Las opiniones contenidas en los artículos son

responsabilidad de sus autores

La Facultad de Ciencias Empresariales autoriza la
reproducción de los artículos siempre y cuando se
mencione la fuente
Editor
Rogelio Cárdenas Londoñoz Comité editorial
Luis Alberto Naranjo Bermúdezç
Memoria Encuentro EnvI-2016 jef_investigacion@iue.edu.co
Encuentro de Grupos y Semilleros David Alberto Londoño -Traductor, Magíster en
de Investigación en el campo de las lingüística, aspirante a Doctor en Ciencias Sociales
ciencias contables: disertación doctoral e dalondono@iue.edu.co
investigación Natalia Jaramillo Restrepo -Comunicadora
comunicadora@iue.edu.co
Publicación de la Facultad de Ciencias empresariales Carlos Mario Giraldo García -jefe Biblioteca
de la Institución Universitaria de Envigado biblioteca@iue.edu.co
Rogelio Cárdenas Londoño -Mg. en educación
ISSN rogeliocardenaslondono@iue.edu.co
Diciembre 2 de 2016
Comité Científico
Rectora Wilson Ortegón –Magíster en Relaciones y
Blanca Libia Echeverri Londoño Negocios wilsonortegon@gmail.com
Muganza Deogratias Musimbi –PHD en
Vicerrector académico investigación en análisis económico, matematico
Henry Roncancio González deo.muganza@gmail.com
Maria Eugenia Morales Sierra -Máster en admon
Decano Facultad de Ciencias Empresariales con énfasis en finanzas
George Herrera Portela memoraless@correo.iue.edu.co
george.herrera@iue.edu.co Máximo Kinast- Especialista y consultor en
Marketing (Chile) maximokinast@gmail.com
Coordinación de la publicación: Fredy Alberto Arcila Vanegas -Ingeniero industrial
Rogelio Cárdenas Londoño Especialista en Finanzas, Universidad de Antioquia
fredyarcila@gmail.com
Coordinadores académicos FACE
CP.Jorge Hernán Palacio Valencia Evaluadores
Admor. Ariel Díaz Páramo Iván Darío Lara Herrera – contador público
ivanlarah@hotmail.com
Diseño, diagramación: Diego Fernando Restrepo Duque- Mg. Desarrollo
Grampus Media Lab. sostenible dfrestrepo@gmail.com
Diego Fernando Hernández, magister en
Carátula y solapa: contabilidad, coordinador semilleros Uniremington
Grampus Media Lab. diego.hernandez@gmail.com
Carmen Elena Mosquera Moreno. – Mg en
Dirección y contactos Finanzas carmenm12825@gmail.com
Cra. 27 B 39 A Sur 57 Durlandy de Jesús Chaverra Muñoz, Mg. Ciencias
Teléfono: 339 10 10, ext 209- 211 económicas email dchaverra@correo.iue.edu.co
Facultad de Ciencias Empresariales Gloria Stella Mesa Velásquez
george.herrera@iue.edu.co gsmesa@eafit.edu.co

Solicitud de canje
Biblioteca Jorge Franco Vélez, IUE
Teléfono: 339 10 10 ext. 118-119

Memoria Encuentro EnvI-2016
Índice

Pág.
Presentación ...............................................................................................7
Razón, realidad y dimensión simbólica desde la biología cultural ........15
Retos y desafíos que plantea la ubicación en el contexto nacional
e internacional de las ciencias contables y financieras ...........................27
Estrategias que promueven la gestión de la cultura tributaria ...............45
El papel que cumplen los indicadores de desarrollo sostenible y la
regulación ambiental, caso Oriente antioqueño ......................................67
Gestión de la innovación en el campo contable: un acercamiento
al quehacer de la consultor .....................................................................109
Revelación de información sobre los activos intangibles en
los reportes anuales ................................................................................ 123
Gestión de la innovación instruccional en la enseñanza contable .........133
Sistema de emprendimiento regional (SER): estado del arte
del Valle de Aburrá ..................................................................................153
Responsabilidad social y ética contable:
una aproximación teórica al modelo de negocios
del contador público ................................................................................177
Aplicación y diferenciación de la sistémica de Niklas Luhmann ...........181
Reseña del libro Cultura del conocimiento:
una búsqueda que da sentido .................................................................. 193
Presentación de la Red de Semilleros de Investigación
del Campo Contable, REDSICON ............................................................195

Memoria Encuentro EnvI-2016

Presentación
La aliwanza interinstitucional e interdisciplinar entre los miembros de los
grupos de investigación: Grupo de Investigación en Ciencias Empresariales
(GICE-IUE); Grupo de Información y Gestión (GIIF), Eafit; Grupo de
estudios contables (GIECOR-CUR); grupo Contar (FUMC); y Grupo de
Investigación en Contabilidad y Organizaciones (GICOR-UNAULA),
estiman que la aparición de esta memoria se enmarca bajo la coyuntura
de hacer de las problemáticas contables un proceso de sistematización,
documentación y registro, que se evidencia en el trabajo realizado en el
Encuentro EnvI-2016 de grupos y semilleros de investigación del campo
de las ciencias contables, disertación doctoral e investigación. Un desafió
para escuchar de los profesores que han recibido sus doctorados, saber de
sus vivencias, experiencias y aprendizajes.
Este evento que sistematiza año tras año lo que se viene llevando a
cabo a partir del 2007, como un compromiso de quien lidera este trabajo
formativo y con el acompañamiento de cada una de las decanaturas de
las facultades de ciencias empresariales, contables y administrativas de
la región antioqueña, y en especial la de la Institución Universitaria de
Envigado (IUE), que inspirada en la filosofía y valores institucionales que
la fundamentan y con motivo de consolidar una comunidad académica y
científica, y a la vez, tejer relaciones de cercanía, e ir fomentando lo propio
de las comunidades de aprendizaje, se enfrenta a la celebración de un año
más de proyección social en el sur del Valle de Aburrá.
Es en este contexto en el que se lleva a cabo el Encuentro EnvI-2016, en
los predios de la IUE, el 2 de diciembre, que tiene como objetivo apoyar
las actividades de divulgación de los trabajos de doctorado y convocar a la
comunidad académica de la IUE, UNAULA, FUMC, CUR, EAFIT, para
generar un diálogo reflexivo en torno a la importancia y trascendencia
que tiene la producción académica y científica de sus profesores en los
ámbitos personales y profesionales, servir de ejemplo dinamizador para
incursionar en dichas lides, visualizar que sí es posible realizar propuestas

7
Memoria Encuentro EnvI-2016

que contribuyan a la transformación de la realidad contable institucional y
hacer transferencia para incrementar la conciencia y el ambiente favorable
a la investigación en la IES.
Es necesaria la reflexión al interior de la comunidad contable para
abordar con amplitud aquellos aspectos que están influyendo en la
formación contable y en el ejercicio profesional. Reflexiones motivadas
por los cambios surgidos en la estructura de la investigación contable
colombiana para el ejercicio profesional, las perspectivas de la profesión,
y los esquemas curriculares para los programas de Contaduría Pública en
alianza interinstitucional e interdisciplinar.
De igual forma, esta gran tarea implicó el análisis de la función
social de la contabilidad y su responsabilidad al interior de los procesos
investigativos que la sustentan, lo que invita a repensar en esta época
de grandes complejidades, cómo asumir nuevos retos y desafíos que nos
lleven a satisfacer los requerimientos de información de diversos usuarios
y desarrollar la función crítica y social de la contabilidad en el ámbito de
nuestro interés: la producción de conocimiento científico. Situación ésta
que llevó a escuchar de nuestros invitados lo que plantearon en función
de sus tesis doctorales y lo que implicaron esos procesos de concienciación
para continuar cerrando filas en función de la defensa de los intereses que
le son propios al mundo contable.
Ubicarnos hoy, al frente de ésta comunidad de referencia, con sus
grupos y semilleros de investigación adscritos a las diferentes Facultades de
Ciencias Empresariales, Administrativas y Contables de Antioquia, para dar
continuidad a los encuentros de grupos y semilleros de investigación en el
campo de las ciencias contables, hemos concertado en hacer del viernes 2
de diciembre del 2016, la fecha ideal para encontrarnos con la temática
“Disertación doctoral y su relación con la investigación” como una forma
de visibilizar y hacer un reconocimiento a aquellos esfuerzos individuales
e institucionales por hacer del tercer ciclo de formación, lo postgradual,
una escala de movilidad social y académica para todos aquellos que con
su esfuerzo personal hacen posible y realizable este Encuentro EnvI-2016.
Espacio a través del cual se viene configurando una ruta de apropiación
temática para la reflexión y el análisis sobre la importancia de construir redes
colaborativas e interinstitucionales por intermedio de una facultad en progreso
permanente y con intercambios frecuentes, lo que le permite “consolidar el espíritu de
la investigación tanto formativa, como básica y aplicada, con una opción de
sumo interés para nosotros como lo es la investigación documental, así como
el reconocimiento de cómo es que hacemos lo que hacemos en el campo de
las ciencias contables, nuestro principal referente y objeto de conocimiento.

8
Memoria Encuentro EnvI-2016

En esta ocasión, las facultades amigas, por intermedio de los miembros
activos de sus grupos de investigación, caso GIIF-Eafit, GIECOR-
CUR, Investigación UNAULA, CONTARr-FUMC Y GICE-IUE, con
los apoyos de las decanaturas respectivas, organizan el Encuento EnvI-
2016: Disertación doctoral e Investigación, que se constituye como el espacio
académico de reflexión acerca de los desafíos que encierra la investigación
y para ello se propone como fin esencial del mismo la revisión de cada una
de las propuestas investigativas que han llevado a cabo los que han hecho
doctorado o quienes aspiran a incursionar en esta dimensión posgradual.
La disertación doctoral como pretexto para escucharnos, para reflexionar
sobre lo realizado, para identificar aprendizajes y limitantes, es un espacio
de acercamiento y de reflexión que nos acerca una vez más para continuar
tejiendo y tramando nuevas alianzas y nuevos acuerdos que nos viabilizan
el camino de lo posible, la investigacion en las IES colombianas, y para el
caso las del contexto regional antioqueño. Este Encuentro EnvI-2016, es un
hecho fundamental para la construcción de una comunidad de amigos,
pares, y “peregrinos del saber” conscientes de ir generando prácticas de
cooperación y de solidaridad que pretenden configurar una sociedad más
justa, a partir las prácticas investigativas aquí a presentar por cada uno
de los invitados, cuyo protagonista es un sujeto inquisitivo, cuestionador
y crítico enmarcado en un contexto global que tiene la capacidad de
trascender las problemáticas de su entorno y aportar a la consolidación del
tejido social a nivel local, regional, nacional e internacional.
Las páginas que estructuran esta memoria dan inicio con un artículo
del profesor Carlos Alberto Palacio Gómez, quien fue la primera persona
que obtuvo su doctorado en Filosofía, y quien se suma al quehacer de
la Institución Universitaria de Envigado bajo la condición de docente de
tiempo completo, con el título de su disertación doctoral, “Razón, Realidad
y Dimensión Simbólica desde la Biología Cultural”, a través de la cual
plantea la conciencia sobre los fundamentos biológicos culturales de toda
experiencia humana, e introduce cambios sustanciales en la comprensión
de la dimensión epistemológica del vivir humano. Algunos de ellos son:
comprender al ser humano no como un ser estrictamente racional sino
como un ser simultáneamente emocional y racional; comprender que no
existe una realidad independiente del observador sino que existen dominios
de realidad generados por el vivir humano; y por último, comprender
que la cultura no es una red de intercambios simbólicos sino una red de
conversaciones.
El siguiente texto que nos ayuda a la arquitectura conceptual de esta
memoria es el del profesor Rogelio de Jesús Cárdenas Londoño, que tiene

9
Memoria Encuentro EnvI-2016

como título “Retos y Desafíos que plantea la ubicación en el contexto
nacional e internacional a las ciencias contables y financieras”, cuyofin
fundamental es hacer un acercamiento al contexto internacional en que
se ubica la ciencia contable con el propósito de describir y explicar el
quehacer de la comunidad académica y científica contable; de igual forma,
identificar los diferentes actores y sus prácticas académicas e investigativas
en que incursionan para determinar retos y desafíos de cara a tener
referentes nacionales e internacionales. Se hace uso de una metodología
descriptiva exploratoria y se perfila el estudio de caso al interior de la
Institución Universitaria de Envigado.
El profesor Rogelio Cárdenas Londoño parte de una serie de preguntas
que nos darán referentes de ubicuidad en los distintos escenarios que son
de nuestra preocupación: ¿Dónde estamos? ¿Qué nos rodea? ¿De qué
somos parte? ¿De dónde venimos y para dónde vamos? ¿Qué ventajas
y desventajas nos brinda lo local, regional, nacional, como ubicación
en el escenario internacional? Estas y otras muchas preguntas deben
ser resueltas para lograr comprender el mundo en el que se insertan las
ciencias contables y financieras.
Otro artículo que nos ayuda en este andamiaje categorial es el que
tiene por título “Estrategias que promueven la gestión de la cultura
tributaria”, del contador público y coordinador académico del programa
de Contaduría Pública de la Corporación Universitaria Americana (CUA),
quien tiene como fin esencial identificar las diferentes formas, técnicas
y métodos que existen para su promoción en las empresas del sector de
educación superior colombianas, en términos de promover una cultura de
la legalidad; asimismo, apropiar una gramática básica que esté en relación
con la gestión de la cultura tributaria y la evasión. Es el resultado de una
investigación exploratoria, y se fundamenta en el estudio de caso, para
continuar cualificando cada una de las potencialidades que acompañan el
buen desempeño del oficio de contadores públicos en una época disruptiva,
imprevisible y compleja.
De igual forma se suma a este esfuerzo el artículo titulado “El papel
que cumplen los indicadores de desarrollo sostenible y la Regulación
Ambiental, caso oriente antioqueño”, de los contadores públicos Diego
Fernando Restrepo Duque y Hernán Darío Múnera Espinal, ambos con
Magister en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Universidad de
Manizales. En este artículo sobre la gestión ambiental se tiene como tarea
identificar el papel que cumplen los indicadores de desarrollo sostenible
como mediadores de la regulación ambiental; asimismo, se analizan
algunas relaciones existentes entre normatividad ambiental y desarrollo

10
Memoria Encuentro EnvI-2016

sostenible a partir de los indicadores de desarrollo sostenible emanados de
la Corporación Autónoma en el Oriente antioqueño. Este es el resultado
de una investigación descriptiva, exploratoria, en tanto se caracteriza por
la flexibilidad para ser sensible a lo inesperado y descubrir otros puntos de
vista no identificados previamente.
Otro de los textos, que contribuye a darle forma a este armazón
conceptual y teórico es el titulado “Gestión de la Innovación en el campo
Contable: un acercamiento al Quehacer de la consultoría”, en él los
autores Carmen Elena Mosquera Moreno y Rogelio Cárdenas Londoño,
plantean contribuir al desarrollo de la investigación contable y su aplicación
práctica en instituciones de educación superior, empresas y organismos
públicos en temas relacionados con la innovación contable desde una
perspectiva económica, social y empresarial, así como construir un proceso
de conceptualización de la gestión de la innovación. Igualmente, se hace
un recorrido por el concepto de innovación, gestión de la innovación y
la consultoría contable con el fin de caracterizar sus aspectos esenciales
e identificar en ellos factores dinamizadores de gestión del conocimiento
en las instituciones de educación superior. Un caso especial son los
consultorios contables de las Universidades: Eafit, Institución Universitaria
Salazar y Herrera, la Institución Universitaria de Envigado, y Unisabaneta,
con el aporte que se hace desde los Grupos de investigación en Ciencias
Empresariales de las respectivas instituciones.
En la misma dimensión de los textos expositivos aparece el artículo
titulado “Revelación de información sobre los activos intangibles en los
reportes anuales”, de la profesora Gloria Stella Mesa Velásquez, de la
Universidad Eafit, quien pretende demostrar el valor de la revelación de
los intangibles en el campo de la presentación de los estados financieros.
Quienes toman decisiones administrativas necesitan la información
financiera de una empresa para ayudarse en la planeación y el control de
las actividades de las organizaciones. La información financiera también
la requieren personas externas, propietarios, acreedores, inversionistas
potenciales, gobierno y el público, quienes han proporcionado dinero a las
empresas o quienes tienen algún interés en el negocio que pueda servirse
de información sobre su posición financiera y resultado de sus operaciones.
Voces autorizadas como la del profesor Cárdenas (2016) y la estudiante
de Administración de Negocios Internacionales Ramírez, Arias Manuela,
del semillero de investigación en fundamentación epistemológica, SICE-
FECE, muestran en el artículo titulado “Gestión de la innovación
instruccional en la enseñanza contable”, la necesidad de estudiar las
transformaciones instruccionales de manera sistemática y con marcos de

11
Memoria Encuentro EnvI-2016

referencia conceptual y metodológicos correctos; así como presentan una
caracterización de las diferentes transformaciones que se han encontrado
en los diversos reportes que se hacen desde los consultorios contables; y
finalmente, proponen ideas que puedan ayudar a diseñar estudios desde un
enfoque conceptual y metodológicamente apropiados.
El presente trabajo es un estudio descriptivo, basado en recolección
de información a través de fuentes primarias, analizada por métodos de
estadística descriptiva, matrices de proximidad y correlación, y contrastada a
través de entrevistas en profundidad. Uno de los productos de este proyecto
es la integración, síntesis, e interpretación de estos efectos que trae consigo la
transformación instruccional para la disciplina contable.
Otra voz autorizada que aparece en estas memorias es la del profesor
Durlandy de Jesús Chaverra Muñoz et al., con un artículo titulado “Sistema de
Emprendimiento Regional (SER): Estado del Arte del Valle de Aburrá”, en él se
plantea como el Área Metropolitana del Valle de Aburrá desde hace 3 décadas
aproximadamente es escenario de un evento de singular importancia teórica
y empírica en el estudio del emprendimiento; como es el surgimiento de una
estructura descentralizada y no jerárquica, donde intervienen agentes públicos,
privados y del tercer sector con organización y coordinación significativos, de
modo que pueda usarse el concepto de Sistema de Emprendimiento Regional
(SER). Se presenta una recapitulación general de sus antecedentes, evolución,
tendencia y retos; desde una perspectiva que trasciende la gestión pública, para
inscribirse mejor en la noción de Gestión de lo Colectivo, en el sentido de Le
Duff.
De igual forma otros autores nos aportan con su artículo titulado
“Responsabilidad Social y ética Contable: una aproximación teórica
al modelo de negocios del Contador Público”, de los profesores de la
Corporación Universitaria Remington, Diego Fernando Hernández y
Feibert Alirio Guzmán Pérez. Ellos dejan saber que su objetivo es analizar
la responsabilidad social y ética del contador público basado en su modelo
de negocios, enfatizando el papel que tienen las instituciones de educación
superior en la formación de un profesional con competencias, para
estructurar la teoría y la práctica contable con miras a la elaboración del
modelo. El estudio se fundamentó metodológicamente en la revisión de
literatura especializada en la materia objeto de estudio y los resultados
de la investigación demuestran la necesidad de analizar al profesional
contable para satisfacer los requerimientos de un mercado objetivo, el
cual debe tener en cuenta el problema vinculado entre las competencias
del Contador y los usuarios del servicio desde otra perspectiva distinta al
positivismo. Asimismo, las nuevas tendencias en las que se presentan los

12
Memoria Encuentro EnvI-2016

fenómenos contables exigen la formación de un contador integral con
capacidades para aplicar la norma y construir desde la responsabilidad
social y la ética un modelo de negocios.
Cierra la composición escrita que entreteje esta memoria un artículo titulado
“Aplicación y diferenciación de la Sistémica de Niklas Luhmann” del profesor
Muganza Deogratias Musimbi. Este ensayo se articulará en los siguientes puntos:
los obstáculos epistemológicos, la mutación semántica, los sistemas de función y
de interacción. La literatura contemporánea en las Ciencias Sociales abunda en
otras elaboraciones teóricas sistémicas. También es importante subrayar el hecho
de que ninguna de las otras elaboraciones teóricas sistémicas se preocupó de
producir de manera sustancial una construcción teórica como lo hizo Luhmann.
La Red de investigación conformada por alianzas que entretejen amistades
y búsquedas conjuntas plasmada en esta memoria, en el campo de las Ciencias
Contables, agradece de manera especial a la Institución Universitaria de
Envigado (IUE), por intermedio de la Rectora Blanca Libia Echeverri Londoño,
al Vicerrector Académico Henry Roncancio González, al Decano de la Facultad
de Ciencias Empresariales, George Herrera Portela, al jefe de investigación Luis
Alberto Naranjo Bermúdez, a los miembros activos de los Grupos de investigación
comprometidos con este Encuentro: Carmen Elena Mosquera Moreno, grupo
CONTAR-FUMC; Diego Fernando Hernández, GIECOR, CUR; Diego
Fernando Restrepo Duque, del Grupo de Investigacion en Contabilidad y
Organizaciones, GICOR-UNAULA, Gloria Stella Mesa Velásquez, GIIF- Eafit;
al equipo de apoyo de la Facultad de Ciencias Empresariales, y al Grupo de
Jóvenes de los semilleros de Contaduría REDSICON, por su apoyo incondicional
para llevar a feliz término este evento académico y poder sistematizar estas
memorias. Además queremos agradecer a todas las personas e instituciones que
con su entusiasmo, esfuerzo y dedicación decidida contribuyeron a la realización
de este certamen.
Esperamos que este documento sea de interés, satisfaga las expectativas de
quienes lo consulten y sea un referente para la gestión contable y para continuar
promoviendo espacios de reflexión y de análisis que coadyuven en la calidad de
la formación de la comunidad económica, administrativa y contable nacional.

Rogelio De Jesús Cárdenas Londoño
Editor

13
Memoria Encuentro EnvI-2016

Razón, realidad y dimensión
simbólica desde la biología cultural

Carlos Alberto Palacio Gómez1

Resumen

La conciencia sobre los fundamentos biológicos culturales de toda
experiencia humana introduce cambios sustanciales en la comprensión
de la dimensión epistemológica del vivir humano. Algunos de ellos son:
comprender al ser humano no como un ser estrictamente racional sino
como un ser simultáneamente emocional y racional; comprender que no
existe una realidad independiente del observador sino que existen dominios

1 Carlos Alberto Palacio Gómez es Ingeniero Civil de la Facultad de Minas de la
Universidad Nacional de Colombia, Especialista en Literatura de la Universidad
de Medellín, Especialista en Humanismo de la Universidad Pontificia Bolivariana,
Especialista en Educación Moral y Cívica de la Universidad Complutense de Madrid,
DEA en Pedagogía de la Diversidad Sociocultural de la Universidad Complutense de
Madrid, y Doctor en Filosofía de la Universidad Pontificia Bolivariana. Ha realizado
estudios en el Instituto Matríztico del Dr. Humberto Maturana y la Profesora Ximena
Dávila. en Santiago de Chile. Es Jefe de la Oficina de Humanidades de la Institución
Universitaria de Envigado y fundador y director del Instituto de Reflexión sobre Biología
del Amar desde el cual desarrolla conferencias en Universidades, Colegios y Empresas de
la ciudad desde el 2003.Teléfonos 3330260-3336681-3162516147 e-mail; carlospalacio@
une.net.co

15
Memoria Encuentro EnvI-2016

de realidad generados por el vivir humano; y por último, comprender
que la cultura no es una red de intercambios simbólicos sino una red de
conversaciones.

Abstract

Awareness of the cultural biological basis of all human experience introduces
substantial changes in the understanding of the epistemological dimension
of human living. These include: understanding the human being not as
strictly rational but as a being both emotional and rational, understand
that there is no observer-independent reality but there are reality domains
generated by human living, and finally, to understand that culture is not a
network of symbolic exchanges, but a network of conversations.

La reflexión propuesta por Humberto Maturana y Ximena Dávila sobre
la constitución de la condición humana a partir de los descubrimientos
biológicos realizados sobre el funcionamiento de la percepción, constituye
una de las más profundas rupturas epistemológicas en la historia de la
humanidad desde los orígenes del pensamiento filosófico occidental y,
como expresión de su alcance, deja entrever, sin matices mesiánicos, un
nuevo horizonte de devenir para la humanidad, en el cual la generación,
conservación y ampliación de un vivir armónico, centrado en el respeto,
la responsabilidad y la libertad, sean una práctica constante de nuestra
cotidianidad. A continuación enunciaré tres proposiciones epistemológicas
sobre la comprensión biológica cultural del sentido de lo humano y señalaré
posibles líneas de desarrollo a seguir en posteriores investigaciones:
El ser humano no es un ser racional, el ser humano es un ser
dialógicamente emocional-racional.
En la actual tradición occidental se piensa comúnmente que los seres
humanos nos caracterizamos en lo fundamental por ser portadores de una
razón que nos otorga el poder de acceder a una realidad que es como es
independientemente de nuestra estructura biológica y de nuestra historia
cultural. En consecuencia, se piensa que el fundamento de todas nuestras
acciones es racional, pero en la experiencia del vivir cotidiano encontramos
que lo considerado como racional en un momento dado, en otro momento
nos parece irracional, descubrimos que seres que considerábamos
eminentemente racionales ejecutan intempestivamente conductas
irracionales y constatamos que cuando no aceptamos emocionalmente las
premisas de cualquier sistema de pensamiento, sencillamente no accedemos

16
Memoria Encuentro EnvI-2016

a él y sus conclusiones nos parecen absurdas, pero también percibimos
que cuando emocionalmente aceptamos los axiomas que lo fundamentan,
ingresamos a dicho dominio cognitivo y reconocemos la coherencia de las
explicaciones que lo conforman.
En tanto que los seres humanos somos seres vivos, somos seres
estructurados y a los seres estructurados de todo tipo sólo puede pasarles
lo que su estructura permite que les pase a cada instante. Ningún estímulo
determina la reacción de un ser estructurado, el estímulo sólo desata,
activa o gatilla la reacción, pero lo que especifica el tipo de reacción de
cualquier estructura, incluidas las de los sistemas vivientes, es el estado
de la propia estructura. Las relaciones entre los cuerpos sobrevuelan los
cuerpos, mientras que las reacciones de los cuerpos están determinadas en
las estructuras de los propios cuerpos.
La comprensión de las emociones y de los sentires íntimos como estados
corporales sistémicos que determinan los dominios de acciones y de
reacciones para un organismo a cada instante, conduce a reconocer que el
fundamento de todas nuestras acciones, incluidas las realizadas en distintos
dominios racionales, es emocional. Cuando perdemos la sintonía emocional
con un dominio cognitivo comenzamos a verlo difuso, ilógico, equivocado.
El fundamento de todas nuestras acciones es emocional porque es el estado
integral de la estructura fisiológica -dimensión desde la cual vivimos todas
las demás dimensiones de nuestro vivir- la que determina a cada instante
qué tipos de acciones puede realizar en cualquier dominio de existencia
el ser humano respectivo y que tipos de acciones no puede realizar. Por lo
tanto, la dirección del curso de nuestras vidas, la del devenir de nuestras
relaciones, la dirección del devenir de la historia de los pueblos y de las
naciones, todas estas dinámicas siguen el curso abierto incesantemente
por las dinámicas emocionales respectivamente cultivadas consciente o
inconscientemente, en las redes conversacionales de la cotidianidad.
En una comprensión muy cercana de la condición humana se
encuentra la invitación de Jesús a vivir el Reino de Dios. De acuerdo con
Jesús, la poética vivencial para vivir el Reino de Dios no es racional, en
lo fundamental, es emocional. El Reino de Dios se vive desde la emoción
del amor a Dios, al prójimo y al devenir y por eso no es pertenencia de los
doctos sino invitación abierta a todo ser humano que quiera vivir en el amar
emocional y espiritual. Las razones para vivir y las razones para esperar
surgen espontáneamente desde la emoción del amar, entendida está de
acuerdo con Maturana, como disposición corporal en la cual el otro surge
como un legítimo otro en convivencia con uno. Nuestra cultura devalúa las
emociones al tiempo que las confunde con emotividad, sentimentalismo,

17
Memoria Encuentro EnvI-2016

idealismo o romanticismo. Pero todo ser vivo es emocional desde la
concepción hasta la muerte, incluidos nosotros los seres humanos, porque
todo ser vivo se encuentra en tanto que vivo, sumergido en la dinámica de
constante producción de sus propios componentes, es decir, se encuentra
sumergido en una dinámica de cambios de estado permanente de su
estructura, y la emoción es el estado integral orgánico que determina o
especifica toda acción y reacción en todo dominio de existencia del ser
vivo, incluido el racional y el espiritual para los seres humanos.
La comprensión del ser humano como un ser dialógicamente emocional-
racional, abre una bella oportunidad a desarrollar. La comprensión de la
emoción como estado sistémico corporal del organismo que especifica sus
posibles líneas de devenir en todos los ámbitos en que dicho organismo
se reconoce existiendo, implica que la inducción de un vivir ético en una
comunidad humana determinada, más que con proyectos de promoción de
valores estrictamente racionales, se busque con proyectos de promoción de
las dinámicas emocionales que generan dichos valores con sus respectivas
racionalidades. Dicho en otras palabras, la ampliación de la conciencia en
los integrantes de una comunidad de que los seres humanos como seres
vivos tenemos en lo emocional el fundamento último de todas nuestras
acciones, pensamientos y valoraciones, conduce a reconocer que, si se
valoran en especial determinadas acciones y pensamientos, se deben
cultivar las emociones que los generan en el vivir a través de la red de
conversaciones correspondiente. En función de las emociones son las
valoraciones y viceversa y hablar de una de estas distinciones sin la otra es
tanto como desconocer la dinámica generativa del vivir que las produce.
En este sentido la espiritualidad de Jesús y la biología cultural coinciden.
Para el Maestro el Reino de Dios se vive sólo desde la Biología Cultural, la
ética surge espontáneamente desde la emoción del Amar.
El cambio de dirección del curso de la historia de nuestra nación puede
darse decididamente si se educa mediante círculos de reflexión -esto
es, con dinámicas interpersonales exentas de supremacías ontológicas
individuales- una sola generación de niños y jóvenes por parte de padres
y educadores conscientes y responsables del fundamento emocional de
nuestro ser. Considero seriamente que esta es la proyección fundamental
a seguir con el Departamento de Humanidades de la IUE, puesto que ella
afecta el concreto vivir de nuestra humanidad, porque cada que se amplía
la conciencia de los fundamentos biológicos y culturales de nuestro ser
en padres y educadores, los fenómenos de violencia infantil, de género,
intrafamiliar, común y política, se reducen en el vivir de nuestra concreta
cotidianidad, porque dejan de ser cultivados en la red de conversaciones que

18
Memoria Encuentro EnvI-2016

generacionalmente transmitimos quienes desempeñamos roles educativos.
La realidad como un ámbito que es como es independientemente
del observador y que podemos conocer independientemente de nuestra
participación, no existe, la realidad es una proposición explicativa de la
experiencia del observador. Lo que existe son múltiples reinos o dominios
de realidad, todos válidos y legítimos en sus respectivos dominios.
En nuestra tradición occidental pensamos que los seres humanos
vivimos en un ámbito que llamamos realidad, en el cual existe lo que existe
y como existe, independientemente de nuestro ser, y que constitutivamente
contamos con la facultad de percibirlo y explicarlo, objetivamente, sin que
tal percepción y explicación estén afectadas por nuestra participación. La
comprensión biológica de la percepción revela que tal comprensión de la
realidad es una ilusión y que no puede ser reconocida como tal ilusión
hasta que no se pregunte precisamente por el fundamento biológico de la
percepción y de la cognición. Tradicionalmente hemos pensado que percibir
es captar información del medio, hemos creído que cuando hay percepción
es porque a nuestro organismo ingresan paquetes de información, con
algún ruido quizás, que posteriormente son decodificados y recompuestos
por el cerebro, que a su vez entrega dicho resultado al observador como
información captada.
Pero científicamente la percepción no funciona así. Al percibir no hay
flujos de paquetes de información que ingresen al sistema nervioso, ni
caudales de regímenes de signos que fluyan del medio al organismo. Al
organismo no ingresa nada cuando percibimos y el sistema nervioso no
trabaja procesando información, palabras, signos, símbolos o significados.
La organización del sistema nervioso es la de una red cerrada de cambios
de relaciones de actividad entre sus componentes neuronales que opera
con clausura operacional y, por lo tanto, los estímulos que llegan a él no
ingresan ni le entregan ninguna información, sino que, desatan, activan o
gatillan lo que esta previamente estructurado en el sistema nervioso y que
el observador en la experiencia de su observar ve como lo percibido.
En otras palabras, todas nuestras percepciones son “virtuales”, todas son
producidas por nuestro propio organismo, no son especificadas por ningún
estímulo del medio y en este sentido no hay fundamento operacional que
permita hablar de una percepción de la realidad como algo percibido o
explicado tal como es independientemente de nuestra participación. “El
que tenga oídos que oiga”, es decir, el que tenga la estructura que genere en
él lo que digo, escuche lo que digo, el que no tenga la estructura para oírlo
pues sencillamente no escuche porque no puede escucharlo. No vemos los
colores ni escuchamos los sonidos del medio, no saboreamos los sabores

19
Memoria Encuentro EnvI-2016

ni olemos los olores externos, como si todos ellos ingresaran a nuestro
organismo o a nuestro sistema nervioso, vemos los colores generados por
nuestro sistema visual, escuchamos los sonidos generados por nuestro
sistema auditivo, percibimos los olores generados por el sistema olfativo,
experimentamos los sabores producidos por el sistema gustativo y sentimos
las sensaciones conformadas por el sistema táctil.
En sentido estricto no captamos nada del medio y por lo tanto no vemos
las cosas como son en sí, sino que vemos las cosas de acuerdo con lo que
somos. En sentido estricto funcionamos perceptualmente en la cotidianidad
como el cirujano que realiza una intervención quirúrgica sin mirar
directamente el órgano de su paciente, sino, atendiendo en un monitor, las
imágenes virtuales del órgano transmitidas por una microcámara adaptada
a uno de los instrumentos con que realiza la operación. El cirujano opera
adecuadamente el órgano del paciente atendiendo estrictamente las
imágenes virtuales que le llegan a partir de la microcámara a su monitor, con
lo cual queda ilustrado el hecho de que, para realizar acciones coherentes
con los objetos en el medio o en la existencia humana en general, no es
necesario que la percepción sea captación o reflejo de lo real, como de
hecho Maturana ha demostrado científicamente que no funciona, las
percepciones virtuales permiten hacer coherencias operacionales con el
medio, al mismo tiempo que nos permiten comprender porque ocurre la
ilusión en la percepción.
Los seres humanos por lo tanto no vivimos en un ámbito de realidad
entendido como un campo donde las cosas existen como existen
independientemente de nuestra participación y que podamos percibirlas
y explicarlas sin que incida en ello nuestra participación. Los seres
humanos no vivimos sumergidos en tal realidad, los seres humanos
sencillamente vivimos sumergidos en la experiencia del vivir. De hecho
vivimos experiencias que consideramos reales y vivimos experiencias
que consideramos ilusorias y no las clasificamos así por referencia a una
realidad independiente de nosotros. Las experiencias se consideran reales
o ilusorias de acuerdo con la relación que establecemos entre ellas y las
experiencias previas que hemos vivido y que hemos considerado reales o
ilusorias. En rigor, como observadores solo tenemos la experiencia de lo
que distinguimos que nos pasa y lo que no es distinguido no constituye la
experiencia de la existencia en nuestro mundo como observadores.
De acuerdo con las experiencias vividas generamos e ingresamos a
diferentes dominios de realidad, entendidos como ámbitos o campos de
vida existencial y no como ámbitos independientes de la participación
generativa de quienes lo experimentan precisamente porque los generan.

20
Memoria Encuentro EnvI-2016

En el ámbito de la experiencia del observador todo lo que es, es, hasta
que deja de ser generado por las coherencias del medio y las coherencias
operacionales del observador y lo que no es, no es, hasta que comienza
a ser generado por las coherencias del medio y por las coherencias
operacionales del observador. Todos los dominios de realidad son legítimos
en sí mismos desde la comprensión de los mecanismos biológicos culturales
que participan en su constitución, pero no todos son igualmente deseables
desde las preferencias existenciales de cualquier observador, porque muchos
de estos dominios están fundamentados sobre premisas mutuamente
excluyentes que no pueden ser afirmadas a la vez sin perder las coherencias
operacionales del hacer en ambos dominios respectivamente.No es que
todo ocurra en nuestro cerebro, desde la biología cultural no estamos
explicando la realidad sino la experiencia del observador y como tal está
explicación no es solipsista, ni relativista, ni subjetivista, esta explicación
es objetiva entre paréntesis. Por supuesto, ocurren cosas en el medio del
cual surgimos como seres autopoiéticos y ocurren cosas en la fisiología de
nuestros organismos que nos constituye como seres vivos que vivimos en
un medio, pero lo que no ocurre en nuestra experiencia del vivir como
algo distinguido en la experiencia de nuestro observar, que a su vez es
siempre generado por un operar correlacionado de nuestra fisiología, no
existe para nosotros los seres humanos en la experiencia de nuestro vivir.
Y esto no debe constituir ningún motivo de desilusión o de nihilismo
frente a la experiencia humana. Que todo lo vivido como seres humanos
en el dominio de la relación de nuestros organismos con el medio y que
constituye el sentido de la vida humana, como el amor y la amistad, entre
otros, esté correlacionado siempre con determinadas configuraciones
operacionales fisiológicas, sin las cuales no las experimentaríamos, no resta
en lo más mínimo el valor y la dignidad del vivir humano, del amor y de
la amistad, desde mi punto de vista, al contrario, dicha conciencia, las
amplifica.
Como seres moleculares somos seres mecánicos, siempre determinados
en nuestra estructura autopietica y por lo tanto, siempre determinados en
nuestra estructura permanentemente cambiante; sí, somos seres de una
mecánica intrincada y compleja que genera el surgimiento nuestro desde
el lenguaje con la conciencia del vivir, en una dimensión plástica en la
que podemos hacer de nuestra vida una obra de arte, porque haciéndonos
responsables de nuestras emociones en particular y de la naturaleza de
nuestro ser dialógicamente biológico y cultural, en general, podemos
hacernos realmente responsables de las acciones que constituyen el sentido
de nuestra vida como una vida narrada, ética y estéticamente.

21
Memoria Encuentro EnvI-2016

La comprensión contemporánea de los fundamentos biológicos de
nuestra existencia revela que en tanto que todas nuestras percepciones
son “virtuales” no hay fundamento operacional biológico que nos permita
una percepción de una realidad que es como es con independencia del
observador, y por lo tanto, revela que no hay manera de hablar de nada con
independencia de la participación del observador. Todas las experiencias
que conforman los dominios de realidad que generamos, en definitiva, son
función de nuestra estructura biológica y de nuestra deriva cultural y las
racionalidades con que las comprendemos y las producimos, también.
No hay por lo tanto una realidad independientemente del observador
para los seres humanos como seres vivos, lo que hay son dominios de
realidad generados con la participación del observador, todos legítimos y
coherentes a su interior. De este modo la preocupación filosófica de las
ontologías transcendentales por comprender como es la verdadera realidad
independientemente de la participación del observador, se convierte en
el dominio de las ontologías constitutivas en el reconocimiento tranquilo
y sereno de que existen múltiples dominios de realidad que son función
del operar del observador, quien cuenta con el poder de elegir los que
quiere habitar generándolos desde la participación de las coherencias
operacionales del hacer que las definen.
La cultura no es una red de prácticas y relaciones simbólicas, la cultura
es una red de conversaciones, es decir, una red de entrelazamiento de
lenguaje, de emociones y de sentires íntimos.
Dentro de la tradición occidental actual se encuentra una corriente,
legítima en sí misma, pero de la cual no participo, que ha dejado en un
plano secundario al registro biológico por privilegiar la aproximación
simbólica en el deseo de comprender la condición humana. Lo humano
allí se comprende como añadido que se da sobre un cuerpo de un homo
sapiens. Pero la muerte, la enfermedad fisiológica y sicológica, revelan que
esto no es así, que cuando el cuerpo se daña de determinada manera, la
capacidad simbólica se transforma de manera dramática o radical. Hoy nos
corresponde pensar lo humano como un fenómeno generativo biológico
de superficie ubicado en el dominio de la relación del organismo de un
homo sapiens viviendo en la cultura, es decir, nos corresponde reconocer
que, todas las experiencias de la vida humana son generadas por un tipo de
vivir cultural, generado a su vez por la magia biológica de la autopoiesis.
En tanto que lo humano se da en la deriva cultural de lo biológico,
ya no hay razón para explicar el surgimiento y el devenir de lo humano
desde la primacía de uno de estos registros –el biológico o el cultural-

22
Memoria Encuentro EnvI-2016

sobre el otro -debate en el que se inscriben permanentemente siquiatras
y sicoanalistas, cada uno tratando de ubicar el registro de su dominio
cognitivo, el fisiológico y el simbólico, como el fundamental-, más bien es
tiempo de reconocer y comprender que lo humano surge de una relación
dialógica o complementaria entre lo biológico y lo cultural, de modo que lo
segundo no se da sin lo primero y viceversa. Una comprensión cabal de un
aeroplano no se da comprendiendo exclusivamente las alas a las que se le
atribuye el volar del avión, sino comprendiendo cómo la estructura interna
y externa de la nave -incluidas las alas, por supuesto- le permiten, en unas
condiciones específicas de su relación con el medio, volar.
Vistas así las cosas, la cultura no es una red de prácticas y de relaciones
simbólicas, como la antropología cultural y el sicoanálisis sostienen. La
cultura es una red de conversaciones, es decir, un entrelazamiento entre
el lenguajear y el emocionear que permite, entre otras, la experiencia
simbólica. Lo simbólico es un aspecto fundamental de la cultura, de la
experiencia humana, pero ni la cultura ni lo humano son solamente lo
simbólico, puesto que lo simbólico en la experiencia humana siempre se
da entrelazado con lo emocional que constituye a su vez el telón último
de significado de lo simbólico. Si desaparece la dinámica emocional
que sostiene el efecto de lo simbólico, el efecto simbólico sencillamente
desaparece. Asumir la cultura como una red de prácticas y de relaciones
simbólicas es tanto como apreciar una sola cara de la moneda o como
ignorar la mitad de las variables del fenómeno estudiado.
En cambio, la consideración de la cultura como una red de conversaciones
permite reconocer lo simbólico, sí, pero siempre en relación con lo
biológico, es decir, en relación con su fundamento emocional, al fin y al
cabo siempre es un ser viviente con una estructura particular quien predica
tener experiencias simbólicas y no un ser en abstracto. Con esta perspectiva
generativa de la biología cultural se abre el espacio para comprender la
multidimensionalidad del ser humano, pero sin olvidar que, quien significa
o experimenta el sentido de lo humano es siempre y ante todo un ser
viviente que vive en el lenguaje.
No hay primacía de lo simbólico sobre lo biológico ni primacía de lo
biológico sobre lo simbólico, lo que hay es una dialógica entre ambos registros,
y es un operar específico de lo biológico en el devenir de los homínidos
el que da lugar al surgimiento de lo simbólico. Las aproximaciones a la
comprensión de la condición humana hechas desde las disciplinas biológicas,
siquiátricas y médicas al margen de la consideración de lo simbólico, y las
de las ciencias humanas hechas sin la consideración de lo biológico, son

23
Memoria Encuentro EnvI-2016

legítimas en sí mismas, pero son ciegas ambas a la comprensión sistémica
de la condición humana. La comprensión de la condición humana desde la
dialógica biológica-cultural remueve tal ceguera.
Esta perspectiva propone la generación de un dominio cognitivo que
salde los reduccionismos de algunas posturas intelectuales. Cuando se
proclama la primacía de lo biológico o de lo simbólico se hace, consciente
o inconscientemente, una demanda de poder o de privilegio y se reduce la
comprensión de lo humano; consciente o inconscientemente se incurre en
un reduccionismo o en una ilusión. Lo simbólico sin lo biológico no surge,
y viceversa, lo biológico se afecta con el devenir simbólico del ser humano.
Una comprensión contemporánea, es decir, compleja, del ser humano
debe asumirlo en su condición de sujeto dialógico biológico y simbólico.
Debemos pasar del desconocimiento o la tímida alusión a lo biológico
como si fuera un terreno distante y ajeno al humanista, a un discurso que
dé cuenta de esta dinámica procesal que da origen a las distintas líneas de
devenir de lo humano. Es una forma de dejar a un lado el reduccionismo
que el pensamiento complejo de Morín ha señalado en occidente desde la
modernidad cartesiana a partir de la primacía del pensamiento analítico.
Y ello demanda el trabajo con una nueva comprensión del lenguaje. Tal y
como afirma Deleuze: “Quizá sea que la información es un mito, y que el
lenguaje no es esencialmente informativo”.
Efectivamente la apreciación biológica del lenguaje nos hace ver que
él no es esencialmente informativo ni simbólico, aunque el mecanismo
fundamental del lenguaje propicia la experiencia de la información y del
símbolo. En lo fundamental el lenguaje surge con la participación de los
organismos en coordinaciones conductuales consensuales de coordinaciones
conductuales consensuales. En lugar de análisis simbólico propongo hablar
en adelante de análisis biológico-cultural, en lo psicológico, lo social,
lo cultural, lo estético y lo espiritual. He ahí un conjunto de líneas de
investigación a seguir desarrollando.
Para que este análisis sea generativo e integral deberá considerar: primero,
las operaciones recursivas que originan el fenómeno respectivo mediante
redes cerradas de conversaciones; segundo, deberá considerar las dinámicas
emocionales correspondientes que constituyen el espacio referencial último
de sentido simbólico -piénsese en el dominio fisiognómico del que habla
Cassirer-; y, tercero, deberá tener en cuenta el bucle de lo cultural sobre el
bios o de lo simbólico sobre lo biológico, todo volcado a la reflexión sobre
el vivir, desde la conciencia de que ningún símbolo significa nada “en sí”,
de que al sistema nervioso no ingresan ni símbolos, ni ideas, ni significados
y de que los seres humanos por ser seres moleculares abiertos desde esta

24
Memoria Encuentro EnvI-2016

condición a lo cultural, somos seres determinados en nuestra estructura
aunque no sobre determinados en la existencia. La noción de determinismo
estructural no implica la noción de determinismo existencial.
Así como las palabras son nodos de coordinaciones conductuales
por consenso, los símbolos son híper-nodos de redes de conversaciones
especialmente sentidas -consciente o inconscientemente- por una
comunidad humana. Esta consideración es válida para el análisis psicológico,
el cultural y el espiritual y por lo tanto abre posibilidades muy interesantes
de desarrollo en esas vertientes cognitivas. La biología cultural ha abierto
un nuevo espacio de comprensión de la condición humana. En ella la
noción de realidad se diluye tras su visualización como explicación de la
experiencia del observador quien no percibe como si captara información
y el lugar de la vida o del bios recobra su lugar fundamental -y con él la
biología- en la comprensión de lo humano. El ser humano no juega con los
símbolos a su antojo independientemente de su dimensión orgánica, de su
deriva estructural. La dinámica auto organizadora de la autopoiesis revela
la íntima organización de lo vivo y fundamenta los procesos del vivir de los
seres humanos que generan todos sus dominios de existencia: el social, el
cultural, el psicológico y el espiritual.
El mundo de las cosas y de los ámbitos “en sí” es desplazado por un
juego operacional-relacional de lo biótico en el lenguaje del cual surgen
las cosas y los mundos. Las cosas y los mundos surgen del hacer del bios-
cultural así como el vivir brota de la autopoiesis. La existencia de todo lo
que un observador o un conjunto de observadores distingue obedece a
procesos que lo generan tal y como surge a cada instante para él o cada
uno de ellos.
El desarrollo del enfoque biológico cultural debe ser proyectado en
investigaciones en lo psicológico, en lo social, en lo cultural, en lo estético
y en lo espiritual desde el terreno de las ontologías constitutivas, orientado
en especial a la comprensión de los procesos de generación, conservación
y ampliación del vivir en el bienestar que permitan aplicaciones en nuestra
sociedad mediante la inducción de ambientes de convivencia centrados en
el respeto, la responsabilidad y la libertad.

Bibliografía
Maturana, Humberto y Dávila, Ximena (2003). Memorias del Seminario
sobre Matriz Biológica de la Existencia Humana: Biología del Amar y Biología del
Conocer. Santiago de Chile: Instituto Matríztico.

25
Memoria Encuentro EnvI-2016

Maturana, Humberto y Verden-Söller, Gerda (2003). Amor y juego:
fundamentos olvidados de lo humano. 6.ed. Chile : J. C. Sáez.
__________ y Varela Francisco (1996). El árbol del conocimiento. 13.ed.
Santiago de Chile : Universitaria.
__________(1995). De máquinas y seres vivos. Autopiesis: la organización de lo vivo.
Chile : Universitaria.
Maturana, Humberto (1996). Desde la biología a la psicología. 3.ed.
Santiago de Chile: Universitaria.
__________(1998). El sentido de lo humano. Bogotá: Tercer Mundo.
__________(1990). Emociones y lenguaje en educación y política. 9.ed.
España : Dolmen.
__________(2002). La objetividad un argumento para obligar. Santiago
de Chile: Dolmen Ensayo.
__________(1995). La Realidad: ¿Objetiva o construida? Barcelona:
Anthropos.
__________(2002). Transformación en la convivencia. Santiago de Chile:
Dolmen Ensayo.

26
Memoria Encuentro EnvI-2016

Retos y desafíos que plantea
la ubicación en el contexto nacional
e internacional a las ciencias contables
y financieras2

Mg Rogelio Cárdenas Londoño, docente asociado tiempo completo de la
Institución Universitaria de Envigado.

Resumen
Este artículo tiene como fin fundamental hacer un acercamiento al
contexto internacional en que se ubica la ciencia contable con el propósito
fundamental de describir, y explicar el quehacer de la comunidad académica
y científica contable, de igual forma, identificar los diferentes actores y sus
prácticas académicas e investigativas en que incursionan para determinar
retos y desafíos de cara a tener referentes nacionales e internacionales. Se
hace uso de una metodología descriptiva exploratoria y se perfila el estudio
de caso al interior de la Institución Universitaria de Envigado.

2 Este trabajo es un resultado del proyecto de investigación “Lineamientos para la
internacionalización del proceso curricular de los programas de formación en la Institución
Universitaria de Envigado, IUE” (2015), un proyecto que tiene como objetivo determinar
pautas orientadoras del proceso de internacionalización igualmente dar inicio al perfil
del desarrollo de la línea de investigación y hacer una aproximación a la fundamentación
epistemológica de la misma.

