You are on page 1of 138

A LA COMISIÓN DE RÉGIMEN DISCIPLINARIO DE CIUDADANOS.

Expte. Disciplinario 4/2017.

Mª CARMEN PRIETO BONILLA, cuyas circunstancias
personales obran acreditadas en el expediente de referencia, con
domicilio a efectos de notificaciones en paxtoine@hotmail.com
(dirección electrónica) ante la misma comparezco y

EXPONGO

I.- Que he recibido, con fecha 22 de marzo de 2017,
notificación que se titula Ampliación Expediente Disciplinario. En la
misma se acuerda entre otras incoar expediente disciplinario por los
hechos relatados en la referida comunicación.

II.- Que, con fecha de 10 de marzo de 2017, solicité a esta
Comisión, en relación al acuerdo inicial de incoación de expediente por
denuncia formulada por D. Benito Ruiz Moreno, con carácter previo a
formalizar alegaciones y con suspensión del plazo para ello, se
subsanara la omisión del traslado de la denuncia; así como se me
facilitara un ejemplar del Reglamento de actuación y procedimiento
de este Órgano en cuanto no consta que el Consejo General del
Partido lo haya aprobado en los términos establecidos en el artículo 30
de los Estatutos actuales.

III.- Que no he recibido respuesta alguna. Ello me obliga a
tener que contestar sin contar con la documentación requerida lo cual
implica la nulidad absoluta de este expediente, en tanto el
funcionamiento del partido y, en particular, de su régimen disciplinario
debe ajustarse a principios democráticos y, conforme al Estado de
Derecho, a la Constitución y a las Leyes, siendo que, además deben
respetarse mis derechos constitucionales, entre otros a un proceso
justo con las totales garantías.

IV.- Que en la “ampliación de denuncia” se me comunica,
igualmente, la suspensión de militancia, durante la tramitación del
procedimiento. Esta resolución la firma Dª Ana Alonso Linares con
fecha de 22 de marzo de 2017, en su calidad de Secretaria de la
Comisión de Régimen Disciplinario de CS. La Sra. Alonso Linares es
también la instructora de ambos expedientes acumulados.

1
V.- Que a tenor de lo expuesto procedo a efectuar las
ALEGACIONES a los cargos presentados y proponer pruebas en tal
sentido. Y así

ALEGACIONES

PRIMERO.- CUESTIÓN PREVIA: DE LA FALTA DE LEGITIMACIÓN
DE ESTA COMISIÓN.

La Comisión Disciplinaria de CS se crea en los Estatutos
aprobados por la IV Asamblea General de 5 de febrero de 2017. El
artículo 30, apartado nº 2 indica que estará compuesta por cinco
miembros designados por el Comité Ejecutivo, conforme a lo que
reglamentariamente se determine. Los reglamentos que
desarrollen los Estatutos deben ser aprobados, a propuesta del
Comité Ejecutivo, el Consejo General (artículo 24.2 E), facultad
indelegable conforme al nº 3 del citado precepto.

No consta que el Consejo General, tras la IV Asamblea se
haya reunido, ni aprobado el Reglamento que a su vez detalle la
composición y funcionamiento de esta Comisión. Y si lo ha hecho, pero
no está publicado en la web del partido, ni a los afiliados. Es
inaplicable, hasta que así sea.

A los efectos probatorios oportunos se solicitará que por la
comisión o persona que corresponda del Consejo General se certifique
acuerdo por el Consejo General).

SEGUNDO.- CUESTIÓN PREVIA: DE LA NULIDAD DEL
EXPEDIENTE DISCIPLINARIO POR FALTA DE TRASLADO DE LA
DOCUMENTACIÓN REQUERIDA POR ESCRITO DE 10 DE MARZO
DE 2017: PRINCIPIO DE LEGALIDAD.

La falta de comunicación del texto del Reglamento Disciplinario,
expresamente solicitado, reglamento que parece existir en tanto se
está aplicando al expediente vulnera el principio de legalidad.

Al respecto el propio Tribunal Supremo, en Sentencia 442/1998
de 12 de mayo, en un asunto relacionado con la expulsión por CDS de
cien militantes, expulsión que fue considerado arbitraria por el
Tribunal, literalmente se indica:

2
“… Hay que destacar que en la tramitación de los
expedientes disciplinarios se incurrieron en graves anomalías e
irregularidades, atentatorias al elemental derecho de defensa, que
conculcan la presunción de inocencia del artículo 24 de la
Constitución y que la sentencia del Juzgado explica con atención y
detalle, pues quedaron puestas de manifiesto como suficientemente
probadas, y consisten principalmente en que al tiempo de la
comisión de los hechos, el CDS no había procedido a comunicar
el texto del Reglamento Disciplinario que se aplicó a los
expedientados, que no accedieron al mismo como texto
fehaciente, pues no se acreditó que se hubiera efectuado
publicación interna del mismo, para conocimiento de todos los
integrantes en la referida formación política, lo que implica
vulneración del artículo 25.1 de la Constitución (principio de
legalidad), en relación al 9.3 de dicho texto …”.

