. y él decía "no aprietes para acá que a lo me. por ser autor de un delito continuado de corrupción de 100. las partes genitales. dice que era para explicarle qué era y qué no era guirla. de los gustos del acusado o de los modos en que éste tenga que des. puntualiza en su declaración: El padre de las menores. a veces observar el desarrollo de las niñas». ya que había visto parte de ese 500. de educa- cualquier playa española durante todos los días del verano ción o guarda de la juventud. utilizando a las menores Nuria y Montserrat. que intentó sostener. ya que esto pertenece a su que informarlas. al pago de una multa de hija Montse con una toalla. el abogado defensor del sacerdote. — 156 — — 157 — . porque siempre ha querido formar a las personas más proporcionarse satisfacción sexual. Que la niña conocía el signifi.000 pesetas. zan plenamente el ámbito delictivo». Que a veces con el padre ha. sacerdote.

na- tivo el 24 de marzo de 1994. un sesentón Vicens102. fechado el 31/7/91. dada «la constatación de que la influencia corruptora se sigue manteniendo sobre las me. a últimos de abril de 1994. die se molestó en indagar la veracidad de los hechos. que tiene encomendadas las funciones de protección del menor. sin embargo.a José Segarra a la Sala de la Sección Dédma de la Audiencia Provincial de Barcelona. familias trabajadoras y humildes que viven en la zona denominada casas de Vallecas. En entrevista mantenida el día 7-7-94. la sentencia ordenó también que se notificara lo actuado a la Consellería de Benestar So- cial de la Generalitat de Catalunya.menores (cometido contra las menores Montserrat y Nuria P. — 158 — — 159 — . J u a n Marín Gómez. Cfr. 103.). se solicitó acordar la prisión provisional para Vicente secreto a voces: su párroco. Con un criterio impecable. Pero.P. forzaba juegos eróti- contra el sacerdote. DESTERRADO POR ABUSAR tectaron que los contactos entre Vicens y las dos niñas habían DE VARIAS MENORES vuelto a ser tal como fueron y ello motivó un escrito de la fis- cal M. Hablé con otro padre. y finalmente conseguimos que las niñas nos contasen la verdad: hacía cin- co o seis meses que el cura obligaba a nuestras hijas a ver re- vistas porno y a desnudarse delante de él. pero los servicios sociales de. ni tam- poco en advertir de ellos a los padres de las menores. con Francisco Cutillas. JUAN MARÍN. En la pequeña pedanía murciana de Corvera era ya un nores». La Audiencia dictó el mismo día un auto de prisión que llevaba unos ocho años en el pueblo. A pesar de la insistencia de los rumores. y les daba dinero para que lo hiciesen y para que se dejasen toquetear un poco. escrito de la fiscal M. que ingresó inmediatamente en la cárcel cos con varias de sus alumnas de catequesis. empezamos a preguntar. se empezó a decir por todo el pue- blo que había sido mi hija y tres amigas más quienes le ha- bían quitado el dinero al cura —me comentaba J u a n Sánchez Barranco 103 . pero como la gente nos decía que habían visto cómo las chicas gastaban un dinero que no- sotros no les habíamos podido dar. nosotros nos negamos a creerlo. donde permaneció hasta su licénciamiento defini. padre de una de las adolescentes implicadas—. «Después de lo del robo.a José Segarra en el que. de Brians. Después de esta sentencia se dejó en suspenso el ingreso 13 del sacerdote en prisión mientras se resolvía el recurso de ca- sación que había interpuesto. y que se remitieran a la Consellería d'Ensenyament las declaraciones vertidas por algunos profesores del colegio Els Costareis a fin de estudiar la aplicación de posibles sanciones por su comportamiento encubridor.» 102. un robo de dinero en la casa parroquial afloró el escándalo.

Él lo dejaba allí porque sabía que se lo íbamos a quitar. nos. les claro. o se lo daría a alguien. como aquí no se movía nadie. o lo perde- ron. tenía un dinero que le habían La tensión que padecían las menores descendió cuando. al ver el cariz que estaba tomando el asunto. dado para arreglos de la iglesia. y nos decía que. mayo 3). Al final caprichos libidinosos—. Ruiz.» pero este hombre. bres desnudos. para gos —afirmó Isabel—. donde aparecen unas figuras de hom- mil y de mil. ni por por fin. blicidad porque.» »A1 principio el cura nos daba cinco duros. cit. do. e Isabel. de 12 años. Para los padres de las chicas. nos dejaba muy comprometidas. el robo pudo ser un montaje ramos tres días perdidas por ahí. para que los cogiéramos. pues no nos cada vez que íbamos. te. cuando ya estuvié. se dividió bemos qué ha hecho con el dinero. según denunció el sacerdote. Cfr. Juan Marín. cháramos y las recogiéramos. Cfr. — 160 — — 161 — . Los padres de 3 niñas denuncian al cura por supuestos abusos y corrupción de menores.A. y nun. y a sus padres las relaciones que mantenían con el sacerdote. La Verdad. muy diferente: «las chicas me hacían preguntas sobre sexo nudábamos. en resumidas cuentas. tal como andan diciendo por ahí atrás de la casa. se masturbaba a nuestra salud. pero luego fue. M. encima del armario. 10. M. y no sabemos cómo. y cuando jugá. Estaban los billetes en montones.A. si nos resistía. como sucede siempre en estos casos. 105. naturalmen- ron quinientas pesetas o incluso mil. por lo que conta. Las tres niñas inicialmente implicadas —Juana y Ana bamos al escondite nos subíamos a una silla y se los cogía- Rosa. porque lo entienden todo. y más cuando nos des. 10. en lo alto del armario de su habitación. (1994. de cinco mos sobre arte clásico. casa. con alguna mujer". para picarnos. decidió simular un robo y. a lo mejor.» el principio la posible participación de las chiquillas en el «Ya no podíamos soportar más las amenazas del cura. Yo creo que a los niños hay que hablar- nosotras los buscábamos cuando él no se daba cuenta. las culparon a ellas». él se bajaba los pantalones y nos algunos que hubiesen preferido que callásemos. hicieron aumentar rápidamente la crispación del resto ría. por lo que el hom- «Nos proponía juegos raros —relataron las menores a sus bre. sospechas de nuestros padres y las preguntas de varios ami. tenía guardadas. Respecto a las revistas pornográficas de hombres desnudos encontradas en 104. Entonces. zar ningún escándalo —me comentaba J u a n Sánchez—. que tenía que hacer unos pagos y no pudo. Además del dinero que nos daba. y cuando nos denunciaron al sacerdote Marín ante la Guardia Civil por lo pedía que nos desnudáramos. Jun. quedó más remedio que hacerlo. Ruiz. nos amenazaba. nos íbamos a ir [de la casa paterna] y. que había hecho con sus hijas. como "si me había acostado alguna vez billetes preparados en un armario. venas. y las monedas eran cada vez Los padres. realizar unos pagos de la parroquia. pero ahora sí que sabemos entre defensores e inquisidores del párroco. También nos picó en el tabaco.» pero la tensión a que fueron sometidas en esos momentos las A pesar de la familiaridad que las menores tenían con el llevó hasta el límite de su resistencia. para que vieran cómo es»105. ni dónde. de 15— no se atrevieron a confesar mos. se sinceraron con sus padres. J u a n Marín las incitaba a coger parte de él como pago a sus do me di cuenta de que lo que había era algo muy feo. y monedas. le dimos pu- obligaba a nosotras a bajarnos las bragas. las robo de las cien mil pesetas que. (1994. «Llevaba unos días escondrijo del dinero de la parroquia —y de que el propio rara —contó la madre de una de las niñas— y al verla lloran. pero. al hacerlo. así que ya lo teníamos todo prepara. primero. nos íbamos a cortar las del cura: «yo no puedo asegurarlo —me decía Juan Sánchez—. ni »Teníamos una contraseña para entrar por la puerta de avergonzar a todo el pueblo. p. p. por eso les dejé unos to- ca nos dijo nada. que no sa- del pueblo que. que veían entrar y salir a las chicas que solían ir por su taba dos bancos y tiraba en medio monedas para que nos aga. mayo 3). qué. más grandes. este hombre se gastaría ese dinero. y posteriormente a la Guardia Civil—. Op. «Nosotros no quisimos organi- moscón contarle a nuestros padres que fumábamos. los veci- padres. La versión que dio el párroco de Corvera fue. los investigadores descartaron desde me lo contó todo104.

menos propensa que mon- señor Azagra a comulgarse las declaraciones con fe. adoptó una re- solución judicial que es toda una declaración de principios: decidió no ingresar a Juan Marín en prisión en consideración a su edad y a su estado físico. de la cárcel y de la madre de Isabel. pero exigió garantías al vicario de la diócesis de que no volvería a ejercer el sacerdocio en Corvera. y desde luego yo —dijo la madre de la menor— el cura vino a casa a pedirme no las puse». titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia. Si llego sólo para dormir la siesta». pero yo apenas sabía nada todavía del tema. El dijo que eso no. para evitar posibles tensiones en la pobla- ción». Sensible al malestar popular que hervía en Corvera. Javier Azagra Labiano. otras seis chicas del pueblo cobraron valor y comenzaron a explicar hechos pareci- dos. disculpas. salió en defensa de la honestidad de su párro- co y dio pábulo al argumento de Marín en el sentido de que las denuncias eran «fruto de la imaginación de las muchachas y del intento de explicar un robo de dinero ocurrido en la no- che del pasado viernes en casa del sacerdote». el sacerdote Juan Marín Gó- mez. de que el fiscal presente oficialmente su acusación por la co- misión de un presunto delito de corrupción de menores. a través de su portavoz. que no es poco. De momento. y entonces se fue. está pendiente. el sacerdote Juan Marín. que «una tarde eché dije que lo que habláramos sobre el asunto tenía que ser de- el colchón al suelo y yo me tumbé en medio. pero lante de la cría. yo a saber lo que ocurría. con infantilismo absurdo. lo mato allí mismo. sin embargo. después de interrogar (el 6 de mayo de 1994) a todas las menores y al sacerdote —que declaró durante dos horas—. la magistrada no dudó en expresar la conveniencia de que Juan Marín «no vuelva por la zona ni siquiera para recoger sus efectos personales de la casa parroquial y que se ocupe de ello algún familiar. Pero era ya demasiado tarde.» Atrapado entre las declaraciones de las menores y las su- yas propias. el párroco Marín intentó dar marcha atrás di- ciendo que el dinero perdido no tenía ninguna importancia para él y que era mejor olvidarlo todo y zanjar el asunto. este sacerdote se ha librado — 162 — — 163 — . entre ellas. Lejos de olvidar. «Cuando empezó todo dijo que «aparecieron debajo de una manta. Yo le Sí admitió el sacerdote.su casa. ocurridos con anterioridad. Desterrado de su parroquia. La magistrada Concepción Roig. El obispo de Cartagena. en el momento de redactar estas líneas.

. Y tu amor era para mí dulcísimo. ¡oh Jonatán.26). PARTE III LA HOMOSEXUALIDAD ENTRE LOS SACERDOTES «Angustiado estoy por ti. hermano mío! Me eras carísimo.» Elegía del rey David por Jonatán (2 Sam 1. más que el amor de las mujeres.

cuando la «actividad homosexual es tomada por buena». porque es contraria a la sa- biduría creadora de Dios» y un largo etcétera de afirmaciones de parecido tenor. que llegan al despropósito de señalar que. «la práctica de la homosexualidad amenaza seria- mente la vida y el bienestar de un gran número de personas». prefecto de la Congrega- ción para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio). 14 LAS PRÁCTICAS HOMOSEXUALES ENTRE EL CLERO CATÓLICO La Iglesia. La condena está hecha con evidente irracionalidad y cae de lleno en lo acientífico y anticonstitucional cuando afirma lo que sigue: «el homosexual manifiesta una ideología mate- rialista que niega la naturaleza trascendente de la persona humana. en su documento titulado Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales. como también la vocación sobrenatural de todo in- dividuo». aprobado en 1986 por el papa Wojtyla y firma- do por el cardenal Joseph Ratzinger. na- die puede extrañarse de que «aumenten los comportamientos irracionales y violentos». condena ta- jantemente no sólo la práctica homosexual sino también su mera inclinación. «la homosexualidad pone seriamente en peligro la naturaleza y los derechos de la familia»... «la actividad homosexual impide la propia realización y felicidad. La profunda y venenosa visceralidad con que los jerarcas de la Iglesia Católica abordan la cuestión de la homosexuali- — 167 — .

torno a un 12 % serían estrictamente homosexuales (con ten- pero es de destacar la proximidad de los porcentajes —siem. alumnos de un mas de definición psico-sexual. sin embargo. plo. M.»107 en el capítulo 5). o realizada como más de los sacerdotes. indica que aproximada. en buena de sus ministros son homosexuales 106 . y erótica que la relación. Porcentajes que son equiparables a los sexualidad se cifra entre un 4 % y un 6 % del total. 108. por ejem. ya sean éstos mayores o menores de edad). lizado entre el clero de la zona de Londres. centajes estimados para el clero son anormalmente altos. Michael Sipe. aunque no por ello injustificados ni difíciles de explicar. y culpabilizadoras (con especial incidencia negativa del apego mente una tercera parte [33 %] de ellos son principal o exclu. la razón por la cual entre el clero católico existe el En una investigación realizada por la propia Iglesia Cató. cit. con los compañeros varones. Y. Cfr. en la que. El que la Iglesia denominó crimen pessimum. No resulta extraño que algunos 106. y que la mitad de ellos tras que todo lo masculino resulta glorificado.dad contrasta significativamente. un 40 % del total Tres bloques de elementos pueden justificar. de ellos. en cualquier grado de intensidad. a la vista de la tendencia dominante hacia el mismo to en el seno de familias católicas muy represoras. H. Op. entablar relaciones normalizadas de confianza y afecto con Hubertus Mynarek. limitaciones serias para poder colegio de esa ciudad). cálculo por encima (sobre la base de los casos que me son co. los por- detectados en iglesias hermanas como pueda ser. sociólogo y psicólogo. y donde no hay son activos. se llegó a la conclusión de que el 30 % de los curas de la 1) Las circunstancias estructurales de la propia Iglesia misma eran homosexuales (y también demostró que su arzo. actividad sexual excluyente o complementaria. mien- norteamericanos son homosexuales. (1979). dencia exclusiva a mantener relaciones sexuales sólo con va- pre muy elevados— que ofrecen todos los que han estudiado rones. Cfr. H. A saber: 1990. (1981. teólogo y psicólogo.277). Cfr. medida. es un han mantenido o mantienen algún tipo de relación homo- comportamiento sexual muy querido para una cuarta parte o sexual. En diferentes estudios clínicos o sociológicos se ci. Tolerancia en la discu- sión de la homosexualidad. la Iglesia de Inglaterra. tan índices de homosexualidad que oscilan entre el 30 % y el la media de varones con tendencia exclusiva hacia la homo- 50 % del clero católico. 107. — 168 — — 169 — . según un estudio rea. afirma —en su libro 3) El aislamiento físico y emocional en un universo de va- En busca del celibato— que el 20 % de los sacerdotes católicos rones donde la mujer y lo femenino son satanizados. que inciden sobre la formación de los sacerdotes cubierto los abusos homosexuales cometidos por más de vein. llecido a causa del sida. hay y habrá entre el clero rededor de un 20 % del total el porcentaje de sacerdotes que católico. p. ya sea ésta habitual o esporádica.G. 2) Los conflictos de personalidad derivados del crecimien- nocidos). proble- te sacerdotes sobre unos cincuenta menores. había en. (1979). En Estados Unidos. Mynarek. anteriores—. que fue forzado a dimitir. Vida Nueva (1. doble o el triple de homosexuales que entre el resto de la so- lica en la diócesis canadiense de San Juan de Terranova. p. 211. en Valorar la cifra de curas homosexuales no resulta fácil. con el gran para escribir este libro me inclinan a valorar también en al- número de homosexuales que hubo. apunta que «un figuras femeninas. Católica —cuyas consecuencias ya analizamos en capítulos bispo Alphonsus Penney. Mynarek. etc. este tema. cit. 221. Op. moralistas sexo entre los sacerdotes católicos. potenciando estructuras de personalidad inmaduras. psicopatológico a un cierto perfil de madre. tal como ya vimos sivamente homofílicos u homosexuales. entre la población en general. Santa Eulalia. Si tenemos en cuenta que. mayo 9). en 1990 ya se conocían más otra posibilidad para la gratificación de la dimensión afectiva de treinta casos de sacerdotes homosexuales que habían fa. en ciedad. Los datos recogidos durante la investigación realizada «El enemigo número uno en la formación eclesiástica del sacerdote —mantiene el teólogo Hubertus Mynarek108— es y continúa siendo la "mujer".

pero probablemente se. Mi confesor Rafael. resultaba mi compañero. derosa que podía apartarme de mi misión para con el reino ción para la relación con el otro sexo. pero eso tam. do hacer. antes. golpe. i e proximidad y de dependencia que. mosexualidad en la historia del hombre. por parte de la Iglesia. tardé aún un par de años los contactos con personas del mismo sexo. aca. las charlas que nos daban sobre el sexo y la mujer la palabra. sumamente egoístas me abrazó y me besó en la mejilla. pero para quienes la homofilia y rroso y hasta aborrecible. »Pasé meses enteros aterrorizado. me di cuenta de que me estaba mas- No parece desacertada la apreciación de Mynarek cuando turbando pensando en un compañero de curso con el que ha- afirma que algunos jóvenes católicos ya homosexuales acu. tener en cuenta la siguiente diferencia: hay jóvenes con una »Me costó un poco aceptar todo aquel mundo. Allí seguía masturbándome. En esto debemos en ingresar en el seminario. él ya lo sabía. se garantizan una rekción afectiva.. desde el princi. tre mis compañeros que mi carácter fue cambiando y empe- pio. E n entrevista personal celebradael día29-9-94. A los 19 años decidí hacerme do de Samuel y a lo mejor te sorprendes" me dijo. sospechan de la existencia allí de gran número de jóvenes cé a abrirme a los demás. y la realizaba pensando en chicas. en el más amplio sentido de mujeres. Los consejos cura. Los internados. ban por encontrar un refugio en un ambiente clerical. se aseguran así el parece que lo sabía todo el curso excepto yo mismo. al mismo tiempo. u n sacerdote malagueño 110 — y era tan virgen como la me lo notó. protec. discursito benevolente sobre lo natural que había sido la ho- ble timidez nunca llegué a salir con ninguna. encontré el valor para confe- enfermiza y. eran las mujeres. seminarios. al ser de naturaleza que hacía un mes que había roto con su novio —otro compa- patológica. El no debió creerme nada y me largó un ción. reprimida y prohibida de Dios. ría más exacto hablar de jóvenes católicos pusilánimes y afe. sin atreverme a confe- tor y varonil. "léete el libro segun- poco me afectaba demasiado. sarle mis sentimientos a mi amigo. pero yo se lo negué y le insistí en que mi problema nieve.» »Un día. que precisamente ingre. Él se puso a reír y luego confianza hacia las mujeres. sigo teniendo hoy como sacerdote que soy y seré. —aunque gusten aparecer como esclavas abnegadas—. que. Ahora ya no — 170 — — 171 — . bía llegado a intimar mucho. pero algo me estaba pasando. finalmente. como una tentación sutil pero po- la homosexualidad se convierten en una válvula de sustitu. paz de relacionarse normalmente con las mujeres. me dijo sei la única mujer e n la vida del hijo y. o casi. No pude seguir masturbándo- minados que. Este tipo de madres. Eso es cosa de maricones —me dije— y yo no lo era. Mi única experiencia del sexo era la masturba. 109. Ya lo sabía. pero de a poco dejé de hacerlo pensando en tos con personas del mismo sexo. inculcándole una actitud de desprecio y des. aunque por mi terri. bastante menos que conventos y prisiones son lugares privilegiados para contac. pero tampoco pude dejar de pensar en lo atractivo que me presionados —por esa razón— por un entorno machista.. moldeados por una madre castradora109 y me. que me dio me tranquilizaron mucho —tiempo después sa- bría que él era homosexual— y comencé a aceptar mis senti- mientos poco a poco. no podría tener jamás si su hijo fuese una persona madura y ca. pero al caracterizada tendencia homofílica. con el tiempo. cabo de unos seis meses me empecé a sentir tan a gusto en- san en el seminario sacerdotal porque. Y me asusté tanto que paré de den al seminario en busca de iguales. eso sí. Otra categoría la forman aquellos jóvenes que son me hicieron empezar a verla como una especie de ente bo- de tendencia heterosexual. En el seminario tuve mi primera relación homosexual y las 110. Entre cuyas características habituales figura el educar a uno de sus hijos varones —único o no— en medio de unasobreprotección maternal »Conforme fui relajándome. le generará definitivamente sar a nadie lo que me estaba sucediendo: ¡me había enamora- su orientación homosexual. en consecuencia.candidatos al sacerdocio busquen y encuentren una salida en pero como no quería precipitarme. cosa que nunca antes había podi- con sus mismas inclinaciones. que era algo que a mi madre siempre le había gustado. pero no sabía qué hacer ni por dónde salir. ñero de curso— porque él también se había enamorado de mí. do de un hombre! y lo peor era que no me parecía mal del «Yo entré en el seminario a los 21 años —me confesaba todo.

Ricard Maria Caries. Éste es un lugar de ligue homosexual. Sin embargo. En de gays católicos que publicaron —y firmaron como tales— una ocasión. de que no era la única alma podrida de aquel se. que vere- tú? mos en el capítulo siguiente—. en cualquier caso. noce. la realidad es que la legión de sacerdotes católicos ho- niñez por el cura de su pueblo—. hacen sexuales. éste me contaba escenas mosexuales no sufre castigo alguno mientras mantenga sus como la que sigue: prácticas sexuales en la más absoluta reserva. esta vez en un conocido car su satisfacción erótica abusando de menores. Los casos contesté—.L. testativo castigo canónico hacen de esos curas. esas horas de la noche. —homosexual y prostituto. En 1987. la presión culpabilizadora que re- —Una pastoral un poco tarde. ¿no? —me objetó con una cibe desde la doctrina católica y la amenaza del siempre po- más que fingida expresión de sorpresa. aunque la formación clerical tiene mucho mosexual ni al ministerio sacerdotal. la marginación social que todavía estigmatiza al homosexual »Nos marchamos cada uno por un lado. La discreción a la que se debe el sacerdote homosexual —Es que tengo que hacer un recadito de pastoral —le dije —muy superior a la que deben observar sus compañeros que con la más absoluta normalidad. que mantiene a ultranza un sistema represor perju- culpabilidad. le hizo a un grupo vida que se lleva habitualmente dentro de los seminarios. dad moral de tan reprobable acto hasta la propia cúpula ecle- Descubrir esta realidad redujo sustancialmente mi carga de siástica. pero no lo desco- receptáculo de acogida para gays huérfanos de ambiente. «Durante aquellos años [segunda mitad de la década de Sirva como anécdota la llamada de atención que el arzo- los años setenta] hubo mil anécdotas definitorias de la doble bispo de Barcelona. ¿Y a dónde vas sana —como el citado de Rafael. sí estaba solo. casi ya en la un anuncio proclamando una misa para un sacerdote homo- puerta de salida. La ros sacerdotes en la Iglesia Católica es antes una vía para fa. y. pero es que siempre hay gente que te necesita —le personas más angustiadas y cargadas de neurosis. — 172 — —173 — . en general. Después de rehacernos misas —les vino a decir— pero no es bueno que la gente se mutuamente del sobresalto me preguntó que adonde iba a entere de lo que no debe». con otro muchacho que se deslizaba tan si. la dinámica formadora de futu. Ese día me di cuenta de que no dato que.» dicial para todos. recuerdo que me topé. responsabilidad en el tema. La presión ejercida desde la propia jerarquía católica más tengo que hacer una visita para ayudar a un alma necesitada. —Pues a algo parecido a lo tuyo —comentó pacificador—. se acuestan con mujeres—. sino su mismísima existencia. por ejemplo. o el de Francisco. expulsión de la Iglesia (también para el caso de los creyentes greses. la suspensión sacerdotal y la aunque considerado como un santo varón por todos sus feli. si bien no exculpa al cura que abusa de un menor. durante años y desde su laicos). sexual que acababa de fallecer: «está muy bien que hagáis lenciosa y sigilosamente como yo. debe servir para entender mejor los motivos que le llevaron a minario. son bastante excepcionales. la madre Iglesia rechaza vehementemente no ya su pensar que.» que ver con la etiología de miles de comportamientos homo- Historias como ésta. también. jerarquía católica pretende ignorar el comportamiento de bricar nuevas orientaciones homosexuales que no un simple cerca de una cuarta parte de sus sacerdotes. ni mucho menos. muy abundantes entre el clero.podría renunciar por nada del mundo ni a mi condición de ho. y ya sabes que vamos para sacerdotes y nuestra en que la homosexualidad se vive de una forma madura y misión pastoral no debe entender de horarios. durante los días que pasé grabando largas horas A pesar de que el Código de Derecho Canónico impone a de entrevistas para escribir la biografía —aún inconclusa— los reos de homosexualidad la pena de infamia —pérdida del del sacerdote Juan Manuel R. que había sido corrompido. Con el tiempo vería por mis propios ojos que éramos cometer tal delito. pero dos horas hacen que esos sacerdotes se vean forzados a menudo a bus- después nos -volvíamos a encontrar. —Sí. honor en sentido canónico—. para extender la responsabili- muchos los que íbamos a esos peculiares recados de pastoral.

dan las corruptelas económicas y no faltan las proposiciones »Nada tiene de extraño que. Cfr. a una creciente represión neu- les que existe entre los funcionarios de los tribunales matri. resul. de carácter sádico-masoquista contra sí mismos y perfectamente todos los abogados matrimonialistas.L. afirmó el sacerdote ante unos ami. propia represión. como conocen así decirlo. y busca un anhelado desquite para su como «la Paca». se revolvieron contra su obispo y le amenazaron con hacer pública su vida de pato [homosexual] si no permitía que la enterraran en un cemen- terio católico. se llegue a Es anecdótica. que. Por algún motivo que se nos escapa. la frase que pronunció frecuentes corrupciones de menores por parte de sacerdotes hace algunos años un funcionario de uno de los más impor. y mucho que perder si seguía negándose. los curas de la diócesis. cit. contra la propia esfera de sus impulsos. a pesar de haber le- gado todo su dinero al obispo. Y allí reposa actualmente la negra Isabel. reprimida. me contó la historia de la negra Isabel. rótica del propio comportamiento sexual. sobre esta base y tras la sa- sexuales a mujeres). encontrando su víctima entre individuos jó- El padre Juan Manuel R. su renuncia a todo despliegue individual que se aparte de las normas educativas de la Iglesia. respetado en sociedad y en el ciéndolo ya directamente bajo los ojos de los encargados de su mundo académico como «don Francisco». Ante esa situación. resultan es- conoce y emplea con rentabilidad la jerarquía católica. se le conoce también formación espiritual. hace un buen resumen de la situación por la que atraviesan los sacerdotes católicos homosexuales cuando afirma loque sigue111: «Los homaeróticos forman un campo objetivamente fértil para la manipulación por parte del poder eclesiástico. fue amante de un obispo católico en Puerto Rico. — 174 — — 175 — . tantes tribunales eclesiásticos: «el único hombre que hay allí vuelta sobre sí misma durante tantos años. no ha- gos. éste se negó a darle sepultura cristiana alegando que la mujer había sido una pecadora pú- blica. a principios de la década venes y sumisos. pecialmente notorios. homosexuales. Mynarek. claro está. H. Op. varias veces citado a lo largo de este trabajo. (1979). La energía sexual. remansada. aunque sin duda lo todo uso de la autonomía e incluso de la rebelión. surge entonces en [en el Tribunal] soy yo». tal como la llamaba todo el mun- do. 227-228. los encargados de ejercer la acción de padre espiritual. por moniales eclesiásticos (en los que. a una represión hipertrofiada. Isabel. Su temor a ser descubiertos les conduce ta significativo el elevado número de sacerdotes homosexua. también. o la negra Isabel. era la conocidísima dueña de un burdel y. aquel obispo tenía demasiado que ocultar. dejó toda su herencia al obispado. abun. Pero. pero descriptiva. su renuncia a 111. El teólogo Hubertus Mynarek. Quizá no en balde. Su ser- vilismo. cuando murió. pp. clientes en su mayoría del prostíbulo de Isabel. lida del seminario y la ordenación sacerdotal. a una agresión. a su jefe.» de los ochenta.

es el de uno cualquiera de los muchísimos sacerdo- tes y religiosos/as españoles que viven su opción homosexual de una forma madura y sana. es un hombre joven que nunca ha querido renunciar a ninguno de los dos pilares vitales que le hacen ser una persona distinta para el común de las gentes: su in- tensa vocación religiosa y sacerdotal. ni hechos espectaculares. que reproducimos a con- tinuación. una situación a la que nunca ha sido fácil llegar. Mis primeros años 112. Nací hace 39 años en el seno de una familia obrera y católica practicante. Cfr. El testimonio de este sacerdote. Y VALORO MI HOMOSEXUALIDAD COMO UN REGALO DE DIOS» El padre Francisco. «Mi proceso ha sido sencillo desde la infancia —cuenta el padre Francisco en su informe112—. 15 «SOY SACERDOTE. Si aceptarse como homosexual ya suele lle- var a arrostrar muchas dificultades entre la sociedad civil. y su opción homosexual. No hay en él ningún mo- mento especialmente ruidoso: ni grandes conversiones. — 177 — . informe remitido a este autor en fecha 15-09-94. hacerlo cuando uno es religioso católico supone tener que superar un mar de conflictos psicológicos —y de presiones so- ciales y dogmáticas— del que pocos llegan a salir indemnes. Francisco cree que la vida consagrada y la prédica del Evan- gelio no son —ni deben ser— incompatibles con el uso de cualquier opción sexual adulta. sacerdote y miembro de una congre- gación religiosa.

salpicadas de »Una vez iniciado el noviciado ya no volví a pensar de. siguió terriblemente angustiado hasta que una conversación «Fuertemente presionado por la concepción que la socie. con él. res me aconsejó que abandonase la idea de ordenarme sacer- comencé a intuir mi homosexualidad pero. me respondió: "Mira. con ra de camino. Considero que todo esto fue fruto de un tiempo. «Durante aquellos días. Yo pasaba por un estado anímico muy pensaba. La ilusión de los primeros ante la posibilidad de llegar a ser un mal sacerdote. me hablaban de pecado. desolado como estaba. se presentó un sacerdote a angustiaba muchísimo. y lo será hasta la muerte. pero yo. ve. pero la muerte de mi padre y. y de un miedo creciente masiado en mi homosexualidad. era un momento de libertad. de aceptación de la realidad y. De aquel tiempo de formación transcurrieron con la más absoluta naturalidad. a lo taciones. con un respeto e inteligencia que aún hoy me conmue- clase y eso me hacía sufrir mucho. es que en ningún momento dudé de la llamada al mi- ceramente que la homosexualidad no me impediría ser fiel a nisterio y. tal como guno de ellos hasta llegó a asegurarme que con fuerza de vo- tanto oigo afirmar a la gente de mi generación. dos años situación institucional. de desviaciones. dictar unas conferencias a un grupo que estaba haciendo ción era verdaderamente auténtica y.. tal como yo ejercicios espirituales. la homosexualidad es tu compañe- »Los confesores que fui encontrando en aquella época.. De ti depende que sea toda su buena voluntad. tembloroso »De esta manera comenzó un proceso de autovaloración y y asustado. que te amargue la dad. aplazaron el inicio del no- »E1 sufrimiento de mi drama particular se alargó hasta viciado en una congregación religiosa hasta que no tuve 16 los 23 años. decidí abrirle mi corazón. evidentemente. grave y. Nunca me hizo sentir culpable ni enfermo. una buena compañera o. comenzó a darme luz. empecé a conocer nuevos ambientes y profesores. no lograba comprender qué me estaba sucediendo. Se lo comenté dote. psiquiatras que no hizo más que aumentar mi confusión. Uno de los profeso- el seminario menor. una nueva forma de re- lacionarme con Dios y con los demás. al empezar los estudios de Filosofía y años. lo buscaba en algunas ocasiones que se me pre. la confesión nunca me resultó un trauma. de enferme. por qué el Señor permitía que tuviese aquellas ten. con otro cura. por luntad "podía llegar a vencer esa anomalía". y yo me encontraba terriblemente solo vida. Entonces creía sin. sobre todo cuando. Fue entonces cuando co- afectuosamente. constantes caídas y superaciones. y eso me blo en el que yo residía entonces. sentaban en lugares siniestros. y yo niños y a los doce años ya manifesté mi deseo de ingresar en fui uno de los tantos que pagamos las consecuencias de esa un seminario menor. en el pequeño pue- no me atrevía a confesar mis sentimientos a nadie. La falta de afecto se convirtió en algo insoportable. el traslado a otra ciudad. pero no culpo a los superiores puesto que ellos tampoco la vinculó a todos los movimientos eclesiales destinados a los tuvieron. después. Empecé a comprender — 178 — — 179 — . A menudo me preguntaba si mi voca. edad en que. y yo me lo creí. interiorización. en cambio. Teología. dad y la Iglesia en general tenían sobre la homosexualidad. Aprende a convivir con ella. llegué por fin al mi consagración. en fuente de luchas incontables. luchando desesperadamente.. mano—. con anterioridad a mi ingreso en y decidí afrontar el problema cara a cara. Sentía atracción física por algunos compañeros de que él. por el contrario. tiempos y el descubrimiento vitalizante de la vida religiosa »Lo curioso de aquellos días —Dios me llevaba cogido de la ocupaban todos mis espacios disponibles. sino que. Al- para mí. no llegó a convertirse en un momento de mi ordenación. »Fue en un atardecer de otoño cuando. dis. si lo era. mencé un largo peregrinaje por las consultas de psicólogos y Aquel buen cura supo acompañarme muy evangélicamente y. Y. Era ya sacerdote. cuando tenía alrededor de los 14 años." en medio de amigos a los que quería.. desconocido para mí. pensaba que todo era una prueba de rápidamente al cura de mi parroquia y él me acogió muy Dios para madurar en la vocación. enemigo. Desde entonces la homosexualidad se convirtió en mi gran cernimiento. pero mi corazón problema hasta que llegué a los cursos de magisterio. de hecho. el contrario. La escuela parroquial a la que iba me ria. junto a mis lamento no haber tenido una educación afectiva y sexual se- dos hermanas menores.

cuál ha de ser nuestra actitud con respecto a la realidad ho.. entre otras tamos en los apartados siguientes. Pero las fantasías de Pío acabaron por desbordarse de minante entre el clero actual. SODOMÍA EN LA RECTORÍA ladé a la gran ciudad en la que resido actualmente continué con este tipo de acompañamiento con otra gente que iba lle- gando. pocos días antes. y.. a Pero sus padres. hasta llegué a saber valorar mi homosexuali- dad como un regalo de Dios. quería evi. se había quejado repe- tarles el calvario que yo había pasado. No fue nada fácil. como en casa. Sant Salvador y una familia muy unida al sacerdote Senabre. a lo largo de 1987 y 1988. 6 de junio de 1988. se lamentaba el niño.000 habitantes que opción sexual. tal como ya comen. que fue aumentando progresivamente.S. »La nueva concepción de mi vida me llevó a interesarme por el mundo de la homosexualidad: a leer sobre el particular.que la homosexualidad no era una prueba del Señor.. gays y católi. una enfermedad o una cruz. pero por esta mis. el diálogo y la fraternidad triunfarán. —que habían asistido. Estoy seguro de que el Señor nos hará ir descubriendo. sin haberlo pretendido. a comentar sin miedos. cos. Se trataba de jóvenes con mucho fondo. «Mamá. —eso es la aceptación madura de la propia homosexualidad y prefirieron creer que no eran más que simples «fantasías de s u práctica adulta y sana—. Con el tiempo. tidamente ante sus padres del trato que le daba Jordi Ignasi «Dentro de la Iglesia Católica siempre me he encontrado Senabre Bernedo. en el propio colegio. con lo que aca. Creo que el Espíritu está presente en la Iglesia y que. está cerca de Sabadell (Barcelona)—. finalmente. cómo se transmitía el sida por la vía de las relaciones sexuales anales. niño». Muchos sacerdotes viven forma harto traumática y espectacular en la mañana del día atormentados por una homosexualidad que no pueden repri. Y le debo mucho más a la ayuda de aquel sencillo cura que a todos los psicólogos y psiquiatras con su ciencia. ni controlar. de 13 años. ni me- nos aún representaba un castigo. hijo de una católica familia de Poli- inquietudes de fe y con un deseo enorme de conciliaria con su nyá —una localidad de poco menos de 3. a ban protagonizando historias escabrosas como las que rela. cosas. no creyeron a Pío en ninguna de las más de diez ocasiones en mosexual. a la larga. yo no quiero ir a la parroquia. Es mi comunidad y la quiero. Cuando me tras. naturalmente. Así fue formándose un grupito de chicos y chicas. párroco de la iglesia del pueblo. a trabajar intensamente con algún joven 16 que había venido hasta mí en busca de la paz de Cristo. Una descarga eléctrica recorrió el espinazo del chaval y — 181 — — 180 — . gay. ni expresar abiertamente. de 51 años. Y antes que asu- L a realidad que acaba de describir el padre Francisco mir la posibilidad de que tales hechos pudiesen ser ciertos. no parece ser la pauta do. a escuchar a otros. cuando sus compañeros de más edad mir. fervientes devotos de la parroquia de todos los miembros de la Iglesia —de las iglesias cristianas—. denunció los abusos sexuales que. con grandes Pío B. una conferencia sobre drogas y sida— le contaron. tamos en el apartado anterior. Mosén Senabre me ma razón me hace tanto daño el ver que la jerarquía de la toca aquí [los genitales] y quiere que le acaricie entre las Iglesia manifiesta un conocimiento tan reducido del hecho piernas». sin embargo. MOSÉN SENABRE Y EL MONAGUILLO. En la medida de mis posibilidades.» de que era objeto dentro de la propia iglesia.

Regresó a su clase tan lívido que Ante la Guardia Civil. que también se había bajado que Pío B. monaguillo. Pero ya co porque se encontraba mal y le habían salido unos granos ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Sabadell114. de la 2. la señora el citado joven ha correspondido siempre al afecto sin necesi- María de los Ángeles. Escrito de calificación del fiscal del Juzgado de Instrucción núme- ro 3 de Sabadell.a y 452 bis g) del Código Penal— y afirma que el sa- «Cuando ya estábamos en la habitación me mandó que cerdote «con ánimo libidinoso tendente a la depravación del me bajara los pantalones. Y que Pero. mosén Senabre Bernedo declaró (y la dirección del colegio decidió llamar a su madre para que rubricó con su firma) «que se había manifestado muy afecti- pasara a recogerle. y con por el cuerpo.» Igualmente inmisericorde es la visión que de Senabre da Una escena parecida a ésta se repitió unas veinte veces la monja carmelita que dirige el colegio Nuestra Señora del desde principios de 1987.917 de 1988 (antes Sumario religiosa como monaguillo. ya que éste opuso resistencia. sexual. en fechas no determinadas comprendidas entre el año bre—. quia de Polinyá del Valles de la que era oficiante titular. Y así lo hice. de 13 años de edad y que a la sazón hacía de los pantalones y se había dado media vuelta y puesto de rodi. p. Ignasi Senabre abusaba sexualmente del niño a última hora «Creo que el niño ha sido utilizado —comentó116 la direc- de la tarde. siendo ya monaguillo de mosén Se. por el ano. Cuando acabamos. bis b) 1. sin éxito. me ad. bajo la amenaza simplemente lo ha abrazado y besado como al resto de la co- de que si se lo decía a sus padres le pegaría. logró nes y entonces mosén Senabre. Y. apenas podía dar crédito a lo que oía: sara el contenido de esas manifestaciones afectivas. vamente con el joven llamado Pío en varias ocasiones.los sudores fríos le llevaron inmediatamente hasta el lavabo netrarlo. do en la cara y en la espalda. — 182 — 183 — . cuando am- para comprobar el estado de unos granitos que le habían sali. le introdujera 20 veces el pene en su ano. según relató en su denuncia ante la dad de verse forzado». al que asistía Pío. negó la mayor con el sofisma de que ante su edad. a leer lec.» munidad». 63.» 115 liza. abrazos y relación sexual». junio 20). Civil. cura que abusó sexualmente de un menor. era el propio niño quien. y cuando le comenté que aquello era normal a su abogado al lado. se echó a llorar y me dijo que había cogido el sida la Guardia Civil «en ningún momento habló de relación porque el párroco de Polinyá le obligaba a mantener relacio. Tiempo. dejando a Miguel en sión de un delito de corrupción de menores —Artículos 452 el interior de la iglesia y subiendo con Pío hasta la rectoría. les con el citado menor en las que no hubo penetración sino virtió de que si se lo contaba a mis padres me daría una pa. 52/88) del mismo Juzgado. J. no impresionó lo más mínimo al fiscal del caso nabre. de fecha 6-6-88. según el niño. en su escrito de calificación. (1988. fechada el 29-11-89. No te preocupes. Domínguez. an- tes de la misa. en otras ocasiones.. Procedimiento Abreviado número 1. contra el la 412 Comandancia de la Guardia Civil (Puesto de Ciudad Badía). o los domingos. el sacerdote Jordi Pilar. me dijo que se la introdujera que le tocaba previamente los órganos genitales y así mismo. Diligencias número 563/88.B. Normalmente.a Compañía de 116. sin embargo. "Tranquilo —me dijo mosén Sena. con el ano al aire.M. para lo llas ante mí. de Sentmenat. acusa a Senabre de la comi- turas religiosas y el sacerdote los separó. ante la Guardia La habilidad para el malabarismo verbal del sacerdote. que consistían en «besos. mantuvo relaciones homosexua- dijo que tenía que eyacular fuera. 115. Poco después. pero mientras lo estaba haciendo me también. menor. mientras trasladaba a Pío hasta su casa. declaró «Mi hijo me pedía insistentemente que le llevara al médi. cuando Pío acudía a ayudar en la celebración 114. que. 113. bos estaban en la cama de la rectoría. El pueblo de Polinyá. que no te pasará nada. y cuando se le requirió para que preci- Guardia Civil113. los sábados por la mañana. tan sólo masturbación mutua. pero acabé bajándome los pantalo.S." Yo le contesté 1987 y el mes de mayo de 1988. fue a la parroquia con su amigo Miguel R. relataba el día que. sino de relaciones sensacionales» con el menor «al que nes homosexuales y a penetrarle analmente. y en la rectoría de la Parro- que me dejara tranquilo. hasta intentó pe.

perma- abusos. escogió al más dé. Pero encubrir un comportamiento de este tipo. éste interpuso rápidamente —184 — — 185 — . Jordi Ignasi era una persona conocida —aunque. daba por im.» trasladarle de un pueblo a otro cada vez que afloraba el es- Pero rio todos en Polinyá dieron crédito a la evidencia. su amante. en los pisos del pueblo —postulaba con fe ciega no está al nivel que le corresponde por su edad. Es un hombre maravilloso miserias. El mosén ya sabía lo que hacía. Pero este sacerdo- homosexualidad —comentaba Pep Marqués. y pronto se alió con las fuer. a lo sumo. un vecino que te. el amigo de Pío ya supuesto. no hubiera aguantado más de un año con estos citado que. así. hacer eso si no está presionado. te- pueblo de Polinyá recuperaron la memoria y comenzaron a nían ya informes de hechos similares a los denunciados por comentar en voz baja lo que ya era diáfano para todos los que Pío B. abogado de Pío B. polémico y peculiar. según declaró éste ante la Guardia Civil. por El nieto de esta beata dama es Miguel. no pare- rrar filas para que la caridad de Cristo nos ayude a superar ce generar responsabilidad subsidiaria de ninguna clase. que es otra cosa sin él. Yo tengo un nieto que también es monaguillo y al ocho años. que dejaría ir con el padre Jordi hasta el fin del mundo. su mentalidad allá abajo. como La ciques. muchos en el plicó una componente del consejo parroquial de Polinyá. siempre vive junto a la parroquia—. en las elecciones municipales de 1987. y no se recataba en absoluto de hacer proposicio- es así que. se ha li- con un tío que él dice que es su primo. desde el pulpito a sus amigos y mentores ultras (reunidos en Y la actividad sexual de mosén Senabre también era bien una lista de independientes).» y presionado. Es decir. Tanto Luna. el párroco sustituto. al igual que sucede en decenas de casos similares. pero que en realidad es. embargo. Además. Estamos hartos de verle entrar gozó del encubrimiento de la Iglesia que. intenciones y que sólo satisface a los del Ayuntamiento [que tado a tal situación. frecuentaba determinados locales de ligue gay. Llegó a Polinyá para hacerse cargo de su En determinados círculos homosexuales de Barcelona. in- bil para realizar sus acciones y poder dar rienda suelta a sus cluso a pernoctar fuera de casa. A Pío le conozco muy bien y es incapaz de es de izquierdas. señala- ultras salieron también en defensa del honor mancillado de ron que la responsabilidad civil subsidiaria debía ser cubierta su párroco. miembro destacado de la junta pa- trece años.. tal como ex- Con la caída en desgracia del sacerdote. se ignoraba su identidad como sacerdote— ya que pueblo. mientras mosén Francisco. conocida por las autoridades eclesiásticas que.S. cándalo en la parroquia del padre Senabre. Ha sido utilizado que hay que recuperar para Polinyá. hasta formar un triángulo de poder basado en los ca. para el posibles los hechos y desde la misa llamaba a los fieles a «ce. Así. Su personalidad es muy dé. los que viven bil.tora del colegio poco después de hacerse pública la denuncia católicos— de hacer «un montaje para difamarle con negras contra Senabre— y que en ningún caso se puede haber pres. los problemas que vayan presentándose». pero en realidad actúa como un niño de siete u rroquial—.S. acusando a los padres de Pío —que son devotos por el Arzobispado de Barcelona. nabre estuvo destinado en Alloza (Teruel) y en la parroquia «A l a mayoría de nosotros no nos ha cogido de nuevas su barcelonesa de Nuestra Señora del Roser. sin parroquia a principios de 1983. mitado a pedirle discreción para sus desahogos sexuales y a o creo que debe de ser. siempre sutil y doble lenguaje que emplea la Iglesia. los sectores más cuando el fiscal y Jordi Oliveras. presuntamente ocurridos mientras Jordi Ignasi Se- conocían a mosén Senabre: su patente homosexualidad. Otro niño del colegio no se hubiera dejado y. en la maestra Rosario Martínez y en él mismo.» necía dentro de la iglesia mientras él era forzado a sodomizar Jordi Ignasi Senabre Bernedo siempre fue un sacerdote al padre Senabre en la rectoría. mosén Jordi nes sexuales a los adultos —como a un abogado conocido de Senabre intentó parar a «los rojos que todo lo estropean» —y este autor— que le parecían receptivos a una propuesta que ganarían finalmente la alcaldía— apoyando activamente de este tono. claro está]». Es el más vulnerable de su grupo. «Es una historia inventada por los ateos. Pío es el más inocente de la clase. tiene María Luisa Ruiz Bellera. en zas más reaccionarias y ultracatólicas que gobernaban el general.