27
Memoria Encuentro EnvI-2016

Palabras clave: Contexto internacional, ciencia contable,
internacionalización curricular, comunidad contable, movilidad

Introducción

Con el fin de cumplir con un compromiso de tipo académico e investigativo
nos disponemos a preparar un escrito que nos brinde algunos referentes de
ubicación en el contexto local, regional, nacional e internacional y por eso
nos planteamos un título orientador del mismo “Retos y Desafíos que se
le plantean a las ciencias contables y financieras en el contexto nacional
e internacional”, se emprende este con el fin fundamental de tener una
visión sobre el tema planteado.
Tratando de estructurar este escrito partimos de una serie de preguntas
que nos darán referentes de ubicuidad en los distintos escenarios que son
de nuestra preocupación: ¿Dónde estamos? ¿Qué nos rodea? ¿De qué
somos parte? ¿De dónde venimos y para dónde vamos? ¿Qué ventajas
y desventajas nos brinda –lo local, regional, nacional-, como ubicación
en el escenario internacional? Estas y otras muchas preguntas deben ser
resueltas para lograr comprender el mundo en el que se insertan las ciencias
contables y financieras. Cada una de las categorías usadas por nosotros
para identificar la temática de referencia y darle estructura al mismo, son
solo algunas de las pocas pistas que considero nos serán útiles para resolver
cada una de las preguntas planteadas como es mi estilo, vía comunidades
de indagación (Cárdenas, 2009), y rutas metodológicas de apropiación de
temas de interés (2013).

Una mirada al Contexto colombiano

Haciendo uso de una fuente de referencia creíble para alguien que tiene
una formación al interior de las ciencias sociales y humanas como es la
sociología, recurro al censo realizado en el año 2005, que nos sostiene que
la población total colombiana para esa fecha era 41.468.384 de habitantes,
que representaban el 50.9% de las mujeres, y el 70.9% de personas menores
de 40 años, de los cuales 4.531.567 declararon haber cursado educación
superior, es decir el 11%. De estos el 60% tenían entre 20 y 40 años.
Como puede inferirse del texto anterior, la cantidad total de profesionales
es baja. De ella apenas un 3% correspondería a los contadores públicos. En
general los profesionales, incluyendo los contadores, son personas jóvenes.

28
Memoria Encuentro EnvI-2016

Por otro lado, ubicando unidades económicas, el censo nos deja saber
de 1.590.982 de ellas, de las cuales 47% dedicadas al comercio, 31% a
la prestación de servicios, 10% a la industria. De las 490.818 unidades
dedicadas a la prestación de servicios, 2.189 se clasificaron bajo el código
“7412 Act. Empresarial –Contadores, auditorias y actividades conexas”.
Este código hace parte del grupo de K. “Actividades inmobiliarias,
empresariales y de alquiler” que representó en el año 2007 el 12.6% del
producto interno bruto. El número de organizaciones contables es bastante
superior del que muchos tienen como imaginario. Convendría medir
con precisión su aporte al producto interno bruto, lo que nos permitiría
comprender mejor su dimensión para la economía colombiana y nos
facilitaría hacer comparaciones con organizaciones contables extranjeras,
sobre las cuales está disponible mucha información, como lo sostuviera el
abogado, Bermúdez, (2009).
Según nos deja saber actualícese, al 31 de diciembre del 2013 había
145.236 contadores inscritos (27.6% mujeres). En los últimos 8 años se
matricularon 62.469 contadores un 43.01% del total. El 61.3% de los
matriculados en los últimos 8 años son mujeres. Así las cosas, el País
dispone de 1 contador por cada 10 unidades económicas. Esta relación no
apoya la afirmación según la cual habría exceso de contadores públicos.
Los datos nos enseñan que hay más contadores jóvenes que mayores y
hacen evidente un avance significativo de participación de las mujeres en
el mercado laboral colombiano.
Si recurrimos a otra fuente de referencia especializada como es el
observatorio Laboral del Ministerio de Educación Nacional, nos deja
saber que en los últimos 7 años se graduaron 45.092 contadores, 82% son
egresados de universidades Bogotanas, Antioqueñas, y Caleñas, que son las
más representativas de las universidades públicas colombianas.
En el primer semestre del 2013 los graduados cotizantes al sistema de
seguridad social ascendían al 84% del total y su ingreso base de cotización
se situó en promedio en $1.320.029. Es decir, un 31% de los profesionales
tiene aún una corta experiencia. La gran mayoría logra emplearse con
un salario que en promedio se ubica en 2.5 veces el salario mínimo legal
mensual vigente colombiano.
Actuando en consonancia con la recurrencia de echar mano de las
fuentes de referencias estatales, esta vez recurrimos al Sistema Nacional
de Información de la Educación Superior (SNIES), el cual para la fecha
de elaboración de este escrito registraba 262 programas de Contaduría
Pública, 25 inactivos, 57 de origen oficial, 162 con registro calificado y 26
acreditados. El Ministerio de Educación debe depurar esta lista, en la cual

29
Memoria Encuentro EnvI-2016

no debería haber programas sin registro calificado. También es necesario
indagar por qué es tan bajo el número de programas acreditados.
Si miramos por centralidades, los datos nos dejan saber que se encuentran
concentrados así: en Bogotá aparecen 41 programas, 33 en Antioquia, en
el Valle del Cauca 31, en Bolívar 19, en Santander 16, en Atlántico 10, en
Tolima 10, y en el Cesar 6, en su conjunto representan (63.3%) del total de
programas académicos colombianos.
Un informe del Ministerio de Educación Nacional, para el 2013 nos deja
saber que los programas de Contaduría ¨Pública se ubicaban en el tercer
puesto, en atención al número de estudiantes matriculados (52.304). La
gran demanda de los programas contables necesariamente ha de asociarse
a la expectativa de un buen retorno del esfuerzo de aprendizaje, a una
alta probabilidad de obtener empleo (dependiente o independiente) y a un
imaginario de prestigio social, y a un boom que ha irrumpido con mayor
fuerza en la era de la globalización y con la recurrente forma de firmar
tratados de nuestro país.
Recientes estudios con un objeto de investigación centrado en la
deserción nos dejan saber que en su conjunto el sistema de educación
superior está experimentando una deserción del 48%. Sin deserción el
País prácticamente doblaría el número de profesionales que se graduarían
cada año. Como se sabe los estudios explican la deserción a parir del alto
costo de las matrículas, los costos de manutención y la deficiente formación
obtenida en la primaria y la secundaria. En lo personal añadiría que
en el País hay oportunidades de altos ingresos para personas sin títulos
académicos, lo que les permite ser exitosos en el mundo del trabajo sin
tener que acreditar que tienen formación universitaria.
Ubicados en otro actor que es digno de identificar en este escrito, déjenme
que recurra a lo que nos reporta el SNIES con relación a los profesores de
educación superior, 74.688 profesores, representan un número significativo,
a 2008, esta cantidad aumentó para el primer semestre del 2011 a 81.666, lo
cual implica un crecimiento del 9.3%. Durante ese periodo prácticamente
no hubo variación en la participación de los docentes según su dedicación.
Al primer semestre del 2013 los profesores de cátedra representaban el
63%, los de tiempo completo el 25% y los de medio tiempo el 11%.
El observatorio de la Universidad Colombiana presentó una muestra de
54 programas, encontrando que el primer semestre de 2011 las matrículas
se distribuían entre $4.612.954 y $904.434, arrojando un promedio
de $2.047.297. En promedio las matrículas incluidas en la muestra
aumentaron un 11% con relación a años anteriores. En el pasado también
observamos una brecha muy amplia entre la matrícula más alta y la más

30
Memoria Encuentro EnvI-2016

baja. Usualmente este dato es utilizado para preguntarse si el nivel de
recursos de ciertos programas es suficiente para una adecuada enseñanza.
Pero hay otras reflexiones posibles, como, por ejemplo, que una dispersión
de precios tan amplia contribuye al acceso a las universidades de todos
los estratos de población, dando como resultado que la profesión contable
pueda ser percibida como una muestra representativa de la población
colombiana.
Según el Dane, entre el segundo semestre de 2011 y el segundo semestre
del 2013 el Índice de Costos de la Educación Superior Privada ha variado
semestralmente, en promedio, un 8,5 (la variación semestral más alta fue
de 20,5 y la más baja de 4,9). Es muy claro que las matriculas crecen para
absorber en el aumento de los costos, política que puede estar evitando que
los programas se vean en la necesidad de practicar acciones para aumentar
la eficiencia en el uso de sus recursos. También esto está indicando que
las universidades colombianas no han logrado obtener recursos distintos
de la matrícula para atender sus costos. Los estudiantes que pagan con su
trabajo la matricula ven que ésta crece más que sus salarios. Esto puede
apoyar la tesis según la cual la deserción se produce por causas económicas,
pues algunos estudiantes perderían capacidad de pago.
El régimen básico de la profesión contable en Colombia está contenido
en la Ley 43 de 1990. Los requisitos mínimos de la formación profesional
(pregrado universitario) pueden verse en la Resolución número 3459 de
2003. Los exámenes de Estado de la calidad de la educación superior
en Contaduría (Saber Pro) responder a un Marco de fundamentación
de la prueba divulgado en el 2013. Una visión parcial del recorrido de
la educación contable en la legislación colombiana puede verse en “La
Formación de los revisores fiscales: reflexiones a partir de la historia de la
legislación docente colombiana”.
Una voz autorizada como la de Patiño y Santos, 2009, nos muestran
como el plan de estudios de pregrado podría dividirse en 16 componentes:
la contabilidad financiera, la contabilidad de gestión, el control, las finanzas,
la tributación, los sistemas de información, la investigación y las prácticas,
todas ellas representan, en promedio, un 48 %. Las áreas cuantitativas,
económicas, administrativas, jurídicas, idiomas, comunicaciones, las
materias institucionales y las flexibles representan el 52 %. En otro frente
de interés como es la producción científica en el campo contable se recurre
a la información que deja saber la Cámara Colombiana del Libro:

31
Memoria Encuentro EnvI-2016

Temática 2002 2003 2004 2005 2006 %

Generalidades 1.191 1.260 1.482 1.724 1.945 12.8

Humanidades 2.748 1.874 2.128 2631 2.316 -11.8

Ciencia y 505 634 402 730 741 1.6
tecnología
Literatura adulta 894 830 1.362 1.297 1.549 19.4

Literatura infantil 1.403 1.091 1.197 1.254 1.486 18.5
y juvenil
Textos 1.434 1.780 1.643 2.219 2.025 -8.7
Total 8.174 7.469 8.214 9.854 10.065 2.1
Fuente: cámara colombiana del libro. 2013. Disponible en http//www.
camlibro.com.co

Como se puede corroborar en la gráfica anterior, el número de títulos
científicos es pequeño. Así el volumen de la producción sobre la contabilidad
viene a ser insignificante. Aunque no se producen muchos libros, o estos
son muy costosos, la comunidad contable está logrando aumentar su acceso
al conocimiento gracias a la electrónica. El crecimiento de usuarios de la
Internet sigue siendo importante:

“De acuerdo con el último Informe de Conectividad publicado por la
Comisión de Regulación de Telecomunicaciones –CRT- en noviembre
del 2013, con corte a septiembre del mismo año, en Colombia existen 1.97
millones de conexiones a internet, lo cual representa un crecimiento del
11% en el tercer trimestre de 2013. De estas conexiones, 1.78 millones
pertenecen a Internet dedicado. Las conexiones conmutadas crecieron
0.6% en el tercer trimestre, alcanzando los 191 mil suscriptores. La CRT,
en su próximo informe de conectividad, el cual de ahora en adelante
será realizado trimestralmente, presentará el indicador de penetración
por cada 100 habitantes de Internet. Por último, la penetración de
usuarios de computadores con corte a octubre del 2013 es de 10.8 %. A
partir del primer semestre de 2008 se viene actualizando este indicador
de forma semestral”.

Por cierto que la internet facilita un acceso más pronto, a veces inmediato,
a textos de reciente expedición. La velocidad con que las revistas y libros
llegan al País, sobre todo si se trata de literatura traducida al español, es muy
baja (en ocasiones varios años de retraso).

32
Memoria Encuentro EnvI-2016

Metodología

Este escrito se apropia de la metodología que está en consonancia con el
propósito fundamental de hacer un acercamiento al contexto internacional
en que se ubica la ciencia contable y hacemos uso del estudio de caso
múltiple como método para construir teoría de manera inductiva (Yin,
2008; Eisenhardt, 1989; Eisenhardt y Graebner, 2007). Este método es
utilizado especialmente en áreas donde los avances en la literatura no
logran dar cuenta de las particularidades de fenómenos específicos (como la
internacionalización curricular en Colombia) y, sobre todo, permite utilizar
los detalles de casos locales para construir teoría que permita comprender
la dinámica de la práctica contable en su contexto internacional.
Se asume este método porque es considerado el más adecuado para
investigaciones donde la pregunta sea “cómo o por qué”, donde el
investigador tenga un pequeño o nulo control sobre los eventos y donde
el énfasis sea en fenómenos recientes (no históricos) dentro de un contexto
práctico (Yin, 2008).
Retomando a Eisenhardt (1989), la investigación de estudios de caso
puede definirse como “una estrategia de investigación que se centra en la
comprensión de la dinámica actual en la configuración única” (Eisenhardt,
1989, p.534), se investiga en profundidad a menudo por medio de la
observación o entrevistas, con el fin de dibujar un panorama detallado de
las particularidades cualitativas que tiene nuestro campo de intervención,
la internacionalización del currículo contable.

Enfoques, conclusiones y hallazgos

Realizar una investigación desde la perspectiva interpretativa en
el contexto de la internacionalización curricular como la que hemos
planteado en las líneas precedentes supone recorrer un camino que no
puede estar pre-determinado, sino que necesariamente se requiere irlo
haciendo atendiendo a lo que las mismas situaciones vayan presentando.
Este es el sentido originario de la palabra método. No puede entenderse
el método en estas líneas como un corpus de recetas, de aplicaciones
cuasi- mecánicas que tienden a excluir a todo sujeto de su ejercicio. El
método, lo entendemos en este escrito como lo asume Morín (1984:93),
“es la actividad pensante del sujeto”. Reconstruimos aquí las principales

33
Memoria Encuentro EnvI-2016

decisiones que fueron determinando el camino que nos permitió desarrollar
la investigación en curso.

El papel de las revistas científicas del campo contable

Otro de los componentes clave en un campo científico contable es el
capital cultural objetivado en las revistas científicas de mayor visibilidad.
Para dar cuenta de ello recurro a Macías et al. (2009), quien deja saber que
este capital se construye, se distribuye y los agentes luchan posteriormente
por su apropiación, por su dominio, por hacer parte de ellas en las distintas
calidades: como autor, editor, miembro de comités editorial y científico, y
evaluador. Es dentro de ellos que gana reconocimiento como resultado
de sus aportes y del número de citaciones que de sus trabajos hagan sus
colegas.
Las revistas de mayor reconocimiento en el campo contable a la fecha
de elaboración de este escrito se fijan por criterios técnicos y de calidad
dados por Colciencias y que deben cumplir. De esta forma se ha guiado
el proceso de objetivación del capital cultural. En 1992 fue expedido
el Decreto 1444, que se ocupó de la remuneración de los profesores de
universidades públicas, vinculó los incrementos salariales de estos profesores
a su producción académica y generó procesos dentro de las instituciones
para valorar los productos y transformarlos en puntos de incrementos
salariales, con algunas diferencias entre universidades.
Charum (2004) nos deja saber que desde el 2000, se han venido haciendo
esfuerzos para que cada versión de Publindex incorpore las características
de los índices bibliográficos internacionales: volver públicos y disponibles
los resultados de investigación, crear hábitos en las publicaciones científicas
tanto para autores, como para editores, evaluadores e integrantes de los
comités científicos y editoriales, y la creación de una “memoria estructurada”
de la ciencia. El servicio de indexación se volvió permanente desde 2003,
con información que presentaron los editores de 2002; allí se abrieron
ya las categorías A1, A2, B y C, con A1 como la categoría de más alta
calidad y C, la que Colciencias les otorga a las revistas que han empezado
a cumplir los parámetros de las revistas científicas internacionales.
Las revistas del campo contable van de la mano del desarrollo de
los procesos investigativos en el contexto de las ciencias económicas y
administrativas. Es por esto que en los resultados de Publindex siempre
vemos revistas del campo de la economía que siempre mantienen su
dinámica: Desarrollo y Sociedad, UniAndes; Lecturas de Economía, U. de A.;

34
Memoria Encuentro EnvI-2016

Cuadernos de Economía, U.Nal; Revista de Economía Institucional, UniExternado
de Colombia; y Estudios Gerenciales, Icesi. Ensayos sobre política económica, del
Banco de la República; Coyuntura Económica, y Coyuntura Social, Fedesarrollo;
Sociedad y Economía, UniValle; Economía, Gestión y Desarrollo, Pontificia
Universidad Javeriana; Revista de Economía del Rosario, Universidad del
Rosario; Perfil de Coyuntura Económica, U. deA.; Boletín del Observatorio
Colombiano de Energía, UNal.
Con relación al campo de la Administración las revistas más visibles son:
Revista Escuela de Administración de Negocios, UniEAN; Pensamiento & Gestión,
UniNorte; Innovar, Unal; Cuadernos de Administración, UniValle; Universidad y
Empresa, UniRosario; Ad- Minister, Revista de la Escuela de Administración, Eafit;
Cuadernos de Administración, Pontificia Universidad Javeriana.
Las revistas del campo contable más visibles son: Lúmina, de la
Universidad de Manizales; Cuadernos de Contabilidad, de la Pontificia
Universidad Javeriana; Contaduría Universidad de Antioquia, de la Universidad
de Antioquia; Algunas revistas, como la Revista Internacional Legis de
Contabilidad & Auditoria, publicada por la compañía Legis, han hecho
esfuerzos importantes que seguramente le darán visibilidad en el futuro
cercano en los espacios formales del campo; otro esfuerzo importante es
la publicación Colombian Accounting Journal, liderada desde la Universidad
de Medellín, con periodicidad anual, cuyo primer número se editó en el
2007; de igual forma, se debe mencionar la Revista ConCiencia Empresarial,
(ISSN 2011- 9704) de la Institución Universitaria de Envigado, que hasta
diciembre del 2013 hizo visible seis (6) Números, y muchos de sus productos
han contribuido al fortalecimiento del Grupo de Investigación de Ciencias
Empresariales, GICE- IUE.
Son todas estas revistas las que han recibido en su conjunto la mayoría
de los productos que han contribuido al fortalecimiento de los grupos
de investigación contable y sin embargo, la dinámica de la investigación
contable en Colombia y el capital simbólico que se ha edificado a partir de
ella, aun son bastante modestos.
En contraste con el escaso desarrollo de las revistas contables
nacionales, es distinto el panorama que se vislumbra en el mundo contable
internacional y son las bases de datos extranjeras o internacionales las que
nos muestran la producción de la investigación contable foránea y estas
revistas que a continuación describimos, nos exhiben más claramente no
sólo los volúmenes de trabajos publicados, sino sus temáticas, sus enfoques,
sus metodologías, y la procedencia institucional de sus autores.
Unos estudiosos destacados de la evolución de las publicaciones
contables como Chen, Chan y Cheng, (2007, p.188), identifican la siguiente

35
Memoria Encuentro EnvI-2016

lista de revistas (journals) como las principales en investigación contable:
Abacus; Accounting, Auditing and Accountability Journal; Accounting and Business
Research; Accounting and Finance; Accounting Review; Accounting, Organization and
Society; Auditing: journal of Practice & Theory; Behavioral Research in Accounting
(BRIA); British Accounting Review; Contemporary Accounting Research (CAR);
European Accounting Review, (EAR); Issues in Accounting Education; Journal of
Accounting and Economics (JAE); Journal of Accounting and Public Policy; Journal of
Accounting Research; Journal of Accounting, Auditing and Finance (JAAF); Journal
of Management Accounting Research (JMAR); Journal of the American Taxation
Association (JATA); Journal of Business, Finance and Accounting (JBFA); Managment
Accounting Research (MAR); National Tax Journal (NTJ); Review of Accounting
Studies (RAST); y Review of Quantitative Finance and Accounting.
Deja saber la anterior información, que de ese amplio número de
publicaciones que han mantenido un alto nivel de calidad, pueden dar
cuenta de un campo de investigación maduro y que se convierte en una
gran oportunidad para los investigadores colombianos, y se hace necesario
hacer permanente seguimiento al Public Accounting Report Survey, para estar al
tanto de la producción académica y científica que circula por estos medios
de difusión de la ciencia y la tecnología contable.
De igual forma, es una opción para hacer seguimiento a las
transformaciones de la disciplina contable, al analizar los cambios en las
diferentes fuentes textuales, de aquello que dan cuenta, del conocimiento
acumulado (conocimiento de frontera), en distintos momentos de la
construcción académica y científica de la comunidad contable internacional.
Y es justo en este tipo de fuentes sobre los cuales tendremos que estar muy
atentos para identificar en ellos los principales temas que van emergiendo
y que son de nuestro interés.

Contexto internacional, una mirada global

En las últimas décadas, el mundo ha sido escenario de profundas y
veloces transformaciones en los órdenes económico, político, social,
cultural y ambiental. Resaltar algunas de estas tendencias y dinámicas de
desarrollo en el mundo contemporáneo, en el entornos global, se considera
significativamente importante para concebir y desarrollar una mirada
al quehacer de la educación superior, como es el caso de la Institución
Universitaria de Envigado, en lo que respecta al programa de Contaduría
Pública.
Es bueno dejar sentada la postura de la concepción de contabilidad como
forma de pensamiento y como instrumento de acción social en el comercio,

36
Memoria Encuentro EnvI-2016

las organizaciones y el Estado, y esta concepción hoy ha trascendido las
fronteras nacionales desde hace centurias. Tal trascendencia territorial
aconteció también con su enseñanza y se hace más evidente para la época
con el ideario de una meta –regulación de la información contable en
tiempos de globalización financiera. No es de extrañar, por tanto, que sus
potencialidades y logros se expandan geográficamente al mismo tiempo
que se hacen presentes sus limitaciones, constreñimientos e impactos
económicos, sociales, culturales y medioambientales.
La preocupación por el hombre, el medioambiente y los acuerdos
sociales más convenientes para la convivencia están en el centro de los
planteamientos de una tendencia de la contabilidad ambiental que busca
brindar su aporte al bienestar social y a la sustentabilidad ecológica, temas
que se configuran como referentes internacionales e invitan a que la
educación, la formación y la pedagogía hagan lo propio.
Algunos autores como Doupnik Timothy, Perera Héctor, (2007), Pablo
Archel Domench, Javier Husillos Carqués, Jorge Manuel Gil, William
Rojas Rojas, Mauricio Gómez Villegas, (2009), Gerhard G Mueller;
Helen Gernon; Gary K. Meek, entre otros, plantean que es hora de
reconceptualizar la dimensión internacional en contabilidad, en tanto que,
la dimensión internacional de la contabilidad y de la contaduría pública no
puede continuar siendo exclusivamente enfocada a: la regulación contable
financiera; las directrices de la industria contable internacional y sus gremios;
los proyectos ecuménicos de ingeniería financiera para la “dispersión del
riesgo” y la construcción de una arquitectura financiera internacional; y un
enconado esfuerzo hacia la privatización de las ganancias y la socialización
de las pérdidas por parte de los grandes conglomerados transnacionales y
de los especuladores financieros.
En consonancia con lo enunciado en líneas precedentes, Gómez Villegas
Mauricio sostiene que hay una apuesta por la exigencia de una “rendición de
cuentas” de las empresas y grandes corporaciones, por una reconfiguración
del “interés público”, más allá de la mirada convencional del valor e interés
financiero, proceso en el que la contabilidad debe participar; e igualmente,
evidencia la necesidad de ampliación de la noción del usuario -tipo de
la contabilidad que descentre verdaderamente la idea del inversor como
el prototipo de destinatario de la información y el control contables-;
asimismo, enuncia el compromiso con el proyecto de formación ilustrada
que la modernidad planteó y que reclama una integración articulada del
hombre, la naturaleza y las ciencias sociales en la educación contable y en
el rol mismo de la contabilidad.

37
Memoria Encuentro EnvI-2016

Estos aspectos señalados por el autor, tienen a todas luces, una dimensión
internacional en nuestra comprensión de la contabilidad y del camino
para participar en la construcción de otros derroteros para la sociedad
colombiana desde el actuar de la disciplina que servimos, y de la profesión
contable que se ostenta hoy.
Surge entonces una gama de reflexiones que es necesario plantearlas:
¿cuáles son los retos que enfrenta la profesión contable? ¿Cuáles son
las respuestas que debería dar la Academia respecto de dichos retos?
¿Cómo deben formarse los profesionales contables del futuro? ¿Qué tipo
de fundamentación epistemológica, conceptual, teórica y metodológica
asumen los docentes del campo de las ciencias contables? La mejor forma
de resolver esta pregunta sería echar mano de una amplia investigación a
través de la cual se han reunido las respuestas y es esto lo que ha rastreado
el trabajo de Cárdenas et al. (2013).
Para estar en esta sintonía presento la postura del presidente de la
federación Internacional de Contaduría Fermín del Valle, quien buscó los
siguientes objetivos: Alcanzar una completa convergencia mundial respecto
de las normas internacionales de contabilidad y auditoría; Ocuparse de
las necesidades de las pequeñas y medianas empresas y de las pequeñas y
medianas prácticas contables; Promover la calidad en todas las áreas de la
profesión; Responder a las demandas de cambio del mercado; Continuar
satisfaciendo los compromisos con el interés público.
Otra voz autorizada en el ámbito internacional es la de Ellen M. Heffes,
quien nos resumió el pensamiento de James J. Abel, presidente de Financial
Executives International (2009) quien en ese año identificó los principales
cambios en el mundo de los ejecutivos financieros y se relacionaban con:
Crisis económica global; Medición al valor razonable; Impuestos a cargo de
las empresas; Xbrl y otras consideraciones de tecnología; Convergencia entre
las normas contables estadounidenses e internacionales; Combinación de
negocios; Presentación de estudios financieros; Mayores requerimientos de
información financiera; Controles y administración de riesgos; Beneficios
a empleados; Clima de cambios legislativos y regulatorios.
Deja saber todo lo anterior que la Globalización es una palabra clave
en esta nueva arquitectura, y hoy en día, el nuevo escenario global va más
allá, se refiere a las regiones y los bloques de países que son los que mueven
la Economía Mundial, como lo sostiene el contador público Luis Raúl
Uribe Medina (2013).
Sostiene que las empresas y muchos contadores en Colombia empiezan
a conocer y aplicar las Normas Internacionales de información Financiera
-NIIFs- por la necesidad de tener una información contable y financiera

38
Memoria Encuentro EnvI-2016

más clara y transparente para el inversionista y público en general y que
sea útil para la toma de decisiones económicas. Y es justo, la Ley 1314
de 2009, la que marca el inicio del proceso de convergencia de nuestra
normativa contable con Estándares mundiales de información financiera,
es decir la búsqueda de un lenguaje único de los negocios.
En el orden económico, las nuevas dinámicas están asociadas a la
intervinculación global de los procesos productivos, la concentración del
capital financiero y el desarrollo de nuevas tecnologías. La intervinculación
de la producción y la integración de la fuerza de trabajo en el nivel mundial
tienen como vías principales la transnacionalización empresarial, el
establecimiento de redes globales de producción y las fusiones empresariales
transfronterizas. Dadas las restricciones estatales a la migración, no existe
realmente un mercado global de la fuerza de trabajo, solo permanece
como tendencia la movilidad de mano de obra altamente calificada hacia
los principales centros de producción del mundo y es justo esto lo que
corroboran las instituciones de educación superior que tienen como eje de
formación lo profesionalizante.
En este contexto, el capital productivo, además de desligarse de los
Estados-nación, no vincula la ganancia a los niveles de vida de la población
trabajadora y se configura un mercado laboral caracterizado por mayores
exigencias de talento humano altamente calificado, incremento en la
flexibilidad laboral, creciente informalidad, profundas diferencias salariales
y altas tasas de desempleo, subempleo y paro, como lo refrenda el Plan
estratégico de Antioquia, Planea, (2013).

Una aproximación al enfoque y perspectivas desde el
Consejo Técnico de la Contaduría Pública y la Junta
Central de Contadores

Un miembro del Instituto Nacional de Contadores Públicos como es
Castro, V. René M. (2008), sostenía que la profesión contable colombiana
enfrentaba los siguientes retos:

Retos y desafíos de la profesion contable

El paso de la Junta Central de Contadores del Ministerio de Educación
Nacional al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo

39
Memoria Encuentro EnvI-2016

La discusión sobre la implementación de estándares internacionales en
Colombia

La necesaria discusión sobre los diferentes proyectos de colegiatura

La actualización de los programas académicos de las facultades de
Contaduría
La investigación contable sobre temas de actualidad
La necesidad de establecer en Colombia, especializaciones y maestrías en
materia contable

La discusión, en forma conjunta con el gobierno, sobre la necesidad de
conformar un único ente a nivel gubernamental que emita normas contables

La participación en la discusión de los borradores de los estándares
internacionales

Capacitación en estándares internacionales

La participación masiva de los contadores públicos en los gremios
profesionales

La discusión con la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF)
sobre un proyecto donde se incluirán a los abogados y contadores como
sujetos obligados de Reporte de Operaciones Sospechosas de sus clientes

En este concierto de voces autorizadas, recurro a Jaime Alberto
Hernández Vásquez, en la actualidad miembro del Consejo Técnico de
la Contaduría, quien señala los siete pecados capitales de la profesión
contable:

Los pecados capitales de la profesión contable
Ausencia de una política de marketing
Ausencia de una política de precios y tarifas
Ausencia de una adecuada selección de clientes

40
Memoria Encuentro EnvI-2016

Ausencia de una adecuada política de calidad
Ausencia de una política de actualización y educación continua
Ausencia de una adecuada defensa legal y disciplinaria
Ausencia de una política de solidaridad de cuerpo

La estructura de este texto escrito deja saber los aportes y los desafíos
en que incurre la contabilidad en un contexto como el que se ha descrito
en cada uno de los aportados señalados. Es innegable que la contabilidad,
como lo muestran cada uno de los autores citados, ha estado envuelta en
un proyecto foráneo e impuesto por las fuerzas exógenas que regulan los
mercados internacionales. Esto contado en estas líneas, es una invitación a
la reflexión y para la construcción de un corpus conceptual racional para
la contabilidad académica.
En muchos casos esperamos impactar con estas conceptualizaciones
las prácticas contables en que incurrimos en nuestras vidas cotidianas. El
analizar el papel que cumplen las regulaciones, las nuevas concepciones
del rol de la información, la valoración, el análisis financiero y el riesgo,
entre muchos otros temas de interés para la vida contable, tiene sus propias
implicaciones. Este esfuerzo aquí esbozado permite, a nuestro juicio, que
la contabilidad construya lentamente su propia “imagen identitaria”. Esta
imagen identitaria ha estado, en las últimas décadas, atada al proyecto
homogeneizador y colonizador que el pensamiento de la economía
estándar (neoclásica- marginalista) ha conseguido.
Sin embargo, el carácter contextual, histórico, cultural, social,
institucional y político de la contabilidad quizás no logre quedar recogido
y comprendido solamente por la abstracción generalizadora de las visiones
mecanicistas de la ciencia y de sus modelos convencionales de causalidad
lineal. Este escenario descrito hasta ahora, destaca un tema central, y es la
nueva condición del conocimiento contable como elemento estructurante
del desarrollo que nuestro país persigue y que la región colombiana sueña.
Se enfatiza en todas las esferas sociales, políticas y culturales el nuevo
papel que entra a desempeñar el conocimiento como base material del
modelo capitalista de producción, y se establece como la materia prima del
mismo, como motor de los procesos de desarrollo y como eje central de cada
una de las dinámicas productivas. Algunos autores coinciden en señalar
que la actualidad es la era de las industrias basadas en el conocimiento
y la innovación, la era del crecimiento económico fundamentado en la
inteligencia humana y con esta es con la que se trabaja en las Instituciones
de educación Superior, como es el caso de la Institución Universitaria de

41
Memoria Encuentro EnvI-2016

Envigado, IUE, y el pregrado de contaduría pública no es la excepción
para esta regla.
Las fuerzas de la internacionalización son irreversibles, los impulsores
clave que las mantendrán en curso son la creciente estructura multinacional
de las organizaciones de negocios, la globalización de los mercados y frente
a la globalización de los mercados y la calidad como política eficientista,
no queda sino el desafío de la calidez de las interacciones entre amigos y
las agendas compartidas para poder soñar una mejor formación de seres
humanos en un clima de confianza y lealtad con el otro.
Esperamos que todo lo relacionado en las líneas precedentes nos hayan
permitido hacer el acercamiento propuesto al contexto internacional en el
que se ubica la ciencia contable, y que cada uno de los párrafos anteriores
haya cumplido su función de ayudar a describir, y explicar el quehacer de
la comunidad académica y científica contable, al igual, haber identificado
los distintos actores que tienen gran incidencia en el campo contable y sus
prácticas académicas e investigativas en que incursionan para determinar
retos y desafíos de cara a tener referentes nacionales e internacionales en
una joven institución como lo es la Universidad de Envigado.

Bibliografía

Bermudez G. H. (2009). Los Retos que la profesión contable le plantea a su
academia. En el I Encuentro Nacional de Profesores de Contaduría
Pública. Marzo 19, 20 y 21. Ponencia central. Pontificia Universidad
Javeriana. Bogotá.
Cárdenas L. R. (2009). La pregunta, un instrumento forjador de sentidos: Una
ventana al mundo de las Comunidades de Indagación, un taller de interrogación
infinita. En: Conciencia Empresarial, No 3 julio a diciembre. Facultad
de Ciencias Empresariales, Institución Universitaria de Envigado.
P.139 a 167. Envigado.
Cárdenas L. R. et al. (2013). Estructuración de líneas de investigación en los
programas de Contaduría Pública: estudio de caso IUE, CUR, EAFIT. 1ra
Edición, Editorial L.Vieco S.A.S. Medellín.
Charum, Jorge. (2004). La construcción de un sistema nacional de
indexación, el caso de Publindex. Convergencia, revista de ciencias
sociales, 11 (35), 293- 309.

42
Memoria Encuentro EnvI-2016

Chen, Carl R.; Chan, Kam C. y Cheng, Louis T. (2007). Global Ranking of
Accounting Programmes and the elite effect in Accounting Research.
Accounting and Finance, 47, 187- 220.
Eisenhardt, K. M. (1989). BuildingTheories from case study research. Academy
of management Review, 14 (4), pp. 532 – 550.
Eisenhardt, K. M., Graebner, M. E. (2007). Theory building for cases:
opportunities and challenges. Academy of Management Journal, 50 (1), pp.
25– 32.
Patiño, Jacinto Ruth Alejandra y Santos, Gerardo. (2009). Planes de
estudio de Contaduría Pública en Colombia y las propuestas de formación
profesional. En Revista Internacional de Contabilidad & Auditoria,
Legis, Bogotá, Número 37, Enero – Marzo. P.131 a 163.
Doupnik Timothy; Perera Hector, (2007). Contabilidad Internacional,
primera edición, McGraw- Hill Interamericana, México
Domench, Pablo Archel; Carqués Husillos Javier; GIL Jorge Manuel,
ROJAS Rojas William. (2009). Irrupciones Significativas para pensar la
Contabilidad. Primera edición Facultad de Ciencias de la Administración,
Universidad del Valle, Cali
Macias, Cardona Hugo A. y Cortés, Cueto Jaider Rafael. (2009). El Campo
de la Investigación contable: oportunidades para los investigadores c o l o m b i a n o s.
En: Cuadernos de Contabilidad. Vol. 10 No 26. Enero a Junio,
Pontificia Universidad Javeriana. Facultad de Ciencias Económicas
y Administrativas, Departamento de Ciencias Contables.
Santafé de Bogotá, D.C. p. 21 a. 47.
Morin, Edgar. (1984). Teoría y Método. En Ciencia con Conciencia.
Barcelona, Anthropos, 1ra edición, Madrid.
Mueller, Gerhard G; Gernon, Helen; Meek, Gary K. (1999). Contabilidad:
una perspectiva Internacional. Primera edición, McGraw Hill. México.
Uribe Medina Luis Raúl. Enfoque a las Normas Internacionales
de Contabilidad en Colombia. NIIFs. Grupo editorial Nueva
legislación Ltda. Bogotá, D.C.
Heffes, Ellen M. FEI CEO´s (2009). Top Challenges for Financial
Executives, financial executive/ january/february. Disponible http://
www.financialexecutives.org/eweb/upload/FEI/FE0209_FinRep_14_16.pdf
Planea. Plan Estratégico de Antioquia. (2003). El Desarrollo Local y Regional
para Antioquia. Una propuesta estratégica. Medellín, Gobernación de
Antioquia. p.24
Castro, V. René M. (2008). Retos de la Contaduría Pública. Disponible en
http://www.incp.org.co/Site/2008/Mails/separata2.pdf
Hernández, Vásquez Jaime Alberto. (2013) Los siete pecados capitales de

43
Memoria Encuentro EnvI-2016

la profesión contable. Disponible en http://www.actualicese.com/expertos/
los-siete-pecados-capitales-de-los-contadores-publicos-septimo-pecado-
jaime-a-hernnadez/
Yin, R. K. (2008). Case study research: design and methods (applied social
research methods). Thousand Oaks- California: SAGE.

44
Memoria Encuentro EnvI-2016

Estrategias que promueven
la gestión de la cultura tributaria

Iván Darío Lara Herrera3
Director académico del programa de Contaduría Pública.

Resumen
Este artículo sobre estrategias que promueven la gestión de la cultura
tributaria tiene como fin esencial identificar las diferentes formas, técnicas
y métodos que existen para su promoción en las empresas del sector de
educación superior colombianas, en términos de promover una cultura
de la legalidad; asimismo, apropiar una gramática básica que esté en
relación con la gestión de la cultura tributaria y la evasión. Este es el
resultado de una investigación exploratoria, en tanto se caracteriza por
la flexibilidad para ser sensible a lo inesperado y descubrir otros puntos
de vista no identificados previamente, y se fundamenta en el estudio de
caso, para continuar cualificando cada una de las potencialidades que
nos acompañan para el buen desempeño de nuestro oficio de contadores
públicos en una época disruptiva, imprevisible y compleja.

3 Candidato a Magíster de la Universidad de Manizales, Contador Público, Tecnólogo
en Administración Tributaria. Docente tiempo completo Corporación Universitaria
Americana, CUA. Email: ivanlarah@hotmail.com. Celular 3147163427

45
Memoria Encuentro EnvI-2016

Palabras clave: cultura del tributo, evasión, gestión tributaria, política pública,
prácticas de legalidad

Introducción

El ser parte de la dirección del programa académico de contaduría
pública de la Corporación Universitaria Americana, nos permite adelantar
un proyecto de investigación titulado “Estrategias que promueven la
gestión de la Cultura Tributaria en las Instituciones de Educación Superior
colombianas, estudio de caso Corporación Universitaria Americana, CUA”.
Este proyecto es desarrollado en forma de investigación cualitativa de
carácter descriptiva-exploratoria, priorizando la investigación documental
y los estados del arte en el ámbito de la cultura tributaria y haciendo uso
del estudio de caso.
A partir de lo anterior, y con un tema de interés personal y profesional que
está en la línea de trabajo investigativo de la CUA, se plantea la siguiente
pregunta de investigación: ¿cómo promover estrategias que ayuden a
gestionar la cultura del tributo al interior de las Instituciones de educación
superior en el Municipio de Medellín? El objetivo que se planta deja saber
de la necesidad de visualizar aquellas prácticas exitosas que promuevan el
desarrollo de estrategias que ayuden a posicionar la cultura de la tributación
en Colombia que hoy congrega a los más notables expertos tributaristas,
entre quienes se encuentran: miembros del comité de tributaristas de la
Andi, miembros del Colegio de Contadores de Antioquia (Acontual),
así como destacados miembros del Colegio de Estudios Tributarios de
Antioquia (CETA), renombrados asociados contadores de Antioquia y
profesores investigadores que es necesario visibilizar y promover para el
beneficio de la sociedad del conocimiento y de la información tributaria de
la región. De esta manera, el objeto del estudio planteado es determinar
los componentes esenciales de la política pública y las distintas formas de
promoción de la cultura de la tributación en las instituciones de educación
superior del Valle de Aburrá.
Para lograr este cometido el proyecto tiene como enfoque metodológico
el exploratorio y el descriptivo, desde una postura hermenéutica que busca
obtener a partir de la misma una historia de los conceptos de cultura de la
tributación, política pública, gestión tributaria, declaración de impuestos,

46
Memoria Encuentro EnvI-2016

administrador tributario, declaraciones tributarias y cultura de la legalidad.
También se hace el rastreo de los antecedentes bibliográficos a través de los
cuales se identifican fuentes de información significativas en el medio de
la política tributaria colombiana, según autores y escuelas de pensamiento,
y a la vez, se rastrean los grupos de investigación existentes en el campo
de la tributación en las instituciones de educación superior que están
acreditadas al momento de la escritura de este texto, a partir de sus líneas
de investigación, e igualmente se identificaran las revistas especializadas
más sobresalientes al respecto, así como aquellos encuentros más notables
que logran congregar a un público especializado en el campo de la política
pública y la política tributaria y fiscal de este país.
Así las cosas, el resultado de este proceso que bosquejamos en estas
líneas se traduce en una serie de recomendaciones para apropiar por
parte de los directamente implicados en esta situación problémica que
hoy enfrentamos al diseñar estrategias de gestión de la cultura tributaria
al interior de las instituciones de educación superior colombianas. Todo
ello para contribuir, de esta manera, con la cualificación de la comunidad
académica y científica que hace parte de la Corporación Universitaria
Americana (CUA), así como con la comunidad de contables y científicos
en el campo de la gestión tributaria colombiana y poder integrar la red de
trabajo colaborativo que existe a este respecto.

Cómo apropiar la concepción de la Política Pública y de
la Gestión de la Cultura Tributaria en las Instituciones
de Educación Superior Colombianas

Para efectos de la presentación de este recorrido se proponen varios
momentos, así: Inicio y materialización de la idea, Identificar el
problema como centro del proceso, Ubicar el objeto y determinar
procedimientos conceptuales, Determinar métodos de acción,
Recurrir a procesos de interpretación, y finalmente, Resultados y
derivaciones. Para hacer este relato me aventuro a establecer un juego
de experiencias y vivencias en cuyo caso el único protagonista es el sujeto
de la enunciación del discurso tributario y legal.
Momento de inicio y materialización de la idea: Este proceso
investigativo se orienta desde un título provisional que sirve de faro
orientador al mismo y que se reconoce como “Estrategias que promueven la
gestión de la cultura tributaria en Instituciones de Educación Superior colombianas: un

47
Memoria Encuentro EnvI-2016

estudio de caso”, tiene su origen en un intento por conciliar dos intereses,
el personal que responde a las preocupaciones de un estudiante de la
Maestría de Educación de la Universidad de Manizales, y a las búsquedas
teóricas que se circunscriben a dos ámbitos, rastrear cómo se gestiona la
cultura tributaria, el objeto de estudio y en caracterizar dicha gestión a la
luz de los ejes básicos que permiten esta tarea. Por otro lado, el conjugar
los propósitos institucionales más cercanos a profundizar sobre aportar
criterios tanto en el ámbito teórico como metodológico que contribuyan
en algunos casos a replantear y en otros a optimizar directamente el
trabajo de coordinador del programa académico de contaduría pública y
el énfasis que se busca en su plan de estudios, para conjugar el quehacer
como Magister en Educación desde el ámbito de la Educación desde la
diversidad, como experto desde el oficio de tributarista que vislumbra un
tema muy pertinente para coadyuvar en el mejoramiento del mismo, que
es lo que bosquejamos y proponemos en estas líneas que estructuran este
texto que usted amigo lector revisa y conceptúa.
A lo anterior se suma el interés creciente de la División de Impuestos y
Aduanas Nacionales (DIAN), que para la fecha anda como ente ejecutor
de una reforma tributaria que desde el eje central se promociona y se
divulga, por un lado, y la Facultad de Ciencias Empresariales, Económicas
y Contables de la CUA, por el otro, al visualizar que por intermedio
del plan de estudios se diesen alternativas de solución a las distintas
problemáticas presentadas en la geografía colombiana en términos del
propósito de formación de la misma, para que a la luz de lo planteado
por un estudiante de postgrado, se pueda dinamizar e impulsar la cultura
investigativa, interés que se materializa en una pluralidad de estrategias, y
en la apropiación de competencias investigativas y científicas.
Así mismo, la preocupación por la cualificación que se verá finiquitada
al terminar el ciclo de formación de tercer nivel como se consideran
los postgrados, que como espacios de formación permiten airear las
concepciones y entablar nuevas relaciones con el ámbito académico,
que dejan huellas y permiten intercambios que afinan más nuestras
capacidades y nos acerca al deber ser de la comunidad científica nacional
y que esperamos potenciar con un tema que es de suma importancia desde
lo personal y profesional.
En consecuencia, cada una de las sesiones de trabajo académicas
asumidas durante el desarrollo del plan de estudios con quienes se
bosqueja el proyecto para presentarlo a la Dirección de Investigación de la
CUA, ente que regula y administra el proceso de investigación al interior
de la Universidad. Es en este contexto en el que se presenta el proyecto

48
Memoria Encuentro EnvI-2016

“Estrategias de promoción de la gestión tributaria en las Instituciones
de Educación Superior colombianas: un estudio de caso” con el fin de
participar en la fase final del proceso postgradual y terminar el ciclo de
formación.

Identificar el problema como centro del proceso

Todo proceso de investigación se consolida al momento de tener como
eje central el problema de investigación y considero que eso es lo que
se bosqueja al formular las siguientes preguntas bajo la concepción de
Cárdenas (2009) y haciendo uso de observaciones directas a partir de
prácticas consuetudinarias que se llevan a cabo al interior de Instituciones
de Educación Superior, que se erigen en nuestra unidad de análisis,
veamos: ¿Qué es una estrategia? ¿Cómo diseñar una política pública
que ayude a promover la cultura de la gestión tributaria? ¿Qué tipo de
estrategias, métodos y formas de gestión promueven la cultura tributaria
al interior de las Instituciones de educación superior en el Municipio de
Medellín? ¿Qué tipo de estrategias, métodos y formas deberá implementar
el administrador fiscal para promover una cultura de la legalidad? ¿Cómo
convertir la DIAN en un centro emisor de información y conocimiento,
y en ese administrador ideal de la política fiscal de alcance universal: que
promueva una cultura de la legalidad a través de prácticas exitosas?
Cada uno de estos interrogantes es fruto del trabajo de asesoría contable
a los contribuyentes que ha permitido sistematizar este interrogatorio que
se traduce en una forma de vida como contador en entidades públicas
y privadas, y en el ejercicio de la docencia, se convierten en preguntas
generadoras de este proceso de investigación bosquejado a lo largo de este
escrito y que esperamos sea punto de inicio a una comunidad de indagación
y de colaboración en función de lo tributario.

Ubicar el objeto y determinar procedimientos
conceptuales

Se hace necesario ubicar el contexto conceptual y teórico de una
categoría central en la estructura de este texto como lo es la concepción de
política pública, y para ello recurrimos a una fuente como lo es Wikipedia
(2016), que nos deja saber que las políticas públicas son los proyectos y
actividades que un Estado diseña y gestiona a través de un gobierno y

49
Memoria Encuentro EnvI-2016

una administración pública con fines de satisfacer las necesidades de una
sociedad.
Para determinar mejor este contexto de ubicación recurrimos a un
concierto de voces autorizadas que nos acercan al concepto, que nos
ayudan entender lo siguiente:
Dye (2008) define a la política pública “es todo lo que los gobiernos
deciden hacer o no hacer”.
Aguilar Villanueva (1996) en tanto, señala que una política pública es
“en suma: a) el diseño de una acción colectiva intencional, b) el curso que
efectivamente toma la acción como resultado de las muchas decisiones e
interacciones que comporta y, en consecuencia, c) los hechos reales que la
acción colectiva produce”.
Oszlak y O´Donnell (1981) entienden que “las políticas estatales (o
públicas) en nuestra definición la concebimos como un conjunto de accio­
nes u omisiones que manifiestan una determinada modalidad de interven­
ción del Estado en relación con una cuestión que concita la atención,
interés o movilización de otros actores de la sociedad civil”.
Omar Guerrero (1988) dice que “las políticas públicas son una forma de
comportamiento gubernamental de antiguos pergaminos”.
Frohock (1979) afirma que “una política pública es una práctica social y
no un evento singular o aislado, ocasionado por la necesidad de reconciliar
demandas conflictivas o, establecer incentivos de acción colectiva entre
aquellos que comparten metas, pero encuentran irracional cooperar con
otros”.
Kraft y Furlong (2006) plantean que una política pública es un curso de
acción o de inacción gubernamental, en respuesta a problemas públicos:
“Las políticas públicas reflejan no sólo los valores más importantes de una
sociedad, sino que también el conflicto entre valores. Las políticas dejan
de manifiesto a cuál de los muchos diferentes valores, se le asigna la más
alta prioridad en una determinada decisión”. Denhi Rosas Zárate (2014)
concibe la política pública como aquella lógica racional, cristalizada en una
manifestación político-administrativa y social resultado de un intento de
definir y estructurar una base para actuar o no actuar por parte del gobierno
con otros actores (empresarios, sociedad civil, asociaciones privadas,
mujeres, jóvenes, personas adultas mayores, personas con discapacidad,
indígenas, migrantes, entre otros.), que se encuentran interrelacionados en
un momento y lugar específico.
Deja saber lo anterior que la evolución del término va vinculado a
las necesidades específicas de nuestro entorno social, cultural, político,
económico, psicológico e institucional. Es decir que, en el siglo XX, la

50
Memoria Encuentro EnvI-2016

toma de decisiones era exclusiva desde el gobierno, poseía el poder de
crear, estructurar, modificar el ciclo de la política pública. En el siglo
XXI, la participación de diversos actores es imprescindible en la toma de
decisiones para formar una Gobernanza en cualquier territorio, se debe
crear consenso y legitimidad en los asuntos públicos que se emprendan en
cualquier sociedad.