En consecuencia, de continuarse la tramitación de este
expediente sin subsanar tales irregularidades, las decisiones que se
adopten serán nulas de pleno derecho, vulnerándose mis
derechos fundamentales como militante de Ciudadanos, cual es
someterme a un proceso disciplinario sin garantías en tanto se aplican
normas procedimentales inexistentes o ignoradas.

TERCERO.- DEL FONDO DE LAS DENUNCIAS.

3.1 Respecto de la denuncia formulada por el militante Sr. D.
Benito Ruiz Moreno.

Denunciar que es absolutamente falso que el citado mensaje
de whatsapp, sea de noviembre de 2016. En primer lugar, el chat se
titulaba Citizens de Málaga. En segundo lugar, el mensaje se remonta
a final del año 2015.

A tales efectos y como documentos anexos nº uno y uno bis, se
acompañan copia completa de la conversación con detalle expreso de
la fecha de emisión y capturas de pantalla con fecha 9-11-15, lo que
no aparece en el texto reproducido en el acuerdo trasladado. La
denuncia se formaliza el 8 de marzo de 2017. De conformidad con el
artículo 2.6.16 de los anteriores Estatutos, de existir una conducta
merecedora de algún tipo de reproche habrá prescrito por el trascurso
del plazo estatutariamente señalado a tales fines.

3
DOCUMENTO UNO

4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
DOCUMENTO UNO BIS

18
19
20
3.2 De los hechos denunciados por el Sr. Ruiz Moreno: propuesta
de calificación.

La propuesta trasladada concluye que el comentario recogido
en el chat, reconoce la constitución de base de datos ajenas o distinta
a las bases de datos del partido, lo que puede constituir una
vulneración de la Ley de Protección de Datos.

La Ley de protección de datos conceptúa una Base de datos
(que es la protegida) como un fichero organizado de datos de
carácter personal con tratamiento y procedimientos técnicos que
permitan la recogida, grabación, elaboración y cesión de datos
personales.

Elaborar una lista telefónica de contactos y teléfonos facilitados
voluntariamente por compañeros, afiliados o no, no es una base de
datos. Es una simple agenda, en la que no consta ningún dato
personal: apellidos completos, D.N.I., domicilio, cuentas corrientes, …

A mayor abundamiento queda claro que esta agenda era un
instrumento al servicio del partido en cuanto como responsable de
ciudadanía facilitaba tales labores, por entonces, para el partido en
orden a promover actividades por y para la promoción del mismo.

La Sentencia 7/2015 de 19 de enero, del Juzgado de Primera
Instancia de Gijón, en la que una militante del PP solicita la nulidad de
un congreso local y otros externos, por no facilitársele unos datos por
la organización del Partido apoyada su denegación en la Ley de
Protección de Datos, considera que la afiliación a un partido, comporta
un consentimiento tácito para la cesión prevista en el apartado final del
artículo 7.2 de la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de
carácter personal.

En consecuencia, no hay conducta alguna contraria, ni a la Ley
ni a los Estatutos. Toda vez procede destacar el encomiable trabajo
realizado por la Sra. Prieto, quien, sin utilizar los medios del partido,
dispuso los propios en interés y beneficio del mismo. Esta y no otra
interpretación es la que debe prevalecer frente a la propuesta en el
expediente.

Por último, subrayar a esta Comisión que el Sr. Ruiz Moreno,
ejerce de forma habitual como denunciante, ante la Comisión de
Garantías y ahora ante esta de nueva cuña. Al respecto, nos remitimos
a los archivos de la Comisión de Garantía y, propondremos testigos

21
para la celebración de una comparecencia que interesamos mediante
otrosi en este escrito.

La mayoría de ellas, si no todas, han sido archivadas. Eran
infundadas.

Por ello, la credibilidad, por falta de rigor, del denunciante,
debe ser puesta en tela de juicio al ofrecer serias dudas de veracidad.
Debiera ser el propio partido el que de oficio depure tales conductas
que no solo no favorecen la armonía que debería existir entre
afiliados/compañeros de un mismo partido, sino que fomentan la
separación y enemistad manifiesta en muchos casos.

CUARTO.- DE LA LLAMADA AMPLIACIÓN DE DENUNCIA.

Frente al completo dossier que se incorpora al expediente, que
no tiene otro fin que dar aparente cobertura a una orden cursada
desde el aparato del partido, procedo a afirmar de forma categórica lo
siguiente:

1.- Jamás he incumplido mis obligaciones como parlamentaria
andaluza, ni tampoco para con mi grupo parlamentario.