El sábado 29 de enero de 1994. se encontraba entonces «en África.— No podemos calificarlos ni designar autos119. Arzobispado respondía con un escueto «está de misiones en el ponsable civil subsidiario de la causa penal contra mosén Se. terpol Madrid que Jorge Ignacio Senabre Bernedo había sido 2. dicha respon. El sacerdote había entrado en Uruguay 117. El Arzobispado. el 14 de noviembre. que no está interesado en averiguar si uno de sus hechos a juzgar y figuran las declaraciones de todos los testigos y encau. — 186 — — 187 — . Pero el Juzgado número 3 de Sabadell no aceptó esta te- sis y. el depositar una fianza de cinco millones de pesetas como res. Cinco meses des- prefieren n o remoler nada. Juez Letrado de Primera Instancia en lo 118. detenido y estaba preso y a disposición de las autoridades es- 3. resulta también altamente definito. Que es tanto como decir que no saben leer el Código Penal y que hábitos sexuales de sus párrocos no le cuesten ni un duro. tima Pío B. el escrito de calificación provisional que por su incomparecencia ante el tribunal. mosén Se- dicha responsabilidad. presenta Enrique Basté Solé. esc significa algo tremendamente grave: que la Iglesia no tiene eludir el pago de la responsabilidad civil subsidiaria. extranjero» a la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia nabre. sacerdotes corrompió sexualmente o no a uno de sus feligreses. prefiere quedarse allí a enfrentarse con los medios de comu- do se sale por la tangente de principio a fin. Tuvieron que pasar dos años y tres meses antes de que el 1.— E n cuanto se refiere el Ministerio Fiscal y acu. sin per. sos. obligó al Arzobispado de Barcelona a Cinco meses después de presentado el anterior escrito.°. apoyándose en los cánones 515. Rocha Pacheco en su fax número 121/994 de la oficina de In- tiene que cada parroquia goza de personalidad jurídica civil independiente terpol de Montevideo: «les comunicamos que entiende la cau- e n cuanto que ya la tenía canónica previamente. juicio de que pueda reclamarse contra quien realmente sabilidad económica le correspondía a la parroquia de Poli. pañolas para su extradición. nyá. sacerdote de una de las parroquias que se halla bajo su Provincial de Barcelona que. edad en este caso.— Respecto a los hechos los negamos. nabre fue localizado y arrestado en un hotel del barrio resi- dencial de Pocitos. el 23 de octubre de 1991. fax número 118/994 de Interpol Montevideo comunicase a In- cerlos118. en cuanto al Arzobispado. 1. en Casi un mes después. a sación particular a la responsabilidad civil subsidiaria primera hora. menor de sados. ha dispuesto e n todo momento de una copia del sumario en donde se describen todos los 120. ni mucho menos.276 del Código de Derecho mosén Senabre es la que describe el comisario Víctor Hugo Canónico y en los artículos 1 y 2 del presente Acuerdo sobre Asuntos Jurí- dicos de 3 de enero de 1979 entre el Gobierno Español y la Santa Sede. debe responder. tenido que suspender el juicio contra Jordi Ignasi Senabre En este proceso. la situación de que. procedente de Ecuador provisto de un visado de turista. Nótese que se afirma que se niegan los hechos por desconocerlos. por lograr que los 119. busca y captura contra mosén Senabre que. en enero de 1991. en su caso120. Basado en el informe realizado por José Ramón Pérez Sánchez. abogado Manuel Bayona. Así. dice: nicación». para que todo el mundo lo pués de que el Juzgado desestimara definitivamente sus argumentos para entienda. y fechado el 13 de noviembre de 1990. En dicho escrito de calificación de los hechos —que realiza de misiones. entendemos que no existe realizado por la oficina de Interpol de Montevideo. en el curso de un control de población flotante del Arzobispado de Barcelona.°. sa el Dr. Canciller-Secretario del Arzobispado. En el momento de escribir este capítulo. En román paladino. Sin importarle. había jurisdicción. el Arzobispado. Barcelona dictó un auto de ingreso en prisión y una orden de rio del tipo de mentalidad característica de la jerarquía cató. por descono.°.un recurso 117 argumentando que. Contarín. lo único que le importa e l menoi interés en procurar que la Justicia se haga allí donde el reo lleve a la Iglesia es seguir negando —fuera de tiempo y lugar— su responsabili- sotana. que la víctima del sacerdote sea dad económica ante una posible condena indemnizatoria en favor de la víc- u n niño. procurador del Arzobispado. y no tiene intención de volver a España porque cada una de las partes implicadas en la causa— el Arzobispa. cosa imposible ya que. en cambio.S. como parte implicada. la Audiencia de fecha 7 de mayo de 1991.255 y 1. en todo caso. según declaró su lica. sí que parece obsesionado.

Una vez en el piso. Cuando se juzguen los hechos descritos en este apartado. se le comunicara su detención a vuestra filial [Interpol Madrid] y la voluntad del detenido de viajar a España. Acto seguido. Daniel M. 17 carrilada y las cicatrices del pasado cerradas.P. no hizo nada más que confiar en el párroco de su pueblo. ya con novia. ésta le quitó importancia al asunto y se limitó a aconsejarle que no volviera con ese sacer- dote ni se bañara fuera del centro. Matilde recabó de Daniel los detalles de su encuentro con el sacerdote. poco después. ocho años después de haber sucedido.. le contó a Matilde Molina —presidenta de la entidad— que «un cura le había obligado a bañarse en su casa». de 27 años y un coeficiente intelectual de 50- 60. — 189 — — 188 — .A. incoado con- tra el sacerdote Ignacio Ruiz Leal por los presuntos delitos de abusos desho- nestos y violación. mosén Senabre —que- riéndolo o no— volverá a hacer daño a un joven de 21 años que. IGNACIO RUIZ. se había encontrado al sacerdote Ignacio Ruiz Leal en la catedral y éste le prometió una Fanta si se iba con él a su casa121. la vida en. el cura aprovechó la circunstancia de que Daniel se rascaba una pierna para convencerle de que si no se duchaba no se le iría el picor. U N CANÓNIGO DEMASIADO CARIÑOSO CON LOS D E F I C I E N T E S M E N T A L E S Cuando. Pero. deficiente mental interno en la Asociación de Padres y Amigos de Defi- cientes Mentales de Cuenca (ASPADEC). había estado en casa de un cura.A. el servicio militar cumplido.. El relato de los supuestos hechos de este caso. de conformidad con el tratado vigente entre ambos países». así como solicitar a vuestra sede los recaudos de extradición en forma. quien dispuso que el referido ciuda- dano permanezca en arresto preventivo. al oír rumores entre los internos acerca de que otro deficiente. Ignacio Ruiz obligó al deficiente mental a desnudarse y ducharse con 121. está extraído del apar- tado de «Hechos probados» de la Sentencia número 54/90 de la Audiencia Provincial de Cuenca y del escrito de acusación del Ministerio Fiscal en el Sumario 1/90 del Juzgado de Instrucción número 2 de Cuenca.Penal de Noveno Turno. así como de los pre- suntamente ocurridos con los otros dos deficientes. Daniel M.. Juan Andrés S. en diciembre de 1989.

000 bién había estado con el cura comenzó a extenderse entre sus pesetas y el depósito de otros cuatro millones de pesetas en compañeros de internado hasta que llegó a oídos de un edu.. que consideró que existían in- desnudar al deficiente varias veces bajo el pretexto de tener dicios claros sobre su culpabilidad. después. El escándalo sacudió hasta los cimientos de la muy con- les ocasiones para acariciarle y tocarle los genitales. el rumor de que Juan Andrés tam. en donde lo estuvo secando con una colcha mientras mas. un en el seno de la Administración de Justicia. bien por inducción). que le tocaba nor mancillado de los acólitos de monseñor Guerra Campos.122— se le acercó Ignacio y le dijo que lo esperara. y que volvie- do el refresco pactado. que llo- decía que le quería y le preguntaba si él también sentía lo raba y gritaba.agua fría para. Fue el un coeficiente de inteligencia de 47-57. aprovechando ta. concepto de fianza civil— y toda Cuenca fue vivamente infor- cador.». de 37 años. por tanto. le imposibilitaba para cometer una violación anal. y al rato le dijo a su de desprestigio personal contra Matilde Molina. libertad provisional —previo pago de una fianza de 65. según se la señaló subrepticiamente desde el molestia. para salvar el ho- pantalón y dos camisas que le eran pequeñas. que cuando el cura le abordó y le prometió regalarle ropa si le acabaría ingresando en la cárcel el día 14 de febrero. pero el responsable del centro no le dio importancia propio palacio episcopal. por or- acompañaba hasta su casa. que cuando terminó le dijo que se vistiera y se mismo. días después hacer daño y le diera el reloj. pero el sacerdote le prometió que se lo ra otro día a por el reloj. pero no encontraron a nadie el sacerdote atrajo hasta su piso a otro deficiente interno de cuando volvieron. Matilde Molina. por aquellos días aún eran muy pocos y ropa. servadora sociedad conquense. de 22 años y con un Una vez segura de los hechos. ñeros para que le acompañaran y que el cura no le volviese a Con otra excusa.P. y las fuerzas vivas de la Igle- Ignacio Ruiz Leal. folios 4 y 5 de la Sentencia 54/90 ya citada. pistoletazo de salida para que. que le probó un bañador. apenas tardó unos días más obispado hizo pública una nota envenenada en la que. el sacerdote hizo den del juez Mariano Muñoz. que sus otros dos compañeros]. la «inductora monitor que «le escocía el culo» y le pidió algo para mitigar la del montaje».P.» ASPADEC. en este caso a Andrés S. y le dijo que esperase a la enfermera que vendría por la ma. que le hizo ponerse a gatas. Momentos antes de dar comienzo el juicio oral contra el 122. se decía que «no cabe excluir la probabilidad que se cruzó en su camino en la propia basílica conquense. Muchos que lo iba a llevar a su casa y que le iba a regalar un reloj y suspiraron aliviados. pero con el mismo fin. como res- coeficiente de inteligencia de 34-41. la Sala de la Audiencia que iba a juzgarle notificó — 190 — — 191 — . se iniciara una vergonzosa campaña centro de ASPADEC jadeante y nervioso. de 17 años y con bien por malicia espontánea. sobre sus por todo el cuerpo y que le llevó a la habitación de las dos ca- piernas. que lo esperó y lo llevó a su casa [que la describió igual escogidos los que sabían que había comenzado una maniobra. de que todo sea una fabulación (bien por confusión inocente. que entonces él buscó a dos compa- daría en su próxima visita. se personó ante la Fiscalía Leal por haber sido alumno suyo y. no se extrañó de Cuenca y presentó denuncia contra Ignacio Ruiz Leal.F. Tras trece días de prisión.. canónigo de la catedral de sia cerraron filas rápidamente en defensa de don Ignacio. Dos días después. hacerle tumbar en el sofá. El Cuenca y párroco de Valdecabras. desde los poderosos sectores La noche del 28 de enero de 1990 Juan Andrés llegó al clericales de la ciudad. Ya en el piso. Esta vez le tocó el turno a J u a n Andrés S. que probarle diferentes prendas de vestir. que lo tumbó en una. y que si contaba algo a alguien lo mataba. el padre Ignacio Ruiz salió en ñana. Finalmente Daniel se fue de la casa sin haber obteni. que le le acariciaba todo el cuerpo y sus genitales al tiempo que le sujetó las manos y que le hizo mucho daño en el culo.. Cfr.. característica que Andrés S. entre en volver a la carga con otro deficiente mental de ASPADEC otras sutilezas. mada de la razón: varios dictámenes forenses sostenían que «En la catedral —según acabó confesando el propio Juan el sacerdote tenía un prepucio con fimosis. fuera. sacerdote. Andrés conocía a Ruiz ponsable del centro de deficientes.

como comentario clínico cabría sos- cerdote no padecía la oportuna fimosis que ellos habían certi. por tanto. notificado a las partes a las 10. p. 125. los magistrados de la Sala de la Audiencia. Auto de los magistrados Vesteiro Pérez. mientras que en este caso la pulsión se satisfa- 123. trucción número 2 de Cuenca (folios 385 a 388 del Sumario 1/90). estaba capacitado anatómica. sin embargo hubo acuerdo unánime de los médicos en que Ignacio Ruiz no admitimos como posibles la presencia de "fallas o huecos" en padecía fimosis y. base que permite al niño discriminar entre aquello confusa alusión a las características del pene del sacerdote. la Sala acabó su argumentación con una tendrían debido a la ausencia o debilidad de ese código o cen- pirueta torera: «Desde otro punto de vista. farragosa y conducta. poste- interpretaron a su aire y matizaron las conclusiones de los riormente él lo sustituye o complementa adquiriendo códigos peritos hasta dejarlas casi en u n sinsentido ya que. en forma alguna sura psicológica que. do el día 17 de julio del mismo año en los folios 396 a 397 de la misma causa. y amplia- tado VI de los Fundamentos de Derecho.. Cfr. Cfr. «su identidad psico-sexual se realiza a través de identifica- Tras la declaración del perito de la acusación. una medida lícita y justa si lo que se pre- dicho y. ante el Juzgado de Ins- 124.un auto 123 por el que mandaba que las sesiones se realizasen sexuales. peritos para que declarasen asimismo a puerta cerrada. para colmo. aunque provenientes de su educación social y religiosa. consecuencia de un fracaso en la propia discriminación psico- plente del Juzgado) se vieron obligados a retractarse de sus sexual que le llevaría. pechar tendencias homosexuales . entre las conclusiones de su dictamen. los otros peritos (el forense titular y la médica su. en un momento [determinado]. sino más bien como tectores—. Marcos Bernardo de Quirós. — 192 — — 193 — .05 horas. que le es permitido y aquello que le está prohibido]. afirma que decía fimosis. Teruel Chamón y Bahillo Rodrigo. notables deficiencias en su proceso de maduración. que sí hablaba de las tendencias homosexuales a la Ley cuando la Sala amparó también al sacerdote y a los de don Ignacio Ruiz. Cfr.» Un cambio de tercio que daba por olvidado todo lo a puerta cerrada. 9. proceso [se refiere a la adquisición del primer código social de en su sentencia 124 .. de fecha 13-12-90. Ignacio Ruiz Leal —prosigue este informe ciudad se enterase de este escándalo. describe a don Ignacio favor del sacerdote. Este psi- lación del padre Ignacio Ruiz Leal al dictaminar que éste pa. donde las pulsiones no se de- la violación anal]. por los que pudiera ceder a necesidades mente para poder realizar una penetración anal [que ya ha. reconocido urólogo y médico forense del parcial e incompleta identidad psico-sexual masculina (. El doctor Mariano Marcos. por tanto. pero también lograron evitar el bochorno como una personalidad siempre sometida a su madre y con público de los peritos que habían facilitado la rápida excarce. Informe pericial evacuado por el médico psiquiatra Mariano momento del inicio de la vista oral y de la entrada del público a la Sala. después de hacer una larga.) Juzgado número 4 de Alicante —venido de otra ciudad ya que desde estas perspectivas podemos entender una posible rela- en Cuenca había una sospechosa y uniforme propensión a ver ción no heterosexual: no por la búsqueda de objetos homo- las cosas del modo más favorable para el sacerdote y sus pro. el 9 de julio de 1990. sexuales. tras mantener varias entre- Los magistrados infringieron la legislación procesal en vistas en profundidad con el sacerdote.. posibles objetos sexuales. Celebrar el juicio a puerta cerrada evitó que toda la »Vemos en D. omitía cualquier referencia al detallado tendía era proteger la intimidad de los disminuidos psíquicos informe pericial del psiquiatra Mariano Marcos Bernardo de durante sus declaraciones. a no discriminar tampoco los opiniones profesionales y tuvieron que reconocer que el sa. el doctor ciones con objetos desexualizados alcanzando así sólo una Antonio Bru Brotons. apar. biológicas instintivas o psicológicas pulsionales de una ma- bía sido descrita con detalles exactos por la propia víctima de nera transgresora e impulsiva.125 ficado. con los que él se identificaría. puede se h a acreditado que el procesado presente tendencias homo. Sentencia 54/90 de la Audiencia Provincial de Cuenca. detener y guiar de forma adecuada socialmente cualquier de- seo pulsional. quiatra.. su estructura mental. pericial psiquiátrico en sus conclusiones— un déficit de este Por otra parte. pero que se convirtió en una burla Quirós.

» neral de fiscales del Tribunal Supremo— y por la letrada de 127. defendió laboral con ASPADEC antes de que sucedieran estos hechos. sexuales del sacerdote contra los tres deficientes psíquicos. de las acusaciones y casarse la sentencia por ese que- trados tanto en la almohada como en el suelo de la habitación derecha y los brantamiento formal —ordenó el Tribunal Supremo128—. El médico forense Mar. — 194 — — 195 — . día de Santa Volviendo a la sentencia que estamos comentando. la absolución del Marcos con el argumento de que el enfoque psicodinámico sacerdote Ignacio Ruiz en virtud del precepto constitucional —que ha sido fundamental para el desarrollo de la psiquiatría de la presunción de inocencia.. vehementemente la absoluta normalidad del desarrollo de la sexualidad de don Ignacio y pretendió desautorizar al doctor El fallo de la sentencia fue. da—. «Aun admitiendo la existen- y la psicología modernas— no era correcto para explicar la for. había diversi. dado Lucía. 126. provocaron una contundente sentencia del Tri- muestras halladas en el piso utilizado por el padre Ignacio Ruiz. fechada el 30-10-93. es decir el mun- ante el Juzgado «por problemas de conciencia» y declaró que do real [y sus normas y consecuencias]. y que no había logrado la prolongación de su contrato cerdote. que ni había explorado en profundidad al sa- lico. meses antes. amén de protectora de los asun- pruebas 126 . según su conciencia. los resultados de las ASPADEC. Cfr. ni poseía especial cualificación psiquiátrica. informe número 39-AP-90 del Servicio Central de Policía Científica. fechado el 5-4-90 y obrante en los 128. Cfr. había sido ya pro. Juan Ángel cia— señalar que tan noble ciudadano es profundamente cató- Martínez Jareño. aunque imprescindible para en base al referido principio constitucional. las razones expuestas por la acusación y la defensa y lo manifesta- do por los mismos procesados. falta el nexo que enlazara tal conoci- más ducho en cuestiones de fe que de ciencia. cia de algún indicio —concluye la sentencia tantas veces cita- mación y desarrollo de la personalidad. máxime cuando provenía de las pruebas y testimonios que avalaban la posible veracidad de magistrados tan ilustres como los señores Vesteiro. entre muchos otros.410/93 de la Sala Segunda del Tribunal folios 309 a 313 de la causa contra el sacerdote. una santa que. apreciando.» había oído cómo J u a n Andrés (la víctima de la violación) nega- Ante este elocuente dictamen —y en el mismo acto ante el ba los hechos. la Sala no dio credibilidad a las declaraciones de las tos de la vista. bunal Supremo que anuló la dictada por la Audiencia de tados de los análisis efectuados por el Servicio Central de Policía Científica concluyeron que. como puede ser el del conocimiento de la vivienda por tínez Jareño. es portadora que los magistrados gozan de libertad en la apreciación de las de claridades y magisterios. cabellos de los tres disminuidos psíquicos». El juicio había empezado el 13 de diciembre. dictará sentencia dentro del término fijado en planteados por el Ministerio Fiscal —avalado por la junta ge- esta Ley. Sentencia número 2. aunque sí consideró muy importan. Han de estimarse los motivos primeros de ambos re- dad de manchas de semen pertenecientes a una persona con el grupo san- guíneo A (el mismo del cura)... El artículo 741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal dice que: «El Pero el culebrón del padre Ignacio Ruiz Leal no acabó en Tribuna]. Como. Teruel y los hechos enjuiciados127. Quizá no fuera baladí —ni ajeno a su concien- juez instructor— el médico forense del Juzgado. Y la sentencia fue dictada en otra fecha no me- tres víctimas (a pesar de que demostraron un conocimiento nos simbólica ni elocuente: el 28 de diciembre ¡día de los San- exacto del domicilio del cura y se reafirmaron una y otra vez en tos Inocentes! Un guiño que monseñor Guerra Campos sin los detalles fundamentales de sus historias).. crítico ilustre aunque demostrara ser un hombre los supuestos ofendidos. y «en este caso —tal como señala el dictamen cursos [por quebrantamiento del principio de publicidad] policial— existen algunas similitudes entre algunos de los cabellos encon. te el testimonio de un cuidador de ASPADEC que compareció cería sin tener en cuenta la realidad externa. en el lugar donde sucedieron las supuestas agresiones Cuenca y obligó a repetir el juicio. le había dicta. según la Iglesia Católica.» la estrategia de la defensa del padre Ignacio. ni tomó en cuenta duda valoró en su justa medida. las pruebas practicadas en un tan glorificado acto jurídico.. Los resul. bien conocidos en Cuenca por su profunda religiosi- dad y respeto a las tradiciones. miento con el comportamiento que se atribuye al procesado. Supremo. obviamente.. Bahillo.. verbial para el sacerdote cuando. Los recursos de casación el juicio.. por lo que procede no hacer un pronunciamiento condenatorio minado una fimosis inexistente. por ejemplo.

viendo tal como han ido las cosas. Por elemental aparecer como irracional o arbitrario. debía volver a ser juzgado. Dios también giró la cabeza para mirar hacia alta instancia de la nación no admitió el recurso de amparo otra parte.. Cfr. La noticia sentó como un mazazo en el bando clerical El sacerdote Ignacio Ruiz Leal sigue actualmente con su y. es casi seguro que Constitucional que. lo que parecía aún peor. justicia. Cfr. Escrito de recusación presentado ante la Audiencia Provincial Constitucional. como no podía ser de otra forma. e insiste repetidamente el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en sus resoluciones cuando se- ñala «la importancia que en esta materia tienen las apariencias. para que fueran apartados definitivamente Justicia le condenará. sus sacerdotes. obliga a los obispos a mirar lejos de la bragueta de Fuente Soliva. Cfr. los magistrados de la Sala no se La caridad cristiana. Araceli de la parecidos. responde precisamente garantía de imparcialidad objetiva. arriba se encargará de hacerlo. 3. minos jurídicos se denomina un incidente de recusación con. por ello. pues va en ello la confianza que los tribunales de u n a sociedad democrática han de inspirar en los justiciables» (casos Pier- sack de 1-10-82 y Cubber de 26-10-84). Tal como dicta el más elemental sentido común y del pudor. la justicia de de este caso131. En el momento de redactar este capítulo.»132 Pero ni aun así. — 196 — — 197 — . 130. A nadie parecen importarle mo.. del sacerdote «por carencia manifiesta de contenido (. de la imparcialidad judicial. sufrieron tres deficientes psíquicos con mentalidad de niño. Sección 2. sobre la causa con número de registro de Cuenca en fecha 7-3-94. pero esta vez ai- para jubilarse— se resisten numantinamente a que otros reando sus vergüenzas en público. de forma que debe abstenerse todo juez del que pueda temerse legítimamente una falta de imparcialidad. fechado el 19-05-94. lejos de atentar a la imparcialidad o de forme a la ley. habrá de ser distinta a la legítima necesidad de preservar la garantía institucional la composición de la Sala que va a ver y fallar el asunto. a . «Estoy convencido de que. en 1989. y si no [le condenan]. de acuerdo con lo expuesto.) y 129. El procedimiento ha de reponerse al momento procesal puesto que este pronunciamiento [se refiere a la sentencia del de la infracción celebrándose de nuevo el juicio oral con- Tribunal Supremo]. en su dimensión objetiva.F. del Tribunal 131.714/93. la cial de Valencia]. El padre de Andrés S. El padre Ignacio Ruiz volvía a ser un presunto culpable los magistrados Vesteiro y Bahíllo —a quienes falta poco ante la sociedad. Probablemente deben encontrar en su inquebrantable tantos desvelos se tomaron para que la Iglesia obtuviese su fe católica la razón que ya todo el mundo les ha quitado. Recurso de amparo firmado por el letrado Ignacio Izquierdo Alcolea y fechado el 11-12-93. uno de los disminuidos. «pro- la orden de repetir el juicio con otros magistrados. si es culpable [el sacerdote]. según demuestran este y otros casos abstenían 130 y el caso seguía en vía muerta. Como el tiempo pasaba. conocedor de los usos sancio- híllo Rodrigo [Teruel Chamón. tucional 129 . 132. agente t r a los magistrados Joaquín Vesteiro Pérez y Humberto Ba. el tercer firmante de la nadores de su comunidad. y ha- bía ordenado el Tribunal Supremo en su sentencia. de la Guardia Civil y. presentó lo que en tér. como última vía para anular la orden del Tribunal Supre- vida normal dentro de la Iglesia.. acudieron al recurso de amparo ante el Tribunal Consti- demasiado las supuestas vejaciones sexuales que. La más bándose ropa». llegó la sentencia del Tribunal Pero. Dictamen de la Sala Primera. y. se curó en salud cuando afirmó: polémica sentencia está actualmente en la Audiencia Provin. ratificó cuando Andrés estaba en casa del padre Ignacio Ruiz. jueces analicen las aventuras sexuales del padre Ignacio Ruiz su nuevo juicio no podrían repetirlo aquellos magistrados que Leal. y registrado con el número 49.» Estando así las cosas. letrada de ASPADEC.

.» 2 Cor 12. Por eso estoy con- tento en las debilidades. pero me contestó: "Te basta con mi gracia. la fuerza se realiza en la debilidad. un emisario de Satanás para que me abofetee y no tenga sober- bia. de mis debilidades. para que no tenga soberbia. me han metido una espina en la carne. persecuciones y angustias por Cristo. verme li- bre de él. porque así residirá en mí la fuerza del Mesías. entonces soy fuerte." Por consiguiente con muchísimo gusto presumiré. ultrajes e infortunios. PARTE IV EL SADOMASOQUISMO SEXUAL ENTRE EL CLERO «Por eso.7b-10. pues cuando soy débil. si acaso. Tres veces le he pedido al Señor.

Llegué incluso a poner mi mano derecha sobre un fogón. y piedrecitas o garbanzos duros dentro de los zapatos me recordaban en todo momento que yo era un pecador sin re- — 201 — . Me convertí en el más servil y humilde de entre mis compañeros. Me pasaba horas enteras arrodillado sobre pequeños guijarros. pero me era imposible. »Empecé a utilizar el cilicio y las disciplinas hasta dejar- me el vientre y la espalda en carne viva. La oración y la peni- tencia fueron dando paso a la mortificación corporal. rogándole a Dios que cesara en su castigo. Pero nada podía detener mi pene y mi mano. el cilicio ya formaba parte de mi ropa inte- rior. pero no lograba ven- cer el deseo sexual. 18 SACERDOTES QUE REALIZAN PRÁCTICAS SEXUALES SADOMASOQUISTAS «Mi problema comenzó cuando yo era aún seminarista. que pronto empecé a sentirme como una rata pecadora. Como el resto de mis compañeros de seminario. yo me masturbaba porque necesitaba satisfacerme sexualmente. pero no conseguí más que una dolorosa que- madura. pero seguía teniendo erecciones a pesar del dolor de las heri- das que me producían los pinchos metálicos. pero era tanta la aversión que nos inculcaban hacia la sexua- lidad y tanta la presión para conservar la pureza. y acabó por dominarme sin que pudiese hacer nada para evi- tarlo. Intenté dejar de masturbarme. me disci- plinaba a diario. »Cuando me ordené sacerdote todo seguía igual. Acabé por ponerme el cilicio en el pene.

p. Madrid: Espasa Calpe. pero no disminuía el placer sino que se volvía más so. demás. Alonso-Fernández. señalaba que có. no fue Iglesia Católica ejerce aún sobre el clero y sobre una buena por no gustarme lo que hago. El masoquismo en el hombre moderno. cuya La persona que me relató esta experiencia no se identifi. atadas. el sufrimiento. quizá en un momento de lucidez. El masoquismo sexual es una parafilia o desviación que se «La actitud cristocéntrica hacia la vida —añade Francis- caracteriza porque la excitación sexual «procede del hecho de co Alonso-Fernández 136 . p. catedrático de Psiquiatría y de Psi- sentir sufrimiento físico y/o psíquico. (1993). o al menos no ocultar de ningún modo a los que hacía. ción reactiva de la personalidad. Y el propio episodio de la pasión. pe- ro ambos trastornos no siempre van asociados. que la excita. pero fuma. pero un ro es una parafilia. es mucho más que una psicológica. p. inmensamente más dolorosos que el su- E n general se relaciona el masoquismo sexual con la per- sonalidad masoquista —o masoquismo psicosocial—. y a la transmuta- ba rápido y sin parar. pudiendo llegar a poner en peligro su vida en refiere que el alma posee mil medios de infligirse tormentos esta búsqueda de placer sexual. Cristo. Reik. Alonso-Fernández. personalidad masoquista tanto en su forma como en su fondo.» Hace ya más de cuatro décadas que el doctor Reik135.medio. Y si algo ha fisticado. F. que dijo tener 46 años. pareja. De al. Y. el malestar o la humillación»134. (1949). (1993). y apenas cumplidos los saludos pro. si llegué a más importantes en que se asienta el poder y el control que la pedir ayuda clínica. cristiana es la conciencia de culpabilidad. Cfr. 90. Madrid: Temas de Hoy. 136. aluden directamente hombre. producida desde edad tem- guna manera todo se había confundido. Op. tal como han llegado a los Evangelios. El prime. 135. con su tricto masoquismo espiritual se sitúa Santa Teresa cuando consentimiento. — 202 — — 203 — .. que abre la puerta a los cuadros neuróticos más di- por satisfacerme sexualmente. sin esperar mi petición para Asertos bien conocidos como el de que «los últimos serán los ello. F. Con el tiempo comencé a emplear velas y ornamen. hablaba despacio. para expiar un profundo sentimiento de culpa. sino porque intuí que estaba parte de la sociedad. suele dome —humillándome. con el masoquismo social y psicofísico (. perdiendo el control de mi vida. E.»133 por el amor de Dios. su mirada apenas se despegaba de la ción del malestar y el sufrimiento en un sentimiento o actitud mesa o del suelo y sólo en contadas ocasiones se cruzaba con de satisfacción o placer. Rojas. De ahí su tendencia a asociarse das. tesis es compartida por muchos otros autores. estranguladas o maltratadas de cual. mente porque me castigaba.. Th. el testimonio que acabo de reproducir parcialmente. vis- la de su interlocutor. El primeros». Bue- 133. Cfr. tocolarios empezó a relatarme. versos. denotan una dote de quien te hablé». Llevaba dos años bajo terapia médica y to desde una mentalidad científica. estábamos en la consulta de un amigo psicólogo. es decir. 92. Cfr. o el de «pon la otra mejilla». incrementaba el estar relacionada con la necesidad de un castigo que sirva castigo. que conlleva una viva ten- «Estaba metido en un círculo terrible: me odiaba por lo dencia a «mostrar. No sé cómo ocurrió. 222. cit. 134. mientras que el segundo es una forma- día me di cuenta de que el dolor me excitaba aún más. cología Médica— suele ser una de las posturas cristianas y ción sexual se produce cuando estas personas son humilla. sinceramente. levitaciones y éxtasis. sabido infectar hasta los mismísimos genes la cultura judeo- tos sacros para conseguirme placer. que me lo algunas de las enseñanzas fundamentales de la figura de había presentado con un escueto y directo «éste es el sacer. Cfr. golpeadas.) En la línea del es- quier modo por ellos mismos o por otras personas. He cometido —y aún co. al cultivo de la humillación y la vergüenza. sino que me satisfacía sexual. y otros (1991). declaración de principios masoquista. uno de los resortes meto— verdaderos sacrilegios. ya no me castigaba prana. Enciclopedia de la sexualidad y de la nos Aires: Nova. religiosas más masoquistas. diría el doctor—. pero necesitaba hacerlo para poder seguir odián. La personalidad masoquista. Estigmas. ni recuerdo desde cuándo.

velas. hijos de fami- personalidades masoquistas es. tiene unos cuarenta y muchos años y. especialmente. imágenes religiosas y otros elementos del —y por ello.. 1973. y le pide que le dé tención de placer. ya había sido detenido por corrupción de menores en físico. se revuelca por el sue- los instrumentos y situaciones que procuran humillación. y sólo mitigados un poco. en las casas donde pareja (con otro varón o con una mujer).. lo suplicando perdón y llorando como un crío. desnudo. Francisco sexuales masoquistas y rituales católicos lleva a conformar Monsi fue detenido el 13-3-94 por orden del Juzgado de Instrucción número casos como el de Francisco Monsi. su. crucifijo para que lo sostenga en la mano. ya sea por sí mismos o en torturas es el Opus Dei. atraía a su casa a niños de 7 a 14 años. délos Servicios de Urgencias del Hospital Clínico de Málaga. según la po- có el camino de la humillación. Si a ello le unimos la en las prácticas homosexuales con él. ex religiosos o ex miembros del Opus Dei— aquejados de esta patología. le da un ticos y. viven sus sacerdotes y numerarios. te. se había exclaustrado de la orden franciscana y. y se acabó. una vía cristocén. en los arma- «Entre mis clientes —me contaba el dueño de un negocio rios del cuarto de baño. celador del turno de noche 7 de Málaga. pues. detenido por la policía después de llevar más de veinte años frimiento corporal. en el hacía ver películas pornográficas como paso previo a su inicio ámbito de adiestramiento del clero. mayo 2). y disponía de unas cua- encontrar entre el clero muchos casos de personalidad ma. por la petición elevada a Dios Francisco Monsi. — 205 — — 204 — . será lógico montado un altar para oficiar misas. para la aplicación de un remedio (. en algunas órdenes religiosas —masculinas y feme. (1994. nores. con el cuerpo lleno de contusiones.» para su placer sexual cuando éstos eran aún menores de La formación y la presión para forzar comportamientos y edad—. luego reza o hace algo parecido. se masturba en un terapia sexual se hallan pacientes —sacerdotes en activo o rincón. ellas grabadas por El Cura mientras corrompía a los me- se está imponiendo de nuevo el uso frecuente e indiscrimina. Monsi incluía rezos. administrándose sin motivo racional todo tipo de tor. La realización de prácticas expiatorias junto con hábitos 137. muchos clérigos que. Cfr. siones que están íntimamente relacionadas con ritos maso- Hoy. las privaciones y el castigo licía. muchas de ninas— y en bastantes cursos de formación para sacerdotes. con frecuencia. G. un sexagenario conocido como El Cura. y. música sa- celibato impuesto «como expresión del seguimiento a Jesús» cra. Aun. cuando viene. pp. incienso. incidencia negativa de la represión sexual a ultranza y del En sus sesiones sexuales. ritual católico. soportar este sufrimiento. les y dogmático esencial del catolicismo y. según acabamos de expresar. agravando los cuadros neuró. pervirtiendo los mecanismos de ob. que acaban asociándose indeleblemente a golpes y patadas mientras él. Jamás se secularizados. sin duda alguna. lo que ayuda a corrompiendo a menores 137 . quistas de expiación— con escenas pornográficas. nunca falta. Tanto es así que. el apóstol máximo de la expiación masoquistas sexuales recurren igualmente a los elementos mediante el dolor producido por cilicios. «El cura» daba catequesis cris- tiana a los niños mientras los corrompía. Sin llegar a este extremo de sordidez. Monsi. él una sotana —que trae dentro de un portafolios—. 56-58. Tiempo (626). cada La incidencia de este tipo de formación patógena sobre el dos o tres meses. trocientas cintas de vídeo en las que se intercalaban escenas soquista con explícita desviación sexual igualmente maso. siempre le hace poner a la chica que esté con sujeto se mantiene de por vida. tras ganarse su confianza y cariño. En una de las habitaciones de su casa había trica en cuanto a su significado masoquista—. de ceremonias católicas —especialmente de algunas proce- quista. con la colaboración de varios jóvenes —captados turas. do de la mortificación corporal en todos sus aspectos. un fármaco específico para cortar he- de prostitución sadomasoquista— tengo uno que es sacerdo- morragias y cicatrizar heridas. un elemento dinámico lias muy humildes. disciplinas y otras religiosos para procurarse placer. Martínez.) San Francisco mar. En bastantes consultas especializadas en rato. Al cabo de un frimiento y dolor.

/ la que silenciosamente amas. cabría de pureza tan elevado. 23.. presentan conductas sado- en privado con diferentes damas de la alta sociedad y con Rü- masoquistas. gráfico donde narra su pasión amorosa con un sacerdote je- suíta 138 : ¿Pero qué tipo de mujer eres? /. estos seres son incapaces de sentir auténtico amor»139. es decir. en la dureza de su caída pretenden encontrar la me- del Carpió. dida de su virtud y la vía de su perdón. jesuíta. 725.» talles las relaciones de sumisión sexual que él mismo practicó Algunos sujetos. pretenden hacerse bilidad por trasgredir su obligación de celibato y pureza y un acreedores del más alto perdón. en un libro poético autobio. alternan el masoquismo sexual con melin. obras eróticas como La Venus del abrigo de pieles. aplicándose en la anulación de su persona dad neurótica e inmadura. ni tampoco lo ha intentado. ante mi claridad e insistencia. / Soy la mujer que te hace vulnerable / la que te lleva a romper prejuicios prefabri- cados. Lo Duca. que una atribuirlo a la mezcla explosiva de sentimientos que pueden parte de ellos sólo son capaces de enfrentarse a él desde su llegar a confluir en un sacerdote con estructura de personali. donde describe con todo lujo de de- mujeres. Sin em- bitual de sus amantes. incluso en las relaciones de pareja estables. comportamientos de tipo sádico. bargo. o El jesuíta. me preguntaste un día asombrado. — 206 — — 207 — . te hago inmortal. (1979).M. II. J. La Iglesia Católica impone a sus sacerdotes un estándar quistas. propia derrota. Vol. atrapado entre una fuerte culpa. / perplejo. psicóloga y escritora. aumentar la distancia existente entre él y su ideal. Una mezcla de sentimientos a la que se aproxima Cecilia Por eso. Del Carpió. Sacerdote. su primera esposa. México: Daimon. confundido. C. autor de 138. Enciclopedia ilustrada de sexología y Caracas: Autor. Diversos testimonios de mu- jeres que mantienen relaciones sexuales con sacerdotes —y El doctor Lo Duca resume muy bien el perfil mórbido del que veremos en las partes VIII y IX de este libro— han des. Cfr. tremendo resentimiento hacia la mujer que se le materializa Esos sacerdotes masoquistas aprendieron en el seminario como la causa de sus males y el origen de su «impureza y que no importa cuan grande pueda llegar a ser un pecado mezquindad espiritual». (1990).. mientras la penitencia consiguiente sea igualmente ciclópea. / Soy la mujer que te atormenta / la que te turba / la que te hace sentir culpable / la que te hace pa- tente tu castración / y soledad. / la que irremedia- blemente detestas / por haber roto tu calma inerte. con ninguna de mis de Kolomea. Cfr. erotismo. que hablamos al afirmar que «el masoquista se envilece para crito este tipo de conductas como una característica muy ha. Don Juan ha acostado. en cambio. mediante la humillación y el sufrimiento. El desencadenante de esos comportamientos sadomaso.. p. / Soy la mujer que te es- tremece / la que te gusta y admiras / la que sueñas y re- cuerdas / la que te seduce y te hace sentir / tu humanidad tan recónditamente guardada.. 139. p. El término masoquista deriva del nombre del novelista austríaco Leopold von Sacher Masoch (1836-1895). inalcanzable e inhumano.