Cómo acercarnos a la concepción
de cultura tributaria

Para determinar el objeto y las perspectivas teóricas se recurre a voces
de expertos tales como Afonso Gorrín (2003), al costarricense Cornick
Jorge (1997), Tanzi (1995), Peña (1997a y 1997b), Casanegra y Bird (1992),
Silvani y Baer (1996), Costo y Arroyo (1994), Bird y Casanegra (1992),
Valencia (2000 y 2008), quienes brindan los fundamentos conceptuales y
teóricos que orientaron este proceso investigativo.
En primer término, se examinan el objetivo y las funciones de la
administración tributaria, y para ello recurrimos a Radano (s.f: 1) quien
sostiene que el objetivo de la administración tributaria es: “Proveer al
Estado de los fondos necesarios para su funcionamiento, los cuales deberán
ser legalmente definidos para que sean aportados obligatoriamente por
los contribuyentes”. Sin rechazar esta definición, los administradores
tributarios coinciden en que, en las condiciones actuales, resulta insuficiente.
De allí que propongamos sustituirla por la siguiente: La administración
tributaria tiene como objetivo la aplicación eficaz de la normativa tributaria vigente,
facilitando el cumplimiento voluntario, reduciendo sistemáticamente la evasión y el fraude
y minimizando el costo de la recaudación.
Actuando en consonancia con los principios orientadores de estos
fundamentos, hacemos uso de la teoría de la imposición óptima, teoría
avanzada del campo de los impuestos sobre las ventas e impuestos
territoriales (DIAN 2013). De igual forma, se sostiene que el determinar
el objeto y las perspectivas de aproximación teórica se da desde el enfoque
legal con base en la perspectiva Estatal, que nos muestra el paso de un
Estado de Derecho a un Estado Social de Derecho y sus implicaciones en
términos de la asunción de nuevas responsabilidades (aumento del gasto
público). Lo que dejó saber que los tributos son imprescindibles para el
cumplimiento de las finalidades que le fueron encomendadas al Estado.
Este Estado Social de Derecho Colombiano aparece como el marco

51
Memoria Encuentro EnvI-2016

jurídico y político que se impone en el campo económico, toda vez que lo
social conlleva un costo económico que debe asumir.
En Colombia durante los últimos años se vienen promulgando una
serie de normas y de leyes que hacen parte de un plan para estimular
la cultura tributaria, y recogen cada una de ellas una serie de estrategias
que van desde edades tempranas para incentivar la cultura tributaria en
aras de fomentar el bien común y de alcanzar la formación de individuos
responsables y comprometidos con las buenas prácticas tributarias. Sobre
esta base se espera del Estado Colombiano acciones futuras que permitan
colmar las necesidades básicas insatisfechas que por años se han venido
acumulando en la historia económica y social de nuestra geografía
colombiana buscando con ello poder contribuir al crecimiento y desarrollo
sostenible de una Nación que requiere montarse en el tren del progreso y
en la promoción de una “Ruta del Buen Vivir” de la población colombiana
que genere calidad de vida para todos sus habitantes, como fruto de una
acertada política tributaria y fiscal.
El plantear este articulo como derivación de un proceso investigativo,
es una invitación a continuar identificando nuevas estrategias, métodos y
formas que aún existen como mecanismos de evasión en las empresas del
sector servicios de educación superior colombianas, para combatirlas en
términos de promover una cultura de la legalidad, y de igual forma, poder
medir percepciones, actitudes y comportamientos relacionados con las
razones y motivaciones frente al pago de los impuestos.
Por otro lado, teóricamente implica hacer uso de la historia para
entender la lucha contra la evasión tributaria y el contrabando, dos
elementos que están inmersos en nuestro proceso investigativo y que
hacen parte de la estructura central de nuestro objeto de conocimiento: la
cultura del tributo, que se constituye hoy en día en un tema central para
las agendas políticas de los países latinoamericanos, debido a su elevado
impacto en la estabilidad económica, en las estrategias de desarrollo y en
la gobernabilidad en general, y Colombia no es ajena a esta coyuntura.
Aunque las estrategias de control o fiscalización tributaria son
fundamentales en dicha lucha, resulta claro que el esfuerzo por
controlar el cumplimiento tributario y generar un riesgo creíble ante
el incumplimiento no basta por sí solo para vencer las prácticas de
evasión. Es necesario desarrollar una cultura tributaria que permitía a los
ciudadanos colombianos concebir las obligaciones tributarias como un
deber sustantivo, acorde con los valores democráticos que rigen nuestra
vida ciudadana. Promover a diario un mayor nivel de conciencia cívica
respecto al cumplimiento tributario es, junto a una percepción de riesgo

52
Memoria Encuentro EnvI-2016

efectivo que genera el incumplimiento, lo que permitirá a los países de la
región disminuir los elevados índices de evasión y contrabando existentes.
El querer aportar para desarrollar dicha cultura no es, sin embargo,
una tarea fácil, pues requiere la convergencia de políticas de control
con políticas de carácter educativo y hacer una relación estrecha entre
Estado y Sistema Educativo superior para lograr aumentar su impacto. El
presente trabajo tiene por objetivo el presentar ese conjunto de estrategias
educativas que las administraciones tributarias (nacionales, subnacionales
e incluso locales) pueden implementar con la finalidad de desarrollar una
cultura tributaria sólida, potenciando además sus acciones de fiscalización.
En la primera fase del trabajo se aborda el problema de la legitimidad
social de las acciones de fiscalización o control, que pretenden ilustrar
de forma propositiva, en tanto ellas dependen en gran medida del grado
de rechazo social que deben ocasionar las conductas de incumplimiento
tributario. Se intenta mostrar que la valoración social del incumplimiento
tributario se basa en las percepciones que la colectividad tiene de la
administración tributaria, del sistema tributario y de la relación del Estado
con los ciudadanos, en un contexto que está permeado por la diversidad
cultural de nuestra geografía colombiana. Este contexto cultural nos
señala que cierto tipo de acciones educativas pueden converger con las de
fiscalización, en orden a modificar aquellas percepciones que refuercen que
el incumplimiento fiscal es nocivo y dañino para la salud social del pueblo
colombiano, e igualmente, ir consolidando un estado de legitimidad social
para el cual la fiscalización tributaria es un mecanismo urgente y necesario
de continuar afinando y haciendo mucho más eficaz, y menos punible que
lo actualmente implementado.
Cabe afirmar que este ejercicio escritural, además de su función
ordenadora en lo que respecta al sistema categorial, permite orientar el
diseño de los instrumentos previo al trabajo de campo y tomar decisiones
en lo que tiene que ver con los campos teoréticos.

Metodología
Determinar métodos de acción

Para lograr este objetivo propuesto, el proyecto tiene como enfoque
metodológico el hermenéutico, buscando el sentido de los conceptos
clave, y se quiere obtener a partir de este enfoque una serie de argumentos
que ayuden a comprender la necesidad de estudiar la política pública y
la gestión de la cultura tributaria de forma sistemática y con marcos de

53
Memoria Encuentro EnvI-2016

referencia conceptual y metodológicamente correctos; así como presentar
una caracterización de los componentes de la política pública y de lo
esencial de la gestión de la cultura tributaria que se han encontrado en
los diversos reportes que se presentan al interior de las áreas básicas de
la administración tributaria; e igualmente, proponer ideas que puedan
ayudar a diseñar estudios conceptual y metodológicamente apropiados.
Para ser fieles a lo propuesto, se hace uso de una serie de premisas que
nos permiten estructurar este escrito. Además, se asume el enfoque de
carácter mixto, dado que presenta componentes tanto de investigación
cualitativa como cuantitativa.
Las investigaciones mixtas se justifican porque son complementarias y
proveen diferentes tipos de conocimientos y ventajas al investigador como,
por ejemplo, el aporte de información detallada y nuevos enfoques de la
investigación (Binda y Benavent, 2013; Boeije, 2009; Eriksson y Kovalainen,
2008; Flick, 2014). Además, cada metodología tiene fortalezas que se
aprovechan mejor y debilidades que se minimizan al utilizarlas de manera
integrada (Gill y Johnson, 2010); así mismo, algunos métodos son mejores
para obtener distintos tipos de información.
Este desarrollo cobra vital importancia para los involucrados en el proceso
investigativo, en tanto se tiene en cuenta gran parte de la información
utilizada en el desarrollo del quehacer como docente de educación
superior en una institución como lo es la CUA, que retoma la experiencia
vivida en los distintos cursos de Presupuesto público, Contabilidad pública,
Tributaria I, II, III y IV y del rol que se desempeña en la institución objeto
de estudio. Así este proceso se asume desde la perspectiva de la investigación
etnográfica, a la cual se recurre “para presentar una imagen de la vida, del
quehacer, de las acciones, de la cultura, de grupos en escenarios específicos
y contextualizados” (Bernal, 2010, citando a Dennis y Gutiérrez, 2002).
En este contexto de actuación, el investigador se involucra en tanto
hace parte en la mayoría del tiempo del entorno de investigación, donde
comparte con las personas que hacen parte del objeto de estudio, desde
donde cumple un doble rol, el de partícipe del grupo y el de investigador,
con el objeto de interpretar los rasgos característicos y la dinámica propia
del grupo. En este orden de ideas, los investigadores hacen parte de los
esfuerzos por promover la gestión de la cultura tributaria, un acercamiento
a la metódica tributaria, desde lo conceptual, lo teórico y lo procedimental
en la educación superior; además se involucran en las actividades propias de
ella, lo que les permite obtener un conocimiento del estado de las mismas,
así como también, desde su rol como investigador se encarga de aplicar a
los integrantes del quehacer del área básica de contabilidad tributaria y

54
Memoria Encuentro EnvI-2016

finanzas, que llegarán al consultorio empresarial (estudiantes, egresados,
asesores, administrativos y empresarios), los instrumentos para obtener la
información necesaria y suficiente para el desarrollo de lo que se configura
en este escrito.
En consecuencia con lo anterior se realizaran encuestas, entrevistas y
reuniones de grupo con los actores involucrados: coordinador académico
y administrativo, docentes asesores, egresados, estudiantes, empresarios y
expertos. Desde el punto de vista cuantitativo, la recolección de los datos
se realizará por medio de encuestas, que se aplicarán a los participantes
en el proceso investigativo; por la observación directa, producto de la
experiencia de los investigadores en el día a día propio del ejercicio de sus
cargos como docentes de tiempo completo de la CUA; y mediante el análisis
de documentos provenientes de registros históricos, reportes que a su vez
complementan y contrastan la información para el proceso de indagación
en su etapa de análisis, lo que les permitirá formular conclusiones y dejar
planteado nuevos parámetros para la discusión en este estudio.

Descripción de población y muestra

El campo de actuación que soporta este quehacer investigativo se centra
en la Corporación Universitaria Americana, CUA, institución privada de
carácter nacional que se ubica en sede central en la ciudad de Barranquilla y
subsede en el Valle de Aburrá antioqueño, que es creada desde 2003 y abre
operaciones en el Municipio de Medellín en el 2012 con los registros calificados
y que alberga la facultad de ciencias empresariales, económicas y contables, y
los programas académicos de Contaduría Pública, Administración y Negocios
internacionales, siendo el primero enunciado al cual están inscritos los cursos
objetos de este análisis y que soportan los procedimientos que permiten
el análisis y la explicación de los datos involucrados, como son Presupuesto
público, Contabilidad pública, Tributaria I, II, III y IV que se imparte a los
estudiantes del programa de contaduría pública en el cuarto, quinto, sexto y
séptimo semestre, y se proyecta crear la asignatura de cultura tributaria como
resultado de este proceso; y el control fiscal que se ubica en el noveno semestre
y se prepara para hacer y desempeñar el rol de revisor fiscal, al interior del
consultorio contable. Este programa tiene como base a los actores que
participan en el desarrollo de los procesos lectoescriturales que asumen los
contenidos propios, como son vicerrectoría académica, director de procesos
académicos, área jurídica y el área de humanidades, el equipo de docentes
asesores, los estudiantes, los coordinadores de áreas y los egresados.

55
Memoria Encuentro EnvI-2016

Para una mejor comprensión de la fase procedimental es necesario
definir la población en dos grupos de acuerdo con el enfoque cualitativo o
cuantitativo. En este sentido, se viabiliza el uso de las herramientas propias
del enfoque etnográfico, en el cual se tienen en cuenta percepciones de
los coordinadores de área, así como del equipo de docentes asesores,
quienes hacen uso del legado que sistematizan, documentan y registran
en el tiempo de hacer uso de la función y rol de coordinación y asesorías
en el campo de referencia (humanidades o socio humanísticas), con
evaluaciones registradas a los estudiantes, en los últimos dos años 2015 a
2016 y conversaciones efectuadas con los egresados para ir configurando
nuestra unidad de análisis.
En el mismo sentido, en el ámbito cuantitativo se estudia la población de
estudiantes de los cursos en referencia Presupuesto público, Contabilidad
pública, Tributaria I, II, III y IV en los que han estado matriculados en los
dos periodos de análisis para este proceso de indagación, que para el caso
son 117 estudiantes. La selección de las asignaturas en referencia se hace
porque son los cursos que por docencia directa se han asignado en el plan
de trabajo anual y el taller por hacer parte del programa de permanencia
estudiantil para evitar deserción.
Respecto al equipo de docentes asesores asignados a la Dirección
académica del programa de contaduría pública, son en conjunto diez
(10), por su compromiso e idoneidad en el desempeño de sus funciones
como docentes catedráticos e igual comportamiento con los docentes
coordinadores de áreas básicas contable y tributaria- fiscal en tanto
llevan años acumulados y conocen la trayectoria de desempeño de los
estudiantes al igual que la estructura organizativa de la facultad de ciencias
empresariales, económicas y contables y han servido la cátedra de las
asignaturas en referencia, ellos son contratados por la institución para el
seguimiento, guía, acompañamiento y evaluación de los estudiantes que en
ocasiones van al programa de permanencia Universitaria (no deserción),
o sirven en los talleres de refuerzo académico que instaura la Institución
para acompañar a los estudiantes en riesgo académico e igualmente, se
determinan 15 estudiantes egresados. Esta muestra se decidió determinar
de forma intencional y a conveniencia, por ser el equipo que conoce a
probidad el objeto de estudio.

56
Memoria Encuentro EnvI-2016

Tabla: Población y Muestra
ACTORES POBLACION MUESTRA
Estudiantes 117 40
Director programa
académico contaduría
pública, docentes
10 10
asesores, coordinadores
del área contable,
tributaria y fiscal
Egresados 15 15
Fuente: Lara Herrera, Iván Darío (2016). Director programa académico
de Contaduría Pública, Facultad de Ciencias Empresariales, Económicas y
Contables, Corporación Universitaria Americana, CUA. Medellín.

Con el ánimo de contrastar la validez de los instrumentos, se lleva a
cabo una evaluación de la pertinencia y la claridad que estructura a los
mismos con expertos en el tema de referencia y en investigación. De este
proceso se emitieron recomendaciones y conceptos técnicos que ayudaron
al mejoramiento de los instrumentos.

Resultados y derivaciones

Para ir cerrando la finalización de este proceso investigativo en
ejecución, es importante hacer una conceptualización de la concepción
de política pública y de gestión de cultura tributaria en el campo contable
y poder materializar el propósito al presentar argumentos que ayuden
a comprender la necesidad de estudiar las políticas públicas de manera
sistemática y con marcos de referencia conceptual y metodológica
correctos; así como presentar una caracterización de la cultura tributaria
y sus estrategias de difusión que se han encontrado en los diversos reportes
que se hacen desde el administrador tributario; y finalmente, proponer
ideas que puedan ayudar a diseñar estudios desde un enfoque conceptual
y metodológicamente apropiados, en términos de ganar claridad en el
análisis de los resultados obtenidos como cierre del proceso de rastreo de
antecedentes empíricos.

57
Memoria Encuentro EnvI-2016

Un marco conceptual y metodológico para evaluar la
evidencia de las políticas públicas y la gestión de la
cultura tributaria

Apropiándonos de un marco conceptual y metodológico que nos permita
evaluar la evidencia de las políticas públicas y la gestión de la cultura
tributaria debemos hacer uso de las condiciones del entorno y nuestro
enfoque determina las estrategias que están encaminadas a la formación de
la cultura tributaria, teniendo en cuenta unas áreas de reflexión que se han
considerado como esenciales y que están en consonancia con los objetivos
planteados y que van con los siguientes interrogantes: ¿Cuáles son los
móviles del cumplimiento tributario? ¿Por qué es importante promover la
cultura tributaria? ¿Cómo se relacionan con este tema la ley, la ética y la
cultura, que son los tres grandes reguladores del comportamiento humano?
¿Por qué las acciones tendientes a lograr cambios culturales apuntan, hacia
la modificación de las percepciones, actitudes, conductas y valores?

Somos conscientes de que la adopción de toda estrategia implica dar
respuesta a las preguntas que estructuran la cultura de los esenciales
(Cárdenas2016), que indagan por el qué es, quién lo hace, para qué lo hace,
por qué lo hace, dónde lo hace, cómo y cuándo lo hace. Lo que implica
entonces que se analicen las características de las estrategias de promoción
de la cultura tributaria en aspectos tales como sus objetivos y alcances, los
protagonistas, los destinatarios, los contenidos y las herramientas, como
lo propusiera el Centro Interamericano de administraciones Tributarias
(CIAT, 2008).
Existe un creciente interés en la administración tributaria por la formación
de cultura tributaria, esto es, por la adopción de estrategias que permitan
hacer conciencia en el propio país sobre la importancia del cumplimiento
de las obligaciones en materia de ingresos internos y aduaneros, pero desde
un enfoque educativo que no se centra exclusivamente en la población
contribuyente, sino que más bien dirige sus esfuerzos a los no contribuyentes,
que van desde los niños y los jóvenes hasta los adultos que no forman parte
de la base de contribuyentes efectivos, ya sea porque legalmente no tienen
obligaciones impositivas directas o porque se desenvuelven en el ámbito de
la informalidad.
En este texto concebimos la concepción de cultura (DRAE, 2001) como
el conjunto de conocimientos, modos de vida y costumbres de una sociedad

58
Memoria Encuentro EnvI-2016

determinada, o bien como el conjunto de las manifestaciones en que se
expresa la vida tradicional de un pueblo. De igual forma, la podemos
entender como el conjunto de información y el grado de conocimientos
que en un determinado país se tiene sobre los impuestos, o lo que es lo
mismo, ese conjunto de percepciones, criterios, hábitos y actitudes que la
sociedad tiene respecto a la tributación. Se puede colegir de lo anterior,
por vivencias directas en la vida cotidiana, que en nuestro país se puede
afirmar que ha prevalecido entre nosotros una conducta social adversa
al pago de los impuestos, que se ve manifiesta en actitudes de rechazo,
resistencias, e incumplimientos que van configurándose en formas de
evasión sistemáticas.
Con frecuencia estas conductas intentan auto justificarse descalificando
la gestión de la administración pública, ya sea a partir de señalamientos
de corrupción, ineficiencia o falta de transparencia en el manejo de los
recursos, o bien de argumentos ideológicos acerca de la economía, la
sociedad y el papel del Estado.
Se hace necesario entonces asumir una postura con relación a buscar
fortalecer la cultura tributaria, entendida ésta como el conjunto de valores,
creencias y actitudes compartidos por una sociedad respecto a la tributación
y las leyes que la rigen, para lo cual se requiere que las personas estén
informadas y debidamente orientadas sobre el tema, pero sobre todo que
comprendan la importancia de sus responsabilidades en la materia. Porque
la formación de la cultura tributaria va más allá del mero ámbito de la
población contribuyente, pues, se vincula esencialmente con la promoción
de una ciudadanía responsable que ejerza sus derechos y cumpla con sus
obligaciones, dos caras de una misma moneda.
Se deduce de lo anteriormente descrito que la formación de la cultura
tributaria debe ser vista como un esfuerzo sistemático y permanente,
sustentado en principios orientados al cultivo de los valores ciudadanos,
y por tanto, enfocados tanto a los contribuyentes actuales como a los
ciudadanos del mañana –niños y jóvenes-, cuya cultura y visión del mundo
se encuentran en formación, lo cual los hace más susceptibles de interiorizar
y hacer suyos los valores que en el futuro determinarán su comportamiento
dentro de la sociedad. Esto exige una postura donde solo los ciudadanos
libres, informados y autorregulados, conscientes de sus derechos y de sus
obligaciones, serán contribuyentes honestos, y es lo que pregona la cultura
de la legalidad.
Hacemos uso de una voz autorizada como Robles (citado por León,
2006), quien dice que la cultura es una riqueza, un capital social, que tiene
su lógica. Si no se cultivó durante años, mejor aún durante siglos, no se

59
Memoria Encuentro EnvI-2016

puede ahora improvisar ni suponerla. Es un capital que hay que crearlo y
lleva su tiempo. Pero se puede crear, sólo que hay que saber cómo hacerlo.
Los valores centrales, y por lo tanto, los más importantes en nuestra
sociedad y cultura del conocimiento, son el conocimiento mismo y la
participación y sus grados de apropiación. Es pues, sobre esta base, sobre
la que hay que crear y acumular la nueva cultura tributaria. No hay otro
camino. Conocimiento aquí implica manejo de información, transparencia,
análisis riguroso, planteamiento de todos los escenarios posibles, valoración
crítica de los mismos. Y participación significa que los afectados, todos en
grado sumo, asuman el modelo como propio, buscando que cada una de sus
acciones y compromisos tenga como norte la construcción y el desarrollo
con rostro humano, para lo cual se definen unas políticas tributarias como
soporte del desarrollo social, económico y ambiental que nutre el sistema
tributario que se requiere y que conviene para impulsar rutas de buen vivir
y de vivir mejor.
En síntesis, los ejes centrales para la promoción de la cultura tributaria
son la información, la formación y altos niveles de conciencia social, los
cuales se articulan en torno a la razón como móvil deseable fundamental
de la acción del tributar. Se sintetiza en la forma de pagar impuestos con
conciencia social.
Otras voces autorizadas son las de las autoras Armas y Colmenares
(2009, p.148) quienes citan a Goliá (2003, p.1), definiendo la cultura
tributaria como “el conjunto de conocimientos, valoraciones, actitudes
referidas a los tributos, así como al nivel de creencia respeto de los deberes
y derechos que derivan para los sujetos activos y pasivos de esa relación”.
Asimismo, Silvestri y Silvestri (2011, p.11) el cual cita a Méndez (2004)
define la cultura tributaria  como “un campo de las representaciones
sociales sobre la relación Estado-sociedad que ha sido poco explorada por
las ciencias sociales”. De acuerdo a lo expresado por Mires (2006, p.59),
está referida “al conjunto de conocimientos, valoraciones y actitudes de un
determinado grupo social”.

60
Memoria Encuentro EnvI-2016

Principales estrategias que promueven cultura tributaria,
que se visualizan en el siguiente cuadro síntesis

Estrategias Descripción y características
Objetivo y alcances Cimentar conductas favorables al cumplimiento
fiscal y contrarias a las actitudes defraudadoras
por medio de la transmisión de ideas y valores
asimilables en lo individual y valorados en lo
social.
Identificar Actores La administración tributaria, la primera interesada
básicos en la formación de la cultura tributaria,
debe actuar en consecuencia, para definirla,
impulsarla y financiarla. De igual forma, el
sistema educativo es llamado a tener un papel
protagónico formando a los ciudadanos del
mañana en procura de condiciones necesarias
para que los individuos aprendan a conformar
sus conductas a las normas vigentes.
Los niños y los jóvenes son realmente los
destinatarios naturales de los programas de
educación fiscal.
Los ciudadanos, en tanto que estos transmitirán
los valores a sus hijos, desde la convicción
personal.
El personal de la administración tributaria y de la
hacienda pública, los que configuran el rostro
de la fiscalidad ante los ojos de la ciudadanía
que son sus orientadores.
Construcción de El principal ámbito y los mensajes pertinentes
ciudadanía hacia lo tributario y lo fiscal para el correcto
cumplimiento de las obligaciones tributarias
como base fundamental de la convivencia
ciudadana.
La educación como base El eje central de la cultura tributaria reposa
sobre la educación. Ésta representa el medio
más eficaz para transformar las formas de
actuar y de pensar de los individuos. La escuela
contribuye a formar personas que sean capaces,
en cooperación con otras, de construir el orden
social que hace posible la vida digna para todos.

61
Memoria Encuentro EnvI-2016

Identificar los Agentes Son los docentes y las comunidades académicas,
de intermediación debido a la importancia de los espacios escolares
para facilitar el aprendizaje y la interiorización
de los valores ciudadanos a través de los
instrumentos apropiados para tal fin, tanto en
espacios formales como informales.
Determinar acciones La información tributaria y fiscal en procesos de
propias de la cultura divulgación con contenidos y acciones propias
tributaria que ayuden a la creación y mantenimiento de
las conductas y comportamientos afines a lo
propuesto.
Campañas de concienciación y publicaciones
con contenidos básicos para los públicos de
referencia: niños y jóvenes, como para adultos y
contribuyentes en general.
La formación con acciones de naturaleza
educativa en lo formal, no formal e informal.
Educación cívico Promover la aceptación social de los impuestos.
tributaria Impulsar una conducta fiscalmente responsable.
Orientar a los ciudadanos y facilitarles
información actualizada: normas,
procedimientos y herramientas a su alcance
para ayudarles a cumplir sus obligaciones
tributarias, aduaneras y cambiarias.
Enseñar a los ciudadanos cómo pagar
impuestos.
Explicar las razones por las que han de pagarse
los impuestos.
Incrementar el número de contribuyentes
cumplidores.
Legitimar a los ciudadanos en aras de que
participen en debates sobre el destino de los
ingresos fiscales.
Aumentar el nivel de alfabetización fiscal
ciudadana.
Fuente: Lara Herrera, Iván Darío (2016), director del programa
académico de contaduría pública, CUA, Medellín.

62
Memoria Encuentro EnvI-2016

Queda claro en el desarrollo de este trabajo que la agenda política de
nuestro país está presente con la lucha contra la evasión tributaria y el
contrabando, en tanto tienen un alto impacto en la estabilidad económica,
en las estrategias del desarrollo y en el gobierno corporativo. Se deduce de
esto que formular estrategias de control y fiscalización tributaria son ejes
centrales de esta lucha, como un esfuerzo por controlar el cumplimiento
tributario y generar un riesgo creíble ante el incumplimiento, en tanto no
basta por si solo para vencer las prácticas de evasión.
Se hace necesario entonces desarrollar una cultura tributaria que
permita a los ciudadanos concebir las obligaciones tributarias como un
gran deber sustantivo, acorde a los valores democráticos. Un mayor
nivel de conciencia cívica respecto al cumplimiento tributario, junto a
una percepción de riesgo efectivo por el incumplimiento, para luchar en
contra de los altos niveles de evasión y contrabando existentes en nuestra
geografía colombiana.

Amparados en la conceptualización que hace Velarde (2006), quien
dice que desarrollar una cultura tributaria no es una tarea fácil, pues se
requiere la convergencia de políticas de control con políticas de carácter
educativo y el buen ejemplo que conlleva a la eficiencia en la satisfacción
de las necesidades básicas. Para este autor, el objetivo debe estar orientado
a la implementación de un conjunto de estrategias educativas por parte
de la administración tributaria con la finalidad de desarrollar una cultura
tributaria sólida, potenciando además sus acciones de fiscalización.
Cerramos entonces la concepción que se maneja en este texto sobre
cultura tributaria entendida como ese conjunto de conocimientos,
valoraciones y actitudes de un grupo social con respecto a los tributos, y al
grado de conciencia para asumir deberes y afrontar derechos que están en
estrecha relación con lo que implica lo tributario.
La  cultura tributaria es indispensable en toda sociedad, puesto que
es la manera de vivir juntos, moldea el pensamiento, la imagen y el
comportamiento, de manera que el sujeto pasivo pueda cumplir de manera
voluntaria con las obligaciones tributarias, y para llegar a esto, debe lograrse
una educación tributaria en todos los estratos sociales a fin de fortalecer
aspectos importantes en un ser humano como lo son las creencias, actitudes,
comportamientos y conocimientos acerca de los deberes pero también de
los derechos que otorgan las leyes en materia tributaria y fiscal y podamos
sostener que apropiar una política pública que ayude a la promoción y la
gestión de la cultura tributaria es un compromiso de todos. Por ende, la
Corporación Universitaria Americana no es ajena a esta búsqueda.

63
Memoria Encuentro EnvI-2016

Bibliografía

Aguilar Villanueva, Luis (1996): Estudio Introductorio, en Aguilar
Villanueva, Luis (1996): La Hechura de las Políticas Públicas, 2ª ed.,
Miguel Ángel Porrúa, México. Pp. 15-84.
Afonso Gorrín, Víctor Manuel. (2003). La configuración de los procedimientos
de gestión tributaria. En Revista Hacienda Canaria. Jefe del Servicio Central
de Planificación y Selección (Consejería de Economía y Hacienda), del
Cuerpo Superior de Administradores de la Comunidad Autónoma de
Canarias, escala de Administradores Financieros y Tributarios.
Armas, M. Y Colmenares, M. (2009). Educación para el desarrollo de la
cultura tributaria. Revista Electrónica de Humanidades, Educación
y Comunicación Social (REDHECS). Núm. 6, Año 4, Pp. 123-142.
Bernal, D. (2010). Load vectors for damage localization. Journal of
Engineering Mechanics.
Binda, N. & Benavent, F. (2013). Investigación cuantitativa e investigacion
cualitativa: bsucando las ventajas de las diferentes metodologías de investigación.
Ciencias Económicas.
Bird, Richard Y Milka Casanegra (EDS). (1992). Improving Tax
Administration in Developing Countries. International Monetary Fund:
Washington.
Boeije, H. (2009). Analysis in qualitative research. USA: Sage Publications.
Cárdenas L., R. (2009). La pregunta, un instrumento forjador de sentido:
una ventana al mundo de las comunidades de indagación, un taller de
interrogación infinita. En: Revista Conciencia Empresarial No 3: Julio
a Diciembre, Facultad de Ciencias Empresariales, Institución
Universitaria de Envigado, IUE. Envigado- Antioquia.
Casanegra, Milka Y Richard Bird. (1992). The Reform of Tax
Administration. En: Bird, Richard y Milka Casanegra (eds). Washington
D.C., Improving Tax Administration in Developing Countries.
International Monetary Fund.
Centro Interamericano De Administraciones Tributarias, CIAT.
(2008). Estrategias para la promoción del cumplimiento voluntario y
estrategias para la formación de la cultura tributaria. Superintendencia de
Administración Tributaria. Guatemala.
Cornick, Jorge. (1997). La administración tributaria en Costa Rica:
situación actual y perspectivas. Ponencia presentada en el seminario:

64
Memoria Encuentro EnvI-2016

Propuestas Tr i b u t a r i a s p a r a e l N u e v o S i g l o . A c a d e m i a
Centroamericana: San José.
Costo, Antonio Y Arroyo, Ignacio. (1994). Sistema de Información Integral para
la Administración Tributaria. En: Revista de Administración Tributaria
No14 CIAT/AEAT/IEF.
Denhi Rosas Zárate (2014). México no ha tenido políticas públicas para adultos
mayores. (pdf) disponible en http://www.dgcs.unam.mx/boletin/
bdboletin/2013_685.html.
Dye, Thomas R. (2008): Understanding Public Policies, 12th Edition, Pearson
Prentice Hall, New Jersey
Diccionario De La Real Academia De La Lengua Española (2001).
Vigésima segunda edición. Editorial Printece Hall. Barcelona.
Eriksson, P. & Kovalainen, A. (2008). Qualitative methods in business
research. USA: Sage Publications.
Flick, U. (2014). An introdution to qualitative research. USA: Sage
Publications.
Kraft, Michael; Furlong, Scott. (2006). Public Policy: Politics, Analysis
and Alternatives, 2nd ed., CQ Press, Washington, DC.
León, C. (2006). Ética y Cultura tributaria en el contribuyente (PDF). Disponible
en http://www.spentamexico.org/v5-n1/5(1)58-73.pdf.
Peña, José. (1997a). Selección de Contribuyentes y Planes de Fiscalización.
Diagnóstico y Recomendaciones. Ministerio de Hacienda: San José.
Peña, José. (1997b). Diagnóstico y recomendaciones en materia de s u m i n i s t r o y
captación de información tributaria. Ministerio de Hacienda: San José.
OCDE/FIIAPP (2015). Colombia: “firma digital y campaña de la renta en línea”.
En fomentando la cultura tributaria, el cumplimiento fiscal y la ciudadanía:
Guía sobre la educación tributaria en el mundo, OECD, Publishing Paris.
Guerrero, Omar (1988). Nuevos Modelos de Gestion pública. Organisation
For Economic Cooperation And Development. París.
Oszlak, O. y O´Donnell, G. (1981). “Estado y políticas estatales en
América Latina: hacia una estrategia de investigación”, en Centro de
Estudios de Estado y Sociedad (CEDES), Buenos Aires.
Silvani, Carlos Y Katherine Baer. (1996). Designing a Tax Administration
Reform Strategy: Experiences and Guidelines. Washington D.C. International
Monetary Fund Working Paper.
Silvestri, C. Y Silvestri, K. (2011). Estrategias de aprendizaje de la cultura
tributaria en el marco de los estudios a distancia. 1eras Jornadas
Internacionales de Educación a distancia. Noviembre-Diciembre,
Venezuela.

65
Memoria Encuentro EnvI-2016

Tanzi, Vito. (1995). La reforma tributaria en América Latina en los últimos diez
años. En: BID 1995.
Valencia Madrid, Horacio Alberto. (2000). “Control tributario”.
En: Colombia Contaduría Universidad De Antioquia  ISSN: 0120-
4203  ed: Editorial Universidad de Antioquia  Vol.39 fasc.1 p.1 – 11.
Valencia Madrid, Horacio Alberto. (2008). “Elementos de derecho
comercial tributario y contable” En: Colombia.  Ed: McGraw-Hill 
ISBN: 978-958-41-0393-2  v. 1 pags. 348.
Velarde, C. (2006). Estrategias educativas para el desarrollo de una cultura
tributaria en América Latina. Experiencias y líneas de acción. Revista del CLAD.
Reforma y Democracia. Cultura tributaria.

66
Memoria Encuentro EnvI-2016

El papel que cumplen los
indicadores de desarrollo sostenible
y la regulación ambiental, caso Oriente antioqueño

Diego Fernando Restrepo Duque y Hernán Darío Múnera Espinal4

Resumen

Este artículo sobre la gestión ambiental tiene como fin esencial
identificar el papel que cumplen los indicadores de desarrollo sostenible
como mediadores de la regulación ambiental; asimismo, se analizan
algunas relaciones existentes entre normatividad ambiental y desarrollo
sostenible a partir de los indicadores de desarrollo sostenible emanados de
la Corporación Autónoma en el oriente antioqueño. Este es el resultado
de una investigación descriptiva, exploratoria, en tanto se caracteriza por
la flexibilidad para ser sensible a lo inesperado y descubrir otros puntos de
vista no identificados previamente, y se fundamenta en el estudio de caso.

4 Magister en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, docente de la CUR
y docente de la Unaula. Email diego.restrepo@uniremington.edu.co, celular
300100345

67
Memoria Encuentro EnvI-2016

Palabras clave: desarrollo sostenible, regulación ambiental, análisis
relacional, normatividad ambiental, indicadores de desarrollo, gestión
ambiental

Introducción

El ser parte de la cohorte 2009 segundo semestre de la Maestría en
Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Universidad de Manizales
nos permitió adelantar un proyecto de investigación titulado: “El papel
que cumplen los indicadores de desarrollo sostenible y la Regulación
ambiental, caso oriente antioqueño, estudio de caso Corporación
Autónoma del Oriente Antioqueño”. Este proyecto fue desarrollado en
forma de investigación cualitativa de carácter descriptivo, exploratorio,
priorizando la investigación documental y los estados del arte en el
ámbito de la gestión ambiental y haciendo uso del estudio de caso.
A partir de lo anterior, y con un tema de interés presente que está en
la línea de trabajo investigativo de la Maestría en Desarrollo Sostenible
y Medio Ambiente, se planteó la siguiente pregunta de investigación:
¿Cómo evaluar el impacto del desarrollo sostenible a través del análisis
de los indicadores como forma de regulación ambiental en el Oriente
antioqueño? El objetivo que se planteó mostró la necesidad de identificar
procedimientos y controles que pueden ser útiles para promover la
implementación de la regulación ambiental en el Oriente antioqueño. De
igual forma, se asume una perspectiva sistémica del desarrollo sostenible a
través del cual se espera establecer correlaciones positivas que pueden dar
cuenta de la interdependencia que existe entre el desarrollo sostenible y
la regulación ambiental, en términos de los diferentes aspectos o factores
que miden el desarrollo, planteados desde las autoridades ambientales
regionales a partir de los indicadores medidos por la CAR responsable de
la jurisdicción en el Oriente antioqueño.
El desarrollo medido a partir de indicadores macroeconómicos se
constituyen en la alternativa más utilizada para lograr determinar niveles
de atraso en un país o región, estos dan cuenta del crecimiento del producto
interno bruto, niveles de empleo, comercio, creación de empresas, ingreso
per cápita, entre otras cosas. Se ha tratado de establecer nuevas mediciones
que permitan medir de alguna forma el bienestar de la población
implementándose indicadores como el índice de necesidades insatisfechas,
línea de pobreza, coeficiente GINI, mediciones realizadas por los gobiernos
y sus agencias. Adicionalmente las contralorías establecen mediciones que

68
Memoria Encuentro EnvI-2016

involucran los recursos naturales renovables, bosque, agua, aire y suelo,
además de otros aspectos como la educación ambiental, gestión del riesgo,
espacio público, entre otros.
De esta manera el objeto de estudio planteado fue el análisis del rol que
cumplen los indicadores de desarrollo en la gestión ambiental al interior de
la Corporación Autónoma Regional del Oriente Antioqueño. Para lograr
este cometido, el proyecto tuvo un enfoque metodológico exploratorio y
descriptivo, e hizo uso de una postura hermenéutica que buscó obtener
a partir del mismo una historia de los conceptos de desarrollo sostenible,
regulación ambiental, análisis relacional, normatividad ambiental,
indicadores de desarrollo, y gestión ambiental. Se hizo el rastreo de
los antecedentes bibliográficos, a través de los cuales se identificaron
fuentes de información significativas en el medio de la gestión ambiental
colombiana, según autores y escuelas de pensamiento, y a la vez, se planteó
inicialmente el deseo de reconocer los grupos de investigación existentes en
el campo de la gestión ambiental, con énfasis en el desarrollo sostenible,
en las universidades acreditadas, con sus líneas de investigación, y
además identificar las revistas especializadas más sobresalientes y aquellos
encuentros más notables que logran congregar a un público especializado
en el campo del desarrollo sostenible y gestión ambiental colombiano, pero
se desiste por cuestiones de tiempo y por múltiples ocupaciones.
Así las cosas, el resultado de esta investigación se traduce en una serie de
recomendaciones para apropiar por parte de los directamente implicados
en esta situación problémica que hoy tratamos en estas líneas. Todo ello
para contribuir, de esta manera, con la cualificación de las comunidades
académicas contables y científicas en el campo de la gestión ambiental y el
desarrollo sostenible colombiano.

Como apropiar la concepción de
Gestión Ambiental y el Desarrollo Sostenible

Para efectos de la presentación de este recorrido escritural, se
proponen varios momentos, así: inicio y consolidación de una idea, -plantear
un problema como eje central de esta búsqueda, determinar el objeto y las perspectivas
de aproximación, ubicar procedimientos metodológicos: caminos y encrucijadas,
hacer uso de procesos de interpretación: viajes de ida y vuelta, y finalmente una
conclusión. Para hacer este relato nos aventuramos a establecer un juego

69
Memoria Encuentro EnvI-2016

de experiencias y vivencias en cuyo caso el único protagonista es el sujeto
de la enunciación.

Inicio y consolidación de una idea

Este proceso investigativo se orientó desde un título provisional que
sirvió de faro orientador al mismo y que se reconoce como “Análisis
relacional existente entre la normatividad ambiental y el desarrollo sostenible, caso
Oriente antioqueño”. Tuvo su origen en un intento por conciliar dos intereses,
el personal que responde a las preocupaciones de dos estudiantes de la
Maestría de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Universidad de
Manizales, y a las búsquedas teóricas que se circunscribían a dos ámbitos,
rastrear cómo se da la gestión ambiental y el desarrollo sostenible, nuestro
objeto de estudio, y asimismo, en caracterizar dicha gestión a la luz de los ejes
básicos que permitieron esta tarea. Por otro lado, el conjugar los propósitos
institucionales más cercanos a profundizar para aportar criterios tanto en
el ámbito teórico como metodológico que contribuyan en algunos casos
a replantear y en otros a optimizar directamente el trabajo del Magister
en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente para el mejoramiento de lo
propuesto en estas líneas.
A lo anterior se sumó el interés creciente de la Corporación Autónoma
Regional del Oriente Antioqueño (CORNARE), por un lado, y nuestros
intereses de estudiantes de maestría y profesores adscritos a la Facultad
de Ciencias Empresariales de la Corporación Universitaria Remington
(CUR), con la línea de investigación Medio Ambiente, Competitividad y Regulación,
adscrita al grupo de investigación Giecor- CUR; y por el otro, al visualizar
que por intermedio de esta propuesta adelantada por dos docentes de
tiempo completo de la institución se pudiesen brindar alternativas de
solución a las distintas problemáticas presentadas en la región del Oriente
antioqueño en términos del quehacer de la Corporación Autónoma
Regional (CAR), para que a la luz de lo planteado por dos estudiantes de
postgrado se pueda dinamizar e impulsar la cultura investigativa en función
del Desarrollo Sostenible, interés que se materializa en una pluralidad de
estrategias de gestión ambiental y en la apropiación de los indicadores de
desarrollo sostenible, así como de competencias investigativas y científicas
durante este proceso bosquejado en estas líneas.
Así mismo, la preocupación por la cualificación que se vio finiquitada
al término del ciclo de formación de tercer nivel como se consideran
los postgrados, que como espacios de formación permiten airear las

70
Memoria Encuentro EnvI-2016

concepciones y entablar nuevas relaciones con el ámbito académico, que
dejan huellas y permiten intercambios que afinan más nuestras capacidades
y nos acerca al deber ser de la comunidad científica nacional.
En consecuencia cada una de las sesiones de trabajo académico asumido
durante el desarrollo del plan de estudios con quienes se bosquejó el
proyecto para presentarlo a la Dirección de investigación de la Universidad
de Manizales, por intermedio de la oficina que coordina la Maestría,
ente que regula y administra el proceso de investigación al interior de la
Universidad de Manizales. Es en este contexto en el que se presentó el
proyecto “Análisis relacional existente entre la normatividad ambiental y el desarrollo
sostenible, caso oriente antioqueño” con el fin de participar en la fase final del
proceso postgradual y terminar el ciclo de formación.

Plantear un problema como
eje central de esta búsqueda

Todo proceso de investigación se consolida al momento de tener como eje
central el problema de investigación y algunos supuestos, que nos permiten
emprender esta búsqueda investigativa, y consideramos que eso es lo que se
bosquejó al formular las siguientes preguntas y actuar como parte de una
comunidad de indagación bajo la concepción de Cárdenas (2009): ¿Qué
tipo de indicadores de desarrollo sostenible promueven la implementación
de la regulación ambiental en el Oriente antioqueño? ¿Cómo evaluar el
impacto del desarrollo sostenible a través del análisis de los indicadores
como forma de regulación ambiental en el oriente antioqueño?

Supuestos de Investigación

La construcción de indicadores de desarrollo sostenible implica la previa
concepción y direccionamiento desde una entidad superior reguladora,
en este caso el Estado colombiano que a partir de la Resolución 694 de
2007 orienta la construcción de éstos a partir de grandes grupos que se
definen para el logro de los objetivos de la protección y el crecimiento de
las regiones.
En el accionar institucional de la Corporación Autónoma Regional
del Oriente Antioqueño (CAR) se construyen indicadores de desarrollo
sostenible con el objeto de medir el desarrollo sostenible de la región y

71
Memoria Encuentro EnvI-2016

en esta medida comparar los resultados arrojados por éstos frente en
determinadas variables, es decir, el impacto reflejado en estadísticas
sociales, políticas, económicas, culturales y ecológicas pueden evidenciar
la correlación entre la regulación ambiental con el desarrollo sostenible de
la subregión.

Determinar el objeto y
las perspectivas teóricas
de aproximación

El determinar el objeto y las perspectivas de aproximación teórica
se dieron desde el enfoque sistémico Hernández (1989), en tanto los
indicadores de desarrollo sostenible deben mostrar la viabilidad del
mismo en términos sistémicos, es decir, desde una perspectiva que no
solo involucre lo ecológico sino también, lo social, lo cultural, lo político;
variables todas estas, que al igual que el empleo, el desplazamiento forzado,
los desastres naturales, el conflicto armado, el crecimiento empresarial,
entre otros, deberán en su conjunto mostrar correlación positiva frente al
crecimiento económico y el desarrollo de nuestro campo de intervención,
el Oriente antioqueño.
De igual forma se hace necesario hacer aproximación a la concepción
de indicadores de desarrollo sostenible, de gestión del desarrollo y su
evolución conceptual. Analizar y hacer la comparación entre los
indicadores generados desde el Estado, a partir de la Resolución 964
de 2007 y su cruce con algunos indicadores y cifras de comportamiento
económico, social y ambiental, nos permite entender cómo se da
la construcción de instrumentos que coadyuvan a la gestión de los
organismos gubernamentales, e igualmente entender el beneficio del
desarrollo humano sostenible, teniendo como base y objetivo de éste
desarrollo el ser humano en todas sus dimensiones.
Detenernos a hacer un análisis de la correlación de los indicadores de
sostenibilidad con algunas magnitudes generadas por el Estado, es algo
que nos permite la evaluación del desarrollo de la región del Oriente de
Antioquia a partir de variables macroeconómicas, enfocadas en mayor
calidad de vida, con atención al ser humano como parte integrante de
los ecosistemas existentes y la posibilidad de crear consenso alrededor de
la concepción de un desarrollo verdaderamente sostenible y no solo sobre
indicadores que priorizan lo económico y dejan saber del sesgo de tipo
instrumental.

72
Memoria Encuentro EnvI-2016

La generación de este conocimiento nos permitió establecer el grado de
correlación entre las variables propuestas: las de tipo económico, social,
cultural y humano. En la unidad de análisis, el Oriente antioqueño,
buscamos establecer que tan eficaces son las medidas regulatorias
ambientales en aras de un desarrollo integral y sostenible de la subregión,
en este sentido Eschenhagen (2003) plantea que “América Latina se
ve obligada a entrar en el juego de la globalización, en condiciones
desfavorables, a través del Tratado de Libre Comercio, TLC, el ALCA, el
Plan Puebla Panamá, el Plan Colombia, como también los lineamientos
dictados por la Organización Mundial del Comercio, OMC (…) Dentro
de este contexto hegemónico se fragua el discurso del desarrollo sostenible
y la educación para el desarrollo sostenible, con la cual se pretende
amortiguar la dureza de las medidas políticas y económicas”.
Se pretende así mismo comprobar la visión instrumentalista del
desarrollo sostenible a partir de la comparación de estos indicadores con
algunas magnitudes observadas en el periodo, en este sentido Leff (1998)
dice:
La degradación ambiental se manifiesta así como síntoma de
una crisis de civilización, marcada por el modelo de modernidad
regido bajo el predominio del desarrollo de la razón tecnológica por
encima de la organización de la naturaleza. La cuestión ambiental
problematiza las bases mismas de la producción; apunta hacia la
deconstrucción del paradigma económico de la modernidad y a la
construcción de futuros posibles, fundados en los límites de las leyes
de la naturaleza, en los potenciales ecológicos y en la creatividad
humana.

El crecimiento verde, sostiene Ede Ijjasz Vásquez (2014), director de
Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe del Banco Mundial,
tiene tres dimensiones: limpio, en términos de contaminación atmosférica,
del aire, del suelo. Este año, la OMS, Organización Mundial de la Salud,
hizo su cálculo y dijo que la calidad del aire es uno de los causantes del
mayor número de enfermedades en ciudades. Otro elemento es el crecimiento
eficiente, donde cada gota de agua que se usa en la ciudad debe ser óptima,
el uso del suelo y la energía sea ideal, el transporte y los servicios básicos
sean eficientes. Un tercer elemento es la resiliencia, que es prepararse para
los desastres naturales de hoy y de los de mañana. Hay que mantener ese
balance entre la parte verde y la parte inclusiva.

73
Memoria Encuentro EnvI-2016

Qué entender por indicadores de gestión

Si partimos de considerar que la necesidad de gestión se genera por
la complejidad de los procesos que se implementan a partir del cúmulo
de acciones que se producen en sistemas cada vez más heterogéneos en
términos de sus múltiples actividades mercantiles, ya sea de empresas del
sector público o privado, así pues, los indicadores se tornan en herramientas
de control y medición de los resultados alcanzados, en función de los
objetivos establecidos desde la planificación. De acuerdo a la Ley 99 de
1993 son los objetivos del milenio los principios que rigen la elaboración de
planes y objetivos para las regiones y en general para la política ambiental
nacional.
Si sopesamos una voz autorizada como Domínguez (2002), vemos lo que
implica la gestión, resultado de un conjunto de acciones que se realizan
para lograr unos objetivos claros. En otros términos la buena gestión es
lograr los objetivos. Nuestra fuente afirma que “El concepto de gestión
abarca un campo más amplio, dado que incluye desde la identificación
de los objetivos, del proceso y los recursos para obtener el producto”. Esto
implica la clarificación de los atributos de tipo social, ecológicos, culturales,
políticos, educativos y ecológicos; ello conlleva a pensar la gestión en
términos de mejoramiento continuo de los elementos constitutivos de los
indicadores, es decir, de cada concepto sobre los cuales se construyen éstos.
Los indicadores de gestión deberán permitir la medición adecuada
del proceso de gestión a partir de los objetivos trazados, incluidas las
responsabilidades sociales, las de tipo ambiental, generadas desde el
concepto mismo de desarrollo sostenible. Para garantizar que lo que
se ejecuta esté de acuerdo a lo planeado se implementa la utilización
de mediciones que mediante cifras o ratios puedan mostrar el grado de
cumplimiento de lo planeado.
La necesidad de dimensionar el desarrollo de las regiones frente a las
normas y propósitos generados desde el Estado y a partir de la especificidad
de cada región, donde tienen influencia las autoridades ambientales como
las Corporaciones Autónomas Regionales, requiere la implementación
de los llamados indicadores de desarrollo sostenible, los cuales permitirán
medir el grado de cumplimiento de un objetivo (Domínguez, 2002).
El análisis de las estadísticas generadas por diferentes instituciones
gubernamentales y privadas, permitirá la evaluación de los resultados
a partir de logros de tipo social, ambiental, cultural, educativo,
competitividad, entre otros. Así pues, son los indicadores de gestión los

74
Memoria Encuentro EnvI-2016

llamados a identificar y medir los resultados de la gestión del estado frente a
los principios de desarrollo planteados desde estancias estatales y privadas,
locales e internacionales.

