You are on page 1of 6

PATOLOGÍA GENERAL DE LA

EVALUACIÓN EDUCATIVA
A grandes rasgos, el autor intenta plantear los diferentes problemas que
entrañan los procesos de la evaluación institucional educativa en sus diversos
niveles (evaluación del alumno, de los centros educacionales, delos programas
y reformas educativas), desde diferentes perspectivas ideológica, política,
ética, didáctica, técnica. Finalmente, analiza diversas disfunciones y
desenfoques de la evaluación escolar, tanto por atrofia como por hipertrofia de
algunos de sus elementos, como por la des valorización de su práctica y de su
significado. Por lo general, los criterios que se aplican para la evaluación no
siempre se ajustan a patrones rigurosamente elaborados. Entre las patologías
más recurrentes que se observan en los procesos evaluativos se encuentran:

Sólo se evalúa al alumno:

En el ámbito educativo se considera al alumno el único responsable de los
resultados y no se toma en cuenta si existen otros responsables .No se observa
cuestiones más allá del conocimiento. No se sabe si comparan las capacidades
de los sujetos, los esfuerzos, los conocimientos y más que nada existe la
etiquetación hacia los alumnos.

Se evalúa únicamente los resultados:

Se debe tomar en cuenta no sólo los resultados sino también la proporción, las
estrategias, los procesos, los presupuestos. No sólo darle importancia al qué
se ha obtenido.

Se evalúan sólo los conocimientos:

No se toma en cuenta los valores, destrezas, pensamientos, actitudes ya que
no se evalúa y se prefiere adquirir un caudal de conocimientos. Muchos
profesores no conocen formas adecuadas de evaluación y simplemente
continúan con sus viejas prácticas de evaluación memorística.

Sólo se evalúan los resultados directos, pretendidos :
Nos indica que podemos crear una repulsión por parte del alumno hacia el
estudio si se tiene un criterio de encadenamiento lineal. Se debe buscar los
resultados que se buscaban tanto como los que se hayan estimulado.

Sólo se evalúan los efectos observables:

Según Eisner dice que la mayoría de aprendizaje que realiza el alumno no se
haya en un curriculum explícito sino más bien en uno implícito siendo este
flexible y viable, donde se exige más, posee mayor rigurosidad y es más
ambicioso. Y es claro que los efectos no observables se pueden evaluar
teniendo en cuenta el proceso cognoscitivo que ha tenido el estudiante y que
se ve reflejado en el proceso de evaluación, y no en el resultado.

Se evalúa principalmente la vertiente negativa:

Nos da a conocer que se valoran más los errores que la manera de corregir. Por
lo tanto el docente piensa que es la única forma correcta de responder y
cuestionar una evaluación. Por ello es importante la perspectiva que se tiene
para poder darle más importancia a los aciertos que a los errores de los
alumnos.

Sólo se evalúa a las personas:

Es un error controlar a los docentes y alumnos a una evaluación conclusiva, sin
tener en cuenta las condiciones, los medios, los tiempos y los contextos en que
se desenvuelven; aunque no se puede excusar por las condiciones materiales
en que se encuentra un sujeto o la autonomía con que se rige, es claro que
éstos si juegan un papel importante en los procesos de aprendizaje-enseñanza.

Se evalúa descontextualizadamente :

Cada ser humano es diferente y único, por ello deben evitarse los parámetros y
comparaciones entre los alumnos, buscar una evaluación dentro de un
contexto determinado donde se plantea la necesidad de tener en cuenta un
contexto amplio cuando se pretende comprender la realidad de un sistema
actuante.

Se evalúa cuantitativamente :

OM1 ECO. LEON DEHEZA JOAO MICHAEL
Nos indica del peligro que generan las evaluaciones cuantitativas debido a las
imprecisiones y sobre todo a que la enseñanza se vuelve muy mecánica y que
no garantizan objetividad, lo cual nos da a conocer lo parametrada que está la
enseñanza y que postra al alumno al no disfrutar e interesarse por las cosas
nuevas que va aprendiendo sino en pensar en sólo sacar una buena
calificación, logrando así que los números sirvan para comparar o para generar
una división entre los buenos y los malos estudiantes. Por lo tanto aplicar los
números para medir el desempeño académico crea un grado de conformismo
entre los estudiantes que solamente buscan una meta mínima aprobatoria,
esto trunca la búsqueda de la excelencia.