Para que no quedasen dudas. ni como testigo ni como inculpado (que. Pero. en el caso de quienes habían tenido re- laciones sexuales con menores. EL GANGOSO. las agendas se guardaron en una caja de seguridad y acabó celebrándose un juicio cojo y sesgado en el que sólo había su- puestos proxenetas pero ningún cliente. así como buena parte de las — 209 — . aún desconocía que entre los clientes habitua- les de esta red figuraban algunos prohombres de la sociedad española. duran- te el juicio. De hecho. 19 JOSÉ. tiempo después. eran tan delincuentes como los propios proxenetas). titular del Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid. UN VICARIO QUE GUSTA DE LAS RELACIONES HOMOSEXUALES SADOMASOQUISTAS CON MENORES Cuando. una copia de estas agendas. Clara Penín Pérez. cuando se incautaron de las agen- das telefónicas del brasileño. autorizó a la policía ju- dicial para que siguiese investigando las tramas de la red de prostitución homosexual de menores del brasileño Carlos Al- berto Romao. los nombres encontrados fueron de tal magnitud que el caso sufrió un vuelco espectacular: se impidió que hubiese acusación particular en el proceso (de hecho se expulsó a la que ya estaba personada en la causa). en 1990. 140. el tribunal impidió fogosamente cualquier intento de los letrados defensores presentes de referirse a las dicho- sas agendas y a los nombres de los clientes que protegían 140 .

692/90. C : Látigo. que en la presentación me gusta que esté vestido. se está muy fresquito aquí dentro. Lo demás todo. el sacerdote. CARLOS (proxeneta): Sí. pues aquí ya tengo incluso la habita- sea de quemaduras y que haga salir sangre. ¿y me mantienes la cita que me di. cantes las mantenidas entre Carlos Alberto Romao y un sa. confirmar los preparativos.: Vale. también.» quista que contrataba con los pupilos de Romao. El drama del Tres días después. y sexo si quieres. encienda el mechero y me eche mano al paquete. J. Lo que sí me gustaría es que Este notable y a todas luces adinerado miembro del clero las velas [derramar cera fundida sobre la piel] las utilicen español —un vicario o juez eclesiástico— gastaba entre ellos [los menores]. hasta luego.: Sí. como es natural. tampoco le puedes pinchar para hacer san- cedor de tal apodo. sí. que a la altura del pene encienda el mechero. aceites. látigo. yo C : OK. P.000 y 100. nancia y no a lo mejor porque conoce de qué va el tema. sí. J. ¿sabes?. (1993). vale. P. mucho. Lo está listo para la sesión y llama a Carlos Alberto Romao para que sigue es parte de la transcripción de algunas de sus lla. me eche mano al paquete [genitales]. nada que CARLOS: Muy bien.: Entonces. que las velas las encienda cuando estemos en situa- D. yo ya conozco a garantizar más cosas con él que con el otro.. cuya voz característica le hizo mere. mira. El Gangoso.. J. chao. Y su estatus económico le permitía correrse estas santas juergas sexuales Seis días más tarde. según como le pillase el cuerpo. sí. No puedes con tabaco [quemaduras como José. simular que el chaval quiere guerra conmigo y. no es que sea mejor. Cfr. el látigo y todo eso? dad? C : Sí. otra cosa. sí. no sé lo que podré «JOSÉ (sacerdote): Ya.» grabadas por l a policía. Entre las conversaciones telefónicas que la policía inter. obran en poder de este autor. también el negrito. Barcelona: Ediciones B. Y el negrito [el menor J u a n bién. que no esté desnudo. le comenta a Carlos: «Me echó tanta — 211 — — 210 — . entre otras muchas diligencias judi.. y J u a n está mejor que Raúl. pp.: Entonces voy para allá. mira. que le puedo aplicar cera. quiero pasarme por ahí [casa de Carlos y lugar al que acude el J. que ya empieza a prepa- menor en España (cómo y por qué los adultos maltratamos a niños y jóve- nes). 40. jiste? porque estoy ahora con un calorín. que contienen. para ello. madas al teléfono de Romao. ¿Te vale? J.. ¿verdad? C : Sí. tardar y. C : Sí.: Ah. por las mañanas. son bien ejemplificadoras y edifi. Ah. ya está todo hecho. yo voy a tardar un poquito en salir de casa.: Sí.: ¿Ya tienes ahí las velas. C : No. y J u a n me conoce a mí. con cigarrillos]. que cuando me vea C : Perfecto. y nada más. «JOSÉ: La circulación está regularcilla. ¿sabes cómo es eso?. ¿ver. J. C.000 pesetas por cada sesión de sexo sadomaso. además. ción ambientada.M.: Pues entonces digamos que Raúl será en otra ocasión. lo que pasa es que yo te puedo J. se podría presentar. con bolas.. núnwro 2. Rodríguez. bolas. el 5 de agosto de 1990. uno seputifica por la ga. e incluso si quieres eso. pero digamos haputificado. que ya sabe que me ciales. o sea que sobre la cosa de pincharnos y de. es de raza negra] ¿también está preparado? J. que ya las ha desvela- do en parte e n un libro anterior. J. digamos que algo de hostias y tal cerdote cuarentón descrito en las transcripciones policiales y tal. me has dicho tú que yo le puedo pegar con el vino y grabó en este caso. 162-166. luego ya se desnudará. para mantener relaciones sexua. tam. las transcripciones de las conversaciones telefónicas intervenidas y gustan a mí todas esas tonterías. el sacerdote ya más de una vez por mes. rar una nueva sesión.: Y que en la entrada. y que las encienda el muchacho. yo quiero les con los menores] para una sesión de masoquismo. ¿sabes?. gre. de lo demás todo. eso sin problemas. bueno. está ya todo aquí.. ción.. porque el otro ya se Juan. mira. cuando yo entre en la habitación sacerdote..

» J. de origen zai. porque te voy a ha- bre.M.: Sí. la cosa iba a salir yo a lo que él quería hacer conmigo y que ya me iba a poner bien porque. pero yo he tomado la pre. ¿no?. C : ¿De pasivo con Eibar? a ver cómo iba la cosa y ha ido bien. grabada el mismo mes de agosto. que le tirase sobre la cama. que J. claro. pues ya lo sabía. sí.: Estupendamente. claro. «Al cura le gustaba que al entrar en la habitación le echa. y aparte te digo. ¿sabes? porque yo no lo conocía como pasivo.: Y Raúl. contactar en cualquier momento. que ya sabes tú que juzgado—. ahí todavía más claro. llegar. duro. Los hermanos Juan y Raúl C. podían tomarse una cierta revancha: C : Iván tampoco. el chico es que se pasa.M. como consoladores pero ya en plan un poco más tigo y del dolor a recibir.. últimas que estuve con Eibar me dijo que respondía muy bien C : Por eso yo no me quedé preocupado.. porque con Eibar he estado varias veces. J. J.: Sí. pero incrementando el nivel del cas. ¿me entiendes?. bueno.. En otra conversación. debido a C : Con Raúl sí. como menores huidos de su casa. C : ¿Te gustaría hacerlo con Eibar? caución. y luego con él. ¿no?..: Sí. ¿vale? se ha acostado conmigo y le puse las pilas en este sentido. en Zaragoza. sino la vez anterior. entonces imagínatelo ¿no?. J. que para la próxima vez quería una cosa más fuertecita y me trodujera por el ano. pero bas- enrrolla bastante bien. que t u y a lo conoces tam- bién y el látigo especial ¿no?.cera que me ha dejado todo el cuerpo hecho una ampolla. sí. velas y tal. dame así unas pistas. fue cliente de ambos.. soy José. a la hora que lo quieras lo tengo. se pone muy. sexo. yo ya te dije lo que había. y qué te iba a decir yo. Carlos. en un colegio de las afueras de Ma. después. dijera toda clase de tacos: también que le pegase con un látigo pues me dijo que yo respondía estupendamente y.: Pues mira. yo y Eibar. hom. es una cuestión en la que tú impones más o menos el límite. ¿no? pues aparte de los que. de los pinchos. CARLOS: ¿Que lo pasaste estupendamente con Raúl?.. que lo puedes Los menores Juan C. C : Exactamente. C : Entonces será una cuestión de charlar antes primera- guir. y las dos J. cer una visita pronto. cuando hicimos aquí la se mano al paquete —ratificó Raúl en su declaración ante el sesión. claro. consoladores con pinchos y cosas así ¿me entiendes?. de que él viniese aquí una noche antes y. gemelas y cosas así. C: Sí puedes... reño. yo te digo «JOSÉ: Hola.. claro. él sin problemas. unas cosi- vicario gangoso le propone a Carlos Alberto Romao hacer otra tas que no sé si a ti te irán o no.: Mira. mente contigo. vamos. claro que sí. le diese patadas y le va de activo. vive aparte.. entonces hay que poner un límite. hermano J u a n se ha ido y no puedo conseguirlo como antes... no ésta. le gustaba que le in. tante duro. Con el sacerdote gangoso. ha ido estupendamente. yo quiero de pasivo con Eibar. pero con una cierta antelación sí te lo puedo conse. aparte de tabaco [quemaduras con cigarrillos]. aquello del masoquismo. porque este chico se va a estudiar. — 212 — — 213 — . habían huido de la casa paterna. a lo me. y su hermano Raúl.: Y con Iván tampoco. muy gorda y no sé hasta qué puede utilizar después. ¿qué son? ¿esposas? estaban bajo la tutela de la Comunidad de Madrid y eran internos en un centro escolar especial de la Administración. podría usar C: Sí. te llamo para decirte que lo lo que se puede hacer y tú me dices hasta qué punto quieres pasé estupendamente con Raúl. porque si no la cosa se pone jor ya está estudiando. porque. es un aparato digamos que de sesión sadomasoquista. Raúl sin problemas. ahora que te digo de Iván. vamos le gusta pasarse lo suyo.: Te pasa lo mismo que con Eibar. le dije y velas en forma de pene que. 141. ¿me entiendes? J. y entonces yo le tengo que poner un poco más li- J. J. porque él es muy duro. con. sabes. consoladores con pinchos y cosas así.: ¿Gemelas?. los malos tratos que recibían. drid141. pues la última vez. es que ya su mitado.» dijo que para esas citas él tenía qué utilizar aparatos. serían gemelas [esposas]. J. yo había pasado la noche con el chico y se aparatos. el C : Hombre. del tema de los aparatos.

de que pinche en un sitio que no tenía que tico. después. con seguridad casi absoluta. con pesos. pero luego se va. estoy de acuerdo". para prestar declaración sobre sus activida- los dos más indicados para esto ¿no?. con causar tanta huella. los mirarás y dirás "pues vale. y un rector de universidad pinchar o algo por este estilo. mao. muy importantes— identificados en 1990 por el Grupo de Me- dría bastante mejor hecho. un magistrado. Es una cosa también que podrías hacer todo preparado pues te acercas y aquí te lo explico. han aproximada. algo extremadamente duro. como es natural. en fin. o que sea así o asá. sí. sí. en fin. ni el resto de los prohombres —entre los que destaca un polí- bilidades. ya sabré yo antes todo lo que va a pasar. por 120. incluso te aseguro que nada de lo que pase será factor sorpre.000 pesetas. en su día.: Entonces vamos a hacer una cosa.: Fabuloso. me pegó con el látigo y con la todo el día para que hables con Raúl o con quien tengas que mano.000 [pesetas].: ¿Y con uno solo? C : Sí. pues quedamos en eso entonces.000 [pesetas]. tú me haces un plantea- chicos.000 J. — 214 — — 215 — . han sido llama- C : Mira. que creo que son dos. también notificó oficiosamente al sa. sido procesados por la presunta comisión de delitos continua- pero vamos.: Sí. enseño todo el material que va a ser utilizado.000. ¿y por cuánto me saldría? sus filiaciones a la magistrada Clara Penín. que son 120. limpia. algo un poquito más fuerte también se podría ¿vale? hacer.: ¿Eso deja algún tipo de huella? C : Entiendes. que C : Sí. desin. porque uno sujeta y el otro hace. me tiró del pelo y en ese mo. J.: Sí. entonces. algo muy bien hecho. entonces vamos a ver. que vas a pinchar y va a salir sangre. J. antes. la punti. J. "pues vale. El antes de que pase charlaré contigo. puede utilizar también. ¿sabes? nores (GRUME) de la Policía Judicial de Madrid. eso está bien para empezar" o "eso está quiero decir? mal". aún sigue siendo sacerdote. a lo mejor se pone un C : De este tipo de cosas te estoy hablando. hablar y le pongas los puntos sobre las íes. C : OK. fuerte y con cuidado. pasa- mento me dijo eso [que respondía muy bien al dolor y que se do mañana. pues hablaría poco rojo el primer día. y es que ese tipo de cosas duras es mejor con dos ser la sesión con todos los detalles. que fue apartado del puesto que ocupaba. con uno u otro. La policía. ¿no?. por supuesto.: O sea. me pondré en contacto con Raúl. ¿me entiendes?.. sí. dos de corrupción de menores. que se no haya sorpresas de ningún tipo.: Sí. antes. yo te J. enumeraremos fase a fase Gangoso. muy bien prepa- C : Pues no lo sé. cómo va a con Eibar. pero te diré una cifra des sexuales con los menores. o sea. un periodista. con dos personas sal. sobre todo con la mano. entonces yo. hasta hoy. la misma hora de siempre y ya lo hablamos en un momentito. antes de eso. obviamente. y digamos que causas menos posi. hablaré con Raúl y con Eibar. a lo mejor un poquito. me paso por aquí a podían usar aparatos]. ¿me entiendes lo que miento. yo te enseño las agujas. Ni tampoco. ¿no?. que pasó J. Ni este sacerdote vicioso. de tabla y de mechero. yo te doy mañana luego también. cuando tenga aquí fectada y todo esto. ni otros dos curas clientes de Ro- lo mejor es que tengas dos personas para que cuando uno su.» C : Incluso es más seguro.. J. de 100. sí. C : Bueno. y sería más o menos por eso. hice con Eibar fue a base de tabaco. pero no llega a rado. J. pero te garantizo que saldría por unas 60. jeta el otro haga el trabajo. la última sesión que yo a 70. tú también huevos.000 a 120. primeramente lla de los pechos con una aguja. ésa es una cuerda de cuero. J. porque cuando se va a hablar de pinchos y cosas así. Arzobispado de Madrid las actividades sexuales de José. Raúl y con Eibar. sería algo de coser los pechos ¿me entiendes?. pero hoy todo lo que va a pasar y t ú me dirás si estás de acuerdo.: Es que él me dijo de un aparato que se cuelga de los te enseñaré los aparatos que van a ser utilizados. que eso al cabo de dos o tres días desaparece. un párroco gallego y el secretario de un prelado italiano.

que nadie se atreva a extralimitarse.17.» 7 Tes 4. como los genti- les. ni la mujer de tu prójimo.3-6. no con afecto libidinoso. porque vengador en todo esto es el Señor. que os abstengáis de la fornicación. PARTE V EL SEXO ENTRE SACERDOTES Y MUJERES CASADAS «Porque la voluntad de Dios es vuestra santifi- cación. . que no conocen a Dios. engañando en esta materia a su hermano. que cada uno sepa guardar su cuerpo en santidad y honor. «No desearás la casa de tu prójimo.» Ex 20.

que con ésas no se nota. ade- más. Poco más de mil años después de que el papa J u a n XII. no le supone asu- mir ninguna responsabilidad. oía con frecuencia cómo un paisa- no hablaba de sus dos hijos. pero. fuese muerto de un martillazo en la sien por un marido que lo pilló en la cama con su esposa. quienes hacen este tipo de recomendaciones. La mayoría de los prelados. lo dan toda- vía muchos obispos a sus sacerdotes cuando éstos les confie- san dificultades prácticamente insalvables para seguir guar- dando el celibato. por otra parte. beneficio que.» Este sabio consejo. en el año 964. gallego. respetan poquísimo a la mujer y su mundo. y que este último está reser- vado «a la clase de tropa» y con la única finalidad de procrear futuros fieles católicos. tampoco estiman en demasía el «sagrado sacramento del matrimonio». Un amigo mío. 20 LA OTRA PUERTA PARA ACCEDER AL MATRIMONIO: MANTENER RELACIONES SEXUALES CON LA ESPOSA AJENA «Si tienes que acostarte con alguna mujer procura que sea casada. hasta que un día. el clero actual aún sigue con su rutina histórica de procurarse placer con la mujer ajena. sumamente in- — 219 — . tradicional entre el clero. como ya hemos visto repetida- mente. Y no podría ser de otra manera entre una élite clasista y aleja- da del mundo real que piensa y defiende que el celibato es un estado superior al matrimonio.

Los sacerdotes. los otros tres son de mi mujer y del señor cura. A lo que el paisano. para ver quién será in- sa con el sacerdote —y el embarazo. eso sí— del marido le siga el divorcio. en el tema particular que nos eu non teño mais que dous. fulos les con otros hombres. o quién gozará brían. pero no se preocupe por nada. E n el caso de la mujer casada. inciden en el hecho de que se decida a tener relaciones sexua- pués de apurar su orujo.. sucedió hace muy poco en Madrid. con el fin de evitar ali. En la actualidad. afectiva y sexual. cuanto a su comportamiento sexual. aunque la veía algunas veces * [No. se atrevió a preguntarle: «¿pero cómo habla usted —que no vamos a entrar aquí a enumerar ni valorar— que siempre de dos hijos si tiene cinco?». «Temeroso de no interpretar bien su oferta y de meter la Los motivos por los que un sacerdote llega a acostarse con pata. más adelante. mentar el fuego de su propia descalificación pública. des. do conmigo. más a menudo de sus requerimientos sexuales. ¿Es que usted no sexual que mitiga su doloroso celibato. misma parte del libro. los curas. las feligresas sienten agitar su ánimo ante la presencia de un Hasta hace unos pocos años. cerdote pillado en acto amatorio adúltero. me pidió hablar en priva- esposa o al cura tampoco son una excepción. confianza. os outros tres son da miña muller e ocupa. tal como ya h a quedado que yo estoy casada y conmigo podrá usted aliviarse con toda bien probado. dijo la señora— y que no les resulta fácil apañárselas. la mayoría de los maridos clérigo apuesto y varonil. En no pocos entornos católicos.. una mujer de creta.trigado. en tiene necesidades conyugales?. »Me salí de la situación como pude. pero en las —me contaba un sacerdote célibe de verdad. es algo ya impensable. un día.] por el barrio. merecen destacarse un par de aspectos específicos y do señor cura»* diferenciales. pero yo aunque. mi negativa. en el más puro es. en general. si se enteraban. y son incluso frecuentes las dispu- burlados. pero. a la atrac- fijar en la pequeña historia de sus comunidades. se lo pasan muy mal —me tilo de lo sucedido al papa Juan XII. casadas y solteras. «por el momen- clases media y alta lo más habitual es que a la reacción —dis. cabe citar que bastantes mujeres son —casi siempre bien fundamentadas— se han encargado de más o menos vulnerables a la erótica de la sotana. hijos ye no tengo más que dos. »—Yo sé que ustedes. de la que solían buena fe a un sacerdote para intentar aliviarle su soledad continuar siendo fieles. sin embargo. tas entre mujeres. nes humanos. »Después de esta escena. no son diferentes en nada del resto de los varo. pero el torrente hormonal del cura sigue siempre su ridículo espantoso. tal como las maledicencias populares En primer lugar. de haberlo— y la encu. en esta todo lo que necesite. señora? alguno: o se enamora de ella. esta situación se mantiene «Llevaba menos de medio año en mi nueva parroquia aún entre las capas más humildes de la población. creo que haciendo un rácter. Probable- — 220 — — 221 . o la ve como un mero desahogo »—¿A qué va ser? —me respondió ella—. le respondió con aplomo: «non. o para No faltan tampoco las mujeres casadas que se ofrecen de ahorrarle un escándalo a la Iglesia Católica. Y matar al sa. La ordenación sacerdotal podrá imprimir ca. ya no volví a verla por la parroquia. como si nada hubiese pasado. De soy una buena feligresa y estoy dispuesta a complacerle en unos y otros casos veremos ejemplos. to». le corté cortésmente su parrafada para preguntarle: una mujer casada son tan obvios que no merecen comentario »—¿A qué se está refiriendo usted exactamente. tal como me puntualizó— cuando. y la mujer se fue sin comprender del todo curso habitual. los «hijos de ción/sumisión que emana del poder e imagen sacra de los que cura» habidos dentro de matrimonios ya establecidos son un está investido el sacerdote. En toda España. asumían la infidelidad de su espo. hecho común. Las palizas a la mediana edad y bastante hermosa. vitada la primera a acostarse con el sacerdote. existen muchas causas »—¿No será usted de esos [homosexual]? —me preguntó varias veces.

Galera. Una vez todo aclarado. aunque no he robado nunca. ¡hay que verlos! ¿eh? Se comen lo que se les ponga por me ofreció si quería irme a América. tienen abundancia y variación de comida a su alre- Por otra parte.. cura no es más que un hombre con hambre. el obispado hembra. pedí mi mujer ir. Curas casados ¿desertores o pioneros? Ma- Juagado. pero con hambre al fin y al cabo. están com- hoy?» prometidas afectivamente (lo que evita problemas posteriores En un caso similar. I n entrevista personal celebrada el día 16-9-94. teniendo hambre. ¿A saber escabrosos. ojalá algún día pueda volver a ejercer mi ministerio hambre si usted quiere. Fue lombicultura).. y mi mujer es una muchacha muy piadosa.. y para que mis palomos ganen. las mujeres casadas cre- yentes suponen los objetivos sexuales más cómodos y posibles 142. como van otras. como en el extremo contrario de definirse como insaciable. 46. aunque sea una piedra. brir cualquier fallo anticonceptivo.. su posición permite encu- párroco de la Inmaculada.. Y digo esto porque yo. están siempre cercanas y existe una in- mente de sus dos hijos menores y pasó treinta y dos días en. a «Si me hubiese acostado con la mujer que me denunció se su entrevistador 144 —. durante la con. clérigo para que pueda planificar futuros requerimientos sexuales.. Como diría un criminólogo. mentaba Manuel Pérez Cortés. cuando me detuvieron. Cfr. Yo me negué a irme por. Y lo estando casado como estoy. y si se pueden casar mucho mejor. y hasta jer un hombre. carcelado142. igualable relación de confianza. Yo sigo pensando que soy y seré sacerdote hubiera sido capaz de robar si hubiera tenido hambre. Y la lugar. A. a mi entender. han sido requeridos bajo la curiosidad Quede esta gráfica —y machista— reflexión de Manuel morbosa del propio cura—. los tengo tres un montaje con muy mala intención.. Yo creo que el hombre debe tener una mujer y la mu- fesión.. muchas mujeres casadas. con lo que le abren sus puertas al Pérez para los obispos. Diligencias Previas número 452/86 del Juzgado de Instruc- ción número 1 de Fuengirola.mente había sido la amante del cura que estuvo antes en mi para cualquier sacerdote que desee romper su celibato. No hubo nada de nada. delante. Pasaron a ser el Sumario 14/86 del mismo 144. Cfr. su trato no levanta tantas salió mucho peor librado que el cura recién citado. estaba enamorado. gitano lúcido y trabajador. ría de las feligresas.» que les hace más peligrosos. en el pueblo malagueño de Mijas. Desde cualquier punto de vista. con frecuencia. pero luego el obispo Ramón Buxarrais suelto. ¿y quién sabe a qué compañero estará consolando razón es bien evidente: son sexualmente activas. Medina suspicacias como el de las chicas solteras. (1993). 143. con otra clase de por eso. Finalmente se vio que la denuncia presentada existe un móvil claro y una oportunidad espléndida. Yo me dedico al deporte de la pica (co- hubiese solucionado todo —me contó Rafael Medina143—. suponen la mayo- fue acusado por una mujer casada de haber abusado sexual. tanto en el caso de que la mujer afirme estar des- atendida o insatisfecha sexualmente. el sacerdote Rafael Medina Marín. rechazada anteriormente por el párroco cuando «A nadie se le puede tener soltero a la fuerza —le argu- ésta le propuso mantener relaciones sexuales.. y reduce la relación al puro sexo). Y cuando llega el día de la pica (competición) y los reaccionó extrañado. dedor. — 223 — — 222 — .. y para los maridos. ¿de qué no tenía fundamento y que su origen estaba en el despecho de extrañarse pues? la mujer. p. drid: Nueva Utopía.. suelen contarle al sacerdote aspectos íntimos. a ayudar a los curas fuera de las mi secularización y me casé con una chica del pueblo de quien misas. es que. y un hasta la muerte. de su vida afectivo-sexual conyugal —detalles qué sería de mí si no me hubiera casado?» que. meses encerrados sin ver ni hacer nada de nada con una En un primer momento. No sería yo quien dejara a que eso no era ninguna solución.

alertado ya desde hacía tiempo por una sospecha que le corroía el alma.704. — 225 — i . después de unas cinco horas de inter- minable trayecto. número de serie 1. lugar de residencia del matri- monio. pero llevaba al cinto su arma reglamentaria. Constantina Pérez Fernán- dez. Tras pasar una noche en vela. Luis del Álamo. recepcionista del hostal. a medida que Luis del Álamo Samper ascendía hacia el tercer piso de un edificio que aún conserva algo del aire se- ñorial que tuvo hace ya muchas décadas. El hombre vestía de paisano. EL PÁRROCO ASESINADO POR EL MARIDO DE SU AMANTE Los setenta escalones de madera. su esposa. 46 años. guardia civil de profesión. había llegado a ese hostal procedente de la localidad asturiana de Luarca. una Star de 9 milímetros parabellum. gris metalizado. pero el marido. El día anterior. Luis le preguntaba por su esposa a Manuel Blanco Blanco. el guardia civil alegó estar enfermo ante su superior y enfiló la carretera hacia Madrid con su coche Renault 18 Turbo. que dan acceso al madrileño Hostal Residencia Veraruz II. Poco antes de las tres de la tarde. de 44 años. el joven —32 años— párroco de Barcia y coadjutor de la vecina Luarca.429. fueron estremeciéndose uno a uno. comprobó esa misma madrugada que también estaba alojado en el hotel su amigo Antidio Fernández Llera. con crujidos de sus- pense. había comenzado con muy mal pie aquel día 25 de septiembre de 1986. 21 ANTIDIO FERNÁNDEZ. vetustos aunque lustro- sos.

nes públicas o privadas. sacerdote de la localidad de la habitación de la que salió Antidio. mas de la iglesia. vistiendo única. y tratando de convencer al procesado de que la presencia de aquél en su cuarto no tenía otra finalidad que la de charlar sin ninguna otra La presencia del sacerdote en Luarca —se relata en el consecuencia de naturaleza sexual. previo al y en este momento sale Antidio por la puerta que se le certero disparo. pero ante el transcurso de cua- tro o cinco minutos sin que ello se produjera. 3 bis a 4 bis. an. no te- sus tareas domésticas y de emplear su tiempo libre en otras actividades fuera del hogar. y el matrimonio era uno mano derecha. su mujer. el encar. que tadamente a la habitación 312 que tenía asignada en ese llevaba casada desde el año 1965 y tenía dos hijas de 16 y 9 mismo pasillo sin que llegue a hacerlo. y en parte por la llamada disensiones en la perfecta armonía conyugal —se declara de atención del procesado que le decía «un momento. a una distancia no inferior a 50 centímetros. dente y pulmón izquierdo. el encargado. En la pareja. al identificarse como su esposo. que le aclara que Constantina ocupa la ha. relación afectiva que se hace extensiva a un intenso estado pasional que estrechaba el campo de su la esposa de éste. de arriba a abajo y de bitación 319 y. llevando la camisa en la parroquia de Luarca un año antes. 145. re- lata del siguiente modo lo que sucedió a continuación: jeo. de sus colaboradores más habituales: ayudaban en las refor- mallera del pantalón desabrochada. dirigiéndose precipi. Tina. pp. en parte por la años. la relación parecía satisfactoria «sin que se apreciaran precipitación de la maniobra. mente bragas y sujetador. comenzando ésta a sentir la necesidad de librarse de entrenamiento profesional y que no pudo dominar. Sentencia número 307 de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial d e Madrid. el procesado El marido burlado. guardó [el marido] pregunta al encargado dónde se encuentra la su arma y le pidió al recepcionista que avisara a una ambu- habitación y. aorta ascen- gado le comunica a ella por teléfono esta circunstan. en los domicilios de unos y otro para llegar [finalmente] a liberándose en él una serie de actos incontrolados que re. probado en la sentencia ya citada—. sin que conste si este contacto tuvo lugar antes o des- pués de que el procesado empuñara el arma de fuego que Una vez en Madrid [Luis del Álamo] se presenta en el portaba en la cintura. izquierda a derecha que interesa el corazón. Antidio Fernández había comenzado su ministerio en la do de la cintura para arriba. produciendo un disparo que alcan- citado Hostal-Residencia y en el vestíbulo es atendido por zó a Antidio. etc. texto de la sentencia— hace que la amistad. intercambiándose visitas e invitaciones conciencia y disminuía y descontrolaba su libre voluntad. una relación aparte y paralela entre Antidio y Constanti- sultaron ser automatismos de disparo. niendo conciencia de dicho automatismo y en tal situa- 145 ción. en trayectoria de adelante atrás. Cfr. ya existente de conocimiento anterior. los zapatos en la izquierda y con la cre. aprendidos por na. se asoma él tiempo de reaccionar ante el grito de advertencia. aún no había tenido las puertas situadas en el pasillo inmediato. cantaban en el coro. que Luis le había hecho: «¡Te dije que este había indicado. respondiendo ésta que espere unos instantes y que tantánea [del párroco]. de Barcia». entre él y el procesado se es- Estando en este momento el procesado dominado por treche aún más. fechada el 4-6-87. en sus hechos probados. aún bajo una fuerte excitación. Pretensión [la citada] que es compartida por su espo- — 227 — — 226 — . ni fisuras en sus relacio- tes de que te metas en tu habitación tenemos que ha. cura nos iba a traer la ruina!» Apareciendo [el sacerdote Antidio Fernández] desnu. y que produce la muerte ins- cia. al indicarle éste que correspondía a una de lancia y a la policía. momento en que Constantina aparece en la puerta amistades Antidio Fernández Llera. Antidio se abalanzó sobre él entablándose un force- La sentencia judicial del caso . saldría inmediatamente. hasta que surge en el círculo de sus blar».

demás. muy leve. sido sancionado por su obispo por mantener relaciones se- decían a puntualizaciones derivadas de su actividad de cate. en afán de atender todas las sugerencias y deseos nández. Carecía de importancia el pequeño detalle de que. sin duda alguna. sobre el recurso de casación número 5. Cfr. advirtiéndole Antidio Fernández Llera. domicilio de Luarca. bargo. Apenas gando— sus relaciones con el sacerdote. para asistir a un desfile de modas. sin em- quista y miembro del coro parroquial». en cuyos despla. le respondía una y otra Hoy. e incrementó la pena a siete rido debe atender sus obligaciones profesionales. años de prisión mayor y al pago de siete millones de pesetas guida por Antidio. nuante de arrebato y obcecación. sigue viviendo con su querida es- con el mote de Falcon Crest. muerte. pizpireta de sonrisa sensual. siempre negó —y sigue ne. Jubilado de la Guardia Civil. de ella. es se. Tina y Antidio se hubieran encerrado en la habitación de u n hotel y ambos platicaran de sus cosas estando desnudos. lo estropeó todo. pensando La sentencia. el sacerdote que nunca hubiese que «incurría en celos infundados y que tales contactos obe. charlar con u n cura. fechada diencia Provincial de Madrid y a mencionada. siempre le negó a Luis sus sospechas. con frialdad y distancia. acongojado. llegando a tener relaciones sexuales en concepto de indemnización civil146. sí fue hallado culpable. consumación que desconoce el marido. alta. en el momen- Tina. había valorado que de esta manera contribuye a una mayor serenidad la concurrencia de la eximente incompleta de trastorno men- emocional de su esposa. que algunos del pueblo habían bautizado to de redactar este capítulo. por el marido de su amante. para realizar tal menester. Pero el Tribunal Supremo. que condenó a el 15-10-90. por tener la edad reglamentaria para hacerlo. según señala la sen.549/87. la esposa. la medida que separa la vida de la le preguntaba su marido. que empieza a demostrar cierta tal transitorio y la atenuante de arrepentimiento espontá- inestabilidad psicológica. del Álamo. tras el recurso de casación consultas de psicólogos fuera de Luarca. Sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo.» los pasionales encuentros amorosos entre Constantina Pérez La inocente esposa. el olvido más interesado hizo pasar ya la página de vez: «Qué has hecho tú. sin embargo. juraba hasta en arameo que sólo estaba recordar a los humanos —sean sacerdotes o no— que el sexo conversando con el sacerdote y que se estaban preparando puede llegar a ser un pecado mortal. puesto que ella había ido hasta la capital para adquirir ropa para su boutique. que realiza sola con el pretexto de que su ma. por su actitud estirada hacia los posa Constantina Pérez. oportunidad de gozar de la misma capacidad de perdón de Constantina Pérez. Antidio nunca tuvo la tencia que venimos citando. porque yo no he hecho nada. con dos millones de pesetas a los padres de Antidio Fer- so que. de la que ahora disfruta Tina. por lo que tiene que asistir a neo. sólo apreció la ate- zamientos. salió en libertad y regresó a su amistad entre ambos se va estrechando. presentado por los padres del sacerdote. no pasa inadvertido el hecho de que la la pena de cárcel impuesta. ni la de acogerse al encubrimiento piernas largas y talle estrecho. Luis del Álamo a dos años de prisión menor y a indemnizar — 229 — — 228 — . «¿Qué hemos hecho?» un centímetro de plomo. y Antidio Fernández. tal como declaró probado la sentencia de la Au- 146. al Luis del Álamo. después de haber cumplido una parte de que. El marido pilló a los amantes in fraganti y le asestó un disparo e n el corazón al sacerdote que había traicionado su confianza. concibe la idea de abrir una boutique. con el mismo. Una lápida es todo cuanto queda para mente enamorado. xuales con una mujer casada. clerical que siempre es norma en este tipo de casos. después del homicidio. de la que Luis del Álamo estaba loca. A lo que ella.

Bartolomé Roselló. la más importante de la isla. tenía que ser mejor que lo que hiciese cualquier otro sacerdote —una actitud que le ha granjeado numerosas enemistades entre el clero local—. DE PROFESOR DE RELIGIÓN A AMANTE DESENFRENADO Hijo de una de las familias más ricas del pueblo ibicenco de San Antonio Abad. compaginando los negocios personales con las obligaciones eclesiásticas. tuvo ocasión sobrada de manifestar su peculiar personalidad: nada más hacerse cargo de ésta. y en los últi- mos diez años que pasó como rector de la parroquia de Santa Cruz. dotado de grandes dosis de soberbia y vanidad. 22 BARTOLOMÉ ROSELLÓ. Su piso en la capital de Ibi- za. Su vida per- sonal y eclesial siempre ha sido suntuaria. debido a sus amoríos con la esposa de uno de los empresarios más poderosos de Ibiza— donde se le conoce popularmente como Don Bartomeu. ha sido y es toda una institución en esa isla mallorquína —de la que tuvo que salir por la puerta falsa en 1990. por ejemplo. era enorme y estaba lujosamente amueblado y decorado. tal como saben muy bien quienes se hicieron cargo de las finanzas de la dió- cesis ibicenca después de estar casi diez años en manos de Bartolomé Roselló. y su afición gastronómica le llevaba cotidiana- mente a los mejores restaurantes de la ciudad. Fiel a su origen acomodado. don Bartomeu siempre ha sa- bido vivir muy bien. hizo reformar totalmente la iglesia y mandó cons- — 231 — . Todo lo que hacía don Bartomeu.

a ganarse una fama menos. destino importante fue en la parroquia de San Telmo. entonces titular de la diócesis madre de Enrique F. dieron también meditar en lo suyo y optaron por desaparecer zó a desplazarse hasta su casa para dar catequesis prepara.. don Barto. y en la in- trato afable y cordial con los jóvenes. Entre las admiradoras de mosén Bartolomé Roselló se El empresario.F. ni di- guesía local. eran innecesarias y costaron muchas decenas de entró en sospecha y decidió viajar a la península para contra- millones de pesetas a los feligreses y a los fondos de la dió. pero no sin antes poner en un aprieto al cido escritor local y miembro de la alta burguesía ibicenca. pular que afirma que «los curas ni hacen lo que dicen. ce casada con Enrique F. don Bartomeu y Montse deci- hicieron tan buenas migas que pronto don Bartomeu comen. le hizo escuchar la grabación de almuerzos familiares. cen lo que hacen». y obispo Manuel Ureña Pastor. había sido sustitui- hacíahoras extras catequizando a Montse mientras su mari. las dotes amatorias de su párroco y le exigió su inmediata miento de don Bartomeu con Montserrat. juntos de la isla. bado en la práctica cuánta sabiduría contiene ese aserto po- blo. Enrique F. una bella destitución de la parroquia de Santa Cruz y su destierro fue- tarraconense que rozaba los cuarenta años. Por eso.. al que no había dado ningún hijo El obispo. de Ibiza y hoy obispo de la de Alcalá de Henares. que re- por los carmelitas descalzos. rroquia—.F. empezó a tramitar rápidamente el contaba una señora sumamente religiosa. Su mantener relaciones sexuales prematrimoniales. y le relegó a la — 232 — — 233 — . que daba Bartolomé Roselló —que eran de obligada asisten- nas ammnas del colegio. según afirman otros marido. los últimos quin. y posteriormente en el Instituto sultó ser una verdadera furia para la cosa del sexo. y ahora su marido. llegado ya El sacerdote y Montse —así se la llama familiarmente— el mes de diciembre de 1989. La señora en cuestión. y en los que siempre insistía en la prohibición de meu supo ganarse el respeto de todo el mundo en la isla. el profesor de religión. propició. Poco después. do. mientras estaba en ello. con fotografías y una cinta de cásete en la que se re- só en el seminario de Ibiza a edad muy temprana. empresas que. cesis. informe. hasta que el tomeu se quedase en algún escondrijo honroso. el acerca. mon- De esta manera fue alimentándose y creciendo el amor señor Ureña..truir un órgano carísimo. el detective le entregaba al empresario un Bartolomé Roselló. alertado por un miembro de su servicio doméstico. de Bachillerato Santa María. Pero Montse. cuanto profesor de religión y. importante hombre de negocios. A la vuelta de las vacaciones navideñas. Nadie alumnos del instituto Blanca Dona se encontraron con que el podía sospechar ni lo más mínimo que don Bartomeu también padre Bartolomé. como es natural en estos casos. ra de la isla. nacido hace unos sesenta años. cia para todas las parejas que aspiraban a casarse en su pa- Pero lo cierto es que. mandó que don Bar- é n t r e l a esposa del empresario y el sacerdote. Nunca nadie le oyó manifestar excepciones a cer. a los obispos: empezaba a dejar de ser discreta. al invitar al cura a frecuentar los se presentó ante el prelado.F. divorcio de su mujer. los toria para la primera comunión de uno de los niños. do por el padre José. paralelamente. tar los servicios de una agencia de detectives. sacerdotes. dolido. tiempo para reflexionar y. ingre. le ganaron la confianza de las gentes sencillas del pue. progresista en las formas aunque muy conservador en el esta regla. regida rebosantes de pasión. entre Montse y don Bartomeu. donde empezó a ejercer como Oír esa grabación les habría resultado chocante. a quienes asistían a los cursillos prematrimoniales subterránea de aficionado a los escarceos sexuales con algu. matrimonio. pero también de la poderosa y muy conservadora bur. su nuera. se concedió un pero con quien había adoptado un niño y una niña.. esposa de un cono. estaba ocupándose de alguno de La situación había llegado a ese punto que tanto disgusta sus muchos negocios. con escarceos o sin ellos. sus óptimas relaciones quebrantable fidelidad conyugal que debía guardarse en el públicas desde la parroquia de Santa Cruz. y su modo de ha. y su primer cogían los testimonios sonoros de los encuentros amorosos. tarde pero oportunamente. incansable trabajador. habían compro- fondo. involuntariamente.

y hasta algunos de ellos iban a verle y a consolarle. delgado. cosa que disgustaba y aburría soberanamente a don Bartomeu. en casa de una hermana. se un disgusto de muerte. pero a don Jerónimo no se le veía contento. compuesto y sin novia. A las pocas semanas esta historia circulaba ya por toda En Báguena. Así las cosas. y se instaló en presidente de la Diputación provincial. El 23 de agosto. María Dolores Serrano. Había logrado caerle bien a las peñas juveniles de la zona y también a los muchos simpa- tizantes que el Opus Dei tiene en esas conservadoras tierras. y casada con el empresario contró un nuevo novio en la capital mallorquína. JERÓNIMO CARELA. la piadosa madre del empresario. que sólo tenía re- suello para los asuntos de su querida Montse. Jerónimo Carela. Bartolomé Roselló. na Ferreruela (120 habitantes). de 47 años. durante su in- cansable y meritoria labor como rector de la parroquia de Santa Cruz. — 235 — — 234 — . tuvo que llevar- obispo. donde su marido le compró un piso para En toda la comarca turolense del alto Jiloca —y. EL PÁRROCO Q U E S E nerado y que tan bajo había caído. que ésta saliera lo más rápidamente posible de su vida. do. por su causa. festividad de San Roque. Palma de Mallorca. decidió emprender una sibilina cruzada contra aquel cura al que tanto había ve. Regularmente viaja a Ibiza y se reúne con algu.ciudad alicantina de Novelda. con un tic de redactar estas líneas sigue como sacerdote en la localidad que le obligaba a ladear el cuello continuamente. A los feligreses les costó muchísimo aceptar la verda. y fue deshancando a la versión del estrés ofrecida por el món Nonato. Los feligreses se lo creyeron. al acto el obispo de Teruel. finalmente. a causa del mucho es- trés que había acumulado. negaron también su asistencia verdad se impuso al burdo encubrimiento clerical. patrón de ese pueblo turolense. llevaba tres nos de sus feligreses que aún le son fieles. más bien parecía estar harto de quién sabe qué. San Ra- Ibiza. se había fugado con su con encuentros en Palma de Mallorca y en Barcelona. el padre Carela ofició la tradicional «misa baturra». patrón de Ferre- ruela. La señora comenzó a invi. el penúltimo día de agosto de 1987. con audición de grabación incluida. Oficialmente se dijo que Bar- tolomé Roselló se había ido a pasar una temporada de reposo en Alicante. introverti- de Novelda. pero ya no se le ve años como párroco de Báguena (460 habitantes) y de la cerca- tan orondo como antes. párroco de Báguena. pero fe- prima segunda. Antonio Algora Hernando. En la parroquia local debía consa- grarse su altar. debe de ser cosa de la penitencia. la semana antes y. que se 23 sentía aún más traicionada que su hijo. diputada por el necieron definitivamente en el momento en que la mujer en- PSOE en las Cortes de Aragón. la doble vida que llevaba don Barto- meu. menudo. F U G Ó CON U N A D I P U T A D A tar a sus amigas a tomar café y les fue contando. claro está. y el Montse tuvo que irse también de la isla. Sus en todo Aragón— hacía días que no se hablaba de otra cosa: el amoríos con el sacerdote sobrevivieron todavía u n tiempo. en el momento Jerónimo Carela. hostelero Dámaso Paricio desde hacía veinticinco años. bastante autoritario y notable predicador. de hecho. pero el párroco había desaparecido una dera historia de su donjuanesco párroco pero. el pobre hombre.