Indicadores para la gestión ambiental

Si nos detenemos a analizar lo que plantea la FAO(2012), deja saber
que un indicador cuantifica y simplifica un fenómeno, es un elemento
importante para entender realidades complejas y dice algo acerca de los
cambios en un sistema. Existen Indicadores Financieros que describen
cambios en el estado de las empresas, de las regiones o nacionales que
muestran los niveles de pobreza, salud, violencia, de desplazamiento
forzado, de crecimiento económico de expansión de las ciudades, y claro
está, indicadores ambientales y de desarrollo sostenible.
En la misma orientación recurrimos a conceptuar con relación a los
instrumentos de planificación ambiental, y nos acercamos a lo que dice el
Decreto 1200 de 2004, y con el artículo 80 de la Constitución Nacional que
plantean que “el Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los
recursos naturales renovables, para garantizar su desarrollo sostenible, su
conservación, restauración o sustitución” (Ministerio del Medio Ambiente,
2004); adicionalmente se establece como principio general que el manejo
ambiental del país será democrático, descentralizado y participativo.
Además en este mismo aparte del Decreto 1200 se plantea textualmente
de acuerdo a la Ley 99 de 1993 que “las Instituciones Ambientales del
Estado se estructurarán teniendo como base criterios de manejo integral
del medio ambiente y su interrelación con los procesos de planificación
económica, social y física”.
Es desde este planteamiento y a partir de la misma Constitución Nacional
donde se evidencia que al menos en la norma, debe existir una relación
y articulación entre los indicadores de desarrollo sostenible y los avances
de la comunidad, medidos a partir de indicadores macroeconómicos y de
competitividad generados por las instituciones gubernamentales, en donde
se miden variables como la educación, necesidades básicas insatisfechas
(NBI), violencia, desplazamiento, ingresos, vivienda, empleo, deforestación,
entre otros.
A las Corporaciones Autónomas Regionales se les asigna la función de
máxima autoridad ambiental en el área de su jurisdicción,encargadas de
ejecutar políticas, planes y programas emanados del Estado, además de
pertenecer al sistema nacional ambiental (SINA), lo que las convierte en

75
Memoria Encuentro EnvI-2016

alguna medida en responsables del desarrollo sostenible de cada región
que atiende cuando más adelante el Decreto 1200 dice que:
La planificación ambiental es un proceso dinámico de planificación
del desarrollo sostenible que permite a una región orientar de manera
coordinada el manejo, administración y aprovechamiento de sus recursos
naturales renovables, para contribuir desde lo ambiental a la consolidación
de alternativas de desarrollo sostenible en el corto, mediano y largo plazo,
acordes con las características y dinámicas biofísicas, económicas, sociales
y culturales (Ministerio del Medio Ambiente, 2004).
La importancia dada a los aspectos económicos, sociales y culturales
del desarrollo sostenible por la Ley 99 de 1993 deja vislumbrar un posible
traslapo de los objetivos del desarrollo sostenible entre los organismos
administradores del Estado (administraciones municipales y sus agencias)
y los responsables del medio ambiente; el SINA y sus Corporaciones
Autónomas y de Desarrollo Sostenible, definen sus funciones a partir de la
protección y de los aspectos biofísicos exclusivamente.
En este mismo decreto como principio se determina que la planificación
ambiental será basada en el “respeto por la dinámica y procesos de desarrollo
regional. La Planificación Ambiental reconocerá la heterogeneidad de los
procesos de desarrollo regional y aportará elementos para la construcción
colectiva de un proyecto de región, en torno a una visión de desarrollo
sostenible” (Ministerio del Medio Ambiente, 2004).
Más adelante el Decreto 1200 define los instrumentos de seguimiento
y evaluación de los planes de gestión ambiental para las Corporaciones
Autónomas regionales (CAR) como, el sistema de seguimiento y evaluación
del Plan de Gestión Ambiental Regional y de la variación del estado de los
recursos naturales y el ambiente y su impacto sobre la calidad de vida de
la población y las condiciones de desarrollo regional (Ministerio del Medio
Ambiente, 2004)
Se resalta la medición que se debe hacer del impacto sobre la calidad
de vida de la población y las condiciones de desarrollo regional como
elementos constitutivos del desarrollo sostenible de cada región y municipio
ubicado en el área de influencia de cada CAR en el país. Esta perspectiva
sistémica del desarrollo sostenible parece desaparecer en la medida que se
parcelen las decisiones en una gran cantidad de entes con competencias y
objetivos diferentes, para unos solo los aspectos biofísicos y otros dedicados
a los aspectos económicos, políticos, culturales y sociales.
En el artículo 10 del Decreto 1200 se establecen las bases para el
seguimiento de los planes de gestión ambiental regional con el objetivo de
conocer el impacto sobre la calidad de vida de la población y el desarrollo

76
Memoria Encuentro EnvI-2016

regional a través de indicadores mínimos. En este sentido la evaluación del
impacto se presenta en relación a objetivos de desarrollo sostenible que se
describen así:

Consolidar las acciones orientadas a la conservación del patrimonio
natural: número de hectáreas protegidas con régimen especial; tasa
de deforestación e incremento de cobertura vegetal.
Disminuir el riesgo por desabastecimiento de agua: población en
riesgo por desabastecimiento de agua.
Racionalizar y optimizar el consumo de recursos naturales
renovables: intensidad energética medido como la relación entre
barriles equivalentes de petróleo y millones de pesos de PIS
departamental (BEP/M$PIB); consumo de agua en los sectores
productivos (industrial, comercial, agrícola y pecuario) medido como
consumo de agua sobre producción o hectáreas; residuos sólidos
aprovechados sobre generación total de residuos y residuos sólidos
dispuestos adecuadamente sobre generación total de residuos.
Generar empleos e ingresos por el uso sostenible de la biodiversidad
y sistemas de producción sostenible: volumen de ventas de las
empresas dedicadas a mercados verdes.
Reducir los efectos en la salud asociados a problemas ambientales:
tasa de morbimortalidad por Infección Respiratoria Aguda -IRA-;
tasa de morbimortalidad por Enfermedad Diarreica Aguda -EDA- ;
tasa de morbimortalidad por Dengue y tasa de morbimortalidad por
Malaria.

Disminuir la población en riesgo asociado a fenómenos naturales:
personas afectadas a causa de fenómenos naturales en el año
y pérdidas económicas a causa de fenómenos naturales al año
(Ministerio del Medio Ambiente, 2004).

En la Resolución 964 del 10 de junio de 2007 se reglamenta el Decreto
1200 bajo los principios establecidos en éste, adicionalmente plantea que
las CAR deben mejorar las condiciones ambientales de su jurisdicción y el
logro de los objetivos de desarrollo sostenible establecidos en la declaración
de las Naciones Unidas en el año 2000 en los objetivos del milenio
(Ministerio del Medio Ambiente, 2007).
Los indicadores de gestión planteados por esta resolución se vienen
consolidando desde el segundo semestre de 2004 generando agregados
nacionales para verificar el grado de cumplimiento de los objetivos del

77
Memoria Encuentro EnvI-2016

milenio y los planes trienales de las CAR. Así pues, en el artículo 6 de
esta Resolución se definen los indicadores de gestión que deberán reportar
las CAR ante el ministerio del medio ambiente, estos son clasificados en
grupos.

Indicadores de Desarrollo Sostenible

Una voz autorizada como Quiroga (2001), sostiene que los Indicadores
de Desarrollo Sostenible (IDS) pueden interpretarse como un sistema de
señales que facilitan evaluar el progreso de nuestros países y regiones hacia
el desarrollo sostenible. Los indicadores son herramientas concretas que
apoyan el trabajo de diseño y evaluación de la política pública, fortaleciendo
decisiones informadas, así como la participación ciudadana, para impulsar
a nuestros países hacia el desarrollo sostenible.
Ubicados desde nuestra normatividad ambiental nos deja saber que
el desarrollo sostenible es definido como el desarrollo que conduce al
crecimiento económico, a la elevación de la calidad de vida y al bienestar
social, sin agotar la base de los recursos naturales renovables en que se
sustenta, ni deteriorar el medio ambiente o el derecho de las generaciones
futuras a utilizarlo para la satisfacción de sus propias necesidades, la CN
en desarrollo de este principio, consagró en su Art. 80 que: “El Estado
planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales para
garantizar su desarrollo sostenible, su conservación o sustitución. Además,
deberá prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental, imponer las
sanciones legales y exigir la reparación de los daños causados. Así mismo,
cooperará con otras naciones en la protección de los ecosistemas situados
en zonas fronterizas”. Lo anterior implica asegurar que la satisfacción de
las necesidades actuales se realice de una manera tal que no comprometa
la capacidad y el derecho de las futuras generaciones para satisfacer las
propias.
Es importante mantener presente que los indicadores tanto ambientales
como de desarrollo sostenible, constituyen un tema que aún se encuentra en
proceso de desarrollo en el mundo, en el cual algunos países han avanzado
más que otros, en aspectos diversos.
De las experiencias estudiadas en el Oriente antioqueño, lo primero que
se debe indicar es que en algunas de ellas, están desarrollando, desde hace
un tiempo considerable, indicadores ambientales, mientras que otras, que
por lo general se han integrado posteriormente al trabajo de desarrollo de
indicadores, lo están haciendo desde el enfoque de desarrollo sostenible,

78
Memoria Encuentro EnvI-2016

esto es, incorporando las dimensiones económica, social, ambiental, e
institucional del desarrollo.
Hoy se constata una profusión en el desarrollo de indicadores de escala
nacional a cargo del gobierno, y en especial, las agencias u organismos no
gubernamentales, ONG´s de medio ambiente o de desarrollo sostenible.
En tanto han estado desarrollando indicadores de sostenibilidad que dan
cuenta de fenómenos locales, territoriales, temáticos y sectoriales.
Si bien los indicadores locales o temáticos constituyen un ámbito de
creatividad bastante interesante, un sistema de indicadores de desarrollo
sostenible de nivel nacional, que sirva para medir el progreso hacia el
desarrollo sostenible, monitorear el impacto de políticas y alimentar la
participación ciudadana, tiene un costo de inversión y de operación que
es bastante más alto de lo que las organizaciones independientes de la
sociedad civil pueden absorber, y es deber del Estado el producir este tipo
de información de forma oportuna y transparente, así como produce los
indicadores económicos y sociales.
El gran recorrido vivido en este ámbito nos muestra como desde los 80´s
se inició el trabajo con los indicadores de sostenibilidad ambiental y en los
90´s se articuló con mayor fuerza el trabajo para diseñar indicadores de
sostenibilidad en los países más desarrollados y también en Latinoamérica.
La cumbre de la tierra, el programa de indicadores de desarrollo sostenible
de la CDS, y otros impulsos en la agenda ambiental de cada uno de los
gobiernos comprometidos, han generado un desarrollo fuerte en estos
últimos años.
Los expertos ambientalistas confirman que los desafíos más importantes
que se presentan tras una intensa década de desarrollo de indicadores de
sostenibilidad ambiental e indicadores de desarrollo sostenible son:

Lo que cuesta desarrollar
un sistema de IDS de calidad y
operarlo a lo largo del tiempo

La insuficiente valoración del potencial que estos IDS tienen como
herramientas en la toma de decisiones por parte de la mayoría de los
gobiernos de la región, en relación a otras prioridades en la agenda pública.
Los problemas metodológicos del trabajo de diseño e implementación
de indicadores, en particular el insuficiente carácter sinérgico o vinculante
que tienen los IDS hasta ahora propuestos o implementados, que lo hacen

79
Memoria Encuentro EnvI-2016

muy bien en el sentido de indicar las cuatro dimensiones del desarrollo
sostenible:lo económico, lo social, lo ambiental y lo institucional.
Un alto inventario de necesidades y restricciones de tipo presupuestario
y el gran esfuerzo económico que implica conformar un mínimo equipo
humano, técnicamente competente, a cargo del desarrollo y operación de
estos indicadores para que pueda haber garantías de calidad.
Por último, nuestros países enfrentan el desafío científico, metodológico
y creativo de avanzar en la medición de un proceso que aún estamos
definiendo conceptualmente, y que por tanto presenta fuertes dificultades
para que se concretice hasta un nivel que permita la cuantificación de
fenómenos altamente complejos y dinámicos e igualmente, se deben crear
las condiciones político- institucionales para que las propuestas funcionen
en la realidad, de forma progresiva y secuenciada.

Concepción de Biodiversidad

Es una categoría que se hace necesario entrar a explicar en este entramado
de aproximaciones conceptuales, para desentrañar su concepción
apropiamos el Convenio sobre Diversidad Biológica de las Naciones Unidas,
ratificado por Colombia mediante la Ley 165 de 1994, que nos deja saber
que por biodiversidad se entiende “la variabilidad de organismos vivos de
cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y
marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que
forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las
especies y de los ecosistemas...”.
Colombia es un país con una gran diversidad biológica y cultural. Se
estima que posee el 10% de la biodiversidad del planeta y en el país habitan
cerca de 81 grupos indígenas. Es el primer país en riqueza de especies
de aves (1.850 especies), anfibios (669 especies) y posee gran riqueza de
mamíferos (471 especies). Se estima que existen unas 40.000 especies de
plantas, equivalentes al 15% de la diversidad mundial.
Cuando sopesamos la importancia de la biodiversidad, vemos que es
esencial para la vida y los seres humanos dependen de ella. Nosotros
utilizamos elementos de la biodiversidad en nuestra vida diaria para la
alimentación, medicina y construcción, entre otros. También nos presta
importantes servicios ambientales como la captura de CO2, el control
de la erosión, la regulación hídrica, y el turismo. No menos relevante es
su importancia cultural y estética para pueblos alrededor del mundo. La

80
Memoria Encuentro EnvI-2016

diversidad biológica de Colombia tiene un gran potencial económico que
puede ser desarrollado de manera sostenible contribuyendo a mejorar la
calidad de vida de los habitantes.
Existe una preocupación generalizada por pérdida de biodiversidad,
hay causas directas e indirectas para su deterioro progresivo. Entre las
causas directas están la expansión de la transformación de los paisajes,
la sobre-explotación de especies de valor comercial, la introducción de
especies invasoras, la contaminación y el cambio climático. Varios de
estos fenómenos tienen su origen en causas indirectas como problemas
demográficos, económicos, conflictos sociales y políticos.
El deterioro de los ecosistemas se constituye en la problemática ambiental
principal en cuanto a la biodiversidad a consecuencia de las relaciones
establecidas entre sociedad y naturaleza, en las actividades productivas,
sociales, económicas y culturales de la población de la región, entre ellas
se encuentran, ocupación y utilización inadecuada del territorio, cultivos
ilícitos, construcción de obras de infraestructura, minería, producción
maderera, consumo de leña. (CORNARE, 2003).
En la subregión de Valles de San Nicolás, se encuentran 25 especies
de flores silvestres de bosques mixtos latifoliados y perennifolios (Piedras
Blancas en el municipio de Guarne), 88 especies de flora, 105 especies
de aves, 7 especies de mamíferos, 3 especies de reptiles y dos especies
de anfibios (El Carmen de Viboral), 79 especies arbóreas y arbustivas,
correspondiente a 68 géneros y 47 familias, 111 especies de aves, dos
especies de mamíferos, 3 especies de reptiles (El Retiro), 60 especies de
flora en bosques secundarios, 95 especies de aves, 6 especies de mamíferos
(La Ceja y Rio Negro) (CORNARE, 2013).
El desarrollo de acciones de conservación y el apoyo al incremento y
difusión del conocimiento sobre nuestra biodiversidad, son pasos esenciales
para reducir la perdida de la biodiversidad colombiana y también para
explorar y desarrollar alternativas de uso sostenible de sus componentes,
tal y como lo sostiene Colombia Biodiversa “una puerta la conocimiento”.
El plantear a través de este articulo como derivación de un proceso
investigativo, nos permite afirmar que este ejercicio escritural, además de
su función ordenadora en lo que respecta al sistema categorial, permitió
orientar el diseño de los instrumentos previo al trabajo de campo y tomar
decisiones en lo que tuvo que ver con los campos teoréticos.

81
Memoria Encuentro EnvI-2016

Ubicar un procedimiento metodológico:
camino y encrucijada

Como en todo proceso de investigación, en el caso que nos ocupó se
plantearon unas etapas o fases que se hicieron explicitas en el cronograma,
estas fueron: una metodología exploratoria (rastreo de antecedentes, búsqueda
bibliográfica, primera aproximación al marco teórico); trabajo de campo con
rastreo de antecedentes empíricos (definición de criterios para la escogencia
del caso, estrategias de contacto con las fuentes primarias de información,
a través de las cuales se trabajó, diseño y aplicación de instrumentos para
recolección de datos, entre otros); primer momento interpretativo (proceso de
categorización y construcción de sábanas, elaboración de supuestos o
hipótesis de interpretación y construcción de tesis para cada uno de los
ámbitos de acción trabajados) y por último segundo momento de interpretación
(resultados y discusión de los mismos, rectificación de la tesis y construcción
argumentada de la misma, conclusiones y redacción del informe final).
A diferencia de lo que suele pensarse, las fases que se propusieron no
tuvieron el desarrollo lineal o consecutivo; es más, los primeros meses
que estuvieron calculados para la realización de la fase exploratoria, en
la práctica se consumió más en el rastreo de antecedentes bibliográficos
y empíricos, con la angustia que produjo la acomodación a los nuevos
datos que fueron emergiendo y que no atinamos a encuadrar dentro de la
concepción teórica que nos sirvió de faro orientador. Así es que, de manera
simultánea se procuró hacer la revisión de antecedentes, y la definición de
criterios para estructurar el estudio de caso.
Se escogió para hacer parte de la muestra la Corporación Autónoma
Regional de Antioquia (CAR), y se acogieron los indicadores de desarrollo
sostenible, entendidos como ese sistema de señales que permiten a los
entes territoriales evaluar su progreso hacia el desarrollo sostenible, y se
incorporaron las siguientes orientaciones, en concordancia con los objetivos
propuestos en este proceso investigativo:

Análisis riguroso de la experiencia de Cornare, por ser referente
regional en la aplicación y manejo de indicadores ambientales como
de desarrollo sostenible, de escala o cobertura nacional.
Análisis de iniciativa relevante del resto del país, privilegiando
el enfoque de desarrollo sostenible, para dar cuenta de iniciativas
ambientales de las que se desprenden posibles enseñanzas para el
contexto nacional.

82
Memoria Encuentro EnvI-2016

Análisis de algunos índices que están cobrando relevancia entre
los expertos, y las agencias, preferiblemente de cobertura nacional.

La elaboración de este proceso de investigación se basó en la práctica de
trabajo ambiental que realiza la CAR del Oriente Antioqueño (Cornare),
para terminar en el bosquejo del estudio de caso de la misma. De igual
forma, quienes tuviesen un reconocimiento por sus calidades técnico
científicas en el ámbito de los grupos ambientalistas u ONG´s y grupos de
investigación que tuviesen líneas de investigación centradas en el desarrollo
sostenible y en el medio ambiente (grupos registrados, clasificados y
categorizados por Colciencias), y demostraron interés en esta propuesta
y desearon lograr eficiencia y calidad en la gestión administrativa del
medio ambiente como resultado de este proceso. Y finalmente, quienes
tuvieron voluntad de colaboración con el proceso investigativo que hemos
estructurado en cada uno de los apartados aquí expuestos.
Por otro lado, bajo la concepción cualitativa etnográfica, con enfoque de
Investigación Acción Participación (IAP) bajo la concepción de Orlando Fals
Borda, se asume el Método Analítico Sintético: que orientó el análisis de las
estrategias de regulación ambiental a partir del área de cobertura y de
trabajo de CORNARE,, identificando sus características básicas como
Corporación Autónoma Regional, y se soportó en la guía básica que se
usó para este cometido, y se cotejó a través de la entrevista con el director
general, el director de proyectos especiales, y con el jefe del programa
de medio ambiente de la Institución, para analizar el impacto ambiental
que se presenta en la región antioqueña, y en especial en la subregión de
San Nicolás (categoría de análisis); posteriormente se hizo una exégesis
del mismo, con el fin de identificar presencias y ausencias, fortalezas o
debilidades, cómo se podrá corroborar en la matriz síntesis de dichas
estrategias.
De igual forma se asume el enfoque descriptivo, exploratorio: con una
postura cuantitativa en el procesamiento de los datos y el análisis estadístico
y, una cualitativa en la descripción de las características del objeto de
investigación, la regulación ambiental, y la aplicación de los indicadores
de desarrollo sostenible, que nos permiten aprehender un fenómeno tan
especial como es el medioambiente y sus múltiples formas, buscando la
promoción de una cultura ambiental.
Asimismo, se asume el diseño No Experimental (Ex Post Facto), en tanto
se trabajó con información ya existente en Cornare y Corantioquia, y
en sus centros de documentación (unidades de información), y se apoyó
en la investigación documental estado del arte, para dejar saber de los

83
Memoria Encuentro EnvI-2016

antecedentes bibliográficos y empíricos existentes a la fecha sobre nuestro
tema de referencia, el desarrollo sostenible.
Por otro lado se asumió como Unidad de Análisis el desarrollo sostenible,
a partir del impacto que genere la evaluación de los indicadores de gestión
ambiental y la práctica de regulación que se desarrolla en la CAR, caso
Oriente antioqueño, priorizando el estudio de caso, para estructurar nuestro
cometido y dar forma a lo planteado, que esperamos sea el cometido de
este texto.
Una vez definido lo anterior, y actuando en sintonía con lo planteado
en las líneas precedentes, se procedió a identificar la unidad de análisis y
el procedimiento a emprender que fijó las pautas generales, para observar,
describir y explicar lo que se hizo con cada uno de nuestros informantes:
director general de Cornare, jefe de proyectos especiales, director
administrativo y financiero, director del equipo técnico y el responsable
de la línea de mayor afinidad con nuestro tema de interés, y miembros de
algunos grupos de investigación del campo contable con líneas afines a lo
ambiental.
Por otro lado, y a partir de la revisión bibliográfica que se hizo desde
distintos autores, se procedió a la construcción de un marco teórico
relacionado con la gestión ambiental, regulación ambiental, desarrollo
sostenible, indicadores de desarrollo, y biodiversidad entre otros, a través
de los cuales se circunscribe la pregunta de investigación referida a: ¿Qué
tipo de indicadores de desarrollo sostenible promueven la implementación
de la regulación ambiental en el oriente antioqueño? ¿Cómo evaluar el
impacto del desarrollo sostenible a través del análisis de los indicadores
como forma de regulación ambiental en el oriente antioqueño?
Sobre la base de este referente teórico se construyó un conversatorio
inicial, y cuestionario de entrada con una serie de preguntas clave, con lo
cual se realizó el camino del campo empírico.
Para la recolección de la información, se utilizaron varias estrategias de
comunicación que dan cuenta del propósito perseguido. Una vez recibida
la información se hizo el procesamiento de la misma, categorizando y
analizando la información obtenida.

Técnicas de Recolección de la Información

Esta fase fue dedicada especialmente a la recolección de la información.
Las técnicas de recogida de datos utilizada en el proyecto fueron las

84
Memoria Encuentro EnvI-2016

siguientes: la observación participante, la entrevista en profundidad, el
análisis documental, el taller y el conversatorio. La información recogida
fue sometida a una constante triangulación para la validación de los datos
en reuniones entre los miembros del grupo de investigación (GIECOR-
CUR), en tanto los investigadores adscritos a este proyecto pertenecen a
este grupo, que sirvió de apoyo para esta labor, pues el uso de múltiples
fuentes y formas de recoger la información es una gran ventaja con la que
se pretende evitar el riesgo que resulta de confiar apenas en un solo tipo
de información y la posibilidad de que las conclusiones sean dependientes
del método.
La triangulación es señalada como “la manera más efectiva para
controlar las reacciones y otras amenazas a la validación” (Hammersley y
Atkinson, 1994, p.39), y “ayuda a corregir los sesgos que aparecen cuando
el fenómeno es examinado por un solo observador” (Goetz y Lecompte,
1988, p.36).

Reuniones con el equipo asesor
de la Universidad de Manizales

Las reuniones con el equipo asesor temático y metodológico de la
universidad que lideró este proceso de Maestría y de investigación fueron
en su inicio de forma fluida, y luego se tornaron traumáticas, en tanto se
fueron extendiendo en el tiempo, y no como era la necesidad del avance
de la investigación. En las reuniones iniciales se trazó un plan o agenda de
trabajo que consistió en revisar tareas y compromisos, para triangular la
información obtenida, el guión de la entrevista, la lectura de la bibliografía
fruto del rastreo de antecedentes bibliográficos y demás actividades según
los requerimientos coyunturales, y al final, se concertó una agenda que nos
dio pie para poder terminar de forma fluida este proceso.
Para cerrar este apartado, remitámonos a la pareja enunciada en la
segunda parte del título “camino y encrucijada”, pensamos que los dos
términos sintetizan mejor que cualquier tratado o manual metodológico,
los procedimientos de la investigación en un momento crucial como lo fue
el trabajo de campo. El primero de ellos, nombra mediante una relación
analógica al método, pero advirtiendo mediante el morfema del plural que
no se trató de uno sólo. El segundo nos alertó, en el mismo juego analógico,
que los caminos en investigación rara vez son lineales y que los obstáculos

85
Memoria Encuentro EnvI-2016

emergieron haciéndonos perder temporalmente el rumbo; sin embargo,
son éstos los que desafiaron nuestra imaginación en la medida en que nos
obligaron a buscar alternativas, y es justo esto lo que nos permitió afinar
este viaje, a través del planteamiento de nuestro supuestos, conjeturas o
hipótesis.

Hacer uso del proceso de interpretación:
viaje de ida y vuelta en la construcción del sentido

La fase de interpretación, lejos de ser un momento o fase final en la
investigación, que buscaba determinar el papel que cumplen los
indicadores de desarrollo sostenible, y la regulación ambiental:
un estudio de caso, fue un componente transversal en la medida en que
estuvo presente de principio a fin. La separación que para efectos de este
artículo hacemos, obedece a un principio metodológico y a un intento, no
sabremos hasta qué punto afortunado, de ordenar lo prometido en el texto
escrito.
En el caso que nos ocupa y dado que el análisis de lo que arrojó ésta
descripción del papel que cumplen los indicadores de desarrollo sostenible
como enfoque teórico- metodológico traspuso como bien lo afirma Meyer
(2003) la línea divisoria entre la investigación científica y la argumentación
política, los puntos de partida (problemas sociales predominantes:
regulación ambiental) y el propósito confeso de identificar procedimientos
y controles que pudiesen ser útiles para promover la implementación de la
regulación ambiental en el Oriente antioqueño, en el contexto colombiano,
que con frecuencia se hallan ocultos (por lo peligroso del asunto, en tanto
toca intereses disímiles y oscuros), son condiciones que exigen del análisis
un alto desarrollo de la competencia interpretativa y aún más del sentido
del “olfato” y la “intuición” que son propios de los procesos abductivos, e
indiciarios, que son los que nos permitieron este cometido.
Una vez recogida la información, como paso previo al análisis final,
se preparó el material físico donde estaba la información: los registros de
las entrevistas fueron codificados en función del instrumento: entrevistas
(E), conversatorio (C), observación (O), y el análisis documental (AD).
Al interior de cada una de las entrevistas se numeraron las preguntas y
respuestas en orden consecutivo. Así mismo, se codificaron los registros
de las observaciones con la (O) mayúscula antepuesta; y a su interior se
numeraron los párrafos; y los documentos se llevaron a fichas de lectura
que nos permitieron hacer sus respectivos análisis.

86
Memoria Encuentro EnvI-2016

Instrumentos de Recolección de Datos

El cuestionario, instrumento de recolección de datos, se estructuró
mediante los siguientes indicadores:
Disponibilidad de Cornare para promover la cultura de la gestión
ambiental e identificar prácticas acordes a este cometido.
Organización de Cornare, para el uso de programas de promoción y
prevención de prácticas de desarrollo sostenible y prácticas de cuidado
del medio ambiente frente al descuido o el desgano de cuidar el
patrimonio ambiental.
Formación de los empleados públicos en estrategias y técnicas de
promoción de la cultura del desarrollo sostenible.
Y presencia de referentes de legalidad y de no corrupción frente al
cometido de la proposición teleológica de que el que contamine pague.
Como componente de una práctica pedagógica.

Este instrumento dejó saber que hubo mayor tendencia en la disponibilidad
presente en la Cornare para promover la cultura del desarrollo sostenible,
la producción limpia, e identificar prácticas de promoción ambiental
que nos ayudaron a configurar lo que la matriz de análisis concentra.
Escasa formación de los empleados públicos en estrategias y técnicas de
promoción y preservación del medio ambiente, lo que se convierte en una
gran oportunidad de diseño y montaje de programas de capacitación a este
respecto. Alta presencia organizativa de la institución con referencia al
uso de programas de promoción y prevención de prácticas de cuidado del
medio ambiente y prácticas exitosas desde el manejo integrado de residuos
sólidos, lo que lleva a aseverar que hay alto compromiso institucional con
la promoción de la cultura ambiental y que se asume con entereza lo que
el gobierno departamental viene impulsando dentro de la filosofía de
economías limpias y saludables.

Construcción de los ítems

La construcción de los ítems o preguntas que estructuraron nuestro
objeto de investigación se orientó según los siguientes criterios:

87
Memoria Encuentro EnvI-2016

Finalidad: las respuestas posibles para cada ítem debían informar
sobre algún aspecto referente a la gestión ambiental o a las prácticas de
desarrollo sostenible.

Cohesión y concisión: los ítems formulados debían presentar lógica
y coherencia entre las preguntasy las alternativas.

Exactitud y precisión: No debían dejar dudas sobre lo que se
demandaba y frente a lo que se pretendía saber/ verificar.

Peso frente al objetivo: Hubo ítems que contrastaron directamente
lo requerido, mientras que otros lo hacían de forma complementaria o
secundaria.

Conjunto del instrumento: el alcance de los ítems formulados debían
ofrecer apoyos suficientes para el análisis del objetivo propuesto; es
decir, se verificó cada uno de los indicadores de desarrollo sostenible y
la Identificación de los procedimientos y controles que fueron útiles para
la regulación ambiental, en la obtención de mejores prácticas que se
desprendían de una sólida concepción del cuidado del ambiente generados
por la comunidad de referencia.

Aplicabilidad: se consideró la viabilidad de aplicación de cada
pregunta en el contexto de la metodología propuesta, que previó cada una
de las respuestas a obtener de nuestros informantes claves.

Diseminación: el instrumento debía atender a diferentes contextos
con relación a lo ambiental, y al desarrollo sostenible, siendo posible su uso
en distintas CAR.

Las preguntas de los instrumentos
se agruparon en tres categorías

Preguntas objetivas
Estuvieron divididas en dos grupos: aquellas que permitieron una única
respuesta y las que permitieron una o más respuestas. Para el segundo
grupo, la orientación fue que los encuestados marcasen solamente las
prácticas más usuales o más frecuentes, evitando que señalaran todas

88
Memoria Encuentro EnvI-2016

las alternativas o dieran el mismo peso a las prácticas habituales y a las
esporádicas, lo que podría generar una falsa información para el análisis
del objeto de conocimiento.

Preguntas colectivas e individuales
En el primer caso bosquejado, el equipo técnico de la CAR, el director
de la corporación, y el jefe de proyectos especiales se posicionó sobre el
objeto del ítem, y el criterio de la definición del puntaje fue la percepción
de la mayoría. En el segundo caso, los encuestados levantaron la mano y
fue responsabilidad del mediador anotar el total de respuestas individuales
para cada pregunta.

Preguntas discursivas
En estos casos, los encuestados fueron llamados a pormenorizar
una situación o ampliar el repertorio argumentativo sobre algún tema
relacionado con la regulación ambiental, y el papel de los indicadores de
desarrollo sostenible, en la promoción de una cultura ambientalista o de
buenas prácticas de cuidado de la naturaleza y el hábitat.

A continuación ofrecemos ejemplos de las tres categorías citadas

Preguntas objetivas que permiten una única respuesta o más
alternativas

Sobre la presencia de las costumbres, creencias, valores y prácticas de
desarrollo sostenible en la región del Oriente antioqueño, se puede decir
que:
Que son escasos los casos de buenas prácticas que promueven el
desarrollo sostenible y que estas conductas proclives ambientalistas solo
aparecen de forma transversal o esporádicas y que son excepcionales en las
prácticas cotidianas de la geografía de cobertura de la CAR.
Existen propuestas de cultura de la promoción ambiental, con indicación
de sus objetivos, estrategias y evaluación sobre su buen uso.
Existen menciones de las prácticas contaminantes, y de deterioro del
medio ambiente, y de violación del debido proceso ambiental por buen
manejo, que se les hace a las mismas.
No hay referencias a que el que contamina paga, y que al que atenta
contra el medio ambiente hay que combatirlo con la sanción social o moral.
La comunidad que hace parte del área de influencia de la CAR conoce
el programa de la cultura del cuidado ambiental, y del manejo de los

89
Memoria Encuentro EnvI-2016

indicadores de desarrollo sostenible lo suficiente como para tomar una
posición favorable.

¿Cuáles son los principales cambios provocados por la
gestión ambiental, la regulación y por la cultura de promoción
del desarrollo sostenible?

En la duración de mayor número de comportamientos y practicas
legales para gerenciar el riesgo ambiental.

En el agrupamiento de personas que se asumen dentro de un contexto
de lo legal y de buenas prácticas.

Promoción y aumento del uso de espacios saludables y de ambientes
sanos, con aprendizaje de la cultura del desarrollo sostenible, de la
preservación por parte de los habitantes de la región.

Promoción y aumento del desarrollo de proyectos de buenas prácticas
ambientalistas.

Promoción y aumento del desarrollo de actividades pedagógicas entre la
comunidad de la región de influencia para gerenciar el riesgo ambiental,
para prevenir las practicas contaminantes y nocivas.

Ninguno de los cambios citados.

Preguntas colectivas e individuales
¿Considera que el tiempo promedio utilizado para promover las buenas
prácticas del desarrollo sostenible y de ser cuidadosos del medio ambiente
como ciudadanos compromete las actividades planeadas de promoción
ambiental?

Si
No

¿Cuándo realizaron los miembros de la comunidad y de
la región su último curso sobre buenas prácticas de cuidado
del medio ambiente y cultura de promoción del desarrollo
sostenible?

90
Memoria Encuentro EnvI-2016

Hace menos de dos años
Hace más de dos años
Nunca

Pregunta discursiva
Indique tres factores que contribuyen a la promoción de la cultura del
cuidado de la naturaleza y la promoción del desarrollo sostenible
a._________________________
b. _________________________
c. _________________________

Además de las tres categorías antes mencionadas y descritas en las líneas
precedentes, existió también un conjunto de ítems para la obtención de
información sobre la cultura del cuidado ambiental y la promoción de la
cultura del desarrollo sostenible, cuyos objetivos fueron:

Obtener el perfil del ciudadano probo, honesto y practicante de los buenos
ejemplos de cuidado del ambiente, de la naturaleza y sus componentes,
observando aspectos como el número de buenas prácticas, cantidad de
personas que emprenden actividades de beneficio común y que socializan
buenas prácticas de manejo de lo ambiental, total de personas del sector
urbano o rural.

Obtener datos referentes a la representatividad de los encuestados,
observando el peso del grupo encuestado en el universo de buenas prácticas
de cuidado del ambiente y en el universo del sistema del medio ambiente
colombiano.

Organización del instrumento
El cuestionario estuvo estructurado por un número significativo de
preguntas o ítems como se relacionan en el cuadro siguiente:

91
Memoria Encuentro EnvI-2016

Categoría Descripción Interpretación
Educación y ¿Qué entiende Sujeto uno: “cuando nos referimos
Desarrollo por educación a desarrollo sostenible quiere decir
sostenible y desarrollo explotar todas las dimensiones del
sostenible? ser humano tanto en el ser, en el
saber y en el emprender, por esto
cuando hablamos del desarrollo
sostenible colocamos al ser humano
como eje central en un contexto de
armonía con la naturaleza y con un
principio de conservación permanente
entenderíamos una formación integral,
como en el ser (formación humana) y
en el saber (formación técnica)”.
Gestión del ¿Qué entiende Sujeto uno: “Es colocar mis
conocimiento por gestión habilidades, destrezas y mi saber
ambiental ambiental? al servicio de las personas en
plena armonía con su medio físico
y biofísico, en otros términos,
preservando los recursos naturales con
miras a proveer lo necesario para las
generaciones futuras”.
Cultura del ¿Qué entiende Sujeto uno: “cultura significa los
Desarrollo por cultura diferentes elementos que caracterizan
sostenible del desarrollo a una sociedad con respecto a otra, la
sostenible? cultura también habla del desarrollo
de facultades intelectuales mediante
la lectura, el estudio y el trabajo
enfocadas todas ellas a la preservación
de la naturaleza y del hábitat”.
Diversidad ¿Qué entiende Sujeto uno: variación en especies
por diversidad existentes y coexistencia de géneros y
desde lo generaciones.
ambiental?
Inclusión ¿Qué entiende Sujeto uno: es incluir, abarcar, sumar,
por inclusión? agregar, adicionar.

92
Memoria Encuentro EnvI-2016

Indicadores ¿Qué Sujeto uno: múltiples formas que
de desarrollo Estrategias, estructuran un sistema de señales que
sostenible Técnicas facilitan evaluar el progreso de nuestra
y Métodos región, así como variadas herramientas
conocen que apoyan el trabajo de diseño y
que se usen evaluación de la política pública, para
para poner fortalecer las decisiones con base en la
en práctica información que se posee.
indicadores
de desarrollo
sostenible?
Fuente: elaboración propia (2016), con base en los testimonios de las
fuentes.

Entrevista semiestructurada

La segunda técnica en uso que nos sirvió para recuperar la información
fue la entrevista semiestructurada, tratada por Valles (1997, p.177–234),
como una conversación prolongada con preguntas insertadas, en la cual
se presenta una interacción entre el entrevistador y el entrevistado y el
tema a tratar, en nuestro caso el papel de los indicadores de desarrollo
sostenible y la regulación ambiental.
Las entrevistas se basaron en un guión, teniendo presente el comentario
de Valles (1977, p.223) de que la información (temas, objetivos) que se
considere relevantes en un estudio será lo que determine en gran parte
la selección de entrevistas, entrevistadores, el estilo y repetición o no de
la entrevista, su escenario (temporal o espacial).
Los autores antes citados recomiendan tener presentes tres tipos de
entrevistados. Claves, especiales y representativos, para nuestro caso
fueron el director de Cornare, el jefe del departamento de proyectos
especiales, el jefe del área ambiental y el director de la Umata. Los
informantes clave son individuos en posesión de conocimientos, status
o destrezas comunicativas especiales que están dispuestos a cooperar
con el investigador (Goetz y Lecompte, 1988 p.134), y que son sujetos
significativos en la estructura organizativa de la CAR y que estuvieron
siempre prestos a brindar la información requerida para el buen
desarrollo de este trabajo investigativo.

93
Memoria Encuentro EnvI-2016

Guión de entrevista

Categoria Descripción Interpretación
Educación y ¿Qué entiende Cuando hay presencia de
Desarrollo por educación las costumbres, creencias,
Sostenible y desarrollo valores y prácticas que tienden
sostenible? a preservar lo existente, se
puede decir que es inherente
al trabajo del empleado y a su
buen desempeño laboral.
Gestión del ¿Qué entiende Distintas formas para generar
conocimiento por gestión del y producir nuevo conocimiento
ambiental conocimiento que está en estrecha relación
ambiental? con el cuidado de la tierra, el
agua y el aire preferentemente,
y de alto impacto para la
población de referencia.
Cultura de ¿Qué entiende Pautas de comportamiento que
desarrollo por cultura ayudan a promover hábitos y
sostenible del desarrollo costumbres al interior de una
sostenible? ruta del buen vivir y la sana
convivencia, en armonía con la
naturaleza y lo que ella alberga
buscando mitigar el riesgo
ambiental y las catástrofes de
vidas humanas.
Diversidad ¿Qué se entiende Múltiples formas de contribuir
por diversidad y asumirse como responsable
desde lo socialmente frente a los
ambiental? necesidades de carácter social y
comunitarias
Inclusión ¿Qué entiende Cuando las desigualdades
por inclusión? sociales se hacen conscientes y
se actúa para saldar la brecha
social que hay por estamentos
sociales o estratos.

94
Memoria Encuentro EnvI-2016

Indicadores ¿Qué Estrategias, Se conocen variadas formas de
de desarrollo Técnicas y medición que están adecuadas
sostenible Métodos conocen al proceso de gestión a partir
que se usen para de los objetivos trazados, e
poner en práctica incluyen las responsabilidades
los indicadores sociales y ambientales y
de desarrollo garantizan que lo que se ejecuta
sostenible? esté de acuerdo a lo planeado
además, que permita mostrar
el grado de cumplimiento de lo
planeado.
Fuente: elaboración propia (2016), con base en las fuentes.

Taller y conversatorio

Taller con el jefe de proyectos especiales, con el director del departamento
de hábitat y territorio, con el director de la Umata (unidad municipal de
asistencia técnica), con el coordinador del grupo de investigación GIECOR-
CUR y con docentes investigadores adscritos a líneas de ambiente y
desarrollo, se conversó en función de la siguiente serie de preguntas que
nos ubicaron dentro de este contexto que nos interesó caracterizar, veamos:

Preguntas objetivas que permiten
una única respuesta o más alternativas

Sobre la presencia de las costumbres, creencias, valores y prácticas de
desarrollo sostenible en la Región del Oriente Antioqueño, se puede decir
que:
Son escasos los casos de buenas prácticas que promueven el desarrollo
sostenible y estas conductas ambientalistas solo aparecen de forma
transversal o esporádicas y son excepcionales en las prácticas cotidianas de
la geografía de cobertura de la CAR.
Existen propuestas de cultura de la promoción ambiental, con indicación
de sus objetivos, estrategias y evaluación sobre su buen uso.
Existen menciones de las prácticas contaminantes, y de deterioro del
medio ambiente, y de violación del debido proceso ambiental por buen
manejo, que se les hace a las mismas.

95
Memoria Encuentro EnvI-2016

No hay referencias a que el que contamina paga, y que al que atenta
contra el medio ambiente hay que combatirlo con la sanción social o moral.
La comunidad que hace parte del área de influencia de la CAR conoce
el programa de la cultura del cuidado ambiental, y del manejo de los
indicadores de desarrollo sostenible lo suficiente como para tomar una
posición favorable.

Cuáles son los principales cambios provocados por la
gestión ambiental, y de qué forma se promociona la cultura del
desarrollo sostenible y se asume la regulación como forma de
vida:
En la duración de mayor número de comportamientos acordes con el
buen cuidado del ecosistema y al asumir prácticas de auto conservación.

En el agrupamiento de personas que se asumen dentro de un contexto
de cuidado y auto conservación y de buenas prácticas ambientales.

Promoción y aumento del uso de espacios de aprendizaje de la cultura
del desarrollo sostenible por parte de la comunidad y sus organizaciones.

Promoción y aumento del desarrollo de proyectos de buenas prácticas de
conservación del medio ambiente.

Promoción y aumento del desarrollo de actividades pedagógicas entre
la comunidad rural y urbana para prevenir practicas depredadoras, y
contaminantes.

Ninguno de los cambios citados.

De igual forma nos guiaron una serie de preguntas colectivas e individuales
que nos permitieron sondear las percepciones frente a buenas prácticas
que configuran el desarrollo sostenible:

¿Considera que el tiempo promedio utilizado para promover
las buenas prácticas de conservación y de ser responsables
del entorno como ciudadanos compromete las actividades
planeadas de promoción de la cultura del desarrollo sostenible?

96
Memoria Encuentro EnvI-2016

Si
No

¿Cuándo realizaron los miembros del equipo de trabajo su último curso
sobre buenas prácticas de conservación y cultura de la sostenibilidad?

Hace menos de dos años
Hace más de dos años
Nunca

6.7.3. Pregunta discursiva

Indique tres factores que contribuyen a la promoción de la gestión
ambiental y cultura del desarrollo sostenible
a._________________________

b. _________________________

c. _________________________

Entre los factores que mayor contribución brindan a la promoción de la
gestión ambiental, consistente en apropiarse de lo que pasa en su entorno,
en lo cual cada sujeto o organización asume con conciencia lo que implica
y demanda la cultura del desarrollo sostenible, para que le permita a cada
uno de los ciudadanos concebir las obligaciones que tiene frente a su
medio ambiente, o hábitat, territorio o alguno de sus componentes como
un deber sustantivo, que está acorde con los valores de una democracia
que reivindica el derecho a vivir, y pone en el centro del desarrollo al
ser humano con todas sus potencialidades, de forma sana se concibe el
progreso como debe ser para toda la población colombiana.

De igual forma se requiere un mayor nivel de conciencia cívica respecto
al cumplimiento de deberes y derechos con el medio ambiente, con la
naturaleza y lo que ella comporta a su interior, que van de la mano de
una percepción del riesgo efectivo que se corre por el incumplimiento
frente a ésta. Es justo esta tarea por lograr la que incidirá en el territorio
nacional para disminuir los elevados índices de depredación, mal uso,
riesgo ambiental y altos niveles de contaminación existentes en la geografía
colombiana.

97
Memoria Encuentro EnvI-2016

Deja saber todo lo anteriormente reseñado, que promover la cultura del
desarrollo sostenible implica entrar en choque con las múltiples prácticas
de contaminación, depredación que usan las empresas, tanto nacionales
como multinacionales y los grandes patrimonios que se aprovechan de las
ventajas que les otorga la ley o la norma tributaria para configurar esa ola
de desprecio por nuestros recursos naturales y otras estrategias jurídicas
para minimizar el impacto ambiental de quienes contaminan.
Las leyes del mercado de capitales generan unas condiciones
excepcionales para convertir en factores atrayentes para que el gran capital
arrase, deteriore, extermine y permita que aquellas sus empresas nacionales,
realicen actividades de extracción y explotación de los recursos naturales,
y bajo el sofisma del pago de grandes tributos, exterminen nuestros suelos,
agua y aire, y arrasen con nuestras diezmadas especies. Es recurrente ver
sonados casos de contaminación en las zonas urbanas, grandes ciudades, y
pasa casi invisibilizado lo que ocurre en nuestro territorio de zonas rurales
y apartadas de los centros de información y de poder.

Conclusión
La investigación llevada a cabo permite a los investigadores obtener
importantes conclusiones sobre el papel que cumplen los indicadores de desarrollo
sostenible y la regulación contable, caso Oriente antioqueño y su incidencia en la
gestión ambiental y deja claridades que están en el orden de poder sostener
en primera instancia conclusiva que el desarrollo de la investigación
científica depende en gran medida del buen funcionamiento de los canales
de comunicación entre cada uno de los actores involucrados en la dinámica
del sistema ambiental colombiano.
Deja claro para este proceso de investigación se visualiza para una
Colombia que en los últimos tiempos viene promulgando una serie de
normas y de leyes que hacen parte de un plan de regulación ambiental y de
gestión administrativa de unos intangibles tan particulares como el agua,
el aire, y la naturaleza, que buscan en su conjunto estimular la cultura del
desarrollo sostenible y la gerencia del riesgo para promover prácticas de
vida saludable que deberá poner en el centro de esa política al recurso
humano como su eje central y potenciarlo vía educación y formación.
En este orden de ideas, se recogen una serie de estrategias que van desde
edades tempranas para incentivar la cultura del cuidado ambiental, o del
desarrollo sostenible, en aras de fomentar el bien común y de alcanzar
la formación de individuos responsables y comprometidos con las buenas
prácticas ambientales, hasta las propuestas que entran en moda hoy, de
impulsar la cátedra ambiental o del medio ambiente, que tiene una línea de

98
Memoria Encuentro EnvI-2016

trabajo modular en impulsar la cultura del auto cuidado y la preservación.
Sobre esta base se espera del Estado Colombiano acciones futuras que
permitan colmar las necesidades básicas insatisfechas que por años se han
venido acumulando en la historia económica y social de nuestra geografía
colombiana buscando con ello poder contribuir al crecimiento y desarrollo
sostenible de una Nación que requiere montarse en el tren del progreso y
de las buenas prácticas de calidad de vida para todos sus habitantes, como
fruto de una acertada política ambiental.
Una segunda conclusión precisa que las principales firmas, las llamadas
multinacionales, tienen grandes ventajas que les otorgan las leyes y las
normas colombianas (la regulación ambiental), como ocurre en zonas de
páramos, y de reservas forestales, en las cuales se valen de las concesiones
otorgadas por largos años de explotación de los recursos naturales para
beneficio del gran capital o de la renta patrimonial para abrir exenciones
a su pago o tributo de obligatorio cumplimiento de ser socialmente
responsables, reconocida ésta como estrategia de elusión, en términos de
aprovecharse de los vacíos que deja o permite la norma o la ley.
Una tercer conclusión que se pudo encontrar nos deja saber que la
regulación ambiental o la normativa jurídica en términos de la preservación
del medio ambiente vigente con la cual se tratan de encausar en época
reciente las buenas prácticas del cuidado de bienes no renovables, agua,
aire, minerales, especies, requiere de ser evaluada por su poca eficacia y
por el malestar que deja en cada uno de los sectores que son administrados
y porque deja mucho que desear en términos de la apropiación del ciclo de
la gerencia del riesgo. Asimismo, al identificar factores y causas como las
que recoge el siguiente cuadro, permitirán diseñar nuevas estrategias que
contrarresten lo identificado:

Factores Causas
Factores económicos Disfrute de los de servicios que ofrece el
Estado sin pago.
Factores sicológicos Percepción negativa del sistema ambiental
y de los servicios.
Factores sociopolíticos Mal uso de los ingresos fiscales e
indiferencia ciudadana.
Factores legales Complejidad de las normas ambientales.
Inseguridad jurídica.

99
Memoria Encuentro EnvI-2016

Factores culturales “Cultura del atajo”, frente a los asuntos
públicos, no se asume el precepto “el que
contamina paga”.
Factores administrativos Debilidad de los programas de prevención,
promoción, control y fiscalización en lo
atinente a la gerencia del riesgo.
Fuente: elaboración propia (2016).