Desde que anuncié públicamente mi posicionamiento por los
valores y principios defendidos por Tranc’sparencia que son en
definitiva los recogidos en el extinto movimiento ciudadano, la
campaña de descrédito público, los obstáculos e impedimentos
ordenados por el propio grupo parlamentario al que pertenezco me han
impedido desarrollar mis funciones como parlamentaria en condiciones
óptimas. Solicitado el amparo a la Comisión de Garantía el mismo me
fue rechazado en los términos que se recogen en la resolución que
como documento número dos se acompaña al presente.

22
DOCUMENTO DOS

23
24
25
26
27
28
Me han sido retirada responsabilidades, negada la tramitación
de cualquier iniciativa, no se me ha convocado a reuniones, o cuando
lo han hecho coincidían con otros señalamientos propios de mi
actividad parlamentaria.

Al respecto se acompaña como documento número tres,
relato cronológico de cada una de estas actuaciones.

29
DOCUMENTO NUMERO TRES

1) Cuadrante de Comisiones hasta 13/10/2016

MARTES MAÑANA RTVA ISABEL PORTAVOZ
SERGIO SECRETARIO MESA

MIÉRCOLES MAÑANA EDUCACIÓN ESCRIVÁ PORTAVOZ
FUNES PRESIDENTE MESA

FOMENTO Y VI-
MIÉRCOLES MAÑANA VIENDA CARLOS PORTAVOZ
BOSQUET VOCAL

IGUALDAD Y PO-
LÍTICAS SOCIA-
MIÉRCOLES MAÑANA LES CARMEN PORTAVOZ
ISABEL VOCAL

EMPLEO, EMPRE-
JUEVES MAÑANA SA Y COMERCIO CARMEN PORTAVOZ
CARLOS VOCAL

JUEVES MAÑANA SALUD ISABEL PORTAVOZ
ESCRIVÁ VOCAL

TURISMO Y DE-
JUEVES MAÑANA PORTE FUNES PORTAVOZ
SERGIO VOCAL

MEDIO AMBIENTE
Y ORD. TERRITO-
MARTES TARDE RIO ESCRIVÁ PORTAVOZ
FUNES VOCAL

MIÉRCOLES MAÑANA CULTURA FUNES PORTAVOZ
SERGIO SECRETARIO MESA

ECONOMÍA Y CO-
MIÉRCOLES MAÑANA NOCIMIENTO ESCRIVÁ PORTAVOZ
VICEPRESIDENTE
CARLOS MESA

AGRICULTURA,
PESCA Y DES.
MIÉRCOLES MAÑANA RURAL BOSQUET PORTAVOZ
CARMEN VOCAL

JUEVES MAÑANA JUSTICIA E INTE- BOSQUET PRESIDENTA MESA

30
RIOR
FUNES PORTAVOZ

HACIENDA Y AD-
JUEVES MAÑANA MÓN PÚBLICA CARLOS PORTAVOZ
SERGIO VOCAL

PRESIDENCIA Y
JUEVES MAÑANA ADMÓN LOCAL ISABEL PORTAVOZ
JULIO VOCAL

DESARROLLO VICEPRESIDENTA
ESTATUTARIO ISABEL MESA
SERGIO PORTAVOZ
JUAN VOCAL

NOMBRAMIENTOS BOSQUET PORTAVOZ
JULIO VOCAL

REGLAMENTO ISABEL PORTAVOZ
JULIO VOCAL

ESTATUTO DIPO-
TADOS ESCRIVÁ PORTAVOZ

ASUNTOS EURO-
PEOS FUNES PORTAVOZ
CARMEN VOCAL

SEG. Y CONTROL
FINANCIACIÓN
PARTIDOS CARLOS PORTAVOZ
CARMEN VOCAL

31
2) Cuadrante de Comisiones desde 14/10/2016 (donde ya se
me despoja de la portavocía de Empleo)

Grupo Parlamentario Ciudadanos

A LA MESA DEL PARLAMENTO

El Grupo Parlamentario Ciudadanos expone a través del presente documento la
composición definitiva de las diferentes Comisiones Parlamentarias realizados los
siguiente cambios:

COMISIONES PERMANENTES LEGISLATIVAS

1. Presidencia y Administración Local
Portavoz: Isabel Albás Vives.
Vocal: Julio Jesús Díaz Robledo

2. Economía y Conocimiento
Vicepresidencia: Carlos Hernández White
Portavoz: Marta Escrivá Torralva

3. Hacienda y Administración Pública:
Portavoz: Carlos Hernández White
Vocal: José Antonio Funes Arjona

4. Educación
Presidencia: José Antonio Funes Arjona
Portavoz: Marta Escrivá Torralva

5. Salud:
Portavoz: Isabel Albás Vives
Vocal: Marta Escrivá Torralva

6. Igualdad y Políticas Sociales:
Portavoz: Carmen Prieto Bonilla
Vocal: Isabel Albás Vives

7. Empleo, Empresa y Comercio
Portavoz: Marta Bosquet Aznar
Vocal: Carlos Hernández White

32
8. Fomento y Vivienda:
Portavoz: Carlos Hernández White
Vocal: Marta Bosquet Aznar