Cuando ambos desaparecieron al mismo tiempo. tomó la dirección opuesta y le vieron pasar por había estudiado Filosofía y. pero el cura sí que sabía cosas. pero excusó su que su mujer. Madrid. Nadie sabía aún que se dirigía hacia bién sabía latín. De hecho. Sin embargo. había telefoneado a sus María Dolores Serrano. tam- Daroca y Calatayud. sobre el trato con su antigua novia. Pero la pareja se había instalado ya en Madrid con su traje rosa pálido. Carela. Dámaso Paricio. a Jeróni- — 236 — — 237 — . mocha. la Dolores te a su escaño en el Parlamento aragonés. el Grupo Socialista tuvo que solici- historia de amor adolescente. en Calamocha. según su marido Dá. tocando el acordeón en fiestas. María Dolores Serrano. Eran poco más de las cuatro de la tarde y su destino real fiarle que su decisión había sido muy meditada y que «quería era Madrid. Fue concejala en el Con el paso de los meses fue haciéndose más patente el Ayuntamiento de Calamocha desde 1979 hasta junio de 1987. María Dolores Serrano había comarca se olió el pastel. cambiar de vida. diez años mayor tomó un vino en la recepción del ayuntamiento. más silencioso. todo. Razones políticas no les faltaban a los socialistas. María Dolores blico consiguiente. había trabajado muy duro toda su vida hasta drid con quien ellos ya se imaginaban» y que ya se replantea- llegar a ser propietaria del restaurante Zeus y del pub Cala- ría su futuro como diputada regional. Jerónimo se sentía muy orgulloso y la ayudaba dándole ninguna gracia la deserción de su párroco y el escándalo pú- «clases de política en el bar y le dejaba libros». según se vería más tarde. un juego de maletas y un neceser verde caqui. y el PSOE de Teruel comenzó a cuando fue la única mujer elegida diputada de las Cortes de mostrarse más desesperado que el marido de María Dolores Aragón. no había renunciado formalmen- centenar de ellos que enmarcaba su humanidad. los rincones de la memoria diputada —en paradero amoroso desconocido— María Dolo- habían vuelto a cobrar vida cuando Jerónimo Carela fue des. iba de pueblo en pueblo que ir a ver a su madre. a por el cura. Después de haberle rebajado quince kilos al que su compañera. Tuvieron una Año y medio después. Había logrado tocar el cielo con sus manos. pero el cambio de residencia de tar a la Mesa de las Cortes de Aragón que se iniciaran los trá- la familia de ella y el ingreso en el seminario de él lo relegó mites para retirar la condición política de aragonesa a la aún todo al recuerdo. El párroco comenzó a frecuentar el bar restaurante Zeus y Para la diócesis todo había sido menos traumático y. ella en Huesa del Común y él en Plou. y se subió al taxi de El Borrascas con y no pensaba variar sus planes. hasta que la evidencia le Zeus. con 43 años a punto de cumplir compañeros de partido para confirmarles que «estaba en Ma- por esos días. el siguiente candidato de la lista elec- toral. res Serrano. ya no le bastaba. se vieron muy limitados. José Ramón Ibáñez. pero eso Serrano. era ya la única posibilidad que tenían para for- tinado a Báguena y se reencontró con María Dolores. del abocó a emplear los medios de comunicación para suplicar que se despidió diciendo que aquella tarde de domingo tenía desesperadamente a Dolores su regreso y ofrecerle su perdón una reunión de UGT en Daroca. sino en la estación de tren de Calata. La diputada se endomingó incondicional. y también para poder consolidar el partido socialista en un feudo tradicional de la derecha. y dejaba al PSOE —tal como la llaman sus convecinos— decidió ir a por todas o. silencio de los enamorados. pero a ningún obispo le sorprende en ab- tuvo que empezar a trabajar desde muy joven y sus estudios soluto que un cura se fugue con su novia. pero el bueno de Dámaso negó el dado por terminada su jornada laboral en el restaurante abandono de su mujer durante días. a su vez. con un diputado menos y sin posibilidad de sustituirla por mejor dicho. pues el sacerdocio ya no tenía sentido para él». al huir. no había adquirido conocimientos extraordi- imposibilidad de almorzar con el alcalde alegando que tenía narios cuando. Una vez en su coche Renault 5. durante su juventud. de propiedad compartida con su esposo Dámaso. María Dolores y Jerónimo se habían criado en pueblos ve- cinos. A monseñor Antonio Algora no le hizo maso. sin embargo. Jerónimo Carela había llamado a su hermana para con- yud. toda la Mientras. Pero el taxista no se detuvo en Daroca. zarla a abandonar oficialmente su escaño. de la que.

¿quién. Humanos. eso sí. pero el sacerdote Jerónimo Carela había alcanzado la gloria en brazos de una mujer. para que tuviese paciencia pero. salvo un masoquista como Job. — 238 — .a Samaniego. PARTE VI EL SEXO ENTRE SACERDOTES Y CHICAS JÓVENES «Vergajos en el mundo no hay iguales. pero el amor fue más fuerte que el sa- cramento. y Dámaso Paricio se quedó compuesto y sin esposa. a los 47 años y con novia.» Félix M. En la co- marca del alto Jiloca había vuelto la paz. capaces de empreñar hembras a cientos.mo Carela le habían intentado convencer para que no se se- cularizara. al fin y al cabo. El jardín de Venus. puede tener esa clase de paciencia? El obispo sustituyó rápida y discretamente al párroco. casada. sino bajo los sayos monacales.

Jesús. 24 CUANDO EL PADRE SE CONVIERTE EN AMANTE (Y LOS CONSEJOS ESPIRITUALES EN UN EMBARAZO) Manuela G. casi devoción. El padre Germán Fernández. acaban su- cumbiendo a los requerimientos sexuales de éstos. entonces cura de la parroquia de Luaces. de bajo nivel so- ciocultural. que Manuela le tenía a su párroco pronto acabó por tener un nombre. no se quedó en Luaces para ver crecer a su retoño. ni mucho menos. entregándose de la misma forma en que un niño sigue los dictados de su madre. encandiladas por la aureola mítica que a ú n rodea a la figura del sacerdote. habituales de las actividades parroquiales que. sometiéndose a sus consejos con una confianza prácticamente ciega. La imagen sacralizada y por encima de todo lo humano que gustan representar los sacerdotes provoca a menudo que las mujeres. Su obispo le mandó disparado hacia una alejada parroquia de la diócesis de Pon- tevedra. enclave situado cerca de Mosteiro (Lugo). introvertida. Por una situación parecida a ésta han pasado y están pa- sando —con o sin embarazo— muchas jóvenes. — 241 — . La confianza abso- luta. un muchacho que hoy ron- da los 20 años de edad. que doblaba en edad a la in- genua feligresa que embarazó. en especial las más jóvenes. beata y muy sumisa a don Germán Fernández Correa. se aproximen a ellos como si fuesen seres angelicales. era una joven algo apocada.

mosén Paco me dijo: "a ti. pero nunca me manos de algún cura. Todo estaba ya en tal caso en comunidades retrasadas desde un punto de en orden. aunque otras me parecieron bastante farisaicas. y particularmente también en Europa —y pausa de tiempo. terminen genes. chica—. Op. delante tuyo. Un rato después.. para pensar en serio su ofrecimiento. «A mis 24 años yo seguía siendo aún virgen —me contó la rándose una deshonra ser desvirgada antes del matrimonio. ellas hilando y ellos fumando. no serías tú. la aceptan resignada. al- »¿Qué podía perder? Si lo único que iba a perder era el virgo. de una familia burguesa. llamada Mireia. ante tal anticipación gratuita. 66-67. se dejaba de hilar y de fumar. se alineaban va. le contesté divertida. vista cultural y formativo—. que contestó con mucha seriedad. otros tantos hombres. No sabía qué hacer.. volvía a encenderse la luz. Cfr. cosa. Al sacerdote le estaban a los sacerdotes con tal sobredosis de confianza que no es de destinadas siempre las mujeres más jóvenes y las aún vír- extrañar que éstos. se lo comenté al rector de mi parro- quia. "No. me. aunque con un puntito de pi- consistía en lo siguiente: bajo un cobertizo. do católico hay suficientes comunidades donde sigue conside. Me extrañó que un sacerdote confesara abiertamente ha- 148. quitándoselo a las otras competidoras. guien apagaba la luz. hasta que un día. así que le pre- pernada —es decir. quizá. "¿Y dónde se en- vive la creencia de que practicar el acto sexual con un sacer- cuentra esta clase de especialistas.»uñ lica practicante que soy. entre ellos el párroco. como cató- perder la virginidad. En la Barcelona actual. pp. hacerlo es un llas?". En el mun. la facultad de poder desvirgar a cualquier subdita en su gunté un montón de cosas sobre ello. Sin embargo. las mujeres y muchachas miran sin haberse dicho ni una sola palabra. precio que siempre debe pagarle una comunidad —represen- tienes a un hombre que te podría ayudar si tú quisieras. como quien no quiere la queda una reminiscencia curiosa de lo anterior en la mentali. modo alguno. Mynarek. bueno. en la Galicia rural se practi. mente. que ras. Mireia. cit. también me dio algo de valor rias mujeres hilando y. tras una señal convenida y una breve de todo el mundo. En un momento dado. moral que necesites y. cada uno en su lugar. fumando. en cambio. aunque rechazan vehemen. por abusar de ellas. y la verdad es que me daba tanto apuro seguir sién- pero precisamente en algunas de esas comunidades no es dolo como intentar dejar de serlo buscando a algún chico con deshonra alguna que sea el sacerdote quien se ocupe de hacer quien irme a la cama. me caba aún el ritual das fiandeiras —de las hilanderas—. en Hasta hace escasas décadas. una amiga me presentó a una nes y de buen ver que son prácticamente cazados por parte de compañera suya de universidad. la primera mujer con la que hago el amor". como hombre. con el que me une una muy buena relación. (1979). en todo caso. por ejemplo.. frente a ellas. e incluso por mujeres madu. por un sacerdote. el derecho de ber tenido relaciones sexuales con mujeres. aún varias veces de ello. muy católica y conservadora. U n a costumbre que deriva del Ius prinae noetis. razones. y cada El teólogo Hubertus Mynarek describe una realidad aún uno se aliviaba sexualmente con la primera mujer que encon- muy actual cuando afirma147 que «en algunos países católicos traba. en las páginas amari- dote no produce mácula y que. si la pérdida de su virtud tuvo lugar a »Paco es un hombre bastante progresista. Hablamos En algunas zonas rurales españolas. H. cardía que me gustó y. pes y señores laicos como los prelados y párrocos de la Iglesia Católica. lo que te hace falta es dad de bastantes varones que. hija única las jovencitas de la parroquia. En estos contextos socioculturales per- lo podía imaginar dándome este consejo. considerándose como una especie de honor el ganarse al me confesó sin rubor alguno cómo y por qué se hizo desvirgar sacerdote. el rubicón". ya no se puede hablar de abuso en algunos lugares en los que trabajan capellanes jóve. así que. por ejemplo. Entendí algunas de sus noche de bodas— que durante siglos han estado utilizando tanto los prínci. tada simbólicamente por la mujer elegida para el coito— a la Como sacerdote estoy cualificado para darte todo el apoyo Iglesia. y eso era justo aquello de lo que yo quería desprender- 147. una persona cualificada y de confianza que te ayude a pasar temente una novia que no sea virgen. — 243 — — 242 — .

sacerdotes de menos de treinta años. de los cuarentones y cincuentones con más jeres maduras— que se ponen por meta acostarse con su charme. siempre es la persona más madura y. jóvenes. puras y entre el clero. aquí te mato»). Aunque será conveniente recordar. de que goza aún la institución los sacerdotes mantengan relaciones sexuales con hombres o del cura en nuestra sociedad. en estas ocasiones. en gene- duras. que una rela. pero la mayoría se lanzan a ellas con ganas. cura. el riesgo de embarazo en este tipo de relaciones. asimismo. falta de control («aquí te pillo. lo más corriente es que prestigio. sin confesor. Cuando esto pero. aunque no falten tampoco los casos de sacerdotes algo buena medida. pero. a quienes atribuyen Los dos capítulos siguientes. creí adecuado que ese sacerdote me des. en ral. etc. No fue nada agradable para mí. A partir de la edad media. de sacerdotes con chicas jóvenes e ingenuas que. En las relaciones sexuales de sacerdotes con chicas jóve- nes suelen concurrir algunos elementos que incrementan el riesgo y los problemas para las mujeres. en cualquier caso. que también hay jovencitas —y mu. aun.» La mayoría de los sacerdotes que mantienen relaciones Casos como éste no parecen ser ninguna excepción. los más jóvenes de que lo más común sean las relaciones sexuales. pero no me he arrepen. ejemplifican bien a las ción sexual es siempre una decisión que toman dos personas claras todo cuanto acabamos de afirmar. mujeres ya adultos o con menores. casa. Lo que pasó está zanjado y él sabe perfectamente apoyos afectivos ni estabilidad económica y laboral. sufre una mayor decepción —llegando incluso. llega a suceder. afecto e intimidad. ya sea huyendo de la chica o induciéndola a abortar. chicas embarazadas por un sacerdote. etc. por tanto. por ello. junto a la actitud de muchos sacerdotes —torpeza sexual. la más cualificada para poder eludir este tipo de propuestas eróticas. el sacerdote. que recogen sendos casos de la caída en el pecado a la fuerza de la tentación. los sacerdotes siempre suelen eludir su pa- virgara. a padecer trastornos psi- cológicos diversos— cuando se da cuenta de que sólo fue un pasatiempo sexual para el cura en quien depositó su confian- za. las mujeres deben afrontar los enormes per- tido lo más mínimo de haber tomado una decisión como ésa. citare- mos como más importantes los dos que siguen: La estructura emocional de la mujer joven —que en mu- chos de los casos a los que nos referimos se encuentra aún sa- liendo de su adolescencia— la hace más proclive al enamora- miento del sacerdote y. pero las jovencitas de las Lo anterior no es obstáculo alguno para reconocer. Algunos sacer- dotes las evitan. Entre ellos. son seducidas abusando de la posición de mayores. Me decidí y lo hicimos aquella misma tarde en su ternidad. sexuales con chicas jóvenes son. y. cuando no de poder. juicios que la gestación y posterior maternidad conlleva a las Sigo siendo una buena católica y mosén Paco todavía es mi muchachas solteras. que conmigo no podrá volver a acostarse jamás. con frecuencia. La inexperiencia sexual de las jóvenes y su falta de educa- ción —o hábito— en el uso de medidas contraceptivas. oposición a las medidas anticonceptivas. en definitiva. incrementa muchísimo — 245 — — 244 — . tal parroquias suelen ser patrimonio de los curas más jóvenes como ya se ha señalado. en cambio. eyaculación precoz. y.—. con un futuro aún por definir. obviamente.

y ambas empezaron a trabajar en la tercera planta del hospital. Yo sólo sé que decía que estaba enamorado de mí.» En poco tiempo el sacerdote sedujo a la ingenua menor. «Yo no sé si él [Moisés Val] había tenido antes relaciones con otras enfermeras —cuenta María Alabanza—. de 26 años. María había crecido en una casona situada justo al lado de este hospital. por ser un centro pediátrico. de modo natural. que no dudó en entregarle virginidad y afecto a quien pro- metía ser su futuro marido. Luego. De familia muy humilde. Moisés Val la condujo hasta la piscina de la institución religiosa y allí mantuvieron sus primeras relaciones sexuales. conocido como «el de los niños». AMORÍOS CON UNA MENOR QUE ACABARON EN UNA CONDENA POR HABERLA INDUCIDO A ABORTAR María Alabanza tenía apenas 16 años cuando entró a tra- bajar como auxiliar de clínica en el Hospital de Sant Joan de Déu de Manresa. 25 MOISÉS VAL. pero su presencia no pasó desapercibi- da para el entonces jefe de personal del centro. que casi de inmediato entabló relaciones con la adolescente María. las instalaciones de la piscina llegaron a convertirse en el lugar — 247 — . el hermano Moisés Val Cacho. un centro sanitario regido por la orden reli- giosa de los hermanos de San J u a n de Dios. y que se saldría de cura y que se casaría conmigo. María había sido contratada junto con su amiga íntima Remedios Riba.

que te llevará a un médico que te practicará daban tragos amargos por llegar. procesaron. «Mi padre me preguntó qué me pasaba y yo no pude con- «Yo tenía 17 años. 1977. vete a humillaciones había recibido ya de Moisés Val y de los res- Barcelona. por unos días. Moi- él no podía exponerse a una vergüenza así. hospital acusada de haber injuriado a Moisés Val con su de- pliqué que me acompañara. semanas y media.. María recibió pre- «Cuando volvió —cuenta María Alabanza— me cogió siones para retirar su denuncia. Para una adolescente que no cometió más error que el de ces le explicó a mi amiga Remedios la forma de hacerme un confiar en un sacerdote y dejarse seducir por él. vio regresar a su hija ab- el sacerdote y la menor.» do. pero que antes tenía que abortar. tal y prior de la comunidad. El día 25-11-77. tras la intervención. y el mundo se le Finalmente. citaciones judiciales que nunca cesaban. pero se negó. ponte en contacto con Rosa María Ortego. Yo le su. es cierto —confesó Francesc después de trucción número 5 de Barcelona. Se lo dije inmedia. sin medios económi- to como los rumores que empezaban a correr por el hospital. que tenía mucho miedo. quedado embarazada de Moisés Val. Y me dio unas pastillas de esas que te ha. pero su verdugo hizo carrera como director del hospi- Acompañada de Rosa María. negó las acusaciones de su construyendo lejos de Manresa. No te preocupes. «Yo no sé nada de su hija. llamó a su padre para decirle que se quedaba a dormir en su más habitual para sus escarceos amorosos durante el año casa. A lo mejor la han secuestra- no Moisés tenía ganas de estar conmigo. que no te pasará nada". — 249 — — 248 — . la amiga del sacerdote. Él me nuncia. que ya se barruntaba «En el fondo —afirma María Alabanza— todo el mundo algo extraño entre su hija y el sacerdote. María quedó marcada para siempre por de por medio y. y me asusté mucho. visiblemente nervioso. me acom- se casaría conmigo. Y se lo conté todo. Bastantes aparte. tenerme y me eché a llorar.» comienzo de un infierno que duraría años.. obviamente. María se dio cuenta de que se había solutamente demacrada. al día siguiente. cos para poder pagar a un abogado y con todo el mundo vol- Los superiores de la orden religiosa decidieron poner tierra viéndole la espalda. José Alabanza. estando embarazada de aproximadamente siete pero. porque pañó a la comisaría a denunciar el hecho. pero yo había abortado y a mí también me cumpliría conmigo. Cuando María le confesó su «terrible se- creto». Enton. El padre de María. que tenía mucho trabajo en el La víctima fue arrojada a la calle por los caritativos reli- hospital. Mi amiga Remedios lo sabía y mente a ver a Moisés Val que. Francesc le prometió que nunca se lo echaría en cara. «Nunca se lo dije.. se fue inmediata- sabía de nuestras relaciones. Asustada por las Los días iban pasando y el embarazo progresaba casi tan. pero no me hicieron ningún efecto. amante y hasta juró no conocerla apenas. de modo que su nueva amiga Rosa María su maltrecha vida. En un minuto tamente a Moisés y él me repitió que se saldría de cura y que vi envejecer a mi padre veinte años. como a todos los que estábamos implicados. le dijo: muchas veces me había servido de coartada cuando el herma.» cen bajar la regla. ría Alabanza abortó finalmente en Barcelona. Val a controlar las obras de otro centro médico que estaban El sacerdote.» Aquella noche don José apenas pegó ojo. en la consulta María Alabanza empezó a estudiar ATS y poco después del doctor Manuel Giménez149. éste fue el aborto con una sonda. 149. una ín.» giosos. pasado un año de relaciones sexuales entre desmoronó cuando. Desesperado. ponsables de la orden de San J u a n de Dios. según consta en el Sumario 113/79 del Juzgado de Ins. un obrero de la construcción que acaba- María se encontró muy mal y sin fuerzas para regresar esa ría siendo su esposo y el puntal sobre el que empezó a rehacer noche a Manresa. dijo que no podía ir conmigo.. me dio cincuenta mil pesetas y me dijo: "Mira. Yo era menor. conocería a Francesc. Pero que después sés tenía 30 años. Pero. El colmo fue su despido del el aborto. enviaron al hermano Moisés esta traumática experiencia. pero tampoco resultó. pero aún le que- tima amiga mía. Ma.

de u n a u otra forma.. Sumario 113/79 del Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona. gozan todos los sacerdotes impli- sos para sus protagonistas. y le dejé allí." Y él. Y al poco de casarnos cogí una llave inglesa y me del mismo delito de aborto. volví a localizar a María Alabanza y le pedí que ampliara acusaciones de María eran una calumnia. El sacerdote Moisés Val Cacho. afirmó sin ambages que todo era una patraña que la chica se cién estrenada casa unifamiliar. Cfr. que no pude hacerle nada. muer. como una rata. 150. desde las Los recuerdos de esta historia aún resultan muy doloro. estuvieron implicadas en este episodio de aborto 150 . currido desde entonces. ciencia y probar la hipocresía de su amante. y mi trabajo [en pediatría de un ambulatorio sino que se comportó como un auténtico cobarde. mente mientras se apoyaba en el quicio de la puerta de su re.065. fue condenado a la pena de seis fui al hospital a matarlo [a Moisés Val]. se declararon probados todos los hechos denunciados por María Alaban- za. la chica palideció visible. había dejado en evidencia el to de miedo. lo único que me interesa son mis dos hijas. y me gicos públicos o privados». y fueron condenadas las seis personas que. usted ha tenido inhabilitación especial «para prestar cualquier género de ser- relaciones con ella. pero lo tenía en la cabeza mu. Moisés Val Ca- to olvidar. entré y dije: "Soy el hermano de María. un sacerdote que no sólo incumplió sus votos de celibato. que no era verdad. Si no te resulta imprescindible no me bajo la fuerza de sus hermanos de hábito. había inventado para sacar provecho.llevar cuatro años casados—. En el juzgado que llevó lo del aborto seguramente en- contrarás todos los datos que te hacen falta para completar tu trabajo. Llegué a su despa.. instituciones eclesiásticas. como autor por inducción chas veces. temblaba muerto vicios en establecimientos sanitarios o consultorios ginecoló- de miedo y decía que no era verdad. como un gusano. director médico del hospital de la orden en Manresa. Hoy. mientras preparaba este li. como autora en grado de res- ponsable de un delito de aborto (con la circunstancia ate- nuante de arrepentimiento espontáneo). Rollo 2. La Justicia. — 250 — — 251 — . aún me hacen daño. el provincial de la Orden de San Juan de Dios declaró que las bro. incluidas sus relaciones sexuales con el sacerdote. vas. meses y un día de prisión menor y a la de seis años y un día de cho.» En el juicio. «He rehecho mi vida hace ya tiempo —me comentó— y la A María Alabanza le costó muy caro obrar según su con- experiencia con el sacerdote pertenece a un pasado que inten. cados públicamente en escándalos sexuales. son maravillosas. de fecha 13-12-84. en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Barcelona. amparado de la Seguridad Social]. celebrado en diciembre de 1984. fue condenada a dos meses de arresto mayor y a seis años y un día de inhabilita- ción especial para poder trabajar en centros ginecológicos. y Jaime Casano- algunos datos de su experiencia. hagas recordar todos aquellos terribles días.» apoyo incondicional —y falto de razón— del que. na- turalmente. Sentencia de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Barcelona. Antes del juicio. La propia María Alabanza. una vez más. que cho. Cuando. a pesar de los años que han trans. dio tanto asco.

en 1990. Llegaron los primeros regalos y las visitas al hogar de la joven. celebrados en el convento de Bargas. bajo la direc- ción espiritual del padre Gonzalo. sencilla e ingenua. y de su esposa María Jesús. 26 GONZALO MARTÍN. una adolescente de 17 años. El sacerdote dejó pasar apenas unos días antes de iniciar su asedio amoroso al castillo virgen de Macarena. UN COADJUTOR QUE HUYÓ CUANDO SU NOVIA IBA A DAR A LUZ El sacerdote Gonzalo Martín Fernández tenía 25 años cuando. En una de esas actividades lúdicas de la parroquia. los padres de Macarena no tardaron en preguntarle al sacerdote sobre sus intenciones para con su hija. Sencillos. Su carácter abierto y jovial pronto le conectó con las gentes del lugar y. que comenzaron a asistir con ganas a las ac- tividades de ocio que comenzó a organizar el nuevo cura. hija de una familia muy humilde del pueblo. La amistad inci- piente nacida de aquel primer contacto entre ambos se vería fortalecida. en especial. con los jóvenes. peón de albañil. Gonzalo Martín conoció a Macare- na Fuentes. asistenta. requerimiento al que el padre Gonzalo no dudó en responder con serias promesas de formalizar abier- — 253 — . durante unos ejercicios de convi- vencias. una excursión a Navacerrada. De una forma progresiva y natural. aunque no ciegos. poco después. el padre Gonzalo fue haciéndose un lugar habitual en la casa y en la mesa de Ángel. llegó al pueblo toledano de Bargas desti- nado como coadjutor de la parroquia.

desde el propio arzobispado. el 17 embarazo a sus padres hasta el sexto mes de gestación. Na. Tras la confirmación de su estado de gestación. Los padres hablaron una y otra vez con el sa- Martín. según cuenta que lo mejor para ambos era que abortase. blar con el cardenal Marcelo González resultaron infructuo- puesto curso de banca que estaba estudiando por correo. Y no mucho de una chica de la que era consejero espiritual. ma de los de aquella buena gente. como siempre ocurre ante sucesos Macarena. la intentó convencer de Gonzalo Martín a la madre de Macarena. de 4. salirse de cura. a medida que el día del parto se aproximaba. ta realmente de la situación en que se encontraban. Pero su padre. obviamente. solidándose la relación afectiva entre ambos. el vecindario se dividió entre quienes defendían la inocencia del cura y quienes proclamaban su cobardía y mez- El padre Gonzalo. gicos recelos y escrúpulos derivados del hecho inusual de te. la familia de de Macarena aunque. al principio. apareció la La familia Fuentes decidió contratar un abogado.tamente y en breve su ya evidente. rela. el silencio cada fin de semana salían a divertirse.2 kilogramos de peso. que logró ocultar el rena Fuentes. les convenció siempre del inmediato cumplimiento de sus promesas de matrimonio con En el pueblo de Bargas. les dieron largas y les die mejor que este cura podía conocer los puntos débiles tomaron el pelo de forma evidente y descarada. Pero. y en- cama en el horizonte inmediato de la pareja. aunque clandestina. tada a su novia embarazada. buscar alguna solución hablando con el padre de Gonzalo. Desde ese momento el párroco dejó de aparecer por casa ner al párroco del pueblo como novio de su hija. regida por el cardenal nacida. junto a la prima de más absoluto hizo que Macarena y sus padres se diesen cuen- Macarena y su novio. Tras los ló. confesor y mejor fue el intento de María Jesús. la chica se lo «Mi hijo es un santo. «Nos ofrecieron un sueldo mensual para mí mayoría de edad. Los temores y resistencias de la chi. pero sí dejar plan- ción amorosa. El bebé. La noticia cayó como un mazazo sobre el humilde hogar llegó sin problemas. que. pero Gonzalo cinos le habían visto sacar las maletas de su casa en plena Martín. había huido ya de Bargas diez días antes. Maca- gas y comenzó el calvario para Macarena. La pareja empezó a comportarse con naturalidad y casi Pero. el padre Gonzalo la convenció para iniciar —afirma Macarena—. aplicando el consejo pastoral milia Fuentes. trabajador de una fábrica de materiales de construcción de la La falta de educación sexual de ambos les condujo rápida- localidad madrileña de Parla. convenció a Gonzalo Martín — 255 — — 254 — . de que no debía abandonar el sacerdocio. ante la penuria de medios económicos de la fa- Marcelo González Martín. mente hacia lo inevitable: Macarena quedó embarazada. sas ya que. seguida averiguó que el obispado ya le había puesto otro le- Apenas un mes después de que Macarena llegase a su trado a Gonzalo. dos jóvenes sacerdotes Macarena acabó creyendo en la sinceridad de las intenciones amigos de Gonzalo se dejaron caer por el domicilio de los de Gonzalo Martín. pero yo no acepté y pedí que Gonzalo sus relaciones sexuales. la solidaridad también hizo su aparición en habitual para este tipo de casos. por Madrid o Toledo. saliera de la Iglesia porque iba a ser padre. Conforme fue con. como éste. tuvo que consultar su pro- quindad al haber abandonado a su novia y a su hija recién blema con la jerarquía de su diócesis. Fuentes para ratificar las promesas del padre en ciernes. con una cultura y dotes de persuasión muy por enci- madrugada. y casarse con ella. madre de Macarena. en la maternidad del Hospital Virgen de la Salud de Toledo.» ca siempre eran vencidos por las promesas del sacerdote de Todas las intentonas de los Fuentes para conseguir ha- colgar la sotana y casarse con ella cuando acabase un su. Sin haber logrado ninguna respuesta satisfactoria. a sus 19 años. dio a luz a su hija Andrea. con frialdad. el sacerdote Gonzalo de los Fuentes. varios ve- cerdote para poner en buen orden las cosas.» Desde ese momento la pareja dejó de mantener relaciones sexuales en la casa que el sacerdote tenía alquilada en Bar. señora —le respondió el padre de comentó a Gonzalo que. de noviembre de 1992. debería usted sacar a su niña del pueblo o no sabe el lío en que se va a meter con la Iglesia. de amante. ésta—.

ya con primas. «Cuando le dije [al padre Gonzalo Martín] que estaba em- barazada —relató Macarena— me pidió que abortase e inclu. — 256 — . promulgada por el Papa León X. me ofrecieron dinero sus abogados. sobrinas o ahijadas suyas. una parte de los vecinos de Bar- gas aún le sigue volviendo la espalda a la familia Fuentes. muy lejos de Macarena. donde ha sido acogido por el obispo Antonio Dorado Soto y destinado como sacerdote de la parroquia de San Juan de la Cruz en la capital malagueña.forma de una modesta campaña destinada a recoger alimen- tos y pañales para la pequeña Andrea. goza de la habitual protección con que la jerarquía eclesiástica favorece a los sacerdotes que mantienen relaciones sexuales.» EL PODER CLERICAL COMO VIA PARA Pero. El cardenal Marcelo González. en fin. mediante el pago [a las arcas papales] de 67 libras. será absuelto. Gonzalo Martín. ya. Yo no quie- ro dinero. con otra mujer cual- quiera. le buscó refugio. a la que no perdonan el haber hecho pública la paternidad de su párroco. Sólo quiero que ese hombre sea expulsado de la Iglesia. ni siquiera los apellidos de su padre. en la diócesis de Mála- ga.» Canon primero de la Taxa Camarae. Dos años después del nacimiento de la hija del sacerdote Gonzalo Martín Fernández. ya sea con monjas. arzobispo de su diócesis. PARTE VII so. más tarde. Y el abogado de la familia aún anda detrás del cura para lograr que se someta a una prueba de paternidad ante el juzgado. lejos de ser suspendido a divinis COMETER ABUSOS SEXUALES tal como ordena el Código de Derecho Canónico. «El eclesiástico que incurriere en pecado carnal. 12 sueldos.

de influencia social. — 259 — . porque la inmensa mayoría de las relaciones sexuales se establecen desde una posición indiscutida de poder. porque los sacerdotes siempre han abusado de su posición de preeminencia social para con- seguir ventajas personales de todo tipo y. así. primero. poder servirse de ellos con fines económicos. utilizan la reli- gión como plataforma para lograr el beneficio propio. ya dejamos establecido que son frecuentes los casos de sacerdotes que. físicas y eróticas— que acaba adoptando la mujer. como instrumento para controlar y abusar de los demás —a través de las manipulaciones y coacciones que pueden realizar sobre las personas creyentes más frágiles— y. 27 SACERDOTES QUE ABUSAN DE SU POSICIÓN DE PODER PARA SATISFACER SUS DESEOS SEXUALES La idea que vamos a tratar en este capítulo resulta obvia por partida doble. En la primera parte de este libro. influencia social y satisfacción sexual—. Aunque en los abusos de poder clericales siempre suelen ir asociadas las tres finalidades recién mencionadas —renta- bilidad económica. que in- cide formal y estructuralmente sobre el conjunto de actitudes —emocionales. sexuales u otros. segundo. para intentar com- pensar sus muchos problemas emocionales. al analizar las conse- cuencias del celibato forzoso. la del varón.

» gonesa María Rodríguez. funciona a la perfección en el convento. su informe fechado el 9-3-91 en Zaragoza. Cfr. Cfr. como el teólogo Hubertus Mynarek tan. para pro. en 1974 yo ya no veía 151. sin sentimientos. en quienes toda- no el de la ambición de poder—. cit. En gía y pedagogía conventual. En la mayoría de los casos el consolador es un sacer- En todos los casos de abuso sexual de menores o de defi. alegres por el mal ajeno y amargadas. Op. — 260 — — 261 — . en que abandonó el con- tas veces aludido. »Claro está que. la monja no protege su estado. relación que apenas cuenta con posibilidades de permanecer res. dote o un monje. la sutileza tal situación. es perfectamente natural que. Por su influjo. cuencia (. a partir de poder por parte del clérigo. que apenas deja hue- mente amenazadas. las muchachas y las muje. quitarme prejuicios. dias que también son el resultado del descubrimiento de una la joven tampoco protege su raza. trage- —afirmó von Heisterbach—.) El abuso del poder que presta el rango clerical. entre los tipos de Don Juan. en los círculos teológicos. aunque. convierte a la mayoría de ellas mucho por mí. es tan tradicional dentro de la tran sacerdotes inteligentes. «Únicamente la institucionalizada moral sexual represi. en la propia iglesia. solador. Mynarek. Quien se conforma con una concubi. el otro. se encuen- curarse satisfacción sexual. pero nómeno: son sobre todo las monjas jóvenes. Cualquier lugar y momento es bueno cos. existente en los conventos. por atenderme.debido a la misma dinámica estructural del sistema eclesiás. el cisterciense Caesa. son quienes mejor pueden ejercer bastantes episodios de relaciones sexuales de sacerdotes con la crítica e infundir un poco de valor a las deprimidas monjas. cuando escribió su preparación sexológica de las mujeres de las órdenes religio- texto Diálogo de los milagros (1219-1221). llamados sementales de monjas Iglesia Católica que ya en el siglo xm. en esos casos. Como ellos conocen la frustrante psicolo- de poder clerical en la base de dichas agresiones sexuales. envidiosas. desconfiadas. doctrina conventual. porque son éstos quienes mayores posibili- cientes psíquicos —con algunos ejemplos ya estudiados en dades tienen de establecer contacto con las mujeres de las este libro— se da una importantísima componente de abuso órdenes religiosas. como suele suceder con gran fre- siempre mucho mayor y más refinada. «Mientras estaba en el convento este sacerdote se interesó va. a hacer constar lo siguiente: menudo totalmente sometidas. que se enamoran de un ecle- «Ninguna mujer está segura ante la lujuria de los clérigos siástico que sólo busca el sexo y no la persona humana. dentro del convento. vas desde los 16 hasta los 29 años. de las hermanas interiormente frustradas y por lo tanto para la impureza: el uno la practica en los campos abiertos. oculta porque el sistema de vigilancia. (1979). aparezca una simpatía completamente per- empleada para lograr violentar sexualmente a la víctima es sonal hacia el consolador. no siempre aparece clara. en el que habla de su relación con el sacer- vida conventual femenina161: dote confesor de su convento152. no pudo menos que sas. monja en la Congregación de Escla- Algunos autores. chicas jóvenes también se parte desde posiciones de abuso de En consecuencia. pero entrar en ella nos alejaría demasiado del incluidas— y describen de forma muy crítica una parte de la tema presente—. maestro de novicios. las prostitutas y las damas de la nobleza están igual. vía no se ha eliminado lo "vital y lo hormonal". que se aprovechan de esta falta de rius von Heisterbach.» cuando se dirige a la filial. cuando Entre los testimonios directos recogidos para este trabajo escucha las confesiones. citan casos recientes de abusos sexuales de vento —su crítica a la vida interna de esta congregación es curas sobre monjas —con violaciones. 152. a desintoxicarme de las sobredosis de agresivas o quejosas. H. Progresivamente empezó a e n marionetas envidiosas.. pp. las que caen mente el móvil sexual ya que éste puede estar fuertemente casi sin oponer resistencia cuando aparece ante ellas un con- reprimido o sublimado en intereses materiales bastardos. Ello produce grandes tragedias entre esas mujeres. 177-191. demoledora. cabe destacar un fragmento del informe que me envió la ara- n a casi aparece como honorable. Partiendo de esta base se hace plausible la inversión del fe- tico católico —que penaliza el ejercicio de la sexualidad..

"Es que lo familiaridad y con un tono de confianza improcedente entre he hecho muchas veces". acudir a la suya al objeto. nada radical. por el otro. tomar café aduciendo que. por radical [se refiere en el segui. al ser festivo. te prosiguió machacándome para intentar convencerme de Entre los sacerdotes que se dedican a la docencia no son que yo necesitaba casarme. Yo. "Porque tú eres asistir a cíase con frecuencia. me angustiaba que in- no serlo. cuando ella estaba estudiando. sin más rodeos. párroco y. es sacerdote-religioso. entre la espada y la pared. En »Ante sus explicaciones.» otras ocasiones. Él. esfuerzo que le costó librarse del asedio sexual de su profesor dos con mi formación. pero no dejé de enterar. re- "mientras te buscas un compañero. dispuesta a cumplir el trámite y a salir de allí lo antes posible. puede comprobarse. me ignoró de entonces en adelante... Me contestó a vuelta de correo diciendo de Derecho Canónico. me del motivo de su pasado interés por que yo me casara: »Esta situación de llamadas telefónicas e invitaciones. Me presionó para que acudiera a su casa a Este señor. le escasos los que intentan abusar sexualmente de sus alumnas dije que yo ya había decidido no casarme jamás y.. De hecho. vale decir que éste es un comportamiento que también prota- »Diez años después. el sacerdo. no valgo para la vida religiosa. viendo que personas que apenas se conocen. tudios universitarios y decidí escribir a mi antiguo confesor Una amiga mía abogada. gonizan bastantes profesores laicos. su segundo curso de Cuando nos encontramos le indiqué una cafetería a la que carrera. la Palabra de Dios con el cinismo. Por fin. en todo caso. no se me ocurrió otra cosa que esas llamadas me instaba a que le tutease y hablaba con gran decirle: muchas cosas sabes tú para ser sacerdote. respondió. y se vio forzada a ir a casa del profesor para recoger entrar. de darme apuntes y ayu- talles la relación sexual. pero me hizo un gesto negativo. »En dicha fiesta mostró un interés desmedido y poco aca- vencerme de que hiciésemos el amor. se pro- casada. Ante su continua insistencia. Acto seguido. yo lo suplo. puesta. en 1985. Los rechacé. sexuales entre sacerdotes y monjas también se forman. Pilar. sacó un fajo de billetes y me pechoso porque había oído mil historias sobre este profesor y los ofreció.» la hora de comer. no tendría obligacio- mador de jóvenes religiosos. puede compaginar la Santa Misa con las mozas. según él. me contó hace tiempo el para pedirle información sobre puestos de trabajo relaciona. realmente. por lo que no podía que me había animado a salir del convento. como nes que cumplir y sí tiempo libre. al profesor de Dere- muy radical e ibas a sufrir mucho en la vida religiosa". por tanto. después de chazadas siempre por mí con las más variadas excusas. su cariñosa actitud hacia algunas alumnas. a lo que accedí. «Seguirnos en su coche hasta salir fuera de la ciudad y «Yo estudiaba y trabajaba —cuenta Pilar en el relato que llegamos a un descampado. un domingo me llamó a amigo". por un lado era un profesor y no po- miento del Evangelio]. intentó un lavado de cerebro para con. tal como contaban que había hecho en que es más grave. Allí empezamos a conversar sobre los años pasados y le pregunté la razón por la le pedí que escribiera para este libro—.. cambio de ceder a sus pretensiones. A partir tural —me decía— y así lo tienes que ver y no de otra forma. en las relaciones afectivo. "Hacerlo es lo más na. con como una infidelidad a Dios el salirme del convento e iniciar frecuencia. en la actualidad. naturalmente. y lo tentara propasarse. el sacerdote Joaquín Martínez V. que deseaba hablar conmigo. parejas que se normalizan y contraen matrimonio una nueva vida civil. A mí todo me resultaba sos- tampoco así lograba su propósito.. en 1984. Me armé de valor y me presenté en su casa Al margen de este tipo de casos. for. unos apuntes de su asignatura. darme con la asignatura ya que yo no podía acudir a clase. Aunque." de ese día. Ya fuera de la congregación. donde aparcó. dijo y. ya me las arreglaría para poder seguir siendo tu longó durante todo el invierno. obviamente. Después de oír esta res. démico por mí y anduvo rondándome toda la noche. por día indisponerme con él y. me cho Canónico le conocí en una fiesta de la Facultad. tras dejar la vida religiosa y secularizarse. empezó a describirme con todo lujo de de. me llamaba a casa continuamente y me invitaba a Al no hacerle caso. Yo me encontré. — 262 — 263 — . había terminado ya mis es. bajo la coacción de aprobarles una asignatura o examen a no mantener relaciones sexuales.