Otra conclusión que se desprende de este proceso es que el ciudadano
colombiano, en general, está en la fase del riesgo subjetivo y no entra
aún a la etapa del cumplimiento voluntario de sus obligaciones y deberes
respecto a la dimensión ambiental, y deberá superar muchas barreras para
llegar allá, esto implica entender el ciclo de la gerencia del riesgo: en tanto
el riesgo se crea, se dinamiza, se potencia, se minimiza y se controla; y
para esto se debe acompañar de todo un proceso de educación y pedagogía
que promueva la cultura de la gestión ambiental, para lo cual los temas
relevantes que identificó este trabajo fueron los relacionados con la gestión
del desarrollo sostenible y el papel de la regulación en la dimensión del
medio ambiente colombiano.

En general, los estudios realizados se han enfocado más al comportamiento
de las exportaciones y la descripción de los procesos productivos. Se
evidencia poco énfasis en las relaciones entre recurso humano y material
manifestadas al interior de las empresas, dado que el sector ambiental tiene
campos problemáticos que aún falta explorar, entre ellos el impacto de la
producción en el recurso humano y en la tierra a consecuencia del uso de
agroquímicos y el apropiamiento cultural del territorio.
Otro punto de llegada de este proceso investigativo es que nos muestra
que el Oriente se caracteriza por distribuir su fuerza laboral de acuerdo
a la especialización productiva, es así como en el 2006 las actividades
agropecuarias ocupaban al 50,7 % de la población, el comercio un 25,3%,
los servicios 13,9% mientras que el sector industrial requirió una menor
proporción, 6%. El comportamiento del empleo en los últimos años siguió
el dinamismo de la economía; es decir, el crecimiento de las exportaciones
no tradicionales del sector agrícola y la creación de establecimientos
comerciales condujo a que estos absorbieran mayor oferta laboral, como
lo sostienen Mesa, López y García (2007).
Se consultó a través de los conversatorios sobre la relación del
establecimiento con el gobierno y la comunidad y sus impactos en el

100
Memoria Encuentro EnvI-2016

medio ambiente, a fin de identificar el sentido de responsabilidad social.
Éstos consideran que no existe entre los entes gubernamentales y el sector
una integración para emprender actividades que mejoren la calidad de
vida de sus habitantes e impulsar el desarrollo regional; apuntan a que la
relación con el municipio es estrictamente laboral “(…) nosotros tratamos
de contratar la gente de la zona a través de referidos (C)”. Los resultados
obtenidos a partir de las entrevistas reflejan que la única forma en que las
empresas contribuyen al desarrollo de la región es con la generación de
empleo. Con relación a los vínculos con la comunidad, la pequeña y la
mediana empresa manifestaron no tener relación “(…) cada quien tira para
su lado… (E)”; por su parte, la gran empresa interactúa y comparte con la
comunidad por medio de proyectos ambientales, de salud y esparcimiento.
Adicionalmente, se obtuvieron respuestas a partir de las relaciones
Estado – Actores del desarrollo ambiental (sujeto activo y sujeto pasivo),
en tanto se hace necesario conformar un escenario donde se delimiten
sus actuaciones, se especifiquen sus deberes y derechos y se armonicen
unos y otros, no tanto en función del ámbito punitivo, sino en términos
pedagógicos y formativos para una conciencia del auto cuidado y la
preservación ambiental. El entorno que las circunda es la ley, que rige y da
pautas a ambos, es justo aquí donde la regulación ambiental en ocasiones
funciona.
El proceso del desarrollo sostenible materializa ese entorno al convertir
el hecho imponible en hecho generador de mejores condiciones de vida.
Tenemos entonces dos áreas: la ley y su cumplimiento; en este marco se
desenvuelven uno y otro, para culminar en los objetivos de la imposición,
administrar el riesgo para dar cumplimiento al cometido social que es la
satisfacción de la demanda de bienes y servicios de la comunidad.
Una mirada con sesgo más analítico, en función de nuestro tema de
interés, nos detectó que los problemas más destacados son el consumo de
agua y el uso de insecticidas. La práctica laboral de mayor uso se relaciona
con los cultivos y estos acceden a cuerpos de agua de dominio público
gracias a concesiones otorgadas por Cornare; además, utilizan aguas
lluvias para complementar los mínimos requerimientos de riego, lo cual
se interpreta como reducción de costos -pues se evita el pago de tasa por
uso de una merced de mayor caudal- y da cuenta de un uso intensivo del
recurso sin preocupaciones por racionalizar.
De igual forma, los establecimientos, según los entrevistados, controlan
el uso de insecticidas mediante programas como el Manejo Integral de
Plagas y Enfermedades (MIPE). En promedio, la solución de fungicidas y
plaguicidas se encuentra entre 12 m 3 y 34,18 m 3 por hectárea al año, con

101
Memoria Encuentro EnvI-2016

un mayor volumen en los cultivos de hortensias. En otras palabras, según
los floricultores el consumo de plaguicidas y fungicidas disuelto está entre
1.2 y 3.418 litros/ m 2 al año.
Como se puede colegir de esta información aunada en estas líneas
precedentes vemos como la realidad legislativa no sólo permite, sino que
obliga a determinar buenas prácticas amigables con el ambiente, en cuanto
al manejo de recursos naturales y atención al riesgo por manipulación de
agroquímicos con base en el papel que cumplen en la región. El ICA y
Cornare, en tanto, exigen certificación “flor verde” por versiones anuales,
y cumplir esta normatividad posibilita el acceso a mercados que exigen
mayor responsabilidad empresarial, como el europeo, que a la vez presenta
estabilidad en precios de la moneda.
De igual forma se aprecia que lo que mayor contribución brinda a la
promoción de la cultura del desarrollo sostenible, consiste en hacer de
suyo, a cada sujeto o ente económico, para apropiar la cultura de la gestión
ambiental, que permita a los ciudadanos concebir las obligaciones que se
tienen con la naturaleza y el medio ambiente como un deber sustantivo, que
está acorde con los valores de una democracia vigente como la colombiana.
De igual forma se requiere un mayor nivel de conciencia cívica respecto
al cumplimiento de la regulación ambiental, que va de la mano de una
percepción del riesgo efectivo que se corre por el incumplimiento frente a
ésta. Es justo esta tarea por lograr la que incidirá en el territorio colombiano
para disminuir los elevados índices de contaminación existentes en la
región antioqueña.
El deterioro de los ecosistemas se constituye en la problemática ambiental
principal en cuanto a la biodiversidad a consecuencia de las relaciones
establecidas entre sociedad y naturaleza, en las actividades productivas,
sociales, económicas y culturales de la población de la región, entre ellas
se encuentran la ocupación y utilización inadecuada del territorio, los
cultivos ilícitos, la construcción de obras de infraestructura, la minería, la
producción maderera, el consumo de leña (Cornare, 2003).
Queda entonces que el abordar el problema de la legitimidad social de
las acciones de regulación ambiental o control, depende en gran medida
del grado de rechazo o aceptación hacia las conductas de incumplimiento
a la ley. Se trata de mostrar que la valoración social del incumplimiento
normativo se basa en las percepciones que la colectividad tiene de la
administración ambiental, del Sistema Nacional del Medio Ambiente y
Hábitat, de la relación del Estado con los ciudadanos y con los diferentes
gremios económicos. Son estos últimos los de mayor práctica contaminante,

102
Memoria Encuentro EnvI-2016

mientras la sociedad “de los de a pie” es la que directamente asume el
compromiso de preservación y cuidado, en tanto en ellos recaen los
prejuicios del calentamiento global, las grandes inundaciones, los grandes
desastres.
En función de ir cerrando este artículo, queda la implementación de
programas de regulación ambiental, asumiendo una política preventiva
por parte del administrador del medio ambiente y del hábitat: para que
entienda que antes de sancionar, debe explicar de manera sencilla al
agente contaminante que no se trata de atormentarle la existencia, sino de
crear correctivos a su comportamiento atípico que va en contravía de la
convivencia ciudadana y del cometido estatal (satisfacción de necesidades
básicas insatisfechas, NBI), y la principal de éstas es un ambiente sano y
saludable.
Por último y como colofón de este proceso investigativo, se presenta la
siguiente matriz síntesis de las más sentidas formas de apropiación de los
indicadores de desarrollo sostenible:

Indicadores de desarrollo sostenible
Áreas  Este indicador mide la ejecución de procesos de ordenación
protegidas forestal. Identificación y caracterización del sistema de
información de áreas protegidas (SIDAP), parte de una meta
para los años 2007-2011 de 8000 hectáreas (Cornare, 2011).
Eventos de inundaciones y deslizamientos.
Carga Este indicador pretende el fortalecimiento del instrumento
contaminante ambiental y económico de la tasa retributiva, como recurso
impositivo basado en el principio de que el que contamina paga.
La actual legislación colombiana concibe las tasas retributivas
como un típico impuesto Pigouviano (1)y no como un mecanismo
recaudador de recursos (Quintero, 2007). Cumplimiento
promedio de metas de reducción de carga contaminante, en
aplicación de la tasa retributiva en las cuencas o tramos de
cuenca de la jurisdicción de la corporación (SST Y DBO).

103
Memoria Encuentro EnvI-2016

 La Calidad de Este indicador mide el seguimiento y monitoreo a la
contaminación atmosférica de la región. Los resultados para éste,
aire
de acuerdo a las metas establecidas por la CAR, presentan una
desviación importante en cuanto a su logro durante el periodo de
Emisión de contaminantes producidos por las fuentes fijas de las
áreas.
Empresas Este indicador mide el número de proyectos de Mercados
Verdes acompañados en Mipymes. Mipymes y empresas
vinculadas
vinculadas a mercados verdes (uso y aprovechamiento sostenible
a mercados de la biodiversidad, eco productos, industrias, ecoturismo)
verdes acompañados por la Corporación. El crecimiento de la empresa
en el Oriente de Antioquia no guarda correspondencia con
las metas y resultados planteados en la región, la intervención
mediante los mecanismos de producción más limpia y mercados
verdes de acuerdo a los datos mostrados no ejercen impactos
que puedan irradiarse en todos los municipios que conforman la
subregión.
 Inclusión de Este indicador muestra el mejoramiento del conocimiento de
los niveles de riesgo ambiental y antrópico en los diferentes
riesgo
municipios del Oriente de Antioquia. En este sentido se observa
que la asesoría genera un resultado positivo sobre la prevención
de desastres. El aspecto riesgo implica la definición clara de las
amenazas y de las vulnerabilidades.
Se contrarresta con procesos de asesoría para minimizar
ocurrencias.
Fuente: elaboración propia (2016).

Ahora que estamos en un proceso de metacognición, tratando de
entender y de explicar, el cómo es que hicimos lo que hicimos en el ámbito
de la regulación ambiental, buscando el papel que cumplen los indicadores
de desarrollo sostenible, caso oriente antioqueño, aquí planteado a lo
largo de este escrito, son ustedes los que pueden decir lo fructífero de este
ejercicio. En lo que a nosotros respecta, déjenos decir que no estamos
seguros de que todo lo referido sea tan real como nos hemos esforzado en
hacerlo aparecer.
Es un hecho que nuestro mayor empeño, y confesamos que no pudimos
lograr que este texto fuera la excepción, están cifrados en demostrar que
nuestro proceder en investigación es lo más científico posible, pero no
olvidemos lo que anunció el más grande literato colombiano que nadó
siempre contra la corriente de la formalidad, el maestro Gabriel García

104
Memoria Encuentro EnvI-2016

Márquez (1996, p.45), descubridor de mundos que hoy nos maravillan.
Que sean sus palabras las que recojan este esfuerzo de jugar en los
abismos de la conciencia y del cambio: “Así nos iremos acostumbrando
paulatinamente a la metamorfosis de objetos sin cualidades en entidades
portentosas, maravillosas, mágicas (y al revés). El viaje por el texto(…), por
tanto, es una travesía que se hace con toda la naturalidad posible, de las
capas de realidad que nos constituyen como hombres: de la cotidianidad
a lo sobrenatural, de la corporeidad a lo fantástico, de las evidencias
elementales a lo esotérico”, y parodiamos que ir en pos de la gestión
ambiental nos permitió estar atentos a nuevos descubrimientos y posibles
hallazgos como evidencia elemental.

Bigliografía

Cárdenas L.r. (2009). La pregunta, un instrumento forjador de sentido:
una ventana al mundo de las comunidades de indagación, un taller
de interrogación infinita. En: Revista Conciencia Empresarial No 3:
Julio a Diciembre, Facultad de Ciencias Empresariales, Institución
Universitaria de Envigado, IUE. Envigado- Antioquia.
CORNARE. (2003). Plan de gestión ambiental 2003-2005. El santuario,
Colombia.
CORNARE, (2013). El ordenamiento ambiental. El Santuario.
Dominguez, G. (2002). Indicadores de gestión y resultados un enfoque
sistémico. Bogotá.
Eschenhagen, M. L. (2007a). “La educación ambiental superior en
América Latina: una evaluación de la oferta de posgrados ambientales”,
Revista Theomai, Estudios sobre Sociedad y Desarrollo, Vol. 16, Argentina,
http://revistatheomai.unq.edu.ar/NUMERO16/Eschenhagen.pdf
[Consulta: feb. 2010].
Eschenhagen, M. L. (2007b). “¿Será necesario ambientalizar la
educación ambiental?” En: Ana Patricia Noguera de Echeverri (comp.),
Hojas de Sol en la Victoria Regia, Emergencias de un Pensamiento Ambiental
Alternativo en Amé- rica Latina, Colombia: Universidad Nacional de
Colombia Sede Manizales.
Eschenhagen, M.L. (2007). “Diversas consideraciones y aproximaciones a
la noción de complejidad ambiental”. En Gestión y Desarrollo, 10, 83-94.

105
Memoria Encuentro EnvI-2016

Eschenhagen, M. L. (2011). El tema ambiental y la educación ambiental
en las universidades: algunos indicadores y reflexiones. Disponible en
http://pensamientoambiental.de/wp-content/uploads/2014/10/el-
tema-ambiental-y-la-educacion.pdf
FAO. (2012). El estado mundial de la pesca y la agricultura. Organización
de Las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura.
Roma. Disponible en http://www.fao.org/3/a-i2727s.pdf
García, Márquez, Gabriel. (1996). Cien Años de Soledad. Edicion de jaques
Joset, 7ª Edición, Editorial Catedra, letras Hispánicas, Madrid.
Goetz, J. P. y LeCompte, M.D. (1988). Etnografía y diseño cualitativo en
investigación educativa. Madrid: Morata.
Hammersley, M. y Atkinson, P. (1994). Etnografía, métodos de
investigación. Barcelona: Paidós.
Hernández, A. J. (1989). Metodología Sistémica en la Enseñanza Universitaria,
Madrid, Narcea.
Ijjasz, Vásquez, Ede (2014). Infraestructura Mundial necesita un billón
de dólares de inversión. Director de Desarrollo Sostenible para América
Latina y el Caribe del Banco Mundial. En el Colombiano. Sección
C:19. Economía.
Leff, E. (2005). La Geopolítica de la Biodiversidad y el Desarrollo
Sustentable: economización del mundo, racionalidad ambiental y reapropiación
social de la naturaleza. En: Semináro Internacional REG GEN:
Alternativas Globalização. Hotel Gloria, Rio de Janeiro,
Brasil). Rio de Janeiro, Brasil UNESCO, Organización de las Naciones
Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Disponible en la
World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/
reggen/pp12.pdf
Mesa, Ramón Javier; GARCÍA Leidy; LÓPEZ, Mauricio. (2007).
Caracterización económica del Municipio de Rionegro Antioquia 2004- 2006.
Medellín: Universidad de Antioquia, Facultad de Ciencias
Económicas, Centro de Investigaciones y Consultorías. 120 p.
Meyer, I.H. (2003). Prejudice, social stress, and mental health in
lesbian, gay and bisexual populations: Conceptual issues
and research evidence. En   Psychological Bulletin, 129, 674-697.
doi:10.1037/0033- 2909.129.5.674
Ministerio del Medio Ambiente, (2004). LEY 939 DE 2004. (diciembre
31) por medio de la cual se subsanan los vicios de procedimiento en
que incurrió en el trámite de la Ley 818 de 2003 y se dictan otras
disposiciones.

106
Memoria Encuentro EnvI-2016

Ministerio del Medio Ambiente, (2007). Concepto sobre
procedimiento legalización urbanística. Ministerio de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial, oficina asesora Jurídica.
República de Colombia. Santa fe de Bogotá.
Quintero, J. F. (2007). Abundancia y preferencia de hábitat de
Bradypus variegatus y Choloepus hoffmanni durante la época seca en dos
fragmentos de bosque seco en Arboletes, Antioquia, Colombia. Disponible en
http://www.bioone.org/doi/pdf/10.5537/020.012.0106
Quiroga M. R. (2001). Algorithm for fringe pattern normalization. En Revista
Optics Communications. Vol. 197. No 1. North-Holland.
Rayén Quiroga M. 2001. Indicadores de sostenibilidad ambiental y de
desarrollo sostenible: estado del arte y perspectivas. División de Medio Ambiente
y Asentamientos Humanos, CEPAL, Santiago de Chile.
Valles, M. S. (1997). Técnicas cualitativas de investigación social, reflexión
metodológica y práctica profesional. Madrid. Síntesis.

107
Memoria Encuentro EnvI-2016

Gestión de la innovación
en el campo contable: un acercamiento
al quehacer de la consultoría5

Rogelio Cárdenas Londoño 6 y Mg. Carmen Elena Mosquera Moreno7

Resumen

Este trabajo de gestión de la innovación en el campo contable tiene
como fin esencial contribuir al desarrollo de la investigación contable y
de la aplicación práctica en instituciones de educación superior, empresas
y organismos públicos en temas relacionados con la innovación contable
desde una perspectiva económica, social y empresarial, así como
construir un proceso de conceptualización de la gestión de la innovación.
Igualmente, se hace en recorrido por el concepto de innovación, gestión
de la innovación y la consultoría contable con el fin de caracterizar sus

5 Este proyecto está en ejecución e inscrito en las respectivas unidades de investigación
de las IES del caso, como una manera de plasmar el trabajo colaborativo y de pares
amigos 2015 a 2016.

6 Rogelio Cárdenas Londoño, Magister en educación de la Pontificia Universidad
Javeriana, Miembro del grupo de investigación en ciencias empresariales. GICE- IUE,
Líder de la línea de investigación en fundamentación epistemológica. Docente de
tiempo completo de la Institución Universitaria de Envigado. Email. rcardenas@
correo.iue.edu.co Celular 3104079154.

7 Carmen Elena Mosquera Moreno, Contadora pública, Magister en Administración
con énfasis en Finanzas Corporativas, docente de la Fundación Universitaria María
Cano, Miembro del grupo de investigación Contar, Facultad de Ciencias Empresariales.
Email: carmenm12825@gmail.com celular 3206658450

109
Memoria Encuentro EnvI-2016

esenciales e identificar en ellas factores dinamizadores de gestión del
conocimiento en las instituciones de educación superior, caso especial los
consultorios contables de las Universidades: Eafit, Institución Universitaria
Salazar y Herrera, la Institución Universitaria de Envigado y Unisabaneta,
con el aporte que se hace desde los Grupos de investigación en Ciencias
Empresariales de las respectivas instituciones.

Palabras clave: Gestión de la innovación, consultoría contable,
fundamentación epistemológica, capacidades de innovación, capital
intelectual.

1. Introducción

El ser parte de los grupos de investigación en ciencias empresariales
(GIIF-EAFIT, IUSH, GICE–IUE, y Contar-FUMC) de Instituciones de
Educación Superior nos permite adelantar un proyecto de investigación
titulado “Gestión de la Innovación en el campo contable: un acercamiento al quehacer
de la consultoría contable” de forma interdisciplinar e interinstitucional
con la Institución Universitaria Salazar y Herrera, Fundación
Universitaria María Cano, y la Universidad Eafit. Este proyecto está
siendo desarrollado en forma de investigación exploratoria, ya que se
caracteriza por la flexibilidad para ser sensible a lo inesperado y descubrir
otros puntos de vista no identificados previamente. E igualmente,
hacemos uso de la investigación documental y los estados del arte en el
ámbito de las ciencias contables y la gestión de la innovación.
A partir de lo anterior, y con un tema de interés presente que está
en la línea de trabajo investigativo de los grupos (fundamentación
epistemológica), se plantean la siguiente pregunta de investigación bajo
la concepción de Cárdenas (2009) y haciendo uso de observaciones
directas a partir de prácticas consuetudinarias que se llevan a cabo
al interior de Instituciones de Educación Superior: ¿Qué entendemos
por gestión de la innovación en el campo de actuación de las ciencias
contables? ¿Qué estrategias, técnicas, métodos y formas se utilizan en
el campo empresarial colombiano para valorar los intangibles? ¿Cómo
se pueden evitar los efectos negativos de la infravaloración de los
intangibles en el campo empresarial colombiano?
De igual forma, se planteó un objetivo integrador que deja saber de
la necesidad de visualizar aquellas prácticas exitosas que promueven el

110
Memoria Encuentro EnvI-2016

desarrollo de la gestión de la innovación en el campo contable y poder
determinar el impacto que dichas prácticas promueven en la gestión
del conocimiento. Asimismo, el caracterizarlas desde el quehacer
de los consultorios contables (IUE, IUSH, FUMC, EAFIT) que hoy
congregan un potencial de experiencias, en varios ámbitos económicos
con gran presencia en los sectores productivos de nuestro país, al lado
de renombrados profesionales y notables en este campo que es necesario
visibilizar y promover para el beneficio de la sociedad del conocimiento
y de la información.
De esta manera se configura el objeto de estudio que es la gestión de
la innovación y como campo de actuación los programas académicos
de Contaduría Pública, cuyos casos se estructuraron en los consultorios
contables que tienen presencia en las IES de referencia.
Para lograr este objetivo, el proyecto tiene como enfoque metodológico
lo cualitativo con énfasis en lo hermenéutico; obteniendo a partir de
este enfoque una historia de los conceptos innovación, gestión como
sistema, gestión del conocimiento y consultoría contable, además, se
asume el concepto de Gestión Integral, que debe entenderse como un
pensamiento gerencial, que concibe la organización y la gestión como
sistemas.
Nuestro contexto es el sistema nacional de ciencia, tecnología e
innovación colombiano que asume el sistema de gestión como algo que
está conformado por tres dimensiones que son: la gestión estratégica,
la gestión de los procesos y la gestión de la cultura, que interactúan
sistémicamente con el propósito de generar valor para sus grupos de
interés. En igual sentido, se quiere analizar las experiencias significativas
en unas muestras de producción de conocimiento de los consultorios
contables de referencia y conocer la aplicación de estas experiencias
a través del desempeño profesional de los que se mueven en ellos, y
se identifican los encuentros más sobresalientes que logran congregar
a un público de referencia, los académicos y los intelectuales de gran
producción en el campo de las ciencias contables y administrativas.
Así las cosas, el resultado de esta investigación se traduce en la
propuesta: de apropiación de dimensiones relacionales generadoras de
comunidad científica. Todo ello para contribuir, de esta manera, con la
cualificación de las comunidades académicas y científicas en el campo
de las ciencias económicas, contables y administrativas de la región y
del país.

111
Memoria Encuentro EnvI-2016

2. El desarrollo

Para efectos de la presentación de este recorrido escritural, se proponen
varios momentos, así: inicio y consolidación de una idea, plantear un problema como
eje central de esta búsqueda, determinar el objeto y las perspectivas de aproximación,
ubicar procedimientos metodológicos: caminos y encrucijadas; hacer uso de procesos de
interpretación: viajes de ida y vuelta; y, finalmente una conclusión. Para hacer de
este relato una aventura que establece un juego de experiencias y vivencias
en cuyo caso el único protagonista es el sujeto de la enunciación.

2.1. Inicio y consolidación de una idea

Este proceso investigativo se orienta desde un título provisional que
sirve de faro orientador al mismo y que se reconoce como “Gestión de
la innovación en el campo contable: un acercamiento al quehacer de la
consultoría contable”, tiene su origen en un intento por conciliar dos
intereses, el personal que responde a las preocupaciones de cada uno de los
miembros de los grupos de investigación: GICE-IUE. IUSH, CONTAR-
FUMC, Giif-Eafit; y a las búsquedas teóricas que se circunscriben a dos
ámbitos, rastrear cómo se gestiona la innovación contable, el objeto de
estudio y en caracterizar dicha gestión a la luz de los ejes básicos que
permitan esta tarea; por otro lado, el conjugar los propósitos institucionales
más cercanos a profundizar sobre aportar criterios tanto en el ámbito
teórico como metodológico que contribuyan en algunos casos a replantear
y en otros a optimizar directamente el trabajo del especialista en el ámbito
de la gerencia de la innovación contable y las finanzas o de cualquier otro
oficio que se crea pertinente para el mejoramiento de lo propuesto en estas
líneas.
A lo anterior se suma el interés creciente de hacer de los consultorios
contables, como Unidades de Organización Curricular (UOC), unas
Unidades Estratégicas de Negocios (UEN) y de resultados, que concentran
el interés de las Facultades que rodean este esfuerzo investigativo; por el
otro, se visualiza que estas unidades son un componente dinamizador
del quehacer estructurante de los planes de estudios, en tanto sirven
como alternativas de solución a las distintas problemáticas presentadas
en el campo contable y a sus ámbitos de asesorías, en toda la geografía
colombiana, y en términos del propósito de formación de las mismas,
para que a la luz de lo planteado por sus estudiantes de pregrado o de

112
Memoria Encuentro EnvI-2016

postgrado, se puedan consolidar lugares de práctica investigativa y trabajo
independiente asesorado, y visualizarlos como unidades gestoras de cultura
investigativa, y procesos de investigación formativa, que se incuba en cada
una de las prácticas que desde allí se impulsan; asimismo, se demarca el
interés que se materializa en una pluralidad de estrategias de proyección
social y de intervención empresarial que se incuban y se promueven para
beneficios de la comunidad académica institucional.
En igual consonancia, existe la preocupación por la cualificación que se
ve complementada al término del ciclo de formación de tercer nivel como
se consideran los postgrados, que como espacios de formación permiten
airear las concepciones y entablar nuevas relaciones con el ámbito
académico, que dejan huellas y permiten intercambios que afinan más las
capacidades y nos acerca al deber ser de la comunidad científica nacional
e internacional, fomentando trabajo colaborativo, interinstitucional
e interdisciplinar, a partir de lo que hacen los practicantes desde los
consultorios contables y financieros.
En consecuencia cada una de las sesiones de trabajo académico
e investigativo asumido durante el desarrollo del plan de trabajo
interinstitucional e interdisciplinar (IUSH, IUE, FUMC, Eafit) con quienes
se bosqueja el proyecto para presentarlo a cada uno de los Sistemas de
Investigación Institucionales, -SIUENE-IUE, Dirección de investigación
Eafit, Dirección de investigacion FUMC, y IUSH, entes que regulan y
administran los procesos de investigación al interior de cada una de las
organizaciones en referencia. Es en este contexto en el que se presenta el
proyecto interinstitucional e interdisciplinar: “Gestión de la innovación en
el campo contable: un acercamiento al quehacer de la consultoría contable”
con el fin de participar en procesos investigativos por iniciativas personales
y de colegages interinstitucionales y disponernos a emprender este viaje en
pos de nuevos aprendizajes y hacer posible el trabajo colaborativo.

2.2. Plantear un problema
como eje central de esta búsqueda

Todo proceso de investigación se consolida al momento de tener como
eje central el problema de investigación y considero que eso es lo que
se bosqueja al formular las siguientes preguntas, bajo la concepción de
Cárdenas (2009) y haciendo uso de observaciones directas a partir de
prácticas consuetudinarias que se llevan a cabo al interior de Instituciones
de Educación Superior: ¿Qué entendemos por gestión de la innovación en

113
Memoria Encuentro EnvI-2016

el campo de actuación de las ciencias contables? ¿Qué estrategias, técnicas,
métodos y formas se utilizan en el campo empresarial colombiano para
valorar los intangibles? ¿Cómo se pueden evitar los efectos negativos de la
infravaloración de los intangibles en el campo empresarial colombiano?
Son estos interrogantes los que nos movilizan en este campo de interés
investigativo.
En la actual economía del conocimiento, los intangibles son el principal
factor creador de valor en el ámbito empresarial como lo sostiene Leandro
Cañibano (2012, p.54), nos interesa en este proceso caracterizar la gestión
que sufre la gestión de la innovación en el campo contable, a partir de
la importancia relativa en términos cuantitativos, en tanto que dichos
intangibles no se pueden dejar sin medir ni gestionar, habida cuenta de su
importante contribución a la creación de valor en la empresa colombiana.
Los distintos estudios a la fecha emprendidos han puesto de manifiesto
que para incrementar la innovación hay que mejorar la información
sobre intangibles, pues la que tradicionalmente viene formando parte de
la información financiera publicada por las empresas, infravalora dichos
intangibles, quedando ocultos importantes valores asociados a los mismos.

2.3. Determinar el objeto y
las perspectivas teóricas de aproximación

Para determinar sus conceptos centrales, ubicamos lo que se entiende por
gestión, que significa administrar, hacer diligencias conducentes al logro de
unos objetivos. Gestor es la persona que se dedica a promover o activar un
proceso. Podríamos decir que el gestor del colectivo de investigadores que
orienta este proceso, a cuyo cargo está la investigación, es quien distribuye
roles y funciones entre los miembros y o asesorías, tiene frente al proceso
una posición diferente. Mientras que los actores del proceso están en el
proceso, lo jalonan, el gestor está en él y sobre el proceso, lo cual supone
un rol orientador, innovador, creativo y dinámico.
De igual forma, el precisar el objeto y las perspectivas de aproximación
teórica se da desde el enfoque que bosquejan algunas voces autorizadas
como Ivancevich, Lorenzi, Skinner y Crosby (1997), nos dejan saber que
la gestión de la innovación es la forma de organizar y dirigir los distintos
recursos, tanto humanos como económicos y técnicos, con el fin de
aumentar la creación de nuevo conocimiento y hacer conciencia de la
generación de ideas técnicas que permitan obtener nuevos productos o

114
Memoria Encuentro EnvI-2016

servicios, o la mejora o descubrimiento de nuevos procesos, o lo que es lo
mismo, la mejora de los servicios o productos; y es permitir la transferencia
de nuevos conocimientos hacia la esfera de la producción, distribución, y
consumo en tanto que se convierte así en un instrumento estratégico capaz
de contribuir esencialmente al progreso de las empresas.
Otra voz autorizada como la de Lluís Santamaria Sánchez et al. (2011),
nos deja saber en sus distintos trabajos sus concepciones y prácticas: se
centra en dos grandes campos: Gestión de la Innovación y Sistemas de
Información Contables. En su investigación examina aspectos de gobierno
de la empresa, gestión de la innovación, cooperación tecnológica, así
como análisis institucional comparativo. También estudia aspectos como
la gestión de los intangibles y los sistemas de información contable. Sus
trabajos más recientes están relacionados con el impacto de la colaboración
tecnológica, el papel de las actividades innovadoras no basadas en la I+D,
la gestión de RRHH en departamentos de investigación y, por otro lado, la
implantación de sistemas de información ERP.
Mauro Bernardes (2014), de la Universidad de Sao Paulo, jefe de la
división tecnológica del centro de computación electrónica, nos deja saber
qué es hacer más con menos recursos. Y que existen diferentes formas de
definir la innovación. Muchos consideran que la innovación es cualquier
novedad desplegada por el sector productivo, mediante la investigación o la
inversión, aumentando la eficiencia del proceso productivo lo que conlleva
a un producto nuevo o mejorado. Desde esta perspectiva, los que innovan
están en una posición ventajosa en comparación con los demás.
En el ámbito académico, no innovar significa dejar de responder a las
expectativas de una sociedad que exige cada vez más la generación de nuevos
talentos innovadores, la anticipación de conocimientos fundamentales
para la innovación en las más diversas áreas y su transferencia hacia las
empresas. Para las empresas, ser menos innovadoras significa, por ejemplo,
ser menos competitiva, tener menos visibilidad, dejar de acceder a nuevos
mercados o perder la oportunidad de aumentar sus márgenes de lucro.
En el mismo sentido, la innovación requiere de interacción. Innovar en
soledad es mucho más difícil, sino imposible. Entonces, se percibe que la
tecnología de la información debe actuar cada día más como un trampolín
para impulsar una mayor sinergia entre un conjunto de instituciones
que conforman un sistema de innovación: universidades, centros de
investigación, agencias de desarrollo, inversores, gobiernos y empresas con
sus clientes, proveedores, socios y la propia comunidad.
La innovación entendida como la explotación exitosa de nuevas ideas,
muestra que innovación no es invención; invención es tener las nuevas

115
Memoria Encuentro EnvI-2016

ideas en el primer lugar. Y la ventaja que ofrece el mundo académico es la
libertad para emprender, generar y desarrollar nuevas ideas que impulsan
el progreso y traen beneficios que son propios de lo que acaece en el campo
de la investigación. Es en el campo universitario donde se promueven las
nuevas ideas, y es el campo laboral o industrial el que reclama estas nuevas
ideas. Las universidades existen por variadas razones y entre ellas para
hacer de la investigación y la docencia un buen pretexto de generación
de ideas productivas. Y las empresas existen para aumentar el valor
de los accionistas y se valen de aquellas para construir y dinamizar las
economías de los países basados en el conocimiento, en tanto que parte de
los conocimientos están en las universidades.
El fomento de la innovación local requiere de estrategias que deben estar
profundamente arraigadas en las ventajas comparativas locales, su historia
y cultura. Como lo sostiene Tom Hockaday (2013) director general de Isis
innovation ltd.
Para cerrar este apartado se hace necesario hacer un acercamiento al
concepto de Innovación, desde lo que nos deja saber el Diccionario de la
Real Academia de la Lengua Española,“es la creación o modificación de
un producto, y su introducción en un mercado”. De igual forma, nos
enseña su raíz etimológica que proviene del latín innovāre, que se traduce
en “Mudar o alterar algo, introduciendo novedades”. Otra acepción nos
muestra que proviene del latín innovatĭo, -ōnis, que significa “Acción y
efecto de innovar, creación o modificación de un producto, y su introducción
en un mercado”. De igual forma, consultada Wikipedia, nos deja saber
que innovación significa “literalmente innovar; para contrastar lo anterior,
recurrimos al antónimo que es ´Volver algo a su anterior estado´”.
Asimismo, en el uso coloquial y general, el concepto se utiliza de manera
específica en el sentido de nuevas propuestas, inventos y su implementación
económica. En el sentido estricto, en cambio, se dice que de las ideas solo
pueden resultar innovaciones luego de que ellas se implementan como
nuevos productos, servicios o procedimientos, que realmente encuentran
una aplicación exitosa imponiéndose en el mercado a través de la difusión.
La difusión de innovaciones es el proceso por el cual una nueva idea o un nuevo
producto es aceptado por el mercado.
Una fuente de referencia como Wikipedia nos sostiene que la ratio
de difusión es la velocidad a la que una nueva idea se propaga de un
consumidor a otro. Adopción es similar a difusión salvo que se refiere a los
procesos que atraviesa un individuo más que un proceso referido a un
mercado agregado. La publicidad y el marketing estudian las técnicas y
mediciones de este proceso, intentando aumentar la velocidad del mismo.

116
Memoria Encuentro EnvI-2016

Las tecnologías de información y comunicación hacen cada vez más fácil
la difusión de un producto o negocio.
En economía, Joseph Schumpeter fue quien introdujo este concepto en
su “teoría de las innovaciones”, en la que lo define como el establecimiento
de una nueva función de producción. La economía y la sociedad cambian
cuando los factores de producción se combinan de una manera novedosa.
Sugiere que invenciones e innovaciones son la clave del crecimiento
económico y quienes implementan ese cambio de manera práctica son los
emprendedores.
También se utiliza el concepto de innovación en las ciencias humanas
y en la cultura. La búsqueda a través de la investigación de nuevos
conocimientos, las soluciones o vías de solución, suponen curiosidad y
placer por la renovación. Los conceptos de vanguardia y creatividad se
hacen relevantes en este contexto.
Cabe afirmar que este ejercicio escritural, además de su función
ordenadora en lo que respecta al sistema categorial, permite orientar el
diseño de los instrumentos previo al trabajo de campo y tomar decisiones
en lo que respecta a los campos teoréticos.

2.4. Ubicar un procedimiento metodológico:
camino y encrucijada

Como en todo proceso de investigación, en el caso que nos ocupa se
plantean unas etapas o fases que se hacen explicitas en el cronograma,
éstas son: una metodología exploratoria (rastreo de antecedentes, búsqueda
bibliográfica, primera aproximación al marco teórico); trabajo de campo con
rastreo de antecedentes empíricos (definición de criterios para la escogencia
del caso, estrategias de contacto con las fuentes primarias de información,
a través de las cuales trabajamos, diseño y aplicación de instrumentos
para recolección de datos, entre otros); primer momento interpretativo (proceso
de categorización y construcción de sábanas, elaboración de supuestos o
hipótesis de interpretación y construcción de tesis para cada uno de los
ámbitos de acción a trabajar) y por último segundo momento de interpretación
(resultados y discusión de los mismos, rectificación de las tesis y construcción
argumentada de las mismas, conclusiones y redacción del informe final).
A diferencia de lo que suele pensarse, las fases propuestas no tienen
un desarrollo lineal o consecutivo, es más los dos primeros meses que
estuvieron calculados para la realización de la fase exploratoria, en la

117
Memoria Encuentro EnvI-2016

práctica se consumieron más en el rastreo de antecedentes bibliográficos
y empíricos, con la angustia que produce la acomodación a los nuevos
datos que van emergiendo y que uno no atina a encuadrar dentro de la
concepción teórica que sirve de faro orientador. Así es que, de manera
simultánea se procura hacer la revisión de antecedentes, y la definición de
criterios para estructurar el estudio de caso.
Una vez definido lo anterior, se procede a identificar la unidad de análisis
y el procedimiento a emprender que fija las pautas generales, para observar,
describir y explicar lo que se hace con cada uno de nuestros informantes:
directores de los consultorios contables de las IES de referencia; jefes o
coordinadores académicos de los programas de contaduría pública;
directores administrativos y financieros de cada universidad; equipos de
trabajo de los consultorios contables; directores o líderes de los grupos
de investigación involucrados; y los directos responsables de las líneas de
investigación que tienen mayor afinidad con nuestro tema de interés; y
varios docentes del área de formación profesional para que nos cotejen
lo que se imparte en el plan de estudios y en sus respectivas unidades de
organización curricular; egresados y empleados que están directamente
relacionados con nuestro objeto de conocimiento.
Para cerrar este apartado, remitiéndonos a la pareja enunciada en la
segunda parte del título “camino y encrucijada”, se piensa que los dos
términos sintetizan mejor que cualquier tratado o manual metodológico
los procedimientos de la investigación en un momento crucial como lo es
el trabajo de campo. El primero de ellos, nombra mediante una relación
analógica al método, pero advirtiendo mediante el morfema del plural que
no se trata de uno sólo. El segundo nos alerta, en el mismo juego analógico,
que los caminos en investigación rara vez son lineales y que los obstáculos
emergen haciéndonos perder temporalmente el rumbo; sin embargo, son
éstos los que desafían nuestra imaginación en la medida en que nos obliga
a buscar alternativas, y es justo esto lo que nos permite afinar este viaje, a
través del planteamiento de nuestros supuestos, conjeturas o hipótesis.

2.5. Cómo Hacer uso de un proceso de
interpretación: viaje de ida y vuelta en
la construcción del sentido

La fase de interpretación, lejos de ser un momento o fase final en la
investigación, que busca determinar la concepción de Gestión de la
Innovación contable, un acercamiento al quehacer de la asesoría contable,

118
Memoria Encuentro EnvI-2016

es un componente transversal en la medida en que está presente de
principio a fin. La separación que para efectos de este escrito se hace,
obedece a un principio metodológico y a un intento, no sabremos hasta qué
punto afortunado, de ordenar la presentación. En el caso que nos ocupa y
dado que el análisis de lo que arroje ésta descripción de las concepciones
como enfoque teórico- metodológico traspasa como bien lo afirma Meyer
(2003) la línea divisoria entre la investigación científica y la argumentación
política, los puntos de partida (problemas contables predominantes) y el
propósito confeso de Identificar estrategias, técnicas y métodos propios
de la gestión de la innovación contable, en el contexto colombiano, que
con frecuencia se hallan ocultos, son condiciones que exigen del análisis
un alto desarrollo de la competencia interpretativa y aún más del sentido
del “olfato” y la “intuición” que son propios de los procesos abductivos, e
indiciarios.
La capacidad de interpretar y significar en este contexto, nos lleva al
campo de los activos intangibles, que son los nuevos creadores de valor
empresarial y fuente de ventaja competitiva, como lo sostiene Leandro
Cañibano (2012, p.43). Cada vez más las empresas basan su éxito y
supervivencia en la innovación y en la gestión y creación de conocimiento.
La innovación abarca la creación de nuevos productos y servicios, la
implementación de nuevos procesos, los cambios en la gestión de clientes y
en las formas de trabajar y organizar la gestión empresarial o el desarrollo
de personas, relaciones y nuevos mercados. La innovación tiene por ello,
como requisito y consecuencia, la inversión en capacidades y activos
intangibles tales como la creatividad, la imagen de marca, la propiedad
intelectual y las patentes, esto es, la creación de un capital intelectual
empresarial.
El conocimiento y la innovación constante son actualmente los principales
factores creadores de valor empresarial, dando lugar a la generación de
elementos intangibles en los que se basan los nuevos procesos y productos,
siendo a su vez dichos intangibles fuente de nuevo conocimiento e
innovaciones. Los intangibles, también denominados “capital intelectual”
representan hoy día el 50 % de los activos de las más grandes empresas
internacionales cotizadas en bolsa; solo las marcas representan un 30 % de
dichos activos, superando frecuentemente los gastos de publicidad en I+D,
la cifra de beneficios netos de dichas compañías. Son todos estos caminos
los que movilizan nuestra capacidad interpretativa para ir en pos de unas
conclusiones que nos permitan orientarnos mejor.

119
Memoria Encuentro EnvI-2016

Conclusión
Ahora que estamos en un proceso de metacognición, tratando de entender
y de explicar el cómo es que se hace lo que se hace en el ámbito de la gestión
de la innovación contable, buscando las concepciones de innovación y de
gestión de la innovación en las prácticas exitosas de la consultoría contable
en las Instituciones de Educación Superior colombianas: un estudio de
caso, aquí planteado a lo largo de este escrito, son ustedes los que pueden
decir lo fructífero de este ejercicio. En lo que a nosotros respecta déjennos
decir que no estamos tan seguros de que todo lo referido en líneas
precedentes, sea tan real como nos hemos esforzado en hacerlo aparecer.
Es un hecho que nuestro mayor empeño, y confesamos que no pudimos
lograr que este texto fuera la excepción, están cifrados en demostrar que
nuestro proceder en investigación es lo más científico posible, pero no
olvidemos lo que anunció el poeta que nadó siempre contra la corriente de
la formalidad, el maestro Macedonio Fernández, descubridor de mundos
que todavía no maravillan. Que sean sus palabras las que recojan este
esfuerzo de jugar en los abismos de la conciencia. “No todo es vigilia la de
los ojos abiertos”, y parodiamos que ir en pos de la gestión de la innovación
contable nos permitirá estar atentos a nuevos descubrimientos y posibles
hallazgos.

Bibliografía

Allison, K. (2005) “Secrets from the Innovation Room: How to Create
High-Voltage Ideas That Make Money, Win Business, and Outwit the
Competition”. United States: McGraw – Hill
Andrés Barge-Gil, Lluís Santamaria And Aurelia Modrego (2011),
“Complementarities between Universities and Technology
Institutes: New empirical lessons and perspectives” European Planning
Studies, 19(2): 195-215
Arciniagas Duque Mercedes, “Prehistoria General, Americana y de
Colombia”, Bedout S.A, Medellín Colombia. Pág., 81
Bueno, E. (1999). La Gestión del Conocimiento: Nuevos Perfiles Profesionales.
Recuperado el 10 de 06 de 2011, de SEDIC- Asociación Española de
Documentación e Información: http://www.sedic.es/bueno.pdf
Campo, V. Rafael y Restrepo J. Mariluz. (1993). Un Modelo de Seminario
para Estudios de Posgrado. Maestria en Educación, Facultad de

120
Memoria Encuentro EnvI-2016

Estudios Interdisciplinarios, Pontificia Universidad Javeriana. Santafé
de Bogotá.
Cárdenas L., R. (2009). La pregunta, un instrumento forjador de sentido:
una ventana al mundo de las comunidades de indagación, un taller
de interrogación infinita. En: Revista Conciencia Empresarial No
3: Julio a Diciembre, Facultad de Ciencias Empresariales, Institución
Universitaria de Envigado, IUE. Envigado-Antioquia.
Carrión Maroto, J., & Ortiz de Urbina, M. (2000). Gestión del
Conocimiento. (F. I. Conocimiento, Ed.) Recuperado el 01 de 06 de
2011, de La Teoria de recursos y Capacidades y la gestión del
Conocimiento: http://www.gestiondelconocimiento.com/getpdf.
php?id=213&colaborador=jcarrion
Drucker, P. F. (2002) “The Discipline of Innovation”. Harvard Business
Publishing.
Escorsa Castells, P. (1997) “Tecnología e innovación en la empresa.
Dirección y gestión”. España: Editorial.
Fernández, C. (2003). R”Conocimiento para innovar”. Revista Sistema
Madrid (Revista de Investigación en gestión de innovación y
tecnológica).
Ivancevich, J. M., Lorenzi, P.,kinner, S. J. y Crosby P. B. (1997). “Gestión.
Calidad y Competitividad”. Primera edición en español. España: McGraw
–Hill Interamericana.
Rodríguez P., J. (2004). “Sobre creatividad e innovación”. Revista Sistema
Madrid. Revista de Investigación en gestión de innovación y tecnológica.
Rodríguez P., J. (2003). “La innovación desde la perspectiva del conocimiento”.
Sistema Madrid. Revista de Investigación en gestión de innovación y
tecnológica.
Santos, J. A. (2004). “La Ruta: Un mapa para construir futuros”. El Salvador:
Editorial de la Universidad de El Salvador.
Santos, J. A. (2006). “El Retcambio. Un contrajuego de posibilidades”.
Trejo Delarbe, R. (2001). Vivir en la Sociedad de la Información:Orden
global y dimensiones locales en el universo digital. (l. C. Organización de
Estados Iberoamericanos para la Educación, Ed.) Revista Iberoamericana
de Ciencia,tecnología, Sociedad e innovación(1).
Nieto, María Jesús, Santamaria Lluís And Fernández Zulima. (2012)
“Understanding the innovation behavior of family firms” Journal of
Small Business Management, forthcoming.
Lluís Santamaria, María Jesús Nieto and Ian Miles (2012). “Service
innovation in manufacturing firms: evidence from Spain” Technovation,
32: 144-155.

121
Memoria Encuentro EnvI-2016

Yin, R. K. (1981). “The Case Study as a serious Research Strategy” en
Knowledge, Creation, Diffusion, Utilization.
Yin, R. K. (1994). Case Study Research: Design and Methods. Beverly
Hills, C.A. Sage.Revelación de información

122
Memoria Encuentro EnvI-2016

Revelación sobre los activos intangibles en
los reportes anuales

Gloria Stella Mesa Velásquez8

Resumen
En una economía basada en el conocimiento, los activos intangibles
tienen una gran importancia para las organizaciones, por tanto, es necesario
conocer cómo ha sido la evolución de los métodos y modelos para medir y
reportar estos recursos. El presente artículo tiene como objetivo realizar un
estado del arte sobre la medición pero, en especial, sobre la revelación de
los intangibles en los reportes anuales y las teorías sobre las que se soportan
dichas revelaciones.

