De las condiciones del vehículo y el piloto: se establece la obligatoriedad

de los propietarios de los vehículos, a realizar las gestiones de efectuar a su
costa una modificación mecánica en la bomba de inyección para que el mismo
desarrolle un límite máximo de velocidad de ochenta kilómetros por hora, el
costo por la modificación a que se hace referencia por ningún motivo podrá ser
trasladado al usuario del servicio, presentando en el mes de abril del año dos
mil diecisiete, el certificado de inspección extendido por el Departamento de
Transito de la Dirección General de la Policía Nacional Civil, en donde conste la
modificación realizada al vehículo. El vehículo automotor deberá tener las
llantas en condiciones de seguridad, se deberá conducir con la diligencia y
precaución necesarias para evitar todo daño propio o ajeno, cuidando de no
poner en peligro, tanto al mismo conductor, como a los demás ocupantes del
vehículo y al resto de los usuarios en la vía publica, queda prohibido conducir
utilizando auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de
sonido, asimismo está prohibido el uso de teléfonos, radios comunicadores u
otros aparatos similares mientras el vehículo está en marcha, a no ser que para
operarlos no sea necesario utilizar las manos.