»Salí de allí indignada y temblando. Finalmente decidí contarle Acababa de entrar allí y ya me sentía mal. »Mis sospechas se vieron plenamente confirmadas. Tu hijo y las sectas (Guía de pre- espetaba: "¡eres una antigua!". me invitó a bailar. me puede consultarse Rodríguez. »No pude aguantar más. el afán de poder y control. yo tiraba hacia el lado contrario. que había estado prohibida cial. afortunadamente. siendo él ya decano de la Facultad de Derecho don- bidas y por haber). vención y tratamiento). dió aunque hice un buen examen. "con toda confianza" hiciera yo misma un café. Para ampliar el tema del sectarismo en general y de los abusos que me suspendiera o me aprobara. Di un tirón de mi bra. En junio me suspen- do entré. Él se arri. so- decía que escuchara la canción. con el propósito peregrina de meterme en su cocina y le pedí que lo hiciese él de que llegara a sus oídos. Una vez servido el café. me hizo pasar al salón y sentarme en el sofá. Yo no paraba de hablar liderazgo y la seducción. »De pronto. Y llegó. 195-215]. En el apartado si- muy poco. como to- había visto beber y fumar en las fiestas de la Facultad. [en particular su séptima parte. la escena descrita no puede No quise beber ni fumar. manipu- del Derecho Canónico y del Concordato del 1954. se levantó. sino que. de salir aún pude oír cómo.— a características propias como la capacidad para el mucho tiempo y que era muy sensual. Madrid: Ediciones Temas de Hoy. P. y me levanté. En los capítulos 9 y 10 ya vimos un caso típico del género »Acabó la canción. pero él insistía diciendo que eso era imposible porque cariz sectario abundan los perfiles psicopatológicos de perso- yo lo había estudiado en el colegio. y la situación se hizo ya insostenible para mí. y esta vez me aprobó. con desprecio. sexuales dentro de sectas puede consultarse Rodríguez. Yo no. sentarme a su examen. Volvió a acercarse al tocadiscos y me espetó: "No guiente veremos otro ejemplo clásico. profesor. comenzó a sonar Je t'aime. Yo rechacé la invitación diciendo que no sabía bailar. Pero Pilar. etc. Para entonces me estaba poniendo falta de límites éticos. Ante mi estupor. (1989). todo aquello de alguna manera. se dirigió hacia el aparato de mú. y pensé en hacerle pagar peñó en que. pero él insistía diciendo que me resultarme sino trágicamente ridicula. muy nerviosa y no sabía cómo salir de aquella situación. Para más detalles nía que marchar y alcancé la puerta en dos zancadas. pp. Rechacé la idea mi odisea a todo el mundo que quisiera oírla. la habilidad para ilusionar. voy a ponerla otra vez. de tipo sectario163. psicológica. su- taba que la cosa se estaba poniendo difícil para él y que le mo. Yo mantenía una actitud rígida de cuerpo de sucedió lo relatado. la maba y yo me apartaba. Se em. (me ofreció una caja de tabaco con todas las marcas ha. y me dijo con voz muy melosa que iba a poner "una pieza más frecuente entre los sacerdotes que abusan de su poder muy especial". con fines sexuales: la conformación de estructuras grupales moi non plus y el salón empezó a llenarse de jadeos y suspi. El poder de las sectas. Me preguntó si conocía la letra y yo contesté que no sabía Entre los sacerdotes que se erigen en líderes de grupos de francés. pero referido a los abu- has oído la letra. sexual. das las chicas que tienen que pasar por trances parecidos. — 264 — — 265 — . Cuan. pero la suerte duró en el campo de los menores y jóvenes. la volvió a poner. cabe destacar una de las vías que cada día es sica. coincidí en un ciclo de conferencias en y de espíritu para no dar pie a la más mínima confianza. etc. lar y explotar a sus seguidores. P. que él seguía apretando. Barcelona: Ediciones B. Le dije que me te- lada «El sexo y la pareja en las sectas». frió horrores por culpa del desatado ardor varonil de su célibe lestaba.» se empeñó en que tomara una copa y me fumara un cigarrillo Conociendo bien a mi amiga Pilar y también al sacerdote. Sentado a mi lado. Él tiraba de mi brazo. ros. En septiembre volví a pre- mientras yo le esperaba en el salón. Finalmente. desde el sofá." Pero no solamente sos sexuales cometidos sobre mujeres adultas. el que ambos éramos ponentes. A esas alturas ya me daba igual 153. acercándose y cogiéndome del brazo. titu- zo. lo más cerca que podía. (1994). me rios sui generis —en materia religiosa. Aquello era cada vez más nalidad —frecuentemente paranoides— que unen sus idea- desagradable. con quien. antes sobre los tipos de personalidad más susceptibles de ser captados por sectas.

ABUSOS SEXUALES EN LA CÚPULA DIRECTIVA DEL TELÉFONO DE LA ESPERANZA El Teléfono de la Esperanza fue fundado en Sevilla por el religioso Serafín Madrid Soriano. Án- gel y Jesús. y capuchinos los otros dos). el espejo en que se miran sus tres hermanos menores. En la actualidad Pedro Madrid Soriano es el director na- cional y secretario general del Teléfono de la Esperanza. 28 JESÚS MADRID. de 57 años. como una más de sus numerosas y notables obras de ayuda social. de la Orden de San J u a n de Dios. psicólogos todos ellos y también religiosos (de la Orden de San J u a n de Dios el primero. «Era de todos conocido —explica Remedios N. y pie- dra de escándalo aunque sus hermanos y las autoridades eclesiásticas estén encubriendo los vergonzosos desahogos sexuales y abusos de autoridad que este sacerdote. en 1972. En un informe dirigido a este autor y fechado el 17-5-94. a juzgar por los hechos que hemos podido do- cumentar. A su muerte. la santidad que algunos atribuyen a Serafín no es.154. — 267 — . ni mucho menos. se hicieron cargo de la dirección de la organización sus propios hermanos Pedro. viene protagonizando desde hace al menos dos décadas.. ayudan- te de Jesús Madrid en el Teléfono de la Esperanza desde 1978 154.. Pero. Án- gel es el director de la entidad en Valencia y vicesecretario nacional. y Jesús es el director de la zona de Murcia.

manipulador nato. pero ca- hace ver como sexuales muchos problemas que nada tienen rezco de información directa al respecto. manoseaba y hacía que se desnudasen en su nos. dores y Jesús Madrid aún no había acabado sus estudios de doctora en Psicología. por no tener ninguna. disfrutar de una mujer. disfrútala toda entera y no a troci. [omitimos sus apellidos por no ser u n a figura tos. Tuvieron que pasar once años más antes de que sexual un tanto conflictiva. su lugarteniente. un año después de haber sido nombrada subdi- Flores de Murcia. daba no h a violado a nadie. y eso le »También recibía hombres encerrado bajo llave. viudas y separadas. ocasión que había echado la llave porque el hombre había ido torias eran reales hablé con él para pedirle que dejara de a confesarse y no quería que le vieran de rodillas ante él si hacer daño a las dientas." Jesús ha sacado un simple diploma de "orientador familiar"—. de unos cincuenta años. te se dedique a hacer terapias individuales y de grupo a pesar vo-semal]. fico. y con frecuencia las chicas o señoras salían con el pelo Al no poder lograr que Jesús Madrid renunciase a sus alborotado. Lo que si- de las mujeres que visitaban el despacho de Jesús Madrid gue es parte de uno de los informes que la Dra. Lo único que tienen en Madrid empleaba lo que él llamaba técnicas de apoyo. historia personal problemática. edad alrededor de 30 años y vida sacerdote. pero yo no me dejé. con llave o pestillo in.hasta 1981— que las entrevistas que Jesús Madrid mantenía pero cuando ve que no puede. lo que no puedes hacer es ir enamorando a la de no tener titulación académica para ello —recientemente se gente y luego hacerles sufrir decepciones tan gordas. guapas y menos guapas. Jesús teras. Remedios abandonó el periódicamente con Jesús Madrid tenían características en Teléfono de la Esperanza. problemas de autoestima baja y alguna ro significado sexual. Es un en su despacho eran a puerta cerrada.» terior. pero común es: situación de crisis personal. 155. por supuesto. Tampoco es un límite el estado civil. Su forma de dominar a la gente es de esta manera. ba instalado en un modesto piso de la céntrica plaza de las En 1992. cuando ya de sus estrategias es impulsarlas á adelgazar amenazándolas había logrado enamorarlas. 3-6. La mayoría de las dientas que se entrevistaban prácticas sexuales con las pacientes. pasó por el mismo proceso que Reme- Psicología.» otra colaboradora se atreviera a enfrentarse a Jesús Madrid Eran tiempos en los que el Teléfono de la Esperanza esta. convencerse también de la veracidad de unos Muy pronto. Creo que él es una persona enferma. dios para. Desahógate como puedas. pp. finalmente. pero no se atrevió a denunciar al común: sexo femenino. Jiménez re- hizo que éstas confiaran sus experiencias a Remedios. al fin. Informe número 2. el «Entre las mujeres afectadas no hay ningún perfil especí- sacerdote. cambia de estrategia. que está contratado como administrativo aunque básicamen- ban por s u consulta lo hacían por problemas de tipo afecti. le sirven sol- consulta —comenta Remedios N. sólo me dijo en una que ver con ello. después de desplegar una afectividad arrolladura. con que si no pierden unos determinados kilos él no volverá a mente frío y distante. no puedas hacer daño [buena parte de las mujeres que pasa. "Jesús —le dije—. que mitió a este autor 155 : apenas podía dar crédito a relatos que explicaban cómo. pero hazlo con gente a la que relevante para el tema de este libro]. M. recibirlas. contaba con un reducido grupo de colabora. el malestar que comenzó a invadir a algunas hechos que le parecían absolutamente increíbles. Cuando me convencí de que todas esas his. hasta que. rectora del Teléfono de la Esperanza. en algún caso las mujeres llegaron al borde de la «La gente se venía a desahogar conmigo después de la anorexia). en su informe—. si tú quieres entraba alguien de repente. fechado el 14-5-94. — 268 — — 269 — . pero ha hecho mucho daño a la gente. Salvador V. Sus edades oscilan entre los 20 y los 50 años más o me- las acariciaba. por sus hábitos terapéuticos.V. esbeltas y menos esbeltas (una presencia en cada sesión. empezaba a mostrarse absoluta. problemas de pareja o que en la sociedad normal no son tales ya que tienen un cla.a Angeles Jiménez. mucho que pensar por las frecuentes terapias que practicaba Conmigo también lo intentó. que tiene algunos problemas sexuales sin resolver. Sin embargo. casadas.

las actitudes y sentimientos respecto a la evolución del curso. Con esa información reciente. etc. para hablar de su situación personal. sos de desestructuración personal en el transcurso de los cur. la valoración del propio cuerpo. muy ofendido. Esto se alternaba con —"volcanes nevados" llamaba a algunas mujeres en particu- u n a o dos sesiones de grupo —reducido— al día (los cursos lar— y de tener miedo a desbordarse si se dejaban llevar. una entrevista con el líder [Jesús Ma- sesión porque me reprochó que yo no le daba información de drid] quedaba abierta a todo tipo de gestos afectuosos. Debo matizar aquí algo que creo drid. enviaba mensajes de todo responsables. Los todos modos. las ble. el ciclo de las entrevistas. mentaban los abrazos. sistían a este clima acusándoles públicamente de reprimidos propicio a las lágrimas y a los abrazos. y concluían profundamente reunión Jesús nos pedía información sobre las personas del conmovidos. después de comer. a su vez. era como sigue: que es importante para entender el clima de los cursos y el «En los cursos [del Teléfono de la Esperanza dados por Je. empezar a aceptar juntos su cuerpo: primero era la chaqueta. por lo que Jesús Madrid obtiene con ellas un retrato exacto tó desnudarse completamente.» so. masturbaban o no. reflejados en las fichas. los principales problemas de. del Teléfono de la Esperanza en sí: durante los cursos se fo- sús Madrid] se alternaban las charlas de psicología con dife. lloraba. con jovencitos hasta que se confirmaron mis sospechas gra. Y la verdad es que no había tenido mucho que adivinar ya cias al relato de una psiquiatra amiga que salvó la vida de un que se lo había contado un rato antes algún coordinador y. En va. »Cuando le interesaba algún caso en particular. acep- aptitudes. — 270 — — 271 — . besos y caricias. ya que su vida sexual y casi nunca dejaba de indagar sobre si se sólo así podría ayudarlas 156 . las cir- cunstancias más relevantes de su biografía. La duran tres días y medio en régimen de internado). hombre que les había dado justo en el clavo y parecía adivino. aunque podía variar de un caso a otro. en el jardín o por los pasillos. pero entonces Jesús Madrid. de cada cliente. entonces se iniciaba En términos generales. y esta mujer. la respuesta fue: "menos el virgo me lo quitó todo". rior— se resistió. fueron los datos iniciales en su despacho del Teléfono de la Esperanza. Cada coordinador tiene que rellenar una ficha denominada «In. en la que la gente cantaba. En u n a ocasión tuve una discusión con él al acabar la »Después de esto. Una chica me contó que cuando llegó a este punto —quitarse la ropa inte- 156. entre abrazos y gestos referido sus experiencias me hayan comentado que Jesús afectuosos. Jesús Madrid se reunía con los coordinadores de grupo (que éramos 8 o 9. las separaciones matrimoniales y los ca. los datos personales de cada asistente quedaban intentos de suicidio. Como la aceptación física es zaba mensajes que asombraban a sus destinatarios. de sus problemas y sólo hablaba del funcionamiento del grupo y a él lo que le in. forme confidencial» —varias de ellas están en poder de este autor— donde se levantó y le dijo que si no confiaba en él lo mejor era que no se reseian todos los datos personales conocidos de cada cursillista. o bien se sentaba cerca de ellas a la hora de comer y lan. prendidas de la clarividencia y dotes de adivinación de ese luego la camiseta y finalmente la ropa interior. de sus inseguridades. traca final del curso era y sigue siendo una eucaristía [misa] »Todos los días del curso. de adolescente que se intentó suicidar en casa de Salvador. grupo. En esa tipo. ante la idea de no volver a la terapia. el modus operandi de Jesús Ma. Una persona en situación de crisis es muy vulnera- tectados. tampoco faltaban las preguntas sobre teresaba era la historia y situación de las personas. se interesaba por algunas circunstancias de su Madrid les sacaba a relucir el problema de la autoestima y de vida. volviera. Las las personas y que yo tenía deformación profesional porque mujeres le hablaban de sus sentimientos. creando un clima muy especial. Jesús se hacía el encontradizo. muy importante —les decía el sacerdote— él les proponía rias ocasiones me dijeron algunas personas que estaban sor. estimulando su prác- rentes ejercicios de sensibilización que afectaban bastante a tica y reprochando la "sequedad y frialdad" de quienes se re- la mayoría de los asistentes. »Resulta sintomático que todas las mujeres que me han con las personas que le interesaban y. Cuando le pregunté qué pasó. después del cur- de lo que sin lugar a dudas confirmaría posteriormente.. le citaba sillos impartidos por Jesús Madrid. se abrazaban y besaban. de 8 a 10 personas cada uno).

después de haber estado desnuda con otros ya sucedía en la primera y se podía prolongar durante Jesús Madrid llegó a la consulta médica mostrando «una varias horas y luego repetirse durante semanas y meses. ayuda. Desde luego que En el relato que Rosa hace de su amarga experiencia —y Jesús Madrid no emplea la violencia física. el método empleado espejo [estando la mujer desnuda]. de marido y yo asistimos a una serie de cursos que se imparten estar sometida a pruebas y vigilancia de los "curas" para de. debido a estas prácticas. en dico concluye su informe apuntando: «como profesional de ningún caso conocido por mí hubo coito o similar. in. tuir lo que les había provocado ese estado. ello. así que mi matología psicótica y unas ideas delirantes. que le ha llevado a conformar una es- clínico Román Moreno. los propuestos por la Salud Mental». que reproduciremos prácticamente íntegro pese a su exten- tuar con mucha sutileza y crear el clima adecuado para la sión—. De entre todos los informes remitidos a este autor por »E1 caso es que. cómo se nota que me has pillado". cuando le interrogué para co. Este mé- más que hacía era desabrocharse un botón de la camisa. Yo reactivación de sus ideas obsesivas. tal como era su caso ral y de pareja. en esta institución y que nos ayudaron a parchear la situa- nunciarla como inmoral». le basta con ac. íntimamente relacionado con de 1994). un grave estado de an- conozco a mujeres que están yendo periódicamente por allí siedad por sentimiento de culpa [por su creencia de haber [despacho privado del religioso] desde hace ocho o diez años. Una psiquiatra. neciera oculta. muchas de las víctimas de Jesús Madrid. sin llevar ropa alguna. me confirmó que en ocasiones te. labo- prescindible para vivir normalizada. por ejemplo. mirarse juntos en un A juicio del doctor Román Moreno. »En unos casos esto ocurría tras varias entrevistas. Esperanza [de Murcia] motivadas por intereses distintos a Y recuerdo que a continuación me dijo: "qué fuerte estás. de suicidio». esta. solicitó que su identidad perma- nía que darles tranquilizantes al salir. besos de todo tipo y por todas partes. una mujer soltera de 45 años que padece «Aterricé en el Teléfono de la Esperanza más o menos un esquizofrenia paranoide. escrito por una mujer de 37 años. resulta altamente clarificador el mujeres. Salud Mental debo expresar mi crítica y desacuerdo con las ción que me dio Jesús Madrid. en dad neurótico-obsesiva. sonal de frustración y desánimo ante mi vida personal. de 35 años. por Jesús Madrid con estas dos mujeres fue «ineficaz y peli- cluidos los vaginales. etc. La primera. en un informe (fechado el 26 de mayo pecie de secta a su alrededor e. es que "se controlaba mucho". con un ma- Madrid p a r a que se desnudara y de seguir su consejo para trimonio que hacía aguas por todos lados y una situación per- que abandonara la medicación que tomaba (y que le era im. Lo que sigue es el informe de Rosa151: logo. La explica. roto la fidelidad a su esposo] y un estado depresivo con ideas Lo que ocurría después varía según los casos: desfiles ante él. que denominaremos Rosa años con esta organización. Fechado el 14-5-94 en Murcia. pero nunca llegó a in. una mujer casada. La segunda. pareja para intentar salvar nuestro matrimonio. «presentó una reactivación de su sinto. que colaboró hace y buena situación socioeconómica.» Madrid ha prodigado desde su despacho del Teléfono de la Pero las terapias de Jesús Madrid van mucho más allá del Esperanza de Murcia: su desmesurado afán por manipular y abuso sexual. Así. — 272 — — 273 — . por motivos lógicos. describe los problemas sufridos por dos de sus pa. se muestran varios de los comportamientos que Jesús persona propicia en el momento oportuno. intervenciones terapéuticas realizadas en el Teléfono de la nocer su versión de los hechos. el neuropsiquiatra y psicólogo controlar a los demás. ya que. por supuesto. Jesús Madrid lo miento de la psicopatología y la psicología clínica». los abusos sexuales a mujeres que habían solicitado su cientes después de pasar por la consulta del sacerdote/psicó. con formación universitaria ban bastante alteradas. Era el último tren que podíamos coger como h a s t a ese momento). groso». cuando salían del despacho de Jesús Madrid. después de las propuestas de Jesús año y medio antes de cuando comienza mi relato. con personali. al tiempo que «pone de manifiesto su escaso conoci- adopción de posturas de todas clases. angustiosas. toques de todo tipo. 157.

sin la conclusión de que llevaba toda mi vida en guerra conmigo prisas. y no otra cualquiera. cálido y propicio para establecer a verle. Al t r a t a r a nadie. ser yo misma. esta. sufrí una crisis muy fuerte y quedé totalmente desestruc.ción. sino b a en sus manos y para mí no había duda de que eran las me. también cerró la puerta con llave mientras me decía a ser mi punto de apoyo para salir de esa crisis. Allí estaba él. por circunstancias muy concretas. jores. se hubiera fijado en mí y me hubiera elegido para ser mi hombro y yo pude recostarme sobre su pecho y llorar y llo- s u paciente. me que de este modo estaríamos más tranquilos sin nadie que hacía sentirme especial. El. es más. hacía sentir persona. »Yo. de modo parecido a la oración. Jesús nos molestara. me agradó sobremanera que él. pu. cuando ya empecé a ir creando un ambiente íntimo. creaba un clima tan propicio. sonriente. se acercó a hablar conmigo y se ofreció nato. Inmediatamente pasó su brazo por encima de Madrid. te para que. en algunas lazos y vínculos de profunda amistad entre todos los partici. pero de gran tensión emocional y psicológi. — 274 — — 275 — . te repetía una y otra vez diéramos hablar más tranquilamente sobre mis problemas y "yo te acojo. de que no me gustaba nada. podía dedicarme par. una privilegiada. y te trato con cariño". argumentando que así estaríamos más có- persona que tan desinteresadamente se ofrecía a ayudarme. me sentía especialmente feliz. »Ya la primera vez que nos entrevistamos. emplean en el hinduismo para meditar. pero la verdad es que nuestra vida en común seguía ha. nada tenía sentido y yo sólo quería morirme. otra vez. como un mantra 158 de introducción que repetía hasta que se ble y cariñoso. era misma. cuando se mostraba como un dirigente director del curso. vían aquellos cursos. si yo quería. entre sus brazos. que aquello no era el punto de partida de nada. cuando. que no podía rar para desahogar toda la tensión que llevaba dentro. él no me 158. era la estación final. Y fue en uno de ellos. aunque no cobraron un carácter »Estos cursos se realizaban en régimen de internado. como en otro mundo. a raíz de una serie de ejercicios que se hacían »Desde el primer día que entré en su despacho. con regularidad. dable. sentirte viva. que para mí y lorada. la cabeza. incluso como persona valiosa y va- «Además. autoritario y distante. Se mostró muy entraña. Era tan agradable estar con él. palabras o frases que. me n a de este mundo a la que yo me podía abandonar. quier otra actividad. te quiero. me sentía siempre en grupo. que hubo momentos que yo los comparé a como debe turada. tan agra- ca. para todos los que allí estábamos era alguien muy especial. te acepto. asiduo y estable hasta un mes después. que vendía tan caro su tiempo. tú. de que no me quería a mí otra persona distinta a la que acostumbrábamos ver por los misma y no tenía capacidad alguna para querer a los demás. se i b a a hacer daño jamás. También normal por tratarse del clima general en el que se desenvol. distinta. con u n carisma muy particular. la única perso. los importante para él. y que él mismo propiciaba. él me acariciaba la cara. todo lo contrario. y a partir damente de la mesa de despacho al pequeño sofá que había de ese momento empezó mi turbulenta andadura junto a esta junto a su mesa. dispuesto a escuchar. algo que para mí no supuso nada fuera de lo grababa en tu mente y llegabas a creerlo de verdad. el cuello. hombros y la espalda y me repetía que confiara en él una y »Desde el primer momento confié ciegamente en él. modos. Ayuda". Sonido. realmente te sentías reconocida como persona. te decía que se alegraba mucho de que hubieras nacido. fui dos días por pantes. vistas de manera periódica. las únicas a las que yo me podía confiar. ciertamente. sí tenía tiempo para mí. llegué a sentirse un niño en el claustro materno. una vez regresáramos a Murcia. Jesús Madrid. pasamos rápi- se fijara en mí y mostrara interés por mi persona. pasillos del centro del Teléfono de la Esperanza y en cual- »En esos momentos de verdadera angustia. era abordar la manera de solucionarlos. afable. tranquilo. principio yo estaba asustada. alguien más bien inaccesible. el hecho de que él. »Un mes y medio después del curso comenzaron las entre- ciendo aguas. pero enseguida t e de su valioso quehacer y yo me sentía alguien especial e me relajé. en el denominado "Relación de semana. ocasiones. especialmente tú. mostrar toda mi debilidad y vulnerabilidad. una vez por semana.

que yo. ya nada me importaba. tirme querida y valiosa y. por una vez en mi vida. Yo sabía que no me podía enamorar. bría dado mi vida por él. que se alegra. ción así. además. y me aterrorizaba que llegara el momento de partir. necesitaba más y más. que yo me encontraba desestructurada. nunca sabía lo que iba a pasar y eso me estaba pensando. me hacía sen. trozada. »Me encontraba tan comprendida. que hubiese querido que aquellas horas que me de- ba de que existiera. si me lo hubiese pedido— comenzaba »Me h a l í a embrujado y así se lo decía. me contestaba que no me preocupara. Había podido.. »En esta situación de entrega total a esa persona —yo ha- tiolar. mi marido. pasar cualquier humillación o vejación a cambio de unas mi- «Después de esa euforia inicial. con lo cual estaba dispuesta a un hombre y una mujer. no hablaba. y por eso me apegaba enganchada a él. abandonarme a una rela. me hubiese quedado allí de por vida. taba. decía cuan atada me sentía a él. empecé a sentirme mal. cómo sufría cuando no estaba con él. gusto. co importante de mi vida de entonces que era estar con él. ha- cho nada malo. viendo entre la gente. habría creído que podía aprovecharse de mí? ¿Le habría dado »Las entrevistas solían discurrir del siguiente modo: yo yo pie a que adoptara esa actitud? Le daba vueltas y más llegaba puntualmente a su despacho con una carga de ansie- vueltas y realmente agobiada le llamé para plantearle lo que dad bastante fuerte. Era como una droga de la que cada vez más. no les hacía caso. cuando ya no arrulla. cuerdos de la anterior entrevista y soñando con la siguiente. que por lo menos para dicaba cada semana no se hubieran acabado nunca. aunque sé que ya no es posible. iban por otro lado. a la que yo no me podía sustraer. sin nada que no me gustara. que era normal. pasaba la semana viviendo de los re- al que yo admiraba me tenía entre sus brazos. tenía muy claro que no me podía enamo. tanto a él. La venda se implantó definitivamente ante mis ojos. desbordaban como un caballo desbocado que yo no podía con.. rota. e invariablemente yo le que no pensaba nada negativo sobre mí y que me seguía que. mismo. Un hombre pensaba en estar con él.sentía como una niña en brazos de un padre que la mima y la lación de ayuda pero que cedería con el tiempo. entre el índice de tolerancia también. abandonarme en sus brazos y sentirme querida. Podía bajar mis defensas. que estaba conmigo porque así lo quería hoy. eran mera sesión me hizo una pequeña relajación y yo salí de allí como un estorbo para mí ya que me hacían distraer de lo úni- flotando en una nube y totalmente agradecida. las echo de menos y. riendo. blábamos de cómo me iban las cosas. que eso era normal al principio en una re- — 277 — — 276 — . mis hijos. era como una zombie vi- a mí me horrorizaba. confianza absoluta. en resumen. no quería hacerme daño. mis sentimientos. producía un gran desasosiego. mi familia. después de transcurrido cierto tiempo y con mi vida des- y así ]o había elegido. Yo sólo de terminar. Eso era algo que también Jesús me recalcaba. y él era mi único »En dos o tres entrevistas más yo ya estaba totalmente punto de apoyo. aun- hombre sólo como amigos. algo que amigos. pues él dejaba bien sentado desde el principio que todo en la vida para dar todo lo que había dentro de mí y sería feliz. la dependencia era cada vez mayor. cómo lo echaba de menos. Para terminar esa pri. tan a sino para demostrarme que podía confiar en él. de cariño y de ternura. Y aún él e r a importante. que no me agobiara ante algo sin importancia. sin llegar necesariamente a la cama. sobre lo que pasaba dentro de aquel despa- que llegar a nada más. un día la blusa o no m e preocupara.. creía au- ¿qué habría pensado de mí? Yo no era una cualquiera. podía ser mimada sin tener pero existe otra. en el fondo. a mis años. y el ciclo siempre era el confiaba ciegamente en él. mi casa. »Todo esto podría ser la lectura bonita de aquella relación. sin pedir nada a cambio. tan protegida. y ber amistad profunda. él me repetía que el otro ritual: él me desnudaba poco a poco. Nos sentábamos en el sofá. en aquellos momentos. lo necesitase tanto. me dijo que yo no había he. podía ha. me tranquilizó. ¿Se ténticamente sincero. desearía que volvie- pero mi corazón. de los que tan necesitada es. me ran. Podía estar entre los brazos de un cho entre Jesús y yo. aquello no era para llegar a nada ni a ningún final concreto. pero sucedía todo lo contrario. intimidad. no habría «sexo». mis que se fuera a producir nada más. pero que poco a poco iría pasando y yo me integraría rar.. gajas de su cariño. luego era feliz. no existía la amenaza de mi trabajo. mi tabla de salvación.

y no te- las necesitaba. Era una alfombra a para agradarle (él me lo pidió) y conseguí lo que no había lo- sus pies. dispuesta a que me pisara y me escupiera si así lo grado nunca. tar completamente desnuda frente a él. trolaba la situación. pero puse mi salud en grave riesgo ya que no d«seal>a. yno me importaba. En esas circunstancias. »Yo. tienes michelines con verdadero fervor. tienes que aunque otras veces le odiaba por lo que me hacía sentir. al mismo tiempo que disfrutaba de aquellas caricias taba mucho. Yo sentía por él un amor incondicional. la intimidad. o por lo menos yo esas caricias como un niño. —278 — — 279 — . y que le pidiese que tuviese paciencia conmigo. disfrutaba acariciándolo y él se abandonaba a —ya que no había amenaza de llegar a más. Él me aseguraba que nunca sejaba que le explicara que estaba atravesando un mal había estado así con ninguna mujer. de que ya no con- lainiciativay yo no hacía sino seguir sus instrucciones. mis pensamientos. siguiera o que me observara. por obtener cinco minutos de juego amoroso idóneo para poder haber concluido en una más de su tiempo. Yo sufría y sentía verdadera angustia. me dejaba que le acariciara y le creía lo que él me decía. lo cual me hacía sentir. aun. sentía tanto pudor y angustia que se me creaba un se puede comprender. otro día el sujetador. nocían ya palmo a palmo mi cuerpo. y Jesús me decía que era nece. mi pecho. que se usa y se comía absolutamente nada. que a partir de cuando se dio cuenta de que los acontecimien- eljuego preyio a. me como una droga. una dependencia total. y yo los acepto ¿ves?. creo relación sexual completa. me preguntaba: ¿te gus- jersey. es decir. para gus- tira. Era una constante contradicción. pero yo cada vez estaba más lejos sesiones. era aceptar tu cuerpo". »Me tenía totalmente dominada. yo no podía soportar el más mínimo nudo en el estómago que. pero. Confía en mí. las quería. satisfacerlo dada su condición de célibe. el ambiente. no aguantaba que me tocara. mis sueños. y me taría dormir junto a mí sin hacer absolutamente nada? ¿qué acariciaba. mi espalda. me pedía que le dejara hacer y entonces yo me sentía que ésa debía de ser la única manera que él se permitía de culpable. pero que acariciaba con los ojos cerrados y decía que sus manos se co- luego. Yo estaba cada día más obsesionada y que hubo situaciones en que lo pasé verdaderamente mal. aunque eran incomparables. níamos relaciones sexuales por negativa mía. me impedía hasta respirar contacto con mi marido. era una especie de mujer kleenex. todo estaba dispuesto. me besaba en todo el cuerpo. que me usara para obtener placer. que cada vez me iba acortando más. pero lo que sí es cierto es que Jesús creaba un clima me hubiese pedido. cosa que siempre me prometió no hacer. aunque yo estaba »Yo nunca me planteé si aquello podía ser o no un abuso dispuesta a entregarme totalmente a él. y eso me bastaba. y que si oponía resistencia le acudía una vez por semana. era dependía más de él. Jesús me prometía que no iba a mirar y sólo me nase nunca. como sexual—. me tocaba. y siempre sientes cuando notas mis genitales? ¿me deseas? y me besaba repetía: "te quiero y te acepto tal como eres. que debía confiar en él. momento. ya era eso. mis ilusiones. me pedía que lo hiciera. los defectos de mi vien- tre. y todo para agradarle. día evitar compararlos. me avergonzaba de mi cuerpo y no quería darle como y cuanto fuese necesario para que no me abando- que lo viera. te doy un beso. que no tenían ninguna carga besara. otro día también la falda. al mismo tiempo. que él tenía que entender. llegando cada vez más lejos. Jesús me acon- no entendía lo que me pasaba. sólo deseaba agra- daba vergüenza. yo no quería que »Mi vida.. • »Este tipo de prácticas se prolongaban durante todas las Y la verdad es que la tuvo. Él llevaba siempre tos se le estaban escapando de las manos.. Hubiera hecho lo que sexual. No me impor- hacía sentirse muy mal. hasta que llegué a es- de él y sin el menor deseo de volver. sí hizo con absoluta tranquilidad. no po- con normalidad.. también le acariciaba a él. me sentía y cómo vivía un problema de rechazo por mi cuerpo y por el sexo. me puse a dieta sólo y exclusivamente incapaz de negarme por temor a perderle. tarle más. lo imposible. como si me estuviera forzando y no taba que me desnudara. en ciertos momentos se producían ligeros forcejeos entre los dos. a mí me gus- »Yo. me daban vergüenza. en ocasiones. el deseo. estaban entre las cuatro paredes de aquel despacho al que sario. a veces. que le explicase cómo me aún más importante para él. con el tiempo.

»No me importaba la diferencia de edad, de situación so- momentos no me quité la vida enseguida, pues estaba muy
cial, de estado civil, yo sólo quería estar más y más con él, hu- deprimida y hundida, y para tomar una decisión así hay que
biera dejado todo por estar a su lado aunque fuera unos mi- estar algo más fuerte de lo que yo estaba. No podía creer lo
nutos al día, por verle aunque fuera desde la distancia. Mi que me había pasado, no podía y no quería. Todavía creía en
marido me acosaba y le echaba la culpa de todo lo que nos es- él, quería confiar en él, quería que me dijese que todo era
taba pasando, pero a mí todo me daba igual. Era su esclava, y mentira, que todo era una farsa, que él no me quería hacer
hubiera querido ser su hija, su madre, su compañera, su mu- daño, que era necesario el abandono pero que contara con él a
jer, su amante. Un día le planteé que era mi enfermedad, pesar de todo... pero no, su actitud fue la contraria y se dedicó
pero también mi medicina, y yo creo que se dio cuenta real- a ignorarme, a despreciarme y a abusar de toda la confianza
mente de cómo me encontraba y empezó a dar marcha atrás. que yo había depositado en él, rompiendo todos los códigos
En algunas entrevistas se dedicaba a castigarme sin hacerme éticos posibles, rompió el anonimato, la confidencialidad y el
ni siquiera una caricia, me reñía por haber adelgazado de esa secreto profesional, habló de mí todo cuanto quiso y yo ni si-
manera tan salvaje, sin ningún tipo de control médico, que quiera tuve la posibilidad de defenderme, o incluso de apo-
me hacía sentir muy floja y débil; se mostraba distante, y yarle, algo que en aquellos momentos habría hecho con los
yo me humillaba más y más para que me diera unas migajas ojos cerrados.
de su cariño. »Mi psiquiatra se portó maravillosamente conmigo, me
«Estaba al borde del precipicio, veía cómo me deterioraba apoyó en todo momento y, poco a poco, con una infinita pa-
día a día y me daba igual; me quería morir cuando no me ciencia, ha ido consiguiendo que yo recobre por lo menos la
hacía caso, y en esa situación de piltrafa humana en que capacidad de sentir que estoy viva en este mundo que no me
me había convertido, daba una imagen lamentable, patética. gusta y que no comprendo, pero estoy en él. Mi mundo ante-
Mis amigas intentaron abrirme los ojos sobre lo que me esta- rior se vino abajo, hoy vivo separada de mi marido y con
ba pasando, pero yo no lo quería creer, me repetía una y otra nuestros hijos a mi cargo; mi modo de vida ha cambiado tanto
vez que Jesús no podía hacerme eso a mí, que tanto había que me siento muy sola y sin fuerzas para luchar, espero que
confiado en él; acabaron por aconsejarme que fuera a la con- con la inestimable ayuda de este maravilloso profesional [el
sulta de un psiquiatra y, aunque al principio me resistía, por psiquiatra] que todavía confía en mí, pueda salir adelante de
fin decidí ir (Jesús también me lo recomendó, pero yo creo que este turbulento período de mi vida y que algún día no muy le-
era porque ya tenía claro que me iba a dar la patada e iba a jano comience el primer día del resto de mi vida.»
necesitar medicación). Este desgarrador testimonio no precisa más comentarios.
»Durante la entrevista, el psiquiatra me dijo aquello que Se necesita mucho valor para escribirlo, y máxime cuando
yo no quería oír: que lo que estaba haciendo era lo menos pa- Rosa, a pesar de todo, tiene aún muy abiertas las heridas in-
recido a u n a terapia; era, simple y llanamente, un abuso por fligidas en su alma por el sacerdote Jesús Madrid y, al mismo
parte de ese hombre hacia mí, que, amparándose en su condi- tiempo, aún teme poder hacerle daño dando publicidad al re-
ción de orientador, me estaba usando para satisfacer sus ne- lato de cuanto aconteció entre ambos. Un relato que, por lo
cesidades afectivo-sexuales. El mundo se me vino abajo y, en que conoce este autor, ha sido suavizado con mucha elegancia
esas circunstancias, Jesús, acosado por la situación surgida y se han excluido de él episodios notables como, por ejemplo,
en el Teléfono de la Esperanza [su propio equipo técnico ha- un intento real de suicidio por ingestión de psicofármacos169.
bía empezado a acusarle de estar cometiendo abusos sexuales
a pacientes], me dijo que todo se había terminado, que ya no
159. Una caja completa de una conocida benzodiacepina, según se ano-
podía volver a verme. ta en los partes hospitalarios de su ingreso en urgencias. Del intento autolí-
«Gracias a que tuve el apoyo del psiquiatra en aquellos tico se recuperó rápidamente después de un lavado gástrico.

— 280 — — 281 —

Este caso, por duro que sea afirmarlo así, es uno más den- en capítulos anteriores los aspectos que hacen que, debido a
tro de la larga lista de casos de mujeres que han sufrido tra- concepciones estructurales altamente erróneas y lesivas de la
tos similares por parte de este sacerdote capuchino que, es- Iglesia Católica, los sacerdotes que abusan sexualmente de
cudado bajo su condición de religioso y armado con el poder mujeres (y de menores) abunden entre el clero de hoy día.
que le confiere ser directivo del Teléfono de la Esperanza, A la luz de lo estudiado en la primera parte de este libro,
abusa impunemente de las mujeres más frágiles que encuen- es todo un marco de referencia —básico para comprender ca-
tra a su paso. sos como éste— el saber que, tal como cuenta el propio Jesús
Pero Jesús Madrid no sólo abusa de sus pacientes, tam- Madrid, es hijo de una viuda con siete hijos, de los que cuatro
bién lo intenta con algunas de las mujeres que trabajan con se hicieron religiosos, que se fue al seminario, junto con uno
él. Ya citamos al principio de este capítulo el testimonio de de sus hermanos, con sólo 10 años y que ya no volvió a ver a
Remedios N., y en su misma situación se vio, por citar sólo un su madre ni a tener contacto alguno con figuras femeninas
caso más, Juana (seudónimo), psicóloga y colaboradora, junto hasta después de los 15 años, cuando volvió a casa (durante
con su marido, del Teléfono de la Esperanza. Juan J.M., espo- unas cortas vacaciones del seminario) y su madre no les reco-
so de Juana y hombre muy católico, me contaba en su infor- noció la voz ni a él ni a su hermano y no quiso abrirles la
me 160 el acoso sexual al que Jesús Madrid Soriano —en esos puerta.
días «muy querido amigo»— sometió a su mujer y, sobre el La búsqueda desesperada del afecto femenino que nunca
caso en general, comentaba: se tuvo, dentro del ambiente eclesial, fabrica todo tipo de des-
«Realmente pienso que Jesús Madrid padece alguna en- viaciones psico-afectivas y sexuales.
fermedad mental, ya que de otro modo no se explica que un De todos modos, nada ni nadie puede quitarle imputabi-
hombre religioso, que se entregó en vida a la ayuda al próji- lidad y responsabilidad (incluso penal) a los actos que Je-
mo, haya degenerado en tales excesos y abusos. Mas mi acu- sús Madrid ha venido cometiendo desde hace al menos dos
sación principal y contundente la dirijo contra sus hermanos décadas, y que él mismo se vio forzado a reconocer ante un
[Pedro y Ángel], quienes conocedores de la gravedad y reali- grupo de profesionales del Teléfono de la Esperanza 161 . Pero
dad de las acusaciones, se han negado a retirar a Jesús Ma- tanto o más responsables que él son las autoridades religio-
drid de sus funciones, mostrando escasa caridad cristiana y sas que, como es norma en este tipo de historias, encubren a
muy poco talento político. Un lamentable comportamiento en machamartillo a los sacerdotes que protagonizan abusos
hombres de la Iglesia. Y también acuso a aquellas autorida- sexuales.
des y personas que, conociendo la enfermedad de Jesús Ma- Los documentos de que disponemos demuestran que to-
drid, por miedo o conveniencia, no han actuado con valentía das las autoridades con posible competencia sobre este asun-
ni consecuencia. En verdad, las asociaciones escasamente de- to conocen fehacientemente la veracidad y gravedad de estos
mocráticas y con evidentes matices sectarios [se refiere al Te- hechos desde, al menos, principios de 1993, pero todos se han
léfono de la Esperanza] son muy peligrosas y capaces de des- inhibido de actuar.
figurar el desarrollo de los acontecimientos en favor de sus El obispo de Cartagena, monseñor Javier Azagra Labia-
intereses.»
Este libro no es, obviamente, el lugar para dictaminar si 161. En una reunión celebrada el día 23-11-92, de la que existe una
este sacerdote padece o no trastornos mentales. Indepen- grabación de dos horas (una copia de la cual está en poder de este autor).
Ese mismo día, en otra reunión del Departamento de Orientación Familiar,
dientemente de la propia personalidad, ya hemos estudiado después de que la subdirectora M.a Angeles Jiménez presentase su dimisión
—cosa que también hicieron a continuación medio centenar de los colabora-
160. Fechado el 3-5-94 en Murcia, y acompañado de numerosa docu- dores más cualificados de la asociación—, Jesús Madrid reconoció así mismo
mentación probatoria. la veracidad de los hechos imputados y pidió a todos que rezasen por él.