Palabras Claves: Activos intangibles, medición y revelación de los
activos intangibles

8 Estudiante de DBA de Centrum Pontificia Universidad Católica del Perú. Magister,
Universidad Eafit, Colombia, Especialista en Negocios Internacionales y Contadora
Pública, Universidad Eafit. Profesora adscrita al Departamento de Contaduría
Pública, Universidad Eafit. Forma parte del grupo de Investigación en Información y
gestión, su línea de investigación es contabilidad y finanzas y sus temas de interés son la
consolidación contable de los grupos económicos y el capital intelectual.
Correo electrónico: gsmesa@eafit.edu.co

123
Memoria Encuentro EnvI-2016

Hoy en día, la información sobre intangibles es necesaria para la toma
de decisiones, ya que ellos son recursos que están presentes en la actividad
de un negocio, tanto a nivel local como a nivel global (Teece, 1998). Pero
la información relacionada con estos recursos, sobre todo, con aquellos
que no figuran en un estado de la situación financiera, se pueden convertir
en información asimétrica para los tomadores de decisiones. Por lo tanto,
será que todas las empresas revelan la misma información en sus informes
anuales, sobre los activos intangibles invisibles en su estado de la situación
financiera.
En la anterior afirmación, están presentes tres términos a los cuales
hay que prestarle atención y ellos son: la información, la revelación de la
información y los activos intangibles invisibles en una situación financiera;
por consiguiente, es importante definir el término información. Drucker
(1988, p.46) define el término información como “datos otorgados de
relevancia y propósito. Convertir los datos en información, requiere de
conocimiento”. Lo anterior, será necesario en la medida en que se procesa
una serie de datos que finalmente se convierte en información que es útil
para que los usuarios tomen decisiones.
Cuando en este trabajo se mencionan los activos intangibles invisibles,
se hace referencia a aquellos recursos que están presentes en la gestión
de una organización pero, a su vez, ellos no son mostrados en el estado
de la situación financiera. Es por esto que Skinner (2008) afirma que, en
muchos casos, los activos intangibles desarrollados internamente, tales
como nombres de marcas, relaciones con los clientes, la capacitación
a los empleados, etc, fallan en satisfacer el criterio de reconocimiento
bajo normas internacionales de contabilidad y que, aunque esto es
cierto, los organismos contables tampoco deducen que hay un problema
contable, al no ser permitido tal reconocimiento y por tanto, en la
revelación de información de los mismos.
El tema de los activos intangibles, en las normas internacionales
de contabilidad, es tratado en la NIC 38 (International Accounting
Standard Board, 2016). En esta norma no se realiza una lista de los
elementos que se pueden considerar como activos intangibles pero sí
lo hace con aquellos recursos que no pueden considerarse como tales
y son: las marcas formadas, las cabeceras de periódicos o revistas, los
sellos o denominaciones editoriales, las listas de clientes o partidas
similares que se hayan generado internamente (NIC 38, 2005, párr.
63). De igual manera, también la (NIC 38, 2005, párr. 16), cita que las
habilidades técnicas o gerenciales, la cartera de clientes, las cuotas de
mercado, las relaciones con la clientela, la lealtad de los clientes, son

124
Memoria Encuentro EnvI-2016

elementos que no se pueden clasificar como activos intangibles en el
balance general.
Lo anterior implica que el valor en libros de una empresa no sea igual al
valor de mercado y (Mesa, 2012) hace referencia a que, cuando el valor en
libros de un negocio no coincide con el valor de mercado en gran parte, se
debe al ocultamiento de una serie de recursos intangibles y, a su vez, es debido
a la misma restricción que la norma impone. Pero, también, el hecho de
estar estos recursos presentes en la organización, le están generando valor
a la empresa, por lo que es importante que haya consistencia, con el paso
del tiempo, en la medición y revelación de los activos intangibles y que la
administración se focalice en esos activos que serán claves en el futuro para
la creación de riqueza y la prosperidad económica de las empresas (Heslop,
2008). Igualmente, en (Jones, 2011) una de las principales conclusiones
de su trabajo es que la omisión de los activos intangibles en los estados
financieros (balance general) es una deficiencia de estos informes, ya que
dichos activos, según el autor, le generan valor a las empresas.
Para los inversionistas es importante entender el porqué de la diferencia
entre el valor en libros de una empresa y el valor de mercado; es por
esto que no debería existir información asimétrica para ellos, pues esta
asimetría se presenta cuando una de las partes de un negocio tiene derecho
a conocer más información acerca de la empresa que la contraparte. Para
solucionar dicho problema surge la revelación voluntaria de información
sobre intangibles, en los informes anuales, pues esa revelación voluntaria
no puede estar incluida en la información contable, ya que la norma no
lo permite; por esta razón, son varios los estudios que se han realizado
sobre el informe anual, entre ellos Chander y Mehra (2010, Herrera (2008)
, Kang y Gray (2011).
Sin embargo, Lev (citado por Skinner, 2008) descartó, en gran medida,
la posibilidad de que los administradores proporcionarían información
voluntaria sobre los intangibles, ya que esto conlleva a que, en determinado
momento, se puede estar revelando información acerca de cómo se
realiza la gestión de los intangibles al interior de una organización. Pero,
de manera contraria, Herrera (2008) menciona que las empresas deben
tener una herramienta que les ayude a valorar y revelar, tanto los activos
intangibles como los tangibles, para así poder mostrar, de manera objetiva,
el valor de la empresa al mercado y a sus accionistas. Igualmente Penman
(2009) realizó un análisis de los estados financieros, aduciendo que si el
balance general se queda corto en la generación de información sobre
los intangibles, también es posible acudir al estado de resultados para
complementar ese análisis. Además, sugiere el autor, que la investigación

125
Memoria Encuentro EnvI-2016

no debería quedarse solo en dicho análisis de estos estados financieros,
sino también apoyarse en la información no financiera para pronosticar los
crecimientos de las utilidades.
Así mismo, Douglas (2008) justifica que se depende de incentivos
privados para fomentar la revelación de información relacionada con la
administración y evaluación de los activos intangibles; además, el autor
sustenta que los organismos reguladores pueden ayudar a proporcionar
guías acerca de las formas de revelar dichos recursos y esto ayudaría a
minimizar los costos de revelación en las organizaciones y también es
relevante proporcionar una buena información sobre los recursos de la
organización, pues esto atraería en futuro más inversionistas, siempre y
cuando se suponga que la organización esté financieramente bien, así
como también lo afirman Chang, D’Anna, Watson y Wee (2008), quienes
sustentaron la idea de la necesidad que hay de tener bien informados a los
inversionistas, y que con esto se mejorará la exposición de los mercados
de capitales, la percepción del público con respecto a la información
presentada, la cobertura que los analistas hagan de la organización y, a la
vez, se atraen más inversionistas.
Es importante entonces conocer cuál es la revelación de información
que las empresas hacen de sus activos intangibles no visibles, en la situación
financiera de las mismas. Sin embargo, como estos recursos no son visibles,
muchas veces, la administración no hace una revelación suficiente de ellos.
Como lo afirma Skinner (2008) existen niveles de revelación voluntaria
pero que, de alguna manera, son sub-óptimos, y la cantidad revelada no
es ninguna pero tampoco es la suficiente. Al igual Douglas (2008) trabajó
también el tema de cómo los sistemas de información contables se quedan
cortos en la revelación que se realiza sobre los activos intangibles.
Existen teorías que explican las causas y consecuencias de la revelación de
la información, pero no existe ninguna teoría que explique completamente
la revelación de la misma (Macagnan, 2007). Las teorías que explican las
consecuencias y causas de la revelación son: la teoría de la agencia y la
teoría de los costos del propietario.
En breves palabras, la teoría de la agencia según Jensen y Meckling
(1976, p.308) es “un contrato en virtud del cual una o más personas (el
director (s)) encargan a otra persona (el agente) para realizar algún servicio
en su nombre que consiste en delegar al agente la autoridad para tomar
algunas decisiones. Si ambas partes, en la relación de servicios, son
maximizadores, hay buenas razones para creer que el agente no siempre
va a actuar en función de los mejores intereses del principal”. En otras
palabras, en cuanto a la revelación de la información se refiere, el agente

126
Memoria Encuentro EnvI-2016

puede no revelar información acerca del negocio, haciendo que, por tanto,
se presente asimetría en la misma.
En la teoría del costo del propietario se parte de que revelar información
tiene los siguientes costos (Macagnan, 2007): 1. La preparación, elaboración
y publicación de la información; 2. El ajuste del valor de las acciones; 3.
Desventajas competitivas por revelar información sensible al mercado.
Por consiguiente, una de las razones que la empresa tiene en su política
de revelación de información depende del costo que esta tenga para la
entidad y de lo que se quiera mostrar en los reportes, por ser este tipo de
información no obligatoria por ley.
Para realizar una debida medición de los activos intangibles generalmente
se han utilizado modelos no financieros para medir la gestión que se hace
de esos recursos, los cuales son: Navigator de Skandia de Edvinsson y
Malone (1999), Balanced Business Scorecard o cuadro de mando integral
de Kaplan y Norton (2004), Intellectual Assets (Sveiby, 1997) y Proyecto
Meritum (2002).
En breves palabras, cada uno de estos modelos contiene lo siguiente:
Proyecto Meritum: la Unión Europea financió en el año 2002 el proyecto
Meritum, el cual es una guía para identificar, medir y hacer seguimiento a
los activos intangibles de una organización. El fin último de este informe
(Proyecto Meritum, 2002, p.4) es para que las empresas realicen unos
“informes homogéneos y comparables que sean de utilidad para sus
proveedores de capital a la hora de estimar los beneficios futuros y el riesgo
asociado a sus inversiones”.
Balanced Business Scorecard o cuadro de mando integral de Kaplan y
Norton (2004): Este modelo presenta una visión total de la medición con
respecto a la parte financiera, aprendizaje y crecimiento, procesos internos
y clientes, pero estos cuatro aspectos se miden de acuerdo a la relación que
la entidad tengan con los activos intangibles. Todo lo anterior, apuntándole
a una estrategia de cumplimiento de objetivos a corto y largo plazo.
Navigator Skandia de Edvinsson y Malone (1999): estos autores
sustentan su modelo en la medición de cinco áreas y ellas son: la financiera,
los clientes, procesos, renovación y desarrollo y la parte humana. Dentro de
estas áreas se crearon unos indicadores que permiten medir el rendimiento
de la organización.
Intellectual Assets de Sveiby (1997): este autor clasifica los activos
intangibles en tres grupos o categorías: activos de estructura interna, activos
de estructura externa, competencias personales y, el principal objetivo en
la medición de estos intangibles, es conocer los flujos de ingresos que estos
han generado y, por lo tanto, saber cómo se deben proteger los mismos.

127
Memoria Encuentro EnvI-2016

Como se puede observar, los cuatro modelos anteriores de medición de
los activos intangibles fueron, casi todos ellos, desarrollados entre finales de
los noventa y principios del año dos mil. La pregunta que nos podemos
realizar es: ¿cuál de ellos es mejor y cuál es el más utilizado por las empresas
para la medición y revelación de su información no financiera sobre los
activos intangibles?
En lo relacionado con la presentación de revelación voluntaria, en
Healy y Palepu, (citado por Macagnan, 2007) se clasifica la revelación de
la información empresarial en tres categorias que son: 1. Demostración
financiera obligatoria; 2. La revelación voluntaria de la dirección; y 3.
Información procedente de terceros.
El primer tipo de revelación, demostración financiera obligatoria, trata
de la información exhibida en los estudios financieros y que es obligada a
mostrar por las diferentes autoridades competentes como el International
Accounting Estándar Board (IASB), el Financial Accounting Standard
Board (FASB) o las autoridades locales de cada país
En cuanto a la revelación voluntaria de la dirección, esta trata de la
información que es mostrada en los informes anuales presentados por las
entidades y que se considera información complementaria a los estados
financieros. Además, últimamente, a partir del año 2013, se está trabajando
para que las empresas elaboren unos reportes mucho más integrados; el
contenido que debe tener este reporte ha sido trabajado por el consejo de
reportes internacionales integrados y el consejo de normas internacionales
de contabilidad.
Por tanto, en International Integrated Reporting Council [IIRC]
(2013), se trabaja el tema de los reportes integrados que deben presentar
las empresas, y esta institución hace mención a que la visión de la
comunicación en la creación de valor, debería ser el próximo paso en la
evolución del reporte corporativo.
Según lo anterior, dentro de los elementos que componen el reporte
integrado, se relacionan los diferentes capitales sobre los que una
organización debe informar y entre ellos se encuentran el capital intelectual
y el capital social, para los cuales se debe generar información bien sea
cuantitativa o cualitativa. Estos activos, según la IIRC, generan valor a
la organización; igualmente, Adams (2015) expone la necesidad de los
reportes integrados del IIRC, los cuales tienen el potencial de cambiar
la forma de pensar de los actores corporativos, conduciendo a un mayor
impacto en la estrategia corporativa y en la toma de decisiones. El autor
se refiere a que, la implementación de estos informes ha sido bien acogida
entre la comunidad empresarial, pues muchas organizaciones han querido

128
Memoria Encuentro EnvI-2016

participar en la prueba piloto de generación de dichos reportes.
Finalmente, como se pudo observar, existen modelos tanto para la
medición como para la presentación de la información no financiera,
relacionados con los activos intangibles. Pero, ¿cuál es la confiabilidad e
importancia que estos modelos tienen actualmente para las empresas?
Wyatt (2008) realizó una recopilación de artículos evaluando la relevancia
y confiabilidad de los activos intangibles en la información financiera
y no financiera y, entre sus conclusiones, se encuentra que tener una
medición fiable es importante para los reguladores contables y que los
usuarios dependen, para la toma de decisiones, de la información contable
financiera. Por lo que, el diseñar estudios para obtener pruebas directas
sobre la confiabilidad de la información, es un área importante para futuras
investigaciones. A su vez Wyatt hace referencia a las lagunas que presenta
la información financiera sobre los activos intangibles.

Conclusión

Según lo expuesto anteriormente se concluye que, aunque existen
diferentes métodos para medir los activos intangibles, estos han sido
trabajados desde muchos años atrás y nos preguntamos si actualmente ellos
siguen vigentes y que si lo están, ¿cuáles serán los que las empresas están
empleando màs?. Tambien en lo relacionado con la revelación de los activos
intangibles se constata en diferentes estudios cómo las organizaciones
empresariales se quedan cortas en la revelación de información que realizan
sobre ellos y siendo estos supremamente importantes en una economía
que hoy en día esta basada en el conocimiento. por lo tanto, la autora
plantea la siguiente pregunta para investigaciones futuras ¿ cómo las
lagunas en la información financiera sobre intangibles han sido abordadas
por fuentes de información no financiera en Colombia?.

Bibliografía

Drucker, P. F. (1988). The coming of the new organization. Harvard
Business Review, 45-53.
Adams, C. A. (2015). The international integrated reporting council- A
call to action. Critical Perspectives On Accounting, 23-28.

129
Memoria Encuentro EnvI-2016

Chander, S., & Mehra, V. (2010). Disclosure of intangible assets in indian
drugs and pharmaceutical industry. Accounting Research & Audit Practices,
7-23.
Chang, M., D’Anna, G., Watson, L., & Wee, M. (2008). Does Disclosure
Quality via Investor Relations Affect Information Asymmetry. Australian
Journal Of Management, 375-390.
Douglas J, S. (2008). Accounting for Intangibles. a critical review of
policy recommendations. Accounting and Business Research, 191 -204.
Edvinsson, L., & Malone, M. S. (1999). Capital Intelectual. Como identificar y
calcular el valor de los recursos intangibles de su empresa. Barcelona: Gestion 2000.
Herrera, E. E. (2008). Factores que explican la extensión de revelación
de activos intangibles de los bancos que cotizan en la bolsa de valores de
panamá. Contaduría y administración, 173-202.
Heslop, J. (2008). Discussion of Does measuring intangibles for
management purposes improve performance? A review of the evidence’.
Accounting and Business Research, 273-274.
International Accounting Standard Board. (2016, Febrero 28). eIFRS.
Retrieved from eIFRS: http://eifrs.ifrs.org.ezproxy.eafit.edu.co/eifrs/
Menu
Jensen, M. C., & Meckling, W. H. (1976). Theory Of The Firm:
Managerial Behavior, Agency Costs And Ownership Structure. Journal of
Financial Economics, 305-360.
Jones, S. (2011). Does the Capitalization of Intangible Assets Increase
the Predictability of Corporate Failure? Accounting Horizons, 41-70.
Kang , H., & Gray, S. J. (2011). The content of voluntary intangible
asset. Journal Of International Accounting Research, 109-125.
Kaplan, R. S., & Norton, D. P. (2004). Measuring the strategic readiness
of intangible assets. Harvard Business Review, 52-63.
Lev, B., & Zarowin, P. (1999). The Boundaries of financial reporting and
how to extend Them. Journal Of Accounting Research, 353-385.
Macagnan, B. C. (2007). Condicionantes e implicación de revelar activos
intangibles (tesís doctoral). Barcelona: Universidad Autónoma de Barcelona.
Mesa Velásquez, G. S. (2012). Medición de los activos intangibles, retos
y desafíos. Cuadernos de Contabilidad, 319-335.
Penman, S. H. (2009). Accounting for Intangible Assets-There is Also
an Income Statement. Abacus-A Journal Of Accounting Finance And Business
Studies, 358-371.
Proyecto Meritum. (2002). Directrices para la Gestion y Difusion de informacion
sobre intangibles. Madrid: Fundacion Airtel Movil.
Simpson, A. (2010). Analysts’ Use of Nonfinancial Information

130
Memoria Encuentro EnvI-2016

Disclosures. Contemporary Accounting Research, 249-288.
Skinner, D. J. (2008). Accounting for intangibles – a critical review of
policy recommendations. Accounting and Business Research, 191-204.
Sveiby, K. E. (1997). The Intangible Assets Monitor. Journal of Human
Resource Costing & Accounting, 73-97.
Teece, D. J. (1998). Capturing Value From Knowledge Assets: The
New Economy, Markets For Know-How, And Intangible Assets. California
Management Review, 328-352.
Wyatt, A. (2008). What Financial And Non-Financial Information On
Intangibles Is Value-Relevant? A Review Of The Evidence. Accounting And
Business Research, 217-256.

131
Memoria Encuentro EnvI-2016

Gestión de la innovación
instruccional en la enseñanza contable

Manuela Ramírez Arias y Rogelio Cárdenas Londoño9

Resumen

Este escrito sobre gestión de la innovación instruccional tiene como
propósito el presentar argumentos que ayuden a comprender la necesidad
de estudiar las transformaciones instruccionales de manera sistemática y
con marcos de referencia conceptual y metodológica correctos; así como
presentar una caracterización de las diferentes transformaciones que se
han encontrado en los diversos reportes que se hacen desde los consultorios
contables; y finalmente, proponer ideas que puedan ayudar a diseñar
estudios desde un enfoque conceptual y metodológicamente apropiados.

9 Manuela Ramírez Arias, estudiante de Administración de negocios
Internacionales, perteneciente al semillero de investigación en
Fundamentación Epistemológica, SICE-FECE. Y Rogelio Cárdenas
Londoño, Magister en educación de la Pontificia Universidad Javeriana,
Miembro del grupo de investigación en ciencias empresariales, GICE-
IUE. Líder de la línea de investigación en fundamentación epistemológica.
Docente de tiempo completo de la Institución Universitaria de Envigado.
Email. rcardenas@correo.iue.edu.co Celular 3104079154.

133
Memoria Encuentro EnvI-2016

El presente trabajo es un estudio descriptivo, basado en recolección
de información a través de fuentes primarias, analizada por métodos de
estadística descriptiva, matrices de proximidad y correlación, y contrastada
a través de entrevistas en profundidad. Uno de los productos de este
proyecto es la integración, síntesis, e interpretación de estos efectos que
trae consigo la transformación instruccional para la disciplina contable.

Descriptores claves: Gestion de la innovación, Innovación
instruccional, Estrategias de enseñanza, Fundamentación epistemológica
consultoría contable

Tema: Gestión de la Innovación

Introducción de la gestión de la
innovación instruccional en la
enseñanza contable

La enseñanza universitaria tradicional de disciplinas científicas en el
campo de las ciencias contables muestra por lo general a un profesor dando
cátedra enfrente de una gran audiencia de estudiantes. Los estudiantes
escuchan al profesor, resuelven los problemas que se les ha planteado por
intermedio de su profesor tomado del libro de texto, y tienen una sesión
práctica en donde siguen procedimientos como seguir recetas de cocina,
paso a paso como lo sostienen Stokstad, (2001), Strassenburg, (1987),
Zollman (1996).
Preocupados por presentar argumentos que ayuden a comprender la
necesidad de estudiar las transformaciones instruccionales nos detenemos
a analizar la efectividad de este tipo de enseñanza que ha sido cuestionada
en las últimas décadas por múltiples razones. Hay evidencia empírica de
lo aprendido por parte de los estudiantes en este tipo de enseñanza y vemos
que es olvidado muy rápidamente (e.g., Halloun y Hestenes, 1985; Hestenes,
1998; Mazur, 1997; McDermott y Redish, 1999; McDermott, Shaffer
y Somers, 1994; Thacker, Kim, Trefz y Lea, 1994). A pesar de que los
estudiantes son conscientes de su rol y realizan actividades que conducen a
experimentos, no desarrollan un entendimiento profundo de los conceptos
que se suponen tienen que aprender en las sesiones de práctica. Más aún,

134
Memoria Encuentro EnvI-2016

hay evidencias de que aunque los estudiantes sepan resolver ejercicios y
talleres, pocos pueden aplicarlos en contextos cotidianos diferentes a los
que se utilizaron en el salón de clases (Halloun y Hestenes, 1985; Mazur,
1997; Poole y Kidder, 1996).
Si hacemos uso de una fuente de autoridad como son las estadísticas,
nos revelan una alta tasa de deserción en cursos relacionados con el área
básica de la ciencia contable, peor aún, los estudiantes desarrollan una
actitud negativa hacia estos cursos y hacia la ciencia (e.g., McDermott,
1991; Seymour y Hewitt, 1997), es más, en relación con las asignaturas del
área socio humanística, su desinterés es aún manifiesto, con expresiones
como “materias de relleno”. Hoy es urgente, en función del proceso de
acreditación que siguen las universidades, aportar evidencias en tanto sus
estudiantes están aprendiendo algo de los cursos ofrecidos en la universidad
(Shavelson, Ruiz- Primo y Naughton, 2006).
En un intento por mejorar el aprendizaje de los estudiantes y de
incrementar su interés por elegir disciplinas científicas tales como las
atinentes al área básica de las ciencias contables, a las que se llaman el
corazón de la profesión, algunos profesores, y universidades están tomando
acciones para transformar la enseñanza tradicional de la ciencia a un
tipo de enseñanza en la cual los estudiantes sean más activos y estén más
involucrados en su aprendizaje (McDermott y Redish, 1999; Zollman,
1990, 1996). Este movimiento ha tenido efectos positivos. En el caso de
la Fundación Nacional de la Ciencia han proporcionado financiamiento
a profesores y departamentos (Suter y Narayama, 2006) para diseñar e
implementar transformaciones en los cursos de ciencias que ayuden a
mejorar el aprendizaje de los estudiantes, así como su actitud hacia la
ciencia (e.g., Hilton, 2002; Hestenes, 1992, 2002; Rebello, 1999, 2000;
Redish, 2000; Tien, Roth y Kampmeir, 2002; Zollman, 1990, 1997).
Cuando nos detenemos analizar y encontramos que hay apoyo económico
y hay interés en la comunidad por transformar la enseñanza tradicional de
la ciencia contable y que se han multiplicado los esfuerzos en este sentido,
sin duda, el uso de variadas transformaciones en diferentes disciplinas,
cabe entonces el hacer uso de las comunidades de indagación bajo la
concepción de Cárdenas (2009) que esboza la siguiente pregunta: ¿Qué
tipo de estrategias, técnicas, métodos y prácticas ayudan a comprender
la necesidad de estudiar las transformaciones instruccionales de forma
sistemática y con marcos de referencia conceptual y metodológicamente
correctos? ¿Qué tipo de diseños son los adecuados para proponer ideas
para mejorar las transformaciones instruccionales en el campo contable?
¿Qué tipo de fundamentación teórica y conceptual sirve de estructura a

135
Memoria Encuentro EnvI-2016

la innovación instruccional en el campo de las asesorías contables? La
pregunta crítica que nos acompaña y que nos rodea es el cuestionarnos si
todas estas transformaciones que buscamos y ejecutamos están teniendo el
impacto esperado.
El ganar conciencia, que antes de nuestro interés manifiesto por
identificar estrategias de enseñanza de procesos lectoescriturales en el
campo de las ciencias contables, han existido propuestas financiadas para
impulsar innovaciones instruccionales en cursos de las áreas básicas de
la ciencia contable y su impacto en el aprendizaje de los estudiantes de
contaduría pública, cuyo objetivo, entre otros, es la evaluación rigurosa de
los reportes en los que se describe el uso de transformaciones instruccionales
en diferentes disciplinas, incluyendo las llamadas el corazón de la profesión
y de la ciencia contable. Una parte de nuestro proyecto tiene como fin
esencial el conducir a un meta análisis de los diferentes estudios que se
han llevado a cabo para estudiar los efectos de las transformaciones en
el aprendizaje de los estudiantes. Uno de los productos de este proyecto
será la integración, síntesis, e interpretación de estos efectos, para cada
disciplina estudiada, con base en un conjunto de estudios seleccionados
por sus características conceptuales y metodológicas.
Este texto nos orienta con el propósito de describir de manera particular,
y muy especialmente, el relatar sobre la aproximación que se está utilizando
para llevar a cabo la evaluación de estos reportes en el proyecto que
ejecutamos y que hoy compartimos con ustedes a través de estas líneas.
Este texto tiene tres propósitos: el primero, es presentar argumentos que
ayuden a comprender la necesidad de estudiar estas transformaciones
instruccionales de manera sistemática y con marcos de referencia
conceptual y metodológica correctos; un segundo, busca presentar una
caracterización de las diferentes transformaciones que se han encontrado
en los diversos reportes que se hacen de las asignaturas que estructuran las
áreas básicas en las ciencias contables; y un tercero, busca proponer ideas
que puedan ayudar a diseñar estudios conceptual y metodológicamente
apropiados.
Por otro lado, dejamos saber que en nuestro estudio hemos bosquejado
la siguiente ruta metodológica de trabajo, con las siguientes partes: Un
primer apartado nos provee un marco conceptual y metodológico para
evaluar la eficacia de las transformaciones instruccionales junto con
argumentos que ayuden a entender la necesidad de dichos marcos; una
segunda parte, presenta una caracterización de las transformaciones
instruccionales encontradas en reportes en las ciencias contables; la tercera
parte, presenta algunos resultados de la aplicación parcial de los marcos

136
Memoria Encuentro EnvI-2016

de referencias propuestos en el área de interés; y la última parte, presenta
algunas sugerencias para mejorar el estudio de innovaciones instruccionales
en contaduría pública.

Metodología

Para lograr este objetivo propuesto, el proyecto tiene como enfoque
metodológico el hermenéutico; buscando el sentido de los conceptos
clave, y querer obtener a partir de este enfoque una serie de argumentos
que ayuden a comprender la necesidad de estudiar las transformaciones
instruccionales de forma sistemática y con marcos de referencia conceptual
y metodológicamente correctos; así como presentar una caracterización
de las diferentes transformaciones que se han encontrado en los diversos
reportes que se presentan al interior de las áreas básicas de las ciencias
contables, e igualmente, proponer ideas que puedan ayudar a diseñar
estudios conceptual y metodológicamente apropiados.
Para ser fieles a lo propuesto, se hace uso de una serie de premisas que
nos permiten estructurar este escrito. Además, se asume el enfoque de
carácter mixto, dado que presenta componentes tanto de investigación
cualitativa como cuantitativa.
Las investigaciones mixtas se justifican porque son complementarias y
proveen diferentes tipos de conocimientos y ventajas al investigador como,
por ejemplo, el aporte de información detallada y nuevos enfoques de la
investigación (Binda y Benavent, 2013; Boeije, 2009; Eriksson y Kovalainen,
2008; Flick, 2014). Además, cada metodología tiene fortalezas que se
aprovechan mejor y debilidades que se minimizan al utilizarlas de manera
integrada (Gill y Johnson, 2010); así mismo, algunos métodos son mejores
para obtener distintos tipos de información.
Este desarrollo cobra vital importancia para los involucrados en el proceso
investigativo, en tanto se tiene en cuenta gran parte de la información
utilizada en el desarrollo del quehacer como docente de educación superior
en una institución como lo es la Universidad de Envigado, que retoma
la experiencia vivida en los distintos cursos de procesos de seminario
investigativo, teoría contable y metodología de la investigación y del rol que
se desempeña en la institución objeto de estudio. Así este proceso se asume
desde la perspectiva de la investigación etnográfica, a la cual se recurre
“para presentar una imagen de la vida, del quehacer, de las acciones, de
la cultura, de grupos en escenarios específicos y contextualizados” (Bernal,
2010, citando a Dennis y Gutiérrez, 2002).

137
Memoria Encuentro EnvI-2016

En este contexto de actuación, el investigador se involucra en tanto
hace parte en la mayoría del tiempo del entorno conviviendo en el sitio de
investigación, donde comparte con las personas que hacen parte del objeto
de estudio, desde donde cumple un doble rol, el de partícipe del grupo y
el de investigador, con el objeto de interpretar los rasgos característicos y
la dinámica propia del grupo. En este orden de ideas, los investigadores,
hacen parte de los esfuerzos de gestión la innovación instruccional, un
acercamiento a la metódica contable, desde lo conceptual, lo teórico y lo
procedimental en la educación superior, se involucran en las actividades
propias de ella, lo que les permite obtener un conocimiento del estado de las
mismas, así como también, desde su rol como investigadores se encargan de
aplicar a los integrantes del quehacer del consultorio contable (estudiantes,
egresados, asesores, administrativos y empresarios), los instrumentos para
obtener la información necesaria y suficiente para el desarrollo de lo que
se configura en este escrito.
En consecuencia con lo anterior se realizaron encuestas, entrevistas y
reuniones de grupo con los actores involucrados: coordinadores académicos
y administrativos, docentes asesores, egresados, estudiantes y expertos.
Desde el punto de vista cuantitativo, la recolección de los datos se realizó
por medio de encuestas, que se aplicaron a los participantes en el proceso
investigativo; por la observación directa, producto de la experiencia de los
investigadores en el día a día propio del ejercicio de su cargo como docentes
de tiempo completo de la Institución Universitaria de Envigado (IUE); y
mediante el análisis de documentos, proveniente de registros históricos,
reportes que a su vez complementan y contrastan la información para el
proceso de indagación en su etapa de análisis, lo que permite formular
conclusiones y dejar planteado nuevos parámetros para la discusión en este
estudio.

Descripción de población y muestra

El campo de actuación que soporta este quehacer investigativo se centra
en la IUE, institución pública de carácter municipal que se ubica en el
sur del valle de Aburrá antioqueño, que fue creada desde 1995 y que
alberga la facultad de ciencias empresariales y los programas académicos
de Contaduría Pública y Administración de Negocios Internacionales,
siendo el primero enunciado al cual están inscritos los cursos objetos de
este análisis y que soportan los procedimientos que permiten el análisis y la
explicación de los datos involucrados, como son el taller de lectoescritura que

138
Memoria Encuentro EnvI-2016

se imparte a los estudiantes de los dos programas en el primer semestre
de cada programa académico, y seminario investigativo y/o Metodología de la
investigación, que se ofrece en el quinto semestre del plan de estudio de los
programas en referencia Contaduría Pública y Administración de Negocios
Internacionales; y el taller de géneros escriturales al interior del programa
“Tales y Pascales”. Estos programas tienen como base a los actores que
participan en el desarrollo de los procesos lectoescriturales, como son
jefe de humanidades, el equipo de docentes asesores, los estudiantes, los
coordinadores de las áreas de socio humanísticas y los egresados.
Para una mejor comprensión de la fase procedimental es necesario
definir la población en dos grupos de acuerdo con el enfoque cualitativo o
cuantitativo. En este sentido, se viabiliza el uso de las herramientas propias
del enfoque etnográfico, en el cual se tienen en cuenta percepciones de los
coordinadores de área, así como del equipo de docentes asesores, quienes
hacen uso del legado que sistematizan, documentan y registran en el
tiempo de hacer uso de la función y rol de coordinación y asesorías en el
campo de referencia (humanidades o socio humanísticas), con evaluaciones
registradas a los estudiantes, en los últimos dos años (2014 a 2016) y
evaluaciones realizadas a los estudiantes, y conversaciones efectuadas con
los egresados para ir configurando nuestra unidad de análisis.
En el mismo sentido, en el ámbito cuantitativo se estudió la población
de estudiantes de los cursos en referencia taller de lectoescritura y seminario
investigativo y/o Metodología de la investigación, y taller de géneros escriturales en
los que han estado matriculados en los dos periodos de análisis para este
proceso de indagación, que para el caso son 117 estudiantes. La selección
de las asignaturas en referencia se hace porque son los cursos que por
docencia directa se han asignado en el plan de trabajo anual y el taller por
hacer parte del programa de permanencia denominado PAPU.
Respecto al equipo de docentes asesores asignados a la jefatura de
humanidades, son en conjunto diez (10), por su compromiso e idoneidad
en el desempeño de sus funciones como docentes catedráticos e igual
comportamiento con los docentes coordinadores del área socio humanística
en tanto llevan años acumulados y conocen la trayectoria de desempeño de
los estudiantes al igual que el conocimiento de la estructura organizativa
de la facultad de ciencias empresariales y han servido la cátedra de las
asignaturas en referencia. Ellos son contratados por la institución para el
seguimiento, guía, acompañamiento y evaluación de los estudiantes que
en ocasiones van al programa de permanencia Universitaria (PAPU), o
sirven en los talleres de refuerzo académico que instaura la Institución
para acompañar a los estudiantes en riesgo académico e igualmente, se

139
Memoria Encuentro EnvI-2016

determinan 15 estudiantes egresados. Esta muestra se decidió determinar
de forma intencional y a conveniencia, por ser el equipo que conoce a
probidad el objeto de estudio.

Tabla: Población y Muestra
Actores Poblacion Muestra
Estudiantes 117 40

Jefe humanidades, 10 10
Docentes Asesores,
coordinadores del área
Egresados 15 15
Fuente: Cárdenas Londoño Rogelio (2016). Docente Asociado Tiempo
Completo Facultad de Ciencias Empresariales, Institución Universitaria
de Envigado, IUE. Envigado.

Con el ánimo de contrastar la validez de los instrumentos, se lleva a
cabo una evaluación de la pertinencia y la claridad que estructura a los
mismos con expertos en el tema de referencia y en investigación. De este
proceso se emitieron recomendaciones y conceptos técnicos que ayudaron
al mejoramiento de los instrumentos.

Resultados y derivaciones

Para ir cerrando la finalización de este proceso investigativo en estudio,
es importante hacer una conceptualización de la gestión de la innovación
instruccional en el campo contable y poder materializar el propósito de
presentar argumentos que ayuden a comprender la necesidad de estudiar
las transformaciones instruccionales de manera sistemática y con marcos
de referencia conceptual y metodológica correctos; así como presentar una
caracterización de las diferentes transformaciones que se han encontrado
en los diversos reportes que se hacen desde los consultorios contables; y
finalmente, proponer ideas que puedan ayudar a diseñar estudios desde
un enfoque conceptual y metodológicamente apropiados, en términos de
ganar claridad en el análisis de los resultados obtenidos como cierre del
proceso de rastreo de antecedentes empíricos.

140
Memoria Encuentro EnvI-2016

Un marco conceptual y metodológico
para evaluar la evidencia de la eficacia
de las innovaciones instruccionales

En el proyecto que ejecutamos llamamos al conjunto de estrategias
usadas en las transformaciones de los cursos de procesos lectoescriturales
Innovaciones Instruccionales. Elegimos este nombre por dos motivos: la
concepción que tenemos respecto a innovación es que ella implica la idea
de cambio planeado a través del estudio permanente y la experimentación
al interior del aula de clase.
Para darnos cuenta que las innovaciones a que hacemos alusión, las
instruccionales, pueden producir los resultados esperados, éstas deben
de tener un fundamento teórico y estar ligados con los principios del
aprendizaje que se ha denominado activo, significativo y transferible
(Bransford, Brown y Cocking, 1999).
Se hace necesario el hacer explícito el fundamento teórico de las
innovaciones, en tanto, no solamente ayudan a esclarecer la naturaleza
de la innovación, sino que ayudan a tener claridad de sus características
críticas, y de los resultados que pueden esperarse de ellas. Utilizar una
innovación sin saber por qué funciona tiene al menos dos implicaciones:
la primera implicación es de corte mecánico, en tanto se desconocen sus
componentes y partes críticas, para que ésta tenga el impacto esperado; y
la segunda implicación es de alto riesgo en función de una implementación
con poca fidelidad. Como se podrá colegir de esto, es que ellas, pueden
reducir la efectividad de la innovación.
Si hacemos una ubicación de contexto, al interior de la concepción
del aprendizaje activo (active learning), vemos como este se concibe
y se entiende al interior de los cursos de enseñanza-aprendizaje, en los
cuales los alumnos realizan actividades relacionadas con el desarrollo
del curso mismo, en forma individual o en compañía, y puede implicar
el dar respuesta a preguntas o aplicar procedimientos aprendidos o
proporcionados para buscar las soluciones más pertinentes, o interpretar
observaciones o datos experimentales, bajo la supervisión del profesor o
docente, o sea, el estudiante hace algo más que sólo escuchar al profesor
dictando su clase (Felder, 2006).
Se colige de lo anterior y da pie para seguir afinando uno de nuestros
interrogantes: ¿Qué tipo de fundamentación teórica o conceptual sirve
de base a éstas transformaciones en los cursos de enseñanza de procesos
lectoescriturales en los programas de contaduría pública?

141
Memoria Encuentro EnvI-2016

Aprendizaje activo

Cuando nos acercamos a un constructo como el de aprendizaje activo,
vemos que el termino aprendizaje activo está tomado de la psicología
educativa en el enfoque cognitivo. Es un término ligado a actividades
que ayudan al estudiante a tomar control sobre su aprendizaje (Bransford,
Brown y Cocking, 1999). Los resultados en este proceso de investigación
que subyace a este escrito acerca del aprendizaje han enfatizado la
importancia de que los estudiantes puedan reconocer lo que entienden y
lo que no, y cuándo necesitan de más información para entender mejor
un contenido específico. Muchas de las actividades críticas que ayudan al
aprendizaje activo se han estudiado en psicología cognitiva bajo el rubro
de “metacognición”, entendida como esa habilidad de las personas para
monitorear y regular su nivel actual de comprensión y ejecución, y de
predecirla en diversas tareas (Bransford, Brown y Cocking, 1999).
Surge otro de nuestros interrogantes: ¿Qué estrategias pueden ayudar a
los estudiantes a reconocer si entienden o no el significado de lo que otros
dicen, escriben, o explican? Desde el punto de vista de la enseñanza, una
aproximación congruente con el aprendizaje activo debe ser congruente
con una aproximación metacognitiva del aprendizaje que involucre ayudar
a los estudiantes a “hacer sentido” de lo que leen, escuchan, y observan al
autoevaluarse, al reflexionar acerca de lo que les funciona o no, y al buscar
estrategias para mejorar su comprensión y ejecución.
Hay evidencia de que estas prácticas incrementan no sólo el aprendizaje,
sino la transferencia del mismo a nuevos contextos y situaciones
(Palincsar y Brown, 1984; Scardamalia et al., 1984). La importancia de
la autorregulación es tal, que se ha considerado uno de los principios
fundamentales del aprendizaje ((Bransford, Brown y Cocking, 1999).
La discusión de las condiciones para que este principio se implemente
en el salón de clase escapa al enfoque de este texto, pero son, sin duda,
importantes de considerar cuando se habla de aprendizaje activo en el
contexto de la enseñanza de cualquiera de las disciplinas que hacen parte
de las llamadas ciencias contables o empresariales.
Otro de los interrogantes que nos hacemos y bajo la concepción de
comunidad de indagación esbozada por Cárdenas (2009), nos planteamos
una pregunta crítica, ¿Cuántos profesores que implementan “aprendizaje
activo” conocen el fundamento teórico del mismo, y por lo tanto,
implementan actividades coherentes con una aproximación metacognitiva
y autorreguladora?

142
Memoria Encuentro EnvI-2016

La respuesta es incierta por varias razones. Primero, la mayoría de
los reportes analizados no proveen información suficiente acerca de
la fundamentación teórica de la innovación instruccional en cuestión,
cualquiera que ésta sea. Muchos reportes se limitan a frases tales como
“sabe que los grupos de trabajo pequeños son efectivos, y algunos autores
han encontrado que la implementación de grupos pequeños es efectiva”.
Segundo, la mayoría de los reportes analizados no proveen información
suficiente acerca de las características críticas de la innovación en cuestión.
El lector difícilmente puede saber cuáles son los componentes esenciales de
la innovación que se implementó. Por ejemplo, en un reporte acerca del
uso de grupos pequeños de trabajo es difícil responder a preguntas como
las siguientes: ¿cómo se determinaron los grupos pequeños de trabajo, fue
el profesor o fue autoselección? ¿Cuántos miembros tenían los grupos?
¿Hubo un entrenamiento para trabajar en grupos? ¿Los miembros del
grupo sabían lo que se espera de ellos? ¿Los grupos eran heterogéneos u
homogéneos con respecto a nivel de ejecución? ¿Hubo roles asignados para
cada miembro del grupo? ¿Hubo monitoreo continuo de los grupos? ¿Los
grupos llevaron las actividades de acuerdo con lo esperado? ¿Participaron
todos los miembros del grupo en la actividad en cuestión? Pareciera ser que
se da por hecho que todos los lectores tuvieran el mismo entendimiento de
lo que son los grupos pequeños. Más aún, pareciera que grupo pequeño
es sinónimo de aprendizaje colaborativo, o peor, aprendizaje activo. El
uso de grupos pequeños tiene toda una fundamentación teórica que pocas
veces es explícita en los reportes con excepciones (Heller y Hollabaugh,
1992).
Tercero, si la innovación en cuestión tiene el impacto esperado de acuerdo
con la teoría es, en general, difícil de saber porque la mayoría de los reportes
no incluyen forma alguna de medición del aprendizaje o de las actitudes
de los estudiantes. Si se utilizó un instrumento para medir aprendizaje o
actitudes, no hay información acerca de la calidad técnica de los instrumentos
utilizados (i.e., validez y confiabilidad). Más aún, los reportes de innovaciones
instruccionales involucran estudios en los cuales se comparan grupos “con
o sin” la implementación de la innovación. Por lo tanto, muchas hipótesis
alternas pueden generarse para explicar los resultados, positivos o no.
En suma, la calidad de la información de los reportes es tal que el
lector difícilmente puede llegar a conclusiones acerca de qué tanto los
autores conocían los fundamentos teóricos de la innovación o si diseñaron
la innovación en correspondencia con la teoría, o de cuáles fueron las
características críticas de la innovación, o de qué tan válidos y confiables son
los resultados presentados, si acaso se presentan cierto tipo de resultados.

143
Memoria Encuentro EnvI-2016

Dimensión conceptual

Centrados en la dimensión conceptual y queriendo evaluar una
innovación instruccional, vemos que se deben considerar al menos tres
aspectos de tipo conceptual, y es justo desde esta dimensión que nos
planteamos otras de nuestras inquietudes: ¿Cuál es la fundamentación
teórica de la innovación instruccional? ¿Cuáles características críticas se
deben considerar en el diseño y la implementación de la innovación? y
¿Qué impacto debe esperarse en el aprendizaje de los alumnos (o en sus
actitudes), de acuerdo con la teoría que nos sirve de referencia?
Las respuestas a estas preguntas tienen que surgir de la investigación
que se ha llevado a cabo en educación y en psicología cognitiva y de lo
que ahora sabemos acerca de cómo aprende la gente. Ahora se sabe más
acerca de la memoria y del papel de la estructura del conocimiento en la
comprensión y el pensamiento, la importancia de la meta cognición y la
autorregulación en el control del aprendizaje, el análisis de solución de
problemas y razonamiento, o la ejecución de los expertos.
Es justo esto, y a partir de esta información que se han propuesto
tres principios fundamentales del aprendizaje que nos ayudan a ganar
comprensiones, el primero, se plantea con el tener en cuenta el nivel de
comprensión que traen los alumnos a la clase; el segundo, el analizar el papel
que cumplen los marcos conceptuales y el conocimiento que desempeña
lo factual en la comprensión; y tercero, el sopesar la importancia del auto
monitoreo, el autocontrol, esa gran responsabilidad de tomar control sobre
su propio aprendizaje.
Con base en estos principios fundamentales, se determinan una serie de
características críticas que hacen presencia en el diseño de los ambientes
de aprendizaje, en relación con el salón de clase, bajo la concepción de
Bransford, Brown y Cocking (1999), entendido éste como el espacio que
reclama mayor tiempo para la permanencia cuando se está en procesos
formativos presenciales, veamos: Los ambientes en el salón de clases tienen
que estar: primero, Centrados en el aprendiz: se debe prestar atención a las
preconcepciones y a lo que los estudiantes piensan y saben; segundo,
Centrados en el conocimiento: enfocarse en qué se enseña, por qué se enseña, y
cuál es la evidencia de que algo se ha comprendido profundamente; tercero,
Centrados en la evaluación: proveer suficientes oportunidades para hacer
evidente lo que los estudiantes piensan y entienden; y cuarto, Centrados en
una comunidad de aprendizaje: promover una cultura en que exista el respeto
para preguntar y tomar riesgos para decir lo que se piensa.

144
Memoria Encuentro EnvI-2016

Son todas estas bases conceptuales las que nos permiten sostener que
las innovaciones instruccionales deberían estar relacionadas de alguna
manera con los tres principios fundamentales del aprendizaje que se han
establecido y con las características de diseño del salón de clases. Varios
aspectos de las innovaciones se pueden analizar de acuerdo con estos
principios y con las características de diseño.
Surge entonces una serie de cuestiones que esbozamos a continuación
y que nos plantean búsquedas sistemáticas que nos pueden guiar para la
evaluación conceptual de las innovaciones instruccionales:
¿Cómo considera la innovación las preconcepciones y lo que los
estudiantes piensan y saben?
¿Qué oportunidades brinda la innovación para el desarrollo de la
autorregulación o auto monitoreo?
¿Qué oportunidades provee la innovación para que los estudiantes
hagan explícito lo que piensan y su nivel de comprensión?
¿Qué oportunidades provee la innovación para que los estudiantes
discutan sus concepciones con base en el razonamiento lógico y la
evidencia?
¿Qué características tiene la innovación para ayudar a los estudiantes
a formar marcos conceptuales y relacionar conceptos críticos?
¿Cómo apoya la innovación una comunidad de aprendizaje?
¿Cómo está diseñada la innovación alrededor de lo que los estudiantes
traen al salón de clases?
¿Cómo está diseñada la innovación alrededor de las concepciones
erróneas que los estudiantes tienen comúnmente acerca de un concepto
crítico?
¿Qué características, de acuerdo con los principios de aprendizaje y
las características de diseño del salón de clases, se requieren para que la
implementación de la innovación se realice con fidelidad?

A esta altura del escrito y con los planteamientos esbozados, se van
teniendo claridades y comprensiones, que nos permiten sostener que las
innovaciones instruccionales deben diseñarse con fundamentos teóricos
más profundos que vayan más allá de poner a trabajar a los alumnos
en pequeños grupos o llevar a cabo actividades que requieran de una
ejecución más manual (hands on activities), lo que realmente importa
son las características de las tareas que los alumnos realizan y qué se hace
con las estrategias utilizadas por los alumnos (e.g., discusión que ponga en
evidencia sus concepciones para poder ajustar la instrucción de manera
adecuada).

145
Memoria Encuentro EnvI-2016

De igual forma, se gana en comprensión en tanto el diseño de las
innovaciones tiene además que considerar los componentes críticos
de la innovación. La identificación de los componentes críticos de la
innovación incrementa no sólo la probabilidad de que la implementación
de la innovación se realice con mayor fidelidad, sino la probabilidad de
que el estudio de la innovación se realice más sistemáticamente. Por
ejemplo, con replicaciones directas (exactamente el mismo tratamiento),
o sistemáticamente las características de los componentes críticos de la
innovación en cada ocasión que se da un curso.

Dimensión metodológica

De igual forma, centrados en la dimensión metodológica cabe la
autorreflexión: ¿Por qué investigar los efectos de las innovaciones
instruccionales?
Tal vez, convencidos y seguros del camino recorrido hasta esta instancia,
vemos como el diseño y la implementación de innovaciones solamente
tienen sentido si hay una prueba de que tienen impacto en el aprendizaje
de los estudiantes (y/o en sus actitudes hacia la ciencia contable).
Si las innovaciones instruccionales funcionan o no, no es una cuestión
de fe, de intuición, o de ganas de que funcionen; es una cuestión de
acumular evidencia de que funcionan, nos corresponde aunar esfuerzos
para sistematizar, documentar y registrar lo que hacemos en el día a día.
La historia nos ha enseñado que los efectos de una intervención no son
universales; no son ciertos para todos, en todas las condiciones, para todos
los tipos de personas, y en cualquier tiempo. Por lo tanto, es importante
saber qué innovaciones funcionan, para quién, por qué, en qué condiciones,
con cuáles componentes críticos mínimos de la intervención, y en qué tipo
de resultados se observa más el impacto.
Por otro lado, si nos detenemos a valorar o a costear, entendemos que el
costo de saber con más certeza cuáles innovaciones funcionan, es menor
que los costos involucrados en la implementación de innovaciones para las
cuales no existe evidencia alguna de que funcionan.
También, vamos ganando mayores comprensiones que nos permiten
aseverar que para enseñar más efectivamente cualquier disciplina científica,
es importante desarrollar una comunidad que comparta conocimientos de
manera similar a cualquier comunidad científica, juzgando los estudios
con los mismos estándares, más que compartir únicamente experiencias.
Desarrollar dicha comunidad requiere de los mismos instrumentos y

146
Memoria Encuentro EnvI-2016

estrategias científicas (e.g., observación, colección y análisis de datos) más
que únicamente la intuición. Para mejorar la enseñanza de las ciencias
contables es importante que los profesores que nos reunimos en este
primer congreso internacional de Contabilidad y Auditoría, vayamos más
allá de las observaciones informales y consideremos desde una perspectiva
más alineada a una posición científica, y asumiendo el principio de las
comunidades de indagación, plantemos permanentemente en función de
los talleres de interrogación infinita, la indagatoria que está mucho más
acorde con la naturaleza de la ciencia.
Es entonces una invitación a que los profesores interesados en mejorar el
aprendizaje de sus alumnos tienen que pensarse como unos científicos en
ejercicio permanente y continuo, con respecto a la docencia.
Esperamos haber planteado el propósito de este escrito al haber
presentado algunas condiciones necesarias para que el conocimiento
acerca de cómo mejorar la enseñanza de la ciencia contable esté basado en
la acumulación de evidencia.
Por otro lado, dejamos sentado que hablar ampliamente acerca de
metodología está fuera de los objetivos del texto, por lo tanto se mencionan
algunas condiciones y características generales que se deben considerar en
el estudio de las innovaciones instruccionales contables.
Por lo tanto la organización metodológica esbozada en este texto sigue la
lógica utilizada que nos sirve para evaluar las características metodológicas
de los reportes que se presentan en el consultorio contable de manera
parcial: características del diseño del estudio y características de los
instrumentos utilizados para medir el aprendizaje de los alumnos o sus
actitudes hacia la ciencia contable.

Diseño de los Estudios

¿Cómo podemos saber si las innovaciones instruccionales y el
mejoramiento del aprendizaje de los estudiantes están relacionados? En
muchos de los reportes analizados a la fecha en el proyecto es común
encontrar estudios en los cuales se aplicó la innovación a un grupo de
estudiantes y la “evidencia” presentada del impacto de la innovación son
las calificaciones de los alumnos, el porcentaje de respuestas correctas en
un examen, o los comentarios positivos de los alumnos (con citas textuales).
¿Cómo podemos concluir que la innovación fue la causa de las calificaciones
o el porcentaje de respuestas correctas?

147
Memoria Encuentro EnvI-2016

Calidad de los instrumentos

Cualquier cosa que existe, existe en cierta cantidad (Thorndike), y si
existe en cierta cantidad es medible (Cronbach). La medición de cualquier
constructo, como el aprendizaje o las actitudes de los alumnos, es importante
porque ayuda a tomar decisiones más adecuadas.
Para saber si las innovaciones realmente tienen un impacto en el
aprendizaje de los estudiantes es necesario tener evidencia de ello; es
necesario medirlo. Se puede argumentar que la administración de
exámenes o tests no es una opción adecuada porque quita tiempo, porque
no les gusta a los alumnos, porque las pruebas de opción múltiple no miden
realmente lo que los alumnos saben y pueden hacer.
Pensar que la única fuente de información acerca del aprendizaje de
los estudiantes son pruebas de opción múltiple es limitar el uso de otras
fuentes de información disponibles continuamente en el salón de clases
(e.g., productos de los estudiantes). Lo que es importante es tener una
pieza de información que permita saber si la innovación está teniendo un
impacto, cualesquiera que sean los instrumentos seleccionados.
Cualquier instrumento de medición debería ser evaluado en dos
características básicas: validez y confiabilidad. Validez se refiere a proporcionar
evidencia de que lo que estamos midiendo es lo que realmente queremos
medir. Confiabilidad se refiere a la consistencia de los resultados.
El enfoque del texto no permite dedicar una discusión a estos dos
tópicos. Sin embargo, es importante saber que la calidad técnica de los
instrumentos utilizados para medir el aprendizaje de los alumnos contribuye
a determinar la calidad de los resultados reportados en un estudio. Pocos
reportes proporcionan información con respecto a estos dos aspectos de los
instrumentos.