9. Turismo y Deporte:
Portavoz: José Antonio Funes Arjona
Vocal: Carlos Hernández White

10. Cultura:
Portavoz: José Antonio Funes Arjona
Secretaría: Isabel Albás Vives

11. Justicia e Interior
Presidencia: Marta Bosquet Aznar
Portavoz: Sergio Romero Jiménez

12. Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural:
Portavoz: Marta Bosquet Aznar
Vocal: Carmen Prieto Bonilla

13. Medio Ambiente y Ordenación del Territorio:
Portavoz: Marta Escrivá Torralva
Vocal: Carmen Prieto Bonilla

COMISIONES PERMANENTES NO LEGISLATIVAS

1. Control de la agencia pública empresarial de la radio y tv de Andalucía y de sus
sociedades filiales
Portavoz: Isabel Albás Vives
Secretaría: Sergio Romero Jiménez

Parlamento de Andalucía, a 14 de octubre de 2016

D. Sergio Romero Jiménez

C/ San Juan de Ribera, s/n. 41009 SevillaTeléf.: 954.59.21.90

33
3) Escrito dirigido al Secretario del Grupo Parlamentario
mostrando disconformidad y explicaciones sobre mi
situación

El 5 de diciembre de 2016, 14:59, Mª del Carmen Prieto Bonilla
<carmen.prieto@parlamentodeandalucia.es> escribió:
Al Secretario del Grupo Parlamentario Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía

El pasado 14 de Octubre se me remitió escrito con la nueva organización de las
comisiones de nuestro grupo parlamentario. En esa distribución, ya no aparecía
como Portavoz de Empleo, como hasta la fecha, manteniendo la Portavocía de
Igualdad y Políticas Sociales, la Vocalía de Agricultura, y se me daba la Vocalía de
Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Es decir, de tener dos portavocías y
una vocalía, pasaba a tener una y dos, respectivamente.

Analizando ese escrito con la nueva distribución de competencias, soy el único
miembro del grupo parlamentario, a excepción de Julio Díaz, que es vicepresidente
de la Mesa del Parlamento, y Juan Marín, Portavoz del Grupo Parlamentario, que
sin tener obligaciones equiparables a los anteriores, tengo menos trabajo y campo
de actuación. Es decir, soy la que tengo menos peso en el conjunto del grupo
parlamentario, mientras otros compañeros están sobrecargados. He aquí la
enumeración:

-Isabel Albás: una Secretaria de Mesa, dos portavocias y dos vocalías
-Carlos H. White: una Vicepresidencia de Mesa, dos portavocias y dos vocalías
-Marta Escrivá: tres portavocias y una vocalía
-José Antonio Funes: Una Presidencia de Mesa, dos portavocias y una vocalía
-Marta Bosquet: : Una Presidencia de Mesa, dos portavocias y una vocalía
-Sergio Romero: Una Secretaria de Mesa y una portavocia, amén de ser Secretario
del Grupo Parlamentario de Ciudadanos
-Carmen Prieto: Una portavocia y dos vocalías

Desde esa fecha, a pesar de la situación familiar por la que he pasado, bien
conocida por todos, no he faltado a mis obligaciones parlamentarias. Ahora que
por desgracia ya ha pasado esa situación, me siento en plena disposición de asumir
más competencias y trabajo, que desde aquí reclamo. No trabajo subalterno, sino
de parlamentaria.

Hoy mismo, por intuición, he preguntado si voy a ser la ponente de la Ley de
Discapacidad. Se me contesta que NO, sin mayor explicación. Llevo ya tiempo
trabajando en ella y soy la Portavoz de Igualdad y Políticas Sociales. Además he
sido la ponente de la Ley de Servicios Sociales por lo que tengo una experiencia
acumulada que debería ponerse en valor en interés del partido. Dado que tal
decisión me resulta arbitraria y carente de lógica solicito explicación explicita de
los motivos que la justifican.

