You are on page 1of 1

El corazón me latió a gritos, no existieron pausas entre los momentos

Cogniciones ambiciosas tornaron sobre el recuerdo...
Y las llamadas nocturnas no conocen límites de tiempo
Estoy entre las pequeñas historias del que puedo ser
Sin razón concreta, ni el orden de las palabras....
Concatenadas y lisonjeras.
Y aquel valiente caballero de alta armadura quedo ciego
Sin el saber de la ignorancia y el sufrir de los buenos deseos
Pero si lejos aún recuerda el silencio...