Caracterización de innovaciones
instruccionales en la enseñanza
de la ciencia contable

Definir lo que es una innovación instruccional invita a revisar la
concepción que asume la idea de que hay un solo tipo de innovación (e.g.,
aprendizaje activo o interacción en la cual el estudiante está involucrado)
que abarca varias estrategias. O bien, diferentes autores interpretan las
transformaciones instruccionales de manera diferente. Hake (1998)

148
Memoria Encuentro EnvI-2016

caracterizó los cursos innovadores en una ciencia alrededor de la idea de
“interactive engagement”; mientras que otros autores han caracterizado
los cursos innovadores como aquellos en los que se utiliza la tecnología
acompañada de aprendizaje colaborativo entre estudiantes (e.g., Dori y
Belcher, 2005; Zollman, 1996). Más aún, diferentes autores, en diferentes
o en la misma disciplina, interpretan los mismos términos de manera
diferente (e.g., aprendizaje activo, aprendizaje cooperativo, aprendizaje
colaborativo; Ver Prince, 2004).
En este texto entendemos por innovación instruccional, bajo la
concepción de Ruiz-Primo, Briggs y Chepard, (2006):

Lo que implica un alejamiento de la cátedra como la estrategia
instruccional única.
Lo que implica un cambio en el foco de atención en el salón de
clases, del profesor al estudiante.
Lo que implica un apoyo a todas aquellas actividades que ayuden
al estudiante a tomar control sobre su aprendizaje.

Después de un proceso iterativo de revisión de más de un centenar
de reportes en los que se usaron diversas estrategias para transformar
los cursos, se identificaron cuatro tipos generales de innovaciones
instruccionales: Tareas orientadas conceptualmente, aprendizaje colaborativo, uso de
tecnología acompañada de aprendizaje colaborativo y proyectos basados en indagación
(Ruiz-Primo, Briggs, Shepard, Iverson y Huchton, 2008).
Para explicar las tareas orientadas conceptualmente, debemos de
ubicarnos desde sus diseños, uno, desde la incitación a provocar el nivel
de comprensión de los estudiantes de los conceptos clave; dos, desde poder
identificar las concepciones erróneas comunes que impiden el aprendizaje
de los estudiantes; y tres, desde ayudar a los estudiantes con métodos para
representar problemas y utilizar diversas aproximaciones para resolverlos;
y cuarto, desde involucrar a los estudiantes en la solución de problemas de
la vida cotidiana de manera creativa, a través de los cuales se demuestre
comprensión efectiva y viable de lo aprendido.
Este proceso de investigación de la gestión de la innovación instruccional
que tuvo como objeto de estudio la revisión de los reportes que se llevan a
cabo desde el consultorio contable como unidad de organización curricular,
se encuentra como hallazgo tres tipos de tareas que son orientadas
conceptualmente:
La primera de las tareas, son la solución de los problemas, la segunda,
los inventarios conceptuales, y la tercera, los mapas conceptuales. Con

149
Memoria Encuentro EnvI-2016

relación a la solución de los problemas, implica para el profesor el plantear
verdaderos problemas que están referidos a la vida cotidiana de la profesión,
y éstos requieren soluciones creativas que reflejen una comprensión
integral de lo aprendido, lo más recomendado es que el estudiante grafique
el problema para dejar ver sus comprensiones.
Frente a la segunda tarea, los inventarios conceptuales o la identificación
de las palabras clave, con relación al tema de interés, para ello hay que
ubicarse en la concepción de construcción de glosario por palabras
conocidas o desconocidas. El propósito fundamental de los inventarios
conceptuales es ayudar a identificar concepciones erróneas y comunes
en los estudiantes; por ende, su valor diagnóstico es alto. Los inventarios
también se usan para dirigir la atención de los estudiantes a aspectos
críticos de los conceptos y a los profesores a tener una idea de lo que los
estudiantes están aprendiendo durante la instrucción.
La tercera y última tarea, los mapas conceptuales, se refiere a aquellas
tareas en las que se les pide a los estudiantes que representen gráficamente
las relaciones entre conceptos críticos explicando cómo estos conceptos se
relacionan. Estas representaciones gráficas ayudan a identificar relaciones
entre conceptos que son inadecuadas, ayudando a los profesores a tomar
decisiones instruccionales.
El llegar a feliz término en el proyecto de gestión de la innovación
contable y la derivación a partir de la gestión de la innovación instruccional
consideramos tres aspectos críticos relacionados con el proceso de
instrucción de las tareas orientadas conceptualmente. La implementación
de la tarea tiene que dar la oportunidad para discutir las estrategias,
las soluciones y los razonamientos de forma que se permita explicitar
las concepciones de los estudiantes y discutirlas con base en evidencia
y razonamiento en una lógica configuracional. El poner a discusión y
análisis lo presentado en estas páginas implica invitar a la reflexión y a que
las concepciones puedan ser revisadas a la luz del acervo de evidencias que
se tengan y poder sostener que la gestión de la innovación instruccional en
el campo contable es un reto por asumir y una tarea por hacer.

Bibliografía

Allison, K. (2005) “Secrets from the Innovation Room: How to Create
High-Voltage Ideas That Make Money, Win Business, and Outwit the
Competition”. United States: McGraw–Hill.

150
Memoria Encuentro EnvI-2016

Andrés Barge-Gil, Lluís Santamaria And Aurelia Modrego (2011),
“Complementarities between Universities and Technology
Institutes: New empirical lessons and perspectives” European Planning
Studies, 19(2): 195-215
Arciniagas Duque Mercedes, “Prehistoria General, Americana y de
Colombia”, Bedout S.A, Medellín Colombia. Pág., 81
Bueno, E. (1999). La Gestión del Conocimiento :Nuevos Perfiles Profesionales.
Recuperado el 10 de 06 de 2011, de SEDIC-Asociación Española de
Documentación e Información: http://www.sedic.es/bueno.pdf
Campo, V. Rafael y Restrepo J. Mariluz. (1993). Un Modelo
de Seminario para Estudios de Posgrado. Maestria en Educación,
Facultad de Estudios Interdisciplinarios, Pontificia Universidad
Javeriana. Santafé de Bogotá.
Cárdenas L., R. (2009). La pregunta, un instrumento forjador de sentido:
una ventana al mundo de las comunidades de indagación, un taller
de interrogación infinita. En: Revista Conciencia Empresarial No 3: Julio
a Diciembre, Facultad de Ciencias Empresariales, Institución
Universitaria de Envigado, IUE. Envigado- Antioquia.
Carrión Maroto, J., & Ortiz De Urbina, M. (2000). Gestión del
Conocimiento. (F. I. Conocimiento, Ed.) Recuperado el 01 de 06 de
2011, de La Teoria de recursos y Capacidades y la gestión del
Conocimiento: http://www.gestiondelconocimiento.com/getpdf.
php?id=213&colaborador=jcarrion
Drucker, P. F. (2002) “The Discipline of Innovation”. Harvard Business
Publishing.
Escorsa Castells, P. (1997) “Tecnología e innovación en la empresa.
Dirección y gestión”. España: Editorial.
Fernández, C. (2003). R”Conocimiento para innovar”. Revista Sistema
Madrid (Revista de Investigación en gestión de innovación y
tecnológica).
Ivancevich, J. M., Lorenzi, P.,Kinner, S. J. Y Crosby P. B. (1997).
“Gestión. Calidad y Competitividad”. Primera edición en español.
España: McGraw–Hill Interamericana.
Rodríguez P., J. (2004). “Sobre creatividad e innovación”. Revista Sistema
Madrid. Revista de Investigación en gestión de innovación y tecnológica.
Rodríguez P., J. (2003). “La innovación desde la perspectiva del conocimiento”.
Sistema Madrid. Revista de Investigación en gestión de innovación y
tecnológica.
Santos, J. A. (2004). “La Ruta: Un mapa para construir futuros”. El Salvador:
Editorial de la Universidad de El Salvador.

151
Memoria Encuentro EnvI-2016

Santos, J. A. (2006). “El Retcambio. Un contrajuego de posibilidades”.
Trejo Delarbe, R. (2001). Vivir en la Sociedad de la Información:Orden
global y dimensiones locales en el universo digital. (l. C. Organización de
Estados Iberoamericanos para la Educación, Ed.) Revista Iberoamericana
de Ciencia,tecnología, Sociedad e innovación(1).
Nieto, María Jesús, Santamaria Lluís And Fernández Zulima. (2012)
“Understanding the innovation behavior of family firms” Journal of
Small Business Management, forthcoming.
Lluís Santamaria, María Jesús Nieto and Ian Miles (2012). “Service
innovation in manufacturing firms: evidence from Spain” Technovation,
32: 144-155.
Yin, R. K. (1981). “The Case Study as a serious Research Strategy” en
Knowledge, Creation, Diffusion, Utilization.
Yin, R. K. (1994). Case Study Research: Design and Methods. Beverly
Hills, C.A. Sage.

152
Memoria Encuentro EnvI-2016

Sistema de emprendimiento regional (SER):
estado del arte del Valle de Aburrá
PhD (c ) MSc. Camilo Ignacio Coronado Ramírez10
MSc. Durlandy Chaverra Muñoz11
Magíster (c ) Liliana Marcela Álvarez Muñoz 12

Resumen

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá desde hace 3 décadas
aproximadamente es escenario de un evento de singular importancia teórica
y empírica en el estudio del emprendimiento, como es el surgimiento de
una estructura descentralizada y no jerárquica, donde intervienen agentes
públicos, privados y del tercer sector, con organización y coordinación
significativos, de modo que pueda usarse el concepto de Sistema de
Emprendimiento Regional -SER-. Se presenta una recapitulación general
de sus antecedentes, evolución, tendencia y retos; desde una perspectiva
que trasciende la gestión pública, para inscribirse mejor en la noción de
Gestión de lo Colectivo, en el sentido de Le Duff.

10 Docente Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín. Economista, Magister en
Ciencias Económicas, Diplôme Universitaire 3eme Cycle Sciences de Gestión, Candidato
a Doctor en Ciencias de Gestión de la Universidad de Rouen. cicoronador@une.net.co ,
cicorona@bt.unal.edu.co .

11 Docente - Investigador Institución Universitaria de Envigado - Unidad de
Emprendimiento- , Magister en Ciencias Económicas Universidad Nacional de Colombia,
Sede Medellín. durlandycm@gmail.com

12 Docente-Investigadora Institución Universitaria de Envigado -Unidad de
Emprendimiento- y Tecnológico de Antioquia. Economista, Universidad Nacional de
Colombia, Sede Medellín. Magíster (c ) Gestión de Organizaciones, UCC. limarcelaam@
gmail.com

153
Memoria Encuentro EnvI-2016

Palabras clave: Emprendimiento regional, sistema de emprendimiento,
desarrollo regional, estructura emprendedora, diagnóstico regional, gestión
del emprendimiento

Introducción

La promoción del emprendimiento es hoy día una política pública importante,
incluso siendo formalizada por la Ley 1014 de 2006 del emprendimiento, la cual
incentiva la formación del emprendimiento desde la escuela. La creación de otros
programas formulados y ejecutados en esa alianza público-privada, creando una
cadena emprendedora que inicia con la sensibilización, formación, pre incubación,
incubación y aceleración. Y la preparación de políticas para el financiamiento y
hasta incubación pública y privada se cruzan entre niveles locales y programas de
organizaciones de orden nacional, lo cual va configurando un escenario nutrido
de agentes en distintos ámbitos de actuación, desde el crédito y microcrédito, hasta
la promoción e incubación del emprendimiento de base abierta, cultural, social,
tecnológica o innovador. Es así como se identifica el surgimiento de un sistema de
emprendimiento regional, conformado por instituciones, organizaciones públicas
y privadas, con y sin ánimo de lucro, así como el entramado relacional que entre
ellos empieza a observarse, cuya dinámica vale la pena analizar.
Es en efecto el caso del Sistema de Emprendimiento Regional del Valle de Aburrá.
Aquí se propone la exposición de elementos de interés sobre su origen, evolución
y tendencias, dado que se trata de un sistema activo y en plena transformación,
pero que además enfrenta desafíos connaturales a su carácter relacional, así como
otros relativamente complejos que también retan a las ciencias de gestión, como es
el caso de su gobernanza, del mejoramiento de su eficiencia y gestión tecnológica
para el desarrollo, entre otros.
En particular, las iniciativas para la promoción y desarrollo del emprendimiento
surgen tanto de organizaciones privadas como de las públicas, al tiempo que de las
organizaciones sin ánimo de lucro (ONGs), tales como Cajas de Compensación
Familiar. Dichas políticas y programas han desarrollado una red que dan lugar a
una gestión colectiva del emprendimiento regional, de suerte que en Medellín ya
se observa la configuración de un sistema de emprendimiento regional -SER-, con
alcance en el Valle de Aburrá inicialmente, pero en expansión e influencia -entre
otros- hacia el Oriente antioqueño13.
Como resultado de esta proliferación de actuaciones y políticas de los
diversos agentes, se hace cada vez más necesario referirse a la gobernanza

13 En el sentido de una gestión que mira lo público como asunto de todos, en un esfuerzo
cooperativo de los sectores público y privado (Public – Private – Parthnership).

154
Memoria Encuentro EnvI-2016

del emprendimiento regional, en el sentido de reconocer la importancia de
lograr una gestión colectiva cada vez más armónica, eficiente, equitativa
y sostenible, con miras al desarrollo regional. Es así como el sistema de
emprendimiento regional en tanto organización social compleja requiere,
como las políticas públicas, una evaluación y análisis que procure el
aprendizaje social y coordinación de los actores.
En cuanto al fundamento metodológico de esta investigación, se parte
del análisis de información y estudios previos de los autores y entrevistas
de profundidad con actores del sistema. En este estudio se consignan parte
de los resultados de investigación de la Memoire para optar al Diplôme
Universitaire de 3eme Cycle en Ciencias de Gestión de Coronado y
avances de investigación actual del mismo autor con Chaverra y Álvarez,
sobre Emprendimiento Innovador Universitario.

El emprendimiento regional abierto,
sus determinantes y los antecedentes
del sistema del emprendimiento regional

Puede describirse dos tipos de emprendimiento fundamentales. El
primero es el emprendimiento espontáneo, fruto de iniciativas individuales y
que no están vinculados significativamente a programas o políticas para tal
fin, cuyos determinantes se analizan en este mismo apartado.
El segundo tipo es el emprendimiento inducido, que suele estar asociado
a programas o intervenciones de organizaciones públicas y/o privadas que
lo apoyan y promueven. En principio, en esta sección se hablará de ellas, en
tanto precursoras de los actuales programas y Sistema de Emprendimiento
Regional.

Un acercamiento desde los determinantes
del surgimiento de nuevas organizaciones de
emprendimiento abierto en la región

Un análisis agregado del emprendimiento regional desde la geografía,
el desarrollo y la economía permite proponer la tesis (Coronado et al.,
2002) según la cual existe un umbral para que se presenten economías
de aglomeración regional que propicien el emprendimiento (Spillover)

155
Memoria Encuentro EnvI-2016

determinados por factores mesoeconómicos institucionales asociados a
la organización productiva y al desarrollo de tejido social (capital social).
Así mismo, existen heterogeneidades intersectoriales e interregionales que
harían necesaria una aproximación regional y sectorial de las políticas
industriales para el desarrollo.
No obstante, las limitaciones de alcance sectorial y regional, en cuanto
al limitado número de sectores y regiones, así como al breve lapso o
circunstancias específicas del período de estudio (1995–1999) llevan
a ser precavidos frente a la posibilidad de generalizar los resultados o
aseverar la ocurrencia y alcance de tales Spillover. Más importante aún,
es necesario realizar una aproximación detallada desde el punto de vista
de la organización social de los actores (clustering, agremiación, alianzas
estratégicas y redes de contratación) para entender las especificidades de
tales derramamientos (spillover) bajo la forma de generación de tejido
social y acumulación de capital humano (Almazan et al., 2003).
El análisis regional se percibe y propone como la interacción entre
cuatro dimensiones teóricas que confluyen en la formación de un nuevo
campo problemático como es el surgimiento de firmas regionales. Estas
dimensiones son: la organización industrial, la geografía económica,
el cambio estructural y el desarrollo regional. Combina tópicos de
importancia académica actual que en lo instrumental incorpora el Análisis
Econométrico por Panel de Datos, al estilo del análisis que se deriva de las
ideas de Audretsch y Fritsch (1999) quienes realizaron un trabajo pionero
en Alemania. Cabe mencionar que otros autores como Johnson (2004) han
realizado estudios en esa dirección, en el Reino Unido.
Los determinantes de geografía económica están asociados, entre otros,
a la localización como expresión de la existencia de economías de escala,
las diferencias espaciales en el costo de mano de obra, la presencia de
insumos clave y la minimización de los costos de la distancia, entre otros.
Por su parte, la organización industrial muestra su peso entre los factores
que explican el emprendimiento y desarrollo regional, a través de variables
como la concentración industrial, la tasa de innovación y la relación capital
producto, entre otros.
Así mismo, el cambio estructural está referido al análisis del efecto
que tienen el ciclo14 y el crecimiento económico sobre la dinámica del
emprendimiento y desarrollo regional. En particular, los estudios sobre los

14 Sobre el estudio de los ciclos económicos regionales pueden citarse referencias como:
Carlino, Gerald and Sill, Keith (1997).”Regional Economies: Separating Trends From
Cycles. Business Review, Federal Reserve Bank of Philadelphia, may/june; Zuccardi,

156
Memoria Encuentro EnvI-2016

ciclos muestran por lo regular una respuesta heterogénea de las regiones
ante los diferentes Shocks, especialmente respecto a la forma cómo
responden a cambios en la tasa de apertura y a variaciones en el frente
cambiario o de la tasa de interés; heterogeneidad que se acentúa a nivel
sectorial y propicia un efecto sobre la tasa de formación de firmas y su
sostenibilidad.
Por su parte, la relación entre el crecimiento económico (como parte
del cambio estructural) y el emprendimiento es de doble vía, dado que
el crecimiento regional amplía el mercado y crea oportunidades para el
emprendimiento, en tanto que el emprendimiento aporta a la constitución
de capital social regional que deriva en una aceleración del crecimiento
económico (Petrakis,2005).
Para el caso específico del Valle de Aburrá, en comparación con otras dos
regiones, el análisis de Coronado et al. (2002) encontró que el surgimiento
de firmas en las regiones y los sectores es diferente y por tanto requiere
diferentes formas de intervención; mientras en los modelos sectoriales las
variables más significativas se asocian a los factores geográficos y regionales,
en los modelos regionales prevalece la dinámica en la organización
industrial al interior de las localidades. A continuación se amplían un poco
estos resultados tanto a nivel regional como sectorial.

Algunos resultados y determinantes del proceso
emprendedor a nivel regional con base en la
investigación: Surgimiento De Firmas Regionales
Colombianas 1995-2000

El estudio en mención se concentró en el análisis de tres sectores
manufactureros (textiles, confecciones y alimentos) y en tres regiones
(áreas metropolitanas) colombianas (Medellín-Valle de Aburrá; Manizales-
Villamaría; y Bogotá- Soacha). Obviamente no ofrece un panorama

Igor. Los Ciclos Económicos Regionales en Colombia, 1986 – 2000. Revista Banco de la
República, volumen LXXV, No 891. Bogotá, enero de 2002.; Sierra, H y Gaviria, M. “El
Ciclo Económico Una Mirada Desde La Región (el caso de Risaralda – Colombia 1980
– 2002)”, En: Ensayos de Economía Nº 26, Universidad Nacional, Medellín, octubre
de 2005; Satyajit Chatterjee y Russell W. Cooper. “Entry and Exit, Product Variety and
the Business Cycle”. Working Paper No. 4562. National Bureau Of Economic Research.
Cambridge, December, 1993.

157
Memoria Encuentro EnvI-2016

completo del emprendimiento regional por su restricción sectorial y
regional, pero ofrece un panorama preliminar.
El análisis sectorial y regional explica que no todas las variables afectan
de la misma manera el surgimiento de firmas. Las relaciones entre las
variables desde diferentes dimensiones son distintas en la explicación
del fenómeno regional, de la organización industrial y de las decisiones
de emprendimiento asociadas a un espacio geográfico. Estas diferencias
en el comportamiento, intraregional e interregional (entre sectores y
entre regiones) son importantes porque justifican la especificidad en la
planeación y diseño de políticas sectoriales regionales para el fomento del
emprendimiento, teniendo en cuenta el entorno sociocultural específico de
las regiones y las características de organización industrial en los sectores.
De acuerdo con los resultados obtenidos, en estas regiones pareciera que
no están dadas las condiciones por sí mismas para el surgimiento de firmas,
pues los determinantes a nivel sectorial y regional muestran diferencias
importantes entre ellas. Medellín-Valle de Aburrá es quizá la región donde
mejor se ajusta el surgimiento de firmas a las variables propuestas como
determinantes (Cuadro 1), pues tanto en el modelo15 sectorial como en el
regional la mayoría de variables resultó ser significativas.
En Bogotá-Soacha y Manizales-Villamaría parecen existir otras
especificidades inherentes al tamaño de la población y al nivel de
industrialización de la región, que le imprimen una dinámica diferente
al surgimiento de firmas. Algunos rasgos característicos en estas regiones
fueron (Coronado et al, 2002):
En el modelo regional, en Medellín-Valle de Aburrá, la población y
el índice de localización resultaron ser variables significativas y con una
relación directa frente al surgimiento de nuevas firmas, lo que puede ser
interpretado como el fortalecimiento de ciertas ventajas competitivas
regionales. Además, se encontró que en esta región el capital funciona
como una barrera a la entrada de nuevas firmas a la industria dada su
relación negativa con el surgimiento de empresas; de ahí que la política de
fomento empresarial deba tener un componente de organización industrial

15 La ecuación general del modelo estimado es:
TSFijt = αi + β1TDjt + β2PBjt + β3SPIjt + β4IKijt + β5RKPijt + β6CLUijt + β7ILOijt
+ µijt donde i representa la industria, j la región y t el tiempo. El efecto individual ?i
que se considera constante a lo largo del tiempo t, es específico para cada sector o región
según sea el caso. TSF es la tasa de surgimiento de firmas, TD es la tasa de desempleo,
PB está referida a la población, SPI es el salario promedio industrial, IK es la intensidad
de capital, RKP es la relación capital producto, CLU son los costos laborales unitarios y
la variable ILO es el índice de localización.

158
Memoria Encuentro EnvI-2016

para aliviar los desestímulos al surgimiento vía requerimientos de capital, e
incentivar los factores asociados a las economías de aglomeración, ya que
el crecimiento de esta ciudad todavía admite la generación de sinergias
positivas en su interior.

Cuadro 1. Resultados del modelo de panel de datos regional*

Medellín-Valle de Bogotá-Soacha Manizales-
Aburrá Villamaría
Variable
Tres Alim- Tres Alim- Tres Alim-
sectores conf sectores conf sectores Textil
Tasa de desempleo + +
Tamaño de la +
población
Salario Promedio - - -
industrial
Intensidad del - - - -
Capital
Relación capital - - + +
producto
Costo laboral
+ + -
unitario
Índice de localización + - - - +
Fuente: Coronado, Camilo et al. “Surgimiento De Firmas Regionales
Colombianas 1995-2000”, Informe final de Investigación financiada por
ESUMER y EAFIT. Medellín, febrero de 2002.
*El cuadro muestra los signos de los coeficientes beta para las variables
que resultaron ser significativas. Los espacios en blanco reflejan las variables
no significativas.

Laz ciudad-región de Bogotá-Soacha parece haber alcanzado el umbral
máximo de las economías de aglomeración, dado que la población no
resultó ser un factor determinante del surgimiento de firmas, y que el
índice de localización industrial mostró la existencia de deseconomías
de aglomeración. El análisis regional para los tres sectores muestra como
único factor determinante del surgimiento de firmas la productividad
laboral vista desde el costo laboral unitario; esta fue la única región para
la que este factor de organización industrial resultó ser un determinante
importante del ingreso de nuevas firmas al mercado.

159
Memoria Encuentro EnvI-2016

Manizales-Villamaría resultó ser una región que requiere ser estudiada
desde otras dimensiones para ampliar las explicaciones en torno a los
determinantes del surgimiento de firmas en su territorio. El modelo regional
mostró que el único factor geográfico significativo es el poder adquisitivo de
la población, medido a través del salario promedio industrial; mientras que
todos los factores de organización industrial revelaron ser determinantes
de la dinámica de entrada de firmas a nivel intraregional, indicando por sí
misma la complejidad relativa de su proceso de desarrollo. En este sentido,
en Manizales-Villamaría parece que tendrían que existir unos incentivos
de política en la gestión pública para mejorar su ubicación espacial en
términos de tiempo y costos; en relación, por ejemplo, con mejorar la
infraestructura en vías para reducir los costos de la distancia, variable
asociada a la geografía económica. También es posible que la región este
redefiniendo su vocación hacia el sector servicios, o a un sector industrial
muy conectado al mismo.
De los resultados, a través de las relaciones establecidas desde el modelo,
se infiere que la población (como una proxy del tamaño del mercado)
puede explicar el surgimiento de firmas solo para un cierto tamaño
poblacional. Más aún, parecieran existir umbrales a partir de los cuales
la mayor población ni la mayor aglomeración de empresas promueven el
emprendimiento, es decir, los resultados sugieren que las economías de
aglomeración ocurren para un cierto rango de ciudades y de aglomeración
de firmas. De esta manera, puede decirse que la capacidad de una nueva
firma de incorporarse a procesos productivos en las ciudades región,
presenta dos umbrales o tamaños límite, el primero un mínimo de
población y firmas que permite que se den sinergias regionales positivas; y el
segundo, el tamaño máximo a partir del cual se presentarían deseconomías
de aglomeración que dejarían de promover la localización de firmas allí
(Coronado et al, 2002).

1.1.2 Algunos resultados y determinantes del proceso emprendedor
a nivel Sectorial

El análisis sectorial, visto a través del modelo, mostró que prima la
significancia de los factores geográficos y regionales como determinantes
del surgimiento de firmas en los tres sectores, como se registra en el cuadro
siguiente.

160
Memoria Encuentro EnvI-2016

Cuadro 2. Resultados del modelo de panel de datos sectorial*

Variables Alimentos Textiles Confecciones
Tasa de desempleo - - -
Tamaño de la población - + -
Salario promedio industrial + +
Intensidad del capital
Relación capital producto
Costo laboral unitario -
Índice de localización + -
Fuente: C, et al. “Surgimiento De Firmas Regionales Colombianas 1995-
2000”, Informe final de Investigación financiada por ESUMER y EAFIT.
Medellín, febrero de 2002.
*El cuadro muestra los signos de los coeficientes beta para las variables
que resultaron ser significativas. Los espacios en blanco reflejan las variables
no significativas.

Un hecho que se resalta en el panel sectorial, es que el efecto de las
variables significativas en el modelo difiere entre los sectores, con excepción
del salario promedio industrial que resultó tener una relación positiva con
el surgimiento de firmas en todos los casos. En el análisis estructural, se
encontró que la relación entre la tasa de desempleo y la tasa de surgimiento
tiene un rezago de un período; este hecho fue tomado en cuenta en la
modelación por sectores donde se obtuvo que el desempleo es uno de los
principales estímulos del emprendimiento empresarial en los tres sectores
considerados.
Con las variables de organización industrial no fue posible establecer
relaciones con la tasa de surgimiento en el modelo sectorial; resultando
solamente significativa, de este grupo de variables, el índice de localización,
y solo para los sectores alimentos y confecciones. El sector textil, por
su parte, mostró ser un caso complejo de análisis y solo dos de las siete
variables consideradas reportaron un nivel de significancia aceptable.

161
Memoria Encuentro EnvI-2016

1.2. El emprendimiento inducido y
los esfuerzos pioneros locales en su
promoción y apoyo

Los primeros esfuerzos locales de organizaciones orientadas
específicamente a la promoción y apoyo al emprendimiento surgen en la
década de los setenta, enfocados al segmento de las microempresas. Es así
que la Corporación Microempresas de Antioquia inicia labores en 1973
como un programa de desarrollo social de la textilera antioqueña Fabricato,
que “inicialmente se buscaba apoyar las familias de los trabajadores, con
el propósito de promover pequeñas iniciativas empresariales”. Fue en
1980 cuando se conformó como corporación privada, sin ánimo de lucro,
mediante la vinculación de varias empresas más de la región, la Cámara
de Comercio de Medellín, Comfama, Confenalco y Camacol(16). Y ya en
2009 se transforma en Cooperativa de Ahorro y Crédito Microempresas
de Antioquia A.C y ahora, en 2012, se aprueba la nueva denominación de
Cooperativa de Ahorro y Crédito Microempresas de Colombia.
Sus esfuerzos se encaminaron tempranamente a la prestación de servicios
y acompañamiento al microemprendimento, ofreciendo además programas
de educación no formal y crédito. Adicionalmente, se reconoce su labor en
la captación de recursos de cooperación internacional en programas de
innovación microfinanciera y acompañamiento a los emprendedores.
Luego, en 1985, surge la Corporación Mundial de la Mujer-Medellín
(CMMM) también orientada a las microempresas y su fortalecimiento(17).
Aunque inicialmente ofrecieron servicios de capacitación y acompañamiento
técnico a los microemprendedores, pronto decidieron concentrarse en el
microcrédito, entre otras cosas, con gran éxito en términos no solo del
rápido crecimiento de sus colocaciones en el segmento objetivo durante la
década pasada, sino de su expansión a diferentes municipios de Antioquia,
llegando incluso a otros departamentos y sus capitales, como es el caso de
Manizales. Además, la calidad de su cartera siempre fue una excelente
carta de presentación.
En el segundo quinquenio de la década anterior ocurren importantes
transformaciones en la CMMM, que se une con su homóloga de Bogotá

16 Para más detalles véase http://www.microempresasdeantioquia.org.co/corporativa.
php fue operador del programa piloto en Colombia denominado Banco de los Pobres
(hoy Banco de las Oportunidades), el cual se ha emulado en otras ciudades del país.

17 Véase http://www.cmmmedellin.org/sitio/contenidos_mo.php?It=68

162
Memoria Encuentro EnvI-2016

“para identificar a un socio estratégico que les permitiera transformarse
en una entidad financiera, facilitando cubrir la gran demanda por tener
una oferta integral de productos microfinancieros adicionales al crédito,
por parte de los microempresarios. En el 2007 la CMMM se unió con
la Corporación Mundial de la Mujer Colombia y firmaron un acuerdo
con la Fundación para las Microfinanzas del BBVA y constituir Bancamía,
el primer banco de microfinanzas del país. Para lo anterior, la CMMM
entregó a Bancamía sus 82.829 clientes, 30 oficinas y un crecimiento de la
cartera del 67% en los últimos 5 años” (CMMM, 2012). En la actualidad la
CMM sigue funcionando para efectos de otros servicios a las microempresas
distintos al crédito.
Finalmente hace unos 26 años se crea la fundación Actuar
Famiempresas, orientada a promover y apoyar la creación y consolidación
de microempresas. Desde sus inicios se orienta no solo al crédito, sino a la
formación, acompañamiento y comercialización, mismas que lo diferencian
hasta la fecha y solo resulta comparable con iniciativas del SENA y su
Fondo Emprender. Dicha entidad ha recibido apoyo de cooperación
internacional de significación, contando con recursos técnicos, humanos
y locativos que vale la pena resaltar. Desde hace ya varios años cambió
su denominación a Interactuar18 y ha extendido sus servicios a varios
departamentos de Colombia.
Como habrá podido notarse, estas importantes organizaciones pioneras
terminaron por orientarse fundamentalmente al microcrédito, con
la excepción de Interactuar, pero en el cual el segmento de crédito es
muy importante. En particular, el crédito se orienta fundamentalmente
a microempresarios establecidos (para apoyar su crecimiento) o en
consolidación, siendo bajo el que se otorga a nuevos emprendimientos
(surgimiento de nuevas microempresas). No por lo anterior su labor
es menos importante, toda vez que han experimentado a lo largo de su
historia dificultades para acceder, mantener y crecer sus fondos prestables
a un costo razonable, de suerte que hayan tendido a transformarse en
entidades financieras de ahorro (para captar fondos del público) y crédito.
Igualmente se nota como estas organizaciones han coexistido sin que
se consoliden relaciones de proximidad y colaboración más significativa
entre ellas (proyectos, fortalecimieto, etc), lo que obliga a pensar que éstas,
aunque pioneras, hacen parte de un periodo previo a la conformación de
un SER.

18 Ver: http://www.interactuar.org.co/web/Inicio/tabid/36/Default.aspx

163
Memoria Encuentro EnvI-2016

Otro hecho que resalta por su ausencia es la relativa distancia,
seguramente no intencionada, entre los centros de educación superior y
estas organizaciones de apoyo al emprendimiento. En esta fase temprana,
por una virtual ausencia de las primeras frente a este fenómeno empresarial
y de desarrollo; y en la siguiente, por un alejamiento relativo entre dichas
organizaciones de apoyo y el SER que, como se observará enseguida,
integrará de manera importante a las universidades.

2. Antecedentes y gestación del
Sistema de Emprendimiento
Regional (SER)

La ambientación regional para la reunión de esfuerzos renovados para la
promoción, apoyo y consolidación del emprendimiento toman vigor en el
segundo quinquenio de los noventa, que empieza a lograr resonancia entre
las Universidades, las políticas públicas desde finales de los noventa. Algunas
universidades ya venían recibiendo formación sobre emprendimiento desde
finales de los ochenta, pero solo en el nuevo milenio ello se concretaría en
la constitución de centros o unidades responsables del emprendimiento
a su interior, que se irían articulando poco a poco, dinamizados por un
papel más activo de las Administraciones del municipio de Medellín y
Organizaciones del tercer sector.

2.1. Actores clave y desarrollo de
capacidades para la formación del SER

El SER se gesta mediante el desarrollo de capacidades y formación
regionales, que motivan políticas públicas y potencian la participación y
luego la articulación, de unos nuevos actores clave: las universidades en
alianza con organizaciones del tercer sector y la Administración Municipal.
Es así que en 1996 nace la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica
de Antioquia – IEBTA (hoy CREAME) como una corporación mixta de
carácter privado, sin ánimo de lucro, fundada por más de 20 instituciones
del sector productivo, académico y gremial; constituyéndose de facto como
un laboratorio para el aprendizaje continuo, siendo agente dinamizador
de la creación y desarrollo de empresas y la innovación19. Se origina con
la pretensión de propulsar y apoyar iniciativas emprendedoras de alto

19 Véase para más información www.incubadora.org.co

164
Memoria Encuentro EnvI-2016

valor agregado, para lo cual hace una gestión tecnológica que termina por
permitirle desarrollar e ir mejorando su modelo de incubación.
Se observa pues como hay un nuevo actor que representa un salto
cualitativo en el sector y que congrega la buena voluntad de las más
importantes organizaciones del orden municipal y departamental.
Esta organización, que hace algunos años alcanzó su auto financiamiento,
suele operar mediante alianzas con la Administración Municipal, las
Universidades y organismos del gobierno central, además de la cooperación
y contratación internacionales.
A finales de la década pasada, la IEBTA se re-organiza en red, cuyos nodos
se ubican en las unidades de emprendimiento de algunas universidades u
otras organizaciones (como cooperativas de profesionales, etc.), de modo
que la IEBTA es el nodo principal y más sofisticado (original), que cumple
funciones de asesoría, consultoría e incubación propiamente dicha. Dicha
red, en el nodo IEBTA actualmente recibe el nombre de CREAME y es un
Centro Integral de Servicios Empresariales. “es una organización pionera
en Colombia en la generación de cultura emprendedora, la creación de
nuevas empresas y el fortalecimiento de unidades económicas que salgan a
los mercados nacionales e internacionales a competir activamente”20.
CREAME trabaja con el Gobierno, así como con empresas públicas y
privadas, instituciones y universidades entre otros, buscando la creación
de empresas y el fortalecimiento de las mismas utilizando modelos de
acompañamiento empresarial avalados por organismos internacionales
como el Banco Interamericano de Desarrollo - BID - la Corporación
Andina de Fomento - CAF – y la Agencia de Cooperación Técnica
Alemana - GTZ –. Igualmente, a través de Capitalia Colombia (una
boutique financiera) diseña prácticas metodológicas y financieras que se
adaptan a las necesidades de cada cliente, brindando asesoría en finanzas
corporativas y facilitando el acceso a Capital.
Recientemente comenzó a operar la primera Red de Ángeles
Inversionistas de Antioquia, un proyecto del Banco Interamericano de
Desarrollo con el que se busca apoyar la creación de nuevas empresas y
fortalecer los planes de expansión y crecimiento de las ya existentes. Por
su parte, Capitalia Colombia realiza periódicamente en el país Ruedas
de Inversión que buscan promover la innovación, la competitividad y la
inversión en empresas dinámicas y competitivas (CREAME, 2011).
En 15 años, CREAME ha beneficiado más 150.000 personas a través

20 https://www.creame.com.co/index.php?option=com_content&task=view&id=33

165
Memoria Encuentro EnvI-2016

de diversas actividades; más de 50 clientes institucionales, más de 300 mil
colombianos formados a través de cátedras virtuales; además de realizar
transferencias metodológicas a 25 ciudades colombianas y 9 países en
América Latina; y se convirtió en un actor fundamental en el diseño de
la ley 1014 de fomento al emprendimiento. A lo largo de su trayectoria
CREAME ha contribuido con la creación y fortalecimiento de más 2104
empresas en los sectores de Base Tecnológica, la Agroindustria y el valor
agregado (CREAME, 2011).
Se observa cómo la IEBTA - CREAME se convierte en un protagonista
del SER en general, pero que además repercute, directa o indirectamente,
en el desarrollo de la unidades de emprendimiento de las diferentes
universidades (las Instituciones de Educación Superior – IES del SER).
Como ha contribuido al surgimiento y fortalecimiento de las Unidades
de emprendimiento en las Universidades y otros municipios del Valle de
Aburrá y Antioquia, también lo ha hecho a la articulación y conformación
de unas mínimas bases técnicas y metodológicas que han favorecido el
dialogo y la cooperación interorganizacional.
También se cuenta en la Región con centros de investigación y
acompañamiento empresarial como el centro de Ciencia y tecnología de
Antioquia –CTA- y el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico
de la industria de Alimentos –CIAL-, entre otros, más dedicados al
fortalecimiento empresarial. No obstante su vinculación al Sistema aún
hoy es sutil.
El origen de la preocupación universitaria por el desarrollo de capacidades
empresariales y emprendimiento en Medellín se explicita gracias a eventos
formativos a los cuales les asignan reconocimiento diversos investigadores
y gestores actuales de unidades de emprendimiento y centros de desarrollo
empresarial. En particular, a finales de los ochenta y principios de los 90
el Programa de Desarrollo de la capacidad empresarial para docentes
universitarios – EXEDU- de la Universidad de los Andes en Bogotá, que
desarrolló Tecnologías educativas para entrenar empresariado y difundir su
uso a través de más de 100 profesores universitarios en Colombia, México
y España. Su efecto fue también el de estimular la reflexión y hacer sensible
a la comunidad sobre asuntos de emprendimiento que, en el caso de la
conformación de unidades de emprendimiento universitario, solo fructifica
a principios de la década pasada(21).
En este proceso de formación de capacidades, las universidades regionales

21 Entrevista de profundidad con la profesora Ana Holgín, del Centro de Desarrollo
Empresarial de la UPB. 15 de abril de 2011.

166
Memoria Encuentro EnvI-2016

siguen un proceso institucional lento y discontinuo, más de vinculación de
algunos investigadores y docentes interesados en el emprendimiento, pero
que genera unos mínimos para facilitar la aproximación universitaria a
otras organizaciones en torno al tema.

2.2. Gestación del Sistema de
Emprendimiento Regional (SER)

En la gestación del SER intervienen directamente las tres últimas
Administraciones Municipales de Medellín, desde la Alcaldía de Luís Pérez
Gutiérrez; seguido por la Administración Fajardo, que propulsa la anterior
y conforma la iniciativa que perdura hoy, denominada “Cultura E”; y
finalmente la Administración Salazar que se apoya en el programa anterior,
lo impulsa y crea Ruta N (entre otros) y es co-partícipe con Comfama del
Programa “Ciudad E”, entre 2009 y 2011. Naturalmente Comfama y
las universidades de la región intervienen y hacen realidad el Sistema. Se
presenta a continuación el detalle sintético de los programas más relevantes
que gestan hasta su primera edad al SER.
Una contribución relevante a la conformación y desarrollo de capacidades
preliminares (en los albores) del SER surge a partir de octubre de 2004 con
el Programa Jóvenes Con Empresa (JCE), gracias a la acción conjunta de
la Fundación Corona, Comfama, Comfandi y el Banco Interamericano de
Desarrollo. Se ejecutó en Bogotá, Cali y Medellín buscando el fortalecimiento
del tejido empresarial, a través del desarrollo de un modelo de creación de
empresas sostenibles y competitivas. En particular, se propuso la mejora
de la capacidad institucional y capacitación a emprendedores, asesoría y
acompañamiento a jóvenes emprendedores y la difusión y evaluación del
Programa mismo(22).
El Programa JCE, entre 2004 y 2009, implicó un impulso a las universidades
para conformar o fortalecer sus programas y unidades de emprendimiento,
además de propiciar un acercamiento entre los diversos responsables
de emprendimiento a todo nivel, tanto a nivel formal como informal
durante sus capacitaciones, de suerte que se hizo un aporte significativo
para la conformación del SER(23). Tuvo logros como el desarrollo de una
Metodología desarrollo de competencias emprendedoras que se socializó, se

22 Entrevista de profundidad con Marcela Yepes, de Desarrollo Empresarial de Comfama,
10 de mayo de 2011.

23 JCE en el país articuló a 38 entidades públicas y privadas alrededor del programa.

167
Memoria Encuentro EnvI-2016

emplea en las diversas universidades participantes; se ofrecieron servicios de
acompañamiento empresarial; Formación para 3.121personas en Medellín y
10.415 a nivel nacional; se brindaron Asesoría y acompañamiento por 6.991
horas en Medellín y 22.000 a nivel nacional; y se crearon 125 empresas en
Medellín y 483 a nivel nacional(24).
Simultáneamente con el Programa JCE surge en 2004 la Política Cultura
E en la Administración Fajardo, entendido como un conjunto de programas
orientados al emprendimiento que formaliza y mejora esfuerzos públicos
orientados a promover el emprendimiento que provenían de la Administración
anterior, de Luís Pérez Gutiérrez. Por ejemplo, el Banco de los Pobres
Fajardo lo redenomina y redimensiona como Banco de las Oportunidades.
La Administración de Salazar enriquece la política de Cultura E, dotándola
de nuevos e importantes programas, de modo que al final de su período
estaba integrado por los siguientes programas: Banco de las Oportunidades,
CEDEZOS, Ciudad E, diversos concursos de emprendimiento (Planes e
Ideas de Negocios), Fondo del Emprendimiento, Foro Internacional del
Emprendimiento (Foro E), Medellín Ciudad Cluster, Parque E, Ruta E, y
Semilleros de Emprendimiento(25).
Se aprecia en este Política (Cultura E) una gestión pública-colectiva del
emprendimiento regional en Medellín cada vez más moderna, comprometida
y participativa (financiera y programáticamente), que ha tratado de integrar
otros actores líderes en la región, muchos de ellos precursores en la incubación
y fortalecimiento del emprendimiento por más de una década.
De los programas contenidos en Cultura E, por su relevancia en la
constitución del SER, vale la pena destacar Ciudad E, liderado tanto por la
Alcaldía de Medellín como por Comfama.

3. Características, evolución y tendencias
del ser basado en Instituciones de
Educación Superior (IES) de Medellín
y el Valle de Aburrá

Efectivamente, el liderazgo de Comfama y la Administración Municipal
de Medellín encontró su punto más alto con el Programa Ciudad E, el cual

24 http://www.catalogodeinnovacionessociales.com/innovaciones/

25 Para ver detalles sobre cada uno de estos programas véase: http://www.culturaemedellin.
gov.co/

168
Memoria Encuentro EnvI-2016

surge gracias a los resultados halagadores de JCE especialmente en términos
de propiciar la proximidad, cooperación y coordinación de los actores (a
modo de red), los cuales son fundamentalmente Instituciones de Educación
Superior -IES-; en tanto se ha deseado incentivar el emprendimiento de
valor agregado más que el de subsistencia o el tradicional. Se comprende
pues que el SER que se gesta desde 2004 con Cultura E y JCE se tenga
fundamento en las IES de Medellín y el Valle de Aburrá, en principio.

3.1. Ciudad E y las IES en la integración del SER

Ciudad E buscó crear y consolidar el sistema de emprendimiento de
Medellín a través del fortalecimiento de las diferentes entidades que lo
integran, con un modelo que robustece las capacidades institucionales y los
instrumentos de apoyo que soportan la creación de empresas innovadoras
y generadoras de riqueza(26).
En sus dos Fases, el programa mostró resultados interesantes. En primera
instancia, la vinculación al programa y constitución de una Red en expansión
de, inicialmente, 30 IES, que fortalecieron sus unidades de emprendimiento
(UDE). Además se desarrollaron modelos en distintas áreas clave para el
funcionamiento del SER: para el fortalecimiento de las UDE; para la
formación de docentes y consultores en la promoción de mejores prácticas; y
para la gestión del conocimiento en el Sistema. En tercer lugar, se entrenan
cerca de 300 personas, entre docentes y consultores; se sensibilizan más
de 10.000 emprendedores y 3.500 se forman en la realización de planes
de negocio. También se forma una red de más 200 emprendedores y se
promueve la sensibilización e implicación en emprendimiento a las altas
directivas de las IES, con estrategias como la realización de una misión
internacional de 29 rectores y representantes de instituciones de educación
superior a Florianópolis (Brasil) para promover en ellos el reconocimiento de
los avances y prácticas de emprendimiento en las universidades. En el mismo
sentido, se realizaron 10 pasantías internacionales a coordinadores de UDEs
(Comfama, 2012).
Otro aspecto que merece destacarse es la realización, como parte del
Programa, de una caracterización de las entidades que conforman el sistema
de emprendimiento de Medellín, y la pertinencia e impacto de los servicios
que éstas ofrecen. Algunos detalles se ofrecen en el siguiente apartado.

26 Véase: http://www.comfama.com/contenidos/servicios/Empresas/
Programas y servicios para empresas/

169
Memoria Encuentro EnvI-2016

3.2. Una Síntesis de las Características
del SER a partir de las UDE.

Recientemente se realizó un estudio denominado diagnóstico
organizacional de las Unidades de Emprendimiento adscritas a
Instituciones de Educación Superior del Valle de Aburrá, adelantado por
GENESIS en 2009 y auspiciado por la Administración Municipal a través
de Cultura E, y de Comfama (ONG-Caja de compensación familiar de
Antioquia). Esta investigación permite hacer un seguimiento a los procesos
de conformación del SER, al menos en el componente fundamental de
IES, pero también permitiendo hacer inferencia parcial sobre otros actores
de distintos sectores y naturaleza vinculados.
Lo primero que cabe mencionar es que ha habido un avance significativo
en el establecimiento y consolidación de relaciones entre los agentes del
SER, como se evidencia por ejemplo desde los vínculos entre Creame (antes
IEBTA), Cultura E (Programa de la Alcaldía de Medellín con influencia
indirecta en toda la RO), Confama (ONG) y el SENA (organismo público del
orden nacional que actúa adicionalmente mediante su Fondo Emprender)
con las Universidades de la Región. Según las actas, los integrantes del SER
basado en IES se han reunido formalmente más de 10 veces, en desarrollo
del programa de fortalecimiento del mismo sistema SER desde Cultura E(27).
En lo que sigue se sintetizan, con propósitos ilustrativos, algunos resultados
del estudio realizado por GENESIS sobre el Diagnóstico de los agentes del
SER basado en IES.
En primer lugar, el estudio encuentra con base en la información y
encuestas realizadas a las unidades de emprendimiento de las IES que
comprenden su hacer frente al ciclo del emprendimiento y a los procesos
funcionales que soportan su Unidad; sin embargo en torno al conocimiento
de los recursos la mayoría de las unidades no poseen información (Génesis,
2009, p.110).
En segundo lugar, se evidencia un modelo de emprendimiento en proceso
de madurez, con serias debilidades en la mayoría de los eslabones de la cadena
de valor, entendida esta como socialización, pre-incubación, incubación,
post-incubación y aceleración. Al respecto hay que mencionar que, a partir
de las 35 IES estudiadas, se infiere una concentración relativa en niveles
bajos en la cadena de valor como se aprecia en el siguiente gráfico 1.

27 Cultura E. Actas del programa de fortalecimiento al sistema de emprendimiento.
Consultadas en Octubre de 2010.

170
Memoria Encuentro EnvI-2016

Gráfica 1. Etapas de desarrollo del Emprendimiento (menor
0, mayor 4).

Fuente: encuesta de caracterización de las UE de las IES del Valle de
Aburra. Incubadora GENESIS 2009.

Adicionalmente, casi todas las unidades contemplan la visión de
constituir a futuro la cadena de valor completa, lo que generaría dispersión
de recursos y esfuerzos al no centrarse en componentes específicos del
sistema.
Al respecto GENESIS recomienda que si bien es fundamental lograr un
acompañamiento para todo el territorio, la calidad y los niveles de servicio
deben especializarse, pues es imposible apoyar la gestión administrativa, de
planeación o de mercados, sin contar con un modelo para la propia unidad,
siendo fundamental el fortalecimiento del modelo de gestión y gerencia por
parte de las unidades de emprendimiento. Se requiere además el diseño
y construcción de un modelo de ciudad que integre todos los eslabones
del emprendimiento y genere un marco de unidad técnico, conceptual y
metodológico. Igualmente, se recomienda un proceso de evaluación frente
a la gestión o impacto al momento de destinar recursos a las unidades de
emprendimiento de las IES (Génesis, 2009, p.111).