34
A la espera de respuesta.

Un saludo

____________________________________________________________
María Carmen Prieto Bonilla
Diputada del Grupo Parlamentario Ciudadanos
Parlamento de Andalucía
C/ San Juan de Ribera, s/n
41009 Sevilla - España
Teléfono: 954592100
Email: carmen.prieto@parlamentodeandalucia.es

De: Sergio Romero <sromeroj.cs@gmail.com>
Fecha: 8 de diciembre de 2016, 19:19:04 CET
Para: Mª del Carmen Prieto Bonilla <carmen.prieto@parlamentodeandalucia.es>
Asunto: Re: Situación parlamentaria Carmen Prieto

Buenas tardes Carmen,

Aunque lo respeto, lamento que te dirijas a mí por email o Whatsapp cuando
tu despacho del mío solo está separado por 7 metros; o cuando podríamos
contar por decenas las horas que he destinado a atender tus necesidades.

Por cierto, se te ha olvidado citar que la pasada semana te cité, como
secretario, para tener una reunión conmigo y que no apareciste (previa
imposibilidad, también por tu parte, de atenderme siquiera por teléfono).

Respecto a lo de "Se me contesta que NO, sin mayor explicación",
también se te ha pasado citar que te contesté por Whatsapp (que es por el
medio que me preguntaste): “El miércoles (si es que vienes a Sevilla), te
explico".

35
Por último, informarte de que la categoría "subalterna" no la tiene nadie en el
Grupo Parlamentario Ciudadanos Andalucía.

Lo dicho, en persona te daré las explicaciones explícitas al respecto. Aún
espero yo las tuyas,

Saludos

36
4) Escritos dirigidos a diferentes órganos del partido
buscando amparo y de los que no obtengo respuesta
alguna.

37
38
5) Escrito donde se me despoja de la portavocía de Igualdad y
Políticas Sociales

39
40
6) Respuesta a las acusaciones de falta de asistencia a
reuniones (a la fecha no he recibido actas de las reuniones
del grupo parlamentario, con lo cual no están debidamente
documentadas mis pretendidas ausencias

41
7) Documentación que acredita mi asistencia a las comisiones
durante el tiempo que fui portavoz y a las cuales ni asiste el
vocal, ni interviene para ayudar, ni vota en ningún caso.
Ello supone una vulneración del principio de igualdad, pues
se me obliga a hacer algo que ningún miembro del grupo
parlamentario de Cs ha realizado en mis comisiones.

42
43
44
45
46
47
48
49
50
51
52
53
54
55
56
57
58
59
60
61
62
63
64
65
66
67
68
69
70
71
72
73
74
75
76
77
78
79
80
81
82
83
84
85
86
87
88
89
90
91
92
93
94
95
96
97
98
99
100
101
102
103
8) Documentación que acredita mi asistencia a la comisión
Agricultura, de la que era vocal, durante el tiempo que
Marta Bosquet estuvo en la comisión de investigación de
los cursos de Formación. Se sigue vulnerando el principio
de igualdad porque en mis comisiones sigue sin ir nadie,
aunque yo me presto a ayudar haciendo funciones casi de
portavoz durante muchos meses.

104
105
106
107
108
109
110
111
112
113
114
115
116
117
118
119
120
121
122
123
124
125
126
9) En cuanto a mi supuesta ruptura de la disciplina de voto.
No se pasa por escrito orden en ningún sentido. Solo a
posteriori se me indica cómo se debe votar las
comparecencias de asociaciones, funcionarios, etc. En el
caso de la comparecencia de VIAndalucia voto en
conciencia y por sentido de la justicia, ya que era un
colectivo que estaba esperando desde 2013 que la Junta de
Andalucía cumpliera con todos los términos de una
proposición no de ley que se había aceptado por
unanimidad.

127
128
De: María Del Carmen Prieto Bonilla
<carmen.prieto@parlamentodeandalucia.es>
Fecha: 7 de febrero de 2017, 11:23:05 CET
Para: Sergio Romero <sromeroj.cs@gmail.com>
Asunto: Re: Sentido del voto

Buenos días:

Por qué nos oponemos a que los ciudadanos pidan a su gobierno cuentas de su
gestión y del dinero público?

Saludos

Enviado desde mi iPhone

129
10)Documentación (whatsapp con administrativa del grupo
parlamentario) que acredita que solo se me permite hacer
preguntas escritas, no orales.

130
2.- Han sido los Órganos del Partido, en particular el Presidente
del grupo parlamentario y, o, su secretario los que amparados en el
anonimato de “fuentes del partido” han acudido a los medios de
comunicación prima facie. En consecuencia, mis manifestaciones
encuentran legítima justificación en orden a defender mi honorabilidad
e imagen pública frente a la grave acusación de mi dejación de
funciones.

Igualmente, mi derecho a la libertad de expresión en cuanto a
ciudadana, afiliada y parlamentaria andaluza, no puede ser vulnerado
ni silenciado bajo la amenaza de sancionar con la expulsión el ejercicio
de estos derechos.

Si se atropella de esta forma a la que fuera “una de los
nuestros”, no cabe esperar comportamientos más dignos frente a
aquellos españoles que confiaron en el proyecto Ciudadanos.