— 282 — — 283 —

Actualmente, el Teléfono de la Esperanza ya no tiene ape-
no, aún está meditando si, tal como informó a un grupo de ex
nas nada que ver con los objetivos que soñó su fundador, Se-
colaboradores del Teléfono de la Esperanza y denunciantes
rafín Madrid, ni con la bien merecida fama que se ha ganado
de estos hechos, suspender a divinis o no a Jesús Madrid, «el
durante años de ayuda a los demás. El caso de Jesús Madrid,
problema más grave de la diócesis», según este obispo que,
visto con sentido global, no es más que una anécdota, y ni si-
por otros casos que conocemos, tiene ya una probada expe-
quiera es la más representativa de lo que está sucediendo ac-
riencia en proteger a los sacerdotes que vulneran el celibato
tualmente en esta asociación moldeada a la medida de las
en la región murciana.
necesidades de los hermanos Madrid.
Cuando la denuncia llegó hasta Pedro Hernández, pro-
vincial de los capuchinos (orden a la que pertenece Jesús Ma- Lo reseñado hasta aquí evidencia también la existencia
drid), éste se limitó a hablar con Pedro Madrid —director de rasgos inequívocamente sectarios —denunciados también
nacional del Teléfono de la Esperanza— que le quitó impor- por muchos de los críticos del Teléfono de la Esperanza men-
tancia al asunto diciendo que los murcianos eran muy pro- cionados en este capítulo— en la concepción estructural y
vincianos y que se asustaban por cualquier cosa y que él, en funcional de esta organización supuestamente no lucrativa
Madrid, también hacía ese tipo de terapia y no pasaba nada. y de ayuda social.
La única acción manifiesta que ejerció Pedro Hernández fue El modus operandi de la asociación que dirige actualmen-
presionar a un periodista para evitar la publicación de la no- te Jesús Madrid cumple en buena medida los diez puntos de-
ticia sobre las denuncias que empezaban a circular contra su finitorios del sectarismo destructivo 163 , al actuar como una
subordinado. organización totalitaria, sometida absolutamente a la volun-
tad del líder, que no permite la disensión interna, fomenta la
Tanto Pedro Madrid como todos y cada uno de los directo-
adhesión y fidelidad absoluta al grupo/líder instaurando una
res regionales y componentes de la J u n t a Directiva del Telé-
dinámica maniquea respecto al resto de la sociedad ajena a
fono de la Esperanza (todos católicos y la mayoría de ellos re-
ellos, emplea la manipulación emocional para intentar gene-
ligiosos o ex religiosos/as) han sido informados con detalle de
rar fuertes lazos de dependencia en sus asociados y, en mu-
las andanzas de Jesús Madrid —y de otros compinches que
chos casos, lograr adeptos fanatizados y acríticos, mantiene
actúan de modo parecido—, pero se han limitado a ratificarle
una importante actividad proselitista con fines visiblemente
en su cargo162 y a lanzar campañas difamatorias contra todos
económicos, dirigiendo sus cursillos más bien a la captación
aquellos que le han denunciado.
de recursos (humanos y económicos) que al servicio social que
También han recibido denuncias formales contra Jesús pretenden ser, etc.
Madrid el Colegio Oficial de Psicólogos de Murcia (en abril de
1993); el director del Instituto Teológico de Murcia y de la Es- En todo caso, hoy, en Murcia, una lujosa mansión de cua-
cuela Universitaria de Ciencias de la Familia, dirigida por tro plantas, con sótano y jardín —situada en el número 8 de
franciscanos y donde Jesús Madrid Soriano aún imparte cla- la calle Ricardo Zamora— que representa un auténtico de-
ses de terapia familiar... pero nadie ha movido ni un solo dedo rroche de dinero y confort —del que sabe también mucho Pe-
para evitar que este sacerdote siga haciendo daño a más mu- dro Madrid—, difícil de casar con el espíritu asistencial que
jeres, declara tener esta asociación, recuerda a muchas mujeres ve-
jadas moral y sexualmente que los sacerdotes también son
hombres, aunque suelen gozar de una increíble impunidad a
162. En la Asamblea General del Teléfono de la Esperanza celebrada
e n Madrid los días 16 y 17 de abril de 1994, se aprobó la gestión de la aso-
ciacióa durante el último quinquenio y, entre otros, se ratificó en sus res- 163. Cfr. Rodríguez, P. (1984). Esclavos de un mesías (sectas y lavado
pectivos cargos a los tres hermanos Madrid, Pedro, Ángel y, por supuesto, de cerebro). Barcelona: Elfos, pp. 25-27. Rodríguez, P. (1989). Op. cit, pp.
Jesús 32-33. Y, también, Rodríguez, P. (1994). Op. cit, pp. 23-26.

— 285 —
— 284 —

oficial del Tribunal Eclesiástico de Sevilla desde 1953. a su Don Quijote. amigo Sancho». C U A N D O LA L U J U R I A ATACA D E S D E E L M I S M Í S I M O T R I B U N A L INTERDIOCESANO DE SEVILLA A media mañana del día 6 de julio de 1992. en 1605. una mujer joven que estaba tramitando la anulación canóni- ca de su matrimonio. «que se armaba muy pronto y hasta le dolía la cabeza del capullo». — 287 — — 286 — . quién tuviera veinte años menos!». se encontraba en la Secretaría del mismo tomándole declaración a María Asunción Gómez Fernández. pero que le gustaría que se la hiciera una mano que no fuera la suya». Manuel Spí- nola Muñoz. dimanante del pro- cedimiento abreviado 262/92 del Juzgado de Instrucción número 9 de la ca- pital andaluza. El miedo acalla a sus víctimas. Hoy apenas nada ha cambiado en esta tierra de hidalgos hipó- critas. Sentencia número 258 del Juzgado de lo Penal número 11 de Sevilla.la hora de procurarse satisfacciones sexuales. según se dejó probado en la sen- tencia judicial 164 que le condenó tiempo después. 29 M A N U E L S P I N O L A . de 66 años. «que simplemente con tocarle alguna par- 164. «Con la Iglesia hemos topado. Cfr. pero. «que cuando de noche veía películas eróticas se hacía una paja. «que el domingo pasado había estado en Mata- lascañas [playa] y había visto muchas tetas y que las pi- cudas eran las que más le excitaban». fechada el 11-6-93. le hizo ex- clamar Miguel de Cervantes. Manuel Spí- nola tiene una forma muy peculiar de cumplir con su trabajo: Entre cada pregunta [Manuel Spínola Muñoz] le for- mulaba [a María Asunción Gómez] observaciones tales como «¡me gustas muchísimo. sobre la causa penal 86/93. El silencio cómplice protege sus actos.

y corazón de María Asunción pertenecía a otra persona las penas que se barajaban eran ridiculas. . su credibilidad si había condena. darla diciéndole que «si no quitaba la denuncia no le darían la tada— reiteradamente rogó al acusado que se abstuviera nulidad y le costaría mucho dinero. marido. Cuando María Asunción acabó su declaración y se querer defenderla. juez del citado siástico— mostró perfectamente la calaña de su bando cuan- Tribunal. como los de ella [de María Asun.. cinismo y mecanismos de poder que se mue- que ya tenía erecto. el segundo inculpado del Tribunal Ecle- el sacerdote Carlos Blanco Yenes. se habría corrido». El honorable sacerdote don Francisco Gil 165. presidente del Tribunal Eclesiástico. se encontraba el acusado. La respuesta de Spínola fue que «si se La vista oral contra Manuel Spínola sacó a relucir parte hubiera dejado tocar el pecho y le hubiese tocado su pene. dado que no encontraría de dirigírsele en tales términos. también le encantaban». y la hubo. abogado de oficio. que se fuera de putas». entre otras muchas cosas. ría a Carlos Blanco. Según se declara probado en la Sentencia número 23/94. en la vista. profesor de periodis- siástico y que ningún abogado iba a defenderla. famoso proceso por corrupción de menores—. a pesar de que el contrario era una insignificante mujer. Que los papeles no iban a salir. llamó a su despacho a María Nieves Fernández. sino Tampoco faltó en la sala de justicia Francisco Gil Delga- que su postura le acarrearía problemas ante el Tribunal Ecle. Asunción la estaba esperando. sentencia. un jurista tan ra. Spínola manifestó a su de las múltiples denuncias de sus corruptelas). porque no iba a tener dinero para pagarlo». la Iglesia jugó las [ella misma le había dicho que su novio la estaba espe. Eclesiástico. de la hipocresía. el sacerdote Carlos Blanco advirtió que María ción]. Baena Bocanegra —que meses después también defende- jaciones sufridas en el Tribunal Eclesiástico. por el escasísimo interés que le merecen las mujeres. La chica. según describe esta segunda los pechos pequeños. si no qui- dirigía hacia la puerta. María Asunción y Manuel Spínola y negó que allí hubiese su- n a d a can la misma causa penal 86/93 ya citada. te de su cuerpo una mujer. En esta cau- vez que no le gustaba ese tipo de mujeres. lo que María Asunción logró evitar re. éste se acercó a ella e intentó Y la pobre mujer. a lo que María ven detrás de los Tribunales Eclesiásticos de la Iglesia Cató- Asunción replicó llamándole «cerdo». Un día después. y dado que el sa. do. puesta a tener ese tipo de relaciones. cartas más fuertes que pudo encontrar. pretendió usar contra la denunciante una dre de María Asunción. — 288 — — 289 — . abandonando el despacho donde taba la denuncia. fechada el 4-2-94. alegan. podía llegar a correrse» y «que Al despedirse de la madre. do. naturalmente. el acusado le dio una palmada en su trasero. un documento secreto que no podía salir del Tribunal do que no sólo le sería difícil que la creyeran al tratarse de ver. estaba arriesgando rando fuera de la sala]. harta ya de los curas. influyente y caro como afín a los intereses de la Iglesia y de la oligarquía católica andaluza. que tendría que pagarlo y que nadie iba a rro». siones contradictorias y no existir testigos presenciales. y conocido probablemente no le concederían la nulidad» 165 . y no perdió ocasión de intimi- María Asunción Gómez —prosigue la sentencia ya ci.. Afirmando que mo. pretendía hacer. pero allí estaba. y relacio. Manuel Spínola fue defendido por el abogado Francisco cuando María Asunción procedía a salir de la oficina y Baena Bocanegra —letrado del Duque de Feria durante su Spínola intentaba convencerla para que no le denuncia. cedido nada extraño. que le buscara una amiga dis. Seguidamente. de 63 años. para indicarle que debía «convencer a copia del escrito de demanda de nulidad canónica de su ex su hija para que retirara la denuncia [contra Spínola]. sí había asustado la amenaza. en medio del disgusto de su madre. a quien tocarle los pechos. puso tirándole la mano. presentó una denuncia por las ve. increpándole acto seguido sobre lo que otra denuncia contra el padre Blanco. calificándole de «gua. y «que si estaba tan lica (sobradamente conocidos por la opinión pública a partir caliente. ma. del mis- declaró haber estado presente en el momento de despedirse mo Juigado de lo Penal número 11 de Sevilla. articulista/moralista desde el periódico ABC.

de este escándalo. paladín de la moral y de la justicia. La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla. rante su interrogatorio dieron pábulo a pensar que sus inte- reses fueran antes los de los acusados —que eran claves para que ella pudiese seguir trabajando para el Tribunal de la Iglesia— que no los de su propia dienta. — 290 — — 291 — . punta de un iceberg. previsto y penado en el tado que la víctima retirase su denuncia contra Spínola— y le artículo. acusado de amenazar a Ma- ría Asunción. Sentencia número 348/93. Efectivamente. cuando fue a declarar ante el juzgado. aunque sí una notable canallada que podía repre- sentar una actuación presuntamente delictiva. sus actuaciones libidinosas. dos meses y un día de pri- trucción de Guardia. de momento. contra María Asun. En la Sala Séptima de lo Penal de la Audiencia Provincial de Se- mente el comportamiento de los miembros del Tribunal Ecle. aunque discrepó de algunos aspectos de la sentencia 258 original. como 166. Rollo de apelación número 81/94-A. impuso una pena de cuatro años. ñado en la vista por María Esperanza Rus Rufino. con. la declaración del padre Francisco Gil Del. delito contra la Administración de Justicia —al haber inten- tutivo de un delito de falso testimonio. El propio juez del Tribunal Eclesiástico. pero sí declaró probadas todo el resto de ción.. en su sacerdote de palabra. letrada de con la aquiescencia del arzobispo de Sevilla Carlos Amigo oficio que el Tribunal Eclesiástico le había designado a María Vallejo. Manuel Spínola Muñoz fue condenado como mente probado que Spínola intentase tocarle los pechos a su víctima. Tribunal Interdiocesano de Sevilla a todos los protagonistas Las evidentes contradicciones y silencios de la abogada du. le diera una palmada en las nalgas. cierta- mente. por lo que ordenó que su comportamiento no fuese in- vestigado por el Juzgado de Guardia. mínima estimó mala fe en las actuaciones de Francisco Gil Delgado y de María Es- —aunque jurídicamente muy correcta—. se pare la causa de nulidad ante las gravísimas acusaciones que se me imputan y hasta que éstas se aclaren». A saber: no consideró suficiente- Finalmente. ni que autoi de una falta de vejación injusta. La condena. y revocó algunas decisiones.. e idéntica conclusión. La Iglesia Católica. tal como co- gado fue tan peculiar. siderando que el testimonio prestado por Francisco Gil Del. en el momento de redactar este Parecido razonamiento. por llamarla de algún modo. El sacerdote Carlos Blanco Yenes fue también condenado. Tampoco zación de d e n mil pesetas a su víctima.». don Carlos Blanco cumplió su ame. En el acto del juicio también se demostró que el proceso de nulidad canónica de María Asunción se había paralizado completamente. ordena remitir su testimonio al juzgado de Ins. villa. el Juzgado de lo Penal número 11 le consideró autor de un gado no obedece a la verdad. Esta sentencia. lo había dicho bien claro: «quiero hacer cons- tar que ahora nada más llegar al Tribunal Eclesiástico quiero solicitar al Presidente que. El caso de María Asunción. sino porque dejaba establecido fehaciente- 167. está pendiente de ser revisada en apelación167. fechada el 10-12-93. Sin embargo. y pudiendo ser el mismo consti. y ello no suponía novedad alguna. tra Manuel Spínola. Carlos Blanco Yenes. sigue manteniendo actualmente en sus puestos del Asunción para el trámite de su causa de nulidad canónica. confirmó esta condena con- naza. al magistrado Francisco Gutiérrez López el papel desempe. después de valorar su actuación. por su cuantía. le mereció capítulo. sión menor. siástico sevillano166. por lo que ratificó la pena impuesta. no es más que la magistrado. concluye afirmando que «consecuentemente el juzgador. a cinco días de arresto mayor y a pagar una indemni. no resultó dolorosa peranza Rus Rufino. en su sentencia. que el nocen muchos —y muchas— en Sevilla.

cuando ya estaba real- mente preocupada. realizada por una buena amiga del autor. padre. padre. —¿Y cuál es tu problema? —Verá. Esta conversación pertenece a la grabación de una confesión real. — 293 — . —¿Estás casada? —Sí. pero desde hace casi un mes tengo tan mala conciencia que apenas si duermo 168 . durante el trans- curso de un trabajo sobre confesionarios. Al principio no qui- se darle importancia pero más tarde. Pertenezco a una familia creyente y practican- te. Con normalidad he asistido todos los domingos a la cele- bración de la misa confesando y comulgando. hija mía? —Veintinueve años. padre. Hace aproximadamente un año que noté que mi marido se iba distanciando de mí. padre. efectuada en la catedral de Barcelona a finales de 1988. excelente periodista y escritora. Me casé a los veintiséis años. —¿A qué edad te casaste? —Llevo tres años casada. le pedí que nos sentáramos a hablar y me confesó que salía con otras mujeres [la chica que se confiesa 168. —Sin pecado concebida. —¿Qué edad tienes. —Padre. ante todo quisiera decir que hace casi un mes que no me confieso. 30 SÁTIROS D E C O N F E S I O N A R I O «—Ave María purísima.

padre. —¿Os tocabais con las manos? —¿Cuántas veces lo hace? —Sí. —Pero saldrías con otros chicos. padre. boca? —¿Acariciabas su pene con la mano o con la boca? —Sí. normalmente casi cada día. padre. me gustó. masturbador 169 . Me dijo que quien. —Sí. cambiado radicalmente. padre. —Pero te vas a condenar porque con él siempre estás en —¿Qué más te hace hacer? pecado mortal. —Depende. —Sí. no me atreví a decirle que no y acepté. especialmente en las que tienen sacerdotes mayores de —Hija mía. Este hombre sólo merece el infierno. —Sí. ¿has sentido su orgasmo en la boca? —Bien. —¿Acariciabas su pene? —¿Cuatro o cinco veces a la semana? —Sí. —Cuando te penetra por detrás. habitual en muchas parro- —Sí. ¿qué pensaba mientras hacías estas cosas? conyugal. padre. dejarle inmediatamente. padre. Es imprescindi. —¿Dónde imaginabas que te tocaban? —¿Tu marido te penetra? —Por todo el cuerpo. — 294 — — 295 — . seis o siete personas? Tú debes salvarte. Ahora estás en el acto si no lo seguía estaba dispuesto a dejarme. está nervioso y alterado]. padre. ¿notas si él tiene placer? —Sí. te masturbabas? dote se masturbaba. padre. Yo. como estoy sagrado de la confesión y si reconoces estar arrepentida debes muy enamorada de él. las minuciosas preguntas que el cura les iba haciendo sobre su intimidad —Y tu mente. —Y tu marido. tienes que rendir cuentas. hija mía. ya que él llevaba quedarte sola. —Sólo con la mano. hija mía. es que en realidad mi problema empezó —¿Qué debo hacer. —Y tú. padre. padre. sesenta años. ¿Estás verdaderamente arrepentida? —No. casada es un cerdo vicioso. padre. libidi- tirtepara volver a estar en paz con el Señor. su voz ha —A veces me imaginaba que algún chico me tocaba. se ve un claro ejemplo de cura morboso. padre. —Y los demás. —¿Cuántos novios tuviste? —¿Te penetra por delante o por detrás? —De verdad. hija mía. noso. Al menos estarás en paz con el Señor que es a practicándolo desde hacía tiempo a mis espaldas. el que ahora es mi marido. padre. padre. el mismo demonio en —¿Te ha gustado? persona? —Al principio me sentía mal. ¿llegó a penetrarte antes del matrimonio? —Dime. no te importe placer cuando hacía el acto sexual en grupo. padre. —¿Formáis grupos de cinco. Él me enseñaba y me ayudaba. al final. Cuéntame. estás en pecado mortal y tienes que arrepen. pero la verdad es que luego —Es que yo le quiero.va a continuar su relato pero el cura la interrumpe. Son muchas las mujeres que refieren haber notado cómo el sacer- tócalas con las manos. —Sí. ¿Sabes que este hombre con el que estás —Sí. cuando eras pequeña. obsceno y. mientras ellas respondían a —Algunas veces. siempre somos dos parejas. Pero también es ble que hagas una confesión general y recuerdes todos los pe- cados pasados. padre. Sólo nos masturbábamos. padre. nitencia rezarás tres padrenuestros diarios durante un mes. padre. ¿también te hace hacer juegos con la —No. un cochino. dentro del confesionario.» —¿Y t ú sientes placer? En este diálogo confesional. ¿te 169. —Por delante y por detrás. quias. —Verá. padre. padre? cuando al hablar con él me confesó que sólo sentía verdadero —¡Dejarlo inmediatamente! Que se vaya. a menudo. lo noto. ¿también te penetran por detrás? —Si estás arrepentida te voy a dar la absolución y como pe- —Sí.

cerró la puerta por dentro —"para que no nos mo- gué a seguir siendo partícipe de este abuso.un modelo clásico de sacerdote sumamente peligroso por los El sacerdote. En entrevista personal celebrada el día 7-10-94. mi poste- cho. A mí me sorprendió un poco pero le dejé hacer. me decía— y sión ilegítima y descarada en sus vidas y conciencias. na. que me gustaba un poco siempre le encontraba un montón de »La Iglesia Católica deforma el sentido evangélico y sa. después de la eucaristía. inmadura o tre personas adultas. control y dominio ilícito de las conciencias ajenas. se consolaba. darte todo lo que quieres porque te conozco y te deseo. puede explorar las Aunque una parte de los creyentes católicos saben parar. se acercó a mí y casi sin mediar palabra Pero el confesionario católico no sólo es un instrumento de me abrazó. descubrí que el muy sinvergüenza se me católico. sacerdotes lascivos. dificultades que. efectivamente. tal como se realiza en el contexto un día. o de menores. unos cuatro años que no me he vuelto a confesar con nadie. que era normal en- j a r las conciencias ajenas de forma enfermiza. Me aparté violentamente de él y le pregunté sionario católico se disfruta de una plataforma inmejorable la razón de todo aquello. Fue tan grande el disgusto y la decepción que sufrí que hace 170. conciencias. dad no era nada malo ni tampoco pecado. y eso sí t a n a privilegiada para las aficiones lascivas. son victimizados por curas desde sus confe. gustos." Le lla- puestas de índole sexual. o una ven. en un gota a gota continuo. guno de sus objetivos hasta introducir cambios que le acaben sionarios. de repente. él me sonales de la gente. que me alarmó. me decía que ven potenciadas y/o agravadas desde el mismo confesionario mi necesidad de encontrar una pareja y satisfacer mi sexuali- por los sacerdotes que usan su posición de poder para mane. y yo puedo p a r a poder seleccionar objetivos a los que hacer futuras pro.» leste nadie". mé de todo y me marché de allí como alma que lleva el diablo. abuso y control había estado trabajando para llevarme a la cama. Me ne. El día que fui consciente de todo esto me levanté del con. un día. siempre «Yo tuve enormes problemas psicológicos confesando a los me hablaba de lo importante que es tener un apoyo afectivo demás. cuando hubiese acabado la misa. por ejemplo". una sexualidad realizada. rior separación y las carencias afectivo-sexuales por las que logo José Antonio Carmona cuando me comenta lo siguiente 170 : estaba atravesando. Cuando le hablaba de algún hombre morbosamente interesada. r a conductas infantiles entre los creyentes. de hacerlo como una desviación de tu propia realidad huma.» — 296 — — 297 — . o nada que ver con los problemas psicológicos o escrúpulos per. ya que la forma en que se hace implica una intromi. frustrada o yo qué sé. Y es que el riesgo no lo representan solamente los beneficiando sexualmente. iba a verle y lloraba de angustia. desde el confe. afinidades y necesidades de sus feligre- les los pies a los sacerdotes sátiros como el mencionado e ig. En el acto de la confesión. cuando me estaba cramental de la penitencia cuando la despoja de su original consolando de mi llorera. jóvenes y. me cogía de la mano. Una lamentable realidad que dimensiona fielmente el teó. da a sus feligreses. nidad que le confiere el confesionario. saludamos. Luego empezó a acariciarme el cabello y a besarme. me pidió que fuera a verle más tar- sentido comunitario y entiende el pecado como culpa en vez de. sobre todo. "Tú necesitas un hombre. El se había vestido ya de calle. mujeres de escasa cultura maniobrar durante un tiempo para modificar actitudes de al- o personalidad. —"como el que yo te estoy dando. en general. pegas. dijo—. protección e impu- consejos irresponsables que. Y así fue la cosa hasta que. me la besaba. el propio acto de la confesión ya puede ser «Ai cabo de cerca de un año de estar confesándome con dañino por sí mismo. con suma frecuencia. Yo le había de las conciencias ajenas que de sacramento propiamente di. ses. hay muchos más elementos de poder. nos fesionario y ya no pude volver a confesar a nadie más. mediante la autoridad. Puede distinguir fácilmente los objetivos sexualmente noran sus lamentables consejos. »Me levanté muy agradecida y fui a verle. contado mi proceso de desavenencias conyugales. lo cierto es que muchos miles abordables y lanzarse a ellos con más o menos habilidad. Dios no tiene »En ocasiones en que me encontraba especialmente mal. y gene. y él. don Juan —me contaba una enfermera católica practicante—.

la estructura de la confe- —¿Cuántas veces te hace el amor tu marido? sión siempre es muy parecida: ante cualquier indicio sexual —Mi marido me quiere mucho y normalmente me hacía el apuntado por una feligresa (o feligrés). en la parroquia barcelo. La periodista adujo ser una mujer ca. agobiados por sus propios bonito y quería que yo lo viera. modo de proceder es un abuso ilegítimo e indecente que no se —¿Encontraste más placer con él que con tu marido? da en ninguna religión del mundo. y el sacerdote que la prota. después ha continuado por la cara y en de esos de manotazo fácil. nesa de la Puríssima Concepció. rectas por parte de su confesor. los sacerdotes. tan venerado por todo el clero. se aplican en obtener placer para sí mismos.» blamos durante largo rato. El matrimonio es un sacramento sagrado y el amigos conocí a Pedro. pero desde que empecé a salir con mi amante un interrogatorio en el que las preguntas van subiendo de yole rechazaba con pretextos. ¿te lace juegos amorosos que no te ha. En una fiesta que organizaron unos tus impulsos. la confesión. sexo está bendecido por Dios con el fin de tener hijos. •. Hace escasos segundos —anota la periodista en funciones La ya citada escritora. padie.. Muy a menudo el sacerdote no puede controlar sus instin.. dando así rien- —Sí. Esta estructura de confesión es absolutamente normal y —¿Os fuisteis a la cama aquel día? correcta desde la práctica católica. ciales de la Iglesia exigen que los confesores adquieran un co- vitó a tomar café. —Eres una mujer fogosa y te gusta que te toquen. a manosear la mer- —Sí. Dijo que era muy sí este planteo—. da suelta a sus propios deseos y fantasías sexuales. que rodean a un pecado. —Muchas veces sí. que. ciarse al placer ajeno mediante la rememoración de todos y —¿Fuiste t ú quien le provocó? cada uno de los detalles de una historia sexual. padre. cancía pecadora —a fin de cuentas. A mí me gustó enseguida y sólo pensaba nocimiento exacto de todas las circunstancias importantes en él. entre otras muchas. para poder determinar así su calidad —¿Y cuándo os acostasteis por primera vez? y valorar si se trata de un pecado venial o grave. —Sí. Es el cura quien lleva siempre la inicia- cía t u marido? tiva y acota el campo y tono de las respuestas. «—Cuéntame cómo empezó todo. con —¿Juega con la boca sobre t u sexo? frecuencia. le llevan a la masturbación. Yo accedí y allí empezamos a problemas sexuales. —¿Te dice palabras obscenas mientras te hace el amor? tos y agrede sexualmente a la mujer en el mismo momento de —Algunas veces. pacLre. tono hasta desbordar la curiosidad malsana y llegar a lo es- —El otro hombre. se topó también con un cura acariciarme el cabello.— N o . padie. —No está bien de todas maneras que des rienda suelta a —Hace dos años. Este me gustaba. En los casos que comentamos. ¿tú sientes el placer máximo? más. dad? sada y tener un amante como motivo para su confesión. aprovechan estas ocasiones para aso- tener relación sexual. y. padre. padre. Adolescentes y chicas jóvenes son habituales —¿Y tu marido no? víctimas de tocamientos y caricias eróticas más o menos di- . ya que las directrices ofi- —No. dejó establecido que la — 298 — — 299 — . —Fue una de tantas tardes que él me llamaba para salir y Sin embargo —al margen de lo falaz e ilícito que es de por tomar algo. —Sí. la de feligresa en confesión— que el sacerdote ha empezado a confesión que abre este capítulo. ya el insigne Santo To- —Y cuando eso ocurre. el sacerdote comienza amor a diario. ¿ver- gonizó ya ha fallecido. al mismo —Él me cogió y me besó y yo no opuse resistencia porque tiempo. Estuvo muy simpático conmigo y ha. estos momentos me acaricia el pecho por encima de mi blusa. salvo en la Iglesia Católica. Me invitó a su apartamento. trictamente obsceno. que grabó. Al día siguiente él me llamó a casa y me in. La grabación de la confesión que seguirá se realizó a finales de 1988.

en cualquier caso. a proponerle relaciones sexuales a la feligresa. Se cae en solicitación. sin em- bargo. practican sobre todo la impureza ser trasladados a otra parroquia.» Cardenal Hugo de Saint Cher (siglo xin). — 300 — . según el Derecho Ca- nónico. si se decide acudir al confesionario. A lo sumo. ya que ésta será la única prueba que permitirá demostrar. y todos nuestros prela- dos descansan en la carne. cuando haga falta. no sirve para nada. no estará de más hacerlo con un magnetofón en el bolsillo. el comportamiento vergonzoso de cualquier sacerdote confesor.mujer es «un ser deficiente» y la esposa «un recipiente de los pecados y del placer»—. tuvo que definir el pecado de soli- citación y aparejarle serias penas para disuadir a los clérigos de su comisión. sobrepasan toda medida en volup- tuosidad e indecencia. Tan frecuente es este comportamiento y tan privilegiada la posición del confesionario. en su legislación canónica. ya que éstos. los confesionarios LA MASTURBACIÓN sufrirían una notable epidemia de bajas. a cometer un pecado grave contra la castidad. y el incesto. o cuando mantiene con él conversaciones inmun. pero. como el resto de los curas que mantienen relaciones sexuales. Pero. Denunciar a un sacerdote sátiro ante su obispo. siempre acaban «Los clérigos superan en vergonzosa inmundi- gozando del encubrimiento eclesiástico. Cuando uno tiene problemas de orden psico-sexual parece más indicado acudir Y LA PROSTITUCIÓN ENTRE EL CLERO a un psicólogo o sexólogo que a un cura. pueden cia a los laicos. o a todo ello a la vez. a propósito de la confesión. PARTE VIII das y no permitidas y se arregla con él». cuando el sacerdote «quiere inducir al hijo espiritual. que la propia Iglesia Católica. si tuviesen que aplicar la pena de suspensión a to- dos los sacerdotes que cometen solicitación.

» La masturbación. La dife- rencia entre unos y otros quizá no esté más que en el grado de culpa que uno puede sentir luego. lo hacemos. — 303 — . de cualquier edad.. sin darle la menor importancia. me masturbo y quedo en paz con el universo. 185. p. Op. entonces.. Cfr. pero no soy ninguna excepción ya que la práctica totalidad de los curas. como mi cuerpo y mi sexo también son cosa de Dios. cit. No le hago mal a nadie y. después de masturbarme me siento más cerca de Dios y de su creación cuando rezo. Muchos compañeros se sienten muy mal por no poder evitar masturbarse. y cada día resulta más frecuente entre las religiosas. J. 31 «CASTOS Y PUROS». tal como ya mencionamos en la primera parte de este trabajo. u n sacerdote barcelonés de 37 años—. Garrido. (1987). Es habitual tam- bién entre los religiosos. ya que lo hago con u n a fuerza vi- tal de la que carezco cuando estoy tenso y agobiado. AUNQUE SEGUIDORES DE ONÁN «Yo me masturbo siempre que tengo ganas —me comenta- ba. aunque pueda sonar a dis- parate. lo sé por- que éste es un tema que se comenta de forma habitual tanto dentro como fuera de la confesión. nunca me he acos- tado con una mujer. es un tipo de satisfacción sexual que practi- ca el 95 % de los sacerdotes católicos en activo. Pero reconozco que algunas chicas hacen que me sienta excitado y. y hasta hoy he guardado el celibato. Tal como afirma el sacerdote Javier Garrido 171 : 171. Yo me considero un buen cura..

inmadurez psico-afecti. Garrido. dad. desánimo y frustración entre el clero. sexuales solitarios de su pueblo elegido. en algunos casos. que es saber que el compromiso celibatario tiene pleno sentido puede devenir problemático si se entroniza como la única ac. síndromes obsesivo-compulsivos. como una invasión que arrastra a la persona A pesar de los anatemas que el clero lanza contra los lai- entera en trance de amor (. así. Es un alivio saberlo. sino del significa- entre el clero. es un mecanismo sustitutorio especialmente pobre. deberemos suponer también que Yavé. con el A partir de la propia dinámica de crisis estructural que paso de los años. tómala. se volvió más comprensivo con los desahogos caracteriza a la Iglesia Católica actual. y que genera ansie. fieles discípulos de Onán. aislamien. término derivado de Onán. 177. Era malo en u n círculo vicioso del tipo: masturbación/confesión/culpa. p. «En algunos casos el despliegue afectivo de la persona cé. J. sobre todo si el despliegue se vive con les culpabiliza en absoluto. la ven como un desahogo normal y Jesús. puede verse favorecida tema cuando la existencia cristiana siempre se debate entre también por las situaciones conflictivas que. la posición interna de la Iglesia está ha oído a alguna religiosa confesarse de celos porque Jesús es cambiando mucho con respecto a la masturbación de sus sa- amado por otras?» cerdotes y. por ejemplo. —muy tardío en algunos curas—. como única expre- sión afectiva posible para alcanzar un poco de reconocimiento y de cariño hacia uno mismo. y le mató también a él» (Gen. mo... Pero Onán. para suscitar prole a tu hermano". En este sentido. y mación de los sacerdotes. bro del Génesis. al comenzar a relacionarse Dado que la casi totalidad de los sacerdotes católicos son con más intimidad y afecto con otras personas (mujeres o va. El sentido de La preponderancia que tiene la masturbación solitaria la existencia no depende de los resultados. 173.8-10). o maduros de la población.. fue muerto por Dios a causa del crimen de to.. Desde el punto de vista de la salud inte. aunque uno se masturbe. como ya vimos la realidad y el ideal?»172. del deseo de unión al desahogo sexual. como única vía posible de compensación. Dada la importancia capital que se le da. según las normas y. afirma Javier Garrido. aunque aún hay muchos confesores que cul- En el sacerdote. ansiedad latente. Cfr. auténtico en el discernimiento y en los medios. Sin buscarlo. sabiendo que la prole no sería suya. se llega también con frecuencia a la masturbación. eclesiásticas. al hecho de guardar pureza y casti. Pero libe alcanza a integrar incluso la dimensión sexual. de la ternura al deseo. De la afectividad a la ternura. gral es una forma absolutamente inocua y lícita de procurar. a los hábitos autoeróticos. si realmente se ha intentado ser tividad sexual de un sujeto determinado. la masturbación en solitario es cada día son más quienes contemplan el autoerotismo de los una consecuencia lógica de la falta de relaciones sexuales y/o compañeros con indulgencia. que «lo que importa tivas. ni siquiera se confiesan de ella aunque. y que no han sido fulminados desde rones. A la práctica masturbatoria se la llama también onanis- flictos emocionales no resueltos. afectivo que no empaña el ejercicio sacerdotal.. a la mayoría de los sacerdotes la masturbación solitaria no mente entre mujeres. ro son pocos los clérigos neuróticos que viven sumidos hermano se derramaba en tierra para no dar prole a su hermano.. cit. en función de sus tendencias sexuales). (1987). a los ojos de Yavé lo que hacía Onán. sea materia obligatoria de confesión. experiencia como formador se sacerdotes. no cos que se masturban. ¿Por qué escandalizarse en este la imposición obligada del celibato. hijo de Judá que. cuando entraba a la mujer de su dad. desde la perspectiva de las necesidades afec. según el li- va. durante la for. -304 — — 305 — . atenazan a l a mayoría de los sacerdotes: con. en su momento. al margen de ser el resultado lógico y directo de do último con que se vive.) ¿Qué confesor. pero. Op. el cielo por ello. desde su amplia se placer. como en el resto de varones adolescentes pabilizan y recomiendan la mortificación de los sentidos. 38. bilidad/pérdida de autoestima/ansiedad/masturbación. 172. o el propio despertar a la sexualidad derramar su semen en el suelo y no dentro de mujer173. como una necesidad de orden de su insuficiencia. especial. «Entonces dijo Judá a Onán: "Entra en la mujer de tu hermano. como cuñado que eres. inseguridad.

y corroboraron la veracidad de su historia— y me relató los hechos que la ha- bían conducido hasta aquella situación. Entre mis clientes tengo a un sacer- dote. fui a verle para comprobar algu- nos datos sobre su actividad presente. y. que se identificó inmediatamente como una profesional de la prostitución de alto nivel. por el trabajo que hago comprenderás que no puedo recurrir a la policía y no sé qué hacer. mosén Miguel presumía de tener varios mi- — 307 — . poco an- tes de escribir este capítulo. 32 LOS SACERDOTES (Y LOS OBISPOS) TAMBIÉN SON CLIENTES DE LA PROSTITUCIÓN La tarde del lunes 24 de agosto de 1987 vino a verme a mi despacho una mujer llamada Carmen. es el párroco de un minúsculo pueblo situado en una comarca catalana del interior. tenía 60 años en ese momento. Por esos días. después de una vida clerical azarosa y de su paso por diferen- tes parroquias. la chica me facilitó sobrados datos perso- nales sobre el sacerdote —que comprobé. El viernes pasado ya me pegó e intentó for- zarme. pero se ha encaprichado de mí y me ha amenazado con matarme si vuelvo a ir con otros hombres. de las que siempre fue trasladado por su afi- ción a las mujeres.» A continuación. hace poco que viene conmigo. de unos treinta años.. donde. El sacerdote se llama Miguel S. actualmente. Se la veía nerviosa y fue directa- mente al asunto que la preocupaba: «Estoy muy asustada y necesito que me ayudes.

Yo me negué. etc. le gusta morder y que le muerdan. Acto seguido el cura me dio dos guantazos y. me ha hecho re. dad situado en segunda línea de mar de un pueblecito cos. Él. a mí. que entonces estaba internada en un hospital a que yo te di cien mil pesetas para que no fueses a trabajar y consecuencia de una embolia.000 pesetas. El Club XXX es un local que se anunciaba como especializado en intercambio d e parejas. XXX174 —allí mi nombre de guerra es Eva— y el cura era ya »Me cogió por los brazos y me llevó a rastras hasta una un cliente asiduo del local. se abre a las once de la mañana y a habitación. Afortunadamente para las chicas del oficio. que era una pecadora contra Dios. me amenazó de nuevo diciéndome: "cuidadito con en s u coche Talbot. pero él. una vez allí. los sacerdo- gráficas.. pero lo ha encubierto hasta el día de hoy. me señaló los platos que había apilados sobre una El Arzobispado de Barcelona conoce desde hace muchos años los hábitos sexuales y el carácter violento del sacerdote Miguel S. de las rentas de un capi.llones de pesetas invertidos. friégame los platos". por las parroquial es una casa nueva y muy bien equipada. y no repara en gas. y de cuyo dinero podía disponer tú fuiste". do encima de mí. die va a encontrarte. pero lido con él. él me cogió de un brazo y empezó a hacerme mucho daño.000 pesetas ir a la comisaría. Y eso era cierto. me dejó tirada en el primer puente que hay en la entrada por galos que valen más de 30. Eso sin contar lo que se gasta en comidas y pago a uno para que te mate y nadie va a saberlo". Trabajo en el Club que pagar y que me lo iba a hacer pagar él. Me la enseñó y entramos en su casa.. bocadillo". pero que llevaba salía. él me propuso que si no lo hacía me daría 200. así que yo me apunté con ellos. en los quince días que he sa. Pero. y el hombre se gastó un pastan. pero no lo en la Barceloneta. aparte del dinero de los servicios. »Me hizo subir a su coche y me llevó hasta Barcelona. con los catorce millones que tengo. se fue al club y se llevó a la yas de oro —que eran muy buenas— de Paquita. me atizó dos correazos que morzar. A pesar de que su vivienda que el dinero sólo era por estar con él durante el día. me dijo entonces. que está de su coche y apuntármela. amor en grupo. «sin profesionalidad» (pese a que todas las mujeres que había tes que recurren a la prostitución no suelen ser de la calaña en él eraiprostitutasprofesionales). por logró. mosén noches me iba a mi casa o a donde se me antojase. shows eróticos. me dejaron sin aliento. ejemplo. senta- anterior había estado con Raquel y se citó con ella para al. «Cuando se tranquilizó le dije que iba a denunciarle. le renta mil pesetas. que estaba demasiado bien para que me disfrutaran otros tero. según pegadaa la iglesia. Fuimos a Can Costa. el cura me amenazó: "como te pongas tonta te mato y te sádico. por el contrario. pero aún tuve ánimo para tomar la matrícula su parroquia. de mosén Miguel ni se comportan como él. me contó mi compañera Raquel. me agarró del pelo y me tiró contra la esa hora él ya está allí. El cura se Miguel vivía —y vive aún— en un apartamento de su propie. El día costillas. su ama de cama a una argentina o chilena que trabaja allí. Después de darme doscientas pesetas "para un »E1 viernes pasado quedamos citados en un bar y luego. con la que me di un buen golpe en el costado. en regalos para las chicas. hombres. después de mostrarme varias jo. que esto lo tenía «Yo le conocí el miércoles 5 de agosto. pero le contesté a través de una cuenta conjunta. su ama »"Lo que ganaste el lunes me lo tienes que dar a mí. Yo esta- de u n cajero automático y subimos hasta el pueblo donde está ba temblando.000 pesetas y »E1 cura es un fulano duro. tiro a este pozo [uno que hay en la casa parroquial] donde na- tos.. Dentro. En la las joyas que me había enseñado. Viene casi a diario y se deja cada vez entre veinte y cua. violento y agresivo. O. sobre los ríñones.» llaves. tal de ocho millones de pesetas que poseía Paquita S. puso muy furioso y comenzó a gritarme que yo era una furcia. va u n rato al solarium y luego está cama. Me fui a mi casa. 174. fuimos a [ciudad] a sacar 20. al no aceptar su ofer- cama le gusta estar con dos mujeres a la vez. la Diagonal. no pide el vino por su marca sino por su precio. proyecciones porno. el — 308 — — 309 — . en las [mantiene relaciones sexuales] con una o dos mujeres. que yo te quito de en medio rápido". es muy vicioso y ta. pero siempre pide el más caro que ve en la carta. pero el elevado ritmo de gastos mesa y dijo "Carmen. en buena medida. por- de llaves. Entonces quiso forzarme.

no recordé com —310 — — 311 — . Manuela. les silencio absoluto sobre lo sucedido y. mente advertidos el padre Arrupe. mandaron a la bella Mimí a trabajar al cabaret. terrenal con la fogosa cabaretera. Paulo VI. Los conocí que hasta hacían el acto [sexual] con la boina Inmediatamente después del deceso. sufrido la noche anterior. policía hacía ya seis años que tenía informes detallados sobre tan de más medios y están mucho mejor preparados para. efectivamente. a la puerta o se acercaban para acordar el precio. 63 años. no son J e a n Danielou era u n sólido candidato papable a suceder a tan caros. curas hasta en su forma de mear». gozaba de gran prestigio académico y. sar diciendo que «en el éxtasis del apóstol fue al encuentro del mentaba una veterana dama del sexo tarifado— notábamos a Dios viviente»— había infartado. muy gráfica. habían aceptado ocultar la realidad bajo presiones. las vaticano).» de Mimí se personaron el comisario de policía de París. el pa- Sin embargo. la pastoral en si. bién que todos los directores de la prensa seria francesa Más difíciles de detectar deben de ser los obispos y carde. «en plena calle». aunque curas también. disfru. o que tienen los apartamento de un enfermo» o «en la sacristía de Nótre suficientes escrúpulos para evitar caer en la fácil tentación de Dame». pero resultaba ridículo creer que un prelado pudiese nuestra tesis. retirada ya de su oficio de prostituta. hoy. Y tampoco favorecía esta tesis el fajo de pérdida del cardenal Danielou. Pero la verdad era muy ajena a la santidad. cuando van de putas. sucediera indistintamente «en casa que no se atreven —o no saben. Todos pactaron seminaristas por el sello inconfundible que. aportó un punto Muchos creyeron que la razón de que su muerte. sin tropiezos. podía deberse al don de ubicuidad característico de abusar de alguna feligresa incauta o de algún menor. en el apartamento puesta. «Se les nota que son pechas. secretario de Estado aquello de que el hombre propone pero Dios dispone—. víctima de un infarto de mio. o no consiguen— a intentar de unos amigos». según los de vista interesante cuando afirmó: «T'hojure. Los sacerdotes de hoy buscan la discreción más absoluta aunque no al éxtasis. cuando contaba 69 años. al que llegó desde el el clero más tradicionalista. al parecer. me comentó. valencia- los años cuarenta. algunos santos. Los taxis. de los desahogos del cardenal (y de los que habían sido puntual- darse el caso. como ayer. superior de los jesuítas de la capital francesa. y el que siguen detectando a la mayoría de sus clientes curas y nuncio apostólico Egano Righi-Lambertini. y que la nales ya que éstos. poder ejercer. ni aun de noche. pero lo ha- un kilómetro a los clientes que eran curas: cuando llamaban bía hecho en brazos de la rubia y espectacular Mimí Santoni.clero que acude a la prostitución está constituido por varones comunicados de prensa. Prepósito General de la tuaciones delicadas. Pero. famosa bailarina de strip-tease en un cabaret pa- quitaban la boina ¡así no se les veía la tonsura de la coronilla! risino. nunca se de 24 años. billetes con que el prelado había acudido a su última cita cardio. aunque ha. De una rectoría a un burdel quizá no haya tanta distancia bía sido considerado un hombre progresista en la década de como el común de la gente cree. a veces —quizá porque sea cierto Compañía de Jesús. Cuando el semanario Le Canard Enchainé comenzó a pu- mente. El prestigioso cardenal do la visita a Mimí en un acto de pastoral del cardenal Danie- jesuíta francés J e a n Danielou es un ejemplo perfecto para lou. para no despertar sos- identifica en los menesteres sexuales. «subiendo las escaleras del ligar abiertamente con mujeres (u hombres). misiones de pastoral pueden derrumbarse escandalosamente El episcopado francés intentó zanjar el asunto convirtien- por u n inesperado fallo del corazón. se supo tam- ir sacerdotes de parroquias murcianas. las putas con oficio afirman dre Costa. son pocos. «Hace años —me co. y el cardenal Villot. y a menudo lo logran puesto que ningún El buen cardenal Jean Danielou —a quien se llegó a glo- elemento externo puede ya delatarlos. practicar confesiones nocturnas y a domicilio a una reconoci- Toda la prensa mundial del 23 de mayo de 1974 lloró la da pecadora pública. convento en el que antes había sido monja. en París. en sus últimos años se había alineado con na. la encargada de u n puti-club alicantino al que suelen blicar la verdad sobre la muerte del cardenal.

