De incidentes. Arts. 280 a 287 de la LCQ.

En materia concursal, bajo el rubro incidente se comprende un tipo de procedimiento tipo,
previsto para servir de marco ritual dentro del que deben encarrilarse todas las pretensiones que
se suscitan entre el concursado, el síndico
y los acreedores, este proceso, corre una
suerte de plazo abreviado, con
posibilidades de audiencia y prueba,
adaptable a todas las condiciones
relacionadas con el objeto principal del
concurso, y que no tengan un trámite específico distinto regulado con la misma ley concursal, si la
cuestión a ventilar tiene ya un trámite diferenciado (como por ejemplo, la verificación tempestiva
de créditos, la cual puede ser solicitada dentro del plazo fijado en la sentencia de apertura
concursal), o si no guarda relación con el objeto principal del concurso, este procedimiento
abreviado resulta inaplicable. En otras palabras el incidente es Proceso ordinario sumarísimo y
accesorio que se constituye diferente del principal asunto del proceso, pero relacionada
directamente con él, que se ventila y se decide por separado en un auto, a veces sin suspender el
curso del proceso principal y otras suspendiéndolo, caso éste en que se le denomina de "previo y
especial pronunciamiento”.

Los incidentes nacen de las excepciones previas y perentorias, de peticiones de Medidas
Precautorias, de tachas, de la citación por evicción, de la petición del beneficio de gratuidad, de la
solicitud de acumulación de autos, etc.

Caracteres:

- Accesoriedad: Está ligada al proceso
principal.
- No interrumpe el proceso principal.
- Es medio de defensa relativo a la
personalidad del alguna de las partes
por hechos ocurridos después de
presentada la demanda.
- Incidentes normales. Aquellos que no
suspenden el proceso principal. Son la
regla.

Si el juez estima improcedente la petición de apertura del proceso de trámite, debe rechazarla.
La resolución es apelable al solo efecto devolutivo.

En la demanda incidental, debe ofrecerse toda la prueba, y acompañarse los documentos de los
que quisiera servirse el incidentista y tuviese a su disposición al momento de demandar. El juez
debe realizar un juicio preliminar de admisibilidad formal de la pretensión de sustanciar incidente
concursal, si estima que la petición es improcedente no debe sustanciarla, rechazándola sin más
trámite (análisis liminar de admisibilidad formal), esta resolución es apelable al solo efecto
devolutivo.

Con la sustanciación del incidente, el trámite prosigue con el traslado a la parte contraria del
incidentista, para que conteste la demanda, el plazo, si bien no se menciona en el decreto que
ordena correr el traslado, es de diez días hábiles judiciales. La notificación del traslado de la
demanda siempre debe hacerse por cédula. Al igual que la demanda, la contestación a ésta debe
hacerse ofreciendo toda prueba de la que intente valerse el demandado, quien también debe
acompañar los documentos probatorios ofrecidos que estuviesen a su disposición a la época de
responder.

La producción de las pruebas ofrecidas debe hacerse dentro del plazo máximo de veinte días
hábiles judiciales, contados a partir del momento que el juez dictamine.

Como habíamos planteado con anterioridad, el juez tiene amplias facultades, algunas de ellas:

lo que implica la pérdida de la posibilidad de producirla. La acumulación de planteamientos incidentales de causa común y conocimiento contemporáneo. apreciables por el juez al regular los honorarios respectivos. y las partes lo consienten. Si el juez designa uno. en el sentido de que los reemplazables son los dos restantes. En la regulación de los honorarios y créditos (art.283. El juez quien designa de oficio tres peritos. Respecto a los testigos y a su restricción de cupo. si estima que no es necesaria la producción de la faltante. En los demás incidentes concursales. LCQ). es apelable al solo efecto devolutivo. la prueba pericial será practicada por un solo perito. Puede establecer un plazo más breve al período probatorio. . dictada durante el trámite incidental es inapelable. La parte agraviada puede solicitar al tribunal de alzada que la revoque. En la designación de tres peritos. con otros dos propuestos conjuntamente dentro de los dos días posteriores a la designación del primero. . En la resolución judicial de rechazo liminar de la pretensión de formar incidente concursal. debe aclarar cuál es el primero de ellos. En los dictámenes de prueba pericial (art. un porcentaje de la totalidad que se regula por el juicio principal en los procesos comunes (no concursales). aun cuando ella no estuviese diligenciada en su totalidad. . La base de cálculo dependerá de las circunstancias de cada caso incidental. se explica por razones de economía y celeridad procesal (art.286). en las verificaciones tardías y en el recurso de revisión contra las resoluciones de admisibilidad o inadmisibilidad de verificaciones tempestivas. Toda resolución judicial que pone fin al incidente (el sustanciado) es apelable. postulando ello dentro del recurso de apelación contra la sentencia que pone fin al incidente respectivo. 247). el número de peritos debe ser uno o tres según las diversas circunstancias: . y las partes hicieran uso del derecho de sustituir a dos de ellos. y por ende la consiguiente decisión judicial única que derivará de ella. . se aplica la alícuota prevista en las leyes arancelarias locales para incidentes. . Puede dictar resolución antes de vencido el plazo de prueba. 284. la alícuota aplicable sería la misma. La apelación es admisible cualquiera que fuese el sentido de la sentencia incidental. Esta es por lo general. Cualquier otra resolución. tienden a realizar los principios de economía y celeridad que postula la legislación en los procesos concursales (art. en relación y efecto suspensivo. Puede declarar de oficio la negligencia de la prueba no producida en tiempo. presente ley).

en defecto de convención expresa de las partes. ha de ser este último. las regulaciones están regidas por el derecho común y por aquellas disposiciones legales arancelarias. No corresponde regular honorarios al síndico ni a su letrado patrocinante por la labor desempeñada en la verificación tempestiva de créditos. si hay divergencia entre el crédito insinuado y el importe verificado. como base. en la verificación tardía de los mismos o en los juicios de conocimientos proseguidos a opción del actor conforme al art. 21. para regular estos honorarios. . inciso primero. No olvidemos que la etapa extrajudicial de la verificación tempestiva de créditos. ni tampoco por las etapas recursivas de ninguno de esos trámites. carece de previsión normativa en la ley concursal acerca de la regulación de honorarios que pudiera corresponder a los letrados intervinientes. caso en el que ha de tomarse como quantum para aplicación de la escala arancelaria a dicha mitad. salvo cuando el fuese inferior a la mitad del monto insinuado. de tal forma. El monto a tener en cuenta. sea que las costas se impusieran o no al verificante.