Por ello, procederé a actuar en consecuencia con expresa
reserva de las acciones legales que me asistan para reparar mi honor
e imagen pública frente a todos aquellos que, amparados en unas
siglas, lo hayan vulnerado.

Procede traer a colación las palabras recogidas por nuestro
Tribunal Supremo

“… A) El artículo 20.1.a) y. d) CE, en relación con el artículo
53.2 CE , reconoce como derecho fundamental especialmente
protegido mediante los recursos de amparo constitucional y
judicial el derecho a expresar y difundir libremente los
pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito
o cualquier otro medio de reproducción y el derecho comunicar
o recibir libremente información veraz por cualquier medio de
difusión.
La libertad de expresión, reconocida en el artículo 20 CE ,
tiene un campo de acción más amplio que la libertad de
información ( SSTC 104/1986, de 17 de julio , y 139/2007, de 4
de junio ), porque no comprende como esta la comunicación de
hechos, sino la emisión de juicios, creencias, pensamientos y
opiniones de carácter personal y subjetivo.
El derecho de asociarse como acción voluntaria y libre de la
persona individual o jurídica se traduce en la libertad positiva

131
del derecho de asociación tanto en lo que respecta al derecho
de constituir una asociación como para integrarse o afiliarse en
asociaciones ya existentes. El derecho de los ciudadanos a
asociarse y permanecer en las asociaciones es un derecho que
está garantizado en el artículo 22 CE .
Los partidos políticos son asociaciones de carácter político y
por ello este derecho está primado constitucionalmente al
referirse a los mismos el artículo 6 CE , estableciendo que su
estructura interna y su funcionamiento han de ser democráticos
y, de acuerdo con este principio, este mandato constitucional
constituye una carga impuesta a los propios partidos con la que
se pretende asegurar el efectivo cumplimiento de las funciones
que estos tienen constitucional y legalmente encomendadas y,
en último término, contribuir a garantizar el funcionamiento
democrático del Estado. Como declara el TC en la STC de 6 de
marzo de 1995 , entre otras, «la trascendencia política de sus
funciones (concurrir a la formación y manifestación de la
voluntad popular y ser cauce fundamental para la participación
política) [...] explica que respecto de ellos establezca la
Constitución la exigencia de que su estructura interna y su
funcionamiento sean democráticos. Difícilmente pueden los
partidos ser cauces de manifestación de la voluntad popular e
instrumentos de una participación en la gestión y control del
Estado que no se agota en los procesos electorales, si sus
estructuras y su funcionamiento son autocráticos. Los actores
privilegiados del juego democrático deben respetar en su vida
interna unos principios estructurales y funcionales democráticos
mínimos al objeto de que pueda manifestarse la voluntad
popular y materializarse la participación en los órganos del
Estado a los que esos partidos acceden». La democracia
interna se plasma, pues, en la exigencia de que los partidos
políticos rijan su organización y su funcionamiento interno
mediante reglas que permitan la participación de los afiliados
en la gestión y control de los órganos de gobierno y, en suma,
y esto es lo aquí relevante, mediante el reconocimiento de unos
derechos y atribuciones a los afiliados en orden a conseguir
esa participación en la formación de la voluntad del partido.

132
Puede afirmarse, en conclusión, que, por lo que aquí
interesa, la exigencia constitucional de organización y
funcionamiento democráticos no solo encierra una carga
impuesta a los partidos, sino que al mismo tiempo se traduce
en un derecho o un conjunto de derechos subjetivos y de
facultades atribuidos a los afiliados respecto o frente al propio
partido, tendentes a asegurar su participación en la toma de las
decisiones y en el control del funcionamiento interno de los
mismos. Al igual que la práctica totalidad de las asociaciones,
los partidos políticos son agrupaciones voluntarias de
personas, por lo que, como ha dicho el TC, «el acto de
integración en una asociación no es un contrato en sentido
estricto al que puede aplicarse el artículo 1256 CC , sino que
consiste [...] en un acto por el cual el asociado acepta los
estatutos y se integra en la unidad no solo jurídica sino también
moral que constituye la asociación» ( STC 218/1989 ). El
derecho de asociación en partidos políticos es, esencialmente,
un derecho frente a los poderes públicos en el que sobresale el
derecho a la autoorganización sin injerencias públicas; sin
embargo, a diferencia de lo que suele suceder en otros tipos de
asociación, en el caso de los partidos políticos y dada su
especial posición constitucional, ese derecho de
autoorganización tiene un límite en el derecho de los propios
afiliados a la participación en su organización y funcionamiento.
La vida interna de las asociaciones no constituye un ámbito
exento de todo control judicial ( SSTC 218/1988 , 96/1994 ).
Concretamente, si la vulneración de los derechos estatutarios
no afecta a otros derechos de los asociados, esa garantía
deberá ser dispensada por la jurisdicción ordinaria a través de
los procedimientos ordinarios; si conlleva la infracción de otros
derechos podrá, en principio, residenciarse en el cauce
procesal correspondiente a esos derechos afectados, incluida
la vía de protección de los derechos fundamentales cuando de
este tipo de derechos se trate. Así lo ha reconocido el TC en
varias ocasiones, relacionadas sobre todo con la conculcación
de reglas y derechos estatutarios -especialmente los relativos a
sanciones y, muy particularmente, a las que pueden suponer,