171
Memoria Encuentro EnvI-2016

3.3. Tendencias recientes y algunos
desafíos del SER del Valle de Aburrá

La promoción del emprendimiento es hoy día una política pública
importante, alcanzando incluso niveles de formalidad como la Ley
de emprendimiento No 1014 de 2006, la cual lleva la formación en
emprendimiento hasta la educación en los niveles primaria y secundaria.
Otros programas y políticas para el financiamiento y hasta incubación
pública y privada, se cruzan entre niveles locales y programas de
organizaciones de orden nacional, lo cual va configurando un escenario
nutrido de agentes en distintos ámbitos de actuación, desde el crédito y
microcrédito, hasta la promoción e incubación del emprendimiento de
base tecnológica o innovador.
El SER puede entenderse como una organización social descentralizada
de actores públicos, privados y solidarios, interdeterminados dinámicamente
y por lo regular sin una estructura jerárquica que, mediante la competencia,
cooperación y coordinación entre sus miembros, produce o contribuye
a la generación de bienes públicos derivados de su acción, como son el
emprendimiento, el capital social, la equidad y el desarrollo regional.
Paradójicamente, pese a su papel frente a bienes públicos, en su gestión
trasciende la noción de gestión pública para inscribirse en la gestión
colectiva del emprendimiento regional (Coronado et al., 2011).
La trayectoria de las decisiones que han tomado los diversos agentes del
SER habla por sí misma de la intención de articularse, buscar el mutuo
beneficio, así como lograr un impacto en el desarrollo regional. No obstante,
los esfuerzos en tal dirección así como los liderazgos que comienzan a
hacerse evidentes desde los programas y actores del sector público como de
las ONGs, representan una característica a resaltar dado que parecieran
surgir sin generar efectos destacables de rivalidad y disociación.
En consonancia con lo anterior, comienza a ser evidente la decisión de
algunas IES del sector privado por obtener lucro y prestigio a partir de
unos desarrollos propios, pero fundados en un capital común proveniente
de las políticas públicas y programas colectivos como Cultura E y Ciudad
E. En ese sentido, esta tendencia privatiza el esfuerzo colectivo y ejerce
alguna disociación, pero también promueve la competencia entre las IES.
El balance entre las bondades de la competencia y las debilidades que
puedan imprimir al sistema la eventual disociación está por verse.
También es posible indicar el peligro latente, para la sostenibilidad y
consolidación del SER, de un muy significativo peso relativo del Gobierno

172
Memoria Encuentro EnvI-2016

local (Medellín) y Comfama, en lo relativo a iniciativas y financiamiento.
Por lo menos en el corto plazo, pareciera haber una alta probabilidad
de continuidad en el afianzamiento del SER, en tanto la promoción del
emprendimiento ha alcanzado en Medellín la estatura de política pública,
y Comfama también ha manifestado la continuidad de su apuesta en este
campo (Yepes, 2011).
Por otro lado, el interés en diagnosticar a los agentes y al sistema, al menos
en su componente de IES, constituye un comportamiento deliberado que,
además del carácter estratégico que implica por su efecto en el gasto futuro
en investigación, desarrollo y fomento del SER, y de evidenciar un ejercicio
de evaluación colectiva del desempeño del Sistema, permite inferir una
actitud receptiva frente a la construcción de gobernanza del SER. Se avista
pues el advenimiento de comprender la necesidad de evaluar y diagnosticar
al Sistema y sus UDEs, aunque todavía es algo incipiente. A esta tendencia
podría entendérsela como una tendencia latente hacia la gobernanza del
SER.
La receptividad frente a la gobernanza del SER es de gran importancia
pues permite reconocer (al margen de las contribuciones críticas para el
mejoramiento de ejercicios futuros que pueden hacerse), desde el ejercicio
diagnóstico o evaluación del desempeño del Sistema, unos proyectos
estratégicos colectivos e individuales por desarrollar.

3.4. La importancia de la noción de gobernanza y la gestión de lo
colectivo en el desarrollo del SER(28)

La gobernanza supone una nueva forma de gestionar más cooperativa
en la que las instituciones públicas y las no públicas, actores públicos
y privados, participan y cooperan en la formulación y aplicación de la
política y las políticas públicas (Mayntz, 2001 , p.6). El surgimiento de la
gobernanza supone un cambio en las maneras tradicionales de proceder
por parte de los poderes públicos. La asignación imperativa, la dirección
jerárquica y el control de los procesos políticos están siendo sustituidos por
nuevas formas de regulación basadas en la negociación y la coordinación e
incluso, la persuasión, mediante las cuales los responsables públicos tratan
de movilizar recursos políticos dispersos entre actores públicos y privados
(Morata, 2000).
La gobernanza considera que el Estado tiene unas atribuciones diferentes
y, además, se relaciona de manera diferente con la sociedad. El Estado

28 Para más detalles véase Coronado et al (2011).

173
Memoria Encuentro EnvI-2016

se vuelve menos poderoso y opera, en una red conformada también por
actores privados, como un actor más, acoplándose a las relaciones entre el
Estado y la sociedad civil de manera flexible (Mayntz, 2001, p.11).
En el sentido de Vidal y Prats, la gobernanza es percibida como un
modelo alternativo a la simple estructura jerarquizada de gobierno, implica
que los mismos Gobiernos sean más eficaces en el marco de una economía
globalizada, actuando con capacidad suficiente, al tiempo que garantizando
y respetando las normas y valores propios de una sociedad democrática. La
gobernanza, empero, entendida como concepto interrelacionado con el de
gobernabilidad, refleja la capacidad de los gobiernos, de sus instituciones
y de sus políticas para canalizar y solucionar los conflictos que surgen en
el seno de la sociedad mediante reglas y procedimientos democráticos, en
los cuales la participación ciudadana sea uno de sus principales ejes. La
gobernabilidad caracteriza a una sociedad en el sentido de que ésta acepta
las decisiones y productos procedentes de sus gobernantes democráticos
(Vidal y Prats, 2005, p.11).
En últimas, si se puede inferir que el SER está aún en una fase inicial,
mucho más lo está la gobernanza del mismo. Por ello, la contribución de
procurarla es muy prometedora, en tanto permita reconocer la necesidad
de articularse y avanzar en el proceso de definición de un plan estratégico-
prospectivo que atienda los factores clave para la madurez del sistema y la
mayor eficiencia del mismo.

Bibliografía

Alcaldía de Medellín (2013) disponible en: http://www.culturaemedellin.gov.co/.
Almazan, A. ET AL (2003). “Firm Location And The Creation And
Utilization Of Human Capital”. En: NBER Working Paper Series
10106.
Audretsch, David y Fritsch, Michael (1999). The industry component
of regional new firm formation processes. Review of Industrial
Organization, No.15.
Carlino, Gerald And Sill, Keith (1997).”Regional Economies:
Separating Trends From Cycles.
Business Review, Federal Reserve Bank of Philadelphia, may/june:
COMFAMA.http://www.catalogodeinnovacionessociales.com/innovaciones/.
http://www.comfama.com/contenidos/servicios/Empresas/Programas%20y%
20servicios%20 para%20empresas/

174
Memoria Encuentro EnvI-2016

Coronado, C, Álvarez, L & Alemán, F. (2011). Hacia la gobernanza del
sistema emprendimiento regional – SER-: fundamentos, racionalidad
y evaluación de la gestión colectiva. En: Memorias del Encuentro
Internacional de Investigadores en Administración Noviembre 22 y 23
de 2011. Universidad Externado de Colombia y Universidad del
Valle, Bogotá.
Coronado, Camilo (2007). “Gestión Pública del Emprendimiento Regional:
Una aproximación al caso de Medellín– Colombia”. Memoire para optar
al DU en Ciencias de Gestión, U. de Rouen. Bogotá.
Coronado, Camilo Et al. (2002). “Surgimiento De Firmas Regionales
Colombianas 1995-2000”, Informe final de Investigación financiada por
ESUMER y EAFIT. Medellín.
Corporación Mundial de la Mujer.
http://www.cmmmedellin.org/sitio/contenidos_mo.php?it=68, Consultado el 22
de febrero de 2012.
C R E A M E . h t t p s : / / w w w. c r e a m e . c o m . c o / i n d e x . p h p ? o p t i o n = c o m _
content&task=view&id=33
GÉNESIS (2009). “Diagnóstico organizacional de las Unidades de
Emprendimiento adscritas a Instituciones de Educación Superior del
Valle de Aburra”. Comfama y Cultura E. Medellín.
Holgín, Ana (2011). Entrevista de profundidad en CDE – UPB, 15 de abril.
Medellín.
IEBTA.
www.incubadora.org.co
INTERACTUAR.
http://www.interactuar.org.co/web/Inicio/tabid/36/Default.aspx.
(Consultado el 21de febrero de 2012)
Johnson, Peter (2004). “Differences in Regional Firm Formation Rates: A
Decomposition Analysis”. En: Entrepreneurship Theory And Practice.
Blackwell Publishing Limited.
Mayntz, Renate (2001). The State and civil society in modern governance.
En: VI Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y
de la Administración Pública, celebrado en Buenos Aires, Argentina, del
5 al 9 de noviembre.
Microempresas de Antioquia.
http://www.microempresasdeantioquia.org.co/corporativa.php (Consultado el
20 de febrero de 2012)
Morata, F. (2000). Políticas Públicas en la Unión Europea, Barcelona:
Ariel, 2000 (480 pp).

175
Memoria Encuentro EnvI-2016

Petrakis, P. E. (2005). “Growth, Entrepreneurship, Structural Change,
Time and Risk”. The Journal of American Academy of Bussines,
Cambridge, Vol. 7, No. 1.
Satyajit Chatterjee y Russell W. Cooper (1993). “Entry and Exit,
Product Variety and the Business Cycle”. Working Paper No. 4562.
National Bureau Of Economic Research. Cambridge.
Sierra, H. y Gaviria, M. (2005). “El Ciclo Económico Una Mirada Desde
La Región (el caso de Risaralda – Colombia 1980 – 2002)”, En:
Ensayos de Economía, Nº 26, Universidad Nacional, Medellín.
Vidal, J. & Prats J. (2005). “Gobernanza Diálogo Euro-Iberoamericano
Sobre El Buen Gobierno”. Madrid.
Yepes, M. (2011). Entrevista de profundidad en Desarrollo Empresarial
de Comfama, 10 de mayo, Medellín.
Zuccardi, Igor (2002). Los Ciclos Económicos Regionales en Colombia,
1986–2000. Revista Banco De La República, volumen LXXV, No 891,
Bogotá.

176
Memoria Encuentro EnvI-2016

Responsabilidad social y ética contable:
una aproximación teórica al modelo
de negocios del Contador Público

Diego Fernando Hernandez29
Feibert Alirio Guzmán Pérez30

Resumen

Esta investigación presenta como objetivo analizar la responsabilidad social
y ética del contador público basado en su modelo de negocios, enfatizando
el papel que tienen las instituciones de educación superior en la formación
de un profesional con competencias, para estructurar la teoría y la práctica
contable con miras a la elaboración del modelo. El estudio se fundamentó
metodológicamente en la revisión de literatura especializada en la materia
objeto de estudio, los resultados de la investigación demuestran la necesidad
de analizar al profesional contable para satisfacer los requerimientos de
un mercado objetivo, el cual debe tener en cuenta el problema vinculado
entre las competencias del contador y los usuarios del servicio desde otra
perspectiva distinta al positivismo. Asimismo, las nuevas tendencias en
las que se presentan los fenómenos contables exigen la formación de un
contador integral con capacidades para aplicar la norma y construir desde
la responsabilidad social y la ética un modelo de negocios.

29 Docente investigador de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Corporación
Universitaria Remington, integrante del grupo de investigación Capital Contable.

30 Docente investigador de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Corporación
Universitaria Remington, integrante del grupo de investigación Capital Contable.

177
Memoria Encuentro EnvI-2016

Introducción

A continuación, se presenta una aproximación teórica de responsabilidad
basada en dos variables, desde lo social y lo ético, con miras a obtener
un modelo de negocios para el contador público, partiendo desde sus
competencias alcanzadas desde la educación superior y llegando a la
comprensión de la necesidad de un modelo de negocios que satisfaga las
necesidades de sus usuarios y que genere beneficios económicos para el
profesional.
El trabajo se apoyó en la revisión de literatura especializada para
abordar de forma sistémica y razonable los planteamientos a través de la
responsabilidad social vistos en su contexto como profesional contable y
la responsabilidad ética teniendo como origen el ser, el saber y el hacer;
de tal manera que a partir de las variables mencionadas, y la correlación
existente entre ellas, el profesional en la contaduría pueda ver la necesidad
de desarrollar un modelo de negocios que le permita un autodiagnóstico
partiendo de sus propias competencias.
La anterior situación, revela la exigencia de preparar desde la academia
un profesional en el área contable con criterios básicos de responsabilidad
social y ética partiendo de sus competencias, que le permita además aplicar
sus conocimientos en un entorno globalizado con miras a la satisfacción de
sus usuarios.

Objetivo

Analizar la responsabilidad social y ética del contador público basado en
su modelo de negocios.

Métodos

Los elementos utilizados para la realización de este estudio fueron
básicamente la recopilación de información secundaria, producto de las
lecturas realizadas en temas desarrollados y discutidos por otros autores
con relación a nuestro objeto de estudio y de aspectos vivenciales obtenidos
con la participación de profesionales en Contaduría Pública en ejercicio,
ya sean personas naturales vinculados a empresas, personas naturales que
trabajan como independientes como también de personas jurídicas.

178
Memoria Encuentro EnvI-2016

Resultados y discusión
Al terminar este trabajo resulta que sí es necesario desarrollar un
modelo de negocios para el contador público, ya que con su experiencia
y competencias generales este profesional no tiene claro cuáles son sus
fortalezas para ofrecer un servicio adecuado a cada uno de los requerimientos
de sus usuarios o clientes y que además genere los beneficios económicos
esperados por su trabajo.

Conclusión

Se recomienda la creación de un modelo de negocios para los contadores
que les permita definir con claridad que va a ofrecer a un mercado activo,
cómo lo va a hacer, a quién se lo va a ofrecer, cómo se ofrece y de qué
manera generar sus ingresos.

Palabras clave: Contabilidad, ética, modelo de negocios,
responsabilidad social

179
Memoria Encuentro EnvI-2016

Aplicacion y diferenciación
de la Sistémica de Niklas Luhmann

Por Muganza Deogratias Musimbi31

Introducción

El concepto de Teoría viene del griego: τεωρια (theoria), del verbo τεωρειν
(theorein) que significa “observar”. El concepto de teoría se diferencia de las
expresiones de cuadro teórico, modelo teórico y acercamiento teórico. La
teoría se distancia de la expresión “el estado de la cuestión” o literature review.
Una teoría es un dispositivo conceptual que constituye una herramienta
potente para la solución de problemas fundamentales. La teoría sistémica
elaborada por Luhmann constituye el objeto del presente ensayo. Este último
se articulará en los siguientes puntos: los obstáculos epistemológicos, la
mutación semántica, los sistemas de función y de interacción. La literatura
contemporánea en las Ciencias Sociales abunda en otras elaboraciones
teóricas sistémicas. También es importante subrayar el hecho que ninguna
de las otras elaboraciones teóricas sistémicas se preocupó de producir de
manera sustancial una construcción teórica como lo hizo Luhmann.

Los obstáculos epistemológicos

La expresión de obstáculo epistemológico significa una anomalía en el
sentido de Kuhn. Pero la expresión en sí fue concebida por Bachelard. Una
anomalía que continúa su camino en la literatura científica aún cuando
la naturaleza haya violado la expectativa teórica de un paradigma. La

31 Ph. D. en Ciencias Sociales y Ph. D. en análisis économico, matemático y Estadístico
de fenómenos sociales.

181
Memoria Encuentro EnvI-2016

no percepción de una anomalía científica puede constituír un obstáculo
epistemológico. En las Ciencias normativas, las anomalías pueden ser de
orden conceptual o instrumental. Un paradigma puede definirse como un
modelo aceptado por la comunidad científica (Cf. Kuhn, 1969, 45-46). Un
paradigma indica a la vez la naturaleza de las cosas; cuál problema debe
ser resuelto ; y el trabajo empírico que se realiza para corresponder a los
presupuestos de la teoría paradigmática (IBID.).
Nosotros partimos de la constatación siguiente: la tradición sociológica
no dio hasta hoy día sino una teoría de la sociedad, es decir, la teoría general
del sistema de acciones de Parsons. Consideramos esta teoría como una
codificación del conocimiento de los clásicos o como una elaboración de
la comprensión conceptual de la acción con la ayuda de una metodología
de tablas cruzadas (Luhmann, citado enGiorgi, 19991, p.12). Después de
Parsons, la tradición sociológica no ha elaborado teorías susceptibles de
substituír al paradigma de acciones de Parsons.

La justificación epistemológica

El funcionalismo de Parsons que llamamos estructuralismo
funcionalista apunta a una serie de límites intrínsecos. Primero,
el concepto de función. Este concepto viene de las matemáticas. Es
considerada función aquella relación que implica dos conjuntos donde
un elemento del conjunto A tiene una y una sola correspondencia de
elemento en el segundo conjunto B. El estructuralismo funcionalista
postula que un sistema social puede cumplir con varias funciones en
un sistema social dado. La Sistémica reconoce que un sistema social
no puede tener sino una sola función. Respecto al concepto de función
se ve que hubo una confusión semántica. Al puesto del concepto de
función entraría el concepto de prestación.
Segundo, el estructuralismo funcionalista se encaja todavía en el
esquema de Todo y Partes. El Todo es igual a las partes y las partes
reunidas conforman el Todo. Este esquema consagra el principio de
causalidad lineal. En este esquema se considera que la variable X (causa)
influye sobre la variable Y (efecto). Se habla del grado de influencia y
de la intensidad de la misma, pero no se considera la mínima influencia
del entorno. De allá se resalta la debilidad explicativa del principio de
causalidad lineal. Al puesto del esquema de Todo y Partes se antepone
el esquema Sistema-Entorno. Este último consagra el principio de

182
Memoria Encuentro EnvI-2016

causalidad cibernética (causalidad circular). Aun se reconozca la
realidad de causa, se entiende siempre en un entorno dado. Un Sistema
es sistema de un entorno; como un entorno es siempre entorno de un
sistema. Entre las dos realidades hay una relación de coevolución.
Con todo eso se sale del modelo de pensamiento lineal para adoptar el
modelo de pensamiento circular.
Tercero, el estructuralismo funcionalista utiliza todavía el concepto
de observación en una semántica clásica, es decir, una operación de
observación que se declina en tres otras expresiones: observación no
sistemática, observación preparada y observación armada. Dentro
del concepto de observación en la semántica clásica se realizan tres
operaciones: la concepción de herramientas de observación, la
medición de herramientas de observación y la recolección de los datos.
La operación de observación implica un sujeto, una herramienta y un
objeto de observación. En la Sistémica se diferencia profundamente
el concepto de observación, en el sentido que se consideran dentro de
la operación de observación tres dimensiones: observación del primer
orden; observación del segundo orden y observación del tercer orden.
Sólo la observación del primer orden corresponde a la semántica clásica.
Cuarto, el paradigma de un sujeto epistemológico nuevo adaptado
a un nuevo tipo de racionalidad. La nueva racionalidad indica un
mecanismo de reflexión de la unidad de diferencias. Se suscribe aquí
en la Teoría de las diferencias. Esto es una conquista de la humanidad.
Hoy la Sistémica revela un ser humano considerado como sistema
psíquico autorreferencial. Ese ser humano que constituye el entorno
problemático del sistema social global.
Quinto, el concepto de sociedad que conoce una evolución semántica
sin precedente. La sociedad deja de ser concebida como un conjunto
constituido por hombres concretos y por relaciones tejidas entre ellos;
esa deja de ser concebida como un territorio delimitado por fronteras
intangibles y/o flexibles, o finalmente, esa deja de ser concebida como
grupos de hombres y mujeres o de territorios observables desde un
punto externo. Lo mismo las semánticas de Societas Civilis y de Corpus
Christi se revelan obsoletas. En la Sistémica, la sociedad toma una nueva
semántica. Eso es un sistema global que incluye los demás sistemas
sociales diferenciados. Dicho de otra manera, la sociedad es un sistema
social en el proceso de formación sistémica que produce diferenciaciones
funcionales. El derecho positivo se constituye en la estructura que rige
el sistema social global.

183
Memoria Encuentro EnvI-2016

El dispositivo conceptual
de la Sistémica

Se observa realmente una mutación semántica profunda. El dispositivo
conceptual de la Sistémica toma una distancia con la herencia conceptual
de los clásicos. Se trata de un lenguaje nuevo que surge de la interacción
entre la máquina y el ser humano. Se substituye el esquema sujeto-objeto
por el concepto de distinción. Se pasa de la construcción social de la
realidad a la realidad de la construcción. Esto está conectado a la teoría de
la comunicación, es decir, de los medios masivos que producen una realidad
sin obligación de consenso. La demarcación de fronteras entre los dos
dispositivos conceptuales está firmada por los conceptos de diferenciación
y de sistema. En los dos dispositivos conceptuales esos conceptos no
tienen la misma semántica. Dentro del dispositivo conceptual clásico se
encuentran muchos obstáculos epistemológicos como: la acepción de la
sociedad, de la preeminencia del input sobre el output; de la diferenciación
y del estructuralismo funcionalista. Por ejemplo, este último privilegia
la estructura en desfavor de la prestación funcional. El estructuralismo
funcionalista no problematiza el sentido de la función de estructuras y
el sentido de la formación de sistemas. El modelo input-output reenvía
al esquema de causa y efecto. La preeminente orientación hacia el input
debe ser substituida por la preeminente orientación hacia el output. Esto
significa la consideración de las consecuencias producidas por un sistema
social diferenciado. Un sistema social diferenciado debe focalizarse sobre
el control de confines del output. Un sistema debe ver en eso su problema
principal en la producción de algunos efectos que deben ser verificados
dentro de su entorno.

La mutación semántica sistémica

La sociedad es entendida como sistema comunicativo cerrado,
autopoiético, autorreferencial y complejo. El concepto de diferenciación
se entiende dentro del esquema sistema-entorno. El funcionalismo
estructuralista analiza la función de las estructuras sistémicas; formula
de manera crítica la función de la diferenciación de sistemas; y afronta la
función de algunas estructuras tales como el tiempo objetivado, la identidad,
la causalidad y/o la igualdad. El concepto de estructura se entiende como
una limitación de relaciones admitidas en el seno del sistema. La estructura

184
Memoria Encuentro EnvI-2016

sirve a seleccionar dentro de las alternativas posibles en el comportamiento.
La función de la estructura consiste en un fortalecimiento de la selectividad
a través de una doble selección. La Sistémica no reconoce que existe input
y output dentro de un sistema. Esa admite el principio de autopoiesis que
vuelve el sistema autónomo a nivel tanto estructural como operativo. Si
hay un momento en el cual la Sistémica admite el modelo input-output
es cuando se habla de procesos selectivos que se regularizan dentro del
sistema mismo. Los confines del input determinan un horizonte del pasado
mientras que los confines del output determinan un horizonte del futuro.
Las leyes causales no son capaces de explicar los sistemas por la simple
razón que los sistemas son necesarios para explicar las leyes causales.

La matriz semántica sistémica

La Sistémica se funda en algunos principios epistemológicos que
constituyen su matriz semántica. Aquellos principios son diferenciadores
de la Sistémica respecto al estructuralismo funcionalista.­

La distinción sistema-entorno

Es el concepto de forma que asegura la relación entre la distinción
sistema-entorno. La forma es forma de una distinción (Luhmann, citando
a Giorgi, 19991, p.17). Esa es una línea de demarcación que indica una
diferencia y obliga a explicar de qué parte se está cuando se asume que uno
se encuentra de un lado y donde se tiene que empezar si se quiere proceder
con nuevas operaciones. Los conceptos de sistema y de entorno constituyen
las dos partes del concepto de forma porque la distinción sistema-entorno
es la forma de observación y de descripción de la teoría de sistemas. Un
sistema procede selectivamente en contacto con sus entornos variables.
El sistema tiene la capacidad de percibir y de neutralizar las eventuales
transformaciones de un entorno variable. La estructura de un sistema
sirve a reducir la complejidad del sistema; mientras que la estructura del
entorno sirve a reducir la complejidad del mundo. Una estructura sistémica
indica la elección de posibilidades; esa transforma lo arbitrario en algo
determinable y lo ancho a lo que es estrecho.
Los autores clásicos entienden por sistema un medio de ordenar y de
clasificar los conocimientos. Ellos hablaban de sistema clasificatorio o de
un tejido de relaciones que ordenan las diferentes partes dentro de un
Todo. En la Sistémica, el concepto de sistema se refiere definitivamente a

185
Memoria Encuentro EnvI-2016

los procesos reales, a las acciones dentro de las Ciencias Sociales y se define
como un ordenamiento de acciones respecto a un entorno extremamente
complejo, incontrolable, fluctuante diversamente, es relativamente sencillo
y constante (Luhmann, 19782, p.148).
El concepto de sistema no puede ni ser aislado ni separado del concepto
de entorno. Un sistema no puede darse independientemente de su entorno.
Esto confirma la interdependencia recíproca entre el sistema y el entorno.
Un sistema es limitado por confines; mientras que el entorno es limitado
por horizontes que se extienden en la medida que crece la complejidad de
un sistema dado (Baraldi, et al., 1997, p.211).

El principio de autopoiesis y
de autorreferencialidad

Un sistema social es autopoiético, quiere decir que no admite ni input
ni output de elementos en su seno. Eso hace que el sistema mantenga
su autonomía estructural y operativa. El concepto de autopoiesis se
conecta al concepto de autorreferencialidad. La autorreferencialidad de
un sistema implica una clausura operacional que no significa aislamiento
causal o una falta de contacto. Un sistema autopoiético produce él mismo
sus propias estructuras y relaciones que necesita para constituirse. Esas
relaciones pueden ser informaciones o distinciones (Luhmann, citado
por Giorgi, 1999, p.21- 22). La operación sistémica autopoiética típica
se realiza a través de la comunicación. Esta última es una operación
esencialmente social porque esa supone el concurso de un cierto número
de sistemas de conciencia particular. La autonomía de un sistema social
diferenciado significa que el mismo sistema autoregula las formas de su
propia dependencia y de su propia independencia respecto al sistema
global. La autonomía sistémica quiere decir que un sistema mismo debe
defenderse contra los condicionamientos inoportunos de entornos y
contra los demás sistemas parciales del sistema global.

El principio de reflexividad sistémica

Este principio sugiere la idea de que un procedimiento debe ser aplicado
sobre el mismo o sobre un procedimiento de la misma naturaleza antes
de ser aplicado de manera definitiva sobre otros procedimientos similares
o no. El principio de reflexividad sistémica conduce a las teorías de la

186
Memoria Encuentro EnvI-2016

reflexión de sistemas de funciones. Estas últimas se fundamentan sobre la
superioridad de la diferenciación funcional. El principio de reflexividad
aplicado a un sistema autopoiético diferenciado realiza simultáneamente
tres operaciones sistémicas: observación de sus propias operaciones,
observación de su propia observación y observación del sistema mismo
(Luhmann, 1983, p.122).

El principio de clausura operacional
y de la unión estructural

El principio de clausura operacional reenvía a la autorreferencialidad
de un sistema diferenciado. La clausura operacional permite al sistema
aumentar la propia complejidad. Un sistema que logre un nivel alto
de complejidad especifica las modalidades en las cuales eso reacciona
a su entorno y establece igualmente las condiciones requeridas para su
indiferencia, una indiferencia debida a su propia autopoiesis (Luhmann,
1990, p.109). La unión estructural adviene sólo a nivel de prestaciones
entre sistemas diferenciados del sistema global y entre sistemas parciales.
La unión estructural que tiene que ver con las prestaciones sistémicas se
llama irritación; mientras que la unión estructural que tiene que ver con
la función sistémica se llama auto irritación. Hay que señalar el caso de la
unión estructural que se verifica en una relación de dependencia recíproca
entre sistemas diferenciados psíquicos y se llama interpenetración
sistémica.

El principio de inclusión

El principio de inclusión indica la inclusión de la población entera
dentro de prestaciones de sistemas funcionales de la sociedad. La
inclusión no puede ser más que parcial. El principio de inclusión puede
nombrarse libertad e igualdad. El principio de inclusión bajo el aspecto
de libertad significa que la correlación de personas a la sociedad reposa
sobre la combinación de autoselección y heteroselección y no más
sobre la estructura de la sociedad (Luhmann, 1983, p.58). La inclusión
bajo el aspecto de igualdad reenvía a los únicos principios de inclusión
reconocidos y fijados por el sistema de funciones. En la Sistémica, el
principio de inclusión substituye la solidaridad fundada sobre el hecho
de pertenecer solo a un grupo determinado.

187
Memoria Encuentro EnvI-2016

El código binario diferenciado

Un sistema diferenciado de función es un sistema teleológico. En este
caso, dicho sistema reenvía cada una de sus operaciones a una distinción
de dos valores, quiere decir, a un código binario que asegura una
comunicación osmótica que a su vez pasa de un valor dado a un valor
opuesto. La autopoiesis de un sistema de función diferenciado se realiza
a través de un código binario. La distinción entre la autorreferencia y la
heteroreferencia se encuentra de manera ortogonal respecto al código
binario. La preeminencia de la diferenciación funcional es la forma de
la sociedad tomada en el sentido de la diferencia a través de la cual la
sociedad contemporánea realiza en su seno la unidad; la distinción que
esa opera cuando observa su propia unidad como unidad fundada sobre
lo que es distinto. La función sistémica del código binario se encuentra
en el rechazo de alternativas terceras aun si fueran probables. El código
binario reconoce el principio del tercero excluido. Con base en la cláusula
operacional, el código binario puede desembocar en la diferenciación de
un sistema autopoiético. Un código binario es una distinción a través de
la cual un sistema autopoiético observa sus propias operaciones sistémicas.
El código binario identifica y selecciona sus propias operaciones que
contribuyen o no a la reproducción sistémica. La unidad del código binario
es la distinción de la forma que consiste en el hecho de que no se puede
pensar separadamente una parte de la distinción sin pensar al mismo
momento a la otra. La simplificación binaria hace posible y de manera
recíproca la inclusión del valor opuesto. El concepto de valor indica a la
vez la identidad y la diferencia. Hay que mencionar también la expresión
de la codificación secundaria que es un reenvío a un código específico. Si
el código binario indica las condiciones de posibilidades, la codificación
secundaria específica el símbolo.

La acepción de la diferenciación

Al fin del siglo XIX, el concepto de diferenciación permitió a la
Sociología abandonar las teorías de tendencias evolucionistas; y permitió a
muchos autores clásicos plantear sus teorías. Se puede mencionar: la teoría
general del sistema (Parsons); las bases del análisis de la plata (Simmel); la
reflexión sobre las transformaciones de formas de solidaridad (Durkheim);
el desarrollo de la teoría de racionalidad (Weber), entre otras. El principio
de diferenciación se encaja en el esquema de sistema a sistema, de sujeto

188
Memoria Encuentro EnvI-2016

a sujeto y de Todo a Partes. A bien observar, el concepto de diferenciación
toma la semántica de división de trabajo social, de estratificación social,
entre otras. Nadie se acordó de pensar que ése concepto pudiera significar
el crecimiento de la complejidad sistémica. En la Sistémica elaborada por
Luhmann, el concepto de diferenciación cobra sentido en el esquema de
Sistema-Entorno y el esquema sujeto a sujeto se substituye al concepto de
distinción.
Diferenciación de sistemas no es otra cosa que la formación renovada de
un sistema, aplicación de la formación del sistema a su propio resultado. El
sistema dentro del cual se forman otros sistemas logra reconstruirse a través
de una ulterior distinción entre sistema y entorno. Visto a partir del sistema
parcial, el resto del sistema complejo es considerado como un entorno.
Respecto al sistema parcial, el sistema total aparece entonces como unidad
de la diferenciación entre sistema parcial y entorno del sistema parcial. En
otras palabras, la diferenciación del sistema genera entornos internos al
sistema (Luhmann, - De Giorgi, 1999, p.249).
En Sistémica se distinguen cuatro tipos de formas de diferenciación:
segmentaria, de distinción centro-periferia, estratificada y funcional. La
diferenciación segmentaria se caracteriza por la igualdad de sistemas
parciales de la sociedad. La diferenciación de distinción centro-periferia
admite la desigualdad entre los sistemas parciales. La diferenciación
estratificada se caracteriza por la desigualdad de rangos entre los
sistemas parciales. La diferenciación funcional admite al mismo tiempo
la desigualdad y la igualdad entre los sistemas parciales (ID., p.155). Las
cuatro formas de diferenciación se fundamentan sobre dos conceptos
esenciales: la igualdad y la desigualdad. La igualdad y la desigualdad se
aplicaban a las relaciones de sistema a sistema y determinaban de esta
manera la forma de integración en las sociedades premodernas.

La preeminencia del input sobre el output

En la tradición sociológica clásica, el modelo input-output reenvía al
esquema de causa a efecto. Sobre las bases del principio de causalidad
lineal, las Ciencias Sociales edificaron, siguiendo el modelo de las Ciencias
Exactas, el sistema de variables. El análisis funcional privilegia el modelo
de causalidad basada sobre el estudio meticuloso de interacción que se
efectúa al interno de variables previamente escogidas por el investigador. Se
tratan a menudo de variables dependientes, independientes, alternativas,
intervinientes, estructurales, demográficas, agregadas, territoriales,

189
Memoria Encuentro EnvI-2016

políticas, económicas, culturales, visuales, entre otras. La introducción de
variables de control da la posibilidad al científico de aislar algunas variables
para averiguar de esta manera el grado de intensidad y de influencia y/o
de correlación entre las variables del fenómeno objeto de estudio.
En la Sistémica se asume el hecho que no hay ni input ni output de
elementos dentro del sistema. Por eso se recurre al concepto de autopoiesis.
Un sistema autopoiético es a la vez autónomo en el plan estructural y en
el plan operacional (ID., p.22). El modelo input-output no tiene sentido en
la Sistémica sino en la medida en la cual se aplica los procesos selectivos
que se compenetran, se entrecruzan y se regularizan en el seno del sistema
(Luhmann, 1983, p.154). Los confines del input determinan el horizonte
del pasado mientras los confines del output indican el horizonte del futuro
de un sistema dado. Solo en este sentido que la Sistémica recurre al modelo
input-output. La Sistémica puede explicar las leyes de causalidad pero las
leyes causales no pueden explicar los sistemas. La Sistémica incluye en su
seno las leyes causales (ID., p.153).
La preeminente orientación hacia el input debe ser substituida por la
primacía de la orientación hacia el output. Este último quiere indicar
las consecuencias producidas por un sistema social diferenciado. Son los
confines del output que deben ser controlados (Luhmann, 1978, p.69-
71). Un sistema diferenciado cuya atención es orientada hacia el control
de confines del input ejercita su función sistémica indiferentemente
de consecuencias que pudieran producirse. Mientras que un sistema
diferenciado cuya atención es focalizada sobre los confines del output ve
el problema principal en la producción de algunos efectos que deben ser
averiguados en su entorno (ID., p.62).

El concepto de estructura social

En la Sistémica, el concepto de estructura indica el mecanismo a la
vez selectivo y selector de alternativas potencialmente realizables según
la bondad de entornos, es decir, alternativas rendidas probables y posibles
por los entornos determinados (Febbrazo citado por Luhmann, 1990). La
función sistémica por la cual la estructura social se diferenció reside en la
simplificación de la complejidad de sistemas sociales diferenciados. Para la
teoría evolucionista avanza el hecho de que los cambios sociales advienen
con la evolución de la semántica social culta, es decir, en el hecho de la
transformación del patrimonio conceptual o ideal de un lado; y del otro,
con la diferenciación que hace cambiar la estructura social (Luhmann,

190
Memoria Encuentro EnvI-2016

1983, p.42). Una vez que se ponen en evidencia los signos precursores de la
evolución de la estructura social, hay que asegurarse que la diferenciación
de funciones sistémicas de la variación, de la selección y de la estabilización
de estructuras sociales sistémicas sea garantizada. Para que todo aquello
ocurra, los diferentes entornos exteriores de sistemas interesados deben
posibilitar las forjadas posibles y soportables de las funciones de la
evolución de la estructura social. Tanto los mecanismos de variación
cuanto los de selección de la estructura social deben ambos ser endógenos
respecto a los sistemas diferenciados. La función de estabilización se realiza
a través de la diferenciación de un sistema social que es atento a su propia
conservación y reproducción de los logros evolutivos del mismo sistema.
El momento crucial del cambio de la estructura social desde la Sistémica
es la diferenciación funcional (ID., p.41-42). Hay una conexión entre los
cambios de la estructura social o socio estructural y la evolución semántica.
En otras palabras, se puede hablar del concepto de covariación entre las
estructuras sociales y la semántica (ID., p.11-13). Por semántica entendemos
definitivamente un sentido generalizado a un nivel más elevado y disponible
de manera relativamente independiente de la situación (ID., p.17). Aquí es
importante señalar la distinción entre la semántica culta y la semántica
del sentido común. Es definitivamente la semántica culta que da origen al
arranque del desarrollo y transformación del patrimonio de las ideas (ID.,
p.17-18).

Conclusión

El objetivo del presente ensayo era rendir cuenta de la diferenciación
que advino entre la teoría funcionalista (estructuralismo funcionalista)
de Talcott Parsons y la teoría de sistemas sociales (funcionalismo
estructuralista) de Niklas Luhmann. Inicialmente, Luhmann es jurista.
Se encuentra con Parsons en Los Estados Unidos de América donde
fue su alumno. De regreso a Alemania, Luhmann elabora una teoría
contrapuesta a la teoría de su maestro, Parsons. En Alemania, Luhmann
recibe la misión de preparar y presentar la propuesta de la reforma del
sistema administrativo alemán. Lo que es Alemania hoy, e indirectamente,
la Unión Europea a nivel administrativo es fruto de la Sistémica elaborada
por Luhmann. Siguiendo los senderos del maestro Niklas Luhmann,
nosotros queremos ver ¿en qué modo se puede aplicar la Sistémica en
los procesos de transformación del sistema administrativo colombiano?
Queremos también que se institucionalice un seminario anual de la

191
Memoria Encuentro EnvI-2016

Sistémica de Luhmann en la Universidad de Envigado. Luhmann tuvo
muchos contactos en América Latina (México y Chile). Ahora, Colombia
está presente a la cita con Luhmann.

Bibliografía

Baraldi, al., (1977), Luhmann in glosario. I concetti fondamentali della
teoría dei sistema social, Milano, Angeli.
Febbrazo In Luhmann, (1990). Le trasformazioni dello Stato
tendenze del dibattito in Germania e in USA, La nuova Italia
Editrice.
T. S. Kuhn, (1999). La struttura delle rivoluzioni scientifiche, Torino,
Einaudi.
N. Luhmann, (1978) Stato di diritto e sistema sociale, Napoli, Guida
Editori.
N. Luhmann, (1978), Sistema giuridico e dogmatica giuridica,
Bologna, Il Mulino.
N. Luhmann, (1983), Illuminismo Sociológico, Milano, Il Saggiatore.
N. Luhmann, (1983), Struttura della società e semántica, Roma-Bari,
Laterza.
N. Luhmann, (1983), Teoria política nelle Stato del Benessere,
Milano, Angeli.
N. Luhmann, (1990), Sistemi social. Fondamenti de una teoría
generale, Bologna, Il Mulino.
Luhmann, (1990), Differenciazione del diritto, Bologna, Il Mulino.
Luhmann, (1999), Teoria della società, Milano, Angeli.

192
Memoria Encuentro EnvI-2016

Reseña del libro
Cultura del conocimiento:
una búsqueda que da sentido

Si tuviéramos que dar una sola razón para recomendar la lectura del
libro Cultura del conocimiento, una búsqueda que da sentido, del Magister en
educación de la Pontificia Universidad Javeriana, Rogelio de Jesús Cárdenas
Londoño, publicado en Medellín (2016, 298 páginas), sin duda sería una
apuesta decidida por dar cuenta del camino que hay que recorrer para la
construcción de la cultura del conocimiento, a partir de sus experiencias
como profesor de Epistemología, Métodos de Investigación, Seminario
de Investigación y asesorías en la elaboración de trabajos de grado. El
autor plantea algunas de las perspectivas que proponen los elementos y las
herramientas del conocimiento para hacer de ellos una forma de vida y un
hábito consuetudinario en los actores principales del acto educativo y para
quienes tienen como arte el oficio de ser maestros.
En este recorrido el autor insiste, con el riesgo de aparecer ingenuo, en la
relación entre las habilidades del pensamiento y las competencias que cada
profesional debe manejar para lograr su desempeño laboral acorde a ese su
perfil de formación. Ahora bien, la suma de estos dos parámetros constituye
la cara objetiva de la cultura del conocimiento, puesto que ésta es como una
medalla de dos caras: el querer hacer y el saber hacer. De igual forma este
texto analiza el impacto que las herramientas del conocimiento generan
en las comunidades académicas y muestra el cómo se ven en relación con
los procesos de aprendizaje. Así mismo, hace un recorrido por las distintas
formas de medir lo aprendido como lo enseñado, y finaliza, insinuando
algunas pistas de trabajo, a partir de cada uno de los énfasis aplicados en
la enseñanza de las materias que están bajo la responsabilidad del docente.
Los capítulos que estructuran este texto, revelan una notoria riqueza
disciplinar, temática y metodológica, que es propia del campo de las
Ciencias Empresariales, la Administración de los Negocios Internacionales

193
Memoria Encuentro EnvI-2016

y la Contabilidad; también revelan una multiplicidad de experiencias, la
mayoría de ellas ocurridas en el ámbito de las Instituciones de Educación
Superior, que señalan la complejidad de nuestra realidad territorial y del
mundo del conocimiento. Esta notable variedad de temáticas problémicas
de perspectivas y tendencias son una invitación para comprender los
procesos investigativos a los que se está adscrito y que hacen parte de
la línea de investigación en fundamentación epistemológica, el área de
interés, e igualmente, constituye una valiosa oportunidad para conversar y
dialogar en términos de las necesidades de aprendizaje en una institución
joven como es la Institución Universitaria de Envigado (IUE).
El tiempo dirá si este libro sirve de herramienta para alterar el discurso y
la práctica pedagógica y didáctica al interior de las ciencias empresariales
como intenta su autor, sin embargo, lo que sí se puede afirmar ya es
que constituye un excelente instrumento para estimular el debate sobre
cómo ganar espacios para una agenda que promueva la fundamentación
epistemológica en el campo de interés personal y profesional.

194
Memoria Encuentro EnvI-2016

Red de semilleros de investigación
en el campo de las ciencias contables
Por coordinadores de los semilleros del campo contable
Rogelio de Jesús Cárdenas Londoño (IUE), Diego Hernández (CUR),
Carmen Elena Mosquera Moreno (FUMC), Diego Fernando Restrepo
Duque (UNAULA), Iván Darío Lara Herrera (CUA), Gloria Stella Mesa
Velásquez (EAFIT).

Consúltenos: http://redsicon.wixsite.com/misitio

Concepción de Red de Semilleros de Investigación

Un entramado de buenas relaciones que cooperan para crecer en
armonía y con una visión de construcción de comunidad científica, técnica
y tecnológica, que el país necesita y la región reclama. Unidad básica
y estrategia natural de formación en el pensamiento científico desde el
cual se asume el compromiso de pensar crítica, creativa, política, ética y
humanísticamente para contribuir a la formación integral de estudiantes
de pregrado en el campo contable comprometidos con el desarrollo del
país.

Objetivo

Promover la formación científica de los estudiantes de pregrado de
Contaduría Pública a partir de la creación de la Red de Semilleros de
Investigación en aras de desarrollar el espíritu de asombro, y promover la
iniciativa por construir una sociedad del conocimiento, en tanto esté en
capacidad de generar conocimiento sobre su realidad y su entorno, y a la
vez, pueda utilizar dicho conocimiento en el proceso de concebir, forjar y

195
Memoria Encuentro EnvI-2016

construir su futuro. Así mismo, donde el conocimiento lo convierta no sólo
en instrumento para explicar y comprender la realidad, sino también en
motor de desarrollo y actor dinamizador del cambio social.

Específicos

Crear un espacio de encuentro para las experiencias de formación en
investigación y promover el espíritu de la ciencia.
Visibilizar las estrategias de formación científica y de investigación para
generar cultura de generación de conocimiento científico.
Fortalecer los semilleros de investigación como estrategia de formación
privilegiada en función de la promoción del programa de jóvenes
investigadores.
Sensibilizar a los participantes en las habilidades y conocimientos
referentes a los procesos de investigación científica, de tal forma que se
desmitifique el quehacer científico y se posibilite a los participantes identificar
y usar herramientas para el desarrollo de proyectos de investigación desde
el pregrado.

Agenda de Trabajo Colaborativo e Interinstitucional

Encuentro de coordinadores de semilleros del campo contable.
Estructuración de plan de necesidades de formación.
Diseño y montaje de una estructura funcional de constitución de la Red
de Semilleros de Investigación en el campo contable.
Caracterización de prácticas exitosas que nos ayuden a configurar una
metódica de la gestión de la innovación instruccional en el campo contable.
Promoción de actividades propias del campo de la investigación
formativa que ayude a dinamizar las iniciativas y propuestas de forma
conjunta y colaborativa e interinstitucional.
Encuentros de grupos y semilleros de investigación en el ámbito regional
y local.
Proporcionar los conceptos generales de la metodología de investigación,
como una herramienta útil y pertinente para la solución de los problemas
de las organizaciones y como una emergencia para el desarrollo de la
disciplina contable.
Establecer un plan de formación en investigación para los integrantes de
los semilleros de forma interdisciplinar e interinstitucional.

196
Memoria Encuentro EnvI-2016

Líneas de Trabajo Colaborativo

Pasantías y encuentros entre semilleros del campo contable y empresarial.
Proyectos de trabajo colaborativo interdisciplinar e interinstitucional.
Encuentros periódicos que contribuyan a formular una Agenda
Investigativa alrededor de las líneas de investigación sobre fundamentación
epistemológica de lo contable.
Preparación y asistencia a encuentros regionales, nacionales e
internacionales en el campo contable.
Encuentro de profesores investigadores que hacen parte de la red y que
tienen una línea de trabajo de interés personal y profesional.

Justificación de la Red de Semilleros de Investigación
en el Campo Contable

Justifica conformar una Red de Semilleros de Investigación en el campo
de las ciencias contables y en el enfoque de la línea de fundamentación
epistemológica en virtud de las transformaciones del mundo contemporáneo,
con sus redes informacionales, las variaciones del orden geopolítico y los
nuevos ritmos que deben atender los países, pues obligan a una adecuación
de los modos de hacer ciencia. Configurar una comunidad científica,
satisfacer las demandas de una “ciencia global”, formar investigadores con
capacidad de trabajo interactivo, fortalecer la calidad científica de nuestras
universidades, ya no se puede hacer un trabajo solo, separado o aislado,
se deben fomentar las alianzas y las interacciones, se debe fomentar el
trabajar con otros, en especial amigos que compartan el querer encontrar
la naturaleza del corpus de conocimientos de la ciencia de nuestra
preferencia, o de encontrar formas distintas de construir conocimiento,
válido y legítimo, primero para nosotros, luego para los demás.
Nuestras universidades están convencidasde que la investigación es la
estrategia central para garantizar la supervivencia.
Por eso el impulsar la conformación de una Red de Semilleros en
el campo contable, es a partir de la convicción de la necesidad de
ejercitarnos en un nuevo estilo de trabajo: en grupos y en semilleros,
mediados por la colaboración y la ayuda mutua, para entender lo que
significa trabajar juntos, de forma solidaria y cooperada. El compartir
una agenda que está en función de unas líneas de trabajo (líneas de
investigación), y con temas de interés personal, profesional y laboral, que

197
Memoria Encuentro EnvI-2016

estarán buscando el fundamento, entendido como ese principio y cimiento
en que estriba y sobre el que se apoya un edificio conceptual y teórico, que
buscará definir el saber (contable) y, asimismo, apropiar los conceptos de
forma relacionada, identificar sus fuentes, y tener criterios técnicos para
decidir cómo se hace lo que se hace, y en qué relación exacta está el que
conoce con el objeto que conoce.
Con esta modalidad de trabajo en semillas, se hace posible lo que para
los investigadores aislados no funciona: integrar los conocimientos y las
dimensiones clásicas del quehacer universitario, búsquedas comunes para
logros mejores. Y esto solo es posible si se tienen fundamentos conceptuales,
teóricos, metodológicos y axiológicos.
Este camino trazado es producto de los sueños de una región como la
antioqueña conformada por estudiantes, docentes, egresados y funcionarios,
que establecen el componente educativo, como la herramienta eficaz
para cultivar mejores personas y hacer de estos futuros profesionales seres
humanos íntegros y líderes, que promuevan el respeto por el otro y la
dignidad humana.

Impacto y Pertinencia
Construcción de comunidad académica y científica.
Promoción y fortalecimiento de estrategias de formación en investigación
formativa.
Promoción de formación científica en pregrado en las instituciones de
educación superior de la región.
Apoyo a los procesos de acreditación institucional y de los programas.
Promoción de la cultura del relevo generacional.
Estrategias de cualificación docente.
Fortalecimiento de las estrategias de formación científica, formación en
investigación e investigación formativa.

Intencionalidad
Nos reconocemos entonces en cada una de sus acciones encaminadas
a consolidar la cultura investigativa, mediante la articulación docencia-
investigación-proyección social, la formación permanente del talento
humano y la producción académica, científica y tecnológica con pertinencia
social y ética, conforme a las condiciones de calidad, que posibilitan
permear y transformar los actuales currículos contables respondiendo a la
formación integral del futuro profesional. Conscientes de este compromiso
trabajamos de manera integrada al quehacer de los diferentes grupos

198
Memoria Encuentro EnvI-2016

de investigación que nos apoyan y de las líneas de investigación que nos
orientan y nos sirven de referente para la construcción de este gran sueño
hecho realidad a través de la red de semilleros de investigación en
el campo de las ciencias contables, REDSICON.

Responsables

Rogelio De Jesús Cárdenas Londoño, Institución Universitaria de
Envigado.
Diego Hernández, UniRemington.

Miembros de los grupos de investigación:
GICE-IUE, GIECOR-CUR, GICOR-UNAULA, CONTAR-
FUMC, GIIF-EAFIT
Grupo de investigación Ciencias Empresariales, GICE- IUE
Grupo de Información y Gestión-GIIF-EAFIT.
Grupo de Investigación en estudios contables- GIECOR-CUR-
Grupo de investigación CONTAR-FUMC.
Grupo de investigación en Contabilidad y Organizaciones
GICOR-UNAULA.

199