no recuerdo cómo pasé de monja a puta. son también reos de sacrilegio. desde un cuerpo y un espíritu demasiado reprimido y dolori- do. 132. AFECTOS DE CONTRABANDO «Los sacerdotes están obligados a guardar cas- tidad. si pecan contra ella.] — 312 — . Imagine que vaigperdre la pista de Déu»*. * [Te le juro. La propia Iglesia Católica no les ha dejado otra vía que ésta. que muchos clérigos acaban por llegar hasta el tálamo ex- piatorio de las prostitutas. Imagino q\ie debí perder la pista de Dios.1 del Código de Derecho Canónico. de tal manera que. PARTE IX AMORES OCULTOS.» Canon núm.vaigpassar de monja a puta. Quizá sea a causa de estar buscando esa «pista de Dios».

pero no tienes que dejar el sacerdocio por ello.. esto son cosas de la miseria humana. — 315 — . 205-217] se documenta este tipo de tráfico ilícito de bebés en el que está probada. la participación habitual de monjas y sacerdotes españoles. 33 EL DRAMA SILENCIOSO DE LAS MUJERES QUE MANTIENEN RELACIONES AMOROSAS CON UN SACERDOTE «—Tengo un hijo en camino y quiero secularizarme —le pidió un sacerdote a Ramón Malla Cali. pp. pero ¡ojalá Dios se produzca el aborto de forma na- tural!» El sacerdote.. vendan— en el lucrativo mercado de las adopciones irregulares. El drama del menor en España. pero tú no te salgas de cura. —No te preocupes —le contestó el obispo Malla—. Ro- dríguez. anonadado. —Buscaremos una solución —atajó monseñor Ramón Malla—. sin poder dar crédito a lo que le 175. la recluiremos [a Lourdes. la novia del sacerdote que estaba embarazada] en unas monjas de Valencia y que tenga el hijo allí175. Lo habitual en estos casos es que el hijo quede en poder de las monjas y que éstas lo negocien —eso es. y hasta reconocida por la propia ONU. Yo no puedo decirte que la hagas abortar. —¡No! Si yo tengo mucha ilusión por participar en la con- cepción de una nueva vida y deseo secularizarme —le insistió el sacerdote. (1993). En otra investigación de este autor [Cfr. pues tanto peor para ella. Barcelona: Ediciones B. obispo de Lérida. P.. Y si no quiere hacerlo.

liarme entonces. de M. En los casi treinta casos simila. no son menos duras las circunstancias en actuar como si fuésemos dos delincuentes. — 316 — — 317 — . ruina como hombre y sacerdote si yo no le ayudaba. correspondientes a las tres últimas déca. me escandalicé —me confesaba M. En entrevista personal celebrada el día 23-9-94.. que me contaba cosas que me interesaban. finalmente. insis. aunque jamás me ha da- ámbito laboral —a las religiosas en primer lugar— y en ñado. hasta que. la relación con él como si nada hubiese pasado. ¿cómo le puedo explicar yo a desee o precise. que a sus 45 años no tenía ningún título académico. él se olvidó de ron con ella y se casaron tan pronto como fueron conscientes que yo era un ser humano y me trató como un simple objeto del disparate que les había hecho cometer su obispo. Los sacerdotes implicados. Era como un león enjaulado. trado y confuso. pero pensé que. Poco a poco fui descubriendo a un no abandonar el sacerdocio. me asusta un poco. un médico que me estoy acostando con una mujer?" De todos modos. invariablemen. a mis 34 años.. otros huyeron de su novia pero regresa. «Cuando Julián me dijo que estaba enamorado de mí yo 176. casábamos o acababa todo. frus- res que he conocido. sinvergüenzas bre. como le veía cada día en peor es- del parto). y le dije que o nos las que suelen vivir las mujeres que mantienen aún una rela. me dice cuando se lo pido. y profundamente ofendido e irritado. trasladarse a una diócesis lejana o «de misiones a tado y más obsesionado por mí. casi cualquier cosa es recomendable con tal de mujer y no como feligresa. con idéntica hipocresía y desprecio hacia la mujer. en fin. en cambio.a Eugenia G. Me quería y me deseaba país donde actúe el clero católico. optaron por poner tierra de por posibilidad de formarse en esta materia. él me tió en su secularización y cargó a la conciencia del prelado la agradaba e incluso le admiraba por el trabajo que hacía con posibilidad de que él perdiera la fe en la Iglesia después de los jóvenes del barrio. Nunca me había sentido tan humillada por un hom- más. los obispos se han manifestado siempre. Pero Julián nunca ha querido ir a el sexual. Se la utiliza como un consolador afectivo-sexual de ver a un psiquiatra: "¿No te das cuenta de que soy un sacer- usar y tirar. con el padre Julián? Pero él monseñor Ramón Malla le hizo jurar silencio para siempre se puso muy insistente y acabó por responsabilizarme de su sobre la conversación que acababan de mantener y le prome. quizá los más débiles. Se la explota en el una especie de actitud violenta que. das. Me dijo tió tramitar rápidamente su secularización. siendo traumáticas las experiencias en »A los cuatro años de relación a mí ya se me hizo insopor- que una mujer resulta abandonada por el sacerdote que ha. siempre acaba siendo mejoró un poco. Así que decidí seguir medio entre su sotana y la mujer que habían embarazado.a Eugenia G.ofrecía su obispo. Julián se lo tomó muy mal y me ción amorosa estable con algún sacerdote en activo. han actuado en »Unos meses después ya me había enamorado de él y sólo función de su propia personalidad: unos se han secularizado y entonces accedí por primera vez a sus deseos de llevarme a la casado sin dudarlo. ¡pero era un sacerdote! ¿Cómo iba yo a haber escuchado su hipócrita propuesta. una enfermera de cerdote. El tes. las propuestas de solución de los obispos siempre son muy «Anduvimos con tiras y aflojas durante cosa de un mes o parecidas: abandonar a la mujer (aún embarazada o después dos. como sacerdote. y Iglesia si yo no le daba mi apoyo afectivo. y otros sexual. pero nunca ha logrado superar su egoísmo ni la víctima en sus relaciones con el clero.. pero profundamente amargado. Fue un desastre en todos los sentidos. pero también un hombre que me hacía sentir bien a su lado y te. cama. hombre muy atrayente. repitió millones de veces que él no podía ser otra cosa que sa- timonio que seguirá. table el hecho de tener que vernos siempre a escondidas. En ese momento. 42 años. Era como un niño que necesitaba cuidados.. que puede abandonarse en el momento que se dote?. inmaduros. Con el tiempo La mujer. mírese por donde se mire. etc. decidí acercarme a él como América». describe perfectamente la situación en la que están ni formación o experiencia para ganarse la vida fuera de la —han estado y estarán— cientos de mujeres de cualquier Iglesia. nunca había tenido la o dependientes de la Iglesia. que estaba dispuesto a colgar los hábitos y a renegar de la Casos como éste son bastante frecuentes entre el clero.176—. de bía sido su amante.

profunda- to poder contar con él tal como hace cualquier otra mujer con mente ambiciosa. Yo no he hecho nada malo. No soporto más que mi pareja. Y la autoridad actual e indiscutible del filósofo pero él me pide que sacrifique mi vida a cambio de nada. no pasó de ser nuestra situación me produce. Valverde. padre de la Iglesia —y de los teólogos— al límite de mi resistencia. lo que sí les obsesiona ser cabeza de una parroquia y de una familia al mismo tiem. A los obispos se les llena la boca ha.. (1980). Vida y muerte de las ideas. todo lo que era y podía a la jerarquía católica. por lo que resulta más difícilmente cho más fuerte que él. ¡Es inhumano! cial y. destruir así a la gente. y a mí. — 318 — — 319 — . »Hoy han pasado cuatro años más y yo ya me encuentro al San Agustín. ¿y sabes qué le fía lo que no era más que teología de escaso o nulo fundamen- dijo? Pues: "Julián. no le preocupa excesiva- llegar a ser. Julián me dijo que si yo le dejaba se cas: 1) porque esa relación de pareja con una compañera —o daría a la bebida o se suicidaría. p. son ellos los malvados. J. ¿qué más quiere de mí la Iglesia? tismo confesional»177 que anima su pensamiento y obra. pero sólo es San Agustín. todos una gran necesidad de mujeres. 60. necesi. que no le da ni tremenda habilidad para imponer sus criterios mediante la un maldito gramo de amor. ¿Por qué son tan crueles e injustos?» Lapregunta final de M. Su contemporáneo Juliano." Y se llaman a sí mismos llamaba a San Agustín patronus asinorum (patrono de todos hombres de Dios. tomó luego por novia a una niña de 10 años 178 y. Ya José María Valverde no deja de señalar «el patético drama- he renunciado a tener hijos. pero él está casado con la Iglesia. detes. tes cuando no lograba vencerles de otro modo). y vida fuera de la Iglesia le daba pánico. que la Iglesia Católica ha mitificado —inmerecidamente— go para intentar superar la ansiedad y la depresión que como un pensador de sabiduría extraordinaria. no me dejan ser más que una especie de puta sacri. en realidad. lega. 177. violenta y con una su marido. Barcelona: mente contestada a lo largo de este libro.M. al menos no des to. Así que.. ellos. si no puedes evitarlo. de dañar tanto a sus sacerdotes y a A los prelados les horroriza que un sacerdote llegue a tener quienes les queremos y respetamos? una compañera afectiva y sexual estable por dos razones bási- »No teníamos opción. siempre tuvo blando del amor y de la familia.a mí.a Eugenia ya ha quedado sobrada. como odian a la mujer. pero que no podría salirse jamás de cura ya que la sacerdote y le hace más independiente y seguro de sí mismo. desde San Agustín de Hipona (354-430). Novia y no esposa ya que las mujeres. 2) porque la Iglesia Cató- na a la que el Papa nos condenaba por mantener leyes absur. «en la lascivia a mí a quien toca sufrir. decidí continuar con la vida clandesti. los asnos). Estoy en tratamiento con un psicólo. egocéntrica. no podían ca- de l a mentalidad prelaticia. manipulable desde la jerarquía. a pesar de su posición oficial. más anotar o recordar algunas características específicas 178. logró hacer pasar por filoso- »E1 obispo sabe que él se acuesta conmigo. que. siendo yo mu. Y. ha mantenido das como esta del celibato obligatorio. en buena parte de su obra. según él mismo confesó. lica. a la Iglesia. vivió mucho tiempo en con- ellos. sarse legalmente hasta haber cumplido los 12 años. y en la prostitución había gastado sus fuerzas». Cfr. Así. una visión maniquea y profundamente negativa de la muj er. menos neurótico y sumiso. que puede casarse un sacerdote? ¿Qué tiene de incompatible el se masturben o que «vayan de putas». el docto obispo de Aeclanum. que sin mí la vida no tenía compañero— ayuda a madurar y fortalecer la personalidad del sentido. pero no estará de Planeta. nunca motivos para el escándalo. pero mienten. ¿de qué Dios? Yo sigo queriendo a Julián. que soy todo su mundo polémica (y el desprestigio y/o la eliminación de sus oponen- afectivo. ¡Es terrible! [en este momento de la entrevista M. formación intelectual y falto de rigor y método—. ignoran qué es el amor y. cubinato. y les saca de quicio es que se establezcan lazos de relación po? ¿Cómo es posible que la Iglesia en la que creo sea capaz de afectivo-sexuales estables con una misma mujer. pero había hipotecado su vida. en la época.a Eu. autoritaria. una personalidad muy inteligente —pero de insuficiente la persona que yo quiero. Vivió sometido a una gran culpabilidad religioso-existen- genia estalla en llanto]. ¡Qué monstruosidad! ¿Por qué no mente que los sacerdotes mantengan relaciones sexuales. sea un fantasma en mi vida. al tan también a la familia.

«Nunca creí que Paco pudiese utilizarme así. y/o la aventura amo- ñar y vencer. «He sido la querida de un sacerdote desde 1987 hasta Desde la satanización de la mujer por San Agustín... disyuntiva de tener que elegir entre ella y la posibilidad de poder seguir o no en la comunidad. pero el desprecio que los prelados —y muchos sacerdotes. «enfermedad». por ejemplo. Y esta impronta patológica quedó grabada a rosa les pone en riesgo de perder los privilegios (básicamente fuego.. los testimonios incluidos en este libro. que pro- mulgó que las esposas de los sacerdotes fuesen entregadas como esclavas a 180. el me dijo que lo nuestro había terminado. al que tildó de «monstruoso». era obligado a pagar algún tíamos solos y necesitábamos cariño. después de dieciséis años de relaciones y explotarlas laboral y sexualmente se han vuelto mucho más muy intensas. hasta el día de hoy. «pus nausea.. «locura». Asilo ordenó. por ejemplo. a lo sumo. separada de su marido desde tiempo antes de la Iglesia adoptó la costumbre de condenar más severamente esa fecha180—.. maestra también. celibato y ser un sacerdote como Dios manda. hasta que. representa siempre un estorbo que así que dejemos de jugar a los amantes y volvamos cada uno a debe intentar superarse. fue señalada como el ser maldito y cuando éstas les «complican la vida».. antes de dejarme tirada como una colilla. En entrevista personal celebrada el día 30-6-94. al uso de la ofensa pública contra agradeció muchísimo el amor que yo le había dado y me dijo ellas o a su expulsión del domicilio conyugal mediante la que rezaría por mí para que pudiese encontrar a un hombre fuerza del poder civil. el papa León IX(1049-1054). tra de 47 años. a quien otro sacer- en muchos siglos. — 321 — — 320 — . eso sí. so.. la sexual. Cuando nos conocimos. Y ello es así aún en la mayoría de los lo nuestro. Y decretos posteriores llevaron a declarar como esclavas a las »Pero. Tal como ha quedado patente en la práctica totalidad de lico». y no tienen el menor empacho en echarlas de su lado mujer. clérigo ya ha sido mermada por la edad. Iglesia Católica y de sus clérigos.. las formas para humillarlas dote dejó plantada. pero ellas años nos hemos apoyado el uno al otro. eso sí. a una amante más adulta. o la fogosidad sexual del despreciable contra el que hay que luchar para poder dome. los sacerdotes (y me bundo». cuando el superior de su orden le puso ante la discretas. me esposas de los sacerdotes 179 . los dos nos sen- acostaba con ella. inició una cruzada sexuales con mujeres. accioné. le ni mú. aunque. "Yo ya no tengo edad para Para la mentalidad clerical dominante. «diabó. Este. una maes- que el clero no rebajó nunca su nivel de relaciones sexuales. Así. él tenía 50 años y yo 39. le dijo el muy cí- nico. que él ya no necesi- Concilio de Augsburgo (952) decretó que las concubinas de taba el sexo como antes y deseaba volver a respetar su voto de sacerdotes fueran azotadas y que se les cortaran los cabellos. a la prohibición de casarse con la hija bueno que me satisficiese. contra el placer sexual. casos de sacerdotes que mantienen habitualmente relaciones biado por la culpa de sus excesos carnales. Pude contener el llanto hasta que llegué a mi coche pos— la mujer ya no puede ser azotada en la plaza pública. y allí dejé salir toda mi impotencia. «podredumbre». Yo sabía de este caso y había oído hablar de otros pare- 179. y condenó fanáticamente lo que definió como «la refiero a los que no se secularizan ni se casan) suelen usar a concupiscencia en el matrimonio».mismo tiempo. cuando re- de un clérigo. en su verme tirado en la calle sin nada —le dijo a mi compañera— aspecto afectivosexual. pero en marzo pasado eran castigadas dura y públicamente. la mujer. me largué de la cafetería donde estábamos sin decir- En la sociedad actual —mal que les pese a algunos obis. y dado hace unos pocos meses —me contaba J u a n a F. Conocía el bre todo los de más edad— sienten por ellas no ha cambiado caso de una compañera. En estos últimos siete dinero a su obispo (la ya citada renta de putas). l a idesia romana deLetrán.. Me quedé petrificada y." Dejemos de jugar a los amantes. ago. en el espíritu teológico y vital de la económicos) de su posición eclesial. sus amantes femeninas como simples objetos de desahogo En esta cruzada emprendida por el obispo de Hipona. en el colegio donde a la mujer concubina de un sacerdote que al clérigo que se ambos trabajamos. evidentemente.

Entre el clero se tiene por hom. entre otras pos- humano no pudo dejar de expresarse tampoco a través de la turas tradicionales católicas. crilegio y que tenga la boca bien cerrada. sacrilegos según el de. «en beneficio de la chado más de una vez las palabras en las que se les dice que. extraídas de la cuenta corriente diocesana por or- «aquellos desgraciados pero. durante 18 meses. como esposa de Cristo.» El hijo de ambos. la abandonan que esa canallada pudiese pasarme a mí también. sobre su historia sexual con el en caso de enamorarse de una mujer. el amor y la fidelidad a clérigo. Op.» fríamente para ir corriendo a refugiarse de nuevo en los bra- Estas «canalladas». le entregó un pago adicional de casi doce millones recho canónico —que Paulo VI señala en esta encíclica como de pesetas. prelado pagó 175 dólares mensuales a su ex amante y. tienen preferencia absoluta. Iglesia y del pueblo de Dios». y la razón de ello. de la dura lucha espiritual y del frecuente para madres solteras. como para que. cit. que se arrepienta de su largo y profundo pecado de sa- piritual. hermanos»— adquieren así toda la fuerza del amparo y per. queridos den suya. se han servido blín. con Annie Mur- «desaprovechar la ocasión de dar gracias a Dios. t a n ávidamente de todos los apropiados medios de ayuda —y A partir de ese momento el obispo ya no admitió a su sobre todo del mandamiento de la mortificación. tal como las califica Juana. Iglesia sin dividir el amor181. Mynarek. en el hospital Rotunda de Du- los que han sido infieles durante algún tiempo. pp. con la provocar un escándalo para lograr que el obispo aceptara ha- gracia del Santo Padre. Y de la mujer abandonada y humillada nadie se preocupa blemas de personalidad habituales entre el clero y que ya vi. lio de 1990. bles escándalos de la Iglesia Católica europea actual fue el jarla en la estacada) para poder servir de nuevo a Dios y a su que. y he tenido que soportar esta herida durante mucho tiempo.. una norteamericana recién divorciada. son norma zos exclusivos de la Santa Madre Iglesia. forzó la dimisión de Eamonn Casey. Posteriores desavenencias económicas. debe considerarse como el más noble de los límite y se desata el escándalo público. dimisión del obispo satisfizo a su ex amante. después de haber mantenido una relación afec. a aquellos sinver. Sin embargo. 90)». la evidencia el teólogo Hubertus Myna. De aquellos alegría.cidos (hay bastantes maestras —monjas y laicas— que están tivo-sexual (más o menos prolongada y/o sincera) con una liadas con sacerdotes). la mayoría de los sacerdotes deben de haber escu. Desde entonces. jado. que conocía la identidad de su padre desde — 322 — — 323 — . en la que el Papa afirma no querer intenso romance. en ocasiones. en ju- Los sacerdotes «infieles». Annie tuvo que amenazar a Casey con uso del sacramento de la confesión—. Sa.» obispo de la diócesis irlandesa de Galway. pero nunca se me pasó por la cabeza mujer. H. e incluso de haber tenido hijos con ella. por encima de todo. 62-63 Eamonn Murphy. «Él me hirió güenzas que. en mayo de 1992. cruelmente hace 17 años —dijo—. defendía el celibato sacerdotal y fundamental y tantas veces citada encíclica de Paulo VI. del ejercicio amante en su casa y la obligó a alojarse en un hogar católico de la humillación. es decir. ¡que la zurzan! Habitualmente. Cfr. El cinismo eclesial y el desprecio por la mujer como ser El muy conservador obispo Casey —que. entre los sacerdotes. el ejemplares servidores para alegría de todos (núm. ni se ocupa. la máxima cari- mos en el capítulo 5. el silencio cómplice tiene un En consecuencia. al margen de los pro. poco menos que héroes. y la negativa de dón de ana institución visceralmente machista y que trata Casey a hablar con su hijo por teléfono. por el hecho de que Nos observamos cómo algunos de amoríos nació un niño. en 1973. con gran phy. La rápida bres virtuosos. Peter 181. espolearon a Annie con malevolencia a la mujer. Peter. regresen a su puesto volviendo a ser cerse cargo de la manutención de su hijo. Murphy a hacer pública la relación entre ambos. era contrario al divorcio y los anticonceptivos— mantuvo un cerdotalis Coelibatus. (1979). Uno de los más nota- sacrificios el liberar a la mujer (dicho de modo realista: de. la Iglesia. dad cristiana que tiene la jerarquía católica para con ella es rek cuando afirma que: pedirle que rece por sí misma y por el sacerdote que la ha de- «Dentro del marco de su formación teológica y ascético-es.

hasta cierto punto. Por el contrario. De he. se viven muchas tensiones todos los prelados del mundo pueden disponer arbitraria. en el madrile- «Sé que existe un arreglo —aseguró el padre Buckley—. Había Con ese dinero. y obispo me dijera que me fuera al psiquiatra. cuando no les queda más remedio —es de. cuando fue a comunicarle a Francisco si un cura tiene un hijo. porque yo no vi ningún im- Tal declaración no debe suponer sorpresa alguna. Herranz. (1992. Creo mente enfermo y es despreciable. los En medio del escándalo. de las partidas destinadas a be. Un párroco irlandés dice que la que plantear este problema significa que no tienes la madu- Iglesia tiene fondos secretos p a r a mantener a hijos de curas. y ño pueblo de Parla. No puedo pedir más. La amistad con Su- sus sacerdotes y. cuando l a amante de un cura así lo exige. de mucha soledad y amargura. »Argumentan que has dado una palabra de ser célibe y 182. única» y afirmó conocer a «un obispo y docenas de sacerdotes Esta concepción de «enfermo mental» se le aplicó —entre que siguen en sus puestos. Hay fondos para todo esto. Estaba frío y distante. entonces obispo auxiliar de obispo y la diócesis financian. aunque son secretos y «Mi amistad con Susana —relató Alfonso Fernández— extraoficiales182. que se había tención de la madre y el niño. buenos conocedores de la curia vaticana saben que el despre- kley. el José Pérez y Fernández-Golfín. tras empezar diciendo «reconozco que Peter Murphy La propia Sacerdotalis Coelibatus de Paulo VI estigmati- es mi hijo». Es increíble. El cinismo vaticano es pa- que todo ha valido la pena. «No tengo palabras —manifestó sacerdotes psíquicamente sanos y dignos». la manu. clero que no actúa de forma hipócrita y malvada está mental- mite sus errores. 28. son vistos por la Iglesia Cuando. y tiene sufi. es decir. muy fuerte. pero quiere seguir en el sacerdocio. Me dijo que rezaba por mí dos que asumen su situación afectiva. «permanecimos juntos sólo cuatro minutos —comentó Pe. en particular. el obispo Casey hizo pública una nota en como «desertores» y «traidores». siempre te queda un enorme vacío y una soledad diocesanos y. admitía también haber «dañado cruelmente» a su za sin piedad a los sacerdotes secularizados al señalar que hijo y a su ex amante. párroco de Nuestra Señora de la Paz. en una situación mala. celibato nunca se acaba de asumir. El País.» tético. p. mayo 12). rez humana suficiente para mantener esa palabra. un párroco irlandés. dicho sea para arrojar más luz. La obligación del cho. E. sólo entonces— les sirve también para pagar pensiones de genitor. Está claro que ad. Por eso me extrañó que el ciente capacidad y pruebas para amenazar con el escándalo. Madrid-Alcalá y actualmente obispo de Getafe. tampoco mostró demasiada lástima hacia su pro. normalmente. Lo que deseo ahora es reunirme con él. pedimento en ello para seguir siendo cura. De todas formas. al que había visto por primera vez en el año 1990: manutención a los hijos del clero. con una para ocultar de la mejor forma posible los asuntos sexuales de depre muy grande y me daba por llorar. y por toda respuesta obtuvo una son que el cura no vea nunca más a la mujer y emigre al ex. las condiciones enamorado de una mujer. aunque mantienen relaciones con los muchos casos que podrían citarse— a Alfonso Fernández mujeres». mis preocupaciones con alguien. tranjero. internas porque. Cuando me enamoré de Susana yo me encontraba neficencia y ayudas sociales. la que. los sacerdotes consecuentes y honestos ter—.» había surgido como algo natural.los 9 años. votos y se secularizan para casarse. se atrevió a declarar en un programa religioso de la cio que sentía Paulo VI por las mujeres sólo tenía parangón BBC que «la tragedia del obispo de Galway está lejos de ser la con su amor hacia los hombres. Pat Buc. solicitan la dispensa de los veces cada día». indicación directa para ir a la consulta de un psiquiatra. González. por fin. aunque no existen fondos secretos específicos como tales. los obispos cubren los gastos necesarios domingos en que me quedaba en la parroquia solo. aunque puedes expresar el cariño a todas las mente de notables sumas de dinero procedentes de los fondos personas. su familia laica abandonó totalmente sólo son muy pocos «en comparación con el gran número de su postura agresiva hacia él. Cuando — 324 — — 325 — . que el Peter—. sana me sirvió de cauce para expresar mi afecto y compartir cir. Cfr.

zarme. la novia de Alfonso Fer. es rehén de la necesidad tomé como u n pecado y en mis oraciones pedía perdón. debe permanecer apartada de las actividades y logros sana. es tanta la tensión y el sufrimiento acu. tenían en su dotes que esconden su pasado como clérigos hasta a sus pro. agenda dos de sus teléfonos más habituales. Por idéntico motivo. Que. obispo de Mallorca. no puede rebelarse contra la un sacerdote nunca suele resultar fácil. Teodoro Úbeda Gramaje. rehén a su vez de una ley canónica. Por el contrario. historiador notable y clérigo de mulados por la novia de un sacerdote durante su relación ideas filosóficas muy seductoras para su nutrido grupo de se- que. cia de los teatinos y el de la casa de Clara. mallorquína que. Me echaron de la parroquia y me quitaron las clases [de ni con su aspiración de formarla tal como hace cualquier per- religión] cuando me negué a abandonar el pueblo para no ser sona. pero nadie es solidario con su situación de pareja. Para algunas personas de su comunidad es nía 19 años y desconocía muchas cosas de mí. En algunos casos. ha sido toda una institución en Baleares. pero era algo que me surgía. pero sólo te. el de la residen- pios hijos. no tiene apenas esperanza de llegar a buen «Comprender que me había enamorado de un hombre que término. Después ciones íntimas con el sacerdote teatino Antonio Oliver. ni recuerdos oficiales en coaccionar su libertad. ne que callar y bajar la cabeza ante quienes. el conflicto surgió en que no podía decirle nada. falle- llegó un momento en que. como es el caso de hablar de esos días. en lícito. ha. la de la mujer. hay también sacer. nes. saludable y deseable. cualquier caso.» públicos de su amado. la gente lo que La novia de u n sacerdote debe callar. tras más de veinte años de mantener rela- ciendo los trabajos [en la parroquia] con la gente. No tiene derechos sino obligacio- manera. No lo tenía todo una desvergonzada o algo peor. sus amigos íntimos. un mal ejemplo ante la gente. la mujer ha llegado a des. Pedí la dispensa y me contestaron con casti.» más humanas del padre Oliver. Ella debe ser comprensiva toda mi persona. gos. simple- tan claro como para decir que la palabra «celibato» me definía mente. está siendo acusada de «loca» por quie- comuniqué mis sentimientos.acepté el celibato era consciente de lo que hacía. queda— a lo que no pasa de ser una esclavitud. Decidí que no me importaba ser tam. Suponen casos como el de Clara P. esperar y transigir ha encontrado escandaloso es que se me castigue de esta con todo lo que sea preciso. debe humillarse y arruinar su propia que el amor que está naciendo entre ambos es perfectamente vida en medio de una larga espera llena de vacíos que. cuando se casan. Para los obispos es. Para su compañero sacerdote llega a ser como persona. pero está obligada a soportar sus frus- Desde la otra parte. simplemente. En un principio lo nas. Deben sortearse mu. ni Son amores que no dejan viudas. Aunque preciar tanto el paréntesis —así denominan muchos curas vivía entre Madrid y París. tuve que optar. todo el mundo. pues yo lo único que he hecho es enamorarme de Su. Le cido en enero de 1994. el momento final. La vida ha transcurrido por otros cauces y una impaciente y una egoísta que no comprende «las compli- para dejar que crezca esta amistad tengo que poner enjuego cadas costumbres de la Iglesia». y nos dimos cuenta de que am. ese algo peor. finalmente. guidores. todos prefieren llamarle amor —aunque sólo sea en voz muy Cuando finalmente comprendí que no tenía que culpabili. situación que la oprime porque dañaría el estatus clerical y chos temores. desde sus sota- nández Herranz— fue algo muy difícil. pero ría negar mis sentimientos.. que no de él. si pudieran. maestra bién célibe y seguir junto a él como amiga y compañera. y tie- es sacerdote —confesaba Susana. La mujer que mantiene relaciones amorosas con un cura Hoy quieren eliminar a Clara de la vida del padre Oliver acaba poi recibir presiones e incomprensiones por parte de y. cuando llegaba a la isla siempre secularizados a su época ministerial— que no quieren ni oír era fácil de localizar. corporal de un cura. El padre Toni Oliver. debe respeto a los prelados que la desprecian. culpas e inseguridades antes de poder asumir social de su compañero. con todos. nes pretenden borrar del registro histórico una de las facetas bos estábamos enamorados uno del otro. harían desaparecer las innumerables fotos — 326 — — 327 — . murmuran de ella. la relación afectiva con traciones y fracasos en privado.

800 cartas que Rahner le escribió a Luise hace unos El sacerdote Pedro María Ojanguren Ellacuria y la pelu- treinta años. a En los círculos clericales se ha vivido la publicación de es. siguen manteniendo vivo su recuerdo en la casa de Clara. se han permitido el lujo de hacer justicia a la historia publicando las cartas de amor que le escribía su PEDRO MARÍA OJANGUREN. pero aún faltaban muchos años para que ese encuentro su amor por culpa de u n a ley canónica absurda y sin funda. pero nadie puede quitarle el de- recho a su duelo por el hombre que amó y que la amó. de todos modos. se sintió atraída por la personalidad de ese aún más terrible que u n hombre y una mujer no puedan vivir cura. dolid. Aunque. Quien no vivió como célibe. y ella acompañó a su marido.. enmarcadas o en álbumes. hecho público por la propia Inmaculada Aramendi. naturalmente. no debe ser recordado como tal. fructificara. y sus más de veinte años de relaciones con el padre Oliver. nos sentamos. Como la situación se ponía embarazosa. viejo amigo del cura. sacerdote jesuíta considerado FURTIVOS DEL ARCHIVERO Y LA PELUQUERA uno de los teólogos más importantes de este siglo. pero ¿no es un escándalo como su marido. Ellas deben seguir sufriendo en silencio y callar. cuando éste estaba cumpliendo una condena en de gustarme». hacerle una visita. cuando él era profesor de Dogmática en Inns. de una francesa con la que hacía tiempo que tenía relaciones. Inmaculada. De este texto. fechado el día 16-1-90. si no. y empezó otra vez [a preguntarme] que a en bien de la Iglesia. En el libro titulado Cartas de una amistad. raíso. Sin embargo. no comas demasiado. y firmaba la carta de amor como «Tu cariñito». Pero Clara.que. se transcriben las 1. sólo hemos tenido en cuenta unos pocos aspectos que han podido ser contrastados por este au- tor a través de amigos y conocidos de la protagonista que ya tenían noticia previa de los hechos. dado el conte- nido muy duro —y a menudo descalificador— del escrito. mento? «El día de Año Nuevo de 1980 Pedro estuvo cenando en La Iglesia Católica soporta perfectamente a las amantes casa con mi familia —explica Inmaculada Aramendi 183 — y al de los sacerdotes. «Pececito. En su informe de 58 folios. así tas cartas como un gran escándalo. —328 — — 329 — . Ella sabía que no era la única mujer en la vida del padre Oliver. dirigido al obis- po de Bilbao Luis María de Larrea y Legarreta.. quera Inmaculada Aramendi Besañez se conocieron el 18 de bruek. le decía el padre Rahner a su ya cincuentona el colegio de los jesuítas de Villagarcía del Campo. si yo conocía a otro hombre. ver qué nos pasaba [a mi marido y a mí]. LOS AMORÍOS amante de lujo: Karl Rahner. me 183. y está segura de que es cierto el rumor que dice que el infarto del sacerdote tuvo lu- gar en casa de otra mujer. en Valla- amiga. extractaremos los párrafos testimo- niales que ilustrarán este capítulo. parecen molestar ya a todo el mundo. luz y mediodía siguiente nos encontramos en la cafetería Valpa- taquígrafos. Yo no pude contener las lágrimas por más tiempo y me puse a llorar. a 34 sus 83 años. pero no tolera que éstas quieran voz. engordas y dejas julio de 1970. mujeres como la escritora Luise Rinser. católica practicante.

hasta que por fin mejoró y preguntó con frialdad por la razón de su presencia allí y le pi.dijo que era mejor que nos marchásemos a dar una vuelta en tud de él y a los reproches que eso provocaba en ella: «¡Y tú coche. coche. En. Entonces. y que en aquel lugar no nos iba a dije que no tenía vergüenza. Una semana después. Eres una mala »Cuando estábamos ya en el coche. Nuestra relación había que sacarla a U n año después. el ex marido de Inmaculada tenía que ser llamó a Inmaculada para que acudiese al Archivo Histórico hospitalizado a causa de una embolia cerebral. eres sacerdote! —se le quejaba Inmaculada—. dicién. pero él insistió en que íba- Después. hora en que se cierra Durante los cuatro años siguientes la peluquera se negó a el Archivo. que también ha engañado a un buen que lo que buscaba era que yo me declarase. Pero una conversación del padre Ojanguren biblioteca me cogió las manos y empezó a besármelas. Ya eran las dos del mediodía. Derio. Qué vergüenza. Después de va. Sólo le interesaban unas relaciones extraoficiales. y la mujer se Eclesiástico de Vizcaya. con un buen cuerpo fue como cliente a la peluquería. me sentía mal.» je que no podía contestar a aquella pregunta. me sudaban y me temblaban. con la tía de Inmaculada. el padre Pedro María Ojanguren Meses después.» ñ a n a hasta la una y media de la tarde. cuando dome que yo era como un milagro. me lo reconocía—. yo le quería más que tramos. me dio la impresión de persona con hábito. «Pedro se apartó totalmente perdía. y así fue. que era un falso y un mal sacerdote. estuvimos desde las diez de la ma. la luz y. dió que esperase un momento. Yo no me podía olvidar de todo lo que me había mente a los sacerdotes. pero yo no de el primer y único beso que me dio cuando nos conocimos. muchas cosas. Le di. que era mentira. le pasó mucho tiempo cuidando de él. a aquella señora [otra mujer casada quera alcanzaba grados de tensión máxima debido a la acti. le volví a repetir que no. que llevaba ya yo del que estás enamorada?" Y yo le dije que sí. me que sí. por supuesto. ¿Qué bien había hecho él en la vida para merecerse «Al cabo de dos días me llamó. para acostarme. y lo primero que le pregunté fue por qué había actua. yo prefería una cafetería. que yo no creía molestar nadie. [Me preguntó] Que quién era él. guapa. fue dado de alta. Al despedirnos me besó. ¡qué Pero las relaciones entre el párroco de Arminza y la mujer liberación! Pedro se puso muy contento. amigo [se refiere al esposo de Aramendi].. Le dijo que era la mejor forma. Las manos algunos años haciendo aguas. el día 25 de junio de 1985. y le volví a poner mis condiciones si utilizarían aquel seminario para esconder sus miserias. decía.» podía pasar por esa indecencia».» quería volver conmigo. pero. me dijo que yo le pa. Yo le contesté sacerdote. él pretendía que nos viésemos una vez cada do así [fingiendo desconocer la causa de su presencia]. la relación entre el sacerdote y la pelu. inteligente. y me acercó hasta mi de mí. explica Inmaculada. Me quince días porque su amor a la Iglesia era muy fuerte. se había roto definitivamente. que íbamos a la biblioteca del mismo edificio.. y a la vez estaba contenta. llarse conmigo. un rios sondeos me preguntó si estaba enamorada. tampoco terminaban de ir por buen camino. No le convenía que le viesen con una mujer separada. Y me pregunto cuántos sacerdotes hecho. quería que nos viésemos en una mujer corno yo?. del que era director. me El primer día de 1981 el marido de Inmaculada abandonó hizo una pregunta más: "igual te parezco vanidoso. en su vocación. habían pasado diez años des. Nos besamos e hicimos el amor. si le conocía. el lugar destinado a formar moral. Me has quitado la fe. al verla. pero ¿soy definitivamente el hogar conyugal. mi alma. has quitado la esperanza. nunca lo hubiese creído. La pareja. y que lo mejor era coldos de un amor que nunca se había apagado. que estaba enamorada del sacerdote] tenía que dejar de en- — 330 — — 331 — . y por tu culpa no creo en Dios. plegarse a las peticiones del sacerdote para volver a iniciar »Alcabo de pocos minutos de haber cerrado la puerta de la sus relaciones. Pedro quiso enro- molestase. se lo reproché. aventó el interés y los res- —mientras. «Uno de los días que Pedro fue a visitar a mi marido y nos «Le dijo a su prima [secretaria del Archivo] que nadie le hicieron salir porque entraba el médico. Después de la se- recía algo inalcanzable y que mi marido estaba loco si me paración. Aquel escenario era terrible para mos a estar más tranquilos allí y que teníamos que hablar de mí: el Seminario de Derio.

es decir. Me dijo que tenía muchos problemas en Arminza con con el sacerdote son durísimas. El drama estaba servido.» 184. Al cabo de cinco meses Inmaculada Aramendi. según la oficina de prensa de intervenciones quirúrgicas—. Tener un hijo suyo él. que podíamos charlar tranquila. del obispado bilbaíno «renunció voluntariamente a ejercer el borales y u n largo. también. por el contrario. en los cuales. Una mujer denuncia por agresiones al Desde ese momento —y en las últimas 30 páginas del re. mediante cularización teníamos que conocernos más. no conectaba. El deterioro inevitable no sólo la juventud.»184 nicas de Inmaculada para procrear —que requerían una serie El sacerdote Ojanguren que. la descripción que hace Aramendi de sus relaciones 27-7-90. Él me sulta de un psiquiatra. «por fin —señala Inmaculada— empe. Yo le dije que no. ya que no fue destituido a pesar del escándalo cerdote y. en los que hubo violencia ver- era la culminación de mi amor». Inmacu- mente. mi salón [de belleza] se tamba. Desde noviembre de 1988. según idea de darle un hijo a Pedro me seducía. en proceso de secularización». parecía haberse instalado definitivamente en la dinámica de Al marchar le dije que no volveríamos a tener otra relación si pareja. otra vez el mismo tema. Pasados dos meses sin tener A partir de ese momento los encuentros de la pareja co. con el hombre con quien había estado saliendo un sádico y un enfermo mental. público que se había organizado 185 . pero el 11 de agosto del año siguiente dijo que era mejor Derio. prensa e hizo público el escándalo. Inmaculada convocó una rueda de menzaron a cambiar. sino. (1990. leaba. «la acep- — 332 — — 333 — . que solicitó su dispen- «En mi negocio [peluquería] también tenía problemas. «tuvimos enfrentamientos. si es que se puede llamar La peluquera relató a los periodistas asistentes a su con- una relación normal a salir con un sacerdote». ministerio presbiterial en octubre de 1987 y actualmente está lación entre ambos. Se planteó agarradito» con otra mujer. mantenido con el sacerdote.ganarla. «a mí. le dije que si salíamos iba a ser a la luz del día. a petición de Inmacula- »Poco después me llamó y le pregunté dónde nos vería. Fueron varias dientas las que me avisaron de la poca profesionalidad de mis empleados y de su abuso. E. lato que venimos citando. director del Archivo Eclesiástico vizcaíno. al menos. situaciones incómodas y algún manotazo. si- mantener relaciones sexuales con un sacerdote hacía que guió aún como director del Archivo Histórico Eclesiástico de parte de mis empleados empezaran a hacerme aguadillas. formalmente desde tiempo atrás. la relación se rompió de cuajo.. Yo entendía que antes de pedir la se. Aramendi.» cerdote Pedro María Ojanguren. Ojanguren. bal. «Garoa» la llamaba el sacerdote—. L. Aquel día lada veía a su ya ex novio paseando tranquilamente «y muy era definitivo. decidió romper inmediatamente con su compañe. se defendió ante los mismos periodistas afirmando que quien Después de pasar unos días en Canarias con Ojanguren. Luis María de Larrea. hasta que el obispado le acep- llamaban a mis dientas diciéndoles que yo andaba con un sa. se añadieron problemas la. ambos decidieron ir en busca de un hijo que reconoció también la realidad de sus «seis años de rela- —o de una hija. pero una pareja el informe que hemos venido citando. Carta del Vicario General del Obispado de Bilbao. Inmaculada Aramendi. progresivo e imparable deterioro de la re. El País. aún director de Derio. Vizcaya durante varios meses. fechada el Larrea—. su relación con el sa- cada quince días. enviado por Inmaculada al obispo 185. y quedamos en Mungía. marzo 3). en el propio núcleo de la personalidad no hacía lo que le había pedido. estaba diagnosticada de «psicopatía paranoica» era ella. de ambos. en la que se comunica a Ojanguren. noticia alguna del prelado. Nos entregamos [al acto sexual]. da. zamos a tener una relación normal. Cfr. los dos habían comenzado a asistir regularmente a la con- mos. denunciaba ante el no puede conocerse viéndose dos o tres horas a escondidas obispo de Bilbao. aun- en febrero de 1986. tó su renuncia. Tenía que acabar con aquel asunto. Me sa sacerdotal después de siete años de estar manteniendo re- imagino que el desprestigio que yo empezaba a tener por laciones sexuales con. la ciones sentimentales con Inmaculada». y le acusó públicamente de ser ro de entonces. Cfr. Pero a las dificultades orgá. por vocatoria los pormenores de la intimidad sexual que había coherencia. Cuatro días después. como consecuencia.