133
como en el caso aquí enjuiciado, la expulsión o separación
temporal de un asociado. Se ha advertido que esa actividad
sancionadora llevada a cabo «contra los procedimientos y
garantías que regulan los estatutos pueden [...] vulnerar
derechos fundamentales de los afectados» ( STC 185/1993 ),
como el acceso en condiciones de igualdad a los cargos
públicos ( STC 155/1993 ), el derecho al honor ( STC 218/1988
) u otros derechos de contenido económico ( STC 96/1994 ). En
estos casos se ha admitido la posibilidad de controlar
jurisdiccionalmente estas infracciones ( SSTC 185/1993 ,
96/1994 y ATC 213/1991 ) y nada se opone a que cuando no
se vean afectados otros derechos también las infracciones
referidas únicamente a los derechos estatutarios sean
susceptibles de una cierta garantía jurisdiccional. Sin embargo,
deberá tenerse en cuenta, en todo caso, que se trata de
derechos de carácter meramente estatutario, que encuentran
siempre un límite o contrapunto en los derechos, esos sí
constitucionales, de los demás asociados y de la propia
asociación, especialmente, el derecho de autoorganización,
cuyo objetivo fundamental reside, en evitar interferencias de los
poderes públicos, incluido el judicial, en la organización y
funcionamiento de las asociaciones. La intensidad -e incluso la
posibilidad- del control judicial dependerá de múltiples
circunstancias -como la afectación o no de otros derechos no
estatutarios- y exigirá en cada caso una cuidadosa labor de
ponderación.
Por ponderación se entiende, tras la constatación de la
existencia de una colisión entre derechos, el examen de la
intensidad y trascendencia con la que cada uno de ellos resulta
afectado, con el fin de elaborar una regla que permita, dando
preferencia a uno u otro, la resolución del caso mediante su
subsunción en ella. La ponderación debe tener en cuenta que
la libertad de expresión comprende la crítica de la conducta de
otro, aun cuando sea desabrida y pueda molestar, inquietar o
disgustar a aquel contra quien se dirige ( SSTC 6/2000, de 17
de enero , F. 5 ; 49/2001, de 26 de febrero, F. 4 ; y 204/2001,
de 15 de octubre , F. 4), pues así lo requieren el pluralismo, la

134
tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales no existe
«sociedad democrática» ( SSTEDH de 23 de abril de 1992 ,
Castells c. España , § 42 , y de 29 de febrero de 2000 ,
Fuentes Bobo c. España , § 43).
B) Centrándonos en el derecho a la libertad de expresión y
de asociación, que son los invocados en este proceso, la
técnica de ponderación exige valorar, en primer término, el
peso en abstracto de los respectivos derechos fundamentales
que entran en colisión precisando que a tenor de la
circunstancias concurrentes el objeto de controversia se centra
en determinar si las alegaciones o valoraciones realizadas por
un asociado de un partido político con carácter público y que
motivaron la sanción de separación temporal resulta pertinente
o amparable por la debida aplicación de las normas
estatutarias o por el contrario suponen una vulneración ilícita
de la libertad de expresión mediante la adopción de una
decisión susceptible de vulnerar la integridad del derecho
fundamental citado.
C) La técnica de ponderación exige valorar, en segundo
término, el peso relativo de los respectivos derechos
fundamentales que entran en colisión. Desde esta perspectiva:
(i) La ponderación debe tener en cuenta si la información o la
crítica tiene relevancia pública o interés general en cuanto
puede contribuir al debate en una sociedad democrática
cuando se proyecta sobre personas que desempeñan un cargo
público o tienen una personalidad política y ejercen funciones
oficiales o se trata, simplemente de satisfacer la curiosidad
humana por conocer la vida de personas con notoriedad
pública que no ejerzan tales funciones (SSTEDH 1991/51,
Observer y Guardian, 2004/36, Plon, Von Hannover y
Alemania, SSTC 115/2000 y 143/1999 y SSTS de 5 de abril de
1994 , 7 de diciembre de 1995 , 29 de diciembre de 1995 , 8 de
julio de 2004 , 21 de abril de 2005 ). En suma, la relevancia
pública o interés general de la noticia constituye un requisito
para que pueda hacerse valer la prevalencia del derecho a la
libertad de información y de expresión cuando las noticias
comunicadas o las expresiones proferidas redunden en