Se utilizan instrumentos inadecuados :

Se habla de que muchas veces la forma de evaluar hace difícil la comprensión
e interpretación de la realidad y por ende la posibilidad de generar mejoras que
solucionen los problemas o potencien los aciertos. Se carece de instrumentos
válidos y confiables para evaluar las habilidades y sobre todo las actitudes de
los alumnos, querer encasillar a todos los estudiantes en un mismo tipo de
prueba es una contradicción ya que cada ser humano es un individuo único y
diferente y como estudiante tiene diferentes tipos de conocimientos y
diferentes habilidades a evaluar.

Ante esta situación se puede afirmar que a instrumentos inadecuados le
corresponde información equivocada sobre el real nivel de aprendizaje de los
alumnos.

Se evalúa de forma incoherente con el proceso de enseñanza/aprendizaje
:

Encasillar a los estudiantes en el memorismo dará un erróneo e incoherente
proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que el estudiante únicamente estudiará
para la evaluación, memorizando todo el contenido y específicamente lo que el
docente señalo para evaluar.

Se evalúa competitivamente :

OM1 ECO. LEON DEHEZA JOAO MICHAEL
Lamentablemente en algunos colegios se ve más en cuánto aprenden y
sobretodo el estar pendiente de cuánto sabe más uno que otro y esto
predispone al estudiante. Es decir la evaluación competitiva propensa a la
comparación.

Como dice el autor, el auténtico significado de un proceso educativo se
encuentra en el análisis de todos los elementos que lo integran y que lo
circunscriben .Pero no en el contraste, comparación y competencia con otros
procesos similares.

Se evalúa estereotipadamente :

El docente evalúa cada nuevo año de forma repetitiva, utilizando los mismos
métodos y esquemas de evaluación y los alumnos sólo se preocupan por
conocer las costumbres de cómo evalúa el docente. Para esto el docente debe
generar una autocrítica de cómo es su método de enseñanza y mejorar la
acción educativa.

No se evalúa éticamente :

Si bien existen los conflictos de carácter ético, no podemos dejar de
profundizar y enriquecer el saber en vez de articular la enseñanza/aprendizaje
sobre el resultado de la evaluación. Los docentes deben de realizar sus trabajos
con ética, con profesionalismo y con valores respetando el comportamiento y el
pensamiento de cada estudiante.

Se evalúa para controlar :

Lo que el autor resalta es que no se debe confundir control con evaluación.No
sólo se debe conocer y analizar lo que se enseña sino planificar los nuevos
sucesos para evitar nuevos fracasos y aumentar los aciertos. Así conoceremos
el grado de impacto sobre lo que enseñamos.

Se evalúa para conservar :

La evaluación también es utilizada para justificar la forma de enseñar y el
parecer del profesor. Nos indica que la evaluación sigue siendo conservadora,
no posee un buen enfoque ni direccionalidad, logrando así, culpar del resultado

OM1 ECO. LEON DEHEZA JOAO MICHAEL
y proceso al estudiante o como se dice se evalúa constantemente en la
escuela, pero se cambia muy poco.

Se evalúa unidireccionalmente :

La participación directa de los protagonistas como es el caso de los docentes y
los alumnos podrán dar fiabilidad y validez para el cambio y con esto dar un
mejor manejo a los resultados evaluativos.

No se evalúa desde afuera :

Nos habla que existe una evaluación conservadora y sin horizonte debido a que
algunos docentes tienen una visión distorsionada de lo que debe interpretar. Es
por eso que evaluando desde afuera será la mejor manera de poder ver cuáles
son nuestras fortalezas y nuestras debilidades como docentes y a nivel
general. Acá el docente juega un papel muy importante ya que es principal
observador.

No se hace autoevaluación :

Tal como lo dice Popper, realizamos más progresos al reflexionar sobre nuestros
errores que al descansar en nuestras virtudes. Es por eso que la
autoevaluación es la valoración personal que tiene el estudiante de hacerse a
sí mismo, de acuerdo a sus conocimientos o a su proceso de formación,
durante el desarrollo académico. La autoevaluación en un proceso de
autocrítica.

No se hace paraevaluación :

El análisis del funcionamiento del sistema permite al evaluador comprobar
que se están consiguiendo esos objetivos de forma rápida, eficaz y profunda.
La función evaluadora nunca termina.

No se hace metaevaluación :

Habla sobre la complejidad de la evaluación. Y un proceso riguroso de
metaevaluación no sólo permitirá valorar de manera rigurosa los resultados

OM1 ECO. LEON DEHEZA JOAO MICHAEL
sino que también permitirá tomar decisiones eficaces para mejorar el
planeamiento, la dinámica y los modelos de evaluación.

OM1 ECO. LEON DEHEZA JOAO MICHAEL