acabe siendo siempre la única víctima. Sentencia de 29 de mayo de 1991 del Juzgado de Primera Ins- tancia número 4 de Bilbao. después de un año y medio de depresión. Hacía escasos meses que habían echado al anterior cura. las dien- tas dejaron de ir a su peluquería del barrio de Begoña y acabó La historia de Josefa Romero Benítez es un modelo clásico arruinándose y perdiendo su piso y su negocio. una parte del intenta rehacerse trabajando en otra peluquería situada en clero ha infligido impunemente a mujeres de los sectores so- otro barrio bilbaíno. mente. Antonio Muñoz Rivero. A N T O N I O MUÑOZ. conocida popularmente como Pepita la del vive actualmente con u n a mujer y sigue siendo muy amigo cura en la barriada malagueña de Huelín donde vive actual- del ex marido de Inmaculada. lo habitual es que la mujer analfabetismo. La condena fue ratificada posteriormente por la Sección Cuarta de la Au. con unas amigas. Ojanguren presentó una demanda ci- vil contra su ex novia. reclamándole el pago de cincuenta mi- llones de pesetas en concepto de indemnización por los daños ocasionados a su honor al haber hecho pública su intimidad. Josefa Romero. al margen de dejar acreditada la realidad y naturaleza de las relaciones mantenidas entre el sacerdote y la peluquera. — 334 — — 335 — . al descubrirse que la mujer que pasaba por ser su sobrina no era tal. ya secularizado. Soportó muchas presiones y ame. Actualmente del tipo de abusos sexuales que. el más vivo agradecimiento por tus 14 años de acertado y fe. dictada sobre el procedimiento incidental 99/91. ciales más humildes. en su sentencia de 4 de marzo de 1992 sobre la 1987. Rápidamente me preguntó que quién era. Tenía 19 años cuando su madre la mandó a hablar con el párroco de Campanillas para solucionar un tema familiar. muchos vecinos y amigos le dieron la espalda. Y NINGUNA VERGÜENZA nazas por haber sacado a la luz pública sus amoríos con el cura. El testimonio que ilustra este capítulo procede de la transcripción apelación civil 2 33/91. tal como se verá. condenó a ésta a indemnizar con un millón de pesetas a Pedro María Ojan- guren186. El sacerdote Pedro María Ojanguren. de la entrevista grabada a Josefa Romero. En esos días de 1956. y resultó muy simpá- sejo Episcopal. Un año después de la rueda de prensa protagonizada por Inmaculada Aramendi. tación de tu disponibilidad expresada en carta tuya comunicada al Delegado «Le vi en la parada de un autobús —relató Josefa Romero Diocesano d e Patrimonio Cultural» y termina diciendo que «en estos mo- mentos no puedo menos que expresarte. en el seno de una fa- Se demuestra de nuevo que. que no me había cundo trabajo al frente de dicha institución». tico. durante siglos. 187. en una entrevista 187 —. La personalidad de Inmaculada Aramendi se resintió 35 mucho con el fin tan traumático que tuvo su relación amorosa con el sacerdote y. en los casos de relaciones milia con diez hijos que malvivía sumida en la miseria y el afectivo-sexuales con sacerdotes. Como no 186. nació en Campanillas (Málaga). El proceso judicial acabó en una sentencia que. tenía 30 años y ningún pudor. en nombre del Obispo y de su Con. sino su amante. visto nunca y que era "lo más guapo de Campanillas". el nuevo sacerdote. CINCO H I J O S precisó ser hospitalizada. Realizada por el periodista Javier Ángel Preciado en abril de diencia Provincial de Bilbao. Cfr.

pero de lo demás sí. donde él lo había preparado todo con el encargado. Lo peor es que estando allí me di convenció para que me tomara un café con él y viera sus au. se quitaba la sotana y se siguiente para hablar después de misa. estaba en la cama de un »E1. sea como sea! ¡Quiere co. sentara. me buscó y le dijo a un chico que me pretendía que yo cuenta de que Antonio no llevaba buenas intenciones y de que tenía novio en el pueblo. así no siento nada". se levantó y cerró la puerta por dentro. hotel. Tanto ella como su familia se dieron laga. que amuebló con cuatro »Salí con él por fin. cuenta de que estaba embarazada. Por la mañana él me dijo que se tenía que cortada que apenas podía hablar. Pero yo ni me lo planteé. sor. decía. llamó a su her. era una cateta que no sabía nada de la vida. porque me parecía ronilla afeitada. A partir de ese »Yo trabajaba por aquel tiempo limpiando en las casas. »Decidí marcharme a Barcelona y acabar con todo de una pero él descubría las nuevas direcciones. Así espantaba a todo el mundo que jamás dejaría los hábitos para casarse conmigo. auxilio espiritual. pesetas. y no sé cómo estuve muy simpático y con una labia impresionante. me citó el domingo biarse de ropa en un descampado. como tú —le me di cuenta de la entrada en el hotel. me alquiló un humilde piso. tía que me quería mucho. Nada más llegar al despacho. había anticonceptivos y él no quería utilizar preservativos.teníamos más tiempo y el tema era delicado. Él me repe. que era el lugar donde antes iban todas las tuvimos que ir a vivir al hueco de una escalera que nos alqui- parejas cuando anochecía. darles consejos. donde él se encargaba de reservar que yo tenía que ser para él y que no dejaría que ningún chico dos habitaciones y entrábamos por separado. y sin mediar »A los cuatro o cinco meses de conocerle me consiguió. Allí me presenté. y a partir de ese momento empezó a muebles viejos y les dijo a las vecinas que era mi hermano. Como tenía que llevar la co- que fue la primera vez que estuve en misa. Cuando me fui a Má. sabiendo incluso que el padre natural era mundo. ¡Qué tonta fui! Al poco nocerlas a todas. se llama Pepita. me lié a puñetazos y le rompí el reloj. No mana y me presentó: "Mira. Estando en Barcelona conocí a engaños y mentiras le sacaba siempre la dirección donde yo un chico que estaba dispuesto a casarse conmigo y a darle vivía. un cura. Yo no quería ir porque me daba laron por siete pesetas al mes. «Estaba harta y me cambié de casa en varias ocasiones. emborraché. y me dijo que ya arreglaría lo de mi hermano. quiló una habitación y poco tiempo más tarde me fui a vivir le decía que yo tenía novio en la capital. Si me salía algún pretendiente en el pueblo. destrozada. quiere conocer a todo el apellidos al niño. palabra se lanzó sobre mí para abrazarme y besarme." Málaga. se dejaba el pelo más largo y a veces se la ta- feo no hacerlo." Yo estaba tan no podía ni andar. yo no podía vivir sin él. que estaba enamorado de mí y que "Así no me gusta. Yo. guapa Recuerdo que después de desvirgarme tenía unos dolores que y simpática. así que empezó a cam. que tiene casi tu misma edad. y momento comenzó el acecho y a repetirme constantemente nos veíamos en un hotel. que vino a buscarme. Una noche estuvimos cenando y me echó tanta bebida que me prendida. al fin y al todo este tiempo sin quedarme encinta.. a todas las chicas jóvenes. pero él no quería alquilarla. — 336 — — 337 — .! Es muy tiempo apareció Antonio. y creo ponía una chaqueta y una boina. Allí tenía un trabajo en casa de unos señores de Málaga y prometerme que se saldría de cura y mi amiga Estrella me no me lo pensé dos veces. Para las mujeres no cabo. y mi madre. a la que con blema. tenía que ser para él. daba en nada y yo pasaba hambre y miseria. No me ayu- se arrimaba a mí. Después me al- se acercara a mí. en la habitación. llevarme a cenar y a una zona de la capital que se llama pero cuando empecé a engordar todo el mundo se enteró y nos Puerta Oscura. »Me di cuenta de que aunque quisiera acabar con el pro- »Nadie de mi familia sabía nada. me decía: "¡Este cura está loco. El caso es que me fui de allí ir y me dejó. me dijo que me paba yo con una horquilla e incluso con pegamento. con una amiga mía. Habían pasado dos años ténticas intenciones. Una habitación costaba doce vergüenza que fuera vestido de cura. Cuando me di cuenta. sin dar mayor importancia al asunto.. y te tienes que hacer gran amiga de esta chica. dijo—. El era —todo hay que reconocerlo— desde que empecé a estar con Antonio. De nuevo en trabajador el hombre. y yo. Entonces empezó a vez.

engañándome con que le habían suspendido «Estando embarazada de mi quinto hijo. según dijo que se había marchado a Venezuela de misionero. Apareció al »Pero un día se marchó a Venezuela sin decir ni pío. Cogí a mis cinco hijos e hice una pado en busca de ayuda. pero a mí me daba »Me dijeron que Antonio estaba en Antequera y allí me vergüenza vivir bajo el mismo techo que ella y me volví a Má. gel Suquía y no me recibió. no quería a la niña y me dijo varias veces que él siempre: que le perdonara. darme dinero en el obispado. rante cinco años. pero el fulano es él. eran sus hijos y que me iba a denunciar. Me recibió el obispo auxiliar Be. que trajera los papeles para casarnos debajo del brazo. justo el día que di a luz. y mil historias más. que me dijo que ya lo sa. Cuando empezó a conocerme me decía: "Tú no eres después de denunciarle en el obispado por haberle pegado a como dice el padre Muñoz. pero la dueña de la casa se dio cuenta y me dijo que fue. y desde ese Agustina a traerme el dinero. con las tres menzaron nuevamente a pasarme una pensión de ocho mil mil pesetas. obispado. Yo le eché de la casa. encima. Con este tres días de no aparecer fui a buscar a un amigo suyo y me amigo intentó hacerme las primeras faenas. y que el obispo Suquía lo había enviado a Venezuela. A los jos era un cura. Él. lo mandaba para que se liara conmigo y así po. pero después aceptó a la niña y volvió. A partir de este mo. No obstante me ayudó y co- misma tarde se presentó en mi casa sor Agustina. maestro y que esperase un poco. y de la comisaría volvieron a pasar la denuncia al dijo— unos celos increíbles. es que me convenció y yo le dije que no volviera a casa hasta ra buscando otro lugar porque sabían que el padre de mis hi. A mí me tenía destrozada. La que le denunció »Nada más nacer mi hija. De la cabo del tiempo —estaba vigilado. quedamos otra vez los seis con lo puesto. y allí Antonio compró un pocos días empezó a presentarse cada noche y así estuvo du- pequeño solar y me hizo dos habitaciones y tres hijos más. presenté con los cinco niños. él comenzó a sentir —así me lo fui yo. porque de sacerdote era más me darían dinero. a pesar de no tener fácil que le aprobaran. Intenté hablar con el obispo Án- »Al haber desaparecido Antonio tuve que recurrir al obis. mento fue cuando me abandonó por primera vez. que a la Iglesia no le interesaba perder cuatro meses de nacer mi hija me dejó nuevamente embara. Por »A1 cabo de los meses volvió a casa. el tío cínico. que iba a hacer unas oposiciones a buscaría a una familia para que la adoptara y que. Al verme me dijo que aquellos no laga. Al cabo de un año [1973] vino Buxarrais como nuevo — 338 — — 339 — ." quedara a vivir con él y con su hermana. cama de nuestra casa se fue al aeropuerto. bían todo y que aunque yo había rechazado la ayuda inicial «Después de esto me recibió y me dijo que el cura Muñoz [que le había ofrecido el prelado] negándolo todo. »Por esas fechas —finales de 1958— le echaron del pueblo años. me iban a afirmaba que esos hijos no eran suyos y que había pedido vo- pagar tres mil pesetas al mes para mantener a mis hijos. porque dejaron de der demostrar que yo era una prostituta o algo así. y tenía que meterse debajo de día dejó de venir a casa y me dio algo de dinero —treinta mil la cama para que no le viera. y que ig- po y ya no podía dedicárselo a él. porque a noró el tema repetidamente. El caso zada. eso siempre estaba dispuesto. A los pado no le ayudaría. le comuniqué las oposiciones y que siguiera esperando. Esa luntariamente irse a Venezuela. Le una fulana. un cura porque estaban escasos. A los Conoció al pequeño cuando tenía cuatro meses. donde estaba ya Ángel Suquía de obispo. porque. porque si en el obispado sabían duros— para que vendiera la casa y comprara otra a fin de que había vuelto me quitaban el dinero. »En algunas ocasiones estaba en casa cuando venía sor nos le veían subir por la cuesta vestido de cura. decía— con un amigo suyo. con las promesas de otra parte. que por entonces me que el obispado no supiera la dirección. para salvarse. Nos me confesó él. a estar en la cama. pancarta en la que decía que el padre de los cinco era un cura navent [Emilio Benavent Escuin]. olvídalo que ya te has ganado mandaron a Antequera como capellán y allí quiso que me el cielo con los sufrimientos que te ha dado. Volví a Málaga. Me decía que si salía de cura el obis- ningún recurso. lo subieron a cuatro mil pesetas. y estuvo viniendo todos los meses durante siete pesetas. La niña me ocupaba todo el tiem. que el obispo Emilio Benavent lo sabía todo porque los veci. dice que tú eres un chaval y por coquetear con todas las chicas que podía.

Y los episodios inmorales Rivero es un tanto extremo en relación a la media de los há- protagonizados por el padre Muñoz. amor delante de los niños. ante este tipo de hechos. era un guarro. se atrevie- nazado de muerte. de 25 años. nario pensando en mí. Josefa Romero. nos decía que la lle- me casé con él en diciembre. la cuarta hija del sacerdote An.» daría sus apellidos. del cual conoce perfectamente toda su es cierto que el comportamiento del sacerdote Antonio Muñoz vergonzosa y escandalosa vida. Yo le dije que tenía cinco hijos de váramos a la fuerza a la habitación y allí la toqueteaba. Buxarrais Ventura es el habitual de los prelados católicos tonio Muñoz. que el modo de actuar de los obispos h a hecho a Pepita la del cura. no tiene el menor conflic.» comentaba también que se excitaba cuando iban las beatas a A consecuencia del revuelo armado en esos días (1987) por confesarse y que algunas veces se masturbaba en el confesio- las denuncias públicas hechas por Josefa Romero y sus hijos. tía. yo creo que me habría violado. Que con cuatro en la cama se estaba mejor. como ya tenía pecho. En este caso confluyen buena parte de los comportamien- La Iglesia Católica. mayor que su hermana Pepi— para que le mirara. es evidente. historias de sus hijos hasta que. ¡Los cogí porque me daban respeto y vero que regresase a Venezuela. En casa sólo tocaba a las niñas. Del comportamiento que tuvo cada prelado con respecto a baba delante nuestro. del sacerdote Antonio Muñoz con el comentario siguiente: pero él lo esquivó. Un día si no llega mi padre de mis hijos no volvería a España. pero todo está archi. La madre. El cura Amalio Horrillo se encargó de «Yo creo que era un obseso —añade J u a n Manuel. Aquí no se mueve nada ni nadie y él ha seguido dando ros lo hacían. que en el momento de hacerle esta a mí que Antonio Muñoz no volvería a España. Ani. ba en el hospital. pues a mi madre la habían operado de una pierna y esta- ría con hábitos. un dege- el día que murió Franco y me dio absoluta seguridad de que el nerado sexual! Era un exhibicionista. Siempre me decía: "Desprecio los tra- el obispo Buxarrais aconsejó al sacerdote Antonio Muñoz Ri. Le he llamado por te. Primero abría las ventanas para que le esta historia —y que queda perfectamente explícito en el tex- vieran las vecinas y cuando acababa me preguntaba si me to— puede inferirse cuál es el tipo de persona y actitud que — 340 — — 341 — . no parecen bitos sexuales de sus compañeros clérigos. tos afectivo-sexuales desvergonzados. en cambio.» hijos. no puede dejar de quedar limitados a los cinco hijos e infinitas canalladas que le afirmarse. Me citó había gustado. hace poco tiempo.» »Esta afirmación me la ratificaron cuando expuse a un «A mí me daba cinco duros —confiesa Mercedes. A mi her- monio. depravados y enfermi- to moral en seguir manteniendo como sacerdote a un sujeto zos que hemos descrito a lo largo de todo este libro. y el cura Amalio le encubrieron. A mi hijo J u a n Manuel. pero hace tiempo que nos enteramos de que le echaron de »Me enteré de que Antonio había vuelto a Málaga. le echó el coche encima para atropellarle. Emilio Benavent Escuin. el u n cura y él me contestó que no le importaba. El un pueblo de Jaén porque le pillaron metiendo mano a dos obispo Buxarrais. Y si bien come Antonio Muñoz. cierto. acabó de perfilar la personalidad hace pocos meses. que me pidió perdón para el padre de mis niños pequeños. que no era malo y que los extranje- vado. pero no era entrevista tenía 23 años—. pos que llevo (sotana). pero ahora los odio!"» a quedar burlada así por el tupido encubrimiento del clero. en todo caso. Ángel Suquía Goicoechea y Ramón «Mi padre —afirma Pepi. en la misma entrevista— me obliga. que intentó verle ron por fin a contárselas. que incluso les muy cerdo. Su familia numerosa volvía era el amo del pueblo. Hemos puesto denuncias [por no reconocer «Se puso tan guarro que un día me pidió que hiciéramos el el sacerdote la paternidad de sus hijos]. Conocí a José Sánchez Sánchez en octubre de 1976 y mana mayor.obispo y tiempo después pidió entrevistarse conmigo. pero él lo hacía a la fuerza. el me- acelerar los trámites de la boda y nos prometió a mi marido y nor de los hijos del cura. Ella no se dejaba. o al menos no lo ha. Él los ignora y a mí me ha ame. Me misas en la parroquia malagueña del Puerto de la Torre. ba a mí y a mis hermanas a entrar en el cuarto y se mastur. un año sacerdote mediador la conveniencia o no de contraer matri. ¡No era un enfermo. que no había escuchado estas léfono al igual que sus hijos.

Santander: Sal Terrae. Roma: Desclée e C. N. tuvo. C. Madrid: Temas de Hoy. ¿qué clase de incertidumbre.más premia la Iglesia Católica actual. B. (1993). Carmona. (1994). K. Alonso-Fernández. F. y delitos. corrupciones Caracciolo di Torchiarolo. el Nueva York: Doubleday & Co. y Kamphaus. ticia son conceptos absolutamente vacíos y ajenos a sus inte. — 342 — — 343 — . Diccionario de los papas. Jesuíta: Te hago inmortal. ligiosa. Benavent se retiró en 1982. L. Suquía llegó a cardenal en 1985 —a los 69 años—. R. Barcelona: Ángelus. El último prelado. protege y mantiene en el «sagrado ministerio del sacerdocio» a hombres como Antonio Muñoz —y al resto de la Aguirre. Dacio. (1970). Eclesiogénesis. Celibato- como lo hace la Iglesia Católica respecto a la vida sexual de Pobreza-Obediencia. V. quizá convenga Studio stbrico-teologico. abusos.C. Deschner. Del movimiento de Jesús a la iglesia cris- muestra que hemos identificado en este trabajo—. Forcano. como arzobispo castrense. (1979). ha sido presidente de la Conferencia Episcopal Española. (1985). Monjas lesbianas. (1987). protege y man. y actualmente es arzobispo de Madrid-Alcalá y principal paladín en la causa de la mo- ral católica más ultraconservadora. de su cargo como obispo de Málaga. Nueva ética sexual. S. final- mente. tiene el carácter y el estado de sacrilego entre su personal Boff.A. R. G. Historia criminal del cristianismo. valores como la ética y la jus. Curb. II celibato ecclesiastico. Caracas (Venezuela): Cotragraf. Madrid: Instituto Teológico de la Vida Re- Iglesia puede ser una institución que fuerza. Barcelona: Des- tino. hay que tiana. para su jerarquía. Pasión por Dios. tifici. Bar- celona: Martínez Roca (5 vols. y se encubren tantas miserias. J. (1963). (1976). Madrid: Ediciones Paulinas. Bilbao: Desclée de Brouwer. Bu- xarrais. J. levitaciones y éxtasis. su clero. comportamiento sexual de la inmensa mayoría de sus sacer. (1993). Compromiso y fidelidad para los tiempos de dotes les hace ser reos de sacrilegio (canon 132). publicados hasta hoy). (1986). Sacerdote. con total desprecio de las víctimas. Barcelona: Seix & Barral. BIBLIOGRAFÍA Cuando una institución religiosa como la Iglesia Católica defiende. y Manahan. con 68 años. en 1991. Las comunidades de base re- sacro? inventan la iglesia. Cuando se falta a la verdad de la forma tan flagrante Bours. (1981). la decencia y la dignidad de dimitir. J. del (1990). (1912). suponer que. F.C. Santander: Sal Terrae. Estigmas. Anderson. según la propia legislación canónica católica. uno de los escasísimos obispos actuales que intenta mantenerse dentro de los dictados del Evangelio.i Editore Pon- preguntarse qué autoridad moral le resta aún a esta Iglesia. Your Religión: Neurotic or Healthy? Dado que. reses. Se rompe el silencio. Carpió Arévalo. Los sacramentos: símbolos del encuen- tro. Ayel.

J. J. Bar- Kosnik. (1980). Vallejo-Nágera. Teología (30). y Raguin. I y II. Parrinder. Godin. — 344 — — 345 — . Rahner. Santander: Sal Terrae. 14-15. Aportes de la psicología a la vida Reik. (1990). York: Oxford University Press. Grandeza y miseria del celibato cristiano.C. Madrid: HOAC. (1987). tem. Los movimientos cristianos de base en Espa. (1983). (1974). Podesta. Barcelona: Planeta. Jiménez Cadena. A. ¿Desertores o pioneros? Oficina de estadística y sociología de la Iglesia (1992). El cristianismo en el mundo de Mirabet Mullol. y otros (1988). (1978). González Faus. E. The Child-Lovers. (1980). R. & Kolodny. Madrid: Espasa Calpe. P. K (1969). Homosexualitat avui. Psychology of Religión. Madrid: Temas de Hoy. La nueva terapia sexual. ciones B. Paedophiles in Society. Vol. A Study of Oficina de estadística y sociología de la Iglesia (1992). Lima (Ohio): Publi. (1959). (1984).A. iglesia. Guía práctica de Psicolo- Morey. Torres Queiruga. A. F. Barcelona: Grijalbo. Barcelo- Course for Christians on Sexuality. G. H. A. Sex in the World's Religions. Perspectivas clínicas y sociales Schillebeeckx. El ministerio y los ministerios según el Mynarek. Sexualidad y cristianismo. (1981). Es darrer canonge. y Luro. (1983). Hombres de la comunidad. (Vol. La función del orgasmo. Plaidoyer pour le peuple de Dieu. (1980). Iglesia carismática y lo institucional en la Catholics in the Church. Wilson. J. (1949). París: Editions du Cerf. Madrid: Ediciones Cristiandad. Ma- Lois. Nuevo Testamento. B. A. na: Alianza Editorial. Nueva York: Crossroad Publi. Barcelona: Paidós. J. Rojas. (1989). Erosyclero. San Pedro Rodríguez. Nugent. G.. Varios autores (1975). Las crisis de la vida en religión. A. celona: Ediciones B. pp. Reich. educadores y afectados). por qué los adultos maltratamos a niños y jóvenes). V. A. (1988). R. Barcelona: hoy. Nuevas pers.W. El poder de las sectas. Y. Diálogo drid: Ediciones Temas de Hoy. shing Company. (1993). dan de mayores). et al. de la Iglesia Católica en España (1993). Madrid: Edice. (1991). D. (1983). Barcelona: Caralt. J. W. Razón y Fe. Matthews. Johnson. J. Joaristi. gía. Curas casados. nos Aires: Nova. Tu hijo y las sectas (Guía de prevención Cristiandad. (1979). El Vaticano dice no. El drama del menor en España (cómo y Abingdon Press. P. H. Ed. Madrid: Edice. (1994). ¿Democracia en la Iglesia? Selecciones de tander: Sal Terrae. (13). Abusos sexuales a menores. pp. C. 193-201. Enciclopedia de la sexualidad y de la Lois. Edhasa/Institut Lambda.C. ña. El masoquismo en el hombre moderno. Madrid: Ministerio de Asuntos Sociales. sexualidad humana. pareja. (1994). P. M. pectivas del pensamiento católico. Psychologie des expériences religieuses.E. Libertad y autoridad en la Iglesia. Pa. Nueva Santander: Sal Terrae. J. Th. H. La sexualidad humana. (Lo que recuer. El celibato evangélico en un Masters.E. y otros (1991). A Challenge to Love: Gay and Lesbian Velasco. The Human Adventure: A Study Singer Kaplan.J. y tratamiento para padres. (1992). Garrido. (1987). (1993). (1978). Londres: Peter Owen Publishers.Galera. R. Risus Paschalis. (1992). Jonhson.M. A. Bue- religiosa. San. & Cox. Palma de Mallorca: Tó. dísticas de la Iglesia Católica (1992). Buenos Aires (Argentina): Letra Buena. Santander: Sal Terrae. Madrid: Fundación Santa María. Guía Madrid: Nueva Utopía. (1987). (1989). R. Madrid: López. Nueva York: Rodríguez.I. E. Barcelona: Edi- del Pinatar (Murcia): Autor. (1993). P. Santafé de Bogotá (Colombia): San Pablo. La mundo mixto. (1991). Sacerdocio rís: Editions du Centurión. y Matrimonio. (1993). Rondet. Madrid: Ediciones Rodríguez. Esta. Roldan. Jacobelli. shing Co. III). M. (1967).

José. 187 Compañía de Jesús. 125. María. 186 Arrobo Rojas. Junta Algora Hernando. Directiva de la.143 — 347 — . 103. Olaguer. Manuel.197 Vizcaya. prepósito general de la Bayona. 139.135. Ramón. 151 Andreo García. 329. 17. 334 Bahillo Rodrigo. 190. 66 sión María Corral. 162. 203 Asociación pro Derechos Humanos Ámbito de Investigación y Difu. 12 cularizados). 215 Benito Tolsau.196 Alario Sánchez. Baena Bocanegra. 291 bes (Barcelona). 235. 107 Arias. 331. 39 Bastida. Enrique. 333 Bar. ÍNDICE ONOMÁSTICO ABC. 338 Asociación de Padres y Amigos de Alabanza. Rudolf.137. Nidia. 283 125. Azagra Labiano. 250 195. Antonio. 140. 130. 143 Arrupe. Carlos.136. 237 141 Alonso-Fernández. Humberto.309 Benavent Escuin. 333. de Andalucía.139 Añoveros. sor. 72 185. Joan. 99 Asociación Nous Camins. 248. 330. Archivo Histórico Eclesiástico de 195. J. 100 Agustina.196. 189. Francisco. 338. 126. ca (ASPADEC). Inmaculada. 42 Aramendi. Francisco. Bellavista. 311 BBC.341 Arzobispado de Madrid.. Xavier. 324 Arzobispado de Barcelona. 249. Emilio. 289 332. 249 Deficientes Mentales de Cuen- Alabanza. Javier. 192. 136 Ayuntamiento de Sant Pere de Ri- Amigo Vallejo. obispo. 81 Basté Solé. 289 Asociación COSARESE (Colectivo Academia de Religión y Salud de Sacerdotes y Religiosos Se- Mental. Francisco. 247.

Blaine, Barbara, 118 Concilio II de Letrán (1139), 61 Fernández Llera, Antidio, 225, Inocencio II, 61
Blanco, Antonio, 46 Concilio III de Letrán (1179), 56, 226, 227, 229 Instituto de Bachillerato S a n t a
Blanco Blanco, Manuel, 225 57,61 Fernández-Golfín, 325 María, 232
Blanco Yenes, Carlos, 288, 289, Concilio rV de Letrán (1215), 56 Fornaguera, Maria Ángels, 126, Instituto Teológico de Murcia, 284
290, 291 Concilio Vaticano II, 24, 54, 57, 136 Izquierdo Alcolea, Ignacio, 196
Boff, Leonardo, 26 58, 68, 81 Forner Navarro, J u a n a , 39
Boldú, José, 71, 72 Conejero Ciriza, Francisco, 120 Francisco, sacerdote, 173, 174,
Borras Rovira, Nuria, 152 Conferencia Episcopal Española, 177,180 Jiménez, Alvaro, 10, 26, 3 1 , 81,
Bru Brotons, Antonio, 192 108 Franzoni, Giovanni, 81 87, 89, 91
Buckley, Paat, 324 Conferencia Episcopal norteame- Fuente Soliva, Araceli de la, 196 Jiménez, M a r í a Ángeles, 269,
Bulto Serra, Luis, 125 ricana, 117,118 Fuentes, Macarena, 253, 254, 255 283
Buxarrais Ventura, Ramón, 222, Congregación de Esclavas, 261 J u a n Pablo II, 35, 50, 58, 62, 64,
339, 340,341 Congregación p a r a la Doctrina de 68, 81, 9 4 , 1 0 9 , 1 1 7 , 1 6 7
la Fe, 5 1 , 94,167 García, Diamantino, 2 1 , 66, 69, J u a n XII, 219, 220
Congreso Mundial de Sacerdotes 85,102 J u b a n y Arnau, Narcís, 37, 38, 39,
Caey, Eamonn, 107 Católicos Casados, 49 Garrido, Javier, 26, 27, 44, 47, 76, 103, 125, 131, 132, 133, 134,
Camps, Josep, 36,38, 63 Crespo, Ana Josefa, 151 7 7 , 8 0 , 3 0 3 , 305 136, 139, 140, 142
Cañé Gombau, Pere, 3 1 , 1 2 5 , 126, Cutillas, Francisco, 159 Gauth, Gilbert, 118 J u n t a Directiva del Montepío del
128, 130, 131, 135, 136, 137, Gil Delgado, Francisco, 289, 290, Clero, 130
138, 139, 140, 141, 142 291
Carela, Jerónimo, 235, 236, 237, Danielou, Jean, 107, 310, 311 Giménez, Manuel, 248
238 Derecho Canónico, 19, 65, 106, Gómez Fernández, María Asun- La Venus del abrigo de pieles,
Caries Gordo, Ricard María, 140, 263, 300 ción, 287, 288, 289, 290 207
, 141, 142,143,173 Diálogo de los milagros, 260 González Martín, Marcelo, 103, La Verdad, 160
Carmona, José Antonio, 40, 48, Doménech, Ramón, 143 254, 255 Lactancio, 9
54, 55,82, 296 Don Juan de Kolomea, 207 González-Agapito Granell, J a u - Larrea, Luis María, 329, 333
Carpió, Cecilia del, 206 Dorado Soto, Antonio, 256 me, 140,142,143 Le Canard Enchainé, 311
Casa de Santiago, 125,135,138 Duque de Feria, 289 Graciela Ayarzaguena, Silvia, 152 León K , 320
Casanovas, Jaime, 251 Grupo de Menores (GRUME) de León X, 15
Casey, Eamonn, 323 la Policía Judicial de Madrid, Ley de Moisés, 59, 60
Castán Prats, Beatriz, 153 El drama del menor en España, 215 López Sánchez, Félix, 114,115
Castellá, Manuel, 75 315 Guerra Campos, José, 17,191,195 Lorscheider, Aloisio, 62
Chamón, Teruel, 192,195,196 El jesuíta, 207 Gutiérrez López, Francisco, 290
Chantal, Jeanne-Francoise de, 89 Els Costareis, colegio, 151,157
Colegio Oficial de Psicólogos de Mur- En busca del celibato, 168 Madrid Soriano, J e s ú s , 268, 269,
cia, 284 Escrivá de Balaguer, José M. a , 51 Heisterbach, Caesarius von, 260 270, 271, 272, 273, 274, 281,
Concilio ie Arles, 69 Escuela Universitaria de Ciencias Hernández Alcacer, Luis, 39 282, 283, 284, 285
Concilio de Augsburgo (952), 320 de la Familia, 284 Hernández, Pedro, 284 Madrid Soriano, Pedro, 267
Concilio ie Basilea, 62 Horrillo, Amalio, 340 Madrid Soriano, Serafín, 267,
Concilio de Calcedonia, 55 Hortet Gausachs, Josep, 37 285
Concilio de Nicea (325), 61 Falcon Crest, 228 Malla, Ramón, 46, 71, 315, 316
Concilio de Oxford, (1222), 73 Federación Internacional de Sacer- Marcos Bernardo de Quirós, Ma-
Concilio de Pavía (1020), 73 dotes Católicos Casados, 49,104 Ibáñez, José Ramón, 237 riano, 193,194
Concilio d e Trento (1545-1563), Fernández Correa, Germán, 241 Imesch, Joseph, 119 María Eugenia G., 316, 317, 318
54, 57, 6 2 Fernández Herranz, Alfonso, 325, Iniciativa de Mujeres Afectadas Marín Gómez, J u a n , 159,161,162
Concilio I d e L e t r á n (1123), 61 326 por el Celibato, 104 Marqués, Pep, 184

— 348 — — 349 —

Martín Fernández, Gonzalo, 103, Palacios, Josep Lluís, 153 Ruiz Leal, Ignacio, 17, 189, 190, Teléfono de la Esperanza, 267,268,
253, 254, 255, 256 Panikkar, Raimundo, 26 191,192,194,195,197 271, 273, 275, 280, 284, 285
Martínez Jareño, J u a n Ángel, 194 Paricio, Dámaso, 235, 238 Rus Rufino, María Esperanza, 290, To González, Luis, 145, 146, 147,
Martínez, Joaquín, 263 Patrick O'Connor, Hubert, 107 291 148,149
Martínez, Rosario, 184 Paulo III, 62 Town, Kentish, 131,132
Medina Marín, Rafael, 222 Paulo VI, 30, 57, 58, 62, 63, 6 5 , 8 1 , Traserra, J a u m e , 142,143
Mellado Carrillo, Miguel, 48 94,109, 310, 322, 325 Sacerdotalis Coelibatus, 30, 62, Tribunal de la Sagrada Inquisi-
Molina, Matilde, 17,189,191 Penín Pérez, Clara, 209, 215 325 ción, 94
Monsi, Francisco (El Cura), 204, Penney, Alphonsus, 107,168 Sacher Masoch, Leopold von (1836- Tribunal Eclesiástico, 289, 291
205 Pérez Cortés, Manuel, 223 1895), 206
Montserrat, monasterio de, 130, Pérez Fernández, Constantina, Sales, Francisco de, 89
131, 154, 155, 156, 157, 158, 225, 226, 228, 229 Salvans Giralt, Albert, 3 1 , 123, Úbeda Gramaje, Teodoro, 327
232,233 Pérez Pinillos, Julio, 49, 64 124, 125, 126, 127, 128, 129, Universitas Albertina, 135
Monzó, Vicens, 152 Pérez Sánchez, José Ramón, 186, 130, 131, 132, 134, 136, 137, Ureña Pastor, Manuel, 103,233
Moranderia, Mercedes, 113 325 138, 139, 140, 141
Movimiento pro Celibato Opcional Pié, Asunción, 1 2 3 , 1 2 4 , 1 2 9 , 1 3 1 , Samper, Luis del Álamo, 225, 226,
(MOCEOP) español, 40, 49, 99 137,138 228 Val Cacho, Moisés, 247, 248, 249
Mundo, Manuel, 19, 20 Pié, Marcelo, 133 Sánchez Barranco, J u a n , 159,161 Valverde, José María, 319
Muñoz, Mariano, 191 Porter, J a m e s , 118 Segarra, María José, 158 Vesteiro Pérez, Joaquín, 192, 195,
Muñoz Rivero, Antonio, 335, 339, Prat, Marina, 155 Seminario Conciliar de Barcelo- 196,197
340, 341 P r a t Vidal, Lorenzo, 156,157 na, 138 Vicens Monzó, Vicente, 151, 153,
Murphy, Annie, 323 Pro Doctrina Fidei, 95 Senabre Bernedo, Jordi Ignasi, 154,155,158
Murphy, Eamonn, 323 Psicología de la Sexualidad de la 139, 181, 182, 183, 184, 187, Vida Nueva, 36
Murphy, Peter, 324 Universidad de Salamanca, 114 188 Vidal Piqué, Xavier, 152
Mynarek, H u b e r t u s , 51, 78, 89, Serrano, María Dolores, 235, 236, Villot, cardenal (secretario de Es-
105, 168, 169, 170, 174, 242, 237 tado del Vaticano), 311
260, 322 Ratzinger, Joseph, 57,167 Servicio Central de Policía Cientí- Vives, Joan-Enric, 138,143
Red de Superviviente de los Abu- fica, 194 Vogels, Heinz-Jurgen, 104
sos Sexuales de los Sacerdo- Singer Kaplan, Helen, 79,80
Navarro, José Antonio, 17,18 tes, 118 Sipe, Michael, 117,168
Navarro Lardies, Jesús, 125,136, Reich, Wilhelm, 92 Smyth, Brendan, 121 Whelehan, Harry, 121
139,140 Reynolds, Albert, 121 Soler Perdigó, Caries, 123, 129,
Navarro Valí, Joaquín, 51 Riba, Remedios, 247 130,143 Xicoy, Francesc, 148
Nieves Fernández, María, 288 Righi-Lambertini, Egano, 311 Sorando, Rosendo, 44,46
Nueva Biblia Española, 59 Rocha Pacheco, Víctor Hugo, 187 Spínola Muñoz, Manuel, 287,
Rodríguez, María, 261 289 YanesÁlvarez, Elias, 108,109
Roig, Concepción, 162 Suquía Goicoechea, Ángel, 339,
Ojanguren EUacuria, Pedro Ma- Romao, Carlos Alberto (José El 341 Zamora, Ricardo, 285
ría, 329,330, 331, 333,334 Gangoso), 209, 210, 211, 212,
Oliver, Toni, 327, 328 215
Oliveras, Jordi, 185 Romero Benítez, Josefa, 335, 341
Opus Dei, 5 1 , 57, 75, 81,113,114, Roselló, Bartolomé (Don Berto-
204,235 meu), 103, 231, 232, 233, 234
Orden de S a n J u a n de Dios, 251, Rubio de Castarlenas, Alfred, 135,
267 136,143
Ortego, Rosa María, 248 Ruiz Bellera, María Luisa, 185

— 350 — — 351 —

ÍNDICE

PRÓLOGO MULTIDISCIPLINAR

Desde la teología: Nadie puede poner barreras ficticias
a lo natural (por Enrique Miret Magdalena) III
Desde la ética: Educados para ser santos (por Victoria
Camps) VII
Desde la psicología: La represión abona el terreno para
la neurosis (por María Martínez Vendrell) XI
desde la justicia: La justicia y el honor de Dios (Joaquín
Navarro Esteban) XV

Introducción: Náufragos entre el cielo y la tierra 7

PARTE I
CELIBATO Y CASTIDAD, DOS PERLAS
POCO ABUNDANTES ENTRE EL CLERO

1. La mayoría de los sacerdotes católicos mantienen
relaciones sexuales 17
2. Un tercio de los sacerdotes católicos están casados
o conviven con una mujer 35
3. De cómo la Iglesia Católica malinterpretó de forma
interesada el Nuevo Testamento para poder
imponer su voluntad absoluta sobre el pueblo y
el clero 53
4. La ley del celibato obligatorio católico: una cuestión
de control, abuso de poder y economía 65

. de profesor de religión a abusar sexualmente de una niña de 8 años 145 amante desenfrenado 231 12. Ignacio Ruiz. El silencio de los obispos: o cuando Francisco ajena 219 Andreo. 113 9. Los Derechos Humanos no rezan para el Vaticano: ENTRE EL CLERO el rescripto de secularización y la obligación de 18. Problemas psicológicos y sociales causados por la PARTE IV ley del celibato obligatorio 75 EL SADOMASOQUISMO SEXUAL 6. sodomía en la su novia iba a dar a luz 253 rectoría 181 17. un coadjutor que huyó cuando 16. amoríos con una menor que acabaron 15. . Antidio Fernández. Vicente Vicens. un vicario que gusta de las actividad sexual de sus sacerdotes 101 relaciones homosexuales sadomasoquistas con menores 209 PARTE II SACERDOTES QUE ABUSAN PARTE V SEXUALMENTE DE MENORES EL SEXO ENTRE SACERDOTES Y MUJERES CASADAS 8. Pedro Cañé y otros apóstoles del sexo con 21. . 93 sadomasoquistas 201 7. el párroco asesinado por menores y adolescentes lograron la impunidad . Cuando el padre se convierte en amante (y los consejos espirituales en un embarazo) 241 14. La otra puerta para acceder al matrimonio: estupro con encubrimiento del obispado 123 mantener relaciones sexuales con la esposa 10.5. Mosén Senabre y el monaguillo. y valoro mi homosexualidad como en una condena por haberla inducido a abortar . La jerarquía católica calla y encubre la habitual 19. abusos sexuales a menores y 20. desterrado por abusar de varias menores 159 PARTE VI EL SEXO ENTRE SACERDOTES Y PARTE III CHICAS JÓVENES LA HOMOSEXUALIDAD ENTRE LOS SACERDOTES 24. Bartolomé Roselló. 135 el marido de su amante 225 11. Luis To. 247 un regalo de Dios» 177 26. Alberto Salvans. Sacerdotes que realizan prácticas sexuales humillarse para poder volver a ser una persona . El Gangoso. un director espiritual condenado por 22. «Soy sacerdote. un perseverante corruptor de 23. Las prácticas homosexuales entre el clero católico 167 25. el párroco que se fugó con una menores 151 diputada 235 13. Juan Marín. un canónigo demasiado cariñoso con los deficientes mentales 189 . Jerónimo Carela. Gonzalo Martín. José. La tradición eclesial del abuso sexual a menores . Moisés Val.

cinco hijos y ninguna vergüenza . 335 Bibliografía . Jesús Madrid. PARTE VII EL PODER.343 índice onomástico 347 . cuando la lujuria ataca desde el mismísimo Tribunal Interdiocesano de Sevilla . . El drama silencioso de las mujeres que mantienen relaciones amorosas con un sacerdote 315 34. abusos sexuales en la cúpula directiva del Teléfono de la Esperanza 267 29. los amoríos furtivos del archivero y la peluquera 329 35. aunque seguidores de Onán . . AFECTOS DE CONTRABANDO 33.. Sátiros de confesionario 293 PARTE VIII LA MASTURBACIÓN Y LA PROSTITUCIÓN ENTRE EL CLERO 31. Sacerdotes que abusan de su posición de poder para satisfacer sus deseos sexuales 259 28.. Los sacerdotes (y los obispos) también son clientes de la prostitución 307 PARTE IX AMORES OCULTOS. . «Castos y puros». Pedro María Ojanguren.CLERICAL COMO VÍA PARA COMETER ABUSOS SEXUALES 27. Manuel Spínola. 303 32. Antonio Muñoz. 287 30.