135
descrédito del afectado; (ii) la prevalencia de la libertad de
información, dado su objeto de puesta en conocimiento de
hechos, exige que la información cumpla el requisito de la
veracidad, a diferencia de lo que ocurre con la libertad de
expresión, que protege la emisión de opiniones. Por veracidad
debe entenderse el resultado de una razonable diligencia por
parte del informador para contrastar la noticia de acuerdo con
pautas profesionales ajustándose a las circunstancias del caso,
aún cuando la información con el transcurso del tiempo, pueda
más adelante ser desmentida o no resultar confirmada ( SSTC
139/2007 , 29/2009 de 26 de enero , FJ 5); (iii) el derecho a la
libertad de expresión no puede prevalecer cuando se emplean
frases y expresiones ultrajantes u ofensivas, sin relación con
las ideas u opiniones que se expongan, y por tanto,
innecesarias a este propósito, dado que el artículo 20.1 a) CE
no reconoce un pretendido derecho al insulto, que sería, por lo
demás, incompatible con la norma fundamental ( SSTC
204/1997, de 25 de noviembre , F. 2 ; 134/1999, de 15 de julio,
F. 3 ; 6/2000, de 17 de enero, F. 5 ; 11/2000, de 17 de enero ,
F. 7 ; 110/2000, de 5 de mayo, F. 8 ; 297/2000, de 11 de
diciembre, F. 7 ; 49/2001, de 26 de febrero, F. 5 ; 148/2001, de
15 de octubre, F. 4 ; 127/2004, de 19 de julio ; 198/2004, de 15
de noviembre , y 39/2005, de 28 de febrero ); (iv) en materia de
expulsión de asociados, el derecho de asociación como todo
derecho se ve unido a una serie de deberes cuyo
incumplimiento puede dar lugar en el ámbito asociativo a la
expulsión, pues como declara el Tribunal Constitucional en
sentencia de 22 de noviembre de 1988 y que ha reiterado,
entre otras, en sentencias de 4 de julio de 1991 y de 21 de
marzo de 1994 «[n]ada impide que los estatutos establezcan
que un socio puede perder la calidad de tal en virtud de un
acuerdo de los órganos competentes de la asociación basado
en que a juicio de estos órganos, el socio ha tenido una
determinada conducta que vaya en contra del buen nombre de
la asociación o que sea contraria a los fines que esta
persigue». El control jurisdiccional de las expulsiones «no
consiste en que el Juez pueda entrar a valorar, con
independencia del juicio que ya han realizado los órganos de la

136
asociación, la conducta del socio, sino en comprobar si existió
una base razonable para que los órganos de las asociaciones
tomasen la correspondiente decisión» ( STC 218/1988 ). El
control jurisdiccional, menos intenso en los aspectos
sustantivos que en los procedimentales, deberá ceñirse, pues,
a determinar si la decisión carece de toda razonabilidad a la luz
de las disposiciones legales y estatutarias aplicables. Debiendo
señalarse que nada se opone, al reconocimiento de un derecho
a la libertad de expresión de los afiliados en el seno del partido
político del que forman parte con los límites que puedan
derivarse de las características de este tipo de asociaciones. El
canon de enjuiciamiento en consecuencia no es ya únicamente
la libre expresión de ideas, opiniones o pensamientos, sino la
conformidad o no con las disposiciones legales -o estatutarias-
que regulan las decisiones adoptadas…”.

Por todo lo cual solicito a esta comisión que habiendo por
recibido este escrito se sirva:

1.- Decretar la nulidad de este expediente disciplinario en cuanto la
composición y funcionamiento de la comisión de disciplina no puede
considerarse hasta en tanto el Consejo General apruebe el
correspondiente Reglamento previsto en los Estatutos.

2.- Proceder al archivo por resultar infundadas las acusaciones
vertidas contra la Sra. Prieto Bonilla, reponiéndola en cuantos
derechos le hayan sido suspendidos.

3.- Se admita y acuerde lo oportuno en orden a su práctica, la prueba
consistente en que se solicite al Consejo General certificación del Acta
de la reunión en la que se aprueba el Reglamento de Composición y
Funcionamiento de la Comisión de Disciplina, así como, de los actos
de publicidad y comunicación del mismo a los afiliados. Se admita
igualmente la documental que se acompaña; y se señale día y hora
para la práctica de una comparecencia a modo de vista en la que

137
deberán comparecer ambas partes con las pruebas testificales y de
otra índole que a su derecho corresponda.

Lo que se pide en Málaga a 24 de marzo de 2017.

Maria Carmen Prieto Bonilla
25052596F

138